Page 1

nº 248 MARZO 2014

ingeniería industrial Revista del Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de Andalucía Occidental

Y además

Francisco Gordillo ingeniero industrial

Antonio Soria ingeniero industrial

Julio Alba ingeniero industrial

Ingenieros

en la Administración Pública Fernando Fernández ingeniero industrial

Entrevista con Carmina Acero, ingeniero industrial en el Servicio Andaluz de Salud de la Junta de Andalucía


Programación de cursos previstos en 2014

2014

c O A I I CO

PREPARACIÓN PARA EL EXAMEN DE LA CERTIFICACIÓN PMP PROYECTO Y EJECUCIÓN DE INSTALACIONES DE BAJA TENSIÓN: CURSO 1: DISTRIBUCIÓN DE BAJA TENSIÓN. INSTALACIONES DE

ENLACE Y PUESTA A TIERRA CURSO 2: INSTALACIONES RECEPTORAS Y ESPECIALES SOBRETENSIONES

PUESTA EN MARCHA DE PLANTAS INDUSTRIALES

DIRECCIÓN FACULTATIVA DE PROYECTOS INTERNACIONALES INSTRUMENTACION Y CONTROL LEGISLACIÓN INDUSTRIAL INDUSTRIAS AGROALIMENTARIAS REHABILITACIÓN DE EDIFICIOS LÍNEAS ELÉCTRICAS, SUBESTACIONES E INSTALACIONES FERROVIARIAS INFORMES TÉCNICOS Y PERITACIONES PROYECTO Y EJECUCIÓN DE INSTALACIONES EN BAJA TENSIÓN INSTALACIONES ELÉCTRICAS PARA EDIFICIOS SINGULARES FABRICACIÓN DE BIOCOMBUSTBLES (Factoría de Autoproducción) INGLÉS PARA INGENIEROS INGLÉS PREPARACIÓN PARA EL EXAMEN A TITULACIONES OFICIALES (PET, FIRST, etc.)

Jornadas

PREVISIONES MACROECONÓMICAS PARA EL 2º SEMESTRE DE 2014 MARKETING PERSONAL EN INTERNET DISEÑO INDUSTRIAL PARAMÉTRICO APLICADO A LA EDIFICACIÓN (BIM)

más

nfo en:

www.formacioningenieros.es o en el tlf 954989098

e nuestras n Infórmate d escuentos e D y s a d u y A Becas, ina web nuestra pág


2014

Ingenieros

EN ADMINISTRACIONES PÚBLICAS

“Los científicos estudian el mundo tal y como es, los ingenieros crean el mundo que nunca ha existido”

Nº 248 ii Marzo 2014

Reportaje Informe: Perfil del ingeniero industrial en la Administración Pública Página 8

Entrevista a Antonio Soria, ingeniero industrial en el IPTS Página 12 Entrevista a Antonio Puente, ingeniero industrial en la Comisión Europea Página 14

Entrevista a Julio Alba, ingeniero industrial en el Ministerio de Trabajo Página 16 Entrevista a Carmina Acero, ingeniero industrial en el SAS Página 18

Entrevista a Ignacio Cáceres, ingeniero industrial y jefe de servicio de Industria de la Junta de Andalucía

Sumario

Página 20 Reportaje 50 años de la Escuela Superior de Sevilla Página 26

Nueva sección: Alumnos de Ingeniería Página 41

Edita: Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de Andalucía Occidental (COIIAOC) c/ Dr. Antonio Cortés Lladó, 6. Edificio Madeira. 41004 Sevilla. Teléfono 954416111 Fax 954416300 Web: www.coiiaoc.com comunicacion@coiiaoc.com

Decano: Aurelio Azaña García. Vicedecano: Manuel López Casero. Secretario: Daniel Miranda Castán. Redacción, Diseño y Maquetación: María Serrano Velázquez. Coordinador de Contenidos: Francisco González Cabanes y Alicia Casado. Fotografía: Ramón Gutiérrez Ortiz y María Serrano Velázquez. Depósito Legal: SE 1323-2013 ISSN: 2341 - 1373


Los Ingenieros

INDUSTRIALES OPINAN

Reducir el recibo de la luz

“El acceso a las fuentes de energía de forma segura y barata debería ser uno de los derechos fundamentales de los ciudadanos porque, sin energía, no podemos vivir en una sociedad civilizada” MARZO 2014 Ingeniería Industrial 4

Los ciudadanos estamos alarmados de la forma tan velada con la que nuestros gobernantes están intentando resolver un problema que ya desde el inicio viene viciado. No somos tontos y nos damos cuenta de que el recibo de la luz nos ha subido en los últimos años y seguirá subiendo. Para intentar salvar los trastos, se sigue buscando al chivo expiatorio que tenga la culpa de todo lo que pasa en el entorno de la escalada de los precios de la energía. Se ha intentado culpar del problema actual a las energías renovables, a las compañías eléctricas, a los fondos de inversión, y a no sé cuántos agentes del mercado más. Ninguno de ellos tiene culpa de lo que pasa sino más bien es que se vienen arrastrando una serie de vicios que se cargan en el recibo de la luz como si ello fuese el cuerpo negro ideal que se traga toda la radiación que le llega. El acceso a las fuentes de energía de forma segura y barata debería ser uno de los derechos fundamentales de los ciudadanos porque, sin energía, no podemos vivir en una sociedad civilizada. Por otro lado, la reforma energética que nos están preparando presagia que este acceso a la energía cada vez será más complejo, caro y manipulable desde el punto de vista político. Tendremos que empezar a pensar en generarnos nuestra propia energía, nuestros propios biocombustibles para no volver a ser marionetas en manos de los gobernantes, los mercados o las potencias extranjeras que se están quedando con el mercado español. Las decisiones en materia energética se tomarán desde China, Estados unidos, Rusia o vaya usted a saber dónde. Fue un error desprenderse de nuestro tejido industrial de generación de fuentes de energía (electricidad, combustibles y derivados), error que pagaremos con el tiempo. Peajes insostenibles Volviendo al recibo de la luz, salta a la vista el peso tan grande de los peajes (más del 40%), frente al término de generación que es de tan solo el 37%. El resto, hasta el 100%, son impuestos. Pero, ¿qué se incluye en estos peajes?. Una serie de términos muchas veces difíciles de explicar al ciudadano: - Los sobrecostes por la generación en las islas, Ceuta y www.revistaingenieriaindustrial.com


Melilla, interrumpibilidad, pagos por capacidad, consumo del carbón nacional (5,5%) - Amortización de déficits anteriores (5,3%) - Subvenciones a las renovables (18,3%) - Transporte y distribución de la electricidad (14,3%) Si queremos que el recibo de la luz no siga subiendo y que el acceso a la electricidad sea cada vez más difícil, todos los términos anteriores (impuestos, peajes y producción) deberían ser revisados a la baja y tomar medidas sobre todos y cada uno de ellos. No olvidemos que el consumo de energía afecta también, y mucho, a la industria y que sin industria esta comunidad no tiene opciones de progreso de ningún tipo. El consumo de energía en la industria y sector primario es del 40% en Andalucía, muy superior al consumo de origen residencial y de servicios que es del 24%. Si la escalada de precios continúa, conseguiremos la deslocalización del maltratado tejido industrial y eso no lo podemos consentir de ninguna de las manejas. Al profundizar en el modelo energético nacional, nos damos cuenta de que éste se ha convertido en un gran negocio para muchos operadores que conocen bien cómo funciona este mercado tan complicado: son los especuladores que operan en el mercado de futuros y que compran y venden kilowatios/hora sin generar ninguna riqueza, ni tan si quiera generar energía del tipo que sea (fondos de inversión de los países más dispares, entidades financieras, empresas y compañías, etc.) y que están sacando suculentos beneficios aprovechándose de un modelo que funciona de forma muy parecida a la bolsa de valores. La diferencia es que, en el caso de la electricidad, se está jugando con un bien escaso y de primera necesidad para el ciudadano. Sin embargo, ante este escenario tan desolador, al ciudadano hay que darle una salida para que pueda hacer su propia gestión de la energía: nos referimos al autoconsumo y a las Smart Grids, que podrían aliviar hasta en un 50% el coste del recibo de la luz. Son dos medidas muy sencillas que procuraremos explicar seguidamente. Por un lado, el autoconsumo es una forma de generar nuestra propia electricidad y consumirla o almacenarla sin exportarla a la red. La penalización que plantea el gobierno al imponer unos peajes al autoconsumo que hagan desistir al ciudadano de la idea de autogenerar está fuera de toda lógica. Los precios de las instalaciones han caído en los últimos años a la sexta parte de lo que costaban en el año 2007. Los aranceles que están imponiendo a los paneles fotovoltaicos que vienen de China son otra barrera que impide el desarrollo de estas tecnologías. Poner peajes al autoconsumo es como ponerle un impuesto al uso del sol o del viento. Por otro lado, el desarrollo de las Smart Grids y de la instalación de contadores inteligentes es otra medida que puede ahorrar al ciudadano cantidades importantes de energía al permitir que cada persona

se gestione sus consumos en función de los precios de la energía en los distintos periodos del día. La diferencia de precio entre el periodo más caro y más barato en el mismo día puede ser de seis a uno. Esto permitiría, a su vez, el desarrollo de la movilidad mediante coches eléctricos que podrían ser recargados por la noche a precios de la electricidad casi regalada. Conclusiones En resumen, y por no extender mucho más esta opinión con argumentos que el Colegio de Ingenieros tiene ya muy estudiados y que permitirían conseguir ahorros sustanciosos (no olvidemos que el Colegio tiene como fin último servir al ciudadano, orientarle y defender los intereses generales de la sociedad), cabe decir que hay que tomar medidas urgentes y que hay que ser valiente a la hora de tomar esas medidas. Para ello, es necesario conjugar los intereses generales de los ciudadanos con los derechos legítimos adquiridos por los operadores, pero reconociendo que en una economía en recesión y en crisis hay que aplicar políticas de “apretar el cinturón” allí donde se pueda, poniendo en cuestión la forma en la que se han hecho las cosas. Por supuesto, no queremos ni consentiremos que se ahogue a las empresas que operan legítimamente en el mercado de la electricidad, pero hay que sacar del mercado a los especuladores y a los que consideran la energía como un producto financiero (y no como un servicio de primera necesidad para los ciudadanos) que les produce insaciables beneficios económicos.

“Es necesario conjugar los intereses generales de los ciudadanos con los derechos legítimos adquiridos por los operadores, pero reconociendo que en una economía en recesión y en crisis hay que aplicar políticas de `apretar el cinturón´ allí donde se pueda, poniendo en cuestión la forma en la que se han hecho las cosas”


Editorial

E

n diversas visitas institucionales a altos representantes de la Administración Pública española he tenido comentarios, siempre positivos, acerca de la labor que los ingenieros industriales han hecho y hacen en las distintas tareas que se le han encargado en consejerías, ayuntamientos y ministerios. “La pena es que no encontramos más ingenieros industriales funcionarios ”, me han comentado en distintas ocasiones, de forma casi recurrente. Eso, aparte de engordar mi ego como ingeniero industrial y de sentirme orgulloso de ser lo que soy, me ha hecho reflexionar del porqué eso es así. Una vez más vuelvo a resaltar que las razones del éxito en la demanda de ingenieros industriales, se debe a la capacidad de resolver problemas complejos con pocos datos y de forma imaginativa o distinta. Por otro lado, la formación generalista que nos imprime el paso por nuestras escuelas de ingenieros (perdón, debo decir escuelas de ingeniería para no molestar a los políticamente correctos) nos da una visión global y de largo alcance del escenario donde tenemos que actuar. A poco que uno mire, hay multitud de oportunidades para trabajar en organizaciones y administraciones públicas y, sobre todo ahora que los jóvenes ingenieros están saliendo con un dominio del idioma inglés y muchos de ellos con un tercer idioma hablado de forma fluida, las oportunidades son mayores. Desde el banco mundial a los Ayuntamientos de Andalucía, en todos ellos la labor del ingeniero está muy bien valorada. Una actividad controvertida Posiblemente, la dedicación de cualquier profesional al servicio de la administración es una de las actividades más controvertidas. Los estudiantes encuestados en tiempos de bonanza, MARZO 2014 Ingeniería Industrial 6

Ser ingeniero Y FUNCIONARIO

Aurelio Azaña Decano del COIIAOC

“Una vez más vuelvo a resaltar que las razones del éxito en la demanda de ingenieros industriales se debe a la capacidad de resolver problemas complejos con pocos datos” no quieren ser funcionarios bajo ningún concepto pero cuando vienen los tiempos difíciles, el paro y las penurias económicas derivadas de las crisis, la función pública se convierte en un refugio seguro donde, si uno se lo propone, puede hacer mucho más que moverse entre papeles y formularios y puede realizar una labor importante para el progreso de la sociedad ; labor que, todo sea dicho de paso, muchas veces no está compensada con la opinión que el ciudadano tiene de la administración. Desde esta publicación, reivindicaremos en las siguientes páginas las aportaciones tan importantes que los ingenieros industriales han hecho en la función pública en beneficio de los ciudadanos y del progreso de nuestras instituciones. Por otro lado, también hacemos en este ejemplar de la revista, un reconocimiento a los ingenieros industriales que de forma profesional o de manera transitoria han ocupado cargos públicos a nivel político (muchas veces sin pertenecer a una formación política pero llamados por su prestigio profesional). Es una pena que no haya más ingenieros en política. Es una lástima que no haya más ingenieros industriales en política. Personalmente pienso (a www.revistaingenieriaindustrial.com

sabiendas que me tildarán de elitista) que nos iría a todos mucho mejor si esto sucediese. Pero no es así y hay que resignarse a ello. Personalmente pienso que los pocos ingenieros industriales que han ocupado cargos públicos de libre designación han hecho cosas muy importantes para el progreso de Andalucía y que pocas veces se han visto reconocidas. No vamos a entrar aquí en hablar de los ingenieros en las instituciones y colegios profesionales (que ya hemos tratado anteriormente y que darían para escribir un monográfico por sí mismo), ya que no debemos olvidar que también los colegios profesionales son corporaciones de derecho público que funcionan como administración pública cuando realizan labores encomendadas por la administración como es el caso del visado de proyectos y documentos. En síntesis, con este ejemplar casi monográficamente dedicado a los ingenieros industriales al servicio de la Administración Pública, queremos poner en valor el trabajo que durante décadas han tenido nuestros profesionales en una labor tan honorable como es la del servicio público a la ciudadanía. decano@coiiaoc.com


Ingenieros Industriales Andalucía Occ

Ingenieros Industriales

EN LAS ADMINISTRACIONES PÚBLICAS Germán Ayora Presidente de la AIIAOC

E

l trabajo en la Administración Pública ha tenido históricamente un atractivo especial para un amplio sector de la sociedad. La estabilidad laboral, un horario que permite conciliar mejor la vida laboral y la familiar, la tradicional relevancia del funcionariado e, incluso, la voluntad de servicio público, han sido factores estimulantes de la demanda. En Andalucía, las encuestas realizadas entre estudiantes universitarios han venido revalidando año tras año la mayoritaria preferencia por el empleo público. Esta tendencia sólo se quebró a partir de 2012 a consecuencia de la crisis económica y la contracción de la oferta; no obstante, es probable que dentro de uno o dos años, pasada la fase más traumática de la consolidación fiscal de las cuentas del Estado, se produzca una reactivación de la oferta y con ella vuelva a repuntar el número de interesados en trabajar en las administraciones públicas, en sus diferentes niveles (estatal, autonómico, local y universidades). La transferencia de competencias a las comunidades autónomas supuso un gran crecimiento del empleo público. A julio de 2013 existían más de dos millones y medio de empleados públicos entre funcionarios de carrera, personal laboral y otro personal (eventuales interinos, contratados y personal vario); medio millón menos que cinco años antes, lo que da idea del impacto

de la crisis en este colectivo. En el caso concreto de nuestro colegio, el porcentaje de empleados públicos está en torno al 8% de los colegiados, cifra que se ha reducido en los últimos años por la prejubilación de muchos compañeros que desempeñaban su trabajo en la universidad. Por cierto, conviene recordar que las escuelas de ingenieros fueron, en sus orígenes, instituciones cuyos egresados tenían como principal destino el servicio público. Pero otras amenazas se ciernen también sobre el empleo público. Las inciertas perspectivas laborales, las di-

necesario para acceder a los cuerpos del grupo A, dividido en los subgrupos A1 y A2, es el de grado (art. 76), salvo que la Ley exija otro título (como por ejemplo, para los Profesores Titulares de Universidad, a los que se exige el título de doctor, conforme a lo prescrito en La Ley Orgánica de universidades). Siendo así, es imprescindible la modificación del EBEP en lo que respecta a la titulación de acceso al Grupo A1 ya que, en caso contrario, profesionales sin la titulación exigida para desempeñar sus funciones en el sector privado, podrían aparentemente desarrollarlo en el ámbito de las Administraciones Públicas, careciendo de los conocimientos y, en el caso de las profesiones reguladas, de la habilitación profesional necesaria. Esta cuestión es especialmente relevante en cuerpos de funcionarios del área de la ingeniería, con el acceso de graduados a cuerpos superiores. Además, debe suprimirse la exigencia de máster para quienes dispongan del título de Ingeniero en base a la normativa pre-Bolonia. En este sentido, las titulaciones cuyos planes de estu-

“En Andalucía, las encuestas realizadas entre estudiantes universitarios han venido revalidando años tras año la mayoritaria preferencia por el empleo público. Esta tendencia sólo se quebró a partir de 2012 a consecuencia de la crisis económica” ficultades para la promoción interna, los sueldos inferiores a los del sector privado, el trabajo rutinario, la escasez de recursos, y la actual falta de regulación de las nuevas titulaciones de acceso al funcionariado, son otras importantes inquietudes. La Ley 7/2007 del estatuto básico del empleado público (EBEP), aprobada con posterioridad a la regulación en España del espacio europeo de educación superior (EEES), modificó la clasificación de funcionarios en base a la futura ordenación de los títulos universitarios. Así, determinó con carácter general que el título universitario

www.revistaingenieriaindustrial.com

dio hayan comportado, como mínimo, 300 créditos ECTS o 5 años de estudio (en la de Ingenieros Industriales existen planes de 5 y 6 años), deben tener nivel EQF7 en la escala europea (equivalente al nivel Máster del marco español de cualificaciones para la educación superior), tal como ya sucede en la mayoría de los países de nuestro entorno. Y, en consecuencia, esta equivalencia debe implicar la exigencia del nivel máster como requisito de acceso al cuerpo de Ingenieros Industriales del Estado, perteneciente al Grupo A1. presidenteasociacion@coiiaoc.com MARZO 2014 Ingeniería Industrial 7


INFORME

Perfil de ingeniero industrial en la Administración Pública

La formación multidisciplinar del ingeniero industrial a lo largo de su carrera profesional le permite estar presente en una amplio número de campos tecnológicos debido a su importante capacidad de gestión y diversificación. Uno de los perfiles más desconocidos dentro de sus competencias, está en la ocupación de responsabilidades dentro de la Administración Pública. De ahí su ramificación hacia diferentes sectores entre los que podemos destacar al ingeniero industrial en la Unión Europea o al ingeniero municipal. Su presencia en este ámbito no es una elección muy común dentro del grupo profesional. En la actualidad, los licenciados en Ingeniería Industrial representan el 51% de los ingenieros superiores que trabajan para el Estado. Así lo refleja un reciente estudio publicado por el Consejo General de Colegios Oficiales de Ingenieros Industriales.

