Page 1

BOLETIN OFICIAL DE AMEC • CASA DE ALABANZA 14 de julio de 2019 • Volumen XIV • No. 700

L

os arrestos efectuados esta semana por las agencias de ley y orden del gobierno federal forman parte de la crónica de una muerte anunciada. Movidos por el Espíritu Santo y durante la celebración de la semana santa del 2016 advertimos a algunos de los entonces candidatos que esto les sucedería si no tomaban la decisión de alejar de sus círculos de influencias a algunas personas que les rodeaban.

E

s de conocimiento general que el arresto de las funcionarias a cargo del Departamento de Educación y de la Administración de Seguros de Salud de PR, así como otros ciudadanos relacionados con los esquemas de fraude de los que se les acusa, es tan solo la punta de un “iceberg.” Es también conocido por todos que esta masa fría, de robos, de apropiaciones ilegales, de conspiración y enriquecimiento ilícito, de “quid pro quo” y de “pay for play,” no posee sentimientos, emociones, ni se inmuta ante los dolores y las angustias que sufren aquellos que fueron despojados de sus oportunidades educativas y de su salud. Para estas personas el mundo se conjuga con los cristales de un adjetivo posesivo en primera persona: “mío”.

Visítenos a: www.ameccda.net www.ameccda.org Facebook: Iglesia AMEC Casa de Alabanza

https://www.facebook.com/elheraldoameccda

L

o más terrible de toda esta situación es que el pueblo intuye que todavía hay mucho más debajo de la sábana que han comenzado a levantar las autoridades federales.

E

l problema más grande que revela toda esta situación no es la recurrencia de estos patrones de conducta criminal organizada y desarrollada a través de la mayoría de las últimas administraciones que ha tenido Puerto Rico. El problema más grande es que la divulgación de todos los esquemas desarrollados


HERALDO DIGITAL Solicite “El Heraldo” en formato de lectura electrónica (PDF) a: heraldoamec@gmail.com

por los acusados más recientes, nos deja conocer que estos se han realizado a “plena luz del día” y sin que ninguno de los acusados haya “sentido” la necesidad de esconderse para perpetrar sus crímenes.

E

ntienda esto, un familiar de uno de mis hijos políticos se desangró hasta morirse en los brazos de su progenitora allá en el pueblo de Las Piedras. El huracán María había destruido todos los mecanismos que podían salvarle la vida. Mientras esto sucedía, figuras públicas y privadas aprovechaban la oportunidad para reunirse y verificar sus esquemas para enriquecerse. Antes se reunían en secreto para robar; ahora almorzaban juntos en sitios públicos para repasar las estructuras y los alcances de sus fechorías. ¡Esto provoca indignación!

E

sto es sin duda alguna una demostración de unos niveles de prepotencia nunca antes vistos. Esto nos coloca de frente a la necesidad de identificar la etiología, la identificación de las causas de esta enfermedad social, política, económica y espiritual que hoy sufre nuestro País. ¿Cuáles son los resultados que arrojan estos exámenes? Las Sagradas Escrituras nos ofrece la respuesta en un pasaje escrito en el 8vo siglo antes del nacimiento de Cristo: Isaías 3:1-26 Veamos algunas versiones bíblicas acerca de este pasaje: Isa 3:1-26 - (RV 1960) 1 Porque he aquí que el Señor Jehová de los ejércitos quita de Jerusalén y de Judá al sustentador y al fuerte, todo sustento de pan y todo socorro de agua; 2 el valiente y el hombre de guerra, el juez y el profeta, el adivino y el anciano; 3 el capitán de cincuenta y el hombre de respeto, el consejero, el artífice excelente y el hábil orador. 4 Y les pondré jóvenes por príncipes, y muchachos serán sus señores.

