Page 1

,," 1

\t

::l

..

Marzo 1940

.

o

• • .• A.· Matilla Jimeno

El Problellla de Población.

o

La Angustia Rom.ántica .

.

, Ménsajé del Gobernador

1

J. Colombán Rosario

~-

• • Editorial

··. Salvador Tió

Una ·Pregunta •

Gabriel Miró

• Jorge Lui·s Porras ·

Responsabilidad del Maestro • • • . • C. Gómez Tejera

1,,

.:! ,,

Un Puerto Libre • • • • • • • • • Daniel Ramos ;

i.

l,

,r

Los Maestros Opinan

Editorial · ;! , .· j1'

El Méjico de Hoy . . . . • . . QUINCE CENTAVOS

.

·• .:

¡'

• Juctn ·Rttrtz .. ¡:. ¡ •

{;;_·

~

~

1

·., :í ~

J


L.-'. ..

JI:::-: 1: '1

-~

1! 1' 1'

!: 1:

1' 1:

i'

i'

' i 1

'

1

' i. '. 1¡

: 1 \ \ t

~

1

: i

. i' '1'

.¡ l

·_

1

·l. 1 1

¡

I,, .

J \:._:--¡~.::· [~

- . - - ...

~-

. ~-- _:;_· ..___ :~is::±:-.·_·_ --- --" ·-.


ISLA No. 3

SAN JUAN DE PUERTO RICO, MARZO 1940

El Mensaje del Gobernador El mensaje leído por el Gobernador en la se le pide economías en lo que atañe a los servicios apertura de las cámaras legislativas justifica cui- públicos y a las necesidades del pueblo en el misdadosa consideración en algunos de sus aspectos. mo documento donde se recomiendan erogaciones Lo primero que se nos ocurre apuntar, en para su militarización. El mensaje del goberna- · relación con este primer mensaje del jefe ejecu- dor bien puede calificarse como una pieza magtivo, es la ausencia de recomendaciones que pue- nífica donde se nubla la vida civil y refulge con dan producir un cambio fundamental en las con- gran esplendor la perspectiva militar. diciones generales de vida de nt1estro pueblo. Desde el principio hasta el fin los asuntos que se tratan y las medidas que se recomiendan son simples paliativos cuyo alcance apenas podrá ser palEn u~ memorial dirig1do al gobernador en 9 pado por la masa de nuestros con1patriotas redu- de febrero la Junta Directiva de la Asociación cidos al plano de miseria. En este sentido, . el de Maestros saca a luz algunos datos de crecido mensaje no pasa de ser uno de los tantos mensa- interés para los que se ocupan de asuntos educatijes enviados por los gobernadores de la Insula; vos. Segút¡· el documento: 1) menos de la mitad de esto es, reconociendo la necesidad de urgentes la población de edad escolar asiste actualmente. a remedios para nuestros males, pero guardándose las escuelas; 2) sólo un 21% de los niños que em~ muy mucho de proponer alguno que pueda con- piezan llega al octavo grado, y 3) el 65% de los fligir con los grandes intereses creados en nuestra alumnos de la zona rurál no alcanza siquiera al tierra. El nuevo gobernante sigue la política tra- tercer grado... . Por otra parte, en relación ~cop dicional de "más vale no meneallo." el idioma, la Junta aprueba el aprendizaje del Dentro de esta característica general, ~in em- inglés como una necesidad y como un deber, si . ba_rgo, el documento ofrece ciertos datos que in- bien la enseñanza de esa lengua "ha estado PQJ' ·--~-dudablemente han sacudido la parte más r.espon- muchos años envuelta en la política de partidos''; sable de nuestra opinión- pública:· El gobiWnador-- ·~b1én a·boga ,pór.-,¡ue-- el prob~el·bilingiiis­ hace acusaciones graves en el comienzo de su mo se estudie cientificamen~e por personas de extenso mensaje, acusaciones contra la Adminis- mente ancha, y se reafirma en una resolución ·de tración ·anterior, por violaciones a la ley y a la hace tres años en el sentido de que ~'el idioma Carta Orgánica. Menciona específicamente como vernáculo debe usarse como med~o de instrucción acusados al anterior Gobernador, al Tesorero, al en las otras asignaturas." · Auditor, Y a los presidentes de los cuerpos legisComo ve el lector, se trata de un documento serio y ponderado en que se llama la atención del . lativos. Es de observarse que mientras el mensaje país hacia la ineficiencia tótal del sistema de in.s- · ·.elude afrontar las graves responsabilidades que trucción. Sólo tenemos que objetar la idead~ que competen a la autoridad constituida cuando se los puertorriqueños debemos dominar el inglés en impone una reforma sustancial, se ocupa de dar el plazo más cort9.' Tal cosa, por lo di$paratada, un tirón de orejas a los dirigentes de la cosa pú- no puede ser una finalidad primordial de la esblica, aunque en esa responsabilidad haya partí- cuela pública, como parece ser la creencia de los cipado, conjuntamente con los nativos, el gober- directores . de la Asociación de Maestros. La nante a quien él sustituyó. meta verdadera de la escuela, aquí y en cualquiera Interesa también. notar que el mensaje reco- otro país, es la formación integral del individuo mienda economías. Y a renglón seguido solicita mediante una enseñanza clara, amplia, estiinu- . asignaciones de crecidas sumas para fines milita- lante y fundada en los principios de la pedagogía res y navales. Es chocante que a un parlamento moderna.

Los Maestros Opinan

IN DICE Editoriales El Mensaje del Gobernador -----------------Los Maestros Opinan ----------------------Malcolm Democrático ----------------------El Conflicto Universitario -----------------Semana Pro-Americanismo -----------------Por Economía -----------------------------·Artículos . La; Angustia Romántica ---- A. Matilla Jimeno

1

.1 2 2

2 2

a

·Un Puerto Libre --------------- Daniel Rarnós.· •6 Problema de Población --- J. Colombán Rosan() . . 'rt ·· Gabriel Miró --------------.Jorge Luis P~u"riU$ :Q· Nota -;------------------------------... ~-~--~- ¡¡:o·r Enseñanza de Gramática ----- Atnérico Castro $0. Responsabilidad 4el Maestro C. Góm~z Tejera .· · l!l El Méjico de Hoy -------------..-~:.,. J.uQ.h ~W.· · f8·. · Una Pregunta -----------~--.--.;.. .Sal~de>r· ·T¡~ . Sin~psis de Actualidad ..,...... __ .,.._~---~·;....,._ ....... ~~-: 1$·

*"-

"ENTERED AS SEOOND·OLASS MATTER NOVEMBER 1, 1989 . A.T tNDD ... POift':· OFFIOE AT SAN JUAN, PUERTO RIOO, UNDl!lR THE AOT OF ~~·-~;t~.,~.:;•

-- ·-.

... -.

~-~··.,, ...

.

.

~'

. . ·-.J.


ISLA

2

Malcolm. Democrático El Procurador Malcolm resolvió al fin aceptarle la renuncia al Sub-procurador Enrique Campos del Toro. El hecho reviste honda trascendencia. No se trata del caso rutinario de un empleado que decide abandonar su puesto para aceptar otro de mayor lucro personal y el de un jefe ecuánime que reconoce la razón de su subalterno. Ca~pos del Toro representaba o encarnaba ya una .causa para el Departamento de J~~cia. Su nombre va unido inseparablemente a un empeño tenaz y continuado para que el gobierno cumpliera sus altos fines de justicia pública. Si su inte~dad profesi_?nal no pudo sobreponerse a obstaculos de mas alta jerarquía para lograr el triunfo decisivo, no ha de recaer s?bre sus ho~bros. la responsabilidad. La evidencia ~e sus bien orientados esfuerzos es incontrovertible. • Pero he aquí que llega un nuevo Procurador General, como resultado de la misma táctica por .la c~al sale del puesto su antecesor Fernández Garcia.. ~urge entonces la alternativa de retener los .servicios .de Campos del Toro si é1 propósito es l.lilPulsar la obra comenzada por ést d aceJ?tarle la renuncia si el objetivo con:fsto e variar el rumbo al· Departamento. N 0 ab . e en :duda alguna de que el elevado sentido c~~amdos Camp<?s del Toro. le hubiera hecho er IVICO e Justicia de habérsele requerido . P manecer en siguiera cooperando en la f Sinceramente que debía hacerlo. Su insisten~~a qul e él quer~a Y la ·~c.e.ptacióD: .de ella po 1 1a ~n a renuncia y .d . . r .e . senor Malcolm 1 ' que .ha pref eri o con esto ganarse 1 "d .a vo untad de la mayoría parlament · d'ecisión de dar una~:iaj: e:nlta~ claram<:nte la se tra~arpn Campos Y Fernándea GayB:ctoria que Como ha de refl · z arcta. concepto de la de eJ ars_e en el futuro este raro pública de la j usticl~~r=~~a q~!d la ·taddmiínistración terminar. a 0 av a por de-

J

f 1

t

;

i

1

de leyes de

ISLA

RAFAEL SOLTERO PERALTA

f 1 1

!

Por Econon1.ía

Hace sólo unos días el Colegio de Artes y Ciencias de nuestra Universidad invitó a don Fernando de los Ríos para venir a dictar un semestre de conferencias a dicho colegio. Don Fernando aceptó gustoso y cuando las personas interesadas saboreaban ya la satisfacción de ofrecer a nues._ tra juventud la oportunidad única de volver a oir al gran maestro y jurisconsulto español, la Honorable Junta de Síndicos se sintió obligada a rechazar el nombramiento por economía. . Igual suerte ha, corrido, según noticias, el plan de celebrar aqu1 un Congreso de intelectuales al cua~ hubieran asistido figuras tales como Jorge Manach, Alfonso Reyes Vincent Sheean y otros cuya visita hubiera sid~ brillante estímulo para nuestra vida cultural. El Conflicto Universitario Por. e~onomía, Puerto Rico tiene que ver pasar en VIaJe fecundador hacia otros pueblos la ola 1 la u~'!r~~~:~d! f:v:!~~iantes de cultura que se desparrama hoy por el mundó; mal contra alegadas deficie . 0 en protesta for- y a la desgracia de unas arcas vacías se va unienllcitando la remoción inm nJ!af end su .colegio, so- do la desgracia aun más desesperante de ver vadráticos. · e ta a e ciertos cate- ciarse de contenido cultural el arca de nuestra conciencia colectiva. Se ha informado que 1 tud·i~ntes·, reunidos en asam~~ padres de estos espor u~a seria investigación di' acordaron luchar do en sus manos toda res e problema, tomanci6n de que sus hijos se rei~~sabilidad, a condiPor el prestigio de la Ug~asen a clase. AL SERVICIO DE TODOS catedráticos, de. su cuerpo de :Iversidad, de sus AL SERVICIO DE NADIE: porvenir de nuestra juventud trec!ores, y por el SE PUBLIOA TODOS LOS MESES EN PUERTO RICO POR LA EDITORIAL ISLA, TANCA 9, APARTADO DE ·tada la investigación y estam~ consideramos acerOORREOS 885, TELEFONO 1470, SAN JUAN. necesidad no escapará a la ¡~f~~uros.de que su Directores sentido de las autoridades. e Igencia Y buen JOSE ALBERTO BUITRAGO RUBEN DEL ROSARIO

1':n

Jt

se denomina los Elks. En el cuadro se hacía una invitación al comercio y al público para que durante esa semana (desde el 18 hasta el 24 de febrero) izaran banderas americanas en sus establecimientos. Es sorprendente esta manera en que se pretende •'americanizar" a un pueblo. Como si todavía no fueran suficientes las banderas norteamericanas que salen a relucir cada día 4 de julio, en cada parada, mitin, manifestación o celebración oficiai, en cada edificio público, en cada corte de justicia. Ya no se concibe dónde más pueda usarse y abusarse del emblema estadunidense. Nosotros nos preguntamos : ¿ es adecuada y eficaz esta forma en que se pretende infiltrar en un país amor y adhesión a las instituciones de otro país? La bandera de los Estados Unidos es ya demasiado conocida por todos en Puerto Rico para que necesite ser exhibida viciosamente. Más se ganaría para el propósito perseguido si se realizara un esfuerzo honesto y efectivo por convencer al pueblo de que las instituciones democráticas del continente y los derechos fundamentales que esa bandera simboliza no están siendo ultrajados continuamente eh Puerto Rico.

Semana Pro. .Americanisrno Hace solamente algunos días fuitno . sionados con un pequeño cuadro que apa~~~pre­ la prensa llevando el título SEMANA PRO· ~trEn ;RICANISMO, publicado por una asociación qu;

SALV'ADOR TIO

La clirecci6n ele ISLA. se hace conjuntamente respo1Uiable 86lo de aquellos artículos pu· blic~~Qs sf.n firma. Los demás representan el punto de vista personal de sus autores. QUINCE OENTAVOS EJEMPLAR; SUSORIOION ANUAL, UN DOLAR CINCUENTA CENTAVOS· SEMESTRAL OOHENTA CENTAVOS; EXTRANJERO, DOS DOLARES AL A:R"O. PARA SUSORIOIONES DIRIJASE AL APARTADO 885, SAN JUAN.


