Page 1

Roberto Cassá

R

AÍCES Y DESARROLLO DE UN ORGULLO DOMINICANO

C O L E C C I O´ N

CENTENARIO

G

R

U

P

O

´ LEON JIMENES

Historia de la Cerveza en la República Dominicana



Roberto Cassá

R

AÍCES Y DESARROLLO DE UN ORGULLO DOMINICANO

C O L E C C I O´ N

CENTENARIO

G

R

U

P

O

´ LEON JIMENES

Historia de la Cerveza en la República Dominicana


C O L E C C I O´ N

CENTENARIO

4

Contenido G

R

U

P

O

´ LEON JIMENES

Presentación Cassá, Roberto, 1948Raíces y desarrollo de un orgullo dominicano. Historia de la cerveza en la República Dominicana / Roberto Cassá.– Santo Domingo : Grupo León Jimenes, 2003 504 p.: il.– (Colección Centenario Grupo León Jimenes) 1. Cerveza – Historia 2. Cerveza – Historia – República Dominicana 3. Industria cervecera – Historia – República Dominicana

1

CEP / CC-ELJ 641.2309 R343r ©2003 Grupo León Jimenes ISBN 99934-913-3-0 Todos los Derechos Reservados. Registro de Propiedad Intelectual. Ninguna parte de este libro puede ser reproducida o transmitida en ninguna forma o medio sin el permiso escrito del editor, excepto para la inclusión de citas en una reseña o revista. COORDINACIÓN EDITORIAL

Félix Fernández FOTOGRAFÍA

Domingo Batista Roberto Cassá Omar Narpier Corbis® Getty Images® DISEÑO Y PRODUCCIÓN

Lourdes Saleme y Asociados Directora de arte / Lourdes Saleme Diseñadora asociada / Kirsis Santana

2

9

Prólogo

11

Introducción

15

LA CERVEZA A LO LARGO DE LOS TIEMPOS La cerveza

21

Orígenes neolíticos

23

Su introducción entre los sumerios

26

Las cervezas de arroz y otras variedades en China

27

Las cervezas de maíz en América

28

Las variedades africanas

30

Su introducción entre los germanos

32

85

Pru

87

El mabí «clásico» de bejuco de indio

88

El refresco de cacheo

94

El mabí seibano

97

Entre domplins y yaniqueques: el mabí «inglés»

101

Gingerbeer

104

LA PRIMERA CERVECERÍA DOMINICANA La política de concesiones

108

La concesión a Petitpierre Pellion

110

La concesión a Flatow

110

Las fábricas de hielo

112

The New Jersey and San Domingo Brewing Co.

113

La cláusula de exclusividad

115

La edificación

117

34

Prospectos de progreso

118

La introducción de la lager

39

Contratiempos

120

El paso a la fase industrial

40

Las operaciones

123

La Pilsner y su generalización

43

Aparece la fría

126

La moderna cerveza

46

La Alhambra, primer centro cervecero 128

LA CERVEZA ABORIGEN DE LAS ANTILLAS 51

IMPRESIÓN

La agricultura de tubérculos

52

Amigo del Hogar

La preparación del casabe

54

Santo Domingo, República Dominicana 2003

Variedad de cervezas de la yuca

56

La cerveza taína del jugo de yuca

58

El uso festivo

3

El mabí y sus tipos

De los monasterios a las corporaciones

El pueblo taíno

Cervercería Nacional Dominicana, C. por A., hace constar su más sentido agradecimiento a todas las personas, antiguos y presentes funcionarios y empleados de la empresa, a sus clientes, relacionados, amigos y al público en general, quienes de una forma u otra han hecho posible la realización de esta obra sobre la historia del desarrollo y de la evolución de la industria de la cerveza en la República Dominicana, al formar parte de los documentos, fotografías y fuentes integrados en nuestros archivos, o que han sido gentilmente suministrados por familiares de antiguos funcionarios y empleados, o que son del dominio público.

5

LAS REFRESCANTES BEBIDAS CRIOLLAS

61

CUATRO SIGLOS SIN PRODUCCIÓN DE CERVEZA

6

Concurso

130

Mister Orr

131

Cierre de la empresa

132

LAS IMPORTACIONES A INICIOS DEL SIGLO XX El legado de la Cerveza Nacional

137

Dificultades de la modernización

138

La dinámica de las importaciones

140

Los centros de consumo

143

La preponderancia alemana

146

Ampliación de las marcas

147

La españolización de marcas

150

Desinterés durante la colonia

63

Introducción del consumo de la cerveza

La Favorita, marca en español

153

71

Hitos publicitarios y artísticos

154

Las primeras marcas consumidas

75

Intentos de fabricación

157

El avance del consumo a fines del XIX 79

Una patente original

158

Los primeros recargos tributarios

El recurso a la producción artesanal

160

81


|7|

|6|

9 7

8

«UNA REVOLUCIÓN PROVECHOSA»: LA FUNDACIÓN DE LA CERVECERÍA NACIONAL DOMINICANA

TRUJILLO INCURSIONA EN LA INDUSTRIA DE LA CERVEZA: LA SOCIEDAD CERVECERA ANTILLANA El complejo industrial de Trujillo

245

Interés por la cerveza

247

11

14

UNA NUEVA PLANTA: LA CERVECERÍA CIBAO 318

La presidencia de Jimmy Stuart

389

Gestiones de Gronau

321

Administración de Menicucci

392

250

Fundación de la Sociedad Cervecera Antillana (SCA)

Inicios pausados

322

Ante la competencia: nuevas marcas 393

251

El empresario

326

El arranque de las exportaciones

255

La entrada de Molini

327

Oferta de venta de la CND

257

Charles Wanzer

167

La Criolla

328

Guerra a la CND

258

Fundación de la CND

169

Problemas y acusaciones

332

La competencia de adhesiones

261

Edward Paine

172

Los contratos de exclusividad

262

Intervención de la Superintendencia de Bancos

335

Fundamentos iniciales de la empresa

175

Premios trucados

265

Los pasivos

337

La construcción de la infraestructura

Traspaso de la SCA a la CND

268

178

Desarticulación de la SCA

272

El entorno de la dictadura

180

Malta Morena

275

La CND en el contexto gubernamental

182

Favorables aires de proteccionismo industrialista

185

EL FUNCIONAMIENTO DE LA CND EN LAS DÉCADAS DE 1950 Y 1960 La presidencia de James Stuart

190

Incidencia de Laboratios Schwarz

282

Recepción ambigua de la Colón

195

La Bock

284

Reina

198

El primer maestro cervecero dominicano

286

Balance de la CND en su trigésimo aniversario

287

205

El equipo de Pilindo

288

213

Los veteranos

290

Capitalización acelerada

215

Austeridad de largo plazo

218

Desaparición del complejo antillano

296

Consecuencias de la eliminación de Trujillo

298

Una descripción de la cervecería en 1944

220

Los refrescos de gaseosa

225

Los cuadros administrativos y técnicos iniciales

228

Perfeccionamiento del aparato de distribución

233

Los motivos cambiantes de la publicidad

238

15

398

LA CND DENTRO DEL GRUPO LEÓN JIMENES Adquisición por E. León Jimenes

405

Creación de Empresas León Jimenes 410 Cervecería Bohemia subsidiaria de la CND

412

Recomposición ulterior de Bohemia 414

12

279

El lanzamiento de la marca Colón

220

388

La inversión popular

La Dominicana y Cibao

La automatización incipiente de la planta

387

Hostilidad de Trujillo y mudanza de la planta de la CND

165

Las marcas de malta

El cultivo de levadura

317

Estímulo a la cerveza

¡Al fin la Presidente!

381

Las condiciones post- Trujillo

163

LA MARCA PRESIDENTE Y EL DESARROLLO DE LA CND

Hacia la producción masiva La introducción de la lata

Proteccionismo estatal y auge económico

10

LA CND EN LA FASE FINAL DE PROPIEDAD NORTEAMERICANA

13

La expansión reciente de la capacidad 416 instalada de la CND

CERVECERÍA VEGANA: UNA EMPRESA DE PROLONGADA EXISTENCIA Intervención de la Casa Bermúdez

340

El boom exportador a partir de la década de 1990

Negociaciones y gestiones

342

Renovado aprecio por la Presidente 430

Quisqueya

347

Auge y dificultades de una nueva marca

348

Malta India

351

Diversificación de marcas

354

Asociación con Labatt

357

Estabilidad de CERVESA

358

CERVECERÍA BOHEMIA: UN TERCER COMPETIDOR EN EL MERCADO

16

423

LOS ESPACIOS DE LA CERVEZA DOMINICANA: ECONOMÍA, SOCIEDAD Y VIDA COTIDIANA Aportes del trabajo de los dominicanos 433 Aportes al Presupuesto Nacional y la creciente carga impositiva

439

El alza del consumo

444

El impacto en la vida social

446

Ambientes de conversación

452

Patrocinio a la pelota

454

Componentes sociales del local

458

Asociación con los nuevos espacios de sociabilidad urbana

459

Diversificación de E. León Jimenes

361

Creación de la Cervecería Bohemia S. A.

363

Aparición reciente de microcervecerías 465

Fe en el porvenir

368

Patrocinio a la cultura

467

Concepción de la marca Bohemia

370 Apéndice 1: El proceso de elaboración de la cerveza

469

Apéndice 2: Diagramas de flujo

478

La adquisición de las acciones de Trujillo por la CND

301

La CND en Abril de 1965

305

Evolución de la condición obrera y la organización sindical

308

Producción de extracto de malta

375

Huelgas

312

Asociación con Heineken

376

Los nuevos maestros cerveceros

312

Impacto de la devaluación de 1984

377

Apéndice 3:Tipos de cerveza y otros términos del vocabulario cervecero 481 Notas

487

Bibliografía

501


|9|

Presentación

«RAÍCES Y DESARROLLO DE UN ORGULLO DOMINICANO. Historia de la Cerveza en la República Dominicana», escrita por el reconocido historiador dominicano Roberto Cassá, se inscribe orgullosamente en la Colección Centenario del Grupo León Jimenes. Este libro constituye un testimonio fiel de la dedicación al trabajo, la creatividad y la innovación de las familias que han impulsado el desarrollo de este renglón clave de la industria nacional. Esta obra que se destaca por su solidez conceptual, su rigor metodológico y su claridad expositiva, es el resultado de un meticuloso recorrido tras las huellas de los hombres y mujeres que a lo largo de los años se han consagrado a la actividad cervecera. Resalta en la narración la brillante trayectoria de la Cervecería Nacional Dominicana, una empresa de casi setenta y cinco años, auténticamente comprometida desde sus inicios con el objetivo de entregar al consumidor un producto de clase mundial. Su marca líder, cerveza Presidente, se ha convertido en un icono para los dominicanos y en una carta de presentación en el extranjero de la calidad de los productos dominicanos. La materialización, día tras día, del compromiso permanente con la excelencia tanto de la Cervecería Nacional Dominicana como de la Cervecería Bohemia, es una manifestación inequívoca de nuestro empeño permanente por contribuir a la construcción de una mejor nación.

Grupo León Jimenes


|11|

Prólogo

La publicación de este libro representa un logro especialmente importante para la Cervecería Nacional Dominicana. Entregamos una mirada retrospectiva de la trayectoria que ha seguido la industria cervecera en el país a lo largo de décadas y, en cuanto es posible, avistamos las líneas maestras que la misma ha de recorrer en el futuro. Esta es una obra única en su género. No sólo incluye el estudio de la vida de la industria y de esta empresa, sino que también aporta datos sobre la cerveza como bebida presente en el desarrollo histórico de la humanidad. De manera particular, esta investigación concede especial atención a la evolución que esta bebida ha experimentado en la isla de Santo Domingo desde épocas remotas, cuando venía a ser un brebaje de los indígenas, para adoptar luego distintas formas y sabores hasta alcanzar su perfección como bebida de gran aceptación social en la actualidad. La investigación y posterior publicación de «RAÍCES Y DESARROLLO DE UN ORGULLO DOMINICANO.

Historia de la Cerveza en la República Dominicana» ocurre en un mo-

mento muy especial. Este año celebra su primer centenario el Grupo León Jimenes, del cual la Cervecería Nacional Dominicana y la Cervecería Bohemia son parte importante. Por su parte, la Cervecería Nacional Dominicana se encuentra en vísperas de sus setenta y cinco años de vida, lo que constituye una ocasión ideal para un ejercicio de introspección que le permita apreciar sin apasionamiento lo realizado a lo largo de quince lustros. Se suma a estos hitos, el hecho de que justamente en este período han estado disponibles importantes fuentes de información sobre este tema, especialmente ricas para la realización de este trabajo. Este texto constituye un ejercicio de transparencia, una contribución al florecimiento


|13|Raíces y desarrollo de un orgullo dominicano. Historia de la cerveza en la República Dominicana|Prólogo

Prólogo|Raíces y desarrollo de un orgullo dominicano. Historia de la cerveza en la República Dominicana|12|

de la verdad histórica, un esfuerzo para dar a conocer a los interesados, con la autori-

de James Stuart, Pilindo Bonetti, Luis Del Toro, Julio Montolío, Jorge Pesquera, Frank

dad que emana del conocimiento cierto y confiable, una visión general de la historia y

Columna y Mariano Defilló eran familiares en mi casa paterna.

la tradición de la cerveza en nuestro país. Esta apertura es coherente con nuestra plena

Recuerdo con cariño la época en que era una empresa pequeña, que facilitaba una

conciencia de la vinculación que existe entre la empresa y la sociedad, realidad que de-

cercana convivencia laboral. A quienes mencioné, los percibía más que como compa-

termina que el comportamiento y las actividades de la organización sean de interés pú-

ñeros de trabajo de mi padre, como un grupo de amigos dirigidos por el inolvidable

blico porque sus consecuencias, de múltiples maneras, impactan a la sociedad como un

Pilindo. Ellos mismos a través de los años han sido fuente de inspiración en mi vida

todo.

empresarial.

La Cervecería Nacional Dominicana y la Cervecería Bohemia, igual que todas las

Hoy, al cabo de casi 40 años laborando en la Cervecería Nacional Dominicana, no sien-

demás empresas del Grupo León Jimenes, tienen un firme compromiso con el desa-

to rubor al afirmar que mi prolongado e intenso vínculo con esta empresa evidencia

rrollo del país sustentado en una inquebrantable filosofía de servicio y responsabili-

que el mismo ha llegado a ser, mucho más que un proyecto profesional, una parte fun-

dad social.

damental de mi vida.

Procuramos contribuir al logro de una mejor nación a través de nuestras prácticas in-

«RAÍCES Y DESARROLLO DE UN ORGULLO DOMINICANO. Historia de la Cerveza en

dustriales y comerciales que nos permitieron obtener en el 2002 las certificaciones del

la República Dominicana» procura ser un aporte para enriquecer la historiografía na-

Sistema de Gestión Integrado de Calidad y Ambiente ISO 9001 e ISO 14001. Este aval

cional y un insumo importante para apoyar futuras investigaciones sobre la vida econó-

a nuestra continua búsqueda de la excelencia y preocupación constante por el medio

mica y social dominicana.

ambiente, significa a la vez, la formalización del compromiso permanente de todos los hombres y mujeres que conforman nuestras industrias de aplicar los más altos estándares en los procesos industriales que aseguran a los consumidores que la calidad de nuestros productos se mantendrá en el tiempo mientras contribuimos a la protección del medio ambiente y prevención de la contaminación. De igual forma, respondemos a la generosidad de una sociedad que cada día renueva la opción de preferir nuestros productos, ofreciendo un decidido respaldo a iniciativas y proyectos vinculados al fortalecimiento del deporte, del arte popular y el folklore dominicanos, a la preservación del medioambiente, y al desarrollo comunitario. Quiero en una nota personal, primero destacar la labor del Dr. Roberto Cassá, actual Presidente de la Academia Dominicana de la Historia, un investigador consagrado, honesto, objetivo y minucioso. Su trabajo, al igual que el apoyo brindado por el Lic. Rafael Emilio Yunén, es merecedor de nuestra admiración y gratitud. Finalmente debo confesar que durante el proceso de investigación y edición de este libro no pude sustraerme a la tentación de involucrarme en él más allá de lo institucional, pues me permitió revivir gratas memorias personales. Desde niño, a través de mi padre que estuvo vinculado a la Cervecería Nacional Dominicana durante 36 años, tuve la oportunidad de conocer y de alguna manera de participar del desarrollo inicial de la Cervecería Nacional Dominicana. Nombres como los

Rafael Menicucci V.


|15|

Introducción

Este libro aborda los procesos vinculados al consumo de la cerveza entre los dominicanos.A primera vista, dada la relativamente reciente introducción del consumo de la cerveza en esta isla antillana, pudiera parecer que la cerveza sería un artículo «extranjero», carente de un arraigo que le confiera interés a su estudio, a diferencia de otros artículos. Sin embargo, las cosas deben visualizarse de otra manera. Pese a que los dominicanos tienen menos de doscientos años consumiendo cerveza, y que solo en las últimas décadas la bebida se ha convertido en un artículo de amplio consumo, en ese transcurso se ha conformado una auténtica tradición cervecera local, entretejida en una «trama» social. Resulta muy discutible la descalificación sustentada en la aseveración del carácter «exógeno» de la cerveza. Si nos remontáramos al tiempo, casi todos los artículos por el estilo han venido de fuera. El café, por ejemplo, se introdujo a fines del siglo XVIII. Igualmente discutible resulta la ponderación de la cerveza como artículo foráneo en razón de la utilización de materias primas del exterior. Como se mostrará en este libro, en realidad, la gran mayoría de los valores que intervienen en la confección de la cerveza doméstica se originan en el interior del país. Su producción conlleva, por ende, cuantiosas economías de divisas. Pero lo que más cuenta es que, en términos de cotidianidad, la cerveza es un artículo con una presencia abrumadora en la vida de los dominicanos. Desde hace décadas ha calado tan profundamente en la generalidad de la población dominicana, que se ha tornado en la principal bebida consumida en el país. En razón de sus millones de consumidores, la cerveza tiene amplias repercusiones en la economía y la sociedad: es uno de los bienes individuales con mayor incidencia en la composición del Producto Bruto Interno; es el producto con mayor aporte al presupuesto nacional; proporciona empleos a decenas de miles


Introducción|Raíces y desarrollo de un orgullo dominicano. Historia de la cerveza en la República Dominicana|16|

|17|Raíces y desarrollo de un orgullo dominicano. Historia de la cerveza en la República Dominicana|Introducción

de personas, tanto en la fabricación como en la distribución, comercialización y publici-

consumo casi en el borde de la congelación, cuya prueba radica en la tonalidad «ceniza» de

dad.Y, lo que es digno de resaltar, alrededor de su consumo se han gestado procesos que le

la botella. Comerciantes entrevistados en el curso de la investigación han coincidido en el

confieren a la cerveza dominicana una personalidad indiscutible.

sentido de que la cualidad primordial perseguida por los consumidores dominicanos radi-

Por ende, tiene sentido, desde cualquier punto de vista que se adopte, el interés de la

ca en que el producto se encuentre a muy baja temperatura. De esta característica se des-

Cervecería Nacional Dominicana por propiciar el conocimiento de los orígenes y evo-

prende otra que distingue a la cerveza dominicana de las de otros países: al servirse a tem-

lución del consumo y producción de la cerveza en República Dominicana.Tal interés

peratura tan baja, apenas se forma espuma, lo que ha sido asumido por los consumidores

se encuentra en el origen de este libro, y puede interpretarse como una manifestación

como una modalidad deseable, al grado que se ha popularizado el estilo de servir la cerve-

del arraigo de la cerveza en la vida dominicana.

za lentamente, inclinando el vaso para que no se forme espuma. Mientras en cualquier país

La aceptación que ha logrado la cerveza entre los dominicanos se inscribe en varios pla-

la espuma es el principal indicador visual de la excelencia del producto, aquí no se toma

nos de los procesos históricos nacionales. En ese tenor, la historia de la cerveza domi-

en cuenta. ¡Todo un estilo peculiar se ha forjado en el almacenaje, servicio y degustación

nicana está rodeada de tramas ideológicas y económicas. Su consumo ha constituido

de la fría, asociado a la intensidad con que el producto es apreciado entre los dominicanos!

una variable dependiente de los procesos de modernización, a través de los cuales se han

La regularización de la fabricación de la bebida, desde el despuntar de la década de 1930,

adoptado instituciones, conceptos y procedimientos económicos gestados en los países

con la fundación de la Cervecería Nacional Dominicana, conllevó la gestación de una

centrales del mundo occidental. Para círculos cultos, desde el siglo XIX, como se pone

preferencia precisa en materia de sabor, que sistematizaba la relación de décadas con las

de relieve en uno de los capítulos, la introducción de la cerveza se ponderaba en tér-

cervezas importadas desde varios países europeos. Todo un entramado socio-cultural se

minos de conveniencia nacional, al asociarse con los usos culturales vigentes en países

puso en juego para dar lugar a que se fabricase una cerveza acorde con los gustos preva-

como Inglaterra y Alemania, juzgados los paradigmas de los avances de la civilización

lecientes, por medio de experimentos que desembocaron en la gestación de la marca Pre-

mundial. Se argumentaba que las características de la bebida propiciaban en la pobla-

sidente, que desde no mucho después se constituyó en uno de los sinónimos de cerveza.

ción actitudes cónsonas con los imperativos del progreso.

La existencia de esta marca terminó por configurar los perfiles del estilo peculiar de la cer-

Pero la fabricación de cerveza también se leyó como parte de las aspiraciones al progreso

veza dominicana por medio de un proceso de interacción entre fabricante y público, de

económico, al considerarse un indicador de la llegada de la beneficiosa onda industrialista.

perfeccionamiento de la calidad por el primero y de sistematización de las preferencias

Invariablemente, la instalación de cada una de las cervecerías que han existido en el país

por el segundo. En lo adelante, todas las marcas que han elaborado las distintas cervece-

fue ponderada, por publicistas e intelectuales, como jalón del desarrollo económico. Igual-

rías del país han tenido por punto de referencia las características de Presidente, evidencia

mente, como se verá más de una vez en este libro, el consumo de cerveza ha sido ponde-

de la conformación de un estilo peculiar. El consumo de la cerveza entre los dominica-

rado como indicador saludable de penetración de conceptos de la civilización moderna.

nos, desde entonces, ha tendido a la homogeneidad alrededor de un patrón básico.

Con independencia de estas apreciaciones ideológicas, la compenetración con la bebi-

Como reza su publicidad, la cerveza Presidente, al igual que casi todas las demás marcas

da ha supuesto un proceso local, en que se ha conformado un gusto particular y un es-

dominicanas, es una Pilsener, tipo concebido en Alemania meridional a partir del repro-

tilo propio de su consumo entre la generalidad de los dominicanos. ¡A pesar de ser un

cesado de la Pilsner, lager paradigmática concebida en Bohemia, República Checa. La Pil-

artículo moderno, existe un sello único que distingue a la cerveza dominicana de cua-

sener es, desde hace tiempo, la variedad de cerveza más difundida en el mundo. Se trata

lesquiera otras del mundo!

de una cerveza rubia, de densidad mediana y dosis moderada de lúpulo. Estas caracterís-

El inicio de la fabricación de cerveza, a fines del siglo XIX, se conectó con la introducción

ticas dan lugar a una multiplicidad de gamas. La cerveza dominicana, como lo advierte

del uso del hielo. Rápidamente la asociación dio lugar a un giro de las modalidades pre-

cualquier observador del exterior, presenta determinadas características que la distinguen.

vias de consumo de la cerveza, trasladadas a la preferencia por una bebida a muy baja tem-

Lo anterior está asociado a la conformación de un caso paradigmático de excelencia

peratura. Con el tiempo, tal característica se consagró en el vocabulario popular al recono-

de un producto industrial, que ni siquiera ha requerido protección arancelaria signifi-

cerse la cerveza como «la fría». Su función refrescante ha establecido una codificación del

cativa. Específicamente, la Presidente representa un caso con escasos parangones en el


|19|Raíces y desarrollo de un orgullo dominicano. Historia de la cerveza en la República Dominicana|Introducción

Introducción|Raíces y desarrollo de un orgullo dominicano. Historia de la cerveza en la República Dominicana|18|

mundo moderno, de dominio aplastante de una marca en un mercado normalmente

finado Salomón Sanz,Tomás Oviedo,Aldriano Pérez, Emilio Cordero Michel y Walter Cor-

muy competitivo. Los marcos culturales globalizados de los últimos tiempos no han

dero. Genaro Rodríguez hizo una búsqueda, por desgracia infructuosa, en el Archivo Ge-

debilitado la posición de Presidente y demás marcas fabricadas en el país. Más bien ha

neral de Indias de Sevilla. Cyrus Veeser aceptó entrevistar en Estados Unidos a Russell Mc-

acontecido un proceso en sentido inverso, ya que desde hace más de una década se ha

Kay, antiguo ejecutivo de la Cervecería Nacional Dominicana, y su esposa Dorothy, hija del

abierto un flujo de penetración de Presidente en mercados del exterior.

fundador de la empresa. Fernando Tejada tuvo la generosidad de permitirme consultar la do-

Con el trasfondo de esos elementos, para los dominicanos su cerveza ha ejemplificado

cumentación que levantó acerca de la Cervecería Cibao. Ignacio González se ofreció a ayu-

un mecanismo de identidad, de orgullo por la calidad de lo propio, sentimiento que le

darme en la localización de material bibliográfico en bibliotecas españolas. El ingeniero Ra-

ha conferido una proyección cultural al boom cervecero.

món García Tatis, ejecutivo de la CND, hizo detalladas observaciones al primer capítulo y el

Este estudio ha representado un reto. A pesar de la presencia de la cerveza, poco hasta

apéndice 1, que permitieron afinar la secuencia de procesos para la elaboración de la cerve-

ahora se había dilucidado en su génesis y desarrollo en el país. Personalmente, yo carecía

za. Arístides Incháustegui y Blanca Delgado Malagón tuvieron la amabilidad de compartir

de experiencia previa en la investigación de una temática referida primordialmente a un

informaciones que iban recogiendo en la prensa diaria de la década de 1950. Humberto

producto, una empresa y una marca. Se ha debido rastrear el decurso de la cerveza, con-

García, especialista puertorriqueño en historia dominicana, con el entusiasmo que le es ca-

siderando no solo su consumo y su producción, sino también los entornos históricos en

racterístico, recopiló material hemerográfico acerca de la actividad cervecera en su país; en

los cuales se han situado. Como cualquier área de estudio, el examen de este producto

esa labor, fue ayudado por Axel Santana, del Laboratorio Fotográfico de la Universidad de

remite a planos múltiples de la historia; por ejemplo, en materia de evolución económi-

Puerto Rico, y Alfredo González, estudiante de historia del plantel. El doctor Pablo Garri-

ca, a los procesos de industrialización, o la evolución social plasmada en la aparición de

do Medina y el magistrado Justiniano Montero accedieron con suma amabilidad a la peti-

sectores dotados de nuevos estilos de vida y preferencias alternativas de gustos.

ción de localización de los expedientes de las empresas cerveceras en la Primera Cámara Ci-

Esta aventura por el mundo de la cerveza ha conllevado múltiples deudas. He recibido

vil y Comercial. Rosmina Valdés me prestó ayuda en la adquisición de bibliografía en Inter-

la colaboración entusiasta del ingeniero Rafael Menicucci, presidente de la Cervecería

net y José Ramón Cassá estuvo presto a resolver los problemas de computación. Tuve la

Nacional Dominicana (CND) y principal propulsor de este libro, quien prestó atención

oportunidad de ilustrarme en aspectos del universo cervecero alemán gracias a las vivencias

a los avances de los trabajos. Don José León, presidente del Grupo León Jimenes, con-

de Volker Amelang y Rudyard Corona. María de los Angeles Calzada ha aportado sus co-

cedió apoyo a la realización de la investigación, al acogerla para que formara parte de

nocimientos de economía en aspectos relacionados con la cerveza. En los meses recientes,

las publicaciones conmemorativas del centenario de E. León Jimenes. Agradezco a mi

he contado con la eficiente colaboración de Clara Morillo en la labor mecanográfica.

amigo Rafael Emilio Yunén, director del Centro Cultural Eduardo León Jimenes, por

Numerosas otras personas ayudaron a la realización de este estudio, aportando sus co-

haberme recomendado ante los ejecutivos de la CND y el Grupo León Jimenes para

nocimientos en entrevistas. Sus nombres están consignados en notas del texto.

realizar la investigación; concluida la versión preliminar, en noviembre de 2002, el tex-

En el transcurso de las labores algunos amigos se han empeñado en obsequiarme, dán-

to se ha beneficiado de las minuciosas observaciones de Rafael Emilio.

dome a probar tipos de cerveza, lo que me ha permitido incorporar una faceta viva a

En el Archivo General de la Nación, lugar donde se ha llevado a cabo la localización de ca-

la investigación. Uno de ellos, Volker Amelang, llegó a proponer un recorrido por la

si toda la información escrita, he recibido el auxilio demasiado generoso de Julio Enrique

geografía cervecera centroeuropea y, aunque ese viaje no se pudo realizar, en Santo Do-

del Campo y Eddy Jáquez. Numerosas informaciones de importancia fueron localizadas

mingo he podido saborear tipos para mí anteriormente desconocidos y acercarme al

gracias al conocimiento exhaustivo que estos ejemplares funcionarios públicos tienen de los

universo fascinante de la cerveza.Al mismo tiempo, se ha ratificado como nunca la sen-

fondos del Archivo. En el levantamiento del material documental he contado con la asisten-

sación de la excelencia de la cerveza dominicana.

cia de Rafael Jarvis y Gregory Méndez, con quienes compartí durante largas horas diarias en la sala de investigación del Archivo. Diversos amigos me han prestado valiosas ayudas en la localización de materiales y personas testimoniantes, entre los cuales debo destacar al

Roberto Cassá Febrero de 2003


|21|La cerveza a lo largo de los

1

|21|Debate de la modernidad en un feudo antillano|Capítulo 2

LA CERVEZA A LO LARGO DE LOS TIEMPOS

La cerveza Hoy día se entiende comúnmente por cerveza toda bebida fermentada que tiene como principales ingredientes cebada malteada, lúpulo, levadura y agua. Ciertamente se reconoce la posibilidad de la utilización de otros ingredientes, como trigo, maíz, arroz, candeal y sorgo, entre otros.Estos pueden utilizarse como fuente principal del producto o como materiales adjuntos a la malta, con capacidad de proveer una fuente adicional de almidones para la fermentación. Sin embargo, en principio, modernamente el término cerveza alude a la bebida fermentada básicamente de la malta de cebada, con un agregado de lúpulo para el aroma característico y el sabor amargo y eventuales otros ingredientes, como azúcar y sal. Detalles sobre el proceso de fabricación del producto se ofrecen en el apéndice 1 de este libro. La gran mayoría de la cerveza que actualmente se confecciona en el mundo es de fermentación baja, lo que significa que la levadura se deposita en el fondo y opera a bajas temperaturas. El tipo predominante de esta cerveza moderna es la lager, caracterizada

Vendedor de cerveza. Cuadro de Nicolino V. Calyo.


Capítulo 1|La cerveza a lo largo de los tiempos|22|

|23|La cerveza a lo largo de los tiempos|Capítulo 1

por su color rubio. En la mayor parte de los países del mundo, sobre todo en aquellos

En Europa occidental y central la cerveza tuvo un origen tribal, relacionado a los inva-

donde la cerveza es un producto reciente, básicamente se producen variedades de lager.

sores germanos llegados desde el noreste durante los primeros siglos de nuestra era, los

Ese es un panorama relativamente nuevo, que arranca en el siglo XV, cuando en Alemania

cuales se supone que la conocían desde tiempos inmemoriales. De todas maneras, la

comenzaron a diferenciarse los procesos a partir de la separación de levaduras de fermenta-

generalización de este producto estuvo asociada a la conformación de marcos culturales

ción baja gracias al empleo de menores temperaturas. Pero el tipo de lager común actual-

paneuropeos, durante el período conocido como Edad Media. Su difusión ulterior en

mente, de tono rubio, es mucho más reciente, pues se asocia con la refrigeración industrial,

el mundo fue consecuencia de la expansión comercial y marítima que protagonizaron

procedimiento que se introdujo en la segunda mitad del siglo XIX, acompañado por varios

los europeos durante los siglos recientes. Los consumidores de la moderna cerveza se

descubrimientos científicos. La refrigeración, de todas maneras, ayuda a todos los tipos de

extendieron a otras zonas del planeta, principalmente a América, y posteriormente, sobre

cerveza, gracias a los controles del procesamiento, del cual se derivan resultados más estables.

la base de la mundialización de los intercambios comerciales, introdujeron su uso entre

Hasta el siglo XV, en los países cerveceros de Europa occidental y central únicamente existía la

otros contingentes humanos, lo que aconteció básicamente desde finales del siglo XIX.

cerveza de fermentación alta, hoy comúnmente conocida por el término en inglés de ale o por

Así pues, si se la identifica con la versión actual de origen europeo, consistente en la mezcla de agua, cebada malteada, lúpulo y levadura y una fermentación baja, la cerveza es un producto relativamente novedoso en la historia mundial. Pero, en realidad, esta variante es la más re-

Cebada y lúpulo.

ciente y estuvo precedida por múltiples otras.La cerveza ha existido en numerosas culturas desde hace miles de años, con procedimientos y materias primas muy diversos, dependiendo de los entornos históricos y geográficos, así como de los alimentos que mayormente han incidido en la gestación de las comunidades humanas. Así, por ejemplo, en China la cerveza es un artículo milenario, generalmente fabricado a base de arroz desde hace siglos, mientras en América lo ha sido a base de maíz y en Africa de mijo. En definitiva, han sido más bien escasos los pueblos que desconocieran por completo bebidas preparadas de la fermentación de algún cereal u otros bienes agrícolas. En muchos casos la cerveza ha sido un producto de la más alta importancia social y dietética, identificado con la colectividad que la fabrica.

Orígenes neolíticos Está suficientemente establecido que entre numerosos pueblos del planeta el inicio de la fabricación de la cerveza se produjo por lo menos en la época del neolítico (milenios IX-IV

en la cronología del Cercano Oriente, cuna de la civilización mundial), en la cual

el alemán de alt, que significa antiguo. Esto implicaba que, invariablemente, al final de la acción

se introdujo la agricultura, principal descubrimiento que ha protagonizado el ser huma-

fermentativa la levadura se concentra en la parte superior del líquido y no requiere una tempe-

no en su historia. Sin embargo, sobre la base de lo que arrojan los restos arqueológicos,

ratura baja, sino la del medioambiente, principalmente en invierno. Estas ales experimentaron

es casi seguro que los inicios de la confección de cerveza no se relacionaron con plantas

cambios sustanciales a lo largo del tiempo, ya que se confeccionaban en el hogar y luego se hi-

cultivadas, sino con la recolección de los granos de plantas silvestres. Por tal razón, algu-

cieron productos obtenidos en talleres especializados,primeramente controlados por monjes que

nos especialistas remontan los orígenes a la época del paleolítico, hace más de quince mil

encontraron en esto su principal medio de vida. En este proceso, hacia el siglo X se introdujo el

años, cuando la humanidad dependía exclusivamente de la cacería y la recolección.

lúpulo, actualmente uno de los ingredientes indispensables de la cerveza, pero que era descono-

Sin importar el momento exacto en que surgió la cerveza, no cabe duda de que es la bebida

cido antes o se utilizaba junto a otros aditamentos,paulatinamente desechados con posterioridad.

más antigua que actualmente se utiliza.También con seguridad, fue originalmente un artículo


Capítulo 1|La cerveza a lo largo de los tiempos|24|

|25|La cerveza a lo largo de los tiempos|Capítulo 1

alimenticio, de donde provino su importancia.Algunos autores incluso la consideran el prepa-

mente espesa y tosca, con sabor ácido, que permitía el almacenamiento para los meses en

rado alimenticio más antiguo de la humanidad, previo al pan o a cualquier otra masa deriva-

que desaparecían los cereales, fuesen estos recolectados o producidos por medio de culti-

da de cereales. Esta tesis la abona el hecho de que el brebaje de cereales comporta un proce-

vo. Con el paso de los meses esos brebajes se iban haciendo cada vez más espesos y, para-

dimiento más sencillo que el requerido para la confección del pan o sus equivalentes.

lelamente, su sabor se tornaba más suave y agradable para el paladar. De ahí que, a la lar-

Entre los pueblos neolíticos, los cuales se asentaron establemente en determinados puntos

ga, la cerveza se asociara a un añejamiento mínimo, aunque su propósito original fuese es-

por obra de su dependencia de la agricultura, comenzó el hábito de almacenar alimentos,

trictamente alimenticio. Por consiguiente, en el mismo neolítico, si no antes, debió comen-

como parte de la relación con los ciclos de la naturaleza y, en particular, de la agricul-

zar el uso de la cerveza como bebida, aunque nunca exenta de propiedades alimenticias.

tura. Es de suponer que, desde cierto momento, la conservación de los cereales en

Poco a poco los colectivos desarrollaron procedimientos para la obtención de una bebida

preparados con agua resultó más ventajosa que la del grano en estado puro. Entonces

agradable que también tuviese propósitos festivos. Dependiendo de las condiciones

puede hablarse de la sistematización del consumo de la cerveza, como un componente

climatológicas, los seres humanos fueron probando paulatinamente procedimientos de

alimenticio de importancia en las colectividades humanas.

fermentación mediante levaduras naturales, hasta llegar a conformar productos bien

Mujer cervecera en el antiguo Egipto.

Preparación de pan y cerveza en el eneolítico.

Parece probable que la primera forma de cerveza fuera obtenida a partir de la cebada. Este origen, por lo menos, permite establecer una filiación milenaria de la bebida de hoy. El uso temprano de la cebada pudo deberse a varios factores: su mayor extensión en la zona donde se inició la revolución neolítica, esto es, en las regiones del Cercano Oriente, principalmente entre Siria e Irak; la cebada, además, crece en lugares de difíciles condiciones para la agricultura; por último, este cereal no permite preparaciones de tortas de buen sabor, por lo que su transformación en brebaje se adecuaba mejor a su consumo. Esta cerveza prehistórica venía a ser una especie de sopa de granos fermentados, general-


Capítulo 1|La cerveza a lo largo de los tiempos|26|

|27|La cerveza a lo largo de los tiempos|Capítulo 1

deslindados de los originales caldos ácidos exclusivamente usados con fines alimenticios.

Se ha llegado a emitir la teoría de que la generalización del consumo de cerveza entre

Dependiendo de los pueblos, el proceso de tránsito paulatino desde la sopa primitiva a

las civilizaciones del Oriente antiguo fue resultado de su difusión a partir de Mesopo-

una cerveza propiamente dicha, bien fermentada, tuvo etapas diversas. Todavía quedan

tamia. Algunos autores señalan que el inicio de su uso entre los egipcios de las primeras

muestras de estos eslabones en preparados populares de diversos pueblos del mundo, como

dinastías faraónicas no fue sino producto de la adopción de la innovación mesopotámica.

el kvaz de los rusos, bebida refrescante de verano, principalmente elaborada con centeno.

Otros autores, por el contrario, consideran que la cerveza, como producto de amplio consumo, surgió de manera independiente, por proceso evolutivo, en varias civilizaciones.

Su introducción entre los sumerios

Con independencia de la validez, mayor o menor, de la teoría difusionista o de la evo-

Para que este proceso culminara en la confección de una bebida estandarizada de cierta calidad,

lucionista, lo cierto es que la cerveza tuvo un connotado impacto en la generalidad de

y ya no únicamente de finalidad alimenticia, era preciso un orden social caracterizado por los

las civilizaciones de la Antigüedad. En casi todas ellas los templos eran centros de pro-

componentes que hoy día se asocian a la fase de la civilización. Estos son, en términos gene-

ducción de cerveza, o bien surgieron manufacturas laicas en ciudades donde confluían

rales, el surgimiento del estado como institución separada de la sociedad, el conocimiento de

redes del comercio internacional. En todos los casos la bebida se vinculó a ofrendas

la escritura, el uso productivo de los metales, comenzado con el cobre, y la construcción de

religiosas, dado que se le adjudicaban propiedades místicas, al grado de ser invocada en

centros urbanos como núcleos del poder político y de las divisiones del trabajo. Estos cambios,

la adoración de deidades y ser usada como artículo ceremonial.A partir de esta función,

más o menos simultáneos e interdependientes, se produjeron de manera significativa por pri-

se derivó un papel económico creciente, que culminó en hacerla uno de los primeros

mera vez entre los pueblos sumerios, localizados en Mesopotamia, tierra situada entre los ríos

artículos del comercio internacional en la historia.

Tigris y Éufrates (actualmente parte de Irak), en el cuarto milenio antes de Cristo (a. C.). No por casualidad fue entre los sumerios cuando por primera vez se fabricó la más

Las cervezas de arroz y otras variedades en China

antigua bebida conocida asimilable a la cerveza, denominada sikaru. De acuerdo a docu-

No muchos siglos después que los mesopotamios comenzaran a fabricar cerveza, de acuer-

mentos mesopotámicos, plasmados en tablas de arcilla, gran parte de la producción de

do a las características arriba vistas, un producto equivalente fue introducido en China, en

cereales iba destinada a la elaboración de esa bebida. Se mantuvo la tradición provenien-

algún momento del tercer milenio a. C., antes de que se conformara la dinastía Shang, a

te del neolítico de que las mujeres fueran las artífices de la fabricación de la cerveza, al

partir de aproximadamente 1800 a. C., la primera de existencia históricamente probada.

igual que de la generalidad de los alimentos. Entre los pobladores de esta civilización el

Desde los primeros documentos de la historia china, en textos sacerdotales adivinatorios

procedimiento más común consistía en fermentar en agua panes hechos de cebada.

escritos sobre carapachos de tortuga, se menciona el Tsiu, bebida fermentada del mijo. Con

El sikaru era el artículo de mayor consumo urbano y de mayor relevancia en la vida

el tiempo, tras la expansión de la civilización china hacia el sur, zona donde predominaba

social. Su importancia se evidencia en que los sumerios contaban con numerosos tipos

el cultivo del arroz, la cerveza pasó a confeccionarse preferentemente de este cereal.

de sikaru, de acuerdo a los cereales empleados, el tiempo de fermentación y otras

Por lo que indican las inscripciones antiguas, esta cerveza tenía un carácter ritual vin-

variables. Se desprende, asimismo, del hecho de que los templos, principales centros de

culado al culto a los antepasados, principal práctica religiosa ancestral del pueblo chino.

autoridad económico-social de esta civilización, en gran medida obtenían su sustento

Por tal razón, se depositaba junto a los restos de los difuntos, asociándose con su vida

material de la confección de la cerveza. Esta tenía numerosos usos, incluyendo el ritual,

de ultratumba. Esto último le daba la connotación de bebida vinculada al cielo y a la

por lo que pasó a ser un medio de intercambio monetario y de pago de impuestos.

creación en su conjunto, de lo cual el emperador era su representación en la tierra.

Estas funciones dieron ya lugar a reglamentaciones en aspectos de la fabricación, venta

Cuando se conformó el ordenamiento imperial de China, durante las dos fases de la di-

y consumo de la bebida, contenidas en el Código de Hamurabi, de Babilonia, de unos

nastía Han, entre los siglos II a. C. y II después de Cristo (d. C.), el desarrollo de los me-

1,700 a. C. En este célebre documento y en otros posteriores se entra en múltiples de-

dios de transporte permitió que se conjugaran las tradiciones cerveceras del sur y del

talles acerca de los precios del producto, la composición de sus ingredientes, los usos

norte, la primera basada en el arroz y la segunda en el mijo y el trigo. Este proceso se

económicos que podían conferírsele, las condiciones de su consumo, etc.

consolidó durante la dinastía Tang (siglos VII-IX d. C.), cuando ya estaba construido el


Capítulo 1|La cerveza a lo largo de los tiempos|28|

|29|La cerveza a lo largo de los tiempos|Capítulo 1

Gran Canal que comunica el norte y el centro de China. Entonces comenzaron a flo-

Las bebidas de maíz no se limitaron a las zonas montañosas de altas culturas, sino que

recer variedades de cerveza de dimensión nacional, mientras otras se restringían a ám-

también fueron utilizadas, antes de la llegada de los españoles en el siglo XVI, por diver-

bitos regionales, fuese por la fórmula de su preparación o por las características de las

sos pueblos de desarrollo intermedio e incipiente, en los cuales el maíz había tomado

materias primas empleadas. A lo largo de este proceso terminó predominando el con-

una posición preponderante en la vida económica. Incluso en zonas amazónicas selvá-

junto de variedades preparadas del arroz. En las dinastías posteriores, la cerveza fue uno

ticas, donde las culturas no traspasaban el estadio del neolítico, estaba extendida la fa-

de los productos claves de la evolución económica en China, de amplia intensidad en

bricación de cervezas del maíz o, más directamente, de una torta de ese cereal que se

los intercambios comerciales e importante participación en los sistemas fiscales impe-

cocía en agua hirviendo y se sometía a posteriores procesamientos.

riales.

Después de la conquista española, los dominadores denominaron chicha a todas las variedades de cerveza confeccionadas a partir del maíz o sus tortas. Se ha supuesto que

Las cervezas de maíz en América

este término provino de chibcha, sociedades aborígenes de Colombia en las cuales es-

Desde unos 5,000 años a. C. comenzó en México el cultivo del maíz, la base material

taba arraigado el consumo del brebaje.A partir del siglo XVI la cerveza de maíz dejó de

del desarrollo ulterior de las civilizaciones clásicas de Mesoamérica y la cordillera de los Andes. El maíz es uno de los cereales con mayores propiedades alimenticias del planeta. La centralidad de este producto en la vida social de las altas culturas americanas dio lugar a que cobrara significados religiosos, al identificarse como clave de la existencia comunitaria. Con el paso del tiempo el maíz fue acogido como principal cultivo por las comunidades andinas, de las cuales fueron emergiendo estados que terminaron integrados en el Imperio Inca (siglos XIV-XVI d. C.). En las tradiciones andinas, igualmente, el maíz tomó la connotación de planta de contenido religioso, asociada a los principales ritos y a los mitos relativos a la acción civilizadora de héroes y divinidades. Este carácter religioso se expresó en las ofrendas entregadas a los dioses, al igual que a las tumbas de los difuntos estimados. De esta función se derivó la confección de una bebida ampliamente extendida, que también se contó entre los artículos más apreciados. En el imperio incaico se confeccionaba un tipo de cerveza llamada aca, de connotación sagrada, utilizada para el consumo del emperador, la nobleza y el sacerdocio. La cerveza aca se preparaba mediante la masticación de una pasta hecha a partir del maíz. La saliva en este caso constituía el principal agente de fermentación de la bebida. Su confección estaba a cargo de muchachas al servicio de los establecimientos estatales, empezando por el palacio del emperador, en Cusco. El carácter ritual de esta cerveza demandaba que su fabricación se hiciese en condiciones especiales, en primer lugar asegurando que las jóvenes estuviesen apartadas de intercambio sexual. Un sistema de sacrificios y festividades al dios del sol se relacionaba con la preparación y el consumo de esta bebida sagrada en el momento culminante de las ceremonias.

Aborígenes de Brasil preparan cerveza de yuca. De Bry, América.


Capítulo 1|La cerveza a lo largo de los tiempos|30|

|31|La cerveza a lo largo de los tiempos|Capítulo 1

tener connotaciones religiosas entre los aborígenes subyugados por los españoles.Así, la

cervecera, pero al parecer intervinieron varios cereales, dependiendo del momento y el lugar.

chicha se transformó en una bebida de uso cotidiano y se asoció con la triste condición

Es posible que la primera tradición de cerveza en África negra se basara en la cebada,

en que quedaron sumidos los indios americanos. De igual manera variaron los proce-

en vinculación con las redes comerciales en el Mar Rojo y zonas asiáticas limítrofes.

dimientos para su fabricación, predominando el uso de una harina de maíz que se de-

Con el tiempo se hizo más extendido el uso de diversos cereales que recibieron el nom-

jaba fermentar durante varios días. En el siglo XIX se pasó al procesamiento industria-

bre genérico de mijo. Parece que un tipo de mijo de pequeño tamaño, llamado cande-

lizado, siendo elaborada la chicha en manufacturas urbanas, lo cual no quiere decir que

la, estuvo asociado al origen de la agricultura en la región subsahariana del África cen-

desapareciese del todo la preparación artesanal y doméstica.

tral. En esas zonas, asimismo, surgió el cultivo del sorgo, también denominado mijo por los europeos.

Ancianos masai beben cerveza ceremonial.

Las variedades africanas

Dependiendo de los pueblos, se confeccionaban cervezas de estos cereales por separa-

Se ha visto que en cada gran zona del planeta donde se ha conformado una tradición cerve-

do o bien de la mezcla de algunos de ellos. Al igual que en otras zonas del mundo, en-

cera, la misma se ha asociado con uno o dos cereales. En África también surgió una cultura

tre los africanos subsaharianos la cerveza adoptó un contenido ritual, asociado a la acción de los dioses. Por lo tanto, las ceremonias mágicas y sacerdotales eran comúnmente acompañadas por la ingesta de la bebida. También se vinculaba a las ceremonias de culto a los difuntos, las cuales incluían sacrificios matizados por invocaciones a la acción de los dioses. A pesar de la penetración de las instituciones occidentales desde el siglo XIX, en numerosos países africanos siguen existiendo cervezas nativas elaboradas con cereales autóctonos. La confección y comercialización de estos productos forma parte de la subsistencia de la economía aldeana y de sus redes de intercambio en mercados locales y regionales. En algunos países africanos la cerveza tradicional recibe el nombre genérico de dolo. Su principal materia prima es el mijo, al cual se le añaden plantas amargas, que hacen el papel equivalente del lúpulo, y otros ingredientes con el fin de aumentar la graduación alcohólica y reducir la acidez. La fabricación del dolo está reservada fundamentalmente a las mujeres, las cuales lo almacenan y transportan todavía hoy en envases tradicionales. Esas productoras-comerciantes están a menudo integradas en corporaciones que determinan precios, calidad del producto, procedimientos de comercialización, etc. En algunos casos las cervezas tradicionales africanas han pasado a ser elaboradas de acuerdo a procedimientos industriales. Es el caso del kaffir, hecha a base de sorgo en los países del África meridional, sobre todo en Sudáfrica, donde se vinculó a la segregación racial, puesto que se consideraba destinada exclusivamente para la población nativa.


Capítulo 1|La cerveza a lo largo de los tiempos|32|

Caldo de sorgo para la preparación de cerveza.

|33|La cerveza a lo largo de los tiempos|Capítulo 1

Su introducción entre los germanos

Con el asentamiento de los germanos en las zonas septentrionales del occidente de

Como ya se ha referido, está suficientemente establecido que en Europa la cerveza ac-

Europa se definió una división geográfica entre las zonas cerveceras, en las que había

tual tuvo por principal antecedente la confeccionada por las tribus germánicas. Al me-

una presencia germánica mayoritaria o considerable, y las zonas vinícolas alrededor del

nos se considera que desde mil años a. C. ya la cerveza estaba suficientemente consoli-

mar Mediterráneo, donde siguieron predominando la población de origen romano y

dada entre los germanos. Para esa época estas tribus estaban protagonizando un vasto

sus tradiciones.

movimiento migratorio, que las condujo desde el noreste de Europa hacia el norte de

Entre los germanos la fabricación de la cerveza constituía una extensión del oficio de

Alemania, desde donde siguieron irradiándose hacia otras zonas, como el sur de Alema-

la guerra, ya que se utilizaba como símbolo de heroísmo y de la acción de los jefes tri-

nia, el norte de Francia e Inglaterra. Estas migraciones germánicas concluyeron en la

bales, así como en la ofrendas de los guerreros muertos en combate. La cerveza surgió,

época de decadencia y destrucción de Imperio Romano. El establecimiento de los «es-

por ello, como parte del ethos guerrero germánico, en particular en celebraciones de

tados bárbaros» cambió el mapa político de Europa y abrió la época conocida como

exaltación de las gestas, donde participan los guerreros triunfadores junto con su jefe.

Edad Media, hacia el año 500 d. C.

En estas celebraciones, asimismo, se realizaban ofrendas a los dioses, en ritos a la guerra y la sangre. Instituciones propias de la vida cotidiana de las tribus estaban salpicadas por el consumo de la cerveza, como la reglamentación de los asuntos de familia, que podían incluir las venganzas y las relaciones con otros contingentes. Al parecer, en todos los casos las tribus germánicas tenían en la cerveza su artículo más apreciado. Durante siglos, entre las tribus nórdicas su fabricación fue también un atributo exclusivamente femenino dentro de la actividad hogareña y las estructuras tribales que sobrevivieron hasta poco después de la penetración en los antiguos territorios del Imperio Romano. Por las crónicas de los viajeros y militares romanos se tienen detalles acerca de las características de la cerveza original germánica. Se elaboraba con rebanadas de pan poco cocido, tanto de trigo como de cebada. La característica de este pan era que surtía un efecto equivalente del malteado actual, con el fin de activar las enzimas. Se obtenía un brebaje turbio y ácido, lleno de sustancias sólidas, que recibía el término genérico de öl, de lo cual se deriva el término de ale, a su vez sinónimo tradicional de cerveza en Inglaterra. Se podía acompañar de miel e incluso se confeccionaba una cerveza exclusivamente hecha de la miel. Entre todas las tribus el consumo se llevaba a cabo en grandes cantidades, sobre todo en ocasión de asambleas tribales y de celebraciones guerreras. Además, la cerveza servía como medio de cohesión entre tribus, ya que se agasajaba a los huéspedes con brindis generosos.

De los monasterios a las corporaciones Poco después de la caída del Imperio Romano, acaecida en el siglo V d. C., a medida que las tribus germánicas evolucionaron hacia formas estatales, se conformaron relaciones feudales en Europa occidental. Esto significaba el establecimiento de vínculos


Capítulo 1|La cerveza a lo largo de los tiempos|34|

|35|La cerveza a lo largo de los tiempos|Capítulo 1

de subordinación entre señores y vasallos, de lo que se conformó la clase dirigente de

cerveza. Dadas las escalas de las operaciones de los monasterios, la cerveza dejó de ser

la nobleza. Esta tenía el control sobre las tierras a través de grandes dominios, donde

un artículo para el autoconsumo y se convirtió en una mercancía ofrecida a viajeros y

laboraban campesinos sometidos a la servidumbre. La generalidad de la vida económi-

peregrinos, como extensión de la prédica religiosa.

ca se llevaba a cabo en el interior de estas unidades, pues no había una producción sig-

Conjuntamente con las operaciones de los monasterios, los centros de poder feudal

nificativa para el mercado.

también se preocuparon por la fabricación de cerveza, como parte del ideal de dispo-

Originalmente la clase de los señores no lograba continuidad económica, en razón de

ner de todos los artículos necesarios para la supervivencia. En los dominios de los se-

la precariedad de los procesos productivos y de la ausencia de interés en acumular for-

ñores había molinos, iglesias, panaderías, almacenes, instalaciones artesanales y también

tunas. Esto dio lugar al auge del poderío de los monasterios, los cuales, con el tiempo,

pequeñas cervecerías. La importancia de estas instalaciones dio lugar a que se emitieran

se fueron apropiando de gran parte de las tierras y de los campesinos siervos. Los mo-

disposiciones tendentes a regular la fabricación de cerveza, en gran medida animadas

nasterios lograron un nivel más avanzado de organización económica, posiblemente por

por el propósito de obtener recursos tributarios por su consumo.

el nivel cultural de los sacerdotes.

Cuando en Europa se superó la situación extrema de depresión económica que siguió a la

Cervecería de la Edad Media.

Así, fue en los monasterios donde se llevaron a cabo los primeros procesos de importancia que permitieron que la cerveza evolucionase desde el nivel doméstico al de la elaboración artesanal especializada. Algunos de estos centros religiosos encontraron en la fabricación de cerveza su principal medio de sustentación. Incluso, en algunos casos la conformación de tradiciones cerveceras en determinadas regiones europeas fue resultado de la amplitud de las operaciones de ciertos monasterios. Fue el caso de Saint Gall en Suiza, fundado por monjes misioneros. Paralelamente siguió la tradición femenina a través de las congregaciones de monjas que se especializaban en la fabricación de

Monje que continúa la preparación de cerveza.


Capítulo 1|La cerveza a lo largo de los tiempos|36|

Cervecería a escala manufacturera en la época moderna.

|37|La cerveza a lo largo de los tiempos|Capítulo 1

caída del Imperio Romano y a las invasiones de árabes, normandos y húngaros, los seño-

Empero, el traspaso de la producción de cerveza al control feudal no fue completo,

res feudales se plantearon incrementar el monto de los recursos que extraían del trabajo de

pues en aquellos momentos, entre los siglos XI y XII, hicieron aparición las ciudades

los campesinos. Esto era una consecuencia del imperativo de insertarse en la creciente eco-

en Europa occidental. Se protagonizó una pugna de intereses entre señores feudales

nomía monetaria, puesto que resultaba un requisito para la adquisición de bienes suntua-

y burgueses citadinos, puesto que los primeros reclamaban privilegios exclusivos pa-

rios o manufacturados, que se elaboraban en las ciudades o en países del Oriente.

ra la fabricación de cervezas, lo que los segundos tuvieron éxito en cuestionar. Con

Uno de los resultados de la incorporación de los señores feudales a la economía mo-

el tiempo, a medida que las ciudades se tornaron en el eje del crecimiento econó-

netaria fue el desplazamiento de los monasterios del control de la producción de cer-

mico europeo, la producción de cerveza cobró en ellas dimensiones considerables.

veza. Esto coincidió con renovaciones en el seno de la Iglesia Católica, que dieron lu-

Durante siglos la producción cervecera medieval se llevó a cabo en talleres artesana-

gar al surgimiento de órdenes piadosas dedicadas a la vida ascética y a la colonización

les a pequeña escala, regidos por las regulaciones que imponían los gremios, asocia-

de zonas boscosas. Los integrantes de estas órdenes mendicantes renunciaron al estilo

ciones de productores existentes en las ciudades. Este contexto permitió el desarrollo

de vida suntuario que tenía en la producción de cerveza uno de sus pilares.

de la calidad del producto, en razón del interés de los gremios en asegurarla como

Interior de una antigua cervecería.

medio para garantizar la igualdad de sus integrantes y evitar la competencia foránea. Todavía durante aquellos siglos la cerveza era totalmente diferente de la que se conoce hoy, no obstante los esfuerzos de las autoridades urbanas por mejorar su calidad. Uno de los aspectos que más la diferenciaban de la actual era que no se empleaba el lúpulo, o este no era el aditamento principal. La cerveza era sazonada con un conjunto de yerbas silvestres que recibían el nombre genérico de gruit. Se entendía por este término una mezcla de plantas como mirto, ericacias, romero silvestre, junto con bayas y resinas. En definitiva el sabor amargo y la calidad global dependían de las yerbas


Capítulo 1|La cerveza a lo largo de los tiempos|38|

|39|La cerveza a lo largo de los tiempos|Capítulo 1

utilizadas. Además, el gruit contribuía a alargar el tiempo de conservación de la bebi-

proceso espontáneo, dado que no se tenía conocimiento científico de las levaduras.

da. Esto explica que, durante siglos, el control de los monasterios se llevase a cabo a

Aunque el estudio científico de la levadura solo se pudo alcanzar en el siglo XIX,

través de regulaciones exclusivas para la confección de este producto. Más adelante, los

desde el siglo XV se introdujo la distinción del uso de levaduras de fermentación

soberanos y los príncipes feudales se aprovecharon de esta dependencia del gruit para

baja, antes desconocidas, las cuales operaban a temperaturas frías, entre 2 y 10 gra-

imponer regulaciones a su recolección con propósitos fiscales.También se añadían di-

dos centígrados. Anteriormente la temperatura ideal para la fermentación alta de

versas sustancias contentivas de almidón, como harina de trigo, avena y millo, o para

todos los tipos de ales no era menor de 15 grados centígrados. Así pues, los cerve-

potenciar la fermentación, como huevos, sal y carbón, entre otras.

ceros bávaros en la práctica aprendieron que si refrigeraban las cervezas a bajas tem-

Es probable que, desde mucho tiempo atrás, en ciertas regiones de Europa uno de los

peraturas se producía una fermentación diferente a la conocida. Captaron que al fi-

componentes del gruit fuese el lúpulo. En tal caso, no se utilizaba nunca de manera

nal de la fermentación la levadura se depositaba en el fondo del recipiente y que la

separada de otras plantas. Poco a poco, la mejoría de los criterios de calidad en mo-

calidad del producto difería sustancialmente de la que se obtenía en la tradicional

nasterios, dominios señoriales y talleres urbanos llevó a nuevos procesos de experi-

fermentación alta. El mosto invernal daba lugar a una cerveza mucho más pura y

mentación con los componentes del gruit. Es probable que entre los siglos XI y XII, paulatinamente, se fuese introduciendo el uso separado del lúpulo en algunas regio-

Vagones tirados a caballo de la Cervecería Schlitz.

nes europeas, sobre todo del sur de Alemania, desde las cuales se fue extendiendo. Para fines de la Edad Media ya se había abandonado el gruit y la cerveza únicamente se elaboraba a base de lúpulo para dotarla de aroma y sabor, lo que debió estar antecedido de un largo proceso de depuración. Se ha supuesto que el lúpulo ayuda a que la cerveza se descomponga menos, por la acción de las resinas y taninos, y por ende a su mayor estabilidad global. La variedad de procedimientos y las diferencias de niveles de calidad llevaron a que las autoridades municipales emitieran edictos que obligaban a la observancia de procedimientos de preparación y estándares de calidad. Estos instrumentos alcanzaron su máxima expresión en el ducado de Baviera, a lo largo de los siglos XIV y XV, a medida que esta zona se convertía en el epicentro de la producción cervecera europea y de las innovaciones que llevarían a la concepción de la moderna cerveza. A mediados del siglo XV se dictaminó la exclusión de todos aquellos ingredientes que no fuesen cebada, lúpulo y agua. Décadas después, en 1516, el duque de Baviera emitió una ordenanza tendente a garantizar la observancia de un conjunto de requisitos en

cristalina, la cual pasó a ser objeto de preferencia de manera progresiva, fundamen-

la elaboración. Se trató de la célebre Reinheitsgebot, que primero tuvo vigencia en ese

talmente en el sur de Alemania.

estado y luego fue adoptada por los restantes principados alemanes.

Conocida la fermentación en frío, terminó siendo impuesta como obligatoria por medio de las regulaciones adoptadas en Baviera. Uno de los mecanismos para implantar la nor-

La introducción de la lager

ma consistió en la prohibición de los cocimientos durante el verano. De tal manera, aun-

Hasta el siglo XV toda la cerveza que se fabricaba en Europa correspondía a lo que

que originalmente no se pretendía adoptar un tipo diferenciado de cerveza, la regulación

en Alemania se denomina alt y en Inglaterra ale. Se trataba de cervezas de fermen-

del fermentado en frío condujo a la creación de la lager, tipo de cerveza que está en el

tación alta, la cual operaba de acuerdo a las condiciones climáticas mediante un

origen de los criterios que hoy tipifican la industria cervecera a escala internacional. Sin


Capítulo 1|La cerveza a lo largo de los tiempos|40|

|41|La cerveza a lo largo de los tiempos|Capítulo 1

embargo, el proceso ulterior distó de ser sencillo, ya que en las regiones septentrionales de

que intervenían más activamente. En consecuencia, no había control en el proceso de

Alemania, si bien se aceptaron las regulaciones tendentes a garantizar la calidad, se siguió

fabricación; para esto hacían falta mayores conocimientos. En la primera mitad del si-

practicando la fermentación antigua, a temperaturas ambientales no muy frías. Durante

glo XVIII se inventó el termómetro y en las postrimerías de ese mismo siglo, el quí-

varios siglos, mientras en Baviera y zonas circundantes se generalizó la lager, en los esta-

mico francés Lavoisier estableció el proceso que llevaba a la formación del alcohol

dos septentrionales siguieron predominando las variedades de alt. En cada zona se desa-

por la fermentación, poniendo de relieve el ciclo de carbono que transforma la ce-

rrollaron argumentos a favor de las respectivas preferencias. En el Sur se alegó que el pro-

bada. Pero fue en el siglo XIX, gracias al microscopio y la identificación de la célula

ducto era más refinado y depurado, mientras en el Norte se consideraba a favor su cuer-

de la levadura, cuando se logró la comprensión teórica de la acción de las levaduras

po, sabor natural y aroma. Esta divergencia entre «culturas cerveceras» no se zanjaría nun-

en sus vertientes de cervezas templadas o frías.

ca del todo, ya que en comarcas septentrionales de Europa sigue habiendo gran afición

Más adelante, el químico alemán Theodoro Schwann descubrió que la levadura es un

por las cervezas de fermentación alta.

microorganismo viviente, el cual genera fermentación. Terminó por establecerse que la levadura convierte los azúcares en dióxido de carbono y alcohol, con lo cual el

El paso a la fase industrial A medida que se expandieron los mercados, fueron planteándose cada vez mayores dificultades para el mantenimiento de las regulaciones y prohibiciones que normaban la industria cervecera, aunque hasta el siglo XVII se mantuvieron intactas las relativas a los procedimientos en cada tipo de cerveza. Las políticas mercantilistas de los nacientes estados absolutistas, por otra parte, se acompañaron por procedimientos fiscalistas que vinculaban las regulaciones de fabricación y de comercialización, generalmente en beneficio de los soberanos. Estas condiciones experimentaron cambios desde fines del siglo XVIII, por efecto de la combinación de los nuevos entornos políticos derivados de la Revolución Francesa y las transformaciones económicas que acompañaron la Revolución Industrial iniciada en Inglaterra. Hasta esa época la mayor parte de la producción de cerveza se llevaba a cabo en talleres artesanales, vinculados a mercados locales o regionales y sometidos a las regulaciones fiscalistas del antiguo régimen. Los cambios fueron resultado de la libertad de empresa que acompañó el desmantelamiento de las regulaciones mercantilistas, al igual que de las innovaciones tecnológicas que comenzaron a hacer más eficiente la producción a gran escala. El número de cervecerías comenzó a decrecer desde los primeros años del siglo XIX, en la misma medida en que algunas de ellas iban captando porciones crecientes del mercado. Paralelamente, en el siglo XIX emergió una poderosa corriente de innovaciones científicas, las cuales tuvieron repercusión directa en la confección de la cerveza. Hasta entonces la acción de las levaduras se llevaba a cabo de acuerdo a un proceso empírico, de naturaleza no explicada y dependiente de la temperatura ambiente, que daba lugar a la especificidad del tipo de cerveza de acuerdo con los tipos de levaduras

Venta ambulante de kvas en Rusia.


Capítulo 1|La cerveza a lo largo de los tiempos|42|

|43|La cerveza a lo largo de los tiempos|Capítulo 1

mosto se transforma en cerveza. Este conocimiento abrió la fase de los controles de

las altas montañas. Otra ventaja que aportó el ferrocarril fue la posibilidad de trasladar

temperatura que accionan distintos tipos de levaduras. Fue el científico danés Emil

agua de alta calidad desde zonas distantes.

Hansen quien logró separar, en 1881, la levadura de fermentación alta de la de fer-

El siguiente hito del proceso radicó en la invención del refrigerado artificial en 1873,

mentación baja, la primera denominada Saccharomyces cerevisiae y la segunda Saccha-

lo que permitió multiplicar la capacidad productiva de las empresas, al no tener que

romyces uvarum. Este químico, que trabajaba para los laboratorios de la compañía

depender de depósitos de hielo formados en invierno o de bloques traídos durante el

Carlsberg, consideró que lograr el control de la producción de la cerveza implicaba

resto del año desde las cumbres de las montañas. Ahora bien, el refrigerado artificial

aislar estos tipos de levadura de cualesquiera otros silvestres. El corolario técnico de

implicaba un incremento de los requerimientos de capital, por lo que propició la con-

este descubrimiento estribó en el cultivo de las levaduras puras.

centración de la producción en un número menor de empresas. De más en más, úni-

Tiempo antes el científico francés Louis Pasteur había realizado investigaciones sobre la

camente las empresas de mayor dimensión podían aprovechar a plenitud las innova-

fermentación del vino y la cerveza, descubriendo que el calentamiento de un líquido a

ciones tecnológicas y científicas. Esta ventaja las puso en condiciones de cubrir mer-

temperaturas superiores a 63 grados centígrados durante al menos 30 minutos elimina

cados más amplios y de proporcionar variedades de lager a lo largo de todo el año.

cualquier bacteria y otros microorganismos que pueda contener. A ese procedimiento

Poco después, en 1878 fue inventado en Alemania un filtro que permitía separar todas

pasó a denominársele, en honor suyo, pasteurización, e implicaba que si el líquido era

las sustancias sólidas antes del embotellado. Así, la lager se tornó en un líquido más cla-

sellado herméticamente después de este procedimiento no se produciría en él ninguna

ro que el anterior, adoptando el sabor y la textura que le son característicos en la actua-

actividad microbiana espontánea.Además de contribuir a extender la vida útil de la cer-

lidad.También en esa época se inventó la máquina con la cual se inyectaba CO2.

veza por medio de su esterilidad, el descubrimiento de Pasteur conllevó el estudio de las células de levadura que intervenían en la cerveza, a fin de determinar si estaban con-

La Pilsner y su generalización

taminadas o no. Más adelante el mismo Pasteur descubrió el proceso de fermentación

Hoy día la mayor parte de cervezas de fermentación baja tienen su origen en el tipo

que llevaba al metabolismo de la levadura, siendo el primero en determinar que la le-

que se conformó en la ciudad checa de Plzen, en alemán Pilsen, por haber entonces una

vadura genera una glucosa solo en presencia de oxígeno, lo que se acompaña por la re-

población alemana significativa en Bohemia occidental, donde está situada. Se trata de

producción de la levadura.

una zona de estratégica importancia en el desarrollo de la cerveza moderna, próxima a

Todos estos descubrimientos científicos pudieron ser integrados por efecto de los pro-

Baviera, donde se generalizó la cerveza de fermentación baja. En Bohemia, además, se

cesos de la producción a gran escala. La conformación de mercados más amplios en las

hizo tradicional el cultivo del lúpulo, del que procede su tipo llamado Saaz, considera-

zonas de desarrollo industrial favoreció el surgimiento de empresas que producían a

do el mejor del mundo. También ahí se cultivan algunas de las mejores variedades de

mayor escala, con ayuda de la introducción de la máquina de vapor. Simultáneamente,

cebada.

estas empresas pudieron colocar sus nacientes marcas en mercados más distantes gracias

En 1839 culminó el proceso de modernización de las cervecerías checas, las cuales en

al desarrollo de los transportes que acompañó la aplicación de la máquina de vapor a la

lo adelante pasaron a operar con el repertorio de los más avanzados equipos.Todas se

locomotora y los buques.

orientaron decididamente hacia la fermentación baja, de acuerdo a conceptos del pro-

Otro efecto crucial de los ferrocarriles fue extender la capacidad productiva a lo largo

cesamiento y la calidad que confluyeron en la generación de este tipo particular de

del año. Normalmente las pequeñas empresas solo podían producir en invierno, cuan-

cerveza. Poco tiempo después, en 1842, un cervecero alemán, Josef Groll, establecido

do la temperatura ambiente favorecía la fermentación baja para la fabricación de la la-

en Plzen, creó un nuevo tipo de fórmula, que estaría llamado a hacerse sinónimo de

ger. El surgimiento de empresas de mayor dimensión, desde fines del siglo XVIII, con-

la cerveza moderna. Pocas otras figuras han tenido tanta importancia en el desarrollo

llevó que construyesen cavas de gran tamaño donde se almacenaba hielo durante gran

de la cerveza a lo largo de su historia, puesto que la internacionalización del produc-

parte del año. La introducción del ferrocarril multiplicó estas posibilidades, al permi-

to ha estado asociada a su fórmula. Groll varió el estilo bronceado y dulce de la lager

tir en los meses cálidos el traslado de grandes bloques de hielo desde los glaciales de

entonces existente y creó un estilo seco, delicado, dorado y transparente, con mayor


Capítulo 1|La cerveza a lo largo de los tiempos|44|

Cervecería de mediados del siglo XIX.

|45|La cerveza a lo largo de los tiempos|Capítulo 1

carga de lúpulo. De inmediato otros cerveceros de Bohemia decidieron seguir sus pa-

cosa de pocas décadas, se asimilaron a la cerveza moderna, como sinónimo de buen

sos. Entre ellos sobresalió el propietario de una cervecería situada en la ciudad Ceské

gusto y de concordancia con las modas vigentes. Los europeos quedaron fascinados por

Budéjovice, conocida por los alemanes como Budweis. De ahí surgió la marca Bud-

el aspecto cristalino del nuevo tipo, su color dorado, su intensa composición gaseosa y

var, que terminó luego adaptada en alemán e inglés como Budweiser.

su carga de lúpulo. Esta generalización del estilo pasó a conocerse como Pilsener.

En lo adelante sobresalieron algunas marcas, que sin dificultad fueron reconocidas en-

Aunque muchas marcas se reclaman como Pilsener, el estilo original implica que el lú-

tre las mejores del mundo. De ellas vale nombrar algunas de las líderes entre alrededor

pulo predomina sobre el aroma y el sabor de la malta. Adicionalmente, a causa del agua

de cuarenta marcas de alta calidad que produce ese país: la Pilsen Urquell, que significa

blanda que se debe utilizar, queda un producto balanceado, de buen cuerpo, no excesi-

de origen, la Svetovar, producida por la célebre fábrica Gambrinus, y la Budvar.

vamente carbonatado y de mucha espuma.

Gracias a los sistemas de transporte, puesto que en Europa estaban trazadas ya exten-

A partir de ahí, las imitaciones en el mundo entero han implicado modificaciones de

sas redes ferroviarias, la cerveza checa pudo difundirse con rapidez. De ella se origina-

cierta magnitud. Por ejemplo, en Estados Unidos muchas Pilsener son muy bajas en al-

ron nuevos estilos, como la Vienesa y la Pilsener de Munich.Todas estas variedades, en

cohol, tienen poco cuerpo y utilizan sustitutos de la cebada. En Alemania las Pilsener

Barriles para la Fiesta de Octubre.


Capítulo 1|La cerveza a lo largo de los tiempos|46|

|47|La cerveza a lo largo de los tiempos|Capítulo 1

son más pálidas que la original checa de Bohemia, al tiempo que tienen una carga ma-

plantas. En términos generales, el número de estas cervecerías de pequeña y mediana

yor de lúpulo. Por lo demás, las variedades de lúpulo difieren entre checos y alemanes.

escala no ha cesado de decrecer, pero, sobre todo, su participación en los mercados na-

La cerveza alemana es más amarga y seca, sobre todo en las zonas septentrionales.

cionales e internacionales se ha reducido a fracciones poco significativas. A diferencia de la microcervecería, la planta de gran tamaño se asoció a la expansión de los merca-

La moderna cerveza

dos internos de los países industrializados y luego al incremento de los intercambios co-

La incorporación de los progresos tecnológicos y científicos tuvo por consecuencia un

merciales internacionales.

incremento del monto de capital requerido por las cervecerías. Especialmente las insta-

Desde fines del siglo XIX, concomitantemente con la reducción del número de empre-

laciones de refrigeración alteraron los parámetros con los cuales habían venido funcio-

sas, a veces hasta a la mitad de las existentes, fueron emergiendo algunas de gran tama-

nando las plantas cerveceras hasta entonces, en su gran mayoría de factura artesanal.

ño, que en contados casos han llegado a un extenso control del mercado cervecero de

Aunque las primeras fábricas a gran escala se fundaron a finales del siglo XVIII, fue ver-

sus respectivos países. Fue el caso de Irlanda, donde la Guinness se tornó en sinónimo

daderamente un siglo después cuando se produjo el tránsito generalizado a la gran in-

de cerveza, permitiéndole construir una de las plantas de mayor tamaño en el mundo.

Posters de marcas francesas.

dustria. Esta no solamente se benefició de las ventajas de la producción en gran escala en términos de costos, sino que además estuvo en condiciones de lograr un control mucho más preciso sobre los procesos de preparación del mosto, su fermentado y el añejamiento de la cerveza. Ciertamente, hasta la actualidad persisten numerosas pequeñas cervecerías en los países de mayor tradición cervecera, pero su radio de influencia normalmente no traspasa los mercados locales, por razones de tradiciones y gustos particulares de una clientela acostumbrada a consumir en bares servidos con exclusividad por alguna de estas pequeñas

Gran salón de cervecería de Baviera.


Capítulo 1|La cerveza a lo largo de los tiempos|48|

|49|La cerveza a lo largo de los tiempos|Capítulo 1

Lo mismo aconteció en Dinamarca con la Carlsberg, sobre todo después que se fundió

tablecimiento de imperios coloniales, la creación de modernos sistemas de transporte y

con su competidora Tuborg, empresa que produce una amplia variedad de estilos, des-

la extensión de los gustos europeos a otras zonas del planeta. Esto dio lugar a que la cer-

de el lager más convencional hasta tipos de fermentación alta. Algo parecido se produ-

veza se tornara, en su versión paneuropea y especialmente alemana, en un artículo de

jo en Holanda, donde el predominio de la marca Heineken se completó con la adqui-

dimensión mundial.

sición de su competidora Amstel.

Como parte de este proceso de mundialización, en el último tercio del siglo XIX co-

Pero fue en Estados Unidos donde ese proceso de concentración tuvo su mayor exten-

menzaron a establecerse cervecerías en zonas periféricas, generalmente gracias a la in-

sión y donde se aplicaron más intensamente las innovaciones de la Segunda Revolución

versión de capital de origen europeo o norteamericano. De igual manera se estableció

Industrial de fines del siglo XIX. Si bien el consumo per capita de los norteamericanos

o consolidó la moderna industria cervecera en zonas europeas donde había existido una

es menor que el de algunos países europeos, la dimensión de la población determinó

tradición distinta, como era lo propio de Rusia, donde dominaban las cervezas hechas

que el volumen de producción se situara en el primer lugar en el mundo.Algunas mar-

de centeno.

cas alcanzaron cotas de ventas sin comparación en cualquier otro país, sobre todo des-

La mundialización de la cerveza la ha tornado en la bebida de mayor consumo en el

pués del proceso de concentración que siguió al final de la prohibición del consumo de

mundo y la más extendida en una amplia variedad de países de distintos continentes y

alcohol en 1933. Entre tales marcas han sobresalido Budweiser, Schlitz, Pabst, Coors y

condiciones socioculturales. Este predominio estuvo favorecido por las ventajas en la fa-

Miller. Este proceso coincidió con la expansión del comercio de la cerveza, tanto den-

bricación y transporte de la lager y la definición de una preferencia por su gusto, den-

tro de las fronteras nacionales como entre varios países.

tro del cual, con más definición todavía, terminó imponiéndose el tipo originado en la

La cerveza de factura alemana y de otros países europeos también se introdujo en zo-

ciudad checa de Plzen.Aunque no en todos los países sobresale la Pilsener, es la más co-

nas donde no existía la cerveza o bien tenía tipos muy distintos al que caracterizaba la

mún a escala internacional. Incluso en países de América Latina, por definición, casi to-

ya clásica fórmula de malta, lúpulo y levadura. Básicamente su difusión fue consecuen-

da la fabricación de cerveza responde a este tipo.

Otros posters de marcas de cerveza.

cia de la superioridad económica de Europa a partir de la Revolución Industrial, el es-

Gigantesca planta norteamericana de inicios del siglo XX.


|51|La cerveza aborigen de las

2

|51|Debate de la modernidad en un feudo antillano|Capítulo 2

LA CERVEZA ABORIGEN DE LAS ANTILLAS

Desde muchos siglos antes de la llegada de los europeos a América, los aborígenes de las Antillas elaboraban un tipo de cerveza a base del procesamiento de la yuca, planta de la cual obtenían el casabe. Para entender la importancia de esta bebida fermentada entre los indígenas, es preciso remontarse al proceso de su establecimiento en las islas desde América del Sur y al papel que ocupaba la yuca en su sociedad.

El pueblo taíno Para fines del siglo XV la mayor parte de aborígenes de las Antillas tenían un conjunto de rasgos culturales comunes, como lenguaje, creencias religiosas, sistemas de parentesco, métodos de agricultura y tantos otros. Esto denotaba la conformación de una vasta etnia, cuyos habitantes se extendían entre Puerto Rico y las Bahamas. Históricamente estos indígenas son conocidos como taínos, a partir del vocablo usado por ellos para identificarse ante los europeos y que era traducido como nobles o buenos.

Trigonolito taíno. Taínos en el proceso de extracción de oro. Oviedo, Historia general y natural de las Indias.


Capítulo 2|La cerveza aborigen de las Antillas|52|

|53|La cerveza aborigen de las Antillas|Capítulo 2

Los taínos se encontraban en el neolítico, nivel de desarrollo histórico caracterizado por

vegetal, adicionando ceniza y desechos orgánicos. Los montones tenían varias ventajas,

poseer una base económica centrada en la agricultura y la ganadería y el pulimento de la

como hacer el equivalente del arado de la tierra, airearla, abonarla y conservar la humedad.

piedra para la confección de implementos productivos.1 Habían desarrollado un sistema

Como es fácilmente advertible, el sistema estaba especialmente diseñado para el cultivo

cultural particular, gracias a la asociación durante siglos con el medioambiente antillano.

de tubérculos. En las zonas áridas, especialmente del Suroeste de la isla, las tribus taínas

La cultura taína se originó de la migración hacia las islas de tribus arahuacas de la porción

comenzaron a utilizar un sistema rudimentario de regadío artificial, que permitió un

septentrional de América del Sur, básicamente la cuenca del río Orinoco y las actuales

incremento adicional de la productividad.

Guayanas, lo que comenzó a producirse en el siglo I a. C. En pocas décadas los arahua-

Entre los referidos bienes agrícolas sobresalía en importancia la yuca (Manihot esculen-

cos habían poblado todo el arco de las Antillas Menores, tras lo cual ocuparon Puerto

ta), de la que existían, como hasta el presente, dos variedades, según la concentración de

Rico, donde permanecieron durante varios siglos. Hacia el siglo VI d. C. comenzaron a

glucósido cianogénico, del cual se deriva el ácido prúsico cuando el tubérculo entra en

expandirse hacia la isla de Santo Domingo y, más adelante, cruzaron a Jamaica y luego

contacto con el aire, y se torna altamente venenoso. La yuca amarga tiene una elevada

a Cuba. Todavía a fines del siglo XV la porción más occidental de Cuba no había sido

concentración del ácido, mientras que la yuca dulce tiene un componente muy débil.

ocupada por los migrantes taínos.

Mientras la primera es venenosa, la segunda se puede consumir de manera natural.

Durante esos 1,500 años en tierras antillanas, los arahuacos transformaron muchos de

Entre las dos variedades de yuca los taínos se orientaron decididamente por la amarga,

sus estilos de vida, con lo que dieron lugar a una cultura peculiar, la taína, la cual, de

considerada más productiva y de la cual extraían, al igual que sus antepasados arahuacos,

todas maneras, mantenía usos culturales traídos de América del Sur. Para fines del siglo

una torta que denominaban casabe, básicamente similar a la que los dominicanos siguen

XV

los principales núcleos de taínos de la isla de Santo Domingo, territorio en el cual

consumiendo a la fecha, en cuyo preparado se eliminaba el ácido prúsico.

se había manifestado esta cultura en su forma más desarrollada, practicaban una agricul-

El cultivo de este tubérculo, hasta donde han logrado establecer los arqueólogos, se

tura intensiva, generadora de significativos excedentes; se encontraban en un estadio in-

originó en la cuenca del Orinoco. Las evidencias más antiguas se remontan aproxima-

cipiente de confederaciones tribales regidas por grandes jefes o caciques; comenzaban

damente al 2000 a. C. La trayectoria de la yuca en el espacio y el tiempo se ha podido

un proceso de división del trabajo con la aparición de rústicos artesanos y habían crea-

trazar básicamente gracias a la localización de restos de burenes, el plato de cerámica

do un sistema religioso que validaba su organización social y política.

utilizado para su cocimiento. La yuca es la raíz de un arbusto que crece hasta unos dos metros y medio, aunque

La agricultura de tubérculos

normalmente no traspasa dos metros.Tiene la ventaja de que su cosecha se puede rea-

El fundamento material de este estadio de desarrollo histórico radicó en una agricultu-

lizar dentro de un margen de tiempo muy flexible, en general oscilante entre ocho y

ra altamente productiva, una de las que entonces permitía mayores cantidades de bienes

veintidós meses.Así, los aborígenes programaban los sembradíos de acuerdo a los reque-

por unidad de tierra y trabajo en el mundo. Siguiendo el patrón sudamericano selvático,

rimientos alimenticios a lo largo del año, con escasa posibilidad de que sobreviniese una

la producción agrícola se sustentaba básicamente en un conjunto de tubérculos, todavía

aguda escasez.

hoy consumidos por los dominicanos, entre los cuales sobresalen yuca, batata, yautía,

Las descripciones de los cronistas permiten concluir que el casabe constituía el alimento

lerenes, maní, mapuey y otros. Además cultivaban géneros como maíz, ají, auyama, ta-

más importante de los taínos. Es posible que más del 80% de la ingesta de alimentos de

baco, algodón y

otros.2

los aborígenes proviniese de esa torta, que era preparada diariamente por las mujeres

Esta agricultura era altamente productiva en la mayoría de comunidades taínas, a dife-

de las tribus.

rencia de la que habían traído los arahuacos de América del Sur, caracterizada por la

Decir yuca amarga y casabe equivale a situar sinónimos, en el plano de la cultura ma-

tumba y quema de los bosques. Desde siglos antes de la llegada de los españoles, gran

terial de la comunidad taína. Era tanta la importancia de este tubérculo que los propios

parte de las comunidades taínas de Santo Domingo y Puerto Rico sustentaban su agri-

taínos asociaron su existencia con él a través del sistema de creencias religiosas. Su prin-

cultura en la técnica del montículo agrícola, sistema consistente en el apilar el humus

cipal dios era Yocahu Vagua Maorocoti, que significa señor de la yuca, del mar y sin


Capítulo 2|La cerveza aborigen de las Antillas|54|

|55|La cerveza aborigen de las Antillas|Capítulo 2

abuelo. Una de las representaciones de esta deidad, las piedras de tres puntas o trigono-

líquido contentivo de la sustancia tóxica. La masa seca se distribuía sobre un artefacto

litos, muestra una figura humana inserta en el cuerpo del tubérculo, que se nutre de la

liso de barro denominado burén, el cual se colocaba sobre el fuego para el cocimiento

tierra y genera un retoño en su parte superior. Por tal razón, estos ídolos se enterraban

de las tortas de casabe. Estas debían consumirse de inmediato, bien calientes, lo que se

en los conucos para propiciar cosechas abundantes y, consiguientemente, el bienestar de

llevaba a cabo una vez al día en compañía de alimentos complementarios. La búsqueda

la comunidad.

del complemento se debía a que el casabe era un alimento muy rico en calorías, pero con una concentración baja de proteínas.

La preparación del casabe

El líquido que se desprendía del cibucam no se dejaba perder, sino que se recogía en

La elaboración del casabe a partir de la yuca amarga conllevaba un exigente proceso de

vasijas. Del mismo se podían desprender varios usos. Durante las primeras horas era

elaboración. Esa labor era realizada exclusivamente por mujeres, las cuales también

extremadamente venenoso, propiedad que utilizaron los taínos cuando las tribus deci-

intervenían en fases finales del trabajo agrícola. Adicionalmente, al igual que en la

dieron acudir al suicidio colectivo para escapar de las crueldades de los conquistadores.

generalidad de los pueblos americanos y del mundo, la fabricación de cerveza derivada

Esta propiedad también podía ser usada en la pesca, como medio cómodo para capturar

Preparación del casabe. G. Benzoni, La historia del Nuevo Mundo.

de la yuca era potestad exclusiva de las mujeres taínas, y estaba estrechamente asociada con las claves del sistema alimenticio. El proceso de preparación del casabe se iniciaba con la recolección de la yuca en los montones por parte de mujeres. A continuación procedían a pelar y rallar el tubérculo, con ayuda de un guayo, instrumento fabricado con roca porosa de origen volcánico, del cual hay abundantes ejemplares en los museos arqueológicos del país. El siguiente paso consistía en extraer la sustancia venenosa, colando la masa dentro de una manga de cestería denominada cibucam, que permitía exprimirla y desprender el

Burén taíno para el cocimiento del casabe. Cibucam taíno para la preparación del casabe.


Capítulo 2|La cerveza aborigen de las Antillas|56|

|57|La cerveza aborigen de las Antillas|Capítulo 2

los peces. Pero casi todo el jugo se conservaba para someterlo a ulteriores transforma-

el caso de la cerveza elaborada con casabe intensamente tostado o que se había dejado

ciones. La principal de ellas, por lo que se puede desprender de las crónicas, era el tipo

descomponer entre cenizas. En otras, después de hervido, el compuesto muy concen-

de cerveza que comúnmente consumían.

trado se diluía en agua fría, a fin de obtener el producto deseado. De la misma manera, podía haber múltiples variantes cuando no se hervía el compuesto.

Variedad de cervezas de la yuca

A veces la fermentación se llevaba a cabo previamente, mediante la descomposición de

Las investigaciones etnohistóricas y etnográficas sobre las comunidades aborígenes

la materia prima. En otros casos, la fermentación se aceleraba con ayuda de saliva, con

sudamericanas muestran que había entre ellas una gran variedad de procedimientos de

lo que el tiempo de exposición al aire libre se reducía.

preparación de cerveza. Como se ha visto, en el capítulo relativo a la evolución histó-

A pesar de esta variedad de chichas de la yuca, había importantes rasgos comunes entre

rica de la cerveza, tras la conquista española del siglo XVI estos tipos de cerveza se

todas ellas. Invariablemente, de acuerdo a la evidencia etnográfica, la graduación alcogrados,4

en su mayor parte más

conocieron con el término genérico de chicha. Ahora bien, mientras en los pueblos de

hólica de estas cervezas era reducida, entre dos y cuatro

zonas montañosas, con un nivel evolucionado de desarrollo histórico, la chicha se ela-

próximas a la primera medida. Otro rasgo común era la asociación de su consumo con

boraba del maíz, en las llanuras selváticas de cuencas de grandes ríos predominaban las cervezas hechas a partir de la yuca. De todas maneras, los cronistas españoles informan que también entre pueblos selváticos se fabricaban cervezas del maíz. En sentido inverso, prácticamente no había pueblos de mesetas que fabricaran cerveza de la yuca. Las etnias de las zonas de llanura que fabricaban cerveza de yuca eran innumerables, razón por la cual podía haber una variedad considerable de cervezas de este tipo, extraídas tanto de la yuca amarga como de la yuca dulce.3 Los procedimientos y las sustancias utilizadas para la confección de la cerveza y la fermentación podían variar. Como principal materia prima podían usarse la masa de la yuca dulce en estado natural, el almidón de ambos tipos de yuca, el casabe o el jugo extraído de la yuca amarga en el proceso de preparación del casabe. De la misma manera, se podía simplemente dejar el líquido fermentando al aire libre o bien utilizar alguna sustancia para acelerar el proceso, como podía ser la saliva humana. Por último, mientras algunas chichas se preparaban a partir únicamente de uno de los productos de la yuca, otras incorporaban frutas, bayas, raíces y hojas, tanto para ayudar a la fermentación como, sobre todo, para conferirle un sabor más agradable. Dentro de esta clasificación había dos tipos básicos de cerveza, al margen del ingrediente principal utilizado. En el primero se procedía a hervir el líquido, dentro del cual se depositaba la materia prima, tras lo cual podía haber ulteriores procesos de preparación. El segundo era más sencillo, ya que simplemente se dejaba el líquido al aire libre, a fin de que fermentara y se produjera espontáneamente la cerveza. En el primer tipo lo más común era hervir una o más veces el agua en que se depositaba la sustancia principal, sin importar que se tratase de trozos de yuca, almidón, casabe o el mismo jugo de la yuca. A veces estas sustancias podían someterse a procesos previos de preparación. Era

Confección de cerveza por mujeres taínas. Según G. Benzoni.


Capítulo 2|La cerveza aborigen de las Antillas|58|

|59|La cerveza aborigen de las Antillas|Capítulo 2

ocasiones festivas. De la misma manera, en todas las variantes, hasta donde se ha podi-

dos o tres días, tórnase dulce, o aprovéchanse dello, como de licor dulce, mezclándo-

do establecer, se ingerían considerables cantidades de cerveza, a lo largo de varios días,

lo con los otros manjares; y después de hervido y serenado, si lo tornan a hervir e

dando por resultado un estado generalizado de embriaguez.

serenar, tórnase agro aquel zumo, e sírveles como vinagre o licor agro, en lo que quieren usar del sin peligro alguno.»5

La cerveza taína del jugo de yuca

Fernández de Oviedo acota que el proceso de fermentación contenía otros requeri-

La información proporcionada por los cronistas permite determinar el tipo particular

mientos para que se obtuviera el licor dulce o el amargo: «Esto de tornarse dulce e agro

de cerveza de yuca que consumían los taínos antillanos. El autor más preciso al respecto

consiste en los cocimientos.» Por lo visto, había fórmulas de difícil dominio para la

es Gonzalo Fernández de Oviedo, cronista oficial de las Indias y alcaide de la Fuerza de

obtención del producto, tanto que, en el contexto de extinción acelerada de la pobla-

Santo Domingo, quien ofrece detalles en relación a la confección de la cerveza a partir

ción aborigen para el momento en que redactó esas páginas, seguramente a inicios de la

del jugo de la yuga amarga.

década de 1540, «estas experiencias pocos indios las saben ya hacer, porque los viejos

Se puede suponer que esa bebida debía ser antiquísima, dada su vinculación con el prin-

son muertos e porque los cristianos no han menester...»

cipal género agrícola de los taínos y demás arahuacos insulares. Es probable que desde

De todas maneras, de la cita de Fernández de Oviedo se obtiene un cuadro de las dos

que hicieron entrada en las islas, hace poco más de dos mil años, trajeran anexa esta

variantes de la cerveza del jugo de yuca. Si se hervía una sola vez, se obtenía un licor

cerveza a la confección del casabe

dulce, y si se volvía a hervir era que se producía la variante agria. Ambos tipos eran por

No es de descartar que alguna variante de cerveza fuera ya usada con anterioridad a la

igual cerveza, aunque Fernández de Oviedo los menciona erradamente como licores,

llegada de los arahuacos, esto es, por las etnias que han recibido el nombre genérico de

por el hecho de tener cierta graduación alcohólica. La fermentación se llevaba a cabo

ciboneyes, pueblos preagrícolas y proto-alfareros. Dentro del ecosistema antillano exis-

de forma natural, por medio del contacto con el aire. El tipo dulce, por lo que refiere

tían diversas plantas usadas por los pobladores preagrícolas arcaicos, como la guáyiga y

el cronista real, se consumía como un licor con otros bienes alimenticios; el amargo

el corozo, atestiguadas por los restos de polen en los yacimientos arqueológicos, de las

podía ser utilizado alternativamente como un vinagre, por lo que también podía utili-

cuales perfectamente se podía fabricar alguna variedad de cerveza. Sin embargo, ninguna

zarse en procesos culinarios.

indicación precisa se puede avanzar, ya que las descripciones de los restos de aborígenes

No está suficientemente establecido si se trataba de la única bebida con algún contenido

arcaicos, localizados en el extremo suroccidental de la isla al momento de llegar los

alcohólico que fabricaban los taínos y demás etnias que poblaban la isla. Cuando se

españoles, por desgracia son harto escuetas.

refiere a otras variantes de bebidas fermentadas de maíz o yuca, Fernández de Oviedo

El uso del jugo extraído de la yuca amarga en la preparación del casabe como materia

no menciona a la Isla Española, sino a distintos lugares del continente. Por ejemplo,

prima básica de la cerveza taína resultó absolutamente lógico.Y es que, siendo el casabe

refiriéndose al «vino de maíz», indica que se hace en la provincia de Cueva de Tierra

un alimento de confección diaria, existía una disponibilidad abundante. De todas ma-

Firme.Y cuando menciona la fabricación de una bebida a partir de trozos de casabe,

neras, su utilización requería de un proceso ulterior de preparación, puesto que solo

producto común entre aborígenes de zonas selváticas, dice: «asimismo en cierta parte de

después de hervido dos o tres veces pierde las propiedades tóxicas. Aparentemente, por

la Tierra Firme se hace muy buen vino del cazabi.» De haber tenido noticias de usos

lo que se puede inferir de las descripciones de los cronistas, ese jugo se utilizaba coti-

del maíz y del casabe en la fabricación de licores entre los taínos, lo más probable es

dianamente como una sopa, que debía beberse caliente, pues consideraban que si se

que el cronista lo hubiera indicado expresamente, ya que, como habitante de la ciudad

dejaba enfriar provocaba mala digestión.

de Santo Domingo, sus descripciones del mundo americano tenían por principal punto

Cuando, en vez de tomarlo como sopa, sometían el jugo a otro proceso, obtenían una

de referencia lo que había acontecido en la isla.

bebida espirituosa, con dos variantes, una dulce y otra agria, como está bien descrito en

Luis José Peguero, rústico historiador dominicano de mediados del siglo XVIII, general-

la monumental Historia general y natural de las Indias.

mente basado en Antonio de Herrera, afirma que los aborígenes de la isla preparaban

«Si cuando este zumo salió, lo cuecen tanto que mengüe dos partes, e lo ponen al sereno

un licor embriagante a partir del maíz.6 Añade este singular historiador criollo que


Capítulo 2|La cerveza aborigen de las Antillas|60|

Areíto de taínos. De Bry, América.

|61|La cerveza aborigen de las Antillas|Capítulo 2

también confeccionaban otras bebidas a partir de hierbas. El tema está pendiente de

El uso festivo

resolución, aunque hay razones de poner en duda las afirmaciones de Peguero, quien

Es casi seguro que la cerveza era consumida entre los taínos exclusivamente con motivo

incurre en frecuentes errores.

de festividades. El cronista Mártir de Anglería informa que estas eran frecuentes, pues se

Sin embargo, las imágenes contenidas en el texto de Girolamo Benzoni relativas a la

asociaban a sacrificios o expresiones de gracias por los parabienes de los dioses.8 Las fies-

fabricación del «vino», por mostrar un metate, pueden sugerir que se estaba en presencia

tas recibían el nombre de areítos, por el tipo de poemas cantados en ellas, en los cua-

de un conocimiento del maíz, aunque también pueden ser el resultado de arcaísmos del

les se aludía a la memoria de la colectividad y a los valores colectivos de sus integran-

autor.7 En cualquier caso, el hecho de que se repitan imágenes de la fabricación del ti-

tes. Los areítos, como era usual entre los indios de la zona amazónico-orinoca, tenían

po autóctono de cerveza es indicativo de la importancia que tenía ese producto en la

una duración de varios días, durante los cuales se consumían grandes porciones de los

vida cotidiana de los taínos. Por otro lado, las ilustraciones confirman que la fabricación

bienes acumulados por la colectividad tribal. Eran invariablemente presididos por los

de la cerveza era oficio exclusivo de las mujeres, de acuerdo al patrón de división del

caciques y se celebraban en su honor y en el de los dioses, a quienes se ofrecían ple-

trabajo entre los taínos.

garias y sacrificios, tras lo cual se celebraba su magnificencia. A menudo la fiesta era ofrecida a tribus vecinas, como parte del despliegue del prestigio de un cacique, quien daba muestra de su generosidad. Las descripciones de los areítos muestran que los participantes se embriagan.Y aunque el texto de Mártir, el que mejor trata esta ceremonia, no lo indica de manera expresa, es seguro que bebían la cerveza hecha del jugo de la yuca amarga. En este punto el uso de los taínos no divergía del que los etnógrafos han descrito en América del Sur. Entre las etnias de zonas selváticas el consumo de la cerveza de yuca generalmente se limitaba a las ocasiones festivas.9 Sin embargo, se ha establecido que en América del Sur normalmente la ingesta de cualquier variedad de chicha excluía el consumo de alimentos, aun cuando las fiestas se prolongasen durante días. La práctica del ayuno se corresponde con el reconocimiento de propiedades nutritivas de la cerveza de yuca, como es lo común en la ponderación de la cerveza entre pueblos de lugares y épocas muy distintos. Sin embargo, el ayuno no es reportado por los cronistas para los areítos taínos, descritos como ocasión de grandes comilonas. El consumo de cerveza en los areítos taínos permite inferir que la bebida era almacenada en cantidades considerables antes de las festividades, puesto que el consumo era muy abundante a lo largo de días, lo que excluye que el abastecimiento se asegurase con bebida producida en escasos días previos. Seguramente utilizaban numerosos recipientes para la conservación de la cerveza.


|63|Cuatro siglos sin pro-

3

|63|Debate de la modernidad en un feudo antillano|Capítulo 2

CUATRO SIGLOS SIN PRODUCCIÓN DE CERVEZA

Desinterés durante la colonia La variedad de cerveza derivada de la yuca amarga dejó de ser elaborada por los aborígenes tiempo después de la conquista española El cronista Gonzalo Fernández de Oviedo, siempre la principal fuente de estos procesos, refiere lo siguiente: «Estas experiencias pocos indios las saben ya hacer porque los viejos son muertos e porque los cristianos no lo han menester, porque para agro, hay tantas naranjas y limones en la Isla..., ni para hacer licor dulce mucho menos, por haber tanto azúcar en la Isla; y así se ha olvidado lo que en estos dos casos de dulce e agro servía el zumo de la yuca.»1 Por lo que se puede inferir de este texto de Fernández de Oviedo, el desarraigo a que fueron reducidos los taínos conllevó la pérdida de tradiciones culturales prehispánicas entre los nacidos tras la conquista española. Como ya se mencionó, el cronista explica que la cerveza del jugo de yuca fue uno de esos componentes culturales extinguidos, a

Palacio Consistorial de Santo Domingo. 1872.


Capítulo 3|Cuatro siglos sin producción de cerveza|64|

|65|Cuatro siglos sin producción de cerveza|Capítulo 3

causa de la complejidad de su proceso de elaboración. En las condiciones de pauperi-

No siendo un artículo de amplio consumo en España, se entiende que los españoles

zación en que quedó la comunidad aborigen, esta cerveza autóctona dejó de ser con-

instalados en América no demandaran la importación de cerveza, a diferencia de mu-

siderada un producto de primera necesidad, o tal vez resultó vedada en razón del inten-

chos otros artículos alimenticios y bebidas. Tras la consolidación de su dominio en

sivo régimen de trabajo de la encomienda.

Santo Domingo, los españoles siguieron consumiendo pan y vino –para poner dos ar-

Ahora bien, para explicar la discontinuidad del producto a lo anterior deben agregarse

tículos de importancia–, pero hasta donde es posible establecer, no demandaron la im-

otros factores vinculados a las características de la sociedad colonial temprana. El más

portación de cerveza. La misma razón explica que no se desplegara ningún intento co-

importante radicó en el contexto de valores y normas culturales trasplantados por los

nocido para su fabricación en la isla, o la recomposición de la que encontraron pro-

españoles a las tierras americanas. Pese a que, como también lo pone de relieve Fernán-

ducida por los aborígenes a partir de la yuca amarga. El clima tórrido no era favora-

dez de Oviedo, desde muy pronto los españoles que se radicaron en la isla adoptaron

ble para la extensión del universo cervecero en la isla, ya que resultaba difícil la con-

patrones culturales inéditos, acordes con la nueva ubicación geográfica y con sus inte-

servación de bebidas fermentadas. Más compleja, para no decir que imposible, era la

reses particulares, además del idioma y la religión mantuvieron no pocos usos culturales

producción de la cebada, de lo que dieron señal experimentos fallidos con cereales eu-

traídos desde la Península. Aunque algunos de esos usos se mantuvieron exclusivamente entre los círculos dirigentes de burócratas y hacendados, no dejaban de formar parte del

Bohío con campesinas en el siglo XIX.

mosaico cultural local, por lo que contribuían a condicionar manifestaciones del conjunto de la colectividad.Y por lo visto, los españoles en Santo Domingo no mostraron interés en consumir la cerveza de la yuca amarga. En lo que respecta a las bebidas, España tenía la peculiaridad de encontrarse fuera de la geografía cervecera europea. La península ibérica formaba parte de la franja vinícola del Mediterráneo, que antecedía a la civilización griega y que se había extendido por las costas acompañando el sistema comercial y de colonización. Para fines de la Edad Media, la fabricación de cerveza en España, al igual que en otros países meridionales, continuaba siendo una actividad secundaria, carente de impacto en las costumbres básicas del grueso de la población, en contraste con lo que sucedía entre el norte de Francia y los países escandinavos. Ciertamente, en España la cerveza era un bien conocido desde la entrada de las tribus bárbaras, entre las cuales sobresalieron los visigodos. Pero estos no alteraron los aspectos claves de la conformación cultural romana. Por otra parte, España se segmentó del resto de Europa occidental a consecuencia de la invasión árabe del año 711, lo que la llevó a incorporarse al vasto mundo islámico,

ropeos en el valle de San Juan. La producción de aguardientes a partir del guarapo de

donde formalmente estaban proscritas todas las bebidas alcohólicas. De tal manera, la

la caña de azúcar se adecuaba mucho más a las condiciones vigentes del medio geo-

presencia árabe, durante casi toda la Edad Media, constituyó uno de los motivos para

gráfico y de la estructura agraria que la eventual búsqueda de materias primas alterna-

que la cerveza tuviese menos incidencia en España que en otros países de Europa. Desde

tivas para la producción de cerveza. Aun en territorios templados, fuera de los límites

fines de la Edad Media, a medida que las huestes cristianas avanzaban desde el norte, la

del trópico, como el sur de los Estados Unidos, por razones climáticas la cerveza no

cerveza recuperó posiciones, pero en una medida netamente inferior a la del resto de

prosperó durante los siglos XVI-XVIII.3

Europa.Al igual que en países de América Latina, vino a ser avanzado el siglo XX cuan-

Acordes con sus costumbres originarias, los españoles residentes en la isla y sus descendien-

do esa bebida ganó amplio ascendente en España.2

tes criollos se mantuvieron fieles al consumo del vino durante sucesivas generaciones.


Capítulo 3|Cuatro siglos sin producción de cerveza|66|

|67|Cuatro siglos sin producción de cerveza|Capítulo 3

Aunque durante la colonia el grueso de la población –compuesto de descendientes de

cereales en diversos momentos del siglo XVI, finalmente los medios dirigentes isleños

africanos, mulatos y criollos pobres– no tenía acceso al vino, para los sectores superiores

renunciaron a promover una producción de trigo que permitiera el autoabastecimien-

era un artículo catalogado como de primera necesidad. En los registros que se han con-

to en pan.9 Es cierto que, como se ha visto, en Africa subsahariana se fabricaba cerve-

servado de embarques de mercancías llegadas desde la Península es común encontrar

za, pero los africanos traídos a América no pudieron acompañarse de los géneros que

pipas de vino. Asimismo, en las escasas descripciones de la vida cotidiana durante el si-

les servían de materias primas, como el millo, al tiempo que su condición de esclavos

glo XVI se observa que el vino constituía un artículo de uso deseablemente cotidiano, al

les impedía recrear sus usos culturales, estando en la obligación de adoptar los que les

igual que en la metrópoli, aunque desaparecía cuando se registraban contratiempos en la

imponían los amos. Dado que los patrones culturales metropolitanos condicionaban la

navegación.4

vida colonial, la cerveza se asociaba a parámetros inasimilables.

Su ausencia en el mercado, por tanto, se interpretaba como una situación

de gravedad en los asuntos económicos del país.

