Issuu on Google+

Gaceta

Año 2 núm. 7 enero-febrero de 2011

desde Rectoría Chapingo mejora y conserva maíces nativos en Oaxaca


Directorio Dr. Aureliano Peña Lomelí Rector de la Universidad Autónoma Chapingo

CONTENIDO Enero-Febrero de 2010 3 Editorial Academia

Dr. Marcos Portillo Vázquez Director General Académico Dr. José G. García Muñiz Director General de Difusión Cultural y Servicio Dr. Ignacio Miranda Velázquez Director General del Patronato Universitario Dr. Héctor Lozoya Saldaña Director General de Investigación y Posgrado Dr.  Jesús Ma. Garza López Director General de Administración

4 Reconoce la SEP a la Universidad Autónoma Chapingo por su excelencia académica . 5 Otorgan acreditación a Chapingo como Entidad de Evaluación y Certificación de Competencias. 6 Conjuntar esfuerzos entre universidades y gobierno a favor del campo. Crecimiento Nacional 8 Trabaja el CRUS Oaxaca en la conservación de maíces nativos. 13 Realiza CRUS Oaxaca demostración de maíces criollos. Investigación 14 Falta desarrollo de la herbolaria para atender enfermedades. 15 Incrementan presupuesto destinado a proyectos de investigación de centros e institutos. Vinculación

Gaceta Chapingo desde Rectoría Año 2 núm. 7 es una revista informativa bimestral de la Universidad Autónoma Chapingo, editada por el Departamento de Comunicación Social, cubículo 1 de Relaciones Públicas, edificio Marte R. Gómez, km 38.5 carretera MéxicoTexcoco, Chapingo, Estado de México, C.P. 56230. Gaceta Chapingo desde Rectoría tiene un tiraje de 4 000 ejemplares. Jefa de Comunicación Social: Virgina de los Santos Edición: Guadalupe Cruz Reynel Diseño: Jorge Andrade García Cuidado de la edición: Mónica Noble Impreso en: Imagen Digital Se reciben comentarios y colaboraciones en el correo: cschapingo@hotmail.com

16 Aprueba CONACyT posgrado en Protección Vegetal. 16 Inaugura el rector de Chapingo seminario de la REDCOOP en Sociología. 17 Crean proyecto para reactivar el campo oaxaqueño. 18 Aumentan embarazos entre estudiantes adolescentes por falta de información. Cultura 20 Los Agraristas, serie litográfica de Raúl Anguiano. .

2

Gaceta Chapingo desde Rectoría


EDITORIAL

L

a Gaceta Chapingo desde Rectoría, número 7, en su segundo año de publicación, reseña los acontecimientos más recientes de nuestra universidad. Destacan los reconocimientos que por su calidad educativa otorgaron la Secretaría de Educación Pública (SEP), y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACyT) y el Consejo Nacional de Normalización de Competencias Laborales (CONOCER). Asimismo, las voces críticas de los agrónomos ilustres que previenen sobre las consecuencias sociales que se originan por los fenómenos meteorológicos, asociados al calentamiento global de no generarse políticas agrícolas orientadas a recuperar la soberanía alimentaria. En un escenario sombrío por la magnitud de la perdida de cosecha en nuestro país en los dos ciclos agrícolas recientes, es alentador saber que la Universidad Autónoma Chapingo cuenta con investigación que ofrece alternativas para producir alimentos en condiciones restrictivas, tanto económicas como ambientales, así lo demuestran los trabajos expuestos aquí sobre maíces nativos de indígenas y campesinos por el profesor Humberto Castro García del Centro Regional de Oaxaca, y los trabajos sobre recuperación de suelos, cosecha de agua y diversificación productiva en una micro cuenca de la Mixteca Oaxaqueña, que son expuestas por el maestro Raúl Nieto Ángel. Esos modelos son reproducibles para ser masificados en condiciones similares, solo les hace falta ser sujetos de apoyo en Planes de Gobierno Estatal y Federal. De igual trascendencia resulta la propuesta para el desarrollo de la herbolaria mexicana, que avalan 30 años de trabajo de nuestros investigadores, entre ellos, el profesor Erick Estrada Lugo, por sus implicaciones para tratar enfermedades en una población que mayoritariamente es de bajos ingresos y no dispone de servicios de salud financiados por el gobierno mexicano. Esas son solo algunas de las muestras de lo que nuestra universidad tiene para aportar al desarrollo agrícola y social de nuestro país. La Universidad Autónoma Chapingo en los últimos años ha ofrecido evidencias de la madurez de su comunidad universitaria, pues los logros alcanzados son muchos en diversos ámbitos de la vida institucional. Desde estas páginas apelamos a la alta responsabilidad que tenemos los profesores y estudiantes para conducir en paz los procesos democráticos del cambio del Rector, generando un ambiente de sana competencia, de debate, de ideas y propuestas, sin trasgredir nuestra normatividad interna. Una vez más necesitamos demostrar que somos capaces de ejercer la autonomía y el autogobierno institucional, acudiendo a uno de los pilares que sostiene nuestro modelo de universidad: el ejercicio responsable de la democracia.

Gaceta Chapingo desde Rectoría

3


R

Academia

Reconoce la SEP a la Universidad Autónoma Chapingo por su excelencia académica

Por tercera ocasión consecutiva, debido a su alta calidad académica, la Universidad Autónoma Chapingo recibió el Reconocimiento a Instituciones de Educación Superior Universitaria, distinción realizada por la Secretaría de Educación Pública (SEP).

El titular de la Secretaría de Educación Pública, Alonso Lujambio, entregó al rector de la Universidad Autónoma Chapingo, doctor Aureliano Peña Lomelí, el reconocimiento por la excelencia académica de esta institución.

