Issuu on Google+

Universidad Véritas Historia a la Arquitectura

“Gótico y Neogótico como lenguajes arquitectónicos”

Profesora Marta Rosa Cardoso obra - Carlo Jimenez IGLESIA DE CORONADO TECNICA MIXTA 100 x 80 cm

Viviana González


Estilo Neogótico en Costa Rica El neogótico llega a nuestro país a finales del siglo XIX, y deja su rastro en diversas iglesias de Costa Rica durante el siglo XX. Las razones por las que este cautivador estilo llegó a formar parte de nuestros estilos arquitectónicos son diversas, entre ellas la búsqueda de nuevas formas de construcción y una nueva imagen a la arquitectura religiosa del país Conforme se desarrolló el estilo neogótico, se edificaron paralelamente templos neoclásicos, a pesar que el modelo griego fue sustituido por el eclesiástico. El estilo neogótico contaba con las características técnicas idóneas para resistir los terremotos de Costa Rica, los cuales atentaban continuamente nuestros patrimonios arquitectónicos. Los materiales como el hierro y planchas metálicas, columnas tubulares, contrafuertes y torrecillas metálicas con diseños neogóticos q se conseguían en el mercado europeo poseían las características idóneas para soportar las cargas sísmicas. El hierro cumple la función más que todo de soporte, el cual con la madera y los elementos de madera y mampostería permitió desarrollar un sistema que además de ser capaz de resistir las cargas sísmicas, también respondiera adecuadamente a las cargas tanto de flexión como de compresión. Lo que hace interesante a las iglesias neogóticas de Costa Rica es su ingeniosa manera de tomar un estilo proveniente de Europa y acoplarlo a las condiciones específicas de la zona. Para esto se importaron estructuras de techos. Láminas de metal para cielos techos y paredes, columnas y torres metálicas. Estas estructuras y materiales se combinaron con paredes de mampostería y con el uso de la madera para los cielos. El arco ojival llegó a conformar más un elemento decorativo más que uno estructural. Algunos de los elementos decorativos importados fueron los marcos de ventanas y puertas ojivales, pisos y mobiliario.


El estilo neogótico de Costa Rica consta de sistemas estructurales incorporados con el fin de acoplarse a las características geológicas de nuestro país. Una de las estructuras que ayudó a contrarrestar las cargas y los eventos sísmicos fueron las torres construidas en hierro. Al ser las grandes alturas un rasgo característico del neogótico, no resultaba conveniente combinar altura con un material que no soportara el movimiento sísmico. Las estructuras de hierro responden mejor a las cargas horizontales tales como el viento, ya que el elemento se flexiona y transmite toda la carga a la cimentación


En un principio la Iglesia de Grecia estaba construida con materiales tradicionales extraídos de la zona como la madera de cedro aserrada. Con el paso del tiempo a . su fachada se le agregó una torre y un campanario. A mediados del siglo XIX se decidió remodelar la iglesia con materiales que fueran más resistentes al paso del tiempo, está decisión marcó por siempre la apariencia de la iglesia, la cual después de una serie de propuestas de diferentes diseños, se decidió que el techo debía ser de hierro, para resistir el desgaste durante más tiempo Los trabajos de reconstrucción se basaron en una estructura de mampostería de ladrillos, pero por un desacuerdo entre el pueblo y los profesionales a cargo, y una serie de fallas estructurales y las secuelas del terremoto de marzo de 1882, se optó por demoler dicha estructura conservando los cimientos y las bases de las torres. Los cuales tuvieron que ser removidos posteriormente para poder establecer la nueva estructura de carácter neogótico

Iglesia de Grecia


Nuestros antepasados optaron en por edificar un templo de estructura metálica, en su totalidad a prueba de terremotos. Con ese propósito se suscribió un contrato con una firma de Bélgica a mediados de 1891. Se mandaron a traer partes estructurales como columnas, el tejado, las vigas, hechas de hierro batido o galvanizado. Las paredes exteriores se conforman por una doble capa de hierro con una armazón interna del mismo material. La única excepción es la estructura

de hierro son las secciones del cielo raso, las cuales están hechas de madera de cedro o caoba.


