Page 1

Saavedra y Núñez - 139 años de historia

Escritos y palabras de vecinos “Saavedra de murgón, placita y corazón, hay otros barrios pero están en este”. Tango, Fantasma de Luna. “Nuñez la pasión, blanco y rojo el corazón, hay otros barrio pero el mío se siente”.

www.larevistadesaavedra.com.ar La Revista de Saavedra, Núñez y Villa Urquiza, Industria Argentina. Revista periódica de distribución gratuita. Vigencia: hasta el 10 de julio de 2012. Año 8. Nro. 40.


Staff Directora: María Soledad González Alemán Edición: María Soledad González Alemán Sebastian Borreani Colaboran en este número: Todos los colaboradores realizan sus aportes de forma espontánea, voluntaria y gratuita.

Mariano Pini - Samanta Fraser - Pablo Pecorari - Julián Blanco - Fernando González Alemán - Daniel Abecasis Martín García - Stella Hillcoat - Stella Martinez Colaboración especial: María Celeste Murialdo Diseño gráfico, ilustraciones, creación de contenidos: María Nieves Alessandrini Fernando Rodríguez Publicidad: Gimena Fernandez Golbert Victoria Blanco publicidad@larevistadesaavedra.com.ar Propietarios: María Soledad González Alemán María Nieves Alessandrini Suscripción: (gratuita) suscripciones@larevistadesaavedra.com.ar Contacto: 15-6522-5222 Revista Industria Argentina Ejemplar de distribución gratuita La opinión de las notas corren por cuenta exclusivamente de los autores. Prohibida su reproducción total o parcial sin la expresa autorización de Revista Industria Argentina. El contenido de los espacios publicitarios corre exclusivamente por cuenta de los anunciantes.

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 524733

Sumario

Editorial: Saavedra y Núñez, 139 años de historia: 05 Nota de tapa 06

Mi barrio, desde el alma. Escritos y palabras de vecinos

Mini Entrevistas a comercios del barrio 16 Duendes Urbanos, tienda para chicos

Poesía barrial: Mi barrio es... 17 Rincón de los vecinos. Primera parte 18 Profesionales del barrio 22 Guía de comercios y servicios de Saavedra y Núñez 25 Mapa de compras y paseo: Saavedra Holywood 34 Mapa de compras y paseo: Nuñez Hollywood 36 Desde la República Oriental de Saavedra 38 la magia del presente, única certeza

Moda 39

Un toque de originalidad entre tanta fotocopia

Música 47

Una luz que se encendió en el alma del rock nacional. Fito Páez. Por Martín García

Escritos para el alma del vecino 48

las cuatro edades del ser humano/ Crecer en ti. Por Pablo Pecorari

Guía de cursos, talleres y profesionales 50 Paso a paso 60

CupCakes. ¡Fiesta en el barrio! Por Lut Creaciones.

A las mamás del barrio. ¿Quién es mamá? 62 Junio 2012. Mes de los papás del barrio. 63 Rincón de los vecinos. Segunda parte 64 Guía en línea. Todos los locales, servicios, empresas 68 y profesionales en un solo lugar. , en la nota sobre n de Oro 2012 (página 60) Fe de erratas: En la Edició los datos de contacto ecología salieron publicados Vecinos de Saavedra por la a oportunidad: est en e onemos correctament con un error. Por eso los rep a@yahoo.com.ar MAIL: vecinosporlaecologi ogia.blogspot.com col lae por nos BLOG: www.veci


Editorial “Caminante no hay camino, se hace camino al andar”. J. M. Serrat Queridos vecinos: El 27 de abril nuestro barrio cumplió 139 años de historia, y en el marco de su aniversario decidimos publicar escritos de vecinos sobre sus sentimientos por Saavedra y Núñez. Queremos compartir con ustedes, nuestros miles de lectores, que no deja de sorprendernos el amor que cientos de personas manifiestan sobre el barrio; son decenas y decenas de e-mails que llegan cada semana donde se expresan las palabras más bellas. Esperamos que cada una de las ediciones de Revista Industria Argentina logre representar, aunque sea como muestra, todo ese cariño que nos transmiten los vecinos, porque a decir verdad, ese es el principal motor del trabajo de nuestro equipo. El amor de todas las personas que pueblan el barrio. Este mes comenzamos nuestro octavo año como medio de comunicación zonal, y con 40 ediciones en la calle queremos dejarlos tranquilos con algo: ¡nos quedan todavía miles de noticias para publicar! El barrio tiene límites, pero las historias que encierra parecen ser infinitas, porque nunca se terminan las novedades que vamos escribiendo para compartirlas con los lectores. Cada vez son más los espacios culturales

que abren, los profesionales que emprenden un proyecto, los comercios que inauguran, las empresas que trabajan incansablemente en el barrio. Los clubes sociales e instituciones sociales continúan su trabajo de forma incansable; es difícil enterarse que en Saavedra o Núñez existe algún espacio con poca convocatoria o sin actividad, de a poco y con mucho esfuerzo los resultados son tangibles y concretos. Cada semana acompañamos y difundimos las actividades impulsadas por los centros culturales, los pequeños centros de salud, el Museo Saavedra, la Biblioteca Popular Cornelio Saavedra, La Posada del Arte, La Casa del Pueblo, centros de jubilados, iniciativas en colegios, programación de clubes y agrupaciones sociales, el Multiespacio, (nuevo lugar con propuestas recreativas para chicos y grandes en Melián 3176), y la fuerza implacable de nuestros amigos y colegas de RADIO CHUDAS. Parafraseando un poco el slogan de la radio que emite desde Saavedra al mundo, si sos del barrio ¡prendete a la movida y encendete! Vivimos en una zona que tiene todo para vos... juntos hagamos que cada vez sean más las ideas y las propuestas. A este ritmo, la unión del barrio será la fuerza que todos necesitemos para defender lo nuestro.

¡FELIZ CUMPLEAÑOS QUERIDO BARRIO! (P.D: Te invitamos a ver la primera producción de Sentido Barrial TV, el canal de Saavedra, Núñez y Villa Urquiza. El video se titula: Saavedra, la historia de un barrio arrabalero. Entrá en www.revistasdebuenosaires. blogspot.com)


06 NOTA DE TAPA Revista Industria Argentina

Saavedra y Núñez - 139 años de historia

Escritos y palabras de vecinos “Saavedra de murgón, placita y corazón, hay otros barrios pero están en este”. Tango, Fantasma de Luna. “Nuñez la pasión, blanco y rojo el corazón, hay otros barrio pero el mío se siente”.


Cada 27 de abril Saavedra y Núñez cumplen años. En el barrio los festejos duran por lo menos un mes. Hay encuentros en plazas, parques, en las escuelas se proyectan videos y fotos sobre el barrio; en todos los espacios culturales y comunitarios se informa a los vecinos sobre el cumpleaños de nuestro barrio. Para nuestra comunidad es una fecha importante: son semanas dedicadas a reivindicar recuerdos, viejas imágenes, relatos sobre dos barrios que están atravesados por una maravillosa historia. La misma que encarnan los vecinos y plasman a través de sus palabras...

Esta carta llegó acompañada de una reliquia de la cual replicamos a continuación la tapa. La nota de apertura se titula “Conocer a Saavedra es comenzar a quererla”. ¿El autor de esta obra? El mismo que movilizó mi curiosidad cuando empecé a investigar la historia y todo lo que en el barrio sucedía. Corría el año 2004 y mis tardes en Saavedra estaban destinadas a profundizar todo lo que por sus calles y rincones circulaba; y en uno de esos paseos llegué a la Biblioteca Popular Cornelio Saavedra. Me hablaron de una persona que había plagado de escritos el barrio con su historia, sus mejores relatos, sus privilegiados recuerdos...Y en ese momento me llevé algunos de sus escritos. Los leí, y fueron una radiografía perfecta de lo que respiraban las calles. Las palabras de Eduardo Pombo eran una reflejo de lo que muchos vecinos me había dicho sobre Saavedra. Algo así como que vivir por estos pagos es un viaje de ida...

Una carta muy especial...

¡Gracias Eduardo! Porque ahora más que nunca puedo confirmar que conocer a Saavedra es comenzar a quererla. Soledad.

De una de las personas que más ama el barrio y más escribió sobre él: Eduardo Pombo.

mbre 30 de 2011

Mar del Plata, novie Sra. María Soledad

Gonzalez Alemán

n;

De mi consideració

e a Usted Me es grato dirigirm n con su era de colaboració an m a , rle ce re of para blicación l año 1971 de la pu de ar pl m eje un , revista mentar la cía dedicada a co ha yo es nc to en que de Saavedra. historia del barrio mas y datos aterial encuentre te m e es en e qu ro Espe como para ezcan su interés er m e qu es nt sa intere su revista. óximo número de incluirlos en un pr s, le saludo edando a sus órdene qu y ivo ot m te es Con cordialmente. Eduardo Pombo.

Y fue a partir de ese momento que me compré todos los boletos para emprender este maravilloso viaje que ya lleva 8 años, a la par de un equipo que también se enamoró del barrio y sus alrededores.


08 NOTA DE TAPA Revista Industria Argentina

¡FELICE 139 AÑ S QUERID OS O BARRIO S S! El barrio y su parque emotiva Al calor de la evocación aguas las o nd ela ng sco de se van inmóviles vo ntu , ma en las que la memoria l tiempo. de vés tra a s ale las imágenes origin enario. animar al antiguo esc Leve brisa comienza a s personajes. Cobran vida olvidado to las torres En García del Río y Pin entrada al parque. la an ard del puente levadizo gu endida sobre el foso La planchada está ext l arroyo. ado con las aguas de que lo circunda, inund dormidos. án est n aú eso n el acc Los leones que custodia barrio jo paseo y, desde él, al Entremos ahora al vie . da en ley de por velados caminos , desde un tiempo de los acontecimientos os em Particip d s, en respetuosa actitu y un espacio diferente o. ante el pasad avanzar más allá Tal vez no sea posible moria. de los límites de la me Eduardo Pombo

El arroyo Medrano Curso sinuoso de aguas tranquilas. Aliado de la vida, amigo de los niños. Correteabas con ellos por entre campos, quitas y caseríos; libres, alegres y sucios -si así puede llamarse a quienes sólo están impregnados de tierra-. Sabías oír el canto de los pájaros y, generoso, les brindabas tus aguas para que, junto a los animales, se refrescaran y abrevaran su sed. Siendo en tus orígenes simple cañada, habías visto acercarse a ti al indio y mucho después al gaucho, entendiéndote con ellos porque como vos amaban la libertad y sólo concebían la vida en ella. Luego, ya con categoría de arroyo, verías nacer y crecer a la ciudad y conocerías hombres nuevos, forjados en otras costumbres y culturas, e intuiste que con éstos no podrías entenderte nunca. Se alejó el indio de tus orillas y el gaucho paseó su albedrío por los territorios cercanos a tu cauce durante décadas. Pero de a poco, extranjeros y criollos, comenzaron a alambrar los campos, a ponerles marcas al ganado y a construir viviendas. Algunos de sus hijos también buscaron tus aguas y en ellas jugaron y gozaron como muchos otros niños lo habían hecho antes. Como lo hacían aún, calandrias, teros, mixtos, zorzales, gorriones, chingolos. Con el correr del tiempo creció la ciudad y te fue cercando. Se te vino encima, empujándote hasta el fondo de tu cauce. Obligándote a que algunas veces hincharas el lomo desbordando tu enojo ante la pérdida y transformación de los espacios que fueran tus dominios. En la ciudad del hombre nuevo proliferaron industrias y barrios de viviendas precarias que utilizarían tu curso para deshacerse de los desperdicios, para luego negar a sus hijos el derecho a jugar en tus aguas por estar contaminadas y ser peligrosas. El tema se llegó a debatir en el Congreso de la Nación y existió un proyecto por el que se proponía canalizar el tramo comprendido entre el Parque Saavedra y el Río de la Plata, utilizando al parque como mercado concentrador de frutas que serían traídas en lanchones desde San Fernando y El Delta. La idea era dejarte correr a cielo abierto para que, entre muchas otras ventajas, tus aguas pudieran ser utilizadas para la práctica de deportes náuticos. Comunicando


así al barrio con el río y, mediante obras de canalización, ampliar la capacidad de tu cauce para contener las grandes masas de agua que periódicamente provocaban inundaciones en los barrios vecinos a tu curso. El legislador era de ascendencia francesa y seguramente se había inspirado en las obras de canalización del Sena a través de París. Pero en Buenos Aires, aguas arriba de Saavedra, los intereses eran otros. Entonces se optó por no innovar y, al igual que con los demás arroyos capitalinos, fuiste entubado cuando corría el año 1938. Por sobre el conducto de concreto, a lo largo de casi todo tu trayecto, enquistaron amplias avenidas con canteros centrales por debajo de los que se sacarían impunemente efluentes industriales y cloacales, con total indiferencia y desprecio por la vida humana y la ecología. La gente estaba demasiado ocupada para detenerse a observar qué transportaban los arroyos entubados y, como parecía que el río arrastraría todo siempre, creyeron que habían solucionado los problemas derivados de efluentes no tratados debidamente. Pero llegó un momento en que ni el río más ancho del mundo pudo diluir ni arrastrar tanta inmundicia y, con frecuencia, oleadas de peces muertos arrojados a sus playas alertaban sobre el peligro de la alta contaminación de los cursos del agua que, como el tuyo, corren por debajo de Buenos Aires. Entrañable y leal amigo que por siglos conversaste con la luna y las estrellas o te doraste con el sol de aquellos días felices. Que por estar más alejado del centro de la ciudad que el Maldonado, a él correspondió por un largo tiempo el destino de frontera urbana y por siempre las historias de un suburbio al que enalteció Borges contándole al mundo legendarios acontecimientos sucedidos en una mágica esquina, rosada, vecina a sus márgenes. Viejo reo engayolado, condenado injustamente por los hombres nuevos para hacerte laburar de cloaca clandestina. Cuantas noches del ayer, recorriendo tus fangosas orillas, fuimos testigos de tu eterno romance con la luna, a la que acunabas con el murmullo de tu mansa corriente y poesías en el limpio barro de tu lecho mientras alrededor jugaban pequeños y ligeros peces plateados

junto a minúsculos renacuajos pardos. Hoy, en tu cauce yermo, ni siquiera podrían vivir las mitológicas serpientes que respetables bohemios trasnochados aseguraron ver asomando sus cabezas por alcantarillas del Maldonado. Vos y yo sabemos que llegará un día en que la ciudad y su gente, por su propio bien, tendrán que devolverte la pureza y el cielo que robaron de tus aguas. La ciudad se quedó sin pájaros anidando en los árboles y sin niños jugando en sus calles. Hoy, los pequeños, bien vestidos y calzados, cumplen el ritual que les imponen los mayores. La vida será siempre la misma pero ellos no tendrán la oportunidad de elegir como vivir su infancia ni de forjar su sensibilidad en el trato amistoso y cotidiano con la naturaleza. Niños que no sabrán de arroyos libres ni de lunas enamoradas mirándose en los charcos. Ni de pasar un día jugando en el campo al sol, para recién regresar al hogar luego de verlo ocultarse tras los montes a la hora del ocaso. Que nunca conocerán la felicidad de creerse dueños del mundo, no teniendo nada más que la posibilidad de andar a su gusto. Aunque rotosos y llenos de polvo pero disfrutando las caricias del viento y la sombra de los árboles, solos o compartiéndolas con un amigo o un perro vagabundo. Ni de aguas de un arroyo de curso sereno transparentando un oscuro cauce de tierra, cálido como el amor y hermoso como la vida misma cuando nada ni nadie se interpone para que podamos gozarla plenamente. Será un día, aún lejano, el de la ansiada liberación. Romperán los carceleros las paredes del encierro y harán que sus industrias dejen de contaminar tus aguas. Regresarán tus antiguos compañeros para compartir contigo las horas hasta saciar sus ansias de vida. Entonces nuevamente serás arroyo, eterno aliado de la tierra, el sol, la luna, el amor. Ese día estaré en tus aguas y tus orillas, para vivir en ti por el milagro de la resurrección.

