Issuu on Google+

CLOUD COMPUTING

– TIC 05 01 – .1


INTRODUCCIÓN Se habla mucho estos días del término «Cloud Computing» (o, en castellano, «Computación en la nube», aunque su nombre en inglés es el más conocido). Consiste en una tendencia a basar las aplicaciones en servicios alojados de forma externa, en la propia web. En otras palabras, se trata de mantener la información en servidores de otras personas o entidades, en lugar de tenerla en nuestros propios ordenadores, aunque siempre disponibles mediante acceso a estos servidores a través de Internet.

ÍNDICE CLOUD COMPUTING .......................................... pág. 3 Google Docs ................................................... pág. 4 Hotmail Live ............................................................. pág. 12 Ventajas y desventajas .......................................... pág. 18 Anexo I – Computación en nube .......................... pág. 20 Anexo II – ¿Qué es Cloud Computing? .............. pág. 27 Anexo III – El uso compartido .............................. pág. 31 2.


CLOUD COMPUTING Actualmente, existe un buen número de proveedores que prestan el servicio de alojamiento de información de terceros en sus equipos e instalaciones. En unos casos, estos servicios requieren una contraprestación económica por parte de los propietarios de la información, normalmente empresas de un cierto tamaño, que pagan por el volumen que ocupa su información en los servidores del proveedor. En otros casos, este servicio es gratuito, para entidades de bajo volumen o, incluso para particulares. El objeto de este taller es, precisamente, tratar de este último caso, pues va dirigido a pequeñas organizaciones y a las personas interesadas en disponer de este servicio y compartir su información con otras personas. Podemos distinguir varios tipos de «Cloud»; los más usados son: • Información de tipo ofimático (ficheros de texto, hojas de cálculo, presentaciones, bases de datos, etc.). Existen diversos proveedores que prestan el servicio; no obstante, los más interesantes para los pequeños usuarios por su gratuidad y sencillez son «Google Docs» y «Hotmail Live». • Almacenamiento de imágenes, vídeos, etc. También en este grupo existen otros proveedores. Los más interesantes para nuestros propósitos pueden ser «Picasa (de Google)» y «Flickr (de Yahoo)». También Hotmail Live dispone de una opción para compartir fotografías, de forma similar a como lo hace Picasa. .3


En cualquier caso, para crear documentos o imágenes, compartirlos por el propietario y acceder a ello por terceros, es necesario crear previamente una cuenta para tener acceso a la «nube». En esta primera parte nos centraremos en el almacenamiento de documentos.

Google Docs Como ya se ha apuntado, es necesario disponer de una cuenta de correo en «Gmail»; quien ya disponga de ella, únicamente tiene que entrar en el correo con su usuario y contraseña y, a continuación, seleccionar la opción «Docs» del menú en la parte superior izquierda.

Figura 1 – Selección de «Docs»

Para quien no disponga de una cuenta de correo en «Gmail», deberá crearse una: 4.


Figura 2 – Creación de una cuenta

Una vez en Google Docs, tenemos dos opciones para crear un elemento: .5


Figura 3 – Crear nuevo

• Crear nuevo: Mediante esta opción, podemos crear nuevos elementos: Documento de texto, Presentación, Hoja de Cálculo, Formulario, etc. Para los que tengan experiencia en este tipo de elementos, observarán un gran parecido a los distintos programas de Microsoft Office. En realidad, es más que un gran parecido, pues son elementos compatibles con los respectivos de Office, y pueden ser luego descargados a su respectivo programa.

6.


Figura 4 – Tipo de nuevo documento a crear

• Subir: Aquí podemos traer documentos creados en otros programas, que disponemos en nuestro ordenador para, como los anteriores, ser compartidos por otros usuarios para ver e, incluso, modificar, como veremos más adelante.

.7


Figura 5 – Opción de subir

El elegir la opción de «Subir», aparece una nueva ventana para elegir el fichero del ordenador. Se selecciona a través de un panel de navegación. Elegido el fichero, se tiene la opción de colocarlo en una carpeta de nuestra elección (en la «nube») y, después de ello ya se inicia la subida clicando el botón correspondiente.

8.