Antiguo Parque de Grecia

Las primeras piezas del metal arribaron a Puerto Limón en octubre de 1892, siendo transportadas por ferrocarril hasta Alajuela. El traslado fue una labor ardua y agotadora, en ciertos trechos del camino que en ese entonces, eran verdaderos barriales. El costo del acarreo en trabajo y abnegación es algo digno de resaltar de tan bizarro y noble pueblo, hay que reconocer el sacrificio de todo un cantón que cooperó de una manera extraordinaria en el traslado de su templo parroquial. Más de dos años estuvieron las piezas metálicas a la intemperie en donde hoy está el actual parque, en esa época plaza.


Como elementos principales de la estructura destacan sus dos esbeltas torres, las cuales, estilizan la fachada principal del edificio. Para efectos decorativos a dicha fachada se le aplico un color vino, el cual destaca el material que la compone; el metal, a este se le atribuye la característica de ser un material muy funcional a nivel estructural y que a la vez genera una apariencia muy agradable.

Las puertas y las ventanas del templo están conformadas por arcos ojivales, característicos de la arquitectura gótica y neogótica. La iglesia también se caracteriza por su verticalidad, lo cual la hace resaltar su entorno y permite concluir su origen gótico.


El esfuerzo del traslado de las piezas, y el pago de las amortizaciones a la casa constructora, agoto económicamente a nuestro pueblo. De no haber sido por la ayuda del entonces Presidente de la República, don Rafael Iglesias C. probablemente las piezas hubieran quedado esparcidas algunos años más en la plaza. Comenzaron la construcción a principios de 1894. Bajo la dirección técnica del ingeniero Lucas Fernández, la obra fue concluida a principios de 1897, excepto las puertas y ventanas las cuales se pidieron posteriormente a una fábrica en Italia La terminación de nuestra iglesia, contribuyó mucho a que se le otorgara a la villa de Grecia el título de ciudad en agosto de 1903.


Al igual que el ejemplo anterior, las estructuras metálicas (acero galvanizado en su mayoría) que componen eel templo; la estructura de techos , la fachada, la torre y los elementos de las columnas, fueron traídas desde Bélgica. En un principio los planos contructivos detallaban una estructura hecha de mampostería, la construcción del templo se inició tal y como se había previsto, pero con forme avanzada la obra, se evidenciaban problemas tanto de presupuesto como de mano de obra, por lo que se decició dr un giro completo a la técnica utilizada, dando como resultado una estructura fuerte e imponente como lo es la mapostería, con cimientos resistentes, pero con un techo liviano, generando una apariencia engrosadas, con una parte interna esbelta iluminada y transparente

Iglesia de Moravia


Se puede decir que la Iglesia de Moravia es el resultado de la hibridación de dos épocas cruciales en la arquitectura; la romana y la gótica, en donde se logran mezclar las características constructivas de tal manera que su resultado representa la unidad y la conglomeración de ambas épocas.


Iglesia de la Merced Los detalles superiores de las columnas de la iglesia, conocidos como frescos, están hechos de valiosos materiales, como los son el oro, la plata y el bronce. El templo también cuenta con piezas de interés histórico, que datan de hace 200 años, algunos ejemplos son el copón del corazón de Jesús, con detalles de esmeraldas y diamantes, y un cáliz con perlas. El templo actualmente se encuentra ubicado en San José frente al hospital San Juan de Dios, primeramente se encontraba donde actualmente está en Banco Central, sin embargo tuvo que ser trasladada debido a que fue severamente dañada luego de un terremoto y dos sismos, lo que a la vez obligó a cambiar tanto el sistema como los materiales, para crear una estructura más resistente a los sismos.


En cuanto a detalles internos, la armazón del techo es de acero (material característico del neogótico), el cielo raso está hecho de caoba, material que le brinda gran tonalidad y sostén, esto apoyado de su baja densidad, lo que lo hace un material muy fácil de trabajar y que a la vez brinda excelentes acabados.


Se

observa

en

el

techo

la

utilización de una bóveda de crucería hecha totalmente de tablones de madera de cedro que se localiza en el centro de la cubierta. Este tipo de bóveda está sostenida por columnas, que al mismo tiempo separan iglesia

en

columnas

tres

naves.

que

tienen

la Las que

soportar un peso mayor, están hechas totalmente de concreto, mientras

que

las

que

se

encuentran cerca del altar están hechas de madera.


