Page 1

Nยบ 36 MAYO-JUNIO 2018


¡FELIZ PRIMAVERA! Finalmente ha empezado a brillar el sol con fuerza y el mercurio ha escalado lo suficiente como para llegar a ser el deseado por todos aquellos que disfrutan con los deportes al aire libre como son los triatlones, trails o travesías acuáticas, entre otras, actividades deportivas, organizadas en los meses más bochornosos del año. La primavera es ese periodo donde los amantes de la nieve apuran los últimos descensos, mientras los apasionados por las especialidades estivales despiertan de la larga y dura hibernación. Es, sin duda, la estación para recuperar todas las prendas deportivas más frescas y ver como el trasfondo del armario se transforma en un buen parking para todas las vestiduras invernales. Pasamos de los materiales térmicos a los componentes de coolmax, de pasar frío a sudar la gota gorda, pero sobre todo, mudamos de deportes, de horarios, de escenarios y de temperaturas. Esta transformación anual sirve para reinventarnos una vez más y buscar en este impresionante calendario que nos ofrece el planeta outdoor, otro tipo de desafíos para seguir exprimiendo una de nuestras fuentes de energía, para permanecer en ese mágico estado como es el de la superación y, en especial, para continuar con nuestra gran pasión, como es el mundo del deporte y la cultura del esfuerzo. Gocemos de este periodo de tiempo, intentemos preparar lo mejor que podamos los retos programados para estos próximos meses. Sin olvidar, eso sí, que practicamos deporte para disfrutar de esta sana adicción y que esto nunca debe convertirse en una obsesión. Sportvicious


4 30 50 66

ENTREVISTA KIKU SOLER Ha sido corredor, seleccionador y técnico de la Selección Catalana de Carreras de Montaña.

SALUD CONCEPTOS BÁSICOS PARA PREPARAR UN MARATÓN

TEST MOCHILA-CHALECO NANO VEST CAMELBAK

REPORTAJES Los orígenes de la Pierra Menta Travesía polar del Lago del Gran Esclavo El prestigioso Tour Du Rutor Extrême


ENTREVISTA

KIKU SOLER

4 / SPORTVICIOUS


5 / SPORTVICIOUS


ENTREVISTA

Kiku es agente rural de la Generalitat en la comarca del Berguedà, donde vive, corre y escala, a más de ser especialista en trabajos verticales y de montaña dentro de su trabajo. Ha sido corredor, seleccionador y técnico de la Selección Catalana de Carreras de Montaña. Fue uno de los pioneros de estas carreras en España y formó parte de cuatro expediciones a cumbres del Himalaya.

¿Qué fue primero: correr, la escalada en roca o el alpinismo? ¡Correr! Empecé a correr con 9 años con unos chicos mayores que yo, que practicaban atletismo de fondo. Practicaba cros en invierno y pista en verano ya que por aquel entonces el gran fondo en ruta era prácticamente inexistente. En 1973 ir por el pueblo en chándal o en pantalón corto de atletismo era del todo impensable, por lo que nos cambiábamos en el polideportivo, que estaba en un extremo de la población, y solo cuando estábamos en las afueras nos poníamos a correr. El mundo de la montaña me atrajo un poco más tarde, con 16 o 17 años, y la escalada y el alpinismo, con 20. ¿Cómo compaginabas tus entrenamientos de asfalto y montaña? Fueron dos etapas que prácticamente no

6 / SPORTVICIOUS

llegaron a solaparse. A mediados de la década de los 90, descubrí las carreras que se celebraban en la vertiente norte del Pirineo y que ascendían a cumbres emblemáticas como el Canigó y la Pica d’Estats, y como estaba un poco harto de carreras de asfalto, volqué mi motivación en ellas. Y como correr por montaña nunca me ha supuesto un esfuerzo adicional, me sale de forma natural, pues a nivel de entrenamiento era muy similar al que venía haciendo para las maratones de asfalto y carreras de fondo… a lo sumo no incidir tanto en los ritmos y meter algún CACO (caminar-correr) por montaña, que a la postre viene a sustituir la tirada larga de los maratonianos. ¿Fuiste tú el pionero de correr por montaña? No, fui el atleta de aquellos inicios que solía ganar las carreras en las que participaba.


7 / SPORTVICIOUS


ENTREVISTA

8 / SPORTVICIOUS


9 / SPORTVICIOUS


ENTREVISTA

10 / SPORTVICIOUS


¿Fue la Maratón del Aneto la que marcó una nueva disciplina deportiva en nuestro país? Si no lo fue, tiene una importancia capital y, sin duda, es la carrera más mítica entre las pioneras. Muchos años después del Maratón del Aneto, acompañando a los corredores de la selección catalana en carreras por recónditos rincones de España, aún me encontraba gente que me decía que se habían puesto a correr por montaña después de haber visto el reportaje de esa carrera por televisión. Creo sinceramente que si la carrera hubiera sido en otra montaña, no habría tenido la relevancia que tuvo. Es la cumbre más alta del Pirineo, conocida en toda la península ibérica, aunque solo sea de cuando se estudiaba geografía en primaria, y preciada por todo montañero o amante de los grandes espacios al aire libre. Precisamente al ser tan conocida aún asombró más el tiempo en que se realizó. Y, evidentemente, también jugó un papel muy importante los reportajes que se hicieron por televisión, con imágenes muy espectaculares para la época con ayuda de un helicóptero. Ganar y hacer récord en una prueba como esta no es fácil. ¿Cómo rompiste la barrera física y mental? Evidentemente la barrera era más mental que física. Recuerdo con simpatía un señor ya mayor de Benasque que, después de haberse disputado la primera edición de la carrera, decía a los cuatro vientos que era del todo imposible que hubiéramos subido y bajado de la montaña en ese tiempo sin haber utilizado ningún artilugio mecánico,

solo con las zapatillas. Para nosotros mismos la carrera suponía una barrera mental. Solo los atletas que habían venido de Italia, auténticos expertos en lo que ellos llamaban “alta quota”, se habían deslizado por neveros ligeros de equipamiento y de espíritu. Para el resto era todo un interrogante: ¿cómo responderían nuestros pulmones para seguir corriendo por encima de los 3.000 metros de altitud?, ¿cómo nos las arreglaríamos en zapatillas, sin crampones ni piolets, para no precipitarnos por las empinadas pendientes nevadas de debajo el collado de Coronas?, ¿seríamos capaces de aguantar tamaño desnivel sin perecer en el intento? Estas y otras incógnitas planeaban como una pesada losa por encima de nuestras cabezas esa mañana en Benasque, antes de emprender la salida. Después, solo correr, gestionar las fuerzas e intentar deslizarse lo más rápidamente posible entre bloques de granito y neveros con el mínimo de desgaste. Volver a estar en Benasque en menos de cuatro horas era impensable hasta para el más optimista o inconsciente de los que afrontamos el reto. ¿Cómo entrenaba Kiku Soler? Seguía el entrenamiento básico para correr fondo. Como antes he apuntado, no he necesitado entrenamientos específicos para mejorar en montaña, pues deslizarme deprisa por pendientes acentuadas y terrenos escabrosos me ha salido de forma natural, por lo que seguía haciendo más o menos lo que había aprendido en los años en que me había dedicado al cros, la pista y el asfalto.

11 / SPORTVICIOUS


ENTREVISTA

12 / SPORTVICIOUS


13 / SPORTVICIOUS


ENTREVISTA

Básicamente un día de descanso a la semana, un día de una hora de carrera continua y gimnasia de tonificación sin pesos, un par de 1h-1:30h de carrera a ritmos un poco más fuertes, un día de fartlek y otro de 2-3 horas de caco por terreno más accidentado y con desnivel. Tenía en cuenta planificar la temporada para intentar llegar a las carreras más importantes del verano en la mejor forma posible y después me tomaba unas merecidas vacaciones en forma de descanso activo. La bicicleta de carretera los últimos años en que competí la alternaba con el correr y de paso me servía para desplazarme al trabajo, con lo que si por la mañana iba al curro en bicicleta, volvía a casa corriendo y al día siguiente al revés. La escalada la seguí practicando siempre, aunque muy tímidamente los años en que me vi más sumergido en el mundo de la competición, pero siempre con la idea de volver a practicarla una vez acabado el correr a alto nivel. Nunca seguí una dieta concreta pero tengo la inmensa suerte de que Miracle, mi compañera, es una enamorada de la comida sana y natural y además tenemos un huerto donde se pasa media vida. Y complementos dietéticos solo tomé las temporadas que corrí con la selección bajo la supervisión del doctor incidiendo en las carencias que mostraban las

14 / SPORTVICIOUS

analíticas y donde tuve una constante batalla con el hierro debido a una anemia tenaz. ¿Quiénes eran tus referentes? Lasse Viren, el espigado atleta finlandés que parecía no existir pero que en las citas olímpicas abandonaba su refugio nórdico para imponerse con unas clases magistrales de estrategia e inteligencia sobre el tartán. Se hizo con cuatro medallas de oro en cinco y diez mil metros en Múnich 72 y Montreal 76. También me fascinaban los duelos, épicos, en el medio fondo protagonizados por los británicos Sebastian Coe y Steve Ovett, siendo este último el objeto de mi devoción por su informalidad y su carácter inconformista. ¿Cómo era el material deportivo que utilizabas por aquel entonces? Utilizábamos lo que había y, básicamente, lo que había era mucha menos “gilipollería”. En cuanto al calzado, hasta que se disputó la 1ª edición del Aneto y Nike y Adidas sacaron al mercado calzado específico para montaña, íbamos con zapatillas de entrenamiento que tuvieran la suela gravada y que, a poder ser, fueran tirando a ligeritas. Y de ropa a mí me gustaba ir de acorde a mi personalidad, es decir como un “pordiosero” y la ropa con la que me sentía más a gusto solía coincidir con la más vieja y agujereada que tenía. Tanto