Las relaciones descriptivas de las costumbres de la época colonial, así como documentos

Pero el vino no podía arraigar por tratarse de un bien importado, en circunstancias en

que ilustran acerca de la vida cotidiana, entre los que sobresalen los de los archivos de

que el comercio internacional resultaba forzosamente restringido, fuera a causa de los

las villas del Este, como Bayaguana e Higüey, muestran que la bebida que mayor arraigo

elevados costos de los fletes transoceánicos, como de la pobreza en que quedó sumido Santo Domingo desde las postrimerías del siglo XVI. A medida que pasaba el tiempo,

Ingenio azucarero del siglo XVI. De Bry, América.

por consiguiente, fue disminuyendo el consumo del vino. Por un lado, el comercio directo con la metrópoli quedó casi del todo paralizado durante varias décadas a partir de 1650; por el otro, los sectores criollos superiores debieron prescindir del lujo que representaba el consumo de ese producto a causa de la pobreza en que quedaron con la depresión del siglo XVII, a lo que se añadió el hecho de que, con el tiempo, adquirieron nuevos gustos. De acuerdo a lo anterior, para mediados del XVII se inició una tendencia hacia el progresivo abandono del vino. De acuerdo a Juana Gil Bermejo, quien ha compilado informaciones del comercio exterior de la isla durante la primera mitad del siglo XVII, todavía durante ese extenso período se importaban cantidades significativas de pipas de vino.5 En contraste con ese panorama, las crónicas del siglo XVIII no destacan el consumo del vino en los diminutos estratos dirigentes criollos.6 Aun así, para fines del XVIII, de

acuerdo a las estadísticas compiladas por Máximo Coiscou, seguían importán-

dose cantidades exiguas de la bebida,7 denominadas «caldos», por 55,000 reales el primer semestre de 1789. De la misma manera, está consignado que la Compañía de Bar-

tomó entre los dominicanos fue el chocolate, lo que seguramente se generalizó duran-

celona en las décadas de 1750 y 1760 traía aún pequeñas cantidades de vino.8

te el siglo XVII, momento en que el país se hizo uno de los principales productores de

Sin embargo, el vino español no fue sustituido por cerveza o cualquier bebida local

cacao. Los inventarios de ajuar de la época, sin importar que se tratara de hogares de

equivalente. Por lo menos, sin importar condiciones sociales o conceptos culturales, los

magnates o de simples libertos, normalmente incluyen un almirez destinado a la prepa-

dominicanos de entonces no acudieron a la fabricación de cerveza. Sin duda operó, en

ración de la bebida. El chocolate se consumía mayormente durante la mañana como

primer lugar, el factor climático, al asociarse la cerveza conocida en el continente eu-

bebida energética.

ropeo con un clima frío o, por lo menos, templado.Adicionalmente, faltaba en la isla un

También debió cobrar cierta importancia la infusión de jengibre, aunque en la docu-

cereal que sirviera como materia prima.Aunque se ensayó reiteradamente el cultivo de

mentación tiene menos peso que el chocolate. El país se hizo un importante productor


Capítulo 3|Cuatro siglos sin producción de cerveza|68|

|69|Cuatro siglos sin producción de cerveza|Capítulo 3

de jengibre durante las décadas finales del siglo XVI, y desde entonces es de suponer que

Desde inicios del siglo XVI, haciendo abstracción del escaso consumo de vino, quedó

se comenzó a preparar la infusión con fines medicinales o de salud, aunque también se

como bebida espirituosa universal toda aquella que se extraía del jugo de la caña de

le debió dar ya el uso actual, vinculado a horas de fresco, temprano en las mañanas y las

azúcar. Al referirse a la desaparición de la cerveza taína de yuca, Fernández de Oviedo

noches, por lo que se asocia en buena medida con el período navideño. Como lo re-

explica la ausencia de equivalentes durante los tiempos coloniales porque los pobladores

gistran algunas crónicas de franceses e ingleses, entre fines del XVIII e inicios del XIX

de la isla acudieron a la caña de azúcar como materia prima de bebidas alcohólicas.

comenzó el consumo del café, cuyo cultivo fue traído por franceses provenientes de

El cultivo de la caña se tornó en el principal sustento económico de la isla a partir de

Saint-Domingue.

aproximadamente 1520. Por consiguiente, la incidencia de este producto en la vida

Por último, como se anotará en el siguiente capítulo, aunque no hay mención en los

colonial fue amplia y multiforme, y se extendió a la elaboración de bebidas alcohólicas.

documentos hasta ahora consultados, es posible que ya en el período colonial hubiera

Las descripciones de la vida cotidiana confirman la aseveración del cronista. Se sabe que

comenzado la elaboración de algunas bebidas refrescantes, sin componente alcohólico,

hubo varias fórmulas para la fabricación de aguardientes a partir del guarapo, una de las

que se conocen hoy con el término genérico de mabí.

cuales vino a ser el ron. La producción de aguardientes se intensificó sobre todo en el siglo XVIII.10 Estas bebidas gozaron del aprecio de nativos y extranjeros que frecuenta-

Bucanero del siglo XVII.

ban el país, aprecio no ajeno a la falta de oferta de bebidas importadas, con excepción del vino. Por tanto, la producción de estas bebidas espirituosas se tornó en una importante actividad económica, al grado de que una porción considerable de los trapiches existentes a fines del siglo XVIII, como lo refieren Sánchez Valverde y Moreau de Saint Méry, estaban dedicados exclusivamente a su fabricación.11 Por lo demás, la ausencia del consumo de la cerveza se puede comprobar en los registros comerciales. Indagaciones hechas en los registros de los embarques desde Sevilla y Cádiz hacia Santo Domingo en los siglos XVII y XVIII arrojan que no se encontró una sola mención de cerveza.12 La indagación en cuestión confirma lo ya antes establecido, en términos generales, por Juana Gil Bermejo, cuyos cuadros de importaciones no incluyen cerveza. Una situación similar se observa en las informaciones compiladas por Antonio Gutiérrez Escudero, en su excelente síntesis acerca de las primeras décadas del siglo XVIII.13

Los productos agrícolas y alimenticios que este autor registra son harina, cacao,

azúcar, carne salada, sal, pescados, especies y vinos.14 Sin embargo, la cerveza no era del todo desconocida, y lo sintomático radica en que no fuera demandada por los habitantes de la isla. Al menos es probable que quienes entablaron relaciones comerciales con los holandeses, a lo largo de las últimas tres décadas del siglo XVI y los primeros años del XVII, probaran reiteradas veces el producto, consumido por esos navegantes extranjeros durante sus prolongadas travesías. Las denuncias de funcionarios sobre el intenso contrabando que se llevaba a cabo en las costas del Norte y el Oeste de la isla, enumeraban como mercancías contrabandeadas tejidos, artículos de piel, harina, útiles de metal y esclavos, pero nunca cerveza. Si el producto que los holandeses daban a conocer a sus amigos americanos


Capítulo 3|Cuatro siglos sin producción de cerveza|70|

|71|Cuatro siglos sin producción de cerveza|Capítulo 3

insulares les gustaba a estos últimos, no fue al grado de que constituyera un renglón

Introducción del consumo de la cerveza

de las relaciones de intercambio que sostenían.

Tras el Tratado de Basilea de 1795, por medio del cual España cedió a Francia su pose-

En el caso de los comerciantes ingleses que practicaban el contrabando desde Jamaica

sión de Santo Domingo, se entró en una fase de extrema inestabilidad y pobreza, a causa

por las desembocaduras de los ríos meridionales, entre las décadas finales del XVII y las

del cierre del comercio fronterizo y la emigración de la mayoría de las personas de ele-

primeras del XVIII, está registrado documentalmente que llevaban cargamentos de cer-

vado nivel social.Al mismo tiempo se registró una apertura al comercio internacional, eli-

veza para su consumo, seguramente traídos de América del Norte. En los tiempos en

minándose las restricciones que tradicionalmente había impuesto la Corona española.

que había un estado de guerra entre las coronas española y británica, esos buques con-

Este cambio obedeció fundamentalmente a las condiciones accidentadas en que se

trabandistas eran hostigados por corsarios dominicanos autorizados por la Real Audien-

desenvolvió el país a lo largo de esos años. Durante la administración francesa, iniciada

cia. Al cabo de cierto tiempo los hostigamientos de los corsarios criollos tuvieron por

en 1802, se abrió el comercio directo con Estados Unidos. En cambio, su caída, en

resultado la desaparición del contrabando por las costas meridionales. Coadyuvó a ello,

1809, y la restitución de la dominación española conllevaron el establecimiento de

igualmente, que iba cobrando importancia el comercio con la vecina colonia francesa

relaciones comerciales con Gran Bretaña, de acuerdo con las cláusulas del acuerdo firma-

de Saint Domingue, terminada de consolidar en las postrimerías del XVII.

do por el gobernador Juan Sánchez Ramírez y el general británico Hugh Carmichael,

Resulta sintomático que la única noticia que se ha tenido de consumo de cerveza entre

lo que también comportó el establecimiento de mercaderes de ese país, el primer

los dominicanos del XVIII fuera la de que se decomisaba a las naves contrabandistas pro-

peldaño en la formación de una clase profesional de comerciantes en el siglo XIX.

venientes de Jamaica o la encontrada en los buques mercantes capturados mientras rea-

Hay que precisar, sin embargo, que la formación de la clase de mercaderes constituyó

lizaban travesías hacia colonias británicas en el Caribe y América del Norte. Es proba-

un proceso lento, a causa de la extrema pobreza en que había quedado sumido el país.

ble, además, que entraran cantidades reducidas de cerveza a Santo Domingo y Monte

Las operaciones de exportación por los puertos habilitados, fundamentalmente Santo

Cristi, puertos declarados libres a mediados del siglo XVIII. En el último se establecie-

Domingo y Puerto Plata, se circunscribían a pequeñas cantidades de tabaco y caoba,

ron mercaderes extranjeros, lo que torna más factible que se consumiese cerveza, aun

como se muestra en los datos recogidos por los primeros periódicos, publicados entre

fuese en cantidades minúsculas. Pero los decomisos o los ocasionales conocimientos de

1820 y 1821.17 Las importaciones eran exiguas y se limitaban, en lo fundamental, a te-

la bebida de la malta a través del contacto con franceses y comerciantes extranjeros no

jidos y alimentos manufacturados. En ninguna fuente de los períodos de la «España Bo-

tuvieron efectos de significación para que pasara a ser un artículo de consumo frecuen-

ba», entre 1809 y 1821, o de la dominación haitiana, entre 1822 y 1844, aparecen in-

te, ni siquiera en las postrimerías de los tiempos coloniales.

formaciones relativas a la cerveza, señal inequívoca de que la masa de la población se-

Esto último se comprueba en las estadísticas compiladas por Rosario Sevilla Soler y

guía ajena a su consumo, no obstante la apertura al comercio con el resto del mundo.

Máximo Coiscou acerca del comercio exterior de Santo Domingo en la segunda mitad

De todas maneras, el establecimiento permanente de comerciantes extranjeros introdujo

del XVIII. La historiadora española presenta cuadros acerca de las mercancías importadas,

un cambio de importancia, pues muchos de ellos, con toda seguridad, eran consumidores

y no aparece mención alguna de la cerveza.15 Por su parte, el historiador dominicano to-

de cerveza. Fueron ellos los introductores del consumo de la bebida en el medio domi-

ma exclusivamente los años previos al Tratado de Basilea de 1795, todavía con un acep-

nicano. Por consiguiente, aunque en pequeñas cantidades, comenzó a importarse cer-

table nivel de detalle, manteniéndose la misma situación, pese a que ya se habían insti-

veza, lo que debió acontecer sobre todo durante la década inicial del período haitiano,

tuido las primeras medidas de comercio libre, lo que permitía cierto nivel de intercam-

cuando se amplió considerablemente el comercio exterior, a tono con la superación

bio con posesiones no españolas, como Curazao. Al parecer, ni siquiera de esos luga-

parcial de la depresión económica y demográfica que había arrancado dos décadas antes.

res se recibía cerveza a fines del

XVIII.16

Una parte de esos comerciantes provenía de países europeos cerveceros. En la ciudad de

En resumen, la cerveza fue sencillamente un ausente entre los dominicanos hasta los

Santo Domingo, entre otros, eran sefardíes holandeses establecidos en Curazao, y judíos

inicios del XIX.

de la colonia danesa de Saint Thomas, y en Puerto Plata, junto a estos últimos, había también alemanes e ingleses. Esos orígenes coincidían con los centros de la manufactura de


Capítulo 3|Cuatro siglos sin producción de cerveza|72|

|73|Cuatro siglos sin producción de cerveza|Capítulo 3

cerveza en Europa, con escasas excepciones, como Bélgica, Austria y Checoslovaquia. El

talmente predicada por los intelectuales de tendencia liberal. Ulises Francisco Espaillat,

único contingente importante de comerciantes extranjeros proveniente de una zona no

uno de los publicistas y ensayistas más agudos de las décadas posteriores a la Independen-

cervecera era el de los catalanes, de connotada presencia hasta avanzado el siglo XIX.

cia, propugnó decididamente por la adopción de los patrones de las «naciones cultas» de

Los mercaderes extranjeros constituían el eslabón dirigente local del sistema económico

Europa y los Estados Unidos. Por eso, abominó de las diversiones vigentes entonces, co-

estructurado de acuerdo con el libre comercio, lo que entonces se circunscribía a las

mo las riñas de gallos y el merengue. Igualmente, Eugenio María de Hostos, el sabio puer-

naciones industriales de Europa y Estados Unidos. Ahora bien, el comercio con esas

torriqueño que adoptó a plenitud la condición de dominicano, rompió lanzas contra las

naciones en gran medida se realizaba a través de Curazao y Saint Thomas; por tal razón,

muestras de «barbarie» de los dominicanos, sobre todo la gallera y el fandango.19 Si bien

los comerciantes de esas islas pasaron a representar, in situ, el ideal de progreso que al-

ambos eran abanderados del nacionalismo, lo hacían bajo el supuesto de que la autono-

bergaban los débiles sectores dirigentes locales.

mía nacional debería ser el medio ideal para inocular los principios del progreso en el

Estos comerciantes, aunque en pequeño número y restringida su presencia a unos pocos

pueblo. Pedro Francisco Bonó, otro de los pensadores de aquellas décadas, identificaba la

centros urbanos, en lo fundamental fueron los introductores de estilos de vida prove-

diferencia entre los pueblos haitiano y dominicano en que el primero se sustentaba en

Mercado en el Río Ozama.

Puerto de Santo Domingo. C. 1865.

nientes de las metrópolis, los cuales conllevaron cambios de magnitud respecto a las

un «exclusivismo racial», mientras el segundo tenía una sustancia cosmopolita que lo ha-

costumbres provenientes de la época colonial. Así lo apreció el primer enviado del

cía preferir la raza blanca como componente indispensable para el progreso.20

gobierno de Estados Unidos ante el Estado Dominicano, refiriéndose a los comerciantes

Tiempo después, el economista catalán José Ramón Abad, también proveniente de

extranjeros de Puerto Plata: «Los pocos americanos y alemanes que han vivido allí

Puerto Rico y asimilado como dominicano, razonó acerca del imperativo de vencer,

durante algunos años han introducido comodidades y lujos a los que son ajenos los

por medios institucionales y legales, la tendencia al aislamiento para lograr la apertura

naturales y que empiezan débilmente a imitar».18

hacia el exterior como condición para el progreso:

Así, entre los círculos ilustrados se hizo crucial que el país se abriera a las corrientes uni-

«Esto no obstante, criados y nutridos los dominicanos con las ideas de aislamiento, las

versales del progreso que emanaba de los países industriales, postura que fue fundamen-

leyes que se fueron dando revelan la lucha entre las grandes aspiraciones de entrar en


Capítulo 3|Cuatro siglos sin producción de cerveza|74|

|75|Cuatro siglos sin producción de cerveza|Capítulo 3

consorcio con las naciones civilizadas, y el recelo al elemento extraño.Así, estas leyes no

ellas la génesis del consumo de la cerveza. Sin embargo, a su juicio, con todo lo impor-

han sido todo lo completas que requería el fin á que iban dirigidas.

tante que ha sido la adopción de este artículo de ingleses y alemanes, todavía no tras-

Por consecuencia necesaria estas leyes tienen que sufrir la depuración de sus naturales

pasaba un medio camino hacia la civilización.

defectos, siguiendo la marcha progresiva de ilustración, que ha venido estableciendo

«Por los años de 1830 a 1835 apenas se bebía cerveza, a menos que no fuesen algunos

reglas y preceptos en armonía con nuestro modo de ser político y con las ineludibles

enfermos y los extranjeros, y aún estos con templanza y moderación. Invádenos la civi-

exigencias del engrandecimiento de la

República.»21

lización de repente y en un santiamén nos dimos a tomar del caldo aquel con tantos

Por lo que se desprende de un fragmento de un texto de Espaillat, la cerveza pasó a ser

bríos, que hoy no nos aventajan ni alemanes ni ingleses, sin que al adoptar esta bebida

visualizada por los segmentos ilustrados como un artículo relacionado con los principios

favorita de esas dos grandes naciones hayamos tomado ni las buenas costumbres de los

del progreso de que eran portadoras las naciones europeas. Con este enunciado comen-

primeros ni el amor a sus libertades de los segundos. Sin embargo nos podemos consi-

zó una de las temáticas de mayor consistencia alrededor de la introducción y extensión

derar a medio civilizar mediante una sumita de $20.000 que nos cuesta la cerveza que

del consumo de cerveza entre los dominicanos: la de su asociación con niveles deseables

nos bebemos anualmente.»22 En los términos de Espaillat el consumo de cerveza de los dominicanos se asemejaba al de los europeos, lo cual no era el caso ni remotamente. Es plenamente aceptable su criterio, de orden testimonial y de estratégica referencia histórica, acerca del inicio del consumo popularizado de la bebida tras 1835, pero estaba restringida a estratos urbanos muy limitados. Por lo que se desprende de la información recopilada en la prensa posterior a 1844, se trataba de un artículo de lujo en el contexto de una sociedad en extremo modesta. Únicamente quienes tenían un ingreso monetario bastante elevado podían acceder al producto, al igual que a otros bienes importados vistos como suntuarios. Al parecer el naciente gusto por la cerveza a mediados del XIX estaba presente únicamente en las ciudades donde se encontraba un núcleo de mercaderes extranjeros, básicamente Puerto Plata, Santo Domingo y, en menor medida, Santiago. La precariedad de los caminos descartaba que se consumiera cerveza en el interior del país, con excepción de Santiago. Para ejemplificar la situación, una crónica periodística refiere que todavía en 1890 reinaba la miseria en Moca y alrededores, pues a causa de la mala situación de los caminos no se podían llevar desde Puerto Plata artículos de primera necesidad, como arroz, azúcar, jabón y gas, mientras otros aparecían pero a precios excesivos.23

Destilería de inicios del siglo XIX. Retrato de Ulises Francisco Espaillat del doctor Arturo Grullón.

de instrucción y cultura. En ese texto, no por casualidad, es Espaillat quien ofrece la primera información acerca de la introducción del consumo de la cerveza entre los

Las primeras marcas consumidas

dominicanos. Registra el prócer que los primeros consumidores eran exclusivamente

A falta de estadísticas de importaciones, si se toma la prensa como indicador de la evo-

los extranjeros, aunque también esporádicamente se usaba con propósitos medicinales.

lución del consumo de cerveza, es probable que este fuera aumentando con el tiempo,

Y, elocuentemente, para él su adopción por los dominicanos formó parte de la marcha

y que la situación descrita por Espaillat, en realidad, se refiriera básicamente a la década

del progreso.Todo lo que discurre a ese respecto es para ilustrar su reflexión, «algo filo-

de 1850. Fue entonces cuando, precisamente, comenzó a aparecer información relativa a

sófica», acerca «del modo en que la civilización invade a los pueblos.» Sitúa inequívo-

la cerveza en los periódicos consultados. Es posible que haya aparecido alguna que otra

camente los gérmenes de la civilización en las ciudades, en aval de lo cual identifica en

mención previa, pero de seguro poco significativa, a juzgar por el vacío que muestra la


Capítulo 3|Cuatro siglos sin producción de cerveza|76|

|77|Cuatro siglos sin producción de cerveza|Capítulo 3

prensa consultada, comenzando por El Dominicano, primer periódico posterior a la inde-

de la posibilidad de consumo de la generalidad de la población. Por ejemplo, a inicios

pendencia de la República Dominicana, fundado en 1845.

de 1853 la botella de cerveza inglesa, al parecer la más consumida entonces, se cotizaba

La hipótesis de que el volumen de importación todavía era exiguo e inestable se obtiene

entre 10 y 12 pesos nacionales.25 En esa época, la moneda nacional tenía una tasa de

de la comparación de cifras. El periódico El Progreso, en algunos momentos de 1853

cambio de aproximadamente 150 por peso fuerte español. Al año siguiente se especifi-

ofrece información cuantitativa de la importación de diversas mercancías «en los últimos

caba el precio de una docena de botellas de cerveza francesa en 160 pesos.26 Lo que más

días». Respecto a cerveza se ofrecen cantidades que hoy resultan punto menos que

incidía en este precio eran los costosos fletes. Hacia la misma época, el flete por canasto

irrisorias: En la tercera semana de febrero se registra la importación de 440 canastos; a

de cerveza estaba en 18 pesos, en tal caso más del 10% del precio al consumidor.

canastos.24

Desde la Anexión a España de 1861 las casas comerciales comenzaron a ofertar sus

Es casi seguro que esos canastos constaban de una docena de botellas, pues esa fue una

existencias por medio de la prensa. El primero en hacerlo fue el catalán Francisco Pou,

unidad utilizada hasta inicios del siglo XX.

con almacén en la Plaza del Mercado no. 47,27 quien recordaba a sus «marchantes y al

En términos relativos, los precios del producto eran bastante elevados, por ende fuera

público en general» tener en existencia cervezas de «todas clases» a $2.50 la docena y

mediados de marzo, 157; a inicios de abril, 150 y en mayo descendió a 20

Porter inglesa a $4.00 la docena.28 Durante la Anexión todas las cotizaciones se hacían Anuncio a inicios del siglo XX, de marca que se ofertaba en el país desde la década de 1860.

en moneda fuerte, pues se había dispuesto la conversión de la moneda nacional, fuertemente devaluada después de 1857. Es interesante que la Porter fuera el primer tipo de cerveza expresamente mencionado, lo que se reiteró en varias ocasiones, en señal de que era uno de los preferidos. Pero el mismo Francisco Pou anunciaba meses después, genéricamente, tener en venta un surtido de marcas de Inglaterra, Alemania y Francia. Este comerciante ofrecía la cerveza en barriles, canastos, botellas y medias botellas.29 Francisco Pou no era el único comerciante que anunciaba cerveza en la década de 1860. Entre otros también lo hizo, en la misma Gaceta de Santo Domingo, el almacén de Miró y Co., también catalán y localizado en la Plaza del Mercado, «en los bajos del Hotel del Comercio,» quien ofertaba cerveza inglesa, fundamentalmente en medias botellas. El incremento de la venta de cerveza no fue ajeno a la consolidación del sector comercial profesional de las ciudades, proceso que se tornaba visible durante los años inmediatamente previos a la Anexión a España, a tenor con el dinámico incremento de las exportaciones, principalmente de tabaco, desde décadas atrás. Tras la guerra de la Restauración, ocurrida entre 1863 y 1865, la gama de comerciantes que anunciaban existencias de cerveza fue incrementándose. Es razonable que inmediatamente después de la guerra no aparecieran anuncios, pues ello se correspondía con el entorno de un país que había quedado en escombros. El reinicio consistente del consumo parece haberse producido a partir de 1868. El establecimiento de Ricardo Pou, por ejemplo, situado en la calle Plateros no. 82, hoy Arzobispo Meriño, segunda arteria comercial de la ciudad de Santo Domingo, anunció cerveza inglesa a 30 centavos la botella.30 En los años posteriores a la Restauración la zona del Cibao logró una indiscutible


Capítulo 3|Cuatro siglos sin producción de cerveza|78|

|79|Cuatro siglos sin producción de cerveza|Capítulo 3

preeminencia económica, basada en el cultivo del tabaco, que cubría alrededor de dos

El avance del consumo a fines del XIX

terceras partes de las exportaciones totales del país.Varios establecimientos de Puerto

A finales de la década de 1870 el eje del avance económico retornó a la ciudad de Santo

Plata pasaron a anunciar cerveza. Fue el caso de Bertrand Payán y Co., quien vendía

Domingo. Se conjugaron en ello una severa caída de precios del tabaco y la fundación

cerveza inglesa en botellas y barriles de siete docenas. Otros comerciantes ofertaban

de ingenios azucareros en los alrededores de la ciudad capital y luego de Azua y San

variedades de envases, como el alemán Thomas Eaichsen, que ofrecía las siguientes po-

Pedro de Macorís. Junto al azúcar hicieron aparición nuevos renglones agroexportadores,

sibilidades en ventas al contado:

principalmente cacao y café, productos que también mostraron un comportamiento

Cerveza inglesa en barriles de 7 docenas de medias botellas

$ 14.00

muy dinámico. En lo adelante, la capacidad de venta al exterior dejó de depender del

Cerveza alemana en barriles de 8 docenas de medias botellas

$ 14.00

tabaco, concentrado en los alrededores de Santiago, y de productos tan aleatorios como

Cerveza alemana en cajas de 3 docenas

$

la caoba y otras maderas, las cuales escaseaban cada vez más.

5.00

Por su parte, el establecimiento de J. R. Hamburger ofrecía las siguientes variedades:

La fundación de ingenios marcó la tónica de una inserción más intensa de la economía

Caja de 24 medias

$

3.75

dominicana en los circuitos económicos internacionales. Esto dio por resultado un au-

Caja de 36 medias

$

5.50

Caja de 24 medias

$

5.00

31

Restaurante en Santo Domingo a inicios del siglo XX.

En algunas ocasiones comenzaron a aparecer menciones de marcas, lo cual era una práctica que había asomado apenas pocas décadas atrás en los mismos países de origen. Todavía lo común era que la cerveza no tuviera una marca específica. Pero en 1872, cuando se liquidaba el comercio de C. S. Passailaigue y Co., probablemente un nacional francés, se ofrecía a precio de costo la marca Bobée, por su nombre francés o belga.32 Meses después el mismo Thomas Eaichsen ofrecía otras dos nuevas marcas, como se observa en su anuncio de mercancías: Barriles de 8 docenas de medias botellas de cerveza alemana Docenas de medias botellas de cerveza inglesa Poter

$ 16.00 18.00

Cajas de 3 docenas de medias botellas

5.50

Barriles de 4 docenas de un cuarto de botellas de inglesa Tennents

9.00

Barriles de 7 docenas de medias botellas de Allsopp

16.00 33

De tal manera, junto con la Bobée, el inicio de las marcas anunciadas de cerveza incluía la Tennents, llamada a persistir durante largas décadas, y la Allsopp, de la cual no hay

mento abrupto de la circulación de excedentes, lo que redundó en un incremento de la

muchas menciones ulteriores.

capacidad de importación de bienes de consumo. El país vivió entonces uno de sus mo-

En casi todos los casos, debía tratarse de tipos de fermentación alta, que eran los predo-

mentos de mayores ilusiones, a causa de que ese crecimiento económico coincidió con

minantes en Europa antes de la invención del refrigerado artificial, en especial en

la instauración del poder de los liberales del Partido Azul, tras la deposición del presiden-

Inglaterra, país del cual era originario el grueso de la cerveza importada en aquellas

te Cesáreo Guillermo por el adalid restaurador Gregorio Luperón, en octubre de 1879.

décadas del XIX, en razón de la hegemonía comercial de la «fábrica del mundo» en el

La información disponible en el cuadro siguiente pone en evidencia el rápido creci-

escenario internacional.

miento del consumo de la cerveza, como parte de la breve coyuntura expansiva del conjunto de la economía. Se pasó, en cuestión de escasos años, a consumir cantidades


Capítulo 3|Cuatro siglos sin producción de cerveza|80|

|81|Cuatro siglos sin producción de cerveza|Capítulo 3

sustancialmente mayores que los niveles vistos de tiempos previos. Siendo ya la cerveza

existencias de cerveza, junto a provisiones como queso holandés, ginebra, vinagre, loza,

un producto sometido a impuestos al consumo, tal como se verá más abajo el ayunta-

mantequilla, licores, arroz y frutos secos.38

miento de la ciudad capital publicaba los volúmenes de importaciones a partir de 1879.

Ahora bien, ese crecimiento en el consumo de cerveza hay que considerarlo de manera relativa, pues se daba en el contexto de una sociedad rural y atrasada, carente de una

CUADRO 3.1

tradición en el consumo del producto. Pero, justamente, en tal contexto es que cabe

IMPORTACIONES DE CERVEZA DE SANTO DOMINGO (docenas de botellas)

apreciar la novedad de que, de producto esporádico, la cerveza pasara a ocupar un lugar estable en el consumo de una tenue franja de la todavía reducida población urbana.

1879

2,959

34

Tal cambio estuvo asociado con las variaciones que experimentaron las dimensiones del

1880

3,030

35

aparato económico. Los establecimientos comerciales se multiplicaron y, con ellos, la dis-

4,684

36

ponibilidad de mercancías provenientes del exterior. Asimismo, comenzaron a introducir-

8,125

37

se nuevas costumbres, tomadas de los europeos radicados en el país. Entre ellas se encon-

1881 1883

tró la cafetería o el restaurante, como lugares a menudo anexos a los escasos hoteles. Se puePor desgracia, esa información cesó de aparecer, pero es suficiente para apreciar cómo

de colegir que conformaron los entornos del naciente consumo popularizado de la cerve-

a partir de 1880, junto a la prosperidad que irrumpió en esos años, fue incrementándose

za. La utilización del hielo coadyuvó en ese sentido, pues cafés, restaurantes y, en algunos

con cierta rapidez el consumo en la ciudad capital. Sin duda el crecimiento se mantuvo

casos, establecimientos comerciales, comenzaron a ofrecer cerveza fría, lo que sin duda con-

durante unos años, aunque llegó un momento en que debió estancarse, como se mues-

tribuyó a hacer más atractivo el producto, visualizado desde entonces entre los dominica-

tra en la estadística de comercio exterior comenzada a publicar en 1905 por la Recep-

nos como bebida refrescante que, por ende, debe consumirse bien fría. Como expresión de

toría de Aduanas administrada por el gobierno de Estados Unidos. Para fines compara-

tal comportamiento, a mediados de la década de 1880 funcionaba un establecimiento de

tivos no conviene tomar el año 1905, sino el siguiente, cuando las operaciones de la

Pedro Dujarric en la esquina de las calles Regina y Santo Tomás, donde se expendían va-

Receptoría estaban regularizadas. En el primer año se registró, a nivel nacional, la im-

rios tipos de cerveza, entre las cuales se destacaban una de cidra y otra de guineos. Esta

portación de 25,563 docenas de botellas y en 1906 de 40,099. Esos datos no solo se

mención del guineo o banana, fruta tropical, como base de una cerveza, deja la incógnita de

refieren al conjunto del país, sino que comprendía un nuevo foco de consumo en San

dónde se fabricaba, pues no quedó especificado en los anuncios. A manera de conjetura,

Pedro de Macorís. Por ello, las cifras, aunque muy superiores a la de 1883, indican que

puede ser que viniera de Cuba, donde había ya varias fábricas de cerveza.

el consumo había dejado de crecer a una tasa tan rápida como la que se deriva del cuadro anterior. La lección es clara en cuanto a la correlación entre coyunturas econó-

Los primeros recargos tributarios

micas de auge e incremento del consumo de la cerveza: este último dependía estrecha-

De cualquier manera, se comenzaba a cumplir débilmente la apreciación de Espaillat

mente de una expansión del ingreso que superara el nivel de la subsistencia, a tal grado

que visualizaba la cerveza como un artículo de consumo popularizado. Esto dio lugar

que la evolución de ese consumo puede servir como uno de los indicadores claves de

a que las autoridades decidieran imponer una tributación relativamente importante al

las fluctuaciones de coyunturas.

consumo del producto, adicionalmente al arancel.

Claro está: desde el mismo siglo XIX tendencialmente el consumo no dejó de crecer,

El gravamen más importante se destinó a gastos regulares de los ayuntamientos, pero

aunque en los períodos de auge se aceleraba y en los de retraimiento de la economía

también se impusieron otros especiales para obras específicas. Esta nueva modalidad de

tendía a decaer. En las informaciones de carga de los buques mercantes llegados a los

tributación de la cerveza aparentemente se inició en 1885, lo que no deja de constituir

puertos dominicanos, por tanto, comenzó a figurar la cerveza de manera cada vez más

una señal del peso que había alcanzado el consumo del producto, y llegó a regularizarse

reiterada, sobre todo en los provenientes de Alemania. Fueron los casos de los vapores

en todo el país en 1887. Para 1885 ya existían impuestos municipales sobre la cerveza

alemanes Ciclop y Galicia, que llegaban al país entre 1889 y 1890, invariablemente con

en Santo Domingo y Puerto Plata. Mediante ley de 29 de junio de 1885, se autorizó al


Capítulo 3|Cuatro siglos sin producción de cerveza|82|

|83|Cuatro siglos sin producción de cerveza|Capítulo 3

ayuntamiento de Samaná a que impusiera un recargo municipal similar al existente en las dos principales ciudades. La cerveza pagaba 12 centavos y cuarto por

galón.39

de 1890, el ayuntamiento de La Vega fijó un impuesto de 15 centavos por ambos conceptos.42

Dos años después, por medio de ley de 28 de junio de 1887, el Congreso Nacional autori-

Además de este tributo municipal, algunos ayuntamientos de las ciudades principales –don-

zaba al Ayuntamiento de Santo Domingo a establecer un impuesto municipal sobre un con-

de se focalizaba el componente de modernización del crecimiento económico y,de igual ma-

junto de productos importados de amplio consumo, entre los cuales se hallaba la cerveza. Se

nera, el consumo de artículos importados– fijaron impuestos especiales a bienes de consumo

impuso un gravamen de 30 centavos por docena de botellas y de 5 centavos por galón en

extendido con el fin de financiar la construcción de obras consideradas de amplia incidencia

barricas.40 En la misma ley se aprobaron impuestos en beneficio de otros ayuntamientos, co-

dentro del entorno urbano. Es sintomático que la cerveza apareciera dentro de estos recargos

mo el de Santiago, por 25 y 10 centavos, respectivamente, la docena de botellas enteras y el

especiales desde mediados de la década de 1870, y sobre todo en las restantes dos décadas.

galón. En Monte Cristi el recargo fue sustancialmente menor, de 10 y 5 centavos, mientras

La primera mención de estos recargos fue la del Ayuntamiento de Santo Domingo, de ini-

que en Sánchez se estableció en 15 y 12.5 centavos. Por lo visto, se tomaba nota de las con-

cios de noviembre de 1874. Con el fin de «llevar a cabo algunas mejoras de utilidad públi-

diciones de ingresos de la población consumidora en las distintas poblaciones.

ca», y previa autorización del gobierno, fijó un impuesto de 25 centavos a la docena de botellas de cerveza, pagadero al contado.43 Poco después, el Ayuntamiento de Puerto Plata siguió esos pasos, con un impuesto a varios productos, «con el fin de obtener fondos para continuar con la construcción de edificios públicos.» A la cerveza le correspondieron 10 centavos por cada galón.44 Este impuesto de Puerto Plata se eliminó en 1886, lo que sugiere que el carácter transitorio estuvo vigente durante casi doce años.45 En la década de 1890, cuando en algunas ciudades se emprendieron nuevas obras, en buena medida fueron financiadas con recargos locales adicionales a diversos artículos de amplio consumo. La construcción de las obras y los servicios que se derivaban de ellas quedaban en manos de empresas privadas que tenían especial incidencia en el desenvolvimiento económico de la localidad. Se trataba de un régimen de concesión que implicaba el otorgamiento de un privilegio exclusivo por parte del Estado, que incluía un subsidio con fondos públicos. Dentro de tal lineamiento se encuentra la concesión a Juan Isidro Jiménes y Co., de Monte Cristi, en mayo de 1890, para la construcción de dos edificios en la playa, a fin de que sirvieran para el comercio del puerto y aduana; durante 25 años esa empresa quedaba autorizada a cobrar tarifas de muelle a diversos artículos, entre ellas 2 centavos a la docena de botellas de cerveza.46 Cuatro años después se impuso una tarifa similar

Anuncio del Hotel Fausto, uno de los primeros establecimientos de su género. Anuncio de marca cubana reproducido en el país.

Aun así, en algunos casos parece que estos gravámenes se consideraron excesivos,

a artículos entrados por el puerto de Azua, esta vez en beneficio del ingenio Ansonia

pues en 1889 el establecido a favor del Ayuntamiento de Santiago fue reajustado a

Sugar Co., propiedad de norteamericanos, por concepto de lanchajes y lancheros en el

15 centavos la docena de botellas (la mitad que dos años antes) y 10 centavos el ga-

puerto.47 En 1896 el Poder Ejecutivo otorgó una concesión a Salvador Ros, azucarero

lón, el mismo que anteriormente. En cambio, en lugares donde circulaba mucho di-

cubano de San Pedro de Macorís, para la limpieza del puerto y la construcción del mue-

nero se autorizaron gravámenes mayores. Fue el caso notablemente de San Pedro de

lle y aduana, a cambio de lo cual lo autorizaba a cobrar una tarifa a bienes importados,

Macorís, ciudad donde en 1889 se estableció un impuesto de 50 centavos, tanto pa-

entre ellos la cerveza, a razón de 15 centavos la docena de botellas.48 Es visible cómo,

ra la docena de botellas como el galón.41 La diferencia de circunstancias locales es

al igual que en los recargos municipales, la tarifa de recargo para obras portuarias fue

clara en la intensidad de la tributación cuando se observa que poco después, en abril

mucho más elevada en Macorís que en Azua y Monte Cristi.


|85|Las refrescantes bebidas

4

|85|Debate de la modernidad en un feudo antillano|Capítulo 2

LAS REFRESCANTES BEBIDAS CRIOLLAS

El mabí y sus tipos En el extendido período histórico visto en el capítulo anterior hicieron aparición varias bebidas refrescantes asociadas a condiciones naturales o tradiciones culturales. El término genérico más usado en la actualidad para referirse a ellas es el de mabí, Anteriormente, más de cien años atrás, el término correspondiente era el de pru. Hoy mabí es considerada, entre los dominicanos, toda bebida refrescante que se deja fermentar al aire libre durante unos pocos días. Estas bebidas tienen un elemento común con la cerveza: se preparan a base de la fermentación. Pero tienen, sobre todo, diferencias importantes, por lo cual cabe considerarlas a lo sumo como semi-cervezas, entendiendo por cerveza, en una acepción amplia, toda bebida fermentada de baja graduación alcohólica. En la acepción actual precisa, a partir de la generalización del producto desde Europa noroccidental y central, la cerveza está invariablemente compuesta de un cereal malteado, fundamentalmente cebada, lúpulo y

Vista de Samaná, centro de producción de gingerbeer.


Capítulo 4|Las refrescantes bebidas criollas|86|

|87|Las refrescantes bebidas criollas|Capítulo 4

levadura. Pero ya se ha visto que en numerosos pueblos se han fabricado cervezas que

a la palma cacheo. De todas maneras, llama la atención que esas bebidas no recibieran

escapan a tal característica, pues, aunque consisten en bebidas alcohólicas fermentadas, a

atención de otros visitantes y observadores, lo que se plasma en la ausencia de menciones

menudo no usan ninguna levadura y se basan en otras materias primas, como se ha vis-

en la generalidad de las crónicas.3 Tal vez la explicación de estas ausencias radique en

to para el Oriente, África y América.

que los redactores de crónicas o relaciones no se adentraban en la vida rural, a diferen-

Las bebidas refrescantes dominicanas, aunque fermentadas, tienen un grado alcohólico

cia de las posiciones de Exquemelín y Peguero, en posibilidad de atender a los usos cul-

tan reducido que resulta insignificante. Si bien puede haber cervezas con un grado

turales del mundo rural, el primero como bucanero y el segundo como hatero. Más allá,

alcohólico mínimo, se relacionan a los insumos hoy convencionales. De tal manera, las

resulta por el momento imposible externar hipótesis sobre los orígenes de esas bebi-

variedades de mabí no pueden, estrictamente hablando, catalogarse como cervezas, pero

das, al igual que las que hoy reciben el nombre de mabí.

sí como un producto parecido. Ambos tienen por común finalidad la de refrescar, pero

Como se verá a propósito del mabí, una presunción común, producto de la transmisión

en el mabí la finalidad es casi exclusiva, mientras en la cerveza se conjuga con la bús-

oral, le asigna un origen que no es demasiado remoto, básicamente las décadas finales

queda de un contenido festivo vinculado a su baja graduación alcohólica.

del XIX. Si fue así, se acogió una palabra que con seguridad ya existía para designar una

Dos son los motivos que pueden haber incidido en la «no evolución» de las bebidas

bebida cuyo uso se habría descontinuado. En cambio, se generalizó el término pru,

refrescantes hacia un tipo propiamente dicho de cerveza. Se pueden vincular a las mismas

vocablo nuevo, posiblemente venido de otros países de América española.

causas que llevaron a que no se perpetuara la cerveza del casabe preparada por los taínos.

Al mismo tiempo, esas bebidas forman parte de un contexto panantillano, resultado de

El primero es la afición de los dominicanos a los licores derivados de la caña; el segundo

interacciones culturales no aclaradas de manera cabal. Pru es un término también uti-

remite a la extrema pobreza, que dificultaba toda labor que requiriese un procesado

lizado en Cuba y posiblemente en otros territorios hispanoparlantes. De la misma

esmerado.

manera, no deja de resultar sintomático que el término mabí sea usado tanto en Repú-

No hay noticias precisas de cuándo comenzaron a utilizarse esas bebidas refrescantes en

blica Dominicana como en Haití, señal de las interacciones culturales y del arraigo

la isla de Santo Domingo, pero no cabe duda de que se trata de bebidas antiguas, como

insular de la bebida.

refieren varios de los entrevistados octogenarios y nonagenarios. Con seguridad algunas de ellas comenzaron a utilizarse en el período colonial. Al menos, está mencionado el XVIII,1

Pru

y está documentado que

Las primeras menciones escritas del pru que se conocen datan de la segunda mitad del

el término mabí, al que Alexander Exquemelín le asignó origen indígena, comenzó a

siglo XIX, especialmente las últimas décadas. Entonces con ese término se aludía funda-

utilizarse en la época colonial. Sin embargo, esta bebida no fue consignada por los

mentalmente a un refresco hecho de alguna planta local. Para algunos es categórico que

cronistas de Indias. Por otra parte, no parece que la bebida descrita por este aventurero

se hacía de bejuco de indio,4 lo que recoge un diccionario,5 mientras otros piensan que

holandés del siglo XVII fuera la misma que los dominicanos conocen en la actualidad,

se trataba de otra bebida.6 De la importancia local de la bebida da cuenta el hecho de

pues el procesamiento difería así como la materia prima sacada de un tubérculo:

que el término esté recogido en la toponimia finisecular decimonónica, al denominar-

«Usan unas batatas para hacer una bebida. Las cortan en tajadas y las echan en agua

se así una estancia localizada al oeste de la vieja ciudad amurallada, como se observa en

caliente. Entonces cuelan el líquido y lo dejan posar dos o tres días hasta que se fermen-

el mapa de Casimiro de Moya.

te. Es una bebida sabrosa y nutritiva, con un sabor amargo que no es nada agradable.

Por su uso común, el pru comenzó a ser mencionado en obras literarias a fines del XIX.

Ellos le llaman mabí, que es el nombre que le dan los indígenas.»2

El hecho de que anteriormente no se mencionara no significa que no existiera; más

A partir de esta cita del aventurero se puede concluir que en el periodo colonial era

bien refleja la escasez de producciones literarias. Menciones dispersas se encuentran en

corriente la preparación de bebidas fermentadas. Además del «vino de batata», Exque-

un relato de Francisco Moscoso Puello acerca de la vida cotidiana en la ciudad de San-

melín, como se verá más adelante, describe la preparación del refresco de cacheo, aunque

to Domingo durante la década de 1890.7 También hay una mención de Enrique Aguiar,

no le da ese nombre. Un siglo más tarde, Luis José Peguero retoma el tema refiriéndose

cuando describe un ventorrillo de la misma barriada: «A un lado, y pegada del seto, se

uso de la palma cacheo para tal fin a mediados del siglo


Capítulo 4|Las refrescantes bebidas criollas|88|

|89|Las refrescantes bebidas criollas|Capítulo 4

alzaba una estiva de petacas de carbón y recostados de la estiva, haces de caña; al pie de

razones suficientes para pensar que es originaria del Este. Un recorrido por sus locali-

la mesa grande había dos cajas de gas, cuyas tabas, negras de sucio y de tiempo, soporta-

dades muestra un mayor arraigo de la bebida que en otras regiones. Por otra parte,

ban una batea de jobos llenos de mimes, un plato de guayabas coscorrones, chinas, le-

informaciones orales indican que décadas atrás no se confeccionaba mabí en algunas

chozas y algunas frutas de la cosecha; allí también se veían, colocadas en una cajita de

localidades cibaeñas, como en Moca.9 De todas maneras, cualquiera que haya sido su

aquel jabón que se vendía en briscas, varias botellas de pru, de ese pru caribe cuyas bur-

momento de origen, el mabí tiene una prolongada existencia en las comarcas cibaeñas,

bujas se precipitaban hasta formar una espuma amarillenta que salía por encima de los

donde los ancianos coinciden en que es un producto antiguo. Hace tiempo, ya uno de

tapones amarrados.»8

los frío-fríos favoritos de los niños era el de mabí.10 El posible origen relativamente tardío en el XIX y la localización primera en el Este

El mabí «clásico» de bejuco de indio

apoyan la teoría de que el mabí fue introducido por los inmigrantes barloventinos, casi

Como se ha referido, en la actualidad mabí es, para el común de dominicanos, la bebida

todos trabajadores relacionados a las plantaciones cañeras, así como por trabajadores de

preparada a base de bejuco de indio. Si bien se conoce en la generalidad del país, hay

las colonias francesas de Martinica y Guadalupe.11 En este momento, a falta de documentación asertiva, no se puede emitir una conclusión respecto a esta cuestión. Pero,

Bejuco de indio.

sin importar su origen, el mabí se asoció a una modalidad de la vida cotidiana provinciana, sobre todo en los pueblos de pequeño tamaño. Hay suficientes indicaciones de que el mabí no se utilizaba, al menos como hoy, en las comarcas puramente rurales. Una de las entrevistadas de mayor edad, Margarita Pérez, nacida en Los Llanos en 1922, en el seno de una familia relacionada a la confección de mabí, refiere que su madre ya lo hacía, pero no así su abuela. Don Ramón Villaverde, por su parte, asegura que la trayectoria del mabí partió de la ciudad al campo, o sea, de manera inversa a otros usos culturales tradicionales. La principal razón de esto, seguramente, estriba en que la conservación del producto requiere refrigeración. Es cierto que en secciones rurales del Este se ha preparado y conservado mabí, durante períodos cortos, en tinajas de barro, uno de los artículos artesanales más extendidos en la región. Pero en las poblaciones se da por sentado que el mabí está asociado a su conservación durante cierto tiempo. Por eso su preparación y almacenamiento ha pasado por diferentes fases. Tras el empleo de la tinaja se pasó a la damesana, envase de vidrio de tamaño bastante grande, que comportaba de hecho una medida y que llegaba al país para otros procesos o para introducir sustancias diversas. Cuando se industrializó el aceite de maní, desde fines de la década de 1930, las latas de hojalata, también de bastante tamaño, pasaron a ser el receptáculo típico en el que se preparaba el mabí. Algunos artesanos tomaban la precaución de revestir esas latas de pintura, a fin de prevenir que el óxido alterara la calidad del producto. En tiempos recientes, cuando el plástico se ha hecho la materia prima básica para los envases, ya casi invariablemente el mabí se prepara en cubetas de ese material.12


Capítulo 4|Las refrescantes bebidas criollas|90|

|91|Las refrescantes bebidas criollas|Capítulo 4

Etapas parecidas se sucedieron en el método de enfriamiento. El conservado del pro-

casera que suple negocios de expendio, aunque vende también a forasteros o a vecinos

ducto, como se verá más abajo, requiere que se mantenga en un sitio frío o fresco. Al

y relacionados. Se trata, por ende, de una bebida comercial pero más asociada a ambientes

principio bastaba la tinaja, para unos pocos días. Pero los más ancianos recuerdan la

de personas pobres o modestas. No obstante, en el medio provinciano hasta el presente el

introducción del hielo, lo que permitía una conservación más prolongada, ya que a

mabí tiene sus adeptos, que lo conceptualizan como bebida favorita. En la familia fabri-

menudo se utilizaban procedimientos para asegurar que el hielo durara muchos días. La

cante de mabí seibano se conserva la tradición de que el mismo Rafael Trujillo, mientras

electricidad introdujo poco a poco el uso de la nevera, a medida que en los medios

fue jefe de puesto de la Policía Nacional Dominicana en esa ciudad, era un consumidor

provincianos se iban abriendo terreno los usos materiales de la modernidad; y donde

asiduo de mabí. Detrás se señalan figuras importantes, dominicanas y extranjeras, que

no llegaba la electricidad, se hizo común la utilización de neveras de gas.

quedan impresionadas tan pronto prueban el producto y lo solicitan continuamente.

A pesar de que, como artículo urbano, su producción era realizada por artesanos espe-

Originalmente la popularidad del mabí provino de que las fábricas de refrescos de

cializados, también era común en las poblaciones del Este su preparación para exclusivo

gaseosa se fundaron con cierta tardanza a fines del XIX y, a causa de la fragmentación

autoconsumo hogareño.Y es que se adecuaba a la perfección al perfil pobre o modesto

geográfica y económica, sus productos no traspasaban el espacio local. De tal manera,

Ramón Villaverde, comerciante de San Pedro de Macorís.

Cubeta de plástico para la preparación de mabí.

de la vida dominicana tradicional. Prácticamente ningún artesano o comerciante espe-

como producto artesanal, y con la ventaja de ahorrar en pago de mano de obra asala-

cialista podía sobrevivir gracias al mabí. Se trataba de un complemento en los ingresos,

riada y fletes interurbanos, el mabí competía en precio con las bebidas gaseosas.

aunque en casos contados podía representar el principal medio de vida en un esquema

No de otro modo podía acontecer con un producto de confección tan elemental que

laboral caracterizado por la multiplicidad de ocupaciones. Solo excepcionalmente se

una de las artesanas refiere que «no tiene ciencia» y que está en condiciones de enseñar

fundaron establecimientos formales, como el taller de Los Llanos, con producto con eti-

a todo aquel que desee aprender a hacerlo.13 A pesar de esa sencillez en su elaboración,

queta y la marca Mabí Llanero Pérez Eusebio.

el mabí es un acervo de las generaciones pasadas, basado en el aprovechamiento de un

Dos esquemas básicos se han podido detectar en las pequeñas poblaciones como Los Lla-

producto de la naturaleza.

nos: el pulpero que fabrica el mabí para la venta en su establecimiento, y la productora

Lo primero que hace el artesano es escoger la materia prima, aunque su búsqueda se


Capítulo 4|Las refrescantes bebidas criollas|92|

|93|Las refrescantes bebidas criollas|Capítulo 4

confíe a un relacionado o, raramente, a un pequeño vendedor. El verdadero bejuco de

Al concluir el período de fermentación se procede a colar la bebida, de la misma for-

indio se diferencia de otra variedad, muy parecida pero de tallo más oscuro, denomi-

ma elemental con que es llevado todo el proceso.Y, de inmediato, se introduce en bo-

nada bejuco cimarrón. Mientras más claro es el color del bejuco de indio, en principio

tellas de cualquier tipo, aunque más bien de tamaño pequeño, a fin de que quepan con

producido.14

Estas ramas finas, de enredadera o bejucos, se dejan ba-

más facilidad en los refrigeradores. Ahí se puede guardar durante bastante tiempo, pues

jo el sol hasta que queden secas. Entonces se procede a extraerles la corteza en tiras alar-

la fermentación avanza lentamente y el mabí no se desnaturaliza de inmediato. Cuan-

gadas, las cuales son depositadas en agua durante uno o dos días.

do el producto está recién hecho es normal que los artesanos domésticos lo vendan di-

El primer producto que se extrae es el pie, una parte del cual puede usarse para consu-

rectamente en galones a los consumidores, sobre la base de un precio menor, ya que se

mo, pero la mayor parte se conserva para dar fuerza a ulteriores preparados de mabí.An-

ahorran los gastos de conservación y distribución.

te todo, lo que está en juego es una cuestión de tiempo, pues, según refiere una de las

En síntesis, el mabí es una bebida refrescante, carente de toda vinculación al consumo

mejor será el mabí

rápidamente.15

Ese pie se debe guardar en

de alcohol, no obstante el fermentado. Esto explica que el espacio de su consumo sea

condiciones óptimas, para poder reusarlo. De acuerdo a Ramón Villaverde, con una bo-

completamente distinto al de la cerveza: el mabí se consume en pulperías o cafeterías y

artesanas, con el pie la bebida «sube» más

tella de pie se puede preparar una damesana de cinco galones de mabí. Normalmente, pues, se vierte una poción del pie en un recipiente de tamaño variable, pero que siempre tiene varios galones de capacidad; se le añade agua y una nueva cantidad de corteza de bejuco de indio y se bate, deseablemente con un cucharón de madera. Cuando se juzga que está listo, se añade azúcar parda y se deja fermentar. Algunos de los entrevistados consideran que el azúcar contribuye a acelerar el proceso de fermentación. Con el mismo fin y para concederle a la bebida sabores más fuertes, se le pueden adicionar otros ingredientes, como jengibre, aunque no es lo más común. Es interesante la referencia de que, hasta inicios de la época de Trujillo, en la década de 1930, se utilizaba el melao producido por trapiches que existían en toda la banda sur, los cuales fueron progresivamente clausurados por los marines norteamericanos y subsiguientes autoridades. La duración de la fermentación oscila entre la normal, de dos o tres días, y la máxima de una semana. Después de ese tiempo, habida cuenta de que la fermentación se hace a temperatura ambiente y basada en agentes naturales, el mabí se torna agrio, y de continuar el proceso acaba convertido en una especie de vinagre. Si bien en este último caso se incrementa el grado alcohólico, pocos lo preferirían así, ya que el propósito generalizado de la bebida es puramente refrescante. Aun así, hay quienes prefieren el sabor agrio y una graduación alcohólica que aproxima este mabí a la cerveza, lejos del concepto de refresco, aunque presenta el inconveniente de que, añejado, «afloja las piernas». Por tal razón, algunos adeptos tienen la costumbre de mezclar el mabí común con algún licor. Aunque el mabí típico no embriaga, puede a veces provocar una sensación embriagante, dependiendo de las condiciones en que se consuma. Al parecer, a mayor calor ambiental, más se potencia el pequeño grado alcohólico, siempre inferior a 1%, salvo que la fermentación se prolongue.

Raspado del bejuco de indio.


Capítulo 4|Las refrescantes bebidas criollas|94|

|95|Las refrescantes bebidas criollas|Capítulo 4

puestos de bebidas refrescantes, o bien en el hogar; está fuera de contexto asociarlo con

Es probable, a partir de lo que refiere Exquemelín, que, efectivamente, este refresco fuera

ocasiones festivas, por lo que nunca se le encontrará en bares, restaurantes o salas de fies-

de uso antiquísimo, aunque este lo señala como una bebida fermentada tan fuerte como

ta. Durante décadas la botella pequeña se expendió normalmente a tres centavos. Fue

el vino. Haciendo una indudable referencia a la palma de cacheo, Exquemelín la deno-

solamente en los últimos treinta años en que el precio empezó a incrementarse hasta

mina como «de vino», por sacarse de ella una bebida parecida del «corazón del repollo»

llegar en la actualidad a niveles oscilantes entre 3 y 5 pesos la botella.

del interior del tronco, de donde se extrae el líquido. Según él, la palma se derriba y

Por lo demás, las cantidades que se expenden de mabí siguen siendo irrisorias. Uno de

luego se procede al preparado siguiente:

los pocos que viven en lo fundamental de este producto en la actualidad en San Pedro

«Hacen un agujero cuadrado en el centro de la parte gruesa a la cual llaman barril.

de Macorís, refiere que apenas vende unos treinta vasos diarios, que a tres pesos cada

Entonces extraen la materia blanca, y ablandándola primero, luego la exprimen con las

uno le representan alrededor de $3,000 mensuales, en caso de que su puesto abra los

manos. El árbol mismo provee todos los utensilios necesarios para este proceso, pues

treinta días del

mes.16

cuelan el líquido a través de hojas de palma, y de ellos también hacen los recipientes para almacenar y beber el vino.»21

El refresco de cacheo Las bebidas refrescantes criollas no solo se basan en el bejuco de indio. Existe al me-

Expendio de mabí en San Pedro de Macorís.

nos otra sustancia muy extendida y utilizada durante largo tiempo en la región Suroeste: la masa de la palma denominada cacheo. Este árbol tiene una enorme importancia en los ecosistemas de esa región, puesto que es una de las especies más aptas para el bosque seco y, sobre todo, el medio de vida de transición al bosque húmedo. Por tal razón, la palma se encuentra en concentraciones a partir de cierta altitud en las cadenas montañosas de Bahoruco y Neiba. Por ese peso en los ecosistemas, el cacheo está asociado a la toponimia de la región, como es el célebre cerro de Los Cacheos, próximo a Azua y vinculado a una de las campañas contra las invasiones haitianas a mediados del siglo XIX. La palma cacheo es fácilmente reconocible por su forma peculiar, consistente en una protuberancia en medio del tronco. En el país existen dos especies: Pseudophoenix vinifera (Mort) y Euterpe vinifera (Mort).17 De ambas, la primera es la más expandida, prácticamente la que identifica la palma.18 El uso de la palma por los taínos está establecido a partir de los análisis de polen, aunque no se sabe si la utilizaban para hacer una bebida.19 Esto último es lo que suponía el cro-

Los inmensos palmares que se divisan en las sierras sureñas tienen una enorme impor-

nista banilejo Luis José Peguero, a mediados del siglo XVIII. A pesar de que la referen-

tancia para la vida de los humildes que las habitan; como casi todas las palmas, del cacheo

cia de Peguero es imprecisa –ubica el cacao en la época indígena–, su hipótesis re-

se extrae madera para las viviendas, hojas para los techos y la frutilla para el engorde de

vela el uso que con seguridad se le daba a la palma en su propia época. Refiere ese tem-

cerdos, un complemento de primer orden en la economía doméstica. Pero además se

prano cronista criollo lo siguiente:

extrae una «tripa», consistente en una masa blanda, de la «petaca» o «barriga» de la pal-

«Su palmito es semejante a la caña dulce y con el licor sacado de ella hervíanlo los indios

mera, con la cual elaboran el cacheo.22

y hacían una miel con que endusavan el cacao, y se come como la caña dulce, y facilita

En la protuberancia se hace un hueco, a través del cual se extrae la masa blanda, que sale

los impedimentos de la orina.»20

de color blanco intenso y se astilla, quedando en forma de cañas. Los lugareños extraen


Capítulo 4|Las refrescantes bebidas criollas|96|

|97|Las refrescantes bebidas criollas|Capítulo 4

el material de tal forma que les permita periódicamente renovarlo y mantener la pal-

Como vieja capital del Suroeste, Azua era el bastión principal del consumo de cacheo,

mera en pie. De tal manera, si se extrae correctamente la tripa se renueva al cabo de un

al grado de todavía es considerado la bebida local.24 Antaño en muchos hogares se pre-

tiempo apreciable. En otros casos, también muy frecuentes, la palmera se arruina.

paraba el cacheo de acuerdo al procedimiento arriba visto. Pero también se mezclaba

Astillada la tripa, el procedimiento consiste simplemente en dejarla en agua a la intem-

con bejuco de indio y trozos de caña, junto a azúcar parda, y se dejaba fermentar du-

perie durante aproximadamente una semana. Ha de notarse que el cacheo se deja más

rante aproximadamente una semana.25 Es de resaltar que en Azua y alrededores el ca-

tiempo que el mabí de bejuco de indio en el proceso de fermentación. Consumido el

cheo se preparaba en barricas de cedro o roble. Estas se tapaban con cierta presión, con

refresco se vuelve a renovar el agua en varias ocasiones, con lo que la sustancia de la pal-

ayuda de una cuerda, para ayudar a una mejor fermentación. Al cabo de una semana, el

ma tiene un elevado rendimiento. En los lugares de vida más modesta, como Duvergé,

producto despedía gran cantidad de burbujas por efecto de la fermentación, pero, al igual

simplemente se usan bateas rústicas de madera. En otros lugares, de perfil más urbano,

que el mabí, no llega a embriagar, por lo que solo se consumía en pulperías.

se usan barricas.

Todavía se puede adquirir cacheo en un establecimiento de Azua, la barra Cira, situada en

Las personas consultadas coinciden en que el sabor del refresco de cacheo, en su versión

la entrada de la población, cuya propietaria original, de ese mismo nombre, durante mu-

original, era exquisito, superior al del mabí. Al igual que en el Este, se le añadía azúcar,

cho tiempo sustentó su negocio en buena medida en el refresco. Hoy la barra está arren-

pero a menudo solamente al momento de consumirse. La bebida era universalmente

dada, pero mantiene la tradición de la venta de la bebida, solo que elaborada exclusiva-

considerada alimenticia, tonificante y medicinal, esto último por su propiedad diurética

mente de la raíz de la palma. El mismo arrendador de la barra es quien se encarga de la

y por la suposición de que contribuye a limpiar la sangre de impurezas.23

preparación del cacheo mediante el procedimiento convencional de dejar fermentar el

Se ha visto que el cacheo se puede dejar más tiempo en fermentación que el mabí, al

preparado en tanques de agua con azúcar parda durante cerca de dos semanas. En el caso

grado de que era frecuente que pudiera llegar hasta dos semanas, en cuyo caso se incre-

de la raíz, el líquido únicamente comienza a tener propiedad embriagante cuando se apro-

mentaba la graduación alcohólica y adquiría propiedad embriagante. Con el tiempo,

xima al mes de fermentación. Los parroquianos pagan 6 pesos por vaso y 40 pesos por el

a diferencia del mabí, la calidad del producto se acrecentaba, pero la gente no lo pro-

galón. Las cantidades que se expenden son reducidas, lo que muestra que el cambio al uso

curaba como bebida alcohólica, por lo que no sustituía los aguardientes que se prepara-

de la raíz ha dado lugar a una disminución del peso del consumo de este producto. Úni-

ban en los alambiques anexos a los trapiches de la región.

camente en meses calurosos puede llegar a venderse en la barra unos 30 galones mensua-

Al igual que el mabí, el ciclo de consumo del cacheo está regido por las estaciones del

les o poco más, obviamente a un círculo de aficionados inquebrantables al sabor del re-

año: a más calor mayor demanda del refresco, aunque exclusivamente en los hogares y

fresco. De ahí que el propietario de la barra deba subsistir más bien de otros productos

en las pulperías, nunca en bares o establecimientos similares, donde se consumen cer-

azuanos, como dulces de leche, chivo picante y pescados guisados y fritos.

vezas o licores. A pesar de que, hasta cierto punto, muchos campesinos tenían conciencia de la conve-

El mabí seibano

niencia de no arruinar las palmas, los criterios conservacionistas dieron lugar a que se

En El Seibo existe una empresa, hasta hoy prácticamente única en lo relativo a la pre-

prohibiera de la extracción de la tripa, lo que en el caso Sierra de Bahoruco, en las pro-

paración de las bebidas refrescantes criollas. Se trata de una pequeña manufactura en

ximidades del Valle de Neiba, se intensifica por ser parque nacional.Ante la prohibición,

que se produce mabí en cantidades industriales, ampliamente reconocido por la exce-

en los últimos 20 años, se ha acudido al recurso de sustituir la tripa por la raíz. Tal ex-

lencia de su calidad. Entre los seibanos constituye un axioma que el paso por la ciu-

plotación está tolerada por las autoridades, las cuales consideran que así el árbol no su-

dad obliga al consumo de al menos una botella de este mabí.

fre demasiado. Esta modalidad del cacheo es la que hoy se consume en varias localida-

La empresa se denomina Fábrica de Mabí Champán Otto. Debe su nombre al apelli-

des del Suroeste, aunque en cantidad muy inferior a tiempos anteriores. De acuerdo a

do del fundador y sus descendientes, hasta hoy propietarios de la pequeña empresa.

un conocedor de la tradición, la nueva variante de refresco de cacheo es de una calidad

El fundador,Thomas Otto, era un holandés criollo de Curazao, llegado a El Seibo en

sustancialmente inferior a la elaborada a partir de la masa blanda de la «barriga».

la novena década del iglo XIX. Es posible que comenzara a producir mabí hacia 1883,


Capítulo 4|Las refrescantes bebidas criollas|98|

|99|Las refrescantes bebidas criollas|Capítulo 4

aunque no hay seguridad al respecto. Aparentemente al inicio se trataba de un establecimiento

casero.26

Tomás Otto Duvergé también operó, en gran medida, de acuerdo a un patrón familiar, puesto que tenía de socio a su hermano Ovidio, padre del actual administrador.Toda-

Vino a ser su primogénito, Tomás Otto Duvergé, quien le dio impulso a la empresa y

vía hoy la empresa tiene un carácter familiar, pero con un componente femenino, ya

le imprimió estándar manufacturero. Además de la fábrica de mabí, Otto Duvergé

que, a semejanza de todo el Este, la dirección del procesamiento del mabí ha ido trans-

fundó la primera fábrica de hielo, en 1911, y la primera planta eléctrica de la ciudad, en

mitiéndose de generación en generación de madre a hija. El perfeccionamiento del pro-

1926, la cual funcionó hasta 1950. Por sus iniciativas, se ganó el reconocimiento de sus

ducto fue iniciado por Dolores Duvergé, esposa del fundador, pero fue su hija Onési-

compueblanos, siendo el introductor del alumbrado público, el fundador de la primera

ma quien lo culminó, hacia 1910, resultando así la creadora del sello de originalidad sei-

sala de cine y el vendedor de los primeros artículos modernos basados en electricidad,

bano. En la actualidad el procedimiento está bajo el control de Adela Otto Morales, her-

como aparatos de radio. Otto Duvergé era un empresario en sentido cabal, también

mana del administrador, quien cuenta con el concurso de su hija Dolores Beras.

propietario de una factoría de arroz. Se trataba de todo un caballero, siempre vestido

A diferencia de la generalidad de mabíes hechos de bejuco de indio, el seibano de los

muy formal, con traje blanco y sombrero de pajita.27

Otto no requiere el uso de un pie. La particularidad principal de la fórmula de Onésima Otto Duvergé, vigente hasta hoy y patrimonio secreto de la familia, radica en que

Botella de mabí seibano.

el mabí no se daña con el paso del tiempo en fermentación, sino que, por el contrario, va mejorando sin cesar, no obstante encontrarse en la temperatura ambiente del trópico. Tras dos años de envejecimiento, los propietarios consideran que el mabí se transforma en una especie de sidra o champagne. Han llegado a envejecer damesanas hasta durante 15 años, como la que brindaron en la boda de uno de los hijos, lo que constituyó un acontecimiento por la excelencia de la bebida. Ese mabí añejado es espumoso, como cualquier sidra o cerveza. La familia no lo produce con fines comerciales, sino únicamente para brindar a visitantes y amistades en ocasiones especiales. La denominación de champagne provino de los marines estadounidenses, quienes frecuentaban la fábrica de hielo para consumir bebidas frías, terminando por aficionarse al mabí. En conjunto, la fórmula del mabí seibano es distinta a cualesquiera otros. El sabor, producto de un envejecimiento de semanas, ha querido ser emulado por otros fabricantes, sobre todo por algunos que han instalado pequeñas manufacturas en la ciudad de Santo Domingo. Los esfuerzos de quienes han deseado conocer la fórmula secreta –de acuerdo a lo declarado por el señor Otto Morales y su esposa– han resultado fallidos, pues al cabo del tiempo invariablemente el mabí se les torna amargo y oscuro y las botellas revientan por efecto de la fermentación. No obstante la calidad y su reconocimiento en todo el país, e incluso en el exterior, la empresa sigue teniendo un perfil fundamentalmente artesanal. Refiere la señora de Otto que la familia no ha tomado nunca la decisión de traspasar la visión original, aunque en el presente el incremento de la demanda ha dado lugar al interés por ampliar la instalación.


Capítulo 4|Las refrescantes bebidas criollas|100|

|101|Las refrescantes bebidas criollas|Capítulo 4

Hasta hoy, sin embargo, los pequeños empresarios no han dado ningún paso para avan-

abastecimiento de botellas recogidas en el mercado, mayormente de marcas extranje-

zar hacia la producción a gran escala. No cuentan con ninguna maquinaria, pues todo

ras de cerveza. Hasta hace aproximadamente quince años tenían una etiqueta que fue

el trabajo se lleva a cabo manualmente. Las únicas maquinarias eran las de la fábrica de

descontinuada, probablemente por razones legales con los envases. Es llamativo que la

hielo, la cual cesó de operar hacia 2000, a causa de la excesiva competencia. Además de

etiqueta hiciera constar que el mabí no contiene alcohol, no obstante el prolongado

sus cuatro empleados fijos, se sustentan en la participación de otros integrantes de la fa-

envejecimiento. Era la forma de prevenir cualquier dificultad con Rentas Internas.

milia, a los cuales se agregan empleados temporales cuando sube la demanda en los me-

Con todo lo pequeña que es la Fábrica de Mabí Champagne Otto, forma parte no so-

ses de verano. La capacidad de producción, si bien notablemente mayor que la de los tí-

lamente del patrimonio cultural seibano, sino de la región oriental. Es posible que la fa-

picos establecimientos caseros, se mantiene modesta: la fábrica consta de poco más de

ma del producto se extendiera a partir de los peregrinos que visitaban el santuario de

cien damesanas, con un ciclo de expendio oscilante entre dos semanas y un mes. En tér-

la Virgen de La Altagracia, en épocas en que representaba un prolongado viaje, lo que

minos de botellas, las ventas normales oscilan entre 25 y 30 cajas diarias, de 24 botellas

requería una parada obligada en El Seibo, donde escanciaban botellas de mabí de tres

cada una. Si se observa que cada botella es vendida a 5 pesos, se tiene una idea de la di-

centavos la unidad. En varias exposiciones de productos industriales y agrícolas, a lo largo de décadas, la fábrica seibana ha ganado diversos reconocimientos. Trujillo comenzó la afición de los presidentes por el producto: su madre mandaba a buscar las cajas de

El administrador de la Fábrica de mabí Otto muestra las damesanas del establecimiento.

botellas a través de los comandantes del ejército de la plaza. Juan Bosch dispuso que se brindara el mabí seibano en las recepciones palaciegas, junto al agua de coco; Salvador Jorge Blanco también inició su gobierno brindando mabí en las recepciones. Leonel Fernández visitó la fábrica, al igual que su vicepresidente.Y en el consejo de gobierno presidido por Hipólito Mejía en El Seibo, esa fue la bebida brindada. La popularidad de que goza el mabí seibano ha llevado a otros pequeños empresarios a concebir la instalación de manufacturas, también de reducidas proporciones, como es de rigor, sobre todo para abastecer el mercado de Santo Domingo. Hoy día compiten en los colmados capitaleños dos marcas creadas hace poco tiempo, la Cacique y la Don Quique.

Entre domplins y yaniqueques: el mabí «inglés» Los inmigrantes barloventinos de habla inglesa, con independencia de su asociación con el uso del mabí, introdujeron una fórmula muy distinta a la arriba vista, proveniente de mensión de la empresa.Y aun así, ese volumen requiere de un abastecimiento tal de ma-

sus tierras de origen. El nombre es el mismo, pero las materias primas y el producto fi-

teria prima, que ha llevado a los Otto al hecho único de cultivar el bejuco de indio en

nal difieren tanto que muchos lo consideran algo distinto, para no decir superior, al ma-

una finca de su propiedad. El volumen inicial de la inversión se puede estimar por el

bí común.

hecho de que las damesanas no fueron expresamente traídas del exterior, sino adquiri-

En primer lugar, la cáscara del mabí inglés o cocolo, a diferencia del dominicano, no pro-

das hace más de medio siglo a manufacturas de queso, a un costo de entre dos y tres pe-

viene del bejuco de indio, sino de una variedad parecida, llamada bejuco de costilla o de

sos cada una.

jabón28 y, tal vez, bejuco cimarrón.29 Este ingrediente le confiere un sabor amargo, que

Todo respira informalidad en la singular manufactura seibana. Aunque se procura el

es del gusto de los barloventinos y sus descendientes asociados a sus patrones originarios,

mayor estándar de calidad posible, la dimensión de la empresa hace que dependa del

sobre todo en las ciudades y bateyes próximos a los ingenios.30 Esta cualidad asemeja al


Capítulo 4|Las refrescantes bebidas criollas|102|

|103|Las refrescantes bebidas criollas|Capítulo 4

mabí inglés con la cerveza, puesto que, a pesar de que también constituye una bebida re-

de evitar que su producto se «abombase». De la misma manera, para obtener un buen

frescante, no se pretende que sea dulce, como es el caso de los refrescos naturales o de

producto debían gozar de excelente humor y evitar «tener contacto» con mujeres.

gaseosa. Comparativamente, esto puede situarse como un equivalente del gusto por cer-

Aun en una ciudad como Macorís, eran pocos los que vivían del mabí «inglés»: hace

vezas amargas en Inglaterra, la metrópoli de estos braceros estacionales descendientes

décadas, únicamente dos cocolos, Donald Warner Henderson (Linda) y otro del que so-

de esclavos africanos.

lo se recuerda su apodo de Tijera.Ambos se ubicaban normalmente en las cercanías del

Para acentuar ese sabor fuerte y amargo, al mabí cocolo se le añaden otras sustancias,

muelle o en lugares con concentración de trabajadores, y para medio día tenían sus exis-

entre las cuales sobresalen la canela, el clavo dulce y, sobre todo, el jengibre. Algunos de

tencias agotadas en meses estivales.Tijera llevaba una carreta de caballo, mientras Linda

los aficionados a esa modalidad consideran que toma un cuerpo parecido al del

ron.31

lo hacía en el carrito que le hizo ganar fama.Antes de 1970 Linda vendía hasta diez ga-

Puede haber varias fórmulas para el preparado del mabí inglés. Una de ellas consiste en

lones diarios, a dos centavos el vaso, lo que le daba suficiente para vivir. Parte de su éxi-

primeramente hervir, durante aproximadamente una hora, el preparado a base del pie y

to radicaba en que utilizaba indistintamente el mabí como sirop para frío-frío, artículo

el bejuco. Posteriormente se vuelve a hervir esa solución con las especies y el azúcar.

de consumo popular callejero en aquellas décadas.

Vendedora de mabí cocolo en el Ingenio Consuelo.

Donald Warner Henderson, «guloya» vendedor de mabí.

En casos extremos de excelencia del producto, se añaden cosas tan dispares como canela, clavo dulce, malagueta, cáscara de naranja y anís. En otras variantes no se hierve, como en el estilo normal dominicano, o se hace una sola vez. Dependiendo de las fórmulas y de las cantidades de ingredientes, el sabor es más o menos amargo, lo que constituye uno de los motivos principales de la calidad particular del producto de cada artesano. Es probable que el preparado de este mabí tuviese mayores requisitos de delicadeza que el dominicano. Los artesanos eran muy cuidadosos de la pulcritud de los envases, a fin


Capítulo 4|Las refrescantes bebidas criollas|104|

|105|Las refrescantes bebidas criollas|Capítulo 4

Gingerbeer

En Samaná, en cambio, se prepara sin levadura, de acuerdo a la siguiente fórmula:

Esta bebida tiene un carácter más ambiguo que las anteriores, pues puede ser conside-

Una libra de jengibre

rada tanto una variante de cerveza como de bebida refrescante. Esto se debe a que, en

Canela

parte de los casos, su preparado está concebido a la manera típica de la cerveza, sobre

Malagueta

todo en lo referente al uso de la levadura. Sin embargo, no siempre se usa levadura e in-

Cremor Tártaro

variablemente tiene una graduación alcohólica baja, por lo que se la asimila común-

Azúcar

mente a una bebida refrescante. En algunos manuales o directorios internacionales de

Anís.34

cerveza se la reconoce como cerveza, posiblemente a causa de la existencia de una mar-

Es probable que, hasta la década de 1930, en todos los lugares en que había concentra-

ca jamaiquina, ampliamente conocida en las islas angloparlantes.

ciones de cocolos en el Este se fabricara la gingerbeer. Por ejemplo, en Macorís es re-

En República Dominicana el término inglés de la cerveza de jengibre la asocia a los in-

cordado un mister Tio, residente en el ingenio Porvenir, quien preparaba la cerveza jun-

migrantes cocolos que comenzaron a llegar al país en las últimas dos décadas del siglo

to al mabí amargo, y los vendía por las calles del batey central. Por lo que recuerda War-

XIX. Es

posible que ya fuera utilizada por los libertos llegados de Estados Unidos en la

ner Anderson, el gingerbeer, si bien importante en el mundo cocolo, se vendía poco en

tercera década del siglo XIX, pues en Samaná, el sitio de mayor concentración de esos

las calles, confeccionándose fundamentalmente para el consumo hogareño.También se

inmigrantes, es donde mayor arraigo ha tenido. Sin embargo, también es probable que

consumía preferiblemente en días no laborables o con significado festivo.35

fuera adoptada en Samaná después que la introdujeron los cocolos barloventinos de las

Esa cerveza formaba parte de los componentes particulares de la subcultura cocola en

postrimerías del XIX. Hay que tomar en consideración, en abono de esta hipótesis, que,

aspectos culinarios y recreativos. Junto al mabí amargo y la cerveza de jengibre, se daban

a partir de un momento indeterminado, esta bebida se ha hecho muy popular en la ge-

cita multitud de productos asociados a la dieta común, como el dompling, o a ocasiones

neralidad de territorios angloparlantes del Caribe.

festivas o solemnes, con el licor hecho a base de la baya arrayán o guavaberry, la tort, a

De acuerdo a un cocolo veterano, el procedimiento in situ, en los bateyes del Este, bá-

base de pan horneado, o el suril, un vinagrillo colorado para pascuas.

sicamente se asemejaba al utilizado en el mabí. En vez de bejuco de indio, se usaba el

Desde la década de 1930 la cerveza de jengibre desapareció en el Este, no sucediendo

jengibre, tal como se sigue haciendo en Samaná. El requisito principal para obtener un

lo mismo en Samaná, que constituye su último bastión. Su uso es indudablemente

producto de calidad es que el jengibre esté bien machacado.Antes de poner la solución

antiguo, al grado que el científico agrícola italiano Rafael Ciferri se interesó por el

a hervir durante una hora aproximadamente, al igual que el mabí cocolo, se le añaden

producto y le pidió la fórmula al inspector de Agricultura de la península, Rafael Ca-

Solo tras ser hervida la solución se añade la levadura, en caso

ba.36 El primero estaba interesado especialmente en saber qué granos o fermentos se uti-

de usarse. Gracias a la levadura y a que, en principio, el jengibre fermenta con mayor

lizaban en caso de haber fermentación.Tiempo después Caba le remitió una muestra de

rapidez, únicamente se deja un día al aire libre.

la gingerbeer con la fórmula, pero la misma no se encuentra en la documentación con-

Una especialista en la comida cocola resume la receta de la cerveza, que incluye el em-

sultada.

las especies y el

azúcar.32

pleo de levadura: Media libra de jengibre seco Un galón de agua Jugo de un limón Un sobre de levadura seca (activa) Media libra de azúcar.33


|107|La primera cerve-

5

|107|Debate de la modernidad en un feudo antillano|Capítulo 2

LA PRIMERA CERVECERÍA DOMINICANA

La política de concesiones Cuando se incrementó el consumo de la cerveza a partir de 1880, se planteó la posibilidad de producirla en el país, acorde con la etapa de desarrollo económico que se experimentaba. A tenor del incremento de excedentes por efecto del auge de las exportaciones de azúcar y otros géneros agrícolas, entre círculos mercantiles urbanos se consideró la factibilidad de incursionar en la producción de diversas manufacturas de amplio consumo, con vistas a aprovechar ventajas comparativas. En esos años, efectivamente, aunque no se inició un proceso de industrialización, surgieron algunas empresas manufactureras ligeras, cuyos productos se dirigían al mercado interno. Fue algo muy limitado, ya que, aparte de la continuación de la pobreza secular, no obstante la coyuntura de crecimiento de la década de 1880, el país seguía fraccionado en mercados regionales poco o nada interrelacionados, a no ser por medio de primitivos caminos de herradura o por goletas de cabotaje entre puertos cercanos. Los fletes desde el interior

Dibujo de la época de la primera cervecería dominicana. C. 1895.


Capítulo 5|La primera cervecería dominicana|108|

|109|La primera cervecería dominicana|Capítulo 5

eran tan elevados que, al decir de Francisco J. Peynado, a inicios de siglo XX trasladar una

como los muelles de las ciudades costeras, casi todos los ingenios azucareros, los proyec-

carga de arroz desde la Sabana de Guabatico hacia Santo Domingo era más caro que ha-

tos de ferrocarriles, los bancos, sistemas locales de transporte, líneas de vapores, puentes,

cerlo desde el Sudeste Asiático, exactamente del lado opuesto del mundo.1 En la medida

plantaciones de guineos, algodón y tabaco, y hasta la supuesta refinería de petróleo mon-

en que los centros de consumo, salvo Santiago o, en mucha menor medida, contados luga-

tada en La Romana.3

res como La Vega, se encontraban en puntos costeros, resultaba más ventajoso traer la ge-

En realidad, no existía un régimen uniforme de concesiones, sino que las mismas de-

neralidad de mercancías del exterior que hacerlo de lugares cercanos del interior.

pendían de resoluciones del Poder Ejecutivo que debían ser convalidadas por el Con-

Por tanto, si se cumplían algunos requisitos, comenzaba a tener sentido producir bienes

greso. El marco sobre el cual actuaban los responsables gubernamentales del fomento

manufacturados en pequeña escala, con tal de que el flete marítimo de los equivalentes

económico radicaba en las leyes de exoneración de impuestos que comenzaron a co-

importados fuera costoso a causa del peso del producto, que en el país hubiese materias

brar cuerpo desde finales de la década de 1870. Esta discrecionalidad daba lugar a pri-

primas en cantidades adecuadas y que los procesos de fabricación no acarrearan com-

vilegios de variada magnitud de acuerdo a las consideraciones de los incumbentes de

plejidades técnicas ni el empleo de capital intensivo. A lo largo de la década de 1880

las Secretarías de Estado acerca del desarrollo económico. No tardaron, por ende, en so-

empezaron a operar empresas movidas por vapor, las cuales llegaban a la dimensión de

brevenir controversias. Rápidamente, porciones de los círculos gobernantes captaron

manufacturas ligeras. En los censos de la ciudad de Santo Domingo entre 1892 y 1919

que particularmente la concesión de exclusividad conllevaba problemas, ya que limita-

se encuentran empresas de los siguientes productos: licores, cigarros, velas, hielo, choco-

ba las posibilidades de flujo de nuevos capitales y fijaba un privilegio que podía cons-

late, ropa masculina, muebles, pastas alimenticias, ladrillos.2 Como se puede observar, la

pirar contra la eficiencia y, por ende, contra las potencialidades del crecimiento. De se-

mayor parte de estas empresas aprovechaban materias primas locales (cera, maderas, la-

guro, además, se movieron intereses cuestionando tal capacidad del Estado, lo que ex-

drillos, chocolate, alcohol y tabaco). Una parte de esas empresas estaban en manos de

plicaría el decreto de 10 de mayo de 1884, por medio del cual se prohibía cualquier

inmigrantes europeos, quienes contaban con mayor capacidad de iniciativa y traían con-

concesión de privilegio exclusivo.

sigo pequeños capitales. El mismo esquema se reiteró en los demás centros urbanos, es-

A la larga, por consiguiente, la generalidad del régimen de concesiones se centró en la

pecialmente en Santiago, San Pedro de Macorís y Puerto Plata.

exención variable del pago de impuestos, especialmente aduanales, a los bienes de capi-

Como era patente la dificultad para fundar esos establecimientos manufactureros, los

tal y las materias primas, lo que estaba contemplado en la legislación.También se con-

gobiernos de las últimas décadas del siglo XIX decidieron incluirlos dentro de los regí-

cedía a los empresarios la exoneración de cualesquiera impuestos municipales, los úni-

menes de la política de otorgamiento de concesiones. Se apoyaban en el supuesto de

cos de cierta importancia entonces si se exceptúan los de aduana. Es de resaltar que, sin

que la fundación de empresas o la construcción de obras redundarían en beneficio de

embargo, no existían normas homogéneas, por lo que el monto de las exoneraciones

toda la colectividad. En función de tal consideración, esta política propendía al otorga-

dependía de los criterios de los responsables del momento. Por otra parte, los gober-

miento de privilegios fiscales a los inversionistas, a veces mediante exención de impues-

nantes seguían autorizados a otorgar ventajas adicionales, como la donación de terrenos

tos aduanales y otras mediante subsidios directos provenientes de ingresos fiscales, co-

del Estado o el usufructo gratuito de otros recursos del patrimonio público.

mo se muestra en el capítulo 3 a propósito de la construcción de obras portuarias en

Entre las décadas de 1870 y 1890 se otorgó un elevado número de concesiones, aun-

Azua, San Pedro de Macorís y Monte Cristi. En una parte de los casos, estas concesio-

que en su inmensa mayoría careciesen de efectos prácticos. A menudo, quienes gestio-

nes se otorgaban con exclusividad durante períodos estipulados, fuera en lo tocante a

naban las concesiones no eran en realidad inversionistas potenciales, sino especuladores,

las ventajas arancelarias, subsidios o en la potestad de fabricar monopólicamente un ar-

que perseguían traspasarlas a verdaderos capitalistas a cambio de una comisión. Esto se

tículo u ofrecer un servicio dentro de un perímetro geográfico determinado.

prestaba a irregularidades, principalmente incumplimientos, por lo que, llegado un mo-

Sobre la base del papel asignado al Estado en el fomento económico y de las ventajas

mento, los círculos gubernamentales consideraron que había habido una administración

que se derivaban de las concesiones, a fines del XIX prácticamente todas las iniciativas de

ineficiente del régimen de concesiones y empezaron a establecer requisitos como fian-

inversión de capital se canalizaron por medio de ese instrumento, en áreas tan distintas

zas y plazos para el inicio de los trabajos.


Capítulo 5|La primera cervecería dominicana|110|

|111|La primera cervecería dominicana|Capítulo 5

La concesión a Petitpierre Pellion

República, quien se había fijado como uno de sus objetivos prioritarios estimular la en-

En razón del nivel de consumo de cerveza, resultaba lógico que atrajera interés el estable-

trada de capitales extranjeros mediante una decidida protección estatal. Uno de los con-

cimiento de una fábrica. Por razones técnicas, el planeamiento de su producción no po-

siderandos del decreto del general Heureaux pondera la conveniencia del establecimien-

día efectuarse de acuerdo a los parámetros de empresas pequeñas que predominaban en

to de esa empresa, en la medida en que «hace necesario el acometimiento de otras em-

los países con larga tradición cervecera. Para vencer las dificultades que presentaba el cli-

presas útiles, tales como son las del cultivo en gran escala del arroz, la de la fábrica de en-

ma y la ausencia de materias primas locales, la cerveza debía ser producida en unidades de

vases y otras más»; asimismo consideraba el dictador que esa empresa «traerá al país capi-

cierta dimensión, susceptibles de utilizar el refrigerado artificial, y que, por definición, de-

tal e inmigración, y dará empleo inmediatamente a braceros dominicanos.»6 Si bien la cer-

bían acogerse a los beneficios de las concesiones. Esta exigencia estuvo presente en la pri-

vecería que se construyó poco después, como se verá, fue una de las «empresas útiles» más

mera resolución del Estado Dominicano de concesión para una fábrica de cerveza, otor-

relevantes de esos años, no trajo consigo ninguno de los beneficios colaterales estipulados.

gada en 1882 al ingeniero francés G. Petitpierre Pellion, a la sazón residente en la ciudad

Por ejemplo, no parece que en sus casi cinco años de existencia pudiera plantearse una es-

de Santo Domingo, por decreto del presidente Fernando Arturo de Meriño.4

trategia de promover la producción una materia prima nacional como el arroz.

Es sintomático que uno de los considerando de Meriño mencionase la necesidad de vencer las «grandes dificultades» técnicas que se presentan en los países tropicales, por

Fernando Arturo De Meriño, primer presidente que protegió la producción de cerveza.

lo cual se requería facilitar «la introducción de los principales elementos de aquella producción». Adicionalmente, para justificar los privilegios concedidos, se consideró conveniente para el país dicha fabricación, como «bebida sana e inofensiva, cuyo uso tienda a extirpar el de los licores alcohólicos excitantes.» Implícitamente se reconocía al concesionario el derecho exclusivo de fabricación por cinco años, debiendo iniciar las operaciones en el plazo de un año. La empresa quedaba exenta de impuestos sobre la importación de los materiales de construcción para el edificio y las maquinarias. Las materias primas, primordialmente el lúpulo y la cebada, al igual que las botellas, pagarían un 50% de los derechos aduanales estipulados en el arancel. No hay menciones ulteriores de este proyecto, que seguramente perimió porque el concesionario no consiguió un inversionista interesado. Habría que esperar unos cuantos años para que se renovase una solicitud de concesión para la fabricación de cerveza.

La concesión a Flatow

Aunque no indicado de manera taxativa en el momento, otro supuesto que debió in-

En septiembre de 1890 el ciudadano norteamericano Simon J. Flatow remitió una co-

fluir en la favorable ponderación de la instalación de la cervecería, tal como se hizo en

rrespondencia al Gobierno Dominicano solicitando una concesión para la fabricación

el decreto de Meriño que otorgaba la primera concesión, sería su efecto moralizante, al

de cerveza. La solicitud fue entregada por su apoderado, residente en la ciudad capital,

contribuir a desestimular el consumo de ron, lo que redundaría en una elevación del

el también norteamericano H. C.Astwood, quien durante esos años fungía como inter-

«nivel moral de la común.»7

mediario de inversionistas.5

En el borrador del proyecto de ley, la concesión se circunscribe a la donación de «los

De inmediato el gobierno accedió a la solicitud, dado que tal empresa coincidía con las

terrenos del Estado que posea en los lugares en donde a aquella le convenga establecer

concepciones acerca del progreso que tenía el general Ulises Heureaux, presidente de la

sus fábricas, pudiendo la empresa utilizar terrenos y materiales que necesite sin pagar


Capítulo 5|La primera cervecería dominicana|112|

Fábrica de hielo de Domingo Rodríguez en San Juan de la Maguana.

|113|La primera cervecería dominicana|Capítulo 5

por ello derecho alguno.» Más adelante, con la promulgación de la ley, se estipuló la

The New Jersey and San Domingo Brewing Co.

exoneración completa de los derechos de importación para materiales de construcción,

La concesión a Flatow fue acordada por el Poder Ejecutivo en octubre de 1890, aun-

especialmente planchas de zinc y bienes de capital, así como sobre todos los insumos y

que solo fue definitivamente aceptada por el Congreso Nacional el 29 de abril de 1891,

envases. Es de notar que esta empresa fue ampliamente favorecida, por cuanto lo más

señal de que a Heureaux le tomó tiempo vencer la renuencia de algunos congresistas a

común era que las materias primas recibieran únicamente una exoneración parcial.

convalidar privilegios exagerados. La condición de intermediario de Flatow quedó de

También quedó exenta de todos los derechos de exportación durante quince años, lo

manifiesto casi de inmediato, cuando hizo traspaso de la concesión, en fecha 20 de ju-

que entrañaba otro privilegio, ya que los géneros agrícolas de exportación estaban gra-

nio de 1891, a favor de una compañía recién constituida en Estados Unidos,The New

vados. Estos privilegios fueron concedidos durante treinta años, condicionados a la en-

Jersey & San Domingo Brewing Co.8

trega de una fianza de cinco mil pesos. Se contemplaba la posibilidad de que Flatow

La nueva empresa, legalmente, venía a ser la casa matriz de la San Domingo Brewing

traspasara la totalidad o parte de la franquicia a otros particulares, salvo a un gobierno

Co., denominación oficial que se le había dado a la entidad beneficiaria de la conce-

extranjero.

sión de Flatow. No parece, empero, que en la práctica hubiese distinción alguna entre

LAS FÁBRICAS DE HIELO. Las

trataba de un invento reciente, de la

para establecer en Puerto Plata

hielo, pero únicamente para conpropio.9

la primera fábrica de cerveza en

empresas que se plantearon la fa-

década de 1870, pero que se había

una «nevería de hielo artificial»

sumo

bricación de hielo ofrecen un ejem-

difundido con celeridad, por cuanto

movida por maquinaria de vapor. A

Otra concesión fue la recibida por C.

recibía privilegio durante 25 años y

plo suficiente de las ventajas que

introducía cambios cruciales para

cambio del privilegio de exclusivi-

J. den Tex Bondt, holandés, ex fun-

se obligaba a iniciar la producción en

implicaban las concesiones. Este

la conservación y el consumo de

dad durante diez años, se obligaba

cionario de la empresa Westendorp,

seis meses, a partir del 31 de di-

artículo guardaba estrecha relación

alimentos y bebidas.

a mantener una oferta adecuada y

la cual había administrado los em-

ciembre de 1897. Se fijó un precio

con la cerveza, ya que su consumo

En abril de 1879, Ildefonso Mella

a vender la libra de hielo a no más

préstitos de 1888 y 1890. Es intere-

de venta de 2.5 ctvs. la libra y la en-

masivo entre los dominicanos esta-

Brea, hijo del prócer Matías Ra-

de 3 centavos fuertes. Otros parti-

sante esta concesión, ya que se pro-

trega de un 5% del producto de las

ba asociado a su refrigeración. Se

món Mella, recibió una concesión

culares tendrían derecho a producir

ponía sustituir la que había recibido

ventas a la Tesorería Municipal.10

años previos. El concesionario ahora

Fábrica de hielo de Parra Alba.


Capítulo 5|La primera cervecería dominicana|114|

Papel de cabecilla de The New Jersey and San Domingo Brewing Co.

|115|La primera cervecería dominicana|Capítulo 5

matriz y filial. Por otra parte, en la cotidianidad, incluyendo todos sus anuncios, la em-

puesta en marcha de las operaciones. El material de prensa que trata acerca de la cons-

presa pasó a denominarse como «Gran Fábrica de Cerveza Nacional».

trucción de la planta y, luego, de la oferta de la cerveza, no contiene casi nada relativo

Los propietarios parecen haber sido norteamericanos de ascendencia alemana, a juzgar

al funcionamiento de la empresa. Por ende, no se dispone de datos sobre monto de in-

por sus nombres y apellidos. El cuadro de su primer Consejo de Administración estaba

versión, distribución de las acciones y alcance de las operaciones.

compuesto por Theodore Krüger, presidente,Theodore Reinecke, vicepresidente y ad-

Empero, queda claro que desde el inicio la empresa fue diseñada para producir en gran

ministrador, John Kroder, secretario, y Jacob Zahn, tesorero. El domicilio de la empre-

escala, por lo que con seguridad conllevó un volumen elevado de inversión, según una de

sa se localizaba en los números 283-285 de Canal Street, en la ciudad de New York. Pa-

las referencias periodísticas, de varios cientos de miles de dólares. Al mismo tiempo, los

rece que Krüger, por sí solo, detentaba el control de la empresa.

reiterados imprevistos que se reflejaron en la prensa, así como las interrupciones de la pro-

Toda la información que se ha localizado sobre la New Jersey and San Domingo pro-

ducción, sugieren, en principio, que no se dispuso del capital de trabajo suficiente para

viene del Archivo General de la Nación o de la prensa de la época. La documentación

cumplir adecuadamente las exigencias que conllevaba una empresa de esa magnitud.

se refiere, básicamente, a los trámites que debían emprenderse ante el Estado para la

Los capitalistas norteamericanos encontraron un terreno propicio para su proyecto, por lo que, a escaso tiempo de recibir el traspaso de la concesión de Flatow, enviaron a su administrador Reinecke a iniciar la construcción de la planta. Además de la exclusividad del mercado nacional, que debía verse como coto cerrado gracias a la ventaja que deparaba el arancel, los propietarios consideraron factible exportar a países cercanos donde no existían cervecerías.

La cláusula de exclusividad El punto más polémico de esa franquicia radicó en el artículo 9 del proyecto enviado por Heureaux al Congreso, que estipulaba que durante los 30 años «el Gobierno no concederá a ninguna otra persona o compañía igual concesión.» Esto equivalía al establecimiento de un monopolio, como era común en algunas de las áreas en que se otorgaban concesiones. Esta cláusula fue objeto de debates en el seno del Congreso, lo que evidencia que, a pesar de regir el país por métodos dictatoriales, Heureaux dejaba cierta capacidad al Poder Legislativo. Por medio de resolución del Congreso de 29 de abril de 1891, se suprimió la exclusividad, eliminándose la segunda parte del artículo 9 del proyecto gubernamental.11 Otro aspecto que fue objeto de debates tuvo que ver con la cláusula que le otorgaba privilegios de exclusividad para la producción de hielo, producto que, como se ha visto arriba, cobraba importancia en los estilos emergentes de vida y, en particular, para la fabricación y consumo de la cerveza. Los legisladores decidieron dejar de lado ese aspecto de la concesión. El debate entre la concepción de Heureaux y la de la mayoría del Congreso se saldó mediante un decreto presidencial, de fecha 24 de junio de 1892, en el cual el presidente de la República revocaba el decreto de 1884 que prohibía las concesiones exclusivas.


Capítulo 5|La primera cervecería dominicana|116|

|117|La primera cervecería dominicana|Capítulo 5

Hay razones para suponer que esta medida presidencial estuvo motivada por el propó-

De acuerdo al estilo autocrático, un decreto pesó más que la ley. El Congreso terminó

sito puntual de proteger la inversión de la New Jersey and San Domingo, atendiendo a

inclinándose ante la voluntad de Heureaux, y se volvió a incluir en la concesión la cláu-

la solicitud hecha por su administrador Reinecke.

sula de exclusividad en la fabricación de cerveza

Muy avanzada la edificación, Reinecke se dirigió al ministro de Fomento argumen-

En una escueta resolución, de fecha 27 de mayo de 1892, el Congreso Nacional resol-

tando que la cervecería no podría operar si no se le garantizaba que los privilegios

vió «declarar vigente el artículo de la concesión original que el Congreso había descar-

eran exclusivos, puesto que estaba involucrado el riesgo de una inversión ascendente

tado y que decía:‘Esta Concesión durará treinta años a contar desde la fecha de su pu-

a cientos de miles de dólares, agregando que, de no operar, el país se vería privado de

blicación en la Gaceta Oficial y durante este tiempo el Gobierno de la República no

los beneficios accesorios en entrada de inmigrantes y

capitales.12

Reinecke anuncia-

acordará á ninguna otra empresa derechos iguales á los de la presente concesión.»13

ba que para el mes de mayo de 1893 la cervecería estaría en condiciones de comen-

Quedaba solucionado el diferendo entre presidente y legisladores, que había tenido una

zar la producción, pero ratificaba que no lo haría si no se le concedía la cláusula de

duración de más de un año, a favor de la protección inequívoca que exhibía el presi-

exclusividad.

dente a favor de los inversionistas. Esta complacencia del general Heureaux probablemente no estuvo motivada únicamente por sus concepciones acerca del progreso eco-

Fragmento de plano de la ciudad de Santo Domingo por Casimiro de Moya.

nómico, sino, además, por su interés personal, ya que, constituida la empresa en 1891, él mismo tenía suscrito un paquete de cien acciones, tal vez como donativo a cambio de la protección.14

La edificación Hacia septiembre de 1891 comenzaron las obras, tras la recepción de un amplio terreno, a título gratuito, dentro de lo que se conocía como Sabana del Estado, en Ciudad Nueva, porción extramuros de la ciudad de Santo Domingo. En esos días se presentó el primero de lo que vendría a ser un rosario de inconvenientes, consistente en la demanda de José Pedemonte, quien había recibido título de propiedad sobre una porción de la Sabana del Estado. Por tal razón, Reinecke solicitó que se emitiese un certificado de título, de acuerdo al artículo 7mo. de la concesión, aun cuando el diferendo quedó aparentemente zanjado.15 El terreno cubría nada menos que dos manzanas de Ciudad Nueva, y el edificio pasó a representar una innovación destacada en materia de infraestructura urbana. Esto se puede apreciar en el plano de Casimiro de Moya de 1905, donde se observa la dimensión del edificio y de la cisterna de almacenamiento de agua. Cuando la obra estuvo al borde de concluir, la empresa solicitó al gobierno el cierre del tramo de la calle que dividía ambas manzanas, con el fin de poder comunicar adecuadamente las diversas instalaciones. En comunicación al Ministerio de Fomento se especifica: «Como esta pequeña parte de dicha calle está situada paralela con los departamentos de las calderas y máquinas, y como el recipiente del aljibe está situado frente a dichos departamentos, estamos obligados á pasar todas las tuberías que conectan con las maquinarias á través de la calle, así es necesario para ello que


Capítulo 5|La primera cervecería dominicana|118|

|119|La primera cervecería dominicana|Capítulo 5

se nos conceda autoridad absoluta sobre este pequeño espacio de calle para la protección de dichas

Artículo sobre la planta cervecera en El Eco de la Opinión.

tuberías».16

Como era de rigor en una empresa de tal dimensión, el edificio principal generó admiración entre los habitantes de la ciudad. Se hizo costumbre que en las tardes fueran

El vicepresidente en funciones, Manuel María Gautier, en decreto de 9 de septiembre de

los curiosos de paseo a admirar la obra y dar seguimiento al avance de los trabajos. En

1892, consideró válido el argumento y ordenó el cierre de ese tramo de calle, basado en

un diálogo recogido en nota aparecida en la prensa, se reseña la expresión de un padre

el razonamiento de que no afectaba a la Alameda, como ya se conocía el antiguo cami-

a su hijo, en uno de esos habituales paseos, de que para los dominicanos la Cervecería

no de Güibia, hoy Malecón. Esto explica el trazado particular de la calle Las Carreras

venía a tener el valor de un monumento, similar al que los franceses acordaban a la To-

que, a diferencia de las contiguas de norte a sur, no concluye en el Malecón, sino en la

rre Eiffel.

entonces calle de la Misericordia, hoy Arz. Portes, donde en la actualidad se localiza el

El dibujo de la empresa en sus anuncios, si bien idealizado como era común en logos y

Centro Masónico. El plano de Casimiro de Moya ilustra la situación urbanística del área

anuncios de las cervecerías en Estados Unidos, no dejaba de ilustrar la realidad básica, co-

de la cervecería a inicios del siglo XX. Se observa que el edificio principal estaba situa-

mo se pone de relieve en otro dibujo, seguramente realista, reproducido por Emilio Ro-

do en la manzana occidental, marcada con la letra T, y que la cisterna se hallaba al sur.

dríguez Demorizi. Por lo demás, se dispone de fotografías, ya que el edificio pervivió

bre todo a los azucareros, fue el

tura á que deben levantarse los

pulsado por la fuerza invencible del

medio que mayores loas tributó al

pueblos verdaderamente cultos.

capital, ya allí, junto á la fábrica y á

proyecto. Esto se pone de manifies-

Los que con justos motivos, acon-

la casa, se está aporcando la virgen

to en uno de los artículos relativo al

sejados por dura experiencia com-

tierra, suponemos, para ir prepa-

tema, de fecha 12 de mayo de

paraban al principio esa empresa,

rando el sitio donde se sembrarán

1892, titulado «Cervecería» y sin

que hoy demuestra ser una reali-

las flores y árboles frutales para la

firma, lo que le daba connotación

dad, con otras que no han pasado

construcción del hermoso parque

de opinión editorial. Veamos algu-

de ser ridículas especulaciones,

que se anuncia.

nos párrafos de cómo ese periódico

han tenido que recoger, satisfe-

Todo marcha bien. Por lo demás,

ponderaba a la Cervecería.

chos, eso sí, las dudas que abriga-

el Sr. Reinecke que es un caballero

«Las dudas están desvanecidas.

ban, en vista de que al fin el que

cumplido, ha llegado á conquistar

Allí, donde no ha mucho «raquítico

menos ruido hizo es uno de los po-

el cariño de los hijos del país que

PROSPECTOS DE PROGRESO.

crecimiento implantado por los go-

azucareros, ninguna otra empresa

ganado pastaba el verde pajón», se

cos que no se ha burlado de nues-

allí ganan el pan, con su buen trato

La opinión pública acogió con entu-

biernos del Partido Azul se corres-

industrial de entonces la igualaba en

levanta hoy majestuoso, el magnífi-

tra generosidad y pobreza.

y finas maneras.

siasmo la creación de la Cervecería,

pondía con los pasos necesarios pa-

la cuantía de la inversión y en la

co edificio que ha de servir de mo-

La cervecería es un hecho. (...)

Hoy podemos volver á decir con

vista como señal de la esperada

ra enrumbarse por la senda del pro-

complejidad del procesamiento.

rada á una industria que, aunque

El progreso á juzgar por esta em-

mayor razón: esa empresa es acree-

época de progreso. Tal opinión se

greso. Desde esa perspectiva, la

No por casualidad, El Eco de la Opi-

fomentada por capital extraño, será

presa y por otras que se esperan,

dora á toda la protección posible,

correspondía con el estado de áni-

Cervecería era objeto de pondera-

nión, uno de los principales periódi-

más tarde, como hemos dicho en

parece que quiere levantar sus tien-

(...) debemos pensar en que ella una

mo de una porción todavía conside-

ciones que auguraban la creación de

cos del país, que clamaba desde

otras ocasiones, de honra y prove-

das en esta tierra á que un destino

vez realizada, llamará, la atención de

rable de publicistas e intelectuales,

empresas industriales. Ciertamente

una década antes por una decidida

cho para el país, que necesita tra-

infeliz persigue. (...)

otros capitalistas (...).»

que encontraban que el modelo de

que, con excepción de los ingenios

protección a los inversionistas, so-

bajo regenerador para llegar á la al-

Y como todo marcha al vapor, im-


Capítulo 5|La primera cervecería dominicana|120|

|121|La primera cervecería dominicana|Capítulo 5

hasta la década de 1960, y en él se localizaron diversas instituciones, como la Dirección de Obras Públicas y la Intendencia del Ejército

Nacional.17

La fotografía muestra un edi-

de la obra llevara un ritmo lento. En varias ocasiones se hicieron anuncios acerca del inminente fin de los trabajos, los cuales resultaban fallidos.

ficio de cierta dimensión y paredes gruesas. Estas características se debieron a que el lo-

Una primera dificultad provino del cuestionamiento a que se vio sometida la empresa

cal estuvo concebido para albergar maquinarias pesadas en sus plantas. Heureaux, en su

por la importación de zinc, al parecer el insumo importado más utilizado en el edificio

mensaje anual al Congreso de 1892, se apresuró a destacar la contribución que signifi-

principal y en casas contiguas. Funcionarios del Ministerio de Hacienda consideraron

caba para el progreso del país una obra de tal

envergadura.18

que no había justificación para varios centenares de paquetes de zinc importado desde

Además de esta edificación, la fábrica tenía por rasgo distintivo su aljibe, con capaci-

Saint Thomas y alegaron que partes de ellos, acogidos a un régimen de exención tribu-

dad para 30,000 barriles de 50 galones, o sea, 1,500,000 galones, instalación que im-

taria, se habían utilizado en viviendas de particulares. En lo adelante, la empresa tuvo

presionó a los dominicanos de la época.19 El abastecimiento del agua se haría a través

que rendir cuentas a los funcionarios de ese Ministerio.

de un sistema de pozos artesianos, lo que también suponía un esfuerzo inédito en el

La perforación del pozo artesiano también registró dificultades que, de acuerdo a la

país. Esto generó otro señalamiento del presidente, en el mismo mensaje al Congreso

prensa, en países de mayor tradición se hubiesen resuelto con rapidez. Parece que, en

del 27 de febrero de 1892: «Una novedad que ha venido á despertar el espíritu públi-

relación a esta obra, se registraron roces entre los trabajadores dominicanos y los maes-

co, en el orden a ideas de progreso, es la horadación que se está haciendo de un pozo

tros constructores de Estados Unidos. Sin embargo, siguiendo la tónica optimista, El Eco

artesano para dicha fábrica á orillas del mar, bajo un nuevo sistema, asegurándose por

de la Opinión anunció que «muy pronto vendrán de la gran República nuevos maestros

los hombres competentes, que están ejecutando la obra, el mejor éxito.» La prensa des-

que, menos impertinentes y no tan belicosos como los primeros, llevarán la obra á fe-

tacó la utilidad que tendría esa obra para la población de la ciudad en el caso de que

liz término.»

se produjese un nuevo incendio. En el artículo citado se señala que tal vez hubiese si-

Sin embargo, no pasaron muchas semanas para que se desplomase la fachada sur del edi-

do más económico haber traído el agua del río Haina o del arroyo Higüero, ambas de

ficio principal, con una altura de 45 pies, seguida cuarenta y ocho horas después por la

alta calidad.

pared que daba al este, que también cayó por completo. Esto provocó alarma en la población, supuso un sensible contratiempo e impuso un ritmo más lento a los trabajos.

Contratiempos

Reinecke atribuyó el incidente a «un depósito de arena que residía abajo del cimiento

Para el público, la señal más auspiciosa de las consecuencias que tendría la producción

de la esquina sur-este, forzando abajo el cimiento dando causa a la pérdida del balance

de cerveza se encontraba en el ritmo «prodigioso» con que marchaba una obra cuyas

o aplomo, y naturalmente tenía que caerse.»21

dimensiones no tenían precedentes en el país. Expresión de esa visión exultante es uno

Contrariando tal explicación, el ingeniero francés H.Thomasset, bien conocido por su

de los varios artículos de El Eco de la Opinión que daban seguimiento a las labores.

participación en algunas de las obras públicas de años previos, escribió un artículo en

«El edificio que se destinará á esta adelanta de una manera notable: allí no se pierde el

tres entregas, en el cual sintetizó sus criterios. Por una parte, consideró que la mampos-

tiempo. Gusto da ver aquel derroche de millares y millares de ladrillos y de barriles de

tería, distinta a la utilizada en los edificios coloniales, no era la adecuada, por lo que sur-

cal; aquella animación creciente que domina á directores y operarios; aquel afluir de

gieron rajaduras. Abundó en la calidad de la arena y la roca utilizadas, por lo que la ad-

jentes de todos sexos y edades que en las tardes serenas visitan el extenso sitio en que

hesión de la mezcla no se efectuó de manera homogénea. Esto último resultaba a su jui-

se levanta el gallardo y sólido

edificio!»20

cio definitivo, pues el peso era en algunos puntos de 35,000 a 40,000 Kgs. por metro

Empero, la terminación de la cervecería tuvo que vencer no pocos inconvenientes, se-

cuadrado, lo que requería una mampostería adecuada.22 En segundo lugar, Thomasset

guramente en vinculación con la escasez de capital y la ausencia de experiencia en el

llegó a la conclusión de que se hizo un sondeo superficial del suelo para la colocación

medio local. Por momentos los trabajos se paralizaban o surgían expedientes que gene-

de las columnas, por lo cual no se detectó la existencia de cuevas profundas. Estos ac-

raban conflictos. De igual manera, ocurrieron percances en el proceso de construcción

cidentes, aunque no causaron víctimas por haberse producido durante la noche, pospu-

del local y la cisterna. Conjugados, todos esos elementos dieron lugar a que la marcha

sieron durante varios meses la conclusión de la obra.


Capítulo 5|La primera cervecería dominicana|122|

|123|La primera cervecería dominicana|Capítulo 5

Probablemente las dificultades en la planta se reflejaron en un estado de inestabilidad de

Las operaciones

la administración de la empresa, que se manifestaría continuamente en su accidentada

El último de los accidentes arriba reseñados no fue óbice para que la empresa iniciara

existencia. Aparte de posibles divergencias por motivos no explicitados entre el presi-

las operaciones. En una nota informativa publicada a raíz del vendaval, Schmitt anun-

dente Kruger y el administrador Reinecke, seguramente lo que estuvo en juego era el

ció que esa noche, por primera vez, se expendería al público la cerveza. Esto debió

conjunto de dificultades que se presentaron para la terminación del local.

acontecer en la primera semana de julio de 1893. Como era de rigor en una empresa

En octubre de 1892 el Consejo de Administración de The New Jersey and San Do-

de esa dimensión, desde cierto tiempo atrás debían estar haciéndose las pruebas de ca-

mingo decidió despedir al administrador Reinecke, procediendo a designar a William

lidad del producto. El periódico pudo aseverar, por tanto, que «la cerveza que allí se pro-

Schmitt.23

duce es de condiciones inmejorables, debido á las materias primas que en su elabora-

Reinecke también fue destituido de su condición de vicepresidente de la

compañía, quedando en su lugar John Kroder, antiguo secretario, quien a su vez fue

ción se emplean.»26

sustituido por August Martin.

