Page 1

Cerveza y MUCHO MÁS


contenido Cerveza: su historia ...............................

4

La cerveza en Costa Rica .....................

6

Cualidades de la cerveza ......................

8

Cerveza y salud .....................................

18

Cerveza y estilo de vida .......................

20

La cerveza en la mesa ...........................

24

Las 3 C’s de la cerveza ........................... 26

2


CER VEZA: disfrutarla tiene su ciencia En Florida Bebidas, estamos conscientes de que el alcohol es un producto especial. Por sí solo, no es bueno ni malo; lo importante es la forma en la que se consume. Este documento forma parte de nuestro compromiso por impulsar el consumo moderado de las bebidas con contenido alcohólico y en él facilitamos a los lectores información sobre una de las bebidas más antiguas en la historia de la humanidad: la cerveza. Desde el 7000 a. C. esta bebida ha cautivado por su sabor y frescura. Más recientemente, diversas investigaciones científicas respaldan sus cualidades nutricionales y su aporte a la salud de los adultos que la beben de forma responsable y moderada. La cerveza es una bebida fermentada de baja graduación alcohólica, elaborada a partir de fuentes naturales, no contiene grasa y presenta un bajo porcentaje de proteína y carbohidratos. Asimismo, posee componentes biológicos como los antioxidantes relacionados con la salud cardiovascular. Y precisamente por su bajo contenido de alcohol, la cerveza se convierte en la bebida de la moderación por excelencia. Cuando hacemos referencia a los efectos positivos de la cerveza si se consume moderadamente –basados, por supuesto, en la evidencia científica–, pretendemos educar y promover patrones saludables y responsables de consumo de bebidas con contenido alcohólico en los adultos sanos que deciden tomarla. Así que, adelante, ¡buena lectura y salud!

3


Cerveza:

su HISTORIA

4


Desde el año 7000 a. C. se elaboraba cerveza a base de sorgo en la región del Nilo Azul, en Sudán. Esto se ha podido comprobar mediante la arqueología de los alimentos, que se encarga del análisis de los restos contenidos en recipientes cerámicos encontrados en yacimientos arqueológicos. (Marseller, B.: 2009, p.15). Gracias a esta técnica, se ha podido demostrar que la cerveza era consumida hace miles de años en diferentes partes del mundo. Es posible que con el perfeccionamiento de la técnica se encuentren evidencias más antiguas de la producción de esta bebida. Por ejemplo, en el 3500 a. C., las culturas curdas y sumerias (ubicadas donde actualmente está Irán) producían pan y cerveza para ser consumida en banquetes y fiestas. Después, la bebida se introdujo en la cultura egipcia, donde se fabricaba con pan de cebada para ser ingerida en prácticas religiosas y curativas, y de ahí se extendió por todo el Mediterráneo con la ayuda de las culturas hebrea y fenicia. Algunos datos curiosos: Sófocles (450 a. C.) analizó el concepto de moderación en cuanto al consumo de cerveza en la cultura griega y creía que la mejor dieta consistía en pan, carne, distintos tipos de verduras y cerveza (a la cual llamaban zythos) (Berry, E.: 2012). En el año 1000 a. C., se encuentra en Lleida, España, la primera evidencia arqueológica de la elaboración de cerveza en toda Europa. A partir de la Edad Media, la elaboración de la cerveza se llevó a cabo en monasterios (Baviera, Alsacia, Flandes...) y en los “inns” ingleses. No obstante, la cerveza regresó a la mesa de muchos países europeos hasta la segunda mitad del siglo pasado. Su consumo se realiza habitualmente en las comidas, o como aperitivo en las fiestas o reuniones. (Serra, L. et al.: 2003).

¿Sabía usted que los romanos llamaban a esta bebida “cerevisia” en honor a Ceres (diosa griega de la agricultura) y la consumían por placer, en ceremonias especiales o simplemente para acompañar las comidas?

