Page 1

g r at u i t o

Foto: Hugo Del Pozo

N ú m e r o 1 0 8 - A ñ o 1 1 - N o v i e m b r e 2 0 1 8 - B u e n o s A i r e s - ISS N : 2 3 1 3 9 7 2 2 - D N D A 5 3 5 7 0 5 0 - E j e m p l a r

ARTE CALLEJERO EN LA CALLE PERÚ AL 700 - CABA

Sumario Pág.2 y 3 Horacio Cacciabue - “El

Pág.5:

Pág.8:

azar de la gota que cae”.

Manuel Fanego, artista todo

Cerró el Almacén de Mario.

terreno / El Museo de la Ciudad cumplió 50 años.

Pág.9: Walrus Books, librería solidaria. Pág.11: Nuestro CESAC N°15 presente en la reunión, ausente en el Presupuesto

Pág.4:

/ Concierto de órgano

“Queremos mantener la esencia

Parroquia Inmaculada Concepción.

pura del tango” / Casa natal del músico Roberto León Grela.

Pág.12: Foto del mes.


2 - NOVIEMBRE 2018

Nuestra Misión: El Sol de San Telmo es un periódico nopartidario dedicado a fortalecer y celebrar el barrio de San Telmo y el Casco Histórico de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.. Definimos nuestra visión editorial como periodismo comunitario. Valoramos toda comunicación que genere un foro abierto de participación y diálogo para las muchas voces que constituyen la comunidad de San Telmo. Reconocemos que vivimos en una época en la cual los medios (tanto masivos como independientes) ocupan cada vez más el espacio de intercambio y comunicación que antes ocupaban nuestros espacios públicos-las plazas, parques y veredas donde nuestros abuelos se juntaban para conectarse con el mundo y con sus comunidades. Por eso queremos revalorar el intercambio y la conexión humana a través de un periódico cuya identidad, contenido, y espíritu se definen

EL SOL DE SAN TELMO

“El azar de la gota que cae” E

n su taller de la calle Cochabamba al 200, se “respira” libertad. Y este no es un detalle menor.

Horacio Cacciabue -el “Indio”- es un artista al que no se lo puede encasillar. Podríamos decir que es un pintor o un estudioso de la filosofía o un amante del jazz o un pensador o solo un hombre que recorre todas esas facetas y otras que insinúa, pero que prefiere no profundizar. Pero, como él dice: “Conviven en mi”.

a través de la participación activa de sus lectores y colaboradores. Todos los que viven o trabajan en el barrio, o simplemente le tienen cariño, están invitados a formar parte del debate sobre San Telmo: su patrimonio tangible e intangible, su pueblo y su futuro.

w Propietario: Hugo M. Del Pozo Dirección/ Edición: Isabel Bláser Carlos Calvo 717 - CABA - Tel. 4307 9704 isabel.elsol@yahoo.com.ar Redacción: Isabel Bláser, Diana Rodríguez Diseño: Samanta Cardo Publicidad: Diana Rodríguez Administrador / web / facebook:

Hugo E. Lavorano Colaboraron en este número: Cecilia Calderón / Marcela Toso / Eduardo Vázquez / Andrea Magali Godoy elsol.desantelmo@yahoo.com.ar www.elsoldesantelmo.com.ar Facebook: El Sol de San Telmo El arte de nuestro logo es un fileteado del maestro Martiniano Arce www.martinianoarce.com

w ISSN: 2313 9722 DNDA 5357050 Diseño: SBC - Tel. 4383 5889 Impresión: Editora del Plata S.R.L. Neyra 75 - Gualeguaychú - E2820DQA Entre Ríos - Argentina El Sol de San Telmo es una publicación cultural de carácter comunitario y distribución gratuita mensual de 3000 ejemplares, orientada a la difusión de la historia y actividades barriales del barrio de San Telmo y el Casco Histórico de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Se autoriza la reproducción total o parcial de las notas citando la fuente. Los artículos firmados son de exclusiva responsabilidad de los autores. Fundadores: Catherine Mariko Black y Marcelo Ballvé

En reconocimiento a su trayectoria en 2008 fue declarado Ciudadano Ilustre de Avellaneda, lugar donde nació “una noche de Carnaval de 1950. Soy del otro lado del Riachuelo, cerca de Valentín Alsina, donde había bares, cines y también una biblioteca creada por mi viejo, que se llama ¨Veladas de estudio para después del trabajo¨. Me llevó ahí a los 13 años y creo que eso construyó a este que soy hoy”, cuenta. El Sol: Te marcó el camino… Horacio Cacciabue: Era obrero de la SIAM y luego puso una ferretería industrial en la zona, una bulonera, para abastecer a esa fábrica. Un comerciante metalúrgico muy romántico que, al final de su vida, pudo desarrollar lo que quería: un comedor para los viejos como él, que no tenían donde comer en el barrio. Armó un lugar, compró propiedades y concretó su sueño que era tener una familia grande como en sus orígenes. Y mi vieja, ama de casa, hacía todos los días de su vida algo que lo realizaba como nadie: barría la vereda. Tan era así que alguien le escribió un poema: “La barredora pitonisa”. ¿Imaginaste, entonces, que serías este hombre de hoy? Siento que, con humildad, construí más un ser que una obra. Creía otro destino en mi vida, me pasaron cosas muy fuertes en la adolescencia que tuvieron que ver con la muerte de seres queridos, cercanos. Nunca creí que iba a ser pintor, no era el pibe que dibujaba en la escuela, nada de eso. Pensé que lo mío venía por la escritura, por el cine. ¿Te quedaste en el barrio? No. Con un grupo de amigos vine para el centro y ahí abrí al mundo. ¿Y cuál fue ese mundo? Algunos temas se dieron por azar. En los años setenta, estaba buscando un lugar para dormir y en un conventillo de Combate de los Pozos y Brasil se subalquilaban piezas. Era un lugar para artistas plásticos, donde Roberto Tessi (escultor, escenógrafo oriundo de San Luis) daba talleres y entré en uno de dibujo, nunca había dibujado, quizás fue por curiosidad. Más adelante, tuve una intensa actividad gremial en la Asociación Argentina de Actores y ese fue mi trabajo. No tenía que ver con lo actoral, mi rol era defender los intereses de los actores, aunque hice algunas participaciones en películas. ¿Cómo apareció en vos el pintor? En un momento en mi vida estaba prohibido y

