Page 1

HORA

S I L EN C I OS A

I

PRIMEROS

PASOS


Los clavos utilizados para la crucifixión fueron aproximadamente de 2 cm de diámetro. Por lo general, se fijaban en las muñecas de los crucificados, y de esa manera fue con Jesús, aun cuando la idea de las heridas en sus manos ya sea una costumbre para nosotros. Para tener una idea del tamaño de los agujeros que se hicieron en las muñecas y los pies de Jesús, pon tu mano detrás de este agujero. Eso y mucho más sufrió

Jesús para salvarte.


“Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados.”

sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados.”isaías 53:5 “Mas él herido fue por nuestr eliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuim otros curados.”isaías 53:5 “Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecad castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados.”isaías 53:5 “Mas ido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sob y por su llaga fuimos nosotros curados.”isaías 53:5 “Mas él herido fue por nuestras rebelion lido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotr ados.”isaías 53:5 “Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; tigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados.”isaías 53:5 “Mas ido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sob y por su llaga fuimos nosotros curados.”isaías 53:5 “Mas él herido fue por nuestras rebelion lido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotr ados.”isaías 53:5 “Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; tigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados.”isaías 53:5 “Mas ido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sob y por su llaga fuimos nosotros curados.”isaías 53:5 “Mas él herido fue por nuestras rebelion lido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotr ados.”isaías 53:5 “Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; tigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados.”isaías 53:5 “Mas ido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sob y por su llaga fuimos nosotros curados.”isaías 53:5 “Mas él herido fue por nuestras rebelion lido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotr ados.”isaías 53:5 “Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; tigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados.”isaías 53:5 “Mas ido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sob y por su llaga fuimos nosotros curados.”isaías 53:5 “Mas él herido fue por nuestras rebelion lido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotr ados.”isaías 53:5 “Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; tigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados.”isaías 53:5 “Mas ido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sob y por su llaga fuimos nosotros curados.”isaías 53:5 “Mas él herido fue por nuestras rebelion lido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotr ados.”isaías 53:5 “Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; tigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados.”isaías 53:5 “Mas ido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sob y por su llaga fuimos nosotros curados.”isaías 53:5 “Mas él herido fue por nuestras rebelion lido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotr ados.”isaías 53:5 “Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; tigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados.”isaías 53:5 “Mas ido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sob y por su llaga fuimos nosotros curados.”isaías 53:5 “Mas él herido fue por nuestras rebelion lido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotr ados.”isaías 53:5 “Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; tigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados.”isaías 53:5 “Mas ido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sob y por su llaga fuimos nosotros curados.”isaías 53:5 “Mas él herido fue por nuestras rebelion lido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotr ados.”isaías 53:5 “Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; tigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados.”isaías 53:5 “Mas él her por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y p laga fuimos nosotros curados.”isaías 53:5 “Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido p estros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados.”isa 5 “Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nues fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados.”isaías 53:5 “Mas él herido fue por nuestr

Isaías 53:5


HORA SILENCIOSA PRIMEROS PASOS

Nombre:

Teléfono:

E-mail:

Iglesia:


HORA SILENCIOSA PRIMEROS PASOS NUESTRO CRECIMIENTO ESPIRITUAL DEPENDE DEL ESTUDIO PERSONAL DE LA PALABRA DE DIOS. Descubrir cuál es el propósito de Dios para nuestra vida y qué espera que nosotros hagamos, es de vital importancia como cristianos. Por eso, el tiempo devocional diario a tráves de la lectura y la meditación de la Biblia es clave para responder a cada uno de nuestros interrogantes. Aferrarnos a sus promesas y reconocer los desafíos que nos llevan a aplicar su Palabra día a día, fortalecen nuestra confianza en Dios. Un nuevo comienzo

COMENTARIO

EL EVANGELIO DOMINGO / /

Jn. 1:12, 3:16; Ro. 6:23

¿Qué expresa el escritor?

REFLEXIÓN Y APLICACIÓN PERSONAL Este espacio es para que la reflexión personal quede registrada en tus propias palabras. Sugerimos primero leer la cita, hacer un breve análisis personal de qué es lo que expresa el escritor, y debajo una aplicación personal y práctica para tu vida.

............................................................................................................................................... ............................................................................................................................................... ............................................................................................................................................... ............................................................................................................................................... ................................................................................................................................................

¿Cómo puedo aplicarlo a mi vida?

............................................................................................................................................... ............................................................................................................................................... ............................................................................................................................................... ............................................................................................................................................... ............................................................................................................................................... ................................................................................................................................................ Dios es el Creador del universo. Cuando Él hizo al hombre, lo había puesto en un lugar perfecto supliendo todas sus necesidades. Pero el diablo engañó al hombre, quien cayó en su trampa. Por causa del fracaso del hombre, se abrió una brecha entre nosotros y Dios. Esa brecha se llama pecado y en consecuencia, toda la raza humana es pecadora para siempre. El pecado nos condena al infierno o sufrimiento eterno. La única cosa que nos puede unir a Dios y salvarnos de ello es si llegamos a ser perfectos. En nuestra humanidad tratamos de llegar a ser perfectos con nuestras acciones, pero el precio del alma no podemos pagarlo con buenas obras. La única cosa que nos puede liberar de esa separación, pecado y muerte eterna es si alguien perfecto y sin pecado se sacrifique a sí mismo por nosotros. La única persona que se califica bajo ese criterio de Dios es Dios mismo.

Así que Dios, viendo la incapacidad del hombre, envió a su hijo Jesús en forma de hombre. Su obra más impresionante fue esta: Jesús se entregó a sí mismo por nuestra imperfección. Él murió en la cruz, cargó el pecado de cada uno de nosotros y derramó su sangre para poder limpiar nuestros corazones de todo pecado. Jesús murió y resucitó, conquistando a la muerte, al diablo, y al pecado para siempre. Únicamente estarán con Él por toda la eternidad en el cielo los que depositaron su fe en su personas y su obra. Y es así que, aun cuando estábamos muertos y perdidos en el pecado, Dios nos amó y nos rescató. Eso se llama Gracia, un regalo no merecido. Simplemente por creer en Cristo, y sólo en Cristo.

Preguntas para reflexionar: ¿Hay algo que puedas hacer para quitar la brecha que te separa de Dios?¿Qué fue lo que Cristo hizo por ti?¿Estás seguro que cuando te toque partir de este mundo irás al cielo? ¿Por qué?

Esta sección provee de un breve comentario acerca del pasaje leído para profundizar más en el contexto bíblico y meditar a través de preguntas claves.


ALGO PARA TODOS SUGERENCIAS ÚTILES

PARA COMPLEMENTAR TU TIEMPO DE HORA SILENCIOSA Al mismo tiempo que tenemos la lectura diaria, el comentario y las preguntas de aplicación para cada día, te ofrecemos dos planes de lectura para ayudarte a conocer y entender mejor la Biblia. ¡Elige uno de ellos!

LEE EL NUEVO TESTAMENTO CUATRO VECES EN UN AÑO Da vuelta a la hoja y descubre un plan que te lleva a través del Nuevo Testamento cuatro veces en un año. Este es un buen método para ayudarte a ver la correlación y armonía de los Evangelios y otros libros del Nuevo Testamento.

LEE LA BIBLIA COMPLETA EN UN AÑO DE MANERA CRONOLÓGICA Da vuelta a la hoja y mira la página de la derecha y encontrarás un plan de varias páginas que te guairán en una lectura cronológica de toda la Biblia. Sigue este plan y te moverás desde Génesis hasta Apocalipsis a lo largo de un año.

