Page 1


Este año comenzamos el curso planteándoos la invitación anterior y es que la vida, entendida como una gran aventura, #EsParaTi. Y, como en cualquier aventura, tendréis que tomar decisiones y dar respuesta a las muchísimas llamadas que se os presenten.

Editorial

editorial

Toda aventura comienza con una respuesta…

A lo largo de todo el año hemos intentado ayudaros a que toméis conciencia de que cada llamada requiere de vuestra respuesta, no debemos quedarnos con los sueños y deseos; tenemos que actuar. Sin embargo, tampoco podemos caer en el activismo y atender a todos los “campos de batalla”. Por ello, es importante que seamos capaces de sentir y discriminar la llamada, siendo conscientes de la realidad y de nosotros mismos. Porque no es el mucho hacer, sino que seamos capaces de responder, generosamente, a donde se nos llame. Vuestros profesores, desde su vocación educativa y tareas cotidianas, son testimonio de ésta llamada – respuesta. No se contentan con lo mediocre y han pretendido que alcancéis grandes horizontes y que vuestros deseos se hagan realidad. Por ello, os han acompañado en el día a día, incidiendo también en lo más pequeño e ínfimo, ya que en lo que parece que no cuenta se enraíza la grandeza del #Magis #SiempreMás. Y no olvidéis que responder a las diferentes llamadas de vuestras vidas os llenará de alegría.

Edita: Escuelas Profesionales de la Sagrada Familia - Alcalá la Real Coordina: Departamento de Actividades Extraescolares

3


índice

SAFA. Alcalá la Real

EL PUPITRE 2019 1.- EDITORIAL 2.- VA DE LETRAS 2.1.- SOMOS POETAS 2.2.- RELATOS CERTAMEN PADRE VILLOSLADA ACCÉSIT CATEGORÍA A ACCÉSIT CATEGORÍA B PRIMER PREMIO CATEGORÍA A PRIMER PREMIO CATEGORÍA B 2.3.- MAESTRO Y ESCRITOR: ENTREVISTA A ANTONIO CRUZ 3.- CIENCIA Y MATEMÁTICAS PARA TODOS 3.1.- ¿PAN ÁCIMO O PAN CON LEVADURA? 3.2.- ESTUDIANDO EL DIMORFISMO SEXUAL EN SAFA 3.3.- APRENDIENDO ÁLGEBRA DE FORMA DIVERTIDA I 3.4.- APRENDIENDO ÁLGEBRA DE FORMA DIVERTIDA II 3.5.- CHERNÓBIL O LA CATÁSTROFE DEL SER HUMANO SOBRE LA TIERRA 4.- LA HISTORIA DE NUESTRO MUNDO 4.1.- EL PIE DE MAIMÓNIDES 4.2.- LA VIDA DE TELENOVELA DE CLEOPATRA 5.- AMPLIANDO FRONTERAS 5.1.- EXPERIENCE IN FAVERSHAM 5.2.- MÚNICH, UNA EXPERIENCIA INOLVIDABLE 5.3.- MÚNICH, UN INTERCAMBIO ALUCINANTE 6.- SAFA TIENE MUCHO ARTE 6.1.- NOS GUSTA HACER TEATRO, ¿Y A TI? 6.2.- EUROPEAN LANDMARKS 6.3.- ECOMODA 6.4.- SOMOS UN CUADRO 6.5.- I FESTIVAL DE TEATRO ESCOLAR 7.- OPINIÓN 7.1.- ¿ES EL SER HUMANO PLENAMENTE CONSCIENTE DE SUS ACTOS? 8.- MUNDO SAFA 8.1.- LA ESCUELA HOGAR, MI SEGUNDA CASA Y MI SEGUNDA FAMILIA 8.2.- MI EXPERIENCIA EN LA FPB DE SERVICIOS ADMINISTRATIVOS 8.3.- SAFA ALCALÁ LA REAL PARTICIPÓ EN SPAIN SKILLS 8.4.- AGRADECIMIENTO A EMPRESAS 8.5.- INFANTIL 8.6.- IMPRESIONES 9.- COMENZANDO EN SAFA: NUESTROS NUEVOS MAESTROS Y PROFES 10.- ES PARA TI 11.- OCIO Y PASATIEMPOS 11.1 .- IMAGINA LA HISTORIA 11.2.- ADIVINANZAS, RIMAS Y JUEGOS 12.- GALERÍA DE IMÁGENES

4


Durante la Semana de Identidad, el alumnado del primer curso de ESO demostró sus dotes poéticas en un recital donde las emociones afloraron y el profesorado quedó cautivado.

Va Índice de letras

Somos poetas

A través de la asignatura de Lengua y Literatura Castellana, los chiquetes aprendieron las técnicas básicas de rima y métrica para expresar sus sentimientos, vivencias, anécdotas y, por qué no decirlo, sus amores y desamores, ahora llamados “crush”. En un momento muy íntimo, chicos y chicas mantuvieron en vilo al público, consiguiendo abrir sus experiencias a los demás y conocerse mejor entre sí. Porque ese es el objetivo de la poesía, sacar al “yo” para todos los demás.

EL OTOÑO Querido Otoño, me tienes hasta el moño, de que tires tus hojas y no las recojas. ¿Por qué siempre estás tristón? ¡Si te queremos un montón! No hace frío, ni calor. No llueve, ni hace sol.

Querido otoño, ¡Te queremos un montón! Porque nos quitas el frío, Y nos das a conocer el sol. Querido Otoño, Yo te lo digo, Sinceramente, ¡Vente conmigo! Gonzalo Zuñiga Vera 1º ESO A

5


Somos poetas

SAFA. Alcalรก la Real

6


Va de letras

Somos poetas

MAMÁ Ella es la que me vio crecer, la que me levantó al caer, la que me ayudó a aprender la que nunca se rindió la que nunca me dejó. Siempre me intentó ayudar, solo quiere mi felicidad. Es la persona con cabello de oro fino, con los ojos verdes como el pino. Ella es suspicaz con sonrisa audaz, no se rinde conmigo y, no me falta un mimo. En su amor no hay límite, te querrá hasta morirte. Ella es eterna como el sol y la tierra, no le falta resplandor, nunca te va a fallar, siempre te va ayudar. Ella es la que me ayuda a afrontar mi dolor, a pasar la desesperación, a olvidar los males que acechan a mi corazón. Por eso mamá, por cuidarme tanto, no me espero ni un rato, para decirte TE AMO. Sara Pérez, 1º ESO B

CRUSH Yo soy tu luz, tú mi estrella, y juntos haremos una pareja bella. El brillo de mis ojos, tienen una razón porque juntos haremos una linda canción. A mi vida llegaste, no sé por qué razón, tú eres un loco recuerdo que nunca borre de mi visión Sandra Castro, 1º ESO A

7


Somos poetas

SAFA. Alcalรก la Real

8


9

Va de letras

Somos poetas


SAFA. Alcalá la Real

10

Certamen literario Padre Villoslada 2019. Relato ganador del Accésit, Categoría A LA BATALLA FINAL Llanura de Zama, territorio cartaginés en el actual Túnez, 19 de octubre de 202 a.C. -Se aproxima un emisario, señor –dijo un prínceps*. Marco Fabricio, centurión primus pilus, el más veterano de una de las legiones de Publio Cornelio Escipión, entornó los ojos para poder ver mejor. En efecto, un jinete se aproximaba al galope hacia el campamento romano. Cuando estuvo a tiro de pilum, Fabricio le gritó en púnico: -¿Qué deseas? El jinete quedó sorprendido porque un oficial romano conociera su lengua y aliviado por no tener que hacerse entender chapurreando latín. -Traigo un mensaje para vuestro general. Fabricio se volvió hacia los legionarios que custodiaban la puerta y les ordenó que la abrieran y que desarmaran al cartaginés. -¿Y cuál es ese mensaje? –preguntó mientras lo desarmaban. -Lo siento, solo puedo decírselo a tu general. Órdenes del gran Aníbal Barca –contestó con orgullo al pronunciar el nombre de su comandante. Por el contrario, la mera mención de este antropónimo crispaba el ánimo de Fabricio. Y es que era el cartaginés la causa de la mayoría de sus desgracias. Había luchado en la batalla de Cannas, donde perdió a su amigo de la infancia Bubo. Después, había sido desterrado a Sicilia junto a los pocos supervivientes como escarmiento, siendo privado de poder ver a su mujer y a su recién nacida hija, que ahora tendría 14 años. Asediando Siracusa se vio obligado a matar a su sobrino Ovidio, ya que este asesinó al gran matemático Arquímedes. Al menos –pensó- tengo aquí a mi hermano Aulo. Este no había podido combatir en Cannas por estar recuperándose de una herida recibida en el lago Trasimeno. Así, había podido marchar con Escipión a Hispania, expulsando a los cartagineses de esas tierras. Los soldados solían llamarles los hermanos “Murii”, ya fuera por su gran corpulencia o por el hecho de que ambos hermanos tuvieran una corona muralis, Aulo por haber sido el primero en atravesar la laguna y escalar la muralla de Cartago Nova y él mismo por escalar antes que nadie los muros de Siracusa. Se encaminaron al praetorium por la vía praetoria y al llegar a él les dieron el alto los lictores, pero al reconocer a Fabricio les dejaron pasar.


Va Índice de letras

La batalla final

Se encontraron a Escipión totalmente solo mirando unos mapas en su sella curulis. Al entrar ellos levantó la vista con expresión jovial. -¡Fabricio! ¿Qué tal, centurión? ¿A quién me traes? -Este es un mensajero, señor, enviado por Aníbal. Dice que trae un mensaje privado para ti. La sonrisa fue sustituida por una expresión más seria. A sus 32 años, era un hombre extraordinariamente joven para comandar un ejército tan grande, de 40000 hombres, y además había sido cónsul. Aquí se ve reflejada la precaria situación en la que se hallaba la República de Roma, con el pueblo dispuesto a elegir cónsul a alguien muy por debajo de la edad usual, y con el Senado dispuesto a aceptarlo. -Bien –dijo el procónsul-. Llama a Cayo Lelio. Y a tu hermano y a los demás primi pili. Fabricio fue en búsqueda de los oficiales en cuestión. Cuando fue a por su hermano, se abrazaron con alegría. -¡Hermano! ¡Ya me preguntaba cuándo ibas a visitarme! –exclamó Aulo Fabricio una vez terminado el abrazo. -No he tenido tiempo. Tenía pensado visitarte hoy, pero la visita ha sido adelantada por el general. Nos quiere ya mismo en el praetorium. Fueron a por los demás oficiales y volvieron al cuartel general. Allí, Escipión había dado un vaso de vino al mensajero, haciendo gala de una gran hospitalidad. -¡Vaya, Publio, si ni siquiera nos das vino a nosotros! –dijo Cayo Lelio cuando entró. Este era el mejor amigo de Escipión, y se permitía llamarlo por su nombre de pila. -No hace falta daros vino para que estéis predispuestos a seguir mis órdenes –dijo medio en broma, medio en serio-. En fin, veamos qué quiere este hombre. Fabricio, ya que tú aprendiste el idioma púnico en Sicilia, harás de intérprete. El enviado habló. La cara de Fabricio reflejaba incredulidad cuando terminó. -Señor, no sé si dice la verdad… Podría ser una trampa… -Habla, centurión –respondió Escipión secamente. -Bien. El mensaje es bastante conciso. El general enemigo pide una audiencia entre ambos campamentos mañana al mediodía. Solo él, tú y un intérprete. -¡Mentiras! –tronó Cayo Lelio-. No le creas, Publio. Está claro que te quiere tender una emboscada. Estos cartagineses no tienen honor. -¿Honor, Cayo? ¿Acaso podemos los romanos hablar de honor? ¿No fuimos los romanos quienes chantajearon a Cartago para que cediese Córcega y Cerdeña, aprovechándose de su debilidad tras la primera guerra contra los cartagineses? ¿No fuimos los romanos quienes cortaron la cabeza de Asdrúbal, el hermano de Aníbal, y la arrojamos a su campamento? Además, Aníbal ha hecho gala en varias ocasiones de un gran sentido del honor y del respeto. Enterró el cadáver de Lucio Emilio Paulo, mi suegro,

11


Continuaron hablando de temas cotidianos y después se fueron a sus respectivos contubernia. Fabricio se recostó en su jergón arropado con un manto. Pensaba en que tal vez, si ganaban la batalla que se avecinaba (no creía que las negociaciones fueran a tener éxito), el Senado les permitiría regresar a Italia. Ya soñaba con el reencuentro con su esposa y con conocer a su hija. No obstante, una idea volvía una y otra vez a su mente: ¿Y si no sobrevivía? Entonces moriría habiéndose llevado con él al mayor número de enemigos que pudiera. Con estos pensamientos se quedó dormido. Se despertó con el amanecer, como de costumbre, y se puso la cota de malla y el casco, se ciñó el cinturón y envainó el gladius. Salió de su tienda hacia el praetorium, donde aguardaba ya Escipión. Cuando estuvieron todos los oficiales, el general habló. -Como supondréis, las negociaciones de hoy no conseguirán la paz entre Aníbal y yo, pues estamos atados de pies y manos por nuestros Senados –su franqueza les sorprendió-. Así que mañana habrá batalla –aunque lo suponían, todos los presentes no pu-

12

La batalla final

SAFA. Alcalá la Real

tras Cannas. Iré a la cita, y Fabricio será mi intérprete. Su tono no admitía réplica. El jinete fue enviado con la respuesta al campamento cartaginés. Cuando salieron del praetorium, Marco y Aulo dieron un paseo por el campamento. -¿Crees que será una trampa? –preguntó Aulo. -No lo creo, la verdad. Estoy de acuerdo con el general en que el cartaginés tiene honor. -Así lo creo yo también. Siguieron conversando hasta el anochecer, y fueron a sus respectivas tiendas. Fabricio, al llegar a su tienda, se encontró con Sergio, su optio, que le esperaba. Este le llamaba Tauro por su gran estatura. -Tauro, ya era hora. ¿Qué te ha dicho el general? -Te lo contaré mientras bebemos –respondió sirviéndose un vaso de vino-. ¿De dónde lo has robado esta vez? -Si te lo digo pierde la gracia. Ahora habla. Se lo contó todo. Sergio iba abriendo los ojos a medida que su relato avanzaba. -¿Hablar con Aníbal? ¡Por Júpiter, Tauro, vas a ser testigo de un momento de crucial importancia para la historia! -¿Desde cuándo te preocupa a ti la historia? –bromeó Fabricio-. En cualquier caso, tienes razón. Será muy interesante escuchar la conversación entre dos comandantes invictos hasta la fecha. Quizás depende de este encuentro semejante reputación. -Te tengo una envidia impresionante, Tauro. -No me envidies. Existe la posibilidad de que sea una trampa, aunque lo dudo. -Merece la pena correr el riesgo.


Va Índice de letras

La batalla final

dieron evitar ponerse pálidos-. Procedo a explicar la estrategia a seguir. Como ya sabéis, ambos ejércitos tienen el mismo número de hombres, 40.000, pero Aníbal dispone de 80 elefantes. En contraposición nosotros somos superiores en caballería… -siguió hablando durante un largo hasta ser interrumpido por un lictor que levantaba la lona de la tienda. -Señor, ya es mediodía –anunció el lictor. -¡Vaya, qué rápido se pasa el tiempo! –Suspiró Escipión-. Salgamos. Se dirigieron todos hacia la puerta praetoria, donde les aguardaban dos caballos. Fabricio y su comandante montaron y se despidieron del resto de oficiales. Atravesaron la llanura que separaba ambos campamentos en silencio. Ya recorrida cierta distancia, vieron una silueta que salía al galope del campamento cartaginés. -Debe ser Aníbal –comentó Escipión sin poder contener la emoción. Era sabido tan solo por sus oficiales más cercanos que el romano sentía una gran admiración por el cartaginés, y estaba ansioso por saber si esta admiración era correspondida. También ellos emprendieron el galope hasta que se encontraron a unos metros. Aquí, ambos se detuvieron para demostrar que iban en son de paz, pues de lo contrario podría parecer una carga de caballería. Aníbal les miró con curiosidad. Tendría más o menos la misma edad que Fabricio, 45 años, y superaba en más de 10 a Escipión. Los romanos se fijaron en que tenía las manos cubiertas de anillos, muchos de ellos pertenecientes a los cónsules a los que había derrotado (entre ellos Lucio Emilio Paulo, suegro de Escipión). También se percataron de que llevaba un pequeño frasco colgado al cuello. “Así pues, la leyenda es cierta” –pensó Fabricio-. “Ese frasco lleva una dosis mortal de veneno para ingerirlo cuando la situación lo requiriese”. -Ave, Aníbal Barca, general en jefe de los ejércitos de Cartago – saludó Escipión. Miró a Fabricio para que tradujera, pero Aníbal se adelantó. -Ave, Publio Cornelio Escipión, comandante romano del ejército destinado a África –ante la estupefacción de su interlocutor, Aníbal rio a carcajadas-. ¿Sorprendido? No deberías. Durante los dieciséis años que he estado en Italia no solo me he dedicado a derrotar ejércitos romanos. También me he molestado en aprender vuestra lengua. El asunto del intérprete era tan solo protocolario –dijo guiñando un ojo a Fabricio, lo cual resultaba inquietante puesto que solo tenía un ojo. El otro lo había perdido por una infección durante sus correrías por Italia-. Además, quería que quedase constancia de esta reunión. Si te parece, abandonaremos todo protocolo y hablaremos de hombre a hombre, de general a general.

13


Cuando se estaba dando la vuelta, gritó algo. -Como decís vosotros, Audentes fortuna iuvat. Suerte, romano. Me has caído bien. Mañana, cuando haya aplastado a tu ejército, te recomiendo que huyas antes de que mande a capturarte. Por la noche Fabricio no pudo dejar de pensar en la última frase de Aníbal. La fortuna favorece a los audaces. Una frase ambigua, pensó, pues ambos generales eran intrépidos en extremo. Quizás esta era la intención de Aníbal –pensó-, dejar el resultado de la batalla en el aire. Al día siguiente se despertó al amanecer y desayunó frugalmente. Después escuchó la trompeta que anunciaba el fin del sueño de los legionarios y fue a despertar a quienes no lo hubiesen oído. -¡Arriba, holgazanes! ¡La guerra no se gana durmiendo! ¿Qué más querríais vosotros, hatajo de vagos? Aunque, pensándolo bien, los elefantes se asustarían de vuestros ronquidos. ¡El ejército de Aníbal no se va a derrotar solo, gandules! –dijo pasando contubernium por contubernium. Después, reunió a todos los soldados de su manípulo y se subió a una roca junto a Sergio para darles ánimos. -Camaradas, hoy esta guerra llegará a su fin, para bien o para mal. Hoy tenéis la oportunidad de vengar la humillación de Cannas, o tal vez de ser humillados por ese cartaginés. Simplemente quiero recordaros a vuestros compañeros de armas atravesados por lanzas, con las extremidades amputadas, o incluso con la cabeza metida en la tierra para morir asfixiados. Sentid la ira en vuestro interior. Hermanos, yo también la siento, y lo único que mi corazón me dice es que debo vengarlos. Creo que este furor es suficiente acicate para que hagáis pedazos a los cartagineses.

