__MAIN_TEXT__

Page 1

Diciembre, 2012 Año 1 Núm. 1

“De la Biblioteca de la Universidad del Este al mundo” Elsa Mariani, Directora de Bibliotecas Universidad del Este

Biblio - Informa Mensaje Editorial Presentamos nuestro primer ejemplar del Boletín Informativo de la Biblioteca adscrita a la Vicerrectoría de Recursos de Información de la Universidad del Este. Es nuestro propósito primordial mantenerlos informados sobre noticias y eventos importantes en el campo de Recursos de Información. La frecuencia de publicación de nuestro boletín será cuatro veces al año. Exhortamos a nuestros lectores que deseen contribuir con sus artículos, reseñas, comentarios y sugerencias.

CONTENIDO Los bibliotecarios…………….2-3 Literatura Compartida………..4 Miedo al silencio……………..4-5 Literatura Reflexiva…………6-7 COLABORADORES  Dra. Neida Soliván  Prof. Yvonne Denis-Rosario

DIRECCIÓN, EDICIÓN Y DISEÑO Daura Bodden, MEd. dabodden@suagm.edu

CONSEJO ASESOR Grissel Castro, MEd. grcastro@suagm.edu María Carrión, MLS mcarrion@suagm.edu

 María del Carmen Carrión, MLS


Los bibliotecarios ante el reto tecnológico y su evolución como Especialista de la Información Por: Dra. Neida Soliván

La función principal de las bibliotecas en la sociedad, es mantenerse como un laboratorio de aprendizaje que perdure a través de toda la vida. La sociedad actual ha evolucionado de una biblioteca tradicional a una altamente tecnológica, donde el bibliotecario evoluciona en un especialista de la información. El necesita estar altamente cualificado en el uso y manejo de la tecnología emergente de información. En la comunidad académica se considera al bibliotecario como el recurso humano cualificado, como el especialista de la información delegado en establecer el cambio organizacional tecnológico necesario y pertinente en la institución educativa a la cual pertenece. La Dra. Neida Soliván es actualmente la Directora del Centro de Recursos para el Aprendizaje en Tampa Bay Campus en USA, Florida. Ha sido maestra de Ciencias, Bibliotecaria Escolar, Supervisora de Bibliotecas a nivel regional, Directora del Programa de Servicios Bibliotecarios y de Información del Departamento de Educación de Puerto Rico. Especialista en bibliotecas y Centros de Información. Ha sido asesora de la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI), Superintendente Auxiliar de Escuelas Públicas, Catalogadora profesional, Profesora de la Escuela de Educación en los Programas Graduados y SubGraduados y en el Programa de Bibliotecología. Este artículo fue escrito para la Universidad del Este del SUAGM para ser incluida en sus publicaciones. EL derecho de autor lo mantiene la autora, para ser publicada en varios medios de acuerdo a su criterio.

Foto cortesía de la autora.

2

La Asociación Americana de Bibliotecas (2011), American Library Association (ALA) estableció Estándares profesionales y de Información, donde se especifica al Bibliotecario como Especialista de Información y de acuerdo a los cambios, también cambian los roles y las funciones. Ya sean estos bibliotecarios escolares, académicos o especializados. La administración de los servicios en las bibliotecas han cambiado drásticamente a uno de mayor servicio y especialización tecnológica. La función del bibliotecario ya no consiste sólo en ser conservador y celoso guardián del conocimiento, como lo fue en el pasado, sino que ha pasado a ser un profesional de la información tecnológica, encargado de la gestión de la información, para satisfacer las necesidades informativas de la comunidad de estudiantes a la cual sirve ( Owen, 2010). La administración de bibliotecas es un sistema complejo que abarca desde la administración de personal hasta la administración de los recursos bibliográficos que componen la biblioteca de acuerdo a la clientela que las auspicia. El desarrollo profesional tecnológico es crítico en esta etapa evolutiva de los bibliotecarios. El desarrollo profesional se convierte en un proceso guiado donde el avalúo es determinante para lograr y evidenciar el aumento en las competencias tecnológicas de información del bibliotecario y del personal que labora en los centros de información, bibliotecas actuales o en los Centros de recursos para el aprendizaje. Los centros o bibliotecas pueden estar divididos en áreas donde se mantienen los libros impresos con los servicios bibliotecarios tradicionales. En ocasiones tienen integradas las bibliotecas virtuales las cuales están establecidas con sistemas electrónicos donde la mayoría de los servicios son automatizados apoyados con libros electrónicos, digitalizados y bases de datos complejas funcionando ambas en un mismo contexto físico (Amat, 2010).