5


LA CERVEZA en COSTA RICA

Un aviso publicado en el periódico “La Crónica de Costa Rica”, el 4 de junio de 1859, anunciaba: “En el Hotel de Paz, se encontrará cerveza extranjera y del país”. Esto revela que ya se daba el consumo de esta bebida, que podía ser traída del extranjero o producida localmente. (Golcher, V.: 1859, p. 4). El desarrollo de la industria cervecera en nuestro país, desde sus orígenes, respondía a la necesidad de incentivar la industria, dinamizar el comercio y mejorar la salud de la población ya que, desde mediados del siglo XIX, se tenía claro que la cerveza es una bebida de moderación.

• El 17 de febrero de 1852, el Estado costarricense dispuso que, para el establecimiento de una fábrica de cerveza, el propietario debería pagar una patente de cincuenta pesos mensuales, una suma muy alta para la época. • En 1866, el Gobierno decidió establecer la Fábrica Nacional de Cerveza. • De 1890 a 1900, funcionó en San José la Cervecería Nacional y, cerca del Paseo Colón, se instaló la Cervecería Centroamericana. • José Traube es considerado el padre de la industria cervecera en Costa Rica. La cervecería que llevaba su apellido llegó a ofrecer ocho clases de cerveza, entre las que había una negra y una ligera. • En 1912, José Traube vendió su cervecería a Florida Ice & Farm Co., empresa fundada en 1908 en La Florida de Siquirres por cuatro hermanos de origen jamaiquino.

6

• El mercado costarricense, en la primera mitad del siglo XX, era abastecido principalmente por la Cervecería Traube, de Florida Ice & Farm Co. (productora de 12 marcas de cerveza, entre ellas, Pilsen), la Cervecería Gambrinus y la Cervecería Ortega, de la familia del mismo apellido. • En 1957, Florida adquirió la Cervecería Ortega, productora de las cervezas Imperial y Bavaria, con lo que unió el portafolio de ambas empresas. • Nueve años después, fue inaugurada la nueva planta en Río Segundo de Alajuela. A partir de entonces, se dejaron de usar los nombres Traube y Ortega, y todos los productos fueron comercializados con el sello de Cervecería Costa Rica.


nuestras

cervezas

1888 1908

Lanzamiento de Pilsen

1932

Lanzamiento de Imperial (Cervecer铆a Ortega)

Nace Florida Ice and Farm Company

Lanzamiento de Bavaria

1970

Lanzamiento de la cerveza Tropical

1924

1966

Inauguraci贸n de las Instalaciones de Cervecer铆a Costa Rica

1985

1992

Se exporta Bavaria a EUA

1995

Lanzamiento de Bavaria light

Lanzamiento de la cerveza en lata

Lanzamiento de Rock Ice

1998

Lanzamiento de Kaiser

1993

1996

Se exporta Imperial a EUA

2000

2005

Lanzamiento de Bavaria Dark

2009

Lanzamiento de Imperial Light

Lanzamiento de Rock Ice lim贸n

Lanzamiento de Imperial Silver

2011

2006 2010

Lanzamiento Rock Ice Golden Monkey

Lanzamiento Bohemia

7


las

cualidades de la

CERVEZA 8


¿QUE TIPO

La cerveza es una bebida fermentada de baja graduación alcohólica, elaborada a partir de ingredientes naturales.

de bebida es

1

2

3

4

Sus principales ingredientes son los siguientes:

AGUA

Representa aproximadamente el 90% de la composición de la cerveza. Debe ser de alta calidad físico-química y microbiológica.

MALTA

Es una cebada germinada que facilita la transformación de los almidones en azúcares, para que la levadura los pueda fermentar con mayor facilidad.

LEVADURA ESPECIAL

La levadura convierte los carbohidratos en alcohol mediante la fermentación.

LÚPULO (flores disecadas)

La flor femenina del lúpulo contiene resinas y aceites esenciales que le dan a la cerveza su característico sabor amargo y un aroma agradable.

CEREALES

Otros cereales como el arroz y el maíz aportan a esta bebida los carbohidratos que se convertirán en alcohol etílico y gas (dióxido de carbono).

