Page 1

Revista Semestral Octubre 2019 AÑO I N°2 $50.00 MXN

1


¿Cómo es que tenemos tanta información, pero sabemos tan poco?”

- Noam Chomsky


DIRECTORIO COORDINADORA – Alma Leticia García González MPE EDITORES – Miguel Ángel Lapuente Franco LCIC Alejandro Valentín Mata Ruiz LCIC Jacobo Molina Rodríguez LLE COLABORADORES -

PORTADA POR VALERIA L. VALENCIA (LA)

LPCD Marcela Alejandra Moreno Ortíz LCIC María Elena Cervera Jiménez LSO Zaida Carolina Martínez Arreola LPCD Miguel Ángel Portoni Rodríguez LCIC Manuel Campos Kauffman LLE Daphne Moreno Rodríguez

Las escenas de los libros con los que muchos jugamos a encontrar a Wally me recordó a la Macroplaza, su infinidad de rostros, actividades, acciones y el devenir de personajes en su cotidianidad. Quise hacerle un homenaje a este cuadro de la ciudad y a lo que acostumbro a ver cuando camino por ahí: las quinceañeras en su sesión de fotos, el señor que vende rosas, el gato callejero, el paisaje urbano y las vendimias que forman parte de un contexto de ambulantaje peatonal. Incluí también personajes o situaciones que hacen alusión a los temas tratados en este número, que podrán identificar con facilidad. Ante todo, busqué mostrar que Monterrey es una ciudad de diversidad y contrastes, y que el centro es uno de los principales lugares en los que todos convergemos.

CONSEJO EDITORIAL – Juan Manuel González Fernández MFA Miguel Reyes González MSP Carmen Ginocchio Celi MA Héctor González Flores MEC Emanuela Buscemi DS Emma Catalina Garza Alanís MBA DISEÑO – Carlos Enrique Garza Ramírez LDG AGENCIA INFORMATIVA UDEM

Realidad Aumentada por Andrea de la Cruz (LAED)

La Agencia Informativa UDEM es el laboratorio de las clases de Periodismo Mundial, Informativo y Multimedia del Departamento de Ciencias de la Información de la Escuela de Educación y Humanidades DIEHU, integrada por un equipo de 70 periodistas en formación, becarios y colaboradores de diferentes disciplinas, quienes se desempeñan como reporteros, fotógrafos, editores y diseñadores para la cobertura informativa de los acontecimientos noticiosos de la Institución y sus alrededores.

Ante las nuevas narrativas que forman parte del ejercicio periodístico, la revista Tres Puntos me planteó hacer la animación de esta portada. Me enfoqué en resaltar los elementos más importantes que la conforman para que el mensaje pudiera tener más efectividad en lo visual, dándole vida a los personajes de la portada, los cuales son referencia a los temas tratados en la publicación. Descarga HP REVEAL, escanea la portada y cuéntame qué te parece en Instagram: Andrima_23.

Si te interesa colaborar en Tres Puntos, ponte en contacto. agencia2@udem.edu 81 8215 1218 Av. Ignacio Morones Prieto 4500. Colonia Jesús M. Garza. C.P. 66238 San Pedro Garza García, Nuevo León. Universidad de Monterrey

IMPRENTA Fuerza Gráfica


ÍNDICE 04 CARTA EDITORIAL 06 INSEGURIDAD: ASí ES COMO LOS NIñOS LA IMAGINABAN Beatriz Inzunza Acevedo 10 EL IMAGINARIO DE LA AUSENCIA: CULTURA COMO ARMA POLíTICA EN LAS OBRAS DE YAEL MARTíNEZ Y SARA URIBE Emanuela Buscemi 13 CHAIROS VS FIFíS: LA DISCRIMINACIóN EN EL DEBATE PúBLICO Miguel Lapuente 16 (RE)PENSAR EL GÉNERO María Antonieta Gutiérrez 19 LA FAMILIA “TRADICIONAL” EN EL SIGLO XXI Anabela O. Sánchez Martínez 21 HUMANISMO, APERTURA Y SERVICIO: FUNDAMENTOS EDUCATIVOS DEL IMAGINARIO UDEM José Honorio Cárdenas Vidaurri 24 LAS INSTASTORIES DE SAMUEL DEMUESTRAN PROYECCIóN POLíTICA Alma Leticia García y Valentín Mata Ruíz 27 MONTERREY: ¿QUÉ NOS DICEN SUS EDIFICIOS? Jacobo Molina 30 LA CIUDAD DE LOS VEHíCULOS Valentín Mata 32 DEL HARLEM A MONTERREY: SIGUEN BAILANDO POR SUS DERECHOS Emilio Castillo Amaya 35 ACOSO DIARIO: VIOLENCIA SEXUAL EN EL TRANSPORTE DE MONTERREY Sandra López 36 FOTORREPORTAJE: UN OASIS EN EL CAMINO Grecia Guevara y Jesús Reybal 40 ¿POR QUÉ NO HEMOS REGRESADO A LA LUNA? Pedro Antonio Valdés Sada 43 UN CUARTO IMPROPIO: DIÁLOGO CON GABRIELA JAUREGUI Priscila Palomares 46 REIMAGINAR LA MIGRACIóN A TRAVÉS DEL CINE MEXICANO CONTEMPORÁNEO Manuel Antonio Pérez Tejada Domínguez 49 LO QUE EL TERREMOTO SE LLEVó Anaid I. Saynez Moya 51 EL YOGA ES UN ARTE ETERNO Emma Catalina Garza Alanís


EDITORIAL Existen formas de concebir o interpretar los fenómenos sociales que son aceptadas, ya sea por un grupo o por una amplia mayoría. Tan pronto se arraiga una idea en las consciencias de la población, se vuelve difícil de cuestionar. En ocasiones porque esta idea es atribuida a una falsa naturaleza y, en otras, porque no se considera la posibilidad de realizar proyectos sociales de una manera distinta. Cuestionar, asimismo, implica muchas veces cambiar el significado de los conceptos conocidos y, por ende, dotar de un sentido distinto a nuestros pensamientos. A veces esto puede resultar, incluso, en una reconfiguración del propósito de nuestras vidas. Por esa razón, identificar los imaginarios sociales como tales puede causar un temor en primera instancia, si no es que permanente. Sin embargo, la perennidad de conceptos establecidos y legitimados por la simple aceptación de una comunidad, no quiere decir que sean pilares sociales, ni mucho menos que no conlleven al sacrificio de individuos o colectivos. El cuestionamiento, más allá de las protestas, posee la facultad de hacer que la sociedad regrese al rumbo que perdió y le funcionaba, que tome un nuevo, o que evite aquel que podría causarle daños. De no hacerlo, cuando menos consiguen desmontarse las narrativas que no permiten el flujo del pensamiento crítico y las distintas perspectivas que conforman una pluralidad. Por eso, Tres Puntos, en su segundo número, dedica el contenido al análisis y evaluación de imaginarios sociales: ¿Cómo conciben los niños de Monterrey la violencia? ¿Cómo lidian los familiares de desaparecidos en México con la ausencia? ¿Existe una polarización social entre ‘chairos’ y ‘fifís’ perpetuada por el Presidente? ¿Podemos hablar de familias ‘convencionales’? ¿Cómo percibían los fundadores de la Universidad de Monterrey (UDEM) el futuro de la institución? ¿De qué forma influye el cine contemporáneo mexicano en el imaginario de la migración? De igual forma, en las páginas de esta edición, el lector podrá encontrar un análisis de megadatos sobre el uso que el senador Samuel García Sepúlveda hace de la plataforma de Instagram como herramienta política, una investigación sobre el aumento del padrón vehicular en Nuevo León, una síntesis de estadísticas de las Naciones Unidas acerca del acoso en el transporte público en el Estado, un reportaje sobre el aumento en la verticalidad de los edificios del área metropolitana y sus consecuencias, un repaso desde el origen del Voguing hasta su empleo como protesta contra el acoso... Una vez más, la Agencia Informativa UDEM da pie a este proyecto con la intención de presentar trabajos periodísticos, académicos y artísticos que permitan observar los fenómenos sociales y la vida pública desde una perspectiva mejor documentada. Bienvenidos a esta segunda edición. Las ideas presentadas en los artículos de esta revista representan las opiniones de sus autores, mas no necesariamente las de la Universidad de Monterrey.

4


IMAGINARIOS SOCIALES

Collage: Marcela Moreno

????? ????? ????? ????? ????? ????? ????? ????? ?????

5


INSEGURIDAD:

Así es como los niños la imaginaban

||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||| Beatriz Inzunza Acevedo

Maestría en Ciencias Sociales con Especialidad en Comunicaciones por el ITESM y Doctorado en Estudios Humanísticos por el ITESM y Social Sciences por la Universidad de Amberes. Profesora asociada del Departamento de Ciencias de la Información.

E

n 2013, niñas y niños escuchaban a través de sus papás sobre la violencia en su país, su ciudad, sin tener claro a qué se referían. En las escuelas participaban en simulacros de balaceras, y algunos hábitos familiares –como los viajes durante los fines de semana– poco a poco dejaron de realizarse. ¿Qué imaginaban los niños? Muchos cambios, pocas explicaciones. A pesar de conocer las precauciones que debían tomar, la mayoría de los adultos no se tomaron el tiempo para platicar con sus hijos sobre la inseguridad y violencia que se vivía en la ciudad. Fue –y es– un tema tabú, por lo que no se atrevían a usar palabras como “narcotraficante”, “criminal”, “delincuente”, “secuestrador”, “sicario”, “asesino”, “crimen organizado”, “Zetas”. Para los regiomontanos todos ellos eran “Los Malitos”. En ese contexto surgió esta investigación, la cual tiene como objetivo identificar cuáles eran los imaginarios sobre inseguridad y delincuencia desde la óptica de los niños de sexto grado de San Pedro Garza García, así como conocer cuáles eran las fuentes de información. Se llevaron a cabo 45 entrevistas con niños y niñas; 23 de ellas en una Casa de la Cultura situada en una colonia de nivel socioeconómico medio-bajo, mientras que las restantes se realizaron en dos colegios de nivel socioeconómico medio-alto y alto. En estas entrevistas los participantes hicieron dos dibujos: en uno la instrucción era ilustrar una escena de inseguridad y, en el otro, a un delincuente. Los padres de familia y las instituciones evidentemente se mostraron nerviosos cuando les presenté el proyecto. Les propuse que haría cinco preguntas antes de iniciar la entre-

El hallazgo de estos casos fue que, si bien la mayor parte de su historia está basada en lo que observaron, la información restante está compuesta por pedazos provenientes de fuentes interpersonales y masivos.

vista, y en caso de que no surgiera el tema de inseguridad de manera espontánea, cancelaría esa sesión y continuaría con otra persona: 1.- Imagina que un extranjero que nunca ha venido a México te pregunta cómo es. ¿Qué le dirías? 2.- ¿Qué le dirías de Monterrey? 3.- ¿Qué le dirías de la situación en Monterrey? 4.- ¿De qué hablan normalmente los noticieros y periódicos en Monterrey? 5.- ¿Hay algo que te preocupe de lo que hablan los noticieros y periódicos en Monterrey? Los 45 niños respondieron a alguna pregunta de manera espontánea abordando el tema de inseguridad, violencia o delincuencia, por lo que no hubo necesidad de cancelar ni una sola sesión. Todos los niños, independientemente de su sexo, nivel socioeconómico, institución de pertenencia o personalidad, tenían en su cabeza alguno de estos temas de manera latente. La fuente de información más importante la constituyeron los medios: la televisión en sus distintos géneros y formatos (noticieros, series, telenovelas e inclusive dibujos animados), cine; videojuegos e internet, principalmente. Sin embargo, esto no significó que fuera la fuente de mayor confianza para los niños: fue simplemente la que proveía más información ante el silencio de los adultos. Las otras dos fueron de carácter interpersonal (padres, familiares, amigos, maestros…), o individuales (al ser testigos de algo). Estas contaron con mayor credibilidad, pero fueron en definitiva menos accesibles. LAS HISTORIAS Al hacer su primer dibujo se les pidió que contaran una historia desde lo que sucedió antes de la imagen hasta lo que pasó después. Frecuentemente la historia previa tenía que ver con la planeación del crimen, y lo posterior estaba relacionado con temas de justicia. En ocasiones se expresó una resolución optimista, como por ejemplo: que fueron a la cár-

1 La Dra. Beatriz Elena Inzunza Acedo (Tichy) es Profesora Asociada del Departamento de Ciencias de la Información, de la Escuela de Educación y Humanidades de la Universidad de Monterrey. Es miembro del Sistema Nacional de Investigadores. Obtuvo su doctorado en un programa conjunto del Tecnológico de Monterrey y la Universidad de Amberes. Sus áreas de investigación son audiencias y usuarios, estudios de recepción, imaginarios y representaciones sociales.

6


cel, que los atraparon, que salvaron al secuestrado; a veces pesimista, pensando en que se escaparon, que continuaron con sus fechorías, que asesinaron a sus víctimas, o que la corrupción del país permite un sistema de justicia laxo.

Los delitos mayores como secuestros y asesinatos fueron contadas primordialmente por niños. Dichas historias están inspiradas en su mayoría por cine y videojuegos.

Se observaron tipos de delitos que se clasificaron de la siguiente manera: delitos menores (robos), delitos mayores (secuestros y asesinatos), delitos relacionados al crimen organizado, y otros. En los delitos menores se encontró que a muchos les preocupaba la invasión en sus casas, negocios o espacios de confianza como parques. En particular, dos niños fueron testigos de robos en una tienda de autoservicio, lo cual los motivó a relatar su propia experiencia.

La historia de Bob Esponja fue una de las más complejas. Contó que el hombre (vestido de naranja) había localizado mujeres a través de internet y acordó verlas en una cita romántica, en donde las secuestró. A las primeras las colgó (azul y gris), a la tercera le sacó los ojos y la dejó desangrándose (verde), y a la cuarta la tiene amenazada con una pistola. A un par de ellas las violó.

Los participantes que atestiguaron robos narraron su testimonio desde lo que alcanzaron a comprender. El hallazgo de estos casos fue que si bien la mayor parte de su historia está basada en lo que observaron, la información restante está compuesta por pedazos provenientes de fuentes interpersonales y masivas. Abe (2) bajó del coche por instrucción de su mamá a una tienda de autoservicio para comprar una bebida. Justo cuando se acercaba a la caja, llegaron un par de hombres armados al lugar. El cajero les dio dinero, unas cajetillas de cigarros y se fueron. En los siguientes días, un tío de él le informó que ya los había capturado la policía y estaban en prisión. Cuando le pregunté cómo creía que los habían encontrado, me dijo: “obviamente por sus huellas digitales”. Entonces quise saber cómo conocía ese proceso de investigación y me contó que fue a través de la popular serie de televisión CSI (Crime Scene Investigation) que conoció aquel método.

El niño no sólo conocía el concepto de secuestro, abuso sexual y asesinato, sino que además conocía distintas formas de hacerlo y lo ilustró de una manera más gráfica que el resto de los participantes. El tercer tipo, relacionado al narcotráfico, tuvo distintas variantes, aunque no todos eran comprendidos en su totalidad por los propios dibujantes. Cristy dibujó lo que es claramente un narcobloqueo, pero nunca utilizó ese término. Contó en su historia que la razón por la cual “Los Malitos” utilizan tráileres para bloquear calles es para robar carteras a los coches que quedan atrapados.

Historias como estas hicieron una interesante combinación de las tres fuentes de información que se encontraron en este estudio, con una credibilidad prácticamente idéntica entre ellas.

2 Cada uno de los entrevistados escogió el seudónimo con el que se identifica.

7


Dylan C, por su parte, dibujó el evento del Casino Royale en Monterrey en 2011, cuando en plena actividad, un grupo del crimen organizado entró, bloqueó todas las salidas, incendió el lugar y provocó la muerte de 52 personas. Tampoco mencionó el nombre del casino, pero el color rojo y la historia del incendio coincide con la tragedia.

Beto retrató una situación de acoso escolar en su escuela y confesó que eso también lo hace sentir inseguro. Es importante destacar en este punto que, para muchos de los participantes, un antecedente de acoso escolar es motivo suficiente para querer volverse delincuente.

Rodrigo basó su historia en el videojuego Grand Theft Auto y habló sobre el encuentro entre dos bandas delictivas que pelean por un cargamento de marihuana recién llegado a la ciudad. También indicó que los que aparecen en la imagen no eran propiamente los narcotraficantes, sino sicarios contratados para hacer el trabajo de luchar por el cargamento. Posteriormente el ganador llevaría “el producto” a un stripclub, donde usualmente se esconden los grandes capos. “¿Y qué es un stripclub, Rodrigo?” “Hmm, es como un gimnasio para mujeres, pero que hacen ejercicio sin ropa. En mi juego de la tablet no puedo entrar a ver porque mis papás lo bloquearon, solo dejo la mercancía afuera del lugar.”

LOS MALITOS Un hecho es claro: El Malito siempre es un hombre. Ningún niño imaginó a una mujer criminal, y sólo en ocasiones mencionaron a las parejas femeninas como parte del grupo delictivo, aunque no participaban “en la acción”.

El cuarto tipo de inseguridad fue curioso porque retrató lo que perciben en su entorno directo. Por ejemplo, Gerardo reveló que él resiente la inseguridad en la forma en que su mamá se expresa de ella. En esta imagen ve cómo su mamá se muestra preocupada ante lo que ve en el noticiero y pide: “Por favor, Dios, que pare”.

8

Constantemente se les veía como jóvenes mayores a los 20 años y con un nivel de estudios que no superaba la secundaria. Se les atribuyeron más defectos que virtudes, como por ejemplo ser “drogadictos”, “alcohólicos”, “malos”, “maleducados”, “sucios”. Algunos los consideraron astutos por ser capaces de planear un crimen. Pero quizá lo más interesante fue que muchos de los participantes justificaron a este personaje con el argumento de que su ocupación tenía que ver con una mala infancia (padres abusivos o acoso escolar), pobreza, o reclutamiento forzoso de bandas criminales.


Las imágenes de la televisión influyen significativamente en sus imaginarios. A menudo se vieron elementos como ropa oscura, pasamontañas o tatuajes, los cuales también son clásicos del cine, series de televisión, telenovelas o dibujos animados. Un ejemplo de delincuente que destaca es el de Cristy, quien está inspirado en Édgar Valdez Villarreal conocido como “La Barbie”, y José Jorge Balderas Garza alias “El JJ”, ambos distinguidos por utilizar camisetas de la marca Polo.

¿Y qué deberían hacer los padres de familia?”, me preguntan constantemente. Hablar y permitir que los niños hablen.

Por parte de los niños de nivel socioeconómico alto, hay una clara tendencia a desconfiar de los albañiles, quienes suponen que son “Malitos”. En general también existe una actitud clasista y racista de desconfianza, pues las descripciones físicas suelen ser de personas morenas y, definitivamente, pobres. El problema con estos imaginarios es que refuerzan estigmas hacia grupos sociales, lo cual tiene como consecuencia una sociedad fragmentada, temerosa y desconfiada. “¿Y qué deberían hacer los padres de familia?”, me preguntan constantemente. Hablar y permitir que los niños hablen. Como dije anteriormente, la credibilidad más grande la depositan precisamente en los adultos que rodean a los niños, por lo tanto, los valores y la forma de comprender la situación de su entorno va a estar más alineada a los principios familiares si ellos se toman el tiempo de explicar y resolver sus dudas. Además es necesario discutir con ellos lo que ven en los medios de comunicación. Muchos de los niños estaban jugando, viendo y consumiendo información que está clasificada para personas mayores a ellos. Si ya lo hicieron, entonces es momento de trabajar en su pensamiento crítico para no generar más estereotipos, ni glorificar delincuentes como lo suelen hacer constantemente en los medios a los que están expuestos. Hay en general una subestimación de la capacidad de comprensión de los niños. Creemos que no entenderán, que no sabrán diferenciar el bien del mal, que querrán imitar todo lo que ven y escuchan. Este proyecto demuestra que siempre encontrarán una explicación a sus dudas y a falta de una brújula moral, ellos construirán sus propios criterios de ética para evaluar las acciones de otros.

9


EL IMAGINARIO DE LA AUSENCIA La cultura como arma política en las obras de Yael Martínez y Sara Uribe

|||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||| Emanuela Buscemi Licenciatura en Ciencias Sociales Internacionales y Maestría en Desarrollo Político por la Universidad de Florencia, Italia. Maestria en Derechos Humanos e Intervención Humanitaria por la Universidad de Bolonia, Italia. Doctorado en Sociologia por la Universidad de Aberdeen, Escocia.