Figura 5bis – Subida del fichero

Quien ya esté habituado en el correo de Gmail, esta pantalla le será muy familiar: En la parte izquierda se encuentran las distintas posibilidades de ver la lista de documentos, en función de ser el propietario, de ser quien ha abierto el documento, de compartir los documentos creados/abiertos por otros usuarios, etc. En la parte superior de la lista de documentos existe un nuevo menú de las opciones a realizar con los documentos previamente seleccionados:

.9


Figura 6 – Entrar a «Compartir»

• Compartir: Esta opción permite entrar en la configuración de uso compartido, es decir, incluir a las personas con quien se desea compartir el documento: o En la configuración se determina qué personar pueden compartir el documento, otorgando permisos para modificar el documento o únicamente para verlo. Estos permisos pueden ser cambiados posteriormente a criterio del propietario. o Enviar por correo electrónico a editores/lectores. Esta opción puede ser definida también en la configuración. o Enviar por correo electrónico como archivo adjunto. Lógicamente esta opción es para las personas que no comparten el fichero, ya que las que lo comparten lo tienen ya a su disposición.

10.


Figura 7 – Configuración de uso compartido (1)

Figura 8 – Configuración de uso compartido (2)

Los ficheros compartidos pueden ser revisados, tanto por el propietario como por los usuarios autorizados, e incluso pueden ser modificados si el propietario ha otorgado los respectivos permisos para ello en la configuración. .11


Los elementos en la «nube» pueden ser vistos y/o modificados, dependiendo de los permisos que hubiese otorgado el propietario. Normalmente, cuando se comparten, como mínimo, pueden ser vistos; la modificación es un privilegio otorgado en el momento de la configuración o en posteriores actualizaciones. También pueden ser descargados por el propietario o el autorizado, colocándolos en su ordenador para su gestión particular.

Figura 9 – Ver y descargar elementos

Hotmail Live El procedimiento para acceder a la «nube» de Hotmail es muy parecido al de Google Docs. Es necesario disponer también de una cuenta de correo. Una vez se ha entrado en Hotmail, puede verse en la parte superior el menú: 12.


Figura 10 – Entrada a Hotmail

Al seleccionar «Office», se abre la ventana para crear nuevos documentos o subir archivos del disco duro del ordenador.

Figura 11 – Acceso a «Office»

Los nuevos documentos que se pueden crear son totalmente compatibles con Word, Excel, PowerPoint y OneNote, todos ellos de Microsoft Office. Los archivos que se suben del ordenador mantienen su formato original (si no son de Microsoft), pudiendo ser luego guardados en este formato. Si ya existen archivos en la «nube», la ventana tiene la misma apariencia de la figura 11, pero indicando los archivos existentes:

.13


Figura 12 – Vista de archivos existentes

Opciones disponibles: • Nuevo: Hay dos sistemas de creación de un elemento:

Figura 13 – Creación de elemento

1. Al pulsar en la opción «Nuevo», aparece una lista con los tipos de archivo que se desea crear. 2. También se puede acceder directamente, clicando en el icono correspondiente de tipo deseado. • Agregar archivo: La segunda opción es la de subir un archivo del ordenador para instalarlo en la «nube»:

14.


Figura 14 – Agregar archivo

Al elegir esta opción, aparece una nueva ventana que solicita la ubicación del archivo a subir: Bien en una carpeta nueva o en una carpeta existente (en la «nube»). En esta hipótesis, hemos seleccionado la carpeta «Mis Documentos», existente en la «nube»:

Figura 15 – Ubicación del archivo descargado

Después de ubicar el archivo, procede la descarga:

.15


Figura 16 – Ubicación del archivo a descargar

Esto conecta con el panel de navegación para elegir el archivo a descargar.

Figura 17 – Confirmación de descarga y archivos disponibles

16.


Una vez finalizado, el sistema confirma la descarga correcta, y presenta los archivos que se encuentran disponibles en la «nube» en ese momento. A la vez, es posible modificar los permisos, posicionando el puntero en el archivo correspondiente.

Figura 18 – Editar permisos

Al igual que Google Docs, los documentos pueden ser compartidos con otras personas al crear la configuración, y también puede modificarse ésta posteriormente, tanto para un archivo como para el conjunto.

