Issuu on Google+

agosto 2011

Nº2

Poetas Entre Madrid y Extremadura

Víctor M. Jiménez JR Crespo Eloise Liyu Marisa de la Peña César Rina Laura Gómez Poeta invitada Carmen Camacho


Revista poética. poética. Ga GGatos atos y Mangurrias. Mangurrias. Agost AAgosto gostoo 2011 Textos: © Autores Autor Aut ores es Textos: Coor oordinación: dinación: Ricardo Ricicar ardo do Bórnez Bórnezz y Santiago Bórne Santiago San tiago Tobar. Tobar obar.. Coordinación: Diseño y maquetación: www.rumorvisual.com ww w ww.r.rumor umorvisual visual.c.com om Diseño Fot otografías: ografías: Hermanos Hermanos TTobar obar Fotografías:


EDITORIAL

GATOS Y MANGURRIAS nace en una noche de vapores poéticos en Punta Umbría, a resultas del encuentro fortuito, propiciado por la intensa lluvia de los componentes de Rumorvisual de Cáceres y algunos de Cultura Indigente de Madrid. Explicar qué quiere ser GATOS Y MANGURRIAS es fácil y difícil. Digamos que pretende ser ese cascarón que guarda la bellota que alimentará a un futuro pata negra, con gatos alrededor que la defenderán panza arriba en este mundillo cibernético. También pretendemos hacernos un hueco con una propuesta sencilla y atractiva donde publicar junto a invitados ya reconocidos, esos futuros pata negra que viven por debajo de su validez, calidad y buen hacer. Popularizar a los que están arriba e intentar subir a los indigentes de la cultura que desean ser escuchados y que muchas veces acaban perdidos en los helicones del trastero llenos de polvo. Nacemos con una impronta, hacer cultura de base huyendo de los falsos elitismos; cultura para el panadero, el camarero, o para el catedrático o el ingeniero, con una duración que vendrá marcada por vosotros, porque aquí lo auténticamente importante es vuestra participación. Ricardo Bórnez, poeta.

Víctor M. Jiménez JR Crespo Eloise Liyu Marisa de la Peña César Rina Laura Gómez Carmen Camacho


Víctor Manuel Jiménez Andrada nació en Cáceres, en 1971. Ha publicado poemas y relatos cortos en las revistas En Sentido Figurado, Alcántara y Ars et Sapientia. Ha participado en las antologías de 2009 y 2010 de AUPEX y en las antologías Más cuentos para sonreír y Versos encendidos de la Editorial Hipálage (Sevilla). Ha publicado con Rumorvisual en los libros Un rato para un relato y La niña bonita. Colabora con diversos medios digitales y mantiene un blog (www.papirowebxia.com) con textos literarios y de opinión.

Causas y efectos Alicia toma hongos alucinógenos para visitar a la Reina de Corazones. De otra forma no se explica tantas maravillas en un solo país.

Víctor M. Jiménez

La verdad de Pinocho He llenado un saco con las palabras de Pinocho y las he arrojado desde el balcón del palacio. Hartos de discursos llenos de vacíos los ciudadanos festejan las mentiras verdaderas.


Cosas de Oz No hay nada más patético que los labios de Dorothy mendigando subvenciones para el asilo de despojos que recoge por el camino de baldosas amarillas.

Ya le dijo el viejo Mago que él no es una ONG, ni está para milagros. Hoy me ha querido cambiar sus chapines de rubíes por un plato de sopa caliente. Ni agua para la asesina de la Bruja del Este.


Este aprendiz de individuo, pegado a un cigarrillo y a un botijo de Mahou. Este atleta de barra fija que fija sus gafas en los otros que vienen a ser él mismo. Este habitante de garitos oscuros, otrora llenos de humo; presenta unos versos indigentes para la peña de los barrios. Este profesor de futilidades, afín a la filosofía punk, que huye del sol en las madrugadas y que busca la poesía en los muladares. Este miope que tiene que mirar dos veces antes de estar seguro de su propio reflejo; presenta unos versos indigentes para la peña de las periferias. Este tío que siempre añora los lugares donde ha sido o ha estado y, sobre todo un pequeño lugar de la Tierra de Campos; presenta unos versos indigentes para la peña y las peñas de los pueblos cansados de olvido. Este aprendiz de ciencias inexactas que escribe a ritmo de Blues y Rock, entre la ciudad, la periferia y el pueblo; presenta unos versos indigentes para la peña de los barrios, de las periferias, de los pueblos cansados de olvido.

JR Crespo

Sonría, por favor Me gusta tu sonrisa desmesurada que deja ver la calavera que todos ocultamos bajo nuestras máscaras.

Lati2 Alguna vez me ha sorprendido que, durante esa muerte que es el sueño, el reloj no haya dejado de latir.


Tango Tango amigo, amargo trago de soledades y abandonos, de amores agrietados, de noches de humo y purgatorio. Tango amigo, amargo trago de despedidas y botellas vacĂ­as para llamar al olvido que no me tiende la mano. Suena esta noche un tango con tristeza de arrabal, una guitarra sueĂąa con el amor acabado.