15 / SPORTVICIOUS


ENTREVISTA

es así que, prácticamente hasta que en el 97 gané la 1ª edición del Maratón del Aneto y Nike empezó a proporcionarme material, había corrido siempre con ropa de algodón. Actualmente sigo vistiendo prendas de este tejido. Al cabo de 2-3 meses fui a correr un cross social con mi equipo de atletismo, el Club Atlètic Manresa, y mis compañeros casi no me reconocían con la ropa técnica, sintética y nueva, y las zapatillas sin agujerear. Tu mejor día en la montaña… ¿Ha sido con crono o sin él? En la montaña he pasado días maravillosos, ja sea escalando, andando, ascendiendo una montaña, haciendo una travesía a pie o con esquís, acampando y hasta corriendo, y no sabría decidirme por uno u otro. Lo que sí que tengo clarísimo es que ninguno de estos días ha sido con cronómetro. Y estos días siempre han tenido al menos un par de trechos comunes: un estado de gracia físico (el día en que te superas de un canto mínimo escalando, en que subes corriendo sin apenas notar que pesen las piernas o que después de cinco horas ascendiendo a mucha altitud el cansancio sigue sin aparecer) y un ambiente mágico, la montaña sin contaminar, la forma caprichosa de la roca, la compañía de gente con la que podrías irte al fin del mundo o un cielo plagado de estrellas. ¿Qué necesidad tuviste de escribir tu libro “Curses de muntanya”? ¿Qué cuentas en él? No fue ninguna necesidad, fue un encargo de la editorial. El libro forma parte de una colección de manuales de deportes

16 / SPORTVICIOUS


17 / SPORTVICIOUS


ENTREVISTA

18 / SPORTVICIOUS


relacionados con la montaña y que abarcan desde las disciplinas más técnicas como la escalda en hielo o el esquí de montaña hasta las más placenteras como el excursionismo. Cuando desde Cossetània me propusieron escribir el libro, amablemente decliné la oferta argumentando que padecía un ataque de pereza aguda pensando que los amigos de la editorial se olvidarían de mí. Pero al cabo de poco insistieron y pensé que, ya que de todas maneras harían el libro y viendo el rumbo que tomaban las carreras con tanto ultra y tanto accesorio inútil, mejor hacerlo yo antes que el primer descerebrado que encontraran que aún echaría más leña en el asador. En el libro intento poner un poco de sentido común en este mundo que tengo la sensación de que lo ha perdido. Y como se trata de un manual de iniciación, he procurado que las ideas sean claras y sencillas, como lo es el correr, sin renunciar a la crítica desde el sentido del humor. ¿Qué carrera te hubiese gustado correr de las que actualmente se disputan? Actualmente estoy muy desconectado del mundo de las carreras y sobre todo desde que no escribo en TRAIL. Seguro que las hay de muy chulas pero las desconozco. Pero de cuando acompañaba a los chicos de la Selección Catalana recuerdo una, el Sentiero de la Grinye, en el norte de Italia, que reunía todos los ingredientes que considero fundamentales para disfrutar de una gran carrera: paisajes espectaculares, trazado sinuoso, público entregado y distancia que no va precedida por la palabra “ultra”. Igual ya han dejado de hacerla…

19 / SPORTVICIOUS


ENTREVISTA

¿Se deberían de recuperar carreras con el espíritu de Benasque-Aneto-Benasque? La sencillez y la lógica, que no tiene que ir necesariamente en detrimento del reto. ¿Qué aspectos positivos y negativos ha conllevado el boom de las carreras por montaña? Evidentemente que la gente haga ejercicio al aire libre es positivo, como lo son los hábitos saludables asociados como alimentación, horarios regulares, etc. En el otro extremo tenemos la masificación asociada a los grandes eventos en entornos relativamente frágiles como la alta montaña, el “consumo” desmesurado de accesorios, la mayor de las veces superfluos cuando no inútiles (para correr prácticamente no necesitamos nada) y los recorridos extraordinariamente largos que, humildemente, no creo que le hagamos ningún favor a nuestra salud. ¿Cuál es tu opinión sobre las carreras de larga distancia más conocidas como ultratrails? Creo sinceramente que hemos perdido el norte. Están de moda y me da la impresión que si somos “finishers” de tal y de cual carreras, todas muy guays y de tropecientos mil kilómetros, y hacemos ostentación en las redes sociales, somos los masters del universo. Pienso que el desgaste al que se somete el cuerpo en un ultra te vacía por completo. Si semejante vaciado lo realizamos diversas veces al año (me han dicho que hay sujetos que corren una o más al mes), este desgaste, a la larga, afectará seriamente a nuestro organismo, sobre todo si somos amateurs y tenemos que compaginar trabajo, familia y entrenamiento. Al final se nos come la fatiga crónica o antes las lesiones ponen las cosas en su sitio. La gente “normal” no puede plantearse los mismos retos que los corredores de élite, los mediáticos, pues sus condiciones son totalmente distintas. Ellos, aparte de unas condiciones físicas por encima de lo común, viven para correr, con todas las pautas de alimentación, planificación, recuperación, tonificación, descanso, etc. para ser lo que son y hacer lo que hacen. ¿Cuál ha sido la distancia más larga que has recorrido? ¿En carrera o por tu cuenta? Corrí un par de veces en la Matagalls-Montserrat y otras dos en Carros de Foc. Ninguna de ellas era en formato carrera, aunque sí había una clasificación por tiempos, pero era más un reto que una carrera. Carros no estaba ni marcado el recorrido y había varios sitios donde no era difícil perderse. Pero ninguna se acercaba a los 100 km. ¿Crees que ha influido el “efecto Kilian Jornet”? Pues claro y mucho. En mi libro le dedico un capítulo y no es para menos. Kilian es en nuestro mundo lo que fueron en la música Mozart o Beethoven, en el arte Leonardo o Miguel Ángel o en las ciencias Einstein, y tenemos la gran suerte de ser contemporáneos suyos. Algunos hasta tenemos el enorme privilegio de habernos puesto bien de birras juntos.

20 / SPORTVICIOUS


21 / SPORTVICIOUS


ENTREVISTA

22 / SPORTVICIOUS


organiza Salomon ganan los corredores esponsorizados por Salomon y en el organizado por Adidas, los corredores esponsorizados por Adidas (perdonarme por poner nombres propios), pero entre ellos raras veces compiten juntos. Es un tipo cojonudo que, dejando de lado el indiscutible potencial físico, tiene un tarro muy bien amueblado, maduro y calculador. Me hace mucha gracia (por no decir pena) cuando se le critica por el mal ejemplo que da afrontando retos alpinos de cierta envergadura en zapatillas y cortaviento; y se le culpa cuando los grupos de rescate han de evacuar un “runner” con hipotermia o a un fiambre del Mont Blanc que no iba con la totalidad de la “equipación reglamentaria”. En mi vida he oído criticar a Hamilton, Márquez, Schumacher o Rossi porque un niñato se haya estampado en una curva a 120 km/h, y menos que por su culpa haya destrozado una familia que tuvo el infortunio de cruzarse en su camino. ¿Los corredores actuales están más fuertes o sólo son más mediáticos que los de tu época? Es evidente que son más mediáticos y, como no, también más fuertes. Pero el boom del que antes hablábamos tengo la impresión que ha crecido mucho más en cantidad que en calidad. Me explico: actualmente hay cincuenta mil carreras con cincuenta mil participantes en cada una y muchas veces en el evento que

Antes había menos carreras pero era mucho más habitual que los atletas punteros corriéramos juntos, con lo que la competición era mucho más apasionante. El pasado verano Marc Pinsach se propuso el reto de batir el récord del Maratón del Aneto. Se plantó en la cumbre algo más rápido que yo, pero el retorno a Benasque lo hizo más lento, siendo el cómputo global favorable a mi registro. Si en este momento me callo estoy dando una información que, sin ser mentira, tampoco se ajusta a la realidad, ya que estoy omitiendo que las condiciones de la montaña, sobre todo en el descenso, jugaban a mi favor. El mundo mediático en que vivimos puede no tener esto en cuenta y llegar a omitir parte de la verdad en el propio interés. Así, cuando se dio la noticia, se decía que Marc había batido el viejo récord del Aneto… ¡y era verdad!, solo que la carrera acababa en Benasque y no en la cima del Aneto. Este rollo que os he metido es para resaltar dos cosas: que Marc seguramente no tiene nada que ver con la información dada parcialmente (el pobre está inmerso de pleno en la vorágine mediática de la cual nada le

23 / SPORTVICIOUS


ENTREVISTA

envidio) y que, vistas las condiciones de la montaña cuando se disputó la Maratón del Aneto con las que tuvo que lidiar Marc el pasado verano, demuestran claramente que él corrió más aprisa que yo, por lo que me descubro ante su hazaña. ¡Pero no mucho más rápido! ¿Qué proyectos consideras interesantes de los corredores activos? No sigo a ninguno, ni veo foros ni consumo revistas especializadas… Tampoco a vosotros, lo siento. Iniciativas como la de Marc Pinsach creo que pueden ser una potente motivación para mantener viva la ilusión. Y, evidentemente, la filosofía y la manera de entender la montaña de Kilian. ¿Cómo valoras la evolución del trail running en nuestro país y fuera de él? Veo que el perfil del corredor de montaña actual corresponde en muchos casos a un urbanita que corre por el monte porque está de moda y mola mucho, pero que desconoce y no aprecia lo que le envuelve, solo ve el crono y a cuantos metros asciende por minuto… Y si pasa por tu lado, ni te devuelve el saludo. Eso sí, va ataviado con tal cantidad de artilugios y accesorios que más que un corredor parece un hombre orquesta. Creo que se ha banalizado y se ha perdido la esencia, que eran el respeto y la veneración por la montaña. ¿Cuál debería ser la esencia de un corredor? La sencillez: no necesito nada para correr, solo las ganas y el anhelo que te toque el aire y el sol en un entorno lo más puro posible; la humildad: soy insignificante ante la inmensidad que me envuelve, y la veneración por dicha inmensidad.

