Issuu on Google+

1


Bienvenidos a Jazz Maestro, una revista digital, en la que mensualmente podréis leer todas las noticias y las impresiones de los conciertos de Virginia Maestro. Además también podréis escuchar nueva música que quizá alguno de vosotros no conozca y como no haremos un repaso a otros grandes de la música que ya no están con nosotros. Además de música os hablaremos de cine y de otras muchas cosas que mes a mes podréis ir descubriendo. Para poder ver todo esto y mucho más, tenéis que suscribiros a la revista, un poquito más abajo se os explica cómo hacerlo. Esperamos de todo corazón que os guste la revista, que disfrutéis de cada página que vayáis a leer. Para este primer número hemos contado con los siguientes foreros de LabuatJazzCafé: Gizmoblue en Te Recomendamos y Conciertos Interesantes Fedenieko en 3,2,1 acción Carolpsyco en Recordando a Eva Cassidy EsLabuat en Noticias en Breve y Próximo Concierto SuperLabuat en Concierto en Barcelona 8 Casaca en Concierto en Fun Club Julien en Reinventando Labuat

Para recibir esta revista en tu e-mail, debes enviar un correo a jazzmaestro@hotmail.es y te enviaremos el enlace para descargar la revista. 2


Virginia Maestro, ofrecerá un concierto en la sala Clamores de Madrid el próximo día 9 de Abril. Seguro que dicha actuación es muy especial, ya que según dicen es el mejor ambiente que te puedes encontrar en todo Madrid. Es el mejor club de jazz de la capital.Se trata de un local que ofrece conciertos de música de todo tipo, tanto para artistas reconocidos como para noveles. De todos modos, lo que suele oírse en la Clamores es sobre todo jazz. Gente de todas las edades junta, pero con un mismo objetivo común: escuchar buena música En definitiva, es un club al más puro estilo Newyorkino de los años 40. Durante ocho años, sus paredes fueron testigos del programa de televisión “Jazz entre amigos”. Esta sala se sitúa en la C/ Alburquerque Nº 14 de Madrid, (metro Bilbao), céntrica y muy próxima a la Zona de Malasaña. Para conseguir las entradas para dicho concierto, puedes enviar un correo a nievesal@eneproducciones.com indicando los siguientes datos: − Concierto en la sala Clamores de Madrid − Nombre y Apellidos − DNI − Número de entrada Y el día del concierto en la taquilla podrás obtener tus entradas. 3


4


Cortometraje Muñecas Desde hace unas semanas sabemos que Virginia va a participar en un cortometraje junto a Victoria Vera y dirigido por Paco Pérez. Hace ya unos días pudimos ver una entrevista en la que la propia Virginia nos desveló más detalles sobre dicho corto. Según nos dijo el director, el corto lo podremos ver dentro de 5 ó 6 meses aproximadamente. Y nos hemos enterado de que Virginia ha compuesto el tema principal de la BSO del corto. Seguiremos pendientes de esta información.

Novedades sobre el 2º CD de Labuat Hace ya unas semanas hicieron una entrevista a Virginia, y en dicha entrevista, pudimos escuchar más novedades sobre el segundo disco. Nos dijo que podría salir aproximadamente en el mes de Septiembre, también comentó que no cambiará el nombre del proyecto aunque 2 de las partes ya no estén.Todas las canciones serán compuestas por ella y habrá canciones en Inglés y en Castellano, ella será la coproductora e Iñaki García el productor. 5


"No quiero perderme ni un solo detalle, de aquel triste día del feliz momento no quiero perderme, ni siquiera un solo detalle, que me aparte no quiero olvidarte, no quiero olvidarte" Virginia Maestro Es la primera vez que escribo una crónica varios días después de realizado el concierto. Creo que lo mejor lo escribo en caliente, con las pulsaciones a mil y entre recuerdos frescos, veremos que sale de todo esto, no prometo nada. No hace falta recordar que Virginia vive en Madrid, es más la sala Barcelona 8, en la calle del mismo nombre en el corazón de la capital de España, no le perjudicaba en ningún tipo de traslado. Sin embargo ella me dijo que hacía 24 horas que había llegado de terminar de grabar el cortometraje de "Muñecas " en Barcelona. La noche del 17 de marzo se festeja hace varios años la fiesta de "San Patricio" y a menos de 50 metros, en la calle Espoz y mina tenemos dos de los pubs más representativos de Irlanda, el O Connells y Dublinners, entonces el paisaje estaba pintado de camisetas y Sombreros verdes, con la publicidad de Guinnes, típica cerveza de ese país. La entrada fue puntual, las reservas no fueron multitudinarias, y Virginia estaba conversadora y cordial, en la previa. Saludó a muchos, hizo algunos comentarios y el escenario pequeñito, anunciaba una sorpresa, Iñaki al piano y ella de voz, sin Fran. Un acústico fresco, íntimo sin adornos, sin mentiras pero a contraluz. Antes de ir a una actuación de Virginia hay que plantearse dos preguntas que considero fundamentales, la primera es ¿Qué pretende decir hoy Labuat en un 6


show? y la segunda ¿Qué pretendo yo recibir en un show de Labuat? La primera es una respuesta que se repite en los últimos tres conciertos, Santaella(dic '09), Costello (feb '10) y Barcelona 8 (marzo '10) en ellos Virginia tiene ya programado las canciones que quiere cantar, pero nadie sabe el orden a seguir, ella misma va improvisando a medida que sucede la noche, para sorprenderse incluso a sí misma. Este 2010 estrenan repertorio, ella no cantará como en el año pasado las 10 canciones del disco, ella retoma dos, tres, a lo sumo cuatro del disco, Soy tu aire, Defíneme sin ti, tal vez como esa noche Ya se Verá, y depende de la noche Carta de otoño. Las versiones que se escucharon nuevas de su grupo favorito los Beatles I'M Sleeping, o una versión preciosa de All Of Me que es una canción popular y un especie de jazz escrito por Geralds Marks y Seymur Simmons en 1931.Otra llamada Put The Blame on Mame, una canción de Allan Roberts / Doris Fisher, estrenada y cantada en la película de Gilda en 1946. Si no la conociéramos creeríamos que ella, Virginia, tiene muchas décadas de vida, pero no supera los 30 años. Tiene gustos musicales antiguos, mezclados con arreglos propios y algo actuales en los dedos de Iñaki que hacen canciones estrenadas hace ¿nada?. Otra joya que canta últimamente es Have I Told Lately that I Love You, (te he dicho últimamente que te amo?) de Rod Stewart que tuvo una frase equivocada pero con brillante intimidad cantada esa noche. Antes de hablar de sus propias canciones, recordar las preguntas del principio, qué quiere Labuat hoy? más o menos ésto en un ambiente íntimo, lleno de matices y versionando una y otra vez cosas distintas pero cantando la misma canción. Por ejemplo ¿cuántos Smile diferentes tenemos de esta mujer? Desde el programa de Tv, dónde lo cantó dos veces, luego empezó a cantarlo a mitad de 2009 y lo ha hecho como un himno casi a cappella, otras lento, otra más rápida, llorando, 7


sonriente... Charles Chaplin autor de la letra debe de reírse con gusto en dónde él se encuentre porque alguien tan particular como ella, ha podido hacer propia una canción tan perfecta de emociones y que describe y describirá su vida. Si notan en los últimos dos conciertos Virginia escucha, pero no ha aceptado peticiones de canciones, las ha rechazado con sumo respeto, eso también es un mensaje, no vengo solamente a tocar lo que quieren oír, también tengo Un Plan, aunque no lo parezca, aunque no se note o intente disimularlo. Entonces, nos hacemos la segunda pregunta, Qué esperamos de Labuat? Y aquí las respuestas son infinitas y porque dependen de la cantidad de personas que quieran tener ideas o pretensiones de lo que queremos que nos dé, no sólo hablo de las canciones que quiere cantar, sino de su actitud, si más reservada e intimista como en las últimas sesiones, o más abierta y dicharachera como en algún Costello, o si acepta peticiones, o sólo las canciones que había pautado, si queremos un guión ya escrito con orden y todo, o en un pequeño caos controlado como me comentaba Iñaki el pianista de lujo que la acompaña, si queremos un show con palmas o sólo con chasquido de dedos y susurros de voz, un show con luces en el escenario como en Bikini y vestido de fiesta, o sin luces y vestida de entrecasa, hay tantas opciones, como personas que la siguen. Pero debemos plantearnos hoy que un acústico de Labuat, será intimista, casi sin presentaciones de las canciones o sólo los títulos, casi el show es un ensayo pagado, como si estuvieran "creando algo nuevo en cada última presentación"

A ella le costará, como en todos sus conciertos ,calentar la voz en su primer o 8


incluso hasta el segundo tema, arranca con Yesterday o Smile como en este último 17 de marzo, y va ganando ritmo, luego suelta los dos o tres del disco y pasará cantar de sus canciones la más nueva Hoy por ti, una delicia en la letra y otra delicia sus frases dichas con delicadeza en la versión de piano, en Te Doy mi Voz se enciende y levanta la mirada ella sonríe y se acuerda que hay gente, los busca, los encuentra, canta la tercera del nuevo disco e inaugura junto a Hoy por Ti, Insomnio Febril, otro tema que merece más instrumentos pero que se avecina como un temazo como el ya famoso New Circus lleno de toques bluseros, el más intimista de sus temas sigue siendo I Call your name que lo frasea como si fuera un tema ya muy viejo de memoria pero con intención. New Circus sigue siendo de las canciones que cierran su espectáculo y puedes hablar, siempre que estés dispuesto a esperar un buen rato con ella de lo que sea. Ella escucha a todos, se deja influir, te escucha, te responde y sólo sonríe si le hace gracia, es tan espontánea, tan fresca y tan genuina que pareciera no ser ella la que estuvo arriba del escenario hace un momento. Después de varios conciertos, no diré cuántos, pero son varios. Diré que mi recomendación es sacarte tus ganas, tus ideas preconcebidas, ella tiene un plan distinto cada noche y cuándo ella deja que entres en su intimidad como la otra noche, es como que te invita a su casa musical interior, te abre la puerta y solo un tonto puede decirle que no. Entonces como en el living de su casa te regala preciosos paisajes irrepetibles aunque queden grabados en videos que no cansan por youtube ella con el pianista ha pintado un cuadro sublime en otra noche madrileña. Todas sus letras hablan de la noche, el sueño, dormir y lo previo al dormir, incluso tiene un tema como amanecer,(que no lo cantó por cierto) pero de alguna forma es un plan de lo que ella 9


sueña que quiere que pase, en ese plan ella te invita entre sombras a saborear música de otras èpocas mezcladas con las de ahora, en el medio de la noche momento clave, quiere disfrutar contigo, si vas este próximo concierto del 26 de marzo a Sevilla o el 9 de abril a Clamores incluso en Barcelona en Junio, déjate llevar, paga la entrada sin pretensiones, deja que incluída su inseguridad a veces te regale momentos vibrantes, llenos de límites, de matices vocales, de susurros, de suavidades en inglés, de fragilidades en castellano, de autenticidad, de verdades, de unos ojos que cuándo los abre, parece que amanece, que cuando los cierra y canta, parece que duermes en un sueño profundo, casi hipnotizado casi que le firmarías cualquier documento, hasta el testamento de las emociones. Hipoteco cuando puedo mis preferencias y mis ganas y dejo que ella reme, en este río nocturno y que me lleve hasta dónde desemboque en el mar, en un puerto o dónde sea, con ella nunca se sabe es una aventura, constante, aburrido nunca he salido de sus presentaciones, por eso vale cada euro, cada céntimo. Diría que ella es mucho mejor que cualquier disco compacto, porque ella en vivo gana enteros cosa que muchos artistas en estos tiempos de arreglos por ordenador los resta ella los gana, ella los vale, por ella sigo pagando una entrada cada vez que se presenta y puedo verla, Virginia es un tesoro aún por descubrir para muchos, aunque varios ya sepamos de quién estamos hablando.

