Issuu on Google+

El Trabajo con Grupos Comunitarios: Protagonistas del Proceso de Transformaci贸n


El Trabajo con Grupos Comunitarios: Protagonistas del Proceso de Transformaci贸n

Elizabeth Miranda, Ph.D.


Créditos editoriales Edición, 2000 Edición, 2007 Prohibida la reproducción total o parcial de esta obra por cualquier medio técnico, mecánico o electrónico, sin previo permiso escrito por parte de Publicaciones Puertorriqueñas, Inc. Publicaciones Puertorriqueñas actúa como medio editorial y no se responsabiliza, ni se solidariza necesariamente del contenido, ni de cualquier otro derecho de autor que pudiera estar relacionado con esta obra. © Publicaciones Puertorriqueñas, Inc. ISBN 1-881713-94-6 Producido en Puerto Rico Impreso en Puerto Rico • Printed in Puerto Rico Publicaciones Puertorriqueñas, Inc. Editor ANDRÉS PALOMARES Diseño Tipográfico EVA GOTAY PASTRANA Portada LUIS FERNANDO DÍAZ Impresión Digital PUBLICACIONES PUERTORRIQUEÑAS XAVIER MOLINA Distribución ANA CAMACHO • ERIKA CRUZ OFICINA EN PUERTO RICO Publicaciones Puertorriqueñas, Inc. Calle Mayagüez 44 Hato Rey, Puerto Rico 00919 Tel. (787) 759-9673 Fax (787) 250-6498 E-Mail: pubpr@tld.net www.publicacionespr.com


DEDICATORIA Tuve una vez un encuentro con un ser admirable que me enseñó lo que significa el respeto hacia las diferencias individuales y la dignidad del ser humano. Fue una total atracción para mí observar su vida, siempre comprometida y dedicada a una profesión que lucha por la justicia social como uno de sus postulados filosóficos principales. Esta profunda convicción pude observarla al compartir y trabajar con ella múltiples encomiendas. La admiré por su sabiduría y prudencia, plena de detalles que distribuyó a todo aquel que buscaba su apoyo. Defendió calurosamente sus posiciones, actuando hacia los demás en forma cortés pero valiente, dando ejemplo de deferencia hacia la persona. Curiosa y llena de interrogantes hasta sus últimos días, acogida por un espíritu de búsqueda por la excelencia, que la llevaba a ser, cada vez más exigente consigo misma y con los demás. Disfrutaba expresando ideas, construyendo y colaborando para que otros lograran sus sueños. Estoy profundamente convencida de que vivió de acuerdo con el principio budista que señala “Más vale morir en el campo de batalla que tener una vida de derrota”. Me atrevo a asegurar que de haber sido esta máxima producto de nuestra cultura, ella la habría incluido en su libro de refranes puertorriqueños. Me sorprendió en una plática que tuvimos, me dijo que había comprendido que la educación en trabajo social tenía que darle más importancia al componente espiritual en la interpretación de la conducta. Entendía que el ser humano es un todo: cuerpo y espíritu.

v


vi

El Trabajo con Grupos Comunitarios

Increíble, esta querida maestra me ofreció su apoyo incondicional hasta el último momento de su vida. Horas antes de su partida, me hizo su último regalo: editó, discutió y me dejó sobre la mesa del comedor en su casa, otros comentarios sobre este libro que según me advirtió tímidamente, “se tomó la libertad de editar”. Qué pena... tal vez pensó que a mí, me iba a molestar. Luego, me di cuenta, una vez más, que era una demostración de su profundo respeto hacia los demás. ¡Gracias, María Elisa Díaz... hasta luego! Con esta corta estrofa de un cantautor argentino deseo expresar el profundo sentimiento que inspiraste en mi. “Cuando un amiga se va, una estrella se ha perdido y no la puede llenar, la llegada de otra amiga.”

Elizabeth Viernes Santo, 2 de abril de 1999.

L

a autora reconoce la necesidad de afirmar la existencia de ambos géneros, masculino y femenino. En ocasiones, no se utiliza el/la, ellos(as) y otras distinciones en este trabajo para evitar la extensión del mismo.


