Page 1

1


by

Hyenuk Chu Publisher

Hyenukchu.com

María Fernanda Obando

Directora de Servicio al Cliente

Viviana Sánchez Periodismo

Giancarlo Rodríguez Diseño Editorial

Francisco Trejo

Content Manager

2

Para obtener más información sobre cómo poner publicidad de tu empresa o producto en esta publicación, escríbenos al correo: soporte@Hyenukchu.com


EDITORIAL

SOMOS LOS DUEÑOS DE NUESTRO DESTINO Este mes empieza el Mundial de Fútbol, una cita que todos los amantes de este deporte esperamos con ansiedad porque nos obliga a tener mucha, pero mucha paciencia durante cuatro largos años para poder ver a nuestros equipos jugar en esta competencia y enfrentarse a los mejores. Pero el Mundial significa muchas cosas más. De eso caí en cuenta hace algunos días cuando en un programa de televisión hicieron un recuento de las historias de los goleadores. Aunque todas eran diferentes, tenían un denominador común: son historias de lucha, de perseverancia y de constancia. James Rodríguez, por ejemplo, empezó a jugar fútbol antes de cumplir 12 años y pasó por varios clubes de su país antes de llegar a integrar la Selección Colombia. En ella ha hecho historia. ¿Cómo olvidar el desempeño que tuvo en el Mundial de 2014 que, además, ha sido el mejor del equipo?

3


¿Y qué podemos decir de Messi, el gran Messi, el jugador argentino que no solo ha tenido que superar problemas de salud, sino hacerle frente a la incredulidad y hasta el bullying de los que creían que su baja estatura era un impedimento para llegar a convertirse en el mejor futbolista del mundo? No podemos dejar de hablar de Neymar, el brasileño que ganó el Balón de Bronce de la Fifa en 2015, pero que anteriormente logró una larga lista de reconocimientos por su gran técnica a la hora de patear el balón y convertir sus intenciones en goles que han hecho saltar de alegría a los aficionados. ¿Ves? El Mundial es un encuentro deportivo. Es cierto. Pero no solo nos habla de fútbol. Por eso, en esta edición de Zen Trading decidimos crear otro equipo: el de los 10 mejores CEO o ejecutivos de las más grandiosas empresas del mundo para recordarnos y recordarte que somos los diseñadores de nuestra propia vida y de nuestro propio destino, que tenemos no solo el poder sino la responsabilidad de lograrlo.

fortunas que incluso han trascendido las expectativas y los pronósticos de los más acertados analistas. Así que te invitamos a que navegues por estas páginas y conozcas nuestra propia selección de millonarios. Como en junio en varios países hispanos celebramos el Día del Padre, decidimos sacar a la luz una historia que pocos conocen: la de Thomas Farley, el presidente de NYSE Group, es decir, el hombre que tiene bajo su mando, nada más ni nada menos, que la Bolsa de Valores de Nueva York. En este artículo no solo recordamos de dónde viene. También hablamos para dónde va este banquero y hacia dónde quiere llevar el mercado de valores más importante del planeta. Farley piensa que en la innovación está la clave de que la Bolsa siga evolucionando. Ahí te damos una pista. En Zen Trading nos gusta ser equilibrados e imparciales. Como en la edición pasada entrevistamos al señor Bull Market, en esta quisimos dedicarle algunas páginas a su archienemigo, Bear Market, quien nos contó si debemos prepararnos para una crisis financiera o si no hay de qué preocuparnos.

Porque las historias de estos personajes no han sido fáciles. Muchos también tuvieron que luchar contra los estándares y lo que la sociedad esperaba de ellos, tuvieron que convencer a los bancos o a inversionistas de que les prestaran dinero, tuvieron que demostrar que su propia revolución podría tener éxito.

Siguiendo con esa línea, también hablamos de T. Row Price, un reconocido inversionista que puso de moda el “growth investment” y creó el T. Rowe Price Group, Inc., una firma estadounidense especializada en la administración de activos que hoy por hoy es líder en su segmento.

Y hoy, cada uno desde su posición, ha logrado éxitos inimaginables, pero además

E hicimos un artículo sobre la inversión contraria, una forma de inversión en la

4


Bolsa de Valores que, tal vez, se sale de los estándares, pero nos demuestra que, tanto en las inversiones como en nuestra propia vida, tenemos diferentes vías para lograr lo que nos proponemos. Para conseguir esos propósitos, sin embargo, debemos aprender, adquirir conocimientos y practicar. Por eso también hablamos de la importancia de los eventos de crecimiento personal, que nos ayudan a abrir nuestra mente y obtener información privilegiada que es vital para hacer realidad nuestros sueños. Como ese, precisamente, es nuestro objetivo al publicar esta revista y realizar todas las actividades que hacemos, en agosto llevaremos a cabo el Investment Bootcamp en Cancún. Serán tres días en los que los asistentes podrán aprender, compartir y diseñar su presente y su futuro. En este Bootcamp habrá un apartado dedicado a la mentalidad del inversionista, responsable de una gran parte de nuestro éxito, y otro especialmente diseñado para que podamos determinar nuestro perfil de riesgo para que, a partir de él, tengamos claro cómo invertir. Espero que nos acompañes en este Bootcamp y que sigas siendo un miembro activo de esta comunidad de inversionistas que creemos en el poder de nuestros sueños y tomamos acciones concretas para lograrlos. Nuevamente, un feliz día a todos los padres. Hyenuk Chu

5


PORTADA

Estamos a pocos días de que se inaugure una nueva edición del Mundial de Fútbol, en Rusia. Un evento que, aunque a simple vista no parezca, nos deja grandes enseñanzas en términos de estrategia, trabajo en equipo, planeación, liderazgo, planteamiento de objetivos y finanzas. Eso, en realidad, es lo que deben hacer los directivos o CEO de las mejores compañías del mundo, porque todas son grandes imperios que requieren de un jefe del mismo tamaño a la cabeza para que le dé un rumbo al barco, sepa resistir los embates de un mercado cada vez más competitivo y meta los mejores “goles”. Para los inversionistas, conocer a los integrantes de ese equipo ganador es crucial por varios motivos. En primer lugar, porque todos tienen historias inspiradoras y aleccionadoras que nos enseñan a perseguir

