Issuu on Google+

(1/1)


( 36 / 5 )


{ KY magazine No. 25 | Febrero 2011 }


Primera KY { KY magazine No. 30 : Verano 2011 }

¿Qué se hace cuando uno llega a los treinta?

Tienes en tus manos el ejemplar número 30 de KY magazine. Han pasado dos años y medio desde que uniciamos el recorrido por las calles de la ciudad, sin imaginar siquiera lo que podríamos encontrar en ellas.

Ha sido un gran viaje, del que no tenemos ruta fija y del que no sabemos cuándo hemos de volver (si es que volvemos). Nos hemos encontrado cosas realmente sorpredentes. Sabíamos que en las calles nos íbamos a encontrar buenas historias, que nos toparíamos con grandes proyectos emprendidos sobre todo por jóvenes talentosos, que coincidiríamos con algunos amigos y que quizá también perderíamos algunas cosas. Y así ha sido: sorpresivo, gratificante, fabuloso. Quizá para lo que sí no estábamos preparados era para la excelente respuesta de nuestros lectores. A ellos, a ustedes, les ha gustado lo que sucede en las calles y que les llevamos a la KY. Nos gusta que les guste y que nos lo digan. Sus comentarios, sus críticas, su aliento han sido nuestro más importante motor para seguir caminando. Gracias por esa retroalimentación, gracias por sus correos y por estar en contacto con nosotros. Nos gusta que por medio del Facebook (www.facebook.com/ky.magazine) estemos en contacto, que nos propongan temas, que nos sugieran lo que quieren ver en la revista y sobre todo que nos platiquen lo que se topan caminando por la ciudad. Y es que el proyecto KY, siempre, desde un principio, se pensó para que fuese armado colectivamente, así como se van formando las identidades de cada colonia en esta gran ciudad. KY no es una revista de un solo grupo de colaboradores, KY se va conformando con todo aquello que nos sugieren y nos comparten. Para muestra, basta un pequeño botón: la crónica con la que damos inicio este número nos la compartió por mail Felipe Madrigal, a quien no conocemos en persona (pero ya nos cae re bien) y que simplemente nos la envió, la leímos e inmediatamente supimos que tenía que estar aquí. Puede parecer sencillo: es su

historia en Santa Anita, cómo en su niñez se fue de la zona conurbada a las afueras. Es una crónica realizada luego de años de inmersión, una historia que se cocinó durante años y que nos es contada con la frescura de quien ve pasar todo frente a sus ojos, como si fuera subido en un minibús. De estas historias nos gusta ver en la KY. Otro ejemplo de colaboración, creatividad y buen material para la KY: ya sabemos que aparte de las buenas historias, lo que más vemos por aquí son imágenes. Ilustradores, diseñadores, dibujantes, son quizá los que en mayor número han ocupado nuestras páginas en estos 30 números. Pues bien, el restaurante La Nacional de Chapultepec, con el pretexto de su cambio de mobiliario, nos invita a participar en una convocatoria muy padre: se trataba de invitar al público en general, gente del mundo del diseño y el arte principalmente, a que enviara sus propuestas a fin de intervenir con un diseño las sillas del nuevo mobiliario del lugar. Se invitó al proyecto Cholo Chair, y participaron también la revista Taxi y el Salón Urbano de Casa Patrice. Por un lado se abrió la convocatoria para que la gente votara en el Facebook por los diseños que más les gustaran y por el otro se invitó a un número importante de artistas a que directamente hicieran su trabajo sobre las sillas. Todo concluyó con la exhibición de las sillas en una gran fiesta en Casa Patrice y ahí, sobre las sillas, quedó el trabajo de casi una treintena de artistas. Te presentamos aquí la mayoría de las mismas (unas cuantas que faltaban de terminar no están consignadas aquí) y si quieres verlas en vivo y lo que es mejor: sentarte en una, no dejes de ir a La Nacional de Chapultepec. Y así, podríamos seguir contándoles más cosas. Pero preferimos que se vayan a leer la KY 30, mientras nosotros nos quedamos pensando qué hacer para festejar la llegada a los 30. Por lo pronto, seguir caminando por las calles y por ahí encontrarnos.


Colaboradores

KY magazine No. 30 Verano 2011 Conrado Romo Investigador y periodista cuyo campo de interés es la intersección entre la tecnología, la política y la cultura pop. Licenciado en Medios Audiovisuales con orientación multimedia por el CAAV, cuenta con las diplomaturas en Periodismo y en Estudios Latinoamericanos, ambas por la UDG, donde también es alumno en la Maestría en Urbanismo. Actualmente escribe en CriticaPura.com y colabora en distintos medios.

Felipe Madrigal Como no ha hecho nada de provecho más que hacer encuestas y limpiar cocinas, sólo le queda hacerse el interesante: Dejó la sexy carrera de psicología para dedicarse a la programación. Desde pequeño su pasatiempo favorito ha sido caminar sin rumbo escuchando a la gente pasar, aún antes de enterarse que no estaba caminando, sino “haciendo ciudad”. Escribe cuando siente que se va a ganar el Nobel, corrige cuando se da cuenta que ni siquiera se ganó el premio de la secundaria.

Mariana Garibi Desde siempre ha gustado de dibujar, pero fue hasta que comenzó sus estudios de diseño gráfico cuando se dio cuenta que lo que realmente le llenaba y le hacía feliz, era la pintura. No sólo está enamorada de la sensación de tener un mundo dentro de su cabeza y de poder plasmarlo en un pedazo de papel, también goza al darle vida a los personajes que habitan ese mundo, aunque a veces son ellos los que le dan vida a ella. www.marianagaribi.com 


Facebook.com/ky.magazine

Édgar Velasco Nació en Guadalajara, lugar donde, si la tendencia sigue, seguro morirá. Estudió ciencias de la comunicación y no aprendió nada, así que comenzó a trabajar como periodista cultural en diario que ya no es lo que era. Cuando deja de tuitear, trabaja como coeditor en la revista Magis. Descubrió Facebook por error y le tiene miedo a Google Plus. A veces escribe cuentos. Es autor del libro inédito Ciudad, que sigue esperando al valiente editor que se aviente a publicarlo. Como no sabe usar la cámara, esta foto se la tomó Marte Merlos.

Miriam Valadez Núñez Es diseñador gráfica, egresada de la UVM; amante del cine, apasionada por la fotografía y los viajes. Su más ferviente deseo: con una sola teoría sobre la fotografía captar todo aquello que para ella es la realidad del país en el que vive.

Erick Martz (Frozen) Soy de la ciudad de Guadalajara, actual estudiante de diseño gráfico en Univa y hago ilustración, graffiti y todo tipo de arte que se me ponga enfrente, desde chico comienzo a pintar calles y poco a poco la pasión por todas las artes visuales me invade, conservando algo del estilo street pero siempre innovando en cuanto a técnica y elementos nuevos para mis obras. En el graffiti comienzo a autonombrarme Frozen y junto a otro amigo (Neoet) comenzamos a pintar Bomb Xtreme (Bx) y actualmente estoy conformando parte del grupo colectivo de arte Several Art.

KY magazine.com.mx


KY magazine Director Editorial David Izazaga Márquez

dizazaga@kymagazine.com.mx

Director Creativo Alvar Ramos Martínez

alvar@kymagazine.com.mx

Director Comercial Carolina Lerma Martínez

direccion.comercial@kymagazine.com.mx

Editor Jonathan Lomelí López jona@kymagazine.com.mx Redacción Federico Barón Nicolás Piquero Corrección Gloria J. Martínez Güitrón Fotografía Natalia Fregoso

natalia@kymagazine.com.mx

Abraham Pérez

abraham@kymagazine.com.mx

Consejo Editorial José Luis Coronado, Javier Audirac, Mariño González, Sergio Rodea, Mak Gutiérrez, Gloria Pérez.

‹‹‹ Portada: Dany Milles

KY magazine, revista mensual de distribución gratuita. Año 3, número 30, Verano 2011 (julio-agosto). Editor responsable: David Izazaga (dizazaga@kymagazine.com.mx). KY magazine es una publicación independiente. Impresa en Zafiro Editores, S.A de C.V: calle Cartero 86, Guadalajara, Jalisco, México. C.P. 44190. Número de certificado de reserva otorgado por el Instituto Nacional del Derecho de Autor: en trámite. Número de certificado de Licitud de Título: en trámite. Número de certificado de Licitud de Contenido: en trámite. El contenido de los artículos es reponsabilidad de quienes los escriben, no necesariamente reflejan el punto de vista de la publicación. Los derechos de reproducción de los textos e imágenes, así como el nombre aquí publicados, están reservados por KY magazine. Prohibida la reproducción parcial o total del contenido, imágenes y fotografías, por cualquier medio físico o electrónico sin previa autorización por escrito del editor. Todos los derechos reservados. "Ahora que las intervenciones están de moda, ya lo único que nos puede llegar a apasionar de verdad es intervenir nuestras vidas. (Intervenme esta)"


Contenidos {Pag.18}

Placeres: No es masa de pan, el mazapán de La Rosa

{Pag.20} Las cosas que le cambiaron la cara a la ciudad: El puente atirantado {Pag.22} Santa Anita: el pueblo al que se lo ha ido devorando la ciudad {Pag.28} Llegó la hora de movernos hacia una ciudad Libre de autos {Pag.31} Los Zapatas de Natalia Fregoso, en Paseo Chapultepec {Pag.32} Reflujo crónico {Pag.34} Demolished Thoughts: melancolía folk de un alma otoñal {Pag.36} Sector Reforma, Arte Contemporáneo {Pag.38} La reforma de un sector: los intentos de Sector Reforma {Pag.40} PARTIDA. Estamos preparados para todo, menos para el éxito {Pag.42} Coors light: Enfriamiento Global (cuando la ciudad se congeló) {Pag.48} Intervén, plasma, pinta… y ahora: ¡siéntate! {Pag.70} ¡Qué divertido juego! {Pag.76} Moda {Pag.87} Portafolio: Gary Singer {Pag.92} Post {Pag.96} Última KY