LA DECISIÓN ES TUYA Ya sea que hagas una Hora Silenciosa corta, una Hora Silenciosa con más lectura de la Biblia o una con un mini-estudio bíblico cada día, confiamos que tu tiempo con Dios te llevará a estar más cerca de Él en cada área de tu vida


LEE EL NUEVO TESTAMENTO CUATRO VECES EN EL AÑO SEMANAS 1-13 o Mateo 1-3 o Mateo 4-6 o Mateo 7-9 o Mateo 10-12 o Mateo 13-15 o Mateo 16-18 o Mateo 19-21 o Mateo 22-24 o Mateo 25-26 o Mateo 27-28 o Marcos 1-3 o Marcos 4-5 o Marcos 6-8 o Marcos 9-11 o Marcos 12-14 o Marcos 15-16 o Lucas 1-2 o Lucas 3-5 o Lucas 6-7 o Lucas 8-9 o Lucas 10-11 o Lucas 12-14 o Lucas 15-17 o Lucas 18-20 o Lucas 21-22 o Lucas 23-24 o Juan 1-3 o Juan 4-5 o Juan 6-7 o Juan 8-10 o Juan 11-12 o Juan 13-15 o Juan 16-18 o Juan 19-21 o Hechos 1-3 o Hechos 4-6 o Hechos 7-8 o Hechos 9-11 o Hechos 12-15 o Hechos 16-18 o Hechos 19-21 o Hechos 22-24 o Hechos 25-26 o Hechos 27-28 o Romanos 1-3

o Romanos 4-6 o Romanos 7-9 o Romanos 10-12 o Romanos 13-16 o 1 Cor. 1-4 o 1 Cor. 5-9 o 1 Cor. 10-12 o 1 Cor. 13-16 o 2 Cor. 1-4 o 2 Cor. 5-8 o 2 Cor. 9-13 o Gálatas 1-3 o Gálatas 4-6 o Efesios 1-3 o Efesios 4-6 o Filipenses 1-4 o Colosenses 1-4 o 1 Ts. 1-3 o 1 Ts. 4-5 o 2 Ts. 1-3 o 1 Timoteo 1-3 o 1 Timoteo 4-6 o 2 Timoteo 1-4 o Tito 1-3 o Filemón o Hebreos 1 o Hebreos 2-4 o Hebreos 5-7 o Hebreos 8-10 o Hebreos 11-13 o Santiago 1-3 o Santiago 4-5 o 1 Pedro 1-3 o 1 Pedro 4-5 o 2 Pedro 1-3 o 1 Juan 1-3 o 1 Juan 4-5 o 2 Jn, 3 Jn, Judas o Apocalipsis 1-3 o Apocalipsis 4-6 o Apocalipsis 7-9 o Apocalipsis 10-12 o Apocalipsis 13-15 o Apocalipsis 16-18 o Apocalipsis 19-22

SEMANAS 14-26 o Mateo 1-3 o Mateo 4-6 o Mateo 7-9 o Mateo 10-12 o Mateo 13-15 o Mateo 16-18 o Mateo 19-21 o Mateo 22-24 o Mateo 25-26 o Mateo 27-28 o Marcos 1-3 o Marcos 4-5 o Marcos 6-8 o Marcos 9-11 o Marcos 12-14 o Marcos 15-16 o Lucas 1-2 o Lucas 3-5 o Lucas 6-7 o Lucas 8-9 o Lucas 10-11 o Lucas 12-14 o Lucas 15-17 o Lucas 18-20 o Lucas 21-22 o Lucas 23-24 o Juan 1-3 o Juan 4-5 o Juan 6-7 o Juan 8-10 o Juan 11-12 o Juan 13-15 o Juan 16-18 o Juan 19-21 o Hechos 1-3 o Hechos 4-6 o Hechos 7-8 o Hechos 9-11 o Hechos 12-15 o Hechos 16-18 o Hechos 19-21 o Hechos 22-24 o Hechos 25-26 o Hechos 27-28 o Romanos 1-3

o Romanos 4-6 o Romanos 7-9 o Romanos 10-12 o Romanos 13-16 o 1 Cor. 1-4 o 1 Cor. 5-9 o 1 Cor. 10-12 o 1 Cor. 13-16 o 2 Cor. 1-4 o 2 Cor. 5-8 o 2 Cor. 9-13 o Gálatas 1-3 o Gálatas 4-6 o Efesios 1-3 o Efesios 4-6 o Filipenses 1-4 o Colosenses 1-4 o 1 Ts. 1-3 o 1 Ts. 4-5 o 2 Ts. 1-3 o 1 Timoteo 1-3 o 1 Timoteo 4-6 o 2 Timoteo 1-4 o Tito 1-3 o Filemón o Hebreos 1 o Hebreos 2-4 o Hebreos 5-7 o Hebreos 8-10 o Hebreos 11-13 o Santiago 1-3 o Santiago 4-5 o 1 Pedro 1-3 o 1 Pedro 4-5 o 2 Pedro 1-3 o 1 Juan 1-3 o 1 Juan 4-5 o 2 Jn, 3 Jn, Judas o Apocalipsis 1-3 o Apocalipsis 4-6 o Apocalipsis 7-9 o Apocalipsis 10-12 o Apocalipsis 13-15 o Apocalipsis 16-18 o Apocalipsis 19-22


LEE EL NUEVO TESTAMENTO CUATRO VECES EN EL AÑO SEMANAS 27-39 o Mateo 1-3 o Mateo 4-6 o Mateo 7-9 o Mateo 10-12 o Mateo 13-15 o Mateo 16-18 o Mateo 19-21 o Mateo 22-24 o Mateo 25-26 o Mateo 27-28 o Marcos 1-3 o Marcos 4-5 o Marcos 6-8 o Marcos 9-11 o Marcos 12-14 o Marcos 15-16 o Lucas 1-2 o Lucas 3-5 o Lucas 6-7 o Lucas 8-9 o Lucas 10-11 o Lucas 12-14 o Lucas 15-17 o Lucas 18-20 o Lucas 21-22 o Lucas 23-24 o Juan 1-3 o Juan 4-5 o Juan 6-7 o Juan 8-10 o Juan 11-12 o Juan 13-15 o Juan 16-18 o Juan 19-21 o Hechos 1-3 o Hechos 4-6 o Hechos 7-8 o Hechos 9-11 o Hechos 12-15 o Hechos 16-18 o Hechos 19-21 o Hechos 22-24 o Hechos 25-26 o Hechos 27-28 o Romanos 1-3

o Romanos 4-6 o Romanos 7-9 o Romanos 10-12 o Romanos 13-16 o 1 Cor. 1-4 o 1 Cor. 5-9 o 1 Cor. 10-12 o 1 Cor. 13-16 o 2 Cor. 1-4 o 2 Cor. 5-8 o 2 Cor. 9-13 o Gálatas 1-3 o Gálatas 4-6 o Efesios 1-3 o Efesios 4-6 o Filipenses 1-4 o Colosenses 1-4 o 1 Ts. 1-3 o 1 Ts. 4-5 o 2 Ts. 1-3 o 1 Timoteo 1-3 o 1 Timoteo 4-6 o 2 Timoteo 1-4 o Tito 1-3 o Filemón o Hebreos 1 o Hebreos 2-4 o Hebreos 5-7 o Hebreos 8-10 o Hebreos 11-13 o Santiago 1-3 o Santiago 4-5 o 1 Pedro 1-3 o 1 Pedro 4-5 o 2 Pedro 1-3 o 1 Juan 1-3 o 1 Juan 4-5 o 2 Jn, 3 Jn, Judas o Apocalipsis 1-3 o Apocalipsis 4-6 o Apocalipsis 7-9 o Apocalipsis 10-12 o Apocalipsis 13-15 o Apocalipsis 16-18 o Apocalipsis 19-22

SEMANAS 40-52 o Mateo 1-3 o Mateo 4-6 o Mateo 7-9 o Mateo 10-12 o Mateo 13-15 o Mateo 16-18 o Mateo 19-21 o Mateo 22-24 o Mateo 25-26 o Mateo 27-28 o Marcos 1-3 o Marcos 4-5 o Marcos 6-8 o Marcos 9-11 o Marcos 12-14 o Marcos 15-16 o Lucas 1-2 o Lucas 3-5 o Lucas 6-7 o Lucas 8-9 o Lucas 10-11 o Lucas 12-14 o Lucas 15-17 o Lucas 18-20 o Lucas 21-22 o Lucas 23-24 o Juan 1-3 o Juan 4-5 o Juan 6-7 o Juan 8-10 o Juan 11-12 o Juan 13-15 o Juan 16-18 o Juan 19-21 o Hechos 1-3 o Hechos 4-6 o Hechos 7-8 o Hechos 9-11 o Hechos 12-15 o Hechos 16-18 o Hechos 19-21 o Hechos 22-24 o Hechos 25-26 o Hechos 27-28 o Romanos 1-3

o Romanos 4-6 o Romanos 7-9 o Romanos 10-12 o Romanos 13-16 o 1 Cor. 1-4 o 1 Cor. 5-9 o 1 Cor. 10-12 o 1 Cor. 13-16 o 2 Cor. 1-4 o 2 Cor. 5-8 o 2 Cor. 9-13 o Gálatas 1-3 o Gálatas 4-6 o Efesios 1-3 o Efesios 4-6 o Filipenses 1-4 o Colosenses 1-4 o 1 Ts. 1-3 o 1 Ts. 4-5 o 2 Ts. 1-3 o 1 Timoteo 1-3 o 1 Timoteo 4-6 o 2 Timoteo 1-4 o Tito 1-3 o Filemón o Hebreos 1 o Hebreos 2-4 o Hebreos 5-7 o Hebreos 8-10 o Hebreos 11-13 o Santiago 1-3 o Santiago 4-5 o 1 Pedro 1-3 o 1 Pedro 4-5 o 2 Pedro 1-3 o 1 Juan 1-3 o 1 Juan 4-5 o 2 Jn, 3 Jn, Judas o Apocalipsis 1-3 o Apocalipsis 4-6 o Apocalipsis 7-9 o Apocalipsis 10-12 o Apocalipsis 13-15 o Apocalipsis 16-18 o Apocalipsis 19-22