A pesar de los contratiempos, si se acepta la apreciación de El Eco de la Opinión, la em-

Al nuevo administrador Schmitt le correspondió concluir la edificación de la obra y

presa comenzó a laborar gozando de una manifiesta simpatía entre el público. La exis-

proceder a iniciar las operaciones. La empresa había estado anunciando reiteradamente la inminencia del inicio del expendio de cerveza, pero tardó en lograrlo. Schmitt tuvo

Foto de la década de 1930 del local de la «cervecería vieja».

que atravesar por nuevas situaciones difíciles durante largos meses. Todavía en diciembre de 1892 no estaba concluida la cisterna, aconteciendo en la tercera semana de ese mes un grave accidente laboral. Mientras unos doce operarios laboraban en la fase final del revestimiento de las paredes de la cisterna, ante el temor de que lloviera, Schmitt ordenó que se colocasen planchas de zinc apoyadas en un armazón de vigas de madera. En el ajetreo de los trabajos, ese armazón se derrumbó, y Schmitt, el secretario Alberto Godek y cuatro operarios cayeron a una profundidad de 20 pies, recibiendo diversas contusiones, y quedando uno de los accidentados en estado de gravedad.24 A pesar de las lesiones, el administrador se reincorporó pocos días después y reasumió la dirección de los trabajos. Estos problemas dieron lugar a que la culminación de los trabajos conllevara posposiciones. La construcción de las edificaciones se inició hacia el mes de octubre de 1891. Como se ha visto en el artículo reproducido en facsímil del Eco de la Opinión, en enero de 1892 gran parte del edificio estaba bastante avanzado, aunque faltaban las columnas de hierro y el techo. El presidente Heureaux anunció que la producción comenza-

tencia de una empresa industrial de cierto tamaño era una experiencia sin precedentes

ría para inicios de julio. Pero en mayo de ese año todavía no se había comenzado la

para los habitantes de la todavía aldeana ciudad finisecular. Se expresó que «dicha fábri-

construcción de la cisterna.

ca ha dado testimonios evidentes de la formalidad que caracteriza á todos sus emplea-

Como si fuera poco, cuando finalmente la infraestructura estaba concluida y se hacían

dos, y como empresa ha sido una de las más serias y fecundas en bienes para el país.»

las pruebas del producto, a inicios de julio de 1893 un vendaval provocó el desprendi-

Además de ser fuente de trabajo para una cuantiosa fuerza laboral, la empresa anuncia-

miento de la chimenea de la parte alta del edificio así como de una enramada techada

ba la construcción de un hotel para promover un flujo de turismo invernal desde Esta-

de zinc próxima a la sala de

máquinas.25

dos Unidos y la apertura de otras obras de progreso. Por lo demás, el producto fue evaluado de manera entusiasta, entre otras cosas por el impacto favorable para la salud de


Capítulo 5|La primera cervecería dominicana|124|

|125|La primera cervecería dominicana|Capítulo 5

los consumidores. El ambiente no podía ser más prometedor, puesto que se estaba en

de maderas, talleres, wagones, carros, carretas, animales destinados al servicio de la fá-

presencia de un acontecimiento de enorme importancia.

brica sin excepción ni reserva de ninguna especie.»

«La capital aguarda ansiosa la hora cercana ya, como dejamos dicho, de que se abra la

Un mes después, el 10 de noviembre de 1893,Vicini y Schmitt suscribieron un nuevo

venta de la cerveza nacional, para saborearla con gusto, ya que tiene tantos títulos para

contrato de préstamo hipotecario para la cervecería, también por la cifra de 10,000 pe-

hacer competencia á la que se venía importando y consumiendo con perjuicio, muchas

sos moneda corriente. Entre ambos empréstitos, por consiguiente, la empresa cervece-

veces, de la salud, por estar cargada de alcohol en

demasía.»27

ra tomó unos 10,000 dólares a Vicini. No se sabe si hubo obstáculos para su repago, pe-

Ya iniciada la producción, y seguramente como medio de solventar dificultades, la em-

ro es probable que así aconteciera.

presa se dirigió al gobierno para solicitar la autorización de vender el hielo en todo el

En todo caso, las dificultades continuaron, no obstante el expendio del producto, lo que

país durante el mismo lapso de la concesión.28 Esto planteaba el inconveniente de que

explica que se produjese un cambio de propiedad. Para el público dominicano, en prin-

podía implicar un conflicto de intereses con otros posibles concesionarios de hielo en

cipio, el cambio se limitó a que, a mediados de 1894, tomó posesión un nuevo admi-

distintas ciudades o limitar en el futuro posibles concesiones en otros lugares. De nue-

nistrador,William Orr. Ahora pasaba a denominarse «administrador judicial», título del

vo volvió a manifestarse una actitud reacia entre los congresistas. Heureaux ignoró esos

que se infiere que operaba como un interventor, seguramente a causa de haberse pro-

puntos de vista y, simplemente, por medio de resolución de 8 de mayo de 1893, refren-

ducido perturbaciones en el funcionamiento de la empresa. Por lo que indica un do-

dada por el ministro de Fomento, acordó la concesión en todo el territorio nacional,

cumento muy posterior, Orr no era administrador de The New Jersey and San Domin-

con excepción de Sánchez. Como único requisito, el presidente le impuso el suminis-

go, sino de un nuevo propietario, Frederick Orth, quien se hizo cargo de la empresa por

tro gratuito del hielo requerido por prescripción médica en los hospitales, previa pre-

medio de ejecución hipotecaria.Tal vez esto es lo que explica que la compañía pasara

sentación de receta.29

a denominarse en sus anuncios de prensa como Cervecería Nacional.

A pesar de haber logrado dar inicios a las operaciones en julio de 1993, parece segu-

Los problemas de la empresa en esa época quedaron evidenciados muchos años después

ro que la empresa continuó experimentando escasez de recursos, lo que pone de ma-

en un documento que indica que el edificio de la «Cervecería Vieja», manzanas T y S

nifiesto que no logró suscribir nuevos aportes de capital que permitieran mantener un

de Ciudad Nueva, estaba arrendado en virtud de la concesión del 11 de octubre de

ritmo conveniente del proceso productivo. Es lo que explica que la New Jersey and

1890, fue transferido por hipoteca a favor de Federico Orth, fechada en 1894 y vendi-

San Domingo tuviera que acudir a un préstamo con Juan Bautista Vicini, uno de los

da en pública subasta de acuerdo con sentencia del Tribunal de Primera Instancia de

hombres más acaudalados del país, propietario de varios ingenios azucareros y finan-

Santo Domingo, de 9 de diciembre de 1896. Esta sentencia determinó que el terreno

cista del Estado. Siguiendo la autorización que le fue otorgada en New York un año

debía pasar a ser de la propiedad de Orth, quien lo dejó en manos de Fernando A. Ra-

antes para realizar todo género de transacciones, el administrador Schmitt suscribió un

velo como su representante autorizado.32

contrato, bajo firma de notario, con Vicini, por medio del cual recibía en partidas se-

De estos datos se infiere que The New Jersey and San Domingo, tras saldar la deuda

manales la suma de 10,000 pesos moneda corriente a una tasa de interés de 2% men-

con Vicini, contrajo una nueva con el norteamericano Frederick Orth. Se puede supo-

sual. La aceptación de tan elevada tasa de interés es suficientemente indicativa de que

ner que el contrato implicó una participación en el control de la empresa por el pres-

la cervecería atravesaba por circunstancias difíciles. En esa época la moneda nacional,

tatario a través del cambio de administrador.Ante la aparente imposibilidad de pago por

vinculada a la plata, estaba desvalorizada en cerca de 50% respecto al dólar, desde que

The New Jersey and San Domingo, de acuerdo a sentencia de tribunal, se produjo el

esta última moneda, en la misma época, se acogió al patrón oro.30 El préstamo tendría

traspaso en beneficio de Orth, quien presumiblemente quedó en condición de princi-

una duración de seis meses, aunque podría prorrogarse hasta un

año.31

No obstante es-

pal o único propietario de esa compañía hasta el cese de operaciones.

tar involucrada una suma pequeña, en comparación con el monto total de la inversión,

Iniciada la producción en julio de 1893 con la marca de Cerveza Nacional, no parece

la cervecería aceptó dejar en hipoteca «todas sus maquinarias para la fabricación de

que la calidad llenara del todo las expectativas del público. Esto se puede inferir de las

cerveza y de hielo, aparatos, utensilios, depósitos, tanques, edificios de mampostería y

labores de promoción que tuvo que llevar a cabo la empresa con el fin de aseverar que


Capítulo 5|La primera cervecería dominicana|126|

|127|La primera cervecería dominicana|Capítulo 5

en breve mejoraría la calidad y estaría en condiciones de competir con las marcas im-

seguridad en otras ciudades costeras, en relación a lo cual se han encontrado mencio-

portadas de Europa y Estados Unidos. Como parte de ese despliegue, el 17 de mayo de

nes, como a propósito de una visita de un grupo de seibanos a La Romana, donde

1894 Schmitt invitó a almorzar a todos los directores y redactores de los periódicos y

fueron obsequiados con la «espumante cerveza nacional».37 Se ha visto que el princi-

revistas de la ciudad, tras lo cual les mostró la planta.33 Como era de rigor, los visitan-

pal anuncio señala que la cerveza también se exportaba a países vecinos, aunque no

tes quedaron impresionados por «los aparatos y maquinarias de la fábrica y el buen or-

ha aparecido información detallada al respecto.

den con que ha organizado el señor Schmitt» y al observar el «gran número de perso-

En cuanto a la cerveza importada, parece que se estimaba innecesario anunciarla, a di-

nas conocidas nuestras que tienen la tarea del embotellado de cerveza y de la prepara-

ferencia de lo que hacían los establecimientos comerciales que ofertaban vinos, aceites,

ción y arreglo de las casas, así como también otras distintas ocupaciones, según sus ap-

mantequilla, cemento, cigarrillos, entre otros productos. Esto puede resultar una señal

titudes y capacidad.»

de que había perdido terreno ante el producto local, aunque anteriormente las men-

No obstante las probables dificultades con la calidad, parece que el producto logró una

ciones de marcas importadas eran bastante limitadas.

aceptación considerable entre el todavía escaso público consumidor de cerveza. Salvo

En realidad, la principal publicidad de la cerveza local no estaba a cargo de la empresa,

períodos limitados de interrupción de las operaciones, la empresa laboró entre mediados de 1893 hasta fines de 1897, es decir, casi cuatro años y medio. La principal evidencia del mantenimiento de la producción se encuentra en los anuncios que aparecían en los principales periódicos, en los que el administrador Orr ofertaba la adquisición de las botellas vacías. Aparentemente, al inicio la atención del público fue escasa, por lo que la empresa tuvo que aumentar la cotización de las botellas a razón de 30 ctvs. la docena.34 También se ofrecía la compra de las cajas vacías que se encontrasen en buena condición, con el aliciente de que se enviaría un vagón a recogerlas donde quienes dispusieran de existencias cuantiosas.35

Aparece la fría Durante el lapso en que se mantuvo en operación la «cervecería vieja», su Cerveza Nacional copó la atención de la prensa.Aunque no había publicidad en el sentido moderno, el anuncio más reiterado, un dibujo del edificio principal, el cual apareció, por ejemplo, en Listín Diario a lo largo de enero de 1897, destacaba: «Ninguna cerveza la supera y es la que tiene mayor expendio en toda la República y países vecinos, debido á las materias primeras que en su fabricación se emplean.»36 Por desgracia, ninguna de las descripciones de prensa ofrece detalles acerca del tipo de esa cerveza. Es casi seguro, empero, que se tratara de un tipo de lager, el cual ya había alcanzado amplia difusión en Estados Unidos. El hecho de que se enfatizara en que la Cerveza Nacional se consumía muy fría abona en ese sentido. Al parecer, el mercadeo acarreaba tales complicaciones que la empresa prefirió llegar a un acuerdo con la firma de J. de Lemos, como su «agente general» encargado de la venta. Además de la ciudad de Santo Domingo, la Cerveza Nacional se expendía con

Dibujo de Bienvenido Gimbernard sobre ambiente urbano cerca de la «cervecería vieja».


Capítulo 5|La primera cervecería dominicana|128|

Restaurante Edén, de Santiago, a inicios del siglo XX.

|129|La primera cervecería dominicana|Capítulo 5

sino de los escasos restaurantes en los cuales se expendía el producto. De manera uná-

Estudio –hoy Hostos– número 9. Junto a los desayunos y almuerzos a la carta, se ofre-

nime, estos establecimientos ponían el acento en que ofrecían la cerveza fría. Por anto-

cían refrescos, licores y Cerveza Nacional, junto a hielo a toda hora.39 Todavía más in-

nomasia, ese producto frío era la Cerveza Nacional, mencionada explícitamente en va-

cisiva era la llamada que hacía el restaurante La Tertulia, por medio de una breve nota

rios de los anuncios. Es de notar que ninguna marca extranjera se anunciaba en térmi-

en la prensa, en la cual se ofrecía beber una cerveza tan fría «como si estuviese en el Po-

nos similares, lo que denota que la Cerveza Nacional había logrado una situación ven-

lo Norte».40

tajosa, probablemente a causa de que la empresa, por su enorme capacidad de produc-

En idéntico sentido, el restaurante del Hotel Santo Domingo incluía la oferta de cer-

ción de hielo, llegaba a un acuerdo de suministro de este producto con los estableci-

veza fría como el principal componente de su anuncio, junto a hielo, frutas frescas, to-

mientos que la ofertaban. Al ser seguramente una lager, se adecuaba mejor que las ales

da clase de bebidas, quesos de varias marcas, salchichón y conservas alimenticias.41 La

inglesas al propósito refrescante de consumirla bien fría.

Diana, el otro de los restaurantes de categoría de la ciudad, no se quedaba atrás, y cen-

Por ejemplo, en el Listín Diario durante el mes de febrero de 1897 apareció un anun-

traba su publicidad en que ahí se podía beber Cerveza Nacional «tan fría como en la

cio del Hotel Restaurante Ambos Mundos, propiedad de José Díaz, situado en la Calle

misma fábrica, pues se cuenta para ello con un excelente depósito de hielo.»42

Restaurante Fausto.

LA ALHAMBRA, PRIMER CENTRO CERVECERO. Entre los

apartado de Ciudad Nueva, a me-

no iban fundamentalmente a almor-

del servicio. Para ilustrar esa la-

mozos, por lo que, de acuerdo al

¡Por lo visto, eran muchos ya los

diados de 1895, se hizo en vincula-

zar o a cenar, sino a disfrutar de la

mentable situación, ponía de ejem-

articulista que usaba el seudónimo

que iban los domingos especial-

restaurantes existentes en la ciu-

ción precisa con lo que ofrecía la

suave brisa de la tarde mientras

plo lo que acontecía los domingos

de K., si se llegaba a las tres de la

mente a saborear la fría Cerveza

dad, uno sobresalió sobre los de-

empresa industrial. En cualquier

consumían «algunas copas de ecu-

en la tarde: «Numerosa es la con-

tarde todavía no se estaba servido

Nacional!

currencia que asiste allí en tales

a las siete. Los camareros come-

biere».|38|

más en relación al consumo de la

caso, la descripción que se ha lo-

mante

cerveza. Era La Alhambra, situado

grado de este establecimiento per-

El público que frecuentaba el lugar

días por ser un lugar á propósito

tían la imprudencia de apresurar a

al lado de la Cervecería Nacional.

mite considerarlo el primer centro

pertenecía a «la parte más selecta»,

para tomar el fresco en estos me-

los parroquianos a que se marcha-

Es de presumir que la fundación de

cervecero dominicano. Se infiere de

lo que no era óbice para que el arti-

ses de verano.» No obstante, úni-

ran, aunque no sabían a quién co-

un establecimiento en un lugar

las crónicas que los parroquianos

culista destacase la pésima calidad

camente estaban de servicio dos

brar por la confusión que reinaba.


Capítulo 5|La primera cervecería dominicana|130|

|131|La primera cervecería dominicana|Capítulo 5

La asistencia a restaurantes constituía todavía una práctica harto limitada, a menudo aso-

después se agregaron otras soluciones, como la de cuarenta y medio y treinta y seis. Es-

ciada a ocurrencias festivas. Por ejemplo, en algunas de las funciones del teatro La Re-

ta última respuesta se hizo la más común con el paso de los días. En carta firmada con

publicana se servían cenas preparadas por el café Diana.43

el seudónimo de X, un lector afirmó de manera categórica que su solución de treinta

Las visitas a los restaurantes constituían las ocasiones idóneas para el consumo de la cer-

y seis era la única correcta posible, por lo que de forma bastante airada retaba a la cer-

veza. Esto se infiere de que, en las contadas ocasiones de publicidad especial de The

vecería a hacer una apuesta suplementaria y la conminaba a que le entregaran el pre-

New Jersey and San Domingo, no se indicaban comercios donde se pudiera adquirir su

mio prometido.48

cerveza, sino algunos restaurantes. Con motivo de la reanudación de la producción, tras una interrupción de lapso no especificado, y aseverando que la Cerveza Nacional «es

Mister Orr

superior a cualquier otra nacional o extranjera que ha llegado á Sto. Domingo», el ad-

El último administrador de la Cervecería,William J. Orr, durante los años de su estadía

ministrador Orr anunció que desde el 29 de julio de 1895 se abrirá la venta en La Al-

en Santo Domingo gozó de aprecio generalizado como un cumplido caballero. Se es-

hambra, La Tertulia, La Diana y demás restaurantes de la ciudad.44

meró en relacionarse con el mayor número de personas de prestancia. Su presencia en

Hay razones para suponer, a partir de entrevistas realizadas a nonagenarios, que todavía

esos círculos se hizo sentir en la prensa, entre cuyos directivos labró lazos amistosos. Di-

el consumo hogareño de la cerveza era muy restringido. Con seguridad, aparte de la fal-

versas notas lo señalan como asiduo participante en veladas culturales y actividades de

ta de tradición en el consumo cotidiano y la preferencia por el ron, una de las razones

los altos círculos sociales.

que en mayor medida favorecía el consumo en restaurantes se debía a que tenían la ca-

Entre las relaciones que cultivó se encontraban los entonces escasos diplomáticos y los

pacidad de ofrecer el producto bien frío. La disponibilidad de hielo en los hogares, que

administradores de las empresas extranjeras de consideración. Su morada se tornó en

exigía mecanismos de conservación del mismo, todavía se encontraba en pañales y era

uno de los centros de la vida social de la época. Para las navidades de 1896, Orr ofre-

un verdadero lujo.

ció un banquete en honor del ministro plenipotenciario de Estados Unidos, Henry

Excepcionalmente se tomaba cerveza en ocasiones de las festividades populares. En las

Smythe, al cual asistieron los cónsules de Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia y Ale-

postrimerías del XIX todavía se prefería ampliamente el ron, aunque hay señales de que

mania, además de otras personas, como John Hardy, administrador del ingenio Ansonia

empezó a penetrar, aun fuera débilmente, el consumo de la cerveza. Era el caso de las

de Azua.49

famosas festividades de La Cruz, en el barrio de La Misericordia, centradas el día de

Mister Orr tenía inquietudes religiosas, las que en parte canalizó en el púlpito.A las sie-

Corpus Cristi, que en esos años tenían por animadora a Tina Traboux.45

te de la noche del domingo 18 de julio de 1897 se convocó al discurso que preparó para ser pronunciado en la Iglesia Metropolitana San Pablo, de la confesión metodista.50

Concurso

No solo se invitaba a los fieles de esta religión protestante, sino al público en general,

La existencia de aquella primera cervecería trajo consigo no pocas novedades, como fue

juzgándose que su peroración tendría amplio interés. El discurso tuvo que ser suspen-

la primera muestra encontrada en la prensa dominicana de estrategia publicitaria a tra-

dido a causa de un ligero quebranto.

vés de un concurso. En carta a Arturo Pellerano, director de Listín Diario, la Cerveza

Cada vez que Orr abandonaba el país con destino a New York la prensa lo registraba.

Nacional ofrecía gratificar con una caja o un barril de cerveza a quien primero envia-

A su retorno, por lo que se infiere de las notas, el administrador se esmeraba en visitar

ra la solución al problema: Si una gallina pone un huevo y medio en un día, ¿cuántos

las redacciones de los periódicos de la ciudad.51 Cuando permanecía cierto tiempo en

huevos pondrán seis gallinas en nueve días?46

la sede matriz de la empresa, no dejaba de participar a sus amigos de la prensa que no

En los días siguientes aparecieron comentarios relativos a las respuestas que se habían

tardaría en retornar. Podía incluso dar aviso al mismo Heureaux, señal de que sostenía

ofrecido. Acotaba el diario que «media ciudad» había encontrado un entretenimiento

vínculos personales con él, aunque no hay señal alguna de que desempeñara un papel

en la búsqueda de la solución

acertada.47

Primeramente algunos respondieron que eran

dieciocho huevos, mientras otros pensaban que eran nueve y hasta treinta y ocho. Días

mediador en las relaciones con Estados Unidos.52


Capítulo 5|La primera cervecería dominicana|132|

|133|La primera cervecería dominicana|Capítulo 5

Cierre de la empresa

Todavía en diciembre de 1897 la matriz de la empresa daba aviso por medio del vapor

Hasta avanzado el 1897 las operaciones de la cervecería se desenvolvieron de manera

Cherokee que «en muy breve» volvería a reanudar sus operaciones. En la nota del pe-

normal. En un periódico cuyo propósito principal consistía en ofrecer información so-

riódico se celebraba el anuncio, por cuanto se podría volver a disfrutar de la «sabrosa

bre oferta de bienes y servicios, junto con sus cotizaciones, se anunciaba de manera ru-

cerveza que tanto se echa de menos ya».55 Hubo todavía por lo menos otra mención,

tinaria la Cerveza Nacional en el mes de septiembre de 1897.53 Se especificaba que el

en que se augura que «volveremos á saborear muy pronto, prontísimo, tal vez» los pro-

precio de la caja se mantenía firme en cinco pesos, señalamiento no carente de impor-

ductos de la fábrica de cerveza.56

tancia en un momento en que la depresión de la economía ocasionaba una tendencia

Ante la ausencia de señalamientos, queda la incógnita de qué factores determinaron el

generalizada a la disminución de los precios. De acuerdo a la misma fuente, la principal

cierre. No debió ser un problema de calidad, ya que las seguridades que ofrecía la em-

competencia que tenía la Cerveza Nacional era la marca Congreso, cuyo origen no

presa acerca de la excelsitud de la Cerveza Nacional, a causa de las materias primas em-

queda especificado, que se ofrecía a siete pesos la caja.

pleadas, se correspondían con las alabanzas que recibió de una prensa que difícilmente

Obviamente, en esta diferencia de precio de 40% entre la cerveza de fabricación nacio-

se hubiera prestado a manipulaciones burdas.

nal y la importada residía una de las claves de la supervivencia de esa empresa. Aunque con alguna que otra interrupción esporádica de corto plazo, la cervecería había venido funcionando desde 1893, algo que no carecía de importancia en un país con una economía que no cesaba de empeorar y en el cual todavía era débil el consumo. En esos anuncios, hasta mediados de septiembre se señalaba que la cerveza Congreso tenía escasas existencias, mientras que la Nacional registraba «mucha salida». De golpe sucedió algo extraño, no explicado en ningún artículo: en El Avisador de 27 de septiembre de 1897 se indica que la Cerveza Nacional no tenía «ninguna existencia.» Pudo haber sido algo temporal, como en ocasiones anteriores, pero no fue así. En los números siguientes de ese periódico se ratificó la ausencia de oferta de la Cerveza Nacional y, en cambio, la Congreso pasó a tener «mucha salida», manteniéndose firme su precio de $7.00 la caja. Por lo visto las existencias de la Nacional en el mercado capitaleño se agotaron de súbito hacia la tercera semana de septiembre de 1897, indicación indudable de que la planta había cesado de producir. En la prensa no aparece ninguna explicación de lo que estaba sucediendo, y lo mismo acontece en la documentación consultada, muda en relación a la cervecería tras las gestiones burocráticas que conllevó su instalación.54 En el momento en que se agotaron las existencias, el administrador Orr se encontraba en New York, habiendo participado que retornaría en breve al país. No está consignado en ningún sitio si, efectivamente, Orr retornó, pero parece poco probable que lo hiciera en aquel momento. En todo caso, la Cervecería no volvió a funcionar nunca más. Desde inicios de 1898 no se mencionó más su existencia en la prensa. Parecía que nunca hubiera existido. Empero, no parece que el propósito inicial de los propietarios fuera cerrar definitivamente.

Anuncio de Fábrica de Cerveza Nacional. 1897.


Capítulo 5|La primera cervecería dominicana|134|

|135|La primera cervecería dominicana|Capítulo 5

Es probable que se mantuviesen las dificultades operacionales que habían tenido por

Para la memoria de la Fábrica de Cerveza Nacional quedó el edificio, que todavía tiem-

uno de sus resultados el traspaso de su propiedad a Orth. No se tiene información so-

po después seguía considerándose uno de los más importantes de la ciudad. Las referen-

bre si este nuevo propietario dispuso del capital de trabajo suficiente para insuflar vigor

cias ulteriores a la empresa se limitaron fundamentalmente al inmueble, como lo reco-

a las operaciones. Sin embargo, cabe anotar que la empresa, aunque con breves interrup-

ge el plano de la ciudad elaborado por Casimiro de Moya. Con ella quedaron atrás las

ciones, había sostenido la producción. El producto, aparentemente, gozaba de prestigio,

ilusiones de progreso que habían albergado círculos políticos e intelectuales, los cuales

se ofertaba a un precio competitivo y, hasta las últimas semanas de septiembre de 1897,

habían sentido en la materialidad de la cerveza un indicador inequívoco de los parabie-

mantenía un aceptable nivel de existencias.

nes del industrialismo.

Sin embargo, estos indicadores tal vez eran relativos y no se correspondían con el volumen elevado de la inversión de capital fijo que habían requerido las instalaciones. Es decir, que para ser rentable quizá la planta debía producir en mayor cantidad. No parece, por otra parte, que las exportaciones llegaran a alcanzar un volumen significativo, pues en tal caso habrían aparecido referencias explícitas. El elemento crucial en la explicación del colapso de la empresa pudo residir en la intensa crisis económica que azotaba el país en ese momento. Diversos periódicos de los días en que cesaron las operaciones de la cervecería describían la situación con términos como «calma chicha» o un estado de «enfermedad». La parálisis económica por la que se atravesaba estaba matizada por una incontrolada emisión de papel moneda, que agudizó la desvalorización de los géneros agrícolas y tuvo por resultado inevitable una merma del volumen de exportaciones, con excepción del azúcar. Se produjo un desfase entre los precios corrientes en una moneda nacional depreciada y los ingresos de la casi totalidad de la población. Los precios en moneda de oro o plata de los artículos de consumo no cesaban de disminuir por efecto de la reducción de la demanda, lo que a su vez restaba posibilidades a las empresas para seguir operando. Se asistía a un hundimiento del consumo, que seguramente terminó afectando negativamente a la Cervecería. Su cierre no fue exclusivo, pues en esa catastrófica coyuntura otras empresas comerciales y manufactureras también fueron víctimas de quiebras. Lo anterior hace lícito emitir la conclusión de que la producción de cerveza naufragó ante la avalancha de papeletas desvalorizadas, expresión final del fracaso de la gestión de Heureaux. Ahora bien, el hecho de que la empresa no volviera a emprender operaciones cuando se superó la situación más crítica, tras la liquidación del dictador el 26 de julio de 1899, sugiere que había otros factores involucrados, que tenían que ver con el funcionamiento de la empresa. Es probable que los propietarios quedasen descapitalizados y, por ende, sin condiciones para volver a operar.


|137|Las importaciones a

6

|137|Debate de la modernidad en un feudo antillano|Capítulo 2

LAS IMPORTACIONES A INICIOS DEL SIGLO XX

El legado de la Cerveza Nacional Aunque la pionera Fábrica de Cerveza Nacional fracasó, su existencia durante cerca de cinco años dejó un sustrato favorable para la expansión del consumo de cerveza. No cabe duda de que la oferta local redundó en una mayor familiarización de la población con la bebida malteada. Las expresiones de la prensa permiten inferir que mucha gente se sintió identificada con un producto nacional de cierta calidad. La existencia de la planta, como indicador fehaciente de la marcha del progreso, no debió ser ajena a que ciertos segmentos del público se inclinaran en mayor medida por la cerveza. Por lo demás, la empresa desplegó campañas publicitarias que, si bien hoy parecen en exceso modestas, no dejaban de contener impactos novedosos en la época. De manera especial, la asociación del consumo de la cerveza con el hielo contribuyó a la extensión del gusto por el producto muy frío, novedad que empezó a encontrar cierto arraigo desde entonces. Comenzaba el gusto por «la fría» entre los dominicanos, acaso

Anuncio de Cerveza Holstein.


Capítulo 6|Las importaciones a inicios del siglo XX|138|

|139|Las importaciones a inicios del siglo XX|Capítulo 6

la principal contribución de la Fábrica de Cerveza Nacional en la expansión del con-

de la población urbana no experimentó modificaciones de importancia. Se observa, a

sumo en los últimos años del XIX.

propósito de la población de la ciudad de Santo Domingo, que, de acuerdo a los censos, evolucionó apenas de 14,072 habitantes en 1892 a 18,626 en 1908.

Dificultades de la modernización

Pero no se trataba únicamente de un aspecto cuantitativo, sino que también estaba

Con la introducción de la Fábrica de Cerveza Nacional comenzó una dinámica nueva

involucrada la calidad de la urbanización. Basta considerar que la población empleada

del consumo, tal y como demuestra la información sobre importaciones del producto a

en el sector transformativo apenas experimentó cambios, como arroja la comparación

partir de 1905, donde aparecen series continuas de comercio exterior, con el estableci-

de los censos de 1892 y 1908.

miento de la Receptoría General de Aduanas, que en lo adelante publicaría boletines

Para 1908, el panorama de empresas industriales en la ciudad no había experimentado

anuales.1

cambios de significación. Es decir, se mantenía inalterada una relación que acordaba un

Desde luego, la evolución general del consumo a partir del inicio del siglo XX no

papel insignificante al sector manufacturero, en el cual se cifraban las perspectivas de

estuvo únicamente condicionada por la «Cervecería Vieja» de Ciudad Nueva, sino por

desarrollo económico. Ese año se registraron los siguientes talleres o fábricas: jabón 1,

Colmado La Paloma.

Anuncio de Cerveza Globo. Anuncio de Cerveza Tres Leones.

la evolución general de la sociedad. Lo más importante al respecto fue la incipiente

hielo 1, velas 1, fideos 1, chocolatería a vapor 1, varias otras chocolaterías, baúles 3,

ampliación de los sectores urbanos, que perseguían llevar un estilo de vida similar al

cigarrillos a vapor 2, varias fábricas de cigarrillos de otras clases, calzado al vapor 1,

prevaleciente en los países europeos. Sin embargo, su crecimiento ulterior fue lento, a

calzado de otras clases 1, ladrillos al vapor 1, curtiembre al vapor 1, otras curtiembres 1,

causa de los perfiles adoptados por el sector exportador, que no propiciaban cambios

camisas 1, lavado vapor 1, sombreros vapor 1, fósforos al vapor 1, bebidas gaseosas al

sustanciales en la urbanización y en importantes aspectos de las relaciones sociales. En

vapor 2, licores al vapor 2. Se sumaban algunos talleres, como 2 fundiciones, 5 herre-

la medida en que, desde la misma década de 1880, aparecieron factores contradictorios

rías, 8 ebanisterías, 11 sastrerías, 7 joyerías, 10 peleterías, 4 talabarterías, 11 tabaquerías, 9

en la modernización, pronto se tornó pausado el proceso de innovaciones.

panaderías.2

Esto se expresó en aspectos cuantitativos de la modernización. Por ejemplo, el porcentaje


Capítulo 6|Las importaciones a inicios del siglo XX|140|

La dinámica de las importaciones Para 1905 se tiene la primera cifra de importación de cerveza a escala nacional, en

|141|Las importaciones a inicios del siglo XX|Capítulo 6

CUADRO 6.1

IMPORTACIONES DE CERVEZAS, 1905-1930

docenas de botellas. Ese año, como se observa en el cuadro 6.1, se registraron 25,563 do-

Año

Producto

Unidad

cenas de botellas. Por razón ya vista en el capítulo 3, resulta más adecuado comparar con

1905

cerveza

1906, cuando se registró la importación de 40,099 docenas de botellas. Aunque no se

1906

tienen datos exactamente comparables para años anteriores, por lo menos se sabe lo que

Cantidad

Valor

doc.botellas

25,563

32,151

cerveza

doc.botellas

40,099

59,011

1907

cerveza

doc.botellas

48,127

72,426

entraba por la ciudad de Santo Domingo a fines de la década de 1870 e inicios de la

1908

cerveza

doc.botellas

41,518

64,678

siguiente, como se ha visto en el capítulo 3. En 1883 se había registrado una cifra má-

1909

cerveza

litros

371,995

68,702

xima conocida de 8,125 docenas de botellas entradas por el puerto de la ciudad ca-

1910

cerveza

litros

451,498

88,669

pital. No se ha tenido acceso a la información correspondiente a Puerto Plata, el otro

1911

cerveza

litros

458,844

87,991

punto de importancia, puesto que Samaná, Monte Cristi, Azua y el naciente San Pedro

1912

cerveza

litros

544,220

107,091

de Macorís debían tener todavía escasa importancia. Es posible que por Puerto Plata en-

1913

cerveza

litros

770,801

147,182

trara más cerveza que por Santo Domingo. Pero en caso de que la cantidad por Puerto

1914

cerveza

litros

599,332

105,097

1915

cerveza

litros

688,404

113,574

1916

cerveza

litros

999,937

168,901

1917

cerveza y malta

litros

1,228,969

223,695

1918

cerveza y malta

litros

867,099

180,112

1919

cerveza y malta

litros

995,418

292,576

1920

cerveza y malta

litros

1,269,090

397,713

1921

cerveza y malta

litros

755,236

197,970

1922

cerveza y malta

litros

718,759

167,274

Plata fuera en 1883 similar a la de Santo Domingo, la importación total todavía no superaría mucho las 16,000 docenas de botellas, de todas maneras cifra bastante inferior a la de 40,099 docenas de 1906. De por medio debió estar el efecto ya ponderado de The New Jersey and San Domingo Brewing Co. Para fines de la dinámica posterior, la primera cifra de volumen que puede tomarse en cuenta es la de 1909, año en que se abandonó la medida de docenas de botellas y se adoptó la de litros.3 De acuerdo al mismo cuadro 6.1, entre 1909 y 1929 la importación de cerveza pasó de 372,000 litros a casi 1,700,000,4 registrándose una ta-

1923

cerveza y malta

litros

886,276

183,464

sa de crecimiento anual promedio de 7.9%. Se deja de lado 1930, puesto que ya se

1924

cerveza y malta

litros

1,061,217

222,172

registró una disminución sensible a causa de la gran crisis internacional. El creci-

1925

cerveza y malta

litros

1,136,954

240,765

miento del consumo de cerveza, por consiguiente, era bastante más rápido que el de

1926

cerveza y malta

litros

1,349,933

249,266

la población total, ligeramente superior al 2.5% anual. Si se adopta el consumo de

1927

cerveza y malta

litros

1,881,389

349,574

cerveza como un indicador de progreso asociado a la urbanización, se observa que,

1928

cerveza y malta

litros

2,088,805

394,283

a pesar de su intensidad, el proceso no llegó a escalas espectaculares. El ritmo de cre-

1929

cerveza y malta

litros

1,698,783

340,768

cimiento de las importaciones de cerveza se aproximaba al de la evolución del con-

1930

cerveza y malta

litros

973,178

196,323

junto del comercio exterior, cuyos valores evolucionaron, entre esos mismos años, a

Fuente: Receptoría General de Aduanas.

una tasa promedio anual de 6.8%. Por ende, venía a ser un aspecto de la inserción de la economía dominicana en la economía internacional, que marchó a ritmo acelerado hasta la depresión de 1929.


Capítulo 6|Las importaciones a inicios del siglo XX|142|

|143|Las importaciones a inicios del siglo XX|Capítulo 6

Se observa que las importaciones comenzaron a crecer más rápido a partir de 1916. La

que en 1920 y años previos se asistió a un proceso inflacionario. Después de elevarse los

prosperidad creada a raíz del estallido de la Primera Guerra Mundial, ocasionada por el

precios de la cerveza durante los primeros años de la ocupación militar norteamerica-

incremento en el precio del azúcar y otros géneros de exportación, elevó notablemente

na, volvieron a caer y a situarse en niveles similares a los existentes antes de 1916, como

el consumo de la cerveza. Se cumplía como nunca la ecuación que hacía depender, en

se advierte en los siguientes datos sobre precios unitarios de las importaciones.

medida sustancial, el aumento del consumo de cerveza de las coyunturas económicas favorables. De la misma manera, se cumplía una segunda ecuación, mediante la cual los

CUADRO 6.2

hitos de avance del consumo coincidían con momentos de expansión de los sectores

PRECIOS DEL LITRO DE CERVEZA EN ADUANA (En dólares)

urbanos. Entre 1916 y 1920 se cumplieron ambas condiciones, por cuanto la economía experimentó una coyuntura favorable, que repercutió en un nuevo momento de am-

1912

0.19

pliación de los sectores modernos, mucho más importante que la acontecida en la

1920

0.31

década de 1880. Esto fue debido a la conjunción de la expansión de la producción

1924

0.20

azucarera, aunque con efectos bastante focalizados en el Sureste, con las medidas adoptadas por el Gobierno Militar de Estados Unidos. En esos años se trazó el armazón de

De nuevo, tras la salida de las tropas norteamericanas, entre 1924 e inicios de 1930, con

la red nacional de carreteras, se expandió la población urbana, se incrementó el uso de

una coyuntura de precios elevados de los géneros de exportación hasta 1928, el creci-

artículos importados y, en fin, determinados sectores vivieron bajo los efectos de la

miento registraba ventajas adicionales a las coyunturas anteriores en lo que respecta a la

deslumbrante prosperidad de la «danza de los millones».

factibilidad de la producción de renglones industriales para el mercado interno. Entre

En contraste con el más lento crecimiento de los años previos –una tasa promedio anual

ellas se deben destacar la creación del mercado nacional unificado, la consolidación de

de 10.9% entre 1911 y 1915–, entre 1915 y 1920 el volumen de las importaciones de

ciertas franjas urbanas de clase media y un Estado fortalecido que mantenía un activo

cerveza registró un incremento promedio anual de 16.2%. En vinculación con esta di-

programa de obras públicas, con obvias consecuencias en la demanda interna.

námica del consumo y la multiplicación de los medios de comunicación, como aspec-

El auge sostenido del consumo de cerveza durante el segundo lustro de la década de

to derivado de la coyuntura económica expansiva, hizo eclosión la publicidad sistemá-

1920 estaba llamado a preparar las condiciones para que, por segunda vez, se plantease

tica de las marcas de cerveza, lo que redundó en el crecimiento del consumo.

la producción local de cerveza a gran escala, esta vez llamada a perdurar.

Durante los años siguientes se registró un retroceso en el consumo a causa de la depresión en que se vio sumida la economía dominicana por efecto de la caída de los precios

Los centros de consumo

del azúcar y demás géneros de exportación a fines de 1920. Sin embargo, en la medida

Durante las décadas finales del XIX y las iniciales del XX la cerveza se consumía, casi ex-

en que esa crisis fue de corta duración, no se alteró el estilo de desarrollo.Tan pronto se

clusivamente, en lugares públicos.Todavía, por ejemplo, no se estilaba que los invitados

recuperaron los precios de las exportaciones, el país volvió a adquirir volúmenes cre-

en una casa fueran obsequiados con cerveza, como sería característico décadas después.5

cientes de importaciones. Desde 1924 volvió a observarse una tendencia a la recupera-

No obstante el lento ritmo de la urbanización, se incrementó el peso de estableci-

ción de las importaciones de cerveza, pasando de los 886,276 litros de 1923 a un tope

mientos como restaurantes, bares y cafeterías, en los cuales se consumía cerveza. Claro

de 2,088,805 en 1928. Aunque durante los años de administración de Horacio Vásquez

está, en comparación con la situación actual se trataba de algo muy restringido, puesto

no se reiteró un ambiente de tanta prosperidad como en vísperas del crack de 1920, se

que las ciudades eran pequeñas y con población básicamente pobre o modesta. Basta

registró un mayor volumen de importación de cerveza, a tono con la correlación entre

considerar que en Santo Domingo, en 1908, apenas se contaron 24 lugares de expen-

esta y la emergencia de los sectores urbanos modernos. Expresión de ello fue que para

dio de comida, catalogados como «restaurantes». Pero los sectores de ingresos medios

1926, o sea, dos años después de que comenzara la recuperación, el monto de importa-

y altos fueron afianzando la costumbre de frecuentar lugares públicos, donde podían

ciones de cerveza fuese superior al de 1920. Esto no se reflejó en los valores a causa de

consumir diversos tipos de bebidas o alimentos.


Capítulo 6|Las importaciones a inicios del siglo XX|144|

Banquete al doctor Ramón Báez, ex-presidente de la República. Anuncio de Cerveza Niña.

|145|Las importaciones a inicios del siglo XX|Capítulo 6

Incidía en esta modalidad del consumo el hecho de que todavía eran muy escasos los

explica que los clubes, que a menudo también contaban con restaurantes o bares, se

refrigeradores en los hogares, de forma que quienes aspiraban a consumir la cerveza

hicieran sitios de consumo de licores y cerveza, vistos como bebidas cuyo consumo

fría tenían que hacerlo directamente en establecimientos dotados de sistemas de en-

implicaba estar a tono con un status social. En cada población de cierta dimensión exis-

friamiento y conservación de sus bebidas. Por ello, el consumo de cerveza pasó a ma-

tía al menos un club de la primera «sociedad», pero en las grandes se dividían entre los

tizar un espacio de conversación en lugares públicos, dadas sus cualidades refrescantes

de primera, segunda y, a veces, tercera. Si bien los sectores acomodados se ubicaban en

y festivas.

los primeros, los de segunda procuraban emular sus modales. En San Pedro de Macorís

En algunos lugares del país, donde la urbanización se hizo más acentuada, se mani-

el principal club de primera era el Dos de Julio, al que se agregaban el Centro Español,

festó con más fuerza la generalización de los restaurantes. Por ejemplo, en San Pe-

el Centro Puertorriqueño y el Centro Sirio, como sus nombres lo indican destinados a

dro de Macorís, la ciudad de la modernidad por excelencia entre 1900 y 1930, in-

los colectivos más numerosos de inmigrantes.6

migrantes españoles y de otros países fundaron restaurantes que tuvieron una exis-

Como en cada caso podía haber circunstancias particulares entre los medios superiores,

tencia prolongada y pasaron a formar parte de las tradiciones locales. Es cierto que

en Macorís había familias de inmigrantes alemanes que contribuyeron a popularizar la

no surgió entonces, de acuerdo a don Francisco Comarazamy, un lugar especial de

cerveza entre los estratos superiores de la ciudad. Algunos de ellos, como los Bieder-

consumo de cerveza, pero esta era ya un artículo común en los restaurantes. Dentro

mann y los suizos Lexhorn, se dieron a conocer como persistentes consumidores de la

de esa ciudad se distinguieron establecimientos como el Apolo, fundado por la fami-

bebida.

lia española Ariza, o el de los Nadal. También comenzó a ser usual en varias ciuda-

Estos alemanes eran en su mayoría comerciantes, algunos especializados en el comercio

des la llegada de inmigrantes chinos, que fundaron restaurantes que tenían por carac-

con su país. Así, la cerveza se tornó en uno de los renglones básicos de las importaciones

terística ofrecer la comida de su país a precios mucho más reducidos que los típicos

desde Alemania, a causa de la incidencia de estos residentes alemanes. En todo caso, en

de otros restaurantes.

Macorís había agentes de algunas marcas reconocidas, como La Niña, representada por

Para la gente de «sociedad» beber cerveza comenzó a ser signo de distinción. Es lo que

Miguel A. Prestol.

Centro de Recreo, Santiago.


Capítulo 6|Las importaciones a inicios del siglo XX|146|

|147|Las importaciones a inicios del siglo XX|Capítulo 6

La preponderancia alemana

Básicamente una situación parecida se observa en los datos de la Receptoría de Adua-

La información estadística desde fines del XIX y a lo largo de las primeras décadas del

nas a fines de la década de 1920, no obstante el cese del comercio con Alemania du-

siglo XX muestra que, salvo durante los años de la Primera Guerra Mundial, predomi-

rante la Primera Guerra Mundial. Para tomar un año, en 1927 Alemania seguía domi-

nó el consumo de la cerveza alemana. En décadas anteriores, como se ha visto, prima-

nando con 74% del total, por un monto de US$259,629, lo que significaba el 12% del

ba la traída de Inglaterra. El avance de la cerveza alemana debió arrancar en los años

total de las importaciones procedentes de ese país, que a su vez representaban el 7.8%

postreros del XIX, como parte del auge de los intercambios con Alemania, a tono con

del total de las importaciones nacionales.8

el desarrollo económico de ese país, que lo llevó a ser la primera potencia de Europa.

Otros países tuvieron incidencia considerable en la evolución del mercado cervecero.

Por ello, el cenit de la participación alemana en las importaciones de cerveza se produ-

Algunas de las marcas de Estados Unidos gozaban del favor de cierto público. Fue el se-

jo en vísperas de la Primera Guerra Mundial. Años más tarde, durante la década de

gundo país en importancia en la cerveza importada, aunque a considerable distancia de

1920, se hicieron estimados en el sentido de que la cerveza cubría más del 10% de las

Alemania. Asimismo, se observan otros países con participaciones significativas, aunque

exportaciones alemanas a República Dominicana.

claramente por debajo de Estados Unidos. En los años finales de la década de 1920 también Holanda tenía una participación en la importación de cerveza. No muy atrás estaba Gran Bretaña, sobre todo si se adiciona Escocia. Esto último evidencia que persistió durante largo tiempo el gusto por el tipo ale, de fermentación alta y generalmente oscura, como reminiscencia del siglo XIX. No obstante, ya se advertía una tendencia evidente al avance de la lager, lo que tenía su principal expresión en el peso de las marcas de Estados Unidos. La primacía alemana indica que la mayoría de los bebedores de cerveza seguían prefiriendo los tipos de sabor fuerte, como eran los más comunes en ese país. Sin embargo, quedaba atrás la preferencia previa por la cerveza de fermentación alta que se traía de Gran Bretaña a lo largo del siglo XIX, al tiempo que no calaba mucho la cerveza ligera predominante en Estados Unidos. Nonagenarios entrevistados señalan que la generalidad del público rechazaba la cerveza norteamericana por encontrarla aguada o insípida.9 De la misma manera, señalan que tampoco gustaban los tipos muy amargos de cerveza llegada de Alemania y otros países, aunque el hecho de que siguieran consumiéndose resulta indicativo de que mantenían un residuo de fieles. Esta orientación de las preferencias por un espectro bastante definido de tipos estaba

Anuncio de Cerveza Heineken.

Desde que se dispone de cifras estadísticas regulares sobre las importaciones se advier-

llamada a sentar las bases para la cerveza que se plantearía producir la Cervecería Na-

te la primacía de la cerveza alemana. En 1905, primer año en que se tiene un desglose

cional Dominicana desde 1929.

por países, de Alemania venían 20,061 docenas de botellas, de un total de 25,563, lo que representaba el 78% de la cerveza importada; le seguían Estados Unidos con 16% y 3%.7

Ampliación de las marcas

En lo fundamental, la alta ponderación de la importación de cerveza

Hasta los primeros años del siglo XX resultaba excepcional encontrar en la prensa una

alemana se mantendría inalterada en los años siguientes. Si bien en 1906 la participa-

mención explícita de una marca de cerveza. Los establecimientos generalmente anun-

ción alemana en el suministro de cerveza se redujo a 72% (a causa de un incremento

ciaban cerveza por el país de origen y, solo ocasionalmente, su tipo, como Stout o Ale.

de la participación norteamericana a 23%), en 1909 se elevó nada menos que a 83%.

Es de anotar que una de las primeras marcas cuyo nombre se reiteró, como se vio en el

Francia con


Capítulo 6|Las importaciones a inicios del siglo XX|148|

|149|Las importaciones a inicios del siglo XX|Capítulo 6

capítulo anterior, fue la cerveza Congreso, la competencia importada de la cerveza de

Marca

fabricación nacional hasta 1897.

1921-1925 Boya Pilsener Caballo Globo Granadero Machete Malt-Nutrine

Cuando comenzó la proliferación de anuncios se evidencia la primacía del consumo de la cerveza alemana. Unicamente durante los años de la Primera Guerra Mundial e inmediatamente posteriores, desaparecieron las marcas alemanas, no solo por los efectos de la guerra sino por las presiones adicionales ejercidas por el Gobierno Militar norteamericano, que lanzó una campaña para proscribir la colonia alemana y los productos de ese país. Durante las primeras décadas del siglo XX el mercado se caracterizó por una profusión de marcas. Las grandes casas comerciales de Santo Domingo e incluso de algunas ciudades importantes, especialmente San Pedro de Macorís, Santiago y Puerto Plata, controlaban la importación de una o varias marcas y tenían a su cargo su promoción.Aunque, como se verá, algunas eran las predominantes en las preferencias del público, apenas comenzaba la etapa de las marcas de comercialización masiva, generalmente producidas en Estados Unidos.Tal situación se puso de manifiesto en la década de 1920, especialmente en su segunda mitad, cuando ya aparecieron marcas con amplia difusión internacional, tanto de Estados Unidos como en menor medida de algunos países europeos. Entre las marcas norteamericanas inicialmente sobresalía la Schlitz y entre las europeas, la Heineken. Para apreciar las características y evolución del mercado cervecero conviene referirse a la aparición de marcas en la publicidad de la prensa por lustros.

CUADRO 6.3

MARCAS DE INICIOS DEL SIGLO XX Marca

1916-1920 Ballantines Champagne Beer Palma Real Polar Schlitz

Representante

País de origen

Rafael Brache Tellado y Co.

EEUU

Fernández Hermanos

Puerto Rico Cuba EEUU Continúa

Niña Viking 1926-1930 Caballo Catedral Daysi-Brand Favorita Globo Granadero Holsten Kutz Malta Engelhardt Paloma Patzenhofer Tres Leones 1931-1935 Budweiser Cristal Palatino Holsten La Tropical La Tropical Excelsior (negra) Maltina Tívoli Polar Schlitz Tennent Tívoli

Representante

País de origen

M. Suárez

Alemania-Bremen

Fernández Hermanos Fernández Hermanos L. Biedermann (SPM) y José Borrás (resto país) A. Gotschalk

Alemania-Bremen Alemania Alemania EEUU- St. Louis

Alemania-Bremen Font Gamundi Freites Hermanos Miguel A. Prestol (SPM) González Flores y Co. Fernández Hermanos Freites Hermanos

Alemania-Bremen Alemania-Bremen Alemania Alemania-Bremen Alemania Alemania Alemania Alemania Alemania Alemania Alemania

Nueva Fábrica de Hielo Nueva Fábrica de Hielo Nueva Fábrica de Hielo Nueva Fábrica de Hielo

Lockie y Co. Nueva Fábrica de Hielo

EEUU Cuba Alemania Cuba Cuba Cuba Cuba EEUU Gran Bretaña Cuba


Capítulo 6|Las importaciones a inicios del siglo XX|150|

|151|Las importaciones a inicios del siglo XX|Capítulo 6

La españolización de marcas

«Consiste dicha marca de fábrica en un óvalo a dos colores, rojo y dorado, colocado per-

Un aspecto de interés en la promoción de las marcas fue la españolización de sus nom-

pendicularmente, en cuyo centro, en otro óvalo blanco más pequeño, aparece en negro, una

bres, tanto mediante una aproximación al idioma español del nombre alemán, como me-

figura de perfil, de muchacho de restaurant, llevando en la mano derecha una bandeja con

diante el cambio de nombre, buscando asociar las marcas con el medio dominicano. El

una botella y un vaso. Sobre la cabeza del muchacho aparece en letras blancas, con perfil

nuevo nombre, aparentemente, podía resultar de una traducción del original o podía no

negro, en fondo rojo, las palabras «Boy Beer»; y a los pies, la palabra «Registered» en el fon-

tener nada que ver con él. Por desgracia, no hay información disponible para establecer

do blanco; debajo de esta palabra se lee, en el mismo fondo contentivo de las palabras Boy

cuándo acontecía una cosa u otra. Es posible que nombres como Favorita o Caballo, mar-

Beer, la frase «Tuborg Pilsener» en letras blancas sin perfil; rodeando la figura y el fondo ro-

cas alemanas muy populares a fines de la década de 1920, fueran traducciones literales de

jo mencionados, y cubriendo los dos tercios inferiores del óvalo, se leen en letras negras so-

las marcas originales. Otras marcas debieron implicar nombres nuevos, adaptados al públi-

bre fondo dorado las siguientes palabras: «Purveyors to the Royal Danish Court», a la iz-

co local o, eventualmente, de diversos países de la región. Entre los nombres que sugiere

quierda; grabada a continuación una estrellita negra; luego la frase «Brewed and Bottleled at

esta estrategia de mercadeo se encuentra visiblemente la marca alemana Machete. Pero tal

the Tuborg Breweries Ltd. Copenhagen», otra estrellita negra; y por último a la derecha, las

vez la representación más acabada de este propósito de «dominicanización» de la marca se encuentra en la cerveza Boya, fabricada y embotellada en Hamburgo, pero con una etiqueta dirigida exclusivamente al público dominicano. El aspecto más relevante de esta simbología estribó en la inserción de la bandera dominicana como componente de la etiqueta. En otros casos, la publicidad de las marcas ponía énfasis en la aproximación con el medio dominicano, como fue característico de algunas marcas cubanas, que desplegaron estrategias publicitarias que involucraban cercanía con la gente, como lo logró la Polar. Es de notar que entre las marcas que se destacaron en la españolización de sus nombres, algunas estaban registradas a nombre de los mismos propietarios. Al parecer, hubo especialización en algunas cervecerías alemanas en la exportación al país, lo que más adelante también ocurrió sobre todo con marcas cubanas. Fue el caso de las marcas Catedral y Caballo, ambas a nombre de Wilhelm Remmer, de la Bierbrauerei de Bremen, registradas por el abogado José Antonio Jiménez Domínguez.10 En ambos casos, por las descripciones del registro de marca de fábrica, es presumible que se tradujese únicamente el nombre de la marca, puesto que los dibujos de las etiquetas hacen referencia a motivos alemanes.También algunos de los representantes hicieron los registros en la Secretaría de Fomento y Comunicaciones con el fin de evitar que otros comerciantes las distribuyesen o, en el límite, trajesen o fabricasen un artículo con igual nombre. Fue el caso de la Schlitz, a favor de Jos Schlitz Beverage Co., de Milwaukee,Wisconsin, Estados Unidos, representada por el abogado Américo Lugo, por el término de veinte años.11 Igualmente, por la misma época, el abogado Luis Logroño registró la marca Boy Beer, a favor de la Compañía Forenede Bryggerier, de Copenhague, Dinamarca.12 La descripción de la Boy Beer en la resolución de la Secretaría de Fomento y Comunicaciones es la siguiente:

Anuncio de Cerveza Boya con la bandera dominicana.


Capítulo 6|Las importaciones a inicios del siglo XX|152|

|153|Las importaciones a inicios del siglo XX|Capítulo 6

palabras «Purveyors to the Royal Swedish Court». Coronando el todo del óvalo, una espe-

la Secretaría de Estado de Sanidad y Beneficencia, en mayo de 1928. El oficial Federi-

cie de asa o de corona en fondo rojo, en cuyo centro se ven las letras B y T, la primera acos-

co Burgos, en fecha 15 de junio, emitió un certificado del análisis químico, llegando a

tada y la otra saliendo verticalmente de su centro.»13

la conclusión de que esa marca «ha merecido el calificativo de BUENA porque sus ele-

Varias de estas marcas tenían agentes en las principales ciudades del país, por lo cual es

mentos constitutivos corresponden a un producto de superior calidad y por consi-

de presumir que se consumían más que las restantes. Era el caso de la marca Niña, que

guiente inofensivo y provechoso para el consumo humano.»15

tenía en Puerto Plata como agente a Jaime T. Batlle y en toda la región suroeste a Ace-

Finalmente, en la memoria colectiva a partir de la década de 1940 muchas de las marcas que

vedo y Co.14

anteriormente llegaban al país quedaron opacadas por una tendencia a la concentración de

Algunas de las marcas con mayor presencia en el mercado dominicano desplegaron

las preferencias en algunas de ellas y por el auge de las marcas de la Cervecería Nacional

argumentos tendentes a convencer al público de que su producto era de superior cali-

Dominicana, especialmente la Presidente. Esta selección de la memoria se debe a que esas

dad y dotado de propiedades alimenticias y medicinales. Fue el caso de la Favorita,

marcas se ofertaban entre los años treinta y cuarenta. Entre ellas sobresalen las siguien-

cuyos representantes la hicieron analizar en el Laboratorio Nacional, dependiente de

tes, de acuerdo a los entrevistados: Spatten, Guinnes, Schlitz, Budweiser y Pabst.

Anuncio de Cerveza Niña.

LA FAVORITA, MARCA EN ESPAÑOL. El registro de marca de fábrica

radas: «CERVEZA FAVORITA», y otra

de La Favorita la describe de la si-

dice en letras del mismo color:

guiente manera: «Consiste esta mar-

«GERMANIA-BREWERY-BREMEN».

ca de fábrica en una figura de mujer,

«Made in Germany», encerradas en

en un fondo oscuro, con un vaso en

dos círculos, en forma de óvalo de 4

una mano que simula la cerveza de

por 3 pulgadas; facsímile que se

dicha marca y una inscripción en la

destina al frente de las botellas de

parte superior que dice en letras do-

cerveza de dicha marca...»

inscripción en la parte inferior que

Anuncio de Cerveza Favorita.


Capítulo 6|Las importaciones a inicios del siglo XX|154|

Anuncios de Cerveza Polar.

|155|Las importaciones a inicios del siglo XX|Capítulo 6

Hitos publicitarios y artísticos

por sí modesto, no pudieran patrocinar actividades culturales y deportivas. Aun así, al-

La práctica de un nuevo deporte, el béisbol, surgió durante la dictadura de Heureaux al

gunas desplegaron mecanismos publicitarios que implicaron trascender el anuncio más

amparo del creciente gusto por la cerveza. Específicamente, la Fábrica de Cerveza

convencional.

Nacional patrocinó los primeros partidos. La formación de equipos tuvo por primer

La primera expresión de alternativas de ese género lo ofreció la marca cubana Polar,

hito el año 1891, justo cuando se construía el edificio de esa cervecería.16 Algunos re-

cuyos representantes en el país decidieron promoverla en el ámbito del carnaval, parti-

sidentes cubanos tuvieron una participación protagónica en estos prolegómenos, entre

cipando en el desfile de carrozas que se organizaba con motivo del aniversario de la

los cuales sobresalieron los hermanos Alomar, herreros de profesión. Tiempo después

Restauración, el 16 de agosto de 1919, con efecto muy favorable por la calidad de la

contaron con el patrocinio del administrador de la empresa, mister Orr. Sintomática-

carroza. La revista Renacimiento le dedicó la portada, ofreciendo la información de que

mente uno de los equipos recibió el nombre de Cervecería, mientras el otro El Cauto

la carroza fue preparada por la señorita Tula Sánchez y la señora Elisa Sanz, esta última

o Los Cubanos. En el primero de los equipos la mayoría de sus jugadores eran emplea-

directora de la Escuela de Labores, por iniciativa de los distribuidores Fernández Her-

dos de la Fábrica de Cerveza Nacional.

manos.18 Como se observa en la foto, la carroza representó un ambiente ártico, en re-

Los partidos se llevaban a cabo en una explanada próxima a la cervecería, en las inme-

ferencia al nombre de la marca, dentro del cual sobresalía un oso blanco.Tal participa-

diaciones de la costa, donde posteriormente se construiría el primer estadio. Eso explica

ción, en un medio todavía restringido de negocios, tuvo que ser producto de una es-

que, además del estímulo ofrecido por mister Orr, un cantinero del restaurante La

pecial inserción de los distribuidores, los comerciantes españoles hermanos Fernández,

Alhambra, como se ha visto un centro cervecero próximo al local de la planta, Herr Her-

cuyo almacén aparece en una de las fotos.

mann, se contara entre los más conspicuos patrocinadores del novedoso

deporte.17

Pocos años después los distribuidores de la marca Catedral le pidieron al compositor

Para que se reiterara una labor promocional de la cerveza de esa magnitud, habría

Salvador Sturla, uno de los más conocidos del país, sobre todo por sus criollas, que com-

que esperar a 1930, tras la fundación de la Cervecería Nacional Dominicana. Es lógi-

pusiera un fox trot, que tituló Cerveza Catedral:19

co que marcas importadas, cada una con una participación diluida en un mercado de

Carroza de Cerveza Polar 1919.


Capítulo 6|Las importaciones a inicios del siglo XX|156|

|157|Las importaciones a inicios del siglo XX|Capítulo 6

Porque la vida es

a la marca de cerveza.20 Por desgracia, no se ha localizado ese impreso y no se conoce

sueño, sí señor;

todavía la partitura y el texto de la melodía.

porque no hay vida dulce

Ya en la década de 1930, cuando el consumo se había popularizado aún más, se reco-

sin amor,

gieron mayores motivos artísticos y literarios relativos a la cerveza. Fue el caso de la

la loca alegría del placer

reproducción del poema El vaso de cerveza, del colombiano Enrique Arciniegas, con

nos la brinda la boca de la mujer.

motivo de su fallecimiento.

Cuando al paso ardiente del fox-trot siento junto a mi cara tu rubor,

«Dame cerveza», al fin la dije rudo

la vida sueño se convierte en flor,

Y mientras la cerveza me servía

y en ideal

Contener una lágrima no pudo,

la «Cerveza Catedral».

Y cayó al vaso en que el licor hervía. «Bebamos ambos», añadí, que el frío

Anuncio de Cerveza Catedral.

Del corazón destierra la cerveza, Y al acercar el vaso al labio mío Me detuvo la mano con presteza. «Voy a cambiarla», dijo triste un tanto, Y respondíle en voz desfallecida: «No la cambies, que hiel en vez de llanto He bebido en el cáliz de la vida».21

Intentos de fabricación Ante la expansión del consumo de cerveza se plantearon tentativas de producirla localmente. Estas iniciativas tardaron bastante tiempo, seguramente por la lección dejada por el fracaso de la Gran Fábrica de Cerveza Nacional de Ciudad Nueva. De igual manera, debió pesar la continuación de la primacía del consumo de ron. Es la razón por la La redacción de la prestigiosa revista ponderó la composición como una «pequeña obra

cual se mencionaban ideas de mejorar la calidad del ron o de fabricar otros licores fuer-

maestra» en su género, que «no tardará en hacerse entre nosotros tan popular como lo

tes, pero no de cerveza. Es el caso de la idea del economista José Ramón Abad en el

es su simpático autor», ya que «hay en él gracia, belleza y frescura de inspiración».Tam-

sentido de que se utilizasen diversos productos agrícolas para la preparación de alcoho-

poco esta composición a la cerveza fue aislada, pues se encuentra algún que otro caso

les destilados.22

adicional. El más llamativo es un tango compuesto a la marca de la cerveza Doctor, del

Sin embargo, surgieron iniciativas de fabricación de cerveza, aunque no están reseñadas

cual hay noticia en un periódico de San Pedro de Macorís, por obsequio de su repre-

por la prensa o la documentación revisada.Algunos de estos experimentos son mencio-

sentante Miguel A. Prestol. La composición fue escrita por el maestro Leopoldo Gómez,

nados en la prensa o referidos en las entrevistas realizadas. En todo caso, debió de tra-

con letra del poeta Miguel A. Guerrero R. El tango fue «finamente impreso» en honor

tarse siempre de experimentos a pequeña escala que no tuvieron mucho impacto o


Capítulo 6|Las importaciones a inicios del siglo XX|158|

|159|Las importaciones a inicios del siglo XX|Capítulo 6

continuidad. El primero en el tiempo se refiere a una sociedad entre dos puertorrique-

«la mezcla de una pequeña cantidad de alcohol puro con el ácido carbónico artifi-

ños de apellidos Valois y Cristián, de los cuales surgió el nombre del establecimiento. Ins-

cial.» Adujo que, en las condiciones del trópico, las maltas de cebada y maíz no eran

talaron una microcervecería en la calle Santomé, casi esquina Malecón, hacia 1920,23 o

aptas para producir cervezas, a menos de que se desnaturalizara el proceso industrial.

sea, coincidiendo con la máxima expansión de la demanda de bienes de consumo. Se

Sin embargo consideró como posible la fabricación de cerveza a base de arroz termi-

ignora el tipo de cerveza producida, pero debió ser de fermentación baja, ya que se ofre-

nado. Por el momento se limitó a ofrecer una variedad de productos, de acuerdo a la

cía muy fría.Ya la producción de hielo era una actividad consolidada en el país, a pesar

patente indicada. Señaló que los mismos tenían la ventaja de una graduación alcohóli-

de que podía atravesar por momentos precarios, como cuando la ciudad quedó un año

ca de 3%, inferior a la requerida por el método convencional para la conservación en

sin servicio eléctrico a consecuencia del incendio de la planta generadora de electricidad.

el trópico de 5%.

En cualquier caso, el hielo se enterraba como forma de conservarlo.

En el anuncio en cuestión, Espaillat de la Mota indicó que lanzaba al mercado dos

Algún anuncio en la prensa llegó a salir de la cerveza ofertada por estos productores

variedades de cerveza, la Malt Whisky and Ginger Ale y Granadina Champagne, ambas

artesanales, pero la escasa repetición es muestra de que el negocio no llegó a prosperar.

con 3% de alcohol. Por el momento esos productos se fabricarían exclusivamente en el

No obstante, la microcervecería de Valois y Cristián se dio a conocer por patrocinar carreras de bicicletas a lo largo del incipiente Malecón o Paseo Presidente Billini, que

Anuncio de Malt-Nutrine.

se extendía exclusivamente entre las calles 19 de Marzo y Santomé. Los premios para los ganadores consistían en cerveza fría.

Una patente original Como parte del incremento del consumo de cerveza y de las posibilidades que deparaba para su fabricación local, Francisco Espaillat de la Mota creó una empresa dedicada a fabricar «cervezas gaseosas». A tal efecto obtuvo una patente el 16 de abril de 1929, para un «proceso mejorado alcohólico gaseoso» de fabricación de varios tipos de cerveza. En un artículo publicado en la prensa diaria, el propietario de la fábrica expuso sucintamente los fundamentos de su propuesta industrial.24 Adujo que en climas tropicales resulta imposible la fabricación «cerveza legítima», proveniente de la fermentación de la malta de cebada, a menos de que se le adicione alcohol destilado o se le agregara azúcar a la malta antes de fermentarla, opciones ambas que constituirían un contrasentido. Incluso, argumentaba este promotor industrial, la cerveza que llegaba al país no era exactamente la original, puesto que, según su criterio, tenía un alcohol desti-

local de F. C. Coelho y Co., en la calle Presidente González No. 15, Santo Domingo.

lado agregado con fines de conservación ante el calor. En todos los casos, señalaba que

Ofreció una lista de precios que oscilaban entre 3 pesos la caja de 18 botellas a 7.50

la cerveza que llegaba al país requería una graduación alcohólica excesiva, de por lo me-

pesos la caja de 48 botellas.

nos 5%.

De igual manera, anunció la próxima fabricación de otras variedades de cervezas, según

Aunque Espaillat de la Mota no entró en detalles acerca de las características de su

la misma fórmula patentada. Estas serían las siguientes: Cognac Fine Champagne, Mo-

patente industrial, indicaba que por el momento descartaba la posibilidad de produ-

nastere, Beer, Pru Dominicano, Elixir Napolitano, Citron Squask, Beer, Elixir de Cacao,

cir cerveza basada en la fermentación de la malta. Sintetizó su propuesta con el tér-

Kummet Beer, y Franciskaner Beer. Se puede observar que el proyecto comportaba el

mino de «proceso alcohólico gaseoso», el único posible en el trópico, consistente en

aprovechamiento de frutos del país, como el cacao y el limón, o bien procedimientos


Capítulo 6|Las importaciones a inicios del siglo XX|160|

|161|Las importaciones a inicios del siglo XX|Capítulo 6

ya tradicionales, como el del pru; de igual manera, se proponía retomar fórmulas con-

Este no le puso marca a su producto, seguramente como medio de eludir el cumpli-

vencionales de cervezas y otras bebidas europeas.

miento de exigencias legales. Se limitaba a ofrecer él mismo su cerveza en las calles,

Por lo que indica el artículo, hacia inicios de mayo de 1929 comenzaron a fabricarse las

sobre todo en las proximidades del muelle, aprovechando la sed a quienes trabajaban

dos variedades indicadas de «cerveza gaseosa», aunque no hay localizada ninguna otra

bajo el sol.

referencia sobre el particular. Seguramente el flamante pequeño industrial careció del

A pesar de que estas empresas no se ajustaban a los preceptos de control de la fabri-

capital necesario para promocionar sus productos y asegurar su distribución por el país.

cación de cerveza, que se verán en el siguiente capítulo, no parece que encontraran

Es probable, igualmente, que el procedimiento artesanal por él concebido no terminara

obstáculos de parte de las autoridades. Supone el testigo que esos artesanos dejaron de

de ser del agrado del público, ya habituado a la cerveza convencional, no obstante su

producir por falta de competitividad, pero no por haber sufrido persecución de las

aseveración de que la que llegaba al país estaba desnaturalizada. Por lo demás, el próximo

autoridades. En esa época el gobierno emitió un reglamento que imponía requisitos

inicio de las operaciones de la planta de Cervecería Nacional Dominicana desmentiría

estrictos para la fabricación de cerveza, los cuales implicaban un minucioso control por

la aseveración de que resultaba imposible producir cerveza dentro del país. Simplemen-

la Dirección de Rentas Internas.27

te, se necesitaba de un volumen de capital para asegurar el refrigerado en el proceso de fermentación o envejecimiento del producto.

El recurso a la producción artesanal Todavía más adelante, es decir, tras la fundación de la Cervecería Nacional Dominicana, y no obstante regulaciones legales para la fabricación de cerveza, se registra una corriente de fabricación en San Pedro de Macorís. Hacia fines de los años treinta, tal vez en vinculación con el procedimiento de los cocolos de fabricar cerveza de jengibre, se estiló en la principal ciudad del Este la producción de cerveza a muy pequeña escala, mediante malta y un insumo que se adquiría en farmacias, denominado flor de cerveza; al parecer no se utilizaba levadura. Se acudía al enfriado con hielo, aunque de manera precaria, ya que estos artesanos carecían de recursos para sistemas de refrigeración. Se limitaban a utilizar bloques de hielo que adquirían en las fábricas de ese producto. La particularidad de este proceso estribaba en que esos artesanos salían ellos mismos a la calle a ofrecer su producto. Al decir de un testigo, casi todos esos artesanos vivían en el sector de Miramar, en el cual vendían mayormente sus rústicas cervezas.25 Como parte de esa oferta de cerveza, de acuerdo a don Ramón Villaverde, sobresalió un tallercito artesanal propiedad de un pescador de nombre Carmelo, situado en las esquinas Retiro y Aurora, no lejos del muelle de Macorís.Tampoco en este caso quedó rastro documental alguno, ni siquiera la mínima expresión de publicidad, dada la dimensión diminuta de la empresa. Sin embargo, la cerveza de Carmelo se hizo del conocimiento de muchos, al grado de que era reconocida por su parecido a la inglesa Tennent, de sabor amargo. Con todo, su consumo debió quedar restringido a personas que frecuentaban los sitios donde se movía el artesano-vendedor Carmelo.26


|163|«Una revolución prove-

7

|163|Debate de la modernidad en un feudo antillano|Capítulo 2

«UNA

REVOLUCIÓN PROVECHOSA»: LA FUNDACIÓN DE LA CERVECERÍA NACIONAL DOMINICANA

Proteccionismo estatal y auge económico En el lustro iniciado en 1925 convergieron dos condiciones que tornaron factible que, por segunda vez, se considerase producir cerveza a gran escala. Pero, a diferencia de lo acontecido treinta años antes, la empresa planeada en 1928, la Cervecería Nacional Dominicana, estaría llamada a tener una existencia indefinida, lo que fue producto del cambio de circunstancias por las cuales atravesaba el país en una y otra coyuntura. Mientras a fines de siglo la economía se encontraba en completo abatimiento a causa sobre todo de los pésimos manejos financieros del dictador Heureaux, desde 1924 la economía exportadora entró en una fase ascendente, que se manifestó en un crecimiento de las ventas de los cuatro productos tradicionales de exportación. El total de exportaciones se recuperó a partir de 1923, cuando se comenzó a superar la depresión de 1920, quedando en una media de alrededor de 28 millones de dólares entre 1926 y 1928. El país volvió a vivir un relativo estado de bienestar parecido al de años atrás.

Edificio de la Cervecería Nacional Dominicana (CND). C. 1935.


Capítulo 7|«Una revolución provechosa»: La fundación de la Cervecería Nacional Dominicana|164|

|165|«Una revolución provechosa»: La fundación de la Cervecería Nacional Dominicana|Capítulo 7

Aunque el auge de los negocios fue menos espectacular que en los años inmediatamen-

fueron las leyes 190 y 278, concebidas como impuestos internos al consumo, pues la Con-

te previos a 1920, existía la ventaja de que se habían establecido nuevas instituciones

vención de 1924, que renovaba la administración aduanera estadounidense, prohibía

estatales y consolidado otras, al tiempo que la construcción de la red nacional de carre-

modificaciones del arancel sin la autorización expresa del presidente de Estados Uni-

teras favoreció la producción de mercancías dirigidas al consumo interno.

dos.2 El gobierno dictó disposiciones adicionales con el fin de limitar la expansión ul-

A pesar de mantenerse el sesgo exportador de la economía, hicieron aparición nuevas

terior de la producción azucarera y, de paso, favorecer al pequeño campesinado, con un

iniciativas de negocios. Para mencionar una de especial importancia, a inicios de 1929

impuesto especial a la importación de maquinarias de azúcar.

fue fundada la Compañía Bancaria Nacional, que se proclamó como el primer banco de capital netamente dominicano, presidido por el licenciado José R. Cordero Infante y

Estímulo a la cerveza

que tuvo entre sus principales accionistas a prominentes funcionarios del gobierno, co-

Un precedente de política gubernamental que coadyuvó a la fundación de la Cervecería

mo Rafael Espaillat, José Dolores Alfonseca y Andrés

Proyecto del edificio de la CND. 1929.

Pastoriza.1

Nacional Dominicana consistió en la definición de la conveniencia de que en el país se

Estas condiciones fueron reforzadas por la orientación del gobierno de apoyar la pro-

produjese cerveza como medio para lograr ahorros sustanciales de divisas.

ducción agrícola, con la finalidad de hacer el país autosuficiente en materia alimenticia.

En un estudio elaborado por la Secretaría de Agricultura e Inmigración remitido al

A tal respecto, se crearon instituciones de enseñanza y fomento agrícolas, se establecieron

presidente Vásquez, se realizó un diagnóstico de las condiciones de la balanza de pa-

colonias de agricultores dominicanos y extranjeros y se estimuló el cultivo de determi-

gos. Se llegó a la conclusión de que en 1926 se había producido un déficit de algo

nados géneros, entre los cuales sobresalió el arroz.

más de 6.5 millones de dólares, pues a la balanza comercial debían adicionarse los ren-

Como parte de esas concepciones, el gobierno de Vásquez fijó tarifas proteccionistas a

glones de deuda externa y de intereses y dividendos de las compañías extranjeras.3 Pa-

las importaciones, lo que, si bien tenía ante todo propósitos fiscales, no dejaba de ins-

ra conjurar este déficit en lo posible, se recomendaba suprimir la importación de un

cribirse en la búsqueda de reducir importaciones y apoyar la producción local de bie-

conjunto de artículos que sumaban más de cuatro millones de dólares, como man-

nes agrícolas y manufacturados. Los principales instrumentos de ese proteccionismo

teca de cerdo, pescado salado, frutas, queso y mantequilla, maderas, carnes preparadas,

Dibujo del edificio de la CND. 1930.


Capítulo 7|«Una revolución provechosa»: La fundación de la Cervecería Nacional Dominicana|166|

|167|«Una revolución provechosa»: La fundación de la Cervecería Nacional Dominicana|Capítulo 7

jabón y aceites vegetales; asimismo, se proponía la reducción a la mitad de la importa-

que se instalaría una fábrica nacional para su producción. Cuando no resulte, este no es

ción de arroz, papas y harina de trigo. Se refería, en el citado documento, que el dé-

un artículo necesario para la economía humana.»4

ficit pudo ser cubierto con reservas previas y con el empréstito de cinco millones de

Se apostaba a que una prohibición tendría el efecto inevitable de estimular la fundación

1927, pero que se avecinaba una situación crítica, sobre todo en 1929.

de una planta local; si no acontecía así, había que correr el riesgo, habida cuenta de que

Entre las medidas complementarias sugeridas para afrontar un déficit que traería efectos

se podría prescindir, durante un tiempo, del consumo de la cerveza. Es casi seguro que

graves, se planteaba la prohibición total de la importación de una gama de bienes

el empresario norteamericano Charles Wanzer, fundador de la Cervecería Nacional

industriales y algunos agrícolas, con el fin de forzar a que se produjesen en el interior

Dominicana, estaba al corriente de esa visión gubernamental y a su amparo decidió

del país. Entre esos bienes se hallaba la cerveza que, como se ha visto en el pasado

embarcarse en el proyecto.

capítulo, ya representaba un renglón bastante significativo en el comercio exterior. El informe en cuestión acotaba al respecto:

Charles Wanzer

«Una prohibición de importación de cerveza podría ser establecida, en la seguridad de

Aunque no llegó a materializarse la recomendada prohibición de importar cerveza, Charles Wanzer juzgó factible la instalación de una planta para su producción en el país.

Charles Wanzer.

Estaba al tanto de la situación de la economía dominicana, pues tenía años haciendo negocios en el país, como él mismo lo refirió en uno de sus discursos ante Trujillo, en 1939: «Yo he estado íntimamente asociado con los asuntos comerciales e industriales dominicanos durante unos veinticinco años.Tengo cercanos amigos dominicanos.»5 Estas palabras sugieren que Wanzer comenzó a visitar el país desde antes de la intervención militar norteamericana de 1916, siendo un hombre joven, pues nació hacia 1888. Se sabe, por información de su hija Dorothy McKay, que Charles Wanzer se inició en los negocios como ejecutivo de las empresas de John Rockefeller, entonces el principal magnate petrolero norteamericano.6 Wanzer se relacionó con República Dominicana porque fue designado por Rockefeller representante de la Standard Oil en las Antillas. Al parecer una de las misiones que le encomendó la Standard Oil fue averiguar hasta qué punto podía haber perspectivas de localizar yacimientos petrolíferos en el subsuelo dominicano.7 Teniendo su base en Puerto Rico, viajaba con frecuencia a República Dominicana, donde con el tiempo, como lo refiere en su discurso, estableció vínculos con mucha gente, entre las cuales se encontraba el futuro dictador Trujillo. Como hombre de negocios, apreció las medidas adoptadas por el Gobierno Militar en 1916 y años posteriores: «Yo he visto esta rica y bella República insular en una situación caótica antes de la ocupación americana.Yo he vivido allá durante la ocupación americana y después que los marinos se retiraron.Yo volví a ver el país otra vez al borde de retornar a la misma deplorable condición.»8 En Puerto Rico, Wanzer estableció negocios personales gracias a su actitud tesonera y a los ingresos que obtenía de sus actividades como ejecutivo petrolero. Llegó un momento en que Rockefeller lo conminó a que escogiera entre el servicio a sus empresas


Capítulo 7|«Una revolución provechosa»: La fundación de la Cervecería Nacional Dominicana|168|

|169|«Una revolución provechosa»: La fundación de la Cervecería Nacional Dominicana|Capítulo 7

o a la Standard Oil.Wanzer prefirió independizarse, tras lo cual concibió la instalación Corona.9

Fundación de la CND

Desde 1920, em-

En acto bajo firma privada ante el notario Emilio E. Ravelo, de la ciudad de Santo

pero, estaba vigente la prohibición de consumo de bebidas alcohólicas en Estados Uni-

Domingo, el 11 de marzo de 1929 se procedió formalmente a constituir la Cervecería

dos. Por consiguiente,Wanzer limitó sus iniciativas empresariales a una fábrica de hie-

Nacional Dominicana.14 Wanzer no se encontraba en República Dominicana en aquel

lo, quedando preparado para pasar a la fabricación de cerveza tan pronto se levantase la

momento, por lo cual emitió poder ante notario de New York, en febrero de ese año,

prohibición, lo que aconteció en 1933.

para ser representado por H. B. Senior, comerciante dominicano, quien al parecer fue

En efecto, inmediatamente tras el levantamiento de la ley seca,Wanzer y Edward Paine

su primera persona de confianza en los trajines de la creación de la CND. Por medio de

adquirieron la antigua Cervecería Palma Real, cuyo propietario era el español Teódulo

ese documento se fijó el capital social de la compañía en 10 mil dólares, dividido en

Llamas. Además de la cervecería, paralizada desde 1920, de acuerdo a la información

cien acciones de cien dólares. Los funcionarios designados en el Consejo de Admi-

compilada por Humberto García, el inmigrante peninsular poseía una fábrica de hielo,

nistración fueron los siguientes: presidente, Wanzer; vicepresidente, Milton S. Briggs,

varias salas de cine, un tranvía entre San Juan y Río Piedras y una pequeña flotilla de

comerciante de New York, accidentalmente residiendo en Santo Domingo; secretario,

de una empresa cervecera en esa isla, que vendría a ser la

guaguas.10

Al fundar Wanzer, en 1933, la Cervecería Corona, Llamas permaneció co-

mo uno de sus principales accionistas.11 Wanzer dispuso de inmediato la inyección de capital para la ampliación de las instalaciones de la nueva cervecería, a pesar de que la isla afrontaba condiciones en extremo difíciles por efecto de la depresión de la economía norteamericana. En lo adelante, la trayectoria de Corona tuvo múltiples puntos comunes con la de CND. En 1940, no obstante el dumping que practicaban las grandes firmas estadounidenses, tan pronto se visualizó una mejoría en la economía local se procedió a expandir la dimensión de la planta. Conocedor del medio dominicano y con múltiples relaciones personales, en 1928 Wanzer concibió fundar una planta de producción de cerveza en República Dominicana, seguramente estimulado por sus éxitos en Puerto Rico. Refiere su nieto Jimmy Stuart que, gracias al conocimiento de las condiciones vigentes en las Antillas, Wanzer captó que no había fábricas de cerveza y que su instalación resultaba un negocio factible. Esta iniciativa fue parte del establecimiento de otras empresas, entre las cuales se halló la Brasserie de la Couronne en Haití.12 También incursionó en el renglón de refrescos de soda, haciéndose concesionario de la marca Coca Cola, entre otras. Asimismo, al acumular cierto capital, fundó otras empresas en Estados Unidos, aunque las mismas no lograron importancia. En todo momento Wanzer se proyectó asociado a la producción de cerveza y refrescos en las Antillas: Puerto Rico, República Dominicana, Haití e Islas Turcas.13 Para fines de los años veinte,Wanzer había abandonado Puerto Rico, fijando su residencia en New York. Instaló sus oficinas en Rockefeller Plaza, un complejo de rascacielos en Manhattan, señal tal vez de que sus relaciones con el antiguo jefe se mantenían fundamentalmente correctas.

Acta notarial de Emilio Ravelo de constitución de la CND, primera y última páginas.


Capítulo 7|«Una revolución provechosa»: La fundación de la Cervecería Nacional Dominicana|170|

|171|«Una revolución provechosa»: La fundación de la Cervecería Nacional Dominicana|Capítulo 7

Julio Ortega Frier, abogado local de la empresa; subsecretario, Nelson Gammans, abo-

inversión que comportaba la fundación de la CND, la construcción de la planta y demás

gado de New York; tesorero, Edward Paine, banquero de Woodmore, Long Island; y

gastos para iniciar operaciones.

vicetesorero, H. B. Senior, comerciante de Santo Domingo. Se añadió otro accionista,

Lo anterior ratifica la probabilidad de que la localización de estos recursos comportara

J. B. Whitworth, comerciante estadounidense radicado en Santo Domingo. Senior,

acuerdos formales entre Wanzer y los restantes inversionistas. Resulta muy difícil lograr

Briggs y Whitworth representaron a los restantes accionistas que se encontraban en

una aproximación a la cuantía de capital que requirió la construcción de la planta. Pero,

Estados Unidos, por lo cual fueron los únicos que firmaron el acto notarial de consti-

en cualquier caso, tuvo que ser sustancialmente superior a los US$2,500 de capital

tución de la empresa.

suscrito y pagado o los 10,000 de capital social. Alguna publicación posterior menciona

En el acto se estipuló que, además de la producción de cerveza, la empresa tendría por

que la fundación de la CND comportó una inversión de US$350,000; pero, por des-

finalidad la producción de otros bienes de cervecería y cualquier otra bebida, a lo que

gracia, esta información no ha sido avalada con referencias documentales y ningún

se agregó la venta de hielo y electricidad sobrantes, aunque esta última no como utili-

dato de la época la corrobora. De todas maneras, es posible que el capital requerido se

dad pública. Por último, en virtud de esta resolución inicial, la CND tendría la facultad

acercase a esa cuantía.

de adquirir acciones de cualesquiera otras compañías o, como es de rigor, asumir deudas o cualquier otra negociación. En el momento de la fundación Wanzer figuraba formalmente como el propietario exclusivo de la empresa, ya que la presencia de los restantes integrantes del Consejo de Administración, como es usual, simplemente buscaba cumplir con las regulaciones de las sociedades anónimas. Cada uno de esos otros seis socios apenas tenía una acción, por lo que Wanzer detentaba las restantes 94.15 Sin embargo, la realidad no concordaba con esta distribución de las acciones. Es prácticamente seguro que desde el inicio del proyecto Wanzer tuviese que acudir a varios socios con el fin de hacerlo viable. Al menos existe una indicación clave en el sentido de que el promotor de la empresa carecía de los recursos necesarios para la fundación de la Cervecería, por cuanto en aquel momento todavía no era propietario de una fortuna considerable.16 Por razones indeterminadas, los socios aceptaron que inicialmente Wanzer tuviese el control total de la compañía, entre las cuales no es de descartar que hubiese otros instrumentos legales, por medio de los cuales Wanzer reconocía los aportes de capital de sus asociados. Seguramente, en vinculación con lo anterior, Wanzer inició la empresa con un capital reducido, sin duda muy inferior a los gastos que ocasionó su instalación. Es llamativo que el capital suscrito y pagado fuera todavía mucho menor, apenas $2,500, es decir, una cuarta parte del capital social, por lo que es probable que Wanzer obtuviera créditos bancarios o que contara con recursos provenientes de otras de sus empresas. De todas maneras, en el acto de constitución quedó estipulado que el Consejo de Administración quedaba autorizado, con el voto de la mayoría de sus integrantes, a elevar el capital social hasta un tope de 450 mil dólares, cifra esta ajustada a los requerimientos de

Aviso de Constitución de la Cervecería Nacional Dominicana en La Opinión.


Capítulo 7|«Una revolución provechosa»: La fundación de la Cervecería Nacional Dominicana|172|

También es probable que, después de fundada la compañía, Wanzer tuviese que diri-

De la información colectada acerca de la composición accionaria se deriva que Wan-

girse a nuevos inversionistas, con el fin de lograr el capital de trabajo necesario para las

zer era, con diferencia, el principal accionista, pero no tenía mayoría absoluta, sino un

operaciones. El hecho indiscutible es que, desde un momento indeterminado, fueron

paquete que le permitía el control pleno de las operaciones de la compañía, sobre la ba-

incorporados como accionistas no solo ciudadanos estadounidenses, sino también

se del consenso de los inversionistas norteamericanos con paquetes considerables de ac-

dominicanos. En los records de acciones que se han localizado se comprueba el alega-

ciones. En la relación de accionistas de 1985 se observa que el grueso de los intere-

to de la empresa de que, desde cierto momento, aproximadamente una tercera parte de

ses de los descendientes de Wanzer se encontraba en la compañía West Indies Associa-

los accionistas eran ciudadanos dominicanos. Pero en general tenían montos pequeños

tes, con sede en New York, la cual controlaba 41,457 acciones, a las cuales se sumaban

pocas.17

En épocas posteriores el número de accionistas do-

paquetes de la familia McKay, con algo más de 25,000 acciones. Resulta difícil identi-

minicanos creció, pero su participación en el total del capital accionario se situaba en

ficar a todos los accionistas, ya que a menudo sus paquetes están a nombre de com-

aproximadamente 11%. De un total de 157,500 acciones emitidas para el 3 de octubre

pañías. Pero, sin lugar a dudas, varias familias poseían paquetes considerables de accio-

de 1985, 16,895 pertenecían a 53 accionistas residentes en el país.18

nes, en general acompañantes de Wanzer en la fundación de la empresa. Entre esos

de acciones, a veces de unas

Edward Paine.

|173|«Una revolución provechosa»: La fundación de la Cervecería Nacional Dominicana|Capítulo 7

en las universidades de Yale y Har-

primera importancia en el desplie-

vard, en las cuales recibió títulos en

gue de las inversiones directas de

1904 y 1906.

Estados Unidos en las dos Antillas

Poco después de graduarse, se in-

hispanoparlantes.

volucró con el bufete Rounds,

Desde cierto momento se vinculó

Hatch, Dillingham y Debevoise, es-

con los negocios dirigidos por

pecializado en la representación de

Wanzer, como la Pan American In-

inversionistas estadounidenses en

dustries, las empresas refresqueras

Puerto Rico. Marchó a esa isla co-

y las cervecerías de Puerto Rico y

mo socio residente del bufete, don-

Haití. En la Cervecería Nacional Do-

de amplió con rapidez la clientela.

minicana ostentó la posición de di-

Al retornar a Estados Unidos se in-

rector y tesorero. Tras su falleci-

EDWARD PAINE. La segunda figu-

tegró a la firma bancaria William

miento, en 1943, sus tres hijos

ra de importancia, después de Wan-

Schall y Co. Desde esas posiciones,

continuaron siendo importantes

zer, en la fundación de la CND, fue

sobresalió como ejecutivo de la

accionistas de la CND.

sin duda el abogado Edward S. Pai-

South Porto Rico Sugar Co., pro-

ne, nacido en el estado de Maine

pietaria del Central Romana. En es-

hacia 1881.19 Las reseñas acerca

ta compañía alcanzó la posición de

de su vida localizadas por Humber-

director y tesorero del Consejo de

to García destacan que recibió una

Administración. Se colige que Pai-

formación del más elevado estándar

ne terminó siendo un eslabón de


Capítulo 7|«Una revolución provechosa»: La fundación de la Cervecería Nacional Dominicana|174|

|175|«Una revolución provechosa»: La fundación de la Cervecería Nacional Dominicana|Capítulo 7

inversionistas importantes se encontraban las familias Paine, Sparks, Kilmartin, Whit-

Fundamentos iniciales de la empresa

worth y Monks. En total había aproximadamente unos 25 accionistas de cierta con-

Aparentemente, la principal preocupación de Charles Wanzer para hacer exitoso el

sideración, entre los cuales se encontraban los descendientes de promotores origina-

proyecto de la cervecería fue lograr una compenetración con el entorno dominicano,

les o de personas que luego adquirieron relevancia dentro de la empresa, como el

de forma tal que la población la considerase parte del país y no la visualizara como

abogado Gorham Philips, del bufete newyorkino Dewey Valentine y Bush, el quími-

empresa extranjera. En las primeras declaraciones a la prensa, a pocos días de constituida

co Malvin Mayer y el también abogado Nelson Gammans, en general con paquetes

la compañía, uno de los ejecutivos, no citado por su nombre, se expresó en los siguien-

medianos o pequeños de acciones. 20Aun los poseedores norteamericanos de mayores

tes términos:

paquetes de acciones, eran pequeños o, a lo sumo, medianos inversionistas, cuyos in-

«La Cervecería Nacional Dominicana desea crear una industria netamente dominicana

gresos dependían en una medida considerable de sus ingresos de los dividendos que

para los dominicanos. Aun cuando parte del capital social procede de capitalistas radi-

les producían sus acciones en la

CND.21

cados en Norte América, la sociedad en sí es dominicana y desea funcionar y crecer como cosa nuestra. Su primordial objeto es darle al país una industria de la que todos los dominicanos puedan sentirse orgullosos, porque ella implique un efectivo adelanto

Original de los Estatutos de la CND. 1929.

en el orden de cosas en que ella encaja.Y con la ayuda del pueblo dominicano, esta industria podría desarrollarse en términos de la más alta eficiencia.»22 A diferencia de la generalidad de compañías norteamericanas, que tenían su registro en Estados Unidos, la CND lo tenía en República Dominicana, aunque su Consejo de Administración en la práctica operaba en New York.También a diferencia de las empresas de capitalistas norteamericanos, como se ha visto, la CND se abrió rápidamente a la participación accionaria de dominicanos. La mística nacional de la CND, que acompañó su fundación, la puso en condiciones de tener poderosa incidencia sobre el público gracias a una publicidad que partía de explotar condiciones locales; igualmente, desde bastante pronto, la empresa comenzó a destacarse en el apoyo a actividades deportivas y culturales. Como estrategia de largo plazo, se puede inferir que Wanzer captó la importancia de que los productos de la empresa fuesen asumidos por la población como propios y, por ende, diferentes a los importados. Como es de rigor, para lograr esto resultaba preciso obtener una calidad aceptable, si no incluso superior a las marcas importadas. Hay indicios de que Wanzer, ya con una extensa experiencia empresarial, visualizó la calidad del producto como la clave del éxito del proyecto.23 Uno de los puntos sobre los cuales puso el énfasis fue la adquisición de materias primas de superior calidad. Por lo menos se destacó el lúpulo, «planta trepadora con cuyo fruto se da aroma y sabor de agradable amargor a la cerveza, es también refrescante y alimenticio y de su calidad depende en gran parte la calidad de la cerveza», que desde el principio fue adquirido en Checoslovaquia,24 considerado comúnmente el mejor del mundo. Dentro de las opciones, se escogió adquirir lúpulo blanco, el preferido en Inglaterra y Alemania, donde se le conoce como lúpulo


Capítulo 7|«Una revolución provechosa»: La fundación de la Cervecería Nacional Dominicana|176|

|177|«Una revolución provechosa»: La fundación de la Cervecería Nacional Dominicana|Capítulo 7

flamenco. En un artículo aparecido en la prensa diaria se entra en detalle sobre el par-

y de aditivos que caracterizaba las cervezas expresamente traídas de fuera, con el fin de

ticular:

que el cambio de clima, los trasiegos de viaje y el tiempo no tuvieran un impacto en

«La Cervecería Nacional al escoger el lúpulo blanco para la confección de su produc-

extremo negativo sobre el sabor. En particular se destacaba que la cerveza dominicana

to, ha tenido en cuenta, sin importársele el valor que pudiera tener por encima de las

sería más saludable por tal motivo: «Nuestra cerveza será también más saludable que las

otras variedades de lúpulo, la calidad y su influencia en la excelencia de la cerveza. El

importadas; porque no siendo necesaria la dosificación con alcohol que se emplea en

lúpulo blanco contribuye de manera determinante para que esa bebida sea de superior

las cervezas exportadas a ultramar, tendremos un producto para consumo doméstico

calidad, para que ese producto no deje nada que desear...»25

menos intocicante (sic) que el importado.»27

El logro de la excelencia, por otra parte, permitía que se cumpliera otra de las proyec-

Todo lo anterior estaba conjugado con la planeación de ofrecer la cerveza local a un

ciones en que, aparentemente, se apoyó Wanzer para la fundación de la CND: la capaci-

precio sustancialmente inferior a las importadas.Aprovecharía las ventajas de la produc-

dad competitiva para exportar a países vecinos. El supuesto que subyacía era la ventaja

ción in situ en relación a fletes, aunque teniendo que confrontar la desventaja en eco-

en los costos de los fletes en un producto de mucho peso y volumen; pero para que

nomías de escala de las grandes plantas estadounidenses y europeas y la preferencia ya bien definida por marcas importadas, normalmente con más de un década de comercialización en el país.

C. K. Schmidt, primer administrador de la CND.

Como era de rigor en un producto nuevo, en los primeros momentos los artículos de la CND tenían que ofrecerse a precios bastante menores que los importados; pero, no obstante el reconocimiento ulterior indudable de la calidad de su oferta por el público dominicano, mantuvo indefinidamente la política de competir en precio con las importaciones. Este objetivo fue duro de lograr, habida cuenta de los costos inevitables en una planta nueva y, sobre todo, de la caída en los precios de las importaciones por la crisis internacional. Se agregaba la estructura arancelaria, concebida para facilitar las importaciones, fuente primordial para el cobro de mayores recaudaciones. En 1936, segundo año del que se tienen datos acerca del volumen de la producción de la CND, el litro vendido se situó en 29 ctvs., mientras que el litro importado registrado en la estadística aduanal se situaba en 1928 en cerca de 20 ctvs. A pesar de esta dificultad, la CND se propuso bajar los precios a fin de hacer asequibles sus productos a la mayoría de la población. Esto, a su vez, se conectaba con otro punto crucial de la estrategia: tornar factible la sustitución del ron por la cerveza gracias a la esta ventaja se cumpliese había que ofrecer un producto adecuado. Desde su primer año

reducción del precio. Entre los funcionarios de la CND quedó claramente definido que

de operaciones la CND comenzó a exportar a las Antillas Holandesas y se fijó el objeti-

el aspecto central que tenía que resolver la empresa residía en enfrentar la «cultura ro-

vo de incursionar en mercados más amplios, especialmente en América Central. En

nera» arraigada en la población dominicana, lo que obligatoriamente obligaba a realizar

efecto, en fecha muy temprana llegó a asegurarse que «en Curazao casi solo se consume

un sacrificio en materia de ganancias durante los primeros años.28 La crónica periodís-

cerveza dominicana. ¿Por qué? Principalmente porque la cercanía de los dos puertos

tica antes citada recoge este punto de vista, al interrelacionar precio con el objetivo de

nos permite enviar allí nuestra cerveza a flete bajo.»26

incidir sobre los gustos existentes.

Dentro de esta estrategia, la empresa hizo saber que su producto competiría con el

«Naturalmente, en razón de los altos precios que alcanza este artículo cuando es impor-

importado sobre la base de que, al venderse de inmediato, evitaría el exceso de alcohol

tado, solo una minoría, en las poblaciones de mayor importancia, está en condiciones


Capítulo 7|«Una revolución provechosa»: La fundación de la Cervecería Nacional Dominicana|178|

|179|«Una revolución provechosa»: La fundación de la Cervecería Nacional Dominicana|Capítulo 7

de comprarlo. Las clases pobres, y especialmente la clase campesina, tienen que utilizar,

«En el trazado de este edificio el arquitecto ha querido recoger el espíritu del arquitecto

para alegrar las horas de esparcimiento, las peores clases de bebidas altamente espirituosas:

dominicano. La obra es, según puede verse, de estilo colonial español. Nuestra tierra fué

aguardiente de la peor clase, clerén, etc. La Cervecería Nacional Dominicana hará

la primera en América donde el hombre europeo echó pie con designio de establecer-

cambiar ese estado de cosas. Fabricará cerveza de la más alta calidad por precios tan

se permanentemente. Aquí nació, así, la arquitectura américo-española. Esa tradición

baratos que pondrán ese artículo al alcance de todos. Saldrá así la cerveza de la lista de

artística es uno de nuestros más preciosos legados. Mantenerla, aplicándola a nuestros

los artículos de

lujo.»29

nuevos modos de vida, a nuestras modernas necesidades, es un deber patriótico. La Cer-

Se retomó, así, la tónica, ya enarbolada formalmente desde la década de 1880, de que el

vecería Nacional Dominicana rinde pues homenaje a nuestra tradición, e inicia sus

consumo de cerveza comportaba una mejoría del nivel educativo y tenía implicaciones

actuaciones con un gesto encomiable.»31

de importancia sobre el estado de salud de la población.

El simple hecho de la construcción del edificio creó una expectativa parecida a la de la

Lo que estaba en juego era llevar el producto a convertirse en un artículo de amplio

Fábrica de Cerveza Nacional más de tres décadas antes. En diversas notas de prensa se

consumo que dejase de catalogarse como bien suntuario. Por consiguiente, la estrategia

puso de relieve que la fundación de la CND formaba parte de una dinámica evidente

de funcionamiento de la empresa comportaba cubrir dos frentes: el de la competencia importada y el del consumo arraigado de bebidas espirituosas, especialmente ron, entre las clases pobres. Esto último era todavía más arduo de lograr a causa de los reducidos precios a que se expendía el ron, sobre todo el de producción artesanal, que evitaba costos propios del procesamiento industrial y eludía impuestos.30 Los ejecutivos de la empresa contaban con los factores de ventaja que implicaba la fabricación local del producto para lograr una escalada hacia su consumo masivo.

La construcción de la infraestructura Por lo que puede desprenderse de la información de prensa, el edificio de la empresa comenzó a construirse a los pocos días de constituida formalmente la compañía, seguramente en la segunda quincena de marzo de 1929. Esto significa que las gestiones que venía desplegando Wanzer desde el año anterior se encontraban tan avanzadas que permitieron el inmediato inicio de la construcción de la planta. Es por tal razón que el primer logo indicaba 1928 como año de la fundación de la empresa, lo que luego se rectificó para situar la fecha en 1929. Más adelante, a menudo la empresa prefirió situar en 1930 el momento de la fundación, haciendo alusión al inicio de las ventas al público. Seguramente cuando se inició la construcción del edificio ya debían estar avanzadas las gestiones de adquisición de los equipos y maquinarias. Es lo que explica que se anunciase el inicio de la fabricación de cerveza para octubre de 1929 o, a lo sumo, para antes de las navidades de ese año. A tono con la búsqueda de una imagen nacional, la CND se propuso que el diseño del edificio fuese distinto a los más comunes en los países industriales. Para tal fin fueron instruidos expresamente los arquitectos e ingenieros que tuvieron a cargo la obra.

Edificio de la CND en la década de 1930.


Capítulo 7|«Una revolución provechosa»: La fundación de la Cervecería Nacional Dominicana|180|

|181|«Una revolución provechosa»: La fundación de la Cervecería Nacional Dominicana|Capítulo 7

hacia el progreso. El artículo de La Opinión ya varias veces citado, que por primera vez

Los plazos que se fijó la empresa para la conclusión del edificio y el inicio de la elabo-

anunció la construcción de la obra, sintetizaba por adelantado tales puntos de vista,

ración de cerveza no se pudieron cumplir. Una información temprana, de escasos años

confiado en los efectos multiplicadores que tendría una empresa de tal dimensión:

posteriores a la creación, indica que la construcción de la cervecería tomó alrededor de

«Esta industria causará, pues, una revolución en nuestras condiciones sociales; pero una

ocho meses y que, después de que el edificio estuvo concluido, transcurrieron tres meses

revolución provechosa, porque nos traerá mayor bienestar por menos dinero.» Esta

desde que se realizó la primera elaboración hasta que la cerveza estuvo colocada en el

contribución al progreso y al bienestar colectivos era entendida desde una perspectiva

mercado.33 Si bien ciertamente, de acuerdo a esa información, el edificio estuvo termi-

patriótica, de acuerdo a los conceptos dominicanistas que animaron la concepción de

nado para fines de 1929, todavía pasaron cerca de dos meses para que pudiera elabo-

la compañía. Después que la empresa estuvo funcionando, en una nota, sus propietarios

rarse la primera prueba de cerveza, mientras su salida al mercado se produjo a media-

interpretaron fundamentalmente su éxito como debido «al patriótico espíritu de los

dos de mayo de 1930.

ciudadanos dominicanos, inclinados a apoyar y dar preferencia a productos de calidad

Tomando en cuenta la envergadura del proyecto, puede juzgarse que la conclusión

manufacturados en industrias locales.»32

de las obras se llevó a cabo en un período razonable de tiempo. Hay que tomar en

Rafael Leonidas Trujillo. C. 1930.

EL ENTORNO DE LA DICTADURA. Entre el inicio de la fabricación

da, por lo cual tuvo que ser traslada-

1880. La crisis repercutió en una

a desempeñar papeles activos en el

do de urgencia a Estados Unidos,

caída abrupta de los precios de los

fomento de los renglones producti-

de la planta y las primeras pruebas

donde fue operado en el hospital de

rubros de exportación del país, ha-

vos internos. En particular, se intro-

de muestras de cerveza se produjo

la Universidad Johns Hopkins de

ciendo imperativa la necesidad de

dujeron instrumentos para limitar

un importante cambio de gobierno

Baltimore. No obstante su precario

promover productos locales.

importaciones y favorecer su susti-

en el país. Desde los meses finales

estado de salud, el presidente anun-

Por consiguiente, advinieron condi-

tución local. Además de las medidas

de 1929 el régimen de Vásquez ha-

ció su intención de reelegirse para

ciones caóticas en que interactuaba

generales de fomento, este requeri-

bía entrado en un proceso de des-

un período adicional en las eleccio-

el descrédito de Vásquez con la si-

miento se acompañó por disposicio-

composición. Previamente había caí-

nes programadas en 1930. Esto for-

tuación económica. Rafael Estrella

nes proteccionistas arancelarias. To-

do en el descrédito a causa de la

taleció la actividad de sus rivales, los

Ureña, líder de uno de los partidos

do esto se vio favorecido por las an-

perpetuación de su período de cua-

cuales se cohesionaron en un frente

opositores, se puso de acuerdo con

teriores experiencias proteccionistas

tro años, lo que se justificó sobre la

opositor de cinco partidos políticos.

el jefe del Ejército Nacional, Rafael

y fomentalistas del régimen de Vás-

base de los alegatos de que el presi-

Se añadió la depresión en Estados

Leonidas Trujillo, para un simulacro

tener el control de los hilos de to-

ende, el logro anhelado del progreso

quez, aunque lo que emprendió Tru-

dente fue electo antes de la promul-

Unidos, iniciada en octubre de

de alzamiento en la ciudad de San-

dos los movimientos.

económico. Teniendo pleno control

jillo alcanzó mucho mayor enverga-

gación de la constitución vigente,

1929, de efectos mucho más agu-

tiago, que fue conocido como Mo-

Como es bien sabido, el nuevo régi-

sobre la vida del país, el régimen re-

dura. De igual manera, resultó fun-

por lo que le correspondían seis

dos que la de 1920; sobre todo, es-

vimiento Cívico, el cual se produjo

men se sustentó, desde sus oríge-

cién establecido recabó condiciones

damental que Trujillo tuviera éxito

años, tal como estaba estipulado en

taba llamada a tener efectos de lar-

el 23 de febrero de 1930. A los po-

nes, en una despiadada represión

para afrontar las difíciles condicio-

en concitar el apoyo, de buen grado

la constitución de 1908. Para fines

go plazo, replanteando el esquema

cos días Vásquez se vio forzado a

sobre todos los opositores. Esta, de

nes de la economía, pudiendo plan-

o forzado, de la generalidad de los

de 1929 se puso de manifiesto que

agrario-exportador con que había

renunciar y se abrió el camino para

hecho, quedaba justificada con el

tearse una recomposición de toda la

intelectuales, lo que le permitió a su

la salud del presidente Vásquez ha-

venido creciendo la economía do-

el establecimiento de una prolonga-

alegato de que las condiciones im-

estrategia previa de crecimiento. Se

régimen operar con mayor eficacia

bía experimentado una fuerte recaí-

minicana desde aproximadamente

da dictadura, ya que Trujillo pasó a

puestas garantizaban la paz y, por

hizo inevitable que el Estado pasase

que los anteriores.


Capítulo 7|«Una revolución provechosa»: La fundación de la Cervecería Nacional Dominicana|182|

Wanzer, enWashington, junto al embajador dominicano Andrés Pastoriza.

|183|«Una revolución provechosa»: La fundación de la Cervecería Nacional Dominicana|Capítulo 7

consideración de que todos los equipos tuvieron que ser traídos del exterior. A pe-

empresa funcionase adecuadamente. Además de la concepción fomentalista del régi-

sar de que, comparativamente con lo que vendría a ser la planta en tiempos poste-

men, pudo intervenir en ello la relación amistosa que se había establecido entre Truji-

riores, al inicio constaba de maquinarias simples, se trató de que fuera la requerida

llo y Wanzer desde años anteriores.35 Este, por lo demás, hizo reiteradas expresiones de

para producir un artículo de una calidad estándar. En la breve descripción de la em-

identificación con el estado de cosas vigente en el país a partir de 1930, contrastándo-

presa a la que acaba de hacerse alusión se aseguró que las maquinarias cumplían con

lo con el que existía antes de esa fecha. En uno de los discursos, en presencia de Truji-

los requisitos de lugar. «La cervecería en sí es del tipo más moderno y reciente, es-

llo,Wanzer hizo el siguiente reconocimiento:

tando equipada con las mejores maquinarias para la producción de cerveza. No se

«Yo he visto al país levantarse casi del caos hasta su situación presente, bien adminis-

han economizado gastos para el equipamiento de la cervecería con amplias bodegas

trado y altamente respetado entre las naciones del mundo, bajo el liderazgo de su más

bien refrigeradas, de forma que la cerveza sea envejecida adecuadamente.»34

grande ciudadano de todos los tiempos, general Rafael Trujillo, nuestro invitado de

Igualmente, hay que tener en consideración que gran parte de la dirección de los trabajos

honor esta noche. (...) Lo que yo puedo asegurarles es que actualmente Santo Do-

de instalación recayó sobre técnicos y profesionales no dominicanos. La presencia de extran-

mingo es un lugar agradable para vivir, un país moderno, pacífico y correctamente

jeros se debía tanto a sus pericias técnicas en la elaboración de la cerveza como a requerimien-

gobernado, con ciudades bellas y limpias, anchas avenidas, edificios bien manteni-

tos administrativos. «Han sido empleados maestros cerveceros experimentados, al tiempo

dos...»36

que la organización empresarial está compuesta por completo de hombres entrenados rigu-

Estas ingentes realizaciones, en apenas ocho años, a juicio de Wanzer, se habían debido

rosamente en esta actividad, la que dirigen con una precisión cronométrica.»

a «la inteligencia, la habilidad ejecutiva, el coraje y la energía de este gran hombre, este gran líder. (...) Un hombre con un exclusivo propósito, el del deber patriótico.»

La CND en el contexto gubernamental

Es particularmente interesante que Wanzer destacara la disposición de Trujillo de apo-

Hay indicios de que el gobierno de Trujillo, acorde con su programa de fomento eco-

yar los reclamos de los empresarios norteamericanos y dominicanos congregados en la

nómico, de inmediato ofreció a la CND las medidas que fueran requeridas para que la

Cámara Dominicana de Comercio en Estados Unidos.

Recepción a Trujillo por Wanzer en Estados Unidos.


