__MAIN_TEXT__
feature-image

Page 1


Editorial

editorial

Iniciamos este curso escolar con muchas dudas e incertidumbres, pero con una actitud de apertura y acogida hacia nuestro alumnado. Desde marzo del año pasado nuestros alumnos y alumnas no han podido ser atendidos, de manera presencial, en el centro educativo. Hay que reconocer que el principio tampoco fue fácil, ya que tuvimos que adaptarnos a una nueva realidad que imponía una multitud de cambios y medidas que iban encaminadas a la protección y seguridad de los miembros de la Comunidad Educativa SAFA (grupos de convivencia, flujo de entrada y salida, medidas higiénicas, uso de mascarillas…). Aun así, el alumnado, sus familias y el personal docente y PAS del centro han sido un ejemplo a seguir. Conscientes de todas nuestras dificultades; nos ha conmovido lo vivido y sufrido en primera o tercera persona, provocando un movimiento de salida o apertura hacia los demás, entrega y solidaridad. Nuestras acciones, capacidades y tiempo se han dedicado hacia el compromiso para nuestros alumnos/as y sus familias, ofreciendo los recursos disponibles para quien más los necesita. Esa es la verdadera competencia y excelencia humana. Esta edición de “El Pupitre” pretende ser un espacio verde, de entretenimiento y escape de la rutina. La risa siempre ha ayudado a mirar de manera diferente la realidad y sus problemas. Por ello, esta nueva edición de nuestra revista escolar tendrá como eje central el humor y los pasatiempos. Aquí el lector podrá encontrar razonamientos de niños, viñetas, pasatiempos, adivinanzas y chistes, entre otras secciones. #AcogerTE #UnFuegoQueEnciendeOtrosFuegos #YoSAFAAlcalaLaReal

Edita: Escuelas Profesionales de la Sagrada Familia - Alcalá la Real Coordina: Departamento de Actividades Extraescolares

3


índice

SAFA. Alcalá la Real

EL PUPITRE 2021 1.- EDITORIAL 2.- FRASES Y ANÉCDOTAS GRACIOSAS DE NUESTROS PEQUES DE INFANTIL 3.- SOPA DE LETRAS – ALPHABET SOUP 4.- MOVIE LINES – FRASES DE PELÍCULAS EN INGLÉS 5.- JÓVENES GAMERS 6.- A LA CAZA DEL HOMÍNIDO 7.- DID YOU KNOW…? 8.- RIDDLES – ADIVINANZAS 9.- EN TODO AMAR Y REÍR. ¿QUIÉNES SON LOS JESUITAS? 10.- NUESTRAS CLASES EN VIÑETAS CÓMICAS 11.- CURIOSIDADES DEL LENGUAJE: LAS FALACIAS 12.- CALENDARIO DE MAFALDA PARA UNAS FELICES VACACIONES 13.- “LA ISLA DEL OLVIDO” – CERTAMEN P. VILLOSLADA, RELATO GANADOR CATEGORÍA A 14.- “LA PLUMA QUE DESTRUYÓ MI CASTILLO” - CERTAMEN P. VILLOSLADA, RELATO ACCÉSIT CATEGORÍA A 15.- “POR TODA LA HUMANIDAD” – CERTAMEN P. VILLOSLADA, RELATO GANADOR CATEGORÍA B 16.- JOKES – CHISTES 17.- TONGUE TWISTERS – TRABALENGUAS 18.- FOTOS IMPOSIBLES 19.- BIOGRAFÍAS DE LOS NUEVOS MAESTROS Y PROFESORES SAFA 20.- ADIVINA QUÉ PROFE ES 21.- AGRADECIMIENTO A EMPRESAS

4


Índice Infantil

Frases y anécdotas graciosas de nuestros peques de Infantil 1º Infantil Seño: ...y también se puede calentar la comida con el microondas. Pablo (3 años): Seño, ¿por qué es “TU-croondas”? Seño: ¿Quién sabe la diferencia entre niño y niña? Rafa (3 años): Pues que los niños tienen colita y las niñas, coleta. Mario (3 años): Seño, Mohamed no me deja el coche rojo. Seño: Intenta que te lo deje diciendo las palabras mágicas. Mario (3 años): Mohamed, dámelo abracadabra. Martina (3 años): Seño, no entiendo lo que dice la “Teacher” Seño: Es que es otro idioma diferente al nuestro. Martina (3 años): ¡Ah! El Happy Birthday to you. Cojo a un niño que se ha caído en el patio jugando y dice uno de ellos: “Mira, ¡es más fuerte que Hulk!” Seño: ¿Qué letra es ésta? Juan José (3 años), muy serio: ¿Es que tú no lo sabes? Greta (3 años): Hoy es el cumpleaños de mi abuela. Alma (3 años): ¿Cuántos cumple? Greta (3 años): 800 Juan José (3 años): Entonces está muerta. Greta (3 años): ¡Era broma! Cumple 7.

5


Nayra (4 años): “A mí me gusta que mi mamá duerma conmigo.” Alba (4 años): “Pues si quieres tener hermanitos tienes que dormir solita en tu cama y mamá y papá en la suya.” “Un día fui a coger aceituna con mi abuelo, pero ya no voy a ir más porque no me pagó.” Izan (4 años) “Voy a tener una hermanita y se va a llamar profe Jaime.” Khadidja (4 años) Profe: “¿Qué queréis ser de mayores?” Pablo (4 años): “Yo voy a ser pastelero, pintor, policía, médico y voy a construir casas.” “Pues a mí lo que más me gusta del mundo es dormir.” Hugo (4 años) Adriana (4 años): “Mañana me voy a la playa.” Mateo (4 años): “Pues no vayas a Garrucha, que está muy lejos y es lo peor.” “Profe, yo creo que la seño Marisa es tu marida.” Ismael (4 años) “Cuando sea verano me voy a ir a Campotéjar, pero le voy a decir a Carlos que me mande unos churros de su bar por correo.” Álvaro M. (4 años) Yanira (4 años): “Yo tengo un novio.” Álvaro N. (4 años): “Pues los novios se besan, se abrazan, se quieren, se cuidan, se respetan y un día se visten de novios y van a la boda.” Profe: “¿Qué recordáis de cuando erais bebés?” Alejandro (4 años): “Cuando yo era bebé estaba en la barriguita de mi mamá, pero no recuerdo cómo salí de allí.” Marta G. (4 años): “Seguro que por el ombligo.” Mateo (4 años): “Pues yo, cuando era bebé estaba en un huevo en Granada, y mis padres me abandonaron y se fueron a Egipto.”

6

Frases y anécdotas graciosas de nuestros peques de Infantil

SAFA. Alcalá la Real

2º Infantil


“Seño, hoy vienes vestida de loca”. Candela (5 años) - Seño: Hoy es la vuelta ciclista. Podéis ir a verla después del cole. - Aarón (5 años): Es buena idea seño. Podemos ir a ver a los biciclistas.

Infantil

Frases y anécdotas graciosas de nuestros peques de Infantil

3º Infantil

- Seño: Recordad que tenéis trozos de plastilina de muchos colores para el juego de las figuras geométricas. No la mezcléis que, si no, no podemos jugar. - José G. (5 años): Seño… Pues a mí se me ha olvidado que hoy no podíamos mezclarla... - Keylli (5 años): Seño, ¿y tú cómo nos envías la tarea? - David (5 años): Nos la manda por el ordenador. - Christian (5 años): ¡Claro! Nos la envía por clanroom. - Seño: ¿Alguien de la clase tiene mascotas? - Félix (5 años): Yo tengo una perra que se llama Nube. - Arael (5 años): y yo un pez… Pero no sé cómo se llama. - Candela (5 años): Seño pues yo tengo una araña que siempre me acompaña. “He apuntado a mi perro a clases de natación y cada vez nada mejor”. José Gallardo (5 años) - Keylli (5 años): Seño, ¿los empresarios venden cosas? - Seño: Claro. - Keylli (5 años): (pensativa) Pues cuando sea empresaria venderé un conejo. - Seño: ¡Buenos días bombón! - David (5 años): ¡Buenos días bombona! - Keylli (5 años): Seño, ayer comí “suchi” - José L (5 años).: No se dice “suchi”, se dice sushi - José G. (5 años): Pues si le cambias algunas letras dices “chuche”. - Francisco Alejandro (5 años): Seño, ¿sabes qué me pasó el sábado? - Seño: No, ¿qué te pasó? - Francisco Alejandro (5 años): Que “me se” cayó el diente que “me se” movía. - Seño: Se dice “se me” cayó. - Francisco Alejandro (5 años): Vale. El sábado se me “me se” cayó el diente que se me “me se” movía, y el Ratoncito Pérez me “tragió” un bote de pompas.

7


- Aarón (5 años): Fui de paseo con mi madre y nos encontramos una serpiente hambrienta de carne de persona. Yo le pegué un pisotón en el hocico para que no nos comiera. ¡Ese día no era su día de suerte! - Irene (5 años): Ayer me comí 3 bolas de helado. - Seño: ¡Qué bien, qué ricas! ¿De qué eran? - Irene (5 años): De helado, ya te lo he dicho. - Seño: ¿Por qué llueve? - Elena (5 años): Porque San Pedro está de mudanza y le escupe a los muebles porque tienen polvo. - Eugenia (5 años): Porque Jesús riega las plantas de la tierra con su regadera desde el cielo. - Seño: ¿Dónde se compran los tornillos? - Darío (5 años): En la “tornillería”. - Marcos (6 años): Seño, no los compres. Pídele a mi abuelo, que tiene muchos.

8

Frases y anécdotas graciosas de nuestros peques de Infantil

SAFA. Alcalá la Real

- Álvaro (5 años): Ayer fui a hacer una ruta con los caballos y nos encontramos una “pichón”. - Seño: ¿Qué es una “pichón”? - Álvaro (5 años): Es un tipo de serpiente muy venenosa.


SAFA. Alcalá la Real

10

Movie lines Frases de películas Let’s see how much do you know about cinema!!! Match the names of films to famous phrases said by their protagonists.


"I'LL B E BACK "

NO . R TO DOC

VE A H E W , N O T M" "HOUS E L B O A PR

Movie lines

"WE'LL ALWAYS HAVE PARIS"

THE LI ON KIN G

"MY N AME IS BOND, JAMES BOND"

INA M R E T

TOR

APO

LLO

13

"HAKUNA MATATA! LIVE AND BE HAPPY"

AND Y T I FIN N I O "T D" N O Y E B THE LORD OF THE RINGS

STA

R

RS A W

"MY PRECIOUS"

"MAY THE FORCE BE ELM N O MARE T WITH YOU" H G T NI TREE

TITAN

S

T ST OY OR Y

IC

"I'M KING OF THE WORLD!" CASABLAN

CA

"ONE, TWO, FREDDY IS COMING FOR YOU" 11


SAFA. Alcalá la Real

Jóvenes Gamers Experimentando con el mundo de los videojuegos en Scratch en 2º ESO En el Bloque de programación y automatismos, y concretamente una unidad de Tecnología dedicada a la era digital, los alumnos de 2º ESO han podido experimentar por ellos mismos el lenguaje de programación y orientarlo a la creación de los típicos juegos: “Serpiente come manzanas”, “Arkanoid”, “Piedra, papel o tijera”, “Comecocos” o “Pac man”, entre otros. Scratch es un lenguaje de programación visual desarrollado por el MIT y cuya función principal consiste en permitir el desarrollo de habilidades mentales mediante el aprendizaje de la programación sin tener conocimientos profundos sobre el código. Sus características ligadas al fácil entendimiento del pensamiento computacional han hecho que sea muy difundido actualmente en la educación de niños/as, adolescentes y adultos. La plataforma permite ser trabajada “online”, lo que facilita su optimización en cualquier ordenador sin necesidad de instalación, siendo esto un gran avance. De cara al desarrollo de la unidad, cada grupo con sus diferentes roles tenía que llegar a una finalización del juego ya que, posteriormente, se desarrollaron unas jornadas de puesta en común de juegos para no solo divertirnos, sino poder despertar nuevas inquietudes y optimizar la creatividad de cada alumno/a. El alumnado, comenzó con un juego básico que el profesor facilitó con una serie de pistas y para que pudieran guiarse paso a paso en su primera toma de contacto con el lenguaje de programación. ¡Terminadas estas lecciones básicas, fueron capaces de desarrollar por sí solos los juegos previamente seleccionados! En definitiva, despertar en el alumnado el interés por la era digital que fuertemente nos llama a la puerta, es guiarles hacia un futuro robotizado y automatizado que, sin duda alguna, será parte de nuestro día a día, de nuestra nueva era digital. A continuación se pueden ver algunas ilustraciones del proceso seguido en clase y algunos ejemplos de los videojuegos creados.

12


13

Índice Jóvenes Gamers

Jóvenes Gamers Experimentando con el mundo de los videojuegos en Scratch en 2º ESO


SAFA. Alcalá la Real

A LA CAZA DEL HOMÍNIDO, por 4º eso a y b Os animamos a descubrir cómo son nuestros antepasados Homínidos (evolución humana) y a nuestra propia especie (homo sapiens) .Te adjuntamos estas curiosas pistas de nuestros parientes lejanos y de nosotros mismos ¿Te atreves a descubrir quién es quién y a encontrarlos de una forma fácil uniendo cada letra con el número que corresponde con su nombre? Las respuestas al final de la página. A) Tiene una capacidad craneal de 450 cm cúbicos. Tiene más años que un aplauso, anda más o menos como Pablo Iglesias. Hace muy poco que comienzo a andar por los bosques africanos, trepando por sus ramas, más se parece a los monos que a ti, humano B) Con otros coexistió. Es el más listo de todos pues a todos sobrevivió. Hasta ahora llegó y por todo el mundo viajó C) Este “monaco” que estoy describiendo, ya andaba con dos pies hecho y derecho. Yo lo llamo “monaco” porque eran ya grandotes, medían alrededor de 1,5 m. Muy habilidoso se volvió y a los animales cazó. D) Frío no pasaba pues el fuego dominaba y cocinando mucho tiempo pasaba.

E) Hasta hace poco muy tontorrón creíamos que era, pero, aunque no parecía, a sus muertos protegía, y a ser artista se lanzó en las cuevas que habitó.

14


SOLUCIONES: A) 3. B) 1. C) 5. D) 2. E) 6. F) 4.

