Page 1

Carolina Castro

playa de mรกrmol difusiona/terna ediciones


carolina castro playa de mármol, buenos aires, 2014

difusiona/terna.ediciones dirección.general /nadia sol caramella dirección.editorial /cristian j franco prensa.comunicación /joel vargas edición.diseño.diagramación /cristian j franco ilustración.portadilla.colofón /emi breuss ilustración.contratapa /nacho flores aguirre

escriturasindie.blogspot.com.ar facebook.com/escrituras.indie facebook.com/escriturasindie.difusionalterna


playa de mรกrmol Carolina Castro


los dientes blancos de un camino

como la misma sirena negra que me glorifica en un sueño un camino abierto me habla en la desesperación iluminado con dientes blancos: sin querer asesiné un cuerpo sensato con la mandíbula de los celos prendida a la razón una laguna pacífica mientras llora ese cuerpo puede conmoverme el matiz de calor que cubrió su mirada en esta última etapa puede conmoverme pero el cinismo es un arma boba y la sinceridad un abismo que da vértigo si es verdad que vivimos en un gran holograma las despedidas que no puedo olvidar 5


van a caer de a una, cuidando la lentitud y el silencio desde mi espalda, como desde un avión con la boca abierta sobrevolando el río desiertos en mis manos y en las manos que imprimieron mi memoria: el día que decidimos conocernos fue como si un árbol poseído por el demonio de una flecha perdida se hubiera clavado con poder en mi centro por ejemplo, en mi frente; dios disparó un árbol hacia mí ese día cómo saber en qué idioma me habla el ego que no conozco y que es la parte de mí que educó la sociedad enteramente a mis espaldas como muchos, como tantos di por obvia mi identidad es ese error agudo el que se ocupa de acomodar meticulosamente a las personas una a espaldas de la otra 6


playa de mármol

I la serenidad dignifica el clima húmedo y su olor trasladaron hasta mí una imagen clara del vestido que usás hoy cada recuerdo que tengo de algo tuyo es la suma de infinitos átomos que no son más /que murmullo de materia

atmósfera capacidad de pensar mejor

aureolas calientes se reúnen en un breve sueño donde sólo puedo divisar tu cuerpo en pequeños movimientos 7


todas las canciones le quedan bien a esta melancolía II todas las canciones del mundo que podrían hablar de esto no llegaron a mí todavía cada mañana rastros de humanidad completan la playa y dan la impresión de que el calor acrecienta pero una mañana el cadáver de un dragón blanco en la arena cerca del mar donde las olas forman blandas lagunas... puede ser una astilla en la memoria, /como un oscuro espejismo o el comienzo de un poema desesperado que quiere explicar cómo muere una historia soltando fuego hasta agotarse y cómo es su vuelo /hasta esa zona del mar donde el polvo húmedo es más cómodo para dormir por última vez

8


ver el humo del aliento despidiéndose o ver la luna en la playa de mármol o esa parte de tu cuerpo que recuerdo primero y es tu voz tan aniñada un lugar donde conocí para siempre este nombre agudo III de todas las mañanas en que decidís visitar la playa para ver y volver y darle un comienzo simbólicamente místico y adecuado al día, la mañana santa en que un dragón blanco bellísimo muera en la arena con los ojos vidriosos mientras las olas más chatas de la orilla acaricien las pestañas de sus ojos abiertos y vacíos de todas, esa mañana no va a cambiar las palabras de este ciclo ni a dar un giro lento o veloz: va a dar paso a una fase silenciosa 9


a un destino que dibujan suaves las huellas, las gotas de un mapa transparente de la ruta que tomaste en la arena y que yo imaginĂŠ

un dragĂłn puede vivir siglos o nacer y morir en lo que dura un dĂ­a el mismo ciclo vital cansado que rige a los recuerdos

10


en realidad la felicidad quiere comerme viva

de la ironía se hace uso porque existe antes del que evoca, es el espejismo que alucinan las ideas cuando están muriendo de sed; soy vecina del oportunismo y víctima de la felicidad publicitaria: nadie cierra los ojos con prudencia nadie cierra los ojos con prudencia un subte una niña un canto un aplauso un subte, una niña, su canto el parné los aplausos; 11


hacer uso de la ironĂ­a es como tirar y tirar de un hilo que no existe pero igual todos se ocupan de tensar

12


el cuerpo

mientras tanto el verano sigue lamiendo lo seco mientras tanto el cuerpo encima del verano ¿es el interruptor cultural que resta cuando el lenguaje no alcanza como defensa de nada? el cuerpo ¿es el interruptor cultural que resta cuando el lenguaje no alcanza como intención para nada? la doma del verano la doma de lo circundante la doma de un esguince muscular la doma de la cintura la doma de la culpa ese relinchar constante insoportable y pretérito 13


la memoria no puede domesticarse y mi cuerpo no se define por la naturaleza sino por la mĂşsica la memoria y mi cuerpo no pueden comunicarse y la memoria se ubica /a los pies de la noche el cuerpo, tecla infalible Âżes una melodĂ­a? no, el cuerpo es una pausa entre lo invisible y la herida.

14


escrituras.indie difusiona/terna ediciones 2014


[ d/a ] 2014

Carolina Castro - Playa de mármol  

plaquette difusionA/terna 2014

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you