Page 1


LA VERDAD 2 de septiembre de 2011. Año 80. Nº 3845

SECCIONES 4 6 7 8 11 16 19 20 34 35 36 38 39 40 41 43 50

EL ARZOBISPO RESPONDE Mons. Francisco Pérez A LA LUZ DEL EVANGELIO Mikel Garciandía DÍA DEL SEÑOR Lecturas del domingo VIDA DIOCESANA TRIBUNA LIBRE BALANCE DE LA JMJ CULTURA GENERAL EN PORTADA San Juan de Ávila. LA RECETA Maite Montes CON OTRAS PALABRAS José G. Vera ESCUELA DE PADRES Santiago Arellano EVANGELIZAR EN FAMILIA Robert Kimball RAZONES PARA CREER M. A. Irigaray ALTIUS, CLARIUS, FORTIUS. Zubiría CON OJOS DE CATEQUISTA Félix G. de Eulate JORNADA MUNDIAL DE LA JUVENTUD El MARCO DE LA FE Alfredo López Vallejos

20 San Juan de Ávila, Doctor de la Iglesia Durante la celebración de la Jornada Mundial de la juventud 2011 en Madrid, el Papa Benedicto XVI anunció la gran noticia: San Juan de Ávila será proclamado Doctor de la Iglesia.

48 ¿Qué palabras han llegado al corazón? Con motivo de la Jornada Mundial de la Juventud de Madrid, Benedicto XVI ha visitado España por tercera vez. En total, ha pronunciado 11 alocuciones. ¿Qué ha dicho el Papa durante estos cuatro días en España?

LA VERDAD SEMANARIO INFORMATIVO DE LAS DIÓCESIS DE PAMPLONA Y TUDELA. FUNDADO EN 1931. Edita: Delegación de Medios de Comunicación del Arzobispado de Pamplona. Director: José Gabriel Vera. Redacción: Itziar González Oteiza, Iñigo Guindano Laborda, Gabriel de Pablo. Redacción Egia: Egoitz Telletxea. Colaboradores: Mons. Francisco Pérez, Mikel Garciandía, Santiago Arellano, Pedro Laskurain, Félix García de Eulate, Ruth Gutiérrez, Miguel Ángel Irigaray, Robert Kimball, Alfredo López Vallejos, José María Lorenzo, Juan Francisco Miral. Diseño y maquetación: Gabriel de Pablo. Fotografía: Itziar González Oteiza, Antonio Rojas, AbleStock. Redacción: Seminario diocesano. Avda. Baja Navarra, 64. 31006 PAMPLONA. Teléfono redacción: 948 291 015. e-ccorreo: laverdad@iglesianavarra.org. Publicidad: 948 291 015. Suscripciones: 948 227 400 o suscripciones@iglesianavarra.org. Depósito Legal: NA. 9-1958. Imprime: IDAZLUMA S.A. Tirada: 7.500 ejemplares. El Arzobispado de Pamplona y el semanario La Verdad no se hacen responsables de las opiniones vertidas por sus colaboradores ni las comparten necesariamente. Día de cierre: 29 de agosto.

02-09-2011 3


EL ARZOBISPO RESPONDE

Los fines de semana suelo estar muy preocupado de lo que voy a hacer con mis amigos pues siempre surgen imprevistos. Por ejemplo el otro día, en una fiesta, me invitaron a tomar una pastilla. Rechacé tomarla pues recordé aquella reflexión que Ud. nos hizo en las Confirmaciones. Nos habló de que para ser modernos no hacía falta dejarse llevar por lo que se pone de moda. También nos dijo que estaba preocupado por las 'drogas de diseño' que se ofrecen a la juventud. Nos aconsejó que escapáramos y no aceptáramos tales propuestas. Sé que he perdido unos amigos. ¿Vale la pena perderlos en estas circunstancias de mí juventud?

L

a amistad es un "divino tesoro" y nunca la hemos de perder. Pero un buen amigo no es fácil encontrarlo. No son amistades verdaderas las que no favorecen. Más bien, son malas amistades o amistades peligrosas. Nunca te fíes de aquellos que están a tu lado pero en el momento de la dificultad no te ayudan. ¿Recuerdas la parábola del hijo pródigo?. Te invito a que la leas. Ya te has confirmado y tendrás en tu habitación la Biblia. Pues en el capítulo 15, del versículo 11 al 32, tienes esta hermosa narración que nos hace el evangelista San Lucas. MONS. FRANCISCO PÉREZ ARZOBISPO PAMPLONA Y OBISPO DE TUDELA

DE

Los hábitos, si son buenos engendran virtud, si son malos, engendran vicio

4

LA VERDAD

Cuando había gastado todos sus ahorros, el hijo pródigo que hasta entonces había tenido muchos amigos, se sintió solo y abandonado. Eran amigos de conveniencia. Hoy también suele ocurrir: pueden surgir amigos que mientras les sigues la corriente, te admiran y adulan pero cuando les contradices te dejan de hablar y hasta te tachan de "anticuado" por no hacer lo que ellos quieren. Es conveniente, querido joven, ser valiente y asesorarte por personas que te puedan ayudar. Los mejores suelen ser los padres, familiares o gente buena que tú, sin duda, conoces. También los sacerdotes. Las propuestas que se hacen, y de modo especial en los momentos de diversión o de fin de semana, no suelen ser, muchas veces, las apropiadas para personas que desean construir su vida sobre


EL ARZOBISPO RESPONDE

“ cimiento fuerte y sobre bases que le ayuden en el futuro a construirlo con dignidad. Si un joven adquiere hábitos, por ejemplo, de tomar mucho alcohol, esto crea dependencias que es muy difícil erradicar. Los hábitos, si son buenos engendran virtud, si son malos, engendran vicio. Cuando os hablo, y esto lo hago de modo especial en las Confirmaciones o en el encuentro que tengo una vez al mes con jóvenes, siempre recuerdo lo que os puede llevar por los caminos de la virtud o de los valores evangélicos. Me pongo en contra de lo que os puede perjudicar no sólo a vuestra salud física o síquica sino también a la salud espiritual. Lo que has hecho es muy elogiable y te aplaudo porque has demostrado que tienes personalidad y eres valiente. Sigue así y fíate del evangelio al que has tomado como norma de tu vida el día que recibiste el sacramento de la Confirmación. †

Es conveniente, querido joven, ser valiente y asesorarte por personas que te puedan ayudar. Los mejores suelen ser los padres, familiares o gente buena que tú, sin duda, conoces. También los sacerdotes.

02-09-2011 5


A LA LUZ DEL EVANGELIO

Si tu hermano peca... z Los cristianos ganamos o perdemos todo en el modo como nos pre-

MIKEL GARCIANDÍA SACERDOTE

sentamos ante el mundo. Si esa sublime verdad del Evangelio que decimos profesar es tal, se supone que nuestro modo cotidiano de funcionar será acorde al gran regalo que nos ha hecho Dios. No podemos vivir como los paganos que aún no conocen a Dios. Es un privilegio y un compromiso el ser conocedores de su Nombre y de su Voluntad (cfr. Ez 33, 7). En el capítulo 18 del Evangelio de Mateo, se ofrecen unas claves importantes para quienes decimos vivir juntos en su nombre. La Iglesia, o Ekklesía, con-vocatoria del Señor ha de mostrar otro tenor de vida. z Si amar es cumplir la ley entera (Rm 13, 10), los cristianos tene-

Agenda litúrgica ----------------Lunes 5 Feria Col 1, 24-2, 3 Sal 61 Lc 6, 6-11 Martes 6 Feria Col 2, 6-15 Sal 144 Lc 6, 12-19 Miércoles 7 Feria Col 3, 1-11 Sal 144 Lc 6, 20-26 Jueves 8 La natividad de la Virgen, fiesta Mi 5, 1-4a Sal 12 Mt 1 ,1-16. 18-23 Viernes 9 Feria 1Tm 1, 1-2. 12-14 Sal 15 Lc 6, 39-42 Sabado 10 Feria 1Tm 1, 15-17 Sal 112 Lc 6, 43-49

6

LA VERDAD

mos deuda de amor con todos, y eso incluye a los que en algún momento están en grave riesgo de morir, es decir, pecan. Somos coherederos del Reino, y por ello co-responsables unos de otros, cada uno es guardián de su prójimo (cfr. Gn 4, 9). En la comunidad cristiana debe haber resortes que detectan y abordan el cáncer del pecado, que sólo se aborda con la corrección fraterna y se sana con el verdadero arrepentimiento y cambio de vida. He ahí un buen indicador de la vitalidad de nuestras comunidades.

Si dos de vosotros se ponen de acuerdo... z Todo lo anterior presupone que por encima de las opiniones y versiones

de cada uno, está la comunión de vida y de misión. Dios escucha con agrado a quienes han sido capaces de ir más allá de los intereses particulares y llegar a la concordia, a la unanimidad en su petición. Jesús nos garantiza la escucha de su Padre, pues Él está justo allí donde el egoísmo y el partidismo han sido derrotados y se le deja hueco. z Una buena pregunta para este nuevo curso pastoral, el que cada

uno nos preguntemos hasta qué punto en la oración comunitaria salimos de nuestros intereses y damos cauce a los de Cristo. En este año en el que toda la diócesis se pondrá en clave de escucha de la Palabra, será bueno que practiquemos la corrección fraterna, sobre todo tratando de acoger la caridad de hermanos que ejerciendo su ser profetas, nos quieran lo suficiente como para anunciarnos el Evangelio denunciando en nosotros lo que empaña nuestro Bautismo. Juntos haremos así a la Iglesia más reconocible en medio de nuestro mundo. †


DÍA DEL SEÑOR

CICLO A

Domingo XXIII del Tiempo Ordinario

Ezequiel 33, 7-9

Así dice el Señor: "A ti, hijo de Adán, te he puesto de atalaya en la casa de Israel; cuando escuches palabra de mi boca, les darás la alarma de mi parte. Si yo digo al malvado: "¡Malvado, eres reo de muerte!", y tú no hablas, poniendo en guardia al malvado para que cambie de conducta; el malvado morirá por su culpa, pero a tí te pediré cuenta de su sangre; pero si tú pones en guardia al malvado para que cambie de conducta, si no cambia de conducta, él morirá por su culpa, pero tú has salvado la vida".

Salmo 94, 1-2. 6-7. 8-9

/R. “Ojalá escuchéis hoy la voz del Señor: ‘No endurezcáis vuestro corazón’”. Venid, aclamemos al Señor, demos vítores a la Roca que nos salva; entremos a su presencia dándole gracias, aclamándolo con cantos. /R. Entrad, postrémonos por tierra, bendiciendo al Señor, creador nuestro. Porque él es nuestro Dios, y nosotros su pueblo, el rebaño que él guía. /R. Ojalá escuchéis hoy su voz: "No endurezcáis el corazón como en Meribá, como el día de Masá en el desierto; cuando vuestros padres me pusieron a prueba y me tentaron, aunque habían visto mis obras”. /R.

Carta de san Pablo a los romanos 13, 8-10

Hermanos: A nadie le debáis nada, más que amor; porque el que ama a su prójimo tiene cumplido el resto de la ley. De hecho, el "no cometerás adulterio, no matarás, no robarás, no envidiarás" y los demás mandamientos que haya, se resumen en esta frase: "Amarás a tu prójimo como a ti mismo". Uno que ama a su prójimo no le hace daño; por eso amar es cumplir la ley entera.

Evangelio según San Mateo 18, 15-20

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: “Si tu hermano peca, repréndelo a solas entre los dos. Si te hace caso, has salvado a tu hermano. Si no te hace caso, llama a otro o a otros dos, para que todo el asunto quede confirmado por boca de dos o tres testigos. Si no les hace caso, díselo a la comunidad, y si no hace caso ni siquiera a la comunidad, considéralo como un pagano o un publicano. Os aseguro que todo lo que atéis en la tierra quedará atado en el cielo, y todo lo que desatéis en la tierra quedará desatado en el cielo. Os aseguro además, que si dos de vosotros se ponen de acuerdo en la tierra para pedir algo, se lo dará mi Padre del cielo. Porque donde dos o tres están reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos”. 02-09-2011 7


VIDA DIOCESANA

Helena Escalada: “Para mí es un regalo estar en contacto diario con personas que van a morir” Dentro de las Jornadas Pastorales que tradicionalmente se celebran en el mes de agosto en el Monasterio de Iranzu, la Delegación de Liturgia y la Delegación de Pastoral de la Salud ofrecerán durante los días 31 de agosto, 1 y 2 de septiembre un curso titulado “El cuidado y la comunicación en la vida”. A continuación, José Ignacio Martín Badules, delegado de Pastoral de la Salud, entrevista a la doctora Helena Escalada, médico de la Unidad de Cuidados Paliativos de S. Juan de Dios de Pamplona. Doctora Escalada, según estadísticas en España funcionan en la actualidad más de 350 programas de cuidados paliativos, hablar hoy de este tema nos obliga a dirigir la vista a nuestra Sanidad Navarra, y en concreto al Hospital S. Juan de Dios. Nos podrías decir brevemente ¿cual es la situación real de nuestra sanidad Navarra, lagunas y futuro? En Navarra existe una atención de alta calidad para las personas con cáncer avanzado. Los equipos de Atención Primaria están bien formados y sienten como propio el deber de atender a las personas enfermas desde el inicio hasta el final de la vida. Y también existen equipos de atención específica en Cuidados Paliativos tanto para las personas que están en su casa como las que están hospitalizadas, que además se encargan de formar al resto de profesionales. El reto en estos momentos pasa por extender estos buenos cuidados a todo tipo de enfermedades avanzadas y a los niños. En la sociedad de valores en la que vivimos es difícil y cuesta enfrentarse a la muerte. Sigue siendo algo de lo que se habla muy poco. En cambio, en las culturas primitivas era un hecho que formaba parte de la propia vida. ¿Piensas que en este aspecto, nuestra civilización o cultura ha dado un paso atrás? En el siglo pasado, los avances técnicos han revolucionado no sólo la industria, sino la forma de entender la enfermedad y también de entendernos como seres 8

LA VERDAD


VIDA DIOCESANA

humanos. El cambio ha sido tan radical, que pensamos que está a nuestro alcance solventar todas las enfermedades. Se acude al médico con la esperanza de sanar, como si hubiera una varita mágica que pudiera quitarnos todo mal. Como si la enfermedad no formara parte de nosotros, de nuestra naturaleza, sino que fuera un añadido, algo que no nos pertenece, de lo que podemos desprendernos. Así también nos ocurre en otros contratiempos y conflictos de la vida y pensamos que con dinero podríamos desprendernos de ello. Así también pasa con la muerte, que es un hecho que nos va a ocurrir al 100%, pero sin embargo la vivimos lejana, como si pudiéramos escaparnos de ella. Y lo más dañino es todo el sistema que creamos de miedos, de mentiras, de ansiedades… por querer evitar lo inevitable. Me imagino que el hecho de ayudar a los demás a morir, te obliga a enfrentarte continuamente a la idea de tu propia muerte. ¿Qué concepto tiene de ella? Para mí es un regalo estar en contacto diario con personas que van a morir. Es un regalo poder hablar de la muerte como de la vida. Es un regalo escuchar el sentido tan íntimo y personal que cada persona le da a su muerte, a su vida. Es tiempo intenso en el que se puede amar, se puede sentir, se puede escuchar, se puede vivir con plenitud.

ro lleno de proyectos. Me va a costar desprenderme de este regalo cuando me llegue el momento. Supongo que en tu trabajo para eliminar o mitigar el dolor será fundamental la morfina. ¿Por qué sigue siendo éste un tema polémico? El uso apropiado de la morfina es una bendición para las personas que están con sofoco o con dolor y para los profesionales sanitarios que les atendemos. Es un fármaco como no hay otro para dar alivio. Está lleno de prejuicios por un lado por las sobredosis de heroína y por otro por el miedo cultural a la muerte. Lo más penoso es que estos prejuicios están instalados en los médicos que deben prescribirla y todavía hoy hemos de lamentar que muchas personas no reciben el tratamiento que necesitan, por lo que hay un sufrimiento que se está dando y se podría evitar.

Personalmente, ¿cómo lo llevas o como lo vives? Personalmente no sé cómo me enfrentaré a mi muerte, la verdad. Sí veo que la mayoría de las personas "mueren como han vivido". Y espero que mi trabajo me ayude a no defenderme mucho de lo inevitable, a "no discutir con la realidad".

La morfina alivia los dolores físicos, pero ¿cómo curáis los dolores del espíritu? Hablaba antes del sufrimiento evitable, que hemos de combatir con todo el esfuerzo, pero hay un sufrimiento inevitable que suele estar patente al final de la vida. No es siempre dañino, porque muchas veces tiene que ver con el amor y la vida, me explico. Muchas veces el "dolor de espíritu" que dices es el de la despedida de los seres queridos, el afrontar que tantos planes no se van a poder realizar, el echar la vista atrás y sentir que podríamos haber hecho las cosas de otra manera. Nosotros utilizamos nuestra presencia "estoy contigo pase lo que pase", nuestra escucha "me interesa todo lo que quieras contarme", nuestra experiencia "también lo que te pasa a ti le pasa a otras personas", nuestra esperanza "siempre siempre se puede hacer algo".