Marzo, 1940

La Angustia Romántica de Nuestro Tiempo· Por el Dr. ALFREDO MATILLA JIMENO Tenemos el privilegio de acoger en nuestras páginas la primera colaboración del Dr. Alfredo Matilla. Jimeno, rep_resentativ~ de la...juventud ':'pa~ola de ho~, estudiosa y pensante. ~érica tiene qJie ient1rse complacida por la Inyeccion de genuina mtelectuahdad encarnada en 1a pléyade de catedráticos, escritores, periodistas y otros. profesionales irradiados de España por el nuevo régimen. Este que toca ahora en suerte ~ Puerto Rico procede del grupo de los ref~giados en Santo Domingo, después de haber ocupado catedra de Economía Y de Derecho InternaCional en la Universidad Central de Madrid. ·

Puede parecer desconcertante el enunciado ·de "angustia romántica," y puede parecerlo porque la palabra angustia tiene .normales significados diferentes: malestar, ansiedad, ahogo, opresión. De todos esos conceptos para nosotros, hoy, 110 hay más que uno que )os ~ondensa ~o.dos; angustia, en el sentido de Inquietud espiritual, de necesidad de romper las cadenas oscuras, enmohecidas pesadas y viejas de todo lo que estorba al individuo para recobrar su li?er~ad personal ~ su sentido esencialmente. ro~anbco.. Yo no se si la influencia extraordinaria ~el siglo ~IX se siente todavía en las características del Siglo actual pero nada tendrá de particular qu~ la guerra actual fuese la liquidac_ión qe dun._ P,erlP do oct~do­ centista en el que no. ha expira o aun e1 sen I o .romántico individuahs~a! que nunca, e~ su. pro-fundo sentido democratico, p~do ser eJercr~do. s · la afirmación de Heller es cierta, este conflicto rr:undial sería la ratificación de_la ~ue~ra de 1914. Estaríamos, pues, en plena hquidB:ció~ de una época en la cual se observan reacciones prerrománticas. El romanticismo ochocentista tal como muchos se lo imaginan n_o. es cuerpo que pueda resucitarse, es un romanticismo, al que, he de referirme virtualmente nuevo. Algo asi como lo que nos' ocurre a los demócratas cuando hablamos de la democracia, esa bella imagen !1 1~ 9ue a;doramos sin conocerla. T!>do el valor ID:dividua}Ista de los hombres ha sufrido en su camino hacia la buscada perfecció.n la b~usca. detención de, los acontecimientos aJenos a el, e Incluso de aquellos que directamente le interesan pero que no puede controlar. El hombre es fácilmente imp~e,si.ona­ ble materia sencilla de vencer, aunque dificil de coy{vencer y ya hoy, como el que despierta de una pesadilla, se pregunta por qué ha de ser juego de tanta miseria. Hubo un instante, que aún se prolonga en que era de "buen tono" reaccionar no sólo ~omo antirromántico, sino como contrarromántico, prescindir del sentimiento, buscar en las realidades descarnadas el sentido de la vida. Estoy por decir que lo que atraia de tales racionalismos era la rapidez brutal de las colectividades en descubrir misterios, o al menos en tratar de descubrirlos. Los hombres lo creyeron y fueron revolucionarios allá donde no tenían por qué serlo, y fueron contrarrevolucionarios allí donde sólo bastaba haber sido antirrevolucionarios. En nombre de tales vaivenes históricos se ha ido al sacrificio de la Humanidad. El sacriticio en masa de

los hombres puede ser considerado por algunos como una prueba . d .de. honor nacional . p ara mí t 1ene un va1or ecisivo, en cambio la amargura del pobre soldado que ti~ne que h~cer la guerra a. la fuerz~ Y 9ue se deJa en ella cuando no la vida en los espinos de las alambradas 1 l.b rtad y la calma. de su espíritu alejado deÍ hle~ e del mal. Y la VIda deshecha a puñetazos . El -{ . ¿ onor nacional? y o así no lo entiend de ese honor un sentido romá~ti·cpoorque Yl? tengo "11 h d , amp Io, senCI o, onra o Y severo como los cam . d . pos serios e mi Castilla madre y t 0d palabras que justifican a I~ !~~J~e:e ~= Y me apena. Tal vez exista 0 t l"fi . , feliz que el de románt · ro ca I cativo mas quietud, pero yo no lol~ric~:~fr~resar ~s~ ~:- . su marcado carácter individuaust! creo que. J?óor a los principios de m ' en oposicl n anulación de la pers:!lidue nos llevarian a !a angustiosa y acuciadora ad, por S!J;. presencia todo racionalismo y a to~or su r~cc~on fren~e a me.nos histórico, el valor de materialismo m~ o es un valor romántico, luchad~~estra g~nera~J.ón Es preciso evitar el triunf ' P?r~, Idealista. en el campo de la política ~ mat~ri~hsta, no ya el campo del sentimiento sy.o Principalm~nte en yo llamo angustia románÚca des e fen6m~no que que no es otra cosa que la e . e. nues_tro tiempo y espíritus de mi generación ~~n~den~Ia de muchos el paso de la fuerza el r;alis e e ¡vitar Y detener insensibilidad. Es preciso enmo, t a crudeza y la ticismo ascendente, progresivocon rar un romanvar a cabo tal esfuerzo frent' pufo, capaz de lleprimente, o ·sea, imagi~ar ahe a o que seria deora un. romanticism o decadente y pasado de ción que podemos llamar moda: ¿ ~x1ste esa reacmente. Y donde más t:omantlca? Indudableen el campo del sentimkodriamos comprobarlo es telectual, netamente int~tot en el movimiento inde preferencia muy er ec ua1· Por una razón por la reacción in<Íivi~~~~~ tpor algo prop~() blando de esa reacción r ~s S;- comenzaré ha.• . Dos formas ha o~a~t1ca en la mlú~c~ ... Sión del Romanticisy en mus1ca que fueron ·exprefónico y el ballet ETo ochocentista: el .poema $itt~ aún el arma d · '.{Jpema sinfórtico ha sido Y.-~ · música". y e reacc¡on_ contra ~a "quí!Jiica t~e: ~~ no es aextrano mo dernos vuelven un · dver ·cómo · .. · · -compo'"tor'$' ·-- ~9- ·: -:-~~ ··.:D·tno o senc1llo,. JU~ ~~~_!~~ . 1 nar as esencias. logradas en 1~. orqaes~i<$11~ ;¿~s~ tamos en un momento de reacción :tan. ·i~téQq· ;q!l~ <


ISLA

4 aún no ha surgido la forma musical actual? Es posible, pero hoy que la música está tan caracterizada por la mecánica en radio y cinema es de esperar que· a través del espíritu popular de esta música actual, pueda surgir una nueva música de matices sentimentales de ambiciones de grandes masas. Nada más claramente romántico. En música para llegar a hablar de romanticismo es preciso pensar en la belleza de la materia musical, que culmina en la segunda etapa romántica del XIX, en Schumann y Chopin, continuando hasta Debussy, artista individualista, que prepara el advenimiento de la nueva escuela. Pero esa nueva escuela que recibe del XIX, de Litz, el poema sinfónico, se pierde en materialismo, en racionalismo y tenemos música de caldera, de máquinas de hechos concretos, físicos, antirrománticos, naturalmente fracasa. Hoy los compositores buscan de nu~yo el dolor, el sen~imiento, el sentido de la redenc1on, ele~~n~o romaJ?-tico por excelencia. En B.~etl}oven se 1n1<;_1ó .e~ sentido más religioso que eclesiastico de la mist1ca de las misas y las sinf<?nías. De ahí, ese romanticismo que ya hemos VIsto en Schubert, en Schumann, en Chopin, y que llega al teatro en el "Freychutz" de Weber y en el -"Tan~ausser" y el "Par;sifal" de Wagner. En ellos est~ ya latente ~1 esp1ritu redentorista que ·~aracter1za al ro~antlcismo ; redención por ~1 dolor, factor sentimental que crea el A 1 · mor y sin a de todo teatro romántico. .M uert~' t'~rnunos .c~m..phcaciones en los italianos com d .J los alemanes M h ' o re encion en que lo cómic~ enuc ,0~ se preguntan el porqué de la tradición eter· musica, lo bufo, no haya creado ·sencilla . 1 , !la de d~lor· La explicación es muy .víeiie de~ t~e~~~~~:~g¡\~~~~s\a3~~1 Y. t~~J!~itorjo, .nal y constante: va d d .te . o or es Internacioh.a~~ que los públicos e b e~ ro afuera:. .Todo, e~to de los renovadores m,a an onen la fria mecan1ca 1 · 1 · as 0 menos falsos y busquen ·~txiÍ:n ~~lama eterna ~el romanticismo del si'musieos? lnd~d¡b~ en el SI~lo XX no hay buenos ·t · d· emente SI, Y eso abona en favor .d e ~~ esis e que el público - 1 · ,b · o m.ovimiento intimista o limitaedograndpu ,hco Y el vuel. ye· a 1 romanticismo .· • ' , o d e camaraen busca .

