Page 1


DUCADORES espacio de ideas y proyectos educativos

DIRECTOR José Antonio Solórzano SUBDIRECTORA Irene Arrimadas REDACTORA JEFE Loli García DIRECTOR DE ARTE Siro López

CONSEJO DE REDACCIÓN Óscar Alonso Íñigo Arranz José Mª Bautista Manuel Borrego Ciro Caro Gregorio Casado Luis Centeno Rodrigo Ferrer Alberto Mayoral Juan Luis Mediavilla Mª Victoria Moya Carmen Pellicer Javier Poveda Leonor Prieto Fernando Vidal PRECIOS 2015 Suscripción nacional: 35€ Suscripción al extranjero: 75€ Número individual: 10€

ADMINISTRACIÓN Escuelas Católicas C/ Hacienda de Pavones, 5 – 1º 28030 MADRID Teléfono: 91 328 80 00 Fax: 91 328 80 00 Correo electrónico: administracion@ferececa.es

Imágenes: © thinkstockphotos, iStock y www.sirolopez.com DEPÓSITO LEGAL M-00941-1959 ISSN 0013-113

e DITORIAL

SUMARIO

e

2

Paisajes de aprendizaje. Una pincelada más

a RTÍCULOS Todos los artículos son de autoría compartida. Equipo de tutores del Programa “Profesores en acción”

12

La personalización y los paisajes de aprendizaje

26

Diseñando oportunidades. La matriz del paisaje de aprendizaje

42

Hackeando el currículo

56

Jugando para aprender. Gamificación

70

Dando vida a los paisajes de aprendizaje. Aplicaciones tecnológicas

f IRMAS 84

Paisajes de aprendizaje. Escenarios para la vida Irene Arrimadas

86

Personalised Learning at NBCS Anne Knock

e XPERIENCIAS 90

Paisajes para la personalización del aprendizaje Marta Molina

94

Sense pursuit Pilar Ballesteros

100

Keep in love, search the truth Gimena González y Marina Camacho

106

Educación 3.1. Personalización del aprendizaje Moisés López

r ECURSOS Colabora:

110

Recursos


e u

DITORIAL

2

e

Paisajes de aprendizaje. Una pincelada más “Jamás un paisaje podrá ser idéntico a través de varios temperamentos de músicos, de pintores, de poetas. Cada paisaje se compone de una multitud de elementos esenciales, sin contar con los detalles más insignificantes, que, a veces, son los más significativos.” Juan Ramón Jiménez

E

scribo frente al paisaje que

la sombra de un árbol y leía un rato y

me vio crecer. Durante seis

miraba y… después, a los 12 años,

años fui casi siempre solo a la

fui al colegio de escolapios; iba en bi-

escuela de mi pueblo. Iba por un ata-

cicleta, 4 km; por las mañana solía ir

jo que me gustaba y que me permitía

con otros compañeros en grupo; por

parar a cada rato para contemplar los

las tardes, ya al anochecer, procuraba

campos, el verdor y sus tonalidades,

volver a casa solo, a mi aire. Me daba

los cambios estacionales, los anima-

tiempo a repensar lo que nos habían

les pastando y a veces, algún que otro

contado en algunas de las clases, so-

campesino trabajando. Aquel paisaje

bre todo en literatura, historia, religión,

me hizo, me marcó. Muchas veces me

ciencias. Me acostumbré a mirar hacia

sentaba en la cerca de un prado o bajo

arriba, hacia las estrellas.

DUCADORES = Octubre - Diciembre 2015


3 Acuarelas de Hermann Hesse

Aprendí más en esas idas y venidas, casi siempre en solitario, que en las lecciones grupales. Soporté muchas tardes de lluvia, llegando a casa empapado. No me importaba. Sabía que me esperaban las zapatillas calientes, la ropa seca, el fogón, el rincón en la cocina donde siempre estudiaba o leía acompañado de una vela. Era una época en la que con frecuencia la luz eléctrica se iba. Siguen las velas acompañándome. Poco que ha cambiado uno, no sé si madurado. Ya me dan igual los pareceres u opiniones de tales costumbres infantiles que perduran en el tiempo del retorno

u

e

DUCADORES=Octubre - Diciembre 2015


u hacia uno mismo. Ahora, en mirada retrospectiva,

aprendizajes del paisaje los que a mí, y a otros mu-

cuando miro el paisaje de mi vida, me percato de

chos como yo, nos hicieron ser como somos. Bas-

cuán importante y significativo ha sido el poder del

tante autónomos sin duda. Dice Ralph W. Emerson:

paisaje y de la presencia callada de Dios en él y

“La diferencia entre paisaje y paisaje es poca, pero

en mí. Y con él, las figuras educativas que en él

hay una gran diferencia entre los que lo miran”.

