Page 1

ENERO-FEBRERO 2015

Entrevista a Bernhard Witz Hoka One One Kailua Trail Goldsteig Projekt 500


QUERER ES PODER Como buena amante del deporte, el año 2014 lo empecé cargado de retos y aventuras de las que a mí me gustan. Entre ellos estaba mejorar mi grado en escalada en roca, afrontar la vía de la pared de Diables (Montserrat), hacer la Pedals de Foc, subir al Cervino… Llevaba un tiempo mosqueada con mis resultados en bici y corriendo. Iba muy cansada y me notaba en baja forma aunque entrenara a diario. Así que intensifiqué mi entreno a fin de mejorar pero la mejora nunca llegaba. Tenía la sensación de que mis pulmones se habían hecho pequeños y desgraciadamente empecé a escupir sangre tras los esfuerzos. El 14 de marzo sin previo aviso todos los planes se fueron al traste… Después de infinitas pruebas, me detectaron unas manchitas en los pulmones y me diagnosticaron un linfoma de Hodking en estadio 4. Me informan de cuál va a ser mi ultra trail de ahora en adelante. Pasé por dos operaciones y decidí extraerme los óvulos para una futura maternidad y rápidamente inicié mis sesiones de quimioterapia. El mundo se te hace pequeño, se reduce a tus seres queridos y a ti misma. Mi mente me decía que tengo 33 años y ¡aún me faltaba mucho por vivir! Nadie nos enseña a afrontar la muerte, así que en mi caso no quiero dudar ni un momento de que me voy a marchar. Tengo una familia e ilusiones por las que luchar, aquí empieza la batalla de la pequeña guerrera que llevo dentro. Fueron pasando los meses y tuve que dejar de escalar. Me cogían rampas en los pies y manos debido al tratamiento. Entre lágrimas, fui dejando de ir. Para mantener mi ilusión por volver a escalar, me propongo comprar un friend (sistema de anclaje para escalada) por quimio superada. La colección de friends va creciendo y al verlos me recuerdan que debo luchar por mi curación y volver con más fuerza que nunca. A los pocos meses de mi enfermedad, recibí una carta misteriosa sin remitente. Al abrirla fue toda una sorpresa. Era una postal con la imagen de ¡Edurne Pasaban coronando el Everest! En el reverso unas palabras preciosas, cargadas de ánimo y fuerza para superar mi enfermedad. Cierro los ojos, huelo la carta. ¡No me lo podía creer! ¡Firmado por Edurne! ¿Cómo era posible? ¿Quién la avisó? A los pocos minutos mi pareja confiesa que es culpable, que tenía ganas de hacerme feliz. Al ver mi cara de satisfacción e ilusión, pidió ayuda a grandes atletas: alpinistas, corredores, ciclistas, triatletas, escaladores… De aquí el inicio de un sinfín de cartas, regalos, me han estado dedicando carreras, vídeos con mensajes de ánimo, en Twitter, en Facebook y en Instagram. Algo bonito y mágico acababa de suceder: todo el mundo unido a una misma causa para empujarme hasta la cima. Aunque no pudiera escalar por los calambres, la semana que me encontraba bien cogía las botas y los bastones para recorrer junto a mi pareja y mi perro Tom un bonito sendero. Era consciente que mi capacidad pulmonar no era buena y mis pulsaciones se disparaban, así que me lo cogía con calma, llegar a la cima, respirar y cargar las pilas. No podía dejar de andar, he recorrido todas las montañas de mi tierra.


En verano me pilló un bajón de defensas, anemia, deshidratación y fiebre alta, lo que me llevó una semana de ingreso con transfusiones de sangre para recuperarme. Esto hizo disparar las alarmas al médico y a la familia. Me decían: “debes guardar reposo, no es bueno salir a la montaña y hacer lo que haces, escucha tu cuerpo, tu cabeza es fuerte y no debes hacerle caso”. Recuerdo sentir que una fuerza superior me empujaba a seguir; tenía la sensación que el tiempo corría en mi contra aunque me dijeran que la quimioterapia me estaba curando. Es como una necesidad imperiosa de aprovechar el tiempo haciendo lo que más te gusta, lo que más te llena. ¿No puedes correr? ¿No puedes escalar? Pues el cuerpo me pedía andar, andar todo lo que se pueda, siéntate en una cima, mira paisajes infinitos, descansa, cierra los ojos, imagínate desplegando unas alas y recorriendo todo ese bello paisaje. Esto es lo que me gusta, lo que me hace feliz. Llegó noviembre y con él un comunicado. Nos informan que en enero no nos renuevan el contrato de alquiler de la casa. Así que decidimos volver a nuestra antigua vivienda, un cuarto piso sin ascensor. Con el ajetreo de la mudanza, arriba y abajo, tengo la mala suerte de tropezar y caerme al suelo mientras jugaba con mi perro. Un dolor inmenso se apoderó de mi cuerpo, lloré lo que no está escrito, sabía que no era un simple esguince. Al llegar al hospital, antes de cruzar la puerta, me tragué mi orgullo y mi dolor, se acabaron los lloriqueos. Apreté los puños y me dije: “Raquel de ésta también saldrás, pit i collons”. La radiografía confirmaba mis temores: rotura de peroné. Ahora queda la tarea más complicada, subir a un cuarto piso sin ascensor. ¡Todo un reto! Ahora sí puedo decir que el 2014 me ha hecho aún más fuerte, más luchadora; ha sacado lo mejor y lo peor de mí. Pero sin duda, me ha enseñado a no soñar lo que quiero vivir, sino a vivir lo que soñaba. ¿En qué me ha ayudado la escalada y la montaña? A conservar mis valores, mis principios, gestionar el sacrificio, mi fuerza de superación, a no compadecerme de mí misma, a no flaquear en los malos momentos, a levantar la cabeza y seguir adelante. Quisiera dar las gracias a mi familia, a mis amigos, a mi médico y a todos los atletas, desde el más profesional hasta el más amateur, por sacarme una sonrisa, por emocionarme, por demostrarme la unidad que existe en la montaña, por los gestos solidarios que han tenido conmigo y por ser unas personas extraordinarias. A falta de tres sesiones de quimio y con la incertidumbre de que va a suceder con mi futuro, hoy tengo claro una gran frase que me ha estado siguiendo desde el principio y que no ha dejado que me derrumbara: QUERER ES PODER. Si lo crees, tienes media batalla ganada. Raquel Castillo Una escaladora con muchas ganas de vivir

SPORTVICIOUS no se hace responsable de las opiniones expresadas por sus colaboradores y redactores.


5 16 25 29 37

ENTREVISTA BERNHARD WITZ Considerado uno de los mejores highliners del mundo

SALUD

ELLAS: DEPORTE Y SUS ETAPAS VITALES

NOVEDADES Nix de DMT Culote gruppetto Sportful Esquís Head Chonos Ultra Down Jacket Heli Ghost Gafas Julbo Dust

TEST

HOKA ONE ONE KAILUA TRAIL

REPORTAJES

Wizz Air Skopje Marathon, Macedonia La aventura del Himalaya Los pequeños nómadas Goldsteig Projekt 500 Bike 2 Reality, una forma de descubrir el mundo Adentrándose en zona mortal

Directores: Bàrbara Sagi y Alex Clarasó · Diseño y maquetación: Sportvicious · sportvicious@gmail.com · www.sportvicious.com


ENTREVISTA

5 / SPORTVICIOUS

BERNHARD WITZ Rémy Bernard


ENTREVISTA

6 / SPORTVICIOUS

Thomas Buckingham

Hoy por hoy Bernhard Witz es considerado uno de los mejores highliners del mundo. Entre sus logros cuenta con el highline más alto del mundo, a 1.500 metros en Troll Wall, Noruega, y también el highline libre más alto, con una caída de 1.000 metros en la cara norte del Monte Eiger, en Suiza. ¿Qué te llevó a practicar slackline? Desde niño, siempre me ha gustado la escalada y

hacer equilibrios encima de obstáculos como cadenas, rejas o muros. Cuando el slacklining empezó a ser conocido entre la gente que practica la escalada, estaba cantado que iba a probarlo. ¿Cómo fue tu primer contacto con este deporte? Un amigo mío escalador compró unas correas anchas de 25mm y un trinquete en un almacén de materiales para la construcción. En esa época no había kits de slackline

en las tiendas. Nuestra correa era muy blanda y no la podíamos tensar mucho. Mi primera experiencia en un slackline que se tambaleaba fue bastante aleccionadora. Esa primera vez me dediqué a intentar mantenerme en pie sin dar un solo paso. Al principio, este nuevo deporte no me dejó fascinado. Pero a medida que iba avanzando me fue gustando más y más, y fui descubriendo las diferentes modalidades de slacklining.


ENTREVISTA

¿Cuáles son los orígenes del slackline? Todo comenzó en el valle de Yosemite en California, la meca de aquellos que practican la escalada libre. Por entonces, los mejores escaladores del mundo se daban cita en un camping para escaladores llamado Campo 4. Allí, había un área de entrenamiento con una gran cadena. En los días de mal tiempo los escaladores se subían a la cadena para practicar su equilibrio. Adam Grosowski era un joven escalador que

7 / SPORTVICIOUS

visitó el Campo 4 y trató de caminar a lo largo de esta famosa cadena, pero no lo consiguió. Al volver a casa, buscó unos pocos metros de cuerda tubular y la tensó entre dos árboles en su jardín. Por aquellos entonces, la cuerda tubular de 25 mm de ancho se utilizaba para la escalada de eslingas. Adam y su amigo Jeff Ellington aprendieron a caminar por distintos tipos de cuerdas tubulares. Unos años más tarde, en 1983, volvieron al Campo 4 y mostraron a

los otros escaladores sus habilidades en “slackline”. Grandes escaladores como John Bachar y Wolfgang Güllich también lo intentaron, pero no se les dio muy bien. Un par de jóvenes escaladores, Scott Balcolm y Chris Carpenter, también lo probaron e hicieron progresos muy rápidamente. En otoño de 1983, Scott y Chris realizaron su primer highline bajo un puente situado cerca de Los Ángeles. Resultó ser una prueba para un proyecto

Bernhard Witz


ENTREVISTA

8 / SPORTVICIOUS

Alex Widler

temerario: Scott quería realizar un highline por encima de la punta de una roca muy alta e impresionante (la Lost Arrow Spire) situada detrás del Campo 4 junto a las cataratas de Yosemite. En 1985 Scott hizo la primera ascensión por esta highline legendaria. Otros escaladores como Chongo continuaron realizando slacklining en el Campo 4, pero, incluso 10 años más tarde, sólo muy pocos de los escaladores que habían visitado Yosemite anteriormente sabían lo que un era un slackline y, en 1995, sólo había 3 highliners activos en todo el mundo. Tuvieron

que pasar diez años más para que el escalador y fotógrafo austríaco Heinz Zak organizara el primer festival de slackline en Europa. Por primera vez se formó una comunidad de slackline compuesta principalmente por escaladores de Austria, Alemania y Suiza. Allí descubrí el slacklining y conocí a muchos otros practicantes de slacklining. Algunos de ellos siguen activos en mundillo del highline. ¿Cuántas modalidades existen? ¿Cuál es tu modalidad preferida? Las modalidades más populares son el

tricklining/jumplining, el longlining, el slacklining y el highlining. El tricklining es especialmente popular entre los slackliners más jóvenes. A menudo se pueden ver slackliners practicando jumplines o también beginner lines en parques. En la modalidad de longlining se camina por un slackline de cierta longitud, mientras que el highlining es una modalidad de slackline que, debido a que se realiza en altura, requiere ciertas medidas de seguridad. Para realizar un longline o un highline se necesita mucho más equipo y conocimiento. Hay otras formas menos conocidas de slacklining


ENTREVISTA

con diferentes requisitos, como son los rodeolines, los waterlines o los midlines. Los rodeolines son slacklines que utilizan una cuerda (slackrope) sin tensar. El waterlining es probablemente la disciplina de slackline más difícil porque, al realizarse encima de un río cuyas aguas fluyen con rapidez, no tienes el suelo como punto de referencia. Siempre me ha fascinado hacer slacklining por encima de obstáculos. El highlining es sin duda mi modalidad de slackline favorita,

9 / SPORTVICIOUS

puesto que me encantan las alturas. También me gusta realizar midlines, longlines y waterlines. Los midlines son slacklines situados a pocos metros sobre el suelo, en los que saltar resulta demasiado arriesgado pero no es posible llevar correas de seguridad como en los highlines. ¿Qué pasos has seguido para pasar de una modalidad a otra? Uno siempre debe comenzar realizando un slackline para principiantes bajo y corto. A la que

uno vea que camina con seguridad por un slackline normal en el parque, ya puede aventurarse con modalidades más difíciles como el longlining. Los riesgos de sufrir lesiones son mucho mayores en el longlining. Por eso, es importante aprender a realizar perfectamente un longline con el equipo adecuado. Con el fin de evitar lesiones durante un longline, es primordial saber cómo saltar correctamente hacia abajo. Para realizar waterlinings y highlinings es muy útil saber empezar sentado