Con los avances tecnológicos el personal de las bibliotecas o centros, necesita mantenerse actualizado y funcional en sus áreas de trabajo. Ya que son los encargados de ofrecer los servicios directos a la clientela, y una de las prioridades de la administración de bibliotecas debe ser el desarrollo profesional del personal. El desarrollo profesional tecnológico del personal es un pilar en la formación de los profesionales de la información. La información toma un lugar prioritario en los servicios en una sociedad que refleja un aumento en los servicios de la información continua en la llamada Era de la Información. La información es un recurso relevante en el desarrollo científico y técnico de la sociedad. Es la que transmite el conocimiento, por lo tanto, es un elemento esencial para el bienestar y el progreso de la sociedad (Montalvo, 2010). De acuerdo a Palloff (2003), la información vincula todo el ejercicio de la inteligencia, actividad e inventiva del que utiliza estos recursos. Por tanto, para motivar a los estudiantes y aumentar la asistencia de estudiantes o clientelas potenciales a la biblioteca, los medios electrónicos son pertinentes. Al utilizar la biblioteca como centro de la información, se deben utilizar estrategias de mercadeo que le permitan a los estudiantes conocer los servicios y los productos de información que brinda la biblioteca a la comunidad. Kearney (2000) menciona que las nuevas funciones del bibliotecario deben estar a tono con los cambios que ha experimentado la profesión bibliotecológica. En esta profesión han ocurrido profundos cambios y transformaciones debido a la incorporación de las nuevas tecnologías a las bibliotecas y unidades de información como lo son: la computadora personal, el acceso a base de datos, bancos de datos, los discos compactos, los multimedios, memorias ópticas que posibilitan almacenar gran cantidad de información y por último la aparición de la red global como es la Internet (Kearney, 2000).

Cada día el nivel de especialización es más alto y con mas complejidades para los bibliotecarios. Un ejemplo de esto es mencionado por Garfield (2003) en sus diferentes artículos. En el artículo: ¿Por qué necesitamos algoritmos?, menciona que en bibliotecas de investigación se deben crear historiogramas de temas académicos mediante un nuevo programa llamado HistCite ™, que produce una variedad de análisis para que el historiador o investigador pueda identificar eventos claves (documentos), personas (autores) y revistas en un campo definido. Al crear un perfil genealógico de la evolución, el programa ayuda al erudito en evaluar el paradigma que tiene en su investigación más eficientemente. En este artículo se presenta un vocabulario técnico, especializado, abarcador y necesario para los propósitos legítimos que conlleva una investigación. Mientras más evoluciona la sociedad de la información mayor son los retos profesionales de los bibliotecarios en la comunidad académica, escolar, pública o especializada. Los bibliotecarios tienen un reto constante con la sociedad tecnológica y virtual a la cual sirven como Especialistas de la Información. El reto es temerario y precipitado pero no es imposible para una comunidad de profesionales como lo son los bibliotecarios que han enfrentado retos a través de toda la historia de la humanidad.

Continua en la pág. 8

3


LITERATURA COMPARTIDA… Daura Bodden

Esta sección la inauguramos con el cuento inédito de la reconocida

escritora puertorriqueña

Yvonne Denis-Rosario, “Miedo al silencio”. La profesora de literatura, se ha inspirado en su experiencia en las bibliotecas

durante sus

tiempos como alumna y dedica este cuento a todos nuestros estudiantes. Una vez mas Yvonne DenisRosario nos honra con una valiosa aportacion. Yvonne Denis-Rosario (Foto cortesía de la autora)

DATOS DE LA AUTORA Yvonne Denis-Rosario (1967) Puerto Rico, poeta, narradora y profesora de la Universidad Metropolitana. Autora de Capá prieto (2009) Isla Negra, publicación de historias de afrodescendientes puertorriqueños, galardonado en Madrid, España con el V Premio Internacional de Periodismo y Literatura sobre Puerto Rico José Ramón Piñeiro León, traducido en inglés, francés, ya por su tercera edición. Es ganadora también en certámenes literarios nacionales. Sus poemas, cuentos y ensayos han sido publicados en diversas revistas literarias y académicas. Ha demostrado ser una escritora seria y dedicada, su discurso literario aborda temas de justicia social, género, raza, política y educación. Es la Presidenta del PEN Club de Puerto Rico, Inc. Bufé (2012) es su nueva novela con Isla Negra Editores.