Suena un fuelle roĂ­do, arrastro mis botas por el fango llamando a la puerta del olvido por las calles de mi barrio. Tango amigo, amargo trago, placebo contra las penas de quien camina desamado buscando una sombra en las puertas. Tango amigo, trago amargo que se desespera en la garganta, que no olvida a la percanta, que me arrojĂł a este desarraigo.


Eloise liyu nació en Pamplona, y aunque el verde de sus montañas y el olor de sus calles le llama cada día, comprendió que su destino estaba en otra parte. Le gusta escribir, patinar y estar ausente. Trabaja para los demás y con unos amigos, entre cañas con limón bien frías, organiza eventos Entreartes. Usa productos ecológicos y anda hasta Lavapiés. Prefiere los atardeceres de Etiopía y no soporta las etiquetas. Cuando lo necesita, baila al ritmo lento de Frank Sinatra.

Eloise Liyu

Carta recibida en la celda 73 de la cárcel de Suse Me levanto, Me levanto, me visto, preparo un postre para la fiesta de Nasiff, voy a la farmacia, tiendo en la azotea, vuelvo, veo la puesta de sol, hablo con Ama, ceno, ceno, y tú no estás. me acuesto,   y tú no estás. Pd.: ¿Te llegaron los higos?


Give it birth Mira a lo lejos, el amarillo deja paso al naranja, morado... y finalmente desaparece, hasta que dejas de distinguir los lunares de tu piel. Te inventas, te cubres de acuarelas de colores mano derrama, y observas ese precioso desastre que tienes dentro de ti. Y te ves alejarte... porque te da miedo, De cómo el batería se enamoró y no sabes cómo continuar, de la cantante porque una vez te olvidaste de respirar y no dejaste que el mapa de tu vida  ¿Llovía o no? igual. ¿El viento golpeaba las ventanas o el sol azotaba los postigos? Da igual. Él la oyó cantar, Ella le oyó tocar. Lo demás... Tonterías.


Marisa de la Peña nace en Madrid en 1969. Licenciada en Filología Hispánica por la especialidad de literatura en la Universidad Complutense de Madrid, ejerce como profesora de lengua española en el IES María Zambrano y es miembro de diferentes asociaciones que luchan por la recuperación de la dignidad y la memoria histórica de los perseguidos y silenciados durante la dictadura. Colabora en la revista digital Tiempos modernos y es la autora de dos blogs: Enredando palabras y Los papeles de Claudia Entre sus títulos publicados se encuentran: Poemario a dos voces, ed. La factoría de ediciones. Ropa tendida al viento, BUBOK, La memoria herida, BUBOK, Donde nacen las nubes y otros relatos, BUBOK.

Marisa de la Peña

Nos queda la palabra Me queda la palabra… Sin ella no soy nada. ella me reconforta, me hace humana. Y me reduce a escombros no encontrar qué decirle a los que sufren, no saber qué palabra es la correcta para nombrar el mundo, para entender el hambre y la miseria, para arropar a los desheredados, para cambiar las cosas que deben ser cambiadas, sin más contemplaciones ni reservas. me queda la palabra…y es preciso

usarla en los momentos oportunos, no callar, no temer, no coserse los labios con oscuras mordazas de decencia o de miedo. pero es verdad “nos llamarán a todos” (ya lo dijo el poeta) y nada quedará de lo que no hemos dicho, los silencios se irán… Tan sólo la palabra, necesaria, abonará la tierra descontenta, para que crezcan frutos solidarios.


Insomnio A veces nos sorprende la vigilia, cuando ya nadie espera que lo imposible ocurra. Cuando los desahuciados del sueño, los insomnes, se aferran a la noche abrazando sus huecos. Ellos saben que a veces se hace tarde y que, al llegar el alba, nadie espera detrás de una sonrisa. Pero la noche sigue, sin patria y sin alcoba. Y no quedan preguntas inocentes que hacerle a la mañana, cuando asoma desnuda, impúdica, absoluta… y se adueña de todo, indiferente.

Despojos Has cruzado los páramos desiertos de mi cuerpo, pero yo ya no estaba… Sólo estaba mi piel con su memoria blanca, mis desolados huesos, mi tristeza infecunda, mi corazón desnudo. A penas era yo, sólo despojos de la que un día fue la que te amaba.


foto: Martín Revolo César Rina (Cáceres, 1986) es licenciado en Historia y actualmente trabaja en una infinita tesis doctoral sobre el Iberismo, en Pamplona. Ha recibido varios premios de investigación y ha presentado conferencias en una decena de congresos. Sin embargo, necesita expresarse en verso y buscar la belleza de las palabras. Cree en la lentitud de las páginas escritas y en la revolución de los detalles. Colabora asiduamente en prensa, en revistas culturales y literarias y en Canal Extremadura Radio. Su primera publicación poética es La niña Bonita, antología viva de la literatura extremeña, editada por Rumorvisual.