LEE LA BIBLIA EN UN AÑO o Génesis 1-3 o Génesis 4:1-6:8 o Génesis 6:9-9:29 o Génesis 10-11 o Génesis 12-14 o Génesis 15-17 o Génesis 18-19 o Génesis 20-22 o Génesis 23-24 o Génesis 25-26 o Génesis 27-28 o Génesis 29-30 o Génesis 31-32 o Génesis 33-35 o Génesis 36-37 o Génesis 38-40 o Génesis 41-42 o Génesis 43-45 o Génesis 46-47 o Génesis 48-50 o Job 1-3 o Job 4-7 o Job 8-11 o Job 12-15 o Job 16-19 o Job 20-22 o Job 23-28 o Job 29-31 o Job 32-34 o Job 35-37 o Job 38-42 o Éxodo 1-4 o Éxodo 5-8 o Éxodo 9-11 o Éxodo 12-13 o Éxodo 14-15 o Éxodo 16-18 o Éxodo 19-21 o Éxodo 22-24 o Éxodo 25-27 o Éxodo 28-29 o Éxodo 30-31 o Éxodo 32-34 o Éxodo 35-36 o Éxodo 37-38 o Éxodo 39-40 o Levítico 1:1-5:13 o Levítico 5:14-7:38 o Levítico 8-10 o Levítico 11-12 o Levítico 13-14 o Levítico 15-17

o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o

Levítico 18-20 Levítico 21-23 Levítico 24-25 Levítico 26-27 Números 1-2 Números 3-4 Números 5-6 Números 7 Números 8-10 Números 11-13 Números 14-15 Números 16-18 Números 19-21 Números 22-24 Números 25-26 Números 27-29 Números 30-31 Números 32-33 Números 34-36 Deuteronomio 1-2 Deuteronomio 3-4 Deuteronomio 5-7 Deuteronomio 8-10 Deuteronomio 11-13 Deuteronomio 14-17 Deuteronomio 18-21 Deuteronomio 22-25 Deuteronomio 26-28 Deuteronomio 29:1-31:29 Deuteronomio 31:30-34:12 Josué 1-4 Josué 5-8 Josué 9-11 Josué 12-14 Josué 15-17 Josué18-19 Josué 20-22 Josué 23 - Jueces 1 Jueces 2-5 Jueces 6-8 Jueces 9 Jueces 10-12 Jueces 13-16 Jueces 17-19 Jueces 20-21 Rut 1 Samuel 1-3 1 Samuel 4-7 1 Samuel 8-10 1 Samuel 11-13 1 Samuel 14-15 1 Samuel 16-17


o 1 Samuel 18-19; Salmos 59 o 1 Samuel 20-21; Salmos 56; 34 o 1 S. 22-23; 1Cr. 12:8-18; Sal. 52; 54; 63; 142 o 1 Samuel 24; Salmos 57; 1 Samuel 25 o 1 Samuel 26-29; 1 Crónicas 12:1-7, 19-22 o 1 Samuel 30-31; 1 Crónicas 10; 2 Samuel 1 o 2 Samuel 2-4 o 2 S. 5:1-6:11; 1 Cr. 11:1-9; 13:1-14:17 o 2 Samuel 22; Salmos 18 o 1 Crónicas 15-16; 2 Samuel 6:12-23; Salmos 96 o Salmos 105; 2 Samuel 7; 1 Crónicas 17 o 2 Samuel 8-10; 1 Crónicas 18-19; Salmos 60 o 2 Samuel 11-12; 1 Crónicas 20:1-3; Salmos 51 o 2 Samuel 13-14 o 2 Samuel 15-17 o Salmos 3; 2 Samuel 18-19 o 2 S. 20-21; 23:8-23; 1 Cr. 20:4-8; 11:10-25 o 2 Samuel 23:24-24:25; o 1 Cr. 11:26-47; 21:1-30; 1 Cr. 22-24 o Salmos 30; 1 Crónicas 25-26 o 1 Crónicas 27-29 o Salmos 5-7; 10; 11; 13; 17 o Salmos 23; 26; 28; 31; 35 o Salmos 41; 43; 46; 55; 61; 62; 64 o Salmos 69-71; 77 o Salmos 83; 86; 88; 91; 95 o Salmos 108-109; 120-121; 140; 143-144 o Salmos 1; 14-15; 36-37; 39 o Salmos 40; 49-50; 73 o Salmos 76; 82; 84; 90; 92; 112; 115 o Salmos 8-9; 16; 19; 21; 24; 29 o Salmos 33; 65-68 o Salmos 75; 93-94; 97-100 o Salmos 103-104; 113-114; 117 o Salmos 119:1-88 o Salmos 119:89-176 o Salmos 122; 124; 133-136 o Salmos 138-139; 145; 148; 150 o Salmos 4; 12; 20; 25; 32; 38 o Sal. 42; 53; 58; 81; 101; 111; 130 ;131;141; 146 o Salmos 2; 22; 27 o Salmos 45; 47-48; 87; 110 o 1 Reyes 1:1-2:12; 2 Samuel 23:1-7 o 1 Reyes 2:13-3:28; 2 Crónicas 1:1-13 o 1 Reyes 5-6; 2 Crónicas 2-3 o 1 Reyes 7; 2 Crónicas 4 o 1 Reyes 8; 2 Crónicas 5:1-7:10 o 1 Reyes 9:1-10:13; 2 Crónicas 7:11-9:12

o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o

1 R.4; 10:14-29; 2Cr.1:14-17; 9:13- 28; Sal. 72 Proverbios 1-3 Proverbios 4-6 Proverbios 7-9 Proverbios 10-12 Proverbios 13-15 Proverbios 16-18 Proverbios 19-21 Proverbios 22-24 Proverbios 25-27 Proverbios 28-29 Proverbios 30-31; Salmos 127 Cantares 1 Reyes 11:1-40; Eclesiastés 1-2 Eclesiastés 3-7 Ec. 8-12; 1 R. 11:41-43; 2 Cr. 9:29-31 1 Reyes 12; 2 Crónicas 10:1-11:17 1 Reyes 13-14; 2 Crónicas 11:18-12:16 1 Reyes 15:1-24; 2 Crónicas 13-16 1 R. 15:25-16:34; 2 Crónicas 17; 1 R. 17 1 Reyes 18-19 1 Reyes 20-21 1 Reyes 22:1-40; 2 Crónicass 18 1 R. 22:41-53; 2 R. 1; 2 Cr. 19: 1-21: 3 2 Reyes 2-4 2 Reyes 5-7 2 Reyes 8-9; 2 Crónicas 21:4-22:9 2 Reyes 10-11; 2 Crónicas 22:10-23:21 Joel 2 Reyes 12-13; 2 Crónicas 24 2 Reyes 14; 2 Crónicas 25; Jonás Oseas 1-7 Oseas 8-14 2 Reyes 15:1-7; 2 Crónicas 26; Amós 1-4 Amós 5-9; 2 Reyes 15:8-18 Isaías 1-4 2 R. 15:19-38; 2 Cr. 27; Isaías 5-6 Miqueas 2 Reyes 16; 2 Crónicas 28; Isaías 7-8 Isaías 9-12 Isaías 13-16 Isaías 17-22 Isaías 23-27 Isaías 28-30 Isaías 31-35 2 Reyes 18:1-8; 2 Crónicas 29-31 2 R. 17; 18:9-37; 2 Cr. 32:1-19; Isaías 36