E

l ingeniero industrial tiene actualmente un papel muy diversificado dentro de la sociedad. Uno de sus perfiles más desconocidos es el que desempeña dentro de la Administración Pública, ámbito en el que incluye roles de planificador, de representación exterior, de alta inspección, de formulación de estadísticas públicas, políticas generales y de conclusiones. Estas actividades son conducidas por profesionales de alto valor añadido como son los ingenieros industriales que ejercen funciones con un claro interfaz político y administrativo. En 2014 se cumplieron 103 años de la

MARZO 2014 Ingeniería Industrial 8

presencia del ingeniero industrial en las filas del Estado, al formar parte del Cuerpo de Ingenieros Industriales, en cuyo sistema se integran alrededor de 200 miembros especializados. Sus componentes son expertos en la ejecución de proyectos en ámbitos estratégicos como la industria, la energía, las telecomunicaciones y la sociedad de la información, el emprendimiento o la innovación. Desde sus inicios hasta la actualidad, los Ingenieros Industriales del Estado han sido protagonistas de momentos claves en la política industrial española. Entre éstos, podemos destacar, los que se en-

www.revistaingenieriaindustrial.com

cuadran en la época dorada de la profesión en España, que tiene lugar a partir de la segunda mitad del siglo XX y que llega hasta nuestros días. Un ejemplo de ello sería la reconversión industrial que se llevó a cabo con la entrada de España en la Unión Europea y la creación posterior, tras la aprobación del Acta Única Europea, de un sistema nacional de seguridad y calidad industrial. Auge a partir del año 2000 La convocatoria de oposición para ingenieros ha tenido un fuerte reconocimiento en áreas estratégicas como la política industrial o la energía a partir del siglo


XXI. “En un nuevo contexto, dominado por la globalización y el predominio de las tecnologías de la información, se produjo una importante demanda de profesionales que ha propiciado el ingreso de nuevos miembros en el Cuerpo de Ingenieros Industriales del Estado” con un perfil que se diferencia del tradicional, según destaca en un estudio del Consejo General de Colegios Oficiales de Ingenieros Industriales, el ingeniero Antonio Moreno-Torres Gálvez. Renovación del Cuerpo Las características de los nuevos ingresados se corresponden con las de un profesional joven, con experiencia previa en el sector privado y en diferentes campos (energía, industria, TIC, consultoría, construcción, docencia, etc), con alta cualificación. En estos casos se valora las titulaciones complementarias de máster, doctorado o una segunda titulación universitaria. El manejo de idiomas es otro de los requisitos fundamentales que se han convertido en cualidades imprescindibles dentro de este grupo histórico del Ministerio de Industria. El último proceso selectivo, con un importante volumen de plazas tuvo lugar en el año 2011 en medio de la ya crecien-

OPOSICIÓN PARA EL CUERPO DE INGENIEROS INDUSTRIALES DEL ESTADO: Consta de cuatro exámenes: • 1º: prueba: es escrita y consiste en desarrollar tres temas de entre unos 50 (dos de sectores industriales y uno de derecho, sacados por sorteo), teniendo 1 hora y media por cada tema. A los pocos días, hay que leer el examen ante el tribunal por lo que es importante saberse los temas y redactarlos correctamente y ser capaz de leerlos de la forma más convincente posible. • 2º: prueba de idioma. Se puede elegir entre inglés y francés. Existe un examen opcional de un segundo idioma a elegir entre inglés, francés y alemán para subir nota. • 3º: examen oral. Se trata de desarrollar tres temas de entre 87 totales, en una hora, y disponiendo de 20 minutos previos para realizar un esquema. El primer tema es de economía, el segundo de empresas y el tercero de legislación industrial. • 4º: caso práctico. No hay temario concreto para esta prueba. Pueden encontrarse temas de contabilidad, problemas de lógica, etc.

“Fue en el año 1931 cuando se implantó la oposición como proceso selectivo en el Estado y, en la actualidad, se evalúan los conocimientos contenidos en cinco grandes bloques de temas” te crisis económica. En sus orígenes, el proceso selectivo de ingreso a este Cuerpo se llevaba a cabo mediante un sistema de cualificación previa. Fue en el año 1931 cuando se www.revistaingenieriaindustrial.com

implantó la oposición como proceso selectivo en el Estado y, en la actualidad, se evalúan los conocimientos en diferentes bloques entre los que destacan: - Los Sectores Industriales Españoles. MARZO 2014 Ingeniería Industrial 9


INFORME

- Organización del Estado y Derecho Administrativo. - Unión Europea. - Teoría Económica. - Economía Internacional y Política Económica. - Economía de la Empresa y del Sector Público. - Principios de Gestión y Política. - Legislación de Tecnología, Industria y Energía. Las materias exigidas en el proceso de selección incluyen materias ajenas a los planes de estudio que se imparten en las escuelas técnicas superiores de Ingeniería. Esta característica añade un complemento que enriquece el carácter generalista de los aspirantes y que los dota de conocimientos y herramientas que favorecerán su desarrollo profesional en los destinos que ocupen en el ámbito de la administración. Dentro de las estadísticas, que destaca el estudio, de los aproximadamente doscientos miembros que conforman el Cuerpo de Ingenieros Industriales, ciento treinta, se encuentran en servicio activo destinados en la Administración General del Estado, estando el resto en situación de servicios especiales en otras administraciones –autonómica y local u organismos administrativos. La oposición en la Junta La Junta de Andalucía posee, dentro de la administración regional, un cuerpo de ingenieros industriales, con pruebas específicas de selección y que se reparte en diferentes instituciones prioritarias como es la Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa y la Agencia Andaluza de la Energía. Las pruebas de selección resultan muy diferentes a las que se realizan habitualmente para el Estado. En la primera parte hay que contestar por escrito un cuestionario de cien preguntas de tipo test con cuatro respuestas alternativas, siendo solo una de ellas la correcta y una segunda parte, de carácter práctico, que obliga al candidato a contestar un cuestionario de cincuenta preguntas de tipo test con cuatro respuestas alternativas. La demanda de ingenieros en Europa Otra de las salidas más demandadas en la actualidad dentro de la administración es la ocupación de ingenieros en la función pública de la UE, dentro de la categoría de administradores. Este cuerpo se dedica, por lo general, a la elaboración de políticas y aplicación de la legislación de la UE con tareas de análisis y asesoramiento. El mayor número de plazas convocadas MARZO 2014 Ingeniería Industrial 10

“De los aproximadamente doscientos miembros que conforman el Cuerpo de Ingenieros Industriales, ciento treinta, se encuentran en servicio activo destinados en la Administración General del Estado, estando el resto en situación de servicios especiales en otras administraciones –autonómica y local u organismos administrativos” para el perfil del ingeniero es para el Centro Común de Investigación (Joint Research Centre), JRC, servicio científico interno de la Comisión Europea, cuya misión consiste en proporcionar a las políticas de la UE apoyo técnico y científico de carácter independiente y basado en

pruebas a lo largo del ciclo completo de la política que se esté desarrollando en ese momento. En estrecha cooperación con las direcciones generales encargadas de desarrollar las políticas, el JRC aborda retos sociales al tiempo que estimula la innovación

www.revistaingenieriaindustrial.com


a través del desarrollo de nuevos métodos, nuevas herramientas y normas, compartiendo su saber hacer con los Estados miembros, la comunidad científica y los socios internacionales. El JRC se compone en la actualidad de 2.800 empleados, 7 institutos científicos y 5 centros en Alemania, Italia, Bélgica, Países Bajos, así como en España (Sevilla), donde se encuentra el Instituto de Prospectiva Tecnológica del JRC. El JRC ha establecido además asociaciones fructíferas, conforme a los Programas Marco de Investigación de la UE, con un gran número de entidades públicas y privadas de toda Europa. En el caso concreto de España colabora con sus socios españoles en: programas de calidad del aire, emisiones atmosféricas, gestión de la naturaleza, biodiversidad, investigación de agua dulce, paisajismo y desarrollo rural, infraestructura de información espacial, intercambio de información radiológica, sistemas de alerta temprana, energía renovable, energía solar, conversión de la biomasa, organismos genéticamente modificados (OGM), nanopartículas y tecnología inalámbrica. El ingeniero municipal Por último, otro de los perfiles a destacar dentro de la Administración Pública, y que no podemos dejar pasar, es el ingeniero municipal que desempeña su actividad dentro de los ayuntamientos locales. La convocatoria para estas plazas es muy baja con respecto a otras administraciones. En su tarea diaria este profesional tiene una posición cercana a las necesidades reales del municipio en el que se encuen-

“El JRC se compone en la actualidad de 2.800 empleados, 7 institutos científicos y 5 centros en Alemania, Italia, Bélgica, Países Bajos, así como España (Sevilla), donde se encuentra el Instituto de Prospectiva Tecnológica” “El ingeniero municipal debe tener por tanto, una cultura urbanística que le permita entender el territorio urbano, debe conocer la legislación territorial, la planificación e Ingeniería del Transporte, los Servicios Urbanos, etc ” tra desempeñando múltiples funciones entre las que destacan: la planificación de inversiones, la redacción de proyectos, elaboración de estudios, control de empresas públicas de la zona y dirección de tareas de organización. El ingeniero municipal debe tener por tanto, una cultura urbanística que le permita entender el territorio urbano, debe conocer la legislación territorial, la planificación e Ingeniería del Transporte, los Servicios Urbanos, etc. En los tiempos actuales tampoco debe dejar de lado la dimensión ambiental e integral de los problemas urbanos para conseguir una ciudad equilibrada en lo social, económico y cultural. Como cualquier otro ingeniero de la administración, su perfil es necesario como garantía de la calidad técnica de las obras y servicios. Está al servicio de una administración muy cercana al ciudadano, gestiona por tanto los recursos de los vecinos y realiza unas atribuciones para la mejora del bienestar social, lo que hace que su responsabilidad tenga una mayor dimensión por encima de la que realiza en otras administraciones nacionales.

www.revistaingenieriaindustrial.com

MARZO 2014 Ingeniería Industrial 11


INGENIEROS EN LA UE

Antonio Soria

Ingeniero industrial del IPTS (Instituto de Prospectiva Tecnológica)

“Desde Europa ponemos el método científico al servicio de las políticas públicas” Soria trabaja desde hace más de dos décadas, como ingeniero y economista, en un organismo científico de la Comisión Europea, denominado JRC. Su oficina tiene una ubicación privilegiada en la ciudad de Sevilla, al servicio del IPTS.

¿Tiene un compromiso diferente un ingeniero industrial que trabaja para una empresa privada al que pone su trabajo al servicio de una administración como es la Comisión Europea? El principal compromiso profesional de un funcionario es, en gran medida, independiente de su formación o campo de especialidad, y se formaliza en torno a la vocación de servicio público, y la voluntad de contribuir a la optimización de los recursos de todos. Es apoyar una mejor administración pública en busca de una implementación eficiente de las políticas decididas por los representantes de la ciudadanía. En el Centro Común de Investigación (JRC), que es el servicio científico MARZO 2014 Ingeniería Industrial 12

interno de la Comisión Europea, esta ambición está muy presente ya que nuestro cometido es ofrecer apoyo científico y técnico en el desarrollo e implementación de las políticas de la UE. Obviamente, la división de papeles entre la iniciativa política y la técnica administrativa tiene lugar en todos los niveles gubernamentales y, cómo no, también en la Unión Europea. ¿Cómo llegaste a vincularte profesionalmente en el Instituto de Prospectiva Tecnológica, donde trabajas actualmente? Una parte de mi carrera académica (el tercer ciclo) fue financiada y encuadrada por uno de los Institutos que el JRC tiene en Italia. Al doctorarme surgió la posibilidad de continuar desarrollando allí mi activi-

dad profesional y así lo hice. A lo largo de mi carrera he cambiado de temas y puestos, pero el cambio más importante fue sin duda decidirme a reenfocar mi perfil como economista en el ámbito de la energía y de la regulación medioambiental. ¿Qué competencias profesionales debe tener un ingeniero que acceda a este tipo de puestos dentro de la Unión? Evidentemente trabajar en organizaciones internacionales requiere un conocimiento adecuado del inglés. En la UE el francés también ayuda. Y aunque está claro que cuantos más idiomas es mejor para tus competencias, quizás sea preferible tener un nivel muy alto de inglés, sobre todo en el ámbito científico en el que

www.revistaingenieriaindustrial.com


yo me muevo. Por lo demás, las competencias son específicas y generales: entre las primeras, conocer los mecanismos de toma de decisiones en el seno de la UE es muy aconsejable. Por otro lado, tener capacidad de persuasión, de motivación, de liderazgo son requisitos generales para cualquier tipo de puesto directivo, tanto en el sector público como el privado. ¿Tiene alguna vinculación el IPTS en materia de investigación con Sevilla? Mantenemos vínculos profesionales con la Universidad y alguna empresa puntera con proyección internacional, tanto a nivel andaluz como en toda España. Pero como parte de la Dirección General de la Comisión Europea que somos, trabajamos con instituciones, compañías y profesionales de toda Europa y del mundo. Una institución tecnológica/cientifica vinculada a la Comisión Europea, ¿qué tipo de estudios lleva a cabo en materias de política industrial y calentamiento global? La función primordial del JRC es contribuir al diseño de políticas eficientes a escala Europea en nuestros temas de especialización. Estudiamos, en coordinación con los servicios de la Comisión Europea responsables de cada portafolio, las distintas opciones propuestas e intentamos analizar costes y beneficios de cada una de ellas, contribuyendo al estudio previo de impacto de la propuesta legislativa o reguladora que se trate. Dependiendo del tipo de iniciativa (una directiva, un libro verde, un reglamento), este estudio de impacto se lleva a cabo de modo distinto y con una metodología específica. El estudio de impacto previo es obligatorio en muchas propuestas y, en ese sentido, nuestro papel es preliminar a la discusión de la propuesta en el Colegio de Comisarios que luego pasará al Parlamento Europeo y al Consejo de la Unión Europea (que reúne a los representantes de los gobiernos de los países de la UE).

“En Sevilla mantenemos vínculos profesionales con la Universidad y alguna empresa puntera con proyección internacional, tanto a nivel andaluz como en toda España” ¿Hace el ingeniero industrial de la administración más investigación que proyectos de Ingeniería?, ¿qué destacarías de tu labor diaria en este organismo? Eso depende del servicio en el cual se encuadre cada uno. En la Administración española, por ejemplo, un ingeniero del CSIC es un investigador puro, mientras que un ingeniero de la Confederación Hidrográfica (por poner otro ejemplo), es esencialmente un técnico de la Administración. Nuestro papel es algo intermedio: mantenemos una cierta actividad investigadora (incluso académica), pero sobre todo somos parte de un entramado más complejo para el que analizamos y aconsejamos sobre la implementación de ciertas políticas (energéticas, medioambientales, agrícolas, industriales, etc). Creo que esta es la parte más singular y destacable de nuestro día a día: desde Europa ponemos el método científico al servicio de las políticas públicas. Como ingeniero especializado en materias de impacto ambiental, ¿cómo valorarías la política de prevención que está llevando Europa en estos momentos? Una parte de la regulación se implementa a nivel agregado a escala europea, con políticas flexibles basadas en mecanismos de mercado, como la que cubre aproximadamente la mitad de las emisiones de CO2 con la Directiva de Comercio de Permisos de Emisión. Esta regulación coexiste con otra de autorización previa (delegada a las autoridades nacionales competentes), basada en estándares tecnológicos fundamentados en las mejores tecnologías disponibles (BAT por sus siglas en inglés) y la Directiva de Prevención y Control Integrados de la Contaminación (IPPC). La combinación de estos instrumentos no parece ser demasiado distorsionadora.

www.revistaingenieriaindustrial.com

Los bajos precios pagados por la energía por nuestros principales competidores comerciales, se deben fundamentalmente a la abundancia de recursos domésticos en estos países (sobre todo en los Estados Unidos y en Rusia). En EEUU la explotación masiva de los recursos de gas y sobre todo la prohibición de exportarlo han conducido a precios bajos del gas para su industria, pero este fenómeno es prácticamente independiente de la regulación medioambiental europea. Japón tiene precios domésticos industriales más altos que los de la UE. ¿Qué empresas obtienen el mayor suministro de energía primaria en nuestro país, como has investigado en algunos de tus últimos estudios? La energía primaria consumida en nuestro país se distribuye grosso-modo con un 40% en el sector transporte (esencialmente combustibles líquidos refinados del petróleo), un 30% consumido en el sector industrial y otro 30% en el sector residencial y servicios. En los últimos diez años el peso específico del consumo industrial ha disminuido alrededor de 2 puntos porcentuales que han pasado esencialmente al sector servicios. Esto ha sido, en parte, a causa de la crisis económica de 2008, pero también a las mejoras en eficiencia energética. Dentro de la industria, los sectores de transformación (refinero y eléctrico) así como el hierro y el acero, los metales no ferrosos, las cementeras y papeleras son evidentemente las más intensivas en energía. Y como última pregunta relacionada con su otra faceta, la de economista, ¿cómo combina ambos roles en el IPTS? En realidad son dos aspectos prácticamente inseparables de mi actividad, y una complementa diariamente a la otra.

MARZO 2014 Ingeniería Industrial 13


INGENIEROS EN LA UE

Antonio Puente Rodero

Ingeniero industrial en Luxemburgo. Comisión Europea

¿Cómo llegaste a vincularte profesionalmente con la Administración europea?, ¿lo habías pensado alguna vez cuando estabas realizando la carrera? Cuando yo estudié la carrera de ingeniero industrial, España aún no era miembro de la Unión Europea y me orienté profesio- Se considera un ingeniero industrial con suerte. Cuando comenzó su carrera, España nalmente hacia la empresa privada. De no era aún miembro de la UE. Hoy, desde su plaza de la Comisión, en Luxemburgo, hecho, trabajé durante 15 años en varias apuesta para que los jóvenes ingenieros españoles tengan su oportunidad en Europa. empresas de consultoría industrial e Ingeniería en España antes de incorporarme a la Comisión Europea. Mis primeros de construcción de esta organización. La bros. Las instituciones de la Unión Eurocontactos con las instituciones europeas Unión Europea es un proyecto apasionan- pea necesitan personal con todo tipo de fueron en el año 1992, cuando empecé a te que conjuga un objetivo fundamental cualificaciones. Yo conseguí mi plaza precolaborar en algunos proyectos de inves- de colaboración y resolución pacífica de sentándome a una oposición pública y fui tigación de los programas marco de I+D. conflictos entre los países europeos con destinado a Luxemburgo. Los españoles Fue entonces cuando empecé a tener un la idea de ser un motor de prosperidad estamos poco acostumbrados a salir de conocimiento más profundo de las institu- y desarrollo económico para sus miem- nuestro país, pero yo me adapté rápido ciones europeas y a interesarme por su labor, aunque todavía tardaría algunos años “La Unión Europea es un proyecto apasionante que conjuga un objetivo más hasta que di el salto definitivo. ¿Cómo terminaste viviendo en la ciudad fundamental de colaboración y resolución pacífica de conflictos entre los de Luxemburgo? países europeos con la idea de ser un motor de prosperidad y desarrollo Trabajar para una institución europea sigeconómico para sus miembros” nifica ante todo colaborar con el proyecto

“La Unión Europea necesita personal con todo tipo de cualificaciones”

MARZO 2014 Ingeniería Industrial 14

www.revistaingenieriaindustrial.com


y, además, Luxemburgo es una ciudad estupenda para vivir. Tiene la ventaja de ser pequeña y a la vez muy cosmopolita. ¿Cómo pueden acreditar la titulación de ingeniero industrial en Europa los ingenieros actuales, sin la equiparación al nivel EQF 7, necesario para la homologación en la Unión? En mi caso yo no tuve esa dificultad porque bastaba con tener un título que permitiera acceder a los estudios de doctorado y yo ya tenía el grado de doctor, así que estaba sobre cualificado. Sin embargo, el doctorado me vino muy bien cuando tomé posesión de mi plaza, porque me clasificaron en un nivel más alto. El requerimiento de títulos para poder presentarse a las oposiciones de la UE ha ido cambiando y se ha adaptado a las nuevas titulaciones armonizadas que se están implantando en todos los estados miembros. La Oficina de Selección de Personal de la Unión Europea (EPSO) ofrece oportunidades para todos los niveles del marco europeo de formación, pero es obvio que, cuanto más alto sea el nivel de un candidato, mejores son sus oportunidades. ¿Crees que la propia Administración española dificulta la salida de ingenieros españoles fuera de sus fronteras? Yo no creo que la Administración española perjudique la salida de ingenieros fuera de nuestras fronteras. De hecho, cada vez somos más los que trabajamos en el extranjero y estamos bastante bien valorados. Sin embargo, la armonización de titulaciones de acuerdo con el plan de Bolonia ha creado algunos problemas que deberían resolverse. Me refiero en particular a las equivalencias entre las titulaciones antiguas (antes de Bolonia) y el nuevo marco europeo de cualificaciones. Mi impresión es que se ha hecho una equiparación a la baja y que el nivel real de los ingenieros españoles es superior al que se les ha otorgado en el nuevo esquema.