Eduardo Pombo (del libro Saavedra, un barrio y un tiempo añorados- 1992).


10 NOTA DE TAPA Revista Industria Argentina

l e e d s e d s o t i Escr s o n i c e v s o l e alma d “La espera del colectivo 29 suele ser larga y sin embargo ayer me alegré que así fuera. A mi costado (a unos pasitos) llegó un señor que comenzó a silbar. Dirás silbar, bueno ¿y qué? Lo maravilloso es que este hombre silbó durante más de 15 minutos, valses vieneses especialmente. Me quedé fascinada sintiendo que él y yo estábamos en una burbuja chispeante y mi cuerpo acompañaba suavemente su melódico silbar. Al ver que a lo lejos venía el 29 me le acerqué y le dije: “Lo felicito y le agradezco por el concierto. Me encantan los valses, pues mi mamá era austríaca. En casa los cantaba alegremente y los escuchábamos en los long-play de aquel entonces”. Me respondió que él los adoraba, que había podido ir al Wiener Prater (gran Parque de Diversiones con inmenso parque) en Viena, Austria. Hablamos sobre lo hermoso que es el Parque y me comentó que estaba esperando el finde porque en un casamiento iba a poder bailar “el Vals”. También me dijo que le había enseñado a silbar a un nieto suyo y que él lo hacía siempre. Le comenté que en el Teatro Maipo los martes se daban una serie de puestas de fragmentos de operetas (casi todas contienen hermosos valses), por lo que me agradeció. Y lamentablemente llegó el 29. Nos despedimos con sonrisas y felices los dos por este pequeño y especial intercambio. Obsequios del barrio, que aún se dan en Saavedra. Estemos abiertos a ellos y comuniquémonos, ¡¡¡comuniquémonos!!!” Brigitte

“Yo nací en Villa Urquiza, pero Saavedra me atrapó. Tiene todavía ese aire de barrio que va creciendo pero sin perder su identidad. El aroma de sus tilos en primavera, su Parque. Gracias Saavedra por hacerme sentir orgullosa de caminar por tus calles y poder decir: ¡¡¡YO VIVO EN SAAVEDRA!!! Monica Carbonell

“Desde hace muchos años soy vecina de Nuñez. Amo mi barrio. Aquí formé una familia y somos muy felices. Tengo tres hijos que se criaron en Saavedra -ahora ya hombres- y fueron a la misma escuela: “ La Badía”, como se la conoce. Son socios y simpatizantes de River. Tengo seis nietos. Desde hace once años soy viuda, pero sigo apostando a la vida”. Isabel Delia Rawe


“Haciendo memoria… Saavedra, mi vida. Vilela y Conde, Melián y Vedia, Deheza y Superí…fueron los rincones del barrio que me albergaron y aún lo sigue haciendo: desde mi niñez, hasta ahora, 44 años. Toda una vida, ¡toda mi vida! Nos vimos crecer, o, más bien, fuimos creciendo juntos. La memoria me lleva a recordar aquellas calles de tierra donde circulaban pocos autos. Una General Paz de dos carriles, con la Virgen del Camino ahí nomás. Muchos terrenos baldíos donde se improvisaban las mejores canchitas de fútbol. Pasaban los vendedores ambulantes: el afilador, con su típica música de armónica, el heladero, al que los niños esperábamos ansiosos en aquellas tardes de verano. El que aún sigo escuchando por las mañanas es “el churrero” con su característico cántico: “Churros, calentitos los churros”. He caminado veredas y cruzado calles infinidad de veces, especialmente las que me llevaban al colegio, a mi querido Instituto Divina Providencia, que ya cumplió sus 70 y largos años de vida, también en el barrio (Arias y Conesa). El Parque Saavedra es, sin duda alguna, un espacio verde maravilloso en nuestro barrio. Lugar al que iba de niña, de adolescente, voy de adulta y seguiré yendo a respirar su aire, sus tilos…siempre. La metamorfosis fue increíble: las calles se asfaltaron, la General Paz se transformó en una autopista del primer mundo, los baldíos se convirtieron en hermosas casas y ahora en breves edificios, se construyó el monstruo Dot. El barrio sigue creciendo ¡¡¡enhorabuena!!! Me casé con Daniel, también oriundo del barrio. Tuve la bendición de tener dos hijos, Matías (21) y Agustina (14), que nacieron en Saavedra. Hijos de raza, de dos saavedrenses, de quienes heredaron su pasiones: el Parque y su calesita -pensar que subimos a los mismos caballitos, como lo constatan las fotos, su colegio “El Divina”, Platense, que originariamente su cancha se encontraba en Cramer y Manuela Pedraza; el Tango, de Roberto Goyeneche, también vecino del barrio. Y hoy andan sus veredas y sus calles, ahora, junto a nosotros. La familia crece también y sería interminable enumerar todos los recuerdos que evocarían nuestro barrio. Por eso, simplemente, quise resumir en estas pocas, pero sentidas, palabras lo que representó y representa en mi vida el barrio Saavedra.” Monica Fusaro

“Saavedra, un barrio con vida propia que me adoptó. Conocí Saavedra por casualidad, o por el destino que quiso que un tío mío se mudara al barrio hace ya muchos años. En una reunión familiar en su casa quiso otra vez el destino que nos aburriéramos y saliéramos a dar una vuelta. Así conocí a quién ahora es mi marido, un fanático del barrio que jamás dudó que éste iba a ser el lugar en el que íbamos a vivir una vez casados, y donde los dos queríamos que nuestras hijas se criaran. Paso gran parte de mi semana en el barrio y encuentro acá casi todo lo que necesito. Soy feliz cuando camino por la calle y me cruzo con rostros conocidos. Es lo más parecido a recrear las vivencias de un pueblo en una gran ciudad, como es mi querida Buenos Aires. Amo mi vida en el barrio de Saavedra y a su hermosa gente”. Andrea Zappe


12 NOTA DE TAPA Revista Industria Argentina

“Fragmentos de vida inundados de vivencias… Fragmentos de una vida fragmentada… Fragmentos. Fenómeno de repetición casi imperceptible de pequeños fragmentos de vidas casi copiadas… Fragmentos de sueños unidos a recuerdos fragmentados… Fragmentadamente recordados. Fluir de seres, salpicados en mi vida fragmentada… Fragmentada… toda yo… fragmentada. Canciones de cuna cantadas o escuchadas… fragmentadas… Pedacitos de soles dispersos en tormentas anunciadas… u olvidadas… Confusión de certezas fragmentadas… devenidas en estallidos de ignorancia. Ignorancia de fragmentos de verdades olvidadas… verdades a medias, recuerdos a medias, ensueños a medias… vida… toda, toda fragmentada. Popurrí de memorias, collage de pensamientos, necesidades recortadas, riquezas fragmentadas. O fragmentada pobreza. Nada entero y ordenado… ni un fragmento de sapiencia. Recuerdos patentes de caras, caritas y caretas recortadas. Fragmentos de momentos, como fotos mezcladas. Manos santas, cuerpos con y sin almas… Gente buena, gente mala… Un menjunje de piel, espíritu, y almas… Sin mentes… Mentes que engañan… Pedacitos de mí, o de mi yo desparramada… Aunada en este cuerpo, en este espacio, fragmentos de amores que permiten ser amada, fragmentos de memoria… Tormenta fragmentada”. Valeria Just

El gigante de Zapiola, o... Bojan de Saavedra. (Parte del libro La historia del rock en Saavedra). “Por allí, entre esos intensos ochenta y algo, cuando por alguna razón nos tocaba pasar caminando las veredas que conducían hacia García del Río, que nos esperaba llena de sus plazoletas (esa calle era Zapiola), ahí estaba. Sentado firme como una estatua, que, por decisión de algún obscuro propósito, sólo movía sus ojos, observándonos fríamente al momento de pasar exactamente por delante de su imponente figura. Su rostro duro, serio, apenas sonriente y siempre evitando exponer su sonrisa entera, sin embargo, dedicaba esta mezquindad a alguna chica del barrio que se habría sentado en la escalerita o el mismo porche de su casa de entonces, ahí en Zapiola, de pared lateral curva y untada de minúsculos cuadraditos azules y rojos. Era realmente misterioso. No conocíamos su mirada directa hacia el encuentro de nuestras miradas, y eso nos irritaba. Así fue que, a medida que los días pasaban, más caminábamos aquel sector de Zapiola. Muy poco disimulados, insistíamos en observar los comportamientos de aquel gigante, recio, que se vestía muy parecido a nosotros, pero que hacía ya mucho tiempo, habíamos descubierto que hablaba (y lo hacía con nuestras chicas). Jamás preguntamos a ninguna de ellas, pese a que las creíamos “nuestras”, quién era ese grandote de bellos muy parecidos a bigotes y patillas preslianas, que a nosotros -salvo a Eugenio- se nos resistían en llegar para mostrarnos un poco más grandes. ¿Quién era el gigante de pose firme, de topper, jeans y remera o ajustada camisa, que se sentaba y con profunda tranquilidad observaba con su “de reojo”?; cómo nosotros lo mirábamos como idiotas. Y como siempre el tiempo pasó. Y las cosas que uno quisiera recordar a veces no bajan de aquella repisa abarrotada por otros recuerdos que se mezclan entre revelaciones. Lo cierto es que el gigante, al poco tiempo de ser observado por nuestras impertinentes miradas, se relacionó con su voz humana y, ablandando la figura que nos provocaba de una vez y para siempre, miró de frente, se sonrió pleno y charló largamente con nosotros, volviéndose uno más de los integrantes eternos de: “el cuadrado”.


Así sucedió. Así bailó entre nosotros, se rió mucho de las ocurrencias que con Aldo y Sebi inventábamos para divertirnos y divertir a nuestros amigos de la esquina. Aprendió a payasear nuestras pavadas subiendo alguna vez a perita que imitaba a algún mamut enfurecido, o a un cóndor, para que se liberen esas tonteras sanas, llenas de alegrías adolescentes, y hasta.... …Bueno, tenía que llegar a este evento: “el bojan de saavedra”. Allí, se vistió de baterista. Uno más que quedará en nuestra historia. Ejecutante de golpe durísimo, más que la expresión esa a la que temíamos cuando no era de la barra. De muñeca amenazante, y un touch que solo Augusto Peruglia supo regalar donde se sentó a ser feliz, en aquellos banquitos, por aquellos ochenta y pico. Yendo a un profe, abandonando, como era la característica de nuestra adolescencia, y hasta haciendo locuras para tener la bata soñada... ¡En cuantos líos se metió mi amigo! Pero líos -aunque grandesinocentes. De los que, con un castigo de los papás, sería suficiente para entrar en un largo período de penitencia, por haber gastado “esa plata” que era para otra cosa, y hasta recibir el peor de los castigos en aquel momento, y que hoy es motivo de la más grande sonrisa posible: sentir a su papá, el del otro Chevrolet del barrio -tipo fachero, de bigote bien tano y voz muy dulce e imponente- que, entrando al cuarto donde el instrumento confiscado familiarmente yacía a oscuras, y tras cerrar la puerta: ¡paf! ¡pif!trum, trum, pam, tratata, pifff!!! Y todos los fuertísimos sonidos que Don Peruglia le pudiera sacar a aquella bata que, al salir, y mirando al pobre Augustito que ya no se veía tan grandote, le decía: “¿qué? Después de todo la batería es mía, si quiero la toco todo lo que quiero”. Y claro, la bronca inflamaba cualquier vena, pero al largo paso de aquellos días cómo no matarse de risa por la salida de ese viejo querido. En fin, cuestión que después de haber peleado la batalla con... quizás un especie de ataque de pánico, en la biblioteca de Olivos, cuando debutaba con “Creencias” (Adrián Díaz, Aldo Barcelo y Augusto Peruglia) inmediatamente de que el nuevo batero abandonara casi corriendo el espacio del escenario, todos -hasta el mismo gordo quien lo reemplazó- empezamos a alentarlo para que vuelva: ¡bojan, bojan, bojan!!! Así fue, y al tiempo, como agradeciendo aquel aliento: se tocó todo en folkus, en la primera etapa de la banda en las inmediaciones

del cuadrado, dándole a esas notas súper extrañas (para la mayoría de nosotros) que Alejandro Esquitieri y Aldo, desde su bajo elaborado, le ponían a esta propuesta musical; un toque a tierra, fuertísimo, implacable, sobre todo, cuando lo disfrutamos allí, en un perdido pueblo cercano a San Pedro, donde los adolescentes nos fuimos de gira más que mágica y súper misteriosa... Augusto le pegó lindo. Disfrutando a pleno la versión de Peter Gun que todos esperábamos. El gigante le pegaba, se reía y crecía junto a nosotros. Claro que es hermoso recordar estos episodios que nos devuelven sonrisas que no vendrían a nosotros si no es por estos recuerdos, pero si bien el valor del gigante comenzó a formarse allí, se agranda aún más en sus continuadas y actuales batallas, mientras la bata, su querida batería de los sueños, le espera para ser golpeada con ese touch... Acompañó a su mamá en todo el camino y donde más lo necesitó. Su mamá…que una vez, al despertarme, me recibió del sueño con sus inmensos ojos azules y limpió mi dolorosa borrachera de nene con un mimo de café y una charla en la cocina. Formó una familia. Compartió más que un mate con el viejo del chevrolet azul... Más de una vez, estroló la raqueta de sus esperanzas contra un piso más duro que lo que deseaba. Y se plantó frente a la aparente caída, para darle vida a esa postura de estatua, que lejos de ser fría, se reía por dentro esperando el momento de largar la risa junto a sus amigos... Te recuerdo siempre de punta en blanco, hasta para jugar a la pelota. Y no olvido cuando en un cumple de pibe le diste una trompada a la vida que se te estaba poniendo difícil, y dejaste que tuviéramos el honor de agasajarte en la casa de Alberto y Leonor, quien es feliz cuando recuerda que, aunque un tanto desprolija, logró hacerte para ese día una torta con los colores de platense: -“que contento estaba ese chico”. Gracias, por seguir dando, a los que te queremos, un importante ejemplo de lucha por la vida. ¡Adelante, viejo bojan Peruglia!” Daniel Alberto Abecasis.