César Rina

El nuevo lenguaje Amor significa sexo, te quiero es un simple saludo y los besos se regalan con desdén. Fácil y rápido. Las letras arrojadas moderan su significado al uso. Añorar es reiterar, abrazar suena a despedida necesaria y relación es sólo una perífrasis coyuntural. El New York Times lo dice, somos más libres para fornicar.

Fuera llueve y no puedo escampar el día, como hizo el Profeta, para tumbarme sobre tu regazo y tu regazo bajo un olivo, y el olivo bajo un aire colmado de soles y el sol bajo un infinito. Infinitas palabras nos unieron y nos perdieron. Ahora sólo tengo el silencio triste de aquel que no ha sabido amarte amado.


Fiebre. Instrucciones de uso Bienvenido a un cerebro imaginado. Aquí se dibujan mariposas que con su vuelo silencian neuronas. Aquí no alcanza la soberanía de las naciones ni los juicios finales. Aquí somos nada o vacío, no hay esperanzas sin dudas, ni versos sin lágrimas. Aquí no se venden principios.   (Se alerta del peligro incipiente de contagio).


Laura Gómez Recas  (Madrid, 1966) es Licenciada en Periodismo por la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid.  Marcada por una formación académica humanista, ha vivido la poesía desde la infancia como un territorio familiar y de franca exploración.  Es en 2009 cuando entra de lleno en las esferas literarias de Madrid y comienza a difundir su poesía.  Ha publicado sus poemas tanto en diversas revistas como en las antologías poéticas Universos diversos, Poesía del siglo XXI  (2009), Aula de Poesía Orillas de Ávila (2010), Silencios encontrados, de la colección Poesía en la distancia (2011) y Anáfora (2011). 

Laura Gómez

Yermo Te recuerdo en llanto y te nombro yermo, espliego derramado en erial de agosto con un futuro yerto para el cambio, sin el cielo que, de lluvia, irriga las laderas de lo inmóvil estéril sinónimo de la muerte. Inerte, recuerdo el juego de mi vida sobre el tablero de tu boca.

Alerta Para mantener la alerta, almidono la sonrisa y a la mueca de mi voz hago sibila y embrujo nocturno y alevoso. Me arrebujo en tu distancia por dormir sobre la acera y mendigar al dios que nunca escucha puntal para mi hogar desvencijado.


De ala terca Perdona por ser ángel de ala terca que sobrevuela la sombra que quedó cuando mis labios devoraron las luces de tu cara. Lamento no abandonarte y abocarme a la inclemencia hollarte huella en mí sin peso y hoguera que ignora que arde.


Alcaudete (Jaén), 1976 / Vivescribe en Sevilla / Es autora de los libros de poesía Minimás (Baile del Sol), que va por su 2ª edición, 777 (Taller del Hechicero), Arrojada (Ed. Cangrejo Pistolero) y Los Poemas del Secano (Palabra Ibérica, en biligüe portugués-español) / Su obra se encuentra en más de una veintena de antologías de poesía y narrativa en España e Hispanoamérica/ Ha obtenido diversos premios de poesía y Poetry Slam / Desarrolla en escena la obra de poesía en acción Venus_Track [palabra en danza & percusión] que aúna textos de su creación; danza contemporánea a cargo de la bailarina Raquel L. Lobato y texturas sonoras de manos de los músicos Javier Prieto y Mariano Clavijo. Forma parte de varios proyectos colaborativos de poesía y arte contemporáneo.

Carmen Camacho

Norma de estilo / II Procuraré no emplear palabras redondas verbigracia belleza libertad tu luz Demasiado grandes / que esperen// Más urgente se me hace decir anoche conté con el cuerpo los trescientos dedos de tu mano.

Norma de estilo / X Dame de beber, amor no es lo mismo que dame de beber amor. La primera quita la sed. La segunda me la da.


Minimás de la lengua suelta Declaro oficial la lengua de la calle. “Freír la cebolla hasta que pierda el orgullo”. (Mi abuela, dictándome una receta de cocina). Poco a poco, aquel hombre-cursiva fue adquiriendo un extraño interlineado sencillo. La tipografía del mordisco. Hacer el amor por su nombre. Busco palabras donde volver a besarte. Prefiero tener un pasado a vivir en subjuntivo. Más que escribir me desmiento. Lo demás son palabras postizas. Lo que viene de Carmen recuperando el texto. Times New Woman. Desnuda soy y desnuda digo.


¿Quieres recibir la revista en tu e-mail? Mándanos un correo a: gatosymangurrias@rumorvisual.com Revista poética de difusión digital. Periocidad bimestral.

Puedes visualizar todos los números en: http://issuu.com/rumorvisual Agradecimientos: A los poetas que han colaborado en éste segundo número y han apostado por la difusión digital. A Ricardo y Santiago por la coordinación tan entusiasta. A Carmen Camacho por su disponibilidad absoluta. A los hermanos Tobar por cedernos el material fotográfico. Y a Rumorvisual por darle forma.


CULTURA INDIGENTE


Nº 2 Gatos y Mangurrias. Agosto.