y

1

~en1~ment!lles que no le da nuestro tie~p~~~CC6:~

~~~ .Icar SI ~o que la forma que subsiste .

~~'d~~~~fa Sinfónico s 'l

sea el bal!et,.

t

nacio~!Y~ ~~3~

L Y por lo tanto romantico? y no es eso -~¡~~ d~s 1rg-odernos compositores que dejan ~l ca-

1

,~.

t

!

l

eiásico, retr~~:~~do y ro pueden r,etroceder. a lo :p~rque eso sería uitue al!lP?CO seria ,conveniente :f1:eren el "hall t" . movimiento ~etrogrado, pre·trágicas; apaslon'a~!~a. el que escriben Eantominas ,r~mántica. En la segu~ld~dr:ia pequena, es decir r1va:q al concierto sin erd· e que. del ballet de·vidualista, como ocurr~ CO~r '~} O~Jetividad indide Igor Strawinsky . 06 . eso del Hada" .ballet hablamos, el ~eÍroc:~ :xrl¡ar, Ya que del ~1 público exige, d~. ia danza dea orma pura que te de gasa, y de los maseulinos sapltuontas Yb. t?nele. · S am lCIOSOS? ¿.N o .se expl !ca .así .la ilusión casi infant"l d 1 . 1 gust1a romanttca de nuestro tiem e . a an.da;nzas. de Kust Ioos, de Marta nf~h'aque en las . L.f m, oactual? en e1 .I'Icaro " d e S . e~gio . l ar' pone todo su afán El os~urecimiento qe los co~positores proviene exclus1va~ente de que cada d1a le· da menos niiedo al público confes~r que hay .música que se sien_te como un ,escalo!rH~ de emociones en la espalda, o· como un r1o de .hirviente lava en las venas. cuan-

do los artistas piensen solo en eso y no en el efecto orquestal, en la técnica depurada, en la originalidad estilística, surgirá el neorromántico que recogerá el sentir de las actuales generaciones. El movimiento romántico en pintura está caracterizado por una vuelta a las formas. En la transición de 1918 a 1935, fecha en que se desarrolla la guerra de Abisinia iniciadora de la guerra "incivil" de España y por último de los acontecimientos en la Europa Central precursores de la guerra actual-transición que es_ má~ bien un paréntesis histórico de diecisiete anos, Incapaces de liquidar una cuenta humana catastró_fic~, en ese tiempo, repito, se produce un oscurec!~Iento de las formas una conmoción interesantlsima, am.. plísima, pe~o semejante a la "qpí~ica musi~al" de la orquestación, es decir de la tecn1ca. Los pinto~es sabían mirar. Los pintores de n~estra ge,ne~ación han aprendido mucho de ese periodo d: tecnica de la química de la pintura, pero en l?s anos que yan de 1935 a 1940 han hecho algo meJor-me refiero a los pintores europeos-han mirad~ Y han visto, esto es, han tenido que ver, qu~ sentir la obra, que 1Ienarse la retina de soles y nieve, de campos rotos y manchados de hoyos, de herida~ C?n. sol, de un enlace de vida y de muerte en un Infinito _arco iris de tonalidades. Y les ha bastado. Los pintores hoy vuelven a la realidad y en sus lienzos hay como un angustioso afán de decir a todos que hay que saber pintar, pero que es preciso también saber lo que se pinta, con la cabeza y sobre todo con el corazón. En el campo de la lite'ratura en ge~eral la forma es lo más fácil de conservar pero s1 observamos bien el movimiento literario de los quince últimos años nos hallaremos ante una verdadera inundación de libros de una fuerza social extraordinaria, libros de minas, con sus tragedias ahogadas en el corazón de la tierra, libros de guerra, llenos de realismo crudo, y desde 1u ego -libros llamados de propaganda y fondo revolucionario, ·a veces de propaganda hacia la izquierda, otras hacia la derecha. La forma esa seca, de puntuación constante, rotundos, las más de las veces fríos. Libros que entre carbón o petróleo, que entre fábricas e iglesias situaban su acción material y antisentimental, antirromántico por exce... lencia. ;. Qué se ha hecho de tales obras? No apasionan hoy a los públicos esos libros, sus autores se desvanecen en el recuerdo; y aparece en el amor de las generaciones actuales-nuevo ·síntoma de su progresión romántica,- el tipo ~e obra esencialmente sentimental. ¿Bastan los eJemplos de la ilusión romántica de una "Historia de San Michele" de Axel Munthe o de sus cuentos recogidos en su libro "Hombres y bestias"? ¿Sirve de t6:nica la excelencia romántica de la exaltación filial que representa el libro de "Marié Curie" contado por su hija Eva? He ahí el ejemplo de dos obras admirables que lo son a fuerza de emotividad romántica. Todo esto, naturalmente, va enlazado a la depuración romántica de los autores nuevos que ya huyen de la tenebrosidad de los problemas político-sociales para enfocar solamente planos del alma. a:oy vuelven a tener valor los rayos de luna que tanto nos hicieron reir. · Pero en el terreno en que más claramente se .observa el renacer romántico que se debate anguatiado, es en el de la poesía. Al fin y a la postre después de· necios devaneos con los "atardeceres ·de máquinas de escribir", o con las "mejilla.s llenas


Marzo, 1940 de filatélicos enamorados", y cito vet·sos concretos, hi poesía que se transtornó de novedades falsas y vacías, recobra su pulso y renace a su verdadero sentir romántico, esencialmente romántico angustiosamente romántico. En su "Prólogo a la poesía cubana en 1936" publicado en 1937, Juan Ramón J iménez ha dicho lo siguiente: "Poesía: pensamiento y sentimiento íntimos expresados con palabra necesaria y suficiente. No creo en otra poesía"-y añade más tarde- "¡Qué bien veo ahora los errores poéticos de la poesía europea ·y española, nuestros,. mis error~s! Y .me confir~o en la nitidez, la sencillez, las dimensiones propias que siempre fueron mi mejor línea". Esa nitidez -es la realidad romántica. Lo demás es la "química" de la poesía creada a fuerza de corregir. ¿Corregir? N o es ésa exactamente la palabra puesto que no se debe modificar lo. más mínimo ni el acento ni el espíritu. Pero es preciso volver sobre las cosas para meter la inteligencia en lo que hizo el instinto. El poema siempre puede ser de otro modo por eso hay que dejarlo. Volver sobre las ~o­ sa~ para meter la inteligencia en aquello que hiZO el instinto sí. He ahí lo que ha hecho la poesía actual. VoÍver sobre los ins~intivos. esbozos de b~e­ na fe y meter la inteligencia sentimental, ~om!ln­ tica porque la inteligencia puede ser romantlca. Ap~recen de nuevo los factores ~ternos en poesía basados en el sentimiento a1;1tént1camente romál!tico Es la poesía que el mismo Juan Ramón JImé~ez escribió como una profecía en 1916-1917 en ·su libro "Eternidades" : V ino prim~ro, pu1:a,. vestida de Inocencia '· _ y la amé como un nino. Luego se fué vistiendo de no sé qué ropajes; y la fuí odiando, si~?- saberlo. Llegó a ser una reina fastuosa de tesoros . ·qué iracundia de yel y sin sentido! 1 ••• Mas se fué desnudando y yo le sonreía. , . Se quedó c~n la t~nica de su inocencia antigua. Creí de nuevo en ella. y se quitó la túnica y apareció desnud.a t.oda. . . , ¡Oh, pasión de mi vi.da, poesia desnuda, mía para siempre! ¡Desnuda para siempre, poesía donde. el am~r

·y la muerte ganan como en ~1 ~uevo teat~o drama.tico el máximo valor romant1co ! ¡ Poesia. . . En

·la angustia romántica de nuestros dí~s, las generaciones jóvenes saben comprender bien la amar.gura inmensa del mar o el dolor de la paloma herida qtie agoniza entre los cañaverales, cerca del sitio donde la está buscando el cazador que no logra· encontrarla! ,Si .las generaciopes han l~egado a esa verdad romant1ca de la poes1a es preciso de-cirles si es que intentan retocar su obra "No lato ·ques ya más, que así es la rosa". N o aporto a ustedes ningún bagaje científico en esta disquisición sentimental. Les habla un hombre que cree en las reacciones sentimentales de los hombres porque confía también en las andanzas románticas de los pueblos. Soy un hombre de leyes, formado en la escuela eterna de la Universidad Española; en las aulas madrileñas aprendí que la ley, la razón y la paz eran símbolo y nor-

ma de los hombres de pro. Hoy me alejan de mi patria esa ley, esa razón, y esa· paz, las qUe apren-dí y las que luego enseñé y hoy enseño en tierras americanas. Pero antes de llevar al fin estas breves elucubraciones tengo que referirme al as.pee• to de la vida actual donde más veo yo reflejada la angustia romántica que justifica este enunciado. Me refiero al campo de la vida en sí de las reacciones políticas, sociales y jurídicas; 'del Derecho. T?do el paréntesis histórico a que a.Iites me he refe~1do, de 1918 a 1935 se caracteriza por la formación de un espíritu internacional de fuerza· de violencia, de desconocimiento voluntario del recho. Yo. no .niego que sea más eficazmente politi~ co ~st~ criterio ~e !ealidades, pero también es más practico y econ~m1co :obar y no puede aceptarse. ~n ese ~ar de VIolenCias,en el campo de la politica o~!lternaciO~~l, yo aprendi a pensar en el plano del "de~~r ser ,, ~el Derecho, y no en el plano del ser , la .P~hbca. No .es ~e extrañar que en el actual movimiento que InsJ.Sto en llamar romántico, ~e. reserve la plaza que reclamé para mí a1 prinCipio, en lo que se refiere a la marcha jurídica ae los problemas: Hoy la guert·a ha agudiZado en muchos el ~ntimentalismo que parecia embotado cua!ldo eran otros los que sufrian las tremendas heridas d~ la guerra. Pero no es hora de rencores. Confieso que yo nunca deseé para d. 1 guerra que yo v}ví -dejaria de ser ideal~~ ~ bera~- pero ~as que por un sentimiento de hu~anidad particular' por un sentimiento de humanidad en general, redentor ideal J·und· . l.. 't" ánt" E ' . ' ICO, egl 1mo Y rom.· Ico: n estas condiciones me produce honda .satisfacción . el . ver formars e en e·1 coraz n d e mueh os la COll:VlCCión de_ que el mañana ha 6de recoger una. paz de colaboración. Se habla- de {óS Estados Unidos de Europa S proyectos de comunidad -~ , e. pre~aran n~evos Declinan las doctrinas ue Jn r1<lica 1nterna~1<~na~. jurídica al Derecho Inte~naciegab~n sustantiVIdad nombres de Spinoza H bb onal_, .se oscurecen los Savigny, Y renacen c'ada odíaes, Bin~er, Lomló o reclamo en la labor mi mod con mas fuerza -y pensado con vuestra atenc.1 , esto esfuerzo recomra señera de Francisco de <>.y.f0 D: creces-la figude Suárez, San Isidoro Kant I orla Y los nombres dross, recogiendo la idea ' H~gel, Kelsen y Verca-tal como había de defies.encialmente romántiel siglo XIX,-es esta de rirnos el ~omanticis~o internacional, que va desde~ CL!llUnidad J utídica de la antigua Grecia hasta la 1g~s Anfictiónicas nes, ensayo demasiado hon a 8 OCieda_d ~e. N aci~­ lograr el éxito apetecido r~o en principio para Europa se llenan de sangr~ L ?~ los campos de bres de la tiranía seca de t ·d 1 ertar a esos homcionales, sociales 0 polític~ a clase de ''ismo" rasentimental, objetivo es un deber humano, romántico. Es precis~ ~~{ lo tanto esencialmente tantas mentiras trágicas dar a la Humanidad de ment<: nuestra generac. e 1as que afortunada~ estos Instantes yo tradu~ón ¡stá ya de vuelta. En tia romántica de nuestrco t.? que yo llamo "an~s..­ 0 de socorro, una lla Iempo". como un _.,..r~to dad actual que se mada de salvación ~e 1~ .~~~e:­ Y grave de las encr~~f~entra en la má·s. pel~~-­ cias, yo reclam 0 Jad,as. En _taJes e~rcu.n$ñ~~ cios u e para .mi, sobre todos Jos .!saottt~. ~ ya pesan en mts espald~, :este ñuevo-..y ~tie.: finitivo.· El .de darlo todo, ab . .,.;,u.:: .:;,. ., ./4.1_liuuo.:.-, ... .-.J:n. ·Sl . ·so. Iu··-t· · amen. es preciso, SI ~on ello puedó contrib~t-·-.~cig.rar·:t?8~. ra 1~ Humanidad el sentido románbioo~~·(l1e ·su plena hbertad. Nada más. y :nac!Ja. fiu:~nos. ~

ne:


ISLA

Creación de un Puerto Libre en Pue·rto Rico P.or DANIEL S. RAMOS