han sobresalido. Pocas, muy pocas. Porque si el

Creo que es una verdad a medias. Las diferentes

paisaje marca, más configuran los que en ese

formas de mirar, si se comparten, complementan

paisaje se movieron, acompañaron, educaron o

la visión. Los paisajes son variados, aunque haya

pusieron su piedrecilla en el avance en medio de

similitudes en su contemplación, en su percepción,

no pocos pareceres encontrados. Pero no es esto

en el conocimiento y comunión con el mismo. Una-

lo que se me pide para esta mi última editorial de

muno, contemplando desde Los Negrillos, escribía:

Educadores 256.

“Si varios hombres persisten viendo mucho tiempo la misma vista, acabarán por acordar mucho de su

Más allá de una expresión afortunada

4

ideación, estribándola en el espectáculo aquel”1.

Me gusta la expresión “paisajes de aprendi-

Y lo curioso y gratificante es que, poco a

zaje”. Se va imponiendo en el aprendizaje autóno-

poco, en el transcurrir de los años de aprendizaje,

mo del alumno. Me gustaría más cambiar los térmi-

con más visión y espero con algo más de sabiduría,

nos y escribir sobre “aprendizajes del paisaje”, tal

uno va topándose con otros con percepciones, con

y como había comenzado, porque fueron aquellos

complicidades interiores, con esencialidades alquitaradas, acordando “ideaciones” y visiones, goces y estéticas, y, por tanto, con valoraciones éticas y morales similares. Hay coincidencias, goces compartidos. Sí, es cierto: todo es muy subjetivo, pero ¡tan gratificante! Como dice la escritora mexicana Elena Poniatowska Amor: “Todos estamos -oh mi amor- tan llenos de retratos interiores, tan llenos de paisajes no vividos”.

1 M. de Unamuno, “Frente a los negrillos” en O. C. T. I, Escélicer, Madrid 1966, 433. Para saber algo más sobre esta relación del paisaje con el hombre unamuniano, ver el artículo de Clara Luque Moya, “El paisaje en la antropología de Unamuno” en la revista de la Universidad de Málaga, 2010.

e

DUCADORES = Octubre - Diciembre 2015


Pero volvamos a los “paisajes de aprendiza-

entrega, la pasión y deseo propios de conocer, es-

je” porque sino corro el riesgo de hacer literatura,

cudriñar y avanzar con dedicación y esfuerzo. Nada

aunque tampoco estaría nada mal en medio de tan-

grande se ha hecho sin esfuerzo pequeño. Y los

tos conocimientos que el alumno debe conocer en

“paisajes de aprendizaje” requieren también su pe-

la actualidad, cuando lo más importante sería, es,

queño/gran esfuerzo para atravesar los mapas del

que el alumno se conociese más a sí mismo. Justo

conocimiento con no pocos escollos paisajísticos.

en el instante en que acabo de escribir esto, me

Escollos que unas veces habrá que superar y otras

llega un Whatsapp tempranero -son las siete de la

esquivar; lo más normal es que superar un escollo

mañana- con un texto de Simone Weil: “¿Por qué

deba/pueda hacerse esquivándolo. ¡Para qué tener

he de preocuparme? No es asunto mío pensar en

confrontaciones inútiles!

mí. Asunto mío es pensar en Dios. Es cosa de Dios pensar en mí”. Está bien, pero una cosa no exclu-

Los autores de los artículos y experiencias

ye la otra, sobre todo cuando de jóvenes, hombres

de este nº 256 de Educadores nos irán desbro-

y mujeres en ciernes, se trata. Ya les llegará ese

zando estás técnicas que prepararán mejor a los

tiempo de la des-preocupación de sí mismos en el

alumnos y alumnas en este siglo de avances tec-

transcurrir de los años y vivan/piensen más en los

nológicos que facilitan y ayudan a conocer más y

otros, cuando tengan una familia, un trabajo solida-

mejor, pero que no suplen la dedicación y esfuerzo

rio, un oficio transformador. De momento, hay que

requeridos para la adquisición de los conocimientos

educarles para que den contenido a su paisaje y a

esenciales.

