Issuu on Google+

Libertad Un valor que todos reconocemos, pero que pocos sabemos defender, o del cual podemos abusar. La libertad es un derecho natural de la persona, sin importar la edad, sexo o cualquier otra diferencia de cualquier índole. Gracias a la libertad podemos realizar aspiraciones: un mejor nivel de vida, formar a los hijos para que aprendan a tomar mejores decisiones, buscar un lugar adecuado para vivir, participar de manera activa en beneficio de la sociedad, llevar una vida congruente con la moral y la ética en todo el quehacer profesional, buscar una educación de calidad... pero estos son los efectos de la libertad, no la libertad misma. La libertad puede entenderse como la capacidad de elegir entre el bien y el mal responsablemente. Esta responsabilidad implica conocer lo bueno o malo de las cosas y proceder de acuerdo con nuestra conciencia, de otra manera, se reduce el concepto a una mera expresión de un impulso o del instinto. Toda decisión se enfrenta a la consideración de lo bueno y lo malo, del beneficio o el perjuicio de una acción. Si no se realiza este juicio se puede incurrir con facilidad en un error pues se hace un uso irresponsable de la libertad. Al igual que en otros aspectos de nuestra vida, el abuso se convierte en un actuar conforme a nuestros impulsos, sin reconocer barreras, límites, moral o ética, es decir, se convierte en libertinaje. El mal uso o abuso de este derecho, siempre tendrá repercusiones en nuestros semejantes. Es inconcebible pensar que nuestro proceder es independiente y único, no podemos obrar como si fuéramos los únicos en el mundo o imponer sin ton ni son normas a las cuales deben sujetarse los que nos rodean; si por alguna razón alguien con autoridad o poder de cualquier índole afecta abusando "libremente" en perjuicio del prójimo, está olvidando las bases y principios que le han otorgado esas capacidades para el servicio, bienestar y desarrollo de los demás. Tal es la magnitud de la libertad, que ni Dios la condiciona o restringe, pues forma parte de nuestra naturaleza; sus mandamientos son una guía con la cual se puede ser más humano, nada parecido a un


condicionamiento, pues se nota por las acciones, que todos tenemos la capacidad de aceptar o rechazar lo propuesto, de asumirlo con alegría o rechazarlo abiertamente, haciendo lo que mejor nos parece; sin que en este momento se juzgue si esa aceptación o menosprecio sea bueno o malo, podemos afirmar nuevamente que siempre estaremos ejerciendo nuestro derecho de ser Libres. La Libertad no se construye. No es como en el caso de virtudes como la perseverancia, la fortaleza o la paciencia que requieren de un esfuerzo constante y continuo para hacer de ellas una parte integral de nuestra vida. La libertad se ejerce de acuerdo con los principios fundamentales que nacen en la conciencia, en la familia y en la sociedad, es ahí dónde este valor se orienta, forma, educa y respalda, forjando personas íntegras. Puede ocurrir que nuestra libertad se vea obstruida por cualquier motivo, lo peor sería dejarnos llevar por el desánimo o el pesimismo, la Libertad siempre estará latente en nuestro ser y en nuestra mente. Siempre contaremos con la libertad de elegir cómo nos afectan las circunstancias. Nuestra libertad, aún cuando sea obstruida, permanece en nuestro interior cuando elegimos si lo que nos ocurre nos derrota, o permanecemos de pie. Desgraciadamente es en condiciones adversas cuando se considera en toda su magnitud el valor que reside en la Libertad. Por eso mismo se defiende la libertad de expresión, de traslado, de decidir por aquello que nos traiga un beneficio, de trabajar donde se prefiera o de elegir lo mejor para la familia o para la sociedad. Podemos percibir mejor la libertad en nuestra vida diaria en muchos aspectos: En el momento que procuramos enseñarle a los demás (hijos, empleados, padres, amigos, etc.) a considerar lo bueno y lo malo de cada acto; cuando tenemos acceso a distintos medios de comunicación y encontramos que se puede expresar opiniones con respeto y educación; Cuando usamos correctamente de servicios públicos. Reflexionar en la libertad es una oportunidad para considerar lo que tenemos, cómo lo aprovechamos o desaprovechamos, lo que hemos hecho y dejado de hacer. Vivir libremente es respetar, y al mismo tiempo es decidir, es ejercer un derecho.


