Page 1

Todo lo que Usted quiere saber

 

Historia del perro en China El Shar Pei


Capítulo 3

Historia del perro en China Es muy difícil reconstruir la historia de cualquier raza canina en China debido a que nunca ha existido información detallada, y para colmo de males la poca que había fue destruida por algunos gobernantes en épocas remotas o más recientes. La historia del perro en China puede ser seguida a través de sus piezas arqueológicas, su arte o los pocos registros escritos sobrevivientes y conservados en museos.


La más antigua representación del perro en China se encuentra grabada en una taza de la dinastía Chou, en esta taza se pueden apreciar tres tipos de perros dibujados además de otros animales, también hay un grabado muy antiguo donde se representa a un perro y a un lobo pudiéndose observar detalladamente las grandes similitudes que existían entre ellos. En la taza se observan, como ya se dijo, tres tipos de perros, el primer tipo es de tamaño chico, cola corta y orejas erectas triangulares: el segundo tipo es un perro de cuerpo largo, cola larga y enroscada, patas altas y orejas erectas y el tercer tipo es un perro de constitución robusta, cola larga enroscada y orejas erectas.

Según algunos escritos chinos muy antiguos el perro era considerado por la religión, la que dividía a los


perros en perros de pastoreo, perros de guardia (vigilaban casas, campos, templos, personas, propiedades personales valiosas) y perros vagabundos. Cualquiera de las tres categorías eran muy consideradas por la religión, los perros vagabundos estaban protegidos y se consideraba un delito tratarlos mal, además las tres categorías de perros se encontraban regidas por ordenanzas religiosas que explicaba en detalle cómo se los debía tratar y alimentar.

Estatuilla de la Dinastía Han donde se muestra el Perro con collar, signo de la domesticación Hay otros documentos que cuentan que los Hunos (tribus denominadas por los chinos como salvajes del


norte) tenían un perro al que denominaban “Chiao” el cual tenía una boca grande, cuerpo negro y características de mastín.

Para otros pueblos chinos Chiao significaba un animal magnífico con figura de perro con rayas como el tigre, su voz era como el ladrido profundo de los perros grandes y se decía que dónde esta criatura aparecía luego los perros eran abundantes.


En el libro antiguo ‘Jui yin T’u se encuentra un pasaje donde Hsiung nu ofrece “perros pantera” con boca algo puntiaguda, cuerpo rojizo algunas veces atigrado y patas muy fuertes. Se cree que Hsiung nu ofrecía perros tipo mastín los que eran comprados por personajes con cierta influencia en la sociedad o por los gobernantes para usarlos luego como protección o en algunos casos como perros de caza mayor. La caza era uno de los más grandes intereses de los chinos y hay muchas referencias a perros usados para esa actividad. Los emperadores llevaban a cabo cacerías en cada distrito, las que servían además de realizar la actividad de la caza como entrenamiento para la guerra de los soldados. En los registros del emperador T’ang (1760 a.c.) se encuentra una observación donde dice que el emperador consiguió perros “cuadrados” en la región de Honan, pero no hace referencia a que esos perros fuesen de tamaño grande o chico. En el libro de Shang se menciona el envío como tributo de perros tipo Hound llamados “Ao” a los emperadores de parte de “la salvaje tribu de Leu en el Oeste” esto sucedía alrededor del año 1200 ac, sin llegar a nuestros días ninguna descripción de estos perros, pero los escritores alemanes han ido más lejos aún y basándose


en esa referencia plantaron el comentario que los perros de Leu eran Mastines Tibetanos, esto lo hicieron basándose en una elaborada teoría que decía, según ellos, que los perros chinos eran descendientes del Mastín Tibetano y que varios de esas razas tienen un origen en países occidentales. Uno de los principales errores que habrían cometidos estos escritores alemanes sería considerar el tipo mastín como el de los perros anteriormente nombrados cuando en realidad en esa época el Tibet no existía como tal y la región estaba transitoriamente habitada por tribus nómades salvajes y tribus chinas viajeras que se ocupaban de realizar viajes de intercambio comercial. La primera monarquía tibetana existió solo a partir del año 652 ac cuando las crónicas de esos perros eran del 1120 ac o sea 468 años de diferencia entre ellas, tampoco tomaron en cuenta que el tipo Mastín Tibetano es posterior al 1120 ac. En los “Anales de Ssu-ma Ch’ ien”, escritos referentes al Emperador Chou Hsin (1154-1123 ac) de la dinastía Yin cuenta que el emperador era muy afecto a mantener gran número de perros, caballos y objetos raros llenando sus palacios con ellos. En un registro oficial de la dinastía Chow (1000 ac) se puede leer que los tributos enviados al Emperador desde los estados sureños de Shansi incluían ámbar, perlas, marfil, plumas y perros cortos y cuadrados. La


