Page 1

Suplemento deportivo El club de mi barrio - Año 2 - Núm. 8 - Marzo/Abril 2019 - Revista Comunicarnos - Arzobispado de Bs. As.

Número 8

Número 2

Staff Director

de mi Barrio

CAVI Y CLUB P. MUGICA compartiendo en Chapadmalal Para nuestros chicos y chiSecretaria de cas es muy importante emperedacción zar el año del club con una Dalma Villalba buena pretemporada. Colaboradores En ella no Pbro. Nicolás solo se tra“Tano” Angelotti baja lo deportivo y rePbro. José Lozzia creativo, sino Pbro. Gastón también la Colombres mística y los Pbro Willy Torres valores que Pbro Juan Isasmendi caracterizan Pbro Andrés Tocalini a nuestros clubes paPbro. Damián Reynoso rroquiales: Erick Carhuamaca LA FE, LA ESJavier Knees PERANZA, Josefina Duffo EL AMOR, Nidia González LA AMISTAD, EL Diego Javier Carrizo RESPETO, Leadro Dellatorre LA SOLIClaudia González DARIDAD, LA UNIDAD, EL Márquez COMPAÑERISMO, ETC. En esto los chicos y las chiDiseño cas van descubriendo qué Florencia Laje se aprende para la vida. Vivimos en una sociedad Catecismo deportivo individualista, superfiilustración cial, donde los verdadeBetina Spigariol ros valores que transfor-

Pbro. Adrián Bennardis

Corrección

Ricardo Rubio

man la vida de las pibas y pibes quedan ocultos detrás de falsos mensajes de una vida mejor. Por eso nuestros clubes son lugares que ofre-

jóvenes y adolescentes. Así lo vivieron el Club Atlético Virgen Inmaculada de Soldati y el Club Padre Carlos Mugica de Retiro. Más allá de los colores han experimentado que compartimos los mis-

Pquia San Pablo Apóstol Pquia Virgen del Carmen

Pquia Virgen de Caacupé

Pquia María Madre del Pueblo Pquia San José

Pquia Cristo Obrero

cen nuevas oportunidades. Poder pasar cuatro días de pretemporada en Chapadmalal es una de ellas, pues sirve para afianzar y fortalecer la mística y los valores que queremos transmitir a nuestros niños, niñas,

mos valores que hemos aprendido de nuestras Parroquias, es decir, los que Jesús nos enseña en su Evangelio. Padre Guillermo P. Torre Parroquia Cristo Obrero Villa 31-Retiro

Pquia María Madre de la Esperanza

Pquia San Juan Bosco


Arranca el año PRE-TEMPORADAS

Villa 1-11-14, Bajo Flores

Arrancamos un 2019 con muchas ganas de seguir creciendo, nuevas expectativas. Y queriendo seguir sumando familias, Madre del Pueblo es un club muy grande, y creemos que somos una gran familia, por eso como siempre nuestros desafíos son poder ayudar a más chicos. Evitar que estén en la calle, poder brindarles otra realidad, que sea más amigable, con redes, y contención, trabajando

desde el amor, y que pueda desempeñarse en la actividad o las actividades que más les gusten. También esperamos que los chicos puedan salir más, conocer otros barrios, otros clubes, tener encuentros con otros equipos, para afianzarnos como parte de una comunidad, porque to-

CLUB Atlético Madre del Pueblo

El año de la TOLERANCIA

CLUB Atlético

El año arranca Claudia con la llegada de un nuevo Párroco, el Padre “Tonga” Gastón, y realizar encuentros para esperando que traiga su luz inculcar la amistad y el vera todas las actividades que dadero encuentro. llevamos a cabo desde la Creo que estamos bataParroquia, como a todo el llando en todos los clubes, barrio. El desafío de este el miedo es el avance de la año ya teniendo la nueva droga y falta de proyectos sede de la Escuela, que es de nuestros pibes. Por eso una cancha propia, está en desde nuestro club creeagregar más días de las ac- mos en la importancia de tividades. armar una comunidad, una Nos propusimos, como familia en donde los pibes Parroquia y como Club, que estén contenidos con actifuera el año de la Toleran- vidades del club, brindarles cia y No a la violencia, pero acompañamiento en su essobre todo poder encontrarnos más con Dios. Por eso tenemos varios proyectos, como ofrecer catequesis en las 3 sedes del club, después de los horarios de prácticas, retiros espirituales de jóvenes y encuentros deportivos, Pascua del Club, entre otros. También la idea de articular con otros clubes de barrio en las diferentes temáticas 2

colaridad desde el jardín y primaria. Este año se abrió una nueva sede del Plan FinES, Plan de Finalización de Estudios Primarios y Secundarios para adultos, como también desde el apoyo escolar secundario, y finalmente brindando becas para los que sigan estudiando en terciarios o carrera universitaria. Pero lo más importante es escucharlos sin prejuicios. En este sentido, ahora estamos armando desde talleres en conjunto con

ClubTalita Kum Involucrar a las familias Javier

Para Talitakum, el desafío del 2019, es involucrar más a las familias para que tomen real conciencia de la importancia del trabajo social, deportivo y humano qué se hace en el club y de los beneficios en salud, educación y calidad de vida que generan. Nuestros principales miedos son el aumento de la violencia y el consumo de drogas en el barrio. Des-

los profes, el plan para hablar sobre algunos temas importantes: drogas, proyectos y sobre la violencia en todos sus aspectos.

Somos conscientes de que cada vez somos más, como club, y sabiendo que cada vez la posibilidad de que un niño de nuestro barrio tenga la posibilidad de acceder a un deporte es cada día más complicado debido a aranceles muy altos, por eso nues-

de el club nuestra principal tarea seguirá siendo trabajar desde la prevención, generando conciencia de los peligros que estos dos temas conllevan. Pero la mayor alegría es saber que este año sigue creciendo la cantidad de jóvenes del barrio que se suman al equipo de profes y ayudantes y las ganas e ideas con las que deciden hacerlo.

tro lema es siempre “abrir más espacios que es poder incluir a todos”, ya que en algunos casos es el único lugar donde los chicos pueden sentirse parte de algo, ser contenidos y escuchados. Otro proyecto es trabajar también con las familias, dando un espacio en el club para desarrollar una actividad o solo encontrarse con otro a quien le está pasando lo mismo. Pero como nada grande se puede hacer sin alegría, la nuestra es poder realizar todos los proyectos que tenemos en mente y con ganas de que, en conjunto con los Profes, llevemos hasta lo más alto el Club Atlético Virgen del Carmen, desde el compromiso, el servicio y que, sobre todo, sea una verdadera comunidad.

Ciudad Oculta, Villa 15

Marina

dos estamos tirando para el mismo, por eso mismo, también para nosotros es un desafío muy grande que tenemos este año, que es poder afianzarnos en aquellas sedes o deportes con menos repercusión, ya que estamos en distintas capillas dentro del barrio, y ofrecemos una gran variedad de deportes, pero queremos que todos los espacios sean bien aprovechados por cada chico o chica que se quiera sumar a la Familia Madre del Pueblo.

Villa 20, Lugano

Trabajar desde el amor


Villa Soldati

Pretemporada: un clásico Este 2019, arrancamos con pretemporada, que ya se está volviendo un clásico del Club, nos fuimos a las Toninas por 3 días, con 60 chicos más o menos, en el Mar, con actividades y fue algo muy lindo, desde el 6 de marzo, arrancamos las actividades de manera formal, este año, en cuanto a los desafíos, es mantener lo que ya tenemos, y mejorarlo, tener más horarios, por suerte tenemos una gran demanda de los chicos, y lo que queremos es que los espacios y la actividad sea de calidad, por eso el desafío será mantener, su-

mar y que todo sea de calidad, otro de los desafíos también es llegar otros lugares del barrio, donde quizás está costando más, y hacerlo como realmente nos gustaría, y quizás ese también sea el miedo, el no poder cumplir con la expectativa de ser parte de todo el barrio. Y nuestra alegría, como cada inicio de año es el entusiasmo, la familia, la ansiedad de los chicos, y eso que lo transmiten a

los profes y eso a nosotros nos dan muchas ganas, y es un trabajo que nos llena realmente, las ganas de los profes, el entusiasmo de los profes, que se transmite en alegría para todos.

CLUB Atlético Virgen Inmaculada

Villa Soldati

Villa 31 - Retiro

San Juan Bosco Llegar más lejos

El desafío de este año, es poder llegar a más chicos, poder ser parte de otras Ligas, ya estamos en tres torneos, y ahora estamos queriendo sumar dos más, queremos llegar a chicos con edades más grandes de 16, 17, 18 años, así también tienen la posibilidad de participar. El miedo, es algo de todos los días, el miedo a que les pase algo, a que los lastimen, incluso la misma policía, a poder ayudarlos si se quieren recuperar. Por ejemplo estos días vinieron muchos chicos a anotarse, que andan medio descarrilados, y nosotros les abrimos las puertas, los integramos, y queremos demostrarles que el deporte es algo muy sano. A nosotros nos cuesta un montón sostener el laburo, porque so-

mos pocos colaboradores, y muchísimos chicos, y a veces estamos todos alertas para que no anden en cualquiera, nuestra idea, es poder brindar un espacio de contención, mirar todo el tiempo qué hacen o qué no hacen. A veces hay días en donde vienen más chiquitos que grandes, y ahí la prioridad es cuidarlos a ellos. Algo bueno es que con las redes sociales, pudimos llegar a muchos más chicos, e ir formando grupos. Una de las alegrías y motivaciones para los chicos este año, es llegar nuevamente a la final de la Liga del Potrero, en la bombonera, como llegaron los juveniles de Don Bosco, hay muchos chicos de 12, 13, 14 años que sueñan con eso, y ojalá se nos dé, aunque sea llegar a Semifinal, como nos pasó el año pasado.

La Cárcova - José León Suárez que han superado los 18 años, muchos de ellos aún siguen viniendo al club para jugar uno que otro partido y eso nos pone contentos porque sabemos que algo bueno se han llevado del club. El acompañamiento es crucial en nuestra labor y ese es el miedo más grande de nuestros entrena-

dores, saber que hemos estado expuestos a historias familiares muy fuertes y saber que nosotros a veces nos convertimos en esa voz de consejo, de aliento, nos da un privilegio único, pero a su vez siempre está el miedo de que ellos realmente no nos escuchen.

CLUB Padre Mugica Nuevos desafíos Josefina

Un desafío de este año es sostener la estructura del Club, ya que entendemos que el voluntariado solo tiene un tiempo, y no pue-

Leandro Dracu

Club Atlético Fátima Un club Erick que crece

El Club solo descansó, dos semanas, en el verano, tuvimos la alegría de llevar a los chicos a un Campamento de Verano para renovar energías, este 2019 tenemos como todos los años el desafío de poder llegar a más chicos, generar más tiempo donde estemos acompañándolos, este es nuestro cuarto año en el barrio y la verdad que lo vamos afrontar con mucho entusiasmo. Pero como bien se sabe nuestros clubes están inmersos en lugares de vulnerabilidad social y el mayor miedo es que los chicos se aparten de nuestro lado y caigan en “malos rumbos”, también tenemos que pensar en estrategias para acompañar a los chicos que ya han crecido y

Centro deportivo

de acompañar los procesos, todas las personas que están en el club, son trabajadores y trabajados, y más de la mitad son del barrio, entonces ante el achique del presupuesto, lo que más nos preocupa

es seguir garantizando el laburo de todos los profes del club y cada uno de los espacios. Por otro lado, la problemática y el aumento de la violencia en el barrio también nos preocupa. Una de las cosas que nos motivan y nos llenan de alegría para seguir

con todo lo que venimos haciendo, es poder sostener la articulación y seguir trabajando con los jóvenes; y que por ejemplo, este año tres auxiliares que están acompañando a los profes en el espacio que también son jugadores, o jugadoras del club, van a estudiar el profesorado de educación física, y ahora ya son cinco, y nos genera

un orgullo enorme en ese sentido, y por eso también queremos seguir fortaleciendo las redes en el barrio, tanto como los otros clubes parroquiales, esa es la base de nuestro trabajo, poder ofrecer espacios de alegría e incluso profesionalización, en un contexto tan complicado como el que estamos viviendo.

3


Arrancamos el 2019, con muchos proyectos para ir desarrollando, uno de esos es articular con la escuela primaria, con el apoyo escolar, para fortalecer esos espacios que tan bien le hacen a los chicos, de poder sacar lo mejor de ellos, animarlos, y que puedan aprender de la mejor forma, que de a poco puedan pisar bien las bases de la educación, porque sabemos que muchas veces a los chicos les cuesta aprender, comprender y sostener, por la realidad que tienen. También queremos contagiar la ola del club a otros barrios vecinos, animar, contagiar, como se pueda, que hayan otros “brotecitos de vida del Club”, como Tablada, 22 de Enero, ya en Villa Palito y Almafuerte, ya hay un gran brote, pero la idea es que se dé más espacio y más lugar a la vida.