E

n octubre de 2017, fui invitada a entrevistar al fotógrafo mexicano Yael Martínez en una sesión pública organizada en el Centro de las Artes por la Fototeca del Consejo para la Cultura y las Artes de Nuevo León (Conarte). La obra del guerrerense se enfoca en temas personales de duelo, ausencia, pobreza y pérdida, inspirándose en acontecimientos que han atraído la atención a nivel nacional e internacional. En sus series fotográficas, Yael Martínez refleja la normalización de la violencia física y simbólica mostrando cómo la ausencia de seres queridos permea la cotidianidad de los que se quedan en una espera perpetua, en un duelo sin salida. La fuerza y la significancia de sus proyectos han sido reconocidas por Magnum Emergency Fund, Magnum On Religion, y por otras instituciones internacionales. La fotografía de Yael Martínez, muestra el día a día de la pérdida y espera, transportando al espectador de un contexto local a un simbolismo universal: “Estuvimos yendo a buscar los cuerpos a unas fosas […]. Todo este vacío y dolor que se queda en las familias que están pasando y viviendo por eso es algo que casi no lo ves, o lo sientes fuera de los medios de comunicación; entonces empecé a trabajar dentro de mi familia y a tratar de hacer metáforas o analogías, donde a través de objetos o de las casas, se pudiera ver esta carga de violencia que estaba ahí”. La producción fotográfica de Yael Martínez tiene un ideal poético correspondiente con la obra Antígona González, de Sara Uribe, que reinterpreta la Antígona de la tragedia de Sófocles y el tema del conflicto entre autoridad y poder, de la violencia y de la muerte. Así como Antígona González reclama a través de las palabras el cuerpo de su hermano menor Tadeo, las fotografías de Yael Martínez visualizan la aflicción cotidiana de las familias de Guerrero (y de los desaparecidos de Ayotzinapa) en la búsqueda de sus seres queridos, a pesar de la violencia institucional y la inseguridad.

10

“Quiero saber dónde están los cuerpos que faltan. Que pare ya el extravío. Quiero el descanso de los que buscan y el de los que no han sido encontrados. Quiero nombrar las voces de las historias que ocurren aquí”. (Uribe 19-24 ). La poesía y la fotografía se vuelven actos de resistencia contra el olvido de la política. Surgen de la necesidad de nombrar, buscar, reflexionar y contribuir a la exigencia de justicia. La desaparición, en las palabras de Antígona/Sara, ya no es un juego de niños: “Yo me quedé pensando en el verbo desaparecer. Ellos dijeron: Tadeo no aparece y yo pensé́ en el mago que iba a nuestra primaria. En Tadeo tras la celosía mirando a hurtadillas porque a nuestra madre no le alcanzaba para darnos los cinco pesos de la función. Desaparecer siempre fue para mí un acto de prestidigitadores. Alguien desaparecía algo y luego lo volvía a aparecer”. Un acto simple”. (Uribe 57-65 ) En la serie La casa que sangra, una fotografía constituye el emblema de la pérdida y de la violencia que se interconectan en actos cotidianos, como un padre que juega con su hija. En particular, la foto muestra al mismo Yael Martínez en su casa. Al levantar a su hija en la pared, en el fondo se proyecta la sombra de una ejecución, mientras que en la otra pared se revela una mancha roja: la casa que sangra. El contraste entre una imagen evocativa de familia, hogar y ternura se convierte en el recordatorio de la violencia y de las desapariciones de un pueblo de Guerrero: “Esta imagen fue como un detonante que tuve de la pérdida de tres familiares, uno de ellos justamente lo habían matado en la cárcel […], murió ahorcado”. La ausencia de los desapareci-


Yael Martínez, La casa que sangra.

dos se opone a la presencia del recuerdo, la desesperación a la esperanza, la rutina de lo cotidiano a la excepcionalidad de la pérdida: “Cuando empecé a hacer las pruebas de luz, me di cuenta de la sombra y trataba de jugar con ese aspecto doméstico de la vida normal, pero que estuviera filtrada la violencia […]. La pintura de la mancha ya estaba descarapelada y es una humedad […]. En el proceso cuando empezó a generar la imagen enfaticé la luz porque si la ves de lejos, el tono […] que te da la tierra pareciera también una mancha de sangre seca”.

El mismo sentido de rituales e impotencia se registra en las palabras de Sara Uribe/Antígona González:

Las obras de Sara Uribe y Yael Martínez investigan la relación entre tiempo lineal y espera por la condición inacabada del duelo que no se cumple; y dentro de esta relación examinan el contraste entre soledad y socialidad, el privado y el público. Una foto de la serie La casa que sangra muestra unos pétalos que se quedan en el suelo después de un funeral, y parecen cerrar un círculo entre la vida y la muerte: “Justo después de todo, en este proceso lo que me estaba interesando era el sentido como ritual, y como también nos construimos a partir de eso y establecemos una sociedad o comunidad a partir de rituales que son de alguna forma lo que nos da sentido. Y eso era una de las problemáticas, el no poder cerrar ese círculo y de alguna forma yo trataba de hacerlo o hacer ese cierre de círculo de mis familiares perdidos y de la demás gente […]. Otra parte […] del proceso era representar de manera simbólica ese cierre ritual […], la forma en que penetra la violencia y cómo se permea a ti y todo lo que te está rodeando. Pues yo ya estoy permeado de eso”.

El ritual se interrumpe, de acuerdo con Yael Martínez, cuando se invierte el orden natural, cuando los padres entierran a los hijos. Sin embargo, la cotidianidad como ritual se contagia con la esperanza: “Estaba trabajando con una familia de Ayotzinapa, una de las cuarenta y tres, y me decía un señor: ‘Es que ayer me dijeron que habían visto a mi hijo en una moto’, y esta sensación de esperanza y cualquier cosa te recuerda al ausente. Entonces, yo creo que también hay la cuestión del dolor en el trabajo”.

“Así transcurro cada mañana. Escucho el despertador y te pienso. Me meto a la regadera y mientras el agua fría resbala por todo mi cuerpo, pienso en el tuyo. Bajo a la cocina a hacer café́ y enciendo un cigarro. Sé que nunca te gustó que no desayunara, pero desde que ya no estás no hay nadie que me regañe por no hacerlo”. (Uribe 344-350).

La voluntad de conocer el destino de los desaparecidos por parte de sus familiares se detiene frente a la impotencia del ciudadano a la violencia simbólica de un Estado que no cumple sus funciones básicas: “Ellos dicen que sin cuerpo no hay delito. Yo les digo que sin cuerpo no hay remanso, no hay paz posible para este corazón. Para ninguno” (Uribe 139-142).

11


Diferentes fotos en la obra de Yael Martínez muestran cuartos vacíos, objetos y recuerdos dejados en la inmovilidad de la incertidumbre, congelados en una espera desconsolada. El cuerpo ausente tiene su propia performatividad, tiene un papel en la cotidianidad de las familias: “Es algo que he visto en muchos casos […] de lo que deja la gente y el valor de no tocar ese espacio […]. Esa cuestión de tener […] el objeto que te da certeza de que algo pasó […], es el espacio y lo seguimos manteniendo por este mismo sentido como un ritual de tratar de esperar para cerrar pero no puedes cerrarlo”. La búsqueda del vestigio trata de restablecer un ritual en la espera: “Rezo para que tu cuerpo ausente no quede impune. Para que no quede anónimo. Rezo para tener un sitio a dónde ir a llorar”. (Uribe 170-172) Al mostrar los casos de Guerrero, Ayotzinapa, su casa y su familia, Yael Martínez universaliza el tema de la violencia para investir cuestiones sociales y políticas comunes al continente Latinoamericano, y tal vez más allá: “Partiendo de una cuestión personal […] para mí era más importante generar un diálogo donde hubiera una conexión con otras personas o familias que estuviera pasando por lo mismo, para en ese sentido empezar a hablar en capas de primero una familia, después una comunidad, un país”.

Yael Martínez, El funeral , 2015. REFERENCIAS

En las palabras de Antígona González: “¿Qué es lo que murmuran? ¿Por qué todo lo deslizan en voz baja? ¿Qué es lo que están deshaciendo? Te estamos diciendo que Tadeo no aparece. Te estamos diciendo que somos muchos los que hemos perdido a alguien” (Uribe 43-47). Yael Martínez y Sara Uribe utilizan su arte para luchar contra el olvido, para poner resistencia al poder: contar, hablar, escribir, mostrar, para no olvidar ni olvidarse, así reescribiendo las historias y la historia: “Yo también estoy desapareciendo, Tadeo. Y todos aquí, si tu cuerpo, si los cuerpos de los nuestros. Todos aquí iremos desapareciendo si nadie nos busca, si nadie nos nombra. Todos aquí iremos desapareciendo si nos quedamos inermes sólo viéndonos entre nosotros, viendo cómo desaparecemos uno a uno” (Uribe 623-629). Reapropiándose del arte y de la cultura como herramientas políticas, los dos artistas re-imaginan el papel foucauldiano del intelectual comprometido con la sociedad.

“Agradezco a Yael Martínez la cesión de los derechos de autores para la reproducción de las dos fotografías del presente artículo.

Foucault, Michel. (1980). Power/Knowledge. Selected Interviews and Other Writings 1972-1977. Edited by C. Gordon. Translated by C. Gordon, L. Marshall, J. Mepham, K. Soper. New York: Pantheon Books. Uribe, Sara. Antígona González. Oaxaca: Sur+, 2012. Web. 26 Jul. 2019.

12


CHAIROS VS FIFÍS La discriminación en el debate público

||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||| Miguel Lapuente

U

n spot de un partido político, transmitido en radio y televisión, asegura que: “Nos han hecho creer que aquí sólo hay chairos o fifís, pero en México vamos más allá, porque todos los días hay gente poniendo manos a la obra, ganando batallas, siendo la solución y no el problema, saliendo adelante, levantando la voz, rescatando nuestra humanidad, conservando nuestras voces”. Y cierra con el eslogan: “Ni chairos ni fifís: somos mexicanos. El color de México es la suma de nuestra luchas”. No se requiere una exhaustiva reflexión para entender que es una crítica a lo que en la actual conversación pública se denomina polarización social, la cual se considera que es fomentada por el presidente Andrés Manuel López Obrador. El argumento radica en el uso que le ha dado el Mandatario a la palabra “fifí” para descalificar a un sector de la prensa y a grupos empresariales, y la idea de que también ha sembrado la palabra “chairo” dentro del debate público. Pero, ¿qué hay detrás de esta concepción? ¿Se puede afirmar que es un tema nuevo, que nunca habíamos sido una sociedad polarizada? ¿El miedo a la polarización se puede traducir a un miedo a la politización? EL ORIGEN DEL CHAIRO Y DEL FIFÍ

El Colegio de México (Colmex) incluyó en 2017, en su Diccionario del Español de México (DEM), la palabra chairo, y la definió como un adjetivo ofensivo que quiere decir: “Persona que defiende causas sociales y políticas en contra de las ideologías de la derecha, pero a la que se atribuye falta de compromiso verdadero con lo que dice defender; persona que se autosatisface con sus actitudes”. El escritor Fabrizio Mejía Madrid asocia el término con el clasismo del país y la aspiración de la clase media y baja de pertenecer o sentirse parte de la clase alta: “El discurso por la igualdad es amenazante para quien cree que la vida lo recompensará algún día por su obediencia al poder. Los desesperados son ‘los de abajo’ que necesitan protestar o disentir. Son los ‘chairos’. Y, estos, además son ‘pandrosos’ –no siguen la moda–, ‘indígenas’ –los rasgos que demuestran la pobreza y el ‘mal español’– y últimamente ‘chairos’ –la restauración del ‘naco’, ahora asimilada a quien protesta. En la medida en que desprecio la realidad de mi propia pobreza, desdeño a los que protestan contra ella. Protestar, indignarse por la injusticia sería aceptar que la padezco. El chairo siempre es el otro”. (2)

La palabra fifí no carece de carga histórica. Sandra El uso de la palabra chairo inició hace –por lo menos, ya Barba y Eduardo Huchín Sosa realizaron una investigaque no hay una fecha exacta– cuatro décadas. Tenía una ción adentrándose en algunas publicaciones del siglo connotación sexual, del acto de la masturbación. Chaque- XX para identificar el origen de la palabra y su signifito: chairo. Tiempo después surgió la expresión “chaquetas cado. Su hallazgo llama la atención porque brinda otra mentales”, que se refiere al acto de creer sobre un asunto perspectiva de su uso. Además de estar relacionada con –casi siempre político– sin ningún sustento o por un argu- una situación de privilegio de clase, la palabra hacía referencia a los rasgos afemento que se considera faminados que contrastaban laz. (1) El término tiene en su El término chairo no ha sido con el comportamiento origen una supuesta autoriapropiado por los simpatizantes heterosexual. Por lo tanto dad moral que descalifica a o votantes de López Obrador los autores concluyen que otros por pensar diferente, como una adjudicación de clase, la palabra tiene una intensin ningún tipo de argumenen contraste con la palabra fifí. ción discriminatoria. tación que los refute.

13


“De hecho, el problema con la palabra no es que ponga la desigualdad sobre la mesa sino que se detiene precisamente ahí donde es relevante seguir pensando en ella… Fifí no fue sólo un término inocente que usaba el pueblo para evidenciar la blanquitud y los privilegios. Ver qué prejuicios mueve ahora, y a qué propósitos sirve, para ser un concepto tan exitoso no es un asunto menor”. (3) Sin embargo, la historia de las palabras puede tener muchas diferencias con su significado actual, si partimos desde la premisa de que el lenguaje es un ente vivo y de que está en constante cambio. Sobre esto, la lingüista Violeta Vázquez Rojas, en un texto publicado en su blog como respuesta al de Barba y Huchín Sosa, asegura que el significado de una palabra reside en el contexto actual que los hablantes le confieren (4). Entonces resulta necesario analizar los más recientes cambios en los usos de estas palabras y las connotaciones que poseen. ¿REFLEJO DE UNA POLARIZACIÓN SOCIAL? A raíz de las pasadas elecciones pudimos observar que la palabra chairo se relacionó con las personas que simpatizaban con el proyecto de López Obrador o, en algunos casos, porque pensaban votar por él. Se convirtió en una categoría. “¿Eres chairo?”, preguntaba la gente cuando se sorprendía al saber que alguien pensaba emitir su voto a favor del candidato del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena). Fue y sigue siendo una forma de homogeneizar a un segmento de la sociedad de una forma despectiva y absurda, porque, ¿quién puede afirmar que 30 millones de personas contienen las mismas características ideológicas? La asociación de la palabra con los simpatizantes –o votantes– de López Obrador se vio claramente definida en el debate en redes sociales. Incluso el ex presidente Felipe Calderón Hinojosa hizo uso de ella, asociándola directamente con el actual Presidente a través de la forma coloquial con la que también se le conoce: “Ya serénense #pejechairos, están leyendo muchas encuestas. Están nerviosos y agresivos, más que de costumbre”, escribió en su cuenta de Twitter, en referencia a una encuesta de 2017 realizada por El Financiero que posicionaba a Margarita Zavala como la favorita para ganar la elección presidencial de 2018. El término chairo no ha sido apropiado por los simpatizantes o votantes de López Obrador como una adjudicación de clase, en contraste con la palabra fifí. Cuando

14

el Presidente aludió por primera vez a este término para descalificar a un sector crítico de la prensa, ciudadanos y periodistas –que también son ciudadanos, pero con un impacto social distinto– se adjudicaron el término con playeras que tenían la leyenda escrita en inglés: “Call me fifí”. Aunque esto tenía un tono de burla, no podemos dejar a un lado que sirvió como bandera para catalogarse como la oposición descrita –en inglés, por supuesto.

En octubre de 2018, la ex senadora panista Mariana Gómez del Campo compartió en su cuenta de Twitter una imagen realizada por el monero conocido como Osvaldo Monos –quien publica en los medios de la Organización Editorial Mexicana (OEM)– en la cual se puede leer la frase: “En México hay fifí de raza”, acompañado de la imagen de un french poodle, ”y fifí de ocasión”, a un lado de la imagen de un perro con la apariencia de un xoloitzcuintle desaliñado, pero con una indumentaria que pretende hacerlo pasar por una clase y raza a las que no pertenece.


En la marcha de protesta contra el Presidente el pasado 5 de mayo de 2018 en la Ciudad de México, una de las consignas que se pudo leer decía –la puntuación la agrego yo: “Soy fifí. Por lo que sé, porque estudié, porque trabajé. Y no porque robé”. Si bien las manifestaciones en contra de López Obrador son atractivas para un estudio sociológico más profundo, podemos apreciar que han tenido rasgos clasistas y discriminatorias. El columnista de El Universal y profesorinvestigador del Instituto Mora, Hernán Gómez Bruera, se dio a la tarea de hacer entrevistas durante la marcha, y en una de ellas un hombre que se identificó a sí mismo como empresario le afirmó que los votantes de AMLO tienen el cerebro más chiquito porque no lo ejercitan. Otra consigna presente decía –de nuevo, la puntuación la pongo yo: “Fifís, sí. Idiotas, no. Así no, AMLO”. Y ese día en el Ángel de la Independencia también se pudo leer una pancarta que decía: “Ni fifís, ni camajanes, ni amlovers, ni chairos. Basta de polarización”. Si el Presidente nunca ha utilizado la palabra chairos para referirse a los que lo apoyan, ni la palabra “amlovers”, y que el uso de fifí no fue una generalización sino una descalificación –lo cual no lo exenta de crítica– a un sector de la prensa y del empresariado que está en contra de sus políticas, entonces la afirmación de que la polarización con base en estas palabras proviene de la figura presidencial, carece de sustento. ¿CLASISMO A LA INVERSA? Dentro del debate entre las diferentes posturas políticas resalta la consideración de que se ejerce un clasismo y racismo en contra de la clase media o alta, a raíz de temas que se han abordado en la conversación pública. El mismo Hernán Gómez condujo un programa junto con el comediante Carlos Ballarta en el Canal 11 durante ocho capítulos. El tema de uno de ellos fue el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y su filosofía académica. Para los conductores era importante discutir el rol de esta institución en la formación de grupos tecnocráticos que han formado parte de distintos gobiernos. Su emisión desató la indignación de periodistas y políticos, y en su crítica al programa hicieron énfasis en lo mal que habían hecho al llamar “blancos” a los estudiantes de dicha universidad.

participa que una de sus participaciones había sido censurada y que una de las últimas escenas había sido un montaje. A pesar de la forma en la que acabó el programa, es interesante la reacción que surgió a raíz del tema tratado: la indignación por llamar “blancos” a unas personas con la justificación de que existe el racismo o el clasismo a la inversa. Siendo un tema etiquetado históricamente como tabú en México -y que incluso el catalogar el racismo como clasismo ha sido una forma de relativizarlo- , es importante señalar que cuando hablamos de esto, hablamos de un problema estructural que se ve reflejado en la nula movilidad social ligada a la pigmentocracia. ¿MIEDO A LA POLITIZACIÓN Y DEMOCRACIA? El filósofo argentino, Santiago Gerchunoff, denomina como “provincianismo histórico” (5) a la tendencia por usar frases que inicien con: “en estos tiempos en los que…”, con la finalidad de desestimar fenómenos actuales, cuestiona la melancolía por una democracia perfecta –la cual nunca ha existido, porque probablemente es imposible de alcanzar por sus mismas características– y acusa a los melancólicos de querer implementar una “dictadura del bien”, ya que no tienen malas intenciones, pero tampoco quieren que las cosas se hagan de otra manera que no sea la de su propia visión. Es complicado no percibir en esta idea de polarización social a través de dos adjetivos una postura antidemocrática, que descalifica despectivamente a las personas que, probablemente, nunca habían mostrado una postura política, y a las que decidieron votar por una opción diferente. Al final de cuentas la polarización –que puede ser otra forma de llamar a la desigualdad– siempre ha estado ahí. Temerla por dos adjetivos desiguales no deja de ser una forma de huir de los problemas que se tienen que debatir, si es que realmente se aspira a tener un estado más democrático.

