Page 1

Guatemala, 21 de septiembre de 2018 AĂąo 6 No. 250

Archivo

Bienestar animal

Viernes


Portal

Guatemala, viernes 21 de septiembre de 2018

Editorial Bien. La inmortalidad ya está aquí. Según comparte en estas páginas el físico guatemalteco Efraín Figueroa, gente de este mundo investiga sobre cómo demorar nuestro paso al otro mundo. El caso es que, si bien hay otros mundos, están en este. Tanto, que así como se ha propuesto que en términos de espacio-tiempo hay un infinito número de infinitos, también estamos descubriendo que especies como la neandertal y la denisovana no solo han convivido, sino se han fusionado con la nuestra. De esa cuenta, el homo sapiens sapiens está cayendo en la cuenta de que su origen tuvo lugar en otros mundos y otras humanidades que, definitivamente, están en esta. Sí. Es como la idea de Dios: hay otros dioses, pero están en este. Como vemos en este número, el planeta es un paquete completo: gente, bichos, aire, mar, tierra y fuego. Pero, seguramente, si uno de esos elementos se llegara a eternizar, desaparecerían los otros. De la búsqueda de El Dorado, y de la fuente de la eterna juventud, saltamos a la aventura de la inmortalidad. Y aquí estamos, tratando de trascender más de la cuenta, buscando permanecer mientras morimos. Porque morir es lo que hacemos, desde el instante en que nacemos. Aferrarse a la muerte es un error, pero aferrarse a la vida, quizá es peor.

Director General: Pavel Arellano Arellano

c ci ó

n Gen

er a

l

ire

Subdirector General Técnico: Rodrigo Carrillo Edición: Otoniel Martínez Diseño Gráfico: Héctor Estrada Digitalización: Boris Molina

Francisco Alb

Itinerario d

st a reseña biobibliográfica, registra minuciosa y concienzudamente las hechuras éticas y estéticas del Premio Nobel, desde su infancia hasta la posteridad. El autor de esta obra nació en ciudad de Guatemala en 1935. Veintisiete años más tarde se licenció en Letras en la Universidad de San Carlos (Usac) y, en 1965, obtuvo un doctorado en Filología Románica en la madrileña Universidad Central, de España. Desde esa década, fungió como catedrático titular e investigador de la Facultad de Humanidades de la Usac. Entre sus obras destacan Estudios sobre literatura guatemalteca (1973), Manual de comunicación lingüística (17 ediciones entre 1978 y 2007) y Grandes momentos de la literatura guatemalteca (1983). Es autor de una decena de libros de crítica literaria, incluyendo Historia de la literatura guatemalteca, en coautoría con Catalina Barrios y Barrios, tomos I (1982), II (1983) y III (1987). También publicó varias novelas. entre ellas Ida y vuelta (1987), ganadora del Premio de Novela Guatemalteca en 1988, así como poesía y cuento. Entre sus ensayos destaca Para entender El señor presidente. Murió en la ciudad de Guatemala en 2014.

Independencia

DIRECTORIO D

2

Gua

t e m ala

El 15 de septiembre de 1821 se firmó el Acta de Independencia de América Central, por parte de las provincias que hasta esa fecha conformaban la Capitanía General de Guatemala: Chiapas, Comayagua, San Salvador, Nicaragua y Costa Rica. La suscripción del documento se proponía la independencia de la monarquía española.

Gal


bizúrez Palma

Semblanza

de Asturias

lería

Viernes

Guatemala, viernes 21 de septiembre de 2018

Platón

Archivo

Este filósofo griego nació el 427 a. C. en Atenas o Egina. Platón se llamaba en realidad Aristocles. Recibió el apelativo con el que le conocemos y que significa “espalda ancha” por su corpulencia. Durante su juventud llegó a ser bicampeón olímpico de lucha. Pertenecía a una familia noble. Su padre, Aristón, se decía descendiente del rey Codro, el último rey de Atenas. Su madre Períctiona, descendía de la familia de Solón, el antiguo legislador griego. Era además hermana de Cármides y prima de Critias. Platón tuvo dos hermanos, Glaucón y Adimanto, y una hermana, Potone. Tras el fallecimiento de su progenitor, su madre contrajo nupcias con Pirilampo, amigo de Pericles, que se hizo cargo de su educación, por lo que tuvo unas enseñanzas esmeradas en todos los ámbitos del conocimiento. De joven, Platón tuvo ambiciones políticas pero se desilusionó con los gobernantes de Atenas. Es posible que se iniciara en la filosofía con las enseñanzas del heracliteano Cratilo. Cuando contaba con 20 años, tuvo lugar su encuentro con Sócrates, entonces de 63 años, quien sería su único maestro hasta su muerte. Proclamado discípulo de Sócrates, aceptó su filosofía y su dialéctica del debate: la obtención de la verdad mediante preguntas. Parece ser que fue testigo de la muerte de su maestro. Temiendo por su vida, abandonó Atenas algún tiempo y viajó a Italia, Sicilia y Egipto. En 387 a. C. Platón fundó en Atenas la Academia, institución a menudo considerada como la primera universidad europea. Se impartían materias como astronomía, biología, matemáticas, teoría política y filosofía. Aristóteles fue su alumno más destacado. Ante la posibilidad de conjugar la filosofía y la práctica política, viajó a Sicilia en 367 a. C. para ser tutor del nuevo gobernante de Siracusa, Dionisio el Joven. El experimento fracasó. Platón regresó a Siracusa en 361 a. C., pero una vez más su participación en los acontecimientos sicilianos tuvo poco éxito. Considerado como uno de los fundadores del pensamiento y la ciencia occidentales, su obra abarca todos los ámbitos, desde la política a la gimnasia, pasando por la cosmología o la geometría. La teoría de las ideas es el eje de su filosofía. Ontológicamente, las ideas son los únicos objetos verdaderamente reales; epistemológicamente son los objetos del conocimiento; en la moral y en la política, son el fundamento de la conducta justa; antropológicamente, son la base del dualismo platónico. Es el primer pensador griego cuya obra se ha conservado íntegramente, y Aristóteles transmitió incluso fragmentos de su enseñanza oral en la Academia, al parecer discordante con sus escritos. Sus escritos adoptaban la forma de diálogos, exponiendo ideas filosóficas, se discutían y se criticaban en el contexto de una conversación o un debate en el que participaban dos o más personas. El primer grupo de escritos de Platón incluye 35 diálogos y 13 cartas. Pasó los últimos años de su vida dando conferencias en la Academia y escribiendo. Murió próximo a los 80 años, en Atenas, en 348 o 347 a. C.

3


4

Abecedario

Guatemala, viernes 21 de septiembre de 2018

Aventureros de la inmorta

Las huellas dejadas por los seres humanos constituyen memoria de vida.

Sosteniendo en alto una antorcha de ramas secas encendidas, una muchacha adolescente, envuelta en retazos de piel de venado, ayuda a su compañero, un joven de su misma edad, a descender sobre las rocas lisas que los conducen a la entrada de una caverna. Al saltar, él lanza un aullido salvaje, fingiendo temor a la oscuridad que los aguarda enfrente, mientras ella ríe burlonamente, jalándolo del brazo con fuerza. Efraín Figueroa Lemus* e descuelga el joven una bolsa de fibras secas que lleva en el hombro y al saltar su grito reverbera por la garganta gigantesca de la cueva. Ya adentro, al centro de una amplia cámara de bóveda alta y paredes sinuosas y centelleantes, la muchacha se acerca a la pared y, estirando el brazo sobre su cabeza, acaricia la superficie húmeda y fría de la roca con la palma de la mano. Con dificultad ella voltea la cabeza y le grita algo a su acompañante, quien la contempla paralizado. Como despertado súbitamente de un sueño, él abre la bolsa y extrae apresuradamente uno a uno varios objetos, los que va colocando ordenadamente sobre el piso. La muchacha lo apura nuevamente, su eco claro se riega por los túneles que los acechan desde la oscuridad.