“MIEDO AL SILENCIO” La primera vez que entré a una biblioteca fue mientras cursaba estudios a nivel de escuela superior. Allí comenzó la formalidad de entrar a ese recinto que me intimidaba. A pesar de que en mi casa habían muchos libros que mi padre compraba por montones, porque él Juan Denis era un militante del Partido Independentista Puertorriqueño, y en los festivales que auspiciaba el periódico Claridad vendían muchos, yo no ignoraba su existencia. Llegaba a la casa cargando con ellos especialmente de temas de política, literatura y filosofía. Así que yo me apoderaba de sus textos sin que él lo supiera y los leía a escondidas en mi cuarto. Además sabía que intercambiaba otros tantos con su primo Manuel Maldonado Denis en confabulación con el escritor René Marqués. Para aquella época también habían comprado mis padres una enciclopedia llamada Salvat, sí porque nos salvó de la ignorancia y otra colección que se llamaba Clásicos de Puerto Rico y que pagaban a plazos. Esos ejemplares venían con el mobiliario para guardarlos, un librero de tres tablillas color marrón. Tener todos esos tomos en mi casa y otros, me mantenía segura, pero entrar a la biblioteca me daba terror, era inimaginable hacerlo. Cuando comenzaron mis maestros en aquella escuela pública Luz América Calderón (LUZA) en Villa Carolina a pedirme trabajos de los cuales tenía que buscar información, allí se complicó todo, tuve que vencer el temor.

Ese lugar siempre estaba solitario y solo dos categorías

de almas en pena estaban por allí: la bibliotecaria y los textos. También se decía que los que iban allí eran los más inteligentes, los cuatro puntos, los aburridos y los estofones. Yo me preguntaba, qué haría con las asignaciones, las enciclopedias de mi casa no eran suficiente. El trabajo valía dos notas y mi promedio era muy bajo, estaba a punto de colgarme.


Pues un día entré. Y fue el alma de la bibliotecaria quien vino a recibirme. Me indicó dónde estaban los tomos que buscaba. Yo los agarré y me fui a un cubículo solitario, donde nadie podía verme si pasaban frente a la puerta y miraban hacia adentro. Y allí estaba, con esos ejemplares nuevos, que parecía que nadie había abierto nunca. Nada como tocar las páginas. Me concentré en la lectura tanto que me quedé dormida encima de ellos. Soñaba. Cuando desperté había oscurecido. ¡Me habían dejado encerrada en la escuela! Entonces sí que me invadió el pánico, porque miraba los anaqueles y en mi imaginación los veía como si fueran a matarme. Para esa época no habían celulares y el único teléfono estaba en la oficina de la principal la Sra. Miranda. Me asomé entre las rejas de la entrada y tenían candado. ¡Efectivamente estaba atrapada en una biblioteca pública! ¿Quién me iba a sacar de allí? ¡Hasta el otro día en ese lugar temerario! Mis padres debían estar histéricos. Entonces noté una luz a lo lejos muy tenue que se movía. La sensación de horror fue peor cuando me fijé que era un hombre. ¡Era el guardia de seguridad! En la cabeza tenía una linterna de las del tipo que usan los cueveros y leía un libro.

Le grité y no me escuchaba, estaba tan absorto en la lectura que no me

oía. Grité aún más y entonces miró. Vino corriendo y me abrió el portón. Me hizo las preguntas de rigor. Finalmente llamó a mi casa desde la oficina y mis padres vinieron a buscarme desesperados. Al día siguiente yo era la única en el salón que había hecho la tarea. Desde entonces dejé de temerle a las bibliotecas, porque los libros me habían salvado. Si el guardia de seguridad no hubiese estado leyendo, yo no hubiese salido de allí. Un libro me encerró y un mismo libro me sacó del encierro. Por: Yvonne Denis-Rosario

5


LITERATURA REFLEXIVA… “Poemas de profundo análisis reflexivo actualizados a nuestros tiempos” María del Carmen Carrión, Bibliotecaria

En La Brecha José de Diego y Martínez (Aguadilla, Puerto Rico, 1866 - Nueva York, 1918)

Por la sensibilidad que la caracteriza solicitamos a María del Carmen Carrión Ramos escogiera algunos poemas de su predilección. María es bibliotecaria en la Universidad de Este, posee una maestría en Ciencias Bibliotecarias de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras. En el campo de la educación, se desempeñó como Directora de Escuelas en el nivel elemental, intermedio y superior; Maestra de español secundario y Bibliotecaria escolar en el Departamento de Educación de Puerto Rico. Fue Presidenta de la Asociación de Bibliotecarios Escolares de Puerto Rico ( ABESPRI ).