“El requerimiento de títulos para poder presentarse a las oposiciones de la UE se ha adaptado a las nuevas titulaciones armonizadas que se están implantando en todos los Estados Miembros” “La armonización de titulaciones de acuerdo con el plan de Bolonia ha creado algunos problemas que deberían resolverse. Mi impresión es que se ha hecho una equiparación a la baja y que el nivel real de los ingenieros españoles es superior al que se les ha otorgado en el nuevo esquema” ¿Cómo crees que puede resolver esta situación actual? Yo confío que esta decisión no sea definitiva y que la Administración española atienda las demandas de los colectivos afectados para equiparar el antiguo título de ingeniería industrial superior con el de máster. Sé que hay algunas iniciativas en marcha de los colegios oficiales de ingenieros en este sentido y, por supuesto, cuentan con todo mi apoyo. ¿Qué tipo de estudios lleva a cabo tu organismo en materia de política industrial para los países miembros? La Unión Europea se guía por el principio de subsidiaridad. Esto quiere decir que cada administración pública, ya sea regional, nacional o europea, debe ocuparse de aquellas materias en las que pueda ser más eficaz. Por ello no interviene apenas en las cuestiones que afectan sólo a algunas regiones o países y se centra en temas de interés general que afectan a todos los miembros de la Unión. Entre éstas están el desarrollo del mercado único europeo, la eliminación de barreras transfronterizas, la creación de marcos regulatorios comunes, el desarrollo de normas y estándares industriales, la promoción de la innovación, la investigación y el desarrollo, la defensa de los intereses comunitarios frente a terceros países, etc. ¿Qué destacarías de tu labor diaria en la Comisión?, ¿cuál es tu especialidad? Mi tarea fundamental dentro de la Comisión Europea consiste en gestionar sub-

www.revistaingenieriaindustrial.com

venciones para acciones de investigación y desarrollo. Buena parte de mi trabajo es administrativo y está relacionado con la gestión de los acuerdos de subvención y la ejecución de los pagos. Pero también tiene un componente científico y técnico importante porque los funcionarios participamos en la preparación de los programas de trabajo de la Comisión, organizamos las convocatorias públicas de subvenciones y hacemos el seguimiento de los proyectos adjudicados. Para ello, recibimos el apoyo de expertos científicos y técnicos independientes, pero necesitamos conocer quiénes son las personalidades más relevantes en las áreas tecnológicas de las que nos ocupamos y mantenernos al día sobre las principales líneas de investigación en cada uno de los países de la Unión. Y por último, ¿qué consejos le darías al ingeniero industrial que quiera hacer carrera en Europa? En primer lugar que sea valiente y que opte a todo lo que le parezca interesante. En Europa hay muchas oportunidades y los ingenieros españoles hemos recibido una formación muy competitiva que es bien valorada dentro de este ámbito. A veces nos pesan un poco algunas diferencias culturales y podemos tener un estilo de trabajo algo más individualista, pero esas barreras son fáciles de superar con un poco de apertura mental y entusiasmo. También debe cuidar su conocimiento de idiomas extranjeros, en especial el inglés, que es prioritario hoy día. MARZO 2014 Ingeniería Industrial 15


INGENIEROS EN MINISTERIOS

“En mi vida laboral habré visitado más de 5.000 centros de trabajo, cada uno con sus características propias”

Julio Alba Riesco

Iingeniero industrial, inspector de Trabajo en el Ministerio de Trabajo del Gobierno de España

Lleva más de 40 años al servicio de la Administración nacional desde el ámbito de la Inspección de Trabajo. En toda su trayectoria ha visto avanzar las materias en prevención de riesgos laborales y ha ayudado a mejorar a las empresas en este terreno. Julio Alba es un apasionado de su trabajo. Por ello, a sus 67 años, sigue aún en activo dentro de la profesión.

¿Qué perfil tiene que tener un ingeniero para entrar en la administración? La administración es bastante poco acogedora para los ingenieros industriales, porque cada vez existen menos convocatorias a cuerpos del Estado en los que se exija, de una manera específica, esta titulación, salvando el Cuerpo de Ingenieros Industriales del Ministerio de Industria, o algunas otras muy significativas. Sin embargo, el título de ingeniero industrial o cualquier otra titulación superior te habilita para oposiciones a puestos de MARZO 2014 Ingeniería Industrial 16

inspección de trabajo, administradores generales del estado, inspectores de la Agencia Tributaria, del Banco de España, sistemas y tecnologías de la información y otros similares en las que solo se exige una titulación superior. Y por supuesto, en los cuerpos de las administraciones autonómicas en general y la Junta de Andalucía en particular. Después de superar una oposición con un temario determinado, más o menos amplio, consigues tu plaza como funcionario. El problema está en el nivel de conoci-

mientos específicos que cada una de estas oposiciones exigen para el aspirante. Y yo creo que el ingeniero industrial, por su nivel de preparación y su capacidad de estudio tiene un perfil bastante generalista que encaja muy bien en estas opciones. También es verdad que, últimamente, hay, no solamente menos plazas ofrecidas, sino también menos candidatos de nuestra profesión para acudir a estas plazas. Por una parte por desconocimiento, por otra parte por un cierto recelo por la mala fama que se les ha dado a los funcio-

www.revistaingenieriaindustrial.com


narios, y todo ello influyen en que el nivel de candidatos a esos puestos no estén los ingenieros industriales. Cosa que yo creo que es un error. ¿Qué porcentaje podrías decir que hay? En el cuerpo de inspectores de trabajo podremos estar en torno del 3 por ciento con la titulación de ingeniero industrial. En tu labor diaria, como ingeniero que está al servicio de la Administración, ¿amplia las competencias tradicionales que tiene el ingeniero industrial? Se amplían un poco más, pero en el ámbito que yo me muevo, de la inspección de trabajo, es básicamente un ámbito de gerencia empresarial. Es decir, cuando yo voy a una empresa a hacer una inspección, estoy revisando temas de gestión empresarial de todos los órdenes, sobre todo de recursos humanos. Yo reviso los contratos de trabajo, las cotizaciones sociales, los convenios colectivos, es decir reviso todos los elementos en materia de personal, y a la vez voy comprobando las condiciones del trabajo, en materia de prevención de riesgos laborales, en las que se desenvuelve la empresa. Y a veces, cuando se trata de expedientes de regulación de empleo, tienes que analizar también la contabilidad empresarial y valorar la bondad de su gestión. En este punto es cuando aprovecho los conocimientos que tengo como ingeniero industrial y esto resulta fundamental, ya que me permite moverme con mucha comodidad cuando estoy analizando una situación de seguridad en máquinas o una situación de conformidad al reglamento electrotécnico de una instalación eléctrica ¿Por qué crees que está poco valorado ser ingeniero en la administración? Yo creo que, por una parte, por desconocimiento. Los ingenieros egresados de la escuela creo que no valoran la posibilidad de entrar en la Administración. Ello implica una oposición normalmente muy dura, que puede llegar a los 300 o 350 temas de conocimiento profundos de lo que es la administración del estado, el derecho administrativo, idiomas, etc. En las administraciones autonómicas se es más permisivo, es más ligero el temario, porque han tenido que crear sus propios cuerpos y han tenido que ser más flexibles. Aún así hay que opositar y hay que estudiar mucho, y eso también frena. Sin embargo, después tiene muchas satisfacciones. Por una parte sabes que la administración nunca va a quebrar, lo que es una garantía, en medio de esta actual crisis; tienes

una estabilidad laboral que no tienes en otros sitios. Después te permite una amplitud de conocimientos tremenda. En mi vida laboral habré visitado físicamente más de 5.000 centros de trabajo, cada uno con sus características propias. Unos magníficamente organizados, otros con muchas deficiencias, unos con muchos trabajadores, otros con mucha tecnología, es decir, de todo tipo y eso te da un amplitud de conocimientos y una capacidad de reacción que es difícil que en otros estamentos puedas moverte igual. Esa perspectiva me parece muy importante. ¿Cómo te planteaste hacer presentarte a una oposición? Digamos que estas cosas pasan por casualidad. Cuando yo terminé la carrera, hace más de 40 años, me ofrecieron entrar en una organismo que se estaba creando en esos momentos: el Plan Nacional de Hi-

calidad que si son instalaciones definitivas. Sin embargo a partir de que se pusieran en marcha los decretos en materia de seguridad y salud en obras de construcción, con la elaboración del estudio y del plan de seguridad y salud, esta materia se ha enfocado mejor, no de una manera perfecta, pero se ha avanzado mucho en este sector. Otro ámbito con mucha siniestrabilidad es el sector servicios, por los accidentes de tráfico que se producen dentro del sector del transporte. También es preocupante la accidentabilidad en otros sectores como el metal mecánico, a pesar de que los sistemas de protección de máquinas han evolucionado mucho y han hecho que la seguridad en el trabajo sea cada vez más efectiva. A día de hoy es muy difícil encontrar una empresa donde el nivel de ruido tenga niveles ensordecedores, o encontrar una empresa que ten-

“Entrar en la administración, implica una oposición normalmente muy dural. Los grandes cuerpos del Estado, los inspectores de Trabajo, la Agencia Tributaria, la Administración Civil del Estado te exigen del orden de los 300 o 350 temas de conocimientos profundos de lo que es la administración, el derecho administrativo, idiomas, etc.” giene y Seguridad en el Trabajo. Eso era algo desconocido en España, se estaba creando, me ofrecieron entrar, y acepté. Después ya, conforme llevaba ya unos cuantos años, valoré que se me estaba quedando pequeño y pensé en opositar al Cuerpo de Inspección de Trabajo que suponía dar un paso más en las funciones que yo hacía. Eso hice y conseguí aprobarlo a la primera. Ciertamente que cuando comencé mi carrera no imaginaba esta evolución, pero hoy día estoy muy satisfecho. Creo que he prestado un buen servicio a mi país. Y creo que mi Ministerio me lo ha reconocido, cuando en el año 2008 el Ministro de Trabajo me entregó el Premio a la Trayectoria Profesional en materia de Prevención de Riesgos Laborales. En tu trayectoria en la inspección de trabajo, ¿cuál es el sector industrial que has visto más desprotegido en el ámbito de la prevención de riesgos laborales? Es muy difícil hacer una generalización por sectores. Si se reflexiona un poco en los diferentes sectores económicos, siempre se ha dicho que el sector de la construcción es que el tiene mayor riesgo y mayor accidentalidad. Quizás derivado de que en las obras de construcción se hacen muchas instalaciones provisionales que no se suelen hacer con el mismo rigor y

www.revistaingenieriaindustrial.com

ga fuertes emisiones por polvo de sílice excesivo. Se ha avanzado muchísimo en la concienciación de las empresas y del trabajador y soy es muy consciente del daño que puede producir su actividad sino se toman las medidas adecuadas que indican las leyes. Por útimo, quería preguntarte por tu faceta en el terreno político, ¿cómo fue aquella etapa? Ciertamente. Hubo un momento en que compañeros de la Inspección que se encontraban en la Consejería de Trabajo, me llamaron para ser el primer Delegado de Trabajo de la Junta de Andalucía en Sevilla en 1984. Para mí fue un honor colaborar en aquella etapa apasionante en la que partía de cero para crear una administración absolutamente nueva y se aprovechó mi faceta como inspector de trabajo. Después, en 1989, aprovecharon mi faceta como ingeniero industrial y me nombraron Director General de Industria, Energía y Minas hasta 1994. En mi época se iniciaron programas muy interesantes en materia de energías renovables, desarrollo aeronáutico, promoción industrial, etc. Recuerdo mi etapa política con satisfacción y orgullo y como consecuencia de toda una vida, me otorgaron la Encomienda del Mérito Civil. MARZO 2014 Ingeniería Industrial 17


INGENIEROS EN LA JUNTA DE ANDALUCÍA

Carmina Acero

Ingeniero industrial en el Servicio Andaluz de Salud (SAS)

A principios de los años 90, Carmina Acero, entraría a formar parte del Cuerpo de Ingenieros Industriales de la Administración andaluza. De forma casual, decidió hacer aquel examen de largas horas y hoy desarrolla proyectos de eficiencia energética que suponen un fuerte ahorro de consumo eléctrico para la red de hospitales de la comunidad. No considera fácil sacar adelante estos planes en estos tiempos complicados, pero siempre busca una nueva herramienta que le permita desarrollar su profesión con la misma vocación del primer día.

¿Pensaste alguna vez que acabarías desarrollando tu carrera profesional en la administración andaluza? Para nada, sinceramente. Llegué a las oposiciones por necesidad. Terminé la carrera y me quedó una asignatura pendiente, Máquinas Hidráulicas en sexto de carrera y me tuve que preparar el examen para el mes de diciembre porque ya había fijado fecha de boda para casarme. Yo estaba con una beca de colaboración con AICIA que me pagaba en aquellos años un sueldo mensual de 80.000 pesetas. A finales de los años 80, hacíamos un proyecto

muy bonito para la época de resistencia de materiales de Federico Paris, que era el catedrático. El gran inconveniente fue que cuando nació mi hijo mayor. No podía dedicar ese horario tan amplio que tenía al proyecto concertado. En aquel punto de mi carrera y de mi vida me di cuenta de que los horarios de la empresa eran totalmente incompatibles con la crianza de niños pequeños y gracias a la ayuda de un profesor de la Escuela al que debo mucho, don Ramón Velázquez Vila, que impartía todo el tema térmico y de frigorías, me propuse prepararme una oposición. De

entrada no me entusiasmó la idea pero vi que era la única salida para poder continuar con mi vida familiar y profesional como ingeniero. Empecé a estudiar en el mes de abril y el 12 de diciembre ya tenía los cuatro ejercicios aprobados. Tenía 30 años recién cumplidos. ¿Es fácil desde la administración pública hacer un ejercicio de Ingeniería similar al que se hace desde empresa privada? A mí me ha resultado esa cuestión siempre muy difícil. Saqué mi oposición en el año 91 pero me incorporo en la plaza en el año 92. Llevo más de 20 años y todavía

“El inconformismo me ha permitido luchar en un ámbito tan encorsetado como es la Administración”

MARZO 2014 Ingeniería Industrial 18

www.revistaingenieriaindustrial.com


llevo muy mal lo poco que reaccionamos a los cambios de operaciones y de sistema dentro de una cosa tan encorsetada como es la administración. Yo veo la necesidad y entiendo qué es lo que hay que hacer pero me encuentro que esto no se puede hacer por eso, esto no se puede hacer por aquello… Llega un momento en que te consideras un elemento de la administración puramente técnico sin capacidad de decisión. ¿Influyen los cambios políticos en tu trabajo, a pesar de tener una labor técnica? Un poco sí se notan. Hay algunos directores que vienen de cargos políticos y desde el primer momento están ahí dando órdenes sin conseguir ver que los objetivos que tú defiendes los haces desde el punto de vista técnico, no político. Yo siempre intento mostrarle las luces y las sombras de cualquier estrategia que se diseñe dentro de mi departamento para saber porqué se están haciendo las cosas. ¿Qué labor realizas en tu trabajo diario dentro de la Consejería de Salud? Esa es una pregunta que cuando estamos coloquialmente tomando algo con amigos siempre te dicen ¿ingeniero industrial en el Servicio Andaluz de Salud?. Y yo siempre contesto que en el SAS, aparte de médicos, hay hospitales que actúan como hoteles, la gente tiene frío en invierno, calor en verano, tienen que ducharse en las habitaciones, hay un montón de equipamiento que usan los médicos que son tecnologías sofisticadas que tienen mucha radiación. Eso tiene un peligro y una serie de protocolos que hay que cumplir. Pues yo como ingeniero, me encargo de toda esta parte de las instalaciones y del equipamiento puramente de electromedicina, donde se encuentran los aparatos de rayos X, resonancia, gamma cámara, equipos de tratamiento de tumores, radioterapia, monitores, respiradores. Elementos que todo el mundo ve normal dentro de un hospital pero que son máquinas que si no estuviera detrás la mano y la labor de un ingeniero, no se pondrían en el sitio

“En el SAS llevamos a cabo proyectos de eficiencia energética que supondrán un ahorro del 20% del consumo eléctrico en la red de hospitales andaluces” adecuado y en el lugar adecuado. ¿Se encuentra también dentro de tus competencias la renovación de equipos dentro de los hospitales de Andalucía? Sí, es una de mis tareas prioritarias. También llevamos a cabo temas de eficiencia energéticas a través de un proyecto de cofinanciación entre la Consejería, la Agencia Andaluza de la Energía e IDAE (Instituto de diversificación y ahorro de la energía). El presupuesto, de 80 millones de euros, donde IDAE pone un 89%, irá dirigido a que los hospitales que en estos momentos están gastando una barbaridad de combustible, tengan una central térmica mucho más eficiente con menos contaminación y además evitar que el calor se vaya hacia otras zonas o por las puertas. Otra tarea es implantar la iluminación de bajo consumo con LED. Esto es una de nuestras grandes estrellas en este momento y esperemos que, a mediados de 2015, tengamos todas las obras terminadas en nuestra red de hospitales de Andalucía. Con este nuevo sistema, ¿cuánto se podía ahorrar la Junta de Andalucía? Pues la verdad es que depende, porque no en todos los hospitales se hacen las mismas actuaciones. El ahorro que puede suponer la actualización de las instalaciones es de casi un 20% en el consumo de electricidad como media en todos los hospitales de Andalucía y esto nos supone un ahorro de millones de euros a la Administración regional. ¿Piensas que el ingeniero industrial superior tiene los días contados en la administración o irá llenando vacantes cuando termine la crisis? La verdad es que está casi extinguido.

www.revistaingenieriaindustrial.com

Cuando yo saco las oposiciones en el año 91 se habían convocado 24 plazas y solo nos presentamos 65. El mercado de la ingeniería estaba muy bien colocado pero curiosamente llega la caída traumática del 92 y mis compañeros me llamaban para decirme cómo había conseguido tener el número uno en la oposición. Yo siempre decía lo mismo: que me agarré a esto porque era mi única tabla para poder seguir realizándome como ingeniero. ¿Cómo recuerdas las pruebas? El hecho de pasar los tres exámenes eliminatorios, el primero test, el otro un examen largo de muchas horas, donde te dejaban que metieses libro, cartabones, compases y el tercero era ya a sorteo. Metías la mano en una bolsa y escogías dos temas de dos bloques y tenías que desarrollar uno de cada bloque. Cuando tu aprobabas esto, entrabas a formar parte de un puesto base. Se trata del escalafón más bajo que hay para los titulados superiores. Posteriormente las plazas que van sacando, si no tienes el rango de nivel 18, de nivel base, puedes acceder a uno de nivel 20. Sin embargo, no estás en propiedad hasta que no pasas cuatro años en el nivel. Y posteriormente vas ascendiendo. Yo actualmente tengo un nivel 28 y lo máximo que puede adquirir un funcionario es un nivel 30 y para ello tienes que ser subdirector. Los niveles van a razón de los años y es una medida claramente injusta. No creo que se pueda medir por el tiempo que tu hayas estado en al administración sino que debe medirse el trabajo desarrollado. Y para terminar, ¿piensas que es la administración una salida vocacional? Al principio lo llevaba mal pero me he dado cuenta que el que tiene vocación es capaz de buscar atajillos dentro de la administración. Y yo tengo los míos. Técnicas casi empresariales bien vestidas y aprendidas. Quizás ese inconformismo me ha permitido luchar de esta forma y con mucha fuerza en un ámbito tan encorsetado como es la administración pública. MARZO 2014 Ingeniería Industrial 19


INGENIEROS EN LA JUNTA DE ANDALUCÍA

Ignacio Cáceres Jefe de Servicio de Industria de la Dirección General de Industria, Energía y Minas. Junta de Andalucía. Cáceres lleva más de dos décadas en su tarea como ingeniero dentro de la función pública. Desde su departamento, dentro de la Consejería de Innovación y Ciencia de la Junta, desarrolla proyectos relacionados con la seguridad industrial de las empresas que se ubican en nuestra comunidad.