Después de la crítica, Ballarta subió un video a su cuenta de Twitter en donde anunciaba su salida del programa. El comediante fue enfático en asegurar que no se trataba de un despido. Sin embargo, después dijo en un podcast donde

15


(RE)PENSAR EL GÉNERO

|||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||| María Antonieta Gutiérrez Maestra asociada del departamento de Ciencias Sociales de la Escuela de Derecho y Ciencias Sociales. Doctora en Sociología, en el programa Estructura Social, Cultura, Trabajo y Organizaciones impartido por la Universidad Complutense de Madrid.

S

i se considera que el concepto de género es una categoría social creada culturalmente para asociar la sexualidad biológica a unos determinados atributos sociales que marcan las expectativas que la sociedad tiene respecto a las personas, y cómo éstas a partir del aprendizaje en sociedad definen su identidad, asumen las funciones que les toca desempeñar y aceptan el lugar que se les asigna dentro de la estructura social, es comprensible cómo lo trascendente de pertenecer a un género x, y o z esté fuertemente relacionado con la forma en que la sociedad transmite un ideal de cuáles son las características que debe tener determinada persona. A través de un largo proceso de moldeamiento, denominado socialización, la sociedad se encarga de ejercer influencia sobre el individuo en su forma de ser, pensar y actuar. Dicha socialización se presenta a lo largo de la vida completa de los sujetos, de manera que a través de ella, la sociedad contribuye a que se interioricen las funciones y los lugares que las personas deben ocupar dentro de la jerarquía social, definiendo el lugar que cada uno de los géneros debe asumir de acuerdo al cumplimiento de patrones legítimos de comportamiento. La condición de ser de un determinado género y asumir el rol que la sociedad estipula, debe considerarse a partir del contexto histórico en el que se desarrolla. Esto debido a que en la sociedad existen grupos que predominantemente determinan las características deseables respecto al género. Los atributos de género, deseables, presentes o ausentes conllevan a obtener una respuesta social que castiga al que no se apega al sistema de normas sociales y recompensa al que sí. Cuando una persona reflexiona sobre sí misma y la realidad que lo rodea, y opta por poner en tela de juicio lo que la sociedad le ha transmitido como “el deber ser”, ocasiona incomodidad e incluso rechazo en algunos grupos.

16

Precisamente lo anterior explica cómo la persona, al estar dispuesta a mostrar públicamente su desacuerdo con la posibilidad de adaptarse y reproducir los ideales sociales, al actuar en forma consciente y voluntaria para infringir las normas sociales, ocasiona una reacción de una parte de la sociedad, que se opone a ella debido a que plantea la posibilidad de romper con la estandarización social de la conducta esperada y abre la posibilidad de que la normativa social pueda ser modificada contraviniendo sus intereses. Esto indudablemente crea conflicto porque existen grupos interesados en que el orden social continúe reproduciéndose, mientras que otros sectores de la sociedad pudieran sentirse identificados con la disidencia y pudieran encontrarse dispuestos a apoyarla. Esta contradicción entre los grupos permanece y se fortalece en la medida que se presenta con mayor frecuencia el comportamiento no deseado, ni esperado. Si hacemos un recuento histórico del papel que ha jugado el género como ahora lo conocemos, podemos observar cómo a través de diferentes periodos la ideología plasmada en el discurso ha producido y reproducido una profunda desigualdad entre hombres y mujeres al imponerse un modelo patriarcal, cuyo sustento se encuentra en la idea que el género es binario y se compone por atributos que marcan diferencias para exaltar la feminidad o la masculinidad. Ser hombre o ser mujer con ciertas características deseables desde el punto de vista físico y mental, crean estereotipos de género que conllevan a atribuir al hombre la fuerza y a la mujer la debilidad. Ambas características unidas a supuestos prejuicios que dictan la pauta para reconocer quién tiene la capacidad de dirigir, pensar, actuar y someter, sobre quién tiene la capacidad para seguir, servir, sentir y renunciar. La historia durante siglos fue escrita


exaltando el valor de los hombres, a quienes se les atribuyeron los triunfos de las conquistas, los descubrimientos y las luchas por alcanzar propósitos racionales, mientras que a las mujeres se les adjudicó el papel preponderante de madres, esposas e hijas protegidas por el padre, el hermano, el esposo o el hijo. Recluidas en el ámbito doméstico, valoradas por su capacidad de reproducirse, cuidar, curar y educar, las mujeres han protagonizado una larga lucha para emanciparse y salir de la invisibilidad. La sociedad patriarcal, instituida desde los inicios de la humanidad, encontró por siglos la manera de mantener a las mujeres alejadas de los asuntos públicos. Sin poder gozar de una ciudadanía plena, ni tener la libertad para elegir qué hacer en su vida, las mujeres fueron consideradas incapaces para tomar decisiones por sí mismas, y si lo hacían se arriesgaban a ser juzgadas como locas, brujas o mujeres de dudosa reputación. El camino de lucha por la emancipación de las mujeres ha sido largo y costoso; ha cobrado la vida de miles de mujeres que en su afán de romper el yugo que las ataba a una condición de profunda desigualdad e injusticia, tuvieron la valentía de cuestionar y enfrentar al sistema patriarcal. Y a pesar de que esta condición de rebeldía se ha hecho presente en distintos momentos de la historia y en distintos contextos, hasta nuestros días en pleno siglo XXI, las diferencias de género y la lucha por acabar con ellas siguen cobrando vidas en distintas regiones del mundo. Sin embargo, a partir de mediados del siglo XX, las mujeres han ido cumpliendo sus aspiraciones de autonomía, consolidándose a través de los logros obtenidos, entre los cuales se puede mencionar el derecho a la ciudadanía al trabajo, educación y a elegir libremente el matrimonio y la maternidad. No obstante, lo anterior no puede generalizarse para todas las mujeres, ni para todos los países y regiones como una condición que existe en todas las sociedades contemporáneas. En muchas de ellas aún persisten serios obstáculos debido a múltiples

factores fuertemente arraigados en el imaginario colectivo, a veces como producto de rezago económico, otras por cuestiones religiosas, o por tradiciones y costumbres que impiden avanzar. Por otra parte, en regiones ricas que tienen un modelo de consumo suntuario también se han creado otros ideales de las mujeres con base en la creación de la idea de que tienen entre sus funciones sociales la satisfacción de los apetitos o los deseos de otras personas. Estas mujeres, esclavizadas por la tiranía de la imagen, se someten a la aprobación social a partir de las características de belleza vinculadas a la idealización de la juventud y la sexualidad. En contraparte es necesario destacar cómo a partir de mediados del siglo XX han surgido colectivos de mujeres que buscan organizarse y romper con los estereotipos que la sociedad les ha marcado, y han decidido encausar su energía hacia actividades que les hacen sentir plenas, creando a contracorriente propuestas en las que se asumen como personas independientes y con valor propio, alejadas de lo que dicta la moda y la promesa de satisfacción que otorga la sociedad consumista; se han involucrado en el ámbito de la política, el deporte y el traIlustración: Freepik bajo, tomando a su cargo posiciones que tradicionalmente eran ocupadas por los hombres. Ahora que las mujeres están frente a nuevos retos y oportunidades, llama la atención el hecho de que, en nuestro contexto actual, algunas voces se alzan para atacar el concepto de género, porque resulta peligroso, subversivo e invasivo de la privacidad protegida por los mitos, ritos, estereotipos y prejuicios que en parte culpan a las mujeres irreverentes e insumisas del caos social en que se encuentra inmersa la sociedad. Se teme a la mujer que decide por sí misma lo que quiere hacer con su vida, porque el salir de sus casas en la búsqueda de su realización personal a través de su trabajo, estudio o actividad realizada en el ámbito público, pueden minar el mantenimiento del statu quo.

17


Lo anterior lleva a cuestionar: ¿por qué se teme hablar de género en ciertos contextos sociales? ¿Será acaso que la realidad que vivimos saca a flote el conflicto que se cierne tras el ataque de grupos que se oponen a que se difunda en el ámbito educativo los atributos del género, cuando en realidad lo que se encuentra subyacente no es el género por sí mismo, sino la resistencia a sacar a la luz otros aspectos que inherentemente se le asocian, como las orientaciones sexuales y cuestiones de las identidades que en la actualidad se encuentran en pleno auge? Las nuevas realidades llevan implícitamente a la necesidad de replantear las masculinidades y las feminidades de acuerdo a las características que tradicionalmente se les han atribuido. Un ejemplo de estas realidades se centra en la crisis del empleo que se ha hecho presente a nivel mundial, ocasionando la ruptura del estereotipo del hombre fuerte, proveedor y racional, que está capacitado para hacer frente a los retos del presente. La estructura monolítica del patriarcado se está debilitando en forma creciente, y esto no sólo se debe a la llegada de las mujeres a los puestos de decisión y poder, también se debe a las contradicciones que se presentan en el sistema económico, que ha convertido a los hombres en desechables como seres productivos, ya que a través de

su trabajo no pueden garantizar tener a salvo su hombría como soporte familiar de proveedor garantizado.

Si hacemos un recuento histórico del papel que ha jugado el género como ahora lo conocemos, podemos observar cómo a través de diferentes periodos la ideología plasmada en el discurso ha producido y reproducido una profunda desigualdad entre hombres y mujeres.

El punto interesante a destacar es que ahora los asuntos de género constituyen parte importante de la agenda internacional, que reconoce a través de sus organismos supranacionales la necesidad de proteger los derechos humanos y la libertad para vivir una vida libre de violencia, como los expuestos en los Objetivos de Desarrollo Sostenible en la Agenda 2030 por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que en el objetivo 5 manifiesta la necesidad de cumplir con la meta de igualdad de género, así como los Principios de Yogyakarta que “establecen principios para la legislación de derechos humanos en relación a la orientación sexual y la identidad de género”. (1) Lo anterior pone en evidencia la importancia que ha cobrado el género, la identidad y la orientación sexual, como parte de las transformaciones sociales que vivimos. El debate está abierto y, para lograr avances hacia lo que la comunidad internacional ha plasmado como deseable, se requiere de espacios de reflexión y discusión que contribuyan a comprender, analizar y replantear la realidad social que actualmente vivimos.

Ilustración: Freepik

REFERENCIAS

(*) https://www.conapred.org.mx/documentos_cedoc/Glosario_TDSyG_WEB.pdf

18


LA FAMILIA “TRADICIONAL” EN EL SIGLO XXI

|||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||| Anabela O. Sánchez Martínez Profesora Asociada del Departamento de Humanidades. Maestra en Sociología y Educación por la Universidad de Monterrey.

H

emos escuchado que la familia es la base de las sociedades; que está compuesta por padre, madre e hijos; que los roles al interior de ella están determinados por el sexo: el hombre es el proveedor y la mujer se dedica a las labores domésticas y a la crianza de los hijos. Y sí, esta es el núcleo de las sociedades porque es el principal agente socializador a través del cual el individuo aprende las normas culturales de la sociedad en la que vive, es el elemento primordial en la socialización primaria ya que en esta se moldea al nuevo miembro para vivir en la sociedad y esto se realiza a través de la internalización de patrones y comportamientos, donde logra identificarse y seguir pautas que le permiten interactuar en el espacio social en el que habita. Su función irremplazable puede verse afectada ante la presencia de otros agentes socializadores como los medios masivos, las redes sociales y, en algunos casos, cambios en las relaciones de poder entre padres e hijos. Independientemente de los espacios socioculturales, económicos y/o políticos en los que se desenvuelva, la familia ha sido, es y será el principal transmisor de los valores, principios y actitudes que mostrará el niño en su adultez; es la cimentación de las sociedades sea cual sea su conformación. Sin embargo, vale la pena señalar que no es correcto afirmar que una característica obligatoria de esta es compartir un mismo techo, ya que numerosos núcleos familiares tienen uno o varios miembros viviendo en otra ciudad o incluso en otro país. Se ha construido el imaginario de que las familias están conformadas por padre, madre e hijos, cuando en realidad existen diferentes núcleos familiares. Cada cultura busca promover distintos modelos como el ideal, por lo tanto es difícil encontrar un solo tipo; de hecho, expertos del tema coinciden en la existencia de una diversidad de familias, donde tal vez exista mayoritariamente la presencia de una más que otra, pero siempre hay diferentes. Lo que para algunas culturas la

familia nuclear es la tradicional, para otras lo es la extensa, donde se requiere para su funcionamiento la presencia de tres generaciones. También nos encontramos con las monoparentales, aquellos padres o madres que se quedan solos con los hijos, ya sea por viudez, separación, divorcio; posteriormente algunas de estas se pueden convertir en familias reconstruidas. En las últimas décadas del siglo pasado nos encontramos con una nueva realidad, las homoparentales, conformadas por una pareja de personas del mismo sexo y sus hijos, las cuales se han visibilizado debido a las reformas legales que han otorgado el reconocimiento, principalmente en países desarrollados. En México existen pocos estudios con enfoque sociológico sobre el tema debido a que es un fenómeno de reciente aparición. Otro imaginario es el que define las actitudes y comportamientos del hombre y de la mujer prescritos por las sociedades patriarcales, donde se espera que el hombre –extraído de la Epístola de Melchor Ocampo– , cuyos dotes sexuales son el valor y la fuerza, debe dar a la mujer protección, alimento y dirección. Por otro lado, la mujer en su condición biológica es proyectada como abnegada, compasiva, obediente y se considera dentro de sus obligaciones, atender al marido. Empero, estas pautas están paulatinamente desvaneciéndose: según datos del INEGI el 29 por ciento de los hogares tienen a una mujer como jefa del hogar y según la investigación de Grant Thornton Women in Business 2019, México ocupa el lugar 23 a nivel mundial de puestos directivos ocupados por mujeres. Se podría decir que algunos de los jóvenes de hoy están dispuestos a participar tanto en labores domésticas como de proveedor, indistintamente de su sexo. EL ROL DE LA FAMILIA Frente a los imaginarios es necesario retomar cuál es el papel de la familia, ya que ante las diversas conformaciones

19


se ha planteado que el factor de funcionalidad solo reside en la tradicional-nuclear. Para poder afirmar lo anterior, tendríamos que conocer cuáles son sus funciones y ver de qué manera la estructura es un factor que impide la articulación de la misma. Desde el punto de vista sociológico, la principal función de esta institución es la socialización, porque permite al nuevo miembro conocer costumbres, maneras de actuar, tradiciones y demás comportamientos que le permitirán desenvolverse en sus espacios sociales, por lo que el sexo o el número de integrantes que la conforman no pareciese ser un factor que obstaculice su efectividad. La socialización fracasa cuando los responsables de educar al nuevo miembro no le enseñan cómo integrarse a la sociedad, cuando se le dificulta seguir reglas, comportamientos y/o actitudes que le permitan interactuar en armonía con su grupo social, y el reto a considerar es la participación como socializadores primarios de las redes sociales y los medios masivos. Otra labor vital para la supervivencia de las sociedades es la reproducción, y se requiere que se encuentre en el marco de una familia para facilitar otra de las tareas fundamentales, como la manutención y crianza de los nuevos miembros, donde la sexualidad se ha suscrito al marco matrimonial; aunque podría decirse que la función de la reproducción se ha visto amenazada con el descubrimiento de métodos anticonceptivos. Como señala el Consejo Nacional de Población (Conapo), en México se ha disminuido el número de hijos por familia; en los años 70 el promedio era de 6.1, mientras que en 2018 es de 2.1 hijos. Otro desafío para reflexionar es el hecho de que México ocupa el primer lugar en embarazos adolescentes entre los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico según la Organización Mundial de la Salud (citado por el Colegio de la Frontera Norte). Cabe señalar que los núcleos homoparentales no tienen obstáculo para reproducirse ya que se conforman a través de diversas estrategias: divorcios heterosexuales, fertilizaciones, adopciones, gestación subrogada, entre otros. LA INFLUENCIA DEL ESTADO El Estado descarga la responsabilidad de la manutención y crianza de los hijos en la familia, pero también es co-responsable al promover y desarrollar programas que apoyen los principales indicadores de bienestar: vivienda, salud, educación y

REFERENCIAS

alimentación para apoyar principalmente a los grupos menos favorecidos. Sin embargo, en los resultados sobre la Pobreza en México 2018, el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) señala que casi ocho de cada 10 mexicanos tienen: carencias sociales (29.3%), son vulnerables por ingresos (6.9), están en situación de pobreza (41.9), y pobreza extrema (7.4). Estas estadísticas muestran que esta función no se está cumpliendo, ya que sólo el 21.9 por ciento de la población no es pobre ni está en condiciones de vulnerabilidad. A través de la familia también se ejerce el control social para promover el respeto a las normatividades establecidas y que se desarrolle en armonía la convivencia entre los diferentes miembros de la sociedad, derivado del conocimiento y respeto de las leyes. Cuando establecen con claridad un marco de autoridad y disciplina, de roles y reglas, el nuevo miembro reconocerá que en la vida cotidiana existen sistemas jerárquicos y límites claramente definidos. Este aprendizaje inicia en el hogar, continúa en la escuela, en la Iglesia y posteriormente en el trabajo, y así en la vida cotidiana. El soporte emocional también es una de sus funciones. Desde las relaciones de parentesco se producen lazos interpersonales que no se comparan con ninguna otra relación. Se habla que al interior de los núcleos se gesta el amor incondicional de los padres a los hijos, donde se sienten motivados –algunos dirán que obligados– a protegerlos, ayudarlos, educarlos y por otro lado, se sienten fomentados a respetar y obedecer a sus padres. Esto es importante por el contexto de violencia actual. Según cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), el primer trimestre de 2019 rompió récord al ser el más violento en la historia moderna de México, y es el año más violento para las mujeres mexicanas en los últimos cinco años. Los cambios en el entorno social, cultural, económico y político, junto con las innovaciones tecnológicas de las últimas décadas, han provocado la pérdida de algunos referentes culturales que perduraron durante siglos y que sustentaban el imaginario de familia en los supuestos señalados, pero independientemente de las transformaciones que ahora vemos en el mundo, esta es la institución social más importante, por lo que debemos replantearnos cuáles son los temas importantes y hacia dónde debemos reorientar nuestra atención. Sugiero que sea hacia el cumplimiento de sus funciones, si queremos que nuestra sociedad evolucione armónicamente.

Beck-Gernsheim, E. (2003) La reinvención de la familia. En busca de nuevas formas de convivencia. Barcelona: Paidós Berger, P. & L., Luckmann, T.(1963). La construcción social de la realidad. Buenos Aires: Amorrortu. Colegio de la Frontera Norte. Recuperado el 30 de Agosto de https://www.colef.mx/estemes/embarazo-adolescente/ Consejo Nacional de Evaluación de la Política del Desarrollo Social. Recuperado el 30 de Agosto de https://www.coneval.org.mx/Medicion/Paginas/PobrezaInicio.aspx Consejo Nacional de Población Recuperado el 30 de Agosto de https://www.gob.mx/conapo/documentos/diccionario-de-las-bases-de-datos-de-proyecciones-de-la-poblacion-de-mexicoy-de-las-entidades-federativas-2016-2050?idiom=es Gerson, Kathleen. (2010) The Unfinished Revolution. USA: Oxford University Press. Sánchez Azcona, J. (1984). Familia y sociedad. México: Joaquín Mortiz. Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública. Recuperado el 30 de Agosto de https://www.gob.mx/sesnsp/articulos/incidencia-delictiva Women in Business 2019. Recuperado el 30 de Agosto de https://www.grantthornton.global/en/insights/women-in-business-2019/

20


HUMANISMO, APERTURA Y SERVICIO: Fundamentos educativos del imaginario UDEM

|||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||| José Honorio Cárdenas Vidaurri Doctor en Estudios Humanísticos. Maestro en Humanidades y en Educación Superior.