5 Y el pueblo se hará violencia unos a otros, cada cual contra su vecino; el joven se levantará contra el anciano, y el villano contra el noble. 6 Cuando alguno tomare de la mano a su hermano, de la familia de su padre, y le dijere: Tú tienes vestido, tú serás nuestro príncipe, y toma en tus manos esta ruina; 7 Él jurará aquel día, diciendo: No tomaré ese cuidado; porque en mi casa ni hay pan, ni qué vestir; no me hagáis príncipe del pueblo. 8 Pues arruinada está Jerusalén, y Judá ha caído; porque la lengua de ellos y sus obras han sido contra Jehová para irritar los ojos de su majestad. 9 La apariencia de sus rostros testifica contra ellos; porque como Sodoma publican su pecado, no lo disimulan. ¡Ay del alma de ellos! porque amontonaron mal para sí. 10 Decid al justo que le irá bien, porque comerá de los frutos de sus manos. 11¡Ay del impío! Mal le irá, porque según las obras de sus manos le será pagado. 12 Los opresores de mi pueblo son muchachos, y mujeres se enseñorearon de él. Pueblo mío, los que te guían te engañan, y tuercen el curso de tus caminos. 13 Jehová está en pie para litigar, y está para juzgar a los pueblos. asambleas, no lo puedo sufrir; son iniquidad vuestras fiestas solemnes. 14 Jehová vendrá a juicio contra los ancianos de su pueblo y contra sus príncipes; porque vosotros habéis devorado la viña, y el despojo del pobre está en vuestras casas. 15 Qué pensáis vosotros que majáis mi pueblo y moléis las caras de los pobres? dice el Señor, Jehová de los ejércitos. 16 Asimismo dice Jehová: Por cuanto las hijas de Sion se ensoberbecen, y andan con cuello erguido y con ojos desvergonzados; cuando andan van danzando, y haciendo son con los pies; 17 por tanto, el Señor raerá la cabeza de las hijas de Sion, y Jehová descubrirá sus vergüenzas. 18 Aquel día quitará el Señor el atavío del calzado, las redecillas, las lunetas, 19 los collares, los pendientes y los brazaletes, 20 las cofias, los atavíos de las piernas,


los partidores del pelo, los pomitos de olor y los zarcillos, 21 los anillos, y los joyeles de las narices, 22 las ropas de gala, los mantoncillos, los velos, las bolsas, 23 los espejos, el lino fino, las gasas y los tocados. 24 Y en lugar de los perfumes aromáticos vendrá hediondez; y cuerda en lugar de cinturón, y cabeza rapada en lugar de la compostura del cabello; en lugar de ropa de gala ceñimiento de cilicio, y quemadura en vez de hermosura. 25 Tus varones caerán a espada, y tu fuerza en la guerra. 26 Sus puertas se entristecerán y enlutarán, y ella, desamparada, se sentará en tierra. PDT - Isa 3:1-26 1¡Ojo! El Soberano SEÑOR Todopoderoso está a punto de quitarles todo a Jerusalén y a Judá: Los alimentos, el agua, 2 sus héroes, soldados, jueces, profetas, adivinos, ancianos líderes, 3 oficiales del ejército, altos funcionarios, consejeros, sabios y encantadores. 4 Él les pondrá como líderes a unos muchachos, y unos niños caprichosos los gobernarán. 5 La gente se oprimirá mutuamente, hasta entre conocidos se atacarán. El joven no respetará al viejo y el despreciado será arrogante con el honorable. 6 Cualquiera agarrará a uno de su propia familia y le dirá: «Por lo menos tienes con qué vestirte, sé nuestro jefe y gobierna estas ruinas». 7 Pero el otro le responderá: «Yo no tengo manera de solucionar esta situación, en mi casa no hay alimento ni vestido. No acepto que me pongan de gobernante del pueblo». 8 Jerusalén se derrumba, Judá está en ruinas, porque lo que dicen y hacen está en contra del SEÑOR. Se rebelan contra la gloria de Dios 9 y presumen de sus pecados, como pasaba en Sodoma, no los ocultan. Su pecado se les nota en la cara; no lo disimulan. ¡Pobres de ellos! Se han traído el mal a ellos mismos. 10 Díganles a los justos que a ellos sí les va a ir bien, porque recibirán la recompensa por su honestidad. 11 Pero, ¡pobre del perverso! Será todo un desastre. Lo que ellos les hicieron a los demás, ahora se lo harán a ellos. 12 Unos niños oprimen a mi pueblo, y mujeres lo gobiernan. Pueblo mío, tus líderes te extravían y te llevan por malos caminos. 13 El SEÑOR se levanta para denunciar a las naciones y juzgar a los pueblos. 14 El SEÑOR entabla un juicio contra los ancianos líderes y contra los gobernantes de su pueblo: «Ustedes han consumido la viña y se

