Page 1


Editorial

Contenido 3 4 5 6 9 11 12 14

Editorial La historia Joselyn Apoyando a las comunidades de Tehuacán Cada final es un nuevo comienzo Un Día en la vida de un Captador Carta en el segundo año de mi hija Mi mejor Día del Niño Construyendo con Mamá Meche

Equipo editorial Martha Escalera Guzmán Presidenta del Patronato Isabel Martínez Directora Nacional Fernando Pínaya Ruíz Director de Recaudación de Fondos y Comunicación Coordinación General: Diana Elena Rosales Espinosa Diseño y Edición: GRAFOSCOPIO Colaboradores Nacionales: Fernanda González Valencia Tania Paulina Moctezuma Curiel Paulina Berenice Nolasco Diosdado Artículista Invitado: Luis Felipe Lomelí

Corresponsales Locales: Eric Lugo (Ciudad de México) Miguel Ángel Tovar (Edo. de México) Ramón Moreno (Puebla) Liliana Espinoza (Puebla) Yanet Campos (Michoacán) Eva Alegría (Chiapas) Concepción González (Chiapas) Marco Antonio López (Chiapas) Eréndira Trujillo (Baja California) AMIGO SOS LA REVISTA es una publicación de Aldeas Infantiles SOS México, su uso es únicamente con fines informativos por lo que se prohíbe su reproducción total o parcial sin previa autorización.

Les saludo con mucho gusto en este nuevo ejemplar de la revista “Amigos SOS” en el que queremos hacerte llegar noticias de distintas actividades de nuestra organización, así como ideas valiosas que te inviten a reflexionar, recordar o descubrir lo importante que es tu participación y tu generosidad para todas las familias beneficiadas con nuestro proyecto. En esta ocasión me enfocaré en los niños, ya que este mes los celebramos. Aunque los humanos llevamos milenios habitando este planeta resulta sorprendente saber que ha sido en los últimos cien años en los que hemos ido entendiendo la importancia que tiene la etapa de la vida que llamamos infancia. Antes se consideraba que un niño o niña era como un adulto en chiquito y por lo tanto deficiente, ahora sabemos que nacemos frágiles porque somos la especie más evolucionada intelectualmente. Nacemos en un estado psíquico embrionario y necesitamos tiempo, muchos cuidados y mucho amor, más que ninguna otra especie, para llegar a conformarnos en adultos responsables y capaces. Nuestro cerebro crece hasta los primeros años de la edad adulta. Esta condición es la que nos permite adaptarnos a las condiciones del lugar en el que nos ha tocado nacer. Se ha demostrado que aún teniendo una buena alimentación, si no hay una nutrición efectiva el cerebro no se desarrolla de la misma manera. Por eso, crecer en una familia amorosa es un derecho humano fundamental para niñas, niños y jóvenes. Sin esa vinculación y pertenencia emocional no es fácil desarrollar el potencial personal con el que cada uno nace, y no hay nada más doloroso que no poder lograrlo.

Directorio Oficina de Recaudación De Fondos y Comunicación

Recaudación Digit@l Diego Avalos – Ext. 4656

Alianzas Corporativas Nora López - Ext. 4658

Servicio al Donante Bárbara Arizmendi – Ext- 4654

Comunicación y Marca Diana Rosales – Ext. 4653

Face to Face Fernando López - Ext - 4650 Dolores del Villar

Convocatorias Claudia Macia – Ext. 4656

Estimados Amigas, Amigos y representantes de nuestras Empresas Amigas SOS:

Con tu ayuda nos aseguramos que dentro de las Aldeas Infantiles SOS y las familias que son parte de los programas de Fortalecimiento Familiar se construyan las condiciones necesarias para que los niños, niñas y jóvenes crezcan, alcancen sus sueños y vivan una vida plena. Gracias por tu generosidad y apoyo.

Martha Escalera Guzmán Presidenta del Patronato


Pag.

