Page 1

Boedo - Ciudad Autónoma de Buenos Aires Año XV - Nº 162 - Enero de 2016 Distribución gratuita (ISSN 1851-7846) - Declarado “de interés cultural” por la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires

Advertencia

Por sus propios medios

En otras páginas

De la Afsca al Enacom

“Cada paritaria discute lo que puede discutir. Me parece que acá no es solamente la dimensión del salario sino también cuidar el empleo. Cada sindicato sabrá dónde le aprieta el zapato y hasta qué punto puede arriesgar salarios a cambio de empleos” (Alfonso Prat Gay ministro de Hacienda y Finanzas de la Nación a América Noticias). Yo escucho, tu escuchas, él amenaza. Nosotros escuchamos, vosotros amenazáis, ellos padecen (conjugación irregular de verbos varios.)•

Con la publicación del Decreto 267 se ha creado el Enacom que, con la excusa de la convergencia, ampara la verdadera finalidad: eliminar los límites a la concentración y a la propiedad cruzada en los medios de comunicación.

Diego Ruiz callejea la historia. Un museo de La Boca. Pág. 3.

(Editorial en página 2)

De la autonomía con inclusión a la dependencia con exclusión

“Los triunfadores del mañana”. Mónica López Ocón. En pág. 3.

El 10 de diciembre no se inauguró en la Argentina la era de la alternancia, como livianamente sostienen algunos analistas. En verdad, se consumó nada más y nada menos que un cambio de modelo. De uno autónomo y de inclusión, a otro dependiente y de exclusión. (El análisis de Gustavo Gálligo en pág. 4)

Incorporación de Boedo

...al que descubro como si lo fuera deshojando pétalo a pétalo. El barrio margarita lleva por nombre Boedo, y he venido a caer aquí como se debe caer para que los encuentros sean verdaderos: por pura casualidad. dan flotando después de su muerte, hasta que alguien se acuerda y los rescata, solía decir: “París es la capital inadujor@gmail.com ternacional de los patitos feos”. En lo que a mí respecta, ninguna definición ay lugares que uno reconoce en me ha resultado tan justa como ésa. el acto aunque no los haya cono- Una chica criada en Flores pero que cido nunca, y otros que se van incor- –hija de bolches y desesperadamente porando de a poco, entrando en los re- ajena a aquellos domingos con misa cuerdos hasta que de pronto te en- en San José y cola delante de la fábrica contrás formando parte de ellos, casi de ravioles–, nunca tuvo nada que ver como si allí hubieras nacido. Esto últi- con Flores ni con nada, en París se enmo es lo que me acaba de suceder contraba como lo que siempre había con un barrio en el que nunca hasta el sido, un patito feo. Antes de que su momento había puesto ni la punta del verdadera condición quedara clara copie, y al que descubro como si lo fuera mo el agua, la no chica de Flores había deshojando pétalo a pétalo. El barrio vivido en varios barrios porteños, de margarita lleva por nombre Boedo, y Belgrano al Barrio Norte, y de Floresta he venido a caer aquí como se debe (hermanita menor de Flores, tanto caer para que los encuentros sean ver- más pobretona y deliciosa, al menos por entonces, donde nació su hija) a daderos: por pura casualidad. Yo soy de Flores, o lo fui de chica, de Palermo, para culminar, o decaer –en adolescente, una chica de Flores muy uno de esos regresos al país que ella poco preparada para serlo. Digamos siempre quiso hacer definitivos, pero de entrada que mi programación más que le fracasaron todos, como si la tiebien me configuraba como sapo de rra de nadie le tirara más que ninguna otro pozo que como chica de aquí, de otra–, en lugares improbables de tan allá o de acullá; chica de ningún lado paquetes tales como San Isidro o Acasque, al rajarse a París en el 77 porque suso, a los que también llegó por pura su puesto de periodista en “La Opi- casualidad, pero que no entraron en nión” intervenida por los milicos la sus recuerdos como lo ha hecho, al obligaba a tomarse el bondi, terminó mes de conocerlo, este lugar ignoto llapor encontrarse en el sitio justo para mado Boedo. ella, el de la tierra de nadie. Manuel Volvamos a la primera persona. En Scorza, el novelista peruano, hoy un noviembre de este año aterricé en poco olvidado pero que ya va a salir una casona boedense, o boédica, o un día u otro de ese Purgatorio de los como se llame, con la santa intención escritores donde tantos autores que- de hacer talleres literarios durante el Por

Alicia Dujovne Ortiz

H

Josecito de la ferretería

verano local para huir despavorida del invierno europeo. La primera impresión no fue desastrosa sino velada. Lo miraba todo a través de un vidrio oscuro y opaco, formulándome la más desoladora de las preguntas que un trashumante eterno puede dirigirse a sí mismo, “¿qué estoy haciendo aquí?”. Lo que más me asombraba eran los negocios de venta de bases para suelas de zapatillas de la avenida Boedo, ni siquiera las suelas enteras sino las bases. Compréndase que para alguien que ha gastado mucho las suyas recorriendo los más variados caminos, la cosa adquiría visos de irrealidad y a la vez de destino, como si se tratara de esos objetos metafóricos que el surrealista André Breton andaba rastreando por las calles, hallazgos de objetos para él tan elocuentes como lo son los sueños. ¡Suelas! A una caminadora inveterada cuyas andanzas no siempre han sido voluntarias, sino imposiciones de la vida que así lo quiso, mostrarle suelas, cantidades de suelas, o de bases, no podía sino dejarla más perdida que turco, vale decir, que trashumante, en la neblina. Quizá la segunda perplejidad haya venido de los pegotes. Me explico. Muchos barrios porteños están hechos de pedazos. Es un lugar común decir que en Buenos Aires hay barrios españoles, italianos, franceses, etc., pero a lo que me refiero es a la tendencia porteña a reflejar en sus fachadas el patch work del que en el fondo nos

componemos. Remodelar una casa antigua de frente recto quitándole sus legendarios ornamentos (un chiste común en mi familia consistía en rememorar al artesano italiano de comienzos del siglo, hablo del XX, que al estucar la fachada de la casona palermitana había preguntado: “¿Quiere que le ponga todas esas caras y todas esas guirnaldas?”), para encajarle en su lugar un imaginario techito de tejas, no lo bastante oblicuo como para resguardar de una lluvia, de un solazo reales, es un modo de aniquilar lo conocido, y en ocasiones de afearlo, pero también de soñar. Caminando por la calle Maza me preguntaba por el sentido de esos sueños. ¿Por qué son tan distintos, tan múltiples? Esas fantasías plurales que colocan unas mayólicas azul eléctrico en una parte de la vieja fachada, pero no en la otra, quizás porque los cuadraditos brillantes no alcanzaron para cubrirlo todo, ¿de dónde vienen? Una sola cuadra de la calle Maza contiene todos los deseos, por lo común inconclusos, de un vecindario imaginativo lleno de aspiraciones vagas, de inocentes anhelos. ¿Pero acaso las caras y las guirnaldas fueron nativas de aquí, y tuvieron más lógica? En esas calles de sueños yuxtapuestos, el invento del chalecito campestre tipo Hansel y Gretel se superpone al de aquel tano estucador. Es claro que París, donde todas las casas son iguales por ley –ninguna puede ser otra cosa que gris ni alcanzar una altura de más de seis pisos, salvo en zona de oficinas– tiene más armonía y unidad, lo cual le da su aire inamovible, de museo, pero, y a medida que pasan los días en el incorporado Boedo comienzo a darme cuenta, le faltan sueños. A la mirada perpleja desprovista de bases históricas, porque base de suelas, como ya he dicho, hay, la salva y la completa una segunda mirada más alerta, menos nublada. Esas mismas suelas, sin ir más lejos, han resultado ser obra de una comunidad armenia cuya presencia terminan por revelarme los carteles de las vidrieras, que hablan del genocidio a manos de los tur(Finaliza en pág. 7)

José Muchnik acaba de publicar un libro que no es, en apariencia, de poesía: Josecito de la ferretería. Nostalgia, tecnología y poesía. Solo un poeta puede acomodar las sustancias de este libro. Solo un poeta ferretero sabe de menudeo y obsequio de yapas sobre el puente del tiempo. Edgardo Lois en la página 8.

Huelgas de la década de 1880 Miguel Ruffo. Pág. 4.

El cambio de modelo analizado por Gustavo Gálligo. Pág. 4.

“La privatización encubierta” por María Virginia Ameztoy. En pág. 5.

El mundo de diciembre de 2015. José Muchnik. Pág. 5.

El libro de Josecito analizado por Edgardo Lois. En Pág. 8.

El desaliento: una opción que no nos podemos permitir. Pág. 6.

Y además... Ver, leer y escuchar. Crítica literaria, en pág 2. Poema: “Quiero elegir mi vida”. Héctor Negro. Pág. 2. Guía de actividades culturales barriales. Pág. 6. Filipiscopio: “Rally”. Por Mario Filipini. Pág. 7.


2

Nº 162 - Enero de 2016 EDITORIAL

Por sus propios medios De la Afsca al Enacom

Periódico mensual independiente de distribución gratuita Director propietario:

Ver, leer, escuchar...

Crítica literaria, teatral y discográfica de producciones que no cuentan con el gran circuito de difusión

Mario Horacio Bellocchio

HISTORIAS QUE SALPICAN María Fernanda Macimiani

Secretaría de redacción:

Rubén Derlis Edgardo Lois

Directora sociocultural:

Lic. María Virginia Ameztoy Colaboran en este número:

María Virginia Ameztoy Germán Cáceres Mario Filipini Gustavo Gálligo José Muchnik Mónica López Ocón Miguel Ruffo Colaboradores permanentes:

Edgardo Lois Diego Ruiz

Diagramación y restauración fotográfica:

Mario Bellocchio

Gracias por su aporte a:

José D. Ciliberto

Publicación inscripta: RPI (DNDA) Nº 5246761 Hecho el depósito que marca la Ley 11.723 Publicación inscripta en el RUP Registro Unico de Proveedores del GCABA bajo el Nº 20043063074-Int. 7225. Publicación inscripta en el Reg. de Medios Vecinales de Comunicación Social de la Ciudad Autónoma de Bs. As.(Ley N° 2587) ISSN 1851-7846 Este periódico forma parte de la Red de Cultura de Boedo, la Red de Medios Barriales y DyPRA (Diarios y Periódicos Regionales Argentinos)

E-mail: desdeboedo@gmail.com Tel. Cel.: (15) 5981-8369 Redacción: Somellera 833 (1437) CABA Página Web www.periodicodesdeboedo.com.ar Blog archivo del periódico www.desdeboedo.blogspot.com Facebook www.facebook.com/pdesdeboedo

En Internet, el periódico tal como se imprime http://issuu.com/desdeboedo DESDE BOEDO aparece mensualmente desde noviembre de 2001 los segundos sábados de cada mes Los conceptos vertidos en los trabajos firmados son de exclusiva responsabilidad de sus autores, y no necesariamente compartidos por la Dirección del periódico. La publicación de los trabajos de colaboradores espontáneos queda a criterio de la Secretaría de redacción, y no se mantiene correspondencia acerca de ellos. La reproducción total o parcial del material de esta publicación sólo está sujeta a la concreta mención de la fuente, salvo aquel que indique expresamente que requiere otra(s) condición(es). Periódico impreso en la Agencia Periodística Cid Avenida de Mayo 666 / CABA Tirada de esta edición: 5000 ejemplares

respuesta.” El capítulo “Amorar” incluye poesías de honda sensibilidad que apuntan al mundo íntimo, a los devaneos del alma, al devenir del amor en muerte, mientras que en el capítulo “Parranda con ángel”, emotivos poemas en prosa están protagonizados por un ángel singular. Curiosamente, Jorge Ariel Madrazo presta mucha atención a la ciencia, como las Matemáticas (“el amor, / lo he comprobado, solo es bello si acata/ postulados algebraicos de exacta pasión”.) o la Física (“Los sabios discuten aún, mi querida, / si las estrellas llamadas / ´enanas rojas` pueden irradiar vida en parajes extrasolares”). Y en todo el libro está presente su profundo amor por la poesía: “poema que soñás desde niño/ y jamás escribirás”. Inteligente y agudo el comentario de la contratapa debido a Marta Braier. (G.C.)

