Issuu on Google+

Martes 8 de noviembre de 2011

Competencias - Actividades especiales Recomendaciones - Asamblea Federal - Cine y Música para Todos - Super - 10.000 formas de morir - Archivo Fotográfico de la Memoria

Siempre Luis García

Berlanga


26

2

El chico que miente

Hoy en las Competencias

Marité Ugás

Venezuela / Perú, 2011, 99’

L’Apollonide - Souvenirs de la maison close INT Bertrand Bonello Francia, 2011, 125’ El siglo diecinueve se muere, y con él –entre otras cosas– el mundo tal como se lo conoce tras las paredes de los burdeles parisinos. Pero en el mítico L’Apollonide no lo saben ni tienen por qué saberlo, y esa vida secreta, tan sensual como decadente, sigue su curso natural: siempre bastante desnudas, las prostitutas forman una familia en la que no hay lugar para la competencia, pero sí para las confesiones íntimas, los secretos inconfesables y la complicidad entre amigas. Con elegancia, en un registro casi documental, Bonello convierte en ficción a la Vida cotidiana en los burdeles de París,

LAT

1830-1930 de Laure Adler y, entre pantallas divididas e inteligentes anacronismos musicales, devuelve la imagen idealizada y gloriosa de un mundo en vías de extinción, amenazado por la sífilis, los amantes violentos (ahí está la escena más terrible del film, una mutilación facial que remite tanto a Ichi the Killer como a El caballero de la noche, para comprobarlo) y, en fin, por el paso del tiempo, para terminar proyectándola hacia un ambiguo presente de incertidumbres. HOY, 9:00, AUD; HOY, 22:00, AUD; MI 9, 14:00, AUD

En esta road movie la cámara acompaña a un joven de 13 años que recorre Venezuela por sus costas. Su intención, lejos de ser un paseo de vacaciones, es una búsqueda. El chico quiere encontrar a su madre, a quien vio por última vez hace diez años, y en este camino hacia su propia historia, y casi como un gesto que resalta su vacío de identidad, la directora elige no decirnos su nombre. Alcanza con saber que es un joven que desea volver a ver a su madre. En su deambular, el joven se va a encontrar con diferentes personajes. Ante cada una de estas intervenciones irá mintiendo, un poco, sin dejar de decir casi nunca cual es su finalidad. Las razones y las circunstancias de la desaparición de la madre van a ser el terreno fértil para sus mentiras. Dependiendo del interlocutor la mujer podrá estar amnésica o despedazada por una jauría,

algunos rasgos de verdad se irán trasluciendo en cada relato. Hay algo de cierto en cada una de sus historias inventadas, aunque más no sea su propio deseo. HOY, 11:00, CIN 1; HOY, 22:00, CIN 1; MI 9, 18:00, CIN 1

Super James Gunn

Faust Alexander Sokurov

Estados Unidos, 2010, 96’

INT

Rusia, 2011, 134’ Dijo Alexander Sokurov: “Fausto se encuentra aparentemente fuera de lugar en esta galería de retratos, un personaje literario casi museístico enmarcado por una trama simple ¿Qué tiene en común con estas figuras reales que ascendieron a la cúspide del poder? Un amor por las palabras fáciles de creer y una infidelidad patológica en la vida cotidiana”. Desde este terreno más terrenal arranca el capítulo final de la tetralogía de Sokurov en la que su visión se propone atravesar la figura de hombres de poder de la Historia (Hitler en Moloch, Lenin en Taurus, Hirohito en

The Sun) sin mayores concesiones que la búsqueda de un retrato humano basado en la lucidez de observación. Es bajo esta línea que el cineasta ruso “adapta” al clásico de Goethe para desarmarlo, darlo vuelta y explotar todo lo que rodea a la historia central, en un film de época que está tan cerca de ese pasado como de la actualidad. De la tradición literaria como de la modernidad cinematográfica. HOY, 12:00, AMB 1; HOY, 19:00, AMB 1; JU 10, 19:00, AMB 1