6

nuestros sueños, superar las dificultades y ser constantes para que el sueño, una vez alcanzado, no se esfume de nuestras manos. En segundo lugar, al dirigir a las empresas más poderosas del mundo, son personas a las que debemos seguirles la pista. De esto depende que podamos ganar dinero o también que podamos perderlo. Que podamos hacer buenos negocios para nosotros o que otros los hagan mientras los miramos. Ellos inspiran el Top 10 de los mejores ejecutivos que elabora cada año la revista Forbes. Este año, la lista incluye en total 75 personas, una por cada 100 millones de personas. A propósito del Mundial, te presento a este gran equipo que sale a la cancha para decirnos “si yo pude, ¿por qué tú no?”. Disfruta del partido.


No. 3 Mark Zuckerberg

Posición: “Lo sé todo de ti” Equipo: Facebook Palmarés: US$74 miles de millones (fortuna personal) Goles: Poseer una compañía que vale más de medio billón de dólares

No. 1 Jeff Bezos

Posición: “El hombre más rico del mundo” Equipo: Amazon Palmarés: US$132.4 miles de millones (fortuna personal) Goles: Dominar el sector del retail digital a nivel mundial

No. 4 Warren Buffett

Posición: “El oráculo de Omaha” Equipo: Berkshire Hathaway Palmarés: US$85.3 miles de millones (fortuna personal) Goles: Ser el más grande inversionista de todos los tiempos

No. 2 Larry Page

Posición: “La cabeza detrás del más grande buscador” Equipo: Alphabet Palmarés: US$51.5 miles de millones (fortuna personal) Goles: Invertir en Kitty Hawk, compañía de taxis autónomos

7


No. 7 Doug McMillion

Posición: “Tu empleador por excelencia” Equipo: Walmart Palmarés: Manejar 2.3 millones de empleados Goles: Dar la batalla en el sector de retail frente a los colosos del e-commerce ¡y seguir en pie! Además de pagar 16.000 millones de dólares por el control de Flipkart, el gigante indio del comercio electrónico

No. 5 Jamie Dimon

Posición: “El más poderoso de Wall Street” Equipo: JP Morgan Palmarés: US$1.31 miles de millones (fortuna personal) Goles: Bajo su mando en el banco más grande del mundo se manejan acciones por US$2 trillones

No. 8 Tim Cook

Posición: “Doy sabor a la manzana” Equipo: Apple Palmarés: Dirigir la compañía de los US$930 miles de millones Goles: Liderar a la cima a la empresa mejor valorada de todo el planeta

No. 6 Jack Ma

Posición: “Por mi sangre corre el ingenio chino” Equipo: Alibaba Palmarés: US$41.4 miles de millones (fortuna personal) Goles: Ser el más poderoso hombre no americano y dirigir una de las empresas más importantes de e-commerce 8


No. 9 Elon Musk

Posición: “Soy el revolucionario del transporte” Equipo: Tesla y SpaceX Palmarés: US$19.6 miles de millones (fortuna personal) Goles: Ser el líder en la industria de los autos eléctricos y haber mandado al espacio al cohete más grande y poderoso de todos los tiempos

No. 10 Ma Huateng

Posición: “El debutante” Equipo: Tencent Palmarés: US$45.3 miles de millones (fortuna personal) Goles: Ser el hombre más rico de Asia y liderar la empresa hacia un crecimiento del 60% de sus acciones en lo que va corrido del año

Este año, la lista incluye en total 75 personas, una por cada 100 millones de personas. 9


ENTREVISTA

“Si la economía no crece, estoy listo para atacar” En la edición pasada de Zen Trading entrevistamos a Bull, el mercado boyante, para que nos contara cómo siente su desempeño en la actualidad y nos diera luces con respecto a un temor que ronda por la mente de los inversionistas, aunque pocos se atreven a hablar abiertamente del tema: una crisis económica que, posiblemente, se avecina. Esta vez, el turno es para Bear, el mercado bajista. Bear, en español significa oso. Y debe su nombre a un comportamiento que tienen estos animales cuando atacan a sus presas. Mientras el Bull o toro alza sus cachos para demostrar su fuerza y su poder cuando detecta algún peligro, Bear hace todo lo contrario. Este animal inicialmente levanta sus patas delanteras, o una de ellas, pero luego las descarga hacia abajo para aplastar con toda su fuerza a su oponente. Lo mismo pasa en la Bolsa de Valores de Nueva York.

10

En ocasiones, el mercado está Bull o boyante y creemos que ganaremos. Pero, de repente, los precios caen. Ese es Bear poniéndonos su pata encima. En lo que va corrido de este año, los inversionistas hemos tenido que sobrevivir con el fantasma de Bear porque veníamos de un 2017 en el que se registraron altos históricos en los precios de las acciones, lo que aumentó el optimismo de los inversionistas y esto, a su vez, un mayor incremento en dichos precios. Pero 2018 llegó con el temor de una corrección en el mercado que, aunque no llegó a tal o no fue tan dramática, empezó a golpear la puerta hacia febrero. Por esto decidimos hablar con Bear Market, para que nos aclare de una vez por todas si debemos temerle a su presencia o si volverá a irse sin causarnos ningún estrago.


Señor Bear, ¿qué nos podría decir de usted?

Básicamente, represento al mercado bajista, que se da cuando se registran caídas alarmantes en los precios de las acciones por cuenta de la negatividad o el pesimismo de los inversionistas; cuando sus expectativas no son precisamente las mejores porque se dan cuenta de que esos precios que alguna vez subieron pueden tener caídas dramáticas. Mejor dicho, soy el que llega a aguarles la fiesta. Pero no olvide algo y es que, cuando yo aparezco, los inversionistas también pueden tener grandes ganancias, eso sí, tienen que saber cómo aprovecharme.