10


Nacida en Dublín, Imelda May tiene ese raro talento y glamour atemporal que ilumina el escenario . Ya sea su peculiar mezcla de rockabilly, blues y jazz, su extenso repertorio propio, sus actuaciones de inspiración burlesque o su distintiva interpretación, su atractivo es seductor e innegable . Inspirada por los grandes del jazz como Billy Holiday, Dinah Washington y la indiscutible reina del rockabilly, Wanda Jackson, Imelda está forjando un sonido contemporáneo propio. Es la menor de cinco hermanos y su relación con el rock empezó como ella misma dice con una cinta que tenía uno de sus hermanos, fanático de Elvis Presley. Tras una año en la universidad, Imelda decide que prefiere cantar para vivir . En ese momento , su experiencia profesional se limitaba a haber cantado en un anuncio de Findus Fish Fingers ( palitos de pescado ). En 2003, sacó un disco llamado No Turning Back bajo el nombre de Imelda Clabby, su nombre de soltera, ahora reeditado con su nombre actual. En 2006 fue la voz de la Blue Harlmen jazz band´s en el disco Talk To Me . En su último trabajo, Love Tattoo, hay de todo, desde el rockabilly desenfrenado de 'Love tattoo' —que bien hubieran podido firmar los Gun Club o los Cramps— a lacrimógenas baladas de jazz para escuchar en locales con mucho humo y poca luz como 'Knock 123'. Canciones como 'Johnny got a boom boom' bien podrían servirle a Dita Von Teese para realizar uno de sus números de burlesque. De hecho, en 2007 Imelda fue nominada para el premio a la mejor cantante de burlesque y ha grabado canciones para la banda sonora de una película de, cómo no, gánsters. En cambio, 'It's your voodoo working' te llevará al peor tugurio de Nueva Orleans y las trompetas de 'Watcha gonna do' a una carrera contra la ley por la frontera mexicana cruzando pueblos de esos en los que una mirada a destiempo y a la persona equivocada te puede llevar recibir un balazo en plena cabeza. 11


Imelda May quiere ser una pin up de los 50 americana y se viste y peina como tal. Fotografiada en lo que parece un bar de carretera de la Ruta 66 en la portada del disco esperando a su novio mientras escucha a Buddy Holly en la máquina de discos, el grupo que la acompaña también es vintage al uso, con sus guitarras de caja, tupés y cazadoras de cuero. Todo en Imelda May podría pasar por una grabación de los dorados 50 americanos, una copia perfecta y de gran calidad. Pero ella quiere algo más. Su toque personal. Para ello, Imelda da una vuelta de tuerca al concepto y en el disco y en directo actúa acompañada de un bodhran, el pandero irlandés que se utiliza para tocar percusión. ¿Qué tal queda la mezcla? Ahhh amigo, increíblemente bien. Como si el bodhran y el rock 'n' roll estuviesen hechos el uno para el otro de toda la vida.

Pianos salvajes, trompetas desgarradoras, historias de fumadores, chicas que juran no volverse a enamorar aunque una y otra vez caigan en el mismo error, chicos malos y mujeres de rompe y rasga acostumbradas a vestir vertiginosos escotes, faldas muy estrechas y más cortas aún y enormes tacones de aguja que podrían perforarte el estómago de una sola patada si te portas como un niño malo. 'Love tattoo' es como una revista erótica de los 50 hecha música. Como una novela 12


pulp, como la chica tatuada en el brazo de un marinero. 'Love tattoo' es un disco para sacar el peine, colocar una buena cantidad de gomina, moldearte un tupé que desafíe la ley de la gravedad y no parar de bailar en toda la noche. Agarrado, suelto, solo o acompañado. Con cerveza o con whisky. Con coches descapotables o motos de gran cilindrada. Con cadenas o con cuchillo escondido en el bolsillo de la cazadora por si hay pelea. Imelda May es la chica que Gene Vincent, Eddie Cochran, Johnny Kidd y Jerry Lee Lewis hubieran soñado tener encima de un escenario con ellos. Imelda ha compartido el escenario con Alison Moyet, Dionne Warwick, Bryan Ferry, Anastasia, The Supremes, Sister Sledge, Scissor Sisters, Matt Bianco, Elvis Costello, Jools Holland y Elton John. Tambien estuvo durante 4 años en la banda de rhythms and blues de siete piezas de Mike Sanchez. En la entrega de los Grammys 2.010 participó cantando junto al guitarrista Jeff Beck en el tributo dedicado al difunto jazzista Les Paul.

Discografía

No Turning Back (2.003)

No Turning Back ( reeditado)

Talk To Me (2.006)

Love Tatto (2.009)

Los que queráis disfrutar de su directo,podréis verla en el Azkena Rock Festival , dentro de las actuaciones programadas para el día 25 de Junio. Para más 13


información visitar la web del festival: http://www.azkenarockfestival.com/arf/2010/ Para que os hagáis una idea de cómo suena en directo os dejo el enlace de su primer sencillo del disco Love Tatto : “Johnny got a boom boom”

Enlaces de interés: http://www.myspace.com/imeldamay1 http://www.imeldamay.com/ http://www.last.fm/music/Imelda%20May Fuentes: http://www.juvecant.com/?page_id=198da http://www.soitu.es/soitu/2009/01/29/musica/1233242667_159759.html

14


Grupo Gastelo Gastelo Los Secretos Los Secretos Labuat Los Secretos Zahara Melody Gardot Gastelo Los Secretos Zahara Anni B. Sweet Ismael Serrano L.A. Los Secretos Marlango Pedro Guerra Quique González The Sunday Drivers Zahara Alondra Bentley Annie B. Sweet 15

Sala FNAC BILBAO ALAMEDA (Vizcaya) FNAC Parque Principado (Oviedo- Asturias) Centro Cultural Caixanova (Vigo, Pontevedra) Auditorio Gustavo Freire (Lugo) Sala Clamores (Madrid) Auditorio Municipal (Orense) El Dau de Mataró (acústico) Palau de la Música (Barcelona) FNAC Triangle (Barcelona) Palacio de Congresos (Valladolid) (acústico- Ciudad Real) Sala Mondo (Vigo) Teatro Amaya Antzokia (Arrasate-Mondragón) Four Seasons (Castellón) Sala La Fabrica de tornillos

(Miranda de Ebro, Burgos)

Círculo de Arte (Toledo) Teatro Isidoro Máiquez (Granada) Teatro Carrión (Valladolid) Sala Q (Sevilla) (acústico- Albacete) Café Moderno (Pontevedra) Sala Joplin (Segovia)

Fecha 7 abril 8 abril 8 abril 9 abril 9 abril 10 abril 11 abril 14 abril 15 abril 15 abril 15 abril 16 abril 16 abril 16 abril 16 abril 16 abril 16 abril 16 abril 16 abril 16 abril 17 abril 17 abril

Hora 19:00 * 20:00 20:30 21:00 0:00 20:30 22:00 21:00 20:00 20:30 21:30 20:00 20:30 21:00 23:00 21:30 21:00 20:30 20:00 22:00 20:00 22:00


Ismael Serrano Auditorio Kursaal (Donostia/Guipúzcoa) L.A. Sala Stereo (Alicante) Los Secretos Sala Bikini (Barcelona) The Sunday Drivers Aftasi (Badajoz) Mika Palau Sant Jordi (Barcelona) Mika Palacio de Deportes (Madrid) Marlango Gran Teatre del Liceu (Barcelona) Anni B. Sweet Teatro Isidoro Máiquez (Granada) Gastelo FNAC (Murcia) Gastelo Musik (Murcia) Los Secretos Sala Jai Alai (Huesca) Love of Lesbian Sala Oasis (Zaragoza) The Sunday Drivers Sala La Vaca (Ponferrada) Anni B. Sweet Teatro Caja Cantabria Tantin Ismael Serrano Auditorio Víctor Villegas (Murcia) Los Secretos Tótem (Pamplona) The Sunday Drivers Sala Acapulco (Casino - Gijón) Colajet Set Sargent Peppers (Getafe) Los Secretos Teatro Jovellanos (Gijón) Love of Lesbian Mirror (Valencia) She & Him Apolo (Barcelona) She & Him Joy Eslava (Madrid) Ismael Serrano Paraninfo de la Uni Alicante Los Secretos Teatro Caja Cantabria (Santander, Cantabria) Marlango Teatro Carrión (Valladolid) Anni B. Sweet Festival SOS 4.8 (Murcia) Ismael Serrano Auditorium de Palma Los Secretos Círculo de Arte (Toledo) 16

17 17 17 17 18 19 20 21 22 22 22 22 22 23 23 23 23 24 24 24 25 26 28 29 29 30 30 30

abril abril abril abril abril abril abril abril abril abril abril abril abril abril abril abril abril abril abril abril abril abril abril abril abril abril abril abril

20:00 23:00 21:30 20:00 20:00 20:00 21:00 22:00 19:30 0:00 23:30 22:00 20:00 22:00 21:30 22:30 20:00 22:00 21:00 21:00 19:30 19:30 20:30 20:30 20:00 22:00 22:00 22:00


The Sunday Drivers

Festival SOS 4.8 (Murcia)

30 abril

20:00

* Hora sin confirmar

17


18


Somewhere over the Rainbow La voz de un ángel, que te llega al alma, te atraviesa profundamente, te acaricia, te susurra… te llega… no importa qué versión haya cantado… la hace suya, le pone su marca… inconfundible, te hace sentir las canciones que canta hasta lo más hondo, como las sentía ella… Eva María Cassidy nació el 2 de febrero de 1936. Sus primeros coqueteos con la música empezaron desde bien temprano gracias a su padre, quién le enseñó a tocar la guitarra. Formó junto a sus hermanos (Anita, Margret y Dan) un pequeño grupo de música dentro de la familia. Desde pequeña se rodeó de voces como Pete Seeger, Buffy St. Marie, Bod Dylan y Ray Charles. Siendo adolescente ya tocaba para sus amigos y algunas bandas en varios lugares 19


de la zona donde residía. En 1986 Cassidy conoció a Chris Biondo, ingeniero de sonido, que al saber de sus dotes musicales la animó a grabar sus versiones en estudio y se convirtió en su principal valedor. En 1990 Biondo, también bajista, y Cassidy formaron una banda estable junto a otros miembros y actuaron en clubes de Washington DC, adquiriendo cierta popularidad local. Dos años después, Biondo consiguió hacer llegar a Chuck Brown, renombrado músico de la escena funk y soul con base en la ciudad, una grabación de la voz de Eva. Brown se quedó impresionado y la comparó con Ella Fitzgerald (artista admirada por la propia Cassidy junto a Linda Rondstadt). Ese mismo año Chuck Brown y Eva Cassidy grabaron un disco llamado: The other side.

Tuvo gran acogida y pronto empezó a recibir ofertas de grandes discográficas para que empezara su carrera como solista; sin embargo, Eva no quería renunciar a su estilo (jazz y soul) por uno más comercial (pop) por lo que las rechazó todas, y continuó tocando con su banda en locales de la zona durante los años siguientes. En enero de 1996 salió a la venta Live at Blues Alley, un álbum en directo con las mejores canciones que Eva solía interpretar en sus actuaciones, razón por la cuál hoy en día todos la recuerdan. Pues si a Eva Cassidy se le recuerda por 20


algo no es por sus propias canciones sino por las versiones que hizo de grandes canciones, hasta el punto de hacerlas propias.