El pedigrí del superhéroe en el cine, superprocreado desde que Hugh Jackman es Wolverine, hace rato comenzó a mutar y a adquirir moretones, canchereadas, revoluciones e involuciones varias. Algunas secuestradas del papel (Kick-Ass), otras hermosamente imbéciles en su alteración (Defendor) y otras, como Super de nuestro benemérito jurado James Gunn. Bueno, vale citar a Andrew O’Heir: “Super parece una película de superhéroes hecha por, para y sobre gente con severas enfermedades mentales”. La lista, truebelievers, está completa: origen secreto (en forma de delirio místico), Luisa Lane, sidekick y Némesis. ¿Dónde la santa alteración, entonces, Batman? El actor Rainn Wilson, que lleva a su Dwight de The Office a una ferocidad mitad autista mitad Marlowe, ajustada en unas calzas rojas y a su superpoder (en la ferretería le dicen llave inglesa), es el punto de ebullición perfecto, por he-

rido, de un film que a lo doctor Moreau mezcla el indie de personajes resquebrajados (y BSO cool) con la felicidad de ver a un buenazo triunfar. Como su héroe, Super se pone realista y psicótica (e inclasificable): a veces acaricia al género, otras lo usa de Rivotril con birra, otras se frena para darse cuenta de que está –a lo Coyote– parada en el aire y, otras, las Hulk, comprime y exprime enfurecida todo eso hasta el punto de demostrar, gracias a Krypton, que es más poderosa que sensata. ¿Súper, no? HOY, 17:30, PAS 2; VI 11,0:30, PAS 3


26

5x1

3

Cinco buenas ideas cinco, que curiosamente no incluyen las palabras “orquídeas” ni “rubí”, para hacer inolvidable al día de la semana dedicado al dios de la guerra.

16:30, Auditorium: Matinee, de Joe Dante. Primera (y única del Festival, snif) proyección local de uno de los más encantadores infiernos dantescos. Matinee es al mismo tiempo un brillante retrato de la paranoia nuclear, recortado sobre el caótico fondo de la Crisis de los Misiles, y un tributo sen-

tido a los bajos fondos de la ciencia ficción de los ’50, con el enorme John Goodman como un sub-William Castle presentando su obra magna, Mant!, “¡mitad hombre, mitad hormiga, todo terror!”. En dos palabras: im-perdible. 19:30, Ambassador 2: Los amantes, de Louis Malle. Precedido por una mesa sobre la crítica cinematográfica (más detalles en Activismo), el escandaloso cuento de hadas para adultos de Malle se exhibe, auspiciado por la Asociación de Cronistas Cinematográficos Argentinos, en el triple carácter de obra basal del cine moderno, parte de la retrospectiva Francia pre-nouvelle vague, y homenaje a los periodistas argentinos que, en 1959, desafiaron a la censura y pasaron dos

TV Utopía

Sebastián Deus

menajean en el mismo movimiento a la Slacker original (que se exhibe más tarde, a las 22:30 en el Ambassador 4) y a una ciudad transformada, aunque haya cosas que nunca cambian. Como escribió alguien por ahí, “podremos volvernos viejos, pero Austin sigue igual de chiflada”. años procesados por el delito de pretender exhibir una gran película. 20:00, Cinema 1: Slacker 2011. La legendaria película de Richard Linklater no sólo marcó a fuego a una generación de cinéfilos, sino a toda una generación de cineastas. Veinticuatro de ellos, todos apropiadamente nacidos y/o criados en Austin, Texas, ho-

ARG

20:15, Paseo 4: Films of Fury: The Kung Fu Movie, de Andrew Corvey y Andrew Robinson. Todo lo que usted siempre quiso saber sobre el cine de artes marciales y nunca se atrevió a preguntar, o preguntó y no le supieron contestar, o... Bueno, eso, simple y apasionante y brutalmente eso: una colección de piñas, patadas y todas sus combinaciones posibles (y las imposibles también) que va de los mí-

ticos Shaw Brothers a Tarantino y de Bruce Lee a Kung Fu Panda para contar, por medio de un especialista dibujado, la historia viva de la superacción. 22:15, Paseo 3: La plegaria del vidente, de Gonzalo Calzada. Una prostituta aparece estrangulada en las afueras de una ciudad balnearia, y el crimen reúne a un detective, a un periodista y a un vidente alrededor de una compleja trama que desencadenará otras muertes. Si la historia resulta conocida, es porque se inspira en el tristemente célebre caso del “Loco de la ruta” marplatense. Con este thriller implacable, Calzada no sólo evita la postal turística sino que convierte a nuestra ciudad en escenario inédito para el cine de género nacional.