La muerte como desafío

A una distancia geográfica de la caverna que es insignificante comparada con las decenas de miles de años que han transcurrido, un grupo de billonarios concurren en una oficina del afamado Silicon Valley, en California, Estados

Unidos. Entre ellos se encuentran los fundadores de compañías célebres como eBay, Oracle y Google, empresas que surgieron ganadoras de inimaginables fortunas en la última carrera por optimizar y automatizar el consumo. Siendo la riqueza lo que estos individuos tienen en común, ¿qué los lleva ahora a reunirse? ¿Acaso planean un nuevo algoritmo que extienda los brazos del consumismo a otros lugares de la galaxia? (Algunos de ellos ya planean explotar recursos minerales en asteroides). En realidad, la preocupación de estos billonarios continúa residiendo aquí en la tierra. Después de todo, cuando se posee tanto caudal, se tiene asegurado no solo el futuro del individuo mismo, sino el de un número incontable de generaciones futuras. Entonces, ¿que más se le puede pedir a la vida? Más vida, por supuesto. Y si es posible, vida eterna. Y no en el sentido espiritual o religioso, sino literal. Más tiempo para continuar disfrutando de tanta fortuna, o mejor dicho, continuar practicando ese deporte tan estimulante de seguir acumulando. Lamentablemente para ellos, ya lo dice la canción: “todo tu dinero ni un minuto más te comprará”. Por lo menos, hasta ahora.

El afán de permanencia se ha traducido muchas veces en manifestaciones de arte.

El antecedente común de estos personajes también explica su manera equivalente de pensar. Su fortuna proviene de escribir líneas de código en algoritmos que deciden por nosotros, en una fracción de segundo, qué es lo que debemos comprar. Para ellos, el funcionamiento de cada célula de nuestro cuerpo responde también a algo parecido a un código de computadora, pero escrito en las regiones más recónditas de nuestro ADN.

Muerte a la muerte

Y si es así, en algún lugar del programa de la vida, escondido pero no inalcanzable, están las líneas de código que controlan el deterioro de nuestro cuerpo, la vejez. ¡Si tan solo pudiéramos encontrarlas —piensan ellos—, solo sería cosa de oprimir la tecla delete y listo! Vida eterna. O al menos vida larga, con salud razonable hasta el último momento de vida. “¡Muerte a la muerte!” es la consigna para este grupo de acaudalados que ha desembolsado ya cientos de millones de dólares para


Viernes

Guatemala, viernes 21 de septiembre de 2018

alidad

5

Fotos: Archivo

La limitada duración de la vida ha moldeado la conciencia de la humanidad.

que, de alguna manera, coinciden con el paso del tiempo. Entonces, ¿es coincidencia que varias mutaciones en los genes y regímenes dietéticos logren afectar la rapidez del envejecimiento? En otras palabras, ¿es el envejecimiento un solo proceso o varios procesos? ¿O se trata de muchos procesos específicos a nuestras células y órganos que, de alguna manera, parecen independientes, pero marchan sincronizadamente entre sí? Como sea el caso, ¿por qué envejecemos? En realidad, explica el doctor Miller, los signos del envejecimiento en un organismo son resultado de que los cambios que se producen en dicho organismo, tengan o no un efecto en la selección natural del mismo.

Estar vivo

financiar científicos que aseguran tener buenas pistas sobre cómo evadir la guadaña. De allí han salido proyectos con nombres como California Life Company (“Calico”), Human Longevity Inc., Breakout Labs y la Fundación Methuselah (en referencia a Matusalén, el personaje bíblico que, según el antiguo testamento, vivió 969 años). Ya en el año 2002, un par de años antes de esta reunión, el biogerontólogo estadounidense Richard A. Miller, en su artículo Extendiendo la vida: prospectos científicos y obstáculos políticos, menciona que se ha encontrado que la rapidez en el envejecimiento se puede desacelerar en ciertos mamíferos por medios tanto dietéticos como genéticos. Para comenzar, él define “envejecimiento” como el proceso que convierte a adultos jóvenes y saludables en adultos menos saludables con riesgo mayor de enfermar y morir. Sin embargo, advierte, el envejecimiento no es un proceso por sí mismo, un mecanismo único que rige la vida, sino más bien una multitud de factores

Aquellos cambios genéticos que impactan mucho después de la reproducción de un organismo no son significativamente afectados por la selección natural, pues se siguen transmitiendo a las generaciones futuras. En cambio, aquellos que produzcan tempranamente males como trastornos musculares, cataratas, artritis, etcétera, impedirán críticamente que dicho organismo se reproduzca, siendo así eliminado. De manera que las mutaciones que producen degradación tardía tenderán a acumularse rápidamente al final, como se evidencia al adentrarnos en la vejez. Pero, más fundamentalmente, ¿qué significa estar vivo? Si lo que nos hace conscientes de nuestra propia existencia son las memorias grabadas de nuestras experiencias, las sensaciones recibidas del mundo exterior, y el aprender a partir de dichas experiencias y sensaciones, ¿no seguiríamos vivos si tales experiencias fueran transportadas a un dispositivo de grabación donde las memorias persistan, e incluso se alimenten, a partir de sensaciones provenientes de sensores artificiales? A este respecto, ya se habla de extender nuestra capacidad de memoria y de detectar sensaciones con la ayuda de dispositivos externos, a los cuales estaríamos permanentemente conectados, de la misma manera en que estamos ligados a un par de anteojos, a implantes cocleares, prótesis cibernéticas, olfatos

electrónicos, etcétera, con el fin de extender nuestras capacidades sensoriales naturales.

Problemas de la prolongación

En paralelo a la investigación y avances para retrasar el envejecimiento, hay quienes se han ocupado en anticipar los problemas que tal desarrollo conlleva. Concretamente, extrapolando resultados observados en especies de animales cuya vida ha sido extendida por medio de restricción en consumo calórico y mutaciones genéticas, se espera que la vida del humano pueda extenderse rutinariamente a 120 y quizás 140 años, con organismos que funcionarían como si tuvieran los actuales 80 años. Mucha gente ve los esfuerzos en prolongar la vida como contraproducentes, anticipando superpoblación y la consecuente reducción en oportunidades y recursos para las generaciones venideras. Esto, a pesar de que la población mundial sigue aumentando sin necesidad de la longevidad. Entonces, se tendrían que introducir normas estrictas de planificación familiar, de conservación de los recursos naturales y el ambiente, así como de distribución eficiente y equitativa de los recursos, asuntos que aún ahora encuentran oposición de tipo religioso o político. Otros, incluyendo algunos súperbillonarios con ideas progresistas, ven prioridad en remediar la mortalidad infantil, la desnutrición y miseria en lugares de la tierra con extrema pobreza y escasez. Y hay quienes, con visión más sombría, ven la terrible posibilidad de vivir en un país dominado por algún déspota cuya vida bien podría abarcar varias generaciones de oprimidos. O bien, el prospecto de una sociedad donde — como sucede ya— la tensión de la modernidad lleve a un incremento en los casos de depresión, suicidio y violencia, fenómenos que podrían acentuarse con una vida promedio más larga. Hay quienes incluso nos recuerdan que es precisamente el tiempo limitado y la certeza de la muerte lo que nos hace humanos: buscamos compartir el tiempo que tenemos con nuestros seres queridos y nos empeñamos en prepararnos para aportar a nuestra comunidad con cierto sentido de urgencia, pues sabemos


