Page 1


EDITA IG ESTUDIO CREATIVO para el Ayuntamiento de Carreño DÉPOSITO LEGAL AS-2.614/00 MAQUETACIÓN IG ESTUDIO CREATIVO PORTADA IG ESTUDIO CREATIVO COORDINA Alain J. Fernández Fdez. CONSEJO DE REDACCIÓN Hermenegildo Fernández González José Marcelino García Alain J. Fernández Fdez. ARCHIVO FOTOGRÁFICO Tito Aramendi

Este Portfolio no se hace responsable de las opiniones expresadas por sus colaboradores; tampoco se compromete a publicar los textos no solicitados. Quedan prohibida la repuducción, total o parcial, por cualquier medio, del contenido de esta publicación sin el consentimiento explicíto de sus autores, así como del editor.

COLABORACIONES María Viña, José Muñoz Álvarez, Juan E. Fernández Pandiella, Esther López Fernández y María Jesús González García.

IN MEMORIAM

IN MEMORIAM

ALFREDO MENÉNDEZ

ALBERTO GARCÍA RODRÍGUEZ

La triste noticia del fallecimiento del artista candasín Alfredo Menéndez, no por esperada, ha dejado llenarnos a todos de consternación. Era Alfredo Menéndez un personaje de nuestro Candás, asociado desde su niñez al mundo del arte. Músico, actor de teatro y sobre todo consumado y brillante maestro de la pintura. Así, de esta manera, Alfredo Menéndez fue, con su arte y su gran personalidad humana, llenando su pueblo, al que tanto quería, con multitud de obras de arte salidas de su inspiración: Murales con los personajes de una época entrañable, en la que Candás vivía cara a la mar, y que él supo plasmar de una manera bella, realista y profunda: Escenas y paisajes, trípticos musicantes y motivos ornamentales variados en iglesias y establecimientos públicos. Todo un arte decorativo que Alfredo deja como su mejor herencia, no sólo en Candás y su concejo de Carreño, sino también en otras partes de España Difícilmente podremos encontrar una pintura tan auténticamente candasina como la de Alfredo Menéndez y así quedará para siempre unido su nombre al elenco de los mejores artistas candasinos: Antón, Pedro Braña, Vicente Santarúa, Oscar... La salud le fue fallando hace tan sólo unos pocos años, y una irremediable enfermedad llevó su vida al más allá. Pero antes del último declinar, el Ayuntamiento de Carreño, por unanimidad, le nombró Hijo Predilecto de su pueblo. Y así fue investido como tal este creador de belleza que vivió pintando todo lo que él quiso y amo con tanta pasión, hasta el fin de sus días. Este portfolio de las fiestas del Santísimo Cristo quiere rendir a Alfredo Menéndez un homenaje de cariño, afecto, reconocimiento y simpatía. Descanse en paz quien supo con su voz, su arte y su mirada plasmar tan magistralmente el Candás marinero, religioso y popular. Un Candás que seguirán vivo, en su pintura, para el disfrute de las actuales futuras generaciones. EL CONSEJO DE REDACCIÓN

En su casa de Perlora, cuando dormía, Alberto García, el de la Xixiona, sobrino del escultor Antón, se fue a la ancha plaza del más allá dejando a Berta su esposa, a sus hijos, nietos y amigos llenos de una súbita tristeza y de un profundo dolor. Son muchos los que recuerdan (los que recordamos) aquel Alberto joven, entusiasta y emprendedor trabajando por la promoción cultural y festiva de su pueblo. Fundador de la Sociedad de Festejos candasina (SOFECA), a la que él entregó los mejores años de su juventud y madurez, fue alma y corazón de aquella Comisión de Fiestas compuesta de una entusiasta juventud de socios, que renovó, con imaginación, acierto y generosidad los programas de las principales festividades de nuestro pueblo. Siempre dispuesto a colaborar en todo aquello que redundara en beneficio y promoción de Candás y de Carreño, Alberto, como presidente del Patronato de Museo Antón, mantuvo, hasta su muerte, viva la llama de la memoria de su malogrado tío, al que, de continuo, ponía de actualidad en las numerosas visitas guidas que él, con tanto afán y entusiasmo, organizaba al Museo que guarda y conserva la obra de nuestro gran escultor. Colaborador de este Portfolio y de los eventos y aniversarios principales del club Los Gorilas, puso en ellos sus valiosos dotes como organizador, siendo eficaz y riguroso presidente de las distintas comisiones que se formaban. Con Alberto desaparece definitivamente el candasín de una época. El amigo de hacer favores, el hombre bueno, que no quiso dejar de remar por su pueblo hasta el fin de sus días. Su trayectoria siempre será, para todos, un ejemplo a seguir. Descanse en paz. EL CONSEJO DE REDACCION.


AMELIA FERNÁNDEZ LÓPEZ SALUDA DE LA ALCALDESA

4

MARÍA TERESA ÁLVAREZ CIUDAD RESIDENCIAL DE PERLORA 6 ASC CANDÁS MARINERO CANDÁS MARINERO

MANUEL MENÉNDEZ SANTOS MISCELANEA DE SEXTINAS EXTRAÑO PUERTO

50

MIGUEL MENÉNDEZ VIÑA UN MINUTO

54

MANUEL JAVIER AROCA IGLESIAS DICEN LOS GATOS (A JUAN)

10

LOLI MONZÓN XXVII SALÓN DE TEATRU COSTUMISTA ASTURIANU Y GALA DE LOS “PREMIOS AURORA” 56

ERUNDINA BUSTO MENÉNDEZ LA CAPILLA DEL ANGÉL

12

ARTURO MUÑÍZ FERNÁNDEZ UN ANDALUZ EN CANDÁS

62

ALFONSO CAMPUZANO PERLORANOS DE ASUETO

16

LUIS FCO. NODAL GARCÍA CANDAS ÍNTIMO

64

CARLOS PRENDES DEL BUSTO A LA VILLA DE CANDÁS

67

CHERES Q. MI PADRE Y LA MAR

68

ASOCIACIÓN CULTURAL

8

LAUREANO FERNÁNDEZ ÁLVAREZ RECUERDO DE COMO SE FIZO UN GUISO DE BONITO EN UN BARCO DE CANDÁS 20

ALAIN FDEZ. ¡QUE BELLO ES VIVIR!

JOSÉ LUIS R. ARTIME ARTE ENTRAÑABLE

LA PELÍCULA DE TODAS LAS NAVIDADES CINEMATOGRÁFICAS DEL TEATRO PRENDES

24

HERMENEGILDO FÉRNANDEZ GONZÁLEZ LA MAR DE MAREANTES

28

LUIS ÁNGEL FERNÁNDEZ CRONOLOGÍA DE CARREÑO III JOSÉ MARCELINO GARCÍA SANTARÚA HELADOS HELIO HERMANOS

PARA TODOS LOS CANDASINOS

JESÚS JERÓNIMO RODRÍGUEZ GONZÁLEZ GONZÁLEZ DE POSADA

30

JOSÉ ANTONIO GONZÁLEZ CUERVO LA ÚLTIMA ADOBADORA

EN LOS VIAJES DE JOVELLANOS

70

EDUARDO ROMÁN GARCÍA EL ANGELÍN DE LA GUARDA

72

MARÍA JOSEFA SANZ FUENTES 34

PERLORA BAJO LA MIRADA DE DOS ILUSTRADOS:

CARLOS BENITO GONZÁLEZ DE POSADA

JOSÉ MARÍA GARCÍA GARCÍA CANDÁS Y CARREÑO, POR EL MUNDO. VISITA A LOS CAMPAMENTOS DEL SÁHARA 38 Mª ESTHER GARCÍA LÓPEZ POETA AL ALBA

69

Y FRANCISCO JAVIER MARTÍNEZ MARINA.

MANDY VELASCO 20 AÑOS DEL CONCURSO FOTOGRÁFICO

40

(ARGIMIRA, MI TÍA)

44

VERÓNICA GUTIERREZ PREGÓN STMO. CRISTO 2017

46

74

2

DE LA MINA Y LA MAR

78

TODA UNA VIDA

81

ÁLBUM PARA EL RECUERDO EL CLUB DE LOS POETAS MUERTOS LA GALERIA SIGNO, HUELLA Y MEMORIA

86 92 94 96


PORTFOLIO DE LAS FIESTAS DEL STMO. CRISTO DE CANDÁS. 2018. EDICIÓN LIII

PORTFOLIO DE LAS FIESTAS DEL STMO. CRISTO DE CANDÁS. 2018. EDICIÓN LIII

SALUDA Alcaldesa de Carreño Han ido quedando atrás nuestras típicas fiestas patronales y veraniegas; todas ellas salpicadas de numerosas celebraciones, romerías y diversos actos culturales, deportivos, profanos y religiosos. Fiestas que, a lo largo de estos meses de verano, nos han hecho disfrutar y divertirnos sanamente con familiares, amistades y visitantes. Y así, de esta manera, de nuevo estamos a las puertas de la más tradicional de todas ellas: la del Santísimo Cristo de Candás, de tan especial arraigo y veneración en nuestro pueblo. Llegamos aquí después de un no parar, de un verano de 10 para un pueblo 10, a rebosar de una programación incomparable en el que no nos perdimos ni el Festival de Gaitas (declarado Fiesta de Interés Turístico regional), ni el de fanfarrias, ni la música internacional, la semana de jazz, el salón de teatro costumbrista y en el que disfrutamos del concierto Los 40 SummerLife y disfrutaremos con la salida de la Vuelta España y el concierto Mina y Mar de la mano de Pipo Prendes & Chus Pedro en el Parque de Les Conserveres. Por eso, un año más, quiero aprovechar la generosa invitación que el Consejo de Redacción de este Portfolio me hace para dirigir este afectuoso saludo al vecindario de Carreño, amistades y visitantes, a la vez que, para recordar, sentidamente, a todas aquellas personas de nuestra comunidad 4

que nos han dejado a lo largo del año. Recuerdo emocionado para aquellas que, como el pintor Alfredo Menéndez, Hijo predilecto del concejo, Alberto García, divulgador infatigable de la obra escultórica de su tío Antón y la irrepetible Josefa “La Cervera”, colaboraron con este Portfolio, siendo además grandes entusiastas en el impulso de muchas de nuestras fiestas y eventos socioculturales y deportivos. Un saludo, pues, a todas las personas mayores a quiénes tanto debe este pueblo y al futuro que representa la infancia y juventud carreñense, ejemplos ambos de la grandeza de nuestra gente. En definitiva, sean estas fiestas una nueva oportunidad para participar y disfrutar de una sana y alegre convivencia ciudadana y familiar; y ocasión también de mostrar a quiénes nos visiten la cordial capacidad de acogida que nos ha caracterizado siempre como pueblo que aún mira al mar. Mi agradecimiento y reconocimiento a las personas y entidades que colaboran en la elaboración de este Portfolio, así como a los anunciantes, merced a los cuales esta tradicional publicación puede ver la luz. Felices y venturosas fiestas, con un cordial y afectuoso saludo de vuestra alcaldesa. 5


PORTFOLIO DE LAS FIESTAS DEL STMO. CRISTO DE CANDÁS. 2018. EDICIÓN LIII

Ciudad Residencial de

PORTFOLIO DE LAS FIESTAS DEL STMO. CRISTO DE CANDÁS. 2018. EDICIÓN LIII

MARÍA TERESA ÁLVAREZ

Perlora

Era un pequeño paraíso al que muchos trabajadores de toda España podían acudir en los veranos, por riguroso turno, a disfrutar quince días cerca del mar, que algunos nunca habían visto. La Ciudad Residencial de Perlora gozaba de merecido prestigio entre las de su rango, ocupando uno de los primeros puestos. Las vacaciones en Perlora eran las más codiciadas y solicitadas por los productores de las distintas empresas que aquí tenían sus pequeños chalets. Yo he conocido muy de cerca el esplendor de la Ciudad Residencial de Perlora, no por ser de Candás, sino porque en ella trabajé algunos veranos como telefonista. Eran otros tiempos en los que encontrar trabajo no resultaba complicado. Recuerdo que yo era muy jo-

ven y no tenía muy claro qué estudiar, ni a qué dedicar mi vida y me puse a trabajar. Ello me permitió tomar el pulso al latir de este recinto vacacional.

6

Si eran otros tiempos, para encontrar trabajo, también lo eran para mantener una mayor relación humana. Me explicaré; en aquel entonces no existían los teléfonos móviles. En ninguna de las viviendas de la Ciudad Residencial habían instalado teléfono, con lo cual si los residentes querían hablar con sus familiares y amigos lejanos tenían que acudir a la centralita. Una centralita situada en la esquina de un amplio salón que diariamente se convertía en centro de reunión social mientras se esperaba por la conferencia. Se hablaba de temas de actualidad, de la vida cotidiana de cada uno, de la última película o libro leído. En muchas ocasiones la alegría, de una noticia recibida, era compartida por los allí reunidos, mientras que otras veces era la tristeza quien hacía su aparición. En la Ciudad Residencial de Perlora tuve la suerte de establecer lazos de amistad con personas excelentes. Amistad que se ha mantenido a lo largo del tiempo. Raro es el día que paseando, por la hoy abandonada y melancólica ciudad residencial, no recuerde a algunos de los momentos de mi vida en ella. Cuando miro hacía lo que era el Bar Central, debajo del Comedor número uno (que hoy puedo decir que algo en él recuerda al café Louvre de La Habana) me dejo llevar de la imaginación y vuelvo a verlo lleno de gente. Gente alegre, divertida que se tomaba una última copa, mientras yo pasaba casi corriendo para tomar el Carreño de las once que me llevaba a Candás. El Carreño sigue pasando por donde siempre, muy cerquita. Yo, gracias a Dios, también paseo, aunque no corro como entonces, pero el bar está solo y la ciudad abandonada. Es muy triste comprobar el estado en el que se encuentra todo el recinto. Muy recientemente he llevado a varios amigos a conocer lo que queda del complejo, en otro tiempo, residencial de Perlora y todos se han quedado entusias-

7

mados de su ubicación y del diseño de sus edificios totalmente integrados en el paisaje. Llama poderosamente la atención la serpenteante barandilla blanca que bordea la sinuosa costa, que se ha respetado centímetro a centímetro. Cuesta mucho pensar que en todo este tiempo a nadie de la Consejería del Principado de Asturias, a la que en la actualidad pertenece este lugar, se le haya ocurrido que hacer con este recinto único, que reúne infinidad de posibilidades. Es necesario y urgente realizar trabajos de mantenimiento. En algunos chalets el deterioro es más que evidente. Obras de mantenimiento, que no de cambio o de nueva planta. Esta opinión no es arbitraría, sino todo lo contrario, está basada en la observación de las pocas cosas que se han hecho. Por ejemplo, frente al edificio, de hermoso y todavía hoy atractivo diseño, que albergaba las oficinas, centralita, biblioteca, clínica y viviendas del director y del médico, se ha construido una especie de nave o barracón que, según me han contado, hacía las veces de comedor poco antes de ser abandonada la ciudad. Pido disculpas si mi apreciación puede molestar, ya sé que las modas y los gustos han cambiado pero confieso que me alegro de que no hayan levantado más edificios como este. Urge que las autoridades competentes tomen medidas para darle un destino a la que fue Ciudad Residencial. No se debe desperdiciar un potencial como el que posee Perlora Aún se está a tiempo de mantener vivo este hermoso lugar que rezuma nostalgia por todas partes y que puede ser la forma más pura que tiene de manifestarnos que si ha resistido al asedio del tiempo y del abandono es porque aún conserva la esperanza de seguir siendo útil.


PORTFOLIO DE LAS FIESTAS DEL STMO. CRISTO DE CANDÁS. 2018. EDICIÓN LIII

Candas marinero,

PORTFOLIO DE LAS FIESTAS DEL STMO. CRISTO DE CANDÁS. 2018. EDICIÓN LIII

ASC. CANDÁS MARINERO

ASOCIACIÓN CULTURAL Sin querer aburrir y casi como presentación -nunca, hasta hoy, habíamos escrito en el portfolio de las fiestas del Cristo- vamos a intentar hacer una descripción de todo lo que esta asociación ha venido haciendo desde hace ya más de cuatro años. Todo ello hecho con humildad, pero con mucha pasión, la pasión que nos provoca el amor que sentimos por este pueblo. “Candás Marinero” es una asociación cultural que pretende ante todo recordar las raíces marineras de Candás. Somos conscientes de que el pueblo ya no es preferentemente marinero, sólo unas pocas familias viven ya de la mar. Por eso todos los actos que organizamos van encauzados por ahí, sin olvidarnos de la tradición conservera del pueblo, la otra gran actividad de Candás de siempre. No hay duda de que hasta que llegó “Ensidesa” -la actual “Arcelor”- la pesca y la conserva eran los dos principales pilares de la economía candasina. Son tiempos extraños estos que vivimos. Y es que nos hemos olvidado de muchas cosas. Nos hemos olvidado de cuando jugábamos a saltar unos encima de otros y la amistad siempre reinaba sobre todo lo demás. Nos hemos olvidado de cuando con cuatro chapas diseñábamos aquellas impresionantes etapas de ciclismo, emulando al mismísimo Tour de Francia. Nos hemos olvidado de aquellos guateques inocentes, en los que una mirada escondía un volcán de sentimientos, y en los que bailar con alguien en particular era la meta a corto plazo de ese día. Nos hemos olvidado de los partidos de fútbol en la playa, que no se acababan nunca ( no nos cansábamos), y finalizaban con una serie de revolcones solidarios en la arena antes del correspondiente baño. Podíamos sonreír..., nos gustaba sonreír... Más aún la relación entre nosotros era un constante homenaje a la sonrisa. La fotografía probablemente sea el elemento más adecuado para rememorar aquellos momentos. Nos ayu-

8

da a volver a soñar, nos ayuda a recordar esos tiempos que nos hicieron tan felices. Pero viviendo siempre el presente, por supuesto. Y pensando en el futuro. No en vano el presente es la prolongación del pasado; y el futuro, una larga prórroga de todo. Por eso a lo largo de estos años una de nuestras principales actividades ha sido la de hacer exposiciones fotográficas. Esta tarea requiere una labor ardua. En primer lugar hay que reunir todas las fotografías que nos van cediendo familias y organizaciones de todo el concejo. Posteriormente se digitalizan una a una

-son miles-, se seleccionan unas cuantas, porque no hay sitio para todas, y al final son expuestas en paneles, trabajo este que realiza de manera excelente nuestro amigo y colaborador Alberto Feijoo Ibaseta. Se han realizado exposiciones en todas las parroquias del municipio, y la última será en Candás a finales de 2018. En esta última se volverán a exponer todas las fotografías seleccionadas del concejo. Otra actividad importante son los “homenajes a homes y muyeres de las Fábricas de Conserva”. El primer homenaje fue realizado por los miembros de la asociación en el año 2013. Este encuentro fue entre Luanco y Candás y se hizo justo un año antes de la fundación de “Candás Marinero”( enero de 2014). En los años siguientes, 2015-2016-2017 y 2018, se realizaron otros cuatro homenajes, con Puerto Vega, Lastres, Luarca y San Juan de la Arena, respectivamente. De igual modo en agosto de 2013 los miembros de la asociación colaboraron en un homenaje que se hizo a Alfredo Menéndez, en el que se expusieron todas las pinturas del artista local. La otra gran actividad del grupo es la elaboración de una revista digital. Esta revista, con periodicidad mensual, comenzó en mayo de 2015. Su contenido es diverso, se basa en historias y documentos antiguos sobre Carreño, personajes de la villa, vídeos divulgativos del pueblo, lo más relevante ocurrido durante el mes, relatos, reseñas históricas, colaboraciones, etc, etc. En definitiva historias del Candás marinero de siempre. Ya se han publicado más de 45 números y se pueden encontrar en la página de Facebook de la aso-

9

ciaciónAdemás, a través de internet, y en plataformas como “Calameo”, “Yumpu” o “Youblisher”, llega a los rincones más lejanos. Comentar también que periódicamente, en el puerto local, y desde el año 2015, se vienen exponiendo fotografías marineras de Candás que van desde 1920 hasta 1970. Y con instantáneas de ese mismo período se ha editado un libro de 248 páginas. El éxito de este libro hizo que los 700 ejemplares que salieron al final fueron muy escasos. Estamos recuperando y digitalizando todos los históricos y periodísticos que en algún momento hablaron de Candás, así como innumerables archivos sonoros o audiovisuales. Igualmente estamos realizando entrevistas a diferentes personajes del concejo. Personajes no necesariamente famosos. Candás Marinero se mueve en la red a través de la página de Facebook, tiene 3818 seguidores; a través de Google Plus; y cuenta con un canal en Youtube con el mismo nombre. Podríamos comentar muchas más cosas que estamos haciendo, pero sería muy aburrido. En otro momento, quizás. Ahora no queremos extendernos más. Insistimos, todo esto lo realizamos con todo el cariño y dedicación que requiere cualquier actividad que al final acabe beneficiando al pueblo. Pueblo al que tanto amamos. Y al final se trata de que juntos podamos recuperar y mantener esas tradiciones, esas costumbres que siempre nos divirtieron y que forman parte del tesoro y del patrimonio de nuestro concejo. Felices fiestas a todos.


PORTFOLIO DE LAS FIESTAS DEL STMO. CRISTO DE CANDÁS. 2018. EDICIÓN LIII

MANUEL JAVIER AROCA IGLESIAS

Dicen los gatos (A Juan)

El viento, una vez más, no quiere

–donde dejaste tantas huellas–,

cuánto te añora y, de nordeste,

con emoción y sentimiento,

pasar de largo sin decirte

perciben hoy un rumor leve:

sopla desangelado y triste…

les preguntan por ti las piedras…

Dice la mar que no se atreve

Y dice el pueblo que no puede

si alguien te ha visto por el muelle

que te recuerda como siempre:

Dicen los gatos que te deben

Es ley eterna que acontece:

agradecer lo suficiente

implacable que a nadie ignora.

Que en bajamar, por Rebolleres,

alberga intacto tu recuerdo

a preguntar, entre ola y ola,

creer aún que te hayas ido,

en esta tarde luminosa.

buena persona y buen vecino.

todo. Dicen que no podrían

decir adiós, ese suceso

aun viviendo sus siete vidas…

Pero sabrás que aquí la gente

al acercarse a tu pedreo

en un rincón de su memoria.

10


PORTFOLIO DE LAS FIESTAS DEL STMO. CRISTO DE CANDÁS. 2018. EDICIÓN LIII

PORTFOLIO DE LAS FIESTAS DEL STMO. CRISTO DE CANDÁS. 2018. EDICIÓN LIII

ERUNDINA BUSTO MENÉNDEZ

La Capilla del Angél

No cabe duda de que pasear a lo largo de los diferentes rincones del concejo de Carreño nos proporciona no solamente bienestar para nuestra salud y forma física sino que además nos facilita el conocimiento de la riqueza histórica paisajística y cultural que nuestro concejo encierra, aunque a veces nos parezca lo contrario. En varias ocasiones he manifestado uno de mis pasatiempos favoritos que es pasear tranquilamente por los caminos, praderas y caleyas que nutren el concejo. La mayoría de las veces me acompañan dos perritos de la casa que me alegran y aligeran las caminatas. Este invierno ha sido quizás un tanto largo por las inclemencias del tiempo pero no ha impedido que yo cumpliera mis objetivos de patear ciertos rincones. En uno de esos paseos un tanto melancólicos y faltos de luz en los meses de invierno cuando la vegetación está desnuda, muerta y un cielo plomizo nos hace sentir melancolía y un poco de tristeza aparecían las mimosas, esos arbustos de flor amarillo intenso, en forma de esfera, que llaman tanto la atención cuando están en plena floración, a parte del aroma embriagador que desprenden e impregnan los caminos donde brotan. Pues aquí está esa planta para anunciarnos que el invierno está pasando y la primavera vendrá con más luz y colorido, gracias al renacer de la vegetación. Esas mimosas me trajeron al recuerdo mi juventud y una fiesta muy esperada en mi entorno, la fiesta del Angelín de la Guarda, pues para entonces en mi casa siempre había sobre una mesa camilla de entrada un bonito ramo de las embriagadoras flores que nos preludiaba la estación primaveral. La mimosa asociada para mí a esa fiesta del pueblo de Prendes, que se celebraba el uno de Marzo y que aún tenemos el gusto de poder disfrutar en la actualidad aunque no sea exactamente el primer día de dicho mes, pues por razones laborales, para facilitar la participación a la

12

mayoría de la gente, se celebra al sábado siguiente del primero de Marzo. La fiesta del Ángel se celebra en la capilla del Angelín de la Guarda, que está situada en el barrio del Canto, paraje por donde trascurre la ruta clariniana “Boroña”, a la cual hice referencia en otro artículo de un porfolio. El ángel de la guarda o ángel custodio, según la creencia católica, tendría la misión de proteger y guiar al cristiano a lo largo de su vida en la tierra para facilitarle el ascenso al cielo. El origen de la devoción a éste ya se remonta al siglo IV o V pues el teólogo bizantino Dionisio Areopagita nos habla de ello en su obra las “Jerarquías celestes”; se creé que en España ya existía la celebración al Ángel de la Guarda en el siglo V. Vemos pues que la figura del ángel siempre estuvo presente en el devenir del hombre y a través de la historia del arte fue uno de los temas más importantes en las representaciones pictóricas y esculturas, siendo precisamente en el arte Barroco cuando esa imagen adquiere mayor relevancia. Pues bien, la capilla del Angelín de la Guarda de Prendes se relaciona con este movimiento cultural y artístico al considerar que su origen pudiera ser de principios del siglo XVIII o anterior ya que en el Catastro del Marqués de la Ensenada, año 1752, ya aparece citada pero además hay otro dato importante para su referencia, es la cita que hace el primer poeta en bable, el príncipe de los poetas asturianos, Antón de Marirreguera (al que este año el ayuntamiento de Carreño ha tenido el honor de homenajear con diferentes actos culturales), el cual en su poema Píramo y Tisbe nos dice “Amanez y ya toquen na capilla / Si acaso a misa ye, podéis oyela”. Tengamos en cuenta que dicho poeta vivía en una casa cercana a la capilla y perteneció al siglo XVII pues su muerte se supone en 1662.