Placeres { KY magazine No. 30 | Verano 2011 }

No es masa de pan, el mazapán de La Rosa txt: David Izazaga

img: Staff KY

Parece sencillo y lo es. Parece barato y también lo es. Polvo hecho piedra que se vuelve polvo al tocarlo, dulce típico de una empresa tapatía, acapara el gusto de miles y miles: el mazapán; combinación de cacahuate y azúcar, tiene más de sesenta años en los escaparates de las tienditas y es el dulce que más se les vende a los ambulantes. Pocos se resisten a comerlo, incluso de un solo bocado A mí el mazapán me sabe a los días felices de mi niñez, en el que sentía que el dinero me rendía sólo porque podía comprar varios mazapanes. No sé si hoy en día sea igual, pero entonces, hace más de treinta años, el mazapán de La Rosa era muy barato, quizá de los dulces más baratos que se encontraban en esa mesita, colocados armoniosamente por una viejita que vendía en su departamento de un segundo piso. Quizá ya no me alcanzaba para algunos dulces más grandes, ni para papas ni para Frutsi de guayaba, pero sí para un mazapán. Siempre para un Mazapán. De acuerdo con la página de la empresa De la Rosa, que por cierto es tapatía, el mazapán, uno de sus productos líderes, salió al mercado en 1950. Nada más y nada menos que sesenta y un años (casi la edad de mi madre) de fabricarlos. De aquellos primeros años en que lo deglutí por vez primera, recuerdo que lo más difícil era querer comerlo en partes. Más de alguna vez se me quebró en los dedos y varios pedazos fueron a parar al suelo, sin ninguna posibilidad de recuperarlos, pues al caer se habían hecho polvo. Y luego, polvo en los dedos, una especie de arenilla que si no se tenía cuidado podía atorarse en la garganta. Esa era la segunda parte difícil: una vez que hube descubierto que no se podía comer a mordidas, pensé que lo mejor sería comerlo como si fuese una ostia. Y ándale tú que ya me andaba ahogando. El mazapán de la Rosa, me dicen, tiene casi 500 calorías. El problema es que ese dato nadie me lo dijo hace más de treinta años (y aunque me lo hubieran dicho, no hubiera entendido nada), cuando me los comía como si fueran uvas, duraznos o melocotones. Sí, ya hoy, con tantas facilidades para saber eso, pues cómo no, es una bomba alimenticia y calórica: cacahuate y azúcar. Ahora puedo comer uno de vez en cuando, o

quizá mejor compartirlo y compartir también la culpa de las calorías ingeridas. Debo confesar que mi aventurero paladar, incansable, ha probado otros mazapanes. Sí, confieso que le he sido infiel a mi mazapán de la Rosa. Pero sólo para comprobar que, por mucho, es más rico por sencillo y nada pretencioso. Me explico: aunque la paternidad de los auténticos mazapanes la presumen los españoles, por herencia de los árabes, aquellos populares y mundialmente conocidos mazapanes de Toledo son cosa muy distinta a nuestro mazapán mexicano. Igualmente, han salido por ahí varias propuestas de mazapanes medio extravagantes, con sabores distintos al cacahuate (¡de amaranto y miel, guac, figúrense eso!) e incluso orgánicos, que, cualquier cosa que eso signifique, son caros y no tan buenos. Hurgando en Facebook, me encontré con que el Mazapán de la Rosa tiene su fan page. Búsquenla así: Mazapán de la Rosa. Al día de hoy tiene ya más de 600 “me gusta” y los comentarios que ahí aparecen confirman lo que hemos querido dejar en claro: que el mazapán de la Rosa es uno de los mejores dulces mexicanos. Un verdadero placer que se deshace en el paladar. Algunos comentarios sacados del Face: “Aparentemente sencillo, relativamente barato, sumamente delicioso”: Raymundo Díaz Escorza. “Quién me quiere obsequiar una caja de mazapanes y enviármela a Grecia?”: Alicia Yánez Dávila. “El mazapán de la Rosa es el mejor dulce que existe en el mundo!!!”: Miguel Ángel Espino. “Adicta a los mazapanes de La Rosa! Yummi! Intenten comérselos con todo y el papelito! Bueeeeno, sólo mastíquenlo hasta que les quede únicamente la envoltura”: Espergencia Múller. Todo está dicho.


Las cosas que le cambiaron la cara a la ciudad { KY magazine No. 30 | Verano 2011 }

Un puente con tirantes de colores txt: Federico Barón

img: Guillermo Rivas

Construido en medio de gran polémica, caro si se quiere y muy posiblemente medio inútil (o bueno: para no herir susceptibilidades: no tan útil como se desearía) el puente atirantado Jorge Matute Remus luce y hace lucir la zona (alta y baja) , sobre todo en las noches cuando los colores le vienen a dar un realce que no cualquier puentecillo sin tirantes  tiene. Dice Wikipedia: “En términos de ingeniería civil, se denomina puente atirantado a aquel cuyo tablero está suspendido de uno o varios pilones centrales mediante obenques. Se distingue de los puentes colgantes porque en éstos los cables principales se disponen de pila a pila, sosteniendo el tablero mediante cables secundarios verticales, y porque los puentes colgantes trabajan principalmente a tracción, y los atirantados tienen partes que trabajan a tracción y otras a compresión. También hay variantes de estos puentes en que los tirantes van desde el tablero al pilar situado a un lado, y de ahí al suelo, o bien están unidos a un único pilar como el Puente del Alamillo en Sevilla”.

ntanta fuerza mostró al principio (haciendo incluso plantones) se iba a imponer. Pero nada, la resistencia se fue diluyendo y el puente se levantó.

¿Tiene nuestro puente atirantado obenques? ¿Qué diablos son los obenques? Bueno, lo de que los puentes atirantados tienen partes que trabajan a tracción y otras a compresión, me queda más claro. ¿Ese puente de ahí de Lázaro Cárdenas, entonces, trabaja? Porque uno lo ve ahí, puesto, firme, incólume inclusive y no se atrevería a pensar que late. Es decir: que no es, pues, como cualquier otro pedazo de cemento que esté por ahí en nuestras vialidades, que éste debe soportar y para soportar, ya se sabe, hay que ser flexibles. Es la ley de la vida.

El puente atirantado tiene nombre: Jorge Matute Remus, quien fue rector de la Universidad de Guadalajara y alcalde de la misma ciudad. Ustedes seguramente lo recordarán porque su estatua está ahí, sobre la avenida Juárez, apoyando su mano sobre la pared del edificio de Telmex, ya que fue el responsable de aquel famoso proyecto que lo desplazó físicamente por varios metros. Y los arquitectos que se aventaron el trompo a la uña de levantar el atirantado fueron Miguel Echauri y Álvaro Morales Hernández. Estos arquitectos dicen que, además de otras monadas realmente originales, el puente atirantado está preparado para aguantar un sismo, pues de darse, el puente funciona como si fuese una especie de hamaca. Yo les creo, pero prefiero no estar ahí cerca cuando suceda. Si sucede.

También supe por Wikipedia que los puentes atirantados datan de 1595; pero es una suposición, porque el ejemplo conocido más antiguo y verdadero es el puente de Bluff Dale, situado en Texas. En la Wikipedia tapatía deberá quedar registrada toda la rebambaramba que se gestó hace un poco más de un par de años, en el momento en el que el gobierno presentó el proyecto para construirlo. Yo la verdad pensé que no se construiría, que la sociedad civil quie

A mí, la verdad, ya viéndolo ahí, sí me gusta. Sobre todo en las noches, cuando lo iluminan de colores diferentes. Y me gusta también cómo se ve abajo. Creo que hasta más que como estaba antes. Eso sí, mejor del tema de la vialidad no hablemos. Bonito es, pero efectivo quién sabe. El congestionamiento que se hacía antes, lo fueron a aventar un kilómetro después: ahí en cuanto bajan del puente los coches, luego luego se atoran.

Como quiera que sea, pues, no hay discusión de que caro y todo, con mucha polémica en su levantamiento, al final se ve bien, luce y a todas luces le cambió la cara al entorno.


{ KY magazine No. 30 | Verano 2011 }

Santa Anita: crónica del pueblo al que se lo ha ido devorando la ciudad txt: Felipe Madrigal

imgs: Miriam Valadez Núñez

Quién más que alguien que llegó a Santa Anita cuando no había casi nada (ni Oxxos), nos puede hoy contar sus recuerdos de aquellos años y exorcizarlos con lo que ve hoy: al que era pueblo, hoy una colonia más de la zona conurbada, no le falta casi nada. Dice al autor, Felipe Madrigal: “Teníamos una broma en la prepa donde decíamos que a nuestros hijos les iba a tocar ir a Chapala Fashion Mall si las cosas seguían como iban”. Y como van, no lo dudamos ni tantito. A este pueblo nos trajeron con mentiras: que ya estaban construyendo un centro comercial, que el proyecto de la línea 3 ya estaba aprobado y en cualquier momento despertaríamos con el sonido del tren, que se hacían quince minutos a todos lados… entre otras varias. Cuando a mí me avisaron que nos íbamos a cambiar a Santa Anita, lo primero que hice no fue preguntar por qué o si aquel lugar era mejor que este, si no exclamar “¿a dónde?”. Desde que fui por primera vez quedé sorprendido por lo lejos que estaba, y por lo mucho que tomaba llegar desde mi casa; siendo un citadino de Isla raza, yo ni siquiera sabía que había algo más allá de los límites de Periférico o de La Calzada, y ahora resultaba que iba a vivir en ese lugar de terrenos baldíos sin torres de departamentos.