Otro horizonte que tenemos para este año, es poder inaugurar el Centro Cultural San José, poder contar con un espacio, para que verdaderamente la cultura se haga presente, tener un lugar propio donde desarrollar las actividades, donde pueda crecer todo lo que venimos haciendo, como folclore, danza paraguaya, salsa, jazz, nuestras presentaciones del año pasado, nos llenaron de alegría y esperanza para este año, hay mucho potencial dentro de lo artístico cultural, así que apostamos a eso, “soñamos a lo grande”, como decía Don Bosco, para tener todo con bombos y platillos, y Dios sostiene ese sueño, y en sus manos estamos. También un desafío muy grande es que cada vez más nuestros jóvenes se hagan cargo de los espacios del Club, que

Puerta de Hierro - San Justo

CLUB Atlético Nidia San José Soñamos a lo grande

aquellos que estén buscando un lugar, puedan encontrarlo, capacitarse, que puedan verse como parte de esto que viene creciendo, que sean los líderes de todo lo que se está dando, es un trabajo que implica mucha confianza, mucho amor, los espacios juveniles como exploradores, San José y Juventud San José van a ayudar a que ellos se sientan protagonistas del cambio en sus barrios, de las actividades que estos tiempos se fueron dando y las que vendrán con la gracia de Dios. Yo creo que el único miedo que podemos tener, es el miedo a no poder sostener todo lo que venimos construyendo, sabemos que es un año complicado, nosotros valoramos muchísimo el tra-

bajo de las familias, pero también somos conscientes que lo que puede darnos el recurso, es algo que nos excede y es una de las patas que sostiene nuestro proyecto, por eso pedimos Dios y a la Virgen, que la providencia de Dios se presente al lado nuestro, que no falte un corazón que realmente pueda mirarnos y pueda darnos una mano en cuanto a lo económico. Pero nuestra alegría de crecer como familia, no para de llenarnos el corazón, de que las barreras entre los barrios se están

Catecismo Z U R C la e d L A Ñ E S a L o iv t r o dep

En el nombre del Club

Cada vez que salimos a jugar la liga no lo hacemos por nuestra cuenta, no nos cortamos solos. Cada Club tiene su nombre, sus colores, su propia identidad. Y cuando vamos a jugar los partidos lo hacemos en el nombre del Club al que pertenecemos. Lo hacemos representando y defendiendo su bandera, lo hacemos transpirando la camiseta y poniendo todas las ganas y sobre todo la alegría. Amamos al Club y cada día lo queremos ver mejor. Con Dios pasa lo mismo. Cada momento de la vida lo jugamos en su Nombre. Cuando nos levantamos lo hacemos en 4

su Nombre; cuando vamos a la escuela vamos en su Nombre; cuando comemos lo hacemos gracias a Él; y así toda la vida la vivimos en su Nombre. Amamos a Dios, a su Iglesia y por eso hacemos una señal: la de la Cruz, que va desde la cabeza al corazón para que pensemos siempre en amar y de hombro a hombro para que trabajemos por Jesús. Al levantarte, al acostarte, antes de una prueba, al pasar por la puerta de la Iglesia, antes de rezar, al salir a la cancha, al viajar, siempre, hacé la señal del Club, la señal de la Vida, la señal del Amor. La señal de la Cruz.

DIOS NOS ALIENTA (Lc 9,23-24)

23. Después dijo a todos: «El

que quiera venir detrás de mí, que renuncie a sí mismo, que cargue con su cruz cada día y me siga. 24. Porque el que quiera salvar su vida, la perderá y el que pierda su vida por mí, la salvará.

Propuesta con fe: “La mejor jugada”. Buen momento para entregar cruces en el Club y enseñar a hacer la señal de la cruz. También proponer que al pasar por una Iglesia podemos hacernos la señal de la cruz.

rompiendo y que queremos contagiar a otros barrios, que queremos compartir y contagiar esa vida que nos fue dada por gracia y providencia de Dios, para todos, esa alegría es grande y no podemos nosotros guardarla en una vasija de barro o en un cajón, por el contrario tenemos que contagiar y llevar esa luz que por ahí en otros barrios falta, y brindar una mano en lo que se pueda, desde la motivación, desde el abrazo, esa es nuestra esperanza y nuestra alegría y la queremos compartir.

Profile for Comunicarnos

El club de mi barrio  

Advertisement