¿Qué concepto tienes de la vida? Me siento muy apegada a la vida y a las personas que viven conmigo, con un presente intenso y con un futu-

En tu trabajo con estos enfermos, me imagino que alguna vez habrá sonado la palabra eutanasia. ¿Qué piensas cuando un enfermo te habla 02-09-2011 9


VIDA DIOCESANA

en esos términos? Pienso que me encuentro con alguien que está sufriendo intensamente, tanto que el soltar la vida le aparece como la mejor opción. Me produce inmenso respeto, hay situaciones hoy en Navarra muy duras que son un reto también para nosotros que manejamos bien el alivio del sufrimiento. Cuando me han planteado la posibilidad de la eutanasia les invito a iniciar una relación terapéutica con nosotros, ir viendo qué parte de su sufrimiento se puede evitar y cuál no, les explico también el documento de Voluntades Anticipadas donde pueden expresar su deseo de que su vida no se alargue artificialmente, de que todos sus síntomas físicos sean aliviados y de que acepta la sedación en el momento en que esté indicada. También les hablo de la asociación Derecho a Morir Dignamente, que tiene una web extensa sobre este tema. Todas las veces que se me ha planteado la eutanasia, con estas indicaciones ha bajado la ansiedad, viendo que se puede hablar del tema sin que haya juicio y que con unos cuidados paliativos de calidad el sufrimiento disminuye notablemente. Si un enfermo te pide que mitigues su dolor y tu sabes que con ello se puede acelerar el proceso de su muerte, ¿lo harías? ¿Por qué? Existe en bioética el principio del "doble efecto", esto es, fármacos que provocan un efecto beneficioso pero también otro perjudicial. Y si no hay mejor alternativa, se deben utilizar. No es el caso de la morfina, cuyos efectos perjudiciales nunca suponen acelerar el proceso de su muerte si la dosis es la indicada. Pero sí ocurre con fármacos sedantes. Es una situación relativamente frecuente y está aceptado tanto por la bioética como por las diferentes religiones. De hecho es una mala praxis dejar de utilizar un fármaco que produce alivio al final de la vida por este motivo.

10 LA VERDAD

La medicina sigue estando enfocada casi exclusivamente a la lucha por la vida. ¿Crees que en ocasiones algunos pacientes se ven sometidos a un verdadero encarnizamiento terapéutico en sus últimos momentos de vida? Creo que así es. Que estamos formados para curar, y nos sentimos indefensos e inseguros cuando no curamos. Sobre todo los médicos, pero también otras profesiones sanitarias. Hay dos objetivos a la hora de atender a la persona enferma: curar si es posible y cuidar siempre. La sociedad ya está concienciada de este derecho, las leyes de hecho ya legislan con claridad estos aspectos. EL

CUIDADO Y LA COMUNICACIÓN EN EL FINAL

DE LA VIDA.

Lugar: Monasterio de Iranzu Días: 31 de agosto, 1 y 2 de septiembre Horario: Habrá dos sesiones por día (de 10.00 h. a 11.30 h. y de 12.00 h. a 13.30 h.) Destinatarios: Sacerdotes, agentes de pastoral de la salud, voluntarios en centros hospitalarios, visitadores de enfermos, personal sanitario, religiosas y religiosos con este carisma. Ponentes: Día 31 de agosto: - 10.00 h. Dª. Helena Escalada “El Enfermo en fase terminal” - 12.00 h. Dª. Helena Escalada “Qué son y en qué consisten los Cuidados Paliativos” Día 1 de septiembre: - 10.00 h. D. Juan Pedro Arbizu “La Comunicación en el final de la vida” - 12.00 h. Mons. José Luis Redrado “Cuidados Espirituales en el final de la vida” Día 2 de septiembre: - 10.00 h. Dª. Juana Mª Caballín “Ética, deontología en Cuidados Paliativos” - 12.00 h. Dª. Maite Fortún “Morir con dignidad. (Normativa: El derecho ante la muerte asistida-la objeción de conciencia)”


TRIBUNA LIBRE

“El término de muerte digna es demasiado serio para convertirlo en ideologías partidistas” Sombras y ambigüedades en el horizonte legislativo sobre la regulación de la ley de muerte digna y algunas luces mas clarificadoras en la recientemente aprobada ley foral [José Ignacio Martín Badules, Delegado Episcopal: Salud-Ancianos y D.U.E] Para comprender el contenido del Proyecto de esta Ley en primer lugar es preciso hacer varias lecturas sosegadas, conforme vamos leyendo y pensando cada artículo, nos damos cuenta que este proyecto de ley tiene también ciertas lagunas, lagunas o ambigüedades que se deberían subsanar y aclarar antes de su aprobación definitiva. Es conveniente, que desde el principio nos hagamos la pregunta importante y principal: ¿Qué es morir dignamente? Yo, como cristiano y sacerdote me atrevería a decir que la naturaleza de esta pregunta encierra algunos de los siguientes contenidos: Morir con el mínimo sufrimiento físico, psíquico o espiritual. Acompañado de los seres queridos en la intimidad personal y familiar. Estando bien informado de su situación pudiendo rechazar tratamientos que no se requieren. Morir habiendo preparado un Testamento Vital de Últimas Voluntades aquello que quiero evitar en mi final, para que el profesional, con buena intención pero equivocado, se obstine en mantener tratamientos que ya no son útiles y solo alargan el fin. Si es posible morir en casa. Morir reconciliado con uno mismo, con los demás y con Dios,

los que son creyentes, con una buena asistencia religiosa. Morir bien cuidado, a tiempo y en paz. Como vemos, el término de muerte digna es demasiado serio para convertirlo en ideologías partidistas. Recientemente, la Conferencia Episcopal ha reafirmado dos principios fundamentales: La muerte no debe ser causada (no a la eutanasia), pero tampoco absurdamente retrasada (no al encarnizamiento terapéutico).

COMENTARIOS 1. Lo primero de todo es que el título "Proyecto de ley de muerte digna" no es acertado. La Ley Navarra es "Ley Foral 8/2001 de 24 de Marzo, de derechos y garantías de la dignidad de la persona en el proceso de la muerte" y el anteproyecto nacional es "Anteproyecto de Ley reguladora de los derechos de la persona ente el proceso final de la vida". Como podemos ver, en ninguna se habla de "muerte digna" y creo que deberíamos acostumbrarnos a no usar este término. La muerte es un momento, solo un instante en el que una persona viva deja de estarlo y por tanto es difícil otorgarle a ese instante el calificativo de digno o indigno. La muerte está fuera de toda categoría. Reflexión aparte merece el tiempo que pueda transcurrir an02-09-2011 11


TRIBUNA LIBRE

tes de la muerte. Por lo general los enfermos no temen a la muerte, sino al proceso de morir, al periodo que precede a la muerte, y con frecuencia nos lo dicen a las personas que compartimos con ellos esos momentos. "No temo a la muerte, no me importa morir, lo que no quiero es sufrir hasta llegar a ella". Ahora bien, este asunto del sufrimiento tampoco tiene demasiado que ver con la dignidad. El concepto de digno se aplica a los actos o personas que actúan con decoro, que merecen el respeto y la estimación de los demás. Parece pues evidente que el sufrimiento o el dolor no tienen mucho que ver con la dignidad, aunque frecuentemente se utiliza cuando se habla de dignidad. De lo que se trata es de atender bien hasta el último instante a los enfermos, de evitar o tratar el dolor y la angustia del enfermo o de sus familiares, de darles el apoyo que precisen, de poner a su disposición todos los conocimientos y recursos que tenemos para ayudarles en el momento de la muerte y en los anteriores y posteriores a ella. Pero además hay que tener en cuenta que el concepto de dignidad puede variar según quien lo considere y se podrían hacer imposiciones partidistas de él, que deben evitarse. Cuando se hace una lectura del proyecto de la Ley nacional, vemos que no hay definiciones. Tan solo se indica en el artículo 6 que los enfermos podrán rechazar las terapias y los tratamientos propuestos por los profesionales sanitarios, aún en los casos en que esta decisión pudiera tener el efecto de acortar su vida o ponerla en peligro. Aquí ya no hay lagunas o ambigüedades, el enfermo manda y decide, incluso si quiere algo que le va a producir la muerte sea o no sea razonable,

12 LA VERDAD

podrá dejar una voluntad anticipada para que no le hidraten o alimenten. 2. Efectivamente en la Ley nacional se echan en falta las definiciones que sí se contemplan en el articulo 5 de la Ley Foral y que clarifican temas tan importantes como "medida de soporte vital" y "limitación del esfuerzo terapéutico". En la Ley nacional solo se contempla en el articulo 3 los conceptos de "situación terminal" y "situación de agonía". 3. El punto más problemático del anteproyecto como he señalado anteriormente, es el artículo 6 en el que se expresa el derecho del paciente a rechazar intervenciones o tratamientos sin limitación alguna. No se contempla la lex artis (como sí se hace en la Ley Foral art. 8.3 y art. 17) lo que puede dar lugar a que el profesional se vea obligado a poner un tratamiento (o mas frecuentemente a suspenderlo) aún cuando según sus conocimientos científicos estuviera indicado. Es decir que no se contempla la "objeción científica". Cualquier intervención sanitaria que se convierta en un derecho para el paciente (analgesia, oxigenoterapia, sedación, intervención psicosocial ....) deben ser inexcusablemente efectuadas dentro de la lex artis, es decir, sujetas a unas indicaciones, procedimientos y criterios éticos perfectamente definidos. 4. Pero además no se contempla en el anteproyecto nacional la objeción de conciencia del profesional sanitario. Si bien en la redacción de los artículos 15 y 17 queda explicitada la actuación del médico que debe respetar la decisión del enfermo o su representante, y evitar el uso de terapias agresivas y fútiles para el paciente, no se contempla la si-


TRIBUNA LIBRE

tuación inversa, en la que el médico decida continuar con terapias, que no siendo agresivas puedan ser beneficiosas para el enfermo pero no aceptadas por éste o su representante. Por todo ello debería considerarse la posible existencia de objeción de conciencia del profesional sanitario en este punto, tal y como se reconoce en la Ley 41/2002 de autonomía del paciente, artículo 11.3 "no serán aplicadas las instrucciones previas contrarias al ordenamiento jurídico, a la lex artis, ni las que no se correspondan con el supuesto de hecho que el interesado haya previsto en el momento de manifestarlas", se menciona en el Código de ética y deontología médica, artículo 9.3 "si el paciente exigiera del médico un procedimiento que éste, por razones científicas o éticas, juzga inadecuado

o inaceptable, el médico, tras informarle debidamente, queda dispensado de actuar" y en la reciente normativa 1763/2010 del Consejo de Europa "Derecho a la objeción de conciencia en la atención médica". 5. La falta de referencia a la objeción de conciencia y la objeción ética es lo que puede ser el punto de entrada de posibles actitudes de eutanasia "dictadas" por la referencia explícita de que es la decisión del paciente la que debe prevalecer en todo momento. 6. Respecto a la hidratación y la nutrición del paciente, en ninguna de las dos se menciona expresamente este tema. Es verdad que en el anteproyecto de Ley Foral se mencionaban pero en las alegaciones que se presentaron, tanto el Colegio de Médicos como

02-09-2011 13


TRIBUNA LIBRE

la Soc. de Cuidados paliativos, dejaron muy claro que estos aspectos son cuidados básicos que no se pueden negar a nadie y que no se pueden contemplar en el apartado de limitación de esfuerzo terapéutico. 7. En el tema de sanciones a los profesionales creo que no hay diferencias. En ambas se remite a las leyes generales (Ley general de sanidad 14/1986 y Ley Foral 17/2010) y son similares, lo único es que en la navarra se añade, por considerarlo de especial importancia, la cumplimentación de historia clinica, el documento de voluntades anticipadas y el acompañamiento familiar. En cuanto a la sedación no se hace referencia explícita en ninguna de las dos pues es un tema que se incluye en la lex artis. 8. Respecto al documento de voluntades anticipadas ya está en vigor en Navarra, falta poder acceder a él desde la historia clínica, pero está informatizado y los médicos tienen 14 LA VERDAD

una clave de acceso para poder consultarlo. A nivel estatal está también activo pero falta la creación de un registro interconectado que permita acceder a un documento generado en otra comunidad, cuando el paciente está siendo atendido. 9. Un aspecto positivo de la ley navarra es la creación de los comités éticos, que en los hospitales ya existen pero que se insta a crearlos en el ámbito de atención primaria. 10. Pienso, que en ambos textos se ha perdido la oportunidad de crear una verdadera Ley de Cuidados paliativos, se hace mención de algunas cosas pero se obvian otras como la imprescindible formación y la capacitación de los profesionales en ambos niveles (general y especializado), la complementariedad con medidas de tipo social y de apoyo familiar, la necesidad de regulación de todos los recursos, tanto asistenciales como sociales, el establecimiento de los necesarios canales


TRIBUNA LIBRE

de interrelación entre los distintos estamentos que los gestionan y la universalización del acceso a los mismos. La Ley Foral rehúsa entrar a regular aspectos relacionados con la eutanasia, y el sentir social del Parlamento de Navarra y de las Asociaciones Sanitarias es pedir al Gobierno que no promulgue una ley de eutanasia encubierta bajo la apariencia de ley de muerte digna. QUÉ PIENSA, COMO VALORA Y QUE ACONSEJA LA IGLESIA ANTE EL PROYECTO DE MUERTE DIGNA. Como ya hemos señalado al comienzo, la Iglesia fundamenta sus criterios en dos principios fundamentales: La muerte no debe ser causada (no a la eutanasia), pero tampoco absurdamente retrasada (no al encarnizamiento terapéutico). Con estos dos criterios fundamentales la Iglesia condena explícitamente la eutanasia, ya que contradice gravemente el sentido de la vida humana. La Iglesia, rechaza "acciones u omisiones que por su naturaleza y en la intención causan la muerte, con el fin de eliminar cualquier dolor". Por otra parte, la Iglesia tiene muy claro, que no son eutanasia y, por tanto, no son moralmente rechazables acciones y omisiones que no causan la muerte por su propia naturaleza e intención. Por ejemplo, la administración adecuada y proporcionada de calmantes (aunque dicha analgesia tenga como consecuencia el acortamiento de la vida) o la renuncia a terapias desproporcionadas (al llamado encarnizamiento terapéutico), que retrasan forzosamente la muerte a costa del sufrimiento del moribundo y de sus seres queridos. En fin; la muerte no debe ser causada, pero tampoco absurdamente retrasada".

ANALIZANDO ESTE

PROYECTO CON CRITERIOS

EVANGÉLICOS ESTA LEY LA PODRÍAMOS VALORAR Y SINTETIZAR EN CINCO PUNTOS :

1.- Este Proyecto tal y como está redactado, pretende dar expresión a un nuevo enfoque legal que supone un enfoque asistencialista y dé paso a otro basado en el reconocimiento de los derechos de la persona en el contexto de las nuevas situaciones creadas por los avances de la medicina. Pero su formulación ambigüa no lo consigue. 2.- Este Proyecto de Ley, no logra, como desea, la dignidad y los derechos de las personas en el proceso del final de su vida temporal, sino que deja puertas abiertas a la legalización de conductas eutanásicas, que lesionarían gravemente los derechos de la persona a que su dignidad y su vida sean respetadas. 3.- El erróneo tratamiento del derecho fundamental de libertad religiosa supone un retroceso respecto de la legislación vigente. 4.- En este proyecto de Ley, existe una laguna considerable, ni siquiera se alude al derecho de objeción de conciencia, que debería reconocerse y garantizarse a todo el personal sanitario. 5.- La indefinición y la ambigüedad que plantea muchos aspectos de esta Ley, lastran el proyecto en su conjunto, de modo que, de ser aprobado, conduciría a una situación en la que los derechos de la persona estarían peor tutelados que con la actual legislación. El objetivo de la legislación sobre el final de la vida según el pensamiento de la iglesia, ha de ser garantizar el cuidado del moribundo, en lugar de recurrir a falsos criterios de calidad de vida y de autonomía, que en realidad, desprotegen su dignidad y su derecho a la vida. 02-09-2011 15