Para quienes no lo han experimentado, la vida en un pueblo es muy distinta para un niño que viene de la ciudad. No había otros niños (o al menos no los descubrí hasta unos años después), no había cines, ni avenidas, ni tráilers, ni edificios de consultorios llenos de dentistas, ni vagabundos pidiendo dinero en las calles. En su lugar había potreros, esporádicas manadas de vacas, gallos a las cinco de la mañana, gente a caballo, terrenos baldíos y mucho, mucho tiempo libre. Nuestra nueva casa estaba en las orillas del pueblo, frente a un maizal que cuando no estaba sembrado cubría toda la casa de polvo con sólo abrir la puerta. En la cuadra de al lado había un terreno para fraccionamiento que detuvo su construcción a las dos casas, cubierto de grandes árboles que

sirvieron de tumba para varios perros (y un pato) que probaban la libertad del campo. Tan extraño nos era el pueblo que nuestro deporte favorito era subirnos los domingos a una cuatrimoto, señalar a un punto cardinal y averiguar qué era lo que existía en ese rumbo. Así fuimos descubriendo una pila de agua que utilizábamos como alberca, una montaña de tierra para construcción que era el mejor muro para escalar que he conocido y decenas de caminos llenos de charcos con ranas y demás fauna local. Uno de los caminos que recorríamos era el “Camino Real de Colima”, llamado así porque por ahí pasaban los carruajes y los arrieros cuando tenían que, vaya, ir a Colima. Yo me preguntaba cómo cualquier cosa que no tuviera 4x4 podía pasar por ahí. Incluso pasar en algo tan versátil como una moto era


( 22 / 25 )


( 24 / 27 )

un travesía: terracería de ancho y altura variable, dividida cada dos kilómetros por montículos gigantes de tierra, seguramente arrastrados ahí por los ríos de lluvia que se formaban en el temporal y rehacían el camino a su gusto, para disfrute de nuestras travesías. Poco tiempo después me mudé a la cuadra de atrás sin mucha emoción, y empecé a conocer las personas con las que pasaría la mayor parte de mis tardes juntando insectos de los terrenos baldíos, jugando futbeis en la calle 18, ayúdame en el parque de enfrente, todo dependiendo de los ciclos de la moda infantil y el calor que hiciera afuera. Creciendo en el pueblo comprendí las expresiones “camión guajolotero”, por el camión que adelantándose a los tiempos cobraba 6 pesos por un viaje ruidoso y turbulento a Plaza del Sol, y “curva peligrosa”, por el retorno que atravesaba la carretera para llegar a Santa Anita y en el que podías estar hasta quince minutos esperando que hubiera un hueco en el tráfico. Como ven, estábamos lejos de estar en el paraíso. Las cosas cambiaron poco a poco. El fraccionamiento por fin se construyó, se creó un paso a desnivel con retorno en el pueblo vecino, cerrando el retorno de la entrada. Se adoquinó la calle principal, se encementó la segunda calle principal, y aunque mi tío asegura que con ello se inauguró la primera autopista en Santa Anita, realmente no hubo mucha diferencia en el pueblo: un café por aquí, un bar por allá, todo era parte del desarrollo normal mientras crece el número de habitantes. Claro, hasta que se construyó el Oxxo. La modernidad llegó a Santa Anita con bandera de Oxxo, como los primeros españoles reclamando suyas tierras extrañas, plantado justo ahí en la entrada principal del pueblo como símbolo de que ya estábamos más para allá que para acá. Incluso tiene su propia leyenda de cómo el terreno donde se construyó era de un hombre que nunca con-

siguió gran cosa de él, y una semana después de venderlo a uno de los ricos del pueblo llegó la gente de FEMSA. Para el fuereño puede parecer como cualquier cosa, pero cuando le querías dar señas a alguien del lugar donde vivías y le decías que ese lugar no tenía Oxxo, no podían concebirlo. Simplemente tiene algo de citadino, de innecesario, de abierto las 24 horas que no teníamos antes. Y se hizo el negocio. Poco tiempo después, fue en un terreno abandonado frente al Palomar que se construyó un Wal-Mart que se convirtió en un éxito aun más rotundo que el Oxxo, hundiendo todavía más a los Gigantes en el olvido. Y de ahí todo fue hacia adelante: se vino la Plaza El Manantial con el Burger King y las Wings Army, para festejar con alitas y cerveza. Se coronó la virgen, se hizo un Domino's Pizza, un Applebees, un Sirloin y un extraño Peter Piper Pizza. Se hicieron las Outlet, se abrió Centro Sur, se metieron torres de luz, se abrió otro Oxxo, se abrió un campus de la Prepa Tec, se abrieron dos gasolineras, una enfrente de otra. Hubo un Black Coffee para quien se sintiera intelectual, un Superama para quien quisiera ir al único súper fresón y un Office Depot al que nadie va. Llegaron los fraccionamientos y en un tris tuvimos Loreto, Antares (no confundir con la plaza), Del Pilar, El Manantial, La Rioja, Provenza, Pintores Españoles, El Sereno y Nueva Galicia. Se abrió un Aurrerá, otro Oxxo, otra gasolinera con su Oxxo, las Farmacias Guadalajara, las farmacias ABC, el Hospital Puerta de Hierro, otra gasolinera. Se abrió un campus de la Autónoma, se señalizó el camino y hasta se hizo una ciclovía en el pueblo vecino. Escribo esto desde el 619, parado en el semáforo en uno de los cuatro carriles del recién ampliado y repavimentado “Camino Real a Colima”. La gente comienza a ubicar cuando les digo dónde vivo, ya no tengo que decirles “más allá de Bugambilias y del Palomar existe Santa Anita”. Ya no hay vuelta atrás, la ciudad está engullendo a sus vecinos.


( 28 / 31 )

Llegó la hora de movernos hacia una ciudad Libre de autos txt: Jonathan Lomelí

imgs: Alvar Ramos

Guadalajara será sede del “X Congreso Internacional Hacia una Ciudad Libre de Autos”, del 5 al 9 de septiembre, una oportunidad para poner en el escaparate las alternativas existentes de movilidad urbana. El programa incluye foros activos de reflexión sobre el futuro de ésta y otras ciudades ante la invasión del automóvil; se planean actividades lúdicas, recreativas y formativas a través de conferencias, exposiciones, talleres y eventos culturales.

York, Inglaterra, hace un año. En el centro histórico de esa ciudad inglesa se realizaba el “IX Congreso Internacional Hacia una Ciudad Libre de Autos”, con la nutrida participación de ciudadanos, organismos civiles y activistas impulsores de la movilidad no motorizada. Se discutían y proponían alternativas de ciudades alejadas de la dependencia al automóvil y planeadas exclusivamente para su uso. De forma paralela, el Gobierno del Estado de Jalisco, en México, proponía la construcción de 23 kilómetros de una polémica “Vía Express” por Avenida Inglaterra, una iniciativa opuesta a las demandas de movilidad sustentable de los colectivos civiles cada vez más influyentes y participativos en las políticas de desarrollo urbano. Entonces alguien tuvo la idea de acercarse a David Murphy, uno de los especialistas y ponentes del evento en York, Inglaterra, para presentarle un video promocional de la “Vía Express”. Junto a otros expertos en desarrollo urbano y movilidad sustentable, dio su veredicto. La frase lapidaria de Murphy fue el inicio de una reflexión que se difundió por canales de Youtube y redes sociales: “La Vía Express es una solución de 1950 para un problema del siglo XXI”.

Ese fue el comienzo y el término de la anhelada “Vía Express” que el Gobierno de Jalisco canceló ante las demandas y reclamos ciudadanos. En su lugar, asociaciones civiles impusieron con sus recursos y materiales una ciclovía en Avenida Inglaterra que hoy es oficial y diariamente transitan decenas de ciclistas. Ese fue el primer acercamiento para que este 2011 Guadalajara sea sede del “X Congreso Internacional Hacia una Ciudad Libre de Autos”, del 5 al 9 de septiembre, una oportunidad para poner en el escaparate las alternativas de movilidad urbana existentes. El programa incluye foros de reflexión sobre el futuro de ésta y otras ciudades ante la invasión del automóvil; se planean actividades lúdicas, recreativas y formativas a través de conferencias magistrales, talleres y eventos culturales. Que más ciudadanos estén informados: “Es hora de movernos”. Este congreso mundial es un punto de encuentro para organizaciones y personas dedicadas a promover cambios positivos y favorables para sus ciudades. Se realiza desde 1997 y alterna cada año su sede en todo el mundo, convocado por la World Car-

free Network. Se lleva a cabo ahora en Guadalajara con el apoyo de organismos locales como Ciudad para Todos y GDL en Bici. De lo que se trata, al cabo, es de buscar alternativas a la dependencia al automóvil y a la planeación urbana que lo incentiva; la amortiguación del impacto humano en el entorno y el mejoramiento de la calidad de vida de todos los habitantes. Al futuro no se llega por vías rápidas Es hora de movernos hacia ciudades libres de autos. De convertir esta urbe inmensa y desconocida en algo propio y familiar. Tiempo de encausar nuestros pasos en la dirección correcta. Y sobre todo de comunicar al resto de los ciudadanos, esos que aún no saben del movimiento que aquí se gesta, que para llegar al futuro no es necesario construir más vías rápidas, sino cambiar nuestra mentalidad. Para propiciar este cambio de mentalidad, el “X Congreso Internacional Hacia Ciudades Libres de Autos” organiza durante una semana diez conferencias magistrales impartidas por especialistas en opciones de movilidad


{ KY magazine No. 30 | Verano 2011 }

sustentable, urbanistas, activistas, académicos e investigadores y expertos en políticas sobre transporte.

se tendrán proyecciones de documentales cada hora, con una capacidad para recibir a un público de 50 personas.

