Page 1

¿Un cerdito lleno de monedas

o una bolsa llena de chuches? Cuatro sencillas respuestas a

“¿Para qué sirve el dinero?”


多Miau?


Desde Banco Sabadell queremos ayudarles a responder a algunas de las preguntas que los más pequeños se hacen acerca del dinero. Para ello, hemos creado esta guía donde ustedes podrán encontrar recursos para convertir las dudas de los niños en oportunidades de aprendizaje y diálogo.


Les animamos a que inviten a los niños a buscar respuestas, a utilizar ejemplos prácticos de su día a día para ampliar las explicaciones con referencias que sean significativas, teniendo en cuenta que los niños a veces no solo necesitan respuestas de los adultos, también necesitan preguntas que les hagan llegar por sí mismos a conclusiones.

!Pío!


ÂżCĂłmo puedo comprar todo lo que me gusta? El dinero sirve para comprar cosas que necesitamos o que nos gustan, aunque no siempre es la Ăşnica forma de conseguirlas.


Hagámoslo juntos Hacer una lista de deseos: “Cosas que os gustan y cosas que necesitáis. ¿Todo se puede comprar con dinero? ¿Podéis poner al lado lo que creéis que cuesta?”

Pueden iniciar una interesante reflexión a partir de si todo lo que queremos o necesitamos se puede comprar con dinero. Hablar de la noción de lo “necesario” y de lo que no lo es, y de cómo ellos creen que se pueden obtener las cosas si no tenemos dinero. También pueden averiguar lo que vale aquello que les gusta e invitarles a hacer cálculos del dinero que necesitan, de cómo obtenerlo, del que ya tienen y del que les falta o les sobra.


Cosas que te gustan:

Precio:

Cosas que necesitas:

Precio:


¿De dónde sale el dinero?

Los adultos consiguen el dinero a cambio de su trabajo. Los niños, en cambio, no pueden trabajar porque van al colegio y están creciendo, así que si quieren tener dinero se lo tienen que dar los mayores de la casa.


Hagámoslo juntos Mira a tu alrededor y hagamos una lista juntos de las cosas que tiene nuestra familia y de las actividades que hacemos juntos: la casa, el coche, las vacaciones, los juguetes, la ropa... Pongamos a su lado cómo las hemos conseguido: ¿son regalos?, ¿trabajando?, ¿con un crédito del banco?

Utilizar un elemento imaginativo, reflexionar acerca de que el dinero no crece de las plantas ni se puede fabricar en casa, puede ayudar a explicar mejor la realidad: el dinero se tiene que ganar. Los niños no pueden trabajar pero sí que pueden conseguir dinero en forma de regalo, de intercambio por hacerse cargo de alguna responsabilidad en casa o porque hemos acordado con ellos que administren algunas de las cosas que necesitan y por eso les damos una paga semanal. También es interesante reflexionar acerca del hecho de que hay esfuerzos y responsabilidades que no tienen una recompensa económica, que valores emocionales como la amistad, el amor o la diversión también son motivo suficiente para realizarlos. Para los niños más grandes puede ser interesante hacer una pequeña investigación acerca de cómo y quién fabrica el dinero y cómo funciona su circulación.


Cosas que tenemos o que hacemos:

C贸mo las hemos conseguido:


ÂżDĂłnde se guarda el dinero?

Cuando no gastamos todo el dinero que tenemos necesitamos guardarlo en algĂşn lugar, como por ejemplo un monedero, una hucha o un banco, para que no se pierda.


Hagámoslo juntos ¿Fabricamos un plan de ahorro? En una columna apunta aquellas cosas que te gustaría tener. Averigua lo que cuestan y apúntalo en otra columna al lado (recuerda que una cosa puede costar precios diferentes dependiendo de las tiendas, la época del año...). En las siguientes columnas pondrás el dinero que vas ahorrando cada mes (que es el resultado del que obtienes menos el que gastas). Así podrás saber cuándo tendrás dinero suficiente para comprar lo que quieres.

Para hacer más sencilla la comprensión de la importancia de saber gastar el dinero de forma razonable, y también de saber guardar una parte, pueden utilizar ejemplos prácticos de su día a día o el del niño. Ejemplos que le hagan llegar a la conclusión de que, aunque ahora pensamos que no necesitamos nada, quizá algún día hayamos de comprar algo muy necesario. Entonces tener dinero guardado, y no tener que esperar a volverlo a ganar, nos ayudará. Pueden explicarle también que para guardar el dinero, además de nuestra hucha, tenemos los bancos y cajas que se encargan de hacerlo en un lugar seguro. Y que si en un momento dado necesitamos comprar algo muy necesario y no tenemos dinero, las entidades bancarias también tienen fórmulas para adelantarnos el dinero, que después tendremos que devolver con unas condiciones pactadas con el banco.


Cosas que te gustarĂ­a tener:

Precio:

Dinero ahorrado:


¿Qué es

el dinero?


El dinero y sus representaciones (monedas, billetes, talones, tarjetas de crĂŠdito o dĂŠbito) son el sĂ­mbolo del valor que le otorgamos a las cosas que necesitamos para poder intercambiarlas por otras cosas. De esta forma es mĂĄs sencillo llegar a un acuerdo sobre el valor de todo aquello que nos ayuda a vivir mejor.


Una vez que hemos hablado de todas las cosas que se pueden comprar y hacer con el dinero, que hemos reflexionado sobre la manera de conseguirlo, que hemos valorado el ahorro y el lugar donde podemos guardarlo, será más sencillo explicar a los más pequeños, de forma que puedan comprender el concepto de una forma natural y razonada, que el dinero es una forma de intercambio que nos permite hacer muchas cosas, que nos permite alimentarnos, vestirnos, recibir una educación o compartirlo con otras personas.


Y ahora que ya sabes un poco más acerca del dinero, qué te parece si haces un dibujo contestando a una pregunta:

Seguro que se te ocurren mil ideas. Coge la lámina, los lápices de colores y ¡adelante!


Esperamos que esta guía les haya sido de utilidad. En paraquesirveeldinero.com podrán encontrar más ejemplos e ideas para reflexionar y aprender sobre este tema.

!Pio!


6003161

¿Para qué sirve el dinero?  

Concurso ¿Para qué sirve el dinero?

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you