Dulce de leche Mariano Galperin

ARG

Argentina, 2011, 92’

Argentina, 2011, 84’

Caballito: Parque Rivadavia, el 132, Mercado del Progreso, la pajarera de Hidalgo y Rivadavia, Primera Junta y, para quienes todos estos vitales y vitalicios cachos del barrio porteño son cosa del día a día, el recuerdo de TV Utopía. Tan Caballito como los TDK piratas de los 90 en el Rivadavia, TV Utopía era un canal participativo hecho por y para vecinos: había –sigue habiendo, demuestra el documental de Sebastián Deus sobre aquel casero pero alterativo Canal 6 Utopía– en la programación una mixtura entre lo bizarramente doméstico y lo salvajemente vecinal que escapa al panóptico informativo versión TN. Así, mostrando fragmentos de esas 24 horas de transmisión diarias de TV Utopía (que registran lo amateur desde la comedia, lo berreta, lo político y lo excepcional –o todo junto–), Sebastián Deus, uno de los Quijotes de la aventura, es capaz de demostrar toda la furia y humanidad que transmitía, en textura video: tanto una denuncia imposible en otro medio como alguien que, con carteles dibujados con fibrón, tenía que lidiar

que puede detonar muy distintas opiniones sobre lo que está bien y lo que está mal”. Basta con sólo ver unos pocos planos de Dulce de leche para darse cuenta de que la búsqueda de Mariano Galperin de una cierta ambigüedad adolescente, tan emotiva como inconsciente, llega hasta sus últimas consecuencias en la historia de Luis y Anita, dos compañeros de escuela enamorados que deciden hacerle frente a todo con tal de no separarse. En medio del entorno rural, el melodrama que dispara su unión (en sus familias, en sus amigos, en sus aulas) transita una por una las reglas del género, dejando de lado cualquier tipo de vuelta de tuerca pero privilegiando una estructura clásica que, siguiendo la lógica de su título, se vuelve más espeso y cálidamente empalagoso con el “Busqué, dentro del misterioso mundo de la correr de los minutos. adolescencia, que los desbordes que presenta el relato fueran percibidos por gestos y planos HOY, 13:00, COL; HOY, 22:30, COL; metidos en lo sensorial, para llegar a un final MI 9, 15:30, COL

no sólo con la cámara sino con el pibe que, se ve, no pudo dejar con nadie. HOY, 10:00 COL; HOY, 20:00, COL; MI 9, 18:00, COL


26

4

Inspiraciones por el Licenciado Frank Booth

Zombirama ¡Vecinos! Qué bueno que me lean una vez más. Es un placer para ustedes, sin duda. No, por favor, no insistan. Ahí está, muy bien. Hoy, amigos de la entretenencia barriobajera, de la alegría gráfica del cachondeo explícito, podrán disfrutar de una película como Art History, en la que los tiempos muertos se contradicen con ciertas acciones de ciertas partes del cuerpo. O sea: sexo de verdad, doña, no me lo haga explicar más. Y si esto no les resulta atractivo, las pasiones se pueden descarrilar hacia otro lado, como el de la música, que siempre está presente en el aire, con La H, un documento vital del heavy metál, dirigido por ese diablito llamado Nicanor Loreti que aquí ataca la Historia de Hermética, esa banda seminal (¿vieron que había conexión?) del rock vernáculo. Si el humor es lo de ustedes, qué tal una película de bonito rebusque reidero como Terri, donde un tipo llamado Jacobs pone como protagonista a un gordito que usa pijamas para ir a la escuela y se hace amigo de un tal John C. Reilly, un actor “que se la banca”, aunque nunca entendí esa clase de epítetos. Los que nostalgien una época en la que el cine era otra cosa (más parecida al cine, por ejemplo) podrán festejar la inclusión en esta movida cinéfila llamada festival, de Matinee, una película dirigida por un tal Joe Dante, no sé si les suena. Un infierno, lo de Dante… Y le damos un cierre al asunto con dos títulos para gente con cojones, que saben que los mejores momentos de descontrol se hallan en películas como Super, (ir)responsabilidad absoluta de un tal Gunn, James Gunn, que se despacha con un digno producto de un Hijo de Troma (Insulto Registrado). Y para terminar el día con alegría, Plaga Zombie: Zona mutante: Revolución tóxica hará que sus sueños húmedos lo sean de sangre, pus y esas cositas del querer. Zombies argentos, marcianos argentos y una trilogía bien argenta que no es ninguna Farsa. Ustedes sabrán, vecinos… Y basta. Ya van varios días de festival y yo aquí, aún sin encontrarme con mi amigo Lars. Sé que está acá, pese a que todos lo nieguen, vecinos. No dejen que los engañen tan fácil…

