Page 1

G r e t r o s p e ct i va

GAU M O NT


12 18 24

Atlas del cine: Francia, Gaumont y los pioneros de la industria

32

retrospectiva

52

información técnica

Germen de celulosa: Alice Guy y el nacimiento del cine

tras las huellas de gaumont en méxico

índice


D • 4

esde que el arte cinematográfico dio sus primeros pasos en los últimos años del siglo XIX, una compañía ha sido testigo del f lorecimiento de lo que después se conocería como el séptimo arte. Al tomar las riendas del Comptoir Général de Photographie, Léon Gaumont sería el artífice de esa empresa que surgió prácticamente “desde que existe el cine”, como sugiere el eslogan de la exposición que de abril a junio de 2019 alberga La Galería de la Cineteca Nacional. Gaumont es el nombre de la fábrica que, además de producir y difundir lo que comenzó como un descubrimiento científico para después mutar en toda una revolución artística, ha incursionado en diversos terrenos del audiovisual: desde series de televisión hasta productos de animación, sin olvidar otras vías como el streaming. Hoy en día, Gaumont es una de las casas productoras y de distribución más importantes a nivel mundial. En colaboración con Gaumont, y a propósito de la exposición presentada en La Galería, la Cineteca Nacional exhibe una retrospectiva que incluye más de una treintena de títulos importantes de la cinematografía francesa. Dentro de la selección se incluyen trabajos que datan desde los años 30 y 40 hasta películas que emergieron durante aquella insurrección fílmica que directores como Jean-Luc Godard, Claude Chabrol o Louis Malle emprendieron durante los años 60. La programación también incluye algunos nombres emblemáticos del llamado realismo poético francés: René Clair, Julien Duvivier y Marcel Carné. Por otro lado, se enlistan otras películas que, pese a no ser tan mencionadas en la historiografía del cine, brillan por su contenido. Tal es el caso de Combate en la isla (1962) de Alain Cavalier, Los malditos (1947) de René Clément y Focos sobre el asesino (1961) de Georges Franju, considerado uno de los genios del cine fantástico y de horror en Europa. Esta amplia retrospectiva no sería posible sin el apoyo de Gaumont, la Embajada de Francia en México y el Instituto Francés de América Latina (IFAL). Esperamos que el público revisite la historia del cine francés desde la óptica de una compañía que existe desde los primeros pasos del que es considerado uno de los pletóricos vehículos de expresión del siglo XX y, quizá, también del nuevo milenio: el cine.

Cineteca Nacional

5 •


• 6

7 •


GAUMONT, DESDE QUE EXISTE EL CINE

F • 8

undada en 1895, Gaumont es la primera y más antigua compañía cinematográfica en el mundo, con oficinas en París, Los Ángeles, Londres y Colonia. En los últimos años, la compañía ha aumentado sus lanzamientos de películas y contenidos para televisión, tanto en francés como en inglés. El catálogo actualmente comprende más de 12 000 títulos, incluyendo obras de destacados realizadores como Luc Besson, Matthieu Kassovitz, Francis Veber, Jean-Jacques Beineix, Federico Fellini, Maurice Pialat y Jean-Luc Godard, así como de creadores contemporáneaos como Éric Toledano y Olivier Nakache, directores de Amigos por siempre (2011), la película de habla francesa más taquillera de todos los tiempos, con más de 450 millones de dólares de ganancia hasta la fecha. Entre las series dramáticas más importantes para la compañía también se encuentran la multipremiada Narcos, de Netf lix; la aclamada por la crítica Hannibal (2013-2015); y los próximos estrenos The Frozen Dead, The Art of Crime y Spy City, entre muchas otras. El catálogo de producciones animadas tiene más de 800 episodios de media hora, transmitidos en más de 130 países. Entre las producciones actuales están F de Familia, para Netf lix; y para el público infantil la serie Noddy (coproducida con Dreamworks). Desde 2015, como un ref lejo de la historia de la compañía, íntimamente ligada a la historia del cine, Gaumont organiza exposiciones de cine en Francia y en el mundo. Estas exposiciones representan una oportunidad para descubrir una parte de la colección privada de Gaumont, compuesta por centenares de objetos, carteles, fotografías, vestuarios, aparatos antiguos y otros accesorios. Después de presentarse en una primera etapa en Cuba en abril de 2018, la exposición inicia la segunda etapa de su gira por Latinoamérica. Gaumont, desde que existe el cine llega a la Cineteca Nacional del 10 de abril al 30 de junio de 2019. Después, la exposición seguirá su camino a partir de octubre para presentarse en el marco del Festival de Cine de Morelia. Esta exhibición es una extensión natural de la colaboración entre México y Francia.

Gaumont

9 •


• 12

13 •

Atlas del cine: Francia, Gaumont y los pioneros de la industria

D

espués de que la llegada del tren tomara a todos por sorpresa en 1895, era sólo cuestión de tiempo (muy poco tiempo) para que la maravilla cinematográfica se convirtiera en una poderosa industria. El asombro por la novedad daría paso a una infraestructura donde la tecnología y la economía serían los cimientos sobre los que se construiría un sistema que, hasta nuestros días, no termina por expandirse en ramas cada vez más bifurcadas y globalizantes. «No todos los países nacieron iguales ante el cine. Francia sería la primera en organizar su propia industria cinematográfica. En el alba de su historia, el cine de aquel país, heredero de cruciales adquisiciones científicas y técnicas, tuvo en su mano brazas importantes. Dotado de una línea de inventores escalonada a lo largo de todo el siglo xix, que desemboca en el nacimiento del cinematógrafo y que se prolongaría más allá de él, pero también provisto de un inmenso legado de obras literarias y dramáticas admirables, el cine galo pudo ocupar de golpe el primer término de un escenario vacío. Omnipresente en los orígenes, propuso al mundo sus pioneros, ofreció sus películas como modelo, impuso sus compañías. Las primeras figuras de esta cinematografía son las del propio medio, hasta el punto de que en los nombres de Lumière y Méliès se han podido condensar los dos polos alrededor de los que el cine se ha organizado: realismo y fantasía, registro bruto de la realidad y puesta en escena. Una díada similar se encuentra en dos compañías cinematográficas centenarias, Pathé y Gaumont, raros ejemplos de longevidad»1.