14 NOTA DE TAPA Revista Industria Argentina

¡Qué tristeza! ¡Qué nostalgia! “Sí, qué tristeza, qué melancolía, qué angustia me embarga cuando caminando las calles de mi barrio observo en sus casas las dobles puertas, las rejas, los candados, los cartelitos “Cuidado con el perro”, “Se ruega mantener la puerta cerrada las 24 horas”, y todas las medidas de seguridad con las que nos debemos proteger de los robos, asaltos, etc. Yo nací, me crié, vivo y, si Dios lo permite, moriré en este barrio por el cual siento un profundo amor. Por sus calles, sus plazas, su parque. En mis caminatas habituales surgen las comparaciones entre el ayer y el hoy. Cuántas cosas se destruyeron en “beneficio de un supuesto progreso”, como por ejemplo “mi placita Mackenna”. Recuerdo sus barrancas con césped, en dónde las noches de verano rodábamos o bajábamos corriendo, una y mil veces, sus caminos de piedritas que se introducían en nuestros zapatos. El pino que estaba sobre la calle Arias, donde me refugiaba cada vez que mi abuela me quería lavar la cabeza; la fuente llena de agua donde jugábamos a la carrera de barquitos y de paso nos mojábamos; el jacarandá que cubría con sus flores celestes la calle Conesa, entre Arias y Ramallo; el guardián al que los chicos del barrio le hacíamos toda clase de travesuras ya que la escalera que bajaba hasta su “guarida” era especial para nuestras escondidas. Los vecinos en la puerta de calle, charlando de las cosas del día, tomando una cervecita. Y en invierno, el mate obligado en la casa de alguno de ellos. O el “vermuth de los domingos”, sagrado, por lo que se acostumbraba tener las puertas de par en par y ser bienvenido en cualquier casa de la cuadra. El vigilante de la esquina, que nos conocía y nos cuidaba a todos (incluido el perro de la familia, al que devolvía a su casa cuando se escapaba). Ese vigilante que le dio seguridad a mi infancia y adolescencia con el sonido de su ronda, y que me daba tranquilidad cuando mi padre salía a las 4 de la madrugada para su trabajo. Por todo esto, que ya pasó pero por suerte pude vivir, tengo nostalgia. Y también tristeza por todas esas personas que habitan las casas que hoy son pequeñas cárceles, y no tuvieron oportunidad de vivir esas cosas y esa libertad. Ahora,

los caminos de la plaza “Mackenna” están asfaltados, la fuente está vacía, los guardianes de las plazas pasaron a ser recuerdo. Donde antes había vecinos ahora hay “muchachones” con vino, cerveza, etc., etc., que le quitan la seguridad al barrio y a sus habitantes. Los vecinos que antes limpiaban ahora tiran la basura que les sobra en la casa y no se lleva Manliba en las esquinas, a pesar de los carteles que dicen “Mantenga limpia la Ciudad” sin pensar que la “mugre” que se deja en la esquina “también los perjudica”. Esta nota posiblemente la comprendan, más allá de las palabras, los que nacieron y se criaron en este barrio. Los que vinieron con el progreso seguramente pensarán que es una nota “sentimentaloide”; para ellos es un barrio donde viven, un barrio como cualquier otro, hasta un lugar de paso. No creo que les interese, me puedo equivocar por supuesto, pero es muy difícil que puedan comprender o emocionarse con el recuerdo de la General Paz con sus amplios espacios verdes, sus eucaliptos y sus “casitas de Caperucita” donde vivían los guardianes. La casa del “barco”, el “lechero” con sus tarros, el Polaco Goyeneche, los bailes de “Juventud”, y el Dr. Leonardo Martinitto, médico, amigo y confidente de toda una generación, que todavía sigue firme en su consultorio de Ramallo y Zapiola. El me trajo al mundo y eligió mi nombre, y hoy que me falta mi padre lo reemplaza en muchas ocasiones. Y tantas otras cosas, y tantos otros personajes que viven en el recuerdo de todos los memoriosos del barrio. Debo confesar que esta nota la escribí para mí, y para aquellos que tuvieron un antepasado que, como mi abuelo, inmigrante italiano, se enamoró del lugar, y con el magro sueldo que ganaba como peón de la Municipalidad, allá por 1905, decidió comprar, con mucho sacrificio, un terreno para levantar su casa y formar una familia, en éste, mi querido barrio Saavedra. Gracias abuelo. Fuiste un visionario, elegiste de lo mejor. El barrio no tiene la culpa de los tiempos en que vivimos. Su alma, su “ángel”, sigue intacto”. Alicia Recchia


La magia de Saavedra, la pasión de Núñez. Amor declarado y confirmado. Las callecitas de estos dos rincones de la zona norte de la Ciudad de Buenos Aires tienen ese qué se yo... viste... Palabras que el Polaco Goyeneche dejó perpetuadas en el alma de todos los vecinos que alguna vez llegamos a Saavedra y Núñez, y nunca más nos fuimos. Barrio, que tenés el alma inquieta de un gorrión sentimental, perdoná si al evocarte se me pianta un lagrimón, es que es todo el barrio malevo melodía de arrabal. Mi barrio, la balada para un loco que todos los vecinos llevamos adentro. “Yo sé que estoy piantao, piantao, piantao... Yo miro a Buenos Aires del nido de un gorrión; y a vos te vi tan triste... ¡Vení! ¡Volá! ¡Sentí!... el loco berretín que tengo para vos: ¡Loco! ¡Loco! ¡Loco! Cuando anochezca en tu porteña soledad, por la ribera de tu sabana vendré con un poema y un trombón a desvelarte el corazón. ¡Loco! ¡Loco! ¡Loco! Como un acróbata demente saltaré, sobre el abismo de tu escote hasta sentir que enloquecí tu corazón de libertad... ¡Ya vas a ver!


MINI

ENTREVISTAS A COMERCIOS

DEL BARRIO

Hoy: DUENDES URBANOS. Tienda para chicos Entrevistada: Lorena Rubro

Ropa, juguetes, cosas lindas y con diseño para chicos.

Tiempo en el barrio 5 años

Tres palabras sobre Duendes Urbanos Diseño, calidad y atención.

El vecino de Saavedra es...

Alegre, familiero, con un fuerte sentimiento de identidad barrial. Posee un sentido de pertenencia muy marcado, que no es común en todos los barrios.

Lugar preferido en el barrio

El Parque Saavedra, por su verde y la onda de la gente.

Un hobbie

Diseño y fabricación de juguetes didácticos

Una canción

Spaghetti del rock, de Divididos.

Una creencia

Siempre mirar hacia el futuro con optimismo y buena onda.

Duendes Urbanos: Estomba 3786


. en

Mi barrio es... Saavedra y Núñez, 139 años de historia

1873-2012

“Barrio... barrio... que tenés el alma inquieta de un gorrión sentimental. Penas...ruego... ¡esto todo el barrio malevo melodía de arrabal! Barrio... barrio... perdoná si al evocarte se me pianta un lagrimón, que al rodar en tu empedrao es un beso prolongao que te da mi corazón. (Letra de Melodía de arrabal)

“Musiquita de mi barrio, molinillo rezongón; calesita de la vida donde va mi corazón. Reina y madre de los pobres tan humilde como sos, musiquita callejera de guitarra y bandoneón”. (Letra de Musiquita de mi barrio) El barrio es la puerta de entrada al mundo. Es la primera ventana que se abre todos los días, por donde vemos lo que sucede afuera. Refugio y testigo incondicional de penas y alegrías, escenario de abrazos, de besos y nuevas melodías. “Saavedra de murgón, placita y corazón, hay otros barrios pero están en este”, dice el tango Fantasma de Luna. Nuñez la pasión, blanco y rojo el corazón, hay otros barrio pero el mío se siente. Las calles que todos los días recorremos, los vecinos que cada día saludamos, el negocio en el que compramos, la escuela, la maestra; el barrio es ese andar cotidiano que nos encuentra, que sin querer nos cruza, y a la vuelta de la esquina siempre algo nuevo nos enseña. “El guardapolvo, los cuadernos y la escuela, la maestrita y el primero superior; la calesita de la esquina, la rayuela, trompo, fútbol, corralón. Después, la piba pizpireta que en el barrio fue la más linda que mi alma conquistó”. (Letra de Vuelvo al barrio) Es un constante volver a casa, es sentir que sus calles son parte del hogar, que los arboles son parte del jardín que nos da sombra, y sus pájaros parte del paisaje sonoro en el que se regocija el alma. La plaza, la vuelta a la manzana, las primeras caídas en bicicleta, el primer amor, el primer portazo, el primer asado, el primer lazo con el mundo. El barrio, protagonista hasta el último día de nuestra historia de vida.


18 RINOCN DE LOS VECINOS Revista Industria Argentina

Saavedra y Núñez 139º Aniversario 1873-2012 Palabras de vecinos

Reír o no reír

La risa es natural al ser humano. Y el horror, la muerte, la tragedia, son parte de la vida, e incluso, la vida misma. La risa es la respuesta existencial del hombre frente a la angustia, el aquí estoy, y estoy aquí, frente a ti, ante ti. Desafío impetuoso ante la prepotencia del azar, es una espada orgullosa que nos afirma frente al grotesco y ríe alocadamente mientras cae en el abismo. Reír no es una receta, no es un recurso, ni mucho menos una enseñanza. Es la expresión más acorde al sentir que se puede permanecer en pie incluso cuando nos han quitado todo. Sebastian Borreani www.poesiaensegundos.wordpress.com


El petiso de gris Por Osvaldo Pedroso* Ya me estaba haciendo grande, con todo lo que ello implica para la acepción familiar y social. Es decir, no se trataba de un elogio que derramaban generosamente sobre mí, sino del reconocimiento, acaso resignado, de una etapa de mi vida, de un período de alto riesgo en el que comenzaba a adquirir cierta autonomía y la capacidad para vivir nuevas experiencias o para vivirlas con una malicia que antes no tenía, para asomarme a algunas cosas prohibidas dejando definitivamente atrás los simples mundos infantiles. Por ejemplo, desde siempre había tenido, digamos, una intensa vida sexual con primas, mujeres de la familia y del barrio, pero ahora las cosas cobraban otra dimensión. Desde mis cuatro años, dos veces por semana venía a mi casa a practicar sus lecciones de piano mi prima Alicia, cuatro años mayor. Llegaba directamente de la escuela, donde hacía Ejercicios Físicos y por lo que debajo de su delantal y de su pollera tenía puesto el bombachón del uniforme, indescriptible prenda negra que al llegar y al irse me mostraba en piruetas torpes pero claramente provocativas. Secretos de primos niños, por supuesto, pero a medida que crecíamos las maniobras iban adquiriendo mayor picardía y deleite, hasta que ahora, a mis once años, cuando en lugar del bombachón Alicia exhibía la bombachita común, más pequeña y ajustada, prácticamente se abría ante mí el panorama de un sexo definitivamente bravío. Todo seguía desarrollándose en el terreno de la complicidad retenida y no explícita, con los mismos diálogos ingenuos del comienzo pero con silencios largos y agitados, y climas eróticos un poco más comprometidos. A lo largo de este tiempo pude observar, al menos en parte, sus cambios y asombrarme al comprobar que siendo ella rubia como el Sol, su naciente vello púbico era intensamente oscuro, casi negro. Pero yo seguía mi rutina de no hablar de nada de eso, casi no hablar de nada; sólo mirar y tocar apenas un poco cada vez, pues estaba convencido de que de otro modo ella se avergonzaría de lo que estábamos haciendo y el juego terminaría.

Otro rasgo del cambio fue la paulatina autonomía que iba adquiriendo, expresada particularmente en los amigos elegidos dentro del elenco de la escuela, un medio completamente ajeno a mi barrio por razones de distancia: estudiaba en la Escuela Mariano Acosta, en Urquiza y Moreno, y vivía en Ramos Mejía. Sin perder la condición de alumno sobresaliente, mis relaciones favoritas se centraron decididamente entre quienes estaban dispuestos a asumir una conducta marginal a la hora de la salida, para lo cual lo primero era viajar en el tren de 12:36 en lugar del de 12:05. Con eso había tiempo suficiente para un variado menú de aventuras, como molestar a las chicas de la escuela vecina, arremeter contra el mostrador de la pizzería de Rivadavia y Urquiza, tratando de manotear en el alboroto algún scon, bizcocho, pastafrola o cualquier otro producto comestible; juntarse a jugar a la pelota en los galpones del Ferrocarril Oeste y, fundamentalmente, terminar el partido fumando un Exeter “con corcho”, los favoritos de Castro. Además, como rasgo asociativo, este grupo de menudos indeseables comenzó a rechazar los hábitos de higiene personal y cada uno entró a ufanarse, con las imaginables exageraciones y mentiras, de records extraordinarios como el de Alonso, que por principios, decía, sólo se bañaba los domingos y se vanagloriaba presentando bajo las medias grises unos tobillos brillantes y sucios como el carbón y que –aseguraba– alguna vez había llegado a acumular tres semanas consecutivas sin conocer el jabón. Claro que, junto a ese cuadro de sensaciones y descubrimientos ligeramente emocionantes, esta etapa significaba también la caída de ciertos privilegios familiares y, fundamentalmente, la pérdida de ese brillo incontaminado que siempre me había acompañado con justicia o sin ella, y casi siempre en desmedro del espacio de mi hermana, cinco años mayor y condenada a la opacidad desde el mismo maldito día de mi llegada al mundo. El buen rendimiento escolar seguía dándome bastante protección


20 RINOCN DE LOS VECINOS Revista Industria Argentina

nos miraba con atención no disimulada. En cuanto nuestras miradas se cruzaron me hizo un breve gesto invitándome a que me acercara, cosa que hice, avisándoles a mis amigos que regresaría en seguida. Cuando estuve frente a él y mientras con el dorso de su mano derecha se echaba un poco hacia atrás el sombrero, advertí que el bandoneón no era tal, sino una gran cámara fotográfica de fuelle. En un gesto que se me ocurrió muy profesional sacó del bolsillo del chaleco una placa metálica con algunas inscripciones y una leyenda más notable en esmalte azul que decía “Noticias Gráficas, vespertino de la época”. Me la mostró y con una voz deliberadamente muy baja, casi inaudible, me dijo: – Pibe, si me dejan que les saque una foto para el diario, se ganan unos pesos. Y en un ademán reservado pero elocuente, que años después pude Uno de los síntomas inconfundibles de que ya me estaba haciendo comparar con alguno de Sam Spade o Philip Marlowe, abrió la mano grande fue el día que mi mamá, aceptando resignadamente mi con disimulo y puso al alcance de mis ojos un billete de cinco pesos. sugerencia, asistió a la ceremonia de fin de año del colegio y no me pidió que viajara de regreso a casa con ella, permitiéndome que fuera Casi caigo de espaldas. ¡Con ese dinero podíamos comprar cincuenta con mis amigos a celebrar por nuestra cuenta. Así lo hicimos, ya sin porciones de pizza! Le pedí un minuto para consultar con mis amigos, ningún apuro, pues el último día de clase nadie pone límites. Esperamos pero le aseguré que no habría ningún problema. Fue entonces cuando que las chicas salieran de la escuela Gervasio Zapiola, vecina al Mariano me aclaró que tendríamos que subirnos a un mateo, esos coches de Acosta, les dijimos algunas cosas supuestamente ingeniosas y con plaza de la época que estaban a las puertas de la estación ferroviaria a mediano respeto, aunque luego terminamos como siempre corriéndolas espera de pasajeros; él tomaría la foto y listo el pollo. por Urquiza hasta la panadería de Hipólito Yrigoyen, toqueteándolas un poco y despidiéndonos hasta el año que viene. Esperamos a que Corrí hacia el grupo, que no sabía qué pensar de mi diálogo con el Aranda fuera a buscar la pelota de goma que tenía en su casa, en la extraño personaje de gris, y de inmediato nos pusimos a sus órdenes. Él esquina de 24 de Noviembre, con reprimida envidia saludamos a Balán, se acercó al conductor del primer coche de la línea, con disimulo le dio que pasaba fingiendo indiferencia con su hermoso Gran Danés de color algún peso y nos hizo subir al mateo; nos acomodó un poco, preparó la acero; fuimos a la pizzería, compramos algo y también robamos todo lo cámara, hizo un par de tomas y me llamó nuevamente: posible, y nos encaminamos hacia el depósito ferroviario de Bartolomé – Tomá- me dijo, entregándome el dinero. Esta tarde compren el diario, ahí van a estar. Esta foto les va a durar más que los cinco mangos. Mitre y Ecuador. Muchas gracias, chau, pibe. El piso era de tacos de quebracho y una capa de alquitrán, lo que hacía Y se fue no más, el petiso, con su cámara de fuelle y su tono de tipo una superficie muy pareja, sin sorpresas en el pique de la pelota. El canchero. problema era que tenía una marcada pendiente hacia Ecuador, pero eso Con no poca emoción nos repartimos la plata buscando cambio en los lo resolvíamos con la justicia inapelable del cambio de arcos a mitad del negocios, nos despedimos a los apurones y nos fuimos cada quien por partido. Habitualmente jugábamos a seis goles, pero esta vez teníamos su lado como todos los días, pero esta vez ansiosos de llegar a casa y dar más tiempo y lo hicimos a doce. Cuando terminamos estábamos noticias de la aventura vivida. cansados como nunca; hacía mucho calor y a las 11:30 se había marcado Mi hermana decía una y otra vez que todo era una mentira, mi abuelo el record de la jornada con 21,8º. Fuerte para la época. no podía creer que un cronista de verdad repartiera el dinero de esa De tal manera, transpirados y con bastante menos compostura que manera y mi madre temblaba pensando de dónde podía haber sacado la habitual, nos despedimos de los que regresaban para el lado de la yo esa plata, de manera que por una u otra razón, todos esperamos escuela, Aranda, Castro, Symner, y los demás cruzamos hasta la Plaza con ansiedad a que pasara el diariero, a eso de las seis. Cuando llegó Once, bordeando Bartolomé Mitre hacia Pueyrredón, conservando en Pereyra, que todas las tardes nos dejaba Crítica, no podía entender por qué hoy queríamos un diario tan ajeno a los gustos políticos de nuestra gritos y bromas rudimentarias el clima eufórico de la circunstancia. Mientras hacíamos eso advertí que un hombre bajo, de bigotes, con familia, y nadie le explicó demasiado. La búsqueda fue, lógicamente, traje y sombrero gris, apoyado en un árbol próximo a la entrada del una mezcla de empujones y vaticinios encontrados entre mi hermana subterráneo y sosteniendo en la mano derecha un pequeño bandoneón, y yo y la impaciencia de mi abuelo, hasta que mi madre se hizo cargo debo reconocerlo, como también la fama de persona simpática y bien educada. Pero ya se hablaba con molesta insistencia de mi condición de chico “contestador”: mi hermana repetía ahora a una audiencia más receptiva su cantinela de que aunque la familia me prefiriera yo era un atorrante, mi abuelo se exasperaba por mis tardanzas del mediodía y le aseguraba a mi madre que había criado a un “Peroncito” (sic), mientras mis tías me sermoneaban con esa mezcla de presiones y chantajes propias de su condición y mi padre desacreditaba las reprimendas de mi madre aconsejándole –nunca supimos si en serio o en broma– un método más directo de control: “agarrá un palo”. Digamos que perdí la inmunidad inicial y pasé a estar bajo estado de sospecha permanente. Pero así son las cosas cuando alguien deja de ser un chico.