Anarcómico del todo

Pequeño Berlanga Ilustrado

Un amigo de la casa y ex programador marplatense celebra (además de su cumpleaños, que coincidió con la apertura del Festival –¡felicidades amigo!) el homenaje a un grande del cine español. Y nosotros, para no ser menos, lo acompañamos con algunas berlangueadas memorables. No es casualidad que Berlanga haya codirigido con Juan Antonio Bardem sus dos primeras películas, porque si algo debería ser subrayado es que el director valenciano lleva esa tradicional definición de que “el cine es un arte colectivo”, a una potencia que pocos cineastas alcanzaron. Las películas de Berlanga son un colectivo hasta la manija, que siempre avanzó por los caminos más impensados, sin Guía T que encuentre el recorrido. Y esto, principalmente, es una cuestión de estilo: Berlanga se caracteriza por los planos donde se amuchan cantidad de personajes, todos hablando al mismo tiempo, en coreografías virtuosas de voces y acciones apiladas en un espacio extendido, como si hubiese descubierto que la perspectiva se pudiera estirar hasta horizontes inconquistados. Berlanga es un genio de los encuadres barrocos, colectivos, movedizos, descentrados, donde la mirada se sorprende con un espesor visual inagotable: puede sacar del (doble) fondo de un plano a personajes inesperados como salidos de la galera de un ilusionista. Para él la comedia es una forma de mirar al mundo en plano general y generoso. Es que Berlanga siempre defendió una creación comunitaria para dilapidar todo tipo de jerarquías disciplinarias y centros ideológicos, en sintonía con su espíritu anarquista, libertario y libertino. Fue un cineasta del todo: acumular todo, reírse de todo, especialmente para luchar contra el totalitarismo; y habiendo iniciado su obra dentro de la España franquista, que no es un detalle menor. Porque si bien el gran Buñuel fue un tirabombas desde el exilio, el gigante Berlanga puso sus comedias

anarquistas al servicio de la resistencia dentro de la España dominada (Franco, vos también la tuviste adentro). Cuando estrenó su última película, París Tombuctú, que compitió en este festival hace varios años, Berlanga declaró que intentó cumplir su utopía de hacer una película donde la cámara registrase a actores y actrices sin su control, sin que él diga “corte”. Pero esa utopía era algo que ya había logrado: en muchas de las anarcomedias de Berlanga se puede gozar libremente de una felicidad que no se corta. Diego Trerotola

Todos a la cárcel

¡Vivan los novios!

HOY, 13:00, Paseo 2

HOY, 19:45, Paseo 2

Calabuch

La escopeta nacional

HOY, 15:00, Paseo 2

HOY, 22:00, Paseo 2

Pesimismo. Al tercer día de nacer ya me estaba cagando en la sociedad española. Siempre he tenido la sensación de que no iba a tener nada positivo, y he intentado crearme válvulas de escape. La principal es el erotismo, una de las pocas cosas que me asciende desde el nivel del barro y de la mierda de esta sociedad que me ha tocado... Dice Piccoli que soy el Quijote. ¡Tendría que ser el marqués de Sade! Hasta la Guerra Civil yo era un solitario total, no tenía amigos. Tenía la fantasía estúpida de querer ser invisible. Luego llegó la contienda y tuve que salir de casa. En el 36 yo tenía 15 años. Y a los 13 ya sabía qué pasaba en España, porque mi padre era diputado republicano y mi abuelo había sido senador con Sagasta... Mi familia era una familia de políticos, y con ellos supe que la política era una cagada, como todo...

diputado. Al de Ciges lo fusilaron los franquistas y mi padre tuvo que huir tanto de los franquistas como de los anarquistas. Lo que es la vida.

La Guerra Civil. La viví maravillosamente, si se puede decir así. Había persecuciones, muertes, pero, fíjate, en medio de aquel caos yo sentía que estaba viviendo unas largas vacaciones. Descubrí qué eran los amigos, aprendí a encontrar felicidad en los libros... Mi padre, republicano, pudo huir a Tánger, pero allí lo apresó Franco. Y le pidieron la pena de muerte. Fíjate, hubo dos divisionarios de la División Azul, Luis Ciges y Luis García Berlanga, y los padres de ambos eran diputados de la Unión Republicana, el de Ciges había sido gobernador en Ávila y mi padre era

El cine. En el cine he querido contar lo que me ha salido. Lo que hay en mis películas es pesimismo, aunque he tenido la suerte de recubrirlo con un sainete cómico... Busco situaciones que no sean cotidianas, que sean disparatadas. Pero algunas se han dado. En la Guerra Civil fui a un palacio en el que había vivido un marqués que guardaba fotos en las que se le veía follando, y guardaba tarritos que almacenaban vello púbico. Los guardaba en tubos de aspirina, y yo saqué eso en La escopeta nacional. ¡Si lo hubiera hecho Duchamp imagínate lo que hubiera valido!