14

La batalla final

SAFA. Alcalá la Real

Escipión, mudo de asombro, tan solo pudo asentir con la cabeza, lo que provocó otra carcajada del cartaginés. -Bien, supongo que podemos pasar por alto el hecho de que debamos negociar la paz. Ambos sabemos que ninguno de nuestros Senados querrá aceptar las condiciones del otro, así que tendremos que luchar. Si te parece bien, lo haremos mañana. -Pensaba exactamente lo mismo antes de venir. De hecho, lo comentaba con Fabricio, aquí presente. -Quería preguntarte, Escipión, si de verdad crees que puedes derrotarme. Repetidamente he derrotado a los romanos, ¿por qué vas a ser tú diferente? -No soy como los demás romanos. Además, dispongo de más jinetes. -Y yo poseo elefantes. Ya causaron estragos en la batalla de Heraclea al mando de Pirro. -Han transcurrido ya casi 80 años desde entonces. En cualquier caso, tengo un plan. -¿Ah, sí? Ya comprobaremos si funciona. En fin, romano, que gane el mejor –dijo tendiéndole la mano, la cual Escipión estrechó.


Va Índice de letras

La batalla final

Personalmente, prefiero morir a volver a ser derrotado por Aníbal. Victoria o muerte –dicho esto, se dio la vuelta y empezó a ponerse la cota de malla, el casco con el penacho transversal de plumas rojas y las caligae. -¡Victoria o muerte! ¡Victoria o muerte! –repitieron los legionarios. -¡Muchachos, asegurad las correas de vuestras caligae, pues morir tropezando es más vergonzoso que derrotado por una banda de africanos! –bromeó Fabricio. A un toque de trompeta, las legiones fueron saliendo del campamento en perfecto orden y formaron en triplex acies a cierta distancia de las fortificaciones. La dispersa línea de vélites fueron dispuestas delante de todo el ejército; los novatos hastati (ya no tan novatos, pues muchos de ellos llevaban de servicio desde la batalla de Cannas) a continuación; los principes detrás de estos; y por último los triarii, los más experimentados. Así, formaban un tablero ajedrezado. En las alas fue dispuesta la caballería, al mando de Cayo Lelio, con los jinetes romanos o itálicos, y de Masinisa, rey de Numidia aliado de los romanos, comandando a sus númidas. El ejército cartaginés formó enfrente, disponiendo a los mercenarios en primera línea, tras estos a los africanos y cartagineses y por último, a sus veteranos de Italia. Además, en la segunda línea figuraba un contingente de macedonios, cuyo rey, Filipo V, era aliado de Cartago. La caballería se situó en las alas y los elefantes, más adelantados que nadie. -Soldados, ha llegado la hora. Los dados de la fortuna han sido arrojados, y yo os digo que se decantarán a favor de Roma. ¡Roma Victrix! –arengó Fabricio a sus legionarios. -¡ROMA VICTRIX! ¡ROMA VICTRIX! –respondieron los soldados con entusiasmo. Como muchos hacían en aquel momento, Fabricio hizo sus plegarias a los dioses. “Júpiter Optimus Maximus, protégenos. Marte Ultor, guíanos hacia la victoria”. Llegó entonces a los oídos de Fabricio un sonido y atisbó a los elefantes avanzando. ¿Funcionaría el plan de Escipión? La vista de semejantes bestias le fascinaba y le atemorizaba a partes iguales. A sus lados, los legionarios temblaban de miedo y le llegó el olor de la orina. El suelo empezó a temblar. ¿A qué esperaba el general? Debería haber dado ya la orden. Al instante, como si sus pensamientos hubieran sido escuchados, sonó un gran estruendo. Todos los músicos del ejército comenzaron a tocar a la vez. -¡Golpead los escudos! ¡Gritad! ¡Haced todo el ruido que podáis! –Animó Fabricio a sus principes. Él mismo comenzó a golpear su escudo con la hoja de su gladius. Animado, pudo ver cómo algunos elefantes se asustaban y daban

15


Una vez pasado el peligro, los manípulos volvieron a su posición inicial. Después, la infantería de ambos bandos avanzó, mientras la caballería se lanzaba al galope la una contra la otra. Se fueron aproximando al trote, mas cuando estuvieron muy cerca, las primeras líneas de los dos ejércitos cargaron. El choque fue espectacular. Fabricio lo veía todo desde su altura, y lo que observó lo satisfizo: la línea cartaginesa flaqueaba tras un intenso combate. Después vio avanzar la segunda línea cartaginesa, y un mensajero le dio a él la misma orden. Así pues, los principes fueron llenando los huecos que dejaban los manípulos de hastati poco a poco, y estos se retiraron. Cuando estuvieron lo suficientemente cerca, todos los centuriones aullaron: -¡Cargad! Fabricio derribó a un enemigo con el escudo, y acabó con su vida con un tajo en la garganta. Su siguiente adversario fue un fornido africano de piel negra como la noche, con quien mantuvo un largo duelo hasta que el centurión le pisó los pies con los clavos de su sandalia, le rompió los dedos y aprovechó este momento para clavarle la espada en el costado. A partir de entonces, actuó sin pensar, tan acostumbrado como estaba al arte de matar. Bloquear, estocar. Bloquear, estocar. Tiempo después notó que los cartagineses recobraban nuevo vigor, y se dio cuenta que habían entrado en escena los veteranos. Un galo acorazado de pies a cabeza se abalanzó sobre él. De un tajo descendente quebró su scutum, quedando Fabricio sin protección. Lo arrojó al suelo e intentó defenderse con la espada. Analizando cómo combatía el guerrero, descubrió que dejaba demasiado desprotegida la muñeca al atacar. Así pues, cuando el galo alzó el brazo para intentar darle al centurión, este le lanzó un tajo salvaje que le cercenó la muñeca, y aprovechando que gritaba de dolor, encajó una estocada en su boca que lo mató agónicamente. Intentó sacar el gladius mientras escuchaba el

16

La batalla final

SAFA. Alcalá la Real

media vuelta, cargando contra las líneas de Aníbal. Sin embargo, no podía cantar victoria, pues muchos elefantes seguían corriendo contra ellos. Aguardaba la señal. -¡Ahora! ¡Moveos, gusanos, moveos! –rugió al escucharla. Los manípulos de principes se movieron como una máquina perfecta y dejaron pasillos donde antes se hallaban. Los elefantes, prefiriendo pasar por los pasillos a correr hacia un muro de lanzas, fueron discurriendo entre los manípulos de legionarios. Pudo ver a un soldado que, por valentía o por estupidez, intentó lanzar una estocada a uno de los paquidermos. Pese a que lo consiguió, su brazo fue prácticamente arrancado por la velocidad del elefante, y el piquero que había encima lo remató. -¡Lanzad los pila! –al instante, una lluvia de jabalinas voló hacia los elefantes. Él, en concreto, le acertó a uno en pleno ojo. Los pocos elefantes que sobrevivieron, sin cornaca, pasaron de largo huyendo despavoridos.


Va Índice de letras

La batalla final

borboteo de la sangre al ahogarse el galo, pero se había quedado trabada en la columna vertebral. Maldiciendo, se retiró para coger las armas de un caído. Entonces vio a Sergio tirado en el suelo con una herida abierta en el costado. -¡Sergio! ¿Qué te ha pasado? -Por detrás… -consiguió mascullar antes de desmallarse. Fabricio lo cogió en brazos (tarea nada fácil por el peso de la armadura) y lo llevó lo más rápido que pudo al valetudinarium, el hospital improvisado que se había montado en la retaguardia. Allí lo dejó dándole órdenes estrictas al médico para que lo cuidase como si se tratara de su madre. Después volvió al campo de batalla, sin dejar de estar preocupado por su amigo, y se encaramó al cadáver de un elefante para poder contemplar mejor el desarrollo del enfrentamiento. Entonces vio una nube de polvo que se aproximaba a la retaguardia enemiga. -¡La caballería! ¡La caballería carga contra la retaguardia cartaginesa! ¡La batalla está ganada! –exclamó. Efectivamente, la caballería romana y aliada volvía a la batalla tras haber derrotado y perseguido a los jinetes cartagineses. Los legionarios gritaron de alegría y lucharon con renovado vigor. Aunque los veteranos de Aníbal resistieron como héroes, acabaron sucumbiendo. Aunque Aníbal había escapado, la victoria era total: la segunda guerra contra los cartagineses estaba ganada. Sin embargo, Fabricio tenía otras preocupaciones en mente. Fue corriendo hacia la zona en la que se suponía que se hallaba su hermano y al no hallarlo se temió lo peor. -¿Dónde está el centurión primus pilus Aulo Fabricio? –preguntó a un joven hastatus intentando disimular su angustia. -El centurión está bien, señor –dijo el soldado interpretando el verdadero significado de la pregunta de Fabricio-. Está cortándole el colmillo a un elefante al que ha matado él solo. Consiguió alcanzar al elefante en los dos ojos con sus dos pila. ¡Háyase visto cosa igual! Fabricio, más tranquilizado, siguió buscando a su hermano. Lo halló enseñando el colmillo con orgullo. -¡Vaya! Me parece que esta hazaña te va a dar unas cuantas phalerae más –dijo Fabricio a modo de saludo. Se acercaron el uno al otro a paso rápido y se dieron un fuerte abrazo. Ambos estaban cubiertos de sangre de pies a cabeza, la mayor parte de ella enemiga. Hacían un esfuerzo sobrehumano por contener las lágrimas, pero finalmente no pudieron. Tal era la emoción de verse vivos al final de una guerra en la que tantos habían muerto. -Parece que por fin ha acabado esta interminable guerra –suspiró Aulo cuando se separaron. -No ha sido fácil. Sergio ha sido herido, pero he comprobado su estado y creo que se recuperará. Sin embargo, no veo la hora de

17


Vieron entonces a Escipión, que se dirigía hacia ellos seguido por sus 12 lictores. Entonces, como si lo hubieran preparado de antemano, los Murii gritaron al unísono: -¡Africanus! A lo que todo el ejército se les sumó. ¡A-FRI-CA-NUS! ¡A-FRI-CA-NUS! –resonó por todo el campo de batalla. El comandante romano saludó orgulloso y se dejó llevar por todo el campo de batalla encaramado sobre dos scuta. La celebración duró toda la noche, y el jolgorio solo fue interrumpido por la tristeza de tener que incinerar los cuerpos de sus compañeros caídos. Pero eran soldados y estaban acostumbrados a ver la muerte de cerca. Así, este muchacho de apenas 32 años pasaría a la historia como Publio Cornelio Escipión “el Africano”. Pero en la mente de Fabricio resonaba una y otra vez una pregunta: “¿Quién habría herido a Sergio? Porque no pudo ser un enemigo, ya que detrás de Sergio había otros legionarios. Así pues, ¿quién?” Álvaro Zúñiga Vera, SAFA Alcalá la Real

18

La batalla final

SAFA. Alcalá la Real

saber contra quién será la próxima. Ojalá sea contra Macedonia. ¡A ver si demostramos que el gladius es mejor que la pica! Aulo puso cara de asombro. ¿Después de todo lo que había pasado su hermano tenía ganas de embarcarse en otra contienda? Pero al ver la expresión bromista en su rostro se relajó.


Va Índice de letras

Certamen literario Padre Villoslada 2019. Relato ganador del Accésit, Categoría B CULPA MÍA Hay decisiones que cambian tu vida. Tomamos decisiones constantemente. Mejores o peores, más o menos importantes, que provocan grandes cambios o guían tu día a día sin que les prestes atención siquiera, como lo es decidir entre fruta o yogurt de postre, tus vaqueros favoritos o darle un ultimo uso a unos más antiguos, la carrera que definirá tu vida, o si quieres hacer una siquiera, salir por la tarde o algo más tarde, incluso el camino que te llevará a casa. Yo tomé una mala decisión. Estoy tomando una mala decisión. Siempre lo he hecho. No sé elegir bien. Estoy decidiendo algo que no solo va a cambiar mi vida…si no la de todos los que me rodean. Soy consciente de ello y de verdad que lo siento. Siento el daño que mis decisiones puedan causar, que pudieran causar, que ya han causado. Puedo prometer, por la educación que mis padres me brindaron, que jamás quise hacer daño a nadie. Nunca tomé un camino que supiera que dañaría a alguien. Mi moral no me lo permitía. Aunque, claro, no todas las personas tienen la moral y valores que tenía yo. Tenía. Ya no queda nada de ello en mí. Me lo han arrebatado todo. Es curioso como un acto, una situación, un momento o un pensamiento pueden cambiar tan drásticamente a una persona. Cómo siempre hay un punto de inflexión en la vida de cada uno de nosotros. Escribo esto para…no sé en realidad para qué lo escribo. Supongo que quiero que en algún lugar quede constancia de este recuerdo. Quizás quiero explicarme, que se entienda mi decisión, aunque no hay explicación ni justificación que valga para esto. Quizás sólo quería contar mi historia. Una que siempre había sido alegre, divertida, atrevida, vivaz…y que se tornó tan oscura como el sentimiento que ahora tengo en el pecho. Dije que tomé una mala decisión, aunque no sé todavía si es en realidad culpa mía. Los psicólogos dicen que no, que nada de esto lo es. Pero yo no les creo. O sí. Ya no lo sé. En mi cabeza

19


Papá, mamá, sé que me habéis dicho cientos de veces que yo no tengo la culpa. Pero quiero explicar, por si alguien más lee esto, que sí que tengo la culpa. Que tengo la culpa de la hora a la que decidí despedirme de mis amigos. La culpa de elegir ir por el camino corto, en vez de por el iluminado, para llegar antes a casa. La culpa de llevar auriculares para callar el miedo de mi cabeza. La culpa de no haber andado más deprisa, a pesar de que aumentar el paso al que iba hubiera significado correr. Todas las decisiones que tomé aquella noche me hacen culpable. Y por mucho que lo digan los psicólogos, que lo digáis vosotros, que lo diga Ángel, que lo digan mis amigas, no encuentro más culpables que los presentes aquella noche. Él, y yo Siento haceros esto, pero ya no sé cómo hacer que pare. Nunca creí que se podía recordar algo con tanta intensidad como yo recuerdo aquella noche. Tengo grabado a fuego vivo todo lo que pasó. Las oleadas llegan y se van cuando han destruido suficiente como para impedirme continuar de nuevo. Nada me deja empezar de nuevo. Cada minuto después de aquello era un suplicio, ha sido un suplicio. Siempre lo será. No puedo continuar de ninguna manera, ya nada ayuda. No sirven las distracciones porque las imágenes vuelven a mi cabeza a cada segundo, las pastillas no ayudan porque ya no calman, dormir no sirve, porque a cada rato que cierro los ojos me recuerdan lo que sufrí. Cada vez que cierro los ojos vuelve la oscuridad de ese portal. Cada vez que hay silencio escucho su voz sisear. Cada vez que me tocan siento sus manos sujetándome con fuerza. Cada vez que me despierto recuerdo que vivo en una pesadilla. Cada vez que miro mi reflejo veo un cuerpo que ya no quiere seguir viviendo. He recordado todo lo que sentí aquella noche, y jamás sentí pasar el tiempo tan lento. Cada segundo me parecían horas. Solo quería que acabase, que me dejase, solo quería que parara. Y ahora ni siquiera sé cuánto duró. Sé que fue suficiente como para hacerme tener pesadillas cada noche. Todavía recuerdo como su figura entró tras de mi y me aprisionó antes de poder reaccionar siquiera. Recuerdo cómo me miró, cómo se creyó superior. Cómo creyó que tenía derecho. Cómo sonrió de forma lasciva y cómo se rio cuando le supliqué que me soltara.

20

Culpa mía

SAFA. Alcalá la Real

sólo hay dolor, tristeza, rechazo, rabia y… no. En mi cabeza ya no hay nada. Sólo un objetivo: eliminar el dolor. El dolor que me han causado, o, como he dicho, el dolor causado por una mala decisión.


Va Índice de letras

Culpa mía

Aún siento la ropa rasgarse, sus manos reprimiendo mis chillidos, sus manos callando mi llanto, mi cuerpo temblar del miedo, y más tarde, de dolor. Recuerdo cómo me sujetó las piernas. Y recuerdo cómo me faltaba la respiración y también recuerdo cómo mi cuerpo se rompía para siempre. Recuerdo haber dicho no. Dije que no. Dije no muchas veces. Es cierto que después no opuse demasiada resistencia. Me había estampado la cabeza contra el espejo del portal. Aun hay veces que siento el fantasma de los cristales clavándose en la piel. Me acuerdo que el golpe me nubló la vista y apagó parte de mis sentidos, creo que es lo único bueno que me pudo pasar en aquel momento. No sentir en su totalidad lo que me estaba haciendo. Recuerdo que quise golpearlo, morderle, chillarle, matarle…pero supe por los golpes y la dureza de sus manos contra mi cuerpo, que cualquier movimiento en su contra era un golpe que yo misma recibiría. Y yo quería seguir viviendo en aquel momento. Sabía que no pararía hasta destrozarme, así que acabé resignándome a sólo llorar, decir que no, y cerrar los ojos mientras rezaba porque acabase. No sé cuánto tiempo pasó hasta que todo terminó. Creo que poco, pero ya lo he dicho antes, a mi se me hizo interminable. Todavía tengo el recuerdo del suelo frío, recibiéndome cuando me acurruqué contra él, ensangrentada, dolorida y destrozada para siempre. Yo morí aquella noche. O al menos, una parte de mi lo hizo. Creo que ya es tarde para lamentarse, ya lo he hecho por mucho tiempo. Me he prometido que lo que iba a escribir tendría un fin. He decidido perdonar, pedir perdón, suplicarlo, a pesar de saber que no se me brindará. La decisión que estoy tomando es tan dolorosa…no quiero hacerlo, pero tampoco puedo seguir en esta lenta agonía. No me entenderéis, nadie de todas las personas con las que he hablado han tenido la más mínima idea de lo que sentía por dentro. Nadie sabe qué es eso hasta que lo vive. Ni siquiera el explicarlo y detallarlo está a la altura de la verdadera realidad. Puede entristecerte, estremecerte e incluso dolerte, pero ese dolor jamás se comparará al de la víctima. Y, a pesar de que se me diga que tuve suerte, porque podría estar muerta, nada me parece peor que lo que me han hecho. Es algo que te destroza, te consume, te desgasta…tu ya no eres tú y vives en un cuerpo que ya no sientes tuyo ni tampoco quieres que lo sea. Quiero pedir perdón a todas las personas a las que voy a hacer daño.

21


A los médicos de aquel hospital, gracias. Las horas que pasé allí me sirvieron para mucho. Antes todo estaba más borroso, estaba tan fuera de mi… Ahora que lo recuerdo, quiero agradecer el trato que se me dio. A cada una de las enfermeras que me trataron como una hija, que me calmaron, me abrazaron, me evadieron de aquella tempestad, que preguntaron con cariño como me sentía, que se enfadaron por lo que me habían hecho, que hablaban con rabia, una rabia provocada por verse repetir algo injusto. Aunque no era la primera vez que tratabais a una víctima, me hicisteis sentir la primera y más importante. Siento que tengáis que llegar a casa cada día sabiendo que no va a acabar, que volverá a pasar. Espero que algún día podáis llegar a casa seguras de que no habrá más. A mis amigas, a las que habéis estado y las que no os he dejado ayudar…gracias. Y lo siento. De verdad. Siento haberos alejado así de mí. No era capaz de explicar lo que me había pasado. No podía volver a decirlo en voz alta, no más veces. A las pocas que os enterasteis entre sollozos por lo que estaba pasando, gracias por haberme abrazado como si el mundo se acabase. Por cubrirme en el instituto el tiempo que falté. Por visitarme y hacerme reír y sentir que todo volvía a ser como antes. Siento que tengáis que cuidar lo que decís para que nada me haga daño, y sobre todo siento que ahora volváis a casa con más miedo aún. Os agradeceré siempre el apoyo y la comprensión, la sinceridad y el amor. Sois personas maravillosas, el mundo necesita más de vosotras. Ángel, mi amor, te quise. Puedo prometer que te quise, y que intento quererte. Pero ¿cómo querer a alguien cuando no te quieres

22

Culpa mía

SAFA. Alcalá la Real

A los psicólogos, por no haber sido capaz de entender las palabras que me dirigíais, de seguirlas, de llevar los consejos a cabo. Siento haberos dado las gracias por ayudarme, sin sentirme en absoluto ayudada. Aunque ahora sí que me siento agradecida. A la persona que aquella noche entró y, viéndome tendida en el suelo, me llevó al hospital. Que llamó a mis padres y que se quedó esperando noticias toda la noche. La que buscó mi dirección para presentarse durante un mes en casa con flores y distracciones. La que intentó ayudarme, a pesar de no conocerme. A pesar de mi falta de agradecimiento. Siento lo que te dije aquel día. Ojalá aquello nunca hubiese salido de mi boca. No volviste. Yo tampoco hubiera vuelto. No pienso en absoluto que fueras culpable de nada. Siento lo que te grité. Si hubieras llegado antes quizás te hubieran hecho daño a ti también. Pero sobre todo siento que ahora cargues con una culpa que no mereces…sé que piensas que lo que te dije es verdad y en absoluto es cierto, que si hubieras entrado antes yo no hubiera pasado por aquello. Sé que no te lo perdonarás. Y siento hacerte cargar con esa culpa, una que no mereces. Nadie merece sentirse culpable por un acto ajeno. En cambio, te agradeceré toda la vida, la que me quede, el haberte preocupado tanto.