Pero la vida de Eva fue corta. El 2 de noviembre de 1996 murió por cáncer de piel. Su última actuación tuvo lugar en septiembre frente a un grupo de amigos para quienes interpretó "What a wonderful world", una de sus preferidas. La música la acompañó toda su vida… hoy es ella quien rodea la vida de muchos de nosotros con su música. "If you love music - the kind of music that will enrich your life, then you have to love the music of Eva Cassidy." - Kevin Howlett

Blues In The Night

En 1997 se publicó Eva by heart y Eva fue reconocida por la Asociación de Música de 21


Washington. Pese a la popularidad lograda en la zona de Washington DC, Eva no era prácticamente conocida en el resto del mundo. En 1998 Blix Street recopiló temas de los tres discos publicados por Eva y lanzó el álbum Songbird, que permaneció en un segundo plano hasta que en 2000, Terry Wogan, para la radio de la BBC británica, comenzó a difundirlo en su programa por recomendación de su productor sin conocer apenas nada sobre Cassidy; pronto muchos oyentes pidieron escuchar la voz de Eva. El álbum escaló hasta el número 1 en las listas británicas vendiendo más de un millón de copias, y alcanzó estatus de disco de oro en los Estados Unidos, cosechando gran éxito en muchos otros países. Desde entonces, cuatro recopilatorios más han sido publicados: Time after time (2000), Imagine (2002), American tune (2003) y Wonderful world (2004), todos los cuales han llegado al número 1 en Reino Unido y sumando ventas por encima de los cuatro millones de copias, lo que convierte a Eva Cassidy en una de las artistas que han tenido una carrera póstuma más importante.

22


Honeysuckle Rose Eva Cassidy es una de las artistas preferidas de Virginia Maestro, y se nota porque curiosamente Virginia tiene esa misma capacidad para sentir las canciones y hacer de sus versiones preferidas algo totalmente personalizado y especial, siente la música desde dentro y lo transmite al cien por cien. Tienen referencias similares y estilo similar, aunque el abanico de estilos de Virginia sea más amplio y también su necesidad de componer y contar lo que lleva dentro a través de la música. Supongo muchos de sus seguidores hubieran deseado un camino artístico para Virginia Maestro parecido al de Eva Cassidy, incluso la propia interesada… pero cada uno tiene que trazar su propio camino y no seguir los ya marcados, pues cada persona es única y en el caso de Virginia, no nos cabe la menor duda. Lo importante es que nunca deje de luchar por sus sueños y que haga todo lo que esté en su mano y lo que no… ya se verá. Enlaces de interés: http://www.evacassidy.com/ http://www.myspace.com/evacassidytribute/ http://es.wikipedia.org/wiki/Eva_Cassidy

23


Sinopsis Una relación es como subir a un avión con alguien con quien quieres llegar a alguna parte... lo malo es que cuando subes a un avión... nadie te da un paracaídas... Una azafata se pasa el día de un aeropuerto a otro, grabando con su teléfono móvil mensajes de video para su novio... Un chico que espera la salida de su avión, tiene la misma idea y graba con su móvil videomensajes, en los que revive su relación con la chica que ha decidido ir a buscar... El cortometraje se puede ver en su web oficial: http://www.dreamteamconcept.com/

El director Alex Rademakers Llobet nace en Barcelona en 1976. En el 98, entra en la ESCAC (Escuela Superior de Cinematografía y Audiovisuales 24


de Cataluña) de la que saldrá cuatro años más tarde, como graduado en Dirección, realizando su primer cortometraje: “Tokyo”. Gracias a este personal corto, Alex Rademakers consigue estar en numerosos festivales internacionales, algunos tan importantes como el de Clermont Ferrand, el Festival Internacional de Cine de San Sebastián, Festival de Cine de Málaga o el Festival Internacional de Cine de Kiev. Desde el 2003, además de desarrollar sus trabajos como director freelance, se convierte en Profesor de Dirección en la ESCAC, puesto que sigue ostentando. Actualmente, Alex Rademakers está preparando su primer largometraje: “PLAY Laura”, cuyo guión ha obtenido el Premio Scriptum: “Al Mejor proyecto Co-Pilot Óperas Primas en lengua del estado español”. La película está producida por Just Films y va a ser interpretada entre otros por Daniel Brühl y Pilar López de Ayala.

El actor Pablo Derqui también nace en Barcelona en 1976. Saltó a la fama con su papel de Enric del Ventelplá en una producción de TV3 dirigida por el prestigioso Ventura Pons, y de ahí pasó a la televisión nacional interpretando al amigo del protagonista en la serie “El síndrome de Ulises”, de Antena 3. De entre sus últimos trabajos, destaca su papel protagonista en la adapatación de la obra de Gabriel García Márquez “Del Amor y otros demonios”, un film rodado en Costa Rica que se estrena este año. Ha conseguido el premio al mejor actor en en la sección de cortometrajes del XII Festival de Cine de Málaga por la obra ‘Aviones’. El prestigioso galardón fue recogido el pasado viernes día 24 por el director del film, Alex Rademaker, al encontrarse Pablo en Palma de Mallorca trabajando en una obra de teatro.

La actriz Beatriz Segura nace en Barcelona en 1975. Cuenta con papeles destacados en dos películas en su trayectoria profesional: El Tránsfuga (de Jesús Font) y Dama de Porto Pim (de Toni Salgot). También estuvo en Salvador (Puig Antich), dirigida por Manuel Huerga y protagonizada por Daniel Brühl, donde interpreta a Montse, hermana de Salvador. 25


Ha participado en las series de televisión El Cor de la Ciutat de TV3, Al salir de clase, 7 vidas, Los Serrano y Hospital Central (2006-2009) de Telecinco y Aquí no hay quien viva de Antena 3. Cabe destacar su participación en la serie de Telecinco Los 80 donde la vimos actuar junto con Félix Gómez (que ya fuera compañero de reparto suyo en Al salir de clase), Aitana Sánchez-Gijón y José Coronado y donde también pudimos escucharla cantar la sintonía de la serie "La chica de ayer" de Nacha Pop y en la película de tv3 "Serrallonga". También participó como protagonista en la serie de Cuatro "Los Exitosos Pells", en la que interpretaba a una presentadora de informativos cuya vida real no era la que parecía ser tras la pantalla.

26


FICHA TÉCNICA Duración: 14 minutos Formato de grabación: Video teléfono móvil (MPEG 4) Sonido: Dolby SR Relación de aspecto: 1:1,85 Año de producción: 2009 Localización: Aeropuerto del Prat, Barcelona

EQUIPO ARTÍSTICO Chico: PABLO DERQUI Azafata: BEA SEGURA

EQUIPO TÉCNICO Escrito y Dirigido por: ALEX RADEMAKERS Historia: GEMMA FERRATÉ, ALEX RADEMAKERS Director de Fotografía: HERMES MARCO Montaje y Postproducción: FRANCESC SITGES-SARDÀ Música original: DAVID SITGES-SARDÀ, ALEX RADEMAKERS Diseño de Sonido: AGOST ALUSTIZA Sonido Directo: ARITZ SANJURJO Ayudante de Dirección: ANDREU RAICH Jefa de Producción: LAIA COLL Directora de Producción: ELENA MENDIETA Productor: JORDI MENDIETA Productora: DREAM TEAM CONCEPT

27


Para celebrar el aniversario de la salida del disco de Labuat, desde el foro Labuat Jazzcafé, se organizó una iniciativa con ayuda de foreros del mismo y del desaparecido labuat.es . Se trataba de que cada forero diera su visión particular de cada una de las canciones del disco en un texto que se publicaría cada día en el blog y del que se extraería un avance para publicar un día antes en la web de Virginia-Maestro.es.gd . Como sorpresa para Virginia Maestro, su amigo Lucky Tovar y su profesor de Técnica Vocal, Miguel Manzo escribieron dos textos que se publicaron como cierre del aniversario. 28


"De Pequeño" es el tema que abre el disco de Labuat y probablemente sea uno de los temas que más división haya causado entre sus seguidores. A unos sencillamente les encantaba y a otros definitivamente les parecía una canción demasiado comercial y muy alejada del estilo de Virginia. En el disco es una canción desenfadada, sin ningún tipo de pretensión con una letra a primera vista demasiado infantil e incluso ñoña, que sin embargo encierra un tema tan complejo como el miedo al compromiso y las nuevas responsabilidades adquiridas cuando uno deja de ser un niño. En este tema, con algún toque funky, Virginia juega con su voz para darle un toque de picardía e ingenuidad a la canción, pero poco más se puede hacer con ella. Sin embargo, llegó la hora de la verdad, su puesta en escena en la Sala Penélope de Madrid y nos sorprendió con una versión extendida de este tema que aprovechó para hacer la presentación de los músicos que la acompañaban. Para mí su mejor interpretación de este tema con la banda sin duda fue en “Luz de Gas”: la intención de sus gestos, sus movimientos, su voz, sus improvisaciones más "souleras "transformando una canción “ñoña” en otra con mucha más garra y su total complicidad con la banda consiguieron que todos nos engancháramos a la canción. A pesar de haber apostado inicialmente por arriesgarse y salir al mercado con un tema tan diferente como “Soy tu aire”, para el segundo single, después de haberse barajado otros temas más interesantes, finalmente se optó por algo más comercial que pudiera sonar en las emisoras convencionales y se eligió “ De Pequeño”. Se dispararon las alarmas entre sus seguidores, sobre todo cuando se habló de que iba a presentar el single en el programa del que había salido, pero todos tuvimos la esperanza de que pudiera hacer una interpretación tan espectacular como la de 29


Luz de Gas, con su banda en directo y sus geniales improvisaciones. Sin embargo, eso no fue posible, y en su lugar nos encontramos con una actuación con música enlatada, una escenografía propia del programilla en cuestión y una Virginia demasiado incómoda en el escenario, por lo que su actuación quedó bastante deslucida y se desaprovechó una gran oportunidad para dar a conocer a la Virginia Maestro de los directos. ¿Qué habría ocurrido si la actuación hubiera sido en directo con su banda? Yo me puedo hacer una idea pero, desgraciadamente, es algo que ya no podremos saber. Sólo espero que quién haya tenido la brillante idea de hacer esa actuación tome nota para no cometer los mismos errores en el próximo disco. La promoción de este single vino acompañada de varios playbacks y de algún programa con música enlatada en el que Virginia pudo cantar en directo, pero ésto no le permitió hacer las improvisaciones que tanto nos gustaban en esta canción y resultaba un tema muy flojo como para llamar la atención. Así que fue la propia Virginia la que decidió tomar cartas en el asunto y darnos algún rayito de esperanza interpretando una preciosa versión de este tema en una actuación en Silla acompañándose únicamente de su guitarra. Que Virginia era capaz de hacer suyas e incluso mejorar alguna versión de temas clásicos increíbles ya lo sabíamos, pero que fuera capaz de convertir un tema que podría pasar totalmente desapercibido en algo tan íntimo, especial, y tan “mágico” como lo que pudieron escuchar los allí presentes, con ese juego de voces entre pícaro, sugerente e ingenuo, fue toda una revelación. Para mí este tema es uno de los que más han ganado en su adaptación al directo, ya sea en formato de banda, en sus múltiples variaciones de cada concierto en el formato acústico con Fran de Rivera a la guitarra e Iñaki García a los teclados o en las interpretaciones absolutamente deliciosas de Virginia con su guitarra. De todos ellas ,permitirme que me quede con su última actuación en el Café de la Luna de Santaella para terminar con un poco de “magia”( lástima del murmullo que se oye de fondo) y preguntándome qué habría ocurrido si a Virginia le hubieran dejado presentar así este tema, sólo con su voz y su guitarra sin ningún otro artificio. 30


Hace un año llegó a nuestras manos Labuat, un trabajo prometedor con una gran producción técnica, letras originales, buenos músicos para los conciertos, y una peculiar voz, dulce, tierna, colorida, diferente… aquí comienza nuestra historia, bueno quizá un poco antes, pero aquí comienza el futuro de Virginia, su presente, su hoy dejando atrás el ayer. Ayer es un Latin Jazz, una rama del jazz que se nutre de los ritmos africanos y caribeños. En comparación con el jazz americano, el jazz latino emplea un ritmo fijo usando a la vez una forma de clave. La conga, el timbal, el güiro y las claves son instrumentos de percusión que contribuyen al sonido latino. Es un género poco habitual en nuestro país y yo, personalmente, no había tenido el placer de escucharlo. Puede que “Ayer” no sea la mejor muestra de jazz latino y no sea su mejor representante, pero es una forma de acercar este género a nuestro país y abrir nuevos horizontes en este mundo dominado por otros géneros musicales. Cuando lo escuché por primera vez no me convenció, pero al cabo del tiempo me empezó a gustar la canción, empecé a coger cariño a este género, que no había escuchado anteriormente, y poco a poco y tras algún video en directo me empezó a gustar. Es una canción que no puedes valorar escuchándola una sola vez, sino que tienes que encontrarle ese punto especial que le da Virginia. Desgraciadamente no entiendo mucho de técnica vocal, ni de estilos musicales, por lo que en este campo no puedo aportar mucho, me dejo llevar por lo que siento al escuchar una canción, por eso no puedo decir si Virginia lo hace bien o mal (vocalmente hablando), pero sí puedo decir que me gustan los giros que hace con la voz y el ritmo que le da a esta canción, sobre todo en directo, donde podemos apreciar a la Virginia que emociona, que siente, que hace sentir y que transmite. Lamentablemente, todavía no he podido asistir a ningún concierto por causas diversas, por lo que me baso en los videos de youtube y en las impresiones y crónicas de otras personas, y si eso ya me gusta, no quiero imaginarme el día que tenga la oportunidad de escribir mi propia crónica.