T

ras recibir el reconocimiento del titular de la SEP, Alonso Lujambio Irazábal, el rector de la Universidad Autónoma Chapingo, Aureliano Peña Lomelí destacó que la entrega de este reconocimiento refrenda el compromiso institucional por mantener procesos educativos de calidad, por lo que aseguró que se continuará avanzando en esa dirección. Subrayó que por tercera ocasión consecutiva la SEP entrega este reconocimiento a Chapingo por ser una universidad comprometida con los programas educativos de calidad: “Seguiremos mejorando nuestros programas, principalmente por ser una universidad especializada en la agronomía de la cual depende la alimentación de los mexicanos”. El rector de la Universidad Autónoma Chapingo añadió que esta institución de educación agrícola continuará cada uno de los proyectos que le permitan alcanzar su crecimiento nacional. Por su parte, el subsecretario de Educación Superior, Rodolfo Tuirán, anunció que el próximo año la SEP entregará reconocimientos a las instituciones de educación superior por el desempeño de sus egresados. Con base en este anuncio, el doctor Peña Lomelí aseguró que los ex alumnos de la Universidad Autónoma Chapingo tienen un alto nivel de empleabilidad en todo el país, porque las carreras de agronomía han estado repuntando: “Cien por ciento de ellos tienen empleo y podemos confiar en que se reconozca una vez más la labor que realiza nuestra institución”.

4

Gaceta Chapingo desde Rectoría

En el marco de la Entrega de Reconocimientos a Instituciones de Educación Superior Universitaria por la buena calidad de sus programas, realizada en las instalaciones de la SEP, el secretario Alonso Lujambio subrayó que en 2004, cuando inició la entrega de estos reconocimientos, se distinguió a trece instituciones de educación superior; para 2010 suman 177 universidades e institutos los que han mejorado sus programas educativos. En tanto, el subsecretario de Educación Superior, Rodolfo Tuirán aseguró que 50% de la matrícula estudiantil del país cursa sus estudios en programas reconocidos por su calidad académica.


O

Academia

Otorgan acreditación a Chapingo como Entidad de Evaluación y Certificación de Competencias

E

l Consejo Nacional de Normalización de Competencias Laborales (CONOCER), adscrito a la Secretaría de Educación Pública acreditó al Centro de Educación Continua (CEC) de la Universidad Autónoma Chapingo como una Entidad de Evaluación y Certificación de Competencias, lo cual amplía la perspectiva para que nuestra universidad capacite, evalúe y certifique a personas, en cuanto a su competencia, habilidades y actitudes, principalmente aquellas que se desempeñan en el sector agropecuario y también en el ámbito académico. El Subdirector del CEC de nuestra universidad, Eduardo Vargas Pérez, subrayó que se han cubiertos todo los requisitos definidos por CONOCER, lo que permite transitar de Centro de Evaluación, nominación que se había ejercido desde hace tres años, a Entidad de Evaluación y Certificación. Eduardo Vargas destacó que hasta el momento se habían realizado actividades de capacitación en las Normas Técnicas de Competencia Laboral (NTCL) de impartición de cursos presenciales, diseño de cursos y formulación y evaluación de proyectos. Pero con la nueva acreditación otorgada por CONOCER se incrementará el número de normas por certificar. Detalló que la participación de profesores de la UACh en este proceso de certificación contribuye a consolidar las acciones en materia de acreditación de los programas académicos: “Estas actividades están enfocadas a un proceso de mejora continua y a un sistema de calidad para que nuestros profesores sean reconocidos por una instancia como el CONOCER”. Explicó que dentro del CONOCER se generan nuevos estándares de competencia, en el afán de dar mayor certeza a la labor de certificación. Con ello se abre la oportunidad para que las diferentes unidades académicas de la universidad participen en conformar los Estándares de Competencia que sustituirán a las NTCL, en el marco de los trabajos realizados por el Comité de Gestión de Competencia del Sector Rural, encabezado por INCA RURAL y del cual forma parte la UACh, para elaborar estándares de competencia en el ámbito pesquero, forestal, agropecuario y de alimentación. Vargas Pérez estableció que el personal interno de la universidad o personas externas que quieran capacitarse, evaluarse y certificarse en los Estándares de Competencia de Sector Agropecuario, pueden acudir a las instalaciones del Centro de Educación Continua. Finalmente, el Subdirector del Centro de Educación Continua dijo que sólo se espera el procedimiento protocolario para formalizar la acreditación de la Universidad Autónoma Capingo como Entidad Evaluadora Certificadora de Competencias del CONOCER, así como la firma del convenio correspondiente.

La Universidad Autónoma Chapingo fue acreditada como Entidad de Evaluación y Certificación de Competencias, para capacitar, evaluar y certificar a personas que se desempeñan en el sector agropecuario y académico.

“Estas actividades están enfocadas a un proceso de mejora continua y a un sistema de calidad para que nuestros profesores sean reconocidos por una instancia como el CONOCER”.

Gaceta Chapingo desde Rectoría

5


C

Academia

Conjuntar esfuerzos entre universidades y gobierno a favor del campo

A

l encabezar los festejos conmemorativos del Día del Agrónomo el rector de la Universidad Autónoma Chapingo, doctor Aureliano Peña Lomelí detalló que las universidades públicas y los órganos de gobierno deben conjuntar esfuerzos para trabajar en políticas públicas que garanticen el bienestar del campo y en consecuencia de los mexicanos mediante la producción de alimentos. Destacó que para salvaguardar la seguridad y soberanía alimentaria es necesario invertir en ciencia y tecnología para revertir la situación que se vive en el medio rural; “son esos ámbitos ejes fundamentales para lograr un país con equidad y justicia social”. Subrayó que la educación superior es fundamental: “Es importante destacar que sólo tres de cada diez jóvenes ingresan a la universidad, pero en el medio rural únicamente uno de cada diez jóvenes tiene la oportunidad de llegar a cursar una carrera universitaria, por eso asumimos la gran responsabilidad de preparar con gran calidad académica a quienes llegarán a ser los agrónomos del futuro”. Durante la ceremonia, realizada en el auditorio “Emiliano Zapata”, el Rector de la Universidad Autónoma Chapingo concluyó que para tener un México con soberanía alimentaria se requiere inversión gubernamental para la ciencia, tecnología, pero también educación de los jóvenes del campo. En su oportunidad el doctor Gabriel Baldovinos de la Peña, agrónomo ilustre de la Universidad Autónoma Chapingo advirtió que la pérdida de 12 millones de toneladas de maíz por las heladas que se registraron en los estados de Sinaloa y Sonora, así como las lluvias intensas que azotaron a Tamaulipas, Veracruz, Tabasco y Campeche, enfrentarán a México a la escasez de grano, por lo que el kilogramo de tortilla alcanzaría en algunas zonas un precio de 20 pesos. Subrayó que un aumento en el precio de la tortilla afectaría la economía familiar, “cuyo ingreso mínimo es de 50 pesos al día; hay quienes consumen dos kilos de tortilla al día”. Destacó que las heladas de este año ocasionaron pérdidas específicas: “100 mil hectáreas que no se cosecharon; además de los créditos que los productores tienen con la banca privada y Financiera Rural, que podrían pasar a la cartera vencida”.