Enigma Editores, Buenos Aires, 2015. Este es un libro para niños y consta de cuatro cuentos y dos poemas. on la publicación en el Boletín la norma. Ya no habrá topes a la can- “El rey de las papas” es creativo y original. A Oficial, según lo establece su ar- tidad de ciudades en las que pueden veces aparece una viñeta escrita que forma tículo 34 (“Las disposiciones del pre- operar las empresas de cable (hasta parte de la narración. Como el resto de Hissente regirán desde la fecha de su pu- ahora era de 24), que además pasatorias que salpican, lleva ilustraciones de la blicación en el Boletín Oficial”), acaba rán a regirse por la ley de telecomuniautora, que son frescas, espontáneas y hasde entrar en vigencia, hoy lunes 4 de caciones. Parece que soltamos al zota graciosas. A final de cada cuento una preenero de 2016, el Decreto 267/2015 rro dentro del escueto gallinero de los gunta se propone despertar la imaginación modificatorio de la Ley N° 26.522 emprendedores zonales. del pequeño lector, ya sea dibujando o in(Ley de Servicios de Comunicación ventando su propio relato. Audiovisual) y N° 27.078 (Ley Argen- Como dice Diego de Charras*: tina Digital) y sus modificaciones. “veo cierta actitud celebratoria sobre En “Fresilinda en el jardín mágico” se descriEl decreto fechado el 29 de diciem- las nuevas tecnologías y sobre la idea be un lugar hermoso que irradia alegría. En bre pasado ya había sido anunciado de la convergencia, como la posibili- “El embrujo de Sauce Torcido” la vegetaLAS AMANTES en conferencia de prensa, al día si- dad de ofrecer servicios de naturale- ción habla, piensa y tiene sentimientos, coSON RUBIAS mo si fuera una prosopopeya viviente. Tamguiente de su data de origen, por el je- zas disímiles a través del mismo soMarita Rodríguezbién se producen continuas sorpresas debiporte. En los últimos años, los que no fe de Gabinete, Marcos Peña, ante la Cazaux presencia del Ministro de Comunica- encontraron cómo cuestionar la Ley do a hechizos y sucesos maravillosos. ciones de la Nación Oscar R. Aguad. de Servicios de Comunicación Audio- “Un caramelo en el espacio” deja la duda visual sin evidenciar que su única preo- poética de si el contacto con los chicos de En reemplazo de la Afsca y la Aftic cupación eran los negocios y su tasa otro planeta fue real o sólo se trató de una Editorial Dunken, Bueel decreto crea, en su artículo 1º, el de ganancia, empezaron a instalar la ensoñación infantil. nos Aires, 2015. Enacom: (“Créase como ente autár- definición de que la ley 26.522 'nació Los dos poemas (“La rana, el delfín y el vienquico y descentralizado, en el ámbito vieja, no contempla Internet, no pre- to” y “Como si Alicia”) están colmados de Una voz femenina recorre sus catorce cuendel Ministerio de Comunicaciones, el vé la convergencia'”. imágenes juguetonas. tos. “El pájaro” es sutil y de resonancias liteEnte Nacional De Comunicaciones, Y agrega –“Hay un punto importan- María Fernanda Macimiani dirige la revista rarias. En “Ella era todas las mujeres”, se huEnacom”) cuyo comando será ejerci- te para entender el régimen legal ar- virtual Léeme un cuento (www.leemeunye del tedio a través de la ensoñación. do desde la presidencia por Miguel gentino: al pasar de la regulación de la cuento.com.ar), que obtuvo el Premio Pre“La Meiga” narra una frustrada historia de de Godoy y un directorio integrado radiodifusión (centrada en el uso del gonero 2011 al Periodismo Digital. Entre amor. Además, el matrimonio parece empoespectro radioeléctrico) a la de servipor tres directores que serán nomotras distinciones figuran el Premio Latinoabrados por el Ejecutivo y otros tres cios de comunicación audiovisual mericano Hormiguita Viajera 2014 y Festival brecer los sentimientos. En “Página 23, quinto renglón” hay una pregunta que se repite: que serán propuestos por el Congre- (centrada en el tipo de servicio y no de Poesía Grito de Mujer 2014. “… cómo sería dormir con otro hombre.” en el soporte), la apelación a la tecnoso. La Comisión Bicameral de ProDespués de haber obsequiado al lector inmoción y Seguimiento de la Comu- logía se convierte en un asunto de se- fantil con este delicioso primer libro, a la es- Un problema similar se expone en “La voz”, nicación Audiovisual, las Tecnologías gundo orden. Lo fundamental no es el critora no le queda otro camino que aportar- retrato de dos esposos insatisfechos. “Mede las Telecomunicaciones y la Digi- soporte, a través del cual se distribuye le el segundo a la mayor brevedad. (G.C.) nos”, que trata sobre una pareja que no funtalización los seleccionará “a pro- el servicio, o en otras palabras el concionó, concluye con un original desenlace. LO INVISIBLE puesta de los bloques parlamentarios, tinente. Lo fundamental es el conteniRodríguez-Cazaux demuestra oficio. En Jorge Ariel correspondiendo uno a la mayoría o do. Y, por eso, las obligaciones del Esta“Interposiciones” describe un momento en primera minoría, uno a la segunda mi- do al respecto”. Madrazo una confitería, como si lo hubiese filmado. noría y uno a la tercera minoría”. Tan- Los parámetros de la Unesco que la Pero en “El ruido del mar”, no respeta los sigto el presidente como los directores Argentina suscribió establecen que nos de puntuación para señalar el fluir de las tienen mandato por cuatro años, po- “las actividades, los bienes y los serviemociones. Ediciones Lamás drán ser reelegidos por un período y cios culturales son de índole a la vez La escritora está atenta a la trama. Por ejemMédula. Buenos “podrán ser removidos por el Ejecuti- económica y cultural, porque son porplo, “Superstition” crea ansiedad por conotadores de identidades, valores y signiAires, 2014 vo en forma directa y sin expresión de cer el final. “Ajuste de cuentas” es pura suficados, y por consiguiente no deben causa”. tratarse como si solo tuviesen un valor El autor revela tener un manejo superlativo gerencia, todo se alude. “Universo paralelo” del lenguaje. Su versificación es sencilla, atrapa al lector porque encuentra numerocomercial”. Borrada la contención del artículo 41 que prohibía la venta de medios Señala De Charras que “entre las mo- aunque retuerce las palabras resignificán- sas sorpresas. audiovisuales y restringía la integra- dificaciones propuestas se plantea con- dolas, potenciando su sentido, creando neo- “Flama” describe el clima agobiante que preción de cadenas privadas de radio y siderar a la televisión por cable como te- logismos o transformando sustantivos en cede a una violación. Además, siempre surtelevisión lo que era un sendero difi- lecomunicaciones. Esto es una aberra- verbos para luego conjugarlos. Sobre todo ge una vertiente romántica, que en “El amor cultoso para la monopolización, se ción regulatoria. En los Estados Unidos es actual, moderna, con gran sentido del trastorna todos los sentidos” se manifiesta el cable se encuentra bajo las potesta- ritmo. ha transformado en una autopista. al borde de lo surreal, y en ”El tapado de Sin embargo, la modificación más des de regulación estatal en el ámbito En el poemario abundan imágenes bellísi- mezclilla” señala los caprichos del destino. importante es sobre el artículo 45 de (Finaliza en pág. 8) mas (“Cuando encendés tu luz, todas las es- Con este libro, Marita Rodríguez-Cazaux trellas/ prefieren morir”). Hay paisajes inte- (De amores y desamores, cuentos, 2010; riores perturbadores, desbordados por la an- Del glamour a la ciénaga, cuentos, 2013; Quiero elegir mi vida Quiero elegir mi vida gustia existencial: “En la alta noche/ en cual- Poesía congregada, 2014) logra concretar No quiero que esto sea el gusto de mis besos, quier noche/ un minutero insomne/ no te da una obra que merece ser leída y estudiada. un modo de morir el sitio de mis sueños. tregua: martilla/ interrogantes/ terrores sin/ (G. C.) la forma de durar Quiero elegir el cielo hasta el silencio. debajo del que un día Quiero dejar regresaré al misterio. el rastro de mi luz Quiero elegir mi vida, el eco de mi sangre, la risa que a mi risa quiero saber que puedo. le servirá de eco. No quiero envejecer Quiero elegir la gente sin incendiar de amor que comerá en mi mesa a cargo de la escritora la ruta de mis pasos, quiero cantar con ellos. quiero elegir mi tiempo de gritar, Quiero elegir mi vida, el de tirarme bajo el sol sembrar lo que me sale, Poesía, cuento, novela. y el de cruzar mis brazos. volar con lo que tengo. Quiero empujar mi suerte, quiero elegir mi vida, quiero saber que puedo.