Capítulo 7|«Una revolución provechosa»: La fundación de la Cervecería Nacional Dominicana|184|

|185|«Una revolución provechosa»: La fundación de la Cervecería Nacional Dominicana|Capítulo 7

«El siempre ha sido un receptor comprensivo de nuestras dificultades y nos ha ofrecido

Trujillo se tornó distante después que el segundo tomó el poder en 1930.41 De todas

plena cooperación. Cuando nosotros lo hemos convencido de que nuestra posición era

maneras Wanzer mantuvo una cordial relación con el dictador y este lo veía como una

correcta y justa, ha reaccionado con rapidez y en cortos períodos de tiempo ha logra-

pieza dentro de la estructura de poder de Estados Unidos, lo que no fue ajeno a que, a

años.»37

diferencia de su actitud ante otros inversionistas, no adoptara actitudes hostiles hacia él.

Podría pensarse que Wanzer expresaba tales puntos de vista por pura conveniencia cir-

Es sintomático que, prácticamente hasta el final de sus días, en 1948,Wanzer se mantu-

cunstancial. Sin embargo, hay razones para considerar que emitía lo fundamental de sus

viera como la figura principal de la Cámara Dominicana de Comercio.

do realizaciones espléndidas que en otros países hubieran requerido un plazo de

pareceres sobre la situación del país y la figura de Trujillo. En entrevista a su yerno Russell McKay, futuro vicepresidente de la CND, este reconoció que en países con el nivel

Favorables aires de proteccionismo industrialista

de desarrollo como la República Dominicana de aquella época se requería de un tipo

A causa de la depresión de 1929, entre círculos pensantes, se profundizaron los alegatos

de Trujillo.38

No hay razones que impidan extrapolar tal recono-

para que el país adoptara políticas proteccionistas de la agricultura y la industria nacio-

cimiento a los puntos de vista particulares de su suegro Wanzer. Por un reflejo natural,

nales. El gobierno se adecuó a plenitud a esa perspectiva, por ser materia de supervi-

de gobierno como el

inversionistas norteamericanos en países de tradición convulsa entendían que sus intereses estaban mejor garantizados en un sistema político autoritario. Uno de los primeros

Oficinas de la CND. Se observa a Carlos Bonetti.

anuncios en el exterior de la CND explicó de la siguiente manera el éxito de la empresa en momentos en que la generalidad de las compañías extranjeras en América Latina experimentaban pérdidas: «Todos estos factores, operando en conjunto, tienen obligatoria incidencia en hacer que las industrias en República Dominicana operen exitosamente donde la ley y el orden están garantizados y reinan la paz y el buen gobierno.»39 Estas posturas de Wanzer no fueron ajenas a que encabezase la Cámara Dominicana de Comercio en Estados Unidos, organismo en el cual tenían cabida hombres de negocios estadounidenses con inversiones en la isla, especialmente en el sector azucarero, al igual que exportadores de mercancías y ciudadanos dominicanos residentes en Estados Unidos o vinculados a ese país por medio de negocios. Esa entidad, como se advierte en su órgano Dominican Republic, operaba como intermediaria del gobierno dominicano en asuntos que le pudieran interesar en Estados Unidos. Más aún, Wanzer en persona, al parecer, desempeñó actividades en representación virtual de los intereses dominicanos, según se desprende en principio de la correspondencia diplomática del Departamento de Estado de Estados Unidos.40

vencia en primer lugar y porque preparaba condiciones más idóneas para el tipo de

Es evidente que Trujillo utilizaba a Wanzer ante instancias de poder en Estados Unidos,

control económico que Trujillo concebía para su beneficio personal.

al tiempo que este último protegía así su inversión y obtenía eventuales apoyos del Go-

Tal vez la CND fue la empresa industrial puntualmente más beneficiada por ese dispo-

bierno Dominicano, como él mismo lo declaró. Sin embargo, cabe también destacar

sitivo estatal, ya que tenía que competir con marcas importadas con bastante tradición.

que, en lo fundamental, la CND no tuvo necesidad de apoyos estatales extraordinarios,

En esos años se establecieron escasas empresas de esas dimensiones, y generalmente se

pues operaba como empresa eficiente que, simplemente, se ceñía a las legislaciones vi-

dedicaban a áreas de servicios en que el proteccionismo no era requerido, como

gentes. Por otra parte, en realidad, Wanzer nunca abandonó la perspectiva estricta del

fueron la Compañía Dominicana de Teléfonos y la Compañía de Electricidad, ambas

empresario, pues su inserción en asuntos políticos era mínima. Su misma amistad con

también de capital norteamericano y que cubrían el grueso de las ofertas respectivas.


Capítulo 7|«Una revolución provechosa»: La fundación de la Cervecería Nacional Dominicana|186|

Departamento de empacado de la CND. C. 1939.

|187|«Una revolución provechosa»: La fundación de la Cervecería Nacional Dominicana|Capítulo 7

Cierta concepción proteccionista, planteada por el Secretario de Agricultura, César

novedades, como la manteca de cerdo y la existencia de dos marcas de cerveza y una

Tolentino, justificó un conjunto de medidas para estimular la producción local. No se

de malta, como parte de ese «milagro».

tuvo que acudir a la prohibición de importaciones, como se había contemplado du-

De manera más definida se hicieron oír voces favorables a un esquema explícitamen-

rante el gobierno de Vásquez, no obstante la gravedad de la situación económica, que

te proteccionista. José del Carmen Ariza, presidente de dos empresas industriales en

obligó al cese del pago de capital de la deuda externa en abril de 1931.

Puerto Plata, una de leche y la otra de fósforos, emitió un comunicado en que abo-

Entre los publicistas del país emergió una corriente favorable al proteccionismo, que no

gaba por esa política económica. Para responder a la pregunta de quiénes debían pro-

hacía más que seguir los pasos que marcaban los funcionarios gubernamentales. La cri-

teger la industria nacional, indicó que en primer lugar debía ser el gobierno, «porque

sis fue ponderada como factor estimulante para el adelanto industrial. Hasta en la pren-

lo que enriquece al Estado y lo hace verdaderamente independiente es el floreci-

sa provinciana se clamaba por el desarrollo industrial como tabla de salvación, como lo

miento de sus industrias y el bienestar económico de sus individuos;» de la misma

expresó editorialmente un periódico de La Romana.

manera, consideraba que los propios importadores debían seguir esa orientación,

«He aquí, pues, que la crisis reinante viene a ser un factor de sobriedad reflexiva para

«porque el dinero que invierten en productos de fabricación nacional... puede volver

las naciones. Pero algo más significativo i trascendental en el mejoramiento económico

en parte a sus manos. Sacarlo de circulación para mandarlo al extranjero a comprar

i en el progreso material de los pueblos deja al través del crisol de las necesidades la cri-

estos artículos es tan antieconómico como antipatriótico.» Concluía Ariza, lapidaria-

sis epidérmica que azota actualmente a la humanidad. En lo que respecta a nosotros los

mente: «Favorecer de algún modo las industrias nacionales es contribuir al desarrollo

dominicanos, la crisis con su cohorte de necesidades i de miserias nos deja el milagro

de la riqueza pública. Conviene a todos y a cada uno cooperar con el Gobierno en

de las nuevas

industrias.»42

este sentido.»43

Entre las empresas que citaba ese editorial se encontraban algunas dedicadas a la pro-

Como parte de la vigencia que adquirió la temática del proteccionismo industrial, La

ducción de embutidos, pastas alimenticias, quesos, mantequilla, jabón, velas y chocolate,

Opinión, periódico favorable al gobierno y con estrechas relaciones con algunos de sus

en realidad ya existentes desde mucho antes en el país. Pero, asimismo, se indicaban

altos funcionarios, recomendó la fundación de un Negociado de Industrias, dependiente

Primera paila de cocimiento.


Capítulo 7|«Una revolución provechosa»: La fundación de la Cervecería Nacional Dominicana|188|

Laboratorio de la CND.

|189|«Una revolución provechosa»: La fundación de la Cervecería Nacional Dominicana|Capítulo 7

de la Secretaría de Agricultura, como el medio más expedito para apoyar el imposter-

concepción predominante a favor de la industria y de limitar la acción de los capitales

gable avance de la industrialización. El periódico propugnaba, por consiguiente, por un

en la esfera comercial: «Pero la industria en cambio está en su menor edad, y hay que

activo intervencionismo estatal.

ayudarla á crecer mediante el amparo oficial.»

«La labor de este Negociado de Industrias consistiría principalmente en señalar los ra-

Era de rigor que, en esas concepciones, la cerveza ocupara una plaza relevante. Una cla-

mos industriales explotables en el país; señalar el consumo con que sería favorecida cada

ra señal de que, a partir de opiniones como las arriba transcritas, había una opinión fa-

clase de industria nueva en caso de establecerse; instruir al público sobre los métodos in-

vorable a elevar el arancel para disminuir las importaciones, fue una publicación de la

dustriales; recomendar la política proteccionista cada vez que la condición de una indus-

Receptoría de Aduanas contradiciendo tal punto de vista; aunque no se mencionaba

tria lo justifique; recomendar al público la suscripción á las buenas revistas sobre indus-

que se refiriese al gobierno, así debió ser, ya que no había ninguna instancia empresa-

trias extranjeras; recomendar bajas de impuestos para las materias primas usadas en la in-

rial capaz de presionar a la entidad del gobierno de Estados Unidos.

país.»44

«Aunque actualmente se está produciendo en el país una buena cerveza, siendo éste uno

Todavía era más contundente la declaración final del citado editorial, reveladora de la

de los artículos cuya clase y marca el público tiene derecho a escoger y preferir a su

dustria nacional cuando aquéllas no puedan materialmente ser producidas en el

Productos de la CND.

propio gusto, es opinión de la Receptoría que deben ser previamente muy bien meditadas las leyes que graven la cerveza, de modo que se permita la importación, que es fuente de entradas aduaneras en provecho del fisco, sin omitir al mismo tiempo la protección que merece toda industria nacional.»45 Para avalar su punto de vista, la Receptoría transcribía la información del pago de impuesto por concepto de importaciones de cerveza, entre 1927 y 1930. Se desprende que hasta 1929 la Receptoría captaba más de 180,000 dólares por concepto de impuestos a la importación de cerveza. Esto representaba casi el 50% del valor de la cerveza importada, pues


Capítulo 7|«Una revolución provechosa»: La fundación de la Cervecería Nacional Dominicana|190|

|191|«Una revolución provechosa»: La fundación de la Cervecería Nacional Dominicana|Capítulo 7

además del arancel había recargos por concepto de las leyes 190 y 949. Para inicios de la

participar en las elecciones. Sin competencia, la candidatura de Trujillo fue proclamada

década de 1930 el litro de cerveza importada estaba gravado de la siguiente manera:

triunfadora con la casi totalidad de los votos. No obstante esa situación política y los signos visibles de la crisis económica, en algunos pe-

Por arancel

10 ctvs.

riódicos se venía ponderando la relevancia del próximo inicio de las ventas de la Cervece-

Por ley 949

5 ctvs.

ría Nacional Dominicana como un hecho de progreso de vastos alcances. Era lógico que,

Por ley 190

2 ctvs.

inicialmente, fuera la prensa favorable a la candidatura de Trujillo la que ponderase más positivamente la producción de cerveza, pues se daba por sentado que el brigadier permanece-

No se pudo consultar la serie de cobros de impuestos aduanales a la cerveza en los años

ría en el poder. Por ello, en esos días se observó el silencio del Listín Diario, principal expo-

posteriores. Probablemente no hubo aumentos de impuestos, pero en las condiciones

nente del sector político derrocado por el «Movimiento Cívico» de febrero de 1930, y la fre-

vigentes de disminución de precios de las importaciones, mantener esos impuestos in-

cuente aparición de informaciones en La Opinión, periódico favorable a la candidatura Tru-

variados equivalía a elevar las tasas de protección. Paralelamente, las materias primas pa-

jillo-Estrella Ureña a causa de su persistente oposición a Vásquez durante los años previos.

ra la cerveza, antes no importadas, si bien no quedaron exentas de impuestos aduaneros, recibieron un tratamiento que se ajustaba a las condiciones vigentes para que la CND

pudiera operar y no parece que esto fuera visto por nadie como favoritismo, sino

como una correcta concesión a favor de una industria nacional, que se estimaba que generaba empleos y ahorro de divisas. La opinión casi unánime, en un asunto en que la dictadura no imponía cortapisas para la exteriorización de pareceres, radicaba en que la existencia de la CND tenía efectos altamente beneficiosos para el país. La Opinión, por ejemplo, editorializó alabando a la CND como industria nacional. Según el editorial, se hacía preciso «introducir nuevas costumbres en el capitalismo nacional, haciéndolo más audaz y sacándolo del rutinarismo en que vive.»46 Dentro de exigencias tan claras, ponderaba que la cervecería, que recién comenzaba sus operaciones en esos días, conllevaría un cambio sustancial de comportamientos, al grado de que ahorraría al país la suma de medio millón de dólares al año, cifra entonces considerable. En conclusión, puede considerarse que, si bien la creación de la CND se llevó a cabo en lo fundamental al margen de instrumentos explícitos de proteccionismo, se benefició de un ambiente que presionaba para favorecer al producto nacional. Más importante fue su capacidad de supervivencia cuando se presentaron las críticas condiciones de la depresión de 1929, coincidentes con el inicio de sus operaciones.

El lanzamiento de la marca Colón En los días previos a las elecciones del 16 de mayo de 1930 se anunció el lanzamiento inminente de la cerveza Colón, la primera marca de la Cervecería Nacional Dominicana. Eran días de convulsión, ya que Trujillo había desplegado una represión generalizada para obligar a sus opositores de la Alianza Nacional Progresista a abstenerse de

Primer anuncio de la marca Colón. 15 de mayo de 1930.


Capítulo 7|«Una revolución provechosa»: La fundación de la Cervecería Nacional Dominicana|192|

Entre las ponderaciones más interesantes de la próxima producción de cerveza se en-

sobre todo en ciudades como la nuestra llamada a hacerse un centro de movimiento

cuentra un editorial de La Opinión, a propósito del expendio de cerveza en los ba-

cosmopolita.»

res, que propugna porque cambie la función de estos, a fin de tornarse en lugares de

Consideraciones de ese género formaban parte de un estado de expectativas acerca de

consumo de alimentos. Informa ese diario que con motivo de la inauguración de la

lo que traerían consigo los inicios de las operaciones de la CND. Días después, el mismo

se abrirían bares para el expendio de cerveza. En esos bares, obviamente por ini-

periódico señalaba, respecto a la cerveza de fabricación nacional, que su «aparición era

CND

ciativa de la empresa productora, se daría la novedad de que instalarían los mecanis-

esperada con interés por los consumidores del país.»

mos para la venta en barril: «Estos bares serán provistos de sifones para el más prác-

En la edición de La Opinión del 15 de mayo de 1930, es decir, en la víspera de las elec-

tico expendio de la cerveza en vasos, jarros, etc., con lo cual vendrá a dársele a esto

ciones, salió el primer anuncio de la marca Colón, con la que la CND incursionaba en

un aspecto que nunca ha tenido entre nosotros, como lo tiene en todas aquellas par-

el mercado. Se trataba de un desplegado a página entera, con un dibujo del exterior del

cantidad.»47

Ahora bien, resultaba importan-

edificio de la empresa y que se titulaba «A los buenos ciudadanos de la República Do-

te, a juicio del editorialista, desterrar la idea de que el bar es un mero sitio de placer,

minicana». Acorde con la concepción de Wanzer, la empresa se estrenaba bajo los aus-

a fin de considerarlo también como de alimentación, empezando porque, en sí, la

picios del patriotismo dominicano. En el anuncio se trazaban pautas de lo que sería la

cerveza debía ponderarse como un artículo alimenticio. De nuevo aparece la idea de

estrategia mercadológica de la CND, consistente primordialmente en presentar su cer-

la modernidad asociada a la cerveza, ya que con esos bares Santo Domingo pasaría a

veza como producto auténticamente dominicano.

tener «un aspecto de ciudad importante, dotada de todas las comodidades que ofre-

Ese anuncio del 15 de mayo fue el primero de una serie magníficamente diseñada, en

cen las buenas ciudades de Europa y América.» Estaba implicado, por consiguiente,

la que aparecía uno nuevo cada semana.Tenían, empero, como motivo en común la pre-

un cambio global de estilo de vida en idéntico sentido que el de los países industria-

sencia de los enanitos del cuento de Blanca Nieves. Con esta alegoría se aludía a que la

les, del que la cerveza era un heraldo en el país: «No olvidemos que, para que la vi-

cerveza Colón era resultado del esfuerzo de un grupo de sujetos tesoneros, que reme-

da se haga digna de ser vivida, ha de ser no solo segura, sino cómoda y agradable,

moraban el trabajo incansable de los enanitos en la mina de diamantes. En esa primera

tes donde se consume cerveza en gran

Otros anuncios de Colón semanas después de su lanzamiento.

|193|«Una revolución provechosa»: La fundación de la Cervecería Nacional Dominicana|Capítulo 7

Ulteriores entregas de la serie publicitaria de la Colón.


Capítulo 7|«Una revolución provechosa»: La fundación de la Cervecería Nacional Dominicana|194|

|195|«Una revolución provechosa»: La fundación de la Cervecería Nacional Dominicana|Capítulo 7

campaña publicitaria, igualmente, se aludía a algunos elementos que hacían convenien-

contaba con un camión para su distribución primordialmente en Santo Domingo.49

te el consumo de la cerveza, especialmente para la salud, así como características nove-

Tres décadas después, el segundo presidente de la CND, James Stuart, rememoró sucin-

dosas de la nueva oferta, como la refrigeración y el envase en barriles para el expendio

tamente las limitadas magnitudes con que arrancó la empresa, contrastándola con su

en sitios públicos.

ulterior crecimiento:

La etiqueta de la marca iba en el mismo sentido. La alusión a la figura de Colón buscaba

«Recordó el señor Stuart los tiempos iniciales de la Cervecería Presidente en 1930,

tener carácter emblemático, dada la familiarización de los dominicanos con la figura del

con la ‘vieja pasteurizadora al vapor... la pequeña máquina llenadora, con capacidad de

Almirante. Por tal razón, en la etiqueta se incluyeron carabelas, a fin de destacar la

60 botellas por minuto... la maquinita para lavar botellas una a una a mano,’ añadien-

connotación histórica vinculada a los orígenes en el nombre de la marca.

do: ‘Compárese esta producción con la de hoy, cuya capacidad es de 230 botellas por

Aunque la Colón fue anunciada el 15 de mayo, en realidad vino a salir al mercado

minuto.»50

varios días después. No hubo ceremonias formales de lanzamiento, o por lo menos no fueron registradas por la prensa, tal vez a causa de la tensa situación por la que se atrave-

Recepción ambigua de la Colón Desde su primera marca, sin lugar a dudas, la empresa puso en juego todos los recursos a su alcance para producir una cerveza de superior calidad. Así lo proclamó, sin am-

Etiqueta de la Colón.

bages, al incluir, en uno de sus anuncios con enanitos sujetando jarras repletas de cerveza, próximos a un tonel con un banderín de la CND, la aseveración de que «bajo esta tentadora espuma se encuentra la cerveza más deliciosa que Ud. jamás probará.»51 Para tal fin fue traído de Puerto Rico el maestro cervecero Henry Gronau, de nacionalidad alemana, quien de seguro tenía amplia experiencia. Como era propio de los maestros cerveceros, las fórmulas de cada producto las consideraba un secreto personal. En tal sentido, al alemán, conocido como mister Gronau para diferenciarlo de su joven hijo, le correspondió la concepción de las características de la marca Colón. A pesar de la patente voluntad de producir una cerveza de calidad y de las amplias expectativas entre los aficionados a la bebida, la recepción que se le tributó a la Colón fue fundamentalmente fría, aunque no exactamente desfavorable. Esto se debió al norte que había guiado la concepción de la marca, tendente a competir primordialmente con el ron. Uno de los propósitos iniciales de la empresa radicó en debilitar el hábito por bebidas espirituosas, entre las que sobresalía el ron. Para ello, se planteó como inevitable saba. Por noticias aisladas de los días siguientes, de todas maneras, es casi seguro que la

que se realizasen sacrificios iniciales.52 Para afrontar la competencia del ron, la solución

Colón comenzó a expenderse entre el 19 y el 20 de mayo.

encontrada fue que la Colón tuviese una graduación alcohólica elevada. Retrospec-

La marca estaba embotellada en envases de color rojizo oscuro, sin llegar al ámbar,

tivamente se ha considerado que su graduación era de alrededor de 7%, pero no del

traídos de Colombia o México.48 El volumen de producción debía ser bajo, ya que

todo estable, pues todavía no se había logrado un pleno control del proceso.53

recuerda el entrevistado Francisco Arias, que trabajaba en la selección de botellas,

De inmediato se suscitaron opiniones adversas a la graduación alcohólica de la Colón,

que su número era reducido. Por su parte, el ejecutivo dominicano más antiguo en-

juzgada excesiva. Algunas de las personas entrevistadas de mayor edad, que vivieron el

tre los entrevistados recuerda que al inicio la producción mensual apenas llegaba a

lanzamiento de la marca, son contestes en considerar su grado alcohólico como mayor

la irrisoria cantidad de 400 cajas mensuales y que en 1930 la empresa únicamente

de lo común.54 Tal apreciación fue recogida por la prensa a escasos días del lanzamiento.


Capítulo 7|«Una revolución provechosa»: La fundación de la Cervecería Nacional Dominicana|196|

Artículo sobre el inicio de la producción de la CND.

|197|«Una revolución provechosa»: La fundación de la Cervecería Nacional Dominicana|Capítulo 7

No obstante ser La Opinión uno de los principales medios de su publicidad, el mismo

a la oferta de la CND, que seguramente comportaría comentarios críticos y que nunca

día en que salía el segundo anuncio a página entera, un articulista de ese periódico, aun

apareció por causas que no se explicaron.

aceptando que la marca era buena, recogió un criterio crítico de seguro extendido: «Pe-

El problema de la Colón se derivó del hecho de que los consumidores de la cerveza es-

ro todo el mundo ha empezado a quejarse, también, de la excesiva elevación de gradua-

taban habituados a marcas con menor graduación alcohólica, en el caso de las europeas, o

ción alcohólica.»55 El articulista acotaba que gente habituada a consumir cinco y hasta

hasta muy baja, en el de algunas de las marcas estadounidenses. Entre muchos de ellos no

diez vasos de marcas importadas, al beber dos vasos de Colón experimentaban efectos

se buscaba la sustitución de los efectos embriagantes del ron, sino degustar una cerveza

del alcohol.

de buen sabor. La empresa captó que tendría que adecuar su producto a los requerimien-

Incluso se anunció una opinión más autorizada sobre el particular del químico Manuel

tos de ese público consumidor ya existente. Para tal fin desplegó una campaña para con-

Martínez Boggs. Primeramente, como paso previo para externar sus opiniones sobre la

vencer a la población de que el grado alcohólico de la Colón no era superior a 6%, simi-

Colón, este publicó un artículo en que daba explicaciones generales sobre el procesa-

lar al de muchas marcas europeas, lo cual era debidamente certificado por un análisis de la-

miento de la cerveza.56 Al final de ese texto anunciaba otro dedicado específicamente

boratorio.

Análisis periodístico sobre la calidad de la Colón. Resultado de prueba de laboratorio, avalando la calidad de la Colón.


Capítulo 7|«Una revolución provechosa»: La fundación de la Cervecería Nacional Dominicana|198|

|199|«Una revolución provechosa»: La fundación de la Cervecería Nacional Dominicana|Capítulo 7

El hecho fue que, aunque pasó a ser demandada por un sector de consumidores, la

que la coexistencia de ambas marcas respondía a una estrategia de la empresa para atender a

Colón todavía no fue objeto de la mejor estima por aquellos habituados a la cerveza.

dos segmentos distintos del mercado: el más orientado por el parámetro de una cerveza de

Los que tenían recursos suficientes siguieron prefiriendo la adquisición de marcas im-

acuerdo al gusto ya existente derivado de las marcas importadas, para el cual se ofrecía Rei-

portadas. Como se verá en un acápite posterior, tomó años lograr que se minimizaran

na; y el de un público más amplio, en torno al cual había que mantener la competencia con

las importaciones. En 1937, cuando ya no existía más la marca Colón, el consumo

el ron, al cual seguía dirigida la Colón. La Reina fue objeto de un mayor grado de experi-

total estaba compuesto de 77% de la producción nacional y 23% de la

importada.57

En

mentación, con los consabidos efectos de calidad, a diferencia de la Colón, que aparentemen-

términos generales, hasta la década de 1940, la cerveza de producción nacional era ma-

te fue lanzada con cierto apresuramiento.

yormente consumida por aquellos que buscaban un precio bajo. La pequeña minoría

No cabe duda de que, por tal razón, esta segunda marca fue mucho mejor recibida que la pri-

en condiciones para pagar el precio superior del producto importado se mantuvo fiel

mera. Siendo una lager bastante fuerte, la Reina se adecuaba mayormente al gusto predominan-

a la vieja tradición. Esa situación cambiaría solo tras la consolidación de la marca Pre-

te del público, que no llegaba a cervezas de alta graduación pero que al mismo tiempo no apre-

sidente.

ciaba a la generalidad de las marcas estadounidenses por considerarlas aguadas.

Anuncios de la marca Reina. 1932.

Etiqueta de Cerveza Reina.

Reina En rápido reconocimiento de las limitaciones con que fue acogida la marca Colón, al cabo de unos meses la CND consideró conveniente el lanzamiento de una nueva marca, cuya fórmula también se puso bajo la responsabilidad del maestro mister Gronau. Se trató de la Reina, aparecida poco después de un año que la Colón; aunque no se ha encontrado noticia alguna de lanzamiento, la publicidad en la prensa diaria consultada comenzó en agosto de 1931, por lo que es de suponer que el producto hizo aparición en julio. La aparición de la marca Reina no significó que se descontinuase la Colón. Es de suponer


Capítulo 7|«Una revolución provechosa»: La fundación de la Cervecería Nacional Dominicana|200|

|201|«Una revolución provechosa»: La fundación de la Cervecería Nacional Dominicana|Capítulo 7

Esta mayor aceptación se advierte en la prensa, donde no se reiteraron objeciones críticas. De la misma manera, así se desprende de todas las entrevistas realizadas

CUADRO 7.1

IMPORTACIONES DE CERVEZA, 1931-1961

a testigos de aquel momento. Para no pocos, por lo que se desprende de esos testi-

Año

Producto

Unidad

Cantidad

Valor

monios personales, la nueva marca venía a representar el non plus ultra posible de la

1931

cerveza y malta

litros

804,559

148,235

cerveza.58

1932

cerveza y malta

litros

313,901

51,542

En esta mayor preferencia incidió la estrategia publicitaria de la Reina, más intensa y

1933

cerveza y malta

litros

285,182

44,638

con un mensaje más cercano a las preocupaciones de los consumidores. Fueron

1934

cerveza y malta

litros

213,075

39,577

abandonados los siete enanitos y sustituidos básicamente por un único personaje, una

1935

cerveza y malta

litros

158,070

25,144

bufona que se vinculaba a las ocasiones de consumo de la cerveza, como visitas a res-

1936

cerveza y malta

litros

189,541

27,858

taurantes y reuniones familiares. Este formato de publicidad estaba dirigido a personas

1937

cerveza y malta

litros

260,233

37,793

de un nivel social que apreciaran la elegancia y la delicadeza del confort.

1938

cerveza y malta

litros

390,607

47,678

1939

cerveza y malta

litros

376,367

52,334

1940

cerveza y malta

litros

151,680

22,926

1941

cerveza y malta

litros

136,266

21,916

1942

cerveza y malta

litros

99,448

15,986

1943

cerveza y malta

litros

181,047

34,274

1944

cerveza y malta

litros

257,923

48,468

1945

cerveza y malta

litros

173,262

34,720

1946

cerveza y malta

litros

707,180

156,538

1947

cerveza y malta

litros

692,314

164,902

1948

cerveza y malta

litros

1,472,535

333,115

1949

cerveza y malta

litros

590,616

138,267

1950

cerveza y malta

litros

224,201

56,637

1951

cerveza y malta

litros

425,372

112,531

1952

cerveza y malta

litros

668,988

172,917

1953

cerveza y malta

litros

486,818

132,350

1954

cerveza y malta

litros

436,793

122,244

1955

cerveza y malta

litros

444,097

130,036

De todas maneras, todavía la Reina no había alcanzado un nivel de excelencia que la

1956

cerveza y malta

litros

544,376

163,236

pusiera en condiciones de competir en todos los frentes con las marcas importadas.Aun-

1957

cerveza y malta

litros

693,537

197,427

lo que no

1958

cerveza y malta

litros

997,570

272,210

dejaba de ser apreciado por cierto segmento del público. Para algunos, la marca seguía

1959

cerveza y malta

litros

889,326

271,853

teniendo una graduación alcohólica excesiva, por lo que mantenían la preferencia por

1960

cerveza y malta

litros

367,472

116,799

marcas importadas. En principio, la Reina no logró calar en el segmento del mer-

1961

cerveza y malta

litros

222,676

64,548

Tabla estadística y gráfico de la producción de cerveza.

que superior al anterior, el producto seguía siendo relativamente

inestable,59

cado al que iba dirigida, pues su consumo se delimitó fundamentalmente en estratos populares.60


Capítulo 7|«Una revolución provechosa»: La fundación de la Cervecería Nacional Dominicana|202|

|203|«Una revolución provechosa»: La fundación de la Cervecería Nacional Dominicana|Capítulo 7

CUADRO 7.2

CUADRO 7.3

EXPORTACIONES DE CERVEZA, 1931-1961

PRODUCCIÓN DE CERVEZA, 1936-1961 Clara Volumen

Malta Volumen Valor

Total Volumen

Año

Unidad

Cantidad

Valor

1931

litros

24,266

2,720

1932

litros

8,969

1,293

1936

1,030,276

298,635

1933

Kgs.

46,569

6,880

1937

907,733

326,933

1934

Kgs.

19,491

2,358

1938

766,394

279,323

1935

Kgs.

13,038

1,828

1939

1,006,278

341,890

1936

litros

9,550

1,112

1937

litros

40,895

3,765

1,049,575

361,269

1938

litros

42,238

3,762

1941

n.d.

n.d.

1939

litros

49,288

10,830

1942

1,194,110

415,175

1940

litros

86,893

18,748

1943

1,775,795

732,801

1941

litros

53,687

13,395

1944

1,622,442

720,014

331,980

136,833

1,954,422

856,847

1942

litros

47,226

12,627

1945

2,316,096

989,206

561,456

224,441

2,877,552

1,213,647

1943

litros

383,698

133,907

1944

litros

461,821

149,286

1946

2,828,131

1,249,708

999,448

343,280

3,827,579

1,592,988

1945

litros

839,926

248,894

1947

3,970,040

2,109,718

1,214,855

426,668

5,184,895

2,536,386

1946

litros

294,330

84,973

1948

3,703,918

2,019,229

1,335,097

454,682

5,039,015

2,473,911

1947

litros

140,976

42,800

1949

6,639,378

2,876,744

1,680,111

583,119

8,319,489

3,459,863

1948

Kgs.

162,828

27,775

1950

4,645,689

2,481,137

1,783,099

673,940

6,428,788

3,155,077

1949

Kgs.

29,948

4,859

1951

4,362,473

2,510,109

2,521,899

909,857

6,884,372

3,419,966

1950

Kgs.

15,388

2,046

1951

Kgs.

21,283

2,353

1952

5,882,735

3,310,813

3,171,469 1,168,382

9,054,204

4,479,195

0

0

1953

5,348,511

3,139,154

3,118,814 1,189,734

8,467,325

4,328,888

1952

Año

1940

Valor

866,161

183,414

Valor

1953

litros

237

42

1954

n.d.

n.d.

1954

litros

0

0

1955

n.d.

n.d.

1955

litros

824

537

1956

5,537,370

3,417,469

2,720,847 1,086,690

8,258,217

4,504,159

1956

litros

34

18

1957

7,537,327

4,652,475

2,867,823 1,145,404 10,405,150

5,797,879

1957

litros

51

26

1958

litros

0

0

1958

9,916,394

5,943,232

3,736,274 1,492,250 13,652,668

7,435,482

1959

litros

66

38

1959

8,884,661

5,495,715

3,748,955 1,497,299 12,633,616

6,993,014

1960

litros

27

27

1960

6,477,382

4,202,493

3,038,643 1,108,486

9,516,025

5,310,979

1961

litros

0

0

1961

5,967,048

3,877,101

3,022,834 1,078,621

8,989,882

4,955,722


|205|La marca Presidente

8

|205|Debate de la modernidad en un feudo antillano|Capítulo 2

LA MARCA PRESIDENTE Y EL DESARROLLO DE LA CND

¡Al fin la Presidente! No obstante la mayor aceptación de la marca Reina, la administración de la CND juzgó conveniente mejorar todavía más la calidad de la oferta, para lo cual dispuso continuar los experimentos en ese sentido y seguir buscando el producto que más se acercase a los gustos predominantes entre los consumidores dominicanos. En esta ocasión la labor de experimentación ya no fue asignada a mister Gronau, sino a su hijo, Henry William Gronau, nacido en Puerto Rico en 1910 y conocido por todos como Jaime. A pesar de su juventud, había sido entrenado por su padre, quien le transmitió los «secretos» que poseía como maestro cervecero. Es probable que se advirtiese que Gronau padre ya era un hombre cansado, dando muchas de sus instrucciones por teléfono.1 El viejo Gronau, tras la creación de Colón y La Reina, antes de su retorno a Puerto Rico, en 1933, se centró en la mejoría de las maltas. Por su parte, el administrador de la empresa, el norteamericano con eventual origen alemán C. K. Schmitd,

Camión de la CND en la actualidad.


Capítulo 8|La marca Presidente y el desarrollo de la CND|206|

|207|La marca Presidente y el desarrollo de la CND|Capítulo 8

no se vinculaba a la dinámica cotidiana de lo que acontecía en la planta; parece que era

ciones técnicas y naturales la que capacita plenamente a Gronau para producir la inmejora-

corto de vista y se le veía únicamente en el escritorio. No obstante tener bastantes años

ble cerveza que indiscutiblemente constituye un orgullo para la industria dominicana.»3

en el país, Schmidt no podía expresarse en español.2 Wanzer, por su parte, raramente vi-

Con la Presidente desde el inicio se logró un producto más homogéneo y del agrado

sitaba la República Dominicana, limitándose a enviar de tiempo en tiempo inspectores

de los consumidores. A pesar de que su fórmula experimentó pequeñas variaciones, es-

norteamericanos con el fin de que comprobaran el correcto desarrollo de los trabajos

tas no eran advertidas por el público. Hubo consenso inmediato en que esta tercera

o, en caso contrario, hicieran recomendaciones.

marca era, con mucho, superior a las dos anteriores. Desde el momento en que se lan-

Estas características de la administración le dieron mucho margen al puertorriqueño

zó la Presidente, en 1935, la administración de la CND decidió retirar del mercado la

Gronau hijo para operar como mentor de la nueva marca en proyecto. Por lo que ha

marca Colón. En cambio, la Reina pervivió hasta aproximadamente fines de 1940 o los

trascendido, el joven Gronau era un individuo de temperamento fuerte, convencido de

primeros meses de 1941. En principio, esta marca quedó reservada para el segmento más

la pericia con que dominaba el oficio, por lo que mostraba un talante de cierta autosu-

popular, que no prestaba tanta atención a la calidad, sino al efecto embriagante. Con el

ficiencia. La misma empresa, en su publicidad, resaltó el extraordinario aporte de Gro-

tiempo, se puede concluir, la contextura de La Reina fue casi la misma que la de Pre-

Presidente y Malta Corona.

Gronau padre e hijo. C. 1942.

Etiqueta original de Presidente. C. 1940.

nau, al identificarlo con la creación de la fórmula de Presidente, en segura garantía de

sidente, aunque el público fue unánime en el sentido de que esta última era notable-

su excelencia:

mente mejor. De hecho, lo que estaba aconteciendo era que el público estaba impo-

«Naturalmente, alguien es responsable de que la cerveza criolla mantenga esa calidad, y ese

niendo su preferencia por un tipo de cerveza, lo que se expresó en la identificación con

alguien es el químico cervecero. Por eso la Cervecería Nacional Dominicana adquirió los

las características de la Presidente. De ahí el éxito inmediato de la nueva marca y su aco-

servicios de Mr. Jaime Gronau, notable joven brewmaster, quien desciende de una familia

gida entre personas de variadas condiciones sociales y culturales. Es lo que llevó a la ad-

de expertos cerveceros (...) La vocación natural de Jaime Gronau en el ‘arte’ de fabricar cer-

ministración, finalmente, a considerar que no valía la pena mantener las dos marcas.

veza fue en tiempo oportuno técnicamente mejorada y aumentada al cursar estudios espe-

Hechas las pruebas del nuevo producto, se planteó la cuestión del nombre. Hans Wiese,

ciales en laboratorios y fábricas norteamericanos. Es, pues, esa unidad de excelentes condi-

quien compartió con Gronau posteriormente en la empresa cervecera de Trujillo, refiere


Capítulo 8|La marca Presidente y el desarrollo de la CND|208|

|209|La marca Presidente y el desarrollo de la CND|Capítulo 8

en su interesante libro que la idea del nombre la ofreció Gronau. Luis del Toro, aunque

hacia la persona de Trujillo. El mismo Bonetti, quien era la figura dominicana más impor-

no trabajaba en la CND en 1935, está convencido, por testimonios que recibió, de que no

tante en la administración, tenía conciencia del interés de la compañía por mantener víncu-

fue así. Señala que en una reunión dirigida por el sub-administrador Carlos M. Bonetti

los con el gobierno que previniesen cualquier decisión adversa de un gobernante que de-

(Pilindo), figura de mucha importancia en la empresa desde su fundación, este puso sobre

tentaba poderes totales. Por lo demás, en el ejercicio de sus funciones, Bonetti debía tomar

el tapete la cuestión de elegir una denominación conveniente. Se barajaron varios nom-

en consideración la amistad existente entre el dictador y su hermano José María Bonetti

bres, como Princesa y La Gran Rubia, pero Bonetti expresó que el país era presidencia-

(Santana), quien, junto a Paíno Pichardo, había introducido a Trujillo en los círculos socia-

lista, por lo que convendría una marca que se ajustara a tal sicología colectiva. Uno de los

les capitaleños, cuando el militar recibió el ascenso que lo llevó al Estado Mayor de la en-

asistentes propuso el nombre de El Jefe, en honor a Trujillo, pero Pilindo Bonetti de in-

tonces Policía Nacional Dominicana5. La empresa hizo saber, desde el mismo momento del

mediato ripostó «jefe solo hay uno», por lo que a su juicio sería más adecuado ponerle

lanzamiento, que el nombre de la marca se puso en «homenaje al ilustre Presidente de la

Presidente.4

República Generalísimo Rafael L.Trujillo con motivo de los grandes empeños que se to-

Esto quedaba sujeto, a juicio de Bonetti, a que se le pidiera autorización al

mismo Trujillo. Para tal fin se le envió un mensaje al jefe del Estado con Felipe Ciprián

ma el Benefactor de la Patria por el desarrollo y progreso de las Industrias Nacionales.»6

Gronau con probeta ante paila de cocimiento.

Exportación de Presidente. C. 1943.

(Larguito), miembro del Estado Mayor del Ejército y asiduo visitante de la empresa, pues

Aunque el nombre básico era Presidente, se consideró insuficiente, posiblemente por

las edificaciones de los ayudantes militares de Trujillo se encontraban al lado del local de

evaluarse que había que resaltar la exclusividad del producto. Fue lo que llevó a que se

la CND.Al día siguiente Ciprián le informó a Gronau que Trujillo no tenía problemas en

le agregara el calificativo de Especial. Así, durante unos quince años, la marca mantuvo

recibir ese nuevo honor de la marca de una cerveza. Semanas después le fue enviada a

el nombre de Presidente-Especial. Empero, aunque incólume en la etiqueta, para fines

Trujillo una muestra del nuevo producto, quien, de acuerdo a una crónica periodística,

prácticos el agregado de Especial no tuvo efecto. Desde el principio la gente denomi-

dio las gracias y manifestó sentirse complacido porque se fabricara algo con tanta calidad.

nó el producto como Presidente a secas. Con el tiempo fue disminuyendo la referencia

Los ejecutivos dominicanos que tomaron la decisión, encabezados por Bonetti, tuvieron en

a Especial en la publicidad, hasta quedar consagrada la ausencia en la etiqueta a inicios

cuenta la disposición favorable de Wanzer hacia el gobierno dominicano y, en particular,

de la década de 1950.


Capítulo 8|La marca Presidente y el desarrollo de la CND|210|

|211|La marca Presidente y el desarrollo de la CND|Capítulo 8

Durante meses siguieron haciéndose pruebas y nuevas mezclas bajo la dirección de

«De esta manera sabemos que la cerveza mencionada –como una satisfacción particu-

Gronau hijo. Con todo, el proceso fue rápido, pues en los días siguientes se abordaron

lar de los fabricantes– pues ya ha merecido el mejor veredicto del Laboratorio Nacio-

otros problemas vinculados a la Presidente, como la etiqueta. De nuevo Bonetti habría

nal, ha sido enviada a los más famosos Laboratorios de los Estados Unidos y aquellos

trazado la pauta, sugiriendo una etiqueta en que dominara un trébol de gran tamaño.

han indicado que la ‘Presidente-Especial’ durante una semana fué sometida a severas

La primera etiqueta tenía un trébol más grande que las posteriores, acompañado por

pruebas. Pero ella llegó clara y después de ese tiempo permaneció clara. Esto lo cons-

cuatro círculos. Dentro iba el logo de la CND y el nombre Presidente. Jocosamente, Bo-

tatamos en un certificado que se nos muestra. Durante las mencionadas pruebas, la cer-

netti comentó que se parecían a sus orejas, conocidas por su tamaño, pero los restantes

veza fué pasada desde las más bajas temperaturas a temperaturas muy elevadas, pero en

integrantes de la administración le sugirieron que había que dejar el diseño así. En lo

nada cambió, no presentó sedimento alguno y no presentó tampoco la menor descom-

adelante le pusieron a ese diseño «las orejas de Pilindo».7

posición química. Además señalan aquellos laboratorios que esa cerveza es una magní-

Ultimados todos los detalles de fabricación y embotellamiento, la empresa organizó un

fica producción sumamente adecuada y recomendable para los climas cálidos.»8

acto de lanzamiento el 16 de mayo de 1935, al que invitó a representantes de la pren-

Los periodistas quedaron tan impresionados que no vacilaron, de acuerdo a la crónica,

Salón de envasado de la CND.

Compresores de amoníaco de la CND de inicios de la década de 1940.

sa, a fin de anunciar el inicio del expendio de la Presidente el 18 de mayo, en conme-

en augurar que la nueva marca conquistaría en breve el mercado nacional, al igual que

moración del quinto aniversario de sus operaciones. En esa ceremonia, celebrada en los

algunos del exterior. Se despidieron manifestando su satisfacción por «haber constatado

jardines de la Cervecería con la asistencia de Schmidt, Bonetti, Gronau h. y otro ejecu-

la presencia en nuestro mercado de un producto como la cerveza ‘Presidente-Especial’

tivo apellido Vela, se brindó la nueva cerveza a los periodistas de Listín Diario, La Opi-

de una calidad tan superior que nada, absolutamente nada tiene que envidiar a los pro-

nión, Bahoruco, Diario de Comercio y Nuevo Diario, quedando todos convencidos de que

ductos similares que se importan del extranjero y que por los veredictos lanzados por

la calidad era superior a la de Reina.

los más famosos laboratorios del mundo le aseguran una pureza inigualable y que para

En ese encuentro, el administrador Schmidt dirigió una alocución traducida por Bo-

más esplendor y atracción está envasada con un sello artístico admirable.»9

netti, que puso el énfasis en la calidad del nuevo producto.

Aunque los periodistas compartieran el entusiasmo de las proclamas de la empresa, se


Capítulo 8|La marca Presidente y el desarrollo de la CND|212|

|213|La marca Presidente y el desarrollo de la CND|Capítulo 8

puede aceptar que esta llenó los procedimientos descritos y que, efectivamente, la cali-

no faltaban los despliegues a página entera en revistas, al igual que desplegados en la

dad de la Presidente desde el primer día fue superior a la de las otras dos marcas. La la-

prensa diaria. El día previo al lanzamiento, por ejemplo, en La Opinión salió un cintillo

bor de experimentación no cesó en años posteriores. A Gronau se le añadieron un

a todo lo ancho de la primera página anunciando el producto.

maestro cervecero norteamericano cuyo nombre no ha podido ser determinado y el dominicano Mariano Defilló, competente técnico en el área de laboratorio, que con el

Las marcas de malta

tiempo se tornó en un verdadero maestro cervecero. Intervino, asimismo, la asesoría de

Pocos meses después del inicio de las operaciones, la CND incursionó en la producción

Laboratorios Scharwz, uno de los más prominentes a escala internacional.

de malta, producto escasamente conocido en los países de más antigua tradición cerve-

Así, a partir del patrón establecido por Jaime Gronau, la Presidente fue objeto de suce-

cera. Esta bebida se fabrica con una muy fuerte concentración de cebada malteada y es-

sivas mejorías. Estas, sin embargo, no implicaron en lo fundamental cambios sustancia-

casa fermentación, por lo que su graduación alcohólica es mínima o casi inexistente. En

les de su sabor, aunque existen opiniones variadas al respecto. Para varios de los entre-

Alemania se considera una bebida para niños, por lo que no se le acuerda importancia.

vistados, la Presidente fue buena desde el mismo inicio y su sabor era prácticamente

En la zona del Caribe, en cambio, desde antes de fundarse cervecerías, este producto

Anuncios de las maltas Reina y Corona.

Envasado de la Malta Corona.

idéntico al actual. Otros, sin embargo, admiten una evolución, en lo fundamental diri-

logró una gran aceptación entre el público, que lo asoció con propiedades nutritivas.

gida al logro de una mayor excelencia, aunque imperceptible para el público, que de in-

La primera marca producida por la CND se llamó, simplemente, Extracto de Malta.Tenía

mediato le concedió una preferencia muy superior a la acordada a Colón y Reina.

la peculiaridad de que se envasaba en botellas recicladas traídas desde el exterior, sobre to-

Es curioso que la buena recepción de la marca no se acompañase por un esfuerzo re-

do de Curazao. Se llegó a dar el caso de que las botellas tuvieran formas distintas, aunque

levante en materia de publicidad, tal vez por cuanto los ejecutivos estaban convencidos

siempre el mismo tamaño.10 Esto era posible porque, durante los primeros años de exis-

de que su excelencia constituía su mejor credencial.

tencia de la CND, los procesos de embotellado no estaban automatizados. No está bien es-

Habría que esperar unos cuantos años para que la publicidad de la Presidente mostrase

tablecida la fecha del inicio de la producción de la malta, pero debió ser antes del lan-

las señales de originalidad que se habían exhibido con Reina y Colón. De todas maneras,

zamiento de la cerveza Reina. Entonces se decidió adicionarle el nombre de Reina al


Capítulo 8|La marca Presidente y el desarrollo de la CND|214|

|215|La marca Presidente y el desarrollo de la CND|Capítulo 8

extracto de malta. Desde el inicio, una porción no despreciable de la producción de malta

Capitalización acelerada

fue concebida para mercados externos. Hay señales de que, durante algunos años, la expor-

En el momento de la instalación de la planta, la CND contaba con los equipos indispen-

tación de malta a Curazao y otros países fue proporcionalmente superior a la de cerveza.

sables para producir cerveza. Esto planteó el requerimiento de un fuerte proceso de ca-

Tiempo después, se decidió lanzar un nuevo producto de malta no alcohólica, que recibió

pitalización desde que se constató que la magnitud de la demanda hacía exitoso el pro-

el nombre de Tres Equis, también conocida con el nombre de Triple Fuerza. Fue solo en

yecto. El proceso de capitalización impactó tanto en la capacidad productiva como en la

1938 o, más probablemente, 1939 que se estabilizó una marca de malta, con la introducción

calidad del producto, por cuanto comportó la adquisición de maquinarias y equipos más

de la Corona, que de inmediato conllevó el cese de la producción de la Tres Equis.11 A dife-

sofisticados. Al cabo de escasos años la planta original ya había experimentado variacio-

rencia de las anteriores, la Corona llenó más los requisitos de las marcas formales. En particu-

nes importantes. En una declaración emanada del propio Wanzer, apenas cuatro años des-

lar le fue confeccionada una etiqueta más acabada y las botellas pasaron a ser homogéneas.

pués de iniciadas las operaciones de venta, se aseveraba que «desde el momento en que

El consumo de malta tenía una lejana tradición en el país, viéndosela como una bebida ali-

se ofertó por primera vez cerveza a la presente fecha la industria ha prosperado, y es pa-

menticia y medicinal. Existía la costumbre de dar el producto a los niños para el desayuno o,

tente que un destacado esfuerzo ha sido realizado en las operaciones de la cervecería.»13 Por lo que se deriva de la evolución del capital, la empresa sustentó su estrategia de crecimiento tanto en una apertura del capital accionario como en un fuerte proceso de reinversiones. No hay información sobre cómo se llevó a cabo la ampliación de los inversionistas, pero, en aras del crecimiento de la empresa, Wanzer decidió dar participación a otros inversionistas norteamericanos y, en menor medida, dominicanos. En todo momento Wanzer mantuvo pleno control de la dirección del Consejo de Administración, con la aquiescencia de los restantes socios fundadores, que, en conjunto, siempre mantuvieron la gran mayoría de las acciones. Refiere uno de los nietos de Wanzer que este tuvo que seguir dependiendo de aportes de socios de confianza cada vez que se realizaban inversiones en nuevos equipos.14 Esto le permitía trazar los lineamientos decisivos y dar carta abierta a que los ejecutivos del país aplicaran las directrices operativas. El proceso de reinversiones implicó que una parte considerable, si no mayoritaria, de los beneficios se destinase a cubrir los costos de adquisición de nuevas maquinarias. Es lo que explica que, si bien la empresa podía enorgullecerse de obtener beneficios razonables en una década en que la mayor parte de las compañías norteamericanas en América Latina experimentaban pérdidas, repartiera sumas exiguas a los inversionistas. En

Anuncios de Malta Corona de inicios de la década de 1950.

desde cierto momento, como merienda escolar, a veces con leche condensada. Aunque se

anuncios que salían en la prensa diaria, la administración participaba a los inversionistas

consumía menor cantidad de malta, esta tenía un reconocimiento más extendido que la cer-

el monto de beneficios que repartiría. Por cada acción de cien dólares se anunciaban

veza, a causa de las propiedades alimenticias que se le asignaban. En la generalidad de seccio-

beneficios que oscilaban entre uno y dos, de lo que pueden inferirse tasas de beneficio

nes rurales, donde todavía a inicios de los años treinta la cerveza era un producto desconoci-

en general menores a las tasas de intereses vigentes en el mercado, desde luego sin to-

do por la ausencia de refrigeración, la malta era consumida ya con cierta

regularidad.12

mar en cuenta que las acciones se encontraban en un proceso de valorización a tono

Cuando se inicia la serie disponible de la producción de la CND, en la segunda mitad

con el avance de la dimensión de la planta.15

de la década de 1930, se observa que la malta representaba aproximadamente una cuar-

El principal indicador del proceso es la evolución del capital social de la compañía, como

ta parte del volumen total vendido por la empresa.

se ha visto iniciado con la suma de $10,000, de la cual apenas la cuarta parte estaba suscrita


Capítulo 8|La marca Presidente y el desarrollo de la CND|216|

|217|La marca Presidente y el desarrollo de la CND|Capítulo 8

y pagada. Como Wanzer tenía la capacidad estatutaria para disponer aportes de capital, en los años siguientes el proceso fue muy activo, aunque desconocido en los

detalles.16

Lo verdaderamente significativo estriba en la composición del capital. El grueso de la inversión del capital fijo en 1939, al igual que debía ser el caso en años anteriores, se

No se sabe cuál era la inversión fija en 1930, pero sin duda experimentó un notable in-

hallaba en maquinarias y herramientas, que representaba el 65% del total, mientras que

cremento a lo largo de la década. En 1939, un censo industrial ofrece una visión de la

la otra suma de consideración era la de construcciones e instalaciones, con 25%.

composición del capital fijo, que no debe ser confundido con el conjunto de activos. El valor de la planta fue estimado en $185,000, cuando apenas dos años antes la inversión

CUADRO 8.1

fija que declaraba la empresa era de $50,000, lo que ofrece una tónica de la rapidez con

INVERSIÓN FIJA DE LA CND, 1939 (en dólares)

que marchaba el proceso de capitalización. De todas maneras, estas cifras deben verse fundamentalmente como indicativas, pues es probable que el valor real de la empresa

Terreno

fuese superior. No se ha logrado determinar la razón de este probable desfase entre el

Construcciones e instalaciones

capital pagado y el valor real de la inversión.

Maquinarias y herramientas Muebles y útiles Equipos de transporte

Anuncio argumentativo de la calidad de Presidente.

Total

6,610 46,900 125,260 830 5,640 185,240

Fuente: Anuario estadístico de la República Dominicana, 1939, tomo II.

En realidad el monto de activos era mucho mayor. Felizmente la abundante información estadística que se procesaba durante el período de Trujillo permite obtener un cuadro ajustado de los volúmenes de las operaciones de la empresa. El costo anual de insumos en 1937, año para el cual hay información desglosada, se elevaba a algo más de $130,000, pero el valor de las ventas más que duplicaba esa cifra, como se ve en el cuadro siguiente.

CUADRO 8.2

ESTADÍSTICA DE LAS OPERACIONES DE LA CND, 1937 (en dólares) Capital invertido

50,000

Materias primas nacionales

706

Materias primas extranjeras

32,617

Envases nacionales

3,610

Envases extranjeros

51,790

Combustibles

4,486

Electricidad

5,810

Jornales

36,644

Ventas (litros)

907,177

Valor de las ventas

326,933

Fuente: Estadística industrial de la República Dominicana, 1937.


Capítulo 8|La marca Presidente y el desarrollo de la CND|218|

|219|La marca Presidente y el desarrollo de la CND|Capítulo 8

Para tener una idea aproximada del monto total del valor de la planta conviene su-

Como empresa con alta productividad, la CND pudo plantearse desde el principio

mar la inversión fija y las ventas. En tal caso, combinando las informaciones de los dos

atenerse a una política salarial acorde con las regulaciones estatales. Pero más allá, al

años, se tendría un monto que rondaba el medio millón de dólares. Poco tiempo des-

parecer, trataba de que los costos fueran los menores posibles. Los entrevistados seña-

pués la empresa declaró en un anuncio periodístico que su capital suscrito y pagado

lan que tal orientación no provenía de los propietarios norteamericanos, sino de los

llegaba a un millón de dólares, cifra que pasó a ser la referencia del capital en las es-

cuadros administrativos locales. En particular, señalan que Bonetti se mostraba com-

tadísticas industriales. Ese monto resume el dinamismo con que marchaba el proceso

prensivo con los trabajadores, pero que trataba de mantener los salarios al nivel más

de capitalización.

bajo posible. Si se añade el dato de la Estadística Industrial de que en 1937 había 52

Las estadísticas industriales de 1937 muestran que la empresa tenía un beneficio opera-

trabajadores fijos y 14 empleados, el per cápita salarial era de 45 pesos mensuales. Es

tivo de algo más de 180 mil dólares, antes de considerar gastos generales, impuestos y

posible que hubiera un número mayor de trabajadores, pues no se contaban los tem-

depreciación del capital. Aunque no se tiene información sobre la cuantía de esos ren-

porales. Francisco Arias tiene la impresión de que había más de esos 52 trabajadores.

glones, es obvio que la ganancia era aceptable, expresión de la eficacia de la empresa.

Ese testigo refiere que cuando ingresó en la empresa, en 1939, devengaba el nivel mí-

Así pues, si en aquellos años se repartían beneficios de 5% a lo máximo, parece ser que la explicación básica de ello residía en el hecho de que los dividendos separados para

Anuncio de Presidente en botella pequeña.

reinversión eran considerables.17 En esta diferencia entre ganancias totales y distribución de beneficios debió radicar la clave de la rapidez con que la empresa creció, lo que le permitió captar una porción creciente del mercado. Esto terminó siendo favorecido por la aceptación plena de la calidad de la marca Presidente en la generalidad del espectro consumidor y por las restricciones a las importaciones de cerveza a partir de 1940 a causa de la Segunda Guerra Mundial.

Austeridad de largo plazo En la capacidad de capitalización incidió igualmente la política de austeridad en los gastos, que debió ser trazada por Wanzer, pero que Bonetti aplicó al pie de la letra. Las explicaciones de los entrevistados permiten considerar que la empresa se mostró cuidadosa al incurrir en gastos que no estuvieran justificados plenamente por la ampliación del mercado. Por ejemplo, al poco tiempo de iniciada la venta de Colón debió proceder a despedir una porción de la empleomanía, lo que generó comentarios

nimo de retribución salarial, de 65 centavos diarios, lo que representaba $3.90 por se-

adversos, en el sentido de que no se preocupaba por conceder empleos a los domi-

mana. Según su apreciación, la mayor parte de los trabajadores devengaban esa suma,

nicanos.

salvo los operadores cualificados. Era un nivel común en el mercado laboral, pero no

En esa austeridad se benefició de la política salarial que sostenía el gobierno dominica-

superior.18 El mismo Arias refiere que había malestar, pero que no se manifestaba nin-

no. Como forma de relanzar la actividad económica tras las graves condiciones deriva-

guna protesta, ni siquiera en conversaciones comunes, por el temor de que cualquier

das de la crisis de 1929, el gobierno favoreció el mantenimiento de bajos salarios, aun-

interlocutor fuera un espía. Habría que esperar unos años para que la empresa adop-

que, al mismo tiempo, acogió acuerdos internacionales sobre instrumentos reguladores

tara una política salarial sustentada en la relación con la productividad y pasase a ocu-

que propendían al respeto de derechos de trabajadores.

par un sitial particular dentro del mercado laboral.


Capítulo 8|La marca Presidente y el desarrollo de la CND|220|

Olla de cocimiento. C. 1944.

|221|La marca Presidente y el desarrollo de la CND|Capítulo 8

La automatización incipiente de la planta

La empresa asumió desde el inicio de las operaciones la conveniencia de prescindir de

Desde el principio de sus operaciones, la CND se ajustó a los procedimientos más comunes

la elaboración de la cebada para la obtención de la malta. Esta llegaba en sacos y se de-

de la elaboración de cerveza. Empero, al inicio su planta se caracterizaba por la primacía de

positaba en un almacén para, en su debido momento, ser llevada a los tanques en que

las operaciones manuales, resultado de la todavía escasa inversión en capital fijo. Como se ha

se hervía para cocerse o macerarse. Inmediatamente después se filtraba y se dejaba en-

visto en el acápite anterior, el proceso crucial de la marcha de la empresa durante su prime-

vejecer en tanques refrigerados durante varias semanas. Inicialmente solo había tres

ra década fue ponerse a tono con las exigencias de equipamiento que le permitieran ofrecer

tanques de madera, de 2 a 3 metros de diámetro. Los aproximadamente treinta tanques

un producto estable. El principal problema de la producción de la cerveza consiste en elabo-

de envejecimiento, de menor tamaño y también de madera, se hallaban distribuidos en

rar un producto con propiedades constantes, lo que requiere equipos y maquinarias adecua-

seis cuartos fríos. Antes de proceder a embotellar el producto añejado en ellos duran-

dos, en la medida de lo posible automatizados, que no dependan de operaciones manuales y

te cerca de tres meses, se volvía a colar en el proceso de carbonatado. Hecho esto, la

que eviten todo contacto con el medio ambiente, pues puede ser propicio para contamina-

cerveza iba a un tanque bajo control de la oficina de Rentas Internas del gobierno; ese

ciones. Ese fue el reto técnico crucial que tuvo por delante la naciente empresa.19

tanque era de hierro y de tamaño mucho mayor que los de envejecimiento. La cerveza

Tanques de envejecimiento de madera.

UNA DESCRIPCIÓN DE LA CERVECERÍA EN 1944. Con motivo

torio de las actividades económicas

un estilo matizado con un lenguaje

podemos calificar el corazón de la

«switches» y rojas lucecitas que,

su misión y de su fuerza; estos son

del país, preparado por un grupo

informal que le confiere vida a la

maravillosa fábrica que visitamos, y

con sus palpitaciones, indican el

los acumuladores de refrigeración

del centenario de la independencia

de periodistas y publicado en la

descripción. Se reproduce una par-

es: la central eléctrica, la que distri-

perfecto funcionamiento de todos

de la enorme cámara frigorífica, en

nacional, diversas instituciones pú-

ciudad capital.

te de ese escrito, que corresponde

buye, dosifica y controla la energía

los órganos del enorme cuerpo que

la que muy bien pueden acoplarse

blicas y privadas hicieron celebra-

En ese Directorio se encuentra una

a sus páginas 92 a 97, a fin de que

que mueve toda la fábrica, el miste-

regenta ocupa uno de los testeros;

cuatrocientas personas con toda

ciones alusivas a su funcionamien-

pormenorizada descripción de la

el lector tenga una idea detallada de

rioso agente que comunica vitali-

en el centro, dos grandes motores

holgura.

to. También se hicieron variadas

CND, la mejor realizada hasta en-

los procesos técnicos que se lleva-

dad a toda esta impresionante ma-

eléctricos zumban unisonantes pro-

En este local está también la entra-

publicaciones relativas al tema, en-

tonces. Un visitante va narrando el

ban a cabo en la planta industrial.

quinaria. En un local limpio, simpá-

duciendo la sensación de animados

da de las enormes tuberías con-

tre las cuales se encontró el Direc-

recorrido por las instalaciones, en

«Empezaremos, pues, por lo que

tico, un tablero lleno de enorme

seres inteligentes, conscientes de

ductoras del vapor, que se produce


Capítulo 8|La marca Presidente y el desarrollo de la CND|222|

Tanques de envejecimiento de metal.

|223|La marca Presidente y el desarrollo de la CND|Capítulo 8

permanecía unos dos o tres días en ese tanque y de ahí iba al área de embotellamien-

cera a escala internacional, pues aún no había entrado, de forma generalizada, en fase de

to, comunicada por tubería.

automatización en el control de ingredientes y procesos.

De acuerdo a Francisco Arias, al inicio la generalidad de operaciones se llevaban a ca-

Hacia el final de la década de 1930 se experimentaron cambios de magnitud. Por una

bo manualmente, como el lavado y pasteurización de las botellas, su llenado con cerve-

parte, para 1939 había aumentado el número de tanques de envejecimiento como res-

za y la colocación de etiquetas. Incluso la limpieza de las botellas debía hacerse con ce-

puesta al incremento del consumo. Más importancia cualitativa tuvo el hecho de que

pillos manejados manualmente. Lo mismo sucedía con la manipulación de las botellas

se automatizase un conjunto de operaciones otrora manuales. De más en más se evi-

para el llenado.Todo esto suponía riesgos de contaminación con consecuencias en la es-

taba la intervención de manos humanas en cualquier operación con la cerveza. Fue

tabilidad del producto. La apertura y cierre de válvulas en el proceso de las materias pri-

crucial que el lavado de las botellas comenzara a hacerse en máquinas automáticas.

mas y de los productos de los diversos tanques también eran operaciones manuales, lo

Otros departamentos incorporaron maquinarias que implicaban pasar del puro traba-

que se traducía en un rango inevitable de imprecisión en las proporciones de materias

jo manual a procesamientos automatizados parcial o totalmente. Entre esas áreas sobre-

primas y en las características del producto. Esto era característico de la industria cerve-

salen las de llenado, la de lavado-pasteurización y la colocación de etiquetas.También

Inspección de botellas vacías con lavadora y llenadora de botellas.

como a medio kilómetro de distan-

gía eléctrica que en ella entra, es

y acojedor, nos adentramos en la

amable acompañante, el hombre

y de esterilización después, para

de cilindros Daverio, encontramos

cia y que proporciona el calor ne-

por decirlo así, una energía salvaje

fábrica; por encima de nuestras ca-

sencillo y simpático que rige todo

controlar su perfecta inocuidad y

máquinas aquí que nos las recuer-

cesario para lo que podríamos lla-

sin el pulimento de la instrucción.

bezas, una intrincada serie de tu-

esto y conoce a fondo hasta el últi-

desprenderla de cualquier sabor ex-

dan en pequeño. Hasta este piso

mar condimentación de la cerveza,

En esta central recibe enseñanza,

bos de conducción y a nuestro ni-

mo tornillo de la fábrica, nos expli-

traño que pudiere perjudicar la bue-

llega uno de los enormes depósi-

y esterilización de botellas, etc.

es transformada, controlada y dis-

vel, brillantes máquinas de miste-

ca que, el agua que viene del acue-

na calidad de la cerveza.

tos que nos mostraron sus cilíndri-

Desde esta central eléctrica, la

puesta para los varios trabajos que

riosa misión o redondos y altos ci-

ducto, antes de estar dispuesta pa-

Nos encontramos en el piso más

cos muros en la planta baja, se tra-

energía que en ella entra se distri-

le corresponde, mover motores,

lindros que pasan a través de los

ra ser empleada en la fabricación

alto del edificio, nosotros que he-

ta del depósito de la malta de ce-

buye, ya instruida, hacia los distin-

generar calor, producir frío, etc.

pisos. Ascendemos por una escale-

de la cerveza, es sometida a un

mos visitado algunas fábricas de

bada. En él se deposita el grano y

tos órganos de la fábrica. La ener-

Desde este tranquilo rincón, limpio

ra y, mientras subimos, nuestro

proceso de neutralización primero

harinas, accionadas por el sistema

tiene una gran cabida: suponemos


Capítulo 8|La marca Presidente y el desarrollo de la CND|224|

|225|La marca Presidente y el desarrollo de la CND|Capítulo 8

experimentaron mejorías los sistemas de tuberías, a fin de que la cerveza no tuviera

Esto implicó la sustitución de gran parte de la maquinaria original, como parte de

ningún riesgo de contaminarse en contacto con el aire. No menos importante fue la

una tendencia sostenida a la innovación constante.

instalación de un sistema que garantizaba el aprovisionamiento de agua de primera calidad. En 1939 se instalaron filtros purificadores que garantizaban un agua pura, «sin

Los refrescos de gaseosas

germen alguno ni de contacto ni del aire».20 Todos esos procedimientos le permitie-

Desde la misma década de 1930 una porción del edificio de la CND se dedicó a la produc-

ron a la empresa desplegar una campaña acerca de la garantía que le confería a la cali-

ción de refrescos de gaseosa. Esto formó parte del despliegue de las empresas dirigidas por

dad de su producto el conjunto de previsiones higiénicas de pasteurización, lavado de

Wanzer en la zona del Caribe, donde también tenía otras plantas refresqueras. Para fines

botellas y mecanismos de Pase de la llenadora a la pasteurizadora.

inspección.21

contables, desde cierto momento la producción de refrescos quedó separada de la CND,

El proceso se puede resumir en el tránsito, en un período de diez años, desde una plan-

aunque en la práctica muchos aspectos implicaban la conexión administrativa. De todas ma-

ta básicamente vinculada a tareas manuales a otra caracterizable como semi-automati-

neras, la producción de refrescos comportaba un proceso por completo deslindado, lo que

zada, con los diversos departamentos conectados mediante cadenas de distribución.

no impedía que a menudo se trasegara parte del personal no calificado entre ambas áreas.

una cantidad prodigiosa de metros

lares, por las que corren agujerea-

Arribamos al laboratorio, donde el

producto para el consumo. Este se

cúbicos de grano alojados en este

dos tubos, lo que según nos dice

técnico que nos acompaña, vigila la

realiza dentro de la enorme cámara

cuerpo cilíndrico de más de cuatro

nuestro acompañante, proporcio-

calidad del producto que se fabrica

frigorífica, que es un trasunto fiel

metros de diámetro. El grano sale

nan el calor que ha de «cocinar»

tomando muestra en cada proceso

de las gélidas regiones polares en

por la parte de abajo y es elevado

(empleando su exacta y gráfica fra-

antes de pasar al siguiente. Es un

primavera, pero antes de penetrar

hasta el molino por conductos ce-

se) la cerveza.

laboratorio como todos; tubos de

en sus heladas entrañas, nos

rrados, después de que los aspira-

Repetimos que no podemos ver

cristal, limpia probetas, un micros-

muestra nuestro acompañante, la

dores lo han limpiado escrupulosa-

otra cosa que grandes tubos, depó-

copio resguardado por su campana

máquina que produce el gas carbó-

mente de toda suciedad o agente

sitos enormes, herméticos e inmu-

vítrea, y un ambiente de celda frai-

nico que da su efervescencia a la

extraño.

tables que nos niegan el secreto de

luna en blanco: en blanco, porque

cerveza y a las bebidas gaseosas y

Así dispuesto pasa esa corriente

lo que ocurre en sus entrañas. En

en paredes, mesas y taburetes, el

refrescantes que la Cervecería Na-

ininterrumpida al molino, que lo tri-

un brillante aparato que por su figu-

esmalte blanco es la única y unifor-

cional produce. Esta máquina, se-

tura y dispone para su mezcla con

acueducto: después que entra en la

trolar el factor tiempo, por medio

ra nos recuerda un submarino de

me nota de color.

gún nos informan, aprovecha un

el lúpulo, revertiendo en rubia, fres-

fábrica, son las máquinas quienes

de llaves que cierran y abren con-

bolsillo, ruge algo; nuestro acompa-

Volvemos a descender a las entra-

determinado proceso de la fabrica-

ca y sabrosa Cerveza Presidente.

se encargan de todo el trabajo.

ductos, máquinas, etc., dando calor

ñante, siempre afable, nos permite

ñas de la fábrica: hemos visitado ya

ción de la cerveza para recoger y

Nada de lo que ocurre para llegar a

Por conductos herméticamente ce-

o frío según requiera el sistema de

ver lo que allí ocurre, y vemos que

casi toda ella, nos dicen. Hemos

almacenar a alta presión el gas car-

esta solución sabemos los legos

rrados, por tubos y llaves, va pa-

fabricación.

fluye cálido y humeante de varios

visto las máquinas que fabrican la

bónico que se produce y que, de

que vemos el exterior de esta fábri-

sando de depósito en depósito, en

Tenemos ocasión de ver la paila. En

grifos, un líquido de color tostado y

Cerveza Presidente, la Corona y la

otra forma se perdería. Es uno de

ca. Si algo se puede ver en reali-

un proceso mecánico constante y

este momento no está fabricando,

olor penetrante, es el extracto de

Maltina triple fuerza, lo que vamos

los últimos adelantos de la indus-

dad, es el grano antes de ser tritu-

sin que el hombre ponga su mano

y por una estrecha boca podemos

malta, pues en aquel momento se

a ver a continuación es el proceso

tria, pues hasta hace muy poco

rado y el agua cuando llega del

en ello, sino es tan solo para con-

curiosear sus nítidas paredes circu-

está fabricando cerveza malteada.

de envejecimiento, que dispone el

tiempo, ese gas se desaprovechaba


Capítulo 8|La marca Presidente y el desarrollo de la CND|226|

Equipo para la utilización del CO2.

|227|La marca Presidente y el desarrollo de la CND|Capítulo 8

La fabricación de las gaseosas requería menor complejidad que la de la cerveza. Lo más

La principal marca producida por la CND fue la Coca Cola, además de varios sa-

importante consistía en la preparación de sirop con el sabor correspondiente de cada

bores de Country Club, Canada Dry y algunos productos adicionales, como agua

marca, generalmente basado en extractos importados de Estados Unidos.Antes de mez-

mineral.23

clarse con agua y azúcar, los sirops se «sometían a un proceso de neutralización y pas-

A mediados de la década de 1940 se decidió deslindar por completo el área de refres-

teurización.» Inmediatamente después se producía la mezcla con ayuda de máquinas es-

cos de la cervecería. Para tal fin se aprovechó la decisión de cambio de local de la CND

pecializadas, tras lo cual «el sirop desaparece y por tubos y conductos vidriados y cerra-

para fundar una planta especial para la producción de Coca Cola y otros refrescos. La

dos herméticamente se dirige a la máquina que lo ha de hacer penetrar en la botella y

nueva industria quedó anexa a la CND, adyacente al matadero, y fue diseñada para ini-

mezclarse según la proporción establecida por el técnico y que da esa uniformidad, per-

ciar con una producción de 150 a 200 botellas por minuto. La planta y todo su equi-

fectamente balanceada.»22 Aunque proceso simple, la fabricación de refrescos requería

pamiento fueron considerados la «última palabra en diseño y eficiencia.»24

un extremo cuidado con la higiene en las mezclas. La CND observaba idénticas precau-

En vinculación con la instalación de esta planta separada para los refrescos fue fundada

ciones que en la cerveza en lo referente al lavado de las botellas de refrescos.

la compañía Standard Beverages. En esa empresa era mayor la proporción accionaria de

Empacado de cajas.

y tenía que ser importado. Hoy la Cervecería Nacional produce por sí misma todo el necesario para la fabricación de cervezas y bebidas gaseosas. Queremos tomar alguna precaución contra el frío, pero nos dicen que es innecesario, pues aunque se hace sentir y de manera aguda, no nos producirá resfriado ni molestia de ninguna especie. Penetramos de un salto y por el simple hecho de traspasar un umbral, nos vemos

estalactitas diminutas y espaciadas,

botellas perfectamente alineadas en

fresca, porque acaba de ser fabri-

trasladados desde el Trópico de

y distribuidos en el amplio local, gi-

ofensiva victoriosa contra las hues-

cada y fresca, por el intenso frío

Cáncer al Círculo Polar Artico. El

gantescas cubas de roble que se le-

tes de Baco. En cada uno de los to-

que reina en esa estancia. Son tres

asombro que esto nos produce no

vantan hacia el techo, cada una de

neles se podría nadar muy cómo-

naves consecutivas en las que la

nos deja al principio sentir el frío

las cuales, parecen un fiel trasunto

damente, y su profundidad, es más

cerveza envejece durante un espa-

en toda su intensidad; el suelo lim-

del célebre tonel de Heidelberg. La

de tres veces la altura de un hom-

cio de tiempo, el cual es un secreto

pio por el techo y las paredes,

cifra que se nos da en galones del

bre, es decir, pequeños mares de

de fabricación, celosamente guar-

gruesos tubos cubiertos de una

contenido de cada una de estas cu-

cerveza, que nunca mejor que aho-

dado. En la última de estas naves

masa de nieve y hielo, formando

bas, nos hace entrever ejércitos de

ra merece el apelativo de fresca;

es donde se llenan los barriles y en


Capítulo 8|La marca Presidente y el desarrollo de la CND|228|

|229|La marca Presidente y el desarrollo de la CND|Capítulo 8

Wanzer, que luego pasó íntegra a sus hijas y a sus respectivos maridos, James Stuart y McKay.25

dominicano H. B. Senior quedó inicialmente como la figura dominicana de mayor res-

La Standard Beverages renovó la franquicia de la Coca Cola para la

ponsabilidad ante Wanzer, encargado de las relaciones con el medio local, pues Schmidt

fabricación local.26 El arranque de la actividad se vio beneficiado por la proximidad ad-

atendía aspectos puramente administrativos internos. Senior era amigo cercano de Wan-

ministrativa con la CND, ya que James Stuart fungía de presidente de ambas. En 1952

zer, al decir de la hija de este, su compañero de labores en la Standard Oil, y a su cargo

fue liquidada la Standard Beverages y transformada en Refrescos Nacionales, que per-

corrieron las principales gestiones directivas en el proceso de construcción de la planta

sistió como propiedad de las familias Stuart y McKay hasta la década de 1970, cuando

y la constitución de la empresa.

fue vendida a la Wometco.

Al poco tiempo de instalada la empresa, Carlos Manuel Bonetti pasó a desempeñar la

Russell

función de asistente del administrador, con lo que se transformó en la segunda figu-

Los cuadros administrativos y técnicos iniciales

ra indiscutible de la administración local. Desde muy pronto, Bonetti pasó a dirigir

Como se ha visto, el primer administrador de la CND fue el norteamericano C. K. Schmidt,

todos los aspectos cotidianos de la empresa, correspondiéndole tomar las decisiones

hombre de la confianza de Wanzer desde la Standard Oil. Al parecer, el comerciante

más importantes y, sobre todo, intervenir cada vez que se presentaba un problema en

Caldera de vapor.

cualquiera de las tres, el termóme-

cer la botella en su intrincado labe-

desnudez para de esta manera

tro marca por debajo de cero, es

rinto. En esos treinta minutos de

mostrarse perfectamente nítidas,

decir, el grado de congelación. (...)

excursión, cepillos empapados en

pues de lo contrario, volverán nue-

Hemos terminado nuestra visita a

sosa cáustica las recorren por den-

vamente a sufrir el tormento de

la fábrica propiamente dicha, va-

tro y por fuera; agua caliente a una

otra media hora de viaje y ajetreo

mos ahora hacia la nave de embo-

temperatura perfectamente estudia-

en la máquina limpiadora. Apenas

tellado. Cruzamos el cuidado jardín

da y calculada, las esteriliza; agua

un uno por ciento de botellas son

y penetramos en la nueva depen-

fresca las enjuaga y una vez lim-

afectadas por la escrupulosa ins-

dencia. ¡Qué complicada sencillez

pias, esterilizadas y abrillantadas

pección, y eso se debe las más de

tienen las máquinas que allí apare-

salen al exterior, después de su lar-

las veces a alguna rebelde pajita, a

cen ante nuestra vista! Quisiéra-

go viaje a través de las recónditas

alguna mota insignificante e imper-

mos poder darles una idea cierta,

entrañas de su complicado maqui-

ceptible, que escapó como por mi-

empezando por el principio. Desde

nismo. Cuando de nuevo la luz hie-

lagro a la detenida limpieza, pajita o

sin fin da vueltas y más vueltas, re-

embotellada, sufre un último proce-

hasta que hemos tenido en nues-

mota que no influyen para nada en

cibiendo primero el líquido y des-

so consistente en su retención du-

tras manos una botella de cerveza

la perfecta higienización del casco,

pués la tapa obturadora, saliendo

rante 30 minutos en una máquina

recién fabricada, hemos podido

pero que perjudicaría la presenta-

por fin dispuesta a que le fijen la

que la somete a un baño de vapor,

comprobar que esta botella y su

ción del producto.

etiqueta identificadora, labor esta

cuyo objetivo es asegurar su pure-

contenido no han sufrido manipula-

La botella desde su penetración en

última que también se realiza a má-

za y duración por largo tiempo, sin

ción alguna, todo el sistema es me-

la máquina de limpiar, hasta su sa-

quina. Antes de recibir su bautismo

peligros de descomposición pre-

cánico, siendo eliminado en abso-

lida, llena y cerrada, no la vuelven a

etiqueteril que la proclama vence-

matura. (...)

luto cualquier peligro de contami-

tocar manos humanas; por bandas

dora en el mercado, la cerveza, ya

Desde que entramos en la fábrica

nación.»

el almacén en placentera marcha sobre rodillos llegan las botellas vacías frente a la máquina; allí un empleado las va colocando en una serie de canales que lentamente las va depositando en una especie de cuchara que las introduce en la máquina. Media hora ha de permane-

re sus cristales, adoptan por medio de un dispositivo, una erguida alineación, cual soldados dispuestos para una minuciosa revista, y antes de entrar en la máquina que las ha de llenar de cerveza, tienen que pasar ante enorme y poderosa lupa que las muestra en su absoluta


Capítulo 8|La marca Presidente y el desarrollo de la CND|230|

|231|La marca Presidente y el desarrollo de la CND|Capítulo 8

cualquier departamento, así como hacerse cargo de las relaciones con el Estado y la

personalmente las operaciones, en calidad de vicepresidente, como parte de un conve-

sociedad.

nio con Stuart. Permaneció durante cuatro años, en los cuales le tocó enfrentar los mo-

Lo fundamental de la eficiencia de Bonetti se vinculaba a su personalidad. Era franco y

mentos más difíciles en la relación de la empresa con el régimen de Trujillo, lo que se

comunicativo, por lo que ganaba con facilidad la confianza del interlocutor. Se intere-

abordará en el siguiente capítulo. En esos años, McKay tuvo el control directo de las

saba invariablemente, como parte de ese trato, por tomar en consideración los puntos

operaciones, pero ello no significó la reducción del peso de Bonetti quien, tras la sali-

de vista de los demás, por lo que generaba un carisma espontáneo entre sus compañe-

da del primero, fue consagrado como la figura prominente indiscutible de la adminis-

ros de administración. Estas condiciones lo tornaron la pieza insustituible del engrana-

tración local, con el puesto de vicepresidente-administrador.27

je de la empresa hasta el día de su deceso.

James Stuart permaneció como presidente de la CND entre 1948 y su fallecimiento en

A raíz de la jubilación de C. K. Schmidt, quien retornó a Estados Unidos hacia 1945,

1978. Fue sustituido por su hijo Jimmy Stuart, quien permaneció en la posición hasta

Bonetti quedó como administrador y permaneció en esa posición hasta su muerte, en

que dirigió la venta a E. León Jimenes, en 1985.

abril de 1965. Este prolongado período de gestión y su protagonismo en la conducción

Por razones no establecidas, Senior dejó de figurar dentro del cuadro directivo. Desde los

Julio Montolío.

de lo fundamental de los aspectos cotidianos lo tornaron en la figura administrativa em-

primeros años, detrás de Bonetti seguía en el tren administrativo Julio Montolío, como

blemática de la empresa. De hecho, todos los cuadros técnicos y administrativos hasta

encargado financiero, quien igualmente tomaba parte en la administración del personal.

Carlos Manuel Bonetti.

mediados de la década de 1960 estuvieron bajo la dirección directa de Pilindo Bonet-

El proceso de fabricación estaba dividido en departamentos que tenían sus respectivos

ti, quien mostró una extraordinaria competencia administrativa al frente de la gestión

jefes. En la década de 1930 sobresalían los departamentos siguientes: botellería, dirigido

de la empresa. El sello de su personalidad marcó el funcionamiento de la CND, pues

por un cocolo de apellido Pomil; productos terminados, almacén y distribución, bajo la

recibió confianza absoluta de los propietarios.

dirección de Luis Alfau; transportación, bajo la dirección del ingeniero Fernando Ma-

Tras el fallecimiento de Wanzer, a fines de 1948, su yerno James Stuart pasó a ocupar la

ñón. Como se ha visto, en los primeros años el maestro cervecero, encargado de toda el

presidencia. El otro yerno, Russell McKay, se trasladó entonces al país para dirigir

área de química y laboratorio, fue el alemán Gronau, quien retornó a Puerto Rico y

Russell McKay. Pilindo Boneti y James Stuart.


Capítulo 8|La marca Presidente y el desarrollo de la CND|232|

|233|La marca Presidente y el desarrollo de la CND|Capítulo 8

dejó a su hijo al frente del área. Este tomó una participación protagónica en todo el

McKay en el país, los propietarios accionistas estaban distantes del teatro de las operaciones.

proceso de preparación de la cerveza, ya que controlaba las áreas de tanques y cuartos

Tras la adquisición de la CND por E. León Jimenes, Menicucci hijo, la figura de enla-

fríos. Gronau se distinguió por su esmero en el control de la calidad, mostrando direc-

ce entre la generación madura y una nueva promoción de técnicos y administradores,

trices sumamente estrictas, al grado de que «nadie se atrevía a descuidarse».

fue ratificado como administrador. José León fue designado presidente de la CND en

Con el tiempo fueron promovidas otras figuras que desde la década de 1940 pasaron a

el momento de la adquisición.Tiempo después Menicucci fue promovido a presiden-

desempeñar una función más permanente, hasta las décadas de 1960 y 1970. Entre esos

te de la empresa en 1993, sustituyendo a José León, quien pasó a fungir como presiden-

funcionarios sobresalieron Rafael G. Menicucci Rodríguez, Genaro Pérez, Jorge Pes-

te del Grupo León Jimenes.

quera, Mariano Defilló, Frank Columna y Luis del Toro. Pérez y Menicucci laboraron mercadeo y promoción, área que fue tomando cada vez mayor importancia.Tras la salida de Pérez, Menicucci quedó al frente, preocupándose por llevar un control personal de la evolución de los establecimientos, la publicidad y las informaciones que aparecían en la prensa diaria.

CUADRO HISTÓRICO DE EJECUTIVOS DE LA CND Presidentes de la CND

1929-1948

Charles Wanzer

Mariano Defilló en cierta manera sustituyó el papel protagónico de Gronau en el área

1948-1978

James Stuart

de química a fines de la década de 1940, cuando este último se trasladó a constituirse

1978-1985

James Stuart hijo

en promotor de la empresa rival, según se rumoró por diferencias con Bonetti y atraí-

1986-1993

José León

do por la oferta recibida de Trujillo, quien movía los hilos de esa otra empresa. Defilló

1993-Presente

Rafael Menicucci

tenía una adecuada formación química, lo que le permitió participar en los procesos ul-

Administradores de la CND

teriores de mejoramiento y perfeccionamiento de Presidente. Junto a él sobresalía Frank

1930-1945

C. K. Schmidt

Columna, quien fue el primer dominicano en realizar estudios especializados como

1945-1965

Carlos M. Bonetti

maestro cervecero; esto le ganó una importante participación en la gestión global, al

1965-1968

Frank Columna

grado de que sustituyó a Bonetti como administrador en 1965, durando en esa función

1968-1978

Jorge Pesquera

hasta su muerte, en 1968. En esta fecha fue designado administrador Jorge Pesquera,

1978-Presente

Rafael Menicucci

quien permaneció en esa posición por cerca de diez años, hasta ser jubilado y sustituido por Rafael Menicucci hijo. Este fue designado vicepresidente administrador, el mismo cargo que había detentado Bonetti. También fue clave en esos años Luis Ernesto

Perfeccionamiento del aparato de distribución

Rodríguez (Burrulote), quien tomó parte destacada en la promoción deportiva de la

A medida que la empresa se consolidaba se iba poniendo de relieve la centralidad que

empresa y, tras pasar unos años empleado en la empresa de Trujillo, quedó como jefe de

tenía su aparato de distribución como requisito para la ampliación de las ventas. La es-

la CND en la región del Cibao.

trategia de CND tuvo que articular el perfeccionamiento industrial con la capacidad de

La nota dominante de ese conjunto de administradores y técnicos es que, literalmen-

acceder a segmentos cada vez más amplios del público. En función de esto último, el pro-

te, vivían para la CND. No tenían fines de semana libres de los cuidados de la empre-

ceso social de la cerveza fue irradiándose espacialmente, pasando de una cuasi-identifi-

sa, sintiendo que su realización existencial estaba conectada con la marcha de las ope-

cación con los principales centros urbanos a una paulatina adopción en ciudades meno-

raciones. En conjunto, identificaron sus personas a la entidad empresarial, aunque no

res, pueblos y secciones rurales. Como es usual en estos casos, el montaje del aparato de

fueran accionistas o, a lo sumo, adquirieran no más que pequeños paquetes de accio-

distribución requirió una enorme atención, por cuanto comportaba varios aspectos de

nes.28 Esto constituye un rasgo psicológico colectivo indisolublemente vinculado a la

no fácil resolución. Logrado el objetivo de consolidar ese aparato, la CND se encontró

exitosa marcha de la CND, habida cuenta de que, salvo los cuatro años de presencia de

con un fundamento tan sólido que la hizo imbatible ante las sucesivas competencias.


Capítulo 8|La marca Presidente y el desarrollo de la CND|234|

|235|La marca Presidente y el desarrollo de la CND|Capítulo 8

El primer punto a resolver estribó en la conformación de equipos de vendedores que

cinco centavos por cada una. Estas primas no significaban grandes sumas, pero cada vez

operaban por «rutas». Estos vendedores, enmarcados en una estructura que coordinaba

que el vendedor le entregaba un cheque al comerciante este se sentía complacido.

las operaciones de dos grandes bloques en el país, el Sur y el Cibao, tenían a su vez un

Uno de los puntos en que se puso a prueba la estructura de distribución fue la entrega

personal dependiente que permitía la atención rápida a los pedidos desde los almace-

a tiempo de los pedidos de los clientes. La puntualidad pasó a constituir, cada vez más,

nes situados en las ciudades principales.

el requisito decisivo de la eficiencia, puesto que así se articulaban factores a menudo

La labor de los ruteros radicaba en consolidar las relaciones con los comerciantes que

contrapuestos, como almacenamiento, créditos y disponibilidad permanente del pro-

ya eran clientes regulares y, por otra parte, penetrar nuevas localidades donde el consu-

ducto frente al público.

mo todavía fuera débil o inexistente. A veces esta última labor comportaba arduas ta-

Lo anterior estaba conectado con el control exhaustivo del tiempo de caducidad de la

reas exploratorias y de conformación de relaciones primarias. Es lo que, por ejemplo,

cerveza. En la medida en que, durante mucho tiempo, la demanda era relativamente ba-

debió hacer Hiram Reyes cuando le fue asignado el trabajo directo de ventas en la zo-

ja, los vendedores debían estar atentos al registro de la fecha de entrega de los pedidos,

na de Enriquillo y Oviedo, donde todavía los vehículos no entraban bien a fines de la

de forma tal que no pasase de tres a cuatro meses, porque entonces comenzaba la ca-

década de 1940.

ducidad del producto. Poco a poco se fue avanzando en la definición de criterios del

En los tiempos iniciales las estructuras de distribución eran relativamente rudimenta-

control de la caducidad, primero señalada en las cajas y luego en las botellas.

rias, por lo que hubo que perfeccionarlas de manera paulatina. Se tiene una panorámi-

Un segundo elemento que cada vez requirió mayor atención fue el relativo a las botellas

ca de la región sureña a inicios de la década de 1950.29 Por una parte estaba el encar-

vacías. Esto es tan importante que se ha llegado a definir el negocio de la cerveza como el

gado de ventas del Distrito como figura principal, debajo del cual se encontraban los

de llenado de botellas que deben ser recuperadas en el mayor número y con la mayor ce-

vendedores. Estos, a su vez, estaban auxiliados por inspectores de ventas, como la esca-

leridad posibles, pues la rentabilidad de la actividad está sujeta a la recuperación óptima de

la más baja de los responsables de mercadeo. En cada región había un encargado de al-

las botellas. Esta recuperación se complicaba a medida que su lugar de uso se alejaba de los

macén, auxiliado por un ayudante y un número reducido de peones fijos. Adicional-

almacenes, debido a que los recolectores tenían menos incentivos y a que en muchos lu-

mente había varios otros empleados con salarios más bajos, como choferes, ayudantes

gares todavía no había tradición de recolección. Para compensar esta deficiencia, se intro-

de choferes y serenos.

dujeron primas a los choferes de los camiones, a fin de que colaborasen en esta tarea.

El personal encargado de ventas operaba de acuerdo a un sistema de estímulos tenden-

El manejo de las botellas vacías se fue complicando a medida que se ampliaba la pro-

tes a optimizar su rendimiento. De acuerdo a la nómina del Suroeste que conserva Hi-

ducción. En particular, se presentó el problema de la utilización de botellas de cerveza

ram Reyes, en 1953 un vendedor ganaba 50 pesos semanales, salario que ampliaba por

en talleres artesanales y otras actividades. Tal vez por la dificultad de importar nuevas

medio de comisiones sobre ventas.Además de las primas regulares, la CND estableció un

botellas durante la Segunda Guerra Mundial, la CND confrontó escasez de envases, lo

sistema de premios especiales por la superación de las cantidades estimadas que debía

que la llevó a gestionar el decreto 1773 del Poder Ejecutivo, por medio del cual se pro-

cumplir cada vendedor. Finalmente se estatuyó un premio anual al mejor vendedor, ge-

híbe el uso de las botellas de marcas dominicanas de cerveza para cualesquiera otras fi-

neralmente un viaje, primero dentro del país y luego al exterior, el cual podía estar aso-

nalidades. En avisos reiterados en la prensa diaria, se reprodujo parte del decreto, como

ciado con algún seminario para el perfeccionamiento de las técnicas.

su artículo 2, que estipula: «Las personas que empleen dichas botellas en el envase de

Para ser eficiente, el vendedor estaba obligado a desplegar cuidadosas atenciones hacia sus

otros licores, líquidos o productos, así como las que las corten, recorten, alteren o bo-

clientes. Se estimulaba la ampliación de las ventas con un sistema de primas, por lo que

rren o supriman sus marcas, serán castigadas con las penas previstas en la Ley sobre Me-

cada vendedor debía llevar un libro de compras por cliente que le permitiese un control

didas de Emergencia, no. 16, del 23 de junio, 1942.»30

y un estímulo. Estos criterios se sistematizaron en la década de 1960 por medio de un

Más adelante los vendedores tuvieron que prestar atención a los freezers, ya que se

sistema general de primas a los comerciantes. A quienes adquirían 650 cajas por trimes-

consolidaba en todo el país la afición por la cerveza «ceniza»; pero, para que esta no

tre se les premiaba con tres centavos por caja, y a quienes superaban las 750 cajas con

se congelase en el freezer o no se sirviese incorrectamente, había que cumplir con


Capítulo 8|La marca Presidente y el desarrollo de la CND|236|

Flota de camiones de la CND en la década de 1940.

|237|La marca Presidente y el desarrollo de la CND|Capítulo 8

procedimientos de rotación de las botellas, la forma de su colocación en el freezer y

recipientes en que se consumía la cerveza. Fue a propósito de la constatación del perjuicio

los detalles de cómo debía ser servida al consumidor en los bares y restaurantes.

que conllevaba el uso de copas y vasos mal lavados. En tales casos, sobre todo si se mantie-

Complementariamente a este delicado manejo de los freezeers, se definieron programas

ne una capa grasosa en el recipiente, el sabor de la cerveza se desnaturaliza. A partir de tal

para su adopción, dondequiera que hubiese electricidad, aun en lugares remotos. Por

criterio, Hiram Reyes tuvo la iniciativa de desplegar una campaña, luego acogida por el

una parte se otorgaron facilidades crediticias, y en un momento dado incluso la CND

conjunto del área de ventas, de limpieza de las copas y los vasos en que se servía la cerve-

pasó a donar cantidades significativas de estos aparatos como forma de consolidar rela-

za.Adicionalmente, como parte de la misma preocupación, desde cierto momento se esti-

ciones con los clientes.

muló el uso de vasos fríos, a fin de evitar el contraste entre una cerveza a baja temperatu-

Los vendedores debían exhibir capacidad de iniciativa ante toda dificultad que pudiese pre-

ra y un vaso a temperatura normal, que provocaba que la cerveza se calentase con rapidez.

sentárseles o ante toda brecha que permitiese ampliar el volumen de las ventas y estar su-

El esfuerzo por la estabilidad de la temperatura se hizo, así, un tema con diversas ver-

ficientemente adiestrados para mostrar atención extrema a cada detalle vinculado a sus la-

tientes, lo que se acrecentó en la década de 1960 cuando aparecieron los apagones, an-

bores cotidianas. Una campaña puso de relieve este tipo de exigencias, a propósito de los

te los cuales convenía evitar un exceso de botellas en los freezers, puesto que en tal ca-

Concesión de premios a vendedores.

so se tendían a calentar más rápido. De igual manera se puso mayor atención a las botellas que permanecían en mostradores o en cajas, principalmente con el fin de que no fueran afectadas por el calor o el sol. Había que compatibilizar la exigencia de que la botella nunca se recalentase con la de que, ya bien enfriada, solo perdiera temperatura en el momento de ser servida. Quedó como un axioma que la estabilidad de la calidad estaba asociada a la prevención de fluctuaciones en la temperatura.


Capítulo 8|La marca Presidente y el desarrollo de la CND|238|

|239|La marca Presidente y el desarrollo de la CND|Capítulo 8

Los motivos cambiantes de la publicidad

motivos publicitarios, han permanecido determinadas constantes que le han impreso un

Como es típico en los negocios cerveceros en gran escala, desde la fundación de la CND

sello característico a la promoción publicitaria, el cual ha contribuido a definir patrones

la publicidad estuvo en el corazón de toda la estrategia de funcionamiento. A pesar de

de identificación del público hacia el producto.

ser una empresa de muy limitados recursos en su inicios, introdujo sus marcas con ayu-

Probablemente el motivo central que ha animado, en el largo plazo, la concepción pu-

da de un formidable despliegue publicitario, que seguramente requirió una porción sig-

blicitaria de la compañía ha sido la vehemencia con que ha aseverado la condición na-

nificativa de los escasos recursos de capital entonces disponibles. Se planteaba la necesi-

cional de la entidad, y, por consiguiente, de su producto. Desde el principio en los ale-

dad de introducir el producto de fabricación nacional como algo novedoso, que debía

gatos publicitarios se puso de manifiesto la preocupación por lograr que el público do-

plasmarse a través de las características de una marca determinada, la cual debía exhibir

minicano sintiese que la CND era una compañía dominicana, aun cuando una parte ma-

un estándar de calidad aceptable.

yoritaria de sus accionistas fuesen norteamericanos. Permanentemente se exhibió el ale-

A lo largo de esas décadas la CND introdujo preocupaciones variadas en las estrategias

gato de que la Presidente estaba hecha exclusivamente por manos dominicanas y, más

publicitarias y fórmulas prácticas para su plasmación. No obstante los cambios en los

aún, de que era un patrimonio genuino de la comunidad dominicana.

Anuncio de Presidente con referencia a la historia dominicana.

Anuncio de Presidente de inicios de la década de 1940 denotando nuevos mensajes publicitarios.

Anuncio con las realizaciones materiales del presente.

Este mensaje operó principalmente de manera simbólica, al quedar proyectada la marca como un producto único del país, como una realización de la que los dominicanos podían disfrutar y sentirse orgullosos.Todavía más: el producto de la CND no solamente estaba en condiciones de competir con cualquier equivalente importado, sino que se inoculó la confianza de que era superior. Así se presentó un panorama inédito, en un país con manufactura escasa y generalmente de pobre calidad: en este caso, los dominicanos podían sentirse orgullosos de que contaban con una cerveza de un alto nivel de excelencia a escala internacional.


Capítulo 8|La marca Presidente y el desarrollo de la CND|240|

Referencia a Presidente en Estados Unidos como parte de promoción turística invernal del país.

|241|La marca Presidente y el desarrollo de la CND|Capítulo 8

Para lograr esa imagen había que desplegar esfuerzos colaterales, de forma tal que la

madurez», esto es, entre 8 y 10 semanas de envasada. Este alegato, además, estaba auto-

clientela se convenciese de que el proceso de fabricación cumplía con todas las exigen-

rizado por informes técnicos de entidades prestigiosas, que destacaban el contenido ali-

cias. En tal sentido, uno de los leit motiv de las campañas publicitarias, en momentos re-

menticio de la cerveza.

currentes, ha radicado en mostrar dominio de la pericia técnica apegada a los cánones

El lanzamiento de la marca Colón en 1930 ya contuvo, en embrión, varios de estos mo-

de la ciencia moderna. A la preparación impecable del personal se agregaba la excelen-

tivos claves. La primera campaña publicitaria conocida de la CND, hecha excepción de

cia de las instalaciones, también motivo de publicidad. Más insistente aún fue la alusión

la desplegada por la radio, sobre la cual no se han obtenido datos, consistió en desplega-

en diversas campañas a la calidad óptima de las materias primas, desde al agua hasta la

dos a toda página en la prensa diaria, consistentes en escenas basadas en los siete enani-

levadura; malta, lúpulo y levadura provenían, en todos los casos, de los lugares donde

tos del cuento de Blanca Nieves. Podía tratarse de un motivo «externo», aunque el cuen-

mejor se elaboraba el producto. Otros detalles adicionales, como la presteza de la distri-

to era suficientemente conocido por todos los lectores de un periódico. Se puede infe-

bución, han estado en el centro de la estrategia publicitaria. Es lo que se observa en

rir que se quería destacar la laboriosidad que conllevaba la elaboración, planteando el sí-

el anuncio que asegura que el cliente recibirá una Presidente en el «punto exacto de

mil con diversas operaciones de la mina de diamantes, como el acarreo de los barriles.

Anuncio de Presidente.


Capítulo 8|La marca Presidente y el desarrollo de la CND|242|

Mensajes publicitarios que enfatizan la capacidad de los técnicos.

|243|La marca Presidente y el desarrollo de la CND|Capítulo 8

Detrás de esta imagen obviamente estaba la idea del trabajo tesonero como el factor de-

motivo del centenario de la independencia, en 1944, aparecieron diversos anuncios,

terminante de la exquisitez del producto. Por lo demás, los enanitos estaban ubicados a

todos con formato muy distinto pero que tenían en común la inserción en la histo-

menudo en contextos que referían al escenario dominicano, por ejemplo en islotes o

ria dominicana, con el trasfondo de monumentos coloniales, e incorporaron matices

próximos a cocoteros.

románticos. Pero también se desplegaron temáticas relacionadas a la actualidad, que

Al tiempo que se mantenían constantes en la publicidad, se introducían novedades, de-

celebraban las realizaciones materiales de la modernidad de la República. De esta ma-

pendiendo de estrategias particulares hacia el mercado. Es lo que se aprecia en el segun-

nera la Presidente vendría a ser una culminación, al tiempo que un inicio, por ser la

do producto de la CND, la marca Reina. En esta se varió por completo el formato de

primera cerveza desde el descubrimiento. Entre fines de la década de 1940 y la si-

los anuncios en la prensa. Ahora la idea central pasó a una especie de glamour, en que el

guiente se desplegaron varias campañas en que se enfatizaba la precisión técnica de la

consumo de la cerveza se asociaba a momentos y entornos encantadores. Al igual que

marca, por lo que daba lugar a algo único, comparado a logros sofisticados en el arte

la Colón, los anuncios eran irrepetibles, pero todos referían situaciones vinculadas al

y las letras.

consumo del producto por parte de personas de elevada condición social, dotadas de

Un último aspecto a ser destacado radicó en la campaña con que la CND presentó la

Anuncio alusivo a la situación de la Segunda Guerra Mundial. Anuncio con ambientación romántica.

elegancia y buen gusto. Al mismo tiempo, se recuperaba la idea de un actor permanen-

cerveza como una bebida refrescante, deseablemente asociada con un consumo mode-

te, en este caso un bufón de género femenino, que personificaba la marca ante la clien-

rado. Este mensaje se mantuvo durante cerca de una década como la consigna central

tela elegante.

de la publicidad de la empresa. Aunque al cabo de varios años la fórmula fue abando-

La publicidad de Presidente, en cambio, desde muy pronto se dirigió hacia motivos

nada, seguramente por exigencias publicitarias, se mantuvo en los mensajes la promo-

aleatorios, aun cuando también a menudo desplegó campañas concebidas a partir de

ción de la cerveza como bebida asociada a un bienestar tranquilo. Recientemente la

un determinado motivo. Durante un tiempo, por ejemplo, fue situada en relación pre-

CND

cisa al país y su historia, como un producto que ha acompañado la evolución de los

ble» de sus productos.

dominicanos.Varios anuncios se presentaron en referencia a la llegada de Colón. Con

ha retomado una campaña explícita al respecto, al predicar el «consumo responsa-


|245|Trujillo incursiona en la

9

|245|Debate de la modernidad en un feudo antillano|Capítulo 2

TRUJILLO INCURSIONA EN LA INDUSTRIA DE LA CERVEZA: LA SOCIEDAD CERVECERA ANTILLANA

El complejo industrial de Trujillo A consecuencia de las condiciones creadas por la Segunda Guerra Mundial en los mercados internacionales,Trujillo captó la conveniencia para sus intereses de incursionar en la producción industrial para el mercado interno. Diversos factores convergieron en hacer viable una estrategia de industrialización, la cual en lo fundamental fue confiada por el tirano a Anselmo Paulino, lo que fue una de las razones del extraordinario poder que acumuló este personaje, sin parangón con cualquier otro durante los treinta y un años de dictadura. La guerra dio lugar a una escasez de mercancías importadas, algunas de las cuales pudieron pasar a fabricarse en el país, primeramente mediante un proceso espontáneo de corte artesanal. Este avance de la producción manufacturera se vio favorecido, además, por un alza de los precios internos, derivado del incremento de la demanda que generó el aumento de los valores recibidos por el país por concepto de exportaciones, ya que

Tanques de envejecimiento de la SCA.


Capítulo 9|Trujillo incursiona en la industria de la cerveza: La Sociedad Cervecera Antillana|246|

|247|Trujillo incursiona en la industria de la cerveza: La Sociedad Cervecera Antillana|Capítulo 9

desde 1942, con la entrada de Estados Unidos en la guerra, los precios del azúcar y ascendente.1

Esos negocios eran coordinados por una especie de corporación, de reconocimiento

De todas maneras,

público, que recibió el nombre de Oficina Particular del Generalísimo, dirigida por Tir-

gran parte de los recursos extraordinarios que recibía el país por exportaciones no se

so Rivera.4 Casi siempre Trujillo era el accionista dominante en las empresas, aunque

podían gastar a causa de la ausencia de oferta en los países industriales en guerra.

en algunos casos dejaba una participación importante a algunas figuras del empresariado

El Estado Dominicano dispuso de una cuantiosa reserva de divisas que le permitió rea-

o a familiares y funcionarios del régimen. Esto lo ayudaba a operar con ayuda de testa-

lizar inversiones en gran escala tan pronto cesaron las condiciones de la guerra. Mientras

ferros, encargados de representar a la empresa y llevar a cabo las transacciones legales.

tanto, se había producido un notorio proceso de incremento de la demanda, de forma

Este subterfugio estaba motivado por problemas de imagen, sobre todo en el campo

que el propósito de pasar de la producción artesanal a la de corte industrial encontró

internacional, aunque normalmente estaba claro para todo el mundo qué empresas eran

fundamento material. Inmediatamente después de la guerra, Trujillo se vio obligado a

de Trujillo. Otro aspecto de la estrategia industrial del dictador radicó en involucrar al

autorizar alzas de salarios, a causa de la delicada coyuntura política de esos días y de que,

Estado, que debía hacerse cargo de empresas en las fases iniciales o cuando dejaban

como parte de esta situación, estalló una huelga general azucarera en enero de 1946.2

pérdidas. Generalmente el involucramiento del Estado en estas empresas se produjo por

El incipiente proceso de industrialización que siguió a la Segunda Guerra Mundial tuvo por

medio del Banco Agrícola, entidad que recibía subsidios gubernamentales por unos diez

nota característica la intromisión protagónica de la persona de Trujillo, quien pasó a encar-

millones de pesos al año, aunque podían intervenir otras, como la Caja de Seguros So-

nar el interés industrialista. El dictador, asesorado por funcionarios compenetrados con esa

ciales o, en otros casos, se creaban empresas independientes, como la Corporación Do-

estrategia, llegó a la conclusión de que con ella el país se desarrollaría más adecuadamen-

minicana de Electricidad, de propiedad estatal, que sustituyó a la Compañía Eléctrica

te, lo que redundaría en un incremento de sus beneficios económicos y en un mayor for-

de Santo Domingo.

restantes géneros de exportación entraron en una fase

talecimiento de su poder político. Ante las dificultades para la realización de las ventas en un país que seguía mostrando una demanda global muy baja a causa de la distancia exis-

Interés por la cerveza

tente entre el campesinado y la economía de mercado y de las siempre bajas escalas sala-

Resultaba inevitable que, de una u otra manera, como parte de su voraz ímpetu por

riales, el dictador centró su programa industrialista en el sector azucarero, con la ventaja de

controlar todas las actividades económicas, Trujillo intentara tomar parte en el nego-

que le permitía un acrecentamiento del control sobre las divisas, aspecto clave de cualquier

cio de la cerveza. El volumen de la producción se había expandido de manera consi-

estrategia económica en un país pequeño con economía muy abierta al

exterior.3

derable a raíz de la Segunda Guerra Mundial y continuaba esa tendencia durante los

A tono con esa estrategia,Trujillo fundó el Central Río Haina y otros dos pequeños in-

años inmediatamente posteriores. Esta tónica del régimen y la discreción con que ope-

genios, compró varios centrales azucareros de inversionistas norteamericanos indepen-

raban los propietarios norteamericanos daban lugar a que muchas personas albergaran

dientes y, en 1957, por casi 39 millones de dólares pagaderos a tres años, adquirió todos

la creencia de que Trujillo poseía un paquete importante de acciones de la Cervece-

los ingenios de la West Indies Sugar Co., principal empresa de capital norteamericano

ría Nacional Dominicana. En realidad, Trujillo había trazado la orientación de dejar

en el país, junto al Santa Fe, de la South Porto Rico Sugar Co., el otro gigante azuca-

operar libremente a la CND, habida cuenta de que su capital era norteamericano y de

rero de propiedad norteamericana.

las relaciones cordiales que sostenía con su principal propietario, quien ya se ha visto

La centralidad en el sector azucarero no fue óbice para que fundara varias empresas

que dirigía la Cámara Dominicana de Comercio en Estados Unidos, donde represen-

industriales de gran tamaño, las cuales provocaron un cambio en la estructura econó-

taba por momentos intereses del gobierno dominicano ante instancias de poder de Es-

mica. Entre las áreas en que Trujillo o el Estado realizaron inversiones de capital se

tados Unidos. Como lo advierten correctamente algunos de los entrevistados, las re-

encontraron las siguientes: aceites vegetales, jabón, cemento, asbesto cemento, vidrio,

laciones de Trujillo hacia la CND estaban teñidas de consideraciones políticas que lo

papel, derivados de la caña, textiles, confecciones, licores, sacos, chocolate, armamentos

obligaban a actuar de manera distinta a como lo hacía respecto a la generalidad de

y electricidad. Además,Trujillo se apropió, parcial o totalmente, de empresas existentes,

propietarios dominicanos.

como la Compañía Anónima Tabacalera y la Fábrica de Calzados FADOC.

No obstante ese cuidado, se puede dar por descontado que, a partir de cierto momento,


Capítulo 9|Trujillo incursiona en la industria de la cerveza: La Sociedad Cervecera Antillana|248|

Edificio de la Sociedad Cervecera Antillana.

|249|Trujillo incursiona en la industria de la cerveza: La Sociedad Cervecera Antillana|Capítulo 9

Trujillo se interesó por tener participación en el paquete accionario de la CND. De

obsesivo control personal de la evolución de las fortunas en el país. Como empleado de

acuerdo a un autorizado testimonio, le hizo una propuesta al efecto al mismo Wanzer,

esa empresa, Hans Wiese señala que, como promotor del proyecto, Gronau sometió la

quien rechazó la propuesta, seguramente con todo el cuidado de lugar.5

idea a Trujillo a través del general Felipe Ciprián. «A Trujillo, como nacionalista que era,

De esta negativa de la CND pudo derivarse la autorización de Trujillo para que se

le gustó mucho la idea de que hubiera una cervecería netamente dominicana y la acoge

creara una compañía rival, con independencia de cuál fue su papel en la misma. Para

con buenos ojos.»6 De acuerdo con ese relato, la búsqueda de accionistas puertorriqueños

algunos bien informados,Trujillo no tuvo que ver con la iniciativa de creación de esta

le fue encomendada a Gronau por el mismo Trujillo, lo que lo hacía el promotor clave

nueva empresa, en 1947, que recibió el nombre de Sociedad Cervecera Antillana. Sus-

del proyecto.

tentan la argumentación en que, inicialmente, Trujillo no era el accionista básico. Sin

Por lo demás,Trujillo fue importante accionista de la Sociedad Cervecera Antillana desde

embargo, el hecho de que no tuviera el control accionario no significa que fuese ajeno

el primer día, lo que significaba que había escogido esta vía para involucrarse en el

a la creación de la nueva compañía. Una iniciativa de ese género no se podía producir

mundo de la cerveza, aun cuando no tenía mayoría en el paquete accionario. Pero el

sin su autorización expresa pues, como parte de los mecanismos de dominio, llevaba un

eventual debilitamiento de la CND lo pondría en condiciones para una futura mayor

Motivos de excelencia de «La Dominicana».