31


En este tema predomina la máxima: “carpe diem”, vivir en el presente y no en el pasado, en el cual no hay que quedarse anclado, pero tampoco olvidarlo completamente. Como dice la canción: No dan visitas a ayer por horas, tienes que seguir para adelante pase lo que pase, con optimismo y dando lo mejor de ti. Porque ¿no es mejor ser un perdido de hoy a un hallado de ayer…? Es un mensaje que debemos adaptar a nuestro día a día, porque no debemos vivir anclados en el pasado, ni lamentándonos por lo que debería haber ocurrido y no lo ha hecho, o porque no se hayan cumplido todas nuestras expectativas. No podemos arrepentirnos de lo que hacemos de corazón, podemos mejorar, aprender de nuestros errores e intentar que el futuro vaya mejorando poco a poco, viviendo en el presente, porque es muy fácil lamentarse, refugiarse en esa lágrima, lo que es difícil es conseguir salir adelante y continuar con tu vida, que pasa demasiado rápido y muchas veces no nos damos ni cuenta. Pasando revista de todos sus conciertos he llegado a la conclusión que el disco no le hace justicia a la canción, en directo da unos giros de voz diferentes y un ritmo especial. En mi opinión esta canción alcanzó su esplendor una fría noche madrileña en un lugar llamado Costello. Se trata de un acústico, pero con la novedad de tener a Juanan a la trompeta, cosa que no había hecho en los acústicos, y es quizá eso lo que hace especial esta actuación. Ayer es una de las canciones que Virginia disfruta en directo, cambiándola cada vez que la canta y dándole toques nuevos, realizando improvisaciones fantásticas donde vemos a la verdadera Virginia.

32


Con banda completa me quedó con Luz de Gas, con toda la instrumentación es dónde podemos apreciar los toques de latin jazz y dónde Virginia más transmite en esta canción. Virginia va mejorando en cada concierto, va creciendo como artista, por eso deseo que haya muchos conciertos más. Y, sobre todo, poder presenciar algún día uno y, citando a VikiBilbao, que se siga parando el mundo.

33


Era 7 de Febrero de 2009, 17 días antes del lanzamiento de un disco del que prácticamente aún no disponíamos de ningún tipo de dato, cuando navegando por Internet encontré una tienda on-line que tenía anunciado el tracklist completo del álbum, hasta entonces desconocido. Antes de compartirlo en el foro, me llamó la atención el título de una de las canciones que formaban parte del mismo, y decidí registrarlo como nombre de un blog que llevaba tiempo queriendo abrir. El título definía de forma perfecta la temática que quería dar al mismo: se trataba de crear algo que jugase con los contrastes tan habituales en mi, pero también en la propia Virginia Maestro (capaz de lo mejor pero también de lo peor), con el blanco y negro por bandera con la ausencia casi total de grises. Donde en algunos casos dijese mis propias verdades aunque doliesen, y eso me llevase a una sobreexposición personal. Y es que en esos días de tanta ilusión, era complicado manifestar algunas visiones poco populares en su momento, pero que ahora mismo mucha otra gente comparte. Ese título que requirió mi interés era “Mentiras a Contraluz”. No pasaron más de dos semanas hasta que por fin pude escucharla, fue el viernes anterior a la puesta de largo del disco. El foro estaba metido en la dinámica propia de una montaña rusa con las pre-escuchas de 30 segundos de cada uno de los temas, y el efecto que ese medio minuto provocaba en la gente.

34


Aquella tarde era el turno de “Carta de Otoño”, y yo no quería oír esas previas puesto que con el single me había hecho una mala idea por algo similar y finalmente me había terminado gustando. Sin embargo, un nuevo error de Sony hizo que pasara de las previas, puesto que esa misma tarde varios pudimos comprar el disco completo en Italia, cuando aún faltaban días para su venta; exactamente lo mismo había pasado varios días antes con “Soy tu aire”. Ya que la discográfica no tuvo en cuenta a labuat.es a la hora de cursar invitaciones para las audiciones completas del disco (probablemente siempre fuimos un elemento molesto), entre varios amigos organizamos nuestras propias escuchas clandestinas de ese "Labuat Italia". Recuerdo aquellos días con una especial alegría, era precioso poder observar a la la gente descubrir cada canción por primera vez y ver sus reacciones. Como nos quedábamos horas y horas comentando que temas nos gustaban más o menos. Yo tenía mi pequeño disgusto al respecto, la canción que había dado origen a mi blog era precisamente la que menos me gustaba de aquellos diez temas. La nota de prensa que acompañó el lanzamiento de “Labuat” decía lo siguiente: “Mentiras a Contraluz comienza oscilante en el mundo de la bossa, para cambiar inmediatamente a la alegría tipo high school y caminar después con influencias del pop británico de los 60. Una excelente muestra de canción ligera en el mejor sentido del término”, con ese delatadora frase final no es de extrañar que fuera una de las propuestas de la propia discográfica para ser el primer single. A pesar de esta exhaustiva y exagerada disección, a mi me parecía en su momento, que dentro del crisol de canciones que componían Labuat, “Mentiras a Contraluz” era la más corriente de todas ellas. La veía como ese tema que podía pasar perfectamente desapercibido como uno más en las radio-fórmulas españolas (tan plagadas de lo mismo), y además podía imaginarmela en la voz de otros muchos artistas nacionales. Todo ello en un proyecto, cuya premisa fundamental, era la originalidad. Me parecía más de lo mismo. Las opiniones sobre ella se disparaban, había quienes escuchaban un tema que podía encajar perfectamente en el repertorio de grupos como “La Oreja de Van Gogh”, también había gente como mi admirado R que siempre defendió la canción y la veía más en una linea “Los Rodríguez”, supongo que por la batería y ese órgano Hammond, incluso por el la letra juguetona. Virginia sin embargo, encontraba referencias a los Beatles y a los Allman Brothers por detalles como el slide o las cuatro voces simultáneas. Sin duda la comparación más acertada es con el tema “Right As Rain” de la cantante Adele, con la que guarda un gran parecido; siendo la de la británica en mi opinión, una canción más soulera y 35


redonda. Sin embargo con la distancia que da un año y por motivos diversos, algo más de cariño le he cogido a “Mentiras a Contraluz”. A día de hoy, creo que su mayor pecado es una dulcificación excesiva, y como pasa con tantos temas de Labuat, la sobreproducción. Esto último no es de extrañar, si se tiene en cuenta que, según relatan en los documentales colgados en el Podcast de The Pinker Tones, era algo terrible en la maqueta. Una canción casi experimental que iba degenerando progresivamente, como demuestra que en un principio no iba a formar parte del disco. Tampoco creo que sea un tema con el que Virginia pueda lucirse especialmente, ni permita vislumbrar los valores de su voz. La diferencia que tengo con la canción en estos momentos respecto a entonces, es que ahora también le reconozco sus méritos: como es una buena base rítmica (se nota que no es una programación electrónica), o por ejemplo un gran final lleno de fuerza, me suena menos a plástico que otros temas del disco. Puede decirse que gracias a la comparación con el tema de Adele (que me encanta) me ha terminado gustando un poquito más, y ha adelantado en cuanto a preferencias personales a otras canciones como “De Pequeño”, “Ayer”, “Lo raro es vivir” o “Al Margen”. Esta misma predilección también se puede vislumbrar en la propia Virginia, que en la criba de temas que ha hecho de “Labuat” para los nuevos conciertos, se ha quedado con “Mentiras a Contraluz” y ha desechado los otros citados. Me parece una canción, que en los conciertos sirve para ir abriendo boca de lo que más tarde vendrá. Realmente no me parece que varíe tanto del formato de concierto acústico respecto al de banda completa, aunque por la propia morfología del tema en acústico se echa de menos la batería, también se ganan otras cosas. Con una puesta en escena que no ha tenido prácticamente evolución desde que comenzó la gira de Labuat, ya que es uno de los temas que menos ha tenido que variar Virginia. Se trata de una pieza liviana y menor, dentro de un repertorio donde no todo van a ser “paradas de mundo” ya que también tiene que haber puentes hacía esos momentos. Supongo que aunque probablemente sea la canción menos buscada al día siguiente en youtubeº1b de los actuales directos, lo mejor que se puede decir de ella es que cumple su cometido de puente. Imagino que en un futuro terminará desapareciendo de los conciertos aunque de momento no molesta, hasta entonces sois vosotros quienes decidís si preferís permanecer en el engaño feliz de camuflar la realidad, o preferís la honestidad dolorosa de las mentiras a contraluz. 36


Así nos presentaba Virginia Maestro su primer single, tan esperado por todos sus seguidores… “Soy tu aire es uno de los temas con más fuerza del disco porque se desmarca de todo lo que puedas encontrar a día de hoy en el mercado nacional, un vals que va desde del susurro más pequeño a la explosión de emoción más grande…” “Soy tu aire es una canción de muchos y pocos. De orquestas y de hilos de voz. De verdades y mentiras a medias…” ¿Alguna vez has pintando una canción? La agencia de publicidad HerraizSoto, en colaboración con el estudio de producción audiovisual Badabing, realizó el site promocional del primer single de Labuat.

La única verdadera y buena promoción que han hecho por Labuat… pero bueno, este es un tema que me ocuparía otra entrada así que sigamos hablando de magia…

37


Soy tu aire… ¿Cuántas veces te has podido sentir agobiado por el día a día? ¿Cuántas veces te has cansado de escuchar siempre el mismo tipo de música? ¿el mismo ritmo…? ¿Cuántas veces una canción te deja sin respiración y eriza tu piel estés donde estés? ¿Quién no ha amado hasta lo inimaginable, hasta lo imposible? ¿Quién no ha luchado o fantaseado con alguien o algo que no te pertenece pero lo deseas tanto que no eres capaz de seguir otro camino? ¿Has imaginado qué te cantaría la música, si pudiera hablar? Ponte cómodo/a, deja una luz íntima… cierra los ojos… dale al play. Y el mundo se paró… se paró para mostrarnos esta maravillosa canción. Un vals a ritmo ¾ con una producción exquisita, una letra increíble y una voz que acaricia, susurra y se desgarra de emoción.

