Issuu on Google+


Boletín ASYS VIRTUAL JOHN F. SOTO C. – Director - Correo: johnefesoto@yahoo.es JULIO C. CADAVID G. – Comunicaciones – Correo: comunicaciones@getasys.com HUGO PELAEZ G. – Sistemas– Correo: sistemas@asys.edu.co JESSICA Y. MUÑOZ M. - Asistente - Correo: ye.yuliana@hotmail.com LAURA A. GARCES M. – Asistente - Correo: lauragarces92@hotmail.com Rionegro – Antioquia – COLOMBIA ©2012 ASYSVIRTUAL

Consulte la edición anterior en el siguiente link: Boletín No.1 Diciembre 2011

INCLUSIÓN VIRTUAL

Por: John F. Soto C. - johnefesoto@yahoo.es

Muchos de los que lean estas líneas seguramente se preguntarán ¿qué es inclusión? Brevemente, en este caso:  es no dejar por fuera a ninguna persona que quiera aprender algo y lo pueda hacer en modalidad virtual. De algo que se tenga que estar seguro, quienes hemos incursionado  en las aulas, en todos los niveles educativos, es que, al confrontar el  aprendizaje de las personas que asisten presencialmente al proceso  de   aprendizaje,   sobretodo   en   esta   segunda   década   del   segundo  milenio, es que hemos sido culturizados en la práctica de enseñar y  aprender de los textos y los expertos. Quienes interactuamos hoy en la educación virtual sabemos que es  necesaria la experiencia individual, reconocida y apropiada, que nos  ofrezca momentos de idoneidad para descubrir lo que es realmente  importante   en   el   proceso   de   aprendizaje   en   cualquier   campo   del  conocimiento y de esta manera proponer objetivos y metas con la  intención   de   actuar   lo   más   rápido   y   eficientemente   posible   en   términos   de   tiempo   disponible,   tecnología   y  diferencias idiomáticas. Simultáneamente, es necesario interactuar con pares virtuales, grupos de conocimiento,  comunidades virtuales y redes de conocimiento, explorando modelos alternos de gestión virtual que nos permitan  vislumbrar una gerencia efectiva de estrategias virtuales. Los integrantes válidos para esta interacción virtual lo  componen las personas que pueden dedicarle mínimo de tres a cuatro horas semanales a esta modalidad de  aprendizaje y que sea por motivación intrínseca. Además de ser las personas que tengan estas intenciones, también es preciso que tengan suficiente destreza  técnica para trabajar con varias de las actuales plataformas principales que se usan en la educación virtual que  permiten el avance y crean las condiciones para participar y facilitar las interacciones. Se trata de un trabajo  colaborativo,   marcado   por   las   diferentes   perspectivas   que   representa   cada   participante   enfocados   hacia   el  trabajo en equipo, lo que conlleva a que se reflejen valores de aprendizaje en comunidad. Existen unos principios claros con respecto a estos valores de aprendizaje en comunidad. Es reconocible que la  teoría tiene más sentido en el contexto de las experiencias vividas y compartidas que por sí misma e incluye el  reconocimiento   de   la   experiencia   de   cada   uno;   el   propiciar   y   generar  publicaciones   que   recojan   las   lecciones   aprendidas,   lo   que   configura   así  diferentes   modos   de   interacción   para   centrar   la   atención   y   propiciar  reflexiones; es el ciclo de: aprender ­ poner en práctica ­ aprender. La  inclusión  virtual  invita   a que  los   participantes   evalúen   críticamente  las  necesidades,   la   naturaleza   y   los   contextos   de   sus  comunidades,   no   solo  para compartir contenido sino para crearlo y hallarle sentido y, de otra parte,  explorar el terreno del liderazgo tecnológico, poner en acción el sentido de  colaboración   y   soporte   mutuo,   explorar   la   discusión   y   extracto   de   ideas  eficaces que deriven en lecciones aplicables a la comunidad virtual. Es importante determinar qué conviene hacer para el desarrollo futuro de la educación virtual y de cómo se logra  la inclusión de todas las personas, sin ningún distingo. Se requiere de nuevas y permanentes oportunidades para 


que   haya   interacción   entre   los   miembros   virtuales   y   conversaciones   y   reflexiones   sostenidas   a   lo   largo   del  tiempo.  Esto  incluye,   animar   a   las   personas   para   el   aprendizaje   virtual,   destacar   su  experiencia,   lograr   que  participen en conversaciones, celebrar su logro y buscar como propiciarlo. Hay que ser claros en este sentido: la  educación virtual no es un enfoque eminentemente instrumental. Se deben construir las agendas de las comunidades y hacer que estas evolucionen, apuntalar la visión, corregir  el   curso   y   seguir   avanzando   permanentemente.   Esto   permitirá   que   surjan   estrategias   y   nuevos   eventos   de  aprendizaje   y   se   lograrán   mejoras   a   la   infraestructura   tecnológica,   aportes   de   nuevas   estadísticas   y   el  acompañamiento   efectivo   a   líderes   individuales.   Para   que   estas   nuevas   oportunidades   sean   tangibles,   es  importante elaborar una programación central que permita la participación periférica entre comunidades.  Se requiere, por último, la disponibilidad de plataformas tecnológicas para reuniones en la red y un liderazgo  tecnológico activo para guiar el proceso porque las decisiones serán evolutivas y la tecnología cambiará con las  necesidades de las comunidades. Por eso, el éxito sostenido a largo plazo, se logra haciendo más visible los  nuevos esfuerzos, actividades y destrezas mediadas con tecnología que permitan el soporte para el aprendizaje  y generen una cultura de gestión del conocimiento e interacción con las redes. 

¿NUESTRO FUTURO CERCANO? La   forma   virtual   en   la   que   nos   estamos   comunicando   ha   probado   ser   muy  efectiva,   rápida   y   conveniente   para   todas   las   personas   y   organizaciones.   El  asunto es que no todo será virtual. Muchos cambios y emociones seguirán siendo  humanos y personales. Vea esta consideración futura en el siguiente link: ­use pantalla completa­ ¡Un día hecho de vidrio!      

¿CÓMO SE GANA UN JEFE LA CONFIANZA?  En muchas ocasiones un jefe nuevo necesita ganarse la confianza del talento  humano organizacional con sus conocimientos y sus nuevas formas de  ejecutar  y producir. Para ello es necesario que transmita positivamente su propia imagen y  comunique   de   forma   convincente   su   visión,   porque   los   empleados   que   llevan  laborando allí muchos años no se persuaden fácilmente y porque piensan que un  extraño no va a enseñarles sobre la organización lo que ellos creen conocer a  fondo. Lea un artículo corto sobre este tema en el siguiente link:  Jefe nuevo: Cómo reorganizar una empresa en cambio  Boletín ASYS VIRTUAL con el auspicio de:

Para próximas ediciones del Boletín ASYS VIRTUAL, paute aquí Celular: (+57) 3104265616



Boletín Enero 2012