BALANCE DE LA JMJ

Balance de la JMJ: "La Iglesia está muy viva y es joven" Los testimonios deL balance de la Jornada Mundial de la Juventud celebrada en Madrid entre los días 16 y 21 de agosto, coinciden en la honda satisfacción y los profundos frutos de esta Jornada: a los fundamentales, los espirituales y de los valores, se suman también los económicos. Los testimonios de balance coinciden en la honda satisfacción y los profundos frutos de esta Jornada: a los fundamentales, los espirituales y de los valores, se suman también los económicos. Así ha resumido en los micrófonos de la emisora Fernando Giménez Barriocanal, director financiero de la JMJ, los intensos días que ha vivido Madrid con la visita del Papa y el encuentro con los jóvenes. "Estas jornadas tienen muchas dimensiones pero yo me quedaría con la experiencia vital del encuentro con el Santo Padre, las palabras, las catequesis,... Esto cambia el corazón de las personas y nos llena de satisfacción a los organizadores". Además, "suena mucho más estridente lo ruidoso y lo fuera de lo normal pero la realidad es que estas jornadas son un ejemplo concreto de la vitalidad de la Iglesia en todo el mundo. El mensaje de Jesucristo no pasa de moda nunca. En medio de la crisis, en medio de los problemas de todos el evangelio cobra plena actualidad. La Iglesia está muy viva y la Iglesia es joven" El cardenal presidente de la Conferencia Episcopal Española, Rouco Varela, recalcó que lo que más le gusto de estas jornadas fue la Vigilia en Cuatro Vientos con el Papa y añadió que: "Madrid fue una ciudad, y no sólo Madrid, sino toda la comunidad de Madrid en estos días, un lugar donde en la noche se oró muchísimas horas delante del Santísimo, y lo hicieron centenares de miles de jóvenes de todo el mundo. Eso explica mucho de lo que pasaba después por la mañana y por la tarde, en las calles... Allí estaba la fuente de la gran experiencia de los jóvenes que vinieron 16 LA VERDAD

a Madrid". Rouco reveló que el Papa Benedicto XVI "se ha emocionado muchas veces hasta casi llorar", durante el transcurso de la Jornada Mundial de la Juventud y que "se emocionó con la representación teatral del Via Crucis", a la que, en principio, el Pontífice no iba a asistir. Así, Rouco Varela explicó, en declaraciones a la Cadena Cope recogidas por Europa Press, que "al saber que se había adoptado esta fórmula del Via Crucis con la tradición de las estaciones a partir de los pasos de la Semana Santa, con el conjunto de canto y de texto de la oración del Via Crucis, se entusiasmó". Asimismo, sobre los discursos pronunciados por Benedicto XVI a lo largo de la JMJ, Rouco Varela afirmó que habrá que volver sobre ellos, ya que son "una suma de predicación, de anuncio de la palabra y de explicación a los jóvenes en torno a lo más esencial del tema y del lema y de la experiencia vivida". A su juicio, esta experiencia es que "Dios se hace hombre, se hace cercano a los hombres, 'Dios entre nosotros', como dice la expresión de Manuel, que se les ofrece a


BALANCE DE LA JMJ

ellos, que lo están viviendo como los principios en los que construir su vida, como la raíz de la que se alimenta su conocimiento de la realidad". Por otro lado, afirmó que esta JMJ "ha superado de nuevo el listón con la forma de desarrollar los grandes actos centrales, que cada vez son de menos superficialidad expresiva, con más soltura de vivencia y de toque profundo en el corazón y el alma de los jóvenes. De este modo, Rouco Varela dijo que Madrid ha subido el listón "del acierto en el tratamiento profundamente hondo desde el punto de vista ético en términos de ver las cosas desde el punto de vista racional y con una belleza increíble", que se ve reflejado en la evolución de celebración de las jornadas. Además, indicó que se han añadido en actos especiales algunas notas "muy hermosas", como el encuentro con las religiosas y los profesores universitarios, al tiempo que "de algún modo también se ha puesto una nota peculiar" al encuentro del Papa con los internos de la Fundación Instituto San José. De esta forma, cree que "de cara al presente y al futuro, con toda seguridad, las jornadas recibirán un nuevo impulso y su nueva fórmula de vivencia por parte de los jóvenes, de experiencia por parte de la Iglesia y de servicio de la Iglesia y los jóvenes al mundo y a la sociedad presente, haciendo el camino de la Historia bajo el signo de la esperanza". Finalmente, manifestó que el fruto de unas jornadas, teniendo en cuenta la celebración de las anteriores, "siempre es espectacular", ya que el número de jóvenes que las han vivido y van a dar el paso definitivo en sus vidas para la vocación sacerdotal, para la consagración o para la misión, "será un fruto realmente espléndido". TESTIMONIOS José Luis Restán, director editorial de COPE, también resaltaba cómo este encuentro superó todas las expectativas mostrando una juventud

que ha vencido todas las dificultades: "Ha sido una presencia la de jóvenes muy probada: probada primero por el calor, probada por algunos acosos, probada por la dificultad que tiene de moverse una multitud de dos millones de personas en una ciudad como Madrid y probada al final por esa tormenta... Y como nos dijo el Papa, 'con Cristo las tormentas de la vida se pueden atravesar'. Fue una metáfora muy educativa, la verdad". También hizo balance la periodista de referencia en toda información y viaje papal: Paloma Gómez Borrero. Emoción y noticia: "El día de la Vigilia, cuando caía agua torrencialmente, veíamos al Papa envuelto en paraguas. Pues he sabido que los monseñores, los jefes de seguridad que estaban alrededor... le dijeron: 'Santidad, se aplaza...Vámonos..." Y el Papa dijo: 'Yo me quedo con los jóvenes. El Pastor no deja a sus ovejas'". Por su parte, la embajadora de España en el Vaticano, María Jesús Figa, explicó en RNE que el Papa "ha quedado satisfecho y agradecido" por todo el esfuerzo realizado en la organización de este acontecimiento: "Yo viajé en el avión de Iberia que transportó al Papa a Roma y tuve ocasión también de saludarle ahí, y de palpar no sólo el agradecimiento de Su Santidad, sino también el de todos los que le acompañaban de vuelta. La verdad es que había un ambiente de honda satisfacción y de una conclusión de un viaje que había salido muy bien" Los hosteleros de Madrid también daban testimonio en la COPE: "Los peregrinos eran lo mejor del mundo entero... Vamos, una paz... agradables, amables, simpáticos, agradecidos... Es que todo lo que diga es poco", señalaba una responsable de hostelería. Y encima han consumido, por supuesto. Que digan lo que quieran por ahí, que dicen que no, pero no es mentira. han consumido. Yo he hecho el agosto". 02-09-2011 17


BALANCE DE LA JMJ

El escritor Fernando Sánchez Dragó, colaborador de COPE, destacó el ejemplo de los jóvenes: "Hay muchas cosas que llaman la atención en estos días, pero quizá lo que más ha sido la extraordinaria buena educación, alegría, felicidad, simpatía y buen talante que irradiaban todos estos chicos... Es sorprendente reunir a un millón de personas en un espacio cerrado como en definitiva lo es en una ciudad la Plaza de la Cibeles o en Cuatro Vientos, y que no haya un mal gesto, que no pase nada, que todo está limpio... Eso sí que es un milagro del Altísimo. Del Altísimo y de estos chicos".

Y como colofón, el balance de los propios jóvenes peregrinos, que celebraban la experiencia vivida, cada una singular, íntima, y al mismo tiempo colectiva; Giselle, la joven misionera brasileña que habló al Papa en el encuentro de voluntarios en Ifema, espera al Pontífice en 2013 en Río de Janeiro: "Hay una experiencia que creo llevaré para siempre, sobre todo la mirada del Santo Padre: ¡qué amabilidad, qué mirada de Padre, realmente! Fue una experiencia maravillosa!. HABLAN LOS EMPRESARIOS Según los profesionales del sector, la JMJ ha sido una bendición para la hostelería, el turismo y la marca España?. Los hosteleros destacan el éxito de "los menús del peregrino" y como la ocupación hotelera en la capital se ha incrementado un 70% en estas fechas. Un incremento de alre18 LA VERDAD

dedor del 30% con respecto al mes de agosto del año pasado. Unos índices altos que han sido posibles gracias a que en los establecimientos se han alojado "periodistas, y personal de la organización", según informan desde la Asociación Empresarial Hotelera de Madrid. Unas cifras que valoran como "un respiro", en un mes de agosto tradicionalmente flojo para el sector, ya que no hay "turismo de negocio", que es el más pujante en la capital. RESTAURADORES Los hosteleros madrileños calificaron de "balón de oxígeno" las cifras de negocio cosechadas estos días. Una de las imágenes de esta visita fue la de cientos de peregrinos comiendo y bebiendo en las calles del centro de la ciudad. La Asociación Empresarial de Hostelería de la Comunidad de Madrid, La Viña, cifra en 32,5 millones de euros, los beneficios obtenidos entre los establecimientos concertados en los que se podía pagar con tickets especiales (a 6.5 euros), y el gasto que han realizado viajeros independientes que han optado por otro tipo de locales. La CEIM estima en más de 160 millones de euros el balance positivo de la JMJ. Ese cálculo se ha hecho mediante un análisis con las diferentes asociaciones de hoteleros y restauradores, aunque será una auditoría de una empresa privada la que determinará con exactitud cuál será el beneficio de la JMJ. Para el líder de los empresarios madrileños y vicepresidente de la CEOE, el evento que ha traído a cientos de miles de jóvenes a la capital para ver al papa ha sido un "éxito".


CULTURA GENERAL

El martirio de san Juan Bautista [29 de agosto] Hijo de Zacarías e Isabel, pariente de la Virgen María, es el precursor de Jesucristo. En esta misión se entrega totalmente viviendo en penitencia, austeridad, y celo por las almas. Bautizó a Jesús en el Jordán. SAN JUAN BAUTISTA, PRECURSOR DEL NACICRISTO (De las homilías de san Beda el Venerable, presbítero) El santo Precursor del nacimiento, de la predicación y de la muerte del Señor mostró en el momento de la lucha suprema una fortaleza digna de atraer la mirada de Dios, ya que, como dice la Escritura, la gente pensaba que cumplía una pena, pero él esperaba de lleno la in- Pintura terminada en 1608 por el pintor barroco italiano Caravaggio. Se caracteriza por el bamortalidad. Con razón celebramos su día lance de todas sus partes. Se representan personajes habituales en sus pinturas (la anciana, la natalicio, que él ha solemnizado con su joven, el canalla desnudo, el noble de barba) y elementos lombardos. En medio de los tonos suamartirio y adornado con el fulgor purpú- ves y oscuros, hay un sentimiento impresionante de dibujo a lápiz al cual el artista no renuncia y que es visible incluso en los destellos de luz de sus últimos trabajos. (Marcos 6. 14-29) reo de su sangre; con razón veneramos con gozo espiritual la memoria de aquel luz y a quien Cristo, la luz en persona, dio el título de que selló con su martirio el testimonio que había «lámpara que arde y brilla»; fue bautizado en su prodado del Señor. No debemos poner en duda que san pia sangre aquel a quien fue dado bautizar al ReJuan sufrió la cárcel y las cadenas y dio su vida en dentor del mundo, oír la voz del Padre que resonaba testimonio de nuestro Redentor, de quien fue presobre Cristo y ver la gracia del Espíritu Santo que cursor, ya que, si bien su perseguidor no lo forzó a descendía sobre él. Mas, a él, todos aquellos torque negara a Cristo, sí trató de obligarlo a que camentos temporales no le resultaban penosos, sino llara la verdad; ello es suficiente para afirmar que más bien leves y agradables, ya que los sufría por murió por Cristo. Cristo, en efecto, dice: Yo soy la causa de la verdad y sabía que habían de merecerle verdad; por consiguiente, si Juan derramó su sangre un premio y un gozo sin fin. La muerte –que de todas por la verdad, la derramó por Cristo; y él, que premaneras había de acaecerle por ley natural– era cedió a Cristo en su nacimiento, en su predicación y para él algo apetecible, teniendo en cuenta que la en su bautismo, anunció también con su martirio, sufría por la confesión del nombre de Cristo y que anterior al de Cristo, la pasión fuera del Señor. Este con ella alcanzaría la palma de la vida eterna. Bien hombre tan eximio terminó, pues, su vida derramandice el Apóstol: A vosotros se os ha concedido la do su sangre, después de un largo y penoso cautigracia de estar del lado de Cristo, no sólo creyendo verio. Él, que había evangelizado la libertad de una en él, sino sufriendo por él. El mismo Apóstol explipaz que viene de arriba, fue encarcelado por unos ca, en otro lugar, por qué sea un don el hecho de suhombres malvados; fue encerrado en la oscuridad frir por Cristo: Los sufrimientos de ahora no pesan de un calabozo aquel que vino a dar testimonio de la lo que la gloria que un día se nos descubrirá.

FRASE

MIENTO Y DE LA MUERTE DE

“La Eucaristía y la Virgen son las dos columnas que han de sostener nuestras vidas” San Juan Bosco

PROPÓSITO DE LA SEMANA Le ofreceré al Señor todas mis alegrías y mis penas, por la redención y salvación del mundo. Además, tendré algún gesto de cariño con la Virgen María. 02-09-2011 19


SAN JUAN DE ÁVILA

San Juan de `vila Patrón de los sacerdotes y maestro de santos *** Durante la celebración de la Jornada Mundial de la juventud 2011 en Madrid, al finalizar la Eucaristía con seminaristas de todo el mundo, el Papa Benedicto XVI anunció la gran noticia: San Juan de Ávila, patrono del clero español, será proclamado Doctor de la Iglesia.

20 LA VERDAD


SAN JUAN DE ÁVILA

S

an Juan de Ávila nació el 6 de enero de 1499 (o 1500) en Almodóvar del Campo (Ciudad Real), de una familia profundamente cristiana. Sus padres, Alfonso de Ávila (de ascendencia israelita) y Catalina Jijón, poseían unas minas de plata en Sierra Morena, y supieron dar al niño una formación cristiana de sacrificio y amor al prójimo. Son conocidas las escenas de entregar su sayo nuevo a un niño pobre, sus prolongados ratos de oración, sus sacrificios, su devoción eucarística y mariana. Probablemente en 1513 comenzó a estudiar leyes en Salamanca, de donde volvería después de cuatro años para llevar una vida retirada en Almodóvar. A pesar de llamarlas 'leyes negras' los estudios de Salamanca dejaron huella en su formación eclesiástica, como puede constatarse en sus escritos de reforma. Esta nueva etapa en Almodóvar, en casa de sus padres, viviendo una vida de oración y penitencia, durará hasta 1520. Pues aconsejado por un religioso franciscano, marchará a estudiar artes y teología a Alcalá de Henares (1520-1526). De esta etapa en Alcalá existen testimonios de su gran valía intelectual, como así lo atestigua el Mtro. Domingo de Soto. Allí estuvo en contacto con las grandes corrientes de reforma del momento. Conoció el erasmismo, las diversas escuelas teológicas y filosóficas y la preocupación por el conocimiento de las Sagradas Escrituras y los Padres de la Iglesia. También trabó amistad con quienes habían de ser grandes reformadores de la vida cristiana, como don Pedro Guerrero, futuro arzobispo de Granada, y posiblemente también con el venerable Fernando de Contreras. Incluso pudo haber conocido allí al P. Francisco de Osuna y a San Ignacio de Loyola. PRIMEROS AÑOS DE SACERDOCIO Durante sus estudios en Alcalá, murieron sus padres. Juan fue ordenado sacerdote en 1526, y quiso venerar la memoria de sus padres celebrando su Primera Misa en Almodóvar del Campo. La cere-

monia estuvo adornada por la presencia de doce pobres que comieron luego a su mesa. Después vendió todos los bienes que le habían dejado sus padres, los repartió a los pobres, y se dedicó enteramente a la evangelización, empezando por su mismo pueblo. Un año después, se ofreció como misionero al nuevo obispo de Tlascala (Nueva España), Fr. Julián Garcés, que habría de marchar para América en 1527 desde el puerto de Sevilla. Con este firme propósito de ser evangelizador del Nuevo Mundo, se trasladó san Juan de Ávila a Sevilla, donde mientras tanto se entregó de lleno al ministerio, en compañía de su compañero de estudios en Alcalá el venerable Fernando de Contreras. Ambos vivían pobremente, entregados a una vida de oración y sacrificio, de asistencia a los pobres, de enseñanza del catecismo. Esta amistad y convivencia con Fernando de Contreras, fueron posiblemente las que motivaron el cambio de las ansias misioneras de Juan de Ávila. El P. Contreras habló con el arzobispo de Sevilla, D. Alonso Manrique, y éste le ordenó a Juan que se quedara en las 'Indias' del mediodía español. El mismo arzobispo quiso conocer personalmente la valía del nuevo sacerdote y le mandó predicar en su presencia. Juan de Ávila contaría después la vergüenza que tuvo que pasar; orando la noche anterior ante el crucifijo, pidió al Señor que, por la vergüenza que él pasó desnudo en la cruz, le ayudara a pasar aquel rato amargo. Y cuando, al terminar el sermón, le colmaron de alabanzas, respondió: “Eso mismo me decía el demonio al subir al púlpito”. Durante algún tiempo continuó el ministerio juntamente con Fernando de Contreras. Pronto se dirigió a predicar y ejercer el ministerio en Écija (Sevilla). Uno de sus primeros discípulos y compañero fue Pedro Fernández de Córdoba, cuya hermana de catorce años, D.ª Sancha Carrillo (ambos hijos de los señores de Guadalcázar, Córdoba), comenzó una

