Page 20

Ir al Índice

UNA PERSONA compasiva

la restauración y cuidado de nuestra integridad como personas en comunión con las demás personas y la naturaleza.

San Ignacio reclama del que se ejercita: la grandeza de ánimo de quien confía ciegamente en Dios; y la entrega incondicional de quien se pone sin reservas en manos de Dios, para que Él realice su obra salvífica, con la sinceridad y humilde colaboración del hombre”.

Solo como pecadores perdonados y amados podemos seguir adelante. Solo podemos llevar su compasión a otros si nosotros mismos, individualmente y como grupo, hemos experimentado esa compasión”.

López S.J., Darío, 1998

DEJARSE TRANSFORMAR POR EL AMOR

PAUSJ, 2019

El liderazgo ignaciano está enraizado en la humildad de quien es capaz de sentir; este es el único camino para dejarnos alcanzar por el amor de Dios. Un amor que acontece tanto en nuestras experiencias dolorosas como en las experiencias gozosas.

Solo el amor que descubrimos en nosotros mismos, en las demás personas y en la naturaleza nos permitirá habitar en la verdad y reconocernos llamados a ser en, con y para el amor.

En efecto, a partir de nuestra experiencia de ser amados y salvados, nuestro deseo de misión encuentra su profundidad y energía. Es precisamente en los desafíos de nuestro mundo herido y de nuestra propia herida donde oímos la suave pero insistente llamada del Señor”.

… la sensibilidad para percibir la presencia activa de Dios en todas las cosas…” Nicolás, p. 8

Descubrir a Dios amándonos en la vida y muerte de Jesús —muchas veces en contra de nosotros mismos y a pesar de él— doblega nuestro corazón endurecido para rendirnos a su amor.

PAUSJ, 2019

Es en nuestra historia donde descubrimos la presencia y acción de Dios. Precisamente ahí, en medio de nuestra confusión, miedo, violencia y desamor, el lugar donde acontece el amor de Dios; el amor que nos devuelve a la inocencia de quien confía y se deja conducir por el amor, para situarnos en nuestra dignidad y convocarnos a

… nos invade la alegría al reconocernos pecadores que, por la misericordia de Dios, somos llamados a ser compañeros de Jesús y colaboradores de Dios”. CG36, D.1, n.3

20

Libro electrónico “Liderazgo Ignaciano: nuestro modo de proceder”  

La Red de Homólogos de Pastoral Universitaria de AUSJAL se complace en presentar el libro electrónico “Liderazgo Ignaciano: nuestro modo de...

Libro electrónico “Liderazgo Ignaciano: nuestro modo de proceder”  

La Red de Homólogos de Pastoral Universitaria de AUSJAL se complace en presentar el libro electrónico “Liderazgo Ignaciano: nuestro modo de...

Profile for ausjal