Índice Pasatiempos

A la caza del homínido

F) Por la era en la que habitó ni frío ni calor pasó. De él no te podías fiar pues la vida a otros podía quitar y un festín organizar

EVOLUCIÓN: A) Australopithecus  C) Homo habilis  D) Homo erectus  F) Homo antecessor  E) Homo neanderthalensis  B) Homo sapiens 1. Homo sapiens

2. Homo erectus

3. Australopithecus

4.Homo antecessor

5. Homo habilis

6. Homo neanderthalensis

15


SAFA. Alcalá la Real

Did you know…? THE EYES EXERCISE MORE THAN THE LEGS The muscles in our eyes move much more than you might imagine… Approximately 100,000 times a day! To give you an idea of how much that is, you should know this relationship: for the leg muscles to do the same amount of exercise, you should walk approximately 80 km per day. Los músculos de nuestros ojos se mueven mucho más de lo que imaginas… ¡Aproximadamente 100.000 veces al día! Para que te des una idea de cuánto es eso, deberías saber esta relación: para que los músculos de la pierna hagan la misma cantidad de ejercicio, deberías caminar aproximadamente 80 km por día. THE HEART COULD MOVE A CAR Another interesting fact that is worth sharing is that beyond spiritual strength, the heart is an extremely powerful organ. In fact, the pressure it generates when pumping blood could, if it were to leave the body, reach 10 meters in distance. To give you an idea, the power generated per day by a heart would be enough to move a car for 32 kilometers!

16


Administración y Finanzas

Did you Know...?

Otro de los datos interesantes que valen la pena compartir es que más allá de la fuerza espiritual, el corazón es un órgano sumamente poderoso. De hecho, la presión que genera al bombear sangre podría, si saliera del cuerpo, alcanzar los 10 metros de distancia. Para que te des una idea, ¡la potencia generada al día por un corazón bastaría para mover un coche durante 32 kilómetros! BABIES CAN HEAL THEIR MOTHERS IN THE WOMB Not only do mothers take care of their children, but babies also take care of their mothers. While in the womb, the fetus can send its own stem cells to the damaged organs of the parent to restore them. The transfer and incorporation of embryonic stem cells into the mother’s organs is called uterine microchimerism. No solo las madres cuidan de sus hijos, sino que los bebés también cuidan de sus madres. Mientras se encuentra en el útero, el feto puede enviar sus propias células madre a los órganos dañados de su progenitora para restaurarlos. La transferencia e incorporación de células madre embrionarias en los órganos de la madre se llama microquimerismo uterino. MATHEMATICAL OPERATION An amazing mathematical operation. Take a calculator and check it: 111111111 x 111111111 = 12345678987654321. Una operación matemática asombrosa. Coge una calculadora y compruébalo: 111111111 x 111111111 = 12345678987654321.

Alumnado de 1º de Administración y Finanzas

17


SAFA. Alcalá la Real

Riddles - Adivinanzas 1. Until I am not measured I am not known. Yet, how you miss me when I have flown. Who am I? Hasta que no me mides, no me conoces. Sin embargo, cómo me echas de menos cuando he volado. ¿Quién soy? 2. I´m running without legs, I´m your friend but your worst enemy, I´m clear but you can´t see me. What am I? Corro sin piernas, soy tu amigo, pero tu peor enemigo, lo tengo claro pero no me ves. ¿Qué soy? 3. I’m ususally in the bathrooms though I come from the sea. Suelo estar en los baños, aunque vengo del mar. 4. I´m your uncle´s brother, but I´m not your uncle. What am I? Soy el hermano de tu tío, pero no soy tu tío. ¿Qué soy yo? 5. What gets wet when drying? ¿Qué se moja al secar? 6. What belongs to you but others use it more than you do? ¿Qué te pertenece, pero otros lo usan más que tú? 7. The beginning of eternity, the end of time and space, the beginning of every end and the end of every place. El comienzo de la eternidad, el fin del tiempo y el espacio, el comienzo de cada fin y el fin de cada lugar. 8. What can you break without touching it? ¿Qué puedes romper sin tocarlo? 9. What building has the most stories? ¿Qué edificio tiene más historias? 10. What can you catch but can´t throw? ¿Qué puedes coger, pero no lanzar? 11. Lives without a body, hears without ears, speak without a mouth to which the air alone gives birth. Vive sin cuerpo, oye sin oídos, habla sin boca a la que sólo el aire da a luz. 12. What does a cat have than no other animal has? ¿Qué tiene un gato que ningún otro animal tiene? 13. Poke your fingers in my eyes and I will open wide my jaws. Linen cloth, quills or paper, I am greedy and devour them all.

18


14. What is dark but made by light? ¿Qué es oscuro, pero está hecho por la luz?

Administración y Finanzas

Riddles - Adivinanzas

What am I? Pon tus dedos en mis ojos y abriré mis mandíbulas. Tela de lino, plumas o papel, soy codiciosa y las devoro todas. ¿Qué soy yo?

Y ahora… ¡Las respuestas! The time – El tiempo Water – El agua The sponge – La esponja Your father – Tu padre The towel – La toalla Your name – Tu nombre Letter E – La letra E A promise – Una promesa The library – La biblioteca A cold – Un resfriado The echo – El eco Kittens – Gatitos A pair of scissors – Unas tijeras The shadow – La sombra Alumnado de 1º de Administración y Finanzas

19


SAFA. Alcalá la Real

En todo, amar y reír ¿Quiénes son los Jesuitas? ¿Quiénes son los sacerdotes católicos cuya orden fue prohibida por el papa a finales del siglo XVIII, pero que dos siglos y medio más tarde, vieron cómo uno de ellos era elegido papa? Trataremos de conocerlos más de cerca estudiando algunos chistes que se cuentan de ellos. El humor puede obligarte a pensar… que te diviertas y aprendas. 1. Encontrar y servir a Dios en todas las cosas Un hombre se dirige a un fraile franciscano y le pide que celebre en su nombre una novena, con el fin de que en la lotería le toque un Lexus “¿Qué es un Lexus?” “¡Un coche de lujo!” “¡Vaya por Dios! San Francisco amaba la pobreza. Lo siento mucho, pero yo no podría rezar por esa intención” A continuación, el hombre se dirigió a un fraile dominico: “Por favor, ¿tendría la amabilidad de celebrar una novena para que yo pueda obtener un Lexus? “¿Qué es un Lexus?” “¡Un coche de lujo¡” “¡Oh, no! Santo Tomás de Aquino nos recordó que no debíamos amar los bienes mundanos. Me es imposible, pues, rezar por algo de ese estilo” Como último recurso , el hombre acudió a un jesuita y le preguntó: “Por favor, Padre, ¿sería tan amable de celebrar una novena para que yo pueda ganar un Lexus?” “¿Qué es una novena?”

San Ignacio de Loyola (1491-1556) fue un reformador, en el sentido que actualizó diversos usos y costumbres que, desde tiempo inmemorial, caracterizaban la vida monástica y religiosa en general dentro de la Iglesia Católica. Una de sus reformas más conocidas y escandalosas de su tiempo fue prescindir del canto y la oración comunes de la Liturgia de las Horas de sus comunidades. Los jesuitas no tenían que interrumpir sus actividades varias veces al día para rezar en la iglesia y la capilla, cada uno organizaba sus tiempos diarios de oración a su gusto. 2. Atreverse a confiar Un franciscano y un jesuita eran amigos. Ambos eran fumadores, y les resultaba difícil rezar mientras fumaban un cigarrillo. Así pues, decidieron pedir permiso a sus superiores para fumar.

20


Índice Jesuitas

En todo, amar y reír ¿Quiénes son los Jesuitas?

La siguiente vez que se encontraron, el franciscano estaba abatido: “Le pregunté a mi superior si me daba permiso para fumar mientras rezaba, y su respuesta fue “No”. El jesuita sonreía: “Yo le pregunté si podía rezar mientras fumaba, y mi superior me dijo:”¡Naturalmente!”

Ignacio era muy exigente con sus hermanos jesuitas, especialmente con los más dotados, a quienes, por lo demás, cuidaba especialmente. Ponía su fe y su confianza en los talentos y la bondad de los demás. 3. Libertad en obediencia Durante un congreso donde se debatía el voto de obediencia, alguien preguntó a un jesuita: “¿Cómo os asegurais de que los jesuitas se mantienen fieles a ese voto, al que , por lo demás, sé que concedéis gran importancia? El jesuita respondió: “Es bien sencillo. Para empezar, nuestros superiores nos preguntan qué deseamos hacer y, a continuación, nos dicen que lo hagamos. ¡Así no tenemos problemas con la obediencia!” Otro participante en el congreso sintió curiosidad y le preguntó:Pero, seguramente, habrá algunos jesuitas que no sepan qué es lo que desean hacer…¿Qué hacéis con ellos? El jesuita respondió:”Bueno, eso también es muy fácil:¡los nombramos superiores!”

21


4. Experimentar y descubrir por nosotros mismos. Un alumnos preguntó a su profesor jesuita si era verdad que los jesuitas siempre responden a una pregunta con otra pregunta. El jesuita miró fijamente al joven y le respondió: “¿Tú qué crees?” San Ignacio, como educador nato aplicó esta técnica en el siglo XVI. Había comprendido que lo que alguien aprende por sí mismo, lo que descubre por sí mismo, lo que piensa y expresa con sus propias palabras, tiene un impacto mucho mayor que una respuesta fácil y manida, elocuentemente formulada, aunque pueda parecer o sonar maravillosamente. 5. En la senda de la excelencia Mientras paseaban, un jesuita, un dominico y un franciscano discutían acerca de la grandeza de sus respectivas órdenes cuando, de pronto tuvieron una visión de la Sagrada Familia, con Jesús en un pesebre, y María y José orando a su lado. El franciscano se postró, abrumado al ver a Dios nacido en semejante pobreza. El dominico se arrodilló, rindiendo culto a la hermosa escena de la Sagrada Familia. El jesuita se acercó a José, le rodeó el hombro con su brazo y dijo: “¿De modo que ya habéis pensado a qué colegio vais a mandar al niño?” Cuando Ignacio y sus compañeros fundaron la Compañía de Jesús no habían previsto fundar escuelas o colegios. El ideal de Ignacio era que los jesuitas, como los apóstoles, fueran peregrinos que se desplazaran de un lugar a otro. A la muerte de Ignacio en 1556, había cerca de 50 colegios. En la actualidad hay en todo el mundo unas cuatro mil instituciones educativas vinculadas a la Compañia de Jesús, entre ellas nuestra Fundación SAFA-Loyola. Textos y viñetas adaptados del libro “En todo amar y reír” Una introducción (seria) a la espiritualidad ignaciana” Nikolaas Sintobin, SJ.

22

En todo, amar y reír ¿Quiénes son los Jesuitas?

SAFA. Alcalá la Real

Al voto de obediencia se le concede una importancia especial en la Compañía de Jesús. “A mayor obediencia, mayor libertad’’. Estar dispuesto a hacer todo cuanto Dios le invita a hacer como jesuita.


Aquí os dejamos con un par de viñetas cómicas que ha elaborado nuestra magnífica dibujante Marta Bolívar Zafra, con la ayuda de Ángela Aguilera Díaz, de 1º ESO A. ¡Algunas situaciones de clase son dignas de un cómic de humor!

Viñetas Cómicas

Nuestras clases en viñetas cómicas

23


SAFA. Alcalá la Real

Curiosidades del lenguaje: Las falacias Muy buenas a todos, queridos y fieles lectores. Hoy, en curiosidades del lenguaje hablaremos de algo que está muy presente en nuestras vidas pero que muy pocos saben identificar, las falacias. ¿Qué es una falacia? Puede que haya gente que no sepa realmente qué es, tranquilos, os lo explicamos: una falacia es un razonamiento inválido o engañoso con apariencia de correcto que pretende ser convincente. Es muy habitual encontrárselas en muchísimos terrenos, sobre todo para argumentar a favor o en contra de causas o intereses de todo tipo. Y en realidad, quién no ha discutido con un familiar en una cena, o con un amigo en una quedada, y al final siempre acababa llevándose la razón, cuando tú mismo sabías que estaba equivocado o diciendo algo incorrecto, pero claro, no sabías como rebatirle o desmentir lo que estaba diciendo. Es por eso que hoy en nuestro artículo de El Pupitre te explicaré brevemente algunas de las falacias más comunes y cómo enfrentarte a ellas. (Tranquilos, no hay un examen al final del articulo) Bien, la primera falacia que vamos a tratar es la falacia del alegato especial, os pongo en situación: ¿Alguna vez has estado hablando con un amigo de un tema en especial y os ha dicho: “Tú no puedes opinar, no entiendes de esto”? O “Si no tienes ni idea no hables, yo tengo la razón.” Lo que esta persona intenta es quitaros la razón con el simple argumento de que no estáis muy metidos en el tema, incluso aunque sí sepáis del tema, siempre os va a decir que él sabe más. Lo que debemos hacer para poder desbaratar a esta persona es ponerle contra las cuerdas, pedirle todos los argumentos que tenga sobre el tema, que nos los explique si es tan bueno y, cuando intente huir o no contestarnos, ahí sabremos que está mintiendo y podremos tomar el relevo de la conversación.

La segunda falacia de la que vamos a hablar es la falacia you tubium. Todos, absolutamente todos, tenemos un amigo o amiga que se cree todo lo que lee en internet, en especial en YouTube, una página que puede ser muy buena pero también muy negativa en cuanto a cosas falsas, en resumen,

24


Bachillerato

Curiosidades del lenguaje: Las falacias

esta falacia consiste en desmontar todos los argumentos de una persona solo porque en YouTube pone algo distinto a la opinión de la persona, sea verídico o no, por ejemplo, la persona que ha visto un vídeo que explica la falsedad del covid-19 y está convencido de que es una conspiración rusa para controlarnos, exacto, algo así. Simplemente tendremos que darle los argumentos suficientes (si los logra entender) para que pueda entrar en razón.

La tercera y última es la generalización apresurada, todos conocemos a alguien muy intolerante o xenófobo, me explico, si un chico extranjero roba algo o a alguien, esta persona afirma que TODOS los extranjeros son ladrones y malas personas; o si algún chico suspende un examen, y afirma que todos los maestros le tienen rabia y no quieren que apruebe (¡obviamente no va a ser por no tocar los libros, faltaría más!). En fin, en este tipo de casos lo que tendríamos que hacer sería un estudio de probabilidad para demostrar que no es el caso, pero si nos encontramos con un amigo, y no queremos gastar mucho tiempo en alguien lentito de mente, es tan sencillo como intentar hacerle comprender que no todas las personas de una clase social, religión, sexo, etc.… son malos o buenos porque UNO solo haya actuado bien o mal. Tendrá que depender del sentido común.