LIBERTAD ¿Estarías dispuesto a perder tu libertad a cabio de beneficios materiales? ¿Permitirías que alguien te la quitara por algún tipo de ayuda? La libertad de entrar, salir, tomar decisiones y guiar con independencia tu vida no debe cambiarse por beneficios aparentes como la comodidad. Nadie debe condicionarte para que lo hagas. PONTE EN ACCIÓN Toma cartulina y los elementos que tengas a la mano para pinar o dibujar. Elige cualquier objeto o situación y dibújalos siguiendo tu criterio: combina técnicas, colores y texturas hasta tener el resultado que te agrade. Ésa es la libertad creativa.

FRASES SOBRE LIBERTAD A pesar de las ilusiones racionalistas, e incluso marxistas, toda la historia del mundo es la historia de la libertad. Albert Camus A pesar de tener la democracia su organización y control, su fuerza vital radica en la libertad del individuo. Charles Evans Hughes Acaso soy libre si mi hermano se encuentra todavía encadenado a la pobreza. Barbara Ward Algunos se imaginan ser libres y no ven las ataduras que los aprisionan. J. M. Buckert Bajo el punto de la vista moral e intelectual, es esclavo el que se encuentra privado de la libertad de sus juicios y de la su voluntad. Autor desconocido Como el hueso al cuerpo humano, y el eje a una rueda, y el ala a un pájaro, y el aire al ala, así es la libertad la esencia de la vida. Cuanto sin ella se hace es imperfecto. José Martí Cuando hay dinero de por medio es muy difícil la libertad. Gonzalo Torrente Ballester Cuando las palabras pierden su significado, la gente pierde su libertad. Confucio Dios es muy respetuoso de nuestra libertad, es un Rey en espera de acogida, va ocupando el terreno que le vamos abriendo, abarcando poco a poco en todas las realidades de nuestra existencia. P. Evaristo Sada LC


Donde mora la libertad, allá está mi patria. Benjamín Franklin El amor a la libertad hace al ser humano indomable y a las naciones invencibles. Benjamin Franklin El Dios que nos dio la vida nos dio la libertad al mismo tiempo. Thomas Jefferson El hombre ama la libertad, aunque no sepa que la ama, y anda empujado de ella y huyendo de donde no la hay. José Martí El hombre libre siempre esta ocupado. Santos Vergara Badillo El hombre nunca ha encontrado una definición para la palabra libertad. Abraham Lincoln El perdón es la llave de la libertad y la paz interior. P. Evaristo Sada LC El pueblo no es verdaderamente libre mientras que la libertad no esté arraigada en sus costumbres e identificada con ellas. Mariano José de Larra Es libre el que vive según su elección. Epicteto El temor de Dios libera del temor de los hombres. Hace libres. » (Benedicto XVI, 6 de enero de 2013). Es verdad que nadie puede estar cierto de su perseverancia... Pero esa incertidumbre es un motivo más de humildad, y prueba evidente de nuestra libertad. San Josemaría Escrivá de Balaguer Estoy absolutamente convencido de que ningún hombre pierde su libertad sino por su propia debilidad. Mohandas Karamchand Gandhi Jesús a nosotros los cristianos nos quiere libres como Él. Con esa libertad que viene de ese diálogo con el Padre, de ese diálogo con Dios. SS. Francisco “Jesús no quiere cristianos egoístas, que sigan el propio ‘yo’, que no hablan con Dios, ni cristianos débiles, cristianos que no tienen voluntad, cristianos a control remoto, incapaces de creatividad, que buscan siempre conectarse con la voluntad de otro, y no son libres. ¡Jesús nos quiere libres!” SS. Francisco La diferencia entre libertad y libertades es tan grande como entre Dios y los ídolos. Ludwig Börne