Va Índice de letras

Culpa mía

a ti mismo? Lo he intentado. He querido seguir queriéndote, y sé que te quiero, sé que quiero a mi familia, a mis amigas y a ti, pero ya no siento nada. Sé que te quiero, pero sin sentirlo, porque no hay espacio para un sentimiento que no sea la ira, el miedo o el dolor…Siento tanto que lo hayas intentado sin éxito… sé que han sido meses muy duros, que has dado todo de ti para que estuviera bien. Eso solo demuestra que eres una increíble persona. Ya lo sabía, porque por eso me enamoré de ti, pero tu tenacidad y constancia para hacer feliz a los que te rodean te hace mejor aún de lo que pensé. No quiero hacerte más daño, por eso me voy… Cada roce de tu cuerpo es un recuerdo de sus manos agarrándome, tus besos el de su aliento diciéndome que me callara…No soy capaz de tenerte cerca sin que duela, y sin que te duela a ti, porque tú también lo notas. Lo siento, no sabes cuánto. Espero que me recuerdes como era antes de aquella noche. Sé que va a doler, pero es lo mejor para ti. Tenerme en tu vida la apaga, solo quiero que brilles. Te quise y te querré. Pero ahora no puedo hacerlo como mereces. Al pequeño de la casa…Dios mío Daniel, solo irradias luz y felicidad, no pierdas eso. Me has hecho tan feliz. Aunque me hicieses rabiar de niña, solo has traído magia a mi vida. Vas a convertirte en un gran hombre cuando crezcas. Se bueno. Quiere mucho y quiere bien. Respétate y respeta a los demás. Algún día, cuando crezcas, entenderás qué hice. Espero que no me odies por ello. Solo te pido que luches porque en un futuro, ninguna persona sufra lo que pasé yo, que te reveles, que levantes la voz y que no tengas miedo…Te querré siempre, pequeño terremoto. A ti, Lucía. Vas a ser una mujer fuerte. Eres mi vivo recuerdo, pero más inteligente, cariñosa y dulce. Sabes que queda mucho que luchar, te pido que lo hagas por las dos. Te pido que no tengas miedo, pero que tengas cuidado. Y te pido también que nunca sigas mi ejemplo. No he sido una buena hermana mayor desde entonces. Estar hundida me ha hecho perderme lo que tenía, que era y es maravilloso. No sabes cuánto me arrepiento. Lo siento. Te quiero hermanita. Disfruta y se muy feliz. Mamá, Papá. Ver a un hijo sufrir es la pena mayor para un padre. Siento que os haya tocado vivir esto. Siento no haber sido lo suficientemente fuerte para salir adelante. Que el apoyo y el amor que me disteis no diera resultado. Siento que carguéis con esto. Sé lo egoísta que estoy siendo, he intentado que esta no fuera la solución, pero no soy capaz de descubrir otra. No me quedan fuerzas. Siento dejaros solos en esto…El camino que queda, de juzgados, jueces, abogados, de dudas, de preguntas, de críticas, de incomprensión, de banalización de un tema que tanto daño hace. De contar, una y otra vez, la pesadilla. Detalle a detalle. Revivirlo una y otra vez. No quiero eso. Creo que no soy capaz de enfrentarme a lo que ya se ha hecho rutina. Contar lo que me

23


No sé para qué servirá esto. Haced lo que queráis con estas páginas, ahora son vuestras. Quemadlas, guardadlas, publicadlas, ya todo me da igual. Sólo necesito que sepáis que nunca fue vuestra culpa, que no había solución y que nada estaba en vuestra mano. No carguéis con esto. No lo hagáis. Ninguno de vosotros. Esto es lo que quiero. No hay otro remedio. Yo ya no soy yo. No siento mío mi cuerpo y a veces tampoco mis pensamientos. Solo quiero que pare, y ya sé cómo hacerlo. Nos veremos pronto tarde. Tarde. Espero que el tiempo tarde mucho en reunirnos y que tengáis una larga y feliz vida. Os quiero, siempre. -Esta fue la carta que mi hija escribió antes de tomar la decisión de acabar con su vida. La leo yo delante de ustedes porque mi hija hoy no puede- tragué saliva. Mi voz se había oscurecido con cada palabra. Miré desafiante hacia los presentes - Jueces, testigos, prensa, médicos…culpable. Porque para mí eres culpable- miré sus caras. Los testigos guardaban silencio, con la cabeza gacha, el juez evitaba reflejar cualquier sentimiento en su rostro, los médicos hacer contacto visual y la prensa seguía buscando el mejor titular. Intercalé la mirada entre todos los presentes y después me dirigí a él- me has quitado lo más importante en mi vida. Has destruido mi familia. Nuestras vidas. Todo se ha derrumbado- me miró, impasible. Quise mirar sus ojos, la maldad a la que mi niña se había enfrentado y de la que no había sido capaz de escapar intacta- ¿Te da igual, verdad? - no se inmutó. Alcé la voz- ¿¡Por qué lo hiciste!? ¿Por qué ella? ¡Dime! ¿Por qué ella? -¡Protesto! Está intimidando a mi cliente- dijo la mujer a su lado. El juez hizo silencio. -¡Ese hombre la siguió, la violó, y la dejó tirada en un portal! ¿Y ahora me dicen que hay personas que dudan de su culpabilidad?

24

Culpa mía

SAFA. Alcalá la Real

ocurrió, cómo, cuándo, incluso por qué. Como si yo supiera por qué leches me violó. Ya no aguanto más que se me pida recordar cada detalle para tomar una mejor declaración. Ya no soy capaz de sentirme juzgada por quienes dicen pretender ayudar. Ya no puedo continuar con las miradas de pena y las preguntas con trampa para buscar mi más mínimo error. No puedo soportarlo más. Se suponía que denunciar ayudaría, pero en ningún momento me he sentido ayudada en el proceso. Esto tiene que cambiar. Se hace tan doloroso…luchad porque esto cambie por favor. Papá, que esto sirva para educar a los pequeños. Enséñale a David lo que significa respetar a las mujeres, a los hombres, a todos los que lo rodeen. Enséñale a Lucía a no tener miedo, a enfrentarse a los que quieren hacerle daño y después hacerla callar. Enséñala a ser aún más fuerte. Cuida de mamá. Mamá, cuida de papá. Os necesitáis, ahora más que nunca. Gracias por haber sido la mejor madre que pudiera desear. Aunque no te lo diga muy a menudo. Gracias.


Va Índice de letras

Culpa mía

¿Ahora me dicen que una persona defiende su libertad? -encaré a la mujer- ¡lo intento, de verdad que lo hago, pero me es imposible comprender como usted es capaz de defenderlo! Usted ha tenido que pasar ese mismo miedo al ir sola por la calle. Y si no lo sufrió… ¿acaso tiene hijas? - evitó mi mirada, dispuesta a reprochar ante el juez - ¿no teme cada vez que sus hijas salen de casa? Silencio. Lo tomé como un sí - ¿y defiende a alguien que es capaz de hacer que no vuelvan sanas y salvas a casa? -Protesto, señoría. No se le hizo caso. -Creí que no había pena mayor que ver a un hijo destrozado. Me equivoqué, sí que la hay. No hay pena mayor que el ver como un hijo no quiere seguir viviendo, y como quiere poner el peor remedio a esa pena. Nunca entenderéis lo que es sostener la vida de tu hijo entre tus brazos, mientras lucha por apagarse. Sé que mi hija quería seguir viviendo. Lo sé, lo vi en sus ojos. Pero se consumió poco a poco, no era capaz de seguir con esto… No podía… yo… vi morir a mi hija - tragué saliva - mi hija murió…El nudo en la garganta cada vez se hacía más y más fuerte, sentía oprimido el pecho- ¿Pero saben qué? Que volvió a nacer con más fuerza- sonreí- El día que mi hija escribió esta carta, la dejó sobre su cama, y se sentó en el suelo, e iba a hacerlo, estaba a punto de hacerlo…pero quiso mirar, por última vez, lo que había sido su cuarto, su escondite… y vio una foto. Era una fotografía familiar, en el cumpleaños de su hermano, ella le había llenado la nariz de tarta y se reía mientras él se cruzaba de brazos sin querer mirar a cámara. Y se rio. Me ha contado que pensó en por qué no seguir creando recuerdos bonitos. Y decidió no hacerlo. Supo que no valía la pena. Que no era la solución. Que no era y nunca será la solución- aclaré- Desde ese día ha intentado despertar con una sonrisa- respiré- hay días duros. Muy duros. Es muy difícil, pero es fuerte, y valiente- sabía que podía ser expulsado de la sala, pero ya nada importaba- No te la has llevado - lo miré- No has podido con ella- le dije- Y, ahora, es más fuerte que nunca. Abandoné el estrado. La sentencia quedaba en sus manos. Yo ya tenía la mía. Ana Collado Hidalgo, SAFA Alcalá la Real

25


SAFA. Alcalá la Real

Certamen literario Padre Villoslada 2019. Relato ganador del Primer Premio, Categoría A UNA HISTORIA COMO MUCHAS OTRAS Terminó de aplicarse la ligera capa de colorete. No llevaba mucho maquillaje; no le gustaba ir muy pintada; obviamente, no lo necesitaba. Dos pequeñas trenzas pelirrojas se unían en la parte de atrás de su cabeza. Sus ojos verdes brillaban, transmitiendo su felicidad; si te fijabas bien, podías distinguir en ellos infinidad de tonos verdosos; había quien decía que les recordaba a las extensas praderas que aparecían en importantes cuadros y quien los comparaba con esmeraldas, pero todos coincidían en que eran hermosos. Sus labios eran “bonitos”, pero mucho más que eso; cuando estaba triste o se sentía observada, sonreía tan solo a medias, con la mirada fija en el suelo, como deseando volverse invisible, no le gustaba llorar en público, la hacía sentirse débil con todas aquellas miradas puestas en ella, juzgando cada uno de sus movimientos. En cambio, si se encontraba nerviosa o ansiosa, se mordía el labio inferior -cuanto más nerviosismo recorría su cuerpo, más fuerza ejercía, era como una forma de liberar energía- y sus ojos se movían para todos lados, inspeccionando lo que había a su alrededor, recopilando datos que pudiera usar a su favor. Al estar furiosa o traicionada, su boca se volvía una línea recta, su tono de voz, alto y claro; su rostro -el cual se podía asemejar al de cualquier gobernador por su firmeza-, una piedra que no reflejaba ningún sentimiento. Todo lo contrario era cuando la topabas inspirada, pues podías notar un fulgor soñador en su mirada y apreciar sus labios levemente curvados hacia arriba, imaginando todo lo que conseguiría hacer. Pero, al hallarse concentrada, entrecerraba los ojos y fruncía ligeramente el ceño, incluso había ocasiones en las que sacaba la lengua o encorsetaba los labios si le costaba algo, aunque siempre emanaba decisión, porque nunca se daba por vencida. Eso sí, lo más espectacular de admirar era la gran sonrisa de oreja a oreja que exhibía al ser feliz, feliz de verdad, cuando no fingía para agradar a los demás, sino cuando era ella la que realmente se encontraba alegre, orgullosa, reconocida o completa; ese momento en el que le embargaba una sensación de calidez en el pecho, a la altura del corazón, era el indicado para contemplarla en todo su esplendor, como un águila cuando alza el vuelo, majestuosa.

26


Le gustaba arreglarse, pero no lo hacía para el resto, sino porque le animaba y le daba mayor firmeza.

Va Índice de letras

Una historia como muchas otras

Más allá del color de sus ojos o de su pelo, a simple vista veías que era una chica vivaz, con un porte elegante y unos movimientos que reflejaban la confianza en sí misma.

Entre sus aficiones se figuraba leer toda clase de libros, desde románticos hasta policiales, adoraba meterse de lleno en las historias, ser ella el personaje principal de la trama. Había veces en las que la podías sorprender con lágrimas en los ojos, eufórica, ruborizada o cabreada por los acontecimientos que sucedían en los argumentos que tanto le gustaban. También amaba ver películas con sus verdaderas amistades y poder comentarlas a altas horas de la madrugada cuando se quedaban a dormir en alguna casa, salir en bicicleta a pasear, con la música sonando bajita, tan solo dándole melodía a su vida, y su chaqueta ondeando gracias al viento. No obstante, lo que más apreciaba era escribir. Su mente era un mundo completamente aparte. En ella convivían millones de historias esperando a ser escritas; por eso, allá donde iba llevaba consigo un cuadernito negro, en el cual poder apuntar las ideas que se le iban ocurriendo a todas horas, en todas partes, ya que su cerebro siempre estaba trabajando, pensando y pensando sin un momento de descanso, inventando historias, reviviendo recuerdos, memorizando citas impactantes o datos interesantes. Era la persona más lista de su curso, no solo porque conseguía las mejores notas, sino porque podías preguntarle sobre cualquier cosa que ella te respondería prácticamente al instante. Aunque también tenía miedos, como cualquier otra persona. Miedo a ahogarse. Miedo a que sus seres queridos sufran. Miedo a no alcanzar sus sueños. Miedo a decepcionar a la gente. Miedo a que la secuestren. Miedo a que, al morir, nadie la recuerde; es decir, miedo al olvido. Miedos que muchos tenemos, pero que ella se esfuerza por disimular. Ahora que tienes una imagen más o menos formada de nuestra protagonista, veamos qué está haciendo esta persona tan especial. ----------------------Como iba diciendo, terminó de aplicarse la ligera capa de colorete. Se despidió de su hermano pequeño, sus padres y sus abuelos, saliendo de camino al instituto. No había recorrido ni tres calles cuando alguien le silbó. Sin dejar de caminar, lanzó una mirada sobre su hombro para ver de quién se trataba. Tres chicos de su edad, que no conocía de nada, la observaban de arriba abajo. Simplemente los ignoró y continuó hacia delante. Ya se había acostumbrado debido a que, mínima-

27


Al llegar a clase, la cosa no mejoró, los mismos de siempre le dijeron cuatro estupideces mientras ella se reunía con sus “seudoamigas”. Aquellas compañeras que insultan a todo ser distinto a ellas. Se reunía con aquellos bichos solo por miedo. Miedo a que se metieran con ella, a que la hundieran, a quedarse sola. Tantos y tantos miedos que la ocultaban. Su mañana se podría resumir en unas cuantas risas forzadas -descontando alguna que otra verdadera-, apuntes a máxima velocidad de las clases, un examen sin mayor dificultad… Lo de siempre. Pero, por la tarde, mientras se dirigía a sus clases de contrabajo, algo inusual tuvo lugar a mitad del recorrido. Ella iba relajada, tarareando en voz baja la canción que reproducían sus auriculares, haciendo el mismo trayecto de todos los miércoles. Detuvo el sonido de sus labios súbitamente. Por el rabillo del ojo percibió a un señor de unos cincuenta y pico, un poco más alto que ella y mucho más robusto, aunque, lo que más le inquietaba, era la extraña mirada que le dedicaba. Se tensó sin pretenderlo. Disminuyó un poco la marcha para vaticinar lo que haría a continuación el sujeto, acelerando unos pasos más adelante. Luego, repitió el proceso un par de veces más y, cuando estaba completamente segura de que iba a su misma velocidad, giró en una esquina. No quería alarmarse, debía de ser todo un malentendido, no conocía de nada al cincuentón, ¿para qué iba a seguirla? No era estúpida, lo sabía perfectamente, solo que no admitirlo era la opción más fácil. Todos esos casos de chicas abusadas nunca parecen que te van a ocurrir, pero mejor era prevenir que curar. Al percatarse de que el hombre también había doblado, corrió como nunca en su vida. Se sabía el viaje de memoria, así que no fue un inconveniente orientarse. Sin embargo, lo único en lo que pensaba era en huir de aquel lugar, alejarse todo lo posible de aquel individuo cuyas intenciones eran, claramente, peligrosas. Las piernas le dolían, le faltaba la respiración; el estuche del contrabajo no paraba de golpearle la espalda al correr, desestabilizándola y haciéndole tropezar; sentía el pulso en los oídos, impidiéndole escuchar otra cosa. Vislumbró su destino y se permitió un descanso antes de llegar. Un segundo para asimilar lo ocurrido y calmarse. Apoyó las manos en las rodillas y cerró los ojos, se sentía mareada y conmocionada. Alguien le tocó el hombro y se enderezó al instante.

28

Una historia como muchas otras

SAFA. Alcalá la Real

mente, le ocurría tres o cuatro veces por semana (sin contar lo que percibía en el instituto). Grupos de adolescentes, o sencillamente lobos solitarios, que le chistaban, silbaban o gritaban obscenidades, por el simple hecho de resultarles atractiva. Tal es así como si fuera un objeto, incrementaba los sentimientos enfado, frustración, impotencia y vergüenza.