Capítulo 9|Trujillo incursiona en la industria de la cerveza: La Sociedad Cervecera Antillana|250|

|251|Trujillo incursiona en la industria de la cerveza: La Sociedad Cervecera Antillana|Capítulo 9

participación. No era raro que Trujillo aceptase involucrarse en una empresa sin tener

Fundación de la Sociedad Cervecera Antillana (SCA)

la participación mayoritaria; otras figuras del régimen con connotación empresarial,

No están del todo claros los procesos que llevaron a la creación de esta empresa, a me-

como su cuñado Francisco Martínez Alba y José María Bonetti, podían desarrollar

diados de 1947.10 Es probable que la primera iniciativa partiera de Jaime Gronau, quien

proyectos en el entendido de que él tendría participación en los beneficios.

había salido de la CND tiempo antes por diferencias de criterio con Pilindo Bonetti. Es también probable que, como inversionistas promotores, inicialmente sobresalieran

Hostilidad de Trujillo y mudanza de la planta de la CND

Paquito Martínez, cuñado de Trujillo, y Ernesto Freites, un prominente hombre de ne-

Desde cierto momento hacia mitad de la década de 1940, seguramente en vincula-

gocios de una familia con tradición en la actividad comercial de importación.11 Pero tam-

ción con su interés por tomar parte en el mercado cervecero, Trujillo mostró os-

bién aportaron paquetes de acciones, en algunos casos aparentemente de poca monta,

tensible malestar ante la proximidad de la cervecería a su residencia. Es sintomático

otras figuras del régimen vinculadas a actividades empresariales, entre los que sobresa-

que en años previos no hubiese quejas de ningún género; por el contrario, el Cuer-

lieron Juan Arce Medina, principal abogado de Trujillo, Ramón Saviñón Lluberes, cu-

po de Ayudantes Militares se encontraba a un lado de la planta, donde posterior-

ñado de Trujillo y administrador de la Lotería Nacional, Paíno Pichardo, amigo íntimo

mente se edificó el colegio Calasanz, y los oficiales cruzaban para degustar cervezas

de Trujillo desde la década de 1920, y Teódulo Pina Chevalier, tío de Trujillo. Desde

recién salidas.

cierto momento, el dictador pasó a tomar parte en el conjunto de accionistas, presumi-

A consecuencia de la irritación de Trujillo y su esposa, el proceso productivo de la cer-

blemente a través de su primogénito. Para muchos la SCA fue visualizada como «la em-

vecería se tornó en extremo precario. La pareja presidencial no cesó de exigir modi-

presa de Ramfis»,12 un espacio en que el heredero debía poner en juego sus dotes em-

ficaciones de los procesos comunes de la planta. A cada momento sus quejas provoca-

presariales y políticas.13 Ramfis, efectivamente, prestaba atención primordial a aspectos

ban el paro de la producción, por considerar que el ruido les impedía dormir la sies-

económicos relacionados con el poder. Aunque hostil respecto a Anselmo Paulino,

ta. Por igual motivo, llegó un momento en que hubo que parar la producción noctur-

compartía la estrategia industrialista, que veía contrapuesta con los intereses norteame-

na. La empresa se vio forzada a cambiar la sala de calderas a un cuarto de kilómetro al

ricanos.14 Solía exteriorizar un nacionalismo económico que el padre tenía el cuidado

norte, pues los militares al servicio de Trujillo señalaban que el humo molestaba a su es-

de reservarse.15 Por la presencia de Ramfis, la contraposición entre la SCA contra la CND

posa.7 El asunto se hizo del dominio común entre todos los empleados y obreros, ya

podía quedar revestida de retórica nacionalista, como en cierta manera sucedió.

que las actividades no se podían desenvolver con normalidad. La administración ca-

Sin embargo, los inversionistas dominicanos únicamente controlaban el 50% de las accio-

yó en un estado de zozobra,8 lo que quedó como un capítulo bien recordado por sus

nes de la SCA, estando el resto en manos de un grupo de capitalistas puertorriqueños,

ejecutivos.9

encabezados por Luis Dubón, Jaime Ramón y David Ramírez, representados por Efraín

Como el problema, aparentemente, se circunscribía a las molestias que se derivaban de

López Estrada,16 designado auditor por petición expresa de ellos. Al parecer los inver-

la ubicación del local, los propietarios decidieron mudarlo a un nuevo emplazamiento,

sionistas extranjeros fueron atraídos por Gronau, quien, como puertorriqueño, debía

en la Carretera Sánchez. Para 1946 ya estaban trazados los planos de la nueva planta y

mantener vínculos en la isla vecina. Gronau, por su parte, quedó como representante de

un dibujo fue publicado en la revista de la Cámara Dominicana de Comercio en Esta-

los accionistas dominicanos y principal ejecutivo técnico de la empresa. En la dirección

dos Unidos, pero el nuevo edificio se construyó en 1950, iniciándose la mudanza con

administrativa de la SCA quedó designado Bienvenido Gómez, quien además operaría

la reubicación de las oficinas. Durante esos años las operaciones productivas se mantu-

como el intermediario directo de Trujillo.

vieron en ascuas, ante la actitud irascible del dictador. A la larga, sin embargo, la deci-

A pesar de la complejidad accionaria, propia de una compañía moderna, la presencia

sión forzada permitió una reestructuración de la cervecería, pues en el nuevo local se

de Trujillo entre sus propietarios le concedía un matiz especial, dado el control que ejer-

instalaron con rapidez nuevas maquinarias que determinaron un incremento de la pro-

cía sobre el país. Es posible que, en un principio, se mantuviese bastante distante de la

ductividad que resultaría crucial para afrontar la expansión del consumo durante la dé-

SCA, pero

cada de 1950, de intenso crecimiento económico.

dos sus asociados estaban a la merced de su voluntad, como era lo usual en las operaciones

nunca del todo, como lo probaría la evolución ulterior de los hechos.To-


Capítulo 9|Trujillo incursiona en la industria de la cerveza: La Sociedad Cervecera Antillana|252|

|253|Trujillo incursiona en la industria de la cerveza: La Sociedad Cervecera Antillana|Capítulo 9

mercantiles en que intervenía. Lo mismo acontecía con los accionistas puertorrique-

mación oral de Luis del Toro. Según el mismo testimonio, el desmantelamiento de la

ños, quienes expresamente se colocaron bajo la protección de Trujillo, a quien enco-

planta costó una suma similar, a lo que se agregó su traslado al país por 175 mil dóla-

mendaron apadrinar la inauguración de la empresa. Su presidente, el puertorriqueño

res.19 A esos casi 300 mil dólares de costo de la planta se agregarían otras partidas pa-

Luis Dubón, centró su discurso inaugural en «la garantía y seguridad que ofrece su

ra su instalación en el país y la edificación. Por último, hay que añadir un capital de

Gobierno a todas las inversiones, a la seriedad que ha sabido inspirar a todas las insti-

trabajo en insumos, pago de personal y otros renglones. Concluye Del Toro que, en

tuciones de crédito de la República y a los organismos encargados de la dirección de

determinado momento, el valor real de la empresa superaba el millón de pesos.

la cosa pública, pero sobre todo, debido a su tenaz esfuerzo por el florecimiento de

A lo largo de los primeros meses de 1948 fueron llegando las maquinarias, y el hecho

la industria

dominicana.»17

de estar la planta totalmente instalada para fines de año es indicador del ritmo de los

El dictador concibió el proyecto como un medio de introducir a su joven primogénito

trabajos. En mayo el edificio, ubicado en el kilómetro 4.5 de la Carretera Sánchez, estaba

en el mundo de los negocios. Por lo que indica Wiese, Ramfis controlaba el principal

muy avanzado y llegó una pasteurizadora de 18 toneladas.20

paquete de acciones nacionales. Ahora bien, desde que se hicieron visibles dificultades

La nueva compañía surgió en una coyuntura de auge económico que, junto al casi no

Sala de máquinas.

en las operaciones de la empresa, Trujillo en persona pasó a ocuparse directamente de

disimulado patrocinio gubernamental, la hacía augurar los mayores éxitos. No se

los aspectos claves de su dirección. Esta tendencia se fue agudizando, al grado de que, de

economizó en fanfarrias, al grado de que en el momento de la inauguración, el 21

Tanque de maceración.

acuerdo a Wiese, desde cierto momento Trujillo «la mayoría de las veces no discutía la to-

de enero de 1949, la sirena de La Nación lanzó dos pitazos, reservados para noticias

ma de decisiones con su hijo, lo cual iba produciendo un alejamiento entre ambos.»18

trascendentales.

A falta de datos contables, no hay información del monto invertido originalmente en

Se proclamó que contaba con las mejores instalaciones posibles para elaborar productos

la nueva empresa. Sin embargo, datos aislados permiten tener un estimado. Por una

de primera calidad y en un volumen susceptible de cubrir la demanda del mercado. La

parte, la maquinaria básica fue adquirida al gobierno de Estados Unidos, que la había

verdad era que la mayor parte de su maquinaria había quedado anticuada, por lo que

decomisado mucho tiempo antes a Al Capone, por 50 mil dólares, de acuerdo a infor-

no se adecuaba a las exigencias operativas que en esos momentos provenían de una

Inauguración de la Sociedad Cervecera Antillana por el obispo auxiliar Beras. Entre otros se observa a Paíno Pichardo y Jaime Gronau.


Capítulo 9|Trujillo incursiona en la industria de la cerveza: La Sociedad Cervecera Antillana|254|

|255|Trujillo incursiona en la industria de la cerveza: La Sociedad Cervecera Antillana|Capítulo 9

industria cervecera a escala internacional. A pesar de que se adicionaron equipos a la

del público. En nota marginal dentro de las informaciones relativas a la inauguración

planta de Al Capone, no lograron superar deficiencias que posteriormente se pusieron

de la planta, se aseguró que ya las marcas de la SCA, al primer mes de lanzadas al pú-

en claro. En la ceremonia de inauguración se proclamó que «el equipo es lo más moder-

blico, batían todos los records previos, al haber «superado las cifras de venta de las cer-

no y eficiente que puede existir. La caldera es la última palabra en cuanto a modernismo,

vezas que tenían mayor demanda en el mercado dominicano.»25 Sobre la base de esa

es de lo mejor que ha llegado a la República.»21 Según las detalladas descripciones apa-

proclama, en lo formal la competencia se establecía con el producto importado, lo que

recidas en la prensa, el equipo de elaboración contaba con un sistema de gravedad pa-

explica la consigna más extendida de las marcas: «Mejor que la extranjera y cuesta

ra alimentar los tanques de maceración, los molinos y otras instalaciones, con eleva-

menos!»

dores eléctricos herméticamente cerrados, a fin de evitar todo contacto humano y prevenir contaminaciones. Esto significa que la malta era acarreada por conductores

La Dominicana y Cibao

automáticos hasta los molinos y tanques. «La sala de máquinas consiste de cinco com-

La nueva empresa salió con dos marcas de cerveza, La Dominicana y Cibao. La primera

presores. Dos para producir la refrigeración de la planta, dos para producir todas las

centró su estrategia mercadológica en la capital del país, mientras la otra procuró capi-

necesidades de aire lavado y purificado y uno para comprimir el ácido carbónico que

talizar su nombre para ofertarse casi exclusivamente en las provincias del norte. En rea-

produce la propia cerveza cuando está en proceso de fermentación y que luego se le

lidad, ambas marcas tenían el mismo contenido, cambiando únicamente la etiqueta. La

añade al carbonatarla, y dos bombas centrífugas para alimentar los depósitos de agua. Las

Dominicana se caracterizaba por el color ámbar dorado de su botella.

cámaras frigoríficas están divididas en tres departamentos: uno destinado a la fermenta-

El creador de la nueva cerveza fue Jaime Gronau, quien operaba paralelamente como

ción de la cerveza, otro al cultivo de la levadura, el tercero, que es el más grande de to-

administrador y maestro cervecero de la SCA. El producto se caracterizaba por tener un

dos, está destinado al envejecimiento del producto y los otros dos para depositar el lú-

sabor menos amargo que la Presidente, lo que agradó a una porción del público. La em-

pulo y filtrar y carbonatar la cerveza.» De manera harto discutible, Gronau indicó que la

presa definió el gusto como semejante al de los tipos europeos, algo discutible pues te-

planta de la SCA era la más moderna del país y la de mayor capacidad instalada, ascen-

nía un toque menos amargo y menos denso que la Presidente. En términos generales, al

dente a 600,000 galones al

año.22

inicio se reconoció que La Dominicana alcanzaba una calidad aceptable, para algunos in-

Se ponía énfasis, asimismo, en el moderno laboratorio y en el personal entrenado en

cluso excelente, comparable en su finura a las mejores importadas.26 Algunos llegaron a

él. En términos generales esto remitía a la persona de Gronau; además de la supuesta

opinar que, en verdad, La Dominicana y Cibao no se elaboraban en el país, sino que se

modernidad de la planta, la publicidad de la empresa confiaba en el prestigio del

traían del exterior y únicamente se envasaban en la planta. Intervino en esta acogida el

maestro cervecero. En un anuncio argumentativo, titulado «Cinco respuestas a una so-

entusiasmo que provoca normalmente la salida de una marca. De la misma manera, la

la pregunta», se aseveraba la calidad superior del producto así: «Porque el proceso de ela-

Presidente en todo momento mantuvo la preferencia de una porción amplia del públi-

boración bajo la dirección técnica de un reputado maestro cervecero y viejo conoce-

co, acostumbrado a su sabor, y que encontraba en la nuevas marcas un sabor demasia-

dor del gusto del consumidor dominicano completa científicamente la perfecta ter-

do suave.27

minación de nuestra cerveza.»23 Igualmente se proclamaba un control estricto de la

No cabe duda de que en los primeros meses la empresa ganó gran parte del mercado

calidad sobre la base del empleo de materias primas de la mayor excelencia posible.

sobre la base de la preferencia voluntaria de los consumidores, puesto que se probaba la

En especial se insistió en la utilización de lúpulo checo de Saaz, «el mejor y más cos-

calidad de su oferta. Hubo comportamientos regionales distintos, y, sobre todo, la nueva

toso del mundo, sin recurrir a otros cereales de inferior calidad.»24 Incluso se especi-

marca obtuvo aceptación en la capital del país.28 Incidió en la expansión de las ven-

ficó que el lúpulo utilizado era exclusivamente cultivado en jardines caseros, el de su-

tas el equipo de vendedores, definidos por Wiese como los mejores de la época, co-

perior calidad.

locados bajo la dirección del ya veterano Luis Ernesto Rodríguez (Burrulote): Manuel

Pero para los administradores de la compañía, imbuidos de triunfalismo, la prueba

Morales, José Hasbún, Eduardo González, Pepé Justiniano, Tomás Oviedo, Agustín

inequívoca y definitiva de la excelencia de las marcas la proporcionaba la acogida

Verdeja, Alvaro Pastor, José Arbaje, Genaro Pérez, Minuno Pelletier y Víctor Podestá. Es


Capítulo 9|Trujillo incursiona en la industria de la cerveza: La Sociedad Cervecera Antillana|256|

|257|Trujillo incursiona en la industria de la cerveza: La Sociedad Cervecera Antillana|Capítulo 9

difícil, sin embargo, por la ausencia de estadísticas, llegar a una conclusión acerca de qué

temperatura. Las variaciones de sabor y la aparición de cerveza en estado defectuoso

porcentaje del mercado captó el nuevo producto, aunque sin duda fue alto. Es posible

anunciaron un desastre casi instantáneo. De golpe, el consumo de las nuevas marcas se

que en sus momentos pico la SCA copara un 50% del mercado, o hasta más, lo que para

vino a pique.

una empresa recién constituida representaba un éxito impresionante, máxime cuando estaba compitiendo con una marca como Presidente, ya objeto de una sólida estima por

Oferta de venta de la CND

la generalidad de los consumidores.

Cuando los propietarios de la CND, encabezados por los yernos de Wanzer, Stuart y

Se añadió otro éxito de bastante consideración en la malta, pues la fórmula para la nueva

McKay, este último entonces residente en país, se informaron de que Trujillo tenía

marca, la Malta Morena, fue objeto de aprecio instantáneo entre gran parte del público.

intereses personales en la SCA, hacia finales de 1950, o sea, tiempo después de estar en

El sabor más dulce de la Morena satisfizo más al público que el todavía bastante amargo

operación la SCA, le ofrecieron la venta de sus empresas, la CND y la Standard Beve-

sabor de la Malta Corona.

rages, por el precio de 2.5 millones. Estima del Toro, gracias a quien se ha tenido no-

Pero el amplio favor de La Dominicana duró escasos meses, entre cuatro y cinco. El lan-

ticia de esta oferta, que el valor real de ambas se aproximaba a 4 millones. Estaban, por consiguiente, formulando una oferta ampliamente beneficiosa para Trujillo, de seguro bajo el supuesto de que en República Dominicana resultaba imposible compe-

Anuncio de «La Dominicana».

tir con él. Sorprendentemente para todos, de acuerdo al mismo testimonio, Trujillo no aceptó la

Anuncio con temática de carnaval.

oferta, en lo que pudieron intervenir varios factores. Primeramente, la CND tenía una connotación emblemática como inversión de estadounidenses fuera del sector azucarero. Para Trujillo, pese a su propósito de controlar cada vez más las actividades económicas del país, se planteaba una consideración política de primer orden en mantener vínculos de cooperación con Estados Unidos, para lo cual estaba obligado a transmitir la sensación de que respetaba las inversiones de sus nacionales. Es posible, en tal sentido, que temiera eventuales consecuencias contraproducentes de apoderarse de una empresa en que la mayor parte del capital era estadounidense. Adicionalmente, pudo obrar la consideración estratégica de centrar sus recursos en el área azucarera, en momentos en que había ya iniciado la construcción del gigantesco Central Río Haina y se aprestaba a adquirir pequeños ingenios.30 Con independencia de los factores que llevaron a Trujillo a ponderar la no conveniencia zamiento de las nuevas marcas se efectuó en enero de 1949. Los estrategas de la SCA,

de adquirir la CND, parece ser que la intervención de Bonetti en las negociaciones con-

encabezados por Gronau, dispusieron un sostenido incremento de la producción para

tribuyó a que no se produjera la transacción. Entre los empleados de la empresa sur-

cubrir la demanda. Ahí vino uno de los errores fatales que suceden en el mundo de la

gió la versión de que, mientras los dos principales propietarios norteamericanos se mos-

producción de la cerveza, el de la sobreproducción, que da lugar a defectos en el pre-

traban deseosos de vender, Bonetti les aconsejaba no hacerlo, instándolos a mantener la

parado y escaso envejecimiento. Por el afán de controlar el mercado, la SCA lanzó cer-

confianza en que la empresa seguía teniendo un futuro asegurado.31

veza no suficientemente elaborada, lo que fue percibido por el público.29 Este error se manifestó también en las delicadas maniobras de transporte, almacenaje y refrigeración, dando por resultado que La Dominicana se estropeara con facilidad ante cambios de


Capítulo 9|Trujillo incursiona en la industria de la cerveza: La Sociedad Cervecera Antillana|258|

|259|Trujillo incursiona en la industria de la cerveza: La Sociedad Cervecera Antillana|Capítulo 9

Guerra a la CND

de cerveza. Quienes creían que Trujillo tenía intereses en la CND, o incluso que era su

Ante la imprevista situación de caída de las ventas, la administración de la SCA recurrió

propietario básico, como llegaban a considerar algunos, se convencieron de que no era

a medidas de compulsión del consumo, comunes en los mecanismos de acumulación

así, ya que entendieron que una presión de la naturaleza de la que se desplegaba esos

de Trujillo. La concepción fue expuesta por Bienvenido Gómez, quien era, como se ha

días solo podía provenir de la mano del dictador. Hasta el humorista Paco Escribano

visto, la persona de confianza de Trujillo y quien le rendía cuentas directas de la mar-

matizó sus programas con frecuentes alusiones burlonas a la calidad de la Presidente, res-

cha de la empresa. Gómez envió una circular a los gerentes de ventas, en papel timbra-

pecto a lo que la CND, a pesar de su actitud cuidadosa ante la embestida del todopode-

do con las cinco estrellas de Trujillo, que los instruía en varios aspectos con vistas a im-

roso poder dictatorial, se vio forzada a externar una protesta «para expresar su reproba-

ponerse sobre la

CND.32

Entre los mecanismos que se concibieron para forzar el con-

ción y repugnancia por la inusitada propaganda discriminatoria.»34 El humorista se de-

sumo en contra de la Presidente se encontraba la búsqueda, a como diera lugar, de la

fendió mediante una reiteración de los ataques.35

exclusividad de las ventas del mayor número posible de negocios. En el seno de la pro-

De tal manera, el consumo de Presidente, entre muchos, pasó a cobrar un contenido de

pia empresa se levantaron voces adversas a la concepción, como la externada por Del

resistencia al poder dictatorial. Con cada procedimiento compulsivo se incrementaba la

Toro, conscientes de las inevitables repercusiones negativas que sobrevendrían. Existen indicios, por otra parte, de que algunos integrantes del Consejo de Administración, como Paíno Pichardo y Paquito Martínez, no compartían la estrategia contra la CND, por lo que el hecho de que esta se mantuviera ofrece un indicio de que Gómez obraba amparado en la autoridad de Trujillo. Un primer dispositivo atendía a la atracción de los comercios de expendio, tanto colmados como bares y restaurantes, a través de la concesión de una porción gratuita como prima por adquisición. Se llegó a la práctica común de ofrecer al expendedor tres cajas gratuitas por cada diez que adquiriesen, con lo que se buscaba convertirlo en agente de la imposición del consumo de la marca sobre la base de su propia conveniencia. Los lugares de expendio comenzaron a ser visitados por espías del régimen, buscando intimidar a los parroquianos para que no consumieran Presidente.33 A veces llegaban grupos de sujetos de mala catadura, proclamando en tono provocador que eran consumidores de La Dominicana. En algunas provincias hasta los gobernadores y jefes de puesto del Ejército se involucraron en las tareas de imposición de La Dominicana. Empero, los efectos de tal procedimiento fueron muy relativos, para no decir que contraproducentes en el fondo. Los clientes, en abrumadora mayoría, se resistieron a adquirir las marcas de la SCA, convencidos de que su calidad no era comparable a la de Presidente. Adicionalmente, por razones de búsqueda de la ganancia y con la confianza en la complicidad de los expendedores, la administración de la SCA no contempló la reducción del precio de venta al público. Entonces la gente llegó establecer una connotación política en el debate entre las marcas

La sonrisa de Trujillo.


Capítulo 9|Trujillo incursiona en la industria de la cerveza: La Sociedad Cervecera Antillana|260|

Apoyo a la reelección de Trujillo. 1952.

|261|Trujillo incursiona en la industria de la cerveza: La Sociedad Cervecera Antillana|Capítulo 9

reacción contraria por un sentimiento de fastidio ante las asfixiantes condiciones que

La competencia de adhesiones

imponía el orden autocrático. Finalmente, ante el inflexible comportamiento del públi-

Como si fuera poco el significado de la referida campaña compulsiva, la SCA hizo un

co, los expendedores acudieron a un doble juego con la complicidad de sus clientes. Por

abundante despliegue de adhesión a Trujillo. Desde antes de ponerse en evidencia sus

delante, visiblemente, ofrecían La Dominicana, para prevenir cualquier represalia del ré-

fallos de fondo, su administración consideró librar la lucha contra la CND a través de

gimen, pero en forma oculta seguían expendiendo Presidente. Los consumidores acu-

una imagen simbiótica con el régimen establecido. Con esto se anunciaba la compul-

dieron al ardid generalizado de colocar botellas de La Dominicana sobre la mesa, pero

sión, puesto que hacía significar que la empresa contaba con el beneplácito de Trujillo

llenas de Presidente. Los dueños de bares tuvieron que inclinarse ante la preferencia de

y que su existencia se inscribía en las realizaciones del régimen.

sus clientes, viéndose obligados a sacrificar el beneficio que les representaba el 30% de

Los desplegados de prensa fueron impresionantes. Generalmente eran a página entera

cerveza gratuita que les entregaba la SCA. No hubo forma, por lo que se desprende de

en los principales diarios, por lo menos en los dos de Santo Domingo, El Caribe y La

los relatos, de que el servicio de espionaje controlara esa situación. Para lograrlo hubie-

Nación, ambos voceros gubernamentales. Esos anuncios a menudo contenían partes co-

ra tenido que acudir a una persecución generalizada de graves repercusiones.

loreadas, algo todavía raro en la época y de seguro costoso. En una buena proporción

Felicitación a Trujillo de la SCA en su aniversario.


Capítulo 9|Trujillo incursiona en la industria de la cerveza: La Sociedad Cervecera Antillana|262|

Avisos de venta exclusiva de «La Dominicana».

|263|Trujillo incursiona en la industria de la cerveza: La Sociedad Cervecera Antillana|Capítulo 9

de ellos aparecía una foto de Trujillo, en algunos casos junto a la de su hermano Héc-

Esta campaña no tenía posibilidad de surtir efectos, puesto que para la población esta-

tor. Estas imágenes del dictador se acompañaban con la de la planta de la SCA; era evi-

ba suficientemente establecida la participación de Trujillo en la SCA. Más bien, al ratifi-

dente que se quería asimilar a la SCA con la persona de Trujillo. En esos desplegados so-

carse tal situación de forma explícita en esos desplegados publicitarios, se agudizó la

bresalía el mensaje de que la SCA formaba parte de las realizaciones nacionales propi-

reacción ante el intento intimidatorio.

ciadas por el régimen. Acudían asimismo a planteamientos nacionalistas, con alusiones

Frente a esta campaña publicitaria, a la CND no le quedó otro camino que ratificar, de

a las gestas del siglo XIX en ocasión de efemérides. Pero el punto nodal de la empatía

forma más ostentosa que antes, su adhesión al régimen. Desde muy pronto, cuando se

con el gobierno, en tanto que empresa manufacturera, estribaba en los logros industria-

puso en claro que Trujillo controlaba omnímodamente todos los poros de la vida so-

listas del gobierno.Trujillismo y nacionalismo patriótico y económico pasaban a cons-

cial, la CND había expresado una identificación palpable con el orden de cosas.Tan fue

tituir términos interdependientes. Por ejemplo, la SCA dedicaba sus votos navideños a

así que desplazó la fecha de su constitución a 1930 como medio de identificarse con las

Trujillo «en justa correspondencia al aliento que nuestras industrias de él han recibido

realizaciones de Trujillo. Celebraba sus aniversarios, en ocasiones de manera solemne,

nuestros productos, por su alta calidad, constituirán un verdadero orgullo nacional.»36

resaltando de hecho tal identidad. Esto obedecía al convencimiento de sus propietarios

LOS CONTRATOS DE EXCLUSIVIDAD. Gómez, al frente de esta

una relación contractual mediante

ran una muestra exitosa, sin darse

comprometido a la exclusividad de

cer la reacción del público fue con-

la cual la empresa expendedora -

cuenta que ponían a ojos de todos

La Dominicana. Seguramente la

tundente en el mantenimiento del

campaña de compulsión, acudió a

fuese colmado, bar o restaurante-

la falla neurálgica que aquejaba a la

SCA ofreció ventajas adicionales a

consumo de Presidente, no obstan-

expedientes más desesperados,

se comprometía legalmente a ven-

empresa de vocación monopólica.

cambio de tal exclusividad contrac-

te que algunos de los centros cer-

confiado en que a la postre el peso

der únicamente las marcas de la

Decenas de anuncios se publicaron

tual, pues no hay señales de que

veceros más frecuentados se invo-

del poder se impondría. Lo más re-

SCA, es decir, a abstenerse de ofre-

en la prensa diaria, por medio de

fuera impuesta por la fuerza. Otros

lucraron en el compromiso con-

levante al respecto consistió en la

cer la Presidente. Gómez consideró

los cuales los establecimientos ex-

comerciantes, como cuestión de

tractual de la exclusividad.

búsqueda formal de contratos de

que convenía dar a la publicidad ta-

pendedores, supuestamente de for-

principio, tajantemente, se negaron

exclusividad. Quedaba implicada

les contratos, como si constituye-

ma espontánea, declaraban haberse

a aceptar tal obligación.37 Al pare-


Capítulo 9|Trujillo incursiona en la industria de la cerveza: La Sociedad Cervecera Antillana|264|

|265|Trujillo incursiona en la industria de la cerveza: La Sociedad Cervecera Antillana|Capítulo 9

de que un gobierno como el de Trujillo imponía el orden necesario para la marcha de

a manos de Trujillo. Con este sentido de lealtad a la empresa, tuvo que tomar la deci-

los negocios. También obedecía a un reflejo obligado de conservación de parte de sus

sión de exacerbar la adhesión al dictador. Algunos de los empleados de orientación

administradores locales, encabezados por Pilindo Bonetti, encargados de asegurar las

antitrujillista, por lo que refiere uno de ellos, advirtieron la naturaleza de las acciones

condiciones de funcionamiento y conscientes de que en un entorno empresarial había

del vicepresidente-administrador como dictadas por el interés de la empresa, por lo

que identificarse como trujillistas.

que se solidarizaban con ellas, puesto que estaban interesados en que en ningún caso

Así pues, la CND decidió intensificar su identificación con el régimen, multiplicando

la CND pasara a manos de Trujillo.39

los mensajes de adhesión en forma bastante parecida a los de la empresa competidora. Ocasiones de aniversarios del natalicio de Trujillo, las navidades o la independencia

Premios trucados

vieron cómo ambas empresas competían en el tamaño de los anuncios, su tramado ar-

En sus palos de ciego, Bienvenido Gómez introdujo otro ingrediente en su búsque-

tístico y el contenido apologético de la Era de Trujillo. Como era de rigor en una reac-

da de derrotar la Presidente: la concesión de atractivos premios a los consumidores de

ción defensiva, la CND proclamó deber sus realizaciones a las disposiciones de Trujillo

La Dominicana. Estos premios pretendidamente se encontraban en las tapitas de la

Felicitación de la Sociedad Cervecera Antillana a Trujillo. Hitos de la historia dominicana en clave trujillista.

y al clima de paz que había impuesto. Igualmente vinculó tales manifestaciones a los avances industriales logrados gracias a Trujillo. Los mensajes políticos se asemejaron a los de la compañía rival. Por ejemplo, con motivo de las navidades de 1948 felicitó a Trujillo como «máximo propulsor del desarrollo industrial.»38 Culminaba así –no podía ser de otra manera– la politización de la competencia de las cervezas, como expresión de la actitud defensiva a que estuvo sometida la CND. Depositario de la confianza de los yernos de Wanzer, los accionistas que tenían el control del paquete accionario, Bonetti se empleó a fondo para lograr que la CND no pasara

Adhesión de la CND a Trujillo.


Capítulo 9|Trujillo incursiona en la industria de la cerveza: La Sociedad Cervecera Antillana|266|

|267|Trujillo incursiona en la industria de la cerveza: La Sociedad Cervecera Antillana|Capítulo 9

cerveza, lo que debía incentivar su consumo. La SCA ofreció atractivos premios, de

vendedor les concediese, lo que entrañaba una manipulación adicional, pues abultaba

hasta 100 pesos y en algunos casos hasta de 200, sumas considerables si se toma en

la magnitud de los premios.

consideración que el salario diario en el campo podía ser poco superior a 50 centa-

Don Tomás Oviedo rememora una ocasión que ilustra la forma en que se concedían esos

vos. Estos premios conllevaron campañas publicitarias en la prensa diaria, las cuales se

premios. Estando en Las Matas de Farfán en una de sus frecuentes giras por el Suroeste,

incrementaban en períodos en que se tenía la expectativa de incremento del consu-

identificó un grupo de bebedores a los cuales convenía conceder el premio mayor de

mo, como las navidades, semana santa y los meses de verano.

100 pesos que otorgaba La Dominicana. Los instruyó sobre cómo debían abrir la bote-

Al igual que en la competencia de adhesión al régimen, la CND se vio obligada a res-

lla, a fin de que resultara convincente para los demás parroquianos. Les puso como con-

ponder con la misma moneda en cuanto a estrategias de promoción, aunque de mane-

dición –establecida por la superioridad– que únicamente recibirían el premio en espe-

ra relativamente discreta por temor a suscitar la furia del tirano. Más allá de lo que se

cie y no en dinero, y que estaban autorizados a consumir no más de 30 pesos en cerve-

revela en los anuncios de prensa, entre los vendedores de las dos empresas se desató una

za. Habiendo recibido esos parroquianos la tapita con los 100 pesos, decidieron hacer ca-

sorda guerra de premios para captar porciones de los consumidores. En principio, la

so omiso de las instrucciones del vendedor y pidieron botellas de La Dominicana por esa

Premios en tapitas de «La Dominicana».

Concurso de navidad de la SCA. Premios en tapitas de Presidente.

CND

ofrecía montos de dinero menores, tal vez porque depositaba menores expectati-

suma. En la siguiente gira, avisado por el propietario del bar acerca de lo sucedido, tuvo

vas en el mecanismo y porque contaba con menores recursos que la competencia.

que entregarle la diferencia de los 70 pesos en botellas de La Dominicana.

Ahora bien, en realidad ambas empresas manipularon la concesión de premios, los cua-

Ante la incredulidad del público, la SCA acudió a subterfugios, como una reiteración de

les no se correspondían con lo que ofrecían. Lo normal consistió en que los vendedo-

noticias con las concesiones de premios y la intervención de notarios que certificaban

res de ambas empresas calibraran a quién debían conceder los premios, dependiendo

su limpieza.40

de sus efectos sobre el público. Las asignaciones estaban en función de ciudades, esta-

Se trató de una nueva expresión de la desesperada tentativa de la SCA por captar una

blecimientos o grupos de personas distinguidas por su asiduidad en el consumo de cer-

porción del mercado y desplazar la primacía de la CND. Un caso así no tenía preceden-

veza. A cambio de recibir un regalo, los agraciados debían conformarse con lo que el

tes en la historia local de la cerveza y no se volvería a repetir.


Capítulo 9|Trujillo incursiona en la industria de la cerveza: La Sociedad Cervecera Antillana|268|

El maestro cervecero alemán Richard Spieler. A la izquierda posa con Octavio Gómez.

|269|Trujillo incursiona en la industria de la cerveza: La Sociedad Cervecera Antillana|Capítulo 9

Traspaso de la SCA a la CND

En esa situación, de acuerdo al relato de Wiese, en términos esenciales confirmado por

Al ver la connotación política que había alcanzado la tentativa monopólica de la SCA,

varios de los entrevistados, advino un incidente entre Trujillo y Gronau, a causa de la

con su acostumbrado sentido histriónico, Trujillo decidió desautorizarla. Mostró enfa-

molestia del primero por los «amoríos» de su hija Angelita con el hijo de Gronau. Es-

do ante algunos de sus altos funcionarios, pretendiendo que había sido absolutamente

te, al no aceptar la petición de Trujillo de que su hijo abandonara el país para realizar

ajeno a la situación, lo que algunos de ellos posiblemente llegaron a creer.41

estudios, optó por renunciar a la empresa y marcharse a Puerto Rico.43 Gronau estaba

De golpe, por orden del Jefe, cesó la campaña intimidatoria, lo que tenía el visible ob-

molesto desde que Trujillo había decidido defenestrar a los accionistas puertorriqueños,

jetivo de deshacer el malestar que había dejado su despliegue entre porciones mayori-

pues fue él quien los atrajo a la empresa; su salida provocó indudable daño a la SCA, da-

tarias de los consumidores.

do que había sido el alma de la empresa. De hecho, en la reorganización decidida por

En vista de los problemas surgidos Trujillo decidió, probablemente a inicios de 1951,

Trujillo, Gronau había perdido parte de sus funciones, lo que debió iniciar el malestar.

hacerse cargo por completo de la SCA. Seguramente dio ese paso al considerar que

Hubo otra importante secuela del affaire, siempre de acuerdo con Wiese: la renuncia de

en sus manos podría estar la respuesta a las deficiencias de la empresa. Lo primero que

Ramfis en solidaridad con Gronau, a quien estimaba.44

Las dos empresas fusionadas felicitan a Trujillo.

hizo fue adquirir las acciones de los puertorriqueños al valor nominal. Luis Dubón dejó de ser el presidente de la compañía, siendo sustituido por Ramfis. Junto al primogénito, de acuerdo a resoluciones de la Junta de Accionistas del 14 de febrero de 1951, formaron parte del Consejo de Administración las siguientes personas: Bienvenido Gómez, vicepresidente; Paíno Pichardo, segundo vicepresidente; Ramón Saviñón, tesorero; secretario, Juan Arce Medina; vocales, Jacinto Dumit, Ernesto Freites, Alejandro Espaillat, Celito Peña Morros, Paquito Martínez; comisario, José Manuel Bello.42


Capítulo 9|Trujillo incursiona en la industria de la cerveza: La Sociedad Cervecera Antillana|270|

|271|Trujillo incursiona en la industria de la cerveza: La Sociedad Cervecera Antillana|Capítulo 9

A raíz de la renuncia de Ramfis, su padre designó a Bienvenido Gómez como pre-

preliminar, pendiente de consultar con los dos principales propietarios, Stuart y Mc-

sidente de la SCA, quien hizo colocar a su hermano Octavio Gómez como adminis-

Kay. Bonetti, al parecer, calibró que el valor real de la SCA era algo superior al millón

trador, pese a que, de acuerdo a Wiese, carecía de experiencia comercial. De todas

que Trujillo pedía por sus acciones, pero lo fundamental que debía apreciar en la pro-

maneras, se tomaron medidas para enmendar los yerros en la preparación del pro-

puesta, sin embargo, era que cesaba de pender la espada de Damocles de la voluntad

ducto y volver a una competencia basada en la calidad. Para tal fin se contrató a Ri-

omnímoda del dictador.

chard Spieler, un maestro cervecero alemán de vasta experiencia. Al parecer la con-

En virtud del acuerdo, la SCA no desaparecía en lo inmediato, sino que quedaba como

tratación requirió una fuerte erogación, lo que fue señalado por el portavoz de la

filial de la CND, que pasaba a detentar la totalidad de su paquete accionario. La transac-

empresa, en el sentido de que «no ha omitido gastos ni sacrificios para traer al país

ción fue hecha pública, aunque de tal manera que se eludía mencionar la participación

un técnico y maestro cervecero de la capacidad y fama internacional.»45 Spieler se

de Trujillo. Básicamente, el anuncio se limitó a una información de prensa que daba

dispuso a hacer mezclas tendentes a la creación de un nuevo producto que pudiera

cuenta de que la CND «tomaba a su cargo» a la SCA, en virtud de un convenio, del cual

recuperar la atracción del público; de esos experimentos surgió la marca Pilsener,

no se ofrecía ningún detalle.50

que fue lanzada a mediados de 1952, con un despliegue propagandístico intenso pero inefectivo.Ya era muy tarde: a ojos del público, irremisiblemente, los productos de la SCA no se equiparaban a la Presidente. Como si fuera poco, antes de haber concluido su trabajo, Spieler murió, lo que supuso un fuerte golpe para la compañía, la cual había depositado grandes expectativas en él.46 Acota una fuente bien informada que «Spieler tampoco dio ‘pie con bola’ con la cerveza nueva que lanzó al mercado. Esta era más bien una cerveza de tipo amargo, que no fue del agrado del paladar dominicano.»47 Poco más adelante, tal vez con vistas a prepararse para una transacción de envergadura, Trujillo decidió disponer del control pleno de la empresa, para lo cual adquirió todas las acciones de los socios dominicanos.48 Era el preámbulo para la venta de la empresa, mediante su fusión con la CND, dentro de la cual quedaría como accionista. A ojos del dictador esta era la mejor solución, puesto que ponía fin a una situación de confrontación que le había hecho daño en el público consumidor, salía de una empresa que ya arrojaba sensibles pérdidas y, eventualmente, pasaba a participar de los dividendos que producía la CND, en sólida posición dentro del mercado desde más de dos décadas atrás. Para tal fin, le dio instrucciones a Anselmo Paulino, entonces en el cenit de su influencia como segundo hombre del régimen, especialmente en el área económica. Actuando como intermediario y testaferro de Trujillo, el «ojo mágico» transmitió a Pilindo Bonetti la propuesta de la transacción, consistente en que, por concepto de la venta de la SCA a la CND,Trujillo pasaría a ser accionista de ésta última con acciones por valor de un millón de pesos. Estas acciones serían preferidas, lo que implicaba que durante el primer año recibirían un interés de 6% además de los beneficios ordinarios.49 Bonetti, quien había recibido pleno poder para negociar, aceptó de inmediato en forma

Anuncio de Cerveza Pilsener.


Capítulo 9|Trujillo incursiona en la industria de la cerveza: La Sociedad Cervecera Antillana|272|

|273|Trujillo incursiona en la industria de la cerveza: La Sociedad Cervecera Antillana|Capítulo 9

A partir de ese momento, todas las transacciones relativas a las acciones de Trujillo se

algunos de los antiguos empleados de la CND que se habían ido a la SCA atraídos por

hicieron en la mayor confidencialidad. El licenciado Joaquín Ramírez de la Rocha, abo-

las perspectivas ofrecidas por Gronau;54 en cambio, otros fueron mantenidos en la em-

gado de la CND, señala que las acciones preferenciales de Trujillo no figuraron en el pa-

presa, sobre todo los que anteriormente no habían estado empleados en la CND, en re-

quete accionario de la empresa, por lo que la asamblea de accionistas de ese año fue aje-

conocimiento de sus condiciones.

na al acuerdo. Acota que fue «como si la operación no se hubiera nunca realizado»,51

Como parte del trasplante de los métodos operacionales de la CND, la planta de la SCA

siendo categórico el abogado en cuanto a que el nombre de Trujillo o cualquier testa-

pasó a ser regida por las normas de calidad del Instituto Cervecero Schwarz, a través de

ferro nunca figuró en la lista de accionistas de esos años en su poder.

Malvin Mayer, uno de los ejecutivos. La asesoría de ese laboratorio, como se verá, ha-

Con seguridad fue Trujillo quien solicitó plena confidencialidad respecto a su partici-

bía sido crucial en el mantenimiento de un alto estándar de calidad en la fabricación

pación en la CND, puesto que su política invariable consistía en utilizar testaferros en

de la Presidente. Inmediatamente se produjo el traspaso de la administración de la plan-

sus propiedades industriales y comerciales. Al parecer, sin embargo, a partir de cierto

ta de la SCA, fue objeto de supervisión por Schwarz, anunciada por el mismo Bonetti.

momento, las acciones por el millón de pesos fueron puestas a nombre de María Mar-

Inmediatamente después de la fusión fueron desechadas La Dominicana y Cibao y se

tínez, la consorte del tirano. Más allá de lo anterior, nada en concreto puede referirse de esta participación de Trujillo. Dada la delicadeza de estos problemas, quedaban en gran medida en conocimiento exclusivo del administrador Bonetti. Al menos en lo relativo a las transacciones vinculadas a Trujillo, el bufete de Julio Ortega Frier no debió tener participación alguna.52 Por tal razón resulta inferible que, tal vez, la operación se efectuase ante el abogado de Wanzer en la oficina de New York, Nelson Gammans, quien figuró entre las personas fundadoras en 1929. Según Russell McKay, quien entonces vivía en Santo Domingo, el acuerdo establecía que cuando «Trujillo muriera, las acciones retornarían a los vendedores o a quien fuera..., lo que no era conocido para la generalidad de la gente, por lo que cuando se hizo público causó algo de furor después de que fue asesinado.»53 Esto último no está avalado por ningún otro indicio, por lo que la aclaración de todas las aristas queda pendiente para cuando aparezcan documentos.

Desarticulación de la SCA Adquirida por la CND, la SCA quedó regida de inmediato por las normas gerenciales existentes en la primera, lo que se hizo del conocimiento público. Esto implicaba que Trujillo o sus representantes cesaban de tener toda intromisión en la SCA. Como accionista minoritario de la CND,Trujillo tuvo un papel puramente pasivo, no habiendo noticias de que el dictador intentase interferir en la empresa matriz. Para fines prácticos ambas empresas pasaban a ser lo mismo. Bonetti ejerció la administración de la filial desde octubre de 1952, y designó a Del Toro como cabeza de esta. Ante todo, la reestructuración se manifestó en movimientos del personal, a fin de imponer concordancia de procedimientos entre la filial y la matriz. Fueron despedidos

Anuncio de Cerveza Pilsener «Banda Blanca», última marca de la SCA.


Capítulo 9|Trujillo incursiona en la industria de la cerveza: La Sociedad Cervecera Antillana|274|

Pilindo Bonetti y Malvin Mayer.

|275|Trujillo incursiona en la industria de la cerveza: La Sociedad Cervecera Antillana|Capítulo 9

promocionó exclusivamente la marca que se identificó con las nuevas condiciones, la

gusto de los consumidores de este país», asegurando que «resultará una cerveza dife-

Pilsener, que pasó a ser más conocida por su sobrenombre de Banda Blanca. En el mo-

rente y mejor.»

mento de su lanzamiento, probablemente con vistas a mantener un nicho de mercado

En efecto, las ventas de la marca Pilsener se mantuvieron en nivel aceptable, de seguro

inclinado hacia los sabores europeos, se quiso respetar el sabor más típico del tipo Pil-

por las mejorías acordes con el gusto prevaleciente entre los consumidores. Sin embar-

sener, más amargo que la Presidente. Al analizar esa marca, el químico Mayer estimó

go, al cabo de menos de dos años, Stuart decidió clausurar la SCA, aduciendo la necesi-

obligatorio introducirle cambios, pues si bien reconocía que era una «buena cerveza»,

dad de reducir costos, principalmente en el mantenimiento de las flotas de camiones.

consideraba que «es un tipo Pilsener amargo, cuyo sabor le agrada a muy poca gente

Además, estaba molesto por la competencia entre los vendedores de la matriz y la fi-

de Latinoamérica y Estados Unidos, acostumbradas como están a beber una cerveza

lial,56 pues redundaba en mayor costo de publicidad. Hizo caso omiso de la postura de

suave con el amargo del lúpulo muy bien atenuado.»55 Mayer se puso al frente de la

Columna, de hecho ya la segunda figura en el tren administrativo de la empresa, parti-

fabricación de la nueva marca, auxiliado por algunos de los químicos de la CND, en es-

dario de que no se disolviera la SCA, juzgando beneficiosa la competencia para mante-

pecial Frank Columna. Tenía por objetivo la elaboración de una «cerveza Pilsener al

ner elevada la calidad de los productos. Tomada esa decisión, las instalaciones de la SCA fueron desmanteladas. Desde hacía unos años la CND estaba ubicada en su nuevo local de la Carretera Sánchez. En él se habían introducido innovaciones técnicas intensas, sin duda acicateadas por los imperativos de la competencia que había representado la SCA. Dentro de esos recientes parámetros técnicos de fabricación, se juzgó que la maquinaria de la SCA resultaba desfasada, habida cuenta de que gran parte provenía de fines de la década de 1920. Solo por poco tiempo llegó a producirse Presidente en las antiguas maquinarias de la SCA. La gran mayoría de estas fueron arrumbadas como hierros viejos, posteriormente vendidos a Metaldom.57 Entre los escasos equipos que fueron trasladados a la planta de la CND sobresalieron los tanques de envejecimiento, juzgados de calidad aceptable,58 con los cuales se pudo incrementar todavía más la capacidad instalada. En un principio el edificio de la SCA

fue destinado a servir como almacén. Posteriormente fue vendido a Refrescos Na-

cionales, empresa en auge por la fabricación de Coca Cola, que tenía hasta entonces su local anexo al de la CND en la Carretera Sánchez. Paralelamente a la utilización por Refrescos Nacionales del viejo local de la SCA, justo delante de este, también en la Carretera Sánchez, la empresa refresquera decidió construir un nuevo local, donde todavía se encuentra la planta de Coca Cola.

Malta Morena A diferencia de la supresión de las marcas de cerveza de la SCA y el ulterior abandono de la marca sustituta, la Pilsener Banda Blanca, la administración de la CND consideró conveniente conservar la Malta Morena. Esta había logrado una buena acogida en el mercado que se había podido sostener, en contraste con el derrumbe de las dos marcas de cerveza. La Malta Morena era más dulce y espesa que la Corona, lo que fue


Capítulo 9|Trujillo incursiona en la industria de la cerveza: La Sociedad Cervecera Antillana|276|

|277|Trujillo incursiona en la industria de la cerveza: La Sociedad Cervecera Antillana|Capítulo 9

del agrado del público, que consideraba que su espesor significaba que era más nutri-

fin de centrar todos los esfuerzos de publicidad y fabricación en la Morena.Todavía es-

tiva que la de la CND. Adicionalmente, se imponía el rechazo hacia lo amargo. Lo úni-

ta tenía enfrente una competencia importante en el extracto de malta alemán, princi-

co que justificaba el consumo de una bebida muy amarga, como eran los extractos de

palmente el Lowenbrau, muy estimado por las propiedades nutritivas y medicinales que

malta importados, eran consideraciones alimenticias; pero, al mismo tiempo, el seg-

se le atribuían.

mento infantil de consumidores de la malta inclinaba la balanza a favor de un produc-

La estrategia publicitaria de la malta durante la década de 1950 contribuyó decisiva-

to menos amargo y, por ende, más próximo a la noción de una gaseosa.

mente a la expansión de su consumo. Los despliegues publicitarios formaron parte de

En el proceso de fusión se decidió, por consiguiente, mantener la oferta de ambas mar-

la estrategia de mercado de la CND. Por una parte, se articularon a las condiciones lo-

cas. Sin embargo, ante la posterior evolución del mercado, con la Corona perdiendo te-

cales, poniendo el énfasis en los puntos de vista de la gente.Varios prototipos temáticos

rreno, la administración de la empresa consideró conveniente conceder prioridad a la

marcaron la pauta de los anuncios de Malta Morena, como el vigor requerido por los

antigua marca rival en la promoción publicitaria. Las campañas en la prensa diaria fue-

niños para el estudio o la alimentación requerida para un crecimiento sano. Con más

ron mejoradas por la CND. Era el preámbulo de la decisión de abandonar la Corona, a

precisión todavía se insistía en la asociación entre las capacidades deportivas y la buena alimentación que depara el producto, así como, siempre en vinculación con la salud y

Anuncio de Malta Morena.

la nutrición, en la bondad de su consumo por parte de las madres durante los períodos de lactancia. En la expansión del consumo incidió el crecimiento económico ocurrido durante la década de 1950, pues la adquisición del producto requería una elevación de la disponibilidad monetaria. Así, entre 1950 y 1959 el consumo más que se duplicó, pasando de 1.8 millones de litros en 1950 a 3.7 millones en 1959, lo que tornó la bebida en un producto masivo.


|279|El funcionamiento

10

|279|Debate de la modernidad en un feudo antillano|Capítulo 2

EL FUNCIONAMIENTO DE LA CND EN LAS DÉCADAS DE 1950 Y 1960

La presidencia de James Stuart Como ya se mencionó, poco después de la muerte Wanzer, su yerno James Stuart fue designado presidente de la CND y de todas las empresas restantes del complejo, básicamente la Cervecería Corona de Puerto Rico, la Brasserie de la Couronne de Haití y las plantas productoras de refrescos de gaseosa en los tres países. Además, el complejo incluía la Pan American Industries, radicada en New York, la cual coordinaba aspectos de todas las empresas, sobre todo para la compra de insumos y maquinarias en condiciones ventajosas. Wanzer dejó todo ordenado para que Stuart lo sustituyera al frente del complejo antillano, en principio en atención a que había iniciado sus actividades en las empresas antes que su otro yerno Russell McKay. Al igual que este, Stuart ingresó a trabajar con Wanzer a raíz del matrimonio con su hija Elizabeth hacia 1932, esto es, poco después de la fundación de la CND.1 Stuart había nacido en Brooklyn, donde se graduó de

James Stuart en recepción en su honor. 1964


Capítulo 10|El funcionamiento de la CND en las décadas de 1950 y 1960|280|

|281|El funcionamiento de la CND en las décadas de 1950 y 1960|Capítulo 10

bachillerato, se hizo golfista profesional y luego vendedor de autos en Long Island.

debía aplicar. A Menicucci, cuando fue designado administrador en 1978, le preparó

Cuenta la familia que en ocasión de estar Wanzer comprando un vehículo, quedó im-

un decálogo condensado de criterios. Es probable que ambos textos coincidieran y que

presionado por las habilidades de vendedor de su futuro yerno.Tiempo después Stuart

en ellos se recreasen los principios con los cuales su suegro había dirigido exitosamen-

se hizo la mano derecha de Wanzer y su representante de pleno derecho en las ocasio-

te las empresas.

nes en que no podía estar presente. Stuart desempeñaba un papel clave sobre todo en

Dentro de esta tónica, tenía la convicción de que las empresas debían operar sobre la

las reuniones que se celebraban en las Antillas. En virtud de esas responsabilidades fue

base de una austeridad permanente, siempre y cuando no se afectase la eficiencia. Re-

designado como una especie de vicepresidente ejecutivo del complejo industrial. Des-

fiere su hijo que Stuart era un hombre sumamente reservado, que no entraba en deta-

de inicios de la década de 1940 pasó a residir en Puerto Rico, desde donde controlaba

lle acerca de sus actividades, por lo que se limitaba a comentar aspectos esenciales.

las operaciones cotidianas de todas las empresas.

Al tomar la presidencia de las empresas, Stuart mantuvo la cohesión del viejo grupo de

Aunque nunca residió en la República Dominicana, Stuart venía con frecuencia, entre

allegados de Wanzer o bien de sus descendientes, como Winget Paine, Jack Monks, Nel-

otras cosas porque se sentía bien en el ambiente de la cordialidad dominicana, compar-

son Gammans y Gorham Philips, los dos primeros fuertes accionistas y los dos últimos

James Stuart.

Nuevas instalaciones de embotellado de la CND.

tiendo con los principales ejecutivos de la CND dirigidos por Bonetti. Aun cuando sus estadías eran bastante cortas, sacaba tiempo para jugar golf los fines de semana en el Country Club y, alguna que otra noche, bailar merengue. A lo largo de los años Stuart se compenetró de la filosofía empresarial de su suegro. Esta comprendía principios como la centralización absoluta de las decisiones o el criterio de que cada quien debía estar enterado únicamente de lo que era de su incumbencia. Tenía principios muy acabados acerca de cómo debía llevarse la gestión. A su hijo le hizo entrega de un artículo contentivo de las normas de administración que


Capítulo 10|El funcionamiento de la CND en las décadas de 1950 y 1960|282|

|283|El funcionamiento de la CND en las décadas de 1950 y 1960|Capítulo 10

abogados de la empresa con pequeños paquetes de acciones. Y, sobre todo, tuvo que

fue consolidándose, lo que culminó con su designación como presidente de la em-

contar con la aquiescencia de su concuñado Russell McKay, quien tenía un paquete ac-

presa al fallecer su fundador, quien por lo demás era su suegro.

cionario casi similar al suyo. En lo fundamental, Stuart logró mantener el control ple-

No obstante esa creciente autoridad de Mayer en el laboratorio, no abandonó su in-

no sobre el complejo empresarial, prácticamente en los mismos términos que lo había

volucramiento personal en las relaciones con la CND. Siguió viniendo constantemen-

hecho su suegro.

te a la República Dominicana, dos veces al año, principalmente en compañía de

Por lo que refiere su hijo, el Consejo de Administración de las empresas sesionaba in-

Henry Iffland. Su estratégica función en el seno de la CND dio lugar a que Mayer,

variablemente en New York, donde se daban cita los principales accionistas, sin que to-

desde finales de la década de 1940, trabara amistad con Stuart. Este decidió otorgar-

maran parte los administradores locales. Durante los casi treinta años en que ostentó la

le un paquete de acciones de la CND en reconocimiento de su atención hacia la em-

presidencia de la CND Stuart trazó los lineamientos esenciales de la empresa. A pesar

presa en un aspecto que se había probado de estratégica importancia, sobre todo des-

de ese componente centralizador, prefería mantener un perfil bajo, evitando en lo po-

pués de la renuncia de Jaime Gronau. Así, Mayer pasó a fungir como una especie de

sible toda publicidad. Solo en contadas ocasiones la prensa registraba sus visitas a San-

tutor de los técnicos y administradores de la CND, función que desempeñaba más allá

to

Domingo.2 A

diferencia de su suegro, no mantuvo vínculos con Trujillo, pues las re-

laciones con el Gobierno Dominicano las dejaba a cargo de Bonetti y los subsiguientes administradores. Ese carácter reservado llevaba incluso a que ejecutivos medios de la CND lo percibieran erróneamente como un propietario absentista, lo que de ninguna manera era el caso: Stuart llevaba un control minucioso de todas las operaciones y delegaba en los administradores lo que entendía inevitable; de vez en cuando, después de sus visitas al país, enviaba recomendaciones estrictas, enmendando la plana a los ejecutivos locales.3

Incidencia de Laboratorios Schwarz El mantenimiento de los estándares de calidad de la marca Presidente se debió en buena proporción a la relación establecida entre la CND y los laboratorios Schwarz, la principal empresa de Estados Unidos en labores de asesoría de control de calidad a las compañías productoras de cerveza. Desde la época de Wanzer este laboratorio daba un minucioso seguimiento a la evolución de la producción de la CND, con el fin de registrar cualquier variación que pudiese afectar la estabilidad del producto. De igual manera, estaba estipulado que las innovaciones que se llevasen a cabo en los procedimientos y en el uso de las materias primas debían ser consultadas con los expertos de la empresa consultora norteamericana. Regularmente, al menos dos veces al año, llegaba algún experto de Schwarz para revisar cómo se desenvolvían las operaciones. Esta relación se solidificó cuando Malvin Mayer se hizo cargo del seguimiento de las operaciones de la CND por parte de Schwarz. Al decir de Rafael Menicucci, Mayer era, más que un maestro cervecero, una autoridad a nivel mundial en los más variados aspectos relativos a la cerveza. Con el tiempo, la posición de Mayer en Schwarz

Certificado de laboratorios Schwarz de la calidad de Presidente.


Capítulo 10|El funcionamiento de la CND en las décadas de 1950 y 1960|284|

|285|El funcionamiento de la CND en las décadas de 1950 y 1960|Capítulo 10

de su compromiso por cuenta de Schwarz, en la medida que se había convertido en

Es probable que la concepción de esta marca se llevara a cabo en forma un tanto pre-

accionista. Con el tiempo, Mayer incluso pasó a formar parte del Consejo de Admi-

cipitada, ante el reto de la empresa competidora, pues se anunció su lanzamiento inmi-

nistración de la CND.

nente a fines de marzo de 1949.4 Concebida como producto ágil, para un consumo informal, únicamente fue envasada en botellas pequeñas de doce onzas. Con fines de sos-

La Bock

tener una competencia inicial se le puso un precio moderado de 25 centavos, inferior

La competencia que representó la Sociedad Cervecera Antillana repercutió en la con-

al del equivalente importado.

sideración de que porciones considerables del público podían estar abiertas a consumir

El proceso de confección de esta marca estuvo a cargo de Hugh Barrett, maestro cer-

tipos novedosos de cerveza. En efecto, como se ha visto, la marca La Dominicana tenía

vecero de la CND, contando, como ya era lo usual, con la asesoría del Instituto Schwarz.

peculiaridades importantes respecto a la Presidente. Para hacer frente al formidable re-

Este técnico explicó las peculiaridades de la marca, afines al estilo original: en primer

to que significaba la empresa de Trujillo, los ejecutivos de la CND visualizaron la perti-

lugar, es de color oscuro, proveniente de la malta caramelo; «produce una densa espu-

nencia de introducir un tipo completamente novedoso, apartado del ya proverbial esti-

ma cremosa y tiene un sabor agradable»; por último, se caracteriza por sus altas cualida-

Anuncio de cerveza Bock.

Malvin Mayer y Frank Columna hacen pruebas con muestras de cerveza.

lo predominante en el país. En la búsqueda de este nicho consideraron prudente experimentar con un tipo de fermentación alta, lo que comportaba un indudable riesgo. Se trató del tipo Bock, común en Alemania como cerveza producida a fines del invierno por su consumo en primavera, como era usual en la época en que solo había cervezas de fermentación alta. Para evocar sus orígenes y características, se decidió ponerle el mismo nombre de Bock a la marca, que significa chivo en alemán. De acuerdo a tratadistas, este tipo se caracteriza por la mezcla de maltas de cebada y de trigo, esta última ligeramente tostada.


Capítulo 10|El funcionamiento de la CND en las décadas de 1950 y 1960|286|

|287|El funcionamiento de la CND en las décadas de 1950 y 1960|Capítulo 10

des alimenticias. Aunque Barret no lo especificó, la Bock, además, es reconocida por su

dificultad, aun entre aficionados sutiles, de incorporar al consumo variedades aparta-

alta graduación alcohólica. Esta característica podía tener importancia en función de la

das de la corporizada en la Presidente. El público abierto a adoptar una cerveza de fer-

competencia entre las cervezas producidas en el país. Para muchos aficionados a la cer-

mentación alta, color oscuro y elevada graduación alcohólica resultó ser una minoría.

veza, tanto de Alemania como de Estados Unidos, la calidad de la Bock es insuperable

Frank Columna y Hugh Barret, maestros cerveceros.

no solo desde el punto de vista de su sabor, sino de la propiedad medicinal que se le

Balance de la CND en su trigésimo aniversario

atribuye y de que, pretendidamente, provoca menos aumento de peso que otros tipos.

A lo largo de la década de 1950 la CND experimentó transformaciones de considera-

Las noticias son escasas acerca de la recepción de la Bock por el público, señal de que

ción, paralelamente con la dinámica creciente del consumo de cerveza en el país, a su

no fue la mejor. Los anuncios fueron limitados y algunos de los mismos vendedores de

vez vinculado a una economía que crecía a un ritmo de alrededor de 7% anual. Las ven-

la CND no tienen un recuerdo claro acerca de la marca. No parece, pues, que calara, lo

tas totales de cerveza se duplicaron con creces en menos de una década, al pasar de 3.1

que explica que tuviese una existencia efímera. Después de la tropical primavera de

millones de pesos en 1950 a prácticamente 7 millones en 1958, con un crecimiento su-

1949 esa marca no volvió a producirse, lo que es explicado por una razón obvia: la

perior al de la evolución general de la economía, algo usual en fases de auge.

El requerimiento de cualificación del

de la ciudad de New York, donde,

tablecimientos educativos de ma-

CND habían sido de origen extranje-

personal respondía también a las

por espacio de ocho meses, tomó

yor nivel en el mundo, tenía por

ro, aunque Jaime Gronau con el

transformaciones que se llevaban a

cursos relativos a los siguientes te-

fundamento la conexión entre teo-

tiempo obtuvo la nacionalidad do-

cabo en el proceso productivo de la

mas: ingredientes, mecanismos re-

ría y práctica, por lo cual disponía

minicana. El maestro cervecero a

cerveza, cada vez más dependiente

cientes de embotellamiento, siste-

de una pequeña cervecería anexa, a

cargo de la dirección de los proce-

de sistemas precisos y normas

mas de cultivo de levadura, quími-

fin de que los alumnos experimen-

sos químicos era el norteamericano

científicas que dejaran atrás los

ca y biología y aspectos de ingenie-

tasen directamente todos los pasos

Hugh C. Barrett Jr., quien también

procedimientos empíricos de origen

ría concernientes al área cervecera.

necesarios en la fabricación. De

obtuvo su especialidad en la Bre-

artesanal. El avance de la produc-

Los estudios de Columna se cen-

igual manera, incluía visitas a em-

wers Academy, y en lo adelante Co-

ción a gran escala requería el per-

traron en el área de laboratorio quí-

presas cerveceras grandes y pe-

lumna pasó a fungir como su ayu-

feccionamiento de las pruebas de

mico con el fin de realizar análisis

queñas de Estados Unidos, así co-

dante. Sus conocimientos y su ex-

laboratorio, con el fin de asegurar la

de ingredientes que garantizan un

mo a empresas vinculadas a aspec-

periencia le hicieron ganar progresi-

EL PRIMER MAESTRO CERVECERO DOMINICANO. Como parte

grama de preparación técnica de su

estabilidad del producto.

«producto uniforme y puro»,5 pero

tos conexos, como fábricas de vi-

vos méritos dentro de la empresa,

personal. Ese propósito coincidía

Entre las personas que tomaron

también tomó clases intensivas de

drio y de maquinarias.

al grado de que en 1965 fue desig-

de los imperativos de sostener los

con las visiones gubernamentales

cursos de perfeccionamiento profe-

laboratorio físico, sobre todo acer-

Aunque la duración de los estudios

nado su administrador, tras el falle-

estándares de calidad y de, even-

tendentes a mejorar la formación

sional en esos años se destacó

ca de refrigeración, con vistas al

fue breve, la prolongada experiencia

cimiento de Pilindo Bonetti.

tualmente, mejorarlos todavía más,

profesional de técnicos y trabajado-

Frank Columna, ya con vasta expe-

control de la temperatura y de sus

de Columna le permitió recibir el tí-

sobre todo con vistas a la completa

res en un momento en que mar-

riencia en el área de los laborato-

variaciones de acuerdo a las nor-

tulo de maestro cervecero, siendo

estabilidad del producto, la Cerve-

chaba a todo vapor el proceso de

rios químicos de la empresa. En

mas de la tecnología de punta.

el primer dominicano que obtenía

cería Nacional Dominicana inició, a

industrialización ligera que siguió a

septiembre de 1949 Columna fue

El programa de la Brewers Aca-

esa calificación académica. Hasta

fines de la década de 1940, un pro-

la Segunda Guerra Mundial.

enviado la U. S. Brewers Academy

demy, en su género uno de los es-

entonces todos los maestros de la


Capítulo 10|El funcionamiento de la CND en las décadas de 1950 y 1960|288|

Columna y Bonetti.

|289|El funcionamiento de la CND en las décadas de 1950 y 1960|Capítulo 10

El punto de partida de estos avances estuvo en las mejorías tecnológicas que acompa-

La posición de la CND se ratificó con motivo de la adquisición de la Sociedad Cerve-

ñaron el traslado de la planta de la CND a la Carretera Sánchez. El edificio, construi-

cera Antillana en 1952, con lo que quedó atrás toda amenaza proveniente del régimen.

do en 1950 por los ingenieros Penson y Pou con especificaciones de la firma Harley,

Por otra parte, pudo mantener una sólida presencia dentro del mercado gracias a que

Ellintong and Day, de Detroit, incorporaba los progresos recientes de la técnica indus-

la compenetración del público con Presidente evitaba que las importaciones se incre-

trial: «Con sus amplios edificios, planta de fabricación, almacenes, talleres de mecáni-

mentaran.

ca, carpintería, garajes, talleres de pintura y reparación de vehículos de motor dotados

En los años finales de la década de 1950 los ejecutivos de CND destacaron las transfor-

de equipos modernos para facilitar las labores correspondientes a los mismos, la Cer-

maciones que había experimentado la empresa durante su dilatada existencia. En ese ba-

vecería cuenta con todas las facilidades modernas para realizar eficientemente sus ope-

lance sobresalía la ilustración de cómo la CND había pasado de ser una empresa peque-

raciones de producción». En las nuevas instalaciones se instaló una capacidad produc-

ña a un gigante dentro de las condiciones dominicanas. En 1930 la empresa se estrenó

tiva que duplicaba la demanda del momento. Los procesos manufactureros se hicieron

con apenas 40 empleados, mientras que en 1958 superaba los cuatrocientos.6 La inver-

sustancialmente más automatizados y, por ende, más eficientes.

sión pagada, de apenas diez mil pesos en 1929, había llegado a 3 millones desde inicios

Luis del Toro.

del régimen de Trujillo, ya que entendían que respondía exclusivamente a los intereses de la empresa.7 Este compromiso se puso a prueba en los años difíciles en que Trujillo operó la Sociedad Cervecera Antillana, en los cuales el administrador tuvo que emplearse a fondo para evitar que la empresa cayera en manos de Trujillo. En el desempeño de sus labores, inclinado a contar con la colabora-

EL EQUIPO DE PILINDO. El pro-

En páginas anteriores se han desta-

nacional. Quienes lo recuerdan, lo

ceso de consolidación de la empre-

cado las dotes administrativas de

consideran un hombre franco y

sa y de ampliación del volumen de

Bonetti, la figura clave de la empre-

cordial, presto a ganar la confianza

las operaciones después de la

sa in situ, desde poco después de

de los interlocutores. Esto le hizo

Segunda Guerra Mundial estuvo

sus inicios hasta su fallecimiento

ganar un liderazgo extraordinario

dirigido por un equipo gerencial

en 1965. Fue un conocedor profun-

dentro de los cuadros. Pese a las

conformado alrededor del vicepre-

do del medio dominicano, lo que

altas posiciones de dos de sus her-

sidente- administrador Pilindo

aplicó en su función de represen-

manos, sus compañeros de labor

Bonetti.

tante de la empresa en el escenario

no lo ponderaban como un hombre

ción de todos en la gestión, confor-

sobre todo tres se distinguieron

ral de varios años en Estados Uni-

mó un equipo de cuadros directi-

por la prolongada relación que tu-

dos. Aunque su fuerte era el área

vos. La generalidad de subordina-

vieron con la empresa: Frank Co-

de elaboración, también estaba do-

dos se sentían orgullosos de ser

lumna, Luis del Toro y Rafael G.

tado de condiciones administrati-

depositarios de la confianza de Pi-

Menicucci Rodríguez.

vas. Pero a él le correspondió una

lindo, ya que lo admiraban por su

Columna fue un autodidacta, que

cuota considerable de los esfuerzos

modalidad democrática de trabajo.

en parte logró ascender hasta la

para mantener la calidad de Presi-

Aunque muchas personas trabaja-

condición formal de maestro cerve-

dente. Era un hombre jovial, con

ron de cerca con Bonetti, a la larga

cero gracias a su experiencia labo-

suma facilidad para relacionarse


Capítulo 10|El funcionamiento de la CND en las décadas de 1950 y 1960|290|

|291|El funcionamiento de la CND en las décadas de 1950 y 1960|Capítulo 10

de la década de 1950. Pero más ilustrativa resultaba la evolución de las ventas: de 50,000

vicepresidente McKay, otorgaron galardones a los 189 empleados más antiguos de la

cajas anuales se había pasado a 680,000 en 1954 y 1,105,000 en 1958. Esta evolución

empresa, tres de los cuales habían ingresado desde sus primeros días de 1929. Ese acto,

repercutió en la nómina, que de RD$30,000 anuales superó los RD$600,000 a fines de

en el que fue conmemorado el Día Internacional del Trabajo, se celebró en el Jardín Te-

la década del 50. El balance realizado también destacaba el impacto de su producción

rraza Cerveza Presidente, y en él fungió como maestro de ceremonias Rafael G. Me-

en el sistema fiscal del país, ya que de una cifra no superior a 50,000 pesos que abona-

nicucci R.Tomaron la palabra el presidente Stuart, el administrador Bonetti y el subad-

ba en impuestos durante la década de 1930, se había pasado a 3 millones para 1958,

ministrador Julio Montolío. El primero hizo un recuento histórico de la marcha de la

monto que representaba aproximadamente el 2% del total de ingresos fiscales.

empresa, destacando el sentido de comunidad de todos sus empleados. Además de los galardones correspondientes a la antigüedad de cada uno, se entregaron

Los veteranos

presentes, como relojes de pulsera con los nombres de los homenajeados más antiguos

Con motivo de la celebración del trigésimo aniversario del inicio de la producción, el

y botones de oro a otros. El subadministrador Montolío agradeció los presentes a nom-

30 de abril de 1960 los ejecutivos de la CND, encabezados por su presidente Stuart y su

bre de los empleados, poniendo de relieve el sentimiento de comunidad que los con-

Rafael Menicucci R.

con los demás, pues apreciaba las

bre sus hombros descansó el patri-

trador. Se inició en su natal Santiago

condiciones de cada quien. Por su

monio de la compañía, para lo cual

en 1946, y al año siguiente fue

capacidad, fue promovido a la con-

dispuso controles estrictos. Se es-

transferido a Santo Domingo, donde

dición de segundo de Bonetti, lo

meró en contribuir a mantener la

se le designó gerente de Ventas.

que le permitió ser su sustituto en

disciplina a todos los niveles y en

Mantuvo la jefatura del área hasta

1965. Le tocó enfrentar varias co-

evitar cualquier irregularidad. Le

su jubilación en 1982. En realidad

yunturas delicadas, principalmente

correspondió relacionarse con las

dirigía varias áreas de trabajo, que

el inicio de la competencia de la

instituciones estatales, a propósito

con posterioridad dieron lugar a de-

Cervecería Cibao.

del casi crónico debate acerca de

partamentos separados en el organi-

Un segundo hombre que se distin-

los impuestos. Como pocos, entre-

grama empresarial, como Publici-

guió en el área de auditoría fue Luis

gó su vida a la CND.

dad, Promoción, Mercadeo y Rela-

del Toro, a quien se le hizo una en-

Cabe también destacar la participa-

ciones Públicas. Inicialmente se re-

trevista para este libro. Es hoy un

ción en el equipo de Rafael G. Meni-

lacionó de manera especial con Mc-

los centros de consumo en la noche

Estas figuras fueron las que proba-

el aporte de Mariano Defilló como

depositario de la memoria institu-

cucci Rodríguez, un hombre tam-

Kay, quien tenía asignadas esas

y concluía la jornada hacia mediano-

blemente tuvieron mayor continui-

el principal químico de la planta du-

cional de la trayectoria de la empre-

bién entregado en cuerpo y alma a

áreas desde que residió en Santo

che, revisando los anuncios en los

dad dentro del equipo dirigente de

rante décadas. Desde muy tempra-

sa. Desde que ingresó a la CND, en

la CND. Se ganó la confianza de Pi-

Domingo hasta 1968. El centro de la

periódicos. Para él fue, pues, misión

la empresa. Pero hubo otras que

no, Fernando Mañón dirigió el área

1952 –después de haber laborado

lindo, a quien auxilió en las relacio-

labor de Menicucci radicó en mane-

de vida impulsar y dar seguimiento

desempeñaron destacadas funcio-

de mecánica. Jorge Pesquera fue

en la empresa de Trujillo–, fungió

nes con la sociedad. Su formación

jar la promoción de Presidente du-

a la evolución del avance de esa

nes acompañando a Bonetti. El más

jefe de la planta desde finales la dé-

como principal ejecutivo financiero.

cervecera fue producto, en lo funda-

rante cerca de 35 años. Se llevaba

marca. En sus labores se ganó el

antiguo fue el subadministrador Ju-

cada de 1940, llegando a adminis-

Esta función le permitió llegar a la

mental, de la compenetración que

tareas a la casa para los días festi-

aprecio de sus subordinados, clien-

lio Motolío, quien laboró hasta la

trador en 1968, en sustitución de

posición de sub-administrador. So-

logró con el vicepresidente-adminis-

vos, pero durante la semana visitaba

tes y consumidores.

década de 1960. Se ha señalado ya

Columna.


Capítulo 10|El funcionamiento de la CND en las décadas de 1950 y 1960|292|

|293|El funcionamiento de la CND en las décadas de 1950 y 1960|Capítulo 10

gregaba y señalando que «estamos justamente orgullosos del para nosotros tan honroso

1946-1950

reconocimiento de nuestros humildes servicios.» La celebración concluyó con una ce-

Félix Acevedo, Carlos Acevedo, Luis Acevedo Burgos, Toribio Agüero, Esteban Aceve-

na criolla y la presentación del grupo de Bailes Típicos de René Carrasco.

do, Inés D. Anderson, Joaquín Vinicio Alcántara, Mauricio Brea, Manuel Batista, Rafael

A continuación se ofrecen los nombres de los empleados reconocidos y la época de su

Barías, Domingo Cabral, Abel Cardoza, Frank Columna, Luis María Castro, José María

ingreso en la empresa.

Costa, José Armando Cruz, Bienvenido Chevalier, Mateo de la Rosa, Jacobo de Paula, Saturnino Espiritusanto, Juan Enseñat, Abelardo Freites B., Omar O. González C., José

1929-1930 Carlos M. Bonetti B., Julio Montolío y David Díaz.

Trabajadores y empleados galardonados. 1960.

Ricardo García Blanco, Luis Gómez Martínez, José María Guerrero, Miguel Angel González, Francisco A. Henríquez, Luis Felipe Heureaux, Francisco José Iturbides, Luis

1931-1935

E. Jorge P., Tomás H. Jones, Alcibíades Jiménez, Santiago Jones, Rafael Liranzo, Pablo

Aníbal Cedeño, Antonio Perallón, Agustín Peña y Pablo Ruiz.

Antonio Lima L., Rafael del Carmen Llenas, Rafael G. Menicucci, Fernando A. Mañón,

1936-1940

Manuel Miranda, Manuel de Js. Méndez R., Luis Matos S., Martín Nova, José Manuel

Mariano A. Defilló, Francisco Arias, Fleorville Mozart Cumbertbatch, Gregorio Cruz, Ci-

Peña, Juan Pablo Pichardo, Jorge M. Pesquera, José Pedemonte S., Amaury Pou Ricart,

rilo Henríquez, Ramón Díaz, Mariano Rodríguez, Quiterio Ramírez y Segundo Valentín.

Miguel Angel Peña, Julio A. Pérez, Buenaventura Pérez, Luis Guillermo Rodríguez, Juan Antonio Rivera, Hipólito Rivera, Rafael Rincón de la Maza, Miguel A. Rodrí-

1941-1945 Manuel Alcalá, Simón Bautista, Pericles Castillo,Vicente Figuereo, Elías Félix, Enrique Isiano, Lorenzo de Jesús Martínez C., Santos de Jesús Martínez C., José Martínez, Héctor Mieses Lajara, Frank Pinea, José Altagracia Popa, Oscar Perallón, y César Rabasa.

guez Cruz, Ramón Santos Arias, Francisco Segura, Alvaro Sánchez C., José Nelson Toledo y Manolo Valera.

Banquete en ocasión del 30 Aniversario de la CND.


Capítulo 10|El funcionamiento de la CND en las décadas de 1950 y 1960|294|

Anuncio de fines de la década de 1940.

|295|El funcionamiento de la CND en las décadas de 1950 y 1960|Capítulo 10

1951-1955

Julio Mañón, Evaristo L. Medina, Frank McGrovan, Luis Emilio Melo, Angélica Mejía

Manuel Alemar, Edilio Arias, Juan Antonio Alvarez, Pedro Antigua, Luis E. Aracena,Vi-

Gómez,Victoriano Camilo Monegro, Félix Morales, Orestes Nicolás, Carlos Norman,

cente Acevedo, César Ignacio Alvarado, Luis E. Acevedo, Altagracia Antón, Julio Emilio

Porfirio Ortiz, R. A. Ocumarez, Ramón E. Ortega, Marianela Pérez Molina, Juan Sal-

Cuevas, José Chevalier Escoto, Luis del Toro C., Antonio Dájer E., Bienvenido de la

vador Pichardo, Mario Emilio Pina Martí, José Daniel Pérez, Ramiro Pietrera, Luis Pa-

Rosa, Jesús María de León, Julio E. Díaz P., Rodolfo Díaz, Esteban M. Domínguez, Fe-

niagua, Domingo Polanco, Barón Perallón, Salvador Pichardo, Julio A. Pérez Luna,Teó-

derico C. Estrella, José R. Fiallo P., Julio Fermín, J. Armando Fermín C., José Adriano

filo J. Quezada, Segundo Ismael Reyes, Prebisterio Rodríguez, Fabio Federico Ruiz C.,

Fernández, Rafael Emilio Félix, Juan González, Jacobo Guerrero, Félix Guzmán, Emi-

Héctor Romero, Luis E. Rodríguez A., Raúl Rodríguez A., Generoso Rosario, Pedro

lio Pelegrín Garden, Eligio Germán, Oscar Lincoln Guzmán, Oscar E. Guerra P. Ciri-

P. Ramírez, Miguel Ramírez,Antonio Reyes Peñaló, Librado Rosario Bautista, Francis-

lo Hodge, Miguel Antonio Heureaux, Jesús Herrera, José Miguel Jorge, Felipe Jorge, Jo-

co Irán Reyes, Segundo S. Suazo, Luis Armando Suazo, Manuel R. Santana, Julio San-

sé Altagracia Lerón, Pedro Evaristo Lora, Pedro Luna C., Sergio Lugo, Alfredo Licairac

tana C., Juana de Jesús Suárez C., Ramón Sully,Alejandro Trabous, Eduardo Urbón Pé-

B., José Ricardo Luna Méndez, Max Mieses R., Antonio Marcelino, Eliseo Monegro,

rez, Angel C.Vílchez, Pedro Vargas, y Federico Walters.

Alegatos de calidad de Presidente.


Capítulo 10|El funcionamiento de la CND en las décadas de 1950 y 1960|296|

Carroza de Presidente en el Carnaval. 1956.

|297|El funcionamiento de la CND en las décadas de 1950 y 1960|Capítulo 10

Desaparición del complejo antillano

embotelladoras de refrescos de gaseosa que poseía la familia en Estados Unidos, pero

El involucramiento de las familias McKay y Stuart en las empresas de los tres países an-

es posible que fuese entonces, si no antes.

tillanos empezó a disminuir desde fines de la década de 1950. Ni siquiera para Jimmy

A continuación se produjo la venta de la Brasserie de la Couronne de Haití, empresa

Stuart están claras del todo las razones por las cuales su padre, James Stuart, decidió des-

que nunca tuvo gran importancia en el consorcio. Su actividad principal fue siempre la

prenderse de varias de las empresas. Es posible que juzgara que las tasas de beneficio eran

producción de Coca Cola y otras marcas de gaseosas, mientras que la cerveza tenía una

insuficientes, por lo que podía tener sentido el traslado de capitales a empresas más ren-

importancia secundaria, seguramente a causa de que el producto no había calado sufi-

tables, especialmente la CND y la Corona de Puerto Rico.También es probable que en

cientemente dentro de los consumidores haitianos. Hasta hoy, la afición de los haitianos

ciertos casos Stuart se inclinara ante ofertas ventajosas para sí y los demás accionistas.

por la cerveza es notablemente menor que entre los dominicanos. Desde luego, tam-

En un momento no determinado, posiblemente avanzados los años 50, se produjo la

bién incidía –e incide– el estado de mayor pobreza de ese país, que daba lugar a un mer-

primera operación de este género con la venta de la empresa productora de refrescos

cado de pequeña magnitud.

en Islas Turcas.8 No hay información de cuándo se produjo la venta de las pequeñas

Se añadieron dos incidentes que determinaron que, no obstante ser la única planta productora de cerveza en Haití, esta empresa arrastrase dificultades.9 El primero fue el fracaso de un plan de expansión durante la Segunda Guerra Mundial, con la mala fortuna de que el barco que llevaba las pailas y maquinarias fue hundido por un submarino alemán.10 Más importante, al parecer, de acuerdo a la fuente informante, resultó el estado crónico de inseguridad en que se sentían los inversionistas extranjeros en Haití. En ocasión de un viaje que hizo Stuart, a fines de los años 50, motivado por dificultades con el gobierno tras la caída del presidente Paul Magloire, se encontró con un tumulto que, entre otras secuelas, llevó a la ejecución del gerente de la empresa, Richard Forhgoam. De acuerdo a la impresión de su hijo, Stuart se atemorizó y decidió vender esa pequeña cervecería, la cual fue adquirida por uno de los empleados norteamericanos que residían en Haití. La siguiente operación consistió en la venta de la empresa productora de refrescos en Puerto Rico, la Coca Cola Bottlering Co., realizada hacia 1972. No mucho después, en 1975, Refrescos Nacionales, como se ha visto, productora de Coca Cola y otras marcas de gaseosas, también fue vendida a la compañía Wometco. Jimmy Stuart presume que su padre decidió vender las fábricas de gaseosas de Puerto Rico y República Dominicana por haber recibido buenas ofertas, aunque refiere que no recibió nunca una explicación detallada. De todas maneras, estaba claro que Stuart había decidido deshacerse de una parte de las empresas, tal vez con el fin de concentrar los recursos en las dos cervecerías de mayor dimensión. Estas operaciones evidenciaban una estrategia distinta a la de Wanzer, pues cesaba el proceso de expansión del conglomerado empresarial. La venta de esas empresas significaba una reducción de la presencia de los inversionistas en las Antillas, pues no tuvieron ninguna contrapartida en la creación de empresas


Capítulo 10|El funcionamiento de la CND en las décadas de 1950 y 1960|298|

|299|El funcionamiento de la CND en las décadas de 1950 y 1960|Capítulo 10

nuevas. Es probable, además, que no todos los recursos se reinvirtiesen en las islas, sino

alza sustancial, que redundó beneficiosamente en el nivel de vida de la población. Bas-

que una porción de ellos se colocase en Estados Unidos, pese a que ahí Stuart no diri-

ta considerar, como indicador, la variación del salario en el sector industrial, que pasó

gía ninguna empresa manufacturera. Así pues, el hecho de que Stuart revirtiera el pro-

de una media de RD$478 anuales en 1961 a RD$816 en 1962, un alza de 72% en ape-

ceso expansivo impreso por Wanzer no fue del todo ajeno a que, después de su muer-

nas un año. Lo más importante es que hubo efectos consistentes en la calidad de vida,

te, tanto la Corona como la CND pasaran a otras manos.

debido a que el índice de precios no experimentó variaciones importantes, no obstante el inflamiento de la demanda. Esto último se explica por cuanto las mercancías pro-

Consecuencias de la eliminación de Trujillo

ducidas por las empresas que habían sido de Trujillo pasaron a ofrecerse a precios razo-

La muerte de Trujillo, el 30 de mayo de 1961, marcó el inicio de una nueva época. Des-

nables y se abrió la posibilidad de importación sin cortapisas de distintos bienes. De tal

de 1930 la supresión de las libertades individuales se había acompañado por un sistema

manera, coexistió una reducción del costo de la vida con un alza de salarios.

extremo de compulsiones económicas a favor del dictador, quien acaparaba gran parte

La simple alza del nivel de vida impactó decisivamente sobre la evolución económica.

de la riqueza nacional. En los años inmediatamente previos a la caída del régimen se

Se superó el estancamiento económico por efecto del incremento de la demanda, a lo

Anuncio con la alegoría de los Reyes Magos, mostrando tres personajes claves de la publicidad en la década de 1960.

Anuncio de celebración del 30 Aniversario. Anuncio de Presidente a fines de la década de 1960.

habían extremado algunos de sus rasgos, con las alzas de los impuestos y la salida de cuantiosos capitales del país. El resultado fue que, desde 1959, la economía entró en una fase de estancamiento e incluso de decrecimiento en varios aspectos. Por consiguiente, las condiciones de vida de la generalidad de la población, normalmente deprimidas por efecto de los mecanismos de enriquecimiento de Trujillo, empeoraron de manera sustancial. Las cosas experimentaron un rotundo cambio a partir de inicios de 1962, con el establecimiento de un nuevo sistema político. De golpe, los salarios experimentaron un


Capítulo 10|El funcionamiento de la CND en las décadas de 1950 y 1960|300|

|301|El funcionamiento de la CND en las décadas de 1950 y 1960|Capítulo 10

que se agregaron otros componentes, como reducciones de impuestos y el abandono

a 9.6 millones de litros. Es decir, que no solo se registró una recuperación lógica, pos-

de regulaciones monopolistas. Después de tres años de estancamiento económico se en-

terior a años de estancamiento o decrecimiento, sino un alza de magnitudes nunca vis-

tró en una fase de crecimiento bastante más rápido que el experimentado en los años

tas en la historia de la cerveza en el país. En los años subsiguientes se mantuvo una ele-

de postguerra: de acuerdo a las Cuentas Nacionales del Banco Central de la República

vada tasa de crecimiento del consumo, que llevó las ventas a un tope de 19.1 millones

Dominicana, el Producto Bruto Interno creció a una tasa de 6.5% anual, a precios cons-

de litros en 1964. Los acontecimientos de 1965 y las dificultades que experimentó la

8.4%.11

Con

economía dominicana desde 1964 interrumpirían esa curva y habría que esperar a fi-

mucho mayor ritmo creció, dado el entorno global de las nuevas condiciones, el con-

nes de la década para que se recompusiera, cuando la economía de nuevo entró en una

sumo privado, que evolucionó a una tasa anual de 12.6% entre 1961 y 1964, en con-

fase expansiva.

traste con el 5.9% que había sido característica de la década de 1950.

Con más claridad que en la década de 1950, las condiciones de funcionamiento de la

Como era de rigor, estos cambios impactaron el mercado de la cerveza, que entró en

economía a partir de 1962 pusieron a prueba la calidad de la oferta local y la identifi-

una fase expansiva desde 1962, al igual que el conjunto de la economía, por contraste

cación de los consumidores con el estilo representado en la Presidente. El nuevo con-

tantes, entre 1950 y 1958; en cambio, entre 1961 y 1964 creció a razón de

texto económico y político dio lugar a un aceleradísimo incremento de las importaciones, en gran medida por efecto del levantamiento de las restricciones que se habían im-

Local de la CND a mediados de la década de 1950.

puesto en los años finales de la dictadura. Entre 1961 y 1964 las importaciones crecieron a una tasa anual promedio de 35.6%, por lo que en tres años se duplicaron con creces. La cerveza, sintomáticamente, se mantuvo al margen de esa tendencia. Es cierto que, como parte de tal cuadro, en 1962 se produjo un salto de las importaciones, desde 223 mil litros a más de un millón.Ahora bien, en lo fundamental, se trataba de una mera recuperación, pues en 1959 el volumen de cerveza importada había ascendido a 889 mil litros. Igual de importante fue que, tras un alza al año siguiente, en 1964 el volumen de importaciones se redujo. En el segundo lustro de la década las importaciones se mantuvieron todo el tiempo en niveles inferiores a los alcanzados en 1964 e incluso en 1959. Se puede atribuir, por consiguiente, el alza de 1962-63 a un efecto natural de recuperación, a lo que se agregó la acción del comercio importador, a tono con lo sucedía en el conjunto de bienes y la natural tendencia de porciones del público a interesarse por una oferta distinta. Agotado esto, lo decisivo estribó en que se mantuvo incólume la preferencia por la bebida nacional, que creció mucho más que la importada. con el decrecimiento que había experimentado desde 1958. Ese último año la producción de cerveza clara se elevó a 9.6 millones de litros, cifra que se redujo a poco me-

La adquisición de las acciones de Trujillo por la CND

nos de 6 millones de litros en 1961, nivel aproximado al de 1956. Esta evolución im-

Se ha visto en el capítulo anterior que Trujillo se hizo accionista de la CND en 1952, a

plicaba un decrecimiento de 38%, algo nada excepcional en las condiciones críticas de

consecuencia de la integración de la Sociedad Cervecera Antillana. De acuerdo a la in-

esos años, pero que confirma la elevada elasticidad de la cerveza ante las coyunturas

formación de don Luis del Toro, quien ofrece el testimonio más detallado sobre el par-

económicas. Pero de la misma manera operó la elasticidad en una coyuntura expansi-

ticular, originalmente Trujillo mantuvo el control sobre esas acciones durante el período

va, al pasar las ventas de cerveza de esos 6 millones de litros en 1961 a 15.6 millones

preciso en que devengaron un interés de 6% anual por encima de los dividendos nor-

en 1962. Esta última cifra superaba con mucho el récord previo de 1958, ascendente

males de las restantes acciones. Más adelante, de acuerdo al mismo testimonio, avalado


Capítulo 10|El funcionamiento de la CND en las décadas de 1950 y 1960|302|

|303|El funcionamiento de la CND en las décadas de 1950 y 1960|Capítulo 10

por otro empleado, esas acciones fueron transferidas al Banco Agrícola, para lo cual apaMartínez.12

Por razones que no se han determinado, las acciones de Trujillo fueron divididas en dos

El Banco

paquetes iguales. El primero fue vendido por el Banco Agrícola a la CND el 21 de sep-

Agrícola, de acuerdo a Del Toro, retuvo la propiedad por espacio de año y medio, y pos-

tiembre, cuando Ramfis aún se encontraba al mando del país, mientras que el segundo

rentemente se utilizó el nombre de la esposa de Trujillo, María

Sociales.13

Hubo, así,

se transfirió el 27 de noviembre, escasos días después de la estampida de la familia Tru-

en principio, varias operaciones de trasiego de esas acciones, como lo estilaba Trujillo con

jillo. La adquisición de las mil acciones se llevó a cabo «mediante cheques Nos. 818 y

empresas suyas y del Estado para el óptimo aprovechamiento de los recursos.

851 expedidos a favor del Banco Agrícola y contra The Royal Bank of Canada.» A jui-

Más adelante los testimonios orales difieren en lo relativo al destino final de las accio-

cio de los inspectores del Estado, «por medio de esta operación el Banco Agrícola ha

nes o en cómo fueron vendidas a la CND. Algunos consideran que la CND adquirió las

dejado de ser accionista de la Cervecería Nacional Dominicana.»19

acciones de Trujillo antes de su muerte, como lo hace el director del periódico Hoy, ba-

Circularon rumores entre los empleados de la empresa acerca de esos dos cheques, cu-

teriormente fueron transferidas a la Caja del Instituto de Seguros

indicada.14

Sin embargo, el inventario de bienes de Trujillo de

yo monto, de acuerdo a uno de ellos, se elevaba a un millón, dividido en dos partidas

inicios de julio de 1961, permite establecer que para el 30 de mayo de 1961, día en que

de medio millón de pesos.20 También se consideró que el dinero para el pago de las ac-

sado en una fuente no

el dictador fue ajusticiado, sin lugar a dudas, era accionista.15 De acuerdo a ese documento, las acciones de Trujillo tenían un valor exacto de $1,002,100. Esto sugiere que, como parte de las transacciones secretas habituales, tal vez por conveniencias políticas, en algún momento Trujillo decidió recuperar las mil acciones de la CND.16 No pasaron muchos días para que Ramfis Trujillo, heredero político de Trujillo, decidiera vender las acciones de la CND, las cuales posiblemente se encontraban a nombre de su madre, María Martínez. Refiere la hija de Wanzer y esposa del vicepresidente McKay, fuente fundamental, que la transacción generó una controversia de intereses entre Ramfis y su hermana Angelita.17 Un expediente localizado en los fondos de la Secretaría de Estado de Finanzas del Archivo General de la Nación refleja lo esencial de las transacciones que se llevaron a cabo con las referidas acciones en la segunda mitad de 1961. La primera fase implicó que el Banco Agrícola se hacía cargo de las mil acciones preferenciales, amparadas en el certificado P-16, operación realizada el 25 de agosto de 1961. En ese momento, «la empresa cervecera emitió en su lugar y a favor de dicha institución bancaria, los certificados Nos. P-17 y P-18.»18 Es lícito suponer que ese traspaso al Banco Agrícola no fue sino el preámbulo de una venta previamente decidida, tal vez, como refiere Dorothy McKay, para cumplir con

ciones se colocó en el exterior, donde fue retirado por el hijo de Trujillo.21 Aunque no

una cláusula del acuerdo de 1952. En cualquier caso, era un medio adecuado para la

se dispone de copias de los cheques, es prácticamente seguro que se elevaron a esas su-

operación, pues se evitaba que figurara la familia Trujillo, con sus consiguientes reper-

mas, ya que de otra manera se hubieran producido señalamientos expresos por parte de

cusiones, dada la previsible caída del régimen en el corto plazo.También pudo pesar la

los funcionarios del Consejo de Estado –gobierno del momento–, muy solícitos en re-

urgencia de Ramfis por captar divisas, con el fin de expatriarlas, por cuanto la opera-

cuperar los bienes que habían pertenecido a Trujillo y familiares, a veces con plazos con-

ción a través del Banco Agrícola ofrecía menores complicaciones. Por consiguiente, es

minatorios.22

prácticamente seguro que el fondo de acuerdo estipulaba que, en breve, las acciones se

Aunque no se dispone de detalles acerca de cómo esas acciones fueron reubicadas, pa-

traspasarían a la CND.

rece que fueron distribuidas por partes alícuotas entre los accionistas a raíz de su

Centros de diversión en Santiago. C. 1950.


Capítulo 10|El funcionamiento de la CND en las décadas de 1950 y 1960|304|

|305|El funcionamiento de la CND en las décadas de 1950 y 1960|Capítulo 10

anulación. El capital social de la empresa fue disminuido desde tres a dos millones de

a título individual en la subasta, las acciones se incorporaron al patrimonio general de

pesos, lo que parecía implicar retornar a la situación previa a la fusión de la Sociedad

la CND.

Cervecera Antillana en 1952 y dejar en igualdad de condiciones las restantes veinte

Una última situación que se presentó tras la caída de la dictadura se relacionó con 221 ac-

una.23

Los activos dentro del Estado Finan-

ciones de José María Bonetti Burgos (Santana), las cuales fueron confiscadas por el Conse-

ciero de la empresa en 1961, uno de los anexos de la documentación localizada en

jo de Estado, bajo el supuesto de que el connotado empresario había sido favorecido por la

los fondos de la Secretaría de Finanzas, permiten considerar que las acciones de Tru-

dictadura, lo que se llevó a cabo por medio de la ley 5836 del Consejo de Estado, de 7 de

jillo fueron absorbidas contablemente como depreciación, la cual se fijó en la eleva-

marzo de 1962. La empresa tuvo que solicitar un tiempo extra al demandado de veinticua-

da suma de $1,063,209, grosso modo coincidente con el valor de las acciones adquiri-

tro horas para la entrega de esas acciones, puesto que el nuevo certificado C-804, a nombre

das. El activo fijo, desglosado en propiedad, planta y equipo, quedó valorado en

de la Corporación de Fomento Industrial, tenía que ser firmado por Stuart, con domicilio

$1,905,507. En términos generales, esa situación permaneció hasta abril de 1964,

en New York.31 Es casi seguro que estas acciones de José María Bonetti le fueron devueltas

cuando se decidió elevar el capital social a cuatro millones, «mediante la incorpora-

con posterioridad, conjuntamente con las de la Sociedad Industrial Dominicana. De tal ma-

mil acciones comunes de cien pesos cada

ción al mismo de beneficios acumulados correspondientes a ejercicios

anteriores.»24

nera, el Estado quedó definitivamente desligado de cualquier relación con la CND.

El ya citado Estado Financiero de 1961 registra que hasta noviembre de ese año se

La presencia de Trujillo como antiguo accionista de la CND, como se ha visto, concitó

lograron beneficios por $365,705, a los que se agregan otros balances por un total de

interés entre empleados y trabajadores y aun entre personas ajenas a la empresa. Refie-

2,445,550. Por lo demás, una relación de accionistas preparada poco después de la ad-

re uno de los entrevistados que, a partir de 1962, algunos sectores de trabajadores enca-

quisición de las mil acciones preferenciales, no muestra diferencias apreciables con

minaron gestiones para que las acciones de Trujillo fueran traspasadas al conjunto de la

otras consultadas de años anteriores.25

empleomanía de la empresa.32 Se ampararon, aparentemente, en una consideración de

Otro proceso atravesaron las veintiún acciones comunes a nombre de Trujillo, que ha-

justicia y en alegatos técnicos acerca de la forma en que se había llevado la transacción

bían sido propiedad de su tío Plinio Pina Chevalier y que habían pasado a manos del

de la segunda mitad de 1961. En la documentación consultada no ha aparecido nada

primero el 18 de agosto de 1960 por medio del certificado C-377. El dictador «pasó a

relativo a la reclamación en cuestión, y el testimoniante duda que los promotores con-

ser titular de las indicadas 21 acciones... como resultado del legado universal de sus bie-

servaran papeles acerca de ella.

nes consentido a favor de éste por la anterior propietaria de las mismas, señora doña Ercilia Seijas Viuda Pina Chevalier.»26 En el momento del fallecimiento de la señora Sei-

La CND en Abril de 1965

jas viuda Pina se había perdido el certificado de acciones, por lo que se convino en ex-

A fines de abril de 1965 República Dominicana confrontó una las situaciones más con-

pedir uno nuevo a nombre de Trujillo, a requerimiento del alguacil Luis Arvelo.27

flictivas de su historia, a consecuencia del derrocamiento del gobierno del Triunvirato,

Esa pequeña suma fue confiscada por el Estado como parte de la fortuna de Trujillo y

que había sustituido al gobierno presidido por Juan Bosch con el golpe de Estado del

colaboradores, lo que fue ratificado y reglamentado por medio de la ley 5785 de 4 de

25 de septiembre de 1963.Tras unos días de guerra civil entre sectores contrapuestos de

enero de 1962. Originalmente la empresa propuso al gobierno que esas pocas accio-

las Fuerzas Armadas y de movilización popular, se produjo una segunda intervención

nes fueran «adquiridas por viejos servidores de esta empresa, con más de 20 años de

norteamericana en el país. No obstante el reconocimiento de un cese del fuego, la si-

servicios.»28

Las acciones fueron puestas en pública subasta por el Banco Agrícola en

tuación se mantuvo en estado de excepción a consecuencia del atrincheramiento de los

un momento indeterminado, posterior a 1961, cuando Armando D´Alessandro se en-

partidarios de la Constitución de 1963 en las zonas centrales de la ciudad de Santo Do-

entidad.29

Seguramente, procurando que no entraran accionis-

mingo. Después de arduas negociaciones con la Organización de Estados Americanos,

tas indeseables, James Stuart ordenó a Columna, Del Toro y Menicucci Rodríguez, tres

el 3 de septiembre de 1965 se constituyó un gobierno provisional, presidido por Héc-

de los principales ejecutivos de la empresa, que participaran en la subasta para que tra-

tor García Godoy, tras la renuncia de los gobiernos rivales de Francisco Alberto Caa-

taran de adquirirlas, como en efecto hicieron.30 Aunque los tres funcionarios actuaron

maño Deñó y Antonio Imbert Barrera. A consecuencia de estos eventos, las actividades

contraba al frente de la


Capítulo 10|El funcionamiento de la CND en las décadas de 1950 y 1960|306|

Manifestación en la Revolución de Abril con Presidente al fondo.

|307|El funcionamiento de la CND en las décadas de 1950 y 1960|Capítulo 10

comerciales e industriales en la ciudad de Santo Domingo se paralizaron, y solo volvie-

de ratificar el cierre de la empresa. Columna se ausentó del país, pero algunos de los res-

ron a cierta normalidad en los meses finales del año.

tantes ejecutivos decidieron reabrir la planta.33 Los terrenos aledaños habían sido ocupados

En el momento del estallido la CND pasaba por una situación especial, a causa del falle-

por un campamento de soldados norteamericanos y los ejecutivos que permanecían en el

cimiento de Pilindo Bonetti dos semanas antes. Frank Columna había sido designado

país estimaron, en los primeros días de mayo, que existían suficientes garantías para reanu-

nuevo administrador, pero apenas había tenido tiempo para integrarse a esas funciones.

dar las operaciones. Restablecidas las comunicaciones normales con el exterior, Del Toro

Como prácticamente todas las empresas, la CND debió suspender sus actividades en los

fue designado administrador interino y pasó a tomar las medidas para una normalización.

días en que se producían los combates alrededor del puente Duarte y otros puntos de la

Lo primero que debió hacerse fue convocar a empleados y trabajadores para que se

ciudad. El sistema de transporte se encontraba completamente paralizado y el simple he-

reintegrasen.Algunos de ellos se habían presentado a la puerta de la empresa aun en los

cho de salir a la calle representaba un alto riesgo para las personas ajenas a aquellos acon-

días más peligrosos, estimando que era su responsabilidad seguir trabajando. Por lo que

tecimientos. Incluso después de producida la intervención militar norteamericana, el

indica uno de los entrevistados, casi todos los trabajadores y empleados de la empresa

28 de abril, parece ser que llegó una orden proveniente de New York, en el sentido

albergaban simpatías por el sector constitucionalista.34 Originalmente, tras la muerte de Trujillo, de acuerdo al mismo testimoniante, la corriente básica de simpatías se había volcado hacia la Unión Cívica Nacional, dada la existencia del sentimiento antitrujillista que se exteriorizó en la segunda mitad de 1961. Con el tiempo, la mayor parte del personal, sobre todo el operario, fue desplazando sus simpatías hacia el Partido Revolucionario Dominicano, como fue lo característico entre la generalidad de la población dominicana y quedó materializado en las elecciones del 20 de diciembre de 1962. No obstante ese estado de opinión, cuando se produjo la convocatoria al trabajo prácticamente todos los empleados y trabajadores se incorporaron a sus labores habituales. Al principio se decidía, día a día, si se laboraba o no, dadas las condiciones todavía tensas, pero más adelante la producción se normalizó del todo. Según recuerda uno de los entrevistados, ni un solo integrante del personal de la CND se mantuvo dentro de la zona constitucionalista, lo cual no fue excepcional, puesto que muchas empresas de todos los tamaños, con el paso de los días, volvieron a la normalidad. La mayoría de los trabajadores que simpatizaban por el sector constitucionalista consideraban, como cuestión de sentido común, que debían permanecer en sus puestos de trabajo por un sentido de obligación familiar y compromiso con la empresa. Quince días después de la intervención, Del Toro logró que los soldados estadounidenses desocuparan los terrenos de la empresa, con lo cual el proceso se empezó a normalizar.A pesar de la protección de los marines, la CND y Refrescos Nacionales operaban en condiciones precarias. Para comenzar, todos los bancos del país estaban cerrados, de manera que el dinero tuvo que ser depositado en cajas fuertes de la empresa, lo que comportaba elevados riesgos. Hasta el momento en que se reabrieron los bancos, unos treinta millones de pesos habían estado ingresando en esas cajas fuertes, entre los cuales había seis millones en dólares. Entre las situaciones accidentadas que se produjeron en esos meses, narra Del Toro que


Capítulo 10|El funcionamiento de la CND en las décadas de 1950 y 1960|308|

|309|El funcionamiento de la CND en las décadas de 1950 y 1960|Capítulo 10

un día se presentó ante él un teniente norteamericano con un camión repleto de bo-

y trabajadores de la CND resultaron mejores que las de la generalidad de otros sectores

tellas de cerveza Budweiser, y le propuso cambiarlas por un número similar de botellas

económicos del país, incluyendo los de mayor productividad en el área urbana. Pero el

de Presidente. La propuesta era producto de que, según le refirió el teniente, los solda-

contexto nacional era de salarios deprimidos y en él se insertaba por necesidad la polí-

dos estadounidenses, después que probaron la Presidente, rechazaban la Budweiser. El

tica retributiva de la empresa. Entre gran parte del personal existía un estado de insatis-

administrador se limitó a responder que no le interesaba el cargamento y que cualquier

facción con los salarios que se devengaban, pues se consideraba que apenas permitía la

compra de Presidente debía hacerse al contado.

supervivencia dentro de la sociedad modesta de aquella época.

La normalización de la CND fue bastante relativa, lo que se pone de relieve en el hecho

Ahora bien, aparentemente los administradores locales consideraban que la empresa de-

de que las ventas totales de cerveza clara disminuyeron de 19.1 millones de litros en 1964

bía ajustar sus niveles salariales a las realidades del país y, por consiguiente, ofrecer me-

a 11.9 millones. Como artículo de consumo más definidamente alimenticio, la malta re-

jorías particulares solo en el nivel estrictamente necesario. De ahí que una buena parte

gistró una disminución inferior, resultado de lo cual las ventas totales de la CND bajaron

del personal de la empresa durante la primera parte de la dictadura de Trujillo obtuvie-

de 16.7 a 12.2 millones de pesos, aproximadamente un 25%. Disminuciones similares se

se los salarios mínimos vigentes en la legislación.

registraron en todo el aparato productivo del país. Más adelante incidió el hecho de que la evolución de la economía en los dos años subsiguientes fue bastante negativa, tanto por

Entrega de bonificaciones a trabajadores de CND. 1968.

las secuelas de la guerra civil como de dos intensas sequías. En consecuencia, fue solo en 1968 cuando las ventas totales de la CND volvieron a acercarse a los niveles de 1963-64.

Evolución de la condición obrera y la organización sindical La condición de los trabajadores de la CND pasó por etapas conectadas con la evolución general de la economía dominicana y con las operaciones de la empresa. Inicialmente, la dimensión modesta daba por resultado que la empresa tuviese escaso impacto en el mercado laboral, situación que fue cambiando a medida que se incrementaba la producción, no obstante el avance de procedimientos automatizados. Los 40 empleados y obreros fijos de 1930 pasaron a 300 en 1959, más de mil en 1980 y cerca de tres mil en la actualidad. Por otra parte, con el paso del tiempo debió mejorar la calificación laboral de gran parte del personal. Según se desprende de entrevistas realizadas al efecto, durante las primeras dos décadas en la CND predominaban los trabajadores de escasa o nula formación especializada, panorama que también varió a medida que la empresa se tecnificaba e incrementaba la presencia de técnicos y trabajadores especializados. Por tal razón, la composición laboral de

A pesar de las aspiraciones a mejorías salariales, desde muy pronto se produjo un senti-

la CND y, más adelante, de toda la industria cervecera nacional, se colocó por encima de los

miento extendido de identificación del personal con la empresa, lo que devino en la

estándares no solo de la economía nacional, sino también del sector industrial.

mística de una «familia cervecera.» Tal sentimiento de adhesión no dejó de incremen-

Esos cambios impactaron en la política salarial. Durante los primeros tiempos la CND

tarse, sobre todo entre los empleados, que veían sus vidas asociadas con la suerte de la

articuló el contexto nacional de bajos salarios con la aparente visión de Wanzer de que

Cervecería. En general estaban contestes en que la empresa pagaba salarios por encima

debía regir una escala salarial suficientemente alta para asegurar el desenvolvimiento co-

de los estándares vigentes en el mercado laboral del país, lo que introducía un punto de

rrecto de las operaciones.

aceptación y conformidad.

