Page 1

CALENTAMIENTOS PARA FLEXIBILIDAD Y BASE Secuencia 1 Ejercicio 1 Siéntate con las piernas cruzadas, mantén las manos en Mudra de Oración (Posición de Oración), con los pulgares presionando el esternón. (Figura 1). A medida que inhalas levanta el brazo derecho a 60 grados al tiempo que levantas las rodillas lo más arriba posible. Exhala y das una palmada con las manos cuando vuelvas a la Posición de Oración. Ahora inhala levantando el brazo izquierdo hasta 60 grados a medida que ambas rodillas se levantan. Levanta las rodillas respirando con fuerza y hazlo dentro de un ritmo. Exhala hacia abajo y aplaude. Continúa 1-3 minutos. MODIFICACIÓN: Si te inclinas cuando levantas las rodillas, siéntate sobre una almohada.

Este ejercicio crea una línea de fuerza dentro del área sacra de la parte baja de la espalda previniendo el dolor en esa zona. También trabaja los hemisferios del cerebro, equilibrándolos; el corazón; el Centro del Corazón y el sistema inmune y linfático. Fomenta la coordinación motora.


Ejercicio 2 Siéntate con las piernas cruzadas. Coloca las puntas de los dedos en el suelo delante de ti. Flexiona la columna. Inhala al presionar la parte baja de la columna hacia delante (Figura 3), exhala a medida que la echas para atrás. Continúa a un buen ritmo. MODIFICACIÓN: Puedes sentarte sobre las espinillas o rodillas o sobre una silla.

El movimiento de flexión de la parte baja de la columna en conjunto con la espiración genera flexibilidad y nos aísla contra posibles daños. Además estimulando el área de la cuarta vértebra la energía se libera y se dirige a estimular tu habilidad autocurativa y a proyectar hacia fuera tu esencia más elevada, quien realmente eres.

Ejercicio 3 Lavadora. Las manos están sobre los hombros, con los dedos al frente y los pulgares por detrás. Cuando inhales gira a la izquierda, cuando exhales gira a la derecha (Figura 5). Es un movimiento continuo. Gira la cabeza prolongando el movimiento de los hombros. 1-3 minutos. Mantente concentrado en el punto del entrecejo (el Tercer Ojo). Es un movimiento complementario del ejercicio anterior. Te ayuda a abrir los pulmones y el diafragma y evita que la caja torácica se quede rígida, ajustándola.


Secuencia 2 Ejercicio 1 Siéntate con las piernas cruzadas. Mantente sobre las rodillas y mueve el estómago formando una circunferencia descrita por el exterior de las rodillas (Figura 1). No te inclines hacia delante, mueve el diafragma. No estés comprimiendo la parte baja de la espalda sino que la estás alargando, crea calor en esa parte. Haz 26 rotaciones en cada dirección. Este ejercicio ajusta la válvula ileacal, tonifica los órganos internos, aumenta el movimiento peristático de los intestinos, estimula la energía de fuego en el ombligo y prepara la baja espalda para más ejercicios.

Ejercicio 2 Echa la cabeza hacia delante y suavemente gírala formando un círculo, siguiendo el curso de la clavícula (Figura 2). No encubras áreas de tensión, mejor trabaja a través de ellas. Gira la cabeza 11 veces en un sentido y 11 en el otro. Toma al menos 8 segundos en cada giro completo. MODIFICACIÓN: Si no crees prudente echar hacia atrás la cabeza cuando haces el círculo, simplemente dibuja un círculo en el aire con la nariz. Este ejercicio parece simple pero ofrece muchos beneficios. Prepara las vértebras pequeñas para los siguientes ejercicios y alivia el cuello y hombros de tensión, consiguiendo así que el flujo de sangre hacia arriba quede libre de obstáculos. El cerebro requiere el 60 % del oxígeno que consumimos, así que este ejercicio constituye literalmente alimento para el pensamiento. El cuello gira con la ayuda de la glándula tiroides y paratiroides y estimula el Centro de la Garganta, la sede de la comunicación y la creatividad. Este ejercicio también trabaja los meridianos que van a lo largo del cuello, mejora la memoria a corto plazo, la vista y puede ayudar a abrir canales bloqueados.


Ejercicio 3 Se llama Gato / Vaca y se hace con las manos y las rodillas. Cuando inhalas echa la cabeza hacia arriba y el estómago hacia abajo. Esta es la Postura de la Vaca (Figura 3); cuando exhalas agacha la cabeza y arquea la espalda hacia arriba como los gatos. Esta es la Postura del Gato (Figura 4). Muévete primero despacio y luego rápido durante 1 a 3 minutos. VISUALIZACIÓN: Cuando exhalas en la Postura del Gato, imagínate un látigo golpeando tu columna, con su punta dando golpecitos desde lo alto de la cabeza hasta dentro de ella.

Gato / Vaca, estimula y alinea la columna entera, las 26 vértebras. Dado que la columna es conducto del sistema nervioso central. Gato / Vaca trabaja los 72.000 nadis o meridianos. También estimula el nervio óptico para darle brillo a los ojos y también agudiza tu visión y genera equilibrio emocional.


Secuencia 3 Ejercicio 1 Siéntate sobre los talones, extiende la pierna derecha hacia atrás. Mantén la planta del pie pegada al suelo, la rodilla doblada y hacia delante. Las puntas de los dedos tocan el suelo. Mira hacia arriba, fijando la vista en un punto en el techo (Figura 1). Respiración Lenta y Profunda. 1-3 minutos. Cambia la pierna y repite. Relájate sobre la espalda antes de continuar.

Este ejercicio estira los músculos cuadriceps en la parte de arriba de los muslos, como complemento a sucesivos estiramientos. También trabaja los meridianos del hígado y el estómago y ajusta las caderas. Mirar hacia arriba ayuda a equilibrar los sistemas nerviosos simpático y parasimpático.