C

Taller literario de verano Alicia Dujovne Ortiz

QUIERO ELEGIR MI VIDA Héctor Negro


3

Nº 162 - Enero de 2016 CALLEJEANDO HISTORIA

Por

Diego Ruiz

mandinga.ruiz@gmail.com

El Museo de Bellas Artes de La Boca

E

l cronista callejero ha mencionado, en más de una oportunidad, que sus obligaciones laborales lo llevan todas las semanas al barrio de La Boca y, en esos periplos, muchas veces se ha detenido a contemplar, desde el veredón de la ribera, el conjunto de edificios policromos que definen la fisonomía de la avenida Pedro de Mendoza frente a la Vuelta de Rocha. En poco más de una cuadra, con centro en el cruce con Palos, se alzan la nincasa, comenzó a trabajar en el proEscuela de Artes Gráficas, el Instituto yecto interesando, entre otros, al reOdontológico Infantil, el Jardín Ma- conocido arquitecto Alejandro Viraternal, el Teatro de la Ribera y la soro, quien llegó a delinear los planos Escuela Pedro de Mendoza en cuyos del edificio a construirse. Sin embaraltos funciona el Museo de Bellas go, para concretar la idea era necesaArtes, instituciones creadas a partir de rio contar con un capital del que no donaciones de Benito Quinquela disponían, por lo que intentaron capMartín, a las que habría que agregar el tar algún socio capitalista. Al no lopasaje Caminito, en cuya creación in- grarlo, Quinquela modificó su plan tervino, y el Jardín de Infantes que, a original: recurriría al ámbito oficial y, espaldas del predio de la Escuela, a través del diplomático Enrique Louabre sus puertas en la calle Lamadrid. det interesó al Consejo Nacional de Y si bien existen en Buenos Aires nu- Educacíón –al cual éste pertenecía– merosos casos de hospitales, colegios en la creación de una “escuela-muy otras instituciones de bien público seo”. Existían entonces en La Boca vadebidas a la generosidad de mecenas rios establecimientos escolares en edio filántropos, donadas en vida o por ficios rentados por lo que su concentestamento, el cronista cree que el ca- tración en un sólo ámbito, con el conso del maestro boquense es único, siguiente ahorro de alquileres, no popues dedicó casi cuarenta años de su día sino ser recibida con beneplácito vida y su fortuna personal al desarrollo por el Estado, más cuando Quinquematerial y cultural de su barrio. En sus la pensaba donar el terreno necesario propias palabras: “Cuanto hice y cuan- para la institución. Por otro lado, el to conseguí, a mi barrio se lo debo. De maestro tenía también en el ámbito ahí el impulso irrefrenable que inspiró de la educación una mirada avanzamis fundaciones, todas ellas afincadas da mucho antes de que Herbert en la Boca. Por eso mis donaciones no Read propusiera la “educación por el las considero tales, sino como devolu- arte”: el 17 de agosto de 1933, en ciones. Le devolví a mi barrio buena una nota del popular diario Crítica parte de lo que él me hizo ganar con con motivo de su donación del terremi arte (...)” (Nota existente en el no para construir la escuela, manifesArchivo Benito Quinquela Martín). taba que “(...) los niños reciben insNo es intención del cronista reseñar trucción en edificios no sólo fríos desla historia de todas estas instituciones, de el punto de vista físico sino, lo que lo que estaría dentro del espíritu de es- es más importante, desde el punto de ta columna pero excedería el centi- vista moral. Yo me proponía al premetraje de todo el periódico que el sentar mi iniciativa a consideración amable lector tiene en sus manos y se- del Consejo, abrir un horizonte nuevo guramente no le haría mucha gracia al al niño ¿Qué mejor vehículo, para su Director del mismo. Pero sí quiere de- imaginación e inteligencia, que rotenerse en la Escuela-Museo, primera dearlo de un ambiente artístico?” (Arfundación del maestro en cuya crea- chivo BQM). ción se resume el espíritu de sus obras Si bien la idea era buena, su conpero también los sinsabores a los que creción se revelaría como muy difituvo que exponerse para concretarlas. cultosa. Años más tarde, Quinquela Según testimonio del propio Quin- recordaría: “(…) para donar un terrequela, la idea original el Museo había no lo primero que hace falta es tenernacido en La Peña del Tortoni, que ha- lo. Y como yo no poseía ninguno, me bía creado hacia 1926, como una fun- dediqué a buscarlo. Encontré uno en dación de carácter artístico: “(...) un la Vuelta de Rocha que parecía manmuseo con estudios para artistas y un dado hacer para levantar en él la esrestaurante para el público. Con el cuela-museo. El dueño era un milloproducto del restaurante y el alquiler nario, de cuyo nombre no quiero acorde los estudios se costearían los gastos darme. Fuimos a verlo con Loudet y del museo”. El concepto –como se Benincasa. Le expuse mi propósito y puede apreciar– era adelantado a su el millonario me miró con ojos de época y Quinquela, con la ayuda de asombro cuando le dije que yo quería su amigo el escribano Romualdo Be- comprarle su terreno para regalárselo

al gobierno. Sin duda, pensó que yo me había vuelto loco de repente. Le volví a explicar que en ese terreno baldío se construirían una escuela y un museo, y mis explicaciones parecían afirmar más aun su opinión sobre mi estado mental”. El mencionado propietario fijó el precio en cincuenta mil pesos, un valor elevado para aquella época y, aunque Quinquela le ofreció señarlo, no

venía vendérselo pues iba a destinarlo a edificar una casa de renta y que al no haber un documento escrito no existía ninguna obligación. Quinquela se encontraba, en sus propias palabras: “(...) en un callejón sin salida. Había hecho la donación de un terreno, y ahora resultaba que no podía cumplir mi compromiso porque el terreno no era mío. Necesitaba agotar mis argumentos y mi serenidad para convencer a aquel financista impaciente, que terminó por ablandarse y acceder a venderme el terreno... siempre que le pagara cien mil pesos por él. Salí a la calle desesperado, para decirlo en letra de tango (…)”. Su tenacidad logró vencer la resistencia del filibustero, que igual sacó buena tajada, y le permitió continuar con su proyecto, aunse realizó un contrato por escrito lo que debería vencer nuevas resistenque más tarde traería sus consecuen- cias y escollos no menores. Pero ese, cias. En la seguridad de contar ya con será el próximo callejeo.• el terreno, el maestro elevó una nota el 1º de abril de 1933 al presidente Nota: las citas no especificadas pertedel Consejo, ingeniero Octavio Pico, necen a Vida novelesca de Quinquela en la que formalizaba el ofrecimiento Martín, por Andrés Muñoz. Buenos Aires, de la donación, pero lo que no había 1949. previsto era que el propietario del terreno, al intentar abonárselo al conta- Ilustración: La esquina de Palos y Pedo, le manifestara que ya no le con- dro de Mendoza en 1920 y en 1949

Los triunfadores del mañana Por

Mónica López Ocón

monicalopezocon@gmail.com

D

e las Academias Pitman egresaban pianistas escriturarios. Debían percutir sobre teclados mudos durante varios meses para obtener el título de dactilógrafo que los convertiría en los triunfadores del mañana. El éxito que prometían los anuncios consistía en la posibilidad de continuar tecleando sus melodías inaudibles en las oscuras oficinas del porvenir. Los aspirantes al triunfo solfeaban en silencio la musiquita de la primera línea del teclado: qwertyuiop, qwertyuiop, qwertyuiop, hasta aprenderla de memoria. Al cabo de unos meses, la melodía inaudible estaba tan incorporada que formaba parte de la sangre del dactilógrafo. Era extraño aquel aprendizaje que, según afirmaban, conducía a la dicha laboral. Mientras las manos estuvieran sobre las teclas había que fingirse ciego con la misma convicción de un actor. Las yemas de los dedos debían reconocer solas el orden de las letras, mientras la mirada se posaba en la lejanía del porvenir. De la velocidad que cada estudiante pudiera alcanzar en medio de esa voluntaria ceguera dactilográfica dependía su mañana. Los resultados del apredizaje se medían en cantidad de palabras escritas a cie-

Nueva Generación del deporte

gas por minuto. A aquella sorprendente habilidad de feria que podía desarrollarse en pocos meses se la llamaba “escribir al tacto”. Ser un dactilógrafo, por lo tanto, consistía en desarrollar una ceguera parcial que permitía escribir de la misma forma en que leen quienes padecen ceguera absoluta. De aquel tanteo en las tinieblas –¡quién lo diría!– dependía la mismísima felicidad que prometían las siluetas negras de los avisos: un hombre y una mujer levantando el brazo con su título enrollado como un antiguo papiro en el que se cifrara una fórmula alquímica para descubrir las dichas que el destino había escrito en un código cifrado: qwertyuiop. Nunca creí que mi porvenir estuviera en una oficina. Es más, nunca creí en el porvenir, esa extraña superstición que nos hace suponer que el presente es sólo un ensayo, un boceto, un borrador imperfecto del mañana. Sin embargo, un respeto reverencial por las máquinas de escribir me llevó a evitar que se me fijara el hábito de escribir con dos dedos y me sometí mansamente, con paciencia oriental, a aquel aprendizaje de melodías sordas y ojos ciegos. Sigo creyendo que el oficio de escribir precisa de una modesta dedicación artesanal, igual que el tejido, el bordado o el encaje de bolillo. Estoy convencida de que reconocer como un ciego la disposición del teclado, igual que escribir con una lapicera que nos permite trazos finos y fir-

(Finaliza en pág. 7)

Quintino Bocayuva 1241 Tels.: 4924-8387 / 1323 Rincón 1328 Tel.: 4304-4748

Básquet - Fútbol - Tae kwon-do Patín - Gimnasia rítmica

mes que embellecen nuestra caligrafía, quizá no incremente la felicidad de vivir, pero sí la de escribir. No por nada Roland Barthes reivindicaba la escritura como un acto de belleza en sí mismo, independientemente de los sentidos que transportara. Hendir en la tablilla de barro, rasgar en la hoja, interpretar melodías secretas en el piano mudo del teclado son formas del placer físico de escribir más allá de lo que se escriba. Pese a las promesas de las Academias Pitman, nunca alcancé la dicha laboral, no me convertí, a juzgar por mi presente, en una triunfadora del mañana. Y no sólo eso, sino que constaté que en las redacciones de diarios y revistas los periodistas escriben, desde tiempo inmemorial, con dos dedos, negándole todo valor a mi saber dactilográfico. Sin embargo, siento un vago orgullo por haberme sometido a aquellos ejercicios pianísticos para mano izquierda que consistían en


4

De la autonomía con inclusión a la dependencia con exclusión

Adam Smith - Karl Marx - Joseph Schumpeter - John Maynard Keynes

Por

Gustavo Gálligo

gustavogalligo@hotmail.com

D

El 10 de diciembre no se inauguró en la Argentina la era de la alternancia, como livianamente sos tienen algunos analistas. En verdad, se consumó nada más y nada menos que un cambio de mode lo. De uno autónomo y de inclusión, a otro depen diente y de exclusión.