Y con esto finalizamos nuestro artículo de hoy, esperamos que os haya encantado, que aprendáis a llevar mejor estas situaciones, y ¡¡¡qué os vaya muy bien en los exámenes finales!!! Mario Hernando González, 1º Bachillerato Humanidades y Ciencias Sociales

25


SAFA. Alcalá la Real

26


27

Calendario Mafalda


SAFA. Alcalá la Real

Primer premio del XXII Certamen literario Padre Villoslada, categoría A AUTOR: ÁLVARO CANO GUZMÁN LA ISLA DEL OLVIDO Isla Aceituna, conocida coloquialmente como “la isla del olvido” había sido por siglos un lugar totalmente asombroso, lleno de cosas que lo hacían una localidad única. Una de ellas era la fertilidad del campo. El olivo, gracias a las temperaturas cálidas, era la planta más conocida y los agricultores obtenían sus ganancias gracias únicamente al trabajo de tal planta. La vegetación era también exuberante y todo el entorno vegetal era mágico, como si se tratase de un cuento de hadas. Las flores violáceas, blanquecinas o incluso negruzcas destacaban en el oliváceo panorama. Las costas eran finísimas y parecían ser sacadas del mismo firmamento, puesto que reflejaban las más puras de las aguas, en las que se podía ver el fondo marino, lleno de una fauna increíble y típica del lugar. Por si fuera poco, también la isla poseía una arquitectura hecha por genios. Los arquitectos habían logrado crear caminos pétreos y todo tipo de estructuras de defensa, para el hogar o simplemente para la decoración de la isla única. Algo que inspiró a estos arquitectos fue la “Piedra Pura”. Este extraño y abundante mineral era totalmente blanco y no tenía ninguna imperfección. Los constructores más adinerados y más cercanos al emperador habían utilizado esta costosa piedra preciosa para la construcción de la casa de los nobles y para templos y torres. Además, según los sacerdotes, era una piedra totalmente pura y su color, totalmente, blanco simbolizaba la serenidad, inteligencia y acercamiento a la divinidad en la que creían. Otra maravilla del panorama era, simplemente, cómo se estructuraba la villa. Era una gran montaña, así que los albañiles se las habían apañado para crear las divisiones de lugares. Cuanto más alto estaba posicionada una casa, más valor y rango social tenía el dueño. Lo que habían hecho los creadores era construir caminos ascendentes que fuesen desde la costa hasta el templo del monarca, que estaba en la cima y sólo los nobles podían ir. La especialidad de los afables ciudadanos era la metalurgia. Aproximadamente, tres siglos atrás fue descubierto tal arte y, desde entonces, la estuvieron mejorando y perfeccionando con un fin: el combate entre espadas. Era típico combatir para demostrar la fuerza e, incluso, los más fuertes eran considerados poderosos.

28


El segundo problema era el que más había afectado a los isleños. Hacía cinco años llegó un príncipe forastero potentísimo. Este se deshizo sin dificultad de su contrincante y gobernó sin pensar en sus ciudadanos. Simplemente, buscaba su beneficio y por algún motivo desconocido, estaba inmerso en la búsqueda de algo, algo que anhelaba con toda fuerza y nadie sabía de lo que se trataba. Muchos pensaban que sería una forma de acabar con todos sus rivales, pero había muchísimas teorías y nadie tenía ni la más mínima idea de qué tramaba aquel egoísta que ni miraba por su poblado.

Índice Certamen Literario

La isla del olvido

Y eso nos lleva a las cosas malas de este lugar paradisiaco. Para empezar, había una organización pésima, o, al menos, sumamente injusta. Esto se debía a que la democracia era escasa y los ciudadanos no tenían derecho al voto ni a oponerse al mandamás. Sólo se podía alcanzar el poder máximo ganando al anterior rey y, únicamente, ciertas personas de alto rango podían pelear.

En fin, lo que más se había notado desde su presencia era una época de oscuridad. El monarca era, sin duda, la representación oscura de la humanidad y parecía tener un halo invisible de maldad y crueldad inhumana. Por si fuera poco, poseía la espada más poderosa jamás conocida. Tantos sentimientos horrendos habían llenado la isla de un ambiente mortecino y oscuro, que había acabado con gran parte de las plantas y sus procesos. Las estaciones también habían cambiado. Era septiembre entonces y las ventiscas ya llegaban, e incluso lo que en antaño había sido una fértil tierra apta para el cultivo, ahora no era más que un páramo semiderruido. El hambre llegó con fuerza por primera vez al pueblo y la pobreza acabó con el entorno idílico. El invierno era ahora, sin duda, la peor pesadilla de un ganadero o agricultor. Y el último problema y el más tenebroso eran las tinieblas. La isla era, sin duda alguna, especial, porque contenía escenarios hermosos y características increíbles. Pero, algo malo se escondía en eso. Kilómetros detrás de Isla Aceituna y de las pequeñas islitas pesqueras, había un muro espectral, lleno de nubes tormentosas y de todo tipo de pesadillas materializadas. Las leyendas ayudaban al clima de misterio. Uno de esos relatos contaba detalladamente la historia de Nalem, la joven princesa, hija del vigésimo quinto rey de Isla Aceituna, que quiso hacer una expedición y salir del mundo aislado para adentrarse en las culturas del mundo externo. La chica consiguió un barco y una noche se adentró en la tormenta. La pobre y aventurera dama quedó en un estado de locura profunda y hasta los últimos días de su vida estuvo gritando y llorando desconsoladamente por las noches, diciendo cosas sobre su precipitada expedición. Nadie más se había atrevido a cruzar el lugar, ni, aunque fuese otoño.

29


La tarde del quince de octubre las tinieblas se abrieron y el celeste cielo volvió. Tal día no había ni una nube y a pesar de que el pueblo estuviese hecho una ruina, todos se alegraron e incluso bajaron a la costa para ver si algún barco llegaba. Un día después llegó el gran príncipe que todos esperaban. Pero no era como pensaban. Sus ropajes estaban rajados y a pesar de que el barco fuese lujoso, aquel supuesto príncipe no tendría ninguna opción contra el “Rey Delfín” y los demás contrincantes por el trono de Isla Aceituna. Todo el mundo se decepcionó con la llegada del aristócrata. Cuando llegó el tercer día desde la apertura de las tinieblas, un anciano guía llamado Víctor les explicó a todos las reglas. Era tradición que alguien lo hiciese. Las reglas decían que entre ellos tendrían que pelear y que sólo uno podría acceder al templo del rey local. Allí, quien ganase, podría heredar el trono de la isla, pero quedaron avisados de que el Rey Delfín no era una persona fácil de vencer, pues era, seguramente, el más habilidoso espadachín de los reyes que jamás habían existido ahí. Finalmente, el día llegó. Toda Isla Aceituna había cobrado un tono de alegría, como estaba esperado, y confiaban, esta vez sí, en los participantes, que parecían ser lo suficientemente profesionales como para enfrentarse al egocéntrico rey que gobernaba indebidamente. Los cuatro participantes se posicionaron en los extremos de la isla. Todos estaban en esquinas diferentes y tendrían que subir las escaleras para enfrentarse a un contrincante. Los ciudadanos veían el espectáculo desde el pueblo, puerto o la playa. Sabían que la escasez de alimento traería consecuencias fatídicas y en el caso de que nadie ganase al Rey Delfín, no podrían soportar el siguiente invierno, y lo que antes fue una isla prospera, acabaría siendo un lugar completamente destrozado y sumido en la más oscura de las tinieblas. En cambio, había una esperanza que hacía el evento diferente con respecto a los demás años. Todos notaban que muchas plantas parecían revitalizarse y que los animales salían de sus madrigueras donde por años se habían ocultado.

30

La isla del olvido

SAFA. Alcalá la Real

Y lo más espectacular de estas tinieblas era su desaparición en otoño. Cuando llegaba el primer plenilunio de la estación otoñal, se celebraba “El mes del Combate”. Todo el pueblo se teñía de colores anaranjados, rojizos y marrones y las tinieblas desaparecían, pudiéndose ver el extenso océano tropical e incluso islas a gran distancia. Y era cuando las personas alcanzaban un estado peculiar de felicidad. Todo el pueblo se sumergía en un ambiente de júbilo y de euforia.


Índice Certamen Literario

La isla del olvido

Entonces, todo empezó. El príncipe subió las escaleras con tranquilidad; algo que los demás no habían hecho, y en su semblante parecía no haber ni siquiera una pizca de miedo ante los combates contra corpulentos y especializados contrincantes. Solo tenía una espada oxidada y, aun así, confiaba en su agilidad. Pronto, el príncipe vio una plataforma. Y no era una plataforma cualquiera, era donde se tendría que enfrentar a uno de los otros tres foráneos participantes. Y aunque sabía que estaban mucho más preparados que él, algo en su interior le decía que no era así y que podría, con facilidad, vencer a cualquiera. Subió con lentitud los últimos escalones y llegó al suelo blanquecino. Miró y efectivamente, había un contrincante que ya estaba allí. Era un corpulento hombre de piel morena y musculado, con una mirada cargada de hostilidad y con un sable típico de tierras de Oriente. Su cabeza también iba tapada por un velo y sus vestimentas eran oscuras y tenían agujeros, que dejaban entrever un poco sus muy trabajados músculos. Los dos se miraron. El contrincante del príncipe estaba completamente sorprendido ante la templanza del otro. No tenía ninguna opción y en cambio no había ni un ápice de terror o debilidad en la mirada de él. Es más, demostraba que estaba preparadísimo. Y sin decir nada, ambos desenvainaron sus armas. El sable del rival era muchísimo mejor en comparación al del príncipe y aunque la espada del heredero al trono de otro lugar fuese no tan espectacular, sus golpes fueron certeros. En el combate, iban alternando golpes y el príncipe era tan rápido que esquivaba con facilidad los golpes del hombre, que cada vez más confuso y dejándose llevar por su ira, asestaba mamporros únicamente con el fin de dar en el blanco, al menos por una vez. Cada vez el robusto hombre se cansaba más y finalmente, cayó. El príncipe le dio un último golpe que le ocasionó una simple herida, no suficiente como para desmayarlo, pero sí como para inmovilizarlo. El príncipe se marchó hacia la siguiente plataforma y escuchó una voz: —Has hecho bien. Extrañado, miró a su alrededor, pero no halló a nadie más que a aquel varón de piel morena. Decidió no darle importancia y siguió por la escalinata de mármol, acercándose al tétrico templo donde habría un, aun más terrorífico, jefe. Igualmente, no le dio importancia y siguió el sendero, en busca del siguiente lugar para combatir. Empezó a llover. Sin duda, el príncipe se había internado en un lugar ya cercano al templo y el poderosísimo líder de la isla parecía haber enfurecido y haberlo comunicado mediante las nubes, que se habían teñido de un negro color y expulsaban con fuerza agua. El viento también se había alterado y ahora azotaba cualquier planta con furia extrema, como si fuera a arrancarla de cuajo.

31


—Principito, no podrás huir eternamente. Acepta que es imposible ganarme. Y el príncipe la miró. Tenía razón, siquiera había hecho algo más que huir, ni la espada había desenvainado. Pero de repente, se paró en seco. Pudo ver como con celeridad y euforia, la chica le clavaba la espada. Todo parecía el final, pero justo cuando iba a tocar al chico, la espada salió volando y un rayo la destrozó, dejando únicamente cenizas. —¿Cómo es posible? —Dijo la chica y vio como un golpe la dejaba en el suelo. —Me has subestimado. Ahora no podrás llegar hasta el Rey Delfín y yo le derrotaré por ti. No te preocupes; estoy seguro de que algún día lograrás volver hasta el templo y luchar contra mí… O eso espero.

32

La isla del olvido

SAFA. Alcalá la Real

Finalmente, el príncipe halló al guerrero, o, mejor dicho, la guerrera. Su presentimiento no le había fallado, y seguía pronosticando que iba a llegar al templo, especialmente ahora que estaba tan cerca, a un solo contrincante. —Vaya, así que has superado a Jack. —Dijo con una sonrisa burlona. —Igualmente, no es que fuese un rival muy potente. Me presento soy Ágata, y créeme, no te haré las cosas tan fáciles como tu rival anterior. Llevo esperando años este momento, únicamente para ganar al conocido Rey Delfín y un principito desdeñoso como tú no va a ser gran obstáculo en mi camino. —Estás demasiado segura de ti misma, no deberías subestimarme. —Ay, ¡qué gracioso! Un aristócrata jamás llegará a tener el nivel de una guerrera pura. Nosotros hemos lidiado con las injusticias y delincuentes del pueblo; mientras que ustedes, los príncipes y reyes, han estado todo este tiempo cómodos en un castillo, no expuestos a los peligros locales. —Este combate lo decidirá todo. Confío en mi agilidad para ganarte. —Dijo con seguridad el príncipe y le mostró la anaranjada y obsoleta espada, de estado penoso. La chica sacó su espada. Tampoco era gran cosa en comparación con la del rival anterior, pero brillaba de una forma maliciosa, como si tuviese vida propia y el príncipe advirtió algo hostil en aquella arma. Efectivamente, sí lo había. La espadachina dio un golpe primero y aunque no le ocasionó una herida, lo tiró al suelo con estrépito. Era, sin duda, el primer aviso de la iracunda mujer. Y no fue todo; como su espada era ligera, la dama asestó muchísimos golpes que fueron acorralando poco a poco al príncipe. Tenía razón la chica, no la podría vencer. De nada servía la seguridad y la agilidad si no era más habilidoso. En cambio, en el semblante de la mujer seguía la furia y sus ojos parecían fulminar al chico y regocijarse por la próxima victoria. Sus golpes eran gráciles y con una velocidad vertiginosa, arrasaba con todo.


Ahí estaba el príncipe: en el único camino que conducía a la casa del Rey Delfín y a minutos de una crucial batalla para el futuro de Isla Aceituna. Podría ser, quizás, el último otoño, la última vez que la Isla del Olvido fuera testigo de un combate importantísimo para la historia del pueblo, la última vez que se viese la belleza, en ese entonces moribunda, de un área muy peculiar. Una zona gobernada por el más potente de los reyes.

Índice Certamen Literario

La isla del olvido

La mujer lo miró con un odio inconmensurable y finalmente observó con detenimiento como subía parsimoniosamente las últimas escaleras, decoradas preciosamente.