Silvan Schüpbach


ENTREVISTA

(lo que se conoce como un chongo mount) en el slackline y saberse agarrar a la cuerda en caso de caída. Practicar longlining y waterlining son una muy buena manera de entrenar para realizar highlining. ¿Qué tipo de cinta sueles utilizar? Siempre uso cintas anchas de 25 mm. Cuando realizo highlines de poca longitud, prefiero utilizar cuerda tubular que sea muy flexible. Para realizar highlines más largos,

10 / SPORTVICIOUS

prefiero cintas planas y ligeras. La mayor parte de las cintas que utilizo en mis slacklines las produce la empresa alemana Landcruising, fabricante de cintas para el slackline. Fabrican la mejor cinta para longlines y highline del mercado. ¿Cuándo uno está preparado para realizar su primer highline y longline? La primera vez que uno realiza un slackline acostumbra a ser de corta longitud y, si le resulta

aburrido, entonces se atreve con algo un poco más largo o más alto. De éste modo, uno puede ir alcanzando niveles cada vez más difíciles de manera gradual. En psicología a este proceso se le llama “fluir” y sirve para que cada uno sepa encontrar sus propios límites. A menos que uno se encuentre mal o se sienta agobiado, siempre puede progresar. Alguien que quiera realizar un highline y no sea un escalador mentalmente muy fuerte, antes deberá

Dominic Fisher


ENTREVISTA

11 / SPORTVICIOUS

Sebastian Eggler

practicar la distancia del highline en un longline tres veces en el parque. Cuéntanos cómo te sentiste la primera vez que lograste realizar un highline. Fue un gran alivio. Cada paso es una lucha y te sientes muy inseguro. Por instinto, a esa altura, el cuerpo se resiste a funcionar con normalidad. Me sentía primero muy agobiado y luego, cuando completé el highline, me sentí muy aliviado. ¿Utilizas siempre alguna medida de seguridad? ¿Cuál?

Cuando realizo un highline utilizo un swami. Se trata de un trozo de cinta que te atas alrededor de la cintura. El swami me da más libertad en el highline porque la correa (cuerda de seguridad) se anuda en su parte posterior y no necesito mosquetones como cuando llevo un arnés. Por otro lado, si sufres una caída con la correa atada al swami puedes sufrir lesiones graves. Por lo tanto, cuando realizo highlines más largos y más difíciles utilizo un arnés, si intuyo que voy a perder el equilibrio. Tengo una sensación de libertad absoluta cuando

realizo un highline libre. Es decir, sin ninguna medida de seguridad. ¿Qué sensaciones tuviste la primera vez que realizaste un highline sin arnés? ¿Pasaste miedo? ¿Se tiene mucha presión y nerviosismo? Claro que estaba asustado. Sabía que era una persona mentalmente muy fuerte en situaciones difíciles y que estaba muy bien preparado para mi primer highline libre. No tenía ningún tipo de presión de terceros porque no había dicho nada a nadie. Pero sí, estaba un poco nervioso porque nunca antes había


ENTREVISTA

12 / SPORTVICIOUS

realizado un highline sin correa de seguridad y no sabía lo que era. Aunque había realizado muchos highlines con un swami y traté de imaginar cómo sería, la verdad es que no era lo mismo. Lo que hace que un highlining libre sea tan difícil es que tu mente no es capaz de controlar la situación. Tienes que confiar en que tu cuerpo ejecutará los movimientos correctamente para mantener el equilibrio durante la realización del highline, ya que el cuerpo ha memorizado esos movimientos. Eso significa que cuanto más relajado y tranquilo estés, incluso imaginándote que caminas por un slackline ras del suelo, más seguro estarás. Si tienes miedo, lo único que consigues es que el cuerpo no se mueva como de costumbre y te caes. Por eso, el highlining libre es, sobre todo, un desafío mental. ¿Qué pasa por tu mente cuando estás realizando un slackline complicado? Nada. Para dominar un slackline complicado debes alcanzar un estado de conciencia en el cual sólo cuenta el momento. Es algo similar a hacer meditación. Solamente debes centrar tu atención en un punto fijo al otro extremo de la cinta y sólo debes pensar en dar el siguiente paso. Si empiezas a pensar dónde estas, qué estás haciendo, qué problemas cotidianos tienes, cuánto tiempo falta para llegar al otro extremo o que te puedes caer, entonces te caes seguro. ¿Cómo se consigue tener un buen equilibrio? Es una cuestión de práctica. Puedes practicar en cualquier lugar. Si al salir del trabajo y de camino a casa pasas al lado de una verja, súbete y camina encima de ella. Si estás esperando el autobús y hay pilonas cerca, súbete a ellas y sostente en un pie mientras esperas. Y, durante el trayecto en autobús trata de no agarrarte. Te puedo decir, por experiencia, que la gente pensará que estás loco porque estas cosas, por lo general, sólo las hacen los niños. Por otro lado, si te lo tomas demasiado en serio y

Alex Widler


ENTREVISTA

13 / SPORTVICIOUS

Fabian Wyss

crees que es muy infantil, probablemente nunca llegues a ser un buen slackliner. ¿Eres supersticioso? Yo no soy supersticioso. Pero si sigo mi propio ritual cuando realizo un highline y me ayuda a sentirme cómodo con mayor rapidez. Normalmente empiezo los highlines con un chongo mount (inicio sentado). ¿Cuáles son tus mejores logros en highline y en longline? Uno de mis mayores logros fue convertirme en el primer highliner libre de Europa y realizar mi primer highline libre por

encima de la de la cara norte del Eiger, que, hasta la fecha, sigue siendo el highline libre en más alto del mundo. Este mismo highline no se volvió a realizar hasta el año 2009. Otro gran logro para mí fue realizar un highline por encima del Salto Ángel, la cascada más alta del mundo, ya que fue muy difícil acceder hasta allí. ¿Cómo ves la evolución y el crecimiento del slackline? La práctica del slacklining es cada vez más popular y parece que esto no va a cambiar en un futuro próximo. El arte de realizar slacklining

y las habilidades de los slackliners han evolucionado mucho en estos últimos años. Cuando empecé slacklining nadie podía imaginar que sería posible hacer un longline de 100m. Hoy por hoy en mi ciudad se llevan a cabo longlines de más de 100m cada semana. El mundo del slacklining ha cambiado mucho en los últimos años porque todavía es un deporte muy joven. Por ejemplo, los concursos de trickline de hoy en día son completamente diferentes a los de hace diez años. En vez de mostrar solamente piruetas estáticas también hay piruetas y movimientos dinámicos que son mucho


ENTREVISTA

14 / SPORTVICIOUS

Johannes Olszewski

más espectaculares que los que se hacían años atrás. Hay jóvenes slackliners que están aprendiendo mucho más rápido que aquellos que empezamos con el slacklining porque las condiciones de aprendizaje que ellos tienen ahora son mucho mejores. En estos momentos el slackline está perdiendo su estatus de deporte de moda. Cada vez hay más y más asociaciones y federaciones de slackline. También los clubes alpinos están mostrando interés por el slacklining aunque todavía hay quienes tienen sus reticencias. Pero lo mismo ocurrió con los deportes de escalada al principio. ¿Combinas tu pasión por este deporte con otros?

Gracias al highlining puedo combinar mi pasión por el montañismo con la práctica del slacklining. Para mí es la combinación perfecta, porque cuando realizo un highline la mayor parte del tiempo la dedico a llegar al lugar y a atar el highline a las rocas. Para hacer esto cuento con mi experiencia como alpinista y escalador. ¿Influye el tiempo climatológico a la hora de realizar un longline? Sí, si se te olvida colocar un mecanismo para frenar el viento en tu longline y el viento empieza a soplar con fuerza, te vas a caer. En invierno, si hace mucho frío, te resultará difícil caminar descalzo sobre el longline. También con niebla resulta muy difícil


ENTREVISTA

15 / SPORTVICIOUS

Alex Widler

hacer un highline porque puedes perder el sentido de la orientación si todo se tambalea a tu alrededor. ¿Te atreverías a realizar un highline con los ojos vendados? ¿Lo has probado en alguna ocasión? Sí lo he intentado y es muy difícil. Pero también me da miedo porque si pierdo el equilibrio y no puedo ver la cinta, me resulta imposible coger la línea recta y fácilmente me voy a hacer daño.

¿Sabes dar saltos y/o flips encima de la cinta? Puedo dar saltos en la cinta, pero nunca he tratado de dar una voltereta hacia delante o hacia atrás. ¿Has practicado alguna vez el waterline? En Berna, a menudo nos dedicamos a hacer waterlining sobre el río, especialmente en verano. Cuando hace demasiado frío nos ponemos trajes de neopreno o simplemente situamos la cinta justo por encima de la superficie del río para que no toque

el agua cuando estamos encima de ella. ¿En qué modalidad el balanceo es mayor? El mayor balanceo se consigue al practicar surf en un slackline. Si tienes mucha práctica puedes hacer surf en rodeolines, longlines o en highlines. ¿Cuáles son tus futuros proyectos? Mi sueño es realizar highlines en los lugares más bellos del mundo, donde nunca nadie los haya hecho.


SALUD

ELLAS: DEPORTE Y SUS ETAPAS VITALES

16 / SPORTVICIOUS


SALUD

De todos es sabido que la actividad física, el entrenamiento y la alimentación son aspectos fundamentales para llevar una vida saludable y sana. Pero ¿qué, cuándo y cómo? Todo depende. En el caso de la mujer, depende mucho de la casuística y etapa frente a la que se encuentre. Pero no somos solo un cuerpo. Como Isaac Asimov afirmaba, el cerebro es la obra más compleja del universo porque posee posibilidades infinitas. Debemos entender que si cuidamos nuestro cuerpo es imprescindible cuidar también nuestro cerebro, mantenerlo joven, en

17 / SPORTVICIOUS

forma. Este cuidado mejorará nuestro ánimo y capacidades intelectuales y evitará un envejecimiento más vulnerable. La mujer, a lo largo de su vida, va pasando por diferentes etapas vitales. Cuidarse es esencial para que exista la mejor adaptación posible a los cambios fisiológicos que van a ir apareciendo. Cada mujer tiene necesidades específicas y saber cómo afrontarlo, tanto a nivel físico como mental, es básico. De 30 a 40 años Es un momento de cambio y compromiso, y las decisiones no siempre son fáciles. Muchas mujeres deciden quedarse


SALUD

embarazadas en esta época. Ante todo es necesario escuchar lo que nos dice el cuerpo y la mente, y adaptar el entrenamiento a este momento. A la embarazada, suele suponerle un parón en cuanto a lo que entrenamiento se refiere. Sin embargo, cada día más, la ciencia avala que entrenar durante el embarazo es beneficioso y el cómo hacerlo dependerá del historial deportivo y de la semana de gestación en la que esté. También sostiene que realizar actividades para mejorar el estado físico ayuda a no aumentar más el peso que normalmente se gana en los nueve meses de embarazo.​Además, este trabajo le facilitará un mejor parto. En la época del post-parto, en algunos casos se retoma la práctica deportiva y es aquí donde hay que realizar un entrenamiento específico, pues

18 / SPORTVICIOUS

son muchas las alteraciones biomecánicas y anatómicas que permanecen una vez que la mujer ha dado a luz. Tendremos que centrar nuestra atención en la faja lumboabdominal y en el suelo pélvico. Con la llegada del bebé, además de cuidarse ella, se quiere compartir. Realizar actividades con su pequeño, largos paseos por la montaña, primeras clases de familiarización con el agua o clases de ejercicios postparto. El bebé crece y podrá acompañar a mamá en su sillita en bicicleta o en el carrito de paseo. Respecto a la alimentación y siempre dentro del marco de una alimentación equilibrada, debemos prestar especial atención a dos nutrientes fundamentales: el hierro y el calcio.


SALUD

La anemia ferropénica, o simplemente el déficit de hierro, es una patología muy frecuente en mujeres en edad fértil. Las pérdidas por la menstruación son importantes y muchas veces la dieta es insuficiente. La falta de hierro puede hacer que notemos un mayor cansancio y que nuestro rendimiento deportivo sea menor. Los alimentos que debemos incluir en nuestra alimentación por ser fuente de hierro son, sobre todo, carne roja, marisco tipo berberechos y huevo. Este es más “aprovechable” si lo consumimos con un alimento rico en vitamina C para favorecer su absorción, como los cítricos, el kiwi o el pimiento rojo.

19 / SPORTVICIOUS

El calcio en los huesos aumenta hasta aproximadamente la década de los 30. A partir de esta edad, la concentración de calcio óseo va disminuyendo. Este máximo de acumulo de calcio en los huesos, llamado pico de masa ósea, determinará que tengamos o no problemas de osteoporosis en un futuro, básico para aquellas que practican deporte. Por este motivo, el calcio a estas edades es fundamental. La principal fuente de calcio son los lácteos (leche, queso o yogures), de los cuales se recomiendan tres raciones diarias. También los pescados con espinas, las legumbres o los frutos secos son fuentes importantes.