6

Gaceta Chapingo desde Rectoría

Integrantes del Claustro Universitario determinaron los nombres de los agrónomos que fueron reconocidos el Día del Agrónomo.

Aseguró que la pérdida de la producción de los estados del norte se suma a la registrada en las entidades del golfo, donde hubo intensas lluvias el verano pasado; en total son 12 millones de toneladas de maíz las perdidas. Asimismo, comentó que a nivel internacional las reservas de maíz son bajas, lo que ha originado que en Chicago la tonelada de grano se cotice en 300 dólares; aunado a que de las 400 millones de toneladas de maíz que produce Estados Unidos, —principal productor—, 130 millones se destinarán a la producción de biocombustible. Baldovinos de la Peña exhortó a la Cámara de Diputados y Senadores a reglamentar los artículos 4º y 5º constitucionales para que sean los agrónomos quienes dirijan las instancias gubernamentales relacionadas con el campo mexicano. Como parte de los festejos del Día del Agrónomo, el doctor Peña Lomelí encabezó la entrega reconocimientos a veintidós agrónomos distinguidos, además de develar los


Investigación

bustos de cinco agrónomos ilustres que fueron colocados en la calzada principal de la universidad. Tales esculturas pertenecen al doctor Ricardo Coronado Padilla; al ingeniero Emilio Alanís Patiño; al agrónomo José Antonio Narro Rodríguez; al ingeniero Rómulo Escobar Zerman; y al doctor Gabriel Baldovinos de la Peña, por sus contribuciones a la agronomía y a la Universidad Autónoma Chapingo. Rogelio Constantino Posadas del Río, integrante del Claustro Universitario, detalló que por acuerdo del H. Consejo Universitario los ex directores de la Escuela Nacional de Agricultura y ex rectores de La Universidad Autónoma Chapingo analizaron las propuestas de los agrónomos distinguidos cuyos bustos fueron develados. Cabe mencionar que las autoridades universitarias develaron el busto del ingeniero Marte R. Gómez en el edificio principal que lleva su nombre, como distinción especial por ser el último director de la Escuela Nacional de Agricultura en San Jacinto y el primer director de la Escuela de Agricultura en Chapingo. El Rector estuvo acompañado por el secretario de la Reforma Agraria, Abelardo Escobar Prieto, los rectores de la Universidad Autónoma Agraria Antonio Narro, E. Heriberto Cornejo Oviedo, y de la Autónoma de Morelos, Fernando de Jesús Bilbao Marcos.

Gaceta Chapingo desde Rectoría

7


T

Crecimiento Nacional

Trabaja CRUS oaxaca en la conservación de maíces nativos

C

on la finalidad de apoyar la producción y conservación de maíces nativos de las diferentes zonas de Oaxaca, en el Centro Regional Universitario Sur (CRUS), de la Universidad Autónoma Chapingo, se han realizado trabajos de colecta, conservación, caracterización, evaluación y mejoramiento de 35 razas de maíces nativos, destinadas a diferentes usos regionales y condiciones agroecológicas donde se ubican las parcelas de los productores del estado; esas razas han mejorado su resistencia a plagas, enfermedades y sequías, y se ha mantenido la calidad del grano, lo que diferencia las semillas nativas para los agricultores, informó el profesor-investigador Humberto Castro García. Además, con el mejoramiento de maíces nativos se busca impulsar la producción comercial del grano para tortillerías y uso ganadero, debido a que el estado de Oaxaca presenta un déficit de 140 mil toneladas de granos anuales. Humberto Castro García, profesor-investigador del CRUS Oaxaca, comentó que en el estado se tienen contabilizadas 35 razas de maíces, de las cuales se han logrado mil 818 colectas; entre las razas se encuentran bolita, cónico, mushito, olotillo, olotón, olotón imbricado, tepecintle, tuxpeño, zapolote chico, zapalote grande, chalqueño, comiteco, conejo, pepitilla y serrano mixe, entre otros, los cuales se encuentran en manos de grupos indígenas como los mestizos, zapotecos, mixtecos, triques, mixes, mazatecos, chatinos, chinatecos y cuicatecos, principalmente. El profesor-investigador destacó que anualmente se siembran en Oaxaca 482 mil hectáreas con maíces criollos; esto ocurre en las regiones de la Mixteca, Valles Centrales, Costa, Istmo de Tehuantepec, Sierra Juárez, Sierra Sur, Cañada y Tuxtepec. Con el mejoramiento de los maíces criollos se busca incrementar la calidad, el rendimiento de las semillas según el tipo de suelo, altitud, latitud y las diferentes necesidades de los campesinos que se asientan en las regiones del estado. Castro García manifiestó que para mejorar las razas de maíces criollos, se aplican diferentes métodos, desde la selección familiar dentro de la mismas poblaciones sin incorporar genes nuevos, manteniendo las poblaciones puras genéticamente; o bien la retrocruza limitada, una técnica que implementó el doctor Fidel Márquez Sánchez, la cual consiste en cruzar un maíz nativo original con uno mejorado o bien con otro nativo (donadores) de características muy sobresalientes, lo que origina una semilla con cualidades genéticas de 50% de cada progenitor, y posteriormente se realiza la retrocruza con el nativo original, funcionando como padre de la F1, de manera que la población resultante mantiene ¾

8

Gaceta Chapingo desde Rectoría


Crecimiento Nacional

del nativo y ¼ del donador, que corresponde a características de menor porte de planta o tolerancia a factores adversos o competidores. Del progenitor donador se busca mejor porte de planta, mayor número de hojas, resistencia a plagas, enfermedades, tolerancia a sequías, mejor desarrollo, y del nativo se da prioridad a la calidad del grano, que es de suma importancia para la cocina típica oaxaqueña, junto con los frijoles, chiles, tomate de cáscara, tomates rojos y calabazas.