Va Índice de letras

Una historia como muchas otras

Era un compañero de clases, no hablaban mucho, aunque nunca había demostrado ser un mal chico. Su cara era de total incomprensión, parecía verdaderamente preocupado. Ella tardó en reaccionar, no se había dado cuenta de la tensión en la que estaba sumida hasta que miró al chaval a los ojos. Los ojos se le inundaron de lágrimas y se lo contó todo. Él le dio un par de pañuelos (puesto que no paraba de moquear y llorar desconsoladamente) y frotaba su espalda para tranquilizarla. A pesar de sus gestos amables, acentuaba su ceño fruncido a medida que pasaba el tiempo. Al parecer se hartó, retiró la mano y se la quedó mirando para luego preguntar: “¿Solo es eso? ¿En serio? Parecía que algo realmente malo te ocurría, pero solo eres una mocosa que necesita atención”, le dijo de la forma más dura posible. Ella solo podía mirarlo sin entender el cambio de actitud. “Madura de una vez. Todos tenemos problemas y no vamos por ahí lloriqueando. Para la próxima vístete decentemente y no provoques, ¡ya verás cómo no te pasará nada!”, en ese punto le gritaba, totalmente indignado y, mascullando improperios, se fue. Ella se miró la ropa. Vestía unas botas marrones, unos vaqueros negros ceñidos, una camiseta de tirantes y una rebeca atada a la cintura. ¿Decentemente? ¿Que no vaya provocando? No comprendía a qué se refería su malhumorado compañero. Nunca la habían seguido y ahora, ¿era suya la culpa? ¿No podía vestirse como quería porque si no le daba carta blanca a cualquiera para acosarla? ¿Qué tontería era aquella? Con un millón de preguntas en la cabeza, se dirigió al servicio y se intentó arreglar lo mejor que pudo. Se lavó la cara, trenzó su pelo y se obligó a poner buena cara. Quizá tenía razón. Quizá tenía que madurar un poco. ------Hacía calor, pero no se atrevía a quitarse su chaquetilla en la calle. Habían pasado varios meses desde el incidente y, tras consultarlo y discutirlo con varios familiares y adultos, habían llegado a la conclusión de que podía salir sola siempre y cuando no usara prendas cortas. Los comentarios no habían disminuido, pero al menos nadie la había vuelto a seguir. Eso no significaba que todo estuviera bien, porque, para empezar, ella no se sentía bien. Claro ejemplo era aquel día, en el que acontecimientos inimaginables iban a ocurrir. Ahí se encontraba ella, ahogándose de calor, cuando, de pronto, sintió un fuerte tirón que la empujó a su izquierda. Sin tener tiempo para reaccionar, se hallaba contra la pared de un sucio callejón. Aparte del efecto sorpresa, el cruel impacto que había sufrido en la cabeza al chocar contra el muro, la había dejado desorientada y fuera de juego. Una mano le tapaba la boca y la otra la retenía para que no escapara. Pataleó, pero no funcionó

29


Se removió todo lo que fue capaz, a pesar de que no era lo suficientemente fuerte. El primero la tenía sujeta del pelo, y le susurraba cosas al oído mientras pasaba su navaja por su rostro y cuello, haciéndole cortes aquí y allá. A estas alturas, sus mejillas estaban cubiertas de lágrimas que le calentaban la cara y todo su cuerpo temblaba sin que ella pudiera controlarlo. El segundo, la manoseaba sin dejar de burlarse e insultarla. Había perdido la noción del tiempo. Vivía un infierno sin precedentes en su vida. Rezaba porque todo acabara pronto, pero lo único que veía era que sus risas despiadadas iban en aumento y que pretendían meterla en un portal. La navaja voló, su captor endureció el agarre y el compinche se alejó y discutió con alguien. Ese “alguien” era una mole más alta y grande que las dos criaturas que le estaban provocando todo aquel sufrimiento. Dio comienzo una pelea entre los dos (sin armas de por medio, “tan solo” los puños de ellos) y el secuestrador intentó sacarla de allí para encerrarla en otro alejado lugar. Pero ella, aprovechando la ocasión, le dio un cabezazo inesperado para librarse de él. Luego de un rodillazo en la cara y de unos cuantos golpes más, huyó una vez más. Todo su cuerpo sufría, los cortes no habían sido profundos, pero sí múltiples y el otro partícipe había apretado con tanta fuerza, que seguro le surgirían innumerables cardenales. Pero todo daba igual en esos instantes en los que se dirigía de vuelta a casa, donde su familia la protegería de cualquier mal. Al llegar, sus padres la llevaron lo más rápido posible al centro hospitalario más cercano. Según dicen, su llanto era silencioso y le hicieron incontables pruebas, debido a que no podía o no quería hablar. Ella no lo recuerda, ni eso ni los cinco días posteriores. Cuentan que apenas comía, que se pasó las horas durmiendo, pero ella solo conserva un doloroso vacío. Como si hubieran estado toqueteando su cerebro y le hubieran quitado momentos de su vida, trozos de ella misma. Al sexto día, salió de su espantoso letargo y consiguió articular las palabras que retenía dentro de ella. “Lo siento”, fue lo primero que dijo. Dando a entender que ella tenía la culpa, que se lo había buscado, como si creyera que realmente había estado provocando. Lo pensaba. Lo habían logrado. Ya no creía en sí misma. Era la responsable de todo. Deshicieron todos sus sue-

30

Una historia como muchas otras

SAFA. Alcalá la Real

de nada. Chilló, aunque sus gritos quedaran ahogados por el esparadrapo que ahora le cubría la boca. El miedo cubría cada célula de su cuerpo. Miedo, otra vez. Se sentía indefensa y más pequeña todavía al ver que su captor tenía un cómplice el doble de grande que ella. Estaba perdida, lo sabía, no había nada que pudiera hacer, la destrozarían física y mentalmente pero, al menos, opondría algo de resistencia.


Los días pasaron a ser meses, en los que ella sollozaba a todas horas, en todas partes. Solo salía a la calle acompañada por dos personas, nunca estaba sola y volvía a casa mucho antes de que oscureciera, cuando el sol todavía brillaba en lo alto. Cabe añadir que casi nunca salía del terror que la inutilizaba el estar expuesta a los demás. Pasó a vestir sudaderas anchas y pantalones holgados. Sus preciosos ojos verdes no brillaban con el mismo ímpetu de otrora. Ya no se aplicaba maquillaje ni se elaboraba bellos peinados, ni, mucho menos, se sumergía en las historias que tanto le gustaban y la hacían sentir viva. Trataba de pasar desapercibida entre la multitud, sin que se notase que estaba ahí, limitándose a vivir. Limitándose a existir.

Va Índice de letras

Una historia como muchas otras

ños, su libertad, sus ambiciones, sus esperanzas, sus gustos, sus historias, su imaginación, sus habilidades, sus atributos buenos y los malos. Desintegraron todo lo que ella había sido hasta aquel fatídico momento.

-----Una mañana, de esas en las que no recuerdas ni dónde estás, se levantó agarrotada y se sorprendió del reflejo que le devolvía el espejo de una chica demacrada y pálida, prácticamente un fantasma. Recorrió con sus finos y largos dedos las pequeñas e irregulares cicatrices que marcaban su cuello. Marcas de guerra, las llamaría pasado el tiempo. Y supo entonces que no podía continuar así. Culpándose por lo sucedido, considerándose la única y verdadera causante no iría a ningún lado. No avanzaría. Los únicos responsables de lo que estaba viviendo eran los dos hombres que intentaron destruirla por completo. Y no podía darles la satisfacción de que descubrieran que estaban logrando sus propósitos. Hundirla hasta que ya no se reconociera. Sus padres estaban orgullosos de la intención del cambio de actitud, sus abuelos llenaron su cara de besos y su hermano pequeño la abrazó con tanta fuerza y ternura, que casi se queda sin oxígeno. Ellos también habían resultado heridos en toda aquella situación. Se apuntó a clases de defensa personal. Para la próxima -aunque esperaba que no hubiese una próxima- quería estar preparada para protegerse o poder ayudar a otra persona que se encuentre en una situación de peligro, como cuando ella lo había estado y “la mole” había acudido a su rescate. Nunca lo había encontrado para darle las gracias, pero si lo volvía a ver, le comunicaría todo su agradecimiento; pues, sin su ayuda, a saber lo que esos depredadores le hubieran hecho. Además, de él había aprendido que todos tenemos la posibilidad de dar una mano amiga y que, por esto, le podemos salvar la vida a alguien sin nuestro apenas esfuerzo.

31


Ella, a pesar de lo mucho que ha progresado y de lo difícil que le resulta una lucha que no debería de estar librando, ya no camina segura de sí misma. Ella ya no se arregla. Ella ya no ama salir a pasear montada en su bicicleta. Ella ya no disfruta escuchar música cuando va por la calle. Ella camina cabizbaja y acelera el paso delante de la gente. Ella mira a todos lados cuando está fuera, sopesando las intenciones de todos a su alrededor, sin confiar en nadie, sin subestimar ningún alma de los presentes. Ella tiene miedo, no de lo que todos nos asustamos, sino de algo que no debería existir. Ella teme que la vuelvan a acosar, que vuelvan a tocarla. Pero logrará salir de lo que nunca deberían haberle hecho, gracias a su fuerza de voluntad, a su esfuerzo y a la ayuda que recibe. Porque todos sabemos que ahora ella, aunque tenga miedo de salir a lo desconocido, está llena de valentía para hacerlo e intentar superarse una y otra y otra vez, para levantarse cuando se caiga o cuando la arrojen desde lo más alto y pretendan sepultarla. Porque muchas personas se habrían rendido hace ya tiempo, pero ella anhela tener el control de su vida de nuevo y no parará hasta conseguirlo. Porque hundirse no es una salida, debemos demostrar que podremos resistir lo que sea, que seguiremos fuertes y firmes hagan lo que nos hagan. No es fácil, pero conseguir que esto pare no va a ser tan sencillo como desearíamos que fuese. Ella tiene nombre, pese a que no lo haya dicho durante todo el relato. Ella se llama Aurora, pero podría llamarse Celia, Noemí, Rosa, Carmen, Isabel, Elia, Candela, Andrea, Violeta o Elena; ponle el nombre que tú, lector, quieras. Porque da igual cómo la hayan nombrado sus padres o lo que plasme en su DNI, pues esta es la historia de muchas de ellas.

Giuliana Molinari Maquiavelo, SAFA Almería

32

Una historia como muchas otras

SAFA. Alcalá la Real

Confió en sus amigos y familiares contándoles lo que había estado soportando desde hacía mucho tiempo. Los silbidos, chistidos y gritos ya no le parecían insignificantes, cada uno de ellos estaba cargado de una intención, un insulto o un posible abusador ocultos. No es algo que debamos normalizar. ¿Por qué deben soportarlos ciertas personas? ¿Por el disfrute de otros? Al contrario de lo que muchos piensan, no son “halagos”, no le están haciendo ningún favor a nadie. Como nos muestra el caso de esta pelirroja. Logró volver a caminar sola por la calle, sin que el pánico la inunde. Y así es como llegamos realmente al presente.


Va Índice de letras

Certamen literario Padre Villoslada 2019. Relato ganador del Primer Premio, Categoría B QUÉDATE Mi vida era aparentemente idílica. Sí, aparentemente. Tenía lo que muchos querían: un sueño hecho realidad. Con dieciséis años empecé a dar conciertos por todo el país y a los dieciocho comencé mi primera gira mundial. A partir de ahí todo fue creciendo: el número de discos que vendía, el número de países en los que tocaba cada año y el número de seguidores que tenía en redes sociales. Pero la fama tiene un precio, en mi caso fue la estabilidad emocional, que poco a poco iba escaseando. Pero lo que quiero contaros hoy no son mis numerosas visitas al psicólogo, que por cierto fueron de gran ayuda. Como os decía, mi trabajo consistía básicamente en dar la vuelta al mundo con una guitarra a la espalda. Podréis imaginaros las horas que pasaba a lo largo del año dentro de un avión sobrevolando el mar. Los pocos días de vacaciones que tenía los aprovechaba para ir con mi pareja a lugares donde tuviese la certeza de que podía caminar sin miedo a cruzarme con cámaras. Se podía decir que estos sitios eran todo lo contrario a lo que era el pueblo los días que iba a casa; así que con el tiempo dejé también de visitar a mis padres. Llevaba dos años sin saber nada de ellos cuando sonó el teléfono de mi oficina, mi secretario me dijo que era un número de prefijo español y que era una llamada importante. Lo único que recuerdo a partir de ahí es la voz de mi madre, entrecortada, al borde del llanto diciendo que mi padre había muerto. Al día siguiente estaba en casa. Bueno, más bien en el pueblo porque decidí que pisar mi casa terminaría siendo un recuerdo doloroso, por lo que decidí alojarme en un hostal. Mi madre me dijo que hacía año y medio que a mi padre le habían diagnosticado un tipo de cáncer del que no recuerdo el nombre y que, aunque habían hecho todo lo posible por salvarle, era demasiado tarde como para encontrar un tratamiento efectivo. Mi madre se quedó sola en casa, su marido ya no estaba y su único hijo hacía ya mucho tiempo que vivía a miles de kilómetros de ella, así que decidí que la mejor opción era llevarla a una residencia. Tardé un año en hacer las gestiones necesarias,

33


Mi madre ingresó en la residencia, sabía que allí iba a estar bien cuidada y, además, me aseguré de que me enviasen un email si había alguna novedad médica. Pero, a decir verdad, nunca miré el correo, fue más un acto de cortesía que de interés. Pensaba que lo mejor era olvidar todo lo que tuviese que ver con mi vida personal y con aquel pueblo. Pero, como me dijo una vez mi abuelo, el que olvida su historia está condenado a repetirla. Dedicaba el día a componer, grabar y cerrar nuevos contratos, y por las noches daba conciertos o iba a las innumerables fiestas de los amigos con los que compartía profesión. Esto acabó siendo mi rutina durante ocho años, hasta el día de hoy. Hoy es jueves y como cada jueves espero que llegue el cartero con el correo. Sigue pareciéndome increíble que en pleno siglo veintiuno haya gente que siga utilizando esos métodos de comunicación tan rudimentarios. Suena el timbre, las doce y treinta y dos de la mañana, el cartero llega dos minutos tarde. El recibo de la luz, la factura del teléfono, el seguro del coche, varías invitaciones a eventos…lo habitual. Espera, hay un sobre más grande de lo normal y a juzgar por el grosor me atrevería a decir que contiene una libreta. La inscripción de las direcciones está escrita a mano: Residencia F. Zurriaga C/ Júcar, 2 16400 Tarancón ESPAÑA Eric López Martínez 250 Spencer St Melbourne VIC 3000 AUSTRALIA Un escalofrío me recorre el cuerpo. Llevo ocho años sin saber nada del pueblo ni de mi madre. Algo va mal. Dentro del sobe hay una libreta. La ojeo rápidamente. Todas las páginas tienen el mismo formato, una fecha en el lado superior derecho y debajo un texto cuya extensión difiere de unas páginas a otras. Reconozco la letra, es la letra de mi madre. Vuelvo a la primera hoja y comienzo a leerla: 21 de junio de 2011 No quiero escribir este diario. La chica que regenta la residencia me ha dicho que escribir es una buena idea para no olvidar; Puedes escribir sobre tu pasado, tu familia, lo que haces aquí cada día. ¿Qué escribir sobre mi pasado? ¿Y sobre mi familia? Mis padres

34

Quédate

SAFA. Alcalá la Real

porque ya os imaginareis que gestionar un asunto como ese a diez mil kilómetros del país no es lo que se suele decir rápido.


Va Índice de letras

Quédate

murieron hace mucho tiempo, no tengo hermanos, hace un año que el cáncer se llevó a mi marido y por si fuera poco mi hijo vive a miles de kilómetros de mí y la única vez que ha vuelto al pueblo, al pueblo y no a casa, ha sido para el entierro de su padre. Así que prefiero no escribir nada sobre esto. Y tampoco quiero escribir nada sobre lo que hago aquí. Quiero volver a casa, aquí no conozco a nadie y algunas personas me tratan como si no fuese autosuficiente. No quiero escribir y no lo haré. Quiero tirar la libreta, no tenerla entre mis manos y, sobre todo, no leer aquel dolor que sentía mi madre. Pero algo me dice que debo hacerlo. Me siento en la cama y leo las siguientes páginas. 2 de diciembre de 2011 Carmen me ha dicho que escribir el diario le ayudó mucho, porque así se siente más cerca de todas las personas a las que quiere y ha querido. Yo voy a intentarlo, pero no sé muy bien que escribir. La directora me ha preguntado que si estoy escribiendo y yo le he dicho que sí, aunque esta es la segunda vez que lo hago. Estar aquí no es tan malo como pensaba. Por las mañanas hacemos gimnasia y damos un paseo por el jardín y por las tardes, después de comer, vemos una película y jugamos a las cartas y bailamos hasta la hora de cenar. Hoy ha tocado una de mis películas favoritas, la que sale Antonio Molina haciendo de minero. Los martes hay revisión con el médico y los viernes vienen unos niños a jugar con nosotros. Ya es un poco tarde así que me voy a dormir. 19 de diciembre de 2011 Hoy hemos estado en Cuenca, viendo las luces de navidad y la verdad es que son muy bonitas. En el autobús me he sentado con Carmen y hemos hablado durante todo el camino. Me ha contado como conoció a su marido y cuando él se inventó que estaba enfermo para no hacer la mili y quedarse con ella en el pueblo. Estoy pensando en decirle a Luisa, la chica que se encarga de repartir las habitaciones, que me cambie a la habitación con Carmen, porque por las noches no tengo con quién hablar. Mientras tanto le he pedido prestado un libro para amenizar la velada. Había muchas hojas arrancadas después de esta. Como si se hubiese arrepentido de escribirlas o alguien hubiese querido dejar solo la parte esencial de la historia. La siguiente página que había entera era de 2014. 21 de junio de 2014 Durante todos estos años te has convertido en mi confidente, aunque la primera siempre ha sido Carmen. Sé que esto debería

35


Hace dos meses que Luisa le dijo al médico que me veía bastante olvidadiza y en algunas ocasiones desorientada. Aunque yo no quería, el médico insistió en que debía hacerme unas pruebas. Dos semanas después de hacérmelas, me dijo que ya tenía los resultados, y que ante todo debía ser fuerte. Siguió hablando y yo no entendía muy bien lo que estaba diciendo, pero una de aquellas palabras sí que la entendí bien, y me quedé helada: alzhéimer. Al principio te dije que no quería escribir sobre mi pasado, pero ahora tengo miedo de olvidarlo, de no recordar quién soy y de no acordarme de las personas a las que un día quise. Pero sobre todo tengo miedo de hacerles daño a Carmen y a mi hijo, porque, aunque no esté aquí sé que me quiere, pero la muerte de su padre lo dejó tan dolido que decidió alejarse. 30 de diciembre de 2014 Esta mañana he escuchado una canción de mi hijo en la radio. No sé qué dice en sus canciones, no sé inglés, pero he de reconocer que tiene mucho talento. Su padre y yo hicimos bien en llevarlo a esas clases de música. 26 de enero de 2015 Sabía que no podía esperar más, tarde o temprano Carmen se daría cuenta. Cuando le he dicho lo de mi enfermedad ha comenzado a llorar desconsoladamente y yo también lo he hecho. He arrancado algunas páginas de este diario y se las he dado. Le he dicho que cuando ella vea conveniente que me las lea y que intente que no me olvide de nada de lo que allí había escrito, de la historia de mi vida. 12 de febrero de 2015 Siento que debo despedirme de ti. Carmen tenía razón, me has ayudado mucho, pero ahora no quiero escribir sobre cosas tristes, quiero que este diario sea un recuerdo de mis días lucidos, de lo bien que lo he pasado aquí y de lo contenta que estoy. Esa es la última hoja de la libreta. Me siento aturdido. Me levanto de la cama, hago la maleta y cojo un taxi. Al llegar al aeropuerto compro los primeros billetes con destino España. Un día y medio después llego al pueblo. Tras unos minutos andando llego a la residencia. - Hola. - Hola. Eres Eric ¿me equivoco? - No señora, está usted en lo cierto. Necesito ver a mi madre lo antes posible repliqué.

36

Quédate

SAFA. Alcalá la Real

contárselo a ella, pero le dolería mucho, y se pondría muy triste. Así que hasta que encuentre la forma de decírselo a ella te lo contaré a ti.