naturaleza de los otros tributos indica claramente que los perros provenían del sur de China, pero no se podría descartar que su origen fuera de los lugares cercanos al sur de China y que hayan llegado allí vía viajes marítimos. La provincia de Shantung, de donde era Confucio, era muy famosa además por sus perros feroces que cuidaban las entradas de casas y negocios, sobre todo aquellas entradas a las habitaciones de las “chicas cantantes” (especie de meretrices), los clientes no regulares y conocidos por los perros no podían pasar a través de ellos, si lo intentaban los perros los mataban. Se pueden encontrar muchos grabados de estos perros correspondientes a las dinastías Sing (960 dc) y Ming (1368 dc)


Alrededor del año 500 dc el reino era comandado desde la provincia de Shanshi donde había perros que se usaban para propósitos deportivos, estos perros eran pequeños y de hocico corto y eran llevados en los carros al final de la jornada. Al final del primer siglo de nuestra era en China se vieron libros con descripciones más específicas, en estos libros se mencionaba al perro “pai” que era pequeño, de patas cortas, cabeza con hocico corto, estos perros tenían la costumbre de acomodarse debajo de las mesas chinas, téngase en cuenta que las mesas chinas de ese período eran muy bajas y la gente se sentaba a su alrededor en esteras. En este período los emperadores tenían gran interés en los perros chicos, el emperador Ling Ti (168-190 dc) tenía en Lo Yang (Honanfu) un perro que era muy cariñoso con él y el emperador le dio el Sombrero Oficial de Chin Hsien y el cinturón oficial. Todos los perros criados por el emperador tenían el rango de K’ai Fu (especie de virrey) otros tenían el rango de Guardianes Imperiales, a las hembras se les otorgaba el rango de esposas de los oficiales. Estos perros eran cuidados por soldados y alimentados con lo mejor, arroz y carne, comían sobre finas alfombras y dormían sobre almohadones de fina seda. Eran tan preciados los perros que en el “Libro de los ritos” se describe el procedimiento que se debía seguir


para la aceptación y presentación de un perro: “Cuando se es honrado con el regalo de un perro, el mismo debe ser manejado con la mano izquierda, la razón para hacer esto es que la derecha debe estar lista para evitar la mordida del perro. El honrado deberá primero tomar la correa y luego preguntar el nombre del perro” este procedimiento se usaba para aceptar perros de guarda, compañía o caza. En este punto hay que acotar que en China existía la categoría de perro comestible, eran aquellos ejemplares que se usaban para la alimentación cotidiana de la población, su carne era muy valorada y se trataba igual que la carne proveniente de otros animales de consumo, por lo tanto estos perros estaban exceptuados del rito de aceptación del perro descripto más arriba. Los perros en China tenían un dios protector era Erh Lang, cuando alguien tenía un perro en peligro llevaba una pequeña estatuilla de cerámica del perro hasta el altar del dios, quien lo bendecía y si lo consideraba oportuno dejaba que ese hombre disfrutara más tiempo con su amado perro. Según las costumbres del pueblo chino, creyente en espíritus y luchas celestiales y terrenales entre demonios y espíritus buenos, aquellos perros que eran totalmente negros eran capaces de ahuyentar a espíritus y fantasmas, por lo tanto se prefería tener en


la casa un animal de esas características para protección de los habitantes contra demonios y espíritus vengadores. Si el perro tenía alguna mancha de otro color, aunque la misma se tratara sólo de algunos pelos sobre el pelaje negro, ya no cumplía esa función, es por esta razón que en China se valora mucho el perro de color negro aún hoy día. Este tipo de perros negros se usaba para cuidar las propiedades de aquellos que eran dueños de un perro de estas características, mientras que los perros de otros colores de manto eran usados para cuidar el ganado y los cultivos, en esa época el perro era un ayudante imprescindible para el hombre. Los chinos también creían cierta la leyenda del hombre lobo, los budistas creían que existían y decían que los demonios aparecían baja la forma de horribles perros muy peludos, grandes y babosos y que sólo podían ser vencidos por aquellos perros guardianes que cumplían con la premisa de ser totalmente negro aún dentro de sus bocas y lenguas. En épocas más recientes, las referencias y escritos sobre perros se van haciendo más espaciados y muchísimos de esos documentos valiosos se han perdido o destruido en la época de la Revolución China. Algunos documentos que sí han llegado a nuestros días nos cuentan sobre la cría de perros en China; la cría de