han llevado para su casa las posesiones del pobre. 15 ¿Por qué le hacen daño a mi pueblo y pisotean a los pobres?» Todo esto es lo que dice el Señor DIOS Todopoderoso. 16 El SEÑOR dice: «Las hijas de Sion se han vuelto arrogantes, andan con la cabeza en alto, miran con desprecio, caminan a pasito rápido y corto, y hacen sonar brazaletes en los pies. 17 Por eso el Señor cubrirá con sarna las cabezas de las hijas de Sion; el SEÑOR hará que todas ellas quedarán calvas». 18 Ese día, el Señor les quitará todas las joyas: hebillas, diademas, broches, 19 pendientes, pulseras, velos, 20 pañoletas, cadenillas de los pies, cinturones, frasquitos de perfume, amuletos, 21 anillos, argollas para la nariz, 22 ropa elegante, capas, chales, carteras, 23 espejos, telas finas, turbantes y mantillas. 24 En lugar de perfume, habrá mal olor; en lugar del fino cinturón, un cordel. En lugar del peinado elegante, una cabeza calva. En lugar del vestido lujoso, ropa burda de luto. En lugar de belleza, humillación. 25 Tus hombres serán muertos a espada, y tus guerreros morirán en batalla. 26 Habrá llanto y tristeza a las puertas de la ciudad, la cual estará como una mujer abandonada, sentada en el suelo. NTV - Isa 3:1-26 1El Señor, el Señor de los Ejércitos Celestiales, les quitará a Jerusalén y a Judá todo aquello en lo que confían: hasta el último pedazo de pan y la última gota de agua; 2 todos sus héroes y soldados; jueces y profetas; adivinos y ancianos; 3 oficiales militares y altos funcionarios; consejeros, hábiles hechiceros y astrólogos. 4 Haré que sus líderes sean muchachos, y que niños pequeños sean sus gobernantes. 5 Se oprimirán unos a otros: hombre contra hombre y vecino contra vecino. Los jóvenes insultarán a sus mayores, y la gente vulgar mirará con desdén a la gente honorable. 6 En esos días, un hombre le dirá a su hermano: «Como tú tienes abrigo; ¡sé nuestro líder! ¡Hazte cargo de este montón de ruinas!». 7 Pero él responderá: «¡No! No puedo ayudarlos. No tengo comida ni ropa que me sobre; ¡no me pongan al mando!». 8 Pues Jerusalén tropezará, y Judá caerá, porque hablan contra el Señor y se niegan a obedecerlo. Lo provocan descaradamente. 9 El aspecto mismo de su rostro los delata. Exhiben su pecado como la gente de Sodoma y ni siquiera tratan de esconderlo. ¡Están condenados! Han traído destrucción sobre ellos mismos.


HERALDO DIGITAL

Solicite “El Heraldo” en formato de lectura electrónica (PDF) a: heraldoamec@gmail.com