02-09-2011 21


SAN JUAN DE ÁVILA

vida de perfección bajo la guía del Maestro Ávila. La que habría sido dama de la emperatriz Isabel, pasó a ser (después de confesarse con san Juan de Ávila) una de las almas más delicadas de la época y destinataria de las enseñanzas del Maestro en el Audi, Filia, preciosa pieza espiritual del siglo XVI y único libro escrito por Juan de Ávila. Su predicación se extendía también a Jerez de la Frontera, Palma del Río, Alcalá de Guadaira, Utrera..., juntamente con la labor de confesionario, dirección de almas, arreglo de enemistades. Pero su presencia en Écija pronto le va a acarrear las enemistades y la persecución. El primer incidente ocurrió cuando un comisario de bulas impidió la predicación de Juan para poder predicar él la bula de que era comisario. El auditorio, sin embargo, dejó al bulero solo en la iglesia principal y fue a escuchar a Juan de Ávila en otra iglesia. Después del suceso, el comisario de bulas, en plena calle, propinó una bofetada a Juan. Éste se arrodilló y dijo humildemente: “emparéjeme esta otra mejilla, que más merezco por mis pecados”. Este hecho y las envidias de algunos eclesiásticos, llevaron

precisamente a los clérigos a denunciar a San Juan de Ávila ante la Inquisición sevillana en 1531. PROCESADO POR LA INQUISICIÓN Desde 1531 hasta 1533 Juan de Ávila estuvo procesado por la Inquisición. Las acusaciones eran muy graves en aquellos tiempos: llamaba mártires a los quemados por herejes, cerraba el cielo a los ricos, no explicaba correctamente el misterio de la Eucaristía, la Virgen había tenido pecado venial, tergiversaba en sentido de la Escritura, era mejor dar limosna que fundar capellanías, la oración mental era mejor que la oración vocal... Todo menos la verdadera acusación: aquel clérigo no les dejaba vivir tranquilos en su cristianismo o en su vida 'clerical'. Y Juan fue a la cárcel donde pasó un año entero. Juan de Ávila no quiso defenderse y la situación era tan grave que le advirtieron que estaba en las manos de Dios, lo que indicaba la imposibilidad de salvación; a lo que respondió: “No puede estar en mejores manos”. San Juan fue respondiendo uno a uno todos los cargos, con la mayor sinceridad, claridad y humildad, y un profundo amor a la Iglesia y a su verdad. Y aquél que no quiso tachar a los cinco testigos acusadores, se encontró con que la Providencia le proporción 55 que declararon a su favor. Este tiempo en la cárcel produjo sus frutos interiores, al igual que lo hiciera con san Juan de la Cruz. En ella escribió un proyecto del Audi, Filia, pero sobre todo, como él nos cuenta, allí aprendió, más que en sus estudios teológicos y vida anterior, el misterio de Cristo. Juan fue absuelto. Pero lo que más humillante fue la sentencia de absolución: "Haber proferido en sus sermones y fuera de ellos algunas proposiciones que no parecieron bien sonantes", y le mandan, bajo excomunión, que las declare convenientemente, donde las haya predicado. VIAJES Y MINISTERIO DESDE 1535 A 1554 En 1535 marcha Juan de Ávila a Córdoba, llamado por el obispo Fr. Álvarez de Toledo. Allí cono-

22 LA VERDAD


SAN JUAN DE ÁVILA

Palabras del Papa Benedicto XVI anunciando la declaración de San Juan de Ávila Doctor de la Iglesia “Con gran gozo, quiero anunciar ahora al pueblo de Dios, en este marco de la Santa Iglesia Catedral de Santa María La Real de la Almudena, que, acogiendo los deseos del Señor Presidente de la Conferencia Episcopal Española, Eminentísimo Cardenal Antonio María Rouco Varela, Arzobispo de Madrid, de los demás Hermanos en el Episcopado de España, así como de un gran número de Arzobispos y Obispos de otras partes del mundo, y de muchos fieles, declararé próximamente a San Juan de Ávila, presbítero, Doctor de la Iglesia universal. Al hacer pública esta noticia aquí, deseo que la palabra y el ejemplo de este eximio Pastor ilumine a los sacerdotes y a aquellos que se preparan con ilusión para recibir un día la Sagrada Ordenación. Invito a todos a que vuelvan la mirada hacia él, y encomiendo a su intercesión a los Obispos de España y de todo el mundo, así como a los presbíteros y seminaris-

tas, para que perseverando en la misma fe de la que él fue maestro, modelen su corazón según los sentimientos de Jesucristo, el Buen Pastor, a quien sea la gloria y el honor por los siglos de los siglos. Amén”.

Un Maestro, un Doctor de la Iglesia es, pues, quien ha estudiado y contemplado con singular clarividencia los misterios más profundos de la fe y es capaz de exponerlos a los fieles de modo que les sirvan de guía en su formación y en su vida espiritual. Con estas palabras el Papa Benedicto XVI anunciaba la gran noticia: San Juan de Ávila, patrono del clero español, será proclamado Doctor de la Iglesia. El anuncio tuvo lugar en la JMJ-Madrid 2011, al finalizar la Eucaristía con seminaristas de todo el mundo.

Doctor de la Iglesia es el título que el Papa otorga oficialmente a algunos santos para proponerlos a los fieles de todos los tiempos como eminentes maestros de la fe. El punto decisivo para que un santo sea proclamado Doctor de la Iglesia es que su doctrina haya sido declarada eminente, que haya gozado de un particular carisma de sabiduría, dado por el Espíritu Santo para el bien de la Iglesia, comprobado y ratificado por la influencia benéfica en el pueblo de Dios. Un Maestro, un Doctor de la Iglesia es, pues, quien ha estudiado y contemplado con singular clarividencia los misterios más profundos de la fe y es capaz de exponerlos a los fieles de modo que les sirvan de guía en su formación y en su vida espiritual. Actualmente existen 33 Doctores de la Iglesia, de los cuales 3 son mujeres. San Juan de Ávila será el cuarto santo español nombrado doctor de la Iglesia universal tras San Isidoro de Sevilla, San Juan de la Cruz y Santa Teresa de Jesús.

02-09-2011 23


SAN JUAN DE ÁVILA

ce a Fr. Luis de Granada, con quien entabla relaciones espirituales profundas. Organiza predicaciones por los pueblos (sobre todo por la Sierra de Córdoba), consigue grandes conversiones de personas muy elevadas, entabla buenas relaciones con el nuevo obispo de Córdoba, D. Cristobal de Rojas, que quien dirigirá las Advertencias al Concilio de Toledo. La labor realizada en Córdoba fue muy intensa. Prestó mucha atención al clero, creando centros de estudios, como el Colegio de San Pelagio (en la actualidad el Seminario Diocesano), el Colegio de la Asunción (donde no se podía dar título de maestro sin haberse ejercitado antes en la predicación y el catecismo por los pueblos). Explica las cartas de san Pablo a clero y fieles. Un padre dominico, que primero se había opuesto a la predicación de san Juan, después de escuchar sus lecciones, dijo: “vengo de oír al propio san Pablo comentándose a sí mismo”. Córdoba es la diócesis de san Juan de Ávila, tal vez ya desde 1535, pero con toda seguridad desde 1550. Allí le vemos cuando murió D.ª Sancha Carrillo, en 1537, de quien escribió una biografía que se ha perdido. Predica frecuentemente en Montilla, por ejemplo la cuaresma de 1541. Y las célebres misiones de Andalucía (y parte de Extremadura y Castilla la Mancha) las organiza desde Córdoba (hacia 1550-1554). Juan recibiría en Córdoba el modesto beneficio de Santaella, que le vinculó a la diócesis cordobesa para lo restante de su vida. En el Alcázar Viejo de Córdoba reuniría a veinticinco compañeros y discípulos con los que trabajaba en la evangelización de las comarcas vecinas. A Granada acudió san Juan de Ávila, llamado por el arzobispo D. Gaspar de Avalos, el año 1536. Es en Granada donde tiene lugar el cambio de vida de san Juan de Dios; en la ermita de san Sebastián, oyendo a san Juan de Ávila, Juan Cidad, antiguo soldado y ahora librero ambulante, se convirtió en san Juan de Dios. En numerosas ocasiones san Juan de Dios a Montilla para dirigirse espiritualmente con el Maestro Ávila, convirtiéndose en su más fiel discípulo. El duque de Gandía, Francisco de Borja, fue otra alma pre-

24 LA VERDAD

dilecta influida por la predicación de san Juan de Ávila; las honras fúnebres predicadas por éste en las exequias de la emperatriz Isabel (1539) fueron la ocasión providencial que hicieron cambiar de rumbo la vida del futuro general de la Compañía. En Granada lo vemos formando el primer grupo de sus discípulos más distinguidos. En Granada también, en 1538 están fechadas las primeras cartas de san Juan de Ávila que conocemos. En los años sucesivos vemos a san Juan de Ávila en Córdoba, Baeza, Sevilla, Montilla, Zafra, Fregenal de la Sierra, Priego de Córdoba. La predicación, el consejo, la fundación de colegios, le llevan a todas partes. La cuaresma de 1545 la predicó en Montilla. Su predicación iba siempre seguida de largas horas de confesionario y de largas explicaciones del catecismo a los niños; éste era un punto fundamental de su programa de predicación. En todas las ciudades por donde pasaba, Juan de Ávila procuraba dejar la fundación de algún colegio o centro de formación y estudio. Sin duda, la fundación más celebre fue la Universidad de Baeza (Jaén). PREDICANDO EL EVANGELIO. Es la definición que mejor cuadra a Juan de Ávila: predicador. Éste es precisamente el epitafio que aparece en su sepulcro: "mesor eram". El centro de su mensaje era Cristo crucificado, siendo fiel discípulo de san Pablo. Predicaba tanto en las iglesias como incluso en las calles. Sus palabras iban directamente a provocar la conversión, la limpieza de corazón. El contenido de su predicación era siempre profundo, con una teología muy escriturística. Pero ésta estaba sobre todo precedida de una intensa oración. Cuando le preguntaban qué había que hacer para predicar bien, respondía: 'amar mucho a Dios'. Los textos de los sermones de san Juan de Ávila están acomodados al tiempo litúrgico. Los temas principales son la Eucaristía, el Espíritu Santo, la pasión, el tiempo litúrgico; siendo el tema predilecto para los clérigos el del sacerdocio. La fuerza de su predicación se basaba en la oración, sacrificio, estudio y ejemplo. Podía hablar claro


SAN JUAN DE ÁVILA

quien había renunciado a varios obispados y al cardenalato, y quien no aceptaba limosnas ni estipendios por los sermones, ni hospedaje en la casa de los ricos o en los palacios episcopales. El desprecio y conocimiento de sí mismo era el secreto para guardar el equilibrio al reprender a los demás, considerándose siempre inferior a los demás. Su modelo de predicador era san Pablo, al que procuraba imitar sobre todo en el conocimiento del misterio de Cristo. Afirma su biógrafo el Lic. Muñoz que "no predicaba sermón sin que por muchas horas la oración le precediese". RETIRO EN MONTILLA Desde 1511 Juan de Ávila se sintió enfermo. Gastado en un ministerio duro, sintió fuertes molestias que le obligaron a residir definitivamente en Montilla desde 1554 hasta su muerte. Rehusó la habitación ofrecida en el palacio de la marquesa de Priego, y se retiró en una modesta casa propiedad de la

marquesa. Su vida iba transcurriendo en la oración, la penitencia, la predicación (aunque no tan frecuente), las pláticas a los sacerdotes o novicios jesuitas, la confesión y dirección espiritual, el apostolado de la pluma. Pero a Juan todavía le quedaban quince años de vida fructífera, que empleó avaramente en la extensión del Reino de Dios. El retiro de Montilla le dio la posibilidad de escribir con calma. Se puede decir que Juan de Ávila inicia con sus escritos la mística española del Siglo de oro. Si en otros períodos de su vida se podía calificar de predicador, misionero, fundador de colegios, ahora, en Montilla, se puede resumir su vida diciendo que era escritor. El Audi, Filia, a pesar de todas las vicisitudes por las que pasó, y tras retocarlo de nuevo en Montilla, queriéndolo confrontar con las enseñanzas de Trento, fue publicado después de su muerte. El rey Felipe II lo apreció tanto que pidió no faltara nunca en El Escorial. El Card. Astorga, arzobispo de Toledo, diría que, con él, "había convertido más almas que letras tiene". Prácticamente es el primer libro en lengua vulgar que expone el camino de perfección para todo fiel, aun el más humilde. El sentido de perfección cristiana es el sentido eclesial de desposorio de la Iglesia con Cristo. Éste y otros libros de Juan influyeron posteriormente en autores de espiritualidad. Las cartas de Juan de Ávila llegaban a todos los rincones de España e incluso a Roma. De todas partes se le pedía consejo. Obispos, santos, personas de gobierno, sacerdotes, personas humildes, enfermos, religiosos y religiosas, eran los destinatarios más frecuentes. Las escribía de un tirón, sin tener tiempo para corregirlas. Llenas de doctrina sólida, pensadas intensamente, con un estilo vibrante. No hay en todo el siglo XVI ningún autor de vida espiritual tan consultado como Juan de Ávila. Examinó la Vida de santa Teresa, se relacionó frecuentemente con san Ignacio de Loyola o con sus representantes, con san Francisco de Borja, san Juan de Dios, san Pedro de Alcántara, San Juan de Ribera, fray Luis de Granada.

02-09-2011 25


SAN JUAN DE ÁVILA

ESCUELA SACERDOTAL Este término aparece en las biografías de nuestro santo, para referirse a sus discípulos. Todos ellos tienen un denominador común: predicar el misterio de Cristo, enderezar las costumbres, renovación de la vida sacerdotal según los decretos conciliares, no buscar dignidades ni puestos elevados, vida intensa de oración y penitencia, paciencia en las contradicciones y persecuciones, sentido de Iglesia, enseñar la doctrina cristiana, dirección espiritual, etc. Los encontramos en los pueblecitos más alejados como entre los consejeros de los grandes, en los colegios y universidade. El grupo sacerdotal de Juan de Ávila parece que se estructura en Granada hacia el año 1537, aunque ya antes se habían hecho discípulos suyos algunos sacerdotes de Sevilla, Écija y Córdoba. En Córdoba reunió a más de veinte en el Alcázar Viejo. Y fue allí donde dirigió un centro misional durante ocho o nueve años. La escuela sacerdotal de Juan de Ávila no se puede estudiar sino teniendo a la vista la relación con la Compañía de Jesús. Juan encaminó a muchos de sus discípulos a la Compañía, y hubo intentos de fusión, cesión de colegios, estudio conjunto, ayuda a los jesuitas, que en Salamanca encontraron muchas dificultades. Pero Juan de Ávila no entró en la Compañía. Éste era el gran deseo de san Ignacio, hasta el punto de afirmar que "o nosotros nos unamos a él o él a nosotros". Pero la enfermedad de Juan y los caminos del Señor lo impidieron. A pesar de ello, él fue enviando a sus mejores discípulos a la Compañía. Lo que Juan consideraba esencial en todo aquel que quería ser buen sacerdote era la vida de oración, ya que en la caridad y en la oración era en los que según él habrían de consistir los exámenes de Órdenes. En la Santa Misa centraba toda la evangelización y vida sacerdotal. La celebraba empleando largo tiempo, con lágrimas por sus pecados. Fue el gran apóstol de la comunión frecuente. Su virtud principal fue la caridad. Su Tratado del amor de Dios es una joya de la literatura teológica en lengua

26 LA VERDAD

castellana. Una cruz grande de palo en su habitación de Montilla, la renuncia a las prebendas y obispados (el de Segovia y Granada), así como el capelo cardenalicio (ofrecido por Paulo III), son índice de su pobreza y humildad. No renunció al episcopado por desprecio, sino por imitar al Señor y por sentirse indigno. Su amor a la pobreza no tiene otra motivación sino un amor profundo a Jesucristo. Asistía a los pobres. Vivía limpia y pobremente. Su humildad le llevó a ser un verdadero reformador. No pudieron sacarle ningún retrato. MUERTE DE JUAN DE ÁVILA. La estancia definitiva en Montilla fue especialmente fructífera. Dejó una huella imborrable en los sacerdotes de la ciudad. Pero la enfermedad iba pudiendo más que su voluntad. A principio de mayo de 1569 empeoró gravemente. Juan de Ávila no hizo testamento, porque dijo que no tenía nada que testar. Y una de sus últimas palabras mirando el crucifijo, fue "ya no tengo pena de este negocio". Era el 10 de mayo de 1569. Santa Teresa, al enterarse de la muerte de Juan de Ávila, se puso a llorar y, preguntándole la causa, dijo: "Lloro porque pierde la Iglesia de Dios una gran columna". En 1588, Fr. Luis de Granada, recogiendo algunos escritos enviados por los discípulos y recordando su propia convivencia con san Juan de Ávila, escribió la primera biografía. En 1623, la Congregación de san Pedro Apóstol, de sacerdotes naturales de Madrid, inicia la causa de beatificación. En 1635, el Licdo. Luis Muñoz escribe la segunda biografía de Juan de Ávila, basándose en la de Fr. Luis, en los documentos del proceso de beatificación y en algunos documentos que se han perdido. El día 4 de abril de 1894, León XIII beatifica al Maestro Ávila. Pío XII, el 2 de julio de 1946 lo declara Patrono del clero secular español. Pero el maestro de santos tendrá que esperar hasta el año 1970 para ser canonizado por el Papa Pablo VI. Durante la pasada JMJ, el Papa Benedicto XVI anunció que será nombrado doctor de la Iglesia. „


