Page 1


(suplemento)

EDICIÓN ESPECIAL. CUARTA ENTREGA.

DICIEMBRE 2006

La arquitectura latinoamericana vista por arquitectos japoneses Martín Gómez Tagle (IIS, universidad de Tokio)

JAPONESA arquite ct ur a

ÍNDICE DE AUTORES

Shuichiro Yoshida Observar la arquitectura latinoamericana en las obras y vida de Lina Bo Bari Yasumitsu Matsunaga Impacto de la arquitectura latinoamericana Kengo Kuma Estudios de villas vernáculas en Latinoamérica Toyo Ito Breve comentario sobre la arquitectura latinoamericana Makoto Sei Watanabe Diversidad y caos Masaharu Takasaki El sur de Japón tiene espíritu latino Riken Yamamoto Sistema modular y modo sistemático Kazuko Akamatsu El rol de la mujer en la arquitectura Manabu Chiba Influencia de la arquitectura latinoamericana Nagiza Kidosaki Impacto de la arquitectura latinoamericana

)


(arquitectura japonesa) Introducción Mientras estudiaba en México, era muy poca la información disponible sobre la arquitectura de Japón, por lo que ésta se percibía muy lejana. La oportunidad de estudiar en este país ha cambiado mi opinión. Aunque algunos arquitectos japoneses han realizado estudios de arquitectura vernácula o de ciertos autores, en general han tenido pocas oportunidades de fijar su atención en Latinoamérica. Es el caso del laboratorio de Tadao Ando que hizo un estudio exhaustivo de la obra de Luis Barragán junto con sus estudiantes de la Universidad de Tokio, o Hiroshi Hara en la década de los setenta y los ochenta con sus estudiantes que recorrieron el mundo tratando de contestar la pregunta ¿de dónde viene la arquitectura?, o más recientemente, junto con los estudiantes de la Universidad de la República en Uruguay y la Universidad de Ciencias de Tokio para completar su teoría de la Ciudad Discreta. Toyo Ito, por su parte, es un amante de las obras del modernismo latinoamericano. Por otra parte, hay muy pocas obras realizadas por arquitectos japoneses en nuestros países. Podría mencionar la Embajada de Japón en México, obra de Kenzo Tange, y las casas experimentales en Uruguay, Argentina y Brasil diseñadas por Hiroshi Hara. En este último “Suplemento de arquitectura japonesa” exponemos los comentarios de una decena de arquitectos japoneses –algunos de joven ejercicio y otros reconocidos maestros– sobre la arquitectura de nuestra región. Casi todos coinciden en el deseo de participar en proyectos en Latinoamérica y de que se promueva un intercambio de ideas y conceptos que enriquezca la arquitectura de ambas culturas. En las entrevistas realizadas percibimos que, de alguna manera, la cultura latinoamericana ha servido muchas veces de inspiración a los arquitectos japoneses. Igualmente, muchos arquitectos latinoamericanos han recibido influencias de la arquitectura japonesa reciente. Aunque nuestro territorio es muy amplio y su arquitectura cubren un sinfín de opciones, el proceso de globalización mundial conlleva al intercambio de tecnologías y de ideas. Actualmente se produce un “boom” arquitectónico y urbano en China. Me atrevo a pronosticar que el si-

TEXTO: Martín Gómez Tagle. IIS, Universidad de Tokio, Japón.

La arquitectura latinoamericana vista por arquitectos japoneses guiente será en Latinoamérica, una región muy marcada por el mestizaje. Creo que es tiempo de expandir nuestra visión e intercambiar puntos de vista. Agradezco a Arquitexto la oportunidad de compartir mi experiencia de cinco años de estancia en Japón y espero que esta edición especial, realizada en cuatro entregas, cree un nuevo interés por la cultura arquitectónica de este país asiático. (A) Afiche de la muestra de la obra de Luis Barragán en el Museo de Arte Contemporáneo de Tokyo. Exhibición preparada en gran parte por el arquitecto Tadao Ando y su laboratorio de la Universidad de Tokyo junto con el Museo Vitra. 2002.


(ARQUITECTURA JAPONESA 4) Arquitexto 51

Shuichiro Yoshida Observar la arquitectura latinoamericana en las obras y vida de Lina Bo Bari Por Shuichiro Yoshida, desde Barcelona, para Arquitexto. Traducción de Martín Gómez Tagle.