En el Auditorio Pedro Arrupe del ITESO, dictarán sus conferencias personajes como Chris Carlsson, de Estados Unidos, uno de los creadores de Critical Mass, quien centra sus investigaciones sobre el cambio de paradigmas en lo cotidiano para generar alternativas a nuestros sistemas socioeconómicos. También estará Andrew Wheeldon de Sudáfrica, director de Bicycling Empowerment Network y quien tiene interesantes propuestas para mitigar la pobreza con el uso de la bicicleta.

También habrá actividades para niños con cuentacuentos y talleres sobre cultura ambiental, derechos y movilidad, así como temas relacionados con el congreso.

Otro de los asistentes es Alan Ayote, creador de Bixy, el sistema de bicicletas públicas de Montreal, Canadá; Patrus Ananias de Souza, cuya administración en Belo Horizonte, en Brasil, fue premiada por la Organización de las Naciones Unidas como modelo de gestión pública. Su labor ha sido construir una política de Hambre Cero.

Para darse un quemón

El programa completo de ponentes magistrales y actividades se puede consultar en www.carfree.mx Es tiempo de participar: talleres, eventos culturales, cine, exposiciones y recreación El “X Congreso Internacional Hacia una Ciudad Libre de Autos” también es una oportunidad para desempolvar la bicicleta, salir un poco a pasear, darse una vuelta por una galería o simplemente considerar una opción distinta a la de acurrucarse en un sillón sedentario el resto de la tarde. En diferentes sedes como el Café F. Bolko, la Galería Ajolote y el Centro de Medios Audiovisuales, habrá exposiciones de fotografías a partir de agosto. El sábado 3 de septiembre, se realizará “La fiesta de la calle”, en Paseo Chapultepec, con diferentes actividades. Por ejemplo, se llevará a cabo la construcción del BusRoots a cargo de Marco Antonio Castro Cosío, un experimento social-ecológico desarrollado en Nueva York, que busca la instalación de jardines sobre autobuses, en el que

Se añaden talleres informativos para que lo habitantes de Guadalajara conozcan que existen más opciones para moverse además del auto y muchas más actividades que se pueden consultar en la página de internet de Carfree.

La urgencia de buscar alternativas de movilidad para Guadalajara se puede expresar con números. Según datos de la página de Carfree, en la Zona Metropolitana hay más de 4 millones 600 mil habitantes y tiene el índice de habitantes por coche más elevado que la Ciudad de México. Desde 1995, por ejemplo, el Tren Ligero sólo cuenta con dos líneas que no se han duplicado o triplicado por los elevados costos de construcción, logística y mantenimiento de las mismas; por el contrario, las autoridades han destinado cantidades millonarias a la construcción de túneles y pasos a desnivel en beneficio del automóvil. De acuerdo a la Secretaría de Finanzas del estado de Jalisco, el parque vehicular en la Zona Metropolitana de Guadalajara se ha triplicado: de 509 mil 566 vehículos en 1997; a un millón 557 mil 194 automotores en 2009. El promedio de coches que se incorporan diariamente a las calles de esta ciudad es de 350. En Guadalajara, el ritmo de crecimiento del parque vehicular refleja dramáticamente nuestra situación al comparar los 600 mil árboles que existen en dicha ciudad, con los 712 mil 886 automóviles que circulan por sus calles: el oxígeno que producen 200 árboles es consumido en una hora por un automóvil.


( 34 / 33 )

Los Zapatas de Natalia Fregoso, en Paseo Chapultepec txt: KY staff

imgs: Natalia Fregoso

Zapata Vive es un proyecto fotográfico de Natalia Fregoso que tiene como fin hacer una serie de retratos de hombres que guarden un parecido físico con el héroe revolucionario Emiliano Zapata. Publicado en el número 20 de la revista KY (septiembre de 2010) y que puede ser visto en línea aquí: http://issuu.com/sexypepperboy/docs/ky_sept_web, contó con el apoyo del Programa de Estímulos a la Creación y al Desarrollo Artístico de Jalisco 2009-2010, se exhibe ahora en el camellón de la avenida Chapultepec, en el espacio que va de la calle Pedro Moreno a la avenida Vallarta. La obra estará expuesta ahí hasta el último día del mes de octubre.


( 32 / 35 )

Reflujo crónico txt: Edgar Velasco

imgs: Mariana Garibi

Josué Castro estuvo en Guadalajara, no sólo para inaugurar su exposición Equal, Identidad Secreta, sino para fotografiar a quien se dejara y emprender más proyectos La doctora dictó su sentencia sin muchos miramientos: gastritis y reflujo gastroesofágico. Lo que tiene de desagradable el nombre se extiende hasta la praxis: debido al primer mal, mi estómago practicaba el sano deporte del lanzamiento de jugos gástricos a través de mi esófago con rumbo a mi boca. Sí: suena mal. Y sabe peor. “Nada de grasas ni irritantes”, dijo mientras llenaba la receta en una máquina de escribir —de esas en las que los dedos hacían fisicoculturismo y uno se dejaba el meñique izquierdo tratando de teclear la Z sin morir en el intento. Mientras ella hacía eso, yo miraba con recelo la báscula vieja que estaba a mi lado y que me acababa de echar en cara diez kilos de más. ¿Por qué la miraba con recelo? Sencillo: ¿ustedes confiarían en una báscula que a leguas se ve que la fabricaron mucho antes de que ustedes nacieran y que no ha recibido mantenimiento?

pan con unas pinzas y lo sumergió en la tibia y olorosa salsa, para luego depositarlo en un plato. Autómata, apenas alcancé a balbucear un titubeante sí cuando me preguntó si quería cebolla, para luego ver esas hebras desflemadas y bañadas en limón que terminaron de rebalsar el ya de por sí rebalsado (y ahora ahogado) bolillo.

Salí de la clínica con los ánimos desechos. Había perdido toda la mañana en esperar la consulta y ahora me sentía como viejito: con la dieta restringida y una bolsa con medicamentos en la mano derecha. Caminé por Fidel Velázquez rumbo a Federalismo. No bien había avanzado diez metros y mi nariz recibió un puñetazo contundente. Volteé de inmediato: un recipiente metálico, calentado por una flama pequeña pero eterna, emanaba un vapor que embrutecía los sentidos nada más ser respirado. (Obvia decirlo: a esas alturas ya estaba yo más que embrutecido.) Mis ojos comenzaron a buscar al alquimista detrás de ese aromático menjurje, pero la búsqueda me sacó de mi error: no era un, sino una alquimista. Rolliza, la bruja manipulaba con destreza un cuchillo que en manos de otra persona me hubiera hecho correr, pero que en ese momento me hipnotizó al instante: subía y bajaba con rapidez al tiempo que partía y volvía a partir sendos trozos de carne, que sucumbían a los golpes multiplicándose como alguna vez lo hizo la célula primigenia del Universo.

Llegó entonces mi turno. Sobrepuesto un poco del embrutecimiento, apliqué la dosis respectiva de picante y el imprescindible limón. Luego, con pericia, tomé la torta y abrí la boca. ¿Han visto en la televisión esos documentales donde una serpiente saca de sus coyunturas la mandíbula para tragarse un huevo que es tres veces el tamaño de su cabeza? Pues semejante debió ser la imagen, pero no me importó: poco a poco labios y lengua fueron entumeciéndose por efecto del picante, mientras las papilas gustativas eran seducidas por los sabores de los frijoles y el virote salado y las carnitas y la cebolla y el ajo y el jitomate y los condimentos, todos mezclados pero perfectamente identificables. Comí ávidamente. Mordía el bolillo, recogía con la cuchara los trozos de carne que caían en el plato y nadaban en la salsa desbordada, suspiraba por efecto del picante que, oh misterio, servía como estimulante para seguir comiendo: mientras más enchilado estaba, más ferozmente hincaba el diente —y, digámoslo de una vez, acumulaba servilletas. La gaseosa de manzana que burbujeaba a un lado del plato sirvió como un paréntesis, un respiro, una visita a la esquina del boxeador que de inmediato regresa al centro del ring para seguir siendo aporreado. Con los labios completamente entumidos, redondeé la orden con un taco dorado de papa y cometí la osadía de pedirlo con carne. Hasta mis manos llegó otro plato que era más bien una montaña de lechuga y carne, que se erigían como un túmulo sobre lo que, supuse, era el taco que había pedido. Sin miramientos, despaché el crujiente taco y todos y cada uno de los trozos de carne.