La calidad de los granos Humberto Castro explicó que es importante conservar la calidad del grano durante el proceso de mejoramiento de los maíces nativos, ya que de ello depende que los agricultores las acepten, principalmente por las preferencias y usos que se les da en la cocina regional tradicional; ello finalmente repercute en un sobreprecio regional del grano del maíz nativo respecto al grano de maíces híbridos, que varía de uno a dos pesos por kilogramo. Tal es el caso de la raza de maíz bolita, típico de los Valles Centrales, el cual presenta máxima varibailidad de colores (blanco, amarillo, negro, pinto, belatove (rojo), es tolerante a la sequía, tiene alta calidad tortillera, excelente

en la elaboración de tlayudas, tejate, tamales, empanadas, memelas y nicuatole. En tanto que la raza olotillo que se siembra en la región de la Costa, por su calidad de grano, con mayor contenido de almidón, es ideal para producir tortillas suaves, tamales, elotes, tostadas; se puede encontrar en colores blanco, amarillo y azul. Esta variedad es de alta calidad nixtamalera y tolerante a enfermedades.

Por otra parte, la raza de maíz chalqueño o “maíz de cajete” que se da en la región de la Mixteca Alta, y cuya cocecha tarda once meses, tiene un grano de alto contenido en fibra, por lo que son excelentes para hojuelas. Los rendimientos Castro García aseguró que con el mejoramiento del maíz nativo se ofrecen variedades más estables a los agricultores, respecto a los híbridos: “Si buscan un maíz de alto rendimiento, pueden tenerlo, pero a veces los híbridos no presentan rendimientos estables, pues son más sensibles a la variación ambiental; es por ello que se ofrecen variedades nativas mejoradas con mayor estabilidad en la producción, y además pueden

Gaceta Chapingo desde Rectoría

9


Crecimiento Nacional sembrarlo en el ciclo siguiente, pues al ser variedades de polinización libre, basta seleccionar las mejores plantas en campo y buenas mazorcas de las variedades nativas mejoradas”. El problema de los bajos rendimientos de los maíces nativos no estriba solamente en el potencial genético de las semillas, también depende del manejo agronómico, principalmente de la densidad de población, del oportuno control de malezas y de fechas de siembra adecuadas para evitar la etapa crítica de floración con la sequia intraestival o canícula en la agricultura de temporal. Durante el ciclo primavera-verano de 2010, se estableció una evaluación de maíces en los valles centrales de Oaxaca, donde los maíces nativos de semilla de agricultores produjeron hasta 3.2 toneladas por hectárea, con densidades de 62 mil 500 plantas por ha, mostrando rendimientos por arriba de la media regional que es de 1.2 ton/ha; sin embargo, en el mismo ensayo una de las variedades nativas mejoradas llamada San José Oaxaca RC2 F2, generada a partir de dos retrocruzas, mostró rendimientos de 6.5 ton/ ha, superando a las nativas del agricultor en 13% en relación con el rendimiento de grano. Actualmente en el Centro Regional Universitario Sur Oaxaca (CRUS),se encuentra el Banco de Semillas del Sursureste (BASSES) donde se conservan 496 colectas de maices criollos o nativos de las regiones del Papaloapan, Costa, Valles Centrales, Istmo, Sierra Norte, Mixteca y Sierra Sur del estado. Este proyecto se mantiene con el Sistema Nacional de Recursos Fitogenéticos para la Alimentación y la Agricultura (Sinarefi) desde 2006; esas colectas se están evaluando, caracterizando y regenerando para enviar un respaldo al Banco Nacional de Germoplasma Vegetal (Bangev) que está en Chapingo, para luego trasladarlas al Centro Nacional de Recursos Genéticos (CNRG) en Tepatitlán, Jalisco, próximo a inaugurarse.

En alianza con agricultores dueños de sus maíces nativos, representativos de la diversidad en diferentes regiones de Oaxaca, se cuenta con más de cinco toneladas de maíces nativos sobresaliente, para distribuir el próximo ciclo de siembra primavera-verano, lo cual multiplicará su producción. El profesor-investigador destacó que al no contar con terrenos experimentales, el programa de maíces del CRUS ha establecido una alianza con un grupo de agricultores que participan con sus parcelas para realizar las investigaciones, y también con productores cooperantes para establecer lotes de producción de semilla de variedades nativas mejoradas bajo la normatividad de la Ley Federal de Producción y Comercialización de Semillas vigente y distribuirla entre los agricultores de las diferentes regiones del estado y durante este ciclo para los estado de Guerrero y Chiapas.

10

Gaceta Chapingo desde Rectoría

“Como institución educativa se pretende fomentar la producción de semilla por parte de grupos de productores o técnicos en las regiones del estado; por ello es importante fortalecer esta iniciativa, que es innovadora en el estado. Asimismo, el CRUS se consolida como un centro donde los agricultores obtienen semillas seleccionadas; éste es el tercer año que sembramos lotes de producción de semilla y estimamos tener tres mil 600 sacos de maíz, lo que significa una siembra de tres mil 600 hectáreas, que aún son pocas comparadas con las 600 mil hectáreas que se siembran en en el estado”.

Demostraciones de campo Castro García enfatizó que para el CRUS Oaxaca es importante contar con la participación de los agricultores, quienes son los que conservarán y sembrarán los maíces nativos mejorados; por tal motivo se llevan a cabo demostraciones de campo, cursos de capacitación y talleres en las diversas regiones del estado, donde se invita a grupos de agricultores a seleccionar las variedades que se sembraron, además de degustar los productos para los cuales están destinadas las variedades de maíces criollos como las tlayudas, tortilla