1 L a b a r r è r e , A n d r é Z ., A t l a s d e c i n e, Ed ic iones A k a l, Ma d r id, 2 0 0 9, pá g 165.


• 14

Léon Gaumont (1864-1946) compró en 1895 el Comptoir Général de Photographie, del que había sido empleado y gerente, para fundar la compañía L. Gaumont et Cie. Gracias al apoyo financiero de tres socios que valoraron sus cualidades profesionales (Gustave Eiffel, el creador de la famosa torre, el astrónomo y geógrafo Joseph Vallot y el banquero y filántropo Henry Besnier), se propuso desarrollar y diversificar sus actividades iniciales de óptica y fotografía. La compañía originalmente comerciaba con aparatos fotográficos, y en 1897 empezó a producir cortos para promocionar su proyector de cámara. Apasionado por los descubrimientos de Thomas Alva Edison y los hermanos Lumière, Léon Gaumont creyó en el poder del incipiente arte fílmico, por lo que financia los trabajos del inventor Georges Demenÿ y posteriormente decide fabricar aparatos de proyección desde 1900. Durante el primer decenio del siglo XX, adquirió las patentes y desarrolló inventos como el cronófono, uno de los primeros aparatos utilizados para sincronizar sonido con imagen. Se retiró en 1930, pero su empresa continuó el trabajo de difundir el cine. La primera responsable de la producción cinematográfica de Gaumont fue una mujer: Alice Guy. «No sólo fue la primera cineasta mujer en el mundo (y probablemente la única de 1896 a 1906), también fue una de las realizadoras más innovadoras de la época. Comenzó

2 « I n i c i o s d e l c i n e f r a n c é s: 1 8 9 5-1 9 1 4 », Ic ó n i c a, M é x i c o, 2 0 1 7

15 •

trabajando como secretaria con Léon Gaumont antes de que su compañía incursionara en la producción de cine. Cuando conoció el cinematógrafo, detectó su potencial para contar historias y le propuso a Gaumont experimentar con el invento. Produjo entonces la primera película con un guion en la historia, La fée aux choux [El hada de los repollos, 1896], una cinta fantástica sobre niños que nacían en campos de coles. Aunque es menos reconocida que otros cineastas como Méliès, Guy fue pionera del cine narrativo y de los efectos especiales, mientras jugó un papel importante dentro de la industria al supervisar al resto de los directores de Gaumont»2. Alice Guy ocupó este cargo hasta su partida a Estados Unidos en 1907. Contratado como guionista por Gaumont en 1905, Louis Feuillade se convierte en el sucesor de Guy. En cuanto a director artístico y principal realizador de la compañía, imprime con sus equipos un “estilo Gaumont”, y sería el alma de la compañía hasta su muerte en 1925. «Feuillade heredó de los hermanos Lumière el gusto por “la vida tal cual ella es” y de Méliès el sentido del espectáculo. La paradoja de haber creado el “filme estético” hace de Feuillade el incontestable precursor de la escuela conocida como “realismo poético”. El cineasta se ubica entre los pioneros que dejan atrás (es decir, incorporando) a los Lumière y a Méliès y a la avant-garde narrativa (Abel Gance y Marcel L´Herbier).


Feuillade aparece como una suerte de “hombre magnético” que logra atraer el misterio de lo real hacia su obra. Y ésta es considerable: entre 1905 y 1925 escribió cerca de 800 guiones (de los cuales realizó 700, entre ellos doce importantes seriales [como los imprescindibles Fantomas y Los vampiros]. Ello sin contar con la centena de guiones que escribiera en sus inicios para Alice Guy, Étienne Arnaud y Romeo Bosetti. Supervisó y dirigió todos los géneros con una productividad alucinante. En sus producciones se encuentran desde filmes de escenas mitológicas hasta reconstrucciones históricas, vaudevilles, series melodramáticas, burlesques, etc»3.

3Fernández Escareño, Itzia, Cine s ilente f rancés : fant ôma s y l os vámpir os d e L oui s Fe u i l l a d e, Ci n e t e c a Na c io n a l, Mé x ic o, 19 9 9, p á g 1 3 .

• 16

A la cabeza de los Establecimientos Gaumont, Feuillade fue durante largos años (desde 1907 en París y a partir de 1918 en Niza) un directivo sin descanso –sólo interrumpió su carrera cuando sirvió al ejército francés en 1915 para luego ser retirado como herido de guerra. Supo combinar hábilmente el arte, sus preocupaciones estéticas y los imperativos de la industria.

17 •


• 18

Germen de celulosa: Alice Guy y el nacimiento del cine

19 •


C

• 20

uando en 1797 Mary Wollstonecraft publicó la obra titulada Vindicación de los derechos de la mujer (A Vindication of the Rights of Woman: with Strictures on Political and Moral Subjects) se dieron las semillas de uno de los primeros manifiestos escritos sobre la discusión en torno a la punzante ausencia de paridad de género. Algunas décadas después, Jane Austen escribió la novela Orgullo y prejuicio (Pride and Prejudice, 1813), donde esbozó personajes y situaciones que evidenciaron la manera en que las mujeres eran presionadas social e íntimamente para casarse, tener una familia y dejar en segundo plano una educación a la que los hombres, en cambio, sí tenían acceso. Casi un siglo después se filmó un cortometraje que abordaba las mismas aristas a través de una óptica satírica: Les résultats du féminisme (1906), obra de Alice Guy donde desdibuja los roles binarios masculino/femenino, reimaginando cómo sería la vida si las convenciones sociales dieran un abrupto giro. Aunque estos ejemplos representaron en su momento manifestaciones aisladas y primigenias, poco a poco el universo artístico construyó vasos comunicantes tanto discursiva como formalmente para llegar a lo que ahora conocemos como feminismo. Resulta curioso que aquella pieza corta de la francesa Alice Guy (París,1873-Nueva Jersey, 1968) analice de manera tan incisiva, pero al mismo tiempo tan amena una cuestión que ahora, un siglo después, continúa siendo coyuntural para la sociedad. Además de discursivamente, la cineasta fue pionera en el ámbito formal de la cinematografía, pues fue la primera en registrar de manera audiovisual una narrativa lineal donde la ficción se asoma y permite al espectador descubrir una historia y comprender sus matices a través de rostros, situaciones, ademanes y consecuencias. Durante su carrera tras la cámara, la cual fue corta si se compara con su prolífica producción –cuatro centenas de créditos como directora en poco más de dos décadas–, también fue de las primeras personas en experimentar con distintos formatos cinematográficos en una época en la que éstos se encontraban en los albores de su desarrollo.