Ejercicio 2 Túmbate sobre la espalda con las plantas de los pies tocando el suelo, las rodillas dobladas. Levanta las caderas con los dedos de ambas manos entrelazados debajo de ti. Mantén los hombros también apoyados en el suelo. (Figura 2). Respiración de Fuego. 13 minutos.


Este ejercicio es una preparación para el siguiente. Ayuda al funcionamiento del hígado y purifica la sangre. También hace que la circulación sanguínea se dirija a las extremidades.

Ejercicio 3 Siéntate en el suelo con las piernas extendidas hacia delante, con los pies flexionados. Tus brazos paralelos al suelo, los dedos rectos apuntando al frente y los pulgares hacia arriba. A medida que inhalas inclínate 30 grados hacia atrás (Figura 3) y cuando exhales inclínate 30 grados hacia delante. (Figura 4). Continúa a un ritmo moderado respirando profundamente. 1-3 minutos.

Este ejercicio trabaja con las glándulas adrenales, riñones, pulmones y nervio ciático. Además, ayuda a abrir el plexo solar y nos prepara para los siguientes estiramientos.


NUESTROS NERVIOS SON UN CAMPO DE FLORES SÓLO TU PUEDES CAMINAR SOBRE ÉL. TÚ ERES LA LUZ DEL ALIENTO, UN SUAVE VIENTO DESDE EL CIELO.

Secuencia 4 Ejercicio 1 Se llama la Postura de la Rana. Empieza en cuclillas, los talones están juntos sin tocar el suelo y los pies separados. Los brazos están entre las rodillas, con los codos derechos y las puntas de los dedos tocando el suelo (Figura 1). Cuando inhales endereza las rodillas y baja la cabeza inclinando el cuerpo hacia delante (Figura 2). Cuando exhales, vuelve a la posición inicial. Haz esto 26, 54 o 108 veces. MODIFICACIÓN: Para mantener las piernas rectas puedes separarte del suelo al inhalar. Esta postura estimula la capacidad cardiovascular, tonificando el corazón. Fortalece los nervios para hacerse una persona más potente, también modela y fortalece las piernas.


Ejercicio 2 La Postura del Cuervo. Ponte de cuclillas, idealmente con las plantas de los pies tocando el suelo y los dedos de los pies apuntando hacia delante. Los brazos están estirados y descansan en las rodillas. Las manos entrelazadas con los dedos índices hacia fuera (Figura 3). Respiración de Fuego. 1-2 minutos.

MODIFICACIÓN: Si mantener los pies en el suelo te es muy difícil, ponte de puntillas. Esta postura es complementaria a la próxima. Realinea el colon y es óptima para la excreción. Se trabaja con el elemento terrestre asociado al primer Chakra que se corresponde con el recto.

Ejercicio 3 Estira ambas piernas hacia delante, levanta la pierna izquierda y agarra el talón con tu mano derecha echando hacia atrás los dedos de los pies con la mano izquierda (Figura 4). Intenta levantarla recta. Respiración de Fuego. 1-3 minutos. Cambia la pierna y repite.


Esta postura estira el nervio ciático. Este es el nervio más largo del sistema nervioso y conecta con todos los sistemas del cuerpo. En Kundalini lo llamamos el nervio de la vida. Se dice que si puedes mantener este nervio flexible, puedes prolongar tu vida. Estirando este nervio también estimulas el meridiano de la vejiga que va por la parte trasera de las piernas. Esto engendra un equilibrio emocional, ya que ajusta el elemento agua dentro de ti. Haz este o un ejercicio parecido cada día. Recuerda: “Cuando el nervio de la vida está tenso algo va mal”


EL ASIENTO DEL PODER Grupo C Los siguientes ejercicios trabajan en el desarrollo del Centro del Ombligo, un vórtice etéreo de energía relacionado con la voluntad, la paciencia, la motivación y con la habilidad para ser inmune a la explotación y a la derrota. El Centro del Ombligo es el Chakra más importante. Puedes tener el mejor de los ordenadores pero si no tienes donde conectarlo no te servirá de nada. El Centro del Ombligo administra energía a otros centros que comprenden tu totalidad. Debe ser consolidado y fortalecido antes de que los estados mentales más elevados sean una realidad práctica en nuestras vidas. Este centro tiene relación con el elemento fuego. Te da literalmente la energía que a su vez actúa como combustible para el fuego de nuestra transformación. Cuando se activa, arroja luz sobre nuestros miedos, como el amanecer nos muestra el tronco del árbol que durante la noche confundimos con un monstruo. El Centro del Ombligo es llamado también el Manipura Chakra que significa “Gema brillante” Nuestro poder y potencialidades están enterrados dentro como gemas que no han sido encontradas, esperando a ser pulidas y colocadas en una corona. En términos más prácticos un Centro Umbilical fuerte proporciona los medios para tener éxito en la vida. También, en la manera del fuego, el centro del ombligo, cuando está bien desarrollado nos ayuda a absorber y purificar todos los obstáculos de la vida. Así como Gran Bretaña una vez dominó el mundo con la fuerza de su armada, así tú también puedes dominar tu mundo con la fuerza de tu ombligo. Los siguientes ejercicios te ayudarán a fortalecer tu voluntad, a mejorar tus funciones digestivas y a rebajar y fortalecer tu abdomen. Las tradiciones de las artes marciales japonesas llaman a este centro el hara. Se dice que si este centro es fuerte, no hay oponente que puede prevalecer contra uno. NOTA: Asegúrate de que has calentado adecuadamente antes de hacer los siguientes ejercicios.

Secuencia 1


Ejercicio 1 La Postura de la Rueda. Tumbado boca arriba coloca las palmas de las manos en el suelo con los dedos apuntando hacia los pies, cerca de los hombros. Coloca los pies en el suelo cerca de las nalgas. Haz fuerza con las manos y los pies y levanta el cuerpo del suelo, arqueando la espalda. Deja colgar la cabeza y lleva la mirada a los pulgares. ( Figura 1). Respiración de Fuego. 1 minuto. MODIFICACIÓN: Se le llama la postura de la rueda de entrenamiento. Túmbate sobre tu espalda con las plantas de los pies apoyados en el suelo y las rodillas dobladas. Empuja las caderas hacia arriba y entrelaza los dedos debajo de tu cuerpo. Mantén los hombros apoyados en el suelo.

