Page 1

Laia Jufresa Cristina Sitja Rubio

Ediciones EkarĂŠ


Laia Jufresa Cristina Sitja Rubio

Ediciones EkarĂŠ


Hice una apuesta con Conejo. Todos los guepardos sabemos que el animal más malo del mundo es el elefante, pero Conejo dice que no es cierto. Dice que hay un animal mucho peor que un elefante, y que se llama humano. Le dije que no le creo. Me dijo que apostemos. —Un elefante —le explico a mi amigo— sabe mal, huele pésimo y puede aplastarte con su peso. —Eso no es nada —dice Conejo—, un humano colecciona fauna y flora: encierra a los felinos y arranca a los pájaros de las ramas. Además, come plantas y animales por igual.


—Conejo, yo también como animales —le recuerdo—. Si no te como a ti es porque hicimos ese pacto de amistad cuando teníamos tres días de edad y creíamos ser de la misma especie, ¿te acuerdas? –Eso no es todo, Guepardo, los humanos también controlan el fuego. Y el fuego es un animal peligroso.

Ven, te voy a enseñar.


Conejo se pone su traje nocturno y se sube a mi lomo. Me sostiene el pescuezo con una liana para despertarme si cabeceo, para que no corra muy rápido porque él se marea y para protegerse de mí, si del hambre olvido nuestro pacto de amistad. Conejo es un conejo muy práctico y previsor.


Después de mucho caminar llegamos a un vado. Conejo me señala a lo lejos unas criaturas lampiñas. Son los humanos. Parecen indefensos, casi tiernos. Son como hormigas gigantes de colores. Nada que ver con un asqueroso elefante maligno. Empiezo a reírme, pero Conejo jala la liana para callarme.


Miramos a los humanos. Meten y sacan cosas de la tierra. Uno carga una cría que a ratos llora. Su llanto se parece a la risa de las hienas. Lo más extraño es su piel. No tiene pintas como la mía, ni pelos como la de Conejo. Tiene algunas arrugas, como la de los elefantes, pero no es gris, sino roja y azul y verde y morada y…


—¿Los humanos son parientes de los camaleones? —Qué tontería más grande estás diciendo —me dice Conejo—. La piel de los humanos se llama ropa y está hecha de fauna y flora, ¡qué ingenuos son los guepardos! Conejo está enojado porque me comí unos animalitos que iban pasando y él no ha comido nada. Le ofrecí una pata, pero no la quiso. Conejo es vegetariano.


Te voy a

comer s i me sigu es mole stando.

La Apuesta  
La Apuesta  

Rabbit and Cheetah have been friends since they were little, back when they thought they were of the same species and made a friendship pac...