perros en China comenzó junto a la agricultura, se criaban los tres tipos de perros que nombraba el “Libro de los Ritos”, perros de caza, perros de guardia y los consumibles. En cada tipo se encontraban diversos subtipos. El número de tipos de perros que se criaba en China aumentaba debido al intercambio que realizaba la corte china con funcionarios de otros países, entre los perros que se intercambiaba se podían encontrar perros tipo greyhound, bulldog y algunos terriers. Para los chinos la cría era una actividad incentivada por diversas supersticiones las cuales llevaban a criar cierto tipo de perros. Algunas de estas supersticiones hablaban sobre el color de manto y sobre marcas en el mismo. Las marcas que se consideraban “Afortunadas” brindaban honor a la familia criadora y a sus ancestros. Algunas de las más curiosas contadas en un libro de geomancia son: Criar un perro negro o cervato con una cabeza blanca o patas delanteras blancas en un perro negro era considerado un presagio seguro de nombramiento oficial (entendiéndose como nombramiento oficial el ocupar un cargo dignatario).


Si un hombre criaba un perro blanco con marcas como el tigre ese hombre será nombrado oficial de los ejércitos imperiales y recibirá 10000 picules de arroz del gobierno. Si un hombre criaba un perro negro con orejas blancas era seguro que sería afortunado y se volvería rico y noble. Si un hombre criaba un perro blanco con cabeza amarilla su familia siempre sería próspera. Si un hombre criaba un perro amarillo con cola blanca le aseguraba que en su familia siempre habría nombrado un oficial del ejército imperial en cada generación. Si un hombre criaba un perro negro de patas traseras blancas iba a conseguir que en su familia nacieran muchos varones. Si criaba un perro amarillo con patas delanteras blancas tendría suerte en su vida. Si en cambio criaba un perro blanco con cabeza negra haría que la familia a través de generaciones pudiera pasearse en carruajes (lo que equivalía a tener una posición de dignatarios).


Por este tipo de augurios, y otros muchos de parecido contenido, era que en China se veían muchísimos perros de pelaje particolor y flowered. Muchos historiadores referían en sus escritos los cuidados que le daban a sus perros los emperadores de las dinastías Tang y Sun, estos emperadores criaban perros en sus palacios y a veces lo hacían en el Templo de los Ancestros Imperiales. También llegaron a nuestros días algunas crónicas de las incursiones de caza de los emperadores, estas incursiones se llevaban a cabo para entrenar a los ejércitos imperiales, y para hacerlas se usaban muchos perros los que eran reclutados entre los pobladores cercanos a la zona que se iba a usar como coto de caza. Marco Polo cuenta en una de sus crónicas que al Gran Khan lo acompañaban en sus incursiones de caza 10000 hombres divididos en dos facciones cada una de las cuales estaba al mando de un Barón los que estaban a cargo de los perros tipo hound y mastiff, de los hombres que disponía cada Barón 2000 eran destinados al manejo de los perros, cada uno se podía encargar de uno o más perros, uno de los Barones se ubicaba a la derecha del Gran Khan y otro a su izquierda. Marco Polo cuenta que era glorioso ver la conjunción de hombre y perro en la caza y comentaba que nunca vió nada parecido en las cortes europeas.


Los chinos en la época de Marco Polo tenían la actividad de la cría de perros muy desarrollada y afianzada, sobre todo lo que se refería a los perros tipo falderos los que ya tenían desde mucho tiempo atrás un fenotipo muy definido y eran regalados a los distintos dignatarios extranjeros que visitaban a la corte imperial china. Los únicos registros de pedigree que existían en China en ese entonces eran los libros reales de perros de cada Amo Imperial en los cuales se registraba cada perro por medio de una pintura realizada por los pintores de la corte. Cada emperador ilustraba por medio de los pintores reales sus perros favoritos y con ese modelo se criaba, en estos libros se encontraron muchos retratos de perros tipo pekinés, shih tzu, pug y en algunas ocasiones los perros chow luego denominados perros tang, el término chow se refería al tipo común de perro en Cantón, se refiere propiamente al perro que más comúnmente se encontraba en China, usado como perro de guardia o pastoreo, por lo general era oscuro o flowered, cola enroscada sobre el lomo, ágil y muy apto para cuidar las posesiones de sus amos, estos perros por lo general eran de boca oscura y en su mayoría tenían las orejas erectas y pequeñas, el término chow no se refería en ese caso a perros consumibles.