6

Viernes

Guatemala, viernes 21 de septiembre de 2018

Para muchos, la búsqueda de la felicidad es una forma de ir a tientas por la vida.

que el tiempo es corto. Y es en esos episodios de convivencia donde la vida se manifiesta con mayor intensidad. La economía, actualmente impactada por la industria de la salud, también se transformaría ante la prolongación de la vida. Las farmacéuticas han devengado grandes ganancias a partir de producir medicamentos para una multitud de achaques de la senectud. Cuando se haya inventado la “fórmula para la juventud”, una sola pastilla para todos los males de la edad, esta industria se reducirá a unos pocos ganadores, aquellos que controlen el monopolio de su producción.

Tener más, vivir más

Aubrey de Grey, otro biogerontólogo totalmente entregado a la causa de la extensión de la vida, opina que al vencer los males de la vejez y vivir más, en lugar de convertirnos en competidores de las generaciones jóvenes, más bien las estaremos beneficiando. Esto, porque los costos del cuidado y la atención médica a los ancianos se reduciría radicalmente. Igualmente, los hijos no tendrán que preocuparse del cuidado de sus padres, concentrándose más en su propia productividad y ambiciones. En cuanto a la superpoblación, él pregunta: “¿Preferiría usted enfermarse de Alzheimer o tener más hijos?”, implicando que, con la extensión de la vida, vendrán decisiones acerca del tamaño aceptable de una familia. Lo que nos trae a que, si la historia nos enseña algo, el acceso a los grandes beneficios, como vida larga y robusta, estará más probablemente restringido a un grupo muy reducido de personas que puedan costearlo, empezando por nuestro grupo de billonarios reunido en Silicon

La gran pregunta es si la memoria corporal bastaría para garantizar una saludable prolongación de la vida.

Valley y sus respectivos clanes. Estos constituirían una nueva clase dentro de la sociedad: los que no solo tienen más, sino también viven más.

La eternidad

Con una linterna de diodos luminescentes y un sistema de localización geodésica capaz de funcionar aún a grandes profundidades bajo la

superficie del suelo, un grupo de espeleólogos alumbra maravillado las formaciones de calcita dentro de una amplia caverna. Uno de ellos pisa lo que parecen pedazos de roca en el suelo, pero que luego descubre son utensilios: morteros y macillas de piedra, cilindros de hueso, navajas de pedernal. El grupo se aglomera alrededor del hallazgo, conjeturando sobre el propósito del mismo. Otro de ellos, perceptible solamente porque la luz de su linterna inunda su entorno tras las rocas, grita: “¡Increíble! ¡Vean esto!”. El grupo se apresura, rodeando al hombre cuya luz temblorosa alumbra una sección de la pared. Plasmadas en la roca, como si todavía palparan con curiosidad su superficie, se encuentran las siluetas negativas de unas manos delicadas, de dedos largos y finos de mujer, impresos sobre un fondo ocre rojizo. Si lo que evidencia el estar vivos es más que nuestro cuerpo, fundamentándose más bien en los fragmentos de información que se van hilando y escribiendo en un medio de grabación (sea este medio un lienzo, un circuito electrónico o billones de neuronas en el cerebro), ¿cuánta información es necesaria para considerar este medio como algo vivo? ¿Seguimos vivos si todas nuestras memorias son subidas a un sistema informático, no importa cuán rudimentario sea, donde puedan residir mucho más allá de la desaparición de nuestro cuerpo natural? Y si no somos más que el conjunto de nuestras experiencias impresas en algún medio, ¿acaso no han vivido ya por miles de años en las siluetas finas de sus manos aquellos dos adolescentes que una vez dejaron grabadas en ellas el regocijo de un momento? *Doctor en Física


Guatemala, viernes 21 de septiembre de 2018

Gavetas

7

Hemeroteca del Diario de Centro América

Tarzán en Guatemala

DCA, 8 de julio de 1935.- Acerca de la publicidad que se hace de una película filmada recientemente en territorio de Guatemala, se han suministrado a la prensa importantes datos. Doscientos cincuenta mil secantes de propaganda de la película Tarzán en Guatemala , ha distribuido, solamente en Estados Unidos, la Burroughs Tarzan Enterprises, Inc. Esas carpetas absorbentes de escritorio elegantemente impresas a colores, representan escenas de los episodios filmados en nuestro país, con panoramas y cuadros típicos, escogidos a propósito para dar mayor efecto a la divulgación de la película y, al mismo tiempo, de Guatemala, en cuyo territorio se desarolla. Los secantes han sido distribuidos en bancos e instituciones públicas donde, por lo menos diez personas tendrán la oportunidad de examinar cada uno de los ejemplares del anuncio portador del nombre de Guatemala, de modo que los doscientos

cincuenta mil secantes distribuidos entre dos millones quinientas mil personas que se interesarán, o por lo menos se enterarán de bellos aspectos de esta región de América. En la Secretaría de Relaciones Exteriores se han recibido varios de estos secantes, todos con diferentes aspectos del país. Aparte de los secantes, la compañía hace gran promoción de su film por otros medios, idefectiblemente con publicidad del país. A cargo de la ejecución del proyecto estuvo la Ashton-Dearholt Expedition y contó con el protagonismo del mundialmente famoso atleta y campeón olímpico, Herman Brix, y como coprotagonistas, Ula Holt, Frank Baker y Lewis Sargent. Tarzán es un personaje creado por Edgar Rice Burroughs. Su primera aparición fue en la revista All Story Magazine, en octubre de 1912, adaptado posteriormente como novela (Tarzán de los monos) y a la que sucedieron veintitrés secuelas.


8

Reporte en V

Guatemala, viernes 21 de septiembre de 2018 Fotos: Archivo

Diversos aspectos deben ser tomados en cuenta, aparte de la alimentación y la salud pecuaria.

Cerdos de la granja Ramonich, de la Vall d’en Bas (Girona), que en 2014 mostraron sus instalaciones junto con otros productores catalanes que cumplían con la normativa europea de alimentación ecológica.

Las investigaciones han demostrado los efectos negativos del estrés en la reproducción de las aves.

Bienestar En 2016 había en la Unión Europea 89 millones de cabezas bovinas, 147 millones de cerdos y 87 millones de ovejas. La ciencia del bienestar animal estudia cómo mejorar la calidad de vida de los animales de granja y cómo eso beneficia económicamente a los propios ganaderos. Rocío Pérez Benavente* e calcula que hace más de 10 mil años que el ser humano cría animales para sacar provecho de ellos en forma de carne, leche, tejidos y otros materiales. La ganadería de hoy poco se parece a la de entonces, pero para muchos citadinos, cuyo único contacto con una granja se remonta a las excursiones de los años escolares, la idea de una granja sigue siendo la de una casa, un establo y un corral en el campo donde un puñado de animales corretea por los prados verdes. Pocas granjas cumplen hoy con esa definición. La gran mayoría son más similares a una fábrica: grandes naves industriales en las que vive un promedio de 3 mil animales organizados en jaulas o corrales. Solo de esa forma pudieron criarse en 2016 en la Unión Europea 89 millones de cabezas bovinas, 147 mil 200 millones de cerdos y 87 mil 100 millones de ovejas.

