Page 1

ˊ

ˊ


4

Carta

6

El congreso en imágenes

10

Inauguración “Escuela con visión: Congreso con visión”

15

Primera ponencia “La evangelización tiene hoy más vigencia que nunca”, Sebastián Taltavull

19

Segunda ponencia “De una cultura del libro en desecho a una cultura audiovisual de hecho”, Vicente Verdú

22

Eucaristía La evangelización de nuestra tierra educativa, eje de la Eucaristía del X Congreso

23

Tercera ponencia “El currículum debe contribuir a que las personas sean más felices”, Elena Martín

26

Cuarta ponencia “El futuro del aprendizaje se caracterizará por tres elementos: la globalización, la revolución biológica y la revolución digital”, Howard Gardner “De la misma forma que podemos enseñar a odiar, podemos enseñar a amar”, Elsa Punset

30

Mesa redonda “Lectura cristiana de la realidad”

34

II Premios TIC Una apuesta por la innovación educativa

37

Quinta ponencia Entre los “nativos digitales” y los “inmigrantes digitales”, (nuevos aprendizajes), Isauro Blanco

41

Sexta ponencia “Las organizaciones del futuro deben ser meritocracias”, Juan Carlos Cubeiro

44

Acto de clausura Manuel de Castro, secretario general de EC, recibe una fuerte ovación de despedida al final de su mandato

46

Conclusiones del X Congreso de Escuelas Católicas

48

Stands

50

Retransmisión on-line

Edita: Educación y Gestión y FERE-CECA. C/ Hacienda de Pavones 5, 1º 28030 Madrid. Tfn: 91 328 80 00. Fax: 91 328 80 01. www.ferececa.es y www.eyg.es. Directora: Mª Victoria Moya Segura. Subdirectora: Eva Díaz Fernández. Consejo de Redacción: Manuel de Castro Barco, Alberto Mayoral, José Antonio Solórzano, Zoraida Arribas y Paloma Ramos. Diseño: Sentido Común Comunicación. Maquetación: J.J. P. Pereira e Iván Vázquez. Fotografía: Manuel Villar. Publicidad: EyG, FERE-CECA y HG. Imprime: Villena Artes Gráficas. Depósito legal: M-43440-2005 Año V- Número 29 - Diciembre 2009

Nº 487

Nº 120


Escuela con Visión

A

Acaba de concluir con notable éxito el X Congreso de “Escuelas Católicas” que ha tenido lugar los días 26, 27 y 28 de noviembre, en el Hotel Beatriz Toledo. Las impresiones generales son excelentes y la satisfacción de participantes y organizadores, compartida. El lugar escogido, tan próximo a Madrid, ha facilitado la numerosa participación (más de 700 personas), hasta el punto de no poder acoger a todos los que lo deseaban. Por otro lado, el Hotel Beatriz disponía de unas inmejorables instalaciones tanto para el desarrollo del Congreso, como para el hospedaje de las más de 400 personas que decidieron residir allí durante esos días. Los congresos ofrecen siempre la oportunidad de proyectar la propia imagen institucional hacia la sociedad y la posibilidad de ocupar durante esos días un lugar de privilegio en los medios de comunicación. En efecto, el eco mediático de nuestro congreso de Toledo ha sido significativo. La relevancia de las personalidades que nos honraron con su presencia, tanto en el acto de inauguración como en el de clausura, contribuyó notablemente a ello: el presidente del Congreso de los Diputados, José Bono; la secretaria de Estado de Educación, Eva Almunia; el arzobispo de Toledo, Braulio Rodríguez; el consejero de presidencia de Castilla-La Mancha, José Valverde; la consejera de Educación de esta misma comunidad, María Ángeles García; el presidente de la Comisión de

2

4

6

8

10

12

14

16

18

20

22

24

26

28

30

32

34

36

38

40

42

44

46

48

50

52


Enseñanza y Catequesis, Casimiro López; la presidenta del Consejo Escolar del Estado, Carmen Maestro; y el viceconsejero de Educación de Castilla-La Mancha, Pedro Pablo Novillo. Vaya a todos ellos en primer lugar nuestro agradecimiento. Sin embargo, no es esa la principal finalidad que perseguimos en los congresos, puesto que lo que de verdad pretendemos es realizar una seria reflexión sobre nuestra tarea educativa y cómo la llevamos a cabo en nuestras escuelas. El lema elegido “Escuela con visión” nos ofrece algunas pistas de por dónde hemos querido enfocar la selección de ponencias y ponentes. Estamos viviendo en una sociedad que cambia vertiginosamente, una sociedad plural bajo muchos puntos de vista, que está instalada también en el interior de nuestras escuelas. Por eso la reflexión se ha centrado en la relación dialéctica que debe darse entre esta sociedad a la que pretendemos servir y nuestra propia identidad. Se parte de la constatación de que hemos de educar para responder a los retos de la sociedad del futuro, que ha llegado ya, como afirmaba la ponencia de Vicente Verdú. Para responder a los desafíos de esta sociedad del futuro necesitamos dotar a los educadores de una serie de competencias, entre las que se incluye de manera destacada la competencia emocional y espiritual. A dichas competencias se han referido Howard Gardner, prestigioso psicólogo estadounidense y profesor de la Universidad de Harvard y Elsa Punset. Además, necesitamos desarrollar en los alumnos unas competencias adecuadas para responder a los desafíos que se van a encontrar, como nos hizo ver Elena Martín. Sin olvidar, por otro lado, las habilidades del directivo, tal como nos explicó Isauro Blanco y la necesidad de que las organizaciones, que han de promover este cambio de modelo formativo, sean verdaderamente “organizaciones con visión”, como señaló en su ponencia Juan Carlos Cubeiro. Es en este contexto en el que la escuela católica debe cumplir su misión, lo que la obliga a hacer una lectura cristiana de la realidad, tal y como se constató en una interesante mesa redonda dirigida por Carmen Pellicer y que contó con la presencia del Padre Ángel García, Sor Lucía Caram, Jaime Mayor Oreja y Javier Cortés Soriano. Y en consecuencia obliga también a plantarse cómo impartir una educación confesional en un mundo laico, temática abordada por Sebastián Taltavull, Obispo auxiliar de Barcelona. Las conclusiones leídas en la última sesión hacían referencia a todos estos temas, pero además a cuestiones de actualidad educativa, como el pacto escolar propuesto por el Ministerio de Educación, a las inadmisibles discriminaciones que vienen sufriendo los alumnos de la escuela concertada, y a la urgente necesidad de que familia y escuela confluyan en la tarea educativa. En definitiva, hemos celebrado un Congreso sobrio, digno y sin concesiones a la distracción, centrado en la reflexión y el análisis con la mirada siempre hacia delante, como nos exigen los tiempos actuales que vivimos. No me queda sino agradecer a cuantos con su trabajo, su buen hacer y su experiencia lo han hecho posible. Permítaseme citar por lo menos a Carlos Ruiz, José Antonio Solórzano, José María Bautista y a todo el personal de la sede que lo han preparado y han estado presentes durante el desarrollo del mismo. Gracias también a las entidades patrocinadoras del mismo, de manera particular a SM, siempre implicada en estos eventos organizados por Escuelas Católicas. Y gracias a todos vosotros asistentes al mismo que sois la razón y el motivo de nuestro trabajo.

Manuel de Castro Secretario general de Escuelas Católicas

3

5

7

9

11

13

15

17

19

21

23

25

27

29

31

33

35

37

39

41

43

45

47

49

51

53


El X Congreso en 36 instantáneas Si una imagen vale más que mil palabras, 36 pueden resumir a la perfección la esencia de nuestro X Congreso. Sin necesidad de decir mucho, veamos qué ha pasado en Toledo entre el 26 y el 28 de noviembre de 2009…

La zona de acreditaciones bulle

El Centro de Convenciones del Hotel Beatriz Toledo recibe a los primeros congresistas, entre ellos, Paco Vírseda, ex secretario general de FSIE

Los presentadores, José Antonio Solórzano y Victoria Moya, dan comienzo al Congreso…

Los stand se van llenando

…que queda inaugurado por las autoridades invitadas…

Los asistentes se dirigen al auditorio

2

4

6

8

10

12

14

16

18

20

22

24

26

28

30

32

34

36

38

40

42

44

46

48

50

52


en imágenes

…ante la atenta mirada del público asistente

Fueron tres días de intenso trabajo ¿Qué mejor que un joven cuarteto como colofón al acto inaugural?

Pero también tres días con tiempo para calmar el apetito con una buena comida

Para disfrutar de unos buenos mazapanes de Toledo 3

5

7

9

11

13

15

17

19

21

23

Para la merecida pausa del café 25

27

29

31

33

35

37

39

41

43

45

47

49

51

53


Para ver las interesantes propuestas de los stand

Y por supuesto con tiempo para la oración

Los ponentes nos hicieron reflexionar

Sebastián Taltavull

Vicente Verdú

Elena Martín

Howard Gardner

Elsa Punset

Isauro Blanco 2

4

6

8

Juan Carlos Cubeiro 10

12

14

16

18

20

22

24

26

28

30

32

34

36

38

40

42

44

46

48

50

52


en imágenes Los participantes de la mesa redonda nos dieron su “lectura cristiana de la realidad”

Sor Lucía Caram

Padre Ángel García

Jaime Mayor Oreja

Hubo momentos en el Congreso para test entretenidos

Tras la clausura y el merecido homenaje a Manuel de Castro, secretario general de EC…

3

5

7

9

11

13

15

17

19

Javier Cortés

Tuvimos la oportunidad de entregar los II Premios TIC

…la organización empieza ya a pensar en el próximo congreso. 21

23

25

27

29

31

33

35

37

39

41

43

45

47

49

51

53


Escuela con visión: Congreso con visión Dos años después de la celebración del Congreso conmemorativo del Cincuentenario de FERE-CECA y del IX Congreso de EyG celebrado en Madrid, Escuelas Católicas reunió a la comunidad educativa en Toledo, con motivo de su X Congreso. Durante los días 26, 27 y 28 de noviembre, el auditorio del Hotel Beatriz acogió a más de 700 congresistas entre los que se encontraban directores y profesores de colegios, instituciones educativas de países extranjeros, patronales de enseñanza, colectivos de profesores, sindicatos, medios de comunicación, representantes del Ministerio y de las Consejerías de Educación entre otros.

El acto de inauguración del X Congreso tuvo lugar en la mañana del día 26 de noviembre

2

4

6

8

10 12 10

14

16

18

20

22

24

26

28

30

32

34

36

38

40

42

44

46

48

50

52


E

El Congreso dio comienzo con la presentación de la mesa inaugural que corrió a cargo de José Antonio Solórzano, director del Departamento de Pastoral de EC y Victoria Moya, directora del Departamento de Comunicación de la institución. Dicha mesa estuvo compuesta por la secretaria de Estado de Educación, Eva Almunia; el consejero de la Presidencia de Castilla-La Mancha, José Valverde; el arzobispo de Toledo, Braulio Rodríguez; la consejera de Educación de CastillaLa Mancha, Ángeles García; la presidenta del Consejo Escolar del Estado, Carmen Maestro; el presidente de la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis, Casimiro López Llorente; la presidenta de EC, Inmaculada Tuset; el secretario general de EC, Manuel de Castro; y el presidente de EC Castilla-La Mancha, Lorenzo Peñasco.

Eva Almunia

El presidente de EC Castilla-La Mancha, Lorenzo Peñasco, abrió el turno de intervenciones con un discurso en el que agradeció la oportunidad de “ser anfitrión en una cita clave y en un escenario tan emblemático como es la ciudad de Toledo”. Se mostró ilusionado con el hecho de que el Congreso sirviera de foro reflexión y debate de cuestiones clave que permitieran actualizar la labor educativa. Incidió sobre la necesidad de “aprender a leer en clave cristiana la sociedad del futuro, a partir de los indicios que nos da el presente, para dotar a los alumnos de las competencias necesarias para que puedan desenvolverse en un mundo global”.