Usted no solo es sinónimo de las emociones de los inversionistas, sino que representa a una economía que no pasa por su mejor momento. ¿Qué nos puede decir de esto?

Es verdad. Los precios en la Bolsa de Valores no caen porque sí. Por el contrario, existen muchas circunstancias que inciden en la forma de pensar y actuar de los inversionistas y esto, a su vez, incide en el comportamiento de los precios de las acciones. Por eso diría que hago mi aparición, básicamente, en dos momentos: cuando un hecho concreto impacta los precios de las acciones en la Bolsa y cuando la economía, en realidad, entra en una crisis.

Explíquenos mejor, por favor.

Por ejemplo, hace poco, cuando se reveló el escándalo de Facebook por la filtración de datos de Cambridge Analytica, el precio de su acción cayó dramáticamente y eso corrió por mi cuenta. En esos momentos, mientras algunos ganan al invertir a la baja, otros simplemente prefieren quedarse quietos para no perder dinero. Digamos que el mercado camina lento y adormecido, como yo, para luego dar su estocada final.

11


Pero otro es el caso cuando en realidad hay una crisis financiera generalizada.

Por ejemplo…

Por ejemplo, en Estados Unidos en los años 2006, 2007 y 2008 se produjo una crisis financiera generalizada debido al colapso de la burbuja inmobiliaria. Esta se extendió al sistema financiero, como una crisis de liquidez, lo que a corto plazo también produjo una grave crisis en la Bolsa de Valores de Nueva York y en las economías del mundo entero por ser Estados Unidos un jugador vital en términos financieros. Con esta crisis también se perdieron empleos, y con ellos la capacidad de consumo de los hogares. Mejor dicho, todo andaba mal en esa época. Creo que el único que pudo celebrar entonces fui yo.

Y hoy, ¿qué está pasando con usted?

Digamos que estoy listo para salir al ruedo cuando me necesiten y le voy a contar por qué. En términos generales, hay circunstancias que amenazan la estabilidad de la economía estadounidense, empezando por algunas de las acciones de su presidente, Donald Trump. Hace poco dijo que estaba dispuesto a dialogar con Corea del Norte, pero luego canceló un importante encuentro con el mandatario de ese país y eso significa, en pocas palabras, que la pelea podría terminar en una batalla nuclear entre las dos naciones, lo que sin duda afectaría la economía mundial.

¿Qué más nos puede decir sobre su situación actual?

También tenemos que pensar en la “Trade War” que podría estar gestándose entre

12

Estados Unidos y China. Esta “guerra del comercio” surgió porque, hace poco, Estados Unidos impuso mayores aranceles a los productos que ingresan a este país provenientes de China, con lo que pone en riesgo las relaciones comerciales con el gigante asiático. De agravarse esta situación, las empresas norteamericanas que requieren insumos chinos podrían verse afectadas, lo que terminaría por afectar el consumo de sus productos. Pero detrás de esto hay algo más.

¿Qué es?

Donald Trump acusa a China de haber realizado robos sistemáticos de propiedad intelectual estadounidense durante los últimos años porque obliga a las empresas estadounidenses a asociarse con las chinas para operar en el país, lo que implica que las primeras entreguen sus secretos mejor guardados a las segundas, que han sido y podrían ser sus principales competidoras. El caso es que esas restricciones a las importaciones de China también podrían devenir en inconvenientes para la producción de las empresas norteamericanas y, consecuentemente, en su desempeño en la Bolsa de Valores de Nueva York.

Es decir que la situación está grave…

Yo no lo diría de esa manera. Mire: entre los gobiernos de los países siempre existirán diferencias y discusiones. Eso es completamente normal. Para llegar a conclusiones con respecto a si este es mi momento como Bear Market o no yo le diría que se fije en indicadores como el PIB, por ejemplo. Este calcula cuál fue la producción en


bienes y servicios que se hizo en un país, o ciudad, en cierto periodo de tiempo. Su crecimiento indica que aumentó la actividad económica, lo que significa que hubo mayor consumo y menor desempleo.

¿Y cómo está el PIB de Estados Unidos?

En el primer trimestre de 2018, el PIB de Estados Unidos aumentó un 2.3% porque crecieron la inversión en el país, las exportaciones y el consumo de bienes y servicios. Aunque en el mismo periodo del año pasado el PIB creció 2.9%, el porcentaje registrado este año es una muy buena señal porque indica, como le dije antes, que Bull puede estar ganando la batalla. Es importante resaltar que el gasto en consumo aumentó un 1.1%, la cifra más alta en los últimos tres años. Estas cifras nos indican que la economía estadounidense está retomando su rumbo tras los “sustos” que nos dio a principios de año cuando se redujeron los precios de las acciones en la Bolsa.

¿Cómo inversionistas, entonces, qué debemos esperar?

Las anteriores cifras, reveladas por el Departamento de Comercio de Estados Unidos, nos indican varias cosas. Si bien no se logró la meta del presidente Trump de que el PIB creciera un 3%, se comprueba que la Reforma Fiscal aprobada a finales de 2017 está siendo positiva para los empresarios de ese país, que ahora tienen estímulos tributarios. También debemos tener en cuenta que, históricamente, los primeros tres meses del año han sido los más “flojos” en términos de crecimiento

financiero, por lo que se espera que este mejore durante abril, mayo y junio. Tendremos que esperar para verlo, pero las previsiones son positivas.

En este contexto, ¿su destino será “hibernar”?

Pues, todo parece indicar que sí. Pero realmente, eso depende de lo que le dije al principio. Un solo evento que conduzca a una reducción en los precios de las acciones en la Bolsa puede hacer que adelante mi aparición. Lo que también puede ocurrir si las relaciones comerciales de Estados Unidos con países como China se empeoran. Mi posición es paradójica, porque yo espero que la economía siga creciendo, pero si no lo hace, no me quedará más remedio que atacar y, en ese caso, los que terminarán sufriendo las consecuencias serán los que no estén bien preparados.

Teniendo en cuenta eso que dice, ¿cuál es su recomendación para los inversionistas?