Al observar y estudiar detenidamente el sistema y los detalles constructivos de la iglesia, es evidente en éstos las características que influencia y caracterizan el gótico y el neogótico. El templo se hace notar sobre el panorama urbano, resaltando principalmente su gran altura, lo cual no dejar pasar por desapercibida. Cuenta con dos torres altas y esbeltas, así como también gran cantidad de detalles en los enmarcados y elementos decorativos de las puertas, ventanas y fachada.


En cuanto a la restauración, se le cambió completamente el color al templo, tanto en su interior como en su exterior, dándole una apariencia más viva y renovada. Dicha restauración se concentró básicamente en renovar la apariencia de los muros y paredes, así como los vitrales, pisos y columnas.


Antigua iglesia de La Merced, ubicada donde hoy estĂĄ el Banco Central. DĂŠcada de 1870.


Iglesia de Coronado El templo está ubicado en el centro de la llanura de Coronado en donde se asienta la ciudad que llave el mismo nombre, este punto estratégico fue escogido con el fin de concretar la idea de unificación y centralización que planteaba el gótico entre lo que es pueblo (los fieles, los creyente) y la iglesia (Dios, el poder y la salvación), en donde esta sirve de punto de reunión entre los fieles. Los materiales de la estructura previa al templo actual se caracterizaban por ser rudimentarios y tradicionales en su construcción se utilizó básicamente madera. Sin embargo en 1901 el templo se daña a consecuencia de un terremoto, por lo que se decide demoler la iglesia de madera y construir una nueva, la cual se caracterizara por su estructura altamente resistente y duradera. Este nuevo templo basaría su sistema constructivo en una armazón de metal y su estilo iba a ser meramente gótico, creando como resultado una iglesia neogótica a razón de su época de construcción y los materiales empleados en esta (concreto armado y estructuras metálicas, a diferencia del gótico europeo en donde se utilizaba la piedra como elemento principal).


En cuanto a la influencia de su estilo, en la iglesia predominan dos corrientes, la francesa y la alemana, sus galerías internas son una representación a menos escala, de las que se encuentras en la Iglesia de Nuestra Señora de París, Francia, en cuanto a la influencia alemana, podemos encontrar una aguja centralizada en la fachada, símbolo de verticalidad y alude a la enfatización de la centralidad y el punto de atención, también en la estructura se hace referencia a las columnas de transepto de la Catedral de Colonia, en Alemania.

En las fachadas laterales se observan los rosetones que son grandes aberturas circulares insertas en las fachadas las cuales se encuentran cubiertas con vitrales de colores


En cuanto a los elementos ornamentales, la fachada de la iglesia cuenta con florones, los cuales aluden a la flor de lis, se utilizan para adornar la parte superior de la aguja, los frontones de las puertas y los nichos. TambiĂŠn en el capitel de sus columnas podemos encontrar de nuevo la flor de lis.


La mayor parte de sus piezas (bases, paredes, ventanales, techos y columnas) se fabricaron en Alemania. La obra se inició en 1934, pero no se completó sino hasta 1998, con la ubicación de un ángel y un par de bueyes en las cúspides de las puertas laterales y un San Isidro Labrador en la cúspide de la puerta principal. Ya para finales del siglo, en 1894, la comunidad católica liderada por el sacerdote de ese entonces, Gregorio de Jesús Benavides, lanzó el gran reto para aquel pequeño pueblo, que fue construir un nuevo Templo que respondiera a las necesidades del momento y que sirviera a las futuras generaciones. Pero cómo lograrían levantar aquel templo maravilloso con el que soñaba el padre Gregorio Benavides, ya que aquellos feligreses tenían grandes necesidades económicas y las vías de comunicación para llegar a San Isidro eran realmente difíciles. Sin embargo, la fe y el positivismo de los pobladores eran más grandes que sus limitaciones. La idea sigue adelante, el destino está escrito, el Templo Parroquial se construirá cueste lo que cueste, la pequeña ermita ya no daba abasto. Es por ello que dan el primer paso y encargaron los planos al Ing. Lesmes Jiménez, quien había acumulado una buena experiencia en la edificación del Templo de San Rafael de Heredia.