Estos perros Tang eran los preferidos de los campesinos y de los comandantes de las fortalezas ya que según cuentan las crónicas de esa época, eran muy fáciles de adiestrar para la guardia y cumplían a la perfección el papel que se les encargaba resultando perros muy fieles a su amo y feroces a la hora de resguardar bienes o personas. Precisamente de estos perros Tang, junto a todo su bagaje genético, descienden los Shar Peis.


Estatuilla perro Han


Capítulo 4

EL SHAR PEI Para comenzar a hablar sobre el Shar Pei es necesario primeramente tener en cuenta que hoy día conviven dos tipos de Shar Pei diferentes, con varios tipos intermedios. Pero debemos conocer que estos tipos diferentes no son precisamente los dos tipos a los que se refieren con regularidad mucha gente cuando le pregunta a algún criador “si el ejemplar es tipo chino o americano” haciendo referencia a si su capa de pelo es tipo horse o tipo brush, sino que nos estamos refiriendo a dos tipos bien diferenciados de shar peis, el Tradicional Chino, el tipo ancestral, el que dio nombre a la raza y es el tipo que crían muchos respetables criadores tanto en China como en otras partes del mundo y el tipo moderno occidental, que es el que la mayoría de la gente está acostumbrada a ver en occidente y que a veces se denomina como tipo occidental. En China y los criadores del tipo Tradicional denominan muchas veces al Shar Pei Tradicional como “Bone mouth” (es el que tiene más fino el hocico) y al Shar Pei Americano “Meat mouth” (es el que tiene el hocico de hipopótamo).


El Shar Pei sale al mundo El tipo llamado “Americano” es el que evoluciona de los ejemplares rescatados por el Sr. Matgo Law y el Sr. Chung Ching Ming de Hong Kong para salvaguardar a la raza a punto de extinguirse en su lugar de origen y ante la posibilidad de que Hong Kong pasara a manos chinas nuevamente y que todos los perros fueran exterminados . Matgo Law entonces tuvo la idea de organizar el salvataje de la raza tratando que criadores de otras latitudes se interesen en el caso y la raza fuera salvada, para lo cual escribió a la prestigiosa revista America Dogs una carta explicando su plan de salvataje y mostrando fotos de la raza , desde Norteamérica llegó rápidamente la respuesta por el interés en la raza, siendo su más entusiasta representante el Sr. Ernest Albright quien fue fundador del Chinese Shar Pei Club of America en 1974, la raza fue reconocida por el American Kennel Club recién en el año 1992. Todos los Shar Peis modernos que se exportaron a los Estados Unidos, descienden de los legendarios Down Homes Sweet Pea, Down Homes Oriental Star y Down Homes Harmony. En Europa los primeros ejemplares llegados fueron importados de Estados Unidos por Joachim Weinberger


y Linda Reinelt, estos Shar Pei se llamaban Bedlam’s Lover Boy y Bedlam’s Love Song, siendo Lover Boy el primero en consagrarse Campeón. Luego se importó desde Hong Kong a Down Homes Cram Zulu. En el resto del continente Americano los primeros ejemplares fueron importados desde los Estados Unidos. En China y el resto del mundo existen innumerables criadores que se embarcaron en la tarea titánica de criar y preservar el tipo tradicional chino, una de estas personas es el Sr. Eric Omura, criador y juez reconocido mundialmente. El Sr. Omura es una autoridad mundial en Shar Pei Tradicional y dedica muchísimo esfuerzo a que la variedad tradicional sea reconocida por las entidades como la FCI y el AKC, pudiendo ser juzgado en pista en igualdad de condiciones con el Shar Pei occidental. El tipo tradicional chino está en plena etapa de difusión en muchos países europeos teniendo gran aceptación dadas sus características tanto tipológicas como temperamentales.