4 Colaboración especial de Claudia Macia Dávila Asesora de Convocatorias

LA HISTORIA DE JOSELYN

11/03/2015. Comitán, Chiapas-

NUESTRAS ALDEAS “Nada está garantizado en la vida, fuera de que todo el mundo tiene que enfrentarse a dificultades. Así es como aprendemos. Algunos se enfrentan a dificultades desde el instante en que nacen. Esas son las personas más especiales de todas, las que necesitan el mayor cariño, atención y comprensión; y nos recuerdan que la única finalidad de la vida es el amor.” –Elisabeth Kübler Ross. Joselyn es una niña muy linda de 6 años, habla muy bien y te saluda educadamente. Recientemente la conocí, pues ella y su Mamá SOS Mariselda, esperaron a que llegara el avión donde viajábamos los colaboradores nacionales que realizaríamos la evaluación diagnóstico de las Aldeas de Chiapas. Y como el chofer de la Aldea tenía que trasladarse al aeropuerto, ella aprovechó para llevar a su hija a la consulta que recibe en el Teletón de la ciudad de Tuxtla Gutiérrez. A pesar de su timidez Joselyn se sabe expresar perfectamente, a veces se coloca detrás de su mamá para murmurar alguna palabra, y desde ahí, me comentó que quería conocer Acapulco, ya que vio algunas imágenes de sus playas por internet. Mariselda y su familia viven en la Aldea Infantil SOS de Comitán en Chiapas. Mariselda ha sido Madre SOS desde hace 10 años. Durante tres horas y media (el camino que ella recorre de la ciudad a la aldea, cada vez que Joselyn debe ir a consulta) me contó que su hija sufre de tricotiodistrofia, una enfermedad de origen genético poco frecuente, que se caracteriza por cabello corto o frágil, retraso en el desarrollo físico y mental, signos de envejecimiento prematuro y fotosensibilidad en la piel. Joselyn llegó a la aldea cuando tenía 4 meses de edad, la niña presentaba desnutrición de 3° grado. De inmediato Mariselda la llevó con un médico que se concentró en la condición de desnutrición severa que padecía, pero pasó por alto la luxación de cadera que presentaba. Para mejorar su condición, se le practicaron 3 cirugías en la ciudad de Comitán, sin ningún éxito; por lo que su mamá la llevó al Pediátrico de Tuxtla Gutiérrez. Desde entonces Joselyn ha sido sometida a 10 operaciones y recibe consultas 2 veces por semana, siempre de la mano y en compañía de su Mamá Mariselda. Como parte de mi trabajo en ese viaje, yo tenía que entrevistar a los niños y jóvenes de la Aldea, entre ellos Joselyn, quien sin ninguna duda dijo: -“Soy muy feliz”- y eso créanme, salta a la vista cuando uno la conoce. ¡Y qué puedo decir del magnífico trabajo de Mariselda! Todas las semanas viaja 12 horas en carretera para llevarla a sus citas y además cuida de una familia SOS integrada por otras dos jovencitas de 15 años, que ella ha cuidado desde que tenían cinco. Recientemente y con tristeza me enteré que a Joselyn le han detectado un quiste en el cerebro, los médicos piden que por el momento esté en observación. Esta es la razón por la que quise compartir estas líneas, buscando alguien que desee cumplir el sueño de Joselyn de conocer Acapulco junto a su Mamá y a su familia. Para mí, Mariselda merece mi más profundo respeto y reconocimiento porque ha dedicado su vida a cuidar, sin ningún reparo, a una niña tan especial como Joselyn.


NUESTRAS ALDEAS

Escrito por: Liliana Espinoza Facilitadora Familiar FF Tehuacán

5

´ Pag.

Apoyando a las comunidades DE TEHUACÁN 11/03/2015. Tehuacán, Puebla-

El programa de Fortalecimiento Familiar Tehuacán busca crear vínculos con las Universidades del Estado de Puebla, para poder impulsar el desarrollo de las comunidades de Tehuacán y sus alrededores. El año pasado se logró concretar un proyecto con la UPAEP (Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla). Éste es el inicio de un plan muy productivo y benéfico para las comunidades de Los Reyes Metzontle y Agua El Mezquite del Municipio de Zapotitlán Salinas. En estas comunidades se elaboran piezas artísticas con barro bruñido, únicas a nivel mundial por crearse a través de un método prehispánico y por usar materia prima que no se encuentra en otros lugares del país.

Gran parte del ingreso de estas localidades viene de la artesanía; sin embargo, las familias no han logrado vender su trabajo a precio justo. Por lo que la Maestra Elba Nieves, Coordinadora de la Carrera de Mercadotecnia de la UPAEP en Tehuacán, lanzó un proyecto para que sus alumnos y alumnas instruyan a las familias en temas de comercialización y así se asegure el sustento económico. Igualmente el grupo “Arterias” que realiza obras de teatro guiñol y talleres de baile ha dado presentaciones en tres eventos del programa de Fortalecimiento Familiar, empapando de alegría a todos los asistentes. Aldeas Infantiles SOS México agradece a la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla por su gran trabajo y a todos sus alumnos por su solidaridad y entusiasmo.