Esta postura alarga los músculos abdominales preparándonos para un aumento del estiramiento abdominal. Centra el Punto del Ombligo, da flexibilidad a la columna y ayuda al sistema digestivo.

EN EL MOMENTO EN QUE NOSOTROS ESTAMOS A PUNTO DE ENTRAR TU ESTÁS ESPERANDO, CONTANDO COPOS DE NIEVE EN TU ÁBACO DE SIEMPRE.

Ejercicio 2 Postura de estiramiento. Túmbate sobre la espalda, las manos bajo las nalgas, las palmas hacia abajo. Levanta la cabeza y talones a seis pulgadas del suelo, mira hacia los


dedos de los pies que están estirados hacia delante. ( Figura 2). Respiración de Fuego. 13 minutos. MODIFICACIÓN: Haz lo mismo pero con cada pierna por separado.

Esta postura estira y ajusta el Punto del Ombligo y estira los músculos abdominales. Al tener los ojos abiertos mirando los dedos de los pies, trabajamos el sistema nervioso parasimpático. Al tener los dedos de los pies estirados estimulamos la circulación.

Ejercicio 3 Bicicleta Paralela. Túmbate sobre la espalda, las manos bajo las nalgas, las palmas hacia abajo. Extiende las piernas de manera que los talones queden a medio pie del suelo. Cuando inhales, acerca la rodilla izquierda a tu cuerpo y cuando exhales acerca la derecha mientras estiras la izquierda. 1-2 minutos. Es realmente más similar al movimiento de un pistón que al de una bicicleta. Siéntete proyectando la energía desde el ombligo. Respira con fuerza y manteniendo el ritmo. ( Figura 3). MODIFICACIÓN: Mantén las rodillas algo dobladas durante el ejercicio.

Secuencia 2 Ejercicio 1


Tumbado sobre la espalda, inhala. Cuando exhales eleva las piernas hacia atrás por encima de la cabeza hasta tocar con los pies en el suelo, en la postura del arado. Continúa 1-3 minutos inhalando tumbado y exhalando cuando vuelvas a elevar las piernas hacia atrás. Recuerda que es más importante mantener las piernas rectas que llegar con ellas al suelo. MODIFICACIÓN: Si no puedes llegar con los pies al suelo detrás de ti, déjalos a mitad de camino. Si te es muy difícil, deja las rodillas dobladas en ese movimiento hacia atrás.

Ejercicio 2 Tumbado en el suelo, inhala. Al exhalar siéntate y coge los pies o los tobillos con las manos y suavemente acerca la nariz hacia las rodillas. Continúa durante 1-3 minutos. NOTA: Al principio no intentes llevar la cabeza a las rodillas, porque al hacerlo curvarás la columna. Procura, en cambio, llevar el torso tan adelante como te sea posible, mientras mantienes rectas las rodillas y la columna. Cuando deshagas la asana, hazlo estirándote hacia delante al subir. MODIFICACIÓN: Dobla las rodillas y / o usa las manos para ayudarte.

ELÉVATE A TRAVÉS DE LA INFINITA CALMA COMO UNA FORMA DE ALABANZA.


Ejercicio 3 Tumbado en el suelo, inhala. Exhala al elevar las piernas hacia atrĂĄs para tocar el suelo con los pies por encima de la cabeza en la postura del arado. ( Figura 5): inhala cuando bajes otra vez las piernas hacia delante sobre el suelo. ( Figura 4): exhala entonces al sentarte y agarra los pies o tobillos y suavemente acerca la nariz a las rodillas. ( Figura 6). 1-3 minutos. MODIFICACIĂ“N: Las mismas que en los ejercicios anteriores.

Secuencia 3 Ejercicio 1


Tumbado boca abajo, cógete con las manos de los tobillos, pies juntos y rodillas separadas. Tira de las piernas hacia ti y arquea la espalda hacia atrás. ( Figura 1). Balancéate sobre el estómago, inhala hacia atrás y exhala hacia delante. Hazlo 26 veces. MODIFICACIÓN: Simplemente mantén la postura del arco con Respiración Larga y Profunda o entrelaza los dedos detrás de la espalda, separa los brazos de la espalda, cruza los tobillos teniendo las rodillas dobladas y balancéate suavemente.

Este ejercicio es extremadamente beneficioso para el sistema digestivo. También tonifica y limpia los órganos internos, tonifica los músculos de la espalda y mejora la elasticidad de la columna, puede ayudar asimismo a mantenerte joven

Ejercicio 2 Postura estirada. Túmbate sobre la espalda, las manos bajo las nalgas, palmas hacia abajo. Levanta la cabeza y los talones a seis pulgadas aproximadamente. Mira hacia los dedos de los pies ( Figura 2 ). Respiración de Fuego. 1-3 minutos. MODIFICACIÓN: Levanta cada vez una pierna.


Este ejercicio trabaja el punto del ombligo, el cual es el núcleo creativo de la potencia.

Ejercicio 3 Tumbado sobre la espalda, los brazos estirados en el suelo. ( Figura 3). Inhala. Exhala cuando levantes tu brazo derecho y tu pierna izquierda sin doblarlos (figura 4). Inhala cuando los bajes. Exhala cuando levantes el brazo y la pierna contrarios. Continúa alternando. 3 minutos. MODIFICACIÓN: Si la parte baja de tu espalda se resiente, mantén las rodillas dobladas todo el ejercicio.

Este ejercicio coloca el Punto del Ombligo adecuadamente alineado y equilibra también los hemisferios cerebrales.