Va Índice de letras

Quédate

- Su madre no se encuentra aquí en este momento. Está en el médico. - Que…que… ¿qué le ha pasado? ¿Se encuentra bien? pregunté. - No está pasando por unos de sus mejores momentos, pero te aseguro que allí está bien cuidada. Avisaré a mi compañera para que se quedé al mando y yo misma lo acompañaré al hospital. Por cierto, mi nombre es Luisa. - Por el camino no hablamos mucho, llegamos al hospital y subimos a la planta de cuidados intensivos. Habitación 384. Allí está mi madre. Me acerco a ella. - Hola. - Hola ¿quién eres? - Soy yo, Eric. - Lo siento muchacho, pero yo no te conozco – silencio. - Soy tu hijo – digo sollozando. - Yo no tengo ningún hijo, debes estar confundido. Sin aguantar más salgo de allí llorando y me siento en una silla frente a la habitación. - Pienso estar aquí hasta que se acuerde de mí. - Me temo que eso no va a ser fácil dice Luisa. Tres días después, tras subir de la cafetería vuelvo a intentar hablar con ella, pero ni siquiera responde a mis preguntas. Me siento en la silla que hay fuera de la habitación y cierro los ojos. Se escucha un pitido, los médicos corren hacía la habitación de mi madre. Unos minutos después confirman lo que me temía: ha muerto. - No…no…no, otra vez no. Entro a la habitación y me siento junto a ella. - Mamá no te vayas, te prometo que me quedaré a tu lado, pero no te vayas todavía Se hizo el silencio. Ya no hay marcha atrás. ¿Por qué me había permitido fallar otra vez? Primero le fallé a mi padre y ahora a mi madre. Que egoísta he sido. Me había alejado de ella pensando que eso me haría feliz, pero ahora entiendo que es el peor error que he podido cometer. Puedo llevarle flores, visitarla todos los días, decirle que la quiero…Pero nunca más podré mirarla a los ojos. Los ojos que de pequeño me hacían sentir a salvo. Patricia García Rufián, SAFA Alcalá la Real

37


SAFA. Alcalá la Real

Maestro y escritor: entrevista a Antonio Cruz Cinco alumnos de Antonio Cruz Ordoñez le realizan una entrevista al maestro de 3º de Ed. Primaria, que compatibiliza el tiempo con la escritura y un negocio familiar. ¿Cuántos libros has escrito? Tres. ¿Cómo se llaman los libros? La sed del corazón Los números y las letras. Y el último, La maleta azul. ¿Te gusta ser escritor? Sí. ¿De dónde sacas tanto tiempo? En vez de ver la tele, escribo. ¿Por qué se te ocurrió la idea de hacer el último libro? Porque mi abuela me había contado una historia y quería llevarla a cabo. ¿Por qué se llama “La maleta azul”? Porque la maleta azul ayuda a la protagonista a realizar sus sueños. ¿De qué va el libro? Del sufrimiento de una madre. ¿Cuáles son los personajes más importantes del libro? La madre y Manuel, que es el hijo que cuenta la historia. ¿Te gusta ser maestro y escritor al mismo tiempo? Me encanta. ¿Quieres que tus alumnos tengan tus libros? Sí, y que los lean. ¿Es divertido escribir libros? Sí, porque te desarrolla la imaginación. Hugo Montañez, Alba Pareja, Pablo Pulido, Lucía Rosales y Juan Ramírez, 3º B

38


“Tomarán luego la sangre del animal y untarán con ella todo el marco de la puerta de la casa donde coman el animal. Esa noche comerán la carne asada al fuego, con hierbas amargas y pan ácimo”. Estábamos leyendo el relato bíblico de la liberación de Israel por medio de Moisés. - Maestro, ¿qué es pan ácimo?- preguntó Javier. - Pan ácimo es, para los judíos, un pan que no lleva levadura.

Ciencia y Matemáticas para todos

¿Pan ácimo o pan con levadura?

¿Quién sabe cuáles son los ingredientes del pan? Y fuimos diciendo de forma correcta: harina, agua, sal y levadura. - ¿Y qué es la levadura?- nos volvió a preguntar el “profe”. Apenas sabíamos qué era. Lo buscamos en el diccionario: “Masa constituida por ciertos hongos unicelulares, capaz de fermentar el cuerpo con que se mezcla”. -En resumen, que es una sustancia que se le echa al pan que hace que éste fermente y se ponga más tierno y esté más bueno de comer- nos aclaró.Lástima que no tengamos un familiar panadero que nos haga un pan ácimo y otro con levadura. -Maestro, mi mamá trabaja de dependienta en una panadería, tal vez ella pueda negociarnos un pan de cada clase- dije yo entusiasmado. Al día siguiente mi madre nos trajo un pan de cada clase, uno más aplastado que otro. Las formas eran iguales, como un gigantesco círculo, pero el tamaño y color eran bien diferentes. Todos queríamos tocarlo pero Don Valentín dijo que mejor que lo tocara él, que tenía las manos limpias. Comprobamos que el más grande se podía aplastar como si una esponja se tratara y el otro no. -¿Qué os parece si en el recreo los probamos?- nos preguntó. -Síiiiii… -dijimos todos a la vez. Y llegó el recreo. El profesor sacó una navajita del cajón de su mesa y fue cortando pequeños cuadraditos de pan de cada clase. Lo degustamos, pues no había para más. Y hubo opiniones bien distintas. -A mí me gusta más el que no tiene levadura- decían unos. Alguien insinuó que con un poco de jamón estaría aún más bueno. Lo cierto es que fue una bonita experiencia que nunca olvidaremos. Jorge Lozano Malagón y Javier Lozano Pérez, 4º A

39


SAFA. Alcalá la Real

Estudiando el dimorfismo sexual en SAFA A principio de curso, nuestra seño Susana, nos habló de un proyecto titulado “Dimorfismo cerebral, dimorfismo sexual”. Nadie sabía cómo iba a ser este proyecto. Primero empezamos a investigar sobre el tema. Era complejo, pero progresivamente, a medida que sabíamos más del tema, nos fuimos interesando en él y fue más cómodo su trabajo. Una vez tuvimos toda la información, nos dividimos por grupos y empezamos a trabajar. De todo este trabajo, salieron muchas cosas: unos cerebros hechos con cascos que quedaron muy bien, unos juegos sobre el cerebro, en los que desmentíamos muchos mitos y verificábamos algunos, una ruleta de la suerte, la cual dividimos en secciones cada una correspondiente a un país, entre otros... La primera visita que hicimos con nuestro proyecto fue en Úbeda, allí pudimos compartir experiencias y nuestros proyectos con los chicos y chicas de otros grupos. Aprendimos mucho y lo pasamos en grande aquel día exponiendo nuestro trabajo a todo tipo de visitante. Una de las mejores experiencias y una de las que yo personalmente recordaré para siempre es un cuando un grupo de niños y niñas con Síndrome de Down vinieron a visitar nuestro puesto, se notaba que tenían una gran ilusión en escucharnos y nos hacían muchas preguntas. Otro día, fuimos al parque de las ciencias de Granada, donde había exposiciones de otros colegios y lugares de casi toda España. Volvimos muy contentos ese día por que nos sentíamos satisfechos de nuestro gran empeño en sacar nuestro proyecto a delante. Para concluir, el pasado 5 de junio, algunos de los chicos y chicas fuimos a exponer a Jaén de nuevo, ¡¡hasta nos entrevistaron en la tele!! Nos lo hemos pasado muy bien haciendo este trabajo entre todos y esperamos que se siga haciendo en cursos siguientes.

40


41

Ciencia y Matemรกticas para todos


SAFA. Alcalรก la Real

42


Fíjate tú, que ahora nos ha dado por ver, a unos cuantos amigos y a mí, la serie Chernobyl, que trata sobre el desastre nuclear que tuvo lugar en la central nuclear de la localidad ucraniana de Prípiat, en 1.986 (por aquel entonces pertenecía a la antigua Unión Soviética). Y… ¡no veas la que se formó! Sin duda, fue una de las peores catástrofes ambientales de la historia de la humanidad, y aún pudo ser peor de no haberse tomado algunas de las medidas que se llevaron a cabo.

Ciencia y Matemáticas para todos

Chernóbil o la catástrofe del ser humano sobre la Tierra

Imagen promocional de la serie Chernobyl que muestra a uno de los liquidadores trabajando en tareas de descontaminación.

Tratemos de resumir esta triste (qué digo triste, ¡tristísima!) historia. A las 01:23 h del 26 de abril de 1.986, durante la realización de una prueba de seguridad, el Reactor 4 de la central nuclear Vladímir Ilich Lenin sufrió una explosión, seguida de un incendio, lo que desencadenó una dramática sucesión de acontecimientos. El núcleo del reactor quedó expuesto a la atmósfera y comenzó a emitir radiación al exterior. La temperatura llegó a alcanzar los 2.500oC. La cantidad de radiación, así como de materiales radiactivos y tóxicos, que se emitió fue 500 veces mayor que la que liberó la bomba atómica lanzada sobre Hiroshima durante la Segunda Guerra Mundial, en 1.945. Dos empleados de la central murieron como consecuencia directa de la explosión y, en las siguientes semanas, 29 personas murieron a causa de las altas dosis de radiación recibidas. La radiación en algunas de las zonas más cercanas al edificio del reactor superaba 200 veces la dosis letal de radiación que puede recibir una persona. Los trabajadores que no tenían protección adecuada recibieron dosis mortales de radiación en menos de un minuto. La radiación comenzó a extenderse rápidamente por la atmósfera, el suelo y el agua. El viento y las corrientes de aire transportaron grandes cantidades de radiación, que llegó a detectarse en Suecia, Austria e incluso Grecia.

43


Pero ¿qué es esto de la radiactividad y cómo afecta a los seres vivos? Tratemos de resumirlo: La radiación ionizante es la emisión de partículas extremadamente pequeñas (más pequeñas que un átomo) que contienen gran cantidad de energía y que es producida, por ejemplo, por los materiales que se utilizan en las centrales nucleares como combustible, como el Plutonio o el Uranio. Esas partículas pueden atravesar prácticamente cualquier tipo de material, incluyendo los tejidos y las membranas celulares de los seres vivos. Esto implica que la radiación penetra en las células y tejidos y produce daños considerables. Puede afectar incluso al ADN de nuestras células, produciendo mutaciones y daños genéticos que pueden ser transmitidos a los hijos. Las personas que reciben distintas dosis de radiación experimentan diversos síntomas que van desde las náuseas y vómitos, fiebre, cansancio, irritaciones en la piel, hasta la aparición de tumores y, finalmente, la muerte. Dependiendo de la dosis de radiación recibida, una persona puede tardar desde pocos segundos hasta varias décadas en morir. Sigamos con el relato de la crisis. En un primer momento, las autoridades rusas no quisieron asumir las catastróficas consecuencias del accidente y no estaban dispuestas a admitir que el reactor, de tipo RBMK, hubiese explotado. El régimen comunista

Aspecto de la central nuclear de Chernóbil tras el accidente.

44

Chernóbil o la catástrofe del ser humano sobre la Tierra

SAFA. Alcalá la Real

Una de las primeras imágenes aéreas del estado del Reactor 4 de Chernóbil tras la explosión.


Poco a poco, las consecuencias del desastre se fueron haciendo cada vez más evidentes y entonces comenzaron a actuar. 36 horas después del accidente se procedió a la evacuación de toda la población de un radio de 10 km alrededor de la planta. Dicha evacuación se produjo en tan sólo tres horas y media. Una semana después se efectuó la evacuación de toda la población en un radio de 30 km, aunque para entonces ya había más de 1.000 personas afectadas con lesiones agudas a causa de la radiación. En total, 135.000 personas tuvieron que ser evacuadas de sus zonas habituales de residencia. Se estima que cerca de 600.000 personas, los llamados liquidadores, trabajaron en las labores de descontaminación de la central y de la zona de exclusión de 30 km alrededor. Muchas de esas personas trabajaron en el reactor, retirando escombros radiactivos, por lo que recibieron cantidades de radiación muy peligrosas para la salud. Algunas de esas personas murieron en pocos años; otras, están manifestando en estos momentos las consecuencias, a través de la aparición de tumores y diversas enfermedades. Los hijos de estas personas también se vieron o se verán afectados, debido a los daños que causa la radiación en

Ciencia y Matemáticas para todos

Chernóbil o la catástrofe del ser humano sobre la Tierra

soviético no estaba dispuesto a asumir un fallo tan desastroso en su poderosa infraestructura energética.

Algunos de los “liquidadores” retirando escombros radiactivos en el tejado del reactor 4

el ADN. Para contener la radiación que emitía el Reactor 4, se decidió construir alrededor de él una estructura de contención a la que denominaron “El sarcófago”. Se suponía que iba a ser una estructura muy sólida que ayudaría a contener la radiación, pero, a los pocos años de su construcción, comenzó a presentar problemas de grietas. En 2016 se construyó una nueva estructura, llamada el Nuevo Sarcófago Seguro. Pero no sólo los seres humanos, sino que toda la fauna y la flora de la zona también se vio afectada por la radiactividad. Tanto los animales como la vegetación absorbieron elevadas dosis de radiación, bien a través del agua, del aire o de los alimentos. Aún

45


Aspecto actual de la región de Chernóbil y de la Zona de exclusión, visto desde Google Maps

Actualmente no vive casi ningún ser humano en la zona de exclusión, unos 50 km a la redonda de la central nuclear de Chernóbil. Sin embargo, un dato curioso, a pesar de la radiación, la flora y la fauna se han podido desarrollar de forma espectacular, libres del peligro que supone la amenaza humana. Esa misma amenaza que, en aras del progreso, está destrozando poco a poco el planeta. Nuestro planeta. El planeta de todos. Los seres humanos somos la única especie de seres vivos que amenazamos constantemente a nuestro propio planeta. Quizá vaya siendo hora de que esto deje de ser así. Una alumna de SAFA preocupada por su (nuestro) planeta

46

Chernóbil o la catástrofe del ser humano sobre la Tierra

SAFA. Alcalá la Real

hoy, 33 años después de la catástrofe, se siguen detectando niveles de radiación peligrosos en los árboles y en algunos animales de la zona de exclusión de Chernóbil.


El título de este artículo puede parecer algo poético. Pero no, no es poesía, es biología. En algunas de nuestras clases de biología fuimos al laboratorio a observar al microscopio las muestras de agua que cada uno de nosotros habíamos traído de diferentes lugares. Queríamos comprobar si esa agua tenía vida. De cada muestra de agua, cogimos tan sólo una gota y la observamos al microscopio. Descubrimos que en las gotas de agua de algunas de las muestras que recogimos había seres vivos microscópicos, que no se pueden observar a simple vista. ¡En algunas gotas había decenas de ellos nadando de un lado para otro!

Ciencia y Matemáticas para todos

La vida en una gota de agua

Capturas de pantalla de un vídeo que grabó nuestro profe a través del microscopio. ¡Costó muchísimo trabajo grabarlo!

Nuestros profes don Víctor y don Francisco nos explicaron que esos microorganismos son los protozoos y las algas unicelulares. Y te preguntarás, ¿qué clase de seres vivos son esos? Pues nosotros te lo vamos a decir. Los protozoos son organismos unicelulares, es decir, que están formados por una única célula que realiza todas las funciones vitales: la nutrición, la relación y la reproducción. Muchos protozoos pueden moverse mediante distintos mecanismos, como los cilios o los flagelos. ¡Algunos de los que nosotros observamos se movían muy rápido y casi no daba tiempo a verlos! Viven en medios acuáticos y se alimentan de materia orgánica en descomposición, aunque algunos protozoos también son parásitos que viven dentro de otros seres vivos, lo que resulta muy curioso porque, puede que te estés preguntando… ¿Los protozoos son buenos? Hay dos tipos de protozoos. Unos son beneficiosos y son de gran importancia porque se usan para depurar aguas residuales, ya que se alimentan de la “caca” que contienen esas aguas y ayudan a limpiarlas. Otros, en cambio,

47


son perjudiciales, puesto que son parásitos que causan enfermedades tan peligrosas como la malaria o la amebiasis. Las algas unicelulares son parientes de las algas que todos conocemos, solo que están formadas por una única célula, igual que los protozoos, aunque son muy diferentes a éstos. Es posible que alguna vez hayas pensado, ¿cómo se nutren las algas? Las algas se nutren igual que las plantas, mediante la fotosíntesis. Esto quiere decir que absorben diferentes sustancias inorgánicas y fabrican su propio alimento en el interior de su cuerpo utilizando la energía lumínica del sol como fuente de energía.

Aspecto de un alga unicelular más de cerca

La mayoría de las algas son muy beneficiosas porque, al igual que las plantas en la tierra, las algas dan oxígeno a los mares y océanos, además de servir de alimento a muchos animales. Gracias a ellas hay vida en las aguas. Pues ya conocéis algo más sobre algunos de los seres vivos que están a nuestro alrededor y que comparten nuestro planeta con nosotros. Ya habéis aprendido algo más sobre la vida que no vemos. Grace Paton, Jesús Medina, Sergio Ibáñez, Érika Ion y Mari Carmen Molina, 1º ESO B

48

La vida en una gota de agua

SAFA. Alcalá la Real

Aspecto de un protozoo más de cerca


Íbamos charlando por las callejas de la Judería de Córdoba en dirección a la Sinagoga. Ya habíamos visitado el Museo Taurino cuando de repente algo nos llamó la atención: un grupo de turistas extranjeros se hacían fotos con una estatua de bronce. Representaba a un caballero con un turbante, sentado en su sillón y con un libro en la mano. Parecía algo despistado o concentrado. Esperamos unos minutos hasta que la gente se fue del lugar. Miramos más de cerca a aquel raro caballero y nos percatamos de que tenía sus zapatos puntiagudos más brillantes que sus ropas. ¿Por qué tiene este señor el calzado más brillante?- preguntamos al maestro. -Es una leyenda o una superstición- nos dijo el profe-. Se dice que quién toca su pie se vuelve tan sabio como él.

La Historia de nuestro Mundo

El pie de Maimónides

Rápidamente todos nosotros nos dirigimos hacia la estatua grisácea y pasamos nuestras manos sobre el pie de Maimónides. De nada sirvieron las explicaciones de don Valentín comentando la vida y obra de este judío que vivió en el siglo XII en la ciudad de Córdoba. Nos fotografiamos con él y nos pareció gracioso eso de frotar su pie como Aladín con la lámpara mágica. Ana y yo quisimos saber más de él. Entramos en Internet y nos quedamos impresionados de lo importante que fue. Nació en Córdoba en el año 1.132 y murió en Egipto en el año 1.204. Entre sus ocupaciones estuvieron las de filósofo, médico, rabino y teólogo. Supimos que escribió varias obras y tratados difíciles de entender para nosotros, que le dieron mucha fama en su época y que tuvo muchos discípulos. Nosotros nos quedamos con lo de tocar el pie… ¿Nos habremos vuelto tan inteligentes como él? Ana Romero Molina y Samuel Rosales Valverde, 4º A

49


SAFA. Alcalá la Real

La vida de telenovela de Cleopatra Cleopatra, aquella que sedujo al gran Julio César y a Marco Antonio, fue la última gran autoridad de una larga lista de faraones egipcios. La astuta faraona supo manejar a los grandes políticos de Roma para satisfacer sus ansias de poder. Cleopatra nació en el año 69 a.C. en la capital del Antiguo Egipto, Alejandría. Su padre era Ptolomeo XII, perteneciente a la dinastía helenística: una familia de origen griego que conquistó el Antiguo Egipto en tiempos de Alejandro Magno.

Retrato en papiro de Cleopatra

Ella era la tercera de seis hermanos educados bajo la cultura griega. Los poemas de Homero y la retórica de Demóstenes fueron las asignaturas principales de Cleopatra para que, de mayor, pudiera convertirse en una gran gobernante. Además, aprendió la lengua egipcia, siendo la única de su familia en hacerlo. Por tanto, su fama se difundió por todo el Antiguo Egipto.

Por esa razón, en el momento que Cleopatra es presentada al pueblo egipcio, aparece como una típica adolescente, era impulsiva, caprichosa, espontánea, apasionada, diplomática y constante. Pero también era una persona muy culta, de la que se decía que podía hablar varios idiomas, además del egipcio: griego, hebreo, sirio y arameo. Cleopatra fue casada con su hermano Ptolomeo XIII a los 18 años de edad, algo que era totalmente legal según la ley de aquella época. Al principio, ella tenía todo el poder, pero su hermano quiso gobernar él solo. Ptolomeo, junto a sus consejeros, exilió a Cleopatra a Siria para apartarla del poder. Desde Siria, la faraona consiguió un ejército y la ayuda de Julio César para conquistar Egipto y eliminar a su hermano para volver a ser la faraona. Aquí empieza su vida de telenovela.