Tratar bien al que te alimenta

Las granjas son hoy lugares automatizados, con flujos constantes de movimiento de animales, en los que la comida y el agua salen de dispensadores automáticos regulados con precisión. Se calcula cuánto tiempo y alimento hacen falta para que el cerdo o la vaca alcancen el peso ideal de la forma más eficiente para después trasladarlo al matadero y vender su carne. Al fin y al cabo, esto es un negocio y el ganadero quiere maximizar sus beneficios. La idea resulta escalofriante para muchos ciudadanos que preferimos no saber de dónde sale la comida que llena los estantes del supermercado. Es fácil pensar que la de estos animales es una vida de miedo, sufrimiento y dolor. Sin embargo, la industrialización de las granjas no debería significar que los animales que viven en ellas lo hagan en condiciones de maltrato. “Piensa que para un ganadero, los animales son sus recursos. Puede sonar frío,


Viernes

Guatemala, viernes 21 de septiembre de 2018

ar animal pero es así. Y nadie maltrata los recursos que le dan de comer”, explica Arancha Mateos, investigadora del Departamento de Bienestar Porcino de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Agrónomos de la Universidad Politécnica de Madrid. “Siempre hay un descerebrado que es cruel con su ganado, pero eso no es ni mucho menos habitual por una cuestión ética pero también de lógica y economía”. Y también científica, pues la calidad de vida de los animales de ganado influye en el ritmo al que crecen y en el estado final de su carne, añade la investigadora. La ciencia del bienestar animal (que no se centra solo en los de granja) ya es parte indispensable del esfuerzo general por mejorar la calidad de los alimentos, y cada vez se percibe un vínculo concreto más evidente entre ese bienestar animal y la seguridad alimentaria. “Las amenazas al bienestar animal, incluyendo la inmunosupresión inducida por el estrés, la dispersión de patógenos en sus alimentos o las modificaciones genéticas pueden comprometer la salubridad y seguridad de los alimentos”, explica un capítulo publicado en la monografía Food Chain Quality de la editorial científica Woodhead Publishing. El texto continúa advirtiendo: “el crecimiento de la ganadería orgánica tiene sus propios desafíos en cuanto a bienestar animal y seguridad alimentaria en lo que se refiere a la seguridad de los animales, la prevalencia de enfermedades parasitarias y la presencia de residuos tóxicos en los alimentos producidos”. No hay por tanto una forma de ganadería, ni intensiva ni orgánica o ecológica, que esté libre de preocupaciones sobre el bienestar animal y la seguridad para el consumidor.

Animales sintientes

Un bienestar que la Universities Federation for Animal Welfare, que impulsa el uso de herramientas científicas para asegurar y aumentar esa calidad de vida, concreta en lo que llama las cinco libertades de los animales sintientes, dentro de los que se incluyen todos los vertebrados, y por ello, todos los animales de granja. 1. Que estén libres de hambre y sed, asegurándoles el acceso al agua fresca y una dieta suficiente y apropiada para que mantengan su salud y su vigor. 2. Que estén libres de dolor, heridas y enfermedades, a través de la prevención y, si hace falta, el diagnóstico y el tratamiento rápido de sus dolencias. 3. Que estén libres de la incomodidad, dándoles un entorno apropiado que incluya un refugio y un área cómoda para descansar. 4. Que estén libres de miedo y estrés, asegurándoles condiciones y cuidados que eviten también el sufrimiento mental. 5. Que sean libres de expresar un comportamiento normal, dándoles espacio suficiente, instalaciones adecuadas y la compañía de otros animales de su especie. ¿Pero cómo afectan estos esfuerzos por mejorar la vida de los animales de granja al

9

No hay una forma de ganadería, ni intensiva ni orgánica o ecológica, que esté libre de preocupaciones sobre el bienestar animal y la seguridad para el consumidor.

resultado de un empresario ganadero, que es al final quien debe considerar el invertir, o no, en estas mejoras?

logías de genómica y proteómica para identificar biomarcadores y mecanismos moleculares relacionados con el estrés.

Animales tranquilos

Calidad de antesala

El equipo de Mateos se dedica precisamente a responder esa pregunta. Como parte de sus investigaciones ha participado en la construcción de una novedosa nave de bienestar porcino en Madrid, muy cerca de Moncloa, con la que persiguen un doble objetivo: por un lado, reducir las emisiones de amoniaco y otros desperdicios resultado de la actividad ganadera porcina; y por otro, analizar en qué circunstancias los cerdos viven mejor en las explotaciones intensivas y cómo eso afecta su rendimiento. “La composición nutricional de un filete es siempre casi la misma, independientemente de cómo haya vivido el animal o lo que haya comido, pero sus condiciones de vida influyen mucho en su ritmo de crecimiento, en su capacidad de reproducción y en su vulnerabilidad ante las enfermedades”, explica Mateos. El estrés de los animales, explica, es el principal enemigo de los ganaderos, entendiendo como estrés el malestar y la agitación general que los animales padecen cuando están enfermos, asustados o, sobre todo, padecen demasiado calor. “El estrés térmico les sienta fatal. Algo tan simple como que haga demasiado calor hace que no coman y no se muevan, y si no comen, no crecen”. Ocurre lo mismo con el miedo: los animales asustados se estresan, pueden ser agresivos y comen menos, lo cual supone menos crecimiento y, de nuevo, menos beneficios. Los científicos buscan nuevas y mejores formas de controlar ese estrés. El enfoque tradicional consiste en medir los niveles de determinadas hormonas, principalmente cortisol, unidos a determinados cambios de comportamiento e inmunológicos, pero al día de hoy se empiezan a considerar insuficientes estos métodos tradicionales y se recurre a modernas tecno-

Existe un momento en especial en el que ganaderos y veterinarios ponen especial cuidado en evitar el sufrimiento de los animales, y es en la antesala de su muerte. Las horas previas al sacrificio del ganado deben ser tranquilas para ellos, sin miedo, sin hambre, sin calor y sin dolor. Si estas circunstancias no se cumplen pueden sufrir el llamado estrés ante mortem, una circunstancia por la que cambios hormonales bruscos afectan la composición química de la sangre y del tejido muscular del animal. En un estudio publicado en la revista Journal of Animal Science que analiza las opciones nutricionales para reducir este estrés, se explica que “las respuestas fisiológicas al estrés ante mortem incluyen la deshidratación, el desequilibrio de los electrolitos, la disminución del glucógeno en el músculo y la destrucción de grasa y proteínas”. Hay que considerar que todo lo que ocurre entre las 24 y las 48 horas previas a la matanza tiene un potencial efecto económico sobre el negocio del ganadero, que va desde una disminución de peso del animal todavía vivo hasta problemas de calidad de la carne a posteriori, identificados con las siglas DFD (dark, firm and dry u oscura, dura y seca) o PSE (pale, soft and exudative o pálida, blanda y exudativa), que hará que esta valga mucho menos cuando llegue al mercado. En un entorno en el que los consumidores cada vez imponen más el criterio ético a sus decisiones alimentarias, tratar bien al ganado es una cuestión económica. No se trata de demonizar al sector ganadero y su industrialización, sin la que difícilmente sería posible alimentar a una sociedad acostumbrada a comer más carne de la que debería, sino de estudiar cómo hacer que la vida de esos animales sea lo más apacible y feliz posible. *Sinc


10

Contando el tiempo

Guatemala, viernes 21 de septiembre de 2018

Mamá es una neande

descubrimiento de un Cortesía: Christopher Rynn / Universidad de Dundee

El análisis genético descubre un descendiente directo de dos grupos diferentes de humanos primitivos. Denny heredó un conjunto de cromosomas de sus antepasados neandertales, representados en este modelo.