Pág.

6

empresas AMIGAS SOS

Cada final es un NUEVO COMIENZO 10/03/2015. México, D.FEl pasado 16 de febrero se llevó a cabo en el Hotel St Regis Mexico City la Graduación de la 8° Generación del programa Youth Career Initiative (YCI) Ciudad de México, un proyecto educativo que combate el desempleo juvenil proporcionando capacitación y habilidades vocacionales a jóvenes desfavorecidos. Gracias a la colaboración de los hoteles Hilton, JW Marriott, NH Hotel Group, Presidente Intercontinental, Sheraton, St Regis y las organizaciones Infantia, Fundemex y Casa Alianza, este proyecto se ha realizado exitosamente en las ciudades de Puerto Vallarta, Cancún y Ciudad de México, beneficiando a más de 300 jóvenes a lo largo de 8 años. Junto a más de 30 compañeros y durante 6 meses, Humberto, Antonia y Laura (jóvenes pertenecientes a las Aldeas Infantiles SOS de Comitán, Chiapas y Ciudad de México) cumplieron con un periodo de capacitación en el que adquirieron competencias profesionales como interrelación, comunicación, empatía y perseverancia. Y aunque actualmente Humberto y Laura sí quieren dedicarse al turismo y a la industria hotelera, pero antes van a continuar sus estudios hasta concluir una licenciatura.

Para Aldeas Infantiles SOS es un orgullo celebrar que estos tres jóvenes concluyan su capacitación, pues han dado sus primeros pasos hacia la vida laboral. -“Se esforzaron mucho, porque era una capacitación laboral muy intensa, en este tiempo modificaron su manera de hablar, de vestir, maduraron y adquirieron nuevas herramientas para su vida”- mencionó Vania, Acompañante Juvenil de la Aldea Infantil SOS Ciudad de México. Además todos los jóvenes recibieron una carta de recomendación; incluso algunos participantes comenzaron a trabajar el mismo día de su graduación, mientras que otros, todavía se encuentran en proceso de selección para comenzar su vida laboral dentro de alguno de los hoteles del programa. Agradecemos a Youth Career Initiative Ciudad de México, por la gran oportunidad que brinda a los jóvenes de nuestras aldeas, y esperamos que el número de alumnos graduados siga incrementándose.

¡Felicidades!


7

ALDEAS EN EL MUNDO

Pág.

Aldeas Infantiles SOS

INAUGURA UNA NUEVA ALDEA EN HAITÍ

02/01/2015. Les Cayes, Haití-

En el 2010 un terremoto de 7.3 grados devastó a la República de Haití, ocasionando la muerte de 220,000 personas y dejando a 1,6 millones de personas sin hogar; así como a 100,000 niños y niñas en orfandad.

Gracias al apoyo de personas generosas en todo el mundo, niños y niñas como Charles tienen la oportunidad de volver a vivir seguros y con el amor de una familia.

Durante ese tiempo Aldeas Infantiles SOS Haití trabajó arduamente, pues sus hogares construidos para ocho o nueve niños acogieron a más de veinte. También reintegró a muchos niños y niñas con su familia de origen y en aquellos casos donde no fue posible, brindó un nuevo hogar.

Después del terremoto, más de 40,000 haitianos han recibido ayuda de Aldeas Infantiles SOS.

Sabías que..

En un principio se crearon alojamientos de urgencia, los niños durmieron en casas de campaña y más tarde en casas alquiladas, hasta que a principios de enero del año en curso, se concluyó la construcción de una nueva Aldea en la región de Les Cayes, Haití. Nicole, Madre SOS de una de primeras familias en llegar a la Aldea de Les Cayes, nos compartió como fue el proceso de Charles, su hijo de 9 años, quien como muchos otros llegó con miedo y con diversos traumas ocasionados por la tragedia: -“Yo le solía decir: tu vida no ha acabado, debes continuar”-. Con su ayuda, Charles ha mejorado su autoconfianza, va bien en la escuela y ha descubierto que le encanta la geografía.

Madre SOS junto a su hijo en la Aldea Infantil SOS Les Cayes.

Inauguración de la Aldea Infantil SOS Les Cayes.


Pág.