Iglesia de San Isidro de Heredia


El diseño del Templo se basó en algunas características de la Catedral de Milán, en Italia. Posteriormente, se procedió a revisar los planos por parte del Ing. Manuel Benavides, quien por ese entonces estudiaba en una Universidad de Bélgica. Una vez aprobados y revisados los planos, el mismo Ing. Manuel Benavides encargó en Alemania la confección de las estructuras metálicas, constituidas por las bases, paredes, columnas, ventanales y techos. Además, un detalle muy importante que las actuales generaciones no llegamos a conocer, fue que se incluyó la estructura metálica de una imponente cúpula, la cual sobrepasaría la altura de la torre frontal, lamentablemente la cúpula tuvo que demolerse al ser movida peligrosamente por los fuertes vientos provenientes de la depresión de la Palma, que en época de verano azotan esta parte de la zona alta de Heredia. En fotografías antiguas de la Iglesia, se puede observar a los costados de cada una de las capillas laterales, la construcción de dos fuertes columnas, las que probablemente ayudarían a soportar el peso de la gigantesca cúpula. A propósito de la demolición de la cúpula, según cuentan algunos antepasados y la señora Lela Rodríguez (QdDg), el padre Gregorio Benavides se fue muy disgustado de San Isidro por la decisión tomada por el pueblo, de no continuar con la construcción de la cúpula. Finalmente, la construcción del Templo fue encargada al maestro de obras Don Nicolás Hernández, quien dirigió la edificación. Una fecha inolvidable fue el 15 de mayo de 1894, día del Santo Patrono San Isidro Labrador, cuando el Sr. Arzobispo de Guatemala, Monseñor Ricardo Casa Nova, en compañía del padre Gregorio Benavides y todo el pueblo cristiano de San Isidro, procedieron a colocar la primera piedra del maravilloso Templo que hoy disfrutamos y que obliga a todo aquel que pasa al frente a admirarlo en silencio, como testigo de la fe y determinación de nuestros antepasados.


Al año siguiente, 1895, se procedió a demoler la antigua capilla para empezar a construir el Templo actual. Con los materiales que sobraron de la capilla, se procedió a edificar al costado norte de la actual iglesia, otra capilla que serviría temporalmente para las celebraciones religiosas. Quizás el reto más difícil sería el de hacer llegar los materiales para la construcción del Templo. Al respecto, según narró doña "Lela" Rodríguez en el año de 1977: "... se construyó una fábrica de ladrillos al costado sur de la nueva edificación y otros materiales para la construcción de la iglesia fueron traídos por la ruta del Paso de La Palma, la carretera que se está abriendo hacia Guápiles.” Los materiales vinieron del extranjero hasta Puerto Limón, de donde fueron llevados en ferrocarril hasta un lugar llamado el Paso de Carrillo y de ahí hasta San Isidro". Una de las pocas fotografías que muestran la construcción del Templo en el año de 1908. Se puede ver la cúpula en construcción y varias personas subidas en ella, además, si observamos, se notan muchos detalles en la construcción que hoy día ya no existen, como por ejemplo, las pequeñas torres laterales, las cuales eran más altas y con decoraciones variadas, también dos columnas de gran dimensión a los costados de la capilla sur, las que probablemente soportarían el peso de la gran cúpula demolida años después.


Conclusiones El neogótico como corriente arquitectónica como sistema constructivo surge de la necesidad de generar una soluci;on efectiva ante los sismos que en siglos pasasdos afectaron a muchos de los templos mas importantes de los pueblos ciudades Surge el metal, el acero la madera de finos acabados como materiales por excelencia, los cuales quizás tenían un costo elevado a que tenían que ser importados de Alemania, Bélgica, pero garantizaban la durabilidad la resistencia de los templos por muchos más tiempo. La presencia de este tipo de elementos estructurales se puede encontrar en la maoría de los templos neogóticos del pa;is como lo son las iglesias de San Isisdro de Heredia, de Moravia, la Iglesia de la Merced la Iglesia de Grecia.


Bibliografía Fonseca, E (1998). Historia de la arquitectura en Costa Rica. Costa Rica: Fundación de Museos del Banco Nacional Sanou Alfaro, O (2001). Arquitectura e historia en Costa Rica. Templos parroquiles en el Valle Central, Grecia, San Ramón y Palmares (1860-1914). Costa Rica: Universidad de Costa Rica. Comisión Nacional de Conmemoraciones Históricas Fundación Belga-Costarricense. FUBELCO (1996) La arquitectura metálica en Costa Rica. Influencias Belgas y Europeas )Metallic architecture in Costa Rica. Belgian an European influences) .


Iglesias neogóticas de costa rica