24 / SPORTVICIOUS


25 / SPORTVICIOUS


ENTREVISTA

26 / SPORTVICIOUS


Cuéntanos un poco sobre tus expediciones al Himalaya. Joan Cardona, al final del siglo pasado y estando sumergidos de lleno en las carreras por montaña, me planteó el reto de intentar subir y bajar un gigante del Himalaya en un solo día. Los dos éramos corredores y alpinistas, estábamos pletóricos de forma y me dejé convencer. Durante el trekking de aclimatación previo, Joan pilló un principio de neumonía y tuvo que volver a Katmandú para recibir atención médica, y yo me fui hacia la montaña, el Shisha Pagma, por su vertiente norte. Contar que estaba solo en la montaña sería faltar a la verdad pues había varias expediciones con lo que la ruta estaba abierta. Hice los porteos pertinentes y dejé un par de tiendas con material y comida, aquí sí, solo. Y cuando lo creí conveniente tiré para arriba con la intención de hollar la cima y volver a la base de la montaña en el día. Siempre he sido un pelín ingenuo y sin Joan, que era el celebro del proyecto, no me percaté de los detalles ínfimos de la ascensión y a 7.600 metros de altitud, en el collado donde arranca la arista cimera, tuve que dar media vuelta pues no veía el camino a seguir y faltaban dos horas para que se hiciera de día. Si me hubiera esperado, igual me quedo pero para mí una montaña no merece ni la amputación de una uña. He vuelto un par de veces más a cimas de 8.000 metros, estas veces con amigos del Berguedà, la comarca donde vivo, en expediciones de formato más convencional, por las rutas clásicas, pero siempre sin porteadores de altura ni oxígeno. Y lo que me he llevado de estas experiencias no es si he subido o no la montaña, es la inmensidad del entorno, la sencillez y humildad de sus gentes, la esencia del corredor de fondo y del montañero. Fotografías de Kiku Soler, Joan Cardona y César Thovar

27 / SPORTVICIOUS


SALUD

CONCEPTOS BÁSICOS PARA

30 / SPORTVICIOUS


PREPARAR UN MARATÓN

31 / SPORTVICIOUS


SALUD

La distancia de un maratón hace que el entrenamiento tenga que ser diferente al de otras distancias de competición. Con este artículo pretendo dar unas pautas para alcanzar el objetivo con garantías de éxito. El método que utilizo se basa en que cualquier corredor posee cuatro capacidades inherentes: velocidad, capacidad anaeróbica, capacidad aeróbica y fortalecimiento.

* Velocidad: es la habilidad de correr rápido distancias cortas, cuando la falta de oxígeno no es un factor importante. * Capacidad anaeróbica: es la habilidad de resistir la falta de oxígeno. La capacidad para actuar sin oxígeno es muy limitada, pero con el entrenamiento apropiado podemos desarrollar dicha capacidad. * Capacidad aeróbica: es la habilidad de correr distancias largas (más de 1.500 m) trabajando el corazón a un ritmo cardíaco elevado, cerca del máximo, sin falta de oxígeno. * Fortalecimiento: es la habilidad de correr distancias largas con un ritmo submáximo (de 15 a 50 km a ritmo suave). Aunque es obvio que cada distancia requiere una capacidad diferente, es importante comprender que para correr bien cualquier distancia entre 1 y 100 km es necesario el pleno desarrollo de las cuatro capacidades citadas anteriormente.

32 / SPORTVICIOUS


33 / SPORTVICIOUS


SALUD

34 / SPORTVICIOUS


Estas capacidades se pueden trabajar individualmente en un entrenamiento pero es más eficaz desarrollar una o más capacidades en una misma sesión. Por ejemplo podemos realizar 3x3km a ritmo rápido (resistencia aeróbica) encajados entre dos series de 4x100mts rápidos (velocidad). Tanto el trabajo de la resistencia aeróbica como el de fortalecimiento se desarrollan normalmente en entrenamiento de larga distancia. Para distinguirlos debemos saber que en la carrera de resistencia el factor limitante es la capacidad del cuerpo para suministrar y utilizar con eficacia el oxígeno. Cuando el cuerpo no puede suministrar más oxígeno a los músculos, sólo quedan unos minutos de capacidad anaeróbica antes de que el corredor afloje el ritmo. Si mantiene el ritmo, se produce una angustia fisiológica y nos sentiremos agotados. En cambio, los entrenamientos que sirven para mejorar la capacidad de fortalecimiento nunca deben ser limitados por la capacidad aeróbica; el ritmo cardíaco debe ser bajo. Lo que suele limitar y finalmente hacer parar un corredor en una carrera de larga distancia es el agotamiento de los músculos de las piernas.

La frontera entre el entrenamiento aeróbico y anaeróbico es tan clara como entre el fortalecimiento y el aeróbico e igual de importante. Esta frontera es la media de trabajo donde el cuerpo se siente incapaz de suministrar suficiente oxígeno a sus músculos. Este límite varía de un corredor a otro. Es importante determinar dónde se encuentra esta línea ya que en algunos entrenamientos tenemos que jugar con la falta de oxígeno. Existen numerosos test para saber en qué estado de forma me encuentro y a partir de ahí poder diseñar un programa de trabajo. Los dividiremos en programas de laboratorio y programas de campo. Tanto unos como otros tienen ventajas e inconvenientes. Los test de laboratorio tienen la dificultad de acceso y de coste, especialmente si se quieren hacer regularmente. De los programas de campo como el test de Cooper, el test de Course Navette, el de Conconi, etc., me inclino por el test de VAM (velocidad aeróbica máxima). Son varias las razones: datos muy precisos y útiles, fácil de realizar, no hace falta pulsómetro (si lo tenemos, mejor), con un cronómetro basta,

35 / SPORTVICIOUS


SALUD

36 / SPORTVICIOUS


37 / SPORTVICIOUS


SALUD

y se puede hacer regularmente (cada 2 o 3 meses). El test consiste en realizar 3 o 4 series de un kilómetro con un descanso entre series de 3 minutos. Al terminar hacemos una media: este dato es la VAM, a partir de la cual podemos diseñar el programa específico no sólo para el maratón sino también para otras distancias. Las intensidades a trabajar por las diferentes cualidades serían: * Zona de transición aeróbicoanaeróbico: situada entre el límite del umbral aeróbico y el umbral anaeróbico. La alta capacidad aeróbica es un factor decisivo en pruebas de resistencia como el maratón, donde tenemos que mejorar el transporte de oxígeno. Es decisivo para todas aquellas actividades físicas donde el aporte de oxígeno es determinante. Encontramos tres niveles: Aeróbico extensivo: entre 65% y 70% de la VAM Aeróbico medio: entre 70% y 75% de la VAM Aeróbico intensivo: 75% y 85% de la VAM Zona mixta: situada entre el umbral anaeróbico y la potencia aeróbica máxima. Trabajan al unísono el metabolismo aeróbico y el anaeróbico láctico. Para mejorar el trabajo a un nivel en que se produce acumulación de lactatos en la sangre. Está entre el 85% y 100% de la VAM.

38 / SPORTVICIOUS

Zona láctica: por encima del VO2max. El objetivo de esta zona es entrenar el organismo a tolerar la acidosis y producir cantidades de energía en función de la glucólisis. Anaeróbico extensivo entre 100% y 110% de la VAM Anaeróbico intensivo entre 110% y 120% de la VAM Zona aláctica: actividades de intensidades máximas con prestaciones exclusivamente del ATP muscular y del fosfato (PC). Nos servirá para mejorar y aumentar la capacidad del deportista de ser más rápido con menos esfuerzo. Anaeróbico aláctico entre 120% y 140% de la VAM. Existen diferentes procedimientos disponibles para cualquier corredor para contribuir al desarrollo de cualquier cualidad física. Serían los llamados sistemas y métodos de entrenamiento. Cada método tiene unos efectos diferentes a nivel fisiológico, anatómico, incluso técnico… Con diferentes intensidades, diferentes vías metabólicas y diferentes aplicaciones generales (resistencia de base, específica, etc.). Los dividiremos en métodos continuos y fraccionados. Lo que nos corresponde aquí es cuál o cuáles métodos debemos utilizar para un maratón: * Método continuo uniforme: con un alto volumen de trabajo a intensidad media.