Aunque no podemos precisar con exactitud la fecha de su origen, hoy podemos admirarla como arquitectura del Baroco rural y un ejemplo más de edificio religioso que pudo superar la barbarie destructiva de la guerra civil. Como acostumbro a hacer en otras ocasiones he contactado con una familia de Prendes que guarda una gran relación con la capilla por sus repetidas colaboraciones; se trata de Mari Carmen Morán y su hermano Pepe de la casa Evaristo, que amablemente nos reciben para aportarnos más datos sobre la capilla y contrastar algunas vivencias durante las fiestas en honor al Angelín. Comentan la gran devoción que el pueblo de Prendes ha sentido a través de los tiempos hacia el Santo, manifestada no sólo en las ofrendas y cuidados sino también en la valiosa restauración que en la década de los noventa se realizó en la capilla, a pesar de los pocos habitantes de la parroquia de Prendes consiguiendo que tanto la capilla como la iglesia parroquial próxima a ésta luzcan una renovación y mejora muy loable. La antigua capilla no se libró del infortunio de la guerra y por consiguiente el retablo de madera que con-

13

tenía fue consumido por las llamas salvándose sólo un brazo del angelín, que fue guardado durante un tiempo en una casa del pueblo. En la actualidad se puede contemplar un precioso retablo donde se realza la figura de un ángel custodiando a un niño, un ángel muy humanizado lleno de ternura con un destacado cromatismo. Esta figura está realzada por unas brillantes columnas y la abundancia del dorado en la decoración del retablo lo convierte en un exponente de estética Barroca. Dicho retablo, mucho más exuberante y rico que el desaparecido de madera, procede de un pazo de Galicia que fue convertido en hotel y gracias a un anticuario gijonés, restaurador de iglesias, Herminio Suárez Infiesta, que lo trajo a esta capilla, podemos disfrutar de esta hermosa obra de arte. La representación del Angelín no sólo puede ser contemplada en este retablo sino que ha quedado plasmada en un bonito cuadro al óleo del prestigioso pintor Nicanor Piñole, cuya madre sentía gran devoción por el santo y le mandó inmortalizarlo en el lienzo que ahora cuelga de una de las paredes de la iglesia de Prendes cercana a la capilla; en este caso el ángel


PORTFOLIO DE LAS FIESTAS DEL STMO. CRISTO DE CANDÁS. 2018. EDICIÓN LIII

acompaña a un niño y una niña protegiéndolos con sus extendidas alas. La capilla es pequeña, es un recoleto lugar de culto, por eso la misa de fiesta se celebra en la iglesia para dar cabida a más fieles. La misa de fiesta es presidida por la imagen, que se baja un día antes a la iglesia para subirla después en procesión hasta la capilla finalizada la misa donde quedará todo el año para ser visitado por todo el que lo requiera. Son muchos los recuerdos que me llevan a la celebración de la fiesta religiosa del Ángel; todos los años solía acudir para posteriormente disfrutar de la subasta que se hacía y sigue haciéndose en el campo anexo; esta subasta era entonces llevada a cabo por Emilio Morán, hombre menudo de potente voz, que levantaba las ofrendas e invitaba a los allí presentes a pujar con el fin de elevar el precio del producto con la expresión repetida “que buena pro….que buen provecho le… le... le… le… haga” y así se subastaban todo tipo de ofrendas que los vecinos donaban para sacar dinero con que cubrir las necesidades de la capilla; entonces solían ser productos de la huerta, fabes, gallinas, pollos jamones, hasta incluso una ternera que fue el máximo producto ofertado; los productos que se subastaban podían ser pagados en pequeñas cuotas durante el años para facilitar a los compradores el pago. La misa siempre tuvo acompañamiento musical o coral y yo recuerdo que mi abuela me contaba que en su época se bailaba la jota asturiana al salir de misa al son del tambor y gaita. Este año la celebración se hizo el día tres de marzo, un sábado en que el sol quiso acompañar a la gente que se acercó para disfrutar de la misa cantada por el coro

14

de Perlora y oficiada por el párroco don Jesús; además se contó con la actuación de la banda de gaitas de Corvera, que dieron ese toque de folclore asturiano, que tanto anima las celebraciones religiosas actualmente. La subasta es ahora realizada por un nieto de aquel Emilio Morán que yo conocí en mi juventud, se trata de Juan Antonio Morán Oliveira, que con la gracia heredada de su abuelo ofrece los productos ahora un tanto más sofisticados, licores, dulces e incluso árboles frutales además de los ya tradicionales, llegando a alcanzar una adecuada suma de dinero. Durante la puja se degusta gratuitamente sidra y empanadas que previamente han sido ofrecidas. Para finalizar mi artículo quiero hacer referencia a los bailes que se celebraban durante años ese día por la tarde en Casa de Gerardo, hoy afamado restaurante. Los jóvenes esperaban este acontecimiento en el que la música de moda sonaba y donde podían conocerse chicos y chicas venidos de otros pueblos algunos de los cuales acababan en matrimonio; era un día para estrenar trajes de primavera y medias finas con zapatos de charol. En mi época, finales de los años sesenta, las más jóvenes, que aún no estábamos permitidas a frecuentar las discotecas disfrutábamos de aquel día especial a pesar de que las mujeres mayores vigilaban el comportamiento de sus hijos e hijas durante el baile. En la actualidad ya no se celebran esos bailes, los tiempos han cambiado… Desde este porfolio invito a todos los carreñenses y foráneos a que se acerquen a esta capilla y eleven una oración al Angelín que siempre nos vendrá bien en este mundo de vicisitudes.


PORTFOLIO DE LAS FIESTAS DEL STMO. CRISTO DE CANDÁS. 2018. EDICIÓN LIII

PORTFOLIO DE LAS FIESTAS DEL STMO. CRISTO DE CANDÁS. 2018. EDICIÓN LIII

ALFONSO CAMPUZANO

Perloranos de Asueto

Tras el desmantelamiento de la Ciudad Residencial de Vacaciones de Perlora, tanto los terrenos y accesos como los chalets sindicales, ya fueran uni o bifamiliares, cayeron en picado hacia el olvido, mientras sufrían un deterioro casi total, fundamentalmente debido a la falta de mantenimiento. Una brisa inadvertida ha puesto sobre el tapete el análisis de lo que ha ocurrido en estos pasados años, pudiendo llegar a una posible conclusión, aunque puede haber varias. Gracias al revisionismo histórico, incansable e insistente, que se retroalimenta mediante ocurrencias, aquello que fue pensado en proyectar, ha quedado a la mitad, o menos, al no poder derruir los chalets y dejarlo como el solar actual, donde estu-

vo ubicada la Residencia Jacobo Campuzano (1). Se observa que la mayoría de las edificaciones, construidas en los años cincuenta del siglo pasado, han sido consideradas patrimonio cultural, en base a estilos arquitectónicos diferentes, algunos con forma de hórreos asturianos, están siendo sometidas a cuidados (Fig.1). No por ello, las personas que, desde antaño, conocían aquellas florecientes instalaciones, dejaron de volver sobre sus pasos, casi a diario, especialmente en época estival, y sobre todo los fines de semana, con el fin de pasar unas horas interminables con su familia a la sombra de algún árbol, cobijados bajo una tienda de campaña, o bien acostados en los prados por los rayos

Fig. 1. Julio, 2017. Autor: Alfonso Campuzano

del sol, además de poder disfrutar de arena y agua, sin olvidar las rocas, de las playas de Huelgues y Carranques. Tampoco han faltado las parrillas, siquiera muy artesanales, para cocinar algún plato asado de carne, más que de pescado, de los que gusta saborear fuera de casa, y al aire libre, aunque no sea en un restaurante. De un tiempo a esta parte se percibe un aire diferente. Es como si, tras pensarlo detenidamente, el Principado de Asturias hubiera tomado nota y, por supuesto, las riendas, con el inicio de una incipiente inversión, procedente de tasas e impuestos, lógicamente pagados por los contribuyentes (Fig. 2). La vegetación selvática que cubría paredes y tejados de ciertas viviendas ha sido retirada paulatinamente. Las cubiertas de los chalets están siendo retejadas. Las fachadas repintadas. El aspecto ha variado, en general, y la vista lo ha agradecido (Fig. 3) . Las señalizaciones se han ido manteniendo relativamente bien en cuanto a la prohibición de circular motos y perros, aunque escaso caso se hace en cuanto a los canes, pura y dura imposición de cacas y meados perrunos, tolerada por la población, ante la intolerancia de sus dueños, porque la vigilancia existente impone sólo una autoridad relativamente mínima ante la masiva afluencia de vehículos. 2 Para que el incendio no se propague, si es que se llega a producir, se han construido varias barbacoas de obra, que apenas se utilizan, quizá por desidia, en detrimento de los utensilios tradicionales, transportables en vehículo propio, aunque propensos a accidentes, debido a su inestabilidad. Los accesos, con sus señalizaciones en las calzadas, para la circulación de vehículos de cuatro ruedas, léase coches utilitarios, se han trazado de nuevo (Fig. 4). Tanto la entrada como la salida, están bien señalizadas, marcando una sola dirección, que es obligatoria, porque la antigua salida tiene un bolardo, llamado pilona (Fig. 5), que sólo puede ser accionado por aquellas personas que dispongan de un decodificador, posiblemente el servicio de seguridad, por ahora (Fig. 6). A la vista de todo lo anterior, la pregunta que surge es ¿con qué fin se están haciendo estas mini inversiones anuales, cuando ninguna empresa privada puede uti-

Fig. 3. Julio, 2017. Autor: Alfonso Campuzano

Fig. 4. Julio, 2017. Autor: Alfonso Campuzano

Fig. 2. Julio, 2017. Autor: Alfonso Campuzano 16

17


PORTFOLIO DE LAS FIESTAS DEL STMO. CRISTO DE CANDÁS. 2018. EDICIÓN LIII

lizar ni explotar en su beneficio este terreno y estos locales? Partiendo de la base de que casi todo el mundo conoce la frase externalizar servicios, hecho común en Sanidad, ¿acaso la salida que se prevé para esta ex Ciudad Residencial es que se proponga un concurso al que acudan las llamadas empresas públicas, es decir, subvencionar con dinero procedente de los impuestos de los contribuyentes a una gestión privada, –todo el mundo sabe qué es una empresa pública y para qué sirve, porque es lo que se está vivido durante los últimos cuarenta años– que se haga cargo de su explotación? Así el Principado, teóricamente gastaría menos, un decir, pero posiblemente tampoco obtuviera beneficios, salvo el explotador, al que no se le exigiría nada, ni siquiera impuestos, como es bastante habitual. Las edificaciones inactivas necesitan ser conservadas, y qué mejor conservación que puedan ser habitadas como antaño olvidándose de tanto revisionismo que impida mirar hacia el futuro. El porvenir está a la vuelta de la esquina. La paciencia es virtud. En Valladolid a 23 de agosto de 2017

Fig. 5. Julio, 2017. Autor: Alfonso Campuzano

Fig. 6. Julio, 2017. Autor: Alfonso Campuzano

BIBLIOGRAFÍA: (1) ALFONSO CAMPUZANO. Fin de turno. Portfolio de las Fiestas del Santísimo Cristo de Candás, XLVIII, 20-23, 2013. ICONOGRAFÍA ADJUNTA (6): Autor de las fotografías (6): ALFONSO CAMPUZANO 18


PORTFOLIO DE LAS FIESTAS DEL STMO. CRISTO DE CANDÁS. 2018. EDICIÓN LIII

PORTFOLIO DE LAS FIESTAS DEL STMO. CRISTO DE CANDÁS. 2018. EDICIÓN LIII

LAUREANO FERNANDEZ ALVAREZ

Guiso a Bordo

Recuerdo de como se fizo un guisao de bonito en un barco de Candás. A partir del año 1939 que había terminado la Guerra Civil Española y la pronta, Guerra Mundial que vino a continuación, en Candás les families habíen quedao muy tocaes y les necesidades eren munches, había que trabayar como fuese pa poder llevar algún dinero pa casa y asi poder quitar la fame. Los niños teníamos unes Escueles Publiques y alguna maestra o maestro que te enseñaba les primeres letres y na mas, munchos fios de marineros, tuvieron que dexar la escuela pa tener que dir a trabayar, otros ni tal siquiera fueron a la Escuela. Yo soy fio de un marinero, descendiente de marineros de toda la vida de esta villa y de una muyer que trabayo toda su vida en la Fábrica de Albo hasta los 70 años. Diba a la Escuela en cuarto curso y el Maestro Don Santiago Ruiz Aldea llamó a mi madre y le dijo: Tienes un fio que tien muy buena cabeza, ye una pena que se pierda. Mi madre le diz: Donde va estudiar si

20

non tenemos perres, el le contestó que se diba abrir una Academia en Candás y que yo la aprovechase, que era muy barata y así empezó mi vida de estudiante. A los 14 años, pa poder ayudarme a estudiar, en verano fui de marinero a la pesca del tresmallo, me levantaba a 3 de la mañana y con Joaquín “La Guagua” los dos marineros, dibamos remando a la zona de pesca de tresmallos y veníamos a las 10 de la mañana remando también. El Patrón y dueño de este bote llamao Aviao, diba con un remo sentao a Popa, se llamaba Felix. El año que cumplí 15, ese verano fui de marinero a la pesca de la sardina, les perres que gané les guardó mi madre, pa asi poder seguir estudiando en Invierno en esa Academia que se había abierto frente la Iglesia. Siguiendo con esa vida de marinero y estudiante, cuando cumplí los 16 fui de marinero a bonito, con el dinero que gané y lo muncho que mis padres se sacrificaron, me fui a La Coruña a estudiar Náutica. Con 17 años en verano también me fui de marinero a la pesca del bonito y en invierno volví a La Coruña a seguir estudiando. Cuando cumpli los 18, también fui de marinero a bonito y en esa costera sucedió lo que ahora voy a redactar. Los barcos cuando van a la pesca del bonito, solo pa comer aparte del bonito que se desayuna y cena toos los días, llevan sal, azúcar, unos polvos pa facer chocolate pa´l desayuno, aceite, ajos, cebolles, patates, garbanzos, tocin, chorizo, morcilla, arroz, fideos, un poco perejil, alguna zanahoria, tomates, pimentón y pimienta. El pan, el tabaco y les marañueles, cada uno lleva lo suyo en la cesta que trai de casa. (el pan, dura dos o tres días na más, la fariña, los huevos y la manteca, se suple con les marañueles). Ser el mas xoven en un barco que tarda días en entrar en puerto, solo tien una ventaja, que yes el más

xoven, porque cuando llegues de la mar, toos tienen unes grandes prises pa dir pa casa supongo que pa ver los fios y siempre te decien: “Home quédate tu a bordo pa facer el carbón y el hielo, ya que tu en casa vas aburrite, nosotros te traemos la cesta que nos da tu madre”. Fue el último año que fui a bonito, la xente del barco se emperranron en que yo como era el más xoven que fuese de cocinero, la verdad ye que yo non sabía facer naa y ellos erre que erre me convencieron diciéndome que non me preocupase que ellos me ayudarían y así fue como ese verano lo fice en la cocina. Al principio me enseñaron, luego yo aprendí y ya me defendía bastante bien, creo, porque no se quexaban. Arranchando el barco pa salir a la mar a medianoche, nos quedábamos Joaquín, que también estaba soltero, que era fío de Pinón que diva en el barco de fogonero (Pinón también se llamaba Lauriano) y yo. La xente nos dejaba un mono pa los dos, que siempre lo vendíamos y guardábamos les perres, pero un día Joaquín me diz: Oye Lauriano no vendas el mono y fai algo que se te ocurra con él pa comer y así lo fice. Pensando en lo que aprendí con la xente y rumiando coses que facia mi madre, fice lo que sigue: Cogí el mono, le quité la cabeza, el buche, el corazón y el fegado, le quite les espines del llombo, les aletes y la cola, con el trozo que me quedó, lo corte en cachos grandes, de unos tres o cuatro dedos de espesor, cogí dos cachos que podían pesar casi un kilo y los separé. Puse una pota al fuego con muncha agua y un poco de sal (a mi me gusta la comida con poca sal), pelé una cebolla y cortela en dos cachos, pelé unos ajos y dejelos enteros, cogí unes rames de perejil y laveles. Por

21

último, lavé y raspé cuatro zanahories que andaben por allí sueltes. Cuando el agua de la pota se puso a ferver, metí la cebolla, los ajos, el perejil y les zanahories en la pota con el agua y cuando empezó a ferver de nuevo, cogí los trozos de bonito y los eché a la pota también. Cuando de nuevo empieza a ferver, miro el reloj, bajo el fuego y lo dejo ferviendo unos 15 minutos, al pasar ese tiempo, apago el fuego saco el bonito y lo dejo enfriar. Cuando puedo coyelo con les manes, le quito la piel, les espines y la carne del bonito que queda limpia la desmenuzo con les manes y lo guardo en una tartera. Pelo dos cebolles y las corto en pequeños trozos, cojo cuatro tomates, los pelo y también los corto en cachitos muy pequeños, pongo una pota al fuego con aceite y cuando esta ta muy caliente, le hecho a la pota, les cebollas que tenía picades, los cachitos de tomate muy pequeños, sal y con una cuchara de madera me pongo a dale vueltas de vez en cuando, al poco tiempo les añado cuchara pequeña de pimentón y un poco de pimienta, manteniéndolo así a fuego lento y dándole vueltes durante unos 20 minutos. Cuando pasó este tiempo, cojo el bonito que tenía desfecho y lo mezclo con esta fritada, dándole vueltes pa que se mezclen bien les coses y lo dejo ferviendo en la pota 5 minutos más, apago el fuego y tapo la pota. Pele unes patates, las corté pa freir, les eche un poco de sal, puse la sartén al fuego con aceite y cuando taba el aceite bien caliente eche les patates en la sartén y las freí muncho y cuando taben ruxando, saco les patates con una espumadera, las meto en la pota donde tengo el guisao, vuelvo a tapala y dejo que el bao que


PORTFOLIO DE LAS FIESTAS DEL STMO. CRISTO DE CANDÁS. 2018. EDICIÓN LIII

despide la fritada se meta en les patates. Este preparao de bonito lo fice dos días más tarde en la mar y le gustó tanto a la tripulación que me lo pidieron munches veces durante la costera, unes veces pa comer u otres pa cenar, les daba igual con tal de que lo ficiese. De vez en cuando, mas bien de cuando que en vez, faigo esta fritada en una reunión familiar, siempre me dicen que ta muy rica. Quiero dexar bien claro, que este guisao, si alguien lo fai, que recuerde que ye de inspiración marinera de Candás fecha por mi, pero con la ayuda de todos los marineros del Carreño, que así conste y lo digo. Aprovecho la ocasión para recordar aquellos hombres con los que aprendí tanto de la mar siendo marinero, a Manolo “Mariaxes”, Galan, Maximo “Ponteo”, Nonotos, Budin, For, Joaquín “Tuco”, Pinon “Lauriano”, Joaco “cuñao de Jesús”, Agapito “Berigua “el Patrón de Pesca”, a Jesús “el Patrón de Costa”, a su hermano Pedro, dueños de pesquero llamado “Carreño” y hermanos míos y sobre todo a Sansón, gran marinero, gran persona y máximo culpable de que yo fuese cocinero, era muy cariñoso conmigo, que todos ellos sean felices donde estén.

UNA NOTA.- Con el caldo que quedó donde cocí el bonito, se puede facer una sopa de fideos, de arroz o de pan. Se puede quitar too, dejar solo el caldo o también, triturando les coses que llevaba el cocío del bonito y echar el triturao al caldo. Les dos formes tan muy riques.


PORTFOLIO DE LAS FIESTAS DEL STMO. CRISTO DE CANDÁS. 2018. EDICIÓN LIII

PORTFOLIO DE LAS FIESTAS DEL STMO. CRISTO DE CANDÁS. 2018. EDICIÓN LIII

ALAIN FDEZ

(DIRECTOR-GERENTE TEATRO PRENDES DE CANDÁS)

¡Que bello es vivir!