Desde el Río Bravo hasta la Tierra del Fuego cada país tiene sociedades, historias y culturas distintas. Por ello es difícil ver la arquitectura latinoamericana como una unidad. En este texto quisiera observarla desde la ventana de una arquitecta italo-brasilera: Lina Bo Bardi. Bo Bardi es una inmigrante italiana que realiza su obra con un fuerte estilo regional. Su obra está llena de belleza plástica, su simplicidad y forma libre reflejan el placer de la vida, además de un gran “humor” e “improvisación” como las obras “hechas a mano”. Hoy en día, debido a la globalización, existen tantas arquitecturas internacionales sin origen preciso que pienso que la obra de Lina Bo Bari da gran valor a la arquitectura regional al incorporar elementos de mestizaje, producto de la fusión de estilos y de la influencia de otras culturas desde hace cinco siglos. Mientras que la cultura global se mezcla e influye otras culturas, me pregunto, ¿cómo será a partir de ahora? ¿Será posible producir arquitectura que influya incluso en culturas lejanas? ¿Hasta dónde llegará? Todo el mundo está pendiente del futuro de la arquitectura latinoamericana.

Casa en el Paisaje / Tokio, Japón, 2005.


(

52 Arquitexto ARQUITECTURA JAPONESA 4

)

Yasumitsu Matsunaga

Impacto de la arquitectura latinoamericana Por Yasumitsu Matsunaga. Traducción de Martín Gómez Tagle. Fotografías cortesía de Yasumitsu Matsunaga. Modern Architecture Institute.

En los años cincuenta, durante mi adolescencia, fui un fanático de los trabajos de arte latinoamericano, fue un hechizo tremendo. Los poderosos murales de Diego Rivera o de David Alfaro Siqueiros se convirtieron en mi inspiración. Sin embargo, la influencia más fuerte que recibí en mi carrera fue la de la arquitectura latinoamericana. Los trabajos de Oscar Niemeyer, definitivamente, son mis favoritos. En mi opinión, considero que su propia residencia –en la colina vecina a la ciudad de Río de Janeiro– es la mejor casa del siglo XX, después de la de Kenzo Tange. En aquellos días, incluso en Japón, la arquitectura latinoamericana fue ampliamente introducida y publicada en revistas o antologías. La definiría como un “torrente de imaginación”. Gracias a los avances y ejercicios estructurales de excelentes ingenieros como Félix Candela, se pudieron lograr obras maestras de la arquitectura. Mi mentor, Kenzo Tange, fue uno de los que se sintieron inspirados por sus contemporáneos de América Latina. Desde sus inicios colaboró con el talentoso ingeniero estructuralista Yoshikatsu Tsugoi y siempre exploró los sistemas estructurales más adecuados para racionalizar sus ideas. Tal vez las palabras clave en sus trabajos fueron “imaginación y tecnología”. Este legado ha sido ampliamente heredado por generaciones posteriores. Mi compañero de la universidad, Toyo Ito, también admite su afinidad con la arquitectura latinoamericana. Aún cuando nosotros apreciábamos mucho los trabajos de Barragán o Legorreta, no puedo olvidar los trabajos de los años cincuenta de Víctor de la Lama, Ramón Torres y Héctor Velásquez. Esto me hace pensar que el concepto de arquitectura moderna, desarrollado por los pioneros del CIAM,

fue transplantado en la arquitectura latinoamericana por Le Corbusier a través de sus visitas a la región, y después amalgamado con la vibrante imaginación local, desarrollando una proliferación incomparable de piezas maestras que ejemplifican el concepto. En el año 2002 y por sugerencia de Martín Gómez Tagle, alumno mexicano de postgrado en mi Laboratorio de Diseño Urbano en la Universidad de Kagoshima, participamos en una competencia internacional de vivienda para la ciudad de Guanajuato, México. Todos los estudiantes de mi estudio estudiaron a fondo la historia, cultura y clima de la región. Y, aunque he visitado pocas veces ciudades mexicanas, tenía algo de conocimiento del país que me alentó

a adentrarme más a fondo en la cultura local. Nuestra propuesta integraba ideas de sustentabilidad con sistemas de construcción locales para permitir a la población adaptarse fácilmente al diseño. Lamentablemente, no ganamos la competencia, sin embargo, la discusión de las propuestas para el desarrollo de este concurso se hicieron realidad en dos proyectos de vivienda para Japón que precedieron al concurso en nuestro estudio. Estos proyectos han sido completados y serán publicados próximamente en revistas especializadas. Gracias a esta competencia, sentí más afinidad que nunca con la cultura y el ambiente latinoamericano. En este sentido, espero tener una relación arquitectónica más cercana con Latinoamérica.


(ARQUITECTURA JAPONESA 4) Arquitexto 53

Jardín Nakajima (1999).

Y’s Court Nakahara (1991).

Japon IV  

Introducción Mientras estudiaba en México, era muy poca la información disponible sobre la arquitectura de Japón, por lo que ésta se percibí...

Advertisement