39 / SPORTVICIOUS


SALUD

40 / SPORTVICIOUS


41 / SPORTVICIOUS


SALUD

* Método continuo uniforme extensivo: similar al anterior, digamos que es una variante, pero con intensidades bajas y medias con larga duración. Es el que utilizaremos para mejorar el fortalecimiento. * Método continuo intensivo: realizamos esfuerzos continuos manteniendo una intensidad con una duración inferior a la anterior. * Método continuo variable: donde encontramos cambios de intensidad a lo largo de todo el trabajo, donde alternamos intensidades altas y medias/bajas que permiten grandes volúmenes. Un ejemplo para un maratoniano sería una hora de trabajo, de la que 20 minutos son a ritmo suave, 20 a ritmo superior a la carrera y 20 a ritmo de carrera. * Carrera progresiva: velocidades crecientes desde el inicio hasta el final. Por ejemplo, empezar a carrera lenta, luego media, rápida, muy rápida y sprint. En los métodos fraccionados, el objetivo es conseguir que el corredor pueda aplicar más cantidad de trabajo a intensidades más altas de las que podría soportar mediante cualquier método continuo. Variarán en función de la carga y de la recuperación. En la carga debemos tener en cuenta la intensidad, la cantidad, las series y las repeticiones. En cuanto a la recuperación, puede ser activa (rodar suave) y pasiva (descanso). Todos estos factores determinarán los diferentes métodos de trabajo fraccionado. La mezcla de estos factores crean un método u otro: interválico extensivo o intensivo, y desde largo a muy corto. En un maratón tenderemos a realizar más métodos interválicos extensivos que intensivos.

42 / SPORTVICIOUS


43 / SPORTVICIOUS


SALUD

44 / SPORTVICIOUS


El entrenamiento interválico actúa de dos maneras para obtener modificaciones cardíacas. En la fase de esfuerzo, la presión cardíaca elevada induce una hipertrofia en el músculo, mientras que durante la recuperación el trabajo predominante en el volumen del corazón provoca la dilatación de las cavidades cardíacas. Por esta razón, el entrenamiento de intervalos produce mejoras en el rendimiento del músculo cardíaco y, como consecuencia, provoca un aumento de la capacidad de resistencia de carácter aeróbico. En líneas generales, con el método interválico se consigue ampliar el funcionamiento de los sistemas orgánicos. Utilizando como referencia el valor de la VAM que sería el 100%, la distribución de los niveles de entrenamiento para un maratón sería: INTENSIDAD-CARACTERÍSTICAS ENTRENAMIENTO • 110% Series desde 100 a 400m • 105% Series a intervalos de 800 a 1.200m • 100% Intervalos ente 1.500m y 3.000m • 95% Carrera continua de 30 a 40’ • 90% Ritmo maratón (carrera continua de 12 a 21 km) • De 85% a 90% Ritmo resistencia aeróbica de 40 a 80’ • De 75% a 85% Ritmo fortalecimiento 150’ Para afrontar un maratón en menos

45 / SPORTVICIOUS


SALUD

de tres horas, el corredor debería ser capaz de hacer 1 km en 3’30” o 10 km en 38’30”. Un entrenamiento semanal típico para el maratón con un objetivo de tres horas consistiría en: * Una carrera de fortalecimiento: entre 18 y 28 km, entre 4’50 y 5’10 por kilómetro. * Dos ejercicios en pista: 16x200 m en 38-40” cada uno, con una recuperación de 200 a 400 m. 12x400 m en 85” cada una, con una recuperación de 400 m suaves. 5x800 m en 3” cada uno, con una recuperación de 800 m suaves. 3x1.500 m entre 6’ y 6’10” cada uno, con una recuperación de 800 m suaves. * Entre 3 y 4 días de trabajo de resistencia aeróbica; de 8 a 16 km y entre 4’30” y 5’ por kilómetro. Un ejemplo de trabajo sería 16 km a 5’/km incorporando 8 km a 4’30”/km. Para no cometer errores es importante programar bien los entrenamientos. La mayoría de corredores que se autoentrenan cometen estos errores: * Filosofías de entrenamiento confusas: hay mucha bibliografía y casi todo el mundo piensa que sabe y recoge de aquí y de allí, provocando un caos en sus entrenamientos. Es como el fútbol, ​​todo el mundo sabe. * Realizar ejercicios que hagan otros corredores. Un mismo entreno puede ser válido para un corredor pero no para otro. O a veces uno tiene previsto realizar un entrenamiento pero su compañero de

46 / SPORTVICIOUS

entrenamiento ha previsto otro trabajo y decide cambiar. ¿Por qué? * El error está en establecer un entrenamiento o última hora o sin realmente programarlo y creemos que nuestro compañero lo ha hecho mejor. * Realizar ejercicios que nos sientan bien. * Realizar ejercicios que impresionan a los demás. A veces tengo que ir a un ritmo pero al haber compañeros o gente mirando, sin saber muy bien porqué, cambio de ritmo. Este y otros errores tienen su origen en la tenacidad del corredor que se autoentrena. Es la cualidad que necesitamos; si no la tenemos, nunca seremos corredores de fondo. Es la que nos impulsa a terminar una carrera aunque deseamos abandonar, la que nos obliga a acelerar el ritmo cuando alguien nos pasa, la que nos hace salir a entrenar el día que llueve o hace frío. Pero también es la peor enemiga, tenemos que aprender a controlarla. Debemos tener sentido común en los entrenamientos; de lo contrario, destruiremos las oportunidades de competir en plena forma. Es por eso que es básico y fundamental seguir muy cuidadosamente un programa de entrenamiento. César Salomó Fotografías de Martí Milla/Asics


47 / SPORTVICIOUS


running to the

limits

Marathon | 4x4 | 2 www.brixenmarathon.com

9. Brixen Dolomi


www.kraler.bz.it

2x2

ites Marathon

07.07.2018


TEST DE MATERIAL

MOCHILA-CHALECO NANO

50 / SPORTVICIOUS


VEST CAMELBAK

51 / SPORTVICIOUS


TEST DE MATERIAL

La ligereza, la transpiración, la ergonomía, la funcionalidad, la estabilidad y la libertad de movimientos vuelven a estar presentes en cada una de las nuevas propuestas de Camelbak para la temporada 2018. En este artículo nos vamos a centrar en la nueva mochila-chaleco NANO VEST 3L que reúne lo mejor de estos objetivos y complementa con nota la gama de chalecos y sistemas de hidratación ultraligeros. Esta mochila ultraligera está diseñada para corredores que priorizan el peso y la estabilidad por encima de todo. Ideal para entrenamientos y carreras de cualquier distancia en deportes activos como el running, el trailrunning, el ciclismo de montaña o la escalada. PARTE FRONTAL Si observamos la mochila por su parte delantera, vemos que incorpora a ambos lados una solución de hidratación minimalista con dos bidones Quick StowTM de 500 ml cada uno (1 litro en total) con rápido acceso en el pecho. Los bidones son cómodos y ligeros. Este modelo de mochila no contempla la posibilidad de utilizarla con una bolsa de hidratación de Camelbak. Además, por encima de este compartimento, a mano derecha, existe un bolsillo seguro con cremallera para el teléfono móvil u objetos de valor como las llaves de casa, tarjetas de crédito, etc. La cremallera viene protegida por un costado con una cinta reflectante. Este bolsillo también puede ser utilizado para pequeños complementos.

52 / SPORTVICIOUS


53 / SPORTVICIOUS


TEST DE MATERIAL

54 / SPORTVICIOUS


55 / SPORTVICIOUS


TEST DE MATERIAL

56 / SPORTVICIOUS


A mano izquierda tiene otro bolsillo pero éste es sin cremallera, es de tipo rejilla elástica, donde pondremos nuestros geles, gominolas y/o barritas energéticas. Ambos bolsillos son de acceso rápido y cómodo quedando a la altura de nuestro pecho. En este mismo costado, encontramos el silbato de emergencia incorporado, material obligatorio en la mayoría de las competiciones por montaña. El sistema de cierre de la mochila Nano Vest Camelbak se basa en dos cintas pectorales ajustables y deslizantes tanto vertical como horizontalmente para una adaptación perfecta a plena carga, evitando en todo momento rozaduras y cualquier tipo de molestias. El ajuste de la mochila-chaleco es preciso. PARTE TRASERA En esta parte es donde encontramos el bolsillo principal de la mochila-chaleco, en el que podremos transportar ropa, complementos y comida. Este bolsillo no tiene cremallera, es de desbordamiento elástico, con lo que aconsejamos asegurarse de que todo lo que pongamos dentro de él esté bien situado y ajustado dentro del mismo para evitar posibles pérdidas de material. También dispone de un bolsillo stretch que va de lado a lado en la zona central baja. Destinado principalmente para la colocación de nuestros palos si salimos a entrenar o a competir con ellos. Si no, lo podríamos utilizar para albergar algún otro complemento como, por ejemplo, un cortavientos. Cabe destacar de la mochila Nano Vest el sistema para transportar los palos, un sistema cómodo y de rápido acceso permitiendo que nuestros palos permanezcan estables en nuestra espalda mientras no los utilizamos y en ningún momento nos molesten. Para acceder a los bastones nos bastará un simple movimiento de la mano hacia atrás para cogerlos cuando nos hagan falta.

57 / SPORTVICIOUS


TEST DE MATERIAL

58 / SPORTVICIOUS


59 / SPORTVICIOUS


TEST DE MATERIAL

En la parte superior es donde están situadas las dos cintas en cada lateral que sirven para acabar de sujetar los palos junto con el bolsillo stretch anteriormente mencionado. Los bastones quedan bien sujetos y no molestan para nada cuando estamos corriendo. Además, este sistema de sujeción permite un fácil y rápido acceso a los bastones sin la necesidad de tener que sacarnos la mochila. COMPARTIMENTOS LATERALES Aparte del bolsillo principal y del bolsillo stretch, la Camelbak Nano

60 / SPORTVICIOUS

Vest cuenta con dos bolsillos laterales situados uno a cada costado, donde podremos distribuir estratégicamente todo nuestro material deportivo. INTERIOR DE LA MOCHILA Una de las principales razones de que la Nano Vest sea tan ligera es porque su interior está fabricado con una malla Vent Mesh 3D, lo que provoca el flujo de aire multidireccional, la amortiguación y la transpirabilidad. Así, ofrece una magnífica comodidad que permite utilizar la mochila sin camiseta.