La película de todas las navidades cinematográficas del Teatro Prendes “De si el mundo sería diferente sin cada uno de nosotros” o “Que se pare el mundo que yo me bajo”. DIALOGO PELICULA: Guardapuente: “Como fue el caerse Vd.” Clarence: “No me he caído, he saltado para salvar a Georges” Georges: “Como?, para salvarme?” Clarence: “Te he salvado , no?...no has llegado a consumarlo” Georges: “ A consumar el qué?” Clarence: “El suicidio” Guardapuente: “Aquí es ilegal suicidarse señores” Clarence: “También es ilegal en el sitio de donde vengo” Guardapuente: “ Y de donde viene?” Clarence: “ Del Cielo” A menudo cuando pienso en esta maravillosa película de Frank Capra suelo cometer dos errores. El más frecuente es ponerle el nombre de otra mítica película, eso sí mucho más reciente: “La Vida es Bella” (I, 1997) del histriónico Roberto Benigni y que, contrariamente a la película que nos interesa, consiguió tres oscar (Mejor Película de Habla No Inglesa, Mejor BSO - Nicola Piovani - y ...si....Mejor Actor Robertooo). Por cierto : ¡ATENCION PREGUNTA!: ¿Que película fue la gran triunfadora de los Oscar de 1946?.......Tic tac, tic tac...pues si, ya veo que nadie se acuerda....”LOS MEJORES AÑOS DE NUESTRA VIDA” de William Wyler que se hizo con siete estatuillas: Mejor Película, Mejor Director, Mejor Actor Principal Fredric March, Me-

24

jor Guión Robert E. Sherwood, Mejor Montaje Daniel Mandell, Mejor Banda Sonora Hugo Friedhoffer y me dejo para lo último el más “llamativo”: Mejor Actor de reparto Harold Russel, que ha sido la única persona en la historia de la Academia que ha ganado dos Oscars por el mismo personaje, ya que además de no ser

actor de profesión, este joven mutilado de guerra antes de la ceremonia ganó el Oscar Honorífico por “haber dado ánimos a los veteranos.” Estaba claro que en aquel ya lejano 1946 la segunda guerra mundial aún estaba muy presente y es lógico pensar lo que supuso esta película para el país,ya que reflejaba con total crudeza como los soldados supervivientes, algunos con taras físicas, regresaban a los Estados Unidos y aunque al principio se les trataba como Héroes, poco tiempo después comenzaron a verse marginados...Por cierto después de cada “guerra” lo mismo, siempre lo mismo (véase “Nacido el 4 de Julio” de Oliver Stone (1989 / 2 Oscar de 8 nominaciones) - Post Vietnam o “El Francotirador” de Clint Eastwood (2014 / 1 Oscar de 6 nominaciones) - Post Irak y lo que te rondaré morena....MAKE LOVE, NOT WAR. Y el segundo error (no se preocupen no se me había olvidado) es decir el titulo en voz alta pero no como una afirmación, o sea entre exclamaciones, sino casi como una pregunta...¿Que Bello es vivir?..además aqui me imagino frente al espejo cual Robert de Niro preguntando de manera insistente, pero eso sí en Inglés que es más apropiado: “It´s a Wonderful Life?... eh, you talking to me?... you talking to me?....talking to me?...cause I am the only one here”.....Bueno dejémoslo aquí que se me va la pinza y acabo enamorado de Jodie Foster. Pero volvamos a la película que nos interesa ¿Cómo es posible que una película qué nos cuenta como un hombre desesperado intenta suicidarse sin embargo va a darnos las claves de que en esta vida lo más importante es el simple hecho de existir? Muchas veces me he preguntado, no sé si ustedes, que hubiese sido de mi vida si no hubiese conocido a las personas que conocí? Qué hubiese sido de mi vida si hubiese girado a la derecha en aquella calle y no a la izquierda? Que hubiese sido de mi vida si no hubiese conocido a lo mujer con la que me casé?....... pues yo lo tengo muy claro.... mi vida hubiese sido diferente; hombre eso parece una obviedad pero volvamos al planteamiento mismo de la película porque realmente la parte más dura, más angustiante de “QUE BELLO ES VIVIR” solo representa la última media hora, de un metraje de dos. Está claro que sin Georges Bayley la vida de gran parte de los habitantes de Bedford Falls hubiese sido diferente...Pero es que el propio Georges es como es por la gente con la que vivió, por la gente que salvó, por la gente que conoció, en definitiva por la gente que le rodeó. Por lo general cuando uno va al Médico una de las preguntas que le suele hacer el Galeno de Cabecera es por los Antecedentes Familiares puesto que nacemos

25

con unos genes heredados (nunca mejor dicho), es lo que en ciencia se llama el Genotipo. Pero en todos nosotros también influye el entorno, es decir nuestros hábitos, nuestra alimentación, nuestra vida diaria... esto es el FENOTIPO (para los de la LOGSE: Conjunto de caracteres visibles que un individuo presenta como resultado de la interacción entre su genotipo y el medio). Con esto quiero decir que todo individuo se desarrolla en base a una herencia, pero también, y yo diría que sobre todo, en base a la vida que elige. De ahí que esta película nos refleja en su primera parte (la primera hora y media) cómo el entorno influye sobre la vida de Georges y le hace ser como es, y él a su vez verá (en la última media hora del film) como ha influido en la vida de los demás. Y lo más maravilloso, y que nos llena de orgullo y satisfacción cada vez que vemos esta joya del séptimo arte, es comprobar la comunión perfecta entre un Hombre bueno y todo aquel o aquella que tuvo la suerte de toparse con él en este terrenal existencia. En este película Frank Capra se supera, ya que al usar ese FLASHBACK que el propio Georges solicita sin querer a su Ángel de la Guarda Clarence, nos hace ser testigos de un verdadero FEEDBACK POSITIVO entre todos los personajes de la película. Esto sí que es CINE EN 3D y no lo que nos quiere “vender” desde 2009 James Cameron con su “AVATAR”.....Y me preguntarán Uds ¿Como que Cine en 3D?...Pues está muy claro, porque si vemos una película que se proyecta en una pantalla bidimensional, la tercera dimensión aparece cuando sentimos que esas imágenes, esa historia nos tocan directamente el corazón, considerando este órgano como hacían los “antiguos” como el centro de nuestras emociones... ahí está la TERCERA DIMENSIÓN, la que dispara directamente al corazón de todos aquellos que vamos al Cine para emocionarnos, para sentirnos vivos, en definitiva para ser más humanos. A todos nosotros nos gustaría toparnos en algún momento de nuestra vida con un Clarence igual de sencillo para poder ayudarlo a conseguir sus alas...Por cierto a mí el Clarence que recuerdo con más cariño es aquel León bizco de la serie de los años sesenta “DAKTARI” (que significa “Doctor” en lengua suajili). “QUE BELLO ES VIVIR” no es solamente un canto a la vida, es un canto a la Gente Buena, es una lección de vida, es en resumen todo lo que nuestra sociedad sigue necesitando hoy más que nunca: Vivir y dejar vivir, ayudar, compartir, pensar en ayudar sin esperar nada a cambio.....Dicho de manera más sencilla y directa es saber CONVIVIR....pero todo ello en vivo y en directo, o sea en formato real, no en modo virtual (ya me entienden).


PORTFOLIO DE LAS FIESTAS DEL STMO. CRISTO DE CANDÁS. 2018. EDICIÓN LIII

igual que Georges Bailey la vuelta a la vida de nuestro protagonista, un esplendido Warren Beatty, cambiará la vida de los que le rodean. *”ATRAPADO EN EL TIEMPO” de Harold Ramis (EEUU, 1993):O de como el día de la marmota ya es un clásico en la vida de tanta gente que se suele citar siempre esta película cuando antes se hablaba de un “déja vu”... Aquí también lo que hacemos, cuando lo hacemos y a quién lo hacemos cambia la vida de los que nos rodean y nos obliga a cambiar la nuestra.

Por último quiero dejar constancia que no estoy muy de acuerdo con ver esta película en el apartado MELODRAMA........tendría que haberse incluido en el apartado PELICULAS 3D....jejeje....He dicho NOTA FINAL: Desde hace unos años y como manda la tradición en algún momento de cada mes de Diciembre “QUE BELLO ES VIVIR” se proyecta en Versión Española en el Teatro Prendes de Candás...no se la pierdan TRES PELÍCULAS DEL MISMO GENERO (3D of course): *”LA VIDA ES BELLA” de Roberto Benigni (I, 1997):Es la historia de otra vida que será diferente gracias al esfuerzo de un padre para mantener a su hijo alejado del horror que le rodea (además su BSO es la que suena la última semana de cada mes de Julio en el Parque de Les Conserveres de Candás antes de cada proyección - a las 23,00h - del Festival de Cine de Aventuras y de la Mar al Aire Libre de Candás) *”EL CIELO PUEDE ESPERAR”de Warren Beatty y Buck Henry (EEUU, 1978):Película que algunos consideran blanda, pero para mí es entrañable porque al

Notas: 1/Artículo publicado en el Libro “UN PIANO SUENA MEJOR CUANDO SE HA TOCADO - Cincuenta (más una) películas para una noche de verano” de la Editorial REMA Y VIVE. 2/ La Frase que le da título al libro es de la Película “CUANDO RUGE LA MARABUNTA” de Byron Haskin (EEUU, 1954), Película con la que se inauguró el Teatro Prendes de Candás el 01 de Enero de 1956...y por cierto se lo dice Eleanor Parker a un desconfiado Charlton Heston.

26


PORTFOLIO DE LAS FIESTAS DEL STMO. CRISTO DE CANDÁS. 2018. EDICIÓN LIII

HERMENEGILDO FÉRNANDEZ GONZÁLEZ

La mar de mares El 1 de noviembre de 1880 se funda la “Asociación de Mareantes del Puerto de Candás”, recogiendo el testigo del extinto Gremio de Mareantes. Ello fue posible gracias al celo del médico Braulio Busto que consiguió juntar a armadores, patrones y marineros candasinos. Los objetivos de la Asociación eran: primero, el mantenimiento, ampliación y mejora del puerto y su dársena; segundo, los socorros económicos y médico-farmacéuticos a los asociados, familiares a su cargo y jubilados; tercero, la conservación de la Capilla del Rosario de la Iglesia Parroquial (incluida la vestidura de la imagen), el culto a la Virgen del Rosario por Pascua de Resurrección, el nombramiento de los patrones que debían de llevar el palio, la imagen de la patrona e insignias, y la celebración de misas de aniversario por las víctimas de los naufragios; cuarto, subvención al organista de la Iglesia Parroquial para enseñar gratuitamente música a los hijos de los socios y dirigir la Banda de Música local. Para cumplir esos objetivos los mareantes se comprometían a dejar a beneficio de la Asociación el cuatro por ciento del importe bruto de la venta de la pesca. En febrero de 1881 es elegida la primera Junta Directiva, compuesta por Braulio Busto, presidente; Bernardino Muñiz González, vicepresidente; el maestro Manuel Artime, secretario; y seis vocales divididos en dos comisiones: la del Muelle, integrada por Pedro Herrero Frutos, Victoriano García Muñiz y José Muñiz García; y la de la Iglesia, compuesta por Raimundo Morán García, Castor González Posada y Anselmo Fernández Luanco. Fallecido Braulio Busto, el militar Manuel González Valdés, popularmente llamado Valdés Pumarino, fue nombrado presidente honorario en enero de 1882, y en diciembre de ese año presidió la nueva Junta Directiva. Después de años de pujante vida la Asociación entró

28

en un período de decadencia, con rencillas, rivalidades y divisiones que la llevaron a una grave crisis, produciéndose, a partir de 1891, la baja de muchos socios, quienes constituyeron una sociedad, digamos que paralela, denominada “La Sirena”. La Asociación resurge el 1 de mayo de 1894 bajo la denominación de “Sociedad de Mareantes de Nuestra Señora del Rosario de Candás”, siendo presidente, desde marzo de 1894, el cura párroco Francisco Suárez-Castiello, que había sido propuesto por Val-

PORTFOLIO DE LAS FIESTAS DEL STMO. CRISTO DE CANDÁS. 2018. EDICIÓN LIII

dés Pumarino. Al respecto entresacamos el siguiente párrafo de la Memoria leída por el secretario Manuel Artime en la Junta General celebrada el 14 de enero de 1895: “Aprovechando las lecciones de la experiencia, de sus cenizas renació a la vida nuestra Sociedad, y para que no bajase al panteón del olvido en corto lapso de tiempo, se la puso bajo la salvaguardia y protección de la queridísima de todo marinero y de todo hombre de fe -Nuestra Señora del Rosario- porque la Junta encargada de formar el nuevo Reglamento creería cometer descuido imperdonable, si al reorganizar la Sociedad de Mareantes, no la constituyese bajo el auxilio de la Estrella de los mares, a quien se levanta un altar en cada pecho español, y tiene un trono en cada buque, que tremola la noble cuanto invencible bandera gualda y roja”. Candás, agradecido, dio el nombre de Braulio Busto a la calle que hasta entonces se llamaba La Plaza; también concedió el nombre de Valdés Pumarino a la antigua calle Corrida; a Manuel Artime se le rindió homenaje con un busto de bronce, obra del escultor Víctor Hevia, que actualmente está instalado en las inmediaciones del Colegio San Félix.

Hace tiempo que Candás dejó de ser un universo de mar, pero mantiene la tradicional devoción a la Virgen del Rosario. Con esta advocación existen actualmente la “Cofradía de Pescadores Nuestra Señora del Rosario” y la “Cofradía (religiosa) Virgen del Rosario”.

29


PORTFOLIO DE LAS FIESTAS DEL STMO. CRISTO DE CANDÁS. 2018. EDICIÓN LIII

PORTFOLIO DE LAS FIESTAS DEL STMO. CRISTO DE CANDÁS. 2018. EDICIÓN LIII

LUIS ÁNGEL FERNÁNDEZ

CRONOLOGÍA DE CARREÑO III 1367.- El 28 de Febrero, Enrique de Trastámara confirma la concesión de las tierras de Gozón, Carreño, Corvera, Illas y Castrillón que en concepto de Alfoz había efectuado al concejo de Avilés su abuelo Fernando IV en el año 1309. 1383.- En el mes de Junio, debido a la sublevación de Alfonso Enríquez, conde de Gijón, contra su hermanastro Juan I, el rey ordena a los principales caballeros de la región que se pongan al servicio del obispo Gutierre de Toledo para sofocar la rebelión. Entre estos caballeros se encontraba Gonzalo Rodríguez de Tabaza, personaje de gran relevancia en Carreño, fallecido tres años más tarde. 1385.- El obispo don Gutierre impulsa la organización parroquial de la Iglesia de Oviedo, inventariando todas las feligresías y sus beneficiarios. Al Arciprestazgo de Carreño le adjudica quince parroquias, tres en el actual concejo de Gijón: San Miguel de Serín, San Andrés de Tazones y Santa María de Poago, y otras doce que continúan en Carreño: San Félix de Candás,

Santa María de Piedeloro, Santa María de Logrezana, San Salvador de Perlora, Santa María de Prendes, San Lorenzo de Carrió, Santianes de Pervera, San Esteban de Guimarán, Santa Olalla de Carreño (El Valle), Santiago de Ambás, Santianes de Tamón y San Vicente de Lodos, también en Tamón. Obvio es decir que la Catedral de Oviedo continuaba siendo el principal terrateniente de Carreño con celleros en Candás, Logrezana, Prendes, Guimarán, El Valle y Tamón. Contando también con un importante patrimonio los monasterios de San Vicente y San Pelayo de Oviedo, el primero con propiedades en Piedeloro y Ambás, y el segundo en Aboño y Zanzabornín. 1418.- El concejo de Avilés reclama al concejo de Carreño que no empadrone como vecino suyo a Juan Alfonso, morador en Carreño, por ser descendiente de los vecinos del “Rolo Viello” y que por tanto debía de tributar en Avilés. Los jueces de Carreño, tras las pesquisas correspondientes, aceptarían la reclamación. (C.D. Avilés-Doc. 114).

30

En este documento se cita el lugar de La Rebollada en Guimarán como lugar habitual de las reuniones del concejo, el cual se alternaba para este fin con la ermita de Santolaya en Candás. También nos indica este documento a los siguientes personajes y oficios de Carreño ese año: Juan García de la Pesgana, Juez Primero del concejo, García Alfonso de Carrió, Notario, y el cargo de Fieles que ostentaban Diego Cuervo de Logrezana y Alfonso Muñiz de Carreño. 1444.- El 16 de Noviembre, Gonzalo Rodríguez de Sebades y Alfonso Rodríguez de Guimarán asisten en representación de Carreño a una reunión celebrada en Oviedo, de la mayoría de los concejos asturianos, para oponerse a los nombramientos efectuados por el príncipe don Enrique, aunque le prometen acatar su señorío siempre que guardase y respetase los derechos y costumbres del Principado de Asturias. Testigo en el acta de dicha reunión también figura el caballero Ruy González de Carreño. (Archivo de los Condes de Luna). 1452.- El canónigo Juan de Villasinda que disfrutaba de las rentas del cellero de Candás, perteneciente a la Catedral de Oviedo, arrienda a 24 vecinos de Candás la Ería de Sorribas para plantar viñas, teniendo que pagar por ello anualmente la quinta parte del vino que produjesen. (Sanz Fuentes, Portfolio de 2001). 1458.- El canónigo Ruy García de Prendes asume el cargo de deán de la Catedral de Oviedo, cargo que ostentaría hasta su fallecimiento en 1478.

31

1462.- Rodrigo Álvarez de Prendes y Juan Fernández de Candás son los procuradores que representan al concejo de Carreño en la toma de posesión de Diego Fernández de Quiñones como nuevo merino mayor de Asturias. El acto se celebraría en Oviedo el 5 de Abril de ese año. (Archivo de los Condes de Luna). 1464.- Al estallar la rebelión del príncipe don Alfonso contra su hermanastro Enrique IV, el merino Diego de Quiñones apoya a los insurgentes secundado por el deán de la Catedral, Ruy García de Prendes. Dada la influencia del deán en el concejo y la presencia de su sobrino Rodrigo Álvarez de Prendes, podemos suponer el apoyo de Carreño a la causa de don Alfonso, que tendría a sus principales enemigos en la ciudad de Oviedo y el caballero Iván Bernaldo de Quirós, leales a Enrique IV. 1466.- En el mes de Abril, Diego de Quiñones toma la ciudad de Oviedo, donde se habían hecho fuertes los enriqueños, culminando así su dominio sobre toda la región. También despoja a Fernando de las Alas de la merindad de Avilés, por haber acudido a la defensa de Oviedo en apoyo de Enrique IV. 1468.- Al fallecer el príncipe don Alfonso se firmaría la paz de los toros de Guisando entre Enrique IV e Isabel la Católica, la cual contraería matrimonio al año siguiente con Fernando de Aragón. Esta paz significaría en Asturias, que el merino Diego de Quiñones seguiría manteniendo el gobierno sobre toda la región. 1471.- En un documento del Registro General del Sello


PORTFOLIO DE LAS FIESTAS DEL STMO. CRISTO DE CANDÁS. 2018. EDICIÓN LIII

posible constructor del Torruxón de Prendes, estaba casado con Elvira de Quirós, con quien tendría un hijo llamado Álvaro de Carreño, fundador de la rama familiar de los Carreño de Oviedo. Fernando de Valdés, hijo del abad de Cenero, Menén Suárez de Valdés, residía en esos años en su casa-fuerte de Tabaza. Estaba casado con Sancha de Quirós, hija del citado Pedro de Carreño. Juan de Carreño, hijo de Fernando de Coalla y María de Carreño, vecinos de Avilés, residía en su palacio de Sebades en Logrezana, donde se convertiría en el fundador de la célebre Casa de Carreño en dicho término. Rodrigo García de Carrió, hijo de Menén García, estaba al frente de la Casa de Carrió, ejerciendo también el oficio de notario público en Oviedo. Alfonso Muñiz de Carreño, heredero de la casa solariega de los Muñiz Carreño en Santa Eulalia del Valle. 1482.- Los Reyes Católicos inician ese año la conquista del Reino de Granada, contando en sus ejércitos con un importante número de asturianos, fruto en buena medida de distintas levas anuales, en las que al concejo de Carreño le tocaba aportar normalmente entre seis y doce peones. Como la guerra duraría diez años, podemos estimar que la mitad aproximada de los hombres útiles de Carreño acudiría a dicha contienda.

de Mayo de 1501, se dice que en torno a ese año, Pedro de Carreño, sobrino del deán Ruy García de Prendes, edificaría el llamado “Torruxón de Prendes”, aunque también es posible que se tratase de una reedificación y que por tanto el Torruxón sea todavía más antiguo. 1476.- Parece muy evidente el apoyo del concejo de Carreño a Isabel I en su enfrentamiento contra su sobrina Juana “la Beltraneja”, esposa del rey de Portugal Alfonso V, el cual invadiría Castilla encastillándose en Toro. Siguiendo al merino Diego de Quiñones, muchos asturianos acudirían a la guerra contra los portugueses, participando activamente en la contienda. 1478.- Fallece el deán de la Iglesia de Oviedo, Ruy García de Prendes, el cual sería enterrado en el transepto sur de la Catedral, donde figura su escudo de armas, seis cuervos en dos fajas. 1480.- Reseñamos a continuación los principales caballeros de Carreño en aquellos años: Rodrigo Álvarez de Prendes, ya citado, era sobrino del deán Ruy García de Prendes. Repostero de camas del Reino, casado con María de Valdés, tenía casas y propiedades en Candás y Prendes. Sería padre de tres hijos: Álvaro de Carreño, Fernando de Prendes y Rodrigo de Prendes. Pedro de Carreño, hermano de Rodrigo de Prendes y

32


PORTFOLIO DE LAS FIESTAS DEL STMO. CRISTO DE CANDÁS. 2018. EDICIÓN LIII

PORTFOLIO DE LAS FIESTAS DEL STMO. CRISTO DE CANDÁS. 2018. EDICIÓN LIII

JOSÉ MARCE GARCÍA

Para los candasinos, Santarua es una palabra de oro. Cada letra suena de una en una, y todas juntas forman un aldabonazo, una llamada, un eco de profunda dimensión. No es un nombre lleno de aire y de mentira de esos que suenan a tonada falsa, que se venden o se compran. Santarúa es una reliquia, un mar de agua dulce que dio vida al pueblo de Candás: un hondo pensamiento que llena de sentimientos el corazón y mantiene la memoria del pasado. Santarúa es lo candasín, el estallido del agua que asoma por cinco caños como una marea de vida y de frescura. Pasan los siglos, pasan los tiempos, y esa agua de roca, ese brocal de luz, ese continuo milagro en las edades sigue manando como si fuera el reflejo eterno de nuestra propia existencia. Por eso, cada poco vengo a este lugar y a esta fuente a beber de sus cinco caños, a escuchar el concierto milagroso de su música arrulladora, a sentir la paz oculta que aquí, en este pequeño jardín, siempre deberíamos poder encontrar los candasinos. Defender y saber guardar la llave de este lugar incunable es nuestro deber. Y una obligación embellecerlo para los niños, para los jóvenes que incendian sus miradas en el amor de todos los crepúsculos, para los viejos que cada vez huelen más a pasado y soledad, y van muriendo sin vecindad. De esta pacifica montaña abierta en agua bebieron aquellos arponeros candasinos que volcaron ballenas como barcos y pusieron la mar patas arriba, y los reyes del bonito, y los solitarios boteros. Hasta aquí venían aquellas mujeres laboriosas y enlutadas, pasadas de cansancio, llevando en la cabeza los barreñones cargados con los percales y mahones de la vida para, después de lavados, tenderlos al verde como velamen de su pobreza limpia. Aquí bailaron giraldillas nuestras abuelas, y escucharon los conciertos de la banda al aire libre; y en la noche mágica de la víspera del Cristo, toda de farolillos y bombillas de colores, los marineros, que habían puesto sus proas todo avante hacia Candás, celebraban la verbena del pescador y cantaban lo de la dulce emoción de las olas, la fuente de Santarúa y las mujeres morenas. No siempre a esta fuente y parque se les han prestado la debida a tención. Ahora, hace ya unos meses, se han emprendido trabajos de adecentamiento y mejora. Y así, para la buena marcha, hay que seguir. José Marce García 34

HELADOS HELIO HERMANOS Huelen a aroma de vainilla, a menta con briznas de cacao, a turrón. Huelen a infancia con galleta y cucurucho bajo el sol. Todo empezó en una tolva, allá abajo, en la Ribera, amasando a pala: nata, chocolate, leche, azúcar, ¡qué sé yo!

Placer frío en un corte de barquillo, sorbetes, cucuruchos, vasitos con cuchara y algún que otro empujón. Las colas habituales: Fresas del bosque, mantecado, avellana, tuti, café, a mí uno de limón. Doro, maestro artesano, de gira por los prados. Heladeros, él y sus hermanos, de carrito y capuchón. 35


PORTFOLIO DE LAS FIESTAS DEL STMO. CRISTO DE CANDÁS. 2018. EDICIÓN LIII

PORTFOLIO DE LAS FIESTAS DEL STMO. CRISTO DE CANDÁS. 2018. EDICIÓN LIII

BERTA G. BARROSA CANDIA

La buena amistad Un día me encontré con una persona que me preguntó cuál era la razón por la que no había escrito en el portfolio del pasado año y le expliqué que cada vez que lo intentaba me quedaba en blanco. Esas palabras no las olvidé y estaba decidida a escribir siempre y cuando algo me viniera a la mente algo que pudiera aportar situaciones agradables para el lector, que es lo que siempre intento hacer, y de repente un día recibo un Email de un familiar que vive en USA y me comenta que en la Universidad de Los Ángeles se hizo un estudio sobre la amistad y decía un párrafo: “Se ha descubierto que LOS AMIGOS contribuyen al fortalecimiento de la identidad personal y la protección de nuestra salud y futuro, constituyendo un remanso de paz y amor en medio del mundo real lleno de tempestades y obstáculos”. Ratifico totalmente ese párrafo. Lo he vivido y lo estoy viviendo. En los 19 años que viví en Cuba, donde nací, aparte de las chicas de la familia contemporáneas con mi hermana y conmigo sólo tenía dos amigas compañeras del colegio. Seguí su amistad al venir y pude disfrutar de la familia de una de ellas pues venían todos los veranos a sus hijos para que practicarán el español ya que las dos amigas habían marchado para USA y una se casó pero la otra ha permanecido soltera y toda la vida la ha dedicado al trabajo y al estudio. Ya nada más me queda esta última porque mi amiga Ofelia falleció prematuramente. Cuando llegué a Candás conocí desde el principio el valor de la amistad por medio de Pipo del que no me separé hasta que falleció. Él era miembro de una gran pandilla de amigos. Se hacían llamar “Los Gorilas” y

de ahí salió el nombre que escogieron cuando fundaron los tres hermanos y un amigo, Manuel Lombardero (Mamel) el club de piragüas Los Gorilas de Candás. Empezamos a salir varias parejas para celebrar juntos los diversos festejos que acontecían durante los meses de verano y también acudíamos a los bailes en La Nozaleda y el Parque Santarúa. Con el tiempo nos fuimos casando y formando una familia. Varios hijos de mis amigos coincidieron con las hijas nuestras en la celebración religiosa de la Primera Comunión y también en las fiestas del Cristo participaban todos los niños en la charanga que formaban Gaby y Bolín. Las madres le hacíamos la ropa y organizábamos los bailes que iban a realizar en la charanga y eso era ya un tema de acercamiento de padres e hijos que se fue prolongando durante varios años formando varios sus pandillas de amigos. Nuestros padres se quedaban con los nietos los sábados de noche para que saliéramos a cenar y luego a bailar disfrutando de la juventud que teníamos y que nos hacía pensar en que pronto tendríamos que cambiar nuestra forma de vivir al hacerse mayor los hijos y a alejarse de Candás algunos amigos por razones laborales pero siempre con la ilusión que en Navidades, Semana Santa y en verano nos volveríamos a ver como así fue durante años. Con el tiempo se fueron casando los hijos y volvíamos a reunirnos ya no todos, a causa del fallecimiento prematuro de algunos amigos y nos tocó el momento de demostrar que éramos amigos para lo bueno y también para lo malo compartiendo la pena. Una vez al año nos reuníamos los que quedábamos a 36

cenar y recordar tiempos pasados pero cada vez había más asientos vacíos y ahora seguimos en contacto por teléfono o encuentros casuales quizás para tomar un cafetín o una cerveza y contar sobre nuestros nietos como van progresando convirtiéndose ahora en los principales protagonistas de nuestras vidas. No quiero olvidarme de una familia que debido a las competiciones de piragüismo nacionales coincidíamos siendo componentes del Club Naútico de Gran Canarias. Hemos estado varias veces en esa querida isla que algunos aspectos me recuerda a La Habana y ellos también han venido a Candás en diversas ocasiones formando parte del grupo de mis amigos candasinos. Ahora seguimos comunicándonos porque ha resultado una amistad imperecedera, me han acom-

37

pañado mucho en los momentos en que más necesitaba ese calor de la amistad. Mis queridos amigos, rezo todos los días por los que se fueron y disfruto con la compañía de los que aquí hemos quedado. Gracias por haber colaborado a hacernos vivir a Pipo y a mí momentos muy felices aunque ahora me siento emocionada pensando que aquellos tiempos felices ya no pueden volver. Llevo viviendo en Candás más tiempo que en Cuba y vosotros habéis colaborado a sentirme muy a gusto al igual que muchas personas que aunque no formaban mi círculo de amigos de la juventud también con el tiempo me han brindado su amistad y me ayudan a llevar una existencia serena sintiéndome querida.