Matthew Warren* na mujer que murió hace unos 90 mil años era mitad neandertal y mitad denisovana, según el análisis genómico de un hueso descubierto en una cueva siberiana. Esta es la primera vez que los científicos identifican a un individuo antiguo, cuyos padres pertenecían a distintos grupos humanos. Los hallazgos se publicaron a finales de agosto en Nature. “Encontrar una persona de primera generación de ascendencia mixta de estos grupos es absolutamente extraordinario”, dice Pontus Skoglund, genetista de poblaciones en el Instituto Francis Crick de Londres. “Es una gran ciencia junto con un poco de suerte”. El equipo, liderado por los paleogenéticos Viviane Slon y Svante Pääbo del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva en Leipzig, Alemania, realizó el análisis del genoma en un único fragmento de hueso recuperado de la Cueva de Denisova, en las montañas de Altai de Rusia. Esta cueva presta su nombre a los denisovanos, un grupo de seres humanos extintos, primero identificados sobre la base de secuencias de ADN de la punta del hueso de un dedo descubierto allí en 2008. La región de Altai y la cueva, específicamente, eran también el hogar de neandertales. Teniendo en cuenta los patrones de variación genética en humanos antiguos y modernos,

los científicos ya sabían que los denisovanos y los neandertales debían haberse relacionado entre sí, y con el Homo sapiens, pero nadie había encontrado previamente la descendencia de primera generación de esas parejas, y Pääbo dice que cuestionó los datos cuando sus colegas los compartieron por primera vez. “Pensé que debieron haber estropeado algo”. Antes del descubrimiento del individuo neandertal-denisovano, a quien el equipo llama cariñosamente Denny, la mejor evidencia de una asociación tan cercana se encontró en el ADN de un espécimen de Homo sapiens que tenía una antepasado neandertal dentro de las 4 o 6 generaciones anteriores .

células, y compararon esos datos con secuencias de otros humanos antiguos. Este análisis mostró que el ADN mitocondrial del espécimen provenía de un neandertal. Pero esto fue solo la mitad de la imagen. El ADN mitocondrial se hereda de la madre y representa solo una línea de herencia, dejando en la sombra la identidad del padre y la ascendencia más amplia del individuo. En el último estudio, el equipo buscó alcanzaruna comprensión más clara de la ascendencia del espécimen, secuenciando su genoma y comparando la variación en su ADN con la de otros homínidos: un neandertal y un denisovano, ambos encontrados en la Cueva Denisova.

Ascendencia revelada

Un genoma fascinante

El equipo de Pääbo descubrió por primera vez los restos de Denny, hace varios años, al buscar signos de proteínas humanas en una colección de más de 2 mil fragmentos de huesos no identificados. En un artículo de 2016, usaron la datación por radiocarbono para determinar que el hueso pertenecía a un homínido que vivió hace más de 50 mil años (el límite superior de la técnica de datación y análisis genéticos posteriores han fechado el espécimen en alrededor de 90 mil años, según Pääbo). A continuación, secuenciaron el ADN mitocondrial del espécimen, que se encuentra dentro de los convertidores de energía de las

Alrededor del 40 por ciento de los segmentos de ADN de la muestra coinciden con el ADN de neandertal, pero otro 40 por ciento coincide con el denisovano. Al secuenciar los cromosomas sexuales, los investigadores también determinaron que el fragmento procedía de una hembra, y el grosor del hueso sugería que tenía al menos 13 años. Con cantidades iguales de ADN de denisovano y neandertal, el espécimen parecía tener un progenitor de cada grupo de homínidos. Pero había otra posibilidad: los padres de Denny podrían haber pertenecido a una población de híbridos denisovano-neandertales. Para determinar cuál de estas opciones era más probable,


Viernes

Guatemala, viernes 21 de septiembre de 2018

ertal, papá un denisovano:

11

n híbrido humano antiguo Cortesía: Thomas Higham / Universidad de Oxford

los investigadores examinaron sitios en el genoma, donde la genética neandertal y denisovana son diferentes. En cada uno de estos lugares, compararon fragmentos del ADN de Denny con los genomas de los dos homínidos antiguos. En más del 40 por ciento de los casos, uno de los fragmentos de ADN coincidía con el genoma de neandertal, mientras que el otro coincidía con el de un denisovano, lo que sugiere que había adquirido un conjunto de cromosomas de un neandertal y el otro de un denisovano. Eso dejó en claro que Denny descendía directamente de dos humanos distintos, dice Pääbo. “Casi habíamos atrapado a esta gente en el acto”. Los resultados demuestran convincentemente que el espécimen es, de hecho, un híbrido de primera generación, dice Kelley Harris, un genetista de poblaciones de la Universidad de Washington en Seattle que ha estudiado la hibridación entre los primeros humanos y los neandertales. Skoglund está de acuerdo: “Es un caso realmente claro”, dice. “Creo que irá a los libros de texto de inmediato”.

Conexiones perdidas

Harris dice que los encuentros sexuales entre neandertales y denisovanos podrían haber sido bastante comunes. “La cantidad de huesos puros de denisovano que se han encontrado puede contar por un lado”, dice ella, por lo que el hecho de que un híbrido haya sido descubierto sugiere que tal descendencia podría haberse diseminado. Esto plantea otra pregunta interesante: si los neandertales y los denisovanos se aparearon con frecuencia, ¿por qué las dos poblaciones de homínidos se mantuvieron genéticamente distintas durante varios cientos de miles de años? Harris sugiere que la descendencia neandertal-denisovana podría haber sido infértil o biológicamente no apta, evitando que las dos especies se fusionaran. Las parejas neandertal-denisovanas también podrían haber tenido algunas ventajas, incluso si hubiera otros costos , dice Chris Stringer, un paleoantropólogo del Museo de Historia Natural de Londres. Los neandertales y los denisovanos eran menos genéticamente diversos que los humanos modernos, por lo que el mestizaje podría haber proporcionado una forma de “complementar” sus genomas con un poco de variación genética adicional, dice. El estudio también plantea dudas sobre cómo sucedieron los apareamientos entre diferentes grupos humanos, dice Stringer, por ejemplo, si fueron consensuados o no. Una descripción más detallada del flujo de genes entre neandertales y denisovanos en el futuro podría ofrecer pistas sobre el comportamiento humano antiguo. Pääbo está de acuerdo en que los neandertales y los denisovanos se habrían relacionado

Un fragmento de hueso fue secuenciado para determinar su genoma.

fácilmente cuando se conocieron, pero cree que esos encuentros fueron escasos. La mayoría de los restos de neandertal se han encontrado en Eurasia occidental, mientras que los de denisovanos hasta ahora han sido descubiertos solo en su cueva epónima de Siberia. Aunque el territorio de los dos grupos se superponía en las montañas de Altai y posiblemente en otros lugares, estas áreas habrían estado escasamente pobladas. “Creo que cualquier neandertal que viviera al oeste de los Urales nunca conocería a un denisovano en su vida”, dice Pääbo, refiriéndose a la cordillera que atraviesa el oeste de Rusia y Kazajstán. Pero, a veces, las poblaciones neandertal pueden haber viajado desde Eurasia occidental a Siberia, o viceversa. Sobre la base de la variación en el genoma del espécimen, el equipo dedujo que la madre neandertal de Denny estaba más relacionada con un espécimen encontrado a miles de kilómetros de distancia, en Croacia, que con otro encontrado a menos de 1 metro de distancia en la misma cueva.