Indice DEDICATORIA .................................................................................. v

CAPÍTULO I

El Trabajo Social y los Grupos Comunitarios .... 1 A. El Trabajo Comunitario como Alternativa para Enfrentar la Dependencia ..................... 2

Capítulo II

Diversidad de Enfoques en el Trabajo Comunitario ............................................................ 5

CAPÍTULO III Fundamentos Teóricos del Trabajo con Grupos Comunitarios ........................................................ 14 A. La Teoría de Conflicto y su Manifestación en el Grupo y la Comunidad ...................... 15 B. Teoría de Poder y su Aplicación a la Dinámica Comunitaria ................................. 16 C. Teoría del Apoderamiento ........................... 23 D. La Teoría sobre la Construcción Social y los Grupos Vulnerables ................................ 25 E. Auto-percepción Individual y Colectiva : Teoría de Aprendizaje Social ....................... 29 F. Perspectiva de Fortalezas ............................ 30 G. La Educación Andragógica en el Trabajo con Grupos ..................................................... 32 CAPÍTULO IV Lineamientos Metodológicos del Trabajo con Grupos Comunitarios .......................................... 38 CAPÍTULO V

Coordinación del Equipo Interdisciplinario de Apoyo Técnico ...................................................... 64

vii


viii

El Trabajo con Grupos Comunitarios

CAPÍTULO VI El Trabajo con Grupos Comunitarios y sus Técnicas ................................................................. 74 A. Técnicas de Animación e Integración del Grupo ............................................................. 78 B. Técnicas de Reflexión y Análisis de la Realidad ......................................................... 86 C. Técnicas para Análisis de Problemas y Toma de Decisiones .................................... 103 D. Técnicas para Integrar el Trabajo en Equipo ........................................................... 115 E. Técnicas para la Reflexión sobre el Liderazgo y la Auto-direccion .................. 133 F. Técnicas para Evaluar el Proceso ............. 140 BIBLIOGRAFÍA .............................................................................. 145


CAPÍTULO I

El Trabajo Social y los Grupos Comunitarios “Es preciso convencerse de que el convencimiento de los oprimidos sobre el deber de luchar por su liberación n o es una donación hecha por el liderazgo revolucionario sino resultado de su concienciación.” Pablo Freire (1970)

La práctica del trabajo social necesita integrar sistemáticamente y con mayor énfasis el trabajo colectivo. Las personas adquieren las fuerzas necesarias para hacer cambios en su vida personal y colectiva de variadas fuentes, sin embargo, éstas se multiplican cuando la gente advierte que no están solos. La complejidad de las situaciones que enfrenta el ciudadano común son de tal naturaleza que, para enfrentarlas necesita de la organización y participación en el proceso colectivo. Hoy, los protagonistas de la educación no pueden evadir la realidad de que están inmersos en un mundo complejo por sus tendencias globalizantes. Dichas tendencias rompen los esquemas y violentan la cultura a través del manejo de los medios de comunicación modernos, entre otros mecanismos. Las personas nos encontramos rodeadas por gran cantidad de cambios y necesidades emergentes. Se necesitan destrezas para enfrentar esta nueva realidad. Por consecuencia, una educación pertinente no tiene sentido si no involucra a los participantes en el examen del origen de las condiciones 1


2

El Trabajo con Grupos Comunitarios

histórico-sociales de su gente. El proceso educativo comunitario tiene que tener como criterio de referencia el análisis y desarrollo de la propia identidad. En el trabajo con grupos comunitarios, los participantes fortalecen su identidad y sus miembros expresan sus valores y creencias.