PORTFOLIO DE LAS FIESTAS DEL STMO. CRISTO DE CANDÁS. 2018. EDICIÓN LIII

PORTFOLIO DE LAS FIESTAS DEL STMO. CRISTO DE CANDÁS. 2018. EDICIÓN LIII

JOSÉ MARÍA GARCÍA GARCÍA

Candás y Carreño, por el mundo.

Visita a los campamentos del Sáhara En primer lugar, un saludo cordial a todos. Me sumo de nuevo a los autores del Portfolio, con el fin de colaborar una vez más. Este año voy a cambiar de tema en relación con los anteriores, dejando aparte mis recuerdos más antiguos para referirme a otros más recientes y que creo debo reseñar por las razones que expondré más adelante. Cuando uno sale de viaje por España o por el extranjero lleva a su pueblo, concejo, región o país en su mente, haciendo o buscando comparaciones para bien o para mal con lo que visita, y si descubre referencias a lo nuestro en otros lugares, el hallazgo siempre sorprende y crea curiosidad (¡qué casualidad!, ¡mira que encontrar a esta persona o a esta referencia aquí!) Mi primera participación en el Portfolio de las Fiestas

del Cristo, fue con un artículo en el que relataba un viaje a Florencia en el que visité el Museo del Palacio Vecchio y donde me encontré con un mapamundi del año 1570 en el que figuraba Candás en la parte referente a la Península Ibérica, lo que me produjo sorpresa y admiración, pues demostraba que por aquel entonces nuestro pueblo ya era importante. No pude conseguir el mapa en mi primera visita, pero sí en una segunda que hice a la misma ciudad de la que traje dos copias con mucha ilusión, cediendo una de ellas al siempre recordado con cariño David Pérez-Sierra que me dio mucha información acerca del posible motivo por el cual Candás podía figurar en ese mapa; una copia del mismo está incluida en la página 18 del excelente libro publicado en 2004 sobre el Puerto de

38

Candás, cuyos autores son Armando Rodríguez González y Manuel Ramón Rodríguez Rodríguez, a los que agradezco su inclusión. Yendo al objeto de mi escrito de este año, hace unos meses tuve la suerte de visitar los campamentos de refugiados de la población saharaui situados cerca de la ciudad argelina de Tindouf, como enviado de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) de la que soy miembro, y que tiene programas solidarios en varios lugares e inicia uno de ellos en el campamento. Fue una gran experiencia personal y humana y tuvo también referencias a nuestro pueblo y concejo. No pude dejar de recordar y, por qué no decirlo, de admirar a Luis Miranda que como todos sabemos, fue responsable de la Cruz Roja en Carreño, y que acudió muchos años, de forma continuada a visitar a este pueblo. Recuerdo la ilusión con que preparaba sus visitas y los materiales que iba recogiendo para llevarles, y también como a su vuelta, relataba su experiencia con gran satisfacción, lo que ahora entiendo perfectamente. Y me acordé también muchas veces de las familias que han acogido niños saharauis en los veranos durante tantos años. Los campamentos son varios, organizados en lo que

llaman wilayas o pueblos a los que les pusieron el nombre de las ciudades del territorio original del Sáhara, de ahí la similitud de los nombres de ambos territorios. Pues bien, el último día de mi estancia, visitando en El Aaiún una clínica de rehabilitación que habían organizado dos fisioterapeutas locales, me encontré con un pequeño edificio, en cuya puerta en la parte superior había un letrero en el que como se puede ver en la foto que acompaño, se hacía alusión a la ayuda prestada por Carreño y Gozón a través de sus Ayuntamientos. Fue grande la sorpresa y la alegría, con sentimiento de orgullo por la colaboración de ambas concejos con el pueblo saharaui. Aprovecho este escrito para mostrar mi agradecimiento y solidaridad con el pueblo saharaui que fue muy acogedor, hospitalario, generoso y que sigue luchando por conseguir el reconocimiento de sus derechos. Creo que debo manifestar públicamente este sentimiento de gratitud y apoyo. Me parece que es un deber el manifestarlo y agradezco la oportunidad de hacerlo a los responsables del Portfolio si tienen a bien publicar mi escrito. 39

Aprovecho para felicitar las fiestas a todos.


PORTFOLIO DE LAS FIESTAS DEL STMO. CRISTO DE CANDÁS. 2018. EDICIÓN LIII

PORTFOLIO DE LAS FIESTAS DEL STMO. CRISTO DE CANDÁS. 2018. EDICIÓN LIII

POETA AL ALBA

ALBORADA DE LAS FIESTAS DEL STMO. CRISTO 2017

Fuxe la nueche ente marmullos y solombres. Fuxe la nueche. Y espierta l’alba. Bonos díes a toos y a toes a la lluz del alba Gracies Marcelino por estes pallabres tan prestoses. Querida Alcaldesa. Concejales de Carreño y demás autoridaes equí presentes Candasinos y candasines, amigos y amigues. Salúdovos a toes y a toos. Gracies por acompañame. Lo primero’l mio agradecimientu al Ayuntamientu de Carreño y de manera especial a la so Alcaldesa, Amelia Fernández, por pensar en mi pa cantar al alba. Un honor que yá dende agora llevo prendío nel corazón. Gracies Alcaldesa por ser tan sensible a la cultura. Carreño, y la so capital, Candás, son modelu a siguir. Equí zusmia cultura per tolos requexos. Alcaldesa, pue tar arguyosa de presidir y liderar esti conceyu que nos llama cada poco a l’allegría y disfrute de lo meyor. Munches veces canté a la mar nos mios poemes, pero nunca tuvi la oportunidá de soyar les agües de versos, como lo voi facer agora, en recuerdu de los que yá se fueron y que moren n’otra dimensión. ¡Que nun s’apague la lluz de la so memoria! Les mios pallabres, tintaes de salitre, llicuaránse y fundiránse coles foles y llegarán p’allá del horizonte, llegarán a los marineros, a les serenes, a los ventolines, a los espumeros y hasta’l mesmu dios Neptunu; llegarán a les fondures de la mar y de los corazones, enredaránse nos corales, nes estrelles de mar, nos caballinos. Saboriarán estes mios

40

pallabres los hominos, los chufinos , les ballenes…Y el sol derritirá los versos, prendíos nes foles y formarán parte de la inmensidá de lo azul. Pero, sobre too, quiero que les mios pallabres, los mios versos, lleguen al alma de los marineros que nos dexaron a traviés del tiempu, nesti mar que por veces se vuelve xabaz y nos sume nel duelu de la muerte. Pa ellos, pa los que yá’l tiempu y l’espaciu nun cuenten, van dedicaes estes pallabres y versos al alba, como cenciellu homenax. Ellos, responderánnos cola voz tresparente del silenciu. Dende‘l llugar onde nací, Degol.lada (Valdés), un llugar de montaña, vese la la mar llonxana que mira y se sorprendi ante la mirada maxestuosa de los montes qu’arrodian el llugar. Munches veces pensé, cuándo foi la primera vez que vi la mar dende más cerca y ye un recuerdu tan difusu que ta fundíu colos sentimientos más fondos del mio ser. Años más tarde viví a la oriella’l mar, na villa de L.luarca, ellí, mesmamente xunto a la mar que yo acolumbraba dende Degol.lada. Ellí, yá tan cerquina de lo azul, escuchaba a diario’l burbús de les foles, los pitíos de la serena del faru, los adioses de les llanches y quedábame estelada ante l’arte de les muyeres que texíen les redes y falaben con humor marineru de les sos coses, mientres observaba la tristura de l’ausencia que s’amosaba na so mirada. De xuru que la mesma estampa marinera que por aquel entós se podía contemplar equí en Candás, llugar de pescadores, de comerciantes que dieron vida y sustentu a les sos xentes y qu’a lo llargo de los tiempos fueron conformando tradición y cultura. Y xunto al mar alcontré l’amor. Nada pue ser más poéticu. Y por poner una nota d’amor nesti amanecer lluviosu, préstame lleer un poema que ta dedicáu a aquellos momentos nos que la mar observaba, envidiosa, guapes escenes d’amor.

Nel mar

L.lonxe Sinto la tua voz entrecortada ente’l marmullu del agua. Sinto l’ecu de las tuas pallabras, nesta sienda que me l.lama. Sinto la voz del ecu ente las penas. L’ecu del silenciu, nos caminos. Sinto l’ecu de pisadas, de pisadas polos aires. De pisadas. Sinto voces no silenciu Sinto l’ecu de las auguas.

Escuito ‘l mar ya oigo’l silenciu d’outru xeitu. Un silenciu fondu. Un silenciu azul. Naquel requeixu, envuelta n’ouca, maquilla’l salitre los mious sentíos, ya oxídame’l pensamientu. Dormezo na sábana de l’arena ya béisanme las folas, como tu. La rousada cai en silenciu, gota a gota, ya humedez el miou cuerpu esfal.lecíu. Sinto vibrar el corazón, ya sueño amor, nel mar.

Y güei tengo l’honor d’alcontrame equí, acompañada de toos vosotros, pa cantar al alba, como homenaxe nestes fiestes del Cristo a los que la mar llevó a les fondures y enxamás volvieron. Y ello porque les fiestes son siempre unes feches que nos traen a la memoria’l recuerdu de los ausentes, y con nós formen parte de la celebración.

41

Y con esti recuerdu emotivu, equí, un añu más, baxo la mirada sollerte del mar de Candás, que baña esta villa marinera, esti mar que dio vida a tantes families, que traxo a bordu allegríes y tristures, que llevó xente a llugares llonxanos, que como cualquier ser poderosu, engafóse y engáfase de cuando en cuando, y xime y alborótase y canta y hasta nos invita a recreanos col baille rompedor de les foles. Equí, en presencia d’esti mar, recibimos l’alborada, siempre confiaos no que nos diz una guapa canción, “que dalguién me diga que’l sol sal siempre”. Siempre sal el sol. Siempre. Y por eso, anque güei la lluvia empañe’l cristal de los güeyos del alba, siempre saldrá’l sol en Candás.


PORTFOLIO DE LAS FIESTAS DEL STMO. CRISTO DE CANDÁS. 2018. EDICIÓN LIII

Mar de Candás, mar azul o verde o gris, colores fríos, colores salaos qu’empañen el cristal de los nuesos güeyos d’allegría o de tristura, según nos dicte’l corazón. Mar de vida, mar, morada de tantes especies, morada de mosntruos y otros seres que llenen la imaxinación de los neños y los faen fabular con histories de toa triba, histories fantástiques que soceden en llugares cercanos o llonxanos, o soceden nel fondu del mar onde la vida bulle con más rixu que na superficie. Quiciabes poles tantes veces que te contemple, mar, por tantes veces que te confié los mios secretos, formes parte de la mio vida. Yo, amiga pequeñina ante la to inmensidá azul. Míresme, mar, con güeyos sollertes y yo tresfórmome nun ser míticu y deseo tar envuelta siempre pola to aura, tumbada nel sable, escucando les tos travesures, suañando col amor incondicional d’un ventolín que me llevará lloñe de les gafures del mundu. Mar, yo namás te puedo regalar los mios versos p’alimentar la to guapura poética. P’alimentar la fantasía del mundu, que tan necesitáu ta de suañar. Y vosotros, candasinos y candasines, xente de la mar, lleváis dientro l’ensueñu de les agues, lleváis dientro’l sellu imborrable d’un pasáu de vida marinera. La llancha mar adientro, les despidíes, los adioses, les noticies, los amores, la vida y la muerte. Too ta equí na memoria d’esta villa de persones d’emprendedores y lluchadores, de marineros que desafiaron y desafíen cada día a la mar, que sentíen el cantar de les serenes y tamién el llanto de les foles; l’allegría de la vuelta, qu’inda percuerre na memoria les calles empinaes de Candás, regaes tantes veces con llárimes causaes pol dolor d’un naufraxu, cuando la mar, ensin pidinos permisu, s’engafa. Ante la mar xabaz, toos nos sentimos acobardaos, menos los valientes marineros qu’a diario convivíen cola so inmensidá. Candás, les tos emociones, los tos suaños siempre venceyaos a la mar. El recuerdu d’un pasáu marineru impresu nos nomes de calles, parques y places, en museos, en pintures y escultures y nos requexos más íntimos del to corazón. Emociónome al pasiar el parque de les Conserveres, onde nel antiguu alxibe, agora ocupáu pol arte, entemezse’l golor a sidra col arume a salitre de les redes, apareyos, maquetes y semeyes que suañen los díes naquel espaciu y que nos tresporten a una pasada época d’esplendor de la industria conservera nesta villa. Una esposición p’amosanos los llabores y preseos marineros, p’alimentanos l’acordanza d’un pasáu non tan llonxanu que pervive na memoria de la xente de Candás. Candás que güei amuesa’l so encantu turísticu cola

42

presencia siempre de la mar, la gastronomía, l’arquitectura y los sos requexos naturales, que causen l’almiración de los visitantes. Candás cultural, enllenu de maxa y d’arte, cuna d’escritores ilustres. De xuru qu’Antón de Marirreguera nos tará mirando dende lo alto ya inventará dalgún versu con cierta ironía pa la ocasión. Y xunto a él, observará sollerte tolo qu’ocurre’l nuesu González de Posada y tomará buena nota pa dexar constancia eterna de la lluz del alba. Y Clarín, braniando, caleya invisible, per estos llares buscando argumentu pa inventar hestories, agora celestiales. Y tantos otros que se fueron y nos miren atentos dende l’otru llau. Equí, nós, a la vera de la marinera, inmortalizada pol candasín Antón, del que tolos asturianos nos sentimos arguyosos. La marinera, que nos mira sollerte, col fustax de tristura y la esperanza nel corazón, col so neñu de güeyos de cristal agarráu a les sayes. Guapa estampa maternal, emblema de Candás. Nós, equí, recibiendo l’alborecer, nesti actu onde reinen les emociones, como antoxana de les fiestes del Cristo, cantando al alba que nos inunda de lluz. Nós, equí, amparaos pol Cristo de Candás, a quien los candasinos y otros devotos piden a diario gracies y bendiciones. Nós acucámonos nos sos brazos cuando sentimos la gafura de los díes. Cristo de Candás que presides la villa, qu’escuchasti a traviés de los sieglos los pidíos y los rezares clamiando pol to amparu, y pola la vuelta en paz de los marineros. Cristo de Candás que sigues velando por toos nós, tamién polos que tán fuera, emigración güei bien distinta de la d’antaño. Profesionales de toa triba que se fueron mundu alantre a exercer de médicos, filólogos, profesores, químicos, inxenieros, deportistes, artistes… que formen parte del coleutivu de persones que viven fuera de Candás, de Carreño, y que lleven dientro la so idiosincrasia, y tamién lleven nel corazón al Cristo y l’alborada d’esta guapa tierra, l’alborada que, de xuru, tantes veces contemplaron. Ellos tarán güei con nós, ausentes, pero presentes. Ellos lleven Carreño y Candás nel corazón y son embaxadores d’esta tierra fuera de les nueses llendes. Cristo de Candás, que veles polos que falten, polos que nos dexaron a lo llargo’l tiempu y pasaron a otra dimensión. Ellos, los que formen parte de la nuesa memoria personal y coleutiva a traviés del recuerdu íntimu que los mantién nel posu de la memoria. Güei tamos equí pa recordalos de manera especial nesti amanecerín silenciosu y lluviosu. Pa ellos voi a esparcer los mios versos nel mar, nesti momentu nel que la lluz del alba illumina l’espaciu.

PORTFOLIO DE LAS FIESTAS DEL STMO. CRISTO DE CANDÁS. 2018. EDICIÓN LIII

Candás L’ alborecer na ventana del espaciu. Lluz del alba, llume d’ilusiones y misterios. El mio corazón que llate nun abrazu. Dormecieron los pensamientos de la nueche, y los suaños pola calle desfilando. Les pasiones y los besos, semaos pol asfaltu. Miro dende lo alto l’horizonte, la llende llonxana del espaciu, la imensidá de lo azul. Siento un coru de voces invisibles. L’amor de les serenes, ventolinos, remolinos y remansos. Espumeros qu’espiertan la llocura. El sable esfrecío poles foles que lo besen con cuidáu. Candás espierta somnolientu y guarda los suaños nel regazu. La nublina friolenta de la nueche cuerre apriesa a dormir al empedráu. El silenciu y la lluz pasian xuntos peles calles, de la mano. De la mano del aliendu del riscar. De la mano del alba illumináu. Y el tiempu al otru llau de la ventana. Y el tiempu que caleya calle abaxo. Y la voz de les muyeres y los homes. Y les redes que s’enrieden nes sos manes. Y les llanches, y les lleendes. Y la Lluna qu’apigaza señardosa d’un abrazu. Y la nueche que se deita somnolienta y suaña con amores olvidaos. Candasinos, candasines, yla xente d’otros llaos. Soñái al alba dulce. Espertái cola lluz de l’alborada, colos sones de la gaita, que chora les ausencies de “los otros” que se fueron, solombres espumoses, que duermen nos requexos invisibles, que s’esmucen, como’l tiempu ente’l burbús de les foles y el remansu. Candás Que nun s’apague la lluz de la memoria. Que nun s’apague la Lluz del alba, qu’illumina los tos suaños. Mª Esther García López, septiembre de 2017 Munches Gracies

43


PORTFOLIO DE LAS FIESTAS DEL STMO. CRISTO DE CANDÁS. 2018. EDICIÓN LIII

PORTFOLIO DE LAS FIESTAS DEL STMO. CRISTO DE CANDÁS. 2018. EDICIÓN LIII

JOSÉ ANTONIO GONZÁLEZ CUERVO

La última adobadora (Argimira, mi tía) Mi abuelo Manolo Pano (Macana) casado con Ramona Vega tuvo 9 hijos hoy día todos fallecidos. Seis mujeres Amor, Argimira, Enriqueta, Casimira, Angeles y Ramona, y tres hombres Manolo, Enrique y Panin. Los hombres a la mar y las mujeres a las fábricas de conserva, menos dos de ellas Argimira y Ramona, a Ramona como no le gustaba mucho, aprendió un poco de peluquería y le puso una peluquería en casa y Argimira se ocupaba de que las redes estuviesen siempre a punto. En casa de mis abuelos había un barco de bajura que andaba a la sardina, chicharro, bocarte el María Francisca y una motora pequeña en la que se iba a la sardina en el arte d’abarique llamada el Dos Anitas. Pero lo que les quiero contar era un poco de mi tía Argimira una de las pocas persona que conozco que hizo de su trabajo una afición y un modo de vida.

44

Me recuerdo siempre desde que tengo uso de razón pasar mi niñez a los cuidados de ella pues mi madre pasaba largas jornadas en la fábrica, y mis primeras imágenes son redes alrededor mía, un perro y yo amarrado con una jareta (cabo de la red) a una columna en el almacén de casa mis abuelos en la calleja El Nolo, dicha cuerda estaba calculada para llegar hasta el borde de la calle de abajo donde ya pasaban los coches y el borde de la calle de arriba, formaba todo ello una bisetriz. Era la forma que tenía mi tía Argimira para no tener que estar todo el tiempo pendiente de mí y así no distraerse del cosido de redes, el perro nunca lo tenía amarrado. Aquel fue nuestro mundo durante bastante tiempo en la que ella hacia jornadas interminables para tener siempre a punto los aparejos. Por allí bajaban las lecheras con sus carros a vender la leche a la plaza, y al atardecer pasaban subiendo delante de mis ojos los diez o doce hombres a pie con sus bicis y sus cestas de mimbre que venían de trabajar de la cantera de piedra de Perlora ese era un rito diario que compartíamos con el perro nuestro que siempre teníamos en el almacén y al que mi tía adoraba, pues siempre le gustaron mucho los animales. Uno recuerda, que nunca utilizo reloj yo no sé si se guiaba por las campanadas de la Iglesia, por los ALSAS que pasaban por la calle de abajo, o por la falta de luz para acabar su jornada diaria a la que todos los días para ella, eran laborables menos Domingos y Festivos salvo que la red en cuestión fuese muy urgente. Por la bodega como la llamábamos, siempre pasaban familiares o amigos a saludarla o echar una parrafada con ella a la vez que transitaban por allí y ella, sin apenas levantar la vista de aquellas redes participaba en los mareaxes y le gustaban pues esa era su conexión con la vida del pueblo.

Fue siempre una persona muy religiosa y madrugaba para ir a misa diaria por la mañana o si tenía poco trabajo asistía de tarde. Su sitio preferido dentro de la Iglesia era junto al altar de la virgen de Fátima era tal su devoción que un día el cura cerró la Iglesia y no se percató de que ella estaba todavía dentro,menos mal que le dio por dar la vuelta y allí estaba ella. En primavera, con la llegada del buen tiempo me llevaba con ella a los prados de San Antonio donde la contemplación de aquellas redes de algodón me parecían interminables y su imagen con la pañoleta en la cabeza para protegerse del rigor del sol quedaron grabadas en mí, allí yo tenía más libertad de movimientos y me pasaban los días más rapidos. Al acabar ella, las jornadas agotadoras de trabajo en el prado siempre se paraba a coger unas flores para llevar a casa en especial unas amarillas que a mí me enseñaba y me contaba las historias de aquellas flores, y que ahora sesenta años después se cómo se llaman Botón de Oro (mi nieto tiene la costumbre desde siempre de cogerle una margarita para dársela a su madre). Nunca tuvo hijos yo era para ella y para su marido Epifanio como el hijo que no tuvieron y la llamaba cariñosamente La Tata. El tiempo compañero de nuestras vidas nos iba haciendo mayores a los dos pero nunca estuvimos distanciados porque sentíamos un cariño mutuo que duró toda la vida. Argimira era muy solicitada como redera y venían

45

barcos de Luanco y de Avilés a darle trabajo, con la salvedad que tenía que desplazarse hasta Avilés o Luanco, y ella solía ir alguna vez y aunque le pagaban muy bien a ella no le gustaba mucho salir de su bodega, también aprendió desinteresadamente a algunas mujeres el oficio de rederas. En su bodega en la que yo tengo pasado bastante tiempo hablando con ella, le decía alguna vez que como cobraba tan poco, por poner un ejemplo cobraba al día lo que otras cobraban en tres horas y los días de ella eran de nueve o diez horas, y siempre me contestaba, este invierno pescaron poco, o no ganaron mucho los probes, la mar ye así. A los 90 años seguía con su vocación, y le traían aparejos desde Tazones, Luarca, Cudillero, Bañugues, yo creo que toda Asturias. Pero esa era su afición, su vida, cuando le fallaban al final sus fuerzas y no podía ir hasta la bodega le llevábamos algún aparejo que otro a su casa para que estuviese entretenida. Murió a la edad de 93 años después de dedicar su vida a adobar redes pues había empezado ya con ellas a la edad de 13 años. Y me gustaría haber hecho lo que dice José Marcelino García en su libro El humo de los barcos, dedicado a ella. Deberian, Argimira la redera, haberte llevado al descanso con las redes de tu vida y de mis sueños, y anclarte frente al faro de plata y de cristal, envuelto el pecho, las manos y el corazón en unas redes de seda y plata. De plata, ¡si¡ Argimira, como tú mismo nombre significa.