“El nuevo esquema de seguridad industrial debe culminar cuanto antes por parte de la administración” ¿Antes de terminar tu carrera en la Escuela de Sevilla te decantaste, en alguna ocasión, por trabajar para el Estado? Pues la verdad es que durante los estudios nunca me había planteado como salida profesional la administración pública, siempre había pensado en el sector privado. Mi entrada en la administración fue un tanto casual, y es que justo cuando finalicé mi proyecto fin de carrera salió una oferta que me pareció atractiva para trabajar en el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo. Con el paso de los años, y aunque alguna vez me planteé el paso a la privada, tomé ya la decisión de seguir en el sector público. Me presenté a las oposiciones para el Cuerpo de Ingenieros Industriales de la Junta de Andalucía y tuve la suerte de coger la plaza. ¿Es muy diferente el trabajo del ingeniero frente a la administración al que puede desarrollar en el ámbito privado? En términos generales, entiendo que sí, por las diferencias tanto en lo que se refieMARZO 2014 Ingeniería Industrial 20

re al objeto de nuestras actividades como al marco legal en que se desarrollan. Hay que tener en cuenta que, en concreto en el ámbito de la seguridad industrial, nuestra función es precisamente la ordenación y control de actividades industriales desarrolladas por empresas privadas en las que en gran medida trabajan los ingenieros industriales. Y que nuestra actuación tiene que ajustarse en todo momento a lo que establece la reglamentación sectorial, así como al procedimiento administrativo. ¿Cómo llevas la coordinación, desde tu puesto como jefe del Servicio de Industria en la Junta, en los temas de prevención y seguridad industrial? La mayor parte de los procedimientos ad-

ministrativos en materia de industria, salvo en lo relativo a automoción y a instalaciones radiactivas, se tramitan por parte de nuestras delegaciones territoriales. Por ello, una parte muy importante de nuestro trabajo en el Servicio de Industria es el establecimiento de instrucciones y criterios a esas delegaciones para el desarrollo de sus funciones y de su coordinación. Esta labor de coordinación es especialmente importante en Andalucía. Al ser una comunidad autónoma muy extensa y con 8 delegaciones, se ha venido siempre reclamando esta tarea por parte del sector industrial. Y aunque esta labor de coordinación es a menudo complicada por la cantidad de personas implicadas y la envergadura y complejidad de la nor-

www.revistaingenieriaindustrial.com


mativa en la que tenemos competencia, las nuevas tecnologías de información y comunicación nos han ayudado en esta tarea en los últimos años, tanto en la implementación de herramientas informáticas de tramitación, que facilitan la uniformidad de actuación, como en los canales de comunicación con las delegaciones. Una labor, también importante para esa coordinación, es la interlocución con el sector, a través de los colegios y asociaciones correspondientes, para conocer sus problemas, demandas y opiniones. Y con el resto de administraciones públicas que, de una manera u otra afectan a nuestra actividad, tanto de la Administración General del Estado como de la Junta de Andalucía y de otras comunidades. ¿Cómo ha ido avanzando Andalucía en materias de prevención dentro de la actividad industrial? En Andalucía, como en el resto de España, el esquema de la seguridad industrial ha sufrido en los últimos años una revisión sustancial con motivo principalmente de la transposición de la Directiva de Servicios a la legislación española, transposición que fue incluso más allá de lo que establecía la propia directiva europea. Veníamos de un sistema estable y consolidado, configurado por la Ley 21/1992, de Industria, y sus reglamentos de desarrollo, en el que además de la Administración intervenían una serie de agentes (técnicos competentes, instaladoras, conservadoras, organismos de control, etc.) con funciones y responsabilidades definidas y con un determinado régimen de acceso y ejercicio de la actividad. Esta normativa ha sido modificada en el citado proceso de transposición, y si bien se han mantenido los agentes que intervienen en el sistema de garantía de la seguridad industrial, han cambiado completamente el régimen de funcionamiento de los mismos y el control de su actividad por parte de la Administración. Así, la gran mayoría de los regímenes de autorización para acceder al ejercicio de esas actividades han sido sustituidos por la presentación de declaraciones responsables. Y nuestra función de control previo al inicio de la actividad ha sido, por tanto, desplazada hacia un control a posteriori. Lógicamente la implantación de este nuevo esquema ha requerido un notable esfuerzo de adaptación por parte de todo el sector industrial y la Administración.

“Llevamos ya varios años inmersos en un proceso de evolución hacia un nuevo esquema de seguridad industrial, proceso que en mi opinión se está alargando demasiado. Y sería deseable para todo el sector que concluyese cuanto antes” “Mi percepción es que tanto la sociedad en general, como el sector industrial en particular, está cada vez está más concienciado sobre la importancia de la seguridad y de sus beneficios de distinta índole” Se trata además de un proceso que todavía no ha concluido, ya que tenemos pendiente la efectiva implantación de la reciente Ley de Garantía de la Unidad de Mercado, que puede tener efecto en el sector industrial, y la aprobación de la anunciada Ley de Servicios Profesionales, que tanto impacto puede tener en la actividad de los ingenieros industriales y del resto de ingenierías. Además, del efecto de las sentencias judiciales recaídas en los últimos años sobre las citadas modificaciones de la normativa de seguridad industrial y las que puedan recaer en el futuro, ya que no ha sido, en ningún caso, un proceso pacífico. En definitiva, llevamos ya varios años inmersos en un proceso de evolución hacia un nuevo esquema de seguridad industrial, proceso que en mi opinión se está alargando demasiado. Y sería deseable para todo el sector que concluyese cuanto antes. ¿Hay concienciación real sobre la importancia de la seguridad en la industria? Mi percepción es que tanto la sociedad en general, como el sector industrial en particular, está cada vez está más concienciado sobre la importancia de la seguridad y de sus beneficios de distinta índole (social, económica, empresarial, etc) Pero también es cierto que esta seguridad conlleva unos costes, al menos a corto plazo, que con frecuencia, y más en situaciones económicas como la actual, disuaden del cumplimiento de las obligaciones reglamentarias en materia de seguridad. Por ello es fundamental la labor inspectora y, en su caso, sancionadora, que tiene encomendada la Administración. ¿Cuáles son las principales líneas de trabajo en las que estás trabajando actualmente dentro de la Junta? Una de ellas es culminar el proyecto de simplificación y agilización administrativa que iniciamos hace unos años y que tiene como objetivo final la eliminación de trabas y controles administrativos previos

www.revistaingenieriaindustrial.com

para favorecer la actividad económica en general, y la industrial en particular, que tan necesaria resulta en estos momentos. Uno de los hitos principales de este proceso tuvo lugar en el pasado año, cuando pusimos en servicio los tramitadores telemáticos HAPR y PUES, que permiten tramitar de manera inmediata y por vía electrónica, cualquier día y hora del año, el acceso a actividades de servicios industriales y la puesta en funcionamiento de todo tipo de instalaciones industriales y energéticas. Estos nuevos procedimientos han supuesto una agilización tremenda en los trámites en materia de industria, con lo que ello supone de ahorro de costes y recursos para el sector y de dinamización económica. Y muestra de la buena acogida que han tenido por parte del sector es que aproximadamente un 95% de las puestas en servicio de instalaciones se están presentando por vía electrónica, superando nuestras previsiones. Y otra línea igual de importante, ya que está asociada a la eliminación de controles administrativos previos que este proceso de simplificación y el nuevo marco legal han supuesto, y a la necesidad de que esto no conlleve una merma de la seguridad industrial, es la reorganización de la actividad de control de esta Administración para reforzar y mejorar la actividad inspectora a posteriori. Actividad inspectora que, además de su objetivo de salvaguarda de la seguridad industrial que afecta a toda la sociedad, nos demanda con frecuencia el propio sector industrial como defensa contra la competencia desleal de aquellos que no cumplen los requisitos reglamentarios aplicables. En definitiva, lo que persiguen estas líneas de trabajo es favorecer al máximo la actividad de aquellos que cumplen la normativa, eliminando o reduciendo las trabas administrativas a esa actividad, manteniendo al mismo tiempo un sistema eficiente de supervisión que sancione convenientemente a los incumplidores. MARZO 2014 Ingeniería Industrial 21


INGENIEROS MUNICIPALES

José Manuel Anelo Medina Ingeniero industrial en el Ayuntamiento de Cádiz. Director del área de Tráfico, Alumbrado y Protección Civil desde julio de 2013.

¿Se conoce la verdadera función del ingeniero industrial en el ámbito municipal? La verdad es que no es una figura nada habitual ni es una salida meditada para mucho ingenieros que quieran incorporarse al sector público, aunque por ello no deja de ser muy importante la función que realizan a diario. El ingeniero industrial municipal posee una formación muy amplia, de un gran nivel técnico, con lo cual, encajamos muy bien en las administraciones locales porque tienen unos campos de actuación donde nos podemos desenvolver perfectamente. Aportamos una asistencia técnica muy cualificada y una importante capacidad de gestión. Otro de los parámetros es que trabajamos en áreas múltiples entre las que podemos destacar urbanismo, medio ambiente, tráfico, seguridad, energías renovables... Nuestro perfil generalista nos engloba en una inmensidad de terrenos que permite que el ingeniero industrial sea también una pieza clave dentro de la Administración local. ¿Pensaste en algún momento cuando empezaste tu carrera que ibas a terminar en la Administración? Como las grandes cosas que te pasan en la vida, yo llegué hasta la función pública de forma totalmente casual. Cuando estaba

MARZO 2014 Ingeniería Industrial 22

“El ingeniero municipal es una figura clave que no se toma en cuenta desde fuera” terminando la carrera tenía que enfocar el proyecto fin de carrera hacia un tema concreto y a mí siempre me había atraído mucho el tema de la edificación y las instalaciones, con lo cual mi proyecto lo enfoqué en ese sentido, a nivel de obras y proyectos, y curiosamente terminado el proyecto, un amigo mío arquitecto me comentó que en el Ayuntamiento de Cádiz había una plaza de ingeniero industrial que iba a salir a concurso. En un principio tampoco le presté mucha atención. Yo seguí haciendo mi proyecto pero estaba ahí el tema. Cuando terminé la carrera empecé a echar curriculums por varias empresas y casualmente salió la plaza de ingeniero. Me presenté, me eligieron y desde entonces estoy aquí. Llevo más de dos décadas en el consistorio. ¿Por qué crees que es necesaria la figura del ingeniero en la Administración local? Pienso que el ingeniero municipal es una

figura clave que no se toma en cuenta desde fuera, pero a nivel interno, resulta muy precisa. Los campos de actuación, los requerimientos de un ayuntamiento son muy diversos y necesitan, sobretodo, de una asistencia técnica importante, y en ese terreno, los ingenieros industriales, somos capaces de dar el perfil en los campos que ya he comentado antes y en todas sus facetas, a nivel de planeamiento, gestión de obras, realización de proyectos, en los campos de disciplina urbanística, a nivel de licencias, en los temas de alumbrado público, de movilidad, de protección civil. Son áreas en la que nosotros podemos resultar fundamentales. ¿Crees que puede llegar a extinguirse por la falta de convocatoria de plazas a estos cuerpos? A extinguirse no creo, yo creo que los ayuntamientos de cierta relevancia, cuentan en sus plantillas con ingenieros indus-

www.revistaingenieriaindustrial.com


triales, ya que son ciudades que requieren de estos servicios y en ellos podemos dar y aportar soluciones. Es cierto que ahora con la crisis, las plantillas están estancadas pero de vez en cuando algunos ayuntamientos, sobre todo de municipios medianos en habitantes, conciertan plazas de ingeniero. Esto da un poco de esperanza para que no seamos una figura abocada a la extinción. ¿Qué puestos has ocupado dentro del Ayuntamiento de Cádiz? He estado durante 20 años en la delegación de urbanismo del Ayuntamiento de Cádiz, en la oficina técnica de proyectos, llevando a cabo temas relacionados con obras municipales, concretamente yo era responsable de todas las instalaciones a nivel de proyectos y dirección de obras, y hemos participado en temas de licencias, infraestructuras, urbanizaciones, proyectos de electricidad y de alumbrado público de infraestructuras, asesoramiento a empresas de gas, de agua, depuración. En la actualidad, soy director del área de Tráfico, Alumbrado y de Protección Civil. El puesto quedó vacante y la plaza salió a concurso interno entre los compañeros que habíamos de las diferentes secciones. Tuve la suerte de que me escogieron a mí, porque era el perfil que más se ajustaba. Desde julio de 2013 estoy en este área. ¿Tiene una vertiente social el ingeniero que se desarrolla a nivel municipal? La verdad que mi trabajo se desarrolla dentro de los problemas que tiene el municipio a diario y eso produce mucha cercanía. Yo estoy actualmente en un nivel de dirección, donde desarrollamos actuaciones, por ejemplo, de contaminación lumínica, ya que está muy de moda todo el campo de la eficiencia energética y el campo del alumbrado público, donde siempre hay mucho que hacer. A nivel de tráfico, evidentemente, la regulación que se lleva a cabo es prácticamente diaria, pero ahora mismo estamos inmersos en planes de implantación de movilidad, urbanismo sostenible, gestión de transporte público. Todos ellos son campos en los que están implicados con la ciudadanía. No son campos específicos de la ingeniería pero son muy importantes. A nivel de protección de civil llevo todo lo que son planes de prevención municipal, por ejemplo, distintos procedimientos de emergencia para eventos que tenemos en ciudad como puede ser el carnaval, o la semana santa.

“He estado durante 20 años en la delegación de urbanismo del Ayuntamiento de Cádiz, en la oficina técnica de proyectos, llevando a cabo temas relacionados con obras municipales, concretamente yo era responsable de todas las instalaciones a nivel de proyectos” “Con la Unión participamos en proyectos, sobre todo a nivel de obras, subvenciones por los temas de eficiencia energética” ¿Tienes muchas normativas que influyan en tu trabajo a nivel regional o nacional? Pues depende. Normalmente todos los proyectos son a nivel municipal, pero lógicamente todo el cumplimento a nivel de normativa puede ser estatal o autonómico, dependiendo del carácter del proyecto o la actuación, podemos tener relación con otras administraciones y estar sujeto a las normativas, incluso de ámbito europeo. Todo ello, se produce por ese mundo cada vez más interconectado al que hacía referencia y que también influye en la administración local. ¿Qué tipo de proyectos tenéis vinculados con la Unión Europea? Tenemos muchos proyectos que están cofinanciados, y provienen de los fondos FEDER. Con la Unión participamos en proyectos, sobre todo a nivel de obras, subvenciones que podemos tener por los temas de eficiencia energética. ¿Has echado de menos trabajar en un ámbito privado, donde hay una mayor capacidad de decisión dentro de los proyectos? Yo particularmente te digo que no, y la verdad que se debe a un caso muy particular. Al ser el único ingeniero que estaba en plantilla, era un poco autónomo. Yo me encargaba personalmente de llevar a cabo los proyectos a nivel de instalaciones en mi oficina, con lo cual tenía bastante libertad. Siempre he trabajado en un centro multidisciplinar donde había arquitectos, ingenieros de caminos, aparejadores, delineantes, y yo tenía mi función muy establecida, por tanto, sí tenía libertad para ejecutarla, siempre dentro de un ámbito, el ámbito urbanístico. Es verdad, que la administración local es muy concreta, ya que los ámbitos de actuación se limitan al municipio y en ese sentido están más concertados, pero en el día a día yo nunca me he sentido oprimido y encorsetado. ¿Se ha reducido mucho la ejecución de proyectos a causa de la crisis?, ¿cómo desarrollas tu trabajo en este terreno? Evidentemente, la crisis afecta a todo. También a las administraciones. Esto in-

www.revistaingenieriaindustrial.com

fluye a nivel de obras, donde actualmente las actuaciones son mínimas. En el caso concreto del Ayuntamiento de Cádiz, se han reducido los proyectos en un 50%. Eso también se nota en mi trabajo diario, y me ha llevado a desarrollar otras competencias y áreas como las que desarrollo en el área de Tráfico actualmente. En el ámbito urbanístico, mi dedicación está ahora centrada en el mantenimiento de edificios e infraestructuras y en el ámbito de gestión. ¿Es otro de los ejes prioritarios dentro del Ayuntamiento, el área de Medioambiente? El tema medioambiental debe ser una clara prioridad para los ayuntamientos en el siglo XXI. Éstos están centrados en temas de contaminación acústica, de calidad ambiental, de licencias, de energías renovables, de energía fotovoltaica, de solar térmica, que están ahora muy de moda. También mi área entra dentro del ámbito de la gestión de playas en la ciudad de Cádiz. ¿Te ha permitido la Administración ser creativo dentro de tu trabajo? Yo he tenido la suerte de participar en proyectos importantes en las áreas de urbanización y edificación y no estoy nada descontento, ya que me ha permitido cubrir las expectativas que yo tenía. He realizado obras importantes dentro de la ciudad de Cádiz, como son dos complejos deportivos con piscinas cubiertas, un gran Palacio de Congresos, rehabilitación de edificios antiguos. A nivel de urbanizaciones hemos soterrado la vía férrea, hemos hecho grandes avenidas y toda la infraestructura de redes. Yo la verdad que me he sentido satisfecho y me siento hoy día muy contento trabajando en el sector público. Es verdad que tiene sus limitaciones y más aún en el ámbito municipal, pero he sido un ingeniero capaz de trabajar con plena libertad y con profesionales que me han dejado cumplir unos objetivos conjuntos dentro de los proyectos que hemos llevado a cabo para la ciudad de Cádiz. MARZO 2014 Ingeniería Industrial 23


INGENIEROS

en la UNIVERSIDAD

INGENIEROS EN LA UNIVERSIDAD

Francisco Gordillo

Profesor en la Escuela Superior de Ingeniería de Sevilla. Jefe de Estudios en ETSI.