Q

ué profecía terrible! Es casi imposible de creer 10 Díganles a los justos que a ellos les irá bien en ¡ que algo así, que fue escrito hace cerca de todo. ¡Disfrutarán de la rica recompensa que se han 2,800 años pueda describir con tanta precisión lo ganado! que nos sucede a nosotros en el siglo 21. La precisión 11 En cambio, los malvados están condenados, que posee este pasaje puede ser analizada desde la porque recibirán exactamente lo que se merecen. óptica del juicio que describe; es Dios permitiendo 12 Líderes inmaduros oprimen a mi pueblo, y las que su pueblo sea sometido a juicio. Sin embargo, mujeres lo gobiernan. Oh pueblo mío, tus líderes te la precisión profética de este pasaje puede ser engañan; te llevan por el camino equivocado. 13 analizada desde un sin número de ópticas que se El Señor ocupa su lugar en el tribunal, y presenta presentan como avenidas para realizar radiografías su caso contra su pueblo. 14 El Señor se presenta sociopolíticas y espirituales: para pronunciar juicio sobre los ancianos y los gobernantes de su pueblo: «Ustedes han destruido - esto sucede después que escasea el pan y el agua (v 1). a Israel, mi viñedo. Sus casas están llenas de cosas - se describe la anarquía provocada por la ausencia robadas a los pobres. 15 ¿Cómo se atreven a aplastar de liderato capaz y responsable (v 2). a mi pueblo, al restregar la cara de los pobres contra el polvo?», reclama el Señor, el Señor de los Ejércitos - se define la falta de madurez de unos gobernantes Celestiales. que se comportan como adolescentes (vs 4 y 12a). 16 El Señor dice: «La hermosa Sión es altanera: estira su elegante cuello, coquetea con los ojos y camina con pasos delicados haciendo sonar los brazaletes de sus tobillos. 17 Por eso el Señor le mandará costras a su cabeza. El Señor dejará calva a la hermosa Sión». 18 En aquel día de juicio el Señor la despojará de todo lo que la embellece: adornos, diademas, collares con forma de luna creciente, 19 aretes, pulseras, velos, 20 pañuelos, brazaletes para el tobillo, fajas, perfumes, dijes, 21 anillos, joyas, 22 vestidos de fiesta, túnicas, mantos, bolsos, 23 espejos, ropas de lino de alta calidad, adornos para la cabeza y mantillas. 24 En lugar de oler a dulce perfume, apestará. Usará una soga como faja y su elegante cabello se le caerá. Usará tela áspera en lugar de vestidos costosos, y la vergüenza reemplazará su belleza.[c] 25 Los hombres de la ciudad morirán a espada, y sus guerreros morirán en batalla. 26 Las puertas de Sión llorarán y se lamentarán. La ciudad será como una mujer violada, acurrucada en el suelo.

- se describe la falta de respeto y el atropello a los ancianos (v 5). - se explican los nuevos criterios que se utilizan para reclutar a los líderes; que tengan ropa (vs.6). - se define el futuro de los justos (no de los evangélicos ni de los católicos) en todo esto de la gente honesta (v 10). - se describe la ruta que siguen estos esquemas malvados (v 12b) - se explica el rol preponderante que ocupan las mujeres en el desarrollo de esta catástrofe (vs 12a y 16). - se concluye que gobernantes inmaduros se han llevado para sus casas lo que le han robado a los pobres (v 14) - se establece que los pobres que son aplastados (v15). - se explican las sentencias dictadas por Dios (vs 9b, 11, 17-26). - se explican las razones por las que todo esto sucede (vs 8-9).


Veamos una vez más los versos 8-9 de esta profecía: alguien que habla por teléfono con otra persona sin saber con quién lo hace. Además, este análisis “Ciertamente Jerusalén se derrumba, Judá se queda nos permitirá concluir que el comportamiento y las en ruinas, porque allí se dicen y hacen cosas contra conductas criminales que observamos hoy ocurren el Señor, cosas que ofenden su majestad. 9 Su mismo cuando los gobernantes dejan de escuchar la voz descaro los acusa; no ocultan sus pecados; igual que de Dios. Sodoma, los hacen saber a todo el mundo. ¡Ay de ellos, pues preparan su propio castigo!” l profeta Isaías nos deja saber que su ministerio (Dios Habla Hoy) se desarrolló en el siglo 8 antes de Cristo. Esto es, durante los reinados de Uzías, Jotam, Acaz y “8 Pues arruinada está Jerusalén, y Judá ha caído; Ezequías (Isa 1:1). En ese mismo pasaje, él nos hace porque la lengua de ellos y sus obras han sido contra saber que él era el hijo de Amoz (ninguna relación Jehová para irritar los ojos de su majestad. 9 La con el profeta Amós). Las tradiciones judías nos apariencia de sus rostros testifica contra ellos; porque dejan conocer que este Amoz podía haber sido el como Sodoma publican su pecado, no lo disimulan. hermano del rey Amasías, padre del rey Uzías. Este ¡Ay del alma de ellos! porque amontonaron mal para dato, que no pude ser corroborado históricamente, sí.”(Reina –Valera 1960) lo encontramos en el Talmud Sotah 10b:

E

“8 Jerusalén se derrumba, Judá está en ruinas, porque lo que dicen y hacen está en contra del SEÑOR. Se rebelan contra la gloria de Dios 9 y presumen de sus pecados, como pasaba en Sodoma, no los ocultan. Su pecado se les nota en la cara; no lo disimulan. ¡Pobres de ellos! Se han traído el mal a ellos mismos.” (Palabra de Dios para Todos)

“The vision of Isaiah the son of Amoz,3 and kings [issued from her] through David; and R. Levi has said: This is a tradition in our possession from our fathers that Amoz and Amaziah4 were brothers.”