5

sus retratos interiores. Es hora de amanecida Y en este aprendizaje paisajístico de conocimientos, cada alumno podrá elegir, sin dejar la

Está amaneciendo. El otoño cubre de ama-

buena guía del profesor, la forma, manera y se-

rillo las hojas del castaño que tengo frente a mí.

lección de los conocimientos. Utilizará herramien-

Hay otros árboles en derredor cuyas ramas y ho-

tas adecuadas. En estos mapas de aprendizaje

jas amarillean también; el suelo recoge como en

-todo paisaje está enmarcado en un mapa- don-

bandeja sagrada las hojas de todos por igual hasta

de el alumno escoge la ruta que mejor se adap-

transformarse en humus; ese humus que alimenta-

te a sus intereses, además de poder trabajar con

rá la tierra hasta que llegue, en silencio, la primave-

otros de manera más colaborativa. Es un “aprender

ra. Todo ello me susurra en esta mañana la retirada

a aprender” dinámico y atractivo, pero sin perder

a tiempo, el saber conjugar otros colores de ahora

nunca de vista que al final de toda adquisición de

en adelante. En todo amanecer se vislumbra ya el

conocimientos está la tarea personal, la voluntad y

crepúsculo.

u

e

DUCADORES=Octubre - Diciembre 2015


u

6

Me gustaría, casi como último favor y home-

a Irene el testigo y sé que va a hacerlo muy bien

naje a los árboles, que la redactora jefe -aún sigo

como directora de la revista; sabe mucho de los te-

siendo el director de este último número, aunque

mas de actualidad y de los intereses de los educa-

poco mando- hiciese un rincón al escrito de Her-

dores, sabe cómo enfocarlos y gestionarlos. Sé que

mann Hesse sobre los árboles y a alguna de sus

Loli seguirá siendo una buena redactora-jefe, sabe

acuarelas arbóreas. No es mucho pedir, aunque

mucho de psicología, de pedagogía y lo que se pre-

conozco la “dictadura del espacio” a imprimir. Si no

cisa para renovar gestos, actitudes y metodologías.

logro mi petición es que habré perdido ocho años

En la distancia, Alfredo sigue diseñando paisajes de

de dirección de Educadores o se entendió muy

aprendizaje con un cromatismo de los más variado

poco de lo que pretendía llevar a cabo. No en vano

y multicolor, como las inteligencias múltiples que él

el logo de Escuelas Católicas es un árbol. Aunque

sabe hacer suyas con una inteligencia, modernidad

sea por respeto al logo…

e innovación nada común.

“No se pinta un paisaje, una marina... Se pin-

Gracias a Escuelas Católicas que me brin-

ta la impresión de una hora al día”, decía Eduardo

dó esta oportunidad y desafío desde 2007 hasta

Monet. Mi “impresión y expresión” matinal ha sido

ahora, final de 2015. Por el apoyo recibido, por su

esta en la que ya toca despedirse. Es hora de ju-

paciencia y comprensión en muchos momentos

bilarse con júbilo sincero y de agradecer a tantos

en que había que tomar alguna decisión que no se

colaboradores generosos como Educadores ha te-

veía muy factible o chocaba con otros pareceres

nido durante estos años últimos. Sin ellos no podría

ajenos a lo pedagógico, aunque dignos de tenerse

haber escrito estas editoriales, unas 34, ni algún

en cuenta.

que otro artículo. Sin su generosidad para responder con su buen hacer, pensar y escribir, no podría haber ampliado mis limitados conocimientos.

Y por supuesto, gracias a los suscriptores y bibliotecarios, que aunque no hayan leído todo lo publicado en Educadores, han colaborado y