o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o

2 Reyes 19; 2 Crónicas 32:20-23; Isaías 37 2 Reyes 20; 2 Crónicas 32:24-33; Isaías 38-39 2 R. 21:1-18; 2 Cr. 33:1-20; Isaías 40 Isaías 41-43 Isaías 44-47 Isaías 48-51 Isaías 52-57 Isaías 58-62 Isaías 63-66 2 R. 21:19-26; 2 Cr. 33:21-34:7; Sofonías Jeremías 1-3 Jeremías 4-6 Jeremías 7-9 Jeremías 10-13 Jeremías 14-16 Jeremías 17-20 2 Reyes 22:1-23:28; 2 Crónicas 34:8-35:19 Nahum; 2 Reyes 23:29-37; 2 Crónicas 35:20-36:5; Jeremías 22:10-17 Jeremías 26; Habacuc Jer. 46-47; 2 R. 24:1-4, 7; 2 Cr. 36:6-7; Jer. 25, 35 Jeremías 36, 45, 48 Jeremías 49:1-33; Daniel 1-2 Jer. 22:18-30; 2 R.24:5-20; 2 Cr. 36:8-12 Jer. 37:1-2; 52:1-3; 24; 29 Jeremías 27-28, 23 Jeremías 50-51 Jeremías 49:34-39; 34:1-22; Ezequiel 1-3 Ezequiel 4-7 Ezequiel 8-11 Ezequiel 12-14 Ezequiel 15-17 Ezequiel 18-20 Ezequiel 21-23 2 R. 25:1; 2 Cr. 36:13-16; Jer. 39: 1;52:4 Ez. 24; Jer. 21:1-22:9; 32:1-44 Jeremías 30-31, 33 Ezequiel 25; 29:1-16; 30; 31 Ezequiel 26-28 Jer. 37:3-39:10; 52:5-30; 2 R. 25: 2-21 2 Cr. 36:17-21 2 R. 25:22; Jer. 39:11-40:6; Lm. 1-3 Lamentaciones 4-5; Abdías Jeremías 40:7-44:30; 2 Reyes 25:23-26 Ezequiel 33:21-36:38 Ezequiel 37-39 Ezequiel 32:1-33:20; Daniel 3 Ezequiel 40-42 Ezequiel 43-45

Ezequiel 46-48 Ez. 29:17-21; Dn.4; Jer. 52: 31-34 2 R. 25:27-30; Sal. 44 Salmos 74; 79-80; 89 Salmos 85; 102; 106; 123; 137 Daniel 7-8; 5 Daniel 9; 6 2 Crónicas 36:22-23; Esdras 1:1-4:5 Daniel 10-12 Esdras 4:6-6:13; Hageo Zacarías 1-6 Zacarías 7-8; Esdras 6:14-22; Salmos 78 Salmos 107; 116; 118 Salmos 125-26; 128-29; 132; 147; 149 Zacarías 9-14 Ester 1-4 Ester 5-10 Esdras 7-8 Esdras 9-10 Nehemías 1-5 Nehemías 6-7 Nehemías 8-10 Nehemías 11-13 Malaquías 1 Crónicas 1-2 1 Crónicas 3-5 1 Crónicas 6 1 Crónicas 7:1-8:27 1 Crónicas 8:28-9:44 Jn. 1:1-18; Mc. 1:1; Lc. 1:1-4;3:23-38: Mt. 1:1-17 Lucas 1:5-80 Mateo 1:18-2:23; Lucas 2 Mt. 3:1-4:11; Mc. 1:2-13; Lc. 3:1-23; 4:1-13; Juan 1:19-34 Juan 1:35-3:36 Jn. 4; Mt. 4:12-17; Mc. 1:14-15; Lc. 4:14-30 Marcos 1:16-45; Mateo 4:18-25; 8:2-4, 14-17; Lucas 4:31-5:16 Mateo 9:1-17; Marcos 2:1-22; Lucas 5: 17-39 Jn. 5; Mt. 12:1-21; Mc. 2:23-3:12; Lc. 6: 1-11 Mateo 5; Marcos 3:13-19; Lucas 6:12-36 Mateo 6-7; Lucas 6:37-49 Lucas 7; Mateo 8:1, 5-13; 11:2-30 Mateo 12:22-50; Marcos 3:20-35; Lucas 8:1-21 Marcos 4:1-34; Mateo 13:1-53 Marcos 4:35-5:43; Mateo 8:18, 23-34; 9:18-34; Lucas 8:22-56 o Mc. 6:1-30; Mt. 13:54-58; 9:35-11:1; 14:1-12 Lucas 9:1-10 o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o


o Mateo 14:13-36; Marcos 6:31-56; Lucas 9:11-17; Juan 6:1-21 o Juan 6:22-7:1; Mateo 15:1-20; Marcos 7:1-23 o Mateo 15:21-16:20; Marcos 7:24-8:30; Lucas 9:18-21 o Mateo 16:21-17:27; Marcos 8:31-9:32; Lucas 9:22-45 o Mateo 18; 8:19-22; Marcos 9:33-50; Lucas 9:46-62; Juan 7:2-10 o Juan 7:11-8:59 o Lucas 10:1-11:36 o Lucas 11:37-13:21 o Juan 9-10 o Lucas 13:22-15:32 o Lucas 16:1-17:10; Juan 11:1-54 o Lc. 17:11-18:17; Mt. 19:1-15; Mc.10:1-16 o Mateo 19:16-20:28; Marcos 10:17-45; Lucas 18:18-34 o Mt. 20:29-34; 26:6-13; Mc.10: 46-52; 14:3- 9 Lucas 18:35-19:28; Juan 11:55-12:11 o Mateo 21:1-22; Marcos 11:1-26; Lucas 19:29-48; Juan 12:12-50 o Mateo 21:23-22:14; Marcos 11:27 12:12; Lucas 20:1-19 o Mateo 22:15-46; Marcos 12:13-37; Lucas 20:20-44 o Mateo 23; Marcos 12:38-44; Lucas 20: 45-21:4 o Mt. 24:1-31; Marcos 13:1-27; Lucas 21: 5-27 o Mateo 24:32-26:5, 14-16; Marcos 13:28-14:2, 10-11; Lucas 21:28-22:6 o Mateo 26:17-29; Marcos 14:12-25; Lucas 22:7-38; Juan 13 o Juan 14-16 o Juan 17:1-18:1; Mateo 26:30-46; Marcos 14:26-42; Lucas 22:39-46 o Mateo 26:47-75; Marcos 14:43-72; Lucas 22:47-65; Juan 18:2-27 o Mateo 27:1-26; Marcos 15:1-15; Lucas 22:66-23:25; Juan 18:28-19:16 o Mateo 27:27-56; Marcos 15:16-41; Lucas 23:26-49; Juan 19:17-30 o Mateo 27:57-28:8; Marcos 15:42-16:8; Lucas 23:50-24:12; Juan 19:31-20:10 o Mateo 28:9-20; Marcos 16:9-20; Lucas 24:13-53; Juan 20:11-21:25 o Hechos 1-2 o Hechos 3-5

o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o

Hechos 6:1-8:1 Hechos 8:2-9:43 Hechos 10-11 Hechos 12-13 Hechos 14-15 Gรกlatas 1-3 Gรกlatas 4-6 Santiago Hechos 16:1-18:11 1 Tesalonicenses 2 Tesalonicenses; Hechos 18:12-19:22 1 Corintios 1-4 1 Corintios 5-8 1 Corintios 9-11 1 Corintios 12-14 1 Corintios 15-16 Hechos 19:23-20:1; 2 Corintios 1-4 2 Corintios 5-9 2 Corintios 10-13 Romanos 1-3 Romanos 4-6 Romanos 7-8 Romanos 9-11 Romanos 12-15 Romanos 16; Hechos 20:2-21:16 Hechos 21:17-23:35 Hechos 24-26 Hechos 27-28 Efesios 1-3 Efesios 4-6 Colosenses Filipenses Filemรณn; 1 Timoteo 1-3 1 Timoteo 4-6; Tito 2 Timoteo 1 Pedro Judas; 2 Pedro Hebreos 1:1-5:10 Hebreos 5:11-9:28 Hebreos 10-11 Hebreos 12-13; 2 Juan; 3 Juan 1 Juan Apocalipsis 1-3 Apocalipsis 4-9 Apocalipsis 10-14 Apocalipsis 15-18 Apocalipsis 19-22


MOTIVOS DE ORACIÓN

FECHA/MOTIVO

FECHA/RESPUESTA


ÍNDICE

A SILENCIOSA PRIMEROS PASOS HORA

A PRIMEROS PASOS HORA SILENCIOSA

S PASOS HORA SILENCIOSA PRIMEROS

A SILENCIOSA PRIMEROS PASOS HORA

A PRIMEROS PASOS HORA SILENCIOSA

S PASOS HORA SILENCIOSA PRIMEROS

A SILENCIOSA PRIMEROS PASOS HORA

UN NUEVO COMIENZO A SILENCIOSA PRIMEROS PASOS HORA

A PRIMEROS PASOS HORA SILENCIOSA

S PASOS HORA SILENCIOSA PRIMEROS

PÁGINAS

008 016

A PRIMEROS PASOS HORA SILENCIOSA

S PASOS HORA SILENCIOSA PRIMEROS

A SILENCIOSA PRIMEROS PASOS HORA

A PRIMEROS PASOS HORA SILENCIOSA

S PASOS HORA SILENCIOSA PRIMEROS

Temas: El evangelio Seguro de tu salvación Seguridad en Sus promesas Seguridad en Su persona Seguridad en Su presencia Comenzar la lucha Satanás Resistir a Satanás Crecimiento espiritual