COMPLEMENTARIOS

9

5


CONTENIDO

nutricional

El consumo de bebidas con contenido alcohólico se encuentra en algunas guías de alimentación como la española y la “Dietary Guideline for Americans”, donde aclara “si toma este tipo de bebidas, debe hacerlo con moderación”. (Dietary Guideline for Americans: 2010, p. 30). Las cualidades nutricionales de la cerveza se estudian desde el siglo pasado. A continuación algunas de ellas: Bajo contenido de calorías (energía), en comparación con otras bebidas alcohólicas fermentadas o destiladas. La presencia de vitaminas del complejo B (riboflavina, piridoxina, niacina y ácido fólico). Minerales como el fósforo, magnesio, sodio, potasio y silicio. Otros compuestos biológicos como los polifenoles (sustancias que se encuentran en las plantas y pueden reducir el riesgo de enfermedades del corazón y cáncer), investigados desde 1998. (Thompson, J.; Manore, M. y Vaughan, L.: 2008, p. 419; y Poveda, J.: 1998).

10


BAJA FUENTE de

energía y carbohidratos Diversos análisis de composición nutricional evidencian la presencia de bajas cantidades de energía y carbohidratos en la cerveza costarricense:

En cervezas sin alcohol o 0,5% ALC, el aporte de energía y carbohidratos es menor porque el porcentaje de alcohol es menor o igual a 0,5%. Por reglamentación, una cerveza se declara o identifica sin alcohol cuando en su etiqueta aparece el descriptor o leyenda “sin alcohol” o las cifras 0,0 % a 0,5 ALC (Decreto Ejecutivo N° 20973-MEIC-S NCR 108:1999 y Decreto Ejecutivo N° 19873-MEIC NCR 23:1990) En cervezas con un contenido reducido de alcohol, la energía que proviene de carbohidratos es intermedia y el contenido de alcohol es reducido en comparación con cervezas regulares de la misma marca; por ello, se llaman light (Codex Alimentarius FAO/OMS. 2005. Norma general del CODEX para el etiquetado de los alimentos previamente envasados).

En cervezas con un contenido regular de alcohol (desde 4,0% hasta 5,5% de alcohol), el aporte de energía puede variar debido a la cantidad de carbohidratos presentes y el contenido de alcohol propiamente dicho (Codex Alimentarius FAO/OMS. 2005. Norma general del CODEX para el etiquetado de los alimentos previamente envasados).

Entre las cervezas con el menor aporte de energía y sin alcohol se destaca la Káiser. Esta cerveza, por tener solo 0,5 % de alcohol, puede ser una opción para quienes no gustan del alcohol o no lo pueden ingerir pero sí aprecian el sabor de una buena cerveza.

11


¿TIENE la

cerveza

ALGO MÁS?

Desde hace 10 años, ha surgido nueva evidencia científica sobre las vitaminas, minerales y antioxidantes presentes en la cerveza, en cantidades complementarias a una alimentación balanceada y saludable. En 1999, el Instituto de Agroquímica y Tecnología de los Alimentos, adscrito al Consejo Superior de Investigaciones Científicas de España, evaluó las propiedades de la cerveza en comparación con otras bebidas (Sendra, J. y Carbonell, J.V.: 1999). Entre los resultados destacan los siguientes: El alcohol está en concentraciones reducidas. Contiene nutrientes relacionados con la disminución del riesgo de padecer anemia y malformaciones en la médula espinal. Posee polifenoles, antioxidantes naturales que pueden reducir el envejecimiento prematuro del organismo. Se identificó la presencia de carbohidratos complejos reconocidos como fibra soluble, los cuales son estudiados por su papel en la disminución de la incidencia de cáncer de colon. El bajo contenido de sodio presente en la cerveza puede ser compatible con dietas hiposódicas (bajas en sal). Además, es una bebida que facilita la diuresis (excreción de la orina).

12


VITAMINAS

y minerales

• Diversos estudios científicos muestran la presencia de ácido fólico (folato) en la cerveza. Este nutriente es importante para evitar la anemia severa por su ausencia. (Varela-Moreiras, G.; Alonso, E. y Póo R.: 2000). • El magnesio (de gran importancia en el fortalecimiento de los huesos) se encuentra presente en esta bebida. (Jodral-Segado A.M. et al.: 2003) • El silicio, por su parte, también se encuentra en la cerveza y tiene un papel relevante en el proceso de formación de los huesos y en la producción de colágeno. La cerveza contiene aproximadamente 36 mg/L de silicio procedente de la malta que se extrae durante el proceso de maceración. Por esta evidencia científica, la cerveza se ha propuesto como una de las fuentes de silicio más importante en la dieta occidental. (Aguirre, T.; García, P. y Raya, C.: 2007; y González, M.J.; Meseguer, I. y Peña, A.: 2006).