Gracias a quienes colaboraron con Educa-

dado sugerencias para la mejora de la revista. No

dores. Gracias a los lectores anónimos, a los pro-

es ninguna hipérbole decir que es una de las me-

fesores y educadores que sé han seguido, leído y

jores revistas educativas de nuestro país. Y en mi

disfrutado de estos artículos, experiencias y apor-

recuerdo agradecido está Siro López, el diseñador

taciones en los lugares más recónditos. Gracias a

más cálido, humano y moderno que he conocido; él

quienes conmigo han llevado esta empresa edu-

ha arriesgado con su creatividad, equilibrio y buen

cativa de difusión e innovación pedagógica: Irene

gusto para que EDUCADORES, -así, con mayús-

Arrimadas, Alfredo Hernando, Loli García. Le paso

cula-, ocupe en la actualidad el lugar de reconoci-

e

DUCADORES = Octubre - Diciembre 2015


miento, modernización y nivel intelectual por el que Escuelas Católicas, a través de su visión y misión educativa cristiana, sin paliativos ni componendas, ha apostado desde siempre. Han sido muchos los detalles insignificantes -y por eso los más significativos- como decía Juan Ramón al inicio, los que uno se lleva en el corazón agradecido. Seguiremos contemplando el paisaje y añadiéndole notas y colores al paisaje de la vida. Buena suerte. Buen aprendizaje. Buena pintura. ¡A veces se pinta tan poco! De eso saben mucho los buenos educadores. Sea ésta mi última pincelada a este paisaje de aprendizaje. Aprender a desapren-

7

der también es aprender. No es tarea fácil. Y dentro de las técnicas de la pintura también está la del pentimento3 o pentimenti, a decir de los italianos. Sin ella, los educadores no avanzaríamos un ápice en el sentido de la buena educación, sobre todo si ella lleva el adjetivo cristiana=

José Antonio Solórzano, dominico.

2 Recomiendo la lectura de la obra de Testsuro Watsuji. Antropología del paisaje. Climas, culturas y religiones. Salamanca: Sígueme. 2006. 3. Pentimento: La pintura en un lienzo, a medida que envejece, en ocasiones se vuelve transparente. Cuando eso ocurre, a veces es posible ver los trazos originales: un árbol aparece bajo el vestido de una mujer, un niño deja paso a un perro, un barco grande ya no está en mar abierto... Eso se llama pentimento porque el pintor, “arrepentido”, cambió de idea.

e

DUCADORES=Octubre - Diciembre 2015


disco de su tronco: en sus anillos anuales y en sus cicatrices están descritos con exactitud toda lucha, todo sufrimiento, toda enfermedad, toda fortuna, toda recompensa. Años flacos y años abundantes, agresiones soportadas y tormentas sobrevividas. Y cualquier hijo de campesino sabe que la madera más dura y noble es la que tiene los anillos más estrechos, y que arriba en la montaña, en constante peligro, crecen las ramas más inquebrantables, las más fuertes y ejemplares. Los árboles son santuarios. Quien sabe

8

Árboles

hablar con ellos y sabe escucharlos, descubre la

Los árboles me han dado siempre los sermo-

vida.

nes más profundos. Los respeto cuando viven en poblaciones o en familias, en bosques o en arboledas. Pero aún los respeto más cuando viven apartados. Son como individuos solitarios. No como ermitaños que se hubieran recluido a causa de una debilidad, sino como seres grandes y aislados, como Beethoven o Nietzsche. En sus ramas más altas susurra el mundo y sus raíces descansan en lo infinito; pero no se abandonan ahí, luchan con toda su fuerza vital por una única cosa: cumplir con ellos mismos según sus propias leyes, desarrollando su propia forma, representándose a sí mismos. Nada es más sagrado, nada es más ejemplar que un árbol fuerte y hermoso. Cuando se tala un árbol y se muestra desnuda al sol su herida mortal, puede leerse toda su historia en el tosco y lapidario

e

DUCADORES = Octubre - Diciembre 2015

verdad. Ellos no predican doctrinas ni recetas. Predican, indiferentes al detalle, la originaria ley de la


El árbol dice: en mí hay escondido un núcleo,

tierra, de recuerdos de la madre y de nuevas ense-

una luz, un pensamiento. Soy vida de la vida eterna.

ñanzas para la vida. Nos guía a casa. Cada travesía

Único es el propósito y el experimento que la madre

nos conduce al camino de vuelta a casa, cada paso

eterna ha hecho conmigo. Únicos son mi forma y los

es nacimiento, cada paso es muerte, cada tumba

pliegues de mi piel, así como único es el más humil-

es la madre.

de juego de hojas de mis ramas y la más pequeña herida de mi corteza. Fui hecho para formar y revelar lo eterno en mis más pequeñas marcas.

Así susurra el árbol al atardecer cuando nos inquietamos con nuestros pensamientos infantiles.