.17


Ventajas y desventajas Como en todas las cosas, el «Cloud Computing» tiene sus ventajas y sus inconvenientes. Entre las ventajas que tiene, podemos citar las siguientes: • Disponer de un espacio considerable para guardar la información, sin tener ocupado el disco duro ni otros soportes externos. • Tener la seguridad de tener la información libre de virus (el server dispone de este sistema). • Alta seguridad en la conservación de la información. El proveedor ejecuta copias de seguridad con mucha frecuencia. • Se puede trabajar en la «nube» sin necesidad de tener las aplicaciones generadoras de información en el ordenador (Word, Excel, Powerpoint, etc.). • Compartir la información con otras personas. Incluso permitir que éstas puedan modificar la información (aunque esto podría llegar a ser un inconveniente si no se configura bien). Y entre los inconvenientes podemos citar: • Se queda supeditado al control del proveedor, de quien se va a depender en adelante. • Los datos «sensibles» no residen en las instalaciones propias, por lo que podría generar un contexto de alta vulnerabilidad para la sustracción o robo de información. 18.


• Seguridad. La información debe recorrer diferentes nodos para llegar a su destino, con lo que cada uno de ellos (y sus canales) son un foco de inseguridad. • Escalabilidad a largo plazo. A medida que más usuarios empiecen a compartir la infraestructura de la nube, la sobrecarga de los servidores aumentará y puede llegar a degradarse el servicio. ——— Para aquellas personas que deseen más detalles sobre el concepto de «Cloud Computing», se incluyen tres anexos con información más detallada, que creemos puede ser de utilidad a los interesados en ello. .oOo.

.19


Anexo I Computación en nube

Introducción En este tipo de computación todo lo que puede ofrecer un sistema informático se ofrece como de modo que los usuarios puedan acceder a los servicios disponibles «en la nube de Internet» sin conocimientos (o, al menos sin ser expertos) en la gestión de los recursos que usan. Según el IEEE Computer Society, es un paradigma en el que la información se almacena de manera permanente en servidores de Internet y se envía a cachés temporales de cliente, lo que incluye equipos de escritorio, centros de ocio, portátiles, etc. Esto se debe a que, pese a que las capacidades de los PC han mejorado sustancialmente, gran parte de su potencia se desaprovecha, al ser máquinas de propósito general. «Cloud computing» es un nuevo modelo de prestación de servicios de negocio y tecnología, que permite al usuario acceder a un catálogo de servicios estandarizados y responder a las necesidades de su negocio, de forma flexible y adaptativa, en caso de demandas no previsibles o de picos de trabajo, pagando únicamente por el consumo efectuado. 20.


El cambio paradigmático que ofrece computación en nube es que permite aumentar el número de servicios basados en la red. Esto genera beneficios tanto para los proveedores, que pueden ofrecer, de forma más rápida y eficiente, un mayor número de servicios, como para los usuarios que tienen la posibilidad de acceder a ellos, disfrutando de la ‘transparencia’ e inmediatez del sistema y de un modelo de pago por consumo. Computación en nube consigue aportar estas ventajas, apoyándose sobre una infraestructura tecnológica dinámica que se caracteriza, entre otros factores, por un alto grado de automatización, una rápida movilización de los recursos, una elevada capacidad de adaptación para atender a una demanda variable, así como virtualización avanzada y un precio flexible en función del consumo realizado. La computación en nube es un concepto que incorpora el software como servicio, como en la Web 2.0 y otros conceptos recientes, también conocidos como tendencias tecnológicas, que tienen en común el que confían en Internet para satisfacer las necesidades de cómputo de los usuarios.

Comienzos El concepto de la computación en la nube empezó en proveedores de servicio de Internet a gran escala, como Google, Amazon AWS y otros que construyeron su propia infraestructura. De entre todos ellos emergió una arquitectura: un sistema de recursos distribuidos horizontalmente, introducidos como servicios virtuales de TI escalados masivamente y manejados como recursos configurados y mancomunados de manera continua. Este modelo de arquitectura fue inmortalizado por George Gilder en su artículo de octubre 2006 en la revista Wired titulado Las fábricas de información. Las granjas de servidores, sobre las que escribió Gilder, eran similares en su arquitectura al procesamiento «grid» (red, parrilla), pero mientras que las redes se utilizan para aplicaciones de procesamiento técnico débilmente acoplados (loosely coupled un sistema compuesto de subsistemas con cierta autonomía de acción, que mantienen una interrelación continua entre ellos), este nuevo modelo de nube se estaba aplicando a los servicios de Internet.