Los otros. He trabajado con muchos: Bardem, Azcona, López Vázquez, Alexandre... Alfredo Landa dijo de mí lo que mejor me define: “Berlanga es un hijo de puta con ventanas a la calle, pero si me llama, siempre me tendrá a su lado”. Se hacen amigos míos, pero en los rodajes me odian... Con Azcona dejé de hacer guiones y eso ha hecho que dejemos de vernos; nos juntábamos para buscar ideas... No nos vemos porque ya no se hacen tertulias, la ciudad está llena de coches. Con Azcona siempre hubo una amistad profunda, y se nota cuando nos hemos visto de nuevo, aunque estemos cagándonos en la vida mutuamente.


26

5

Mark Kozelek: On Tour (Joshua Stoddard)

Uno, Cox, ultraviolento Hoy se presenta 10.000 formas de morir y a continuación, en exclusivo, un avance de la introducción en la que Alex Cox habla de esta edición de su libro sobre el spaghetti western. Cuando trataba de conseguir financiación para mi película Revengers Tragedy, a veces me ayudaba describirla como un spaghetti western. Se trataba de una adaptación hecha por Frank Cottrell Boyce de la comedia de terror de Thomas Middleton. Cuando mencionaba aquellas palabras, los rostros de los financistas se iluminaban un poco más. ¿Pero, qué querían decir para ellos, exactamente, las palabras “spaghetti western”? ¿Clint Eastwood y una licencia para imprimir billetes? ¿El desierto, Europa y los lisérgicos años sesenta? ¿Los setenta o sus años de adolescencia? Lo que sea que significara, parecía trabajar a favor de Revengers... “¡Oh!”, parecían pensar los financistas, “¡Entonces tenés flashbacks y música de Morricone!”. Los spaghetti western serán territorio familiar. Se trataba de un género establecido, aceptable. Sin embargo, no siempre fue así. Cuando los westerns italianos aparecieron por primera vez en Inglaterra y Estados Unidos fueron destrozados por la crítica. Una bajeza, incluso para los estándares de lo malo. Fueron acusados de ser misóginos y gratuitamente violentos... y realmente lo eran. Como adolescentes, rezábamos en

vano por algo de sexo, y razonablemente esperábamos violencia. Crecí rodeado de una atmósfera de moderada violencia sin sentido. Chicos y chicas éramos segregados y supervisados. Los maestros solían perder la paciencia rápidamente. Y, debido a la ausencia de chicas, los patios del colegio eran el caldo de cultivo de la violencia más arbitraria. Una vez, fui noqueado y caí de cabeza sobre el asfalto, quedando temporalmente ciego. Mis compañeros me llevaron de nuevo a la escuela cuando sonó el timbre. Gradualmente, mientras estaba sentado en mi pupitre, fui recobrando la vista. Otra vez, mis compinches y yo tiramos a uno de nuestros enemigos a través de una ventana de vidrio. Afortunadamente, no murió. De fondo la televisión mostraba uno de esos blandos westerns corporativos, documentales sobre alguna de las dos grandes guerras mundiales y noticias minuto a minuto de lo que estaba pasando en Vietnam. Se trataba de la guerra más brutal de mis tiempos. La radio y la TV reportaban tremendas atrocidades —perpetradas por “nuestro lado, el lado de los buenos”... o sea los norteamericanos— mientras tomábamos el té.

Nos habíamos acostumbrado a la violencia, la tortura, los tiroteos y bombardeos que ocurrían día a día durante nuestra aventura colonialista en Irlanda (aunque nunca nos la describieron en esos términos). Y por sobre todas esas capas de puñetazos, bombardeos, tele y sexualidad reprimida estaba la violencia consumista de la cultura automovilística inglesa. Violencia parecía ser la regla. Así que, cuando apareció una serie de películas que reflejaba una atmósfera de absurda, incesante, aniñada y arbitraria violencia, yo estaba fascinado. Como decía Richard Davis, estas películas tenían una calificación X, lo que implicaba que tenías que tener dieciséis años o más para verlas. Pero los cines nunca estaban llenos, y los vendedores de entradas jamás le preguntaban a los chicos cuántos años tenían. Así que a la edad de trece o catorce vi mi primer doble programa de spaghetti western: Por un puñado de dólares y Por unos dólares más. Me fui más que impresionado. Voy a lidiar con algo que siempre me interesó: el misterioso pero interesante paralelo entre el western italiano y la tragedia de venganza jacobina. En ambos casos, varias décadas

por Javier Diz

de labor original en una nueva forma creativa llevaron a trabajos de una brillantez excepcional, que fueron condenados por críticos de “derecha” como inmorales y degenerados. El drama del renacimiento era crudo pero eficientemente reducido por la ley y la guerra. Los westerns italianos implotaron en un espiral de autoparodia e intentos de ruptura de género poco inspirados. HOY, 16:00 Salón Plaza – NH Gran Hotel Provincial

Asamblea Federal del INCAA

En el marco del Festival, durante los días 6 y 7 de noviembre, se llevó a cabo la Asamblea Federal Ordinaria INCAA, que –según la Ley de Cine Nº 1774– debe reunirse anualmente. Liliana Mazure, Presidente del Instituto, fue quien presidió la Asamblea Federal

integrada por los señores Secretarios o Subsecretarios de Cultura de los poderes ejecutivos provinciales y los del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, que tiene como objetivo principal acrecentar la difusión de la cinematografía argentina.