BIDONES Al comprar la mochila, ésta ya viene con dos bidones Quick Stow Flask de 0,5 litros. Destacar que los bidones disponen de un sistema regulable del caudal del agua. Son ligeros y compresibles. Disponen de una amplia abertura que facilita su rellenado y limpieza interior. También disponen de indicadores de la capacidad de agua disponible. Son bidones isotérmicos y mantienen la temperatura del líquido dos veces más tiempo que los soft estándar.

Además, se pueden plegar una vez estén vacíos. CONCLUSIÓN La mochila-chaleco Nano Vest de Camelbak está diseñada para corredores apasionados por el minimalismo. Ideal para entrenamientos diarios y competiciones de corta a media distancia. Es una mochila ultraligera, cómoda, transpirable, que puede ser utilizada en deportes activos como el running, el trailrunning, el ciclismo de montaña o la escalada.

61 / SPORTVICIOUS


TEST DE MATERIAL

62 / SPORTVICIOUS


Camelbak dispone de otros modelos de mochila-chaleco que según vuestras necesidades de almacenamiento y/o capacidad de hidratación seguro que encontraréis lo que buscáis. Sportvicious os recomienda los siguientes modelos: para entrenamientos diarios y/o competiciones de corta a larga distancia, las mochilas-chaleco Circuit Vest (1-2,5 litros) y Ultra Pro Vest (3,5-4,5 litros). Y por último, la Ultra Vest (10 litros), diseñada y creada para la UTMB. CARACTERÍSTICAS Tejido: 70D Nylon Dobby & 3D Vent Poly Mesh Peso: 155 gramos (solo mochila) Capacidad carga: 2,5 litros Capacidad hidratación: 2 botellines Quick Stow Flask 0,5 litros Dimensiones: 34 x 29 x 6 cm 3 Tallas: S: 71–80 cm, M: 81–101 cm, L: 96–116 cm Colores: Black/Atomic Blue y Crimson Red/Lime Punch PVP: 94,50 € incluidos los 2 botellines Quick Stow Flask 0,5 litros.

63 / SPORTVICIOUS


REPORTAJE

LOS ORÍGENES DE LA

66 / SPORTVICIOUS


PIERRA MENTA

67 / SPORTVICIOUS


REPORTAJE

¡Han pasado 32 años desde que se realizó la primera Pierra Menta en las montañas Beaufortain de los Alpes franceses! En 1986, durante la primera edición de la carrera, tres docenas de alpinistas se reunieron para disfrutar de un desafío único entre locales y amigos. ¿Quién podría haber imaginado que este evento, a lo largo de los años, se convertiría en la principal carrera a nivel mundial y el festival inmensamente popular que es hoy? La Pierra Menta reúne a esquiadores y entusiastas de la montaña durante cuatro días mezclando resistencia atlética y celebración festiva en el pueblo alpino de Arêches-Beaufort y en las cumbres de las montañas de Beaufortain. 600 esquiadores experimentados (incluyendo 200 juveniles) compiten en equipos de dos personas, escalando más de 10.000 metros verticales durante cuatro etapas en un recorrido que a menudo supera la elevación de 2.600 metros. Desde corredores amateurs, cuyo objetivo es simplemente terminar la carrera, hasta atletas profesionales que compiten por la victoria, cada uno de estos competidores tiene que ir más allá de sus límites físicos y mentales para lograr su objetivo. Con cada nueva edición, la carrera se ha convertido en legendaria, atrayendo a miles de espectadores que alinean el recorrido desde el pueblo hasta las altas cumbres para animar a los competidores.

68 / SPORTVICIOUS


69 / SPORTVICIOUS


REPORTAJE

70 / SPORTVICIOUS


71 / SPORTVICIOUS


REPORTAJE

UNA CARRERA LEGENDARIA PARA LA ÉLITE DEL DEPORTE Nacida de una pasión común, una noche de invierno de 1985 durante una conversación en una copiosa comida de fondue entre amigos, la Pierra Menta se ha convertido en uno de los eventos montañosos más importantes en el calendario de invierno. La primera edición, en 1986, atrajo a más de treinta equipos, principalmente locales. Hoy, en la Pierra Menta trabajan cerca de 400 voluntarios para dar la bienvenida a 400 competidores de todo el mundo cada año. Es un evento tan popular que durante los últimos cinco años los organizadores han tenido que rechazar solicitudes de inscripciones. La 33ª edición reunió, como siempre, a más de 200 equipos de dos esquiadores para una exigente y emocionante carrera de cuatro días, donde se requería un esfuerzo de 3-6 horas por día y más de 10.000 metros de desnivel vertical, intensificado con 15 pasos de alta montaña, empinados como puntas de cuchillos. La combinación perfecta de profesionales y aficionados, hombres y mujeres, jóvenes de edad y jóvenes de corazón, todos conectados por la misma pasión y deseo de ir más allá de sus límites. La carrera es técnicamente desafiante y físicamente exigente: un maratón de alta montaña que requiere grandes habilidades, resistencia en el ascenso y una técnica de esquí precisa en el descenso. Ganar la Pierra Menta significa ganar una carrera prestigiosa, el respeto de otros atletas, voluntarios y espectadores. ¡Por eso la Pierra Menta es una prueba tan legendaria! Desde la primera edición, el nivel de la competencia ha aumentado considerablemente. En los últimos años, la carrera se ha vuelto aún más exigente, el equipamiento ha mejorado y los competidores que vienen de otros

72 / SPORTVICIOUS


73 / SPORTVICIOUS


REPORTAJE

74 / SPORTVICIOUS


75 / SPORTVICIOUS


REPORTAJE

deportes de resistencia, como el trail running, han traído consigo métodos de entrenamiento más eficientes y efectivos. “Hoy, los principales competidores ascienden a 1.200 metros verticales por hora, frente a los 800 metros por hora de hace 30 años”, explica Pierre-Yves Krier, director técnico de la carrera. “Hace mucho tiempo, solo dos o tres equipos dominaban la carrera”, agrega, “hoy, hay al menos cinco o seis equipos dominantes, con quince dúos mordiéndoles los talones y no demasiado atrás”. UN EVENTO INOLVIDABLE Y UNIFICADOR Durante 32 años, la Pierra Menta ha escalado a la cima en popularidad y expectación. Hoy el evento se encuentra entre las mejores carreras de esquí de montaña del mundo, una maravillosa celebración que reúne, al sonido del estruendo de cencerros, amantes de la montaña y entusiastas del esquí de montaña. Aparecen en tropel: ¡atletas, voluntarios, organizadores y miles de espectadores! Todos los que viven en el pueblo de Arêches-Beaufort se reúnen para la Pierra Menta, familias enteras de una generación a otra y en diferentes épocas del año. El Comité Organizador, supervisado por Guy Blanc y formado por 15 personas, maneja todas las relaciones de trabajo con la ciudad, los socios y otros organizadores que participan en la Grande Course. En total, ¡más de 400 personas se ofrecen como voluntarios para la Pierra Menta!

76 / SPORTVICIOUS


77 / SPORTVICIOUS


REPORTAJE

78 / SPORTVICIOUS


79 / SPORTVICIOUS


REPORTAJE

80 / SPORTVICIOUS


EL LEGENDARIO GRAND MONT ¡Este es el escenario legendario y consagrado! Los competidores cruzan la cima de este alto pico de 2.686 metros, el punto más alto de la Pierra Menta. Nada extraordinario excepto que en este día en particular, casi 4.000 espectadores están de pie en la cima para animar a los corredores. Ya sea sobre esquís o raquetas de nieve, harán un ascenso de 600 metros desde la parte superior de los telesillas Arêches. La gente en la multitud suele hablar o más bien cantar y gritar en francés e italiano, ofreciendo un verdadero concierto para los competidores a medida que alcanzan la cumbre. Todos los equipos pasan por el medio de la densa multitud de espectadores. Con el MontBlanc como telón de fondo, la experiencia es realmente inolvidable. LA PRIMERA EDICIÓN DE LA PIERRA MENTA Para su primera edición en marzo de 1986, la Pierra Menta incluyó el título, “gira internacional de esquí”. Desde el principio, el evento incluía una carrera de cuatro días, en equipos de dos, para abrazar la idea de “subir” tan importante para los montañistas. Sus fundadores, Guy Blanc, Bruno Chardin y Guy Sevessand, realmente encarnaron un espíritu pionero ya que, en aquella época, el esquí y el cronómetro casi nunca se combinaban. “Originalmente quería que la carrera durase ocho días, pero afortunadamente nadie me escuchó”, recuerda Guy Blanc. En cuanto al diseño de los recorridos, la Pierra Menta se lleva a cabo por fuera pistas; un esfuerzo atrevido para tener a docenas de esquiadores compitiendo en terrenos potencialmente peligrosos. Algunos corredores trajeron una sorprendente variedad de material para la primera edición: cuerdas de 30 metros que no querían cortar, mapas de carreteras y palas de carbón ya que no disponían de nada más como equipo de seguridad. Los ganadores de la primera edición, Jean Marc Joguet y Pascal Fagnola, completaron la primera etapa en solo cinco horas. ¡Eran tan rápidos que los organizadores de la carrera en la línea de meta no estaban preparados para que llegaran tan pronto!