SAN JUAN DE ÁVILA

Los escritos del santo Aunque el "Padre Maestro Ávila" fue, ante todo, un "predicador evangélico", no dejó de hacer magistral uso de su pluma para exponer su pensamiento, e incluso su predicación. Es más, su influjo y memoria posterior, hasta nuestros días, están estrechamente relacionados no sólo con el testimonio de su persona y de su vida, sino con sus escritos. ¿Quién no relaciona a San Juan de Ávila, por ejemplo, con su magistral obra, el Audi, filia? ¿Quién no sabe que escribió los famosos Memoriales para el Concilio de Trento? ¿O que es el autor del Tratado del amor de Dios, aunque pudo estar retocado por sus discípulos? ¿O quien desconoce que quedaron escritos sus fervorosos Sermones, sus elocuentes Pláticas o su rico y variado Epistolario? Los escritos avilistas son muy distintos entre sí. El más sistemático, amplio y completo es, como bien sabemos, el Audi, filia. Los Escritos o tratados de reforma están relacionados con el concilio de Trento y con los sínodos provinciales que lo aplicaron, como el de Toledo, apuntando muy certeramen-

te a la renovación personal y eclesial. Los Sermones y Pláticas, igual que el Epistolario, son escritos que abarcan casi todo el arco cronológico de su ministerio sacerdotal. Los comentarios bíblicos ?de la Carta a los Gálatas y de la Primera carta de Juan? son exposiciones sistemáticas de notable profundidad bíblica y de gran valor pastoral. El Catecismo cristiano es una síntesis pedagógica, para niños y mayores, del mensaje cristiano. El Tratado del amor de Dios refleja la interioridad de Cristo, el Verbo encarnado y redentor. El Tratado del sacerdocio es un compendio de los temas sacerdotales que se completan con las pláticas. Cuenta también con otros escritos espirituales menores, que consisten en orientaciones o Avisos para la vida espiritual. Respecto a la publicación de estos escritos, el Maestro Ávila sólo hizo imprimir su Doctrina cristiana, o catecismo, en 1554 y preparó la edición definitiva del Audi, filia, que por razones diversas sería publicada en 1574, después de su muerte. En general, puede afirmarse que los escritos fueron redactados, al menos de forma

esquemática, por el propio Maestro. Todos ellos son genuinos. Pero, en ocasiones, sus discípulos se encargaron de transcribir algunos sermones y comentarios, introduciendo a veces ciertos retoques. La doble redacción de algunos textos puede ser debida a haber sido expuestos en diversos lugares, a la diversidad de copias que circulaban de mano en mano, o a las transcripciones aludidas. Los escritos ofrecen contenidos bíblica y teológicamente muy profundos, siempre con un enfoque muy pedagógico en el uso de imágenes y ejemplos. Se siente al Maestro muy cercano, claro, nítido, invitando con sabiduría y entusiasmo a la vivencia del Evangelio. Obviamente, utiliza las expresiones culturales propias de su época, dejando entrever las circunstancias sociológicas y eclesiales. El tono es de suma confianza en el amor de Dios, pero llamando a la persona la perfección de la caridad. Su lenguaje es el castellano clásico, sobrio, concreto, de su tierra manchega de origen, a veces amalgamado con la imaginación y el calor meridional, ambiente en que transcurrió la mayor parte de su vida apostólica.

02-09-2011 27


SAN JUAN DE ÁVILA

28 LA VERDAD


SAN JUAN DE ÁVILA

02-09-2011 29


SAN JUAN DE ÁVILA

Un santo muy actual Homilía del Papa Pablo VI en la Misa de Canonización del beato Juan de Ávila, 31 de mayo de 1970.

V

enerables hermanos y amados hijos: demos gracias a Dios que, con la exaltación del Beato Juan de Ávila al esplendor de la santidad, ofrece a la Iglesia universal una invitación al estudio, a la imitación, al culto, a la invocación de una gran figura de sacerdote. Alabanzas al Episcopado español que, no satisfecho de la proclamación de Protector especial del Clero diocesano español, que nuestro predecesor de venerada memoria, Pío XII, hizo ya a favor del Beato Juan de Ávila, ha solicitado a esta Sede Apostólica su canonización, encontrando en nuestra misma persona las mejores y merecidas disposiciones para un acto celebrativo de tanta importancia. Quiera el Señor que esta elevación del Beato Juan de Ávila al catálogo de los Santos, en las filas gloriosas de los hijos de la Iglesia celestial, sirva para obtener a la Iglesia peregrina en la tierra un intercesor nuevo y poderoso, un maestro de vida espiritual benévolo y sabio, un renovador ejemplar de la vida eclesiástica y de las costumbres cristianas. UN SANTO ACTUAL Este nuestro deseo parece satisfecho al hacer una comparación histórica de los tiempos en los que vivió y obró el Santo, con nuestros tiempos; comparación de períodos ciertamente muy diversos entre sí, pero que por otra parte presentan analogías no tanto en los hechos, cuanto más bien en algunos principios inspiradores, ya de las vicisitudes humanas de aquel entonces, ya de las de

30 LA VERDAD

ahora; por ejemplo, el despertar de energías vitales y crisis de ideas, fenómeno éste propio del siglo XV y también del siglo XX; tiempos de reformas y de discusiones conciliares como los que estamos viviendo. E igualmente parece providencial que se evoque en nuestros días la figura del Maestro Ávila por los rasgos característicos de su vida sacerdotal, los cuales dan a este Santo un valor singular y especialmente apreciado por el gusto contemporáneo, el de la actualidad. San Juan de Ávila es un sacerdote que, bajo muchos aspectos, podemos llamar moderno, especialmente por la pluralidad de facetas que su vida ofrece a nuestra consideración y, por lo tanto a nuestra imitación. No en vano él ha sido ya presentado al clero español como su modelo ejemplar y celestial Patrono.


SAN JUAN DE ÁVILA

Nosotros pensamos que él puede ser honrado como figura polivalente para todo sacerdote de nuestros días, en los cuales se dice que el sacerdocio mismo sufre una profunda crisis; una "crisis de identidad", como si la naturaleza y la misión del sacerdote no tuvieran ahora motivos suficientes para justificar su presencia en una sociedad como la nuestra, desacralizada. Todo sacerdote que duda de la propia vocación puede acercarse a nuestro Santo y obtener una respuesta tranquilizadora.

“San Juan de Ávila es un sacerdote que, bajo muchos aspectos, podemos llamar moderno, especialmente por la pluralidad de facetas que su vida ofrece a nuestra consideración y, por lo tanto a nuestra imitación. No en vano él ha sido ya presentado al clero español como su modelo ejemplar y celestial Patrono”

Igualmente todo estudioso, inclinado a empequeñecer la figura del sacerdote dentro de los esquemas de una sociología profana y utilitaria, mirando la figura de Juan de Ávila, se verá obligado a modificar sus juicios restrictivos y negativos acerca de la función del sacerdote en el mundo moderno.

“San Juan de Ávila enseña al menos esto, y sobre todo esto, al clero de nuestro tiempo, a no dudar de su ser: sacerdote de Cristo, ministro de la Iglesia, guía de los hermanos”.

Juan es un hombre pobre y modesto por propia elección. Ni siguiera está respaldado por la inserción en los cuadros operativos del sistema canónico; no es párroco, no es religioso; es un simple sacerdote de escasa salud y de más escasa fortuna después de las primeras experiencias de su ministerio: sufre enseguida la prueba más amarga que puede imponerse a un apóstol fiel y fervoroso: la de un proceso con su relativa detención, por sospecha de herejía, como era costumbre entonces. Él no tiene ni siquiera la suerte de poderse proteger abrazando un gran ideal de aventura. Quería ir de misionero a las tierras americanas, las "Indias" occidentales, entonces recientemente descubiertas; pero no le fue dado el permiso.

sacerdotal, la fuente de su celo sereno, de su fecundidad apostólica, de su sabiduría de lúcido reformador de la vida eclesiástica y de exquisito director de conciencias.

LA AUTÉNTICA VISIÓN DEL SACERDOCIO Mas Juan no duda. Tiene conciencia de su vocación. Tiene fe en su elección sacerdotal. Una introspección psicológica en su biografía nos llevaría a individuar en esta certeza de su "identidad"

San Juan de Ávila enseña al menos esto, y sobre todo esto, al clero de nuestro tiempo, a no dudar de su ser: sacerdote de Cristo, ministro de la Iglesia, guía de los hermanos. Él advierte profundamente lo que hoy algunos sacerdotes y muchos seminaristas no consideran ya como un deber corroborante y un título específico de la calificación ministerial en la Iglesia, la propia definición ?llamémosla si se quiere sociológica? que le viene de ser siervo de Jesucristo y apóstol: "Segregado para anunciar el Evangelio de Dios" (Rom 1,1). Esta segregación, esta especificación que San Pablo daba de sí mismo, la cual es además la de un órgano distinto e indispensable para el bien de un entero cuerpo viviente (cf. 1 Cor 12, 16 ss.), es hoy la primera ca-

02-09-2011 31


SAN JUAN DE ÁVILA

predicación, tanto más digno de ser escuchado e imitado, cuanto menos indulgente era con los oradores artificiales y literarios de su tiempo, y cuanto más rebosante se presentaba de sabiduría impregnada en las fuentes bíblicas y patrísticas. Su personalidad se manifiesta y engrandece en el ministerio de la predicación. Y, cosa aparentemente contraria a tal esfuerzo de palabra pública y exterior, Ávila conoció el ejercicio de la palabra personal e interior, propia del ministerio y del sacramento de la penitencia y de la dirección espiritual. Y quizás todavía más en este ministerio paciente y silencioso, extremadamente delicado y prudente, su personalidad sobresale por encima de la de orador.

racterística del sacerdocio católico que es discutida e incluso "contestada" por motivos, frecuentemente nobles en sí mismos y, bajo ciertos aspectos, admisibles; pero hay que decir que cuando estos motivos tienden a cancelar esta "segregación", a asimilar el estado eclesiástico al laico y profano y a justificar en el elegido la experiencia de la vida mundana con el pretexto de que no debe ser menos que cualquier otro hombre, fácilmente llevan al elegido fuera de su camino y hacen fácilmente del sacerdote un hombre cualquiera, una sal sin sabor, un inhábil para el sacrificio interior y un carente de poder de juicio, de palabra y de ejemplo propios de quien es un fuerte, puro y libre seguidor de Cristo. La palabra tajante y exigente del Señor: "Ninguno que mire atrás mientras tiene la mano puesta en el arado es idóneo para el reino de los cielos" (Lc 9, 62), había penetrado profundamente en este ejemplar sacerdote que en la totalidad de su donación a Cristo encontró, centuplicadas, sus energías. Su palabra de predicador se hizo poderosa y resonó renovadora. San Juan de Ávila puede ser todavía hoy maestro de

32 LA VERDAD

El nombre de Juan de Ávila está ligado al de su obra más significativa, la célebre obra Audi, filia que es el libro del magisterio interior, lleno de religiosidad, de experiencia cristiana, de bondad humana. Precede a la Filotea, obra en cierto sentido análoga de otro santo, Francisco de Sales, y a toda una literatura de libros religiosos que darán profundidad y sinceridad a la formación espiritual católica, desde el Concilio de Trento hasta nuestros días. También en esto Ávila es maestro ejemplar. RENOVADOR CLARIVIDENTE Y HUMILDE Pero donde nuestra atención querría detenerse particularmente es en la figura de reformador, o mejor, de innovador, que es reconocida a San Juan de Ávila. Habiendo vivido en el período de transición, lleno de problemas, de discusiones y de controversias que precede al Concilio de Trento, e incluso durante y después del largo y grande Concilio, el Santo no podía eximirse de tomar una postura frente a este gran acontecimiento. No pudo participar personalmente en él a causa de su precaria salud; pero es suyo un Memorial, bien conocido,


SAN JUAN DE ÁVILA

titulado: Reformación del Estado Eclesiástico (1551), (seguido de un apéndice: Lo que se debe avisar a los Obispos), que el arzobispo de Granada, Pedro Guerrero, hará suyo en el Concilio de Trento, con aplauso general. Del mismo modo, otros escritos como: Causas y remedios de las herejías (Memorial Segundo, 1561), demuestran con qué intensidad y con cuáles designios Juan de Ávila participó en el histórico acontecimiento: del mismo claro diagnóstico de la gravedad de los males que afligían la Iglesia en aquel tiempo se trasluce la lealtad, el amor y la esperanza. Y cuando se dirige al Papa y a los Pastores de la Iglesia, ¡qué sinceridad evangélica y devoción filial, qué fidelidad a la tradición y confianza en la constitución intrínseca y original de la Iglesia y qué importancia primordial reservada a la verdadera fe para curar los males y prever la renovación de la Iglesia misma! "Juan de Ávila ha sido, en cuestión de reforma, como en otros campos espirituales, un precursor y el Concilio de Trento ha adoptado decisiones que él había preconizado mucho tiempo antes" (S. CHARPRENET, p. 56). Pero no ha sido un crítico contestador, como hoy se dice. Ha sido un espíritu clarividente y ardiente, que a la denuncia de los males, a la sugeren-

cia de remedios canónicos, ha añadido una escuela de intensa espiritualidad (el estudio de la Sagrada Escritura, la práctica de la oración mental, la imitación de Cristo y su traducción española del libro del mismo nombre, el culto de la Eucaristía, la devoción a la Santísima Virgen, la defensa del sacro celibato, el amor a la Iglesia aún cuando algún ministro de la misma fue demasiado severo con él...) y ha sido el primero en practicar las enseñanzas de la escuela. FIGURA PROFÉTICA DE LA ESPAÑA CATÓLICA Una gran figura, repetimos, también ella hija y gloria de la tierra de España, de la España católica, entrenada a vivir su fe dramáticamente, haciendo surgir del seno de sus tradiciones morales y espirituales, de tanto en tanto, en los momentos cruciales de su historia, el sabio, el Santo. Que este Santo, al que nosotros sentimos la alegría de exaltar ante la Iglesia, le sea favorable intercesor de las gracias que ella parece necesitar hoy más: la firmeza en la verdadera fe, el auténtico amor a la Iglesia, la santidad de su clero, la fidelidad al Concilio, la imitación de Cristo tal como debe ser en los nuevos tiempos. Y que su figura profética, coronada hoy con la aureola de la santidad, derrame sobre el mundo la verdad, la caridad y la paz de Cristo.

02-09-2011 33


LA RECETA

Gazpacho de cerezas con gambas al limón y hierbas GAZPACHO: INGREDIENTES: Las cabezas de gambas cocidas, las cerezas unos 25 g. de pimiento, 200 de tomate pera, 2 flores de ajo, aceite de oliva suave, vinagre de Jerez, 2 cebollas en salmuera, 1 remolacha cocida para evitar la oxidación de la cereza, sal, azúcar moscovado, 1 cucharada de mahonesa.

Gazpacho

INGREDIENTES: 2 kg. cerezas 1/2 kg. gamba gorda o carabinero 1 manojo de cebollino 1 manojo de perejil 4 remolachas cocidas, o crudas para cocer 4 tomates

MAITE MONTES RESTAURADORA

Y PROPIETARIA

COMIDAS PREPARADAS MAITE MONTES DE LA TIENDA

34 LA VERDAD

1 pimiento rojo 1 l aceite de oliva suave 1 1 vinagre de Jerez 1 manojo de perifollo 1 bandeja de flor de cebolla 1 bandeja de flor de ajo 1/2 kg. limón verde Sal maldon

ELABORACIÓN: Trituraremos en la turmix el conjunto y dejamos reposar 24h. En frío. Tamizamos y rectificados el punto de sabor. Debe quedar una sopa untuosa y percibir todos los sabores nítidamente. El reposo sin tamizar, es para que el hueso de la cereza trasmita todo el sabor de la misma. La remolacha la utilizamos principalmente para evitar la oxidación de la cereza. Las gambas: Las colas de las gambas limpias las cortamos en medallones de 1cm de grosor, las cortamos en medallones de 1 cm. de grosor, las ponemos, salamos y reservamos,, en un litro de aceite de oliva suave de sabor a 45º C durante 15 min. con la piel de un limón y 5 hojas de limonero; transcurrido el tiempo salamos las gambas y añadimos el aceite; dejamos reposar 6 h. En frío. Al pase escurrimos bien de aceite las gambas. La temperatura de servicio será de 12º C. Hierbas y flores: Las hierbas serán de tonos anisados. La flor de ajo como la de cebolla son los sabores del gazpacho que por lo general lo hacen bastante fuerte, en este caso las flores son muy suaves sin dejar de saber realmente a lo que son. El caviar: El caviar de salmón nos dará un continuo sabor yodado en todas las cucharadas de la sopa.