Desde muy pronto, en virtud de esa orientación salarial, las condiciones de los empleados

Sin embargo, además de demandas de mejorías salariales, no dejaba de haber quejas,


Capítulo 10|El funcionamiento de la CND en las décadas de 1950 y 1960|310|

como las motivadas por lo que se estimaba condiciones demasiado estrictas en horarios y disciplina laboral. De todas maneras, el sentimiento de identificación con la empresa

|311|El funcionamiento de la CND en las décadas de 1950 y 1960|Capítulo 10

CUADRO 10.1

SUELDOS Y SALARIOS EN GASEOSAS Y CERVEZAS, 1950

fue consolidándose en la medida en que el personal tenía más tiempo en ella y en que

Jornal diario

el aumento del volumen de la producción y de la productividad permitieron mejorías

Hasta $1.00

19

restringidas en el terreno salarial. Puede estimarse que, tras la Segunda Guerra Mundial,

De $1.01 a 1.25

49

cuando aumentó la demanda global y el régimen propició alzas generales de salarios,

De $1.26 a 1.50

61

cambió la orientación salarial de la empresa, para pasar a depender, en mayor medida que

De $1.51 a 1.75

63

antes, de los impactos del salario sobre la productividad. Más aún, desde entonces la em-

De $1.76 a 2.00

27

presa se propuso ganar prestigio sobre la base del reclamo de ser la que mayores salarios

De $2.01 a 3.00

51

pagaba dentro del país, como lo aseveró Bonetti en respuesta a un foro público contra el

Más de $3.01

29

subadministrador Montolío: acotó que la CND se adelantó a cualquier otra empresa en

Fuente: Anuario estadístico de la República Dominicana, 1950.

Festividad con motivo de la entrega de regalías.

No. trabajadores

Como resultado cónsono con las aspiraciones de mejorías de los trabajadores, estos conformaron un sindicato en 1946. Esta iniciativa estuvo vinculada a la disposición del gobierno, desde unos años antes, de autorizar la formación de gremios y sindicatos. El sindicato no se restringía a la CND, sino a un conjunto que incluía trabajadores licoreros y cerveceros en el Distrito Nacional. La entidad no tuvo mucha vida pública, puesto que sus integrantes temían posibles represalias del gobierno, conscientes de la peligrosidad que comportaba cualquier demanda social reivindicativa, aun en aquellos meses de tolerancia hacia la organización obrera.36 El líder de ese sindicado fue el fogonero Jaime Nils, descendiente de cocolos, quien desarrollaba actividades antitrujillistas, probablemente desconocidas para sus compañeros. Junto a Nils, que era el secretario general, estaban en la directiva Buenaventura Pérez, Mario Rodríguez, Dominicano Álvarez y Francisco Arias. A pesar de su escasa actividad, el sindicato contribuyó a obtener un mayor salario mínimo, como fue usual en casi todas las empresas entre 1946 y 1947. Fluyó una corriente de simpatías hacia Mauriabonar el salario mínimo de dos pesos diarios, a lo que se sumaban otros beneficios, co-

cio Báez, al grado de que muchos asistían a las manifestaciones de la Confederación de

mo un extra para transportes.35 Ahora bien, la dictadura nunca abandonó una orienta-

Trabajadores Dominicanos, aunque con discreción por el temor de ser reprimidos.

ción de comprimir en lo posible las retribuciones salariales, lo que inevitablemente re-

En un momento dado Nils salió de la CND y pasó a laborar en la Corporación de Elec-

percutía en el área cervecera. Se agregó que, aparentemente, la orientación del nuevo

tricidad y, aunque siguió asesorando el Sindicato de Licoreros y Cerveceros, este entró

presidente de la empresa desde 1948 propendía a tratar de mantener los salarios en los

en una fase de hibernación. Simplemente quedó una entidad «fantasma», cuyo secreta-

niveles existentes. El hecho fue que, cuando quedó estabilizado el nivel de salarios tras

rio general era Raúl Rodríguez, quien mantenía los lazos formales con la empresa y la

las alzas de 1946-47, el grueso de los trabajadores cerveceros, junto a los refresqueros in-

Confederación de Trabajadores. Aparentemente, el sindicato dejó de funcionar, sin que

cluidos en la estadística, se encontraban en rangos entre $1.00 y $1.75 al día:

fuese disuelto formalmente en ningún momento.


Capítulo 10|El funcionamiento de la CND en las décadas de 1950 y 1960|312|

Conferencia de Hugo Pagani, maestro cervecero de la CND, a estudiantes de la Universidad Pedro Henríquez Ureña.

|313|El funcionamiento de la CND en las décadas de 1950 y 1960|Capítulo 10

Huelgas

da, llegó a un arreglo con la empresa de un incremento salarial de 50% en promedio.

Tras la muerte de Trujillo se experimentó una sustancial mejoría en la condición de

Aun así, en 1964 se decretó una huelga que, al cabo de tres días, logró algunos de sus obje-

los asalariados. Desde 1947 hasta 1961 los salarios reales habían mejorado muy limi-

tivos gracias a la intervención de la Secretaría de Trabajo.Además de la mejoría salarial, a raíz

tadamente; en cambio, a causa de la nueva situación política, en 1962, como se ha vis-

de esa huelga se lograron otras reivindicaciones, como bonos y vacaciones.Tras los eventos

to, se experimentó un salto. Esta mejoría fue juzgada insuficiente por gran parte del

de 1965 cambió la directiva y el nuevo equipo sometió un pliego reivindicativo que fue

sector operario. En la CND se constituyó una nueva entidad, denominada Sindicato

aceptado por el administrador Frank Columna.Además de una nueva alza de salarios, se lle-

Nacional de Trabajadores Cerveceros, que inicialmente mantuvo un perfil bajo, pues

gó a un pacto colectivo, por medio del cual se consignaron mejorías adicionales, como se-

no se afilió a ninguna confederación ni tuvo mayor presencia en el movimiento la-

guro médico a los oficinistas, vacaciones adicionales de un día por año de antigüedad, etc.

boral de esos años. Después de haber sido formado por iniciativa espontánea de un

No obstante estas mejorías, un sector de los dirigentes, sobre todo representativo de al-

grupo de trabajadores, pasó a intervenir un sector de empleados que le quitó repre-

gunos departamentos, que tomó el control del sindicato, tuvo éxito en convocar una

sentatividad. Con la intervención de la Secretaría de Trabajo, en fecha indetermina-

nueva huelga a inicios de abril de 1966, en un momento de efervescencia política. El

Frank Paonesa, maestro cervecero puertorriqueño junto a otros técnicos de la CND.

maestro hasta aproximadamente 1977, cuando fue sustituido por Paonessa. Quedó entonces de segundo maestro el dominicano Leo Sabater. Este sustituyó a Paonessa cuando retornó a Puerto Rico, aunque con el tiempo se modificó el organigrama por iniciativa de Rafael Menicucci, creándose la posición de director de Operaciones. Esta función fue asumida por Ramón García Tatis a raíz de la adqui-

LOS NUEVOS MAESTROS CERVECEROS. En la postguerra se

do maestro». Tras la salida de Jai-

A continuación quedó de maestro

sición por E. León Jimenes y la os-

me Gronau en 1946, fue sustituido

el uruguayo Hugo Pagani, quien

tenta hasta la fecha.

produjeron varios relevos en la es-

por el norteamericano Hugh

había tenido experiencia en su país

tratégica posición de maestro cer-

Barrett, recomendado por Labora-

y en Schwarz. Hacia 1968 ingresó

vecero, encargado de las operacio-

torios Schwarz, quien laboró hasta

como segundo maestro cervecero

nes químicas de la elaboración. Pa-

poco después de la muerte de Tru-

el puertorriqueño Frank Paonessa,

só a estilarse, al igual que en nu-

jillo. Barrett continuó contando con

proveniente de la Corona. En 1972

merosas plantas, que el maestro

la ayuda de Mariano Defilló y luego

el alemán Wolfgang Jetter sustituyó

estuviera auxiliado por un «segun-

de Frank Columna.

a Pagani, permaneciendo como


Capítulo 10|El funcionamiento de la CND en las décadas de 1950 y 1960|314|

|315|El funcionamiento de la CND en las décadas de 1950 y 1960|Capítulo 10

paro fue informado con los 15 días reglamentarios de antelación, ante lo cual la CND

válida dicha huelga por sentencia del 18 de mayo de 1966.Amparado en ese fallo, el Sin-

logró que el Ministerio de Trabajo autorizara a 40 trabajadores a seguir operando. El

dicato declaró una segunda huelga, posiblemente el 4 de julio, vista como continuación

Sindicato decidió impedir la entrada de esos trabajadores, lo que la empresa y los ins-

de la anterior, lo que para la empresa vulneraba el Código de Trabajo, ya que la huelga

pectores de trabajo calificaron como una «desafiante rebeldía a la autoridad oficial y a

había perimido por el llamado de la Corte a la reanudación de labores. En ese momen-

las disposiciones legales pertinentes.»37 Una comisión llegó a un informe pericial de

to, además, había un procedimiento de arbitraje, que descartaba una declaración de huel-

pérdidas durante el paro por 70,000 pesos. Para forzar la completa paralización de acti-

ga. El Sindicato adujo que acudió de nuevo a la huelga ante la negativa de la empresa a

vidades, los activistas sindicales impidieron la entrada de todos aquellos trabajadores que

aceptar el arbitraje, cosa que esta negó, bajo el criterio de que únicamente consideraba

no estaban de acuerdo con la huelga, al igual que de los funcionarios de la empresa,

irregular la designación de dos de los tres árbitros, los cuales habían aceptado la objeción.

postura juzgada como contraria a la libertad de tránsito y a la propiedad.

La CND consideró absurda la huelga por cuanto, de acuerdo a las cláusulas de los dos pac-

A pesar de estas consideraciones, compartidas por funcionarios de Ministerio de Traba-

tos colectivos antes concertados, reclamaba estar pagando los más altos niveles salariales de

jo, la Corte de Apelación de Santo Domingo en función de Corte de Trabajo declaró

todo el país. El Comité de Salarios había dictaminado un salario mínimo de 25 centavos la hora, todavía vigente en 1966, mientras en la CND los salarios más bajos ascendían a 64

Jorge Pesquera.

centavos la hora y para los trabajadores especializados hasta $1.14 la hora, sin contar con beneficios adicionales. De ahí que la empresa considerase exorbitante la pretensión de un nuevo pacto colectivo que entrañaría alzas salariales superiores al millón de pesos al año. De nuevo los activistas del Sindicato se propusieron impedir la entrada a las instalaciones. La CND calificó la situación de esa manera: «En esta nueva huelga que se ha iniciado en el día de ayer, los huelguistas han vuelto a asumir la condenable actitud de impedir la entrada a sus centros de trabajo a todos aquellos trabajadores que no están de acuerdo con su violenta decisión y que desean acudir a prestar sus servicios a la Empresa donde laboran, buscando, en esa forma, no sólo aumentar la presión y la amenaza de los daños a ocasionar en los intereses de la Compañía, sino aparentar, ante la opinión pública, que disponen de un apoyo por los trabajadores de la Industria del que efectivamente carecen.»38 Ante la beligerancia sindical, la empresa procedió a despedir a aquellos que se habían destacado en las huelgas, sin que significara la supresión de la organización sindical. En lo adelante se observó un clima de mayor cooperación entre empresa y sindicato, lo que de parte de la primera conllevó una especial atención de su gerente de personal, el doctor Héctor Romero. En gran medida, este pasó a fungir como una especie de consejero del Sindicato. Hasta la adquisición por la E. León Jimenes se mantuvo vigente la lógica de relativa contención salarial dentro de condiciones óptimas en el mercado laboral dominicano. La operación de fines de 1985, que traspasó la CND a nuevos propietarios, al poco tiempo repercutió en sustanciales mejorías salariales, juzgadas por uno de los entrevistados como el paso «de la tierra al cielo.» De acuerdo a información oral, inmediatamente se produjo un alza salarial de 22% en promedio, seguida por alzas posteriores y beneficios adicionales.


|317|Una nueva planta: la

11

|317|Debate de la modernidad en un feudo antillano|Capítulo 2

UNA NUEVA PLANTA: LA CERVECERÍA CIBAO

Las condiciones post-Trujillo Tras el ajusticiamiento de Trujillo, varios factores favorecían que los modestos inversionistas privados entonces existentes se interesaran en incursionar en la creación de nuevas empresas. Por una parte, habían desaparecido las compulsiones extraeconómicas provenientes del sistema dictatorial. Desde 1962, en términos generales, cualquier inversionista podía desplegar iniciativas sin temor a ser obstaculizado si se atenía a la observación de las leyes y regulaciones. Operaba, por la otra, el atractivo que representaba la expansión del consumo de todo género de bienes a consecuencia del alza de salarios y la eliminación de las prácticas monopólicas que permitían la imposición de precios excesivos a las mercancías producidas por el complejo de Trujillo o el Estado. En cuanto a la cerveza, la expansión de su consumo inmediatamente después de 1961 constituía un aliciente particular, dado que ya se había consolidado en la década anterior como un producto de consumo masivo. La inversión en este rubro resultaba

Certificado de acción de la Cervecería Cibao.


Capítulo 11|Una nueva planta: la Cervecería Cibao|318|

|319|Una nueva planta: la Cervecería Cibao|Capítulo 11

particularmente interesante por el hecho de que había sido uno de los escasos pro-

definió a las empresas de inversión popular como aquellas que «ofrezcan en venta o

ductos en que no se había producido un auge de las importaciones entre 1962 y

emitan al público, o en cualquier forma introduzcan en el mercado de la República

1964. Esto era un indicador de la compenetración de los consumidores con la marca

Dominicana, acciones, obligaciones o títulos de cualquier naturaleza.» Se agregaron

Presidente. Estaba planteada, pues, la posibilidad de ganar espacios dentro de una

otros indicadores, señalados en el estudio de Fernando Tejada: además de que deben

competencia interna pautada por los gustos de los consumidores dominicanos.

ser anunciadas las acciones, estas deben tener bajo valor, las compañías deben contar

Existen indicaciones de que en esos primeros años posteriores a la dictadura grupos

entre sus inversionistas un elevado componente popular y las empresas quedan bajo la

económicos estuvieron contemplando la instalación de una cervecería, entre ellos la

supervisión de la Superintendencia de Bancos.3

Casa Bermúdez: «La idea de instalar una cervecería había quedado latente y vuelve a

Esto último tenía importancia, ya que, a partir de la información legal y contable re-

surgir en la mente del caballero Domingo Bermúdez, a la sazón administrador de la

querida, el Estado quedaba facultado para aprobar la constitución de cada empresa y el

Casa Bermúdez de Santiago; en el año 1962 hizo gestiones con firmas extranjeras

desenvolvimiento general de sus operaciones. Esta facultad estatal estaba concebida pa-

para producir una cerveza; mas las gestiones realizadas en ese momento no materia-

ra proteger a los pequeños accionistas de posibles fraudes.

lizaron.»1

La inversión popular El hecho de que las expectativas para instalar empresas cerveceras no se concretasen pudo deberse a la falta de experiencia de los grupos económicos en actividades empresariales modernas. Hasta fines de la década de 1960 el grueso de esos grupos se encontraba casi con exclusividad en el comercio de importación y en actividades agrícolas y pecuarias con fuertes componentes tradicionales. En términos generales, había escasez de capital para nuevas inversiones, en razón de la centralización de la inversión que había practicado Trujillo. En esos años, además, el clima de inestabilidad política dificultaba la incursión de inversionistas extranjeros. Las inversiones industriales que se llevaron a cabo en los años subsiguientes se debieron a los múltiples incentivos estatales y generalmente se orientaban a pequeñas plantas de sustitución de importaciones. Obviamente un producto como la cerveza no entraba dentro de esa categoría de «sustitución de importaciones». Estos escollos dieron vigencia a un esquema de «inversión popular», destinado a captar ahorros de amplios segmentos del público con el fin de emprender proyectos de ciertas dimensiones. Este criterio fue estimulado en círculos oficiales, que lo veían como un medio de incorporar a sectores de la clase media a iniciativas productivas. Por tal razón, desde el gobierno del Consejo de Estado se destinaron fondos para apoyar crediticiamente a pequeñas empresas. El concepto de la inversión popular partía del supuesto de poner al alcance del público más amplio posible la condición de inversionista.2 A tal efecto, fue emitida la ley 550 de 1963, complementada por la no. 162, de 1971. Por medio de esa legislación se

Promoción de la inversión popular.


Capítulo 11|Una nueva planta: la Cervecería Cibao|320|

|321|Una nueva planta: la Cervecería Cibao|Capítulo 11

En realidad, los proyectos de inversión popular partían de un promotor que concebía la

tipología de inversión popular y de la empresa creada para producir productos de la

iniciativa, constituía la empresa y lanzaba al mercado acciones de bajo precio para ser

malta, la Cervecería Cibao.

suscritas preferiblemente por personas que de otra manera no estarían en condiciones

Las empresas concebidas de acuerdo a la inversión popular que no terminaron exacta-

de alcanzar la condición de inversionistas. Es obvio que para un empresario la ventaja

mente fracasando, se mantuvieron operando gracias a la participación de accionistas de

de este esquema radicaba en las posibilidades que deparaba el control sobre la compa-

mucho calibre que inyectaban un volumen de capital para sostener las operaciones. En

ñía para emprender operaciones a mayor escala. De otra manera, era preferible montar

definitiva, la primacía en el aporte de capital de algún que otro inversionista le permi-

una empresa exclusivamente con recursos propios.

tía ocupar las posiciones claves en los mecanismos administrativos.

En esos años se crearon varias empresas bajo ese concepto. De acuerdo a Fernando Tejada, en la primera parte la década de 1960 entre 15 y 20 mil personas adquirieron ac-

Gestiones de Gronau

El autor constata, comparando avisos de constitución

La iniciativa para la creación de una nueva cervecería le correspondió a Jaime Gronau,

de compañías creadas durante esos años, que el 60% de ellas emitían acciones de valo-

quien, como se ha visto, también había tenido incidencia en la fundación de la otra em-

res inferiores a 100 pesos. Otras iniciativas empresariales de esos años, si bien no se aco-

presa cervecera de años previos, la Sociedad Cervecera Antillana. Por lo que se ha po-

gieron legalmente a la categoría de inversión popular, hicieron uso de sus mecanismos

dido saber, tras 1952 Gronau marchó a Puerto Rico, donde trabajó en el sector cerve-

para capitalizarse, como fue el caso de Molinos Dominicanos,

cero. Desde su país de origen, por lo demás, entabló nuevas relaciones con vistas a ac-

En términos generales los proyectos terminaron experimentando fallas cruciales, a cau-

tividades mercantiles tras la desaparición de Trujillo.

sa de problemas de captación de recursos y administración de los mismos. Proliferaron

No pasó mucho tiempo después de la muerte de Trujillo para que Gronau, retornado

acusaciones de errores administrativos y contables que conllevaban el naufragio de los

a la República Dominicana, diera los pasos para la constitución de la Cervecería Ci-

proyectos, como aconteció con la empresa Codoinpa, muy publicitada, dedicada a la

bao de acuerdo con los patrones de la inversión popular. Le correspondió, en lo fun-

industrialización de productos agrícolas.5 Estos problemas marcaron el destino de la

damental, trazar las pautas de las operaciones de fabricación y tareas conexas, dada su

ciones en empresas de este

Asamblea de accionistas de la Cervecería Cibao.

tipo.4

«Ojo mágico» de la planta de Cervecería Cibao.


Capítulo 11|Una nueva planta: la Cervecería Cibao|322|

Rafael Díaz Moya, gobernador de La Vega, da el primer picazo de la Cervecería Cibao.

|323|Una nueva planta: la Cervecería Cibao|Capítulo 11

experiencia en el mundo de la cerveza. Gronau logró la participación de algunos so-

culadas a la fundación de la compañía y la adquisición de su maquinaria en Puerto

cios inversionistas para que la entidad mercantil pudiera ser creada, pero no logró par-

Rico.8

ticipación de inversionistas puertorriqueños, a diferencia del precedente fallido. De to-

El capital social fue establecido en RD$500,000, seguramente por ser considerado su-

das maneras, las maquinarias para la nueva planta fueron ubicadas en Puerto Rico y

ficiente para dar inicio a la producción de cerveza y malta. De inmediato, el grupo ges-

adquiridas a precio de ocasión por pertenecer a la Cervecería Real de la ciudad de

tor comenzó una activa labor de suscripción de acciones en el público, promocionán-

Mayagüez, la cual había cesado de operar.

dolas básicamente con el argumento de que, al ser de diez pesos, estaban al alcance de

Gronau decidió que la planta se levantara en La Vega. Esto pudo estar motivado por la idea

prácticamente todo el mundo. Se conformó un equipo de vendedores de acciones, al-

de asegurar la captación del mercado cibaeño, al cual se le acordaba futuro promisorio.

gunos de los cuales habían sido vendedores de cerveza.

También debió incidir el supuesto de que sería más fácil captar ahorros de inversionistas

Se consideró atraer al público sobre la base de algunas ideas claves. La primera era que la

del interior. Es interesante, a la luz de esos propósitos, el nombre de Cibao acordado a la

empresa no era de nadie en particular, sino del colectivo de sus accionistas, en el fondo,

empresa en ciernes, dirigido a ganar el mercado de la región donde se instalaría la planta.

del pueblo dominicano en su conjunto. Este supuesto estaba asentado en otro, consisten-

Inicios pausados

te en la igualdad de todas las acciones en derechos y repartición de beneficios: «No tene-

La Cervecería Cibao fue fundada el 10 de agosto de 1963 por un grupo de apenas

mos acciones preferidas, ni que gocen de privilegios especiales. TODAS gozarán de los mis-

87 accionistas, buena parte de ellos residentes en La Vega. Además de Gronau, quien

mos beneficios, dando derecho a la copropiedad del activo social... así como en el repar-

fue designado presidente del Consejo de Administración, participaban como inver-

to de los dividendos, en una parte proporcional del número de acciones que cada uno po-

sionistas y promotores del proyecto el técnico azucarero Porfirio Brito, el italiano

sea.»9 En tercer lugar, tal idea se relacionaba con la de una verdadera democracia, por

Francisco Rainieri y el pequeño industrial capitaleño Pedro de los Santos.6 Brito

cuanto «esta es la primera ocasión, en nuestro país, que todos los dominicanos, sin distin-

fue designado vicepresidente y Rainieri secretario del Consejo de Administración.7

gos de ningún género, pueden coparticipar en la creación de una industria tan importan-

En general, estos promotores hicieron aportes de capital en trabajo y gestiones vin-

te.»10 De hecho, la naturaleza del proyecto constituía una prueba de la existencia de la de-

Instalaciones de la Cervecería Cibao.


Capítulo 11|Una nueva planta: la Cervecería Cibao|324|

|325|Una nueva planta: la Cervecería Cibao|Capítulo 11

mocracia en su aspecto esencial, en lo que se resumía la filosofía de los empresarios men-

El llamado a la compra de acciones utilizaba el argumento de beneficios inmediatos

tores: «La inversión de pequeños ahorros y de grandes capitales para realizar conjuntamen-

gracias a la rápida progresión del consumo de cerveza en el país: «Los cálculos más con-

te provechosos proyectos económicos en beneficio de la economía nacional y de todos

servadores permiten estimar los dividendos para los accionistas en no menos del 30%

los participantes privados, constituye un privilegio de los países democráticos, entre los

de sus aportes, en el primer año de operación de la fábrica.»14

cuales se cuenta, al presente, a la República Dominicana. Antes, el ahorro y la inversión

Para fines de 1966 el capital pagado había alcanzado la cifra de RD$1,168,410.15 Tiem-

fueron prerrogativas de grupos privilegiados, y hoy en día cada ciudadano goza de las mis-

po después, a fines de 1969, cuando se produjeron aportes de magnitud, especialmente

mas posibilidades de lograr su ideal de independencia económica para asegurar su subsis-

de Antonio Molini, el capital pagado llegó a un tope de RD$2,096.330.16 Al final, la em-

tencia y proporcionar hogar y educación dignos a su familia y prever el retiro para la pro-

presa llegó a contar con más de tres mil accionistas, en su gran mayoría con un número

pia vejez.»11 Por último, como era de rigor, los gestores del proyecto insistieron en la ho-

reducido de acciones. En una lista de accionistas de 1970 únicamente se encuentra una

norabilidad que caracterizaría con toda seguridad la administración de los recursos de la

inversionista de calibre ajena al Consejo de Administración, Liliana Paniagua Rodríguez,

empresa, siempre en beneficio del colectivo de sus accionistas.

la cual contaba con un capital de cien mil pesos. Había uno con RD$42,110 y apenas otros once poseían más de diez mil pesos cada uno. En la segunda asamblea de accionistas se llegó a la conclusión de que cuando se logra-

Jaime Gronau y Porfirio Brito en reunión de accionistas.

ra un capital suscrito y pagado de un millón de pesos se estaría en condiciones de iniciar las operaciones. Para mediados de 1964 ya se había adquirido un solar de algo más de 40 mil metros cuadrados en la sección Hatico, en las afueras de La Vega, y había avanzado la gestión de la compra de las maquinarias, todo con ahorros sustanciales «en defensa de los intereses comunes de todos los accionistas.» A inicios de marzo de 1964 fue contratada la construcción de las edificaciones con las firmas Consultores Técnicos Asociados y Westrade Inc. Consistirían en un edificio para botellería, bodegas y sala de máquinas; casa de elaboración de cuatro pisos; edificio en paneles aislantes tipo Westwall; local para oficinas y almacén de suministros junto a otras dependencias.17 Desde antes de ser concluido el edificio, una parte de las maquinarias se encontraban en La Vega. Entre ellas sobresalían el equipo de refrigeración, una lavadora automática de botellas marca Meyer Dumore, una llenadora automática de botellas marca Cemco y una pasteurizadora Meyer Catarac. Casi todos esos equipos fueron adquiridos por Gronau en Gran cantidad de personas se vieron atraídas por el propósito de constituirse en pequeños

Puerto Rico,18 y posteriormente se consideró que dejaban mucho que desear, pues con-

inversionistas, considerándolo una opción correcta de canalizar ahorros. Hubo tanta adqui-

sistían en lo fundamental en maquinarias anticuadas. Seguramente Gronau, el único de

sición de acciones que al cabo de pocos meses, cuando el medio millón inicial estuvo com-

los gestores propiamente entendido en los procesos de elaboración de la cerveza, tomó

pletamente pagado, la asamblea de accionistas, celebrada en el Casino Central de La Vega,

la decisión para obtener una sustancial economía de recursos en comparación con lo que

con presencia de personas de todo el país, consideró necesario ampliar el capital social de

hubiesen costado sus equivalentes nuevos. Esto denotaba la urgencia de comenzar a ope-

la compañía a un millón.12 Para fines de noviembre de 1964 se convocó una nueva asam-

rar, aun a costa de ineficiencias, por no contar con el capital requerido.

blea de accionistas, con el fin de hacer una segunda ampliación del capital ces se consignó la participación en la compañía de más de mil accionistas.

social.13

Enton-

En la auditoría relativa a 1964 se estimó el costo de adquisición de las maquinarias y su instalación en el país en RD$472,692, principal partida de los activos fijos, seguida por


Capítulo 11|Una nueva planta: la Cervecería Cibao|326|

|327|Una nueva planta: la Cervecería Cibao|Capítulo 11

el edificio, que tuvo un costo de RD$274,241.19 Ese experticio concluyó que, en caso

que se encontraban en la aduana de Santo Domingo, pero sobre todo porque había ge-

de haberse adquirido máquinas equivalentes nuevas, su costo se habría casi duplicado.

nerado temor en posibles inversionistas, inhibiendo nuevos aportes. Día a día, con gas-

En general esas maquinarias fueron juzgadas en buen estado, aunque a algunas, como la

tos inevitables, se acumulaban pérdidas y no había forma de encontrar los aportes ac-

caldera, se les encontraron defectos.

cionarios que permitieran iniciar las operaciones.

De todas maneras, a pesar del desfase de gran parte de las maquinarias, el problema que

A raíz de esa situación fue aceptada la propuesta formulada por el empresario Antonio

impedía el inicio de las operaciones radicaba en la ausencia de capital de trabajo. Co-

Molini a inicios de 1967.

mo lo refiere la mencionada auditoría, además de esas inversiones, para poder iniciar

Antonio Molini, hijo.

operaciones la Cervecería Cibao requería una suma adicional de por lo menos 600,000

La entrada de Molini

pesos.20 El renglón más importante era el capital de trabajo, pues la inversión fija ya es-

La parálisis de la empresa debió generar divergencias entre porciones de los accionistas

taba cubierta en lo fundamental. La Revolución de 1965 supuso pérdidas por la paráli-

y el Consejo de Administración, lo que pudo incidir en que Gronau fuera sustituido de

sis de las actividades económicas en el país y por la destrucción de bienes de la empresa

la presidencia, que pasó a manos de Amín Canaán, dueño de uno de los paquetes de

EL EMPRESARIO. El empresario que

que se involucraban en proyectos

rrer riesgos fue objeto de pondera-

sil, Molini lo hizo, según aseguraba

finalmente iba a hacer posible la

nuevos de cierta envergadura. En

ciones entusiastas en los medios de

categóricamente el editor, «para lu-

apertura de la nueva cervecería había

1967 apenas se estaban concibien-

comunicación. Entre ellas se encuen-

char entre su pueblo, un pueblo ha-

vivido en Brasil desde la década de

do las estrategias que permitirían un

tra la del editor de la revista Econo-

rapiento, pobre, que no puede ofre-

1950, donde había llegado como de-

relanzamiento de la economía cen-

mía Dominicana, quien exaltó la figu-

cerle nada más que lágrimas, sangre

ra del empresario por haber decidido

y sudor, la cooperación que se mere-

industrial,21

legado del gobierno de Trujillo en

trado en el sector

momentos en que estableció relacio-

do al año siguiente cuando se apro-

regresar a su patria no obstante en-

ce.» En síntesis, Molini ejemplificaba

nes cordiales con la gigantesca na-

bó la estratégica ley 299 para la

contrarse en un medio más favorable

«un nuevo tipo de dominicano, que

ción sudamericana. Al parecer Molini

sustitución de importaciones, que

para los negocios; consideraba que

trajo del extranjero lo que ganó allí,

tuvo éxitos considerables en activi-

estipulaba exoneraciones impositi-

Molini constituía un ejemplo para

para invertirlo entre nosotros, para

dades comerciales e industriales en

vas sobre reinversiones de capital y

una juventud desorientada por doc-

ayudar a su pueblo.»23

ese país, lo que lo colocaba en una

sien-

la introducción de materias primas y

trinas políticas extremistas, forzosa-

Así pues, el ingreso de Molini al

posición de ventaja, habida cuenta

Cervecería Cibao, Molini decidió

En sus proyectos, Molini contó con

maquinarias. Y solo en 1969 fue

mente contradictorias con los impe-

mundo empresarial dominicano se

del avance que en esa materia exhi-

fundar otras empresas, de las que

la benevolencia de influyentes fun-

que se inició una coyuntura de un

rativos del progreso, únicamente al-

acompañó de un ambiente favorable

bía desde entonces Brasil. Al mismo

era propietario exclusivo o en las

cionarios gubernamentales, con al-

crecimiento sin precedentes, con un

canzable gracias al trabajo, al igual

para su persona. De nuevo, al igual

tiempo, tal vez por su experiencia en

que tenía una participación accio-

gunos de los cuales debía sostener

promedio anual de casi 11% duran-

que para los ricos que sacan sus ca-

que en experiencias previas, la pues-

un medio más desarrollado, decidió

naria mayor. Una de ellas fue la

relaciones desde la época de Trujillo.

te los cinco años

pitales a Estados Unidos. Este «hom-

ta en funcionamiento de una cerve-

apostar a su retorno al país, para lo

procesadora de leche Indulac, tam-

En ese momento su talante de capi-

En esas condiciones de recomposi-

bre joven, trabajador, que está ha-

cería se ponía como prueba al canto

cual trajo recursos para involucrarse

bién situada en La Vega. En con-

tán de industrias fue sobremanera

ción incipiente de las actividades

ciendo en el mayor silencio –casi

de que corrían aires incontrovertible-

en la fundación de empresas.

junto, sus inversiones en el país

apreciado, puesto que todavía eran

económicas tras la Revolución de

discretamente- patria; patria para to-

mente favorables al sentido del pro-

Además de su participación en la

ascendían a RD$3.3 millones.

pocos los capitalistas dominicanos

1965, la disposición de Molini de co-

dos nosotros...» Al retornar de Bra-

greso.

siguientes.22


Capítulo 11|Una nueva planta: la Cervecería Cibao|328|

|329|Una nueva planta: la Cervecería Cibao|Capítulo 11

muchas acciones. De todas maneras, Gronau siguió siendo una figura de primera im-

planta fue concebida para producir 13.8 millones de litros anuales de cerveza clara y 6.9

portancia en Cervecería Cibao; continuó dentro del Consejo de Administración y se

millones de malta.28

mantuvo como el maestro cervecero, a cuyo cargo se encontraba la concepción del pro-

La marca Criolla fue concebida por Gronau como una lager de color claro brillante,

ducto a ser elaborado.

grado alcohólico de 3.75 a 4.00%, 58.5% de fermentación y peso específico de 12 gra-

Ante la imposibilidad de iniciar la producción, la administración de Cervecería Cibao

dos en escala de Balling. Los conocedores recuerdan el producto como «más suave que

se vio obligada a entablar negociaciones con empresas cerveceras de otros países, a fin

la Presidente,»29 lo que tenía su público, pero al mismo tiempo comportaba problemas,

de llegar a un eventual acuerdo de coparticipación. La oferta más importante fue for-

dado el aprecio por el cuerpo de la Presidente.

mulada por la Corporación Bacardí, con sede en Puerto Rico. Consistía en aportar un

De todas maneras, operó el factor normal de la novedad, tras más de una década de ofer-

capital de trabajo de RD$100,000, siempre y cuando se asegurase un capital adicional

ta de una sola marca de manufactura local. Iniciadas las ventas de Criolla en marzo de

de RD$1,100,000 y a esa empresa se le entregase la presidencia de Cervecería Cibao y

1968, de acuerdo a la propia Cervecería Cibao, al poco tiempo, en mayo de 1968, lle-

la facultad de introducir cualesquiera medidas de reestructuración, tras lo cual quedaría

gó a alcanzar el 47% de las ventas de la cerveza producida en el país, lo que represen-

con la opción de compra de acciones adicionales por otros

RD$250,000.24

Poco des-

pués, se recibió una oferta de Antonio Molini, quien, una vez examinados y aprobados los estados contables, se comprometía a aportar RD$400,000 en capital y a gestionar en el corto plazo créditos por otra suma similar en caso de que la empresa no pudiera conseguirlos.25 Esto era justamente lo necesario para operar, por lo cual la mayoría de accionistas se inclinaron por la propuesta, que fue aprobada en reunión del Consejo de Administración de 21 de enero de 1967. Aunque sin manifestarlo taxativamente en su misiva, Molini requería que se le designase presidente de la compañía, lo que acompañó su entrada como principal accionista en junio de 1967, junto a un contrato de administración por tres años.26 De inmediato hizo un aporte de 120 mil pesos para la conclusión del edificio, con la promesa de completar la suma de RD$800,000 que permitiese elevar el capital pagado a dos millones. Por fin se veía factible el pronto inicio de la producción, se superaba la intervención de que había sido objeto la compañía por la Superintendencia de Bancos desde unos meses atrás y se posponían las objeciones que habían elevado muchos accionistas, con apoyo del anterior comisario Tulio Pérez.27 Este, de hecho, puso en duda la legalidad de la resolución del Consejo de Administración que acogía la propuesta de Molini. Aunque silenciada por el momento, la inconformidad de esa porción de inversionistas volvería a manifestarse en desacuerdo con la forma en que Molini rigió la empresa.

La Criolla El aporte de capital hecho por Molini permitió que al poco tiempo la Cervecería Cibao se encontrase en condiciones de operar. En diciembre de 1967 se hizo el lanzamiento de la malta Criolla y cuatro meses después de la cerveza del mismo nombre. La

Anuncio de Criolla.


Capítulo 11|Una nueva planta: la Cervecería Cibao|330|

|331|Una nueva planta: la Cervecería Cibao|Capítulo 11

taba un rotundo éxito.30 Algunos de los vendedores de la CND entrevistados llegaron a

vez que Gronau no acertaba a consolidar un nicho de gusto por un producto más lige-

considerar subjetivamente que, por momentos, captó hasta el 80% del consumo.

ro, aunque próximo al de la fórmula que había concebido en 1935.

Esa situación, empero, duró escaso tiempo. Iniciada la producción de cerveza en marzo de

Esta reconsideración del público se ratificó a causa de la diferencia entre los precios de

1968, entre mayo y julio se colocó en un promedio algo superior a 80 mil cajas de 24 bo-

las marcas en competencia. En razón de las condiciones de fragilidad con que se habían

tellas pequeñas, pero los tres meses finales de año se redujo a poco más de 20 mil cajas, o

iniciado las operaciones, la Cervecería Cibao no pudo afrontar la competencia en pre-

sea un 25% del volumen original.31 El tope de 47.4% del mercado logrado en mayo se

cios de la CND. Esta se acogió a una cláusula de la ley 243, de 9 de enero de 1968, que

redujo a tan solo 10.1% ya para septiembre.32 Desde entonces, la malta fue un paliativo

dictaminaba que, en caso de existir dos empresas productoras, disminuiría el impuesto.35

clave a las dificultades, pues para fines de año las ventas solo se habían reducido a un 60%

La Criolla estuvo concebida para venderse al mismo precio que la Presidente, pero no

respecto a los niveles más altos de alrededor de 50 mil cajas de 24 botellas.

pudo adaptarse a su reducción. La Cervecería Cibao lanzó acusaciones de «competen-

Inicialmente la Criolla fue concebida en botellas transparentes de 12 onzas. Esto cons-

cia desleal» y monopolismo, estimando que se la quería aplastar sobre la base de la ma-

tituía un primer handicap, pues más del 60% de la demanda era de botellas grandes. Hu-

yor capacidad financiera de la competencia.36 La CND respondió señalando que sus cos-

bo que esperar largos meses la llegada de la lavadora de botellas grandes para poder

tos se habían reducido por efecto de la baja de impuesto, por lo que la reducción del

adoptar ese envase. Otros problemas se fueron concatenando hasta dar lugar a un retro-

precio se hacía en beneficio del consumidor.37

ceso del nivel de ventas.Al parecer el más importante de todos fue el de la distribución,

En relación a esa ley, la Cervecería Cibao mantuvo un cuestionamiento constante aducien-

que requería una compenetración con el mercado consumidor. En particular, la Crio-

do que estipulaba un impuesto entre 37 ctvs. por litro a la Cibao y 24 ctvs. a la CND co-

lla no pudo penetrar o mantenerse en localidades pequeñas y zonas remotas.33 Asimis-

mo incentivo al volumen de producción.38 Estos impuestos se habían fijado en virtud de

mo resultó crucial la falta de agilidad para atender los pedidos a tiempo. A los ejecuti-

la ley 422, introducida para contribuir al financiamiento de la Universidad Autónoma de

vos de la nueva empresa se les puso de manifiesto que la distribución constituía el área

Santo Domingo que modificó el art. 10 de la ley de alcoholes no. 243, elevando a 800 mil

neurálgica del negocio cervecero, aspecto en el cual la CND había logrado implantarse

litros quincenales el volumen que debía producir una empresa para disfrutar de los niveles

sólidamente gracias a la red de vendedores en todo el país.

mínimos de impuesto. De acuerdo a la CND, cuando se estaba discutiendo la ley 422, ha-

La mayor dificultad del sistema de distribución ni siquiera fue la atención rápida a los

bía sido la misma Cervecería Cibao la que había solicitado la elevación de las cantidades

pedidos, sino el retorno de las botellas vacías, elemento clave de los costos a causa del

necesarias para disfrutar de la reducción impositiva. La CND alegó que esa modificación le

elevado precio de las botellas. Se ha visto en un capítulo previo que, desde los años 30,

había sido impuesta, sin que se escucharan sus argumentos; su capacidad de producción en

la CND acordaba una atención de primer orden al retorno de las botellas, para lo cual

el momento de aprobarse ese incentivo al aumento de la producción estaba lejos de alcan-

sus vendedores, gracias a su experiencia, desplegaron capacidad de inventiva de proce-

zar el tope de 800 mil litros quincenales, por lo cual corrió el riesgo de incurrir en eleva-

dimientos para sostener relaciones cordiales con sus clientes.34 En resumen, la Cervece-

das inversiones. Por consiguiente, se defendía estimando que la solicitud de equiparar los

ría Cibao no contaba con el sistema de vendedores ni la flota de camiones para poder

impuestos independientemente del volumen producido carecía de fundamento.39 Por su

sostener una competencia con la CND.

parte, la Cervecería Cibao estimaba que su incursión en el mercado había sido clave para

A la nueva marca, por otra parte, le hizo daño el color transparente de la botella, que

una elevación del consumo global de la cerveza, por lo que la igualación de impuestos re-

sometía su contenido a una mayor exposición a los efectos nocivos de los rayos de sol.

dundaría en un subsiguiente incremento de la producción total y en una elevación de los

En ausencia de suficientes neveras, esto contribuía a que el producto se estropease.To-

ingresos que permitiera mejor financiamiento a la educación superior.40

davía más, en razón de la gran demanda inicial, la empresa al parecer cometió el error

Manteniendo la importancia del tema, la Cervecería Cibao obtuvo el apoyo de secto-

de incrementar la producción de forma tal que afectó la calidad y repercutió negativa-

res de La Vega, que estimaban que la igualación de impuestos constituiría la clave de la

mente en la evaluación de gran parte del público. Muchos afianzaron el criterio de que

supervivencia de la planta local y los empleos que generaba. El senador de La Vega, Cé-

la calidad de la Presidente era superior, por su cuerpo como por su sabor. Era la segunda

sar Brache, sometió un proyecto de ley que, enmendado por Pablo Rafael Casimiro


Capítulo 11|Una nueva planta: la Cervecería Cibao|332|

|333|Una nueva planta: la Cervecería Cibao|Capítulo 11

Castro, unificó el impuesto en 26 ctvs. el litro.41 La Universidad Autónoma de Santo

como administrador. Entre otras objeciones a sus actuaciones, consideraron indebido el

Domingo se opuso al proyecto senatorial, argumentando que disminuiría las recauda-

alza del capital de la empresa en RD$750,000,43 y que para la obtención del crédito

ciones, lo que a su vez iría en perjuicio de la institución.42

que había prometido hubiera aceptado una hipoteca sobre el conjunto de bienes de la empresa.44 Este, en sentido contrario, afirmó que había cumplido cabalmente el ofreci-

Anuncio de Criolla.

Problemas y acusaciones

miento de poner en funcionamiento la planta.45 Adicionalmente, consideraba que ese

Durante los primeros meses de gestión de Molini prácticamente la totalidad de los ac-

beneficio constituía un hecho auspicioso, ya que las empresas normalmente incurren en

cionistas mantuvo la expectativa de que las cosas marcharían. Ahora bien, desde que se

pérdidas durante los primeros tiempos de sus operaciones.

conoció el primer balance anual de la empresa comenzaron las objeciones. El Consejo

En prueba de su confianza en el proyecto, Molini indicó que había sobrepasado la in-

de Administración anunció que los beneficios del primer año de operaciones ascendían

versión prometida de RD$800,000 y la había elevado hasta el millón, y argumentaba

a RD$17,657, lo que fue considerado evidencia de mal manejo. Un grupo de accionis-

que las objeciones de los accionistas desprestigiaban la firma en beneficio de «enemigos

tas, autodenominados «minoritarios», decidieron retirar los poderes otorgados a Molini

gratuitos» y en perjuicio de la imagen internacional del país. En otro orden, los accionistas disidentes objetaban que la distribución de la cerveza hubiera sido otorgada a la Distribuidora Modelo, una empresa propiedad del mismo Molini. En efecto, haciendo uso de las facultades de que gozaba como administrador, Molini vinculó aspectos del funcionamiento de la Cervecería Cibao con otras dos empresas suyas, aduciendo dificultades en el mercadeo por falta de agilidad de las empresas que tenían a cargo la distribución de la Criolla. Más aún, señaló incumplimientos por parte de la distribuidora previa y razones de urgencia para encontrar una solución. Eso generó que la Distribuidora Modelo, de acuerdo a su relación contable, tuviera un saldo negativo de 43 mil pesos. En el mismo tenor, asignó operaciones de publicidad a la Anunciadora Saona, también de su propiedad, lo que generó idénticos cuestionamientos. En su defensa, Molini indicó que la empresa se había tenido que embarcar en la adquisición de maquinaria para la producción en botellas grandes, y que en esas gestiones había puesto como garantía el crédito de algunas empresas suyas. Ante las presuntas irregularidades denunciadas, Máximo Ares García, titular de la Superintendencia de Bancos, otorgó un plazo de recuperación a la empresa cervecera antes de que realizara una auditoría.46 Pero cuando esta se realizó, en agosto de 1969, los resultados fueron tan adversos que obligaron a tomar medidas.47 Por una parte, Molini fue compelido a entregar a la administración de la empresa, en depósito en garantía en el Chase Manhattan Bank, un paquete de acciones por valor de 800 mil pesos, que pretendidamente había adquirido con recursos de sus empresas. La Superintendencia de Bancos llegó a la conclusión de que se había producido una descapitalización de Cervecería Cibao en beneficio de otras empresas. Estimó que las irregularidades se elevaban a alrededor RD$1,000,000.48 Más tarde, al continuar las investigaciones, el organismo interventor concluyó que las «diferencias monetarias» que achacaba a Molini habían


Capítulo 11|Una nueva planta: la Cervecería Cibao|334|

|335|Una nueva planta: la Cervecería Cibao|Capítulo 11

llegado a RD$1,800,000, de los cuales había recuperado RD$1,200,000. De este mon-

un virtual cese de operaciones. Así pues, los controles de la Superintendencia de Ban-

to, RD$808,400 correspondían a las acciones que Molini «había comprado usando los

cos resultaron insuficientes para detener el deterioro.

fondos de la propia empresa.»49 Desde ese momento las operaciones de la Cervecería fueron objeto de minuciosos con-

Intervención de la Superintendencia de Bancos

troles por la Superintendencia de Bancos. Por ejemplo, esta autorizó el gasto del 5% de

Ante la situación creada, en septiembre de 1969 la Superintendencia de Bancos consi-

las ventas en publicidad, pero con tal de que las erogaciones no se hicieran a través de

deró necesario intervenir las operaciones de la Cervecería Cibao, buscando la defensa

la Anunciadora Modelo.50 Este gasto se consideró legítimo ante el requerimiento de

de los pequeños accionistas. Para tal fin, el 22 de septiembre fue designado Luis H. Suá-

promoción de la botella de tamaño grande, que llegaba tardíamente.

rez como su administrador. Junto a él pasaron a conformar el Consejo de Administra-

Entre junio y agosto de 1969 la Cervecería Cibao entró en una situación catastrófica.

ción los distribuidores Carlos Pérez Ricart y Juan Mayol, al tiempo que Molini era pri-

A inicios de julio únicamente contaba con fondos en bancos por RD$2,125. Tenía

vado de cualquier función y Gronau y otros directivos presentaban renuncia. El nuevo

cuentas por cobrar que llegaban a RD$529 mil, de los cuales RD$181 mil correspon-

administrador se fijó un programa de actividades para recuperar la empresa. Para poder

Anuncio de Criolla.

Llenadora de botellas.

dían a Distribuidora Molsan y RD$219 mil a la sociedad entre Carlos Pérez Ricart y

operar, primeramente solicitó al Banco de Reservas dos líneas de crédito, una por me-

Juan Mayol.También se agudizó la devolución de cerveza en mal estado. Para fines de

dio millón y la otra por RD$200 mil. Entre otras medidas, logró un contrato para la

junio las pérdidas acumuladas llegaban a la delicada suma de RD$388,078, lo que mo-

colocación de 25 mil cajas mensuales en el mercado norteamericano, que arrojaría ven-

tivó una orden de que se repusiera al empleado Anselmo Muñiz, vinculado con el exa-

tas por un millón al año. Contaba con que, a pesar de las pérdidas acumuladas, había en

situación.51

Dos meses después se adeudaba al Estado, por concepto de im-

existencia cerveza y malta en proceso de elaboración por RD$745 mil. Pero, ante el rá-

puestos de Rentas Internas, la suma de RD$111,254. Para fines de 1969 se registró la

pido cese de los embarques a Estados Unidos, el comité de accionistas, presidido por

men de esa

enorme pérdida de RD$830

mil.52

Como parte de ese descontrol financiero, la producción se fue a pique, lo que determinó

Juan V. Ramírez, acusó a Suárez de no haber sopesado las condiciones existentes al emprender una operación que debió saber que no podría cumplir.53


Capítulo 11|Una nueva planta: la Cervecería Cibao|336|

|337|Una nueva planta: la Cervecería Cibao|Capítulo 11

De todas maneras, en reiteradas ocasiones Suárez aseveró que la empresa se encontraba interventor.54

Esos diferendos no llevaban a ninguna parte, puesto que la empresa no cesaba de agu-

Pa-

dizar su estado agónico. Había quedado establecido que la intervención estatal resultó

ra fines de 1970 incluso anunció pequeños dividendos, lo que pronto quedaría de ma-

igualmente dañina para los accionistas. Cuando fue designado Guido D’Alessandro co-

nifiesto que carecía de fundamento.

mo administrador, la empresa languidecía, con una producción tan baja que no podía

El deterioro de la empresa generó pugnas entre varios sectores, las cuales contribuye-

solventar los costos. Al poco tiempo paraba todas sus operaciones.

en vías de recuperación gracias a las medidas adoptadas por él como

ron a empeorar aún más las cosas. En alguna ocasión, grupos de accionistas infructuosamente intentaron desconocer la intervención estatal por considerarla todavía más per-

Los pasivos

judicial. Por ejemplo, en julio de 1970 eligieron un Consejo de Administración, deci-

En esa situación, los accionistas que creían factible la recuperación de la empresa trata-

sión que fue recusada por la Superintendencia de Bancos.55 Esta tuvo que acudir a la

ban de que reabriera. Sobre todo, cuestionaban la intervención estatal y pugnaban para

vigilancia policial para impedir que los accionistas se apoderasen de los locales.

que el gobierno les concediese algunos beneficios que permitieran la reapertura, como

A lo anterior se añadió el intento de Molini y otros grandes accionistas de recuperar

la exención de los impuestos no abonados.

el control operativo de la empresa, por lo que, para mediados de julio de 1970, la Su-

Ese objetivo de los accionistas no era posible sin la intervención de una empresa que se

perintendencia consideró someterlo a la justicia. Molini respondió que no temía a las

hiciera cargo de los pasivos, inyectando una fuerte inversión. Aunque la Casa Bermú-

En la mis-

dez y relacionados fundaron la Cervecería Vegana en 1975,61 con vistas a hacerse cargo

ma fecha en que se emitían esas declaraciones, en efecto, apareció un anuncio del Con-

de las operaciones de la planta paralizada, tuvieron que transcurrir largos meses de ne-

sejo de Administración elegido por la asamblea de accionistas no reconocida por la Su-

gociaciones y la puesta en ejecución de modificaciones técnicas para que se hiciera rea-

perintendencia de Bancos. El comunicado desconocía absolutamente la intervención de

lidad el sueño de la reapertura. Pero este se daría en condiciones muy particulares, que

la Superitendencia, procediendo a designar a Pedro de los Santos como administrador.

se verán en el próximo capítulo.

Además de las empresas de Molini, participaban en ese Consejo Liliana Paniagua, José

Cuando una nueva compañía, la Cervecería Vegana, se hizo cargo de la planta de la Cer-

Manuel Machado, Horacio Álvarez y Luis Manuel Machado.

vecería Cibao, su principal ejecutivo, José Armando Bermúdez, detalló que de los

Al parecer, frente a los errores de la administración estatal, se produjo una recompo-

RD$2,108,160 aportados por los 3,400 accionistas había quedado un balance contable

sición mayoritaria entre los accionistas en apoyo a Molini como medio de superar la

negativo de RD$73,055, aunque en realidad había una deuda total de millón y medio

intervención de la Superintendencia. Al mismo tiempo se mantuvo un sector de los

de pesos contraída con bancos, suplidores, salarios no pagados y otros conceptos, a lo

accionistas, denominados «minoritarios», que mantenían la recusación a Molini y las

que había que agregar RD$1,096,405 dejados de pagar a organismos del Estado.62 Sen-

expectativas en la acción del Estado.57

cillamente, había acontecido un desastre, puesto que, de acuerdo a los cálculos de los

La polémica se mantuvo incesante entre las partes, al grado de que Pedro Pablo Garri-

auditores de la nueva compañía, los terrenos, maquinarias y demás bienes localizados en

do, comisario de la empresa, sometió a Suárez a fuertes cuestionamientos acusándolo

La Vega apenas tenían un valor de unos 400 mil pesos.

de incurrir en gastos excesivos en su beneficio personal, todo relacionado a pérdidas

Ese saldo tan negativo era el producto de pérdidas acumuladas por una ineficacia glo-

por RD$830,586 en 1969.58 Tiempo después se denunciaron pérdidas cuantiosas du-

bal, que incluía trasiegos de recursos, errores operativos, gastos mal concebidos e impo-

amenazas de sometimiento y exigió que se dejara de difamar su

Suárez.59

nombre.56

El administrador estatal adujo en su de-

sibilidad de recomponer una posición competitiva en el mercado. Las vicisitudes por las

fensa que encontró una entidad prácticamente en estado de quiebra, no se logró con-

que había atravesado la Cervecería Cibao determinaron que, tras quedar paralizada, el

cretar la venta de Criolla a Estados Unidos y la falta de capital de trabajo tornaba in-

valor de sus acciones en el mercado informal se colocara en aproximadamente el 50%

fructuosos todos sus esfuerzos.60 Sin embargo, los accionistas disidentes le acusaban de

del nominal.63 Muchos de los accionistas incluso daban por perdida su inversión y se

incurrir en gastos excesivos, como el de 430 mil pesos en promoción entre 1970 y

desinteresaron de la evolución de las gestiones vinculadas a la recuperación de la em-

1971.

presa. Era un penoso colofón de este sobresaliente experimento de inversión popular.

rante el conjunto de la gestión de


|339 |Cervecería

12

|339|Debate de la modernidad en un feudo antillano|Capítulo 2

CERVECERÍA VEGANA: UNA EMPRESA DE PROLONGADA EXISTENCIA

Como se ha visto, la Sociedad Cervecera Antillana y la Cervecería Cibao fueron proyectos de escasos años de duración. No pasaría lo mismo con la siguiente empresa que se conformó para incursionar en el mercado cervecero dominicano, la Cervecería Vegana, creada en 1975 y existente hasta la actualidad. Esta empresa se concibió primordialmente para operar las instalaciones que pertenecían a la Cervecería Cibao y que se encontraban paralizadas por completo desde 1974. En el objetivo de poner en funcionamiento la cervecería situada en La Vega convergieron diversos intereses. Por un lado, una buena parte de los accionistas de la Cervecería Cibao no se resignaban a la pérdida total de sus recursos y realizaban gestiones para que alguna empresa grande se hiciera cargo de ella para restaurarla. Por el otro, en La Vega se mantenía un estado de opinión favorable a la reapertura en función de los empleos que generaba la planta y otros beneficios colaterales en la vida de la ciudad. Esto se expresó en la solicitud de que el Estado, dada la intervención que mantenía sobre la

Joaquín Balaguer y J. Armando Bermúdez.


Capítulo 12|Cervecería Vegana: una empresa de prolongada existencia|340|

|341|Cervecería Vegana: una empresa de prolongada existencia|Capítulo 12

Cervecería Cibao, se involucrara en la búsqueda de soluciones. Era lógico que el go-

Rochet, convocó a sus seis hijos varones con el fin de consultarles el destino que de-

bierno atendiera esos reclamos y que en su seno se planteara la búsqueda de los meca-

bía dar a una reserva de un millón de dólares, con vistas a la creación de una nueva

nismos que permitieran la reapertura. Por último, el mercado de la cerveza no cesaba

empresa. Uno de los hijos, Domingo, quien luego fue el presidente de la compañía,

de expandirse, por lo que continuaba resultando atractiva la inserción de otras firmas.

se manifestó partidario del establecimiento de una cervecería.1 Por razones no especificadas, la idea no prosperó y la familia siguió centrada en la producción de licores.

Intervención de la Casa Bermúdez

Pero, en caso de haberse acogido la idea, la Casa Bermúdez se habría adelantado a

Algunas empresas del exterior manifestaron interés por involucrarse en una relación

Charles Wanzer, quien como se ha visto solo en 1928 concibió la fundación de una

de sociedad con Cervecería Cibao. Pero desde muy pronto se puso en claro que la

cervecería en el país.

Casa Bermúdez tenía las mejores posibilidades de hacer ofertas convenientes para los

Poco después de la muerte de Trujillo, el mismo Domingo O. Bermúdez hizo gestio-

accionistas de la compañía paralizada. Esta empresa contaba con varias ventajas, co-

nes que no fructificaron para, en consorcio con alguna firma extranjera, pasar a produ-

menzando con su antigüedad, al existir desde finales del siglo XIX y tener una fuerte

cir cerveza. Hubo que esperar a que, tras el fallecimiento de Domingo Bermúdez en

J. Armando Bermúdez pronuncia discurso de inauguración de Cervecería Vegana.

J. Armando Bermúdez.

presencia desde las primeras décadas del siglo XX. Esto le permitía un detallado co-

1967, uno de los ejecutivos, el presidente de la firma, el Dr. Luis Francisco Bermúdez,

nocimiento del mercado consumidor y de los mecanismos de distribución de bebi-

recibiera la oferta de accionistas de Cervecería Cibao para que la Casa Bermúdez ad-

das y licores. La familia Bermúdez, por lo demás, disponía del capital necesario para

quiriera un paquete accionario.

emprender el proyecto, en razón de los beneficios acumulados en la producción de

Con el tiempo le correspondió al administrador de la empresa, José Armando Bermú-

ron y otras actividades.

dez Pippa, conocido como Poppy, nieto de Bermúdez Rochet y sobrino de Domingo

En realidad el interés de los Bermúdez por incursionar en el negocio de la cerveza

Bermúdez, emprender las gestiones tendentes a la constitución de una empresa que se

databa de mucho tiempo atrás. En 1925 el principal ejecutivo de la Casa Bermúdez,

hiciera cargo de las instalaciones de la cervecería situada en La Vega.

–entonces conocida como Fábrica de Licores La Sin Rival– José Armando Bermúdez

La nueva empresa, denominada Cervecería Vegana, S. A. (CERVESA), fue constituida


Capítulo 12|Cervecería Vegana: una empresa de prolongada existencia|342|

|343|Cervecería Vegana: una empresa de prolongada existencia|Capítulo 12

formalmente el 9 de junio de 1975, con un capital suscrito y pagado de 125 mil pe-

precisaba llegar a un acuerdo con los accionistas, obtener concesiones de parte del Es-

sos. El paquete mayoritario de acciones estaba a nombre de la Casa Bermúdez. Entre

tado y realizar las inyecciones de capital que permitieran la reapertura.

los primeros integrantes del Consejo de Administración se contaron al mismo Poppy

Cuando se puso en el tapete el destino de la planta, llegaron diversas propuestas, una de

Bermúdez, designado presidente, su hermano Carlos Alberto Bermúdez (Carlucho),

la firma alemana Henninger International, a través de su representante Peter Bothfeld, y

vicepresidente, Nicolás Vargas (ejecutivo de la Casa Bermúdez) y Luis Emilio Noboa,

la otra de la Casa Bermúdez.Ambas empresas hacían, en principio, ofertas parecidas, aun-

miembros. Había otros accionistas, como Destilería del Yaque, Abraham Canaán H. y

que Henninger planteaba una relación de arrendamiento y Bermúdez la adquisición, so-

personas vinculadas a la familia, como Manuel José Cabral.2

bre la base de reconocer a los accionistas de Cervecería Cibao hasta un 40% del capital accionario de la nueva compañía a cambio del control sobre la mayoría de acciones.

Edificio de Cervecería Vegana.

Negociaciones y gestiones

En la ciudad de La Vega emergió una corriente de opinión, encabezada por profesio-

No constituía tarea fácil poner en funcionamiento la cervecería de La Vega a causa de

nales y otras personas prestigiosas, a favor de Bermúdez, vista la urgencia de que la em-

la situación extremadamente negativa en que había quedado en términos contables. Se

presa comenzara a operar.3 Uno de quienes más se destacaron en la ponderación de las positivas repercusiones de la cervecería fue el líder campesino Francisco Gómez Estrella, productor de un programa de radio.4 Se consideraba que era indiscutiblemente preferible que la cervecería fuera operada por una empresa nacional, máxime con la experiencia de la Casa Bermúdez: «Sin ser partidarios de un nacionalismo pasado de moda, creemos con firmeza que la política a seguir es preferir al inversionista nativo, máxime si como en este caso, no se necesitan ni el capital ni la técnica del extranjero.» Otro de los motivos de tal apoyo consistió en que Bermúdez se comprometía a emplear preferiblemente a residentes de La Vega. Igualmente se ponderaba que el logro de la reapertura de la cervecería constituiría un hito para un desarrollo regional equilibrado. Es lo que explica que, desde años antes, el obispo de La Vega, monseñor Juan Antonio Flores, se hubiera constituido en uno de los defensores de la cervecería y que el Listín Diario editorializara acogiendo ese punto de vista.5 La Superintendencia de Bancos, en declaraciones de su titular Altagracia Bautista de Suárez, apoyó tal punto de vista.6 También entre los principales accionistas, como Liliana Paniagua, y entre antiguos funcionarios de la planta, como Gronau y Plinio Lora –quien había quedado a su frente, con solo cuatro empleados– se manifestó una corriente de favorecer la transacción con Bermúdez. Como se ha visto, si bien el estado contable de la Cervecería Cibao arrojaba un déficit de 73 mil pesos, en realidad sus pasivos eran mayores, pues debía elevadas sumas al Estado por el no pago de impuestos y servicios. En definitiva, se hallaba en virtual estado de quiebra.Y, aunque el terreno, instalaciones y maquinarias tenían un valor, era preciso resolver el marasmo financiero mediante el arreglo de todas las acreencias pendientes. Como primer paso, la Cervecería Vegana hizo la oferta de adquirir el fondo de comercio de


Capítulo 12|Cervecería Vegana: una empresa de prolongada existencia|344|

|345|Cervecería Vegana: una empresa de prolongada existencia|Capítulo 12

la Cervecería Cibao por la suma de medio millón de pesos, lo que fue aceptado por sus

técnicos y administrativos. Es de destacar el hecho de que, en su fase de reconstruc-

accionistas. En virtud de ese convenio, la Cervecería Cibao pasaba a detentar un paque-

ción, la empresa empleó cerca de cuatrocientas personas, cifra considerable en una pe-

te de acciones por esa suma en la Cervecería Vegana. Esto significa que los más de tres

queña ciudad. Fue designado administrador Miguel Noboa, de amplia experiencia en

mil accionistas de Cervecería Cibao se constituían en accionistas de la nueva empresa ad-

su condición de supervisor de mercadeo de la Casa Bermúdez. Noboa permaneció en

quiriente, en función del monto de sus acciones en Cervecería Cibao. O sea, no pasaban

esa posición durante unos veinticinco años y todavía funge de asesor. Gran parte del

a ser accionistas individuales de la Vegana, sino a través de su participación en Cervece-

antiguo personal de la Cervecería Cibao fue repuesto en la nueva compañía, pero en

ría Cibao, a cuyo nombre se encontraban y siguen encontrándose hasta hoy las acciones

función de los nuevos criterios gerenciales. Plinio Lora intervino decisivamente en el

correspondientes. Este acuerdo constituyó el colofón del experimento de inversión po-

proceso, dado el conocimiento que tenía del personal. Entre quienes retornaron a la

pular en el área de cerveza. De un total de unos dos millones de inversión, finalmente

planta se encontró Jaime Gronau, como una especie de consultor.

los inversionistas lograron recuperar la cuarta parte.

Con los nuevos aportes de capital y dos grandes préstamos tomados al Banco de Re-

La concesión a Bermúdez fue decidida por la Superintendencia de Bancos con el ex-

servas y al Chase Manhattan Bank se reunió la suma de cerca de doce millones de pe-

preso respaldo del presidente Joaquín Balaguer. En ese momento –abril de 1975– el reconocimiento del fondo de comercio de la Cervecería Cibao, ascendente a medio mi-

Miguel Noboa, administrador de Cervecería Vegana durante muchos años.

llón, representaría el 40% de la compañía, que ipso facto elevó su capital pagado a 125 mil pesos. Por gestiones mancomunadas de los nuevos propietarios y representantes de la comunidad vegana, se logró que el Estado condonara deudas superiores al millón de pesos, como aporte a la reapertura de la planta, junto a incentivos fiscales que permitieran abonar las deudas a bancos por otro millón y medio, medidas todas que resultaron indispensables para que la operación resultara viable. Este gesto del gobierno fue destacado por J. Armando Bermúdez, en su discurso de inauguración de la empresa: «Es en ese momento crucial y decisivo cuando el doctor Joaquín Balaguer en una singular medida administrativa de estadista preocupado por el bienestar del pueblo, resuelve sabiamente condonar las obligaciones dependientes del Estado, establece condiciones y otorga incentivos fiscales para que la nueva entidad pueda pagar en su totalidad la suma de 1,499,830 pesos adeudados.»7 Bermúdez concluyó, por consiguiente, elogiando la medida presidencial como ejemplar y asegurando que solo gracias a ella fue que se había decidido constituir la nueva compañía. En la misma tónica, los accionistas de

sos, con la cual se emprendieron las obras de ampliación de la planta cervecera y se dis-

la Cervecería Cibao, encabezados por su presidente Vinicio Batista y demás miembros

puso del capital de trabajo necesario para operar.10 «Ingentes recursos económicos fue-

del Consejo de Administración, habían reconocido la «perseverante preocupación» del

ron canalizados para adquirir nuevos equipos y maquinarias, realizar ampliaciones de al-

presidente de la República por lograr una solución a los problemas de la empresa.8

macenes, construcción de otros con mayor capacidad, oficinas y talleres, reparaciones de

Aun así, se hizo necesario realizar cuantiosos aportes de capital. El escaso capital de 125

las facilidades existentes y contratación de personal técnico en disciplinas diversas, rea-

mil pesos con que surgió la empresa se había multiplicado por diez veces en el mo-

lizaciones estas llenas de complejidades, casi insuperables algunas, que en toda remode-

mento de reinicio de operaciones, y quedó estabilizado en 4 millones después de unos

lación no pueden faltar.»11

años.9 Vino entonces el proceso de selección del personal y de los procedimientos

Durante más de dos años la planta fue sometida a reestructuraciones que la pusieran


Capítulo 12|Cervecería Vegana: una empresa de prolongada existencia|346|

|347|Cervecería Vegana: una empresa de prolongada existencia|Capítulo 12

en estado de operar competitivamente. A las maquinarias existentes, en lo fundamental

renovación de la competencia estimularía la ampliación del mercado, como en efecto

anticuadas, se les agregarían otras nuevas. Además de las modificaciones y adiciones ne-

aconteció: en tres años, para 1978, la producción total de cerveza y malta se elevó a 59

cesarias para el reinicio, con posterioridad se introdujeron otras, en aras de obtener un

millones de litros, un notable incremento de 70%. Además del factor multiplicador de

producto de calidad. Se trató ante todo de lograr un enfriamiento más rápido como

la publicidad y la competencia de las dos empresas cerveceras, incidió la intensificación

condición para el incremento de la capacidad de producción. Para ello, se adicionaron

del proceso de electrificación, que tornaba factible refrigerar el producto cada vez en

compresores, un cuarto para levadura, se aumentaron las salas de maduración y fermen-

mayor número de secciones rurales.

tación con el subsiguiente número de tanques; más adelante, se añadió una pasteurizadora más grande.12 Todo esto fue gráficamente sintetizado en sus dimensiones por el

Quisqueya

presidente de la firma, José Armando Bermúdez.

Se escogió el nombre de Quisqueya para la marca de la Cervecería Vegana (CERVESA),

«Nos dedicamos a trabajar, pero como ocurre en las casas viejas que cuando se quita una

siempre con la visión de resaltar su contenido local adaptado al paladar prevaleciente

tabla nos encontramos con que la estantería está carcomida, tuvimos que rehacer, am-

entre los dominicanos. La nueva cerveza se lanzó al mercado el 24 de septiembre, también en asociación simbólica con el día de la Virgen de las Mercedes, cuyo culto tiene extendida vigencia en las comarcas cercanas. En un principio Gronau fue designado como maestro cervecero, y le tocó dar los pasos iniciales en la concepción de la nueva marca. Más adelante, empero, fue contratada una asesoría con una compañía de técnicos holandeses, a quienes se les asignó la confección de la Quisqueya. Entre estos técnicos no había un maestro cervecero, carencia que en teoría se compensaba con inspecciones periódicas desde el exterior. Tras prolongadas consultas entre Poppy Bermúdez, Miguel Noboa, Gronau, ingenieros dominicanos y otras personas, se llegó a la adopción de una fórmula genérica para la nueva marca. Un asesor holandés resolvió los aspectos técnicos de la propuesta, en términos de los porcentajes de azúcares provenientes de la malta y los adjuntos maíz y arroz.15 Se apuntó, primordialmente, a que la Quisqueya no se apartara del tipo dominante del gusto dominicano, representado en la Presidente, y que al mismo tiempo tuviera un sello original y propio que la diferenciara y le permitiera avanzar en el mercado. Quisqueya nació con los rasgos que todavía exhibe, una lager tipo Pilsener, elaborada

Bodegas de Cervecería Vegana.

pliar y también reajustar la planta al crecimiento del mercado nacional, lo cual requirió

con lúpulo traído de Europa, lo que contribuyó a imprimirle aroma y sabor similares a

un tiempo adicional de casi tres años y sustanciales inversiones que sobrepasaron los cál-

los de reconocidas marcas europeas. Contribuyó asimismo a su sabor particular la car-

culos originalmente

previstos.»13

ga de malta que le confería mayor densidad. Este aire europeo de la Quisqueya no fue

Esto implicó la reparación y adaptación de las maquinarias e instalaciones existentes pa-

aceptado como válido por Gronau, quien estimaba que el consumidor dominicano pre-

ra el logro de una capacidad productiva de 49 millones de litros anuales, el doble de la

fería una cerveza menos densa y amarga. Pese a esa oposición, Gronau mantuvo la re-

anterior. Solo de cerveza, la capacidad instalada llegaba a 43 millones de litros.14 Tal am-

lación con la empresa y se ganó la estima de Poppy Bermúdez, quien concibió en un

pliación se guió por el nivel de consumo de cerveza y malta, que entre 1974 y 1975

momento dado lanzar una marca denominándola Don Jaime en su honor, proyecto que

promedió casi 35 millones de litros. Los planificadores de la empresa esperaban que la

nunca llegó a materializarse.


Capítulo 12|Cervecería Vegana: una empresa de prolongada existencia|348|

|349|Cervecería Vegana: una empresa de prolongada existencia|Capítulo 12

De todas maneras, Quisqueya logró un fuerte impacto entre los consumidores, tanto

todo por parte de los habitués, deseosos de degustar su sabor peculiar. Poco más ade-

por lo que representaba la variante de su sabor como por la curiosidad que normalmen-

lante, en los meses posteriores a su lanzamiento,16 de acuerdo al cotejo de diversos co-

te rodea la novedad de lanzamiento de un nuevo producto.

nocedores de la actividad comercial y de mercadeo, logró ocupar hasta un 30% del consumo. El aire europeo, a pesar de su limitado sesgo respecto al de Presidente, no

Anuncio de Cerveza Quisqueya.

Auge y dificultades de una nueva marca

dejó de gustar, lo que mantuvo elevada la demanda. Finalmente, la marca encajaba den-

Como se ha podido ya observar, el mercado de la cerveza es muy volátil, sobre todo

tro del tipo de gusto predominante a través de la Presidente. En algunos lugares la ava-

en condiciones de competencia, pues los consumidores pueden variar con facilidad las

lancha se prolongó durante cierto tiempo, como en Santiago, donde gracias a la capa-

marcas de preferencia. Esta característica se puso de manifiesto en el proceso de im-

cidad promocional de la Casa Bermúdez la Quisqueya logró mantener cerca del 50%

plantación de la Quisqueya. Aunque no se dispone de estadísticas comparables a las de

de las ventas.17

su antecesora la Criolla, la Quisqueya tuvo una progresión notable durante el primer

Uno de los mecanismos de promoción que explicaban esa evolución era la oferta de

año de ventas. En los primeros días se produjo una avalancha hacia la nueva marca, sobre

sumas considerables para la venta en exclusividad en lugares reconocidos de alto consumo. La CND decidió responder con el mismo esquema, lo que ocasionó una fuerte competencia entre ambas empresas en ese terreno. A la larga, la CND obtenía ventaja con este mecanismo, a causa de la preferencia mayoritaria por su producto. Un año después de lanzada la Quisqueya comenzaron a manifestarse problemas que ocasionaron una reducción sustancial de su posición en el mercado. Es normal que, tiempo después del auge inicial ocasionado por el lanzamiento de un nuevo producto, el mercado tienda a recuperar el equilibrio previo. Es lo que aparentemente sucedió, en primer lugar, con el consumo de Quisqueya pues, de manera espontánea, muchos viejos consumidores de Presidente retornaron a ella. En este caso, el consumo de la nueva marca experimentó una disminución considerable sin que se produjera ninguna reducción de precios por parte de la CND. Después de cierto tiempo la Quisqueya mantenía algo menos del 15% del mercado, todavía un indudable reto para la Presidente, pero más adelante las ventas terminaron reducidas a porcentajes poco significativos. Esto último se produjo, aparentemente, porque, de nuevo, al igual que se había manifestado en la etapa de la Cervecería Cibao, la dimensión y complejidad del mercado dieron lugar a dificultades en la comercialización. Hoy los ejecutivos entrevistados razonan que resultaba en extremo difícil competir con el exhaustivo sistema de distribución que, a lo largo de décadas, había montado la CND. En la medida en que quedaban existencias que no se consumían en breve tiempo, se producía un deterioro del producto, lo que comenzó a sucederle a la Quisqueya.Y es que el consumidor experimentado capta con facilidad cuando la cerveza ha resultado afectada en su consistencia por un tiempo excesivo de almacenamiento. Esto se agravó a causa de la aparición de dificultades técnicas en el proceso de fabricación.18 Al parecer la planta no se encontraba en las mejores condiciones para operar


Capítulo 12|Cervecería Vegana: una empresa de prolongada existencia|350|

|351|Cervecería Vegana: una empresa de prolongada existencia|Capítulo 12

cuando se produjo el lanzamiento, sobre todo con los volúmenes que los ejecutivos se

CND. Razona

propusieron colocar en el mercado. En primer lugar, en el llenado de las botellas se pro-

una sola marca, lo que resulta muy difícil de alterar y coloca a las empresas con menor

dujo lo que en el vocabulario profesional cervecero en inglés se conoce como «flat»,

participación en situación crónica de desventaja.Además de los fluidos canales de mer-

consistente en que la botella pierde gas, lo que ocasiona una pérdida de consistencia y

cadeo, a su juicio, la CND contaba con recursos muy superiores en capital de trabajo

adquiere un sabor aguado. Ello provocó que algunos segmentos de los consumidores

para afrontar los elevados gastos en publicidad que exigía la situación creada de com-

llegaran a percibir la marca como de insuficiente

cuerpo.19

El recuento histórico patro-

que, en países pequeños, se tiende a que el mercado sea dominado por

petencia entre dos marcas.

cinado por la propia empresa sintetiza este cúmulo de dificultades, al describir cuál era la situación hacia 1983.

Malta India

«Para entonces Cervecería Vegana cargaba sobre sus hombros con el pesado fardo de los

A un año de lanzada la Quisqueya, en octubre de 1978, la CERVESA introdujo en el

escollos y dificultades acumuladas desde su fundación hasta ese año, debiendo afrontar

mercado su segundo producto, la Malta India. De nuevo es significativa la recurrencia a

daños irreparables, que obstaculizaron su natural desarrollo, con sus secuelas negativas

una denominación que refería al pasado aborigen en la historia dominicana.

en todos los órdenes, ocasionados por desaciertos cometidos por una firma de asesores holandeses que contrató esa empresa desde sus inicios, para garantizar el correcto funcionamiento.»20 Pese a su magnitud, esas fallas técnicas lograron ser solucionadas, pero a un costo muy alto, ya que gran parte del público consumidor llegó a la conclusión de que la Quisqueya carecía de los estándares debidos de calidad. Aun así, en la medida en que se recuperó la estabilidad del producto, se produjo una nueva alza de las ventas, hacia fines de la década de 1980. Parte de esta recuperación se debió a cambios administrativos y del sistema de mercadeo. Marco Cabral fue designado sub-administrador encargado del mercadeo, con efectos significativos. Se logró producir alrededor de tres millones de litros mensuales, cantidad cercana a la capacidad instalada original de la planta. Sin embargo, de nuevo esa situación no se prolongó durante mucho tiempo, alrededor de un año, según coinciden los entrevistados ejecutivos de la empresa. Esta última recaída en las ventas, en momentos en que se había logrado estabilizar la calidad del producto, se explica por lo que, a juicio de los ejecutivos Noboa y Lora, constituye el determinante esencial de la limitada capacidad de expansión de la marca: la fuerte competencia que ha representado todo el tiempo la CND, sobre todo por la fortaleza de su aparato de distribución. Los vendedores de la CND entrevistados coinciden en ese sentido, considerando que la CERVESA no pudo conformar canales de distribución que atendieran a tiempo los pedidos, evitaran la acumulación de existencias y lograran el retorno ágil de las botellas vacías.21 De acuerdo a la autorizada opinión del ex administrador Noboa, las fallas técnicas y otros factores colaterales tuvieron, en realidad, importancia secundaria frente a la imposibilidad de superar la formidable competencia que significaba una empresa tan sólidamente instalada como la

Anuncio de temporada de pelota por Cerveza Quisqueya.


Capítulo 12|Cervecería Vegana: una empresa de prolongada existencia|352|

|353|Cervecería Vegana: una empresa de prolongada existencia|Capítulo 12

La India se concibió de tal manera que, en criterio de los técnicos, se potenciaran las

de 14 millones de litros a 39 millones, es decir, una progresión de casi 180%, mucho

propiedades alimenticias y, sobre todo, se ajustara al prevaleciente gusto dominicano en

mayor que la que estaba experimentando la cerveza. De ese abultado mercado, la In-

ese producto de consumo tan extendido. Para tal fin se probaron maltas de varios paí-

dia captó el 43%, ascendente a casi 17 millones de litros. Incidió en ese desempeño

ses, entre las cuales se destacaron las de Puerto Rico. La fórmula lograda tras diversas

una acertada publicidad, basada en consignas que calaron en porciones considerables

pruebas permitió obtener un sabor más dulce que la malta de la CND. En evaluación

de la población.

retrospectiva, los funcionarios entrevistados de la CERVESA consideran que ese sabor no

Empero, la marca se vio afectada por una falla de consideración, consistente en el cam-

se debió a una mayor adición de azúcar, sino a la generación de azúcares naturales de la

bio del tipo de botellas.Ya se ha visto el problema que reviste la recuperación de las bo-

malta y el

extracto.22

tellas en el negocio cervecero. Dado el éxito sostenido de las ventas de India, el apro-

A los dos meses esa malta logró preeminencia en el mercado, con un nivel de acep-

visionamiento de botellas significó un reto neurálgico para los ejecutivos de la Vegana.

tación mucho mayor que el de Quisqueya. Esto tuvo efectos sobre la dimensión del

Primero se usó una traída de Bélgica, parecida a la del extracto alemán; luego se traje-

mercado. En el año posterior al lanzamiento de la India, la producción de malta pasó

ron botellas usadas de Puerto Rico.

Carga de cajas de cerveza.

Botella de Malta India.

Tiempo después, la CND decidió suspender la producción de malta con el fin de dedicar toda la capacidad de producción a la cerveza, lo que dejó a la Vegana con el control pleno del mercado, salvo la pequeña porción de maltas importadas, sobre todo el extracto alemán Lowenbrau. A pesar de que posteriormente la CND retornó a la producción de malta y recuperó una buena parte del mercado, la India ha seguido siendo un producto tan exitoso que, a la fecha, ha sustentado en lo fundamental el funcionamiento de la CERVESA.23 De acuerdo a datos de la empresa, en la actualidad la India cubre alrededor del 40% de las ventas totales de malta en el país.


Capítulo 12|Cervecería Vegana: una empresa de prolongada existencia|354|

|355|Cervecería Vegana: una empresa de prolongada existencia|Capítulo 12

Diversificación de marcas

de Quisqueya volvieron a descender, más adelante la Cervecería Vegana recurrió de

A inicios de la década de 1980, obviamente en razón de las dificultades por las que atra-

nuevo a la estrategia de la diversificación de marcas. En 1990 fue lanzada la marca Dry,

vesaba la Quisqueya, la administración de CERVESA decidió introducir una nueva mar-

siempre una Pilsener pero de sabor peculiar, más apartado de los prototipos ya conven-

ca. En primer lugar, se buscaba apuntar a otros segmentos del mercado sobre la base de

cionales de preferencia del público dominicano. La fórmula original de Dry fue toma-

una textura distinta, lo que quedó gráficamente plasmado en la denominación de la

da de marcas de Japón.26 Esto comportaba una apuesta riesgosa a favor de la innova-

marca: Brava. De igual manera, se partía del supuesto de que, desde el inicio, esta mar-

ción en materia de gustos, sobre todo en un país caracterizado por la tendencia domi-

ca evitaría las dificultades técnicas de confección que aquejaron a Quisqueya, por lo que

nante a la uniformidad.

podría ganar el favor de un segmento del público. La nueva marca, según indica el re-

La empresa mantuvo ese lineamiento innovador, no obstante las respuestas reservadas

cuento histórico de la propia empresa, estaba centrada en el propósito de ampliar la

entre los consumidores. El hito más importante en tal sentido vino a ser el de la Guin-

competencia entre marcas: «Dentro de ese esquema la Dirección de Cervecería Vegana

ness, reconocida marca irlandesa con una de las plantas de mayor dimensión en el

(CERVESA) orientó su estrategia, en primer lugar, hacia la diversificación de productos

mundo, que pasó a fabricarse bajo licencia. La Guinness se aparta por completo del ti-

Revisión manual de medidas técnicas.

Instalaciones de Cervecería Vegana.

propios de las cervecerías y la identificación y cuantificación de estratos apreciables de

po Pilsener, empezando porque no es una lager, sino una Stout, de fermentación alta.

consumidores de bebidas similares, pero con variantes que le fuesen atractivas.»24

Se trata, hasta donde se puede establecer, de la segunda y última experiencia en Re-

Si bien la Brava no se apartaba de los parámetros, ya convencionales en el país, de la lager

pública Dominicana de producción de una cerveza de fermentación alta. Para un pú-

tipo Pilsener, como su nombre lo indica se trataba de una cerveza concebida con fuerte sa-

blico conocedor, las variantes de fermentación alta tienen fuertes atractivos, por ser

bor.25

No se ha dispuesto de una apreciación categórica sobre el impacto de la nueva mar-

densas y de sabores penetrantes. La Guinness producida en el país, ajustada a los pará-

ca en el mercado, pero de seguro fue muy limitado. De ahí que la recuperación temporal

metros de la Stout, después de un primer momento de curiosidad por una novedad

de las ventas de cerveza hacia 1983 estuviera centrada en la mejoría de Quisqueya.

tan singular, no encontró un público suficiente que le permitiera sobrevivir mucho

Pero, como esto último no duró mucho tiempo, como se ha visto más arriba, y las ventas

tiempo.


Capítulo 12|Cervecería Vegana: una empresa de prolongada existencia|356|

|357|Cervecería Vegana: una empresa de prolongada existencia|Capítulo 12

Así pues, las tres marcas de cerveza con las cuales la CERVESA inicialmente emprendió su

Todavía como parte de ese programa de diversificación, en 1995 fue lanzada una nue-

programa de diversificación fueron descontinuadas. Distinta ha sido la evolución de la di-

va marca de malta no alcohólica, la Maltina, con un sabor distinto al de la India.

versificación en cuanto a la malta. Con el fin de atender a un segmento de consumidores atentos a los aspectos más definidamente nutritivos y alimenticios, se decidió intro-

Asociación con Labat

ducir un extracto de malta similar al que tradicionalmente se había traído de Alemania.

La CERVESA participó de la tendencia al establecimiento de joint ventures con consor-

En marzo de 1983 se lanzó la marca Tiegerbrau, a la cual la síntesis de la historia de la

cios de países con larga tradición cervecera, en lo fundamental dirigidos a la fabricación

empresa, citando las pruebas de un laboratorio de Nurnberg,Alemania, le acuerda «cua-

bajo licencia de marcas conocidas en medios internacionales. Mediante estos acuerdos,

importado.»27

En términos comparativos, el público fue más recep-

las grandes empresas de países industriales proveen capital de trabajo, suministran mate-

tivo que en las diversas marcas de cerveza.A pesar del sabor amargo del extracto de mal-

rias primas y conocimientos en forma de técnicos, asesores y fórmulas, a cambio de par-

ta, fue bien aceptado como señal de que se le reconocían idénticas facultades medicina-

ticipar en los beneficios derivados de las ventajas de la fabricación local.

les que a la marca alemana Lowenbrau, con una presencia de décadas.

Como parte de tal estrategia empresarial, la Cervecería Vegana suscribió un acuerdo con

lidades superiores al

Tanques de Cervecería Vegana.

Publicidad local de Guinness.

la Labatt Breweries International, filial de la compañía canadiense del mismo nombre, para la creación de la Cervecería Domínico-Canadiense, la cual comenzó a operar en las instalaciones de La Vega. Inicialmente la relación con Labatt se restringió a la distribución local de marcas de esta empresa canadiense, una de las más grandes del mundo, pero, desde 1996 el establecimiento de la Cervecería Domínico-Canadiense conllevó el lanzamiento de una nueva marca, que recibió el nombre de Soberana, existente hasta la actualidad. La introducción de Soberana, en definitiva, constituyó el más reciente eslabón de los


Capítulo 12|Cervecería Vegana: una empresa de prolongada existencia|358|

|359|Cervecería Vegana: una empresa de prolongada existencia|Capítulo 12

proyectos de diversificación de CERVESA. La concepción de esa marca conllevó un es-

cubre más del 90% del total de la cerveza producida por la empresa. Mientras se pro-

tudio conjunto por las dos partes involucradas. Un maestro cervecero jamaiquino diri-

ducen 700,000 litros mensuales de Quisqueya, la Soberana ha quedado minimizada a

gió las pruebas que culminaron en una fórmula finalmente aprobada por los canadien-

apenas unos 66,000 litros. Con todo, esto significa una participación reducida dentro

ses.28

del mercado, de menos del 2% del total.

A diferencia de las experiencias arriba reseñadas de diversificación, Soberana se

aproxima claramente a los patrones del gusto predominante en el país. Se trata, como

Uno de los nichos que ha contribuido a la revitalización relativa de Quisqueya ha sido

es de rigor, de una Pilsener cuyo sabor tiende a parecerse a la Presidente. A diferencia

la conexión con el auge del turismo en el país. La marca se suple a los hoteles en ba-

del aire europeo de la Quisqueya, la Soberana tiene menos cuerpo y menor carga de

rriles. Igualmente, con éxitos variables según el tiempo, se han emprendido proyectos

lúpulo y malta. Se puede inferir que el joint venture apuntaba a competir en el mismo

de exportación, principalmente a Estados Unidos.

terreno que ha constituido el fuerte de la CND.

Pese a su pequeña participación en el mercado de cerveza clara, los puntos anteriores

La Soberana tuvo un primer momento de auge por la acogida entusiasta de porciones

permiten a la empresa hacer una evaluación de su posición a partir de 1983 en la sín-

importantes del público, llegando por momentos a representar hasta el 15% del consu-

tesis hecha acerca de su evolución. Se ha afirmado una estrategia empresarial centrada

mo total de

cerveza.29

Incidió en ello la inyección de capital canadiense destinado a

promoción y publicidad. Pero, con el paso del tiempo, se minimizó su participación en

J. Armando Bermúdez Madera, actual administrador de CERVESA.

el mercado, seguramente a causa de que no logró convencer a los afectos al gusto tradicional de que superaba en calidad a la competencia.

Estabilidad de CERVESA A pesar de las dificultades que ha afrontado, la Cervecería Vegana ha logrado mantener una posición en el mercado, en lo que han incidido varios factores. Por una parte, la Malta India permanece con una alta preferencia dentro del mercado consumidor, a causa de las características arriba contempladas. Adicionalmente, la vitalidad de esta marca se traduce en sus exportaciones, que también se han diversificado: desde hace tiempo existe un flujo de India hacia Haití, adonde se envían en la actualidad aproximadamente seis mil cajas al mes. Más reciente ha sido la introducción del producto en España, donde está logrando incipiente aceptación. Aunque la empresa se sostiene gracias a la malta, también se ha producido una recomposición del peso de la cerveza. En los años recientes la Quisqueya ha logrado mantener una posición en el mercado, aun sea pequeña, gracias a alcanzar una calidad consis-

en las exportaciones, en la cobertura de la demanda de los turistas y en la asociación

tente. El sabor particular de la marca ha dado lugar a que un pequeño segmento del

con capital extranjero como medios para eludir las dificultades locales de mercadeo.

ella.30

El mantenimiento de un nivel

«El período... fue pródigo en la generación de recursos que convertirían a la Cervece-

mínimo de ventas ha contribuido a fortalecer la calidad, por no registrarse inventarios

ría Vegana S. A. (CERVESA) en la empresa que es hoy: rehabilitada en sus áreas básicas a

vencidos. En palabras de uno los ejecutivos entrevistados: «ahora se nota que la Quis-

todos los niveles, lista para injertarse exitosamente en el proceso imparable de la globa-

queya es buena porque se vende.»31

lización de la economía y mercados.»32

mercado haya ratificado la compenetración con

La Quisqueya ha logrado, así, recuperar supremacía dentro de la misma empresa.Tras su lanzamiento, Soberana se vendía hasta tres veces más, pero en la actualidad, Quisqueya


|361 |Cervecería

13

|361|Debate de la modernidad en un feudo antillano|Capítulo 2

CERVECERÍA BOHEMIA: UN TERCER COMPETIDOR EN EL MERCADO

Diversificación de E. León Jimenes A fines de la década de 1970 la firma E. León Jimenes ocupaba una importante posición en el mundo empresarial dominicano, dada su participación en la producción de cigarros y cigarrillos. La empresa, concebida para la producción de cigarros, había sido fundada en 1903 por Eduardo León Jimenes, en la sección Guazumal, próxima a Tamboril, con el nombre de Fábrica de Cigarros La Aurora.1 Se trataba de una pequeña manufactura, similar a tantas otras en Santiago y alrededores, en la zona central de producción de tabaco. En 1930, ya situada en Santiago, la empresa cambió su razón social a E. León Jimenes. Paulatinamente, la E. León Jimenes fue ganando posiciones en el mercado, hasta quedar en un lugar prominente, únicamente compartido con la Compañía Anónima Tabacalera.Tras el fallecimiento del fundador, la empresa quedó administrada por su hermano Herminio León y posteriormente por los hijos de Eduardo y María Asensio

Edificación de Cervecería Bohemia.


Capítulo 13|Cervecería Bohemia: un tercer competidor en el mercado|362|

|363|Cervecería Bohemia: un tercer competidor en el mercado|Capítulo 13

(Mayún), los hermanos León Asensio, encabezados por Eduardo, el primogénito de los

Ya lograda esa innovación y con el paso del tiempo, en los medios dirigentes de la em-

varones.

presa se planteó la necesidad de diversificar las actividades, entendiendo que se había lle-

En ese transcurso la empresa creció sobre la base de una mística que los hermanos León

gado a una especie de techo en el ámbito del tabaco.3

Asensio recibieron de su padre. En palabras de José León, el menor de ellos, el rasgo

Planteado el requerimiento de la diversificación, Eduardo León Asensio trazó la pauta

central de la filosofía empresarial de la familia «ha consistido en destacar a la gente co-

de que, en primer lugar, debería escogerse la cerveza. Así empezó a concebirse lo que

haber;»2

y acota el presidente del Grupo León Jimenes que, retomando el

vendría a ser el proyecto que conllevaría la creación de la empresa nacional de mayor

legado de su padre, eso implica «privilegiar los principios éticos en la gestión, de forma

inversión desde 1965. Esta disposición coincidió con la incursión de la Philip Morris

tal que la misma esté normada por la exigencia de transparencia y el reconocimiento

en el campo de la cerveza, con la adquisición de la Miller, una de las empresas cerve-

del valor del trabajo de todos.»

ceras más grandes del mundo. La Miller tomó la delantera en el naciente nicho de las

Desde inicios de la década de 1960, la entidad pasó a un nuevo estadio de desarrollo

cervezas ligeras dentro del mercado estadounidense.4

mediante la incorporación de la producción de cigarrillos, lo que en ese momento úni-

Se dio la ocasión de que el principal ejecutivo de la Miller, tras su adquisición por Phi-

mo principal

lip Morris, pasó a ser John Murphy, quien había dirigido las negociaciones para la participación de esta empresa en E. León Jimenes. Philip Morris envió a República Do-

Eduardo León A. y ejecutivos de Philip Morris.

minicana una misión encabezada por Larry Newmann, a fin de evaluar la conveniencia de la producción de cerveza de la transnacional norteamericana, fuera directamente o por licencia.5 Entre las opciones, se consideró la posibilidad de adquisición de la CND, opción en ese momento no acogida por los principales propietarios de esta, dirigidos por Jimmy Stuart. Al mismo tiempo, se desechó la posibilidad de que se produjese la Miller en el país, lo que abrió el terreno para la convergencia de intenciones con E. León Jimenes para la fundación de una nueva empresa. Los siguientes pasos implicaron el establecimiento de relaciones con la Miller para los estudios de factibilidad y evaluación general del proyecto. Este pasó a denominarse Iceberg, pues era poco lo que se veía de él, gestado con la confidencialidad común en fase preliminar6 y porque el grueso de la inversión que conllevaría aún no era visible.7 De parte de la Philip Morris se integró al proyecto Carlos Salguero, presidente del área Latinoamérica-Iberia, al igual que otros ejecutivos, como William Howard y William Ternay. camente llevaba a cabo la empresa estatal, también radicada en Santiago. Con la superación de la dictadura habían aparecido condiciones más propicias para la producción in-

Creación de la Cervecería Bohemia S. A.

dustrial independiente. En 1969 advino otro hito en la evolución de la empresa: la aso-

Madurada la concepción del proyecto, el 23 de junio de 1979 fue constituida la firma

ciación con la Philip Morris, que pasó a tener un paquete accionario dentro de E. León

Cervecería Bohemia S. A. (CB) por iniciativa de la E. León Jimenes.8 Originalmente,

Jimenes. Para la fabricación de la marca de cigarrillos Marlboro se procedió a introdu-

antes de su constitución legal, la empresa había sido designada con el nombre de So-

cir el cultivo de tabaco rubio, proyecto de grandes consecuencias en el mundo tabaque-

ciedad Cervecera Nacional. El cambio a Cervecería Bohemia fue decidido atendiendo

ro dominicano, uno de los cambios más importantes en el aparato productivo nacional

a dos factores: la región centroeuropea de la actual República Checa, famosa por la ca-

de esos años.

lidad de su cerveza, y en alusión al modo de ser informal de los dominicanos.9 Dentro


Capítulo 13|Cervecería Bohemia: un tercer competidor en el mercado|364|

|365|Cervecería Bohemia: un tercer competidor en el mercado|Capítulo 13

del complejo de E. León Jimenes, José León quedó al frente de las operaciones de la

En 1980 Newmann y otros expertos de Miller se enteraron de que estaba en venta en

nueva empresa, en calidad de presidente del Consejo de Administración.

Anchorage,Alaska, una pequeña cervecería, Prinzbrü, construida en Alemania, en exce-

En la planeación de la empresa se estimó una inversión de unos 25 millones de pesos. La

lente estado pues apenas tenía ocho meses en operación. Esta cervecería había sido con-

E. León Jimenes, C. por A. participaría –como en efecto lo hizo– con el 70% del capital,

cebida exclusivamente para cubrir la demanda del personal de construcción de un oleo-

dejando el restante 30% en manos de accionistas dominicanos, en su mayoría pequeños.10

ducto de gran extensión.11 Para Newmann se trataba de una excelente oportunidad,

En razón de esto, la empresa se anunció como de capital netamente dominicano, por lo

dadas las características de la planta, entre ellas las pailas de cobre.12 Tras estudio, el equi-

que no tendría que hacer registro de inversión extranjera en el Banco Central.

po de Miller recomendó la adquisición de esa planta para su traslado al país, junto a la

En el proceso subsiguiente, el equipo de la Miller que pasó a realizar las gestiones de

agregación de equipos adicionales que permitieran aumentar sustancialmente su capa-

lugar estuvo dirigido por Georgy Tarala, vicepresidente de Ingeniería, quien provenía

cidad de producción. La Miller prometió ayuda técnica para todo el proceso del trasla-

del área de tabaco, por lo que también había tenido relación con la E. León Jimenes.

do, lo que –de acuerdo con el presidente del Grupo León Jimenes– se reveló crucial

Se procedió a establecer la localización de la planta de Bohemia. Inicialmente se pensó

para el éxito del proyecto.13 Se convino en pagar al propietario alemán la suma de mi-

Explicaciones sobre el diseño del edificio de Bohemia.

Montaje de la planta de Cervecería Bohemia.

en Sabana del Puerto, sección de La Vega, por su proximidad a las principales ciudades

llón y medio de dólares.Tomada la decisión, se trasladó a Alaska un equipo de técnicos

del Cibao y la cercanía de la Autopista Duarte. Finalmente se consideró que el punto

de la Bohemia, dirigidos por Miguel Sánchez, para proceder a desmantelar la pequeña

óptimo era la ciudad de Santo Domingo, a causa de estar en ella el mercado de mayor

cervecería, operación a cargo de la firma Lockie Brothers. La coordinación de la insta-

dimensión y las principales instalaciones portuarias. En función de los diversos factores

lación de la planta quedó asignada a Ramón García Tatis y el área financiera a Abel

que intervienen en la actividad, se adquirió un solar de 50 mil metros cuadrados en el

Wachsmann, ambos funcionarios con experiencia en E. León Jimenes. Para la instala-

extremo occidental de la ciudad, en la prolongación de la Avenida 27 de Febrero, cer-

ción de la planta en Santo Domingo, incluyendo la adición de nuevos equipos, fue con-

cano a la urbanización de Las Caobas, a causa de la proximidad a la Autopista Duarte y

tratada una tercera compañía, la Quan Carrot King.14

el puerto de Haina.

Desde el primer momento fue preocupación de los hermanos León que el edificio de


Capítulo 13|Cervecería Bohemia: un tercer competidor en el mercado|366|

|367|Cervecería Bohemia: un tercer competidor en el mercado|Capítulo 13

la cervecería se distinguiera por cualidades estéticas. En función de ello, se solicitó la

cidió duplicarla, hasta que, finalmente, se situó en 300,000 barriles. Esto equivalía a 100

confección del proyecto a los arquitectos Eduardo Rodríguez Schack y Edgardo Vega;

millones de botellas pequeñas, de doce onzas. En ese momento la Cervecería Vegana te-

los trabajos de administración de la supervisión fueron encomendados a Pedro J. Borrel

nía una capacidad instalada real parecida, mientras la CND la duplicaba.

y la construcción, en un área de unos 12,500 m , al ingeniero Marcos Jorge. «El diseño

A mediados de 1981 llegó la planta desmantelada de Alaska. Se le agregaron importan-

y la distribución de los edificios se ha realizado observando consideraciones climáticas,

tes equipos, entre los cuales sobresalen los siguientes, de acuerdo al relato del ingeniero

cargas de los equipos pesados, generación de calor en ciertas áreas durante el proceso,

García Tatis:

controles de temperatura en las bodegas de fermentación y envejecimiento, recorridos cionalidad operativa, guió la concepción del edificio como obra de arte.

• • •

«Se cuenta con las estructuras metálicas de volúmenes enormes con formas rectangula-

la compañía canadiense Try-Canada, junto a la compañía Inoxida.

res y horizontalizadas para los edificios de almacén general y la planta de embotella-

Etiquetadora, de Crones, Estados Unidos.

miento; con un edificio en hormigón armado y bloques de forma muy irregular con

• • • • • •

Sala de cocimiento, de Hoffman, compañía alemana.

2

para visitantes y expansiones

Paila de cocimiento de Cervecería Bohemia.

futuras.»15

La preocupación estética, aunada a la de la fun-

ventanas muy amplias y vidrieras que permitirán la exhibición desde la Av. 27 de Febrero, de las grandes pailas de bronce donde se elabora la cerveza; y como símbolos identificables, los cuatro silos de almacenamiento de granos de más de 60 pies de alto con terminación de acero inoxidable, que resultarán el punto culminante de todo el complejo del edificio, del equipo ubicado al exterior y del parqueo y

jardinería.»16

Lavadora, de Barry Miller, Estados Unidos. Llenadora, de Holstein y Kaper (hik), Estados Unidos. Tanques adicionales de acero inoxidable como silos (únicos en la región), a cargo de

Equipo purificador de co2, de Markeis, Estados Unidos. Calderas, de Clives Brooks, Estados Unidos. Planta eléctrica de emergencia, de Cummings. Dos filtros hik. Empacadoras de botellas Standard Nap, Estados Unidos.

El primer diseño de la planta de la Cervecería Bohemia se concibió para una capaci-

En síntesis, la capacidad de producción de 300,000 mil barriles anuales implicaba los

dad instalada de 100,000 barriles anuales, cada uno de 117.33 litros. Poco después se de-

equipos básicos siguientes:

Silos de acero en proceso de construcción. Laboratorio.


Capítulo 13|Cervecería Bohemia: un tercer competidor en el mercado|368|

Eduardo León Asensio.

|369|Cervecería Bohemia: un tercer competidor en el mercado|Capítulo 13

• 4 pailas de bronce con capacidad de 15,000 litros por caldeada. • 16 tanques de fermentación de acero inoxidable con capacidad de 60,000 litros cada uno. • 40 tanques de acero inoxidable para envejecimiento con capacidad de 60,000 litros

Se integraron diversos técnicos a los procesos, como Gabriel Aldebot en el área eléctri-

cada uno.

culados a la planta, y al maestro cervecero Gerardo Ingram, de nacionalidad mexicana,

ambos a través de la Miller. En ese proceso, igualmente, fueron entrenados en el exte-

2 líneas completas de empaque, con lavadoras, llenadoras y pasteurizadoras, para di-

ca y Augusto Sención en mecánica. Para la concepción del tipo de cerveza a ser elaborado se trajo al ingeniero estadounidense Arnold Luedtke, encagado de los aspectos vin-

versos tamaños de botellas, latas y barriles.17

rior técnicos dominicanos encargados de velar por la elaboración, control de calidad y

Las instalaciones tenían diversas peculiaridades, que formaban parte de los designios de

envasado, principalmente en Milwaukee, sede de la Miller, entre los cuales se encontra-

integrar la tecnología de punta y resaltar componentes estéticos. Por ejemplo, los cua-

ron Miriam Lightbourne y García Tatis.

tro silos verticales eran de acero inoxidable, lo que permitía la mejor conservación de

Al finalizarse el proceso de instalación de la planta, la inversión total se había elevado a

la malta; las pailas de cocción estaban revestidas de cobre, «uno de los aspectos más gra-

aproximadamente 26 millones de dólares o 31 millones de pesos.19 Esos cuantiosos re-

tamente decorativos».18

cursos fueron obtenidos exclusivamente a base de los aportes de los accionistas, por lo

mente acompañada por una visión

nómico. En su discurso del 14 de

gobernante y en el futuro de los

optimista, entre los ejecutivos de

febrero de 1983, Eduardo León A.,

que nos seguirán.»

León Jimenes, acerca de su futuro,

presidente de E. León Jimenes, re-

«Competiremos con todos nues-

derivada a su vez de una concep-

sumió esta perspectiva:

tros recursos, con todo nuestro

ción acerca de la función de la in-

«Esta industria no será monumento

corazón, con todas nuestras fuer-

versión privada. El periódico El Ca-

industrial que recordar, ni página

zas y entusiasmo, pero con lealtad,

ribe publicó el editorial «Nueva em-

de magnífico libro que jamás habrá

sujetos a los más elementales

presa», del 15 de febrero de 1983,

de escribirse, es y será pedestal de

principios de ética profesional.

que pondera la fundación de la Cer-

trabajo y símbolo de progreso y de

Competiremos con calidad de pro-

vecería Bohemia: «Esta muestra de

fe en nuestra patria, y en ella segui-

ducto, de talento, de organización,

la iniciativa del sector industrial do-

remos confiando mientras existan

con calidad de intenciones, con una

minicano, debe constituir un ejem-

hombres laboriosos, honestos y

gran fe en Dios y en el futuro de

FE EN EL PORVENIR. La inaugu-

plo de lo que se puede lograr bajo

fieles, mientras existan caminos

nuestro querido país».

ración de una empresa de las di-

un régimen de libertad de empresa,

por recorrer o lejanos horizontes

mensiones de Cervecería Bohemia

en el que la competencia leal y el

por venir. No nos permitiremos

constituyó un acontecimiento en su

espíritu innovador son factores que

pensar en frustraciones y desenga-

momento, un hito en la historia de

aseguran el progreso.»

ños sino en destinos de conquistas

la actividad cervecera e incluso en

Al igual que en inauguraciones pre-

y de triunfos, porque tenemos no

la historia del conjunto del sector

vias de plantas cerveceras, la oca-

sólo la fe que tuvieron y nos lega-

industrial dominicano. Una iniciati-

sión sirvió de marco para una ex-

ron nuestros antepasados, sino la

va de ese género estaba necesaria-

posición acerca del progreso eco-

confianza del presente, en nuestro


Capítulo 13|Cervecería Bohemia: un tercer competidor en el mercado|370|

|371|Cervecería Bohemia: un tercer competidor en el mercado|Capítulo 13

que no resultó necesario acudir a endeudamiento bancario. Se ofrecía empleo a unas

nio de una marca. Las asesorías internacionales, especialmente de la Miller y la Philip

trescientas personas, con el criterio expreso de que, salvo contados especialistas, todas

Morris, desempeñaron un papel importante en esta moderna capacidad de gestión. En

eran dominicanas.

buena medida, gracias a ella se logró un impacto sobre el conjunto del mercado cervecero dominicano y sobre el funcionamiento de algunos de sus renglones, como se re-

Concepción de la marca Bohemia

conoció en los estratos ejecutivos de la CND.20

Mientras se instalaba la planta, en la sede de la Miller se llevaban a cabo las primeras

Se puso énfasis en el diseño del envase. Para tal fin se concibió una botella de color ám-

pruebas para el catado del producto. Se decidió hacer caso omiso del patrón represen-

bar, con una ligera hendidura en el centro, de forma que pudiera ser agarrada con más

tado por la Presidente; no había una decisión preestablecida, por lo que se trajeron pe-

seguridad y se facilitara cualquier operación de manipulación en el servicio al cliente.

queñas cantidades de diversas fórmulas y tipos variados, a fin de realizar pruebas de mer-

La etiqueta fue diseñada de acuerdo a conceptos de vanguardia por la empresa Walter

cado y aquilatar lo que mayoritariamente deseaba el consumidor dominicano.

Landor Associates. La campaña de publicidad fue confiada a Leo Burnett, de Chicago,

Ya tomadas las decisiones correspondientes, el primer cocimiento se realizó en octubre

bajo la dirección directa de José León, a la sazón vicepresidente de la compañía.

Publicidad de Bohemia.

Caja y botellas de Bohemia.

de 1982, sin que todavía estuvieran listos para operar los equipos de envasado. Para llenar 200 cajas de 24 botellas se diseñó un sistema provisional a mano.Tras determinarse el éxito del producto logrado, se procedió a iniciar la producción. El primer envasado se llevó a cabo el 3 de enero de 1983. Originalmente, cuando se planificaron los trabajos, se había estimado que la producción podría comenzar en 1981. En conjunto la empresa incorporó todos los requisitos para la producción de acuerdo a elevadas normas de calidad. De igual manera, se definieron los procedimientos de mercadeo y publicidad para poder competir en un mercado acostumbrado al predomi-


Capítulo 13|Cervecería Bohemia: un tercer competidor en el mercado|372|

Fachada del edificio principal de Cervecería Bohemia.

|373|Cervecería Bohemia: un tercer competidor en el mercado|Capítulo 13

Dentro de sus criterios mercadológicos, la marca se ofreció en una variedad de envases.

huacal; adicionalmente, se suscitó una controversia de parte de una empresa producto-

Por una parte, se utilizaron las botellas de 22 y 12 onzas, algo obligado, dada la prefe-

ra de envases de cartón. Al cabo de poco tiempo, la CB tuvo que abandonar el uso de

rencia por la de mayor tamaño. Conjuntamente, fue reintroducido el uso del barril, pa-

huacales plásticos y utilizar el cartón, como hasta entonces era lo usual.

ra servir a lugares de expendio masivo, incluyendo los nacientes establecimientos turís-

Aunque la Bohemia se concibió como una lager tipo Pilsener, como dictaba el gusto do-

ticos, lo que a la larga tendría especial peso en la definición de nichos de mercado. No

minicano, se introdujeron particularidades de importancia que la situaban como un pro-

menos importante fue la introducción del envase en latas, que en aquel momento to-

ducto original. Finalmente se escogió un perfil que, aunque tomaba por referencia las ca-

davía tenía un sentido de innovación.

racterísticas de Presidente, debía tener sus peculiaridades que lo dotaran de personalidad in-

Como otro de sus componentes novedosos en el mercado dominicano, la distribución

discutible. Entre otros motivos, se atendió al criterio mercadológico de la ventaja de la mar-

de Bohemia se inició con huacales de plástico, confeccionados por Industrias Asocia-

ca original en la competencia entre dos productos similares.21 Tal vez la más importante de

das, ubicada en la Zona Industrial de Herrera. No obstante las ventajas en duración y

esas características se derivó de la utilización de dos tipos de lúpulo, uno de ellos con fines

capacidad de manejo, gran parte de los establecimientos comerciales no aceptaron este

exclusivamente aromáticos.22 Ambos lúpulos provenían de Estados Unidos y eran muy re-

José León Asensio.


Capítulo 13|Cervecería Bohemia: un tercer competidor en el mercado|374|

|375|Cervecería Bohemia: un tercer competidor en el mercado|Capítulo 13

conocidos, uno de marca Cascade y el otro Fugle, el primero aromático y el otro para el

les obtuvo amplio reconocimiento. En España ganó una medalla de oro por calidad y

sabor.23

en Italia quedó calificada como una marca de especial calidad por Monde Selection.