Lo que pienso lo puedo resumir en una frase popular: “soldado advertido no muere en guerra”. Así que, si llega la crisis económica, y yo con ella, y no están preparados para afrontarla, no digan que no les avisé.

En ocasiones, el mercado está Bull o boyante y creemos que ganaremos. Pero, de repente, los precios caen. Ese es Bear poniéndonos su pata encima. 13


ACTUALIDAD

Te contaré una historia. Hace muchos años, en la Edad Media, el conocimiento era una habilidad que se condenaba. Cuando se comprobaba que una persona sabía más de la cuenta, o que sabía hacer algo diferente a como solía hacerse, era condenada a la hoguera. Pagaba con su vida el precio por saber más.

Solo cuando descubrieron que la Tierra era redonda, entendieron que no podían quedarse donde habían estado siempre y que tenían la obligación, más que nada, con ellos mismos de ir a descubrir eso que durante mucho tiempo se negaron por miedo a cambiar el orden establecido.

Algo similar pasaba en la época en la que América fue conquistada por los españoles. Entonces, se decía que la Tierra era plana y por eso los navegantes tenían miedo de zarpar. Creían que, si llegaban hasta el límite que veían desde la costa, se caerían. ¿A dónde? No sé. Pero eso les impidió durante mucho tiempo explorar otras tierras.

A las personas nos ha pasado y nos pasa lo mismo con respecto a muchos temas, pero, sobre todo, frente al dinero. Porque desde siempre nos han dicho que para obtenerlo debemos trabajar y que, aunque lo hagamos, no nos llegará en la medida en que lo esperamos. O que el dinero es solo para unos pocos, que a los demás les toca sacrificarse.

Eso pasaba porque vivían en una eterna ceguera del conocimiento. En realidad, tenían todas las facultades mentales y físicas para explorar. Incluso, contaban con los recursos económicos para hacer las expediciones, pero se sentían impedidos para ver más allá, para inventar cosas nuevas.

Otras personas están en otro nivel porque tienen el dinero, pero no saben en qué invertirlo. Mientras que otras lo gastan en lujos que no necesitan, como carros último modelo, y que no les resuelven ninguno de sus problemas. Viven, como hace cientos de años, en la ceguera del conocimiento.

14


Esto pasa porque nadie les ha enseñado sobre finanzas. Pero lo más delicado es que tampoco les han contado cómo las creencias heredadas y las emociones influyen en nuestra relación con el dinero. Otros sí tienen este conocimiento, pero no lo aplican, lo que equivale a no tenerlo.

Invertir en ti mismo

Lo importante aquí es que esos problemas que tenemos con el dinero no se solucionan ganándose la lotería, sino comprendiendo por qué vivimos esas situaciones angustiantes con el dinero, por qué sentimos que no fluye en nuestras vidas, por qué pensamos que no es para nosotros. Es decir que la mentalidad hace la diferencia.

Es por esto que hace algunos años creamos el Bootcamp Investment, un evento presencial en donde, literalmente, les“lavamoselcerebroanuestros asistentes”. Es decir que los ayudamos para que se autoevalúen y dejen de ser “zombies” como los demás. Hyenuk está loco, dirás.

Para educarnos con respecto al dinero y, por consiguiente, poder construir riqueza existen diferentes medios. Están los libros, los webinarios y las sesiones de inversión dirigidas por un experto. Sin embargo, a medida que aprendemos, es normal que queramos pasar a otro nivel.

Y el primer paso para cambiar nuestra mentalidad con respecto al dinero es educándonos.

En estos bootcamps les enseñamos a que logren un equilibrio en su vida entre sus gustos, sus sueños, sus planes, su vocación, sus finanzas y sus relaciones. 15


Pero no es así. Lo que te quiero decir es que en estos bootcamps le enseñamos a la gente a superar sus creencias limitantes sobre el dinero, a seguir su vocación solo porque los hace felices y no por el dinero que les podrá dar, y a que dejen de preocuparse por el dinero para recuperar su verdadera libertad. En pocas palabras, les enseñamos a que logren un equilibrio en su vida entre sus gustos, sus sueños, sus planes, su vocación, sus finanzas y sus relaciones. Los apoyamos para que identifiquen lo que no está funcionando bien en ellos para que puedan proyectarse hacia un presente y un futuro ideal, según cada persona. Lo más importante de estos procesos es que las personas aprenden a invertir en ellas mismas y a reconocer que son el activo más importante de sus vidas por lo que, más importante que invertir en carreras universitarias es invertir en inteligencia financiera y emocional, mentalidad y espiritualidad. Les enseñamos a crear hábitos en estos aspectos.

Bootcamp Investment se realizará del 24 al 26 de agosto en Cancún, México. Si decides hacer parte de La cuarta edición del

él, descubrirás por qué y para qué invertir, cómo hacer para que tus problemas no se vean reflejados en tus emociones y cómo mantener el equilibrio en tu vida sin que el dinero sea un impedimento para lograrlo.

También podrás determinar tu perfil como inversionista y, a partir de ahí, ver qué estarías dispuesto a hacer para construir riqueza y en qué te conviene aprender a 16

Será una inmersión de tres días en el mundo de las inversiones en los que, sobre todo, aprenderás a invertir en ti. invertir para tener ese estilo de vida con el que siempre has soñado. Será una inmersión de tres días en el mundo de las inversiones en los que, sobre todo, aprenderás a invertir en ti. Y en los que aprenderás que invertir no es solo tener dinero para comprar acciones en la Bolsa. Es 10% técnica, 10% habilidad y 80% mentalidad. Así que te reitero la invitación para que nos acompañes. Recuerda que tu pasado no tiene que ser tu futuro y que tienes la habilidad de crear la vida con la que sueñas porque nadie más lo hará por ti. Toda la información la puedes encontrar aquí:


MENTALIDAD

T. Rowe Price Group, Inc. es una firma estadounidense especializada en la administración de activos que ofrece productos como fondos y planes de jubilación para personas, y servicios como asesoramiento e intermediación financiera, administración de cuentas, entre otros. En 2017, manejó acciones por un valor superior a los US$900.000 millones. Fue fundada en 1937 por Thomas Rowe Price Jr., hijo de un reconocido médico y de la hija de un prominente constructor, quien se graduó como químico, pero le dio un giro a su carrera al optar por las inversiones.