La libertad, alimentará la paz y la hará fructificar cuando, en la elección de los medios para alcanzarla, los individuos se guíen por la razón y asuman con valentía la responsabilidad de las propias acciones. Su Santidad Juan Pablo II La libertad, cuando empieza a enraizar, es una planta que crece demasiado rápido. George Washington La libertad del hombre es más importante que la libertad de la patria. Mohandas Karamchand Gandhi La libertad del hombre radica en guiarse por la razón. Roger Patrón Luján “La libertad en cierta manera es el alma de nuestra alma” Gabriel Marcel La libertad en las clases sociales inferiores es el poder elegir entre trabajar o morirse de hambre. Samuel Johnson La libertad es el aliento vital de todo ambiente y de toda criatura libre sin el cual ésta podría crecer o ni siquiera existir por un corto tiempo. Adolfo Kolping La libertad es el derecho de escoger a las personas que tendrán la obligación de limitárnosla. Harry S. Truman La libertad es el derecho de hacer lo que no perjudique a los demás. Fray Enrique Domingo Lacordaire, O.P. La libertad es el instrumento que puso Dios en manos del hombre para que realizase su destino. Emilio Castelar Ripoll La libertad es la única meta que merece la pena en la vida. Epicteto de Frigia La libertad es derecho que tiene cada uno de escoger su propia esclavitud. Ivan Guirior La libertad es el mayor de los bienes. Ovidio La libertad es el pan que los pueblos tienen que ganar con el sudor de su frente. Hugo Roberto de Lamennais Libertad es el derecho que tiene toda persona a ser honrada, y a pensar y a hablar sin hipocresía. José Martí


La libertad es un lujo que no todos pueden permitirse. Otto Von Bismarck La libertad es uno de los más preciados dones que a los hombres dieron los cielos. Miguel de Cervantes y Saavedra La libertad no consiste en hacer lo que se quiere, sino en hacer lo que se debe. Ramón de Campoamor La libertad no es más que la oportunidad de ser mejor. Albert Camus La libertad no es simplemente un privilegio que se otorga, es un hábito que ha de adquirirse. David Lloyd George La libertad no es un fin; es un medio para desarrollar nuestras fuerzas. Giuseppe Mazzini La libertad no hace feliz al hombre; le hace, sencillamente, hombre. Manuel Azaña La libertad primero hay que aceptarla, después planificarla y finalmente disfrutarla. Paco Rabanne La libertad significa responsabilidad, por eso, la mayoría de los hombres le tienen tanto miedo. George Bernard Shaw La libertad sin educación es siempre un peligro; la educación sin libertad resulta vana. John F Kennedy La libertad sin metas e ideales, es más dañina que provechosa. Arthur Graf La libertad no puede ser concedida: tiene que ser conquistada. Max Stirner La libertad y la salud se asemejan: su verdadero valor se conoce cuando nos faltan. Henri-François Becque La verdadera libertad es un acto puramente interior, como la verdadera soledad. Máximo Bontempelli Libertad es el derecho que todo hombre tiene a ser honrado, y a pensar y a hablar sin hipocresía....Un hombre que obedece a un mal gobierno, no es un hombre honrado. José Martí Libertad falsa y tiranía son gemelos. Adolfo Kolping Libre es aquél que no está esclavizado por ninguna torpeza. Marco Tulio Cicerón


Llamados a vivir en libertad, hemos de comprender que sólo la unión con Cristo nos permite hacerlo de veras, ya que asimilándonos a Él es posible que nos guíe el espíritu de Dios. P. Ricardo B. Mazza Llámame cuando estés angustiado; yo te libraré y tu me honrarás. Salmo 50:15 Los mayores enemigos de la libertad no son aquellos que la oprimen, sino los que la ensucian. Vincenzo Giobertí Maravillosa libertad la de Dios, que paga con largueza, si se lo devolvemos, aquello mismo que Él nos ha regalado. Juan Luis Vives