Julio César coronado del laurel de la victoria

50

Cleopatra sedujo a Julio César haciéndose enrollar en una alfombra que fue enviada al romano. Ese regalo era la amistad de la faraona y


Así empezó la batalla del Nilo (47 a.C.), en la que César y Cleopatra consiguieron eliminar a todos sus rivales políticos, entre ellos, a su hermano Ptolomeo XIII. Por esto, Cleopatra es nombrada faraona y es obligada a casarse con su otro hermano menor, de tan solo 12 años, Ptolomeo XIV. Cleopatra, en agradecimiento a César, le invita a un viaje por el Nilo para mostrarle la belleza de su país. Pero esta travesía era una tapadera. El verdadero objetivo de Cleopatra era visitar todas las ciudades de su país para que supieran que ella era la faraona. Acabado el viaje, César tuvo que marcharse a Hispania a continuar sus luchas políticas. En ese momento, Cleopatra dio a luz al hijo de ambos: Ptolomeo XV Cesarión. Muchas victorias después, César volvió a Roma para celebrar la marcha de la gloria. En esa marcha, Julio estaba acompañado de Cleopatra y su hijo, los cuales no fueron bien vistos por los senadores de Roma debido a muchas razones. En primer lugar, César ya estaba casado con Calpurnia y apareció el rumor de que quería casarse también con Cleopatra. Eso iba contra la ley romana. Por otro, Cleopatra era una extranjera que se autoproclamó la nueva Isis, es decir, la diosa egipcia de la fertilidad. Los romanos no aceptaban las divinidades de otras culturas. Otra razón por la que Cleopatra no fue bien vista fue el lujo exuberante con el que vivía. Pero la razón más importante fue que Julio César pretendió convertirse en “dictador eterno”, es decir, rey de Roma junto a Cleopatra. Y el sistema de gobierno de monarquía era detestado en Roma. Como los senadores de Roma no podían matar a Cleopatra, decidieron asesinar a Julio César. A ese hecho se le conoce como los idus de marzo, porque Julio fue asesinado el 15 de marzo del 44 a.C. a la salida del Senado de Roma. Tras esto, Roma entró en crisis por la muerte de su gobernante y por la lucha entre Marco Antonio y Octavio, que era el hijo adoptivo de Julio César. Cleopatra, viendo que su vida estaba en peligro, decidió volver a Alejandría con su hijo y con la protección de Marco Antonio.

La Historia de nuestro Mundo

La vida de telenovela de Cleopatra

del pueblo egipcio. Pero, en realidad, lo que Cleopatra deseaba no era al césar, sino que Roma le ayudase a recuperar el trono del Antiguo Egipto con ella en el poder. Julio César y Cleopatra pasaron la noche juntos, concibiendo un hijo llamado Ptolomeo XIV Cesarión (el césar pequeño).


Mientras tanto, Octavio y los partidarios de César luchan por el poder contra Marco Antonio y los republicanos. Como Cleopatra conocía las intenciones de Octavio, es decir, conquistar Egipto, la faraona buscó el apoyo de Marco Antonio. Busto en mármol de Octavio

Teniendo en cuenta que Antonio tenía el hábito de beber, era aficionado a las mujeres, era vulgar y ambicioso, Cleopatra volvió a utilizar un método que le había salido bien: la seducción. Pasaron juntos el invierno del año 41 al 40 a.C. en Alejandría. De ahí nacieron gemelos: Cleopatra Selene y Alexander Helios.

Busto en mármol de Marco Antonio

Aunque Marco Antonio tuvo que marcharse durante cuatros años, a su vuelta en el 36 a.C. se casó con Cleopatra, cosa que estaba prohibida en Roma porque ya estaba casado con Octavia. Por otro lado, a los romanos no les pareció bien que la faraona de Egipto aumentara su poder y, ese pequeño detalle, fue suficiente para que Octavio recibiera el encargo de eliminar a Marco Antonio y Cleopatra.

Octavio, con su ansia de conquistar el mundo, no se lo pensó dos veces y marchó contra Marco Antonio y así conquistar el Antiguo Egipto en el año 31 a.C. Para poner a todo el mundo en contra de Cleopatra, Octavio acusó a la faraona de uso de magia, incesto, adoración animal, droga, embriaguez y lujuria desenfrenada. Con sus tropas, Octavio venció continuamente a los ejércitos egipcios hasta la batalla naval de Actium en 31 a.C., donde ya Marco Antonio vio claramente su derrota. Viendo esto, Cleopatra decidió suicidarse antes que ser apresada y mostrada como una prisionera. Al escuchar esas noticias, Marco Antonio se quita la vida con su espada porque su amada Cleopatra ha muerto y Roma lo trataría de traidor. En su último respiro, pidió que llevaran su cuerpo

52

La vida de telenovela de Cleopatra

SAFA. Alcalá la Real

¡Al regresar a Egipto, Cleopatra temió que la historia de que su hermano y marido le quite el poder se volviera a repetir. Todo ello estaba ocurriendo mientras su país sufría plagas y hambrunas. Por ello, Cleopatra envenenó a su hermano y nombró a su hijo de cuatro años Cesarión como corregente.


Por si no hubiera habido bastante tragedia, Cesarión, el hijo de Cleopatra con Julio César, fue traicionado por su maestro y asesinado bajo las órdenes de Octavio. El resto de hijos corrió distinta suerte. Cleopatra Selene se casó con el rey Juba II de Mauritania y según dicen, Alexander Helios y Ptolomeo Philadelphus pudieron haber ido a vivir con su hermana mayor, pero no se sabe a ciencia cierta.

La Historia de nuestro Mundo

La vida de telenovela de Cleopatra

junto al de Cleopatra, que yacía muerta en una cama de oro, vestida con joyas y acompañada de sus sirvientes en un mausoleo que ella misma ordenó construir para su tumba.

A modo de conclusión, y en contra de lo que todo el mundo cree, Cleopatra no solo era físico y que para mantener su belleza se bañaba en leche de burra. Podemos decir que la última faraona fue mucho más. Cleopatra consiguió mantener el poder en el Antiguo Egipto gracias su sabiduría y astucia, a pesar de que sus hermanos querían apartarla del poder y el peligro constante de Roma, que ansiaba conquistar su país.

Lucía Peñalver Rueda, 1º ESO B

53


SAFA. Alcalá la Real

Our experience in Faversham Our experience started the 4th of May. Everyone was really excited. For some of us it was our first time travelling abroad. We had such a great time because people were very nice and we visited incredible cities like London. We met English pupils and made new friends. Our host families were kind and pleasant too. We recommend you this experience because you will learn new things and discover their culture. And it will open your mind. NUESTRA EXPERIENCIA EN FAVERSHAM Nuestra experiencia comenzó el 4 de mayo. Todos estábamos muy emocionados. Para algunos de nosotros, era nuestra primera vez viajando al extranjero. Lo pasamos muy bien porque la gente te era muy simpática y nosotros visitamos ciudades increíbles como Londres. Conocimos a muchos estudiantes ingleses e hicimos nuevos amigos. Nuestras familias de acogida eran muy buenas y atentas. Os recomendamos esta experiencia porque aprenderéis nuevas cosas y descubriréis su cultura. Además abrirá vuestra mente.

54


En primer lugar, este intercambio ha sido un cúmulo de nuevas vivencias, experiencias y, sobre todo, nuevas personas. Una semana parece poco (y realmente para nosotros/as fue poco), pero es más que suficiente para haberla disfrutado al máximo.

Ampliando fronteras

Múnich, una experiencia inolvidable

Nosotros fuimos los primeros en visitarles y realmente no sabíamos qué nos íbamos a encontrar, pero como era de esperar tuvimos un recibimiento muy bueno. El primer contacto con nuestros compañeros fue en el aeropuerto y realmente todos pasamos unos minutos de muchísimos nervios. Solo los habíamos visto en fotos y no sabíamos qué íbamos a encontrarnos. Después de esto, cada uno fue a casa, y bueno, pues ya tocaba conocer a la familia, mascotas, el barrio, el nuevo hogar… Todos nos encontramos un ambiente bastante distinto, pero en el que estábamos muy cómodos. ¡A lo largo de la semana no paramos! Cada día una excursión, una visita y alguna que otra estación de tren. Algunas mañanas íbamos al colegio, y creo que fue una de las cosas que más nos sorprendió. Las aulas, los pasillos, las mesas y todo era muy diferente. A pesar de que todas las clases se daban en alemán salimos bastante contentos, porque los profesores/as nos acogieron muy bien desde el principio. Después de la semana, tocó la despedida. Fue triste, pero nos quedaba el consuelo de que en unas semanas íbamos a volver a vernos. Los padres y madres lo pasaron peor que nosotros, y es que, después de una semana nos habían cogido cariño… ¡y a ellos no volveríamos a verlos! Durante estas semanas de espera todos habíamos mantenido el contacto, y cuánto más se acercaba el día de su llegada más ganas teníamos. Uno de los problemas que tuvimos fue el tiempo. Ellos nos preguntaban que qué ropa debían traer ¡pero realmente no lo sabíamos ni nosotros! Al final vinieron bastante preparados y no hubo ningún problema. El recibimiento en España fue bastante distinto. Ya nos conocíamos, y aunque ellos estaban nerviosos, no era lo mismo. Ya instalados aquí, una de las cosas que más les sorprendió fue lo accesible que es todo en nuestro pueblo. Todos ellos viven en pueblos pequeños en los que apenas hay un supermercado y un restaurante, y tienen que coger el tren para ir a cada sitio: al colegio, al trabajo o simplemente a comprar. Cada mañana en Alemania ellos se despiertan a las 6.30 para que les dé tiempo a

55


Y bueno… después de una intensa semana, tocaba de nuevo la despedida. Esta vez no teníamos ese consuelo de volver a vernos (aunque la mayoría probablemente visiten España en verano) y esto la hizo más triste aún, y no solo para nosotros, sino también para nuestras familias que después de una semana, les habían cogido cariño. En resumen, ha sido una experiencia enriquecedora que nos ha enseñado a ambas partes, y con enseñarnos no me refiero solo a cultura, tradiciones o forma de vida, sino también a convivencia: aprender a adaptarnos a un nuevo entorno, a salir de la rutina y a conseguir tener una relación de amistad con gente que no conocíamos de nada. Sin duda, creo que aparte de conocer un país nuevo y muy distinto, nos llevamos a muchas personas y muchas experiencias con ellas. Si alguna vez tenéis la oportunidad de realizar un intercambio, no os lo penséis dos veces, porque sin duda va a ser una experiencia que os va a encantar y que vais a recordar siempre. Alba Mesa Pérez, 4º ESO A

56

Múnich, una experiencia inolvidable

SAFA. Alcalá la Real

coger el tren y llegar a clase, y cuando les dijimos que aquí nos solemos despertar a las 7.30 u 8 se llevaron una alegría enorme. Aquí en España visitamos Málaga, Córdoba, Granada y también les enseñamos las mejores cosas de nuestro pueblo. Alcalá les gustó mucho, pero las demás ciudades no se quedaron atrás. Donde más disfrutaron fue en la playa de Málaga. Allí tienen playa al norte del país ¡pero no se puede comparar con nuestras costas!


Todos los años el centro realiza un intercambio escolar con un colegio llamado Gymnasium Kirchseeon, situado en el sur de Alemania.

Ampliando fronteras

Múnich, un intercambio alucinante

El intercambio comenzó a principios de abril. Los primeros en ir al país extranjero fuimos los alumnos españoles. Nuestro viaje duró una semana, en la cual visitamos distintos lugares de Alemania, desde el colegio con el que se realizó el viaje, donde asistimos durante tres días a distintas clases, hasta la visita al estadio de fútbol del Bayern de Múnich. También visitamos el centro de Múnich y una ciudad medieval llamada Regensburg, ambas con visitas guiadas donde te explicaban la historia de cada lugar. El antepenúltimo día realizamos un viaje de tres horas en metro hasta llegar a la segunda ciudad más importante de Austria, Salzburg. Todo esto acompañados de nuestros respectivos compañeros alemanes, los que nos acogieron maravillosamente en sus casas e intentaron que nuestra estancia fuera lo mejor posible, y de dos de nuestros profesores, que nos acompañaban a todas las actividades realizadas y que estaban atentos a nosotros por si ocurría algún problema. Un mes más tarde fuimos nosotros los que acogimos a los compañeros alemanes. Durante su estancia visitamos cuatro de las ocho provincias andaluzas y distintos monumentos muy conocidos de España, como la Alhambra de Granada y la Mezquita de Córdoba. La excursión que más les gustó a los compañeros alemanes fue el viaje a Málaga. Allí visitamos la Alcazaba, el Museo Picasso y estuvimos unas horas en la playa. Todos los alumnos coincidimos en que fue un viaje maravilloso y una experiencia inolvidable. En mi opinión, este intercambio ayuda a conocer a mucha gente de otro país y a crear lazos de amistad muy fuertes. Además, es una oportunidad única en la que puedes conocer costumbres, practicar inglés y visitar lugares increíbles y muy distintos a los que estamos acostumbrados. Junto a ello, te ayuda a crecer como persona y a apreciar todas las cosas buenas que tenemos aquí, a las que no les damos importancia hasta que pasamos unos días sin ellas. Zayra Aranda Cano, 1º Bachillerato Humanidades y Ciencias Sociales

57


SAFA. Alcalá la Real

Nos gusta hacer teatro, ¿y a ti? ¿Os suenan los siguientes cuentos: “El flautista de Hamelín”, “La princesa de los dedos mágicos”, “Rodolfo, el Reno” y “El traje nuevo del emperador”? Pues los cuentos nombrados anteriormente, adaptados a obras de teatro, los hemos representado los alumnos de 4º A a lo largo de los dos últimos cursos. Hacer teatro para nosotros es una experiencia maravillosa. Cuando nuestro maestro nos propone representar una obra, nos volvemos locos de alegría y todos pugnamos por entrar en el grupo de los elegidos. Pero los veintisiete alumnos y alumnas de la clase somos demasiados para representarla. Así que, la mitad actuamos en Navidad y la otra mitad a final de curso. Así todos tenemos las mismas oportunidades y nadie se enfada. Luego repartimos los papeles, eligiendo los que más se adapten a nuestros gustos y aptitudes y… ¡adelante! Lo peor de todo es aprendernos los diálogos, que a veces son algo largos y hay que estar bien concentrados para no equivocarnos. De todas maneras nuestro “profe” dice que si nos equivocamos no importa, que los errores son la salsa del teatro y que lo bueno es improvisar como en el día a día de nuestra vida. Como no hay mucho tiempo para los ensayos utilizamos los horarios del recreo, con el bocadillo en una mano y el papel en la otra. Así un día y otro hasta que se va acercando la fecha. Luego, a preparar el vestuario y a representarla. Cuando llega el día de la función los nervios empiezan a aparecer y desaparecer en breves instantes. Los compañeros aplauden, D. Valentín nos anima y tranquiliza, la música hace su aparición y se abre el telón… Todos los años acudimos a la Residencia de Mayores Ntra. Sra. de las Mercedes para compartir con nuestros ancianos unos momentos muy entrañables e intentar hacerles pasar un rato divertido con nuestras actuaciones e interpretaciones musicales. Este año, mi compañera Delia ha hecho el papel de tejedora y yo de emperador. Además de pasarlo bien nos quedamos con sus abrazos y cariño. A final de curso la volveremos a representar a los compañeros y compañeras de “cole”. Esperemos que les guste.

Pablo Bermúdez Jiménez y Delia F. Glez. de Lara Vela, 4º A

58


Dibujar y pintar varios monumentos europeos famosos. Ése es uno de los retos que nos propusieron durante este año. Para ello, usamos el cartón pluma como lienzo y pintura acrílica o papeles estampados para darle color y un aspecto vistoso al fondo. Los cuadros fueron realizados en las horas correspondientes a las asignaturas de Competencia y Habla Inglesa y Educación Plástica, Visual y Audiovisual. Nuestros compañeros participaron con gran entusiasmo hasta el punto de acudir al colegio fuera del horario de clase para terminar sus obras maestras.

SAFA tiene mucho arte

European landmarks

Se plasmaron monumentos ubicados desde España hasta incluso Islandia o Rumanía. Aunque la mayoría eran conocidos, como la Sagrada Familia o el Big Ben. También pudimos conocer monumentos de los que jamás habíamos oído hablar, como el Castillo de Neuschwanstein o el Ponte Veccio. Desde nuestro punto de vista, esta actividad ha sido muy gratificante y entretenida, además de ayudarnos a conocer diferentes monumentos europeos. Hemos tenido que poner todo nuestro empeño y esfuerzo para que este proyecto saliera adelante. Personalmente nos quedamos con la satisfacción del trabajo bien hecho y el saber que a la gente y los alumnos que visitaron la exposición salieron con una sonrisa de oreja a oreja y un poco de la cultura general sobre los monumentos europeos. Queremos agradecer a los profesores y profesoras que nos aconsejaron y ayudaron en todo momento y que confiaron en que este proyecto saldría bien, porque nos han enseñado que no hace falta ser Picasso o Velázquez para hacer una obra de arte. Diego Alba y Carlos Calvo, 2º ESO

59


SAFA. Alcalá la Real

60

EcoMODA. ¡Apúntate a la nueva moda! Aquí os dejamos algunas imágenes del proyecto EcoMODA. Ropa hecha con materiales reciclados para ir a la última y, ya de paso, cuidar nuestro medio ambiente. Animaos y… ¡cread vuestro propio diseño!


Aprende sobre Arte y… ¡diviértete observando las recreaciones de grandes cuadros de la Historia que hemos hecho en SAFA durante este curso!

SAFA tiene mucho arte

Somos un cuadro

61


SAFA. Alcalá la Real

I festival de teatro escolar: romeo and juliet. El “I Festival de Teatro escolar” de Alcalá la Real se celebró en la semana del 11 al 14 de marzo. Nuestra obra, “Romeo and Juliet”, se representó el 14 de marzo, donde participaron alumnos y alumnas desde 2º ESO hasta 2º BC, así como un gran elenco de profesores.

Los ensayos tuvieron lugar entre octubre y marzo, meses que estuvieron llenos de risas y chistes, pero también de nervios y sacrificio.

Sin embargo, los ensayos no podían ser eternos y el día tan esperado llegó. Por fin íbamos a mostrarle al público lo que habíamos preparado con tanto esfuerzo. Los días previos a la representación fueron una mezcla de emociones, alumnos deseosos de salir al escenario, profesores llenos de confianza, nervios, etc. Aquel gran día, detrás del telón, todos los participantes nos dimos cuenta de algo: pasara lo que pasara durante el acto, nosotros ya habíamos triunfado, pues ya se había convertido en una experiencia multidisciplinar que nos había marcado y que nunca olvidaremos.

62


Además, tuvimos gran conexión con los idiomas dado que el primer y último acto fue en inglés, pero los demás en español para hacerlo asequible a todos los públicos.

SAFA tiene mucho arte

I Festival de teatro escolar: Romeo and Juliet.

“Romeo and Juliet” fue un éxito. Contamos con la mejor compañía y con una música en directo única. Todos los participantes rebosaban felicidad puesto que, cuando una persona está disfrutando, sabe que los que la ven serán contagiados con su misma sensación. Es la magia de estar en un escenario, que allí te entregas y surgen cosas maravillosas como “Romeo and Juliet”.

En definitiva, una vez acabada la representación, todos juntos encima del escenario, nos dimos cuenta de que hay personas que son más que eso; hay personas que son experiencias, sentimientos y familia, y eso es lo que conseguimos los que participamos aquí. Lo que unió “Romeo and Juliet” y el teatro que no lo separe nada ni nadie.