del asunto, explicándonos que era casi imposible que apareciera, pues siempre en un diario se hacen artículos de más, por si acaso, y al final del día se selecciona lo mejor y no creía que precisamente nuestra foto fuera parte de lo mejor. Y mientras decía estas cosas que ni escuchábamos, enmudeció, creo que aliviada, y extendió el diario, abierto al medio sobre la mesa del vestíbulo y ocho ojos fueron testigos de lo imposible, del absurdo: efectivamente, estaba la foto, a dos columnas, debajo de un título de tres líneas y un texto de unos quince centímetros. Después de ese gran impacto, entre mi abuelo y mi madre pasaron a la etapa de tratar de entender qué diablos había pasado y se pusieron a leer y comentar en voz queda, entre ellos, cada diez segundos, no sé qué cosas. Lo cierto es que se los veía perplejos. El artículo, presidido por un título ampuloso (“Con desbordante alegría celebraron el último día de clase los estudiantes”) se desplegaba en verdadero delirio. Decía que plazas y calles de Buenos Aires habían sido ganadas por la algarabía estudiantil, que celebraba el fin de clases de una manera original y alegórica, marchando en carruajes identificados con un color o, preferentemente, una flor, prenunciando picnics, banquetes y otros festejos donde nacerían, y tal vez también morirían en el mismo instante, mil romances de estudiantes y una seguidilla de situaciones igualmente operísticas, producto de la prosa irresponsable de nuestro benefactor. Al comprobar que todo era una completa invención del petiso de gris, mi abuelo y mi madre coincidieron rápidamente en que no podía esperarse otra cosa de la burda prensa peronista. Aquél, no obstante, se encargó de mostrar la foto, como al descuido, entre familiares y amigos del barrio, con orgullo inconfesable pero también incontenible. Mi madre, por su lado, se tranquilizó al comprobar que al fin de cuentas yo no le había robado a nadie la plata que tenía en el bolsillo y eso la puso de buen humor. Cuando a la noche mi viejo se enteró de todo, lanzó una estentórea carcajada que aún escucho y antes de salir para el club recortó el artículo con mucha prolijidad, creo que también para hacerlo circular, especialmente entre sus amigos atorrantes. Detrás del caballo, llamado Tordo, a la altura del pescante, estamos amontonados Boyer, Baré, yo, Blondi, Alonso y, detrás, el gordo Rotblat. Un fraude sin importancia, sin duda, una ocurrencia inofensiva, pero más que nada una casualidad, sucedida el mediodía del 19 de noviembre de 1948, cuando un cronista sin material a la hora del cierre de la edición se topó de pronto con un grupo de chicos transpirados que ya estaban haciéndose grandes. Una casualidad que deprimió bastante a mi hermana, convenciéndola de la fatalidad de su destino; una casualidad que por un rato me ubicó en el mismísimo ombligo del mundo familiar. * Periodista. Editor. Organizador cultural.

Lluvia Lluvia cristalina que desbordas el delirio de tu lúgubre cielo Ergástula helada de luna que se oculta en un límpido y eterno quebranto que irrumpe el tiempo Desvanecida niebla que te elevas liviana y te vuelcas en metrallas de diamantes que titilan fulgurantes Clériga lluvia que diluvias lenta y no palpitas Te arremolinas, férrea, en tu vuelo de águila y mueres… LLuvia que descubres el horizonte y desesperas Espíritu que riegas y nutres mi espera Lluvia que lanzas el relámpago y el trueno, tremendo y taciturno, trasciendes, Lluvia que galopas, ciega, como el fluir de una lágrima Impaciente, acaeces indómita LLuvia que levas enlutada, lejana e íntima LLuvia de querella y duelo, llave del abismo musitas musas que evocan mojadas memorias LLuvia, querencia lunar, cadencia, espejo, LLuvia, tenaz te arrojas sobre robles y sauces y mutándolo todo, manas… Te escapas arrítmica y sorda, y suspicaz te aletargas lánguida, cansina y ausente... Cecilia Fischer. Febrero de 2012


Decoración

Revista Industria Argentina

22 PROFESIONALES

Trucos para la casa

Yoga

La oportunidad del cambio El yoga nos propone caminos para encontrar la paz en nosotros mismos y con los otros, en lo que hacemos y cómo lo hacemos. Si nos convertimos en la mejor posibilidad, colaboraremos con el mundo de la mejor manera y es una forma de contagiar e inspirar a otros a estar listos para la contribución necesaria en el mundo que nos toca vivir. La yoga nos propone una filosofía de vida, una forma de vida más armoniosa y un aporte de nuevas actitudes y de formas de pensar, de ver lo de siempre pero con una mirada diferente, positiva y entusiasta. Por eso la yoga es un aporte muy importante en nuestras propias vidas, en la de los demás y un aporte a la sociedad, porque cuanto más personas practiquen yoga el aporte para un mundo mejor se irá haciendo realidad. Al través de la yoga no sólo irás mejorando tu cuerpo, también irás desplazando la negatividad de tu mente, equilibrando tus emociones, y así cambiará tu calidad de vida y la de quiénes te rodean.

Decoramos buscando espacios más lindos, cómodos. Pensamos en la creación de ambientes sanos. Adornamos el espacio en donde vivimos a diario. Nuestro cable a tierra, nuestro mundo. Les paso algunos consejos prácticos que los ayudarán a cuidar la casa y a mantenerla ¡siempre a punto!

Tienes una gran oportunidad de producir un cambio profundo en tu vida, de madurar, de crecer, de autorrealizarte, porque la yoga es un camino de autorrealización en busca de la tan ansiada paz y armonía interior, y de reconquistar nuevamente el estado de felicidad que es el estado real de tu alma.

• ALFOMBRAS COMO NUEVAS: Las alfombras ayudan a regular la Atrevete y date una oportunidad de practicar yoga. temperatura y la humedad. Para mantenerlas en buen estado pueden pasarles una esponja mojada en un litro de agua tibia, con una “Solo 12 vacantes por curso” cucharadita de amoniaco, frotar suavemente (dejar secar). Primero, probar siempre en una esquina. Para ver el Programa • CAJONES QUE SE DESLIZAN BIEN: Si los cajones son de madera, aplicar entrar en nuestra página en la zona donde corre (guía) un poco de jabón, cera o parafina. casaescueladeyoga.com.ar Si los cajones sujetan sobre guías metálicas se puede aplicar sobre ellas un producto desengrasante. Repetir la operación hasta que veas que se desliza correctamente. Para inscribirse llamar al: Hasta la próxima FLORENCIA. 4545-6673

Manuela Pedraza 2361 Local 2. Consultas: www.florenciahome.com

Mariano Acha 3924


Objetos de diseño

Salud mental

Una nueva propuesta en el corazón de Saavedra Desde el espacio “almaZen, objetos de diseño”, ubicado en la esquina de Pico y Roque Pérez, ofrecemos una propuesta nueva en la zona con objetos únicos y artesanales. Tenemos cuadros, percheros, espejos, objetos de cerámica y decoración y una gran variedad de pequeñas mesas y bancos. Trabajamos con artistas plásticos y artesanos que, con creatividad y calidad en los materiales que utilizan, crean piezas de buen gusto dirigidas a un público que sabe apreciarlas. Próximamente la galería de cuadros permitirá presentar distintos artistas que se irán renovando quincenalmente para mostrar sus obras. Los invitamos y los esperamos a todos para que nos conozcan.

intermedia de tratamiento entre la internación psiquiátrica y la atención ambulatoria. Consiste en diferentes tratamientos articulados: como Atención Psiquiátrica y control de medicación, Atención Psicológica individual, espacios psicoterapéuticos y actividades de talleres grupales, bajo la forma de jornada completa ó media jornada, que posibilita la elaboración de estrategias de tratamiento para el seguimiento intensivo de cada paciente, acorde a la complejidad de su patología. El Hospital de Día tiene una estructura de red formada por un equipo interdisciplinario de médicos psiquiatras, psicólogos, asistentes sociales, terapistas ocupacionales y musicoterapeutas, acompañantes terapéuticos entre otros, además las familias y los grupos sociales primarios articulados al tratamiento. El dispositivo de Hospital de Día permite: * Evitar lo traumático y costoso de una internación permanente. * Impedir la desinserción social, y cronificación propia de la hospitalización completa. * Inclusión activa y permanente de la familia. * Localización urbana. * Reinserción laboral Ponemos al servicio de la comunidad las siguientes actividades y talleres dentro del dispositivo de hospital de día: - Taller literario - Taller de jardinería - Taller de cocina - Taller de actividades físicas - Espacio de festejos de eventos sociales: cumpleaños, etc. - Taller de arte (dibujo, pintura, teatro, etc.) - Taller de musicoterapia - Taller de grupo de jóvenes, grupos terapéuticos con jóvenes - Taller de inclusión y preparación para la reinserción laborar (incluye orientación vocacional) - Psicoeducación en las actividades cotidianas (relacionadas con la alimentación, tareas de la casa: compras, pago de impuestos; comunicaciones telefónicas: pedidos, consultas; diferentes contactos sociales) - Taller para establecer redes sociales con otras personas e instituciones en general

Pico 3599. 4541-9015. | www.almazenod.com.ar

Un Hospital de Día en el barrio Comenzó a funcionar, en el Centro de Salud Mental Saavedra, este dispositivo de verificada eficacia terapéutica que es una instancia

Para cualquier consulta puede comunicarse con nosotros al 454-2121 o por mail a saludmentalsaavedra@gmail.com También podés visitar nuestro blog www.centrosaludmentalsaavedra.blogspot.com Los esperamos para que nos conozcan Lic. Cristina Nahabedian y equipo de profesionales Psicóloga – Psicoanalista Directora del Hospital de día y del CSMS


Revista Industria Argentina

24 PROFESIONALES

Construcción

Una esquina que construyó su propia historia En Zapiola y Ramallo hay un local que conocen todos los vecinos: por su trayectoria, por la confianza que generaron sus dueños en sus clientes y, porque además de ser profesionales, son personas que apuestan y apoyan el crecimiento del barrio. Se trata de Ferretería ASA. Desde hace 40 años se dedican al rubro de la construcción. En esa especialidad se perfeccionaron y así fue que nació Sabatini Construcciones. De la mano de Daniel Sabatini y su equipo de profesionales, la premisa es brindarles, tanto a los vecinos como a empresas y compañías, el mejor servicio en reformas para su hogar. “Consolidamos un equipo de trabajo, siendo nuestro objetivo prioritario ofrecer la máxima calidad. Somos el eje de cada proyecto, dedicando y acompañando al cliente en todas sus preocupaciones, trabajando con las mejores marcas”. Tabiques, cielorrasos, desmontables, pisos flotantes, decks, molduras, prefinish. Sistema Anti humedad interior, reformas en construcción en seco, sistema acústico y aislación térmica. Revestimiento exterior Siding. Aberturas de aluminio, puertas y persianas. Cortinas roller, black out. Herrería en general. La confianza es el valor más importante que puede forjar una empresa o comercio para lograr tener al barrio de su lado. Ferretería ASA y Sabatini Construcciones son un ejemplo de profesionalismo, continuidad y responsabilidad para Saavedra y más allá. www.sabatiniconstrucciones.com Daniel Sabatini: 15-6986-0284 Ferretería ASA: Ramallo 3007/ 4545-8043


AUTOMOTORES | AMOBLAMIENTOS

POR PRIMERA VEZ EN SAAVEDRA Y NÚÑEZ... Toda la historia del barrio en un solo lugar. EDICIÓN DE ORO 2012. Solicitá tu ejemplar. suscripciones@larevistadesaavedra.com.ar

Electromecánica Automotriz

Manolo, el local líder en cerrajería digital automotriz anuncia su mudanza a metros de su negocio anterior:

AV. SAN ISIDRO 4157. Tel: 15-4437-0966 15-3373-6559.

Repuestos IBERÁ

TODAS LAS MARCAS • Repuestos en gral. • Pastillas de Freno • Correas • Encendido • Lubricantes • Filtros

11 de Septiembre 3003 Capital Federal

Tel: 4703-2907 Nextel ID 565*6634

www.larevistadesaavedra.com.ar


CARNICERÍAS | PESCADERÍAS | POLLERÍAS | REPOSTERÍA | BELLEZA | DIETÉTICAS

Tratamiento integral del pie Atención a domicilio Patricia Cristina Cardozo. M. N. 40 94. M.P. 2531

Consultas y turnos: 4702-2411 / 15-6516-7750

Para publicar contáctese al 15-6522-5222 ó al 15-6521-6917 por e-mail a publicidad@larevistadesaavedra.com.ar

RECIBÍ GRATIS LA REVISTA DEL BARRIO EN TU CASA. Sólo tenés que enviarnos tus datos a suscripciones@lartevistadesaavedra.com.ar

R

Rancul Carnicería

a

La mejor carne de Nuñez

as

JUANA AZURDUY 2499 (esq. Ciudad de la Paz)

ad

JARAMILLO 2802 (esq. Vidal)

ez

os

rlo

OS

PODOLOGA UBA

4703-0038 4701-8132


www.larevistadesaavedra.com.ar


INFORMÁTICA Y COMPUTACIÓN | FARMACIAS Y PERFUMERÍAS | HOGAR Y CONSTRUCCIÓN

Marmolería Onnyx Mesadas - Pisos - Revestimientos Mesas - Escaleras

www.larevistadesaavedra.com.ar

Showroom: Rómulo S. Naón 3658. 4547-1558 Fábrica: D. French 1225. Florida. 4730-1087 e-mail: onnyx@arnetbiz.com.ar


CONFITERÍAS Y REPOSTERÍA | FARMACIAS

M

FA R M A C I A S

4543 8881

lun a vier de 9 a 13 hs y de 16 a 20 hs sab de 9 a 13 hs CRISÓLOGO LARRALDE 3711 | CAP. FED.