Estructuras neandertales

El neandertal croata murió mucho más recientemente que Denny, hace aproximadamente 55 mil años, mientras que el neandertal de la cueva de Denisova tiene alrededor de 120

mil años. Eso deja dos posibilidades para explicar la ascendencia de la madre de Denny: una población de neandertales europeos llegó al este de las montañas Altai y reemplazó parcialmente a los neandertales antes de que naciera el híbrido, o un grupo de neandertales podría haber abandonado las montañas de Altai para Europa en algún momento después del nacimiento de Denny. De cualquier manera, dice Harris, los neandertales “no se quedaron en un solo lugar durante miles de años”. Con una madre neanderthal y un padre denisovano, ¿cómo deberíamos llamar al nuevo espécimen? “Nos asustamos un poco de la palabra híbrido”, dice Pääbo. El término implica que los dos grupos son especies distintas de humanos, mientras que en realidad los límites entre ellos son borrosos, como muestra el nuevo estudio. Definir una especie en el mundo natural no siempre es claro, dice Harris, y es interesante ver cómo los debates a largo plazo sobre cómo categorizar los organismos comienzan a aplicarse a los humanos. Cualquier nombre que los científicos decidan llamar a Denny, dice Skoglund, le hubiera encantado conocerlo. “Probablemente sea la persona más fascinante a la que se haya secuenciado su genoma”. *Nature.com


12

Tragaluz

Guatemala, viernes 21 de septiembre de 2018

Amandititita, la reina de la anarcocumbia

“Si fuera una privilegiada, escribiría puras baladas”, sentencia Amandititita en los escenarios, cuando abre sus conciertos. La reina de la anarcocumbia en México se llama Amanda Lalena Escalante. “Amanda por una canción de Víctor Jara: Te recuerdo, Amanda. Lalena por una canción con ese nombre de Donovan. Desde ese día he estado rodeada de canciones”, relata en su libro Trece latas de atún.

Fotos: Archivo

Diana Massis* los 12 años, Amandititita se convirtió en una lectora voraz. A los 16 se fue a vivir sola en una azotea de la colonia Condesa, en Ciudad de México, con una máquina de escribir de fierro, en la que escribía para escapar del dolor por la muerte de su padre, el músico Rodrigo González. Pulsando con fuerza llenaba las páginas de su primera novela, que nunca llegó a publicar. Pero le siguieron sin parar un diario de vida, crónicas, poemas, cuentos, ensayos y grandes canciones. Chistosas pero lúcidas, de aguda crítica social, con el ritmo cumbianchero de los bajos fondos. Ser artista fue “una necesidad, algo que haces para salvarte. Uno crea la ficción para poder aguantar la realidad”, dice la artista mexicana, quien debutó en 2008 y actualmente reside en Los Ángeles. Ella formó parte de la programación del Hay Festival que se celebró en Querétaro, México, del 6 al 9 de septiembre.

¿Dónde está la anarquía en tus canciones?

Más que en las letras, está en la música. Simplemente soy una cronista urbana, enamorada de las historias y de la gente.

¿Y cuál es tu causa, tu compromiso con la gente?

No tengo más ideología que creer que las personas se han lastimado mucho por conceptos sociales que dicen que no puedes ser gorda, no puedes ser flaca, no puedes hacer cumbia, no puedes hacer rock, no puedes ser mujer y si eres mujer no te puedes divorciar, no puedes abortar. ¿Sabes?, mi única bandera sería entender absolutamente el concepto de la libertad, soy una persona muy libre.

Esta notable cantautora, nacida en 1979, es hija de Rodrigo (Rockdrigo) González, músico fallecido en el terremoto de México de 1985.

¿Y eso te trajo conflictos?

Mi primer disco fue en un gran disquera y todo bien, pero en el segundo hice una canción, La Güera Televisa, en la que me burlaba de las televisoras y me dijeron “no”. Nunca había visto una mesa larga, con una persona de corbata en la cabecera diciendo “no me gusta lo que estás haciendo, ¿podrías intentar algo más?”. Y yo dije: “¿Qué? ¿En serio? ¿Esto es lo que me tengo que tragar para estar en una disquera? ¡Jamás!”

¿Cómo nace esta canción?

Mi padre era un hombre espectacularmente listo y mi madre, Mireya, era traductora simultánea, gente de mucha cultura. Jamás había tenido problema con el bullying, vivía en un entorno de lectores, una especie de burbuja donde todo el mundo me decía eres guapísima, eres chaparrita, pero, whatever, eso no importa, estás preciosa. Jamás en la vida me habrían dicho que un güero esbelto era mejor que yo. Pero de pronto saqué unas canciones y me enfrenté, como una cachetada, con los medios, con Televisa, TV Azteca y el internet hacién-

dome bullying en serio. Decían: “esta gorda, esta chaparra, esta fea, no sabemos qué salió primero, si los lentes, los dientes o la cumbia”.

¿Cuándo ocurrió eso?

Cuando tenía 25 años. Me acuerdo perfecto que fui al cibercafé a ver los comentarios y llegué a la disquera llorando, porque era horrible lo que la gente decía. Jamás habría pensado que yo no era bonita, ni me había dado cuenta de que no era alta. Cuando me volví famosa, la sociedad me dio un trancazo horrible. Entonces hice La Güera Televisa con mucho coraje. Yo no puedo ser una güera Televisa y no quiero ser una güera Televisa. Siempre abro mis conciertos así y creo que, a partir de ese momento, la gente me quiere mucho, o bueno, un poco más.

¿Se podría decir que es una canción rebelde?

Sí, pero me sacó de la disquera y por tres años no tuve conciertos y me hundí. Fueron momentos muy duros, como un divorcio de un marido golpeador, pero como me dijo Ulises


Viernes

Guatemala, viernes 21 de septiembre de 2018

13

(Lozano), mi esposo, nada ni nadie, ninguna industria puede detener una buena canción. Y la amo, es de mis canciones favoritas. Tardé mucho tiempo en escribirla, la quería hacer perfecta y me quedó bastante bien. Escribir mis canciones es una cosa muy seria.

¿Y cómo la reciben otras mujeres?

Es una batalla bastante solitaria, te lo digo con todo mi corazón. Las mujeres siguen pensando en la belleza, en la operación, en ir en contra de la vejez, y yo estoy tratando de reconciliarme con esa idea. Me parece que es mucha la inseguridad, además de cederle el poder a alguien que nos dice que tenemos que ser jóvenes, que tenemos que ser flacas.

Amandititita cree que la Ciudad de México es pretenciosa.

¿Eres crítica con las mujeres?

Para mí, el mejor feminismo es que no podemos seguir operándonos o poniéndonos tetas y nalgas para que un hombre nos apruebe. Hay mujeres que hablan del “empoderamiento”, quitándose la ropa. Para eso no lo necesito.

¿Qué te significa Luis Miguel?