• El bajo contenido de sodio de la cerveza, la convierte en una alternativa de consumo (moderado y responsable) entre personas que gustan de ella y deben llevar una dieta baja en sal. • Sin embargo, los investigadores enfatizan que el consumo de bebidas con contenido alcohólico no se debe considerar un medio para incrementar el aporte de ciertos nutrientes en la alimentación diaria, ya que estos pueden encontrarse también en otros alimentos de la dieta.

¡Recuerde! El consumo moderado y responsable de este tipo de bebidas debe estar dentro de los límites preestablecidos y aceptados por la Organización Mundial de Salud, según grupo de población, sexo, edad y condición de salud.

13


cerveza y su

ACCIÓN

antioxidante Las sustancias aromáticas –compuestos fenólicos presentes en el lúpulo–, que dan el sabor amargo a la cerveza, podrían ejercer un papel protector en la prevención de enfermedades cardiovasculares, neurodegenerativas, cáncer, osteoporosis o diabetes, si se disfruta con mesura.

LA BUENA SALUD DE LOS HUESOS Después de la menopausia, algunas mujeres presentan osteoporosis, condición que se caracteriza por la reducción de la masa ósea y su deterioro a nivel microscópico, lo que provoca la fragilidad de los huesos y susceptibilidad de sufrir fracturas. Varios análisis han demostrado que el consumo moderado de bebidas con alcohol se asocia con una mayor densidad mineral ósea en mujeres posmenopáusicas de edad avanzada. Existen, además, compuestos derivados de las plantas que tienen actividades similares a las hormonas femeninas; entre ellos se encuentra el lúpulo de la cerveza, que contiene sustancias con funciones parecidas a los estrógenos (Kondo, K. : 2004).

14


CORAZÓN sano

contento

El Centro de Información Cerveza y Salud de España ha señalado que “una cerveza al día, consumida por adultos sanos, contribuye a reducir el riesgo cardiovascular y la osteoporosis”. Esta es solo una de las conclusiones a las que llegan diversas investigaciones científicas, que documentan que el consumo mesurado de cerveza que forma parte de la llamada dieta mediterránea “tiene efectos beneficiosos para la salud”, ya que contiene vitaminas, minerales y antioxidantes. Por supuesto, siempre que su consumo lo realicen adultos sanos con una alimentación equilibrada y un estilo de vida saludable.

1984

En Alemania, país de gran tradición cervecera, se desarrolló uno de los primeros estudios sobre el alcohol y sus efectos en la salud del corazón. Se encuestó a 1.000 hombres y mujeres durante ocho años, sobre las cantidades de alcohol que consumían el fin de semana. El estudio demostró que el consumo moderado, efectivamente, reducía el riesgo de padecer enfermedades coronarias. (Keil, U. et al.: 1997).

2012

En el IV Simposio sobre Cerveza y Salud en Madrid, España, se discutieron los beneficios de la cerveza para el corazón y se planteó que la práctica de tomar cerveza de forma moderada y responsable tiene efectos beneficiosos en el sistema cardiovascular y disminuye la mortalidad por este tipo de enfermedades (como el infarto de miocardio).

15

El Dr. Arthur Klasky, investigador que desde 1974 ha realizado estudios sobre el alcohol y la salud, siempre ha abogado por un consumo moderado de bebidas con contenido alcohólico. Él sostiene (2012) que para evitar las enfermedades del corazón, se debe seguir las recomendaciones que se presentan seguidamente: • Manténgase delgado • No fume • Haga ejercicio • Mantenga una dieta baja en grasas • Controle cualquier problema con la presión arterial alta y la diabetes • Y tome moderadamente, pero como parte de un conjunto de hábitos saludables. (Klatsky, A.: 2012).

y


la

cerveza

hace engordar?

