Page 1

aimee joaristi


marcela valdeavellano curadora

Publicaciones curatoriales. http://arteresponsable.wordpress.com/

aimee joaristi

la mirada fractal


aimee por aimee “¿Una hoja de vida? Una página que lanzo al viento y flota, flota, tal y como vivimos los años de nuestras vidas. Nunca tuve un país que considerara mío, como otros lo dicen y sienten, con ese sentido de pertenencia tan sólido como si existiéramos sólo en un territorio. No tengo país pues soy del mundo, como todos los seres humanos que somos todos y Uno. ¿Me preguntas dónde nací? Nací en el trópico, en Cuba, al final los años cincuenta cuando acababa el sueño ilusorio e infantil de la vida idealizada de la alta sociedad cubana. A Cuba, la adoro utópicamente y es donde proyecto morir. Viví mis años formativos en Madrid, donde mi sangre es más roja y más dulce, donde estudié, crecí y me formé académicamente. Me sentía exultante, pero llegó el momento en el que mi padre, ansiando la luz del trópico, decide llevarnos al otro lado del Atlántico, así es como en 1978 recalamos en Costa Rica. Era muy joven, ese espacio de la vida donde los novios me entretuvieron por un par de veranos. Sin embargo, necesitaba encontrar una vía de expresión y desarrollo, entonces parto de nuevo a New York, me voy a estudiar diseño gráfico y publicidad. Desbordo de alegría en esta vibrante metrópoli, y mi afán creativo se dispara, siempre divirtiéndome, siempre lúdica. Allí vivo con mi novio, amor que me sigue desde Costa Rica y con el que uno mi destino casándome, años después.


Joaristi, “Maternidad”, 8 aðos. Crayñn sobre papel. Medidas:45 x30 cm


New York me abre los ojos y el cerebro, y todo lo que se puede expandir en una persona que funciona como una esponja, succionando todo lo que sea un reto, sea diferente, pueda experimentar. Eran los años ochenta, tan llenos de vida y por ello, llega su otra cara, la muerte: el sida que enferma a tantos amigos. Es cuando por primera vez, siento a la muerte como compañera, ahí, al lado mío. Termino mi carrera profesional con una visión más clara del mundo que comparto con mis semejantes, y entonces me caso y me mudo con él a Italia. Allá nace mi hija, Allegra, -también artista- y da inicio el reto/ aventura de “ser mayor” en Milán, ciudad circunspecta, sólida, oscura, misteriosa como su niebla, elegante y displicente. En esa ciudad me ahogo en mi papel de ama de casa e inicio mi trabajo en el mundo de la moda, el mundo de Milán, donde todo es Moda. Son aquellos cinco años muy interesantes, en los que además de madre y esposa, me vuelvo empresaria. Poco tiempo tenía entonces para pintar…y odiaba planchar. Todo iba viento en popa, pero por varias razones, decidimos volver a Costa Rica, tierra natal de mi marido, y aterrizo de bruces en el trópico de nuevo. Vuelvo -entre otro montón de actividades-, a pintar. Entran en mi paleta colores de un brillo desproporcionado, se meten como intrusos, desplazando la anterior paleta de sienas tostadas, negro y blanco, los colores del informalismo español que tantas veces admiré y practiqué, a instancias de mi tío, el coleccionista, mi mentor. Ya de nuevo en San José soy anticuaria, hago interiorismo, ideo un bar y un restaurante, y al final, aterrizo en la arquitectura. Transeúnte incesante de mi propio camino, una vida inquieta hecha a la medida de mi ser impaciente, fuerte, visceral, divertido, egoísta, banal y por ello, de gran profundidad, porque reconociendo mi lado fútil, me doy la oportunidad de interiorizar en mi lado profundo, que es el del reconocimiento del mundo que vivimos y compartimos en este planeta.”


Joaristi, grafito, medidas: 28 x 23 cm. 1976.