na. Señala con llamativa agudeza y precisión que: Mauricio Macri, un empresario de derecha, perteneciente a una de las familias más ricas del país, según documentos filtrados de la embajada de los Estados Unidos y publicados por Wikileaks, en una entrevista con la embajadora y con el funcionario del Departamento de Estado a cargo de América Latina, se lamentó porque se estaba siendo demasiado suave con Argentina y de tal forma “incentivando el trato abusivo” (sic) del gobierno kirchnerista con los EEUU. Imperdonable atentado a la política interna de su propio país, y una insalvable contradicción desde que es harto sabido que en la gran depresión económica creada en Argentina, el Departamento del Tesoro de EEUU ha sido el principal responsable de las decisiones del FMI durante la severa crisis de Argentina entre 1998 y 2002; ejerció, efectivamente, una enorme influencia en las políticas que prolongaron y profundizaron dicha depresión. Pero hay otras razones por las que las intenciones de Macri –que llegan muy hondo– son preocupantes; en conversaciones con los funcionarios del Departamento de Estado, refirió que Néstor Kirchner y Cristina Kirchner ejecutaron “un modelo económico fallido”. Durante la campaña electoral ha sido muy impreciso, obviando reconocer que la Argentina en estos años alcanzó niveles de vida de los más altos de América.

esde ya que Mauricio Macri no es precisamente un líder político, ni mucho menos un preclaro exponente de la dada en llamar “nueva derecha”, que se ofrece como una supuesta democracia “progre”, utilizándola como un valor incondicionado y universal, absolutamente descontextualizada de las relaciones del poder real con el capital concentrado, que se ha convertido en una de las expresiones privilegiadas –incluso con más posibilidades de seducción que las derechas reaccionarias y las izquierdas infantilistas– del ordenamiento neoliberal, que hasta logra desdibujar la oposición público-privado. Macri se presenta como lo que es: el candidato “con dueño”, mediocre repetidor de slogans que los estrategas de marketing le asignaron, que ha pasado a ser, sin ocultamiento alguno, el presidente que representa los intereses de las corporaciones financieras, económicas y mediáticas. Parece casi una vergüenza, cuando se están cumpliendo 10 años del No al ALCA, un acontecimiento histórico producido en Mar del Plata por un puñado de presidentes que con su valiente actitud parieron otro escenario político, social y económico en América Latina; se sucedieron una serie de gobiernos populares en la región que comenzaron a diseñar estrategias que tu- Según datos oficiales del FMI la ecovieron directa relación con la integra- nomía real de Argentina del 2003 al ción productiva, con el intercambio 2015 (ajustada a la inflación) creció el de bienes y servicios entre los países 78%, el desempleo cayó del 17,2% al de la región, a resignificar la institucio- 6,9%, se construyó el programa más nalidad ya creada, el MERCOSUR, y grande del continente de transferengestar nuevos ámbitos como cia de recursos a los sectores más huUNASUR y CELAC. Desde entonces, mildes, la pobreza se redujo en un la derecha norteamericana y un sec- 70% y la pobreza extrema en un tor del gobierno demócrata comen- 80%. Pero estos datos no alcanzan pazaron a desplegar una política ten- ra describir la magnitud de los logros diente a quebrar esta unidad, pusie- de Néstor Kirchner, que al igual que ron en práctica acciones de una mag- Franklin D. Roosevelt durante la gran nitud y brutalidad jamás vistas en épo- Depresión de EEUU, tuvo en contra a cas democráticas, que se continúan la mayoría de los economistas y a los actualmente. Los denominados gol- grandes medios de comunicación; y pes suaves, asesinatos selectivos, alza- Cristina Kirchner también tuvo que limientos policiales y militares, mani- brar una serie de batallas para contipulación del poder judicial, campa- nuar con el progreso económico de ñas de desestabilización y despresti- Argentina. En los últimos cuatro años gio a través de los grandes medios de el desarrollo de un mercado negro comunicación, hasta impulsar la des- del dólar ralentizó el crecimiento e intitución de primeros mandatarios. Lo crementó la inflación. Así también se consiguieron con Fernando Lugo en dan shocks externos desfavorables, la Paraguay y lo están intentando con economía regional tendrá crecimienDilma Rousseff en Brasil. to negativo y Brasil, el mayor socio comercial, se encuentra en recesión y Y esto no sólo lo decimos nosotros. ha visto desplomar su moneda (aun Obsérvese que Mark Weisbrot, Coor- así, Argentina es el único que mantudinador del Centro para la Investiga- vo crecimiento positivo). Como coloción Económica y Política en Wa- fón, un juez administrativo de Nueva shington DC y Presidente de Just Fo- York tomó la decisión política de bloreing Policy, ofrece una mirada desde quear el pago de deuda a la mayoría los EEUU dando señales de alerta en de sus acreedores. Desde ya que exisel camino al “cambio” en la Argenti- ten problemas importantes que nece-

sitan ser corregidos, pero atención que en su momento Ronald Reagan prometió un cambio y los sectores populares llevaran la peor parte de un tremendo ajuste, como ocurrirá ahora con la gente pobre y trabajadora de Argentina; existe un enorme riesgo de que al implementarse “soluciones” de corte derechista, podría ponerse en marcha un ciclo contraproducente de austeridad y recesión como las que estamos viendo en Grecia y en la eurozona, máxime cuando Macri no cuenta con el talento de Reagan como actor ni como comunicador para poder transformar radicalmente a la Argentina. También ha desestimado la política de derechos humanos de los Kirchner, tildándolo de mero espectáculo político. “Cambiemos” es un slogan atractivo, pero la pregunta es ¿un cambio hacia qué?

Nº 162 - Enero de 2016 HISTORIA DEL MOVIMIENTO OBRERO

Huelgas y reivindicacioes en la decada del 80 del siglo XIX (I)

Por

Miguel Ruffo

miguelruffo@hotmail.com

D

espués de la primera huelga organizada por un sindicato, la de los tipógrafos en 1878, durante la década del 80 del siglo XIX y en el contexto de la expansión de la economía agroexportadora con sus correlatos urbanos, se fueron desarrollando las primeras asociaciones gremiales, denominadas Sociedades de Resistencia, organizadas sobre la base de los oficios, que protagonizaron un conjunto de huelgas económicas reivindicativas y que fueron introduciendo en la sociedad argentina la “cuestión social” o más específicamente “el problema obrero”. “En esos años (1878-1887) surgen las primeras Sociedades de Resistencia, en las cuales las reivindicaciones corporativas van reemplazando al mutualismo de las primeras asociaciones obreras. Simultáneamente se desencadenan aunque todavía episódicamente, las primeras huelgas y conflictos obrero-patronales. Paralelamente a esos dos fenómenos se va multiplicando la actividad de los grupos socialistas y anarquistas” La transición de lo mutual a lo sindical revela un mayor grado de conciencia y organización de los trabajadores. “Además, los conflictos se reparten equitativamente en diversos sectores del proletariado. Así, algunos se dieron en los sectores más calificados de la época como los oficiales albañiles y los yeseros, otros en los talleres vinculados con el consumo local como los panaderos y los sombrereros y también un sector nuevo como el de los servicios representados por los telefónicos, aparece en el movimiento huelguístico.” Los conflictos, pues, se nos abren hacia el conjunto de la clase trabaja-

dora lo que expresa que sus condiciones de trabajo y de vida, más allá de la heterogeneidad social, eran parecidas o similares. “(...) las reivindicaciones más frecuentes fueron los aumentos salariales, el atraso de los pagos, la reglamentación de la jornada de trabajo y diversas cuestiones vinculadas con las condiciones de trabajo.” (1) Debemos puntualizar que posteriormente se registra una huelga de yeseros. ”Se produce en agosto y septiembre de 1882, por entonces solo había 62 oficiales en ese oficio, de los cuales 50 estaban agremiados en la Unión; la unanimidad, pues, no costó mucho y los patronos debieron acceder a sus reclamaciones; se redujo la jornada de trabajo y se aumentaron los sueldos a 60 pesos diarios en la ciudad y a 75 fuera de ella”, tal lo que señala Rubens Iscaro. El 11 de octubre de 1883 salen a la huelga los empleados de la GowerBell y conquistan aumentos de salarios. El 29 de enero de 1888 la Sociedad Cosmopolita de Obreros Panaderos intima a la patronal a conceder un aumento de salarios antes del 31 del mes. El pedido se fundamenta en que “el valor de las cosas más necesarias para la vida, como ser los alimentos, alquileres, etc., va en aumento, mientras el sueldo ha quedado estancado desde hace mucho tiempo”. Se producen enfrentamientos con la policía, criticadas por el propio diario “La Prensa”. La huelga es total y se va levantando parcialmente en las panaderías que acceden a las reivindicaciones obreras. En enero de 1888 se declara en huelga el personal gastronómico, en contra de la libreta de conchabo, la huelga se cumplió en Buenos Aires y Mar del Plata (aquí se oponían a los reclamos obreros los dueños de hoteles), duró varios meses y concluyó con el triunfo de los trabajadores. En el próximo artículo continuaremos desarrollando la temática actual.

Entonces, cuando se habla de cambio, cabe preguntar ¿a qué refieren? Digamos que nuestro país ha vivido distintos cambios, algunos positivos como la incorporación de una clase social a la plena participación política y a la distribución del ingreso nacional, la dignificación de la mujer que incluyó ampliación de representatividad con el establecimiento del derecho cívico femenino, durante el primer peronismo, y otros atroces, como la violación de los derechos humanos y sociales colectivos en las dictaduras. Los integrantes de la Alianza Cambiemos nunca especificaron a qué cambios apuntaban. En realidad no hacía falta que lo hicieran, se opusieron sistemáticamente a todas las trasformaciones y políticas de ampliación de derechos concretadas por los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner. Ahora, ya electo, Mauricio Macri declara sin ambages su alineamiento con los designios de EEUUU –otra vez las relaciones carnales– y, para que no queden dudas, en lo estrictamente financiero y co- xionaron sobre las dificultades y limi- FUENTES: mercial anunció el realineamiento de taciones del “modelo económico in- (1) FALCON, Ricardo; “Los orígenes del la Argentina con la Alianza para el Pa- dustrialista autónomo” cuando se pre- movimiento obrero (1857-1899)”, CEAL, Bs As, 1984. cífico, en un claro intento por debili- senta el desafío de trascender los lidetar el ordenamiento para el desarrollo razgos, que tiene que ver con sus pro- (2) ISCARO, Rubens; “Historia del Movimiento Sindical”, Editorial Fundamenautónomo impulsado por los gobier- pias características intrínsecas puesto tos, Bs As, 1973.• nos nacionales, populares y demo- que las transformaciones fueron posicráticos de la región, romper el círcu- bles a través de elecciones democrálo virtuoso que se había creado que ticas que plantean el problema de la permitió potenciar la industria nacio- sucesión inmersos en enormes camnal, el consumo interno y la ejecución pañas calumniosas y de desinformade políticas activas de inclusión social. ción mediática que, a la postre, son Fue más lejos, habrá de firmar el coadyuvantes para hacer fluctuar el Acuerdo Transpacífico que tiene por voto deviniendo volátiles las repreobjeto reformular la política de domi- sentaciones. nación económica en el planeta y consolidar el capitalismo más salvaje, Llegado a este punto, resulta imposiempre en detrimento de los países sible soslayar el asedio ideológico, la emergentes. calumnia, los despropósitos y la vulgaridad de que es objeto la Argentina En un encuentro reciente organiza- en grandes sectores de la prensa eurodo por la facultad de Ciencias Socia- pea, agudizado a partir de las falsifiles de la UBA, se analizó la situación caciones del “caso Nisman”. Como imperante en Latinoamérica y refle(Finaliza en pág. 5)


Nº 162 - Enero de 2016 CRÓNICAS POÉTICAS DEL TERCER MILENIO

Diciembre 2015

Muestrario de hechos verídicos, otra mirada sobre los tiempos presentes para los habitantes del futuro. Crónica especial sobre el cambio climático.