Crecimiento Nacional blanda, totopos, tejate, nicuatole, memelas y elotes, entre otros alimentos, para constatar la calidad del grano. Durante la demostración se pide a los agricultores a participar en la Selección Varietal Participativa (SVP), donde ellos eligen las variedades seleccionadas para mejoramiento genético y la posterior producción de semilla. “La primera ocasión que realizamos esta actividad sumamos nueve variedades seleccionadas por los agricultores a las ocho que por características agronómicas habíamos elegido como sobresalientes junto con Flavio Aragón del INIFAP”. En las parcelas de Selección Varietal Participativa, curiosamente los hombres eligen los maíces más tardíos, de mayor rendimiento de grano y forraje y de grano blanco; en tanto que las mujeres votaron por aquellas variedades que se desgranan rápidamente, de ciclo precoz (de cosecha rápida), aunque de menor rendimiento, con el argumento de que este tipo de semillas les atrae por su color de planta, ya que les pinta los tamales de color moradito o rosado cuando se hacen los tamales de elote: “Resulta interesante que en las familias campesinas no se privilegia sólo el rendimiento, sino que también es importante la calidad o los usos especiales”, detalla Castro García. En el caso del proyecto Conservación in situ y Aprovechamiento de la Diversidad de los Maíces Nativos del Sur de México, que se realiza en el estado con los custodios de maíz, en colaboración con el Instituto Nacional de Investigaciones Forestales Agrícolas y Pecuarias (INIFAP) y apoyado por el Sinarefi, se trabaja con 58 productores que conservan trece

razas de maíz como el zapalote grande, zapalote chico, comiteco, chalqueño, olotón, tuxpeño, bolita, conejo, olotillo, mushuito, tepecintle, nal-tel de altura y olotón imbricado. En este proyecto se brindan apoyos que facilitan y aseguran la conservación del germoplasma nativo mediante silos metálicos herméticos; se prescinde del uso de agroquímicos, o bien se dota de herramientas o insumos que requieren los sistemas de producción regionales. También se ha iniciado un plan de formación sobre técnicas de selección, mejoramiento y conservación de las semillas, con la finalidad de mantener al menos 200 kilogramos de semilla para distribuir entre agricultores de sus regiones, y asegurar así el germoplasma a través del intercambio.

Uso de tecnología Humberto Castro explicó que tras una serie de gestiones se logró que el CRUS contara con un cuarto frío para conservar semillas, que se fue equipando poco a poco: “Hacía falta instalar el transformador; el Sinarefi nos apoyó para comprarlo y obtener recursos para la operación anual, y a partir de ahí pasamos a ser parte de la Red Nacional de Bancos de Germoplasma, integrada por los bancos que se encuentran en Chapingo, la Universidad Autónoma Agraria Antonio Narro, la Universidad Autónoma de Guadalajara y el del INIFAP”. Posteriormente, se armó la Planta Móvil de Beneficio de Semilla Chapingo-Produce, la cual permite limpiar, selec-

Gaceta Chapingo desde Rectoría

11


Investigación

cionar y clasificar, entre otras, las semillas de maíz, frijol, trigo, cebada, alfalfa, amaranto, abonos verdes y garbanzo. Esta planta de acondionamiento tiene capacidad de trabajar dos toneladas por hora. Con ésta se ofrece el servicio a grupos de productores e instituciones, por lo que se capacita en la operación a productores, estudiantes y técnicos, con la finalidad de facilitar el empaque y selección de semillas para llevarlas al mercado. El modelo de desarrollo para los maíces criollos que ha implementado el CRUS Oaxaca ha permitido mejorar la producción de maíces criollos sobresalientes y de variedades mejoradas, que se pueden llegar a sembrar en una mayor superficie en el estado, con lo cual se asegura la reproducción y conservación del germoplasma y el incremento de los niveles de producción del grano para el consumo en las regiones. Además de los programas de capacitación a productores y técnicos en materia de semillas, se ha difundido el uso de silos metálicos herméticos para conservar los granos almacenados. También se ha facilitado la capacitación para la fabricar los silos, la cual se lleva a cabo por fabricantes artesanales mediante talleres en las comunidades, donde se han promovido iniciativas de replicar la tecnología, y se ha conseguido abatir los daños por gorgojos y roedores, además de prescindir del uso de agroquímicos para su control.

12

Gaceta Chapingo desde Rectoría

Con estas medidas se garantiza la diversificación de los usos del maíz, por ejemplo, la producción de tortillas blandas, tlayudas, hojas, pigmentos, atoles, forraje, aceite, artesanías, elotes, tejate y totopos, entre otros productos consumibles. Además existe la posibilidad de que todos los productores, medianos y pequeños que habitan en las planicies o laderas cuenten siempre con su alimento básico. Humberto Castro señaló que el avance de este proyecto depende de las estrategias y oportunidades que se presentan ante el financiamiento externo principalmente, pues sólo se cuenta con el apoyo administrativo, ya que no hay personal de campo y no se han incorporado mas académicos; por ello se requiere contratar a tres técnicos de acuerdo a las posibilidades de financiamiento; los trabajadores eventuales en el periodo de cosechas sumaron ocho personas de noviembre a febrero, lo cual muestra que se pueden genera empleos a partir de fortalecer esta iniciativa. Finalmente, Humberto Castro García manifestó que por todos los beneficios que se tienen del maíz, es importante contar con una política agrícola efectiva para apoyar al campo oaxaqueño “Abatir la pobreza de los campesinos y el abasto de grano al sector rural y urbano de este estado con la producción de maíz criollo mejorado, puede ser una realidad que dignifique la agricultura oaxaqueña”.


R

Investigación

Realiza CRUS Oaxaca demostración de maíces criollos

Con el objetivo de que los campesinos se involucren en la selección de granos blancos, amarillos y negros para mejorar la producción y establecer bajo sus criterios las semillas que deben masificarse para el uso regional de la cocina de origen, el Centro Regional Universitario Sur (CRUS) Oaxaca llevó a cabo el día demostrativo “Maíces Mejorados para Valles Centrales y Mixteca Baja”, donde se establecieron 83 variedades de semilla.