18


Luego de trabajar en algunas firmas especializadas, decidió crear un sistema propio de growth investing, es decir una estrategia enfocada en el crecimiento del capital de los inversionistas que, además, no implicaba el pago de comisiones para ellos. Le dio rienda suelta a su idea y así nació su propia firma. Tras su muerte en 1983, su familia decidió retirarse de la dirección del negocio. Este se convirtió en público en 1986, año en que los nuevos dueños se plantearon un nuevo panorama para él. Fue incluido en el S&P 500 en 1999 y continúa siendo, a la fecha, uno de los líderes en su segmento. Por sus lecciones, recordamos a Thomas Rowe Price Jr.

Inversiones:

• Si te mantienes medio alerta, puedes elegir a los artistas más espectaculares desde tu lugar de trabajo o fuera del centro comercial del vecindario, y mucho antes de que Wall Street los descubra. • La teoría del crecimiento de la inversión requiere paciencia, pero es menos estresante que la negociación. Generalmente, tiene menos riesgos y reduce las comisiones de corretaje y los impuestos a la renta. ● Si hacemos las cosas bien por el cliente, ellos lo harán por nosotros. ● El cambio es la única certeza de los inversionistas. ● Incluso el inversionista aficionado, al que le faltan capacitación y tiempo para dedicarse a administrar sus inversiones, puede tener un éxito razonable seleccionando las empresas mejor administradas en campos fértiles de crecimiento, comprando sus acciones y reteniéndolas hasta que sea obvio

que ya no cumplen con la definición de una acción en crecimiento.

Futuro:

• Nadie puede ver hacia adelante tres años, y mucho menos cinco o 10. La competencia, los nuevos inventos, todo tipo de cosas, pueden cambiar en tan solo 12 meses. • Todos los negocios son hechos por el hombre. Son un resultado de individuos. Reflejan las personalidades y la filosofía empresarial de los fundadores y de quienes han dirigido sus asuntos a lo largo de su existencia. Si desea comprender cualquier negocio, es importante conocer los antecedentes de las personas que lo iniciaron y que dirigieron su pasado y las esperanzas y ambiciones de quienes planean su futuro. • Es mejor llegar temprano que demasiado tarde para reconocer el paso de una era, el retroceso de los viejos favoritos de inversión y el advenimiento de una nueva era que ofrece nuevas oportunidades para el inversionista.

Creó un sistema propio de growth investing, es decir una estrategia enfocada en el crecimiento del capital de los inversionistas que, además, no implicaba el pago de comisiones para ellos. 19


TEMA TÉCNICO

u t r i n fi e d o m ¿Có o g s e i r e d l fi r e p ? r i t r e v n i al El riesgo es la posibilidad de que algo negativo ocurra en cualquier dimensión de nuestra vida o que esté relacionada con ella. Por ejemplo, una actividad tan cotidiana como conducir un auto representa riesgos como tener un accidente de tráfico o herir a un peatón que se nos atraviese por el camino. Hay actividades más riesgosas que otras, como saltar en paracaídas, montar en parapente, hacer bungee jumping o nadar con tiburones. Lo que tienen en común es que el riesgo puede tratar de prevenirse o mitigarse. Pero es probable que si ocurre un incidente mientras realizamos dichas actividades, no pueda repararse. Existen otras actividades que representan riesgos. Por ejemplo, si prestas dinero a alguien, es probable que no te lo regrese. Entonces habrás perdido. En cambio, si un banco te presta dinero y tú no se lo pagas, el banco perderá, por lo que, de antemano, debe buscar formas para asegurarse frente a ese riesgo. Cuando invertimos en la Bolsa de Valores de Nueva York, y otros escenarios, tampoco estamos exentos de riesgos, principalmente, del riesgo de perder nuestro dinero. 20


Por esto, el primer paso que debemos dar cuando tenemos la intención de invertir es definir cuál es nuestro perfil de riesgo.

¿Qué es?

Este es, básicamente, una evaluación que podemos realizar nosotros mismos, o con ayuda de un tercero, sobre qué tan dispuestos estamos a correr riesgos. Si hablamos en términos financieros, este diagnóstico nos ayudará a determinar si estamos dispuestos a perder poco o mucho dinero mientras invertimos. Por lo tanto, también será útil para saber cuál es el vehículo de inversión que más nos conviene y, al mismo tiempo, a qué amenazas estamos expuestos. Por ejemplo, no tiene el mismo perfil de riesgo una persona soltera sin personas a su cargo, que una persona con hijos pequeños o que una persona adicta al juego. Así como se aplica a las personas, estos perfiles también se realizan con las organizaciones interesadas, por decirte algo, en adquirir préstamos con el sistema bancario. Son una forma que tenemos nosotros y los bancos, en este caso, de blindarse frente a posibles pérdidas de dinero. Un perfil de riesgo incluye variables como la edad del inversionista, su horizonte de inversión (si quiere invertir a corto, mediano o largo plazo), su capital para invertir, sus obligaciones financieras, su tolerancia al riesgo (qué tanto lo soporta), sus conocimientos financieros, sus metas al invertir y sus ganancias esperadas.

¿Para qué sirve?

El perfil de riesgo nos sirve para tomar decisiones de inversión. Es decir, para saber cuál es el vehículo de inversión que más se ajusta a nuestras necesidades y para saber qué tanto dinero estamos dispuestos a perder en cada una de las operaciones que hagamos con esos vehículos de inversión.

21


El primer paso que debemos dar cuando tenemos la intención de invertir es definir cuál es nuestro perfil de riesgo. El riesgo, generalmente, se expresa en términos de probabilidad, debido a que no tenemos la certeza de que un evento indeseable vaya a ocurrir, y en términos de impacto, o de los efectos que podría tener ese evento probable en nosotros y, en este caso, en nuestras finanzas.