Pág. 19 20 21 22 23 24 25 26 27

A SILENCIOSA PRIMEROS PASOS HORA

A PRIMEROS PASOS HORA SILENCIOSA

S PASOS HORA SILENCIOSA PRIMEROS

A SILENCIOSA PRIMEROS PASOS HORA

A PRIMEROS PASOS HORA SILENCIOSA

S PASOS HORA SILENCIOSA PRIMEROS

A SILENCIOSA PRIMEROS PASOS HORA

A PRIMEROS PASOS HORA SILENCIOSA

Soteriología El Salvador A SILENCIOSA PRIMEROS PASOS HORA Salvación: lo que pasó A PRIMEROS PASOS HORA SILENCIOSA Salvación: lo que pasa S PASOS HORA SILENCIOSA PRIMEROS HIZOPASOS PORHORA TI: Salvación: lo que pasará A SILENCIOSA PRIMEROS ASPECTOS DE Expiación A PRIMEROS PASOS HORA SILENCIOSA LA SALVACIÓN S PASOS HORA SILENCIOSA PRIMEROS Propiciación A SILENCIOSA PRIMEROS PASOS HORA Reconciliación A PRIMEROS PASOS HORA SILENCIOSA Salvación S PASOS HORA SILENCIOSA PRIMEROS Arrepentimiento A SILENCIOSA PRIMEROS PASOS HORA Fe A PRIMEROS PASOS HORA SILENCIOSA Redención

S PASOS HORA SILENCIOSA PRIMEROS

LO QUE CRISTO

PÁGINAS

017 028

28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39


ÍNDICE

A SILENCIOSA PRIMEROS PASOS HORA

A PRIMEROS PASOS HORA SILENCIOSA

S PASOS HORA SILENCIOSA PRIMEROS

A SILENCIOSA PRIMEROS PASOS HORA

A PRIMEROS PASOS HORA SILENCIOSA

S PASOS HORA SILENCIOSA PRIMEROS

A SILENCIOSA PRIMEROS PASOS HORA

A PRIMEROS PASOS HORA SILENCIOSA

S PASOS HORA SILENCIOSA PRIMEROS

A SILENCIOSA PRIMEROS PASOS HORA

A PRIMEROS PASOS HORA SILENCIOSA

S PASOS HORA SILENCIOSA PRIMEROS

A SILENCIOSA PRIMEROS PASOS HORA

A PRIMEROS PASOS HORA SILENCIOSA

S PASOS HORA SILENCIOSA PRIMEROS

A SILENCIOSA PRIMEROS PASOS HORA

A PRIMEROS PASOS HORA SILENCIOSA

S PASOS HORA SILENCIOSA PRIMEROS

A SILENCIOSA PRIMEROS PASOS HORA

A PRIMEROS PASOS HORA SILENCIOSA

S PASOS HORA SILENCIOSA PRIMEROS

A SILENCIOSA PRIMEROS PASOS HORA

A PRIMEROS PASOS HORA SILENCIOSA

S PASOS HORA SILENCIOSA PRIMEROS

A SILENCIOSA PRIMEROS PASOS HORA

LO QUE DEBES HACER S PASOS HORA SILENCIOSAAHORA: PRIMEROS

A PRIMEROS PASOS HORA SILENCIOSA

TU VIDA

A SILENCIOSA PRIMEROS PASOS HORA

CRISTIANA

A PRIMEROS PASOS HORA SILENCIOSA

029 066

PÁGINAS

S PASOS HORA SILENCIOSA PRIMEROS

A SILENCIOSA PRIMEROS PASOS HORA

A PRIMEROS PASOS HORA SILENCIOSA

S PASOS HORA SILENCIOSA PRIMEROS

A SILENCIOSA PRIMEROS PASOS HORA

A PRIMEROS PASOS HORA SILENCIOSA

Temas: Hijos de Dios El Cielo y la vida eterna Nuestra posición delante de Dios Dones espirituales: ¿Qué es un don? Talentos vs. Dones Los dones espirituales Voluntad de Dios: ¿Qué es la voluntad de Dios? Buscar, encontrar y seguir la voluntad de Dios Hábitos piadosos: La comunión La oración: ¿Qué es? Cómo orar La importancia de orar Evangelismo La adoración Las predicaciones Servicio cristiano La ofrenda Libros cristianos Biografías cristianas Amar al prójimo La armadura de Dios Perdonar Gratitud Miedo Ansiedad Enojo/ Amargura Tristeza/ Depresión

Pág. 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 51 52 53 54 55 56 57 58 59 60 61 62 63 64 65 66


ÍNDICE ÍNDICE

A SILENCIOSA PRIMEROS PASOS HORA

A PRIMEROS PASOS HORA SILENCIOSA

Temas: A SILENCIOSA PRIMEROS PASOS HORA La muerte de un ser A PRIMEROS PASOS HORA SILENCIOSA querido cristiano S PASOS HORA SILENCIOSA PRIMEROS La muerte de un ser A SILENCIOSA PRIMEROS PASOS HORA querido no creyente LOHORA QUESILENCIOSA DEBES Mayordomía del cuerpo A PRIMEROS PASOS HACER PRIMEROS AHORA: S PASOS HORA SILENCIOSA Mayordomía del dinero A SILENCIOSA PRIMEROS PASOS HORA Mayordomía del tiempo A PRIMEROS PASOS HORA SILENCIOSA Pureza CRISTIANA S PASOS HORA SILENCIOSA PRIMEROS Corona de gozo A SILENCIOSA PRIMEROS PASOS HORA Corona de justicia A PRIMEROS PASOS HORA SILENCIOSA Corona de vida S PASOS HORA SILENCIOSA PRIMEROS Corona Incorruptible A SILENCIOSA PRIMEROS PASOS HORA Corona de gloria A PRIMEROS PASOS HORA SILENCIOSA

S PASOS HORA SILENCIOSA PRIMEROS

TU VIDA

PÁGINAS

029 066

Pág. 67 68 69 70 71 72 73 74 75 76 77

S PASOS HORA SILENCIOSA PRIMEROS

A SILENCIOSA PRIMEROS PASOS HORA

A PRIMEROS PASOS HORA SILENCIOSA

S PASOS HORA SILENCIOSA PRIMEROS

A SILENCIOSA PRIMEROS PASOS HORA

A PRIMEROS PASOS HORA SILENCIOSA

S PASOS HORA SILENCIOSA PRIMEROS

A SILENCIOSA PRIMEROS PASOS HORA

A PRIMEROS PASOS HORA SILENCIOSA

La Biblia Contenido de la Biblia Amor

Fe Pecado A SILENCIOSA PRIMEROS PASOS HORA LA IMPORTANCIA Gracia A PRIMEROS PASOS HORA SILENCIOSA DE LA BIBLIA Misericordia S PASOS HORA SILENCIOSA PRIMEROS A SILENCIOSA PRIMEROS PASOS HORA Gozo A PRIMEROS PASOS HORA SILENCIOSA Santidad S PASOS HORA SILENCIOSA PRIMEROS Sabiduría A SILENCIOSA PRIMEROS PASOS HORA Humildad A PRIMEROS PASOS HORA SILENCIOSA Prueba vs. Tentación

S PASOS HORA SILENCIOSA PRIMEROS

PÁGINAS

067 078

78 79 80 81 82 83 84 85 86 87 88 89


ÍNDICE

SILENCIOSA PRIMEROS PASOS HORA

PRIMEROS PASOS SILENCIOSA LAHORA IMPORTANCIA

DE LA IGLESIA

079 082

PASOS HORA SILENCIOSA PRIMEROS

PÁGINAS

SILENCIOSA PRIMEROS PASOS HORA

PRIMEROS PASOS HORA SILENCIOSA

PASOS HORA SILENCIOSA PRIMEROS

SILENCIOSA PRIMEROS PASOS HORA

PRIMEROS PASOS HORA SILENCIOSA

PASOS HORA SILENCIOSA PRIMEROS

SILENCIOSA PRIMEROS PASOS HORA

PRIMEROS PASOS HORA SILENCIOSA

Temas: La iglesia El bautismo La cena del Señor La unidad de la iglesia Conociendo a Dios