“La música provoca más sensaciones simultáneas que ningún otro referente artístico y cultural. Por eso es tan maravillosa.” Leí una vez en el blog de un buen ciberamigo, y tiene toda la razón del mundo. Es una canción majestuosa, digna de ser la banda sonora de cualquier película. Es una canción que te va envolviendo poco a poco hasta el final, donde explota y te invita a sentir todo tipo de sensaciones… hay que saborearla despacio, sentirla despacio, una y otra vez… pues cada nueva vez que la escuchas tiene algo nuevo que aportarte, un matiz nuevo y/o una sensación que antes no habías captado. Y así nos abrieron la boite… esa pequeña caja de música llena de sorpresas, de ilusiones, de música… Y cuando muchos seguíamos perdiéndonos por los ritmos del disco de Labuat, 38


llegó el Vinilo (obviaremos el previo error de tirada…) con los dos bonus track… y llegó a nuestros oídos la maravillosa versión del primer single con dos únicos instrumentos… Virginia Maestro a la voz y Juzz Ubach al piano, titulándola Soy tu agua. Qué decir de esta canción… Virginia en estado puro. Si la anterior es majestuosa, esta te cala hasta lo más hondo porque es puro sentimiento… una voz y un piano completamente compenetrados… acariciándose, acariciándonos… podemos apreciar una Virginia más libre a la hora de poner la voz en la canción y esto con un resultado exquisito. Poco más que decir de esta canción porque no es una canción para hablarla… sino para sentirla… así que os dejo con ello: Aquí una versión en directo con Iñaki García al piano (actual co-productor junto a Virginia Maestro del segundo disco de la misma), preciosa también.

Y aquí otra donde se puede ver el amor que siente Virginia por la música, sale por cada poro de su piel, por cada sílaba en su voz…

39


Tengo que confesar que “Lo raro es vivir” es una de las canciones que menos me gustan de ese excelente trabajo en conjunto del que ahora se cumple un año. Junto a “Mentiras a contraluz” y “Ayer”, me parece que son los tres temas más artificiosos y menos naturales de Labuat I. En mi opinión, esa artificiosidad es el mayor defecto del que adolecen algunas canciones del disco. Creo que esa predilección ornamental (verdadera seña de identidad del proyecto) está muy conseguida en algunos temas, como en “Soy tu aire”, en la cual la rica instrumentación y los arreglos no resultan excesivos, sino deliciosamente elegantes; pero ese mismo atavío chirría en algunos otros, como en el caso que nos ocupa. Y es que con “Lo raro es vivir” me ocurre algo raro también. Me gusta la letra (a pesar de algunos giros que pueden resultar ripiosos a simple vista, creo que es una letra intencionadamente absurda). Me encanta la voz de Virginia y su adaptación a un tema tan distinto a su estilo. Me gusta mucho la aportación de algunos instrumentos, sobre todo las trompetas de Alberto Pérez Jordana. Incluso creo que los arreglos, técnicamente hablando, son de primerísima calidad, están bien conseguidos. Así que si tiene todo eso... ¿Por qué demonios no me gusta esta canción? Es una pregunta que me he hecho alguna vez con este tema y con otros del disco, como los mencionados al principio. Una pregunta que se empezó a responder en los primeros acústicos en los que el nuevo triángulo comenzó a adaptar los temas con absoluta libertad y con unos ropajes más sencillos, pero más apropiados a mi modo de ver. Y mucho más auténticos. Y creo que ahí está la clave: “Lo raro es vivir”, que es un tema bien construido desde el punto de vista musical, no es una gran canción sencillamente porque no está Virginia en ella… Me explico. Está, pero no es ella. Quiero decir que es un tema construido simplemente para una bonita voz, en el 40


que no termina de lograrse la conexión entre lo que se quiere expresar y quien lo expresa. Me parece una canción sin alma. Me parece un buen traje, pero no hecho a medida de quien lo tiene que lucir, sino cosido de una forma estándar. Como si diera igual el modelo que lo vista. Y eso es algo que aprecio en otros cuantos temas de Labuat I. Virginia está, pero no del todo. En algunas canciones tiene más protagonismo (como en “Soy tu aire” o “Ya se verá”, en las que ella les aporta la sensibilidad adecuada, porque se nota que las interioriza de forma más natural), pero en otros temas apenas puede desempeñar un papel secundario. Y ese es el problema que tiene crear un disco con base musical sin tener en cuenta excesivamente el papel de la persona que tiene que transmitir esos sentimientos. Al final es imposible que no resulten algunos momentos impostados, faltos de autenticidad. Virginia se siente a gusto con algunas canciones del disco, las moldea ligeramente (quizá mucho menos de lo que le hubiera gustado) y les saca mucho jugo gracias a su talento. Pero con otras, la fórmula del copia-pega no funciona tan bien. Y se aprecia que la voz de Virginia se siente algo huérfana, algo extraña. Por eso hay tres o cuatro temas que transmiten mucho menos. Musicalmente hablando son buenos, tienen ritmo, son ejemplos correctos de música bien hecha, pero adolecen de lo más importante: alma. Les falta esa sensibilidad que Virginia le puede aportar a la música. Supongo que no lo consideraban necesario. Pero en la música es muy difícil lograr que dos elementos que no están paridos por el mismo sentimiento conecten bien. Es una pena que los otros dos lados del triángulo originario no supieran ver en su momento que quien realmente podía hacer especiales las canciones no era la mesa de mezclas sino la propia Virginia. El riesgo de grabar un disco en el que quien tiene que aportar el alma del mismo no es, incomprensiblemente, protagonista, es que pasen cosas como ésta de “Lo raro es vivir”: mucha calidad, pero una evidente falta de emoción en el resultado final. Lo que nadie puede negarle a Virginia es su impresionante capacidad de sacar lo mejor de una canción, cuando tiene libertad para hacerlo. Es capaz de convertir una gran canción en una canción extraordinaria; y también de convertir un tema mediocre en uno bueno, lo cual es más difícil aún. De esta forma, un tema que jamás escucho ya en su formato original como es “Lo raro es vivir”, me encanta escucharlo en los directos del nuevo y mejorado Labuat. Porque ahí sí que me lo creo, porque me transmite mucha más autenticidad. Me da la sensación de que Virginia, Iñaki y Fran sí me están transmitiendo algo de verdad cuando interpretan esa canción. Podrá ser más o menos bonita, pero al menos me parece más 41


natural y, sobre todo, más coherente con el estilo de Virginia. Ella le aporta los giros necesarios para que resulte creíble y, ¿por qué no?, hermosa. La diferencia, por tanto, entre el tema del disco y el de los acústicos es enorme. Algo que pasa con el resto de canciones también. Muy pocos artistas son capaces de mejorar en directo las canciones de sus discos. Poquísimos. Eso da una muestra clara de lo falsa que es la música de hoy en día, sobre todo en ciertos géneros inherentes al mainstream más casposo y, tristemente, más potenciado por las radiofórmulas. Sin embargo algunos artistas, pocos, sí son capaces de dar lo mejor de sí en un directo. Esa cualidad, en Virginia, se multiplica bastantes enteros. Hace mucho que resulta más que evidente que ella no es un producto convencional, sino que necesita vías auténticas para transmitir lo mejor que posee: su sensibilidad. Sólo el verdadero talento es capaz de coger una canción sin alma, desprovista de su mejor arma (los arreglos musicales) y, casi sin instrumentación, interiorizarla y sensibilizarla hasta el punto de hacer algo como esto: En definitiva, darle vida a algo frío. Eso es lo que logra Virginia con Labuat I en los conciertos. Le aporta un aliento natural que no tenía en su origen. Y eso es dificilísimo y muy meritorio. Para mí está claro que Virginia necesita imaginar una canción para expresarla con verdadera emoción y resultar así más hermosa. Ojalá en ese segundo trabajo que está en ciernes sea ella quien imagine todos los temas y tenga las herramientas necesarias para poder desarrollar a sus anchas esa música que le late dentro. En una cosa sí tenía razón Risto: hay artistas que necesitan imperiosamente volar solos. 42


Bis No pretendo ser el abogado de diablo alguno ni de nada perdido sino defender una causa que desde mi sincera honestidad considero muy digna y de la que el tiempo, si es menester, se encargará de hacer justicia. Me estoy refiriendo a uno de los múltiples colores que conforman el muestrario que nos plantea Virginia con su primer disco. El color de tierras, ocres, sienas y sombras. El color que nos muestra la cruda realidad, donde decaen los amarillos y claros de la divinidad en favor de los marrones de la miseria humana y donde lo liviano adquiere unos valores desmesurados. Me estoy refiriendo a “Lo raro es vivir”, para mí un tema distinto pero genial, interpretado con la voz más rockera de una Virginia urbana, original y atrevida y acompañado por un sonido instrumental fenomenal.

43


Es probablemente una de las mejores canciones del disco, y no lo digo sólo por nosotros los seguidores de Labuat, que sí sabemos lo que hay entre manos, sino por el gran público en general y es una lástima que no se haya dado a conocer, porque si eliminamos de la ecuación “Soy tu aire”, que es una canción para catalogar aparte por lo poco convencional que es al tratarse de un vals, podría decir sin miedo a equivocarme que "Defíneme sin ti" es la de más calidad del disco. Uno de los motivos que me lleva a hacer esta afirmación es la letra de la misma, que para mí es la mejor del disco . Es una letra cargada de metáforas, que cómo nos indica la propia Virginia, trata de la necesidad de amar y sentirse amado: Está contada desde el punto de vista de un ser humano que siente que la persona a la que ama le ignora, pero se imagina que algún día le pedirá que comparta su vida con él. Es una canción de desamor. Cómo pudimos ver en el video de los comentarios de esta canción, Virginia sufrió al grabarla porque se metió tanto en el papel de desamada que hasta llegó a llorar. Desde la distancia no puede hacer una primavera en la vida de esa otra persona y no está en su mano impedir que sufra con una vida áspera y gris como el asfalto. Desde la distancia no puede dar la calidez necesaria para eliminar el frío invierno y convertirlo en verano. Es un ser que siente que es 44


ignorado desde el silencio, y que intenta a través de sus sueños acercarse a la realidad del ser amado para comprenderlo mejor. En definitiva ,¿qué soy yo sin ti?, ¿y no es eso la esencia del amor ,el TÚ antes que el YO? Con respecto a la producción musical, ésta tampoco se queda atrás.The Pinker Tones mostraron todo un despliegue de instrumentos y buen gusto, con mucha elegancia, y sonidos que rememoraban al mejor soul. El propio Mr. Furia comentaba que quería hacer un tema de este estilo con voz femenina, al estilo Amy Winehouse, un estilo que, hasta entonces, no se había realizado en España. Este despliegue demostrado en el disco, dónde se puede apreciar el gran derroche de imaginación que TPT tienen, es un factor que sin embargo, ha jugado a la contra en los directos. En los primeros conciertos con la banda completa esperábamos más de esta canción, una de las más valoradas de todo el disco, y sin embargo su presentación en la Sala Penélope nos dejó un poco alicaídos. Tampoco en los conciertos de Barcelona, Sevilla o Valencia pudo retomar el vuelo: algo le faltaba. Estaba claro que toda la producción que había en el disco no podía trasladarse a los directos y eso es algo que hizo que la canción se resintiera en los conciertos. Si ésto pasaba con la banda completa, imaginaos lo que podía pasar en acústico, dónde solo un teclado, el de Iñaki García, y la guitarra de Fran de Rivera acompañaban a Virginia en el escenario. Y es aquí dónde Virginia tuvo que reinventar esta canción, mostrándonos su creatividad, logrando revivirla después de haber perdido gran parte de su esencia.