Luismi, en confianza, ya se volvió un ícono, como José José, un símbolo, como Juan Gabriel, totalmente lo respeto. Es un referente, no en lo que yo hago, que es distinto, pero en mis borracheras sí. Me da mucho gusto lo que está pasando con su serie (Netflix y Telemundo), es como un cotilleo total de una persona que siempre había sido muy privada, pero al mismo tiempo nadie lo va a tocar. Ya no hay artistas como él, ni como Yuri o Amanda Miguel. Fue una época increíble.

Ecatepec, mencionado en uno de los temas de la compositora, es un populoso municipio del estado de México.

¿Por qué eliges la cumbia?

Porque la cumbia, cuando yo empecé hace 14 años, no era cool, no existían Los Ángeles Azules. Ahorita la cumbia la tomaron César y Camilo Lara, pero en esa época era un ritmo de nacos, de gente corriente, chafa, gente sin educación. Sin embargo, es el ritmo latinoamericano más popular, y que representa a los barrios pobres de la Ciudad de México. Entonces dije, “voy a hacer canciones muy inteligentes, pero con un sonido de barrio” y por eso me volví la reina de la anarcocumbia. En México, las cumbias con humor son mías.

Tu canción La criada es una crítica al clasismo...

El 90 por ciento de esas trabajadoras en nuestros países no tiene prestaciones ni seguros sociales, nada. Son señoras que a lo mejor llegan a una familia cariñosa, donde las quieren y les dicen, Juanita aquí y allá, pero no les dan un salario mínimo siquiera. Es increíble, comparado con Los Ángeles, donde cobran mucho, porque acabo de ir a Chihuahua y allí les pagan 50 pesos por hora, menos de 2 dólares.

¿Qué te provocan esas diferencias?

Me da coraje. Por eso nunca volvería a vivir en la Ciudad de México, me parece la ciudad más pretenciosa del universo, donde todo el mundo tiene una sirvienta y les llaman sirvientas. La gente sale, se toma tragos y trae ropa muy cara en un país muy pobre, dando salarios mínimos, explotando, es horrible en ese sentido. Sólo volvería a vivir en Chihuahua, Tampico o Monterrey.

¿Qué le aconsejarías al próximo Presidente?

Para mí, hay un solo problema en México y es la impunidad. Puedes matar a alguien y no pasa nada, te puedo vender drogas y no pasa nada. Yo, Amandititita, podría asesinar a una periodista y como conozco a no sé quién, me lo perdonan.

¿Son políticas todas tus canciones?

Cuando no hago canciones sobre algo político o social, me siento rara. Y le dije a Ulises que no puedo hacer una canción de amor, no me nace. ¿Has escuchado la última, que se llama De Ecatepec a Atizapán? Son de las zonas más pobres y marginadas de México, en dos extremos de la ciudad. Dice: “Abro los ojos aún estoy molesta, la noche de ayer se puso violenta, me mandas un texto, de que me quieres ver, estoy triste y enojada pero también te quiero ver, espero media hora en la parada, mi estómago me duele, desde ayer no comí nada”. Hice toda la línea de metro en la canción.

Pero también has compuesto temas sobre los hombres...

Tenía 23 cuando hice el tema Metrosexual. Algunos hombres me parecen vanidosos y tontos. En realidad todos los hombres son metrosexuales. ¿Has tenido una relación donde el

hombre no esté más preocupado por la belleza que la mujer? Yo no. Son muchísimo más vanidosos que nosotras, por mil. ¿Y por qué pareciera que es al revés? Porque ellos nos lo están haciendo creer, ¿o no? Ellos son los culpables de todo.

¿Cuál es tu postura frente al aborto?

Yo creo en Dios y creo en el alma y también creo que no necesitamos hijos. Yo no puedo traer un hijo en este mundo horrible, de guerras, de contaminación, donde lo pueden matar o violar, no quiero eso.

¿Has renunciado a ser madre?

Hace poco pensé que era mi última oportunidad. Tengo un matrimonio estable, somos una familia solvente, pero ¿voy a tener hijos porque la sociedad me dice que ya es hora, porque me preocupa que nadie me va a cuidar, ni va a cargar nuestro apellido, ni me va a recordar? Si yo tuviera un hijo mío y de Ulises, que es el güey que más amo en mi vida, cómo voy a dejarlo en este mundo. Sin embargo, sí quisiera adoptar a alguien, a una pobre niña de la calle. Yo amo el mundo.

¿Entonces?

Estoy muy agradecida por todo lo que tengo y no quiero más. Ni hijos ni nada.

*BBC


14

Ventanas

Guatemala, viernes 21 de septiembre de 2018

Que las matemáticas te acompañen La aspiración del reciente libro de Clara Grima, doctora en matemáticas y catedrática en la Universidad de Sevilla, es que sus lectores lleguen a amar las matemáticas, incluso aquellos que conservan las dolorosas cicatrices de una mala iniciación en la materia. Mónica G. Salomone* maginemos una población dividida en cuatro grupos. El primero incluiría a todos aquellos que respiran las matemáticas, personas que ven el mundo a través de números y que no entienden cómo a los demás no les ocurre lo mismo. Otro grupo conoce las matemáticas — si bien no tanto como los anteriores— y las aprecia, sobre todo, por su capacidad para

El número pi, representado con la decimosexta letra del alfabeto griego (π) y que relaciona el perímetro de una circunferencia con la amplitud de su diámetro, es una de las constantes matemáticas más comunes en las ecuaciones de la física, junto al número e. Hace 30 años que el físico estadounidense Larry Shaw bautizó al 14 de marzo (3/14 según escribirían los británicos) como Día del Pi, ya que la fecha coincide con las tres primeras cifras de esta proporción de infinitos decimales (3,141592…). “Aunque escribamos todas las cifras de Pi sobre un papel, nunca habrá suficiente espacio para registrarlas al completo”, explica en una entrevista Daniel Tammet, escritor británico autor del libro La poesía de los números y quien consiguió recitar sin fallos 22 mil decimales de este número y según Clara Grima, presidenta de la comisión de divulgación de la Real Sociedad Matemática Española (RSME),

La mejor manera de enseñar matemáticas es apelando a la fantasía y recuperando las destrezas de cálculo heredadas de nuestros antepasados.

transformar la vida cotidiana. Los del tercer estrato apenas recuerdan las matemáticas del instituto, pero les gustan y reconocen su olor. Y quedan, claro está, los que solo asocian las matemáticas con las temidas retrasadas. Clara Grima, doctorada en matemáticas, docente en la Universidad de Sevilla y divulgadora, ha querido dirigirse en su libro ¡Que las matemáticas te acompañen! a estos dos últimos tipos de lector. Su aspiración es convencerles de que “les gustan las matemáticas, pero aún no lo saben”, incluso a aquellos que conservan las marcas duraderas de una desafortunada iniciación en el, por demás, fantástico mundo matemático. Imposible dejar constancia aquí —ni en ningún otro sitio, porque queda a juicio de cada lector— si Grima lo consigue. En cambio, sí se puede afirmar que en el intento de superar tan alto listón, la obra logra muchos objetivos. El primero es no caer en lo que se podría llamar el problema del precipicio: el lector se adentra confiado en el argumento, siguiendo paso a paso las explicaciones. Todo parece ir bien, va entendiendo todo, hasta que de repente, entre dos párrafos, se abre una brecha Y ahí estamos sin puente ni pista para retomar el hilo. La autora, salvo quizás alguna excepción,

El número especial el número pi sigue fascinando a los matemáticos al tratarse de una proporción que aparece al medir los círculos, pero también en problemas clásicos de probabilidad geométrica. “Es un número fascinante por su aparición en gran cantidad de experimentos y por su historia, ¡al principio no se sabía calcular!”, exclama Grima, quien recuerda la cinta titulada El hombre que conocía el infinito que cuenta la historia del matemático indio Srinivasa Ramanujan antes de ser admitido en la Universidad de Cambridge. Haciendo frente a prejuicios raciales y en el contexto de la Primera Guerra Mundial, el protagonista se convierte en todo un experto en la ciencia de los números. Hasta en la serie de animación Los Simpson se simpatiza con este número, aterrando a la comunidad científica de Springfield con una simple afirmación: pi es 3. En 1888, el médico Edward

acompaña bien de la mano sin ser condescendiente. Y eso se agradece e induce a seguir leyendo.