PORTFOLIO DE LAS FIESTAS DEL STMO. CRISTO DE CANDÁS. 2018. EDICIÓN LIII

Que soy de Candás, de Candás, de Candás Que soy de Candás y...

disfrutásteis. ¡Y para pedirme más! Eso no se paga con nada. Pero tenéis que venir más al teatro porque, como dijo Lorca, Un pueblo que no cuida su teatro si no está muerto, está moribundo. Y Candás está muy vivo. ¡Así que a demostrarlo! La de veces que me habrán dicho que tenía que irme. A ver qué estáis pensando, que lo decían con buena intención. Bueno, eso creo. No, no, seguro, era por mi bien. Porque añadían: que aquí no había futuro, que me iba a asfixiar, que no hay oportunidades... ¡Pues vamos a crearlas! Me niego a pensar que la única opción sea irse. Además, cuando estás un tiempo fuera, te das cuenta de lo bien que se vive aquí. Y también aprecias cosas que antes pasabas por alto. Recuerdo una vez que fui a la panadería después de estar un tiempo fuera. Yo estaba esperando mi turno y escucho: -¡Maaadree fíiiiaaa! ¿Que yee que no te queden hueevos? Yo debí de quedarme pasmada con una cara de felicidad y de atontada. ¡Era el acento candasín! ¡El acento cantarín que hacía tanto que no escuchaba! Y yo feliz pensando, ¡estoy en casa! - Nena, ¿qué te pongo? ¡Neeenaaa! Sí, me estoy yendo por las ramas, pero es que esto es un papelón. Es más difícil de lo que pensaba. Y es difícil porque hay tantas cosas que decir que te bloqueas. Como cuando vas a los Helio y te quedas paralizada ante el mostrador: -Ayyy, ¿cuál escojo? Este, no este, espera, espera, ¿puedo coger 2? ¡Pero dos no bastan! Al igual que unos minutos no bastan para deciros lo que Candás significa para mí. Y no ye plan teneros aquí hasta el Cristín. Se me hace extraño esto de abrir las fiestas porque

Y este año doy yo el pregón de las fiestas del Cristo, ¡no me lo puedo creer! ¡Buenas tardes candasinos y candasines! Y buenas tardes gentes que venís desde todos los rincones del mundo porque todos sabemos que ¡Candás ye mundial! Y les fiestes del Cristo, ¡ni te cuento! Aaay, ¡qué nervios, qué ilusión! ¡Qué alegría, qué emoción! Tranquilos, no os preocupéis, no voy a hablar en verso. Pero, ¿cómo no voy a estar nerviosa? No sabéis la tremenda ilusión que esto supone para mí. Quiero dar las gracias por este regalo. Agradecer que hayáis pensado en mí para dar el pistoletazo de salida de las fiestas al ayuntamiento y sobre todo a Amelia. Cuando me llamó, yo estaba tan sorprendida como emocionada. Tuve que contenerme para no gritar ¡SÍ QUIERO! Y aparentar que recibía peticiones de este tipo a diario. Ya sabéis, hay que hacerse la interesante. Siempre es un placer que reconozcan tu trabajo. Y más en este oficio donde nos debemos al público. Para mí es un éxito cada vez que me subo a un escenario. Y fue precisamente en este escenario donde empecé a tomarme muy en serio el teatro con Tablas, el grupo de teatro Tablas. Desde pequeñina decía aquello de quiero ser actriz y cantante, aunque no me tomaban muy en serio. De pequeña una dice muchas cosas. Pero sobre estas tablas vi que, sin lugar a dudas, aquello era lo mío. Y más de 20 años después volví aquí con mi propio espectáculo, Catacróquen. Nunca olvidaré la acogida que recibí. El cariño que me llegaba desde ese patio de butacas y con el que aún hoy en día me paráis por la calle para decirme cuánto 46

PORTFOLIO DE LAS FIESTAS DEL STMO. CRISTO DE CANDÁS. 2018. EDICIÓN LIII

yo siempre fui más de cerrarlas. Pero sin doping, ¿eh? Que ya estoy viendo el tema de conversación de mañana. Yo de aquella ni sidra. Nos pasábamos prácticamente las fiestas sin dormir. ¡La peña Kañaka siempre a tope! Yo no sé cómo lo hacíamos. Preparar las charangas, salir en las charangas, ir a la playa, recorrer todos los puestos de “los hippies” (no se nos escapaba uno), salir por la noche (lo de salir es un decir porque como no entrábamos) y el día del Cristo estar con la familia que venía para comer juntos y celebrar la fiesta. Y esos días yo lo daba todo. Tanto me entregué que tuve dos esguinces. La primera noche que pude salir hasta la alborada, debía tener tal subidón de adrenalina en el cuerpo que no lo pude controlar. Estábamos en los coches de choque (los del 77 acabáis de revivir buenos momentos ¿eh?). Yo estaba bailando por los alrededores (bailando o como decían mis padres “haciendo el perico”). Y como dar saltos desde el suelo me parecía una cosa muy sosa, me subí a un carro para hacer un salto mortal. Y mortal, mortal no fue, pero se me puso el tobillo (gesto) No penséis que marché pa casa. Aguanté hasta la alborada. Aquello parecía…parecía... no parecía nada porque estaba completamente deforme, pero ¿y lo bien que lo pasé? El segundo fue otro año, también bailando, en la Baragaña. En uno de los saltos pisé sobre las patas que sujetaban los altavoces y… ¡Catacróquen!. Pero poníes un poco de hielo y a seguir. Ya curaría después de les fiestes.

47

Ay, estoy pensando que menudo ejemplo para mi sobrina. Nada Marina, esto ye una licencia que me tomo yo para arrancar unas risas entre el público. Pero tú si te pasa algo de esto ¡pa casa! En la Alborada se juntan jóvenes y mayores, los que aún no se acostaron y los que se acaban de levantar. Y toca ponerse un poco seria porque ese es un acto solemne y, aunque estemos de fiesta, en Candás no nos falta un momento para honrar la memoria de los marineros que tantas veces lidiaron con la cara menos amable de la mar. Siempre intentábamos salir en alguno de los barcos, pero no había manera. Una vez lo conseguimos, de milagro. ¡Y este año tengo sitio asegurao! Como broche final tenemos el Cristín. Ese día que sentimos tan nuestro donde quemamos los cartuchos que nos quedan y despedimos el verano por todo lo alto. Hacemos cualquier cosa con tal de animar la fiesta:los paisanos se visten de paisana, les paisanes de paisano. Sacamos gorros de todo tipo y si haz falta hasta pistoles de agua. Cuando termina la orquesta, la música sigue porque cantamos nosotros… y en ese momento formamos una gran pandilla, que ye lo más guapo de ese día. Un año fuimos desde la Baragaña hasta el Nenos cantando al garrafón fón fón mientras nos subíamos el pantalón. Y ahora me vais a permitir que lea unos versos sobre el Cristo de Candás del cantante candasín Manolo Santarrua.


PORTFOLIO DE LAS FIESTAS DEL STMO. CRISTO DE CANDÁS. 2018. EDICIÓN LIII

En aquel mes de setiembre, al terminarse el estío, cuando en la mar lo encontraron entre las aguas perdido. Aquel fue un día importante para esa gente que vio: cómo sus hombres traían a ese Cristo que surgió entre las aguas de un día, que señalado quedó.

de la inquisición (por si los delfines blasfemaban, supongo) y los pobres cetáceos. Inocentes. ¿Ellos qué sabían? Seguro que se acercaron al navío llenos de ilusión, saltando alegremente y de repente se encontraron con aquel panorama. El fiscal: - ¿No es cierto que vosotros, calderones sin escrúpulos, rompéis las redes y demás aparejos de los pobres pescadores poniendo así en peligro su forma de vida y por tanto el sustento de sus familias? Y los delfines ahí (ruidos onomatopéyicos) - ¡Ahá! ¡Así que lo admitís! Los pobres calderones acongojados, mirando unos pa otros pensando “pero qué mi madre?” Y claro, se fueron. Dicen que no los volvieron a ver en una temporada. ¡Normal! ¡Normal! También es cierto que el abogado defensor lo intentó. Sí, el buen hombre hizo lo que pudo alegando que los delfines eran criaturas de dios que tenían derecho a alimentarse y que estaban en esas aguas antes que los candasinos. A lo que uno de los pescadores respondió: -Anda Juanín, calla la boca un poquitín. Que te traximos pa disimular y tas tocándonos les marañueles. Calla la boquina. Home, no me digas a mí que pensabes que esto diba ser un xuicio xusto ¿A ti quién te va a pagar? ¿Van pagate los delfines? ¡Pues calla la boca coima! Bueno, de las palabras del marinero en cuestión no hay constancia. Pero vamos, estoy segura de que fue así. Y ahora, para ir terminando, os voy a pedir un favor. No os asustéis, nada raro. A mí me gusta que el público participe, en la medida de lo posible. Y como esto es una fiesta de todos y todas, me gustaría que cantaseis conmigo dos frasecines de nada y que luego, cada vez que diga Candás o Asturias, o el Cristo dieseis un grito de alegría. Puede ser “eeeh!” o “puxa!” Sé que al principio costará un poco pero, no me cabe duda de que, siendo este un pueblo que gusta de la fiesta y la celebración, al final no harán falta voladores para anunciar el comienzo de las fiestas. Vamos a hacer un ensayo para ir calentando. Por ejemplo laarariii larará Candás! Eeeeeeeeeh! Que soy de Candás, de Candás, de Candás Que soy de Candás y mi vida está en el mar.

Hay un Cristo, que surgió de entre las aguas del mar, porque nació marinero; sólo se quiso entregar a unos hombres que supieran con su pueblo venerar Y ahora que estamos en familia os voy a contar un secreto. Lo que más me gusta de esta tierrina sois vosotros, candasinos y candasines (y aquí tais incluídos los que venís de fuera, porque en cuanto ponéis un pie aquí ya formáis parte de esto). Somos de espíritu alegre, nos encanta la música, la fiesta y nos apuntamos a un bombardeo. Los que vivimos aquí sentimos que formamos parte de algo. Somos como una gran familia, con desavenencias, como en todas las familias, pero en el fondo, querémonos. ¡Si cuando salimos de Candás cada vez que vemos a alguien de aquí préstanos por la vida!. Y cuando eso pasa muy lejos, entonces ¡amigos del alma! ¡Y solidarios! ¡A solidarios no nos gana nadie! Quienes no saben de esa virtud se quejan: que vaya tiempo, que qué verano más malo… ¿Malo? Lo que pasa es que aquí somos muy ecológicos. ¡Claro! Queremos contrarrestar el cambio climático mundial. Nada más y nada menos, nosotros solos. Bueno, solos, solos, no. En esta misión tenemos el apoyo de toda Asturias. Estamos junto es en el empeño por compensar la subida de las temperaturas del resto del mundo. Que no está mal, ¿eh? Una pequeña provincia para compensar los excesos de lo que viene siendo toda la humanidad… ¡Toda la humanidad! ¡Incluídos los chinos! Porque seremos pequeños geográficamente pero siempre fuimos muy grandonos. No nos amedrentamos ante nada. ¡Pero si llevamos a juicio a los delfines! Y perdieron, claro. Los de fuera pensaréis que estoy de broma, pero pasó de verdad. Que yo me imagino allí al abogado defensor y al fiscal en alta mar (ojo que vino la flor y nata de la abogacía ovetense pero claro, por mucho derecho que supiesen, lo que es el lenguaje delfino no lo dominaban). Pero volvamos a la escena. Tenemos al abogado defensor, el fiscal, alguno de los pescadores agraviados, un clérigo

48

¡Puxa Asturies! ¡Puxa Candás! ¡Puxa les fiestes del Cristo! Y puxa nosotros porque los candasinos somos la madre que nos parió! Hala, a pasalo bien. Y que se note que los candasinos llevamos la música y la alegría en el cuerpo! ¡Puxa les fiestes del Cristo!


PORTFOLIO DE LAS FIESTAS DEL STMO. CRISTO DE CANDÁS. 2018. EDICIÓN LIII

PORTFOLIO DE LAS FIESTAS DEL STMO. CRISTO DE CANDÁS. 2018. EDICIÓN LIII

MANUEL MENÉNDEZ SANTOS

Miscelanea de Sextinas Niño que vienes al mundo si en mísera cuna naces, en cualquier lugar paces. mas, teniendo el derecho comerás solo el desecho del que en buena cuna nace. El día completó su ciclo. Mucha gente lo vio partir, mucha gente lo vio morir. Nada nace sin perecer, ni nadie vuelve a revivir.

Mil planes para si mismo Cuenta el hombre en su mano, sin embargo, todo en vano no cuenta con plan alguno. El azar cuenta con uno para cada ser humano.

No estoy con quienes piensanla gente apoltronada: “no se puede hacer nada”, Comentan por su inercia Sin pensar las consecuencias, ser un día esclavizada. Procura hacer bien nunca es tiempo perdido, ni tampoco es olvido para quien sabe agradecer; si no lo llegase hacer, lo humano queda cumplido. Cuando comer era un lujo, Porque casi nada había, ningún doctor te prohibía comer lo que yo quesiera. Hoy teniendo lo que quiera,

Comer de todo, me es herejía. En pareja o en matrimonio, una básica importancia está en que las ganancias; entre los bienes y males tengan repartos iguales en el fiel de la balanza.

Si no corrige la ignorancia que en tal cual seno nace, en los mismos vicios pace que pació el hombre anterior. Hombre sin formación, Vive y muere como se hace.

El don de nuestro intelecto, superior al resto animal, herido tiene el manantial, filón de su inteligencia de donde emana la conciencia, con dualismo: el bien y el mal. Aquí está el dilema, gran parte de la humanidad, teniendo la facultad de todo el conociemiento, aplica el razonamiento, en pro de la vulgaridad. Tristemente la cultura, cada vez más ultrajada va quedando descolgada del docto conocimiento, torpe hace el pensamiento por la esencia maleada.

Bien venido sea el hombre, defensor de la libertad 1

junto a la solidaridad, y los derechos humanos contrarios a los tiranos que mancillan la dignidad.

Cualquiera sea el gobierno que quebranta un programa, trae consigo un drama contra el pueblo soberano. De la dignidad, hermano al poder justicia clama. La magna Constitución que al pueblo representa, ninguna casta exenta de igualdad ante la Ley. Bonita queda la frase ¿Ojala se tenga en cuenta!

No importa cuanta riqueza proporcione la fortuna, jamás cantidad alguna saciará a la ambición, si otra educación no empieza desde la cuna. Quien hambre padeció mejor llega a comprender a quienes la padecen hoy. Justicia es de derecho, No de ayuda limosnera como fuera la de mi ayer.

Muchas son las opiniones sobre la suerte en general; ésta tiene de especial, esfuerzo y formación. Sin constancia, sin tesón no es frecuente lo casual.

Extraño Puerto Preguntar que es el amor no hay definida respuesta. Si bien, una cosa es cierta: hiere, causa desventura y hasta abate la cordura pero, es la mejor apuesta.

La complejidad del amor, si su esencia es sincera, puede aquel se mantuviera, si obviando los efentos se prodigasen afectos hasta el final de “carrera”. La célula familiar Es la primera institución, es para cualquier nación el principio de sociedad: es vida, es seguridad viviendo en comunión.

Comencé una sextina. La segunda voy haciendo, La tercera estoy cumpliendo, La cuarta terminada. La quinta tengo empezada, La sexta fin del recuento.

En esta rubia mañana Decidí bajar al puerto, Hacía, bastante tiempo que a él no me acercaba. Verdad, no me animaba, no me era grato el encuentro. Sin embargo, me animé yendo pasito a pasito, ociando cada ratito hasta ascender al faldón, con paisaje, mar abierto del privilegiado rincón. Acá, ante el espejo azul, Hoy en recogida calma se me aquieta el alma entre suspiros de brisa, sus láminas de cristal: “Capitán redondo” irisa. Hoy mi ser comtemplativo se siente como obligado a recordar el pasado, con nombre de mi infancia, la que por circunstancias me hiere lo recordado. Aquel Cantábrico ponto, Fuera espejo de mi niñez, 2

por sus aguas navegé entre estivales olas y en noches de plenilunio le entonaba barcarolas. Quién me lo iba a decir, a los años de mi vida, ciertas zonas prohibidas: muelle tierra, muelle raso y rambla cerrado el paso, con almena suprimida.

Qué quedó de aquel puerto entonces patrimonial, hoy, junto al pasillo central otro de espaldas al monte cortando las alas al mar la cinta del horizonte. Para ello estoy mirando con sacra admiración, recordando la canción de aquel insigne poeta que en su ficticia goleta cantaba con emoción. “Que es mi barco mi tesoro, que es mi dios mi libertad mi ley la fuerza el viento mi única patria la mar.”


PORTFOLIO DE LAS FIESTAS DEL STMO. CRISTO DE CANDÁS. 2018. EDICIÓN LIII

PORTFOLIO DE LAS FIESTAS DEL STMO. CRISTO DE CANDÁS. 2018. EDICIÓN LIII

mas: corazón y alma mías aportan este granito para ir haciendo granero, por tal libertad perdida. Ciertamente, que la pesca desde hace muchos años, nada que ver con antaño, por haber desaparecido. Hoy cuatro pescadores, en el puerto deportivo.

Si los bravos pescadores De nobleza marinera, si acaso, hoy vivierán estarían indignados por ver puntos de atraque con el paso encadenados. Aún lado el muelle tierra, al otro, el muelle raso, en ambos cerrado al paso por un vallado de hierro. Tan herméticos cerrados Que no se cuela ni un perro. Sentado tranquilamente Enfrente de la dársena Mira las damas blancas Ociando sobre el albero, Otrora lances taurinos de astados y toreros. Cuando los días festivos muchos de los pescadores, sus ocios eran labores dedicadas a reparar. Aquel penoso mendrugo no lo regalaba el mar. En la dársena desnuda, y lanchas sobre el albero oficiaban marineros

de calafates, pintores. Una lucha contra el tiempo y trabajar con esmero. Aquella temprana infancia Correteando por la arena, sus vivencias me condenan al recuerdo permanente, de los muchos pasatiempos con tanta menuda gente. Me levanto a dar un paseo Por el alargado espaldón, sintiendo en el corazón unas agudas punzadas, hundido bajo sus aguas una joya “de gran valor”.

Pienso en el Creteforge fuese en tiempos cementero, hundido de cuerpo entero. Hoy sería una atracción De carácter turístico y con sabor marinero. Destruida fue la almena: todo un símbolo sagrado, solo un muñón ha quedado, con la rambla remozada pero, a su vez vetada 52

por los poderes alados. “Nada nuevo bajo el sol”, para sentir popular, en cambio, parece olviadar que si un mucho se confía los pasillos de libertad exigirán pagar un día.

Razón de ser necesario, al puerto en cuestión, darle utilización con las damas deportivas, sin que hubiera lugares al pueblo prohibitivas. Cierto, que las damas blancas, con respeto a su identidad precisan de privacidad por ser justo su derecho,

como también el pueblo pasear con plena libertad.

Sin embargo, no es así. Al negar este derecho se le falta al respeto a la estirpe pescadora. Sin sus duras profesiones, Quizás no existiera el puerto, puesto que sus oficios duros como el pedernal, el puerto por necesidad fuera otrora construido. Por ello, creo en conciencia del pueblo es patrimonial. Al ser gran parte vetada, como hijo de pescador, expreso mi opinión sin deseos de ofender. Solo, derechos del pueblo trato aquí de defender.

Fuera el puerto patrimonio de aquel pueblo soberano que ante el cambio de manos ¿Era este el objetivo del puerto renovado, por negocio lucrativo? Me pregunto, no afirmo pero, en mi opinión causa es de reflexión. No se ajusta a democracia Pasear sin plena libertad Ante tal cual prohibición

Muy fuertes son los poderes de quienes ordeno y mando. Más, eterno no es “hasta cuándo”, Su derecho a pertenencia tornará al pueblo actuando con respeto, sin violencia. Débiles están mis fuerzas Para luchar con enérgia

53

Por ello, torno a Esproceda, el de romántico estilo, a quien perdón le pido por alterar sus versos, intercambiando términos por distintos cometidos. “Que es mi puerto mi tesoro, que es mi dios mi libertad”, mis enemigos los vientos, mis amigos: puerto y mar. Iconos sacros que adoro, Patrimonio de mi Candás.


PORTFOLIO DE LAS FIESTAS DEL STMO. CRISTO DE CANDÁS. 2018. EDICIÓN LIII

MIGUEL MENÉNDEZ VIÑA

Un minuto Una mirada, se lleva el viento una mirada que no llega a su destino. Demasiado furtiva sino proscrita. Tal vez un reflejo, una inquietud o una sensación extraña descartada al momento. Ella nota algo, pero no sabe qué. Él no se atreve a intentarlo de nuevo, quisiera huir y baja la cabeza como queriendo enterrarla en la arena. Dicen eso de los avestruces, pero es mentira. Tal vez sería mejor esconderse, enterrarse como los cangrejos, mimetizarse con el entorno hasta que pase el peligro. Le duele demasiado esa última bala perdida entre las rocas del espigón, que ocultan, como si de una última fortaleza se tratase, las fieras olas y los sueños irredentos de quien quiso cabalgarlas. Ella, coqueta, enreda un dedo entre su pelo. Sabe de su poder, pero no es nada nuevo. Es un juego tan viejo como el tiempo. Coge a su vez arena con la otra mano. Se entretiene viendo cómo se le escurre entre los dedos. Le divierte pensar que es como un reloj de arena, que tiene el tiempo en sus manos. Le gustaría pararlo, que se detuviera en ese preciso momento, escuchar al mundo, en silencio, con una ola a medio terminarse entre las rocas, y recrearse en el perpetuo sufrimiento de su amante. Regocijarse en su agonía, para liberarlo o condenarlo para siempre en el último suspiro. Salvarlo ,sí , quisiera salvarlo, pero existe el riesgo de que toda esa tentativa de hombre infinito, se filtre entre las rocas o que acabe estampándose una y otra vez como un eco mecánico contra el muro del tiempo, es inherente al juego, es la vida misma. El sol está saliendo todavía. La alborada debilita o fortalece, y asiste, eterna, a la triste consumación de las horas, como etílico huésped de un hotel barato, o por el contrario, protagoniza el enésimo canto a la esperanza. Al fin sale el sol, y con todo su esplendor ilumina ya del todo a un pueblo renacido. El levanta la cabeza, se llena de luz, le duelen los ojos, pero es un dolor dulce y placentero. Un fuego nuevo le recorre el cuerpo. Recobra el aliento y la palabra. Ya no tiene miedo, las sombras se han ido con las sombras. Quizá se han escondido en el hueco que tiene esa peña con forma de zapato. Piensa que allí deben esconderse todas las sombras del mundo, y que por eso está tan fría el agua en ese agujero. Ella sigue jugando con su pelo, pero ya no hay arena entre sus dedos. Se ha ido formado un montoncito en el suelo. Ahora es él el dueño del tiempo. Se acerca por detrás, y al oído, como un susurro, como un grito ciego, le dice – Te quiero-.

54


PORTFOLIO DE LAS FIESTAS DEL STMO. CRISTO DE CANDÁS. 2018. EDICIÓN LIII

PORTFOLIO DE LAS FIESTAS DEL STMO. CRISTO DE CANDÁS. 2018. EDICIÓN LIII

La Gala de los “Premios Aurora” se celebró el 1 de setiembre de 2017, a las 21 horas en el Teatro Prendes de Candás, con asistencia de Autoridades, Jurado, componentes de las Compañías participantes…. y muchos seguidores. Actores, actrices, directores, organizadores de maquillaje, vestuario, decoración e iluminación reflejaban en sus caras la perplejidad, entusiasmo e ilusión por ser premiados. Con la puesta en escena “col Espectáculu: DESDE LA GALA CON AMOR”, escrita y estructurada, como todos los años, por D. Alain Fernández, da comienzo la función. Se desarrolló con pericia y habilidad, fue extraordinaria, sorprendente y satisfactoria. Debo felicitarle por su éxito así como a todos los participantes, nominados y premiados.