Oh desgraciado, si el dolor te abate, si el cansancio tus miembros entumece; haz como el árbol seco: Reverdece; y como el germen enterrado: Late.

Resurge, alienta, grita, anda, combate, vibra, ondula, retruena, resplandece… Haz como el río con la lluvia: ¡Crece! y como el mar contra la roca: ¡Bate !

De la tormenta al iracundo empuje, no has de balar, como el cordero triste, sino rugir, como la fiera ruge.

¡Levántate! ¡Revuélvete! ¡Resiste!

Continúa pág. 7


LITERATURA REFLEXIVA Del triunfo Joaquín Dicenta (Calatayud, España, 1860- Alicante, España, 1917)

¡Cuánto sufrí, y qué sólo! Ni un amigo, ni una mano leal que se tendiera para estrechar la mía; ni siquiera el placer de crearme un enemigo.

De mi abandono y mi dolor testigo, de mi angustiosa vida, compañera fue una pobre mujer, una cualquiera, que hambre, pena y amor partió conmigo.

Y hoy, que mi triunfo asegurado se halla, tú, amigo por el éxito ganado,

Cuentan de un sabio que un día

me dices que la arroje de mi lado,

[Fragmento de La vida es sueño]

que una mujer así, denigra… ¡Calla! con ella he padecido y he gozado y

Pedro Calderón de la Barca (Madrid , 1600- Madrid , 1681)

el triunfo no autoriza a ser canalla. Cuentan de un sabio, que un día tan pobre y mísero estaba, que sólo se sustentaba de unas yerbas que cogía. «¿Habrá otro», entre sí decía, más pobre y triste que yo?» Y cuando el rostro volvió, halló la respuesta, viendo que iba otro sabio cogiendo las hojas que él arrojó.


Los bibliotecarios ante el reto tecnológico y su evolución como Especialista de la Información por Dra. Neida Soliván

Referencias Amat, N. (2010). La biblioteca electrónica. Amazon Digital Services, Inc. American Library Association. (2011). ALA Standards & Guidelines. Recovered: http://www.ala.org/acrl/standards/guidelinesacademic Garfield, E., Pudovkin, A.I. and Istomin, V. S. (2003). Why Do We Need Algorithmic Historiography? Journal of the American Society for Information Science and Technology, 54 (5): 400-412. Retrieved: http://garfield.library.upenn.edu/papers/jasist54%285%29400y2003.pdf Kearney, C. ( 2000). Curriculum Partner: Redefining the Role of the Library Media Specialist (Greenwood Professional Guides in School Librarianship) NY: Libraries Unlimited Montalvo, M. (2010). Perfil De Las Bibliotecas Universitarias Puertorriqueñas. Bloomington, IN: AuthorHouse

Owens, R. (2003). Organizational Behavior in Education: Adaptive Leadership & School Reform. 8th ed. Boston: Pearson. Palloff, R. M. and Pratt. K. Building Online Learning Communities: Effective Strategies for the Virtual Classroom. Hoboken, NJ: Jossey Bass Higher and Adult Education.

Viene de la pág. 2 y 3


“La Vicerrectoría de Recursos de Información desea a todos una navidad colmada de bendiciones y un próspero y armonioso Año 2013.”

Elsa Mariani Hernández Directora de Bibliotecas UNE emariani@suagm.edu Extensión 2550 Universidad del Este Campus Principal Carr. 190 Sabana Abajo Carolina , P. R. 00983 Teléfono: (787) 257-7373

Biblio - Informa by Sistema Universitario Ana G. Méndez is licensed under a Creative Commons AttributionNonCommercial-NoDerivs 3.0 Puerto Rico License.

Profile for Biblioteca de la Universidad Ana G. Méndez

BOLETÍN - BIBLIO INFORMA  

Boletín informativo de la Biblioteca de la Universidad del Este (UNE).

BOLETÍN - BIBLIO INFORMA  

Boletín informativo de la Biblioteca de la Universidad del Este (UNE).

Advertisement