8

Testimonio de nuestro Amigo SOS : Amado Huerta

La voz de UN AMIGO Para mí el ser un Amigo SOS de Aldeas Infantiles SOS México es realmente una gran fortuna, porque ayudar a otros me he ayudado a mí mismo. Una donación pequeña puede ser muy importante y significar mucho para otras personas. Yo creo que no necesitamos ser empresarios, ni gente de mucho dinero para ayudar. Siempre que platico con los colaboradores de Aldeas Infantiles SOS les explico que no soy alguien que tenga dinero, sólo soy un empleado, con la gran fortuna de ayudar a los demás. A veces nos hacemos a la idea de que lo más importante es acumular riqueza, pero la realidad es que hay mucha gente que necesita de nuestro apoyo y ser Amigo SOS realmente puede llenar nuestro corazón.

¡SIGAMOS AYUDANDO!


9

Pag.

Un espacio Para COMPARTIR

Carta en el segundo AÑO DE MI HIJA Por Luis Felipe Lomelí

La alegría es propia, Alicia, nadie te la puede quitar. Igual que la luna, como dijera Sabines. Porque la luna siempre estará ahí, igual que la alegría: sólo es cuestión de no perderla de vista. Y de ser fuerte. Cuando las cosas van para peor, como ha sido en estos dos años en nuestro país, es como si el cielo se llenara de nubes y tras éstas se escondieran todas las amenazas: no salgas a la calle porque caerá una tormenta y te dará gripa, no salgas a la calle a defender tus derechos porque saldrá la policía y ahora parece que tiene licencia para retener a cualquiera, e incluso, para hacer cosas peores que un arresto injustificado. Ésa es la dinámica más simple del miedo: tenerte encerrada, calladita, mientras otros hacen lo que les place con la sociedad en la que vives, para que ni tú ni nadie les estorbe. Pero hay otras dinámicas un poco más complejas. Por ejemplo, sucede algo atroz, como la desaparición forzada de un grupo de estudiantes y entonces la rabia -justificada, dignanos vuelca a todos a protestar por ese hecho. Y eso está bien, muy bien. Es loable. Sin embargo existen tres peligros por lo menos. En primer lugar, puede inclinarnos a todos a olvidar otras protestas que son igual de válidas (otras masacres cual más de atroces, por decir lo menos) y entonces, mientras todos estamos muy preocupados protestando por la misma cuestión, aquellos que quieren mermar tus derechos y tus libertades tendrán casi carta abierta para hacer lo que les plazca en los otros rubros que no están en boca de todos. Y, así, la pérdida total puede ser aún mayor. El segundo peligro, cuantimás en un país como éste, con una tradición tan dada a los mártires y a la presunción de pureza, es que puede suceder que sea la propia sociedad, la misma gente que protesta, quien decida censurar cualquier otro discurso. De modo que si alguien habla de otra cosa será tachado, si bien le va, de “insensible”. Así, se puede tener una sociedad permanentemente preocupada, aturdida, afligida,

hay un problema gravísimo sobre el que no puedes hacer nada al respecto. Es decir, aquí las nubes que ocultan a la luna ya no sólo tratan de mantenerte encerrada y calladita bajo la amenaza de que, si sales a la calle, algo te pasará; sino que querrán hacerte creer que no importa lo valiente que seas porque de todas formas serás incapaz de cambiar el mundo en el que vives. Por suerte, Alicia, el mundo sí se puede cambiar. Poco a poco, pero es posible: ya verás en tus clases de historia que ahora estamos mejor que hace cien años en muchos ámbitos. La cuestión es tener la fuerza para ir trabajando al parejo en aquello que parece imposible y también en ésas, si se quiere, pequeñas cosas que hacen mejor nuestro entorno. Y esa fuerza, Alicia, como lo aprendió tu papi en Colombia, viene de algo que nadie te puede quitar: tu alegría.


Pag.

10

UN ESPACIO PARA COMPARTIR

Pero en otros lugares, como en Colombia donde vivió tu papi, era la alegría lo único que nos daba la fuerza para resistir cada día, para aguantar la angustia de tomar un café en la terraza de un parque sin pensar que iba a cruzar un sicario dándonos de balazos, para tener la fuerza de tomar el metro cada día a sabiendas que alguien podía poner una bomba y hacernos volar a todos en pedazos. Para tener la entereza que nos permitiera seguir con nuestro trabajo en lugar de quedarnos encerrados llorando. Para tener la osadía, incluso, de seguir protestando a pesar del miedo. Porque podíamos bailar y reír y amar y eso, como la luna, nadie nos lo podía quitar. El tercer peligro se da cuando la protesta por dicha cuestión única carece de un programa claro para solucionarla. Cuando se dice, por ejemplo, “ellos tienen que hacer algo”, en lugar de “nosotros hacemos esto”. El mejor ejemplo que se me ocurre en este sentido, Alicia, tiene que ver con un problema que, lamentablemente, también te tocará cuando crezcas: la situación ambiental de nuestro planeta.