LOLI MONZÓN Fotografías: Mandy Velasco

XXVII SALÓN DE TEATRU COSTUMISTA ASTURIANU DE CANDÁS Y GALA DE LOS “PREMIOS AURORA” En la segunda quincena del mes de agosto, el Teatro Prendes se llena de luz, colorido y alegría, comienzan las jornadas del Teatro Costumbrista en Candás. Actividad que con nuevas expectativas, cada año se supera, mejorando en todos sus aspectos y bajo la organización y dirección de D. Alain Fernández, Gerente del Teatro.

Cada noche se pone en escena una obra, la actuación de los intérpretes de las compañías de teatro, venidos desde distintos puntos de nuestra región, ponen todo su entusiasmo, desarrollando su trabajo con arte y destreza.

A la entrada se podían adquirir OBRAS DE TEATRU N´ ASTURIANU Y ANUARIOS.

1/G.T. ROSARIO TRABANCO 2/ G.T. ENSIN REPARU 3/ COMPAÑIA ASTURIANA 4/ G.T. CARBAYÍN 5/G.T. VALDESOTO 6/ G.T. CASADOIRO 7/ G.T. REFAXU 8/ G.T. SANTA BÁRBARA 9/G.T. PADRE COLL 10/LA FAROLA DE XIXÓN 11/A.C. EL HÓRREO 12/ G.C. XANA

En la sala se dejan oír grandes carcajadas acompañadas de incertidumbre, con la pregunta, ¿cómo terminará ese embrollo montado? , y siempre con la agradable espera de un feliz final.

Pie de foto.

1

2

5

6

3

4

7

8

56

57


PORTFOLIO DE LAS FIESTAS DEL STMO. CRISTO DE CANDÁS. 2018. EDICIÓN LIII

El Jurado de los “Premios Aurora” se reunió el día 30 de agosto en el Teatro Prendes para deliberar y valorar la trayectoria de las obras presentadas y decidir la distribución de premios en las distintas categorías. Es una actividad consolidada y que deja constancia a través de los años, pero difícil y complicado a la hora de tomar decisiones. En un ambiente de respeto y adecuada armonía se llega a un acuerdo y consenso de los miembros del Jurado.

PORTFOLIO DE LAS FIESTAS DEL STMO. CRISTO DE CANDÁS. 2018. EDICIÓN LIII

Jurado de izda. a derecha: Armando Velasco, Loli Monzón, Ángeles Rodríguez, Menchu Fernández, ErundinaBusto, Eduardo Morán y Cecilia Tascón

Mejor decoración e iluminación: C. Asturiana de Comedias, Xixón. Mejor maquillaje y vestuario: G.C. Xana de Perlora, Carreño. Mejor actriz secundaria: Manuela Mier (G. T. Refaxu, San Martín del Rey Aurelio). Mejor actor secundario: Nacho Fernández (G. T. San Félix de Valdesoto, Siero). Mejor actriz: Yolanda Serrano (G. T. Santa Bárbara de Llaranes, Avilés). Mejor actor: Chema Puerto (La Farola de Xixón, Xixón). El premio del público a la mejor función del Salón fue para “La Farola de Xixón” por la obra “LA MAXIA DE LA PRIMERA VEZ”. Premio Honorífico a: D. Manuel Fernández Ventoso y a D. Abel S. Méndez Martínez, empleados del Teatro Prendes.

También tuvo lugar la entrega de diplomas a los participantes en el “Taller de Monologuismo”, con presencia de D. Fernando Padilla, Director General de Planificación Lingüística.

Durante la gala se hizo un homenaje al actor Jerry Lewis con la escena de la máquina de escribir interpretada por Chema Puerto.

Manuel Fernández Ventoso y Abel S. Méndez Martínez, recogen su premio. Escena de la Gala con todos sus intérpretes.

9

10

11

12 58

59


PORTFOLIO DE LAS FIESTAS DEL STMO. CRISTO DE CANDÁS. 2018. EDICIÓN LIII

La Gala se cierra con la fotografía de los participantes, premiados y autoridades.

Del 16 de agosto hasta el 16 de setiembre se pudo visitar en el primer piso del teatro, la exposición “Aurora Sánchez”, LA GRAN DAMA DEL TEATRO ASTURIANO, reflejando las distintas etapas y situaciones de su vida artística.

GRANDIOSU MAESTRU DEL TEATRU COSTUMISTA Queremos tener un especial y cariñoso recuerdo para Arsenio González, que nos dejó un miércoles 18 de octubre de 2017. Dedicó su vida a transmitir y difundir la cultura asturiana a través del teatro costumbrista, como actor de la Compañía Asturiana de Comedias de Gijón. Su protagonismo nos hizo pasar momentos geniales entre grandes risotadas. Su aspecto de paisano campechano, bonachón y simpático quedará grabado para siempre en todas cuantas personas le hemos conocido. Arsenio en su papel de actor Arsenio recogiendo su “Premio Aurora” 60


PORTFOLIO DE LAS FIESTAS DEL STMO. CRISTO DE CANDÁS. 2018. EDICIÓN LIII

PORTFOLIO DE LAS FIESTAS DEL STMO. CRISTO DE CANDÁS. 2018. EDICIÓN LIII

ARTURO MUÑÍZ FERNÁNDEZ

Un andaluz en

Candás

El personaje a que me refiero en este modesto artículo es don Gabriel Briones Esquivel, nacio en Sevilla en 1870. El diario ABC del 26 de marzo de 1946 publica esta nota necrológica: “Ha fallecido en Madrid el veterano periodista don Gabriel Briones Esquivel, que fue redactor del inolvidable diario “La Época”, dirigido por el insigne marqués de Valdeiglesias. Además del Periodismo, Briones consagró su vida al Teatro y las Actividades Públicas, en cuyos quehaceres alcanzó muy destacada nombradía. A su familia, y especialmente a su hijo Gabriel, significamos nuestro pésame sentidísimo”. Como se sabe, “La Época” fue un diario vespertino fundado por Diego Coello y Quesada (1820-1897) y cuyo primer número apareció el 1 de abril de 1849, para convertirse en el decano de la prensa diaria política madrileña y extinguirse su vida a escasas jornadas de sucesos del 18 de julio de 1936. Será el diario por antonomasia de la monarquía, que se convertirá en prototipo de periódico aristocrático y conservador. Entre sus colaboradores figuran nombre como los de Pedro Antonio de Alarcón, Ventura de la Vega, José María de Pereda, Emilia Pardo Bazán o el que mencionamos en el encabezamiento, Gabriel Briones Esquivel, quien, por cierto, fue el primer periodista en llegar a Consuegra (Toledo) con motivo de la catástrofe natural desencadenada en aquella localidad el 11 de septiembre de 1891 y que, a causa del desbordamiento del río Amarguillo, perecieron 359 personas y el pueblo quedó reducido a escombros. La crónica de aquel trágico suceso fue publicada por Briones en “La Época”, a cuya redacción perteneció, como hemos indicado. Respecto a la actividad literaria y teatral de Gabriel Briones, el catálogo bibliográfico de la Biblioteca Nacional de España recoge diversos títulos de sus zarzuelas, operetas, diálogos en verso o juguetes cómicos, entre los cuales figuran obras como “La niña

62

de los cisnes” ( 1896), “Las parrandas” (1901) o “La manzana de oro” (1906). Asimismo, en el fondo catalogado de la Biblioteca Nacional se reseña la obra “Cuentos”, impresa (1895) en los talleres gráficos madrileños de José Perales y Martínez e incorporada en el catálogo de la prestigiosa Librería de Victoriano Suárez, divulgadora de figuras tan relevantes como Armando Palacio Valdés, Emilia Pardo Bazán o Leopoldo Alas (Clarín). El volumen titulado “Cuentos”, cuyo precio de venta era 2 pesetas, incluye una Carta-Prólogo firmada por F. F. Villegas, del que carecemos noticias concretas, y se compone de un conjunto

de breves relatos de tendencia naturalista en los que destaca una prosa muy cuidada que, como señala el prologuista del libro, se lee “de una vez y se sigue con creciente curiosidad el hilo de la narración”. Pero el motivo por el que yo traigo a estas páginas el nombre del periodista andaluz se debe a su pasajera relación con el concejo de Carreño y, más concretamente, con Candás. Luis Briones publicó en la revista “Covadonga” del día 15 de septiembre de 1923 una pequeña crónica de su visita a nuestra villa marinera, según se puede constatar en la reproducción facsimilar que se adjunta a estas líneas. El recorrido del escritor a bordo del tren eléctrico sirve a Briones para ir describiendo, con palabra afectiva y elogiosa, la belleza de las cercanas olas del Cantábrico, la frondosidad de los montes, los maizales, los grandes peñascos o las recogidas playas de finas arenas, hasta que su contemplación se detiene ante “el puertecito de pescadores que parece ser uno de los pueblos que pintan los artistas románticos a orillas del mar”, según su propia

63

expresión. Sin embargo, el fragmento más emotivo de la breve crónica viajera, titulada precisamente “El Cristo de Candás”, es el encuentro con la Iglesia de San Félix, de la que, construida por Fruela II, se conservan bellos y muy cuidados restos primitivos, como todos sabemos. El lector puede advertir que Luis Briones se conmueve al encontrarse en presencia de la imagen del Cristo secularmente venerado por propios y extraños en el altar del piso alto del templo. Y, al abandonar la villa carreñense, el escritor andaluz se despide con una mirada hacia la que él denominaba “iglesia sencilla y modesta”, vuelve a elogiar el paisaje pintoresco que rodea. Por último, permítaseme suponer que la breve estancia de Luis Briones Esquivel en Asturias, y su preciso desplazamiento a Candás, se deben al probable contacto personal (o incluso amistad) que el sevillano pudo haber mantenido con algunos escritores asturianos, entonces frecuentadores de la Corte, entre ellos Clarín o Palacio Valdés.


PORTFOLIO DE LAS FIESTAS DEL STMO. CRISTO DE CANDÁS. 2018. EDICIÓN LIII

Candas íntimo Hoy, 17 de marzo leo en un periódico que el ejecutivo de la Asociación de Vecinos va ser reelegido nuevamente para el puesto. Me alegro. Hace unos días este mismo Señor, manifestaba en la prensa que entre los muchos logros conseguidos bajo su mandato (añado: que con un trabajo infatigable) estaba en haber solucionado el dichoso tema de la construcción (que algunos deseaban) en la Pregona, Peña Furada, etc etc, En estos duros momentos de inquietud mundial por el calentamiento global y contemplando las barbaridades que se están cometiendo contra la Naturaleza, me quiero referir (sin muchas ganas pero habiendo contemplado lo que muchos me decían, de la existencia de Sagutxos y Ganorabakos) deseo aclarar en esta

64

PORTFOLIO DE LAS FIESTAS DEL STMO. CRISTO DE CANDÁS. 2018. EDICIÓN LIII

LUIS FCO. NODAL GARCÍA

colaboración acompañando de fotos todo lo que voy a mencionar, sobre el tema del conciudadano J.M. Mori: este señor siempre me cayó perfectamente, como él sabe de sobra y me atrevo a decir que siempre hemos tenido un gran feeling. A parte de que tenemos amigos y conocidos en común y nos son pocas las conversaciones y charlas que hemos tenido cuando regentaba su restaurante, lo cual no es óbice para reiterar mi desencanto y total oposición a sus conversaciones hechas al periódico FARO, con fecha octubre 2015 (de las cuales adjunto fotocopia) siendo esas las únicas declaraciones que de él he leído, ya que en los verdaderos desmanes consentidos en la construcción del nuevo muelle, el Señor Mori ni pinchaba ni cortaba como él mismo sabe, luego no tenía responsabilidad. Por otro lado, y como podrán comprobar con fotos que adjunto (dado que me he preocupado de la historia de nuestro concejo) mal puedo tildar de extranjero a un señor de Gozón. Verán en la foto que adjunto de la bandera de un Regimiento de Candás y Luanco que juntos lucharon en la batalla de Espinosa de los Monteros (Burgos) que tuvo lugar los días 10 y 11 de noviembre de 1808, tema sobre el cual hay mucha literatura de historiadores de prestigio pero además contamos con un escrito efectuado por el Cronista oficial de Carreño Don Marino Busto en el libro editado por el Ayuntamiento de Carreño en 1984, en el cual reflejaba que hubo 250 muertos y 111 prisioneros. Fue una batalla en que las huestes de Napoleón nos dieron una pali-

le erige un busto al lado del mismo (acompaño foto en la que estamos el propio “PIRU” , Paco Gento y yo), para verdaderos futboleros, el Gamo de Dublín y la Galerna del Cantábrico. Enterado de que el Marino va a jugar un partido de liga en Lezama contra el Bilbao-Athletic, y a través del director del Museo Marítimo José Ramón, voy a ver al presidente del Marino, al cual expongo que si podíamos aprovechar esta visita del club a Lezama depositando un ramo de flores por el Capitán del equipo ante el busto a “Piru Gainza”, ofreciéndole de introductor en las instalación de Lezama y el propio Athletic. Efectivamente, coincidimos en todo y llegamos a un acuerdo. En la foto que adjunto se ve: escoltando el busto de “PIRU”, estamos: Agustín Gainza, hijo del homenajeado, Luis Gallego (presidente del Marino), uno de los hombre que más sabe de fútbol de Asturias, Txopo, que según críticos de fútbol de fuera de la propia EUSKAL HERRIA, tachan a Ángel Iribar como el mejor portero de todos los tiempos que tuvo la selección, un gran y buen amigo con el cual y cuando comenzó su andadura como entrenador en el Bilbao-Athletic, estuvimos un par de veces en el Hotel Marsol, entregando en una ocasión un banderín del club a los jubilados, Sito entonces en el paseín, y ya con el club

za, por cierto que sigo sin entender y espero no estar equivocado el por qué se celebró un aniversario en 2008 en Espinosa con unos fastos a los cuales asistieron políticos de Espinosa, Carreño y Gozón. Después de todo esto, quien soy yo para tachar de forastero a nadie de Gozón. Además tengo, como tratare de demostrar a continuación, muchísimas relaciones con el concejo contiguo. Antes de mi artículo en el Portfolio anterior tan mal interpretado (y que por lo visto a su lectura demostró que era cierto lo de la existencia de Sagutxos y Ganorabakos) yo practiqué y practico, la doble nacionalidad (diríamos). Voy a redactar un acto cultural: Soy socio del Museo Marítimo de Asturias, sito en Luanco (como verán por fotocopia de carnet) y adjunto una fotocopia del artículo publicado en la revista PROA, en la cual se ve como condecoro a mi gran amigo José Ramón García, director del Museo. Además de este acto cultural adjunto fotos de otro acto de este caso deportivo. Me explico. El 6 de enero de 1995 murió en Basauri-Bilbao, Agustín Gainza “PIRU” íntimo amigo mío, que fue muchos años Capitán tanto del Athletic como de la Selección. Seguidamente el Athletic le pone nombre a la nueva tribuna construida en la Instalaciones del Lezama, y además

65


PORTFOLIO DE LAS FIESTAS DEL STMO. CRISTO DE CANDÁS. 2018. EDICIÓN LIII

PORTFOLIO DE LAS FIESTAS DEL STMO. CRISTO DE CANDÁS. 2018. EDICIÓN LIII

CARLOS PRENDES DEL BUSTO “CARLITOS EL DEL JUEZ”

A la Villa de Candás de un Candasín

en segunda división nos quedábamos en la Gruta en Oviedo. (En la foto, lógicamente, el del ramo soy yo). Con todo ello, quiero aclarar mi posición y mi sentir hacia J.M. Mori, y siguiendo mi pensamiento me mantengo en que la construcción de aparcamientos (si es

que no está solucionado ya, puesto que ya no alterno como antes, igual no estoy enterado) es una bofetada a la ciudadanía de Candás, tratándose de sitios tan “nuestros”, como además un ataque al más elemental orden y a la naturaleza.

Con ese vestidín guapo, adonde vas;

Voy a la perla de Asturias, voy a Candás; Que es la villa siempre alegre, De la hermosa Costa Verde. Candás, Candás, Candás.

Siguiendo una carretera que besa el mar,

Con un paisaje de ensueño te has de encontrar; Si te paras y lo admiras, Allí pasarás la vida.

Candás, Candás, Candás. Si a un pinturesco lugar, Te has pensado dirigir Allí vete sin dudar Para sentirte feliz.

Porque Candás es alegre, Sencillo y acogedor

Y con tantos alicientes

Como la ciudad mayor.

66

67


PORTFOLIO DE LAS FIESTAS DEL STMO. CRISTO DE CANDÁS. 2018. EDICIÓN LIII

PORTFOLIO DE LAS FIESTAS DEL STMO. CRISTO DE CANDÁS. 2018. EDICIÓN LIII

CHERES Q.

Mi padre y la mar Con mi madre te casaste porque la vida seguía, fue una buena compañera hasta el resto de su vida.

Aun le veo tan erguido, ligero incluso al andar, ya tenía muchos años, los llevaba con dignidad. Y casi todos los días, Iba a contemplar la mar, el oleaje está bravo, continuaba el temporal.

Dura fue la travesía que la vida os deparó, pues el primer hijo, nacido, a los 2 años murió.

Porque te preocupas, padre, si tu ya estas jubilado, llevas más de 15 años de descanso bien ganado.

Pero tu siempre supiste, como seguir adelante, no te arredró el infortunio, le echaste fuerza y talante.

Perdiste en 2 ocasiones tus artes de faenar, que eran nuestro sustento, y te los llevó la mar.

Que si sigue este mal tiempo no se podrá faenar, que lleva ya una semana, y esto no empieza a amainar.

Aquellas encallecidas manos de salitre y de trabajo, siempre callado y sufrido, siempre pensando en el trabajo.

Olvida un poco el mar, que aunque fue nuestro sustento bien lo pagaste con creces, a base de sufrimiento.

En el invierno de mi vida, cuando te recuerdo, padre, tu faenando en la mar, y siempre esperando mi madre.

Y aquella guerra maldita, que la sufriste en tus carnes, y que apenas veinteañero, te separó de tu madre.

1º PREMIO DEL CONCURSO “VERSOS DESDE EL ARBEYAL” DICIEMBRE 2017, GIJÓN.

68

JOSÉ LUIS R. ARTIME

Arte entrañable

para todos los candasinos En recuerdo de Alfredo Menéndez, un artista que tenía el cariño de la gente de su pueblo En el 25 .° aniversario del Museo Antón escribí en el portfolio el artículo “Destacados y Destacables” dedicado a la extraordinaria obra que el gran artista local dejó a su pueblo. En él también me refería a dos autores que merecían, a mi juicio y seguramente al de la mayor parte de los candasinos como quedó demostrado en esta misma semana, un reconocimiento público. Uno de ellos era Alfredo Menéndez y el otro Vicente Santarúa. El bagaje de la obra de Antón ha servido para hacernos sensibles con el arte y con nuestros artistas locales y esa sensibilidad debe extenderse a valorarlos por sus merecimientos e identificación local. Dicen que la cultura de los pueblos la conforman las personas que los habitan. Qué suerte la de Candás de tener artistas de este nivel. Antón hace tiempo que nos dejó y Alfredo lo acaba de hacer, pero fijando su residencia definitiva en Candás, el pueblo que tanto quiso y al que dedicó lo más importante de su obra. Una obra que comprende una muestra de arte local impresionante. Fuera de matices y discusiones. Fijando el pueblo como un museo abierto para el disfrute de todos, pero especialmente de los candasinos. Con una referencia constante a los momentos más destacados de su historia, evocando los hechos más significativos. Con una persistente representación de escenas cotidianas y personajes populares con las que enfatizar los fuertes signos de identidad local. Desde los murales de la “bodega” de Albo a los retratos que están colgados en el inacabado museo marinero de la fábrica Ortiz, discurre una obra con constantes referencias a los hechos sociales y culturales más sobresalientes. Como el que se encuentra en la iglesia de San Félix que,

69

aunque no sea el más referenciado del artista, quizás por no estar al aire libre, tiene un alto valor emocional para los pescadores por quedar representado el desembarco en el puerto de Candás del Cristo más venerado de Asturias, que fue encontrado por los bravos marineros locales en las costas inglesas durante el reinado de Enrique VIII. Seguramente por la influencia de este mural, siempre me imaginé los techos y las paredes de la restaurada capilla de San Antonio con sus pinturas. ¡Qué oportunidad perdida! En Alfredo se juntaban la bondad y la belleza, con un arte sencillo, evocador. Un arte comprensible en una etapa de arte incomprensible. Dibujando como a todos nos gustaría hacerlo. Fijando como motivo insistente la Historia de su pueblo de la que ya pasa a formar parte y que se ha hecho más grande al distinguirle recientemente. Alfredo se ha ido dejando una muestra de arte que, por encima de cualquier calificación especializada, resulta entrañable para todos los candasinos. Ahora quedaría pendiente descubrir su obra más emblemática, la que está ocultada tras un muro de azulejos en el Paseín y que pintó con motivo del Centenario de la Salve Marinera, con tanto arraigo en el pueblo. Este será el mejor reconocimiento póstumo que se le pueda hacer. Querido Alfredo, era evidente que tenías el cariño de la gente de tu pueblo. Te lo dije en el mensaje que te envié el día de tu nombramiento como hijo predilecto y que reproduzco para terminar mi artículo: Es mucho lo que te debe este pueblo y es de justicia que el Ayuntamiento te distinga como ya hace tiempo lo hemos hecho muchos candasinos. Enhorabuena y un fuerte abrazo.


PORTFOLIO DE LAS FIESTAS DEL STMO. CRISTO DE CANDÁS. 2018. EDICIÓN LIII

JESÚS JERÓNIMO RODRÍGUEZ GONZÁLEZ

González de Posada en los viajes de Jovellanos La amistad que surge entre el candasín don Carlos González de Posada y don Gaspar Melchor de Jovellanos desde que se conocen en Madrid a comienzos de 1787, siendo el primero oficial de la Secretario de Interpretación de Lenguas y perteneciendo el segundo al Consejo de las Órdenes Militares, se estrecha durante los meses en que ambos coinciden en Asturias a finales de 1790 y comienzos de 1791. Recién nombrado canónigo magistral de la catedral de Ibiza, González de Posada buscaba entonces un destino equivalente al que tenía en las Islas Baleares que le permitiese volver al Principado. Por su parte, Jovellanos iniciaba un mal disimulado destierro que, alejándolo de la Corte, lo mantendrá en Gijón hasta finales de 1797. González de Posada, que había atribuido el alejamiento del gijonés a una maniobra cortesana contra Francisco Cabarrús, director del Banco de San Carlos y amigo de don Gaspar, ya llevaba casi un año en Asturias cuando Jovellanos llega a su ciudad natal en septiembre de 1790. Será durante los tres meses siguientes cuando se intensifiquen las relaciones personales entre ambos. Aparte de las visitas que González de Posada hizo a Jovellanos en su casa de Gijón, donde pasa las Navidades de 1790, don Carlos acompañó a Jovellanos en las tres expediciones de minas que el ilustrado gijonés llevó a cabo entre el 19 de agosto y el 20 de octubre de ese año con el fin de elaborar un informe sobre el estado y posibilidades de la extracción del carbón asturiano. El primero de esos viajes, entre Gijón y Llanes, incluyó una visita a Covadonga, donde, como no podía ser menos dada la costumbre de Jovellanos de cumplir con el precepto dominical también durante sus excursiones, González de Posada, que volverá a celebrar el día de San Miguel, dijo la misa del domingo 26 de septiembre en el santuario. Y, después de un desayuno en la casa del prior en el que se debatió sobre la postura

70

de Jovellanos, que frente a la del cabildo había apoyado el proyecto del arquitecto Ventura Rodríguez para sustituir por un nuevo edificio la antigua construcción de madera desaparecida en el incendio de 1777, González de Posada, junto al magistral de la colegiata y entre otras personas el aparejador, visita las obras ya realizadas en el Real Sitio. El 11 de octubre de 1790, en compañía de Rodrigo de la Rúa Cienfuegos, conde de Peñalba y su hijo, don Gaspar y <<el señor magistral de Ibiza>>, González de Posada, <<que---anota Jovellanos en su Diario--no me abandona y en cuya compañía son todos estos viajes, lo que así se entenderá mientras yo no hable de su separación>> salen hacia Oviedo pasando por Avilés. Parte del itinerario, siempre a caballo, discurrió por el concejo de Carreño. El primer día comieron en casa de la condesa viuda de Marcel de Peñalba, Benita Antonia, hermana de Jovellanos, que se encontraba con toda la familia en Carrió, donde durmieron. Al día siguiente, en compañía de José de Miranda, camino de Avilés pasaron por una mina de carbón en la parroquia de Tamón y, a la vuelta, de nuevo pernoctaron en Carrió, hasta donde les llevó Antón de Llogorzana [por Logrezana] (D. Antonio Quirós) en medio de algo <<de agua, y luego niebla (Orbayu, encainada, borrina, de pruina, torva)>>. La mañana del 14 la dedicaron los expedicionarios al reconocimiento de las ruinas del otro lado del río Aboño hacia Gijón, que González de Posada identificará como los del monasterio de San Juan de Aboño y donde se había encon-

PORTFOLIO DE LAS FIESTAS DEL STMO. CRISTO DE CANDÁS. 2018. EDICIÓN LIII

trado la lápida de las Aras Sextianas que entonces se conservaba en el palacio de Carrió. Después de asistir en Candás el 18 de octubre al bautizo de su sobrino y ahijado, Carlos Benito González Llanos (Carlitos), hijo de su hermana Bárbara y Juan González Llanos, con el que le unirá una estrecha relación familiar de por vida, González Posada se une a la tercera y última de las expediciones que hará con Jovellanos. Con salida de Oviedo el día 20 el destino será Valdesoto, donde ese día ---reseña Jovellanos--comieron <<magníficamente; pero solos el Magistral, Antón y Martinita Carreño y Cañedo y yo>>. Casi dos años después, el 3 de agosto de 1792, a la vuelta del largo viaje que le lleva hasta Belmonte donde hace su profesión solemne como caballero de la Orden de Alcántara, Jovellanos se separa de la comitiva que le acompaña desde Avilés para ir a Candás. Desde Tamón, y dando un rodeo por el valle de Carreño, entró en la villa <<por el mediodía>>. Aquí se dirigió a <<casa de don Francisco Menéndez Solís [Juan Francisco Menéndez Rodríguez-Solís, tío materno de don Carlos y cura párroco de San Félix], a quien, y a su hermana, di ---se regocija Jovellanos que los deja <<contentísimos>>--- muchos abrazos y enhorabuenas por el ascenso de mi querido amigo D. Carlos Gon-

zález de Posada>>, que acababa de obtener una plaza de canónigo en la catedral de Tarragona . Gijón, 16 de abril de 2108

Gaspar Melchor de JOVELLANOS, El diario de los viajes, introducción, selección, estudio y notas de Jesús Menéndez Peláez, Oviedo, 1998, pp. 118-119, 123, 220. José REMESAL RODRÍGUEZ y José María PÉREZ SUIÑÉ, Carlos Benito González de Posada (1745-1831). Vida y obra de un ilustrado entre Asturias y Cataluña, Madrid, 2013, pp. 60, 119-120,141. 1


PORTFOLIO DE LAS FIESTAS DEL STMO. CRISTO DE CANDÁS. 2018. EDICIÓN LIII

PORTFOLIO DE LAS FIESTAS DEL STMO. CRISTO DE CANDÁS. 2018. EDICIÓN LIII

EDUARDO ROMÁN GARCÍA

El Angelín de la Guarda Es tan sólo una capilla pero tras ella se ubica el sentir de cuando niños a él se lanzaban súplicas.