Foto: UDEM

E

l 50 aniversario de la Universidad de Monterrey (UDEM) es motivo para una profunda reflexión. En la tradición judía, cada medio siglo se celebraba el año jubilar para fortalecer los lazos comunitarios e identidad en un ambiente festivo. ¿Sobre qué aspectos se debe reflexionar en el marco de su primer jubileo? ¿Qué lazos ha de consolidar como Comunidad Educativa? Su crecimiento en los últimos años es muy destacado, pero sería un error centrar su celebración en aquello que todos observan. Más bien, este marco es una oportunidad de profundizar en los tres principios fundacionales que sostienen el proyecto educativo, ya que identidad y pertenencia comunitaria se fortalecen cuando las instituciones se aferran a la mística de su filosofía, porque solo ahí se encuentra su razón de ser. Los principios no son valores, sino su fundamento. Un valor es manifestación del bien en orden a un propósito específico; pero el principio es aquella categoría determinante del bien, porque es causa final de los valores. Se le llama principio no porque le anteceda en el tiempo, sino porque no requiere demostración; pero en el tiempo, el principio es lo que se espera lograr con el ejercicio de aquellos valores a los que fundamenta. Cada uno fundamenta una serie de valores que, a su vez, pueden realizarse en conductas, decisiones, hábitos y acciones concretas. En última instancia, cuando los principios fundamentan

valores y estos se manifiestan en la conducta, la vida humana se enfrenta a experimentar lo bueno, bello y verdadero. En síntesis, aquella intuición intelectiva de los principios y vivencia concreta de los consecuentes valores, representan para cada ser humano la expresión trascendental de su experiencia ética que posibilita materializar un proyecto de formación humana en todo su esplendor. EL HUMANISMO Se refiere a una serie de cualidades que están imbricadas en la experiencia de vida personal; es decir, de una vida de orden espiritual. El ser humano es libertad, porque continuamente toma decisiones de orden moral y, en medida de su madurez, cada día de manera más refinada. Hablar de humanismo en cuanto principio es hablar de dignidad y reciprocidad, puesto que ningún ser humano puede comprenderse esencialmente a sí mismo si no entiende la experiencia de vida del otro. Porque el ser del otro no es distinto al ser propio; sí en cuanto existencia, mas no en cuanto esencia. El humanismo crea lazos de igualdad y fraternidad, pero en cuanto a diferencias se refiere, solo hay particularidades existenciales injertadas en la vida misma, sin alterar la eminente dignidad que radica en la esencia humana. Si no existiera el humanismo como principio la vida personal no sería posible, porque estaríamos condenados al determinismo, a lo mecánicamente útil, a lo cíclicamente predecible, al sinsentido del devenir, a durar en el tiempo en vez de vivir un proyecto. Por ello, hablar de humanismo como principio es referir la espontaneidad de vivir, el gusto por aprender, el goce de un nuevo logro, el recuerdo de un ser querido, el deseo de justicia, la

21


apreciación de la belleza, el anhelo de felicidad y, ergo, la esperanza de “trascender”. LA APERTURA

individuales, pues nadie puede construir un proyecto de vida digna y buena a costa de los demás. De inicio, hay que vencer la inercia del confort; pero más pronto que tarde se descubre que aún en el cansancio se sobrepone la satisfacción de saberse útil para los demás.

Se refiere a una disposición de compartir la experienHablar de servicio en cuanto principio es tener conscia de vida personal; es decir, comunicación y encuentro. Desde el inicio de la vida, cada ser humano requiere de ciencia de las propias capacidades y convicción de comparese “otro” que alimenta y habla, que cuida y protege, que tirlas; es referir esfuerzo individual y trabajo colectivo para acaricia y ama. Mas la vida consciente busca además a construir mejores condiciones materiales de convivencia, esos muchos “otros” que enseñan y corrigen, que animan pues no hay otro lugar donde se presenta la vida humana. y detienen, que ayudan y retan, que entregan y exigen. Y cuando el servicio se torna un hábito social, deja de ser Hablar de apertura en cuanto principio es establecer voluntariado individual para integrarse a profesiones, ofiuna perspectiva de alteridad, pues ello implica recono- cios, gobiernos, leyes e Instituciones que aseguren condicer la existencia del otro, estar dispuesto al diálogo, al ciones sostenibles y de vida digna en el largo plazo. intercambio de ideas, expresión de expectativas, negoSi no existiera el servicio ciación en todas sus formas y, como principio se cuestionaen última instancia, mejorar ría seriamente la finalidad de mutuamente. Porque solo Por ello, al hablar de humanismo la existencia humana, pues de esta manera se construye como principio es referir la no habría motivaciones para una vida social que permite espontaneidad de vivir, el gusto el trabajo constante, para escontinuidad histórica y, con por aprender, el goce de un nuevo perar maduración de los proello, se posibilita el desarrollo logro, el recuerdo de un ser yectos, para cultivar paciencientífico, artístico, filosófico, querido, el deseo de justicia, temente virtudes y, en última político, económico y ético. la apreciación de la belleza, instancia, para vivir feliz. Sin el anhelo de felicidad y, ergo, esta posibilidad sería fácil dar Si no existiera apertura la esperanza de “trascender”. paso al conformismo y la vida como principio, la vida huhumana transcurriría entre el mana estaría condenada a desánimo de una rutina. Por extinguirse, pues no sería ello, hablar del servicio como posible conformar el conjunto de bienes sociales que constituyen el orden y el pro- principio es insistir por el derecho a construir una vida greso. Incluso, si no existiera interés por la vida de los con sentido, por habituarse en elegir el bien y por realizar individuos, sólo habría un egoísmo tan exacerbado que conscientemente la propia vocación, entendida ésta como su expectativa de vida duraría tan solo el tiempo que la forma más original, más auténtica y más personal de tarda en imperar la ley del más fuerte. Por ello, hablar aspirar a la trascendencia. de apertura se refiere al descubrimiento de diferencias UNIDAD DE PRINCIPIOS y al reconocimiento de auténtica originalidad; también es gratitud por recibir y generosidad por dar; es sentirse Los principios de humanismo, apertura y servicio comcomplemento y complementado por el otro; y, de modo máximo, descubrir una ineludible responsabilidad de parten esencialmente el mismo nivel de amplitud y proentregar a próximas generaciones el fruto de la interac- fundidad. Entre ellos, no hay una jerarquía como en el caso de los valores; pero sí hay una correlación horizontal ción humana, La Cultura. que entrecruza sus bondades y desvelan otras disposiciones operativas, más concretas y finas, que resultan igualEL SERVICIO mente posibles y deleitables en términos axiológicos. Es una disposición genuina de todas las cualidades Cuando el humanismo reconoce la dignidad de la perpersonales para mejorar las condiciones de vida en comunidad o de cualquiera de sus miembros. Tal acción resulta sona y se entrecruza con la disposición relacional de la de concebir el bien común como el primero de los bienes apertura, entonces aparece el diálogo como el medio efi-

22


caz del intercambio experiencial. No se trata del mero acto comunicativo sino de la extensión cordial y gratificante de la persona mediante la forma más alta de racionalidad, como lo es el lenguaje; es decir, mediante la manifestación total del ser. Porque el lenguaje es presencia y es acción; es oralidad efímera y escritura perdurable; y porque también es el enigmático silencio de la mímica, del abrazo, del gesto y del entusiasmo que refleja la mirada, aún en cuerpo inmóvil. Porque el lenguaje integra la totalidad de la persona y en él se vislumbra la racionalidad infinita de la originalidad humana. Cuando la apertura coloca a cada ser humano frente a los demás y se entrecruza con la posibilidad de complementariedad del servicio, entonces aparece la amistad como el vínculo afectivo de un compromiso común. En este sentido, amistad se entiende como antesala del amor porque opera bajo las mismas premisas de apertura y donación servicial. Y aún más, este compromiso genuino, libre y recíproco permite descubrir existencialmente que la complementariedad del amigo prepara de manera más eficaz a sobrepasar con mayor entereza las contrariedades propias del vivir. Y cuando el servicio pone a disposición la persona entera y se entrecruza con la dignidad de personal del humanismo, entonces aparece el encuentro como el momento intencional de involucramiento social. Este encuentro no es dialógico ni distante; al contrario, es presencia física e interpersonal que asume como propia una necesidad que lastima a una parte de la comunidad y, al menos por empatía, a todo ser humano. No se queda en compasión subsidiaria, sino que provoca el compromiso solidario por atender la urgencia social y mitigar conjuntamente aquellas causas profundas que han de prevenir su reiteración. Este compromiso con la humanidad confirma su natural aspiración de “trascender”. La correlación de los principios de humanismo, apertura y servicio origina las virtudes del diálogo, amistad y encuentro, como disposiciones operativas de la libertad. Pero el equilibrio de los principios es fundamental para que esas virtudes permanezcan en su justo medio. Dicho de otro modo, en ausencia de algún principio se pondría en riesgo las aspiraciones del proyecto educativo. Si se ignora el humanismo, la apertura estaría dispuesta al trabajo colaborativo y el servicio motivaría acciones concretas, pero la falta de visión personalista lo reduciría a un funcionalismo. O bien, si se extravía la apertura, el humanismo reconocería el valor abstracto de la humanidad y el servicio motivaría acciones concretas, pero la falta de un

diálogo existencial con el “otro” degradaría las relaciones a nivel asistencial. O incluso, si desaparece el servicio, el humanismo reconocería el esplendor creativo de la persona y la apertura estaría poniendo rostro y nombre a sus expresiones existenciales, pero la falta de acciones concretas por el bien común racionalizaría el diálogo y se correría el riesgo de ideologizar la presencia humana. Así, los tres principios significan lo que representan, pero correlacionados resignifican cualquier proyecto educativo: El humanismo pone de manifiesto la dignidad y la posibilidad del ser personal; la apertura visibiliza la existencia concreta, única e irrepetible de cada vida humana; en tanto que el servicio coadyuva a la realización personal dentro del progreso social con aspiraciones trascendentes. CAMINO A LA TRASCENDENCIA Los principios de humanismo, apertura y servicio son el componente genético más auténtico del Espíritu UDEM porque están presentes desde el momento mismo de su concepción como Comunidad Educativa. Los tres principios son fundamento de los valores que hacen de la UDEM una Institución de Inspiración Católica. Su fisonomía axiológica es la que sostiene una variedad de modelos educativos que se han desarrollado en distintas etapas de su historia, según los retos de cada profesión y las exigencias del entorno sociocultural. Y en el centro del modelo, se encuentra la irremplazable presencia del maestro: sea titular, sea formador, sea asesor, sea coordinador… ese maestro que tiene convicción de que todo esfuerzo podrá ser bien recompensado a medida en que se vivan niveles cada vez más altos de diálogo, amistad y encuentro: tres virtudes que sorprenden al visitante, que contagian al compañero y que aferran a la misión; tres virtudes que ayudan a soportar el cansancio y los desaciertos, pero que primordialmente alegran y enaltecen la satisfacción de ver en cada graduado una extensión de la propia vida; tres virtudes que confirman de manera inequívoca que los principios de Humanismo, Apertura y Servicio siguen teniendo sentido y siguen motivando a “trascender”. Por eso, en el 50 aniversario de la UDEM es menester reformular los principios fundacionales, los valores que de ellos derivan y las virtudes que dan pertenencia al cuerpo docente y a los colaboradores en general, porque ese es el primer paso para hacer posible en el año 2069, el jubileo del centenario.

23


E

SAMUEL GARCÍA

Hace del selfie y stories su propaganda política

Por Alma Leticia García y Valentín Mata Ruíz Es Senador, activista e ¿influencer? Tiene 272 mil seguidores, postea hasta 79 stories en 24 horas y muestra en 15 segundos sus giras por el Estado, sus iniciativas y opiniones, aderezadas con su tiempo de ocio junto a su prometida. Samuel García Sepúlveda es el único Senador de la LXIV (64) Legislatura de la Cámara Alta en México, que utiliza la plataforma Instagram como herramienta política y de imagen personal. Un total de mil 33 publicaciones se analizaron en un estudio de mega datos, realizado los miércoles y viernes del 01 de junio al 31 de agosto; en el cual se recolectaron las historias publicadas por el senador de Movimiento Ciudadano.

estancias infantiles, reversa al gasolinazo, un albergue para perros, factureros y la movilidad dentro de la ciudad; en total alcanzaron solo 52 publicaciones. De lo que sí puede presumir el “senatore”, como se autodenomina, es de tener un gran número de interacciónes con sus seguidores, ya que ha reposteado hasta 243 historias durante el tiempo que se hizo el estudio, lo que representa un 23 por ciento de las publicaciones analizadas. Además dedicó 90 historias a su promoción personal, lo que significa casi un 10 por ciento de total de publicaciones.

En la categoría de promoción destacan algunos temas como la Carnita Asada, multiplataforma que utiliza el Senador para dialogar con personalidades e intercambiar intePara esta investigación se clasificó el contenido de acuer- racción en el Instagram de otros influencers; NL Emprende, do al tema de la publicación y se segmento en: político, pú- que promocionó junto a su novia Mariana Rodríguez para blico y personal; lo que dio como resultado un 65 por ciento convocar el emprendimiento; NL informa , un periódico que para la categoría político con 681 historias, 180 para lo per- aprovecha para destacar sus logros en el primer año en el Senado y el premio Young Politician, organizasonal, con un porcentaje de 17 puntos y el resto 243 Repost de Seguidores do por la asociación One Young World, al que para la categoría público. 172 Gira por NUEVO LEON fue nominado previo a este estudio. 99 Medios de ComunicaciOn Algunos de los temas que presentó en la 90 Promocion Los medios de comunicación alcanzaron un categoría política fueron: su gira por el Estado, 88 Opinion total de 99 historias. Y fue El Norte el periódico con 172 historias, y las denuncias públicas con- 82 Ocio más compartido por el Senador, destacando las tra el gobernador Jaime Rodríguez Calderón, 70 Agenda 66 Bronco encuestas que lo colocaron en el primer lugar de con 122 publicaciones. 59 Pareja ( Mariana RodrIguez) las preferencias rumbo a las elecciones estatales para la gubernatura de Nuevo León, en caso de De las mil 33 stories analizadas, sus iniciativas 52 iniciativas 7 Senado que las elecciones fueran en junio y julio. destacaron en el noveno lugar, con temas como 4 AcadEmico 2 Eventos Sociales

1033 STORIES ANALIZADAS

24


En cuanto al tono del mensaje, se midió si este era cercano, formal, informativo o humorístico; García Sepúlveda tiende a presentar un tono cercano, que da la sensación de amistad y proximidad con sus seguidores, con quienes interactúa frecuentemente; este apartado alcanzó 460 highlights en los 26 días de monitoreo.

Code Book

Por otra parte, en su contenido destaca el uso del video con 507 historias, casi un 50 por ciento del total; seguido por el uso de la fotografía, con 234 y 186 los screenshots que presenta para informar a los usuarios sobre temas diversos.

Se tomó en cuenta las historias por ser el espacio donde muestra su quehacer político y rutina diaria.

Entre las personas con las que más interactúa en sus historias están su prometida, la influencer Mariana Rodríguez, quien apareció 88 veces, mientras que el diputado local, Luis Donaldo Colosio, Poncho Denigris y su mamá, Silvia Sepúlveda, empataron con 10 apariciones, mientras que el dirigente del partido Movimiento Ciudadano, Agustín Basave, solo apareció en ocho ocasiones. Samuel García Sepúlveda, no sólo es el senador mejor posicionado en la plataforma de Instagram, sino que también es el que mejor estrategia tiene para interactuar con sus seguidores, además de posicionar los temas que tienen relación o tendrán relación a sus propuestas, las cuales se convierten en su agenda política y posiblemente serán incluídas en sus promesas de campaña, si decide lanzarse como candidato a gobernador el próximo año.

Para tener un muestreo representativo por un periodo más largo, se eligió como días de muestreo los miércoles y viernes, ya que son los que presentan mayor actividad. El monitoreo se realizó directamente en su cuenta de instagram durante los meses de junio a septiembre, fechas que coinciden con el receso legislativo en el Senado de la República; ya que se buscó monitorear su quehacer fuera de la Cámara de Senadores. Se contempla la continuación del estudio en un periodo ordinario de sesiones legislativas. Para obtener los resultados se contabilizó todas las historias publicadas: videos, fotos, gráficos, reposts, memes, encuestas diseños y otros. Para una mejor contabilidad, el contenido fue clasificado en político, personal y público; además del tema que se tocó en cada publicación, también se contabilizó los repost de medios de comunicación y algunos de sus seguidores.

Senadores de la República con más seguidores en Instagram.

El uso de selfies predomina en sus publicaciones y alcanzó 220, en formato de video o fotografía; en su mayoría las empleó para expresar su opinión sobre temas de interés nacional.

Para este estudio, se monitoreó la cuenta oficial de Instagram de senador por Nuevo León Samuel García Sepúlveda, del partido Movimiento Ciudadano, por ser el senador más activo en la plataforma.

25


TEMAS DE OCIO

INICIATIVAS

27 VACACIONES 21 MOMENTOS DE DISTRACCIÓN 19 VIAJE A NUEVA YORK 15 PERROS

33 ESTANCIAS INFANTILES 7 GASOLINAZO 5 FACTUREROS 4 AMPAROS A UBER 3 ALBERGUE DE PERROS

CONTENIDO 681 POLÍTICO 180 PERSONAL 172 PÚBLICO

¿Promoción política?

35 EL NORTE 11 MILENIO 8 EL FINANCIERO 5 EL PORVENIR 19 OTROS MEDIOS 21 MEDIOS NO IDENTIFICADOS

NO 506

¿Contenido con identidad del MC?

SI 227

NO 806

Las instastories incluían...

SELFIE ENCUESTA 220 71 ESPACIOS 434 INTERIORES 257 EXTERIORES 128 MEDIO DE COMUNICACIÓN 213 OTROS

TIPO DE CONTENIDO

26

507 VIDEO 234 FOTOGRAFÍA 186 SCREENSHOT 60 DISEÑO 46 TEXTO

26 BODA 10 RECUERDO DEL DÍA EN QUE SE CONOCIERON 7 CUMPLEAÑOS DE MARIANA 8 OCIO 2 GIVEAWAY HELLOWFEST

TONO DEL CONTENIDO 460 CERCANO 332 FORMAL 312 INFORMATIVO 27 HUMORÍSTICO

PERSONAJES CON LOS QUE SALE 88 MARIANA RODRÍGUEZ 10 PONCHO DENIGRIS 10 LUIS DONALDO COLOSIO 10 SILVIA SEPÚLVEDA 8 AGUSTÍN BASAVE 4 INDIRA KEMPIS

Ilustración de fondo: Freepik

SI 526

MEDIOS DE COMUNICACIÓN

MOMENTOS CON MARIANA RODRÍGUEZ


MONTERREY: ¿Qué nos dicen sus edificios? |||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||| por Jacobo Molina Fotografías por Marcela Moreno

E

n casi cualquier metrópoli existe una tendencia a la verticalización de la ciudad y el Área Metropolitana de Monterrey (AMM) no es la excepción.