A

esta actividad asistieron campesinos de 55 comunidades de la entidad, así como técnicos tanto de Oaxaca como del Programa Estatal de Fertilizantes del Guerrero, estudiantes, profesores y funcionarios de la Secretaría estatal de Desarrollo Agropecuario, Forestal y Pesca (Sedafp). Humberto Castro García, investigador del CRUS detalló que con estas experiencias los usuarios de las semillas son quienes conducen el mejoramiento de los maíces: “Es muy valioso conocer los materiales locales; antes de sembrar híbridos o variedades mejoradas se requiere hacer un balance del suelo, del clima para que las semillas tengan la producción esperada”. Aseguró que de esta manera se ha identificado que los maíces criollos tienen buena producción en terrenos pobres, de poca altura y en declive; en tanto que los híbridos requieren suelos de alto potencial, para un mercado característico por la calidad del grano. Durante el recorrido, que se llevó a cabo en una parcela de San Sebastián Etla propiedad del productor Bernardino Salvador Arellanes, Castro García comentó que los maíces amarillos son recomendables para quienes se dedican a la ganadería y a los que hacen silos forrajeros, para alimentar animales. El investigador del CRUS Oaxaca subrayó la importancia de contar con materiales resistentes a la sequía: “El rendimiento promedio es de 1.9 toneladas por hectárea,

40% de los productores compra semilla, pero sólo 15% utiliza maíz mejorado, el resto compra criollos de cinco a setenta pesos por kilo, costos que pueden reducirse si los campesinos aprendieran a producir su semilla”. En su oportunidad, Salomón Jara, secretario de la Sedapf, destacó que Oaxaca alberga un alto número de maíces criollos y se congratuló con las acciones emprendidas por la Universidad Autónoma Chapingo, a través del CRUS: “Oaxaca no puede registrar déficit en maíz, tenemos que revertir esa tendencia”. El subdirector del CRUS, Renato Zárate Baños, destacó que con estos eventos que la Universidad Autónoma Chapingo organiza con los campesinos de las siete regiones del estado de Oaxaca, se han intercambiado experiencias para los sistemas de producción. Es importante destacar que el CRUS Oaxaca desarrolla el proyecto “Producción y acondicionamiento de semillas de maíces criollos y mejorados”, además de otras investigaciones de maíz en coordinación con el Instituto Nacional de Investigaciones Forestales Agrícolas y Pecuarias (INIFAP) y el Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMyT), lo que permite al campesino contar con semillas mejoradas; por ello este año se cuenta con tres mil sacos de semillas de variedades de criollas sobresalientes (VCS) y de variedades criollas mejoradas (VCM) para su distribución.

Gaceta Chapingo desde Rectoría

13


Vinculación

F

Falta desarrollo de la herbolaria para atender enfermedades

P

ese a que en México existen 15 mil plantas que pueden ser utilizadas en el tratamiento de enfermedades, sólo 4 mil 500 cuentan con un registro académico, mientras que 500 han sido desarrolladas científicamente por alguna universidad o institución, informó el profesor investigador de la Universidad Autónoma Chapingo, Erick Estrada Lugo. El profesor investigador explicó que nuestro país cuenta con un alto potencial en plantas medicinales: “Se puede tener un emporio de herbolaria mexicana, incluso exportar a todo el mundo con un panorama alentador, sin embargo, no hay políticas gubernamentales para apoyar esto; además se requiere que el sector salud impulse su uso”. Erick Estrada detalló que las cuatro mil plantas con registro no han sido estudiadas en su totalidad, pues de algunas aún no se conoce su nombre científico o familia. El profesor investigador explicó que el Consejo Asesor para la Medicina Tradicional de la Secretaría de Salud, del que es integrante, inició la selección de plantas medicinales que integrarán el cuadro básico para este sector; hasta ahora se han elegido 30 plantas curativas, y para finales de este año se tiene la meta de 100 fórmulas herbolarias. Erick Estrada consideró que se requieren 300 toneladas de cada planta para contar con una industria herbolaria que abastezca las clínicas de salud, lo que significaría destinar 100 mil hectáreas para su plantación, para lo que se requeriría la participación de al menos ocho mil campesinos. Dijo que los tratamientos con herbolaria resultan más baratos que los alópatas: “Con el método botánico se invierten en promedio 80 pesos mensuales, mientras que con la medicina alópata el tratamiento para una enfermedad común cuesta unos 600 pesos”. En este sentido, Estrada Lugo puntualizó que el aspecto de los precios es uno más para invertir en los tratamientos herbolarios. El investigador de la Universidad Autónoma Chapingo hizo hincapié en que con el Programa Chapingo se han desarrollado 30 fórmulas de plantas medicinales, con las cuales se han atendido a 40 mil pacientes. Comentó que los tratamientos se pusieron a disposición del público desde 1992, sobre todo para los padecimientos de diabetes y colesterol alto: “El tratamiento herbolario aplicado con una adecuada alimentación tiene una eficacia de 92% en los pacientes que han acudido a atenderse con el programa de Chapingo; esto es así gracias a una investigación de 30 años: desde 1980 se inició la investigación de plantas medicinales mediante un programa universitario”, puntualizó.

14

Gaceta Chapingo desde Rectoría


I

Crecimiento Nacional

Incrementan presupuesto destinado a proyectos de investigación de centros e institutos

C

on el objetivo de fortalecer las investigaciones y los posgrados que se imparten en la Universidad Autónoma Chapingo, la Comisión Interna de Administración y Presupuesto (CIDAP), así como la Comisión de Administración y Presupuesto del H. Consejo Universitario, destinaron este 2011 28 millones de pesos para la investigación y posgrado de centros e institutos, lo que continúa el incremento de los últimos cuatro años y suma 25% en ese lapso. Durante la reunión de “Definición de la Reglamentación Básica para la Conformación de Centros e Institutos de Investigación y Posgrado”, el rector de la Universidad Autónoma Chapingo, doctor Aureliano Peña Lomelí, destacó que en los últimos cuatro años se ha registrado un incremento paulatino en la asignación de recursos para investigación: “En 2007 se tenía un presupuesto de siete millones de pesos, el año pasado se destinaron 12.7 millones para el rubro de investigación y posgrado y así, cada año ha habido un incremento”. Subrayó que uno de los compromisos planteados por la actual administración universitaria fue destinar mayores recursos para la investigación y el posgrado, por lo que conminó a los investigadores de esta institución a empeñar todos sus conocimientos en las investigaciones que realizan en favor del agro mexicano.