La presciencia de Dios La gloria de Dios PRIMEROS PASOS HORA SILENCIOSA La gracia de Dios PASOS HORA SILENCIOSA PRIMEROS La santidad de Dios SILENCIOSA PRIMEROS PASOS HORA El amor de Dios PRIMEROS PASOS HORA SILENCIOSA La soberanía de Dios PASOS HORA SILENCIOSA PRIMEROS La sabiduría de Dios SILENCIOSA PRIMEROS PASOS HORA La ira de Dios PRIMEROS PASOS HORA SILENCIOSA El poder de Dios PASOS HORA SILENCIOSA PRIMEROS Dios se complace en su SILENCIOSA PRIMEROS PASOS HORA Hijo Jesucristo PRIMEROS PASOS HORA SILENCIOSA Dios se complace en sí mismo PASOS HORA SILENCIOSA PRIMEROS Dios se complace en los creyentes SILENCIOSA PRIMEROS PASOS HORA El TODO de Dios: omnisciencia, PRIMEROS PASOS HORA SILENCIOSA omnipresencia y omnipotencia PASOS HORA SILENCIOSA PRIMEROS SILENCIOSA PRIMEROS PASOS HORA Las promesas de Dios LAHORA IMPORTANCIA PRIMEROS PASOS SILENCIOSA Los nombres de Dios: Elohim DE LA TRINIDAD PASOS HORA SILENCIOSA PRIMEROS Adonai SILENCIOSA PRIMEROS PASOS HORA Jehová PRIMEROS PASOS HORA SILENCIOSA El Roi - El Elyon PASOS HORA SILENCIOSA PRIMEROS El Shaddai - El Olam SILENCIOSA PRIMEROS PASOS HORA Jehová Nissi - Jehová Jireh PRIMEROS PASOS HORA SILENCIOSA Jehová Shalom - Jehová Sabaoth

PASOS HORA SILENCIOSA PRIMEROS

SILENCIOSA PRIMEROS PASOS HORA

PÁGINAS

083 103

Pág. 90 91 92 93 94 95 96 97 98 99 100 101 102 103 104 105 106 107 108 109 110 111 112 113 114


ÍNDICE

A SILENCIOSA PRIMEROS PASOS HORA

A PRIMEROS PASOS HORA SILENCIOSA

S PASOS HORA SILENCIOSA PRIMEROS

A SILENCIOSA PRIMEROS PASOS HORA

A PRIMEROS PASOS HORA SILENCIOSA

S PASOS HORA SILENCIOSA PRIMEROS

A SILENCIOSA PRIMEROS PASOS HORA

A PRIMEROS PASOS HORA SILENCIOSA

S PASOS HORA SILENCIOSA PRIMEROS

A SILENCIOSA PRIMEROS PASOS HORA

A PRIMEROS PASOS HORA SILENCIOSA

S PASOS HORA SILENCIOSA PRIMEROS

A SILENCIOSA PRIMEROS PASOS HORA

A PRIMEROS PASOS HORA SILENCIOSA

S PASOS HORA SILENCIOSA PRIMEROS

A SILENCIOSA PRIMEROS PASOS HORA

A PRIMEROS PASOS HORA SILENCIOSA

S PASOS HORA SILENCIOSA PRIMEROS

A SILENCIOSA PRIMEROS PASOS HORA

A PRIMEROS PASOS HORA SILENCIOSA

S PASOS HORA SILENCIOSA PRIMEROS

A SILENCIOSA PRIMEROS PASOS HORA

Temas:

Pág.

El nacimiento de Cristo La muerte de Cristo La deidad de Cristo La vida de Cristo La persona de Cristo La resurrección de Cristo La supremacía de Cristo La humildad de Cristo El amor de Cristo La compasión de Cristo La fidelidad de Cristo La paciencia de Cristo La mansedumbre de Cristo La obediencia de Cristo El perdón de Cristo

115 116 117 118 119 120 121 122 123 124 125 126 127 128 129

Conociendo a Jesús

A PRIMEROS PASOS HORA SILENCIOSA

S PASOS HORA SILENCIOSA PRIMEROS

A SILENCIOSA PRIMEROS PASOS HORA

A PRIMEROS PASOS HORA SILENCIOSA

S PASOS HORA SILENCIOSA PRIMEROS

A SILENCIOSA PRIMEROS PASOS HORA

LA IMPORTANCIA

A PRIMEROS PASOS HORA SILENCIOSA

DE LA TRINIDAD S PASOS HORA SILENCIOSA PRIMEROS

PÁGINAS

104 124

A SILENCIOSA PRIMEROS PASOS HORA

A PRIMEROS PASOS HORA SILENCIOSA

S PASOS HORA SILENCIOSA PRIMEROS

A SILENCIOSA PRIMEROS PASOS HORA

A PRIMEROS PASOS HORA SILENCIOSA

Conociendo al Espíritu Santo

La personalidad del Espíritu Santo Figuras del Espíritu Santo La obra del Espíritu Santo en el Antiguo Testamento La obra del Espíritu Santo en Cristo mismo La obra del Espíritu Santo en la Salvación La llenura del Espíritu Santo

130 131 132 133 134 135


ÍNDICE

SILENCIOSA PRIMEROS PASOS HORA

PRIMEROS PASOS HORA SILENCIOSA PASOS HORA SILENCIOSA PRIMEROS LA IMPORTANCIA

DE UN HOGAR Temas:

SILENCIOSA PRIMEROS PASOS HORA

CRISTIANO

PRIMEROS PASOS HORA SILENCIOSA

125 130

PÁGINAS

PASOS HORA SILENCIOSA PRIMEROS SILENCIOSA PRIMEROS PASOS HORA

PRIMEROS PASOS HORA SILENCIOSA

PASOS HORA SILENCIOSA PRIMEROS SILENCIOSA PRIMEROS PASOS HORA

PRIMEROS PASOS HORA SILENCIOSA

Pág. 136 137 138 139

Matrimonio Rol del esposo Rol de la esposa Rol de los padres La relación de los hijos hacia los padres

140

Tribulación Milenio Eternidad

141 142 143

PASOS HORA SILENCIOSA PRIMEROS SILENCIOSA PRIMEROS PASOS HORA PRIMEROS PASOS HORA SILENCIOSA PASOS HORA SILENCIOSA PRIMEROS SILENCIOSA PRIMEROS PASOS HORA

LA IMPORTANCIA DE LOS EVENTOS

PRIMEROS PASOS HORA SILENCIOSA

PASOS HORA SILENCIOSA PRIMEROS

FUTUROS

131 133

PÁGINAS

SILENCIOSA PRIMEROS PASOS HORA

PRIMEROS PASOS HORA SILENCIOSA

PASOS HORA SILENCIOSA PRIMEROS SILENCIOSA PRIMEROS PASOS HORA

PRIMEROS PASOS HORA SILENCIOSA

PASOS HORA SILENCIOSA PRIMEROS SILENCIOSA PRIMEROS PASOS HORA

PRIMEROS PASOS HORA SILENCIOSA

PASOS HORA SILENCIOSA PRIMEROS SILENCIOSA PRIMEROS PASOS HORA PRIMEROS PASOS HORA SILENCIOSA PASOS HORA SILENCIOSA PRIMEROS SILENCIOSA PRIMEROS PASOS HORA PRIMEROS PASOS HORA SILENCIOSA PASOS HORA SILENCIOSA PRIMEROS SILENCIOSA PRIMEROS PASOS HORA PRIMEROS PASOS HORA SILENCIOSA


Un nuevo comienzo

EL EVANGELIO DOMINGO / /

Jn. 1:12, 3:16; Ro. 6:23

¿Qué expresa el escritor? ............................................................................................................................................... ............................................................................................................................................... ............................................................................................................................................... ............................................................................................................................................... ................................................................................................................................................ ¿Cómo puedo aplicarlo a mi vida? ............................................................................................................................................... ............................................................................................................................................... ............................................................................................................................................... ............................................................................................................................................... ............................................................................................................................................... ................................................................................................................................................ Dios es el Creador del universo. Cuando Él hizo al hombre, lo había puesto en un lugar perfecto supliendo todas sus necesidades. Pero el diablo engañó al hombre, quien cayó en su trampa. Por causa del fracaso del hombre, se abrió una brecha entre nosotros y Dios. Esa brecha se llama pecado y en consecuencia, toda la raza humana es pecadora para siempre. El pecado nos condena al infierno o sufrimiento eterno. La única cosa que nos puede unir a Dios y salvarnos de ello es si llegamos a ser perfectos. En nuestra humanidad tratamos de llegar a ser perfectos con nuestras acciones, pero el precio del alma no podemos pagarlo con buenas obras. La única cosa que nos puede liberar de esa separación, pecado y muerte eterna es si alguien perfecto y sin pecado se sacrifique a sí mismo por nosotros. La única persona que se califica bajo ese criterio de Dios es Dios mismo.