Y cada vez, al acercarse más, se notaba más la impactante presencia de un ser que rozaba la inhumanidad, que simplemente su existencia había cambiado el estado del país, la temperatura y la felicidad, que había matado toda belleza. De hecho, cerca de allí, las plantas habían muerto bajo una capa extraña de algo blanco, algo que, sin duda, acabó con ellas definitivamente. —Escarcha. —Murmuró el príncipe para sí. Jamás había estado en contacto con tal frío y poco a poco, se acercaba al increíble templo, donde se había combatido por siglos, como la tradición decía, y donde muchísimos héroes internacionales habían perecido o triunfado, gobernado o quedado sepultados bajo la tierra de esa remota isla, desconocida y no presente en los mapas creados por las demás naciones. Y en cambio, él, el príncipe, había llegado hasta ahí. Tras lustros, encontró un volumen que hablaba de la paradisiaca isla y en una navegación, él solo, zarpó hasta esta, emocionado por descubrir un mundo nuevo y participar para heredar otro trono más. Y ahora que estaba allí, delante del mismísimo Rey Delfín, tenía más miedo que ilusión y por primera vez dudó de él mismo. Entró. No pudo creer lo que veía. Delante de él había un gigante, sumamente grande, y de piel grisácea. En su mandíbula vasta había dos colmillos y parte de su rostro se ocultaba por un dorado yelmo. El príncipe, con terror, cayó. No podía soportar aquello. Esta vez de solo ver al imponente Rey de los Delfines lágrimas se precipitaron desde sus ojos. Temblaba desconsoladamente y quiso salir de allí, pero ya era demasiado tarde, porque el rey lo miraba y se disponía a empezar su diálogo. —¿Sabes cuál es mi propósito, verdad? —Dijo el rey con una gutural voz. —No, no lo sé. Lo único que conozco al respecto es que nadie lo sabe.

33


Entonces el príncipe empezó a levitar. No lo había hecho voluntariamente, sino que el gigante lo había hecho por su cuenta y esta vez el príncipe no hizo nada para detenerle, pues que ya era demasiado tarde como para tomar una decisión así y nada podría hacer contra un casi divino gigante, seres que ni conocía pero que había visto que su presencia no era solo impactante, sino que también era capaz de cambiar la meteorología o el estado de una región entera. Cayó bruscamente sobre un círculo de mármol. Arriba de él, no había techo. Se entreveía el vendaval, pero también una pizca de cielo firmamento, que se abrió con la presencia del aristócrata. Finalmente, notó como su fuerza era extraída y perdía su energía lentamente, ante el poder sobrehumano del gigante, que expulsaba de su cuerpo un fulgor dorado como el Sol mismo. Y entonces, antes de desmayarse, el príncipe vio algo. Las puertas del blanquecino templo se abrieron y todo experimento cesó. Para sorpresa y miedo del rey, había alguien más allí. Y no era un gigante, sino la chica con la que antes el príncipe había peleado. Sorprendentemente, llevaba en alto la espada que antes había sido incinerada por un mágico rayo. Las dudas asaltaban al chico, pero no se quedó pensativo, más bien estuvo entusiasmado por su repentina llegada. Además, había algo… mágico, extraordinario, sin lugar a dudas. Brillaba con un fulgor casi divino y cada paso que daba, lento y sonoro, resquebrajaba el suelo, con una energía que hacía temblar hasta el mismo gigante. Para ter-

34

La isla del olvido

SAFA. Alcalá la Real

—Lo esperaba, sinceramente. Pero te lo diré. Lo que busco es romper las tinieblas; establecer una conexión de la isla con el mundo. Yo jamás fui más que un ser mítico, de las minas de la isla, que combatí un año y con mi poder llegué al templo. Vencí y nadie me pudo ganar, por mis habilidades y por ser un gigante. El caso es que siempre quise hacer algo. Más gente de mi especie hay en el subsuelo de Isla Aceituna, pero los humanos acabarían con ellos. Siempre he pretendido que los humanos perezcan para que la isla sea nuestra y podamos extendernos por el mundo, por nuestras características de deidad. Yo soy el único gigante capaz de soportar a los humanos, porque soy inmortal. Y si has venido aquí, vas encabezado a la perdición, aunque creo que lo sabías. —Dijo el Rey y lo miró. —Aquí es donde entras tú. Yo supe, finalmente, como derrotar las tinieblas. Estaban compuestas de oscuridad, de tinieblas, de una maldición, o hechizo anómalo, algo que no sabía. Pero igualmente comprendí que no podría haber algo que venciese a la oscuridad, que se podría expandir hasta el infinito; a excepción de una cosa: la luz, enemigo natural de las sombras. Y entonces te vi a ti en un sueño. Lo comprendí, eras la luz, aquella que iluminaría las tinieblas. Y entonces, decidí mandar un libro que despertase tu atención, lo hice y de hecho, hoy estás aquí para morir haciendo esto.


Hubo un súbito silencio, lleno de tensión y después… La batalla que definiría el futuro de la isla empezó, cerrando una época de oscuridad o prolongando el sufrimiento de un lugar maltrecho.

Índice Certamen Literario

La isla del olvido

minar su presentación, dirigió la espada hacia el enorme titán. El rey y ella intercambiaron miradas, ambas audaces y con temor, cargadas de odio y de algo que iba más allá, un rencor tan grande como un conflicto entre dos contrincantes que llevan tiempo sin verse. —Rey Delfín, monarca de la Isla Aceituna, yo te desafío.

35


SAFA. Alcalá la Real

Accésit del XXII Certamen literario Padre Villoslada Categoría A AUTORA: ÉRIKA DENISA ION ZAMORA LA PLUMA QUE DESTRUYÓ MI CASTILLO Que alguien me explique por qué es tan difícil ser feliz. ¿Por qué tenemos que ser tan perfectos? ¿Por qué tenemos que ser tan sumisos? ¿Por qué, simplemente, no podemos hacer lo que nos apasiona? Sólo me imagino por un momento, levantarme por la mañana, desayunar con mi familia, darle un cálido beso a mi abuela, irme a mi cuarto y ponerme cualquier cosa, mirarme al espejo y que me deslumbre lo que veo, que entre mi ”pequeñaja” hermana gritando alocada (como de costumbre) por la puerta y me diga: “¡¿Qué haces con mi nueva camiseta?!” Que en un pequeño instante, de repente, toque “ÉL” a la puerta, y conteste mi madre al telefonillo y me diga: “Cariño le ha cambiado mucho la voz a Melissa” y que yo me esté muriendo de la risa ya que sabía, perfectamente, que dicha persona con la que mi madre compartió unos segundos de conversación no era Melissa; que baje las escaleras con las mejores de mis sonrisas, abra la puerta del portal y escuche el rugido de la moto de “ÉL”, que se baje somnoliento, con su voz cautivadora, me ponga el casco y me diga: “¿Estás lista?” Que, entonces, sienta el viento acariciándome suavemente la cara, mientras que llegamos al colegio, y todo el mundo se gire a observarnos; aparquemos la cochambrosa pero, a su vez, especial moto frente al colegio; nos bajemos con todo el mundo expectante; que me quite el casco y que en cuestión de segundos “ÉL” me haya dado un beso y que yo, toda empoderada y con todo el colegio a nuestras espaldas, le diga locamente enamorada “nos vemos a las 15:00”; que me recoja Sara y suba a la clase, sabiendo que me puedo comer el mundo. El tiempo transcurría y seguía sin poder sacarme de la mente el detestado examen de mates. A eso se le sumaba que esa misma tarde, me darían las calificaciones del examen del permiso de circulación de la moto. Si todo salía como lo había planeado y los resultados de la prueba eran los adecuados, ese fin de semana podría recoger mi moto de aquel temido taller en el que se había visto encarcelada durante años. Lo primero que haría sería ir a visitar a mi hermana a Rumanía. Mi cerebro no podía parar de pensar en ese cúmulo de sensaciones, hasta que un simple portazo me hizo poner los pies sobre el suelo, era nada más y nada

36


Ojalá que las horas sigan transcurriendo y lleguen las 15:00; que me monte en la moto camino a…, sinceramente, me daba igual. Los segundos pasaban y en ese momento sentía tranquilidad, sólo era una niña de 14 años y con una meta: ser feliz. Realmente, mi destino era mi casa. Llegué; le di un fugaz abrazo a mi madre que me llenó de vida; ayudé a mis abuelos a poner la mesa. Estábamos comiendo sarmales (comida típica rumana) y, de pronto, exclamó mi padre: “¿Os podéis creer, que ahora hay un chaval que pasa por aquí todos los días, con la dichosa moto y levanta al abuelo?”; que, seguidamente, diga mi madre: “seguramente venga a recoger a la novia” (con un tono sarcástico) y que mi abuelo diga para finalizar: “¡La juventud de hoy en día…!” mirándome y esbozando una cálida sonrisa en su rostro, ya que sabía que ese dichoso chaval era mi novio ¡Cuánto le recordaba sus tiempos de juventud con la abuela! Recoges la mesa; le das un beso a tu madre; te vas a tu cuarto; te aproximas a la cama para tumbarte y, de repente, te vibra el móvil y… ¿quién será? Pues “ÉL”, y tú lees en vista previa: ¡¡ A las 16:00 estoy en tu casa!!

Índice Certamen Literario

La pluma que destruyó mi castillo

menos que la profesora de Literatura con su alarmante portátil.

Bueno, pues como os podéis imaginar, esta breve historia, sólo era una vez más producto de mi humilde imaginación. Sinceramente, tenía miles y miles de motivos para ser feliz, aunque un cúmulo de sentimientos me lo impedía, en su gran mayoría bastante egoístas. Me nublaban la mente y, me supongo, que la gran mayoría de mis compañeros adolescentes compartirán conmigo. Cuando era pequeña (incluso más que ahora), mi madre solía repetirme “constantemente” que marcase la diferencia, que no siguiera ningún rol, ninguna moda. Sólo debía ser yo y expresarme tal y como era. Para ser sincera, esas palabras, tristemente, eran un consejo de vida que por el momento parecía sencillo y una enseñanza más. Indiscutiblemente, mi madre me lo repetía sin cesar un día tras otro, mi pequeña cabeza se atormentaba pensando por qué debía ser diferente ¿Por qué simplemente no podía ser como los demás? A lo largo de mi corta vida, me han criticado, se han burlado de mí e, incluso, han conseguido hacerme sentir inferior. Supongo que, tristemente, todos a lo largo de nuestra vida lo hemos vivido o, incluso, nos está ocurriendo en este instante, y lamento informaros de que nos seguirá sucediendo. No tienen nada de malo, son enseñanzas que nos proporciona la vida, y nos ayudan a madurar. Hacen que nos demos cuenta de lo que somos y de lo que aportamos a este pequeño mundo.

37


Solía ser una niña pequeña que, sinceramente, siempre sintió la necesidad de destacar, en realidad, eso no se conseguía con facilidad, sobre todo, cuando estos adjetivos me seguían diariamente. Llegué a creérmelos, llegué a pensar de mí misma esas cosas, e intenté cambiarlas. Intenté cambiar la manera en la que vestía, aunque no me sintiera cómoda con mi “nueva” apariencia física, intenté ser menos competitiva, aunque fuese parte de mi carácter y, diariamente, me tapaba las orejas con el pelo para que no se hicieran notar, pero, al fin y al cabo yo no me estaba sintiendo cómoda, sin darme cuenta estaba dejando que fuese un títere más, de esta oscura sociedad, y ahí fue cuando vi la realidad ante mis ojos. Entendí por qué mi madre le atribuía tanta importancia a la frase “marca la diferencia”, ya que sin darme cuenta todas estas “burlas” que me hicieron sentirme inferior, eran parte de mi identidad, de mi forma de ser y hoy en día todas estos rasgos que pretendía ocultar, son mis rasgos favoritos, me siento afortunada por las enseñanzas de mi madre y por ayudarme a darme cuenta a tiempo de que tenía que liberarme. Volví a vestirme como me apasionaba, volví a hacerme coletas mostrando mis peculiares orejas y que aunque no deba decirlo “me apasiona enseñarlas” y, sobre, todo volví a ser competitiva. Aprendí a mejorar en la forma en la que lo era, empecé a serlo pero sin derribar a nadie en el camino. Empecé a mejorar diariamente y a esforzarme en los estudios como nunca, me apunté a varias actividades extraescolares (flamenco, bachata, fútbol) y, poco a poco, conseguí dar el 99% de potencial. El tiempo seguía imparable y, sin darme cuenta, empecé a hacerme notar. Era la niña con buenas notas, que bailaba como las estrellas y como la gente deseaba ser. A decir verdad, no le recomendaría a nadie seguir mis pasos porque yo sacaba buenas notas, la gente me felicitaba por lo que les llegaba a transmitir con la danza e, incluso, por mi apariencia física pero, una vez más, yo no era feliz. Creo que pensaba demasiado y, a día de hoy, lo sigo haciendo, ya que siento que mi mayor problema siempre han sido los celos y la gran impotencia que sentía. Y…sí; has leído celos, una cosa tan simple que conseguía torturarme continuamente y, desgraciadamente, de una persona tan pura como era mi hermana. Ella siempre fue la chica alegre, mona, apasionada; aunque siempre tuvo una gran dificultad para hacer amigos e, incluso, llegó a sufrir acoso escolar debido a su apariencia física y, encima, yo pagaba todas mis frustraciones con Tania (mi hermana). Sin embargo, diariamente aparentaba felicidad. Yo nunca la escuché llorar y dormía, noche tras noche, al lado suya, pero los celos siempre estuvieron ahí. Me levantaba cada mañana y la atención recaía en ella. Mi hermana

38

La pluma que destruyó mi castillo

SAFA. Alcalá la Real

Casi sin darme cuenta, los años avanzaban junto con las burlas, las más repetitivas en mi caso han sido: niña pija, asquerosamente competitiva, Dumbo… Y, seguramente, alguien se sentirá identificado con algunos de estos “insignificantes” adjetivos.