Peña Lomelí destacó también que en el rubro de vinculación y transferencia de tecnología –que antes no existía–, registra un incremento de 65% en comparación con el 2010; aseguró que aspectos como difusión, cultura y docencia, entre otros, se atienden sin problema: “El incremento se da en los recursos destinados a la investigación porque en el Consejo Universitario tenemos el propósito de fortalecer esta área”. El rector de la Universidad Autónoma Chapingo conminó a los investigadores, reunidos en el auditorio “Efraín Hernández”, del departamento de Agroecología, a duplicar sus esfuerzos para obtener mayores resultados en sus investigaciones. Los investigadores de la universidad evaluaron los lineamientos para la creación y operación básica de Institutos de Investigación y Posgrado y Centros de Investigación, entre ellos se encuentran el Instituto de Biosistemas y Desarrollo Sustentable en zonas áridas; Recursos Genéticos y Biotecnología; Desarrollo Rural y Sustentabilidad; Tecnología de Alimentos; Centro de Investigación en Agroecología y Agricultura Orgánica; Centro de Investigación en Bioenergéticos y el de Ciencias Ambientales.

Gaceta Chapingo desde Rectoría

15


A

Aprueba CONACyT posgrado en Protección Vegetal

E

l Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACyT) aprobó la pertinencia de la calidad académica del posgrado en Protección Vegetal; el anuncio de tal aprobación se hizo a los alumnos de la Dirección de Parasitología Agrícola de la Universidad Autónoma Chapingo. El director general de Difusión Cultural y Servicio, José G. García Muñiz, así como el secretario particular de Rectoría, doctor Juan Enrique Rodríguez Pérez, en representación del rector, doctor Aureliano Peña Lomelí coincidieron en señalar que el reconocimiento compromete a los académicos y alumnos de Parasitología Agrícola, para continuar dentro del padrón del CONACyT, por lo que se debe trabajar para consolidar este programa y pasar de una maestría a un doctorado.

I

Inaugura el rector de Chapingo seminario de la REDCOOP en Sociología

D

urante la inauguración del Seminario de Comisiones y de Investigación y Capacitación Cooperativa de la Red de Investigadores y Educadores en Cooperativismo y Economía Solidaria (REDCOOP), el rector de la Universidad Autónoma Chapingo, doctor Aureliano Peña Lomelí, dijo que este tipo de actividades que realizan investigadores reconfortan a la sociedad mexicana, pues analizan, proponen y estudian nuevas formas de atender los problemas que aquejan a la sociedad.

Subrayó que la REDCOOP se encuentra actualmente integrada por 11 estados, 17 universidades y 133 socios, lo cual indica el crecimiento de este movimiento relacionado con el cooperativismo y la economía solidaria, por lo que exhortó a los investigadores de las diferentes instituciones que se dieron cita en el auditorio de Sociología a visualizar alternativas de gestión en la innovación tanto tecnológica como social, donde se incluya al campo.

16

Gaceta Chapingo desde Rectoría


C

Crean proyecto para reactivar el campo oaxaqueño

A

nte las condiciones de pobreza, falta de empleos, alimentos y el alto índice de migración que registran en la comunidad de San Miguel Tulancingo, en el estado de Oaxaca, la Universidad Autónoma Chapingo puso en marcha un modelo de desarrollo integral, que consiste en la instalación de invernaderos para jitomate, tomate de cáscara y ejote, entre otras hortalizas, lo que genera empleos permanentes y temporales en beneficio de 30% de la población. Raúl Nieto Ángel, profesor investigador de esta institución de educación agrícola destacó que desde 1994 se estableció un modelo adecuado a las condiciones de esta zona, por lo que se inició la construcción de un bordo de almacenamiento, lo cual permitió captar 150 mil metros cúbicos de agua de lluvia, que fueron empleados para el riego de 45 hectáreas de cultivo. Detalló que posteriormente se construyó el segundo bordo de almacenamiento para captar 500 mil metros cúbicos de agua pluvial, la cual es utilizada para regar 70 hectáreas de cultivo de jitomate de invernadero y tomate de cáscara: “En estos invernaderos se producen 22 toneladas de jitomate, que se comercializan en Tamazulapa, Huajuapan de León y Oaxaca, con lo que se atraen recursos económicos para la región”. Subrayó que con la construcción de los bordos de almacenamiento se rescató el suelo para la agricultura: “Esta comunidad se encuentra en la parte más alta de la mixteca, lo que ocasiona que el agua pluvial toma cauce hacia el mar, al tiempo que erosiona y se lleva los nutrientes del suelo que no es renovable, es decir, se pierde y con ello, la esperanza de sembrar”. Aseguró que la producción obtenida de frutales a campo abierto como pera, ciruela, durazno y manzana cuenta con una mejor calidad: “Son especies que se adaptan a la región; el manzano, por ejemplo, se desarrolla en un ambiente seco, lo que concentra el azúcar, los aromas, características que les da alta calidad para su comercialización en el mercado”.

Nieto Ángel explicó que el rescate del suelo agrícola permite a los productores de San Miguel Tulancingo sembrar también especies forrajeras, lo que a su vez ha incrementado el número de vacas para producir leche, entre otras especies de ganado que tienen las familias del lugar. Este modelo de desarrollo rural —impulsado por egresados de la Universidad Autónoma Chapingo y originarios de San Miguel Tulancingo—, crea empleos para la población y reactiva la economía en esta zona de la mixteca alta; de manera indirecta, también contribuye a disminuir la migración de jóvenes a Veracruz, Puebla y el Distrito Federal. Cabe señalar que este proyecto fue presentado en días pasados al subsecretario de Desarrollo Agropecuario, Forestal y Pesca del estado de Oaxaca (Sedafp), Jorge Carrasco Altamirano, quien constató la efectividad del mismo, debido a que se pretende implementar en el corredor Mixteca Alta-Cañada, en beneficio de las comunidades de San Miguel Tulancingo, San Cristóbal Suchixtlahuaca, Río Blanco Coixtlahuaca, Río Poblano Coixtlahuaca, Santa María Ixcatlán, San Pedro Nodón, Cuicatlán, San Pedro Jocotipac, La Ciénega y Zimatlán, entre otras.