“El ingeniero de Bolonia sigue siendo un ingeniero generalista con una sólida formación”

Francisco Gordillo es hoy profesor y jefe de estudios de la Escuela Superior de Ingenieros de la Isla de la Cartuja. Tras varias décadas dentro de las aulas, habla de los ingenieros docentes en una doble vertiente, como profesionales que aportan conocimiento e investigación dentro de esta institución.

¿Qué perfil común dirías que tiene el ingeniero universitario? El ingeniero que trabaja como personal docente e investigador en la universidad es un ingeniero atípico. No se dedica a lo que se suele suponer que se dedica un ingeniero, esto es, a calcular, planificar o dirigir proyectos. Su labor como docente se parece a la de cualquier otro profesor universitario, si bien se orienta a las disciplinas de la Ingeniería. En la universidad actual, por suerte o por desgracia, las escuelas de ingenieros están totalmente integradas dentro de la organización universitaria y así, por ejemplo, la promoción de sus profesores se rige por los mismos criterios que en el resto de MARZO 2014 Ingeniería Industrial 24

centros universitarios. En esta promoción tiene mucho peso la otra vertiente de la labor del profesor universitario, la investigación. Priman mucho las publicaciones de investigación, aunque también tienen cada vez mayor peso las patentes. Con todo ello, se puede comprender el peligro de que los docentes encargados de la formación de los futuros ingenieros estén alejados de la Ingeniería y se dediquen a enseñar únicamente lo que se estudia en los libros. ¿Por qué decidiste hacerte profesor? En mi caso, aunque fue una decisión meditada, la elección fue bastante natural. Yo estaba colaborando en el entonces dewww.revistaingenieriaindustrial.com

partamento de Ingeniería Electrónica, de Sistemas y Automática desde tercer curso de carrera. Precisamente fui becario de AICIA desde ese curso hasta el final de mi carrera (entonces de seis años). Colaboré en un proyecto de bastante envergadura para Sevillana de Electricidad en el marco en el cual realicé mi proyecto fin de carrera. Durante estos años tuve un contacto directo con la labor de los profesores de la Escuela fuera de las clases y evidentemente este contacto influyó mucho en mi decisión. Creo que con frecuencia los alumnos tienen una idea muy sesgada de la labor del profesor y piensan que está totalmente dedicada a la docencia. Puede parecer que


tiene su parte tediosa, como lo es el corregir exámenes (impartir clases, aunque se repita la temática curso tras curso, a mí no me parece rutinario, siempre se aprende algo de cada nuevo grupo de alumnos), pero hay una parte más desconocida, sobre todo la relacionada con la investigación que puede ser muy apasionante. ¿Es una salida vocacional esta opción en la carrera de un ingeniero? Creo que entre los profesores hay un poco de todo. Existe el profesor vocacional que sobre todo le gusta la docencia o la investigación (o ambas cosas) pero existe otro tipo de profesor, en el que yo me incluyo, y creo que es el más numeroso, que no renuncia a la labor profesional más pura. En este sentido, la transferencia de la investigación a las empresas sirve para llenar esa vocación profesional y gracias a ella los profesores ingenieros no tenemos por qué sentir nostalgia por una actividad para la que fuimos formados y a la que se puede pensar que hemos renunciado. En absoluto, seguimos trabajando en proyectos muy aplicados y profesionales, aunque siempre buscando la faceta investigadora. ¿Combinas tu faceta como profesor con la de ingeniero profesional en la Universidad de Sevilla? Yo no lo planteo como una disyuntiva. Como profesor, mi labor tiene una faceta de colaboración con empresas (parecida a la labor de un ingeniero profesional) al igual que tiene otras facetas como la docencia y la gestión universitaria. Como ya he comentado, desde antes de acabar la carrera ya era becario de AICIA y colaboraba en un proyecto para la entonces Sevillana de Electricidad. Desde entonces no he dejado de tener relaciones con empresas. Además de con Sevillana he trabajado en proyectos, entre otras, con Iberdrola, Telefónica, la antigua Airtel, EADS, ELIMCO, Tecnobit… Actualmente tengo activos dos proyectos, uno con Airbus y otro con un consorcio de empresas liderado por Ghenova. Como mi especialidad es el control automático, disciplina muy horizontal aplicable a ámbitos muy diversos, la temática de estos proyectos es también muy variada pero siempre dentro del ámbito de la automática y los sistemas dinámicos. ¿Cómo crees que será el nuevo ingeniero industrial graduado de escuela? Los estudiantes actuales son muy distintos a los de mis tiempos de alumno. Me atrevería a decir que estas nuevas tecnologías hacen que las generaciones de ahora “piensen”, ordenen su cerebro, de forma diferente a como lo hacíamos nosotros.

“Los estudiantes actuales son muy distintos a los de mis tiempos de alumno. Me atrevería a decir que estas nuevas tecnologías hacen que las generaciones de ahora piensen y ordenen su cerebro de forma diferente a como lo hacíamos nosotros” Tenemos a nuestro alcance herramientas maravillosas que tienen muchas ventajas pero, al mismo tiempo, tienen inconvenientes como es el exceso de información y la tendencia a diversificar y distraer nuestra atención disminuyendo nuestra capacidad. El resultado es que la persona formada en el nuevo entorno digital es seguramente distinta de la persona formada en tiempos anteriores. Esto no sé si es bueno o malo, simplemente es así ¿Han mermado las salidas profesionales del ingeniero industrial tras el cambio del proceso de Bolonia? Yo creo que la formación recibida es del mismo carácter que la tradicional. El ingeniero industrial “de Bolonia” sigue siendo un ingeniero generalista con una sólida formación en las diversas disciplinas que forman la base del ingeniero industrial tradicional. Así, todo ingeniero del grado cursa asignaturas de química, ciencia de los materiales, máquinas y mecanismos, elasticidad y resistencia de materiales, mecánica de fluidos, termodinámica, electricidad, electrónica, control automático, organización de empresas, etc. Esta base común le da la versatilidad que tradicionalmente ha caracterizado a esta profesión. Al mismo tiempo, al igual que pasaba antes, el estudiante se especializa en una de las ramas. Actualmente se imparten en la Escuela nueve intensificaciones. Lo que sí parece que ha cambiado el proce-

www.revistaingenieriaindustrial.com

so de Bolonia es la intensidad de estos estudios. Cuando los titulados, que contamos ya con canas, comparamos las horas de clase y las horas de estudio de nuestros tiempos con las actuales, nos da la impresión de que la intensidad ha disminuido mucho. ¿Piensas que la investigación universitaria aporta importantes avances a la sociedad o aún hay un largo camino? En el ámbito de la investigación se habla mucho de la brecha entre la investigación pública y las empresas. El salto que se ha dado en la investigación universitaria española en los últimos 30 años ha sido enorme, en calidad y en cantidad. Las políticas de promoción del profesorado universitario y los incentivos de investigación, los conocidos como sexenios, han cambiado radicalmente el panorama. Por supuesto que queda muchísimo por hacer, incluyendo la potenciación de la transferencia de los resultados de la investigación a las empresas. Muchas de ellas dedican recursos a investigación pero los departamentos dedicados a ella deben justificar beneficios económicos en un plazo corto de tiempo. Particularizando en la ETSI de Sevilla, como ya he mencionado antes contamos con AICIA, que es un vehículo excelente para esta colaboración entre Universidad y empresa. Dentro del ámbito nacional, AICIA es un referente en la transferencia de resultados de investigación hacia las empresas como se puede comprobar en sus ingresos y en las empresas con las que trabaja. MARZO 2014 Ingeniería Industrial 25


9.000 INGENIEROS

han pasado por el ETSI en su medio siglo de vida

L

a Escuela Técnica Superior de Ingeniería de la Universidad de Sevilla (ETSI) celebra en 2014 el 50 aniversario de su nacimiento. En el año 1974 se crearía, tras la publicación del Decreto 3608/63, la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales de Sevilla, que englobaba esta especialidad como la primera de todas. Con el asesoramiento de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales se convierte en el primer centro en impartir enseñanzas de ingeniería superior en la mitad Sur de España. Un plan pionero Bajo la dirección de José Mª Amores Jiménez y con un plan de estudios piloto impulsado por la OCDE arrancan las clases de lo que, ya en 1972, será la primera promoción de ingenieros industriales de Sevilla, formada por 30 graduados de las especialidades de Electricidad, Mecánica y Química, tomando posesión al año siguiente el primer profesor numerario de la Escuela, D. Javier Aracil Santonja. En junio de 1971, la Escuela se integra en la Universidad de Sevilla y, en un proceso de homogeneización con el resto de escuelas técnicas superiores, en 1976 se declara a extinguir el plan piloto de la OCDE, adoptándose el plan vigente en el resto de escuelas técnicas superiores de ingenieros industriales del país, el Plan de Estudios de 1964. Se establecen las especialidades de Ingeniería Eléctrica, Mecánica, Organización y Química. No es hasta el curso académico de 1991-92 cuando la ETSI incorpora nuevas enseñanzas a su oferta académica, las conducentes al título de Ingeniero de Telecomunicaciones. Un año después se aprueba el catálogo de títulos universitarios oficiales de las universidades andaluzas, asignándose a la Escuela las titulaciones que ya se venían impartiendo: Ingeniero Industrial e Ingeniero de Telecomunicaciones, así como las nuevas titulaciones de Ingeniero Químico, Ingeniero en Automática y Electrónica Industrial, Ingeniero de Organización Industrial e Ingeniero en Electrónica. En septiembre de 1997 se inicia el traslado a la actual sede de la ETSI, en lo que fue el edificio Plaza de América de la Exposición Universal del 1992. Este cambio de ubicación ofreció a la Escuela una notable mejora en infraestructuras y un considerable aumento del espacio disponible. Actualmente, la oferta académica de la ETSI se basa en 5 programas formativos de Grado+Máster que dan acceso a

MARZO 2014 Ingeniería Industrial 26

las correspondientes profesiones de ingeniero superior: Ingeniería Industrial, Ingeniería de Telecomunicación, Ingeniería Química, Ingeniería Aeronáutica e Ingeniería de Caminos, Canales y Puertos. Además, se han puesto en marcha tres grados más enmarcados dentro del Campus de Excelencia Internacional Andalucía Tech. Se trata de los grados en Ingeniería de la Energía, Ingeniería Electrónica, Robótica y

“Bajo la dirección de José Mª Amores Jiménez y con un plan de estudios piloto impulsado por la OCDE arrancan las clases de lo que, ya en 1972, será la primera promoción de ingenieros industriales de Sevilla, formada por 30 graduados” Mecatrónica y en Ingeniería de Organización Industrial, titulaciones impartidas conjuntamente con la Universidad de Málaga. Finalmente, se imparten 7 títulos de máster oficial y 4 programas de doctorado que permiten al alumno especializarse a nivel de investigación en los distintos ámbitos de la Ingeniería Industrial. En sus 50 años de vida, la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de la Universidad de Sevilla ha logrado convertirse en uno de los centros de referencia nacional e internacional en la enseñanza superior de estudios de Ingeniería. Prueba de ellos es su presencia en dos redes europeas de excelencia: Pegasus, que acoge a las mejores Escuelas de Ingeniería Aeroespacial, y la Red TIME (Top Industrial Managers for Europe), que integra a los mejores Centros europeos de Ingeniería Industrial. Más de 9000 ingenieros han cursado sus estudios en la ETSI en este medio siglo. Actualmente, imparten sus enseñanzas en el centro casi 500 docentes, con más de 6.000 estudiantes, de los cuales una media de 400 egresan anualmente. Movilidad de estudiantes a nivel internacional La Escuela Técnica Superior de Ingeniería concede especial importancia a la movilidad internacional de sus estudiantes. En este sentido, cada curso académico cerca de 300 alumnos realizan estancias de estudios en universidades extranjeras. Las universidades con las que se han concertado plazas de movilidad son centros de reconocida excelencia, y las estancias en los mismos permiten a los estudiantes profundizar en

www.revistaingenieriaindustrial.com


conocimientos y aplicaciones de tipo obligatorio u optativo que permiten complementar su formación, su capacitación en las competencias lingüísticas y promover, desde un procedimiento de inmersión, las competencias de adaptación a nuevas realidades y trabajo en contextos multiculturales. La Escuela mantiene relaciones institucionales con las más prestigiosas universidades europeas, y en ellas se forman ingenieros de distintas orientaciones profesionales. Muchos de estos convenios son genéricos y no están restringidos a un tipo de Ingeniería, fomentando el conocimiento transversal. Además, la pertenencia a redes internacionales de excelencia como la Red TIME o la Red Pegasus facilita asimismo la movilidad de nuestro profesorado. AICIA La Asociación de Investigación y Cooperación Industrial de Andalucía, AICIA, fue creada en 1982 en el seno de la entonces Escuela Técnica Superior de Ingeniería Industrial. Surgió de la iniciativa de un grupo de profesores conscientes, de una parte, de la necesidad de experimentar la realidad del sector industrial para una mejor transmisión del mismo a su alumnado y, de otra, del potencial humano y la capacidad de servicios a la industria y sociedad que la ETSI podía ofrecer. El resultado de la relación entre AICIA y la Escuela Técnica Superior de Ingeniería supone un beneficio para todos los estamentos e instituciones implicadas. En primer lugar, contribuye a la formación del alumnado, resultando ser en

“La Escuela mantiene relaciones institucionales con las más prestigiosas universidades europeas, y en ellas se forman ingenieros de distintas orientaciones profesionales. Muchos de estos convenios son genéricos y no están restringidos a un tipo de ingeniería, fomentando el conocimiento transversal”

muchos casos un primer paso en su carrera profesional; a los departamentos universitarios les proporciona un instrumento flexible y eficaz para su colaboración con empresas, obteniendo a su vez un retorno económico y un mejor equipamiento; y a las propias empresas, ya que les facilita el acceso al mundo universitario beneficiándose de la transferencia de tecnología; y, finalmente, a la sociedad en general por el favorecimiento del progreso mediante el desarrollo de acciones de I+D+I. Actualmente, AICIA cuenta con 26 equipos de investigación integrados por 300 investigadores. Los sectores de aplicación de la actividad desarrollada por dichos equipos son, principalmente, el Aeronáutico, Energía, Materiales y Nanotecnología, Medio Ambiente, Organización Industrial, TICs, Tecnologías de Fabricación y Transportes e Infraestructuras. Spin-off La ETSI, como centro que tiene encomendada la docencia de varias titulaciones de Ingeniería Superior y, en consecuencia, con una estrecha relación con el mundo empresarial, no es ajena a la importancia de la formación en emprendimiento y creación de empresas. Así, cabe destacar a modo de ejemplo el elevado número de empresas de tipo spin-off creadas a iniciativa de alumnos y profesores de la ETSI, empresas ya consolidadas como Inerco (primera empresa de base tecnológica de la US), GPTech o TEAMS, o empresas más recientes como Skylife, Ingelectus o Adevice. El fomento del espíritu emprendedor entre los alumnos de la ETSI es una apuesta estratégica del centro y se complementa con las actuaciones encaminadas a la creación de un vivero de empresas, con una estructura de acogida temporal pensada para ubicar alumnos emprendedores en sus primeros pasos en el mundo empresarial y prestarles determinados servicios adaptados a las necesidades de cada proyecto. Un reto para adaptar la profesión al siglo XXI.

www.revistaingenieriaindustrial.com

MARZO 2014 Ingeniería Industrial 27


FORMACIÓN DE OPOSICIONES PARA EL INGENIERO

OPINIÓN

Miguel Torres Subiela Ingeniero industrial por la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales de Sevilla (2ª Promoción). Funcionario del Cuerpo de Ingenieros Industriales del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, actualmente prestando servicios en la Dirección General de Industria, Energía y Minas de la Junta de Andalucía. Ha sido preparador de oposiciones a los Cuerpos de Ingenieros Industriales, ingenieros de Minas e ingenieros técnicos industriales desde 1988 a 2005.

REFLEXIONES SOBRE

La formación de oposiciones para el ingeniero industrial

L

a actividad de la Administración tanto estatal, autonómica o local tiene por objetivos, entre otros, garantizar la salud, la seguridad de las personas y los bienes y la protección del medio ambiente. Es en estos ámbitos de actuación donde debe dotarse de medios materiales y personales para atender las obligaciones que le son propias en el cumplimiento de tales objetivos. Si bien estos objetivos, antes de nuestro ingreso en la Unión Europea, se concretaban mediante normas propias estatales, la pertenencia a la misma conlleva el cumplimiento de la normativa comunitaria establecida a través de diferentes reglamentos, directivas... Los ingenieros industriales por su formación tienen unos conocimientos de carácter multidisciplinar que se intensifican en la especialidad elegida (Mecánica, Electricidad Química..), por tanto están capacitados para actuar en campos muy diversos relacionados, entre otros, con las infraestructuras energéticas de gas y electricidad, construcción y edificación en general, seguridad de instalaciones y equipos (almacenamiento de productos químicos, instalaciones frigoríficas, equipos a presión, instalaciones receptoras de gas y electricidad, aparatos elevadores, productos derivados del petróleo, grúas, climatización de edificios, seguridad contar incendios), vehículos automóviles, control y optimización de procesos, operación y mantenimiento de instalaciones industriales o del sector terciario, seguridad y salud laboral, análisis de impactos ambientales de las instalaciones industriales, análisis de eficiencia energética en instalaciones o edificación, uso térmico para generación eléctrica de las energías renovables, aprovechamiento de calores residuales e instalaciones de cogeneración térmica, eléctrica o mecánica. Aún cuando la Administración ha externalizado muchas de las intervenciones técnicas en materia de seguridad industrial, apoyándose en la Infraestructura de Calidad MARZO 2014 Ingeniería Industrial 28

propiciada por la Ley 21/1992, de 16 de julio, de Industria, las exigencias de esta y diferentes leyes como la Ley 38/1999, del 5 de noviembre, de Ordenación de la Edificación, Ley 7/2007, del 9 de julio, de Gestión Integrada de la Calidad Ambiental, Ley 31/1995, del 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales,... son controladas mediante actuaciones de inspección, control y sanción. Al tener esta actuaciones carácter de potestades administrativas, deben ser ejercidas por funcionarios con competencia técnica y formación administrativa suficiente para llevar a cabo tales funciones. La conjunción de la competencia técnica y la formación administrativa es la justificación de la existencia de plazas en la Administración estatal, autonómica o local reservadas a los ingenieros industriales en exclusiva en unos casos o compartidas con otras titulaciones. Los procesos de acceso a la administración para adquirir la condición de funcionario se llevan a cabo, normalmente, mediante oposiciones libres o concursooposición, que son convocados por la administración estatal (Ministerio de Industria, Turismo y Comercio entre otros ministerios), autonómica (Junta de Andalucía entre otras administraciones autonómicas) o corporaciones locales. La preparación de la oposición es conveniente que sea tutelada por un preparador experimentado (normalmente un funcionario ingeniero industrial) que facilite la documentación a estudiar, oriente sobre las dificultades de las materias, la estrategia de la oposición y marque objetivos de estudio evaluando los avances conseguidos durante el camino. El ingeniero industrial que pretenda opositar deberá analizar su situación personal y familiar, haciendo especial énfasis en su tiempo disponible y considerando que lo que se aprende estudiando en una oposición es muy útil para el desempeño profesional por ser aspectos poco tratados en la formación académica.

www.revistaingenieriaindustrial.com


www.revistaingenieriaindustrial.com

MARZO 2014 IngenierĂ­a Industrial 29


Ingenieros por el mundo

En el proceso de internacionalización, las voces de los ingenieros son tan importantes como las de las propias empresas. En esta sección, conoceremos la experiencia de vida profesional y personal de tres expertos en Ingeniería Industrial que un día decidieron hacer sus maletas para trabajar en un lugar con mejores salidas laborales.