Matemáticas y redes sociales

Así que, perdido el miedo atávico a extraviarse entre números, es posible relajarse y disfrutar. Mediante capítulos cortos, casi breves relatos, Grima explica el poder de las matemáticas para describir los tsunamis, la meteorología

Johnston Goodin, de Indiana, proclamó un supuesto descubrimiento en el que conseguía cuadrar los círculos y demostraba, según sus cálculos, que pi era en realidad 3.2. A principios de los noventa, los hermanos David y Gregory Chudnovsky fabricaron una máquina a la que bautizaron M zero y que les permitió batir el récord mundial del momento sobre el cálculo de pi, con más de 2 mil millones de decimales. Por problemas con la Universidad de Columbia, en la que trabajaban ambos, la hazaña se logró en su propio apartamento, en Nueva York. El 14 de marzo a de 2015 a las 9 horas, 26 minutos y 53 segundos de la mañana, fue el día 3.14.15 9:26:53, la primera vez que este día internacional llegaba a los 9 decimales. Sin embargo, el récord lo sostiene la primavera de 1592, a las 6:53:58, con 12 dígitos. (Sinc)


Viernes

Guatemala, viernes 21 de septiembre de 2018

15

Archivo

palomas que palomares, en un palomar habrá más de una paloma. ¿Obvio, verdad? Pues no imaginan lo que da de sí esta idea. O el complejo sistema que se puede articular a partir de la ordenada disposición de los huevos en el envase de cartón que los contiene.

Lectura con premio

o el comportamiento de las hormigas. Y por qué son útiles para evitar epidemias y entender cómo las redes sociales refuerzan opiniones y hacen que se ganen y pierdan elecciones. También nos habla de las matemáticas como materia prima de la tecnología. Grima revela el esqueleto matemático de los motores de búsqueda de Google, las cámaras digitales, el GPS, o de los algoritmos de compresión de imágenes que hacen posible el constante inter-

cambio de fotos de hoy en día. La divulgadora transmite muy bien en la obra ese aspecto casi de magia, que llevan implícitas las matemáticas. Con ellas se demuestra que es posible aparcar un carro en un trecho por el que ni el mejor conductor hubiera apostado, o que para envolver un regalo de forma cúbica no hace falta mucho papel. Y queda también patente el poder de los conceptos básicos, como este: si se tienen más

Ahora bien, el requisito para disfrutar de cada uno de estos breves relatos es dedicarles un poco de atención. Se diría que constituyen una lectura con premio. Si nos paramos a pensar un poco, simplemente para seguir el razonamiento, casi seguro se aprende algo nuevo. Grima en eso no engaña: “Las matemáticas son difíciles”, afirma en la introducción. En el apartado de los comentarios menos elogiosos, dos detalles. Se parte de la base de que, por suerte o desgracia, los libros vienen sazonados de fábrica. Así que el estilo narrativo puede resultar a unos demasiado soso, a otros lo contrario. El estilo de Grima es salado, y allá cada paladar para decidir si en algún momento se pasa. También hay alguna referencia a quienes desempeñan oficios modestos o tienen ocupaciones muy poco calificadas, que no se antojan muy afortunadas, ya que de lo que se trata es de ampliar la base de interés público y aceptación de las ciencias exactas como parte del quehacer cotidiano. Cómo conseguir que los no amantes de la materia lean sobre matemáticas sigue siendo un problema no resuelto. Puede que la obra de Grima no sea la solución, pero sí da muchas ideas para que los integrantes de los grupos promatemáticos mejoren sus relaciones, y empiecen a atraer a los anuméricos declarados. Además, añade valor a su libro contando una parte entrañable del mundo matemático: muchos de sus habitantes son en realidad niños y niñas grandes, que defendieron y conquistaron su derecho a seguir pensando en cosas, como de cuántas formas pueden atarse los cordones de los zapatos o si infinito solo hay uno. Menos mal que lo hicieron. Sinc

Educar sin gritos “No se trata de supervivencia”, escribe Laura Monge al comienzo de este libro. Se refiere a acompañar a los hijos sin que los gritos perturben el camino. Que su cama siga sin hacer a avanzadas horas del día o que se opongan ante la idea de dejar la serie que están viendo a medias e ir a ducharse puede generar una frustración en los adultos que desemboque en la creencia de que alzar la voz es la única solución. Educar sin gritos (Ed. SoldeSol) se pone a la altura de los padres agotados para comprenderlos, pero también para entender a sus hijos. Laura Monge es doctora en Farmacia, tiene un máster en Formación del Profesorado de Educación Secundaria y Bachiller, es madre de cinco hijos y su libro se presenta como un bálsamo para esos padres afónicos y niños incomprendidos. Si al princi-

pio aseguraba que no se trata de sobrevivir, más adelante se sincera: no existe una fórmula mágica para cada familia. Lo que sí existe es “el afecto, la paciencia, la dedicación, el respeto…supongo que, con alguna que otra salvedad y aunque nos pese, quien más, quien menos ha acabado en alguna ocasión gritando a sus hijos”, asume Monge, que recalca: “somos humanos e imperfectos”. El libro explica: es verdad que el grito alerta al niño y puede funcionar momentáneamente, pero también lo pone en “modo defensa”. “Después de una interacción negativa no tendrá disposición a aprender, a reflexionar, a pensar en las consecuencias de sus actos o a mejorar”. También insta a tratar de dejar los gritos teniendo en cuenta que los padres son el modelo: si gritamos, explica Monge, ellos acabarán gritando.

De lo teórico a lo práctico, repasa conceptos más científicos, como el desarrollo del cerebro del niño. Monge ilustra las situaciones con ejemplos y propone ejercicios o juegos para gestionar la conducta de los hijos en situaciones cotidianas antes de que estalle el monstruo del chillido. Educar sin gritos ofrece un surtido de ideas para guiar a los pequeños en sus diferentes etapas. Algunos de sus consejos consisten en reforzar comportamiento sin “peros” instantáneos, preguntar a los hijos cómo se sienten y hacerles sentir especiales. Monge propone empatizar para conectar, antes de redirigir su conducta. También se inclina por no reducir los límites al mínimo, teniendo siempre en cuenta que no hay que confundir “la disciplina con una actitud autoritaria. La firmeza y la flexibilidad no están peleadas”. (Sinc)


Revista viernes del Diario de Centro América del 21 de septiembre de 2018  

Revista viernes del Diario de Centro América del 21 de septiembre de 2018

Revista viernes del Diario de Centro América del 21 de septiembre de 2018  

Revista viernes del Diario de Centro América del 21 de septiembre de 2018

Advertisement