Embrutecido e hipnotizado, no me di cuenta en qué momento me senté ni cuándo hice mi pedido. Sólo recuerdo a la hechicera tomando un pedazo de virote salado y hacerle un tajo; luego, introdujo una cuchara en un pocillo lleno de frijoles refritos y comenzó a untarlos con maestría. Sin siquiera dirigirme una mirada aunque fuera de reojo, abrió el pan un poco más y lo llenó de carne. ¿Se han subido al 380? ¿Lo han visto al menos pasar, llenos sus asientos y sus pasillos y todas esas personas colgando de las puertas? Pues así se veía la carne tratando de entrar en el bolillo. Luego, la magia: tomó el

Una vez saldada la cuenta, reinicié mi marcha. No bien había avanzado diez metros (quien siga atento esta narración se dará cuenta de que toda mi tragedia ocurrió en menos de 20 metros) cuando un eructo me recordó dos cosas: que me acaba de dar un atrancón y que el reflujo gastroesofágico no me lo iba a perdonar. Casi con parsimonia, abrí la bolsa que llevaba en la mano derecha y saqué una botella cuya etiqueta decía “Leche de magnesia”. Cual teporocho, bebí directamente. “Pinche doctora”, pensé mientras mi esófago se recubría de ese líquido blanco y viscoso que me daría la paz.


{ KY magazine No. 30 | Verano 2011 }


( 34 / 37 )

Demolished Thoughts: melancolía folk de un alma otoñal txt: Conrado Romo

La siguiente reseña crítica mereció una mención honorífica en el primer concurso organizado por la Feria Internacional de la Música (FIM), la Universidad Libre de Música y KY magazine. Un excelente trabajo que logra no sólo reseñar el disco, sino entregarnos una excelente radiografía de un muy buen disco. Melancolía folk de un alma otoñal, la última aventura solista de Thurston Moore es un viaje lleno de introspección desencantada, Demolished Thoughts se convierte en un manifiesto de una juventud reticente a morir, llena del añejamiento que el tiempo ha concedido al icono, al cimentador de la más virulenta, efervescente y honesta generación que ha emergido de la cultura pop. De la mano del talentoso perdedor, Beck Hansen (en la producción) crean una de las colaboraciones más interesantes que han surgido en los últimos años; el disco homónimo a otro proyecto de Moore (banda en la que también se encuentran J. Mascis de Dinosaur Jr. Y Andrew W.K.) Puede situarse entre las aspiraciones más vanguardistas de Velvet Underground y un Nick Drake con arreglos que varían entre lo SciFi y un naturalismo instrumentalista cercano a Joanna Newsom, aunque sin caer en los excesos histriónicos cuasi hippies de esta última. El disco da la bienvenida con Benediction, canción que funciona como forma introductoria de lo que deparará el recorrido sonoro, preparando a aquellos quienes esperaban el lado más noisy del también integrante de Sonic Youth. Samara Lubelski en el violín y Mary Lattimore en el arpa son las otras figuras detrás del proyecto y quienes en las primeras dos canciones (Lulbelski en la primera y Lattimore en la segunda) poseen una relevancia equiparable a la guitarra de Moore, ya que a partir de Circulation (canción epicentro del disco) las inconfundibles melodías del naturalizado neoyorkino toman el control llenándonos de un folk urbano y en ocasiones carretero. A lo largo de los nueve tracks, la firma de Beck se da a notar ya que el paralelismo entre Demolished Thoughts y Sea Change es innegable, un entrelazamiento (casi a manera de agujero de gusano) une la producción del 2002 y la del 2011, donde los violines y violonchelos de aquel disco son sugeridos en todo momento; Beck rinde tributo a sí mismo y a Thurston en un constante jugueteo sensorial repleto de intertextos melódicos de ambas historias sonoras. Circulation posee el espíritu de Sonic Nurse salpimentado de una atmósfera orgánica, es experimentación contemplativa, alejada de las obviedades de la estridencia mediante la superposición de los distintos instrumentos en una constante confrontación-rencuentro, lo que la vuelve una canción muy narrativa y que termina por encerrar la idea curatorial del disco, pensada a manera de exposición-reflexión, rompiendo así con discos anteriores como Trees Outside the Academy y haciendo de este LP

mucho más personal e intimo. La otra canción icónica del disco es Orchad Street, donde nos presentan una épica estructura de 6:56 minutos que nos hace recordar la idea general del fabuloso Murray Street del 2002, sin duda ésta es la canción que más semejanza tiene con Sonic Youth, aunque al final nos presentan un in crescendo semejante Lonesome Tears del disco ya mencionado de Beck. Demolished Thoughts es un preparado que combina a la perfección distintos sabores, colores, texturas y las contextualiza creando un coctel digno de la adicción para el paladar entrenado; la colaboración de dos de las mentes más  audaces del siglo pasado convergen en un producto que si bien arriesgado, es una muestra de que la honestidad creativa aun puede seguir existiendo en el siglo cuyo becerro de oro es un prototipo alíen andrógino al que se le rinde pleitesía. Moore ya con más de medio siglo de trayectoria vivencial, nos regala 9 magnificas canciones, cálidas y melancólicas, reflexivas del tiempo pasado, es atrevido y delicioso, cero complaciente con quienes intentan restringir al músico, a los elementos más ortodoxos de su trayectoria. Las últimas canciones, son el broche de oro con el que Demolished Thoughts despide el viaje, primero con Space, donde el arpa y la guitarra se combinan para entregarnos un tema de psicodelia teenager, que se vuelve el clímax sonoro de toda la producción, el encuentro de todas las cualidades del disco llevadas al extremo, dándonos un tema que revela el sentir de Moore “I used to have all the time in the world. Cruising galaxies in search of gold. Another planet with no one home” Y por el último January, una declaración reminiscente al comienzo, profundamente alegre y utopista, soñadora del buen mañana, una canción que hace que el disco sea redondo, ya que se contrapone con el sentir de los temas que lo antecedieron, es probable que al final Space sea  realmente la última canción de Demolished Thoughts  y January el llamado a una siguiente creación (por lo menos conceptualmente). Sin duda todo el disco es una refrescante bocanada de aire fresco en un mundo dominado por el dance, la alegría burda y la tristeza dramática, Demolished Thoughts  es un disco imperdible para quienes quieran navegar entre el recuerdo y la memoria. Demolished Thoughts Thurston Moore Matador, 2011.


{ KY magazine No. 30 | Verano 2011 }

Sector Reforma, Arte Contemporáneo txt: Federico Barón

El libro Sector Reforma Arte Contemporáneo cuenta con tres diferentes portadas; las imágenes de las mismas son parte de la serie "Nadie Recuerda Todo" de Sector Reforma, serie de fotografías que ganaron mención honorífica en la XIII Bienal de Fotografía, Centro de la Imagen, D.F. Contiene textos de Juan Palomar, Baudelio Lara y Patrick Charpenel, además de una entrevista a los tres integrantes del colectivo Sector Reforma por Guillermo Santamarina. Son 230 páginas  y portada en pasta dura; memoria de los primeros 64 proyectos en los que el colectivo ha trabajado del año 2003 al 2010, tiempo en el que se ha trabajado con más de 200 artistas nacionales e internacionales. El libro describe el desarrollo del proyecto de Sector Reforma, colectivo de Javier Cárdenas Tavizon, Santino Escatel y Alejandro Fournier que producen proyectos de arte contemporáneo para museos, instituciones privadas y el espacio público. Los tres artistas trabajan en su obra individual y se apoyan para construir los

imgs: Sector Reforma

distintos proyectos. El emplazamiento original habla de  la filosofía con la que han venido trabajando, la cual busca la democracia en la forma de presentar los proyectos El libro está traducido al inglés, con dos distintos tipos de papel. Diseñado por Phantasma Designlab y el diseño de fichas técnicas por Diego Aguirre. Editado por: Vo.Bo., traducido de Alejandro Ramírez Lovering y corregido por Eduardo Díaz Barraza. El libro fu un proyecto Apoyado por el Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (FONCA), en su categoría de Co-Inversión. +++++ Sector Reforma, Arte Contemporáneo Precio a la venta: $ 299.00 Lugares de distribución: Librería del Hotel Demetria, Bar Primer Piso y en Estudio Libertad (Libertad 1840 int. 11, Cel. 0443311087610). En el Distrito federal: Librería Conejo Blanco


( 36 68 / 39 )


{ KY magazine No. 30 | Verano 2011 }

La reforma de un sector: los intentos de Sector Reforma txt: Juan Palomar

imgs: Sector Reforma

El presente texto fue leído por Juan Palomar en la presentación del libro Sector Reforma (el pasado 17 de junio en el MAZ), el ejemplar reúne los trabajos que el colectivo formado por Santino Escatel, Javier Cárdenas Tavizon y Alejandro Fournier han llevado a cabo a lo largo de siete años de existencia. El libro, finamente impreso, de 235 páginas y pasta dura (con tres distintas portadas) se vuelve material indispensable y referencia si se trata de hablar de arte contemporáneo en México. ¿Qué significa, en buenas palabras, que tres artistas establezcan un proyecto que en siete años ha generado cerca de sesenta proyectos artísticos diversos? Significa, en primer lugar, la emergencia de un espacio de generación, articulación y difusión de contenidos culturales. Y esto, recordemos, es un combustible esencial para el desarrollo de una comunidad. La exploración de los límites y de los contextos ya transitados del arte, por más novedosos y lejanos que parezcan de la vida cotidiana de un conjunto humano, va configurando por vías que van de lo simbólico a lo pragmático, la materia del lenguaje común, la renovación y enriquecimiento del ánima mundi y del espíritu que habrá de conformar el futuro. Nada menos. Así, tenemos aquí que desde una calle del barrio de Analco, en el viejo Sector Reforma de Guadalajara, un foco de ideas y actividades, de proposiciones y alternativas ante la realidad presente va avanzando en su trabajo de configurar la materia cultural que haga posible, y más ancho, el ámbito espiritual sin el que una ciudad no subsiste y dura. Postales para una ciudad contemporánea, se llama un proyecto contenido en el libro que hoy se presenta, realizado por Santino Escatel y René Hayashi. Tengo para mí que cada uno de estos ejercicios, de estos intentos que Sector Reforma ha planteado, es parte de una escritura plural y a la vez personal e intransferible, de un palimpsesto irrepetible y cambiante que va dando seña y razón de un tiempo y unas gentes. Postales que son noticia de un lugar o de un trayecto y son también indicaciones para nuevos e inéditos itinerarios. Nunca se agota la química que genera una proposición determinada si está cargada de posi-

bilidad, de riesgo, de extensión de los límites que hoy nos acotan. Las reacciones que determinada acción u obra suscita en cada espectador son una puerta innumerable para la interpretación, la iluminación y, a veces, para la recreación por vías insospechadas de la esencial actividad del arte: ampliar los límites de lo humano.

familia en un barrio tan característico como lo es Analco. Nuevos códigos habitan hoy estos mismos espacios, y ya los van cambiando. Veces ha habido en las que una estructura nueva se sobrepone al exterior de la casa. Otras veces la azotea sirve de plataforma para intentos que quieren decir cosas distintas y nuevas.