CON OTRAS PALABRAS

La Santísima Trinidad en la celebración y en la vida cristiana

E

l misterio de la Santísima Trinidad, tan propio de los cristianos, está muy presente en la Sagrada Escritura, en el Magisterio de la Iglesia, en la celebración litúrgica y en la devoción popular. Ya vimos cómo está presente en la Sagrada Escritura, sobre todo a partir de la revelación que hace Jesucristo del mismo. Por eso, desde el comienzo, las formulaciones de la fe de la Iglesia recogieron la fe trinitaria, de manera especial, aunque no por primera vez, el credo apostólico y el credo de Nicea-Constantinopla, que sitúan al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo como el gran misterio cristiano, el centro de nuestra fe. Al mismo tiempo que la fe recogía y reconocía el misterio, la celebración cristiana, por mandato de Jesús, la incorporaba a los sacramentos: "Bautizando en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo". La presencia en la liturgia se multiplica en cada celebración y llega hasta nuestros días de manera notable. Cualquier espectador no acostumbrado a la vida cristiana, asistiendo a una celebración podrá darse cuenta de que la Santísima Trinidad es el eje de la vida cristiana. Cualquier celebración comienza y acaba "en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo". La bendición siempre se imparte y se recibe en el nombre del Dios trinitario. En todos los sacramentos, el momento central es una invocación al Padre, por el Hijo, en el Espíritu Santo. En la eucaristía, se invoca al Padre para que envíe al Espíritu y el pan y el vino se transformen en el Cuerpo y la Sangre de Jesús. El perdón de los pecados, la unción de los enfermos, todo, alude e invoca a la Trinidad. Realmente este misterio está en el centro de la enseñanza bíblica, en el de la fe de la Iglesia, en la celebración del misterio cristiano. También se halla muy presente en la piedad popular. Son muchas las ciudades y pueblos que conservan una ermita a la Trinidad. Una ermita que reúne a todos sus vecinos cada año, al menos para celebrar esta solemnidad, que sigue a Pentecostés. En Navarra mismo, entre otras, Lumbier, Iturgoyen, Irurzun, Arre. La Escritura, la Fe, la Liturgia, la piedad popular… Posiblemente ya sólo queda que la Santísima Trinidad entre en nuestra espiritualidad, en nuestra oración, en nuestra relación personal con Dios. Podemos dirigir nuestra oración al Padre unas veces, y otras a Jesucristo y otras al Espíritu Santo. Es decir, podemos tener trato personal con cada una de las tres divinas personas. Éste es un signo de la finura de nuestra fe: de cómo tratamos a cada una de las tres divinas personas para encomendarles temas distintos, en función de con quién hablamos y de qué hablamos. San Cesáreo de Arlés, decía que la Fe de todos los cristianos, se cimenta en la Santísima Trinidad, ¿y la nuestra? †

JOSÉ GABRIEL VERA SACERDOTE

“En la eucaristía, se invoca al Padre para que envíe al Espíritu y el pan y el vino se transformen en el Cuerpo y la Sangre de Jesús. El perdón de los pecados, la unción de los enfermos, todo, alude e invoca a la Trinidad”

02-09-2011 35


ESCUELA DE PADRES

La maravilla del trabajo cotidiano bien hecho

E

nfrentarse a un poema nunca es tarea fácil. ¿Quién se atreve a leerlo, interpretar sus cadencias y además gozarlas? Es más sencillo vivir la belleza de cada día que entenderla. Vivir es la vocación universal. Pero el poeta se alza como profeta aunque sepa que clama en el desierto. Sabe que tiene que despertar a los dormidos que ignoran o han olvidado los aspectos más elementales de su vivir.

minarás la tierra". Este mandato de Dios sigue resonando en todo trabajo humano. El más humilde menester y el más sublime oficio o menester, evidencian que el fundamento de su grandeza surge de poner en ejecución el maravilloso mandato de dominar la tierra. Por eso todo trabajo, el más humilde o el más soberbio, están bajo el cobijo del mandato divino. No es fácil de entender el poema de Claudio Rodríguez, ni éste ni ninguno. No estamos acostumbrados a Toda persona que vive en armonía su meditar en el sentido profundo de cada día, lo reflexione o no, lo sepa cuanto realizamos. Pero si llegamos expresar o no, vive lo que el poeta rea su luz, un resplandor ilumina nuescoge con sus palabras en el cestillo de tra cotidianidad. Exactamente igual su poema. Es la misma vida. Pero que el personaje anónimo del poema transfigurada, revivida de otro modo -tú o yo o cualquiera- que recorre ruS ANTIAGO con la palabra precisa aureolada de un tinariamente cada día la calle hacía su ARELLANO esplendor mágico y para gozo de los trabajo y un buen día sin esperarlo HERNÁNDEZ más. Lo que nadie había visto, se hace especialmente recibe una iluminadespués evidente. La mayoría vivición que le viene de todas partes, de mos nuestros trabajos al filo de la urgencia. ¿Te palo alto y del suelo y le sube por entre los pasos hasta rece poco que, con él, demos de comer a nuestros el lugar donde estalla la dicha. hijos? Como plaga exterminadora de Egipto lo sufrimos si alguien de nuestro entorno se queda sin Mi admirado y amado Juan Pablo II, nuestro Beato, puesto de trabajo o que estando largamente prepaantes de subir al solio pontificio nos dejó una colecrado para hacerlo no encuentra donde poner sus ción de poemas profundos y bellos como su alma. manos creativas. Terrible. Sin embargo os traigo En un admirable poema titulado "Cántico al espleneste poema, porque más que nunca es necesaria la dor del agua" escribió palabras muy semejantes a perspectiva. Conocer, de todo lo que hacemos, su las que en este parte del poema escribió Claudio Rosentido más verdadero. dríguez:"Basta abrir los ojos de otro modo, Abrirlos de otro modo que de costumbre, Y guardar la ¿A dónde vas tan de mañana, adormilado y de visión. Con la que la vista se nutriera" La vida anoprisa? Voy a mi trabajo. ¿Hay algo más importante dina se convierte en un prodigio desde ese momenque ir a tu trabajo? ¡Pero el trabajo tiene mucho de to porque todo se llena de sentido. Ha caído en la maldición! ¿No sigue resonando en todo esfuerzo cuenta de la plenitud y perfección de la tierra, de su "el comerás con el sudor de tu frente"? Sin duda. hermosura y se ha llenado de amor. No son fragPero ¿cómo no acordarnos del esplendoroso manmentos deslavazados, como si fueran piezas de un dato divino dado al primer hombre antes del pecarompecabezas, los elementos que componen nuesdo original y antes de ser echado del Paraíso?: "Dotra vida. Todo ha de estar entrelazado y, parecien36 LA VERDAD


ESCUELA DE PADRES

do disperso, estar lleno de la unidad que da el sentido. Ese es el hallazgo que canta nuestro autor. El poeta ha elegido el modo propio de las bienaventuranzas: "Dichoso el que un buen día sale humilde", imitando reverentemente a Cristo en el sobrecogedor discurso de la montaña: Bienaventurados los limpios de corazón porque ellos verán a Dios. Para nuestro poeta todo es don que viene de lo alto, iluminación inesperada que cuando acontece transforma, con nuevas claves de sentido, la rutina de la vida. No dejamos de hacer lo que siempre veníamos haciendo, con la humildad inicial del que hace todo "porque hay que hacerlo", "que así es la vida" solemos añadir con cierto deje de resignación y de obediencia ciega, no se sabe hacia quien. Pero la vida tiene otras maneras, otras actitudes, que cuando se encuentran, convierten la monotonía y el tedio en dicha y en gozo. Es en ese instante de gracia cuando lo común, rutinario y hasta pedestre se convierte en algo excepcional, en algo extraordinario. El taller sigue siendo el mismo, lo mismo que el oficio e igual el recorrido matinal hacia el trabajo. Pero ahora "abre su taller verdadero, y en sus manos brilla limpio su oficio, y nos lo entrega de corazón porque ama, y va al trabajo temblando como un niño que comulga, mas sin caber en el pellejo". El taller se ha convertido en verdadero. El oficio en limpio y va tan pleno de satisfacción a su trabajo que no cabe dentro de sí y lleva en su actitud el gozoso temblor del niño que comulga. ¿Y esto por qué? Porque a partir de aquel instante de gracia ha descubierto que el amor es el agente que lleva a la perfección cualquier cosa que hagamos. El simple hacer no es suficiente para dejarnos satisfechos. Le faltaría el impulso del amor hacia la perfección. El jornal, el sueldo necesario de cada día, el precio de mi trabajo que calculan mentes comerciales, ha llegado a mis manos, tal cual; pero de pronto, delante de la satisfecha ignorancia de los calculado-

res, aparece un nuevo jornal, sustentado en otros valores, que se eleva a lo alto y se convierte en sublime; el jornal ganado está muy por encima del calculado con los números establecidos. El sueldo se ha aureolado del hondo sentido del trabajo perfecto desde el amor. El endecasílabo ha pausado su ritmo a la aparente expresión coloquial. No parece un romance heroico de tan hábilmente encajado en las ideas. Así es el buen hacer. Lo mejor pasa inadvertido como el viento en la mañana, y no ruidoso, como cuando cruza entre las cañas vacías, como dijo el poeta. Pero su melodía da solemnidad a las ideas que vertebran el poema. ¿Eso es todo? No, no, no. El buen trabajador encuentra su recompensa al retornar a su casa. Oh maravilla de las maravillas. La aldaba, sí, la aldaba. Las casas que son hogar no tienen timbre, aunque así lo parezca. Tienen aldaba. Y antes de que llegue el buen trabajador, pleno de su vivir, alguien mueve la aldaba. El picaporte suena en la morada porque viene un hombre o una mujer que ha hecho bien su trabajo. En verdad, en verdad, no ha sido en vano nada. Por eso el aldabón repica antes que el dueño lo maneje. Antes de que llegue, todos los moradores han de salir a su encuentro, a recibirle. La poesía aspira a lo que debe ser. La historia es otro cantar.

HACER

BIEN EL TRABAJO

Poema "Alto Jornal" de Claudio Rodríguez Dichoso el que un buen día sale humilde y se va por la calle, como tantos días más de su vida, y no lo espera y, de pronto, ¿qué es esto?, mira a lo alto y ve, pone el oído al mundo y oye, anda, y siente subirle entre los pasos el amor de la tierra, y sigue, y abre su taller verdadero, y en sus manos brilla limpio su oficio, y nos lo entrega de corazón porque ama, y va al trabajo temblando como un niño que comulga mas sin caber en el pellejo, y cuando se ha dado cuenta al fin de lo sencillo que ha sido todo, ya el jornal ganado, vuelve a su casa alegre y siente que alguien empuña su aldabón, y no es en vano

02-09-2011 37


EVANGELIZAR EN Y DESDE LA FAMILIA

Fomentando el diálogo entre generaciones

U

ROBERT KIMBALL PRESIDENTE MOVIMIENTO FAMILIAR CRISTIANO

“Un error frecuente que se ha extendido últimamente es que los adultos hemos de emplear el lenguaje de los adolescentes para poder dialogar con ellos”

38 LA VERDAD

no de los mayores problemas con los que se enfrentan muchos padres de familia es la falta de diálogo entre padres e hijos, sobretodo cuando estos últimos han alcanzado la adolescencia. Muchos padres tienen serias dificultades para entenderse con unos hijos que parecen hablar un lenguaje totalmente diferente al suyo. En el aspecto social y de convivencia parece que hay una separación cada vez mayor entre los adultos y jóvenes adolescentes. Aunque cada generación es diferente a las que le han precedido, discrepo con aquellas personas que sostienen que las divisiones que separan la nueva generación de la anterior son insalvables. Es preciso que los adultos y jóvenes adolescentes nos esforcemos por comprender los criterios e inquietudes de la otra generación. Un error frecuente que se ha extendido últimamente es que los adultos hemos de emplear el lenguaje de los adolescentes para poder dialogar con ellos. Creo que se trata de una actitud bien intencionada pero equivocada a la vez. Los adultos no tenemos por qué renunciar a nuestro papel de adultos para dialogar eficazmente con los adolescentes, sino de ponernos en su lugar para comprender su problemática desde la óptica con la que lo viven ellos. Poco conseguiremos los adultos si intentamos entender los problemas de los adolescentes aplicando los mismos criterios que tuvimos cuando éramos jóvenes. Por el contrario, los padres debemos abrirnos a nuevas mentalidades aun cuando no las aceptamos en tu totalidad. Los criterios y actitudes de los jóvenes deben ser examinados con mucha objetividad para discernir lo que tiene de bueno y de malo a la vez. Los hijos adolescentes, a la vez, han de esforzarse por comprender la mentalidad de los adultos por muy diferente que sea a la suya. Una de las causas de esta falta de diálogo puede ser la sobreprotección que los padres hemos aplicado a los hijos. Sin quererlo, es posible que hayamos impedido que nuestros hijos se fueran madurando, asumiendo responsabilidades y criterios propios de los adultos. Dada la situación tan adversa que se les presenta en lo económico y social, los jóvenes se verán obligados a madurar más rápidamente para poder afrontar con éxito situaciones en las que los cambios se producirán de forma vertiginosa. Un diálogo fructífero entre adultos y adolescentes permitirán la transmisión de experiencias y conocimientos a estos últimos y un mayor clima de confianza para que los jóvenes puedan compartir sus vivencias e inquietudes con los adultos. Ante todo, es preciso evitar que una generación intente imponer sus criterios a la otra generación, y sí acercar posturas por medio de un diálogo sostenido por el amor y el deseo sincero de ayudar al otro.†


RAZONES PARA CREER

Osasuna y la eterna salvación

A

hora que nuestro Osasuna ha conseguido recientemente la salvación y quedarse en Primera, nosotros, los cristianos, tenemos que seguir luchando por nuestra eterna salvación, y será también, como Osasuna, hasta el último suspiro, hasta que el árbitro (Dios) decrete el final del partido (nuestra muerte), que coincidirá también con el final del campeonato (de la posibilidad de merecer). Según haya sido la personal trayectoria de cada uno, habrá en ese momento (y será ya para siempre) una clasificación, en la que cada uno quedará en primer, segundo, tercer, sexto, décimo lugar… como Osasuna. El consuelo es que, igual que los rojillos, puede suceder perfectamente que uno luche hasta el final sólo por la salvación eterna, pero esos últimos minutos de la vida los juegue tan bien como para obtener una victoria que le dé "puntos" otorgadores de un dignísimo noveno lugar en esa clasificación, cerca de los puestos UEFA o Champions. Ahora bien, tampoco hay que olvidar que, si no luchamos ni nos esforzamos, si jugamos un campeonato en esta vida desangelado y relajado, sin tensión, los puestos de descenso "al infierno" de la Segunda División están ahí. Y en este caso, sin esperanza de volver a Primera, porque el destino será eterno. También puede ser que antes de salvarse, haya que jugar un "play-off" (pasar por el purgatorio) como paso previo a conseguir nuestra meta. Por eso, tenemos que seguir entrenando para ver si ganamos los próximos partidos de la vida diaria, de la vida espiritual. Entrenar significa ejercitarse continuamente en mejorar nuestro carácter, nuestro trato con Dios y con los demás, practicar las virtudes (de la paciencia, la afabilidad, la alegría…), amar. Hay que meter muchos goles al rival, al enemigo, y procurar que no nos los meta él, lo cual requiere de una adecuada estrategia que conviene planificar bien, quizá con un buen míster, esto es, con un buen director espiritual. Hay que tener, además, equipo (otros fieles cristianos como nosotros que compartan nuestros objetivos). El que anda solo y desasistido en el campo no meterá gol, estará perdido. Pero con los compañeros (cristianos), podrá; estará preparado para, al menos, dar la batalla. Habrá días en que el partido espiritual se ponga cuesta arriba (por las tentaciones, la pereza, el cansancio…); quizás se empiece con derrota, como contra el Sevilla (0-2), pero echándole nervio y rasmia entre todo el equipo, llega la remontada y la victoria (3-2). Otras veces los resultados vendrán o no vendrán, pero que no sea por no haberlo intentado seriamente… Lo que está claro es que el partido y los partidos de esta vida hay que jugarlos. Y desde luego, el objetivo es la salvación (eterna), pero, si podemos, hay que intentar ser de Champions o, incluso, campeones de liga (santos). De ese modo, ni rozaremos la posibilidad de la Segunda. Contemos igualmente para jugar con un buen Presupuesto: la gracia y la misericordia de Dios.