OBRAS SOCIALES

Nidia Dall’Olio, vecina de Saavedra, comparte con los lectores de problemática siguiente: la circulación de vehículos en sentido Oeste es Revista Industria Argentina la propuesta realizada a la empresa TBA (en por Larralde, no existiendo manera de cruzar las vías en sentido Este. el mes de diciembre de 2011) sobre la instalación de una nueva barrera. El cruce peatonal por Pedraza es arriesgado para todos especialmente Esta es la carta que ya recibieron los dirigentes de la compañía. para los niños que concurren a los establecimientos antes mencionados, sobre todo por la curva que forman las vías en ese lugar que impiden TBA ver el avance del tren. CAP - Centro de Atención al pasajero Asimismo, el cruce vehicular sólo puede realizarse por Av. Balbín o por Ferrocarril Mitre Av. Congreso (donde además no es posible girar a la izquierda), lo que Sres. implica distancia extra a recorrer y mayor concentración de vehículos, Me dirijo a Uds. a fin de proponer la instalación de una barrera en las sobretodo en la actualidad por el cierre de la barrera de Monroe. calles Nuñez y Plaza Este y de un puente peatonal en las calles Manuela Pedraza y Plaza Este, ya que considero una necesidad imperiosa para los Agradezco la atención que le presten a la presente. Esperando su respuesta, los saluda atte. vecinos de los barrios de Coghlan y Saavedra. A diario deben cruzar las vías niños de 3 establecimientos educativos que se encuentran en el barrio Coghlan sobre la calle Manuela Pedraza Nidia Dall’Olio (Santa Clara de Asís y Santa María de los Angeles) y sobre la calle Tamborini (Escuela Primaria N° 22 Félix de Azara y Jardín de Infantes P.D.: Los vecinos me mencionan que ya fue presentado un proyecto, y Nucleado B), sin puente peatonal, ni barreras. que el mismo fue aprobado pero no se han realizado avances sobre el Asimismo, los padres que llevan en auto a sus hijos se ven con la mismo.


HOGAR Y CONSTRUCCIÓN | FÁBRICAS DE PASTAS


HOGAR Y CONSTRUCCIÓN

Para publicar contáctese al 15-6522-5222 ó al 15-6521-6917 por e-mail a publicidad@larevistadesaavedra.com.ar

RADIo

D

R

www.radiochudas.com

www.radiochudas.com


Revista Industria Argentina 隆Pedila ya y recibila gratis en tu casa! Mandanos tu nombre, apellido y direcci贸n a suscripciones@larevistadesaavedra.com.ar


HOGAR Y CONSTRUCCIÓN | OPTICAS

LA BOUTIQUE DEL FILTRO

Cartelera de servicios de Revista Industria Argentina: - Si querés tener tu propia revista o deseás mejorar un medio de comunicación que está en circulación, nuestro equipo de editores y diseñadores te capacita para que logres la optimización de tu proyecto personal. - Si todavía no tenés página web de tu negocio o deseás mejorar la que ya tenés, podemos ayudarte a potenciar la comunicación de tu negocio con el fin de aumentar tus ventas. - ¿Necesitás mejorar la imagen de tu marca? Nuestro equipo te ofrece ilustraciones, gráfica de acuerdo al perfil y necesidades de tu negocio.

Somos un equipo de profesionales de la comunicación, la publicidad, la ilustración y el diseño gráfico. Estamos cada día del año trabajando con un solo objetivo: que los comercios, empresas y profesionales de la zona tengan las mejores soluciones de comunicación creativa y estratégica. Para que tu negocio no pare de crecer.


38 REPÚBLICA ORIENTAL DE SAAVEDRA Revista Industria Argentina

La del magia presente,

única certeza. Tolerancia y paciencia

“La predisposición de todo nuestro ser al aquí y ahora alimenta una paciencia y una tolerancia de hierro” “El hombre es un ser pensante, pero sus grandes obras las realiza cuando no calcula ni piensa. Debemos reconquistar el “candor infantil” a través de largos años de ejercitación en el arte de olvidarnos de nosotros mismos. Logrado esto, el hombre piensa sin pensar. Piensa como la lluvia que cae del cielo; piensa como las olas que se desplazan en el mar; piensa como las estrellas que iluminan el cielo nocturno, como la verde fronda que brota bajo el tibio viento primaveral. De hecho, él mismo es la lluvia, el mar, las estrellas, la fronda. Una vez que el hombre haya alcanzado ese estado de evolución “espiritual”, será maestro Zen de la vida. No necesita, como el arquero, de arco, flecha ni blanco, ni de otros recursos. Se sirve de sus miembros, de su cuerpo, cabeza y órganos. Su vida en el Zen se expresa por medio de todos esos “instrumentos” importantes como manifestaciones suyas. Sus manos y pies son los pinceles. Y todo el universo es el lienzo sobre el cual pintará su vida durante setenta, ochenta y hasta noventa años. El cuadro así pintado se llama “historia”. (*) La tierra que pisan nuestros pies es la única realidad. El presente es la certeza, es lo que surge del cuerpo en relación con el entorno; momento en el que no existe espacio para pensamientos. La mente tiene la facultad de adelantarse e ir hacia atrás; recuerda y planifica. Sin embargo el cuerpo no tiene esa posibilidad. Mientras la razón se adelanta y programa acciones posibles, el cuerpo esta detenido en el aquí y ahora de la vida. Encuentro conflictivo el de una mente ansiosa y el de un cuerpo obligado a pisar sobre el suelo firme del presente. Tolerancia y paciencia. Estas son las dos palabras que nuestro cuerpo convoca a cada momento. Solo la mente puede adelantarse en el tiempo, el cuerpo no. ¿Pero cual es la ventaja de estar con la mente adelante y con el cuerpo que no puede acompañar ese viaje del pensamiento? Entonces será que la única opción es ser cuerpo y mente unidos en el aquí y ahora de la vida. “El Zen es la conciencia cotidiana, la cual no es otra cosa que dormir cuando se tiene sueño, comer cuando se tiene hambre. Apenas reflexionamos, razonamos y formulamos conceptos, lo inconsciente primario se pierde y surge un pensamiento. Ya no comemos cuando comemos; ya no dormimos cuando dormimos”. (*) Cuando estamos con nuestros hijos, estemos ahí, en ese momento. Y no pensemos en lo que vendrá, ni en lo que podríamos estar haciendo. Lo mismo cuando comemos, cuando tomamos mate con un amigo, cuando salimos a caminar por el barrio, cuando trabajamos, cuando leemos. Esa predisposición de todo nuestro ser al aquí y ahora alimenta una paciencia y una tolerancia de hierro. Perder los estribos tiene que ver con perderse del presente, y estar en lugares que ni nuestro cuerpo ni nuestra realidad registran, por ser parte del futuro o del pasado.

“Sólo existen dos días en el año en los que nada puede ser hecho. Uno se llama ayer y el otro mañana. Por lo tanto hoy es el día ideal para amar, creer, hacer y principalmente vivir”. Dalai Lama. Del libro “Zen en el arte del tiro con arco”, de Eugen Herrigel y Bunkaru Hanushi.


Un toque de originalidad entre tanta fotocopia… Llegó el frío y la renovación del placard se impone. Hay que sacarle el polvo a la ropa de invierno, enclaustrar la de verano, ver cómo nos arreglamos para vernos seductoras, atractivas, originales y, como si esto fuera poco… abrigadas.

Vestirse como lo hace todo el mundo… es aburrido. La moda es una buena excusa para salir a caminar por las grandes avenidas, aplacar el instinto femenino de compra compulsiva y de paso tomar un café con una amiga. Pero elegir lo que todas eligen es algo que se puede evitar apelando a la creatividad, a la memoria y a la máquina de coser de alguna abuela o madre tradicional (o a una buena feria americana del barrio). En esta oportunidad abrimos el arcón de los recuerdos y sacamos a relucir el ochentoso, original e inolvidable… BOBO. ¿Se acuerdan? Ninguna mujer que pertenezca a la generación del 70 y del 80 pudo haber olvidado el famoso vestido/ remerón con estampados y colores estridentes que eran propios de los BOBOS. El vestido BOBO es original, porque no es una remera común y silvestre ni tampoco un vestido tradicional. Se trata de una prenda que se usa holgada, pero con una caída que se encarga de marcar curvas. Puede usarse con un cuellito redondo o tipo polera, y puede ser sin mangas o con una marga costa o abultada tipo corte princesa. El largo es por debajo de la cola, como para usarlo con jean, calzas cortas o calzas largas. Las combinaciones pueden ser de lo más variadas. Lo importante del BOBO es que sea de color llamativo, estridente, con estampados que se luzcan. Lunares, tonos flúor, rayas, formas arabescas, el diseño loco que más te guste. ¿Abrigo? Tapado largo, campera de cuero, chal, saco cortito o largo. ¿En los pies? El Bobo combina con todo, pero la fusión ideal como para hacerle un honor a décadas anteriores es con suecos. Buenas plataformas, punta redonda o cuadrada, con o sin cordones.

Y salí a caminar por el barrio a la moda... Tu moda, no la de todo el mundo. La que a vos te haga feliz. Y si te gusta, complementá el equipo con ¡un buen sombrero!

MODA 39 Revista Industria Argentina

Moda by Saavedra


LIBRERÍAS | INMOBILIARIAS

POR PRIMERA VEZ EN SAAVEDRA Y NÚÑEZ... Toda la historia del barrio en un solo lugar. EDICIÓN DE ORO 2012. Solicitá tu ejemplar. suscripciones@larevistadesaavedra.com.ar

RADIo

D

R

www.radiochudas.com

www.radiochudas.com


KIOSCOS | INFORMÁTICA Y COMPUTACIÓN

Ciclo de poesía latinoamericana “Yo canto versos de mi sentir y los condeno a sobrevivir” 12 poetas, 12 historias de vida, 12 artistas que desentrañaron la historia de nuestros pueblos y la dejaron marcada a fuego con sus palabras. Desde el domingo 3 de junio de 20 a 22 hs. Por Radio Chudas.

www.radiochudas.com


ROPA Y REGALOS | SALONES DE FIESTA | SALUD

Jabones artesanales | Sales y Geles | Bodysplash

Aceites de masajes | Vehiculares | Esenciales puros

aceites esenciales 100% puros

www.dalitane.com 4701.0478 Av. Crámer 3715

www.larevistadesaavedra.com.ar

Dra Karina Amin mn 21499 mp 42933

ARIAS 2773 (Saavedra) TE: 4701-8802/ CEL: 15-6718-3611

Salon de eventos infantiles, sociales y empresariales García del Río 2969 (entre Crámer y Conesa) - Nuñez

Tel.4702-0517 www.mariachuzena.com.ar info@mariachuzena.com.ar


ROPA Y REGALOS | RESTAURANTES Y CASAS DE COMIDAS

RADIo

D

R

www.radiochudas.com

www.radiochudas.com

PlanetaChicos De Revista Industria Argentina Por primera vez en la zona

Con llegada personalizada a Saavedra, Núñez, Villa Urquiza. Y a 10.000 vecinos y empresas en versión digital.

INAUGURACIÓN JULIO 2012. PARA DÍA DEL NIÑO Reservá tu espacio de publicidad antes del 15 de junio. publicidad@larevistadesaavedra.com.ar


RESTAURANTES Y CASAS DE COMIDAS | BARES | VIANDAS | SALUD | REMISES

Budas artísticos para decorar tu casa. Pintados a mano con el color que más te guste. Reservá el tuyo: Gimena Fernandez Golbert. 15-6521-6917


SALUD | REMISES | SALONES DE FIESTAS Y EVENTOS

CLUB DE SOCIOS REVISTA INDUSTRIA ARGENTINA.

PEDÍ TU TARJETA Y EMPEZÁ A DISFRUTAR DE TODO LO QUE EL BARRIO TIENE PARA DARTE. Mandanos un mail a contenidos@larevistadesaavedra.com.ar Que diga: QUIERO MI TARJETA. E indicanos: Nombre y apellido, dirección y teléfono. Más detalles del Club: www.revistasdebuenosaires.blogspot.com


SANTERÍAS | VETERINARIAS Y PETSHOPS

CLÍNICA - CIRUGÍA ESPECIALIDADES Para publicar contáctese al 15-6522-5222 ó al 15-6521-6917

Semillería LINO Pájaros - jaulas - semillas macetas - plantas - parques y asesoramiento técnico

Correa 3227

LABORATORIO - ECOGRAFÍAS - QUIRÓFANO ACCESORIOS - ALIMENTOS BAÑOS - PELUQUERÍA (pedir turno)

PLAYA DE ESTACIONAMIENTO.

NUEVA DIRECCIÓN. (a media cuadra)

Ruiz Huidobro 4090 - Capital

Tel: 4544-7938

Meditación en Saavedra “CASA ESCUELA DE YOGA” Invita *MEDITACION GRUPAL* Todos los Miércoles de 19 a 20hs. Bono contribución: $ 30 pesos. Mariano Acha 3924. (Barrio de Saavedra) *Te esperamos* La meditación está guiada por el Prof. Mario Ércole - Director de Casa Escuela de Yoga.


Una luz que se encendió en el alma del rock nacional

O

Por Martín I. García.

“Todo lo que diga esta de más, las luces siempre encienden letras repletas de imágenes y matices referidas a distintos tópicos. Todos en el alma”. ellos con el amor como piedra fundamental y motor de la inspiración

Tracks recomendados: : “El amor después del amor”, “Dos Días en la Vida”, ”Un vestido y un Amor”, “Tumbas de la Gloria”, “La Rueda Mágica”, “Brillante sobre el Mic”, “A Rodar Mi Vida”, entre otros…

Álbum: El Amor después del Amor - Cantidad de temas: 14 | Duración: 62:08 | Artista: Fito Páez (Rodolfo Páez)a | Fecha de Publicación: 1992 | Productor: Fito Páez y Carlos Narea | Sello: Warner Music

47 Revista Industria Argentina

para escribir la mayoría de las canciones, las cuales, claramente, se veían A principios de los años 80, el país fue escenario de transformaciones teñidas por sentimientos y sensaciones autorreferenciales. sociales, políticas e institucionales significativas, y el terreno de la “ Nada te importa en la ciudad, si nadie espera” música no se quedo atrás con los cambios y las novedades. Nos referimos específicamente a las variaciones dentro del rock. En cuanto al sonido en general, se notaba un claro vuelco hacia un Entre los hechos más relevantes de esta época, se destaca el desembarco estilo más depurado, más cuidado, más “pop”, con excelentes arreglos en la “escena rockera” de Buenos Aires de la denominada “Trova instrumentales, vocales y un cuidado en los detalles que no habían Rosarina”, integrada por intérpretes y cantautores, comandados por estado presentes en trabajos anteriores. Este disco fue un éxito artistas de la talla de Rubén Goldín, Juan Carlos Baglietto y Silvina comercial y popular (de hecho fue el disco más vendido en la historia Garré, entre otros. Todos tenían su cuota de éxitos, pero la realidad del rock nacional); fue la gran puerta de entrada de Fito Páez a la fue que ninguno de ellos conseguiría la masividad y la repercusión del masividad. El disco fue presentado con imponentes shows en estadios de joven de apariencia desgarbada, con anteojos y rulos, que plasmaba en fútbol marcando un hito impensado en la vida artística y personal del sus primeros discos, imágenes conflictivas de su infancia, depresiones, cantautor nacional. Hasta el momento ese privilegio sólo había estado amores y desamores, su relación con las drogas, recuerdos de su ciudad reservado para unas pocas bandas argentinas o artistas internacionales natal. Canciones plasmadas de una mezcla de crudeza, inteligencia, de relevancia. nostalgia y belleza poética conquistaron a un público que descubría el Cabe destacar también que este trabajo le abrió a Páez las puertas atractivo de este rockero en su carisma, sus composiciones y su música. necesarias para el éxito también en el exterior (en América latina y España), ganándose la admiración, el respeto y el cariño, tanto de Hablamos de Rodolfo Páez. Al talentoso rosarino la década de los 90 le tenía reservada una sorpresa. un público nuevo como de sus pares, en estos nuevos mercados. En En el año 1992, Fito Páez pateó el tablero del rock nacional cuando resumen, queda claro que más allá de alguna crítica que recibió por ser editó su álbum titulado “El Amor después del Amor”. El disco contaba considerado “comercial” (como si su gran difusión o su éxito en ventas con destacadas colaboraciones de parte de verdaderos “próceres fuera un pecado), hoy en día todos recordamos grandes clásicos que rockeros y del folcklore argentino”, como Luis Alberto Spinetta, Daniel nos dejó este disco. ¡Y cómo no hacerlo! Si durante años, y aún en la Melingo, Charly García, Andrés Calamaro, Fabiana Cantilo, Gustavo actualidad, en la era de bajarse música por internet, todos tenemos una Ceratti, Mercedes Sosa y Chango Farías Gómez, entre muchos otros. copia de “El amor después del amor” en nuestro porta CDs. La base instrumental estuvo en manos de un verdadero “seleccionado” “Si un corazón triste pudo ver la luz, si hice más liviano el de virtuosos encargados de interpretar la música escrita por el artista: peso de tu cruz, nadie tiene a nadie, yo te tengo aún dentro Guillermo Badalá, Tweety Gonzalez, Ulises Butrón, Osvaldo Fattorusso, etc. Solo le quedaba al músico rosarino sumar su particular voz y sus de mi alma, siento que me amas”.