con personas incapaces de disfrutar de ninguna alegría cotidiana por temor a ser estigmatizadas por sus propios amigos y vecinos. Y este estado, como te imaginarás, Alicia, va agotando las capacidades físicas e intelectuales de los individuos. ¿Cuánto tiempo puede pasar alguien permanentemente afligido? No mucho. Por eso, aunque cuando leas esto te pueda parecer extraño o paradójico, las sociedades que han vivido una situación de guerra por muchos años son también sociedades que se vuelcan a la alegría con todo el júbilo posible a cada oportunidad que tienen para hacerlo. Aquí en México, al menos en las metrópolis que dominan los medios de comunicación, llevamos poco tiempo de conflicto armado. Mejor dicho, para las clases medias y altas de las ciudades del centro del país, pareciera que apenas, hace unos meses, cuando fue la desaparición forzada de los estudiantes de Ayotzinapa, fue que inició el conflicto. Por eso la alegría parece hoy día, por acá, prohibitiva.

Aquí, si uno se la pasa protestando, digamos, contra el uso del automóvil -y bloqueamos gasolineras, agencias de carros, compañías petroleras- y eso es lo único que hacemos, lo más seguro es que terminemos tristísimos porque pasarán los años y no veremos los cambios radicales que promovíamos. Entonces, otra vez, muchos otros problemas igual de importantes habrán sido dejados de lado y podremos estar tentados a no volver a protestar nunca. Ésta es una de las formas de la llamada “teoría del shock”: hacerte creer que

Nuestro Articulista:

Luis Felipe Lomelí

Escritor mexicano considerado, junto a los autores Augusto Monterroso y Juan Pedro Aparicio, responsable de uno de los microrrelatos más breves.  En el 2001 obtuvo el Premio Nacional de Literatura de Bellas Artes de México por su primer libro, Todos santos de California (Premio Nacional de Cuento “San Luis Potosí), y el Premio Latinoamericano de Cuento “Edmundo Valadés” por el cuento El cielo de Neuquén, incluido en su segundo libro Ella sigue de viaje.  Ha colaborado en diversas publicaciones como La Jornada, Letras Libres, Milenio, entre otras.


11 Pág.

GENERANDO

FONDOS

Autor: Gilberto Martínez Captador

UN DÍA EN LA VIDA DE UN CAPTADOR

– ¡Hola! ¿Qué tal? – Dejas ver una sonrisa mientras la saludas por la calle. En ese instante, tal vez: un camión pase frente a ustedes con estruendo; o a lo mejor, un claxon suene desaforadamente; inclusive, puede que solamente, sea un perro quien ladre con fuerza en el momento justo en que saludas a esa persona. – ¡Hola! ¿Cómo estás? – Repites con insistencia pues al parecer aún no te ha escuchado. – ¡Hola! – una vez más, y al ver su espalda alejarse te das cuenta, que nuevamente y como hecho repetido, has sido ignorado.

De pronto, te das cuenta que a unos pasos de ti, se encuentra un pequeño niño de no más de 8 años, pequeño de estatura pero lleno de ilusiones. Sus ojos, miran fijamente una moneda de 5 pesos, la cual sostiene en su mano izquierda. Moneda que al igual que la tierra (y mira que coincidencia), es plana, pero también es redonda. Sobre su brazo derecho, descansa una cajita con dulces y cigarros… una contradicción para cualquier niño. Un hombre se acerca, pronuncia unas palabras, el cigarro viaja hacia él. El hombre paga, extiende su mano y ahora, ya son dos monedas las que reposan en la mano izquierda de ese niño que está trabajando. Frente a esa escena, respiras una vez más. Das unos cuantos pasos y nuevamente pronuncias con alegría: – ¡Hola! ¿Cómo estás? – De pronto, se detiene, sonríe, responde a tu saludo. “Aldeas Infantiles SOS México”, le dices y continúas platicando. Logras ver la emoción en su rostro. Respondes sus dudas. Sigue sonriendo y de sus labios escuchas -“Vale, de acuerdo, vamos ayudar”-. Entonces todo cambia al oír esas palabras: ese sol ya no quema, ese frío ya no turba, esos pies ya no arden. Las calles ya no tienen ruido suficiente pues aquel “vamos ayudar” se transforma en cientos de sonrisas. Tu esfuerzo toma sentido. Y así, termina tu día, empezando una nueva historia, consiguiendo que la historia del niño que acabas de conocer, en tu corazón tenga un lugar distinto, que esa moneda de 5 pesos, de pronto se convierta en una moneda de chocolate, que al igual que la tierra: es plana, pero también es redonda y además de todo, y por si fuera poco es muy dulce.