Secuencia 4 Ejercicio 1 Tumbado sobre el estómago, las manos debajo de los hombros como si fueras a levantar el torso apoyándote en las manos, las palmas hacia abajo. Inhala cuando levantes la parte superior de tu cuerpo. ( Figura 1 ).. Al exhalar baja el cuerpo hasta el suelo, a la inversa de cómo lo levantaste, es decir, primero el abdomen, después el pecho... etc. Mantén las caderas pegadas al suelo y la parte inferior de la espalda relajada. Cuando te levantes echa los hombros hacia abajo y la cabeza hacia atrás siguiendo la curva de la columna, junta los talones. Hazlo 26 veces. MODIFICACIÓN: Echa las manos algo más hacia delante y/o no te levantes tanto.

La Postura de la Cobra estimula en particular la sección lumbar de la columna, dónde reside el centro del prana. Limpia los riñones, aumenta la flexibilidad de la columna y estira los músculos abdominales preparándonos para el ejercicio de elevación de piernas que sigue.

Ejercicio 2 Tumbado sobre el estómago, tus manos formando un puño con los pulgares dentro de ellos. Ponlas bajo las caderas donde los muslos se unen al cuerpo. Cruza los tobillos, eleva las piernas sin doblarlas y la parte superior del cuerpo, con la cara mirando hacia adelante y la barbilla en el suelo ( Figura 2 ). Respiración de Fuego. 1-3 minutos.


MODIFICACIÓN: Dobla las rodillas y/o levanta una pierna cada vez.

Este ejercicio revitaliza las glándulas adrenales y fortalece la parte baja de la espalda y los músculos abductore. Para las mujeres ayuda a neutralizar la tensión en el área de los ovarios, dándoles alivio en caso de menstruación dolorosa. También estira los músculos abdominales preparándolos para el siguiente ejercicio.

Ejercicio 3 Tumbado sobre la espalda, las manos bajo las nalgas, las palmas hacia abajo. Cuando inhales levanta ambas piernas hasta 90 grados. ( Figura 3 ). Exhala cuando las bajes. Haz esto 26 o 54 veces. NOTA: Si la parte baja de tu espalda se resiente, puedes usar la modificación propuesta. MODIFICACIÓN: Mantén las rodillas dobladas todo el ejercicio. Este doble estiramiento de piernas fortalece el Punto del Ombligo y corrige el sistema digestivo superior. También trabaja el corazón y los pulmones .


SIÉNTETE ELEVADO POR LA CUERDA DE ORO LANZADA POR EL PESCADOR DE TODO LO QUE EXISTE.


EN EL DESIERTO DEL CORAZÓN DEJA LA FUENTE DE CURACIÓN MANAR EN LA PRISIÓN DE SUS DÍAS ENSEÑA AL HOMBRE LIBRE COMO REZAR - W.H. Auden


AMA TU HÍGADO El siguiente conjunto de ejercicios trabaja en el hígado. El hígado es responsable de purificar la sangre. Es el único órgano que se puede regenerar por sí mismo. De acuerdo con el Yoga, cuando el hígado está agotado, tendemos a enfadarnos, o cuando nuestro enfado no puede mitigarse tenemos mayor propensión a disfunciones del hígado. Un consumo excesivo de comida frita, alcohol y dulces, así como comer de más, daña al hígado. Incluso si nuestra dieta es perfecta, el aire contaminado afecta al hígado. Hecho regularmente, la siguiente serie de ejercicios ayudará a mantener puro el hígado. Muchos de los ejercicios para el hígado y la bilis son asimétricos, es decir se practican de un solo lado, el derecho.

Ejercicio 1 Túmbate sobre tu lado derecho, mantén la cabeza levantada apoyándola en tu mano izquierda. Levanta la pierna derecha, agarrando la planta, el talón o los dedos del pie. (Figura 1). Respiración de Fuego. 4 minutos.

Este ejercicio trabaja el meridiano del hígado estimulando su regeneración.

Ejercicio 2 La Postura de la Rueda. Ponte como indica la figura 2. Inhala y exhala por la nariz. Después inhala y exhala por la boca. Continúa con esta secuencia de respiración durante 4 minutos. MODIFICACIÓN: Si te es muy difícil la postura de la rueda, intenta la postura del puente. Pies planos, rodillas dobladas, cadera hacia arriba, codos rectos, cabeza hacia atrás. (Figura 3).Puedes presionar los hombros hacia arriba formando un cojín para el cuello.


Esta postura junto con la secuencia respiratoria, equilibra la energía en el plexo solar para restaurar el perfecto funcionamiento del hígado.

Ejercicio 3 Repite el Ejercicio 1 (Figura 1). 2 minutos. ¿ Porqué repetir el mismo lado? La respuesta es que a veces necesitamos un desequilibrio temporal para generar un equilibrio más poderoso y duradero.

Ejercicio 4 De pie, las piernas separadas. Inclínate hacia delante de manera que tu espalda esté paralela al suelo. Levanta la cabeza, echa los brazos hacia atrás entre las piernas, con las palmas hacia arriba. (Figura 4). Siente el estiramiento en el lado derecho debajo de las costillas inferiores (donde está el hígado). Mantén esta postura durante un minuto, después curva y extiende la lengua y haz Respiración de Fuego a través de la lengua doblada durante más de tres minutos. Este ejercicio simplemente presiona el hígado para liberar toxinas. La respiración acentúa y agiliza el proceso de desintoxicación.


Ejercicio 5 Ponte como en el primer ejercicio (Figura 1). Respira poderosamente a través de los labios en forma de O. Estás haciendo respiraciones completas. Exhalar e inhalar te lleva sobre 3-4 segundos cada uno. 30 segundos. En combinación con el ejercicio anterior ayuda a purificar la sangre.