5 ECONOMÍA Y SOCIEDAD vante para estas crónicas de diciembre: las autoridades neozelandesas le negaron el permiso de residencia para permanecer en el país al cocinero sudafricano Albert Buitenhuis. Motivo argumentado: la obesidad de dicha persona (130 kilos) y su costo potencial para el sistema de salud nacional. ¿Irrelevante? No sé, la obesidad es también una tendencia (¿epidemia?) mundial. Aumento de peso, aumento de temperatura… todo aumenta ¿Hasta dónde? ¿Todo tiene que ver con todo? ¿Eme con eme mamá? Y hablaban de modelos de desarrollo como si supieran lo que decían.•

La privatización encubierta Ana Esterkin

Por

María Virginia Ameztoy mvameztoy@yahoo.com.ar

NOTAS: 1 En los años 50 la emisión de C02 era de 1 a 2 millares de toneladas de carbono por año. Actualmente llegamos a una emisión de aproximadamente 10 millares de toneladas de carbono por año. 2 Los árboles están entre los principales purificadores del aire ya que a través del proceso de fotosíntesis transforman en materia orgánica el C02 presente en la atmósfera, produciendo oxígeno al mismo tiempo. 3 En Google creemos, como analogía de la leyenda que figura en cada dólar billete “In god we trust”.

L

a privatización es un proceso juríbio climático me parece fundamendico-económico que permite tal, ya sabemos que estas crónicas esJosé Muchnik transferir las empresas del Estado del tán dirigidas a los habitantes del futucronicas_poeticas@yahoo.fr sector público al privado, vale decir, a ro pero tal vez algún contemporáneo agentes económicos privados. Genedé bola. Para corregir el rumbo hace ralmente los procesos de privatización me con eme mamá, ¿Mi mamá falta mucho más que conferencias y han sido llevados a cabo por gobierya no me mima? ¿Pachamama planes, hace falta que cada habitante nos de derecha que en la prédica de enojada? ¿Mucha mozzarella derreti- de este planeta entienda que nos salsu discurso demonizan a todo lo púda? ¡El planeta se recalienta! ¡Qué vamos juntos o no se salva nadie. Cablico denominándolo “estatal”. mambo mama mía! Eme sin riendas da uno tendrá que mirar de otra maA partir del año 1989 se inició un clima ¿Cómo bajarle la fiebre? ¿Có- nera sus pequeñas costumbres cotidescomunal proceso de privatizaciomo frenar la calesita? A Tierra se le hin- dianas, sus aires acondicionados, sus nes en la Argentina, que incluyó a emchan tetas y quiere saber por qué. medios de transporte, sus derroches presas productivas y de servicios, acti¿Por qué tanta calentura? ¿Por qué de agua, sus pérdidas de concienvos públicos, reservas petroleras… Ese tanta locura acumulada? ¿Por qué tan- cia… ¿Servirá mi prédica para algo? proceso de privatización se llevó a ca1 (Viene de pág. 4) to carbono emitido? ¿Por qué tanta ¿Por qué no seguir tranquilo con mi bo bajo la dirección técnica y finangente enceguecida? Sin embargo no refrescante porroncito de Quilmes? ciera del FMI y el Banco Mundial. De la autonomía... era difícil entenderlo. De un lado más Sin embargo decido contarles algo En algunos casos se produjo tampetróleo carbón combustibles que- ¿Cómo decirlo? No creo que mostrar bién una transnacionalización, ya que mados, más gases a efecto inverna- curvas de temperatura o cambio de bien lo señala Eduardo Febro en un muchas empresas públicas fueron dero producidos, del otro más selvas isohietas sirva para mucho. Imagí- artículo reciente publicado por Pági- transferidas a representantes de conarrasadas menor capacidad de absor- nense el planeta como una bola de bi- na 12: diarios y semanarios de iz- sorcios internacionales. berlos 2. Entonces se acumulan en la llar, el recalentamiento puede ser el quierda o de derecha arremeten con Aunque parezca paradojal los proatmósfera, no sólo ilusiones evapora- tacazo que produzca inesperadas ca- la más infame de las demostraciones cesos de privatización de la década de das modelos de progreso ideas empa- rambolas mortales, hay que evitar contra nuestra historia más reciente y 1990 tienen un gran antecedente en ñadas, también dióxido de carbono que se dispare ese tacazo. Desde esta en particular contra el peronismo co- la nacionalización de las deudas privametano ozono… y otros elementos esquina embebida en su aroma de mo movimiento político. Los diarios das que hiciera en 1982 Domingo Felidifícilmente pronunciables que tar- pizza parrillada gases de escape, no El País de Madrid y Le Monde de Pa- pe Cavallo, al frente del Banco Central darán decenas de años en degradar- es fácil apreciar la urgencia, por eso rís, han caído en la más sucia de las fa- de la República Argentina, durante la lacias y el agravio. Reproduciendo los dictadura cívico-militar encabezada se, lamento informar que el fenóme- les cuento. Los efectos del recalentamiento ya lineamientos de La Nación y Clarín, en ese momento por Reynaldo Bignono no es fácilmente reversible. Así estábamos estimados habitan- son sensibles, las carambolas co- acusan a la presidente saliente de “pa- ne. Cavallo estatizó la deuda externa tes del futuro, a mí esto me huele mienzan a encadenarse, funden gla- tética”, “antioccidental”, “de expoliar privada traspasando al Estado los pasimal, estas crónicas no pretenden ser ciares en las montañas, funden cas- a los acreedores”, “autoritaria”, y de vos contraídos por empresas nacionaprofecía sólo testimonio, nadie sabe cos polares, aumenta el nivel de los ser una “caudillo de pacotilla” del pe- les y extranjeras, generando una deudónde vamos pero seguimos andan- mares, pequeños estados como Tuva- ronismo. Ello sin hacer jamás la más da que llevaría al país a la bancarrota. do, en este mes de diciembre del año lú o las islas Kiribatí, están despare- lejana mención a las espantosas dic2015 se reunió en París la COP 21, ciendo bajo las aguas, dirán que son taduras que postraron al país, menos litos europeos de izquierda le hacen gran conferencia sobre el clima gran, inventos míos, busquen en Google, aún a la crisis de 2001, a la agresión pagar al poder saliente en Argentina grandes discursos de grandes dirigen- in Google we trust 3. Veinte por cien- bancaria mundial que la precipitó, a todas las veces que les dijo No. tes, grandes acuerdos, grandes deba- to de las tierras del Bangla Desh, el los muertos por la represión, a la potes, grandes aviones para transportar país con mayor densidad de pobla- tencia imaginativa y la solidaridad Digamos que esta cuestión de que conferencistas… Gran gran gran… ción de este planeta, puede desapa- con la cual la sociedad se levantó de el peronismo es un significante vacío, gran kilombo corregir el rumbo, recer. Es de suponer que muchos aquellos abismos. Es más, durante la fue admirablemente respondida por orientar la nave hacia otros horizon- sean poco sensibles a los avatares de crisis financiera de 2008, las agencias Ernesto Laclau, que además reivindites. No es que sea pesimista pero esto lejanos condados con extrañas deno- de calificación y los fondos buitres ca las políticas populistas de la Amérime huele mal… no creo que mis con- minaciones. Sepan que las carambo- eran enemigos universales. Pero cuan- ca Latina para enfrentar a los ciclos temporáneos cambien con buenas las no tendrán fronteras, que se está do la Argentina los enfrentó como na- del mercado mundial, esencialmente predicaciones, por eso dialogo con recalentando el mar, que el Niño y la die y fue modelo de dignidad ante el a las políticas neoliberales del mundo los habitantes del futuro, ellos saben Niña se hacen más fuertes y vigoro- mundo para aplicar pagos sustenta- globalizado. Entre nosotros, Alejanpero no pueden comunicarse con no- sos, no el Niño Jesús ni la Niña Boni- bles a los acreedores, pasó a ser el ad- dro Horowicz, reivindica la autonosotros… ¿O no sabemos escucharlos? ta, niños terribles climáticos apocalíp- versario incordioso, mezclando inso- mía política relativa que consiguieron Digo que me huele mal, como si un ticos encarnados en marinas corrien- lentemente Nación, Estado, Socie- los gobiernos K puesto que significó castigo bíblico fuera necesario, que tes, inundaciones y sequías se multi- dad y Gobierno, omitiendo no solo salir de la democracia de la derrota, y si bien proviene de la izquierda, recosobrevivan algunos para construir lue- plican sin límites espaciales, nadie es- nuestra historia, sino la de ellos. noce que: para nuestra generación la go un arca diferente. Ojalá me equi- capa a estos fenómenos, la seguridad alimentaria de millones de seres está Han celebrado la derrota electoral política era parte de estar vivo, por lo voque… Ahora este cronista testigo está en en peligro. Otra carambola: la acidifi- del kirchnerismo como una victoria tanto para hacer política había que Buenos Aires atravesando el umbral cación de los océanos tiene conse- propia. Olvidan que en Francia las pensar el peronismo. Desde 1945 paentre los años 2015 y 2016, si acerca- cuencias irreversibles en la vida de dis- erráticas intervenciones en el mundo ra acá, quien no haya pensado el pemos el zoom lo podemos observar be- tintas especies marinas, corales algas islámico, con expediciones militares ronismo no puede hacer política. biendo un porroncito de cerveza moluscos tortugas ven afectada su ca- incluidas, la han convertido en blanQuilmes en el bar que se encuentra pacidad para construir conchas o ca- co del terrorismo, y la sociedad pari- Lo que estamos viendo con la vicenfrente de La Tacita, en la esquina parazones (su capacidad de calcifica- sina, sumida en la inseguridad, critica toria de Macri es un retroceso terridonde se cruzan Inclán y Boedo, en ción disminuye con la acidificación), duramente a su dirigencia política. En ble, vamos a tener que aguantar un este barrio universal y singular, hace también el plancton se ve afectado España llevan cuarenta años de tran- cachetazo muy duro, en los hechos sición, recién ahora se promete algo significa el consenso del golpe corpocalor, no mucho más que de costum- con lo cual… bre, equipos de aire acondicionado Moraleja: evitar que se dispare el ta- sencillo y útil como lo es devolver la rativo sin los instrumentos militares funcionando a pleno ritmo, algunos cazo, controlar el aumento de tem- hora española a la realidad, a la mis- del golpe. Con las nuevas formas de cortes de luz, vecinos protestan, tor- peratura de este planeta, arrojar a la ma que tienen en Francia, Inglaterra, desestabilización la idea de que un mentas e inundaciones ganan fre- atmósfera menos gases a efecto in- Italia y Canarias, y deshacer ese “re- golpe de estado es una operación de cuencia, me llama el director del dia- vernadero, reducir la utilización de galito” que el dictador Franco le hizo fuerza donde el consenso no existe, rio ¿Vas a llegar con tu crónica? No combustibles fósiles… ¿Desafío so- a Hitler, que Madrid tuviera la misma es una grave equivocación. hora que Berlín. En definitiva, los plu- La idea de que esto se resuelve con quiero apurarte, pero si no llegás avi- brehumano para esta humanidad? same. Sí la haré Mario, esto del cam- Otra noticia aparentemente irrele- míferos escribas de derecha y sus acó- una victoria electoral de medio tiemPor

