Page 1


DUCADORES espacio de ideas y proyectos educativos

DIRECTORA Irene Arrimadas REDACTORA JEFE Loli García DIRECTOR DE ARTE Siro López

CONSEJO DE REDACCIÓN Óscar Alonso Íñigo Arranz José Mª Bautista Manuel Borrego Ciro Caro Gregorio Casado Luis Centeno Rodrigo Ferrer Alberto Mayoral Juan Luis Mediavilla Mª Victoria Moya Carmen Pellicer Javier Poveda Leonor Prieto Fernando Vidal PRECIOS 2018 Suscripción nacional: 35€ Suscripción al extranjero: 75€ Número individual: 10€

ADMINISTRACIÓN Escuelas Católicas C/ Hacienda de Pavones, 5 – 1º 28030 MADRID Teléfono: 91 328 80 00 Fax: 91 328 80 00 Correo electrónico: administracion@ferececa.es

Imágenes: © thinkstockphotos, iStock y www.sirolopez.com DEPÓSITO LEGAL M-00941-1959 ISSN 0013-113

e DITORIAL

SUMARIO

e

2

Aprender a cuidarnos los unos a los otros

a RTÍCULOS 4

La conversión ecológica de las escuelas católicas Rosana Hernández

18

Laudato si’ Rafael Díaz-Salazar

32

La alegría de servir en familia César García-Rincón

46

El Visual Thinking como lenguaje del corazón Myriam Artola

f IRMAS 58

Fake news, Camus y el ciego de nacimiento Dolores Aleixandre

60

#hechoencasa Mercedes Méndez

e XPERIENCIAS 62

Nuestra experiencia “Tejiendo compromiso social en red” Ana Gómez y Ana Alonso

66

La participación de las familias en la acción social del centro Belén Blanco

r ECURSOS 70 Colabora:

Recursos


2

DITORIAL

e e

APRENDER A CUIDARNOS LOS UNOS A LOS OTROS

L

a maravillosa experiencia de

Todos sabemos que la vida de las

Julia que se narra en el primer

personas y su educación no se pue-

artículo de esta revista resue-

den separar nunca de la existencia en

na en mi corazón mientras escribo. Es

sociedad. Primero, a través de la fa-

en esos gestos donde reside la energía

milia aprendemos el lenguaje y herra-

del amor que transforma el mundo, y

mientas necesarias para conocernos,

creo que el “cuidado de la casa común”

comunicarnos, respetarnos y amarnos

empieza por aprender a cuidarse a uno

los unos a los otros. Después, otros

mismo y a los demás, en la escuela, en

grupos sociales como la escuela, los

la familia, en toda la sociedad…

amigos o la comunidad en general, aportan un espacio privilegiado para

La encíclica Laudato si’ nos ofrece

conformar la perspectiva personal del

una oportunidad única para volver a

ser humano sobre sí mismo y acerca

reflexionar juntos sobre esta cuestión.

del mundo en el que vive. Aprender a

Porque en ella, el papa Francisco nos

vivir con uno mismo y con el otro es

hace una invitación urgente para ha-

un proceso que nos proporciona herra-

cer florecer de nuevo la dignidad del

mientas para respetar y valorar la di-

ser humano y proteger la creación que

versidad, y para reconocer a los demás

Dios nos regala. Está dirigida a todas

como personas, ya sean familiares,

las personas que habitamos en este

amigos o compañeros, con quienes

planeta, y su título (“Alabado seas”)

compartimos un planeta que es res-

en alusión al “Cántico de las criaturas

ponsabilidad de todos.

de San Francisco de Asís”, nos inspira que solo podremos construir un futu-

La escuela es, por tanto, un espacio en

ro mejor para la tierra, nuestra casa, si

el que te desarrollas como ser humano,

protegemos a todos los seres que nos

y que tiene el objetivo de formar indi-

rodean, especialmente a los más des-

viduos críticos, reflexivos, autónomos

favorecidos.

y sabios, de tal forma que permita al

DUCADORES = Julio - Septiembre 2018


alumno su crecimiento en los planos académico, social, afectivo y espiritual. Así se promueve que los alumnos asuman plena y responsablemente su libertad a partir de un proceso de aprendizaje que comprende entender que todos los seres humanos poseen dignidad y por lo tanto deben ser considerados como iguales, pero también es necesario fomentar una autonomía vinculada, es decir, lograr que la independencia personal sea compatible con profundas vinculaciones éticas y afectivas. En nuestro contexto, estos aprendizajes tienen como objetivo final la construcción de un proyecto de vida donde nuestra felicidad depende del bienestar de los otros y de la naturaleza. A pesar de su complejidad, existen aspectos clave que nos ayu-

la educación ecológica, desarrollando, entre otros

dan a configurar el modelo de educación para la

objetivos, la virtud de la sencillez y frugalidad fren-

convivencia ecológica, que podría establecerse en

te a la acumulación excesiva de posesiones, logra

tres niveles: educación afectiva, que nos ayuda a

convertir en problemas personales los sufrimientos

sintonizar con otros a través de los valores; edu-

de los otros y de la Tierra.

cación ética, cuyo cumplimiento es indispensable para establecer relaciones que no atenten contra

¿Cómo generar una cultura de centro que promue-

el desarrollo y evolución de los hombres y el medio

va la pedagogía del cuidado de las personas y del

ambiente en el cual se desenvuelven; y, por últi-

medio ambiente? Ojalá que con las propuestas que

mo, la comprensión de uno mismo y la autoesti-

os ofrecemos en las siguientes páginas ayudemos

ma, que se construye insistiendo en el sentimiento

a educar a nuestros alumnos desde una perspecti-

de ser amado incondicionalmente, de ser valorado

va integral para ser personas más felices que hagan

por sus actos, y en el sentimiento de la propia dig-

felices a los demás dentro de un mundo más soli-

nidad. Así, de manera natural, pasamos del ego-

dario con las personas y la naturaleza.

centrismo al ecocentrismo que nos permite vivir la compasión ecológica y la justicia (con palabras de

Irene Arrimadas

Rafael Díaz-Salazar). Una buena educación del yo

@iarrimadas

interior basada en cultivar la dimensión personal de

e

DUCADORES = Julio - Septiembre 2018

3


a RTÍCULOS

LA CONVERSIÓN ECOLÓGICA DE LAS ESCUELAS CATÓLICAS Rosana Hernández Asensio Profesora y responsable de programas de desarrollo y voluntariado internacional

4

e

DUCADORES = Julio - Septiembre 2018


5

u

e

DUCADORES = Julio - Septiembre 2018


a

E

n el Perú de hace algunos años tejí amis-

madres, al hijo de todas las hambres. Practican si-

tad con una mujer resonante que se lla-

multáneamente el vínculo intimísimo de la lactancia

maba Julia. Era una artista de la dignidad,

y el ejercicio político de la inclusión y la circulari-

capaz siempre de intuir las rendijas de posibilidad

dad. En esa práctica simultánea del yo y el nosotros

que se abrían en medio de los días inciertos. La hija

percibimos las palabras del papa Francisco cuando

mayor de Julia estaba enferma de tuberculosis y te-

expresa: “Porque todas las criaturas están conec-

nía un bebé de cuatro meses, Manuelito, al que no

tadas, cada una ha de ser valorada con afecto y

podía cuidar. Vivía en Lima, a 24 horas en bus des-

admiración, y todos los seres nos necesitamos los

de la ciudad de Tacna, donde Julia y el resto de la

unos a los otros” (LS 42).

familia se habían asentado buscando una de esas

6

rendijas de posibilidad. Julia viajó a Lima para abra-

Nos vamos, pues, de viaje con estas mujeres. Con

zar a su hija, conocer a su nieto y llevarlo consigo a

ellas recorreremos el camino de la conversión eco-

Tacna para encargarse de su crianza. Pero ay, en el

lógica, la propuesta de la encíclica ecológica Lau-

viaje de vuelta pronto comenzaron las dificultades.

dato si’ del papa Francisco. En algunas estaciones

Manuelito enseguida empezó a llorar de hambre.

del viaje nos ayudará Otto Scharmer y su Teoría U1,

Su único alimento había sido la leche materna y Ju-

que ofrece herramientas para atravesar los itine-

lia no tenía dinero para comprarle leche infantil.

rarios de cambio que conducen del egosistema al ecosistema.

Me lo contó ya en Tacna, con Manuelito en brazos, recién llegada del viaje: “Yo estaba preocupadísi-

¿Qué está emergiendo de los escombros?

ma, no sabía que hacer… Menos mal que las mamás del bus fueron turnándose a Manuelito para

Francisco comienza su encíclica Laudato si´

amamantarlo durante todo el viaje”.

mirando, activando el sentido de la vista. En su análisis contemplativo de la casa común percibe

Esta experiencia de Julia contiene la esencia de

un planeta en escombros. Reconoce en él los

Laudato si’ y su poderosa invitación educativa,

signos de la naturaleza herida y la tierra rota: la

gracias a estas mujeres sencillas que colocan en

pérdida de biodiversidad, la contaminación, el

el centro del sistema el cuidado de la Vida y expre-

calentamiento global, la degradación ambiental, el

san con la rotundidad de su gesto que todo y todos

crecimiento desmedido, el problema del agua, del

estamos interconectados. Hacen del bus metáfora

suelo, de los residuos… Y sorprendentemente, de

de la casa común donde, para que la vida sea posible, no solo alimentan al propio hijo biológico, sino también al hijo de la fragilidad, al hijo de todas las

e

DUCADORES = Julio - Septiembre 2018

1 Haremos referencia a varias claves desarrolladas en Scharmer, O. Teoría U. Liderar desde el futuro a medida que emerge. Barcelona: Eleftheria, 2015.


la contemplación de los escombros, surge como

La reverencia como postura corporal

respuesta una alabanza. Podríamos esperar un “ya nada se puede hacer” y sin embargo, haciendo

Sabernos criaturas, hijas e hijos del Amor, es un

suyas las palabras del Cántico de las criaturas

don que coloca nuestro cuerpo en reverencia. Una

pronunciadas en el siglo XIII por Francisco de Asís,

amiga de tradición coreana me explicó en una oca-

el Papa proclama:

sión que la reverencia es la postura corporal que sitúa el corazón por encima de la cabeza. Es por

mi’ Signore, per sora nostra matre Terra,

tanto el gesto que permite que la energía baje de

la quale ne sustenta et governa,

la cognición al ámbito del amor, una dinámica que

et produce diversi fructi con coloriti flori et herba.

Otto Scharmer apunta como imprescindible en todos los procesos de creación e innovación, y por

Esta alabanza está abonada en el campo semánti-

tanto, añadimos nosotros, en todos los procesos

co de la familia: reconocer a la tierra como nuestra

de conversión.

hermana y madre nos permite sentirnos parte de una familia común, que es comunidad ecológica de iguales en dignidad y diversa en coloriti. En esta

7

tierra que nos hermana, la diversidad no es un accidente sino un elemento esencial e imprescindible en el viaje de la conversión. Como también sucede en nuestras aulas, representación de la casa común y oportunidad cotidiana para el cambio. La alabanza emerge de la contemplación de los escombros como un grito de esperanza que brota cuando nuestra vida está enraizada en el Amor y no podemos hacer otra cosa que adorar. Esa adoración toma cuerpo en una postura, en un propósito y en una praxis. Podemos decir entonces que Laudato si´ contiene: •

Una postura y es la reverencia.

Un propósito y es la conversión ecológica.

Un activismo y es la esperanza.

u

e

DUCADORES = Julio - Septiembre 2018


a RTÍCULOS

Laudato si Un programa educativo para la conversión ecológica de las escuelas católicas

Rafael Díaz-Salazar Profesor de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología de la Universidad Complutense de Madrid

18

e

DUCADORES = Julio - Septiembre 2018


19

e

DUCADORES = Julio - Septiembre 2018


a

L

a ecología es el problema central de nues-

La socialización en una cultura ecológica, la

tro sistema-mundo. El empobrecimiento

constitución de una ciudadanía ecológica activista y

de millones de seres humanos y las mi-

el vínculo entre la vida cristiana y el comportamiento

graciones están estrechamente conectados con

ecologista son los tres grandes ejes de la propuesta

la destrucción de la Tierra. El modo de producción

educativa contenida en esta encíclica.

económica y el consumo en los países enriquecidos causan la crisis medioambiental, y afectan a las

La profunda crisis ecológica constituye un “desafío

personas que habitan en zonas del planeta destrui-

educativo” (nº 202) y nos obliga a instaurar un cam-

das para mantener nuestros sistemas energéticos

bio de rumbo de la humanidad. El cambio ecosocial

y alimentarios. Esta situación constituye un desafío

tiene que convertirse en la prioridad de la humani-

muy importante para las escuelas. Afortunadamen-

dad. El papa Francisco considera que “lo que está

te, en el ámbito católico el papa Francisco ha si-

ocurriendo nos pone ante la urgencia de avanzar en

tuado esta problemática en el centro de la acción

una valiente revolución cultural” (nº 114).

eclesial a través de la encíclica Laudato si’. ¿Están

20

incorporando las escuelas católicas este enfoque?,

Este tipo de revolución requiere un tipo de educa-

¿constituye la ecología el eje que articula su acción

ción que incluya información científica sobre los

educativa?, ¿están realizando una conversión eco-

problemas ecológicos, ética ecológica y crítica de

lógica real y muy alejada de una nueva retórica?

la razón instrumental que utiliza los avances de la tecnología para aumentar la riqueza destruyendo el

Ecología y educación: las propuestas del papa Francisco

medio ambiente (nº 210).

En las primeras páginas de esta encíclica se afir-

El papa Francisco valora la acción que realizan

ma que “todo cambio necesita motivaciones y un

“educadores capaces de replantear los itinerarios

camino educativo” (nº 15). Con toda contundencia

pedagógicos de una ética ecológica, de manera

el papa Francisco afirma que “la educación será in-

que ayuden efectivamente a crecer en la solida-

eficaz y sus esfuerzos serán estériles si no procura

ridad, la responsabilidad y el cuidado basado en

también difundir un nuevo paradigma acerca del

la compasión” (nº 210). Considera que “una bue-

ser humano, la vida, la sociedad y la relación con la

na educación escolar en la temprana edad coloca

naturaleza” (nº 215).

semillas que pueden producir efectos a lo largo de toda una vida” (nº 213).

En el capítulo sexto de Laudato si’ hay un apartado dedicado a Educación para la alianza

La propuesta de educación ecológica del papa

entre la humanidad y el ambiente (nº 209-215).

Francisco parte de un diagnóstico: “no disponemos

e

DUCADORES = Julio - Septiembre 2018


todavía de la cultura necesaria para enfrentar esta crisis ecológica” (nº 53). Desde aquí nace su llamamiento para que los centros escolares den prioridad a la creación de una cultura ecológica. En Laudato si’ hay un rechazo de determinadas formas de concebir la cultura ecológica que son afines a los modelos de ecoeficiencia muy propios del capitalismo verde. La perspectiva ecologista de esta encíclica es integral y antisistema. Para profundizar en ella conviene conocer el pensamiento crítico del capitalismo realmente existente que realiza el papa Francisco. Las escuelas católicas deberían tenerlo muy presente en el currículo y, especialmente, en los programas y libros de texto relacionados con la enseñanza de Economía y con la Educación para

sociedad de consumo y sean víctimas precoces de

el Emprendimiento en el ámbito socio-económico.

la publicidad.

La cultura ecológica propuesta por el papa Francisco

Es crucial conocer la “huella ecológica” con la que

requiere la práctica de “virtudes ecológicas” (nº 88),

contribuimos a nivel personal y nacional a la des-

entre las que destacan la “reverencia ante la vida” y

trucción o a la regeneración del medio ambiente.

“los cuidados” del medio ambiente y las personas,

En este sentido, en la Laudato si’ se relaciona con

especialmente las que sufren vulnerabilidad (nº 207

valentía el mandamiento “No matarás” con el he-

y 208). Una virtud muy importante es la de ser capaz

cho de que “un veinte por ciento de la población

de “autotranscenderse” y superar la “autoreferencia-

mundial consume recursos en tal medida que roba

lidad” egocéntrica que impide ser conscientes de los

a las naciones pobres y a las futuras generaciones

impactos que nuestros comportamientos tienen en

lo que necesitan para sobrevivir” (nº 95).

los otros y en el medio ambiente. La cultura ecológica solo es posible con un cambio El sentido del límite y de la autocontención se

radical de los estilos de vida dominantes en las

ha de iniciar desde la infancia, lo cual requiere la

sociedades capitalistas de bienestar y consumo. El

existencia de familias frugales que eduquen para

“apostar por otro estilo de vida” es una cuestión

impedir que sus hijos entren en la dinámica de la

central en Laudato si’. Se afirma que “el estilo u

e

DUCADORES = Julio - Septiembre 2018

21


a RTÍCULOS

La Alegría de Servir en Familia

César García-Rincón de Castro Formador y consultor en el ámbito de la educación, la acción social y la gestión de personas @EducAutor

32

Quiero dedicar este artículo a la memoria de Miguel Ardanaz Ibáñez (Dpto. PedagógicoPastoral de Escuelas Católicas de Madrid), con quien tuve la suerte de compartir buenos proyectos de aprendizaje de la solidaridad y la transformación social.

e

DUCADORES = Julio - Septiembre 2018


33

e

DUCADORES = Julio - Septiembre 2018


a u

T

res palabras configuran el título de esta propuesta de acción social en clave pastoral con la familia, que he tenido la opor-

tunidad de compartir con más de mil educadores en las Jornadas de Pastoral de Escuelas Católicas “Hecho en casa”, entre enero y abril de 2018, en distintas ciudades de España: Alegría, porque el servicio al otro siempre esconde una buena noticia: descubrir a Dios en el otro y lo mejor de cada cual que se revela también en ese proceso-encuentro. Puedo afirmar con varias experiencias que he visto a muchas personas sacar otro

34

yo más humano en las experiencias de voluntariado

duales de la solidaridad. Por ello, desde la familia,

y servicio social. El servicio tiene la virtud de ha-

iglesia doméstica, comunidad de amor, debe partir

cer que la mejor parte del ser humano se exprese,

el servicio, tanto hacia fuera, hacia la sociedad y

el homo socius aristotélico, y debilitar y acallar a

el mundo, como hacia dentro de la propia familia y

nuestro lobo interior hobbesiano.

comunidad.

Servir, porque quien no vive para servir, no sirve

El itinerario del Buen Samaritano es el mejor

para vivir. El servicio al otro es la más grande de

proceso pedagógico escrito jamás para plantearse

las tres virtudes teologales: fe, esperanza y caridad.

el aprendizaje y la proyección de la acción prosocial,

La caridad lleva de una mano a la fe, y de la otra a

del servicio y la caridad evangélica. Escrito hace

la esperanza. Fe y esperanza sin caridad no tienen

más de 2000 años, conjuga seis verbos claves

razón de ser. Pero la caridad precisa de la fuerza, la

que siguen constituyendo las líneas maestras de la

confianza y la perseverancia que da la fe, y también

caridad cristiana: ver, sentir, acercar, curar, cargar e

del aliento y la proyección optimista que nos da la

involucrar. Veamos con un poco más de detalle este

esperanza.

proceso educativo y sus principales claves, con el fin de inspirar proyectos educativos y de pastoral

Familia, porque el servicio eficaz hoy ya no es cosa

social familiar. La idea original de esta inspiración se

de Superman, sino de Spiderman. La fuerza está

encuentra en el libro Hacer bien el bien. Voluntarios

en la red, el tejido social organizado, en la familia

junto al que sufre, de Arnaldo Pangrazzi (2006). El

y la comunidad, y no tanto en los “héroes” indivi-

inicio de la parábola tiene dos mensajes clave que

e

DUCADORES = Julio - Septiembre 2018


no debemos olvidar, y que fundamentan nuestro

ver solo la parte menos amable, dolorosa o negati-

servicio social:

va de la realidad, tampoco sirven porque nos desaniman y hacen que “pasemos de largo”.

A Jesús le preguntan “¿quién es mi prójimo?”, es decir, “quién debe ayudarme”, porque “tengo dere-

Pero hay otras gafas y miradas que sí sirven:

cho a que me ayuden”. Pero Jesús responde dando

Las gafas de las ciencias sociales, que nos ayudan

la vuelta a la pregunta: “te voy a contar de quién

a ver más allá de lo obvio, a explicar las causas y

debes ser tú el prójimo, porque también tienes el

razones, a comprender mejor lo que está pasando,

deber de ayudar”.

todo ello nos muestra la verdad y prepara el camino o proyecto de la acción prosocial posterior. Las

El sentido del camino es “de Jerusalén a Jericó”,

gafas del corazón que hacen nuestra mirada más

de la gran ciudad del templo y el culto hacia la zona

sensible y comprometida, y que nos hace penetrar

marginal de Jericó, bajando al sur de la ciudad,

mejor la realidad, percibir otros matices. Y también

donde habitan los bandidos, pobres y marginados

las gafas de la esperanza, que con un cristal nos

de la época. Ello implica, como diría hoy el papa

muestran el rostro sufriente y con el otro el rostro

Francisco, ser “Iglesia en salida” o, podríamos de-

salvado, y ello pone a nuestra imaginación a traba-

cir, “Servicio en salida” y “Familia en salida”.

jar para mejorar y transformar esa realidad desde su toma de conciencia y enfocándonos en nuestras

HUELLA 1. LO VIO

fortalezas y las del otro (optimismo inteligente). To-

Ver hoy en día significa también estar

das ellas juntas configuran las gafas de la verdad.

atento, y saber mirar con las gafas correctas. En plena era de las desatenciones, atender

De este modo, podemos aportar a las familias las

a otros más allá de la propia burbuja o las propias

dos claves siguientes para aprender a mirar la reali-

necesidades es un objetivo pedagógico clave. Tam-

dad social de pobreza, dolor y exclusión social:

bién lo es saber leer la realidad más allá de la forma, ir al fondo y analizar causas y consecuencias de los

Salir de la burbuja familiar: conocer juntos la

problemas sociales.

realidad, hacer otras cosas distintas de las habituales, hacer planes de familia que tengan en cuenta a

Hay unas gafas y puntos de vista que no sirven en

los más desfavorecidos.

este proceso de ver al otro: Las gafas de protección mental y emocional, como

Estar atentos a las necesidades de nuestros

las del bricolaje, anestesian nuestra mirada y la ha-

hijos, pero no solo las materiales, sino otro tipo

cen distante de la realidad. Las gafas oscuras de

de necesidades emocionales, etc. Muchas veces u

e

DUCADORES = Julio - Septiembre 2018

35


a RTÍCULOS

46

Este artículo es un destilado de la sistematización y el poso del desarrollo de mi ejercicio personal1 y profesional como Facilitadora Visual. Para aquellos que queráis profundizar en esta disciplina os animo a que leáis el libro Pensamiento Visual, Murales para innovar2 en el que se ha basado mi participación en las Jornadas de Pastoral de 2017 y 2018. 1 Desde mi página www.muxotepotolobat.com/ blog y a través de las redes sociales (miryamartola muxotepotolobat) comparto desde 2011 un dibujo diario como ejercicio de conexión interna. 2 ARTOLA, M. Y VIDAL, F. Pensamiento Visual, Murales para Innovar. Bilbao: Editorial Mensajero, 2015.

e

DUCADORES = Julio - Septiembre 2018


El Visual Thinking como lenguaje del corazรณn Myriam Artola Fundadora, creativa y CEO de Mutxote Potolo Bat @muxotepotolobat 47

u

e

DUCADORES = Julio - Septiembre 2018


a

E

l Visual Thinking1 se va abriendo paso en nuestro entorno, en nuestras organizaciones y equipos. Afortunadamente también

está llegando -casi de manera imprescindible- a nuestras aulas, como medio y herramienta de comunicación pedagógica. En castellano, se conoce genéricamente como Pensamiento Visual. Dejadme que os cuente cómo llegué yo a descubrir la que es sin duda, mi vocación. Durante más de 20 años he estado trabajando en el ámbito social. Una de mis etapas más ricas e intensas fue coordinando el área de cooperación internacional de una ONGD de los jesuítas, ALBOAN. Este trabajo me llevó a acompañar a mi equipo a

48

conversar, diseñar y plasmar sobre papel, procesos que buscaban la mejora de las condiciones de

describiendo mostraba un contexto enmarañado,

numerosas personas y comunidades de todo el

complicado. Lleno de violencia e impunidad. Un te-

mundo. Culturas e idiomas diferentes, realidades

jido social que se movía entre la incertidumbre y el

muy diversas y complejas (con un alto componente

miedo. Dos organizaciones con mucho compromi-

de vulnerabilidad y sufrimiento humano). Os voy a

so, una apuesta clara pero con sus propias incerti-

poner un ejemplo: en 2008, un año antes del Gol-

dumbres y miedos (personales y organizacionales).

pe de Estado, me tocó acompañar un proceso en

En aquel momento, desplegamos sobre la pared un

Honduras con dos organizaciones con amplio re-

papel largo, en blanco. Comenzamos a identificar

corrido y presencia en la zona. Era urgente perfilar

las preguntas que surgían ante ese tiempo y ese

líneas de acción que promovieran una nueva forma

lugar concreto en el país. Las respuestas, las fui-

de participar y de ejercer la ciudadanía. Objetivos

mos desplegando directamente sobre aquel papel

y líneas de acción realistas y ambiciosas que die-

en blanco. Descentramos la conversación de las

ran respuesta a un contexto sociopolítico crispa-

personas que participábamos del espacio, y foca-

do y económicamente polarizado. La tarea no era

lizamos nuestra atención en aquella hoja en la que

fácil. El análisis y la situación de partida que iban

comenzamos a estructurar, poco a poco (con imá-

1 ARNHEIM, R. Visual Thinking. London: Faber and Faber, 1969.

e

DUCADORES = Julio - Septiembre 2018

genes y palabras) una imagen sintetizada de conjunto, mientras se revelaban detalles que emergían


truimos juntos/as en aquella pared, fue mi primer ejercicio de Visual Thinking (del que actualmente sea consciente) sin que yo supiera que lo estaba haciendo. Ocho años más tarde, había pasado por Boston (donde descubrí la disciplina y la ciencia del Visual Thinking), había co-escrito un libro sobre Pensamiento Visual y había creado una empresa dedicada precisamente a eso: a cuidar los espacios, conectar personas e ideas y visualizar los pasos para moverlas en una determinada dirección. Mismo trabajo y enfoque, desde otro lugar. Paralelamente, en 2011, comencé a elaborar un dibu-mensaje que me ayudaba a recoger el sende aquella narrativa global común. Aquella realidad

timiento, el poso que esos viajes, esas personas y

enmarañada se convirtió en un ovillo más ordenado

esas realidades iban dejando en mí. Allá donde las

del que fuimos soltando los hilos necesarios para

palabras solas no llegan, el dibujo le añadía algo

tejer una propuesta de trabajo aterrizada, enfocada,

que me ayudaba a conectar conmigo, hacia aden-

que respondía a los retos y a las posibilidades de

tro, y dialogar desde ahí hacia fuera. A partir de

las dos organizaciones que la iban a implementar.

aquel día, todos los días sin excepción, comparto

49

desde mi página web y redes sociales ese dibujo El reflejo visual sobre aquella pared no solo daba

diario. Como un lugar que me permite conversar de

orden, sentido y dirección a lo que iba a ser la

manera natural conmigo y con el mundo. Y mos-

agenda y propuesta de trabajo para los siguientes

trarme vulnerable, y sin duda más real.

años, sino que estaba llena de pasión, compromiso y valentía de un equipo que había tejido un esce-

De este trabajo “hacia fuera” y este encuentro dia-

nario de trabajo efectivo y afectivo, con las conver-

rio “hacia dentro” conmigo misma es por lo que

saciones que durante esos días tuvimos en torno a

apuesto por un concepto que creo que abarca todo

ese ejercicio de pensamiento visual.

el sistema emocional y cognitivo, y que engloba el Visual Thinking: el Lenguaje Visual. Mi propuesta

Ese mural tan lleno de vida y dirección, que cons-

nace de esta vivencia personal y profesional que he

e

DUCADORES = Julio - Septiembre 2018

u


e XPERIENCIAS NUESTRA EXPERIENCIA EN «TEJIENDO COMPROMISO SOCIAL EN RED»

Ana Gómez Rodríguez Ana Alonso Fernández

62

Fundación Educere

e

DUCADORES = Julio - Septiembre 2018


L

a Fundación Educere está constituida en la actualidad por 16 colegios situados en cuatro comunidades autónomas (Galicia,

Asturias, Cantabria y Castilla y León) y pertenecientes a distintas instituciones religiosas. Como en cualquier familia, en Educere cada componente tiene unas características, una historia y una personalidad propias. Damos mucha importancia a que cada colegio conserve, cuando se in-

evangélicos desde la alegría de trabajar juntos en

corpora a la Fundación, su propia identidad. Nos

un proyecto común y despertar el sentido crítico

esforzamos por mantener el espíritu fundacional de

en nuestros alumnos para que se impliquen en la

cada colegio mientras construimos juntos un pro-

construcción de un mundo mejor.

yecto común que nos sustente. La diversidad es, sin duda, una de nuestras señas de identidad.

Los responsables de Pastoral, después de realizar un análisis de la Pastoral en los colegios, han de-

La Pastoral ha sido, desde la creación de la Funda-

batido acerca de cómo “llegar”, en el sentido más

ción, un gran desafío para nosotros. Por un lado,

amplio del término, a nuestras comunidades edu-

necesitábamos un Plan Marco Pastoral que guiase

cativas, caracterizadas por una pluralidad cada día

la labor educativa de los colegios; por otro, sentía-

mayor.

mos la necesidad de revisar la actividad pastoral, su sentido y su eficacia. En el momento histórico

Provocar que nuestros alumnos comiencen a dar

que vivimos, decidimos que teníamos que pararnos

sus primeros pasos en el descubrimiento de Jesús,

a analizar con realismo la situación y plantearnos

en el camino que va de uno mismo a los demás,

qué debemos ofrecer, cómo debemos ser los edu-

es una tarea estimulante, pero complicada en estos

cadores católicos, cómo son las personas a las que

tiempos. Los pastoralistas han tenido claro desde

nos dirigimos y cómo podemos llegar mejor a esas

el principio que solamente se puede conseguir si

personas para que nuestra misión se cumpla.

hacemos que todo el colegio sea Pastoral o, dicho

Y en eso estamos, dando los primeros pasos en

de otro modo, que la Pastoral sea, de verdad, el eje

el desarrollo de un proyecto pastoral pensado

alrededor del cual gira la vida educativa.

para todos los que hoy formamos parte de Educere. Queremos llevar la Educación Emocional a

Para lograrlo, hemos asentado el Proyecto Pastoral

toda la comunidad educativa, contagiar los valores

sobre tres pilares interdependientes: la Educación u

e

DUCADORES = Julio - Septiembre 2018

63


e XPERIENCIAS LA PARTICIPACIÓN DE LAS FAMILIAS EN LA ACCIÓN SOCIAL DEL CENTRO: OFRECIENDO EXPERIENCIAS DE RELACIÓN Y SENTIDO, HACIENDO COMUNIDAD

66

Belén Blanco Responsable Pedagógica de la Red de Colegios Marianistas de España

e

DUCADORES = Julio - Septiembre 2018


T

odos los que nos dedicamos a la educa-

Las actividades de acción social en la familia

ción sabemos que la colaboración e impli-

son minoritarias, y todavía están por consolidarse

cación de las familias en el proyecto edu-

en tiempo y forma. De manera incipiente se están

cativo -y pastoral- del centro contribuye de manera

desarrollando en algunos de nuestros colegios diri-

privilegiada a la mejora de la formación integral de

gidas a atender algunas necesidades de las propias

sus alumnos. Esta idea es la que recoge el tan uti-

familias del colegio. Fundamentalmente hablamos

lizado proverbio africano “para educar a un niño

de voluntariados internos en los que alumnos de

hace falta la tribu entera”. Todo lo que sea trabajar

los cursos superiores (también antiguos alumnos

por reforzar el contexto de relación escuela-familia

u otros padres) realizan un apoyo escolar a niños

es un bien que se realiza a todas las personas que

y adolescentes con necesidades académicas y si-

forman la comunidad educativa.

tuaciones familiares que no pueden afrontar esta situación. La comunicación y el trabajo conjunto

Una de las características fundamentales de los

que se está produciendo “a tres bandas” (tutor/di-

colegios marianistas es “la educación para la jus-

rección del centro-voluntarios-familias) está dando

ticia y la paz”. Esto hace que la acción social y el

unos resultados muy positivos y favoreciendo tanto

voluntariado se lleven a cabo en nuestros centros,

el desarrollo del niño como la acogida e integración

tanto en el ámbito curricular como en el extracurri-

de las familias.

cular. Varios de ellos tienen una sólida comisión de acción social que se encarga de organizar, progra-

En cuanto a las actividades con las familias,

mar y desarrollar programas de acción social para

desarrollamos diferentes propuestas. Una de las

la comunidad educativa. Además, deseamos que

invitaciones más habituales es colaborar con los

nuestros centros educativos se conviertan en co-

proyectos de acción social propios del centro. En

munidades de referencia para los alumnos y sus fa-

los colegios existen actividades y proyectos surgi-

milias. Todo ello sustenta la invitación que se hace

dos en el propio centro (Proyecto Ayuda, Proyecto

en muchos de los colegios marianistas para que las

Sin Fronteras, Comisión de Solidaridad, Programa

familias participen.

Magnificat, Reparto de alimentos, etc.) además de estar presente la ONG “Acción Marianista” que

¿Qué experiencias estamos desarrollando que fo-

pone en relación a nuestros colegios con diferentes

mentan la presencia de las familias y el compromi-

realidades tanto nacionales como internacionales.

so? Hay que señalar la existencia de dos tipos de

Son numerosas las ocasiones en las que a lo largo

actividades: por un lado, las experiencias de acción

del curso se solicita la participación de las familias

social en las familias y, por otro lado, las experien-

para la organización de eventos (el día de la solida-

cias de acción social con las familias.

ridad, la fiesta del colegio, la feria del libro solidario, u

e

DUCADORES = Julio - Septiembre 2018

67


DUCADORES espacio de ideas y proyectos educativos

www.escuelascatolicas.es

Más información en

FICHA DE SUSCRIPCIÓN Persona o Entidad

CIF

Dirección de envío Localidad

Provincia

Teléfono

Código Postal Email

FORMA DE PAGO Domiciliado en: Entidad

Oficina

D.C.

Número de cuenta

Envía estos datos a: Escuelas Católicas C/Hacienda de Pavones, nº 5, 28030 Madrid Indicar si los datos de facturación son diferentes a los de envío. Periodicidad trimestral. Precio de suscripción: 35 € anuales con envío.

Profile for Escuelas Católicas

Educadores 267  

Espacio de ideas y proyectos educativos. Publicación bimensual

Educadores 267  

Espacio de ideas y proyectos educativos. Publicación bimensual

Advertisement