“China me llamaba bastante la atención. Pensé que era el país de las oportunidades” Dávid López Parrado llegó en febrero de 2008 a la ciudad china de Suzhou, a 90 kilómetros de Shanghai. La empresa sevillana Hispacold, lo trasladaría hasta el país asiático para abrir mercado con tan solo 29 años. Seis años después declara sentirse satisfecho con el camino recorrido. En la actualidad es gerente de una fábrica con 115 personas a su cargo y un nivel de nueva contratación que rondará el 25% para 2015.

David López Parrado. China

¿Qué te llevó a embarcarte en un proyecto de Ingeniería hasta China? Yo cuando me vine a China, trabajaba para una empresa sevillana que se encontraba en el polígono el Pino, Hispacold. Realizaba equipamientos de aire acondicionado y calefacción para grandes instalaciones. Empecé en el año 2004 a trabajar con ellos y era bastante joven, la verdad. En aquella época fui a visitar clientes para abrir mercado en este país asiático y vi la posibilidad de montar allí una planta de producción. A partir de aquel momento, con solo 28 años, me trasladé al país como gerente de Hispacold Suzhou, subsidiaria de esta empresa sevillana internacional. Se encontraba ubicada en la provincia de Jiangsu, y a unos 90km al oeste de Shanghai. Hispacold se dedica a la fabricación de sistemas de climatización MARZO 2014 Ingeniería Industrial 30

para vehículos de pasajeros (autobuses y trenes). Cuando me propusieron irme al otro lado del mundo a montar una empresa y a empezar de cero me pareció una idea estupenda. Me vine corriendo. ¿Qué es lo que más te atraía a la hora de venir hasta estas tierras? Tenía ganas de salir de España y de la crisis que hay ahora mismo. Yo sé que no era cualquier sitio. China me llamaba bastante la atención. Pensé que era el país del futuro y las oportunidades a nivel de desarrollo y sobre todo a nivel industrial. ¿Qué valoración hay del ingeniero español en China?, ¿hay muchos perfiles occidentales o aún no han comenzado a notarse? Todavía hay muchos ingenieros nacionales de China. No hay muchos occidentales que vengan desde Europa. Sin embargo, las empresas españolas cuando llegan a China sí que buscan a ingenieros de su país por el conocimiento global que les puede aportar desde su origen y a la vez de la nueva zona en la que se empiezan a mover. No tanto por el conocimiento técnico, como por el conocimiento de operaciones, puestos de fábrica, puestos de gerencia, etc. Es muy habitual en el país que los puestos de dirección de fábricas de operaciones industriales, de responsabilidades de gerencia, los ocupe un ingeniero. Es uno de los perfiles que más se repiten El perfil del ingeniero español, cuando llegué en el año 2008 era muy escaso. Ahora parece moverse un poco más y las www.revistaingenieriaindustrial.com

empresas los demandan para mover operaciones en el país con un alto nivel de idiomas. Para la fábrica se confía más en la plantilla local. Los ingenieros vienen en gran medida por la crisis y los que más abundan son los recién titulados, de entre 25 y 30 años. No vienen con las mismas condiciones que hace años, pero prefieren venir hasta aquí a desarrollar proyectos que de ninguna otra forma podrían hacer en España. Con seis años ya de experiencia en el terreno, ¿es muy diferente la labor diaria de un ingeniero en España que la que realiza en este país actualmente? La principal diferencia es que en España los perfiles de ingenieros con pocos años de experiencia por la edad no tienen ninguna oportunidad de avanzar. Yo me vine con 29 años y si me hubiera quedado en España nunca me habrían dado puestos de responsabilidad. Mientras que si te vas fuera, puedes ver otro mercado y otras condiciones que, en países como China, sí puedes llegar a encontrar. Te encuentras de repente con un importante mercado laboral que no existe aquí. Las compañías de Ingeniería en España son empresas con muy poco dinamismo, que llevan muchos años trabajando en el mismo sitio, y con una progresión demasiado lenta. ¿Se podría decir que es un país que asume su carácter de optencia emergente? En los seis años que llevo en China, las cosas se han occidentalizado bastante. La forma de gestionar o de relacionarte in-


terna o externamente (gobierno, banco...) en una empresa en China ha evolucionado en gran medida con la llegada de más occidentales, de tal forma que se parece mucho a las relaciones españolas. A la hora de hacer negocios es complicado trabajar con firmas locales porque para cerrar un buen contrato es mejor hacerlo con algún socio del país. Las principales acciones comerciales están en las manos de chinos. Esto puede llegar a ser un gran inconveniente porque si te encuentras que tu modelo de producción es fácilmente copiable, y dejas toda la mano comercial en manos chinas, llega un momento en el cual está todo sobre la mesa de ese agente chino, que trabaja para ti, que está contratado por comisiones o como empresa asociada. En su trabajo actual como gerente de la empresa Asber-Edesa Asia del grupo Fagor, ¿qué nivel de crecimiento estás experimentando? Tanto a nivel de trabajo de taller como a nivel de oficina, hay muchas rotaciones porque no paran de surgir nuevas oportunidades, algo que en nuestro país no ocurre actualmente. Los salarios entre una empresa y otra pueden aumentar entre un 10 o un 15%. Sino eres capaz de dárselo se van a ir y la retención laboral resulta muy complicada. Desde verano 2012, hasta la actualidad, soy gerente de Fagor Catering Kunshan; subsidiaria de la empresa Fagor Industrial, empresa del Grupo Mondragón, dedicada al equipamiento industrial integral para la restauración colectiva. Mi empresa prevé aumentar las contrataciones para los próximos dos años en un 25%, una cifra bastante esperanzadora. ¿Qué es lo que más te gusta de vivir en un país como China? Me encanta saber que estoy desarrollando, en gran medida, mi trabajo llevando adelante una fábrica con un grupo de 115 personas. Eso no lo encuentro de manera fácil en España. Ser responsable de toda un área global de una empresa y todo esto resulta mucho más dinámico que lo que puede hacerse hoy allí. Otra salida que he tenido aquí es la opción de estudiar un MBA Executive en Shanghai en una Escuela de Negocios de la ciudad con un entorno totalmente opuesto. La mitad de los alumnos son de China, y el resto extranjeros. En el terreno personal he podido disfrutar viajando, que es una de mis grandes

“Me encanta saber que estoy desarrollando, en gran medida, mi trabajo llevando adelante una fábrica con un grupo de 115 personas. Eso no lo encuentro de manera fácil en España” pasiones. He recorrido países como Laos, Vietman, Camboya, Malasia, y ha sido increíble. Por todo ello es un gran lujo estar aquí. ¿Qué competencias debe tener el ingeniero español que quiera busca una salida profesional en China? Yo creo que competencias como tal, en cuanto a nivel técnico están más que cubiertas. Yo estudié en la Escuela de Sevilla y creo que a nivel técnico no tenemos ningún problema. Lo más improtante es tener ganas de trabajar en un entorno internacional y estar muy actualizado en el tema de los idiomas. Es importante aprender a trabajar en pro-

www.revistaingenieriaindustrial.com

yectos de equipo de diferentes nacionalidades, con pluralidad de ideas, de idiomas, mecanismos, con distinta formación. Aquí en España, toda la formación está muy centrada en el puro perfil técnico y en el extranjero lo más importante es el perfil de gestión, que sepas moverte en el entorno y relacionarte con él, con lo que es la empresa en sí. ¿Qué consejos le darías a los ingenieros que quieran venir hasta China? Que le echen ganas. En un país como China van a tener más oprotunidades y que empiecen a buscar por aquí, ya que el grado de colocación es muchísimo más alto que en España. MARZO 2014 Ingeniería Industrial 31


Ingenieros por el mundo

“Me parece exigible, más que recomendable, tener una oportunidad de cambio y ver qué hay fuera de aquí” Pedro Pozuelo reside, desde hace un año y medio, en Colombia donde está dirigiendo la construcción de una gran planta de bioetanol en el centro del país. Comenzó su andadura en el extranjero desde que su empresa, Isolux Corsán, se lo propusiera de casualidad. La experiencia para este ingeniero ha sido excelente y anima a los más jóvenes a probar suerte en América Latina.

Pedro Pozuelo. Colombia ¿Tenías intención de desarrollar tu carrera profesional en otra parte del mundo? La verdad que todos mis destinos hacia el extranjero han sido siempre casuales. Salí por primera vez a Portugal en el año 2009. Estuve un año y medio y luego otro año y medio en Argentina. En el año 2012 empecé a ir a Colombia y ya llevo casi 18 meses aquí. Anteriormente, también había estado en Francia trabajando en Abengoa. Desde que salí para América Latina he visto otra forma de vida, otro mundo y quiero quedarme aquí un largo tiempo. ¿Quién te propuso la idea? Fue la empresa en la que trabajo actualmente, Isolux Corsán. En aquel momento empezaba a verse, de forma evidente, MARZO 2014 Ingeniería Industrial 32

que en España había cada vez menos proyectos y estaban surgiendo nuevas oportunidades fuera. Me parece exigible, más que recomendable tener esa oportunidad de cambio y ver qué hay fuera de aquí. ¿En qué proyecto estás trabajando dentro del país? En Colombia, llevo temas de biocombustibles. Empecé primero mi actividad durante cuatro meses en Cartagena de Indias, en un patio de almacenamiento de productos petrolíferos y al poco tiempo me asignaron un proyecto en el centro de Colombia, que es una planta de bioetanol que se consigue a través de la caña de azúcar. Siempre he estado vinculado a lo largo de mi carrera profesional al ámbito de los biocombustibles. www.revistaingenieriaindustrial.com

Soy ingeniero industrial mecánico, y siempre he estado muy interesado en el tema de la construcción. Empecé en Abengoa con dos plantas de bioetanol y cuando pegué el salto a Isolux hace casi 7 años, tenía esa poca experiencia y dentro de la empresa casi todo lo que he hecho ha sido sobre este tema. En España estuvo de moda pero luego se ha venido abajo el sector. Sin embargo, en Sudamérica sí que tiene mucho auge. Es interesante porque ellos tienen la materia prima que nosotros no tenemos. ¿Por qué piensas que es “exigible“ que un ingeniero conozca otros lugares de trabajo en el mundo? Porque siempre vas a trabajar aquí de la misma forma y con las mismas personas


prácticamente y no vas a cambiar. Cuando sales fuera ves que las cosas no están tan organizadas, como ocurre en Sudamérica. Cosas que aquí son inmediatas, en América Latina te pueden costar mucho más esfuerzo y trabajo. Y también personalmente te ayuda a formarte, el alejarte de la familia y los amigos. Te encuentras solo y te ayuda a ser más fuerte y un poco más feliz. ¿Has tenido momentos malos estando al otro lado del mundo? Se tienen sobre todo al principio, cuando llegas y te encuentras solo y con una forma muy distinta de trabajar. Es duro al principio. Contaba con eso, ya lo pasé, por suerte o por desgracia siempre he estado fuera de Sevilla trabajando y siempre al principio sabes que hay un pequeño bajón. Te tienes que adaptar, a no ser q sea un destino muy malo, sales, conoces gente y la experiencia es muy positiva. ¿Qué valoración hay del ingeniero español en Colombia? Tiene muy buenas referencias y formación técnica universitaria excelente. Cuando el ingeniero español expone una idea prevalece sobre la idea de un ingeniero nacional de allí. ¿Es muy diferente la ejecución de proyectos que se hace en Colombia? Todos los proyectos se parecen al final. Sí es cierto que en Sudamérica quizás las cosas parezcan más lentas pero no es así. En España estamos acostumbrados a hacer 27 cosas a la vez pero allí las personas van paso por paso, y hasta que no terminan una actividad no empiezan otra. El ingeniero español se pone nervioso con esa actitud, pero al final es el mismo trabajo, prácticamente en el mismo tiempo. Nosotros somos más caóticos. ¿Cuál ha sido el proyecto de mayor envergadura que has desarrollado en el extranjero? Estando fuera, creo que este proyecto que estoy llevando a cabo. Un proyecto complicado con una planta de bioetanol en el centro de Colombia, una zona complicada porque en Colombia no se ha erradicado aún todas las cosas que se oyen, y sigue existiendo una problemática social importante aunque el país va saliendo poco a poco. Tenemos muchos problemas con los sindicatos y la gente de la zona, porque están muy sindicalizados, tienen mucho poder. La mano de obra es difícil.

“En Colombia hay mucha empresa española y muy buen ambiente de trabajo. Actualmente resido en Bogotá, una ciudad caótica donde hay mucho negocio” “Todos los proyectos se parecen al final. Sí es cierto que en Sudamérica quizás las cosas parezcan más lentas, pero no es así. Estamos acostumbrados aquí a hacer 27 cosas a la vez pero allí las personas van paso por paso, y hasta que no terminan una actividad no empiezan otra” Es un proyecto importante pero cada día tienes reivindicaciones nuevas y los colombianos están acostumbrados a que se les de lo que piden. Solo espero que la problemática laboral se solucione pronto. A pesar de esa dificultad, ¿cómo desarrollas tu trabajo diario en Colombia? En Colombia hay mucha empresa española y muy buen ambiente de trabajo. Actualmente resido en Bogotá, una ciudad caótica donde hay mucho negocio. A veces pienso si viviendo aquí soy un poco cobarde al haber abandonado mi tierra, pero bueno me fui antes de que empezara la crisis y los problemas. También es cierto que esto está reportando muchos beneficios para las empresas españolas y para el trabajo de los ingenieros españoles que estamos fuera. Dentro de los proyectos vendemos equipamiento y tecnología de aquí, todo eso repercute en Colombia. Tenemos nuestro sueldo español y allí tenemos uno para gastos. ¿Encuentra el ingeniero español trabajo de forma sencilla en este país? Por alguno que he contactado, sé que no se encuentra trabajo corriendo ni al día siguiente pero no tarda mucho en encontrar un buen puesto si es ingeniero. A lo mejor, al principio, no te dan las condiciones que tú quieres, ya que el que se va con una empresa española va con unas condiciones distintas al que se va sin trabajo y lo contratan localmente. Pero va a encontrar un trabajo seguramente mejor que aquí, mejor pagado y la experiencia es muy buena. El idioma es otra gran comodidad, aunque es el mismo, pero es cierto que el español es un poco brusco cuando habla y para hacer negocios allí necesitamos a una persona local. El español es un poco aparentemente agresivo para ellos. Los colombianos se incomodan cuando alguien levanta el tono de voz o dice una palabra malsonante. Para hacer tratos comerciales es bueno tener a un socio del

www.revistaingenieriaindustrial.com

país. Nosotros parecemos muy rápidos y aparentemente parece como si los trataras de engañar. Pareces prepotente. Es fundamental, y yo lo noto en las negociaciones con clientes, tener a algún colombiano cerca para que apacigüe el tono que tenemos. ¿Cuántas personas hay implicadas en tu proyecto de Ingeniería? Queremos llegar a las 1.000 personas. Hemos tenidos unas 800 pero con todos los problemas que hay y las huelgas de tres días, de una semana, de un mes… es complicado contabilizarlo con exactitud. Ahora mismo está el proyecto prácticamente parado. Estamos intentando llegar a un acuerdo con Ecopetrol y el proyecto está esperando a ver cuándo arranca, aunque esté parada la construcción, toda la gestión y el resto de disciplinas del proyecto siguen para delante. ¿Cómo acreditas en el país tu título de ingeniero español? Necesitaba una convalidación del título de ingeniero. Tengo el visado y me hicieron un resguardo con el que puedo trabajar como ingeniero pero no puedo firmar como tal. Hasta que no pase un tiempo y consiga otro tipo de convalidación. Te permiten trabajar pero no puedes actuar en algunos campos. En principio, la firma la tiene que hacer un ingeniero local o un ingeniero español que pueda homologar allí su título pero es un trámite que lleva más tiempo y para mí no es relevante porque yo no firmo proyectos. Y por último, ¿qué consejo le darías al ingeniero que quiera trabajar fuera de nuestro país en estos tiempos? Yo les diría que se fueran. El que está con una empresa y le propongan que se vaya al extranjero, que no se lo piense dos veces. Siempre tiene la oportunidad de volver. Te puedes ir con la familia igual. Entiendo que tiene que dar un poco de miedo irte con niños pequeños pero al final es lo mismo que aquí y hay mejores condiciones que en España. MARZO 2014 Ingeniería Industrial 33


Ingenieros por el mundo

“La minería y la metalurgia es una oportunidad para los ingenieros industriales de Sevilla” El ingeniero industrial Fernando Fernández, tuvo la suerte de elegir por decisión propia y no por culpa de la crisis, su salida como profesional al extranjero hace ya más de 20 años. Siempre ha asociado su actividad profesional a la minería y metalurgia y su apasionante tarea lo ha llevado a dirigir empresas en 3 continentes y 8 países desde 1987. Tras 43 años dentro de la profesión, declara que siempre ha hecho un trabajo como “solucionador de problemas” en un sector primario cada vez más tecnificado.