A. El Trabajo Comunitario como Alternativa para Enfrentar la Dependencia En Puerto Rico, gran cantidad de personas han vivido bajo la influencia de políticas sociales que estimulan la dependencia económica y social. Tradicionalmente, ha sido responsabilidad del Estado, no solo dirigir la actividad económica sino también enfrentar los problemas sociales y responder por una adecuada calidad de vida. Las estrategias para el desarrollo económico del país han sido: la inversión extranjera atraída por exención de contributiva, las transferencias de fondos federales, la emigración y el continuado aumento en la deuda pública. La estructura de servicios sociales y sus respectivas políticas sociales, responden a dichas estrategias económicas y políticas, encontrando las instituciones en estado de dependencia. Estas no han logrado el desarrollo de capital puertorriqueño y aún para el 1990 el 50.4 por ciento de las familias se encontraban bajo el nivel de pobreza. Con el advenimiento de las políticas económicas neoliberales, la globalización y la aprobación de la Reforma de Bienestar Social de 1996 por el Congreso de los Estados Unidos, los servicios sociales se encuentran con una nueva función hacia los grupos tradicionalmente marginados. Se transforman las políticas sociales y se encomienda a los programas de servicios sociales, la búsqueda de alternativas innovadoras para atender sus resultados consecuencias de estrategias asistencialistas. Esta


El Trabajo con Grupos Comunitarios

3

“reforma” tiene que responder al objetivo de romper con la dependencia que durante más de medio siglo, el propio Estado estimuló en todos los sistemas, sean estos: familias, comunidades o instituciones del país. El trabajo con grupos comunitarios es, entre otras, una de las estrategias con mayor potencial para lidiar con esta realidad ya que permite insertar a los grupos más oprimidos de la sociedad en el proceso de autogestión de la vida social, económica y cultural del país. El trabajo comunitario como enfoque de desarrollo educativo va dirigido a crear conciencia en la gente sobre los factores que afectan su realidad económica, social y política. Mediante la organización colectiva, los grupos comunitarios se involucran en el esfuerzo por enfrentar sus problemas y satisfacer sus necesidades. Filosóficamente este acercamiento asume que las decisiones sobre los problemas que le afectan a la gente, deben estar bajo su control. Lo cual, tiene que ser un proceso esencialmente educativo al estilo del pensamiento de Freire, cuyo postulado principal es “crear conciencia, concienciar”. Significa un despertar de la conciencia, un cambio de mentalidad que amplie y comprenda correctamente en forma realista, la ubicación y el rol de cada uno en la sociedad en que vive. Es decir, la persona desarrolla la capacidad de analizar críticamente su propia situación identificando, el origen, causas y consecuencias de los problemas. En este contexto, establece comparaciones con otras situaciones vividas y busca alternativas de acción para resolverlos. Lo cual, implica el definir una acción eficaz y transformadora del propio entorno. Es un conocimiento producto de la reflexión que induce a la acción, ya sea individual o colectiva. Este proceso elimina la tradicional distinción entre el educador como “experto” y el educando como “ignorante”. Provoca el diálogo y extrae las experiencias


4

El Trabajo con Grupos Comunitarios

de los participantes, genera ideas y pensamientos de igualdad social y humana. La reflexión evita la renuncia del ser humano al darse cuenta de su capacidad para decidir su propio destino. El término autogestión se define como una forma de organización o de autogobierno en la cual sus miembros rechazan cualquier manifestación de autoridad exterior y quienes haciéndose cargo de sus condiciones de vida y de trabajo, deciden sus normas de funcionamiento (Guimaraes, 1987). Siempre han existido disputas ideológicas en torno a si la autogestión tiene contenido revolucionario o reformista. Lo cierto es que el concepto se encuentra actualmente insertado en la lucha de distintos sectores interesados en ampliar la democracia. La autogestión está íntimamente unida al concepto de apoderamiento, necesitándose reciprocidad entre ambos procesos. El apoderamiento es un acto político, en el cual la gente, toma control sobre su vida y hace sus propias decisiones. Es un proceso a través del cual la gente se transforma personal y colectivamente. El poder se deriva de la energía y la fortaleza interna, requiere apertura y conexión con otros. Estos procesos se encuentran enmarcados en conceptos extraídos de diversas teorías que comparten características ideológicas y filosóficas comunes. Entre éstas: la teoría del conflicto social y el poder, la teoría sobre la construcción social, la teoría de aprendizaje social, la perspectiva de fortalezas y la educación adulta autodirigida (andragogía) y que se pueden aplicar el trabajo con grupos comunitarios dirigidos a la autogestión. Por consiguiente, en el capítulo dos, se presentan brevemente, los conceptos y postulados que más se interrelacionan y que pueden servir de base para este trabajo.


trabajo comunitario