SALUD

De 40 a 50 años En la época de los 40 nos convertimos en “malabaristas del tiempo”. La mujer intenta ser muchas cosas a la vez: madre, hija, profesional, amiga, deportista… Es fundamental encontrar el equilibrio entre estos “roles”. Por ello, respetarse, nutrir el cuerpo (es donde habitas y pasas más tiempo) y el alma (construyendo una actitud agradable con una misma) es básico para acabar haciendo lo que elegimos hacer y no lo que esperan los demás que hagamos. ¡Nunca te hagas a ti lo que no harías a los demás! Buscar actividades que gusten y que ayuden a estar saludable. Ejercicios cardiovasculares como andar, correr, bailar o nadar, entre

20 / SPORTVICIOUS

otras, ayudan a controlar el peso, los niveles de glucosa, la tensión arterial o el colesterol, por ejemplo. Pero no hay que olvidar que un trabajo completo debe incluir también ejercicios a nivel muscular como la tonificación. Además, a medida que los hijos crecen, se empiezan a compartir actividades como paseos en bicicleta, partidos de tenis o actividades acuáticas donde siempre hay algo nuevo por descubrir. Es una etapa ideal para aprender un nuevo deporte o pruebas organizadas para hacerlas en familias. La intensidad y la frecuencia de la actividad irán creciendo a medida que nuestros pequeños crezcan.


SALUD

En cuanto a la alimentación, no hay que olvidar que el equilibrio sigue siendo esencial. Comer de todo teniendo en cuenta el consumo que se hace; dependiendo de la práctica deportiva, la ingesta se deberá adaptar a las necesidades del deporte y la edad. De 50 a 60 años Vuelve a ser un momento de cambio. Debido a la menopausia, experimentamos cambios emocionales constantes (sensación de soledad, tristeza sin motivo aparente…) pero debemos acogerlos con naturalidad. ¡Es un gran momento para renacer! ¿Cómo? Instaurando hábitos saludables, probando nuevas cosas, valorando las experiencias y

21 / SPORTVICIOUS

los recuerdos ya vividos no como anhelos sino como profesores de vida. Ese desajuste hormonal “mental” provocado por la menopausia influye también a nivel físico. En referencia al ejercicio, el entrenamiento de fuerza cobra mucha importancia ya que ésta decae y, además, la pérdida de peso se hace más difícil. Combinar actividades es fundamental para mantener la forma física. En esta etapa los hijos pueden ser compañeros de clase en el gimnasio, alguna competición por etapas o de equipo. Compartir emociones y sensaciones, ¿por qué no?


SALUD

En esta década la tan temida menopausia puede acarrearnos problemas de peso. Suele haber, en mayor o menor medida, cambios en la distribución de la grasa corporal. El deporte es fundamental para “trampear” este efecto “devastador”, pero también la alimentación. Aunque es obvio que cada caso es diferente, siempre existen unas pautas básicas que nos pueden ayudar: 1. Controlar los alimentos más energéticos. Disminuir su frecuencia de consumo y la cantidad. 2. Distribuir y fraccionar la ingesta a lo largo del día: comer poco y no pasar muchas horas sin comer. 3. Controlar los factores coadyuvantes que aumentan la ansiedad y el estrés y que hacen que piquemos alimentos superfluos y snacks. 4. Y, evidentemente, realizar ejercicio físico. Este debe ser adecuado a cada persona y dirigido, pero es fundamental. De 60 años en delante ¡Somos grandes sabias! Es una etapa donde valorar el pasado, vivir el presente y proyectar hacia el futuro. El deporte se convierte en una actividad única para mejorar la sensación de bienestar y la salud mental. Hay muchas actividades para elegir: caminar, ir al gimnasio, yoga, nadar… La actividad física protegerá nuestra memoria y retrasará el deterioro. ¡Hay que tener retos y sueños! ¡Nunca dejes de soñar! A partir de este período, muchas mujeres empiezan a convertirse

22 / SPORTVICIOUS


SALUD

en abuelas y a vivir una nueva etapa. Los nietos exigirán estar siempre en forma. Desde pequeños se compartirán actividades deportivas con ellos y nos convertiremos en el mejor ejemplo. Animarles a pasear, aprender un deporte, compartir horas en la piscina o realizar alguna competición les supondrá un extra de motivación para experimentar mil y una experiencias. En esta etapa es importante asegurar un aporte proteico adecuado con el fin de minimizar la pérdida de masa muscular fisiológica. Por lo tanto, no olvidemos la carne, el pescado, los huevos y las legumbres en nuestra alimentación. Además debemos tener en cuenta el calcio, tan importante en la prevención de fracturas y la osteoporosis. Las frutas y verduras son fuentes de antioxidantes, fundamentales en esta etapa. Un mínimo de cinco raciones al día deben formar parte de nuestra dieta habitual. ¡Y atención con el riesgo de deshidratación! Con la edad disminuye la sensación de sed, pero necesitamos igual o más cantidad de agua para asegurar un buen estado de hidratación. ¡No olvidemos que somos agua mayoritariamente! Toda esta información y más podrás encontrarla en el 1º Fòrum BCN Dona i Esport que se celebrará en Barcelona el 21 de marzo del 2015. Equipo de “El Deporte en Femenino”

23 / SPORTVICIOUS


¥Con Vèrtic nada es imposible!

Si los Reyes Magos y el Papa Noel han pasado de ti, lo sentimos. Del 7 de enero al 28 de febrero, nosotros estamos de rebajas.

Vèrtic en:


NOVEDADES

25 / SPORTVICIOUS

CON LA LLEGADA DEL FRÍO, LLEGAN LAS NIX DE DMT Con la inminente llegada del frío en el país, la exquisita marca especialista de calzado de ciclismo, DMT, presenta el nuevo modelo NIX de la firma italiana confeccionado, en especial, para la época invernal. La novedosa NIX conserva todas las características más comunes de DMT como, por ejemplo, los 2 sistemas de sujeción Boa. Sin embargo, destaca por su botín de neopreno integrado que mantiene el calor del cuerpo protegiendo del frío y de la lluvia, conservando un perfecto confort durante la práctica del ciclismo o BTT, y por sus detalles reflectantes que ofrecen una buena visibilidad. ¡Es la zapatilla perfecta, en versión carretera o montaña para no temer el frío!

CULOTE DE INVIERNO GRUPPETTO DE SPORTFUL El Gruppetto es un culote básicamente todo en negro, con los tirantes de rejilla en blanco, pero que dispone de 5 versiones cada una de las cuales se diferencia por una pequeña línea de color que recorre la parte baja de la cadera y el lateral de las piernas. Disponible en 5 tonos: negro, blanco-antracita, blancorojo, blanco-amarillo flúor o blanco-azul. Es un culote de gama media-alta que combina una eficaz protección contra el frío y una comodidad notable. Ha sido confeccionado con el tejido Thermo Dryatex Plus, que garantiza buena elasticidad y transpirabilidad, dispone de costuras planas y cremalleras YKK en los tobillos con terminal reflectante. De líneas sencillas y estética elegante. Emplea la famosa badana de Sportful Bodyfit Pro, la misma que se usan en las equipaciones tope de gama destinadas a la competición (Tinkoff Saxo). Está ya disponible en 7 tallas (de XS a XXXL).


NOVEDADES

26 / SPORTVICIOUS

HEAD REVOLUCIONA LOS ESQUÍS DE MUJER

El objetivo de la nueva colección Joy es crear esquís más ligeros, con mayor maniobrabilidad y equilibrio, gracias al uso del grafeno, el material más ligero y a la vez más resistente que se usa actualmente en la industria. Si se combinan diversas capas de GRAPHENE™, cada una de ellas con solo el grosor de un átomo, se consiguen unos esquís flexibles que reaccionan de forma intuitiva hasta a los más mínimos estímulos. Dependiendo de la naturaleza del modelo de esquí, el tipo de esquiadora y el estado de la nieve que se espera, se ajustan las características de peso y distribución de la flexión para optimizar la experiencia al esquiar. El camber de estos esquís dispone de un perfil más bajo, lo cual hace que completar los giros sea más fácil, ayudando a que el rendimiento sea mejor. Se consigue facilitar el agarre y control en cualquier situación, en todas las condiciones y sea cual sea el movimiento que se realice.

CHONOS ULTRA DOWN JACKET Súper ligera chaqueta de pluma, especialmente pensada para la práctica del alpinismo en invierno, fabricada en tejido PERTEX Quantum Y Yarn que proporciona una mayor impermeabilidad y una gran resistencia al desgaste a lo largo del tiempo. Diseño técnico especialmente en las mangas, destinado a mejorar la movilidad cuando se está en plena actividad alpinística. 250 gramos de pluma de ganso de primera calidad, y capucha ajustable que permite adaptarla al uso del casco de escalada, además está equipada con visera rígida. Dispone de diversos bolsillos distribuidos por la prenda, equipados con cremalleras YKK impermeabilizadas. La cremallera principal es de doble sentido para poder acceder fácilmente al arnés. Bajo ajustable para evitar la entrada del frio y pérdida de calor. Además de dos aperturas de aireación en los laterales, provistas también con cremallera, para refrescar el interior cuando sea necesario. El peso de la Chonos Ultra Down Jacket es de 650 gramos, y se fabrica en color gris, verde aurora y azul eléctrico. Provista de funda impermeable para su transporte.


NOVEDADES

27 / SPORTVICIOUS

HELI GHOST, LA EDICIÓN LIMITADA DE PEAK PERFORMANCE Peak Performance lanza una edición limitada de 500 conjuntos de esquí Heli Ghost. El misterio de las montañas ha sido la fuente de inspiración a la hora de diseñar la chaqueta y los pantalones, fabricados con Gore-Tex® Pro Shell 3 capas lo que los convierte en extremadamente resistentes y ligeros. La Heli Ghost Jacket es totalmente negra y está fabricada con GoreTex® Pro 3 capas lo que se traduce en un microclima muy confortable en el interior y una increíble protección contra el frío y la humedad exterior. El tejido está diseñado para ser extremadamente duradero y ligero. Características tales como la generosa capucha, las cremalleras para ventilar y los bolsillos colocados de manera estratégica, garantizan una comodidad máxima en las pistas. Los Heli Ghost Pants son también de color negro y están fabricados con la misma tela que la jaqueta. Características tales como el refuerzo en zonas estratégicas de las piernas, las cremalleras laterales largas, las polainas de nieve, la cintura ajustable y los bolsillos grandes, permiten moverse con facilidad en la montaña.

GAFAS JULBO DUST TECNOLOGÍA Y DISEÑO Cuando entrenas o compites en carreras por montaña, cada paso que das es de vital importancia, cuidadosamente pensado, y con un objetivo muy claro, llevarte hasta la línea de meta. Tus ojos están constantemente al acecho, calculando el siguiente paso en el técnico recorrido. Nada puede fallar, la adaptabilidad es lo más importante, el sudor no debe empañar la visión, ni los cambios en las condiciones de luz pueden dificultarte el progreso. Julbo te ofrece una fiabilidad total en cada momento. Están especialmente diseñadas para amantes del aire libre, practicantes de bicicleta de montaña, y Trail Running, con un ajuste perfecto, imperceptible y al instante, tanto en la nariz como en las sienes se sujeta perfecta y suavemente al rostro gracias al Grip Nose y a las patillas Grip Tech. La flexibilidad y la finura de las monturas hacen que se deslice bajo un casco o una gorra con total comodidad. El amplio campo de visión va unido a una magnífica ventilación gracias a la disposición técnica de las lentes suspendidas


TEST DE MATERIAL

29 / SPORTVICIOUS

HOKA ONE ONE KAILUA TRAIL: SEGURO A TODO RIESGO


TEST DE MATERIAL

Si una marca ha irrumpido con fuerza en las últimas temporadas en el mundo del running y, especialmente, del trail running, esta ha sido Hoka One One, empresa fundada por Nicolás Mermoud y Jean-Luc Diard hace apenas cinco años. Desde sus inicios, la marca apostó por el calzado “oversize”, caracterizado por generosos volúmenes de media suela a fin de brindar el mayor grado de amortiguación y confort de marcha posible. Lo más parecido a volar; de ahí su logo que emula un pájaro en pleno planeo.

30 / SPORTVICIOUS

perfil no tiene por qué significar un drop elevado y con las Kailua Trail se demuestra claramente. ¿En qué se traduce este perfil “oversize” y su bajo drop? Pues sencillamente en lo que anuncia la marca: un confort de marcha difícil de igualar con un grado de protección de nuestra fascia muy elevado. Todo esto lo sentimos desde el primer momento y la verdad es que la sensación de no sentir la tosquedad del impacto y despreocuparse de clavarse piedras punzantes en los metatarsos es un gran alivio.