Cuando fuego no entendido por la barbarie dispersa bajo otro punto de mira hizo en Carreño su mella.

Acude gente del pueblo, familiares, gente amiga y en subasta del ramo se puja ingente comida.

En esta humilde mansión hija del pueblo, rendida tan sólo fueron los santos y humo de ella salía.

Sita en el barrio del Canto, que cada año aglutina en ella y sus aledaños una hermosa fiestecita.

Previamente una misa con los sones de la gaita en la iglesia reubicada, fervientes fieles se arriman.

Mucha gente involucrada, también participativa, todos a modo de grano dejaron alta la espiga.

Y volviendo al festejo que se disfrutó este día se degustó empanada regada con buena sidra.

Distinto era el abono, por un año se alargaba el pago de adquisición a quien se comprometía.

La subasta comandada por Toño Morán, buen guía, su voz se oía quebrada mientras la puja subía.

Regida por don Jesús y aquí también él se obliga, en donde Antón el poeta dejó sus primeras rimas.

No fue mucho el dineral que se sacó de la misma pero esta gran ayuda sirve para otras visitas.

Fue citada por poetas y por ello no se olvida que Antón de Marirreguera las campanas él oía.

Acompasados del sol, la lluvia no fue venida, la gente estaba contenta el resultado alegría.

También Leopoldo Alas dejó en su cuento “Boroña” recuerdo de este entorno para que también se diga. Y en nuestra guerra incivil las iglesias y sus cuitas se vieron involucradas al compartir la sufrida.

Tan recoleta capilla no se libró, ¿por qué ella? todas caben en el saco y con más si son pequeñas.

72

Nos acordamos de aquellos que en tiempo dejaron vía y con agrado y gracejo a este lugar acudían.

Hoy Pepe Morán Rodríguez, secretario con estima nos aporta larga historia entre la humana y divina.

Aquel que por su maldad de mano quedó impedida. O que un rayo en la espadaña libró a esta capilla.

El ramo también simbólico sigue de antaño esta guisa donde hasta una novilla cierto día se ofrecía.

Esta pequeña se agranda como capilla muy digna dejando muy alto al santo, al angelín de la misma.

Quiero corregir mi error por lo que ha años decía que si se hablase de Antón… otro gallo cantaría.

En cuanto al tema del ramo no saben sus primerias si de una u otra manera hubo etapa perdida.

Hay quien desea el florido que en el entorno se obliga, con panes en procesión con la bendición debida.

“No digo que en las iglesias turismo se haya forjar, pero con indicadores si el encuentro uniese ideas su obra puede brotar”.

Por ver aflorar ideas y no del todo perdidas, por los años de la vida de esta encantadora ermita.

Mas el digno ayuntamiento ubicó una breve cita sobre el gran Marirreguera, contigua a la capilla.

Plasmado dejé en un verso esta escueta misiva y no por ello es logrado que se atiendan a las rimas.

En la casa de Evaristo tras una hermosa visita con Carmen, Pepe y Manuel se aglutinan las noticias.

73


PORTFOLIO DE LAS FIESTAS DEL STMO. CRISTO DE CANDÁS. 2018. EDICIÓN LIII

PORTFOLIO DE LAS FIESTAS DEL STMO. CRISTO DE CANDÁS. 2018. EDICIÓN LIII

MARÍA JOSEFA SANZ FUENTES UNIVERSIDAD DE OVIEDO

Perlora bajo la mirada de dos ilustrados:

Carlos Benito González de Posada y Francisco Javier Martínez Marina. En memoria de D. Jesús García nuestro párroco durante … tantos años.

Hace no mucho tiempo, gracias a la generosidad de los vecinos de Perlora tuve ocasión de pronunciar el pregón de sus Fiestas Sacramentales, y algunos se asombraron cuando yo dije que, cuando era niña, Perlora para mí era el equivalente al paraíso, al que uno se asomaba después de traspasar la negrura del túnel de Candás, por debajo de monte Fuxa, para pasar a ver aquel mar tan azul, aquel valle tan fecundo. Pero no he sido yo la primera, ni, por supuesto, seré la última, en admirar la belleza y la riqueza de esos profundos valles en los que se incardinan la parroquia de San Salvador de Perlora y la capilla de San Andrés de Coyanca, que por su porte merecería ser también parroquia, regados ambos por sendos riachuelos que conforman la ensenada-puerto de Perán. Cuando a finales del siglo XVIII el clérigo ovetense Francisco Javier Martínez Marina, tras unos años como colegial becado, primero, y posteriormente como bibliotecario y rector, reside en Madrid, en el Colegio de San Ildefonso, que hoy nos suena a todos a lotería de Navidad, pero que en aquel momento era un centro muy reconocido por las enseñanzas que impartía, nadie podía imaginarse que, tras su ingreso en la Real Academia de la Historia como miembro de número en 1794, iba a dedicar sus mayores afanes a la realización de una especie de gran enciclopedia sobre su región de origen, pues eso pretendía ser, y no otra cosa, el ahora conocido como “Diccionario de Martínez Marina”, obra que, por desgracia, no llegó a ver su final impreso, y que constituía una de las partes de las que se componía el Diccionario Geográfico-Histórico de España, cuya redacción había sido encargada

74

a la Academia. Martínez Marina trabajó también en la parte referente a Álava, tomo que sí llego a ver la luz, ya que, al planificarse la edición, decidió hacerse por orden alfabético y Álava era quien encabezaba el Diccionario. Para realizar tamaña obra, ante la imposibilidad de hacer personalmente la recogida de datos, solicita ayuda a las personas de su confianza que podían aportarle una información verídica y fiable, algo que harían también un siglo después Octavio Bellmunt y Fermín Canella para llevar a cabo su obra Asturias. Al no llegar el Diccionario a imprenta, muchas de las respuestas se encuentran hoy depositadas en la Biblioteca de la Real Academia de la Historia, bajo el títutlo de “Papeles de Martínez Marina”, y entre ellas se encuentran las correspondientes de Perlora. ¿A quién le encomendó Martínez Marina la recopilación de las noticias correspondientes a nuestra parroquia? Pues a quien mejor las podía responder en aquel momento, otro genial ilustrado, que, como él, se movían en el círculo de Jovellanos y que, para mayor acierto, era natural de Carreño: el canónigo Carlos Benito González Posada. Y éste es el informe que le remitió González Posada, que, aunque mutilado en su inicio, que parece corresponder a la descripción de la bahía de Perán, vontirnr sabrosas informaciones.: “centro <los peces> en el refluxo, y quedando quasi en seco en el último menguante de la marea, los matan a palos, o los cogen a mano, o los hallan detenidos en la red, pugnando por volver al mar. Los pescados son exquisitos, y muchos de aquéllos que se recrean con el agua dulce antes de mezclarse del todo con la salada en el océano, de suerte que esta les sirve como de vehículo para ir y venir a la otra. Caminando por la ribera desde este puerto hasta el de

Candás, esto es de oriente a poniente, toda la costa es muy alta y llena de venas de fierro, azufre, etc. No es pues de estrañar que caigan allí con más frecuencia que en otras partes de Carreño rayos y centellas en las grandes tempestades de primavera y otoño. Alguna otra vez se abre la tierra en grandes grietas y a impulsos de esos fenómenos quedó diruída e inabitable una grande casa de canto labrado a pocos años de acabarla de construir en 1764 don Francisco González, de Gijón, que tiene mucha hacienda en Perán. Contiguo a este término, mediterráneo a él, en la misma parroquia está Yllavio (Yavio), que tomó este nombre de una alta torre fuerte que aún existe en un otero, y que a mediados del siglo XVIII hemos visto con muralla de circunvalación. La obra parece romana y tal vez tomó el nombre Flavio en memoria de Vespasiano, que tenía la vanidad de baptizar con su prenombre los edificios de su tiempo, y por lisongearle hacían lo mismo sus vasallos. Así Llaviana es Flaviana, el Coto de Lavio Flavio, y Flavio Navia Pravia, etc.

Pertenece Yllavio a otro término mayor llamado Coianza, o Coiança (Coyanca), como en antiguo se llamó Valencia de Don Juan en el reyno de León, obispado de Oviedo. Hay noticias que aquí, y a la sombra del castillo de Illavio hubo alguna población, de que hoy no hay rastro. En Coyanca, en el término del Caleyo, que parece haber sido lo que define este nombre en el Diccionario Castellano de la Academia, está la casa del Caleyo, una de las principales de Carreño, que está incorporada en la de Posada de Logrezana por casamiento de Pedro González de Posada, regidor perpetuo de Carreño en principios del siglo XVII con doña Ángela Pérez de León, señora y heredera de ella, en la qual vivieron sus descendientes hasta el actual posehedor don José González de Posada, que por el

75

matrimonio con otra mayorazga en Gozón pasó a vivir allí. En Coyanca, sobre el término y hermosa y limpia y saludable fuente de Linares está la famosa Cueva-escura. Junto al cráter de un volcán, al parecer, que está plantado de manzanos, se levanta un risco formidable de peñas piramidales, que tienen aún su base varias entradas y salidas defectuosas, y todas dan en una caberna subterránea y obscura, donde se baja con achas o linternas por la manía de buscar tesoros escondidos. En junio de 1790 asistí con otros muchos a una operación semejante, y toda la riqueza expuesta delante de mí, se redujo a pedazos grandes de petrificaciones de huesos y dientes y molares de ganado vacuno y caballar, que me hicieron creer haberse deborado allí por fieras que habitaron aquel abismo. En una hería de Coyanca hubo una hermita de Santo Tomás de Aquino, de que hay alguna pared. Otra hay cerca de la mayor parte de las casas de Coyanca con el título de San Andrés, que dotaron aquellos vecinos con la obligación de escuela de primeras letras, y hoy la posehe don Estevan García Eres, presbytero de Candás, que pone sus títulos en la escuela. En 1367 asistió por Coianca, supongo que como alcaide de su casa fuerte, Suero Díaz, en la junta de Santa María de la Vega de Oviedo entre los leales al rey don Pedro, etc., como se dixo en el artículo Carreño. Yendo del puerto de Perán hacia el río de Aboño, esto es de poniente a levante, está la punta de Socampos, la hería que fue coto de Overiz, y el puerto de Antrellusa con su morro de Viado. Socampos se llama así por estar debajo de tierra llana, qual no hay en toda la costa de Carreño. Perlora es feraz de frutos y árboles. Sus varias clases de tierras, el abrigo de sus montecitos, la mucha y buena agua y el suave y fresco embate del mar en el estío, ayudan a la pronta y robusta cría de árboles próceres; sobre todo los fresnos viven aquí a maravilla. No ha muchos años que vi plantar uno como un quitasol delante de la iglesia parroquial, y en 3 de mayo de 1790 estaba tan alto y copado que podía cobijar con su sombra de tres a quatro mil personas. Lo mismo se puede decir de álamos, chopos, alisos, nogales, castaños y más que amena las circuntancias de la localidad de Perlora. Aunque hay muchos cercados de pared de cal y canto, de piedra seca y de estacas, son muchos más los setos vivos, en que con facilidad se multiplican prodigiosamente las parras silvestres, la zarzamora, la zarzaparrilla, la madreselva, la yedra y otras plantas parásitas, que regalan la vista con el contrastado verde de sus hojas, y el olfato con el continuo olor de sus flores, que es acompañado a trechos del de los espinos, corrapuzes y cabrahigos, y a trechos del


PORTFOLIO DE LAS FIESTAS DEL STMO. CRISTO DE CANDÁS. 2018. EDICIÓN LIII

hinojo, de la ruda, y del romero y rosa-albar, etc. En lo más hondo, debajo de la iglesia, y cerca de los caminos expresados, hay un molino harinero, prados y llosas sobre los márgenes del río que está coronado de espadañas y lirios y le hacen la guardia hermosos árboles, cuyas raízes besan muchas y regaladas enguilas. Se llama El Conejal un pedazo de terreno de retama, inculto y estéril y peñascoso, contiguo a la boca del puerto de Perán, que el doctor don Matheo Labandera, cura de Perlora había cercado de pared a principìos del siglo XVIII, para criar allí conejos. Se llaman Torres de Morés unas peñas piramidales en el término de Morés (Morís) al lado derecho del río y cerca del camino de Oviedo. Hay en Perlora muchas canteras de piedra caliza que da una cal blanquíssima y al mismo tiempo se labra bien para edificios, es fuerte en ellos, y admite pulimento. Las hay ferruginosas, areniscas blancas y moradas, y en fin parece que toda Perlora está sobre materias volcánicas. El curato es de concurso de opositores, y lo da el obispo de Oviedo en la forma ordinaria. En 1718 don Juan González de Posada, regidor, fundó una capellanía pingüe con la advocación del Dulce Nombre de Jesús en la parroquia de Perlora, y por su testamento, en 1762, mandó hacer allí una capilla, que sus herederos no cumplieron. Fue natural de esta parroquia el doctor don Joseph del Busto Prendes, del gremio y claustro de la universidad de Oviedo y su catedrático en últimos del siglo XVII. De Antrellusa y Viado, pertenecientes a Perlora, hay artículos separados. En 1762 se observó que en la peña que forma la punta o pequeño promontorio de Socampos, se veía como una ventana tapada a cal y canto hacia Candás, bien elevada sobre el mar y harto más debajo de la tierra. Los enthusiasmados por las minas hicieron la arriesgada tentativa de descolgarse con cuerdas y romper a pico aquella poca mampostería, la qual abierta manifestó una estancia dentro de la peña viva, y en ella un cadáver humano, y nada más. Esto junto con las ruinas de Perán, y el castillo de Illavio, todo en menos de un tiro de cañón, indica que un tiempo fue habitado de gentiles. Perlora puede ser de per-ora, porque está su mejor y mayor parte per ora maris. El Lemosín dice per la bora, hablando de riberas.” De este amplio informe, que nos describe con tanto mimo el paisaje y la naturaleza de Perlora, Martínez Marina realizó un extracto, que es, con toda seguridad, el que debería haber aparecido en caso de haberse logrado la impresión de la obra.:

76

“Perlora: parroquia del concejo y arciprestadgo de Carreño, decanato de Oviedo, en la costa del océano cantábrico, que la ciñe por norte. Linda por sur con términos de las parroquias de Prendes y Logrezana, por este con la de Albande, y por oeste con la de Candás. Parece que su nombre es un agregado de las dos voces latinas per ora, porque su mayor y mejor parte se prolonga por la ribera del mar. El dialecto lemosín tratando de riberas dice per la bora. La atraviesa el camino de Gijón a Candás, y el que desde esta villa se dirige a Oviedo. Se compone su distrito de pequeños valles, assí como cráteres de volcanes, y son harto elevados los montecillos, colinas, oteros y cordilleras de su circunferencia. Tiene muchas y buenas fuentes; abundan así en estío como en invierno. De ella se forma un pequeño río que, cortado por los caminos reales sobredichos, entra en el océano por la cala o puertecito de Perán y forma aquí un estero por donde, subiendo el mar en su fluxo, intercepta el curso de carros y aun de caballerías, pues solo hay un puente de madera, alto y estrecho para los de a pie. Más arriba en el término que llaman Nozaleda, porque está poblado de nogales, hay un puente de piedra para carros y facilitar la comunicación a Candás, a lo interior del concejo y a Oviedo. La población es de 231 vecinos con 1.155 personas distribuidas en casas dispersas por los términos de la feligresía y en los sitios conocidos con los nombres de Perlora, Coyanca, Dormón, Jovio (Yavio), Campanal, Ponteo, Arquiella, Rodiles, Friera y Noval. Se hallan también en esta feligresía el puertecito de Perán y el de Entrellusa, de que hemos hablado en la descripción de la costa. La hería de Overiz, en lo antiguo coto del abad y monasterio, después colegiata, de Arvas, que poseyó también desde mui antiguo los puertos de Perán y Entrellusa, según parece de la escritura que publicanos en el artículo de la villa de Avilés. En el término que llaman Illavio se ve sobre un otero una alta torre fuerte que a mediados del siglo 18 tenía su muralla de circunvalación, obra que demuestra mucha antigüedad. La iglesia parroquial tiene la advocación de San Salvador, y está servida por un párroco, cuyo beneficio es de presentación real ordinaria.” Como podemos apreciar, Martínez Marina despojó la información de un apasionado González de Posada, que veía su concejo como luego lo vi yo, como un paraíso, para hacer de ella un breve, pero contundente, artículo para su diccionario Ésta es la Perlora de finales del siglo XVIII. Hoy todavía podemos reconocer la mayoría de los lugares que se citan, aunque de la Cueva Oscura no quede nada más que su nombre.

PORTFOLIO DE LAS FIESTAS DEL STMO. CRISTO DE CANDÁS. 2018. EDICIÓN LIII

77


PORTFOLIO DE LAS FIESTAS DEL STMO. CRISTO DE CANDÁS. 2018. EDICIÓN LIII

PORTFOLIO DE LAS FIESTAS DEL STMO. CRISTO DE CANDÁS. 2018. EDICIÓN LIII

MANDY VELASCO

Jurado 1999 en la sede de Festejos y Cultura San Pedro. De Izda a derecha: Tito (fotógrafo), Eduardo Parra (responsable de Imagen del Ayto. Langreo), Juan Grela (fotógrafo de Mieres), Marcelino Menéndez (Concejal de Cultura del Ayto. de Carreño) y Mandy Velasco (Secretario del Concurso)

20 AÑOS DEL CONCURSO FOTOGRÁFICO

de La Mina y La Mar

Al año siguiente de constituirse los Encuentros de la Mina y La Mar entre Carreño y Langreo en la primavera de 1997, surge la idea en la Sociedad de Festejos y Cultura San Pedro de La Felguera de crear un concurso fotográfico con la misma temática. Mandy Velasco, como promotor de Los Encuentros, es el directivo encargado de iniciar los trámites para llevarlo a cabo. El Jurado del I Concurso Fotográfico “La Mina y La Mar” se reunió, el día 15 de junio de 1998, en la Casa de la Cultura de Sama. Estuvo compuesto por Los Concejales Delegados de Cultura de los Ayuntamientos de Langreo y Carreño, Pilar García Cuetos y Marcelino Menéndez Menéndez. Como expertos en fotografía participaron los profesionales Amador Rodríguez (Foto Tito) y el ovetense José Vélez.

En el año 2011 El concurso dio otro giro al pasar a ser de fotografía digital, abandonando el envío de trabajos en papel fotográfico que estaban saliendo costosos tanto para los participantes como para los organizadores. En el año 2012 se dio otro paso más para darle carácter internacional. Obteniendo una excelente respuesta, especialmente en los países iberoamericanos En febrero de 2013. Se colgó la exposición en el Museo del Calamar en Luarca. En la noche de la inauguración, una tempestad destrozó la primera y segunda planta devastando todo su contenido, incluso la colección de fotografías del concurso de la Mina y la Mar. Este concurso llegó a ser calificado como uno de los 150 mejores de España, según la revista FOTO.

Jurado del 20 Concurso celebrado el 8 de noviembre de 2017 . De izda. a derecha.: Eduardo Urdangaray (fotógrafo), Alain Fernández (Gerente del Teatro Prendes de Candás), Rosa Álvarez (directiva y Secretaria del Concurso), Juan Grela(fotógrafo de Mieres), Juan Luis Hevia Fotógrafo de Arriondas), Eduardo Parra (responsable de Imagen del Ayto. de Langreo) y Gêrome Muñoz (Director del CIFP de Comunicación, Imagen y Sonido de Langreo). Asisten también: Armando Velasco (creador del Concurso) y Juan josé Vega (Vicepresidente de la Sociedad de Festejos y Cultura San Pedro.

Entrega de Premios del I Concurso Nacional de Fotografía “La Mina y La Mar 1998”. En la casa de Cultura de La Felguera. De izda a dcha: Alfonso Doce (Banco Herrero, patrocinador), Marcelino Menéndez (Concejal de Cultura del Ayto. de Carreño), Manuel Menéndez (Presidente de SO.FE.CA.,Candás), Mandy Velasco (Creador del Concurso),Pilar García ) responsable de Cultura del Ayto. de Langreo) y Rufino Roces (Presidente de la Sociedad de Festejos y Cultura San Pedro.

Reunión celebrada el 5-4-1998, en la Sociedad de Festejos y Cultura con el Presidente Rufino Roces, Mandy Velasco, creador del Concurso y Alain Fernández representante de la Sociedad de Festejos de Candás (SO.FE.CA.)

Entrega de premios del 20 Concurso Internacional de Fotografía Digital “La Mina y La Mar” en el Nuevo Teatro de La Felguera el viernes 8 de diciembre de 2017. En la fotografía el gijonés Jesús Portal con el trofeo a la mejor fotografía realizada en Asturias. A su lado el Concejal del Ayto. de Carreño Onésimo Velasco, encargado de hacerle la entrega. A la izda. de la imagen Rafael Cadenas de LANGREHOTEL, patrocinador del Concurso. A la derecha Julio Cepedal, Presidente de la Sociedad de Festejos y Cultura acompañado de Rosa Álvarez, componente de la Sociedad.

Bases del Primer Concurso 78

79


PORTFOLIO DE LAS FIESTAS DEL STMO. CRISTO DE CANDÁS. 2018. EDICIÓN LIII

EXPOSICIONES 1/Aljibe en Candás 2001 2/Ambigú del Teatro Prendes 3/Planetario del Parque de la Vida en Luarca. 4/Patio de la casa de Cultura (Escuelas Dorado), Sama. 5/Inauguración en el Centro de imagen y Sonido de Langreo 6/Clausura en el Ateneo de Turón con el Coro Minero. 7/En el Museo de la Siderurgia de La Felguera. 8/En el salón de actos de la Sociedad de Festejos y Cultura S. Pedro.

A lo largo de los 20 años de vida del concurso se han colgado exposiciones de 35 fotografías entre premiadas y seleccionadas en multitud de locales por todo el Principado. Aquí se muestran una selección de ellas. Actualmente ya está convocado el 21 Concurso Internacional de Fotografía Digital La Mina y la Mar.