Así que Dios, viendo la incapacidad del hombre, envió a su hijo Jesús en forma de hombre. Su obra más impresionante fue esta: Jesús se entregó a sí mismo por nuestra imperfección. Él murió en la cruz, cargó el pecado de cada uno de nosotros y derramó su sangre para poder limpiar nuestros corazones de todo pecado. Jesús murió y resucitó, conquistando a la muerte, al diablo, y al pecado para siempre. Únicamente estarán con Él por toda la eternidad en el cielo los que depositaron su fe en su personas y su obra. Y es así que, aun cuando estábamos muertos y perdidos en el pecado, Dios nos amó y nos rescató. Eso se llama Gracia, un regalo no merecido. Simplemente por creer en Cristo, y sólo en Cristo.

Preguntas para reflexionar: ¿Hay algo que puedas hacer para quitar la brecha que te separa de Dios?¿Qué fue lo que Cristo hizo por ti?¿Estás seguro que cuando te toque partir de este mundo irás al cielo? ¿Por qué?

019


LUNES

SEGURO DE TU SALVACIÓN

/ /

Ef. 1:13; 2 Co. 6:18; Jn. 10:28

¿Qué expresa el escritor? ............................................................................................................................................... ............................................................................................................................................... ............................................................................................................................................... ............................................................................................................................................... ............................................................................................................................................... ¿Cómo puedo aplicarlo a mi vida? ............................................................................................................................................... ............................................................................................................................................... ............................................................................................................................................... ............................................................................................................................................... ............................................................................................................................................... ............................................................................................................................................... La definición de seguridad nos dice que es la “sensación de total confianza que se tienen en algo o alguien” y en el caso del cristiano, al momento de depositar nuestra fe en Jesucristo, podemos tener la total confianza de que ahora somos hijos de Dios, miembros de la familia de Dios, la iglesia; y por lo tanto, nadie ni nadie puede cambiar eso. De la misma manera, desde el momento en que creemos, somos sellados por el Espíritu Santo, esto significa que la salvación que un día recibimos al momento de creer, nadie ni nada te la puede quitar. Ese sello es permanente. Aún así, va a haber momentos en nuestra vida en donde nos vamos a equivocar, y también vamos a pecar dándole la espalda a Dios, pero debemos tener la seguridad de que nunca dejaremos de ser hijos de Dios. Es como una relación entre padres e hijos que comunmente

vemos, muchas veces se desobedece, pero no se deja de ser hijo a pesar de eso. Como un padre amoroso, Dios siempre nos dará la seguridad de que, pase lo que pase a lo largo de nuestro caminar en la carrera cristiana, y aunque a veces le fallemos, nunca nos soltará de su mano y que también nos dará la oportunidad para confesar lo que hicimos, pedir perdón y volver a tener una relación cercana y sincera con Él. De la misma manera, el Espíritu Santo que un día recibimos al momento de creer, en Jesucristo como Salvador, permanece en nuestra vida, dándonos la certeza, la seguridad y sobre todo la promesa de que un día estaremos en el cielo con Dios por la eternidad. *Motivos de oración: .................................... ...................................................................... ......................................................................

020

Preguntas para reflexionar: ¿En qué podrías basar la seguridad que siempre serás un hijo de Dios?¿Por qué eso te hace sentir paz o tranquilidad?


SEGURIDAD EN SUS PROMESAS

MARTES / /

1Jn. 2:25; Jn. 5:24; 2 P. 1: 3-4

¿Qué expresa el escritor? ............................................................................................................................................... ............................................................................................................................................... ............................................................................................................................................... ............................................................................................................................................... ................................................................................................................................................ ¿Cómo puedo aplicarlo a mi vida? ............................................................................................................................................... ............................................................................................................................................... ............................................................................................................................................... ............................................................................................................................................... ............................................................................................................................................... ................................................................................................................................................ A medida que vamos creciendo en nuestra vida cristiana, podemos ir afirmando nuestra seguridad, no sólo en la salvación que Dios nos dio, como hasta ahora vamos aprendiendo, sino también en sus promesas. Cuando una persona nos promete algo, podemos confiar de que cumplirá lo que nos ha dicho, pero tenemos que ser sinceros en que, en realidad, muchas veces nos fallan y terminamos dudando o desconfiando. Pero también algo que es clave, es el tipo de relación que tenemos con esa persona. En el momento que aceptamos a Cristo en nuestro corazón, y ya siendo hijos de Dios, tenemos muchas promesas de parte de Él. Según su palabra, hay algunas que ya cumplió, por ejemplo, que al momento de creer somos salvos. También tenemos promesas que está cumpliendo, cuando nos dice que está con

nosotros siempre; y otras que cumplirá, por ejemplo, su pronta venida. En sus tiempos perfectos, Él cumple sus promesas. En Isaías 41:10 podemos ver una de esas promesas, donde nos dice que nuestro Dios está con nosotros, nos ayuda y nos da fuerzas, sustentándonos siempre. La Biblia es muy clara al afirmar en Hebreos 6:18 que es “imposible que Dios mienta”, porque iría contra su naturaleza que se define en santidad y pureza; entonces, podemos estar totalmente seguros y confiados en que, si Él ha prometido algo, lo cumplirá. Él es Dios, no es una simple persona que nos puede fallar. Él cumple. *Motivos de oración: .................................... ...................................................................... ...................................................................... ......................................................................

Preguntas para reflexionar: ¿Por qué una promesa de Dios es distinta a una promesa acá en la tierra? ¿Acaso Dios puede prometer algo que no cumplirá? De acuerdo a lo que sabes de Sus promesas, ¿por qué no puedes perder tu salvación?

021


SEGURIDAD EN SU PERSONA MIÉRCOLES / /

Jn. 10:11, 11:25-26

¿Qué expresa el escritor? ............................................................................................................................................... ............................................................................................................................................... ............................................................................................................................................... ............................................................................................................................................... ............................................................................................................................................... ¿Cómo puedo aplicarlo a mi vida? ............................................................................................................................................... ............................................................................................................................................... ............................................................................................................................................... ............................................................................................................................................... ............................................................................................................................................... ............................................................................................................................................... A lo largo de nuestra vida, podemos llegar a conocer muchas personas. Familiares lejanos, compañeros del colegio, vecinos del barrio o amigos de la infancia; pero cuando conocemos a Dios y la obra que por medio de Jesucristo hizo en la cruz, todo cambia. Él se convierte en la persona más confiable que podemos llegar a tener en nuestra vida, porque Dios es el dueño de nuestra salvación. Para poder conocerle y descubrir cada día acerca de su persona, nos dejó la Biblia. Ella nos enseña que, aunque nuestra mente no puede alcanzar para conocer completamente a Dios, en su gran bondad, nos hace ver aspectos que sí podemos comprender, como por ejemplo, su santidad, amor, justicia, y que podemos experimentar en nuestra vida. También otros atributos como su omnipresencia (que está en todas partes) u omnisciencia (que todo lo sabe).

022

Dios quiere que le conozcamos y que estemos cada día más cerca de él. Así, como a medida vamos conociendo a otras personas y como resultado confiamos en ellas, con Dios es igual, a medida que conozcamos más de él, su persona, y cómo actúa en nuestra vida, llegaremos a tener una relación de total confianza con él. Por eso, no nos tenemos que perder esa oportunidad que tenemos cada día Pensemos en Dios, ¿no crees que Él es digno de que confiemos plenamente en su persona y en cómo nuestra salvación descansa en Él? ¿qué otra cosa más segura puede haber en esta vida? *Motivos de oración: ................................... ...................................................................... ...................................................................... ......................................................................

Preguntas para reflexionar:¿Cómo cambia el concepto de tu salvación sabiendo que un Dios perfecto te la dio? De acuerdo a su Persona, ¿por qué no puedes perder tu salvación? ¿Te hace sentir seguro?


SEGURIDAD EN SU PRESENCIA JUEVES

/ /

Sal. 139:7; Éx. 33:14; Mt. 28:20

¿Qué expresa el escritor? ............................................................................................................................................... ............................................................................................................................................... ............................................................................................................................................... ............................................................................................................................................... ............................................................................................................................................... ¿Cómo puedo aplicarlo a mi vida? ............................................................................................................................................... ............................................................................................................................................... ............................................................................................................................................... ............................................................................................................................................... ............................................................................................................................................... ............................................................................................................................................... Hasta ahora, hemos visto lo maravilloso de la persona de Dios. También aprendimos acerca de sus promesas, no solo en cuanto a la salvación, sino también en relación al crecimiento en nuestra vida cristiana. Ahora vamos a ver acerca de la seguridad que Él nos da con su presencia permanente en nuestras vidas. Cuando éramos niños, por lo general teníamos miedo a los ruidos, a los monstruos o a la oscuridad que es una de las cosas más comunes. Y era en ese momento cuando buscábamos a nuestros padres o a algún adulto, para que nos acompañen, consuelen y brinden una sensación de seguridad y paz. En Romanos 8: 38-39 encontramos una promesa que nos asegura que nada ni nadie nos puede separar del amor de Dios; y si tenemos su amor, tenemos su presencia, porque Dios

es amor (1 Juan 4:8). Y esa presencia de Dios, la podemos experimentar a través del Espíritu Santo, que viene a morar en nosotros cuando creímos en Cristo y lo aceptamos como nuestro salvador. Efesios 1:13 nos habla del Espíritu Santo como un sello en nuestra vida y eso nos garantiza, no sólo la presencia de Dios en la actualidad, sino por toda la eternidad. La paz, el consuelo y la protección en nuestra vida, no depende de cosas materiales , ni de las circunstancias que nos rodean; sino que se aseguran en la persona de Dios, que, por medio de su Espíritu Santo, estará con nosotros siempre. *Motivos de oración: .................................... ...................................................................... ...................................................................... ......................................................................