Durante estas jornadas se organizaron mesas donde los disertantes abordaron proyectos y temas como el Programa País, el Primer Encuentro de Comunicación Audiovisual, el plan de fomento de la TV Digital, la coordinación de festivales nacionales, el desarrollo de los espacios INCAA, la presentación de ciclos de cine, los concursos federales de televisión y Ventana Sur, entre otros. Este encuentro tuvo lugar en el Hotel Hermitage, en una jornada laboral donde se trataron todos los temas referidos al crecimiento y explosión audiovisual actuales. Los secretarios y subsecretarios de las provincias de Misiones, Corrientes,

Entre Ríos, Chaco, Formosa, Salta, Jujuy, Tucumán, Santiago del Estero, La Rioja, San Juan, Mendoza, Santa Cruz, Río Negro, Chubut, Neuquén, Santa Fe y Buenos Aires, presentes en el evento, firmaron esta mañana el acta del encuentro con los temas tratados y sus conclusiones, que daremos a conocer próximamente.

No hay mucha vuelta que darle, está claro desde el título: es Mark Kozelek, y está de gira. Ahora, el tema es ¿quién es Kozelek? Escuchando sus discos, y ahora viendo esta película, casi que se puede decir que es uno de los artistas más coherentes de la historia de la cultura mundial. ¿Exagerado? Kozelek es quien lleva la voz cantante y el compositor de Red House Painters, banda insigne de aquellos que en los noventa elegían dejarse llevar por los paisajes melanco de sus canciones antes que por la rabia grungera de aquellos días (¡las dos a la final!). Esa capacidad para desintegrar la canción arrebatada en múltiples y filosos estocazos de guitarra acústica continuaría en Sun Kil Moon, su siguiente proyecto, que sigue los mismos caminos, y en sus discos como solista. Coherencia, decíamos. Aquellas tapas. Aaah, las tapas de los discos del loco Kozelek… Lo que parecía un gesto afectado de una época (las tapas 4AD) siguió su curso y terminó convirtiéndose en algo atemporal, pero fundamentalmente otra de las marcas distintivas del músico: postales añejadas, paisajes bucólicos, objetos vintage. Todo en un cuidado blanco y negro, o a lo sumo virado al sepia. Veinte años después de que todo empezó, el director Joshua Stoddard plasma una película que representa una continuidad lógica de ese universo. Y es Kozelek de gira, no más. Y su andar parco, su sobretodo largo, sus palabras medidas, su silencio estridente, sus guitarras hirientes. Y el blanco y negro que llena toda la pantalla. Cada tanto, un escenario semi vacío, una silla, un micrófono y esa voz que el tiempo conserva embriagadora. Y el tiempo de las canciones que marcan el pulso de la película. Y suenan esas melodías, limpias, hipnóticas. Suena “Katy Song”, por ejemplo, una de las canciones más hermosas que se escribieron alguna vez. Esa canción, ese momento, esta película vale un festival.

HOY, 14:15, AMB 3; VI 11, 13:30, PAS 4


26

6

Activismo Cosas para hacer: un festival es mucho más que la suma de sus películas. Presentación del libro Moda y vestuario en el cine argentino, de Horace Lannes Horace Lannes, quien ha vestido a las más importantes figuras del cine nacional y extranjero, presentará –junto a José Martínez Suárez– el resultado de su increíble investigación acerca de los vestuarios del cine argentino desde el cine mudo hasta nuestros días, con más de 300 fotos, 250 dibujos originales y comentarios. Hoy, 11:15, Salón Plaza - NH Gran Hotel Provincial