81 / SPORTVICIOUS


REPORTAJE

82 / SPORTVICIOUS


83 / SPORTVICIOUS


REPORTAJE

LA PIERRA MENTA VISTA POR FELIU IZARD A finales de los 90 del siglo pasado, fui elegido como vocal de la FEEC (Federación de Entidades Excursionistas de Cataluña), con especial dedicación por el esquí de montaña. A los pocos días, se disputaba la prueba de la Vall Fosca. A la hora de las inscripciones, me acorralaron dos leyendas del esquí de montaña: Enric Lucas y Pep Ollé. En ese momento, en plena forma participativa y organizativa, en un rincón me preguntaron qué sabía y qué podía aportar al esquí de montaña ya que siempre estaba atrás en las carreras. Me defendí como pude: que si las clasificaciones en formato Excel, que si se podía escuchar a los participantes en sus aportaciones a los reglamentos, que si las clasificaciones provisionales de la Copa Catalana se podrían colgar el martes y otras cosas… Luego me preguntaron qué carreras conocía de los Alpes y les contesté que ninguna. Insistieron presionándome y me lanzaron la pregunta: ¿Conoces la Pierra Menta? Al escuchar mi respuesta negativa, Enrique Lucas, tan alto como es y levantando sus brazos, sentenció: “Si tú no conoces la Pierra Menta, eres un analfabeto del esquí de montaña”. Siempre he sido muy obediente y, como al cabo de un mes se disputaba la Pierra Menta, me fui a los Alpes para conocerla. Descubrí que era todo un valle, Beaufortain, quien organizaba la competición. Los nativos de madrugada trazaban los recorridos y alojaban a los participantes, mientras continuaban ordeñando sus vacas para hacer el mejor queso de la zona.

84 / SPORTVICIOUS

Duraba cuatro días, la mayoría de los corredores se alojaban en el mismo lugar; las salidas y llegadas siempre en el mismo punto con unos itinerarios muy alpinos y duros, con buena comida y servicio de masajes funcional e incluso el sacerdote del valle dando ambiente con su armónica instalado en medio de cualquier cresta. Arriba de los cuellos o cumbres, siempre había una multitud de espectadores animando a los participantes por su nombre, con la lista de salida en una mano y un cencerro en la otra. El sábado, el día del Grand Mont, más de 4.000 personas subían con pieles de foca y la mochila llena de utensilios para animar y con comida para repartir; esperaban a los corredores ansiosamente. Y al poco rato de finalizar las etapas, las clasificaciones bien hechas y repartidas por todo del valle. Beaufortain es un pequeño valle alpino que quiere vivir de sus propios y mejores recursos: la nieve en invierno y la hierba en verano. Sin olvidar el mejor queso y la estima que tienen sus habitantes por su país. ¡Quedé maravillado! ¡Enric Lucas tenías razón! Fue un amor a primera vista. Desde entonces he ido cada año, siempre acompañando a participantes. Los hay que son unos verdaderos fanáticos: el “punk de Goritz”, Josep Mª Vendrell, con 19 participaciones es el tifosi nº1 peninsular. El vasco Aitor Otxoa, que ha participado en 15 ocasiones. Les persiguen Marta Ribas “Pobleta” con 12, Xavi Freixinet con 11, el “Poma” de Camprodon con 9, los madrileños Jorge Palacio y Javier Rodríguez Bodas con 10, Xavier


85 / SPORTVICIOUS


REPORTAJE

86 / SPORTVICIOUS


87 / SPORTVICIOUS


REPORTAJE

Sadurní, Kilian Jornet y Santiago Gracia con 8. Con 7 participaciones están Nil y Joan Cardona, Marc Pinsach, Gerard Garreta, los Josebas Ormarzabal y Sarasola; y con 6 Pau Costa, Robert Guilera, Josep Llovera “Aubeso”, Mireia Miró, David Sala, Nacho Cabal y el malogrado Andoni Areizaga (el padre del AltiToy), seguidos de un largo etcétera de andorranos y peninsulares. La saga de los Cardona casi siempre ha estado presente, unas 17 participaciones entre el padre y sus dos hijos. Todos los nombres ilustres del esquí de montaña han dejado su huella, desde los míticos Fabio Meraldi, con 10 victorias en 12 participaciones, y Kilian Jornet, con sus 4 victorias, hasta la mejor pareja femenina de la historia, Roberta Pedranzini y Francesca Martinelli, con 5 victorias y 2 segundas posiciones, pasando por la francesa Laetitia Roux con 11 participaciones (7 veces campeona y 3 de ellas acompañada de Mireia Miró, y siempre en el pódium). Centrándonos en casa, Mireia Miró siempre ha subido al pódium, ha pisado 3 veces el techo, 2 veces segunda, una con Clàudia Galicia, y una vez tercera con Marta Garcia. A pesar de las victorias de Kilian y Mireia, el mejor resultado de un equipo completamente nuestro fue en el año 2016 con Mireia Miró y Clàudia Galicia logrando un 2º puesto. Y este año 2018 con la 4ª posición del equipo formado por Marc Pinsach y Oriol Cardona. Al ser la Pierra Menta la competición de referencia mundial del esquí de montaña, las federaciones internacionales de turno (CISAC, ISMC y ahora ISMF) siempre la han querido integrar dentro de sus reglamentos y calendarios para lucimiento propio, con el denominador común de que la Pierra Menta siempre va a la suya y que no admiten injerencias que puedan dañar su modelo organizativo. Cuando nacieron la ISMC y la ISMF ¡la Pierra Menta ya existía! Como por las buenas no lo logran, la ISMF (International Ski Mountaineering Federation) conjurada con las federaciones estatales se comenta que organizarán los próximos Campeonatos del Mundo de Esquí de Montaña en las mismas fechas que la Pierra Menta… Fotografías de Jocelyn Chavy/Pierra Menta

88 / SPORTVICIOUS


89 / SPORTVICIOUS


REPORTAJE

90 / SPORTVICIOUS


91 / SPORTVICIOUS


Nuevo NEO10R Veras mucho más Para la ciudad, el campo o la montaña, no habrá camino que se te resista.

1) Mediciones por ANSI FL1 en el ajuste respectivo. Si no se indica explícitamente ningún valor, los valores se refieren a Luminosidad (lúmenes / lm) y rango de iluminación (metros / m) en el ajuste más po. Si la luz tiene diferentes modos de energía, la medición se basa en “modo de ahorro de energ

Reiberco Internacional S.A. Avda. Doctor Federico Rubio y Gali 8


NEO10R 600 lm1 150 m1 120 h1 130 g1 IP541

Arnés de pecho incluido

Batería posición vertical

s alto y a la duración de la batería (horas / h / h) en el valor más bajo. Una función de refuerzo (si está disponible) se puede utilizar varias veces, pero sólo por períodos cortos de tiemgía”. * Más información sobre la garantía consultar ledlenser.com/warranty.

86, 28040 Madrid. Importador exclusivo para España y Portugal.

ledlenser.es


REPORTAJE

TRAVESÍA POLAR DEL LA

94 / SPORTVICIOUS


GO DEL GRAN ESCLAVO

95 / SPORTVICIOUS


REPORTAJE

Albert, Pepe y Pako culminaron 170 kilómetros en 7 etapas, en total autosuficiencia y con temperaturas entre -10 y -35ºC remontando todo el brazo Este del lago, desde el sur de Yellowknife (Gross Cap) hasta Lutsle K’e. Despertarse en una tienda de campaña a 20 grados bajo cero, en medio de un lago helado, rodeado sólo de inmensidad blanca y bosques boreales interminables, sabiendo que el primer humano se encuentra a unos 150 km de distancia, es una experiencia difícil de describir y sólo al alcance de un verdadero espíritu aventurero. El pasado mes de abril realizamos la travesía con esquís y trineo del “Lago del Gran Esclavo”, en los remotos territorios del noroeste de Canadá, en tierras de los pueblos indígenas Dene. Esta era la primera de las expediciones previstas en el proyecto “The Last Ice”, que nos llevará a cruzar diversos lagos y zonas oceánicas congeladas en cada uno de los continentes que limitan con el ártico, entre los que están previstos el lago Onega (zona ártica europea de Rusia), el lago Baikal (zona ártica asiática de Rusia) y el Polo Norte.

96 / SPORTVICIOUS


97 / SPORTVICIOUS


REPORTAJE

98 / SPORTVICIOUS


99 / SPORTVICIOUS


REPORTAJE

Con mis compañeros Pepe Ivars y Pako Crestas, completamos un total de 170 km en siete etapas, en total autosuficiencia y con temperaturas entre -10 y -35ºC, remontando todo el brazo este del Lago del Gran Esclavo, desde el sur de Yellowknife (Gross Cap) hasta Lutsle K’e, empezando el domingo día 11 de marzo y terminando el sábado día 17. Lutsle K’e es un enclave situado en plena reserva del pueblo indígena Dene, situado a 240 km de la primera carretera o ciudad conectada, y solo es accesible con avioneta, en moto de nieve en invierno o en barca en verano. La travesía partió de la capital de los Dene, Yellowknife (concretamente desde la punta Gross Cap), para remontar todo el brazo este del lago y llegar hasta Lutsle K’e, uno de los puntos más simbólicos para esta tribu, que se encuentra totalmente aislada por transporte terrestre del resto de la civilización. Se trata de una de las regiones habitadas más frías del planeta, junto con algunas regiones de Siberia. La expedición se desarrolló en óptimas condiciones de hielo y climatología, consiguiendo culminar el proyecto en el mínimo de días previsto, que se había estimado entre 7 y 10 jornadas. De hecho, el tiempo que tuvimos fue mucho mejor del que sería habitual en esta latitud para esta época del año y solamente una de las jornadas presentó unas condiciones muy extremas de frío y viento que hicieron peligrar la marcha normal y tener que refugiarse en la tienda; pero al final se consiguió realizar en su totalidad, sin