MÚSICA

EL AMOR DESPUES DEL AMOR


48 ESCRITOS PARA EL ALMA Revista Industria Argentina

Se olvidaron una materia

CRECER EN TI

Haz que tu vida sea campana que repique o surco en que florezca y fructifique el árbol luminoso de la idea. Alza tu voz sobre la voz sin nombre de todos los demás y haz que se vea junto al poeta el hombre. Llena todo tu espíritu de lumbre busca el empinamiento de la cumbre y si el sostén nudoso de tu báculo ofrece algún obstáculo a tu intento sacude el ala del atrevimiento, ante el atrevimiento del obstáculo. GUILLÉN, NICOLÁS Poeta cubano (1902-1989)

¡Cuánta inocencia! Era tan chico y recién comenzaba a dar sus primeros pasos. Grande era su sentir y de mentir no sabía. Las luces lo rodeaban, los ángeles lo cuidaban, y todo lo decía, todo lo contaba. Los pasos siguieron de uno en uno, aquel cuerpito se fue haciendo más grande. Y así llegó el momento en el que lo sentaron a conocer, a transmitirle de que se trataba el mundo. Atento veía pasar un maestro tras otro, diferentes enseñanzas, nuevas formas, leer, escribir, aprender los números, las letras, y demás. Todo sucedía muy rápido, intentaban contarle y mostrarle como se conforma el mundo allí afuera. Y él en su interior buscaba el momento de salir, de moverse, de no perder su inocencia.

A su lado todos aprendían lo que se les enseñaba de la misma manera. Todos formándose para ser alguien, pero él no entendía, se suponía que ya era alguien, se suponía... La consigna de ese entorno era aprobar o desaprobar, mientras él quería fluir pero no era correspondido. Fue entonces cuando me fui. Dejé allí una parte de mí, porque se habían olvidado de algo. Los ejemplos que mostraban de personas formadas no hablaban de la persona, sólo de lo que hacía o no hacía. No mostraban su historia completa, sólo una parte. “Para ser alguien tenés que elegir una carrera”, me dijeron, y con ojos sorprendidos respondí: “no quiero correr para encontrarme, yo estoy acá”. “Hay mucha competencia allá afuera y es difícil llegar”, decían. No entiendo a dónde quieren ir, no entiendo porqué compiten, sólo quiero unirme y ser más. Y así el tiempo corrió. Veo mucha confusión, todos hacen una carrera y cuando la terminan hay una preguntar que sigue resonando en su interior como el primer día de clases. ¿Quién soy? Y ¿qué vengo a hacer? Es ahí que miré hacia atrás y me di cuenta de que se habían olvidado una materia, se olvidaron de enseñar a CRECER EN TI, a que te conozcas y a que seas una expresión desde tu interior con la inocencia de aquellos días. Ahora que lo vi sé lo que buscan quienes hoy llegan aquí. Pablo Pecorari Conductor de Mate Express. www.radiochudas.com


ESCRITOS PARA EL ALMA DEL VECINO

El cuerpo humano es una maquina compleja. Mvuchas veces creemos poder controlarla, y otras nos damos cuenta de que dicha tarea es imposible. Todos los cuerpos se componen de los mismos sistemas (digestivo, inmunológico, óseo, respiratorio, etc.), pero al mismo tiempo todos los seres humanos son diferentes y manifiestan de forma diversa síntomas o patologías. La medicina tradicional imparte un diagnóstico estándar acorde a un cuadro sintomático, maneja categorías, títulos, nombres de enfermedades que parecieran atacar a todos por igual. Sin embargo, hay muchas manifestaciones del cuerpo que la ciencia médica no ha logrado explicar. La ciencia surge de la obtención del conocimiento mediante la observación de patrones regulares, de razonamientos y de experimentación en ámbitos específicos, a partir de los cuales se generan preguntas, se construyen hipótesis, se deducen principios y se elaboran leyes generales y esquemas metódicamente organizados. Leyes, estándares, categorías, patrones… que paradójico creer que si todos los seres humanos somos diferentes podamos encajar tan fácilmente siempre en eslabones con límites tan precisos. Uno de ellos es la edad. La edad es un condicionamiento que imparte reglas de lo más estrictas. Lo que se hace a los 20 no se hace a los 40, el adolescente se comporta de forma diferente al adulto, las personas de tercera edad tienen poco espacio y dedicación en una sociedad que pareciera estar solamente preparada para la población activa y productiva. La clasificación de la población por edad condiciona e influye en las prácticas cotidianas como también en las políticas impartidas por los organismos públicos y entidades privadas. Y lo más grave es que influye en nuestro pensamiento de todos los días, en la formación de costumbres, en las creencias que rigen el comportamiento humano.

Las cuatro edades del ser humano

Demasiada exactitud para un dato tan relativo. La edad… ¿Son realmente los años que marca el calendario los que condicionan y limitan nuestro pensamiento y comportamiento, nuestros gustos y necesidades, nuestros deseos y preocupaciones?

Los seres humanos vivimos a la par de cuatro edades:

• La cronológica, marcada por el año calendario. (Fecha en la que cantamos el cumpleaños feliz) • La edad que nos dan los demás • La edad que tienen nuestros órganos (la edad física. A los 20 años quizás se tiene un hígado de 50 años) • Y la edad del alma. La más importante, la edad que sentimos en el corazón. La edad espiritual. Quizás en las fichas medicas seria bueno que incluyan una categoría que sea:

LA EDAD ESPIRITUAL, un aporte válido para la ciencia a la hora de diagnosticar enfermedades. ¿Cuál es la edad de tu espíritu? Soledad.


En Saavedra y Núñez, BQ Soluciones Legales Un nuevo concepto en Servicios Jurídicos

Queridos lectores de Revista Industria Argentina: los invitamos a conocer nuestra empresa para contarles los valores que movilizan nuestro accionar profesional y poner a disposición de ustedes nuestros servicios. Ya cientos de vecinos del barrio nos eligieron. Por eso usted y su familia cuentan con un espacio forjado desde el respecto, la seriedad y la transparencia en todo lo referente a Servicios Jurídicos. En esta edición elegimos hacer hincapié en dos servicios en los que nos especializamos: sucesiones y jubilaciones. En BQ encontrarán la tranquilidad y la celeridad que necesitan para afrontar dichos trámites.

En BQ Soluciones Legales:

• Nuestro principal objetivo es la satisfacción del cliente. • Ofrecemos soluciones a sus conflictos. • Lo asesoramos para la prevención de posibles conflictos futuros. • Brindamos un servicio jurídico integral. • Somos el único estudio jurídico que confecciona presupuestos para que nuestros clientes puedan estimar y analizar los costos que deberán afrontar. • Brindamos atención personalizada.

s ne

io luc so g

le

s

e al

SUCESIONES:

Es el trámite por el cual los bienes de una persona fallecida se transmiten a sus herederos.   - Confeccionamos previamente el presupuesto para que usted pueda estimar el valor de tramitación y los honorarios del Estudio. - Realizamos trámites sucesorios tanto en Capital como en Provincia de Buenos Aires. - Tramitamos informes para que usted pueda conocer el patrimonio de la persona fallecida con anterioridad a comenzar los trámites.

JUBILACIONES:

Lo asesoramos y realizamos todos los trámites necesarios. Para que jubilarse no sea un trabajo más.... Recuerde que la edad mínima requerida para acceder a la jubilación es de sesenta (60) años para la mujer y sesenta y cinco (65) años para el hombre. Existen excepciones a la regla que dependerán de la insalubridad de la tarea, consúltenos. Otro de los requisitos es reunir treinta (30) años de servicios con aportes computables. Aunque Ud. no cumpla este requisito no deje de asesorarse. ANSES otorga moratorias que permiten que, mediante el pago de un importe en efectivo por adelantado o mediante cuotas fijas que se descuentan de su jubilación, usted pueda jubilarse aunque no tenga los treinta años de servicios.

Solicite entrevista al

4545-7252

JUBILESE...

Lo asesoramos y realizamos todos los trámites para que jubilarse no sea un trabajo más

Una nueva forma de atención en servicios jurídicos... Beneficio para socios del Club de Revista Industria Argentina: 10% de descuento en la primera consulta. Iberá y Amenábar - Nuñez, CABA. www.bqsolucioneslegales.com.ar info@bqsolucioneslegales.com.ar 5411 4545-7252 5411 5032-8135 (sólo mensajes)


CURSOS, TALLERES Y PROFESIONALES

Lélica Troncoso

Acuarela Pintura (otras técnicas) Dibujo Modelo vivo

ANTIGUA TÉCNICA VOCAL ITALIANA

Taller en Núñez TE. 4701-1159 Cel: 15-6126-0197

Emisión sana y sin esfuerzos Desarrollo del registro Recuperación de voces dañadas

4544-9881 / 15-4889-3871

1991-2012

Danzas para niños, jóvenes y adultos Crisólogo Larralde 2292 4703-5144/ 4702-7020 www.elitearteydanza.com.ar ELITE Escuela de Arte y Danza


Mabel Bouchez Organizaci贸n de Eventos & Atelier de Delicias Dulces

www.mabelbouchez.com.ar E-mail: mbouchez@mabelbouchez.com.ar Tel茅fono: 4582-2275


CURSOS, TALLERES Y PROFESIONALES

CLUB DE SOCIOS REVISTA INDUSTRIA ARGENTINA.

PEDÍ TU TARJETA Y EMPEZÁ A DISFRUTAR DE TODO LO QUE EL BARRIO TIENE PARA DARTE. Mandanos un mail a contenidos@larevistadesaavedra.com.ar Que diga: QUIERO MI TARJETA. E indicanos: Nombre y apellido, dirección y teléfono. Más detalles del Club: www.revistasdebuenosaires.blogspot.com

Apoyo escolar en La Casa del Pueblo. ¡GRATUITO! Todos los sábados 15.30 hs. Para chicos y adultos. Sólo tenés que llevar tu carpeta o cuaderno y ¡las ganas de aprender! La Casa del Pueblo. Larralde esquina Ciudad de la Paz.


RECIBÍ GRATIS LA REVISTA DEL BARRIO EN TU CASA. Sólo tenés que enviarnos tus datos a suscripciones@lartevistadesaavedra.com.ar


CURSOS, TALLERES Y PROFESIONALES


Revista Industria Argentina 隆Pedila ya y recibila gratis en tu casa! Mandanos tu nombre, apellido y direcci贸n a suscripciones@larevistadesaavedra.com.ar


www.larevistadesaavedra.com.ar

Para publicar cont谩ctese al 15-6522-5222 贸 al 15-6521-6917 por e-mail a publicidad@larevistadesaavedra.com.ar


de Revista Industria Argentina. Un viaje al corazón del barrio... Reservá tu ejemplar Edición única y exclusiva, por primera vez en la historia del barrio. 100 páginas con toda la historia, fotografías, entrevistas, curiosidades, clubes, murgas, tango, escritos de vecinos, las mejores notas publicadas desde la primera edición para que tengas lo mejor de Saavedra y Núñez en una sola revista. Soñar tiene que ver con despegarse de los bordes, con creer para ver. Volar no implica despegar los pies de la tierra, ni subirse a la cresta de ninguna ola, significa confiar y sentir que hay algo que brilla más allá de lo que se ve. Cada año nos proponemos hacer una revista mejor, para que lo vecinos sigan encontrando en sus páginas historias y relatos que los transporten hacia otras épocas, que los identifiquen, que les reflejen la esencia de Saavedra y Núñez.

Vamos por mucho más, a la par de los vecinos, de la mano de un barrio que no para de crecer. Solicitá tu ejemplar: suscripciones@larevistadesaavedra.com.ar www.larevistadesaavedra.com.ar .


CURSOS, TALLERES Y PROFESIONALES

Para publicar cont谩ctese al 15-6522-5222 贸 al 15-6521-6917 por e-mail a publicidad@larevistadesaavedra.com.ar

RADIo

D

R

www.radiochudas.com

www.radiochudas.com


60 PASO A PASO CREATIVO Revista Industria Argentina

¡FIESTA EN EL BARRIO!

Celebramos los 139 años de Saavedra y Núñez. Durante algunas semanas se festeja en la zona un nuevo aniversario y miles de vecinos de reúnen a brindar, bailar, compartir algo rico y a cantarle el cumpleaños feliz a nuestro lugar. El 27 de abril de 1873, cuando se inauguró el barrio, se hizo una gran fiesta en el Paseo del Lago (actual Parque Saavedra) con muchas cosas ricas... 139 años más tarde te proponemos festejar el cumple del barrio de la misma manera: ¡con unos deliciosos CupCakes! El barrio es nuestra casa, nuestro hogar, lugar que fue cuna de algunos y refugio de otros, que de a poco lo fueron encontrando, como a mí que me fue adoptando poco a poco con mucho amor y tranquilidad. Cuando llegué al barrio por primera vez fue para visitar a mi futura suegra, y una grata impresión de paz y de belleza me acogieron inmediatamente. “¡Qué lindo barrio!” Fue lo primero que le dije a

mi futuro esposo. Hoy, con 20 años de casados y luego de 12 años viviendo en nuestro barrio, he aprendido a querer cada cuadra, cada lugar, cada pequeño detalle que transmite mi hermoso barrio. Con orgullo digo “¡Vivo en Saavedra y Nuñez!”. Y quiero compartir con uds. este sentimiento lleno de alegría en este nuestro festejo con la Estrella “Nuestro Barrio”. Te invito a realizar estos Cupcakes de nueces súper fáciles de hacer y más fáciles de decorar aún.

Lucía Ugarte Taboada 4703-3013 / 15-5765-4204 www.lutcreaciones.com.ar / lucia@lutcreaciones.com.ar http://www.facebook.com/TortasDecoradasLUTCreaciones https://twitter.com/LUTCreaciones


Utensilios y Herramientas: Cupcake de nueces, pasta para forrar tortas naranja, fécula, pastillaje verde musgo, pastillaje amarillo, palito

de amasar, palito texturador de estrellitas, varillas medidoras de 5 mm. y de 3 mm., cortante redondo Nº 6, cortantes de estrellas de 4 tamaños diferentes, palillo de dientes, alambre dorado, alicate, wrapper con estrellitas.

Paso 1

Colocar fécula en la mesa, las varillas medidoras de 5 mm y estirar la pasta para forrar tortas, luego pasar el rodillo texturador de estrellitas.

Paso 2

Cortar con el cortante redondo Nº6. y pegarlo al Cupcake con un poco de dulce de leche.

Paso 3

Estirar pastillaje amarillo de 3 mm de espesor y pastillaje verde musgo. Enroscarle la punta y en la base colocarle un palillo de dientes. Dejar secar por 8 horas. Realizar un conito con pastillaje verde musgo, enroscarle la punta y en la base colocarle un palillo de dientes. Dejar secar por 8 horas.

Paso 4

Cortar un pedazo de alambre de 15 cm. de largo. Enroscarlo en un palo de madera o en algún objeto que tenga el diámetro deseado por uds. dándole una vuelta. Mojar el alambre en agua y pegar luego la estrella mediana en la punta del alambre.

Paso 5

Para el armado final, pinchar en el Cupcake el alambre en el centro. A los costados del alambre pinchar los arabescos de pastillaje verde musgo. Pegar con glacé real naranja la estrella grande en el centro y las dos estrellas pequeñas adelante y en los laterales de la estrella grande. Colocar el wrapper alrededor del Cupcake. Cualquier consulta no dudes en comunicarte conmigo por mail, teléfono o a través de Facebook o Twitter.

¡FELICIDADES VECINOS!