Escuela de espectadores - 5 críticos para 5 películas: Las Acacias, de Pablo Giorgelli En la segunda entrega de esta actividad, Emilio Bernini discutirá acerca de la película de Pablo Giorgelli, ganadora de la Cámara de Oro en el pasado Festival de Cannes, con una entrevista posterior. Hoy, 13:00, Sala Nachman - Teatro Auditorium Mesa Asociación Realizadores Audiovisuales de Mar del Plata (ARAMdP): “Organizarnos para más y mejor producción” Presentación de la Asociación Realizadores Audiovisuales de Mar del Plata (ARAMdP), fundada con la idea de promover, difundir y organizar la producción audiovisual marplatense, a cargo de sus responsables directos, Richard Aiello, Marcelo Cancinos, Mariano Nicotra, Adriana Marcote y Mariano Oliveros. Hoy, 13:30, Salón Plaza - NH Gran Hotel Provincial Presentación del libro 10.000 formas de morir, de Alex Cox ¿El spaghetti western es un género o un subgénero? Sobre esta duda y muchas otras dialogarán Alex Cox junto a Fernando Martín Peña con motivo de

la edición de un libro infaltable en la biblioteca de los espectadores del Festival. Hoy, 16:00, Salón Plaza - NH Gran Hotel Provincial Mesa Asociación de Cronistas Cinematográficos: “La crítica en foco” Mónica Satarain, Lorena Cancela y Gabriel Quispe Medina reflexionarán, con la coordinación de Jorge Vaccaro, sobre los cambios del discurso periodístico y la aparición de Twitter, Facebook, blogs y webs, con la presencia de un realizador sorpresa que brindará su experiencia. Hoy, 18:30, Salón Plaza - NH Gran Hotel Provincial CINE Y MÚSICA PARA TODOS Música (de 15:00 a 20:00) Punto Cine: DJ Stuart / Willy Crook Peatonal y San Luis: Abran Cancha / Dúo La Trova Cine (desde las 20:00) Cortometraje de Charles Chaplin: Carlitos se enamora Cortometraje de la directora marpla-

tense Perla Dupont: Juan encontró una soga Largometraje: El muelle de las brumas Francia, 91’ D: Marcel Carné G: Jacques Prévert F: Eugen Schüfftan M: Maurice Jaubert P: Ciné-Alliance I: Jean Gabin, Michèle Morgan, Michel Simon, Pierre Brasseur, Édouard Delmont Este gran film clásico del cine francés fue el que llevó a la fama internacional al primer actor Jean Gabin (durante años, uno de los más renombrados actores de la escena teatral gala), y puso en el tapete a quien luego fue una de sus más icónicas actrices, Michèle Morgan. Título clave del llamado “realismo poético”, fue uno de los films franceses que más influencia tuvo en su época. Basado en una novela de Pierre Dumarchais, cuyo argumento proponía tragedia y romance ambientada en los bajos fondos portuarios y a la cual el gran escritor Jacques Prévert supo insuflar de gran aliento poético. Moviéndose entre una exposición naturalista

y ensoñaciones metafísicas, posee un evidente encanto que permanece inalterable en el tiempo. El cine de Marcel Carné se caracteriza por su condición estilizada, fascinantes decorados de estudios, y por sus brillantes y tan poco coloquiales diálogos, de gran exquisitez literaria (obra de la pluma del citado Jacques Prévert, colaborador de Carné hasta finales de la década del cuarenta en por lo menos ocho films). Otro acierto de El muelle de las brumas es la hipnótica ambientación, que otorga a la película una atmósfera mágica que conlleva dramáticamente a la acción, pero que eleva la narración a la categoría de poesía en varios momentos. Sin duda, una de las cumbres de la historia del cine francés. Marcelo Gobello


26

7

PROGRAMACIÓN EN SALAS - martes 8 9:00 Auditorium L’Apollonide - Souvenirs de la maison close

15:30 Ambassador 2 Sombras del paraíso

10:00 Colón TV Utopía

16:00 Cinema 1 The Color Wheel

11:00 Cinema 1 El chico que miente 12:00 Ambassador 1 Faust 12:30 Paseo 3 Entanglement 13:00 Ambassador 2 Los visitantes de la noche 13:00 Cinema 2 Revengers Tragedy

16:00 Paseo 1 Los traidores 16:15 Ambassador 3 Tuesday 16:30 Ambassador 4 Cortos - Tributo a la EICTV (Ficción) 16:30 Auditorium Matinee 17:00 Ambassador 1 Without 17:00 Cinema 2 El lugar más pequeño

13:00 Colón Dulce de leche

17:30 Ambassador 2 La bestia humana

13:00 Paseo 2 Todos a la cárcel

17:30 Paseo 2 Super

13:30 Cinema 1 New Skin for the Old Ceremony Ladies and Gentlemen... Mr. Leonard Cohen

17:45 Paseo 3 Plato’s Academy

20:00 Cinema 1 Slacker 2011 20:00 Colón TV Utopía 20:00 Paseo 3 Homeland 20:15 Ambassador 3 La H 20:15 Paseo 4 Films of Fury: The Kung Fu Movie 20:30 Ambassador 4 Memoria cubana 20:45 Paseo 1 Una mujer sucede 21:00 Cinema 2 Here Comes the Rain 21:45 Ambassador 2 El señor Galíndez 22:00 Ambassador 1 Hors Satan