Algunos especialistas perciben en estos altos edificios el sello de una vida cosmopolita, de una ciudad que cada vez se asemeja a los paisajes urbanos de otras partes del mundo. Otros, por el contrario, consideran que siempre será distinguida por sus montañas, o bien señalan las consecuencias, positivas o negativas, de que las construcciones de altura se multipliquen. Por un lado, el proceso económico que atienden y, por el otro, aquellos aspectos sociales que pueden verse alterados. Pese a que la mayoría de estos edificios se ubican en la zona de Valle Oriente y el centro de Monterrey, ya es posible hallarlos en otros municipios. Así que ante una alta densidad de población –que supera los cuatro millones y medio de habitantes– cabe preguntarse qué implicaciones tiene el incremento de la altura sobre la expansión del territorio. Hace dos años, aproximadamente, se inauguró en el municipio de San Pedro Garza García, el edificio más alto del país. Se trata de la Torre KOI, con casi 280 metros de altura y más de 60 pisos. Sin embargo, será rebasada tan pronto como se inaugure la Torre Obispado, que contará con más de 300 metros de altura, lo que la convertirá en la más alta de Latinoamérica. ¿VIDA COSMOPOLITA? Jorge Galván Salinas, arquitecto y especialista en paisajismo urbano, afirma que la tendencia por producir edificios altos guarda relación con el término de “ciudad genérica”, acuñado por el arquitecto holandés Rem Koolhaas. Y precisamente Monterrey forma parte de la inclinación global de las ciudades a parecerse cada vez más entre sí. Tanto edificios, como monumentos y calles, son experimentados en su conjunto por los habitantes del AMM, quienes presentan un comportamiento acelerado y disperso, tal como ocurre en ciudades de dimensiones similares de Latinoaméri-

ca o Europa. Todo esto, son signos cosmopolitas, puntualiza el también docente de la Universidad de Monterrey (UDEM). “Más que hablar de estilos, debemos hablar sobre la densidad, cantidad y presencia de esos edificios dentro del terreno de la ciudad. Podríamos decir que algunos edificios parecen anticuados, mientras que otros parecen muy modernos y vanguardistas, pero en conjunto, y sobre todo esta densificación en la que aparecen muchos edificios de altura dentro del paisaje, del landscape de la ciudad, hacen que pueda ser identificada como cosmopolita”. El docente de la Escuela de Arte, Arquitectura y Diseño señala que es muy probable que el AMM se vuelva cada vez más densa y, con ello, aumente gradualmente su verticalidad, lo que puede ayudar a aprovecharla en términos económicos y de territorio. “Por lo pronto tenemos al menos tres edificios de más de 50 pisos, o de alrededor de 50 pisos, dos de ellos sobre avenida Constitución y uno más sobre Valle Poniente. Seguramente esa tendencia va a continuar”, afirma. En contraste, el historiador de arte Xavier Moyssén Lechuga opina que si bien existen similitudes entre los edificios que se construyen en Monterrey y otras metrópolis del mundo, no implica necesariamente que se trate de una ciudad genérica por dos razones: una negativa y otra positiva. “La primera es que nos falta mucho para ser una ciudad genérica, que pudiera compararse a alguna otra. Nos falta, por ejemplo, transporte urbano. Lo peor que tiene la ciudad es el transporte urbano. En ese sentido, es muy mala como para tener esta característica de genérica. Y la positiva es que no creo que sea genérica: creo que siempre vamos a estar condiciona-

27


dos por las montañas, y eso nos distinguirá o nos protegerá de otro tipo de semejanzas”, indica. Moyssén Lechuga agrega que los elementos que convierten a Monterrey en una ciudad propia, en cualquier caso, no son los que construye, sino los que le faltan por implementar. ¿CUAL ES EL FUTURO ? Armando Flores Salazar, arquitecto y catedrático de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), dice que la nueva modalidad de edificios mixtos podría estar respondiendo a un problema de inseguridad; sin embargo, añade que la altura de estos no necesariamente responde a una necesidad de la ciudad. “Creo que esta verticalización es un asunto económico antes que arquitectónico, de mercado más que para resolver un requerimiento y una necesidad social”, señala. Con la finalidad de dar un ejemplo sobre lo que ocurre con los edificios de usos mixtos y en general con edificios departamentales que gozan de cierta altura, habló del Semillero, ubicado en el área de la Purísima, en el centro de Monterrey. A su consideración, se trata principalmente de una operación económica, disfrazada de una necesidad de aumentar la densidad poblacional, y que no atiende todas las necesidades que la arquitectura puede ofrecer. “En un patio tú puedes vivir y recordar tu período de nómada; en la casa construida tú revives tu período de la cueva. Estas dos memorias, este cerebro viejo y este cerebro nuevo que sigue operando, tienen requerimientos, y la arquitectura se los puede dar a partir de un área verde propia, no pública, sino privada. Esas necesidades no están siendo atendidas. Regresamos a la parte comercial: la arquitectura es una aventura comercial y ahorita se pelea todo el mundo por comprar y vender”, expresa. Sobre este punto, la catedrática de Sociología Urbana y doctora en arte, Adris Díaz Fernández, explica que los edificios de altura afectan la vida social en diversas maneras, ya que propician un estilo de vida individualista, la ruptura de la comunidad, al ser espacios donde se concentran personas que no siempre comparten historias y tradiciones, a diferencia de lo que ocurre en el barrio. “Estos espacios tienden a ser fríos, donde rara vez conoces a tu vecino. Los espacios en común como restaurantes, comercios, bares y oficinas, no ayudan a crear un tejido social, entendiendo este término como la forma de socialización e interacción de todos los grupos que integran la sociedad, formada por signos identitarios, o sea por la comunidad”, recalca.

28

De no existir una planeación urbana adecuada, estas edificaciones de gran tamaño, por sus grandes requerimientos de electricidad, gas y otros servicios, terminan por afectar a los vecinos, despojando de sus terrenos a los “habitantes naturales” de la zona donde se ubican. Como ejemplo, la socióloga acusa a la inmobiliaria Be Grand, de la Ciudad de México, por construir sus obras en zonas altamente patrimoniales, llegando incluso a causar protestas para defender el campus central de la Ciudad Universitaria (CU). “Esas grandes edificaciones ubicadas en Ciudad de México, Monterrey, Guadalajara y otras ciudades, lo que hacen es romper con el entorno”. La catedrática de la Escuela de Educación y Humanidades añade que el discurso de la inmobiliaria Be Grand, con el que destruyen áreas verdes y patrimonios, parte del ofrecimiento de una mejor calidad de vida: movilidad, cercanía, contribución al medio ambiente, seguridad y tecnología. Aclara que sí habla de necesidades reales, como lo afirmaron los arquitectos, a pesar de no realizar siempre la planeación correcta. “Desde luego, todo esto se traduce en construcciones, que al ser ubicadas en lugares estratégicos como sucede aquí en Monterrey, los terrenos ganan en plusvalía y terminan despojando a los habitantes naturales”. ¿IDENTIDAD PROPIA? De acuerdo con Moyssén Lechuga, hasta ahora no ha existido una arquitectura regional que distinga a Nuevo León respecto a otros estados, así como tampoco ha habido una arquitectura que pueda denominarse del noreste; tan solo puede hablarse de características populares relacionadas con la adaptación al medio ambiente. “Por ejemplo: el aborregado; es decir, las fachadas que no están lisas, sino que tienen como piel de borrego. Esa característica es de la arquitectura norestense porque rompe con la luz, no permite que esta pegue directamente y eso ayuda a que las casas no se calienten tanto”, explica el curador.


Además, durante los años 70 y 80 hubo intentos de identificar una arquitectura del noreste que gente como Alejandro Padilla y Víctor Flores buscaron incorporar. Estas construcciones estaban constituidas por superficies muy planas y plantas octogonales para cuidarse de la luz; sin embargo, agrega el historiador de arte, no tuvieron resultado, ya que su austeridad tal vez causó desagrado en la gente. Moyssén Lechuga destaca que, en gran medida, la corta historia del AMM es lo que no ha permitido el desarrollo de un paisaje urbano que distinga la ciudad, pues no gozó, a diferencia de otras ciudades en México, de un período colonial importante, y no fue sino hasta finales del siglo XIX que empieza a construirse la ciudad actual. Por ese motivo, lo más notable inicia con el estilo moderno, en el que pueden entrar edificios como el Palacio Federal o el Palacio de Gobierno, que guarda un parecido con el Palacio Municipal de Los Ángeles. “Hay muchos logros importantes de arquitectura moderna. Está por ejemplo La Purísima, la primera iglesia de estilo moderno que se construye en México. En ese sentido, es un ícono. Y como esta encontramos varias cosas que son de la época moderna porque es la que nos corresponde, es nuestra época de identidad, de crecimiento: el modernismo”, expone el curador. Pese a la gestación de un estilo durante el modernismo, Flores Salazar no aprecia del todo una arquitectura regiomontana, por lo menos en el período actual de verticalización. Considera que hace falta una lectura de las necesidades de Monterrey y del objeto arquitectónico en sí, más que de ensayos o tratados. “Habría que comenzar a estudiar arquitectura, más que ser un profesionista especializado, hijo directo del Renacimiento pero desconectado de una lectura de su propia arquitectura. Estas generaciones de constructores de novedades, de modernistas, difícilmente pueden construir una arquitectura regiomontana porque carecen de lectura arquitectónica”, indica. La construcción de nuevos edificios sin tomar en cuenta las condiciones sociales de la ciudad no es una acción nueva. Según el catedrático de la UANL, el surgimiento de la colonia Del Valle es una muestra de la desconexión de algunos arquitectos con el AMM. “Si leyéramos la historia de la colonia del Valle, la aventura de los hermanos Santos, te vas a dar cuenta de que era una aventura económica, no tenía la visión de una ciudad dormitorio, de una ciudad habitacional, de una ciudad familiar, para reforzar los valores familiares”, afirma. Por su parte, Moyssén Lechuga opina que, si bien existen dentro del paisaje urbano esculturas interesantes como el Faro del Comercio o La Puerta de Santa Catarina, la mayoría de

los intentos de hacer esculturas públicas han sido poco afortunados por la manera en que se han asignado, y agrega que las más características, como la Fuente de Neptuno de la Macroplaza o el Monumento al Trabajo, no reflejan la identidad regional ni se distinguen por su técnica. Flores Salazar critica la impermanencia de las esculturas, incluso de las más destacadas, en su lugar de origen. “El Faro del Comercio estaba diseñado para estar en el eje de Gonzalitos con la Cresta de la Loma. El rayo láser implicaba que iba a ir a las presidencias municipales de toda el área metropolitana. Iba ir a dar a García, a Escobedo, a Santiago. Y para lograrlo tenía que estar ahí, pero los que lo compraron fueron los comerciantes del Casino Monterrey y lo quisieron tener enfrente de su edificio. Le quitaron su valor y su función”, añade. ¿DE LA URBANIZACIÓN AL MODERNISMO? Flores Salazar catalogó al proyecto de la Macroplaza como un “error” y “urbanicidio” al destruir 40 manzanas de objetos arquitectónicos sin documentar. Cuenta que lo mismo quiso hacerse en su momento con el Círculo Mercantil. “Nos falta ver más hacia la ciudad, nos falta voltear a ver la arquitectura directamente en los objetos, nos falta hacer un puente con el pasado para ver lo que queremos hacer en el futuro”, afirma. El proceso de gentrificación, según Díaz Fernández, afecta la vida de los barrios y sus habitantes, desplazando con ellos sus tradiciones. “Esto hace gala en los cascos históricos con ciertas tradiciones, que están en la mayoría de los casos en malas situaciones, convirtiéndolas en zonas donde prevalece el estatus económico alto y, como comenté, se eleva la plusvalía en esos espacios. Pero este proceso ya no solo lo encontramos en los cascos históricos o barrios antiguos, sino también ya en la periferia”, informa. Sin embargo, la socióloga asegura que la tendencia a generar edificios más altos es global y que no va a detenerse. Ante este panorama, Flores Salazar hace un llamado a las escuelas de arquitectura, colegios y academias a salirse por un momento del ruido de la moda, sin abandonar necesariamente las ideas actuales, y aprender de los edificios y paisaje urbano regionales. “(La arquitectura) sigue siendo un acto confesional, pero lo que tengo que elegir yo como profesionista de la arquitectura es diseñar de frente a mi cultura o de espaldas a mi cultura: asumir la cultura de otros, asumir la propuesta de otros, sin tomar en cuenta el clima, la geografía, los antecedentes históricos”, concluye el catedrático y arquitecto.

29


LA CIUDAD DE LOS VEHÍCULOS por Valentín Mata

Pablo es un estudiante universitario, acaba de conseguir su primer trabajo y para poder llegar a tiempo debe hacer un recorrido de una hora y media, pasar tres municipios del área metropolitana de Monterrey, además de tomar tres camiones de transporte público para un solo trayecto.

Durante los últimos 30 años, Monterrey ha crecido en un 760 por ciento en su población vehícular; pasamos de tener 260 mil a dos millones, de acuerdo con los registros de la organización Cómo Vamos Nuevo León. (2)

Diariamente gasta más de 100 pesos sólo en transporte público. Entre sus trayectos del trabajo a la universidad y a su casa, en ocasiones debe hacer uso de servicios como Uber si quiere llegar a tiempo a sus compromisos, por lo que en un mes puede gastar hasta tres mil 800 pesos.

El Plan de Desarrollo del Estado (3), que contempla los proyectos a realizar en el Estado, contiene las pautas para el Plan de Movilidad, que es una estrategia para fomentar el uso del transporte público, pero también para buscar una mejor distribución de las zonas urbanas.

El área metropolitana tiene un millón 123 mil habitantes y dos millones 297 mil 443 vehículos, lo que da un promedio de casi dos por persona circulando en la ciudad. Es el tercer estado con mayor índice vehicular, por lo que las principales avenidas están constantemente congestionadas y el número uno en accidentes, con 75 mil 931 en 2018, duplicando a Jalisco, con 30 mil y la Ciudad de México, con 11 mil, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). (1)

De acuerdo al Consejo Nuevo León, se busca implementar el desarrollo de proyectos inmobiliarios que beneficien la distribución del trabajo, la educación, la salud, el entretenimiento y el desarrollo social, en diferentes áreas de la ciudad; esto con el fin de evitar grandes traslados entre las personas que llegan a recorrer hasta cuatro municipios en un trayecto.

ESTRATEGIA DE MOVILIDAD

Sin embargo, la Entidad cuenta con el transporte público más caro de todo el

país, al cobrar cada camión de ruta entre 12 y 16 pesos por pasaje. Si tomamos en cuenta que la mayoría de los usuarios recorren hasta cuatro municipios, el costo del transporte se eleva hasta pagar entre seis y nueve pasajes diarios. Nuevo León es de los Estados de la República con más traslados largos, esto involucra que la población vive en un municipio y trabaja o estudia en otro mucho más lejos; esa es la situación de Pablo, quien vive en San Nicolás y recorre trayectos en Monterrey, San Pedro y Santa Catarina, tomando hasta 10 camiones de ruta por día. FACILITAN ADQUISICIÓN Las facilidades de adquirir un vehículo no son solo de las productoras automotrices, sino de las flexibilidades de créditos para automóviles que otorgan los bancos, consideró Milton Coronado Pérez, analista financiero regiomontano. “Hoy en día el marketing de financiamiento está enfocado en vender más vehículos. Te ponen enganches accesibles, de 10 o 20 mil pesos y mensua-

Vehículos de Transporte Público

Total Vehículos nacionales: 45,476,133

Total Vehículos en NL:

8,773

2,269,029

Vehículos de Transporte Individual

Vehículos Particulares

1,758,371

2,258,860

30

Vehículos del sector industrial y comercial 468.141


sualidades que se ajustan a su presupuesto en transporte, sin embargo, el mantenimiento de un vehículo personal incrementa los gastos casi al doble.

lidades de cuatro mil, lo más barato que he visto es dos mil 800; si la gente que hace trayectos largos, gasta un promedio aproximado a esas mensualidades. Prefieren gastarlo en un crédito como este.

“Cuando me hicieron el estudio socioeconómico, resultó que gastaba lo mismo en Uber que en las mensualidades que me ofrecían, era muy similar; pero no contemplan que hay gastos de mantenimiento del vehículo, la tenencia, el refrendo municipal y sobre todo, gasolina. Al final sí involucra una inversión mayor”.

“Bajo estas condiciones, hablamos que más del 70 por ciento de la población puede costearse un vehículo, y si el costo de los servicios de transporte aumentan y son menos eficientes, eso influye también en querer comprar un carro propio”. Esta situación es la misma que motivó a Juan Hernández Saldaña, ex alumno de la Universidad de Monterrey y empleado en Grupo Alen. residente de San Pedro, a buscar un vehículo propio como alternativa de movilidad, debido a su reciente ingreso al mundo laboral y la falta de rutas de transporte público en el municipio.

De acuerdo al reporte de venta de vehículos ligeros, presentado por la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (4); en Monterrey, los vehículos más vendidos en 2018 fueron el Volkswagen jetta, el Kia Rio Sedán y el Nissan Versa; la marca KIA se posiciona como la quinta más vendida a nivel nacional y el Rio Sedán, que se produce en el Estado, se encuentra en los primeros tres lugares de ventas en Monterrey, siendo 2017 el año en el que se posicionó como el vehículo más vendido.

“Antes me tenía que acoplar con los trayectos que hacían mis familiares o compañeros de trabajo para poder salir con ellos hacía mi destino, pero era difícil acoplarse, ahora tenemos horarios diferentes, yo tengo que entrar más temprano y me era complicado coincidir”.

San Pedro Garza García es el municipio con más vehículos per cápita en el país, hasta 2.5 vehículos por persona, de acuerdo con el INEGI. (5)

Juan acaba de adquirir un vehículo que compró en promoción con una financiera que le permite pagar men-

Por lo que el municipio ha desarrollado un plan de movilidad interno, que busca la reducción de vehículos por persona y consiste en premiar, con carriles exclusivos, aquellos usuarios que hagan práctico el CarPooling, que consiste en viajar con más de dos pasajeros en dirección al mismo destino. LA CIUDAD MÁS CONTAMINADA Las contingencias ambientales se han incrementado a más de una por mes, siendo 2018 el año con más registros, debido a las emisiones que arrojan los vehículos, según reportó el Gobierno Estatal. Monterrey ya es considerada la ciudad con peor calidad de aire en América Latina por la Organización Mundial de la Salud (OMS). De continuar con esta tendencia, en los próximos 10 años esta toxicidad sería extremadamente dañina. El municipio sampetrino implementará un proyecto de verificación de emisiones de dióxido de carbono a vehículos, el cual será un trámite complementario para obtener la tarjeta de circulación y buscará reducir el número de automóviles contaminantes.

2013

2,297,443

2014

1,797,854

2015

1,865,729

2016

1,997,592

2017

2,129,728

2018

2,269,029

Ilustración: Freepik

Padrón Vehícular en NL por año

REFERENCIAS

INEGI (2018) “Vehículos de motor registrados en circulación” Total de Vehículos Nacional: https://www.inegi.org.mx/temas/vehiculos/ Cómo Vamos Nuevo León (2019) “Así Vamos” http://www.comovamosnl.org/av2018/ Consejo Nuevo León (2017) “Plan Estatal Estratégico” https://www.conl.mx/documents/plan_estrategico_nuevo_leon.pdf 4 AMIA (2018) “Venta al público nacional y regional” Estadísticas: http://www.amia.com.mx/ventasp.html 5 INEGI (2018) “Parque Vehícular” https://www.inegi.org.mx/temas/vehiculos/ 1 2 3

31


DEL HARLEM A MONTERREY: siguen bailando por sus derechos

||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||| Texto y fotos por Emilio Castillo Amaya

R

osa Venus 007, que hasta hace algunos meses era conocida como Rosa Venus Apocalipstick, gritó una tarde en la Facultad de Artes Visuales (FAV) de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL): “Bailo por todas las que ya no están y por todas las que sufrieron”. Unas horas después, el video que grabaron de ella bailando y protestando se viralizó, para después convertirse en un meme y en tema de conversación. Así, Daniela del Río, como es conocida formalmente, se convirtió en la más famosa expositora del voguing nacional. La cultura del Ballroom, a la cual pertenece el voguing, nació en los barrios del norte de Manhattan, en Nueva York, durante el apogeo del “Renacimiento de Harlem” (1918-1930). El barrio, por sus concentración de poblaciones afroamericanas, se había vuelto un foco para los esclavos liberados gracias a la Decimotercera enmienda de Estados Unidos. Estos grupos comenzaron a manifestarse artísticamente a través del jazz y la poesía. También surgieron bailes de travestismo atendidos principalmente por hombres gays y mujeres trans afroamericanas. (1) Pero no fue hasta los 70 que surgió la cultura del Ballroom que conocemos hoy en día (principalmente gracias a la serie Pose de Ryan Murphy) gracias a Crystal LaBeija, quien durante un concurso de belleza travesti, se molestó por el racismo hacia las concursantes latinas y afroamericanas, el favoritismo hacia las blancas, y abandonó el certamen durante la coronación. Esa exacerbación dio pie a una de las escenas icónicas del documental The Queen (1967). Fue así

32

como Crystal, apoyada por Lottie LaBeija, fundó su propio sistema de concursos, exclusivo para afroamericanos y latinos, dando vida al Ball moderno. (2) El racismo hacia las personas de color en Nueva York no era exclusivo de los concursos de belleza. Era evidente en todos los aspectos de la comunidad LGBT+. Esto causaba que las y los afroamericanos y latinos no fueran admitidos en bares, discotecas, entre otros espacios. El Ball se convirtió en una forma de reclamar un espacio como suyo, un lugar donde las personas de color LGBT+ podían sentirse seguras y libres. Los Balls comenzaron con categorías muy parecidas a las de un concurso de belleza travesti, pero evolucionó hasta incluir cinco categorías básicas (cada una con subcategorías infinitas): Realness, Face, Runway, Sex Siren y la que nos trajo a esto: Vogue. - Realness: mide la habilidad por “pasar” o parecerse lo más posible al tema de la subcategoría. Ej: chico universitario, mujer rica de Manhattan, empresario, actriz de telenovela. Las opciones nunca acaban. - Face: mide la habilidad de caracterizar su rostro en función de alguna subcategoría, destacando su capacidad para “vender” su rostro. - Runway: mide la destreza al caminar en una pasarela y presentar un atuendo adecuado. - Sex Siren: mide la capacidad de seducción y sensualidad ante el público.