Gaceta Chapingo desde Rectoría

17


B

Beneficia Chapingo a más de mil 500 alumnos mediante convenio con el IMSS

E

n el Estado de México el número de embarazos entre jóvenes adolescentes menores de 16 años se incrementó en 50% por la falta de información sexual; como consecuencia, las jóvenes vieron interrumpidos o desertaron de sus estudios, informó el delegado del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) del oriente mexiquense, José Sigona Torres. Tales declaraciones fueron hechas en el marco de la firma del Convenio General de Colaboración entre la Universidad Autónoma Chapingo y la delegación regional oriente del Estado de México del IMSS, a la que asistió también Juventino Larriva Carrera, subdirector de Servicios Asistenciales de Chapingo, en representación del rector de esta institución educativa, doctor Aureliano Peña Lomelí. Sigona Torres destacó que en 2010 la delegación oriente del IMSS atendió a 165 menores de 16 años embarazadas, cifra que supera 50% a la de 2009. Detalló que esas menores son estudiantes de diversas universidades públicas. Mencionó además que otro problema que afecta en gran medida a los jóvenes de entre 16 y 18 años de edad, principalmente, son las enfermedades de transmisión sexual como es el sida. El funcionario del IMSS subrayó que con la firma de este convenio se cubrirá el servicio médico de mil 840 alumnos de primer ingreso, quienes formarán parte del programa PrevenIMSS para adolescentes, además de que

18

Gaceta Chapingo desde Rectoría

recibirán atención médica gratuita durante su estancia en el campus. Comentó que inicialmente harán entrega de las cartillas para los estudiantes y les aplicarán un examen médico que será de utilidad para prevenir enfermedades como es la obesidad, diabetes e hipertensión, entre otras, con lo cual se inicia su historial clínico. Antes de la firma del Convenio General de Colaboración entre la Universidad Autónoma Chapingo y la delegación regional oriente del Estado de México del IMSS más de mil estudiantes reunidos en el auditorio “Álvaro Carrillo” recibieron información para evitar enfermedades de transmisión sexual como sida, virus del papiloma humano, hepatitis B, sífilis y gonorrea; además fueron capacitados en métodos anticonceptivos, entre otros temas. Durante la plática, impartida por el doctor Pedro Castro, epidemiólogo de la Unidad Familiar 67 del IMSS, se exhortó a los jóvenes estudiantes a atender su sexualidad de manera responsable para evitar enfermedades contagiosas y en ocasiones hasta mortales, y se hizo hincapié en el uso del condón. Dentro de las primeras acciones en el marco de la firma de este convenio, se registró clínicamente la masa corporal, peso y talla de los estudiantes. Además de aplicarles vacunas de influenza y hepatitis, se realizaron exámenes de la vista, se mostraron técnicas de cepillado dental y se aplicó flúor, entre otras medidas que evitarán que los jóvenes vean deteriorada su salud.


Gaceta Chapingo desde RectorĂ­a

19


Los Agraristas Serie litográfica de Raúl Anguiano

L

a serie Los Agraristas, del reconocido maestro Raúl Anguiano, propiedad de la Universidad Autónoma Chapingo (UACh) ha sido nuevamente enmarcada, y se exhibe en la Galería Principal del Museo Nacional de Agricultura desde el pasado 22 de febrero y hasta finales de mayo. Se trata de una de las colecciones más valiosas del patrimonio artístico universitario. El espectador podrá apreciar 44 litografías de Raúl Anguiano que posee la UACh, de excepcional calidad gráfica, además de realizar una aproximación a la historia del agrarismo pre y posrevolucionario de nuestro país a través de algunos de sus más destacados protagonistas, algunos de ellos auténticos iconos sociales, otros más intelectuales comprometidos, unos más simples emblemas de la política del gobierno federal y la coyuntura política. Se exhiben también cuatro litografías de 1954 que no son parte de la serie, pero sí son del mismo autor y pertenecen al patrimonio artístico universitario. Cada pieza de Los Agraristas está acompañada por una ficha técnica y una síntesis biográfica del retratado, ofreciendo así la oportunidad de aproximarse al aporte y m��rito agrarista de cada personaje.

Un poco de historia En una carta escrita en octubre de 1969 a Salvador Azuela, Marte R. Gómez proponía ya una nueva edición de la serie litográfica publicada en 1953; entre esas adecuaciones pugnaba por retirar personajes que carecían de merecimientos e incluir otros. Narraba en la misiva que la serie se originó por una idea de la revista dirigida por Manuel Marcué Pardiñas, Problemas Agrícolas e Industriales de México (Vol.V. Núm.2 / Abril-Junio 1953). Integrada entonces por 43 retratos, la

serie se publicó en la revista acompañada por una síntesis biográfica de las personalidades retratadas, más una imagen de Hidalgo creada por Siqueiros. Aunque la UACh cuenta con una litografía más de lo reportado en la serie original, sólo 39 de ellas pertenecen a lo publicado en la revista. Las otras cinco litografías que tiene la UACh corresponden a un retrato de Hidalgo de 1953, que posiblemente fue reemplazado por el que hizo Siqueiros, además de otros cuatro fechados en 1954, un año después de la edición a la que nos referimos. Esos retratos corresponden a Gilberto Loyo, funcionario del gobierno de Ruiz Cortines, y a tres exdirectores de la Escuela Nacional de Agricultura: Manuel Meza Andraca, Humberto Cattaneo y Jesús Muñoz Vázquez. De la colección original hacen falta los retratos de Benito Juárez, Emiliano Zapata, Miguel Alemán y Narciso Bassols. Advertidos de ese hecho, y de que entre las ausencias era notable la de Zapata, el icono mayor del agrarismo mexicano, en enero de 2005 conversamos con el maestro Raúl Anguiano. Entonces comentó que la serie había llegado a la Escuela Nacional de Agricultura a través de Marte R. Gómez, en el marco del centenario de la institución. En aquella reunión propusimos completar la serie de Chapingo. Reiteró su disposición a donar un ejemplar de cada litografía faltante a cambio de comprar obra suya. No obstante la precaria economía de la UACh y el alto costo de la obra del Maestro hicieron imposible concretar el asunto. Un año después y cuando las circunstancias aparecían como más promisorias para avanzar en la posible donación, el maestro Anguiano falleció a la edad de 91 años. Ahora se muestra de nuevo la serie para beneplácito de la comunidad de esta institución hasta el próximo mes de mayo.

Luis Morett Alatorre Museo Nacional de Agricultura Universidad Autónoma Chapingo 20

Gaceta Chapingo desde Rectoría


ENERO-FEBRERO 2011