Braulio Rodríguez

Casimiro López Llorente, presidente de la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis, comenzó su intervención trasmitiendo a los presentes su reconocimiento “expreso y sentido” a la “enorme tarea educativa realizada por la escuela católica durante años y que en la actualidad continúa prestando a los alumnos, a los padres, a la sociedad y a la misma Iglesia”. Recordó que la tarea no siempre es fácil, sobre todo teniendo en cuenta “el contexto social, cultural, educativo y eclesial actual”, que plantea “nuevos retos a la educación en general y a la católica en particular” y que, en opinión de Casimiro López, “debe estar a la altura y ser fiel a su propia identidad y misión”, y “hacer de la evangelización en la educación la propia razón de ser de la escuela católica”.

José Valverde

Asimismo, añadió que “la educación de la persona en un colegio católico no puede limitarse a una propuesta educativa de los valores que derivan del Evangelio, sino que la educación católica ha de ayudar al encuentro con Dios vivo que muestra la fuerza reveladora de su amor y su verdad”. Concluyó su participación con la esperanza de que el Pacto Escolar anunciado cumpla las expectativas fijadas. El consejero de la Presidencia de Castilla-La Mancha, José Valverde, que acudió al acto en representación del Presidente de Castilla-La Mancha, resaltó las “excelentes relaciones mantenidas con Escuelas Católicas tanto a nivel autonómico como nacional”, relaciones que han hecho posible alcanzar acuerdos y compartir el objetivo común de lograr “una educación eficiente y eficaz”. En su discurso subrayó que “la formación es hoy día un desafío personal y colectivo que trasciende recintos académicos para convertirse el actividad permanente y determinante para todos los ámbitos de la vida social”. Elogió que la Unión Europea haya “fijado como objetivo estratégico promover la cohesión social a través de los sistemas educativos, apostando por la calidad y la eficacia para hacer frente a los retos de la globalización y a una economía basada en el conocimiento”. Se mostró esperanzado al hablar del Proyecto de Ley de Educación de Castilla-La Mancha, que comenzará a tramitarse próximamente, y “cuya clave principal es su vocación de futuro, su esfuerzo por cualificar a sus jóvenes y dotarles de una mayor capacidad y autonomía para diseñar y llevar a cabo sus propios proyec-

3

5

7

9

11 11

13

15

17

19

21

23

25

27

29

31

33

35

37

39

41

Casimiro López

43

45

47

49

51

53


tos”. Resaltó la importancia que su comunidad le otorga a la educación, al asegurar que es una de las comunidades que más invierte en educación “no como gasto, sino como inversión de futuro” potenciando la enseñanza bilingüe, las TIC y los Programas de Cualificación Profesional. Mostró su preocupación por conseguir en las aulas y en la sociedad un buen clima de convivencia, para lo cual el Gobierno de Castilla-La Mancha ha puesto en marcha el Decreto de Convivencia en los centros educativos de la comunidad que refuerza la autoridad del profesor, así como la práctica de métodos como la mediación escolar, “de probada eficacia en la resolución de conflictos”, y la creación del Observatorio de la Convivencia Escolar de la región, pues en palabras de Valverde, “favorecer la convivencia es elemento clave para favorecer el desarrollo del proceso enseñanza-aprendizaje”.

Lorenzo Peñasco

Braulio Rodríguez, arzobispo de Toledo, consideró la escuela católica como “ámbito estupendo para la acogida de tantos niños y jóvenes que viven en una sociedad muy diferente a la del pasado reciente”. Reconoció que la escuela católica trabaja de forma intensa para integrar a la población inmigrante, lo que “supone para nosotros un reto importante con muchas posibilidades de éxito”. Mostró su alegría por la asistencia de congresistas venidos desde diversos puntos del país, “porque demuestra que las escuelas católicas están presentes en todo nuestro territorio” y concluyó ofreciéndose, en nombre de la escuela católica, a contribuir a la “mejora de la educación que todos deseamos”. La presidenta de Escuelas Católicas, Inmaculada Tuset, dio lectura a su discurso inaugural, publicado en las página 13 de este especial. La última intervención corrió a cargo de la secretaria de Estado de Educación, Eva Almunia, que agradeció de forma personal a Manuel de Castro los últimos años de trabajo y colaboración conjunta que según aseguró, le han hecho entender que “la tarea educativa es un deber de todos y para todos”. Destacó que Escuelas Católicas, con Manuel de Castro al frente, “ha sabido tener la visión de futuro que apunta el lema del Congreso y, remarcando su ideario con clara independencia, ha sabido iluminar el camino que la educación debe seguir”. Elogió la enseñanza concertada asegurando que “debe seguir siendo la pieza clave que haga funcionar nuestro sistema educativo” y afirmó que desde la Administración se espera que la nueva norma de conciertos “sea lugar donde renovarse y ampliar nuevos compromisos y también cauce de participación de todos en el sistema educativo”.

Cuarteto de cuerda del Conservatorio Rodolfo Hälffter

El acto inaugural finalizó con la interpretación de unas piezas musicales por un joven cuarteto de cuerda del Conservatorio Rodolfo Hälffter de Móstoles, en Madrid.

2

4

6

8

10

12 12

14

16

18

20

22

24

26

28

30

32

34

36

38

40

42

44

46

48

50

52


En el futuro los centros de Escuelas Católicas tienen que lograr transmitir al alumnado la capacidad de construir la sociedad del mañana con valores profundos, cristianos y humanizadores

Discurso inaugural de Inmaculada Tuset

U

Un cordial saludo en nombre de la Federación Española de Religiosos de Enseñanza y Titulares de Centros Católicos y de la Confederación de Educación y Gestión, a todas las personas que hoy nos reunimos aquí, en Toledo, en este X Congreso de Escuelas Católicas, con el lema “Escuela con visión”, “Escola amb visió”, “Eskola etorkizunari begira”, “Escola con visión”. Hoy, los centros de Escuelas Católicas queremos mirar la realidad con visión, “luz larga y luz corta”, para este caminar que tenemos por delante. Una luz larga que encierra utopía y sueño; que nos ayude a mirar hacia delante para poder ofertar al alumnado, que las familias nos confían, una mirada penetrante, capaz de descubrir lo que puede contribuir a construir la sociedad del mañana con valores profundos y acordes a las necesidades que en España, y en el mundo globalizado se nos presentan como reto. Una mirada impregnada de valores humanizadores y cristianos que vaya transformando las estructuras sociales de modo que sean más justas y solidarias, más “para todos”, más cuidadosas de los bienes de la tierra, más generadoras de ambientes de verdad, de diálogo y de paz. Una luz corta que haga posible poner pies a los sueños, y que ofrezca las herramientas necesarias, en el día a día de la escuela, para que los niños, los adolescentes y los jóvenes puedan tener las competencias necesarias para ser artífices y artistas de los valores que queremos transmitir; para que, conscientes de la realidad, puedan vivir en medio de la pluralidad con criterio y coherencia. Para que nuestros educadores puedan tener la formación, el apoyo, el respeto y la valoración necesarios para poder realizar su tarea de manera competente e ilusionada. Para que nuestra organización y gestión esté llena de calidad y de calidez; de cercanía y verdadero liderazgo.

Inmaculada Tuset, presidenta de Escuelas Católicas, leyó el discurso inaugural

Estoy segura de que a ello nos ayudarán los ponentes y panelistas que en estos días ampliarán nuestra visión y despertarán inquietudes, interrogantes y, a la vez, nos darán caminos para ir encontrando las medidas y soluciones más aptas, para poder aplicar “la luz larga” y la “luz corta” con buen tino, de modo que la conducción nos lleve a la meta que deseamos: ayudar a crecer a personas en todas sus potencialidades y con todas las posibilidades que estén en nuestra mano. Os agradecemos vuestra presencia y participación y deseamos que estos días, en la preciosa ciudad de Toledo, nos ofrezcan la ocasión de un mayor conocimiento mutuo, nos enriquezcan con el intercambio de experiencias y estrechen los lazos entre todos los miembros de las comunidades educativas y todos aquellos que vivimos con pasión y generosidad la bonita tarea de educar. Bienvenidos todos a Toledo y al X Congreso de Escuelas Católicas. ¡Que disfrutemos y agrandemos nuestra visión!

3

5

7

9

11

13 13

15

17

19

21

23

25

27

29

31

33

35

37

39

41

43

45

47

49

51

53


Sebastián Taltavull Anglada, obispo auxiliar de Barcelona

“La evangelización tiene hoy más vigencia que nunca”

Sebastián Taltavull fue el encargado de abrir el turno de ponencias del Congreso de este año. Ofreció algunas reflexiones sobre cómo en la actualidad la evangelización se convierte en un reto que hay que asumir. A su juicio, lo que tiene que mover a la educación confesional en un mundo laico debe ser “la pasión por dar a conocer el Evangelio”, conjugando la competencia profesional con la coherencia de vida, con el testimonio.

3

5

7

9

11

13

15 15

17

19

21

23

25

27

29

31

33

35

37

39

41

43

45

47

49

51

53


E

El Obispo Auxiliar de Barcelona describió el X Congreso de Escuelas Católicas como una “nueva oportunidad que se nos ofrece de compartir en ambiente de Iglesia el gozo de la fe en el Señor, cuyo Espíritu nos acompaña siempre para la misión educativa que nos ha sido encomendada”. En su ponencia, titulada “Educación confesional en un mundo laico”, habló del educador cristiano y de cómo éste debe hacer llegar el mensaje evangélico tanto en su vida como en su trabajo en el centro escolar a través de su forma de ser y de enseñar. Reconoció que las condiciones en las que con frecuencia es recibido el mensaje evangélico no son fáciles, pero se mostró convencido de que “la evangelización, como acto de presencia cristiana en un mundo laico, puede hoy tener y creo que tiene más vigencia que nunca”.

“Lo que tiene que movernos a la educación confesional en un mundo laico es la pasión por dar a conocer el Evangelio”

Por ello, a su juicio, la evangelización es un reto que hay que asumir y al que hay que dar respuesta precisamente en el corazón de la misma realidad humana en la que estamos inmersos y de la que formamos parte. “Este mundo laico, esta amplia realidad moderna y postmoderna con sus luces y sus sombras, es el mundo real que Dios ama”, dijo.

Estamos, apuntó Taltavull, ante la necesidad de una “acción en medio de la laicidad” que proviene de una confesión de fe. Por ello, el educador cristiano debe dar ejemplo. “El resultado de la confesionalidad de nuestro trabajo como educadores cristianos, no proviene directamente de la definición de titularidad que tiene el centro en el que trabajamos, sino de la coherencia de vida de cada uno de nosotros”, puntualizó.