Sector Reforma es la antigua denominación, oficialmente caída en desuso, de uno de los cuatro cuadrantes imaginarios en los que desde principios del siglo pasado se dividió a la ciudad de Guadalajara. Cuadrantes que derivaban de la originaria cuadrícula con la que los fundadores de la ciudad quisieron imponer un orden y un sentido al territorio virgen sobre el que la nueva urbe fue fincada. Cada espacio natural y baldío, cada árbol y cada arroyo, en su libre geometría natural, en su complejidad biológica y en su especificidad individual, se vio por siglos cercado de una retícula obsesiva que situaba la realidad en términos legibles, mensurables, asequibles a la apropiación y aún al desvarío.

Plataforma de lanzamiento, sitio de aterrizaje, antena, emisor, agente de disolución y cuestionamiento, catalizador que al desorientar orienta, terreno de encuentros y posibilidades: Sector Reforma. Reforma del particular sector de la vida que conocemos, acceso a lo otro, a lo distinto, a lo nuevo. Buenas ideas, otras no tanto, guiños o comentarios a las modas planetarias, talento, aleteo de las elusivas alas del genio, fracasos y aciertos que forman la hoja de ruta de un proyecto vivo. Sector Reforma es una alentadora señal de vida desde la angustiada ciudad que nos ve pasar.

El barrio de Analco, primitiva fundación en la traza de Guadalajara, fue una contribución sensata y racional, una pieza funcional y actuante que sigue vigente en la fatigada metrópoli que hoy habitamos. Una fracción humana y apropiada de la cuadrícula que intentó darnos orden y medida –pero también desvarío- ante el mundo. A su vez, la casa donde Sector Reforma tiene su asiento es, quizás, una cuadrícula menor, un fractal que reproduce en el tiempo y el espacio, las instrucciones genéticas del barrio y de la ciudad toda. Es una casa que resultó de la manipulación de una finca antigua, de la que alguna vez fue parte, y cuyos elementos se aprovecharon y transformaron para albergar a mediados del siglo pasado, la vida de una

Nadie recuerda todo, se llama una de las exposiciones más emblemáticas que este grupo ha presentado a lo largo de estos años. Un viejo patio tapatío –el del Museo de la Ciudad- intervenido. Las figuras de los mosaicos sobrepuestos forman el signo de los pesos: ¿Por cuánto te vendiste, ciudad ingrata? ¿Por cuánto cambiaste cielos abiertos y patios donde llueve? ¿Puede este juego liviano, esta conjunción de signos y gestos, decir que otra podría ser la salida? La interpretación –es una obviedad- está abierta, y el arte de este tiempo no puede más que dar cuenta de este extravío, pero también de esta certeza: esto se dice, aquí está. Sector Reforma interpela, juega, convoca: y un grupo de monjas, quizás habitantes de allí mismo, hace ronda mientras la luz hace sus juegos.


( 38 / 41 )


( 40 / 43 )

PARTIDA. Estamos preparados para todo, menos para el éxito txt: KY magazine Staff

imgs: La Nada Teatro

La Nada Teatro, que no descansa para traernos constantemente diferentes propuestas escénicas, nos sorprende ahora con una pulcra puesta en escena de un autor contemporáneo: Luis Ayhllón. Partida promete dejar huella en el espectador y convertirse en uno de los mejores montajes de este año. Te invitamos a verla. Zúñiga y Lucas son un par de abogados. Uno de los dos perderá el trabajo. Todo depende del humor de Mendieta, el jefe de la firma. Los dos harán hasta lo imposible por conservar su empleo, aunque esto implique llegar a cualquier nivel de humillación. ¿Te suena familiar? Tal vez, pero esto no es más que la historia que La Nada Teatro presenta actualmente en el escenario, continuando así con su exploración sobre la nueva dramaturgia nacional. Original del renombrado dramaturgo mexicano Luis Ayhllón, Partida presenta las relaciones de poder y humillaciones que sufren diariamente los trabajadores sujetos a la explotación y abuso por parte de sus patrones, con la amenaza de que cualquier error les costará perder su fuente de ingresos. Estreno de 2011 de esta agrupación independiente, la obra de Ayhllón, es un despliegue de conflictos de manera auténtica y veraz, que retrata una carnicería ejecutiva, inmoral, amoral,

maquinaria de la competencia sin cuartel. Bajo la dirección de Miguel Lugo, Partida se convierte en una historia rápida y ágil que nos atrapa como espectadores en la vorágine del conflicto de tres. Complementan este cuadro creativo los actores Carlos Hugo Hoeflich, Mario Montaño y Avraham González, quienes dan vida a Zúñiga, Lucas y Mendieta, personajes que a través de la palabrería, tensión y humor negro nos permiten asomarnos a este perverso mundo masculino de competencia y traición. Partida (Estamos preparados para todo, menos para el ÉXITO) es una nueva mirada que La Nada Teatro se permite realizar en torno a nuestra realidad inmediata, ¿qué estaríamos dispuestos a hacer para no perder nuestro trabajo? ¿Cuántas mentiras y juegos, acaso sucios, no hemos compartido con el compañero de oficina? Una mirada masculina que nos mostrará más allá de lo que podríamos suponer. Con este montaje de La Nada Te-

atro vuelve también el Programa Día del Espectador a La Casa Suspendida, proyecto que ambos grupos han desarrollado para lograr un mayor acercamiento con el público tapatío. ++++ Partida De: Luis Ayhllón Dirección: Miguel Lugo Grupo: La Nada Teatro Elenco: Carlos Hugo Hoeflich, Mario Montaño, Avraham González Temporada: Del 7 de Agosto a 18 de Septiembre Horarios: Sábados 20:30, Domingos 18:00 horas Lugar: La Casa Suspendida (Av. Alcalde 830, casi esquina Jesús García) Costos: General $100.00, Estudiantes, maestros, adultos mayores $80.00 Domingo, día del espectador $70.00 Más información y promociones: www. lanadateatro.wordpress.com Reservaciones: contacto.lanadateatro@ gmail.com


{ KY magazine No. 30 | Verano 2011 }


( 40 / 45 )

Descarga la aplicación ScanLife (www.scanlife.com) para visualizar el contenido extra.

Coors light: Enfriamiento Global (cuando la ciudad se congeló) txt: KY staff

Junio 2011, fue el mes en el que la ciudad de Guadalajara presenció una de las campañas más importantes y ambiciosas que se han sucitado a lo largo del año: Enfriamiento Global de Coors Light. La campaña tuvo lugar en distintos centros de consumo como Old Jacks, Barezzito, Impala, por mencionar algunos, en donde la marca pudo interactuar directamente con los asistentes por medio de activaciones que mezclaban en forma muy acertada tecnología y vanguardia, otorgando una gran experiencia a todo el público que fue parte de este acontecimiento en donde el frío fue el actor principal.

img: Guillermo Rivas

Después de todo un mes en que el Enfriamiento Global estuvo rondando por la ciudad, la campaña culminó con una gran fiesta en el Lobby, en la que más de 1200 personas se dieron cita para vivir una noche llena de buena música, live perfomances y una excelente atmósfera al frío estilo de Coors Light. Les recomendamos estar muy al pendiente de toda la actividad que Coors Light tendrá para este año, pero para qué les seguimos contando si lo pueden ver con sus propios ojos.