MIGUEL ÁNGEL

IRIGARAY PERIODISTA ESPECIALIZADO EN

TEOLOGÍA

“Hay que meter muchos goles al rival, al enemigo, y procurar que no nos los meta él, lo cual requiere de una adecuada estrategia que conviene planificar bien, quizá con un buen míster, esto es, con un buen director espiritual”

02-09-2011 39


ALTIUS, CLARIUS, FORTIUS

Libros

Juventud

DON ORIONE. ACCIÓN Y CONTEMPLACIÓN

Zubiría

Han pasado ya algunos días de la Jornada Mundial de la Juventud que ha coincidido en el tiempo con otra manifestación de juventud, menos juvenil y menos numerosa, pero también llamativa que es la de los indignados de la Puerta del Sol. De vez en cuando, conviene que las cosas coincidan en el tiempo. Así se pueden comparar sin olvidos ni distancias que dificulten la comparación. Dos tipos de juventud han coincidido en las calles de Madrid en estos días. Yo los he visto y así, a primera vista y sin mucha reflexión, me parece que las diferencias son evidentes: Por un lado están los que aspiran a ser mejor y, por otro lado, los que aspiran a vivir mejor. Los que piensan que el mañana está en sus manos y los que piensan que no tienen mañana. Los que creen que su futuro depende de su esfuerzo y de su sacrificio y los que creen que su futuro depende del esfuerzo y el sacrificio de los demás. Los que cantaban y bailaban durante la tormenta y los que, durante la tormenta, simplemente no estaban. Los que no ven en nadie a enemigos y los que ven enemigos en todas partes. Los que callaron para escuchar a Dios y los que gritaron para no escucharlo. Los que aplauden la llamada al sacrificio y a la entrega y los que creen que sacrificio es sólo un bosque de Massachusetts. Los que aspiran al orden y a la virtud y los que viven de vicio en la mugre. Los que dan envidia y los que dan pena. Los que comulgan con el Señor y los que comulgan con piedras de molino. Los que reconocen sus faltas y pecados y los que no se han equivocado desde que nacieron. Los que cantan al Amor de los amores y los que prefieren a Mago de Oz. Los que son pro y los que son contra. Los que viven dando y los que viven recibiendo. Los que prefieren vivir de rodillas (adorando) y los que prefieren morir de pie. Los que aspiran a ser testigos y los que aspiran a ser profetas. Así que sin saber mucho del asunto, entre la juventud a la que deseo parecerme en un futuro cercano están los primeros, porque ¿alguien se acordará de los segundos? 40 LA VERDAD

Autor: Don Orione Editorial: Ciudad Nueva Páginas: 128 páginas. Estos textos, extraídos fundamentalmente de cartas y apuntes personales, reflejan el alma de un hombre que vibraba con los problemas de su tiempo, de la Iglesia y de la sociedad. Don Orione parte de una fe total en el amor de Dios y responde con la caridad más radical: «Si tuviera que faltar a la caridad para abrir o mantener una de mis obras, preferiría cerrarla». Esa caridad lo empuja a descubrir a Dios en cada hombre que se cruza en su camino, especialmente los más sufrientes y abandonados, y a apostar por él. Acción y contemplación en simbiosis perfecta y dinámica. Además del fuerte reflejo de la presencia de Dios que emanaba de su persona, don Orione nos ha dejado no pocas páginas que testimonian su trabajo de purificación interior. “Ayer me encontraba en la habitación de un buen sacerdote en la que leí estas palabras: Sólo Dios!... Fue entonces cuando descubrí la razón de las penas presentes: descubrí que en mi trabajo en vez de tratar de agradar sólo a Dios, hacía años que estaba mendigando la alabanza de los hombres y a la búsqueda constante de alguien que me pudiese ver, apreciar, aplaudir, y llegué a esta conclusión: hay que comenzar una vida nueva ya aquí, y trabajar buscando sólo a Dios!”.


CON OJOS DE CATEQUISTA

Las catequesis de la JMJ (II)

L

a piadosa abuela Filomena, profesora en otros tiempos, solía repetir su queja al párroco: esta juventud está perdida. Rece para que vengan a misa. Cuando éste pidió familias de acogida de peregrinos que venían de todas las partes del mundo a la JMJ se ofreció con su habitual generosidad a recibir a algunos en su casa. Tenía curiosidad y esperanza. Sus ojos se inundaron de gozo al ver a tanto joven en el templo parroquial. Le asignaron a cinco: una rusa, dos armenios, un nigeriano y un chino. ¿Cómo se podría entender con ellos? Enseguida se fijó en un chico armenio que llevaba una camiseta con una imagen de la Virgen. Ésta es María Auxiliadora, le dijo. Así comenzó la comunicación con el lenguaje de la fe, del corazón, y también de las manos… Esta abuela es como muchas otras, una persona llena de fe, muy piadosa y caritativa, rezadora y comprometida con la acción social de la iglesia. Con la misma facilidad y devoción con la que reza echa mano, no sólo al monedero, sino en muchas ocasiones a la libreta de ahorros, para paliar el hambre en el mundo. Quiere que las obras de la religión vayan felizmente adelante, pero está dolida por la escasez de vocaciones sacerdotales y por el abandono de la práctica religiosa de algunos jóvenes. Le duelen en el alma sus más cercanos. Siguió las actividades de estos jóvenes de la JMJ. Se les veía tan alegres, tan "majos", decía ella, tan formales… que se entusiasmó con ellos. Pero descubrió además a los jóvenes voluntarios de la parroquia con quienes no coincidía en sus celebraciones religiosas. Éstos, hijos de la época de la comunicación, resultaron unos buenos traductores. Así es como se enteró de las luchas por la fe que tenían sus acogidos en sus países. Después de esta experiencia comentaba cómo había cambiado su oración por los jóvenes. Ahora dice: Señor, haz que yo me convierta y que mi testimonio de vida cristiana sea tan convincente que los jóvenes se sientan invitados a venir a la iglesia. La nueva evangelización de la JMJ ha producido muchas conversiones entre las piadosas abuelas. Les resuenan las palabras del Papa dirigidas a los profesores y educadores mayores en general: "Habéis de comprender y querer a los jóvenes. Sed para ellos estímulo y fortaleza. Arraigados en Él seréis buenos guías de nuestros jóvenes." †

“La nueva evangelización de la JMJ ha producido muchas conversiones entre las piadosas abuelas. Les resuenan las palabras del Papa dirigidas a los profesores y educadores mayores en general: "Habéis de comprender y querer a los jóvenes. Sed para ellos estímulo y fortaleza. Arraigados en Él seréis buenos guías de nuestros jóvenes."”

FÉLIX GARCÍA DE EULATE ADJUNTO A VICARÍA GENERAL

02-09-2011 41


JORNADA MUNDIAL DE LA JUVENTUD

Para Benedicto XVI, la JMJ fue “una estupenda manifestación de fe para España y el mundo” En el palacio apostólico de Castegandolfo, el Papa Benedicto XVI dedicó su audiencia general del pasado 24 de agosto a la Jornada Mundial de la Juventud que se celebró en Madrid entre los días 16 y 21 de agosto. Para Benedicto XVI, la JMJ fue “una estupenda manifestación de fe para España y el mundo”. Queridos hermanos y hermanas: hoy quisiera volver brevemente con el pensamiento y con el corazón a los extraordinarios días transcurridos en Madrid para la XXVI Jornada Mundial de la Juventud. Ha sido un evento eclesial emocionante, cerca de dos millones de jóvenes de todos los Continentes han vivido, con alegría, una formidable experiencia de fraternidad, de encuentro con el Señor, de compartir y de crecimiento en la fe: una verdadera cascada de luz. Doy gracias a Dios por este don precioso, que da esperanza para el futuro de la Iglesia: jóvenes con el deseo firme y sincero de enraizar su vida en Cristo, permanecer firmes en la fe, caminar juntos en la Iglesia. Un gracias a cuantos han trabajado generosamente por esta Jornada: al Cardenal Arzobispo de Madrid, a sus Auxiliares, a los demás Obispos de España y de las otras partes del mundo, al Pontificio Consejo para los Laicos, sacerdotes, religiosos y religiosas, laicos. Renuevo mi reconocimiento a las Autoridades españolas, a las instituciones, a los voluntarios y a quantos han ofrecido el apoyo de la oración. No puedo olvidar la calurosa acogida que he recibido de Sus Majestades los Reyes de España, así como de todo el País. En pocas palabras no puedo describir los momentos tan intensos que hemos vivido. Tengo en la mente el entusiasmo incontenible con el 42 LA VERDAD

que los jóvenes me han recibido, el primer día, en la Plaza de Cibeles, sus palabras ricas de esperanza, su fuerte deseo de orientarse a la verdad más profunda y enraizarse en ella, aquella verdad que Dios nos ha dado a conocer en Cristo. En el imponente Monasterio de El Escorial, rico de historia, de espiritualidad y de cultura, he encontrado a las jóvenes religiosa y a los jóvenes docentes universitarios. A las primeras he recordado la belleza de su vocación vivida con fidelidad, y la importancia de su servicio apostólico y de su testimonio profético. A los profesores he recordado ser verdaderos formadores de las nuevas generaciones, guiándolas en la búsqueda de la verdad no solamente con las palabras, sino también con la vida, conscientes que la Verdad es Cristo mismo. Por la tarde, en la celebración del Vía Crucis, una multitud variegada de jóvenes ha revivido con intensa participación las escenas de la pasión y muerte de Cristo: la cruz de Cristo da mucho más de aquello que exige, lo da todo, porque nos conduce a Dios. Al día siguiente, la Santa Misa en la Catedral de la Almudena, en Madrid, con los seminaristas: jóvenes que quieren enraizarse en Cristo para hacerlo presente un mañana, como ministros suyos. ¡Deseo que crezcan las vocaciones al sacerdocio! Entre los presentes había más de uno que había oído la llamada del Señor precisa-


JORNADA MUNDIAL DE LA JUVENTUD

de jóvenes en fiesta, para nada atemorizados por la lluvia y por el viento, permaneció en adoración silenciosa de Cristo presente en la Eucaristía, para alabarlo, en acción de gracias, rogando su ayuda y luz. Luego, el domingo, los jóvenes manifestaron su exuberante alegría, celebrando al Señor en la Palabra y en la Eucaristía, para insertarse cada vez más en Él y reforzar su fe y vida cristiana. En un clima de entusiasmo, mantuve un encuentro con los voluntarios, agradeciéndoles su generosidad y con la ceremonia de despedida dejé el país, llevando en mi corazón estos días.

mente en las precedentes Jornadas Mundiales; estoy seguro que también en Madrid el Señor ha llamado a la puerta del corazón de muchos jóvenes para que le sigan con generosidad en el ministerio sacerdotal o en el de la vida religiosa. La visita a un Centro para jóvenes discapacitados me hizo ver el gran respeto y amor que se nutre hacia toda persona y me dio la ocasión de agradecer a los miles de voluntarios, que testimonian silenciosamente el Evangelio de la caridad y de la vida. La Vigilia de oración de la tarde y la gran Celebración eucarística conclusiva del día siguiente fueron dos momentos muy intensos: en la tarde una multitud

Queridos amigos, el encuentro de Madrid fue una estupenda manifestación de fe para España y para el mundo. Para la multitud de jóvenes, provenientes de todos los rincones de la tierra, fue una ocasión especial para reflexionar, dialogar, intercambiar experiencias positivas y, sobre todo, rezar juntos y renovar su compromiso de arraigar su propia vida en Cristo, Amigo fiel. Estoy seguro de que han regresado a sus hogares con el firme propósito de ser levadura en la masa, llevando la esperanza que nace de la fe. De mi parte, sigo acompañándolos con la oración, para que permanezcan fieles a los compromisos asumidos. A la maternal intercesión de María, encomiendo los frutos de esta Jornada. Y ahora deseo anunciar los temas de las próximas Jornadas Mundiales de la Juventud. La del próximo año, que se desarrollará en cada Diócesis, tendrá como lema ‘Alégrense siempre en el Señor’, tomado de la Carta a los Filipenses (4, 4). Mientras que en la Jornada Mundial de la Juventud del 2013 en Río de Janeiro, el lema será el mandato de Jesús ‘¡Vayan, y hagan que todos los pueblos sean mis discípulos!’ (cfr Mt 28,19). Desde ahora encomiendo a la oración de todos la preparación de estas importantes citas. Gracias 02-09-2011 43


JORNADA MUNDIAL DE LA JUVENTUD

Benedicto XVI a los periodistas: “Es necesaria una economía al servicio de la persona” Entrevista concedida el 18 de agosto de 2011 por Benedicto XVI a los periodistas en el vuelo a España para la celebración de las Jornadas Mundiales de la Juventud en Madrid. La de Madrid constituye la vigésimo sexta JMJ. Al inicio de su pontificado, nos preguntábamos si usted continuaría en el surco de su predecesor. ¿Cómo ve el significado de estos acontecimientos en la estrategia pastoral de la Iglesia universal? Queridos amigos, buenos días. Estoy encantado de viajar con vosotros a España con motivo de este gran acontecimiento. Después de dos JMJ vividas personalmente, puedo decir que era verdaderamente una inspiración que ha sido donada por el papa Juan Pablo II, cuando creó esta realidad: un gran encuentro de los jóvenes del mundo con el Señor. Diría que estas JMJ son un signo, una cascada de luz, dan visibilidad a la fe, visibilidad a la presencia de Dios en el mundo, y dan así la valentía para ser creyentes. Con frecuencia, los creyentes se sienten aislados en este mundo, casi perdidos. Aquí ven que no están solos, que hay una gran red de fe, una gran comunidad de creyentes del mundo, que es hermoso vivir en esta amistad universal, y de este modo nacen amistades que superan las fronteras de las diferentes culturas, de los diferentes países. El nacimiento de una red universal de amistad que une al mundo con Dios es una importante realidad para el futuro de la humanidad, para la vida de la humanidad de hoy. Naturalmente la JMJ no puede ser un acontecimiento aislado, forma parte de un camino más grande. Debe ser preparado este camino de la cruz que transmigra a diferentes países e involucra a los jóvenes con el signo de la cruz y el signo de la imagen de la Virgen. De este modo la preparación de la JMJ, mucho más que una preparación técnica, y es un acontecimiento con muchos problemas técnicos, es una preparación interior, un ponerse en camino hacia los demás y, juntos, hacia Dios. Y así se crean grupos de amistad. Es44 LA VERDAD

te contacto universal abre las fronteras de las culturas y de los contrastes humanos y religiosos, y de este modo se convierte en un camino continuo, que después lleva a una nueva cumbre, una nueva JMJ. Me parece que la JMJ debe considerarse en este sentido como un signo, como una parte de un gran camino, crea amistades, abre fronteras, hace visible que es bello estar con Dios, que Dios está con nosotros. En este sentido, queremos seguir con esta gran idea del beato papa Juan Pablo II. Europa y el mundo occidental viven una crisis económica profunda, que manifiesta también señales de una grave crisis social y moral, de gran incertidumbre para el futuro, particularmente dolorosa para los jóvenes. ¿Qué mensajes puede ofrecer la Iglesia para dar esperanza y aliento a los jóvenes del mundo? Se confirma en la crisis actual económica lo que ya se ha visto en la gran crisis precedente: la dimensión ética no es algo exterior a los problemas económicos, sino una dimensión interior y fundamental. La economía no funciona sólo con una auto-reglamentación mercantil, sino que tiene necesidad de una razón ética para funcionar para el hombre. Puede constatarse lo que ya había dicho en su primera encíclica social Juan Pablo II: el hombre debe ponerse en el centro de la economía y que la economía no debe medirse según el máximo beneficio, sino según el bien de todos e incluye la responsabilidad por el otro, y funciona verdaderamente bien sólo si funciona de una manera humana en el respeto del otro, en sus diferentes dimensiones: responsabilidad con la propia nación, y no sólo consigno mismo, responsabilidad con el mundo. La nación no está aislada, ni siquiera Europa está aislada, sino que es responsable de toda la humanidad


JORNADA MUNDIAL DE LA JUVENTUD

y debe pensar siempre en afrontar los problemas económicos con esta clave de responsabilidad, en particular con las demás partes del mundo, con las que sufren, tienen sed y hambre, y no tienen futuro. Y, por tanto, tercera dimensión de esta responsabilidad es la responsabilidad con el futuro: sabemos que tenemos que proteger nuestro planeta, pero tenemos que proteger el funcionamiento del servicio del trabajo económico para todos y pensar que el mañana es también el hoy. Si los jóvenes de hoy no encuentran perspectivas en su vida también nuestro hoy está equivocado, está mal. Por tanto, la Iglesia con su doctrina social, con su doctrina sobre la responsabilidad ante Dios, abre la capacidad a renunciar al máximo beneficio y a ver en las realidades la dimensión humanística y religiosa, es decir, estamos hechos el uno para el otro y de este modo es posible también abrir caminos, como sucede con el gran número de voluntarios que trabajan en diferentes partes del mundo no para sí, sino para los demás, y encuentran así el sentido de la propia vida. Esto se puede lograr con una educación en los grandes objetivos, como trata de hacer la Iglesia. Esto es fundamental para nuestro futuro. Quería preguntarle cuál es la relación entre verdad y multiculturalidad. La insistencia en la única Verdad que es Cristo, ¿puede ser un problema para los jóvenes de hoy? La relación entre verdad e intolerancia, monoteísmo e incapacidad de diálogo con los demás, es un argumento que con frecuencia vuelve al debate sobre el cristianismo de hoy. Y naturalmente es verdad que en la historia se han dado también abusos, tanto del concepto de verdad como del concepto de monoteísmo. Se han dado abusos, pero la realidad es totalmente diferente, pues la verdad sólo es accesible en la libertad. Se pueden imponer con la violencia los comportamientos, las observancias, actividades, pero no la verdad. La verdad se abre sólo al consentimiento libre y, por este motivo, libertad y verdad están íntimamente unidas, una es condición de la otra. Por lo demás, buscamos la verdad, los valores auténticos, que dan vida al futuro. Sin duda, no queremos la mentira, no queremos el po-

sitivismo de normas impuestas con una cierta fuerza. Sólo los auténticos valores llevan al futuro y es necesario por tanto buscar los valores auténticos y no dejarlos al arbitrio de algunos, no dejar que se imponga una razón positivista que nos dice que no hay una verdad racional sobre los problemas éticos y los grandes problemas del hombre. Esto significa exponer el hombre al arbitrio de cuantos tienen el poder. Tenemos que ponernos siempre en búsqueda de la verdad, de los valores, tenemos derechos humanos fundamentales. Los derechos fundamentales son conocidos y reconocidos, y precisamente esto nos pone en diálogo el uno con el otro. La verdad como tal es dialogante, pues busca conocer mejor, comprender mejor, y lo hace en diálogo con los demás. De este modo, buscar la verdad y la dignidad del hombre es la mejor defensa de la libertad. ¿Qué hay que hacer para que la experiencia positiva de la JMJ continúe en la vida de cada día? La siembra de Dios siempre es silenciosa, no aparece inmediatamente en las estadísticas, y esa semilla que el Señor siembra con la JMJ es como la semilla de la que habla el Evangelio: una parte cae en el camino y se pierde; una parte cae en la piedra y se pierde; una parte cae en las espinas y se pierde; pero una parte cae en tierra buena y da mucho fruto. Esto es precisamente lo que sucede con la siembra de la JMJ: mucho se pierde y esto es humano. Con otras palabras del Señor, la semilla de mostaza es pequeña, pero crece y se convierte en un gran árbol. Ciertamente se pierde mucho, no podemos decir que a partir de mañana recomienza un gran crecimiento de la Iglesia. Dios no actúa así. Crece en silencio. Sé que otras JMJ han suscitado tantas amistades, amistades para la vida; tantas nuevas experiencias de que Dios existe. Y nosotros confiamos en este crecimiento silencioso, y estamos seguros de que, aunque las estadísticas no hablen mucho de ello, realmente crece la semilla del Señor. Y para muchas personas será el inicio de una amistad con Dios y con los demás, de una universalidad de pensamiento, de una responsabilidad común que realmente muestra que estos días dan fruto. 02-09-2011 45