Desde el comienzo de su andadura hasta hoy, su catálogo ha ido creciendo, incorporando modelos que también ofrecen unas incuestionables prestaciones sobre el asfalto. Pero, sin duda, hay dos modelos que ya se han convertido en objeto de culto: Rapa Nui y Mafate. El propósito de esta prueba es probar el primer modelo denominado Kailua al tratarse de la versión femenina de las Rapa Nui. A su vez, dentro de las Hoka One One Kailua encontramos la versión Tarmac (de asfalto) y la Trail, que es la que hemos sometido a un riguroso examen.

¿Cuáles son las características principales de las Kailua Trail? Pues, como es obvio, lo primero que salta a la vista es su alto perfil de media suela, de 26,5 mm debajo de los metatarsos y 31,5 mm debajo del talón, lo que arroja un drop efectivo de tan solo 5 mm. Debemos tener presente que un alto

Pero las Kailua no se quedan solo en eso. Su rocker, zona media y ángulo de recepción del impacto en el talón ofrecen un perfil diseñado para ofrecer un movimiento oscilante que facilite la zancada y que toda la fase en contacto con el terreno se produzca con la mayor suavidad posible. Esto es especialmente perceptible al transitar por las zonas sin desnivel de baja dificultad técnica y especialmente por asfalto. En este sentido, nos ha gustado la facilidad para rodar rápido con ellas, lo que no pocas veces ha hecho que incluso las eligiéramos para completar nuestras rutinas habituales de asfalto (aunque Hoka One One dispone de su modelo Kailua específico para ello). La facilidad para ir rápido con ellas gracias al diseño de su media suela y sus asombrosos 280 gramos en talla 8.5 USA W las hace muy adecuadas para disfrutar en este ámbito.


TEST DE MATERIAL

Pero, volviendo al trail, ¿su estabilidad no se compromete con esta altura de media suela? Este es el aspecto que mayor análisis requiere. No en vano es muy lícito pensar que no es posible que una zapatilla de estas características pueda mostrarse estable. Al respecto, primero vamos a explicar los diferentes dispositivos que Hoka One One incorpora en este modelo a fin de otorgarle la estabilidad necesaria y después comentaremos la efectividad de los mismos.

Por una parte, y quizás sea el detalle más importante a tener en cuenta, nuestro pie realmente no reposa sobre la media suela que se muestra externamente, sino que a la hora de la verdad nuestro pie se sumerge dentro de ella aproximadamente 1 cm en la parte del talón y algo menos en la parte delantera. Con lo que el pie se

31 / SPORTVICIOUS

acomoda envuelto en una “cama” que lo sostiene con firmeza en sus laterales. A esto Hoka One One lo ha denominado Active Foot Frame, el cual, aparte de incrementar significativamente la estabilidad, facilita la adaptabilidad a numerosas morfologías de pie. Nuestra experiencia ha sido la siguiente: a pesar de no sentir la inestabilidad presagiada, en los primeros rodajes no nos sentíamos aun plenamente seguros y pensábamos que en algún momento nos podría sorprender una inesperada torcedura de tobillo. Hay que reconocer que nuestra adaptación fue lenta. A pesar de que veíamos cómo la media suela nos envolvía el pie y esta sensación se acrecentaba precisamente al impactar con el terreno otorgándonos un plus de estabilidad, durante las primeras salidas no nos veíamos aventurándonos por terrenos más técnicos que los caminos forestales y alguna que otra pequeña trialera sin dificultad, que acometíamos con extremada prudencia.

En cuanto al agarre de su suela, nada que objetar. No destaca por ofrecer un agarre y tracción excepcionales, pero tampoco su compuesto y sus tacos de 4 mm bidireccionales (los delanteros ubicados para ofrecer la mayor tracción y los traseros colocados en sentido contrario para incrementar el agarre, especialmente en las bajadas) podemos decir que se queden cortos. Cumplen con su función sin más. Lo que también hemos comprobado es que la duración de sus tacos no es muy elevada, ya que hemos observado un desgaste de los


TEST DE MATERIAL

mismos un poco por encima de lo que cabría esperar. Habrá que ver la temporada que viene, con la incorporación del compuesto de suela desarrollado por la casa Vibram, si las prestaciones y durabilidad de la suela mejoran. En cuanto al upper, la superficie de las Kailua Trail está mayormente cubierta por una malla sin costuras altamente transpirable, moderadamente fina y de secado y evacuación del agua bastante rápidos. Esta malla está reforzada en ambos laterales por unas finas tiras de plástico muy flexible que aportan un extra de refuerzo a la estructura, lo cual hemos valorado como imprescindible. Esta valoración la hacemos porque las Kailua tienen una horma en forma de “H”, lo que significa que es bastante ancha en la parte central del

32 / SPORTVICIOUS

pie. Ello ayuda a incrementar aún más la estabilidad pero requiere, sin duda, que la sujeción de nuestro empeine por parte del upper sea más firme. En este aspecto, las Kailua cumplen, aunque tampoco les vendría mal un poco más de refuerzo en el upper de esta zona y con ello se ganaría algún entero más en sujeción del pie dentro de la zapatilla tras acumular kilómetros por desniveles negativos acusados. Por su parte, la protección de la puntera está muy lograda. Cumple su función sobradamente sin grandes protuberancias. El hecho de que las Kailua tengan un perfil de media suela elevado y un rocker muy acentuado también juega muy a su favor, ya que es más probable que en caso de impactar con alguna piedra, el contacto se produzca con la parte de la puntera de la


TEST DE MATERIAL

media suela, con lo que la integridad de nuestros dedos estará más que asegurada.

Una zona muy importante en las zapatillas es su talón. Hoka One One ha diseñado para las Kailua una estructura semirrígida cubierta por un generoso y agradable acolchado en su parte interior. El ajuste está muy logrado gracias a su perfecta armonía con el comentado Active Foot Frame. No experimentaremos molestas holguras, ni siquiera desde los primeros kilómetros. Lo único que puede resultar un tanto molesto es la altura de esta estructura en la parte media (justo debajo del tobillo). Aquí se nos ha antojado un poco alta y, hasta que no hemos domado un poco la zapatilla, hemos sentido en demasía el rozamiento de la estructura del talón con la parte baja de nuestros tobillos, tanto en la parte externa como en la interna.

33 / SPORTVICIOUS

El sistema de atado de las Kailua Trail se puede decir que es “a gusto del consumidor”. De serie vienen equipadas con un sistema de atado rápido que no a todos convence pero sobre el que nosotros no hemos observado incidencia alguna. Su funcionamiento es sencillo y el cordón sobrante se puede fijar gracias a las dos tiras transversales que unen ambos extremos del upper en su parte media, con lo que los cordones no irán “campando” libremente expuestos a engancharse con alguna rama.

En cualquier caso, las zapatillas también se sirven provistas de unos cordones convencionales, significativamente más gruesos, que podremos instalar en cualquier momento y aprovechar así los últimos agujeros dispuestos en la parte superior del upper, con lo que incrementaremos sensiblemente la sujeción del pie en la parte superior de nuestro empeine, algo que, de hecho, no viene nada mal.


TEST DE MATERIAL

La lengüeta, por su parte, y como viene siendo habitual en los modelos de Hoka One One, está compuesta en su mayor parte de piel sintética y es extremadamente fina. A nosotros nos ha convencido totalmente. Creemos que no hace falta más para conseguir su objetivo en este modelo, ya que no sentimos que los cordones (ni siquiera los de atado rápido) se clavaran en nuestro antepié y también se ha mostrado muy resistente a moverse de su ubicación y retorcerse, algo siempre muy incómodo. A su vez, y aunque no esté cosida por los laterales al upper, será difícil que entre polvo o pequeñas piedras en su interior, ya que el propio upper envuelve buena parte de la lengüeta en cuanto procedemos a apretar los cordones. Finalmente, comentar que la Kailua Trail disponen de una plantilla de tan solo 2 mm de espesor, antibacteriana y altamente transpirable de la prestigiosa casa Ortholite. Nada que objetar a este elemento que, además, gracias a la generosa horma de esta Hoka One One, podremos sustituir por unas plantillas correctoras sin la menor incidencia. Una vez descritas sus características, ¿qué experiencia de uso se puede esperar? Pues, lo cierto es que las Kailua Trail son unas zapatillas cuya comodidad se hace patente desde el principio, pero que requerirán sumar unos cuantos entrenamientos con ellas para saber hasta dónde pueden llegar. En la primera toma de contacto, internarnos en zonas técnicas con ellas nos parecía muy aventurado. Con el tiempo, sin embargo, hemos comprobado cómo una vez te acostumbras a su forma de entregarte estabilidad, las hemos llevado hasta zonas de dificultad técnica que valorábamos como impensables inicialmente. Claro ejemplo es el que os mostramos en el siguiente vídeo. Un entrenamiento por una pequeña sección del famoso GR-11 que cruza los Pirineos de este a oeste, en el cual pudimos disfrutar del fácil rodar y protección de las Kailua por los amplios caminos de tierra y hierba salpicados por pequeñas

34 / SPORTVICIOUS


TEST DE MATERIAL

35 / SPORTVICIOUS

piedras de los kilómetros iniciales, pero, a la vez, progresando con agilidad por los single-tracks de tierra húmeda aderezados con raíces y rocas de tamaño medio que conducen al refugio de Malniu. Finalmente, en la exigente aproximación al Puigpedrós, debido a su extremado desnivel de ascenso y posterior descenso, nos reafirmamos en que nuestra fase de adaptación a la media suela “oversize” de las Kailua se había completado con éxito. Fluidez total y ausencia de torceduras de tobillo en un terreno que no es el más indicado para bajar la guardia.

terminar con las articulaciones en un estado inmejorable en un uso soft trail sin límite de distancia. Poco a poco, nuestra propia adaptación al modelo y la comprobación paulatina de que son mucho más estables de lo que a priori podemos pensar harán que ganemos confianza y, casi sin darnos cuenta, iremos contando con ellas para retos cada vez más técnicos. En cualquier caso, las Kailua Trail nos ha parecido un modelo que encaja “como anillo al dedo” para acometer retos de ultra distancia de dificultad técnica media/baja.

Con todo ello, queremos decir que las Hoka One One Kailua Trail es un modelo con el que disfrutar desde el primer momento y

Mesi Arcos


ÂĄEquĂ­pate bien para este invierno!

Todo lo que necesitas para caminar, correr y viajar por el medio natural.

Villarroel, 184 | 08036 BARCELONA | T. 93 419 20 00 | intemperie@intemperie.es | www.intemperie.net


REPORTAJE

37 / SPORTVICIOUS

CORRIENDO POR AHÍ LA WIZZ AIR SKOPJE MARATHON, MACEDONIA


REPORTAJE

Macedonia o la Antigua República Yugoslava de Macedonia (este es su nombre oficial) es un país pequeño y desconocido para la mayoría de corredores. Por otro lado, es un gran descubrimiento para todos los que tengan la oportunidad de visitarlo. Situado en la montañosa zona de los Balcanes, el país goza de grandes extensiones de bosque y atractivos naturales, en especial el lago de Ohrid y algunos picos cercanos a los 3.000 metros. Pero el contraste también es palpable en las infraestructuras, muchas de las cuales se remontan a un pasado soviético carente de aprecio por la belleza y además destrozado por alguno de los terremotos que han sufrido a lo largo de su historia.

38 / SPORTVICIOUS

La capital, Skopje, es sin duda la ciudad más poblada del país con 700.000 habitantes. Allí se celebra todos los años durante el mes de mayo la maratón internacional: una carrera popular, económica y festiva. A diferencia de eventos similares, la participación no es masiva ni cara. Participar en la maratón cuesta un máximo de 18€ (13€ si te apuntas con tiempo) y, además, te regalan un bono de 20€ para utilizar en los vuelos de la compañía Wizz Air, el patrocinador principal del evento. Por si fuera poco, el recorrido es completamente plano y sin apenas curvas, aunque tiene un par de giros de 180º a ambos extremos del circuito. Un circuito

“Una carrera popular, económica y festiva”


REPORTAJE

de media maratón que hay que recorrer dos veces si participas en la distancia larga; también existen las carreras de media maratón y de 5 kilómetros. Pero no es oro todo lo que reluce, hay que aceptarlo. El asfalto de la capital macedonia es de poca calidad y recorrer 42 kilómetros por él te puede pasar factura. En el caso de correr en grupo, hay que vigilar dónde se ponen los pies, porque algún que otro socavón puede aparecer de repente, así como algún tramo adoquinado. Y luego está el clima. Skopje es una ciudad de interior y mayo es un mes muy cercano al verano. No es de extrañar que las temperaturas se acerquen a los 30ºC (o incluso los superen) si el día amanece soleado. Pero en contrapartida la organización dispone de avituallamientos líquidos cada dos o tres kilómetros, además de algo de fruta y barritas energéticas. En cuanto al entorno, el circuito intenta demostrar las bellezas de la capital. Tanto la salida como la llegada están en el corazón de la ciudad, muy cerca de la casa-museo de la Madre Teresa de Calcuta (de nacionalidad albanesa pero nacida en Skopje porque esta parte del mundo ha cambiado las fronteras infinidad de veces). Al otro lado queda la plaza Macedonia, una enorme explanada rodeada de tiendas y cercana a todas las embajadas que está rematada con una estatua de tamaño monstruoso del conquistador Alejandro Magno encima de un caballo.