45


No puedo comparar ambas versiones, la del disco y la de los acústicos, porque para mí son totalmente diferentes. Defíneme sin ti, tanto en acústico como en el disco suena muy bien. Virginia le da los matices adecuados a cada nota e incluso en algún momento desgarra la voz para dar más énfasis donde lo necesita. En definitiva creo que es un buen tema para un buen disco.

46


“Carta de Otoño”, la "niña" de Virginia, es la canción más sentida del cd ya que cuenta una historia personal muy especial. En su día nos dijo que la había compuesto sólo en 20 minutos y que son de esas canciones que salen en un momento sin más. Es la única canción del disco que hemos tenido la suerte de poder oír antes de entrar en fase de producción, y fue la que nos hizo descubrir a una Virginia compositora durante su estancia en el programa que nos permitió conocerla. Esta canción se convirtió en algo muy especial para todos nosotros por lo que fue una grata sorpresa cuando en la presentación del disco en el Círculo de Bellas Artes de Madrid , Virginia nos anunció que iba a estar en el tracklist del CD con el título de “Carta de Otoño”, ya que , hasta ese momento, todos la conocíamos por “Te escribo”. ¿Quién le iba a decir cuando la compuso que acabaría sonando en su primer disco? Tal vez el hecho de ser una canción compuesta totalmente por ella, y por lo tanto fuera de los conceptos manejados por The Pinker Tones antes de su elección como vocalista para el proyecto, hizo que éstos lo tuvieran en cuenta y no sobrecargaran la instrumentación en exceso, convirtiéndola , para mí, en una de las mejores canciones del disco junto a “Ya Se Verá” y “Soy Tu Aire” . Es una canción preciosa, con un gusto exquisito y que conserva el toque bossa de la idea original de Virginia, lo que confiere a este tema una frescura especial. Una de las veces que más me ha gustado esta canción fue en su interpretación en Villaluenga del Rosario: 47


Cuando ya todos pensábamos que el disco no iba a tener más de dos singles: “Soy tu Aire”, y “De Pequeño” , fue la propia Virginia la que nos sacó de este error anunciando durante uno de sus esperados conciertos en la Sala Costello de Madrid que “Carta de Otoño” se convirtiría en el tercer single de Labuat. La noticia nos dejó con sentimientos encontrados porque por un lado nos alegrábamos de que se apostara por un tercer single y que éste fuera la única composición de Virginia, pero por otro lado nos habría gustado que se hubiera dado la oportunidad de dar a conocer canciones como “Defíneme sin Ti” o “Llueve Mal” al público en general. Sin embargo enseguida empezamos a ilusionarnos pensando que este sencillo lo podría promocionar únicamente acompañándose de su guitarra y esperando el nuevo video de esta canción. Para no faltar a la tradición, la promoción brilló por su ausencia , los escasos programas a los que asistió no reunían las condiciones suficientes para poder cantar en directo y lo que ya fue el remate es que , si para “Soy tu aire” se tardó mes y medio en sacar un videoclip, para éste probablemente ni se molesten en sacarlo. Eso sí, el single fue utilizado a la contra por una web para promocionarse, con el gancho de crear un video a cambio de asistir a un previo y post-concierto. Y después vino lo de El disco del año... esperemos que las nuevas niñas de Virginia corran mejor suerte.

48


Quiero estar al margen Sin tanto artificio Quiero estar al margen Sólo estar contigo La Historia nos enseña que hay movimientos pendulares, con variaciones, pero siempre se repite. Decía Virginia que la letra contaba cosas que le pasaron en los últimos meses previos a su escritura. Como si fuera un ciclo que se cierra, ha pasado un año y podría aplicarse también a la situación actual. Sigue queriendo estar sin tanto artificio. Es la única canción que no es tratada en el documental lanzado a través del podcast de The Pinker Tones. A pesar de que el mismo comienza con este título, sorprendentemente esta canción queda al margen y lo que en él se desgrana es la génesis del proyecto. Del mismo modo que fue utilizada por los Pinker para iniciar la serie de capítulos del documental, también sirvió para abrir los conciertos de la minigira de presentación de Labuat en formato de banda. Y de la misma forma que había desaparecido del documental, una vez se iniciaron los conciertos acústicos también desapareció del repertorio. Me gustaría saber si porque no se encontró la forma de cambiarlo de formato, o porque se descartó desde un primer momento. Curiosamente tuvo un bonus en la edición De luxe y en el vinilo, al igual que “Soy Tu Aire”. 49


¿Por qué? ¿tiene esta canción algo especial, o es todo fruto de la casualidad? Lástima no tener la maqueta original a mano, porque ésta es una canción que plantea más dudas que respuestas: ¿Risto no tenía mejores canciones? Virginia ya sabemos de sobra que sí. ¿Risto no era capaz de traducir o no quiso escribir una nueva letra en español? Virginia ya sabemos de sobra que sí. Todo lo cual en sí mismo no es bueno ni malo, depende de las motivaciones que había detrás, y eso es lo que nos perdemos. Y luego están los conciertos. Primer concierto, primera canción. Los nervios a flor de piel, la expectación al máximo. La emoción se palpa en el ambiente. Suenan los primeros acordes. A pesar de la banda, empieza con música enlatada. No importa, las ganas de saber cómo sonaría aquello eran más fuertes. Y las ganas de demostrarlo también. Luego vino el segundo concierto, y el tercero ... primeros conciertos, primeras canciones, primeros nervios. Dicen que los malos tragos cuanto antes mejor, así que éste tema, sobre el que parece haber un consenso de que no es el mejor del disco, se canta el primero y sirve para dos cosas, primero para entrar en calor, y segundo para que cuando termine el concierto no sea ésta la impresión que te lleves del mismo. Como dato curioso, en el vinilo este tema se encuentra en las dos caras en la misma posición, la quinta. Si tenemos en cuenta que The Pinker Tones son tres (incluyendo a DJ Niño) , más Risto y Virginia, suman cinco. ¿Simple coincidencia? Ah, también está el remix. A mí me gusta más que el tema original. Tal vez porque siempre me han gustado las sintonías de las vueltas ciclistas. Por cierto, ¿alguien tiene la letra?, es que no viene en el vinilo... XD

50


Si lo pensáis, en realidad siempre Llueve Mal. Hasta la más leve llovizna es capaz de incomodarnos. Pero entonces, ¿qué le faltó a este tema para dejar de salpicar y calarnos hasta los huesos? Seguramente la novena canción y enésimo golpe de timón del universo de matices labuatil tenía grandes planes de futuro, como llegar a ser single, tener un videoclip o entrar en las sospechosas listas habituales como lo más movido del disco. (Lo siento, fans de Al Margen remix) Al final todo indica que se quedó en un ¡uy!, otra buena canción en el repleto cajón del olvido general. Pero tal vez no exista mejor tema que Llueve Mal para ilustrar la transformación de Labuat en estos doce meses. Ya sea o no por exigencias del guión, lo más probable es que esta vez la cosa no vaya de mariposas. En realidad esto no es un análisis, sino más bien un cúmulo de sensaciones. Para qué os voy a engañar, no se distinguir un piano fender rhoder de un órgano hammond, y seguramente nunca lo haga ( y del hohner clavinet ni hablamos). Así que he elegido dos momentos que me hicieron reflexionar sobre Labuat en general y Llueve Mal en particular , independientemente de la cuestión técnica o vocal … Volvemos al 26 de marzo de 2009, después de esperar, pacientemente en una cola que casi da la vuelta a la manzana sortear varias cámaras y una reportera que sabe lo que hicimos, entrar a una sala abarrotada con algún que otro famosillo y asistir a las ocho primeras canciones del concierto-debut, llega el turno de Llueve Mal. Estamos ante uno de los temas estrella y posiblemente los verdaderos minutos de oro del triángulo equilátero fundador. Después del chivatazo 51


y posterior presentación, The Pinker Tones aparecen en escena en uno de esos momentos únicos para recordar : Virginia, Furia y Manso juntos en el escenario, con Risto Mejide supervisando desde las alturas del palco. Tal vez haga frío en nuestro da igual, pero quien lo diría... Damos un salto en el tiempo al más puro estilo Lost. Han pasado exactamente siete meses desde el primer concierto de Labuat cuando llego (tarde) a la puerta de Costello, desconectado y sin saber que voy a encontrar tras la cortina de su famosa cueva. No quedan tickets pero gracias a Nieves entramos cuando los primeros acordes ya empiezan a sonar. Los que una vez fueron actores secundarios Fran e Iñaki son ahora protagonistas de excepción, Virginia ha heredado la pandereta de Profesor Manso y es Juanan quien sustituye en la trompeta a Pedro Andrea, cuya aparición, más que como miembro de la banda, acabó en estrella invitada a la premiere de la típica serie estadounidense. Cierto que el formato acústico no es lo que mejor le sienta a una canción como Llueve Mal, pero el hecho es que las gotitas que desprende se ven abrumadas por el mar de I call your name o What a wonderful world, entre otros. Puede que todo haya subido del revés para Llueve Mal, pero una cosa está clara, y es que siempre podremos poner el grito en el cielo.

52


El pasado es un sueño; el futuro, un espejismo; el presente, una nube que pasa… Vivimos bajo continua presión. Parece que la mente deba estar siempre ocupada. Todo hay que hacerlo deprisa y corriendo como si el mundo se nos escapara de las manos… Si se somete al cuerpo y la mente a una tensión ininterrumpida, acaban bloqueándose. Busca un lugar tranquilo, pon una luz tenue, ponte cómodo/a y cierra los ojos… dale al play.

Una nota es un ala puesta al pie de un verso. ALPHONSE KARR La vida es aquello que te va sucediendo mientras tú te empeñas en hacer otros planes. JOHN LENNON Perseguir una meta lleva consigo dirigir todo nuestro esfuerzo, nuestro pensamiento, todos nuestros recursos, hacia un solo objetivo; mientras tanto, la vida no se detiene, sigue sucediendo llena de acontecimientos, con infinitas posibilidades que dejan de existir si todo lo que hacemos es perseguir esa meta que nos hemos fijado. Existe un cuento oriental cuyo autor no recuerdo, en el que un hombre se pasa gran parte de su vida buscando a dios; recorre pueblos, ciudades, aldeas, preguntando a todo el mundo donde se encuentra la casa de dios. Un día, alguien le indica donde se encuentra e ilusionado corre hacia la puerta de la casa y cuando se dispone a llamar, se da cuenta de que si lo hace, todo habrá terminado, ya no tendrá nada a lo que dedicar el resto de su vida. Da media vuelta y de forma rápida y silenciosa por si dios le escucha y abre esa puerta, desaparece de aquel lugar.

53


Cuando ha recorrido suficiente distancia para no ser descubierto por dios, se para en medio de un camino; está anocheciendo y la belleza del paisaje le deja embelesado, le emociona hasta el punto de dar gracias por lo que contempla. ¿Cómo no lo habré apreciado antes? Se pregunta, pues no es la primera vez que pasa por aquel lugar, y se da cuenta de que ocupado en buscar a dios por todas partes, no reparó en lo que ocurría a su alrededor mientras recorría los caminos. Se olvidó de vivir... La vida es un constante viaje: estamos siempre en tránsito de un estado a otro, de unas personas a otras, y lo único que permanece inalterable es el cambio. Suele suceder que muchas personas programan sus vidas pensando que más tarde lograrán su “momento de felicidad”, su época gloriosa y se dicen a sí mismas: “Cuando me case o cuando me compre el piso o el coche, o cuando me jubile, etc., ya seré feliz...”. Se van cumpliendo todos y cada uno de estos hechos y la persona en cuestión sigue dándose largas a sí misma, esperando que llegue ese día estupendo en que todo sean caminos llanos y rebosantes de felicidad. La triste realidad es que nunca llega esa situación extraordinaria en la que desaparecen los problemas y obstáculos y se nos abren las puertas de la felicidad y del éxito. Albert Camus afirmaba que “la generosidad hacia el futuro consiste en entregarlo todo al presente” Observa si conjugas muchas veces el futuro al hablar. Tal vez tu existencia se fundamente en expectativas, en una felicidad por llegar. Abre los brazos al momento presente y… ya se verá. Un tema sencillo, cercano, íntimo… profundo, esperanzador, dulce… delicado, especial…

54


Y muy acertado en el lugar que está, la última canción del disco. Muy acertado en su momento, dejando la propuesta del proyecto Labuat al aire… y muy acertado a día de hoy… dejando una puerta abierta al nuevo proyecto de Virginia Maestro… Sólo puedo decir una cosa: si quieres que te crea, demuéstrame que ya se verá ....