La ·definición de puerto libre, aceptada para 1a discusión de este tema en la cuarta Conferencia Comercial Panamericana, es la siguiente: "Zonas demarcadas y vigiladas, separadas físicamente por medio de barreras del área aduanera propiamente dicha, en las cuales entran y salen mercancías de países extranjeros, libres de los derechos aduaneros ordinarios y de los reglamentos que se aplican a las mercancías que pasan por las áreas aduaneras." En otras palabras, en la zona incluida dentro de esa barrera, las mercancías, al igual que las operaciones marítimas, están libres de la inspección aduanera y sus tarifas. Pero tan pronto eomo· cualquier carga sale de esa zona y entra en . e;t área aduanera e~rá sujeta al pego de los der-echos ·correspondientes. .-.. La. ·cr~ció!l· de una zona franca en Puerto ·.R"teo ___signi!i~na una acumulación de productos del ext;ranJero en nuestros puertos--decimos del ~r~Jero solament? porque los· artículos norte~m.eri~nos entran libres de derecho. Esta acumtiJación de .productos estaría libre de derechos estuviesen en la u zona " y 11s. · ·· . 1mientras • t~~uaneros as .en_ cu~quier momento .Para ser re-expedidos a otros • paises: cercanos.· Sin ·em·bargo, -SI. .......uuest ro • • co~ercio quisiera consumir esos productos tendrla .antes que someterse a la tar¡·f d · . a a uanera. Co,., todo h ay opmiones al efecto de que aun así e~ costo de.nuestros productos sería más bajo que SI' fu~ren I~po~ados de Estados Unidos. Esto tra~na en s~ sets consecuencias: (1) merma en las Import3:c1ones de los Estados Unidos; (2) merma e~ los Ingresos de compañías· navieras norte.amer1c~nas; (3) aumento de importaciones del extranJero; (~) abaratamiento del costo de vida en Puerto Rico; ( 5) aumento en los ingresos adua~ero~ de la Isla; ( 6) reducción de la carga co~tri"t!.utrva del productor y propietario pu ertorriqueno. _No es _necesario definir detalladamente estas consecu~ncias : ( 1 y 3) Productos que d· Obtenerse a · , . pu Iesen · ·- · · .. ~_rec:u:~s mas baJ.os que los de Estados Unt(los .dlsminuiria!t las importaciones de dicho p~ís. (2? Una baJa en las importaciones ncanas eJercen una influenci d f amei·ntereses navieros de Estadosa u~fd avorabdle .a Idos el total de ingresos. Esto crea , os, re ~cien o tre los industriales del N 0 rt ria _un conflicto en. d.os a 1uch ar por una rebaJ·a e quienes obl1ga d fl se t verían • . e e es en un t :l'I!omen o en qu~ 1os Intereses navieros s r1an ~n tendencia c<?ntraria. ( 4) Todo fa~t:ov:e contribuye a reduc~r el costo de los artículosq de n!lestro .consumo tiende a abaratar el costo de v1d!'· Sin embarg?, hay que ser prudentes al estimar esta ventaJa ya que los Estados Unidos dominan no sólo el mercado, sino también el arancel. ( 5 Y 6) Contand? con que el arancel vigente para .l~s productos Importa~os d~l extranjero, permitiese el desarrollo de dichas Importaciones indudablemente los ingresos aduaneros aumenta~ · .B

'J

1

;

!

¡

·_

.

'

rían produciendo mayores entradas por el concepto a nuestro gobierno. Un aumento de esta índole permitiría una reducción en la carga contributiva del productor y propietario puertorri~ queños. Estas manifestaciones son completamente obvias indican un beneficio directo tanto para el productor como para el consumidor puertorriqueño. Ahora bien, ¿por qué no se desarrolla este comercio en la actualidad? Podríamos hacerlo, si no fuera por la intervención aduanera. Hagamos constar que no tomamos en cuenta la P?litica proteccionista que ha extendido E!'tados Unidos a Puerto Rico, sino que nos referimos sólo a las formalidades impuestas a los cargamentos t~les como limitaciones en el manejo, transbordo e Inspección de la mercancía, el sistema de almacenes y de fianzas, así como la forma e~ que funciona la devolución de derechos y depósitos. · · ¿Cómo, pues, desaparecerían estos obstáculos con la creación de un puerto libre? Contando con grandes cantidades de mercancías en una zona franca, los comerciantes e industriales podrían satisfacer sus necesidades sin verse obligados a invertir sumas considerables de dinero en.- el almacenaje de existencias, y con la ventaja de que no tendrían que desembolsar inmediatamente los derechos aduaneros. Además, la zona constituída un manantial de productos de diferentes nacionalidades cuya abundancia moderaría los precios, surtiría los consumos y dejaría ganancias al país por los gastos de cargas y descargas, fletes, acarreos, avances y comisiones. Como queda dicho anteriormente la ventaja obtenida por nuestro comercio en el utilizamiento de esta zona para consumir productos extran-jeros a precios en competencia con los precios norteamericanos, resultaría inevitablemente en pérdidas para las líneas marítimas operando entre Estados Unidos y Puerto Rico. Esta situación a nuestro entender duraría poco tiempo-lo suficiente para ajustarse a los nuevos rumbos. Los industriales del norte tendrían que ofrecer mejores precios o se forzaría a las compañías navieras a rebajar sus fletes. N o queremos entrar en un análisis exacto de este aspecto, sino que nos contentamos con dejar apuntada esta situación anormal para los negocios en Puerto Rico, la cual tendría que normalizar, beneficiando con ello al consumidor puertorriqueño. Más aún, estas pérdidas serían sólo aparentes para las líneas norteamericanas que se beneficiarían también con el aumento del comercio exterior de las repúblicas latinoamericanas. Hacemos esta afirmación en el sentido de que Puerto Rico ofrecería un mercado en el cual la industria americana tendría oportunidad de competir favorablemente con los productos de Europa por razón de la distancia. (Continuará)


Marzo, 1940

1

7

El Problema de Población 1

DE PUERTO RICO

·'i

Por JOSE COLOMBAN ROSARIO Decimos que un país está superpoblado cuan- tado en 10,000. En 1920 el número d~ mucha~ do el número de habitantes es demasiado elevado ch<?s de 5 a 20 años era de 520,000; en el 198.0 en relación a la cantidad de capital y a los recur- fue de 651,000 y en el 35 de 688,000. Esto nos sos naturales de dicho territorio. En estas con- produce un aumento de 11,000 muchachos eseoli. diciones no es posible obtener el rendimiento de res por cada año que transcurre. · ·· · bienes econón1icos adecuado para cada habitante. Podemos exteD:<!er la misma situación a las· Para probar que en Puerto Rico el número enfermos y ~ los ninos abandonados, a la poliela de habitantes es mucho mayor que el que pueden Y a lo~ ~édicos; a las escuelas reformatorias y sostener la tierra y el capital que poseemos, no a las biblioteca~ ; a todo lo que signifique ro · ·. es necesario sentar las estadísticas en la silla de &Y normas de VIda más elevadas. · P greso los testigos. Ciertos hechos corrientes nos lo dicen con la contundencia de una pedrada en la cabeza. La escuela, desde los grados elementales hasta las Habiendo probado que existe en Puerto Rico aulas universitarias, cierra, despiadadamente, las un pro.blema agudo de superpoblación puertas a nuestros hijos. El dueño de la hacienda, es posible resolver ningún problem Y 9-~e ~ó o de la casa en construcción, o de la fábrica, o remover con anterioridad las dificultad SOCia Sih de la oficina, tiene que negar el trabajo a diez p~·esenta ~ población excesiva, veamo~s ~~e ~0:. personas por cada una que necesita y contrata. dios hemos ~e ad<?:ptar para orillar esta dlcultad Todo el que gana cuatro perras chicas en La Em?,gracton: Personas . . Puerto Rico carga sobre sus hombros, además de en problemas sociales o econ6mi poco enltendidas cos, con !1 pedansu familia inmediata, algún tío tronado, o algún tería del ignorante nos m sobrino huérfano ; o algún primo segundo de ?n de su propia sabid~ría la ':les?"an, sorp~endidos La población de ,Pu~UI~te soluCión. cuñado de la mujer, parásitos a la f~erza, a quienes la distribución de bienes económico~ pasó _ne- 36,000 personas anualmente _Rico a~enta en cesariamente por alto. No tenemos n1 médicos emigración anual de este n, · SI organiZamos una dye pers~nas, 1:10 ni hospitales ni medicinas para lo~ ~nfermos. Los seguiría aumentando la pobfam~;o viejos indigentes, en lugar de recibir ayuda ade- dudan<io. un .poco su mar . 710D • • toda'?a como cuada para sus necesidades, per3;mbulan por las preguntan: ¿Treinta Y se~:n~Ta Inventiva;-·nQS calles, enjutos, encorvados, precedidos por la mano cero, no? N u estro primer .mi lenos 36,000 es ·extendida que implora un ochavo. No poseemos plicarle : Sí, señor, la restal~u so es el ~~ relos medios de enfrentarnos con el problema de la un cero; y un cero es ta b. , esa operac1on es delincuencia infantil, ni de los niños abandonados, usted lleva sobre los ho~ len el artefacto que erróneamente la cabeza pros Y que denomina ni del pillaje cuotidiano. ., La política, espoleada tamb1en por la pobreza, primer impulso; sino ~e c~ro no ~eguimos este n humildad francisse convierte en campo de batalla en que un puesto cana le preguntamos: q público adquiere caracteres de trinchera que se ¿ Costaría algún dinero t sonas a otro país? .Presu rasladar estas perataca o se defiende con desesperado esfuerzo. por persona. N ecesitaríar::~ng?mos _50 .dólares parte del proyecto $1,800,000 s Invertir en esta == :- := Puesto que nuestra obi . , Sería muy tonto de mi parte creer que el ex- mente agrícola la emigrac:P, acion es principalceso de población sea la causa de todos nuestros objeto de dedicar nuestra Ion se efectuaría con el males sociales. N o pretendo por lo tanto, hacer las ql!e posean habilidad gE~\e a .las. faenas para ? Significa la cons.:. tal afirmación. Pero, por otra parte, es inconce- trucc16n de 7,000 casas· bible que en Puerto Rico pueda elevarse conside- un promedio de $200 mo~e· SI las calculamos a ;Además la tierra no coa ~ $1,400,000. rablemente las normas de vida, o que puedan crearse escuelas para todos los educandos, o que tantaneamente. Supongamonuenza a producir insse tengan hospitales para todos los enfermos que que el tiempo es favorabl s, conservadoramente, lo- necesiten, mientras la población sea tan nume- esperar unos cuatro m e Y que sólo tendrán que rosa como lo es en la actualidad, y esté tan fuera de sus siembras. Estoe:~s ~ara comenzar a vivir de balance con los recursos naturales y el capital. c~ntavos diarios por Per;nlfica, por lo menos, ·25 Supongamos que aumentemos, en el término dolares, que agregado ona, o sea un millón de de diez años nuestro capital en 20 millones de a la suma de $4,500,oo~ 1as otras partidas montar · dólares. Pues estaríamos en las mismas condiTodavía falta la · .. . ciones que hoy; puesto que junto con este aumento ¿Qué país o serie d pr~gunta más importante: de 10% en nuestro capital iría un aumento co- aceptar 36,000 P e Paises se comprometería .a .rrespondiente en la población, y siempre quedaría ~n todas J?artes eTrs~nb~ todos los años: .cU:an~o el desbalance inicial. Jadores ' sino de mayor P 0 ema no es de mas tta.·bJV ·tal · . ~. · ... Abramos 200 escuelas más con capacidad rir los eficaces in t capt con el caal· adfíuiipara 10,000 niños el año que viene. Tampoco he- producción a más sbr~mentos que :r;n~ltip}~~ ·la. ajo costo que .el. aum~t.(l .de mos adelantado nada ; puesto que el año que viene brazos? e aís · on $_4,_500,000 an.ualme~te ·eualquj.er -el número de niños de edad escolar habrá aumenP puede adquirir la maqijiilaria indisp_enaable

==-==

o

o

t

J


ISLA

8

1

1 Ji

!1 ¡: 1.1

¡. 1

para aumentar su producción en mayor grado que con los 8,000 trabajadores comprendidos en los 36,000 emigrantes. La Industrializa,ción: Otras personas, no más sabias que las que defienden la emigración, afirman que el problema de población quedaría resuelto mediante el establecimiento de industrias. Per~ señor alcornoque (me agrada usar este apelativo para otras personas como compensación P?:r: 1~ veces qu~ mi primer maestro lo empleó d1ng1endose a m1), ¿no sabe usted la inversión de capital que es necesaria para establecer indus~~- p~ra nuestra creciente población? El crec~1ento de personas de 20 a 65 años en Puerto R1co fué, durante los últimos quince años, de 17,000 anualmente. . Supongamos que se necesite una inversión de r ~ap1tal ?e $500 por cada hombre empleado en una IDd\lstria. Esto demandaría 8,000,000 de dó~a~e~ anualmeJ}te desde ahora hasta el día del JUICio final!, para ser· invertidos en la tan decantad~ solucion. . Pero, señor mío, si la falta de ~.Pltal ~s precisamente uno de los factores prinCI~~les· para que .exis~ el exceso de 'Población. Ofr~~er el ~~edio de 1~ industrialización para resol~er ~1 problem~ ~l.J.~ nos pl~ntea ·la población ~cesiv~' is co~q dectr q-q.e para resolver el prob ema e a pob:re~~h depemos acabar con los poc~es, _proyeyendolos d~ los bienes económicos nesanos .para _proporcionarles una vida holgada. El remedto que p · nosotros r rop~~mos: El remedio que palda.dri :o;~~!e:~s es l~gi~o, senci_llo, y está resde la población puegrtaopr~t1':8 en Ciertos sectores . rriquena. . Veamos: En un estud" h mis ~lumnas en 19¿7 IO ec~o por una de que poseen las familia's ~:~~s~fnrum~ro 1de hij.os , os n1ve es sociales, obtuvimos los si·g . t Uien es numeros :

pensaban tener "los hijos que Dios les mande," mientras que el 96% habían hecho su determinación de tener de uno a cuatro hijos.

=:-:=