L

a Biblia dice que ese rey llamado Uzías reinó con mucho éxito mientras se mantuvo escuchando la voz del profeta Zacarías (entendido en visiones), y buscando al Señor. La Biblia dice que a pesar de ser “8 Pues Jerusalén tropezará, y Judá caerá, porque un adolescente, Dios lo prosperó mientras hizo esto hablan contra el Señor y se niegan a obedecerlo. (2 Cró 26:1-10). Lo provocan descaradamente. 9 El aspecto mismo de su rostro los delata. Exhiben su pecado como la a Biblia dice que los problemas para Uzías gente de Sodoma y ni siquiera tratan de esconderlo. comenzaron cuando se le enalteció el corazón ¡Están condenados! Han traído destrucción sobre y se rebeló contra Dios (v 16). O sea, cuando dejó ellos mismos.” de buscar al Señor. He aquí un reclamo bíblico y (Nueva Traducción Viviente) espiritual muy importante. Adrian Rogers decía en la década del 90 que la Iglesia debía entender que l resumen de estos versos no es complicado. El ella no es dueña del gobierno ni está llamada a problema de fondo es uno espiritual y por ende de participar del gobierno. El llamado es a ir y predicar ausencia de carácter. Los acusados de estos esquemas el Evangelio, haciendo discípulos, bautizándoles y hacen y dicen cosas contra el Señor, que ofenden enseñándoles a guardar lo que nos mandó Jesús (Mat Su majestad. Los acusados de estas cosas presumen 28:16-20). La Iglesia, decía Rogers, es la conciencia de sus pecados, desarrollan comportamientos que del gobierno. Su voz profética tiene que recordarle testifican contra ellos. Estas personas, exhiben sus a los gobernantes de turno que la separación de pecados tal y como lo hacían aquellos que vivían Iglesia y Estado no autoriza a la separación de Dios en Sodoma. Por último, que ellos han traído la del Estado. Esto es así, porque el día en que el Estado saca a Dios de sus quehaceres gubernamentales, destrucción sobre ellos mismos. otros dioses vienen a ocupar ese lugar. Esto es, el s imprescindible presentar algunas notas dios de las riquezas(“mamón”, G3126, Lcs 16:13), exegéticas sobre este pasaje. No hacerlo nos la injusticia, la avaricia (es un ídolo, Col 3:5), etc. colocaría en la misma situación en las que estaría

L

E

E


HERALDO DIGITAL

Solicite “El Heraldo” en formato de lectura electrónica (PDF) a: heraldoamec@gmail.com

C

uando Dios forma parte del ejercicio de evaluación de la conciencia de un gobierno, el deseo de sus gobernantes es el de usar correctamente las oportunidades que les ha dado el pueblo. Cuando Dios está en las conciencias de los gobernantes, las responsabilidades se manejan como antorchas que alumbran con integridad el camino de las futuras generaciones. De esto hablaba George Bernard Shaw cuando decía lo siguiente: “Hay un verdadero gozo en la vida: emplearla para una finalidad que uno considere grandiosa. Ser una fuerza de la naturaleza en vez de un patán febril y egoísta, lleno de achaques y agravios, que se queja de que el mundo no se dedica a hacerlo feliz. Opino que mi vida pertenece a toda la comunidad, y mientras viva tendré el privilegio, el privilegio, de hacer todo lo que pueda por ella. Cuando muera, quiero estar totalmente exhausto, porque cuanto más duramente trabajo, más amo. La vida me regocija por ella misma. Para mí, la vida no es una breve vela; es algo así como una espléndida antorcha de la que me he apoderado momentáneamente y que quiero hacer resplandecer con el mayor fulgor posible antes de dejarla en manos de las futuras generaciones.”1

E

n cambio, cuando Dios es separado de ese quehacer gubernamental, cuando se le da la espalda, esa arrogancia lleva a los gobernantes a rebelarse contra el Señor y a ofender la Majestad del Eterno. Gandhi dejó esta conclusión muy bien plasmada en la tarja que identifica su tumba. Él utilizó la siguiente frase para identificar la conducta en la que caen: “los siete pecados capitales”:

Riqueza sin trabajo Conocimiento sin carácter Ciencia sin humanidad Adoración sin sacrificios 2

Placer sin conciencia Comercio sin moral Política sin principios

1 Greenleaf, Robert K.. Servant Leadership [25th Anniversary Edition]: A Journey into the Nature of Legitimate Power and Greatness (p. 8). Paulist Press. Kindle Edition. (Traducción libre) 2 Esquilín, Mizraim. (1998). “Esperanza contra Esperanza”. Lake Mary, Fl: Casa Creación, p.45.