100 / SPORTVICIOUS


101 / SPORTVICIOUS


REPORTAJE

102 / SPORTVICIOUS


103 / SPORTVICIOUS


REPORTAJE

104 / SPORTVICIOUS


demorar en absoluto la media de kilómetros diarios, que se situaba entre 20 y 30 por jornada. El estado del hielo en el lago era muy bueno, sin demasiada nieve que hubiese dificultado mucho más la marcha. En los siete días sólo nos encontramos cinco puntos delicados en la formación del hielo, con líneas de presión importantes que tuvieron que ser superadas dando pequeños rodeos y escogiendo el paso adecuado para no tomar riesgos en la rotura del hielo y en el paso de los bloques acumulados en la línea de presión. Cada jornada constaba de unas 9 horas de marcha con unas tres o cuatro pausas para descansar y reponer energías. Las temperaturas durante la marcha podían oscilar entre los -30ºC/-35ºC a primeras o últimas horas del día, hasta los -10ºC durante las horas centrales. La temperatura dentro de la tienda durante la noche llegaba hasta los -20ºC, con lo que cabe destacar que una de las partes más duras de este tipo de travesías es el vivir totalmente autónomo y en una tienda, en condiciones tan extremas durante tantos días. Más allá de la exigencia deportiva, que evidentemente es notable por el esfuerzo que requiere avanzar con los esquís tirando de un trineo de unos 50 kilos de peso, lo más duro de estas expediciones es poder vivir en unas condiciones extremas de frío y realmente incómodas en general. Por ello, en estas aventuras es tan importante el rendimiento físico/deportivo como el psicológico/mental, ante la dureza de las condiciones y la monotonía de la marcha diaria; y requiere una alta compenetración y buen rollo entre todo el equipo. Aquí se marca muy claramente la diferencia entre el deporte, por duro que sea,

105 / SPORTVICIOUS


REPORTAJE

106 / SPORTVICIOUS


107 / SPORTVICIOUS


REPORTAJE

y la verdadera aventura, que comporta incertidumbre, riesgo, incomodidad constante y necesidad de planificación y organización de todo el proyecto. Afortunadamente, la trayectoria individual de cada uno de nosotros, unida a nuestra propia experiencia como equipo acumulada durante la travesía del mar Báltico realizada en 2017, hicieron que el trabajo común fuera muy eficiente tanto en la compenetración personal como en la preparación física y en el material técnico necesario utilizado. Tirarse pedos y roncar en una tienda ya requiere ser flexible y tener buena sintonía con los compañeros, pero la convivencia se pone al límite si además hace un frío extremo, el espacio es muy justo (por la cantidad de trastos que requiere una expedición invernal) y cualquier tarea cuesta horrores y provoca una pereza enorme cuando uno está calentito dentro del saco. Por ello, es un lujo poder afirmar que con Pako y Pepe hacemos un gran trío, pues hemos aprendido a ser generosos entre nosotros, perseverantes en los esfuerzos y actuar como un grupo bien avenido en todo momento; sabiéndonos reír en las situaciones más complicadas, que es cuando se demuestran los verdaderos equipos. Más allá de la parte puramente deportiva, en una expedición como esta, desarrollada en grandes espacios casi vírgenes y muy remotos, se adquiere una visión muy especial del entorno natural, pues uno se siente realmente humilde ante tanta

108 / SPORTVICIOUS


109 / SPORTVICIOUS


REPORTAJE

110 / SPORTVICIOUS


111 / SPORTVICIOUS


REPORTAJE

inmensidad y tanta fuerza de la naturaleza, y no tiene más remedio que adaptarse y aprender a disfrutar de lo mucho que le aporta y de cuán especial es ese territorio, para compensar la dureza física y mental de la aventura. Disfrutar de noches con cielos repletos de estrellas y auroras boreales con ausencia de cualquier tipo de contaminación lumínica; estar durmiendo encima del hielo en puntos donde uno sabe que la profundidad del lago llega hasta los 600 metros; escuchar el crujir del hielo bajo su cabeza cuando uno está durmiendo con la oreja pegada al suelo; o gozar de vistas inmensas en un lugar sin ningún humano en cientos de kilómetros a la redonda, son algunas de las sensaciones únicas que uno ha podido experimentar en esta expedición. Aparte de la vertiente más deportiva de esta expedición, se ha dado una oportunidad muy especial de convivir con uno de los pueblos más ancestrales y remotos de todo Norteamérica: los Dene. Hemos compartido distintas visiones del mundo y de su propio hábitat y sistema de vida dentro de esta misma comunidad: por un lado la de los habitantes Dene en Yellowknife, totalmente conectados con la civilización; y por otro, la de los que vivían en el remoto enclave de Lutsle K’e, a 240 km al noroeste de la capital y de cualquier punto conectado por transporte terrestre. Con ellos se ha podido discutir de cómo les afecta el cambio climático, el desarrollismo y los cambios acelerados de la sociedad occidental, en relación a un tipo de vida muy tradicional y arraigada a un territorio muy virgen pero también muy vulnerable.

112 / SPORTVICIOUS


113 / SPORTVICIOUS


REPORTAJE

114 / SPORTVICIOUS


115 / SPORTVICIOUS


REPORTAJE

116 / SPORTVICIOUS


Claramente el cambio climático les supone efectos directamente observables en su día a día. Para ellos no es una discusión teórica, pues ven, por ejemplo, cómo les afecta en su manera de transportarse por el lago para desplazarse y conectarse con otros pueblos o para cazar y pescar, ya que el lago tarda más en congelarse y hay un largo período entre el que no pueden utilizar ni las motos de nieve ni las barcas. También les afecta en la caza, pues su principal objeto de caza y alimentación, el caribú, se ha ido desplazando mucho más al norte desde los años 90 por los incrementos progresivos de las temperaturas medias, complicando mucho más un hábito de vida clave para su subsistencia. Todo ello les lleva a ser muy vulnerables en cuanto a su organización social y la gestión de su territorio, pues al tener más dificultades en la gestión de su movilidad y capacidad de conseguir alimentos en forma de caza y pesca, hace que sean mucho más dependientes de la sociedad ya desarrollada; y luego entra en juego directamente el desarrollismo en forma de compañías mineras que se están expandiendo por el territorio para explotar su enorme riqueza en distintos minerales (especialmente diamantes), que fácilmente pueden “comprar” su apoyo o colaboración para su crecimiento, realizando pequeñas inversiones en sus comunidades. En los próximos meses se presentará un documental sobre esta expedición dirigido y producido por Íñigo Chalezquer con la colaboración en el guión y

117 / SPORTVICIOUS


REPORTAJE

118 / SPORTVICIOUS


119 / SPORTVICIOUS


REPORTAJE

contenido de Carolina Jara-Huergo, en el que se tratará más ampliamente tanto la parte deportiva como la medioambiental, ya que el sentido de esta aventura, aparte de ser una experiencia deportivo-aventurera muy especial, está conectado con dar a conocer la belleza y singularidad de estos parajes tan puros, que a la vez son tremendamente vulnerables a los problemas medioambientales y las consecuencias del propio desarrollismo del sistema occidental. Nuestro modesto propósito es poder actuar de embajadores de estos territorios para que estas expediciones sirvan para poder reflexionar y divulgar una conciencia de protección ante estos entornos naturales que forman parte de un equilibrio clave para la biodiversidad y el bienestar medioambiental y social en ese entorno concreto y en todo el planeta. Ahora toca dedicar un tiempo a saborear y ordenar ideas respecto a esta expedición ya realizada, pero como siempre nos pasa a los que perseguimos siempre nuevos sueños y nos ponemos siempre nuevos retos, dentro de poco ya nos tenemos que poner a trabajar para preparar la próxima expedición del proyecto “The Last Ice”, que tenemos prevista para finales del mes de febrero de 2019, con la travesía del lago Onega. Albert Bosch Fotografías de “The Last Ice”

120 / SPORTVICIOUS


121 / SPORTVICIOUS


HIGH MOUNTAINS

HIGH PROTECTION

VARILLAS REGULABLES A 360°

PROTECTORES EXTRAÍBLES

EXPLORER 2.0 /

CRISTAL FOTOCROMÀTICO CAT.2>4 Mas ergonómica, mejor ventilación, mas estilizada y con una visión mas panorámica, la Explorer 2.0 alcanza nuevas cimas en rendimiento. Con gran cobertura, protecciones laterales extraíbles, patillas ajustables 360º y cristales de alta protección, estas gafas de montaña están diseñadas para hacer actividad en las condiciones climáticas mas extremas.

Christophe DUMAREST Alpinista

julbo.com


- Š Marc Daviet - Semaphore.


REPORTAJE

EL PRESTIGIOSO TOUR

124 / SPORTVICIOUS


DU RUTOR EXTRÊME

125 / SPORTVICIOUS


REPORTAJE

704 participantes de 18 países diferentes: 300 equipos masculinos, 22 femeninos, 30 equipos juveniles son los que participaron en la 19ª Tour Du Rutor Extrême 2018 organizada con la colaboración de Polartec y Millet. Durante tres días los participantes tuvieron que recorrer 75 kilómetros con 7.000 metros de desnivel positivo que se distribuyeron entre fuera pistas, esquí de montaña y progresión por crestas a pie. BOSCACCI Y MAGNINI, IMPRESIONANTES EN LA PRIMERA ETAPA Las predicciones fueron confirmadas para la primera etapa del Millet Tour du Rutor Extrême. Siempre al mando desde el primero hasta el último metro, el dúo Michele Boscacci y Davide Magnini cruzó la línea de meta de Valgrisenche en 2h4’07” frente a los franceses William Bon Mardion y Xavier Gachet en 2h50’4”; en tercera posición del podio se encontraban Matteo Eydallin y Nadir Maguet con un tiempo de 2h50’52”. Al pie del podio estaban Jakob Hermann y Filippo Barazzuol, y Werner Marti y Martin Anthamatten. En categoría femenina, la francesa Axelle Mollaret y la suiza Jennifer Fiechter fueron las primeras con un tiempo de 3h31’05”; por detrás les seguían a 1’03” las italianas Alba De Silvestro y Katia Tomatis. En tercera posición entraron Lorna Bonnel y Séverine Pont Combe en 3h42’34”. Tatiana Locatelli y Corinna Ghirardi fueron cuartas y el equipo formado por Martina De Silvestro y Martina Valmassoi, quinto.