Ejercicio 6 Levántate y siéntate con las piernas cruzadas sin utilizar las manos. (Figura 5). Hazlo poderosa y rápidamente. ¡Enfádate! 26-52 veces. Es estupendo para superar la inercia y convertir el enfado en inspiración. Equilibra la energía en el plexo solar y promueve una circulación saludable.

Ejercicio 7 De pie, pies separados el ancho de los hombros. Pon las manos en las caderas y gira la cintura en amplios círculos. (Figura 6). 2 minutos. Este movimiento masajea el hígado. Si te sientes mareado o te duele la cabeza haciendo este ejercicio significa que tu hígado y tu vesícula biliar se están desintoxicando. Puedes hacer este ejercicio más de 11 minutos dos veces al día para limpiar y regenerar el hígado.


Ejercicio 8 Medita en “Sat Nam”, respirando larga y profundamente ( el tiempo que quieras ), elige una meditación del capítulo 13 y/o 14, canta un mantra del Apéndice 3 con el que estés familiarizado, o con una cinta de Golden Temple, ( ver Apéndice 3 ).


FUERTE COMO EL ACERO FIRME COMO UNA ROCA DOS SECUENCIAS PARA FORTALECER LOS NERVIOS Kundalini Yoga ha sido llamado el Yoga que fortalece los nervios. Cuando nuestros nervios están fuertes, nosotros somos resistentes, capaces, calmados en las crisis, tenemos la capacidad de convertir la adversidad en aventura, cada problema en una oportunidad. Un sistema nervioso fuerte es también fundamental para el proceso de Kundalini. Cuando pones un poco de carbón bajo presión se convierte en diamante. De la misma manera cuando nos ponemos bajo una presión consciente a través de trabajar en nosotros mismos, nos cristalizamos en diamante. Cuando estás lleno de tu propia luz, tu luminosidad y dedicación encienden un fuego similar en los demás. El consumo de drogas y una dieta poco sana, afecta al sistema nervioso. Ciertos comportamientos autodestructivos y neuróticos y el estrés diario hacen mella en el sistema nervioso. Para parafrasear a Picasso, la señal de un genio es la capacidad de hacer las cosas corrientes cuando el resto de la gente se está volviendo loca. A estas alturas de la historia de la humanidad, la principal causa de la depresión es la falta de comunicación con la esencia creativa de uno mismo. Con esto quiero decir, alma, espíritu, el aspecto divino, esa fuente de energía que permite que la vida interior se exprese al exterior, la gente necesita modelos de firmeza y fuerza para imitar. Las técnicas de este capítulo pueden ayudarte a iniciar de nuevo el flujo de tu energía y recordarte que ¡ tú eres tú¡, tu identidad es el infinito y ¡eso es motivo para el éxtasis! Practica estas dos secuencias para encaminar tu senda hacia un día más brillante para todos. NOTA: A no ser que se especifique lo contrario, relájate después de cada ejercicio. Haz algunos calentamientos de los capítulos 4-6 antes de empezar.

Secuencia 1 Ejercicio 1 Extiende los brazos hacia los lados, los dedos índice curvados hacia los pulgares en Gyan Mudra, las palmas hacia abajo. (Figura 1). Respiración Larga y Profunda. 5 minutos. Este ejercicio trabaja el nervio ciático en los brazos, como unión al sistema nervioso completo. Te dolerán los hombros, pero continúa, la respiración, por supuesto, ayuda a los nervios a regenerarse.

Ejercicio 2


Postura de la Plataforma de espaldas. Piernas rectas estiradas al frente, caderas arriba, brazos rectos. Apóyate en las manos, levanta el cuerpo echando hacia atrás la cabeza. (Figura 2). Respiración Larga y Profunda.3-5 minutos. Inmediatamente muévete al siguiente ejercicio. MODIFICACIÓN: Si te resulta muy difícil, puedes sustituirla por la Postura del Puente, lo mismo pero con las rodillas dobladas.

Esta postura pone presión en el sistema nervioso para liberar la presión profunda del estrés acumulado. Es también un buen ejercicio para el corazón. Inicialmente sentirás que no puedes sostener la pose, no dejes que ese impulso te pare, es sólo una respuesta subconsciente al esfuerzo de superarte. ¡ Sé capaz de morir una pequeña muerte para vivir siempre!

Ejercicio 3 Coloca las piernas extendidas al frente, los pies flexionados. Inclínate hacia delante agarrando los dedos de los pies. (Figura 1). Usa la fuerza de los brazos para estirarte. Deja el resto del cuerpo relajado. Si notas tensión en las caderas y / o parte baja de la espalda, necesitas aflojar un poco. Respiración de Fuego. 3 minutos. MODIFICACIÓN: Si no le llegas a los pies, agarra las rodillas o los tobillos.


Este ejercicio de estiramiento trabaja el nervio ciático y te prepara para el ejercicio siguiente. La respiración de fuego ayuda a liberar el estrés de los dos ejercicios anteriores y oxigena el cuerpo para realizar los siguientes ejercicios.

Ejercicio 4 Siéntate sobre los talones en la Postura de la roca (Figura 4). Inhala, exhala, mantén la respiración fuera. Saca el estómago todo el tiempo que puedas manteniendo la respiración fuera. Hazlo 11 veces. Mantener el aire de la respiración fuera mientras sacas el estómago, mejora la oxigenación de los nervios, ayuda al corazón y regenera las glándulas adrenales.


Ejercicio 5 Repite el ejercicio 2. (Figura 2).

Ejercicio 6 De pie, dobla las rodillas ligeramente. Inclínate hacia delante con las manos agarrando el área justo por encima de las rodillas. (Figura 5). En esta posición saca el estómago manteniendo la respiración fuera como en el ejercicio 4. QUIZÁS MORIREMOS ALGÚN DÍA PERO NO NECESITAMOS ENVEJECER.