● Perfil agresivo: es el que tiene más tolerancia al riesgo. Las inversiones en la Bolsa de Valores son ideales para personas con este perfil porque están asociadas a la volatilidad y los vaivenes del mercado, con lo que esperan obtener mejores ganancias.

Una vez aclarado este aspecto, cada inversionista puede elegir los vehículos de inversión de su preferencia, el dinero que podría destinar a cada uno de ellos, el plazo que quiere establecer para recibir ganancias o intereses y, claro está, el porcentaje de dinero que estaría dispuesto a perder.

Pero hay inversionistas que, aunque invierten en la Bolsa, no tienen un perfil agresivo porque invierten un capital de riesgo, es decir que, de alguna manera, no les falta si lo pierden, y optan por operaciones sencillas en las que tienen más posibilidades de ganar que de perder.

Sin embargo, los inversionistas debemos tener en cuenta algo más y es el conocimiento que tenemos con respecto a cada vehículo de inversión. Es únicamente nuestra responsabilidad saber cuál es el destino de nuestro dinero y cuál será el monto que tendremos que asumir si las cosas no salen como lo esperamos.

Los perfiles de riesgo

Generalmente, se dice que hay tres perfiles de riesgo: el conservador, el moderado y el agresivo. Yo diría que dentro de cada uno hay subcategorías. Afortunadamente, existen vehículos de inversión que se ajustan a cada uno de ellos, de manera que el riesgo no es una excusa para no invertir. 22

● Perfil moderado: son los inversionistas que aceptan cierto riesgo, pero no están dispuesto a perder grandes sumas. Cuando invierten en la Bolsa, piensan muy bien antes de establecer su stop loss, porque su objetivo principal es que no se pierda mucho dinero. ● Perfil conservador: son los inversionistas con escasa tolerancia al riesgo. Por eso prefieren invertir en vehículos como los CDT porque, si bien no garantizan una gran ganancia, sí garantizan que la suma invertida se retornará sin falta.

Y tú, ¿ya estableciste tu perfil de riesgo?


23


TEMA TÉCNICO

¿La hacemos o no? Los inversionistas en la Bolsa de Valores de Nueva York podemos optar por diferentes estrategias de inversión, según nuestro perfil de riesgo y, obviamente, según el conocimiento que hayamos adquirido sobre las mismas. De hecho, ese es uno de los aspectos destacables de estas inversiones: tenemos la capacidad de decidir. Pero en la Bolsa pasa algo y es que, como te lo repito siempre, hay compradores y vendedores de acciones y otros vehículos de inversión. Hay oferta y demanda. A partir de ellas, es posible determinar cuáles han sido y serán las tendencias en los precios de las acciones. Si bien estas “predicciones” tienen un margen de error, cuando tenemos el conocimiento y la práctica para identificarlas, podemos tener mejores argumentos para planear nuestra estrategia. Generalmente, debido a lo anterior, la mayoría de los inversionistas siguen los mismos patrones al invertir. Es decir que se fijan en las mismas empresas, que generalmente son las que tienen una 24


mejor reputación o los mejores resultados, compran cuando los precios están bajos y venden cuando están altos, y, en el caso de los más arriesgados, hacen operaciones SHORT o PUT cuando los precios están a la baja.

nosotros, los inversionistas, pero que también podrían ser beneficiosas para nuestras finanzas, a pesar de que nos planteen un modelo de inversión que no todos estamos acostumbrados a seguir.

Sin embargo, existen otros modelos y estrategia que se alejan un poco del comportamiento convencional de

Una de estas estrategias o, más bien, estilos de inversión es la inversión contraria. Su nombre se debe a que, quienes practican este modelo, no siguen las tendencias del mercado, sino que, precisamente, invierten en contra de ellas. Son inversionistas que van en contra de lo que hacen las masas. ¿Pero qué es exactamente la inversión contraria? Es sencillo de entender: mientras muchos inversionistas están pendientes de empresas como Facebook o Tesla e invierten en ellas porque sus acciones tienen un buen desempeño, quienes practican la inversión contraria hacen lo opuesto. Es decir que invierten en acciones con un desempeño pobre o que no es tan positivo, en acciones que no son tan apetecidas, con el fin de mantener estas acciones en su poder, casi siempre, durante el mediano o largo plazo, y venderlas cuando alcancen un buen nivel para así poder obtener la ganancia esperada.

Inversión contraria en la práctica

A partir de lo anterior podemos decir que la inversión contraria no solo se vale del análisis de gráficos, porque se requiere más que eso para saber si una acción está teniendo o no un buen

25


desempeño, sino que requiere de otros conocimientos y de otro tipo de análisis diferente al que hacen los que invierten en las empresas ganadoras.

Y esto, tarde o temprano sucederá por una sola razón: los precios de las acciones los determina el mercado, es decir las “jugadas” de los inversionistas.

Quienes practican la inversión contraria, por ejemplo, invierten en acciones con un bajo P/E Ratio (Price – Earnings Ratio). Un ratio es una relación cuantitativa entre dos fenómenos, o datos financieros, que permite medir ciertos indicadores en las empresas y establecer comparaciones entre diferentes empresas.

Entonces, que el precio de una acción baje significa que muchos inversionistas la están vendiendo, pero resulta que hay una fuerza opuesta en el mercado que compra esas acciones a pesar del “sentimiento” pesimista general. Esto lo que producirá al final es que los precios de la acción suban y más personas quieran comprarla.

Esta medida se usa en el análisis fundamental de las compañías. La relación Price – Earnings se refiere, precisamente, a la relación que existe entre el precio actual por acción de una compañía y los beneficios o ganancias obtenidas por acción. Esto último se puede conocer a través del análisis fundamental.

Los inversionistas contrarios lo que harán entonces será vender. Y así podrán reclamar su ganancia. Está comprobado que esta, incluso, puede llegar a ser más grande de la que se pueda obtener en una operación habitual en la Bolsa. Pero no hay que olvidar los riesgos porque el precio de una acción que no tenga buena fama también puede seguir cayendo.