E

stos pecados no necesitan ser explicados. Tan solo basta leer el periódico para identificarlos. El gobierno de Puerto Rico le dio la espalda a Dios y ofendió la majestad del Señor. Los gobernantes de turno creyeron que hacer compromisos “con los religiosos,” de gobernar con integridad y respetando los valores eternos, lo hacían con las Iglesias. Dios estaba mirando desde los cielos: “14 El SEÑOR entabla un juicio contra los ancianos líderes y contra los gobernantes de su pueblo: «Ustedes han consumido la viña y se han llevado para su casa las posesiones del pobre. 15 ¿Por qué le hacen daño a mi pueblo y pisotean a los pobres?» Todo esto es lo que dice el Señor DIOS Todopoderoso.” (NTV)

E

ste tipo de conducta, decía Robert K. Greenleaf, revela la esencia de esa clase de gobierno; uno manejado por el ego y no por la conciencia.3 El ego, dice el autor de ese artículo, es tiránico, déspota y dictatorial. Este se enfoca en su propia supervivencia, en su placer y ampliar su radio de acción para excluir a los demás. El ego es egoísta y ambicioso. El ego ve las relaciones en términos de amenazantes o no amenazantes; interpreta todos los datos en términos de la auto-preservación. El ego se enfrenta a las crisis sin la capacidad para discernir la severidad de estas. El autor dice que el ego es miope, que no puede dormir, que vive haciendo microgerencia, reduciendo las capacidades de los demás, controlando procesos, censurando informaciones y negando la realidad y a las personas.

L

a conciencia es esa voz diminuta y quieta que todos llevamos por dentro. Esta desarrolla su autoridad moral basada en el sacrificio. Ella procura subordinar su voluntad a un propósito o una causa mayor. Dice el autor de este artículo que ella evidencia el respeto a los demás y procura poner en acción el autocontrol y que ésta procura potencializar a otros, destacando la valía y el valor de estos. Añade que la

3 Greenleaf, Robert K.. Servant Leadership [25th Anniversary Edition]: A Journey into the Nature of Legitimate Power and Greatness (pp.6- 7). Paulist Press. Kindle Edition.


conciencia procura democratizar y elevar el ego a un sentido de comunidad. La conciencia ve la vida en términos de servicio y de contribuciones, está llena de discernimiento y posee un buen equipo de sentidos para percibir las amenazas y prepararse para trabajar con ellas. Dice el autor que la conciencia se hace acompañar de la paciencia y la sabiduría para decidir qué hacer y cuándo hacerlo. El autor de ese artículo concluye diciendo que la conciencia es capaz de realizar adaptaciones complejas y de valorar la retro alimentación (feedback) sin ver en esto una amenaza, discierne la verdad que pueda traer este, no tiene temor de la información que recibe, la sabe interpretar y se hace consciente de la realidad en la que tiene que tomar decisiones.

L

a Biblia dice que hay personas con conciencias débiles y es por esto que se contaminan (1 Cor 8:7). El principio rector detrás de esta aseveración es que lo que la debilita la idolatría. La Biblia añade que para que la conciencia pueda ser fuete, hace falta renunciar a lo oculto y vergonzoso, no andar con astucia ni adulterar la Palabra de Dios (2 Cor 4:2). Es esta clase de conciencia la que Pablo llama conciencia limpia (2 Tim 1:3). Aquellos que no han sometido su vida a la dirección y el señorío de Cristo Jesús viven sus vidas de manera tangencial a la corrupción. Veamos lo que dice la Biblia acerca de esto: “15 Todas las cosas son puras para los puros, más para los corrompidos e incrédulos nada les es puro; pues hasta su mente y su conciencia están corrompidas. 16 Profesan conocer a Dios, pero con los hechos lo niegan, siendo abominables y rebeldes, reprobados en cuanto a toda buena obra.” (Tito 1:15-16)

A

hora bien, una de las tragedias más grandes que revela el pasaje del capítulo tres (3) de Isaías es que este describe a un pueblo que parece haberse acostumbrado a esta conducta. Lo observamos

en la inclinación del pueblo a buscar líderes que los gobiernen simplemente porque están vestidos (títulos, preparación, trayectoria, apellidos, glamour, etc.) y no porque sean capaces.