63


SAFA. Alcalá la Real

¿Es el ser humano plenamente consciente de sus actos?

¿Libertad o condena? Todos los días tomamos miles de decisiones, grandes y pequeñas, pero detrás de todas ellas hay una poderosa batalla en nuestra mente: la intuición contra la lógica. ¿Cuál de ellas toma nuestras decisiones? Nosotros creemos que la lógica pero yo, no estoy tan seguro. ¿Quién es entonces el culpable de nuestros prejuicios, nuestros vicios, nuestras creencias…? Si respondes que es la intuición, entonces ¿casi todos tus pensamientos son inconscientes? Si respondes que es la lógica, ¿eres un psicópata o un masoquista? Esto me lleva a hacerme aún más preguntas: ¿quién toma nuestras decisiones?, ¿estamos condenados a elegir nuestros actos?, ¿influyen nuestras decisiones en los demás? Y la pregunta definitiva: ¿Es el ser humano consciente de sus decisiones/actos? Vayamos respondiendo una a una las preguntas, si no queremos volvernos locos. ¿Quién toma nuestras decisiones? Para responderla recurriré a la teoría prospectiva de Kahneman y Tversky (dos importantes psicólogos). Según esta teoría tenemos dos sistemas de pensamiento: “El ejemplo de los dos sistemas es 2+2 a un lado y 17x24 por otro.” ¿Cuánto es 2+2? El rápido sistema 1 siempre está listo para producir respuestas instantáneas. El número 4 se te viene a la mente como un acto reflejo. Pero, ¿cuánto es 17x24? Esto es ya otra cosa. Cuando tenemos que prestarle atención a un problema complicado,

64


El sistema 2 es la parte de nuestra mente de la que estamos conscientes, “es lo que tú piensas que eres, la voz en tu cabeza”, la parte consciente, la racional, la lógica. Es experta en la resolución de problemas pero es lenta, requiere una enorme cantidad de energía y es extremadamente perezosa.

Opinión

¿Es el ser humano plenamente consciente de sus actos?

recurrimos al lento pero lógico sistema 2, que no es automático como el primero.

Sin embargo, el otro sistema en la mente, que es intuitivo, rápido y automático, es increíblemente poderoso. Tanto, que irremediablemente es responsable de casi todo lo que decimos, hacemos, pensamos y creemos… Según Daniel Kahneman, “si pensamos que tenemos razones para creer en lo que creemos, estamos equivocados. Nuestras convicciones, nuestros deseos y nuestras esperanzas no están siempre anclados a la razón”.

Pero no todo está perdido. He dicho que “casi” todas nuestras decisiones son tomadas por la intuición. ¿Qué pasa con las pocas decisiones tomadas por la lógica? Diríamos que en este caso, sí elegimos nosotros, pero ¿en función de qué decidimos? Aquí es donde entran en juego nuestros juicios morales. Pongamos un ejemplo: Llega un amigo tuyo corriendo, y te pide que lo escondas de unas personas. Las personas que llegan a preguntar por él lo quieren matar y tú no sabes la razón. Conoces a tu amigo desde hace tiempo, y sabes que no se mete en problemas. Se presenta el dilema de mentir para salvarlo o decir la verdad aunque las consecuencias de decir la verdad es la muerte de tu amigo.” Tienes que elegir sí o sí y aunque decidieras no decir nada, esto de por sí ya es una decisión, (con esto confirmamos que estamos condenados a ser libres). Pero esto no es lo peor, según impor-

65


A. Mientes y salvas a tu amigo: como consecuencia, si mientes es porque deseas que todo el mundo mienta, generando un caos social. B. Dices la verdad y tu amigo la palma: como consecuencia, si dices la verdad es porque deseas que decir la verdad sea una ley universal, con esto no habría problemas de desconfianza y la armonía social prevalecería. Dentro del análisis expuesto, podemos afirmar lo siguiente. La gran mayoría de nuestras decisiones son tomadas rápidamente y de forma inconsciente por el sistema 1, la intuición, según la teoría prospectiva. Mientras que las decisiones que son procesadas por el sistema 2, la conciencia, están sometidas a una presión tanto interna como externa que nos obliga a decidir en función de los demás. Por lo tanto ¿Es el ser humano consciente de sus decisiones? La respuesta es que es consciente de algunas de ellas, pero no son elegidas de forma totalmente libre por el individuo debido a los conflictos interiores y exteriores. Esto no es una verdad inmutable y perfecta, por lo que tú también puedes opinar, ¿Es el ser humano consciente de sus actos?

Yeray López Ramírez, 1º Bachillerato Ciencias

66

¿Es el ser humano plenamente consciente de sus actos?

SAFA. Alcalá la Real

tantes filósofos como Sartre y Kant defienden, que cuando el ser humano elige, también elige, subjetivamente, un ideal de lo que debe ser la persona. Según esto, nuestras opciones quedarían así:


Allá por el 2015, mi familia y yo decidimos tomar una decisión muy importante para mí. Esta decisión era incorporarme al centro SAFA y a vivir en la Escuela Hogar Martínez Montañés. En un principio no quería venir aquí por el hecho de alejarme de mi familia, pero ahora que ha llegado el momento de marcharme no quiero irme. He aprendido tantas cosas aquí… y sobre todo he crecido como persona. Además, el cambio de vivir con mis padres a convivir con los educadores no ha sido nada costoso, ya que se han mostrado como mis segundos padres y se han preocupado por mí en todo momento.

Mundo SAFA

La Escuela Hogar, mi segunda Casa y mi segunda Familia

Estos cuatro años han sido increíbles, para mí, la escuela hogar es mi segunda casa. Estoy acostumbrada a estudiar aquí, en mi silla, mi escritorio… los cuales voy a echar mucho de menos, así como a la gente que me ha rodeado y que gracias a la Escuela Hogar he tenido la oportunidad de conocer. Por otro lado, he aprendido a convivir con cualquier persona, respetarla y aceptar sus decisiones. Mi llegada a la Escuela Hogar fue complicada, no comía nada de verduras y ahora he de decir que me gusta casi toda; además en un principio no tenía tanto contacto y confianza con los educadores, pero poco a poco ellos han conseguido que deposite mi confianza en ellos, me han mostrado que no solo son educadores, para mí también son familia. No he de olvidar a las cocineras las cuales son adorables, sinceramente agradezco a mis padres por haber tomado la decisión de haberme traído aquí, no me arrepiento de nada y cierro esta etapa encantada de haber podido vivir y formar durante cuatro años en esta gran casa que formamos la Escuela Hogar. Ana Muñoz Barbero, 2º Bachillerato Ciencias

67


SAFA. Alcalá la Real

Mi experiencia en la FPB de Servicios Administrativos

Mi experiencia en la Formación Profesional Básica de Servicios Administrativos ha sido muy satisfactoria. En esta nueva etapa entré con un poco de miedo, por el cambio de la ESO a una FPB, por la incertidumbre de cómo sería todo y de cómo me adaptaría yo, por los nuevos compañeros… Al comenzar dicha etapa los profesores nos echaron una mano en todo, pues comprendían que por unos motivos u otros nos habíamos metido en la FPB porque o no nos gustaba estudiar o nos resultó complicada la etapa de Secundaria. En ella aprendes diversas cosas como un poco de informática, cómo tratar a un cliente, técnicas para hacerlo, mecanografía o incluso lengua, matemáticas e inglés. Estos dos años han sido muy diferentes, sobre todo el segundo, pues en el último trimestre de este se hacen las prácticas (Formación en Centros de Trabajo), y en mi caso, es donde estoy poniendo en práctica todo aquello que nos han enseñado. También quería decir que el haber realizado una FPB no significa tener menos capacidades que aquellos que realizan la ESO. Por ello, animo a las personas y a aquellos alumnos a los que no les vaya bien en esa etapa a que estudien esta FPB. Es una buena salida y te da la oportunidad de terminar con las primeras nociones para después seguir formándote y conseguir trabajo en cualquier sitio, ya que en casi todas las empresas hay algún administrativo. Sin más dilación, les doy las gracias a todos aquellos que me han ayudado, tanto profesores como educadores de la residencia, pues de estos dos años me llevo unos recuerdos muy bonitos y una experiencia que tampoco olvidaré, además de haber conocido a compañeros con los que he entablado muy buena relación. Muchas gracias. María García Méndez, 2º FPB Servicios Administrativos

68


Durante la semana del 25 al 30 de marzo, el alumno de nuestro centro Rogelio Rosa González estuvo participando en las Spain Skills 2019 en Madrid. Conocidas como las olimpiadas nacionales de la Formación Profesional, ha podido participar en estas jornadas como ganador a nivel andaluz de Andalucía Skills 2018, en la especialidad de Tecnología del Automóvil.

Mundo SAFA

Safa alcalá la real participó en Spain Skills

El alumno compitió contra los representantes de las otras comunidades en sus respectivas especialidades. Cabe destacar que Rogelio estuvo siempre muy cerca de las medallas durante toda la competición. Enhorabuena a Rogelio y a su tutor D. José Martínez Ortega por su esfuerzo y buen papel en el campeonato.

69


SAFA. Alcalá la Real

Agradecimiento a empresas En nombre de las Escuelas Profesionales de la Sagrada Familia queremos agradecer a todas las empresas alcalaínas y de la comarca su colaboración, siempre desinteresada, para que nuestro alumnado de Formación Profesional (un total de 117 alumnos) haya podido completar su formación a través tanto de la Formación en Centros de Trabajo como la Formación Profesional Dual en las mismas. Hacer mención especial a aquellas empresas que colaboran en los proyectos de formación profesional dual de los ciclos formativos de Instalaciones Eléctricas y Automáticas y Administración y Finanzas. Estas son: • Andalucía Emprende Fundación Pública Andaluza • Asesoría Vico • Ayuntamiento de Alcalá la Real • Bandesur Alcalá S.A • Barrio Delgado, Miguel Ignacio • Caiba S.A • Collado Montenegro, Francisco José • Cotexa Alcalaína S.A • Diseños y aplicación del No-Tejido • Gestoría Cano • Instalaciones Eléctricas Idelfonso Rosales • Instalaciones Eléctricas Trujillo y Funes • López y Aguilera Asesores, S.L • Montajes Eléctricos Contreras • Ruano Cano S.L Profesional • Técnicos de Asesoría y Gestión S.L • Toro Ibáñez, Enrique • Villar Arquillo, Mª Dolores

70


Desde comienzos del curso pasado en la etapa de infantil, comenzamos a trabajar con la nueva metodología de “PHONICS” a través de la cual aprenden a relacionar sonido con la grafía, consolidando de esta manera el aprendizaje de la fonética inglesa y facilitando la lectoescritura en inglés.

Mundo SAFA

Metodologia “PHONICS” en infantil

Los niños identifican cada letra por su sonido y no por su nombre. Esto incluye los casos en los que la unión de dos letras hacen un sonido como oo, th, ai, etc. Cuando esta primera fase se consolida en los niños y niñas, damos paso a lo que las especialistas denominamos “blending”, que es cuando Los niños aprenden a combinar sonidos para formar palabras, esto se traslada a la escritura y lectura. A continuación mostramos algunos ejemplos gráficos

71


SAFA. Alcalá la Real

Educación infantil ¡¡Hola a todos!! Los más pequeñitos del cole hemos cambiado nuestra metodología de trabajo. Desde hace un tiempo, nuestras clases y nuestras horas en las clases son totalmente diferentes… ¡¡Y muchísimo más divertidas!! Hemos empezado a trabajar por “proyectos de trabajo”. ¿Qué significa esto? Pues muy fácil, que nosotros somos los principales protagonistas de nuestro aprendizaje. Antes de comenzar, llevamos a cabo una asamblea en la que cada uno decimos y argumentamos qué tema nos gustaría trabajar. Nuestros gustos son tan diferentes que proponemos temas tan diversos como las arañas, el flamenco, la Semana Santa o la magia. Acto seguido, realizamos una votación para elegir el tema entre todos. Así, unas clases hemos aprendido cosas sobre veterinarios, Harry Potter, los planetas, la Guardia Civil… Todo ello, sin dejar de trabajar lo que, por nuestra edad, nos corresponde. Estamos encantados, vamos contentísimos a clase y estamos aprendiendo cosas muy interesantes. Por ejemplo, ya sabemos cuántos planetas tiene nuestro Sistema Solar y cuáles

72


Mundo SAFA

Educación infantil

son, podríamos realizar una RCP si alguien lo necesita, conocemos a la perfección cómo era la vida pirata mientras surcaban los mares, podemos coger el teléfono y llamar a la Guardia Civil si tuviésemos una emergencia sin ayuda de un adulto, sabemos cuáles son los equipos de Liga de fútbol española y los podemos situar en un mapa, no tendríamos problema para elaborar unas ricas galletas ni para realizar cualquier hechizo que se enseñe en Hogwarts, etc. etc. etc. Además, somos nosotros los que elegimos cómo queremos aprender y los que nos ocupamos de investigar, experimentar, encontrar la información necesaria con ayuda de nuestras familias, contrastar esa información con mis compañeros y compañeras... En definitiva, somos nosotros mismos con ayuda de nuestras seños y profe los que forjamos nuestro aprendizaje. Ya no aprendemos por aprender, todo es útil, todo es funcional y todo lo aprendemos para algo. En nuestras clases ya no hay mesas y los libros de trabajo ya no existen. Ahora trabajamos por “rincones”: tenemos rincones como la biblioteca, las construcciones, el juego simbólico, los puzzles, la lectoescritura, las matemáticas, el rincón artístico, el científico, el de nuevas tecnologías… Hemos madurado tanto que somos capaces de gestionar nuestro tiempo para, a lo largo del día, pasar por todos los rincones haciendo en cada uno lo que debemos hacer. Las mañanas se nos pasan rapidísimo porque aprender jugando mola un montón, ¡¡es súper divertido!! Cuando decidimos que ha llegado el momento de acabar con el proyecto, elaboramos un producto final también elegido por nosotros que puede ser un dossier, un vídeo, una maqueta, un mural… Y en ese momento, ¡¡volvemos a empezar!! ¡¡Aprendemos jugando y nos lo pasamos bomba!!

73


SAFA. Alcalá la Real

Impresiones Durante los días 29 al 31 de mayo ha sido nuestro viaje de Estudios a Valencia (Museo de las Ciencias y de las Artes, Oceanográfic, Terra Mítica y Mundomar). Os vamos a contar día a día nuestra gran e inolvidable aventura:

Día 29 de mayo: Estábamos muy nerviosos porque el viaje iba a comenzar en un momento. Algunos habían dormido, otros ni siquiera lo habían hecho. Al llegar la hora subimos al autobús y salimos hacia las 1 de la mañana de la puerta del Colegio. Nos despedimos de nuestra familia con besos y abrazos. Una vez montados todos en el bus, nos fuimos hacia Valencia. El tiempo se nos pasaba muy lento: algunos cantaban, otros reían, jugaban, escuchaban música, intentaban dormir y algunos gritaban. Hacia las 3 de la mañana paramos por primera vez en Almuradiel, aunque no sabíamos dónde estábamos. Todos estábamos con cara de cansados. Algunos aprovecharon la parada para ir al servicio, hacerse fotos o hablar. La siguiente parada fue hacia las 7 de la mañana para desayunar y hacia las 9,30 por fin llegamos a Valencia. En Valencia nos dirigimos al Museo de las Ciencias y de las Artes, entramos, vimos y tocamos lo que quisimos. Había experimentos, investigaciones, juegos, lógica, etc. Nos lo pasamos “superbién”, fue muy divertido. Seguidamente fuimos al Oceanográfic, allí comimos: algunos macarrones y otros, pollo con patatas. Todo estaba muy rico. A continuación, fuimos viendo el espectáculo de delfines y visitamos y vimos todos los animales que había. Era chulísimo. Íbamos en grupo y cada poco tiempo nos juntábamos todos en el sitio acordado con los maestros. Hacia las 6,30 de la tarde nos montamos en el autobús rumbo al hotel. Llegamos

74


Mundo SAFA

Impresiones

sobre las 8 y como ya sabíamos las habitaciones desde Alcalá la Real, los maestros nos dieron las tarjetas de cada habitación. Subimos las maletas y nos bajamos rápidamente a cenar. Era un salón grande con self-service de calidad (no olvidéis que era un hotel de 4 estrellas llamado CAP Negret en Altea). Todo estaba riquísimo. Después, subimos a las habitaciones, nos duchamos y los maestros nos dejaron tiempo libre para visitar todo el hotel sin molestar a los huéspedes.

Día 30 de mayo: Habíamos descansado durante parte de la noche y cuando los maestros nos llamaron, nos preparamos para desayunar. Una de las cosas que nos llamó más la atención fue los churros con chocolate. Después de un buen rato nos montamos en el autobús rumbo a Terra Mítica. Hacia las 10,15 llegamos y entramos a las 10,45. Estábamos deseando entrar y aprovechar el día. Ese día nos lo pasamos muy bien, para nosotros fue el mejor ya que nos divertimos con los maestros y con nuestros compañeros. Había atracciones muy chulas y divertidas y algunos nos montamos varias veces. A las 2 fuimos a comer y luego seguimos investigando y montándonos en las cosas que nos faltaban de Terra Mítica. No nos creíamos que los profes fueran tan divertidos ya que se montaron con nosotros muchas veces. A las 7 de la tarde cerró el parque y nos fuimos en el autobús al hotel. Cuando llegamos nos duchamos en 30 minutos y bajamos a cenar. Una vez que acabamos nos subimos a las habitaciones para acabar de prepararnos para lo que después íbamos a hacer, pero algunos en vez de eso estuvieron correteando por los pasillos y llamaron la atención los maestros que estaban cenando. Se enfadaron mucho y casi nos dejan sin “discoteca” pero al final les prometimos que

75


Impresiones

SAFA. Alcalรก la Real

76


Día 31 de mayo: Por la mañana recogimos la habitación y algo tristes bajamos a desayunar. Después de desayunar fuimos muy contentos en el bus ya que íbamos a visitar Mundo Mar. Estaba “superchulo” ya que había un montón plantas, de animales y exhibiciones de los mismos. Nos dieron un plano y la hora en la que teníamos que vernos para asistir a esas exhibiciones. Hacia las 2 comimos y después sobre las 3,30 fuimos hacia el autobús. Antes de montarnos en el autobús nos contaron los profes y nos dijeron que haríamos dos paradas antes de llegar a Alcalá la Real. La primera la hicimos para comprar algo y hacer pipi. Después en el autobús los maestros nos preguntaron el bocadillo que queríamos tomaren la siguiente parada para que ellos los encargaran por teléfono. Había de: jamón, queso, lomo, atún tortilla de patatas… y el refresco que quisiéramos. Paramos la segunda vez cerca de Baza. Allí nos dieron los bocadillos y la bebida. Una vez que nos tomamos la merienda nos subimos al autobús y rumbo a Alcalá.

Mundo SAFA

Impresiones

nos íbamos a portar bien y nos fuimos a la discoteca del hotel. Allí D. Rafael puso música y había coca cola, fanta de limón, de naranja y agua, para beber lo que quisiéramos. La fiesta acabó sobre las 12 y media de la noche. Estábamos ya cansados y nos fuimos a las habitaciones.