Fernando Fernández Torres Desde los inicios de tu carrera, ya estuviste vinculado a empresas extranjeras en nuestro país, ¿cómo resultó esa experiencia para un ingeniero que está iniciándose? Yo trabajé desde el año 1972 hasta 1987 en la compañía internacional que se conocía como Río Tinto Minera, S.A. Mi perfil es curioso, ya que fui alumno de la primera promoción de ingenieros industriales de la Escuela, en la que entré con tan solo 16 años faltando un mes para cumplir los 17. A partir de 1987, cuando se produce la separación, entre el socio español Rio Tinto Explosivos (ERT)y la inglesa Río Tinto Zinc (hoy Riotinto), decidí quedarme con la empresa británica haciéndome cargo de las operaciones que quedaban en España y luego me fui extendiendo geográficamente. Desde el punto de vista de proyectos, tanto en Rio Tinto Minera como en la RTZ, eran muy frecuentes los desplazamientos temporales a países de Europa principalmente. ¿Tardarías muchos años en vivir de forma permanente en el extranjero? En el 99 dejé el grupo Río Tinto porque me ofrecieron un puesto diferente para convertir un grupo de empresas familiares en una organización industrial simplificando las estructuras y profesionalizando a la diMARZO 2014 Ingeniería Industrial 34

rección. La empresa era también británica (WBB). Posteriormente me pidieron que dirigiera todo el grupo con operaciones en Europa y Asia, lo que me llevó a vivir dos años en Manchester. Fue en esa época cuando descubrí Asia y sobre todo China, porque me pasaba como una semana al mes visitando nuestras empresas mineras para coordinar y homologar las operaciones y tecnologías en todas ellas. También había que buscar recursos humanos, pues los que había eran casi todos occidentales, y yo pensé que había que dar cabida a ingenieros y economistas locales. Antes, no habíamos querido salir de España porque la carrera de padre era más importante que la mía de ingeniero. Así pues desde 1987 y hasta finales de 2013 siempre he estado dirigiendo empresas industriales minero-metalúrgicas y en cargos de los Consejos de Administrawww.revistaingenieriaindustrial.com

ción correspondientes en cada momento. ¿Cómo recuerdas el país de China cuando comenzaba a ser un referente mundial? Pues la verdad que me impresionó mucho. Nuestra sede central había cambiado de Hong Kong a Singapur. Teníamos varias minas en Thailandia pero con un socio y otra en Indonesia, aparte de China y un megacentro de Molienda cerca de Shanghai. Aquella etapa fue excitante porque los jóvenes titulados eran una fuente continua de innovación e ideas y eran de una valía extraordinaria. Tenía a varios formados en USA que eran fueras de serie. También había tecnología y medios locales para producir. Era mucho más fácil que en otras zonas en la que he trabajado posteriormente. También durante esta etapa fui consejero y más tarde presidente de una empresa minera en Ucrania, con central en Kiev y


“Unos amigos míos de Río Tinto me llamaron para que fuera a desarrollar lo que en ese momento era el mayor proyecto de cobre en África, concretamente en el Katanga (Congo). Hoy esta empresa es todo un éxito en bolsa, siendo el primer productor de cobalto del mundo” “Siempre he hecho trabajo de solucionador de problemas en el sector de la minería. Fue una evolución no pensada desde que empecé como joven ingeniero de mantenimiento en la fundición de Huelva” minas en la provincia de Donetsk. Dejamos allí amigos magníficos y me entristece ver lo que está pasando. Ya apuntaba mal por aquel entonces la situación. Se le ha ido de las manos a los gobernantes. ¿Cómo volviste a vincularte con proyectos mineros en España y con cobre Las Cruces? En 2004 un grupo de inversores me ofreció volver a Sevilla a desarrollar el proyecto de cobre Las Cruces. Es preciso mencionar que el yacimiento fue descubierto por RTZ durante mi etapa posterior a Rio Tinto Minera, por lo que lo conocía bien. Formamos un equipo muy bueno con 37 miembros, ya que el tema de la minería y la metalurgia requiere de equipos multidisciplinares muy complejos hasta que se decide la inversión. La cantidad de especialidades que se encadenan en las diferentes operaciones es muy amplia. Desde el geólogo que evalúa, el metalurgista... es un trabajo muy denso, cuidadoso y elaborado y por ello los proyectos de maduración de una mina son tan largos. Intentamos financiar la compañía, para salir a bolsa, aunque fue muy mal momento y realmente lo que había que hacer era invitar a empresas mineras y metalúrgicas bien conocidas para ofrecerle lo que teníamos. Y salió bien porque Inmet la compró. ¿Cuál fue tu función concreta dentro de este gran proyecto? Nuestra labor fue la revisión del plan minero, confirmar el cambio de la minería porque antes era subterránea y resultaba imposible, y mejorar el diseño de la planta de proceso. También se revisó el plan de viabilidad. Con esto conseguimos más financiación y compramos mil hectáreas de terreno que afectaban a tres municipios. Nuestras relaciones con los municipios afectados fue excelente y se comenzó a ofertar empleo, lo que es hoy una realidad en esta zona. Y tras esto, ¿llegó el salto a África? Así es, unos amigos míos de Río Tinto me

llamaron para que fuera a desarrollar lo que en ese momento era el mayor proyecto de cobre en África, concretamente en el Katanga (Congo). Hoy esta empresa es todo un éxito en bolsa, siendo el primer productor de cobalto del mundo y uno de los más importantes de África en la producción de cobre cátodo. ¿Cómo resultó trabajar en un mercado tan diferente, como es África? Aquello es impresionante. Hoy hay más de 40.000 trabajadores operando en la minería con las últimas tecnologías del mercado. El Congo es desconocido en su geografía. Su extensión es más grande que Europa. No hay trenes, no hay carreteras. La logística era un rompecabezas porque absolutamente todo había que traerlo desde Sudáfrica. Teníamos la oficina central en Johannesburgo, pero a mí que siempre me han mandado a los lugares que tienen problemas, me pasé dos años viviendo en la DRC. ¿Cómo eran las comunicaciones? Yo vivía en un chalet con guardas de día y de noche. Fuimos los primeros en crear una fundación para atender las demandas sociales y comunitarias, separando la acción empresarial de los planes de desarrollo con “trustees” de reconocida solvencia profesional y ética. ¿Tiene mucha dificultad abrir una mina en esta zona tan desindustrializada? Con la salvedad de los problemas logísticos, entonces las cosas eran más fáciles. Esto ha mejorado mucho pero hay un nuevo problema, ya que se ha instalado una cultura de indigenización, que obliga a las empresas extranjeras a aceptar a un socio local. En algunos casos, se marcan los porcentajes de capital que a veces llegan al 20 o al 25%. Eso quiere decir que si mañana, tú quieres ampliar capital, ese socio no va a poner dinero y, salvo excepciones, no puede ser diluido. Normalmente son personas que vienen de otros sectores y no son del mundo empresarial. Las aguas en África están ahora revueltas,

www.revistaingenieriaindustrial.com

y pasan cosas como con las ocurridas en la minas de platino de Sudáfrica. Lo que más cansa de África es que no tienes nada permanente. Empezar un proyecto de abrir una mina, es montar carreteras y toda la infraestructura. Las inversiones son brutales, sobre todo si llevan cerradas muchos años. Los permisos suelen ser más rápidos. ¿Te has sentido siempre preparado para trabajar en medio de las problemáticas empresariales? Siempre he hecho un trabajo de solucionador de problemas en el sector minero. Fue una evolución no pensada desde que empecé como joven ingeniero de mantenimiento en la fundición de Huelva a desenvolverme en estos terrenos. Yo entré a trabajar de ingeniero joven con mono los primeros días, con las manos sucias y de ahí fui subiendo y he llegado hasta aquí. Pero he de decir que no he conocido empresa mejor para formar directivos como Rio Tinto (entonces RTZ) A diferencia de ingeniero actual, ¿nunca te has sentido obligado a emigrar por la necesidad de tener un mejor puesto? Ya cuando era joven, me ofrecieron, en una ocasión, irme a Sudamérica y otra a Holanda. Mi hijo mayor tenía entonces doce años y a mí se me hacía difícil aquello con mis cuatro hijos pequeños. No le vi mucho sentido. Lo más que hice, fue irme a vivir a Barcelona seis años. Era un entorno conocido y a poca distancia de la familia. En el 92, y tras construir una moderna planta de proceso de boratos en Nules (Castellón), cerré la fábrica que tenía Río Tinto en Badalona produciendo ácido bórico y borax pentahidrato, y decidí comprarme mi piso aquí en Sevilla. No había ningún problema por las distancias. Cuando me voy para Europa más tarde, empecé a pasar mucho tiempo en Reino Unido pero como los billetes desde Faro eran muy baratos, no perdí el contacto con mis hijos. Y por último, quería preguntarte en qué proyecto te encuentras inmerso Me he pasado 43 años trabajando. No busco ni deseo más cargos de consejero delegado. Estoy cansado, ya que los últimos años en África han sido durísimos. Ahora “me toca” estar en Sevilla con mi familia. Hago viajes para aconsejar a algunas empresas pero mi vida ya la hago aquí con los míos. MARZO 2014 Ingeniería Industrial 35


COLEGIOS DE INGENIEROS INDUSTRIALES DE ESPAÑA

María Teresa Estevan

Ingeniero industrial. Decana del Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de Madrid

“Creo que en los Parlamentos hacen falta muchos más ingenieros” Estevan repasa su trayectoria, con más de cinco décadas de experiencia en altos puestos del Ministerio de Industria, el Parlamento Europeo y ahora como decana del COIIM. En su vida laboral no faltan hitos históricos como cuando consiguió convertirse en la primera mujer en formar parte del Cuerpo de Ingenieros Industriales del Estado.

Fuiste la primera mujer que llegó al Cuerpo de Ingenieros del Estado en el año 1962, ¿qué recuerdos tienes de aquella etapa? Llegué al Ministerio de Industria en 1967. Me incorporé a la Dirección de Energía, donde había mucho trabajo. No existían las Autonomías y todas las autorizaciones de proyectos, tarifas, legislación, relaciones internacionales, etc., se realizaban allí– y tuve la suerte y el privilegio de tratar con ingenieros industriales de una categoría y conocimientos excepcionales. El haber trabajado, por ejemplo, con Joaquín Ortega Costa –la persona que sabía más de energética en España, también el primer catedrático de Tecnología Nuclear. Fue una oportunidad única. Mis recuerdos son todos positivos. Realmente aprendí mucho, no sólo de Ingeniería sino, sobre todo, de relaciones humanas, comunicación, relaciones internacionales, aspectos económicos, tecnología, etc. Fuiste la quinta ingeniera de tu promoción, ¿tuviste que luchar muy duro desde el principio para hacerte un hueco? No. Nunca he notado machismo. Quizás porque siempre he trabajado muchísimo. Fui la quinta ingeniera de España y, claro, en la carrera había que estudiar muchísimo. La hice en la Escuela de Barcelona, que era magnífica porque casi todos los catedráticos y profesores trabajaban también en la industria. La formación era teórica y práctica, muy completa, y era facilísimo colocarse bien. ¿Cómo conciliabas tu vida profesional con la personal? Muy bien, pero mi caso no es significativo porque yo tuve mucha ayuda, lo que no existe actualmente. Mi familia y mi casa MARZO 2014 Ingeniería Industrial 36

estaban muy bien atendidas, a pesar de mis largos viajes y estancias en América, países europeos, etc. Pero sé que hoy la conciliación de la vida personal y profesional es muy difícil para las mujeres. Además a nosotras cuando alcanzamos altos puesto se nos exige mucho más, precisamente porque todavía al ser mucho menos frecuente que ocupe esos puestos,

su labor se observa con más atención y se enjuicia con más severidad. Una mujer tiene que demostrar cada día su capacidad día a día para ser valorada. Desde que terminaste tu carrera ocupaste puestos directivos en la empresa y la administración, ¿cómo lograste acceder? Trabajando muchísimo. Incluso ahora yo estudio casi todos los días. Llamo estudiar

www.revistaingenieriaindustrial.com


ENTREVISTA

a leer –casi siempre en inglés– numerosos trabajos que permiten estar al día en un mundo que ha cambiado extraordinariamente. Nuestra formación generalista profunda me ha ayudado mucho en esta formación continua. ¿Cómo defendías la profesión de ingeniero industrial desde la Comisión de Investigación del Parlamento Europeo?, ¿se tratan de manera diferente los temas de Ingeniería en estas esferas? En el Parlamento Europeo, en mis comisiones –Industria, Energía, I+D+i y Medio Ambiente– había ingenieros magníficos –sobre todo alemanes, británicos y franceses–. Yo era portavoz de la Comisión de Industria y Energía y se abordaban los temas con gran amplitud y bastante rigor. Para destacar en la vida parlamentaria, lo fundamental es conocer los temas, estar al día, conocer las posiciones de los diferentes países y grupos políticos, hablar con mucha gente y leer cientos y cientos de páginas y papeles. Allí, improvisar y decir generalidades no sirve para nada. Sí, el Parlamento Europea es muy diferente del español y de los autonómicos. Es mucho más importante y se abordan las cuestiones con diversos puntos de vista. Creo que en todos los parlamentos hacen falta muchos más ingenieros, que conozcan lo que leen, enmiendan o defienden. En España se está legislando muy mal y cada vez es una economía más regulada, lo que me parece un gran error. Dijiste en una ocasión que ante la administración nunca has actuado como política, sino realmente como ingeniero Sí, es verdad. Me parecía que en las cuestiones en las que estaba, eso era necesario y eran muchas a desarrollar. En el Parlamento Europeo eso se valoraba mucho. En el Congreso era la desesperación de otros Diputados de la misma Comisión. En tu currículum tampoco falta una importante vinculación al mercado energético y en concreto al ámbito nuclear ¿crees que hay mucha desinformación en España sobre el uso de esta energía? Sí, hay mucha desinformación y confusión. Se promulgan decenas y decenas de normas legales que continuamente se modifican y lo que es más grave es que no se acometen nuestros grandes problemas –sobre todo en el sector eléctrico– de modo que se vayan resolviendo. Son par-

“El sector eléctrico ahora es un caos total. Las subidas de los precios se han producido por las altísimas primas que se establecieron para energías renovables, con tecnologías inmaduras y muy costosas” “En Europa es donde hay más centrales nucleares. Para mí no hay trabajo más bonito para un ingeniero que el del ámbito nuclear” ches, uno tras otro. La energía nuclear, si su generación no se asfixia con más impuestos, seguirá garantizando los suministros en el mundo: Reino Unido, China, India, Arabia Saudita, Emiratos Árabes, Estados Unidos y otros países donde hay más de 60 centrales nucleares en construcción. Hay 31 países con 438 centrales. En Europa es donde hay más centrales nucleares. Para mí no hay trabajo más bonito para un ingeniero que el del ámbito nuclear. Como amplia conocedora del sector eléctrico ¿qué causas crees que han provocado la fuerte subida del suministro eléctrico a principios de año en nuestro país? El sector eléctrico ahora es un caos total. Las subidas de los precios se han producido por las altísimas primas que se establecieron para energías renovables, con tecnologías inmaduras y muy costosas. Actualmente el costo de dichas tecnologías es la quinta parte. Todas las energías son necesarias, pero no se puede olvidar que nuestro sistema eléctrico no es sostenible, ni técnica ni económicamente y lo más grave es que está en riesgo la garantía del suministro. Las primas se han ido incrementando hasta cifras imposibles. En los últimos cinco años han sumado más de 39.000 millones de euros y siguen creciendo, a pesar de los recortes establecidos y mal diseñados. Son cifras insostenibles. La deuda en manos del sector financiero de las renovables supera los 30.000 millones de euros, 20.000 millones los tiene la banca española y 10.000 millones los fondos y bancos de otros países. En Alemania las ayudas públicas a las renovables ascendieron en 2013 a 16.000 millones de euros y podrían llegar a 24.000 millones. Tampoco para Alemania son sostenibles. Sin embargo, el verdadero problema de las renovables no es este coste tan elevado. También es muy elevado el coste de generación con gas en los ciclos combinados. www.revistaingenieriaindustrial.com

Además, no puede preverse cuándo van a estar operables –salvo el caso de la solar que sí es predecible en un intervalo de horas– y la biomasa, es decir, que en general es una energía no gestionable y requiere disponer de otra potencia firme para que no se colapse el sistema y dar el suministro requerido. Y, por último, como decana hoy del Colegio de Ingenieros Industriales de Madrid, ¿qué responsabilidad te queda por hacer desde esta corporación? Muchísimas cosas. La primera intentar que, desde el punto de vista económico, el Colegio sea viable en plena crisis. El COIIM tiene 10 demarcaciones y 13 edificios. No es fácil sostener esta estructura. La situación actual es muy difícil pero las perspectivas son buenas. Digo difíciles porque la gravísima situación económica que padecemos afecta a todos los ciudadanos, a las empresas y a las instituciones. Pero el futuro es bueno, porque la reindustrialización es una realidad que inevitablemente hay que acometer a la mayor brevedad posible. Los colegios, en un futuro próximo, deberán llevar a cabo nuevas tareas, de certificación de empresas y profesionales, de arbitraje, de mediación, de soporte a los colegiados en el ámbito jurídico, tecnológico y profesional, de formación en asesoría, en presencia internacional y, sobre todo, en comunicación. Lo que no se conoce no existe y la gran labor de los ingenieros industriales y los colegios de Ingenieros Industriales no se conoce bien. Siempre hay nuevas posibilidades y creo que el futuro hay que abordarlo con optimismo, que se apoya en el esfuerzo, en la cooperación, en la presencia exterior y en la eficacia. Si echamos la vista atrás y analizamos lo que España ha hecho en los últimos 60 años, vemos que es la historia de un éxito, al que han contribuido en gran medida la industria y los ingenieros industriales. España es hoy un país industrializado gracias a nuestra labor. MARZO 2014 Ingeniería Industrial 37


COLEGIOS DE INGENIEROS INDUSTRIALES DEL PERÚ

“Mi filosofía dentro del Colegio es la de crear una institución de ingenieros unidos en Perú” Carlos Herrera Descalzi es decano del Colegio de Ingenieros del Perú (CIP), que engloba dentro de la institución a 100.000 ingenieros de todas las especialidades. Asumió este cargo, tras ser reelegido en el año 2013 y haber desempeñado cargos públicos como el de Ministro de Energía y Minas.

El Colegio de Ingenieros del Perú nació de un planteamiento propuesto en la Primera Conferencia Nacional de Ingeniería realizada en 1932 por la Sociedad de Ingenieros del Perú. Aunque dicha propuesta no prosperó, treinta años después se cristalizó su puesta en marcha, ante la necesidad de colegiación de los ingenieros con un sistema muy similar al que tenemos hoy día en España. La principal diferencia es la ramificación que hacemos en nuestro país en diferentes áreas. La filosofía del CIP no engloba a los ingenieros separados por disciplinas, sino que aglutina a todas las especialidades en una institución deontológica para asegurar una correcta profesionalidad de los ingenieros nacionales. Las estadísticas del CIP cifra a sus colegiados en torno a los 100.000 ingenieros, entre los que se encuentran la figura del ingeniero nacional y la del temporal que proviene de otro país. “Perú cuenta con una profesión nacional MARZO 2014 Ingeniería Industrial 38

como es la Ingeniería y ésta debe desarrollarse en un contexto de orden, respeto, competitividad, calidad y ética. Mi filosofía dentro del Colegio es la de crear una institución de ingenieros unidos”, señala el actual decano nacional, Carlos Herrera Descalzi. Por ello destaca que la profesión de ingeniero debe hacerse desde la base de construir una mejor nación. “Intentaremos que todas las especialidades tengan una misma visión de conjunto para el crecimiento del país”. Descalzi ha tenido una sólida trayectoria dentro de la profesión, como ingeniero mecánico eléctrico y político peruano. En el año 2011 sería Ministro de Energía y Minas y en 2014 fue reelegido en su candidatura en el CIP. Anteriormente había sido decano nacional del Colegio de Ingenieros del Perú en el periodo 2008-2009 y ha sido elegido nuevamente para el período 2013-2014 por amplio consenso ya que, por primera vez en el CIP, durante la

elección su lista de candidatos ganó en todos los Consejos Departamentales. Colegiación Obligatoria Para colegiarse en el Colegio de Ingenieros del Perú, se requiere ser egresado de las universidades oficialmente acredita-

www.revistaingenieriaindustrial.com


das por el estado peruano, y cumplir su función, en favor del desarrollo social del país. Para ejercer la profesión de ingeniero es obligatorio obtener la llamada “colegiatura” y el “certificado de habilidad”, de acuerdo con la Ley Nº 28858. Esta norma obliga a que el ejercicio de la Ingeniería solo puedan realizarla aquellos profesionales inscritos en el CIP. Descalzi destaca, al respecto, que “el Colegio de ingenieros tiene que existir para garantizar una Ingeniería con componentes éticos y nacionales que sepa hacer bien las cosas” Por ello, en su candidatura, uno de sus principales esfuerzos se encuentra en articular la excelenecia de la Ingenería hacia el interés del Perú. Descalzi afirma que “la Ingeniería tiene una función social para poder cumplir con los intereses nacionales y tiene que comprenderse que el ejercicio de la Ingeniería es fundamental para el desarrollo del pais latinoamericano”. El CIP se compromete dentro de sus principios al desarrollo económico del Perú, obligando, a partir de una ley, a la colegiatura para todos los ingenieros tanto nacionales como extranjeros. El ingeniero de fuera Si un ingeniero no nacional quiere desarrollar la profesión en Perú y ejercer temporalmente, deberá solicitar autorización al CIP para el ejercicio de la profesión a través del respectivo Consejo Departamental, que procederá a inscribirlo en el registro temporal. Los interesados deberán primero llenar e imprimir la ficha de inscripción, realizar los pagos correspondientes por derecho de incorporación y presentar la documentación pertinente en la oficina de colegiación del Consejo Departamental. Este Consejo se encargará posteriormente de que cada candidato extranjero pase por una entrevista personal que demuestre la capacidad para ejercer la profesión de ingeniero en su especialidad, y así mismo, para el caso de profesionales de idioma diferente al castellano, que demuestre entender y comunicarse adecuadamente en el idioma nacional, además de declarar que conoce y se compromete a respetar el Código de Ética del Colegio. Tribunal Nacional de ética Otro de los órganos que resulta de amplio interés, dentro de la institución del CIP, es el Tribunal Nacional de Ética, que ejerce una potestad sancionadora sobre los profesionales de Ingeniería en los casos de in cumplimiento de las competencias de la profesión. Este tribunal está integrado por