“…en primer lugar, partía de un punto, de una inflexión gráfica que me sustentaba el proceso, era una mirada automática. Estos son dibujos de mi primera juventud.” Joaristi


Joaristi, grafito, “El Rey y la reina,” medidas: 23 x 27 c.m. 1976.


Joaristi, acrílico sobre papel, “El Payaso”, de la serie “Dementia”, medidas: 1.00 x 0.70 cm. 2000 .

Las series que constituyen la obra pictñrica de Aimee Joaristi nunca se clausuran de manera absoluta. Cada una de ellas actúa como una referencia sobre las otras…


Joaristi, acrílico sobre papel, “Il ciastrato”, de la serie “Dementia”, medidas: 1.00 x 0.70 cm. 2000 .

“...desde los años setenta, esta revisión de la propia experiencia pictórica resume las operaciones básicas sobre las que se articularon mis procesos formativos…” Joaristi


Joaristi, acrílico sobre papel, “El Loco”, de la serie “Dementia” medidas: 1.00 x 0.70 cm. 2000.

...Para Joaristi, la preocupación por los procesos creativos es fundamental. Cuando aún estudiaba interiorismo en Madrid, descubriñ la importancia de aprender menos del resultado que de los procesos por los cuales se obtenía ese resultado. Esta ha esta ha sido la vía mediante la cual, más tarde, se propuso desarrollar métodos operativos para la liberaciñn de la imaginaciñn en tantas áreas de acciñn como las que eligiera o se le presentaran, porque la percepciñn es un contenido del aprendizaje ineludible en todas las disciplinas artísticas.


Joaristi, ñleo, Sin título. Medidas: 21 x 21 cm.1978 .


fragmentados Encuentro en su serie “fragmentados” el hilo conductor que viene devanando desde la adolescencia, cuando dibujaba con bolígrafo interminables formas volumétricas en las que logro reconocer una imagen abstracta o semi-figurativa contenida por el geometrismo o por grafismos libres y modulados, que muestran ya su madurez en el collage, entendido el término como lo definiñ William C. Wees: “la yuxtaposiciñn de elementos pre–existentes extraídos de sus contextos originarios, desviados de sus usos previstos y por tanto, hechos para deparar una significaciñn no reconocida previamente”. En estas piezas Aimee se apropia de otras pinturas, a veces reconocibles, como las franjas del Van Gogh en “Sol Roto” o la Mona Lisa; otras son pinturas naïf o piezas compradas en mercados de pulgas, escindidas y recombinadas. Estas fragmentaciones proponen un cuestionamiento sobre los valores del arte institucional y sus desplazamientos, una transgresiñn lúdica del entramado textual de la obra de arte tradicional, una voluntad segura de su rechazo a la representaciñn y la supuesta realidad, de su negaciñn del sujeto y del dogmatismo teñrico. Como heredera legítima del collage de las primeras vanguardias, se inserta dentro de la altermodernidad. Sin embargo, sus intervenciones manuales la emparentan con la pintura geométrica a la que en el New York de los aðos sesenta se dio en llamar neo–geo y simulacionismo, movimientos asociados con artistas como Peter Halley y Ashley Bickerton, quienes adoptaron una distancia irñnica respecto a la tradiciñn de la pintura, entendiéndola como un almacén de “readymades” a lo Duchamp, del cual era posible apropiarse y reformular.


Joaristi, collage intervenido, “El sueño del robot”, medidas: 1.21 x 2.00 cm. 2013.


Joaristi, collage intervenido, “El sueño de Pandora,” medidas: 1.71 x 1.08 cm. 2012.

“...entendemos el mundo fragmentadamente, nuestra mente está hecha para comprender de acuerdo a lo que le enseñan, que es un conocimiento embutido por secciones. Mi intención es la de representar esas divisiones y reconvertirlas en collages de realidades, parcialidades reunificadas, signos reordenados, reformulaciones del orden en medio del caos”. Joaristi


Los collage de Aimee Joaristi cuentan con un carácter irñnico y parñdico que resulta en una iconografía múltiple: Cortes, intervenciones, reformulaciones.