Esto formaba parte de la voluntad por producir una cerveza con los mayores es-

tándares de calidad, lo que requería la utilización de materias primas escogidas. Se decidió adquirir la malta Ladish, una de las más reconocidas en Estados Unidos. La sémola de maíz

Producción de extracto de malta

empleada era de origen nacional, suplida por Maicera Dominicana.

Al poco tiempo de estar operando, los ejecutivos de la Cervecería Bohemia considera-

La salida al mercado llenó las expectativas. La marca fue probada y ganó un segmento

ron la conveniencia de incursionar en la producción de malta, como se ha visto un ras-

considerable de los consumidores. No mucho después de lanzada, Bohemia había al-

go distintivo de la operación de las cervecerías no solo en República Dominicana sino

canzado a suplir aproximadamente el 25% del mercado.Tiempo después, con la intro-

en toda la cuenca del Caribe. Dado que existía una antigua preferencia por el extracto

ducción de una segunda marca, el porcentaje de CB aun se elevó más, llegando a cu-

de malta Löwenbräu, se estimó pertinente producirlo en el país. Para tal fin se adqui-

brir cerca del 33% del mercado de la cerveza

clara.24

Tras su lanzamiento, la Bohemia participó en dos concursos internacionales, en los cua-

rieron los derechos de distribución que pertenecían a la Curacao Trading Co. y se firmó un contrato de regalía con la empresa alemana productora de esa marca, la Bavaria

Extracto de Malta Löwenbräu.

San Pauli, de Hamburgo, que no se debe confundir con la empresa productora de la cerveza marca Löwenbräu, situada en Munich. En 1984, es decir, al año siguiente de inaugurada la Cervecería Bohemia, comenzó a producirse el extracto de malta Löwenbräu, cuyo consumo se ha ratificado en señal del mantenimiento de un elevado estándar de calidad. El extracto de malta se diferencia de las maltas más convencionales producidas en el país desde la década de 1930 por un pequeño porcentaje de alcohol y densidad y sabor más pronunciados. En la actualidad, la marca Löwenbräu cubre aproximadamente el 80% de la demanda nacional de extracto de malta.

Equipo de pelota patrocinado por Cervecería Bohemia.


Capítulo 13|Cervecería Bohemia: un tercer competidor en el mercado|376|

|377|Cervecería Bohemia: un tercer competidor en el mercado|Capítulo 13

Asociación con Heineken

con rapidez, la marca ganara un segmento del mercado caracterizado por la búsqueda

Un año después, en 1985, la E. León Jimenes dio un nuevo paso en su desarrollo co-

de un producto superior, aun fuera a costa de pagar más. Es posible que durante los días

mo empresa al llegar a un acuerdo con la Heineken, transnacional holandesa recono-

siguientes a su lanzamiento, la Heineken llegase a copar hasta un 8% del mercado con-

marcas.25

Se llegó al acuerdo de que, a cambio de la licencia

sumidor, aunque durante el primer año no traspasara el 5%.A pesar de que podría con-

para la producción de Heineken en República Dominicana, la empresa matriz holan-

siderarse una franja pequeña, en un país acostumbrado al predominio de una sola mar-

desa pasaría a adquirir un paquete accionario en la CB de aproximadamente el 10%

ca, no era algo desdeñable para un producto recién salido.

del total.

Como era de rigor, la nueva marca seguía los criterios prevalecientes en la planta holan-

Con esta nueva marca se atendía a un nicho particular del mercado, un tipo de consu-

desa. Si bien se trató de una cerveza de fermentación baja, al igual que las restantes pre-

midor más exigente. Por tal razón fue concebida como una marca premium, dotada de

sentaba peculiaridades importantes. En este caso el consumidor no se encontraba con

elevados estándares de calidad. De ahí que, desde el principio, la Heineken se vendiera

una Pilsener, sino con variante distinta de lager, al estilo de otras variedades europeas, co-

a un precio mayor que las restantes marcas de las tres empresas. Ello no impidió que,

mo era lo usual en la marca producida en Holanda. De todas maneras, la Heineken lo-

cida por la calidad de sus

Caja de Heineken.

Anuncio local de Heineken.

cal contuvo desde el principio peculiaridades adaptadas al gusto del consumidor dominicano, las cuales le permitieron ganar el espacio referido.

Impacto de la devaluación de 1984 Durante la administración del presidente Salvador Jorge Blanco se introdujo un programa de ajuste que conllevó el final de varios aspectos del funcionamiento de la economía dominicana desde dos décadas atrás. Entre las medidas adoptadas se encontró el traspaso al mercado paralelo de divisas, que venía funcionando desde inicios de la dé-


Capítulo 13|Cervecería Bohemia: un tercer competidor en el mercado|378|

|379|Cervecería Bohemia: un tercer competidor en el mercado|Capítulo 13

cada de 1960, la adquisición de los dólares necesarios para la compra en el exterior de

texto de la reestructuración experimentada por la economía dominicana hacia media-

un conjunto de materias primas y bienes de capital que anteriormente había estado cu-

dos de la década de 1980. Al incrementarse los costos y no poder indexar los precios,

bierta con dólares suministrados por el Banco Central.

pues el mismo ajuste había implicado una disminución de la capacidad de consumo, las

Resultaba lógico que, en la situación de déficit de las cuentas exteriores del país, la apli-

operaciones de la empresa atravesaron por un momento difícil. Aumentaron, así, las

cación de un programa de ajuste conllevara la devaluación de la moneda nacional. Has-

pérdidas normales en los primeros tiempos de una empresa de gran tamaño. En 1984

ta 1982 la tasa de cambio del peso por el dólar para la operación de las empresas se man-

la Cervecería Bohemia registró pérdidas de 4 millones de dólares, a causa de los com-

tenía a la par con el dólar; a partir de esa fecha empezó a elevarse, hasta llegar a una de-

promisos de garantía de dividendos a los accionistas.27

valuación generalizada producto del traslado de la importación de insumos al mercado

Esta situación, lejos de provocar un estado de desconfianza en los hermanos León Asen-

libre. Cuando este proceso de unificación de los mercados cambiarios culminó, en

sio, llevó a considerar la conveniencia de ampliar su participación en el negocio cerve-

1985, el tipo de cambio se estabilizó en RD$2.83 por dólar.

cero. En tal evaluación debió pesar la consideración de que la coyuntura desfavorable

Esta variación de la tasa de cambio y de los mecanismos de adquisición de las divisas

de la economía dominicana no tendría duración prolongada y de que no cuestionaba

Instalaciones de Cervecería Bohemia.

Junta de ejecutivos de Cervecería Bohemia.

necesarias para el abastecimiento de las materias primas del sector industrial tuvo reper-

la persistencia en la producción de cerveza, así como el criterio de que las dificultades

cusiones negativas inmediatas sobre las empresas que operaban para el mercado interno

eran comunes a todas las actividades económicas y, por tanto, afectaban por igual a to-

y dependían de la importación de materias primas. Entre esas empresas se encontraban

dos los involucrados en el área de la cerveza. Así pues, más que conllevar una autorres-

las cervecerías, cuyo costo operativo tendió a elevarse. De acuerdo a cálculos hechos pú-

tricción, la devaluación llevó a la familia León al interés por expandirse, a través de la

blicos por Eduardo León, presidente de la Cervecería Bohemia, por cada punto o cen-

adquisición de la empresa de mayores dimensiones, la CND.28

tavo de aumento de la tasa de cambio, el costo de producción de la empresa se incrementaba en $30,000 anuales.26 De esta manera, la Cervecería Bohemia inició sus operaciones prácticamente en el con-


|381|La CND en la fase final de

14

|381|Debate de la modernidad en un feudo antillano|Capítulo 2

LA CND EN LA FASE FINAL DE PROPIEDAD NORTEAMERICANA

Hacia la producción masiva Se ha visto que la dimensión del mercado experimentó un salto a partir de 1962, a causa de la mejoría en la capacidad de consumo de la población. Sin embargo, la planta de la CND no experimentó grandes variaciones, por lo que se estaba produciendo cierto desfase entre el volumen de la demanda y la capacidad instalada de la empresa. En algunos aspectos la empresa iba quedándose a la zaga de avances técnicos que se introducían en los centros internacionales de la cerveza. Durante algunos años la planta apenas estaba en capacidad de atender la demanda del público, en dinámico crecimiento, temiéndose a veces que no diera abasto en navidades.1 La evolución de la empresa en el aspecto técnico durante esa época parece haber estado vinculada a la visión cauta de su presidente Stuart, quien evaluaba con sumo cuidado todo proceso de innovación que comportara la inversión de grandes volúmenes de capital.Así, la planta, muy actualizada en 1950, había quedado algo desfasada veinte años

Sala de filtrado de CND.


Capítulo 14|La CND en la fase final de propiedad norteamericana|382|

|383|La CND en la fase final de propiedad norteamericana|Capítulo 14

después, aunque la calidad de Presidente se mantenía incólume. A lo sumo, se introdu-

renovación completa de la planta. Se puso de manifiesto que ya no se trataba de con-

jeron nuevas instalaciones que permitieron suplir el acelerado incremento de la deman-

tinuar la práctica de mejorías parciales, sino acometer la renovación total, para dar lu-

da. En 1963, por ejemplo, se instalaron dos líneas de envasado y, en años posteriores, se

gar a lo que vendría a ser, de acuerdo a Jimmy Stuart, a quien correspondió coronar el

llevaron a cabo mejoras en filtros y

tanques.2

proceso, la «creación de una nueva cervecería.» El aspecto central de esta renovación

Dos aspectos sobresalían en el desfase creciente de la CND respecto a la demanda: el princi-

consistió en una voluminosa inversión para la instalación de una nueva sala de coci-

pal era el relativo a la capacidad de cocimiento y, todavía más, de fermentación y envejeci-

miento, aunque también comportó la construcción de tanques adicionales.4

miento; en esta área únicamente se llevaron a cabo mejorías parciales. Pero también iban aflo-

En 1974 se inició la reconstrucción de la planta, proceso que puso en juego todas las

rando cuellos de botella que dificultaban cada vez más el incremento del volumen produci-

capacidades de sus administradores, técnicos y trabajadores. Al frente de los trabajos de

do, entre los cuales sobresalían las líneas de embotellamiento, que ya no daban abasto para el

ingeniería fue colocado el joven Rafael Menicucci, quien poco antes había dirigido la

volumen deseable. Fue también importante la escasez de agua, al grado de que, a inicios de

expansión de Refrescos Nacionales. Gracias a esa experiencia, desde que ingresó a la

la década de 1970, por momentos había que interrumpir la producción por falta de agua.

CND

Línea de embotellado.

Para inicios de la década de 1970 gran parte de los controles del proceso de cocimien-

último fue designado administrador tras la muerte de Columna. La envergadura de las

to aún se operaban manualmente.3 Este procedimiento iba quedando cada vez más ob-

labores desplegadas en la década de 1970 se pone de relieve en el hecho de que en 1978

Empacadora.

soleto a medida que aumentaba el volumen de la producción a causa de las variaciones

Menicucci, a su vez, fue designado administrador.

que podían introducir eventual inestabilidad en el producto. En razón del incremento

Tomó años concluir las labores de renovación de la planta. Lo primero que se em-

del volumen, se hacía imperioso pasar a una etapa de automatización en ese proceso

prendió fue la modificación del equipo de botellería que, de acuerdo a la información

como requisito para mantener la excelencia.

de prensa proporcionada por la empresa, la ponía en el momento «a la altura de las más

Finalmente, ante las señales en la demanda producto de la coyuntura de crecimiento

modernas industrias cerveceras de Europa.»5 Este nuevo equipo incluía transportado-

del primer lustro de la década de 1970, Stuart ponderó que resultaba conveniente una

res de cajas, desempacadoras, lavadoras, inspectores de botellas vacías y llenas, llenadoras,

en 1968, Menicucci sustituyó a Jorge Pesquera como jefe de planta, cuando este

Pasteurizadora.

Otro ángulo de la pasteurizadora.


Capítulo 14|La CND en la fase final de propiedad norteamericana|384|

|385|La CND en la fase final de propiedad norteamericana|Capítulo 14

etiquetadoras, así como los procesos subsiguientes de empaque y distribución. Esto se

botellas por minuto, lo que permitía preparar 1,500 cajas por hora. Esta llenadora pre-

acompañó por un sistema que permitía el reúso del 80 por ciento de las cajas de car-

viamente sometía la botella al vacío, procedimiento que se utilizaba por primera vez a

tón. La nueva lavadora supuso de por sí una modificación de la capacidad de toda la

escala internacional.

planta, puesto que albergaba 30 mil botellas, y en media hora pasaba por sucesivas fa-

Sencillamente, se estaba en presencia de un ritmo vertiginoso de innovación para los

ses en una cadena de diez tanques de lavado que garantizaban una pulcritud absoluta

estándares previos. Después de una inspección de la botella llena, a razón de 800 bote-

de las botellas.

llas por minuto, la línea pasaba a la pasteurizadora, aparato con capacidad para 40,000

Otra innovación de relevancia fue el inspector de electrónico de botellas vacías, con

unidades grandes en dos niveles. En la nueva máquina ese proceso duraba algo más de

incrementada capacidad de hasta 500 botellas por minuto. Gracias a sus juegos de len-

una hora, con la peculiaridad de que no comportaba inmersión, sino chorros a diversas

tes y haces de luces este inspector tenía capacidad de rechazar partículas de hasta un

temperaturas; el sistema de «walking beam» implicaba que las botellas se colocan en una

milímetro cuadrado y descartar botellas con las mínimas imperfecciones. La llenadora,

«serie de planchuelas con movimientos casi elípticos que conducen la botella de una

por su parte, de 16 cabezas de diez botellas cada una, pasó a tener capacidad de 600

manera que parece que se mueve como si fueran las piernas de una persona desplazán-

James Stuart pronuncia discurso en inauguración de envasadora. 1977.

Jimmy Stuart.

dose lentamente.» Este procedimiento tenía la ventaja de ahorrar energía y evitar que los fragmentos de botellas rotas entorpecieran la cadena. Ya lista la botella para el consumo quedaba la colocación de la etiqueta, para lo cual se adquirieron dos máquinas de la empresa alemana Jagenberg-Werke AG, de la última tecnología y con capacidad de 45,000 botellas por hora. Como nota esclarecedora de la innovación que comportó esta maquinaria, ya dejó de ser necesario el trabajo manual, pues bastaba que un operador comprobase que la etiqueta quedaba correctamente colocada.


Capítulo 14|La CND en la fase final de propiedad norteamericana|386|

Los primeros nuevos tanques de envejecimiento a fines de la década de 1970.

|387|La CND en la fase final de propiedad norteamericana|Capítulo 14

Por último, la línea culminaba en dos empacadoras, construidas por la firma estadouni-

inyección de capital. Solamente entre 1972 y 1977 se invirtió la suma de 9 millones

dense Geo. J. Meyer Manufacturing, con capacidad de 20 cajas por minuto cada una.

de dólares.8 Parece que el momento más intenso del proceso fue el lapso posterior a

Como complemento se instalaron sistemas de alineamiento de las botellas y de trans-

1974 cuando, de acuerdo a información facilitada a Joaquín Balaguer por el adminis-

portación de las cajas para ser selladas.

trador Pesquera, se invirtieron siete millones de pesos. En los dos años subsiguientes

La línea de embotellado constituyó el preámbulo de la renovación de fases previas del

todavía se invirtieron sumas suplementarias para la conclusión de la sala de cocimien-

proceso, fundamentalmente la automatización de la sala de cocimiento, que sustituyó a

to y de otros componentes de la planta.9

la que había sido instalada en 1950 en el nuevo local.6 La nueva sala de cocimiento fue

A fines de 1977, esto es, antes de la inauguración de la sala de cocimiento, estuvo pro-

inaugurada en 1979, con lo que culminó la renovación. Hasta entonces casi todos los

gramada la conclusión de nuevos silos y otras instalaciones. Sobresalieron un nuevo gran

movimientos de las válvulas para la distribución de las materias primas se llevaban a ca-

almacén para el despacho de la mercancía, nuevas áreas de oficinas y tanques adiciona-

bo en forma manual por un operador. La automatización introducida en 1979 conlle-

les de fermentación y envejecimiento. De igual manera, se amplió la flotilla de camio-

vó un progresivo control de parámetros y una reducción sustancial de las pequeñas va-

nes y se entregaron más vehículos a los vendedores.

riaciones entre cocimientos. Este nuevo sistema de control hizo posible realizar diaria-

El cultivo de levadura

mente entre 8 y 10 cocimientos, elevando significativamente la capacidad instalada. Pa-

Otro componente de importancia en los procesos de expansión de la década de 1970

ra el 50 aniversario los propietarios de la empresa sintieron la satisfacción de plantear-

fue el mejoramiento de las operaciones de laboratorio, problema crucial para el control

se alcanzar en breve una capacidad instalada de casi un millón de barriles anuales.7 Sin

de calidad en la producción a gran escala. Uno de los aspectos más delicados del pro-

embargo, en realidad apenas se superó la capacidad de 600,000 barriles. Aun esta últi-

ceso de fabricación de la cerveza, con vistas a su estabilidad, se refiere al requisito de la

ma era muy superior a la demanda del mercado en la época, pero se justificaba por el

homogeneidad de la levadura, puesto que de otra manera los cocimientos arrojarían sa-

ritmo de incremento que mostraba.

bores distintos. Probablemente la mejoría clave de los procedimientos de laboratorio de

Este esfuerzo sostenido de recomposición de la planta requirió de una voluminosa

la CND se refirió a la introducción del cultivo de la levadura. Se trata de algo complejo,

o

Otra vista de una de las recientes líneas de embotellamiento. Operario en la sala de cocimiento.


Capítulo 14|La CND en la fase final de propiedad norteamericana|388|

Afiche relativo al lanzamiento de la Presidente en lata.

|389|La CND en la fase final de propiedad norteamericana|Capítulo 14

ya que la levadura es un ser vivo, en constante proceso de reproducción, con lo cual el

La presidencia de Jimmy Stuart

mantenimiento de sus cualidades requiere de operaciones extremadamente precisas

A raíz de la muerte de James Stuart, acaecida en mayo de 1978, la presidencia de la empre-

Hasta entonces la levadura se traía del exterior, específicamente de los laboratorios

sa de la CND pasó a manos de su hijo James, por todos conocido como Jimmy, lo que man-

Schwarz. A partir de 1980 comenzó un proceso en los laboratorios de la CND tenden-

tenía una línea de sucesión familiar a partir del fundador Wanzer. El nuevo presidente, en

te a la multiplicación de la levadura en las múltiples fermentaciones de los cocimien-

los años previos, había estado fungiendo de vicepresidente ejecutivo de la Cervecería Co-

tos. De tal manera, la cepa traída del exterior se puede usar en varias fermentaciones.

rona, de Puerto Rico; allí se había iniciado como ayudante del gerente de oficina, posición

Desde la década de 1980 se pasó únicamente a importar las cepas madres cada cierto tiem-

modesta para el hijo del principal accionista y presidente, a causa del criterio de este de que

po. Se siguió trayendo el producto de Schwarz, lo que se mantuvo cuando cambió de nom-

así haría una carrera que le permitiría un conocimiento cabal de las operaciones.

bre a Laboratorio Siebel. El proceso de cultivo de la levadura, al requerir una altísima pre-

Pese a que Jimmy Stuart ostentaba la posición de director dentro del Consejo de Ad-

cisión en el laboratorio, no ha cesado de mejorarse con el curso de los años, algo que ha ve-

ministración de la CND, no se había involucrado en las operaciones de la empresa, pues-

nido a resultar beneficioso para la consolidación de la excelencia de las marcas de la CND.

to que todos sus esfuerzos se centraban en Puerto Rico.Tal vez hubiese empatía en tal

Portada de El Cervecero, órgano de la CND, relativa a la exportación en latas.

Vegana, por lo cual resultaba acon-

señada para latas de 10 onzas, las

playa, viajes y situaciones por el

sejable ofrecer el producto de ma-

de uso común en Puerto Rico,

estilo. Con todo, y no obstante la

nera novedosa. Así, con la presen-

donde el 70% del consumo se lle-

ulterior introducción de la lata de

tación de la Presidente en lata se

vaba a cabo en tal envase; una de

12 onzas, la mayoría de los aficio-

ofrecía una imagen de modernis-

las razones que determinaron la in-

nados a la Presidente siguieron

mo.

troducción de la lata fue el crecien-

aferrados al uso invariable de la

Aunque Stuart ponderó la decisión

te gusto por la Presidente entre los

botella.

hacia 1976, solo se adoptó des-

puertorriqueños.10 Pero ese tama-

pués de su fallecimiento por su hi-

ño no fue del agrado de los consu-

jo Jimmy. En ese terreno el país se

midores dominicanos, por lo que,

había quedado rezagado respecto a

años más tarde, hubo que introdu-

Estados Unidos, donde tal envase

cir nueva maquinaria para latas de

LA INTRODUCCIÓN DE LA LATA.

era muy popular desde unos 20

12 onzas.

Como parte del programa de reno-

años atrás. En Puerto Rico también

El envase en latas tuvo un impor-

vación de la planta de la CND,

se había puesto de moda el consu-

tante impacto en el mercado, pues

Stuart también consideró la inclu-

mo en ese envase, por lo que, con

representó un hito de modernismo

sión de áreas que repercutieran di-

motivo de una reposición de ma-

en la operaciones de la CND. Los

rectamente en los aspectos merca-

quinarias en la Cervecería Corona,

primeros años de uso de este en-

dológicos. Tal vez incidió la compe-

se decidió que la envasadora de la-

vase lo asociaron con un toque de

tencia que en ese justo momento

ta desechada fuese adquirida por

distinción en cuanto a agilidad pa-

estaba representando la Cervecería

la CND. Esa maquinaria estaba di-

ra ocasiones especiales de días de


Capítulo 14|La CND en la fase final de propiedad norteamericana|390|

Consejo de Administración de la CND, presidido por Jimmy Stuart. C. 1980.

|391|La CND en la fase final de propiedad norteamericana|Capítulo 14

sentido, ya que el joven Stuart había nacido en esa isla en 1942 y allí se desenvolvió su

Rocha, quien en su condición de abogado de la compañía era subsecretario. Junto a es-

primera niñez. Desde 1966 regresó a Puerto Rico donde llevó a cabo su carrera como

tos tres dominicanos siguieron participando en el Consejo de Administración o fueron

empresario, comenzada en la Coca Cola y continuada en la Corona.

incorporados al mismo algunos de los accionistas norteamericanos más influyentes: tres

Unido a lo anterior, el carácter reservado de su padre explica que el joven Stuart care-

integrantes de la familia McKay, el veterano Russell, su hijo Thomas y su yerno Dan-

ciese de la información necesaria para poder asumir inmediatamente la presidencia de

ford Leitner; de igual manera seguían sesionando Gorham Philips, Malvin Mayer y

la CND en la forma en que había sido ejercida tradicionalmente. A pesar de ser uno de

Wingate Paine.11

sus directores, desconocía la estructura interna de la cervecería dominicana, lo que lo

Desde mediados de 1978 Jimmy Stuart comenzó a pasar una semana cada mes en Santo Do-

llevó a buscar el acercamiento con los ejecutivos locales, sobre todo con aquellos que a

mingo. En las restantes tres semanas se comunicaba diariamente por vía telefónica con el ad-

su juicio concentraban mayor experiencia. Fundamentalmente el recién nombrado ad-

ministrador Menicucci, a fin de estar al tanto de la marcha de la empresa y tomar las decisio-

ministrador Rafael Menicucci hijo, su padre Rafael G. Menicucci R. y Luis del Toro

nes pertinentes. En lo fundamental reproducía el estilo centralizado que había impuesto su

debieron ponerlo al tanto de lo que era la CND. Si bien Stuart hijo mantenía los prin-

padre en las pasadas tres décadas, pero ampliando las facultades de los ejecutivos locales.

cipios empresariales de su padre, entendió que la gestión entre los dominicanos requería que prestase atención a los consejos de esas y otras personas. Tal vez por esas asesorías, Jimmy Stuart decidió modificar los mecanismos de funcionamiento del Consejo de Administración. Como se ha visto, este únicamente se reunía en New York. Bajo la nueva gestión no solamente comenzó a reunirse en Santo Domingo, sino que integró a los dominicanos con mayor cuota de responsabilidad. Por una parte, fue incorporado Menicucci hijo, en su calidad de administrador, al igual que Del Toro, quien desde mucho tiempo atrás era subadministrador; y Joaquín Ramírez de la

Jimmy Stuart y Rafael Menicucci en el acto de lanzamiento de Presidente en New York.


Capítulo 14|La CND en la fase final de propiedad norteamericana|392|

Inauguración de la nueva cervecería con presencia del Presidente Antonio Guzmán.

|393|La CND en la fase final de propiedad norteamericana|Capítulo 14

Administración de Menicucci

gerencia en el exterior.Asimismo procuró nutrirse de la experiencia de ejecutivos ve-

Meses antes de fallecer, James Stuart decidió poner en retiro al administrador Jorge Pes-

teranos, para lo cual conformó una especie de consejo asesor, pues consideraba que

quera y designar en su lugar a Rafael Menicucci. Posiblemente había quedado impre-

debía operar a través del consenso entre todos los ejecutivos, tanto desde el punto de

sionado por el liderazgo mostrado por este como jefe en el proceso de renovación de

vista de la eficacia como de la relación con los propietarios de la empresa.

la maquinaria que se estaba llevando a cabo y, además, tuvo en cuenta que todas las ex-

Igualmente se benefició de la asesoría que le brindaron dos expertos en la industria

pectativas acerca del futuro funcionamiento de la empresa estaban depositadas en la fun-

cervecera. El primero era Malvin Mayer, quien se ha visto que era director del Con-

cionalidad de la nueva planta.

sejo de Administración de la Cervecería Nacional Dominicana y venía al país de ma-

Como cuestión de estilo, se dispuso un período de transición para que Menicucci se

nera regular dos o tres veces al año. El segundo era Julio Sánchez, jefe de planta de

nutriera de los principios de administración y se sintonizara con el estilo personal de

Cervecería Corona de Puerto Rico, quien había estado relacionado a la CND desde la

gestión existente. El nuevo administrador, dada su condición de ingeniero, procuró

época de Bonetti, como parte de las relaciones de colaboración entre ambas empresas

actualizarse en las técnicas de la administración a través de cursos intensivos de alta

que impulsaba Stuart.

Anuncio de Presidente. C. 1970.

Ante la competencia: nuevas marcas Los retos que significó la aparición de otras empresas cerveceras fueron asumidos por la CND

mediante la creación de marcas, con las cuales apuntaba a competir en los nichos

de mercado que podían estar influidos por las variaciones que introducían las marcas de las dos empresas adicionales. En relación a esto y al ambiente prevaleciente en los sectores medios urbanos, los ejecutivos de la CND calibraron la pertinencia de producir una marca reconocida internacionalmente.A pesar de la variedad de sabores que significó la creación de estas marcas, no puede decirse que alteraran el prototipo de la cerveza que


Capítulo 14|La CND en la fase final de propiedad norteamericana|394|

|395|La CND en la fase final de propiedad norteamericana|Capítulo 14

se había enraizado dentro del país. Básicamente, la CND decidió la creación de dos mar-

a la Pilsener, por cuanto se trataba de una cerveza de mayor densidad, color más oscuro,

cas sucesivas, ambas en vinculación con momentos por los que atravesaba el mercado y

incrementado uso del lúpulo y detalles adicionales. Este patrón introducido por la CND

con el interés de mantener el favor de los cambiantes gustos del público, en aquellos

en la Carlsberg fue considerado por en el público e incluso por los vendedores de la em-

años inclinado a probar los nuevos productos que se ofrecían.

presa como dirigido a enfrentar la competencia representada por la Quisqueya, como se

La primera fue Carlsberg, marca danesa de fama mundial, que comenzó a ser producida

ha visto, había ganado un segmento del mercado durante los primeros tiempos de su

con licencia hacia 1981, tras una negociación iniciada por McKay, que implicó descar-

existencia. Rafael Menicucci asegura que ese no era el caso, pues lo que se ponderó fue

tar otras opciones. La variedad de productos que ofrece la matriz en Dinamarca permi-

esencialmente la diversificación con ayuda del prestigio de una marca de fama mundial.

tió que se produjese una adaptación al gusto dominicano, al tiempo que se elaboraba de

De inmediato la Carlsberg tuvo una acogida sorprendente en el público, muy bien reci-

acuerdo a parámetros que diferían sustancialmente de los representados por la Presiden-

bida sobre todo entre segmentos de la clase media, que aspiraban en aquel momento a

te. La Carlsberg dominicana se caracterizó por un palpable nivel de calidad y más cuer-

una variación de los patrones de gusto. El precio superior a que se expendía no fue óbi-

po del que era típico en el país. De esta manera, se asemejaba a tipos europeos distintos

ce para esta aceptación, puesto que estaba bien definida una franja de consumidores que

Publicidad de Carlsberg y Coral.

Bolín, Pelencho y Chonguito, emblemas publicitarios.

preferían pagar más por un producto selecto, como se presentó en la promoción publicitaria. Los vendedores de la CND vieron desbordadas sus expectativas cuando, por momentos, captaron que en algunos lugares la Carlsberg absorbía entre 12 y 15% del consumo.12 Cuando el producto se estabilizó, tras el consabido boom de los días posteriores al lanzamiento, se situó hacia un 3% del consumo nacional, lo que constituía un hecho extraordinario para los entendidos en mercadeo dentro de la empresa.13 Esta acogida tuvo linderos geográficos bastantes definidos, ya que, de acuerdo a los vendedores, se circunscribió sobre todo a las zonas de clase media de las principales ciudades, en especial Santo


Capítulo 14|La CND en la fase final de propiedad norteamericana|396|

Donativo de aparato de televisión a Casa Bader con patrocinio de Carlsberg.

|397|La CND en la fase final de propiedad norteamericana|Capítulo 14

Domingo. Pero incluso en las barriadas la Carlsberg tenía sus adeptos, no obstante ser más

tuaba paulatinamente su preferencia habitual por la Presidente, en razón de la identifi-

cara, por la novedad de ser una cerveza con mayor densidad.

cación con su estilo y calidad.

En 1986, en vistas de la adquisición de la CND por E. León Jimenes, se decidió intro-

A pesar de esta experiencia, a fines de 1985, justo antes del lanzamiento de la marca Bo-

ducir variaciones en la Carlsberg. La consideración básica al respecto radicó en que de-

hemia, la CND volvió a ensayar la introducción de una nueva marca. Se trató de la Coral,

bía crearse un producto que atendiera a un nuevo nicho en el mercado, con el propó-

la cual estuvo dirigida a contrarrestar el previsible auge en el consumo que encontraría la

sito de dejar un mayor espacio a la Heineken, la otra marca extranjera de entonces que,

Bohemia durante sus primeros tiempos. Sin embargo, tanto en sus características de fabri-

como se ha visto, había poco antes comenzado a producir la Cervecería Bohemia.14 En

cación como en la estrategia mercadológica, la Coral constituyó una experiencia en un

tal tenor, se decidió lanzar la Carlsberg Reserva Especial, con etiqueta distinta y carac-

sentido totalmente distinto a la de Carlsberg. En este caso se elaboró una cerveza que no

terísticas novedosas. Con ellas se sustentaba el objetivo de lograr un producto todavía

pretendía un nivel excelso de elaboración. La nueva marca se caracterizó por menos cuer-

más exclusivo; entre los cambios introducidos a esta «reserva especial» se encontró el au-

po y un sabor más aligerado que el de Presidente. En términos de mercado, buscaba evi-

mento del contenido alcohólico. El segmento del público de clase media que se había

tar que la competencia de la Bohemia se estableciese de manera directa con la Presiden-

compenetrado con la marca no vio con buenos ojos dicha modificación y el consumo

te. Por tal razón, la estrategia mercadológica utilizada en Coral se centró en campañas de

disminuyó, llevando a la empresa a la decisión de suspender la producción.

promoción, que incluían primas de hasta un 20% a los clientes dispuestos a ofertarla.

Adicionalmente, es posible que operaran decisiones en la administración de la empresa

Con todo, Coral fracasó más rápido que la anterior marca de ensayo. Por lo que se de-

en el sentido de disminuir el énfasis en los gastos de promoción y publicidad que con-

riva de las entrevistas, su presencia en el mercado apenas llegó al año. Aquí se puso a

llevaba la marca. Por último, cabe considerar como causa básica de la pérdida de parti-

prueba el efecto que podía tener un producto con menos énfasis en la calidad y un es-

cipación en el mercado de la Carlsberg el retorno espontáneo a la Presidente. Parece

tilo que no satisfacía sus expectativas.

haberse producido un fenómeno que ya tenía dos antecedentes: tras cierto tiempo de

Ante esto, se decidió lanzar la Coral Light, la primera cerveza ligera elaborada en el país.

búsqueda de la novedad representada por una marca, la gran mayoría del público resi-

El experimento duró escaso tiempo, pues aún no existía un segmento de consumidores

Patrocinio de torneo de pesca. Anuncio de gracias al público.


Capítulo 14|La CND en la fase final de propiedad norteamericana|398|

|399|La CND en la fase final de propiedad norteamericana|Capítulo 14

inclinados a tal tipo,15 pese a que ya se encontraba en auge en Estados Unidos, a partir

pequeñas remuneraciones y, sobre todo, facilidades para viajar de vez en cuando al país.

de la estrategia ejecutada por la Miller.16

Este sistema se fue ampliando paulatinamente, hasta tomar fisonomía más formal, en conexión con bodegas de dominicanos en barrios newyorquinos.

Primer embarque de Presidente a los Estados Unidos. Convenio Menicucci-Roberts para exportación de Presidente a Puerto Rico.

El arranque de las exportaciones

Un segundo elemento que incidió en esta visualización estratégica del crecimiento fu-

A pesar de que la CND tenía un amplio terreno de expansión interna derivado del al-

turo de la empresa estuvo vinculado a Puerto Rico. También en esa isla había nume-

za constante del consumo de cerveza per capita, en íntima relación con el crecimiento

rosos residentes dominicanos, a lo que se añadía, desde la caída de Trujillo, un activo

general de la economía, los ejecutivos comenzaron a calibrar la oportunidad de ampliar

intercambio comercial entre las dos islas. De igual manera, en aquellos años el turismo

las operaciones a través de las exportaciones.Varios aspectos se tomaron en considera-

entre ambos países tenía bastante importancia, lo que coadyuvó a un mayor conoci-

ción para que se prestase progresiva atención a este renglón. El primero era obvio: el in-

miento mutuo, dentro del cual, entre tantas otras cosas, los puertorriqueños descubrie-

cremento numérico de la colonia dominicana en los Estados Unidos, con la ventaja de

ron la Presidente. Es cierto que en Puerto Rico existía una excelente marca, la Coro-

que estaba altamente concentrada en la ciudad de New York. Como es bien sabido, los

na, de un estilo distinto al de Presidente, una lager de más densidad y sabor amargo.

dominicanos tienden a mantener sus costumbres cuando emigran al exterior. Cuando

Sin embargo, dentro de un segmento amplio de los consumidores puertorriqueños

se conformó una nutrida colonia criolla se puso de manifiesto una demanda latente por

apareció una clara predisposición hacia el consumo de la Presidente.

la Presidente como producto interiorizado en un sentimiento de identidad que no ce-

A más largo plazo incidió un tercer factor en el despegue de la estrategia exportadora

día ante las condiciones que representaba el entorno estadounidense. Durante mucho

de la CND: se trató de la apertura hacia el exterior de la economía dominicana, relación

tiempo, tanto a nivel individual como en escala de pequeños negocios, increíblemente

que no cesaba de intensificarse con el paso del tiempo tras la muerte de Trujillo. Esto

los dominicanos se lograban abastecer de su cerveza favorita a través de un acarreo in-

estaba aupado en el proceso de internacionalización económica que iba haciendo más

formal dentro de los equipajes de los viajeros entre Santo Domingo y New York. Pa-

factible la apertura de nichos de mercado en el exterior aun para dimensiones modes-

rece que llegó a haber personas que se especializaron en ese tráfico, del cual obtenían

tas en esas escalas.

Caja y botella para exportación.

Empaque de seis botellas para exportación.


Capítulo 14|La CND en la fase final de propiedad norteamericana|400|

La primera ocasión en que se renovaron las exportaciones de la CND fue en 1970, a consecuencia de una penetración coyuntural en Estados Unidos. Desde poco después

|401|La CND en la fase final de propiedad norteamericana|Capítulo 14

CUADRO 14.1

VENTAS (O PRODUCCIÓN) DE CERVEZA, 1962-1987 (Miles de litros)

de la Segunda Guerra Mundial no se había registrado ningún embarque importante de cerveza dominicana, como se puede comprobar en el cuadro de las estadísticas de exportaciones. De súbito, en 1970 se registró un volumen de exportación relativamente

Año

Clara Volumen

Valor

Malta Volumen Valor

Total Volumen

Valor

1962

15,589

9,653

6,997

2,389

22,586

12,043

1963

18,744

11,745

9,510

3,247

28,253

14,992

valor promedio inferior a US$70,000.00 anuales.

1964

19,106

12,882

11,061

3,820

30,167

16,703

Como todo proceso incipiente, la estrategia exportadora de la CND encontró obstácu-

1965

11,950

9,266

8,172

2,935

20,122

12,201

los de consideración. Uno de ellos tuvo que ver con los envases, puesto que el sosteni-

1966

11,943

9,260

8,057

2,845

20,001

12,105

miento de la corriente exportadora desde inicios de la década de 1970 requirió la fa-

1967

10,331

8,024

7,430

2,623

17,760

10,647

bricación de un envase distinto al ofrecido al consumidor dominicano. Fuese por regu-

1968

16,186

11,501

9,055

3,216

25,241

14,717

1969

22,432

15,025

8,607

3,047

31,038

18,072

1970

27,804

18,289

9,236

3,266

37,041

21,555

1971

32,449

21,494

9,844

3,497

42,293

24,991

la Presiente importada no era la misma que la dirigida al mercado doméstico. Como es

1972

37,844

25,042

10,616

3,750

48,460

28,792

natural, la empresa trató por todos los medios de mantener la estabilidad del producto

1973

37,011

nd

11,383

nd

48,394

nd

orientado a la exportación, pero inicialmente se creó un estereotipo que perjudicó las

1974

36,857

nd

11,695

nd

48,552

nd

posibilidades de expansión de las exportaciones.

1975

33,349

26,813

10,808

4,754

44,157

31,567

Bajo la presidencia de Jimmy Stuart se redobló la atención a las posibilidades de esta in-

1976

34,583

29,200

12,891

5,670

47,474

34,870

1977

48,252

40,240

15,533

6,832

63,785

47,072

1978

59,407

49,721

17,732

7,821

77,139

57,542

1979

62,810

59,084

30,442

13,452

93,252

72,536

la estrategia comenzó a surtir resultados, como se sigue advirtiendo en el mismo cua-

1980

75,724

83,654

36,651

19,075

112,375

102,729

dro 14.2. En 1984, sin lugar a dudas en vinculación con el proceso devaluatorio que se

1981

82,862

90,995

44,137

23,673

126,999

114,668

registraba en el país, las exportaciones totales de cerveza y malta superaron los 2.4 mi-

1982

90,855

nd

22,949

nd

113,804

nd

llones de dólares, de los cuales 2.2 correspondían a cerveza. Si bien un volumen tan ele-

1983

108,187

nd

17,925

nd

126,112

nd

vado no se mantuvo de inmediato, por lo menos sentó las bases para el inicio de un flu-

1984

94,520

nd

nd

nd

nd

nd

1985

98,668

216,610

13,989

26,033

112,657

242,643

1986

96,739

252,856

13,289

25,570

110,028

278,426

1987

119,459

364,750

13,010

32,531

132,469

397,281

elevado, de 645,000 litros. En años posteriores se mantuvo un promedio de poco más de 75,000 litros. Se trataba de cifras modestas, que entre 1973 y 1978 representaron un

laciones legales o por conveniencias mercadológicas iniciales, la botella y la etiqueta no coincidían con los patrones históricos. En Puerto Rico era obligatorio el uso de botellas de color ámbar, mientras que la etiqueta para el mercado estadounidense se puso en inglés. Muchos consumidores, la mayoría de los cuales eran dominicanos, sintieron que

cipiente corriente de exportación de Presidente. Para tal fin se abrió un departamento especializado en las exportaciones a Estados Unidos, bajo la dirección del danés Anker Horn. Durante los primeros años este esfuerzo rindió escasos efectos, pues los volúmenes exportados se mantuvieron normalmente en cifras similares a las previas De golpe,

jo mucho más sostenido en años ulteriores. Para fines de la década de 1980 el promedio anual superaba los US$700,000.Aunque esa cifra era ya importante en términos relativos, apenas constituía el preámbulo hacia una dimensión masiva, que pasaría a ser la tónica de la década de 1990, sobre todo en sus últimos años.


Capítulo 14|La CND en la fase final de propiedad norteamericana|402|

|403|La CND en la fase final de propiedad norteamericana|Capítulo 14

CUADRO 14.2

CUADRO 14.3

EXPORTACIONES DE CERVEZA, 1962-2001

IMPORTACIONES DE CERVEZA, 1962-1983

Año

Unidad

Cantidad

Moneda

Valor

1962

litros

12

RD$

11

1963

litros

25

RD$

10

1964

litros

778

RD$

400

1965

litros

0

RD$

1966

litros

0

1967

litros

0

1968

Kgr

1969

Año

Producto

Unidad

Cantidad

Valor

1962

cerveza y malta

litros

1,067,366

301,407

1963

cerveza y malta

litros

1,407,681

461,906

0

1964

cerveza y malta

litros

1,210,140

446,643

RD$

0

1965

cerveza y malta

litros

464,155

185,120

RD$

0

1966

cerveza y malta

litros

959,427

381,155

19

RD$

nd

Kgr

0

RD$

0

1967

cerveza y malta

litros

598,920

239,332

1970

Kgr

1,248,700

RD$

247,752

1968

cerveza y malta

litros

647,924

275,708

1971

Kgr

708,570

RD$

136,555

1969

cerveza y malta

litros

645,585

275,564

1972

Kgr

426,525

RD$

85,839

1970

cerveza y malta

litros

885,470

394,774

1973

Kgr

344,578

RD$

71,215

1971

cerveza y malta

litros

881,922

417,981

1974

Kgr

282,132

RD$

66,505

1975

Kgr

140,980

RD$

38,880

1972

cerveza y malta

Kg

867,769

257,573

1976

Kgr

282,241

RD$

84,180

1973

Kg

646,198

261,623

1977

Kgr

261,820

RD$

78,000

1974

nd

nd

1978

Kgr

221,593

RD$

67,215

1975

nd

nd

1979

Kgr

181,365

RD$

64,848

1980

Kgr

521,784

RD$

196,994

1976

nd

nd

1981

Kgr

234,338

RD$

83,940

1982

Kgr

137,546

RD$

1983

Kgr

175,574

1984

Kgr

5,560,511

1985

Kgr

1986

1977

litros

799,425

557,800

46,701

1978

litros

554,599

412,635

RD$

78,091

1979

litros

996,675

646,118

RD$

2,414,505

1980

litros

851,032

577,577

459,544

RD$

172,956

Kgr

494,124

RD$

121,651

1981

litros

nd

nd

1987

Kgr

1,186,463

US$

898,804

1982

litros

800,424

605,237

1988

Kgr

838,735

US$

573,967

1983

litros

20,854

39,832

1989

Kgr

nd

US$

nd

1990

Kgr

1,294,993

US$

711,233

1991

Kgr

3,538,577

US$

2,202,016

1992

Kgr

3,192,107

US$

2,047,988

1993

Kgr

3,104,511

US$

1,823,586

1994

Kgr

3,631,224

US$

2,128,994

1995

Kgr

4,534,228

US$

3,118,127

1996

Kgr

17,882,359

US$

11,203,212

1997

Kgr

26,219,555

US$

17,346,639

1998

Kgr

22,880,316

US$

14,751,824

1999

Kgr

24,790,755

US$

13,511,828

2000

Kgr

22,927,962

US$

13,518,999

2001

Kgr

26,098,159

US$

14,500,016


|405|La CND dentro del Grupo

15

|405|Debate de la modernidad en un feudo antillano|Capítulo 2

LA CND DENTRO DEL GRUPO LEÓN JIMENES

Adquisición por E. León Jimenes Algunos de los propietarios de la CND ponderaron el proceso devaluatorio de la primera mitad de la década de 1980 de manera pesimista. Como era natural, en un momento de dificultades como las que sobrevinieron en 1984, la CND redujo sus dividendos, no obstante su posición dominante. Esta situación estaba también condicionada por la existencia de otras dos empresas competidoras, creadas en 1977 y 1983, que supuso una modificación sustancial de la participación en el mercado. Para 1984-85, la reciente creación de Cervecería Bohemia había conllevado una mayor fragmentación de las preferencias de los consumidores. En esa coyuntura particular, la CND, que

en la década anterior había tenido un cien por ciento de la producción local

de cerveza, pasó a alrededor del 70%.1 Tal situación representaba un reto extraordinario para la CND, pese a que seguía teniendo ventajas indiscutibles, sobre todo el prestigio de Presidente y el impresionante aparato de distribución.

Moderna sala de cocimiento de la CND.


Capítulo 15|La CND dentro del Grupo León Jimenes|406|

|407|La CND dentro del Grupo León Jimenes|Capítulo 15

Sin embargo, esta panorámica fue ponderada de manera distinta por los principales

Bohemia en el mercado implicaría costos muy elevados de promoción.5 Uno de los cri-

propietarios. En particular, hasta donde ha podido establecerse, los integrantes de la fa-

terios básicos que guió esa orientación en E. León Jimenes radicó en las economías de

milia McKay evaluaron negativamente el conjunto de condiciones surgidas a raíz de

escala que conllevaría el control del grueso del mercado, con casi el 90% de la produc-

la devaluación. Las dificultades para la adquisición de divisas y el hecho sin preceden-

ción de cerveza. Las dos plantas harían sinergias en la fusión. La experiencia en Bohe-

tes de que durante el período inmediatamente previo disminuyeran sustancialmente

mia y el hecho de encontrarse dentro del país fueron factores claves que incidieron en

país.2

En

que la familia León Asensio tuviera confianza en el futuro, pese a la devaluación, a di-

razón de esto, Russell McKay concibió algún procedimiento discreto para traspasar sus

ferencia de las dudas de una porción de los accionistas de la CND. Los ejecutivos de E.

acciones. Al aparecer los primeros síntomas de dificultades, ofreció a Rafael G. Meni-

León Jimenes trazaron sus proyecciones apoyados en la consideración de que la situa-

cucci R., con quien había entablado nexos amistosos, la venta paulatina de sus accio-

ción de la CND mejoraría en caso de que se realizasen inversiones cuantiosas, con lo

los dividendos seguramente llevaron a los McKay a perder fe en el futuro del

nes en paquetes de cinco mil

dólares.3 Aunque

la transacción no se produjo, a causa de

la negativa de Menicucci a la fórmula que le fue propuesta, se puede dar por sentado

cual se convencieron de que estaría garantizado el éxito del proyecto de compra, en razón de las potencialidades de Presidente.6

Silos para el almacenamiento de la malta.

Explicaciones de Menicucci en reunión para el traspaso de la CND a E. León Jimenes.

que McKay mantuvo su postura de desligarse de la empresa. Por el contrario, inicial-

Así coincidieron los propósitos de expansión de León Jimenes y la disposición a ven-

mente, Jimmy Stuart, presidente de la compañía, estaba aferrado a un punto de vista

der de varios accionistas de la CND. Dado el interés trazado en E. León Jimenes para la

optimista sobre el futuro, con el consiguiente deseo de conservar el paquete acciona-

eventual adquisición de la CND, en abril de 1985 Eduardo León estableció contacto

rio y el control de la compañía.4

personal con la familia McKay.7 En esas negociaciones intervino Jack Furet, un banque-

Un año antes la plana ejecutiva de E. León Jimenes había evaluado la situación de la

ro de Miami amigo personal de las familias McKay y León Asensio.

Cervecería Bohemia y había llegado a la conclusión de que la mejor opción para la ex-

Cuando el presidente de la CND fue puesto al corriente de esas negociaciones, llegó a

pansión de la producción de cerveza consistía en la adquisición de la mayoría de las ac-

la conclusión de que le convenía vender su paquete accionario. Se comentó entonces

ciones de la CND. En particular, se calibró que el logro de una mayor participación de

entre los funcionarios de León Jimenes que Stuart debió calcular que la adquisición del


Capítulo 15|La CND dentro del Grupo León Jimenes|408|

|409|La CND dentro del Grupo León Jimenes|Capítulo 15

paquete de acciones de los McKay por la empresa dominicana podría conllevar la pér-

Morris en E. León Jimenes constituyó un ingrediente que favoreció que la transacción

dida de control sobre los paquetes accionarios básicos y el final de su condición de pre-

pudiera llevarse a cabo sin mayores obstáculos.9

sidente de la compañía.

En esencia, la E. León Jimenes ofreció la compra de sus títulos a todos los accionistas

También parece haber incidido en el ánimo del joven Stuart la evolución desfavorable

de la CND. Las familias Stuart y McKay, además de convenir en la venta de la totalidad

de la Cervecería Corona de Puerto Rico, de la cual poco antes había dejado de ser

de sus intereses, se comprometieron a obtener el beneplácito del mayor número posi-

presidente. Las familias Stuart y McKay tenían en Corona fuertes paquetes accionarios,

ble de accionistas. Casi todos los norteamericanos accedieron a vender, posiblemente

aunque con participación relativa inferior a los de CND. Durante años la Corona ha-

influidos por las apreciaciones pesimistas acerca del futuro inmediato de los negocios en

bía mantenido una posición preeminente en el mercado puertorriqueño, si bien de

República Dominicana. Sin embargo, la mayor parte de los accionistas dominicanos,

menor alcance cuantitativo a la que tenía Presidente en República Dominicana. Aho-

ubicados en el terreno y, por ende, conscientes del potencial de la CND, decidieron

ra bien, a fines de la década de 1970 estalló una huelga de los trabajadores de la em-

mantener la propiedad sobre sus títulos.

presa borinqueña que no tuvo solución inmediata, con el resultado de que la planta

De este modo, cuando se concluyó la operación de traspaso, a fines de 1985, la E. León

Moderna llenadora de botellas.

Panel de control.

estuvo cerrada durante cerca de ocho meses.8 Al reabrir, tras un laborioso acuerdo con

Jimenes y la Heineken compraron el 92% del paquete accionario de la CND. En virtud

el sindicato, la Corona se encontró con que había perdido una porción considerable

de la participación de Heineken en Cervecería Bohemia para la producción local de su

del mercado puertorriqueño. Desde entonces, en Puerto Rico se han sucedido prefe-

marca, la operación implicó que la empresa transnacional pasaba a tener la propiedad

rencias bastante aleatorias por algunas marcas, entre las cuales se ha encontrado la do-

sobre el 9% de las acciones de la CND.10

minicana Presidente.

Las acciones de la CND, entonces con valor nominal de 110 pesos, fueron pagadas por

Para septiembre de 1985 las conversaciones entre los propietarios de la CND y E. León

E. León Jimenes y Heineken a 112 dólares, lo que implicaba un precio muy aceptable

Jimenes prácticamente se encontraban en su culminación. Dado que entre la intención

para los accionistas norteamericanos en vista de la devaluación que había experimen-

de compra y la firma final del contrato mediaba un plazo, la participación de Philip

tado el peso. El total de la operación por la adquisición de ese 92% de las acciones


Capítulo 15|La CND dentro del Grupo León Jimenes|410|

Hermanos León Asensio.

|411|La CND dentro del Grupo León Jimenes|Capítulo 15

comportó la suma de 18 millones de dólares.11 En enero de 1986 la E. León Jimenes

comerciales dominicanos. Hacía falta para ello, como pone de relieve Abel Wachsmann,

tomó posesión de las instalaciones de la CND. José León sustituyó a Stuart como presi-

uno de los principales participantes en las negociaciones, una dosis elevada de confian-

dente del Consejo de Administración. Aunque la gran mayoría de los cuadros perma-

za en la viabilidad de la operación.

necieron en sus puestos, comenzando por el vicepresidente ejecutivo y administrador

A pesar del monto extraordinario en que tuvo que endeudarse la León Jimenes, las con-

Menicucci, quedaron enmarcados en el engranaje administrativo de E. León Jimenes.

diciones cambiaban con el traspaso de la CND, ya que pasaba a tener control sobre el

Hacía demasiado poco tiempo que la primera empresa había comprometido el 70% de

grueso del mercado cervecero dominicano. En ese momento, precisamente, comenza-

los 26 millones de dólares a que ascendió la inversión inicial de CB, y en esos tres años

ban a superarse las condiciones más adversas en que había estado sumida la economía

los beneficios de esta habían sido, a lo sumo, modestos. De esa forma, la adquisición de

dominicana.

la CND tuvo que llevarse a cabo en condiciones distintas a las que acompañaron la fun-

En síntesis, la adquisición de la CND por E. León Jimenes permite considerar, como lo

dación de CB. En este caso solo una parte de la inversión involucrada pudo hacerse con

aseguran los ejecutivos entrevistados, que el proyecto resultó exitoso, no obstante las

recursos propios. Otra porción considerable se obtuvo mediante préstamos con bancos

pérdidas iniciales, normales en empresas de esa envergadura. La Philip Morris así lo

José León A., Presidente del Grupo León Jimenes.

CREACIÓN DE EMPRESAS LEÓN JIMENES. La adquisición

para a las entonces existentes. La

servicios a todas las empresas, co-

poró a las empresas León Jimenes,

dustrial será desarrollada bajo el

En el mismo discurso Fernando

nueva entidad recibió el nombre de

mo transportación y finanzas. El

hemos trabajado sin descanso para

control de una empresa diferente y

León explicó las características de

de la CND le planteó a la E. León

Empresas León Jimenes y fue con-

primer móvil de la nueva compañía

lograr una reorganización apropia-

todas estas empresas estarán suje-

la organización gerencial del com-

Jimenes una reformulación de la

cebida como prolongación de la E.

radicaba en coordinar aspectos co-

da para el funcionamiento del con-

tas a un grupo gerencial superior,

plejo:

magnitud de los negocios en que

León Jimenes, que por lo demás

munes de todas las empresas, co-

junto de estas empresas, en forma

encargado de trazar la política ge-

«Con este propósito se están to-

quedaba involucrada. Esto hizo

seguiría existiendo.

mo lo expresó su presidente Fer-

tal que las diversas actividades re-

neral, de supervisar las operacio-

mando los pasos para que la em-

conveniente la reorganización insti-

Entre sus principales funciones,

nando León:

sulten organizadas racionalmente y

nes individuales y de facilitar y

presa, iniciada en 1903 y transfor-

tucional por medio de la creación

Empresas León Jimenes constituía

«Desde el momento en que Cerve-

operen en forma coordinada (...).

coordinar determinados servicios

mada en sociedad por acciones

de una nueva compañía que agru-

la instancia para la provisión de

cería Nacional, C. por A., se incor-

Al efecto, cada tipo de actividad in-

comunes.»

desde 1930, conserve el control


Capítulo 15|La CND dentro del Grupo León Jimenes|412|

|413|La CND dentro del Grupo León Jimenes|Capítulo 15

consideró al comparar los resultados con los obtenidos en otras empresas adquiridas en la misma

época.12

Sin la incursión en cerveza en 1983, la E. León Jimenes no hubiera

como en su tasa de beneficios. Dados los factores de fortaleza de la CND, la E. León Jimenes pasó a otorgarle preponderancia en sus operaciones en el área cervecera.

estado en condiciones de adquirir la CND, como se puso de relieve en el intento in-

Para que la nueva situación fuese en beneficio de ambas empresas, se procedió a una

fructuoso por hacerlo hacia 1980. La existencia de una competencia de la magnitud de

reorganización accionaria, por medio de la cual la Bohemia quedó en condición de

Bohemia, sin duda, constituyó uno de los factores que determinaron que los principa-

subsidiaria de la CND, operación que se llevó a cabo en 1988. León Jimenes ofreció a

les propietarios de la CND se dispusieran a venderla en 1985.

todos los accionistas de la Bohemia la opción de que pasaran a serlo de la CND, de forma que esta controlara el paquete accionario de la primera. En el canje accionario pro-

Cervecería Bohemia subsidiaria de la CND

puesto, cada acción de la CND se cambió por 17 acciones de Bohemia, de acuerdo a la

A diferencia de lo que había acontecido durante los años anteriores, cuando la creación

valoración realizada por auditores independientes.

de dos empresas competidoras erosionó las tasas de beneficio de la CND, la operación

Así, la CND pasó a ser propietaria de casi 100% de las acciones de la CB, puesto que to-

de 1985 conllevó una recomposición de esta, tanto en su participación en el mercado

dos los accionistas dominicanos de esta última, que contaban con el 30%, salvo dos,

Edificio de oficinas del Grupo León Jimenes.

económico de este conjunto de em-

nombrados Leandro Montes, Felipe

Menicucci, de la CND y Cervecería

presas, para cuyos fines el activo

Tejada y Ramón García Tatis como

Bohemia.

de E. LEON JIMENES, C. por A., es-

directores de Sistemas, Compras y

Con estas funciones, el Grupo León

tará integrado exclusivamente por

Nuevos Proyectos; por último, Ca-

Jimenes sustituyó a E. León Jime-

las acciones de las demás socieda-

milo Suero fue designado gerente

nes, que hasta entonces manejaba

des del grupo. La alta gerencia del

de Asuntos Corporativos.

las áreas industriales. Sin embargo,

conjunto, a su vez, estará reunida

En 1993 se produjo una nueva

E. León Jimenes no desapareció, si-

en una segunda sociedad (...).

reestructuración institucional con la

no que quedó como holding del

Como ustedes pueden observar la

creación del Grupo León Jimenes,

Grupo, sin funciones específicas. Al

sociedad Empresas León Jimenes,

como figura pública. La nueva enti-

frente del Consejo de Administra-

S. A., es la prolongación tangible de

dad conllevó una reorganización

ción del holding ha permanecido

la sociedad principal, conservando

gerencial. El Grupo León Jimenes

Eduardo León. En el esquema em-

esta última su nombre original. En

asumió el control sobre las empre-

presarial, el presidente del Grupo

aceptaron el traspaso de sus títulos a la CND. Tras un proceso de transición, aconteció

aquella empresa operarán los

sas en las tres áreas de cerveza, ta-

responde ante el Consejo de Admi-

una unificación del esquema operacional de la CND y la CB. La planta ejecutiva de es-

miembros de la alta

gerencia.»13

baco y alimentos, aunque cada una

nistración de E. León

Jimenes.14

ta última trasladó su sede a la Prolongación de la Avenida Independencia y la generali-

Además de su presidente Fernando

se mantiene legalmente indepen-

dad de los departamentos de ambas empresas quedaron unificados en la matriz. Al mis-

León, otros ejecutivos fueron Gui-

diente. José León fue designado

mo tiempo, las normas operacionales de la subsidiaria desempeñaron una función de

llermo León, José León y Abel

presidente ejecutivo del Grupo,

Wachsmann, respectivamente vice-

mientras Abel Wachsmann quedó

presidentes ejecutivo, de Mercadeo

al frente de la Industria de Tabaco

y de Finanzas; también quedaron

León Jimenes y La Aurora, y Rafael

primera importancia en la reorganización de ambas compañías.Aun así, los nuevos propietarios mostraron sumo cuidado en el respeto de las peculiaridades de la recién adquirida empresa matriz.15


Capítulo 15|La CND dentro del Grupo León Jimenes|414|

Ing. Rafael Menicucci.

|415|La CND dentro del Grupo León Jimenes|Capítulo 15

Como parte de la reorganización general, casi de inmediato comenzaron a realizarse

des de los consumidores, dado que la Presidente recuperó paulatinamente su partici-

cuantiosas inversiones en ambas empresas. Los ejecutivos de León Jimenes asimilaron

pación en el mercado. Con el paso del tiempo, el avance del peso de Presidente redun-

rápidamente el requerimiento de inversiones constantes y cuantiosas en el área cerve-

dó en una relativa pérdida de importancia de las restantes marcas, tanto de Bohemia

cera, como requisito para mantener la calidad y atender la expansión de la demanda.

como de Vegana.

Con esto alteraban una actitud más reticente de los anteriores propietarios norteame-

Cervecería Bohemia quedó integrada en un esquema de división de trabajo dentro del

ricanos de la CND, quienes, ante las dificultades derivadas de la competencia de las otras

conjunto de la división de cerveza de León Jimenes. Mantuvo la producción de sus

empresas y la devaluación, de acuerdo a varios de los entrevistados, habían optado por

marcas Bohemia y Heineken, al igual que del extracto de malta Löwenbräu. Después

disminuir el volumen de reinversiones.

que la CND interrumpió la producción de Malta Morena, su reanudación fue asignada

El mercado cervecero experimentó una reanimación tras unos años de evolución len-

a la CB. De tal manera, la planta de la Prolongación 27 de Febrero quedó responsable

ta. Entre 1980 y 1985 el crecimiento promedio anual del consumo de cerveza y malta

de la producción del 62% de las maltas elaboradas en el país, función que le confiere

había sido de aproximadamente 7%, mientras que en los años siguientes a la última fe-

peso dentro del conjunto de la actividad cervecera.

cha se elevó a 12%. En esta evolución intervinieron tanto la reorganización unificada

En cuanto a la cerveza clara, aunque el peso de la marca Bohemia es reducido en el

de esas dos empresas productoras como la relativa recuperación económica que se pro-

contexto global de León Jimenes, no es desdeñable en términos mercadológicos de

dujo entre los años 1986 y 1988.

atención a todos los segmentos del mercado. Junto a la Presidente, marca líder, la Heineken se mantiene como marca premium dirigida a los consumidores más exigentes; la

Recomposición ulterior de Bohemia

Bohemia, por su parte, si bien mantiene inalterada la calidad, se expende a menor pre-

Si bien la fusión benefició a ambas empresas, la CND tuvo una patente primacía en es-

cio, también con el fin de cubrir determinados segmentos que prefieren pagar menos.

ta recuperación. En términos relativos, la CB experimentó una reducción de su inci-

El hecho de que la marca Bohemia haya descendido en la preferencia del público no

dencia en el mercado. Esta evolución fue en gran medida debida a motivos y actitu-

implica que haya disminuido la atención mercadológica, expresada en la variación de

Envases de los productos de CND y CB a mediados de la década de 1990.


Capítulo 15|La CND dentro del Grupo León Jimenes|416|

Control informático de las operaciones de la producción.

|417|La CND dentro del Grupo León Jimenes|Capítulo 15

etiqueta en 1995. La marca es utilizada comúnmente con fines promocionales del

advirtieron la tendencia al acrecentamiento de la demanda en el mercado dominicano

conjunto de la producción cervecera de León Jimenes. Interesados en el manteni-

y las posibilidades de expansión de las exportaciones.

miento de estándares de calidad, los ejecutivos de León Jimenes no han cesado de in-

Lo primero que se produjo tras la adquisición de la CND por E. León Jimenes fue la in-

troducir mejorías en la planta de la 27 de Febrero. Una de las más significativas radi-

troducción de un nuevo sistema de fabricación, que ya se había empezado a utilizar en

có en la instalación, en 1993, de un sistema de tratamiento del agua, de enorme im-

la Bohemia. Se trató del sistema de elaboración de alta gravedad, mediante el cual se

portancia ecológica.

eleva el rendimiento sin desmedro alguno de la calidad, y que consiste en lograr un con-

Aunque en posición cuantitativa inferior a la planta de la CND, la Bohemia no ha cesa-

centrado en el inicio de la cadena de fabricación, tras lo cual se agregan otros ingre-

do de aumentar su capacidad de producción y de mejorar los estándares de calidad, a to-

dientes.16 Este sistema, que existía en numerosas cervecerías alemanas desde la década

no con la evolución del conglomerado empresarial. Hasta la adquisición de la CND, en

de 1940, ya es prevaleciente en la industria cervecera a escala internacional y se usa en

1985, la capacidad instalada de Bohemia se mantuvo inalterada en 300,000 barriles. Des-

una porción elevada de industrias alimenticias.

de entonces, las reinversiones la han llevado a medio millón. Este aumento de la capaci-

La introducción de la alta gravedad requirió una inversión modesta, de apenas 400 mil

dad ha requerido cuantiosas inversiones: se amplió la sala de cocimiento, se agregaron

dólares; tuvo dos fases: una en 1987, que llevó el mosto desde un plato de 12 a 13.5

tanques fermentadores, se mejoraron las salas de máquinas y se construyeron almacenes.

grados, y una segunda, al año siguiente, que lo situó en 15.20. Este procedimiento permitió un acrecentamiento de la capacidad instalada conjunta en aproximadamente un

La expansión reciente de la capacidad instalada de la CND

20%, hasta algo más de un millón de barriles.17 Más adelante, en 1993, sin necesidad de

A partir de la fusión de las plantas de la CND y la CB, se abrió un acelerado proceso

inversiones significativas, se elevó el plato a 16.0, lo que permitió la elevación de la ca-

de expansión de la capacidad instalada, que en pocos años llevó a superar por comple-

pacidad instalada en unos cien mil barriles adicionales. La finalización de este proceso

to los parámetros cuantitativos con que habían venido operando las empresas cervece-

en las empresas solo vino a operarse en 1996, cuando también comenzó a emplearse en

ras. Esta expansión fue producto de la claridad con que los ejecutivos de León Jimenes

la fabricación de Heineken.

Reciente línea de embotellado.

Tanques de envejecimiento.


Capítulo 15|La CND dentro del Grupo León Jimenes|418|

Moderna línea de embotellado.

|419|La CND dentro del Grupo León Jimenes|Capítulo 15

En 1988 se inició la instalación de seis fermentadores verticales, los cuales comenzaron

troducción de una segunda línea de embotellado, destinada a duplicar la capacidad

a operar a finales del año siguiente. Con ellos se atacaron algunos cuellos de botella: has-

instalada. Los nuevos equipos incluían las áreas de pasteurización, etiquetado, empa-

ta entonces, la sala de cocimiento y otras instalaciones tenían una capacidad superior al

cadora y una línea armadora de cartones. Igualmente se decidió instalar un sistema de

volumen de la demanda; estos tanques podían ser usados tanto como fermentadores del

filtrado de cerveza y la adquisición de tres nuevas bombas para la transferencia de 250

mosto como para envejecimiento de la cerveza. Cada uno de ellos tenía una capacidad

barriles por hora. Por último, se ampliaría la capacidad de los tanques fermentadores

instalada de 6,800 barriles, lo que arrojaba un nuevo total de 40,800 barriles en proce-

y se agregarían equipos en el cuarto de máquinas, entre los cuales había un conden-

samiento.18

sador de amoníaco, un generador de 1,500 kilovatios, un ablandador de agua con ca-

Durante ese mismo año se comenzaron a agregar otras instalaciones, con un área supe-

pacidad de 100 galones por minuto y una bomba de agua caliente para el nuevo pas-

rior a tres mil metros cuadrados para almacenar materias primas. De igual manera, se

teurizador.

amplió la capacidad de almacenamiento de gas carbónico de 25 a 75

toneladas.19

Entonces se inició la ampliación de la planta de Cervecería Bohemia, mediante la in-

Los equipos e instalaciones arriba enumerados requirieron una inversión de 9.6 millones de dólares. Pero, en conjunto, las inversiones de la empresa entre 1986 y 1991, según se desprende del cuadro 15.1, llegaron a 28.5 millones de dólares. Sus efectos en las dimensiones de ambas empresas se observan en que su capacidad instalada se incrementó casi en un 50%, al pasar de poco más de un millón de barriles a casi millón y medio. Estas inversiones resultaron suficientes para los años inmediatamente posteriores, pero desde 1992 arrancó un proceso de inversión masiva en nuevas instalaciones. Ese año se introdujeron mejorías en la productividad, especialmente en la sala de cocimiento, requiriendo únicamente la inversión de medio millón de dólares. En 1993 se instalaron nueve fermentadores verticales, los cuales comenzaron a operar a fines del año siguiente. Estos tanques y algunas instalaciones adicionales requirieron una inversión de 24.5 millones de dólares, la porción más importante del total de 37 millones de dólares invertidos en 1992 y 1993. Las inversiones en los dos años antedichos duplicaban la suma pagada por E. León Jimenes para la adquisición en 1986, pero entonces fue que se aceleró el proceso de inversión, a tono con la dinámica que mostraba la evolución de la demanda. En 1994 el volumen de capital invertido fue de 31.3 millones de dólares y el del año siguiente llegó a 44.5 millones. Ese año se introdujeron seis nuevos fermentadores, tres tanques de envejecimiento, nuevos equipos para la sala de máquinas, se ampliaron los almacenes y se instaló la línea 6 de embotellamiento. En los tres años siguientes, se mantuvo un ritmo de inversiones bastante cercano al de los años previos, llegando a algo más de 70 millones de dólares. Pero para 1998 arrancó un renovado proceso de inversiones de gran volumen. Ese año se instalaron 10 tanques fermentadores, distribuidos entre las dos plantas.Adicionalmente se instaló la línea 7 de embotellamiento en la CND. En Bohemia, por su parte, se amplió la sala de cocimiento, se introdujeron mejorías en las salas de máquinas y se ampliaron los almacenes.


Capítulo 15|La CND dentro del Grupo León Jimenes|420|

|421|La CND dentro del Grupo León Jimenes|Capítulo 15

En 1998 se invirtieron 44.3 millones de dólares en ambas plantas, lo que permitió el lo-

En los dos años recientes, a pesar de la disminución del consumo, no ha cesado el pro-

gro de una capacidad instalada conjunta de 3.2 millones de barriles anuales.

ceso de expansión. De acuerdo a declaraciones de José León, en 2001 el Grupo León

En 1999 se asistió al récord de inversiones en la CND, por valor de 80 millones de dó-

Jimenes realizó inversiones por 1,083 millones de pesos en el área de cerveza, que a

lares, centradas en la instalación de una nueva sala de cocimiento, con lo cual culminó

una tasa de cambio promedio de 17.5 pesos por dólar, viene equivaliendo a 61.9 mi-

el programa de introducción de la tecnología de punta. Esta instalación supuso una

llones de dólares.20 Para el 2002 en curso, el mismo José León informó de un estima-

transformación de todo el proceso de funcionamiento de la CND, tanto por sus dimen-

do de inversión en cerveza de alrededor de 773 millones de pesos, que a una tasa de

siones como por la calidad de los equipos, plenamente automatizados, de acuerdo a los

cambio de 18 pesos por dólar equivaldría a 42.9 millones de dólares. Rafael Menicuc-

parámetros más avanzados de la tecnología cervecera. Se añadieron otras instalaciones,

ci, por su parte, informa que entre los años 1999-2001 hubo inversiones por unos 235

que permitieron el salto más considerable en la capacidad instalada: un sistema novedo-

millones de dólares, mientras que en el siguiente trienio de 2002-2004 se proyectan

so de manejo del grano, ampliación de los almacenes, mejorías en los cuartos de má-

en 143 millones.21

quinas y una planta de tratamiento de agua. Unos 5 años antes una similar había sido CUADRO 15.1

INVERSIONES DE LA CERVECERÍA NACIONAL DOMINICANA 1986-2002

Panorámica aérea de las instalaciones de la CND.

Año

US$

Millones RD$

1986

3,239,000

15.5

1987

3,402,000

16.3

1988

4,863,000

29.8

1989

8,849,000

57.8

1990

2,740,000

29.0

1991

6,385,000

82.7

1992

13,956,000

178.9

1993

23,058,000

293.5

1994

31,281,000

409.5

1995

44,503,000

614.1

1996

24,810,000

342.4

1997

9,876,000

143.0

instalada en la CB. Por último, en 1999 se montó la línea ocho de envasado, especial-

1998

35,565,000

543.4

mente diseñada para operar con huacales plásticos y de acuerdo con recientes avances

1999

79,991,000

1,272.7

en la tecnología.

2000

94,873,000

1,546.2

Para el año 2000 la capacidad instalada de ambas plantas alcanzó los 4.2 millones de ba-

2001

60,261,000

1,013.2

rriles anuales, de los cuales medio millón correspondían a Cervecería Bohemia y 3.7

2002

29,395,000

549.8

millones a CND. Por consiguiente, en 13 años se llevó a cabo una asombrosa multipli-

Fuente: Cervecería Nacional Dominicana.22

cación, por más de cinco veces, de la capacidad productiva del área de cerveza de León Jimenes.


Capítulo 15|La CND dentro del Grupo León Jimenes|422|

|423|La CND dentro del Grupo León Jimenes|Capítulo 15

En resumen, a los 386 millones de dólares invertidos entre 1986 y 2000 se añade una

El boom exportador a partir de la década de 1990

proyección de 204 millones de dólares entre 2001 y 2004, de los cuales 90 millones co-

Se ha visto que desde la década de 1970 la CND se planteó la localización de mercados

rresponden a los años 2001 y 2002 incluidos en el cuadro 15.1. Si se incluyen los 17

en el exterior. Pero fue únicamente hacia inicios de la década de 1990 cuando, de ma-

millones de dólares de costo de la adquisición de la CND y los 28 millones de construc-

nera estable, se comenzaron a alcanzar valores importantes. Se puede inferir que la re-

ción de la Cervecería Bohemia, para el 2004 las inversiones de la división cerveza del

forma arancelaria de 1990, que redujo los aranceles sobre los insumos importados, y la

Grupo León Jimenes habrán alcanzado alrededor de 635 millones de dólares. Ese mon-

nueva liberalización del tipo de cambio en 1991, ejercieron una influencia significativa

to sintetiza el dinamismo del proceso. La CND, por consiguiente, incluyendo a su sub-

en esta nueva capacidad de competitividad externa.

sidiaria Bohemia, habrá logrado multiplicar por más de treces veces el monto de su in-

Entre 1991 y 1994 las exportaciones de cerveza alcanzaron un promedio de alrededor de

versión original.

US$2 millones anuales. Pero fue a partir de 1996 cuando los valores exportados lograron un

En función de tal programa de inversiones, la producción de cerveza entró en una es-

nivel significativo en las operaciones de Empresas León Jimenes, al saltar de poco más de

piral acelerada con los nuevos propietarios. Esto determinó un incremento de más del

US$3 millones en 1995 a casi US$10.5 millones al año siguiente. En 1997 se alcanzó una

150% del volumen producido en el país entre los años 1988 y 2000, como se pone de

cota máxima, por el orden de US$16.8 millones. En el trienio del cual se tienen las últimas

relieve en el siguiente cuadro.

informaciones, provenientes del Centro Dominicano de Promoción de Exportaciones, se alcanzó un promedio de exportaciones anuales de US$13.5 millones aproximadamente.

CUADRO 15.2

En esos años las exportaciones de malta en promedio se elevaron a US$1.1 millones.

PRODUCCIÓN NACIONAL DE CERVEZA (CLARA) (miles de litros)

La información disponible muestra que desde 1996 se ha operado una ampliación significativa de las exportaciones de Presidente. Si se toma una base 100 para las exportaciones en volumen entre 1991 y 1995, se ha pasado a un índice de 897 entre 1996 y 2001.

Año

Volumen

1988

143,509

1989

146,637

CUADRO 15.3

1990

137,577

1991

145,942

EXPORTACIONES DE PRESIDENTE 1990-2002 (En miles de barriles)

1992

195,641

1990

5

1993

183,684

1991

13

1994

218,957

1992

15

1995

208,241

1993

12

1996

220,059

1994

13

1997

259,323

1995

22

1998

299,300

1996

76

1999

330,138

1997

129

2000

366,662

1998

107

1999

93

2000

111

2001

112

2002

154 *

Fuente: Boletín Mensual del Banco Central de la República Dominicana.

*Cifra Estimada. Fuente: Grupo León Jimenes. Departamento de Mercadeo.


Capítulo 15|La CND dentro del Grupo León Jimenes|424|

|425|La CND dentro del Grupo León Jimenes|Capítulo 15

El cuadro informa que en el 2002 se apunta a superar significativamente el nivel logrado por las exportaciones de Presidente después de 1996. De acuerdo a la cifra estimada de 154,000 barriles exportados ese año, se lograría un incremento de 38% so-

CUADRO 15.5

DISTRIBUCIÓN GEOGRÁFICA DE LA EXPORTACIÓN DE PRESIDENTE, 2001 (En porcentajes)

bre 2001. De mantenerse esta tendencia, se estaría en presencia del inicio de una nueva dimensión de las exportaciones. Con todo, se trata aún de una cifra modesta, tomando en consideración el prestigio de que se ha ido rodeando la marca Presidente en otros países, especialmente Estados Unidos. Es lo que permite explicar el papel que a futuro tiene el renglón de exportaciones para la CND, que deposita gran parte de sus expectativas de crecimiento en la ampliación de los mercados externos.23 El eje de la expansión exportadora reciente ha estado dirigido hacia Estados Unidos, como se puede advertir en el siguiente cuadro, relativo a los principales destinos de la cerveza dominicana en el exterior.

CUADRO 15.4

Miami

45.1

New York

23.1

New Jersey

8.1

Boston

4.0

Rhode Island

1.0

Philadelphia

0.6

Minnessota

0.3

Islas del Caribe

8.6

Puerto Rico

6.6

Haití

2.3

Fuente: Grupo León Jimenes. Departamento de Mercadeo.

PRINCIPALES DESTINOS DE LA CERVEZA DOMINICANA, 1996-98 (En miles de dólares) El medio empleado para esta penetración no ha sido el de la publicidad convencioLugar

1996

1997

1998

nal, por resultar de un costo excesivo en Estados Unidos. Así pues, se ha establecido

Estados Unidos

8,888

11,923

10,811

una alianza con la Miller, lo que ha permitido que la CND utilice las estructuras de

Puerto Rico

1,031

4,272

1,345

distribución de esa enorme compañía estadounidense, que ocupa hoy el segundo lu-

183

358

475

gar en cantidad de cerveza producida en su país, con lo cual se le ha facilitado su pe-

San Martín

58

96

265

netración. En vez de publicidad, como lo ha explicado Rafael Menicucci, se ha opta-

Aruba

74

78

-

do por una estrategia de presencia, consistente en que los promotores visiten los pun-

Islas Vírgenes

34

-

118

-

-

69

10,434

16,829

13,180

Haití

Islas Turcas TOTAL

tos de expendio en determinadas ocasiones en que se consume cerveza, como pueden ser los happy hours. Los resultados no han esperado para hacerse sentir, al grado de que el avance de Presidente en el mercado estadounidense ha tenido escasos parangones. Para el año 2001 República Dominicana se colocó en el sexto lugar entre los paí-

Es lógico que la clave de la estrategia exportadora de la CND haya estado articulada al

ses exportadores de cerveza a Estados Unidos, superando a países de antigua tradición,

mercado estadounidense por los factores antes vistos. La empresa, a tal efecto, ha ins-

como Bélgica e Irlanda.

talado oficinas de distribución en New York y Miami, teniendo unos 30 empleados en la primera ciudad. En los últimos años se ha registrado una tendencia de aceptación más acelerada en Miami, desplazándose allí el centro de gravedad de las ventas, aunque la zona de New York y alrededores sigue teniendo un peso fundamental. Por tal razón, a pesar del referido traslado, la empresa ha seguido concediendo gran importancia a toda la costa noreste de Estados Unidos.24En la actualidad incluso se ha desplegado una fuerte campaña de introducción en otros estados, como Georgia e Illinois.


Capítulo 15|La CND dentro del Grupo León Jimenes|426|

|427|La CND dentro del Grupo León Jimenes|Capítulo 15

CUADRO 15.6

Los cuadros 15.4 y 15.5 muestran que la Presidente también tiene una presencia de sig-

PRIMEROS DIEZ PAISES EXPORTADORES DE CERVEZA A ESTADOS UNIDOS, 2001

nificación en diversos lugares del Caribe. El más importante es Puerto Rico, aunque la participación lograda ha sido bastante inestable, en razón de las características de ese

País

Millones de US$

Participación Porcentual

mercado. Durante cierto tiempo, a fines de la década de 1980, la Presidente registró un auge en la isla vecina, pero no se sostuvo. Primero se contó con la cadena de distribu-

México

786.5

39.9

Holanda

709.5

36.0

Canadá

173.5

8.8

Alemania

130.9

6.6

Gran Bretaña

73.7

3.7

República Dominicana

12.7

0.6

inferiores a los de Puerto Rico. Pero, tomando en consideración la escasa magnitud del

Bélgica

10.8

0.6

mercado haitiano, puede decirse que la Presidente ha logrado una situación estable. A

Irlanda

10.6

0.5

República Checa

9.9

0.5

Jamaica

9.1

0.5

Fuente: Dasa. Consultores económicos y financieros.25

Esta estrategia exportadora plantea el eventual tránsito a una fase novedosa de operaciones de exportaciones masivas a varios países, lo que le daría a la CND a la larga la connotación de empresa internacional, algo sobresaliente para una firma dominicana. Sin embargo, los ejecutivos no tienen planes de pasar a producir en territorio norteamericano, conscientes de que el público consumidor asocia la calidad de la Presidente con las características que ha tenido su confección en su territorio dominicano.Adicionalmente, esta es la estrategia más racional ante un mercado de características tan competitivas como el estadounidense, por cuanto los costos de producción para el segmento destinado a la exportación están respaldados por el gran volumen que se destina al mercado interno. Aunque no se ha utilizado la publicidad convencional en Estados Unidos, con ligeras excepciones en Miami y New York, la CND ha debido destinar grandes inversiones para el fomento de esta perspectiva estratégica, por lo que hasta el momento el costo por unidad para exportación se mantiene alto y dependiente de las economías de escala que se logran en el mercado interno. De esta manera, cualquier reducción de las ventas en el interior del país repercute negativamente sobre las posibilidades de la expansión exportadora.Tal fue el caso de la reducción del 15% en las ventas en 2001 a causa de los incrementos de los impuestos al valor agregado y al consumo.

ción de la Philip Morris, lo que no se compadecía con la dimensión del consumo. En la actualidad la cifra típica de exportación a esa isla, superior al millón de dólares, provee el fundamento de una estrategia de consolidación y recuperación. Un segundo destino antillano ha sido tradicionalmente Haití, aunque con niveles muy

Camión de Presidente en carretera estadounidense.


Capítulo 15|La CND dentro del Grupo León Jimenes|428|

|429|La CND dentro del Grupo León Jimenes|Capítulo 15

ojos de observadores, es posible que la marca dominicana sea la que se encuentra en

Se ha supuesto a menudo que este flujo de la cerveza dominicana ha estado exclusiva-

primer lugar entre los consumidores haitianos.

mente vinculado a las concentraciones de nacionales dominicanos en Estados Unidos

Otros destinos importantes, como se muestra en el mismo cuadro 16.5 son varias islas

y otros lugares. En un momento inicial esto fue así, pero ya la situación es distinta. A

pequeñas de la región. Si bien por separado no representan un gran mercado, en con-

partir de los dominicanos, Presidente ha ido arraigando en segmentos crecientes de los

junto han contribuido significativamente a consolidar la corriente exportadora, al gra-

inmigrantes latinoamericanos con quienes los dominicanos sostienen mayor relación de

do de que se sitúan en una posición intermedia entre los montos destinados a Haití y

intercambio. Pero ya es visible en algunos estados de la Unión Americana, principal-

a Puerto Rico. El lugar que mayor dinamismo ha alcanzado en los años recientes es San

mente de la costa noreste y la Florida, que en lugares distantes de las concentraciones

Martín, aunque también hay un abundante consumo, en términos relativos, en Islas Vír-

de dominicanos se encuentra la Presidente en numerosos establecimientos comerciales.

genes, Aruba e Islas Turcas.

En los años recientes, por lo que indican los ejecutivos de la CND, el consumo de la

Hasta ahora ese es el panorama básico de la irradiación de la Presidente, restringido

Presidente se ha ido extendido entre segmentos de la comunidad latinoamericana en

en lo fundamental a Estados Unidos, Puerto Rico, Haití, y cuatro pequeñas islas del

Estados Unidos, aunque comienza también a penetrar en otros sectores.

Publicidad de Presidente para el mercado estadounidense.

Caribe. Sin embargo, también aparecen las primeras señales de una ampliación de mercados, aunque todavía en fase embrionaria. Se registra ya una corriente continua de pequeñas exportaciones a España, con un promedio anual de unos 20,000 dólares. Lo más sorprendente es que se están abriendo pequeños mercados en lugares insospechados, como las islas africanas San Tomé y Príncipe y la posesión británica de la Isla Skye. Más aún, en los últimos años se registran pequeñas exportaciones hacia puntos tan variados como Holanda, Alemania, Ecuador, Samoa Occidental y otros lugares. ¡A la fecha, Presidente está llegando a cuatro de los cinco continentes!

Distribución de Presidente en una pequeña localidad.


Capítulo 15|La CND dentro del Grupo León Jimenes|430|

|431|La CND dentro del Grupo León Jimenes|Capítulo 15

Otro factor que parece estar incidiendo en las potencialidades de la estrategia expor-

te, se ha mantenido apartado de la cerveza ligera, por considerarla de escaso sabor.26 En

tadora es el impacto del turismo. Si bien la mayor parte de los turistas provienen de

consecuencia, se ha ratificado la preferencia por el estilo histórico dominicano de la cer-

Europa, donde abunda la buena cerveza, entre muchos de ellos el contacto con la Pre-

veza identificado a la Presidente.

sidente resulta aleccionador, lo que abre perspectivas para el consumo en sus respecti-

Para la generalidad de los consumidores existe la percepción de que la Presidente es

vos países.

un símbolo inalterable de calidad de lo nacional. De ahí que se vincule con la modalidad de consumo de cerveza en el país y con un conjunto de aspectos del ambiente

Consumo en un típico colmadón.

Renovado aprecio por la Presidente

local y de las producciones culturales. Por ejemplo, la cerveza dominicana se identi-

La persistencia de la abrumadora supremacía de Presidente implica que continúa como

fica con el ritmo de la música cadenciosa o las características de platos típicos domi-

sinónimo de cerveza.Tal predominancia evidencia que no solamente se aprecia el tipo

nicanos, como el sancocho o el pescado frito. Como es de rigor, la plataforma publi-

de cerveza, sino también su calidad, considerada similar o superior a cualquiera impor-

citaria de la CND ha tomado nota de estas identificaciones y las ha potenciado y ge-

tada. El grueso del público consumidor, incluido el segmento juvenil, persistentemen-

neralizado en todos los lugares y ambientes en que resulta posible. En particular, la es-

trategia de comunicación de los mercadólogos ha perseguido articular la conservación de valores tradicionales asociados a la marca con conceptos innovadores de lo moderno en un país de población predominantemente joven. La Presidente ha enfatizado su relación con los valores de la juventud, de acuerdo con uno de sus estrategas de mercadeo, mediante mecanismos de imagen en que la marca se rejuvenece a sí misma.27

Descargo de huacales de plástico a los centros de expendio.

Compra en un supermercado.


|433|Los espacios de la

16

|433|Debate de la modernidad en un feudo antillano|Capítulo 2

LOS ESPACIOS DE LA CERVEZA DOMINICANA: ECONOMÍA, SOCIEDAD Y VIDA COTIDIANA

Aportes del trabajo de los dominicanos A primera vista podría parecer que la cerveza es un producto «extranjero,» como alguna vez se le ha calificado, a causa de que la malta y el lúpulo provienen del exterior. Se trata de un análisis que no toma en cuenta el aporte de trabajo en el proceso manufacturero, la utilización de insumos locales y toda la generación de valores que tiene lugar en los procesos de venta y mercadeo. Por consiguiente, además del aporte mayoritario de valores generados localmente en el proceso de fabricación, resulta crucial la consideración de que el impacto de la cerveza en la economía nacional no puede restringirse estrictamente a la fase manufacturera, puesto que el precio al consumidor contiene amplios componentes de impuestos y de gastos por concepto de distribución, intermediación, publicidad y otros, que son parte del valor agregado nacional. El siguiente desglose, preparado por la Asociación Dominicana de Fabricantes de Cerveza (ADOFACE),1 muestra la participación relativa de los componentes del precio ex fábrica.

Oferta de Presidente en supermercado.


Capítulo 16|Los espacios de la cerveza dominicana: economía, sociedad y vida cotidiana|434|

|435|Los espacios de la cerveza dominicana: economía, sociedad y vida cotidiana|Capítulo 16

CUADRO 16.1

la fábrica al mayorista un 22% de su valor estaba representado a esa fecha por el con-

COMPONENTES DEL PRECIO EX FABRICA DE LA CERVEZA DOMINICANA

junto de los impuestos generados a partir de su proceso productivo: beneficios corporativos, nóminas, aranceles, ITBIS, selectivos al consumo, entre otros. Estas características

Materias primas importadas

11.3%

del proceso productivo y sus interrelaciones con otras actividades son las que permiten

Insumos locales

20.7%

entender el papel que juega este producto en la economía nacional.

Otros gastos importados Impuestos y aranceles Sueldos, energía, gastos de ventas, mercadeo, distribución, administración, gastos financieros y otros

9.9%

El contexto reciente se ha caracterizado por la pérdida del papel protagónico en el cre-

22.5%

cimiento que había mostrado el sector industrial durante la década de 1970. La transformación estructural experimentada durante las últimas dos décadas ha significado, en

35.6%

gran medida, que el motor del crecimiento económico se haya trasladado desde la producción de bienes hacia la producción de servicios. En ello incidió la devaluación de mediados de la década de 1980, acompañada por el traspaso al mercado paralelo de las

Recolector de botellas vacías.

De este cuadro se desprenden varios aspectos de importancia. Por una parte, que el va-

importaciones, lo cual fue seguido por la apertura comercial que se llevó a cabo a ini-

lor de los insumos locales es superior al de los importados. Los insumos locales com-

cios de la década de 1990, que determinó el desplazamiento de parte importante del

Ambiente en colmadón.

prenden botellas (con un alto porcentaje del costo unitario del producto), etiquetas, ta-

consumo nacional de manufacturas hacia las importaciones.

pas, cajas y componentes del procesamiento industrial, como levadura, agua, azúcar, sé-

En contraste con esas tendencias generales, la producción doméstica de cerveza ha mos-

mola de maíz y gas carbónico. Pero lo importante es observar que prácticamente el 80%

trado un marcado crecimiento. Gracias al incremento sostenido que ha experimentado

del precio ex fábrica (78.8%) corresponde a valores generados en la economía nacio-

su demanda, con más fuerza que antes, la cerveza se ha tornado en un artículo de uso

nal, lo que permite ponderar el ahorro de divisas que significa la competitividad del

popular masivo. Esta dinámica de la demanda ha dado lugar a que, siendo esta suplida

producto nacional. Por último, se destaca que en cada botella de cerveza colocada por

casi totalmente con producción nacional, el sector cervecero haya sido de los que con

Expendio para consumo en colmadón.


Capítulo 16|Los espacios de la cerveza dominicana: economía, sociedad y vida cotidiana|436|

|437|Los espacios de la cerveza dominicana: economía, sociedad y vida cotidiana|Capítulo 16

mayor rapidez han crecido dentro de la economía nacional. De acuerdo a cálculos de

manufactura y los creados en el proceso de comercialización. El proceso de manufac-

este sector creció entre 1980 y 1997 a un ritmo

tura actualmente requiere una mano de obra de cerca de cuatro mil personas distribui-

anual promedio de 7.2%. Esta dinámica tan sostenida durante 17 años fue casi tres ve-

das entre las tres fábricas. En cambio, en el proceso de comercialización de la cerveza y

ces y media superior al incremento del producto industrial nacional (excluidas zonas

labores relacionadas se calcula una generación de empleo de cerca de cien mil perso-

francas), que apenas creció en el mismo lapso al lento ritmo anual de 1.9%. Lo anterior

nas, una porción considerable de la mano de obra empleada en el país.

significa que la producción de cerveza ha mostrado una capacidad competitiva atípica

La razón de este abultado aporte de empleos se debe a que una buena parte de los pe-

dentro del aparato industrial dominicano. Su mayor expansión se ha registrado precisa-

queños comercios del país tienen en la venta de cerveza su principal renglón. Las en-

mente coincidiendo con la apertura comercial, la cual no se ha traducido en una pene-

trevistas a pequeños comerciantes de provisiones evidencian la dependencia de la mar-

tración significativa de productos importados.

cha de los negocios respecto a las ventas de cerveza. Es lo recogido por el Listín Diario

El resultado ha sido que el aparato industrial cervecero ha llegado a significar, según es-

de parte de Angelo Soto, de Autoservicio Miraflores: «Aquí lo que más se vende es cer-

timados recientes,3 el 2.7% del PBI. Esta capacidad de competitividad, en un mercado

veza. Este negocio se mantiene sólo por la cerveza.»5

donde se han eliminado los controles a las importaciones y se han reducido sustancial-

Es imposible descifrar en forma precisa el número de los negocios que dependen en

mente los aranceles, ha estado sostenida por la calidad del producto nacional y por la

medida primordial o muy destacada de la cerveza, pero sin duda se cuentan por mu-

eficiencia productiva. De acuerdo a cálculos realizados en el estudio de Ecocaribe arri-

chos miles, con su correspondiente repercusión en el empleo. La CND tiene más de

ba citado, el precio real de la cerveza disminuyó en cerca de 9% entre 1990 y 1998, al

37,000 clientes directos, lo que indica la magnitud del componente comercial de la ac-

la empresa consultora

Presencia predominante de la cerveza en los colmados.

Ecocaribe,2

Más im-

tividad cervecera.6 El estudio ya mencionado de Ecocaribe, S.A., presenta un estimado

portante incluso que el aporte de valores que se generan hasta que el producto sale de

elaborado a partir de las encuestas de FondoMicro.7 De acuerdo a ese estimado, en 1998

la fábrica, es el que se registra en el amplio proceso de comercialización. La magnitud

existían 77,363 empresas pequeñas y microempresas vinculadas a la venta de cerveza:

pasar la caja de 24 unidades de RD$217 a RD$198 a precios del primer

año.4

de este impacto se mide por la comparación entre los puestos de trabajo creados en la

Cerveza en la diversión.


Capítulo 16|Los espacios de la cerveza dominicana: economía, sociedad y vida cotidiana|438|

|439|Los espacios de la cerveza dominicana: economía, sociedad y vida cotidiana|Capítulo 16

Aportes al Presupuesto Nacional y la creciente carga impositiva

CUADRO 16.2

NÚMERO DE PEQUEÑAS Y MICROEMPRESAS VINCULADAS A LA VENTA DE CERVEZA

El peso relativo de la producción de cerveza en la generación del Producto Bruto Interno se magnifica con creces en sus aportes a las finanzas públicas. Entre los años 1995

Número empresas Todas las actividades (excp. agropecuaria)

Estimado empleo cerveza

significó, en promedio, el 6.7% del total de recaudaciones.8 Se registra una tendencia al incremento de la participación de la cerveza en el total de ingresos tributarios, más allá

333,515

Pulperías

22,967

11,484

Colmados

38,463

38,463

Supermercados

219

219

Venta de bebidas

475

475

Hoteles

475

475

Restaurante/cafetería

11,745

11,745

Bar/taberna/discoteca

3,019

3,019

77,363

65,880

Total vinculadas a venta cerveza

y 1997 el conjunto de los impuestos pagados directamente por las empresas cerveceras

del ritmo de incremento de la actividad productiva, lo que implica una creciente carga impositiva sobre la misma. Esta creciente presión tributaria se justifica con el argumento de que la cerveza es un bien suntuario que debe ser especialmente gravado por el Estado. En realidad, el criterio de la suntuosidad es discutible, por cuanto la cerveza constituye un producto de am-

Otras actividades vinculadas

Compra y venta de botellas

449

Compra y venta de botellas y cartones

461

Asumiendo que en cada uno de esos negocios por lo menos un empleado se justifica por las ventas de cerveza, salvo en las pulperías, donde se asume solo medio empleado por negocio, se llega a un nivel de empleo de casi 66 mil personas. A ellas deben añadirse los empleados de los grandes establecimientos, que no están incluidos en las encuestas de FondoMicro, así como los que se ocupan en la recogida y venta de botellas y cajas. De esta manera, el mencionado estudio llega a un estimado de unas 100 mil personas ocupadas alrededor de la cerveza. La clave de estos negocios consiste en la oferta del producto a temperatura bien fría, re-

plio consumo, mayoritariamente de sectores de bajos y medianos ingresos. Desde déca-

quisito para su consumo inmediato por parte del consumidor dominicano típico. De

das atrás, como ha podido observarse en capítulos previos, en razón de los cambios eco-

ahí que, para apoyar las ventas, entre 1996 y 1998, la CND había distribuido y financia-

nómicos operados en el país y de las modificaciones en patrones culturales por efecto de

do cerca de 15,000 refrigeradores a los negocios expendedores de cerveza.

la urbanización, la cerveza ha dejado de tener toda connotación de artículo suntuario.

Por último, cabe considerar igualmente las actividades de los suplidores de las empre-

En los últimos tiempos han sido tres los momentos en que las políticas públicas han in-

sas cerveceras. Respecto a lo último la misma CND informa que tiene más de 600 su-

crementado sustancialmente el conjunto de impuestos que gravan la cerveza. El primer

plidores.

momento se produjo a raíz de la reforma arancelaria de 1990, la cual varió todo el criterio de recolección de impuestos sobre el consumo.

Freezers en establecimiento comercial.


Capítulo 16|Los espacios de la cerveza dominicana: economía, sociedad y vida cotidiana|440|

Expendio en barril dentro de los hoteles.

|441|Los espacios de la cerveza dominicana: economía, sociedad y vida cotidiana|Capítulo 16

Anteriormente la cerveza estaba gravada por varias leyes dispersas, con predominancia

de 10%, mientras que las importadas de 30%, diferencia que algunos sectores calificaron

de impuestos específicos, esto es, un monto determinado de impuesto por unidad de

como un «arancel disfrazado». Ahora bien, como lo pone de relieve el estudio de Eco-

volumen. El gran inconveniente de estos impuestos específicos es que sus recaudacio-

caribe, en verdad esta diferencia no implicaba tal cosa, puesto que se establecía sobre ba-

nes pierden valor real con el proceso inflacionario. Por ello, se creó una especie de tra-

ses totalmente distintas: el impuesto sobre la cerveza dominicana se calculaba sobre el

dición de aumentos sucesivos en los impuestos sobre el consumo cada vez que el pre-

precio ex fábrica y el del producto importado sobre el valor CIF más arancel. De acuer-

supuesto nacional requería de mayores recursos.

do a ese estudio, «no es necesario insistir demasiado en que la diferencia entre ambas

La reforma arancelaria provisional de 1990 modificó radicalmente la estructura de los

bases es tan notable que minimizaba en la realidad la aparente discriminación de las ta-

impuestos selectivos sobre el consumo, convirtiéndolos en tasas ad-valorem (porcentua-

sas.»9 La modificación impositiva consistió en igualar las tasas en 20%, y las bases en el

les). De esta manera, las recaudaciones crecen tanto con los precios como con los vo-

precio de venta al por menor. Claro que el precio de venta al por menor es difícil de

lúmenes, lo que debía erradicar los tradicionales aumentos periódicos en esos impues-

definir para las cervezas importadas, puesto que el impuesto selectivo se liquida en

tos. Esta modificación impositiva fue acompañada, al momento de su formalización en

Aduanas, cuando son introducidas al país.

el Código Tributario de 1992, por la introducción del impuesto al valor agregado (IT-

Con esta segunda modificación a las tasas del impuesto selectivo su incidencia en el

BIS), con

una tasa de 8%.Todo esto significó un importante incremento en las recauda-

precio ex-fábrica pasó de un 10 a un 24%, colocándose por encima de los estándares

ciones generadas por este producto. Sin embargo, tal cambio fue considerado insuficien-

internacionales. Los efectos en los precios derivados de ese cambio del impuesto die-

te. Ante demandas salariales de los maestros en 1995, el gobierno retomó la vieja prác-

ron lugar a una brusca reducción de la demanda. En 1995 el gasto en cerveza se redu-

tica de acudir a los impuestos selectivos con el fin de afrontar necesidades de mayores

jo en 13.5%, pero en realidad fue mayor si se toma en cuenta lo que debió ser la de-

recursos.

manda para ese año siguiendo la curva de incremento de los años previos. Por consi-

La justificación para ese nuevo incremento fue que el Código Tributario había estipula-

guiente, la estimación correcta de esa reducción alcanzó un 19.4%.10 El propio inte-

do que las cervezas de fabricación nacional pagarían un impuesto selectivo al consumo

rés fiscalista que rige las alzas del impuesto selectivo quedó en entredicho, a causa de

El color «ceniza» de la fría.


Capítulo 16|Los espacios de la cerveza dominicana: economía, sociedad y vida cotidiana|442|

|443|Los espacios de la cerveza dominicana: economía, sociedad y vida cotidiana|Capítulo 16

la elevada elasticidad que tiene el consumo de cerveza en función de la relación entre

selectivo al consumo. Algunos lo visualizan como un impuesto al «vicio», en cuyo ca-

su precio y los niveles de ingreso de la población.

so el nivel impositivo debiera ser proporcional al contenido alcohólico. Otros lo visua-

De nuevo en 2001 se produjo un alza adicional de ese impuesto a 25%. Este nuevo im-

lizan como un impuesto al consumo «suntuario», en cuyo caso las bebidas importadas

puesto selectivo fue acompañado por un incremento de 4% en la tasa del ITBIS. En lo

típicas de los patrones de consumo de los estratos más acomodados debieran soportar

inmediato esta alza significó un aumento de 4 pesos en el precio de la botella pequeña

un nivel impositivo muy superior. La situación hasta el momento es que ni se grava de

y de 5 pesos en la botella grande, lo que tuvo por efecto una nueva disminución del

acuerdo al contenido alcohólico ni está claro que prime el criterio de lo suntuario,

consumo de cerveza en 15.2%;11 de acuerdo a los cálculos de la CND, el consumo per

puesto que la última reforma tributaria propuesta por el Poder Ejecutivo planteaba

capita se redujo al nivel de 5 años atrás, 35.7 litros. El resultado fue que la cerveza pasa-

igualar los impuestos entre cerveza y vino, por ejemplo. El único criterio que sí pare-

se de tener un contribución de 7.1% en el total de ingresos tributarios en el año 2000

ce claramente definido es la facilidad de incrementar la carga tributaria sobre un nú-

a 6.7 en 2001.

mero reducido de empresas que ya se caracterizan por su buen cumplimiento, en lu-

La persistencia de la práctica de incrementar periódicamente los impuestos sobre el con-

gar de mejorar los niveles generales de cumplimiento tributario.

sumo de la cerveza tiene una explicación sencilla: para los responsables de la oficina recaudadora de impuestos internos resulta cómodo acudir a la tributación de la cerveza y de productos parecidos de alto consumo, como el ron y los cigarrillos. La razón de esto estriba en que son pocas las unidades productivas que intervienen en la producción de estos renglones, lo que facilita su fiscalización.Actualmente la Dirección General de Impuestos Internos tiene acceso a los registros automatizados de ventas de la CND, lo que permite que se pague por adelantado toda partida expedida del producto. Por lo demás, esa misma oficina sigue teniendo el control físico de los tanques desde los cuales se dirige la cerveza a su embotellamiento. Este sistema ha sido abolido en gran parte de los países con un gran volumen de producción de cerveza, puesto que plantea dificultades en la fase final del proceso productivo. Sin embargo, la CND no ha considerado objetarlo en aras de la transparencia que debe primar en el pago de impuestos. El resultado de esta creciente presión tributaria ha sido que el precio de la cerveza tenga un abultado componente de impuestos. Sumados los impuestos sobre beneficios, aranceles, ITBIS y selectivos, en 1997 el 51.7% del precio ex-fábrica estaba constituido por la suma de las cargas tributarias. Ello se refleja en su participación relativa en las recaudaciones: en los dos principales renglones de impuestos internos, el ITBIS y los impuestos selectivos al consumo, la cerveza tiene una ponderación que no se corresponde con la de su participación en la economía. A juicio de los directivos de las empresas productoras, el mantenimiento de tasas impositivas acordes con parámetros correctos contribuye a una expansión de las ventas y, con ellas, a un alza superior de los impuestos recaudados, correlación que se vio entre los años 1996 y 2001.12 En este sentido, un problema que enfrentan los productores de cerveza es la falta de una definición clara sobre qué se quiere gravar con el impuesto

Recientes afiches de Presidente y Malta Morena.


Capítulo 16|Los espacios de la cerveza dominicana: economía, sociedad y vida cotidiana|444|

Festival Presidente.

|445|Los espacios de la cerveza dominicana: economía, sociedad y vida cotidiana|Capítulo 16

El alza del consumo

equivaler a unos 230 mil litros. En tal caso, asumiendo una población aproximada de

No obstante los retrocesos temporales que en el consumo introducen los incrementos

386 mil habitantes,13 el per capita se habría elevado a la insignificante cantidad de 0.59

tributarios, no cabe duda de que, en el largo plazo, se ha registrado una tendencia con-

litros. Pero es a partir de 1909 cuando se puede dar seguimiento a un cálculo de con-

sistente de acrecentamiento del consumo entre los dominicanos. De producto desco-

sumo sistemático, ya que ese año comenzó a cuantificarse la importación en litros. Par-

nocido, la cerveza ha pasado a constituir la bebida preferida de los dominicanos, de don-

tiendo de una población aproximada de 621 mil habitantes ese año,14 se tendría una

de proviene un impacto multilateral. Como se ha tenido ocasión de mostrar a lo largo

cifra de 0.60 litros per capita, esta vez fundamentalmente confiable. De ahí en adelan-

de las páginas anteriores, tal crecimiento ha ido parejo con la marcha de la moderniza-

te el consumo no ha cesado de incrementarse, aunque el ritmo ha tenido efectos de

ción económica y de los cambios que ha conllevado en percepciones y valores. Por mo-

mayor consideración en la última década. El siguiente cuadro muestra algunos hitos de

mentos, en coyunturas muy particulares, el alza ha sido impetuosa, y, aunque tales rit-

la evolución del consumo. Hasta 1930 se toma únicamente la importación; de 1936 en

mos no se han sostenido, la tendencia en el largo plazo determinó que la cerveza ter-

adelante se parte de la producción, se le adiciona la importación y se le sustrae la ex-

minara convertida en artículo popular de amplio consumo.

portación.

A lo largo de dos siglos la trayectoria de la cerveza se puede medir a través del indicador que muestra su consumo dentro de la población. El producto se introdujo entre los dominicanos en la cuarta década del siglo XIX, pero a un nivel harto reducido, aparte de que no se dispone por el momento de la información cuantitativa que permita medir el proceso de penetración. Fue en la década de 1880 cuando aparecieron las primeras cifras que pueden incorporarse a una serie. En el capítulo 3, a partir de los datos relativos a la ciudad de Santo Domingo, se ha estimado que el consumo nacional del producto pudo alcanzar en 1885 las 15 mil docenas de botellas, lo que debía

Otra vista del Festival Presidente.


Capítulo 16|Los espacios de la cerveza dominicana: economía, sociedad y vida cotidiana|446|

|447|Los espacios de la cerveza dominicana: economía, sociedad y vida cotidiana|Capítulo 16

subsiguiente continuidad de la preferencia del ron y de otros licores en la mayoría po-

CUADRO 16.3

CONSUMO PER CAPITA DE CERVEZA Año Población (miles) (000 litros)

Producción (000 litros)

bre de la población, sobre todo en el ámbito rural.

Importación Exportación Consumo Consumo (000 litros) Aparente per capita (litros)

Durante décadas el consumo de la cerveza no se asoció al espacio hogareño, aun entre los integrantes de los estratos medios y altos, a no ser en ocasiones muy especiales, como bautizos, cumpleaños, bodas y demás actos sociales por el estilo. El consumo con las

1909

666

372

372 1

0.56

1920

895

1,269

1,269 2

1.42

1936

1,479

1,030

189

9

1,179 2

0.80

ne el vino. Esto tenía mayor significación por cuanto hasta la década de 1940 la presen-

1950

2,136

4,646

224

12

4,858 3

2.27

cia de lugares públicos de consumo de comidas o bebidas era francamente pequeña y

1960

3,047

6,477

367

0

6,845 3

2.25

su peso en la economía y la vida cotidiana era sustancialmente menor al que tiene hoy.

1970

4,009

27,804

885

974

27,716 3

6.91

Poco a poco, a medida que avanzaba el proceso de urbanización, se fue consolidando el

1981

5,546

82,862

851

183

83,530 4

1990

6,811

137,637

4,129

2000

8,557

366,662

11,000

comidas solo se producía en lugares públicos, haciendo un papel similar al que hoy tie-

15.06

consumo de la cerveza en los establecimientos formales, como restaurantes y bares, así

1,010

140,756

5

20.67

como el espectro de las ocasiones en que se demanda el producto. Por una parte, como

20,618

357,044 5

41.73

ya se ha señalado, la producción local contribuyó a introducir la cerveza en medios po-

1 Se estimó la población suponiendo un crecimiento anual de 2%entre 1909 y 1911;las importaciones corresponden a cerveza. 2 Importaciones de malta y cerveza. 3 Importaciones de malta y cerveza; exportaciones en litros estimadas a partir de la estadística expresada en kg. 4 Importaciones de 1982. 5 Importaciones estimadas como 3% de la producción nacional.

pulares urbanos en la década de 1930 y, sobre todo, en la siguiente. A su vez, en la década de 1950, a tono con la electrificación en una porción de comunidades rurales y con una mayor aproximación entre vida urbana y rural por efecto de los medios de comunicación y otros factores, lentamente comenzó a brindarse cerveza en el campo en

Desde inicios del siglo XX el incremento relativo del consumo ha atravesado coyunturas

ocasiones festivas, como había sido privativo de la ciudad en décadas anteriores.

que han permitido el alza paulatina de la importancia del producto en la dieta y la vida co-

De más en más el consumo de la cerveza se identificó a una visión más sofisticada del

tidiana de los dominicanos. De todas maneras, el logro de un nivel de consumo masivo es

momento festivo, que no propendía tanto a la embriaguez sino a un goce más mode-

reciente: en 1980 todavía el per capita estaba en el orden de 15 litros anuales; en 1990 se ha-

rado. Entre otros efectos de esta connotación estuvo la asociación de las mujeres con

bía elevado a 20 litros; para el año 2000 el país alcanzó el promedio latinoamericano de

la cerveza, producto que desde muy pronto se les hizo aceptable, a diferencia del ron.

consumo de cerveza, situado en 42 litros

anuales.15

Esto muestra que la masificación del

consumo ha sido un proceso particularmente importante durante la década de los 90.