Bis La vida es cambio tras cambio pero esta cancion lo que propone no es deprimirse ante tal cambio sino buscarle siempre la parte buena, y, ante lo que venga, pues ''ya se verá''... nadie puede controlar el destino pero si puede ponerle la mejor de las caras para hacerle frente a la situación, y eso es justamente lo que dice este tema: buscar el lado bueno de las cosas... porque como dice la cancion... ''ya se verá''

55


Un día de mi vida muy particular, de esos en que cuando llueve se moja, como los demás, estaba yo mirando (y a veces viendo) la tele, cuando recibí una llamada de casa de mis padres: –¿Estás viendo OT?– me preguntó mi hermano – ¿tú eres tonto?– le contesté yo, sabiendo que en mi familia tienen muy claro que fumar ya me parece castigo suficiente para mis, ya maltrechas, neuronas. –Te lo pregunto porque está actuando una amiga tuya– replicó mi hermano. Tremenda fue mi sorpresa cuando pongo la “Cadena amiga” (de sus amigos), y veo sobre el escenario de Operación Tufo a alguien cuya descripción, excepto por el moreno de sus cabellos, coincidía con mi buena amiga Vicky, pero respondiendo a su verdadero nombre, Virginia, del que yo no tenía constancia. El resto de la historia ya la conocéis, zancadillas organizativas incluidas, pero por suerte hay veces en que las normas de un concurso actúan contra sus propios amos, y un puñado de jóvenes y adulterados oídos descubre que ciertos géneros musicales no son tan aburridos como les habían contado. Después de aquel despropósito televisivo autodenominado, en un ejercicio de total desfachatez, como “Academia”, Virginia (mi Vicky) grabó su disco, cuyo cumpleaños celebramos ahora, y que es el motivo de que los amigos de Labuatjazzcafe.blogspot.com han tenido el detalle, digno de agradecer, de pedir mi comentario al respecto. El disco de Labuat es, ante todo, la prueba palpable de que se puede montar una buena resistencia a la todopoderosa apisonadora del pop comercial, facilón, simplista y falto de alma, de la industria discográfica y sus primados pinchadiscos de las emisoras de listas de éxitos. Es un llamamiento al inconformismo de quienes preferimos usar nuestros propios dientes, en vez de seguir comiendo carne ya masticada. En sus canciones hay Beatles, jazz, blues y hasta dixieland; hay soul y pop en armonía, no en discrepancia; hay fusión sin confusión, y no mezcla desvirtuada. En cada corte de Labuat hay elegancia, alma y buen hacer, sin las prisas de quien lanza un puñado de versiones (perversiones) de clásicos intentando estirar el 56


rollito OT. Labuat es Risto Mejide y es The Pinkertones, pero sobre todo es Virginia: esa voz sin estridencias porque no las necesita, sin artificios porque todo es natural, y echando mano del más difícil de los difíciles: la complejidad de lo simple… que no simplista. Labuat es uno de esos tarros pequeños en los que siempre se guardaron las mejores esencias, sin que nadie vaya a perder el sueño por algo tan nimio e insignificante como el número de copias vendidas. Labuat es, en definitiva, una de esas rara avis que a todos nos deja con una frase en la boca: queremos más, y cuanto antes mejor. Muchas felicidades, Labuat: que cumplas muchos más… y nosotros que lo veamos.

57


Me considero muy afortunado porque haber tenido la oportunidad de presenciar la grabación del primer disco de Labuat y más aún de formar parte del equipo, como vocal consultant, para mí fue un honor. Rodeado de los componentes de Labuat: Risto, Pinker Tones y una majestuosa y mágica Virginia estaba yo en el estudio, cautivado por la música y la energía que había en ese lugar. El disco es como una una piñata mexicana, que dentro tienes caramelos: dulces, acidos, los picantes (sí, los hay), de frutas, etc... Tenemos canciones que son un poco más tradicionales jazz, el latin jazz, pop, country, acústico, electrónico, cañero... en cada canción tenemos una Virginia diferente y que al mismo tiempo mantiene su esencia, eso que la hace especial. Fué una experiencia muy reveladora. Siempre estuve seguro que Virginia tenía mucho más que dar pero nunca me imagine escucharla con tanta garra y pasión cantanto canciones como "Llueve mal" ( que es mi favorita) o "Ayer". Cómo persona, es una belleza y es un privilegio contarla además de estudiante, como una amiga muy querida y que a pesar de la distancia entre Madrid y Barcelona, sigue siendo una amiga muy cercana. Como artista, es un lujo verla en un escenario y su música, es lo que hace falta en España, originalidad, frescura y elegancia." Miguel Manzo Vocal Coach Internacional Miguel Manzo Vocal Studio Barcelona España www.miguelmanzo.com

58


Con los ojos mas azules que nunca. Al terminar el concierto fui en busca de mi amigo Fedenieko para decirle, Fede tenemos un problema, no nos van a creer. Una Virginia Maestro mas espléndida que nunca se nos presentó, un viernes de primavera en una noche algo fría y con la luna saliendo entre nubes porque intuía posiblemente que hoy sería una noche grande grande. Fue en Sevilla, donde dio sus primeros pasos profesionales, donde supo rodearse de músicos anónimos pero con instinto para el buen gusto y para escoger la elegancia de sonidos que nos vienen del otro lado del Atlantico. Aquí en Sevilla fue donde pudimos disfrutar de la Virginia de Casagrande, la más jazzera y blusera del último año. Un repertorio escogido por ella donde esta vez no, no hubo cabida para las canciones de Labuat I, reinvindicandose a si misma, sobre lo que quiere ser y el camino que quiere trazar de ahora en adelante. No le faltaran obstáculos seguro que serán muchos a sortear pero si confií en sí misma llegara donde se proponga. Pero, empecemos por el principio. La sala está escondida, y por su aspecto exterior no me hace pensar que dentro se respire ambiente de música, de 59


buena música con solera, con retratos de Jim Morrison, Bob Dylan , Silvio y otros.

Pero cuando entras, puedes respirar otro ambiente, se paladea poco a poco como los buenos vinos. La sala se iba llenando poco a poco y pude darme cuenta de la presencia de Lucky Tovar, dueño del ya legendario local “Casagrande” donde Virginia se fue forjando poco a poco. Y salio Virginia Maestro al escenario con un vestido negro de piel con los hombros al descubierto, y con el pelo recogido en un moño alto y sin mas brillo que el de sus impresionantes ojos azules, mas azules que nunca.

60


El primer bloque de canciones fue el siguiente : • Yesterday. Cantado de forma intimista un tema para deleitarse en cada 61


• • • • • • •

palabra. Smile. En su estilo con mas swing, después del primer tema venia bien ir calentando al publico Turn me on. Primer tema para dejar impresionado, cargado de matices y sensualidad. Stand by me. Sustancialmente diferente metiendo mas scat. En directo no me di cuenta del buen tema que se marco, menos mal que estan los videos. Hoy por ti. Bueno, es que con este tema me derrito... simplemente. Tanto Virginia como Iñaki en plena muestra de sensibilidad Put the blame on mame. Todos los conciertos tienen momentos pico y valles, quizás aquí fue el momento valle del concierto, en Costello creo que estuvo mejor. All of me. Entrañable tema, tocado con el ukelele se ha convertido en imprescindible. Insomnio febril. El tema más jazzero de Virginia hasta la fecha, es inevitable mover los pies y chasquear los dedos. Es buenísimo, Srs. de Sony una vez mas tienen un diamante entre sus manos aprovechenlo.

El segundo bloque de canciones se destaca por las colaboraciones, que acompañaron a Virginia. La primera colaboración de la noche con su amigo Alfonso del Valle presentando dos canciones de su nuevo disco “Robisones de los bares del sur”. Una cosa excelente que hizo Alfonso fue presentar sus canciones ampliamente, y de dónde salieron las historias para luego ponerle música y algo de ficción. Eso es algo que Virginia tiene que aprender, yo enseguida conecté con la historia una vez que supe de donde provenía, y las disfrute más si cabe, de eso se trata ¿no? Una vez se quedo sola en el escenario, volvio la Virginia mas intimista con el siguiente tema: • Have I told you lately that I love you. Precioso tema de Van Morrison, y que seguro ya lo conocéis, esta vez se la dedico a dos amigas suyas que cumplían aniversario.

62


Si con el primer bloque íbamos entrando poco a poco en situación, con la aparición de Alfonso del Valle y el tema anterior, se creó una atmósfera ideal, respirando buena música por los cuatro costados del escenario. Fue el momento escogido para que Virginia para presentara a Antonio y Elenita, dos excepcionales músicos que nos dejaron impactados con el buen hacer tocando la guitarra y donde pudimos deleitarnos todos con la Virginia mas auténtica, con la Virginia que siente la música como la siente, que la respira que la vive y transmite como muy pocos.

• Amazing grace. Un clásico, magistralemente cantado. • The improvisation theme. Tema completamente improvisado, más de 2m45 segundos de Scat. • Rolling on the river. Se pudiera decir que quizás le dio unos toques country geniales. • The bring it home to me. Tema que le pudimos oir cantar en Casagrande, y que volvió a no dejar indiferente a nadie. El tercer bloque Incluye sus temas ya conocidos por todos pero nuevamente vuelve a sorprender porque siempre le da nuevos giros. 63


• Te doy mi voz. Estuvo magnifica, y sorpresa creo que esta vez no erró en la letra, je je. • Mujer contra mujer. Su buen amigo Iñaki, la metio en el lio tocando los primeros acordes, y ella cayo en la “trampa”. Era la primera vez que la cantaban juntos y estuvo brillante magnífica, es un tema que se adapta perfectamente a la textura de su voz. • I call your name. TE-MA-ZO impresionante como la cantó, que forma de recrearse, de sacar giros. Esta canción siempre fue brillante, aunque se me hacía algo monotona, pero ahora sube a los altares de mis temas preferidos. • New Circus. Finalmente Circus, si a nuestra Virginia casi la sacan a gorrazos del escenario. El compromiso era terminar a la media noche para no molestar a lo vecinos y ya pasábamos más de 40 minutos. Pero no pudo resistirse a nuestra petición y nos la regaló finalmente. Y esto fue todo, para mi ha sido el mejor concierto al que he asistido de Virginia Maestro, pero seguro que no será el único, una noche inolvidable que recordaré siempre, entre otras cosas por la compañía de Fedenieko y su amigo Maranfal. Gracias chicos y perdonar el nefasto sentido de la orientación, el salir y volver de nuevo al mismo punto de partida creia que era algo que solo pasaba en los cuentos. Pero ¿y quién dice que no lo fue?