21 •


• 22

Su incursión en lo que ahora conocemos como “séptimo arte” fue casi fortuita, pues el puente que le permitió adentrarse en la producción cinematográfica fue la empresa francesa Gaumont, a la que ingresó a inicios del siglo XIX como secretaria. Poco a poco, Guy manifestó su interés en ese mundo todavía ignoto de la imagen en movimiento, en el cual, dentro de sus labores habituales y administrativas, le fue concedido el uso del equipo de la empresa para realizar sus propios cortometrajes durante sus descansos. El resultado de su primera obra, La fée aux choux [El hada de los repollos, 1986], fue tan impresionante, que en sólo un lustro logró dirigir más de cien piezas cortas. Cuando conoció al también director Herbert Blaché se casó con él y adoptó su apellido, tomando el nombre de Alice Guy-Blaché, recordado hasta hoy debido a su pionero y brillante ojo cinematográfico.

El lazo nupcial de Guy y Blaché trajo consigo la partida de la directora de la empresa Gaumont, en donde la cineasta había encabezado desde 1905 proyectos fílmicos al lado de prominentes figuras como Étienne Arnaud, Romeo Bosetti y Louis Feuillade. La pareja dejó Europa para instalarse en Estados Unidos, donde fundaron su propia compañía productora, Solax Films, para la cual Alice filmó películas mudas que fueron distribuidas a través de Gaumont. En poco menos de un lustro la cineasta pionera demostró que su ingenio era algo natural y realizó varios proyectos de cine de acción que eran protagonizados en su mayoría por Vinnie Burns, actriz que trabajó para ella en la que fuera a obra más importante de Solax: Dick Whittington and His Cat (1913). En este fértil periodo de realización cinematográfica, Guy tuvo la oportunidad de adentrarse nuevamente en los roles de género con In the Year 2000 (1912), una suerte de reinterpretación de su cortometraje Les résultats du féminisme. Después de su fecunda producción audiovisual, y tras vivir la ruptura de su matrimonio, Guy regresó a su natal Francia en 1922, donde vivió las siguientes cuatro décadas sin la posibilidad de volver a dirigir ni participar en el mundo que le había permitido dar vida a conmovedoras historias, como el enternecedor cortometraje Falling Leaves (1912), e hilarantes puestas en escena como La Glu (1907). En 1944 regresó a Nueva Jersey, Estados Unidos, donde vivió sus últimos años acompañada de sus hijas. A pesar de haber sido de las primeras personas en explorar la imagen en movimiento, Guy no tuvo la oportunidad de cimentar una carrera sólida, pues como ella misma lo reveló en una autobiografía escrita a mediados de los años 40: su juventud y su sexo conspiraron en su contra. Rara vez las historias de rebeldía, indomabilidad y resurrección tienen finales totalmente felices; para eso están las películas.

Astrid García Oseguera Ciudad de México, 15 de abril de 2019

23 •


E • 24

Tras las huellas de Gaumont en México

n los primeros años del cine en México la presencia de la marca Gaumont permanece en el ámbito de lo incierto. Eso es resultado de la escasez de información y de la reducida dimensión de la compañía en esa época. En comparación, Pathé, su competidora también francesa, era tres veces más grande, contó con agentes en nuestro país y se puso muy pronto a la cabeza de la venta de proyectores y filmes. Por otra parte, en materia de películas prevalecía la costumbre entre las empresas fabricantes de copiarse unas a otras. Si alguna filmaba algo original, las otras no tardaban en tener una cinta muy parecida. Por eso no sabemos con certeza si, por ejemplo, las exhibiciones de la vista "Baile de marineros" en los primeros años del siglo X X, corresponden a Le Matelot de Gaumont o a Mattelotte francaise de la Casa Pathé.


Es en un programa de la empresa de Salvador Toscano donde parece encontrarse el primero de los vestigios de la compañía Gaumont en las pantallas mexicanas. Acompañada de cintas de la Edison Manufacturing Company, de la Société Lumière y de la Star Film Company de George Méliès, se proyectó en Puebla en septiembre de 1903 El carbonero apaleado, que debe ser Mésaventure d’un charbonnier filmada por Alice Guy para el sello de la margarita. Luego, en diciembre del mismo año también se consigna la exhibición del programa en Cuautla, en el Teatro Carlos Pacheco. En 1904 la Sociedad Toscano Barreiro anuncia, en distintos salones de cine del país, nuevos programas que incluyen las vistas Duelo a muerte con espada entre dos oficiales del ejército francés y Perros sabios, que corresponden a Duel tragique y Les chiens savants, hechas por Alice Guy entre 1902 y 1903. La fundación de Casa P. Aveline y A. Delalande como distribuidora de Pathé en México, así como, posteriormente, de productos Éclair y Gaumont, permite distinguir la marca en las carteleras de entonces con mayor regularidad a partir de 1906. En Culiacán, Sinaloa, Stahl Hermanos proyecta en mayo Los ladrones de París y Encuentro de amigos. En agosto, octubre y diciembre Toscano Barreiro da funciones de cine en Atlixco y Ciudad de México con Cantores del colegio, Encuentro de amigos, Los clowns toreros y El novio embrujado.

Pero el año en que la marca logró una presencia más notable fue 1907, cuando el empresario Enrique Echániz Brust acondicionó el Gran Salón de Variedades de la capital para las funciones del Cronomegáfono Gaumont en su primera versión. El éxito del aparato es notable a ojos de la prensa del momento. Tras casi tres meses de exhibiciones continuas, El Entreacto informaba en abril: «El cronomegáfono, con su doble efecto de animación y canto, subyuga y seduce, y se puede uno forjar la ilusión de que está frente al escenario de un teatro de ópera oyendo las melodías de Mignon y de Fausto, o el aria la Habanera de Carmen». La novedad de las vistas cantadas perduró unas semanas más, tras lo cual en las carteleras la compañía francesa volvió a hundirse en el anonimato.

27 •


• 28

Hacia la segunda década del siglo ya dos firmas distribuían material Gaumont. La citada Aveline y Delalande, y la Casa Navascués y Camus. En el mismo periodo vuelve el cronomegáfono en una versión mejorada durante unos días de junio y julio de 1912. Sin embargo, el cine había cambiado. Interesaban más las películas de larga duración que las tandas de cintas breves. Iniciaba la época de las series, y la estimación por las producciones francesas pasó a un segundo plano. Italia fue la gran sorpresa en el terreno cinematográfico. A lo largo del año citado se estrenaron 24 filmes italianos, en cambio la cuenta para los de Francia quedó en 14. Aún así, 1912 es el punto de llegada del cine de Louis Feuillade, quien asistió a Alice Guy en la filmación de fonoescenas como lo hicieran Etienne Arnaud, Romeo Bossetti y Victorin Jasset, para luego asumir en Gaumont la responsabilidad de una unidad de producción. Con esa estrategia de formar equipos de trabajo, la empresa francesa logró incrementar las filmaciones hasta alcanzar la posibilidad de ofrecer seis estrenos semanales de mediana duración y alta calidad en su factura. El 19 de agosto se estrenó Frente a la serpiente en el Teatro Hidalgo de la capital. Se trató de la serie del detective Jean Dervieux titulada en francés Le proscrit.