( 42 / 47 )


( 44 / 49 )


{ KY magazine No. 30 | Verano 2011 }


( 48 / 51 )

Intervén, plasma, pinta… y ahora: ¡siéntate! txt: Federico Barón

imgs: Alvar Ramos/Guillermo Rivas

Un puño de artistas plasmó su obra sobre una silla del proyecto Cholo Chair, gracias a una convocatoria realizada por La Nacional de Chapultepec. La actividad fue todo un éxito y hoy las sillas, ya intervenidas (pintadas, pues) forman parte del mobiliario del restaurante. Si no has tenido tiempo de ir a sentarte en alguna de ellas, aquí te las traemos y te contamos de quienes las pintaron La Nacional de Chapultepec, uno de los restaurantes consentidos de la zona Chapultepec, siempre preocupado por hacer cosas interesantes en diferentes ámbitos y aprovechando la coyuntura del cambio de mobiliario, invitó a KY magazine a participar en una convocatoria muy especial. Se trataba de generar interacción con los clientes de La Nacional, a través de la participación activa de artistas plásticos, arquitectos y diseñadores. Y obtener a su vez objetos atractivos para el público que asiste al restaurante: más que sólo sillas, arte-objetos. Para ello, se contactó al proyecto Cholo Chair (http://cholochair.mx). Cholo Chair nace de un grupo de comunicadores enfocados a la producción de eventos y es, específicamente dentro de la realización del proyecto “Rutas del Cine Mexicano”, que durante la búsqueda de mobiliario urbano, descubrieron la existencia de esas sillas clásicas, diseñadas por Charles Eames y reconocieron que, después de haber amueblado las salas de espera de diferentes edificios públicos, se encontraban en el olvido.  Gracias al gusto personal y al interés por el diseño, arte y arquitectura contemporáneos se decidieron crear un proyecto que reintegrara, de alguna manera, las sillas al mercado. Siendo la Cholo Chair, una importante pieza de la historia del diseño y siguiendo los ciclos del arte, retomaron el concepto y la forma, y le dieron un giro al convertir a la silla en el lienzo perfecto para que artistas y diseñadores plasmen su obra.

Convocatoria Proyecto La Nacional-Cholo Chair Se realizó entonces una convocatoria abierta y por medio de las redes sociales y otros medios, se invitó a los interesados a presentar una propuesta de diseño para intervenir alguna de las sillas. Las propuestas fueron subidas a Facebook y las más votadas fueron las que se eligieron para que el artista plasmara su obra, que luego sería donada a La Nacional. Otras tantas sillas fueron asignadas directamente a artistas reconocidos, amigos afines a los convocantes: La Nacional, El Grillo, KY magazine y la revista Taxi. Igualmente a proyectos que participaron como patrocinadores (como Patrice Studio Salón Urbano, diseño que realizó Guillermo Rivas) y algunos más, amigos y cómplices de los convocantes. Los artistas tuvieron unas semanas para trabajar con las sillas, luego las entregaron y la mayoría estuvieron exhibiéndose en Casa Patrice, el día de la fiesta de presentación (de la cual puedes encontrar fotos páginas adelante). Y lo más padre: si vas hoy a La Nacional (Chapultepec 215, entre Libertad y La Paz), las verás ahí y te podrás sentar en la que más te guste (si es que está desocupada). Por cierto, nuestro amigo Rocca Luis César fue el diseñador que hizo la de KY magazine. Pero, ¿y a ti cuál te gustó más? A continuación velas aquí todas.


ST / Patrice Studio Salón Urbano XP Técnica: Mixta Guillermo Rivas y Fernando Franco La pieza intervenida por KREA para Salón Urbano resalta en primer plano al estilismo clásico, generando una armonía entre el espacio que ofrece la pieza y las características acentuadas de la imagen. Por otra parte, la técnica utilizada, toma elementos del arte urbano y los combina con recursos tecnológicos ofreciendo al público la capacidad de interactuar con la pieza vía medios digitales. En Krea comunicación valoramos las necesidades de

cada cliente con el fin de generar soluciones integrales de comunicación dirigidas segmentos de mercado específicos. Para nosotros es esencial, tomar en cuenta que el uso de la creatividad es tan importante en su inicio, con la conceptualización y desarrollo de la idea, hasta la transformación y aplicación de ésta en el mercado, convirtiéndola, en una idea rentable.


( 46 / 53 )

José Técnica: Pintada y tejida a mano con plástico pvc Luis Alberto Trujillo Martínez “Cada individuo, sin lugar   a dudas, en algún momento atesora un objeto a tal punto que se apropia de él haciéndolo suyo, depositándole incluso cargas emocionales hasta llegar a humanizarlo; así nace “José” y aprovechando esta coyuntura lo revestimos e intervenimos con el estereotipo

más cercano a nuestro contexto social y racial“. Luis Alberto es egresado de la Licenciatura en Diseño Industrial de la Universidad de Guadalajara. Trabaja para una firma de muebles contemporáneos cien por ciento tapatía.


{ KY magazine No. 30 | Verano 2011 }

Chaquetas Mentales / KY magazine Técnica: Corte de vinil Luis Cesar Cantu Della Rocca Diseñador Gráfico egresado de la U de G, ejerce como diseñador freelances desde hace mas de 4 años y desde hace 2 años colabora con estudio 3.14 en diferentes proyectos arquitectónicos, de interiorismo y urbanismo.

Ama y odia lo efímero de la vida, colecciona todo tipo de imágenes de pájaros , su hobby la ilustración mezclada con collage, siempre trata de incluir un mensaje tipografico en sus piezas pues le gusta la relación mensaje-receptor. http://roccaluiscesar.tumblr.com/


( 52 48 / 55 )

Que se queme Técnica: Acrílico Alvar Ramos Nació el año en que se estrenaron en el cine Terminator y Los Gremlins, cuando el tráfico en Guadalajara no existía y aún olían las calles a tierra mojada. Su vida está en el diseño gráfico, la ilustración de todo lo que se deje (y aunque no se deje) ilustrar, la animación y ¡la fiesta! (aunque sea en lunes). Multitask, de personalidad más bien reservada (mientras agarra confianza), fue un chef de primera línea en su otra vida. Ex miembro del mítico Colectivo Finger-

House, trabaja ahora como freelance de cuanta chamaba le cae. Ha participado en varias expos colectivas y ha ilustrado infinidad de revistas: ha llevado, pues, sus "monitos" a diferentes vidas, al grado de que ahora ya muchas de sus creaciones se mueven sin pedirle permiso. Actualmente es Director Creativo de la revista KY, donde no sólo supervisa todo lo que tiene que ver con las imágenes y el diseño, sino que ilustra cuanto texto se le ponga enfrente.


ST / Antifashion Técnica: Mixta Antifashion es una de las marcas mexicanas dedicada a la confección de ropa urbana y skate, más reconocida internacionalmente. Sus diseños siempre a la vanguardia

han innovado el mercado de la ropa urbana, su propuesta local ha traspasado fronteras. http://antifashion.com.mx/


Momentánea Obnubilación Técnica: Vinil recortado Ricardo Romo Diseñador gráfico independiente, con más de 20 años de recorrido entre despachos de diseño, agencias de publicidad y colectivos de diseñadores. Con un gusto especial por los vectores, la tipografía y el cartel, la ilustración, y los art toys. Actualmente está al frente de su propio estudio de diseño.


{ KY magazine No. 30 | Verano 2011 }

Cantinflas Técnica: Marcador Felipe Barroso Alcalá “Estudié desde la preparatoria enfocado a las Artes Plásticas, en el Cedart José Clemente Orozco y fue desde entonces que  decidí  dedicarme a la pintura.  Después  estudié la carrera de Artes Plásticas ahí mismo y el primer año realicé mi primera exposición individual y varias colectivas. He trabajado en cine como animador, storyboarder y en fondos

para animaciones para batallón 52 y para el cortometraje Cómo los niños pueden volar. Actualmente trabajo como modelador 3d para una empresa de   cine y videojuegos y tengo en puerta dos exposiciones individuales de arte digital, para este y el siguiente año”.


( 56 52 / 59 )

María y el Lobo / Why not Técnica: Mixta Fidel Martín “Somos un grupo de jóvenes que busca la difusión de un manifiesto basado principalmente en la expresión; hacemos eventos lúdicos interactivos que involucran a diferentes disciplinas creativas. Pretendemos fomentar nuevas actividades así como la libre expresión y la valoración de la cultura. Buscamos brindar apoyo a artistas y personas relacionadas con las artes aplicadas, promoviendo la recreación sana en el

exterior”. Why not es un proyecto experimental que utiliza el arte como herramienta, pues consideramos que es así como se expresan los sentidos, realizamos un estudio al mismo tiempo que tratamos de difundir nuestra filosofía. A lo largo del proyecto registraremos en video a los artistas y colaboradores que nos apoyan así como las reseñas y el análisis de los eventos”.


El que se fue a bailar perdió su lugar / La Favorita Técnica: Recorte vinil y luz led Elizabeth Maldonado La pieza está inspirada en el folklor mexicano expresado en etapas trascendentes del cine mexicano. En las cantinas y los dichos que han inmortalizado a sus personajes y que han sido perpetuados intrínsecamente en nuestra idiosincracia. La Favorita, chupetería y cocina, es un concepto nuevo en

Guadalajara. Ubicada en el barrio de María Félix, en la antigua casona que fuera hogar del General Ramón Corona y del pintor Chucho Reyes, que alberga una gran tradición en la ciudad y por lo tanto busca rescatar y expresar la vida de cantina en México en su forma más contemporánea.


( 54 / 61 )

Kill The Prophets Técnica: Recorte en vinil Celio Rubén Martínez Aceves Diseñador egresado del ITESO, dedicado al diseño de calzado, director creativo de ANTÍGONA, actualmente se encuentra trabajando como visual merchandiser y asesor de modas para Gran Vía, Salvatore Ferragamo y Stuart Weitzman.


{ KY magazine No. 30 | Verano 2011 }

Almazuela Nacional Técnica: Textil Ana Lucía Fernández Figueroa A finales del 2000 comencé a interesarme por el uso textil, al investigar y experimentar con diferentes materiales y surgió el proyecto "Costa plástica": http://www.myspace. com/costaplastica). Fue una colaboración con una amiga de la infancia, hacíamos accesorios para mujer con objetos plásticos y cadena, conseguíamos prendas para intervenirlas con listones, encajes o pintura y hacíamos una fiesta anual para presentar la producción. Después me vine

a Guadalajara a estudiar medios audiovisuales, continuaba produciendo cositas para Costa, pero llegó un momento en el cual decidimos trabajar cada una por su lado. Ahora por las mañanas trabajo en mi taller haciendo ropa, cortinas, cojines, etc. Para una tienda en línea llamada RANDOM, jugando con la máquina de coser o el ilustrador. Cuando no estoy en casa seguramente estoy trabajando en algún proyecto asistiendo foto o producción”.