39 / SPORTVICIOUS


REPORTAJE

40 / SPORTVICIOUS

“El recorrido es completamenta plano”

Pero más allá de estos puntos, la carrera se pierde por zonas residenciales y carentes de belleza, sólo salpicadas de vez en cuando por vecinos aficionados que animan desde las puertas de sus casas e incluso ofrecen avituallamientos. Y hay que agradecer también a la organización el esfuerzo enorme que está realizando para construir una maratón de referencia. Por ejemplo, en la edición de 2014 invitaron a Wilson Kipsang (en aquel momento todavía poseedor del récord del mundo de maratón) a asistir como anfitrión. El famoso corredor aceptó la oferta y se dejó ver y fotografiar por doquier durante los días que pasó en la capital macedonia.

Pero una cosa es el circuito de la maratón y otra el atractivo propio de la ciudad. Atravesada por el río Vardar, numerosos puentes de gran belleza juntan las dos orillas, que tienen una suerte de carril bici o paseo peatonal ideal para correr o pasear durante varios kilómetros. En este aspecto se llega a parecer a otras ciudades europeas de características similares, como Belgrado, Budapest o Praga, salvando las distancias, claro. Luego están los demás atractivos turísticos, como la fortaleza que data de la Edad Media (aunque se encuentran algunos vestigios más antiguos) y el barrio otomano, con calles estrechas y empinadas alrededor de casas de piedra a punto de caer. No es de extrañar que la mayoría de tiendas de


REPORTAJE

recuerdos se encuentren en esta zona tan bucólica y que los amos de los restaurantes te increpen repetidas veces para que entres a probar sus delicias culinarias. Y si se dispone de algo más de tiempo, merece la pena subir hasta la Millennium Cross, una cruz metálica de 66 metros de altura que corona la montaña Vodno, a las afueras de Skopje. Desde este montículo se puede apreciar la totalidad de la capital y los terrenos que se extienden mucho más allá. En fin, una excusa ideal para visitar este país balcánico y perderse entre su belleza sutil. Hace falta decir que el inglés no está muy extendido entre la población y que utilizan el alfabeto cirílico para escribir, lo

41 / SPORTVICIOUS

cual convierte el viaje en una aventura si se realiza por cuenta propia. Y si mayo no es un buen mes para correr la maratón de Skopie, otra opción quizá más interesante es visitar el país en septiembre y desplazarse a la ciudad Patrimonio de la Humanidad de Ohrid, en el sudoeste, cerca de Albania. En esta ciudad bañada por el lago homónimo se celebra cada 8 de septiembre (festividad de la independencia) la mal llamada Ohrid Marathon, porque sólo tiene 30 kilómetros. Un circuito que serpentea con gran belleza el trayecto desde la frontera con Albania hasta el centro de la ciudad de Ohrid, siempre al lado del lago. Marc Roig Fotografías de Skopje Marathon


REPORTAJE

43 / SPORTVICIOUS

LA AVENTURA DEL HIMALAYA

Cuando Paco recibió la propuesta de participar en la Everest Trail Race, no podía imaginarse que sería mucho más que una competición deportiva. Acompañado de Pilar Caixach, veterana de múltiples ultras y con quién ya había compartido otras carreras, decidieron afrontar este nuevo reto.


REPORTAJE

44 / SPORTVICIOUS

Los datos y el perfil disponibles de la carrera, aunque considerables, se veían asequibles, sobre todo repartidos en 6 etapas, pero la realidad ha sido muy diferente. La ETR es una de las carreras más duras en las que he participado y es que, tal como dicen, el demonio está en los detalles.

jornadas agotadoras, frío, calor, polvo, afortunadamente poca sangre, afecciones respiratorias y musculares, animales de carga desconocidos, aislamiento del mundo civilizado y, en resumen, todos los atributos que forman parte de una verdadera aventura.

La ETR ha consistido en 12 días de viajes a través del mundo, cambios de horarios, inmersión en uno de los países más pobres con las consecuencias higiénicas correspondientes, convivencia intensa con otros corredores y el personal de la organización, exposición a alturas de más de 4.000 metros, paisajes espectaculares,

Y si casi todos los corredores han conseguido acabar la prueba y todos los participantes han tenido una experiencia inolvidable es porque la organización ha realizado un enorme esfuerzo logístico, organizativo y humano de primer orden, cuidando la higiene, aconsejando normas básicas de conducta, gestionando

“El pueblo de Jiri Bazar da la bienvenida a los corredores”


REPORTAJE

45 / SPORTVICIOUS

“La altura empieza a afectarnos, cuesta acompasar la respiración” permisos con las autoridades, instalando campamentos en lugares remotos únicamente accesibles a pie o mediante helicóptero, llevando suministros de agua y comida a lugares insospechados, controlando la salud de los corredores y apoyándolos siempre para que superasen los inconvenientes, grandes o pequeños, que se han ido encontrando, previendo las eventualidades que en países como Nepal son inevitables y, en fin, siendo más parte de un equipo con los corredores que una organización distante. La aventura comienza en Barcelona el 9 de noviembre. A las 8:30 ya estábamos en el aeropuerto para coger un vuelo, primero a Estambul y después a Katmandú, capital del Nepal. Tras unos días en la capital, tomamos unas furgonetas hacia Jiri Bazar, que es el pueblo donde tendrá lugar la salida. Es un viaje de unas 8 horas por carreteras estrechas y

reviradas, que sube a un puerto de 2.500 m desde el que hay buenas vistas del macizo del Anapurna. Al final, en el fondo de un valle divisamos el pueblo de Jiri y el campamento. Las tiendas amarillas se alinean en un prado y las tiendas-comedor dan un toque rojo a la escena. Por fin estamos en la salida, mañana es el gran día. A las 6:00 AM un sherpa nos trae té caliente y empezamos la rutina diaria de desayunar, recoger el agua, geles y barritas, preparar la mochila y vestirnos para la etapa. Los niños del pueblo, la banda y algún político aprovechan el momento y se congregan alrededor de la salida para hacer su discurso y alegrar el inicio con la música. Después del inevitable briefing con los últimos detalles, se da la salida. Es una etapa de introducción, con dos subidas de 600 y 900 m, que permite un


REPORTAJE

primer contacto con el terreno. Aprendemos rápidamente que las subidas son “muy pendientes”, las bajadas técnicas y que los ríos se atraviesan por puentes colgantes y, casi al final de la etapa, pasamos nuestro primer puerto con nombre, el Deurali Pass, a 2.715 metros. La organización aprovecha los tiempos de llegada para separar los participantes en dos grupos, los diez últimos saldrán una hora antes en las etapas más largas para evitar que tengan que correr de noche. En la llegada volvemos a las rutinas del campamento: ducha, cambio rápido de ropa, organizarse en las tiendas, comer y esperar

46 / SPORTVICIOUS

la cena y la etapa reina de mañana, casi 3.500 metros de subida que nos llevarán al Pikey Peak, de 4.068 metros de altura. Así pues, el día siguiente iniciamos la etapa con energía pero la mala suerte hace que se abra la mochila de Pilar y pierda el plumón y los pantalones impermeables. No solo nos hace perder tiempo al haber de volver atrás para intentar encontrar el material, sino que sufriremos las consecuencias el resto de la carrera cuando el frío haga su aparición. El camino empieza con una larga subida, la mayor parte en forma de escalera de piedra, que al cabo de 1.500 metros de ascenso nos deja en el bonito pueblecito de Gompa a 3.000 metros de altitud. Seguimos unos


REPORTAJE

2 km en llano o bajada suave y volvemos a empezar la subida, que con 1.200 metros de desnivel nos llevará al Pikey Peak. Y aquí es donde comienzan los problemas… La altura empieza a afectarnos, cuesta acompasar la respiración con el paso e incluso un corredor sufre una pájara que le produce una semi pérdida de consciencia que afortunadamente se resuelve sin más consecuencias. A medida que subimos, va bajando la temperatura y el viento nos fustiga sin piedad pero, en medio de este desolado lugar, una familia nepalí se dedica a recoger hojas secas de unas matas charlando animadamente. Finalmente llegamos al pico y los responsables del control nos ponen a cubierto del viento y nos reconfortan con sopa caliente, comida y agua. Una bajada técnica y una subida de 200 m nos llevan al campamento situado a 3.600 m de altura en un collado con grandes vistas de los enormes picos del Himalaya. Nos espera una noche fría, con temperaturas bajo cero y síntomas leves de

47 / SPORTVICIOUS

mal de altura, dolor de cabeza, insomnio y, en mi caso, malestar intestinal. Mañana es una etapa con dos bajadas técnicas que suman unos 4.100 metros pero las cuestas, que acumulan unos 2.500 metros, tampoco son despreciables, sobre todo teniendo en cuenta la subida final hasta Kharikola (600 m). Iniciamos el descenso por un bosque seguido de un valle precioso que nos lleva al pueblo y monasterio de Jumbesi. Volvemos a subir y vamos más o menos flanqueando hasta Ringmu, desde donde bajamos a un caudaloso río que cruzamos por el omnipresente puente colgante. Sigue una fuerte subida y después empieza la larga bajada de más de 1.600 m, técnica, llena de escalones y, para hacerlo más interesante, con barro, excrementos de animales y agua. Atravesamos el pueblo de Nunthala, donde un grupo de niños, convenientemente instruidos por Albert Vilana, nos aclaman a la llegada. Finalmente cruzamos otro río y empezamos


REPORTAJE

48 / SPORTVICIOUS

“Todos los corredores han tenido una experiencia inolvidable” la dura subida, que acaba en una pendiente escalera, y aparecemos en el monasterio de Kharikola, donde se encuentra el campamento. Es una llegada impresionante. Pilar tiene faringitis, mucosidades y parece que está desarrollando una afección respiratoria. El tiempo húmedo impide secar la ropa, lo que ya pronostica una próxima etapa dura. Teóricamente es una etapa de recuperación, más corta pero con unos desniveles nada despreciables de +2.500 m y –2.000 m. El recorrido se acerca y finalmente se funde con la zona más turística, y el trek del Campo Base del Everest aumenta el tráfico de porteadores, animales y trekkers. Por la mañana, Pilar continúa desarrollando su afección. Nos cuesta mucho llegar al paso de Kari La a 3.148 m, que es el primer control. Afortunadamente encontramos

allí al médico de la carrera que le ayuda a poder continuar. Suavemente, sin pasarnos, vamos haciendo subidas y bajadas alrededor de unos 2.800 m de altura. Desafortunadamente un cielo nuboso no nos deja ver la grandiosidad del paisaje. Finalmente y después de un descenso y subida de unos 500 m, llegamos a la meta en Phadking atravesando otro puente colgante. Hoy dormiremos en un Lodge como premio a nuestros esfuerzos. Los kilómetros, la altura y el frío empiezan a agotar a los corredores. Las caras en el briefing de la próxima etapa lo dicen todo; no parecen los que salimos y hoy toca una etapa dura. No es muy larga, 20 km, ni parece que los desniveles sean terribles, +2.200 m y –1.000 m, pero la llegada es a 3.860 m en Tyangboche después de una dura subida. Ésta es una etapa significativa para todos los montañeros. Los nombres de Namche Bazar,


REPORTAJE

Tyangboche o Khamjung nos recuerdan el primer ascenso al Everest. De hecho, Tyangboche fue el primer campo base de aclimatación y se encuentra en la base del Nuptse, Everest, Lothse y Ama Dablam. Esta etapa la haremos por separado y me marco el objetivo de superar a Yangdi Lama Sherpa, la chica nepalí que finalmente quedará 3ª de la clasificación femenina. Mantengo un ritmo rápido hasta el Hillary Bridge, donde empieza la fuerte subida hasta Namche. Es una subida con mucha pendiente pero el terreno es bueno. Tras un tiempo interminable, al girar un recodo, la capital de los sherpas aparece súbitamente, colgada en las montañas.