Los árboles tienen un razonamiento más extenso,

El árbol dice: mi fuerza es la confianza. No sé

más apacible y de largo aliento, igual que tienen

nada de mis padres y no sé nada de los miles de

vidas más largas que las nuestras. Son más sabios

hijos que cada año nacen de mí. Vivo, hasta el final,

que nosotros mientras no les escuchemos. Pero

el secreto de mi semilla y de nada más me ocupo.

cuando hemos aprendido a prestarles atención, la

Confío que Dios está en mí. Confío que mi misión

brevedad, la rapidez y el apresuramiento pueril de

es sagrada. Y de esta confianza vivo.

nuestro juicio, alcanza una alegría incomparable. Quien haya aprendido a escuchar a los árboles no

Cuando estamos heridos y apenas podemos resistir más la vida, el árbol puede hablarnos:

busca más ser un árbol. No querrá ser distinto de lo que es. Esa es la patria. Eso es la felicidad=

¡Detente! ¡Detente! ¡Mírame! La vida no es fácil, la vida no es difícil. Esas son ideas infantiles. Deja que Dios hable dentro de ti y tus pensamientos crecerán en silencio. Te sientes ansioso porque tu trayecto te conduce lejos de la madre y la patria. Pero cada paso y cada día te encaminan de regreso a la madre. Tu patria no está ni aquí ni allí. Tu patria está en tu interior o en ningún lugar. El deseo de caminar rasga mi corazón cuando escucho a los árboles susurrar con el viento del crepúsculo. Si se le presta atención largamente y en silencio, esta añoranza revela su origen y su destino. No es tanto una cuestión de escapar del sufrimiento, aunque pueda parecerlo, es nostalgia de la

e

DUCADORES=Octubre - Diciembre 2015

9


ยกGRACIAS! 10

e

DUCADORES = Octubre - Diciembre 2015


Equipo de tutores del Programa de formación de Escuelas Católicas “Profesores en acción”: Irene Arrimadas @iarrimadas, Charo Fernández @yalocin, Loli García @loligarciaXXI, Carmen González @flosflorum, Alfredo Hernando @alfredohernando, Mar Martín @marmarmur, Carlos L. Morante @carloslmorante, Siro López @SiroCreativo, César Poyatos @cpoyatos.

P

oderosamente conectados por el hilo rojo

Un mundo que necesita de cada uno de nosotros:

de la pasión educativa,

Docentes, psicólogos, pedagogos,

construimos sueños en colaboración.

padres, asesores,… Educadores.

Con la innovación que nutre las raíces de la

Caminamos por un sólido proyecto en común:

curiosidad, la admiración,

acompañarnos enamorados de la verdad,

la experiencia y el compromiso.

la bondad y la belleza.

Con la misión de responder

Un honor estar juntos en esta aventura…

al mundo que despierta,

¿Cuándo nos encontramos?

vibra y nunca duerme: escuchando los lenguajes de nuestros alumnos a pie de aula…

#profesinnovadores @ecatolicas

e

DUCADORES=Octubre - Diciembre 2015

11


a RTÍCULOS

LA PERSONALIZACIÓN Y LOS PAISAJES DE APRENDIZAJE Autoría compartida: Equipo de tutores del Programa “Profesores en acción”

12

e

DUCADORES = Octubre - Diciembre 2015


S

eguro que el título de esta publicación,

Son tres principales razones las que nos lle-

“paisajes de aprendizaje”, ha despertado

van en “Profesores en acción” a buscar nuevas for-

tu curiosidad. Un título evocador que hace

mar de programar en el aula:

que nuestra imaginación salga de las paredes del

La personalización del aprendizaje.

aula y quizás nos lleve a bosques, naturaleza…

Las inteligencias múltiples y habilidades

Por ello, antes de entrar a explicarte lo que son los

cognitivas. Más allá de Bloom.

paisajes de aprendizaje, te invitamos a conocer su

Programar por infusión.

esencia. Veamos cada una de ellas.

13

u

e

DUCADORES=Octubre - Diciembre 2015


a RTÍCULOS

26

e

DUCADORES = Octubre - Diciembre 2015


Diseñando oportunidades La matriz del paisaje de aprendizaje Autoría compartida: Equipo de tutores del Programa “Profesores en acción”

I

nteligencias múltiples, estrategias de pensamiento, retos, preguntas, narraciones atractivas que se relacionen con el contenido

27

curricular, integración de todos los alumnos independientemente de sus necesidades en el grupo-aula… ¿cómo dar espacio a esta riqueza y del mejor modo posible en nuestras escuelas? En este artículo comenzaremos por experimentar un paisaje de aprendizaje en acción. Una aventura a través del cuerpo humano protagonizada por equipos de investigadores muy especiales, que nos sirva como ejemplo con el que aprender a programar nuestro propio paisaje de aprendizaje.

u

e

DUCADORES=Octubre - Diciembre 2015


a RTÍCULOS

42

HACKEANDO EL CURRICULO Autoría compartida: Equipo de tutores del Programa “Profesores en acción”

e

DUCADORES = Octubre - Diciembre 2015


43

E

n los últimos años hemos visto la prolifera-

de alguna manera nos resulta útil. Algunos parti-

ción de estrategias para la planificación del

mos de los bloques de contenido que tenemos que

proceso de enseñanza y el aprendizaje. La

dar, otros de la evaluación, de lo que quiero que

enorme variedad de métodos y currículos susten-

aprendan los alumnos, de los productos, otros de

tan una amplia gama de estilos de enseñanza in-

tareas… Algunas veces nuestro punto de partida

dividuales. Ello nos permite seleccionar para cada

es la guía que nos proporciona alguna metodología

unidad de programación las técnicas e ideas que

concreta y nuestra programación sigue los puntos

mejor se adecuan a nosotros e incorporarlas para

del proceso que en ella se señalan.

crear un método eficaz en cuanto a dar apoyo al aprendizaje de los alumnos.

No pretendemos dar una nueva guía de programación, simplemente ofrecemos un trabajo in-

Cuando los docentes nos enfrentamos en

teractivo que sea un instrumento para que los equi-

septiembre al folio en blanco que poco a poco nos

pos docentes puedan hacer un camino de análisis y

llevará a la programación de nuestro área, partimos

reflexión que favorezca la incorporación del cambio

cada uno de un esquema que mantenemos porque

y transformación que exigen los nuevos tiempos.

e

DUCADORES=Octubre - Diciembre 2015

u


a RTÍCULOS

56

e

DUCADORES = Octubre - Diciembre 2015


JUGANDO PARA APRENDER

GAMIFICACIÓN

Autoría compartida: Equipo de tutores del Programa “Profesores en acción”

57

u

e

DUCADORES=Octubre - Diciembre 2015


a RTÍCULOS

70

e

DUCADORES = Octubre - Diciembre 2015


Dando vida a los paisajes de aprendizaje. Aplicaciones tecnológicas Autoría compartida: Equipo de tutores del Programa “Profesores en acción”

Q

uizá, alguno recuerde aquel eslogan de Mi-

permiten hacer realidad la teoría de las Inteligen-

crosoft que decía: “¿Hasta dónde quieres

cias Múltiples, y se apoya de igual forma en la Ta-

llegar hoy?” Esa pregunta-reto, lanzada al co-

xonomía de Bloom: el aprendizaje personalizado es

mienzo del spot publicitario, fue una de las mejo-

posible y está ocurriendo.

res iniciativas que tuvo la agencia publicitaria para enganchar al espectador. La que proponemos a

En este comienzo de siglo, en el que vamos

continuación pretende también captar tu atención:

construyendo poco a poco el día a día en educa-

¿cómo quieres aprender hoy? Es altamente proba-

ción, asistimos a una refundación del aprendizaje:

ble que si formulamos dicha pregunta a nuestros

ese paradigma que es en sí mismo fin y medio a

alumnos, en muchos de ellos veríamos inmediata-

la vez. Muchos hemos apostado por cambiar, y en

mente dibujado en su rostro un gesto o mueca de

el largo y arduo camino del cambio descubrimos

sorpresa. Sin embargo, el foco de atención sobre el

también que aquellos que estamos ávidos de cono-

que debemos dirigir nuestras linternas, el protago-

cimiento y saber en favor de nuestros alumnos, nos

nista real de todo lo que concierne al aprendizaje,

hemos convertido en “carpantas cognoscitivos”

es desde luego el alumno. La comunidad educativa

necesitados de un tenedor a modo de garfio que

que formamos entre todos está realizando poco a

prolongue y transforme nuestras manos, y que nos

poco una reformulación de los procesos, modelos

permita seguir enganchados a la popa de un barco

pedagógicos y metodologías de aprendizaje que

que cada vez se mueve más deprisa y que agita u

e

DUCADORES=Octubre - Diciembre 2015

71

Educadores 256  

Revista educadores octubre-diciembre 2015 nº 256 Espacio de ideas y proyectos educativos

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you