Índice Certamen Literario

La pluma que destruyó mi castillo

solía sacar malas notas pero, raramente, mis padres la castigaban, y mi pequeña mente no lo entendía. Procuraba no mostrar mis celos, pero era un sentimiento tan grande y oscuro que me resultaba imposible ocultarlo. Mis padres intentaban brindarme un ápice de atención e, indudablemente, me la prestaban , pero no de la manera en la que me gustaría; por lo tanto, cuando me pasaba algo: un insulto, un empujón, un mal de amores… tenía la necesidad de contárselo a mi madre ya que siempre ha sido como mi compañera, una persona en la que siempre he confiado, pero no había día en el que yo misma me repitiera la misma frase: “Tania tiene problemas peores y necesitará tiempo para contárselos a mamá”, así que la mayoría de las veces guardaba mis sentimientos. A día de hoy, mi hermana ha sido mi principal apoyo y, sin que se diera cuenta, me motivaba diariamente a superarme. Aunque suene loco, lo hacía para destacar, no sólo con mis amigos y compañeros, sino con mi propia familia para hacerme notar entre ellos, para que de esta manera se dieran cuenta de la buena hija que tenían. Los años siguieron transcurriendo sin haber perdido mis ganas de superarme. Sin embargo, en mi ámbito familiar todo seguía igual y, lamentablemente, no conseguía cambiarlo. Lo único que de verdad se notaba era que me estaba apagando, mi sonrisa que tanto he admirado estaba desapareciendo lentamente, poco a poco. Lo que más me entristecía era que no podía hacer nada para modificarlo; así que, sin darme cuenta, empecé a aparentar felicidad. Me sentí como copiando en un examen de mates (ya que la nota puede ser excelente pero, en realidad, tú no tienes los conocimientos para resolver estos problemas en tu vida cotidiana), pues yo conseguí encubrir mis sentimientos, para así aparentar que había logrado mi “mejor nota” en esta difícil prueba que es la vida. Lo siento mucho queridos lectores pero, lamentablemente, esta breve historia no ha concluido con un final feliz, puesto que no conseguí mi objetivo que era una cosa tan básica como “¿ser feliz?”

39


SAFA. Alcalá la Real

Primer premio del XXII Certamen literario Padre Villoslada Categoría B AUTOR: ÁLVARO ZÚÑIGA VERA POR TODA LA HUMANIDAD Costa este de Florida, 19 de junio de 1969. Era un día lluvioso, algo inusual en aquella época del año, y todo estaba listo para el despertar del gigante. Bajo él se refugiaba de la lluvia una pareja de chorlitos, ignorantes del infierno que se avecinaba. A lo lejos se pudo escuchar una sirena, y un altavoz situado a pocos cientos de metros sonaba para no ser escuchado, pues no había presencia humana a diez kilómetros a la redonda. Si los chorlitos hubieran entendido el inglés, hubieran escapado sin demora de aquel lugar tras escuchar la voz del altavoz: T-17 segundos. El guiado es interno. El gigante acababa de tomar conciencia de su existencia. T-10, 9… Comienza la secuencia de ignición. Los chorlitos estaban condenados. 6, 5, 4, 3, 2, 1, 0. Despegue. El suelo y las nubes se tiñeron del color del fuego y el gigante comenzó su ascenso a los cielos, dejando tras de sí una humareda y los cadáveres de dos aves. Interior del módulo de mando Victoria. -El reloj está en marcha. El comandante Tom Beck anunciaba así el principio de la misión que los llevaría a él y a su tripulación, el piloto del módulo de mando John Barley y el piloto del módulo lunar David Cruse, a ser los primeros hombres en protagonizar una misión lunar con alunizaje. Así lo decía el nombre de esta secreta misión, Apollo First Descent, First para abreviar. Se trataba de un vuelo de demostración, para saber cómo se comportaría un módulo lunar durante una maniobra de descenso completo y despejar cualquier incógnita para el vuelo que sí que habría de pasar a la historia como el primer alunizaje: el Apolo 11. El gobierno haría todo lo posible por intentar ocultar la misión. Tal vez dijeran que ese cegador resplandor que se pudo ver por toda la costa este de Florida era un nuevo misil balístico ultrasecreto, una prueba fallida de una nueva arma… Cualquier cosa era mejor que admitir que se había lanzado un gigantesco (y caro) Saturno V con tres personas a bordo sin ser el contribuyente consciente de ello. Pero todo esto a Beck le traía sin cuidado, él estaba allí para volar. La mole de 110 metros de altura y casi tres mil toneladas que era el Saturno se elevó majestuosamente propulsada por sus cinco motores F-1, quemando alrededor de quince toneladas de oxíge-

40


Índice Certamen Literario

Por toda la Humanidad

no líquido y queroseno por segundo. En el interior de la cabina, las vibraciones fueron in crescendo hasta tornarse angustiosas. Pasados unos segundos, la tripulación pudo escuchar la primera buena noticia de su viaje. -¡Torre despejada! –escucharon los astronautas por sus auriculares cuando la base del Saturno V superó la altura de la torre de lanzamiento. Desde entonces, el control de la misión pasaba a estar a cargo del Centro Espacial Johnson, en Houston. -Comienza el programa de balanceo –anunció Tom. Este mensaje, más que indicar el inicio del movimiento que los colocaría en la dirección adecuada, servía para probar las comunicaciones con Control de misión. -Roger, balanceo –respondió el Capcom, la única persona en Houston que podía hablar con los astronautas. Los escuchaban perfectamente. Los astronautas podían sentirse empujados contra sus asientos conforme el cohete aceleraba. Dos veces la aceleración de la gravedad, tres veces, cuatro veces… -First, preparaos para la separación de etapas. Los sedientos motores F-1 habían acabado con todos sus propelentes y ya no producían empuje. La desaceleración resultante catapultó a la tripulación hacia delante y de no haber sido por los cinturones que los sujetaban, hubieran atravesado el panel de instrumentos. Cruse no pudo evitar dejar escapar un grito, lo que provocó las carcajadas de Barley. Mientras que el primero era un novato, el piloto del módulo de mando ya había acompañado a su comandante durante una secreta misión Gemini. Con la ignición de los motores de la segunda etapa volvieron a sentirse presionados contra sus asientos, y cada vez estaban más cerca de su primer destino: órbita terrestre. 3 horas y 20 minutos tras el lanzamiento, en algún lugar entre la Tierra y la Luna. -First, Houston. Proceded con la separación. Barley jamás había estado tan nervioso. Durante los próximos minutos el éxito de la misión dependería completamente de él. Debería separar el módulo de mando y servicio Victoria del conjunto que formaban el módulo lunar Victoria y la tercera etapa del Saturno V. Esta última ya había cumplido su cometido, el de ponerlos en una trayectoria tal que la esfera de influencia gravitatoria de la Luna los acabase atrapando de la manera más conveniente, para ahorrar combustible. A continuación, usando los pequeños motores del sistema de control a reacción, RCS, debería alejarse varios metros, virar ciento ochenta grados, acoplarse con el Santa María y separarlo de lo que quedaba del Saturno. Tras la activación de un sistema pirotécnico, el Victoria volaba libre por primera vez. -Separación exitosa –narró Beck para control de misión. Barley movió ligeramente la palanca que accionaba el RCS y su nave se fue alejando lentamente de las otras. Llegados a una distancia prudencial, anuló su velocidad con respecto al módulo

41


Por toda la Humanidad

SAFA. Alcalá la Real

42

lunar, giró el joystick y el Victoria respondió dócilmente. -¡Esto es mejor que el simulador! –dijo con voz nerviosa-. Vale, comienzo la aproximación. Barley hizo a su nave aproximarse con mayor precisión de la que había sido capaz en el simulador y una sonrisa triunfal empezó a surgir en su rostro. Pero cuando consiguió meter el puerto de acoplamiento en su homónimo del módulo lunar, las el módulo de mando rebotó. A Barley se le congeló la sonrisa y un sudor frío le empezó a resbalar por la espalda. -Inténtalo otra vez, John –le animó Beck. Barley alejó su nave una vez más y volvió a probar fortuna, pero este segundo intento también resultó ser infructuoso, así como un tercero. Beck había estado supervisando las maniobras y resultaron ser impecables, por lo que supuso que el problema no estaba en su piloto. -Houston, First. Tenemos un problema con los puertos de acoplamiento. -Roger, First. ¿Lo habéis vuelto a intentar? –peguntó el Capcom Michael Collins. -Afirmativo. ¿Qué sugerís? -Dadnos unos minutos, lo investigaremos. Pasados unos minutos que a la tripulación le parecieron horas, Collins volvió a hablarles. -First, Houston. No sabemos qué ocurre, todos los sistemas parecen estar en orden. -¿Y bien, Mike? -Consideramos que hay dos opciones: una EVA o abortar la misión. Sugerimos que escojáis la actividad extravehicular, pero lo dejamos a tu criterio, Tom. Tom valoró sus opciones. La EVA era arriesgada y no había garantías de éxito. La despresurización de la cabina previa a la apertura de la escotilla suponía un gasto de oxígeno considerable. Por otro lado, si no conseguían acoplar el módulo de mando al módulo lunar no habría descenso a la Luna, lo cual supondría el fracaso de la misión. Y esto último no era una opción. -John, David. Ayudadme a ponerme el traje. Media hora más tarde -Comandante Tom, aquí Houston. ¡Por fin lo conseguiste! Aquí todo el mundo quiere saber qué ves. Por favor, haz una descripción detallada de cualquier cosa fuera de lo común que te llame la atención. Ya es hora de abandonar la cápsula. Tras una larga espera durante la que los astronautas se pusieron los engorrosos trajes presurizados y la cápsula se fue despresurizando gradualmente, por fin podrían seguir con su misión. Abrieron la escotilla y al otro lado les aguardaba un vacío negro como nunca antes lo habían visto, pero conforme su visión se fue acostumbrando fueron capaces de contemplar un espectáculo igualmente maravilloso. Había más estrellas de las que jamás habían podido imaginar, y el conjunto de todas ellas era sobrecogedor. -Houston, comandante Tom Beck. Ya salgo al exterior –un pie tro-


Índice Certamen Literario

Por toda la Humanidad

pezó con la parte baja de la escotilla, lo que le hizo girar sin control por unos momentos-. ¡Y floto de una manera muy peculiar! Pese a las indicaciones de darse prisa que le llegaban por los auriculares, se tomó un tiempo para contemplar la majestuosidad del entorno que le rodeaba. Pese a haber volado en otras misiones, esta era su primera EVA. -Vaya, las estrellas parecen muy diferentes desde aquí. Y aquí estoy yo, flotando alrededor de una nave de hojalata. Lejos, por encima del mundo. ¡Qué azul es la Tierra! ¡Qué belleza! -No sabía que eras poeta, Tom –le dijo Cruse asomándose por la escotilla-. Si no le importa, señor comandante, me gustaría no estar demasiado tiempo expuesto al vacío del espacio. Una desfachatez así no era propia de una tripulación normal, pero ellos eran más que eso. Tras tantas horas en los simuladores, los tres habían forjado una amistad que duraría durante el resto de sus vidas. Tom se dirigió flotando hacia el puerto de acoplamiento del Victoria y comenzó a examinarlo. Todo parecía estar en orden, aunque el problema tal vez estuviera fuera de su vista. Todo en el Victoria era complejo. Pasaron quince minutos durante los que estuvo revisando el puerto de acoplamiento y el mecanismo de atraque, pero no pudo captar nada y el tiempo que se podía dedicar a la EVA se acercaba a su fin. Si realmente había un problema en el mecanismo de atraque, sería en el del Santa María, que en aquel momento se encontraba a diez metros de su posición. Desde Control de misión llegó otra orden en forma de sugerencia: -First, Houston. ¿Por qué no os acercáis al módulo lunar? -Buena sugerencia, Mike –respondió Barley-. Tom, ya has oído. Parece que quieren que vuelvas a esta nave de hojalata. -En realidad no hay tiempo para ello –dijo Michael Collins-. No podemos permitirnos presurizar y volver a despresurizar la cabina, las reservas de tu nave de hojalata no son lo suficientemente grandes. Tom puede entrar en el Victoria, pero no cerrar la escotilla. -¿De cuántas maneras me puede perjudicar eso, Mike? –preguntó Tom. -Lo sabes mejor que nadie. Pero si queréis ir a la Luna vas a tener que asumir el riesgo. Se hizo un silencio incómodo durante el cual Tom sopesó los riesgos que activar el RCS suponía para su integridad personal. El sistema de control a reacción funcionaba gracias a la expulsión de los gases resultantes de la reacción entre dos sustancias hipergólicas: tetraóxido de dinitrógeno y metilhidracina. Los gases resultantes, por su elevada temperatura, podían dañar su traje espacial. “Y eso es algo que no me conviene”, pensó Tom. Pero existía dentro de él cierto espíritu de aventura y un gusto inmenso por el trabajo bien hecho. Además, poder ser el primero en completar el reto que el presidente Kennedy lanzó a la nación en 1961, el de hacer que un hombre pisara otro mundo antes del final de la década. Aunque serían otras personas, los tripulantes

43


Por toda la Humanidad

SAFA. Alcalá la Real

44

de la siguiente misión si todo salía según lo esperado, quienes se llevarían el mérito, Tom se lo tomaba como algo personal. -Vale Houston. Si mis compañeros no se oponen procederemos con la maniobra. -¿De verdad podemos oponernos, comandante? –preguntó Barley con tono irónico. -Tienes razón, piloto del módulo de mando. Aquí manda un servidor. Y riéndose de su propio chiste se introdujo de nuevo en la cabina, dejando medio cuerpo fuera para poder examinar el módulo lunar desde una perspectiva diferente a la de sus compañeros. Barley activó el RCS, que había sido apagado antes de la EVA para evitar que sus pequeños motores se activasen durante la misma. Es decir, justo lo que iban a hacer ahora. Ambas naves siguieron volando en formación hasta que Barley empezó a mover la suya con encendidos cortos y precisos del RCS. Se fueron aproximando lentamente al Santa María haciendo un escrutinio exhaustivo de su puerto de acoplamiento, pero tenía un aspecto impecable. Cuando se encontraban a un metro del módulo lunar redujeron su velocidad respecto a este hasta que fue nula. Tom salió para inspeccionarlo con el presentimiento de que no encontraría nada, un presentimiento que se vio confirmado diez minutos después. -First, Houston. Lo siento por vosotros, pero vuestra misión queda abortada. El director de vuelo me comunica que la misión se centrará a partir de ahora en la observación del relieve lunar. En ese momento Tom tuvo una idea suicida. -John, inténtalo una vez más. Introduce el puerto de acoplamiento del Victoria en el del Santa María, pero no dejes de empujar cuando entren en contacto. Yo las mantendré unidas con mis brazos. Barley se quedó perplejo por unos segundos, claramente contrario a la idea de su comandante. -De acuerdo. Espero la confirmación de tus órdenes desde Houston. -Sabes cuál va a ser su respuesta –dijo Tom con total despreocupación, como si no lo estuvieran escuchando en la Tierra-. Pero yo soy quien está al mando aquí arriba y tú eres mi subordinado. Así que haz lo que te digo. Tras recibir un frío Roger como respuesta, Tom se colocó entre las dos naves y las asió de lugares que no estaban preparados para eso, corriendo el riesgo de causar algún daño. Barley hizo avanzar al Victoria e introdujo su puerto de acoplamiento de la manera más suave posible. Cuando notó que las naves habían hecho contacto empezó a empujar con los motores del RCS. Tom notó cómo paulatinamente iba subiendo la temperatura de su traje a pesar de los ruidosos esfuerzos del sistema de refrigeración. Entonces se dio cuenta de lo que había causado todos los problemas. No estaba en los instrumentos del puerto de acoplamiento, sino en la estructura del mismo. Un ligero fallo en su construcción