Pero hay algo más. Como quienes prefieren la inversión contraria van en contra del “sentimiento” general de los inversionistas, invierten cuando entre los demás prevalece el miedo, es decir cuando los demás tienden a vender, y cuando el precio de las acciones es menor que su valor intrínseco. Pero esto no solo significa que le apuestan a una acción “perdedora”, por llamarla de alguna manera, sino que estos inversionistas tienen un perfil de riesgo alto porque no se dejan atormentar por ese “sentimiento” general ni por las consecuencias directas que puede tener sobre la empresa, sino que ven los beneficios en el largo plazo. Porque sus análisis les permiten saber que esas acciones se recuperarán. Y saben que, entonces, tendrán su momento de gloria. 26

Como te dije antes, para mí lo mejor de invertir en la Bolsa de Valores de Nueva York, ya sea en operaciones habituales o contrarias, es que tenemos una infinidad de opciones para ganar dinero. Y que cada uno de nosotros puede decidir cuál se ajusta mejor a lo que sabe, lo que quiere y lo que es.

La inversión contraria no solo se vale del análisis de gráficos, sino que requiere de otros conocimientos y de otro tipo de análisis diferente al que hacen los que invierten en las empresas ganadoras.


27


LECCIONES

El “padre”

de la Bolsa de Nueva York En junio, en varios países hispanos, se celebra el Día del Padre, una ocasión para recordar a esos hombres que han sido vitales en nuestra vida, que nos han acompañado, que nos han aconsejado, que se han preocupado por nosotros y nuestro bienestar. A los hombres que nos dieron la vida. Por eso hoy recordamos a un hombre que no solo es padre de familia, sino que es el “padre” de la Bolsa de Valores de Nueva York. Te hablo de Thomas Farley, un nombre que para muchos no suena conocido, pero que, hoy por hoy, juega un rol protagónico en el mundo de las inversiones porque es nada más ni nada menos que el presidente de NYSE Group. Esta es una multinacional de servicios financieros encargada de operar diversas Bolsas de Valores, entre ellas la de Nueva York. El grupo se conformó en 2006, luego de una fusión con otra entidad, y desde entonces ha reafirmado su poderío como propietario de la principal Bolsa de Valores del mundo. Pero, ¿quién es Thomas Farley? Es un joven banquero norteamericano, nacido en 1975, que estudió, como cualquier otro joven, en el 28

Gonzaga College High School, el más antiguo colegio para niños del distrito de Columbia, en la ciudad de Washington. Tras graduarse en 1993, ingresó a la Universidad de Georgetown de donde se graduó como politólogo. Pero lo suyo eran las finanzas y por eso se certificó como analista financiero, lo que le permitió enrolarse en la banca de inversión Montgomery Securities y en Gryphon Investors, fondo de capital privado. Como parte de su trayectoria, también ocupó cargos directivos en la compañía tecnológica SunGard. Hasta que le llegó el turno de demostrar de qué estaba hecho cuando fue nombrado presidente de Intercontinental Exchange (ICE), que opera la Bolsa de Valores de Nueva York, un cargo que ha ocupado a lo largo de los últimos cuatro años y desde el cual trabaja para cumplir el reto de que Estados Unidos mantenga su liderazgo en el mercado de valores. “Durante los últimos 225 años, New York Stock Exchange les ha permitido a los empresarios obtener capital para que sus sueños se conviertan en realidad y para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos. Mi objetivo es


trabajar con mis colegas para asegurarnos de que innovamos para que los empresarios encuentren en nosotros un aliado”, afirma Farley. Y eso es lo que ha hecho y a todos los niveles. Este ejecutivo, el segundo más joven en hacerse cargo de la Bolsa de Valores de Nueva York después de William McCherney, quien llegó a ocupar el cargo en 1938 cuando solo tenía 30 años, ha liderado varias transformaciones en la Bolsa. Por un lado, ha permitido renovaciones en el emblemático edificio de Wall Street para que sus trabajadores tengan mejores espacios de trabajo y esparcimiento. Por otro lado, ha soportado con resultados la fortaleza de la Bolsa, lo que se ha materializado en un aumento en el número de las empresas que quieren estar listadas y también en el número de clientes finales, o de inversionistas como tú o como yo, que cada día encuentran más fácil el invertir en este mercado. De hecho, ese ha sido uno de los estandartes con los que Farley se ha parado frente a la industria: su consigna de que a la Bolsa podemos tener acceso todos gracias a una plataforma tecnológica que cada vez hace menos engorrosas las cosas y más sencillo nuestro acercamiento a ella. Pero eso no es todo. Al mismo tiempo, Farley ha sido el abanderado de otras causas, pues es un eterno convencido de que las empresas no solo existen para hacer dinero, sino para hacer de este un mundo mejor. Para ejemplificar, usualmente, este hombre habla de la historia de su abuela. Ella murió de un derrame y, solo por mencionar un ejemplo, cree que la Bolsa es el camino para que las empresas que desarrollan gran-

des invenciones encuentren el capital que necesitan para sacarlas adelante y poder llevar a la humanidad y la tecnología a otro nivel. Ciertamente, gracias a sus políticas, muchas empresas lo han logrado. De hecho Farley, quien también es padre de tres hijos, es un gran defensor del “free enterprise”, una doctrina económica según la cual una economía capitalista puede regularse a sí misma en un mercado donde todos pueden competir libremente a través de la relación entre oferta y demanda, con una mínima intervención gubernamental. También le apuesta a la simplificación, en un mundo donde todo parece hacerse más complicado. Por eso creo que hoy tú y yo estamos leyendo esta revista, porque hombres como Farley nos han dado acceso a un mundo que antes solo estaba destinado para los grandes market makers o para los que tenían mucho dinero para empezar a invertir. A la larga, creo que esa es la mayor lección que nos ha dejado, hasta el momento, este joven padre: la de que a veces nos complicamos al tratar de hacer o tener algo, corremos una milla extra tratando de alcanzarlo, sin darnos cuenta de que hay mejores formas y más fáciles de lograrlo. Sin duda, el apoyo y el soporte que han recibido las empresas listadas y las que se quieren listar en la Bolsa de Valores de Nueva York también ha sido extraordinario. Porque saben que detrás de ella está un hombre que realmente cree en el aporte que, desde sus campos y sectores, les hacen a las personas. Así que, le deseo un feliz día del padre a Farley, ojalá tengamos otros líderes como él, y un feliz día a todos los padres que leen Zen Trading. 29