No se ha demostrado aún que el consumo de cerveza esté directamente relacionado con la obesidad. Según un estudio alemán, los hábitos de alimentación y los estilos de vida que frecuentemente acompañan el consumo excesivo de esta bebida son los responsables del aumento de peso (Poveda: 1988).

“Lo que actualmente denominamos como barriga o panza cervecera no existe, es el alto consumo calórico de alimentos ricos en grasas la verdadera causa de esa corpulencia”, señala

el profesor Joseph Keul, de la Clínica Universitaria de Friburgo, Alemania.

En otro estudio realizado en la Universidad de Barcelona, por el Dr. Ramón Estruch (Estruch, R. et al.: 2010), encontró que los tomadores de cerveza presentaron un índice de masa corporal significativamente menor que los no tomadores, sobre todo en el perímetro de la cintura. Otra importante conclusión del investigador es que el consumo moderado de cerveza en el contexto de un patrón de dieta mediterránea, no se acompaña de un aumento de peso (de hecho, el peso era menor en los consumidores moderados de cerveza), ni de aumento del perímetro abdominal.

16


contenido energetico en bebidas con o sin contenido de alcohol por 100ml

(kilocalorias / kcal)

BEBIDAS

kcal / 100 ml

Ron/ Ginebra/ Whisky (1) Coñac (1) Aguardiente (1) Vino (1) Cerveza regular (2) Cerveza sin alcohol (3)

244 243 222 75-125 41 17

(1) Factoría Virtual de Proyectos, S.L. 2013. (2) INCAP/OPS, 1996. (3) J.B. Lippincott Company. (2004).

¿Cómo se absorbe el alcohol en el cuerpo? El alcohol es un compuesto orgánico que se forma con la fermentación de los carbohidratos y se encuentra presente en la cerveza, vino y licores destilados. El alcohol no necesita digestión, se absorbe desde el estómago y la parte media del intestino delgado, y se metaboliza en el hígado. El etanol es el único tipo de alcohol que, consumido de manera responsable, puede ser procesado en el cuerpo. Otros tipos de alcohol pueden ser altamente tóxicos.

La velocidad con la que se absorbe en el organismo depende de varios factores: • La cantidad y velocidad de consumo. • La presencia o ausencia de comida: la absorción es más rápida cuando el estómago está vacío, por ello, se recomienda ingerir alimentos con algo de grasa, proteína y fibra, antes del alcohol o con él. • El sexo de las personas: las mujeres absorben más el alcohol en comparación con un hombre debido a que tienen mayor cantidad de grasa corporal y menos volumen de sangre; además, ellas tienen menos enzimas digestivas en comparación con los hombres y, por lo tanto, son más sensibles a los efectos fisiológicos que provoca el alcohol. (Thompson, J. et al.: 2008, p. 293).

17


cerveza y

ESTILOS de VIDA

El consumo moderado de cerveza forma parte de la dieta mediterránea y tiene efectos beneficiosos para la salud, ya que contiene vitaminas, minerales y antioxidantes. Esto siempre y cuando su consumo por adultos sanos sea parte de una alimentación equilibrada y un estilo de vida saludable. Tradicionalmente, la llamada dieta mediterránea incluye frutas y vegetales, pan, aceite de oliva como grasa principal y el consumo regular de vino o cerveza en cantidades moderadas. Este patrón alimentario podría conllevar una menor incidencia de diabetes mellitus e hipertensión, así como un índice de masa corporal menor. Esto es contrario al patrón observado en el mundo anglosajón, donde los consumidores de cerveza suelen acompañarla con productos menos saludables, con mayor contenido de grasa. En diversos estudios realizados en esa región, los tomadores de cerveza muestran un índice de masa corporal significativamente menor que los no tomadores y no hay diferencias en el perímetro de la cintura como medida de la obesidad. En cambio, el consumo moderado de cerveza, como parte de la dieta mediterránea, no se acompaña de aumento de peso. (Estruch: 2010).

18


PIRÁMIDE de la

alimentación

saludable SENC Sociedad Española de Nutrición Comunitaria

CONSUMO OCASIONAL

VINO / CERVEZA:

Consumo opcional y moderado en adultos

CONSUMO DIARIO

Actividad física diaria

Agua

19


La

cerveza

EN LA MESA

20


La cerveza es, sin discusión, la reina de las bebidas de entrada (tipo aperitivo), pero también es apetecida en la mesa por su flexibilidad, aromas, ligereza y poder de refrescar y dar variados sabores y matices a las bocas, almuerzos y cenas formales o no.

Su versatilidad es tal que ya comparte mantel con platos de diferentes cocinas, tanto clásicas como modernas, exóticas como nacionales, sencillas como sofisticadas, por lo que se ha ganado un lugar privilegiado cuando de buen maridaje se habla. Y es que, además de los gustos personales a la hora de elegir una bebida para acompañar una determinada comida, es importante distinguir la mejor combinación entre la cerveza y la gastronomía. Uno de estos ejemplos lo podemos encontrar en los sabores ácidos. En todos aquellos platos donde esté presente el tomate, los cítricos, la mostaza (por ejemplo, un escabeche)… o cualquier aderezo con vinagre, la mejor aliada será la cerveza ligera. Los platos picantes o muy especiados que generan en la boca cierto “peso”, difícilmente aceptan otra bebida con contenido alcohólico que no sea la cerveza, ya que esta tiene la capacidad de refrescar la boca. En estos casos, el plato se puede acompañar de diferentes tipos de cervezas, dependiendo del ingrediente principal; si hablamos de platos de carnes, se pueden combinar con una cerveza de mayor cuerpo.

21


Para carnes frías, jamones ahumados y embutidos, la acompañante perfecta será una cerveza ligera y fresca. Lo mismo sucede con los pescados. Las verduras de gustos amargos, como las legumbres, rúcula, alcachofas o espárragos, también se degustan perfectamente con una cerveza de mayor cuerpo u oscuras. En el caso de pescados enlatados (atunes, sardinas, salmones, etc.) o mariscos que pueden estar conservados en aceites, en escabeche o al natural, la mejor combinación será una cerveza espumosa que puede ser ligera y suave.

¿y con la carne? En el caso de las carnes, las cervezas de mayor cuerpo, tipo dorada u oscura, suelen ser las mejores compañeras para cualquier preparación. El característico sabor de las carnes a la parrilla o a la plancha, así como las carnes grasas o los guisos se acompañan a la perfección con esta bebida milenaria. En el caso de los platos aceitosos, la cerveza contribuye a limpiar el paladar, preparando la boca para seguir disfrutando del próximo bocado. Incluso la fritura más fina siempre deja un leve sabor a aceite, desde la tocineta hasta el pescado, por lo que el intenso sabor residual puede verse retocado con la frescura de la cerveza.

22


con quesos... Existen más de 100 tipos de quesos alrededor del mundo y esta lista va en aumento: de vaca, de cabra, de oveja, de búfala o mezclada, con diferentes grados de maduración y distintas texturas. Esta pluralidad hace también que no haya una regla común para maridar el queso con la cerveza, sino que hay que tener en cuenta las principales características de cada una de las familias a la hora de encontrar la pareja más adecuada. Por lo general, los quesos más suaves armonizan con las cervezas más ligeras, mientras que los de mayor maduración requieren cervezas con mayor cuerpo y aroma.

el cierre perfecto El postre, el dulce final esperado por todos al concluir una buena comida, también se puede disfrutar con una refrescante cerveza. Uno de los maridajes más curiosos y sorprendentes lo encontramos entre una robusta cerveza negra y el intenso sabor del chocolate negro. Un brownie con un buen porcentaje de cacao, un mousse de chocolate amargo, o una porción de un pastel de pecanas caramelizado, son algunas deliciosas sugerencias para realizar este curioso e irresistible matrimonio que siempre tiene un final feliz.

23


Las 3

“C” de la

cerveza Se dice que hay tres formas en que la cerveza interactúa con los alimentos, y las tres comienzan con la letra “c”: cortar, complementar y contrastar. CORTAR: Minimiza la presencia de un sabor predominante. Por ejemplo, la cerveza corta los sabores muy condimentados o muy complejos y despeja el paladar para disfrutar mejor el siguiente bocado. COMPLEMENTAR: Acompaña un sabor predominante o hace eco de este. Por ejemplo, una cerveza liviana o seca complementa perfectamente un coctel de mariscos secos. CONTRASTAR: Se opone a un sabor determinado para realzarlo. Por ejemplo, una cerveza amarga (lupulada) contrasta con sabores simples como el de la pasta. Ya sea que usted escoja cerveza para cortar, complementar o contrastar, tiene en ella una opción para acompañar el sabor de sus platillos predilectos.

24


¿ Cómo servir

la cerveza? Para disfrutar bien una cerveza es clave conocer cómo servirla. A continuación, algunos aspectos que debe tomar en cuenta a la hora de servir este noble producto: Una temperatura adecuada y el vaso ideal son aspectos fundamentales. Es necesario que el vaso permita apreciar adecuadamente el color, el aroma y la espuma –que también debe ser la adecuada–, ya que todos estos aspectos determinarán el disfrute de la bebida. Recuerde que una cerveza excesivamente fría no permite apreciar todos sus matices; una temperatura adecuada oscila entre los 0 y los 5 grados centígrados. Cuando sirva un vaso, copa o jarra de cerveza, es importante inclinar el recipiente en un ángulo de 45° hasta que llene unas tres cuartas partes, pues de lo contrario la espuma abundará y la cerveza no será adecuadamente servida; lo ideal son dos o tres centímetros de espuma. Cuando alcance las tres cuartas partes del vaso, debe dejar reposar unos instantes antes de su llenado final, permitiendo que la espuma llegue al borde mismo del vaso.

Una vez servida de la mejor forma, no olvide que la cerveza debe disfrutarse siempre con mesura.

25


DISFRUTAR con

MODERACIÓN Existe un número recomendado de cervezas que un adulto sano puede tomar, que corresponde al consumo de bajo riesgo o consumo moderado de bebidas con contenido alcohólico. Este número varía según el género y las actividades que se realicen durante la semana. Esta pauta científica hace una clara diferencia entre la cantidad de tragos recomendados para mujeres y para hombres adultos sanos, por la capacidad que tiene cada género para procesar el alcohol. Las mujeres tienen, en promedio, menos enzimas gastrointestinales y más grasa en el cuerpo que los hombres, lo que hace que el alcohol se absorba más lentamente en ellas; por eso, el número de cervezas recomendadas para ellas es menor. Se recomienda que los adultos sanos que decidan tomar lo hagan de la siguiente forma: 2 cervezas de 350 ml máximo por día para las mujeres. 3 cervezas de 350 ml máximo por día para los hombres. 3 cervezas de 350 ml máximo en ocasiones especiales para las mujeres. 4 cervezas de 350 ml máximo en ocasiones especiales para los hombres. 0 cervezas al menos una vez a la semana para todos. Este número aplica siempre en casos especiales como poblaciones de menores de edad, mujeres embarazadas, quienes van a manejar un vehículo, quienes van a operar maquinaria, quienes están tomando medicamentos y quienes presentan alguna situación que pueda verse afectada por el consumo de bebidas con contenido alcohólico. Es importante destacar que no se trata de cantidades acumulativas, sino que son recomendaciones por ocasión.

26


Aguirre, T. et al. (2007). “El silicio en los organismos vivos”. Interciencia, Agosto. Vol. 32. Número 8. Venezuela. Berry, E. (2012). “Orígenes bíblicos y del Oriente Medio de la dieta mediterránea”. 4° Simposio Internacional de la Cerveza. Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente. Centro de Información Cerveza y Salud. España. Burson-Marseller et al. (2009) “El libro de oro de la cerveza”. Turner, Cerveceros de España. FAO/OMS. (2005). Codex Alimentarius. Norma general del CODEX para el etiquetado de los alimentos previamente envasados. Norma CODEX STAN 1-1985 (Rev. 1-1991 y enmendada en su 23˚ y 24˚,26 ˚ y 28˚ periodos de sesiones 1999 y 2001, 2003 y 2005). Department of Agriculture and Department of Health and Human Services. (2010). “Dietary Guideline for Americans”. Recuperado: 15-5-2013 de www.dietaryguidelines.gov. Estruch, R. et al. (2010). “Cerveza, dieta mediterránea y enfermedad cardiovascular”. Servicio de Medicina Interna, Hospital Clínic, Universidad de Barcelona, España. Golcher, V. (1859). Sección: Avisos Particulares. Periódico La Crónica de Costa Rica, p. 4. González, M.J.; Meseguer, I. y Peña, A. (2006). “Posible efecto protector del silicio contenido en la cerveza en las enfermedades neurodegenerativas”. Departamento de Nutrición, Bromatología y Toxicología. Área de Toxicología, Facultad de Farmacia. Universidad de Alcalá, España. J.B. Lippincott Company. (2004). “Values of Portions Commonly Used”. 16° Edition. Philadelphia, Estados Unidos. Jodral-Segado, A.M. et al. (2003). “Magnesium and calcium contents in foods from SE Spain: influencing factors and estimation of daily dietary intakes”. Sci Total Environ. 1: 312 (1-3):47-58.

Referencias

Keil, U. et al. (1997). “The relation of alcohol intake to coronary heart disease and all-cause mortality in a beer-drinking population”. Epidemiology 8 (2): 150-156. Klatsky, Arthur L. (2012). Division of Research. Kaiser Permanente Division of Research. Recuperado el 10/07/2013 en www.dor.kaiser.org/external/Arthur_Klatsky Kondo Keiji. (2004). “Beer and health: Preventive effects of beer components on lifestyle-related diseases”. Research and Development Department, Kirin Brewery Company. Japan. BioFactors 22. IOS Press. Poder Ejecutivo República de Costa Rica. Decreto Ejecutivo N° 20973-MEIC-S NCR 108:1991 (1991). Norma para el etiquetado de bebidas alcohólicas. Poder Ejecutivo República de Costa Rica. Reglamento para la nomenclatura y clasificación de los licores. Decreto Ejecutivo N° 19873-MEIC NCR 23:1990 (1990). Norma de bebidas alcohólicas. Poveda, Javier. (1998). Estudio recopilatorio de cerveza y salud. Recuperado el 5/05/13 en: http://www.cervezaysalud.es/ Sendra, J. y Carbonell, J.V. (1999). Evaluación de las propiedades nutritivas, funcionales y sanitarias de la cerveza en comparación con otras bebidas. Instituto de Agroquímica y Tecnología de los Alimentos-Consejo Superior de Investigaciones Científicas (IATA/CSIC) de España. Serra, L. et al. (2003). Cerveza y dieta mediterránea. Universidad de Las Palmas de Gran Canaria. Cátedra UNESCO de Investigación, Planificación y Desarrollo de Sistemas Locales de Salud, Grupo de Investigación en Nutrición. Factoría Virtual de Proyectos, S.L. 2013. Tabla de Composición Nutricional de Alimentos - Bebidas. España. Recuperado el 29/3/13 de: www.dietas.net Thompson, J.; Manore, M. y Vaughan, L. (2008). Nutrición. Pearson Educación. España. Varela-Moreiras, G.; Alonso, E. y Póo. R. (2000). La determinación “in vitro/in vivo” de la biodisponibilidad del ácido fólico contenido en la cerveza. Facultad de Ciencias Experimentales y Técnicas Universidad San Pablo-CEU, Madrid.

27


La industria es responsable por la forma en que produce y comercializa sus productos. Por esta razón, para Florida Bebidas, es muy importante dar a conocer las características de una bebida milenaria que, según estudios científicos recientes, aporta beneficios a todos aquellos adultos sanos que decidan tomarla moderadamente. Como empresa, apoyamos y promovemos el consumo moderado y responsable de bebidas con contenido alcohólico por parte de personas mayores de edad e instamos a las poblaciones sensibles a abstenerse de tomarlas.

ModeracionMeGusta


Cerveza y mucho más  

Un esfuerzo de Consumo Responsable de Cervecería de Costa Rica que tiene como objetivo culturizar al público sobre esta bebida milenaria, su...

Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you