Índice Certamen Literario

Por toda la Humanidad

estaba provocando que el módulo de mando se inclinase ligeramente hacia un lado. Tom empujó hacia el lado contrario y de repente las dos máquinas dejaron de moverse. -¡Acoplamiento completado! –exclamó Barley. Las dos aves unidas conformaban el llamado stack. -Recibido, First. Tom, deberías volver inmediatamente al interior. Antes de regresar a la cabina, Tom se tomó unos momentos para intentar grabar en su memoria aquella visión. A un lado, una Tierra de color azul intenso, una esfera de lapislázuli veteada por intrincadas líneas blancas. Al otro lado, una Luna que a su vista se iba haciendo cada vez más grande. Su visión le resultaba familiar, pero a la vez muy extraña. Desde luego, no era un lugar hospitalario, pero ejercía sobre él una gran atracción. Y así volvió al interior de la nave de la que era comandante, sin dejar de pensar en la eterna compañera de baile del mundo que lo vio nacer. Cuatro días más tarde El stack se encontraba en lo que los astronautas llamaban “modo barbacoa”. Este consistía en un lento y constante movimiento de balanceo que evitaba que la misma parte de la nave se encontrara constantemente expuesta al Sol. Este era su segundo día en órbita lunar, el día en el que se habría de producir el primer alunizaje de una nave tripulada. En el interior los astronautas se preparaban para ello. Habían cargado algunos víveres en el módulo lunar y este acababa de cobrar vida. Su computadora ya transmitía información a Control de Misión y todo estaba listo para hacer historia. Pero Tom no pensaba en ello. De hecho, lo evitaba. Mientras comprobaba los sistemas del Santa María, cosa que hacía de manera mecánica porque lo había practicado cientos de veces en el simulador, recordaba con nostalgia diferentes aspectos de la planificación de la misión. Como la pequeña guerra que había mantenido con el director de la oficina de astronautas, Deke Slayton, para que le permitiera poner la tilde al nombre de su módulo lunar. Tom hablaba y escribía el castellano de manera fluida y era muy quisquilloso con la ortografía. Probablemente todos los secretarios de la NASA lo odiasen, puesto que habían tenido que escribir esa tilde a mano en lugar de a máquina miles de veces hasta que alguien tuvo la genial idea de comprar máquinas de escribir españolas. También pensaba en su mujer, Isabella, que según le habían dicho se pasaba los días en la sala VIP que había tras la sala de Control de Misión, escuchando todas las retransmisiones. Se habían conocido cuando eran adolescentes y desde entonces habían sido inseparables. Bella, como él la llamaba de forma cariñosa, lo había acompañado durante toda su carrera como piloto de combate en el telón de acero y como piloto de pruebas en la base de Edwards. Ahora, como astronauta, se había visto obligado a pasar menos tiempo con ella, cosa que le apesadumbraba. -First, Houston –una voz conocida lo trajo de vuelta a la realidad-. Soy Pete Conrad. Acabo de relevar a Neil como Capcom. Ni si-

45


Por toda la Humanidad

SAFA. Alcalá la Real

46

quiera he tenido tiempo para acomodarme en la silla y ya me están dando órdenes. Dicen que estáis listos para la separación del módulo lunar. -Roger, Houston. Separación programada para dentro de un minuto. Todo está en orden aquí. Por cierto, es un placer oírte, Pete. La llegada del bromista Pete Conrad como Capcom suponía un gran cambio respecto a la estricta seriedad y, por qué no decirlo, sosería de Neil Armstrong. Conrad y él habían entablado una buena amistad con los años y no era raro ver a su tripulación, la del Apolo 12, y a los astronautas del Apolo First Descent juntos bebiendo cerveza en alguno de los chiringuitos de Cocoa Beach. Se escuchó un fuerte ruido cuando el Victoria y el Santa María se separaron. -Separación confirmada –anunció Cruse, el acompañante de Tom en aquella travesía. -¿Qué tal se nos ve, John? Barley silbó con admiración. -Se os ve perfectamente, Santa María. A ver, girad un poquito… Una nave preciosa. -El Victoria tampoco se ve nada mal. -No seas zalamero, Tom. ¿Cómo os sentís? -Pese a estar a más de trescientos mil kilómetros de casa me encuentro bastante tranquilo. Tú también, ¿verdad, David? Esta nave parece saber adónde va. -Me alegro de oírlo. Suerte, Santa María. -Muchas gracias, Victoria. Suerte a ti también. Las dos naves volaron en formación unos minutos y después se separaron por acción del RCS. Cuando el Santa María estuvo lo suficientemente lejos del Victoria y en la posición correcta respecto a la superficie lunar, los astronautas que protagonizarían la mayor hazaña de la historia y que no recibirían ningún reconocimiento por ello recibieron un mensaje trascendental. -First, Houston. Estáis listos para el descenso propulsado. -Roger. Cinco, cuatro, tres, dos, uno, ignición. Empuje al diez por ciento. Beck y Cruse se sintieron repentinamente empujados contra el suelo debido a la leve aceleración que producía el motor del módulo lunar. Era agradable dejar de flotar. Veintiséis segundos después el motor funcionaba al sesenta por ciento de su capacidad. El Santa María volaba de tal forma que los astronautas encaraban el suelo lunar, que en aquel momento parecía más hostil que nunca. -Houston, Santa María. ¿Estáis monitorizando el Delta-H? –Cruse deseaba conocer la diferencia entre la altura real sobre la superficie lunar y la planeada. -Afirmativo, Santa María. Estáis dentro de los márgenes previstos. El módulo lunar giró ciento ochenta grados y ahora se encontraban de cara al cielo lunar. -Alerta del programa –anunció súbitamente Tom Beck. Ambos astronautas hicieron una mueca al oír el desagradable


Índice Certamen Literario

Por toda la Humanidad

ruido de la alerta. -Alerta 1202 –especificó Cruse. -¿Qué diantres es eso? Houston, esperamos instrucciones. -Os las daremos tan pronto como podamos, Santa María. -¿Quiere eso decir que no tenéis respuesta? No hubo contestación desde Houston. La ceja de Tom empezó a temblar en una clase de tic nervioso que no experimentaba desde su niñez. Intentó mantener la calma, pero el sonido de la alarma era demasiado desagradable. Una fugaz mirada a su compañero le permitió ver que estaba en la misma situación que él. Tras unos treinta segundos que se antojaron eternos volvieron a escuchar la voz de Pete Conrad. -Santa María, Houston. Se trata de una sobrecarga de la computadora. -¿Y en qué nos afecta eso? -A simple vista, en nada. Todos los sistemas parecen funcionar bien, pero sería recomendable apagar el radar de acoplamiento. Si todo sale bien, no os hará falta. -Recibido. El tiempo pasaba y se acercaba la hora de conocer el veredicto final sobre el estado de su nave. -Santa María, Houston. Vais bien para el alunizaje. El veredicto fue favorable. Conforme la componente horizontal de su velocidad se iba reduciendo, el módulo lunar fue cabeceando. Treinta grados, cuarenta y cinco, sesenta… Los astronautas pudieron ver más de cerca su destino: Mare Fecunditatis, el Mar de la Fertilidad. El suelo gris oscuro se movía debajo de ellos y se acercaba a una velocidad todavía considerable. Siguieron cabeceando y se colocaron en una posición casi perpendicular al suelo. -Vale, Tom. 100 metros, bajando a 1,2 metros por segundo. Sesenta. Cuarenta. Veinte. Diez. Cinco. Dos. Sesenta centímetros. Cincuenta. Cuarenta… ¡Luz de contacto! -Vale. Apagado del motor. El Santa María descendió sin ser propulsado los últimos centímetros hasta que el tren de aterrizaje hizo contacto y los astronautas sintieron una sacudida. Tom no pudo contener su emoción y quiso anunciar a Houston su llegada a la Luna. -Houston, aquí Mar de la Fertilidad. El Santa María ha… No pudo terminar la frase porque se oyó un fuerte chasquido y comenzó a perder el equilibrio. El suelo se comenzó a inclinar y el módulo lunar cayó sobre su espalda. Tom y David Cruse se miraron perplejos mientras se ponían de pie. Miraron por las pequeñas ventanas del módulo lunar y se dieron cuenta de que apenas podían ver el suelo. -Os copiamos, Santa María –dijo Pete Conrad, ajeno a todo lo que acontecía en la Luna. Tom tomó conciencia de su situación y comprendió lo que había pasado. Resignado, respondió al Capcom. -Houston, aquí Mar de la Fecundidad. El Santa María ha aluniza-

47


Por toda la Humanidad

SAFA. Alcalá la Real

48

do pero una de sus patas parece haber colapsado. La respuesta tardó en llegar. Podía imaginar las caras de los controladores de vuelo. Al cabo de lo que pareció una eternidad, volvió a escuchar la voz de su amigo Pete. -De acuerdo. ¿Cuál es la inclinación del modulo lunar? -Unos sesenta grados. -Tom. -¿Sí? -No hay nada que hacer. -Lo sé. -Lo sentimos. -Lo sé. Tom se volvió hacia su piloto y lo interrogó con la mirada. -¿Qué quieres hacer? -Mátame, Tom. No quiero morir asfixiado. Tom se quedó mirándolo unos momentos y luego asintió. Cruse se quitó el casco y dejó su cuello al descubierto. Tom sacó del bolsillo de su traje una pequeña pero afilada navaja que había traído consigo a escondidas. Siempre había sido consciente del riesgo que entrañaba una misión como la suya, pero jamás había llegado a darse cuenta de lo probable que era que tuviera que usar el cuchillo. -David. -¿Sí? -Lo siento. El movimiento fue rápido y certero. David miró atónito a la sangre que le manchaba el traje. Tom pensó que el rojo de la sangre junto al blanco del traje y el azul de algunos detalles del mismo se parecía dolorosamente a la bandera estadounidense. David agarró a Tom por los hombros, le dedicó una leve sonrisa y cayó de rodillas. Sus ojos azules se apagaron. Tom era ahora el hombre más solitario de la historia. No era así como había imaginado que entraría en ella. Una hora más tarde Tom salió por la puerta del Santa María. En circunstancias normales la escalerilla debería haberlo llevado casi hasta el suelo, pero debido a la inclinación que tenía la accidentada nave tuvo que dar un gran salto. Echó un vistazo a su alrededor. La Luna era a la vez preciosa y aterradora. Familiar, pero hostil como nunca antes la había visto. A lo lejos, sobre el horizonte, se podía ver una familiar canica azul rodeada por un negro absoluto. Se sentó en el suelo y apoyó la espalda contra el tanque de combustible del módulo lunar. Y pensó. ¿Qué soy? Un fantasma solitario, destinado a un final inmisericorde. Aún puedo escuchar en mi mente el último suspiro de Cruse. Hace que me arda el corazón. Y me pregunto, ¿qué es la soledad? Pronto no seré más que un cuerpo vacío de vida. En la Tierra nadie se preocupa por la cantidad de oxígeno disponible. Aquí es esencial. Oh, madre Tierra, siempre recordaré tus sonidos, la lluvia, los relámpagos, los truenos, la forma en que tan


Índice Certamen Literario

Por toda la Humanidad

desesperadamente quería salir de ti. De esto último me arrepiento. Dejo en ti mi alma y mis pecados. Considero que hay dos tipos de memoria visual. La primera se construye cuidadosamente en la mente, retocándola constantemente cuando se recuerda un detalle sobre un hecho concreto. La segunda es la que está ahí cuando cierras los ojos, la que está permanentemente grabada en cada fibra de tu ser. La primera es con la que solía recordar todas aquellas cosas que consideraba importantes, todos los objetivos incumplidos, todas las malas decisiones. La segunda, sin embargo, es como recuerdo esos pensamientos a los que dedicaba una fracción de segundo de mi tiempo. He tardado cuarenta años en percatarme de que esos son los recuerdos importantes. Las conversaciones de media noche, el modo en que Isabella describía la Luna, la fragilidad del dolor. La muerte es algo vacío y opresivo. No tengo a nadie a quien contarle mis problemas, por lo que no me queda otra que intentar estar en paz conmigo mismo en el momento de mi muerte. He de reconocer que la Luna ha superado mis expectativas, aunque la inminencia de mi muerte me impida disfrutarla completamente. Voy a morir en el Mar de la Fertilidad. Irónico, ¿no? Pensando esto, se sacó un pequeño libro con fotografías del bolsillo. En él, todas las personas que habían dado su vida por la exploración espacial, ocupando al tripulación del Apolo 1 la primera página. El libro también incluía a todos los cosmonautas caídos. ¿Tenía sentido esa rivalidad entre su país y la Unión Soviética? Él no era quién para responder a esa pregunta. Puso el libro en el pecho y murió mirando a la Tierra, la eterna compañera de baile del mundo que lo vio morir.

49


SAFA. Alcalá la Real

Jokes/Chistes English Patient A man receives a phone call from his doctor. The doctor says, «I have some good news and some bad news». The man says, «OK, give me the good news first». The doctor says, «The good news is, you have 24 hours to live». The man replies, «Oh no! If that’s the good news, then what’s the bad news?». The doctor says, «The bad news is, I forgot to call you yesterday». Paciente inglés Un hombre recibe una llamada telefónica de su médico. El médico dice: «Tengo una buena noticia y una mala noticia». El hombre dice: «Está bien, dame las buenas noticias». El médico dice: «La buena noticia es que tienes 24 horas de vida». El hombre responde «¡Oh, no! Si esas son buenas noticias, ¿entonces cuál es la mala?». El médico dice «La mala noticia es que me olvidé de llamarte ayer». Cows Two cows are standing in a field. One says to the other «Are you worried about Mad Cow Disease?» The other one says «No, It doesn’t worry me, I’m a horse!» Vacas Dos vacas están de pie en un campo. Una le dice a la otra «¿Estás preocupada por la enfermedad de las vacas locas?» La otra dice «No, ¡no estoy preocupada porque soy un caballo! Homework Teacher: Did your father help you with your homework? Student: No, he did it all by himself. La tarea Maestra: ¿Te ayudó tu padre con la tarea? Estudiante: No, él lo hizo todo solo. Little Johnny Little Johnny asks the teacher, “Mrs Roberts, can I be punished for something I haven’t done?” Mrs Roberts is shocked, “Of course not, Johnny, that would be very unfair!” Little Johnny is relieved, “OK Mrs Roberts, sorry, I haven’t done my homework.”