49 / SPORTVICIOUS

Atravieso Namche y sigue un falso llano, con subidas y bajadas en las que intento no retrasarme ya que después viene la fuerte bajada hasta Phunki Tenka. Allí un control militar nos indica el camino que sube a Thyangboche. No parece una subida difícil pero 115 km de carrera con desniveles importantes y el que estemos entre 3.300 y 3.800 m agota las fuerzas. Para complicar las cosas, hay que avanzar porteadores, turistas y yaks, pero finalmente llego a la meta con el objetivo cumplido. En Thyangboche hay muchas emociones que se desatan. Estamos en el punto culminante de la carrera, la de mañana es una etapa de trámite para llegar a Lukla y coger el


REPORTAJE

avión, pero también nos encontramos rodeados de los míticos picos del Himalaya. La recepción por parte del equipo de la carrera y los compañeros es impresionante y el día soleado y frío es un regalo. Al cabo de un rato llega Yangdi y un poco después llega Pilar en un esfuerzo titánico contra la altura y su bronquitis. El último día de carrera se levanta con mucho frío y despejado. Mientras desayunamos podemos ver los primeros rayos de sol iluminar las cimas del Everest y el Lhotse. Ya preparados, salimos en bajada por el mismo camino que subimos ayer y después nos desviamos a Khumjung subiendo unos 500–600 m. Llegando a Khumjung, nos encontramos con un pueblo bastante grande y ordenado, con una gran escuela. Los niños están en el recreo y aprovechan para correr con nosotros con gran alegría. Subimos a un collado y descendemos hasta Namche, donde tomamos el mismo camino de las dos últimas etapas hasta Cheplung, donde un camino en subida nos lleva hasta la llegada en Lukla, donde somos recibidos por otros corredores, personal de la organización y turistas. Al día siguiente, nos encontramos con dificultades con el tráfico aéreo en Katmandú y nos hacen esperar largas horas en el gélido aeropuerto de Lukla. Finalmente, casi todos conseguimos embarcar y el resto lo consigue a primera hora del día siguiente. Después de descansar, tenemos un día libre para hacer compras, recuperarnos y prepararnos para la cena de despedida y el reparto de premios, con presencia institucional y la aparición sorpresa de Ferran Latorre. Han sido 12 días inolvidables marcados por el buen humor, compañerismo, esfuerzo, cansancio, paisajes de película y rodeados de una gente amable y sencilla. Francisco Gorina

50 / SPORTVICIOUS


REPORTAJE

51 / SPORTVICIOUS

LOS PEQUEĂ‘OS NĂ“MADAS

Beti y Joan son una pareja de aventureros de toda la vida. Al convertirse en padres decidieron no abandonar su hobby y se propusieron compartirlo con sus dos hijas, Ares y Maiana, pedaleando por todo el mundo durante siete meses.


REPORTAJE

Nos gusta la aventura, descubrir lugares nuevos, culturas, costumbres, condiciones de vida diferentes, hablar con la gente, escuchar, observar… Viajar abre la mente, el espíritu, los cinco sentidos y todos los poros del cuerpo. Viajar te hace sentir vivo, romper con la rutina, improvisar, adaptarte a todo tipo de situaciones, valorar lo que tienes, relativizar las cosas. Te obliga a ser flexible y tolerante. Tener hijos nunca ha sido un impedimento para hacer lo que más nos gusta y, desde que nacieron los nuestros, las aventuras se han convertido en diversión, estallidos de risas y una buena manera de educar,

52 / SPORTVICIOUS

inculcar valores, pasión, aprendizajes y fortaleza con naturalidad. Desde los dos meses de edad que se mueven entre montañas, tiendas de campaña, mochilas, ruedas, sol, lluvia, viento y nieve. Cuando crecen así, se adaptan a todo. Pronto descubrimos que el medio ideal para poderlo compaginar todo era la bicicleta. Las vías verdes de nuestra casa y los carriles bici europeos han sido un campo de pruebas durante estos primeros años para probar material, eliminar peso y conseguir el mínimo de equipaje para nuestro gran objetivo: Sudamérica.

“Viajar abre la mente, el espíritu, los cinco sentidos y todos los poros del cuerpo”


REPORTAJE

No estamos locos o en todo caso ya lo éramos antes. En 2005 nos lanzamos a la carretera sobre dos ruedas hacia el continente asiático durante nueve meses. Así que la idea de irse a pedalear por Latinoamérica con las niñas ha estado siempre dentro de nuestro inconsciente. Sólo había que esperar el momento adecuado. Siete meses de pedalear por los rincones más salvajes de Chile, Argentina, Bolivia, Perú y Ecuador con dos niñas de tres y seis años ha sido todo un reto. Hemos pasado frío, calor, miedo, euforia, dudas, alegría, incomodidades… momentos

53 / SPORTVICIOUS

buenos y malos. Viajar así no siempre es sinónimo de relajación. Supone muchas veces un esfuerzo importante. Cansancio, improvisación, imprevistos, inclemencias del tiempo, cambio de alimentación, falta de higiene y confort, tráfico indeseable… pero nada es comparable a la sensación de libertad, serenidad e improvisación que te da el contacto con la naturaleza, con culturas y estilos de vida diferentes, con una vida slow y minimalista, que despierta la valentía, curiosidad y la creatividad innata que todos llevamos dentro. Hay instantes que no tienen precio. Ver a Maiana cantando y corriendo por el salar


REPORTAJE

de Uyuni como si fuera la heroína de su película preferida; acompañar a Ares en su reto de cruzar un cuello a 4.750 metros de altura rechazando la ayuda del arriero; sentir el vínculo de complicidad tan potente que se ha establecido entre ellas… Recuerdo una noche gélida dentro de la tienda en la que Ares se levantó con los pelos blancos bien escarchados y Maiana le dijo riendo: “pareces Ana de Frozen”. Ir solo es excitante. Ir en pareja es intenso. Ir en familia es mágico. Patagonia, la pampa argentina, el paso a Chile por la Laguna del Desierto, la Carretera Austral, la ruta de los Siete

54 / SPORTVICIOUS

Lagos, el volcán Lanin, el Parque Natural Villarica, la Quebrada Humahuaca, el altiplano boliviano, el salar de Uyuni, el lago Titicaca, Cusco, Machu Pichu, Huaraz, el trekking Santa Cruz, las Galápagos… no sabemos responder a la pregunta insistente sobre cuál es el lugar que más nos ha gustado. Todos ellos son paisajes insólitos que quedarán grabados para siempre en nuestras retinas. Nos quedamos con el contacto de la gente, la calidez humana, la ayuda prestada, la acogida en momentos de necesidad, descubrir que aún queda gente con un corazón inmenso y un gran compromiso con la sociedad.


REPORTAJE

55 / SPORTVICIOUS

“Ir en pareja es intenso, ir en familia es mágico”

Una de las primeras preguntas que nos suele hacer la gente (durante y después del viaje) es: ¿cuántos kilómetros hacéis al día? La respuesta siempre decepciona a todos. Tanto da que contestes una animalada del tipo ¡150 km al día! A los que no van en bici les parecerá poco. Y a los amantes del deporte también les parecerá poco la media de 40 km al día. No contamos los kilómetros sino las horas que los niños aguantan encima de la bici. No se puede ser ambicioso con la ruta ni con el kilometraje. Tenemos que cambiar la mentalidad: el objetivo es que ellos disfruten. Esta es la habilidad que tenemos que lograr en el día a día. Otra pregunta habitual suele ser la escolaridad. Todos los progenitores sufren

cuando se trata de dejar la escuela. Pero viajar es la más grande de todas las escuelas. Allí hemos descubierto que las aves migratorias pueden volar durante 72 horas sin parar a una velocidad de 80 km/h y hasta 8.000 metros de altura, cubriendo distancias de hasta ¡32.000 km! (más autonomía que un Airbus A-330). Que los pingüinos se aparean para toda la vida y buscan los nidos que ocuparon en años anteriores. Que en la Patagonia el viento sopla las 24 horas del día, con ráfagas superiores a los 80 km/h que nos obligan a arrastrar la bici para no caer.


REPORTAJE

Que el río Futaleufú está considerado uno de los cinco mejores para los amantes del kayak de aguas bravas. Que las montañas pueden tener más de 14 colores. Que el cóndor puede vivir hasta los 85 años y es una de las aves más grandes del mundo, venerada por los pueblos originarios de Sudamérica que la consideran el espíritu de los Andes y un nexo sagrado entre Dios y los hombres. Que los incas hacían ofrendas humanas a la Pachamama y aún se conservan momias de niños en los picos más altos de la cordillera andina. Que en el salar de Uyuni la brújula se desvía 15º y hay que llevar una buena piedra para clavar las piquetas de la tienda sobre la costra de sal. Que las llamas y alpacas escupen cuando se asustan. Y mil cosas más que serían demasiado largas de explicar… Volver no ha sido fácil. Nosotros hemos cambiado, pero el entorno que dejamos hace un año sigue igual. Las mismas personas, la misma mentalidad, el mismo trabajo, las mismas rutinas, las mismas preocupaciones, las mismas quejas… pero nuestra mente ha vuelto mucho más abierta y flexible. Esperamos volver pronto a la carretera, a la vida frágil del pequeño nómada. Beti y Joan

56 / SPORTVICIOUS


REPORTAJE

57 / SPORTVICIOUS

GOLDSTEIG PROJEKT 500 LA ULTRA TRAIL MรS LARGA DE EUROPA

Joel Jaile junto a su amigo del alma Eugeni Rosellรณ participaron en la primera ediciรณn de la Goldsteig Projekt 500, una prueba de 661 kilรณmetros y 18.160 metros de desnivel positivo considerada como la ultra trail mรกs larga de Europa.


REPORTAJE

58 / SPORTVICIOUS

“Glodsteig Projeckt 500: 661 Km con 19.000 metros de desnivel positivo”

El viernes me paso todo el día viajando: trenes, aviones y más trenes hasta llegar por la noche al hotel y encontrarme con mi amigo Eugeni y su equipo: Xavi, Claudio y Joan. Hacemos una cervecita, preparamos todo y a dormir. Duermo como un niño pequeño. A la mañana siguiente, preparamos todo el material dejando las tres bolsas para los check points y nos dirigimos a la salida. Después de muchos meses de espera, ha llegado el gran momento del año, el gran reto: Goldsteig Projekt 500, 661 kilómetros con 19.000 metros de desnivel positivo. Anteriormente con Eugeni habíamos completado la Spine Race, una de las carreras más duras, sobre todo porque la climatología era muy extrema. Aquí va a ser diferente pero tendremos que correr

230 kilómetros de más. Salimos con Eugeni en cabeza. Aquí todos los corredores son buenos. Solo somos unos 50 pero todos con unos currículum deportivos que dan miedo. Es la premisa para participar en esta carrera, es sólo por invitación. Vamos dando gas, llevamos un buen ritmo y a Jin Cao siempre lo tenemos cerca. En el km 35 llegamos al primer pueblo, donde encontramos al equipo de soporte. Aprovechamos para repostar agua y enviamos el mensaje diciendo que todo está ok. En cada uno de los 11 check points es obligatorio mandar dicho mensaje. De aquí al siguiente check point es bastante llano, siempre por pista y algunos repechones. Empiezan las rozaduras. Uno de los fallos fue no ponerme vaselina. Perdemos 30 minutos para encontrar el


REPORTAJE

check point, tiempo en el que Jin Cao nos pasa y coincidimos los tres. Aquí me cambio las zapatillas La Sportiva Raptor por unas Hoka. Ya no me cambiaré en toda la carrera. ¿Aguantarán 600 km del tirón? Es oscuro y estamos preparados para atacar la primera noche. Esta noche es peligrosa, estamos en la frontera con República Checa y hay muchos narcos. Si vemos luces frontales que vienen de cara, tenemos que dar media vuelta y apretar fuerte, escondernos y seguir nuestro camino. Se nos escapa Jin. Él es muy rápido en llano, ha ganado muchas carreras pisteras y tiene records espectaculares en 24 horas en pista. Al cabo de unas horas le damos caza y afrontamos la fría noche de Baviera

59 / SPORTVICIOUS

haciendo la goma los tres. Otra vez damos con el equipo de soporte y dormimos 40 minutos, tiempo que nos saca Jin pero, una vez descansados, vamos recortándole minutos hasta pasarle. A partir de este tramo hasta el km 200, lo he pasado un poco mal: las rozaduras, los pies y la rodilla. Tengo que superar el dolor y empezar a engañar la mente. Por suerte me ayuda mucho ir con Eugeni. Nos volvemos a poner los frontales. Ya estamos en el km 200. Otros 20 minutos perdidos para buscar el check point, en mi GPS no están bien marcados. Llegamos a un hotel, nos dimos una ducha y mientras Joan (gran masajista y grandioso motivador, al igual que Claudio y Xavi) nos daba un buen masaje, llegó Jin, diez minutos más tarde.


REPORTAJE

Después de 2 horas de sueño y la barriga llena, atacamos la noche. Empieza la etapa más montañosa y técnica de la carrera. La afrontamos con menos dolor en las piernas y todavía un poco en los pies. Estamos en nuestro terreno: hay subidas largas y pisteras al principio y a partir de la mitad más técnico y rompepiernas. Nos encanta y es dónde empezamos a coger más margen de tiempo con Jin, el alemán y el finlandés, que son los que tenemos más cerca. Afrontamos la noche bien. Sufro una caída, he tropezado con una rama húmeda cayéndome de culo en una piedra. Me quedo un minuto en el suelo con todo el dolor. ¡Qué daño!