“El Indio”, en su taller, durante la entrevista.

esta fue una actividad de sótano. Renací. Voy a repetir al poeta: “Ahí donde está el abismo está la salvación”. Hubo un proceso de definición como artista, coqueteaba con la pintura y tuve algunos problemas serios con la vista -porque soy miope de nacimiento, tuve desprendimiento de retina y una precoz catarata-. En uno de esos accidentes y en plena ceguera me vinculé con Carlos Gorriarena (1925-2007), que fue mi Maestro. Ahí me juré que si salía de ese problema con las sombras, iba a ser pintor en serio. Me operé y eso me salvó la vida. Otra vez el azar… Como el proverbio Zen: “Cuando el alumno está preparado, aparece el Maestro” y yo estaba en una etapa de fuerte pintura colorista. Accidentalmente aconteció en mí la acuarela, que es lo liviano… el azar de la gota que cae. ¿En tu obra predomina el manejo del color y el trazo? Conceptualmente entiendo que la pintura es la imitación de la naturaleza, es salvaje, es color crudo. Me interesa el vacío, el silencio y el grito; es una mezcla. El dibujo es intelectual. La línea no existe en la naturaleza, el hombre la inventó para representar al mundo. Yo soy un animal y un intelectual. Es una contradicción pero, desde mis convicciones filosóficas, en las paradojas -que serían contradicciones llevadas al extremo- es donde está la luz, donde acontece el ser. ¿En eso estás involucrando a la filosofía? Soy un diletante de la filosofía. Los que estu-

diamos filosofía no tenemos sabiduría. Sabemos que no sabemos, entonces soy también un inquieto pensante. Tengo claro que no sé esa parte y la otra, la artística, la vida me permitió desarrollarla. Trato que se conjugue en una obra o me doy cuenta luego, cuando a veces ¨veo¨ lo que estoy haciendo y pregunto por qué lo estoy haciendo. ¿Te inspira lo blanco del lienzo o la mancha? No tomo el concepto de inspiración, sino el de trabajo. Dibujo todos los días a cada rato; la pintura me toma, vivo y duermo con mi obra. No es que en un momento sienta que tengo que hacer algo. En una obra no sé cuándo hice la línea. Me gusta una anécdota de Pierre Bonnard (pintor francés, 18671947) que tenía una obra en el Museo del Louvre y la iba a ver todos los días; una vez fue con su valija y la retocó. Soy de esos, me paro adelante del lienzo, me relajo y él me va a decir qué es lo que tengo que hacer. Obviamente que ya tengo en la cabeza algo, pero muchas veces empiezo con un gato y termino en un árbol. El proceso de devolución que me da el soporte, ahí está el acto del hacer. Hay pinceles que tienen un grosor de tinta que resuelven determinada forma y el azar de la gota y del agua en un papel y lo que provoca la acuarela, me parece mágico. A veces me aparece la formación geométrica que tuve, pero mayormente es al revés. En el proceso de un trabajo casi nunca soy un intelectual, probablemente para resolverlo, cuando ya está, cuando lo tengo que firmar, sucede el balance, el equilibrio, la composición.


EL SOL DE SAN TELMO

NOVIEMBRE 2018 - 3

Roberto L. Grela

Participa en El Seminario de los Jueves -Grupo de aficionados a la filosofía, dirigidos por el filósofo Tomás Abraham-.

Su trayectoria: www.horaciocacciabue.com.ar ¿La perfeccionás? No busco perfeccionar la obra, tiene que tener accidentes. Si está muy prolija seguro le tiro una mancha encima, en mi obra el accidente es fundamental; es mi firma. Y además, me gusta que aparezca. La pintura es una cuestión de tiempo y no de espacio, aunque uno trabaje en un soporte espacial y lo hace en determinado momento. Los pintores vivimos y sufrimos con algo que al mezclar colores tiene determinado brillo y después, cuando se seca, es otra cosa que quizás no tiene nada que ver con lo que iniciamos y lo tenemos que tapar. Eso es mi brillo fatuo, así llamé a una muestra. En tu obra hay mucha música… Soy jazzologo y tanguero. El jazz es mi forma plástica, tiene que ver con mi cromatismo, mi universo. Siempre me pareció que el tango y la pintura no cuajaban bien, de hecho no hay una buena obra relacionada al tango. Llegué a él a través de la acuarela, empecé a encontrar que ahí podía expresar algo que no era pintoresco, que podía aparecer la complejidad que tiene una imagen de tango. ¿Qué hiciste en el Torcuato Tasso? Fui por un mes a hacer una muestra y me quedé tres años. Se armó como una muestra permanente y empecé a vincularme directamente con los artistas. Conocí a Daniel Godfrid, Lidia Borda, Guillermo Fernández y otros que son mis amigos de hoy y, paralelamente, tenía una idea que la pude desarrollar. Soy un músico frustrado y sigo sintiendo que me hubiese gustado tocar un instrumento pero, de alguna manera, lo pude hacer a través de la pintura. Con el tango