José Antonio Solórzano, director del Departamento de Pastoral de EC, presentó al primer ponente del congreso

Ante la necesidad de ser testigos, además de maestros, precisó que en su opinión, el esfuerzo que debemos hacer no va tanto dirigido a mantener una institución a toda costa, cuanto a transformar desde la fe cristiana, este mundo laico que, por su propia definición, puede integrar plenamente y para su bien los valores del Evangelio. Para ello, tal y como se recogió en el Congreso eclesial de Roma de mayo de 2005, “la figura del testigo es central en la obra educativa y especialmente en la educación de fe, que es la cumbre de la formación de la persona y su horizonte más adecuado”. A la pregunta ¿cuál es nuestra misión como escuelas católicas, como colectivo, y como educadores cristianos, a nivel individual? Taltavull aseguró que nuestra misión es ofrecer y poner a disposición toda la riqueza espiritual de la Iglesia. “Los educadores cristianos hemos de tener muy claro que la misión

2

4

6

8

10

12

14

16 16

18

20

22

24

26

28

30

32

34

36

38

40

42

44

46

48

50

52


que hemos asumido supera cualquier actitud voluntarista. Es muchísimo más, ya que lo que se trata es de evangelizar”. Si bien es cierto, según reconoció, que el actual ambiente no favorece para nada el ánimo de ningún educador, no lo es menos que los educadores necesitan ser confortados y reconocidos en su trabajo, “teniendo siempre presente que, aunque seamos los más numerosos, no por eso somos los más escuchados. Juntos hemos de ser mejores testigos, es decir, hacer que el testimonio colectivo sea cada vez más un punto convincente de referencia”, dijo.

Por una pastoral de la educación

Después de ofrecer una visión del mundo actual y de cómo debe posicionarse el educador cristiano, Sebastián Taltavull ofreció unos apuntes finales sobre la misión educativa de la Iglesia en nuestra sociedad laica. En su opinión, en nuestros centros y escuelas católicas todo se juega entre dos frentes: el del testimonio personal y la coherencia de vida evangélica, en el ambiente que creemos como comunidad educativa, de profesores, padres y alumnos; y en el trabajo directo en las aulas, ya que éstas son “un lugar privilegiado de evangelización”. La misión educativa de la Iglesia, según apuntó, tiene unas exigencias interiores que no se pueden eludir: La primera exigencia pide un examen de conciencia sobre las relaciones entre la tradición católica y lo que llamamos modernidad, siguiendo el espíritu renovador del Concilio Vaticano II sobre el diálogo de la Iglesia con el mundo contemporáneo. Una segunda exigencia nos lleva a medir y discernir los terrenos propios de nuestra misión educativa por parte de nuestra humanidad común, planteando aquellas cuestiones fundamentales de nuestra existencia en el corazón de una sociedad que es ambigua en sus finalidades. Una tercera exigencia o tercer elemento constitutivo de nuestra misión, es encontrar el lugar de la enseñanza católica en nuestra sociedad laica.

El obispo Sebastián Taltavull abrió el turno de ponencias del X Congreso

Advirtió que para responder a estas exigencia hay que tener un compromiso estable que no se mide a partir de resultados inmediatos y que, al mismo tiempo, da prioridad a las personas por encima de las estructuras y su funcionamiento. “Un compromiso educativo que es a la vez espiritual y social”. Será importante además, según subrayó, la referencia a las tradiciones espirituales de los carismas fundacionales que constituyen la riqueza en el campo de la espiritualidad cristiana, y el planteamiento de una pastoral de la educación desde la novedad que cada momento vivimos en nuestra sociedad cambiante. Por tanto, la pastoral de la educación, tal y como la entiende Taltavull, tiene entidad propia y la realizan personas que piden ser reconocidas en razón de su compromiso educativo, tanto en la enseñanza pública como en la enseñanza confesional católica. Como conclusión a su ponencia en la que explicó cómo debe ser la educación confesional en un mundo laico quiso recordar dos citas, una del Concilio Provincial Tarraconense, de 1995, y otra de la Congregación para la Educación Católica, en las que se dice que a los fieles laicos les compete hacer que la Iglesia no llegue a ser irrelevante cultural y socialmente; y que el perfil de las personas consagradas hace aflorar con claridad cómo se adecua el compromiso educativo en la escuela.

3

5

7

9

11

13

15

17 19 17

21

23

25

27

29

31

33

35

37

39

41

43

45

47

49

51

53


Vicente Verdú Maciá, periodista

“De una cultura del libro en desecho a una cultura audiovisual de hecho”

La segunda ponencia del Congreso la pronunció Vicente Verdú, escritor, periodista y miembro de la Fundación Nieman de la Universidad de Harvard, quien sostuvo, tal y como recogía el título de su ponencia, que “la sociedad que viene ya ha llegado”.

3

5

7

9

11

13

15

17

19 19

21

23

25

27

29

31

33

35

37

39

41

43

45

47

49

51

53


N

“Nuestra época tiene mala prensa”. Con esta frase comenzó su ponencia Vicente Verdú. Con ella quiso alertar al auditorio de la lectura que con frecuencia hacemos del panorama actual. Cómo, en muchas ocasiones, a juicio de la generación adulta, la sociedad aparece vencida por la complacencia del consumo y la trivialidad de los medios de comunicación, mientras que la juventud ha perdido el sentido del esfuerzo y se ha volcado en la incesante melodía de los i-Pods.

Si bien esa percepción puede ser real, Verdú abogó por mirar más allá, por no permanecer en la nostalgia, por intentar entender la revolución que estamos viviendo, por atípica que sea, por corregir nuestras posturas para asistir apropiadamente al cambio de época. De lo contrario, denotaría, tal y como describió el periodista, “xenofobia cultural”. En su opinión, hoy uno no puede creerse vivo intelectualmente si no ha sentido curiosidad por los cientos de millones de blogs que han aparecido en la red en apenas 3 años o por el fenómeno de los más de 2.000 millones de mensajes diarios que se cruzan los móviles.

José María Bautista, miembro del Departamento de Pastoral de EC, hizo la presentación de Vicente Verdú

Es necesario, según Verdú, que entendamos que estamos ante nuevos sujetos cuya cultura ha ido alejándose tanto de la axiología burguesa como de la profecía para proletarios. Una nueva cultura correspondiente a la etapa del capitalismo de ficción que ha producido el fenómeno estrella del personismo. O lo que es lo mismo: a los sujetos y objetos permutándose en una masiva demanda de comunicaciones tan múltiples como efímeras o superficiales. Sin embargo, advirtió que aunque la cultura haya perdido profundidad, no implica que pierda conocimiento, capacidad de instrucción y sentido crítico. Hoy, los adultos, –señaló Verdú– tenemos que saber que en la actualidad no se aprende mediante largos discursos, sino por instantáneas que el cerebro se encargará de asociar. “El saber ha dejado de basarse en un ejercicio esforzado o premioso para nutrirse de partículas cazadas a gran velocidad”. “Ser sabio –añadió– equivale hoy a contar con un amplio punto de vista a partir del cual se dirime y se elige el bien sobre un plano, fotografiándolo”. Verdú sostuvo que es necesario ser conscientes de que el sujeto educado en la modernidad o en la posmodernidad tiene características concretas y descodifica los mensajes de manera distinta. Recordó en este sentido que hace relativamente poco los educadores ajenos al fenómeno audiovisual decían que con “cultura” se podía ir a todas partes, pero, ciertamente su cultura procedía casi en exclusiva de los libros. A su parecer había tantos libros por leer y tanta ciencia escrita que dentro de las bibliotecas se encerraba todo y las librerías, como sucursales del templo, eran sagradas, los libreros pequeños sacerdotes y los escritores profetas. “La lectura lo enseñaba y lo curaba todo”. Para quienes siguen pensando así, la actual cultura audiovisual no se sostiene. Para ellos el videojuego, por ejemplo, no importa cómo sea, siempre empobrece, pero el libro, no importa cómo sea, enriquece.

“La educación de nuestros jóvenes está teniendo lugar fuera de las clases, ante las mil pantallas, en sus dormitorios o en los cibercafés”

Sin embargo, hay que entender que para los nuevos consumidores jóvenes el videojuego requiere una acción constante, mientras que el libro se presenta como un ocio demasiado pasivo y sumiso. Con el videojuego son protagonistas de la intriga,

2

4

6

8

10

12

14

16

18

20 22 20

24

26

28

30

32

34

36

38

40

42

44

46

48

50

52


del enredo, mientras que con el libro se sienten sólo contempladores de lo que pasa. Indudablemente, Verdú subrayó que el libro posee ventajas superiores en cuanto a potenciación de la imaginación y creación de universos interiores, contribuye a desarrollar la concentración y es el mejor medio para la transmisión de determinadas informaciones. Pero, no hay que dejar de tener presente que el videojuego también está creando otra mentalidad, otras destrezas, otras habilidades.

“Hoy no se aprende mediante largos

Por ello, es necesario darse cuenta de que la educación de nuestros discursos, sino por instantáneas que el jóvenes está teniendo lugar fuera de las clases, ante las mil cerebro se encargará de asociar” pantallas, en sus dormitorios o en los cibercafés. Las clases tienen que ver poco o nada con sus intereses, y los profesores aparecen más inexplicablemente alejados de la realidad (y de la virtualidad). Si somos capaces de ver esta realidad podemos entender, según explicó Verdú, que la institución docente se encuentre en decadencia. Fue contundente al afirmar que hoy, una institución que sólo estima a quien lee, y desprecia a quien ve la tele o se entretiene con los videojuegos “no puede vivir en esta época”.

Hacia el futuro

El presente y, sobre todo, el futuro se caracteriza por lo que Verdú denominó “revolución horizontal”. Es decir, aquélla en la que lo horizontal sustituye a la cultura vertical, la pantalla al libro, la sensación a la concentración. Hoy, dijo Verdú, prácticamente todos los niños son hiperactivos, padecen déficit de atención o trastornos bipolares. Los profesores se quejan a los padres y los padres a los profesores en uno de los conflictos más cruciales de la actualidad y en conexión con otra clase de cultura. Mientras, los profesores españoles de Secundaria confiesan que apenas en un 30% de los casos emplean el ordenador en su quehacer, casi la totalidad de los jóvenes son usuarios de estas pantallas. La consecuencia, advirtió Verdú, de seguir actuando en la educación sin atender a esas diferencias conduce a recelos y enfrentamientos frecuentes, segrega desconfianza entre docentes y alumnos, entre la sociedad y la esuela, entre “los métodos de una cultura audiovisual de hecho y una cultura del libro en desecho”. Esta adaptación y otras tantas que están pendientes en las empresas pero también en las escuelas y universidades tienen que hacerse cuanto antes, señaló el periodista, y tienen además que tener en cuenta el carácter de esa generación que se ha formado entre medios técnicos, impactos audiovisuales e interacciones constantes. Cómo no esperar que se esté forjando otra clase de sociedad, apuntó Verdú, si pensamos que los chicos que hoy están en las aulas cuando accedan al mundo laboral habrán dedicado unas 5.000 horas de su vida a jugar con la Playstation, habrán intercambiado unos 25.000 correos electrónicos o SMS, habrán usado el móvil durante 10.000 horas y navegados por Internet unas 3.500.

La ponencia de Verdú cerró la primera jornada del Congreso

Como conclusión, apuntó que las aulas tienen que ser conscientes de esta nueva generación que parece vencida por la complacencia del consumo y la trivialidad de los medios de comunicación. Sin embargo, aunque los modos de vivir, de gozar y de saber han sido modificados por las nuevas tecnologías, los mass media, etc., Verdú aseguró que ese cambio no necesariamente tiene que llevarnos a una frustración, sino a la apremiante necesidad de entender dicha revolución, “por atípica que sea”, y adaptar nuestra forma de enseñar a ese mundo digital y de videojuegos en el que se han formado los alumnos de hoy.