Durante el camino la mayoría nos dormimos ya que veníamos cansados. Otros vieron una película. Cuando llegamos a la puerta del colegio sobre las 9 y media de la noche nos pusimos muy felices de ver a nuestros padres y tristes por dejar aquellos recuerdos tan bonitos. Nos bajamos del autobús y la gente empezó a irse contándole todo sin dejarse nada. Nuestro viaje de estudios ha sido estupendo y lo recordaremos como lo más bonito que nos ha pasado. Según nos han comunicado los maestros desde el Hotel CAP Negret de Altea nos ha felicitado por nuestro comportamiento la directora del mismo animando a que nuestro Colegio siga allí alojándose como único colegio aceptado, ya que desde que se convirtió en un hotel de 4 estrellas dejaron de alojar a centros educativos. ¡Os dejamos unas fotos! Clara Vega Elvira, Marina Navarro Castillo Desirée Serrano Rueda

77


Gente SAFA

Comenzando en SAFA: nuestros nuevos maestros y profes Los comienzos en un trabajo tan bonito como es la enseñanza siempre están cargados de ilusiones y de muchas ganas. Aquí os dejamos con las biografías de los nuevos maestros, profesores y educadores que se han incorporado a nuestra gran familia SAFA de Alcalá la Real. Esperamos que disfrutéis conociéndolos un poquito más. Álvaro Clavijo Rodríguez Hola a todos los lectores. Me llamo Álvaro Clavijo Rodríguez y soy educador de la Escuela Hogar “Martínez Montañés”, tengo 24 años y provengo de un pequeño municipio al noreste de Jaén llamado Castellar, pueblo bien conocido por su marisco y encierros tradicionales. En cuanto a mí, si hay algo que me caracteriza es mi afición por el deporte, las nuevas tecnologías y todo lo relacionado con proponerse nuevos retos. Desde los 18 años he pasado a formar parte de la familia SAFA, preparándome para ser maestro en el centro de profesorado de Úbeda. Posteriormente complementé mis estudios en la Universidad de Jaén, extendiendo mi ámbito académico a niveles superiores como ESO y Bachillerato. Siendo adolescente no tenía clara cuál sería mi profesión en un futuro; años más tarde me alegro de haber acertado con mi decisión y haberme configurado principalmente como una persona a la que le gusta prestar sus servicios y echar una mano siempre que se pueda. Mi paso por la institución ha sido muy completo y polivalente. Desde los primeros días de formación allá por el 2012 hasta el día de hoy he conocido personas muy especiales, compañeros y profesionales de la educación, he vivido momentos únicos y he recibido grandes lecciones de aprendizaje que espero no olvidar. En consonancia, este último año en SAFA Alcalá la Real ha sido realmente productivo, no sólo por la experiencia laboral recibida, sino también por el ambiente de compañerismo que se respira y que de corazón es de agradecer. Es cierto que ha habido momentos más complicados y otros mucho más reconfortantes, no

79


Para mí ha sido todo un honor haber formado parte, este curso académico 2018-2019, del personal de este maravilloso centro. Es muy satisfactorio llegar a final de curso y al echar la vista atrás ver las huellas de una tarea bien realizada y reconocida por los alumnos, familias y compañeros con los que trabajamos día a día. Juana Gómez Criado Muy buenas a todos y a todas. Soy Juana Gómez Criado, nacida el 2 de Junio de 1989 en una pequeña localidad de la provincia de Jaén, llamada Arjona, donde ha transcurrido mi vida. Arjona, es un bonito pueblo con mucho encanto y os invito a todos/as a que vengáis a visitarlo. Soy una persona muy familiar y reconozco que al principio pasar tanto tiempo fuera de casa fue difícil, pero a día de hoy, estoy muy contenta de poder formar parte de ésta gran familia de profesionales, así como de todos los niños y niñas con los que he convivido durante estos casi diez meses. Estudié en el colegio público de mi localidad, a continuación me formé como técnico superior en integración social, siguiendo posteriormente con el grado en trabajo social en la Universidad de Jaén. Siempre tuve claro que quería enfocar mi vida laboral a ayudar a los demás, ya que durante mi adolescencia hasta la actualidad, colaboro en diferentes asociaciones las cuales buscan el cambio, la integración y el bienestar social. Mi principal afición es la lectura y siempre intento buscar un hueco para poder leer, aunque he de decir que también me gusta ir al cine y sobre todo disfrutar de mi familia y amigos. Mari Carmen Peñalver Mesa Soy Mari Carmen Peñalver Mesa, profesora de FPB de Servicios Administrativos y de 4º de ESO, donde imparto materias relacionadas con la Economía y la Empresa. Vivo en Alcalá la Real, donde también nací. Estudié el Grado en Economía en la Universidad de Granada y posteriormente realicé el Máster de Profesorado, siguiendo el camino hacia la meta que desde pequeña tuve claro que quería conseguir. Mi pasión

80

Nuestros “nuevos” maestros y profesores

SAFA. Alcalá la Real

obstante, ambos se han afrontado en equipo y la recompensa recibida tras su superación es compartida.


Gente SAFA

Nuestros “nuevos” maestros y profesores

por la docencia apareció muy temprano, cuando apenas comencé a leer y a escribir, ya empapelaba el armario de mi habitación con varias cartulinas verdes y me compraba cajas de tizas de colores y borradores, sentando a todos los muñecos frente a la “pizarra” en distintas filas con sus respectivos cuadernos. Así pasé horas y horas de mi infancia, enseñando a aquellos muñecos mis lecciones y soñando que algún día fuesen alumnos y alumnas de verdad. Años más tarde de esfuerzo y sacrificio el sueño se hizo realidad, y hoy, al fin puedo decir que mi trabajo es enseñar. Entre mis hobbies destaco hacer deporte, escuchar música, leer… pero, sobre todo, ¡viajar! A pesar de haber tenido siempre clara mi vocación, constantemente me ha conmovido enfrentarme a distintos tipos de experiencias que me ayudasen a formarme y que me llevasen a conocer otras culturas y rincones del mundo. De ahí, destacar dos grandes vivencias en el extranjero: un año de Erasmus en Noruega, que me hizo crecer personalmente, y seis meses de prácticas de empresa en Alemania, que me hicieron crecer profesionalmente. Tras varios aviones de ida y vuelta, llegó la hora de demostrar lo aprendido, y qué mejor que haciendo lo que más me gusta en las aulas de un colegio del pueblo que me vio crecer. A los que me dieron esta oportunidad, a los que confiaron en mí, a los que me han enseñado a enseñar, a los que me han ayudado y apoyado en cada paso, a todos los que han formado parte del año más enriquecedor de mi vida: familia, amig@s, compañer@s, alumn@s... ¡este agradecimiento es para vosotr@s! Sigamos aprendiendo, sigamos enseñando, sigamos disfrutando… sigamos viajando por los caminos que nos llevan a cumplir nuestros sueños sin límites y que nos hacen ser lo que hoy somos. María Jiménez Yo, que no soy de escribir sobre mí, aquí me dispongo a presentarme… La nueva profesora de francés de E.S.O y Bachiller, vengo de un pueblo de Jaén, Peal de Becerro y me llamo María Jiménez Gómez, sí, el nombrecito da mucho juego “como la cantante” y si bien es cierto, algo de artista tengo ya que desde pequeña he tocado casi todos los palos. Empecé con 3 años subiéndome a un escenario, cogiendo el micro y diciendo: “me llamo María Jiménez, tengo 3 años y quiero ser cantante porque me gusta Ricky

81


Ser maestra siempre había estado entre mis preferencias ya que hubo una seño en primaria que me marcó y siempre quise ser como ella, ¡cómo disfrutaba sus clases! La etapa del instituto la recuerdo con mucho cariño porque fueron unos años increíbles, pero claro, llegó bachiller y había que empezar a decidir el rumbo… Matemática tenía clarísimo que no iba a ser, mi primer examen suspenso fue de mates, así que me decidí por letras, y puras, y os preguntaréis, ¿por qué francés? En la lista de personas que admiro, el primero es mi abuelo, ese hombre trabajador que se ha recorrido miles de lugares buscándose la vida y que se pasó gran tiempo en Francia, aquel que siempre me ha estado contando sus historias sobre los pueblos y ciudades francesas en las que ha trabajado y que me decía desde pequeña palabras en francés que aprendió allí. Y creo que todas esas batallitas que me contaba y el nombre de todos esos lugares que soñaba con visitar algún día, fueron los que me dieron el empujón a mi gusto por el francés ya que desde que entré en el instituto era mi asignatura preferida. Así pues me aventuré en estudiar Grado en Estudios Franceses en Granada obviando todo tipo de comentarios como: “¿Eso para qué sirve?”, “No vas a tener trabajo nunca” “El francés no se estudia”… Viviendo un año en Aix-en-Provence (Marsella), realizando el máster de profesorado en Jaén, tras unos cuantos años de estudio y a mis 24 años, recibí esa llamada, como dice el lema de este año “Es para ti” que todos en algún momento de nuestra vida tenemos que atender y que me dio la oportunidad de escuchar cada mañana y con mucho orgullo: “seño, profe, maestra, professeure…” C’est la vie! La que cambia de un día para otro y la que me permite aprender día a día con y de mis alumnos en esta profesión tan bonita en la que un día decidí adentrarme. Creo en el destino, en que todo pasa por alguna razón y que todos estamos en un sitio concreto por algo, cada día estoy más segura de que el sitio de Profesora en mi vida me gusta más y más. Y como bien dice Édith Piaf «Non, je ne regrette rien».

82

Nuestros “nuevos” maestros y profesores

SAFA. Alcalá la Real

Martin”. A los 4, me decidí a probar el baile el cual terminó su recorrido a los 17 cuando 2º de bachiller ocupaba mi tiempo libre. También estuve 5 años por el escenario de mi pueblo haciendo teatro, otros 4 años fueron dedicados al tenis, pero con algo que disfrutaba mucho en el cole era, en el poco tiempo del recreo, irme a ayudar a las seños de infantil con los peques. Me encanta viajar, la playa, leer, sonreír, bailar, cantar y ver la luna y las estrellas por la noche.


¡Saludos a todos! Mi nombre es Raquel Zurita, soy profesora de algunas asignaturas de ciclos formativos de 1º y 2º FPBásica de Servicios Administrativos y varias asignaturas de 1º y 2º de Bachillerato de Humanidades y Ciencias Sociales. Nací en Julio de 1983, en Lucena (Córdoba), aunque actualmente vivo en Priego de Córdoba desde hace 8 años. Cursé mis estudios de primaria, bachiller y COU en mi pueblo natal, sin embargo, mi carrera de Licenciatura de Economía la emprendí en Granada, encantadora ciudad.

Gente SAFA

Nuestros “nuevos” maestros y profesores

Raquel Zurita Buendía

En un primer momento tenía en mente trabajar en Banca o en una empresa como contable, tras varias experiencias, estas funciones no me llenaban totalmente. Un día recibí una llamada de teléfono para sustituir a una profesora de Economía en una academia de Almedinilla, pueblo cercano donde vivía. Esta experiencia dejó huella en mí para siempre, ya qué descubrí que la enseñanza me apasionaba. Así que decidí cursar el Máster de Profesorado en Granada y tras éste he ejercido como profesora hasta hoy. En Marzo del presente año, me llamaron para formar parte de la familia SAFA y no lo dudé en ningún momento, ya que me siento identificada con los valores que transmite la institución y los compañeros. Gracias a todos por sentirme como en casa. Para que me conozcáis un poco más os hablaré de mis principales aficiones que son leer y practicar deporte, concretamente el Spinning. Además me encanta viajar, cada vez que puedo lo hago, ya que entre los beneficios que aporta para mí, destacaría una visión más positiva de la vida, conocimiento de culturas diferentes e idiomas, etc. También me gusta la música y especialmente escucho Queen, Bon Jovi y Rolling Stones. Por otro lado destacar que paso todo el tiempo que puedo con mi familia y amigos, pilares básicos en mi vida. Por último quiero compartir esta frase con ustedes: “Uno recuerda con aprecio a sus maestros brillantes, pero con gratitud a aquellos que tocaron nuestros sentimientos”.

83


SAFA. Alcalá la Real

Reflexión El alumnado de 4º B junto a sus maestros Andrés Padilla y Mariana López, han trabajado una técnica para mejorar el autoconcepto y autoestima del alumnado. Esta técnica ha estado basada en la observación personal de cada uno frente a un espejo. La dinámica se ha utilizado para analizar mediante preguntas, cómo se ve así mismo el alumno que lo hace. Ha sido una manera de indagar de forma más profunda tanto en los pensamientos, como en los sentimientos de cada niño a la misma vez ,que todo el grupo ha podido conocer mejor al resto. Por turnos, cada alumno se ha colocado de pie frente al espejo, mirándolo fijamente, sin apartar la mirada del mismo, mientras que los demás alumnos han estado sentados en el suelo a su alrededor. El turno de preguntas lo empezaron los maestros que han sido los que han guiado la actividad. Algunas preguntas fueron: -¿ Qué ves cuando te miras al espejo? -¿ Piensas que tienes cosas buenas que aportar a los demás? -¿ Qué cambiarías de tu apariencia? Se han evitado hacer preguntas indiscretas o que hayan podido poner nervioso al alumnado. Al término del turno de los maestros, los niños hicieron una ronda de preguntas entre ellos. Una vez terminada la dinámica por parte de cada participante, éste fue aplaudido. Os dejamos algunas opiniones de los alumnos en relación a cómo se han sentido ante la realización de la dinámica. - Ha sido emocionante. Me ha gustado una montón lo que ha dicho Javier. Para mí ha sido el mejor. Ha estado nervioso pero bueno, es normal ya que le han hecho preguntas que le ha costado responder. - A mi me ha gustado el juego y me he sentido bien. Me parece una buena actividad para principios de curso. - Me ha gustado porque lo hemos hecho todos juntos y nos ha ayudado a conocernos más y a reflexionar.

84


- Me ha parecido bien y a la vez un poco mal porque algunas preguntas eran de cosas íntimas que yo no quería contestar. Menos mal que no me insistieron ja, ja. Me parece una actividad útil porque cuentas cosas que no saben los demás y así nos podemos conocer más entre nosotros.

Es para ti

Reflexión

- Ha sido genial porque luego cuando te pase algo, pues ya sabes como actuar. Resumiendo..una pasada

- Me parece una buena actividad porque expresas lo que sientes sin miedo como yo. - He sentido mucha alegría al realizar la actividad. - Yo me he sentido muy cómoda porque soltar todo lo que tienes dentro te hace sentir bien. A mi me ha parecido una actividad ideal para hacerla a principios de curso para conocernos mejor. - A mi me ha encantado. Mis compañeros lo han hecho muy bien y yo me lo he pasado genial. Lo importante es que somos amigos. - Me he sentido un poco incómodo aunque me ha gustado. Me parece una actividad útil . Esta pregunta la hice yo: -¿ Qué cosas te gustaría hacer mejor? - Me ha parecido una actividad interesante para conocernos más. Pienso que una persona tímida, se puede poner nerviosa al hacer esta dinámica. - Ha sido muy difícil y he estado muy nervioso al ser sincero. Me gustó la norma de no reírse de los demás. No se preguntaron cosas personales ni secretas.

85


SAFA. Alcalรก la Real

86


87

Es para ti


90


91


SAFA. Alcalรก la Real

92


93


94


95


SAFA. Alcalá la Real

Adivinanzas, rimas y juegos Hola. Somos los niños y niñas de 2º B y queremos enviaros, junto con nuestra foto, algunos trabajos, para que os sirvan de pasatiempos y entretenimiento. Esperamos que os gusten. Deseamos que paséis unas Felices Vacaciones junto con vuestra familia y amigos.

Adivinanzas. Tengo un tabique en el medio y dos ventanas a los lados, por las que entra el aire puro y sale él ya respirado. (La n_ _ _ _). En verdes ramas nací, en molino me estrujaron, en un pozo me metí, y del pozo me sacaron a la cocina a freír. (El a _ _ _ _ ). ¿Qué es algo y nada a la vez? Si cambias V por P, ya lo ves. (S: el p _ _) Una señorita muy señoreada, siempre va en coche y siempre va mojada. (S: la l _ _ _ _ _) Somos hermanos gemelos, nos movemos a la vez. Si él se hincha, yo lo sigo, si se deshincha, yo también. (Los p _ _ _ _ _ _ _).

Poesías-Rimas. Arlequín. En la percha está colgado el vestido de Arlequín, que es, a cuadros, colorado, verde, azul, blanco y carmín. ¿Y Arlequín…? ¡Se ha evaporado! (Manuel Machado). Dos gemelos en mi brazo que se mueven al compás. Si uno se estira el otro se encoge para los objetos agarrar. (O. Hidalgo).

96


Pasatiempos

Adivinanzas, rimas y juegos

Todas las mañanas tengo que desayunar, un rico zumo de frutas y una tostada de pan. (O. Hidalgo) Aquel pajarito madre que canta en la verde oliva dígale usted que se calle que su cantar me lastima.

Trabalenguas. Cuando cuentes cuentos, cuenta cuántos cuentos cuentas, porque si no cuentas cuántos cuentos cuentas, nunca sabrás cuántos cuentos cuentas tú. En la población de Puebla, /pueblo muy poblado, / hay una plaza pública/poblada de poblanos.

Refranes. Treinta días tiene noviembre, con abril, junio y septiembre. Veintiocho, solo hay uno y, los demás, treinta y uno. —“A caballo regalado, no le mires el diente” —“Perro ladrador, poco mordedor” —“Más vale pájaro en mano que ciento volando”.

Juego. “Toros y vacas”. Un alumno/a escribe un número de tres cifras, sin repetir ninguna. Lo mantiene escondido al resto del grupo. Comienza el juego cuando uno de los alumnos/as dice el 1º número de tres cifras. Si coincide con alguna de las cifras del número escondido, se procede a anotar a su lado: -1 Vaca, si la cifra está en el número pero no en su posición.

97


Problemas. Para ver los fuegos artificiales, se juntaron 46 niños disfrazados de piratas y 29 disfrazados de vaqueros. ¿Cuántos niños había viendo los fuegos artificiales? En la feria del pueblo se han vendido 94 entradas el sábado, y 62, el domingo. ¿Cuántas entradas se vendieron más el sábado que el domingo? El cuento que he elegido tiene 31 páginas y ya he leído 15. ¿Cuántas me faltan por leer? Son las 7 y cuarto, ¿qué hora será dentro de un cuarto de hora? Son las 8 menos cuarto, ¿qué hora será dentro de un cuarto de hora? Son las 3 y media, ¿qué hora será dentro de media hora? Son las seis en punto, ¿qué hora será dentro de dos cuartos de hora? ¿Cuántas/os quedan…? … en una caja de manzanas donde habían 236 si hemos vendido 169 manzanas? … en el patio si había 340 alumnos y se han metido los 178 de primaria? … en mi hucha si tenía 215 céntimos y me he gastado 67 céntimos? Responder: ¿Cuántos medios kilos hay en 3 kilos? ¿Cuántos cuartos de kilo hay en 2 kilos? Si tengo 12 cuartos de kilo tengo-------------medios kilos. Si tengo 8 medios kilos tengo--------------kilos.

98

Adivinanzas, rimas y juegos

SAFA. Alcalá la Real

-1 Toro, si la cifra está en el número y además, en su posición correcta. Los alumnos van diciendo, por orden, números de tres cifras hasta que consiguen dar con el número escondido.


Galería de Imágenes

Galería de Imágenes

99


Galería de imágenes

SAFA. Alcalá la Real

100


101

Galería de Imágenes

Galería de imágenes


Galería de imágenes

SAFA. Alcalá la Real

102


103

Galería de Imágenes

Galería de imágenes


Galería de imágenes

SAFA. Alcalá la Real

104


105

Galería de Imágenes

Galería de imágenes


Galería de imágenes

SAFA. Alcalá la Real

106


107

Galería de Imágenes

Galería de imágenes


Galería de imágenes

SAFA. Alcalá la Real

108


109

Galería de Imágenes

Galería de imágenes


Galería de imágenes

SAFA. Alcalá la Real


Profile for SAFA Alcalá la Real

EL PUPITRE 2019  

Advertisement