Más preciosa es la libertad que la dádiva, porque se pierde. Padre Baltasar Gracián y Morales Mi felicidad ha sido siempre la estabilidad por la libertad. Simón Bolívar Nadie puede ser libre sin haber aprendido antes a libertar a los demás. Rabindranath Tagore Ninguna persona es libre si no es su propio amo. Epicteto No es libre el hombre que no puede dominarse a si mismo. Pitágoras No existe la libertad, sino la búsqueda de la libertad, y esa búsqueda es la que nos hace libres. Carlos Fuentes, escritor mexicano No hay oro bastante para comprar la libertad. Esopo Para alcanzar la libertad sólo hay un camino: el desprecio de las cosas que no dependen de nosotros. Epicteto “Para la libertad nos liberó el Mesías” Gal 5,1.13. Para perseverar en el seguimiento de los pasos de Jesús, se necesita una libertad continua, un querer continuo, un ejercicio continúo de la propia libertad. San Josemaría Escrivá de Balaguer Por la libertad, así como por la honra, se puede y se debe aventurar la vida. Miguel de Cervantes Saavedra


¿Quién es libre? Sólo el que sabe dominar sus pasiones. Horacio “Quien pertenece a la verdad, jamás será esclavo de algún poder, sino que siempre sabrá servir libremente a los hermanos” SS. Benedicto XVI, 1 de julio 2007 Quien vive temeroso, nunca será libre. Horacio “Querer ser libre es ser libre” Ludwig Börne Recordad que el secreto de la felicidad está en la libertad, y el secreto de la libertad, en el coraje. Tucídides Seamos esclavos de la ley para que podamos ser libres. Marco Tulio Cicerón Ser libre significa dejar que los otros sean libres: libres de amarnos, de partir, de regresar. Arthur Koestler Si no disfrutas la libertad interior ¿qué otra libertad esperas gozar? Arturo Graff Sin libertad, el mundo no sería más que un mecanismo. Fray Enrique Domingo Lacordaire, O.P. Sólo el hombre que nada espera es verdaderamente libre. Edward Young Solo gana la libertad quien la reconquista todos los días. Johan Wolfgang von Goethe Sólo protegemos nuestra libertad protegiendo la de los demás. Thomas Paine Somos libres para tornar la mirada del alma al Salvador, y somos también libres para obstinarnos en su rechazo. La muerte petrificará esa opción por toda la eternidad.... Rev. D. Pedro Iglesias Martínez Ten la libertad de enjaularte en el amor y vivir cautiva en los brazos de Dios. Zenaida Bacardí de Argamasilla Todo hombre tiene libertad para hacer lo que quiera, siempre y cuando no infrinja la libertad de otro hombre. Herbert Spencer Tu tarea de apóstol es grande y hermosa. Estás en el punto de confluencia de la gracia con la libertad de las almas; y asistes al momento solemnísimo de la vida de algunos hombres: su encuentro con Cristo.


San Josemaría Escrivá de Balaguer ¡Viva la libertad! El sol nunca ha iluminado un logro humano más glorioso. Nelson Mándela “Y ¿dónde se consigue esta libertad? En el diálogo con Dios en la propia conciencia. Si un cristiano no sabe hablar con Dios, no sabe escuchar a Dios en su propia conciencia no es libre”. SS Francisco Yo diría que sólo quien desee la libertad puede ser libre. Isaac Asimov

Breve relato sobre "La Libertad" Era un día de lluvia, cuando Nicolás volvía del colegio, se dirigió a su padre y le pregunto: -¿Papá que es la libertad?-. El padre al escuchar esto, le respondió, que para poderle explicarle mejor qué es la libertad le iba a contar una historia. Le dijo que hace un tiempo había conocido a un viejo hombre, que fue encarcelado por haber robado. A los pocos meses, éste se murió de un infarto. Como el padre de Nicolás había sido su abogado, le dijo al hijo, que ese hombre había muerto, no por tener una enfermedad, sino por la falta de libertad que uno tiene al estar encerrado en una cárcel. Ese hombre murió porque no pudo hacer lo que quería, lo único que él quería era tener un trabajo digno y gozar de un sueldo como cualquier otra persona, y el hecho de no poder tenerlo, lo condenó a robar, para darle de comer a se humilde familia. Al encontrarse en la cárcel con un montón de limitaciones y el saber que no podría realizar sus sueños y disfrutar de la vida, hizo que su corazón no resista más a este viejo hombre. Lo mató la falta de libertad y la falta de poder tomar libres decisiones. Al escuchar esto, el hijo le agradeció al padre y se fue a escribir la tarea de filosofía sobre la libertad.