JORNADA MUNDIAL DE LA JUVENTUD

Hora de evitar la tragedia de todas las JMJ Alberto Artero, en El Confidencial “No se puede encontrar a Cristo y no darlo a conocer a los demás”. No cesa de retumbar en mi cabeza esa frase, aparentemente una entre tantas, pronunciada por Benedicto XVI en su homilía del domingo a los jóvenes del mundo concentrados en la explanada de Cuatro Vientos. Encierra, a mi juicio, los dos mensajes clave de todos los discursos que el Papa ha pronunciado durante esta visita pastoral. De su comprensión y aplicación por parte de los asistentes al encuentro depende que la fuerza transformadora -interior y exterior- que se ha de derivar de un acontecimiento como éste, se materialice. El baremo del éxito de una JMJ no es, no puede ser, en ningún caso, numérico, tamaño de la convocatoria o metros cuadrados ocupados. Sin un fruto cierto de conversión, pertenencia y testimonio desde el día inmediatamente después, volverá a cumplirse el drama de muchos de estos eventos eclesiales multitudinarios: sirven para llenar los estadios mientras los templos se vacían La primera parte es fundamental y desmonta buena parte de la crítica que se hace a quienes profesamos activamente la fe católica. Nuestro credo ha dejado de ser una convención social, conjunto de normas que asfixia a quienes se ven sometidos a su duro yugo bajo la amenaza del fuego eterno en el insoportable Averno. Hubo un tiempo reciente en el que la confusión Iglesia-Estado, la falta de preparación de muchos presbíteros y la ignorancia de una parte de la feligresía provocaron que, desgraciadamente, se pudiera ver y ejercer así, y se dejara en segundo pla46 LA VERDAD

no el componente de libertad que está en la esencia de nuestra opción vital. Nunca más. Seguir a Cristo es, debe ser, consecuencia de una elección personal que, como nos ha recordado B16, nace de un encuentro íntimo e individual con Él que, además, es un don. La fe no es delegada ni -ojo- un sentimiento compartido de euforia colectiva. Sin un fruto cierto de conversión, pertenencia y testimonio desde el día inmediatamente después, volverá a cumplirse el drama de muchos de estos eventos eclesiales multitudinarios: sirven para llenar los estadios mientras los templos se vacían Sin este ejercicio previo de adhesión, sin la novedosa dimensión del hombre que de él se deriva, es imposible entender el modo en el que la Iglesia interpreta las relaciones humanas y sociales. Su defensa de la dignidad de la persona desde su concepción, su propuesta de una vida en la que la satisfacción inmediata se sustituye por una voluntad sólida y orientada al bien, su deseo de mantener aquellos modelos de relación que aseguran la perpetuación de la sociedad en el tiempo, cobran de este modo sentido pleno. Pero es necesario dicho conocimiento y relación preliminar, condiciones sine qua non para la paradoja de felicidad del católico: cuanto menos “libre” es, de más libertad disfruta; cuantas más obligaciones asume, menos ataduras tiene. El júbilo mostrado por el numeroso grupo de monjas de clausura que se encontraron el viernes con el Papa en El Escorial, donde destacaban las insultantemente jóvenes Iesu Communio, es buena prueba de ello.


JORNADA MUNDIAL DE LA JUVENTUD

mentas y calor, falta de comunión- sino del modo en que éstas se abordan. ¿Quién habló de paño de lágrimas? La gracia divina ha actuado a diestro y siniestro y, como decía el propio Pontífice, es hora de que se derrame también en las familias, amistades y círculos sociales de los que han acudido al acto. La crisis de valores que nos ha conducido a la actual coyuntura hace más imperativa que nunca esta renovada evangelización.

“Encontrar a Cristo” del modo que acabamos de describir, en el seno de una Iglesia que no es solo magisterio o jerarquía sino, sobre todo, comunidad y lugar sacramental, conduce inevitablemente a “darlo a conocer a los demás”. He visto estos días a cientos de miles de jóvenes reconociéndose por las cruces que colgaban de sus cuellos, orgullosos de su pertenencia, junto a voluntarios extenuados en su gratuidad; me he conmovido ante las hileras que formaban en los confesionarios del Retiro sin pudor alguno a reconocer su relación fraternal con el Padre; he oído el silencio atronador de su postración ante el Santísimo en las numerosas adoraciones que se han montado estos días; he recordado la lección de que la alegría no depende de las circunstancias -cansancio, tor-

Es la tarea más difícil. El mundo parece girar en dirección contraria. Sin embargo, la santidad nunca ha sido gregaria, no se ha construido bajo la sombra de la masa. El identificarse fija una posición y determina una acción. No quita nada y da mucho. Más ahora que hay un efecto arrastre, de reconocimiento de un modelo que choca contra aquellos que constituyéndose en alternativa, no proponen alternativa alguna que oriente la libertad y la voluntad. Hay hambre de verdad, en su doble dimensión de autenticidad humana e identidad divina. Pensar en el juicio de los hombres y no en el de la propia conciencia o en el de Dios es carne de suicidio espiritual pues renunciar a la primera premisa a la que hemos hecho referencia. La fe, o determina la vida o es un paripé insufrible. Es la hora de los cristianos cuyo errática conducta supone, paradójicamente, la principal causa del descrédito de la Iglesia. El éxito real de las JMJ -participé en Santiago 89, Czestochowa 91 y Manila 95 y me cambiaron la vida- dependerá del deseo perpetuado en el tiempo de mostrar al mundo el Tesoro encontrado por muchos en el campo de Cuatro Vientos. Más allá de los impactos individuales, si se da el caso contrario las Jornadas habrán sido, al menos en España, un fracaso absoluto, multitudinariamente absoluto. De nosotros, asistentes, depende que no sea así. 02-09-2011 47


JORNADA MUNDIAL DE LA JUVENTUD

¿Qué palabras han llegado al corazón? Con motivo de la Jornada Mundial de la Juventud de Madrid 2011, Benedicto XVI ha visitado España por tercera vez. Una visita apostólica en la que se ha reunido con jóvenes, religiosas, profesores… pero cuyos mensajes son válidos para todo el que quiera escuchar. En total, ha pronunciado once alocuciones. ¿Qué ha dicho el Papa durante estos cuatro días en España? Ceremonia de bienvenida en Barajas (18 de agosto) 1. “Vengo aquí a encontrarme con millares de jóvenes de todo el mundo, católicos, interesados por Cristo o en busca de la verdad que dé sentido genuino a su existencia”.

5. “Hay muchos que, creyéndose dioses, piensan no tener necesidad de más raíces ni cimientos que ellos mismos. Desearían decidir por sí solos lo que es verdad o no, lo que es bueno o malo, lo justo o lo injusto; decidir quién es digno de vivir o puede ser sacrificado”.

que no debe desvirtuarse ni por ideologías cerradas al diálogo racional, ni por servilismos a una lógica utilitarista de simple mercado. (…) Sois vosotros quienes tenéis el honor y la responsabilidad de transmitir ese ideal universitario”. Vía Crucis (viernes 19 de agosto)

2. “[Muchos] ven la superficialidad, el consumismo y el hedonismo imperantes, tanta banalidad a la hora de vivir la sexualidad, tanta insolidaridad, tanta corrupción. Y saben que sin Dios sería arduo afrontar esos retos y ser verdaderamente felices”. 3. “Que nada ni nadie os quite la paz; no os avergoncéis del Señor. Él no ha tenido reparo en hacerse uno como nosotros y experimentar nuestras angustias para llevarlas a Dios, y así nos ha salvado”. Acto de bienvenida en la Plaza de Ci beles (jueves 18 de agosto) 4. “Hay palabras que solamente sirven para entretener, y pasan como el viento; otras instruyen la mente en algunos aspectos; las de Jesús, en cambio, han de llegar al corazón, arraigar en él y fraguar toda la vida”.

6. “Nosotros, en cambio, sabemos bien que hemos sido creados libres, a imagen de Dios, precisamente para que seamos protagonistas de la búsqueda de la verdad y del bien, responsables de nuestras acciones, y no meros ejecutores ciegos (…). Dios quiere un interlocutor responsable”. Encuentro con religiosas jóvenes en El Escorial (19 de agosto) 7. “La radicalidad evangélica es estar ‘arraigados y edificados en Cristo, y firmes en la fe’, que en la Vida Consagrada significa ir a la raíz del amor a Jesucristo con un corazón indiviso, sin anteponer nada a ese amor (…). Frente al relativismo y la mediocridad, surge la necesidad de esta radicalidad”. Encuentro con profesores universitarios en El Escorial (19 de agosto) 8. “La Universidad encarna un ideal

48 LA VERDAD

9. “La pasión de Cristo nos impulsa a cargar sobre nuestros hombros el sufrimiento del mundo, con la certeza de que Dios no es alguien distante o lejano del hombre y sus vicisitudes”. 10. “No paséis de largo ante el sufrimiento humano, donde Dios os espera para que entreguéis lo mejor de vosotros mismos: vuestra capacidad de amar y de compadecer”. Misa con los seminaristas en la Almu dena (sábado 20 de agosto) 11. “Cristo sigue llamando a jóvenes discípulos para hacerlos apóstoles suyos, permaneciendo así viva la misión de la Iglesia y la oferta del evangelio al mundo”. 12. “Por Cristo sabemos que no somos caminantes hacia el abismo, hacia el silencio de la nada o de la muerte, sino


JORNADA MUNDIAL DE LA JUVENTUD

viajeros hacia una tierra de promisión, hacia Él que es nuestra meta y también nuestro principio”. 13. “Nosotros debemos ser santos para no crear una contradicción entre el signo que somos y la realidad que queremos significar”. 14. “No os dejéis intimidar por un entorno en el que se pretende excluir a Dios y en el que el poder, el tener o el placer a menudo son los principales criterios por los que se rige la existencia. Puede que os menosprecien, como se suele hacer con quienes evocan metas más altas o desenmascaran los ídolos ante los que hoy muchos se postran. Será entonces cuando una vida hondamente enraizada en Cristo se muestre realmente como una novedad y atraiga con fuerza a quienes de veras buscan a Dios, la verdad y la justicia”. Visita al centro Fundación Instituto San José (20 de agosto) 15. “Cuando el dolor aparece en el horizonte de una vida joven, quedamos desconcertados y quizá nos preguntemos: ¿Puede seguir siendo grande la vida cuando irrumpe en ella el sufrimiento?”. 16. “Una sociedad que no logra aceptar a los que sufren y no es capaz de contribuir mediante la compasión a que el sufrimiento sea compartido y sobrellevado también interiormente, es una sociedad cruel e inhumana”.

17. “Esta especial predilección del Señor por el que sufre nos lleva a mirar al otro con ojos limpios, para darle, además de las cosas externas que precisa, la mirada de amor que necesita. Pero esto únicamente es posible realizarlo como fruto de un encuentro personal con Cristo”. Vigilia de oración en Cuatro Vientos (sábado 20 de agosto) 18. “La fe no se opone a vuestros ideales más altos, al contrario, los exalta y perfecciona”. 19. “Que ninguna adversidad os paralice. No tengáis miedo al mundo, ni al futuro, ni a vuestra debilidad”. 20. “Conservad la llama que Dios ha encendido en vuestros corazones en esta noche: procurad que no se apague, alimentadla cada día, compartidla con vuestros coetáneos que viven en la oscuridad y buscan una luz para su camino”. Misa de clausura en Cuatro Vientos (domingo 21 de agosto) 21. “Cristo se dirige a vosotros con la misma pregunta que hizo a los apóstoles: ‘Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?’. Respondedle con generosidad y valentía, como corresponde a un corazón joven como el vuestro. Decidle: (…) Quiero seguirte con fidelidad y dejarme guiar por tu palabra. Tú me conoces y me amas. Yo me fío de ti y pongo mi vida entera en tus manos. Quiero que seas la fuerza

que me sostenga, la alegría que nunca me abandone”. 22. “No se puede seguir a Jesús en solitario. Quien cede a la tentación de ir ‘por su cuenta’ o de vivir la fe según la mentalidad individualista, que predomina en la sociedad, corre el riesgo de no encontrar nunca a Jesucristo, o de acabar siguiendo una imagen falsa de Él”. 23. “No os guardéis a Cristo para vosotros mismos. Comunicad a los demás la alegría de vuestra fe. El mundo necesita el testimonio de vuestra fe, necesita ciertamente a Dios”. Encuentro con los voluntarios de la JMJ 2011 (domingo 21 de agosto) 24. “Esta experiencia como voluntarios os ha enriquecido a todos en vuestra vida cristiana, que es fundamentalmente un servicio de amor. El Señor trasformará vuestro cansancio acumulado, las preocupaciones y el agobio de muchos momentos en frutos de virtudes cristianas: paciencia, mansedumbre, alegría en el darse a los demás, disponibilidad para cumplir la voluntad de Dios”. Despedida en el aeropuerto de Barajas (domingo 21 de agosto) 25. “España es una gran Nación que, en una convivencia sanamente abierta, plural y respetuosa, sabe y puede progresar sin renunciar a su alma profundamente religiosa y católica”.

02-09-2011 49


EL MARCO DE LA FE CELEBRADA

La oración universal

C

onocida también como "oración de los fieles", aunque hablando con propiedad, la denominación que mejor la caracteriza sería la del título de esta página, porque, en realidad, oración de los fieles engloba tanto a la que nos referimos como a toda la oración de la asamblea cristiana: desde la primera invocación, pasando por el canto del gloria, la recitación de los salmos, el rezo del Padre nuestro, la participación en la plegaria eucarística, hasta el "Demos gracias a Dios" con el que se concluye cualquier celebración. La oración universal pertenece a la estructura misma de la oración cristiana, como respuesta a la escucha de la Palabra de Dios. Así lo testimonian los documentos más antiguos, como pudieran ser, ya en el siglo II, tanto san Justino: "Nosotros después de haber bautizado a los que confiesan su fe, los llevamos a donde están reunidos los hermanos, con el fin de hacer oraciones comunes", como, poco tiempo después, la Tradición Apostólica de Hipólito. Esta oración tiene lugar tanto en la Misa como en cualquier otra de las acciones litúrgicas y, mediante ella, la Iglesia reunida expresa su fe en la comunión de los Santos y su vocación universal como intercesora a favor de las necesidades de todos los hombres.

ALFREDO LÓPEZ VALLEJOS TEÓLOGO

La característica específica de esta oración consiste en ser una súplica dirigida al Padre, así se diferencia de otras formas de adoración, de acción de gracias o de alabanza. Además, como su mismo nombre lo expresa, se trata de una súplica en favor de las necesidades de la Iglesia tanto universal como local, así como por las intenciones de todos los hombres y del mundo entero, que hace suya la comunidad orante. Para no perder su característica de universalidad, o catolicidad y proyección hacia todas las necesidades humanas, esta oración debería comprender siempre los siguientes temas: 1º, la Iglesia universal y local (el Papa, obispos y pastores, actividad misionera de la Iglesia, unidad de los cristianos, vocaciones); 2º, las naciones y los asuntos públicos (la paz, los gobernantes, los problemas sociales y económicos); 3º, los que sufren cualquier dificultad (pobres, perseguidos, enfermos, parados, exiliados); 4º, determinados grupos de personas (los que se van a bautizar, necesidades o intenciones particulares). Sin omitir esta proyección universal, también se deberá acomodar el contenido de la oración a determinadas circunstancias más especiales (Bautismo, Matrimonio, Exequias). En cuanto a la fórmula redaccional, bien podría ser "oremos por…" enunciando tan sólo la necesidad por la que se ora, u "oremos por…para que…", en la que se especifica además el objeto de la súplica. † 50 LA VERDAD

“La característica específica de esta oración consiste en ser una súplica dirigida al Padre, así se diferencia de otras formas de adoración, de acción de gracias o de alabanza”


La Verdad 3845. 2 de septiembre de 2011  

Semanario diocesano de la Iglesia en Navarra. Número 3845.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you