126 / SPORTVICIOUS


127 / SPORTVICIOUS


REPORTAJE

128 / SPORTVICIOUS


129 / SPORTVICIOUS


REPORTAJE

Recorrido hasta la cumbre del Rutor Aprovechando un primer día de clima óptimo, el comité organizador aprovechó la oportunidad para llevar a los 704 héroes de la edición 2018 al símbolo de esta carrera: la cumbre del Rutor. Lo que era la segunda etapa clásica pasó a ser la primera etapa. La salida masiva fue a las 7:50 horas de la mañana en el corazón de Valgrisenche con un recorrido de 19 kilómetros y un desnivel positivo de 2.639 metros con tres grandes ascensiones. En este primer día de competición, los deportistas ascendieron puntos míticos como la cresta del Mont Arp Vielle (2.693 metros) y la cumbre del Rutor (3.485 metros) y luego se sumergieron en un duro descenso hasta cruzar la línea de meta en “Valgrisa”. MAGNINI Y BOSCACCI, CADA VEZ MÁS CERCA DE LA VICTORIA En esta segunda etapa los equipos Magnini/Boscacci y Mollaret/Fietcher repitieron podio. El escenario de la etapa fueron los impresionantes picos de Valgrisenche, donde se organizó otra súper carrera. Una competición que demostró jornada a jornada que estábamos ante la “Gran Course” con los mejores esquiadores del mundo y la gente del skialp. Como en la primera etapa, los alpinistas

130 / SPORTVICIOUS

Michele Boscacci y Davide Magnini impusieron la ley del más fuerte con un paseo triunfal desde el primero hasta el último metro y una contrarreloj final de 1h55’29”. Segundo lugar para sus compañeros de equipo Matteo Eydallin y Nadir Maguet (1h56’55”). El podio lo completaron los franceses Xavier Gachet y William Bon Mardion (1h59’09”). Entre los cinco primeros también estaban Jakob Hermann y Filippo Barazzuol, y Alexis Sevennec y Remy Bonnet. Con las clasificaciones en la mano de las dos primeras etapas, Boscacci/ Magnini contaban con una ventaja de 3’11” por delante del segundo equipo Eydallin/Maguet y 5’17” con el equipo francés Bon Mardion/Gachet. Mismo guión para las mujeres con Axelle Mollaret y Jennifer Fiechter en primera posición en 2h27’44”. Segunda y tercera posición, como en la etapa de debut, para Alba De Silvestro y Katia Tomatis (2h31’13”) y Lorna Bonnel y Séverine Pont Combe (2h37’12”). Las vencedoras con una ventaja sobre las italianas de 4’32. Recorrido realmente extremo Para este segundo día la etapa fue extremadamente técnica y alpina con 1.989 metros de desnivel positivo repartidos en tres subidas y algunos tramos a pie con los esquís en la


131 / SPORTVICIOUS


REPORTAJE

132 / SPORTVICIOUS


133 / SPORTVICIOUS


REPORTAJE

mochila. Un trazado que añadía el ingrediente de la altitud, con la dificultad que esto acarrea al rendimiento físico de los corredores, al superarse los tres mil metros cuando se coronaba el Feleumaz (3.102 metros). Un último descenso, muy técnico, conducía a los corredores hasta la meta, situada en Valgrisenche. Un escenario único para una prueba de espíritu genuino de esquí de montaña. La gran final en Planaval Tras tres intensos días de competición, el último día estaba todo listo para afrontar el descenso del Château Blanc y levantar el premio definitivo en la meta de Planaval. BOSCACCI/MAGNINI Y MOLLARET/FIECHTER, GANADORES DEL TOUR DU RUTOR Los equipos Boscacci/Magnini y Mollaret/Fiechter fueron los vencedores de la decimonovena edición del Tour Du Rutor. Los más de 700 participantes procedentes de dieciocho países volvían a coronar las cumbres más elevadas del valle italiano de Aosta acompañados en todo momento por un abundante público reunido en los Alpes.

134 / SPORTVICIOUS


135 / SPORTVICIOUS


REPORTAJE

136 / SPORTVICIOUS


137 / SPORTVICIOUS


REPORTAJE

138 / SPORTVICIOUS


La tercera etapa fue el día del veredicto final, los equipos más fuertes respetaron las predicciones del día anterior y triunfaron en el podio final. En el libro de oro de esta 19 edición destacaron cuatro nombres: Michele Boscacci y Davide Magnini en la categoría masculina y Axelle Mollaret y Jennifer Fiechter en la clasificación femenina. Las reinas de la carrera femenina anotaron otro éxito logrando un tres de tres que dice mucho sobre su clara superioridad a lo largo de esta edición del Tour du Rutor. Con la clasificación en la mano, Michele Boscacci y Davide Magnini ganaron con un margen de 3’11 a Matteo Eydallin y Nadir Maguet, segundos clasificados en el podio final. La tercera posición fue para la pareja formada por Wiliam Bon Mardion y Xavier Gachet con una diferencia de 6’44” respecto a los italianos. Jakob Herrmann y Filippo Barazzuol fueron los cuartos clasificados, alcanzando la línea de meta a 15’43”, mientras que Alexis Sévennec y Remy Bonnet lograban una quinta posición deteniendo el crono 18’ de diferencia respecto a los primeros clasificados. En cuanto la clasificación final femenina, el podio fue para la pareja imparable

formada por Axelle Mollaret y Jennifer Fiechter con un tiempo total de 9h15’21 frente a los equipos de Alba De Silvestro y Katia Tomatis (9h21’38”) y de Lorna Bonnel y Séverine Pont Combe (9h56’30”). En cuanto a la representación española femenina, hay que destacar el equipo de Marta Riba y Nahia Quincoces, que lograron un top ten con su séptima plaza en la categoría Sénior, y también la actuación de Lula Martínez Pérez con la italiana Monica Sartogo por su décimo primer puesto. En la categoría masculina, destacaron los catalanes Jordi Palomares y Genís Zapater entrando a meta con un vigésimo tercer puesto en la categoría Sénior. Y el equipo de Joseba Sarasola y Juan Martínez de Albornoz logró un décimo sexto puesto en la categoría Sénior-Máster. En total hubo más de 60 esquiadores españoles distribuidos en equipos de 2 personas. Recorrido agotador Para consagrar a las parejas más fuertes de esta 19ª edición, la clásica etapa tuvo la salida y la llegada en el encantador pueblo de Planaval para acabar de exprimir las escasas fuerzas que aún conservaban los participantes.

139 / SPORTVICIOUS


REPORTAJE

140 / SPORTVICIOUS


141 / SPORTVICIOUS


REPORTAJE

A las 8:30 horas la larga hilera de participantes corrían por las calles asfaltadas antes de volverse a poner sus esquís y hacer frente a un último esfuerzo en un duro y exigente recorrido a 2.294 metros que les llevó directamente hasta el glaciar Château Blanc (2.850 metros), haciendo cima en Flambeau (3.320 metros) y en la cumbre del Mont Château Blanc (3.422 metros). La buena meteorología con un radiante sol y sin apenas viento permitió rozar con los dedos el cielo azul para luego enfrentarse a un extenuante descenso de 1.868 metros de desnivel hasta la línea de meta situada en Planaval. El equipo de Matteo Eydallin y Nadir Maguet fue el mejor en los últimos descensos de cada etapa individual. Para animar a cada uno de los héroes de esta gran competición de esquí de montaña, miles de espectadores escalaron por las laderas de Valgrisenche, lo más alto posible, donde pudieron experimentar en primera persona una increíble jornada deportiva. ¡Ya estamos pensamos en la 20ª edición! Fotografías de Giacomo Meneghello/ Clickalps y Tour Du Rutor Extrême

142 / SPORTVICIOUS


143 / SPORTVICIOUS


DIRECTORES Bàrbara Sagi y Alex Clarasó EDITOR Sportvicious, S.L Plaza Gala Placidia, 1, esc. B, 15º 2º 08006 Barcelona sportvicious@gmail.com www.sportvicious.com DISEÑO Y MAQUETACIÓN Sportvicious REDACCIÓN Y PUBLICIDAD Bàrbara Sagi (+34) 670 024 071

REDACTORES Y COLABORADORES Kiku Soler, César Salomó, Pierra Menta, Feliu Izard, Albert Bosch y Tour Du Rutor Extrême FOTOGRAFÍA DE PORTADA Trofeo Kima FOTOGRAFÍAS Kiku Soler, Joan Cardona, César Thovar, Jordi Canyemeres, Martí Milla/Asics, Jocelyn Chavy/Pierra Menta, Albert Bosch/ “The LastI Ice”, Giacomo Meneghello/Clickalps y Tour Du Rutor Extrême

Sportvicious no se hace responsable de las opiniones expresadas por sus colaboradores y redactores. © Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial de los artículos y fotografías de esta publicación sin autorización escrita del editor. La reproducción no autorizada está penada por la ley.

Sportvicious Magazine #36  
Sportvicious Magazine #36  
Advertisement