1

2

3

4

5

6

7

8 80

Las cosas y las obras que no están escritas se hallan recubiertas de tinieblas y entregadas al sepulcro sin memoria; en cambio, aquellas que fueron escritas se hallan como vivificadas.

Bunin


PORTFOLIO DE LAS FIESTAS DEL STMO. CRISTO DE CANDÁS. 2018. EDICIÓN LIII

Nací en el tiempo del chicharrón y la palometa, el 5 de febrero de 1925, ese mes frio, nordestón y oscuro de los puertos de mar, uno de los meses en que más gente enfermaba y moría. Nací, claro, en Candás, en el Rincón, al lado de la casa de Pepón. Mi padre se llamaba Genero Menéndez (Genaro Bombita), así apodado porque era muy aficionado a los toros, especialmente de un torero llama do “Bombita”. Y así de tanto hablar de “Bombita” se nos quedó a la familia el nombre para siempre. Ya se sabe que en Candás basta poco para que te pongan un mote. Mi padre era hermano de Ramona la Papuda, de Valentina y de Gumersa. Y mi madre se llamaba Basilisa Roumalda, hermana de Ruperta la Cachorra, la madre de Antonia la Cirila. Fuimos nada más y nada menos que 8 hermanos. Yo fui la sexta hija, y cuando yo nací, mi padre, que era muy aficionado a las palomas mensajeras (las tenía en el desván), hizo una gran comida de palomas para festejarlo, porque era la primera hija que tenía, antes de mí había 5 hermanos varones. Mi padre era fogonero, pero cuando vino de la Mili, los de Segismundo lo llamaron para mandar un barco. Pasó de fogonero a Patrón de Pesca. Pero sobretodo mando barcos de la Rizosa. Luego, pasamos a vivir a la calle de la Iglesia, encima de la casa de Sabel la Chula, donde vivía también Islada, la hija de Talayón, que era pariente nuestra. Luego fuimos a vivir a Jove, en la Figar, porque mi padre empezó a ir a la mar con los Bengaochea, que eran de Avilés, así que empecé a ir a la escuela de D. Rufino, en la Calzada, cerca de la Algodonera. Hice la primera comunión en la Iglesia de la Santa Cruz de Jove. Tomamos un desayuno en la sacristía, pasteles y una copina de jerez. Fui a comulgar vestida de monja Reparadora. A todo esto llega la Revolución de Asturias, y empezaron a llamarnos a todos comunistas. Tuvimos que venir para Candás, porque mi madre enfermó del riñón. Yo ya tenía unos 8 años y sabía leer, escribir y contar, y hasta dividir. Volvimos como digo a Candás a vivir a la Tenderina, a una casa que era de Manolo el Menor, y empecé a la escuela de pública, con la maestra Dª Dolores la Zanona. O sea, que “non paraba nuestro de cuerpo de un sitio pa otro”. Pero la cosa no acabo allí. Resulto ser que mi padre tenía ganas de hacer una casina y compró a D. Agapito, el

82

abuelo de Pito, una tierrina en el Calvario. El arquitecto fue Pepín el de Marina. Empezó a construir el bajo antes de la guerra, y luego, cuando acabo la contienda, hizo el piso. Mi madre hacia marañueles para todo el mundo, y de ahí viene lo de marañueles de les bombites. En la tienda de Pinocho cocíamos les Marañueles. A veces, llegamos a gastar 36 docenas de huevos al día. Hay un libro donde habla de les marañueles de Bombita. La cosa fue que sobre el año mil ochocientos algo vino una señora que se llamaba seña Benita, y enseñó a cinco mujeres de Candás, y empezaron a hacer marañueles para todo el mundo. Mi güela y su hija Braulia, iban a Gijón a cocerles, a la panadería El Relámpago. Muchas veces las hacían allí, y mi güela las vendía en la Calle Corrida. Venía un guardia y la echaba, pero mi güela volvía, entonces el guardia decía: “Con vosotros non puedo”. Así que los de Gijón fueron los primeros que conocieron les marañueles de Candás. Entonces estalló la guerra Civil. Me acuerdo cuando cayó la bomba que mató a la Chonina, delante del Ayuntamiento. Mi padre nos decía: - cuando toque la sirena, poneos pegados a la pared del bajo de casa-. A mis hermanos los llevaron a hacer trincheras. Menos a mi hermano Herminio, que estaba del pulmón y tenía un cupo de carne. Venía a verlo un médico de Gijón, pero la verdad es que lo curó Torana a base de cuidados y atenciones. Luego, mi hermano se hizo novio de ella y se casaron.

PORTFOLIO DE LAS FIESTAS DEL STMO. CRISTO DE CANDÁS. 2018. EDICIÓN LIII

La gente, durante la guerra vivía haciendo cola. Poníamos piedras para “acutar” la vez. Íbamos a Cardo a buscar la leche. Y una vez vimos en el campo futbol quemar a los Santos y al Cristo de Candás. Antón y Falo salvaron el retablo del Cristo. Había requisas, pero a nosotros nunca nos requisaron. Teníamos conejos, gallinas y un gochín, que nos murió de un empacho, y lo enterramos, pero Rosa Feliciana nos dijo: “¿Pero cómo no lo coméis...?” Y lo desenterramos, y después de “quitay” lo de dentro, lo fuimos comiendo. Había mucha hambre, pero mi padre andaba en barco por Galicia y traía aceite. Así que nosotros no pasamos mucha hambre. Además teníamos una huertina. A mi padre nunca lo detuvieron, pero estuvieron a punto de matarlo. Empezaron matando a los armadores, para seguir con los patrones. Vinieron los nacionales justo a tiempo de que no los mataran. Cuando entraron los Nacionales, si fueron malos los Rojos, fueron más malos los Nacionales. En investigación pegaban a las mujeres. Muchos de Candás marcharon para Francia en barcos. Yo nunca fui a la fábrica. Fui costurera. Aprendí en casa de la Monja. Cosía para casa, para mi familia y para algunas amistades. Nunca cobré nada a nadie. Empecé a tener mozo a los 18 años, se llamaba Joaquín (Joaco). Era hijo de Agustina, de la familia de Rosina Miterio, y el padre era Joaco Rosa, botero. Joaquín vio una foto mía y se enamoró de mí. Era fogonero. Cortejamos 3 años. Nos casamos el 7 de junio de 1947, a las 11 de la mañana. Nos casó D. José Muniello, pero antes me examinó de doctrina, y luego me preguntó

83

si sabía cocinar, si sabía coser y planchar. Me dijo D. José: - eso, niñina, ye lo principal-. La boda se celebró en la confitería de Avelina, en la parte de arriba de la casa. Vino una mujer de Bañugues a cocinar. Se comió una paella, pollo asado, tarta de almendra y arroz con leche, y se bebió vino Cune. Costó 90 pesetas el cubierto y éramos unos noventa comensales. Fuimos de viaje de novios a Bilbao, en un tren de madera. Teníamos una amistad con unos bilbaínos de cuando la guerra, y allí estuvimos 15 días. Mi madre nos compró una cama y un comedor, y vivimos en la parte baja de la casa que había hecho mi padre. Luego fuimos vivir a la Tenderina. Estuve 63 años casada con Juaco. Murió con 93 años, y también fue de los que cambiaron la mar por la ENSIDESA. No tuvimos hijos, pero los hijos de mis hermanos fueron como si fueran nuestros. La vida fue pasando... y cambiando. Por aquellos entonces comprobamos mucho en la Sirena y en el Tritón, como tanta gente de Candás. Recuerdo el día en que murió mi hermano Julián la gente que vino del Tritón al funeral. Cantaron en la Iglesia muchos hombres el “Cantemos al Amor de los Amores”. Y Feli, la de Rosa Feliciana, me dijo: “Fernanda, hoy fue el día de Pascua en Candás”. Hasta aquí llegué, contenta de haber vivido, con alegrías y penas como toda vida tiene. Y no tengo ninguna prisa por ir pa allá. Cuando eso llegue, que el cristo de Candás me meta abordo de su barco, y me conduzca al puerto definitivo, al encuentro de mis padres, hermanos, parientes y amigos. FIN


PORTFOLIO DE LAS FIESTAS DEL STMO. CRISTO DE CANDÁS. 2018. EDICIÓN LIII

Nací, en plena guerra incivil, el 10 de octubre del año 38, en la Vega. Mi padre se llamaba Emilio Lorenzo y fue contramaestre en Candás, aunque el primer puerto que tuvo fue Luanco. Fue también guarda de río, en Santander, durante 1 año, en un pueblo llamado Muñorrodero, porque mataban los salmones con dinamita. Mis padres eran del Ferrol y vinieron para Asturias. Recuerdo la pena de mi padre recordando a su madre a la que veía muy poco. Luego vino para Luanco y estuvo 3 años. Después, como queda dicho, para Candás. Yo fui una niña de la llamada generación del silencio, porque cuando empezabas a hablar te decían: ...”Siii..., chitón” Soy la última de 7 hermanos: Maruja, casada con Antón de Susana. Emilio, casado con la simpática Maruja la Calaca. Marina, casada con Gervasio el coxo, Ricardo, casado en Perlora, Carlos, Carola, casada con uno de Perlora. Todas mis hermanas fueron a la fábrica. Mi madre se llamaba María Díaz y se dedicaba a coser por las casas. Yo no conocí más que a una abuela llamada Pepina, nacida en el Ferrol. A mí me bautizó el cura de Perlora, en la capilla Doce, porque el cura de Candás, D. Florentino Bobes, después de darle tres avisos, seguía haciéndose el sordo. Empecé a la escuela pública a los 6 años. Me tocó de maestra la hija de María Luisa Zanón. Estuve en la escuela hasta los 10/12 años. A esa edad empecé a destripar

84

en la fábrica de Parodi. Un día paso por junta a mí José el de Ortiz y dijo: “esta la quiero yo para la mi fábrica”. En Juana estuve poco tiempo y en Ortiz también. Me hacían trabajar como si fuera una persona mayor. A los 14 años empecé con Albo. Lo de la postguerra fue horrible. Llegaba la hora de comer y tenías envidia de las compañeras que podían llevarse algo a la boca. Pero mis padres me dieron muchos valores que conservo como un tesoro. Como dije, a los 14 años empecé con Albo, y, desde entonces, los Albo fueron mis mejores amigos, especialmente Alfonso, Carlos y José, hijos de Alfonsito y Elena. La mejor tajada me la ponía en el plato Gloria, que era la muchacha, nacida en Albandi, tía abuela de Begoñita, la esposa (ya fallecida) de José Marcelino. Siguen visitándome, recordando aquellos viejos tiempos de un Candás marinero y pescador. Les tengo mucho aprecio y cariño. Empecé en el año 1952 en la Fábrica de Albo y me jubilé en el año 1988, por enfermedad. Me jubilaron con el 40%. Lo pasé muy mal. Luego pasé revisión y me dieron el 100X100. Los inviernos en las fábricas de pescado eran terroríficos. Luego vinieron los bonitos congelados que eran como bloques de piedra. Las mujeres lo pasábamos muy mal. La anchoa era otra cosa. Vivíamos en una casa de Marcelo Carretilla, que fue la casería que tuvo Marcelo al principio. Luego, casi en frente, hizo una nueva. Carretilla fue alcalde de Carreño después de la guerra. Cuando iban a preguntar por él, decían: - Si tiene les madreñes a la puerta ye que está en casa. Tenía mucho poderío. Conocí mucho a Guadalupe. Le gustaba jugar a la lotería y de acompañar hasta el cementerio a todos los difuntos. También me acuerdo de la tiendina de América, y de la familia de los del Nin y de Pepe el “Che”, que había sido redactor jefe del diario de La Marina, en la Habana. A pesar de las penurias de aquellos tiempos, también había gente simpática, como Ramona la Pacha y la Mosquita, que hablaban con una gracia especial. Me acuerdo sobretodo que a veces no teníamos nada que comer, ni dinero para el racionamiento. Cuando iban a buscarlo, yo esperaba con el tenedor en la mano. Me quedó siempre el hambre de la postguerra. Un hambre horrorosa. No teníamos nada, y como no teníamos nada, la gente pensaba que éramos nada. Moría mucha gente

PORTFOLIO DE LAS FIESTAS DEL STMO. CRISTO DE CANDÁS. 2018. EDICIÓN LIII

de tuberculosis, ¡casas enteras! Don Salvador Garriga y Don Francisco Llorente nos miraban a rayos X. Los rapacinos morían de cualquier cosa. Mi hermana Charo murió por falta de penicilina, a los 9 años, de pleuritis Éramos muy discriminados, pero mis padres siempre nos enseñaron a no robar. Un día mi madre trajo una molletona de pan y aquello fue todo un acontecimiento, como algo nunca visto. Las fiestas del Cristo y de Navidad eran para mí lo máximo. Yo siempre fui muy folklorera. Iba a la Iglesia a escuchar la misa Pastorela y los villancicos. Allí estaba Sarita Pascual y Don José Muniello. De Sarita me acuerdo que siempre nos daba entradas para el cine infantil, ese de: “¡a la mocín, a la mocín!”; y también de lo bueno que era Don José el cura, siempre dejaba algo debajo de la almohada de los enfermos que visitaba, y atraía a la Iglesia a los hombres de izquierdas. Yo fui por primera vez a Oviedo con el catecismo. La Semana Santa de entonces eran días de mucho recogimiento. Todos los viernes del año mi madre ponía vigilia. Ahora las Iglesias están casi siempre cerradas. Nunca aprendí a nadar bien. Iba a bañarme al pozo los Frailes, pero era muy patosa para andar descalza por entre las piedras. Lo que siempre me gustó mucho era jugar al futbol. Me encantaba. Me llamaban de todo, pero mi padre le decía a mi madre: “déjala María, no ves lo que disfruta”. También aprendí a andar en bicicleta. De eso me vino la amistad con los hijos de Alfonsito Albo. Pero no todo fue un camino de rosas. Tuve que ir viendo morir a toda mi familia. Mi padre murió a los 61 años y mi madre a los 81. Me quede sola en la casa del Nodo por propia voluntad, les dije a mis hermanas que yo me podía arreglar sola, aunque mi hermana Marina siempre me ayudó mucho. Recuerdo siempre con mucho agrado a Felix el Mameo, mi amigo de la infancia. Vivía en Argentina. Marcho el año 1955 con sus padres, a trabajar, porque aquí no tenían trabajo. Hizo mucho dinero. Venía a Candás con su

85

mujer, que era argentina, varias veces al año. Yo le invitaba a comer pescado de aquí. Luego, él me pagaba todos los años el billete y estaba 6 meses con ellos en su casa. Me trataba como si fuera hermana suya. Era una amistad que venía de la niñez, en aquel barrio de Santarua y la Vega. Sigo teniéndolos como mis hermanos. Pasó el tiempo y se me descubrió esta enfermedad que me hace pasar los inviernos muy mal. Estoy bastante impedida y tuve que cambiar la casa del Nodo por este apartamento, con ascensor, en el centro de Candás, que es de Amparín la hija de Generosa y Antonio. Aquí me encuentro muy bien, estoy encantada, en el Nodo no podía salir de casa. Amparín ha sido y es muy buena para mí. Me entretengo leyendo. Me gusta todo: periódicos, novela, los clásicos y la novela histórica y los best-séller. Oigo mucha música clásica, habaneras y canciones sudamericanas. Así como el que no quiere la cosa voy a cumplir 80 años, pero no tengo miedo a la vejez, ni a la muerte. Tengo miedo al dolor. Lo que viví lo viví mal, regular y bien. Procuro no hacer mal a nadie, ni guardo rencor a ninguna persona. Yo soy de una familia de izquierdas, pero eso no me impide tener amigos de otras ideologías. Nada tiene que ver el culo con las témporas Tuve una niñez muy larga, y siento gran aprecio por los niños y las personas mayores. No me gusta que hablen mal de la gente, sobre todo de los que fuimos amigos de la infancia. Lo que más valoro de Candás es la solidaridad de unos con otros en momentos difíciles, y la generosidad con los de afuera. Lo que menos valoro es que se critica demasiado. Hablan mal, demasiado mal, unos de otros. Hasta aquí llegue, con luces y sombras. Espero tirar en este carro de la vida un poco más, si es posible comiendo pescao, que es lo que más me gusta, cocinado de todas las maneras, sobre todo la merluza, y les marañueles con leche, que me encanten, escuchando música y tomando un poco el fresco por aquí cerca, viendo y hablando con los amigos y amigas. FIN


Miguel Guila y su bote, Agosto 1952

Con los cinco sentidos mirando estas fotos de color sepia. Mujeres y hombres alegres y

serios en aquel mundo con primaveras y veranos pescadores: la mar, la arena, lo sagrado y los prefano. Personas y lugares que tanto se quisieron. La belleza de la juventud. Gente entrelazada del tiempo aquel en que sus ojos lucĂ­a un bello porvenir que acaso imaginaban. Calles, prados, fiestas. Y la mar ahĂ­ tan cerca.

Primer Festival de la Sardina Agosto 1970


Miguel Guila(Izda sentados sobre el carel del Iriberri), Ramón el Noco y Miguel Guila a su lado Marino Busto y Ramón Japones año 1956

Verbena Madrileña Candás 22 de Junio de 1942

Rodada, Pina y Rodada


Cuarto arriba: Vicente-Alfonso Cumbre, abajo: Pepe Luis Vovero, (x) Pepito, FermĂ­n, AgustĂ­n Mendiguren, Carlos, Julito y con boina Sirgo.

Lalitos, Armando Pinchinos, Ricardo Lalitos, Jenarin...


PORTFOLIO DE LAS FIESTAS DEL STMO. CRISTO DE CANDÁS. 2018. EDICIÓN LIII

A LA PEÑA FURADA

El hombre debería escuchar un poco de música, leer un poco de poesía y ver una bella pintura todos los días de su vida a fin de que las preocupaciones mundanas no destruyan el sentido de la belleza que Dios ha implantado en el alma humana.

Goethe

Eres mi mejor recuerdo hermosa Peña Furada cuando yo era una niña y a tu lado me bañaba secándome al sol te contemplaba extasiada en tu figura veía el zapatito de un hada. Mirándote fijamente también despierta soñaba con el vaivén de las olas que con su espuma festoneaban esa tan preciosa roca en esa pequeña playa. Eres un pedestal para las lindas gaviotas que cuando revuelto el mar hacia ti suelen volar, y cuando la mar tranquila tu figura reflejaba parecías un topacio en medio de una esmeralda. Antes de llegar a ti hay una figura amada una hermosa marinera que con su mirada lánguida suplica al Santísimo Cristo que regresen a su casa esos valientes marinos que salieron con el alba. Para ti mi mejor recuerdo hermosa Peña Furada este sí es un recuerdo de lo mejor de mi infancia.

A CANDÁS ¿Qué esperas que te cante, si lamento que absorto en admirar tu galanura, tan suave y graciosa es tu figura que no atino a expresar mi sentimiento? Quisiera dedicarte en bello intento los himnos que cantaron tu hermosura tu amor, tu recia fe, tu brega dura, cumpliendo así las ansias de mi acento. Pero, al verme sumido en el quebranto del torpe interpretar a tu majeza, cantarte mudo haré, que más de canto. Y pido al Santo Cristo que atesoras prosiga engalanando tu belleza y colme de su Amor todas tus horas.

93


PORTFOLIO DE LAS FIESTAS DEL STMO. CRISTO DE CANDÁS. 2018. EDICIÓN LIII

PORTFOLIO DE LAS FIESTAS DEL STMO. CRISTO DE CANDÁS. 2018. EDICIÓN LIII

EXPOSICIONES -Exposición individual en “LA CASA DE LA CULTURA” de Candás 2003 -Exposición individual en “LA CASA DE LA CULTURA” de Candás 2004 -Exposición individual “CENTRO DE ARTE DASTO” Oviedo 2004 -Tres exposiciones individuales en Centros Municipales de Gijón 2005 -Exposición individual “CENTRO DE ARTE DASTO” de Oviedo 2006 -Exposición colectiva ”CENTRO DE ARTE DASTO” de Oviedo 2006 -Murales y exposición permanente en el teatro “PRENDES” de Candás 2010 -Exposición colectiva “Vivir con Arte” en los Museos de Candás y Luanco 2013 -Exposición en la 1º NOCHE BLANCA DE OVIEDO 2013 en “FALCÓN ESPACIO CREATIVO” -Campaña Navideña de Gijón por la Unión de Comerciantes de Gijón 2013-2014 -Feria de Arte “CULTUR3 CLUB” en el Palacio “La Riega” de Gijón 2014 -Exposición individual en el “Centro Polivalente de Candás” 2014 -Exposición en la 2º NOCHE BLANCA OVIEDO 2014 en la “SANTA SEBE” -Pintura mural en el Parque de “LES CONSERVERES” de Candás 2015 -Exposición individual Centro de Escultura “MUSEO ANTÓN” de Candás 2015 -Feria de Arte “CULTUR3 CLUB” en Palacio de Revillagigedo Gijón 2015 - II Feria de Arte Internacional “DONOSTIARTEAN 2015” Donostia con C6 Espacio de Arte -Exposición colectiva para el FESTIVAL DE JAZZ DE CANDÁS 2015 -Colectiva de verano en C6 ESPACIO DE ARTE Oviedo 2015 -Art Work para C6 ESPACIO DE ARTE durante la 3º NOCHE BLANCA OVIEDO 2015 -Exposición individual “HIPERPOP2” en C6 ESPACIO DE ARTE OVIEDO 2015 -Feria de Arte de OVIEDO 2015 -ART FAIR ESTRASBURGO ST.ART 2015 con C6 ESPACIO DE ARTE 2015 -Exposición Colectiva en beneficio de la Asociación “ALAS” en el Auditorio de Oviedo -Exposición Colectiva de Navidad en C6 ESPACIO DE ARTE , 2015 -Exposición Colectiva con fines solidarios PLURAL en C6 ESPACIO DE ARTE , 2016 -Presentación de ANTIPOP y productos de HIPERPOP en el Museo “ANTÓN” de Candás con C6 ESPACIO DE ARTE 2016 -III Feria de Arte Internacional “DONOSTIARTEAN 2016” con C6 ESPACIO DE ARTE -Feria Internacional de Arte de Gijón “GIAF 2016” presentando “One Proyect” con C6 ESPACIO DE ARTE -Colectiva en “VETUS ART” SAN SEBASTIÁN 2016 -Exposición Individual en “A2 GARAJE” Madrid 2016 -Feria Internacional de Arte ST-ART 2016 Estrasburgo con C6 ESPACIO DE ARTE 2016 -Colectiva de Navidad C6 Oviedo 2016 -Colectiva en “Rodrigo Juarranz Galería de Arte” Aranda de Duero , Burgos 2017 -ART FAIR MÁLAGA con “VETUS ART” Donostia 2017 -Exposición individual “SMELLS LIKE POP SPIRIT” en CCAI Gijón con EUROYEYÉ 2017 -Exposición individual “ANTIPOP” en “JUARRANZ ART GALLERY” Aranda de Duero 2017 -Exposición Colectiva en PALACIO DE REVILLAGIGEDO GIJÓN – “CULTUR3 CLUB” 2017

Joaquín Viña Candás, 9 de Junio de 1975

Artista plástico dentro del movimiento pictórico bautizado como Pop Art. Sus lienzos de formato medio, sus fuertes colores base y su manera de encajar personajes, situaciones, publicidad, cine, televisión, música… con ironía y gran sentido del humor, han traspasado las fronteras del territorio español, siendo conocida su obra internacionalmente. Llama la atención la simplicidad que Viña le da a fusionar ideas y conceptos inverosímiles llevándolos a buen término y captando la atención del espectador y su siguiente reflexión ante la obra. Sus colecciones son Pop Art en estado puro, sin límites ni encorsetamientos, con una técnica exquisita, líneas definidas, colores estriden-

tes, volúmenes, collages de base, aerosoles, todo al milímetro, hacen de su trabajo ese “algo” que te atrapa desde el primer momento, sacándote una primera sonrisa para luego llegar a la reflexión.

94

95


Con la sangre de su alma, Alfredo Menéndez pinto la larga silueta de este náufrago arrojado a las olas de un mar frío y despiadado. Ahí está ahora su cuerpo aupado a tierra por marineros candasinos que transforman su dolor y su intemperie en abrigo y dulzura. Y en su entorno, luz, cielo, nave, viento y vela. Y mujeres que, de rodillas, lo adoran.


Portfolio Fiestas 2018  

Portfolio Fiestas 2018 Santísimo Cristtoo de Candás

Portfolio Fiestas 2018  

Portfolio Fiestas 2018 Santísimo Cristtoo de Candás

Advertisement