29 •

Para 1913 fue el Salón Rojo el lugar donde se exhibió la serie Fantomas; el primer episodio el 11 de junio, y las otras partes el 2 de octubre (“Juve vs Fantomas”), 6 de noviembre (“El muerto que mata”), y al año siguiente, el 26 de enero (“Fantomas vs Fantomas”) y el último a partir del día 4 de julio (“Fingido magistrado”). El otro de sus célebres seriales titulado aquí Los vampiros o los archicriminales de París, se estrenó hasta 1917, también en el Salón Rojo. Los espectadores pudieron ver sus diez episodios a partir del 24 de mayo, proyectándose dos episodios cada dos días. Para 1920 Estados Unidos había desbancado al cine italiano y al francés de las pantallas mexicanas. Hollywood suministró 406 largometrajes a las salas de cine, las empresas italianas 118; quedaron en tercer lugar los estrenos de Alemania y de Francia con 46 títulos. De estos últimos, cinco fueron producciones Gaumont.

Guillermo Vaidovits Ciudad de México, 12 de mayo de 2019


• 30

31 •


• 32

retros

33 •

p e c t i va


• 34

El Atalante L’Atalante · Francia · 1934 · 88 min.

En las manos de Jean Vigo, una modesta historia de amor conyugal se convierte en un doloroso y romántico ensueño de deseo y esperanza. Jean, capitán de una barcaza, se casa con Juliette, una inocente campirana, y juntos abordan el bote de Jean, L'Atalant, aventurándose a una nueva vida. Esta fue la única producción de larga duración del director parisino, reconocido por sus icónicos cortos y mediometrajes, entre los que resaltan A propósito de Niza (1930) y Cero en conducta (1933).

¡Yo acuso!

Jenny

J’accuse! · Francia · 1938 · 119 min.

Francia · 1936 · 95 min.

A su regreso del frente al final de la Primera Guerra Mundial, Jean Diaz trabaja en la invención de una armadura capaz de volver las balas inservibles. Sin embargo, años más tarde, ante la inminencia de un nuevo conf licto, el invento es robado por los fascistas. El shock lleva a Jean a comunicarse con sus antiguos compañeros muertos en batalla. Basada en una película que el propio director Abel Gance realizó en 1919, ¡Yo acuso! es un monumento antibélico que transita del melodrama al cine fantástico.

La mano del Diablo La main du diable · Francia · 1943 · 80 min.

El extraño comportamiento de Roland Brissot llama la atención de los huéspedes de una posada. Obligado por los acontecimientos, empieza a contar su historia. Tiempo atrás fue un pintor fracasado, hasta que el propietario de un restaurante le vendió un talismán que le daría grandes éxitos; sin embargo, dicho objeto posee un macabro origen. Basada en una novela del poeta Gérard de Nerval, La mano del Diablo es recordada por contener una de las actuaciones más célebres del actor francés Pierre Fresnay.

Opera prima del multipremiado cineasta Marcel Carné, relata la complicada situación en la que se ve inmersa Jenny, una madame de burdel cuyo estilo de vida pone en peligro la visión que tiene de ella su hija, quien regresa de Inglaterra para visitar a su madre sin imaginar en qué se ha convertido desde su partida. Jenny representó el inicio de la larga colaboración entre Carné y un equipo integrado por el fotógrafo Roger Hubert, el guionista Jacques Prévert y el diseñador sonoro Joseph Kosma.

35 •


De Mayerling a Sarajevo De Mayerling à Sarajevo · Francia · 1940 · 94 min.

• 36

La belleza del Diablo La beauté du diable · Francia · Italia · 1950 · 96 min.

Después de trabajar en Hollywood, el parisino René Clair regresó a Francia en 1946; ahí filmó El silencio es oro (1947), protagonizada por Maurice Chevalier. Tres años después, Clair realizó esta obra maestra en la que revisitó el mito de Fausto, antes explorado por directores como F.W. Murnau y Georges Méliès. En esta versión, Mefistófeles, un demonio enviado por Lucifer, se contacta con Henri Faust, un eminente profesor al que le ofrece juventud, gloria y riqueza a cambio de su alma.

Francisco Fernando, heredero de la corona austrohúngara, se enamora de la condesa checa Sofía, pero no cumplen los requisitos protocolarios para hacer de su compromiso un enlace real. A pesar de todo, la pareja sigue con su relación y logra contraer matrimonio. Dirigida por Max Ophüls, esta película relata este pasaje de la vida del archiduque, desde que conoce a su mujer hasta el trágico final de ambos, cuando fueron asesinados en Sarajevo en 1914, desatando el inicio de la Primera Guerra Mundial.

37 •


• 38

La venenosa La poison · Francia · 1951 · 86 min.

Dirigida por Sacha Guitry, prolífico actor, dramaturgo y director admirado por los precursores de la nouvelle vague, La venenosa es una comedia negra situada en una aldea empobrecida. El expresivo actor Michel Simon encarna a Paul, quien vive un infierno conyugal con su esposa alcohólica; involuntariamente, un abogado le dice cómo asesinar a la mujer. Con un fresco trazo narrativo, la película se burla del sistema legal francés, la moralidad convencional y los horrores de la vida en una pequeña ciudad.

Crimen y castigo

Rojo y negro

Crime et châtiment · Francia · 1956 · 110 min.

Le rouge et le noir · Francia-Italia · 1954 · 195 min.

Convencido de su inteligencia y talento, René Brunel decide probar que está por encima de la moral burguesa y asesina a una vieja usurera. El comisario Gallet, encargado del caso, lo persigue convencido de que tiene que ver algo con la muerte. Esa presión, sumada a sus conversaciones con una prostituta, hacen que René ref lexione sobre su actuar. Crimen y castigo fue producida por Jules Borkon, quien después apadrinó la luminosa cinta de horror Los ojos sin cara (1960), dirigida por Georges Franju.