Atrapados en Tururulandia Idea y enseñanza principal

Ambientación

Personajes

La libertad es el don más valioso. Sin libertad, nada de lo que hacemos tiene sentido

Un país de juguete

Una niña y sus juguetes

Cuento Tururulandia era un pequeño y precioso país de juguete que había hecho Paulina Perfectina con sus construcciones. Paulina cuidaba constantemente Tururulandia para que todo estuviera en orden, y mantenía los muñecos rojos junto a sus casas rojas, y los niños verdes jugando en los columpios del parque verde, y los papás hablando todo el día junto a la plaza. Era un país tan bonito y perfecto, que Paulina soñaba con poder llegar a vivir un día en Tururulandia. Y sin saber cómo ni por qué, su sueño se cumplió, y un día despertó en mitad de Tururulandia, vestida toda de rosa, y hecha de piececitas de juguete. ¡Qué maravilla! ¡Todo era como ella conocía! Y era realmente precioso. Paulina esta totalmente feliz, y tras la primera sorpresa, corrió a ver los columpios de los niños del parque verde. Pero antes de que pudiera llegar, una mano gigante la alcanzó, y tomándola de un brazo, la llevó de nuevo junto al gran palacio rosa. Paulina quedó un poco extrañada, pero enseguida lo olvidó, porque vio sus queridas casas rojas, y hacia allí se dirigió. Pero nuevamente, antes de llegar a ellas, la gran mano volvió a aparecer, y la volvió a dejar junto al palacio. - No te esfuerces-dijo una princesita rosa que asomaba por uno de los balcones- nunca podrás abandonar la zona rosa. Entonces la princesita explicó a Paulina cómo la gran mano nunca dejaba moverse a nadie en Tururulandia, y que aquel era el país más triste del mundo, porque nadie podía decidir qué hacía ni dónde iba. Y Paulita miró las caras de todas las figuritas y muñecos, y comprobó que era verdad. Y se dio cuenta de que aquella gran mano era la suya, la que utilizaba siempre para mantenerlo todo como ella quería. - ¿Pero entonces? ¿No os gusta vivir en un país tan bonito y organizado?- terminó preguntando Paulina.


- Si no podemos elegir qué hacemos o a dónde vamos, ¿para qué nos sirve todo esto?- le respondieron - Si tan sólo tuviéramos un día para ver otras cosas... ¿no lo entiendes? Y vaya si lo entendió. Tras unos pocos días sin poder decidir nada por sí misma, ni moverse del castillo rosa, Paulina estaba profundamente triste; tanto, que su precioso país le daba totalmente igual. Hasta que una mañana, se despertó de nuevo en su vida normal, y al llegar junto a su país de juguete, lo primero que hizo fue cambiar las figuritas de sitio. Y así, cada vez que encontraba una fuera de su lugar, en vez de devolverla inmediatamente a su sitio, esperaba un día, para que tuviera tiempo de disfrutar de aquel bello país. Y muchas veces, en el colegio y en casa, trataron de explicarle en qué consistía la libertad, y lo importante que era. Pero no le hacía falta, para saber lo que era la libertad, sólo tenía que recordar la tristeza extrema que sintió aquellos días en Tururulandia.

VERDADERAMENTE LIBRE - ACTIVIDAD Oportunidad: curso o reunión. Objetivo: personalizar en cuanto a un valor tan grande como es la libertad. Motivación: una breve charla sobre ideas tales como: libertad, libertinaje, realización personal, degradación, etc. Grupos pequeños: cada cual contesta y comenta estas preguntas: Un momento en mí vida en que me sentí libre. Un momento en mí vida en que me sentí oprimido Un momento en mí vida en que fui yo quien oprimió a otros. Plenario: en base a las vivencias anteriores expresar grupalmente cuáles son los elementos de una verdadera definición de la libertad y otra de opresión. El coordinador completa con sus propias reflexiones invitando a la gente a cambiar actitudes.


Septiembre libertad