( 60 56 / 63 )

Indeseable introspección Técnica: Acrílico Maplé Bisont “Inicié con mi participación dentro del mundo de la ilustración y el arte visual de manera seria hace aproximadamente dos años. Continuamente abordaba los muros de la ciudad con frases, personajes y en menor medida con carteles, los cuales generalmente tenían algún mensaje; pero empecé a inclinarme hacia las bardas privadas por cuestiones de tiempo, ya que utilizo

pinceles y la labor se vuelve más tardada. He ilustrado algunos artículos revistas y obtenido buenos puestos en convocatorias y concursos, el último en el que participé fue en el de Bikla, con aparición en la revista KY magazine. Actualmente continuo pintando bardas y soy estudiante de la carrera de Artes visuales para la expresión plástica en la Universidad de Guadalajara”.


{ KY magazine No. 30 | Verano 2011 }

AFSO Técnica: Acrílico Joel Eduardo Benítez Hernández “Soy Diseñador Gráfico, egresado de la Escuela de Diseño de la Universidad de Guanajuato. He participado en exposiciones colectivas, tales como: Exposición de ilustración en el Skatepark Xonaca de Puebla, Gestión de la Muestra de Arte Skate en el MODI, Colectiva de Arte

Skate en la Galería Apollinaire y "Querido Venado" en Dear Deer. Individualmente en la Exposición de Gráfica en el CUCEI de la Universidad de Guadalajara y en Casa León. Trabajo en Proyectos Independientes como Madafacker Co. y Urbeskate”.


( 58 / 65 )

Forgetting is love Técnica: Mixta Ricardo Luévanos Diseñador gráfico e ilustrador, aficionado de la acuarela, el collage y el maximalismo, cuenta con cuatro exposiciones: tres colectivas y una en solitario. Ha hecho ilustraciones para diversas revistas y también para KY magazine. www. ricardoluevanos.com


Peinadita Técnica: Acrílico y tinta china Raúl Pardo Villaseñor “Siempre he dibujado por el gusto de hacerlo. Me gusta mucho un estilo que se vea hecho a mano. Se me hace muy interesante la participación de texturas y patrones en la ilustración y muchas veces un toque surreal”.

Algunos trabajos que he hecho son: el mural en el Design Fest 2010 para el stand de diseño industrial del ITESM (colaboración con Lucila Rodarte) y el mural en LICA Store (colaboración con Lucila Rodarte).


( 64 60 / 67 )

CHOLO CHAIR Técnica: Acrílico Manuel Villasana 1. La primera vez que vi expuesto mi trabajo en una galería eran unas ilustraciones, pero fue muy gratificante ver mi trabajo expuesto. 2.Un día una pieza mía participó como finalista de un concurso y hubo críticas bien duras, pero me valió. 3.Una vez en  el  súper vi un birote y pensé si podía pintar en él, así que lo compré y pinté en él y luego se expuso; era curioso ver que en la sala habían puros cuadros y de repente mi birote ahí. 4. El haber pintado un carro entero con puro pincel y brocha. Muchas horas de trabajo y cansancio pero valió la pena ver cuando ya estaba terminado. 5. Rescaté una mesa vieja que estaba en mi casa y pinté en ella, le tomé fotos, las subí al Facebook y

gracias a eso me salieron algunas chambas. 6. El no quedar seleccionado como finalista en varios concursos o convocatorias: eso me hizo seguir buscándole, creando, pintando, etc. 7. Ver una pieza que hice en una revista y en postales. 8. Cuando me regañaron por pintar en algunos muebles en los que no debía de haber pintado. 9.Una vez que en la calle me encontré una madera vieja y me latió pintar en ella  y ahí iba yo por toda la calle caminando con mi madera vieja y todo mundo viéndome como con cara de ¿what? 10. El día en que nadie entendía lo que había pintado y el señor del agua sí lo entendió.


{ KY magazine No. 30 | Verano 2011 }

S.T. Técnica: Acrílico Enrique Hernández La pintura de Enrique Hernández (Guadalajara, Jalisco 1975), transforma el elemento cotidiano  en  un  lenguaje  visual conciso y personal,  sin renunciar a  la referencia colectiva que de él se tiene. Se trata de imágenes que hacen eco de la memoria colectiva, imágenes influenciadas por los medios de comunicación y por la historia del arte. Son el resultado de una   pintura alusiva donde la realiBarda pintada por vecinos de la zona de Miravalle

dad se inclina hacia el abismo de la incertidumbre,  potenciando lo falso y reflexionando sobre lo verdadero en la representación. Su interés personal como pintor está constantemente motivado  por  las preguntas  fundamentales  de la representación y la reflexión estética de nuestro mundo real y de los medios de comunicación.


Rodando / Bikla Técnica: Mixta Alfonso de Anda BKT Bici pública nació en Guadalajara en 2008 con la primera fase de un sistema de bicicletas de uso público, siendo el primero de su tipo en México. Cuenta con más de dos mil 500 usuarios registrados, con una tasa de

incremento mensual del 10%, reduciendo como mínimo dos mil 500 viajes en automívil y creando una cultura del ciclismo como medio de transporte


Tzotzil Técnica: Recorte en vinil Omar Kshu “Aprendí diseño gráfico a principios de los ochentas en un taller de serigrafía; a los 21 años inicié mi primer negocio relacionado con la serigrafía textil, donde plasmé parte de mis diseños. Años más tarde estudié diseño de modas y continué emprendiendo una nueva aventura combinando

la moda y el diseño gráfico; hoy me entusiasma plasmar mi arte en cualquier lugar: desde un pequeño tweet de papel hasta como se me da la oportunidad hoy en día de plasmarlo en una silla, con técnicas de vinil”.


( 68 / 71 )

ARGES Técnica: Impresión en vinil Ana Guadalupe Rodríguez Camacho Nacida en Guadalajara y egresada del ITESO en 2008, Ana fue parte del equipo de Diseño Industrial EOS México, que realizó el D stock Gourmet en Nuevo Vallarta, así como el mobiliario de la nueva sección del centro comercial Andares, teniendo a su cargo las necesidades gráfico-

visuales de ambos proyectos. Ahora como freelance su portafolio incluye proyectos minimalistas, fotografía de producto, diseño editorial e ilustraciones.


{ KY magazine No. 30 | Verano 2011 }

ÂĄQuĂŠ divertido juego! imgs: Alejandra Leyva


( 70 32 / 73 )


( 80 / 75 )


( 30 / 77 )


{ KY magazine No. 30 | Verano 2011 }


( 76 / 79 )


{ KY magazine No. 30 | Verano 2011 }


( 80 / 83 )


{ KY magazine No. 25 | Febrero 2011 } Moda


{ KY magazine No. 29 | Junio 2011 } Moda


Portafolio { KY magazine No. 30 |Verano 2011 }

“FACE TO FACE” PORTAFOLIO Gary Singer

Todo retrato que es pintado con sentimiento, es un retrato del artista no de la niñera. --Oscar Wilde, 1891 ¿Que es un retrato? El ensayista Paul Barlow describe el retrato como “un drama psicológico, un punto de lucha entre el pensamiento y la apariencia física”. En cara a cara el pintor Gary Singer se explora desafiante y exitosamente él mismo al pintar consecutivamente 100 retratos que emergen de su lozano uso de pintar y usar su ancho pincel en sus trazos, son unas series de direcciones que nos confrontan con sugerencias de emociones y diálogos callados. Idealmente, este cuerpo de trabajo es abundante cuando se imaginan juntos como un grupo. La primera mirada del visionario puede chocar por la semejanza dentro de cada imagen, aun esto es importante por las sutiles diferencias que se convierten en extra tiempo. Por medio de la vista de esos múltiples retratos, es claro que esas imágenes son más acerca del artista mismo y no acerca de los motivos que uno piensa de un retrato tradicional. Las ideas del retrato han cambiado sobre el tiempo y a través de las culturas desde el renacimiento cuando el concepto emana individualmente hacia el neo occidental, una descripción muy estilizada más bien de la gente que de una persona en específico. El trabajo de Singer muestra que él está buscando un ancho rango de retratos, desde máscaras africanas hasta bustos de la antigua Grecia y Roma. Pero él también busca evocar inspiración de los Médiums más contemporáneos similar a la fotografía polaroid. Evocador del formato cuadrado de la SX-70, su trabajo refleja la aparente muerte del instante de la estética instantánea tal como su forma. Es muy contundente que Singer se enfoque en el retrato en su pintura, Como el autor Richard Brilliant escribe, “haciendo retratos es una respuesta a la tendencia natural humana que piensa acerca de si mismo, de sus mismas relaciones interpersonales, de otras y de otros en aparente relación con ellos mismos….” El proceso artístico es un viaje hacia su propio descubrimiento y en cara a cara nosotros hemos sido invitados a compartir este paseo.


( 46 88 60 / 91 )


Octavio Grimaldo "Tavi" Rostros de la discriminaci贸n


Erick Martz (Frozen) Zombie Girl


Tavi

Suceso en el escenario


Bruno de Loera Ufo



KY magazine