.21


Beneficios • Integración probada de servicios Red. Por su naturaleza, la tecnología de «Cloud Computing» se puede integrar con mucha mayor facilidad y rapidez con el resto de sus aplicaciones empresariales (tanto software tradicional como «Cloud Computing» basado en infraestructuras), ya sean desarrolladas de manera interna o externa. • Prestación de servicios a nivel mundial. Las infraestructuras de «Cloud Computing» proporcionan mayor capacidad de adaptación, recuperación de desastres completa y reducción al mínimo de los tiempos de inactividad. • Una infraestructura 100% de «Cloud Computing» no necesita instalar ningún tipo de hardware. La belleza de la tecnología de «Cloud Computing» es su simplicidad… y el hecho de que requiera mucha menor inversión para empezar a trabajar. • Implementación más rápida y con menos riesgos. Podrá empezar a trabajar muy rápidamente gracias a una infraestructura de «Cloud Computing». No tendrá que volver a esperar meses o años e invertir grandes cantidades de dinero antes de que un usuario inicie sesión en su nueva solución. Sus aplicaciones en tecnología de «Cloud Computing» estarán disponibles en cuestión de semanas o meses, incluso con un nivel considerable de personalización o integración. • Actualizaciones automáticas que no afectan negativamente a los recursos de TI. Si actualizamos a la última versión de la aplicación, nos veremos obligados a dedicar tiempo y recursos (que no tenemos) a volver a crear nuestras personalizaciones e integraciones. La tecnología de «Cloud Computing» no le obliga a decidir entre actualizar y conservar su trabajo, porque esas personalizaciones e integraciones se conservan automáticamente durante la actualización. • Contribuye al uso eficiente de la energía. En este caso, a la energía requerida para el funcionamiento de la infraestructura. En los datacenters tradicionales, los servidores consumen mucha más energía de la requerida realmente. En cambio, en las nubes, la energía consumida es sólo la necesaria, reduciendo notablemente el desperdicio. 22.


Desventajas • La centralización de las aplicaciones y el almacenamiento de los datos origina una dependencia de los proveedores de servicios. • La disponibilidad de las aplicaciones está atadas a la disponibilidad de acceso a Internet. • Los datos «sensibles» del negocio no residen en las instalaciones de las empresas por lo que podría generar un contexto de alta vulnerabilidad para la sustracción o robo de información. • La confiabilidad de los servicios depende de la «salud» tecnológica y financiera de los proveedores de servicios en nube. Empresas emergentes o alianzas entre empresas podrían crear un ambiente propicio para el monopolio y el crecimiento exagerado en los servicios. • La disponibilidad de servicios altamente especializados podría tardar meses o incluso años para que sean factibles de ser desplegados en la red. • La madurez funcional de las aplicaciones hace que continuamente estén modificando sus interfaces por lo cual la curva de aprendizaje en empresas de orientación no tecnológica tenga unas pendientes pequeñas. • Seguridad. La información de la empresa debe recorrer diferentes nodos para llegar a su destino, cada uno de ellos (y sus canales) son un foco de inseguridad. Si se utilizan protocolos seguros, HTTPS por ejemplo, la velocidad total disminuye debido a la sobrecarga que requieren estos protocolos. • Escalabilidad a largo plazo. A medida que más usuarios empiecen a compartir la infraestructura de la nube, la sobrecarga en los servidores de los proveedores aumentará, si la empresa no posee un esquema de crecimiento óptimo puede llevar a degradaciones en el servicio o jitter altos.

.23


Capas • Software como un Servicio (SaaS, sus siglas en inglés) SaaS se encuentra en la capa más alta y caracteriza una aplicación completa ofrecida como un servicio, en-demanda, vía multitenencia —que significa una sola instancia del software que corre en la infraestructura del proveedor y sirve a múltiples organizaciones de clientes. El ejemplo de SaaS conocido más ampliamente es Salesforce.com, pero ahora ya hay muchos más, incluyendo las Google Apps que ofrecen servicios básicos de negocio como el email. Por supuesto, la aplicación multitenencia de Salesforce.com ha constituido el mejor ejemplo de cómputo en nube durante unos cuantos años. Por otro lado, como muchos otros jugadores en el negocio del cómputo en nube, Salesforce.com ahora opera en más de una capa de la nube con su Force.com, que ya está en servicio, y que consiste en un ambiente de desarrollo de una aplicación compañera («companion application», o plataforma como un servicio). • Plataforma como un Servicio (PaaS, sus siglas en inglés) La capa del medio, o PaaS, es la encapsulación de una abstración de un ambiente de desarrollo y el empaquetamiento de una carga de servicios. La carga arquetipo es una imagen Xen (parte de Servicios Web Amazon) conteniendo una pila básica Red (por ejemplo, un distro Linux, un servidor Red, y un ambiente de programación como Perl o Ruby). Las ofertas de PaaS pueden dar servicio a todas las fases del ciclo de desarrollo y pruebas del software, o pueden estar especializadas en cualquier área en particular, tal como la administración del contenido. Los ejemplos comerciales incluyen Google App Engine, que sirve aplicaciones de la infraestructura Google. Servicios PaaS tales como éstos permiten gran flexibilidad, pero puede ser restringida por las capacidades que están disponibles a través del proveedor. • Infraestructura como un Servicio (IaaS, sus siglas en inglés) IaaS se encuentra en la capa inferior y es un medio de entregar almacenamiento básico y capacidades de cómputo como servicios estandarizados en la red. Servidores, sistemas de almacenamiento, conexiones, enrutadores, y otros sistemas se concentran (por ejem24.


plo, a través de la tecnología de virtualización) para manejar tipos específicos de cargas de trabajo –desde procesamiento en lotes («batch») hasta aumento de servidor/almacenamiento durante las cargas pico–. El ejemplo comercial mejor conocido es Amazon Web Services, cuyos servicios EC2 y S3 ofrecen cómputo y servicios de almacenamiento esenciales (respectivamente). Otro ejemplo es Joyent, cuyo producto principal es una línea de servidores virtualizados, que proveen una infraestructura en-demanda altamente escalable para manejar sitios Web, incluyendo aplicaciones Web complejas escritas en Ruby en Rails, PHP, Python, y Java.

Tipos de nubes • Las nubes públicas se manejan por terceras partes, y los trabajos de muchos clientes diferentes pueden estar mezclados en los servidores, los sistemas de almacenamiento y otras infraestructuras de la nube. Los usuarios finales no conocen qué trabajos de otros clientes pueden estar corriendo en el mismo servidor, red, discos como los suyos propios. • Las nubes privadas son una buena opción para las compañías que necesitan alta protección de datos y ediciones a nivel de servicio. Las nubes privadas están en una infraestructura en demanda manejada por un solo cliente que controla qué aplicaciones debe correr y dónde. Son propietarios del servidor, red, y disco y pueden decidir qué usuarios están autorizados a utilizar la infraestructura. • Las nubes híbridas combinan los modelos de nubes públicas y privadas. Usted es propietario de unas partes y comparte otras, aunque de una manera controlada. Las nubes híbridas ofrecen la promesa del escalado aprovisionada externamente, endemanda, pero añaden la complejidad de determinar cómo distribuir las aplicaciones a través de estos ambientes diferentes. Las empresas pueden sentir cierta atracción por la promesa de una nube híbrida, pero esta opción, al menos inicialmente, estará probablemente reservada a aplicaciones simples sin condicionantes, que no requieran de ninguna sincronización o necesiten bases de datos complejas.

.25


Comparaciones La computación en nube usualmente es confundida con la computación en grid (red) (una forma de computación distribuida por la que «un súper computador virtual» está compuesto de un conjunto o cluster enlazado de ordenadores débilmente acoplados, actuando en concierto para realizar tareas muy grandes).

Controversia Dado que la computación en nube no permite a los usuarios poseer físicamente los dispositivos de almacenamiento de sus datos (con la excepción de la posibilidad de copiar los datos a un dispositivo de almacenamiento externo, como una unidad flash USB o un disco duro), deja la responsabilidad del almacenamiento de datos y su control en manos del proveedor. La computación en nube ha sido criticada por limitar la libertad de los usuarios y hacerlos dependientes del proveedor de servicios. Algunos críticos afirman que sólo es posible usar las aplicaciones y servicios que el proveedor esté dispuesto a ofrecer. Así, el London Times compara la computación en nube con los sistemas centralizados de los años 50 y 60, en los que los usuarios se conectaban a través de terminales «gregarios» con ordenadores centrales. Generalmente, los usuarios no tenían libertad para instalar nuevas aplicaciones, y necesitaban la aprobación de administradores para desempeñar determinadas tareas. En suma, se limitaba tanto la libertad como la creatividad. El Times argumenta que la computación en nube es un retorno a esa época. [cita requerida: http://es.wikipedia.org/wiki/Wikipedia/Verificabilidad] De forma similar, Richard Stallman, fundador de la Free Software Foundation, cree que la computación en nube pone en peligro las libertades de los usuarios, porque éstos dejan su privacidad y datos personales en manos de terceros. Ha afirmado que la computación en nube es «simplemente una trampa destinada a obligar a más gente a adquirir sistemas propietarios, bloqueados, que les costarán más y más conforme pase el tiempo.» (Extraído de Wikipedia)