Joaristi, “Que me quiten lo bailao”, técnica mixta, medidas: 1.75.5 x 1.43.5 cm. 2012.

detalle


Joaristi, proyecto 1 “La Mona Glotona�, collage, medidas: 1.43.5 x 1.83 cm. 2012.


Joaristi, collage. “Las monas de weekend�, medidas: 1.43.5 x 1.83 cm. 2012


Joaristi, proyecto 3, collage, “La Mona Nica”, medidas: 1.43.5 x 1.83 cm. 2012.


Joaristi, proyecto 2, collage, “La Mona en Venus”, medidas: 1.43.5 x 1.83 cm. 2012.


Joaristi, collage intervenido, “Sol Roto”, 1.89 x 1.44 cm. 2012.

“Me encantan los mercados de pulgas, voy a buscar “arte lugar común” y encuentro copias de da Vinci, de Van Gogh, arte naïf, arte doméstico, todo aquel arte de caballete que se ha convertido en sinónimo de arte para el gran público. “Sol Roto” es producto de estas cirugías en las que disecciono el pensamiento establecido y sus valores de común denominador. El sol ha sido y es el centro de nuestra galaxia mental, ¿cómo podemos cambiar paradigmas sin diseccionar sus conceptos? El del arte establecido, por ejemplo y su ruta hacia el brillo del reconocimiento institucional. Rompo ese sol, el de los valores preestablecidos y construyo con él una pregunta para mí y para todos. La respuesta es libre.” Joaristi


Flota creando un leve desbalance que causa una inquietud., una desestabilidad, haciendo patente un pequeño desasosiego…” Joaristi

Joaristi, acrílico y collage sobre lienzo, “ Zona Rosa”, medidas, 1.43.5 x 1.86

“Zona Rosa queda suspendido en un ESPACIO/ TIEMPO.


la mirada fractal En su taller siempre está dispuesto un lienzo en blanco, el reto y la ilusiñn, como ella lo llama, fiel a la firmeza de su vocaciñn pictñrica. Su entusiasta práctica de la pintura, el dibujo y el collage, ha sido permanente. Aunque desconocida para muchos, varias de sus piezas se encuentran ya en colecciones de importancia, como la de Francisco Cantos Baquedano, miembro fundador del Patronato de la Fundaciñn ARCO en Madrid. El trabajo de Joaristi desarticula la composiciñn tradicional y descubre su sistema de repeticiones, esta es su mirada fractal, término que tomo prestado al matemático Benoît Mandelbrot, que designa la fragmentaciñn irregular que se redobla a diferentes escalas. La mayoría de las imágenes matemáticas más enigmáticas son generadas por lo que se conoce como sistemas dinámicos en el plano, que pueden traducirse en los conjuntos que ella nos propone. Los fractales son estructuras geométricas que combinan irregularidad y estructura a la vez, sugiriendo una nueva manera de modelar nuestra percepciñn del mundo, o inclusive permitiendo abordar los sistemas institucionales del arte desde sus reiteradas valoraciones estéticas, que varían con el tiempo pero permanecen bajo la misma organizaciñn estructural. En las formas fractales de Joaristi, subyacen fenñmenos y estructuras tan variadas como la distribuciñn de los pensamientos en nuestras mentes o los valores de la cultura Occidental. En realidad, sus collages pictñricos son operaciones geométricas para rotar, trasladar, escalar y deconstruir cualquier percepciñn de nuestro mundo, representando un reto a nuestros valores establecidos.


Joaristi

Joaristi, ´técnica misxta, El final del principio” 259 x 157cm. 2013

“El final del principio”, se mece en un espacio sin tiempo, buscando un equilibrio precario en horas y minutos, deshojando esperanzas y contando las mismas anécdotas”.


aimee joaristi


La mirada fractal, Aimee Joaristi  

Este catálogo, "La mirada fractal" de Aimee Joaristi, lo ha preparado su curadora, Marcela Valdeavellano, para su próxima presentación en Ma...

Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you