PASADO TENSO, FUTURO PERFECTO Dos secuencias para superar agendas ocultas. PREGUNTA : ¿ Por qué nuestros padres nos desabrochan tan bien los botones? RESPUESTA: Porque son ellos los que nos los ponen. Las agendas ocultas son modos de comportamiento instituidos durante nuestro crecimiento para llamar la atención, o simplemente ( en nuestras mentes ), para sobrevivir. Lo que comienza como un pretexto o respuesta esperada se codifica dentro de nosotros a través del tiempo hasta convertirse en un patrón de comportamiento que normalmente nos lleva al fracaso. Durante la edad adulta, las agendas ocultas se transforman en modos indirectos de compensar vacíos emocionales. Los métodos indirectos de continuar intentando revivir algo que hemos experimentado y que conduce directamente hacia un comportamiento neurótico. Las agendas ocultas son como errores en el software. Necesitamos rescribir nuestros programas. Aquí tienes algunas de las más comunes agendas ocultas, seguro que cada uno podrá identificarse con una o más: 1. 2. 3. 4. 5. 6.

Necesidad de controlar o ser controlado. Necesidad de ser el centro de atención. Problema de autoridad, profundamente asentado. Miedo a la intimidad. Miedo a ser rechazado o a no ser amado. Miedo a la muerte que se refleja en todos nuestros comportamientos. 7. La necesidad de imitar o destruir la imagen de uno o ambos padres en las relaciones personales. 8. Falta de autoestima.

Secuencia 1 Ejercicio 1 Sentado con las piernas cruzadas agarra las rodillas arqueando la columna. Siente una presión poderosa en la columna bajo los omóplatos, ( 13ª, 14ª, 15ª vértebra). Presiona la cabeza hacia atrás siguiendo la curva de la columna ( Figura 1 ). Inhala, exhala, mantén la respiración fuera, saca el estómago vigorosamente durante 15 segundos, hazlo 5 veces más. Relájate o medita antes de continuar. La estimulación de las vértebras 13, 14, 15 hace presión en el hígado. Sacando el estómago mientras mantienes la respiración en esta postura, ayuda a desenmarañar miedos emocionales profundos enterrados en el área del plexo solar. Cuanto más rápido bombees el estómago más eficaz será el ejercicio.


Ejercicio 2 Junta las manos a la altura del esternón pero lejos del cuerpo. Los antebrazos paralelos al cuerpo, el pulgar derecho cruzado sobre el izquierdo. Como en el ejercicio anterior presiona la columna bajo los omóplatos , cabeza hacia atrás siguiendo la curva de la columna. ( Figura 2 ). Respira fuertemente 4 veces, exhala, mantén fuera la respiración, saca el ombligo durante 15-20 segundos. Repítelo más de cinco veces. Relájate y medita antes de continuar. Esta postura se llama Abeah Kriya. Te ayudará a regular el sistema nervioso, llevándote a un estado de equilibrio interior y te puede prevenir de las depresiones y otras sensaciones negativas.

NOTA: Haz esta secuencia con el estómago vacío.

Ejercicio 3 Arquea de nuevo la columna, creando una presión en la espalda, bajo los omóplatos. Los brazos extendidos y rectos paralelos al suelo, palmas hacia arriba. ( Figura 3 ). El borde interior de las manos y muñecas ( si es posible ), están en contacto. Respira Larga y Profundamente. Intenta pensar en cosas negativas sobre ti mismo, pronto encontrarás que no puedes. Ahora piensa en cosas positivas, por ejemplo “ soy elegante, grande, hermoso y Divino”, etc.,... 3 minutos. Relájate sobre la espalda 3 minutos antes de continuar.


Este ejercicio estimula el líquido de la columna y además controla la negatividad. Prendemos fuego a la negatividad profunda que estamos intentando eliminar. Como resultado, la negatividad, saboteadora de una vida armoniosa, estará lejos de nosotros.

Ejercicio 4 Como en los ejercicios anteriores, arquea la columna, presionando el área de la espalda bajo los omóplatos. Echa la cabeza hacia atrás siguiendo la curva de la columna. Extiende el brazo derecho en un ligero ángulo hacia arriba y echa la mano izquierda hacia atrás, con las manos abiertas (Figura 4). Estírate en esta posición durante 1 ½ a 3 minutos. Cambia de lado y repite. Este ejercicio ajusta el área de los hombros y tu metabolismo para conferir equilibrio a tus emociones.

Secuencia 2 Intenta hacer esta secuencia todos los días. Te hará cambiar. Vas a contactar con tu yo infantil, actualmente un demonio disfrazado que no quiere crecer y lo transformarás para poder curar tu vida.


Ejercicio 1 Pon las manos juntas, las muñecas presionando el ombligo. Los dedos apuntando hacia delante. Muy poderosamente mueve las manos, arriba y abajo (Figura 1). Debes sudar. Entrégate al ejercicio. 7 minutos.

Este ejercicio construye un campo de energía en el área del ombligo y lleva a tu mente a un estado neutro que te ayudará a procesar sentimientos sin resolver.

Ejercicio 2 Brazos paralelos, palmas hacia arriba (Figura 2). Respiración de Fuego. 2-3 minutos.

Ejercicio 3 Con la misma posición (Figura 2). Respiración Larga y Profunda. 2-3 minutos.


Ejercicio 4 Con la misma posición, echa la cabeza ligeramente hacia atrás. Inhalamos y exhalamos a través de la boca abierta. Cuando exhales, expulsa fuera tu dolor más profundo. 2-3 minutos.

Ejercicio 5 Mantén los brazos arriba. Inhala, mantén la respiración. Siente el pulso de tu conciencia desde el ombligo a la frente, una y otra vez durante 15 minutos. Inhala repite dos veces más.

Ejercicio 6 Mantén los brazos arriba. Lleva tu conciencia profundamente dentro de la barriga y contacta con la fuente de todo el dolor y desengaño que has sentido en tu vida. Sácalo desde las raíces. Déjalo arder en la hoguera que has creado con el fuego de tu Centro Umbilical. Para la siguiente práctica, piensa en la visualización que trabaje mejor para ti. 1 minuto. La posición de los brazos actúa sobre el área de los hombros en donde la ira está almacenada en forma de tensión. Estimula el Centro del Corazón, una perspectiva desde la cual la autocuración es posible. La secuencia respiratoria tiene implicaciones psicológicas para solucionar la negatividad, resentimiento, ira y remordimiento.