E

El objetivo: favorecer a grandes corporaciones y grupos económicos. En la operación resultaron beneficiadas más de 70 empresas. Entre las firmas nacionales más importantes figuraban Sevel, del Grupo Macri; Acindar, del ex ministro de Economía Alfredo Martínez de Hoz; Loma Negra, de los Fortabat y la Compañía Naviera de la familia Pérez Companc. Entre las corporaciones extranjeras estaban Techint, IBM, Ford y Fiat. Y en el sector financiero, los bancos Río, Francés, Citybank y Supervielle, entre otros. En este sentido, estatizar la deuda privada beneficiando a los grandes grupos de poder económico, tiene su contrapartida en la privatización de las empresas públicas, ya que los beneficiarios son los mismos. Hoy una reprivatización en los términos de la década de 1990 resulta impensable, por lo tanto se recurre a una suerte de estrategia privatizadora encubierta, al ubicar en los cargos ministeriales a conspicuos representantes de las empresas, nacionales y, fundamentalmente, transnacionales, quienes utilizan al Estado para servirse de él. Y esto es tan sólo el principio; la transferencia de ingresos de los diversos sectores nacionales a los representantes del centro del poder económicofinanciero mundial conlleva la pauperización de todos los ámbitos públicos, con la consiguiente caída del amparo a la población y el achique, hasta la enanización, de las prestaciones sociales a los sectores menos favorecidos. Veremos pactos con los fondos buitre, asistiremos a la depreciación de la (Finaliza en pág. 7)

po dentro de dos años es aterradoramente ingenua: o el movimiento popular para la crisis o la crisis deshace al movimiento popular. Esta es la auténtica y real disyuntiva de aquí en más. Para responder a este desafío hay que eludir provocaciones, como esta parodia de la entrega del bastón y la banda a Macri, que incluyó otra inédita y vergonzosa cautelar para que insólitamente el poder judicial adicto ponga hora de terminación a un mandato constitucional de acuerdo al Código Civil. Hagan lo que hagan, digan lo que digan, no podrán ocultar que esta presidenta se va cumpliendo íntegramente dos mandatos, reconocida por el pueblo, y no en helicóptero mientras se baleaba a la gente en las plazas, como lo hizo la anterior Alianza. Todo conduce a comprender que la primacía es de la política. Hoy se da el renacimiento de una militancia convencida y vigorosa que se extiende imparable por toda la geografía nacional. Habrá que resistir los embates de una dictadura conservadora, mediática y judicial, que en la práctica implica la reinstalación de un bloque dominante atendido por sus propios dueños. Haciendo política volveremos a estar fortalecidos para pasar nosotros a la ofensiva y reconstruir democráticamente el consenso mayoritario de la sociedad hacia el movimiento nacional y popular.•


6

Nº 162 - Enero de 2016

El desaliento

La agrupación intenta revivir con nuevas propuestas la mística del Grupo Boedo, sus novelistas y poetas; la de los pintores, escultores y grabadores que constituyeron los “Artistas del Pueblo”; movimientos que dieron forma a la primera experiencia colectiva de arte social en nuestro país. https://www.facebook.com/Baires-Popular-387373098045924 // bairesp@gmail.com

Mesa de publicaciones

“Desde Boedo” y “Baires Popular” Sábados de 11 a 13 en la esquina de Boedo y San Ignacio Periódico Desde Boedo, Ediciones BP, Papeles de Boedo y otras publicaciones y ediciones barriales. Venta de material fotográfico (Boedo antiguo) restaurado por Mario Bellocchio.

Muestras de arte

en “Los Notables” Bares Margot, Hnos. Cao, El Federal y La Poesía. Susana Rienda (“Los retratos de Baires”, pinturas), inaugura el lunes 11 a las 18.30, en el “Café Margot” de Boedo 857. Beatriz Cenci (pinturas) en el Café “Hnos. Cao”, (Independencia y Matheu) y Carlos Dezi (Fileteador), en el bar “El Federal” de Carlos Calvo y Perú.

Museo Monte de Piedad

(Boedo 870, 2º piso por escalera) Tel.: 4 931-8204/ 4 931-1605; Fax: 4 9324680,E-mail: museo@bancociudad.com.ar HORARIOS DE VISITA AL MUSEO: Lunes, miércoles y viernes de 10 a 17. Martes y jueves 10 a 20. VISITAS GRUPALES: concertarlas telefónicamente.

Otros Espacios Culturales

Museos y Centros Culturales del Gobierno de la CABA. Más detalles en http://www.buenosaires.gob.ar/cultura/ Museo Nacional de Bellas Artes Av. del Libertador 1473 - Tel.: 5288-9900 E-mail: museo@mnba.org.ar - Horario: martes a viernes, de 12:30 a 20:30 hs. Sábados, domingos y feriados de 9:30 a 20:30 hs. Museo de Arte Moderno de Buenos Aires Av. San Juan 350 - Teléfonos: 4342 3001/2970 E-mail: mambapress@buenosaires.gob.ar Horario: Martes a viernes: 11 a 19 hs. Sábados, domingos y feriados: 11 a 20 hs. Lunes cerrado (excepto. feriados). Biblioteca y centro de documentación: Adolfo Alsina 963, PB - Horario: De lunes a viernes de 10 a 17 hs. Tel: 4342-3001 int. 26. Consultas: bibliotecamamba@gmail.com Museo de Arte Hispanoamericano Isaac Fernández Blanco. Suipacha 1422 - Tel.: 4327-0272 / 0228 / 0183. E-mail: mifb_prensa@buenosaires.gob.ar Horario: martes a viernes de 14 a 19 hs. Sábados, domingos y feriados de 11 a 19 hs. Lunes cerrado. Taller Museo Gyula Kosice Humahuaca 4662 - Teléfono: 4801 8615 Mail: gyula@kosice.com.ar

Museo Nacional de Arte Decorativo Dirección: Av. Del Libertador 1902 Tel.: 4801.8248/4802.6606 E-mail: museo@mnad.org Horario: martes a domingo de 14 a 19 hs. Servicios: Visitas guiadas: miércoles y viernes 16.30 hs, escuelas y otras instituciones con cita previa. Biblioteca, tienda y cafetería. Museo Libero Badii 11 de Septiembre 1990 Tel: 4784.8650, 4788.0494 E-mail: fundacion@bancofrances.com.ar Horario: lunes a viernes, de 10 a 18 hs. Servicios: Bibliografía del autor para consulta Museo de Arte Popular José Hernández Av. del Libertador 2373 Tel.: 4803.2384, 4802.7294 E-mail: info_hernandez@buenosaires.gob.ar Horario: Miércoles a viernes de 13 a 19 hs. Sábados, domingos y feriados de 10 a 20 hs. Servicios: Biblioteca y Archivo Documental: consultar telefónicamente. Visitas Guiadas: reservar telefónicamente. Servicios para escuelas. Museo Nacional de Grabado Agüero 2502. Sede ubicada en el predio de la Biblioteca Nacional. Tel./fax: 4802-3295.E-mail: prensa@museodelgrabado.gov.ar Horario: consultar. Escuela Museo General Urquiza Yerbal 2370. Tel./fax: 4612-0566. E-mail: escuelamuseo@hotmail.com Horario: Concertar telefónicamente. Museo de Arte Español Enrique Larreta Juramento 2291 (C1428DNK) Tel.: 4784-4040/ 4783-2640 E-mail: museolarreta@buenosaires.gob.ar Horario: Lunes a Viernes de 13 a 19 hs. / Sábados, Domingos y feriados de 10 a 20 hs. Servicios: Biblioteca y Archivo Documental:

Parece ser que cuando el diablo decidió jubilarse no encontró quien fuera capaz de localizar el origen de sus aportes y decidió, por su cuenta, liquidar sus herramientas a fin de fabricarse el beneficio. Armó una vidriera en las puertas del infierno y con un tremendo cartel de ¡Sale! (en inglés, porque el diablo es yanqui) expuso sus ofertas: odio, envidia, engaño, malicia…, una siniestra exhibición que incluía una herramienta muy gastada que, sin embargo, ocupaba un lugar de privilegio en la muestra con el precio más caro de venta. Oiga, don Diablo –le inquirió un presunto interesado– ¿qué es ese raído artefacto para que valga tanto dinero? Ese “raído artefacto”, como usted dice, es quizás el que más he usado como CEO de este establecimiento –le respondió el maligno– Se llama DESALIENTO. Cuando las otras herramientas ya no me dan resultado, apelo al desaliento. Yo con el desaliento me meto en la persona y hago con ella lo que quiero. Jubilado o no, don Diablo sigue activo. Y como no pudo venderlo de tan caro que estaba, conserva para sí el DESALIENTO como su herramienta preferida. (Versión M.B.) “Comienza haciendo lo que es necesario, después lo que es posible y de repente estarás haciendo lo imposible”. (San Francisco de Asís)• lunes a viernes de 10 a 18.30 hs.; Visitas Guiadas: sábados, domingos y feriados a las 16 y 18 hs. Servicios para escuelas, Servicios para personas discapacitadas, Tienda. Visita al Jardín Andaluz: 1º sábado de c/mes a las 15 y 17 hs. Museo Fotográfico Simik Av. Federico Lacroze 3901 Tel./Fax: 4554-5529 / 4555-3903 E-mail: info@simik.com.ar Horario: lunes a sábados las 24 hrs. Museo de la Caricatura Severo Vaccaro Lima 1037 (C1048AAU) - Tel.: 4371-9382 / 0350 - Fax: 4371-5001. E-mail: severovaccaro@yahoo.com , fervac@mailabaconet.com.ar Horario: Jueves y viernes, de 15 a 20 hs. Museo Itinerante de Arte Contemporáneo del Mercosur. Av. Caseros 2739 (C1264AAH) Tel./fax: 4 941 5478 E-mail: museoitimuseum@gmail.com Horario: Lunes a viernes, de 14 a 21 hs.