Julien Sorel, un joven de origen humilde, tiene un amorío con madame de Rénal. Tras visitar un seminario, Julien se convierte en secretario de un marqués a cuya hija seduce. Los apasionados impulsos del protagonista son retratados por Claude Autant-Lara en esta versión fílmica de la novela homónima del escritor Henri Beyle, mejor conocido como Stendhal. La vida y contradicciones de Sorel, una de las creaciones literarias más complejas del siglo xix, son encarnadas de forma brillante por el actor Gérard Philipe.

El placer Le plaisir · Francia · 1953 · 93 min.

Adaptación de tres relatos del escritor Guy de Maupassant, esta película se compone por tres historias que giran en torno al mismo tema: el placer. El carácter efímero de la vida y el paso del tiempo son los ejes que integran la trilogía, cuya fuerza motora son la juventud, la inocencia y la pasión. Acompañado por un elenco que incluye a notables intérpretes como Jean Gabin, Danielle Darrieux y Simone Simon, el alemán Max Ophüls reviste El placer con la elegancia y barroquismo habituales en su obra.

39 •


Elena y los hombres Elena et les hommes · Francia-Italia · 1956 · 95 min.

• 40

La luz de enfrente La lumière d'en face · Francia · 1955 · 100 min.

El mismo año que protagonizó Y Dios creó a la mujer (1956), de Roger Vadim, que la catapultó como uno de los rostros más conocidos del cine francés durante los años 60, Brigitte Bardot trabajó en esta película en la que se sigue la relación entre su personaje, Olivia, y un transportista enfermizo y celoso con quien abre un restaurante de paso. La luz de enfrente se sitúa en un entorno –un comedor y una gasolinera en medio de la carretera– que enfatiza los deseos y frustraciones de sus protagonistas.

A partir de la historia de Elena, una bella princesa polaca ajetreada por los continuos flechazos de amor que provoca, Jean Renoir ref lexiona sobre la realidad y sus representaciones, y el sentido dramatúrgico de la vida. Como en otras de sus películas, el cineasta usa la pintura no sólo como una referencia artística, sino también como motivo narrativo. El resultado es un filme en el que, apoyado por el trabajo de Ingrid Bergman en el rol protagónico, Renoir reivindica una poética de lo inverosímil.

41 •


• 42

Combate en la isla Le combat dans l'île · Francia · 1962 · 105 min.

Clément es un terrorista de ultraderecha que se involucra en un intento de asesinato político. Cuando uno de sus colegas lo traiciona, se esconde con su esposa en la casa de campo de un amigo, donde pronto surge un triángulo amoroso. Rodado en plena crisis de la Argelia francesa, el debut del director Alain Cavalier trasladó las preocupaciones de la época a un drama romántico y político que, siguiendo un estilo de narración tradicional, recurrió a la técnica vanguardista de la Nueva Ola Francesa.

Le farceur

La guerra de los botones

Francia · 1961 · 90 min.

La guerre des boutons · Francia · 1962 · 94 min.

Criado en una familia excéntrica, Édouard es un despreocupado seductor que un día se enamora de la esposa de un adinerado industrial. Resistiéndose en un principio, ella acabará cediendo a los encantos del joven sin imaginar las consecuencias. El cine de Philippe de Broca despegó con esta comedia picaresca, en la que el director manifestó su amor por los libertarios cultivados que no ceden a los imperativos de una sociedad civilizada, en un clima de locura que se extiende a la puesta en escena.

El bello Sergio Le beau Serge · Francia · 1958 · 98 min.

Tras una larga ausencia, François regresa a su pueblo, el cual no pareció cambiar desde su partida. Ahí se encuentra con el que fuera su fiel y único amigo Sergio, un alcohólico derrotista que intenta lidiar con el asfixiante ambiente provinciano. Mediante un marcado interés en los vericuetos emocionales y filosóficos de los protagonistas, el debut cinematográfico de Claude Chabrol retrata la rutina y las tensiones de un pueblo rural que funciona como una auténtica prisión para sus moradores.

El cineasta Yves Robert alcanzó el éxito con esta comedia que disecciona el entramado social a partir del microcosmos de un juego de guerra infantil. Mediante el enfrentamiento entre niños de aldeas rivales, el cineasta construyó un entrañable retrato de la infancia. Aunque el filme fue realizado durante la guerra contra Argelia –lo que le ocasionó serios problemas de financiamiento–, fue un éxito en Francia con más de 10 millones de espectadores y el premio Jean Vigo a la mejor película.

43 •


Zazie en el metro Zazie dans le métro · Francia · 1960 · 94 min.

• 44

Focos sobre el asesino Pleins feux sur l'assassin · Francia · 1961 · 95 min.

Un viejo conde se esconde en su mansión justo antes de morir para molestar a sus parientes, quienes tendrán que esperar cinco años para recibir su herencia si el cuerpo del “difunto” no es encontrado. Los herederos convertirán su búsqueda en un espectáculo redituable, mientras una serie de asesinatos suceden dentro del castillo. Focos sobre el asesino es una parodia que rescata los lugares comunes del género de misterio, logrando un equilibrio en el que el horror y el humor se alimentan mutuamente.

El viaje a París de una atrevida y precoz niña de diez años que visita a su tío en un fin de semana, es la premisa que guía esta comedia anárquica hecha por Louis Malle en la cúspide de la nouvelle vague. La cinta es una farsa alegre y satírica sobre la sociedad francesa, apoyado en una serie de elementos como el uso de gags visuales, slapstick y trucos de edición que retratan a la protagonista, quien enfrenta al mundo adulto con un humor sardónico y comentarios agudos mientras atraviesa la “ciudad de la luz”.

45 •


• 46

Los abismos Les abysses · Francia · 1963 · 90 min.

En 1933, las criadas Christine y Léa Papin mataron a su patrona y a su hija. El incidente provocó el interés de intelectuales como Jean Genet, Jean-Paul Sartre y Jacques Lacan, quienes lo analizaron y hasta lo consideraron un símbolo de la lucha de clases. 30 años después, el director Nikos Papatakis realizó una versión cinematográfica tan subversiva como las hermanas asesinas. Con un ritmo frenético, la cinta resultó una crítica social de Francia que casi causó disturbios en el Festival de Cannes.

Los barbudos

La china

Les Barbouzes · Francia-Italia · 1964 · 109 min.

La chinoise · Francia · 1967 · 99 min.

Tras el éxito de Gánster a la fuerza (1963), una parodia de las películas de pistoleros, el director Georges Lautner, el guionista Michel Audiard y un ensamble actoral liderado por Lino Ventura, explotaron la misma fórmula en Los barbudos, una burla de los thrillers de espías que estaban de moda en los 60. Entre humor, seducción y tiroteos, la película sigue los intentos de cuatro agentes de diferentes países para obtener los documentos confidenciales que tiene la viuda de un traficante de armas.