Ejercicio 7 Baja los brazos, coloca las manos en el regazo (Figura 3). Mira profundamente dentro de ti. Medita en tus agendas ocultas y resuélvelas. Deja el pasado ser pasado.

Ejercicio 8 Pon la mano derecha en el esternón y la izquierda sobre ella (Figura 4) y canta cualquier mantra de Kundalini Yoga que conmueva tu corazón y/ o intenta el siguiente que debe ser cantado monótonamente: GOD AND ME, ME AND GOD ARE ONE ME I THOU, THOU I ME EK ONG KAR SAT GUR PRASAD SAT GUR PRASAD EK ONG KAR

El agrupamiento de estas frases y el mantra es muy técnico y poderoso. Cantándolo te ayuda a burlar tu intelecto (que te hace dar vueltas) y abrirá tu corazón al hecho de que tu no eres eso o aquello, tú eres lo que eres y eso es para siempre. Este entendimiento es la base del éxtasis, pura y simplemente.


DOMINANDO TU HUMOR A menudo sentimos la necesidad de compensarnos o destruirnos debido a un dolor profundo o a un asunto sin resolver en la vida. Esto a menudo constituye un patrón de comportamiento primario programado frente al rechazo. Vivir de manera defensiva y resistirse a cualquier relación personal viene marcada por los patrones adquiridos, como un mapa que señala el paisaje de nuestras tendencias emotivas. El éxito en la vida depende de la capacidad para la intimidad, para sentir el Universo en ti y aceptar sus bendiciones. Esta secuencia ayuda a vencer la paranoia pudiendo así confiar y abrirte para amar y ser amado. CORRIENTE Generación tras generación Traspasamos una herencia De dolor a nuestra descendencia inocente. Ahora habrá honor entre nosotros. Amor de nuevo. Y cancelaremos nuestras citas con el destino. Debemos porque la deuda se cancela aquí. Decimos” en Dios confiamos” - Ravi Singh.

Ejercicio 1 Extiende los brazos rectos hacia los lados. Los dedos curvados hacia adentro formando un puño menos los pulgares que apuntan hacia arriba. ( Figura 1 ). Siguiendo el ritmo de la respiración de fuego, sube y baja continuamente los pulgares girando las muñecas. Debes sentir el movimiento en los hombros. 7-8 minutos. Este ejercicio trabaja en la glándula pituitaria de manera que podrás ver a través de las limitaciones mentales que impone la neurosis. Sincroniza los hemisferios a través del ajuste en el desequilibrio creado por los abusos emocionales y físicos. También fortalece el sentido de nosotros mismos y es buena para cualquier problema respiratorio. Te pondrá a prueba hacerlo en el tiempo indicado, no te rindas, debes seguir.


Recuerda que ningún doctor, terapeuta, ministro o profesor puede hacerlo por ti, tienes que hacerlo tu mismo. Es de la manera que tiene que ser. Sacrificarse en honor al Espíritu es un privilegio y un regalo. Cualquiera que sean las limitaciones o dolores ocurridos en tus experiencias tempranas, no son tu culpa, pero como personas conscientes el modo en que esas cosas afecten nuestras vidas sí es nuestra responsabilidad. Asumir nuestra responsabilidad nos hará más fuertes y sabios de lo que nunca pensamos.

MI TIEMPO PASADO ES UNA VIUDA, MORÍ EN LA GUERRA DE LOS MUNDOS Y ASCENDÍ LA ESCALERA ARDIENDO. PATRONES Y PERSUASIONES FUERON ESCALONES SACRIFICADOS DURANTE MI SUBIDA.

Ejercicio 2 Ponte en la misma posición del ejercicio anterior. (Figura 1 ). Cuando inhales los pulgares van casi hasta tocar los hombros. (Figura 2). Cuando exhales vuelve a la posición original. Respira poderosamente. 2 minutos.


Este ejercicio trabaja la glándula pituitaria, los pulmones y el estómago. La zona de los codos y el exterior de la parte superior de los brazos son puntos reflejo del estómago.

Ejercicio 3 Agarra las rodillas. Cuando inhales, echa la parte baja de la espalda hacia fuera y estira el cuello. (Figura 3). Cuando exhales, flexiónala hacia atrás y lleva la cara hacia delante. (Figura 4). 4 minutos.

Este ejercicio presiona la glándula tiroides y te ayuda a dominar tu humor.

Ejercicio 4 Pon las manos en los hombros con los dedos al frente y los pulgares por detrás (Figura 5 ). Cuando inhales, los brazos van estirados hacia los lados. (Figura 6). Cuando exhales las manos vuelven a los hombros. (Figura 5). Luego inhala y eleva los codos. (Figura 7). Exhala mientras vuelves a la posición original. (Figura 5). Mentalmente canta el sonido “Har” en cada inhalación y exhalación. 3-4 minutos.


“Har” es el Aspecto Creativo del Infinito. Es un mantra de poder y prosperidad. Te dará la fuerza y la seguridad para ser capaz de confiar. El movimiento de los brazos estimula la glándula tiroides y equilibra los hemisferios cerebrales.

Ejercicio 5 Tumbado sobre la espalda con las manos bajo las nalgas. Levanta los talones 6 pulgadas del suelo. ( Figura 8 ). Respiración Larga y Profunda. 1-3 minutos. MODIFICACIÓN: Si la parte baja de la espalda se resiente, levanta solamente una pierna. Este ejercicio trabaja el ombligo para lograr el poder sobre lo más elevado de ti mismo y estimular el cerebro.


.