3

5

7

9

11

13

15

17

19

21 21

23

25

27

29

31

33

35

37

39

41

43

45

47

49

51

53


La evangelización de nuestra tierra educativa, eje de la Eucaristía del X Congreso Durante la Eucaristía no pudo faltar un recuerdo para la Hermana Julia García Garay, ex secretaria autonómica de EC Madrid, recientemente fallecida

E

El viernes 27, a las 9 de la mañana, en varios autobuses nos dirigimos a la Parroquia de Santa Teresa para celebrar la Eucaristía del Congreso. Era el momento más idóneo para dar gracias a Dios a través de Jesucristo. Era una oportunidad de oración y gratitud. La Eucaristía estuvo presidida por Monseñor Juan José Larrañeta, dominico, obispo emérito de las Misiones dominicanas de Madre de Dios. Estuvo enfocada toda ella desde el ámbito de la evangelización, pues no en vano nuestra tierra educativa, se ha convertido ya en “tierra de misión”, a sabiendas de que toda actividad pastoral se desarrolla en clave de misión. Las moniciones, las lecturas, la predicación, las peticiones, todo ello se orientó teniendo como base el “Id y predicad, id y enseñad, id y bautizad...” El Padre Larrañeta, con fuerza misional, nos habló de la labor educativa en el terreno misional en el que él ha trabajado durante 36 años. La gran dedicación de los laicos/ as y de los religiosos/as para crear en condiciones nada fáciles un clima de promoción y desarrollo a través de los centros educativos, más de 70, diseminados por su territorio misional. De esta forma, nuestra actividad educativa y pastoral se engarzaba con la de aquellas lejanas tierras, dando a la Eucaristía de nuestro Congreso todo el sentido “misional y visional” que la buena pastoral quiere llevar a cabo aquí y allá. Porque las escuelas o son católicas, universales, o no merecerían llamarse así. Los cantos y la música de órgano interpretada por Bernal, secretario autonómico de ECIB, Escuelas Católicas de las Islas Baleares, acompañó la sincera acción de gracias en la que también tuvimos un recuerdo entrañable para la Hermana Julia García Garay, de la Compañía de Santa Teresa, fallecida dos días antes y que en aquella Iglesia de Santa Teresa adquiría mayor sentido su recuerdo.

Parroquia de Santa Teresa

2

4

6

8

10

12

14

16

18

20

22 22

24

26

28

30

32

34

36

38

40

42

44

46

48

50

52


Elena Martín Ortega, doctora en Psicología y profesora en la Universidad Autónoma de Madrid

“El currículum debe contribuir a que las personas sean más felices” Elena Martín, en su ponencia “2009-2025: alumnos competentes”, ofreció claves para lograr que los alumnos de hoy lleguen a ser, mañana, personas competentes y comprometidas. Para ello, sostuvo que lo primero que hay que hacer es diferenciar lo esencial de lo que no lo es. En este sentido, indicó que para enseñar bien no se puede enseñar todo, por eso hay que saber bien lo “básico imprescindible”, es decir, aquello que de no aprenderse te sitúa en desigualdad de oportunidades. 3

5

7

9

11

13

15

17

19

21

23 23

25

27

29

31

33

35

37

39

41

43

45

47

49

51

53


L

Las competencias, como capacidades que permiten responder a las exigencias individuales o sociales o realizar una actividad, nos sitúan en ese marco de lo que un alumno debe saber, pero siempre que su introducción no se convierta, como está ocurriendo, en un mero cambio terminológico, sino en mejora, en innovación. Por eso, Elena Martín defendió la necesidad de introducir las competencias, no sólo en el currículum, sino fundamentalmente en la organización del centro, y en todo el tiempo y el espacio escolar. “Todo lo que se decida en un centro escolar debería argumentarse en términos de competencias”, puntualizó. Elena Martín, en su ponencia, explicó que el concepto de competencia implica funcionalidad, es decir, que se utilice el conocimiento para actuar ante la realidad; supone integrar, tanto elementos cognitivos como afectivos; generalizar, entendido esto como la capacidad para utilizar el concepto aprendido en otros contextos y; por último, transversalidad. Las competencias no están asociadas a ninguna materia, sino que están en todas y cada una de ellas. En consecuencia, para evaluar se tendrían que tener en cuenta estos cuatro elementos.

“Todo lo que se decida en un centro escolar debería argumentarse en términos de competencias”

En este sentido, explicó que lo primero que hay que entender si un centro quiere integrar las competencias es que la meta son las capacidades, las competencias, y que los contenidos están subordinados a las capacidades. Por ello, el contenido no puede ser el referente exclusivo de la evaluación. “Ser competente supone usar el conocimiento para…”, aclaró. Reconoció, no obstante, que en el sistema educativo actual este concepto supone un cambio profundo no fácil de asumir.

La tercera ponente del X Congreso fue presentada por Irene Arrimadas, directora del Departamento de Innovación Pedagógica de EC

Por otra parte, Elena Martín quiso subrayar la importancia del docente a la hora de desarrollar las competencias en un alumno. Para ello, destacó una idea que hizo reflexionar al público: “La gente no nace desmotivada”. Hay que hacer un esfuerzo por conseguir que los alumnos sean competentes tanto en lo cognitivo como en lo afectivo. “El curriculum debe contribuir a que las personas sean más felices”, subrayó. Incluso, fue más allá, al decir que creía que lo cognitivo y lo afectivo tenía que concretarse en las programaciones para que el docente supiera cómo se van a ir trabajando ambos conceptos a lo largo del curso. Con respecto al profesorado, Elena Martín insistió en la formación del profesorado y en la necesidad de una actitud positiva en la adquisición de competencias. Dicha actitud implicaría, a su juicio, ser reflexivo, tener como meta las competencias, dar tanta importancia a la inteligencia como a lo emocional, valorar el error como un paso necesario, tolerar la incertidumbre y los fracasos, evaluar

2

4

6

8

10

12

14

16

18

20

22

24 24

26

28

30

32

34

36

38

40

42

44

46

48

50

52


para entender mejor el proceso y no tanto para acreditar contenidos, y trabajar en equipo. En resumen, Elena Martín en su ponencia hizo una apuesta por las competencias pero siempre que no se limiten a un cambio en el currículum, tienen que llegar también, según señaló, a: - La formación del profesorado. - Los materiales curriculares. - La organización de los centros (tiempos, espacios y liderazgos). - Las evaluaciones, de tal manera que sean coherentes con la idea de competencias. “Las competencias tienen cosas nuevas muy interesantes que de ponerse en marcha darían una vuelta a los centros, pero no deben ser una moda, las cosas hay que hacerlas con calma para que produzcan una mejora”, concluyó.

“Para enseñar bien no se puede enseñar todo”

El segundo día del Congreso comenzó con la ponencia de Elena Martín

3

5

7

9

11

13

15

17

19

21

23

25 25

27

29

31

33

35

37

39

41

43

45

47

49

51

53


Howard Gardner, psicólogo estadounidense

Globalización, revolución biológica y revolución digital, en el futuro del aprendizaje La cuarta ponencia del X Congreso de EC contó con la exposición del prestigioso psicólogo estadounidense, autor de la teoría de las inteligencias múltiples, Howard Gardner. Gardner disculpó su ausencia en este congreso por coincidir con la celebración del Día de Acción de Gracias en Estados Unidos, pero envió una conferencia grabada con sus reflexiones en torno a la competencia emocional y espiritual.

L

La ponencia de Howard Gardner resultó muy interesante para el público asistente al congreso. El profesor explicó las diferentes inteligencias del niño, habló sobre las características que tiene que tener la educación en las próximas décadas, de los tipos de mentes que los educadores necesitan cultivar en los niños, así como de la inteligencia existencial.

Comentó que tras abordar el estudio de la inteligencia a través de las diferentes disciplinas llegó a la conclusión de que todas las personas tienen ocho inteligencias (lingüística, matemática/lógica, musical, espacial, corporal/cinética, interpersonal, intrapersonal y naturalista), pero no hay dos personas, ni siquiera gemelos idénticos, que tengan exactamente el mismo perfil de inteligencias. Por ello, Gardner defendió la necesidad de individualizar la educación, siempre que sea posible, y enseñar de muchas formas diferentes. Esto significa que deberíamos en“Siempre que sea posible deberíamos señar a cada persona o niño las cosas de tal forma que las pueda individualizar la educación” aprender y, sobre todo, que pueda mostrar lo que ha aprendido. Reconoció que hasta ahora eso no ha sido posible porque los docentes tienen muchos alumnos, pero que ahora, por primera vez en la historia de la humanidad, los ordenadores posibilitan que se pueda individualizar la enseñanza para, prácticamente, cualquiera, porque “los ordenadores son muy pacientes, pueden presentar las lecciones de muchas formas diferentes, si una no funciona, pueden hacerlo de otra”, dijo. “Pueden –añadió– diversificar, pueden proporcionar representaciones múltiples, pueden enseñar a una persona a través del lenguaje, a otra a través de lo espacial y a otra mediante el debate interpersonal”.

2

4

6

8

10

12

14

16

18

20

22

24

26 26

28

30

32

34

36

38

40

42

44

46

48

50

52


Asimismo, Gardner hizo una segunda afirmación educativa relacionada con la anterior. Y es que cualquier cosa que pensemos que es importante, que se necesita enseñar a todos o a muchas personas, se debería enseñar de muchas formas diferentes. Así que, según propuso, si se quiere enseñar álgebra o cómo hablar en público o cómo analizar una fuga o sobre los principios del marxismo o los de la democracia, no hay que hacerlo sólo de una forma, no sólo a través de una ponencia o con un libro de texto, “sino que se puede representar, contar chistes, mostrar vídeos, interactuar”. Por otra parte, habló de las mentes que necesitamos para el futuro, de cara al siglo XXI y más allá. A su juicio, el futuro del aprendizaje se caracterizará por tres elementos: la globalización, la revolución biológica y la revolución digital. La globalización, que tiene que ver con esa idea de que todos estamos vinculados en redes de muchas formas, también financieramente, a otras personas y lugares que puede que no visitemos nunca. La revolución biológica, porque ahora sabemos mucho más sobre el cerebro, incluso que a principios de los ochenta, y eso va a influir en la forma de enseñar y aprender. Y, por último, la revolución digital, los medios digitales, la realidad virtual, los hologramas, las máquinas inteligentes, los robots y la necesidad del aprendizaje permanente. Y estas tres revoluciones nos conducirán, según Gardner, a la necesidad de desarrollar en el futuro en nuestros alumnos cinco tipos de mentes: mente disciplinada, mente sintetizadora, mente creadora, mente respetuosa y mente ética. Cuando el profesor habla de mente disciplinada se refiere a la disciplina en tres sentidos: trabajar de forma constante y mejorar; dominar los tipos de pensamientos principales que hemos aprendido en la escuela (histórico, artístico, científico, matemático); y convertirse en un experto en algo.

“Los educadores tenemos que entender que al final lo más importante es el tipo de seres humanos que emergen de nuestras instituciones educativas”

La mente sintetizadora para Gardner es el tipo de mente más importante en el futuro, porque estamos inundados de información, y en la que los profesores tendrán que hacer más esfuerzos para que los alumnos sean capaces de hacer una buena síntesis de lo aprendido. La mente creadora es la que encuentra nuevas preguntas, nuevas respuestas, nuevos enfoques, nuevos productos… “Para progresar –dice Gardner– hacen falta personas que piensen de forma original fuera del marco preestablecido”. Los dos últimos tipos de mente, la mente respetuosa y la mente ética, nos llevan más allá de lo cognitivo. La mente respetuosa es fácil de describir, aunque no necesariamente fácil de alcanzar. Hace el esfuerzo adicional de intentar entender a los que son distintos, intenta trabajar con ellos, sacar lo mejor de ellos y de uno mismo. La mente ética, por último, supone salir de uno mismo y considerarse trabajador y ciudadano. Los cinco tipos de mente tienen que ser cultivadas por los educadores del futuro, según subrayó el profesor estadounidense. “Como padres, como profesores, como ciudadanos, tenemos que inspirarnos en estas cinco mentes, ser disciplinados, buenos sintetizadores, creativos, respetuosos y éticos”, dijo. En conclusión, estos serían los elementos que en opinión de Gardner deben caracterizar la enseñanza del futuro, aunque “en último caso, –subrayó–, todos los educadores tenemos que entender que lo más importante es el tipo de seres humanos que emergen de nuestras instituciones educativas”.

3

5

7

9

11

13

15

17

19

21

23

25

27 27

29

31

33

35

37

39

41

43

45

47

49

51

53


Elsa Punset, filósofa

“De la misma forma que podemos enseñar a odiar, podemos enseñar a amar” El discurso de Gardner se completó en el auditorio con la ponencia de Elsa Punset, licenciada y master en Filosofía y Letras por la Universidad de Oxford, quien sostuvo que a pesar de los pasos de gigante que ha dado la neurociencia y la psicología para desenmarañar el cerebro, tal y como explicó el profesor de la Universidad de Harvard, son las emociones las que marcarán nuestra forma de convivir y de ofrecer lo mejor de nosotros mismos a los demás.

E

Elsa Punset comenzó su intervención con la certeza de que el sistema educativo necesita un cambio. Un cambio que, en su opinión, es posible y que no se limita al conocimiento, sino a la necesidad de educar las emociones. Y, un cambio, en el que los padres tienen mucho que decir. “Los padres tienen un papel fundamental en la educación de sus hijos y no se puede limitar a cubrir necesidades básicas”, puntualizó. Punset explicó que las emociones que solemos llamar negativas, como la ira y la tristeza, se disparan inconscientemente en un entorno que percibimos como peligroso, mientras que la empatía, la generosidad, la alegría o la creatividad, necesitan un paisaje transparente y positivo. Por ello, desde la infancia deberíamos aprender en casa y en la escuela a cultivar deliberadamente las emociones positivas y transformar las potencialmente perjudiciales, es lo que se denomina gestión emocional o inteligencia emocional.

2

4

6

8

10

12

14

16

18

20

22

24

26

28 28

30

32

34

36

38

40

42

44

46

48

50

52


No obstante, advirtió que las emociones mal llamadas, negativas, son necesarias. El niño tiene que enfrentarse, por ejemplo a la tristeza de perder un abuelo. Hoy tendemos, dijo Punset, a ocultárselo cuando lo que deberíamos hacer es enfrentarles a esa emoción, a intentar comprender esa tristeza, el miedo a la pérdida. Deberíamos, señaló, enseñar a nuestros hijos a elegir entre el amor o el miedo. “Cuando un niño entiende esto la tristeza es más fácil de sobrellevar”, dijo. Hoy, continuó, vivimos en un mundo que nos abruma con tentaciones y decisiones múltiples y tenemos que decidir en soledad, sin referentes claros, quiénes somos y por qué merece la pena vivir y luchar. Por eso, necesitamos herramientas para entendernos a nosotros mismos, comprender el resto del mundo y crear nuestros propios sistemas de valores.

“El papel de los padres en la educación de sus hijos no se puede limitar a cubrir necesidades básicas”

Llegados a este punto, Punset quiso también hacer un llamamiento a los padres y educadores con respecto a los adolescentes. Recordó que, si bien es cierto que los grandes patrones emocionales se comportan entre los 6 ó 7 años, cuando pasa esa edad tenemos que seguir conociendo, entendiendo y modificando en la medida que sea posible el sistema emocional del niño, no podemos dejar olvidados a los adolescentes. “Hoy –subrayó– la escuela y la sociedad tienen que ponerse las pilas con los adolescentes”, insistió. Es importante, dijo también, enseñar bien a los niños a no caer en preocupaciones excesivas. Tenemos un cerebro programado para sobrevivir que hace que broten con más facilidad las emociones desconfiadas, que busca seguridad por todos los medios. “Tenemos un cerebro emocional y estas emociones tienden a dispararse en circunstancias hostiles”, precisó. Por ello, los padres y profesores deben educar esas emociones porque el cerebro no es inamovible, podemos hacer algo para que cambie, “podemos ayudar a las personas a desarrollar todas las partes de su cerebro y eso deja muy poco margen a la genética”, aseguró. Para ilustrar esta afirmación Punset explicó un estudio publicado en el año 2000 por científicos de la Universidad College, en Londres, en el que se demostró que en los taxistas londinenses la parte frontal del hipocampo, estaba agrandada en comparación con individuos comunes. El hipocampo, que es una estructura en forma de caballito de mar, que pertenece al sistema límbico, es crucial para muchas funciones de la memoria y el aprendizaje, incluido el procesamiento de relaciones espaciales. El estudio en concreto, según relató Punset, vino a poner en tela de juicio el criterio de que el cerebro humano no puede crecer. En el caso de los taxistas de Londres el aumento no era gratuito, el estudio demostraba que el esfuerzo de estas personas para construir un mapa mental de la ciudad cada vez más detallado, había hecho necesario un mayor número de conexiones neuronales o lo que sería el nacimiento de verdaderas células cerebrales nuevas, de ahí su crecimiento.

La presentación de Elsa Punset la realizó Alfredo Hernando, miembro del Departamento de Innovación Pedagógica de EC

Uno de los grandes cambios sociales que se avecinan, concluyó Punset, responde a la certeza de que así como nos pueden enseñar a odiar y a temer, también, de forma urgente, necesitamos que nos enseñen a sacar partido, deliberadamente, a la enorme capacidad que tenemos para amar y para crear. “De la misma forma que podemos enseñar a odiar, podemos enseñar a amar”, concluyó.

3

5

7

9

11

13

15

17

19

21

23

25

27

29 29

31

33

35

37

39

41

43

45

47

49

51

53


“Lectura cristiana de la realidad” La tarde del viernes comenzó con la mesa redonda titulada “Lectura cristiana de la realidad”, en la que sus cuatro participantes, Sor Lucía Caram, el Padre Ángel García, Jaime Mayor Oreja y Javier Cortés arrojaron una amplia e interesante visión del presente y del futuro como resultado de su propia vida y de las tareas que llevan a cabo.

S

Sólo “espero que vuestra visión aumente la nuestra”. De este modo animó José Antonio Solórzano a los miembros de la mesa redonda moderada por Carmen Pellicer, quien aseguró estar agradecida por compartir dicha mesa con “gente excelente que puede aportar una palabra para alcanzar esa visión de futuro, no ya del siglo XXI, sino del siglo XXII”. Tras una breve presentación de los ponentes lanzó una pregunta inicial y exclusiva para cada uno, dando comienzo así al diálogo, vertebrado mediante preguntas lanzadas por ella misma y el auditorio presente.

El debate estuvo moderado por Carmen Pellicer

2

4

6

8

10

12

14

16

18

20

22

24

26

28

30

32

34

36

38

40

42

44

46

48

50

52


Vivir el Evangelio

La religiosa dominica argentina Sor Lucía Caram desarrolla su labor contemplativa en el Convent de Santa Clara de Manresa, Barcelona, escribe, es promotora del diálogo interreligioso en su ciudad y fundadora de SOS Tucumán, fundación que promueve la solidaridad con distintos pueblos de América Latina, que ha conseguido en los últimos cinco años enviar más de 2.500.000 de libros a 15 países, además de prestar ayuda humanitaria. Durante su intervención, aseguró que cuando le preguntan sobre el futuro de la vida religiosa, a ella le gusta pensar no sólo que la vida religiosa tiene futuro, sino que tiene presente, “porque el seguimiento de Jesús tiene presente y tiene futuro”, para ella “lo importante en la vida de la Iglesia, es el seguimiento de Jesús, y eso no pasa”. Subrayó que las dificultades a las que debe hacer frente la Iglesia hoy día, hacen de este momento el mejor para la vida religiosa evangélicamente hablando, “porque es un tiempo para vivir la fe, la esperanza y el amor de forma creativa y vivir al aire del Espíritu, que es libre y sopla donde quiere”. En su opinión, la vida religiosa tiene futuro si se es capaz de vivir en el Evangelio, para lo cual, “se debe humanizar la sociedad y devolver la credibilidad a nuestra Iglesia, volver a servir y no a ser servido” y si “se es capaz, vivir con pasión nuestra vocación, el seguimiento de Jesús”.

Sor Lucía Caram

Reconoció que en la actualidad estamos en la era de Pentecostés, al afirmar que “pasó el tiempo de Babel, donde las lenguas se confundieron y los hombres se dividieron, y ahora en la era de Pentecostés, el papel de la vida religiosa es permanecer unidos, alertas y esperando a que venga el Espíritu que ya se nos ha dado, de hablar y que todos nos entiendan, cada uno en su lengua, cada uno en su propia religión”.

La ayuda sin reservas/La solidaridad

El sacerdote diocesano Ángel García Rodríguez, conocido como Padre Ángel, es fundador de la Asociación Mensajeros de la Paz entre otras instituciones. Su vida es ejemplo de trabajo y entrega a los más débiles y abandonados. Comenzó su labor trabajando con niños en el orfanato de Oviedo, ampliándose su ámbito de actuación al servicio de discapacitados físicos y psíquicos, mujeres víctimas de la violencia doméstica, emigrantes, etc. y en los últimos años a la atención de las personas mayores desatendidas y olvidadas. Su actividad ha traspasado fronteras para ayudar a los sectores más desfavorecidos de los países en desarrollo. Su trabajo ha sido galardonado con el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia, entre otras condecoraciones. Comenzó su intervención agradeciendo a los organizadores poder estar presente en este foro representado a Mensajeros, un foro al que “reconoció haber venido a aprender”. Relató la dura experiencia de visitar Gaza y ver a “niños rotos” por las guerras que esperan viajar a España para ser operados, situación que le hace difícil hacer una única lectura de la realidad, la cristiana, pues “hablar de la religión católica cuando uno está metido en esa vorágine de otro tipo de religiones es difícil”.

Padre Ángel García

Aseguró que en la situación actual de crisis económica y de valores “la familia continúa siendo la institución en la que más creemos, el colchón de ayuda que nunca falla y

3

5

7

9

11

13

15

17

19

21

23

25

27

29

31 31

33

35

37

39

41

43

45

47

49

51

53


siempre da consuelo”. Y reconoció que “en la sociedad nunca ha habido tanta solidaridad como en la actualidad” pues afirmó que hay una “corriente generalizada de hacer el bien por los demás” como en el caso del voluntariado de estudiantes universitarios y jubilados.

La lucha contra la ausencia de valores

Jaime Mayor Oreja, nuevo número uno de la candidatura del Partido Popular en las elecciones al Parlamento Europeo celebradas este año, reflexionó sobre el papel de los cristianos en Europa y señaló las partes más difíciles que tenemos que afrontar en la política europea. De este modo reconoció como “máximo adversario”, al que se enfrenta a diario, la “falta de principios, creencias y convicciones, lo que el Papa ha definido como relativismo moral”.

Jaime Mayor Oreja

Expuso que tras la caída del Muro de Berlín, se pensó que se acababan los problemas en Europa, pero se ha visto como se ha impuesto con fuerza la “socialización de la nada”, como si la “piedra filosofal de la comodidad hiciese que la persona que destaca por sus principios o convicciones, no deba estar en la vida pública, si no que las creencias deben quedar en la esfera privada”. En su opinión, esta situación lleva a una “moda dominante en la que la condición de estar en la vida pública es la de creer si no en nada, con poca intensidad” que se tienda a buscar “políticos light”. A la ausencia de principios, añadió como dificultades la exaltación exagerada de la libertad, que “lleva a pensar que una persona con creencias y convicciones no es libre” y el deseo de instalarnos en la comodidad, en palabras de Mayor Oreja, “una enfermedad que nos lleva a no creer en nada, sólo en querer vivir bien, por encima de nuestras posibilidades”. Hablando en términos educativos, destacó los valores que rodean a la persona, como el “esfuerzo, el trabajo bien hecho, la conciencia tranquila, la generosidad hacia los demás”, que en su opinión son los que pueden conllevar “un cambio de actitud personal esencial para el nuevo orden mundial que vamos a vivir, un humanismo capaz de introducirse en la política y la vida social”.

Abandonar los paradigmas predefinidos

Javier Cortés, director general del Grupo Editorial SM, reflexionó sobre la Iglesia del futuro, reconociendo su temor a mirar el futuro con un esquema preconcebido que “a menudo se aplica en la escuela, y sobre todo en la Iglesia”. Según sus palabras, si vamos al futuro con un esquema perfectamente determinado “es muy probable que no construyamos el futuro de Dios”. Coincidió en su discurso con Sor Lucía, al afirmar que el “futuro es una proyección, pero sobre todo un lugar que depende de lo que se haga en el presente”, para lo que aconsejó “preparar el camino” dejando a un lado las preconcepciones fijadas y mirando a la fuente, Pentecostés, tal como recomendaba la religiosa dominica. Mostró su profunda oposición a la idea del “guión establecido” pues considera que todo el que lo sigue “obliga, sanciona, juzga, y no convoca”. Se mostró optimista al afirmar que “el futuro de la Iglesia será esplendoroso”, pero reconoció que se necesitará de la colaboración de todos para construirlo.

2

4

6

8

10

12

14

16

18

20

22

24

26

28

30

32 32

34

36

38

40

42

44

46

48

50

52


Tras la participación de todos los miembros de la mesa redonda llegó el momento de responder a las preguntas realizadas por los asistentes y la moderadora. De este modo, ante la pregunta de si es más difícil ser buen empresario o religioso en la actualidad, Javier Cortés matizó la definición de empresario: “si entendemos por empresario a quien apoya una presencia pública que trabaje en el mundo de la educación y de la cultura de manera intensa, profesional, competitiva y global, bienvenido sea este empresario”, afirmó. Mostró su preocupación por la disminución de la presencia pública de la Iglesia en España al caer en la “tentación de repliegue a modo de gueto” (creando canales propios de comunicación exclusivos) y “repliegue a una presencia reducida en medio de la sociedad”. Afirmó que desde el Evangelio la Iglesia ha tenido una vocación de presencia pública significativa, por esto “se debe mantener esa presencia pública con un espíritu comprometido y en búsqueda”. En relación a la ponencia de Elsa Punset celebrada por la mañana en la que la psicóloga aseguró que se había triplicado la esperanza de vida en los países desarrollados, Carmen Pellicer preguntó al Padre Ángel “si vivir más supondrá vivir mejor”. El sacerdote recordó que los mayores son un colectivo marginado que sufre el olvido y la soledad, y no gozan de la consideración que se les profesa en los países de oriente. Animó a aprender de estos países en su respeto hacia los mayores. Jaime Mayor Oreja fue preguntado por su opinión sobre el Pacto Escolar, a lo que respondió que desea un gran acuerdo en España, “un pacto que una de verdad”. Aseguró que en educación, el presupuesto es importante, pero es más necesario ser capaces de “introducir cambios de actitud personal ante la vida para afrontar el futuro”. Afirmó también que la “educación debería cambiar las concepciones ante la vida, introduciendo el mérito y la exigencia para recuperar los valores”.

Javier Cortés Soriano

Por petición de la moderadora, Sor Lucía Caram contó su gratificante experiencia de diálogo interreligioso que mantiene su congregación con la comunidad musulmana de Manresa, y el esfuerzo que supuso llegar al entendimiento. Un diálogo que reconoció haberla enriquecido con nuevos valores y haberle redescubierto parte de su fe. Ante la pregunta formulada al Padre Ángel sobre cómo puede ayudar la escuela católica de hoy y mañana a la causa de los pobres, el sacerdote afirmó que las escuelas católicas “educan en el cristianismo de verdad al basarse en el Evangelio más que en el Derecho Canónico”. Sobre la idea de unificar los planes de estudio en todo el territorio español Jaime Mayor Orejea aseguró que es lo lógico, pues “no tiene sentido que a los alumnos se les eduque de forma distinta según la comunidad donde estudien” y mostró su deseo de poder ir más allá y unificar la educación en la Unión Europea: “me gustaría que los españoles fuésemos libres y educados en igualdad de oportunidades”, concluyó. Cortés respondió a la pregunta de qué se pierde y gana al dejar la escuela y afirmó que cuando se tiene vocación y la experiencia es gozosa se pierde el elemento más experiencial; la intensidad de la relación maestro-discípulo y la contemplación de vidas. Afirmó que las presencias educativas como el trabajo en la Universidad, la formación del profesorado, la edición de materiales escolares, otorgan la distancia suficiente para ir más allá de la docencia y reflexionar sobre el mundo. “Lo ideal es combinar ambos estados para enriquecernos con lo que aporta cada una”, afirmó.

3

5

7

9

11

13

15

17

19

21

23

25

27

29

31

33 33

35

37

39

41

43

45

47

49

51

53


Una apuesta por la innovación educativa

L

Premio Secundaria, Bachillerato y Ciclos

La tarde del viernes 27 finalizó con la entrega de premios TIC09 “Tus Iniciativas Cuentan” a los responsables de los tres proyectos ganadores de esta segunda convocatoria del concurso de innovación educativa: 1. En la categoría de Infantil y Primaria, a Laura Sanjuán del Colegio María Inmaculada de Zaragoza por su proyecto de “Animación a la lectura. Cuentos del Mundo”. 2. En la categoría de Secundaria, Bachillerato y Ciclos, a Aurora Elissetche Mihura del Colegio Miralba de Vigo por su proyecto “Intercambio multimedia–Multimedia Exchange”. 3. En la categoría de Atención a alumnos con necesidades educativas especiales, a Lorenzo Barragán y Mª Carmen Martínez del Colegio de Educación Especial Purísima Concepción por su proyecto: “El uso de dispositivos electrónicos como herramienta de apoyo a la comunicación, en alumnos/as con discapacidad intelectual asociada a trastornos graves y persistentes en el lenguaje”. En el momento de la entrega pudimos contar con la presencia de los representantes de las empresas colaboradoras que han hecho posible estos premios: César Gómez, director del Proyecto educ@mos, José Antonio Escribano, jefe nacional de ventas del Grupo SM, Enrique Celma Alonso, Education Business Development Manager del Grupo Intel y Fernando Sanz, director comercial de Groupvision importador en España y Portugal de SMART Tecnologies. Ellos fueron los que tuvieron el honor, junto a Inmaculada Tuset, presidenta de EC y Manuel de Castro, secretario general, de entregar con orgullo los premios de esta II Convocatoria del Concurso “Tus Iniciativas Cuentan” y de hacer que la tarde del 27 de noviembre de 2009 fuera para Laura, José Ignacio (que acudió en lugar de Aurora), Lorenzo y Mª Carmen, un momento especial. Felicidades otra vez más a los ganadores por vuestro trabajo y esperamos que gracias a vuestro esfuerzo el trabajo en vuestros centros a partir de ahora sea cada vez más fácil y más innovador gracias a las nuevas herramientas TIC de las que ya disponéis. Ya lo sabéis, vuestras iniciativas siempre cuentan. Ánimo y hasta el 2011.

Premio Necesidades Educativas Especiales 2

4

6

8

10

12

14

Premio Infantil y Primaria 16

18

20

22

24

26

28

30

32

34

36

38

40

42

44

46

48

50

52


(De izda. a dcha.) Inmaculada Tuset, José Ignacio Parajó, Laura Sanjuán, Mª Carmen Martínez, Lorenzo Barragan y Manuel de Castro. 3

5

7

9

11

13

15

17

19

21

23

25

27

29

31

33

35 35

37

39

41

43

45

47

49

51

53


Isauro Blanco Pedraza, psicólogo educativo y clínico

Entre “los nativos digitales” y los “inmigrantes digitales” “Coaching: Habilidades para el directivo del futuro”, fue el título de la ponencia de Isauro Blanco, director del Colegio Balder de Madrid, psicólogo educativo y clínico. En su intervención, en la mañana del sábado 28 de noviembre, ofreció pistas concretas y de aplicación inmediata para el directivo educativo.

3

5

7

9

11

13

15

17

19

21

23

25

27

29

31

33

35

37 37

39

41

43

45

47

49

51

53


I

Isauro Blanco comenzó haciendo una breve descripción de lo que sería la historia del aprendizaje humano y cómo ha ido cambiando en los últimos años. Esa nueva forma de aprender lleva aparejada una nueva forma de enseñar y de dirigir los centros. Los estudios internacionales sobre la calidad de los sistemas educativos actualmente coinciden en que la clave del éxito radica precisamente en la excelencia de los directores y de los profesores. En una época de transición entre los nativos digitales y los inmigrantes digitales, dijo Blanco, se enfatiza la importancia de la tecnología como medio decisivo para la evolución acelerada del aprendizaje. Sin embargo, advirtió que en ese cambio podemos iniciar el camino por un callejón sin salida si primeramente no desarrollamos los nuevos aprendizajes en los directores y profesores: “la diferencia siempre la hacen las personas”.

La ex presidenta de Escuelas Católicas Baleares, Marta Monfort, presentó en la mañana del sábado al quinto ponente, Isauro Blanco

Isauro Blanco insistió en que estamos en un momento clave, en el que nuestra responsabilidad es “enorme” y la “inercia” nuestro principal enemigo. Por ello, es necesario desaprender lo que nos estropea el avance y aprender las nuevas tecnologías de liderazgo y formación de directores y profesores. Asimismo, es necesario tener claro que la calidad de un sistema educativo no puede ser superior a la calidad de sus profesores. Con frecuencia, comentó, invertimos mucho tiempo en la planificación educativa, en la implantación de programas y en la formación de metodologías preventivas, y olvidamos que los materiales, libros de texto y nuevas tecnologías son meramente herramientas cuya eficacia depende de los que las utilizan. A su juicio, se han hecho cambios más bien cosméticos en la forma de enseñar pero apenas se ha modificado la dinámica dentro de las aulas. En este sentido, Blanco insistió también en la importancia de la formación permanente del profesorado. Para el psicólogo es una de nuestras “asignaturas pendientes” y por esa razón no logramos contagiar esa actitud de “lifelong learning” a nuestros alumnos. La evidencia disponible sugiere que el principal impulsor de variación en el aprendizaje de los alumnos en la escuela es la calidad de los maestros. En general, subrayó, los alumnos atendidos por profesores efectivos progresan tres veces más que aquéllos atendidos por profesores de bajo perfil. “La calidad de un sistema educativo no es superior a la calidad de sus profesores”, dijo. La necesidad de formación de los profesores y de la adquisición de habilidades prácticas, llevó a Isauro Blanco a hablar del coach y del desarrollo de competencias bajo el apoyo de coaches en el aula. Comenzó por explicar qué es un coach. Según indicó, un coach es un entrenador que conoce a sus jugadores, analiza los desafíos del equipo contrario y genera una estrategia para asegurar la eficacia. Los grandes coaches son excelentes líderes que despiertan los talentos, desarrollan potencialidades latentes y enseñan metodologías efectivas para lograr objetivos.

“La calidad de un sistema educativo no es superior a la calidad de sus profesores”

Esas cualidades son las que hacen necesaria la presencia de coaches en las escuelas para apoyar a los maestros. Es necesario, dijo Blanco, destinar profesores expertos en las aulas para observar y asesorar a profesores nuevos, para modelar intervenciones exitosas y apoyar su aprendizaje.

2

4

6

8

10

12

14

16

18

20

22

24

26

28

30

32

34

36

38

40

42

44

46

48

50

52


Reflexionó, asimismo, no sólo sobre los cambios necesarios en el profesorado, sino también en los directores. En su opinión, los directores académicos son o deberían ser “profesores de los profesores”, más que administradores o supervisores. Actualmente, dijo, es ya un problema el director-administrador que pasa más horas en el escritorio o enfocado a la solución de problemas operativos más que a la asesoría y formación permanente de sus profesores. “Normalmente, los directores académicos deben ser considerados maestros de los maestros. La formación de los directores es, por tanto, otro de los focos de la mejora continua de las escuelas”, dijo. “La función de los directores –añadió– es ayudar a los niños a aprender. La función de los directores es ayudar a los adultos a aprender”. Bajo esta concepción es fundamental, según Isauro Blanco, dedicar coaches en las escuelas para apoyar a los maestros, por un lado, y por otro, a los directores con el fin de que pasen por un proceso de coaching para el aprendizaje práctico de su función. En su opinión, nos encontramos en una época de transición entre “los nativos digitales” y los “inmigrantes digitales” que puede llevarnos a un callejón sin salida si previamente no se desarrollan nuevos aprendizajes en los directores y profesores. En la era del conocimiento y la creatividad el rasgo más valioso es la capacidad para sintetizar la información: la habilidad para decidir qué información hay que seleccionar, cuál ignorar y cómo organizar y comunicar lo que juzgamos importante se está convirtiendo en la competencia clave en el mundo desarrollado. El coaching directivo debe reunir una serie de requisitos: personalización (conocer los marcos de referencia, los sistemas de creencias y las expectativas de cada uno de sus destinatarios); seguir el flujo (no bloquear la información que recibimos del exterior y volcarnos totalmente en la actividad que realizamos); sintonía con el proceso personal; cuestionamiento; comunicación (escuchar y hablar); experiencia (nace de un aprendizaje práctico y operativo que está en constante evolución); y riqueza personal. En conclusión, Isauro Blanco señaló que este paradigma actual exige un replanteamiento de la función directiva para lograr una mayor efectividad y no ser superados por las condiciones de nuestros destinatarios. La función del coaching lleva tiempo entre nosotros, ya que los grandes maestros de la humanidad, los mayores inspiradores del cambio trascendente han hecho este proceso de manera continua como una herramienta usual de enseñanza.

Isauro Blanco ofreció pistas al directivo educativo del futuro

Un coach necesita estar en un estado sublime de bienestar espiritual que le permite la apertura para saber mirar la esencia y resolver los nudos inherentes a toda comunicación humana. Puede dirigir sin forzar; invita y contagia; se mueve en la frontera de la libertad y el respeto. “En el paradigma del Nuevo Renacimiento la emergencia del coach hace posible la etapa del aprendizaje esencial: cuando el alumno está preparado, aparece el maestro”, concluyó.

3

5

7

9

11

13

15

17

19

21

23

25

27

29

31

33

35

37

39

41

43

45

47

49

51

53


Juan Carlos Cubeiro, director de Eurotalent

“Las organizaciones del futuro deben ser meritocracias” El último ponente del Congreso fue Juan Carlos Cubeiro, profesor de la Universidad de Deusto, CEU San Pablo y ESADE, y director de Eurotalent. Sus palabras sirvieron para reflexionar sobre cómo deben prepararse las instituciones y centros para tener esa visión de futuro que parece tan necesaria.

3

5

7

9

11

13

15

17

19

21

23

25

27

29

31

33

35

37

39

41

43

45

47

49

51

53


J

Juan Carlos Cubeiro explicó en su ponencia cómo la crisis económica actual ha puesto de manifiesto una crisis de valores, de la que saldrán ganadores y perdedores. De igual modo, habrá organizaciones que sabrán aprovechar las enseñanzas de esta crisis. En su opinión, esta crisis cuenta con cuatro activos intangibles que las organizaciones deberán tener en cuenta: la confianza, la excelencia, la innovación y el talento. La confianza es clave, en opinión de Cubeiro, porque los clientes, los accionistas, la sociedad en su conjunto, responden a la confianza porque es precisamente la argamasa social. La excelencia significa superar las expectativas del cliente, ofrecerle más de lo que pensaba. La excelencia exige de los profesionales cualidades como la iniciativa, la autoconfianza, la integridad, el trabajo en equipo, el autocontrol y, por supuesto, la orientación al cliente.

Alejandro Córdoba, experto en RSC, presentó a Cubeiro

Por su parte, la innovación, a juicio de Cubeiro, es una cuestión de inquietud, de proponer nuevas ideas, de atreverse a poner en marcha novedades. Más que por una idea genial, los innovadores destacan por su insatisfacción, su inconformismo, su voluntad de desafiar el status quo y por “hacer equipo” entre visionarios. Y finalmente, el talento, que va más allá de la inteligencia. Es poner en valor lo que una persona sabe, quiere y puede hacer. Es cuestión de capacidad (aptitud y actitud), de compromiso (energía física, mental, emocional y espiritual) y de un contexto adecuado, donde el talento aflore, emerja, se aproveche. Los directores, según explicó Cubeiro, han de saber detectar el talento, han de saber fidelizarlo y han de saber desarrollarlo a través del reconocimiento de lo que sus colaboradores hacen bien y deberían hacer mejor.

“Las organizaciones han de tener visión. Han de ser capaces de ofrecer a sus integrantes una visión de futuro clara, ilusionante, integradora”

Por ello, las organizaciones “han de tener visión”. Han de ser capaces de ofrecer a sus integrantes una visión de futuro clara, ilusionante, integradora, por la que merezca la pena luchar y dar lo mejor de uno mismo. La Visión hace al líder, a la persona líder y a la organización líder. “Frente al miedo casi generalizado, las organizaciones con visión ofrecen a sus integrantes, a los clientes, a la sociedad en su conjunto, un futuro deseable, ilusionante”, dijo. Y esa visión debe caracterizarse por: - - -

2

4

6

8

10

12

14

16

Establecer metas muy ambiciosas que supondrían un enorme éxito para las organizaciones. Ser estable en el tiempo. Para conseguir que los esfuerzos de todos los componentes de la organización puedan converger en una misma dirección, no se puede modificar con una frecuencia excesiva el propósito estratégico. Esfuerzo y compromiso de todos los miembros de la organización. Existen distintas vías para fomentar la responsabilidad en todas las personas que forman parte de la organización, desde el propio liderazgo hasta fórmulas de participación y compensación.

18

20

22

24

26

28

30

32

34

36

38

40

42 42

44

46

48

50

52


Para Cubeiro las organizaciones del futuro deben ser, más allá de democracias o no, meritocracias. El término es relativamente reciente, de hace apenas 50 años, y en su día fue despectivo pero en los inicios del siglo XXI es elogioso. Una meritocracia es una forma de organización en la que el mérito (el valor, el talento) se impone. Por tanto, se opone a la autocracia tanto como al nepotismo y a otras formas de organización en las que pesa la antigüedad, la familia o el amiguismo, y no el “Las organizaciones con visión tienen mérito. Para que una organización sea una auténtica meritocracia, que tener la excelencia como hábito” tal y como propuso Cubeiro, se necesitan siete condiciones: -

La primera es una “Hoja de Ruta”: una visión de futuro, combinada con una estrategia y con dirección por objetivos (medibles, ambiciosos, realistas, temporales y específicos). Sin una adecuada dirección por objetivos la visión es una fantasía, posiblemente una quimera.

-

La segunda es contar con “buenos marineros”. Eso sólo es posible si la organización dispone de perfiles de competencias en cada uno de los roles de la misma. Una organización que sabe de qué talento dispone y qué talento necesita lo aprovecha de manera adecuada.

-

La tercera es un sistema de gestión del desempeño que sea verdaderamente profesional. Cada uno de los responsables ha de saber aprovechar el talento de todos y cada uno de sus colaboradores, para lo que debe dedicar tiempo y esfuerzo en analizar la capacidad y el compromiso de todos ellos, en un lenguaje comprensible de competencias.

-

La cuarta es la promoción coherente y transparente. Cuando una organización no es capaz de explicar por qué asciende a un profesional, pierde opciones para alcanzar las metas que se ha propuesto.

-

La quinta es un tratamiento estratégico de la retribución. Una compensación estratégica requiere de imaginación y valentía para encontrar variantes de compensación distintas de la pura retribución fija.

-

La sexta es un liderazgo versátil, que sabe mandar, gestionar, cohesionar, pedir sugerencias, orientar, desarrollar y representar las mejores prácticas. Un liderazgo que genera un clima de satisfacción, rendimiento y desarrollo.

-

Y finalmente, la séptima es generar una cultura del coaching, de desarrollo individual y colectivo.

Cubeiro,último ponente del Congreso, supo despertar el interés de los asistentes

Tras explicar cómo pueden prepararse las organizaciones con visión para afrontar el futuro, Juan Carlos Cubeiro finalizó su ponencia con una última reflexión en la que se refirió a que el éxito nunca ocurre por casualidad. “Aquellas instituciones u organizaciones con visión tienen que tener la excelencia como hábito”, subrayó.

3

5

7

9

11

13

15

17

19

21

23

25

27

29

31

33

35

37

39

41

43 43

45

47

49

51

53


Merecido homenaje a Manuel de Castro, secretario general de EC

“Necesitamos seguir leyendo en clave cristiana los acontecimientos”

El sábado 28 de noviembre, a mediodía, tuvo lugar el acto de clausura. Un acto que estuvo marcado por el homenaje a Manuel de Castro, secretario general de Escuelas Católicas durante los últimos ocho años y que en diciembre acaba su mandato. El Congreso fue clausurado por José Bono, y contó además con la presencia del viceconsejero de Educación de Castilla-La Mancha, Pedro Pablo Novillo; la presidenta de EC, Inmaculada Tuset; y el presidente de EC Castilla-La Mancha, Lorenzo Peñasco.

Un momento del acto de clausura celebrado el 28 de noviembre

I

Inmaculada Tuset resumió los tres días de reflexión en la necesidad de seguir leyendo en clave cristiana los acontecimientos, convencidos de la dimensión evangelizadora de nuestros centros, y de hacer de los alumnos personas competentes con capacidad para responder a las realidades de su entorno. Para ello, a los profesores se les pedirá, según indicó Tuset, colaboración, trabajo en red, mirar al alumno de forma global y utilizar los medios que favorezcan el pensamiento crítico, la creatividad, la toma de decisiones, la tolerancia de la incertidumbre y del fracaso, y la capacidad de volver a empezar sin miedo a los riesgos. “Si algo sabemos los educadores que es nadie da lo que no tiene, y que educamos más por lo que somos que por lo que decimos y hacemos”, dijo. Por eso, –añadió– necesitamos desarrollar nuestras múltiples inteligencias, contar con buenos líderes, trabajar con toda la comunidad educativa y ser capaces de reformular las preguntas existenciales adaptándolas al lenguaje de nuestros alumnos. Por su parte, José Bono subrayó la necesidad de tender puentes en educación, de poner en valor la autonomía, de reconocer a los maestros que se esfuerzan y se preocupan de sus alumnos y de recuperar la autoridad del profesor, pero siempre desde la tolerancia. Valoró muy positivamente que quienes tienen en su tarea la responsabilidad de educar a los alumnos del mañana “tengan visión”, y se reúnan para aprender unos de otros para buscar nuevas verdades, y que las busquen no sólo con los que piensan igual, sino

2

4

6

8

10

12

14

16

18

20

22

24

26

28

30

32

34

36

38

40

42

44 46 44

48

50

52


también con quienes discrepan. “Es bueno que tengáis visión, porque en este camino de la enseñanza, algunos, de manera figurada, se tapan los ojos, como no queriendo percatarse de que quienes estáis día a día sabéis más”. “Me alegro de que los enseñantes católicos sigan buscando nuevas verdades”, concluyó. Tras las palabras de Bono la Presidenta de Escuelas Católicas quiso rendir homenaje a Manuel de Castro, secretario general de EC durante más de ocho años, que en diciembre finalizará su mandato. Tuset agradeció a De Castro los servicios prestados a la escuela católica durante todos estos años de entrega incondicional.

Más de ocho años de servicio y entrega a Escuelas Católicas

E

Emocionado por el cariño mostrado por los más de 700 congresistas, entre los que se encontraban miembros de las Juntas Directivas, dirigentes autonómicos y miembros de equipos directivos y representantes de instituciones de los colegios asociados, De Castro pronunció unas breves palabras de despedida y agradecimiento.

poner rostro público a lo que vosotros hacíais”. Por ese motivo, Manuel de Castro quiso agradecer a Dios y a todos aquellos que han trabajado por Escuelas Católicas su tarea conjunta durante tantos años: presidentes, secretarios generales y autonómicos, miembros de las Juntas Directivas, directivos de EyG, miembros de la sede estatal y, por supuesto, a todos los centros que pertenecen a Escuelas Católicas.

El todavía Secretario general de EC comenzó su discurso señalando que termina su período de servicio a Escuelas Católicas después de ocho años y medio, durante los cuales “he tenido aciertos y cometido errores, pero lo que no ha faltado nunca por mi parte ha sido la entrega y la dedicación”. Manuel de Castro se mostró orgulloso porque actualmente “Escuelas Católicas (FERE-CECA y EyG) están más unidas como instituciones hermanas, más prestigiadas socialmente como organizaciones de Iglesia defensoras de sus principios identitarios desde la independencia y el diálogo, y más reconocidas por todos los asociados”.

“Quedan cosas por hacer, retos que superar y errores que corregir –concluyó De Castro– pero me voy con la sensación del deber cumplido, satisfecho y agradecido. Satisfecho de haber servido a la causa de la escuela católica durante todos estos años. Y agradecido a cuantos me habéis sostenido con vuestro apoyo y habéis hecho posible la realidad que hoy es Escuelas Católicas. Decía José de Vasconcelos que ‘Un libro como un viaje, comienza con inquietud y se termina con melancolía’. Así he escrito también yo el libro de mi tarea como Secretario General. Comencé con la inquietud de asumir una responsabilidad que parecía superior a mis fuerzas, y así termino con la melancolía de abandonar a tantos buenos amigos como he encontrado durante estos años. Muchas gracias. Y hasta siempre”.

De Castro hizo un repaso por los hitos más significativos acaecidos durante estos ocho años y medio de su mandato y recordó que se han vivido tiempos complicados, pero añadió que “se han podido sobrellevar con dignidad y entereza gracias a vuestro apoyo, el de todos vosotros, nuestros asociados. Es más, estoy plenamente convencido de que las metas alcanzadas se han logrado gracias al trabajo, la entrega y buen hacer de muchos de los que estáis aquí y de otros que lo estuvieron, pues yo no he hecho otra cosa que

3

5

7

9

11

13

15

17

19

21

23

25

27

Manuel de Castro recibió una calurosa ovación del público asistente

29

31

33

35

37

39

41

43

45

47

49

51

53


Escuela con visión: Escuela 2.0 Los más de 700 representantes de instituciones titulares y responsables de centros educativos que durante tres días participaron en el X Congreso de EC llegaron a la conclusión de que la visión de la escuela del futuro, de la escuela católica de los próximos años, es la de una escuela 2.0 que exigirá a los directivos apoyar y dinamizar el uso de las TIC, que requerirá una nueva forma de enseñar y aprender, un impulso de la función directiva, y que precisará de educadores competentes y motivados, así como de un cambio pedagógico que sea capaz de formar a alumnos competentes, autónomos y comprometidos con los valores cristianos.

E

En una cultura marcada por el pluralismo axiológico y religioso, la escuela cristiana se compromete a apostar por el diálogo entre la fe y la cultura y a crear sinergias entre escuela y familia. Una tarea en la que contará con el apoyo de Escuelas Católicas que seguirá denunciando el incumplimiento por parte de las administraciones públicas de los derechos fundamentales recogidos en la LOE y en la Constitución. Asimismo, en las conclusiones del congreso se propugna y apoya la consecución de un Pacto de Estado Político y Social por la educación que reconozca los derechos constitucionales y las libertades educativas. La síntesis del trabajo realizado quedó reflejada en las siguientes conclusiones: 1ª) En una cultura marcada por el pluralismo axiológico y religioso, creemos en una espiritualidad con una visión positiva de la persona y la sociedad, y según el  estilo del Evangelio, abierto a todos, que acepta la pluralidad como riqueza humana. Nuestra oferta educativa cristiana apuesta por el diálogo entre la fe y la cultura, con una clara visión trascendente y transformadora de la persona y de la sociedad. 2ª) La calidad educativa la generan educadores excelentes. Sólo quienes cuenten con los profesionales mejor preparados lograrán que cada alumno desarrolle sus competencias y asuman su propia formación para seguir aprendiendo toda su vida. Esto exige una nueva forma de enseñar y aprender, innovación pedagógica y revisión de procesos y metodologías para prevenir los problemas de aprendizaje y el fracaso escolar. 3ª) Parte del futuro de la escuela católica va a depender del impulso de la función directiva. Debemos favorecer el nacimiento de nuevos líderes para nuestros centros, apostando por una amplia formación de los mismos dedicando los recursos necesarios. Asimismo, para que los colegios sigan siendo significativamente católicos, sus directivos deben liderar también los aspectos espirituales y pastorales. 4ª) La educación del futuro precisa de educadores competentes y motivados que vivan conectados a la sociedad del presente, empapados de la tradición y las esencias de nuestros fundadores, y con una visión capaz de otear el futuro con optimismo. Debemos trabajar para que “todos” los educadores de nuestros centros tengan la autoridad personal y el prestigio social que se merecen en su vida educativa diaria.

2

4

6

8

10

12

14

16

18

20

22

24

26

28

30

32

34

36

38

40

42

44

46 48 46

50

52


José Antonio Solórzano y Victoria Moya leyeron las conclusiones del X Congreso

5ª) Para que la escuela responda a los desafíos de la sociedad del siglo XXI se requiere un cambio pedagógico capaz de formar alumnos competentes, autónomos y comprometidos con los valores cristianos. Por eso habrá que poner el foco de atención no en el currículo, sino en los procesos que conforman la mente del alumno y en la cohesión de toda la comunidad educativa en torno a un mismo proyecto educativo. 6ª) Las escuelas deben tener en cuenta el carácter de una generación formada entre medios técnicos e impactos audiovisuales. Convencidos de que las tecnologías aumentarán nuestra capacidad para ser escuelas significativas en el mundo actual y futuro, nuestra visión es la de una escuela 2.0, que exigirá a los directivos apoyar y dinamizar el uso de las TIC y la oferta del modelo propio, educ@mos. 7ª) Educar no es sólo una labor académica sino enseñar a desarrollar la inteligencia emocional y la comunicación, a tomar decisiones, a  comprometerse, a ser responsable, a mejorar este mundo y a vivir felices y con sentido. Seguros de que escuela y familia crearán mayores sinergias para educar desde proyectos  compartidos, apostamos por una estrecha colaboración entre ambas instituciones. 8ª) Escuelas Católicas seguirá denunciando el incumplimiento por parte de las administraciones públicas de derechos fundamentales recogidos en la LOE y la Constitución. Dicho incumplimiento se traduce en discriminaciones reiteradas a los centros concertados, que a su vez se traducen en discriminaciones a las familias que eligen libremente estos centros. 9ª) Propugnamos y apoyamos la consecución de un Pacto de Estado Político y Social por la educación, que supere viejas e inútiles confrontaciones y otorgue a la educación la estabilidad que necesita. Un pacto en el que se reconozcan de manera práctica los derechos constitucionales y las libertades educativas. Un pacto que supere el actual estancamiento de la educación, y ayude a disminuir el fracaso escolar.

3

5

7

9

11

13

15

17

19

21

23

25

27

29

31

33

35

37

39

41

43

45

47 49 47

51

53


Las principales novedades del sector en los stand del X Congreso

E

El X Congreso de Escuelas Católicas también ha sido posible gracias a todas las firmas comerciales, empresas e instituciones vinculadas con el sector educativo que han colaborado con su aportación económica y con su presencia, que nos ha traido información, novedades, ofertas y, cómo no, regalos. De una manera especial debemos destacar la ayuda recibida del GRUPO SM como patrocinador. Su señalada participación y colaboración profesional ha sido sustancial en la consecución del X Congreso. A ellos y a todos, una vez más, gracias.

2

4

6

8

10

12

14

16

18

20

22

24

26

28

30

32

34

36

38

40

42

44

46

48 48

50

52


Firmas colaboradoras ▬ ▬ ▬ ▬ ▬ ▬ ▬ ▬ ▬ ▬ ▬ ▬ ▬ ▬

3

5

▬ ▬ ▬ ▬ ▬ ▬ ▬ ▬ ▬ ▬ ▬ ▬

7

9

11

13

15

17

19

21

23

25

27

29

31

33

35

37

39

41

43

45

47

49 49

51

53


on-line El X Congreso en tu ordenador

D

De nuevo y gracias a la colaboración de la Fundación Telefónica y de Educared, el X Congreso de fue retransmitido en directo a través de nuestra página Web (www.escuelascatolicas.es/congreso2009) y de Educared (www.educared.net). Como en otras ocasiones tanto las ponencias como las presentaciones de cada uno de los ponentes pudieron verse allí donde hubiera una conexión a la red. Tanto la inauguración como la clausura fueron seguidas por un gran número de internautas que desde sus centros, sus comunidades o desde sus casas, podían ver y escuchar con una gran calidad los discursos de las personalidades que presidían ambas mesas, pero quizá cabe destacar la ponencia de Howard Gardner y Elsa Punset que fue el momento más visto de todo el Congreso por nuestros seguidores. De las cifras de visitas de la página Web del Congreso más de la mitad fueron del apartado del retransmisión on-line, seguidos del apartado de Documentos (Notas de prensa, discursos de inauguración y clausura, oraciones… etc), y el de Imágenes. Según las estadísticas proporcionadas por Educared en cuanto a la retransmisión, durante la celebración del Congreso hubo más de 360 conexiones a la página con una duración media de 25 minutos y, no sólo desde España, también desde otros países de nuestra cercana Europa, como Italia. El Congreso se retransmitirá en diferido en nuestra página Web y en la hemeroteca de Educared para que podáis seguir disfrutando de las ponencias y presentaciones que configuraron este X Congreso.

Desde estas líneas queremos hacer extensivo nuestro agradecimiento y el de todas aquellas personas que nos han comunicado su satisfacción por la retransmisión a aquellos que lo han hecho posible: la empresa SIRE y especialmente la Fundación Telefónica, por la oportunidad que nos han brindado de eliminar los límites geográficos y hacer llegar nuestra “Escuela con visión” a todos aquellos que los días 26,27 y 28 de noviembre no pudieron desplazarse hasta el Hotel Beatriz de Toledo. De nuevo las TIC nos han ayudado a hacernos presentes esos días en gran cantidad de ordenadores y han amplificado nuestro mensaje a aquellos lugares en los que nunca creímos poder estar.

2

4

6

8

10

12

14

16

18

20

22

24

26

28

30

32

34

36

38

40

42

44

46

48

50 52 50


Revista EC nº 29  

X Congreso de Escuelas Católicas. Escuela con visión

Revista EC nº 29  

X Congreso de Escuelas Católicas. Escuela con visión

Advertisement