18:00 Cinema 1 Art History

22:00 Auditorium L’Apollonide - Souvenirs de la maison close

18:00 Colón Ferroviarios

22:00 Cinema 1 El chico que miente

18:00 Paseo 4 Newen Mapuche

22:00 Paseo 2 La escopeta nacional

14:00 Paseo 1 Cortos - Gleyzer 1

18:15 Ambassador 3 Inni

22:15 Ambassador 3 Ricordi mi

14:15 Ambassador 3 Mark Kozelek: On Tour

18:30 Ambassador 4 Cortos - Tributo a la ENERC

14:30 Ambassador 4 Prepotencia de trabajo

18:30 Paseo 1 Raymundo

13:30 Paseo 4 Cultures of Resistance 14:00 Auditorium Las razones del corazón

15:00 Ambassador 1 This Is Not a Film 15:00 Cinema 2 Rose The City of Ruins

19:00 Ambassador 1 Faust 19:00 Auditorium Once Upon a Time in Anatolia 19:00 Cinema 2 Suicide Room

15:00 Paseo 2 Calabuch

19:30 Ambassador 2 Los amantes

15:15 Paseo 3 Terri

19:45 Paseo 2 ¡Vivan los novios!

Télam presenta en Mar del Plata el Archivo Fotográfico de la Memoria La muestra “Archivo Fotográfico de la Memoria”, con 44 imágenes pertenecientes al archivo de la Agencia Nacional de Noticias Télam que registran instantáneas históricas desde marzo de 1976 hasta la actualidad, se exhibe desde el 6 de noviembre en el marco del Festival. La muestra, declarada de interés legislativo por la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires, cuenta con fotos rescatadas del período 1976-1983. Gracias al minucioso trabajo de los archivistas, el público podrá ver este conjunto de imágenes que grafican momentos claves de la historia como las primeras rondas de las Madres de Plaza de Mayo, los juicios de lesa humanidad, las protestas por las leyes de indulto, la marcha multipartidaria y las reivindicaciones sobre la defensa de los derechos humanos del período democrático. “Archivo Fotográfico de la Memoria” es un homenaje a quienes legaron su vida a la labor periodística, víctimas del

terrorismo de Estado como centenares de escritores y periodistas desaparecidos, entre ellos los trabajadores de la empresa, Célica Gómez Rosano y Alejandro Martín Almeida. Dedicada “a una comunidad entera que asumió con intrepidez y constancia la misión de realizar plenamente la justicia sin espíritu alguno de revancha”, como se resalta en el texto de invitación, esta muestra invita a reflexionar sobre los argentinos y significa un importante rescate patrimonial de la fotografía nacional y de su impacto en la memoria. Se pueden ver fotografías de reconocidos reporteros gráficos como Jorge Sánchez, José Manuel Fernández, Alejandro Andam, Raúl Ferrari, Tito La Penna, Fernando Gens y Eduardo Navone. Hasta el 12 de noviembre en el Salón Plaza del NH Gran Hotel Provincial de Mar del Plata, ubicado en el Boulevard Marítimo Peralta Ramos 2502, acceso Rambla, con entrada libre y gratuita.

POR ÚLTIMO...

22:15 Paseo 3 La plegaria del vidente 22:30 Ambassador 4 Slacker 22:30 Colón Dulce de leche 22:30 Paseo 4 Guilty of Romance 23:00 Paseo 1 Straight to Hell Returns 0:00 Ambassador 1 Plaga Zombie: Zona mutante: Revolución tóxica Zombirama

Staff Montse Callao Escalada Juan Manuel Domínguez Marcelo Gobello Pablo Marín Agustín Masaedo Gustavo Sala Sol Santoro

Diseño Cecilia Loidi Gastón Olmos Colaboran hoy Marcelo Alderete Pablo Conde Javier Diz Diego Trerotola

Producción Comercial Carlos Bronfman Daniel Maraschin Alejandro Solari Producción General Pablo Baldini Impreso en Gráfica Tucumán

Figura imprescindible –como autor, directivo y unas cuantas cosas más– de las últimas décadas del cine polaco, Jacek Bromski está en Mar del Plata como jurado, celebrando los diez años del Ombú de Oro a Soy yo, el ladrón y presentando Entanglement, una cruza de policial y thriller político que nadie debería dejar pasar. HOY, 12:30, Paseo 3



26 MDPFF Diario del Festival 8/11