La mujer casada Une femme mariée: Suite de fragments d'un film tourné en 1964 · Francia · 1964 · 96 min.

Realizada en el periodo más productivo de Jean-Luc Godard, esta película ofrece una aproximación a la figura femenina abordando temas polémicos para la época como la sexualidad y la infidelidad sin carga melodramática, a partir de la historia de una mujer casada que tiene una aventura con otro hombre. Al quedar embarazada desconoce quién es el padre de su hijo. La crítica de Godard apuntó hacia la sociedad burguesa y de consumo que impone sus cánones a través de una sobreabundante publicidad.

Estrenada un año antes del Mayo de 1968, La china relata las inquietudes revolucionarias de un grupo de estudiantes franceses empapados del pensamiento de Mao Tse-Tung, que incluso llegan a considerar al terrorismo como una posible vía. Esta cinta supuso el inicio de una mayor experimentación por parte de Gordard en el cine político, conservando aún el atractivo colorismo de sus filmes previos. Así, en la película se yuxtaponen viñetas de cultura pop con las proclamas marxistas de los jóvenes.

47 •


Subway / Prohibido pasar Subway · Francia · 1985 · 104 min.

• 48

Lancelot del Lago Lancelot du Lac · Francia-Italia · 1974 · 85 min.

Robert Bresson desmitificó la leyenda del Rey Arturo, ahondando en las contradicciones de sus personajes y despojándolos de todo heroísmo para revelar la parte más oscura y violenta de la humanidad. De este modo, la película narra desesperanzadamente cómo tras años de frustrada búsqueda del Grial los caballeros de la mesa redonda regresan a Camelot con las manos vacías, haciendo af lorar las tensiones latentes como la rivalidad entre Lancelot y Mordred y el adulterio de la Reina de Ginebra.

Antes de darse a conocer con Azul profundo (1988), el realizador Luc Besson dirigió este thriller romántico ambientado en los túneles del metro parisino, que se sumergió en la subcultura ochentera de Francia. En una mezcolanza de tonos que van del cine de acción a la comedia surrealista y el musical, la cinta sigue a un ladrón de poca monta que se enamora de la esposa de un millonario al que acaba de robar. Así empieza una aventura por el mundo subterráneo, poblado por todo tipo de seres extraños.

49 •


• 50

51 •


INFORMACIÓN Ángeles del pecado Les anges du péché, Francia, 1943, 91 min.

D: Robert Bresson. G: Robert Bresson y Raymond-Léopold Bruckberger, con diálogos de Jean Giraudoux. F en B/N: Philippe Agostini. M: Jean-Jacques Grünenwald. E: Yvonne Martin. Con: Renée Faure (Anne-Marie Lamaury), Jany Holt (Thérèse), Sylvie (madre priora), Mila Parély (Madeleine), Marie-Hélène Dasté (madre Saint-Jean). CP: Synops. Prod: Roger Richebé.

El Atalante L’Atalante, Francia, 1934, 88 min.

D: Jean Vigo. G: Jean Vigo y Albert Riéra, basados en una obra de Jean Guinée. F en B/N: Boris Kaufman, Louis Berger, Jean-Paul Alphen. E: Luis Chavance. Con: Jean Dasté (Jean), Dita Parlo (Juliette), Michel Simon (Père Jules), Louis Lefebvre (Niño), Gilles Maragaritis (maestro de ceremonias). Prod: Jacques-Louis Nounez. ¡Yo acuso! • 52

J’accuse!, Francia, 1938, 119 min.

D y Prod: Abel Gance. G: Abel Gance y Steve Passeur. F en B/N: Roger Hubert. M: Henri Verdun. E: Madeleine Crétolle. Con: Victor Francen (Jean Diaz), Line Noro (Edith), Marcel Delaître (François Laurin) Silvie Gance (Flo), Jean-Max (Henri Chinay), Paul Amiot (capitán). CP: Forrester-Parant Productions. La mano del Diablo La main du diable, Francia, 1943, 80 min.

D y Prod: Maurice Tourneur. G: Jean-Paul Le Chanois, basado en una novela de Gérard de Nerval. F en B/N: Armand Thirard. M: Roger Dumas. E: Christian Gaudin. Con: Pierre Fresnay (Roland Brissot), Josseline Gaël (Iréne), Noël Roquevert (Melisse), Guillaume de Sax (Gibelin). CP: Continental Films. Jenny Francia, 1936, 95 min.

D: Marcel Carné. G: Jacques Constant y Jacques Prévert, basados en la idea original de Pierre Rocher. F en B/N: Roger Hubert. M: Lionel Cazaux y Joseph Kosma. E: Erno Hajos. Con: Françoise Rosay (Jenny Gauthier), Albert Préjean (Lucien Dancret), Lisette Lanvin (Danielle Bricart), Charles Vanel (Benoit), Roland Toutain (Xavier), Sylvia Bataille (Florence). Prod: Albert Pinkovitch.

Los malditos Les maudits, Francia, 1947, 102 min.

D: René Clément. G: René Clément y Jacques Rémy. F en B/N: Roger Dwyre. M: Yves Baudrier. E: Roger Dwyre. Con: Robert Walker (Bruno Anthony), Farley Granger (Guy Haines), Laura Elliot (Miriam Haines), Ruth Roman (Ann Morton), Patricia Hitchcock (Barbara Morton), Leo G. Carroll (senador Morton), Marion Lorne (Anthony). Prod: André Paulvé, Michel Safra y Paul Wagner.

La belleza del Diablo La beauté du diable, Francia-Italia, 1950, 96 min.

D: René Clair. G: René Clair y Armand Salacrou. F en B/N: Michel Kelber. M: Roman Vlad. E: James Cuenet. Con: Michel Simon (Mefistófeles / profesor Henri Faust), Gérard Philipe (Henri Faust joven / Mefistófeles joven), Nicole Besnard (Marguerite, la gitana), Simone Valère (la princesa), Carlo Ninchi (el príncipe). CP: Franco London Films, Universalia Film. Prod: Salvo D'Angelo. De Mayerling a Sarajevo De Mayerling à Sarajevo, Francia, 1940, 94 min.

D: Max Ophüls. G: Carl Zuckmayer, Marcelle Maurette y Curt Alexander. F en B/N: Curt Courant y Otto Heller. M: Oscar Straus. E: Myriam Borsoutsky y Jean Oser. Con: Edwige Feuillère (condesa Sofía Chotek), John Lodge (archiduque Francisco Fernando). CP: B.U.P. Française. Prod: Edward Halton y Eugène Tucherer. La venenosa

Carnet de baile

La poison, Francia, 1951, 86 min.