E

ste dato parece una confirmación de lo que ha sido identificado como el síndrome de la mujer maltratada o el síndrome de Estocolmo. Se trata de la mujer que sabe que es abusada por su compañero, pero prefiere mantenerse bajo los patrones de abuso en vez de tener que aprender a quedarse sola y/o aprender otro estilo de vida. ¿Cómo podemos conseguir que un País renuncie a ese síndrome y decida cambiar su rumbo? En primer lugar, el País, sus gobernantes, todos sus líderes (incluyendo el liderato religioso), y todo el pueblo, tenemos que regresar a Dios. Este paso es fundamental. El profeta Jeremías consignaba esta realidad cuando le señalaba al pueblo de Judá cuál había sido la causa fundamental de sus crisis: “13 Porque dos males ha hecho mi pueblo: me dejaron a mí, fuente de agua viva, y cavaron para sí cisternas, cisternas rotas que no retienen agua.” (Jer 2:13)

L

a causa fundamental de la crisis que vive nuestro País es que el pueblo y sus gobernantes le han dado la espalda a Dios. Como dicen los versos 8 y 9 del capítulo tres (3) de Isaías, se rebelaron contra Dios, hablaron e hicieron cosas en contra del Señor y decidieron presumir de sus pecados como Sodoma.

A

cercarse al Señor, reconocerlo y aceptar su señorío provocará una transformación en la mente y el corazón de aquellos que vendrán a gobernarnos y de las personas que serán escogidas para dirigir las agencias de gobierno. No hacerlo es sinónimo de continuar trayendo el mal sobre


HERALDO DIGITAL

Solicite “El Heraldo” en formato de lectura electrónica (PDF) a: heraldoamec@gmail.com

ellos mismos y ver que nuestro País se derrumbe sin alternativa.

E

s por esto que el verso 10 de ese capítulo le asegura a los justos, a los honrados en el Señor que les va a ir bien, aún en medio de la crisis que vive el pueblo. Hay un pasaje bíblico que expone la transformación que hemos descrito en los párrafos anteriores. Se trata de la parábola del Hijo pródigo (Lcs 15:11-32). Un dato relevante que encontramos en ese pasaje bíblico es que el hijo pródigo se fue de la casa de su padre a tierras en los que no se practicaba la fe de su familia ni el estilo de vida que había aprendido en su hogar. Esto le llevó a vivir en los hatos de los cerdos y anhelar comer la comida que comían estos.

L

a Biblia dice que el proceso de transformación de este muchacho no dio inicio cuando él regresó a su casa. El pasaje de Lucas 15 dice que su transformación comenzó cuando volvió en sí. Una crisis lo llevó a reconocer en dónde se encontraba y qué era lo que él había perdido: “He was so hungry he would have eaten the corncobs in the pig slop, but no one would give him any. That brought him to his senses.” (The Message)

E

l hato estaba allí, el olor de los cerdos no había desaparecido, sus ropas eran los mimos harapos que había vestido desde que comenzó su crisis. La tarde o la mañana en la que todo esto sucede no había cambiado. Él había cambiado. Su hambre seguía siendo intensa, su ambiente seguía siendo el mismo. Él había cambiado. Esta convicción le llevó a concluir que la porqueriza no era su lugar, la comida de los cerdos no era su dieta, los harapos que vestía no debían ser la que él debía llevar. Fue entonces que decidió poner en orden su confesión de pecados y comenzó su travesía de regreso a la casa del Padre.

P

uerto Rico está en el mismo medio de una porqueriza. Es a un hato de cerdos al que han llevado a los ancianos y a los estudiantes de nuestro país. Es a un hato de cerdos al que han llevado a los pacientes del programa de salud. Son sobras con las que nos han acostumbrado a alimentarnos. El pueblo ha aceptado como “mujer maltratada” el abuso cometido con los pacientes de los sistemas de salud y con los proveedores de sus cuidados. Hemos creído que no hay manera de cambiar todo esto.