60 / SPORTVICIOUS

Se nos hace de día, quedan unos diez repechones de los que rompen las piernas. Nos quedamos sorprendidos por la dificultad de este tramo. Aquí la carrera te pone en tu lugar. Llegamos al check point secos de agua y comida, ha hecho mucho calor. Descansamos unos 40 minutos, bien comidos y masajeados. Ahora viene un tramo de unos 70 km. Salgo como si tuviera dos palos por patas pero se van poniendo a su sitio cogiendo un buen trote. Este tramo es muy bonito por sus bosques y pueblos. Nos acercamos a unos caballos y a medida que vamos avanzando hay más. De repente, vienen a por nosotros y

“Eugeni tira fuerte y tengo que apretar para seguirle”


REPORTAJE

Eugeni y yo hacemos un pequeño sprint para escaparnos. Se nos hace de noche. Eugeni pierde el GPS. Vamos para atrás pero no lo encontramos, es una parte con hierbas altas. Paramos a dormir otro par de horas. Me quedo en la tienda y hace frío. No tengo sueño. Nuevamente arrancamos. Viene una fuerte subida y bajada técnica, hay zonas que nos recuerdan a Carros de Foc. Tenemos que saltar de roca en roca pero… ¡nos encanta! Una vez abajo toca trotar y trotar. Llevamos dos bocadillos, turrones, unas pocas chuches y también fruta deshidratada que entra de lujo y algo de frutos secos. Una vez encontramos al equipo de soporte, nos zampamos un plato de pasta o arroz

61 / SPORTVICIOUS

y puré. La verdad es que tenemos mucha suerte con el equipo de soporte; hubiese sido muy diferente sin ellos, nos han cuidado muchísimo. Llegamos de día. Eugeni se pone a dormir 30 minutos pero es lo que comentaba antes, yo no tengo sueño. Me relajo y Xavi nos trae unos croissants de la pastelería que entran como el mejor manjar del mundo. Este tramo es bastante llano hasta llegar al km 430, pero lo haremos todo lloviendo. Eugeni tira fuerte y tengo que apretar para seguirle. Me va muy bien que tiren de mí, porque si no me apalanco bastante, igual que en los avituallamientos. Solo nos


REPORTAJE

62 / SPORTVICIOUS

“El abandono de Eugeni es un buen palo”

hemos perdido un par de veces, nos cuesta encontrar los check points. Llegamos al hotel y nos reciben con los brazos abiertos. Hemos ido muy rápido. Lástima que no tenían comida caliente. Dormimos un poco y el amigo Michael (organizador y buen amigo) nos pide una pizza riquísima. Aquí realizamos el stop más largo. A Eugeni se le han inflamado mucho los pies y los tobillos por culpa de los antiinflamatorios. Llegan el corredor alemán y Jin al hotel. Eugeni es un guerrero duro y decidimos salir de noche a por la siguiente etapa. Nos quedan tres check points largos, pero 10 km después de salir a Eugeni le es imposible continuar. Ha luchado como un campeón. Llamamos al equipo de soporte para que vengan a recogerlo. Esto ha sido un buen palo, me duele tanto… Me siento

solo durante la noche: he hecho 450 km con Eugeni y más de 100 horas ayudándonos el uno al otro, cosa nada fácil. Después de 10 km en la larga noche, paro de correr y me pregunto si vale la pena continuar. Me siento triste, pienso en Eugeni, Xavi, Joan, Claudio y toda la gente de casa. Cojo el móvil, aprieto los dientes, doy un grito y tiro para adelante. ¡Tengo que hacerlo por ellos! Se me hace de día mientras subo una larga subida a 1.000 metros de altura. Una vez arriba, hay una antena gigante y unos troncos en forma de animales muy bonitos. Voy a por la bajada larga. Me duele un poco la lesión pero voy trotando a mi ritmo, con la increíble sorpresa de encontrar a todo el equipo de soporte al final de la bajada, que me acompañarán hasta el check point ¡Qué grata sorpresa!


REPORTAJE

Llego al km 500 y lo celebro con una enorme cerveza. Me despido de mis amigos, que de verdad han hecho por mí tanto que cuesta describirlo y afronto el camino hacia el último check point cargado de comida. Este tramo ha sido el más duro psicológicamente y el cansancio ha hecho de las suyas. Hay muchos repechones, me cuesta encontrar el camino por culpa de la niebla. Me quedo sin agua y por suerte llego a un pueblo donde entro a un bar para hidratarme. Voy tirando; la noche es muy larga; hace frío. Hacia las 4 de la mañana me caigo de sueño tantas veces que decido parar y hacer vivac. Me han salido más de 5 km de lo que decían y he optimizado mal ya que tenía muchísima hambre. Tramos de sube y baja donde tengo la sensación de dar vuelas y más vueltas, pero es solo mental, ya que cuando pongo el track voy bien y recto. Por fin se hace de día, voy haciendo zigzags, voy mareado y bebo de un río. Mi salvación ha sido encontrar un manzanar, me como tres manzanas verdes y duras como la suela de un zapato hasta llegar a un pueblo. Mi amigo Michael me ha dejado señales hasta una puerta donde se leía: “Joel it’s open”. Entro y Jin y él están durmiendo. Me pregunto ¿me habrá pasado Jin mientras dormía? Lo dudo porque me hubiese dicho algo y lo tenía a 2-3 horas de margen. Cuando se levanta me explica que ha tenido problemas de ampollas y no pudo terminar ¡una lástima! Somos buenos amigos y me hubiese gustado terminar con él. Duermo tres horas y media; desayuno como un campeón para afrontar el último tramo. Me quedan 100 kilómetros y ¡esto es mío! Les llevo mucha ventaja al corredor alemán y al finlandés. Cojo todo lo que tengo de comida, unos 5 o 6 kilos, hago unos 20 km y se me rompe un palo. Ahora me resulta super cómodo ir sin ellos, tenía los brazos muy castigados. En fin, sigo hacia adelante. El día me pasa

63 / SPORTVICIOUS


REPORTAJE

rápido y empieza la larguísima noche santa; voy motivado porque sé que es la última noche. De repente, me he salido del camino como 1,5 km; me rallo. Llamo a Michael y tiro para atrás; encuentro el buen camino. Mi clave de éxito ha sido la motivación y el estar bien de cabeza, ya que la mitad de este año he estado lesionado y no estaba al 100%. Son las 3 de la mañana, hay mucha niebla, me cuesta mucho concentrarme y tirar para adelante. Decido parar y hacer vivac durante dos horas. La parada me ha ido de perlas pero me cuesta continuar, estoy a una maratón de la meta y sigo mi trote lento. Se acerca el final, me entristece, estoy sensible, tengo ganas de llorar y reír al mismo tiempo. Voy mirando el móvil sin contestar;

64 / SPORTVICIOUS

increíble todo lo que podía leer. Quiero dar las gracias a todo el mundo por los ánimos; no tenéis ni idea lo que me han ayudado. Llego al final del track con la sorpresa que no hay nada. Llamo a Michael y me dice que me quedan 3 km; me acompaña un amigo noruego de Jin que se retiró en el km 430. Al cruzar la meta están mi hermana Gala, Say y Meritxell ¡Qué sorpresa más agradable, no me lo esperaba! Una victoria muy trabajada; 170 horas de aventura que no olvidaré nunca en la vida. Joel Jaile Fotografías de Claudio Chaves


REPORTAJE

65 / SPORTVICIOUS

BIKE 2 REALITY, UNA FORMA DE DESCUBRIR EL MUNDO

Alba y Ricard son amantes del viaje y del deporte. Durante años han recorrido países muy diversos, desde Europa hasta África pasando por Asia, Oceanía y el continente americano. Han pedaleado juntos en Islandia, Sudáfrica, Bolivia y Asia Central.


REPORTAJE

En cuanto al deporte, han practicado desde la escalada hasta la natación y ambos han competido tanto a nivel nacional como internacional en triatlón, duatlón, mountain bike, ciclismo, carreras a pie, etc. Esta pasión también les ha llevado a conocer mundo y a hacer buenos amigos. También tienen otras pasiones como la fotografía, la lectura y el arte de escribir. De esta forma nació el sueño de Alba y Ricard: Bike 2 Reality. Nuestro proyecto se basa en la simplicidad de recorrer el mundo sobre dos ruedas, siendo totalmente autónomos en todos los sentidos. Estamos viajando por Sudamérica recorriendo diferentes países. Hace tiempo teníamos una ilusión muy grande: hacer

66 / SPORTVICIOUS

mover nuestras piernas. Es una experiencia que no sólo estamos viviendo nosotros sino que queremos que vosotros seáis también partícipes. Es un proyecto vivo, un sueño que estamos haciendo realidad. Nuestro nombre Bike 2 Reality combina muchos matices. “Pedaleando hacia la realidad” pero, ¿de qué realidad estamos hablando? ¿De una realidad bien diferente a la nuestra? ¿O bien de nuestra propia realidad que con el día a día vamos perdiendo? Nuestras pedaladas nos darán la respuesta seguro. ¿Y, por qué el número 2? Somos 2, un proyecto común para compartir. También nos encanta pedalear, nos encanta viajar…


REPORTAJE

Y por eso, pensamos que no existe un mejor momento que hoy para combinar nuestras 2 grandes pasiones y ver qué pasa. No sabemos exactamente por dónde pasaremos, ni durante cuánto tiempo, pero sabemos que la ruta nos está regalando aventuras emocionales y físicas para toda una vida. Nuestro viaje comenzó en el centro de Santiago de Chile el 4 de octubre y llevamos unos 2.700 kilómetros pedaleados. A partir de ahí, se ha ido haciendo sobre el camino, a golpe de pedal, lentamente, intentando saborear todo lo que vamos encontrando: paisajes, gente y culturas diversas que no olvidaremos fácilmente.

67 / SPORTVICIOUS

Desde Chile cruzamos por primera vez la gran Cordillera de los Andes para entrar en Argentina por el paso de Los Libertadores, a más de 3.000 metros de altura. Una ruta con bastante tráfico de camiones de mercancías. De aquí nos dirigimos dirección sur por la mítica “Ruta 40”, una carretera que une el norte con el sur de Argentina. Muchos kilómetros de rectas infinitas en medio de la pampa árida y polvorienta con un amigo constante, el viento. Más abajo, la vegetación abundante y el agua de la región de los lagos han sido un regalo para nuestros ojos, a pesar de que aquí el peaje ha sido alto con tormentas de lluvia y nieve que nos han hecho detenernos esperando la salida del sol.

“Bike 2 Reality, la simplicidad de recorrer el mundo sobre dos ruedas”


REPORTAJE

De nuevo hemos cruzado la frontera y ahora, dentro de territorio chileno, nos encontramos en la Carretera Austral, 1.300 kilómetros junto al Pacífico que nos llevarán a las puertas de la Tierra del Fuego. Si todo va bien, una vez en el punto más septentrional, cogeremos un ferry, remontaremos a través de los fiordos hacia el norte y pedalearemos hasta Puerto Montt y la isla de Chiloé. Continuaremos dirección norte atravesando los valles centrales de Chile y cruzaremos los Andes para entrar una vez más en Argentina. La misma “Ruta 40” nos llevará muy cerca de Bolivia y sus grandes salares. Viajaremos por el altiplano boliviano hasta encontrar

68 / SPORTVICIOUS

el lago Titicaca ya a las puertas de Perú. Y nos adentraremos por la gran cordillera andina que vertebra la parte central de Perú pasando por Cuzco y Huaraz. Un poco más al norte del Ecuador, nos esperan volcanes y grandes desniveles que deberemos superar. Finalmente, una vez fuera de los Andes, si las fuerzas nos acompañan, iremos dirección a Colombia. Nuestra ruta es variable, cambiante, forma parte de un proyecto, pero si tenéis ganas de irnos siguiendo, aquí os dejamos nuestro blog: Bike2Reality. Cuando llegamos algún rincón con conexión wifi, intentamos actualizarlo siempre y así estar un poco más comunicados.


REPORTAJE

Aquí os dejamos un breve relato de los últimos días pedaleados desde Bariloche (Argentina) hasta la Carretera Austral (Chile): “Desde Bariloche continuamos dirección sur pero ahora el día nos acompañaba, el sol brillaba y el paisaje de contrastes era precioso. El viento y los coches casi habían desaparecido. Era como si hubiésemos cambiado de día, de lugar, de país, de carretera. No nos podíamos confiar pero sí disfrutarlo al máximo. Era domingo y, como es habitual en época de bonanza, los argentinos se reunían a orillas de los lagos con su familia y amigos para preparar su asado.