Museo de Humor Gráfico Diógenes Taborda. Av. Caseros 2739 (C1264AAH) Tel./fax: 4 941 5478 E-mail: diogenestaborda@gmail.com Horario: Lunes a viernes, de 14 a 21 hs. Museo de Fotografía Fernando Paillet Av. Caseros 2739 (C1264AAH) Tel./fax: 4 941 5478 E-mail: fernandopaillet@gmail.com Horario: Lunes a viernes, de 14 a 21 hs. Museo Argentino del Títere Piedras 905 (C1070AAS) - Tel.: 4307-6917 E-mail: smusselli@museoargdeltitere.com.ar Horario: martes a viernes de 9:30 a 12:30 hs. y de 15 a 18 hs.; sáb. y dom. de 15 a 18 hs. Museo de Esculturas Luis Perlotti Pujol 644 (C1405ALD) - Teléfono: 4433-3396 museoperlotti_prensa@buenosaires.gob.ar Horario: Martes a domingos y feriados de 12.00 a 19.00.

ESPACIO DE TEATRO BOEDO XXI

Boedo 853. Reservas: 4 957-1400 boedoxxi@gmail.com - Sala climatizada Mes de enero En receso hasta la próxima temporada que se iniciará a medidos de marzo de 2016 Desde febrero abierta la inscripción para los cursos a dictarse en 2016

A todos los que concurrieron a nuestras funciones nuestros mejores deseos para el año que acabamos de comenzar

PAN Y ARTE - Resto-bar cultural Boedo 878/80. Reservas: 4 957-6702 panyarte878@hotmail.com

OJO VEGETAL Pinturas de Carlos Arnaiz, Cecilia Cambas, Daniel Callori, Laura Varangot en PAN Y ARTE - Boedo 880 Coordina: Lucas Marín

PAN Y ARTE TEATRO

Boedo 878/80. Reservas: 4 957-6922 Info: www.panyarte.com.ar

GRACIAS A TODOS LOS QUE FUERON PARTE E HICIERON POSIBLE LA TEMPORADA 2015

¡Felicidades y feliz 2016! Les desea PAN y ARTE

La Comisión de Asociados

Sucursal 041 lo invita Temporada 2015

Banco Credicoop

Saludamos a nuestros amigos con motivo de las fiestas de fin de año y les deseamos un ¡Feliz 2016! Nos reencontraremos con la programación del año próximo PROGRAMACIÓN Y RECEPCIÓN : RAQUEL MARTÍN. ÁREA ARTÍSTICA INSTITUCIONAL: HERNÁN LORENZO

LOS NOTABLES

No sólo es un programa de radio. Es la buena excusa para compartir un café con artistas SABADOS de 21.30 a 24 AM 770 – RADIO COOPERATIVA

Idea y conducción: LEONARDO BUSQUET Confluencia musical OVIDIO OTTAVIANO El último sábado de cada mes, salimos al aire desde nuestros “Notables”: Café Margot, La Poesía, El Federal y el Bar de Cao


7

Nº 162 - Enero de 2016 (Viene de tapa)

Incorporación de Boedo cos. Como amo a los armenios y los acompaño en sus justos reclamos, más no necesito para sentirme en casa. Y justo ahí, en la esquina del caserón donde vine a caer por la mejor de las razones, el azar, me encuentro con una cantina amarilla llamada La Tacita cuyo aspecto y milanesas me encantan, pero de la que no sé nada. Hasta que mi amigo de París, el poeta boedense o boédico José Muchnik, me cuenta: “Cuando Borges dirigía la biblioteca Miguel Cané, en los años veinte, al salir del trabajo y luego de haberse pasado el día escribiendo 'La biblioteca de Babel' se venía a tomar un vino patero al bodegón de Boedo e Inclán”. La que completa el cuento es la dueña de la casa donde transcurren mis primeros tiempos de adaptación: “El vino patero lo hacia el dueño, en el patio de atrás. Estaba prohibido, así que lo servía en tacita y con tetera para que pareciera té. Borges venía con la bohemia de esos tiempos, pero los otros parroquianos eran malevos de facón al cinto”. La escena que surge ante mis ojos me vuelve adicta al barrio: Borges tomándose el supuesto té con ademanes finos, y los de la melena dura en la nuca, o crencha engrasada, mandándoselo al garguero con un envión goloso que habrá dejado estupefacta a alguna inglesa desesperada amiga de Mallea, de paso por el lugar. Lo demás sube de entre los adoquines redondos, grandes enemigos de los tacos femeninos, pero también grandes resistentes que se han abierto cancha en medio del asfalto negruzco y blanduzco, dejándolo de a parches mientras ellos, humildes pero triunfantes, hacen crecer plantitas por los intersticios y ascender un olor. ¿A qué? A infancia. Tan de ningún lado no debo ser si mi nariz lo percibe. Yo

no sabía de los negocios armenios, hoy frecuentados por bolivianos que vienen a buscar esas extrañas bases para venderlas ellos, no me pregunten dónde, ni de Borges chupando vino patero con el meñique alzado, pero de ese olor sí que sabía, la prueba es que me vuelve. Ojo, no tengo nada contra Francia, mi país de adopción, pero precisamente lo que siempre he afirmado acerca de ella es que, salvo lo literario, nada nos une. Nada previo, nada anterior. Siempre he dicho también que esa ausencia de lazos me dejaba más libre, y que ser extranjera era más fresco y desasido que el sentimiento de pertenencia, ese que a menudo pesa quintales. Lo digo y lo repito, sí, pero qué bueno descubrirme olfateando con ganas lo que desde hace tiempo no he querido añorar. •

lúcidos que permiten que pase la luz pero no las imágenes, como si intentaran escribir el jardín al tacto. Es un homenaje a los virtuosos de la dactilografía que alguna vez creyeron en las promesas de la Pitman y se adentraron en el corazón de las tinieblas para descubrir tesoros con las yemas de los dedos.

Yo no he logrado la relumbrante dicha que prometía la Pitman. Pero he logrado, a cambio, otra más modesta: mis manos se mueven sobre el teclado con la seguridad que otorgan los aprendizajes que están depositados en la memoria del cuerpo: nadar, andar en bicicleta, tipiar un texto con los ojos cerrados guiándome sólo por el tacto. El teclado es una pequeña patria. Desde la vieja Remington de mi padre en la que aprendí a escribir has(La última novela de Alicia Dujovne ta la computadora, ha permanecido Ortiz es “La más agraciada”). casi idéntico a sí mismo. Asdf, ñlkj y estoy otra vez en casa, en el mundo co(Viene de pág. 3) nocido. En la confusa oscuridad de la realidad, el teclado es un pequeño teLos triunfadores... rritorio luminoso. Después de todo, diescribir, sin mirar, asdf y aquellos cen que de la oscuridad nació la luz. Y otros para mano derecha con los que que en un principio, fue el verbo.• debía escribir ñlkj, como un principiante al que la profesora de barrio le Mónica López Ocón, Nº 62, abril enseña “Para Elisa”. Cuando mi hija de 2007 cursaba los primeros años de la primaria me pedía que escribiera en la (Viene de pág. 5) computadora lo que ella me dictaba. Necesariamente debía cerrar los ojos La privatización... o mirar por la ventana, mientras ella constataba que no hiciera trampa. Mi moneda, al paulatino alejamiento del escritura a ciegas le parecía una habi- Mercosur, al intento de integrar los lidad deslumbrante, como hacer ma- pactos con los mercados manipulados labarismos, dar sonoros cachetazos por Estados Unidos y el centro del pode payaso o volar en un trapecio. der económico financiero del capital concentrado. Esta nota está escrita con los diez dedos, mientras fijo mi mirada en la pan- 2016 es sólo el inicio. De nosotros talla de la computadora o la dejo va- depende ser activos protagonistas o sugar por la vieja ventana de vidrios tras- frientes espectadores. •

Filipiscopio

“Rally”