Recuerdo la tragedia de la mujer intelectual joven, casada, de hace veinte años; cuando mensualmente sufría una crisis nerviosa buscando "remedios" contra el embarazo no deseado. Eran días de consulta a la vecina de la derecha, y a la de la izquierda y a la del frente y a la de cuatro casas más allá; y finalmente, realizando un esfuerzo supremo, se sometía a la entrevista con el farmacéutico curandero. Ya, afortunadamente, esta mujer consulta a su médico y se ha libertado así del calvario que recorría durante su vida de fertilidad. El problema individual de la clase burguesa está resuelto ; pero el problema social queda tan en pie como hace 20 años. Los pobres, de los que Dios hizo tantos, según dijera Lincoln, continúan teniendo tantos hijos que están despeñando a nuestra isla por un precipicio de hambre, ignorancia y enfermedades que pavorosamente nos amenaza a todos. Es a esta gente a quienes tenemos que instruir en los métodos de que se han valido sus hermanas, para libertarse de la cadena perpetua a que estaban condenadas por la ignorancia hace una veintena de años. Nuestra tesis sostiene que el problema po-· · blacional de la isla, sin resolver el cual no será posible la~ solución de nuestras más agobiadoras dificultades como pueblo, tiene su remedio en la difusión de los métodos contraceptivos a todas las clases sociales de Puerto Rico. . Deseamos,. además de facilitar los problemas . sociales de la Isla, poder librar a la mujer de la 30 cat;dráticos· de la Universidad maldición a que ha estado sujeta por la sociedad. ten1an Contra la maldición "Tendrás un hijo anualmen30 tabaque!~;-d~-1~-Col~~ti-v_a____ 15 hijos te por veinte años" nosotros queremos decirle "Ya 30 campesinos ---- 111 " eres una mujer libre y tendrás los hijos que de----------------- 159 " sees tener." No tengo un mi ó d mismo fenómeno se cr. n e duda de que este Hay quien cree que las doctrinas de la limitade Puerto ltico. replte en todas las ciudades ción de la prole envuelve una especie de prohibición de tener hijos; y por esto queremos recalcar el he· ¿Qué explicación tie t .. table · en las clases de n,e es a; fertilidad tan no- cho de que estas doctrinas envuelven sólo el más micas y de la Ümitac. :ras baJas normas econó- formidable espíritu de libertad que puede imagin en prolificidad de las narse. Es precisamente contra las prohibiciones clases acomodadas? m~r · grupo· está usand~ ::~:o duda de que el pri- sociales que nosotros predicamos la maternidad mientras que estos medios dos contra9eptivos; voluntaria y consciente. Predicamos la exclusión otros dos grupos. no son asequibles a los de la mujer de la lista de animales irracionales para elevarla a la categoría de madre humana, Los hechos anteriores . afirmar que el remedio Sirven de base para aquilatadora del futuro, con hijos saludables e ya experimentado con en¡~e P~oponemos ha sido inteligentes. Este es un concepto de la maternide nuestra sociedad. ro exito por una clase dad mucho más elevad? y más noble que aquel que confq.nde la maternidad con la mera parición. Las futuras mujeres perte . Para terminar debo decir, que van envueltas ses acomodadas de la isla yan~cientes .a _las clael1as no van a ser meras incuba:n decidido que en mi disertación dos ideas sustanciales : Primechos; sino que tendrán los hijos ~:as de mucha- ra, la provisión de una base sobre la cual levantar car y preparar para una vida c6moduedan. edu- un Puerto Rico más adecuado, más saludable, más tera. a Y Placen- . poseído de los bienes de fortuna; mejor gobernado y más feliz en las relaciones hogareñas. En un estudio verificado recienteme Segunda : La liberación de la mujer que una compañera mía de la Universidad s~~ por hoy está condenada a la maternidad forzosa e tro estudiantes, de 700 que comprende 'el estu~~-, imprecavida de cualquier mamífero inferio~.

N


Marzo, 1940

9

Incursión por el Mundo de Gabriel Miró. Por JORGE LUIS PORRAS CRUZ

f'

El propósito de comprender el sentimiento romántica, envuelta en niebla sentimental coinó' del paisaje en Gabriel l\1iró debe eludir tanto el concebida en crepúsculo de otoño a los veint~ aiioá-'· inventario corno la generalización. Por un lado, los ojos de Miró se posan casi exclusivamente ·exr la naturaleza mironiana, como toda auténtica vi- los, personajes, que son .s~lo sombras, y eJl la. sión de la realidad natural no es una suma de ~necdo~a, des~orada de VIeJO en un largo CWÜV9 anotaciones. Por otro lado, no es tampoco un ht_erario. Un~ca~ente dan ocasionales y fugaee$ mirar sin ver. miradas al paiSaJ,e. Esa obra primeriza acoge uii~ ¿Qué veneros alimentan el sentimiento miro- natu:aleza ~esvaida, que a VeceS comenta al per• niano del paisaje? Se avizoran su vida y su obra sonaJ e o sirve de contraste . o simplemente dti desde un viso que las domine como a un huerto adorno. N o presenta indicios de la futura oom: fecundo y se ven fluir abajo, por su sentimiento penetr~ci?n cabal de Miró con 1~ ~ida_d natural. de la n~turaleza, dos ricas corrientes: su alican- o Htlvan de . Escenas, que sigue cronol6gÍcatinisrno y su temperamento. Nacido en Alicante, ~ente a La .M'll::Jer de Ojeda, logra un cuadro más en 1879 Miró pertenece ya indisolublemente has- VIVO del pa~SaJe, pero en lo fundamental no r~ ta su m~erte en 1930, a aquella región de Levante. basa la !lcbtud que refleja ·la obra primogénita. ¿Cómo es la tierra alicantina, tan tenazmente A~bos hbros fo~an la primera fase en la evoapoderada del espíritu de Miró, que aun cuando lu~I6n del sentimiento de la naturaleza en Gabriel . escriba desde la dura meseta castellana rezuman ~1r6. sus pupilas paisaje na tal? . .Del Vi?Jir, que se publica en 1904, señala el Azorín, otro hijo de ella, nos describe a comienzo de la segunda fase la defin"t• p ed Alicante como un abrazo sensual de naturaleza afirmarse que el modo especfficamentel IV~. '?- e 1 • · mirontano fuerte y naturaleza suav~. ( 1) En e~e regazo de mar, montañas, cielo policromo, caminos blancos, ~ as~a pot P~n~era vez en Del Vivir. Las propo~b:l~Idores son sólo un desenvolvimienolores penetrantes, ~~:anadas, almendros, vegeta- t oucdci~nes e as post I I ades contenidas allí. ción y riqueza cromatica, se ~c~na y desaz:ro~la el . y a he.mos indicado que las fuentes d 1 • temperamento de Gabriel Miro. Su sentimi~nto saJe en Miró son fuentes vivas sustan . -~ P~I... de la naturaleza seréí, por lo tanto, un sumergirse Verdad es que como escritor 1 Cia en e. e q~eda a la. ~spalda en su tierra. , . d G b · ~-~M· 6. la generación del 98 e ¿Qué virtud posee el esptritu e ~ ~~e . I~ del sentimiento de. 'laon.. stus v~hosQs cult1_vaqo~e$ , Unamuno-y q na h ura eza-Azon·'n·, vc:a.u . . ue· para llevarle a una realización de paisaJe InUSI- I nc1a.n tada en la literatura española? Porq~~ descar- postur~s vitales. Perou~o ~:da .de ~lla algunas tando el ingrediante, literario:-la devoc1on por la que el paisaje mironiano r Y P 1e para _afirmar . naturaleza no es en el un derivado de _Iectu;as1 u~ finidor de fuentes literariasp Yocertd~ t~n gra~o de-: ejercicio del intelectual, sino una exigencia In~I­ . a 1s 1cas M1ró ofrece todos los ti · ma del hombre-y evidenciad? .~1 cau_dal ?e savia De~fi!an por su obra la naturalpos ~aturaleza. alicantina que lo nutre, la VI~Ion mironiana del paisaje no puede tener otro , tt;tpulso generador esterii, la marisma los cam eza rav1a, el suelo saje bucólico, los rÍos el ma~os de. labor, el paique la peculiar índole del espn·1tu .. fiere, sin embargo u~ tipo d' e1 Cielo, etc. P:reDigamos que ante todo es Mtró poeta.. Su y barroco' por su di"ne n~turaleza impreobra, aunque no asom~ en ella un solo verso, tiene sionista · t amtsmo• interno,· su . b1garram1en a aliento poético. ¿Que fruto puede dar un tem- tica, su atavío.o, su riqueza morfo16gica y cromaperamento lírico como el de este hombre, traspaLa topografía reproduc . . sado de luz atento a toda finura, de mirada perspicaz, de honda vida interior, franciscanamente Levante. La flora, de una : ·e~~~ Siempre ·la .de cordial sino un mundo como el que nos regala su en la moderna literatura ·espa~Pfitud desconocida obra? ' Miró instila en su paisaje el zumo de su de la planta más vulgar ha.stan1 a, ~espliega des.. alma. Ninguna creación más autobiográfica, sub- fenómenos naturales-nubes 1 a :nas .rara. Los jetiva, que la suya, no por el mero seguimiento to, tempestades, estaciones ~ lu~Ia, niebla, viende lo anecdótico, sino como ánfora fiel que recoge anotados en toda la escal~ dz, nieve, ~te.--están rehechos para acomodarse e su ;eahdad, pero la esencia de su espíritu. · En la obra de Gabriel Miró confluyen todas personalísimo. La fauna a U? criterio literario no Iguala en caud~l · las posibles relaciones del hombre con su contor- la flora. no natural. La naturaleza como proyección del . Los colores que abundan , . . . . .; yo. Como condicionante de la realidad psicoló- roJo, el. blanco, el oro mas en M1r6 ·son -·el 1 gica. Simpática o indiferente respecto del ser gra11: d1ver~idad de m'a~ azul Y el verde.. · ~ay humano. Desde La Jt.fu.ie'r de Ojeda., publicada en cepc~ón sutil. A veces ces, le qu~ suponJ3 ~­ 1901, que abre la labor literaria del escritor ali- de simbol? moral 0 es e! .~~lor adquiere .~t~rlá cantino, hasta Años y Leguas, aparecida en 1928, las sensaciones es una ~~~ ~ uai. ~ exaeti.tud. :~ que la cierra, la concepción mironiana del mundo soualés de Miró. S e_. as c~nqu1stas. má.s.P-~~­ natural traza una trayectoria ascendente clara- transpos!ción de sens~cfClerto P~ra ea~s~!t~ . lf! . mente perceptible. vas corrientes art' t. ones lo VIncula ·~ Jas= nu~ ~n La Mujer de Ojeda, "ensayo" de novela cruza los men · ls teas. El artjsta-de -ho~i~tv~ d saJes. que recibe :del ~er~ot -:t· -1fe~,(l) ~zorín, '.'El .Puisnje de EP.Jllliia Visto por loa Españoles", Rena· repro u~e una reahdad que es· ·u:rElir;n.b~e a~· hilO)} · ci.nuento, Madr1d, 1917, págs., 86-7. h eterogeneos. . . ;_ . ~ .· · · · · ·· · ·

1

:e

1

ª'

.

• • ¡_- -:. __

-···4·-- -- ... _ ... -

•. · -

~.

.•

••

-·.


10

ISLA

En Gabriel Miró el. paisaje no ejerce una mera presencia. No debe hablarse de la naturaleza como fondo, elemento decorativo, medio o aun tema, en la obra miro~iana. Su na~uraleza ~s una sustantividad funcional, una quintaesencia operante,. una realidad P9r sí. Podría sostenerse que Miró no creó más que un personaje que llena toda su obra: su naturaleza. Un personaje monstruoso por su ingente contenido mismo, alucinante y bello.· Pero la actitud de Gabriel Miró ante el mun· do -natural que le rodea responde también a otras incitaciones. A su concepto filosófico de la vida, po.r ejemplo. Concibe la vida, no meramente la del hombre, sino la de todo lo que existe en la creación, como un estado de convivencia que se gobierna. por la cordialidad cósmica. El hombre ~s· hermano del árbol, de la fuente, de la piedra. ,- sill -embargo se cree la criatura superior. El 9ombre. se muestra ineomprensivo y duro con los dem4s seres. El dolor de esa guerra injusta lo tecoge por. primera vez Miró en Del Vivir. Miró sotn.ete la · soberbia del hombre igualándolo a ~u~ 4~~nos en ~1 COSIDQS. De esa wea derivan · ~i~r:tas n9tas s~yas: la animación del paisaje, la ~11du~ta francxscana, la firmeza interior la supeta~l~n de los bienes materiales. Su naturaleza ~ó .élQ$te, sino qu~ vive con todos los atributos ~u~n<?s. _S~ actitud franciscana de ternura y ~<?Cie~tia haeta todo, parece incompatible con el luJo \)~noco de. su _estilo. Como todo es igual en ~l =rto.de lo creado, Miró descansa sobre una U:ácido ad _lib~~' firme _Y se~~n-~.. Desde su oasis P . _ Y. exuberante, Gabrtel M1r6 contempla al espanol azo~do por los simunes de ese desierto que es Espana. . · ('

l

La ~dticación de Adultos y la Democracia 8 l _Con e~_título La Educación de Adultos como vaguar fUL _de la Democracia dictó recientementea.· una CQn ere • 1L d Sli {J.,fsettációnnc!a6e 1 e _o. Rafael Arjon~ Siaca. q~é, :los eiÚdad~~~ rededor de la n~~es1dad de ~ P.&ra emitir · . gan la .Preparac1on adecua: es <:íttie la ;démoo~n yoth consctente en las urnas SI D?-o ill8trurit~nto· d~~id: de 1Jenar ~u cometido co.. s1sta. Aludió ·el confe . Sf!Cia1 eficiente y progrela urgencia dé que te rel!ciante específicamente a tradicional si~tetb.a d~~ne en nuestro país el Y!llizado hasta ahora Por 108~Pra. de votos, tan uticondición indispensable pft.artidos político~, como tengan que deberse eri el po~~ue los part¡do~ no reses que les han sumbiist . da los ~andes tnteeleeciones. · ra 0 el d~nero en las Estamos de acuerdo con el senA ...... N o es posi.bl · ·· · or .n.rJona · SJaca. . e que extsta demoeraeia le ítima, est9 es, ~o puede. gobernar el pueblo mienfras l~a corporaciones, el!ntan el voto que corresponde al pue~lo: Y la un.Ic~ manera _de evitar que tal· proced1m1ento continua ~s ~nsenando a los ciudadanos a no entregar su un1ca arma de defensa.