Y, claro está, como se trataba de un consumo en espacios públicos, la afición de las mujeres por la cerveza solo fue creciendo lentamente, pero con importantes repercusiones. El estilo tradicional de vida en el campo y la ciudad determinaba que las mujeres

El impacto en la vida social

casi no abandonasen el hogar, se desempeñasen en su gran mayoría en labores domés-

La cerveza ha sido uno de los productos que más incidencia han tenido en el estable-

ticas y prácticamente nunca asistiesen a lugares públicos. Poco a poco las mujeres de

cimiento de ciertos patrones modernos de sociabilidad, desde la conversación hasta la

clase media comenzaron a estudiar o desarrollar actividades laborales fuera del hogar,

fiesta en entornos urbanos.Aunque las modalidades de consumo han atravesado por di-

al tiempo que iban asumiendo posiciones personales más independientes. Así, de un

versas fases, en términos generales siempre han supuesto una relación con espacios pú-

consumo esporádico en fiestas o bodas, por ejemplo, las mujeres comenzaron a intere-

blicos propios del ambiente urbano o con relaciones interpersonales condicionadas por

sarse más en la bebida a medida que avanzaba su participación en la vida pública.

los usos de patrones culturales modernos. Inicialmente, la cerveza estuvo confinada a la

Lo mismo acontecía en el orden generacional, puesto que cada conglomerado emergente

condición de bien suntuario, consumido fundamentalmente por estratos medios y altos

de jóvenes ha venido definiendo, con celeridad sorprendente, nuevos patrones de consu-

de la población urbana. La razón de tal segmentación del consumo radicaba en la ine-

mo. Particularmente entre los jóvenes de clase media, desde la década de 1930 la cerveza

xistencia de una tradición cervecera local, como ya ha sido puesto de manifiesto, y la

pasó a hacerse la bebida por antonomasia en fiestas y celebraciones. Entre los jóvenes de


Capítulo 16|Los espacios de la cerveza dominicana: economía, sociedad y vida cotidiana|448|

|449|Los espacios de la cerveza dominicana: economía, sociedad y vida cotidiana|Capítulo 16

Gazcue de la década de 1940, el ron estaba prácticamente proscrito o, en todo caso, se aso-

ya que se eludía el costo elevado que representaba el envase de vidrio.Así, en la década de

ciaba con cafés, donde se bebía más que la cerveza. Había todavía un problema de ingre-

1940 la ampliación del consumo de cerveza se inició fundamentalmente en los escasos lu-

sos de por medio a causa del precio relativo de la cerveza, estimado muy elevado. Pero al

gares en que se expendía en barriles. Entonces una barrica de unos 40 litros se adquiría en

preferir la cerveza, los jóvenes de clase media hacían «serruchos» para la compra de un ba-

la planta a 8 pesos, lo que permitía que el vaso se ofreciese al cliente a 10 centavos. Entre

rril de forma tal que resultase viable.16 El sistema de intercambios y la reducida magnitud

los lugares que más fama adquirieron por esta modalidad estuvo El Moroquito, situado en

de la ciudad permitían que se adquiriesen las barricas en la misma planta de la CND, de-

la calle El Conde esquina 19 de Marzo, frente al Ariete, una cafetería más formal donde

jando un depósito que se recuperaba al devolver la barrica vacía al otro día.

también se consumía mucha cerveza. Recuerda Emilio Cordero que los sábados se oferta-

Precisamente la barrica constituyó uno de los instrumentos que más ayudaron al incremen-

ban tres cervezas en jarras alemanas grandes y dos moroquitos por tan solo 40 centavos.

to del consumo en los años siguientes a la fundación de la CND. Se facilitaba el acarreo a

Vista como artículo más lujoso, en los restaurantes todavía era frecuente que, por ver-

las restantes ciudades, pues todavía hasta la década de 1950 no se había completado el sis-

dadera afición o pose social, una parte de los clientes siguiese prefiriendo cerveza ex-

tema de distribución de la empresa. Pero, además, estaba en juego un incentivo de precios,

tranjera, de precios altos, de marcas como Budweiser, Heineken, Schlitz y Löwenbräu.

Anuncio de Los Pinos, famoso centro cervecero.

En la década siguiente, aunque en los medios populares seguía predominando el consumo del ron, en la barriada de Villa Francisca, donde se instalaron numerosos bares, la cerveza ganó importantes peldaños, consumiéndose en cantidades considerables.17 Posiblemente el más célebre de esos bares fue El Pino, ubicado en la entonces José Trujillo Valdez, hoy Avenida Duarte, un poco al norte del Parque Enriquillo. Este establecimiento desplegó una intensa publicidad en la prensa diaria, ofreciendo 3 botellas grandes por un peso, a lo que agregaba un «cotorro» (salchicha con pan). Fue uno de los establecimientos de más repercusión para popularizar el consumo de cerveza entre personas de extracción

Cajas y barricas de la marca Colón.

Oferta en barriles para ocasiones festivas.


Capítulo 16|Los espacios de la cerveza dominicana: economía, sociedad y vida cotidiana|450|

|451|Los espacios de la cerveza dominicana: economía, sociedad y vida cotidiana|Capítulo 16

modesta. En los alrededores había otros establecimientos por el estilo, como era el bar Mi-

Azul», una bandeja con platillos de pescado, filete, arroz sin sal y pequeños bocadillos.

lán, también en la Avenida Duarte, entre Barahona y Francisco Henríquez y Carvajal, lu-

En cualquier caso en los restaurantes chinos ya la comida se acompañaba invariable-

gar célebre por la novedad de estar abierto las 24 horas de los 7 días de la semana.

mente de cerveza. Entre esos lugares se encontraban el restaurante Apolo, en la Aveni-

En esos lugares la Presidente era sinónimo de cerveza y se consumía siempre en bote-

da Mella, mientras en la Braulio Álvarez estaba El Árbol y en la Avenida Duarte el San

lla grande por razones de precio y de concepto en el consumo. La cerveza grande ha

Rafael. Durante horas diurnas eran sitios de conversación y juegos, mientras en las no-

sido desde entonces preferida, porque coadyuva a

compartir18

y permite un mejor apro-

ches los «reservados» eran utilizados principalmente para citas amorosas.

vechamiento de la baja temperatura del refrigerador. Salvo los meses de competencia de

Este avance de la cerveza, si bien se inició en Santo Domingo, también tuvo por escenario

la marca La Dominicana, el parroquiano no tenía que especificar la marca deseada. El

las principales ciudades de las tres regiones del país. En el centro de Santiago fue estableci-

grueso del público de esos sitios tenía todavía una visión tosca del goce, asociado a la

da la Casa Báder en 1939. Fundada por Báder Fadul, inmigrante libanés llegado en la se-

embriaguez. Por eso, a menudo, la cerveza se consumía previamente al ron.

gunda década del siglo, su primer nombre fue Café Las Estrellas, que posteriormente cam-

No obstante también fueron avanzando los establecimientos en los cuales el público te-

bió en honor al fundador.19 Desde el inicio el establecimiento estuvo concebido para la venta de cerveza, junto a la de ron, para lo cual se dotó de una nevera de madera regalada por la Casa Bermúdez. Solo años después compraron la primera nevera eléctrica, hasta lle-

Casa Bader, Santiago.

gar a 12 unidades gracias a tornarse en el punto por excelencia de degustación de cerveza en el Cibao.También se ofertaba al reducido precio de tres botellas grandes por un peso. Al igual que los cafetines de Santo Domingo, el Báder alternaba una zona de conversación con otra de baile, de forma que, como era usual en aquel contexto, coexistían hombres «importantes» y mujeres «malas», estando descartada la presencia de damas en los primeros años. El propietario le imprimó un matiz distintito al negocio en la década de 1950, al vedar la entrada de las mujeres «malas». Entonces el Báder se tornó progresivamente en un sitio plenamente respetable, a donde asistían caballeros influyentes a conversar acerca de negocios al mediodía y era imposible que se escenificara un desorden. Hasta dos futuros presidentes, Antonio Guzmán y Salvador Jorge Blanco, fueron asiduos visitantes de ese centro cervecero. Eso no impidió que durante las noches se siguiese bailando hasta avanzada la madrugada. A menudo, los socios del Centro de Recreo, principal club social de la ciudad, terminaban la noche ahí. Pero, precisamente, para evitar el «tigueraje» el propietario dispuso el cese del expendio de ron, considerando que los que nía una visión distinta. Era el caso del bar Trocadero situado en la esquina noroeste de

preferían la cerveza eran personas más aptas para mantener la decencia.

las avenidas Mella y Duarte, donde también se ofrecía en barrica a 10 centavos el vaso.

Dos elementos contribuyeron a darle notoriedad al establecimiento, sobre todo a me-

En este establecimiento coincidían, entre otros, trabajadores y periodistas de La Nación.

diodía: la combinación del consumo de cerveza con platos árabes, como quipes y ti-

Otro tipo importante de lugares fueron los restaurantes de chinos, que sobre todo co-

piles; y, principalmente, el expendio de la cerveza a temperatura sumamente fría. De

menzaron a proliferar en la década de 1940 en la parte alta de la ciudad. En ellos las di-

acuerdo al actual propietario,Tontón Fadul, fue en el Báder donde se incubó la pecu-

versiones estaban combinadas con juegos de azar, cuyos ganadores recibían en premios

liar costumbre dominicana de consumir la cerveza casi al borde de la congelación. En

botellas de cerveza. Esos restaurantes eran de amplia predilección por su famoso chi-

teoría, pues, los otros lugares donde pasó a ofrecerse la cerveza en extremo fría se li-

charrón de pollo, aunque para los más exigentes preparaban principalmente el «Plato

mitaron a copiar lo que se había concebido en ese café. A pesar de la posterior gene-


Capítulo 16|Los espacios de la cerveza dominicana: economía, sociedad y vida cotidiana|452|

|453|Los espacios de la cerveza dominicana: economía, sociedad y vida cotidiana|Capítulo 16

ralización de establecimientos de este tipo, todavía en la actualidad el señor Fadul re-

Estas tertulias se llevaban a cabo en bares o cafeterías, generalmente en la Calle El Con-

clama que vende la cerveza más fría del país.

de o sus equivalentes en las restantes ciudades, «con una taza de café bien dulce y ca-

El ejemplo de Báder, ciertamente, al margen de la validez del reclamo de introductor de la

liente, y unos cigarrillos, o con un vaso de cerveza espumosa y fría.»21 Con «el rubio

fría, fue emulado por otros establecimientos de Santiago, que con el tiempo se especializa-

burbujear de un vaso de cerveza» se abordaba una variedad de temas que incluían co-

ron como centros cerveceros. Fueron los casos, entre los más célebres, de los bares Antillas y

mentarios de libros, la calidad de una película, política internacional o temas hípicos.

Palmeras, el primero en la calle 30 de Marzo y el segundo en la Franco Bidó. Su perfil coin-

Pero también podía no haber temas escogidos, sino charla sin apuros por llegar, mien-

cidía bastante con el de Báder, con una clientela mixta inclinada decididamente por la cer-

tras «se renueva la cerveza». Así, la tertulia «se vuelve más despreocupada, con menos

veza, en un ambiente socialmente aceptable.Todos esos centros cerveceros iniciales desapa-

ambiciones; se prolonga y los mozos de servicio se van acostumbrando a atender aque-

recieron para ser sustituidos en la actualidad por otros cuyos perfiles se verán más abajo.

lla clientela que no se enoja si el agua no está bien fría que comparten (sic) de buena

En Azua, todavía principal ciudad del Suroeste en la década de 1940, también emergió

gana su mesa con los que llegan y que solo se inquieta porque... siempre haya un buen

el prototipo de consumo público de la cerveza. Se daba la peculiaridad de que era la

surtido de temas sobre los cuales discurrir.»

ciudad más refinada de la región, con una clase media más educada y un comercio que abastecía a los otros centros urbanos entre los cuales sobresalían Barahona y San Juan. Por tal razón, el consumo de cerveza estuvo favorecido por la existencia de un almacén de distribución para toda la región.20 Mientras en la generalidad de los establecimientos había un manejo inadecuado de las botellas y la temperatura, un lugar se hizo célebre por la forma en que se ofrecía la cerveza: la fábrica de hielo de la familia Recio. Por una parte, gracias a la ventaja de sus instalaciones, se podía evitar ahí que, como era frecuente, la cerveza se dañase por efectos de cambios de temperatura. Se pensaba al respecto que el sabor mejoraba si se lograba una temperatura permanente, lo que explica el reclamo de que la cerveza vendida en la fábrica azuana fuese la más sabrosa. En esta región el avance de la cerveza fue más lento que en otros lugares, a causa de la menor fortaleza de la vida urbana. Así, por ejemplo, el barril no penetró ni siquiera en la fábrica de hielo. Con todo, poco a poco, se fueron conformando establecimientos en las tres ciudades principales del Sur en los cuales se consumía predominantemente cerveza. Los comerciantes, paulatinamente, fueron aprendiendo a manejar los pedidos y, a medida que mejoró la calidad de la oferta, se fue generalizando el consumo. Una de esas cafeterías estaba especializada en recibir personas de las más diversas pro-

Ambientes de conversación

cedencias, «aunque eran los españoles que le daban el toque de dinamismo y movimien-

Se deriva de lo visto arriba que, junto a la connotación festiva, la cerveza conllevó un

to.» Otra, de acuerdo a la misma crónica, era la preferida por intelectuales y artistas. Pe-

estilo moderno de los encuentros para la conversación. Se trataba de un fenómeno ur-

ro cerca de ellos podían acomodarse los tercios galleros o los fanáticos del deporte. Has-

bano que, si bien se inició en Santo Domingo, fue característico de otras ciudades don-

ta el final se respiraba un ambiente relajado de informalidad: «Al fin, unos se van, otros

de existía una clase media. En tal sentido, el encuentro regular para conversar pasó a ha-

se quedan, y otros, ya acostumbrados a ellos, se acomodan bajo la acera inmediata, don-

cerse un hábito cotidiano, así como el despliegue de las destrezas de la elocuencia en la

de expresan sus últimas opiniones o donde pueden dejar caer un requiebro detrás de las

defensa de los argumentos intercambiados con los demás.

criollas que pasan.»

Consumidores en cafeterías durante la década de 1950.


Capítulo 16|Los espacios de la cerveza dominicana: economía, sociedad y vida cotidiana|454|

|455|Los espacios de la cerveza dominicana: economía, sociedad y vida cotidiana|Capítulo 16

Patrocinio a la pelota

como eran los casos de Los Arcángeles San Rafael, dependiente de la Compañía de Se-

Prácticamente desde su fundación, la CND tuvo un connotado papel en la promoción

guros del mismo nombre, y el Nica, por una marca de ron.

del béisbol en el país. Acaso esto estuvo relacionado con el antecedente de que Pilindo

El equipo Presidente tenía la ventaja de que, desde una década atrás, Bonetti y Gronau

1921.22

El mismo año

habían estado promocionando ese deporte, al grado de que una porción considerable

de la constitución de la CND fue organizada la Asociación de Cronistas Deportivos, la

de empleados de la empresa eran peloteros, algunos destacados. La CND no se limitó a

cual ha sido uno de los principales medios para que la CND apoyara diversos deportes.

los jugadores de su equipo, sino que también apoyaba a los de otros equipos ofrecién-

Desde entonces esa asociación otorga premios a los mejores jugadores, patrocinados in-

doles empleo; además de sus salarios como empleados, la CND otorgaba modestos esti-

Bonetti había sido el principal fundador del equipo Escogido en

variablemente por la

CND.23

Una actividad conexa fue la semana deportiva, que apa-

pendios a los jugadores.

rentemente comenzó a celebrarse de manera regular con motivo del vigésimo quinto

Algunos de los involucrados en actividades deportivas se hicieron célebres, lo que re-

año de existencia de la empresa.

dundaba en beneficio de la imagen de la empresa. Quien más sobresalió en ese renglón

El papel de la CND en la pelota se acrecentó a raíz de la suspensión temporal de los

fue Luis Ernesto Rodríguez, de apodo Burrulote, por lo áspero, pelotero de fama. Des-

Anuncio con motivo hípico.

equipos profesionales en 1937, a causa de problemas económicos. Ese deporte profesio-

de su posición de jefe de vendedores, se hizo uno de los animadores deportivos más

nal se había iniciado en 1907, con la creación del equipo Licey.24 En sustitución de los

connotados que ha tenido el país en todos los tiempos. Pero no se trataba de un caso

Rafael A. Menicucci entrega trofeo.

equipos profesionales existentes se formaron otros de aficionados, que en realidad care-

aislado, porque la empresa se proyectó a través de la imagen carismática de los emplea-

cían de ingresos fijos, siendo retribuidos los jugadores con los ingresos por las entradas

dos deportistas.

día a día. Como parte de este panorama, siempre de acuerdo al relato de Cuqui Cór-

Ese béisbol aficionado concluyó en 1944, lo que no acarreó el final del involucramien-

dova, en 1941 se formó el equipo Los Cerveceros de Presidente, también conocido co-

to de la empresa en actividades deportivas. Por una parte, en la década de 1940 se cons-

mo Los Brewers. Tenía clasificación A, casi profesional, el mayor nivel de esos años. A

truyó un estadio en sus terrenos, en el cual jugaban regularmente equipos de aficio-

falta de una pelota profesional, los escasos equipos estaban patrocinados por empresas,

nados. Ese estadio cobró un mayor relieve tras la mudanza de la planta a la Carretera

Equipo de la CND en estadio de Ciudad Nueva.


Capítulo 16|Los espacios de la cerveza dominicana: economía, sociedad y vida cotidiana|456|

|457|Los espacios de la cerveza dominicana: economía, sociedad y vida cotidiana|Capítulo 16

Sánchez. Posteriormente la propia Cervecería creó un estadio en Santiago e instaló iluminación en el de

Niní Caffaro entrega trofeo patrocinado por la CND. Luis Ernesto Rodríguez (Burrulote).

La Vega.25

ferencia por el patrocinio del béisbol, lo que está plasmado en las invariables felicitaciones a los equipos ganadores desde fines de la década de 1940. La Cervecería tuvo un

En esos estadios se practicaban otros deportes, como fútbol y sofbol. La CND, en lo funda-

palco permanente en el play de la Normal, para uso de los ejecutivos, quienes asistían

mental, fue la introductora del sofbol en el país, gracias al estímulo que le otorgó a ese de-

a los juegos por puro placer.

porte el grupo de empleados encargado de la organización de eventos deportivos, encabe-

Esta compenetración con el deporte se ha manifestado en la proyección general de la

zado por Burrulote Rodríguez. La promoción de este juego tuvo la importante función

empresa, principalmente por medio de la publicidad.Varias de las campañas de anun-

de incorporar a personas de más edad a la práctica regular de un deporte. A lo largo del

cios en la prensa diaria pusieron el énfasis en una imagen de salud asociada a la prácti-

tiempo han existido varios equipos de sofbol con el nombre de la CND. De manera per-

ca de deportes populares en el país.

manente jugaron en su estadio equipos de aficionados agrupados en la Liga del Oeste, fun-

Durante las décadas recientes el apoyo al deporte ha tomado dimensiones todavía ma-

dada en 1935, que también contó con el amparo de la empresa durante largo tiempo.

yores. Siguieron viejos patrocinios, como el de la Asociación de Cronistas Deportivos,

En 1951 volvió a reconstituirse el béisbol profesional, con la refundación de cuatro

pero paralelamente se apoyó una amplia gama de actividades. Por lo que refiere la pren-

equipos que durante más de dos décadas se identificaron con la actividad.A pesar de su

sa, esa expansión de la Cervecería en el mundo del deporte se dio desde aproximada-

carácter profesional, la CND ayudaba a esos equipos, como parte de su promoción pu-

mente 1970. Entre otras áreas deportivas apoyadas por la empresa se encuentran las si-

blicitaria, con la adquisición de uniformes, colocación de vallas y anuncios de radio y

guientes, sin que la enumeración sea exhaustiva: atletismo, golf, rallys, voleibol, artes

televisión. A la larga, la CND ha sido la empresa, junto a licoreras y tabaqueras, que más

marciales, fútbol, sofbol, pesca, boxeo, deportes acuáticos, baloncesto, ciclismo, dominó,

ha apoyado la pelota, siendo la que más ha perdurado en tal

patrocinio.26

tenis, boliche, gokart, automovilismo, motocross, hipismo, ping-pong, béisbol amateur.

Además de la pelota y el sofbol, la empresa cervecera ha patrocinado otros deportes, so-

De manera regular la CND ha patrocinado competencias anuales en varios de esos de-

bre todo cuando no han tenido carácter profesional. La relación más estrecha y perma-

portes en diversos puntos del país. Por igual, ha instituido premios para reconocer la

nente se ha dado con los torneos de golf del Country Club. Pero se mantuvo una pre-

contribución de figuras y ha patrocinado programas televisivos y celebraciones variadas.

Yudelca Espinal, atleta más destacada de Santiago en el año 2002.


Capítulo 16|Los espacios de la cerveza dominicana: economía, sociedad y vida cotidiana|458|

|459|Los espacios de la cerveza dominicana: economía, sociedad y vida cotidiana|Capítulo 16

Componentes sociales del local

le dio mayor realce ornamental, por medio de un amplio jardín; se amplió el salón bajo

Desde la década de 1930 la CND trató de vincular el entorno de su planta a actividades

techo para acomodar a más de 150 personas y se remodeló la pista de baile, desde la cual

que propendieran no solo al esparcimiento de sus empleados, sino a la integración de

se disponía de un panorama con vista al mar, al final de la cual se construyó una concha

sectores de la comunidad. La gerencia de la empresa consideró que las edificaciones de-

acústica para las orquestas y representaciones.27 En ocasión de su inauguración, el admi-

bían quedar integradas dentro de una panorámica urbana armónica, de manera que no

nistrador Bonetti proclamó que la obra formaba parte del progreso general del país y en

dejaran una sensación desagradable, sino que encajaran en una perspectiva estética que,

particular de la empresa durante los cuatro años recién transcurridos, «tanto en el pro-

al mismo tiempo, quedara articulada con el sentido de progreso expresado en la dimen-

grama de ampliación y modernización como de su contribución al bienestar de sus em-

sión de la edificación: «Con sus preciosos jardines... y dentro de la más irreprochable

pleados y obreros lo mismo que en lo relacionado a otras actividades en provecho de la

limpieza general (las instalaciones) sirven de adecuado marco a la belleza arquitectóni-

comunidad.» Por tal razón, el Roof Garden no fue construido con un objetivo pecunia-

ca de la edificaciones de la Cervecería que constituye, sin lugar a dudas, un valioso apor-

rio, sino para «prestar un servicio a la comunidad, como expresión de nuestra gratitud

te a la belleza y ornato de Ciudad Trujillo.»

por los favores recibidos, y su entusiasta patrocinio de nuestros productos.»

Esposas de ejecutivos de la CND en una recepción.

Empleadas y esposas de empleados de la CND.

Como parte del reconocimiento de «responsabilidades sociales para con el bienestar co-

Dentro de la visión modernista y socialmente útil que se le quiso dar a los nuevos te-

lectivo,» una instalación que adquirió gran significado en el local de la Carretera Sán-

rrenos de la Carretera Sánchez, las instalaciones anexas no se limitaron al Roof Garden,

chez fue el Roof Garden, concebido para la celebración de actos sociales, centro de en-

sino que también incluyeron un parque infantil para los hijos de los empleados y un

tretenimiento de los empleados y punto de reunión de agrupaciones recreativas, cultu-

«green» para la práctica del golf.

rales y deportivas. Esa instalación hizo historia, puesto que en las décadas de 1950 y 1960 fue utilizada permanentemente para convenciones, recepciones, fiestas, bodas y

Asociación con los nuevos espacios de sociabilidad urbana

cumpleaños. Dado ese peso en la vida citadina, la empresa remodeló la terraza a fines

A medida que ha ido ampliándose el proceso de urbanización y, con él, el de aprecio

de 1959, como parte de la conmemoración de su trigésimo aniversario. Por una parte

por la cerveza, se han ido definiendo perfiles novedosos de consumo en una escala que


Capítulo 16|Los espacios de la cerveza dominicana: economía, sociedad y vida cotidiana|460|

|461|Los espacios de la cerveza dominicana: economía, sociedad y vida cotidiana|Capítulo 16

antes resultaba insospechada. Desde hace décadas, de más en más la cerveza ha pasado

salobre del Caribe. Aunque mantiene el ambiente festivo de Domingo y la profesiona-

a ser compañera de motivos de júbilo en los espacios íntimos de las familias y las amis-

lidad en el manejo de la temperatura, La Ceniza ha supuesto un paréntesis de formali-

tades. A la menor ocasión de un momento de esparcimiento y relajamiento se acude a

dad relativa, ya que los parroquianos están invariablemente sentados alrededor de sus

brindar con cerveza, no importa que sea a integrantes de la familia o a visitantes des-

mesas. En tal sentido representa la variedad más formalizada del centro cervecero de la

conocidos. A pesar de que el consumo promedio por habitantes todavía es bajo en

actualidad, el tipo de establecimiento cuyo eje único o principal es la cerveza y que tie-

comparación con países de tradición centenaria, como se ha visto cada día los domi-

ne características que le confieren su acreditación.

nicanos se aproximan a esos estándares. Se ha hecho norma que muchos dominicanos

En la ciudad de Santo Domingo y en algunas otras el consumo masivo de la cerveza

y dominicanas se deleiten con un vaso de cerveza varias veces a la semana, sea en oca-

ha propiciado la tendencia a la concentración de centros cerveceros en puntos consi-

sión de un encuentro formal, una visita a amistades o una reunión casual en lugares

derados propicios para recibir clientelas numerosas. Uno de estos centros, que puede

públicos.

tomarse como ejemplo del alineamiento de centros cerveceros es la llamada «Zona

Esa conexión progresiva de la cerveza con la cotidianidad de la vida dominicana,

Monumental» de Santiago. Se trata del lugar de esa ciudad donde posiblemente hay

por tanto, no ha sido ajena a una expansión de los espacios públicos de sociabilidad. Prácticamente en todas las ciudades se han consolidado establecimientos centrados en el consumo de la cerveza. Algunos han logrado calar como componentes de una arraigada tradición entre sus parroquianos. En la ciudad de Santo Domingo, el de existencia más prolongada y de mayor sello de identidad fue Domingo, en la esquina de la Padre Billini con Palo Hincado, hoy desaparecido. Sin lugar a dudas fue uno de los sitios básicos en que terminó por perfilarse el estilo dominicano de consumo de la cerveza a muy baja temperatura. Para la generalidad de la población capitaleña fue en Domingo donde se «inventó» la fría. Decenas de personas estaban constantemente visitando el lugar, sin importar que proviniesen de lugares alejados, en búsqueda de una calidad de expendio que entendían exclusiva. El ambiente de Domingo, que se prolongó durante décadas, prefiguró lo que vendría a ser el estilo más reciente de consumo masivo en el país. Los clientes tomaban la cerveza mayormente de pie, sin importar que pasaran horas, o en taburetes rústicos e informales; muchos incluso se colocaban en las aceras, fuese par eludir el calor o para gozar del ambiente circundante. La conversación podía llevarse a gritos, fuese porque congeniaba así con la constitución sicológica de los reunidos o porque tenían que hacerlo para vencer una música de fondo. El jolgorio no cesaba desde la mañana hasta la noche, aunque se intensificaba cuando, al caer la tarde, se difuminaban las preocupaciones del trabajo junto con el vaso de cerveza; por ello, era sobre todo los fines de semana cuando la clientela cobrara tales dimensiones que amenazaban con hacerla inmanejable. Otro establecimiento paradigmático que, aunque no tan antiguo como Domingo, continúa existiendo es La Ceniza, ubicado en el Malecón y dispuesto para acoger la brisa

La cerveza en el billar.


Capítulo 16|Los espacios de la cerveza dominicana: economía, sociedad y vida cotidiana|462|

|463|Los espacios de la cerveza dominicana: economía, sociedad y vida cotidiana|Capítulo 16

mayor vida nocturna y donde tiende a reunirse con más asiduidad el segmento juve-

nocturno. En décadas recientes, en las tardes y en las noches, se ha agregado la mesa

nil. Estos centros cerveceros reproducen las características formales, al tiempo que fes-

para el juego de dominó, especialmente los fines de semana.

tivas al estilo dominicano, de la capitaleña La Ceniza.

Precisamente el colmadón articula las demandas de espacios abiertos para la diversión y

Pero lo verdaderamente significativo en la explosión del consumo de la cerveza en la

el esparcimiento público con los usos tradicionales arriba vistos. Por definición este es-

década pasada ha sido la conformación de un tipo sui generis de establecimientos en la

tablecimiento es informal; a lo sumo, los de más categoría se limitan a colocar unas

República Dominicana: los colmadones. En ellos, como sabe todo dominicano, se si-

cuantas mesas en un espacio exterior abierto o bien directamente en la acera.

guen vendiendo las provisiones propias de los colmados; pero, al mismo tiempo, se han

El colmadón se distingue por una nota de la bulliciosa vida dominicana: la música a to-

definido como espacios de sociabilidad, especialmente nocturna y de fines de semana.

do volumen, un verdadero dolor de cabeza para los vecinos que no pueden conciliar el

Por tal razón, el colmadón, como prototipo, ha conllevado una concepción del mane-

sueño. Esto último ha creado un estereotipo bastante negativo sobre el colmadón, vis-

jo del espacio y de su relación con el exterior. Por una parte, ha requerido de un área

to por muchos como lugar indeseable. Sin embargo, al margen de la validez de la que-

interior considerable para albergar a los visitantes, quienes generalmente permanecen

ja por el ruido, los establecimientos son frecuentados por personas comunes, sobre to-

Dominó en el colmadón.

Centros cerveceros en provincia.

de pie o atentos a lo que discurre frente al mostrador. De la misma manera, el colma-

do de extracción modesta. Son puntos de encuentro donde la gente acude para reunir-

dón implica un avance hacia el exterior por medio de la utilización de la acera, de for-

se con las amistades, lo que ha implicado la reducción del papel de los hogares con ta-

ma tal que la clientela encuentre un ambiente agradable e informal. Hasta cierto pun-

les propósitos.Y lo que se aborda es todo género de tópicos corrientes, como pueden

to esta apertura hacia la calle constituye un fenómeno particular en la vida dominica-

ser temas deportivos, políticos o de vida cotidiana.28

na, en la medida en que es multitudinario y sustituye el prototipo de las cafeterías en

Ahora bien, el colmadón va más lejos, y puede ser el escenario actualizado del baile pa-

otros países. Anteriormente, en los perfiles de la modesta vida dominicana tradicional,

ra aquellos que no tienen los medios de acudir a un lugar formal.Así se recupera la pro-

la gente se asomaba al exterior únicamente mediante un dispositivo nocturno conti-

pensión de los dominicanos a hacer de la danza el centro del momento lúdico. Com-

guo a la puerta del hogar, en la acera, con el evidente propósito de disfrutar del fresco

binada la conversación con el baile, se crea el ambiente perfecto para que la gente de


Capítulo 16|Los espacios de la cerveza dominicana: economía, sociedad y vida cotidiana|464|

|465|Los espacios de la cerveza dominicana: economía, sociedad y vida cotidiana|Capítulo 16

extracción popular se sienta contenta, en un estado relajado que sigue a la jornada o a

les confiere un toque de respetabilidad mínima. Con el tiempo, por tanto, es probable

la semana laboral.

que adquieran nuevas fisonomías. Lo que es improbable es que disminuya en ellos el

De lejos, el producto que más se expende en los colmadones es la cerveza. Cualquier

peso de la cerveza como el motivo central del consumo que anima a sus visitantes.

visita permite comprobarlo. La cerveza se consume primordialmente en el mismo esta-

Promoción alusiva al carnaval.

blecimiento comercial o en el entorno inmediato característico. Refiere uno de los co-

Aparición reciente de microcervecerías

merciantes entrevistados de una zona semi-rural que más del 75% de la cerveza expen-

En los años recientes se ha producido una novedad en el mercado cervecero domini-

dida no se lleva fuera del colmado.29 Esta asociación con el consumo de la cerveza le

cano, la aparición de nuevas marcas producidas por microcervecerías. Se trata, como es

confiere la peculiaridad, y pone de relieve lo que es una característica cultural genera-

usual, de empresa pequeñas, que no obedecen a patrones industriales, sino fundamen-

lizada acerca del momento placentero. La cerveza proporciona el recurso para el am-

talmente artesanales. Los criterios de la producción y de los controles de sus diversas fa-

biente relajado, alegre, festivo, dentro de parámetros bastantes distintos a la búsqueda in-

ses se diferencian de los comunes en las empresas de gran tamaño.

mediata de la embriaguez. Aseguran los comerciantes que es raro que un parroquiano

En los países de tradición cervecera las microcervecerías se dirigen a un público preciso,

termine ebrio mientras se mantiene bebiendo cerveza. De todas maneras, la propensión

generalmente del espacio circundante o de la misma ciudad o región. En Alemania y al-

a consumir dentro de niveles apropiados guarda relación con un mejor nivel educativo

gunos de los países vecinos las microcervecerías disponen de su propio centro de expen-

y de escala de ingresos.

dio, a veces el único punto de venta del producto. Además de la familiarización con una

Este carácter peculiar del colmadón no es ajeno al hecho de que una porción consi-

tradición local, los consumidores de estas cervezas la prefieren por su factura artesanal.

derable de su clientela esté constituida por mujeres, quienes han comenzado a aban-

En la República Dominicana la primera de estas empresas fue Barley’s, propiedad de la

donar el hogar en los momentos festivos, expresión indudable de su participación en

familia Najri. Durante un tiempo vendió gran parte de su producción a través de su pro-

variados escenarios. Con todo lo bulliciosos e informales que son los colmadones, la

pio bar. Además de la cerveza convencional, se expendían otras con mezclas de sabores

presencia de mujeres jóvenes «serias», junto a las casadas acompañadas por sus maridos,

de frutas, como una de las notas peculiares de ese establecimiento. Con posterioridad el

La publicidad impacta en la calle.


Capítulo 16|Los espacios de la cerveza dominicana: economía, sociedad y vida cotidiana|466|

Festival musical patrocinado por CND.

|467|Los espacios de la cerveza dominicana: economía, sociedad y vida cotidiana|Capítulo 16

centro de expendio fue cerrado, y Barley’s ha seguido operando, prácticamente en su to-

Patrocino a la cultura

talidad, para suplir la demanda de pequeños hoteles.

Tras la adquisición por la E. León Jimenes, la CND ha pasado a tener una activa presen-

Una segunda empresa que ha tenido cierto impacto es la de una porción de la familia

cia en las actividades culturales del país.Antes de 1986, según se puede establecer a par-

Barceló, la cual produce la marca Costeña. Además de dirigir gran parte de su produc-

tir de la prensa diaria, la empresa se limitaba fundamentalmente a patrocinar actividades

to al sector turístico, esta marca aparece intermitentemente en algunos supermercados,

musicales, fuese directamente o por radio y televisión. Esa labor había cobrado cuerpo,

lo que denota el interés de sus propietarios por llegar al consumidor común del país.

en principio, a partir de 1980. Desde entonces, en la prensa aparecen anuncios o noti-

Hasta ahora, las microcervecerías, acorde con lo arriba visto, no han logrado penetrar

cias en que Presidente patrocina cantantes, conjuntos de bailes, conciertos de jazz y rock

de manera significativa el mercado dominicano, ni siquiera entre los estratos de consu-

y, en sentido general, espectáculos, a veces con marcado carácter internacional. Duran-

midores deseosos de probar nuevos tipos de cerveza. Pero el hecho de su existencia pue-

te años, al parecer, la CND prestó apoyo a determinados artistas, como Fausto Rey u Ol-

de interpretarse como un aspecto más de la ampliación y diversificación del mercado

ga Lara.También se agregó el patrocinio de espectáculos humorísticos, con la presencia

cervecero dominicano

de figuras como Freddy Beras, Cuquín Victoria y Cecilia García. Ocasionalmente, por

último, fueron apoyadas obras teatrales, sobre todo de artistas con amplio reconocimiento público. De la información de prensa se deriva que la CND trató de involucrarse con un amplio espectro de espectáculos, medios de comunicación y hoteles, bares y restaurantes. Sin embargo, también se observa una intensa presencia en determinados eventos, probablemente por su importancia o la de los espectáculos montados. Dentro de esta línea de patrocinios, desde 1988 pasó a sobresalir la entrega de los premios Casandra a diversas categorías de artistas, que se hace anualmente en televisión con gran despliegue. Con esta

Estatuilla del Premio Casandra.

Carroza del carnaval.


Capítulo 16|Los espacios de la cerveza dominicana: economía, sociedad y vida cotidiana|468|

actividad la CND se ha mantenido durante casi 15 años como la entidad que mayor apoyo ha dado a cantantes y otros artistas del país. Desde hace años es indiscutible que el Casandra es el máximo galardón a que puede aspirar el artista dominicano en su tierra. El apoyo aportado por la CND a la vida cultural –de acuerdo con José León– se inscribe en la filosofía transmitida por el fundador de E. León Jimenes, de la cual se ha hecho referencia antes. Acota al respecto que la empresa debe dejar una huella en la sociedad que ha apoyado sus operaciones. Esto implica primordialmente devolver recursos destinados al fomento de la educación y la cultura, con el fin de preservar los valores históricos que han permitido la gestación de la comunidad dominicana. Así, juzga, «se está en mejores condiciones para educar a las generaciones futuras, conservando el orgullo de lo nuestro.»30

Actual campaña sobre el consumo responsable.


|469|Apéndice 1

APÉNDICE 1

EL PROCESO DE ELABORACIÓN DE LA CERVEZA

El principio general A pesar de la variedad de procedimientos que han existido en el decurso de los tiempos, toda elaboración de cerveza responde a principios comunes, con independencia de las materias primas básicas empleadas. Entre esos principios se encuentran la conversión del almidón obtenido de un cereal y la fermentación de dichos azúcares para obtener la cerveza. Las fases del proceso pueden variar, pero generalmente incluyen el añadido de un ingrediente fermentador, que active la transformación de los azúcares del almidón en alcohol y dióxido de carbono. Por último, en la tradición cervecera de los últimos siglos se procede a dejar añejar el producto durante un período que, salvo tipos especiales, como el belga Lambic, normalmente no traspasa pocas semanas. Tras esto, se procede a filtrar la cerveza y ponerla en condiciones de empacarse. En la tradición cervecera europea moderna se terminaron de definir algunos componentes, como se ha visto en la relación histórica anterior, que han formado parte de la estandarización del producto. Pese a que ha habido importantes innovaciones tecnológicas, desde el siglo XIX, los principios básicos de la elaboración de la cerveza, sobre todo en su vertiente actualmente predominante de fermentación baja, han permanecido invariados desde hace unos cinco siglos.A continuación se describirán los pasos que, en la gran mayoría de plantas, atraviesa toda fabricación de cerveza en la actualidad. Puede basarse en una variedad de materias primas, aunque predomina ampliamente la combinación entre el agua, la cebada malteada y el lúpulo. De igual manera pueden variar los instrumentos y las técnicas, pero desde fines del siglo XIX predominan ciertos instrumentos, en una secuencia estrictamente establecida, los cuales han tendido a perfeccionarse en las últimas décadas por medio de los procedimientos de automatización.


Apéndice 1|470|

|471|Apéndice 1

Al margen de las características particulares de cada cervecería, invariablemente el pro-

produce en función de las variedades de la cebada o del cereal que se utilice. Los tipos

ceso de elaboración del producto es extremadamente delicado. Por tal razón, está some-

inciden en el sabor y el color de la cerveza. Además de las maltas regulares, pueden ob-

tido a puntos de control, con el fin de garantizar la pureza y la calidad. Uno de los com-

tenerse maltas caramelo, para sabores especiales, y maltas negras, las cuales se usan en las

ponentes más importantes de este exigente proceso industrial es que, por definición, la

cervezas oscuras.

cerveza es un producto natural, conformado a partir de elementos de la naturaleza que

No obstante la dependencia de una determinada materia prima para el producto de-

deben mantenerse, en la medida de lo posible, en sus condiciones originales.

seado, el malteado se lleva a cabo de manera independiente del resto del proceso. Esto se debe en gran medida a que el cereal requiere ser sometido con prontitud al maltea-

Malteado del cereal

do, por lo cual constituye una operación previa, con sus peculiaridades y exigencias. La

El primer proceso que inevitablemente está vinculado a la elaboración de la cerveza es

gran mayoría de empresas cerveceras, por consiguiente, prefieren prescindir de la fase

el malteado. Después de localizado el cereal por su calidad, se le debe dar una prepara-

del malteado, que queda en manos de plantas especializadas, y adquirir la malta en el

ción tendente a que esté en condiciones de que se lleve a cabo el proceso central de

mercado, materia prima con la cual propiamente comienza la labor de la cervecería.

transformación, en que se activarán las enzimas y se prepara la germinación. Aunque desde hace siglos predomina en el mundo occidental la cebada como materia prima sometida a malteado, pueden usarse otros cereales o productos contentivos de almidón. Después de cierto tiempo, un grano germina espontáneamente, pero antes de que eche raíz necesita alimentarse de almidón, para lo cual emite enzimas que transforman el almidón en azúcares simples. Este proceso natural es interrumpido por medio del malteado, en que se somete el grano a temperatura elevada, con el fin de secarlo. Conviene observar las fases del malteado con mayor detenimiento. El proceso, en su conjunto, es altamente exigente, empezando por el requerimiento de selección de la variedad que se va a utilizar. Los granos deben ser homogéneos, pues de lo contrario la cerveza carecería de estabilidad, requisito de calidad. Existen dos tipos de variedad que se clasifican de acuerdo a la disposición del grano en la espiga: la de dos hileras y seis hileras. A continuación, el cereal se deja en remojo, a fin de que los granos se hinchen. En ese transcurso se inyecta aire al agua de remojo a una temperatura constante, de alrededor de 18 grados centígrados. Luego se transfiere el grano húmedo al recipiente donde se efectúa la germinación. El especialista maltero da seguimiento minucioso al crecimiento de las raicillas y al comportamiento del grano. De cuando en cuando, los granos son removidos para obtener una germinación homogénea en la casi totalidad de ellos. Pasados algunos días, se interrumpe el proceso de germinación. Inmediatamente después, los granos son secados con aire caliente, con lo cual se elimina el germen. Hecho esto, se procede a separar el germen del resto del grano, lo que lo deja transformado en malta y listo para las ulteriores operaciones. Dependiendo de la temperatura y la duración de ese proceso de secado, el color de la malta varía entre amarillo pálido y marrón oscuro, al igual que el sabor y el aroma. Cada tipo de cerveza depende de un proceso particular de malteado, que a menudo se

Depósito de malta de la CND. Década de 1930.


Apéndice 1|472|

|473|Apéndice 1

Obtención del mosto o cocimiento

Inmediatamente después, el mosto se vierte en una olla, procediéndose a su ebulli-

Obtenida la malta, se inicia el proceso de transformación mediante su molienda, que

ción. Se le añade lúpulo, producto que le confiere sabor y aroma característicos de la

puede ser seca o húmeda, aunque en el presente predomina la segunda. En el triturado

cerveza. En las tradiciones cerveceras que no usan lúpulo se acude a otros ingredien-

se obtiene la rasgadura de la cáscara y la subsiguiente exposición de la parte interior del

tes, que necesariamente se incorporan en esta fase. El lúpulo es una enredadera, de

grano para la acción de conversión interior. Se procura que la operación genere el me-

nombre científico Humulus lupulus, perteneciente a una amplia familia. Contiene sus-

nor residuo de harina, puesto que esta no se adecúa a las necesidades del proceso subsi-

tancias amargas, que son ácidos alfas, y sustancias condimentadas, llamadas ácidos be-

guiente. Este grano molido se deposita en una paila a temperatura controlada, obtenién-

tas. Además, el lúpulo ayuda al bronceado del líquido. Existen numerosas variedades

dose una masa por efecto del movimiento de aspas en tiempos predeterminados. Resul-

de lúpulo, las cuales otorgan sabores y aromas muy distintos a las cervezas. En Ingla-

ta un engrudo, basado en el almidón, de texturas precisas con el fin de que las enzimas

terra, por ejemplo, son más astringentes. En Alemania predominan las variedades con-

actúen y se transforme el almidón en azúcares. En este proceso resulta crucial la calidad

sideradas nobles, cuyo sabor amargo tiende a ser más suave pero de todas maneras bien

del agua utilizada, así como el control de las temperaturas y de los tiempos de las distin-

condimentado.

Olla de cocimiento en la actualidad.

Posible propagador de levadura. Década de 1940.

tas operaciones. Esta fase dura varias horas, dependiendo del método empleado y se co-

Al inicio de la fase de cocción se añade el lúpulo para alterar el sabor, y al final se vuel-

noce con el término de maceración. Termina obteniéndose un mosto azucarado, con-

ve a hacer un añadido con el fin de dotar al líquido de aroma. En la inyección del lú-

tentivo de sustancias solubles. Anteriormente el movimiento de esta solución se llevaba

pulo, su compuesto amargo experimenta cambios como producto del estado hirviente

a cabo con las manos o con largos instrumentos de madera, pero con la invención de

del mosto, proceso denominado isomerización. En esta etapa del proceso se busca fun-

maquinarias en el siglo XIX hubo una sustitución por aspas movidas por motores.

damentalmente esterilizar el mosto, aprovechar la función del lúpulo, aglutinar las mo-

Al finalizar este proceso de obtención del mosto, se separan los residuos sólidos por me-

léculas de alta densidad, a fin de que no lleguen a la etapa ulterior de fermentación, y

dio de un filtrado. Los residuos de esta filtración, llamados granos exhaustos, se colec-

obtener el grado deseado de concentración de azúcares para el mosto.

tan y generalmente se aprovechan como alimento para animales.

En la olla de ebullición, el proceso general del cocimiento dura un número variable de


Apéndice 1|474|

Tanques para fermentación. Nevera para el envejecimiento.

|475|Apéndice 1

horas, dependiendo de los equipos de la sala de cocimiento y la tecnología empleada en

dos han sido convertidos en alcohol y gas carbónico, se considera que ha finalizado la

el proceso. A veces en esta etapa se añaden otros ingredientes para contribuir al sabor y

etapa de fermentación. El proceso de fermentación es exotérmico (despide calor), y pa-

al aroma deseados. Este mosto queda esterilizado y no puede permitirse que entre en

ra evitar que la temperatura se eleve, debe ser controlado, suministrándole enfriamiento

contacto con el aire. Por la misma razón, el tránsito del mosto al enfriador debe llevar-

al tanque de fermentación, por cuanto es básico para la formación de los ésteres y otros

se a cabo mediante conductos rigurosamente aislados de contacto con el aire. La bús-

compuestos que influenciarán grandemente el sabor y la calidad del producto.

queda de una temperatura apta para el efecto ulterior de la levadura conlleva un enfria-

Finalizada la fermentación de varios días, se enfría el tanque y, dependiendo de la variedad de

miento súbito del mosto, para llevarlo a temperaturas oscilantes entre 10 y 15 grados

levadura, esta se sedimenta en la parte superior o inferior del líquido. Esta levadura se extrae

centígrados. El papel de este enfriador es preparar el mosto para que reciba la inyección

de la cerveza por sedimentación u otros métodos. La cerveza aquí obtenida se denomina ver-

de levadura, pues de otra manera, como ser vivo, esta moriría por exceso de tempera-

de, joven o virgen, y es enviada a otro tanque para la etapa de maduración o añejamiento.

tura. En esta etapa de tránsito al fermentador, tras el enfriado del mosto, se inyecta aire

Los tanques de añejamiento han de tener características que garanticen un proceso mi-

estéril y la levadura, con el fin de iniciar el proceso de fermentación.

crobiológico correcto. En las cervecerías antiguas estos tanques eran de madera, luego

Fermentación y añejamiento

pasaron a ser cubiertos por porcelana y en la actualidad son de acero con aleaciones pre-

Ya enfriado, el mosto pasa a un tanque, donde es inyectado con un tipo puro de levadu-

cisas que contribuyen al correcto procesamiento final. La conservación en estos tanques

ra. La cantidad de células de levadura y su vitalidad requieren un cuidado extremo. En

de añejamiento tiene una duración casi siempre de pocas semanas, aunque en ciertos ti-

ese momento se inyecta una porción de aire para iniciar la fermentación, el cual debe ser

pos de cerveza puede tomar hasta varios meses. En las cervezas de fermentación alta el

microbiológicamente estéril. En la fermentación, los azúcares se transforman en alcohol

añejamiento toma menos tiempo y se lleva a cabo a más de 15 grados. En cambio, en las

y gas carbónico durante un lapso variable, entre 6 y 9 días, en el cual el mosto se trans-

de fermentación baja se mantiene en la actualidad una temperatura de entre 2 y -1 gra-

forma en cerveza. En el proceso, el dióxido de carbono que se origina es colectado pa-

dos centígrados, con el fin de asegurar que la levadura se deposite en el fondo; en tiem-

ra su ulterior uso en la carbonatación de la cerveza. Una vez que los azúcares fermenta-

pos anteriores la fermentación baja se realizaba a una temperatura cercana a 8 grados.

Tanques de añejamiento secundario.


Apéndice 1|476|

|477|Apéndice 1

Todavía una parte de los fabricantes prefieren someter esta cerveza ya añejada a un fil-

Se suelen utilizar tres tipos básicos de envase: las botellas de vidrio, los envases de la-

trado, con el fin de acentuar su aspecto cristalino. Por el contrario, en las de fermenta-

ta y los barriles de madera u otros materiales. Las botellas y las latas, después de sella-

ción alta se deja el producto tal como está, considerándose que así se mantienen inal-

das, se someten a un proceso de pasteurización, con una duración superior a media

terados su sabor y su densidad.

hora, dirigido a extirpar todo tipo de microorganismos y así garantizar la estabilidad

Es común en gran parte de las actuales cervecerías que la cerveza sea sometida a un se-

del producto.

gundo añejamiento y un segundo filtrado con el propósito de acentuar el sabor y el as-

En esta fase de envasado se debe observar un riguroso cuidado en varios aspectos rela-

pecto cristalino. Este segundo añejamiento es más corto que el primero, durando normal-

cionados con el movimiento de la cerveza: el primero es microbiológico, seguido por

mente menos de una semana. Después del filtrado la cerveza es inyectada con dióxido de

la administración del gas carbónico, la prevención de todo contacto con el aire y, por

carbono, previamente purificado, para llevarla a los niveles deseados de carbonatación.

último, evitar que entre en contacto con ciertos rayos lumínicos.

Instalación de inspección de botellas.

Durante todo el proceso de elaboración el cervecero presta máxima atención a los ele-

Los diversos tipos de envases se empacan de acuerdo a sus características, siendo lo más

mentos que ayudan a la formación de la espuma, que tradicionalmente tiene enorme im-

común que las botellas se coloquen en cajas plásticas o de cartón.

Almacenes de la CND.

pacto en la percepción de calidad e imagen. Se estima que el producto es mejor en la medida en que despide más espuma y esta dura más tiempo en el envase en que es servida.

Envasado Una vez terminado el proceso de añejamiento, filtración y carbonatación, la cerveza es depositada en un tanque, desde el cual se envía a las líneas de embotellado. Ese tanque se denomina de producto terminado o «de gobierno», ya que en él se lleva a cabo el control del volumen producido para el pago de impuestos.

Línea de embotellamiento de CND en la actualidad.


Apéndice 2|478|

|479|Apéndice 2

APÉNDICE 2

DIAGRAMAS DE FLUJO

Diagrama del proceso de elaboración de mosto.

Diagrama del proceso de elaboración de cerveza.


Apéndice 2|480|

|481|Apéndice 3

APÉNDICE 3

TIPOS DE CERVEZA Y OTROS TÉRMINOS DEL VOCABULARIO CERVECERO

Diagrama del proceso de empacado y envasado.

Para los no iniciados en los aspectos técnicos de la cerveza, se ofrece a continuación un sucinto glosario con algunos de los términos de uso más frecuente, relativos a los tipos de cerveza y los procedimientos de su fabricación. |Abadía| Tipo de cerveza elaborado por los monjes trapistas desde la Edad Media, sobre todo muy popular en Bélgica hasta la actualidad. |Aeración| Proceso por medio del cual el oxígeno es bombeado al mosto inoculado con levadura, con el fin de estimular el ciclo reproductivo de esta última. |Alcohol| En la cerveza, resultado de la fermentación producida por levaduras. Se mide por peso o por volumen, siendo esta última medida aproximadamente 20% superior a la primera. |Ale| Nombre genérico para todas las cervezas de Inglaterra de fermentación alta, por lo que cubre una amplia gama de productos. Sus colores varían desde pardos hasta muy oscuros. |Alt| Nombre genérico que se concede en Alemania a cervezas de fermentación alta, que se caracterizan por su aroma y densidad. En alemán significa antiguo. |Altbeer| Variedad de fermentación alta de Renania. |Baja| Nombre de todas las cervezas preparadas con levadura bajas. Son menos densas y aromáticas que las de fermentación alta. |Barley Wine| Significa vino de cebada. Es una variedad muy conocida de las ales por su alta graduación alcohólica. |Barril| En Estados Unidos equivale a 1.17 hectolitros, o 31 galones, mientras que en Inglaterra es de 1.63 hectolitros.


Apéndice 3|482|

|483|Apéndice 3

|Bitter| Tipo de ale británica carecterizada por su sabor amargo, ampliamente favori-

|Eisbock| Un tipo de bock muy fuerte, que se obtiene a temperaturas extremada-

ta de los consumidores de ese país.

mente bajas. Su graduación alcohólica varía entre 8 y 12 grados. Es la cerveza alemana

|Bock| Variedad de cerveza alemana de fermentación baja, conocida también como

más fuerte.

cerveza de primavera. Es fuerte, densa y de color dorado.

|Enzimas| Sustancias orgánicas de base proteínica que provocan cambios en las sus-

|Cabeza| Espuma que se produce al servir la cerveza, considerada indicador de su ca-

tancias donde actúan. En el caso de la cerveza son enzimas diastáticas que causan reac-

lidad.

ción química en las moléculas del almidón, sin ser parte del nuevo compuesto de azú-

|Carbonación| Proporción de dióxido de carbono disuelto en la cerveza. Normal-

cares.

mente las levaduras producen más dióxido de carbono que lo necesario, por lo que al

|Estación| Cervezas francesas hechas en primavera, de alta gravedad y graduación al-

inicio se deja escapar. Sin embargo, luego se introduce en la cerveza para asegurar una

cohólica que les permiten conservarse durante el verano.Varían desde color ámbar cla-

correcta presión. El dióxido de carbono es un gas compuesto de carbono y oxígeno, y

ro hasta cobrizo, y tienen un sabor frutal.

es el producto más importante de la fermentación de la levadura.

|Faro|Variedad de cerveza fresca, negra y amarga que se consume en Bruselas, a la que

|Cebar| Proceso de añadir azúcar para ayudar a la fermentación secundaria en las cer-

comúnmente se añade azúcar.

vezas de fermentación alta.

|Fermentación primaria| Primer proceso de fermentación del mosto, con duración

|Cerevisia| Nombre latino de cerveza, tomada de su versión de los galos. Era equiva-

de aproximadamente una semana. En las cervezas de fermentación alta se lleva a cabo

lente al de vino de cebada, también nombre genérico original de cerveza. El término

entre 15 y 20 grados, y en las de fermentación baja entre 5 y 9 grados.

se usó generalizadamente durante la Edad Media, hasta la introducción del lúpulo,

|Fermentación secundaria| Proceso de añejamiento en que terminan de descom-

cuando pasó a definirse como biere, beer o bier, según los idiomas.

ponerse los azúcares. En las cervezas de fermentación baja el proceso se lleva a cabo a

|Cocimiento| Procedimiento para la preparación del mosto. Primeramente la malta

muy bajas temperaturas.

se tritura en agua y se calienta a 35 grados centígrados.Tras separarse una porción de la

|Graduación| Existen múltiples formas de anunciar la graduación alcohólica en las

masa, se eleva la temperatura. Esta operación se repite varias veces, hasta llegar a una

etiquetas. En Francia coincide con el contenido alcohólico, mientras que en la genera-

temperatura de 76 grados. El proceso propende a hidrolizar la malta, degradar las pro-

lidad de Europa se utilizan las graduaciones Balling y Plato, las cuales deben ser dividi-

teínas y convertir los almidones en azúcares.

das por 0.4 para obtener la graduación alcohólica correcta.

|Chicha| Equivalente de cerveza de los indígenas americanos, fermentada de maíz y

|Gruit| Mezcla de yerbas, generalmente de zonas pantanosas, utilizada en la Edad

condimentada con frutas.Tras la conquista española experimentó cambios, por ejemplo

Media antes de la generalización del lúpulo. Su preparación estaba controlada por los

con la adición de melaza, y se produjeron diversos tipos con calidades variadas.

monasterios, los únicos autorizados a proveerla a los cerveceros.

|Densidad| Proporción de materia fermentable en la cerveza. Hoy se usa común-

|Gueuze| Especialidad belga de sabor frutal, producto de la mezcla de dos tipos de

mente la escala de densidad Balling. Se considera una cerveza densa a toda aquella con

Lambic, una antigua y otra joven.

más de 16 grados en dicha escala.

|Hek| Tipo de cerveza del antiguo Egipto.

|Doppelbock| Tipo de lager alemana de hasta 7.5% de graduación alcohólica, de

|Helles| Lager suave, de color pálido dorado, con escasa intensidad de lúpulo y un aro-

buen cuerpo, sabor malteado y atenuada presencia de lúpulo.

ma malteado.

|Dortmund| Ciudad alemana que da el nombre genérico a una cerveza de fermen-

|Hidrólisis| Proceso en el cual las sustancias se hacen solubles en el agua, lo que ocu-

tación baja, de tipo intermedio entre las muy lupulizadas y las muy malteadas. Este ti-

rre en la maceración, cuando los almidones se hacen accesibles a las enzimas para con-

po de lager se asoció al término de cerveza de exportación.

vertirse en azúcares.

|Dunkel| Es la lager bávara original, de graduación alcohólica entre 5 y 6 grados, de

|India| Sinónimo de ale pálida, de fines del siglo XVIII, cuando comenzó a ser más con-

color oscuro, mucho cuerpo, bien malteada y atenuada presencia de lúpulo.

trolable el proceso de malteado y la cerveza inglesa de fermentación alta se hizo más pálida.


Apéndice 3|484|

|485|Apéndice 3

|Kaffir| Cerveza de tribus bantúes de Africa Oriental, hecha de millo o sorgo.

|Marzen|Cerveza de fermentación baja, de color dorado, amarga, atenuado aroma de

|Kash| Cerveza egipcia, usada en los intercambios, por lo cual se piensa que puede

malta y un ligero toque dulce.

tener el origen del término inglés «en efectivo».

|Mosto| Extracto hervido en la paila de cocimiento, que con la adición del lúpulo se

|Kolsch| Cerveza de fermentación alta de la región de la ciudad de Colonia, de co-

transforma en cerveza aún no fermentada.

lor pálido y sabor agrio.

|Munich| Tipo de cerveza de esa ciudad alemana, de fermentación baja y muy mal-

|Kriek| Un tipo de Lambic, de fermentación espontánea, a la cual se le agregan ce-

teada. Originalmente era de tono oscuro. En versiones ulteriores, llamadas Helles, se lo-

rezas para lograr una segunda fermentación, por lo que tiene un sabor dulce.

gra un color más ligero y dorado.

|Kvas| Bebida rusa tradicional, elaborada de pan de centeno, a la que posteriormente

|Oktoberfest| Tipo de cerveza de otoño, originada en Baviera en ocasión del matri-

se le pasó a agregar azúcar y levadura. Comúnmente está sazonada con frutas o bayas.

monio de su príncipe en 1810. Desde entonces se ha institucionalizado un festival de la

|Lager| Tipos de cerveza de fermentación baja, fermentada con levadura Saccha-

cerveza en Munich, posiblemente el más famoso del mundo, aunque se lleva a cabo en

romyces uvarum, que opera a temperatura de alrededor de 10 grados. Luego de la fer-

septiembre. Esta cerveza es la primera que se hace después del verano, lo que antes de

mentación se añeja durante varias semanas.Tipo de amplio reconocimiento internacio-

la refrigeración artificial le daba una connotación especial.Aunque con variaciones, tie-

nal, considerada de color dorado por excelencia. Es una familia que incluye numerosos

ne buen cuerpo, sabor malteado, graduación alcohólica mayor que la normal, poco lú-

estilos, como Pilsener, Munich,Viena y otros.

pulo, y comúnmente color dorado.

|Lambic| Tipo de cerveza belga, generado por un mosto contentivo de un tercio de

|Pasteurización| Calentamiento de la cerveza envasada, al igual que cualquier otro

candeal, cuya fermentación se lleva a cabo en condiciones ambientales naturales. Por

producto alimenticio, a temperaturas oscilantes entre 60 y 80 grados centígrados. Se ex-

consiguiente, se basa exclusivamente en levaduras naturales en el aire. Dependiendo del

tiende durante al menos 20 minutos, a fin de asegurar la estabilidad microbiológica y

tiempo de su añejamiento, se cataloga como joven o vieja. La joven dura alrededor de

alargar su tiempo útil.

un año de añejamiento, mientras que la vieja puede llegar a tres años.

|Pilsener| Derivación alemana meridional del estilo Pilsner de Bohemia. De mediana gra-

|Levadura| Organismo unicelular, no claramente clasificado como del reino animal

duación alcohólica, alrededor de 5 grados, rubia, muy efervescente, con un fuerte toque de

o vegetal. La levadura utilizada en la preparación de la cerveza es principalmente la Sac-

lúpulo que le confiere su amargo proverbial. Es la cerveza alemana moderna por excelencia.

charomyces cerevisiae. Se distingue por un núcleo celular capaz de reproducirse por su

|Pilsner| Tipo proveniente de la ciudad checa de Plzen, es la lager original moderna,

misma división. Esta levadura de la cerveza tiene dos ciclos vitales, uno reproductivo y

de fermentación baja, muy lupulizada, dorada pálida y de aroma delicado.

el otro metabólico. Bajo condiciones aeróbicas la levadura se reproduce a sí misma y ba-

|Porter| Desde el siglo XVIII una de las cervezas inglesas de fermentación alta más po-

jo condiciones anaeróbicas metaboliza los azúcares en la fermentación. Después que es-

pulares, muy densa y oscura, con reconocidas cualidades dietéticas. Desde hace tres dé-

ta es completada, la levadura puede ser reintroducida a mosto fresco, con nuevos azú-

cadas ha dejado de ser de fermentación alta, aunque sigue caracterizada por su color os-

cares, para recomenzar el ciclo.

curo y su densidad. La clásica Porter se hacía con cebada no malteada, únicamente tos-

|Lúpulo| Enredadera que produce una flor, cuyo género femenino es usado para im-

tada. Aunque decayó durante un tiempo, en la actualidad está revalorizada. Se extendió

pregnar a la cerveza de sabor amargo y aroma.

mucho a Estados Unidos, donde es menos fuerte.

|Malta| Nombre dado en América a una cerveza de fermentación alta, de muy redu-

|Premium| Término común en el argot cervecero internacional para designar una

cida graduación alcohólica, oscura, con mucho cuerpo, malteada y de sabor dulzón. En

cerveza de alta calidad y mayor precio.

Alemania es considerada como una bebida para niños y se denomina malzbier.

|Rauschbier| Cerveza de fermentación baja, conocida como ahumada, a causa de

|Malteado|Proceso para estimular la germinación parcial de la cebada y dar lugar a la

que la malta era secada de tal forma que quedaba impregnada de humo, lo que le daba

malta, principal materia prima de la cerveza. Durante el proceso se activan porciones de

sabor y aroma peculiares. Oscura, picante pero poco amarga, de mucho cuerpo y de

las enzimas del grano.

textura turbia. Es de fabricación tradicional en la región de Franconia.


Apéndice 3|486|

|Reserva| Tipo de cerveza francesa que se deja madurar durante largos meses, de sabor muy malteado y lupulizado. |Secado| Proceso de secado del grano al horno después del malteado. Mientras más largo sea el proceso y a mayor temperatura, el grano preparado es más oscuro, al igual que la cerveza final. |Secas| Tipos de cerveza extremadamente transparentes, poco malteados y dulces. Esta calidad es producto de la conversión de azúcares que en otras cervezas no se transforman en alcohol, y que dan lugar a cuerpo y sabor ligeros. |Sikaru| Nombre genérico de la cerveza original de los sumerios de Mesopotamia. Hecha de pan de cebada, miel y dátiles. Está en el origen de las cervezas en otras civilizaciones orientales. |Stout| La cerveza por excelencia de Irlanda, es de fermentación alta, oscura, amarga y alto contenido alcohólico. Se originó en el siglo XVIII. En las tabernas irlandesas e inglesas se la reconoce todavía como la cerveza por definición. Desde el siglo XVI en Inglaterra se daba ese nombre a todo tipo de cerveza fuerte de fermentación alta. Posteriormente se asoció a la marca Guinness. |Stout seca| Forma original de la Stout irlandesa, de la cual provienen todas sus categorías. De malta muy bronceada, lo que le da un aspecto parecido al café. |Trapense| Variedad de cerveza de fermentación alta, sometida a doble fermentación, de Bélgica y Holanda. Preparada en abadías de monjes cistercienses. |Tsiu| Nombre genérico para los primeros tipos de cerveza de China o a partir del millo. Hoy sinónimo de cerveza en ese país. |Urquell| Designa en idioma alemán la cerveza original de un tipo determinado. Una de las Pilsner más famosas tiene ese nombre. |Reinbeitsgebot| Decreto inicialmente emitido en Baviera en 1516, todavía vigente. Determina que los únicos ingredientes que deben ser utilizados en la cerveza son cebada, lúpulo y agua. Ha experimentado sucesivos cambios desde entonces, incluyendo que la cebada debe ser malteada y la levadura como ingrediente. |Vienesa| Estilo de la ciudad de Viena, de color dorado, poco amarga y ligeramente dulzona. |Weisse| Uno de los tipos más famosos de Alemania, la rubia de Berlín. De fermentación alta, preparada a base de trigo y candeal, de aspecto turbio. Puede variar desde tonos pálidos hasta oscuros. De sabor frutal y escaso amargo. |Weizendoppelbock| Cerveza de fermentación alta, de bastante graduación alcohólica, hecha de trigo, con pronunciado aroma y amargo moderado.


|487|Notas

NOTAS

Capítulo 2 1Roberto

Cassá, Los taínos de La Española, Santo Domingo, 1974.

2Algunos

cronistas españoles describieron los componentes materiales y espirituales de la cultura taína. Entre ellos destaca Bartolomé de las Casas, Apologética historia sumaria, 2 vols., México, 1966.

3Una

descripción etnográfica de algunos de estos estilos se encuentra en Linda Mowatt, Cassava and chicha. Bread and beer of the Amazonian Indians,Aylesbury, 1989.

4Ibid., p. 46.

4Por

ejemplo Lic. Echagoian, «Relación de la Isla Española» (1568), en E. Rodríguez Demorizi (ed.), Relaciones históricas de Santo Domingo, 3 vols., Ciudad Trujillo, 19421957, I, pp. 125-146. 5Juana Gil Bermejo, La Española. Anotaciones históricas, (1600-1650), Sevilla, 1983, pp. 159 ss. 6

5Gonzalo

Fernández de Oviedo, Historia general y natural de las Indias, 5 vols., Madrid, 1851, libro 7, cap. II.

6Luis

Joseph Peguero, Historia de la conquista de la Isla Española de Santo Domingo, 2 vols., Santo Domingo, 1975, I, p. 114.

7G. Benzoni, La

historia del Nuevo Mundo, Caracas, 1967.

8Pedro

Mártir de Anglería, Décadas del Nuevo Mundo, Buenos Aires, 1944.

9Mowat, Cassava

and chicha, p. 55.

Capítulo 3 1Fernández

de Oviedo, Historia general y natural, libro 7,

Cap. II.

Véase por ejemplo, Domingo Pantaleón Abreu, «Compendiosa Noticia de la isla de Santo Domingo», en Rodríguez Demorizi, Relaciones históricas, III, pp.259-272. 7Máximo

Coiscou Henríquez, Escritos breves, Ciudad Trujillo, 1958, p. 109. 8Rosario

Sevilla Soler, Santo Domingo. Tierra de frontera, Sevilla, 1980, pp. 179 y 195 ss. 9Justo

del Río, Los inicios de la agricultura europea en América, Sevilla, 1992. 10José

Chez Checo, El ron en la historia dominicana, Santo Domingo, 1988, tomo I, pp. 143 ss. 11Antonio

Sánchez Valverde, Idea del valor de la Isla Española, Madrid, 1785. 12Información

2Bryan

Glover, Beer. The World Encyclopedia, New York, 2001, p. 193.

3Mientras

conformaron Estados Unidos la cerveza acompañó todo el tiempo la implantación de los europeos, en la meridional Georgia el producto estuvo ausente durante siglos, prefiriendo sus habitantes un aguardiente de la melaza. Gregg Smith, Beer in America.The Early Years-15871840, Boulder, 1998, p. 23.

en las colonias septentrionales que luego

de Genaro Rodríguez, quien realizó búsquedas en el Archivo General de Indias. 13Antonio Gutiérrez Escudero, Población y economía en Santo Domingo (1700-1746), Sevilla, 1985, pp. 233 ss.


Notas|488|

|489|Notas

14Sin

embargo, no ofrece cifras de las importaciones de vino, señal de ser muy pequeñas, en general provenientes de países cercanos, y no de la Península.

15Sevilla

Soler, Santo Domingo, pp. 189-214 y Apéndice I, pp.409-443. 16Coiscou, Escritos

breves, pp. 111-112.

17Emilio

Rodríguez Demorizi (ed.), La imprenta y los primeros periódicos de Santo Domingo, Ciudad Trujillo, 1944.

18David

Dixon Porter, Diario de una misión secreta a Santo Domingo, (1846), Santo Domingo, 1978, p. 216.

19Eugenio

María de Hostos, «Quisqueya, su sociedad y algunos de sus hijos», en Páginas dominicanas, Santo Domingo, 1979, pp. 116-117. 20Pedro

Francisco Bonó, «La República Dominicana y la República Haitiana», en Emilio Rodríguez Demorizi (ed.), Papeles de Pedro Fco. Bonó, Santo Domingo, 1964, p. 344. 21José Ramón Abad, La República Dominicana. Reseña general geográfico-estadística, (1888), Santo Domingo, 1993, p. 228. 22Ulises

F. Espaillat, «A nuestros amigos de los campos», en Escritos, Santo Domingo, 1987, p. 162.

23Listín

tro arroja esa cifra. Gaceta Oficial, no. 366, 18 de junio de 1881.

corís se denominaba pru a la bebida hecha a base de la palma cacheo.

37Gaceta

7Francisco

38Véase,

Oficial, no. 504, 31 de marzo de 1884. por ejemplo, Listín Diario, 29 de octubre de

1889. 39Gaceta

Oficial, no. 572, 18 de julio de 1885.

40Gaceta

Oficial, no. 672, 9 de julio de 1887.

41Gaceta

Oficial, no. 783, 24 de agosto de 1889.

42Gaceta

Oficial, no. 857, 19 de abril de 1890.

43Gaceta

de Santo Domingo, no. 43, 3 de noviembre de

1874. 44El

Porvenir, no. 110, 7 de febrero de 1875. Se señala que la disposición sustituía la tarifa de 21 de abril de 1871. Como no se ha localizado esa resolución, no se sabe si estaba incluida la cerveza.

Progreso, no. 5, 20 de marzo de 1853.

25El

Progreso, no. 2, 27 de febrero de 1853.

26El

Porvenir, no. 1, 8 de octubre de 1854.

27Casi

con total seguridad se trataba del mercado situado en la actual Isabel la Católica, entonces Calle del Comercio, donde se localizaban las principales casas comerciales de extranjeros. Ese mercado se encontraba donde actualmente está la Dirección de Telecomunicaciones, es decir, en la entrada de La Atarazana.

33El

Porvenir, no. 22, 1 de junio de 1873.

34Gaceta 35Gaceta 36Se

Oficial, no. 319, 26 de julio de 1880. Oficial, no. 346, 29 de enero de 1881.

trata de un estimado. Solo se dispone de información para el primer trimestre, que multiplicada por cua-

con Ramón Villaverde.

12Entrevista

con Domingo Sosa, Los Llanos, 25 de abril

de 2002. 13Entrevista

de la conquista, I, p. 114.

Oliver Exquemelín, Piratas de América, Santo Domingo, 1979, pp. 64-65. 3Se

con Ramón Villaverde.

15Entrevista

con Margarita Pérez, Los Llanos, 25 de abril

con Teodoro Santiago, San Pedro de Macorís, 25 de abril de 2002. 17F. E. Moscoso

Puello, Apuntes para la historia de la medicina de la isla de Santo Domingo, 3 vols., Santo Domingo, 1977, I, p. 147.

con Emilio Cordero Michel, 4 de febrero de

2002. 5Ningún

texto antiguo aclara acerca de la composición del pru. Sin embargo, los diccionarios de vocablos dominicanos la sitúan como hecha de bejuco de indio. Enrique Patín Maceo, Dominicanismos, Ciudad Trujillo, 1940, p. 141; Emilio Rodríguez Demorizi, Del vocabulario dominicano, Santo Domingo, 1983, p. 211. con Ramón Villaverde, San Pedro de Macorís, 25 de abril de 2002. Señala que en San Pedro de Ma-

en la dieta precolombina en la Isla Española», Clío, año LXIV, no.153 (septiembre-diciembre de 1995), p. 41.

20Peguero, Historia

de la conquista, I, p. 114.

21Exquemelín, Piratas, p. 39. 22Entrevista

con Rafael Leonidas Pérez y Pérez, 27 de junio de 2002. 23Ibidem

con William Mejía, Azua, 20 de junio de

2002. 25Entrevista

32Entrevista

con Donald Warner Henderson (Linda), San Pedro de Macorís, 25 de abril de 2002. Byas, La cocina cocola de la tía Susana, Santo Domingo, s. f., p. 76. Aracena, Los inmigrantes norteamericanos de Samaná, Santo Domingo, 2000, p. 26. 35Entrevista

con William Joseph, Ingenio Consuelo, 24 de abril de 2002. 36Rafael

Ciferri a Rafael Caba, Moca, 3 de agosto de 1926. Archivo General de la Nación (AGN), Secretaría de Estado de Agricultura, Estación Agronómica de Moca (1926), leg. 4. Se debe copia a Walter Cordero.

Capítulo 5 1Francisco

J. Peynado, Por la inmigración, Santo Domin-

go, 1909. 2Censo

19Ibidem.

24Entrevista

con Lorenza Dickson, Ingenio Consuelo, 25 de abril de 2002. La entrevistada es hija de inmigrante barloventino y madre dominicana. Nacida en el ingenio Angelina en 1939, ha pasado el grueso de su vida en un ambiente mayoritariamente de descendientes de cocolos.

34Soraya

18Bernardo Vega, «Frutas

2Alexander

6Entrevista

con Nilda Morla, Los Llanos, 25 de abril de

14Entrevista

Oficial, no. 1146, 8 de agosto de 1896.

con Ramón Villaverde.

33Susana

2002.

48Gaceta

1Peguero, Historia

de Rafael Emilio Yunén.

11Entrevista

Oficial, no. 1037, 7 de julio de 1894.

4Entrevista

Porvenir, no. 37, 28 de septiembre de 1872.

10Información

47Gaceta

Oficial, no. 33, 3 de octubre de 1868.

32El

con Emilio Cordero Michel.

16Entrevista

de Santo Domingo, no. 99, 7 de julio de 1862.

Porvenir, no. 25, 22 de junio de 1873.

9Entrevista

Oficial, no. 822, 24 de mayo de 1890.

30Boletín 31El

31Entrevista

Sapote. La historia y la novela de un TARADO, Bogotá, 1978, p. 113.

46Gaceta

29Gaceta

de Santo Domingo, no. 141, 1 de diciembre de

1862.

8Enrique Aguiar, Eusebio

de 2002.

comprenden las Relaciones compiladas por Rodríguez Demorizi en Relaciones históricas de Santo Domingo; igualmente del mismo autor, La Era de Francia en Santo Domingo, Ciudad Trujillo, 1955; Viajeros de Francia en Santo Domingo, Santo Domingo,1979. Igualmente,deben subrayarse las primeras síntesis históricas de fines del período: Antonio Sánchez Valverde, Idea del valor de la Isla Española; M. R. L. Moreau de Saint Mery, Descripción de la Parte Española de Santo Domingo, Ciudad Trujillo, 1944.

28Gaceta

30Entrevista

Oficial, no. 615, 5 de junio de 1886.

Capítulo 4

es seguro que ambos bejucos sean el mismo. No se ha podido tomar muestras de ellos para establecer su denominación científica.

1956.

45Gaceta

Diario, no. 190, 18 de marzo de 1890.

24El

Moscoso Puello, Navarijo, Ciudad Trujillo,

29No

de población y otros datos estadísticos de la ciudad de Santo Domingo, Santo Domingo, 1893; Censo de población y otros datos estadísticos de la provincia de Santo Domingo, Santo Domingo, 1909; Censo y catastro de la común de Santo Domingo. Año 1919, Santo Domingo, 1919. 3Para

detalles acerca de las concesiones durante la dictadura de Ulises Heureaux, véanse Jaime Domínguez, La dictadura de Heureaux, Santo Domingo, 1986; Mu-Kien A. Sang, Ulises Heureaux, Biografía de un dictador, Santo Domingo, 1987. 4AGN,

2002

Ministerio de Justicia, Fomento e Instrucción Pública, leg. 4, años 1881-1882, exp. 162.

26Luis

5H. C. Astwood

con Pedro Sánchez, Azua, 20 de junio de

Beiro, «El mabí seibano es un placer sensual», Listín Diario, 17 de mayo de 2002. 27Entrevista con Ovidio Otto Morales, El Seibo, 25 de abril de 2002. 28Refiere un conocedor del campo que el bejuco de indio

tiene la hoja parecida a la del aguacate, mientras que la de bejuco de costilla se asemeja al limoncillo. Información de Luis Alcántara, Los Llanos, 25 de abril de 2002.

a ministro de Fomento y Obras Públicas, Santo Domingo, 8 de septiembre de 1890. AGN, Secretaría de Fomento y Obras Públicas (SFOP), leg. 10, años 1890-1891, exp. 16.

6Proyecto

de decreto del general Heureaux, octubre de 1890. AGN, SFOP, leg. 10, exp. 16.

7«Impuesto

á los alcoholes», Listín Diario, 23 de noviembre de 1898.


Notas|490|

|491|Notas

8Simon

Flatow a Teófilo Cordero, New York, 7 de octubre de 1892. AGN, SFOP, leg. 10, exp. 16. 9AGN, SFOP, leg. 3, 1876-1879. 10AGN, SFOP, leg. 15, 1896-98. 11Congreso

Nacional, Resolución de 29 de abril de 1891. AGN, SFOP, leg. 10, exp. 16. 12Theo

Reinecke a ministro de Fomento y Obras Públicas. AGN, SFOP, leg. 10, exp. 16. 13Congreso

Nacional, Resolución de 27 de mayo de 1892. AGN, SFOP, leg. 10, exp. 16. La resolución fue reproducida en Listín Diario, 22 de junio de 1892.

27Ibidem. 28William

Schmitt a ministro de Fomento, Santo Domingo, 1 de marzo de 1893.AGN, SFOP, leg. 10, exp. 16. 29Decreto

de Ulises Heureaux, 8 de mayo de 1893. AGN, SFOP, leg. 10, exp. 16. 30Sang, Ulises

Heureaux, p. 145.

31Contrato

entre J. B.Vicini y William Schmitt, 7 de octubre de 1893. AGN, Protocolos Notariales, Protocolo de José Joaquín Pérez; 1893, no. 123. 32El edificio de la Cervecería fue adquirido por el Gobierno

el inventario de bienes del dictador poco después de su muerte, en julio de 1899: Resumen en general del activo y pasivo de la sucesión Heureaux, hecho por el notario Miguel Joaquín Alfau a requerimiento de la Comisión Judicial designada para la formación del inventario, Santo Domingo, 1900.

Militar de Estados Unidos en 1920. Mediante la Orden Ejecutiva 526, se asignó una suma de 50,000 dólares para la compra de un terreno de la Sociedad Industrial y Comercial y de las mejoras de la antigua cervecería.Gobierno Militar de Santo Domingo,Orden Ejecutiva 526,10 de agosto de 1920. AGN, Índice de leyes publicadas en la Gaceta Oficial en orden cronológico, 1916-1925, C-1920, p. 474.

15Theo

33«Obsequio», El

14Véase

Reinecke a ministro de Fomento y Obras Públicas, Santo Domingo, 2 de octubre de 1891. AGN, SFOP, leg. 10, exp. 16. 16Theo

Reinecke a Ministro de Fomento, Santo Domingo, 7 de septiembre de 1892.AGN, SFOP, leg. 10, exp. 16. 17Información

de Aliro Paulino.

18«Mensaje

presentado por el Presidente de la República al Congreso Nacional», Gaceta Oficial, no. 915, 5 de marzo de 1892.

34Véase,

8Dominican

53El Anunciador, 18

9Entrevista

de septiembre de 1897.

54Ni

siquiera se han localizado piezas de correspondencia entre los ejecutivos de la empresa y Heureaux, pese a que este se comunicaba regularmente con todas aquellas personas prominentes.Tal vez la omisión se debiera a que estando localizada la planta en Santo Domingo, no había necesidad de correspondencia entre Heureaux y los administradores, aunque estos pasaban temporadas relativamente prolongadas en New York. En la única pieza encontrada en que Orr se dirige a Heureaux fue para recomendarle a Albert Godet, quien había sido secretario de la empresa en Santo Domingo.William Orr a Ulises Heureaux, New York, 14 de agosto de 1897.AGN, Correspondencia de Ulises Heureaux, pieza 2623.

55Listín 56Listín

Diario, 3 de diciembre de 1897. Diario, 20 de diciembre de 1897.

Eco de la Opinión, 19 de mayo de 1894.

por ejemplo, El Eco de la Opinión, 29 de mayo

de 1897. 35El

Eco de la Opinión, 31 de julio de 1897.

36Se

muestra facsímil de este anuncio.

37«Del

Aviso de La Revies, New Jersey, 8 de septiembre de 1897.

Seybo a La Romana», Listín Diario, 21 de julio de

1897.

2Censo

de población de Santo Domingo, 1908, pp. 26-27.

3Durante

Diario, 10 de diciembre de 1896.

21Theo

41Listín

Diario, 11 de octubre de 1897.

42Listín

Diario, 31 de agosto de 1896.

4Se

43Listín

Diario, 20 de abril de 1894.

44Listín

Diario, 31 de agosto de 1896.

45Listín

Diario, 12 de junio de 1897.

puede hacer la comparación, aunque queda la imprecisión de si en las importaciones hasta 1916 estaba incluida la malta. de años anteriores. Por otra parte, en algunos años la información estadística indica cervezas de todas clases».

46Listín

Diario, 25 de mayo de 1897.

5Entrevista

47Listín

Diario, 26 de mayo de 1897.

El Eco de la Opinión, 6 de febrero de

Reinecke a director de Listín Diario, Santo Domingo, 22 de marzo de 1892, Listín Diario, 23 de marzo de 1892. 22H. Thomasset,

«Sobre el derrumbamiento de los muros de la CERVECERIA de Santo Domingo», Listín Diario, 4, 5 y 6 de abril de 1892. 23Theodore

Kruger y August Martin, presidente y secretario de New Jersey and San Domingo Brewing Co., a ministro de Fomento y Obras Públicas, New York, 7 de octubre de 1892. AGN, SFOP, leg. 10, exp. 16. 24«Desgraciado

suceso», El Eco de la Opinión, 17 de diciembre de 1892. 25«Fábrica

de cerveza», El Eco de la Opinión, no. 735, inicios de julio de 1893. 26Ibidem.

1895. 39Véase, por

48«Tiene

ejemplo, Listín Diario, 19 de febrero de 1897.

razón», Listín Diario, 9 de junio de 1897.

con Francisco Comarazamy, 2 de julio de 2002. Nació en San Pedro de Macorís en 1908. Por consiguiente recuerda múltiples vivencias a partir de la segunda década del siglo XX.

49Listín

Diario, 24 de diciembre de 1896.

6Entrevista

50Listín

Diario, 15 de julio de 1897.

7Memoria

51Listín

Diario, 10 de diciembre de 1896.

52AGN, Correspondencia

de Ulises Heureaux, pieza 2892.

11Gaceta

Oficial, no. 3996, 28 de julio de 1928.

12Gaceta

Oficial, no. 4010, 15 de septiembre de 1928.

13Luis

O. Peynado, Directorio industrial y comercial de la República Dominicana, Santo Domingo, 1925.

14Listín

Diario, 1 de agosto de 1928.

15Gaceta

Oficial, no. 4010.

16Cuqui

Córdova, Historia de los Leones Rojos del Escogido, Santo Domingo, 1999, p. 14.

17Entrevista

con Ramón Villaverde.

con sus correspondientes anexos que al ciudadano presidente de la República presenta el ciudadano secretario de Estado en los despachos de Hacienda y Comercio, Santo Domingo, 1907.

con Emilio Córdova (Cuqui), 4 de abril de

2002. 18Renacimiento, no. 182, 23

20«Tango

40Listín

20«Cervecería»,

Diario, 16 de marzo de 1892.

Oficial, no. 3946, 25 de febrero de 1928.

1Anteriormente

1892.

19«Cervecería», Listín

Alhambra», El Eco de la Opinión, 10 de agosto de

10Gaceta

19La

únicamente se elaboraban estadísticas detalladas del movimiento de las exportaciones. Solo excepcionalmente han aparecido datos desglosados por productos de las importaciones antes de 1905.

con César de Windt Lavandier, 25 de junio

de 2002.

Capítulo 6

dos años subsistió la coexistencia entre litros y docenas de botellas. La comparación de las cifras muestra que no se puede hacer una conversión, ya que aparentemente el volumen dependía de los tipos de envases, vinculados a países y marcas. Luego también se haría corriente la medición en kilos, como se verá en el cuadro de exportaciones.

38«La

Customs Receivership, Sumario de comercio. Importación y exportación. 1927, Santo Domingo, 1928.

de agosto de 1919.

Opinión, vol. 15, no. 138, 26 de septiembre de 1925. Cerveza «Doctor», El Derecho, 18 de agosto de

1926. 21Listín

Diario, 30 de enero de 1938.

22J. R. Abad, «Aguardiente

de frutas», Revista de Agricultura, año III, no. 22 (enero de 1907), pp. 353-355.

23Información

26Entrevistas

de Aliro Paulino hijo. Obtuvo el dato de su padre, testigo del funcionamiento de esa pequeña empresa.

24Francisco

Espaillat de la Mota «La cerveza gaseosa de patentes», La Opinión, 7 de mayo de 1929.

25Entrevista

con Ramón Villaverde.

con Francisco Comarazamy y César de Windt. No recuerdan nada de esta oferta artesanal de cerveza.

27«Reglamento

para fabricantes de cerveza», no. 1377, 2 de julio de 1935. Gaceta Oficial, no. 9811, 13 de julio de 1935.

Capítulo 7 1La

Opinión, 4 de abril de 1929.

2Melvin

M. Knight, Los americanos en Santo Domingo, Ciudad Trujillo, 1939. 3«Datos

tomados a la ligera para contribuir al estudio de la actual situación económica por que atraviesa el país»,


Notas|492|

|493|Notas

anexo a secretario de Agricultura e Inmigración a presidente de la República, 22 de noviembre de 1927. AGN, Secretaría de Agricultura e Inmigración, leg. 45. 4Ibidem. 5«Address

of Mr. Charles H. Wanzer, President of the Dominican Chamber of Commerce of the United States Inc., at the Dinner given in honor of Generalissimo Rafael L.Trujillo at the Hotel Biltmore», The Dominican Republic (New York), (julio de 1939), p. 8. 6Entrevista

con Dorothy McKay realizada por Cyrus Veeser y Rafael Menicucci, Hendersonville, Estados Unidos, 29 y 30 de julio de 2002. 7Entrevista

con James Stuart Jr. (Jimmy), 6 de septiembre de 2002. Es nieto de Wanzer, aunque no lo conoció personalmente. 8«Address

of Mr. Charles H.Wanzer.»

9Entrevista

con Dorothy McKay.

10Refiere

20Detalles

adicionales sobre el particular en entrevista con Jimmy Stuart.

43«Industria

Nacional. Quiénes deben protejerlas y por qué», Listín Diario, 18 de julio de 1931.

nuevo tipo de la Cervecería Nac. Dominicana», La Opinión,17 de mayo de 1935.

21Ibidem.

44«El

7Entrevista

22«Proyecto

45«Receptoría

del edificio para la Cervecería Nacional Dominicana», La Opinión, 4 de abril de 1929.

General Aduanera. Cerveza», Listín Diario, 1 de agosto de 1931.

23Se

explica que los mensajes publicitarios fueran categóricos, desde 1930, en la excelencia de los productos de la CND.

46«La

24Información

de 1930.

25«El lúpulo en la fabricación de la cerveza nacional», La Opinión, 18 de septiembre de 1931.

48Entrevista con Francisco Arias, 25 de marzo de 2002. Comenzó a tener relación con la empresa desde 1929, con apenas ocho años, pues su madre laboraba en ella desde esa fecha. Ingresó como empleado en 1938, con 17 años. Es el entrevistado con más antigüedad en la relación con la empresa.

de Walter Cordero, basado en artículo de Julio César Martínez. Los informes de la Receptoría de Aduana confirman ese origen del lúpulo traído al país.

26«Las Antillas 27«El

28Entrevista

con Luis del Toro.

29«El

11«La

32«Cervecería

12Entrevista

con Luis del Toro, 10 de diciembre de 2001.

13Entrevista

con Dorothy McKay.

14«Cervecería

Nacional Dominicana, C. por A. Capital $10,000.00. Aviso de Constitución», La Opinión, 6 de abril de 1929. 15AGN, Notaría

de Emilio E. Ravelo, 1929, acto 74, 11 de marzo de 1929. 16Entrevista

con Jimmy Stuart.

17Se

localizó una relación de accionistas para fines de representación en la Asamblea a celebrarse el 5 de mayo de 1953.Archivo de Julio Ortega Frier, Biblioteca Nacional, Santo Domingo. 18Relación

de accionistas de la Cervecería Nacional Dominicana. C. A., indicando sus direcciones y cantidades de acciones, registrados en sus libros al 3 de octubre del año 1985. Firmada por Rafael G. Meniccuci V., secretario de la CND, 3 de octubre de 1985; Federico C. Alvarez hijo a Liúsik Cuello, coordinadora de tesorería de la CND, Santiago, 8 de julio de 2002. Documentos facilitados por Abel Wachsmann. 19«Edward

S. Paine, an Executive, 62», The New York Times, 12 de febrero de 1943.

Menores», La Opinión, 29 de julio de 1931.

lúpulo en la fabricación.»

Humberto García que en los directorios comerciales de Puerto Rico, extrañamente, no figura información pormenorizada acerca de este prominente empresario español. nueva Cervecería Corona es una expresión de fe en el porvenir de Puerto Rico, El Mundo, 1950.

industrialismo», La Opinión, 1 de septiembre de 1931.

lúpulo en la fabricación.»

industria nacional», La Opinión, 19 de mayo de

1930. 47«Establecimientos

alimenticios», La Opinión, 24 de abril

8«Mañana

con Luis del Toro.

estará en el mercado la ‘Presidente-Especial.»

9Ibidem. 10Entrevista

con Francisco Arias.

11Ibidem. 12En

49Entrevista

con Luis del Toro.

50«Cervecería

Nacional Dominicana celebra 30º aniversario», El Caribe, 3 de mayo de 1960.

30Entrevista

con Luis del Toro.

51La

31«Proyecto

del edificio.»

52Entrevista

Opinión, 7 de junio de 1930. con Luis del Toro.

Constanza, lugar distante y de difícil acceso por la orografía montañosa y la ausencia de carretera, ya era común el consumo de malta importada antes de la fundación de la CND. Entrevista con José A. Quezada (Ñañín), Constanza, 21 de enero de 2002. 13«Cervecería 14Entrevista

Nacional Dominicana, C. por A.»

con Jimmy Stuart.

15Esos

anuncios aparecieron de manera invariable en la prensa diaria por lo menos entre 1935 y 1948. Algunos años aparecieron dos veces, cuando se declaraban beneficios semestrales, aunque no se indicaban expresamente como tales. 16Entrevista

con Joaquín Ramírez de la Rocha, 3 de abril de 2002.

Nacional Dominicana, C. por A.,», The Dominican Republic, no. 5 (diciembre de 1934), p. 12. Esta revista era órgano de la Cámara Dominicana de Comercio en Estados Unidos, cuyo presidente y principal promotor era Charles Wanzer.

53Ibidem.

55«Sobre

la cerveza de la fábrica nacional», La Opinión, 24 de mayo de 1930.

detalles solo podrían establecerse con ayuda de los estados financieros anuales y los informes del Consejo de Administración.

33Ibidem.

Se harán referencias adicionales más adelante sobre el particular.

56Manuel

18Entrevista

con Francisco Arias.

19Entrevista

con Luis del Toro.

34Ibidem.

57Véanse

35Entrevista

58Entrevista

con Francisco Arias.

pura en la Cervecería Nacional», Cosmopolita, no. 447, 12 de mayo de 1939.

59Entrevista

con Luis del Toro.

21La

36«Address

con Dorothy McKay.

of Mr. Charles H.Wanzer.»

37Ibidem.

54Entrevista

con Francisco Comarazamy.

Martínez Boggs, «La industria cervecera», La Opinión, 5 de junio de 1930. cuadros 7.1 y 7.3.

60Información

de Ramón Font Bernard.

38Entrevista

con Thomas Russell McKay, realizada por Cyrus Veeser y Rafael Menicucci, Hendersonville, North Carolina, Estados Unidos, 29 y 30 de julio de 2002. 39«Cervecería

Nacional Dominicana.»

40Comunicación

de Bernardo Vega. No fue posible consultar los despachos diplomáticos en cuestión. Empero, en las obras publicadas por Vega, el nombre de Wanzer aparece raramente. Bernardo Vega, Trujillo y el control financiero norteamericano, Santo Domingo, 1990. 41Entrevista 42«Industrias

con Dorothy McKay.

nacionales», El Triunfo, La Romana, 2 de abril de 1932.

17Los

20«Agua

Opinión, 28 de julio de 1939.

22Directorio

de las actividades económicas del país, Ciudad Trujillo, 1944, p. 98.

Capítulo 8

23Ibid., p. 97.

1Entrevista

24«New

con Francisco Arias.

2Ibidem. 3«Gracias

a la eficaz ayuda del Gobierno Dominicano, la Cervecería Nacional ha asegurado considerable existencia de materias primera», La Nación, 25 de diciembre de 1942. 4Entrevista

con Luis del Toro.

5Entrevista

con Salomón Sanz, 19 de marzo de 2002.

6«Mañana

estará en el mercado la ´Presidente Especial´

Coca Cola Plant», The Dominican Republic, New York, vol. XIV, no. 3 (Julio-agosto de 1946), p. 13. 25Información 26Entrevista

de Rafael Menicucci.

con Luis del Toro.

27La

mayoría de estas informaciones provienen de la entrevista con Luis del Toro. 28Información

de Rafael Menicucci.

29Entrevista con Hiram Reyes, 1 de abril de 2002. Se tienen descripciones para el Cibao, en entrevista con


Notas|494|

|495|Notas

Iván Nicolás, 22 de marzo de 2002 y para el Este, en entrevista con Manuel Santana, 23 de marzo de 2002.

21«Inaugurados

ayer la planta y edificios de la Sociedad Cervecera Antillana», La Nación, 22 de enero de 1949.

ción de un alto funcionario de la época, familiar de Trujillo, de quien oyó esos comentarios.

4«Cervecería

30El

22«La

42La

5«Columna

Caribe, 16 de julio de 1948.

Capítulo 9 1Roberto

23La

Cassá, Capitalismo y dictadura, Santo Domingo,

1982. 2Justino

José del Orbe, Mauricio Báez y la clase obrera, Santo Domingo, 1981. 3Carlos

Ascuaciati et al., Diez años de economía dominicana, Santo Domingo, 1972.

4Sobre

el tema, importantes informaciones en Hans Wiese Delgado, Trujillo.Amado por muchos, odiado por otros, temido por todos, Santo Domingo, 2000. 5Entrevista

con Dorothy McKay.

6Wiese, Trujillo, p. 79. 7Entrevista

con Francisco Arias.

8Así

lo reconoce Russell McKay, a la sazón en el país, en entrevista citada. 9Información

de Rafael Menicucci.

10Se

ha intentado infructuosamente encontrar los registros de la inversión en la Cámara Civil y Comercial del Distrito Nacional. Por tal razón no se ha tenido acceso a un acta de constitución. Únicamente se sabe que la empresa empezó a producir en enero de 1949. 11Entrevista 12Entrevista 13Entrevista

con Luis del Toro. con Emilio Cordero Michel. con Fernando Infante, 21 de febrero de 2002.

14César

A. Saillant, Revelaciones a Sánchez Cabral, Santo Domingo, 1962.

15Información

Sociedad Cervecera Antillana mantiene gran prestigio en el país como industria netamente nacional», La Nación, 9 de diciembre de 1950.

de Arístides Incháustegui.

Nación, 4 de diciembre de 1948.

24«Aviso

interesante», El Caribe, 1 de febrero de 1949.

25Boletín

Informativo de las Cámaras Oficiales de Comercio, Agricultura e Industria de la República, año VII, no. 26 (enero de 1949), p. 4. 26Entrevista

con Tomás Oviedo. Pasó de la CND a la SCA como gerente de ventas para el Suroeste, lo que le permitió apreciar reacciones del público. 27Entrevista

con Antonio Fadul (Tontón), Santiago, 11 de junio de 2002. Como familiar del entonces propietario de la Casa Báder, principal centro de expendio de cerveza en Santiago, estaba en condiciones de apreciar las reacciones de los consumidores. 28Algunas

apreciaciones no son tan patentes en tal sentido, considerando que La Dominicana, en realidad, nunca gozó de un amplio favor del público. Entrevista con Mauricio Brea, 2 de abril de 2002. Este es un veterano trabajador de la CND, empleado desde 1946. 29Entrevista

con Tomás Oviedo.

30Esa

es la opinión categórica manifestada por Luis del Toro, en entrevista citada. 31Entrevista

con Iván Nicolás.

32Entrevista

con Tomás Oviedo. Como gerente del Suroeste recibió copia de la circular. 33Entrevista

con Manuel Santana.

34«Declaración

de la Cervecería Nacional Dominicana, C. por A., sobre cierta propaganda de radio,» La Nación, 10 de septiembre de 1949. 35Paco

16Wiese, Trujillo, p. 79.

Escribano, «Conste», La Nación, 11 de septiembre de 1949.

17«Dubón

36La

habla de la fusión de intereses dominicanos y portorriqueños en la creación de la Soc. Cervecera Antillana», La Nación, 25 de enero de 1949. 18Wiese, Trujillo, p. 83. 19Entrevista

con Luis del Toro. Fue funcionario de esa empresa en el área financiera. 20«Llegaron

equipos para la nueva cervecería y para la planta incineradora de esta ciudad», La Nación, 10 de mayo de 1948.

Nación, 21 de diciembre de 1948.

37Entrevista 38La

con Tontón Fadul.

Nación, 24 de diciembre de 1948.

39Entrevista

con Iván Nicolás.

Nación, 18 de febrero de 1951.

43Wiese, Trujillo, pp. 84-85.

Cervecería Presidente», Economía Dominicana, año III, no. 20 (agosto de 1959), pp. 6-8.

45«Contrata

técnico alemán Soc. Cervecera Antillana», El Caribe, 25 de enero de 1952. con Tomás Oviedo.

47Wiese, Trujillo, pp. 83-84. 48Lo

que sigue proviene básicamente de la entrevista con Luis del Toro. De estas operaciones no hay soportes documentales, por lo cual quedan amplios aspectos en penumbra y sujetos a desarrollos ulteriores, en caso de que aparezca documentación escrita. 49Estos

aspectos fueron del conocimiento de varios empleados de la CND. Al menos este aspecto ofrece menos incertidumbre que otros vinculados a la operación. 50«Sociedad Cervecera Antillana aborda plan reorganización», El Caribe, 17 de octubre de 1952.

51Entrevista

con Joaquín Ramírez de la Rocha.

52Información

del licenciado Luis Sosa Vásquez, 19 de agosto de 2002. Era el encargado entonces de llevar los asuntos de la CND dentro del bufete de Julio Ortega Frier, y asegura que no tuvo conocimiento de la operación. 53Entrevista

con Russell McKay.

54Entrevista

con Tomás Oviedo.

55«Sociedad

Cervecera Antillana aborda plan de reorga-

nización». 56Entrevista

con Luis del Toro.

57Entrevista

con Mauricio Brea.

58Información

de Rafael Menicucci, 27 de agosto de

2002.

Capítulo 10 1Entrevista

con Jimmy Stuart. Casi todo lo que se referirá de Stuart padre se debe al testimonio de su hijo.

2Una

Henríquez Gatón cobró ayer en la Cervecería Antillana los $200.00 del premio del 16», La Nación, 20 de noviembre de 1949.

de esas ocasiones fue con motivo de la visita al país de sus amigos K.W. Meytrott y esposa: «Presidente de la Cervecería es agasajado», La Palabra de Santo Domingo, vol. 211, año XXVI (1964).

41Entrevista

3Entrevista

40«Vetilio

con Salomón Sanz. Se basa en la informa-

primer dominicano graduado maestro cervecero», El Caribe, 5 de mayo de 1950.

6«La

44Ibid., p. 83.

46Entrevista

Nacional lanzará pronto cerveza de primavera », El Caribe, 25 de marzo de 1949.

con Rafael Menicucci.

7Entrevista

con Rafael Menicucci.

8Entrevista

con Luis del Toro.

9Entrevista

con Jimmy Stuart.

10Entrevistas

con Russell, McKay y Dorothy McKay.

11Oficina Nacional de Planificación, Plataforma para el desarrollo económico y social de la República Dominicana (1968-1975), Santo Domingo, 1968. 12Entrevista

con Iván Nicolás. Es uno de los empleados mejor enterados de aspectos de la temática 13Entrevista

con Luis del Toro. Aunque no hay disponible soporte documental, los detalles permiten considerar que se realizaron transacciones por el estilo. 14«Coctelera», Hoy, 24

de julio de 2002.

15Bienes

e inversiones del generalísimo Dr. Rafael Leonidas Trujillo Molina al 5 de julio de 1961. El inventario fue preparado por Tirso Rivera, encargado de la Oficina Personal del Generalísimo. Dado el carácter utilitario de ese documento, no hay razones de poner en duda su contenido. Por lo demás, otros documentos que se citarán más abajo confirman la propiedad de Trujillo sobre las mil acciones preferenciales. El impreso consultado, publicado por Editora Taller, al parecer nunca circuló. Posiblemente fue tomado de una copia original en manos de Antinoe Fiallo. Se debe acceso a José Israel Cuello. 16En

esos años Trujillo se había propuesto apoderarse de toda la inversión en el sector azucarero, lo que culminó con la adquisición de los ingenios de la West Indies Sugar Co. en 1957. De la misma manera, el Estado adquirió la Compañía Eléctrica de Santo Domingo y obtuvo una opción de compra de la Compañía Dominicana de Teléfonos. 17Entrevista

con Dorothy McKay. A pesar del tiempo transcurrido, los detalles sobre el particular le confieren verosimilitud a la versión. 18Máximo

Cordero Soler y Graciolo Mota M., inspectores de la Secretaría de Estado de Administración, Control y Recuperación de Bienes, a secretario de Estado de Administración, Control y Recuperación de Bienes. AGN, Secretaría de Estado de Finanzas (SEF), 1962, leg. 6, exp. 2-115.


Notas|496|

|497|Notas

19Ibidem. 20Entrevista

con Iván Nicolás.

21Entrevista

con Mauricio Brea.

22Edmundo

Batlle Viñas, secretario de Estado de Administración, Control y Recuperación de Bienes, a Cervecería Nacional Dominicana, 10 de abril de 1962. AGN, SEF, 1962, leg. 6, exp. 2-115. 23Cervecería

Nacional Dominicana. Balance General. Pasivo y capital. 1961.AGN, SEF, 1962, leg. 6, exp. 2-115. 24«Cervecería

Nacional Dominicana, C. por A. Aviso de Convocatoria», Listín Diario, 16 de abril de 1964. Se trata de una convocatoria a una asamblea extraordinaria de accionistas firmada por Carlos M. Bonetti Burgos, «delegado del presidente.» 25Cervecería

sos cada una, pues Bonetti únicamente figuraba como propietario de 221 acciones de la CND. 32Entrevista

con Mauricio Brea.

33Entrevista

con Luis del Toro.

34Entrevista

con Mauricio Brea.

35«Habla

el vicepresidente de la Cervecería», El Caribe, 26 de diciembre de 1960.

36Lo

que sigue, en lo fundamental, se debe a entrevistas con Francisco Arias y Mauricio Brea. 37«Cervecería

Nacional Dominicana, C. por A.A la opinión pública», El Caribe, 5 de julio de 1966.

M. Bonetti a Dr. Méndez Núñez, 19 de diciembre de 1961. AGN, SEF, 1962, leg. 6, exp. 2-115. 29No

se han consultado los fondos del Banco Agrícola, los cuales no han sido trasladados al Archivo General de la Nación, por lo cual únicamente se cuenta con testimonios orales acerca de la operación. 30Entrevista con Rafael Menicucci. Este escuchó comenta-

rios de su padre el mismo día en que se produjo la compra de esas acciones. Del Toro acotó, en información expresa, que esa operación se refirió a las acciones que habían pertenecido a Pina Chevalier. 31Julio

Montolío, subadministrador de la CND, a Edmundo Batlle Viñas, secretario de Estado de Administración, Control y Recuperación de Bienes, 12 de abril de 1962. AGN, SEF, 1962, leg. 6, exp. 2-115. No queda claro en la documentación el porqué se preparó un certificado de 242 acciones y de 13 de Refrescos Nacionales, amparadas en el certificado 181, estas últimas de 10 pe-

16Entrevista

con Plinio Lora.

17«Se

hacen una palpable realidad los proyectos de la Cervecería Vegana en La Vega.» 18Entrevista

con Plinio Lora.

20Ibid., p. 31.

1Cervecería Vegana.

21José

2Luis

28Carlos

Cibao. Lista de accionistas. Diciembre de 1969. Archivo de Fernando Tejada. Una cifra parecida consta en una de las convocatorias a asamblea de accionistas. «Cervecería Cibao. Aviso de Convocatoria», El Caribe, 3 de enero de 1967.

Capítulo 11

26Carlos

del alguacil Luis Arvelo a Carlos M. Bonetti, 10 de agosto de 1960. AGN, SEF, 1962, leg. 6, exp. 2-115.

15Cervecería

19Cervecería

Breve reseña histórica de su origen y trayectoria, mimeo, p. 4. Se debe copia a Miguel Noboa, ex administrador de la Cervecería Vegana.

27Acto

hacen una palpable realidad los proyectos de la Cervecería Cibao en La Vega», Ahora, no. 56, 30 de marzo de 1964, pp. 62-63.

38Ibidem.

Nacional Dominicana. Lista de accionistas comunes registrados en los libros de la compañía. Está firmada por Carlos M. Bonetti B., secretario de la CND, y fechada el 6 de diciembre de 1961. AGN, SEF, 1962, leg. 6, exp. 2-115. M. Bonetti B., vicepresidente-secretario de la CND, a Fidel Méndez Núñez, director general de Administración, Control y Recuperación de Bienes, 19 de diciembre de 1961. AGN, SEF, 1962, leg. 6, exp. 2-115. Está anexo un expediente relativo a los documentos que avalan la disposición testamentaria a favor de Trujillo de Ercilia Seijas de Pina, quien falleció el 11 de abril de 1960 sin dejar descendencia.

14«Se

Cibao. Auditoría al 31 de diciembre de 1964, Anexo A.

Luis Alemán et al., Economía Dominicana, 1974, Santo Domingo, 1975.

35«Nueva

ley permite rebajar precio», El Caribe, 29 de marzo de 1968. 36Listín

Diario, 2 de julio de 1969. Los argumentos están sistematizados en «Cervecería Cibao, C. por A. A la opinión pública», Listín Diario, 31 de diciembre de 1969. 37«Cervecería

Nacional Dominicana. Aclaración», Listín Diario, 4 de julio de 1969. 38«Cervecería

Nacional hace aclaración en torno impuesto a la cerveza», Listín Diario, 3 de enero de 1970. 39«A

las Cámaras Legislativas, al Poder Ejecutivo y a la opinión pública», Listín Diario, 19 de junio de 1970. 40«Cervecería

Cibao C. por A. Evaluación del efecto que tiene el grado de competencia en el nivel de la venta nacional de cerveza», Listín Diario, 6 de enero de 1970. 41«Dos

cervecerías del país pagarán el mismo impuesto», El Caribe, 22 de julio de 1970. 42«Aplazan

22Oficina

proyecto iguala impuesto de cervecerías», El Caribe, 24 de julio de 1970.

Fernando Tejada O., «La inversión popular en Santo Domingo« (Tesis de licenciatura en Sociología, Universidad Autónoma de Santo Domingo, 1973), pp. 22-23.

23«Molini. El

43«Nueva respuesta al Sr. Molini», Listín Diario, 7 de julio de 1969.

3Ibid., p. 34.

24Jorge

4Ibid., p. 22. 5Ibid., p. 40. 6Entrevista

con Plinio Lora, La Vega, 8 de agosto de 2002. El entrevistado fue de los primeros empleados de la Cervecería Cibao, y hasta la fecha labora en la Cervecería Vegana como uno de sus principales funcionarios. La entrevista se llevó a cabo conjuntamente con la hecha a Miguel Noboa, aunque en algunos casos se particularizará en cada uno. 7No

se ha tenido acceso al acta de fundación de la empresa, por lo que no se dispone de mayores detalles. 8Cervecería

Cibao.Auditoria de Luisa E. de Windt, al 31 de diciembre de 1964, pp. 14 y 22. Archivo de Fernando Tejada. 9«Son

todas iguales», Ahora, no. 48 (10 de enero de 1964), p. 14. 10Ibidem. 11«Actividades

de la Cervecería Cibao», Listín Diario, 28 de mayo de 1964.

Nacional de Planificación, Estudio económico 1973-77, Santo Domingo, s. f. nuevo hombre dominicano», Economía Dominicana, 2ª época, no. 8 (enero-febrero de 1968), p. 98.

Bosch a Pedro de los Santos, 19 de diciembre de 1966, «Cervecería Cibao C. por A.», El Caribe, 3 de febrero de 1967. 25Anto