- Voguing: el baile que nace con inspiración en jeroglíficos egipcios y poses de las modelos de la revista Vogue; existen dos tipos; new way, y old way, e incluye cinco elementos: hands, catwalk, duckwalk, floor y dips. Este fue popularizado por Madonna en 1990. (3) Todo Ball debe tener cinco elementos para estar completo: público, panel de jueces, DJ, maestro de ceremonias (emcee), y un performer. Normalmente se rige bajo una temática central de la cual nacen las subcategorías. Al reunirse todo esto, se tiene un Ball como los de hoy. (2) La vida de las personas que atendían y participaban durante sus inicios era sumamente complicada. No solo eran una minoría por su color de piel, sino también por su orientación sexual y/o expresión de género. Como hombres gays y mujeres trans, muchos eran negados por sus familias y echados de sus casas, dejándolos en situación de calle. Es de aquí que nace el sistema de casas en el Ballroom, mejor conocidas como Houses. Estas casas eran y siguen siendo comúnmente lideradas por alguna madre o padre con experiencia en el Ballroom, quienes seleccionan a sus “hijos” para crear así una familia. Familia en el sentido estricto de la palabra: un grupo de personas que se apoyan los unos a los otros, en donde la madre y/o el padre crían a sus hijos, y se preocupan por su educación, salud y bienestar. Comúnmente vivían juntos con el fin de tener un techo que proporcionaba el padre o la madre, y concursaban juntos. Estas familias o casas, crecieron hasta convertirse en dinastías legendarias, siendo algunas de las primeras: House of Labeija, House of Ninja, House of Pendavis, House of Xtravaganza, House of Mizrahi, House of Mugler, entre muchas otras. Cada una tenía sus propias reglas, tradiciones, ética y estética. (2) El Ballroom continuó evolucionando. Nacieron más familias, crecieron las categorías y pasó por diferentes épocas, unas más complicadas que otras. Desde el boom de los 90, debido al éxito del sencillo Vogue de Madonna, hasta la crisis del VIH-SIDA. Pero a pesar de los diversos altibajos, el crecimiento de la subcultura nunca se detuvo. Por el contrario, migró a diferentes partes del mundo hasta llegar a México. Después de dos olas de llevar al voguing a lo mainstream, fue el 18 de marzo de 2015 cuando, en un evento para celebrar la vida y logros de las comunidades trans y no binarias, Franka Polari,

acompañado de otros, decidieron utilizar el espacio para organizar un Kiki de Ballroom, es decir, un evento donde se baila y camina sin competir. Aquí se juntaron las piezas claves para comenzar una verdadera cultura de competencia Ballroom en México. Después, en septiembre de ese mismo año, se llevó a cabo el primer Ball con sus cinco elementos base y diferentes categorías. A partir de entonces comenzaron a nacer diferentes casas en México (unas ya existentes desde antes, pero solo como equipos de baile). (2) A la fecha, en México existen alrededor de 16 casas formales y 17 casas de Kiki (más enfocadas a la diversión y al activismo social), algunas fundadas en México y otras como capítulos de las familias fundadas en Nueva York. De acuerdo con su fundación, el orden cronológico va así: 2012 House of Machos 2013 House of Shiva NACE EL BALLROOM EN MÉXICO 2015 House of Apocalipstick House of D (antes House of Drag) 2016 House of Tepeyollotl House of Mamis Kiki House of Aztec Kiki House of J’s (antes Queens) Kiki House of Xolos 2017 House of Agatha / Agatha Casa Vogue (Mérida) Haus of Boo (Monterrey) House of Zodiac House of Ultra Omni México (ahora inexistente) House of Xtravaganza Kiki House of Ubetta 2018 House of LaBeija House of Milan House of Ebony House of Ninja House of Bloom (antes House of Benakhi, y antes House of Fortuna) (Monterrey) Kiki House of Nahual Kiki House of Tepito Kiki House of Prisma Kiki House of Future Kiki House of Zorra Kiki House of Ladies Kiki House of Morros Kiki House of Coco Kiki House of Indigo Kiki House of Medusa 2019 House of Prioietti (Monterrey) Kiki House of Ocho Kiki House of Mari kha

33


House of Apocalipsitck es la más grande de todo México, con capítulos en Guadalajara, Monterrey, Mérida y Chile. El capítulo Monterrey, mejor conocido como “Monterreina”, es encabezado por Xochi Apocalipstick, y sus madres anteriores son: Atlas 007, Escorpiona Apocalipstick y Peligrosa LaBeija. Esta última fue el contacto directo con Franka Polari, padre fundador de House of Apocalipstick, para desarrollar el capítulo en Monterreina. Franka y La Peligrosa después se unirían a House of LaBeija, la legendaria casa de Crystal LaBeija. (4) La Peligrosa, como madre, impartía clases de Belly Dance fuera del ambiente del Ballroom, y es a una de estas clases a las que asistió Rosa Venus, bajo la invitación de Atlas 007. Continuó participando en estas clases, hasta que un día La Peligrosa impartió una clase de voguing y la invitó a un Ball en las categorías de Face y de Sex Siren. Meses después incursionó, con temor, por primera vez en el voguing. Poco a poco comenzó a sentirse más segura participando en Uranus Ball, Melodrama Ball y Sci Fi Ball. En este último, Rosa Venus se convirtió en miembro oficial de House of Apocalipstick. (4)

REFERENCIAS

Semanas después, en marzo de 2019, tras el fortalecimiento del movimiento #metoo y el portal Acoso en la U, varias manifestaciones surgieron en diferentes universidades, entre ellas la FAV de la UANL. Daniela decidió unirse al movimiento. La carencia de una respuesta concisa por parte de los maestros de la facultad y la burla de sus compañeros hacia la manifestación la frustraron. Las alumnas estaban molestas debido a que a pesar de ser varias quienes denunciaban a un mismo maestro, la institución no parecía resolver con un proceso seguro el caso, de modo que el diálogo fue perdiendo peso. Cuando la concentración parecía acabada, Daniela no dejó de discutir con el director que había contestado las peticiones de la agrupación durante varios minutos. Fue así como Rosa Venus, indignada, decidió usar su cuerpo. Alzó las manos para bailar y pensó “si no van a escuchar mis palabras, van a ver mis movimientos”. Así, una vez más, el voguing se utilizó para reclamar un espacio. La realidad de muchas mujeres mexicanas cruzó su cabeza cuando alzó sus manos y movió sus caderas; caminó utilizando la técnica del catwalk, un poco de hands, y terminó con un dip, mientras gritaba: “Nos están matando, hay violencia y ustetdes no hacen nada”. (4) El video del baile se convirtió en una infinidad de memes, videos de parodia y generó muchas cadenas de Whatsapp. Quizá debido a lo difícil que es explicar de dónde venía su práctica o lo que representaba en ese contexto. Sabían que les causaba risa, pero lo que no sabían es que la divulgación del video convertiría a Daniela del Río en una de las vogueras más famosas de México, y a su baile en una de las manifestaciones feministas más conocidas.

1 (Peranda, C. (2010). The Doing of Vogue: lgbt black & latina/o ballroom subculture, voguing’s embodied fierceness, and the making of a quare world on stage (tesis de licenciatura). Stanford University, EEUU). 2 (Entrevista personal con Franka Polari) 3 (Elite Wallace, S. (2017). Categorías del Ballroom. Recuperado 19 agosto, 2019, de https://www.houseofluna.org/ball-categories) y Comunicación personal con Atlas 007 - Luis Angel Rojas 4 (Entrevista personal con Rosa Venus 007 - Daniela del Rio)

34


ACOSO DIARIO:

violencia sexual en el transporte de Monterrey Por Sandra López

D

urante el 2019 el acoso y la violencia sexual han ido a la alza, sin embargo, la mayoría de las mujeres no levantaron una denuncia por considerarlo sin importancia, demostrando la cotidianidad de las agresiones. Entre otras razones para negarse a denunciar se encuentran la falta de tiempo y el miedo.

91.6%

La sensación de miedo de estar solas es considerablemente mayor en los taxis (52.8%), le siguen los autobuses (41.2%), el metro y la calle (32.8) y los paraderos (23.3%).

84.5% 72.9%

de los incidentes se da en el metro

70.4%

de los incidentes se da en la calle

54.4%

casos son acercamientos con intención sexual

no denunciaron por falta de confianza en las autoridades

Ilustración: Freepik

de usuarias han sufrido acoso Esta violencia se reafirma como forma de discriminación por género y afecta el ejercicio de los derechos de las mujeres, como vivir una vida libre de violencia, la movilidad y la igualdad.

REFERENCIA

Según datos de la ONU Mujeres México en el Diagnóstico de Acoso Sexual y otras formas de violencia sexual en el transporte público: Área metropolitana de Monterrey (2019) - Información de Sandra López

35


Un oasis en el camino Fotorreportaje por Grecia Guevara y Jesús Reybal

Por once años, Casanicolás ha servido como un descanso en el camino para personas migrantes en su paso por Monterrey, aunque sea por poco tiempo. ¿Ya te has quedado anteriormente en Casanicolás? Las puertas se abren a las 17:00, la cena se sirve a las 19:00 y las luces se apagan a las 21:00 horas. ¿Cuál es tu destino? ¿Tiene familiares allá? ¿Es la primera vez que intenta cruzar? ¿Ha sido deportado anteriormente? ¿Cuántas veces? ¿Fue víctima o testigo de algún delito? ¿Recibió atención médica durante su trayecto? ¿Cuáles fueron las últimas tres casas del migrante en las que se quedó? ¿Tiene celular, cigarros u objetos filosos? Por aquí.

36


37


38


DANDO VIDA A LAS HISTORIAS DE ÉXITO DE LOS MIEMBROS DE NUESTRA COMUNIDAD.

En el marco del 50 aniversario de la UDEM, celebramos el potencial y desempeño de exalumnos, profesores e investigadores que han enaltecido el nombre de nuestra Universidad, a través de 50 episodios de nuestra serie web. N U E VO S E P I S O D I O S C A DA LU N E S E N : UniversidaddeMonterrey

Universidad de Monterrey

39


¿POR QUÉ NO HEMOS REGRESADO A LA LUNA?

||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||| Pedro Antonio Valdés Sada

Profesor Investigador Departamento de Física y Matemáticas PhD en Astronomía

E

l 21 de julio de 1969, el astronauta estadounidense Neil A. Armstrong pisó por primera vez la superficie de nuestra Luna. Sus primeras palabras quedaron plasmadas en la historia: “Este es un pequeño paso para un hombre, pero un gran salto para la humanidad”. Millones de personas en la Tierra fueron testigos de esa hazaña a través de las transmisiones en vivo de televisión. Casi todos los que tenemos conciencia del evento recordamos el lugar donde lo vimos y lo que estábamos haciendo en ese momento. Fue un parteaguas en la historia de la humanidad, iniciando una nueva era en nuestro planeta, donde una especie logra liberarse de las cadenas gravitacionales de su mundo natal para comenzar a explorar espacios extraterritoriales. Armstrong fue acompañado en su breve paseo por la superficie lunar por Edwin “Buzz” Aldrin. Ambos fueron apoyados por Michael Collins desde el módulo de comando orbitando la Luna, y decenas de miles de técnicos, ingenieros, científicos, contratistas y administradores de la Administración Nacional de la Aeronáutica y el Espacio de Estados Unidos (NASA, por sus siglas en inglés). Los astronautas regresaron a salvo a la Tierra tres días después, y a ellos

40

les siguieron otras seis misiones similarmente tripuladas y preparadas para explorar y estudiar la superficie lunar. De estas, solamente el Apolo 13 no pudo completar la misión por una falla explosiva en el módulo de apoyo para la nave espacial. En total 12 hombres, todos norteamericanos, dejaron las huellas de sus botas en el regolito lunar. La última misión, el Apolo 17, dejó la superficie lunar en diciembre de 1972. Desde entonces nadie ha regresado a explorar nuestro satélite natural. Es más, ningún humano ha salido de la órbita de la Tierra. ¿Por qué?

Fotos: NASA


Simplemente porque la “carrera espacial” había concluido con los alunizajes de Estados Unidos. En las décadas de los 50 y 60, después de la Segunda Guerra Mundial, los Estados Unidos y la Unión Soviética competían ferozmente en el escenario internacional por demostrar que sus respectivas filosofías políticas y económicas (simplísticamente denominadas como “capitalismo” y “comunismo”) eran las más eficientes y las que perdurarían globalmente. Ambas naciones poseían armamentos nucleares suficientes para asegurarse de una mutua eliminación en caso de estallar un conflicto bélico directo entre ellas. En un intento de evitar esto, ambas superpotencias se enfrascaban en conflictos subsidiarios a través de terceros (como las guerras de Corea y Vietnam) en la llamada Guerra Fría, que fue un período prolongado de tensión global promovido por ambos bandos. La “carrera espacial” fue simplemente una extensión natural de esta Guerra Fría. Las ventajas tecnológicas requeridas para rápidamente lograr metas en el espacio eran consideradas como necesidades de seguridad nacional, junto con el simbolismo y la ideología de esos tiempos.

para lograr la meta de llegar a la Luna primero fueron tomadas por motivaciones principalmente de índole política, y no por razones de curiosidad científica. Y esta es la razón por la cual no se planeó un seguimiento adecuado a las misiones Apolo, y continuar la exploración de la Luna. Las planeadas misiones Apolo 18 y 19 fueron canceladas después del incidente del Apolo 13 para recortar costos. Dos misiones de las estaciones espaciales Skylab fueron igualmente canceladas, y dos majestuosos cohetes Saturno V terminaron en desuso y fueron puestos en exhibición en museos. La carrera espacial terminó con la Unión Soviética abandonando todo esfuerzo para duplicar la hazaña norteamericana. Esto también debido a la desorganización del programa para colocar un cosmonauta en la Luna después de la muerte de Sergei Korolev, el principal impulsor de la exploración espacial soviética, y una serie de explosiones de cohetes y fallas técnicas.

Es de notar que en esos tiempos los soviéticos, y todo el mundo para este caso, pudieron monitorear las transmisiones y rastrear el trayecto de las naves espaciales en su camino a la Luna, y comprobar que en Al parecer nos aproximamos a una verdad la hazaña en efecto tuvo segunda etapa de exploración lunar lugar. Me extraña que ante tal donde la tecnología (robótica, concesión en la carrera espacial inteligencia artificial, etc.) por parte de los soviéticos, prinnos permitirá superar los retos cipales rivales, en la actualidad y las dificultades que notamos existan personas que todavía en el camino ya recorrido nieguen el hecho de la llegada hace 50 años. del hombre a la Luna.

La competencia surgió del avance tecnológico en el diseño y construcción de los misiles balísticos intercontinentales, desarrollados en la carrera armamentista posterior a la Segunda Guerra Mundial. Los soviéticos fueron los primeros en dar un paso importante para controlar el acceso al espacio al lograr orbitar el primer satélite artificial, el Sputnik 1, alrededor de la Tierra en 1957, Año Internacional de la Geofísica. Estados Unidos respondió con la fundación de la NASA y la organización de un programa agresivo de desarrollo tecnológico. Pero, antes de que los norteamericanos tuvieran tiempo de reaccionar, en 1961 los soviéticos lanzaron el primer hombre al espacio, Yuri Gagarin, para orbitar la Tierra. Ellos también lanzaron la primera mujer, Valentina Tereshkova, en 1963. Inicialmente los soviéticos tuvieron la ventaja tecnológica en la carrera espacial, pero los estadounidenses pronto la superaron gracias a que decidieron dedicar el cuatro por ciento de su presupuesto nacional a esta singular meta. Previamente, la Unión Soviética tuvo que invertir recursos en restaurar su base agrícola e industrial después de la invasión Nazi de la Segunda Guerra Mundial, mientras que los Estados Unidos gozaban de una nación casi intacta, en términos de infraestructura, y lista para cualquier desafío. Es interesante el reconocer que las decisiones para asignar presupuesto y recursos por parte de los Estados Unidos

La exploración lunar se redujo considerablemente después del Apolo 17 en 1972, restringiéndose a una serie limitada de orbitadores robóticos y naves para traer muestras del regolito lunar; todos remanentes de los programas de exploración lunar norteamericanos y soviéticos. El punto más bajo en la exploración de la Luna sucedió entre 1977 y 1990, cuando simplemente no existieron misiones con el propósito de estudiar nuestro satélite natural. La Luna fue abandonada temporalmente para dar prioridad a misiones no tripuladas que exploraban otros planetas del Sistema Solar. En la década de 1990, otras naciones como Japón comenzaron a desarrollar tecnología espacial y pusieron sus miras en la Luna. Para la primera década del Siglo XXI, la Agencia Espacial Europea, India y China retomaron el reto de probar sus capacidades tecnológicas de exploración espacial con vuelos no tripulados a la Luna, comenzando un resurgimiento en el interés por nuestro satélite natural. En este “renacimiento lunar” destacamos los esfuerzos de la Administración Nacional del Espacio de China (CNSA) con el proyecto Chang’e (diosa china de la Luna) que actual-

41


mente (2019) opera un robot móvil en el lado oculto de la Luna. Esta misión, Chang’e-4, es el primer alunizaje exitoso en esa región de nuestro satélite natural después de haber colocado exitosamente otra nave espacial en la superficie lunar. También reconocemos el esfuerzo de la compañía privada israelita SpaceIL, que este mismo año casi logra aterrizar en la Luna la primera nave espacial que no fue patrocinada por ningún gobierno, sino solamente por inversiones privadas: Beresheet (Génesis). Infortunadamente, a último minuto, la nave falló y se estrelló en el Mar de la Serenidad.

locar taikonautas (astronautas chinos) en la Luna, y quieran repetir su hazaña original antes de que los asiáticos lo logren por primera vez. Pero también existe ahora un mucho mayor sentido de cooperación internacional para lograr esta meta. Mucha de esta colaboración tuvo su origen en los trabajos realizados para diseñar, construir, lanzar, ensamblar y operar la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés) actualmente en servicio. También ahora es costumbre que las naves espaciales no tripuladas que exploran otros planetas sean construidas con contribuciones multinacionales.

Estamos al comienzo de un renacimiento de la exploración lunar similar a lo ocurrido con la exploración de la Antártida en la Tierra. A principios del Siglo XX existió una carrera para ser el primero en llegar al Polo Sur. Después de que Amundsen y Scott lo lograran en 1911-12, nadie regresó al Polo Sur hasta 1956, y tiempo después se comenzaron a construir las bases científicas en la Antártida una vez que ya existía la capacidad tecnológica (vehículos motorizados, radio, transportación aérea) para hacerlo. Al parecer nos aproximamos a una segunda etapa de exploración lunar donde la tecnología (robótica, inteligencia artificial, etc.) nos permitirá Fotos: NASA superar los retos y las dificultades que notamos en el camino ya recorrido hace 50 años.

Recientemente, esta idea de regresar humanos a la superficie lunar ha tomado otro nombre: Misión Artemisa. En este programa, la NASA quiere comprometerse con la iniciativa privada y con otras entidades internacionales como la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés), para lograr alunizar a “la primera mujer y el siguiente hombre” en el polo sur lunar para 2024. Hay que recordar que Artemisa fue la hermana de Apolo en la mitología romana. Este sería un primer paso para mantener una presencia sostenible en la superficie lunar y construiría los cimientos para que compañías privadas construyeran una economía en torno a esta, aunque no queda claro qué tipo de economía lunar en particular pueda ser lucrativa para la industria. Inicialmente, tal vez el turismo espacial pueda ser rentable. (Si gustan ampliar en esta idea, recomiendo la novela Artemis, de Andy Weir, publicada en 2017). Para lograr esta ambiciosa meta se plantea utilizar tecnología ya existente, como la nueva cápsula Orión y los cohetes de lanzamiento privados con el propósito de acelerar la construcción de la Plataforma Orbital Lunar Gateway y comenzar a desarrollar las naves de descenso lunar necesarias. A fin de lograr estos objetivos, la NASA ha requerido de un aumento adicional y sustancial de mil 600 millones de dólares al presupuesto para 2020, que el Congreso Estadounidense aún no aprueba.

¿Qué forma tomará esta nueva exploración lunar? Los planes aún son algo imprecisos y cambiantes, mientras que las motivaciones son algo distintas a las de hace 50 años. Sigue existiendo algo de competencia y orgullo nacional. No dudo que los norteamericanos se sientan un poco alarmados por las intenciones de los chinos de eventualmente co-

42

Una de las misiones planeadas, principalmente por los Estados Unidos, es la Plataforma Orbital Lunar Gateway. Esta misión consiste en establecer una pequeña estación orbital tripulada alrededor de la Luna, que funcionaría como una base para futuras exploraciones de la superficie lunar, robóticas y/o tripuladas, y futuros viajes a Marte. Desde la misma estación se podrían operar directamente robots que explorarían la superficie lunar buscando agua o algún otro recurso mineral, que ensamblaran radiotelescopios, o que fabricaran bases para una futura colonización humana, por ejemplo.