Un carnet de bal, Francia, 1937, 130 min.

D y G: Sacha Guitry. F en B/N: Jean Bachelet. M: Louis Guglielmi "Louiguy". E: Raymond Lamy. Con: Michel Simon (Paul Braconnier), Germaine Reuver (Blandine Braconnier), Jean Debucourt (abogado Aubanel), Jacques Varennes (el procurador), Georges Bever (el farmaceútico). CP: Gaumont. Prod: Jean Le Duc y Alain Poiré.

D: Julien Duvivier. G: Julien Duvivier, Henri Jeanson, Yves Mirande, Jean Sarment, Pierre Wolf f y Graham Yost. F en B/N: Philippe Agostini, Michel Kelber y Pierre Levent. E: André Versein. Con: Harry Baur (Alain Regnault), Marie Bell (Christine Surgère), Pierre Blanchar (Thierry Raynal), Fernandel (Fabien Coutissol). Prod: Jean-Pierre Frogerais y Raymond Horvilleur.

El placer Le plaisir, Francia, 1953, 93 min.

Antoine y Antoinette Antoine et Antoinette, Francia, 1947, 88 min.

D: Jacques Becker. G: Jacques Becker, Maurice Grif fe y Françoise Giroud. F en B/N: Pierre Montazel. M: Jean-Jacques Grünenwald. E: Marguerite Renoir. Con: Roger Pigaut (Antoine Moulin), Claire Maf féi (Antoinette Moulin), Noël Roquevert (M. Roland), Gaston Modot (cajero de la Lotería Nacional), Made Siamé (la patrona del tabaco), Jacques Meyran (M. Barbelot). Prod: Georges André.

FILMOGRAFÍA • 1935-1985

D: Max Ophüls. G: Max Ophüls y Jacques Natanson, basados en tres relatos de Guy de Maupassant. F en B/N: Philippe Agostini y Christian Matras. M: Joe Hajos. E: Léonide Azar. Con: Claude Dauphin (el doctor, segmento "Le masque"), Gaby Morlay (Denisse, segmento "Le masque"), Madeleine Renaud (Julia, segmento "La maison Tellier"), Simone Simon (Joséphine, segmento "Le modèle"). CP: CCFC, Stera Films. Prod: Édouard Harispuru, M. Kieffer y Max Ophüls.

Crimen y castigo Crime et châtiment, Francia, 1956, 110 min.

D: Georges Lampin. G: Georges Lampin y Charles Spaak, inspirados en la novela homónima de Fiódor Dostoyevski. F en B/N: Claude Renoir. M: Maurice Thiriet. E: Emma Le Chanois. Con: Robert Hossein (René Brunel), Jean Gabin (comisario Gallet), Marina Vlady (Lili), Ulla Jacobsson (Nicole Brunel), Bernard Blier (Antoine Monestier). CP: Champs-Élysées Productions. Prod: Jules Borkon. Rojo y negro Le rouge et le noir, Francia-Italia, 1954, 195 min.

D: Claude Autant-Lara. G: Claude Autant-Lara, Ghislaine Auboin, Jean Aurenche y Pierre Bost, basados en la novela homónima de Stendhal. F en C: Michel Kelber. M: René Cloërec. E: Madeleine Gug. Con: Gérard Philipe (Julien Sorel), Danielle Darrieux (madame de Rénal), Antonella Lualdi (Mathilde de La Mole), Jean Mercure (marqués de La Mole). CP: Documento Film, Franco London Films. Prod: Henry Deutschmeister y Gianni Hecht Lucari. La luz de enfrente La lumière d'en face, Francia, 1955, 100 min.

D: Georges Lacombe. G: Jean-Claude Aurel, sobre una historia de él mismo, Louis Chavance, Jacques Gauthier y René Masson. F en B/N: Louis Page. M: Norbert Glanzberg. E: Raymond Leboursier. Con: Raymond Pellegrin (Georges Marceau), Brigitte Bardot (Olivia), Roger Pigaut (Pietri), Claude Romain (Barbette). CP: Les Productions Jacques Gauthier, Les Films Fernand Rivers. Prod: Jacques Gauthier. Elena y los hombres Elena et les hommes, Francia-Italia, 1956, 95 min.

D: Jean Renoir. G: Jean Renoir y Jean Serge. F en C: Claude Renoir. M: Joseph Kosma. E: Borys Lewin. Con: Ingrid Bergman (Elena), Jean Marais (general François Rollan), Mel Ferrer (conde Henri de Chevincourt), Juliette Gréco (Miarka). CP: Franco London Films, Les Films Gibé, Electra Compagnia Cinematografica. Prod: Joseph Bercholz, Henry Deutschmeister y Edouard Gide.

FILMOGRAFÍA • 1935-1985

53 •


INFORMACIÓN

Focos sobre el asesino

La mujer casada

Pleins feux sur l'assassin, Francia, 1961, 95 min.

Une femme mariée: Suite de fragments d'un film tourné en 1964, Francia, 1964, 96 min.

D: Georges Franju. G: Pierre Boileau, Thomas Narcejac y Georges Franju. F en B/N: Marcel Fradetal. M: Maurice Jarre. E: Gilbert Natot. Con: Pierre Brasseur (Conde Hervé de Kerloguen), Pascale Audret (Jeanne), Marianne Koch (Edwige), Jean-Louis Trintignant (Jean-Marie). CP: Champs-Élysées Productions. Prod: Jules Borkon.

Combate en la isla

D y G: Jean-Luc Godard. F en B/N: Raoul Coutard. E: Andrée Choty, Françoise Collin, Agnès Guillemot y Gérard Pollicand. Con: Macha Méril (Charlotte), Philippe Leroy (Pierre), Bernard Noël (Robert). CP: Anouchka Films, Orsay Films.

Le combat dans l'île, Francia, 1962, 105 min.

D: Alain Cavalier. G: Alain Cavalier y Jean-Paul Rappeneau (diálogos). F en B/N: Pierre Lhomme. M: Serge Nigg. E: Pierre Gillette. Con: Romy Schneider (Anne), Jean-Louis Trintignant (Clément), Henri Serre (Paul), Pierre Asso (Serge). CP: Nouvelles Éditions de Films. Prod: Louis Malle. Le farceur Francia, 1961, 90 min. • 54

D: Philippe de Broca. G: Philippe de Broca y Daniel Boulanger. F en B/N: Jean Penzer. M: Georges Delerue. E: Laurence Méry-Clark. Con: Jean-Pierre Cassel (Édouard), Anouk Aimée (Hélène), Palau (tío Théodose), Geneviève Cluny (Pilou), Georges Wilson (Guillaume), Anne Tonietti (Olga). CP: Ajym Films. Prod: Claude Chabrol. El bello Sergio Le beau Serge, Francia, 1958, 98 min.