26.


Anexo II ¿Qué es el Cloud Computing? Definición, tendencias y precauciones. Se habla mucho estos días del término: Que nuestros datos y relaciones no estén en nuestros equipos ni dependan del sistema operativo de nuestros equipos, sino en la red (the cloud, en las nubes). Una forma de explicar el concepto sería decir que Cloud Computing es lo que todos llevamos haciendo desde hace tiempo en la web 2.0. NO es lo esencial en la web 2.0 (de hecho, podemos interactuar en nuestras redes sociales desde el escritorio con cosas como Adobe AIR), pero sí una forma de posibilitar lo esencial de esta nueva web: la interacción social (WEB SOCIAL). Definido de otro modo, el Cloud Computing sería la tendencia a basar las aplicaciones en servicios alojados de forma externa, en la propia web. Web Os (sistemas operativos para la web), Ubicuidad (el hecho de que nuestros datos o aplicaciones estén disponibles desde cualquier lugar) o Web 4.0 (el término que se impondrá para definir esta nueva web ubicua y que se desarrollará en paralelo a la Web 3.0 ya mimetizada con lo semántico), serían términos relativos al tema. Os preguntaréis, a estas alturas del post, porqué un término que se refiere únicamente a sistemas, a tecnologías para facilitar distintas cosas esenciales, es tan importante en la actualidad (lo vimos ya en Tendencias de la web para 2009). .27


También os habréis preguntado en ocasiones porqué a las empresas les ha costado tanto, siguen siendo tan reticentes a disfrutar de las enormes virtudes de la web 2.0. Pues bien, simplemente porque aún no han sido el target prioritario de las empresas de la web 2.0. Y eso es lo que está pasando en la actualidad: que Google, Microsoft (el rey de las aplicaciones empresariales), como llevan tiempo haciendo Amazon o Salesforce, empiezan a preparar productos, sistemas operativos que desde el ordenador, los propios datacenters o la misma nube, sean seguros, eficientes, eficaces y atractivos en definitiva para las empresas. Así, si durante la era del PC, Microsoft Windows e Intel («Wintel») fueron los dueños de la gestión empresarial, hoy, cuando la potencia física, la capacidad de las infraestructuras de banda ancha ya resulta suficiente, son varios los que intentan repartirse el pastel de la ‘Cloud’, el ‘SaaS’ (software as a service, software como servicio) o una tendencia que forma parte de la ‘Empresa 2.0’. Existe, en paralelo a este movimiento, una corriente de pensamiento reticente, que llega a asegurar que los sistemas operativos para la web pueden terminar con lo 2.0. El motivo es lógico: los prosumidores (consumidores y productores de información) no somos desarrolladores de código (más si este, como en la mayoría de las plataformas en las que interactuamos es cerrado). Defensor ejemplar de este punto de vista es Richard Stallman, de la Free Software Foundation y el proyecto GNU: «Una de las razones por las que no debes usar aplicaciones web para tus tareas de TI, es que pierdes el control. Tú debes estar en condiciones de realizar tus propias tareas en tu propio PC, en un programa amante de la libertad. Si usas un programa propiedad de un proveedor, o el servidor Web de otra persona, entonces quedas indefenso… el Cloud computing es una trampa.» También el presidente de Oracle, Larry Ellison, calificaba la tendencia como fenómeno pasajero. La solución, la que apuntaba O´Reilly: los FLOSS o sistemas operativos libres, para la nube. 28.


Sin duda, el tema tiene una trascendencia importante: como bien comenta Hugh Macleod: «El Cloud Computing es la verdadera batalla importante en este momento en la escena tecnológica: las compañías que dominen «la nube» serán los verdaderos actores del futuro, con esquemas de concentración muy importantes debido a la misma naturaleza de la actividad.» Y si pensamos en monopolios es lógico que asuste el anuncio sobre el lanzamiento, por parte de Microsoft de Azure, su trampolín a un posible futuro en el ámbito de las plataformas, un sistema operativo que minimiza su papel en el escritorio y pretende ser el camino hacia las empresas en la nube (Livemesh es la suya particular), donde comprarán espacios y servicios para alojar datacenter y sistemas que ahora alojan y mantienen en sus propias instalaciones. En fin… que he tardado algo, pero ahí va, si no ha estado fluyendo ya libremente por todo el artículo, la opinión que me he ido formando de la lectura de diversos artículos: La adopción por parte de empresas o usuarios de software libre dentro o fuera de la red, dependerá del nivel de desarrollo de este último. Bienvenidas sean, sea como sea, en principio, las empresas a la web. En cuanto a la web semántica, creo que incrementará su potencial de aumento de eficiencia de los sistemas, más si tiene la oportunidad de desarrollarse en entornos interoperables y abiertos como los FLOSS. Como usuarios, nos queda seguir haciendo lo que ya hacíamos, Linux, Firefox, Openoffice y buscar alternativas (Identica vs. Twitter o las múltiples alternativas a Facebook, Delicious y demás jardines vallados) también para la web. Suelo aconsejar la adopción de FLOSS a mis clientes pero entiendo perfectamente la actitud de fidelidad hacia Microsoft que algunos manifiestan (es algo que la empresa ha trabajado mucho a nivel de marketing).

.29


No son tanto tecnólogos como consumidores sujetos a las agresivas campañas dirigidas a corporaciones de MS y no es fácil, como no lo es en elearning (léase Blackboard, p.e.) convencerles de la calidad de los sistemas de código abierto o de las nuevas posibilidades de lo 2.0. No termino de ver el peligro que identifica Stallman sobre el Cloud Computing como fin de nada. Ni la diferencia con el desarrollo del software libre «de escritorio». El problema con el software propietario sigue siendo el de siempre, también en la nube o Internet, pero como comenta Tim O´Reilly, existen ambas posibilidades y tenemos, como siempre, nosotros y las empresas, la opción de elegir: «El valor está en trasladar lo que ya se ha hecho con el software libre a esta nueva capa, llamada Web 2.0, que consiste en aplicaciones conducidas no sólo por software sino también por los efectos de redes de bases de datos potenciadas por las contribuciones de los usuarios.» En definitiva, elegir, como prosumidores, alternativas que nos ofrezcan el mayor grado de libertad, interoperabilidad y autocontrol posible. Seguir, los desarrolladores, TAMBIÉN en esta nueva capa, trabajando en las opciones que mejor defiendan la libertad de todos. (Original de Dolors Reig – 30/10/2008)

30.


Anexo III – El uso compartido Ahora compartir documentos es más fácil Recientemente, hemos realizado algunos cambios en el modo de compartir trabajos en Google Docs para que sea aún más fácil y para proporcionarte todavía más control. Los conceptos básicos son los mismos. Todavía puedes controlar plenamente tus documentos y compartirlos con tantas personas como quieras. Sin embargo, ahora puedes asignar una opción de visibilidad a un documento en un solo paso. A continuación, te ofrecemos las descripciones de esta configuración de uso compartido para que puedas empezar a utilizarla.

Privado, cualquier usuario que reciba el enlace y público en la Web Existen tres opciones de visibilidad diferentes: privado, cualquier usuario que reciba el enlace y público en la Web. Para ver cuál de ellas se ha configurado en el documento, fíjate en el icono que aparece justo al lado del título.

.31


Privado Cuando se crean, todos los documentos son privados. (¿Eres cliente de Google Apps? Es posible que la configuración predeterminada de tu dominio sea diferente). Cuando creas un documento privado, eres la única persona que puede acceder a él. Esto te permite otorgar acceso a otros usuarios. Cualquier persona que intente acceder al documento deberá iniciar sesión en su cuenta de Google para comprobar si tiene acceso a él. La opción «Privado» es la más adecuada para tus propios documentos privados, como una lista de contactos o un resumen. También es útil si quieres trabajar en colaboración dentro de un círculo cerrado de personas, por ejemplo, si tú y un amigo o familiar trabajáis conjuntamente en una carta privada o en un ejercicio fiscal.

Cualquier usuario que reciba el enlace Un documento en el que se haya configurado la opción Cualquier usuario que reciba el enlace es como un número de teléfono que no figura en la guía telefónica. Del mismo modo que cualquiera que conozca un número de este tipo puede marcarlo, cualquier usuario que conozca la dirección web de un documento de esta categoría puede verlo. Si también seleccionas la opción «Permitir que cualquier persona modifique los elementos», cualquier usuario que disponga de la URL podrá ver y modificar el documento. No es necesario iniciar sesión, por lo que los lectores y editores pueden mostrarse como anónimos. La opción Cualquier usuario que reciba el enlace resulta idónea para permitir que un grupo de personas acceda fácilmente a la información de un documento (siempre que no sea confidencial). Por ejemplo, si eres profesor de universidad y quieres compartir un plan de estudios y un listado de libros, puedes incluir esa información en un documento que tenga habilitada la opción «Cualquier usuario que reciba el enlace» y enviar el enlace a los alumnos. Los documentos de esta categoría no suelen indexarse en los motores de búsqueda, pero puede que se muestren en los resultados de búsqueda si la URL del documento aparece en otra página web que esté indexada. 32.


Si quieres cambiar la dirección web del documento, simplemente haz clic en el botón Compartir en la parte superior derecha para abrir la configuración de uso compartido y, a continuación, haz clic en Restablecer enlace. Puede que sea necesario que informes de esta modificación a algunas personas, igual que harías si cambiaras de número de teléfono.

Público en la Web Si quieres que un documento esté disponible públicamente para todo el mundo, configúralo como público. Es posible que los documentos públicos se indexen en motores de búsqueda (como la Búsqueda web de Google) y se muestren en páginas de resultados de búsqueda. Además, cualquier usuario que encuentre la dirección web puede acceder a ellos. Si también seleccionas la opción «Permitir que cualquier persona modifique los elementos», cualquier usuario que encuentre el documento podrá verlo y modificarlo. La opción público en la Web es perfecta si quieres informar sobre algo. Por ejemplo, podrías crear un folleto para un concierto, guardarlo como documento público, publicar un enlace a él en tu blog e incluso pedir a tus amigos que hicieran lo mismo.

.33


Haz clic en «Compartir» para abrir la configuración de uso compartido Para cambiar la configuración de uso compartido de tu documento (por ejemplo, de Privado a Cualquier usuario que reciba el enlace), haz clic en el botón Compartir en la esquina superior derecha. Esto es lo que puedes hacer en el cuadro de la configuración de uso compartido:

• Cambiar la opción de visibilidad del documento: basta con hacer clic en Cambiar a la derecha de la opción de visibilidad. • Consultar quién tiene acceso al documento: los nombres de los usuarios aparecen en la ventana, donde también se indica si pueden ver o modificar el documento. • Añadir a editores o a lectores por el nombre: simplemente haz clic en el espacio en blanco debajo de «Añadir a personas» y escribe una dirección de correo electrónico.

34.


• Restablecer la dirección web del documento: basta con hacer clic en Restablecer enlace debajo de la URL del documento (sólo para documentos que tengan configurada la opción Cualquier usuario que reciba el enlace). • Suprimir a editores y a lectores o modificar el tipo de acceso de cada persona. • Transferir la propiedad del documento a otro usuario. Para ello, selecciona «Es propietario» en el menú desplegable que aparece junto a cada usuario con acceso al documento.

.oOo.

.35


Anotaciones

36.


.37


38.


CLOUD COMPUTING Taller TIC 05 PM:· Antonio González Diciembre 2010 EDITA: DELTA gent activa Sant Cugat del Vallès www.deltagentactiva.org delta.gentactiva@hotmail.com Los talleres TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) y dentro de ellos el AULA ABIERTA DE INFORMÁTICA, son una idea original de DELTA gent activa, disponen de Copyleft y permiten la copia citando a la fuente. .39


DELTA gent activa delta.gentactiva@hotmail.com Tel.: 93.514.98.99 - 675.488.408 Fax: 93.444.33.22 Castellví, s/n - Casa de Cultura 08172 Sant Cugat del Vallès

Con el soporte de

40.

y la colaboración de


Manual TIC 05