Preguntas para reflexionar: ¿Qué es lo que recibimos al momento de creer y que nos asegura la presencia de Dios en nosotros?¿Habrá alguna situación donde la presencia de Dios no pueda acompañarnos?

023


VIERNES / /

COMENZAR LA LUCHA Jn. 16:33; 1 Co. 16:13; Dt. 31:6

¿Qué expresa el escritor? ............................................................................................................................................... ............................................................................................................................................... ............................................................................................................................................... ............................................................................................................................................... ............................................................................................................................................... ¿Cómo puedo aplicarlo a mi vida? ............................................................................................................................................... ............................................................................................................................................... ............................................................................................................................................... ............................................................................................................................................... ............................................................................................................................................... ............................................................................................................................................... Nadie dijo que la vida cristiana sería sencilla, es más, la Biblia afirma que tendremos muchas pruebas de parte de Dios, pero también tentaciones de parte de nuestro enemigo, el diablo. El propósito de él es alejarnos de Dios y que abandonemos la vida cristiana, porque de ninguna manera está contento de que sigamos en obediencia a Jesucristo. Él comienza a atacar nuestra fe, nuestros pensamientos con dudas, las convicciones que tenemos en Dios para que tarde o temprano rechacemos la soberanía de Él en nuestra vida. Pueden ser luchas grandes o pequeñas, pero él va a tratar de estorbar nuestro camino, hasta llegar al momento en que pequemos y nos sintamos indignos de ser hijos de Dios, no mereciendo la salvación. En ese momento, quizás venga al pensamiento la mentira de que Dios no puede

024

perdonar nuestros pecados, sintiendo culpa y falta de paz; pero, no es así, Dios en su gran misericordia, tiene el poder para perdonarnos todo lo que hemos hecho si confesamos nuestro pecado (1 Juan 1:9). No dejemos que el diablo nos engañe con sus mentiras e historias falsas. Si confesamos nuestro pecado y arrepentidos nos volvemos a Dios, Él nos perdona y no nos abandona (Deuteronomio 31:6). No tenemos que temer o dudar, Cristo ya venció una vez en la cruz y nos da poder para enfrentar al enemigo por medio de la Palabra de Dios, pero para eso tenemos que prepararnos y estar atentos. Aún cuando el enemigo nos quiera hacer caer, Dios nos da el poder por medio de su Espíritu para poder vencer. *Motivos de oración: .................................... ...................................................................... ......................................................................

Preguntas para reflexionar: ¿Cuáles son las luchas que tienes? ¿Te da tranquilidad saber que Dios te perdona y que nunca te va a dejar? ¿Te da tranquilidad saber que Cristo ya venció en la cruz? ¿Por qué?


SATANÁS SÁBADO

/ /

Stg. 4:7; 1 P. 5:8; Ap.12:9

¿Qué expresa el escritor? ............................................................................................................................................... ............................................................................................................................................... ............................................................................................................................................... ............................................................................................................................................... ................................................................................................................................................ ¿Cómo puedo aplicarlo a mi vida? ............................................................................................................................................... ............................................................................................................................................... ............................................................................................................................................... ............................................................................................................................................... ............................................................................................................................................... ................................................................................................................................................ La mayoría de las personas retrata a Satanás o el diablo como alguien en un traje rojo con cuernos, un tridente y una cola; pero, la Biblia no lo describe de esa manera. En Isaías 14:12 vemos que Lucero fue creado como un santo ángel y Ezequiel 28:12 al 14 lo describe como un querubín (ángel que está junto al trono de Dios). Este ángel era perfecto, lleno de sabiduría y hermoso; pero debido a eso mismo, su corazón se llenó de orgullo y soberbia, dejando su posición quizo poner su trono, y a él mismo, en semejanza a Dios (Isaías 14:13-14, Ezequiel 28:15, 1º Timoteo 3: 6). El orgullo de Lucero lo condujo a su caída convirtiéndole en Satanás y, a causa de su pecado, Dios quitó de forma permanente su exaltada posición. De esa manera, Satanás también se convirtió en el gobernante de este mundo y el príncipe de la potestad del aire (Jn. 12:31; 2 Co. 4:4; Ef. 2:2). Él es un acusador

(Ap.12:10), un tentador (Mt. 4: 3) y un engañador (Génesis 3). Su mismo nombre significa “adversario” o “uno que se opone”. A pesar de que fue expulsado del cielo, todavía busca elevar su trono por encima de Dios. Él falsifica todo lo que Dios hace, con la esperanza de ganar la adoración del mundo y fomentar la oposición a Dios. Satanás hará cualquier cosa usando su poder para oponerse a Dios y los que siguen a Dios, sus hijos. Sin embargo, se sella el destino de Satanás en la eternidad (Ap. 20:10). Nosotros como hijos de Dios, tenemos que depender de Dios en cada momento y no llenarnos de orgullo pensando que por nuestras propias fuerzas vencemos al enemigo. Dependamos de Él, confiemos en Él, Dios es quien da la victoria sobre el enemigo. *Motivo de oración: ........................................ ......................................................................... .........................................................................

Preguntas para reflexionar: ¿Cómo ha cambiado el concepto de Satanás en tu mente? ¿Por qué Satanás quiere atacarnos? ¿Qué pecado cometió Satanás?

025


RESISTIR A SATANÁS DOMINGO / /

1P. 5:8; Sgo. 4:7; 2 Ti. 1:7

¿Qué expresa el escritor? ............................................................................................................................................... ............................................................................................................................................... ............................................................................................................................................... ............................................................................................................................................... ............................................................................................................................................... ¿Cómo puedo aplicarlo a mi vida? ............................................................................................................................................... ............................................................................................................................................... ............................................................................................................................................... ............................................................................................................................................... ............................................................................................................................................... ................................................................................................................................................ Ahora que entendemos exactamente quién es Satanás, tenemos que aprender cómo eso se relaciona con nosotros. En 1 Pedro 5:8, nos dice que el propósito de Satanás es destruirnos y va buscando la ocasión para hacerlo. Lamentablemente, estamos en un mundo en donde las personas viven como si no necesitaran de Dios. La violencia, el odio, la idolatría, el dolor, el sufrimiento y hasta la muerte han tomado control en cada situación, trayendo las peores consecuencias; y es allí donde Satanás demuestra su victoria. Pero, la Biblia nos dice que“no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio” (2 Ti. 1:7); por lo tanto tenemos el poder de Dios, por medio de su Espíritu Santo, para poder resistir. Esta determinación y seguridad, no provienen de un espíritu arrogante como si fuéramos más

026

poderoso que Satanás, sino que lo creemos porque Jesucristo ya ha conquistado a Satanás en la cruz del Calvario. Tenemos que estar atentos y preparados, y las mejores armas que podemos tener para defendernos es la Palabra de Dios y la oración. Poner nuestra mirada en Dios, obedecerle y ser fiel nos va a llevar a no ser engañados por el enemigo a pesar de sus estrategias. Tomemos el ejemplo de Jesús cuando fue llevado al desierto (Leer Lc. 22:31-32). Allí, el Señor nos muestra cómo, en dependencia de Dios y conociendo la Palabra, pudo defenderse con la verdad a pesar del engaño de Satanás. Hoy en día, nosotros debemos hacer lo mismo, valora, estudia y memoriza la Palabra de Dios. *Motivos de oración: .................................... ...................................................................... ......................................................................

Preguntas para reflexionar: ¿De qué manera puedes resistir al diablo? ¿Por qué el diablo no tiene autoridad sobre tu vida? ¿Por qué tienes que estar atento a las acechanzas del enemigo?


Profile for Word of Life Student Ministries

Hora Silenciosa de primeros pasos  

Vista previa de la Hora Silenciosa de primeros pasos. Un devocional temático de 125 días para nuevos creyentes.

Hora Silenciosa de primeros pasos  

Vista previa de la Hora Silenciosa de primeros pasos. Un devocional temático de 125 días para nuevos creyentes.