t:n

La Enseiianza de la Gramática Por AMERICO CASTRO Una primera confusión q_u~ conviene reTover es la idea absurda de que el Idioma se ensena estudiando gramática. Cuántas veces encontramos por esos pueblos de Dios ge!l~es que nos hablan con satisfacción de que tal n1no sabe ya de cuentas y de gramática ; esto, con el Catecismo, constituye para la familia el SU??t?nunt d~ la cultura escolar. Lo de saber gramat1ca. s~ 1 efiere a saberse de memoria ese nefando hbr1to que se llama Epítome de gramática, con cuya venta se enriquece la Academia Española. Cuando dentro de algunas generaciones se eleve la cultura y la sensibilidad de nuestro pueblo, caus~rá asombro que durante tanto tiempo .se haya podid_o profanar y hollar las tiernas cabecitas con senleJ ante sarta de dislates sobre el idioma. Lo que p_ueda haber de verdad en estas páginas de gra~átic~ !l,O llega a la inteligencia infantil con la 1mpos1~Ion mecánica de esas rígidas respuestas. ¿Cuando Ilegará a la mente y al corazón de ~~~ n1aestros y de la Academia que tomar una leccion de memoria es un crimen de lesa inteligencia? La gramática no sirve para enseñar a ~abiar y escribir correctamente la lengua propia, lo mismo que el estudio ~e la fisiología o de, 13: acústica no enseñan a bailar, o que la mecanica no enseña a montar en bicicleta. Esto es de tal vulgaridad, que avergüenza tener que escribirlo una y otra vez; pero como esa desdichada Academia sigue imprimiendo en cada nueva edición de su libro el mismo dispara te ; como ese libro es el preferido por la mayoría de nuestros maestros; y sobre todo, como el hacer aprender a los niños la gramática produce vulgarmente la impresión de que se enseña así el lenguaje materno, no hay sino insistir una y mil veces sobre el mismo asunto. Yo ruego a los profesores y académicos que reflexionen sobre esto, que es de suma trascendencia. Reparen en que los ejemplos y autoridades del lenguaje sobre que basamos hoy nuestros estudios gramaticales proceden de escritores, que no fueron grandes estilistas merced a gramática alguna sino a causa de un instinto artístico y obedeciendo al impulso subconsciente que nos hace hablar de una cierta manera. Cuando Homero o Platón escribían no se conocía nada de gramática; en tiempo de Cervantes esa ciencia vivía en estado rudimentario, y es probable que ni aun esos rudimentos fuesen familiares a nuestro primer escritor. Si fuera posible hacer que Cervantes analizara gramaticalmente el Quijote, no podríamos dar le sino una calificación bastante mediocre. Y sin embargo, no puede decirse que Cervantes escribiese incorrectamente el español. (Reproducido de

La Enseñanza del Español en España.)


Marzo, 1940

11

Responsabilidad Máxima de Nuestra ProfeSión Por CARMEN GOMEZ TEJERA (1l1.ensaje leido en la Octava Asamblea v!lya más .allá de la inspeccción-no te6ri~~W; Ordi11aria del Círculo de S·upe1·visi6n y s1no. efectivamen_te,-y se constituya en ·un~ fu~!" Administración Escolar de Pue'rto Rico) za vital en el meJoramiento del maestro. llagamOs ... ~uestras aquellas palabras de Rabindranaz Tagor: El tema de la Septuagésima Séptima Asam. . . en ~sta escuela mfa yo creo buen<) :g¡edir blea Anual de la Asociación Nacional Educativa nuestro éxito por el desarrollo espiritual de lós .· · de Estados Unidos, a la cual muchos de nosotros maestros . . . " nos honramos en pertenecer, fué el siguiente: . . El maestro, como tal, debe creer en la Responsabilidades de la profesión del magisterio. bihdad de los seres humanos, en la perfectibilidad Yo deseo exponer hoy algunas ideas en torno a del hom.b~e! y ~omo corolario lógico, en el progr~so una fase de este tema, que vuelve a tener actua- de la civi!Izaci6~ y de la cultura. Este ·sentido lidad vital, y que insisto en considerar como la d~ evolución unn~ers~l debe formar parte interesponsabilidad máxima de nuestra profesión-la grante de_ la conc1enc1a de todo el que se dedique formación del maestro. a la ensen~nza. La fe en los valores del espíritu Entre las responsabilidades universalmente le p:estara reserva~ p~ra afrontar. todas las siexigidas de una profesión, comentadas con aci~r­ tuaciones, y le perm1t1ra escuchar "el batir. de 'las to por el Dr. Reuben T. Shaw,-hoy nuestro dis- alas de su alma contra el ambiente." SOlo así se tinguido huésped-en ~a Asa~ble~ de la N. E. A., dará cue~ta perfecta de que el fin priMordial de en San Francisco, estan las siguientes: la educ.~ci6~ es la evolución del elemento ·d· · · ~~m~ . ~oo 1. El reclamo interior-la llamada-el ~e~~o Ha di~ho la señora Beatrice Ensor, direcincontrolable de dedicarse a una mtsion tora organizadora de la Asociación de E.d · ... _ especial en la vida. Nueva: · ~cac16n 2. Amplia cultura general. "d d 1 . "Como maestros, nuestra tarea consiste en 3. Especialización en los ramos escogi os e libertar y fomentar las divinas fuer ..t .. · · . conocimiento. o¡· ·- d d zas m .·eriores d e nino, e m o o que, fuerte dentro de "si . . .. 4. Exaltación del servicio sobre el lucro perpueda desear una supremacfa m·ás·b· · - · ~~mQ, · 1 y, d ueno - de su prop·.: 1en!lespiJ"~ sonal.· t" qu e materia, •;tu .. - . 5. Estudio Y progreso ~on ¡nu~s~ervicio . que da recorrer -el mundo.sin-mieao_ . ~?~~~!l r¡ '..?-~!1~. 6. Sentimiento de orgu do en e divinidad interior." ' consc¡e~ ..e ae su se rinde a la socieda · . ¿Qué exigiremos del maestr · · ·. · 7. Constitución de una sóhda organización realizar tal misión? El rimer 0 pa~~ q~e pueda profesional. y respetar al niño como Porta .requiSito es amar Dijo el Dr. Shaw: "Tenemos _razón en. sen- res ilimitados-id~ntifica~se c~~r, de futuros valotirnos orgullosos del progreso reahz~,do ,hac~a la fantil, como anhelaba Pestalozzi el, ,~ue_rer ser in.profesionalizaci6n de nuestra profes1on. SI re- Ana, yo. quiero volver a ser n: _ , enora .Santa pasamos las normas qu~ acabamos d?e exponer, poeta. Y en una ocasión arguyó clama~a. el · podremos nosotros decir otro tanto . Nuestra "El hombre mejor no es nunca 1rtega Y Gass~t: ~esponsabilidad máxima es. la de elevar nuestras niño, sino al revés : el que al e . que fué menos años encuentra acumulado en s frisar los ·trei·nta normas culturales y profes1on~les. u co~z6n. más esEs tan evidente la necesida.d de levantar el pléndido tesoro de infancia nivel cultural de nuestra profesión! que no hace que llevan en el ángulo de 1 • • •• ay hombres falta insistir sobre este. aspe~to. SI dese.o subra- tud latente, la cual hace pen~~uplla una. jnq~ie... yar la necesidad de meJoramiento p;of~s1onal del rrucado y escondido, presto a d e~ bn. n1no acu~ magisterio, no tanto en el aspecto tecn1co, cuanto sobre la vida, la carrera loca. are r1nco genial ciona el gran botin de la ciin ~leg~e que proporen el sentido filosófico. Si todos creemos firmemente que el progreso imperio. Sólo esos hombres ;:~a, el arte y del . el resto es contabilidad ?parecen estim_a.individual y universal tiene por base la educación, bl~s, si como afirma el Presidente Roosevelt, el magis- cuencia de este amor a los n.- · . Como conseterio es la profesión más importante en la pre- berá formarlos al calo-.. de 1 Inos, el maestro d&.-servación de la democracia, si todos confiamos en los cuales él ha fortal~cido ~s val~r~s eternos con. Necesitamos un mae u esp1r1tu. _. los ideales democráticos, por lo tanto, dignifiquemos al maestro elevando su nivel espiritual hasta Preámbulo del Código dstro ~u e, col!lo _reza ~1 arraigar en él los ideales más caros de la profe- promulgado por el Hon ~t~ca, recientem.en~ · ción : enderece sus efu.er omisio~ado de l~c~. sión. A nosotros los oficiales de supervisión, nos ral ; participe con entus. zos hac1a la acción.•a... corresponde muy especialmente esa labor. El as- vidades que tiendan al la~mo e~ todas 1~ pecto fundamental de la supervisión es-en mi dad de que forma art ~eJoram1ento de la: -BPG:U!concepto-la formación de maestros. Si quere- para sostener sus c~nvi~ '· posea. la e.nergf~ m()tª' mos, como dice el Comité Morrison del Departa- ni sectarismos, en un n~Iones Sin mtran~~ge~ci~ mento de Supervisores y Directores de Instruc- cola~orac~ón, con espíritub~ af~; de Cf?D:C~~~- .~ . e .~omprens16n y ·~Qle- _ ción de la Asociación Nacional Educativa, que la rancia · sienta h _ d . umana simpatía sus c&!b~~ supervisión sea filosófica, cooperativa, creadora, neros . e. profes16n y adopte _h~Q~~por ~eJJr,m :l.iha -$i(!p científica y eficaz, necesitamos que la supervisión tud coi dial y francamente a·co,Wc· 'd ·· · · ·.t· ·.lo-· -,3· t,;,.· ee ·ora¡ ra~·:c;~~.~..

educa-

6°' ·

r

e

aep- ·

,;,

.,....::_

. -·--···-··-· ·-· ....

_·_

..... ·-~--

-

·-·


ISLA grar la armonía, la unión sagrada de voluntades y conciencias; en una palabra, que tenga siempre presente que más altos que las tendencias individuales o de grupo, están los grandes principios en que todos pueden encontrarse y coincidir: los ideales de la profesión que tiene por objeto la formación de conciencias. . La realidad circundante nos revela con ca·racteres pavorosos que la inteligencia por sí sola ha fallado lamentablemente. N o es falta de in. teligencia lo que se deja sentir en la sociedad actual, sino fal~ de voluntad y de carácter. Luego, urge que el maestro de hoy estimule a los niños r a lós jóvenes hacja la acción moral, les sugiera 1deal~. de col}ducta, modele su vida espiritual. La educación as1 concebida habrá de liberar antes de esclavizar al indiyiduo, lo enseñará n~ sób..me~~~ ~_recoger información, sino a llegar a con~~~Iones después de cuidadoso estudio, establecera orden en la mente y armonía en el corazón. ,. Para lograr este objetivo, el maestro endere~t:a sus esfu~rzos más bien que a la mera obten~~6~ .d~ conoeunient~s, a_ la captación del signifi.~~o. VItal ~e esos bechos. Tratará por todos los .~e~~~s •pos1b~es . de cultivar no sólo el intelecto ;8d~n~·.J'qmordialn1ente la emoción, que es el facto; e~nnmante d~ la conducta. ·8i~;Iuorra ..,.lí. 'Mientras · . d os denuestro · s programas escolares estén datos p · t . ·norándó el fa-to . . .uramen e Intelectuales, ig1eginftola a .~a r_ m~~o de la sensibilidad o :¡;eremos en el POSlC~ In de segundo orden, fallari . . . . ~enc1a de la educación ~ara-. mej&rar l· ·t . · gá.niZaeioil del ~es· ~o, se ~~~9ne la reor0 sentido huma.··~ -~ · _escolar, tlhpa~iéndole H. S. Tuttle· .P:O'~. a la ~;nsenanza; C~mo ha dicho 'ti1Je-Oent~6d~e..~ br;llante arttculo titulado MoNó~ 1939,. ~-"!'ucat'ton (Journal of the N.E.A., tro .intenl; 1a pt~dra ~e toq_ue de cuanto el maesesta informa~ÍÓ:nari ebe~~ ~r: ¿Contribuirá que se están cult. a : rea IIzaci~~ de los ideales ¿·Enseñaré tal IVan o en os ni nos?, en vez de : examen.?. . cosa para que mis niños pasen el

ftil

1'·

·en s Así la. geografía será el estudio del hombre hech~sa~biente; la historia, la i~terpretación de ·ritá el ~e::~s ~t P[~entes; la literatura adqui~1 estudio d~ la lena · uman? 9~e la caracteriza ; dizáJ"e 'Pir~g • gua cons1sbra no en el apren~~..~:narto de reglas y d fi · · . . la eom:prensi6n ínt. d 1 e ~~ctones, Sino en sar Y el hablar. .tm~ .e. a relacion entre el penpunto: de vista de c~=~~a. se elstudiará. des~e el a a humanidad Es . . . ha.gamos tcio · dectr' 1 • ·escuela surja ·un nuevo os mae.st~os que de la también. una nueva Edad Ren!lcimtento, -acaso diaeff, -· tomando de ell Media, q~e dijera Bermente espiritualista. Reta el sentido profundato, con su afán de saber~rnemos al Renacimienavasallar por la pasión i~t )er~ n? nos d~jemos el elemento humano tan vit:Iee u~hsta, olVIdando ca de la historia. Está m enb~sa ~~cund~ éposaber," pero está mejor aú:~, ten, el afan de Cultivemos el amor a la sabidel ffan de volar." de los griegos ;-pero no comour a-la fio.los.ofía de sabio, sino porque a través d~era cur1ostdad noc?miento se logra la felicidad h verdadero coumana. . .6 d E n .es ta. real IZ~Cl · n el yo que anhel esta evolución hacia la espiritualiA·-d .eal.mo~-~n • . ua. ' 40 t 1ene un va}or f ·ormat•1vo Incalculable. Alm~Cw decir .

. ¿

l:U