Yo, Hyenuk, te respondo Recuerda darte una vuelta por mi blog: http://www.hyenukchu.com/blog y aceptar las Notificaciones para estar actualizado. Te invito a que conozcas mi blog porque en él escribo sobre temas relacionados con inversiones en la Bolsa de Valores de Nueva York, mentalidad, finanzas personales y empresas que te pueden servir como inspiración para mejorar tu situación financiera y lograr la vida que deseas. Ahí recibo cientos de comentarios de lectores y he decidido elegir algunos para responderles en esta revista que estás leyendo. Los consejos que doy aquí espero puedan servirte: William Castellanos dice que practicará el tema de los GAP en su cuenta

demo. Esa es la actitud, William. Como digo siempre, la Bolsa de Valores de Nueva York es un mar de información y a veces sentimos que nos abruma. Pero la clave para que podamos aprovechar todos sus beneficios es que adquiramos conocimientos y los pongamos en práctica en nuestra cuenta demo. De esa forma podremos saber qué funciona para cada uno de nosotros y qué no, podremos filtrar la información según nuestra propia estrategia 30

para luego poder aplicarla cuando invirtamos en real. No lo olvides, practicar mucho es la clave. David se pregunta por qué ni los gobiernos ni las empresas fomentan la educación financiera. David, tienes toda la razón. En los colegios nos enseñan de todo, menos a manejar nuestro dinero. Y luego, cuando lo tenemos, solo nos incentivan dándonos productos de crédito para que nos endeudemos. Lo más grave de eso es que adquirimos malos hábitos que luego nos cuesta dejar. Pero créeme que nunca es tarde para que aprendamos a manejar mejor nuestro dinero. Solo debemos tomar la decisión de hacerlo y adquirir ese conocimiento o esas claves que nos ayudarán a manejarlo mejor. En este proceso debemos tener paciencia y constancia porque recuerda: #PacienciaPaga Miriam dice que quisiera ser como yo, pero lo ve difícil. Miriam: gracias por el halago ;) Ahora, te sugiero que veas las cosas desde otra perspectiva porque a veces, cuando pensamos en una meta y la vemos lejana, nos desanima-


mos. Entonces, más bien mira hacia atrás para darte cuenta de todos los avances que hayas tenido, ya sea en tus finanzas o en otros aspectos de tu vida. Agradece porque has podido llegar a donde estás ahora. De esa forma verás que ya llevas una gran parte del camino recorrido y que debes celebrar por eso. Luego, sigue trabajando por conseguir tus metas. Eso te ayudará. Anderson está trabajando con su cuenta demo y a veces encuentra confuso el mundo de las inversiones. Anderson. Eso es completamente normal. Como dije antes para conocer hasta el último secreto de la Bolsa hay que conocerla y practicar mucho. Pero lo más importante, como tú dices, es que estás motivado. Esa es la gasolina que necesitas para continuar aprendiendo. A medida que lo hagas descubrirás dos cosas: la primera es que este mundo no es tan complejo como parece y la segunda, que a la larga no necesitarás todo lo que aprendas. Solo enfócate en lo que de verdad entiendes, en lo que puedes manejar, y construye tu estrategia a partir de ahí. Henry dice que trata de corregir sus gastos hormiga, pero que es fácil dejarse llevar por las modas. Tú lo has dicho, Henry. Dejarse llevar por la moda es uno de los principales enemigos de nuestras finanzas porque terminamos comprando cosas que no necesitamos. Y este comportamiento se puede convertir en una cadena que termina afectando nuestra economía personal. Por eso, te aconsejo que antes de gastar tu dinero te hagas una pregunta sencilla: ¿realmente lo necesito? Así sabrás si vas a gastar en algo indispensable o si puedes

evitar ese gasto. A medida que lo hagas, esto se convertirá en un hábito y así podrás tomar mejores decisiones. Alejandro Galvis no ha empezado a invertir, pero para él es útil la información que encuentra en esta comunidad. Alejandro: esa es la idea, que conozcas a la Bolsa de Valores para que puedas empezar a practicar. Cada inversionista sigue su propio proceso, pero yo te sugiero que empieces a practicar desde ahora, así puedes irte familiarizando con la plataforma de trading y puedes ensayar sin correr ningún riesgo. De esta forma, cuando te sientas más listo para invertir, ya tendrás un terreno ganado. Paralelamente, sigue aprovechando esta información para que puedas ir construyendo tu estrategia de inversión. Si quieres avanzar más en este maravilloso mundo, conoce lo que es el nuestro evento del Bootcamp Investment. Sigue así, vas muy bien. Sobre el tema de vivir de la renta, Anama menciona que heredó un lote, pero este requiere de una inversión y no cuenta con el dinero para esto. Anama: tienes una gran ventaja porque ya cuentas con una propiedad que puedes arrendar. Sobre los arreglos que requiere, tienes varias opciones: conseguir el dinero para realizarlas y pagarlo con lo que puedas obtener del arriendo o arrendarlo a alguien que esté dispuesto a hacer los arreglos, aunque recibas un poco menos por la renta en un comienzo. Así podrás empezar a recibir esa renta. Entonces, no te dejes vencer por la ausencia de dinero, piensa en la mejor forma de que ese lote produzca dinero para ti. Ten eso en mente y lo conseguirás. 31


32


34


35


36

Zen Trading Magazine - Ed 13  
Zen Trading Magazine - Ed 13