L

a Biblia dice que el Señor está sentado en su trono dictando juicio contra todos aquellos que han aplastado al pueblo y que han llenado sus casas con lo robado a los pobres. Estos tendrán que enfrentar el juicio de Dios, el juicio de las cortes de justicia, el juicio del pueblo y el juicio de sus conciencias. Mientras tanto, es el pueblo el que tiene que permitir que Dios utilice esta crisis para regresarnos a nuestros sentidos. Hay que renunciar al hato de cerdos. Ese no es el lugar que Dios ha prefijado para nuestra historia como pueblo y mucho menos el lugar en el que queremos dejar a nuestros hijos y a nuestros nietos.

H

ay que decidir regresar a la casa del Padre. El ambiente no cambiará de inmediato. Sin duda alguna, el mal olor de esa podredumbre nos va a acompañar por algún tiempo. Los harapos morales y sociales estarán con nosotros durante una temporada. Pero nos motivará e inspirará la conciencia de que vamos de camino al lugar en que seremos tratados como hijos de esta tierra e hijos de Dios. Hay que decidir que es tiempo de renunciar a aquello a lo que nos hemos acostumbrado. Hay que renunciar al robo, al pillaje, a la mala administración, al saqueo de fondos públicos y al atropello de los indefensos. Pero no podemos quedarnos en la indignación. Hay que decidir que hay que regresar a la casa del Padre y procurar Su perdón. Hay que decidir por la transformación del País y de nuestra historia.


L

a Biblia dice que cuando el hijo pródigo llegó a la casa del padre, lo primero que hizo fue confesar su pecado y ofrecer pagar su deuda. Es cierto, hay deudas que tenemos que pagar. Sin embargo, la buena noticia es que la deuda que tenemos con Dios ya fue pagada por nosotros en la Cruz del Calvario. Cristo canceló esa deuda por amor. Es nuestra oración y nuestra plegaria que nuestro País pueda aprovechar esta encrucijada a la que nos hemos dejado llevar para decidir mirar al cielo y agarrarse con firmeza de la promesa divina que nos ha regalado el Todopoderoso. Dios ha prometido sacar del hoyo, del lodo cenagoso a todos aquellos que ponen en Él su confianza, y que no se desvían detrás de las mentiras. “1 Pacientemente esperé a Jehová, Y se inclinó a mí, y oyó mi clamor. 2 Y me hizo sacar del pozo de la desesperación, del lodo cenagoso; Puso mis pies sobre peña, y enderezó mis pasos. 3 Puso luego en mi boca cántico nuevo, alabanza a nuestro Dios. Verán esto muchos, y temerán, Y confiarán en Jehová. 4 Bienaventurado el hombre que puso en Jehová su

confianza, Y no mira a los soberbios, ni a los que se desvían tras la mentira. 5 Has aumentado, oh Jehová Dios mío, tus maravillas; Y tus pensamientos para con nosotros, No es posible contarlos ante ti. Si yo anunciare y hablare de ellos, No pueden ser enumerados. 6 Sacrificio y ofrenda no te agrada; Has abierto mis oídos; Holocausto y expiación no has demandado. 7 Entonces dije: He aquí, vengo; En el rollo del libro está escrito de mí; 8 El hacer tu voluntad, Dios mío, me ha agradado, Y tu ley está en medio de mi corazón.” (Sal 40:1-8)

Favor de comunicarse a la oficina pastoral al (787) 256-3331 para colocar los nombres de los familiares que estén en el hogar u hospitales en la lista de enfermos.

¡Reciba la paz y fortaleza del Señor Jesús!


700 AMECCDA El Heraldo - 14 de julio de 2019 • ¿Indignación o Transformación?  

Tema: ¿Indignación o Transformación? Reflexión por el pastor/rector Mizraim Esquilín García. Fecha: 14 de julio de 2019 • Volumen XIV • Núme...

700 AMECCDA El Heraldo - 14 de julio de 2019 • ¿Indignación o Transformación?  

Tema: ¿Indignación o Transformación? Reflexión por el pastor/rector Mizraim Esquilín García. Fecha: 14 de julio de 2019 • Volumen XIV • Núme...

Advertisement