Por

Mario Filipini

correo@mariofilipini.com.ar


8

Nº 162 - Enero de 2016

Josecito de la ferretería

dos del siglo veinte ¿Siglos? ¿Ayer? ¿Era yo?, extraña sensación. Frágiles vaelois_ar@yahoo.com.ar sijas panzonas de barro cocido canturreaban apiladas en un rincón esperando su cliente, tenían un ansa para agarrarlas y dos orificios, uno grande osecito es José Muchnik: un ferretepara llenarlas de agua, uno pequeño ro poeta ingeniero químico converpara beberla fresca. Esa era, es, la getido en antropólogo… casi, casi sin nialidad del porrón, aún en tórridos vequerer. ¿Dónde lo conocí?, en Boedo. ranos conserva el agua fresca. El secre¿Dónde aprendí a quererlo?: en San to: sus paredes porosas, el agua las Ignacio y Boedo, en la mesa de publiatraviesa, entra en contacto con el aire caciones de Mario Bellocchio y Diego exterior, entonces se evapora enfrianRuiz, en las mesas del café Margot. do recipiente y contenido, técnica tan En los primeros tiempos de nuestro antigua como el barro en el fuego paencuentro, José era una especie de riendo cántaros ¡Si habremos vendido tío bueno que llegaba desde lejos dos porrones! la heladera no había llegado veces al año. Desde París. Era del baa todos los hogares, en los más morrio, y exhibía en su identidad, un to- mente fueron publicadas. José estadestos el porrón integraba todavía el que franchute asumido con vera natu- blece diálogos, los necesita; se sabe: paisaje de patios y cocinas, era imralidad. La dictadura lo había manda- los poetas son inestables. En “Lámpaprescindible en las obras en construcdo a pasear en el 76. José sacaba otra ras a querosén”: (…) Ya voy Mario, ya ción para la sed de los laburantes, vez la sortija y se daba una vuelta por voy, no me olvidé de las lámparas a hoy… (…). Boedo, su barrio de infancia. querosén, quería decir que fue desde Hay temas sobre los que únicamenJosecito, el pibe ferretero, devino la nostalgia que comencé a darme te puede testimoniar un poeta. En en hombre. Tiene varios títulos para cuenta, a percibir la magia de la ferre- lles preguntando por su destino. (…). “Aromas de mi cuadra”: (…) ¿Cómo colgar en una pared, pero él es, ante tería, a entender el mundo de los obje- En cada cajón de estas memorias de describir el aroma de la librería Sartodo, poeta. El escalón poema poesía tos, a escuchar apasionantes historias ferretería hay dispuestas pistas, seña- miento? Esa combinación de páginas poeta es el más alto al que se puede de mechas viejas y cacerolas perfora- les para quien quiera espiar en el tiem- vírgenes, inocencias maravilladas de aspirar en los terrenos de la cultura. das. (…). Esta es otra constante, el au- po. En “Bleque y Ruberol: Santa Bár- primeros cuadernos, grafitos en el coDe alcanzar el quía mortal dicha altu- tor busca explicarse, ante todo, a sí bara de las buenas tormentas”: Enga- razón de los lápices, tintas chinas sora, podrá recién ahí empezar a jugar mismo, el origen emocional de la pa- ñaron a Santa María, nacimos de una ñando caligrafías y frases eternas, témcon el sueño/buceo entre los ropajes labrería ferretera. gran confusión, en realidad los porte- peras o acuarelas para garabatos de niíntimos de la damisela: porque el arte Mezcla de crónica testimonial, filo- ños no sufrimos de engreimiento, su- ño o sueños de artista. Emanaba de la es mujer. El hombre poeta posee con- sofía de café, imaginaciones, y siem- frimos de credulidad aguda, siempre librería un aroma calmo, un aroma tenidos y recursos: su crónica de vi- pre el cuidado en el tratamiento de la fuimos muy crédulos, y cuando se des- contemplativo de libros esperando su da, su memoria, y las memorias toma- palabra. También en “Lámparas a cascaran las creencias acudimos a vani- lector, un aroma párpado para ver hadas de personas y épocas, una mira- querosén”: (…) Me gustaba despa- dades para disimular fachadas, en el cia adentro, un aroma esdrújulo para da conectada al instante con la con- charlas, sus reflejos parecían revelar el fondo somos muy frágiles, plantados acentuar primeras sílabas librando las ciencia, un cuore lleno de amores y genio oculto de Aladino. “Formule tres en el limo del Plata, tronco a la merced palabras a su propia caída. Comparen dudas, un mapa lleno de puertos des- deseos antes de prenderla” se me ocu- de sudestadas, raíces ensortijadas en con la San Antonio, aroma agitado, de de donde se van los afectos; hay en el rrió un día decirle a una viejita. corrientes migratorias, la dificultad es fuego, de sonidos espumantes; compoeta la convivencia de historias de “¡¿Denserio m'hijo?!” exclamó, mien- llegar al fondo entre tanta fragilidad y parar es una manera de acercarse al desbarranco y de algarabía; y hay la tras un halo repentino suavizaba su ros- confusiones. (…). descubrimiento. (…) Los habitués de música que al fin sueltan las palabras tro, como si una multitud de deseos En “Cera Virgen” José sigue anotan- estas historias ya conocen la ferretería cuando las trata un poeta. arrugados por fin se desprendieran do ideas sobre la mismísima escritura Don Miguel, era mi mundo. Los aroJosé Muchnik acaba de publicar un otorgándole frescura para recibir al que reconstruye la ferretería de su pa- mas se fragmentaban, se fijaban en rinlibro que no es, en apariencia, de mesías. “¡¿Denserio m'hijo?!” volvió a pá: Escribir una viñeta dulzura aguijón cones y estanterías: aroma escoba de poesía: Josecito de la ferretería. Nos- exclamar, “¿Los tengo que decir ya enjambre. ¡¿Cómo no se me ocurrió paja en la entrada, de solventes y quetalgia, tecnología y poesía. Solo un mesmo?”. ¿Cómo decirle que era un antes?! Arquitectas de vida, abejas hil- rosén en el fondo, de bulones engrasapoeta puede acomodar las sustancias crápula?, que como todos los niños yo vanando el mundo. Para obtener es- dos masilla gomalacas sogas yeso lide este libro. Solo un poeta ferretero también tenía esa mezcla agridulce de tas viñetas encarno objetos con pala- mas estopa… Notas que componían sabe de menudeo y obsequio de ya- crueldad y de inocencia. “Denserio bras, tenso la caña, la arrojo en aguas un perfume misterioso de cueva de los pas sobre el puente del tiempo. Doña, como que me llamo José”, agre- dormidas… ¡Qué sensación! cuando milagros, donde calentadores Primus Abre su libro con un gran plano ge- gué remachando la respuesta para desde la infancia pican recuerdos, sub- recobraban llama y aliento, espejos roneral, en “Modo de empleo”: La fe- que quede fija. “Tiene tiempo de pen- en coleteando, atravesando edades, tos recortados parían espejitos recién rretería ubicada en Boedo 1561 esta- sarlos, pida los deseos en su casa, co- arrastrando imágenes, reflejos de vi- nacidos, o latas de pintura blanca adba en un local de aproximadamente mo le dije, antes de prenderla por pri- vencias camufladas en el fondo de la quirían el color deseado sacudiéndose seis por quince, con dos piezas al fon- mera vez, y cuidado con el agua, si cae ferretería, entre latas, barricas, pa- en una máquina estrambótica. (…). do de cuatro por cuatro, todo en me- sobre el tubo caliente, se raja”. Filóso- las… Escribir: encarnar emociones, sa- José Muchnik es poeta nacido en tros; pequeño patio, baño, cocina y fos boedónicos dirán más tarde que car escamas, separar espumas, dejar una ferretería que daba a una calle, y una piecita a la que se accedía por mentira con compasión es casi una ca- sonoridades en letra viva... (…). sobre esa calle habías cafés, y en ellos Asombra la forma elegida para via- filosofía, dados, timba y recuerdos. una escalera de piedra completaban ricia. (…). la instalación. El autor de estas “me- Luego de desarrollar los temas en el jar en el tiempo. Maravilla porque el En “El teléfono de antaño”: (…) De tomorias” nació ahí, en una de las pie- pasado, el poeta le da rosca hasta lle- viajero llega hasta el refugio de la ter- dos modos la memoria tiene algo de zas del fondo. Desde la colina de mis gar a pensamientos en el presente. En nura. En “Flit, Fliteros y Mosquitos”: cebolla, capas sucesivas ocultando alaños maduros puedo decir que tuve “Menudeo ecológico y yapa de anta- (…) No metas trampa, vos sabés bien guna historia en el centro del bulbo, suerte de haber venido al mundo en ño”: (…) “Para muestra basta un bo- cómo te surgen estas viñetas de la fe- comenzamos a pelarla y surge un llanese ámbito mágico. Algunos nacieron tón”, asombrosa sabiduría de refranes rretería vieja, una imagen se te sube a to cortando pieles adentro. (…)Una en calmos pueblitos de montaña con populares. El menudeo botón de una la sesera enganchada de otra y así van de las mejores cosas que aprendí en arboledas y arroyos, a mí me tocó el época, pequeño detalle revelador de saliendo; (…). Lo agradable de estas vi- Boedo es a hacerme el boludo, no se fondo de una ferretería en el barrio de un mundo que poco a poco lo fueron ñetas son las sorpresas, aun para el imaginan cómo me sirvió en Francia (y Boedo, donde inmigrantes de diversas envasando, un envase pequeño en que las escribe. (…). otras comarcas menos reputadas). Halatitudes buscaban un retazo de paz a otro más grande en otro más grande. Las viñetas son una mezcla nutritiva cerse el boludo no es una boludez, inmediados del siglo veinte. (…). También fueron envasando la gente, de emoción y conocimientos. En “Po- sisto, es un arte, deberíamos montar En el desarrollo de las “viñetas”, co- cada uno en su cajita, cada cajita en su rrones y Fukushima”: (…) Para los po- una academia internacional del bolumo las llama Muchnik, hay una apari- piso, cada piso apilado con otros pisos rrones no necesitamos remontarnos al deo. Así como vienen a aprender los ción recurrente, la palabra guía de formando edificios, complejos habita- imperio quechua; ayer, a mediados primeros pasos del tango que vengan Mario Bellocchio, director del perió- cionales, ciudades desbordadas por del siglo veinte, los iba a buscar al fon- a aprender a boludear, sería una genedico Desde Boedo, donde original- miles de envases que vuelven a las ca- do de la ferretería Don Miguel. Media- rosa contribución para afrontar la criPor

Edgardo Lois

J

sis mundial que se viene, que ya está, que hace olas, que puede… (…). Final de mi recorrida. En “Piolín”: (…) Ahora sí pueden entrar. La cera virgen, el alambre o la gomalaca, requerían cierta maestría para despacharlos, el piolín no, tómelo y páguelo, se vendía por rollo o por paquetes de diez, tampoco necesitaba muchos consejos para su utilización, como en el caso de la anilina o de las estufas a kerosene: agregue tanto, espere que se enfríe, cuidado con… El interés del piolín residía del otro lado del umbral, ayudaba a entender que la ferretería era mucho más que una ferretería, era un engranaje esencial de la sociedad barrial. Dos palabras alcanzarán para entender esto: pizza y matambre. A media cuadra, saliendo de la ferretería hacia el norte, sin cruzar, estaba la pizzería San Antonio; para ellos el de algodón, tenía que romperse de un tirón, ¿ya vieron atar las cajas de pizza? Todavía pueden visitarla, esta pizzería atravesó las crisis, todavía siguen atando las cajas como hace sesenta años, intenten imitarlos, después me cuentan. Cruzando Boedo, en el pasaje Gallegos, estaba la fábrica de matambre; para ellos el piolín de cáñamo, tenía que resistir para enrollar con fuerza esta delicatesen criolla. (…). De eso mismo trata el libro de José Muchnik, entre muchas otras cuestiones, de la resistencia, del trabajo en la memoria, de palabras capaces de sostener el mundo.•

(Viene de pág. 2)

Por sus propios medios audiovisual desde 1978. La propia Corte Suprema determinó la constitucionalidad de dicha regulación”. “También permitiría –el nuevo decreto– armar una nueva autoridad adicta con mayoría del Ejecutivo y aliados (con mayor proporción que cualquiera de las autoridades vigentes) y eliminaría cualquier representatividad social. Liberaría la compra y venta de medios y aseguraría extensiones de 10 años en las licencias y la frecuencia de 4G que dejó Airlink para Nextel, o sea el Grupo Clarín. En otras palabras, se trataría de una regulación hecha a medida de las necesidades de negocios de los regulados. En particular, de uno”. Se esgrime la convergencia como un argumento hueco que ampara la verdadera finalidad: eliminar los límites a la concentración y a la propiedad cruzada. Piedra libre para la abducción desde el plato volador macrista. El maestro titiritero Magnetto sonríe entre bambalinas. (*) Diego de Charras. Director de la carrera de Ciencias de la Comunicación de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires. Palabras del académico extraídas del reportaje de Martín Granovsky para Página 12 titulado “Es una regulación a medida”.•


Millions discover their favorite reads on issuu every month.

Give your content the digital home it deserves. Get it to any device in seconds.