Pág.

12

MI MEJOR DÍA DEL NIÑO

Los Días del Niño que más recuerdo son los que viví en la Aldea, ya que nos dieron juguetes y regalos, nos llevaron dulces y partimos piñatas. Hubo una ocasión donde hicimos actividades que nos divirtieron mucho, ya que nuestras Mamás organizaron un convivio y juegos, además hicieron la comida que nos gusta y recuerdo que los grandes decían y hacían cosas para que nosotros los niños la pasáramos muy bien todo el día. También mi Mamá me dejó estrenar los juguetes que mis padrinos me regalaron, yo lo disfruté porque esperaba poder abrir esos juguetes, ya que eran los que yo quería y en verdad anhelaba poder jugar con ellos, luego salí con mis hermanas a jugar al patio y fue muy divertido ver como todos los niños en la Aldea teníamos algo nuevo y jugábamos todos juntos.

HISTORIAS SOS

Karen 9 años Aldea Infantil SOS Ciudad de México


HISTORIAS SOS

13 Pág.

El Día del Niño que más recuerdo, fue el del mí sexto año de primaria, un 30 de abril del 2013, en la primaria Insurgentes Morelos, ya que era el último año que vi a varios de mis compañeros y amigos del salón. Recuerdo claramente que terminamos todos mojados, unos amigos llevaron globos a los que se nos ocurrió llenarlos con agua, para aventarlos entre nosotros, al principio nadie se quería mojar con ellos, pero como transcurriendo el tiempo, todos acabamos mojándonos, la maestra tenía una colchoneta donde nos tirábamos y los demás nos aventaban los globos para que todos quedáramos mojados y divertidos. Ese día la pase con mi mejor amiga Kimberly, fui a su casa y su mama nos peinó muy bonito, a mi amiga la maquilló y quedo muy muy guapa, recuerdo que éramos las más bonitas en el festival de la escuela. Comimos tostadas de pata, tinga, arroz, tacos de papa y mucha comida que hicieron los padres de familia del grupo, recuerdo con gusto ese día, ya que jamás se me olvidan mis amigos y amigas; pues a pesar del tiempo les guardo mucho cariño y tengo recuerdos muy especiales de todos ellos.

ADRIANA 16 años Aldea Infantil SOS Ciudad de México

¡Gracias Amigo SOS porque tu apoyo ayuda a construir momentos de infancia feliz!


Pág.

14

Construyendo con MAMÁ MECHE

Un momento con MAMÁ SOS

Pasos para elaborar un mueble para ropa. 1. Checar los precios de la madera y elegir la mejor.

2. Al comprar la madera hay que verificar que está no tenga “ojos”, ya que estos se pueden romper.

3. Hay que comprar clavos de 1 pulgada y ½ pulgada, una lija

de madera, pegamento, un tubo de aluminio de 1.70 para colgar la ropa.

4. Hacer la medida de la base de 50 cm de ancho

5. Luego se cortan 2 tiras de 20 cm de ancho x 1.30 cm de alto y una tira para la parte superior de 20 cm de ancho x 1.40 cm de largo.

6. Después se lija la madera y se empiezan a marcar los puntos donde se harán perforaciones para colgar el tubo y para unir la madera.

7. Finalmente se pega con el pegamento y se clava la tabla de

la parte superior, a las dos tablas de los lados que forman la base.

José Luis, Gloria, Carmen, Yessica, Sandra, Perla, Enrique y Mamá Meche trabajaron juntos en la construcción de su mueble durante una semana y esta dinámica familiar fue un éxito. Esa semana toda la familia fue a la maderería a escoger la madera; lo que fomentó la integración y la convivencia.


NUESTRAS empresas AMIGAS SOS

15 Pรกg.


Revista SOS Abril 2015 - Quinta  
Revista SOS Abril 2015 - Quinta