Ilustraciones de los primeros Shar Pei

DOWN HOME SWEET PEA

DOWN HOME CHINA SOUEL CON MATGO LAW Y ALBRIGHT


DOWN HOME SWEET PEA

DOWN HOME HARMONY


CHICO´S RORO II

ALBRIGHT´S MING YUN


DOWN HOME CLOWN NOSED BUDHA

DOWN HOME GRETTEL OF ESHAF


DOWN HOME HOY CHEE OF ESHAF

HO WUN II CLOWN FACE BUDDHA


SMITH´S SOSO Y SMITH´S GWEI LOH

El Shar Pei en Argentina El ejemplar N° 1 de la raza fue una hembra traída desde EEUU por el Sr. Osvaldo Raspa, llamada “Angie” quien tuvo el número FCA N°1, el Sr. Raspa es hoy día Juez Para todas las razas y con una larga y exitosa trayectoria en la cinofilia argentina. El ejemplar N° 2 también es del Sr. Raspa y se llamaba Pudgee's W. Segovia Von Pili, también el Sr. Raspa fue propietario de campeones, como por ejemplo, Ch. Argentino, Gran campeón argentino, latinoamericano Mayoral Von Pili.


La Sra. Patricia Coscarelli fue otra de las personas precursoras de la raza en Argentina, import贸 desde EEUU, primeramente, dos machos uno de ellos fue el ejemplar brush coat llamado Stone Oak麓s Don Vito y el otro macho era del tipo horse coat. Los hijos de ese macho brush coat y la hembra del Sr. Raspa, Angie, fueron los primeros Shar Pei nacidos en Argentina, dos machos y una hembra nacidos en 1991.

En Agosto de 1992 la Sra. Coscarelli importa desde EEUU a cuatro hembras, Evelyn, Ginger, Molly y Maggie


, en 1995 se importa también desde EEUU el primer campeón Americano llamado AM. Ch. A´Capella Hit the Jackpot “Vegas”.

Evelyn fue muy ganadora consagrándose Gran Campeona, Campeona Argentina y Campeona Latinoamericana. La hermana de Evelyn, Ginger vivió 16 años, siendo muy longeva para la raza.

Primer Club de raza: Tomando notoriedad la raza en Argentina, los pocos criadores que había en ese entonces decidieron llevar a cabo la fundación del Primer Club de raza, este Club se


llamó “Club Argentino del Shar Pei Chino”, la sede del Club se fijó en la calle Bogotá 297 de la Ciudad de Buenos Aires, su Presidenta fue la Sra. Patricia Coscarelli y el vicepresidente el Sr. Carlos Belei La Primera Exposición Abierta se llevó a cabo el 25 de Agosto de 1996 en el Club Deportivo Español y el Juez de la muestra fue el Sr. Oscar Ferrari, se inscribieron 31 ejemplares en total y además se mostraron fuera de concurso tres campeones entre los que estaba A´Capellas Hit the Jackpot “Vegas”.

Características de los tipos El Shar Pei Tradicional Chino Desde tiempos muy antiguos se sabe que existen en China una clase de perros denominados “perros Tang”, el término Tang se usa por lo general como alusión a la dinastía del mismo nombre, período histórico en el cual el desarrollo de China fue importante tanto culturalmente como comercialmente. Justamente el uso del término “perro Tang” alude a un perro local (muy posiblemente en la zona de Cantón y localidades cercanas) en la época de esa dinastía el cual perduró más o menos sin muchos cambios hasta nuestros días; algunos autores también denominan a este tipo de


perros genéricamente como Chow, no haciendo alusión a perros consumibles sino a perros locales abundantes. Este perro es el antecesor directo del Shar Pei (tanto Tradicional como Occidental), es un perro que tiene ciertas similitudes tanto con el Shar Pei como con el Chow Chow y otras razas orientales como el Akita. El Shar Pei Tradicional se caracteriza y diferencia de los actuales perros Tang por varios puntos más que significativos para la raza, características que fueron perdidas o modificadas en los Shar Peis del tipo occidental. El tipo de pelo del Shar Pei Tradicional es lo que lo distingue y separa del perro Tang, la capa de pelo del Shar Pei debe ser sumamente corta y áspera, esta característica es la que le da el nombre a la raza ya que Shar Pei quiere decir “piel de arena” que es la sensación que se tiene que tener al pasar la mano por el pelo del Shar Pei Tradicional, a diferencia del perro Tang que puede tener un pelo desde muy corto y áspero hasta uno largo y más sedoso. Así mismo otra característica del Shar Pei Tradicional es su color, el mismo siempre debe ser sólido (entendiéndose por sólido un solo color el cual puede tener un rastro de color más oscuro sobre el dorso y las orejas y tener dos tonos del mismo color en el cuerpo) pero nunca puede ser particolor (flowered), moteado, atigrado, etc.


Además del tipo de pelo, el Shar Pei Tradicional tiene otras grandes e importantes diferencias con el Shar Pei Occidental moderno, las mismas son la cabeza y la cola.

La cola del Shar Pei Tradicional es redondeada, afinándose hacia la punta, el pelo que la cubre debe ser cortísimo y áspero, muchas veces en su punta es calva. Tien parecido a algún tipo de ají picante.


La cabeza del Shar Pei Tradicional tiene forma de calabaza China, en la parte del cráneo es ancha y grande y el hocico es ancho en su base y se va afinando hacia la trufa, al contrario del Shar Pei occidental en el que el hocico tiene casi el mismo ancho en su base como en su punta dándole la característica forma de hipopótamo.


Los pies del Shar Pei Tradicional tienen la característica de tener su segunda falange un poco más larga, lo que hace que los pies se vean con dedos más largos. Tomando en cuenta todo lo anteriormente dicho, encontramos que el Shar Pei Tradicional tiene las siguientes características: Es un perro activo y ágil, leal con su dueño y afectuoso con la gente, su utilidad es como perro de guardia y de caza cuya altura es de 48,2 a 58,4 cm y su peso entre los 18 y los 29,5 kilos. La cabeza del Shar Pei Tradicional tiene un cráneo ancho y el hocico es ancho en la base y afinándose hacia la punta, tradicionalmente se lo conoce como con


forma de calabaza. La cabeza no debe ser ni grande ni pesada en relación al cuerpo. La lengua del Shar Pei Tradicional se prefiere color negro al igual que las mucosas, pero en perros de colores claros se puede permitir una lengua manchada o rosa. El pelaje del Shar Pei Tradicional debe ser lo más corto posible, no se admiten pelajes que se vean algo más largos tipo los mantos pelo de cepillo (brush coat), los jueces deben preferir los mantos más cortos y ásperos que sean el reflejo de lo que significa las palabras Shar Pei, Piel de arena, por lo tanto al tacto debe ser sumamente corto y áspero.

Los ojos del Shar Pei Tradicional deben tener forma almendrada y ser de color oscuro, los colores claros son muy indeseables.


La cola es un punto fundamental en la raza, y se le debe prestar muchísima atención a su forma y porte; la cola debe ser gruesa y redondeada en la base y terminar en una punta fina, este preciso punto (terminación en punta fina) es esencial y es una característica distintiva de la raza. La cola debe tener forma curva, puede ser sólo curvada o con anillo o la que más se prefiere la de doble anillo, los anillos pueden tener aberturas más o menos apretadas. La cola debe ser firme y debe estar sobre la cadera. La inserción de la cola debe ser alta dado que es otra de las características de la raza. La piel del Shar Pei Tradicional debe verse ligeramente unida al cuerpo (debe parecer algo suelta), pero jamás debe formar pliegues y arrugas en demasía a tal punto que el perro aparezca como con dobleces (tipo toalla doblada), sólo debe tener una arruga a la altura de la cruz y debe presentar las arrugas características en la cabeza, la imagen del Shar Pei totalmente arrugado no es correspondiente al tipo Tradicional (siempre hablando de un perro adulto, ya que de cachorros sí son muy arrugados). Las arrugas de la cabeza de ninguna forma deben interferir con la sanidad de los ojos del animal, y deben recordar al símbolo chino de la longevidad.


Ilustraciones de Shar Pei tradicional

DALI LOVE


IRON MONKEY


El Shar Pei Occidental o Americano Muchos criadores occidentales nombran a la raza Shar Pei como “Shar Pei Chino” (Chinese Shar Pei), denominación que no es correcta debido a que no crían el Shar Pei Tradicional (o Chino) sino el tipo Occidental, por lo tanto la denominación de la raza debe ser Shar Pei . A favor de esto tenemos la denominación oficial de la raza según la Federación Cinológica Internacional que dice que la raza se denomina “Shar Pei” misma denominación que le da a la raza The Kennel Club y como la mayoría de los países del mundo se rigen por los estándares y legislación de la Federación Cinológica Internacional es de rigor que se use la denominación correcta cada vez que se tenga que nombrar la raza. El American Kennel Club la denomina ”Chinese Shar Pei” al igual que The Canadian Kennel Club, los americanos denominaron así a la raza para anteponer la procedencia de la misma, pero el tipo que se terminó criando hoy día no corresponde al Shar Pei Tradicional (Tipo Chino) sino a un Shar Pei modificado para los gustos del mercado de la época. Tanto el ACK como el CKC son entidades completamente independientes y no se rigen por los estándares ni legislaciones de la FCI, tienen estándares y legislaciones propias.


A este tipo de Shar Pei se lo denomina también Meat mouth (boca carnosa) en oposición al tipo Tradicional que se denomina Bone mouth (boca huesuda). Otra de las denominaciones de este tipo es tipo Brush coat (capa de cepillo) dando a entender una capa de pelo más larga que el del tipo Tradicional Chino que se denomina Horse coat debido a su parecido al pelaje corto y áspero del caballo. Estas diferencias son algunas de las principales distinciones entre ambos. La altura del Shar Pei tipo Americano es algo menor que la del tipo Tradicional Chino, pueden medir de 44 a 51 cm, por arriba o por debajo de estos valores el ejemplar se encontraría fuera de los requerimientos del estándar racial. La cabeza del Shar Pei Americano es mucho más pesada que la del tipo Tradicional, su hocico claramente refiere a un hocico de hipopótamo, siendo esto una característica totalmente distintiva de esta variedad. Las arrugas de la cara se extienden hacia la papada. La lengua y mucosas deben ser color azul negruzco, aunque en aquellos ejemplares de colores claros puede ser algo más clara, las manchas rosadas están permitidas pero no la lengua rosa sólida. El pelaje del tipo Americano es algo más largo que el tipo Tradicional, pero tampoco debe ser excesivamente


largo, se permite un largo de hasta 2,5 cm en aquellas zonas donde el pelo por lógica es algo más largo (calzones, cruz), a este tipo de pelaje se lo denomina “Capa de Cepillo” o Brush coat. Muchos ejemplares nacen con una capa más larga que se denomina “Capa de Oso” que es más larga de los 2,5 cm y se parece al pelaje del Chow Chow de pelo largo. El dorso del Shar Pei Americano tiene la característica de descender levemente detrás de la cruz y luego elevarse un poco a la altura del lomo. Los ojos deben ser almendrados y de color oscuro, pero se permite que en los ejemplares de color más claro los ojos sean de colores claros. Las arrugas de la cara no deben entorpecer la visión normal del perro ni causarle entropión o ectropión o cualquier otra dolencia, por lo tanto no deben ser exageradas. La cola del Shar Pei Americano debe ser gruesa y redonda en la base y fina en la punta (lo mismo que la del Shar Pei Tradicional) pero la diferencia se encuentra en que el pelo de la cola del Shar Pei Tradicional es sumamente corto, rasante, el del Shar Pei Americano puede llegar a ser mucho más largo pero sin pasarse de los 2,5 cm. La implantación debe ser alta. Los pies del Shar Pei Americano son cerrados y de tamaño moderado, no pueden ser aplastados.


La piel es suelta, las arrugas deben estar presente sólo en la cruz y en el nacimiento de la cola, no debiendo abarcar el cuerpo o las patas, las arrugas de la cara deben ser moderadas para no interferir con la visión o causar enfermedades en el ojo.

Los Tipos Intermedios Dado que del tipo Tradicional se fue modificando desde el momento en que el mercado occidental se fue haciendo más extenso y se trató de modificar algunas características para hacer más “popular” o “vendible” la raza como ser el pelo, la altura, las arrugas, se crearon tipos intermedios entre el Tradicional y el Americano, que unen características de unos y otros en el mismo ejemplar, por ejemplo cabezas tipo hipopótamo unidas a cuerpos más livianos y por consiguiente ejemplares desbalanceados, ejemplares con cabezas livianas, pelo de caballo y altura inferior a la Tradicional, etc. Estos tipos son infinitos y muchos se deben a las cruzas que se realizaron entre ejemplares Tradicionales con ejemplares Americanos para aumentar el número de perros disponibles.

El Shar Pei 3 y 4  

Libro sobre la raza Shar Pei entregado por capítulos, escrito por Alicia Tagliani.