Ejercicio 6 Tumbado sobre la espalda, cruza los tobillos. Cuando inhales levanta las piernas. (Figura 9 ). Cuando exhales bájalas. 3 minutos. MODIFICACIÓN: Si la parte baja de la espalda se resiente, dobla las rodillas.

Este ejercicio genera el poder del ombligo para la confianza, la paciencia y el valor. Así como absorbemos nutrientes a través del trabajo del fuego digestivo, nosotros somos capaces de nutrirnos con el alimento de la experiencia que nos convertirá en sabios. Cuando fortalecemos el punto del ombligo, los patrones dolorosos se eliminarán. Al cruzar los tobillos estimulamos puntos relacionados con los riñones y los ovarios. La mujer cuando padece de tensión en la zona de los ovarios puede retener líquidos, este ejercicio puede aliviarla.


Ejercicio 7 Tumbado sobre la espalda, los brazos estirados hacia arriba perpendiculares al suelo. Los dedos juntos apuntando hacia arriba y los pulgares hacia atrás. Inhala abajo y exhala incorporándote y tocando con las manos los dedos de los píes. ( Figura 10 ). 36 minutos.

Este ejercicio ajusta el hueso pélvico. Estimula la energía del ombligo para facilitar la apertura de los centros superiores, de manera que los sentimientos de neurosis puedan liberarse.

Ejercicio 8 Postura del Puente. Cabeza levantada. ( Figura 11 ). Inhala, exhala al bajar las nalgas al suelo. ( Figura 12 ). Continúa poderosamente. 3-4 minutos. Muévete inmediatamente al siguiente ejercicio.

Este ejercicio presiona la tiroides y ajusta las caderas.


Ejercicio 9 Ponte en la Postura del Puente, con la cabeza hacia atrás. ( Figura 13 ). Respira profundamente a través de la boca abierta. 1-2 minutos. Ahora echa fuera la lengua y haz vibrar la parte trasera de la lengua como si estuvieras haciendo gárgaras. 1 minuto. Muévete inmediatamente al siguiente ejercicio.

Este ejercicio estimula la glándula paratiroides y eso es una medida preventiva frente al catarro común

Ejercicio 10 Siéntate en una posición de meditación confortable. ( Figura 14 ): respira larga y ligeramente, tan despacio como un glaciar, tan profundo como el océano en el que te transformarás algún día. 4 minutos. Cuando la glándula tiroides secreta, la pituitaria también. Gracias a este ejercicio te encontrarás capacitado para meditar profundamente.


Ejercicio 11 Entrelaza los dedos sobre la cabeza, la punta de los pulgares se tocan atrás, los brazos formando un círculo. ( Figura 15 ). Imagínate tu ombligo como una nariz, respira a través del ombligo. Cuando exhales, siente e imagina que el espacio enmarcado por tus brazos alrededor de la cabeza está lleno de luz. Los ojos 1/10 abiertos, mirando a la punta de la nariz. Respira Larga y Profundamente. Escucha la cinta de Jab Sahib si la tienes. ( Mira Apéndice 5 ). 9 minutos.

Este ejercicio te otorgará Majestad y la fuerza para ser respuesta a tus propias plegarias.

UNA MARIPOSA BLANCA, EN LA CRISÁLIDA DE CADA ALMA ESPERA A LAS CAMPANAS DE LA PRIMAVERA PARA TRANSFORMARSE.


Respiración anti-estrés para la sofisticación y la fuerza La mano derecha cerca de la oreja derecha, como tomando juramento. El codo izquierdo presionando en el lado izquierdo de la base de las costillas, el antebrazo izquierdo paralelo al suelo y la palma hacia arriba. ( Figura 2 ). La parte abajo de la lengua toca el paladar, los dientes juntos. Los ojos 1/10 abiertos y mirando la nariz. Inhala durante 15 segundos, mantén la respiración durante 15 segundos, exhala durante 15 segundos, mantén la respiración fuera durante 15 segundos. Puedes cantar mentalmente: “ Sa - Ta - Na - Ma “ a un ritmo constante para mantener la duración de cada respiración constante. 11 minutos.

Esta respiración requiere práctica. Puedes empezar manteniendo la respiración 10 segundos y poco a poco hasta 15 segundos. Esta técnica es buena contra las espinillas y otros desórdenes de la piel que ocurren cuando los nervios que están cerca de la superficie de la piel no tienen oxígeno suficiente. Te dará mucha estamina, mejorará la capacidad de tu cuerpo de curarse, mantendrá tus emociones bajo control y te proporcionará una gran sensibilidad. Como estudiante de Kundalini, este tipo de técnica debe estar en tu repertorio.


Respiración para el sistema inmune y las cualidades interiores Bloquea la fosa nasal derecha con tu dedo índice derecho. La mano izquierda está al nivel de los hombros, con el dedo índice y pulgar juntos. ( Figura 3 ). Haz Respiración de Fuego a través de la fosa izquierda durante 11 minutos. Con la práctica intenta llegar hasta 31 minutos. Después inhala, mantén la respiración durante 15 segundos y con los dedos entrelazados a la altura de la cara, ( Figura 4 ), intenta separar las manos. Hazlo 3 veces más. Yogi Bhajan ha dicho “ Hemos nacido con una estimulante fuerza evolutiva que es nuestro más elevado potencial y es igual al poder de Dios. Pero nuestra fuerza proyectada es bloqueada por nuestra propia rabia, frustración y culpa.

Esta respiración meditación puede ayudar a curarnos física y mentalmente. Respirar con la fosa izquierda engendra una energía relajada ,la Respiración de Fuego, por otro lado, es estimuladora. La combinación de estas dos variables crea un fuego fresco en el cuerpo que según el Yoga ningún virus puede soportar. Neutralizando la rabia interior, esta técnica puede ayudarte a transformar tus limitaciones en atributos.

Algunas Kriyas Kundalini Yoga  

Guía rápida

Algunas Kriyas Kundalini Yoga  

Guía rápida

Advertisement