¿Quién es mamá? - Mamá es esa señora que lleva en el bolso un pañuelo con mis mocos, un paquete de toallitas, un chupete y un pañal de emergencia. - Mamá es ese cohete tan rápido que va por casa disparado y que está en todas partes al mismo tiempo. - Mamá es esa malabarista que pone la lavadora con el abrigo puesto mientras le abre la puerta al gato con la otra, sosteniendo el correo con la barbilla y apartándome del cubo de basura con el pie. - Mamá es esa maga que puede hacer desaparecer lágrimas con un beso. - Mamá es esa boxeadora forzuda capaz de knockear a cualquiera por defender a sus criaturas de 0 a 50 años, y sostener en un sólo brazo mis 15 kilos mientras con el otro entra las bolsas llenas de compras. - Mamá es esa campeona de atletismo capaz de llegar en décimas de segundo de 0 a 100 para evitar que me caiga por las escaleras. - Mamá es esa heroína que vence siempre a mis pesadillas con una caricia. - Mamá es esa señora con el pelo de dos colores que dice que en cuanto tenga otro huequito, sólo otro, va a la pelu. - Mamá es ese cuenta cuentos que lee e inventa las historias más divertidas sólo para mí. - Mamá es esa chef capaz de hacerme una cena riquísima con dos tonterías que quedaban en la heladera porque se le olvidó comprar, aunque se quede ella sin cenar. - Mamá es ese médico que sabe con sólo mirarme si tengo fiebre, cuánta, y lo que tiene que hacer. - Mamá es esa cantante que todas las noches canta la canción más dulce mientras me acuna un ratito - Mamá es esa payasa que hace que me descostille de risa con sólo mover la cara. - Mamá es esa sonámbula que puede levantarse dormida a las 4 de la mañana, mirar si hice pis, cambiarme el pañal, darme jarabe para la tos, un poco de agua, ponerme el chupete; todo a oscuras y sin despertarme. (Autor anónimo) Mamás son las mujeres que sienten sus hijos en el alma. Mamá no se nace, es un sentimiento que crece adentro de cada una. Ser madre no es un título, es una pasión cotidiana, es el amor incondicional a quien sentimos nuestro hijo.


Mi querido, mi viejo, mi amigo Esos tus cabellos blancos, bonitos ese hablar cansado, profundo que me lee todo lo escrito y me enseña tanto del mundo. Esos pasos lentos que ahora caminando siempre conmigo, ya corrieron tanto en la vida mi querido, mi viejo, mi amigo. Esa vida llena de historias y de arrugas marcadas por el viento, recuerdos de antiguas victorias son lágrimas lloradas al viento. Tu voz dulce y serena me calma, y me ofrece refugio y abrigo, va calando dentro de mi alma, mi querido, mi viejo, mi amigo. Tu pasado vive presente en las experiencias sentidas, y en tu corazón consciente de las cosas bellas de la vida.

Revista Industria Argentina les desea a todos los padres un ¡muy feliz día! Hoy es el día de abrazarlo en cuerpo y alma Hoy es todos los días Aunque hoy es especial Recordemos que el viejo es uno solo Aquí o allá su mirada siempre cerca está. Tu sonrisa franca me anima tu consejo sabio me cría abro el corazón y te digo mi querido, mi viejo, mi amigo. Yo, te he dicho casi todo, y casi todo es poco, frente a lo que yo siento. Mirando tus cabellos tan bonitos abro el corazón mi querido, mi viejo, mi amigo... Roberto Carlos

Junio 2012 MES DE LOS PAPÁS DEL BARRIO


64 RINOCN DE LOS VECINOS Revista Industria Argentina

Mireya la más bella Mireya era rubia, blanca, tan dulce, tan suave, sólo comparable a un capullo de algodón, un pompón, un puñado de nieve. Al verla todos suspiraban y le decían cosas lindas. Su expresión felina erizaba la piel de quien la escuchaba. Pero Mireya no quería llamar la atención, le gustaba andar por la vida sin que nadie notara su existencia. Sin embargo no lo lograba, no podía pasar desapercibida ni un segundo. Era tan llamativa..... Cansada de impresionar a todo el mundo, tramó un plan. Estaba decidida a cambiar para siempre. Trataría de ocultarse de las miradas perturbadoras... Un día de lluvia, en que todas las calles se hallaban llenas de lodo, Mireya aprovechó para meterse en todos los charcos y volver a su casa totalmente manchada. Un color negro amarronado inundaba todo su pelo blanco. Al verla todos suspiraron diciendo: -¡Ay! ¡Miren a Mireya ni embarrada deja de ser bella! -¡Sí! ¡Parece un bombón de chocolate! Mireya no podía creerlo. Su primer intento por diluirse había fracasado. Pensó un segundo plan para cambiar de aspecto.

De pronto vio que en la esquina estaban pintando un negocio de comidas rápidas. Usaban pinturas de los más variados colores. Mireya salió silenciosa hacia allí y, sin que nadie la viera, rozó cada una de las pinturas. Frotó su cuerpo por las paredes recién pintadas. Puso sus manitos dentro del violeta, la cabeza en el rojo, hasta quedar convertida en un verdadero muestrario de tonalidades. De vuelta hacia su domicilio nadie la vio. El plan estaba funcionando. Pero al llegar a su casa, una ensalada de gritos hizo que su presencia se hiciera muy notable. - ¡Ay! ¡Miren a Mireya, ni pintada deja de ser bella! -¡Sí!¡Parece un arco iris! La cosa empezaba a fastidiar a la blanca, luminosa y resplandeciente Mireya. Tomó baño de sol, de luna y de estrellas, sin el más mínimo éxito. Su color no se modificaba ni un poquito. Un domingo la invitaron a un campo. El verde del lugar era intenso y fresco. Se le ocurrió la fantástica idea de rodar por una montañita que había en el prado. Rodó tanto que quedó más verde que la copa más verde del árbol más verde. Muy despacio se acercó a los suyos, intentando pasar inadvertida. Pero no lo logró. -¡Ay! ¡Miren a Mireya que cosita más bella! -¡Sí! ¡Parece un trébol de cuatro hojas! Los colores no daban resultado. Por el contrario, resaltaban aún más su belleza, sus ojos celestes parecían faroles y encima le daban un toque de gracia y genialidad. ¡Qué más podía hacer! Harta de que todos le estén encima con besos, abrazos y piropos, ella solo pensaba en lo lindo que sería vivir debajo de la tierra, o en la luna. Una tarde mientras se paseaba por el medio del living, se vio a sí misma reflejada en el espejo. Se observó un rato muy largo, vio cada detalle de su cuerpo y entendió porque llamaba tanto la atención. Era realmente hermosa. Decidió no renegar más de su belleza y se aceptó como tal y como era. Desde ese día su vida fue más tranquila. Tiempo después la familia adoptó a una negrita. Era tan brillante, tan refinada, tan aterciopelada... Todo el mundo se deslumbró con Pecosa y dijeron que era la más hermosa. Mireya, la gata más bella, y Pecosa, la gata más hermosa, se hicieron grandes amigas. Cuando salían de noche a pasear por los tejados, nadie podía dormir en el barrio. Locos, los gatos, maullaban piropos encantadores. Cristina Cervini Maestra bibliotecaria DE 10


Cuentos boticarios 2012 para contar en voz alta.

La mujer del muelle. de Graciela “boticaria” Amalfi. La sirena del barco sonó silenciosa y alejada. Los amantes se despidieron en el muelle. La promesa de un regreso rápido se dibujó en las palabras de Manuel. Ella, entre lágrimas y sonrisas, agitaba su pañuelo y secaba su cara. La soledad empezó a entrar en su cuerpo sin preguntar si podía hacerlo. Su vestido lila con pespuntes se deslizaba largo y sutil por su cuerpo delgado. El mar se adueñó de su enamorado, del barco y de los otros viajeros también. Lucía conservaba entre sus manos una carta donde se leía: “Espérame dulce Lucía, pronto regresaré”. Nunca dejó de esperarlo. Todos los domingos cuando arribaba un barco, ella iba al muelle con su vestido lila y la carta apretada en sus manos. Todos los domingos… No miraba a nadie, esquivaba todas las caras que se enfrentaban con la suya. Como Penélope, esperaba y esperaba. En lugar de un andén acá el testigo era un muelle. “El muelle de Lucía”, así lo llamaban en el pueblo. Los chicos se acercaban a ella y se burlaban, imitaban sus gestos. Los años iban pasando. Manuel no bajó de ningún barco. El vestido se fue arrugando como su piel, la carta fue perdiendo las letras. A pesar de todo… ella seguía esperando. Y todos los domingos se sentaba en el muelle para ver la llegada del barco de turno, observaba a cada persona, pero él no estaba. Siempre con su vestido lila, para que cuando Manuel se bajara la viera enseguida y corriera a abrazarla. El tiempo pasó rápido, ella decidió quedarse en el muelle para siempre. ¿Para qué ir a su casa y regresar otra vez?. Ahí se sentía cerca del mar, del barco, de él. Un grupo de personas intentó encerrarla en un psiquiátrico pero no pudieron arrancarla del sitio. Sus pies habían echado raíces en el muelle. Los niños de las burlas llegaron a ser hombres, algunos también decidieron embarcarse y huir hacia otro lado. Ella murió un día de invierno en el muelle, bajo una incesante llovizna. Su vestido lila estaba desteñido; de la carta sólo quedaba un pedazo quebrado y seco. La sepultaron en el cementerio del lugar. Manuel no regresó, como tampoco lo hicieron los niños convertidos en hombres. Contaban en el pueblo que cada enamorada abandonada iba a llorar su desgracia al muelle de Lucía”. Ellos no regresaban. Ellas permanecían inmóviles en el lugar, hasta que la piel hecha arrugas decidía abandonarlas también…

Contacto con la autora: www.boticaria-graciela.blogspot.com Mail: belinda_2010@yahoo.com.ar www.facebook.com/boticariaclubdecuentos www.facebook.com/boticaria letras desarmadas Amalfi.


66 RINOCN DE LOS VECINOS Revista Industria Argentina

Instantes con alma de barrio... Tomala con soda

no suelen ser las 24 hs del día, sino sólo algunos: el tiempo del trabajo, el de estar en casa con la familia, de hablar con algún amigo, el de mirar una película. Todo lo demás son las bisagras que unen los instantes relevantes, pero nada más que eso. Lo que puede suceder en un bache no es algo que preocupe, no es lo importante, es sólo eso, un tiempo muerto que nos distancia de aquello que esperamos. Son tiempos puente.

Tragué un café con leche, tan rápido como si todo junto pudiera caber en mi boca de un sólo trago. Apagué la tele, cerré las ventanas y el gas, cargué la cartera con la decena de detalles que conforman el kit de petates de una dama y salí caminando con la ilusión de poder teletransportarme a la parada del 76 en milésimas de segundos. Llegaba tarde a la entrevista. Sin embargo, el tiempo bisagra que iba desde las 12.48 hasta las 13 hs, hoy fue una historia. Bajé del 76 y me abalancé contra la puerta Durante el viaje mi tiempo estaría alineado y alienado con el desaforado de un taxi en movimiento. Eran 12.50, tenía diez minutos para llegar a reloj de la ciudad de Buenos Aires; no habría espacio para la meditación la entrevista. Derecho por Corrientes a esa hora no podían esperarme ni la respiración consciente. No era momento de alicientes hippies. demasiados avatares... Error. Estaba arrojada a la incertidumbre a la que se está condenada cuando Sentada en el auto pero con el infierno de mi mente en movimiento, en la ciudad se sale con el tiempo justo. La dimensión zen me servía miraba por la ventanilla viendo como el tránsito no se movía estando el para confiar en que iba a llegar bien a la entrevista. Pero todo lo demás semáforo en verde. En la radio sonaba la 2 x 4. dependía de vaya a saber qué variables de la dinámica estancada del tránsito porteño. “No te pillés tan en serio la vida. Haceme caso, yo manyo el ambiente; El 76 demoraba. Hubiera necesitado que llegara apenas yo tocara la si no tomás a la existencia con sifón parada, o en el mejor caso verlo venir de lejos y yo tener que correr… pero que sos un gil dirá la gente. no. Mi confianza zen se empezó a coartar de entrada. El 76 no llegaba. Si amarrocás un vintén pa’l futuro Hasta que deshaciendo una de mis uñas lo vi asomarse por Tronador. se te acabó el apoliyo seguro porque la mafia te sacude un manifiesto Es un colectivo que hace rápido. Eran las 12.25 hs cuando me subí, a las y te da el pesto 13 hs tenía que estar en Mario Bravo y Lavalle. Decidí sobre la marcha si no aflojás”. bajarme en Chacarita y ahí tomarme el subte línea B, porque no iba a llegar a tiempo de otra manera. 12.48 llegué a Corrientes y Lacroze, Nadie avanzaba. Los momentos bisagra de todos los que estábamos en bajé saltando juntos los dos escalones del colectivo, como si bajándolos ese embotellamiento comenzaban a querer ser una historia, porque así me ahorrara algo de tiempo. Pero a esa altura no me importaba: mi había algo detenido que gritaba por ser tenido en cuenta como algo fin estaba puesto adelante, mi ojo apuntaba la bala al compromiso que más que un instante, algo mas que ese momento fugaz que es el de tenía a las 13 hs. Ese tiempo que había entre las 12.48 y las 13 era puro viajar para llegar algún lado. relleno, minutos mediadores, vacios que sólo me separaban del lugar que realmente me estaba esperando. - ¡La puta madre, uno se toma un taxi para llegar más rápido y resulta que llega más tarde! ¿Por qué no va por el carril de al lado que ahí están Como todo lo que nos sucede en el día a día. Los momentos significativos avanzando?, le dije al señor taxista que emanaba un aire de parsimonia


al ritmo de la estación milonguera. - Señorita, tranquila, tranquila, esto es así... usted piense que en algún momento vamos a llegar- me dijo el muy indiferente, con un tono que desbordaba paz, a tal punto de agitar mi sangre y dirigirle una mirada que intentaba poderes sobrenaturales perforadores de rayos laser. El taxi se detuvo. Me dijo el taxipacifista: “Cuando pasemos Dorrego cambia el panorama”. Y otra vez mi puteada, y otra vez su frases armónicas de consuelo estándar e indiferente. (Lo mismo le debe decir a todos los pasajeros, pensé).

Él se dio cuenta de mi cambio. Me preguntó si bailaba tango, le dije que sí, y así charlamos sobre los clubes, las milongas, los bailarines. – “Yo soy profesor de tango, es mi pasión, junto con mi mujer sentimos el tango como si fuera nuestra propia casa. Mire, ya pasamos Dorrego, acá ya esta descongestionado. Eran las 13.02. Pero yo ya estaba fuera de la vorágine devastadora que sacude a Buenos Aires. Me había subido de nuevo al viaje zen y armónico del que me había bajado durante unos minutos cuando sucumbí ante el apuro por llegar a la entrevista.

Auto detenido, el reloj pasaba, eran las 12.57. Habíamos hecho dos cuadras, y el valor del viaje ya estaba al doble de la bajada de bandera. Le robé mi mirada a la ventanilla y lo miré a él. De patillas arrugadas, con los lentes casi suicidándose en la punta de la nariz, y sus ojos entrecerrados; como si parte de la realidad de todos los días la quisiera filtrar y no dejara que lo penetrara. Tarareaba el tango que sonaba “Tomala con soda”, de Enrique Delfino y Manuel Romero.

- Tome señorita, me llamo Roberto. Me dio su tarjeta personal de profesor y bailarín de tango. 13.10 me estaba bajando del taxi. Antes de cerrarle la puerta me dijo: -Señorita, acuérdese... “Seguí el consejo de la gente que es corrida ¡tomá la vida con un sifón!”.