64


Nos encontramos en un momento importantísimo en la carrera de Virginia Maestro. En pleno proceso de creación de ese segundo disco que, en cierta forma, será un nuevo comienzo. Mucho han cambiado las cosas desde aquella presentación en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, hace algo más de un año. Aquel lujoso proyecto (el sonido Labuat) ha tenido un camino dificultoso y, probablemente, más efímero de lo esperado. Porque ahora mismo, de Labuat (parafraseando a Umberto Eco) sólo nos queda el nombre. Virginia se encuentra, por tanto, ante el pistoletazo de salida de su carrera musical de nuevo. Por distintas circunstancias, tiene la posibilidad de reinventarla y, afortunadamente, de dirigirla. Cosa que no pudo hacer la primera vez. En ese proceso de reciclaje se halla inmersa. Lo bueno es que esta vez será ella la protagonista principal, la directora del proyecto junto al gran Iñaki García, productor musical del mismo. Si de esa unión surgen momentos tan maravillosos como los que nos regalan en los conciertos, la cosa promete mucho. Habría que preguntarse el por qué de este cambio. ¿Por qué Labuat I no consiguió los ambiciosos objetivos que se había marcado? La respuesta es complicada. No creo que sea falta de calidad en absoluto. Es un gran disco y por mucho tiempo que pase, lo seguirá siendo. Siempre quedará como un trabajo bien hecho, con 5 o 6 buenos temas, dos de ellos fantásticos (“Defíneme sin ti” y “Soy tu aire”). Este último, además, lo tiene todo para haberse convertido en un clásico moderno. Es realmente una canción fabulosa. Labuat nació con la intención de ser un proyecto a largo plazo, duradero; de eso estoy seguro. Risto llevaba muchos años ideándolo y contaba para ello con The Pinker Tones, excelentes músicos y productores. Les faltaba encontrar la guinda, la pieza final de un bonito puzzle. Y la más importante de todas, a mi modo de ver (no sé que pensarían ellos). “Labuat” ya existía… sólo faltaba su voz, “la voz de Labuat”. Virginia le aportó la sensibilidad necesaria para embellecer de forma sobresaliente un proyecto conceptual tan hermoso. Quizá no era el estilo más adecuado para ella (sólo basta ver alguno de los acústicos de Virginia o escuchar alguna de las canciones compuestas por ella para darse cuenta de que se siente 65


mucho más cómoda en registros más intimistas y menos “adornados”), pero encajó bien y supo aportarle quilates al disco. Yo no me imagino a Labuat I sin Virginia Maestro. Aunque sí me imagino a Virginia Maestro sin Labuat… No sería justo, por parte de nadie, renegar de esa colaboración. Siempre lo he dicho: Virginia, dentro de unos años, podrá mirar hacia atrás y sentirse orgullosa de que su primer trabajo discográfico fuese algo de tanta calidad. Hace poco, Lucky Tovar escribía sobre Labuat en un artículo para el blog de Labuatjazzcafé (en el que se conmemoraba el primer aniversario de su salida al mercado) y decía algo que me gustó mucho: Labuat, sobre todo, fue una muestra de elegancia. Y así es. Mucho talento (tanto en la voz de Virginia como en la Producción de The Pinker Tones y en la composición de algunos temas y la visión conceptual del trabajo) y una puesta en escena muy elegante. Rara avis en la música actual, cortada por patrones aburridísimos y faltos de originalidad. Por eso, la pregunta es inmediata: ¿Por qué duraron tan poco esos planteamientos iniciales? ¿Por qué, a las primeras de cambio, Virginia tuvo que volar sola y reinventarse, poco a poco, en una gira de conciertos cada vez más personales y más alejados del tan cacareado “sonido Labuat”? Supongo que, como en cualquier ámbito de la vida, influirían muchísimas cosas. Yo creo que Labuat (la Labuat de Risto) no triunfó por distintas circunstancias: unas imputables a decisiones erróneas de diversa índole y otras, directamente injustas. Las injustas trabas con las que tuvo que lidiar Labuat fueron claramente los prejuicios de OT. Es una pena, pero en España no se mide con el mismo rasero a un buen cantante salido de ese programa que a un buen cantante salido de cualquier otro sitio. Eso es algo con lo que ha tenido y tendrá que luchar Virginia. Tendrá que hacer el doble que otros para conseguir la mitad. En cuanto a las decisiones erróneas, para mí la principal fue el cambio de enfoque a medio camino. Se tuvo la valentía de apostar por “Soy tu aire” como carta de presentación. Fue un inicio formidable, muy simbólico. Por fin alguien se atrevía a hacer algo distinto, a proponer algo original y hermoso al mismo tiempo. Tras unos primeros conciertos con banda completa muy buenos, parecía que la cosa podía venir rodada. Pero, de repente, comienzan a surgir las dificultades. Fallos de distribución, una gira que no termina de concretarse, el circo de OT que vuelve a engullir a Virginia (es una vergüenza que Gestmusic y Telecinco se dedicaran a ensuciar un producto que llevaba su propio sello en el disco sólo por conseguir un puñado de audiencia; ahí se ve claramente lo que estos individuos 66


quieren a la música; con “amigos” así, ¿quién quiere enemigos?)… El caso es que, de la noche a la mañana, se decide cambiar el enfoque de Labuat. Pasamos del poético “Soy tu aire” a cantar el “De pequeño” en playback en escenarios no demasiado prestigiosos precisamente, en un desesperado intento de hacer llegar el disco a las radiofórmulas y pertenecer de alguna manera a ese selecto grupo del mainstream español. Un intento fallido que descoloca a muchos seguidores y que provoca cierto desencanto. El padre de la criatura, él sabrá las razones, decide volar solo. Después de más de 10 años madurando este disco, necesita sólo 4 meses para perder el interés por esa “crisálida” que acaba de nacer. La situación en la que queda Virginia es desoladora, a mi modo de ver. Desesperante. Aunque, a la larga, liberadora. No hay bien que por mal no venga. Esa situación le sirvió a Virginia para dar lo mejor de sí, para reinventarse a Labuat en una deliciosa gira de acústicos junto a Iñaki García (un pianista genial) y Fran de Rivera. Ya desde el primer Costello que dieron, nos dimos cuenta del cambio. La mariposa no sólo sabía volar sola… sino que lo hacía muchísimo mejor que antes. La evolución musical y vocal de Virginia desde entonces ha sido tremenda. Ese nuevo triángulo de Labuat supo mejorar una por una todas las canciones del disco, aportándoles otros matices, más auténticos. Su talento hizo que se adaptaran a las condiciones acústicas (y minimalistas) de la gira y nos han dejado momentos bellísimos (Youtube está repleto de ellos). Un gran colofón para Labuat I. Me imagino que Sony y el propio Risto Mejide le habrán dado las gracias a Virginia por haber salvado los muebles con tanta dignidad y tanto talento. Sería lo suyo… Así que en esas estamos. Tras un cambio radical de estilo y de concepción musical, Virginia Maestro se encuentra ante la merecida oportunidad de protagonizar, esta vez sí en primera persona, la creación de su disco. Será un cambio con respecto a Labuat I, pero, en realidad, será una vuelta a sus orígenes. Virginia jamás ocultó su sueño: hacer su propia música. Y su música, para cualquiera que la haya escuchado hablar sobre ello alguna vez, o tuviera la suerte de haberla visto cantar antes de entrar a OT, estaba muy claro cuál era. En los últimos conciertos está dando muestras cada vez más evidentes de ello. El último directo ofrecido en Sevilla (sala Fun Club) fue revelador en ese sentido. No interpretó ninguna canción de Labuat I y sí nos dejó muestras de esa Virginia que muchos creemos que lleva dentro, la “Virginia de Casagrande”. Fue una delicia escuchar en su maravillosa voz versiones de grandes temas de la historia de la música, sonidos country, jazz, improvisaciones, scat, etc. Una verdadera declaración de 67


intenciones. Una muestra de talento fresco y original, con aromas clásicos. ¿Será algo de eso lo que nos deparará el segundo disco? La verdad es que hay razones para ser optimistas. En sus últimos conciertos nos ha venido presentando varios temas ya que estarán en ese próximo trabajo. A las ya conocidas “Te doy mi voz”, “I call your name” y una renovada y mejorada “Circus” (una auténtica maravilla de canción), hay que sumar otras tres compuestas por ella. “Hoy por ti” en una preciosa canción con una melodía bellísima y que nos ha ofrecido en dos versiones: una más country, acompañándose de un ukelele, y una nana a piano con un final ciertamente delicioso. “Insomnio febril” es un tema con una melodía compleja y toques jazzeros que le imprimen una originalidad estupenda; yo creo que puede ser una de las sorpresas del disco y, desde luego, me parece fabulosa. Y por último, “Amanecer”: una canción más sencilla, con cierto aire country. Creo que bien arreglada puede ser un tema muy bueno, aunque personalmente espero escuchar también su hermana gemela en inglés “Run to you”. Entre las canciones que no conocemos aún, parece que se encuentra un diamante en bruto, una verdadera joya titulada “To feel you under my skin”. Este tema aún permanece en secreto, pero, como ocurre con las grandes premieres, ya se habla bastante de él antes de que aparezca… En definitiva, Virginia se encuentra ante su gran oportunidad. La gran ocasión para demostrar todo ese talentazo que lleva dentro, como cantante y como compositora. Me inspira mucha confianza que participe en labores de producción, porque así se sentirá mucho más identificada y segura con el resultado final, que será más auténtico. Ya he dicho muchas veces que Virginia canta mejor aquello que siente como suyo. Estoy deseando comprobar también la labor de Iñaki en la producción musical del disco. Me parece un genio al piano. Tiene una capacidad de improvisación y de evolucionar los arreglos de las canciones que le viene muy bien a un artista como Virginia, que no se encuentra nada cómoda con estándares excesivamente encorsetados. Cada vez tengo más claro que a Virginia el espíritu del jazz y su libertad es lo que mejor se ajusta a su capacidad de innovación constante. Es un género en el que se movería como pez en el agua, sin duda. Aunque la versatilidad también es su fuerte. Esperemos que ese segundo disco tenga el tratamiento adecuado por parte de su discográfica. Si Sony cree en la originalidad de la música y en el talento de los artistas que son distintos a la gran mayoría, aquí tendrá una buena oportunidad de demostrarlo. En España hay 3 o 4 voces femeninas (cantando en inglés) que 68


están derribando muchos tabúes con respecto a la música comercial y al éxito. Me refiero a Alondra Bentley, a Lourdes Hernández y a Anni B Sweet (todas ellas, curiosamente, trabajando para discográficas independientes y triunfando). Sony tiene la oportunidad de apostar por este mercado con Virginia. Por suerte, gracias a Internet, la exigencia de los consumidores de música en los últimos años ha crecido muchísimo. Las fórmulas rancias del mainstream están tocando a su fin. Es cada vez más difícil “engañar” al consumidor y “venderle la moto” con producciones de medio pelo. Es verdad que alguna de esas bacaladas siempre se cuela en el consumismo más mediocre (caso de la infumable “Colgando en tus manos” por ejemplo), pero ese tipo de expresiones no tienen nada que ver con la Cultura y acaban desapareciendo con la misma rapidez que el agua de un inodoro. Ese tipo de “fenómenos” tiene los días contados. Cada vez más, las salas de conciertos buscan cantantes y grupos que hagan música de verdad, sin fijarse en absurdos tabúes idiomáticas o de géneros. Durante años, las discográficas majors han exprimido una fórmula comercial consistente en bombardear al consumidor con subproductos de baja calidad y en clonar este tipo de iniciativas con más y más cantantes y grupos cortados por el mismo patrón. Pero esa receta está ya caducada. La red ofrece demasiados ejemplos de buena música para que nadie nos obligue a consumir la mala. Yo creo que es un buen momento para que un artista original con algo interesante y distinto que ofrecer, lo intente. Y le ayuden a intentarlo, claro. Virginia tiene muchas cosas a su favor (sobre todo el inmenso talento que atesora y el hecho de querer aportar algo distinto). Espero que Sony sepa darse cuenta de esa singularidad y confíe en ella. Y espero que Virginia no cambie de rumbo y siga fiel a su manera de entender la música. El reconocimiento acabará llegando, estoy seguro. Estaremos aquí, esperando ese día soleado.

69


70


JazzMaestro #1