método, no me refiero a las di versas prácticas y a los artificios varios de enseñar, sino a la técnica que despierta actitudes, que desarrolla concomitantes deseables, que cultiva la actitud científica hacia todos los problemas vitales. La enseñanza verbalista obstaculiza el crecimiento n1oral del niño, puesto que no permite la manifestación de su yo íntimo. Sólo guiando al niño a derivar sus propias conclusiones, después del estudio concienzudo y desapasionado de los hechos y de las situaciones, se conseguirá su progreso moral, cultivando de este modo en el ciudadano una de las virtudes más urgentes en esta hora : la tolerancia, la comprensión. Todos los problemas, todas las perturbaciones, todos los dolores del mundo, por regla general, son fruto de la incomprensión . Mediante la comprensión, pueden lograrse el "patriotismo sin odio, la educación sin miedo, la religión sin intolerancia, la industria sin injustiéia . . . " "No hay comprensión allí donde un individuo pretende sustituir la verdad de otro por su propia verdad ; allí donde orgu llosamente proclama que todos necesitan de su verdad en sustitución de la verdad de cada cual." Comprendiendo a los demás, les serviremos mejor. La esencia de la democracia es precisamente la comprensión a través del conocimiento de nuestros derechos y de los ajenos. La educación democrática debe cultivar hábitos de simpatía, cooperación, buena voluntad, de servicio y sacrificio personal en pro del bien común. Sobre la personalidad del maestro descansa esta labor inaplazable en los momentos angustiosos por que atraviesa el mundo actual. La paz internacional sólo podrá ciméntarse sobre la reforma educativa internacional a base de los postulados que acabamos de exponer. El maestro deb7rá proteger al niño contra la propaganda mal . Intencionada, guiándolo con cordura en el _estudio y la comprensión de los problemas mundiales. Así llegará el niño a su autorrealiz~ ción, libre de prejuicios, lleno de buena voluntad para todos. La moralidad nacional y la universal dependen lógicamente de la moralidad de cada indivi· duo. Corresponde al maestro la exaltación de esas normas individuales de conducta, mediante la elevación de la suya propia. Sigamos como maestros el ejemplo de William Lyon Phelps, que dijo: "Como maestro, me he esforzado en lograr que mis alumnos sean superiores a mí desde todos los puntos de vista. Deseo que tengan más talento, más carácter, más felicidad que la que yo tengo, Y anhelo que realicen una labor más fe.cunda que la que yo he realizado." . ¿Estaremos exigiendo demasiado al maestro? N o es tal nuestro propósito. Sólo exponemos las normas de nuestra profesión. Anhelamos que la evolución del maestro sea un proceso gradual en eterno devenir hacia planos superiores. Para terminar, deseo presentar a vuestra consideración algunas recomendaciones que podéis aceptar o rechazar libremente: l. En armonía con la tendencia hacia la revaloración de las normas culturales y filosóficas de nuestra profesión, creo que seria C?nveniente revisar nuestro Código Profesional para ofrecerlo como la expresión de (Continúa en la página 16)


Ma;rzo, 1940

13

El Méjico de Hoy Entrevista con don Miguel Cintrón Lastra Por JUAN RUIZ Hemos entrevistado a un hombre joven: un vos confiscándolos el Estado A . . part e d e eso se puertorriqueño educado aquí, que hace doce años exige que se pague al obrero un salar· d ' . reside en Méjico. Ocupa una posición económica do con el mfnimo que determina la Ilo e aEcuerl-t desenvuelta que le permite venir a su patria con zona donde yo vivo 1 · 1 • , . ey. n a ' e ~a ario minimo es de $1~50 alguna frecuencia. Tuvimos el privilegio de es- diario. tar con él varias horas en su reciente visita a ¿ ~é h~y del movimiento cooperativista.;. Puerto Rico y nos ha dado las impresiones más .ay Innumerables coopérat1v , M •.. frescas sobre el Méjico de hoy. Sus palabras tienen C~si todas son de obreros. Allí 1'. as. en . éJ.lCO~ 1 para nosotros, los que aquí vivimos, el atractivo de :rl\~!1-ant~mente que se cierre nin . a .ey pro~Ibe. terrepresentar el punto de vista de un puertorrique- baJo. ~1 los obreros van a una ~ni ~ue~te ~e tra.:. ño, de un hombre de nuestra idiosincracia. -lo nusmo en la industria que eri~le ~a~.~~ patrono· a agneulturaPreocupados perennemente con ese afán ideal tiene la obligación de arre larl que se llama libertad, abordamos a nuestro ami- ~ino limitado, o de lo cont:ario~fcn~!> de un tér.o Ierno exprogo con la siguiente pregunta : ¿Existe la democra- pta al patrono y entrega la a los obreros~ cia en Méjico? Y nuestro amigo nos responde: Al principio esto dió lugar em¡.fiesa Hasta hace poco, no había democracia. Ahora obreros carecían de la ex a .. 1 Cl;l1tades pues los es que empieza la verdadera democracia allí. Era necesarias para operar co~e~Ic:nc1a Y la aptitud natural que las condiciones por las cuales ha pasa- funcionando con normalidad exito, pero ya están do el pueblo mejicano exigieran una mano fuerte. en Méjico es algo serio Aiii \eg1slación obrera , a ey le ha quitado Y la ha habido. Pero un índice claro de la libertad aquel control absoluto · que· allí se disfruta es la absoluta libertad de pren- posiciones legales expr~~=stenia bl.capital. Por·dis:. sa. Los periódicos allí se expresan sin trabas ofi- a organizarse en uniones ' se ..0 dl.¡ga a los obreros ciales de clase alguna. c·árdenas es un ídolo popu- ganizaciones son las ue ~ Sin Icatos. Estas orlar. Au"nque su autoridad no tuvo una base demo- respect? ~1 contrato de frab :r:ataEn co~. el p$.tro~o crática -ya que fué impuesto . por Calles-. su te prohibido que el patron0aJo. stá rigurosamen•. obra cívica y social le han conquista~o la adm~ra­ r?. i_ndividu~meute. liat r c~ntrat~ éQh un obreción y el afecto del pueblo. Es un hombre sencillo. cierto.s, patr9nos coñtra ~s~~en~, 1~ .;r~~~ión de· Es uno de los pocos ejecutivos que salen a la calle creacion de lo que se llam " l!le~tda_S'~a· ·siao· 1a: y se mezclan con el pueblo sin necesidad de vigi- o sea, individuos afectos ai ~Ind1catos blancos", lancia ni guardaespaldas alguno. El no quie~e vi- zados para debilitar la f pa rano 9-ue. son util~-:­ otra parte, cuando un uerza del Sindicato. Por gilancia; está seguro de que el pueblo le quiere. ¿Cuál es la posición de Cárdenas respecto a las huelga permaneciendo ene~p¡eado . traiciona una cerse ~ueya!flente la normalid r~baJo, al restablenuevas elecciones presidenciales? -No interesa la reelección. Está decidido a aquel .Individuo queda elimi ad, es entendido que abandonar el poder. Eso sí, le inter~sa que su su- redu71das a, su mínimo las nad<? ~~ su puesto,' y cesor sea un continuad.or de la obra revolucionaria consiga a!gun otro empleo e:M~~~hdades de que Volviendo a las coope t· éJtco. económico-social que tan eficazmente él ha impul~~ preparación de la masa rde¡vas_, he de decir que sado. rior en general, a la que t. PUeblo allá es infe.¿Ha sido pacífico el régimen de Cárdenas? en ~uerto. Rico. N obstan~:n¡ e~. tr:abajador aquí 0 -Completamente. Existe orden, se vive muy te~1do éx.1to, completo. A ju~ as cooperativas han tranquilo en Méjico. La Revolución Mejicana está que no habri~n de tener éxit;ar 'Por eso, no veoen proceso, pero es pacífica. Todavía quedan cosecr_eto del sietama coope t. ~n Puerto Rico. El sas por corregir. l~c~1onar obreros y técnic~: lVIsta estriba en s~ ¿Ha habido reformas económicas efectivas en rigir.las. Debe existir de a competentes para dl·Méjico? · · · ' cuerdo 1 1 . -Ya lo creo. Si en algo se nota evolución rá- ra , e principio. de selección del c?n la ley natumeJor. hombre pa~ida en Méjico es en el orden económico. La polí- ra lo~ puestos d~rectivos. ¿Qué nos dice de lar i : .· tica fundamental es la de acabar con la explotación· -Al principio, fué u~~rma agraria? de la gran industria. Debo hacer bien claro que allí racaso, por la .misma. los negocios están bien pr~tegidos por el gobierno, razón de Ine~periencia a ahora, ~espues que los obr~ue antes aludí. P~&: a menos que haya explotación. Explotación es aburos han tenido -su (en;:.. so del capital para beneficiarse a costa del traba- trenamtento, se empiez a a ver funcionar CO'" ·bu.e.;, jo. ·El gobierno está al lado del pueblo en su for- nos resultados. .y d 1 . ..~ . ,. cejeo por la libertad económica. Todavía hay allí ¿ e Sistema edu t• , . ca 1vo ~ ·· · capitales fortísimos. Méjico tiene que luchar con- L a escuela en Mé.. .L.U~Jlcano,? .tra los intereses norteamericanos que lo han ex- lazada. co~ la reforma e Jico e~tá: Intimamellte E$~­ plotado. N o quiere decir esto que exista perse- cauzada directamente h c~n6:rnicb-soe.ial. ·Está ·;eñÓ!. . cución contra el capital extranjero. Todo lo con- ra. En vez de crear o f acia una .t>rien~m61! ~b~ trario. Méjico invita a la inversión extranjera, se, propende a elimiria~lne~ar un sentid~ <le:~. pero sólo a base de reconocerle un beneficio razo- afirmar el concepto ·de 0·t · ten~e a .es~hl~~· ·.;. nable. Es muy reciente una ley llamada de "su- be ser un obrero en ~~ tiodto ~Ud8idªnt» 'e$·..f. rd~- . perprovecho", para eliminar los beneficios ~xcesi:- obrero al fin La es'cuela 1s ·.~ ~s ea~ga~~~- •Pf!t~ • . _e1etn.~W(~-o~IDL

J.¡a

..

.

'

.

.-~'o.••·'~•··_;, ·-..r., ...... ~,~.• _; __·•~

1

1

¡ 1 1

¡'

~ 1 1


14

ISLA

para seis años, la preparatoria son cuatro años y la carrera seis. La instrucción pública está poniendo mayor atención hacia el indio. Los indios puros en Méjico pasan de un 50% de la población total. Se considera que este es el problema· fundamental de Méjico. Pero ya se camina hacia la civilización del indio. Estos viven en poblaciones pequeñas, lejos de. los otros habitantes en Méjico. Y según pude observar personalmente, como el indio no trata de asociarse a la civilización, el gobierno les lleva la civilización a ellos, por medio de campos de juegos y misiones pedagógicas. En los campos de juego, a donde afluyen los indios pequeñitos a jugar, envía el gobierno niños blancos que les enseñan en sus juegos el idioma, ya que los indios hablan todos sus diferentes dialectos. Y esta la'Qor la. complementan las misiones pedagógicas, compuestas por un médico, una enfermera y t:m ~estro, quienes los instruyen en el progreso .y los atraen a la vida de civilización. En Méjico el indio es muy respetado. Cárdenas es indio, no es hombre de colegio. ¿Qué comentario podría hacernos sobre la versión de que Méjico es comunista? -La obr~ de ~éj ico es pur~merrte mejicana. Np es C~Jiluntsta, nt es rusa, ni está calcada en mngún patrón anterior. Méjico ha hecho una revolqción sura. Lo más. il!lportante que yo veo en _esa revoluc16n es su originalidad, la preocupación P9~ crear un!" nueva vida adaptada a sus parti~tpar~s necesulades y a las condiciones de su ambiente. Esas son las reformas que a mi juicio pueden perdurar en un país. Los pueblos tienen ~u.res.,au.c.a. ~ ..~C:;rE~u _prop~a. ~istor¡a, no pueden cogerla decir • que. M.,.... · · "' sto no qu'Jere ~ . eJ 1co. no este,.

.P

1

atento a cualquier medida buena en cualquier país, pero al adoptarla la adapta a lo suyo. Puedo decirle que hasta hace algún tiempo Méjico te~ía gran simpatía por Rusia, pero desde que ocurrieron las purgas, y desde que se agudizó la dictadura stalinista, empezó a decaer esa simpatía. ¿Cuál es la perspectiva para las próximas elecciones presidenciales? -Creo que nunca antes ha habido democracia electoral en Méjico. Ahora va a haber unas elecciones que quizás sean las primeras elecciones democráticas. Pero es curioso que en Méjico solo existe un partido político : el Partido Revolucionario Mejicano, el cual ha postulado seis candidatos para la Convención del Partido; pero solo han quedado dos: Juan Andreu Almazán y Avila Camacho. A vil a es el candidato probable. Y sería el continuador de Cárdenas. Además tiene el respaldo de Vicente Lombardo Toledano, el líder máximo del obrerismo mejicano. Toledano tiene hoy tanto poder como el mismo Cárdenas, lo cual demuestra que el poder político no está controlado precisamente por el capital. He aquí unas sintéticas impresiones del Méjico actual. Ellas demuestran que el pueblo mejicano está haciendo historia, y a grandes pasos. Se advierte en la revolución mejicana que la transformación política va unida a la economía. Puede decirse que Méjico se ha economizado una revolución, pues Europa y otros pueblos de América se bañaron en sangre para conquistar libertad política mientras el hombre siguió siendo un esclavo económico. Méjico se ha plantado de un tirón en la vanguardia de las luchas emancipadoras de la Humanidad.

Una Pregunta Por SALVADOR Tió . El Senador Sixto Pacheco es nombrado pre~Idente. de la Comisión Jurídica del Senado, por el prestdente de nuestra más alta cámara Iegis~ativa, q~e cada vez va perdiendo más altura y baJa!do mas en nuestra admiración y nuestro respe..,o.