50


La Sra. Roberts se sorprende, “¡Por supuesto que no, Jaimito, eso sería muy injusto!”) El pequeño Jaimito se siente aliviado, “Está bien, señora Roberts, lo siento, no he hecho mi tarea”. Johnny Little Johnny asked his father, “Dad, can you write in the dark?” His father said, “I think so. What do you want me to write?” Little Johnny replied, “Oh, just sign this report card for me...”

Administración y Finanzas

Jokes/Chistes

Jaimito en la escuela Jaimito le pregunta a la maestra: “Sra. Roberts, ¿me pueden castigar por algo que no he hecho?”

Jaimito y la tarea Jaimito le pregunta a su padre, “¿Papa, sabes escribir a oscuras?” El padre le dice “Eso creo. ¿Qué quieres que escriba? Jaimito le contesta, “Oh, sólo fírmame las notas de clase”.

Alumnado de 1º de Administración y Finanzas

51


SAFA. Alcalá la Real

Tongue twisters/ Trabalenguas ¡Intenta decirlos lo más rápido que puedas! One-one was a race horse. Two-two was one too. One-one won one race. Two-two won one too. Uno-uno era un caballo de carreras. Dos-dos era uno también. Unouno ganó una carrera. Dos-dos ganó una también. She saw Sharif’s shoes on the sofa. But was she so sure those were Sharif’s shoes she saw? Ella vio los zapatos de Sharif en el sofá. Pero, ¿estaba tan segura que los que vio eran los zapatos de Sharif? Betty Botter bought some butter. But she said “The butter’s bitter, if I put it in my batter, It will make my batter bitter, But a bit of better butter Will make my batter better”. Betty Botter compró un poco de mantequilla, pero dijo “La mantequilla está amarga, si la agrego a mi mezcla, hará que mi masa se ponga amarga, pero un poco de buena mantequilla, mejorará mi mezcla”. Whether the weather be fine or whether the weather be not. Whether the weather be cold or whether the weather be hot. We’ll weather the weather whether we like it or not. Si el clima está bien o si el clima no lo está. Si el clima es frío o si el clima está caliente. Vamos a pronosticar el clima nos guste o no. I saw Susie sitting in a shoe shine shop. Where she sits she shines, and where she shines she sits. Vi a Susie sentada en una tienda de zapatos. Donde ella se sienta ella brilla, y donde ella brilla se sienta. If Pickford’s packers packed a packet of crisps, would the packet of crisps that Pickford’s packers packed survive for two and a half years? Si los empacadores de Pickford empacaron un paquete de patatas fritas, ¿sobreviviría durante dos años y medio el paquete de patatas fritas que empaquetaron en Pickford? Harold is jovial but he hates helping judy with her japanese homework. Harold es jovial, pero odia ayudar a Judy con sus deberes de japonés. Alumnado de 1º de Administración y Finanzas

52


¡Hola! Aquí os dejamos algunas fotografías que hemos ido haciendo en Plástica con la seño Ana Gil y que, como se suele decir, os van a dejar “todo locos”. En ellas, hemos ido jugando con las perspectivas y las proporciones para crear imágenes originales, diferentes y creativas.

Fotografías imposibles

Jugando con la realidad Fotografías imposibles

¡Esperamos que os gusten! ¿Os animáis a hacer vosotros vuestras propias fotografías imposibles?

53


Jugando con la realidad Fotografías imposibles

SAFA. Alcalá la Real

54


55

Fotografías imposibles

Jugando con la realidad Fotografías imposibles


Jugando con la realidad Fotografías imposibles

SAFA. Alcalá la Real

56


57

Fotografías imposibles

Jugando con la realidad Fotografías imposibles


SAFA. Alcalá la Real

58


Gente SAFA

Comenzando en SAFA: nuestros nuevos maestros y profes ¡Hola a todos! Soy Aurora María Cano Ramírez y nací en Rus hace 23 años. Mis padres han sido y son, trabajadores desde muy jóvenes para que mi hermano y yo pudiésemos cumplir nuestros sueños. Desde pequeña, soñaba con poder impartir clase en Educación Infantil. Estudié en el colegio CEIP Nueva Andalucía las etapas de Educación Infantil y Primaria. Después, en el instituto IES Ruradia y finalmente Bachiller en IES Los Cerros. Después de realizar la selectividad, decidí matricularme en el Grado en Educación Infantil en el Centro Universitario Sagrada Familia en Úbeda. Mucha gente que me conoce me decía que aspiraba a algo más que estudiar “magisterio”. No saben la suerte que tengo de recibir tanto amor y cariño y de no dejar de aprender todos los días. Me especialicé en las TIC y Educación Física. También hice el curso de monitor de Ocio y Tiempo Libre y gracias a él, he trabajado muchos veranos. Participé en varios voluntariados y convivencias durante mi etapa como estudiante universitaria. Tras finalizar en 2019, decidí hacer el doble Grado en Educación Primaria con la especialidad de Inglés. Fue un año muy duro a nivel académico. Además, declararon el estado de alarma y no sabía de qué manera afrontar los exámenes finales. Tras un verano un poco extraño, empecé a trabajar en una guardería en El Ejido (Almería), hasta que el 5 de Febrero, recibí la llamada que todos nosotros esperamos en algún momento tras terminar. Era Domingo, quien hizo que pudiese comenzar mi sueño en una maravillosa clase de infantil. Tras nervios, tristeza de dejar a mis niños de la guardería y emoción comencé a trabajar aquí. Gracias a mis compañeros por recibirme con los brazos abiertos y hacerme sentir como en casa. Porque ser maestra no es solo una profesión, es un estilo de vida. Aquella en la que cierras la puerta de tu clase y de camino a casa recuerdas todo lo que ha sucedido a lo largo de la mañana. Aquella en la que estás con tus amigos y ojeas páginas en Instagram y Pinterest para crear actividades para tus alumnos. Y es el estilo de vida que me hace feliz.

59


Nací en Alcalá la Real en Abril del año 1992; crecí en el seno de una familia humilde que fue la encargada de transmitirme los valores que para mí son más importantes: el respeto, la humildad y el esfuerzo. Desde pequeño, fui un apasionado del deporte, de la Semana Santa y del carnaval; fuentes que han sido muy importantes a lo largo de mi vida y con las cuales he ido creciendo. Desde los tres años formé parte como alumno de este colegio, el encargado de educarme, y transformarme en la persona que hoy soy. Para mí, era un sueño el poder volver a formar parte de este cole, pero desde el lado de la docencia, y ya puedo decir orgullosoque ese sueño lo he cumplido. Al finalizar mis estudios en Alcalá, me gradué como técnico superior en operaciones topográficas y posteriormente realicé el Grado en Educación primaria en la Universidad de Granada, especializándome en educación física. Sin ninguna duda, esta última fue una de las mejores decisiones que he tomado a lo largo de mis veintinueve años de edad. Actualmente me encuentro como os he comentado anteriormente, trabajando en nuestro centro como maestro de educación física, y gestionando un negocio familiar que tanto mis padres, como mis hermanos y yo llevamos con mucha ilusión y con mucho esfuerzo. Por último, no quisiera despedirme sin recordar a mis pequeños alumnos/as que son los encargados de que cada mañana sea una experiencia más y que cada día valore aún más lo que significa ser docente, lo que significa ser compañero y lo que significa formar parte de este colegio, que siempre tuvo algo muy especial. Jaime Jiménez Pérez Hola a todos y todas. Soy Jaime Jiménez Pérez, profesor de diferentes materias repartidas entre FP de Fabricación y Montaje, FP de Electromecánica de Vehículos Automóviles y Bachillerato. Nací en 1984, en Alcalá la Real. Desde pequeño he sido un apasionado de la automoción. De hecho, cuando escuchaba a mi madre (cos-

60

Nuestros “nuevos” maestros y profesores

SAFA. Alcalá la Real

David Vega Aranda Hola, mi nombre es David Vega Aranda y me encuentro actualmente impartiendo clases en nuestro cole como maestro de Educación Primaria y voy a describiros un poco mi vida para que me conozcáis mejor.


Siempre he estado muy interesado en las materias relacionadas con la mecánica, la electricidad y la electrónica. Por eso, estudié Ingeniería Industrial, algo que tenía claro desde muy pronto. Realicé mis estudios en Madrid, donde pasé una de las mejores etapas de mi vida, pudiendo disfrutar de multitud de vivencias y conocer muchas personas de diferentes rincones de España, con las que me sigue uniendo una gran amistad. Al terminar la carrera, pasé unos meses en Cambridge realizando un curso intensivo de inglés. A continuación, comencé mi etapa profesional, trabajando en diferentes puestos dentro de industrias del sector oleícola y más tarde del sector de la automoción. Después de 10 años de experiencia industrial, decidí dar un giro de 180 grados a mi carrera profesional y dedicarme a la enseñanza. Mi interés por la docencia se despertó cuando, a través de un compañero de trabajo, conocí el mundo de la formación profesional, muy relacionada con las áreas que siempre me han atraído y donde además puedo utilizar algunas de mis experiencias de los últimos años. Además, ya tenía en casa a una docente que me animaba a dedicarme a esta profesión, mi mujer, Fátima. A ella debo de dar infinitas gracias por tanta paciencia y por haberme dado dos maravillosas hijas. Así que cuando me llamaron para formar parte de SAFA no me lo pensé ni un segundo. Estoy muy agradecido a esta institución por darme esta oportunidad y a mis compañeros por la gran ayuda que me han ofrecido desde el principio. Juan Carlos Tovar López Hola, soy Juan Carlos y nací en Baena (Córdoba) el 21 de diciembre de 1993. Actualmente trabajo como cuidador en la Escuela Hogar, pero inicialmente estudié para ser ingeniero de edificación. Tras varios años en dicha carrera, y con el apoyo incondicional de mi familia, decidí cambiarme de grado para estudiar Ed. Primaria, ya que entendí que mi vocación estaba vinculada a la docencia. En ese momento empezó este vínculo tan especial que tengo con SAFA, debido a que estudié en su Centro Universitario tanto Ed. Primaria, como Ed. Infantil.

Gente SAFA

Nuestros “nuevos” maestros y profesores

turera de profesión) hablando de volantes (de vestidos), yo me imaginaba dentro de un coche de carreras.


Espero que todos los valores que he ido aprendiendo a lo largo de mi vida, se los haya podido transmitir a los niños/as con los que tengo el placer de trabajar. Muchas gracias a mis compañeros/as, por ayudarme a crecer como profesional y sobre todo como persona; y gracias a estos niños/as por dejarme formar parte de su gran familia SAFA. #YoConSAFA #ACOGERTE Juan Francisco Pulido Sánchez Soy Juan Francisco Pulido Sánchez, nacido en el verano del 89 en Alcalá la Real. Durante estos meses, como docente de la especialidad de Ciencias Sociales, he reforzado al profesorado del centro teniendo en cuenta las dificultades sanitarias que hemos sufrido a nivel mundial. Me licencié en Geografía en la Universidad de Granada, pero mi interés por la docencia y por esta asignatura venía de años atrás, de hecho, recuerdo como en los últimos cursos de la Educación Primaria ya me generaba cierta curiosidad esta materia. Durante la Educación Secundaria será la etapa donde realmente descubra y confirme a que quería dedicarme en el futuro y sobre que especialidad. La decisión no la tomé de forma altruista porque fueron mis profesores los que, con su buen hacer, fueron capaces de transmitirme la importancia y el interés en la enseñanza y en las Ciencias Sociales. Durante los 5 años de la carrera universitaria tuve la suerte de implementar mis estudios con un año en el Reino Unido, y más concretamente en Manchester, lugar que me ayudó a crecer personal y profesionalmente. Tras la finalización y dada la mala situación económica que atravesaba España decidí apostar por el único sector que en ese momento daba alegrías al empleo, el turismo. Realicé un Máster en Dirección y Administración de empresas turísticas y con él comencé a trabajar en el mundo de los hoteles durante un par de años hasta que tuve la oportunidad de trabajar en la Fortaleza de la Mota mezclando dos de mis pasiones, Historia y Turismo.

62

Nuestros “nuevos” maestros y profesores

SAFA. Alcalá la Real

A lo largo de estos años, y gracias al profesorado, al Departamento de Pastoral y a mis compañeros y amigos, pude desarrollar mis habilidades para ser maestro, pero también me enseñaron a formarme como persona. Afortunadamente, este año se me presentó la oportunidad de trabajar en algo en lo que nunca me habría imaginado, pero que a su vez me atraía bastante. Y es que poder trabajar directamente con niños de distintas edades, aprender de ellos y formar una gran familia, son los alicientes idóneos para comenzar mi vida laboral.