aparecieron “Los Insolados”, porque -por ejemplo- se sabe quién es Alfredo Le Pera pero ¿Cuántos le conocen la cara? Toda la luz que ellos irradian hace que los otros apenas puedan verlos, es una paradoja. Son insolados de luz y fue la idea de esa muestra de retratos de tango. ¿Tiene relación con lo que hacés en la 2 x 4? En “Tangos en la madrugada” -que se transmite en la FM92.7, conducido por Fernando Del Priore- me propuse rescatar esos trazos y estoy haciendo un diccionario de retratos. Tengo un espacio donde hago un “insolado” por semana. Ya hice más de 150. Ahí puedo juntar la escritura, mi universo mitológico y filosófico en cada una de las vidas que investigo porque el mundo tanguero es muy riguroso y exigente. Aporto colores, invento imágenes y figuras y eso me genera poder escribir una historia por semana; voy a la radio y lo dibujo en vivo, no lo boceto antes. Mientras leo en dos horas -de las 4 a las 6- lo que escribí, tengo que dibujarlo. ¿Te reinventás permanentemente? Creo que uno vive naciendo todos los días. Leo filosofía hace más de 30 años y tengo una sola certeza: cuando te vas a dormir creés que sos profundo, divertido, inteligente y humilde y cuando te despertás no sos nada de eso y tenés que hacer todos los días algo para ser ese que te creíste la noche anterior, para que -a su vez- te vayas a dormir feliz. O sea que tenés que ir a buscar la vida. ¿Entonces uno es o se va haciendo? Un día vi a un señor mayor pintando en el Riachuelo y le pregunté cuánto hacía que estaba haciendo esa obra y me dijo: Dos días y

setenta y tres años. Es una respuesta, pero creo que todo lo que soy estaba en mí por todos lados. Lo que pasa en la adolescencia, lejos de ser ese paraíso que cuando somos grandes añoramos, está lleno de vacilaciones y dudas. En mi caso tuve una infancia muy de nebulosa y en realidad, pensándolo bien, era miope y no lo sabía. Y luego me pongo a dibujar y pintar. Son cosas raras. Un amigo dice de mi obra: “Debió ser músico”. Es el mejor elogio, porque siento que quiero que mis cuadros se oigan o que lo estático se mueva; es mi verdadera pasión y esa siempre fue mi obsesión. Seguramente ahí estoy yo. “Pintame” el barrio… Estoy en San Telmo hace más de 30 años y soy habitante de sus bares: el Británico; Defensa; al Aconcagua no fui más después que echaron a Pablo, el mozo, porque ya no era lo mismo y también a La Coruña donde estaba la gallega Carmen, que se murió cuando se tuvo que ir de ahí… yo la amaba. Todo ese mundo nos distingue bastante. Camino mucho por el barrio, soy deambulante. Cuando vivía en Avellaneda y pasaba por la calle Cochabamba siempre pensé alguna vez tener un lugar acá. Me resulta mágica esa subida, porque es como elevarte; que casi todas las casas sean antiguas; el árbol de enfrente con sus raíces a la vista, es todo un símbolo. Me gusta culturalmente aunque -en algún sentido- se distorsionó, como tantas cosas autóctonas, pero igual sigo sintiendo que hay algo que está latente. Es insólito que tengamos que “hacer” constantemente el Casco Histórico. He viajado y todos están protegidos, siento que estamos en permanente demolición y acá es el centro de esa transformación y mutación. Vivo la gloria de estar en este lugar, con lo que te distingue y también con todos los problemas que tenemos. Me parece bien que se construya un corredor cultural, soy uno de los artistas de la Feria de los domingos. Un día estando allí, en la esquina bailaban tango y cantaba -maravillosamente- Guillermo Fernández. Esa es mi Argentina, semejante artista consagrado mundialmente cantando en una esquina. Lo mismo dirán de él, los visitantes de la Feria… Texto y fotos: Isabel Bláser


4 - NOVIEMBRE 2018

EL SOL DE SAN TELMO

Ariel Juárez y Cristina Domínguez Cóppola, pareja de baile

E

“Queremos mantener la esencia pura del tango”

llos definen su estilo como “rústico”. “El tango tiene mucha influencia de otras danzas como la clásica, la contemporánea y hasta del jazz, eso hace que a veces parezca demasiado estilizado. A nosotros nos gusta que el tango tenga ‘el barro’ de sus orígenes”, explica Ariel Juárez, ingeniero en sistemas dedicado al 2x4, que vive en San Telmo desde hace ocho años. Su compañera de baile, Cristina Domín-

guez Cóppola, es periodista e instructora de Pilates. Vino de su San Luis natal, para perfeccionarse en el estudio del tango. Se conocieron en el cumpleaños de un amigo en común, en 2015 y ahora comparten clases, ensayos, shows y exhibiciones. “El año pasado daba clases de Pilates todos los días, pero fui acotando la frecuencia para dedicarme más al tango” cuenta Cristina, en uno de los estudios donde trabaja. Ambos vienen de actuar en el festival “Juntos por la música” en el teatro Astros. Una vez al mes hacen un show en el Café Tortoni, del que participan 18 artistas: dos orquestas, dos parejas de baile y seis cantantes. Cuentan con orgullo que actuaron en Marabú, el lugar emblemático de Maipú y Corrientes, donde tocaron las mejores orquestas de Buenos Aires desde los años treinta. “De hecho, ahí debutó Troilo en 1937”, subraya Ariel quien dio clases hasta en Manhattan. Y sobre eso cuenta: “Fui en forma independiente y terminé dando clases en Strictly Tango de Nueva York, la escuela más conocida de esta danza en los Estados Unidos”. Al estudio de San Telmo donde dan cla-

ses, llegan alumnos de distintas partes del mundo: Australia, Suiza, Alemania, Francia, Portugal, Japón, Taiwan. “Por suerte hay tango en todo el mundo”, afirma Cristina, quien también bailó durante unos años en la Plaza Dorrego. Ambos recuerdan la época en que trabajaban “a la gorra”: “Pasamos mucho frío, calor, bailamos en pisos malos que arruinaban los zapatos y hacían doler los pies. Pero, bueno, todos pasamos por eso alguna vez”, señala Ariel, que actualmente también da clases con la prestigiosa bailarina Elsa María Borquez, en su estudio de Recoleta. Ariel & Cristina salieron tricampeones en el Festival de Chivilcoy -en 2018- en las categorías tango salón, escenario y milonguero. “Queremos que nuestra pareja mantenga las

Casa natal del músico

Roberto León Grela

C

on fecha 16 de agosto de 2017, El Sol de San Telmo le transmitió al Presidente de la Comuna 1 -Roberto Salcedo- una inquietud del músico santelmeño Ignacio Lavorano quien proponía homenajear a la mejor guitarra del tango, Roberto León Grela, colocando una placa en la casa donde nació (Cochabamba 773, CABA), para que ese lugar no pase desapercibido por los vecinos y/o transeúntes de nuestro barrio. Agradecemos la idea y la gestión que hizo posible concretarla. Roberto León Grela, nació en San Telmo el 28 de junio de 1913 y falleció el 6 de septiembre de 1992. Su padre y su tío constituían un conjunto de guitarras: “Los Hermanos Delpaso”. Así fue como se inclinó por las cuerdas, pero por un instrumento muy especial: el mandolín. En 1929, comenzó a tocar la guitarra para ganarse la vida. Luego de hacer sus primeros acordes acompañando a cantores de discreta fama, lo hace con Antonio Maida. Más tarde acompañó, junto a otros guitarristas, a Charlo y, hacia fines de los años treinta a Fernando Díaz. De esta etapa es uno de sus mayores éxitos: el tango “Las cuarenta” que, con gran éxito, estrenaron en 1937. “ El folclore, el jazz y la música brasileña,

contaron con la guitarra de Grela. Pero lo suyo era el tango. Aníbal Troilo lo invitó a tocar y estrenaron la comedia musical “El patio de la morocha”, con guión de Cátulo Castillo. Así nació el cuarteto Troilo-Grela, que -según este último- fueron los años más importantes de su vida en el plano artístico. En 1965 junto a Leopoldo Federico iniciaron el “Cuarteto San Telmo”. Acompañante de cantores y cancionistas como: Edmundo Rivero, Nelly Omar, Alberto Marino, Agustín Irusta, Tito Reyes, Héctor Mauré, Alberto Podestá, Jorge Vidal. “El que acompaña se tiene que despojar del YO y eso es muy difícil para el músico”, dijo en una entrevista con Antonio Carrizo. En 1980 integró la orquesta estable del Canal 11, dirigida por Osvaldo Requena. El guitarrista Nicolás “Colacho” Brizuela, dijo: “Era un grande. Es la guitarra del tango con las nuevas formas que todavía siguen tocando los músicos. Yo personalmente nunca vi tocar la guitarra tan lindo y tan creativo como él”. Horacio Ferrer señaló sobre el músico: “Artista de sensibilidad exquisita y rara capacidad musical, asimiló a su instrumento el fraseo brillante y ligado de la tradición bandoneonística”. Dejó obras muy importantes como: “Viejo baldío” (con letra de Víctor Lamanna), “Callejón” (letra de Héctor Marcó) y el célebre “A San Telmo” (en colaboración con Héctor Ayala).

raíces y la esencia de Tango Argentino, la compañía que llevó el baile del 2x4 al mundo”, agrega el bailarín. “Hoy en día la moda es el tango escenario, apodado ‘for export´, basado más que nada en las piruetas. Nosotros no vamos con esa tendencia, sino que tenemos nuestro propio estilo”, define Ariel. La pareja se presentará, con la banda de música de la Armada, en la Fragata Libertad y en la Corbeta Uruguay, en el marco de la Noche de los Museos. Y todos los martes organizan la milonga “A pan y agua” de Wallace Bar (ex Dottore Malatesta), en Chacabuco 917, CABA. “Somos amigos. Elegir una pareja de baile implica un montón de cosas, básicamente confianza, compañerismo y respeto mutuo”, resume Juárez. Texto y fotos: Diana Rodríguez


EL SOL DE SAN TELMO

NOVIEMBRE 2018 - 5

Manuel Fanego, artista todo terreno

“Tratamos de visibilizar a los marginados por la sociedad”

E

n él confluyen varios talentos. Entre ellos: el musical, que heredó de su bisabuela, Haydeé Zurrueta, concertista de piano con quien aprendió a tocar ese instrumento a los 5 años; el actoral, que descubrió recién a los 28 cuando hizo un curso de clown con Guillermo Agelelli y, tal vez el más importante, el llamado “don de gente”. Manu -como le dicen sus amigos- es una persona solidaria, que sabe ponerse en el lugar del que sufre y abrir su corazón sin temor a equivocarse. Debutó en 2008 cuando se repuso la obra “A propósito de la duda” pieza, estrenada en 2001, que marcó el inicio de Teatro x la Identidad, ciclo gratuito de obras cortas que impulsó su padre, el reconocido actor Daniel Fanego. En 2010 se unió a sus compañeros Sebastián Godoy, Julián Lucero, Pablo Fusco, Tincho Lups y Sebastián Furman para formar la compañía teatral Los Bla, Bla, que funciona como cooperativa independiente. “Somos cinco actores y un pianista, más la séptima integrante, Maribel Villarosa, que hace las veces de manager, asistente y productora. Nos organiza a todos”, señala Manu. Desde hace diez años, Los Bla, Bla se presenta todos los domingos en el teatro Mandril, otra cooperativa que reúne a 20 personas. El actor, de ojos verdes, viene de protagonizar la obra “Princesa del futuro” -sobre la pri-

mera niña trans argentina que tuvo su DNI con el nombre elegido-, en el teatro Margarita Xirgu (Chacabuco 875, CABA). Escrita y dirigida por Paula Cancela, la pieza -que se presentó en octubre-, contó con la actuación de Manuel y la música compuesta e interpretada en vivo por Sebastián Furman. “Con Paula (Cancela) venimos trabajando hace cuatro años. Ella escribió otras obras con perspectiva de género que abordan la temática de Princesas de Disney, intentando deconstruir ese mensaje”, cuenta el actor -en su casa de San Telmo- mientras ofrece una limonada recién hecha. “Para su tesis, Cancela escribió el ensayo ‘Sobre el temor que me da ser una princesa’, una obra que hablaba de una trans basada en el personaje mítico de Casandra”, comenta Fanego, que siente como propia la misión de visibilizar la realidad de las travestis (y los diversos géneros) que son marginadas por sus propias familias y, generalmente, empujadas a la prostitución. “Su promedio de vida es de solo 35 o 40 años” agrega, al tiempo que destaca a personajes como Nati Menstrual, Susy Shock y Marlene Wayar, trans que pueden dar cátedra sobre la diversidad de género. “De hecho, Sasa Testa escribió el libro Soy Sabrina, soy Santiago, sobre el ‘género fluido’”, afirma el actor -oriundo de Villa Martelli-, quien llegó al barrio en 2011 cuando le alquiló a un amigo una habitación en la casa de la calle Perú al 500, donde todavía habita.

Durante la charla, confiesa que sufrió bullying en carne propia por tener ‘cara de nena’. “Entre los 11 y los 13 años me ‘tomaron de punto’ y por eso la pasé tan mal que me daba miedo salir a la calle. Y luego, en la secundaria, también me cargaban por ser ‘hijo de famoso’. Encima no era muy bueno jugando al fútbol (no casualmente considerado ‘pasión de multitudes’), lo que implicaba no ser aceptado. Por todo eso entiendo lo injusto de la estigmatización por la apariencia”, destaca Fanego. “De todos modos ahora hay más apertura y esto tiene que ver con la lucha de los despreciados por la sociedad. Sé que hay personas que, luego de los recortes presupuestarios que afectaron al programa Educación Sexual Integral (ESI) en los colegios, lo están haciendo igual, ad honorem”, resalta Manu. Actualmente está actuando en la obra Enorbabo, intriga político-teatral, escrita por Alejandro Acobino, escritor y dramaturgo independiente, ya fallecido, “validado” por primera vez en un teatro público como el Cervantes. La pieza -que cuenta en tono de comedia la vida de Nerón- está interpretada por Pablo Fusco (en el rol protagónico), Osqui Gusmán (Actticus, su esclavo y el narrador), Manu Fanego (que hace tres papeles: Sphorus -el amante de Nerón-, un guardia y Otón), Pablo Seijo (Séneca), Fernando Migueles (Burrus), Javier Lorenzo (Petronio) y Leticia González de Lellis (Agripina y Popea).

Fanego, durante la nota.

“La obra -dirigida por Osqui Guzmán- no está anclada en Roma, sino que está extrapolada. En este contexto puede tener resonancia con lo que está pasando actualmente con los movimientos políticos”, explica el actor, quien rescata al emperador, desde un lugar más feliz que el que le dejó la historia. “En general se lo conoce por haber quemado la ciudad, pero también fue un gran apasionado del teatro; de hecho él quería ser actor”, agrega Manu. Enorbabo seguirá hasta el 9 de diciembre, de jueves a domingos a las 21, en la sala Orestes Caviglia del teatro Cervantes. Antes de despedirnos, le pregunto por qué elige San Telmo para vivir. “Lo que más me gusta del barrio es el movimiento de gente, la cantidad de opciones que hay para salir a tomar una cerveza, la arquitectura, que sea histórico y la autenticidad”, concluye. Texto y foto: Diana Rodríguez

El Museo de la Ciudad cumplió 50 años

E

logró tener un lugar donde atesorar su historia y la de sus habitantes.

l 26 de octubre del año 1968 se fundó el Museo de la Ciudad según la genial idea de su creador el arquitecto José María Peña, quien lo dirigió hasta el año 2006.

Mediante la investigación, la preservación del patrimonio urbano al crear la Zona Histórica, la Feria de San Pedro Telmo, sus numerosas muestras presentadas en sus sedes y en distintas provincias y países, la consulta de su completísima biblioteca, el asesoramiento a estudiantes y profesionales, etc. rápidamente impuso al Museo de la Ciudad como uno de los más originales y visitados de nuestra querida Buenos Aires.

Poco tiempo después de comenzar sus actividades en un sector del Teatro San Martín, el Museo se instaló definitivamente en un conjunto de edificios de gran valor patrimonial ubicados en la intersección de las calles Alsina y Defensa. La vida de los porteños, su memoria, los usos y costumbres, los objetos que utilizaron, la moda, la arquitectura, etc. se incorporaron a su patrimonio, en gran medida gracias el aporte de las personas a través de donaciones que constituyen una parte ineludible en la recopilación de nuestra historia común.

Los que durante más de cuarenta años tuvimos el honor de trabajar en el Museo de la Ciudad, queremos celebrar este aniversario expresando nuestro deseo de que la memoria de Buenos Aires siga viva con el aporte de las nuevas generaciones. Eduardo Vázquez

Con ello la Ciudad de Buenos Aires Foto: Gustavo Lowry


6 - NOVIEMBRE 2018

EL SOL DE SAN TELMO

PUBLIQUE AQUI

Dónde retirar El Sol Feria de Antigüedades Plaza Dorrego Panadería Cosas Ricas Perú 1081/85 Restaurant Manolo Bolívar 1299 Librería Fedro Carlos Calvo 578 Ferretería San Juan Av. San Juan 574 Pizería La Moderna Humberto I° 699 Inmobiliaria Giesso Cochabamba 360 Di Mitrio Carlos Calvo 691 Mercado de San Telmo Puesto 54 y otros La Simbólica Carlos Calvo 708 Bar La Poesía Chile 502 Bar El Federal Carlos Calvo 599 Bar Hipopótamo Brasil y Defensa Pamela Biazzi Piedras 1055 Panadería y Confitería Europa Carlos Calvo 678 Club San Telmo Cochabamba 657 Peluquería Lito Cochabamba y Chacabuco Panadería Perú Perú 1217 Bicicletería Mila Av. Caseros 402 Defensoría del Pueblo Defensa esq. Cochabamba Emaus Cochabamba 466 Confitería Ronzino Perú 640 Caburé México 620 Espacio Espinosa Chacabuco esq. Cochabamba MAMBA San Juan 300 Museo Histórico Nacional Defensa 1600 Instituto Integral del Sud Defensa 1318 Escuela Nro. 4 Valentín Gómez Independencia 758 Escuela Guillermo Rawson Humberto Primo 343 Kioscos de Diarios: Carlos Calvo y Perú Piedras y Carlos Calvo Piedras y Chile Perú y México Defensa y Brasil Independencia y Piedras Carlos Calvo y Defensa Garay y Bolívar Humberto I y Bolívar Carlos Calvo y Chacabuco Brasil y Perú


EL SOL DE SAN TELMO

NOVIEMBRE 2018 - 7


8 - NOVIEMBRE 2018

EL SOL DE SAN TELMO

Cerró el Almacén de Mario

Todos nuestros amigos están acá, es una familia. No hay palabras. Pasamos de todo: los gobiernos, las crisis, los mundiales.

U

n fuerte cimbronazo se sintió el domingo 14 de octubre pasado en la esquina de Balcarce y EE.UU: Cerró sus puertas el “Almacén de Mario” después de 35 años y una profunda mezcla de alegría y de tristeza invadió a los vecinxs. De muchas maneras la gente se fue enterando de la noticia y no hubo quien no pusiera el grito y el sentimiento en el cielo. Enseguida armaron grupo de WhatsApp y, motorizado por los tres hermanos Di Nápoli (Luca, Cristian y Gonzalo), se organizó el encuentro. La merecida despedida se hizo en la misma esquina: una choriceada en la calle para vecinxs, amigxs, familiares y para quien pasara y se arrimara al fogón. Hubo vino, risas, charlas, relatos de historias, llantos y muchos abrazos de los fuertes.

La vida de los Di Napoli transcurrió en dos hogares, el primero en Mataderos y el segundo fue el almacén de su papá en nuestro barrio. Se abrió en 1984 con el nombre oficial “Despacho de pan San Telmo”, que luego se utilizó solo como razón social porque la gente lo fue bautizando como quiso. Y pasaron los años, lxs vecinxs ya no eran solo vecinxs, eran tíxs, abuelxs, amigxs o madres postizas. -¿A la gente que vino hoy los conocen de toda la vida? Cristian: Imaginate, el negocio lo abrieron en el año 1984 mi viejo, mi tío y mi abuelo. Nos conocemos de toda la vida, nacimos acá prácticamente; cuando veníamos con mi viejo, íbamos a las casas de los vecinos a jugar. -Entre toda esta gente circulan un montón de historias ¿Alguna anécdota que quieran contar? Gonzalo: Muchas. Con la gente del barrio, con la que pasa circunstancialmente, con los que

cuidan coches. Nos han dejado chicos para cuidar, se han ido y se olvidaron de ellos… Cristian: Una persona nos quiso iniciar un juicio por el nombre “El almacén de Mario” porque hay uno en Córdoba, vieron cómo lo bautizó la gente acá por el Facebook y querían cobrarnos derecho de autor. ¿Cómo viven este momento? Gonzalo: Es un cierre de etapa. La gente se merecía una despedida, un mimo después de acompañarnos tantos años. Para mí es muy doloroso, me costó mucho venir. Cuando falleció mi viejo hace 2 años y medio, en el velatorio nos dimos cuenta como nos acompañaba toda la gente. Cristian: Lo mismo pasó cuando se murió mi mamá. Eso te gratifica, te conforta, te ayuda; en el Facebook pusimos que cerraba el negocio y aparecieron más de 70 comentarios con anécdotas, chistes e historias. Todo eso te ayuda a cerrar la herida. -¿Que sienten por San Telmo?

Humeaban ya, a punto, los chorizos. Lxs vecinxs no podían evitar participar y emocionarse. Nora Caminoa, que vive en el edificio lindero al almacén, pidió decir unas palabras: Yo ¨caí¨ en el barrio hace unos años y como para muchos vecinos errantes este lugar fue (se emociona con lágrimas en los ojos) un espacio que hizo que la gente se uniera, un lugar que te cobijaba, que me ayudó a que la gente me conociera. Es como el corazón del barrio para mí, no es lo mismo esta cuadra sin este lugar. No mucho más que eso, ni mucho menos: cierres, momentos de barrio, de vida, de lugares y personas que construyeron lazos e historia. Terminé la nota con la emoción entreverada y el corazón apretado por la fraternidad recibida, pero también por la urgente necesidad que tenemos de poder contar mucho más sobre continuidades que sobre definitivos y pronosticados finales. Texto y fotos: Cecilia F. Calderón


EL SOL DE SAN TELMO

NOVIEMBRE 2018 - 9

Walrus Books, librería solidaria

E

n la calle Estados Unidos 617, CABA, se encuentra la única librería de textos usados en inglés de San Telmo. Un martes de septiembre, Walrus Books publicó en Facebook e Instagram que regalaría 2.000 ejemplares. La noticia se viralizó inmediatamente y el mismo día lo interesados formaron una fila que dio vuelta la esquina de Perú y Estados Unidos.

La pregunta que surgió entonces fue: ¿Será que el local está por cerrar? “Afortunadamente no, en realidad teníamos cajas de libros que no usábamos y queríamos hacer lugar”, explica el estadounidense Geoffrey Hickman profesor de inglés que llegó a Buenos Aires por amor, cuando conoció a la argentina Josefina Sánchez en un viaje. La pareja vivió primero en Palermo, donde puso la primera librería delan-

te de su propia casa. Pero ese barrio se volvió muy “fashion”, mientras que San Telmo “sigue conservando la intelectualidad y la bohemia necesaria para este tipo de actividad”, explica Geoffrey, que ya lleva 12 años en nuestro vecindario. “Entregamos hasta 10 libros per cápita -agrega el librero-. Dejábamos pasar hasta 15 personas por vez, quienes elegían los ejemplares mien-

tras el resto aguardaba afuera, en la fila. Pensábamos que nos llevaría una semana, pero en un día y medio se agotaron los libros, cuya temática abarcaba temas como literatura, historia argentina y latinoamericana, novelas clásicas y poesías”. Un buen gesto, digno de imitar. Texto y foto: Diana Rodríguez

PSICÓLOGA PSICOANALISTA UBA Experiencia en hospital Experiencia en trabajo individual, grupal y de parejas Perspectiva de género Atención de niñas y niños, adolescentes, adultos, parejas y familia.

Consultar al:4300-5051 Consultorio en SanTelmo/Barracas


10 - NOVIEMBRE 2018

EL SOL DE SAN TELMO


EL SOL DE SAN TELMO

NOVIEMBRE 2018 - 11

Nuestro CESAC N°15 Concierto de órgano presente en la reunión, Parroquia Inmaculada ausente en el Presupuesto Concepción

E

l martes 23 de octubre lxs trabajadorxs del Cesac N°15 de San Telmo, su Cooperadora y la Mesa Comunitaria de Salud y Educación de la Comuna 1, se presentaron en la reunión de la Comisión de Salud de la Legislatura de la CABA -donde la Ministra de esa área presentó el Proyecto de Presupuesto para el año que viene- con la idea de recordar y visibilizar la promesa realizada a nuestro Centro de Salud, por esas mismas autoridades. Lo hicieron con carteles y por medio de una nota informativa que expresaba la necesidad que todxs lxs vecinos conocemos: la ampliación del Cesac N°15 hacia un lugar en mejores condiciones para una atención médica integral adecuada. Repartieron la nota a los legisladorxs que, lamentablemente, no estaban enterados de esta necesidad, ni de los constantes reclamos, ni del trabajo y esfuerzo diario que realiza la comunidad para solucionarlo. La Ministra Ana María Bou Pérez expuso lo que el Ministerio viene haciendo en esa materia, desde que asumió hace casi ya tres años. Luego de detallar las obras que se han realizado en algunos Cesac de la Ciudad, le tocó el turno a las preguntas de los legisladorxs que se solidarizaron con el

reclamo e hicieron llegar la inquietud de los presentes, con relación a la solución de este tema tan sensible.

Viernes 7 de diciembre/2018 a las 20:30 horas Entrada libre y gratuita

El Subsecretario de Atención Primaria, Ambulatoria y Comunitaria, Gabriel Battistella, sobre la situación de nuestro Cesac, dijo que: “Aunque ya hay un diálogo abierto, no está contemplado en el presupuesto para el 2019”. Miembros de la Mesa Comunitaria nos manifestaron que: “Si bien es cierto que se ha iniciado un diálogo con las autoridades pertinentes (en virtud de la insistencia producida), todavía la comunidad del Cesac N°15 sigue esperando que se realice alguna propuesta real y concreta sobre la necesidad de la ampliación. No queremos promesas (como la del Vicejefe de Gobierno, Diego Santilli, del 16 de junio último) sino, ahora que hay un diálogo, una propuesta verdadera”. No obstante, es necesario recordar que el proyecto de ley para la construcción de un “Polo de Salud y Educación en el ex PaDeLaI” está “esperando” -hace más de un año- en los escritorios de la Comisión de Planeamiento Urbano de dicha Legislatura. Cecilia Calderón

L

a Parroquia Inmaculada Concepción de la ciudad de Buenos Aires, con motivo de celebrar los 150 años de vida de su órgano artesanal -uno de los dos existentes en América Latina- y en coincidencia con las Fiestas Patronales, invita al concierto especial donde se ejecutarán piezas barrocas y renacentistas. Será esta una ocasión propicia para el encuentro de las comunidades de los barrios de San Telmo, Monserrat y Constitución. La presentación estará a cargo del maestro Enrique Rimoldi, organista de la Catedral Primada de Buenos Aires, profesor egresado del Conservatorio Manuel de Falla e integrante del ensamble instrumental de la Academia Bach.

La iglesia Inmaculada Concepción data de 1789 y tiene el particular atributo de disponer de uno de los órganos de mayor valor internacional. Instalado en 1868 por el organero genovés Santiago Poggi, fue elaborado por la familia italiana Serassi de Bérgamo, la más antigua y famosa constructora de esta modalidad de instrumento, cuya totalidad se destruyó durante las dos guerras mundiales. La excelencia del órgano se basa en los elementos con que fue confeccionado, que lo hacen único con sus 56 notas y registros propios y brillantes, que van del más grave al más agudo. Asimismo, cuenta con más de mil tubos de madera y metal que anexa sonidos de trompeta, flauta y trombón, entre otros. Marcela Toso

PARA CONOCIMIENTO

E

OFERTA EDUCATIVA 2019 - Gratuita Esc. 1 D.E. 3° de jóvenes y adultos Independencia 758, CABA

IDIOMAS: Inglés: I; II y III Portugués: I y II Italiano: I

ESCUELA PRIMARIA EN 3 AÑOS OPEL (EXAMEN LIBRE) ALFABETIZACIÓN EN IDIOMA CASTELLANO COCINA (2 AÑOS) TEJIDO (2 AÑOS) COMPUTACIÓN Y TECNOLOGÍAS DIGIALES (2 AÑOS) ELECTRICIDAD (2 AÑOS)

REQUISITOS: Inscripción a partir de la primera semana de diciembre/2018, con fotocopia del DNU Tel.: 4300 2458 de 18 a 21 horas.

L SOL DE SAN TELMO tenía programado realizar -por tercer año consecutivo- la Jornada cultural-comunitaria: “A LA DORREGO: HACELA TUYA”, el sábado 27 de octubre de 15 a 18 horas, con la participación de Centros Culturales del barrio, artistas plásticos, narradores orales, músicos, bailarines folklóricos; entre otros.

del público asistente y peatones...”.

Lamentamos no hacerla, ya que el Ministerio de Espacio Público del GCBA exige firmar un Acta Compromiso donde se nos pide ser responsables civil y penalmente “...por los daños que, por su acción u omisión, pudieran ocurrir en el lugar durante el tiempo de duración del evento, como así también que pudieren acarrearse a terceros no participantes del mismo, respondiendo por la integridad física

Es una pena que los vecinos no hayamos podido encontrarnos en el corazón de nuestro querido San Telmo, para disfrutar de los valores tangibles e intangibles que nos unen.

Es un formulario de rutina, pero nos parece que no corresponde y así se lo hicimos saber al Presidente de la Comuna 1 -Roberto Salcedo-, ya que de ninguna manera nos podemos hacer responsables de algo que está fuera de nuestro alcance, por no ser un lugar cerrado y con entrada restringida.

Agradecemos los mensajes recibidos de vecinos, instituciones y medios que nos hicieron llegar su apoyo a nuestra propuesta culturalvecinal.


12 - NOVIEMBRE 2018

EL SOL DE SAN TELMO

Foto del mes Agradecemos a ANDREA MAGALร GODOY por enviarnos su foto, para publicarla en nuestro periรณdico.

El Sol de San Telmo  

Edición 108

El Sol de San Telmo  

Edición 108

Advertisement