69 / SPORTVICIOUS

los argentinos a las orillas de los lagos se reunían para preparar su asado entre familia y amigos. Y, de paso, intentaban preparar una buena tortilla, si ese día la suerte les acompañaba. El olor a carne, de vez en cuando, nos hacía imaginar que también nos la estábamos comiendo. Sería por el cansancio, por el hambre o simplemente debido a una asociación de olores a momentos de la vida. De esta manera, fuimos pedaleando cada día, llegando al Bolsón, un lugar cuyo microclima favorece el cultivo de “fruta fina”(fresas, frambuesas, cerezas…); una explosión de flores y verde a tan solo unos kilómetros de la marrón y seca estepa. Aquí


REPORTAJE

celebramos el aniversario de Ricard de una forma bien patagónica, con un buen entrecot y un delicioso vino de Mendoza. Fue nuestro momento. No se deben dejar pasar las ocasiones de celebración en esta vida. Así, con el sol de cara y con la barriga llena, continuamos hacia el Parque Nacional de los Alerces. La puerta de entrada, la población de Cholila, nos recibía con una cálida iglesia del “Padre Adán”, un polaco que nos abrió las puertas de la parroquia para compartir todo lo que tenía. Una muestra más de generosidad y hospitalidad a cambio de nada que nos llegaría al corazón. Personas que no

“Celebramos el aniversario de Ricard, fue nuestro momento”

70 / SPORTVICIOUS

te dejan indiferente y en las que a menudo vuelves a pensar en los días posteriores durante tu ruta. La vegetación del parque es densa, pero todavía se vislumbra algún lago, el río y en, a lo lejos, un glaciar que se asoma entre las nubes. Sin casi darnos cuenta llegamos a la frontera con Chile, entre paisajes bucólicos y un verdor difícil de explicar, señal inequívoca de que nos acercamos a la carretera austral, donde dicen que es imposible pasar sin lluvia. Una frontera tranquila con trámites rápidos pero con un control rutinario del contenido


REPORTAJE

de nuestras alforjas. Como ya sabíamos, ni fruta, ni verdura, ni queso…, no se nos permitió entrar ningún tipo de comida fresca, pero no queríamos abandonar por el camino nuestra miel de la Patagonia argentina. Así que, escondida en el fondo de una alforja y acariciada brevemente por una policía chilena, entró alegremente en el país chileno. Unos cuantos kilómetros más, tranquilos, solitarios, pero con tramos de guijarros de río difíciles de pedalear, nos dejan en Villa Santa Lucía, en la Carretera Austral. Al día siguiente, se levanta un día magnífico de primavera. Incrédulos, empezamos a aprovechar el día pedaleando. Los árboles, los arbustos, las plantas nos indican que el sol está sólo de paso. Aquella naturaleza exuberante no puede ser fruto de un cielo azul. En pocas horas, la lluvia empieza a saludarnos. Primero, tímidamente; más tarde, ya forma parte de una tormenta. Un “pudu”, el ciervo más pequeño del mundo, asustadizo, se nos acerca mientras nos estamos cobijando. No nos movemos para no asustar a este frágil animal, un regalo más de la naturaleza para nuestros ojos. Tras un día muy gris, finalmente llegamos al mar en Puyuhuapi”. Alba Xandri y Ricard Calmet

71 / SPORTVICIOUS


Planes de Pensiones y Jubilaci贸n Calculamos gratis su pensi贸n, 隆cons煤ltanos! c/Nou de la Rambla 151 08004 Barcelona Tlf. 93 329 87 53 aclaras@mapfre.com http://www.mapfre.com/oficinas/8062.

SERVIMAP 9/6 S.L


REPORTAJE

ADENTRÁNDOSE EN ZONA MORTAL

El atleta de ultras alemán Guido Kunze estableció un nuevo récord de altitud en bicicleta: pedaleó hasta una altura de 6.233 metros por las laderas del volcán chileno Ojos del Salado. Este record no fue sólo un logro atlético excepcional sino que también supuso una extraordinaria aventura al aire libre.

73 / SPORTVICIOUS


REPORTAJE

Guido Kunze pedaleó 350 kilómetros, con casi 7.000 metros acumulados de desnivel positivo, desde Bahía Inglesa en la costa del Pacífico en la Región de Atacama de Chile, para llegar a alcanzar una altura de 6.233 metros por encima del nivel del mar, subiendo por la ladera noroeste de la montaña más alta de Chile, que es a su vez el volcán más alto del mundo: el Nevado Ojos del Salado. Como otros antes, Kunze escogió este pico para llevar su bicicleta hasta alturas jamás alcanzadas por nadie porqué su cima se eleva por encima de una de las regiones más secas de la Tierra: el desierto del Atacama. Debido a los bajos niveles de precipitación de la zona, la mayor parte de esta montaña no acumula hielo o

74 / SPORTVICIOUS

nieve hasta casi la misma cumbre, que se encuentra 700 metros más arriba. Guido Kunze resume en una frase su desafío: “Fue increíble, ¿sabes?”. Este no era su primer ultra-desafío en bicicleta o en zapatillas deportivas, pero el viento, el frío y unos niveles de oxígeno por debajo de lo habitual a nivel del mar pasaron tal factura a su cuerpo que, al llegar a la meta, incluso su mente casi le empezó a fallar. Kunze comentaba: “Cuando llevas un tiempo allí, el mero hecho de oír soplar el viento te pone de los nervios. Estar bien preparado ayuda mucho, pero nada es comparable a estar allí fuera luchando contra la naturaleza. El viento y los bajos


REPORTAJE

75 / SPORTVICIOUS

“El viento y los bajos niveles de oxígeno fueron mis dos mayores problemas”

niveles de oxígeno fueron mis dos mayores problemas. Es simplemente imposible pedalear con normalidad con ráfagas de viento de 90 a 100 km por hora. Y bajo el sol ardiente del desierto, uno no puede permanecer al abrigo del coche durante mucho tiempo. Cada vez que lo hacía, empezaba a sudar casi de inmediato bajo mi mallot de bici de invierno diseñado para soportar 5 grados en lugar de 25”. Durante el proyecto, la temperatura más baja en el indicador fue de -6ºC centígrados, además de un viento helado que sopló a -23ºC. Cuatro días antes, era difícil imaginar que el viernes siguiente, 17 de octubre, Kunze posiblemente estaría más agotado que

en cualquier otro de sus anteriores ultraretos. Tanto la Agencia de Turismo Sernatur de Chile como las fuerzas policiales competentes habían organizado un acto de salida memorable en la costa del Pacífico y también habían acompañado al corredor a través del Copiapó. Ir en bici resultaba más bien fácil y no demasiado duro, y el tiempo era más bien caluroso que no frío. Tras pasar por la Puerta, transcurridos unos 150 km y a una altitud de unos 1.600 m, la cosa se empezó a complicar. La monotonía visual que ofrecía el desierto del Atacama había provocado que Kunze empezara a fijarse en el ordenador Garmin de su bicicleta y en su neumático delantero en lugar de admirar el paisaje. Sus niveles de motivación y


REPORTAJE

determinación habían disminuido. Por eso, tanto él como su equipo decidieron subir al Cañón del Río Lama en lugar de seguir la carretera principal, más corta y algo más fácil, hacia la Laguna de Santa Rosa. La idea era proporcionarle un poco de variedad visual y que contemplara las paredes verticales del cañón que los miembros de su equipo habían podido admirar anteriormente durante el periodo de aclimatación. Sin embargo, a Kunze le tocó cruzar las partes más fascinantes del paisaje en la oscuridad de la noche. Un primer contratiempo un tanto desagradable. Unos 80 km más adelante, a unos 4.300 m de altura, en la zona donde se encuentra la Laguna Verde, el camino hacia el Ojos del Salado se desvía de la carretera principal hacia Argentina y allí el viento, el frío y los bajos niveles de oxígeno empezaron a hacerse notar. Al igual que ocurrió durante los días de aclimatación, el atleta tuvo suerte de contar con el equipo Primus de asistencia al aire libre, con su equipo de apoyo y con el grupo de fotógrafos y cámaras de televisión que filmaban el proyecto, que tuvieron que conformarse con trabajar, literalmente, en medio de la nada. Kunze llevaba 27 horas montado en su bici, sin contar los descansos, cuando cayó la tercera noche. Todo lo que estaba por venir se encontraba cada vez más cerca de la “zona mortal”, con niveles muy bajos de oxígeno. Esa noche, por lo tanto, debía ser un poco más larga, pues la siguiente noche la pasarían a más de 6.000 metros. El viernes al amanecer, Kunze se subió a su bicicleta para afrontar la que sería la última parte de su reto. Al igual que ocurrió durante los días de aclimatación, los vehículos motorizados tenían dificultades debido a la grava, la arena y las rocas que había en el

76 / SPORTVICIOUS


REPORTAJE

terreno de la zona. La bicicleta de montaña, sin embargo, rodaba sin dificultad incluso cuando ya no había camino trazado. “Ghost había tomado las decisiones correctas en todos los aspectos”, Kunze decía maravillas de la bici que su proveedor había desarrollado desde cero para ese proyecto. “El cuadro, los componentes, los complementos, las ruedas…, todo funcionó como debía para hacer mi vida un poquito más fácil. Si no fuera por la bici no lo habría logrado”. Sin embargo, a alturas entre los 5.500 y los 5.800 metros, los neumáticos simplemente se negaban a agarrarse y a rodar por una arena que era tan fina como la ceniza, aún incluso

77 / SPORTVICIOUS

cuando los había deshinchado y aplanado hasta 0,3. En contra de su voluntad, Kunze se convirtió temporalmente en un peatón. En esa misma zona, decidió utilizar la táctica de montar que había desarrollado durante la aclimatación: ir a todo gas todo el rato que los bajos niveles de oxígeno se lo permitieran, tomar un descanso e ir de nuevo a todo gas hasta que sus pulmones dijeran basta. “Me sorprendía ver lo rápido que me he recuperaba cada vez que terminaba con la cara morada”, así describía sus sentimientos en lo alto de la montaña. Sin embargo, pasados los 5.900 o 6.000 metros,

“Si no fuera por la bici no lo habría logrado”


REPORTAJE

el trecho que era capaz de avanzar sin parar y tomar un descanso era cada vez más corto debido a los problemas de escasez de oxígeno, y el terreno se iba volviendo más complicado y difícil, en tramos sin apenas agarre para los neumáticos y subidas de 40%, 50% o incluso más pendiente. “Simplemente me pasó que, más a menudo de lo que esperaba, no podía subirme a la bici en esas laderas resbaladizas y empinadas. Hubo tramos donde tuve que caminar un par de metros con la bicicleta a cuestas hasta alcanzar la cima de colina”. Kunze añade: “Pero el problema no era la altitud. En ese tipo de suelo con ese tipo de

78 / SPORTVICIOUS

pendiente, tampoco habría podido montar a 500 metros de altura”. Ese viernes 17 de octubre, cuando ya caía la noche, divisé una gran cantidad de nieve fresca a unos 6.300-6.400 metros sobre el nivel del mar. Esa nieve podía obligarnos a suspender el proyecto, ya que me hubiera sido imposible pedalear por la nieve y con gravilla suelta y rocas. A Guido Kunze apenas le quedaban fuerzas, entre otras cosas, porque durante los días de aclimatación había perdido más peso de lo esperado. Su fuerza mental también había sufrido un duro golpe en la batalla contra


REPORTAJE

los constantes vientos huracanados. Tenía dos alternativas: hacer vivac a 6.200 m o bajar hasta la estructura más alta que se encontraba a 5.800 m para volver a subir a la mañana siguiente. La recompensa supondría avanzar por unos 150 metros de desnivel durante una hora más o menos, antes de que la nieve pusiera fin a la tentativa. “Estaba tan decidido a seguir si había la mínima posibilidad, que no me di cuenta de que las cosas se estaban poniendo feas”, recuerda Kunze. “Estaba cogiendo una hipotermia severa y, mirando atrás, la decisión de poner punto y final fue la correcta”. Kunze tomó esta resolución a las 6:02 de la tarde hora local, el 17 de octubre de 2014. Los ordenadores de la bicicleta

79 / SPORTVICIOUS

Garmin marcaban 37 horas, 11 minutos y 12 segundos de viaje; 342.77 kilómetros de distancia desde Bahía Inglesa y, con una precisión de ± 3 metros, un total de 6.233 metros sobre el nivel del mar. Las coordenadas del GPS registraban una altura de 6.232 metros. Así que logró el objetivo principal: superar los 6.085 metros que otro alemán, André Hauschka, había logrado en abril de 2010, en la misma montaña. Guido Kunze Fotografías de Christian Habel


Informaci贸n: sportvicious@gmail.com

www.sportvicious.com

twitter.com/Sportvicious

www.facebook.com/pages/Sport-Vicious

SV Sportvicious Enero-Febrero 2015  

Entrevista a Bernhard Witz, considerado uno de los mejores highliners del mundo. Interesante artículo de salud sobre el deporte y las etapas...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you