El futuro de la exploración lunar sustentable parece comenzar a tomar forma una vez más, después de 50 años de la primera visita humana a la Luna, gracias a las modernas y sofisticadas tecnologías disponibles y a los recientes participantes internacionales en esta nueva era de “cooperación espacial”. ¿Con qué podría colaborar México para este fin? Esa es otra historia…


UN CUARTO IMPROPIO

Diálogo con Gabriela Jauregui ||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||| Priscila Palomares Licenciada en Letras por la Universidad de Monterrey y autora de Champú (UANL, 2017) y Ecografías (Cuadrivio, 2019).

N

o es exageración, ni es ninguna mentira. Vivimos en un país donde matan nueve mujeres diariamente. Año tras año las cifras aumentan y no nos duelen los números, sino las vidas que perdemos en México, país feminicida. Ante esta crisis de Estado, las feministas nos hemos organizado para exigir una vida libre de violencia. Y aunque existen momentos para la protesta y la rabia, también existen momentos para la reflexión (donde también podemos sentir rabia). La antología de Tsunami, publicada por la editorial Sexto Piso, recopila textos donde diferentes autoras responden a la pregunta: ¿qué significa hoy ser mujer en México? Las respuestas son diversas, así como sus autoras. Se responde con ensayos, poemas y textos intervenidos; los responden mujeres jóvenes, indígenas, masculinas y femeninas. Esta pluralidad nos da una gama para podernos aproximar a uno de los temas más relevantes de lo que va del siglo: los feminismos. Tuve la oportunidad de conversar con Gabriela Jauregui, escritora y editora de la antología. Compartí mis reflexiones como lectora y ella las suyas como editora; pero no quiero encasillar a este texto como una entrevista porque, sobre todo, esto es un diálogo entre mujeres. Uno de tantos a los que nos invita la antología. Reflexionemos juntas. ¿Cómo es un día normal para Gabriela Jauregui? Empiezo el día como mamá, antes que como escritora, y me pongo a lo que toque: el desayuno, llevar niños a la escuela, todo el show. Luego empiezo mi rutina de trabajo [...] Hay días con chambas que tengo que sacar

urgentemente o de traducción, entonces esos días toca eso; hay otros en los que hay pendientes editoriales, y trabajo en eso. Pero los mejores son los días que solamente me puedo dedicar a escribir y leer mis cosas, mis textos y demás. Me acordé del cuento de Rosario Castellanos, Lección de cocina, donde la protagonista reflexiona acerca de su condición como mujer cuando está cocinando. Y me pregunto, ¿cuáles son los momentos en que nosotras nos ponemos a reflexionar sobre nuestra condición? Me encantaría estar en un cuarto sola, cerrado y clavarme en la textura, pero realmente creo que no soy así. Así no es mi vida, ni mi escritura. Mi escritura está vinculada a estar en la calle y corriendo, conociendo gente, teniendo conversaciones. La reflexión se teje con y entre la vida diaria. Hay momentos en los que me gustaría que estuviera aparte y tener la habitación propia famosa, pero en mi caso no es posible: mi oficina es mi casa.

43


Me viene la mente lo que escribe Rivera Garza en Tsunami: “No hay solistas (...) solo hay acompañamiento. Vivir una vida feminista hoy es saber eso desde adentro de cada uno de los huesos”. Estamos juntas en la lucha y en la reflexión sobre la realidad que se entreteje con la literatura. Y, sin embargo, tenemos idealizado el cuarto propio donde una está sola escribiendo. Así que me pregunto, ¿qué tan viable es tener un cuarto juntas en lugar de uno propio? Es viable, necesario y deseable. Hace rato varias amigas del gremio habíamos hecho un grupo que se llama la habitación impropia, y el plan era encontrar justamente un espacio en donde pudiéramos trabajar cada una sus proyectos, pero cuando te sientas con amigas, con colegas a chambear, pues al rato salen proyectos en común. Al final, el cuarto en sí nunca lo encontramos, pero se tejieron esos vínculos y esos proyectos salieron. Creo que cada vez hay más oportunidades de encontrarnos y más búsquedas de esos encuentros entre nosotras. Siento que cada vez hay más espacios virtuales, hay chats de puras chavas para organizarnos y se está materializando eso en el cuerpo, en reuniones, en cafés, en espacios que igual no son una oficina de puras chavas, pero sí espacios donde estamos teniendo conversaciones. En ese sentido, tú sientes que por las condiciones y los contextos, ¿han cambiado las necesidades que tenemos actualmente las mujeres para escribir? Esa habitación propia, esa idea del individuo aislado trabajando en su genialidad solitaria, no me late. Muchas colegas escritoras de cierta forma también lo abordan sin abordarlo directamente en los textos. Vivian (Abenshushan), Yásnaya (Aguilar) hablan de eso; Dani Rea, de cierta forma, hablando de la práctica y de cómo se entreteje su vida con sus hijas y su vida profesional; (Cristina) Rivera Garza también; incluso Yolanda Segura. Todas de distintas formas nos están diciendo: “yo no trabajo así”. Mis vínculos profesionales y afectivos no son esos ni me interesa que lo sean. Y si me la pasara buscando esa habitación propia, con ese modelo de hace casi 100 años, me la viviría súper frustrada y súper enojada conmigo misma. Vivir persiguiendo un modelo que no se nos acomoda sería vivir perpetua-

44

mente frustrada. Mejor cambiemos el modelo, acomodemos el modelo a nuestras vidas. Escritoras como Virginia Woolf nos abrieron camino, pero nosotras seguimos luchando por encontrar nuevos modelos que se adapten a nuestra vidas. ¿Existe una continuidad entre su propuesta y lo que buscamos ahora? Lo que me gusta del feminismo es mirar hacia atrás, a estas mujeres que con errores, con aciertos, tuvieron victorias alucinantes en contextos muy difíciles. Hay que honrarlas. Nada nos lo regalaron, nada nos lo dieron; hemos peleado por ello. Si estamos aquí como escritoras diciendo: “bueno, la habitación propia ya la superamos”, es porque ella escribió ese texto y peleó por esa habitación propia y se suicidó por esa habitación propia. Costó cuerpo y sangre. Hablando de mirar hacía atrás, el texto de Brenda Lozano en Tsunami propone que los primeros escritos de mujeres fueron una queja, una denuncia. ¿Será que Tsunami se puede leer como una denuncia correspondiente a su época? Nuestro contexto, aunque no se perciba como tal, sí es una constante lucha, y Tsunami es una respuesta a ello. Lo que quería cuando lo edité y conceptualicé era un libro que hablara sobre ser mujer en México hoy, por lo que es imposible no hablar de una lucha. Imposible. Pero a todas nos atraviesa esto de maneras distintas: color de piel, educación, dónde naciste y creciste, que ya son otros accidentes de la vida pero que se manifiestan de forma muy concreta y política en nuestros cuerpos. Todo eso era necesario abordarlo de tal forma que no se sintiera como que a la lectora o el lector le estaban dando de reglazos. Quería que el libro fuera más que una patada en los... , una invitación a reflexionar, a repensar, a desmontar nuestras posiciones y nuestros prejuicios del mundo. Ojalá para movernos hacia el feminismo o hacia el pensamiento con perspectiva de género, buscando equidad. Leer Tsunami representó un proceso reflexión, pero también un proceso de sanar y de sentir. Este trabajo es inspirador, es una invitación a luchar, porque no


nos vamos a retirar. Más bien nos vamos a reapropiar de un lugar que siempre debió ser nuestro. Las mujeres nos identificamos, tal vez no con todos los textos porque puedo no estar de acuerdo con lo que dice tal, pero sí con lo que dice tal otra. Pero es muy importante porque están dialogando. Y es necesario que las mujeres dialoguemos en una antología o en un cuarto; un diálogo interseccional. Esa fue mi experiencia. Me gustaría saber cuál fue la tuya como editora. Me sucedió algo similar, en el sentido de que hay textos muy duros y temas muy dolorosos que están siendo nombrados. El texto de Sara Uribe es devastador, por ejemplo. Con lo que me quedaba era con una sensación de esperanza. De esperanza cabrona, como de aquí estamos, sí, estamos juntas, hemos sobrevivido todo eso y no estamos diciendo: “¡ay, pobrecita de mí!” Sino aquí estamos, estamos escribiendo, estamos presentes, estamos juntas. Los afectos entre mujeres son una forma de resistencia y una forma de sanación, una forma de hacer política muy distinta de la de los hombres. Como un apapacho colectivo. Había una voluntad de que hubiera mucha diversidad. Es un esfuerzo, es una incomodidad necesaria. Para mí era políticamente importante decir también que no, no todas estamos jalando para el mismo lado, nuestras experiencias, nuestros cuerpos y nuestras vivencias, no son todas iguales, ni atraviesan la vida de las mismas formas. Y sin embargo, hay un montón de puntos en común en todos los textos. No quiero que todas las morras piensen como yo, ¡qué pesadilla! Esperaría que mis compañeras no esperen que piense como ellas. Hay gente que incluso puede pensar contradictoriamiente. De todas maneras hay momentos en los que todas estamos de acuerdo. En este momento nos preocupa que nos están matando. Ya después podemos tener desacuerdos y luego tomar un tiempo y llegar a un consenso en la diferencia. Pero si con todo y la diferencia llegamos a un consenso, pues qué power, la neta. Y eso está aquí, te queria preguntar justo por eso, ¿tú invitaste directamente o se hizo una convocatoria abierta? ¿Hubo alguien, una mujer que te dijera que no quería escribir sobre esto? Nadie me dijo que no quería escribir sobre esto, al contrario. Otra cosa bien importante me parecía que era el tipo

de asuntos que nunca se transparentan sobre los procesos de los libros: el pago. Todas recibieron el mismo. Nuevamente como una posición de decir: sí, Margo (Glantz) tiene muchísimos libros y casi 90 años, y Jimena (González) nunca ha publicado un libro y tiene 18 años, pues me da igual, aquí estamos todas juntas, parejas en la lucha y vamos a pagarnos a todas lo mismo. No hubo diferencia con eso, la única diferencia era cómo cada quién quería abordar el tema. En el prólogo mencionas que no todas las autoras de la antología se autodenominan feministas. ¿Por qué creíste necesario hacer esta aclaración? Yásnaya no usa la etiqueta feminista porque ella es una mujer mixe y la carga de la palabra feminismo dentro de pueblos originarios puede ser muy distinta que la tuya y la mía en un contexto urbano. Por eso tuve cuidado en decirlo. No quiere decir que ella no piense con un enfoque feminista, o dentro de una de las muchas vertientes del feminismo. Sin embargo, es una etiqueta que ella misma en su texto problematiza y por eso lo puse allí. Se saca el libro y luego... ¿qué pasa? Ay, pues pasa esto, como lo que me acabas de contar. Creo que lo bonito es que el libro ha seguido su caminito. Para mí era doble motivo de celebración que se volviera un libro regalado, esta idea de que lo vi y pensé en ti. Porque nuevamente son otras formas de vincularse y otras formas en que el libro se vincula con las lectoras, eso me encantó. No lo puedes planear. Fue muy emocionante también ver que en las presentaciones había muchísimas chavas jóvenes. El mejor regalo es saber que esto le está interesando a una generación que van a ser las que van editar los próximos Tsunamis, o como se llamen. Son ellas. ¿Qué sigue para seguir peleando por esta trinchera? Ya estoy haciendo el que sigue. Pero espero que otras personas hagan más. En todos lados está la hervidera de mujeres organizadas, acompañándonos y también abriéndonos nuestros propios espacios. Lo que dijiste al principio de luchar por estos espacios que desde antes tendrían que haber sido nuestros: sí; y a la vez, decir: “¿no me quieres dar espacio? Fregón. Haz tu festival, tu editorial, tus paneles, tus conversaciones. Nosotras vamos a hacer las nuestras”.

45


REIMAGINAR LA MIGRACIÓN A TRAVÉS DEL CINE MEXICANO CONTEMPORÁNEO

|||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||| Manuel Antonio Pérez Tejada Domínguez Profesor Asociado del Departamento de Ciencias de la Información Preparación: Doctor en Estudios de Cine y Medios por la Universidad de Kansas, EUA.

E

n la era Trump, con el endurecimiento de las políticas migratorias y las trágicas repercusiones de los discursos de odio en los Estados Unidos, los imaginarios sobre la experiencia del migrante inevitablemente adquieren nuevas narrativas, alimentadas principalmente por los contenidos mediáticos. Por esa razón, la cinematografía nacional cobra relevancia en la construcción de estos imaginarios. Explorar estas contribuciones a los discursos sobre la migración resulta clave para entender qué miradas existen sobre el fenómeno y si ayudan a comprenderlo o tienden a su banalización. Por ello, es pertinente cuestionar cómo se construyen estas historias desde el cine nacional. ¿Cómo los realizadores mexicanos representan la experiencia de sus connacionales y de migrantes de otros países? ¿Desde qué posición miran los cineastas estas historias sobre la migración? ¿Hacia qué mercados y audiencias dirigen sus narrativas? Ante la imposibilidad de asirla, toda representación social en el cine siempre es una visión parcial de la realidad. Al analizar estas representaciones se evalúa el grado de estilización, el uso de estereotipos y de estrategias narrativas. En este proceso cabe analizar tanto lo que se decide contar, como cuestionar el porqué de lo que se excluye. La contribución del cine a los imaginarios ha sido destacada antes por investigadores como Ana Rosas Mantecón. En un estudio publicado en los 90, Mantecón revisa las representaciones sociales que el cine mexicano ha construido de la migración rural hacia la ciudad, proveyendo a las audiencias de imágenes y mitos sobre la urbe.(1) Hoy

46

la atención está en la migración que cruza fronteras. Si bien es cierto que la crisis migratoria actual puede o no inspirar historias que terminen en un filme, vale la pena analizar cómo hasta ahora, en el nuevo milenio, algunas películas de ficción del cine nacional han elaborado ciertos discursos sobre el migrante. En las casi dos décadas del siglo actual, el cine mexicano ha producido diversas miradas sobre la experiencia de la migración. A continuación se presenta una revisión sintetizada de cuatro películas mexicanas de ficción, que sirven como puntos cardinales para comenzar a construir un mapa y así, analizar de forma crítica el repertorio de historias y la representación social que este cine construye de los flujos migratorios, principalmente, pero no de forma exclusiva, de México hacia el exterior. Estos filmes han destacado ya sea por tener un cierto éxito de taquilla o por recibir reconocimientos artísticos. El documental también se ha enfocado ampliamente en la migración, pero por cuestiones de espacio, sólo se menciona aquí de manera tangencial.

La intención al revisar estas producciones es problematizar sus narrativas y, cuando sea pertinente, otros aspectos para identificar qué discursos se movilizan. El hecho de que estas películas muestren una variedad de abordajes para narrar Se presenta una revisión sintetizada y construir estas histode cuatro películas mexicanas de rias conlleva aspectos que ficción, que sirven como puntos pueden valorarse como cardinales para comenzar a construir problemáticos para la reun mapa y así, analizar de forma presentación del fenómeno crítica el repertorio de historias y la migratorio, pero también representación social que este cine hay aciertos. Por ejemplo, construye de los flujos migratorios, aquello que aportan a la principalmente, pero no de forma variedad de relatos, situaexclusiva, de México hacia el exterior. ciones y diversos contextos en que se vive la migración.


Del grupo de películas bajo análisis, se identifican tanto aquellos filmes que tienden a idealizar y ver de forma romántica la experiencia del migrante como aquellos otros que se decantan por sobredramatizar estas historias como una estrategia narrativa efectista. También destacan los relatos fílmicos que construyen personajes basados en estereotipos. La diversidad de historias y sus representaciones resisten la construcción de un imaginario monolítico sobre el fenómeno. LA MISMA LUNA Coproducida por compañías mexicanas y The Weinstein Company (Riggen, 2007), elabora dos líneas narrativas. La primera, ubicada en Los Ángeles,California sigue a Rosario, una joven madre soltera que ha logrado conseguir trabajo como empleada doméstica. La segunda historia inicia en México con el hijo de Rosario, Carlitos. Ante la necesidad de estar con su madre, el niño migra a los Estados Unidos. La película presenta situaciones en las que se muestran los problemas que se imaginan más recurrentes a los que se enfrenta el migrante: discriminación, explotación del patrón norteamericano, incertidumbre laboral, separación de las familias y los riesgos de ser atrapados por “la migra”. Sin embargo, en su tono ligero, el filme tiende a caer en los clichés o articular un tratamiento superficial: los riesgos que enfrenta un menor para cruzar la frontera se resuelven fácilmente; el encuentro con los seres queridos se simplifica; y la deportación es evitable, incluso para un niño. Así se presenta una narrativa esperanzadora, donde el futuro promisorio está al otro lado de la frontera. LOS BASTARDOS Esta historia (Escalante, 2008) que participó en el Festival de Cannes y ganó el premio a Mejor Película en el VI Festival Internacional de Cine de Morelia, se centra en dos migrantes, Jesús y Fausto, jornaleros que esperan un trabajo en una esquina de la ciudad de Los Ángeles. En contraste con la cinta anterior, Los Bastardos nos presenta un relato crudo, con una estética hiperrealista, en donde los protagonistas son contratados para asesinar a una mujer. Armada con planos secuencias y pocos diá-

logos, Escalante trabaja un montaje sintético. Una lectura de esta película podría elucubrarse alrededor de la explotación del migrante, orillado al crimen por las circunstancias. Empero, resulta inevitable, al verse hoy la película, pensar en los estereotipos más negativos que se predican en el gobierno de Donald Trump: el migrante mexicano como asesino, ladrón y violador. El filme, cofinanciado por fondos de cine europeos, construye una mirada que se ubica desde el exterior. Escalante lo admite cuando habla sobre su experiencia como hijo de migrante mexicano y madre norteamericana y de haber residido en los Estados Unidos: “Los Bastardos es una representación de lo que veo o cómo me siento allá”.(2) Con esa mirada distante, Escalante construye la representación del migrante mexicano como si fuera la Otredad. LA JAULA DE ORO El enfoque realista que consigue (Quemada-Díez, 2013) la coloca entre La Misma Luna y Los Bastardos, en cuanto a estilo en la representación social. El filme narra la historia de un pequeño grupo de jóvenes migrantes guatemaltecos y un indígena tzotzil, en su viaje rumbo a la frontera norte en el tren llamado “La Bestia”. En conjunto, la trama centrada en estos personajes y su trayecto muestran perspectivas diferentes a lo que se había planteado en las otras dos películas. Anteriormente, Sin Nombre (Fukunaga, 2009), coproducción entre México y Estados Unidos, y el documental La Bestia (Ultreras, 2010), habían representado temas similares. Quemada-Díez construye de forma convincente los riesgos a través del trayecto, como los abusos en México de las autoridades migratorias contra los centroamericanos, la trata de mujeres y los francotiradores de grupos supremacistas, como los Minutemen, que vigilan la frontera. El destino final tiene un tono de desencanto, al representarse en un ambiente frío y monótono, sea en el interior de una fábrica o a campo abierto. La cinta no busca congraciarse con el espectador, ni cae en sentimentalismos. Por este retrato crudo y realista de la migración la cinta recibió el Ariel a Mejor Película y el premio A Certain Talent en el Festival de Cannes. TODOS QUEREMOS A ALGUIEN Una película dirigida por una cineasta (Catalina Aguilar, 2017) que construye la representación de la mujer en la experiencia de la migración. La mirada en esta película es completamente distinta a todas las anteriores. La narrativa reelabora la idea de la experiencia del migrante en la pantalla y articula una representación en la que Clara, una ginecóloga mexicana avecindada en California, reconfigura sus espacios y casi alcanza a borrar la frontera, en la cotidia-

47


neidad de un ir y venir: la migración como un péndulo que transita ágilmente sus espacios. Clara simboliza las posibilidades de tener lo mejor de dos mundos. Ciertamente, la película cumple con todas las características de la comedia romántica y no pretende otra cosa. Más bien se sirve de estas, como el triángulo amoroso que muestra, para cuestionar lo que es ser mexicano. El conflicto entre los dos intereses románticos de Clara, el mexicano Daniel y el también migrante australiano Asher, crean un paralelo con el conflicto por habitar ambos territorios. Narrativas como estas no van dirigidas exclusivamente a un público local, sino a uno transnacional, latino, cercano a la experiencia de la migración. Todos Queremos a Alguien se distribuyó en México por Videocine y circuló también en los Estados Unidos a través de la empresa Pantelion, una alianza entre Grupo Televisa y Lionsgate para producir y distribuir películas que apelen y tengan eco en el público latino. Antes, la comedia No se Aceptan Devoluciones (Derbez, 2013) ya había utilizado este esquema de distribución. Incluso circuló primero en los Estados Unidos por Pantelion, antes de llegar a México a través de Videocine. La cinta de Derbez se aleja aún más de las representaciones sociales realistas de La Jaula de Oro, para utilizar la migración casi como un marco de fondo para la trama. Los motivos del protagonista Valentín no tienen nada que ver con la búsqueda de mejores condiciones de vida o de una migración forzada. Así como este filme, la cinta de Catalina Aguilar se concibe también para otros públicos fuera de México. Es pertinente acotar que mientras estas cintas cruzan fronteras, en México no necesariamente alcanzan a todos los públicos. Desde la llegada de las políticas neoliberales en los 90, las audiencias de cine en nuestro país se han conformado principalmente por jóvenes, de entre 18 y 25 años, de clase media, con estudios de preparatoria o formación profesional.(3) El cine mexicano también enfrenta problemas de distribución y exhibición ante el dominio de las películas de Hollywood. Así, estos imaginarios pueden estar más presentes entre ciertos grupos, que no necesariamente están cercanos al fenómeno de la migración. Es probable que quienes pudieran identificarse más con estos personajes no tengan acceso a ellas. A menos que los personajes sean del estilo de Clara en Todos Queremos a Alguien.