debieron ser los primeros en exigir por un sentimiento elemental de decoro· personal y de decencia política que- tales acusaciones fueran pública-· mente esclarecidas. El Senador Pacheco debió voluntariamente y en el acto renunciar como miembro de su partido Nosotros no tenemos nada contra el Senador y como representante del pueblo, en tanto no fue"" Pacheco. El Departamento de Just" . , H b' una acusaeién ~ ·d • te . ICI~ SI. a 1a sen esclarecidas tales imputaciones. Ni lo hizo ni tuve hace algu'n -~. Ien lpor ~alsi~ca~Ión, que de- se lo exigió su partido que venía de este modo a p . te~po ~ rmsteriosa muerte del hacerse cómplice de un posible encubrimiento. senor omales, testigo Principal d l .ó ¿Era injusta la acusación? N o lo sabemos. Se . e a acusac1 n. Dos días después de dente de la Comisió~u .nuo~d~ramiento como pres!- ha archivado el caso pero no se ha archivado la . d , d J n Ica su causa es archi- duda a la cual seguimos teniendo perfecto dereva a admep~eratn os~ eten ud~ tecnicismo legal, el trans- cho. Casos como éste' no deben resolverse recu·curso ~~ n o vein tas. Ha prescrito legalmen- rriendo a dudosos tecnicismos legales. Deben ret~ Ja_ acctón, pero no ha. prescrito la responsabi- solverse a la luz pública, a menos que se tenga mie1-rdad moral que todo leg1slad~r tiene para con el do a la luz pública. Y los hombres públicos no tie.pueblo q~e le concede con sus votos, su adhesión nen derecho a maniobrar escudándose en las somy su confianza. bras. El Sen.ador Pacheco está .en entredicho. Hay Tal vez sea esta una de tantas interrogaciones una acusación .que no se ha visto en corte. Hay que la opinión sigue haciendo cada día sin obte-una responsabilidad que no se ha esclarecido. El ner adecuada respuesta. Pero seguiremos prePartido del Sr. Pacheco, y el mismo Sr. Pacheco guntando, aunque nadie responda.

1

1


15

Marzo, 1940

Sinopsis de la Actualidad ENERO DE 1940 3 de enero-Bolívar Pagán jura su cargo en el Congreso. Anuncia que gestionará revisión drástica de la ley de Horas y Salarios. 5 de enero-Ickes y Leahy conferencian sobre Puerto Rico. El Secretario del Interior considera "trágicas" las cuotas azucareras. 8 de enero-El informe sobre salarios enviado al Congreso por el Administrador de Horas y Salarios evade el problema de Puerto Rico.

\

buena polftica aumentar el presupuesto vigente creando plazas nuevas, aum~tando sueldos y creando nuevas partidas, cuando al aprobarse el presupuesto vigente, se reba~ ~ de las partidas de limpieza pública, ~edicinas, arreglo de calles y utros la ·canti~a.d de $80,000.00." Sus compañeros Comisionados .lo tildan de "antipolitico" ; de ha~e.rs~, olvidado que se debía "a un puesto pohtico ; Y que su actitud constituía "una censura para la Junta," que "peor no podría haberlo hecho un enemigo." ·

2& de enero-212,913 personas se inscribieron en los dos días de inscripclones. · ·. 9 de enero-Las autoridades federales dicen estar dispuestas a realizar estudios para determinar lo que costaría la conversión de 29 de enera:-El Gober~ador Leahy anuncia en Washington que Intenta reducir el presuPuerto Rico en un territorio organizado o puesto ~o m~~ posible. También · espera en un estado. h~cer- hincapie en que el pueblo Y la Le-El Supremo de Washington sostiene a Trigislatura ~~ Puerto Rico deben asumir la bunales puertorriqueños y mantiene firme~:ponsnda~Il~dad de forjar su destino ba,;o mente la doctrina de que éstos no deben co tmones actuales d d" d 1 menos posible d 1 ' epen 1en o Q ser revocados en su interpretación de estaquiere decir el ba ayuda federal. .¿Qué tutos locales si no hay error manifiesto. o ernador? ....

G

10 de enero-El señor Robert Taft, candidato a la Presidencia de los Estados Unidos, pronuncia un discurso en Chicago abo!fando entre otras cosas por la total supre~I,ón ~e la Administración de Reconstrucc1on e Puerto Rico.

80 de e!lero-EI Supremo d W . . .. Cla que revisará ·fall ed lashin~n anun0 e os 50 acres. -I~pu~~an nuevamente tr , . -. de Derecho los· estUdia-·t ...-~s ~~~~tJ-~~~ de leyes en la un· .dn es e pnmer añ:o· Ivers¡ ad de Puerto Rico.

11 de enero-El Gobernador Leahy almuerza con

FEBRERO DE 1940 6 de febrero-El Pro · aceptar la renu~u!ador Malcolm decide Campos del Toro. Cia del sub-procurador

el Presidente Roosevelt y dice que las c!lndiciones de Puerto Rico son muy seriaS, comentando: "Lo único que han hecho en Puerto Rico es producir azúcar Y la prdoducci6n de azúcar es lo único que pue e hacerse por el momento."

18 de enero-Más terrenos de Punta Borinquen son expropiados para la base aérea.

-Al tomar posesión de su cargo com~_Pro­ curador General el señor Malcolm diJo en su discurso que "a menos que el Gober!lador instruya otro procedimiento el Gobierno aceptará el veredicto de la Corte Suprema de Puerto Rico aun cuando su fallo fuera contrario a nu~stra posición, como final y concluyente." 17 de enero-El ~?misionado Laborde, de la Junta de Comisionados de la Capital, vota en contra de una resolución que aumenta en $30,000.00 las erogaciones del Gobierno de San Juan, porque no cree "que sea una

a

12 de -febrero-Se reú 1 · . to Rico. ne a Legislatura de Puet13 de febrero-El Gobernad . . _. . mer mensaje a la Le ?r Leahy, en su: pr¡economfas sustanc. lgislatura, recomienda asignaciones para ~ es ~ .el Gobierno y nes nuhtares. . . ... de febrero-Empleados d Sanidad se quejan púb~~ Departamento de les descuentan d lCatnente ·de que se diez por ciento sueldo· mensual · empleados que no ,nes Politicos. A las. descuento les ret. estan conformes con Ienen el sueldo. . , 21 de febrero-El Sen d . ., apru~~a una n.:e 0 d~ los ~stados -Vllidea.; ·cond~ciones econó v~ 1nvest1~ación. 4~ _l._ to Rico. nucas Y sociales ·de Pu~~

P:r:'fi

un

et

.

'

V:

~¿L_',_

..~·,.,-


' r·

ISLA

16 .

de una serie ininterrumpida de reuniones semejantes.

(Continuación de la pág. 12)

"máxima responsabilidad moral" a todos los oficiales de supervisión de Puerto Rico. 2 .. Recomiendo ·muy eficazmente que nuestro Círculo continúe gestionando los medios para afiliarse al Departamento de Supervisores y Directores de Instrucción de la Asociación Nacional Educativa. 3, Teniendo en cuenta la necesidad básica de la lectura en la vida y de acuerdo con las recientes actividades en torno a ese tema, -·tales como la celebración de congresos, el crecido número de investigaciones realizadas, la publicación del Anuario de la N. S. S. E.,* la preparación de Manuales de Ejercicios para los alumnos, etc., ~­ giero la organización para una fecha próxima de una discusión general sobre la lectura. Este acto podrá ser el comienzo *National Society for the Study of Edueation.

La Escuela Rural

4. Mi última recomendación es que hagamos examen de conciencia, veamos qué hemos realizado hasta hoy en cuanto a nuestra responsabilidad máxima-la formación del maestro, y qué nos resta por hacer. Se impone la supervisión cooperativa entre los oficiales de supervisión, los maestros, los niños y la sociedad en general, para hacer de la escuela 'lo que queremos que sea. Elevemos todos a Dios, en esta época del año tan propicia a los buenos pensamientos y a las nuevas resoluciones de mejoramiento interno, nuestra plegaria pedagógica, confiando en El y en la bondad innata de los seres humanos. Esta fe en la eficacia del Bien, de la Verdad y de la Belleza, es fundamental para los que hemos elegido el magisterio como profesión.

---NOTAS: (1) {2) {3)

L

(Continuación del número anterior)

(5) (6)

, Las. ~egundas .unidades, aunque limitadas en

~ÚEnero .~éatQree nruü estudiantes repartidos entre ochenta y tres escuelas) han ejercido una .gran· Uñluencia socia~adQra en la vida campe-

1 l

l

.sina, debid<!> a la centralización de maestros y .alumnos y especialmente a la labor de las trabajadoras·· sociales. El aumento de los medios de -comun'icáciÓn ha brindado a los niños del campo Ja oportunidad~' de estudiar en el pueblo; eso era ·enteramente imposible hace algunos años. ·CONCLUSJION· .

1'.

. Los· prÓbl~ma~ ·de la escuela .rural en Puerto ·Rico tienen qtie. resolverse, Jl.O a través de la va.~abie poiijj~ de.lQJ3., Comisi~:>tiados de Instrucción, ·qué··son ·<fesignados af azar por el Presidenta de :tos És~do~ linidos, ·. ~1no por ut.ia Junta de Ins·truc~i6n. ~·~•Det~~te: integrada ~al manera que .sus actu~IOlJ.'~$:' ~ean· ~¡.· re~ultado de la previsión, Y_ de planes hi'ªn confeeeionádos y dirigidos hacia ft;nes estables. · · ·Y para termitu~r:· ~1 .~ro,lema de las ·escue.las rurale~. no . es,,. más ,.~ue -~~ parte de un problema soctal de mayor a:i'Jlplitud ·y· que debe ser atacadó por todos sus flancos: pobreza, ·sobrepoblaci6n, enfermedades, ilegitimi(lá.d, des:empleo y .delincuencia. Dejar que se resaelva poi,! si tnismo ·es tan ridículo como pretender que una úleéra grave se cure aplicándole Iodex· o poniéndole compresas de agua caliente.

de

(7) {8) (9) (10) (11)

( 13) · ( 13) (14) (16) (16) (18) (19) (20) (21) (22) (23) - (24) (25) (26) (27)

Area aproximada. de Estados Unidos: 3,000,000 do millas cuadradas. De Puerto Rico: 3,400. Población de Puerto Rico: 1,800,000. Aren en acres: 2,198,000.V6ase la lista do los Estados con el número do• ucres por persona en el World .d.lmanac, 1937, pág. 248. U. S. Dept. of Commerce: Births, StiU-births, ancl Infant Mof"t. ality Statüttics, 1935, pág. 3. Informo del Comisionado de Sanidad, 1936·37, pág. 71. 'Vorld Alma.nac, 1936-37, t>ág. 947. Informo del· Comisionado de Sanidad, pág. 76. Los datos para Estados Unidos son de 1929. Tomados do la obra de Samuel J. Crumbino y otros. Porto Rico, a.n lnquire Into thB Health, Nutritional and Social Oondtitions in Porto .R&co, as thev ma~ Af/ect Ohildren, 1929, pág. 27. Para Puerto Rico véase: Informe del Comisionado de Sanidad, 1926-27, pág. 126. Datos de 1986. Informe del Comisionado de Educación, 1900, pág. 10 . Lindsay, Informe, 1903·4, pág. 83. Roland P. Falkner, Informe, 194·5, pág. 25-27 . Dexter, Informe, 1908·9, pág. 282-233 . Dexter, Informe, 1909-10, pág. 17. Bainter, Infot·me, 1913-14. Miller, Informe, 1915-16, pág. 354. Huyke, Informe, 1921·22, pág. 248. Arán, P., fbid. Informe del Comisionado· de Educa.ci6n, 1937, pág. 44. !bid., pág. 52. lbid., pág. 25. Oe1U1ua of Puerto :Rico, 1935. Ocnsus o/ Puerto IUco, 1899. Informe del Comisionado de Educación, 1938, pág. 68. Oensus, pág. 12. · Informe del Comiliona.clo de Educaci6n, 1937, pág. 125. Oenaua, VRTT, pág. GD • Informe del Comisionado do Educación, 1938, pág. 65.

GUIA Américo Castro-Profesor de Lengua y Literatura Española en la Universidad de Tejas. Catedrático visitante de la U. P. R., 1928. C. Gómez Tejera-Supervisora General de español. A. Matilla Jimen0-Catedrático del Instituto Cristóbal Colón, Ciudad Trujillo • Jorge L. Porras--Estudios avanzados de literatura y. filología en la · U. P. R. y en la Cen.tral de Madrid. Prepara una tesis doctoral sobre Gabriel Mir6. Daniel A. Ramos-Alto empleado de una compañia naviera de San Juan. José C. Rosari~Catedrático de Sociología en la Universidad de P. R.

r


,•

THE NATION

REVISTA BIMESTRE

SUR

WEEKLY

CUBANA

REVISTA MENSUAL

Single copica--:15 centB; Yenrly subscription-$5.00 20 Veaoy Strcct X cw York

Director: FERNANDO ORTIZ Habann Ouba

DR. A. FERNOS ISERN

WILSON P. COLBERG

CARLOS D. V AZQUEZ

ABOGADO-NOTARIO

ABOGADO-NOTARIO

Especialmente Enft•rnll'dndcs del Corazón, dol Sistema Circulatorio. Estudio Elcctrocnrdiográ6co Ave. do Diego Núm. 4

Teléfono 106:.!

HnnturC'<',

P. R

Dirigida por VIOTOIUA OOAHPO · · Viamonte 5.ft8 Buenos~

Tetu6n 14, altos Tel6!ono 1288 S.J.

Otlcina.: San Juan

Bcllilclo Pa4fD. San Jua11

Tel6fono 1446 S.J.

MIGUEL A. PASTRANA

HERIBERTO TORRES SOLA

RAFAEL BUSCAGLIA

CIRUJANO-DENTISTA

ABOGADO-NOTARIO

ABOGADO-NOTARIO

Rlo Piedras

Pucrto Rico

Ediflcio del Banco Oomercfal

Te16fono 1658 S. J.

Extracciones sin dolor

Allen 41

San Juan

Tel6fono 1084 S.J.

&m llWl

PINTUR.¡\~ - 1~~.:\I..:\IJfES 1-t~L\.l{Nit·EH - I.J..:-\.C\~8 -

ETC.

Se venden más en Puerto Rico porque han demostr~do por espacio de nlás de 40 años que resisten meJor · · 1es. los rigores trop1ca Elimine el cost oso procedimiento de p1n · t ar con d ema Sia · d a frecuencia usando pinturas

SHERWIN WILLIAMS Distribuidores :

. i .· j

MA YOL &

c·o.,

San Juan, P. R.

. .

----

.... - : .... ,... _

.... -

-

...

_.,

t

·,- ....... - -~~ ··...t-.•

.

._

... -

~-

.

-~


1

\

r.

l'

. ~.

•l

'J

~

··.:,

',·. ' il'

1

(

'

1 '

1

1 l~

~

,

.,

' )

.. , ' "1

~

1

l"

1

_) i ·', .

~-~-- ~· ·~ i: !. . .J

.

;,

•.

... ·~

,. -·-- --·

-

~--

....-, --::::.......

Isla  

Publicado en San Juan. Marzo de 1940.

Isla  

Publicado en San Juan. Marzo de 1940.