D y G: Claude Chabrol. F en B/N: Henri Decaë. M: Émile Delpierre. E: Jacques Gaillard. Con: Gérard Blain (Serge), Jean-Claude Brialy (François), Michèle Méritz (Yvonne), Bernadette Lafont (Marie). CP: Ajym Films, Coopérative Générale du Cinéma Français. Prod: Claude Chabrol y Roland Nonin. La guerra de los botones La guerre des boutons, Francia, 1962, 94 min.

D: Yves Robert. G: Yves Robert y François Boyer. F en B/N: André Bac. M: José Berghmans. E: Marie-Josèphe Yoyotte. Con: André Treton (Lebrac), Martin Lartigue (Pequeño Gibus), Michel Isella (El Azteca). CP: Les Productions de la Guéville. Prod: Danièle Delorme, León Carré e Yves Robert.

Zazie en el metro

La china

Zazie dans le métro, Francia, 1960, 94 min.

La chinoise, Francia, 1967, 99 min.

D: Louis Malle. G: Louis Malle y Jean-Paul Rappeneau, basados en la novela homónima de Raymond Queneau. F en C: Henri Raichi. M: Fiorenzo Carpi. E: Kenout Peltier. Con: Catherine Demongeot (Zazie), Philippe Noiret (Gabriel, el tío), Hubert Deschamps (Turandot), Carla Marlier (Albertine). CP: Nouvelles Éditions de Films. Prod: Louis Malle, Jean-François Malle y Napoléon Murat.

D y G: Jean-Luc Godard. F en C: Raoul Coutard. E: Delphine Desfons y Agnès Guillemot. Con: Anne Wiazemsky (Veronique), Jean-Pierre Léaud (Guillaume), Juliet Berto (Yvonne), Michel Semeniako (Henri), Lex De Bruijn (Kirilov). CP: Anouchka Films, Les Productions de la Guéville, Athos Films, Parc Film, Simar Films.

Les abysses, Francia, 1963, 90 min.

D: Maurice Pialat. G: Arlette Langmann y Maurice Pialat. F en C: Jacques Loiseleux. E: Valérie Condroyer, Sophie Coussein y Yann Dedet. Con: Sandrine Bonnaire (Suzanne), Maurice Pialat (el padre), Christophe Odent (Michel). CP: Gaumont, Les Films du Livradois, France 3. Prod: Daniel Toscan du Plantier. Lancelot del Lago

Los barbudos

Lancelot du Lac, Francia-Italia, 1974, 85 min.

Les Barbouzes, Francia-Italia, 1964, 109 min.

D y G: Robert Bresson. F en C: Pasqualino De Santis. M: Philippe Sarde. E: Germaine Artus. Con: Luc Simon (Lancelot), Laura Duke Condominas (Reina de Ginebra), Humbert Balsan (Gauvain), Vladimir Antolek-Oresek (Rey Arturo). CP: Mara Films, Laser Productions. Prod: Jean-Pierre Rassam y François Rochas.

FILMOGRAFÍA • 1935-1985

D: Luc Besson. G: Luc Besson, Pierre Jolivet, Alain Le Henry, Marc Perrier y Sophie Schmit. F en C: Carlo Varini. M: Éric Serra. E: Sophie Schmit. Con: Isabelle Adjani (Héléna), Christopher Lambert (Fred), Michel Galabru (comisario Gesberg). CP: Gaumont, Les Films du Loup, TSF Productions. Prod: Luc Besson y François Ruggieri.

55 •

À nos amours, Francia, 1983, 102 min.

D: Georges Lautner. G: Albert Simonin y Michel Audiard (diálogos). F en B/N: Maurice Fellous. M: Michel Magne. E: Michelle David. Con: Lino Ventura (Francis), Francis Blanche (Boris), Bernard Blier (Eusebio), Mireille Darc (Amaranthe). CP: Gaumont. Prod: Jean Mottet y Robert Sussfeld.

Subway, Francia, 1985, 104 min.

A nuestros amores

Los abismos

D y Prod: Nikos Papatakis. G: Jean Vauthier. F en B/N: Jean-Michel Boussaguet. M: Pierre Barbaud. E: Edwige Bernard, Denise de Casabianca y Pascale Laverrière. Con: Francine Bergé (Michelle), Colette Bergé (MarieLouise), Pascale de Boysson (Elisabeth), Colette Régis (señora Lapeyre). CP: Lenox Films

Subway / Prohibido pasar

FILMOGRAFÍA • 1935-1985


Secretaría de cultura Secretaria Alejandra Faustro Guerrero CINETECA NACIONAL Director General alejandro pelayo rangel Director de Difusión y Programación Nelson Carro Directora de Acervos Dora Moreno Brizuela Director de Administración y Finanzas Vicente fernando cázares Áviles Retrospectiva Gaumont libro Editor Gustavo E. Ramírez carrasco Diseño Editorial y Portada Denisse Beltrán Vargas Gerardo Núñez Gissela sauñe Valenzuela Apoyo Editorial Israel ruiz arreola edgar aldape morales Astrid garcía oseguera Subdirección de Publicaciones David Guerrero placencia Investigación iconográfica Patricia talancón solorio Programación Alejandro gómez treviño laura castañeda santiago diana gutiérrez porras jesús brito medina Legal Rosalinda Mendoza Sánchez Colaboradores ASTRID GARCÍA OSEGUERA Guillermo Vaidovits Schnuerer Créditos fotográficos

GAumont S.A. ISBN 978-607-7535-47-8

D.R. © Cineteca Nacional, 2019 Avenida México-Coyoacán # 389 Colonia Xoco C.P. 03330 Ciudad de México. www.cinetecanacional.net PRIMERA EDICIÓN cuenta con un tiraje de 1 000 ejemplares. se terminó de imprimir en mayo de 2019 en los talleres de digital color proof, FRANCISCO OLAGUIBEL 47, COL. OBRERA, CIUDAD DE MÉXICO

57 •

Profile for Cineteca Nacional de México

Programa de mano Gaumont, desde que existe el cine.  

Programa de mano Gaumont, desde que existe el cine.  

Advertisement