REFERENCIAS

GUTEN TAG, RAMÓN Existen cintas que muestran otros aspectos del fenómeno migratorio y también se pueden cuestionar sus representaciones sociales, así como evaluar en qué grado construyen un retrato más complejo de estos flujos. Por ejemplo, Guten Tag, Ramón (Ramírez, 2013) mueve la narrativa del migrante hacia Alemania, después de muchos fracasos del protagonista por cruzar la frontera con Estados Unidos. Ramón anhela trabajar para poder ayudar a su madre enferma, pero entre la aparente imposibilidad de migrar al norte y las oportunidades de trabajo copadas en su pueblo por el narcotráfico, el joven protagonista emigra a Europa. Ahí sufre discriminación y frío, pero encuentra apoyo en algunos alemanes. Al final, Ramón regresa a México sin haber logrado prosperar en Alemania, pero un inusual acto de generosidad de una mujer de la tercera edad de ese país recompensa la nobleza de Ramón. La película remite en esas escenas a viejos discursos sobre la dependencia económica del exterior y visos de un neocolonialismo, en donde Ramón está cerca de caer en el arquetipo del noble salvaje. La película fue nominada en varias categorías del Ariel, el equivalente al óscar en México, en la edición de 2014. Sirvan estas películas para mostrar la diversidad de narrativas y estilos que la ficción del cine mexicano ha producido sobre la experiencia del migrante. La suma de estas representaciones sociales elabora un retrato complejo del fenómeno migratorio en cuanto situaciones y temáticas. Sin embargo, en el tratamiento de las narrativas, hay que reconocer cómo algunos de estos relatos fílmicos tienden a la simplificación de la experiencia del migrante, al construir personajes unidimensionales, basados en estereotipos y simplificar o sobredramatizar la migración en aras de encontrar eco en audiencias amplias, especializadas o transnacionales.

Rosas Mantecón, Ana. “La Ciudad de los Migrantes: el Cine y la Construcción de los Imaginarios Urbanos”. Perfiles Latinoamericanos, no. 9, 1996, pp. 117-131. “Los Bastardos de Amat Escalante”. Proceso. 13 julio, 2009. www.proceso.com.mx/116904/los-bastardos-de-amat-escalante. Recuperado 17 de agosto de 2019. 3 García Canclini, Néstor (coord.). Los Nuevos Espectadores: Cine, Televisión y Video en México. Ciudad de México: IMCINE, 1994, pp. 179-181. 1 2

48


LO QUE EL TERREMOTO SE LLEVÓ Por: Anaid I. Saynez Moya El sismo de 8.2 grados en la escala de Richter, con epicentro en Pijijiapan, Chiapas, se convirtió en el más fuerte durante el último siglo en México. Dejó como saldo 102 fallecidos, 283 municipios afectados en el estado de Oaxaca (en su mayoría catalogados como zonas de desastre), más de 40 mil viviendas dañadas y miles de personas incomunicadas. Septiembre 7, 2017. 11:49 pm En lo que parecía una noche común, en mi habitación ya acomodándome en la cama, el suelo empieza a moverse. ¡Está temblando! Me levanto tan rápido como puedo, dejo los zapatos al pie de la cama. Abro la puerta a medio camino, entre el pasillo y el patio, me encuentro a mi esposo y sin decir una palabra, salimos corriendo. En medio del movimiento se apagan las luces y la Luna, que brilla con una intensidad poco común para la fase menguante, nos ilumina. El único ruido que se escucha proviene de la misma Tierra, similar a un estruendo. Temo que se pueda abrir en cualquier momento. El movimiento es intenso, apenas puedo mantenerme de pie. El ruido es escalofriante. Pido en silencio que esto acabe pronto. Vivo los tres minutos más largos de mi vida y por un momento pienso que son los últimos. El auto se mece con violencia, parece que se va a estrellar contra la pared, y los árboles se balancean con fuerza haciendo que las ramas choquen entre sí. De forma abrupta cede el movimiento. Silencio. Mi hermano se acerca con dificultad desde el otro lado de la casa y respiro con alivio al verlo. Incomunicados, sin señal en los celulares y sin línea en el teléfono residencial, empiezan a salir algunos vecinos asustados a las calles; alguien dice que el centro está muy afectado. Nos quedamos afuera con miedo de entrar a la casa, por si vuelve a temblar. Tomamos tequila para pasar el susto y pasamos esa noche sin dormir, en espera de que amanezca para poder ver las dimensiones de los daños. Los primeros días fueron los más difíciles. Salir y ver nuestra casa con grietas y las paredes a punto de convertirse en escombros, me dejó con un nudo en la garganta. Y como la nuestra, la de casi todos. Muchas incluso peor. El pueblo que siempre está alegre se sume en la tristeza al verse roto. Pasar por las calles sin llorar es imposible. Vivir se vuelve más complicado, las réplicas son parte de la cotidianidad, junto con el temor a que El Terremoto se repita.

A los tres días llega la ayuda para hacer el recuento de los daños. De pronto Oaxaca está en la mira de todo el mundo, el Presidente llega y observa las consecuencias del temblor. Las autoridades hacen todo lo que pueden –o nos dan a entender que eso es todo lo que pueden– y realizan un censo para saber quiénes fueron los más afectados. Los periódicos, televisión, radio y redes sociales se inundan de información, fotografías y videos de los escombros, de la gente desconsolada en los albergues. Las escuelas tienen fisuras, hay edificios que apenas se mantienen en pie. Algunos negocios dejaron de funcionar y personas que vivían del comercio se encontraron con que su sustento también se había convertido en escombros. Las personas que tenían familia en otros estados se fueron. En el ambiente reina la inquietud. 23 de septiembre 2017. 07:53 am Para ese momento han habido más de dos mil sismos, que se mantienen entre 3 y 5 grados. Al estar en la zona donde convergen la placa de Cocos, la placa de Norteamérica y la placa del Caribe, el estado de Oaxaca tiene en promedio siete al día. Durante estas semanas esa frecuencia aumenta al doble, en los días más duros da la sensación de que hay temblores cada hora. La segunda réplica con mayor intensidad fue de 6.1 grados y terminó de dañar la estructura de los edificios ya afectados. La paranoia no nos exime de la sorpresa, por un momento revivimos aquella noche. El estruendo de la Tierra, el movimiento, el pánico. Sólo nos queda esperar… algo, no sé qué. Las familias que salen –porque pueden– un par de días del estado buscan distraerse para evitar que la realidad les afecte todavía más. Tratan de huir, pero hay sensaciones que no se pueden olvidar. Detalles que antes habían pasado desapercibidos como el ligero movimiento de un mueble o el sonido de un camión de carga reviven la terrible sensación de El Terremoto.

49


Las réplicas no cesan y conforme pasa el tiempo la atención de los medios va perdiendo fuerza. Comienza la época de lluvias y, a pesar de esto, la gran mayoría de las personas prefieren pasar la noche en una calle inundada, en el patio o dentro de los autos, antes que entrar a sus casas. Por otro lado, se habilitan refugios para que los habitantes puedan descansar, recibir atención médica o psicológica, así como víveres. El Terremoto hizo que la vida cambiara. Evitamos lo más posible estar solos y dentro de lugares cerrados. Se vive con una sensación de miedo constante, a la espera de que la Tierra brinde un respiro, que lo peor ya haya pasado. Ciudades y pueblos caracterizados por su espíritu alegre y sus fiestas se mantienen en silencio. Las festividades tradicionales que tenían meses de preparación se cancelaron, nadie tiene ánimos ni motivos para celebrar. En la cabeza de las personas sólo está presente el reto que significa reconstruir su hogar. Venden sus pertenencias con resignación y esperanza. El apoyo económico del gobierno apenas alcanza para comenzar –o ni para eso. Muchas escuelas dejaron de dar clases como medida de protección ante la falta de un lugar apropiado para hacerlo, con riesgo de que los estudiantes pierdan el ciclo escolar. Otras daban clases en línea, mientras algunos tuvieron que mudarse a otros estados para continuar con su educación. Lo sucedido demostró la falta de preparación que hay en la población y el gobierno para atender un desastre como este. Los daños sobrepasaron la capacidad de reacción que se tenía y dejó en evidencia que no existe un protocolo para la protección de los habitantes, a pesar de vivir en una de las zonas con mayor actividad sísmica del país. Tres meses después El proceso de reconstrucción avanza con lentitud, se ve afectado por el incremento en el precio de materiales y mano de obra, la falta de recursos, los problemas económicos que ya afectaban a la región previos al sismo y la llegada del invierno, que también trae consigo más réplicas. Cuando se reanudan las clases el patio se convierte en el aula, ya que todavía está presente el temor de estar en un lugar cerrado. Se realizan simulacros, pláticas, terapias para estudiantes y el personal. Se crean puntos de reunión y rutas de evacuación que antes no existían. En algunas escuelas los edificios fue-

50

ron declarados pérdida total y tuvieron que habilitar salones provisionales para que no se perdiera el ciclo escolar. Dos años después El código del censo pintado en las paredes todavía no ha sido borrado. Los escombros no se van, se transforman en una montaña sobre el río. Cruzo el puente que une a las dos partes del pueblo y el paisaje está lleno de ausencias. No sé si en algún momento recuperamos la cotidianidad o adaptamos los cambios de una forma que terminaron por convertirse en parte de una nueva cotidianidad. Con el dinero del Gobierno Federal, las donaciones de empresas y fundaciones mexicanas y extranjeras se reconstruye lo que se puede. Mejores cimientos y nuevas columnas. Nadie olvida lo que pasó y se preparan para lo que pueda venir. El miedo ya es parte de nosotros. También hay problemas: personas que a pesar de estar contabilizadas tuvieron que esperar más de un año para recibir el apoyo que el gobierno había prometido y se construyeron casas que no eran apropiadas para el húmedo calor de la zona y que a simple vista desentonan con la arquitectura del lugar, en donde antes había casas que podían ocupar media calle ahora son solo pequeños cuadrados para una familia. Construcciones de gran altura fueron reemplazadas por espacios pequeños en los que apenas se puede estar, y en los que durante el verano, cuando la temperatura pasa de los 35 grados, se vuelve todavía más insoportable. Las construcciones grandes que habían estado ahí por generaciones ya no están. Diferentes establecimientos no se podrán reparar y lo único que les queda es convertirse en prueba de que alguna vez existieron. Otras casas comienzan a fundirse con la vegetación. Las ausencias nunca podrán ser llenadas, pero la vida sigue y no queda más que aceptarlo. El Terremoto deja de ser el tema de todos los días dando paso a la alegría, el color y la música. Sin embargo, ocasionalmente la Tierra suena y una sacudida les recuerda a todos que nada es permanente, y que en un par de minutos todo puede cambiar.


EL YOGA ES UN ARTE ETERNO

|||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||| Emma Catalina Garza Alanís

Directora de la Licenciatura en Mercadotecnia Internacional (LMI) y la Licenciatura en Mercadotecnia y Estrategia Creativa de la UDEM y Maestra de Yoga Registered Yoga Teacher 500 (RYT® 500 by Yoga Alliance).

S

e estima que actualmente en el mundo más de 250 millones de personas practican frecuentemente yoga. (1) Un reciente estudio (2016) realizado por la revista Yoga Journal y la asociación Yoga Alliance in America (N = 3700) reveló que 36.7 millones de estadounidenses, distribuidos en 10.3 millones de hombres (28%) y 26.4 millones de mujeres (72%) practicaron yoga en 2016. Este estudio se comparó con el mismo realizado unos años antes en 2012, y se demostró que 20.4 millones de estadounidenses practicaban yoga. Como resultado se encontró que en solo cuatro años, hubo un aumento del 80 por ciento de los practicantes (2), solamente en este país.

uso, empleo método, medio, procedimiento, recurso, técnica o disciplina”, y por esta razón, hoy en día conocemos muchos compuestos que terminan en “yoga”, como vinyasa yoga, kundalini yoga, hatha yoga, que se refieren a la práctica de un estilo. En segundo lugar, el significado más popular en la actualidad es “unión”, debido a la influencia de los Yoga-sutras de Patanjali (primeros textos antiguos y fundacionales del yoga, escritos en el siglo III a. C.) (4), que establecieron que el yoga es el estado en el cual las fluctuaciones mentales se detienen, por lo tanto, debemos apreciar que es un estado, no una práctica per se, sino que la práctica es lo que lleva al estado del yoga (unión).

Actualmente vivimos en tiempos de inmediatez, estrés y multitasking, por lo que se ha aceptado en Occidente el solucionar los problemas a través del yoga en diferentes paradigmas y técnicas meditativas. (3) El yoga, una disciplina milenaria, en los últimos años se ha convertido en una moda para jóvenes y adultos, sinónimo de salud y bienestar, al ofrecer conciencia, paz, tranquilidad y equilibrio a diferencia de computadoras, tablets y smartphones que aumentan la ansiedad y disminuyen los períodos de atención. Pero hoy en día, la mayoría de las personas asocia el yoga con posiciones que desafían la gravedad o los límites de flexibilidad, así como con las técnicas de relajación; sin embargo, son pocos los que conocen realmente qué es el yoga.

“El yoga debería ser practicado con determinación firme y perseverancia”.

CONCEPTO DEL YOGA A través de la historia se han compartido diversos significados de la palabra yoga, en primer lugar se sabe que deriva del sánscrito yuj, que significa “atar o uncir”, cuyo significado primario es “uncir el buey al yugo”. Posteriormente se transformó en algo más sencillo: “aplicación,

- Bhagavad-gītā

ESTILOS El yoga comenzó en la India por los sacerdotes védicos hace cinco mil años, y por su compleja, rebuscada y larga historia, tiene hoy en día diferentes interpretaciones y significados. Poco a poco se ha ido popularizando y transformando, tomando prestadas tradiciones y pedazos de los textos históricos (Yoga - sutras de Patanjali y el Bhagavadgītā) hasta lo que conocemos el día de hoy, diferentes estilos y sistemas (3) como el Ananda, Anusara, Ashtanga, Bikram, Dharma, Hatha, Iyengar, Jivamukti, Kundalini, Viniyoga, Vinyasa, etc. Los estilos difieren en algunos factores como creencias, prácticas, enfoques e intensidad, lo cual hace que casi cualquier persona pueda encontrar un estilo que sea

51


de su agrado y se adapte a su personalidad, flexibilidad, creencias o forma de ser, para lograr no sólo posturas sino una meditación en movimiento que induzca a un estado meditativo donde se intente poner la mente en blanco, controlar los sentidos y mantenerse en el presente. UNIR MENTE Y CUERPO El yoga se trata de unir la mente y el cuerpo, a través de la respiración, y prestar atención a cómo se siente el cuerpo mientras se mueve y posa. Cada postura está relacionada con la anterior y con el uso sincronizado y controlado de la respiración para lograr un estado meditativo. Lo más evidente es que el yoga puede experimentarse a través de los siguientes tres elementos: Asana (posturas), Pranayama (respiración) y Dhyana (meditación/interiorización), esto significa realizar una postura para energizar el cuerpo y lograr inmovilizarlo (asana), estar respirando para enfocar y calmar la mente (pranayama) y por último, meditar y conectarnos con nosotros mismos (dhyana). Puede realizarse un elemento o idealmente vincular dos o tres al mismo tiempo, todo esto con el objetivo de auto transformarse para ser una mejor persona, porque el yoga es más profundo y tiene muchos aspectos que ofrecer al practicante que sólo Asana, Pranayama y Dhyana.

Con dedicación, un practicante puede darse cuenta de que lo menos importante son las posturas en el yoga; lo esencial son las demás enseñanzas del yoga como los Yamas y Niyamas, los códigos morales expuestos por la filosofía del yoga, pero lamentablemente la mayoría de las veces se pierden en medio de lo espectacular de las posturas de esta disciplina. Y la verdad es que son las claves que faltan para encontrar la verdadera fuerza yogi y la transformación de las actitudes. (5) Los Yamas son comportamientos que debemos evitar, como ser violento (ahimsa), robar (asteya), mentir (satya), no ser moderados (brahmacharya) y apegarse (aparigraha). Por el contrario, los Niyamas son comportamientos que deben cultivarse como pureza (saucha), satisfacción (santosha), disciplina (tapas), autoconocimiento (svadhyaya) y entrega (ishvara pranidhana). Todo lo anterior es aplicable a nuestro día a día; en pequeñas, medianas y grandes acciones. YOGA PARA TODOS La continua y creciente popularidad del yoga de cualquier estilo en todo el mundo es un indicador del bienestar que las personas experimentan al practicar esta disciplina. Cada vez más individuos se ven beneficiados en el aspecto físico con mayor flexibilidad, fuerza y equilibrio, así como en el aspecto mental de la concentración, felicidad y reducción del estrés, por mencionar algunos. Hoy en día hay clases especializadas para niños, jóvenes, mujeres embarazadas, personas con lesiones y adultos de la tercera edad, para trabajar en distintas necesidades que la persona requiera de esta práctica. Se estima que hay más de 800 estilos para elegir, que van desde mantener una o dos posturas por hora (Yin), hasta fluir a través de más de 100 posturas por hora (Vinyasa). Todos los estilos se basan en la atención plena, con el objetivo de estar presente sin juzgar. (6) El yoga es para todos sin importar la edad, sexo, género, religión, profesión, complexión física y condición económica. Desde las primeras clases de yoga un practicante puede observar todos los beneficios de esta filosofía o estilo de vida que tiene para ofrecerle y cómo cambiará su vida.

REFERENCIAS

Tapper, Josh. Yoga’s evolution: From basement studios to big business. The Star. 19 March 2013. The Star Newspaper. 30 Agosto 2019. Yoga Journal. 2016. 2016 Yoga in America Study Conducted by Yoga Journal and Yoga Alliance. Yoga Journal. 30 Agosto 2019. Posner, Beth. Yoga in the library – A Research Guide. References & User Services Quarterly (2017): 20 – 25. Web. 30 Agosto 2019. 4 Villegas, Laura y Oscar Pujol. Diccionario del yoga. Barcelona: Herder Editorial, 2017. Print. 5 Chaukar, Himani. Yama and Niyama: The Ethical Backbone of Yoga. Integrative Medicine International (2016): 127 – 127. Web. 30 Agosto 2019. 6 Martin, Andi Céline. An Introduction to Mindfulness through Yoga, Tai Chi, and Meditation. International Journal of Health, Wellness & Society (2018): 11 – 20. Web. 30 Agosto 2019. 1 2 3

52


UNIVERSIDAD DE MONTERREY AGENCIA INFORMATIVA UDEM

DEPARTAMENTO DE CIENCIAS DE LA INFORMACIÓN

ESCUELA DE EDUCACIÓN Y HUMANIDADES

Profile for AgenciaUDEM

Revista Tres Puntos - Imaginarios Sociales  

Advertisement