Page 1

Plantas sin recipientes para el hogar

KOKEDAMA

Coraleigh Parker FotografĂ­as de Larnie Nicolson


Plantas sin recipientes para el hogar

KOKEDAMA

Coraleigh Parker FotografĂ­as de Larnie Nicolson


Título original Hanging Kokedama Edición Jacqui Small, Eszter Karpati, Emma Heyworth-Dunn Diseño Caroline Clark Traducción y coordinación de la edición en lengua española Cristina Rodríguez Fischer Revisión de la edición en lengua española Teresa Casasayas Fornell Doctora en Ciencias Biológicas, en la especialidad de Botánica. Profesora del Instituto Rubió i Tudurí, Escuela de Jardinería de Barcelona

La imagen de la portada presenta un papel de pared «Woods», de Cole and Son

© 2018 Quarto Publishing Group plc, Londres © 2018 del texto Coraleigh Parker © 2018 de las fotografías Larnie Nicolson I.S.B.N.: 978-84-17254-74-2 Impreso en China Todos los derechos reservados. Queda prohibida la reproducción total o parcial de esta obra, sea por medios mecánicos o electrónicos, sin la debida autorización por escrito del editor.

Primera edición en lengua española 2018 © 2018 Naturart, S.A. Editado por BLUME Carrer de les Alberes,52, 2.°, Vallvidrera 08017 Barcelona Tel. 93 205 40 00 e-mail: info@blume.net

WWW.BLUME.NET


CONTENIDO ¿QUÉ ES KOKEDAMA? Aplicar el kokedama

6 10

¿CÓMO CREAR UN KOKEDAMA? 14 Herramientas 16 Ingredientes para el sustrato 18 Envolver 20 Musgo en hojitas 24 Musgo sucio 26 Musgo sofisticado 27 CUIDADOS DEL KOKEDAMA Riego Aclimatación y restauración

28 30 32

TROPICALES Entorno y cuidado Kokedama de fibras largas Anturio de flor Hojas de salón Costilla de Adán Palmera pindó

34 36 38 42 44 46 50

BULBOS, CORMOS Y TUBÉRCULOS Entorno y cuidado Kokedama de bulbosas de floración estacional Ciclamen Narciso Planta mariposa Cala, lirio de agua

56 58 60 64 66

SUCULENTAS Y CACTÁCEAS Entorno y cuidado Kokedama de cactáceas Rosa de alabastro Lepismium houlletianum Ripsalis

68 70 72 74 78 80

52 54

EPIFITAS Entorno y cuidado Kokedama de orquídeas Lengua de suegra Orquídea híbrida Helecho cuerno de alce Clavel de aire

82 84 86 88 90 94 98

HELECHOS Entorno y cuidado Kokedama de helechos Culantrillo Esparraguera cola de zorro Nido de ave Pata de conejo

100 102 104 106 108 112 114

ÁRBOLES Y ARBUSTOS Entorno y cuidado Kokedama de árboles Arce japonés Limonero meyer Coroquia Olivo

116 118 120 122 124 126 128

PLANTAS AROMÁTICAS Entorno y cuidado Kokedama con plantas aromáticas Orégano Romero Tomillo

130 132 134 136 138 140

PROVEEDORES

142

GLOSARIO

143

AGRADECIMIENTOS

144

5


CÓMO CREAR UN KOKEDAMA Una vez que se domina la técnica, cultivar un kokedama resulta sencillo y gratificante. Es una afición artística excelente, ya que combina la práctica auténticamente manual de trabajo con la gratificación artística de crear un objeto hermoso.

Al observar lo que se puede llegar a crear, uno puede emocionarse en exceso o sentirse abrumado por la cantidad de opciones potenciales que existen, pero recuerde que es preferible empezar con poco e ir aumentando progresivamente la confianza en el trabajo. Mientras aprende, lo mejor es comenzar con un tamaño que quepa con facilidad en sus manos. Intente trabajar con especies fáciles de cuidar, de tamaño pequeño, como las suculentas; una vez que lo tenga por la mano, atrévase a trabajar con especies más grandes o más exigentes. El aspecto más importante a tener en cuenta es el lugar en el que ha de vivir su kokedama. Esto le ayudará a elegir la especie adecuada. Algunas plantas, como las cactáceas, prefieren estancias cálidas y soleadas, mientras que otras, como los helechos, son 14

felices con temperaturas más bajas y poca luz. El tipo de planta que escoja también le informará sobre el material necesario para la envoltura. Hay que tener en cuenta el aspecto estético, así como la vida útil de la fibra para envolver por la que se decante. Las fibras naturales se estropearán con el paso del tiempo, y es posible que necesiten eliminarse o sustituirse. Téngalo en cuenta cuando diseñe su kokedama. Intente esbozar diferentes estancias y añada el kokedama al dibujo, para hacerse una idea del aspecto que ofrecerá. Esboce, asimismo, distintas plantas como un kokedama para ver qué efecto producen. Trabajar el kokedama ensuciará su entorno. El musgo precisa un período de remojo, y, en

consecuencia, goteará y creará charcos. Las recetas para elaborar el sustrato requieren varios ingredientes, que se han de medir y mezclar. A pesar de que no se trata estrictamente de una actividad para exteriores, uno debe estar preparado. Defina su zona de trabajo, en la que colocar todo lo que necesite. No es necesario llevar guantes; a muchas personas les parece que llevarlos puestos limita su habilidad para envolver y trabajar la bola. Trabajar con ingredientes orgánicos limitará su exposición a sustancias nocivas. La belleza de hacer kokedama radica en el contacto con los ingredientes naturales.

Página siguiente: un ejemplar de Echeveria elegans disfruta de la luz vespertina.


BUL BOS , CO R M OS Y T UB É RC ULOS PER F I L V EG ETAL

Narcissus ‘Grand Soleil d’Or’ Narciso Familia Amarilidáceas Tipo Bulbosa estacional Luz Moderada Riego Frecuente Crecimiento Muy rápido Mascotas Sumamente tóxico para mascotas Problema habitual Exceso de calor, falta de riego RECETA DE SUSTRATO 2 partes de perlita 1 parte de compost

Páginas siguientes: kokedama de un ejemplar de ciclamen y uno de narciso rodeados en musgo verde y atados con hilo de nailon; un ciclamen envuelto en bramante de fibra de lino y musgo esfagno. 60

Si desea crear un despliegue impactante para un acontecimiento o un período de tiempo breve, los narcisos, pequeños y adorables, son perfectos. Algunos desprenden fragancias tan intensas que pueden resultar embriagadoras y asfixiantes si se los confina en una estancia cerrada. El ejemplar que aquí se muestra tiene una fragancia suave, dulce y aromática. Una vez emplazados en interiores, los narcisos no pueden forzarse para florecer más de una vez al año. Una vez que las flores se han marchitado, descarte el conjunto, o bien plántelo en el exterior (escoja un lugar protegido para esta especie en concreto). Si desea conservarlo en la bola, tenga en cuenta que es posible que tarde dos años en florecer de nuevo. No corte las hojas; son importantes para alimentar al bulbo para la floración del año siguiente. Riegue y añada fertilizante hasta que todas las hojas se hayan marchitado. Coloque la bola en un lugar frío, seco y oscuro hasta la primavera. Para que las hojas vuelvan a crecer en primavera, ponga la bola en remojo con un poco de fertilizante. Manténgala ligeramente húmeda hasta que aparezcan los primeros brotes verdes; a partir de entonces, riegue de forma habitual.

Condiciones de cultivo Los narcisos, que normalmente crecen bajo árboles grandes, en los bordes forestales y en márgenes exuberantes, prefieren una sombra moteada sin dejar de tener acceso a una gran cantidad de luz indirecta. Las flores tienden a crecer en dirección a la de luz, hecho que puede añadir y restar interés a su kokedama, desde el punto de vista estético, en función de cómo se gestiona esta orientación. Existe la posibilidad de crear formas interesantes si se trabaja con cuidado, del mismo modo que se pueden conseguir grupos exuberantes. Cuando los plante, asegúrese de que los bulbos permanezcan expuestos, ya que son susceptibles a la podredumbre. Riego y abonado Riegue por la parte inferior colocando la bola en un cuenco de escasa profundidad y permitiendo que el agua se absorba. Rocíe por la mañana, pero no en exceso, solo lo suficiente para imitar un suave rocío matutino. Si los bulbos no se secan a lo largo del día, se pudrirán. Sus raíces precisan agua, pero los bulbos no. Nunca los riegue.


61


S UC U L EN TAS Y CAC TÁC E AS PER F I L V EG ETAL

Echeveria elegans Rosa de alabastro Familia Crasuláceas Tipo Suculenta Luz Brillante Riego Escaso Crecimiento Moderado Mascotas Medianamente tóxico Problema habitual Exceso de riego, podredumbre de las raíces, cochinilla algodonosa RECETA DE SUSTRATO 1 parte de mezcla de sustrato para maceta 1 parte de perlita

Páginas siguientes: varios ejemplares de rosa de alabastro cuelgan sobre el cabezal de la cama; un ejemplar de Rhipsalis y otro de Lepismium penden del techo de una cocina gracias a unos ganchos. 74

Echeveria constituye el género de plantas suculentas más vendido como planta de interior. Esto se debe al hecho de que es sumamente sencillo cuidar de ellas y, además, ofrecen numerosas variedades de color y de textura. A menudo las hojas cuentan con una cubierta cerosa en su superficie. Recuerde que resulta muy sencillo dañar esta cubierta si se manipula. La mayoría de Echeveria florece en el interior y produce tallos largos con una profusión de delicadas flores acampanadas, a veces increíblemente intrincadas. Condiciones de cultivo Echeveria elegans es un clásico para el kokedama. Es muy resistente. En realidad, no le importa si sus raíces se manipulan, de manera que es una especie ideal para aprender el arte del kokedama. Una vez que se ha empleado en un kokedama, todo lo que necesita es ponerlo en remojo una vez al mes. Rociarlo ocasionalmente es una buena idea, si se lo puede permitir, pero es posible que no se resienta si se olvida de hacerlo. Le encantan los lugares soleados, y le recompensará con un toque de color rosa en las puntas de sus hojas si lo ubica al sol, aunque la iluminación indirecta

también resulta adecuada. Solo que entonces mantendrá su hermoso color turquesa. Al crear este kokedama, asegúrese de atar la cuerda con fuerza, además de emplear la suficiente. Debido a que se seca de un riego al siguiente, el musgo propiamente dicho se secará y encogerá. Si la envoltura está floja, es posible que la cuerda se desprenda o cuelgue de una forma poco atractiva. Riego y abonado Riegue con el procedimiento del remojo hasta que la bola esté saturada, una vez al mes en verano, y con menor frecuencia en invierno. El tiempo exacto dependerá del tamaño de la bola y del ambiente de su hogar. Si las hojas empiezan a arrugarse, es un indicio de que precisa agua. Pero es preferible equivocarse por falta de agua y no por exceso. Demasiada agua llevará con rapidez a la podredumbre de la raíz y del tallo. Usted mismo será capaz de ver cuándo necesita riego. La bola mostrará un aspecto pálido y el peso será muy ligero. Abone durante la primavera, pero utilice solo un fertilizante orgánico líquido al 50 % de su potencia.


75


Conozca todo lo que necesita saber sobre el arte japonés de cultivar plantas sin recipientes, conocido como kokedama, de manos de la extraordinaria botánica Coraleigh Parker. En este libro, sus hermosas creaciones, que lo dejarán sin aliento y entre las que se incluyen especies como helechos, orquídeas, e incluso arbolitos, permanecen suspendidas en el aire sin prácticamente ningún apoyo, salvo el de las cuerdas, los bramantes o los hilos de nailon de pescar, envueltos de manera intrincada alrededor de una bola de raíces. Decorar un hogar con plantas de interior no ha estado nunca tan de moda: el kokedama colgante es la tendencia botánica más reciente, ya que ofrece todas las posibilidades creativas a través de una artesanía sencilla, versátil y económica. Podrá convertir cualquiera de sus plantas preferidas en un kokedama, y en un espacio de tiempo muy breve. Coraleigh Parker es la fundadora de Pickled Whimsy, una empresa de diseño botánico de Nueva Zelanda. Pickland Whimsy se creó a raíz del amor que Coraleigh siente hacia las plantas y el deseo que tiene de ver que las personas pueden relacionarse con ellas a un nivel distinto.

ISBN 978-84-17254-74-2

9 788417 254742

Kokedama  

Plantas sin recipientes para el hogar

Kokedama  

Plantas sin recipientes para el hogar