Roberto tenía razón. Así como me había dejado llevar por el apuro, su presencia en ese taxi me hizo pensar que ningún sentido tenía insultar al - No sirve de nada estar apurado, llegar vamos a llegar, esto es cosa de destino que no permitía llegar a mi compromiso. La mala sangre no iba a lograr que la circulación de Corrientes fluyera mejor. todos los días. Unos pesos más, unos menos... ¿qué más da? Lo venía toreando todo el viaje, desde que me había subido estaba en una lucha fría con el taxista. Yo queriendo hacerle entender que el 13.11 ya estaba sentada en la entrevista, con la demora que se considera taxi me lo tomaba para llegar más rápido y no lo estaba logrando, y él adecuada por ser la Ciudad de Buenos Aires el punto de encuentro. intentando decir algo que calmara a una pasajera insoportable, como Roberto siguió yirando, tomándose con soda las quejas de todos los porteños desesperados que creen que con un insulto pudieran cambiar tantas que debe transportar durante todo el día. Pero a medida que los minutos pasaban y la marcha no avanzaba el el rumbo de una ciudad embotellada, saturada y desbordaba. infierno de mi mente se aplacó y me dispuse a escuchar el tango. Muchas veces las historias no están en el gran acontecimiento, sino en “Tenés que vivir a la moda, las pequeñas grietas que se abren paso en la vida cotidiana. De esos minga de preocupación. instantes surgen reflexiones, interrogantes, certezas y curiosidades, Que no morfás desde anteayer porque la manga te falló, siempre inesperados, pero que enriquecen la vida y la llenan de color. ¡tomala con soda! Que Justo te incluye en la poda Soledad. Marzo 2012. y en la calle ya te ves, clamás al cielo y te arrancás los cuatro pelos ¿para qué? ¡tomala con soda!”


68 GUIA EN LINEA Revista Industria Argentina

Profesionales, Cursos y Talleres Abogada Dra. Romina Hernández 15-5465-2558 AM Fiestas. Tortas decoradas. Cursos 4702-9555 // 15-4478-5753 Antigua técnica vocal italiana 4544-9881 // 15-4889-3871 AP Pilates Center Vidal 3801 // 4704-7730 / 4701-9136 Area, Escuela de Acrobacia Ruiz Huidobro 3812 // 4545-0003 Astrología. Numerología 4702-9228 // silcris45@hotmail.com Atención Psicológica Nazareth Macchi 4701 2813 / 15 3348 5977 Atención psicológica. Terapias breves 4544-8713 // 15-4673-7032 Biblioteca Popular Cornelio Saavedra García del Río 2737 // 4701-5180 // www.bibliotecacsaavedra.org.ar BQ Soluciones Legales Iberá y Amenábar // www.bqsoluciones.com.ar Casa Escuela de Yoga 4545 6673 // M.Acha 3924 Caty. Clases de apoyo escolar 4545-3029 // 15-6360-4156 Centro A. Gym + Salud Paroissien 3744 // 4541-3405 Centro de Estudios Belgrano. Educ. a distancia Cabildo 3226 1ªUF 2 // 4546-0990 // www.ce-b.com.ar Centro de Salud Mental Saavedra Conde 3707 1ro B // 4542-2121 Centro de Terapias para la Salud www.center-salud.com.ar/ gacetillas/cursostalleresproductos.htm

Clases de acuarela 4542-1578 Clases de cerámica 4542-5919 // anahaboba@gmail.com Clases de tango en La Biblioteca 4701-1939 Confecciones y Accesorios en telar 4542-3075 // 15-6563-2948 ro_tompshon@hotmail.com Constelaciones familiares 15-5821-9369 // www.uncorazonsano.blogspot.com Consultoría Psicológica Mirta Cobarrubia 154 405 1417 // mirtacobarrubia@yahoo.com.ar Contadora María Fernanda Martínez 4573-5879 Cortinas a medida Naón 4101 // 15-5860-1832 Dispositivo Comunitario para la salud mental Saavedra García del Río 2737 // 15-5113-0353 // www.psicoanalisis.org.ar D&D Informática Aplicada 4542-2669 // 4544-8590 // mail@dydinfo.com.ar Elite. Escuela de Arte y Danza C. Larralde 2292 // www.elitearteydanza.com.ar Estimulación Musical Temprana 4844-5711 // www.boschmusical.com.ar Estudio Jurídico Previsional Washington 4240 // 4541-1172 Gimnasio Km 1 Tronador 4264 // 4547-2705 Inglés Apoyo Escolar 3528-7611 Inglés T.A.L.E.S San Isidro 4726 // 4701-2278 La Casa del Alma. Bucarelli 2328 Dpto B. 4601- 4272 La Casa del Pueblo C. Larralde 2491 // www.grupoiniciativa.org.ar La Posada del arte. El lugar del artista. Alquiler de sala Manazanares 3312 // 4542-9707 Lelica Troncoso Acuarela Pintura Dibujo 4701-1159 Lut Creaciones. Decoración de tortas 4701-3013 // www.lutcreaciones.com.ar

LC Seguros para autos y motos de colección autosymotosdecoleccion@yahoo.com.ar Mónica Graciela Donato. Counseling en acción. Aranceles preferenciales. 4541-0431 // 4727-4031 // 15-5102-2669 Nutricionista Lic. Susana Arturi 15-5567-0780 // susyart@fibertel.com.ar Personal Trainer. Pablo Greco. 15-4166-8064 Pinta que te pinta. Porcelana y cerámica 4701-3040 // cpintaquetepinta@gmail.com Pororoca Estudio de baile y danza Iberá 2385 // www.pororocagroup.com Profesora Mónica English for Adults 15-5124-7780 Psicóloga U.B.A. Lic. Sara Lia Safe 15- 4425- 7471 Psicóloga. Andrea Zappe 4543-7499 Psicopedagoga. Verónica Czerwacki 15-5376-5758 Psicoterapia adolescentes adultos 15-3522-9349 P&P Abogados García del Río 4097 // 2063 6326 Reiki armonía natural 4702-7091 // www.reikiarmonianatura.com.ar Reiki Cuántico- Usui- Karuna- Karmic 4544-3498 // 15-5011-1513 Rommanel Joyas de acero. Consultas y Catálogo 15-6186- 9153 Sanación Reconectiva para chicos, adultos y mascotas www.titiksha.com.ar Salón para eventos Mawenve 4542 1187 // Pico 3102 Sandra V. Hamu 15-4412-5685 Taller de arte 2011 4542-6371 // www.810fusion.com.ar Tarot - Numerología Pitagórica 4542 0060 // brigittex@hotmail.es Verde escencial. Jardín Fengshui 15-5612-4010 // verdeescencial_paisajismo@yahoo.com.ar


Empresas, comercios y servicios A & N Servicios. Distribuidor de productos regionales 4543-2100 AlmaZen Objetos de diseño Pico 3599 // www.almazenod.com.ar Amadora. Carteras y accesorios C. Larralde 2899 // 4701-9859 Antigüedades Crámer Crámer 2799 Artística Flux Plaza 3951 // 4545-9366 Carnicería Norma Ramallo 3594 // 4545-7476 Carnicería Rancul Juana Azurduy 2499 // Jaramillo 2802 // 4703-0038 Centro de Belleza Viviana Grecia 3427 // 4701-1206 Centro Electrónico de Servicios. Serv. Técnico Balbín 3494 // 4545-6484 Cerrajería San Cayetano 4702-6955// Cabildo 3723 Civile Propiedades Balbín 3327 // 4542-2600 Comida artesanal Marta Sabores Ruiz Huidobro 2492 // 4702-4932 Cotillón La Abuela Rosa García del Río 2445 // 4701-8407 Cotton riel. Cortinas Crámer 3686 // 4701-2468 D’alitane. Jabones, sales, etc. Crámer 3715 // www.dalitane.com Dietética La Rueda 4704-0339 // Manuela Pedraza 2053

Dulce Infancia. Ropa para chicos Cabildo 3648 // 4701-4414 Esquina Taki Bar García del Río 3003 Estética en el Centro San Rafael. Dra. L. Di Pierro Ramallo 2606 // 4703 8300 Estilista Mariana Martínez San Isidro 4227 // 4704-6849 F & S Computers. Venta y reparación Arias 2422 // 4702-1981 Fábrica de pastas. La Juvenil Cabildo 3842 // 4704-7004 Farmacia Belladona Ramallo 2568 // 4704-4700 Farmacia Norimar Besares 4099 // 4541-9585 Farmacia Nueva Galvagni Balbín 3936 // 4541-8135 Farmacias TLM Larralde 3711 // 4543-8881 Feria americana. El camablache de Lau Besares esquina Crámer Ferretería ASA Ramallo 3007 // 4545-8043 Ferretería Los Roldan Cuba 2805 Filtranet. Servicio técnico, filtros, ablandadores, etc. Jaramillo 3499v3965-0892 Florencia Home M. Pedraza 2361 // www.florenciahome.com Futuro Óptica Cabildo 3985 // 4701-2430 Fumigaciones Deloi y Asociados 2057-5637 // 15-3571-0641 Gasista matriculado. Plomero. Juan 4639-4775 Gráfica y diseño. Copy Factory Estomba 3825 L. 10 // 4541-4299 Herrajes Casa El Norte Cabildo 4951 // 4701-2669 Herrería Atilio Jaramillo 3489 // 4541-5777 Highlighter. Compañía General de Cuadros 5355 6582 // Larralde 3201 Inmobiliaria Addario Balbín 3799 // 4545-5888

Inmobiliaria. Atilio Av. Cabildo 3814 // 4701-6250 Inmobiliaria Eduardo Herrera 3 de febrero 3565 // 4704-5384 Inmobiliaria Gonzalez Neira Balbín 3860 // 4542-1941 Inmobiliaria Mato Ferrando 3980-0677 // Crámer 3802 Instalacion Service. Aire acond, electricidad. 15-4178-2770 Kenai. Encuentro creativo. Velas y esencias Melián 3176 // www.kenaiarte.com.ar Kinesiología Mariana. Paroissien 4085 // 4541-6968 Kliford, el Vip de tu mascota. Tronador 4060 // 4543-3196 La Casa de Pandora. Feria Americana Campos Salles 2371 // 4701-9158 La mejor facha. Pizzería-parrilla-restaurant Av. Balbin 4002 // 4545 4557 La Pedrera. Pizza Restaurante C. Larralde 2999 // 4703-5329 La Soñada Productos de Granja 4541 7944 // Ruiz Huidobro 3904 Lavadero de autos, Los auténticos C. Larralde 3769 // 4545-1143 Laverap San isidro San Isidro 4236 // 4701-0018 Librería Edreiras Crámer esq. Ramallo // 4704-5111 Librería Genesis 15-6043-3777 // Monroe 3043 Librería Siglo XXI San Isidro 4604 // 4702-3130 Librería y juguetería Los enanitos Balbín 4238 // 4545-4648 Live Li Lencería Ruiz Huidobro 4076 // 5197-6071 Los Mandalas Tienda de Objetos San Isidro 4641 // 4704-6950 Lubricar. Automotores C. Larralde 2550 // 4701-7001 Lubricentro Labrador San Isidro 4186 // 4703-5005 Luis Mecánica 15 5465 3945 // Correa 3034 Magalí eventos 4541-6729 // 15-5497-9111


70 GUIA EN LINEA Revista Industria Argentina

Mairruca Collage Restó Manuela Pedraza 1810 // 4701-4831 Manolo. Cerrajería del automotor Av. San Isidro 4157 15-4437-0966 // 15-3373-6559 Las mandalas. Tienda de objetos San Isidro 4641 // www.lasmandalas.blogspot.com Marmolería Onnyx Naón 3658 // 4547-1558 Materiales Huidobro 4543-1585 // Ruiz Huidobro 3060 Matizze. Service & instalaciones 4702-3044 // 15-4171-5530 Minifletes, mensajería y repartos 4545-7524 Muebles Blow Cabildo 4718 Mumi. Ropa de bebés y niños Amenábar 3632 // 4702-4978 Naón Tenis. Tenis, paddle, squash, y más Naón 3618 // 4543-3236 Natura Cosméticos. Consultora Romina 15-5654-2340 Naturalis Estética y Bienestar Crámer 3600 // 4702-9284 New Style. Masajes y Estética Nuñez 2636 // 4702-7773 Consultorio Odontológico Correa 2445 PB A // 4703-1158 Odontóloga Holística. Dra. Karina Amin Arias 2773 // 4701-8802 Odontología LC. Consultorio. 4546-3370 Oh! Blonda. Cocina O’ Higgins 3202 // 4519-0322 Óptica Nuñez Manuela Pedraza 2131 // 4703-3610 Organización de eventos. Mabel Bouchez www.mabelbouchez.com.ar Panadería-Confitería 9 de Julio. Av. Balbin 3837 // 4541-9128 Panadería confitería Tentate Cabildo 4195 // 4701-2516 Pañalera Pocoyo Ciudad de la Paz 3369 // 4703-5962 Peluquería 5th Av San Isidro 4267 // 4703-1626

Peluquería Blow San Isidro 4161 // 4702-0093 Peluquería Egyptian Roque Pérez 4502 // 4547-3865 Peluquería Lía. Estilista Unisex Ramallo 3091 // 4541-1720 Peluquería María Elena 4547-2272 // Tronador 4224 Peluquería. Olbet Peinados San Isidro 4643 Pescadería Sol y Ríos Balbín 3761 Pet Shop Pájaro Loco Tronador 3828 // 4544-4223 Pizzas y empanadas Marcelona Cabildo 4513 // 4704-9097 Pizzería Lo de leo Campos Salles 2185 // 4701-0771 Plomería. Gasista matriculado Paroissien 4125 // 4546-2799 Plomero gasista matriculado Crámer 3453 // 15-3503-3114 Plomero gasista matriculado 4702-0232 // 15-5027-1042 Podóloga UBA en el barrio R. Freire 4509 // 4547-0548 Podóloga UBA. Patricia Cardozo. 4702-2411 // 15-6516-7750 Podóloga UBA. Ma. Gabriela 4774-4609 // 15-5106-5665 RadioTaxi Capital 4702-1111/ 0800-444-taxi (8294) Remises Bon Voyage San Isidro 4497 // 4703-5008 Remises La Estación 4545-2982 // Paroissien 4120 Repostería La Nonna Balbín 3658 // 4100-0100 Repuestos Iberá. Automotores 11 de septiembre 3003 // 4703-2907 Rodamientos Saavedra. Automotores Balbín 3792 // 4541-9162 Ropa para chicos. Como siempre te soñé. 4542 1295 // Av. Balbin 4157 - Un.5 Ropa para chicos Lolyta´s Balbín 3826 // www.lolytas.com.ar Ropa para chicos Ragazzino Holmberg 4011 // 4542-5784

Ropa para chicos, Duendes Urbanos Estomba 3786 // 5197-6052 Ropa para niños. Y Po que? Cabildo 3191 // 4704-0783 Sabatini Construcciones 15-6986-0284 www.sabatiniconstrucciones.com Salón de eventos Mariachuzena G. del Río 2969 // www.mariachuzena.com.ar Seguros. La Oficina del Seguro Crámer 3567 // 4704-6064 Semillería Lino. Correa 3227 Servicio integral de construcción 4545-6053 // 15-6193-8587 Sir George. Corte y peinado masculino García del Río 4064 // 15-5113-3313 Solo nosotras. Peluquería y Belleza San Isidro 4555 // 4704-5637 Spa for men. Markus Day www.markusformen.com Sweaters Holzer Balbín 3646 // 4545-3352 Sweet Dream Colchones y Sommiers Balbín 3986 // 4545-6459 Sushi Daiki Blanco Encalada 2284 // 4780-1093 www.sushidaiki.com.ar Tanoshi Sushi Vidal 3616 // 4702- 6695 Tapicería Aguilar Crámer 4249 // 4703-3658 Tapicería Estilo Paroissien 3735 // 4547-2203 Tapicería Mario. Automotores Pinto 4495 // 4541-1922 Tapicería y Carpintería Amenábar 3704 // 4702-1099 Tu espacio amoblamientos Cabildo 3299 Veterinaria San Juan Huidobro 4090 // 4544-7938 Vidriería Laikiglass C. Larralde 2950 // 4703-5785 Vidrieria Ventrice 4702-9208 // Ramallo 2423 Vivero Country Green San isidro 4482 // 4702-5456


Revista Industria Argentina, Cultura y Comercios de Saavedra y Núñez  

La revista zonal más prestigiosa de Buenos Aires. Más de 70 páginas a todo color.

Advertisement