“El CIP se compromete dentro de sus principios al desarrollo económico del Perú, obligando, a partir de una ley , la colegiatura para todos los miembros que pertenezcan a esta institución” “Si un ingeniero no nacional quiere desarrollar la profesión en Perú y ejercer temporalmente, deberá solicitar autorización al CIP para el ejercicio de la profesión a través del respectivo Consejo Departamental, que procederá a inscribirlo en el Registro temporal”

cinco miembros titulares y dos suplentes. Su designación la hace el Consejo Nacional, mediante sorteo cada dos años, entre los colegiados propuestos por los Consejos Departamentales, a razón de uno por cada Consejo. Éstos se ubican en las diferentes regiones del país. Certificación por competencias En un mundo globalizado y competitivo, la misión de la certificación profesional permite al CIP reconocer las competencias profesionales, que cada vez son más importantes, en un ámbito técnico como la Ingeniería. Este certificado nacional, similar al modelo anglosajón IPR, supone un reconocimiento público y un estatus perwww.revistaingenieriaindustrial.com

sonal dentro y fuera de las instituciones donde desarrolla su trabajo el ingeniero de esta organización. Las continuas transformaciones económicas y tecnológicas, utilizadas en los sistemas de producción y los cambios de organización empresarial, son factores que generan importantes modificaciones en las calificaciones profesionales y en las competencias que las conforman, lo que incita a encontrarse con profesionales que deben estar permanentemente actualizados, para contribuir al progreso de los distintos sectores productivos con un estándar de calidad para el desarrollo de la profesión con los mejores niveles. MARZO 2014 Ingeniería Industrial 39


Precolégiate Es Gratuito y más fácil que nunca 100% on line

BOLSA DE EMPLEO Y ORIENTACIÓN LABORAL PERSONALIZADA FORMACIÓN PARA MEJORAR TU EMPLEABILIDAD

FACILIDADES DE FINANCIACIÓN PARA TUS ESTUDIOS Y MOVILIDAD INTERNACIONAL

BOLSA DE EMPLEO Y PRÁCTICAS EN EMPRESAS PRESENTACIONES DE EVENTOS Y CHARLAS TÉCNICAS

Puedes acceder a BECAS y DESCUENTOS PARA NUESTROS CURSOS Actividades SOCIOCULTURALES y DEPORTIVAS

Calle Doctor Antonio Cortés Lladó, 6 41004 Sevilla coiiaoc@coiiaoc.com tlf: 954416111


LOS ALUMNOS OPINAN

Alumnos de Ingenería

Alberto, Marta y Carlos en el interior de la Escuela Superior de Ingeniería de la Cartuja

C

arlos, Alberto y Marta empezaron en el año 2009 la carrera clásica de Ingeniería Industrial. Aún estaba en vigor el plan antiguo y muchos profesores les aconsejaron en los primeros meses dentro de las aulas de la Escuela, que dieran un giro hacia el actual grado de Tecnología Industrial, impuesto tras el proceso de Bolonia. “Quise cambiarme para tener más oportunidades”, destaca Carlos Martínez. Este alumno recuerda que “nada es como imaginaba”. El primer año solo aprobaría una sola materia y a pesar de que el nuevo plan tiene un menor número de créditos, la exigencia es similar a la licenciatura antigua. A sus 23 años, es delegado de la ESI en la Isla de La Cartuja y lucha, desde su posición, para una mejora de las competencias de los nuevos graduados. Aumento de las matrículas El nuevo precio de los créditos universitarios, impuesto por el Ministerio de Educación, hace que un amplio porcentaje de los 6.000 alumnos, que componen la Escuela, tengan dificultades en el pago de sus asignaturas. Alberto Pérula sostiene que “las

segundas matrículas pueden llegar a los 150 y superar las de tercer año hasta los 300 euros”. Su carta de pago sobrepasa los 1.600 este curso universitario. Gracias a la ayuda de sus padres, puede seguir al 100% en este año de carrera. “Tengo clases mezcladas de diferentes cursos y en los huecos libres intento siempre estar en

superior, los nuevos graduados, deben cursar un máster que les permita obtener los 360 créditos ECTS, tal y como indica el Boletín Oficial del Estado. “La única forma de ser verdaderos ingenieros es haciendo el máster de Ingeniería Industrial al que pueden acceder todas las titulaciones”, declara Carlos. Desde su delegación, se reivindica que el acceso a los graduados de Tecnología Industrial tenga una clara preferencia de entrada. Se trata de un requisito indispensable que les permitirá tener realmente su verdadera titulación, como la de antes, de ingeniero clásico. Previamente necesitará finalizar el proyecto fin de grado para seguir avanzando. Prácticas en empresas En el caso de Marta Sampedro, su principal reclamo se sitúa en la dificultad de acceso a las prácticas formativas, un programa que cuenta hoy con pocas vacantes en la Universidad de Sevilla para su especialidad de Ingeniería. Es también su cuarto año dentro de la Escuela y sueña con poder ir a una em-

“Los nuevos graduados, deben cursar un máster que les permita obtener los 360 créditos ECTS, tal y como indica el Boletín Oficial del Estado. “La única forma de ser verdaderos ingenieros es haciendo el máster de Ingeniería Industrial al que pueden acceder todas las titulaciones” la biblioteca”, aclara. A pesar de la complicada crisis, el número de alumnos que ha accedido al grado de Tecnología Industrial se va incrementado año tras año. “Hemos pasado de 310 a 325 estudiantes”, aclara Alberto. Sin embargo, a pesar del aumento, la tasa de reposición del profesorado es de tan solo un docente por cada 10 que se jubilan. Las consecuencias, según nos cuenta Pérula, son aulas “atestadas de gente en los primeros años de carrera”. Máster obligatorio Para poder obtener las verdaderas competencias profesionales del ingeniero www.revistaingenieriaindustrial.com

presa este verano para aplicar sus conocimientos. “Al no tener aún todas nuestras competencias evaluadas, las empresas no quieren cogernos hasta el último año”, destaca. Encuentros como ESIEM, previsto a finales de este mes, permiten a los alumnos de Ingeniería hacer una pequeña radiografía de lo que será su futura salida laboral y la realidad del mercado. Marta espera que esta situación cambie y puedan crearse programas para los alumnos que quieran vislumbrar cómo será su trabajo de ingeniero cuando terminen la carrera. MARZO 2014 Ingeniería Industrial 41


FUPIA

2013

PREMIOS FUPIA

La Fundación Patrimonio Industrial de Andalucía entrega sus premios La Fundación Patrimonio Industrial de Andalucía celebró el pasado 20 de febrero la II edición de los Premios que concede cada dos años a los proyectos más relevantes de investigación y a la activación del patrimonio industrial andaluz.

L

a Fundación Patrimonio Industrial de Andalucía celebró el pasado 20 de febrero la II edición de los Premios que concede cada dos años a los proyectos más relevantes de investigación y a la activación del patrimonio industrial andaluz. La entrega de reconocimientos, que tuvo lugar en el histórico Palacio de los Marqueses de la Algaba de Sevilla, contó con la participación de Inés Durán, presidenta de Fundación Patrimonio Industrial de Andalucía, así como de José Oriol Sala, presidente de la Caja de Ingenieros, y Beltrán Pérez, delegado de Participación Ciudadana del Ayuntamiento de Sevilla. En el mismo, intervino Asunción Feliú Torras, Vicepresidenta de la Asociación del MARZO 2014 Ingeniería Industrial 42

Museo de la Ciencia y de la Técnica y de Arqueología Industrial de Cataluña, que disertó sobre la red de museos de la ciencia y la técnica de Cataluña. Los Premios Fundación Patrimonio Industrial de Andalucía tienen el objetivo de reconocer públicamente la labor que realizan investigadores, empresas, asociaciones, entidades y particulares a favor de la herencia productiva de la comunidad. Estos galardones constan de dos categorías que, a su vez, premian a dos iniciativas diferentes. Proyectos de investigación En la modalidad de ‘Mejor Proyecto de Investigación’, la Fundación ha premiado a José Manuel Aladro Prieto, arquitecto jerezano que ha llevado a cabo el

proyecto ‘La Construcción de la ciudad bodega. Arquitectura del vino y transformación urbana en Jerez de la Frontera en el siglo XIX’. Este proyecto trata sobre la influencia de las bodegas en la arquitectura decimonónica de la ciudad de Jerez y sobre cómo contribuyeron la cultura y el negocio del vino a su definición y a su expansión económica, se centra entre los años 1830 y 1875, las décadas fundamentales de todo el desarrollo económico del vino de Jerez, que suponía prácticamente el 20% del valor de toda la exportación española. Este pormenorizado estudio aborda cómo el sector vinatero revolucionó la economía y la sociedad de la época, no sólo en la arquitectura, pues

“Los Premios Fundación Patrimonio Industrial de Andalucía tienen el objetivo de reconocer públicamente la labor que realizan investigadores, empresas, asociaciones, entidades y particulares a favor de la herencia productiva de la comunidad” www.revistaingenieriaindustrial.com


el enorme volumen económico que movían las bodegas convirtió a Jerez en la primera ciudad de Andalucía con ferrocarril y de las primeras en contar con iluminación urbana... “El motor del vino era tan fuerte que se convierte en una ciudad a la vanguardia. Así como en el empleo. La economía gira en torno al jerez” La segunda distinción ha recaído en Antonio Luis Andivia Marchante, arqueólogo e investigador de la Universidad de Huelva, por su tesis sobre el onubense Muelle de Tharsis, denominada ‘El muelle embarcadero de mineral de la compañía de Tharsis en el Puerto de Huelva (1871-1923)’. Este proyecto consta de un análisis pormenorizado de toda la documentación que existe sobre este monumento, declarado Bien de Interés Cultural en 1997. Se trata del primer muelle de estructura metálica para la carga de mineral construido en España así como de una de las obras pioneras de la ingeniería marítima en hierro, que favoreció el impulso de la fiebre minera de mediados del siglo XIX. Iniciativas de activación En cuanto a las iniciativas más relevantes de activación del patrimonio industrial andaluz, se ha reconocido al Ayuntamiento de la localidad sevillana de Fuentes de Andalucía por la rehabilitación y musealización de su silo de cereales. Denominado ‘Mirador de la Campiña’, esta antigua construcción funciona en la actualidad como centro de visitantes y sala de exposiciones. Por su parte, también ha sido galardonada la Asociación de Herrerías de Huelva por la recuperación histórica y patrimonial de las Minas de Herrerías, ubicadas en la Puebla de Guzmán. Además de la recuperación de sus instalaciones, objetos y utensilios de trabajo, la Asociación de Herrerías, a través de distintas actividades de promoción, ha querido poner en valor estas antiguas explotaciones no solo mediante la recuperación física, sino también preocupándose por el componente humano de lo que supuso históricamente. www.revistaingenieriaindustrial.com

MARZO 2014 Ingeniería Industrial 43


AIIAOC

Los orígenes de la AIIAOC

A

finales del siglo XIX, concretamente en 1889, se crea la Asociación Nacional de Ingenieros Industriales, en estos momentos integrada por las agrupaciones de Madrid y Barcelona. Gracias a este primer marco asociativo, se comienzan a trasladar a la Administración las demandas del colectivo que se veía en una situación de anomalía dentro del ámbito de la Ingeniería. Una de las principales reclamaciones que se hicieron fue contar con el apoyo oficial para la colegiación del colectivo industrial, con la idea de dar respuesta a sus aspiraciones profesionales, así como atender a los intereses industriales de la nación. Otros de los aspectos sin resolver eran la reapertura de la Escuela de Madrid o la creación de un Cuerpo Nacional de Ingenieros.

MARZO 2014 Ingeniería Industrial 44

www.revistaingenieriaindustrial.com


OPINIÓN

Francisco José Juan Vicepresidente de la Asociación Territorial de Ingenieros Industriales de Andalucía. Gerente de la Empresa Municipal LIPASAM

REFLEXIONES SOBRE

Profesionalización y Compromiso en los Servicios Públicos

L

a crisis que estamos atravesando en este país ha contribuido a elevar la exigencia de la administración respecto al funcionamiento de los servicios públicos. La coyuntura a la que se enfrentaban las administraciones era de escasa capacidad presupuestaria y menor liquidez a la vez que una alta exigencia de los ciudadanos que demandan servicios de calidad, la pregunta, cómo enfrentarse a este sudoku es la pregunta que cabe hacerse desde las empresas que prestan servicios públicos esenciales para la comunidad. Siendo breve y centrando la reflexión debo decir que al menos dos palabras resumen la esencia de la solución a este problema que más parece un reto de record Guinness, compromiso y profe-

sionalidad. La dirección de una empresa que presta un servicio público requiere ante todo compromiso porque ya sea directa o indirectamente o se es un servidor público o se trabaja para prestar un servicio público, y aunque no es lo mismo hacerlo desde la pública que desde la privada la propia naturaleza de nuestra actividad va a condicionar nuestro hacer. Debe existir ese carácter de misión, enfocada al servicio hacia la comunidad, si se quiere tener éxito dentro de este sector. El trabajo a corto, focalizado a los resultados personales o inmediatos condicionará sin dudad el desempeño y el funcionamiento de las organizaciones, unas organizaciones que tienen que ser direccionadas hacia la realización de sacrificios, ya sea salariales o laborales, y no van a entender medidas de este tipo si no se ven reflejadas en la alta dirección. Lo segundo es profesionalización. Y es

www.revistaingenieriaindustrial.com

que un sector por muy maduro que sea siempre se puede mejorar con profesionalidad y oficio. Lo que toca, en estos momentos tan difíciles, es trabajar con profesionalidad y buscar el talento dentro de las organizaciones, sin olvidar que estos momentos de crisis son momentos de oportunidades. Es cierto que es algo manido, pero el principio de supervivencia siempre nos obliga a buscar soluciones y a dar lo mejor de nosotros mismos, profesionalmente hablando. Y siempre he descubierto que en las organizaciones existe mucho oficio, solo hay que buscarlo y ponerlo en valor. Siempre hay buenos profesionales ansiosos por dar lo mejor de ellos mismos. La capacidad de mejorar siempre está latente, solo hay que activarla y eso se consigue con fuertes dosis de compromiso, con la organización y la misión, y con profesionalidad.

MARZO 2014 Ingeniería Industrial 45


Biblioteca COIIAOc Política Industrial. Un reto de nuestro tiempo. Andrés Muñoz Machado

El doctor en Ingeniería Industrial, Andrés Muñoz Machado, recoge una descripción de los grandes temas que subyacen cuando intentamos explicar el nivel de industrialización que alcanza un país. El propio autor analiza uno de los mayores problemas a los que se enfrentan los estudiosos de la política industrial. Sin embargo, a lo largo de 453 páginas, el libro presenta una descripción completa de los fundamentos y prácticas de la política industrial y de su implantación en las sociedades de todo el planeta. De un modo especial, se analizan los fundamentos de competitividad y productividad, el papel de la educación y las personas, la influencia de las instituciones y de las culturas nacionales, de la ordenación del comercio internacional, los movimientos de capital, el papel del Estado y de los agentes sociales, los modelos de gestión, por lo que constituye un excelente manual para estudiosos de esta área

Las Harineras Cordobesas. Historia, Tecnología y Arquitecura. Alberto Moreno Vega y Yolanda López Gálvez

Con la publicación del presente libro, Alberto Moreno y Yolanda López ponen en valor el legado de las harineras contemporáneas nacidas en la provincia de Córdoba durante la mitad del siglo XIX y la primera del XX. Esta herencia sociocultural no es sino el fruto caído de la floreciente y prolífera industrialización, que brotó a raíz de la centuria decimonónica del subsector harinero cordobés debido, en parte, a los nuevos avances tecnológicos experimentados en maquinaria y transporte. La Fundación Patrimonio Industrial de Andalucía ha participado en la elaboración de este volumen para contribuir al legado y la salvaguarda de esta arquitectura industrial en nuestra comunidad.

MARZO 2014 Ingeniería Industrial 46

www.revistaingenieriaindustrial.com


Bolsa de Empleo COIIAOc ¿QUÉ OFRECE EL DEPARTAMENTO DE SERVICIOS LABORALES DEL COIIAOc?

Si quieres asesoramiento personalizado para orientar tu carrera laboral, no dudes en contactar con nuestro Departamento de Servicios Laborales: laboral@coiiaoc.com

ORIENTACIÓN LABORAL.

OFERTAS DE TRABAJO

DECÁLOGO DE LA BÚSQUEDA DE EMPLEO:

Desde el Colegio estamos fomentando las relaciones con empresas de ingeniería y consultoras de RRHH españolas y del extranjero, para dinamizar las oportunidades laborales de nuestros colegiados. Esto se traduce en un importante incremento en las ofertas de trabajo publicadas en nuestra Bolsa de Empleo en los últimos meses:

1.Decide qué quieres y dónde quieres estar 2.Sé positivo 3.Conócete a ti mismo 4.Construye tu marca personal 5.Considera todos los canales disponibles para buscar empleo. Tu primera opción, TU COLEGIO. 6.Buscar trabajo es un trabajo 7Amplía tus horizontes 8.Busca ayuda y déjate asesorar 9.Invierte en ti y en tu formación 10.Cambia cada “NO” por un “POR QUÉ NO”

Puedes ver nuestras OFERTAS en: http://bolsadeempleo.coiiaoc.com/

ADECUACIÓN DE PERFILES MEDIANTE FORMACIÓN Y BOLSA DE EMPLEO Estudios recientes sobre las exigencias del mundo laboral, se constata que los demandantes de empleo y las demandas de las empresas difieren en varios puntos: El 69% de las empresas encuestadas destacan el déficit en la preparación de los titulados que van desde los conocimientos específicos o la experiencia, hasta aspectos claves como motivación, idiomas, habilidades directivas, de negociación y comunicación, etc.

INVIERTE EN TU FORMACIÓN Y EN TU FUTURO PROFESIONAL www.revistaingenieriaindustrial.com

MARZO 2014 Ingeniería Industrial 47


Certifícate como

“EL MODELO DE CERTIFICACIÓN POR COMPETENCIAS ES EL FUTURO MÁS PRÓXIMO DE LOS INGENIEROS EN ESPAÑA” AGUSTÍN MARAVER. 1º INGENIERO INDUSTRIAL CERTIFICADO COMO INGENIERO PROFESIONAL IPR EN ANDALUCÍA

TE ACERCAMOS AL FUTURO Mantendrá actualizada tu competencia profesional y dará reconocimiento internacional a tu titulación Infórmate sobre el certificado de Ingeniero Profesional en:

www.coiiaoc.com

MARZO 2014 Ingeniería Industrial 48

www.revistaingenieriaindustrial.com

Revista ingeniería industrial nº 248 marzo 2014  

Ingenieros en la Administración

Revista ingeniería industrial nº 248 marzo 2014  

Ingenieros en la Administración

Advertisement