Gente SAFA

Nuestros “nuevos” maestros y profesores

Tras pasar los años más duros de crisis económica retomé mi objetivo de la docencia y tuve la oportunidad de realizar las prácticas del Máster de Profesorado en este centro de Safa del que guardo muy buenos recuerdos tanto de los alumnos como del equipo docente. Meses después, me he podido incorporar a este gran equipo de profesionales pudiendo transmitir a los alumnos los grandes valores y conocimientos que en su día aprendí de mis profesores. Laura Pérez Quesada Hola, me llamo Laura. Nací el 28 de marzo de 1988, en Úbeda. Estudié dos años Relaciones Laborales en Granada, pero abandoné porque no me gustaba. Decidí estudiar lo que realmente me había llamado la atención desde pequeña, Magisterio de Educación Física en la Sagrada Familia de Úbeda. Desde siempre me ha gustado el deporte, los niños y la enseñanza. En mi tiempo libre me gusta practicar todo tipo de deportes: crossfit, fútbol, pádel…, también salir de compras, con mis amigos/as, pasear, ir a la playa y viajar, me encanta viajar y conocer sitios nuevos. Este año me han seleccionado para el puesto de trabajo en la Escuela Hogar y he de decir que he aprendido mucho, más de lo que esperaba, es cierto que hay momentos muy buenos y otros más complicados, pero es muy gratificante y si al lado tienes compañeros como los que tengo, todo es mucho más fácil y terminas sintiéndote como en casa. No puedo estar más agradecida de los profesionales que me han acompañado, ayudado y enseñado durante todo este curso. Solo puedo deciros “¡Gracias!”. Esperanza Macarena Jiménez de la Mota Queridos lectores: me llamo Esperanza Macarena Jiménez de la Mota, y he tenido el gran placer, en este complicado curso 2020-2021, de formar parte del profesorado del Colegio SAFA Alcalá la Real, al principio como refuerzo COVID y luego como tutora de segundo de primaria-A. Nací el 22 de febrero de 1994, en la maravillosa ciudad de Úbeda de la provincia de Jaén, que está inscrita el Patrimonio Mundial de la UNESCO desde julio de 2003, si aún no la conocéis os animo a hacerlo. Es un verdadero lujo pasear por su extensa zona monumen-

63


Mi primer día de cole, en “La Milagrosa” de Hijas de la Caridad, decidí que sería maestra como mi seño Lourdes, llegué a casa llena de ilusión y le dije a mi madre: “Mamá ya se lo que quiero ser de mayor”, y aquí estoy ejerciendo la profesión que desde los 3 añitos me llenó. Como podéis deducir, soy constante y con las ideas muy claras. En aquella época me gustaba mucho el baile, iba a una academia cerca de casa, y disfrutaba mucho, me enseñaron a bailar clásico, flamenco, a tocar las castañuelas, pero sobre todo disciplina, y otros muchos valores, como el compañerismo y el trabajo en equipo, que me han servido a lo largo de los años. Al terminar la ESO, me matriculé del bachillerato en el centro SAFA de Úbeda. Seguía con mi firme decisión de ser docente, y en estos dos años tuve claro que quería estudiarlo allí, en la Escuela de Magisterio, porque descubrí la gran labor no solo docente, sino cultural y social que se desarrollan en los centros de la congregación, y sobre todo me causó gran impacto el carácter ignaciano, que siempre está presente en todas las actividades que se realizan, y que se orientan, no solo a enseñar si no a formar mejores personas, que se distinguen de la mayoría, por su saber pensar. Alterné el baile con la práctica del atletismo, y así fui perfilando lo que sería mi futuro, por lo que cursé el Grado de Educación Primaria, con la mención en lenguas extranjeras y en educación física, al mismo tiempo que cursaba la DECA y gran cantidad de cursos, como el de Ocio y Monitor de Tiempo Libre, Aula Matinal, Comedor Escolar, etc.., Una vez finalizada esta etapa, realicé el Máster de Educación Secundaria y Bachillerato, también en la especialidad de Educación Física. Con toda esta teoría, había que empezar a ponerla en práctica, y me ofrecieron un primer contrato en el cole de Alcalá de los Gazules. Sin duda fue una experiencia inolvidable, mi primer trabajo de seño, tanto esfuerzo daba sus primeros frutos. Muchos nervios y mucha ilusión, en ese viaje, yo sola, de 415 kms que me separaban de mi casa. Desde este momento, todos los años formo parte de la gran familia de SAFA, lo que me llena de orgullo poder aportar mi granito de arena. He pasado por varios centros, Úbeda, Andújar y este año, aquí en Alcalá la Real. En todos ellos he conocido grandes profesionales, y he dejado buenos amigos. En todos he aprendido grandes lecciones, porque si algo tengo claro, es que para poder enseñar hay que estar dispuesto siempre a aprender. Mi paso por este cole ha sido muy especial. El curso en general

64

Nuestros “nuevos” maestros y profesores

SAFA. Alcalá la Real

tal, y por la gran cantidad de callejuelas llenas de encanto. Además, podréis admirar la gran cantidad de talleres artesanales (cerámica, esparto, forja) que abundan por todos partes.


Gente SAFA

Nuestros “nuevos” maestros y profesores

ha sido especial, creo que nunca olvidaremos el curso COVID: las medidas de seguridad, mascarillas, geles, NO compartas (pero si siempre había que enseñar a compartir), en fin, adaptándonos a la difícil situación que se ha vivido este año, y que sin duda se ha llevado a cabo mucho mejor de lo que nos imaginábamos en el mes de septiembre. No puedo más que agradecer el buen trato que siempre he tenido por parte de todos los compañeros, tanto docentes como no docentes, los buenos momentos, las risas, las anécdotas, las dificultades, pero siempre, entre todos, me lo habéis puesto fácil. Noelia Asensio Galera Coucou! Soy Noelia Asensio Galera, profesora de francés de ESO y Bachiller. Actualmente vivo en Jaén, pero mis raíces son granaínas, nací en un pueblo llamado Cortes de Baza, situado al norte de la Provincia, donde he pasado toda mi infancia y parte de mi adolescencia. Desde pequeña sentía interés por el mundo de las letras y los idiomas, de hecho, cuando llegué al instituto me cogí la rama de letras puras. Una de las experiencias formativas que más marcaron mi etapa en la ESO fue un intercambio que hice a Estrasburgo en 4º de ESO. Una semana de estancia en la que salí por primera vez de España, conocí gente, costumbres y gastronomía nuevas, pero sin lugar a dudas fue una experiencia muy enriquecedora y clave en mi vida, porque en ese viaje descubrí y me decidí a estudiar el Grado en Estudios Franceses. En 2013, empecé el Grado en Estudios Franceses en la Universidad de Granada, un nuevo y apasionante reto, reconozco que no fue fácil, sobre todo el primer año, asignaturas duras y muy poco atractivas, pensé en dejarlo pero afortunadamente trabajé duro para superar los obstáculos que se me presentaron en el camino. En el último curso del grado decidí irme de Erasmus a Francia, concretamente a la ciudad de Saint Etienne, cerca de Lyon, si la experiencia del intercambio fue buena el Erasmus fue insuperable, en términos generales , pero también he de reconocer que no fue fácil adaptarme a la nueva ciudad, al nuevo país, a los nuevos compañeros e incluso al idioma. Viví experiencias únicas, conocí a gente encantadora y lo más importante, aprendí muchísimo sobre esta lengua. Al año siguiente decidí hacer el Máster de Profesorado, en este año cambiaría de ciudad, el motivo de vivir en este momento en Jaén, este año fue muy bueno ya que empezaba a ver más cerca el final y el momento de empezar a trabajar donde más veces he soñado.

65


A día de hoy solo puedo decir que me siento feliz, orgullosa de la gente que me rodea y lo más importante, estoy cumpliendo el sueño que tantas veces había soñado. He de decir que me siento afortunada, ya que tengo a los mejores compañeros de trabajo y alumnos que se puede tener, no puedo estar más agradecida. Hola a todos y a todas, me llamo Borja Martínez Lozano y soy maestro de Educación Primaria. Nací el 23 de abril de 1995 en Baeza, una ciudad de la provincia de Jaén y; además, ciudad Patrimonio de la Humanidad desde el año 2003. Tengo un hermano mellizo que es maestro igual que yo, que se encuentra trabajando actualmente en el colegio de SAFA Almería. Mi etapa por Educación Primaria, Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato las realicé en mi ciudad natal. Tras finalizar Bachillerato, estudié un Ciclo de Grado Superior en Prevención de Riesgos Profesionales en el I.E.S. Los Cerros de la ciudad de Úbeda, ciudad próxima a Baeza. El Grado de Educación Primaria lo cursé en el Centro Universitario Sagrada Familia de Úbeda, dónde finalicé mis estudios el pasado mes de julio de 2020, por lo que este es mi primer año trabajando como docente. Actualmente, continúo formándome pues estoy cursando la mención de Educación Física en dicho Centro Universitario. Asimismo, estoy estudiando el Máster Universitario en Tecnología Educativa y Competencias Digitales impartido por la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR). Desde siempre he tenido vocación hacia la enseñanza ya que mi mayor sueño era estar en una clase rodeado de niños. A parte, una de mis aficiones son los deportes, pues me encanta practicarlos, así como verlos por la televisión. También me gusta mucho la agricultura, ya que mi padre se dedica a ello y desde muy pequeño me he ido con él a ayudarle. Para finalizar, me gustaría despedirme agradeciendo a todas las personas que forman parte de este centro puesto que me han acogido estupendamente y me han dado la oportunidad de comenzar la aventura de mi sueño. ¡Muchas gracias!

66

Nuestros “nuevos” maestros y profesores

SAFA. Alcalá la Real

Comencé con la vida de opositora, pero llegó la pandemia, en ese momento parecía que nada iba a cambiar, que encontrar un lugar donde trabajar de lo que más me gusta iba a ser difícil…


Aquí tenéis unas fotografías de algunos de nuestros queridos profesores en su más tierna infancia. ¡A ver si sois capaces de adivinar quiénes son! (Fijaos en las pistas).

Gente SAFA

Adivina qué profe es

¿Quién será está simpática niña que monta a caballo con tanto arte?

¿Y éste niño tan risueño? ¡Si hasta lleva un anillo en el dedo! Debe ser un maestro de las finanzas.

Este campeón ya echaba números para triunfar y comerse el mundo. Si hacía falta, hasta sería presidente de un club de fútbol.

67


Aunque era un chaval muy “joven” y natural, este niño ya soñaba con ser profe de SAFA.

Este pastorcillo tan encantador siempre tiene una gran historia que contar.

Dª. Susana Muñoz – 5. D. Francisco Valverde – 6. D. Francisco Aguilar. SOLUCIONES: 1. Dª. Ana Gil - 2. D. Francisco Arboledas - 3. D. Jesús González - 4.

68

Adivina qué profe es

SAFA. Alcalá la Real

Esta linda muchacha de cabellos rubios y ojos azules todavía nos deleita cada día con su belleza y su simpatía.


Durante el curso escolar 2020/2021, como en años anteriores, numerosas empresas tanto alcalaínas como de fuera de la comarca e incluso de la provincia han colaborado como centros receptores de nuestro alumnado para la realización de la última parte de su currículum mediante la Formación en Centros de Trabajo. Desde aquí queremos agradecer encarecidamente su colaboración, sin la cual, no sería posible el avance y desarrollo de nuestro alumnado. A continuación, se relaciona el listado de dichas empresas:

Agradecimientos

AGRADECIMIENTO A EMPRESAS

• Acciona Agua Servicios, SLU • Agencia Pública Empresarial Sanitaria Hospital Alto Guadalquivir • Andukit SL • Antonio Ramón Hinojosa Pareja • Arenas y Sánchez Asesoría de Empresas SLL • Auto Escuela Puerto Alcalá SL • Autotractor Ramírez • Avanza Sipsur Publicidad SL • Ayuntamiento de Alcalá la Real • Ayuntamiento de Castillo de Locubín • Ayuntamiento de Vegas del Genil • Bandesur Alcalá SA • Beatriz Cobo Pulido • Benzaplastic, SL • Caiba SA • Catering la Atalaya SL • Clínicas Cleardent, SL • Construcciones Metálicas Chumilla SL • Desguaces Autocoche, SL • Desposorio Rafael Vizcaíno Alguacil • Diseño y Aplicaciones del no-Tejido SL • Dnt Nonwoven Fabrics, SA • Emilio Serrano Sánchez • Enrique Toro Ibáñez • Fonclisol, SL • Forsy SL • Francisco Javier Milla Herrero

69


Francisco José Collado Montenegro Gestión y Contabilidad Alcalá SL Gestoría J. Cano SL Grupo Mya Soluciones Estratégicas SL Grupo Óptico Claravisión, SL Ibáñez y Valverde SL Instalaciones Eléctricas Ildefonso Rosales SL Instalaciones Eléctricas Trujillo y Funes SLL Ismael Pérez Esteban Jesús Álvarez Vico SL Jonás Cano Nieto Jorge Bermúdez Montoro Jorge Torrebejano Martos y Otro CB José Manuel López Álvarez José María García Cervera José Miguel Moyano Mesa Juan Carlos Muñoz Gutiérrez Juan Domingo Del Moral Rosales Juan García Jiménez Maderas Campos SL Maderas Gallego SL Manuel Corpas Nieto Manuel Palomar Sánchez Metalúrgica San José Artesano Sdad. Coop. Andaluza Miguel Ignacio Barrio Delgado Montajes Eléctricos Contreras SL Moyano Inversión Dental, SL Omega Labeling SL Pedro Castro, Rafael Yébenes e Hijo CB Peñalver Mesa SL Raimundo Montalbán Aguilera Refrigeración Alcalaína-Real SL Ruano Cano SL Profesional Rubén Cano Moya Rueda Sistemas SL Sdad. Coop And de Integración Geiss Sdad. Coop Andaluza Alcametal Servicio Andaluz de la Salud. Can Sm Metal y Vidrio Alcalá, Sociedad Limitada Talleres Agrícolas Moreno SL Talleres Luquecar SL

AGRADECIMIENTO A EMPRESAS

SAFA. Alcalá la Real

70

• • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • •


Talleres Miguel Muñoz SL Talleres Puerma Motor SL Talleres Rogelio CB Talleres Todomotor Priego SLL Técnicos Asociados Alcalaínos SAL Técnicos de Asesoría y Gestión SL Transportes Gallego Mudarra SL Verificaciones Industriales de Andalucía SA Vicente López Pérez Vive Cocina Natural SL 2004 PPH Estudio Fotográfico SL

Agradecimientos

AGRADECIMIENTO A EMPRESAS

• • • • • • • • • • •

Además de las empresas nombradas anteriormente, debemos agradecer por otro lado a las siguientes, puesto que también han participado como centros receptores de alumnado de nuestros proyectos de Formación Profesional Dual tanto en el Ciclo Formativo de Grado Medio de Instalaciones Eléctricas y Automáticas como en el Ciclo Formativo de Grado Superior de Administración y Finanzas. • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • •

Asesoría Vico SL Ayuntamiento de Alcalá la Real Bandesur Alcalá SA Barrio Delgado, Miguel Ignacio Caiba SA Collado Montenegro, Francisco José Condepols SA Cotexa Alcalaína SA Diseño y Aplicaciones del no-Tejido SL Enequipo Trading SL Flexia Films SA Fundación Andalucía Emprende, Fundación Pública Andaluza Gestoría J. Cano SL Instalaciones Eléctricas Ildefonso Rosales SL Instalaciones Eléctricas Trujillo y Funes SLL Montajes Eléctricos Contreras SL Refrigeración Alcalaína-Real SL Ruano Cano SL Profesional Técnicos de Asesoría y Gestión SL Textil de la Rabita SL Toro Ibáñez, Enrique

A todos… ¡¡Muchas gracias por colaborar con SAFA!!

71


Profile for SAFA Alcalá la Real

El Pupitre Curso 2020/2021  

El Pupitre Curso 2020/2021  

Advertisement

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded