Page 1

Revista digital gratuita

Julio de 2010 Año I­Nº 9

Ávalon

PSICO I M ÁG E N E S El Santo Grial de Valencia “La firma de”: Francisco Contreras Transcomunicación en España

El misterio de la Virgen de Guadalupe

Fraude y superchería en el espiritismo


Editorial La mejor compañía: un libro Se acerca la época en la que muchos amigos del misterio, de la Historia o de lo oculto se pongan de viaje con destino a la costa, a la montaña, a algún paisaje recóndito o a conocer la ciudad de sus sueños. En una mecánica de descanso y relajación nuestra mente desea desconectarse de los quehaceres y preocupaciones cotidianas y una de las mejores formas de hacerlo es pasando las páginas de historias increíbles, de pasajes inolvidables, de misterios insondables... Entre las páginas de un libro todo puede ser una quimera inexplicable, una realidad tajante, la fantasía de un sueño o la ilusión de un niño. Un viaje por el mundo de las palabras allá donde esa parte escondida de nuestro ser siempre ha querido estar... Es tiempo de descanso, tiempo de reflexiones, tiempo de nuevos –y buenos- propósitos... Entre los más destacados el dejar de fumar o el hacer ejercicio... Pero mi consejo y mi reflexión van más allá: mi consejo es que elija una buena lectura y una hora al día, mientras está al borde de la piscina, tumbado en la hamaca de la playa, en el porche del refugio de montaña o de descanso tras una dura jornada por los pasillos Vaticanos, y se preste a comenzar a leer ese libro que siempre quiso descubrirle sus secretos, cualquier género es bueno: novela, ensayo, poesía... Por que ¿sabe? La Cultura alimenta nuestro espíritu, agranda nuestros conocimientos, nos alimenta el Saber, nos hace libres y es un sano ejercicio que desarrolla la capacidad de nuestra mente. Un libro es el mejor amigo, el que te enseña, el que te hace soñar, el que te hace viajar sin gastar ni un céntimo, el que te muestra nuevas realidades...capaces de llevarte al más olvidado pasado al más insoluble futuro...Eso y mucho más. Déjese atrapar por la magia de un libro. Es un buen consejo. Mi reflexión es que a este mundo le hace falta un poco de Cultura, un poco de Conocimiento, capaz de discernir la realidad y las dificultades de nuestro mundo actual, de los periodos de grave crisis, de separar el grano de la paja, de no dejarse engañar de la mano de algún político astuto capaz de maquillar la realidad... La Cultura, el Conocimiento, el Saber nos llevará a saber donde acaba la Mentira y donde comienza la Verdad, la efímera Verdad. Por que en toda historia siempre hay dos versiones y, puede, que ninguna sea la correcta por que cada cual tira el “ascua a su sardina”...,posiblemente en el término medio esté la Virtud... y la Verdad. En toda historia, de celos, de roturas, de odios, de vanidades...,siempre hay dos versiones... No se queden sólo con una de ellas y busquen la verdad en la objetividad del Conocimiento. Es una reflexión para quién lo quiera recoger, en tiempo de Crisis o en la vida misma. Y cuando comience el Sol a pegar, como se dice en el Sur, no olvide algo: ese amigo que tiene mil historias que contarle, mil viajes que proponerle, mil aventuras que hacerle vivir, mil asombros y misterios que desvelarle... No ha viajado sólo para ser un inquilino en su equipaje o el posavasos de su mesilla, ha viajado con usted con el firme propósito de desvelarle el secreto de sus páginas...

Jose Manuel García Bautista Director de la Revista digital Ávalon

Director: Jose Manuel García Bautista Redactor Jefe: Alberto Luis Fernández Redactoras: Nuria Álvarez Ortega Rosa Santizo Pareja Diseño y maquetación: Alberto Luis Fernández Articulistas de este número: Francisco Contreras Gil Emilio Carrillo José David Flores Jose Manuel García Bautista Moisés Garrido Vázquez Luis González González Carlos Pickman Sánchez César Reyes Rosa Santizo Pareja José Luis Tajada Herráiz Fotografía de portada: Fotomontaje “Psicoimágenes” (Jose Manuel García Bautista) Revista digital gratuita. Prohibida la reproducción total o parcial de la misma sin la autorización ex­ presa de su director. Los artículos son propiedad de sus autores y responsabilidad de los mismos. Algunos contenidos y fotografías se han obtenido en Internet por entenderse de dominio público. Si consideras que en algún momento se ha vulnerado algún derecho de autor, comunícanoslo y será recti­ ficado. Si quieres colaborar con la revista, mándanos tu artículo a la direc­ ción de correo electrónico: info@revistadigitalavalon.es


www.revistadigitalavalon.es

Sumario

nº 9 - julio de 2010

58

70

84

Transcomunicación en España, diálogos con ...

El misterio de la Virgen de Guadalupe

Fraude y superchería en el espiritismo

Jose Manuel García Bautista

José David Flores

Moisés Garrido Vázquez

Secciones Editorial Jose Manuel García Bautista

20

03

La Firma El Santo Grial de Valencia 06 Por Francisco Contreras Gil

Jaemwaset, el arqueólogo egipcio Luis González González

Visto en la Red Por Rosa Santizo Pareja 38

28

Crónicas de Ávalon Ho´oponopono 50 Por Emilio Carrillo

El Rincón del Cine Fuego en el cielo 68 Carlos Pickman Sánchez

Un pasado del futuro... La estructura del ADN en una 80 antigua imágen china César Reyes

Psicoimágenes, una ventana abierta a la dimesnsión desconocida

La Biblioteca de Alexandría Javier Sierra 90 Por José Manuel García Bautista

José Luis Tajada Herráiz

Ávalon 5


Diario de un reportero...

Enigmas en el Objetivo:

El Santo Grial de Valencia Texto y fotos de Francisco Contreras

Francisco Contreras Gil Nacido en Madrid, en el año 1972, estudió Biblioteconomía y Documentación en la Universidad de Valencia. Periodista y escritor de vocación y oficio, lleva dos décadas dedicado al periodismo del misterio, a la divulgación e investigación de temáticas heterodoxas, de casos insólitos, desconocidos y casi olvidados, reabriendo viejas historias, actualizándolas o dándoles el cierre definitivo, recorriendo kilómetros cámara y cuaderno de campo en ristre por lo que son parte viva de nuestra cultura, de nuestra antropología más profunda, de nuestros inigualables misterios. Su trabajo como cronista de lo insólito empezó en emisoras radiofónicas como Radio Intercontinental de España, Ente Público Radio Televisión Madrid y Onda Cero, entre otras. En prensa escrita, además de colaborar con publicaciones como Año Cero y Mas Alla, dirige el Servicio de Documentación de la revista Enigmas, de donde es parte del equipo fundador desde su nacimiento bajo la direccion de Fernado Jimenez del Oso. Fue reportero del equipo fundador tanto del programa Milenio 3 de la Cadena SER, galardonado con el premio Antena de Oro 2004, así como del exitoso espacio televisivo Cuarto Milenio en Cuatro TV, además de formar parte del equipo de la serie La Otra Realidad en Antena 3 y presentar el espacio en Enigmas Pendientes en Telecinco. Actualmente compagina sus trabajos periodísticos y editoriales -es autor de las obras Casas Encantadas. Crónica de un siglo de misterio (Sexta Edición), Casas Encantadas. Cuando el misterio cobra forma y Fantasmas. ¿Hay alguien al otro lado?, todos ellos publicados por la Editorial Edaf, Poltergeist y Casas Encantadas en España (Editorial América Ibérica), Enigmas Pendientes. Una investigación de 40 expedientes x españoles (Espejo de Tinta), Casas Encantadas (Editorial Santillana) y coautor de 20 Historias Inquietantes. Diario de un peregrino: el secreto de Eunate (Editorial Minotauro)- con su labor como reportero del decano programa radiofónico Espacio en Blanco de Miguel Blanco en Radio Nacional de España. http://www.franciscocontrerasgil.com

6 Ávalon

www.revistadigitalavalon.es


La Firma de Francisco Contreras Gil

Fue custodiado por los Caballeros Templarios. Con él se celebró la eucaristía con la que se cambió la liturgia mozárabe por el rito romano en nuestro país. Su existencia fue difundida por el movimiento trovadoresco y dio origen al literario ciclo caballeresco. Ha sido protagonista de operaciones por parte de los servicios secretos nazis, ingleses y españoles. Por si todo esto fuera poco, es el único -de todos los existentes en el mundo- que ha superado los estudios arqueológicos situándolo como la presunta copa que utilizó Jesús de Nazaret durante la Última Cena. Y además, alberga la clave que avalaría la relación entre el lado más heterodoxo y esotérico del cristianismo y del islam. El Santo Cáliz que se venera y guarda en la Catedral de Valencia alberga una historia asombrosa y fascinante. Las siguientes líneas no son sino parte de una eterna búsqueda… la búsqueda del Santo Grial. (Nota del autor: Al profesor Antonio Beltrán quien me brindó su amistad y me descubrió los misterios de la Historia. A Jorge Manuel Rodríguez, presidente del Centro Español de Sindonología, y Jaime Sancho, canónigo de la Catedral de Valencia, con quienes pude tocar el Santo Grial) Ávalon 7


El Santo Grial de Valencia

Rodeado por cientos de libros descolocados en altas estanterías, manuscritos apilados en una mesa de madera caoba, archivadores descoloridos, diplomas, reproducciones prehistóricas y grabados rupestres comenzó la búsqueda del Grial. Más concretamente, en el romántico despacho de quien fue no solamente protagonista de uno de los principales expedientes x eclesiásticos que tuvieron lugar durante la dictadura sino la única persona que hasta la fecha ha podido desmontar y analizar cada parte del Santo Grial que se venera y custodia en la Catedral de Valencia. Antonio Beltrán, -Catedrático de Arqueología en la Universidad de Zaragoza, fundador del Museo Arqueológico de Cartagena y asesor de la UNESCO- dedicó toda su vida a la enseñanza y a la investigación de nuestro pasado, algo que le convirtió en una eminencia en nuestro país dentro del campo de los estudios históricos y arqueológicos. Y entre su legado, que supera el medio millar de trabajos, una investigación diferente a todas que provocó que fuera a su domicilio zaragozano. Un expediente dedicado a la reliquia cristiana más buscada y ansiada que ha cautivado la imaginación de millones de personas desde tiempos remotos: el análisis arqueológico realizado al Santo Grial español. Antonio Beltrán no tardó en contestar a la tópica pero necesaria pregunta que tenía anotada en el cuaderno de campo durante el que fuera nuestro primer encuentro: ¿Cómo surgió la idea de analizar y estudiar el Santo Grial de Valencia? “El presidente de la Real Hermandad del Santo Cáliz -el barón de Cárcer- don Luís B. Lluch Garín; el presidente de la Archicofradía, y don Vicente Moreno, en nombre de los canónigos del Cabildo de la Catedral de Valencia, me propusieron dar una conferencia para inaugurar un curso sobre el Santo Grial -recordaba ante la grabadora Antonio Beltrán-. Les respondí que no porque de lo que no sé no hablo. Del cáliz sabía muy poco, así que me negué si no me dejaban tocarlo. Pensé que poniendo esta condición no me dejarían examinarlo, ya que según la tradición es un objeto de culto, de cultolatría, y para realizar este tipo de estudios debería desmontarlo, examinarlo, fotografiarlo, etc. Había que realizar un análisis como si se tratara de un pieza hallada en una excavación arqueológica. Pero para mi sorpresa, el arzobispo de Valencia, Marcelino Olaechea, aceptó todas las condiciones” Por increíble que pareciese, aquella respuesta puso contra la espada y la pared al siempre afable, risueño y laico profesor. “Al principio tuve miedo a las opiniones que surgirían por realizar aquel trabajo. En aquella época, si me negaba, sería acusado de “rojo”. Y si aceptaba, me 8 Ávalon

Para Antonio Beltrán, Catedrático de Arqueología de la Universdiad de Zaragoza y encargado del estudio de la reliquia, no hay ningún argumento que contradiga que el Santo Grial de Valencia pudo ser el utilizado durante la Última Cena. tildarían de “clerical”. Decidiese lo que decidiese, al final sería criticado, así que opté por hacerlo. Y lo hice por dos razones: la primera, porque como arqueólogo quería saber el verdadero origen de la pieza; y la segunda, porque Marcelino Olaechea se comprometió a difundir los resultados públicamente aunque los estudios determinasen que se tratara de un fraude” Con los pertinentes permisos y autorizaciones, el profesor Antonio Beltrán dispuso un trabajo documental y de campo dedicado a una reliquia sin precedentes en España. “Se formó una comisión. Todos los trabajos y operaciones -de los que se hicieron actas notariales- fueron presentados por don Vicente Moreno, canónigo celador del culto al Santo Cáliz y prefecto de Sagradas Rúbricas de la Catedral de Valencia. Los trabajos de desmontado de piedras y elementos fueron realizados por el orfebre Francisco Pajarón Suay, y tuvieron como testigo a don Guillermo Hijarubia Lodares, Vicario General del Arzobispado. Las fotografías fueron realizadas por J. Cabrelles Sigüenza. Todo ello fue auspiciado por el arzobispo de Valencia Marcelino Olaechea” www.revistadigitalavalon.es


La Firma de Francisco Contreras Gil

Un grupo multidisciplinar que llevó a cabo la catalogación en varias etapas en las que se realizó un análisis pormenorizado del objeto sagrado. “Se realizaron en diferentes fases. La primera, fue la observación directa y táctil, en la que hallamos una inscripción árabe en el pie: la segunda consistió en fotografiar - durante más de cuatro horas- toda la reliquia. Y la tercera, se fundamentó en desmontar las piezas y gemas. Tras esta primera parte determinamos la estructura del cáliz. La pieza está formada por tres

partes distintas entre sí, correspondientes a diferentes épocas; la copa superior, el pie, formado por un vaso ovalado e invertido y el nudo de oro que sirve de elemento de unión entre la copa y el pie con añadidura de las asas y de una guarnición áurea que soporta el engaste de piedras ricas y de perlas. Una vez desmontamos y fotografiamos el Santo Grial, comenzamos a cotejar las informaciones. Para ello, viajé a Londres, Florencia y Alejandría, y conté con la opinión de los mejores expertos en cada materia” Ávalon 9


El Santo Grial de Valencia

El equipo que coordinó Antonio Beltrán estaba compuesto por los profesores don Manuel Gómez Moreno, de Madrid; don José María Lacarra, don Francisco Yndurain y don Ángel Cancellas, de Zaragoza; don Pedro de Palol, de Valladolid; don Luis Pericot, de Barcelona; don Antonio Ubieto, de Valencia; los señores Iñiguez Vázquez de Parga y Martínez Ferrando, de Madrid y Barcelona, respectivamente, pasando por arabistas de la talla de Jorge Navascués y expertos internacionales en vasos murrinos como el doctor Hardem del Museo de Londres. Tras meses de indagaciones consultando colecciones públicas y privadas, cotejando documentación y el asesoramiento de los especialistas, las conclusiones preliminares fueron esclarecedoras. “Éstas conclusiones no dejaron lugar a dudas; la parte superior del cáliz, la copa, está labrada en calcedonia, mineralógicamente un conglomerado de cristales submicroscópicos de cuarzo, en una variedad llamada cornalina, de color rojo cereza, que también es conocida como cornarina o cornerina oriental -detalló Antonio Beltrán-. Se trata de un trabajo finísimo cuyo resultado produce que el material sea traslúcido. Mide 9,5 centímetros de diámetro en la boca, 5,5 centímetros de profundidad en su interior y 7 centímetros de altura desde la base hasta el borde. Tras los dos viajes a Londres para entrevistarme y consultar al doctor Hardem, para mí el mayor especialista en vasos antiguos y más concretamente en los llamados murrinos, determinamos que esta pieza procede de un taller de 10 Ávalon

Lilzáhira, “para el que da la luz”. Inscripción árabe cúfica, fechadaentre los siglos X y XI, tallada en la naveta del grial valenciano. La prueba que avalaría e simbólico y pagano origen del Grial. La alianza ­escondida a ojos de profanos­ entre caballeros cristianos y musulmanes. Antioquia o Alejandría. El resto de los elementos son añadidos, quizás de origen carolingio, con una orfebrería excepcional” La filiación arqueológica definitiva que dio el grupo multidisciplinar de historiadores, arqueólogos y científicos comandados por Antonio Beltrán fue clara y concisa: Copa superior procedente de un taller oriental, helenístico-romano, fechable entre los siglos IV a. C. y I d. C., y más concretamente, en los siglos II-I a.C.. Naveta del pie, con reborde de oro, originaria de un taller cordobés, o tal vez fatimita, fechable entre los siglos X al XIII. www.revistadigitalavalon.es


La Firma de Francisco Contreras Gil

Asas, nudo y orfebre gótico, de fines del siglo XIII o de la primera mitad del XIV, con presencia de ideas del mundo musulmán, un fuerte poso de las miniaturas mozárabes, conocedor de las técnicas orientales y mediterráneas y hasta de los modos de hacer mudéjares, pero imbuido, en lo esencial, por lo carolingio. Tirantes del pie y reborde del mismo. Obra de muy inferior calidad y fechable en la segunda mitad del silgo XIV. Si no está puesta con posterioridad al nudo y las asas, para asegurar mejor la unión de la copa y el pie, como parece seguro, y es contemporánea del resto de la orfebrería, es de otra mano. Piedras y perlas. Son trabajos de los siglos XII al XIV. En palabras del propio profesor Antonio Beltrán nada se oponía a que la reliquia pudiera ser la auténtica. “No puedo asegurar que éste sea el cáliz de la Última Cena. Lo que si puedo asegurar, como arqueólogo, es que no hay ningún argumento en contra que determine que este cáliz pudiera haber sido utilizado en la Cena Pascual. Si estuvo o no estuvo, no lo sé. Es evidente que desde San Juan de la Peña existe documentación sobre el cáliz. Y lo que para mí resulta más significativo, es que es en San Juan de la Peña, donde de entre todas las copas que tendrían, sólo a ésta se la adorna con unos trabajos de una exquisitez y una finura fuera de lo normal. Le dieron una relevancia ornamental fuera de lo común. ¿Por qué? ¿Por qué a este cáliz si y no a otro?” Aunque hoy parece olvidado, aquel dictamen ar-

queológico supuso un novedoso y gran impulso histórico, religioso y periodístico por descifrar los enigmas del cáliz valenciano. No solamente esclarecía las diferencias entre reliquia y relicario sino que el estudio -tras eliminar a otros sacros recipientes existentes en el mundo- provocó que decenas de expertos buscaran desde entonces cualquier pesquisa relacionada con la historia del sacro vaso. El Santo Grial en España El Santo Grial de Valencia es un cáliz viajero. Y gracias a ello gran parte de su historia, más concretamente desde el siglo XII, se encuentra documentada. La referencia notarial de su existencia en nuestro país más conocida es el manuscrito por el cual se manda el traslado de la reliquia del monasterio de San Juan de la Peña, en 1399, ordenado por el rey Martín el Humano. Los monjes -con el beneplácito de Benedicto XIII, el enigmático Papa Luna- cedieron la pieza al monarca para su culto y veneración en el Palacio de la Aljafarería de Zaragoza. Más tarde, la copa sagrada fue transportada a la Ciudad Condal cuando Martín el Humano cambió su residencia a Barcelona tal y como consta en el manuscrito del inventario realizado tras la muerte del rey en 1410. Posteriormente, Fernando de Antequera, sobrino del rey Martín el Humano y sucesor del trono, optó por llevar el objeto religioso a la capital del Turia. Primero fue depositado en el Palacio Real de Valencia en 1414, aunque posteriormente cambiaría su emplazamiento por el de la Catedral.

Ávalon 11


El Santo Grial de Valencia

Desde el siglo XV podemos afirmar que el Santo Grial ha estado en la Capital del Turia, aunque ha salido en diferentes ocasiones de tierras valencianas. De hecho, ha estado escondido y guardado en Alicante, Ibiza y Palma de Mallorca temporalmente. No fue hasta 1916 cuando el arzobispo de Valencia, Valeriano Menéndez, decidió instalar la reliquia en el lugar más sagrado del templo, la antigua sala capitular de estilo gótico, hoy llamada Capilla del Santo Grial, donde podemos observarla en la actualidad. Pero ¿cómo llegó a España y porqué fue escondido durante 450 años en tierras aragonesas? Las últimas investigaciones realizadas por la escritora norteamericana Janice Bennet, autora del libro San Lorenzo y el Grial, no solamente avalan la tradición que afirma que San Pedro llevó la pieza celestial a Roma -en base a la plegaria eucarística denominada Cannon Romano donde se identifica la reliquia con el Cáliz de Jesús- sino que además acreditarían la tradición que afirma -en este caso por el arte pictórico y escultórico de ermitas, iglesias y monasterios oscensesque fue San Lorenzo -primer diácono de Sixto II en Roma y siguiendo sus instrucciones ante las persecuciones de los bienes de las comunidades cristianas que llevó a cabo el emperador Valeriano- quien envió el Santo Grial con un soldado hispánico a casa de sus padres, Orencio y Paciencia, en el año 254 a la localidad oscense de Loret. El vaso sagrado permaneció a salvo en Loret -enclave donde hoy se levanta una ermita recordando su estancia- hasta que el obispo de Huesca decidió trasladarlo a la Catedral de San Pedro El Viejo en el año 12 Ávalon

553. Por espacio de casi dos centurias fueron muchos devotos los que le rindieron culto hasta que la invasión musulmana motivó que el cuenco divino fuera ocultado a ojos de los herejes en los escarpados montes pirenaicos, más concretamente en la inescrutable Cueva de Yebra en el año 711. Con el avance de la Reconquista, la estabilidad política, social y religiosa, el Grial fue llevado al monasterio de San Pedro de Siresa, en el Valle de Hecho, donde permaneció durante los siglos IX y X. Más tarde, entre los siglos X y XI fue ubicado en la Iglesia de Santa María, de la que hoy solamente quedan algunos restos arqueológicos en el mismo lugar donde se erige la ermita de San Adrián, en pleno Camino de Santiago. Desde el año 1014 hasta el año 1045, el cáliz pasa por otras tantas ubicaciones como la Iglesia de Sasabae hasta que más tarde es puesto a buen recaudo en la población de Bailo. Posteriormente, Ramiro I traslada la pieza celestial a la Catedral de Jaca -donde todavía hoy podemos encontrar un capitel en el que se hace referencia al viaje del Grial y San Lorenzo- para finalmente ser depositada en el Monasterio de San Juan de la Peña. Lugar en el que comenzó a crecer y extenderse su leyenda desde 1045, más aún cuando en el año 1071, el Santo Grial valenciano se convierte en testigo y protagonista del cambio de la liturgia mozárabe al rito romano en nuestro país. El nacimiento de un mito Pero no fue hasta el siglo XII cuando la búsqueda www.revistadigitalavalon.es


Acta fechada en 1133, que se guarda en el Archivo Histórico Nacional y al que el autor tuvo acceso, en el que se describe la existencia en el Monasterio de San Juan de la Peña del Grial que hoy se venera en la Catedral de Valencia cien años antes de que surgieran los poemas caballerescos. y culto del Santo Grial cobró una fuerza y vida sobrenatural. ¿Por qué no existía ningún tipo de referencia sobre el cáliz sagrado? ¿Cuáles fueron las causas y circunstancias que generaron la búsqueda del Santo Grial entre los hidalgos medievales del silgo X y XI? Sin lugar a dudas fueron las composiciones trovadorescas Perceval de Chrétien de Troyes, en 1188, Estorie dou Graal de Robert Boron, en 1190, y por último Parzival de Wólfram Von Eschenbach -escrita entre 1195 y 1216- las que catapultaron el espíritu griálico en la cristiandad. Pero ¿por qué? En un tiempo de zozobra religiosa en Europa y bajo las continuas contiendas contra los musulmanes los mandatarios cristanos buscaron un acicate con el que

estimular la fe. ¿Qué había más poderoso después del Santo Sepulcro? ¿Cuál podría ser el nuevo símbolo del cristianismo? El Santo Grial se convirtió en el bastión para los seguidores de Cristo. El vaso con el que se celebró el ceremonial judío pascual, la copa de la consagración de la Última Cena, el cuenco de la sabiduría, fuerza e inmortalidad se transformó en la meta final de muchos monjes guerreros. Pero ¿cómo y por qué se extendió por toda Europa? Como acuerdan todos los expertos el ciclo de literatura griálica nació gracias al movimiento trovadoresco -surgido en el siglo XI de la mano de Guillermo IX, conde de Poitiers y noveno duque de AquitaniaÁvalon 13


El Santo Grial de Valencia

Michael Hessman El Monasterio de San Juan de la Peña fue el santuario donde se dio culto al Grial español y, según los estudios realizados por el investigador Michel Hessmen, donde nació el mito griálico que se extendió por toda Europa. que fue el responsable de la difusión de la presencia del Grial en un santuario escondido en el Pirineo español primero por la tierras de Oc, después por la Provenza francesa y posteriormente por otros países como Alemania e Inglaterra gracias a los poetas cortesanos, “aquellos que componían un discurso empleando palabras en sentido figurado”. Las investigaciones realizadas a este respecto por parte del filólogo e historiador teutón de la Universidad de Gotting, Michael Hessman, han ido un paso más lejos en este sentido. Según Hessman, las tres obras griálicas no hicieron sino recoger lo que los trovadores, peregrinos y caballeros contaban del Santo Grial añadiendo, suprimiendo, idealizando y contextualizando, pero es en la obra del templario Wólfram Von Eschenbach, tras cotejar los escritos originales, donde se encontrarían las reseñas geográficas, arquitectónicas y sociales que ponen de manifiesto que el lugar exacto donde se veneraba el Grial se encontraba en el Valle de Atarés: en el monasterio de San Juan de la Peña. “En Parzival existe una descripción del castillo cerca de grandes montañas -detalló Hessman durante 14 Ávalon

En el altar mayor En de San de mucho la Peñabosque, y con nuestra entrevista-. una Juan zona de el Santo Grial donde se encuentra cerca de un río,español, en el lateral de unhoy acantilado. Montuna reproducción del cáliz valenciano, seque salvage -en idioma occitano de aquel momento, elelcambio deAragónla litugia mozaraba el seprodujo hablaba en Reino de equivale a San Juan romano. ¿Qué los hacia derito la Peña. La descripción de la tan torreimportante encaja con el para que fuera, de entre todos los existentes, aula-torre que originariamente tenía el monasterio” ornamentado utilizado Sólo es una reseñade de tal las forma muchasyque el estudioso en una liturgia de gran importancia? alemán afirma haber descubierto en el texto de Wólwww.revistadigitalavalon.es


La Firma de Francisco Contreras Gil

Operación Grial: nazis, servicios secretos ingleses y españoles tras el cáliz sagrado Si ya de por sí la historia del Santo Grial de Valencia es apasionante, resulta sorprendente descubrir como su búsqueda en nuestro país ha dejado episodios fascinantes durante los últimos cincuenta años. Nazis, servicios secretos ingleses y militares españoles han sido sus protagonistas. El más conocido fue el relacionado con Otto Rahn. Nacido el 18 de febrero de 1904 en la localidad de Michelstadt, en Hesse (Alemania), fue uno de los mejores expertos medievalistas relacionado con el lado más esotérico del movimiento nazi. Tras su paso por la Universidades de Friburgo y Heidelberg, Otto Rhan fue el encargado de investigar todo lo relacionado con el Santo Grial avalado por los principales mandatarios nazis -como Heinrich Himmler, jefe de la SS, y Alfred Rosenberg, miembro de la sociedad secreta Tule- tal y como sostienen los periodistas y escritores José Lesta y Miguel Pedrero. Himmler, basándose en las hipótesis planteadas por Otto Rhan sobre la ubicación del Santo Grial en España viajó a nuestro país en 1940 para buscar la sagrada copa en la montaña de Monserrat. Una operación llena de intrigas que parece ser que se vio truncada con la intervención de los servicios secretos ingleses haciendo desparecer un maletín donde se guardaban planos y reseñas de las cuevas de Monserrat. Pero fue el 21 de junio de 1936 cuando se fraguó la última crónica épica del Grial. Aquel día y horas antes de que la Catedral de Valencia fuera saqueada y el templo pasto de las llamas, los sacerdotes Elías Tormo, Juan Senchernes, Juan Palomina y la Sra. Suy -tras envolver el sagrado cáliz en papeles de periódicos- lograron salvar la copa de la destrucción. El Grial estuvo escondido durante meses en domicilios particulares hasta que finalmente fue llevado a tierras alicantinas y finalmente ocultado en una pared en el hogar de una familia del pueblo de Carlet. Con el fin de la contienda, la Junta Gral Aranda recuperando el Santo Grial Recuperadora del Tesoro Artístico Nacional emprendió la en la población alicantina de Carlet tras búsqueda de la reliquia. Investigaciones que terminaron con el hallazgo del grial por parte del General Aranda y su trasla Guerra Civil española. lado al Cabildo Metropolitano el 9 de julio de 1939. fram entre el Castillo del Grial y San Juan de la Peña. Pero hay más, como la inscripción que encontramos en las dovelas del arco de herradura de la puerta que da acceso al altar mayor y en donde se puede leer en latín: Porta per hanc coello fit previa, cuique fidelis, se student fidei iungere iussa dei. “Tenemos otros detalles curiosos -detalló Michael Hessman- como donde se habla sobre el rey Amfortas que, tras ser herido en una cruzada, decidió terminar sus días allí. Eschenbach describe que el mandatario pasaba la cuaresma ayunando y rezando en el monasterio. Afirma que era un rey cruzado. En Parzival, los caballeros del Santo Grial se llamaban templarios. El nombre del Alfonso I el Batallador en occitano era Amfortas, igual que en Parzival” En el puzzle histórico las piezas parecen encajar. Los datos refrendan la teoría de Hessman. Por un lado, como reflejan las biografías de Alfonso I el Batallador (1104-1134), el monarca fue estandarte de la Orden del Temple en España. Héroe de la Reconquista que veneraba una piedra tallada en el monasterio de San

Juan de la Peña, templo además que fue sede de la Milicia Templaria de Monreal -creada por el propio Alfonso I- para realizar determinadas ceremonias y una de las primeras encomiendas para los monjes guerreros junto a las de Cataluña, Valencia, Mallorca, Castilla, León y Portugal. Y por otro, existe un primer documento, un viejo manuscrito que se guarda en el Archivo Histórico Nacional de Madrid, firmado por el rey Ramiro I en 1133, en el que se describe -cien años antes de que surgieran y difundieran los romances medievales- la existencia de la reliquia valenciana en San Juan de la Peña exactamente igual a como la podemos observar en la actualidad: con 23 perlas, dos rubís y dos esmeraldas. Los Caballeros del Islam y el Cuenco de Alá Mientras los trabajos de investigación se siguen centrando en buscar argumentos que continúen avalando y legitimando -siempre en base a los informes arqueológicos- que el cáliz valenciano es la auténtica Ávalon 15


Santos Griales: entre milagros eucarísticos y falsas reliquias Existen por todo el globo terráqueo un buen número de reliquias relacionadas con el Santo Grial. Muchas de ellas nada tiene que ver con el cáliz de la Última Cena y el mejor ejemplo de ello lo podemos encontrar en la localidad gallega de O´Cebreiro, en pleno Camino de Santiago, donde muchos escritores y periodistas se empeñan en relacionar un milagro eucarístico con el Santo Cáliz. Al margen de erróneas y repetitivas interpretaciones prodigiosas, “milagros de la ostia” que denominaron los escritores Jesús Callejo y Javier Sierra en su obra La España Extraña, lo cierto es que el estudio arqueológico realizado por Antonio Beltrán reforzó la legitimidad del cáliz español y descartó otras piezas sagradas existentes en el mundo. Estos son algunos de los cálices, sin estudios arqueológicos que los avalen, que mayor popularidad y veneración albergan: 1.- El Caldero de Gundestrup (Museo de Dinamarca): Datado en el siglo II ó I a.C.. Es de grandes dimensiones y tiene diferentes símbolos celtas grabados. Se trata de un caldero que fue utilizado en ceremonias sagradas. 2.- La Copa de Nanteos (Glastonbury): Fue hallado al norte Gales, concretamente en la Mansión de Nanteos. Propiedad de la familia Powell, la tradición afirma que procede de la abadia de Glastonbury. Esta hecha de una material poroso con lo cual nunca pudo ser utilizada en una cena pascual judía al contrario que el valenciano que es murrino, pulido con mirra e impermeable, tal como mandaba la tradición hebrea. Esta datada en el siglo XIV. 3.- El Cáliz de Antioquía (Nueva York): Pertenece a la colección Cloisters del Metropolitan Museum de Nueva York. Esta compuesto por dos vasos. El primero de metal tallado en el siglo I. El segundo es de plata y fue tallado posteriormente para proteger al primero. Para algunos especialistas podría tratarse de la jarra-cáliz que se utilizaba en la mesa de la cena pascual para el vino tal como cita San Jerónimo. 4.- La Sacra Catina (Génova): Se trata de un plato hexagonal de cristal verde egipcio que poco tiene que ver con un cáliz para una cena pascual judía. Mide cuarenta centímetros y fue encontrada durante el saqueo de Cesarea en el año 1101 y llevada a Génova 5.- La Copa de Hawstone Parck (Inglaterra): Tallada en onice verde, piedra semipreciosa, mide seis centímetros de alto. Según el investigador Graham Philips la copa fue llevada a Inglaterra tras el saqueo de Roma por los visigodos. Su datación es romana. Pertenece a Victoria Palmer 16 Ávalon

Jorge Manuel Rodríguez, presi de Valencia y Fran copa con la que se celebró la Última Cena, y que la literatura griálica tuvo su origen por la ubicación del mismo en España, lo cierto es que -tal y como me confesó el propio Antonio Beltrán meses antes de fallecer- en los estudios se halló algo desconcertante que permanece ignorado por los expertos y que podría albergar una clave desestabilizadora que podría llevarnos al verdadero origen del Grial. “Sí, es cierto -precisó Antonio Beltrán durante la última entrevista que pude realizarle-. Lo más espectacular lo encontramos en la parte inferior del cáliz. Hallamos una inscripción árabe en su lado izquierdo www.revistadigitalavalon.es


dente del Centro Español de Sindonología, Jaime Sancho, Canónigo de la Catedral n Contreras, autor de este reportaje, junto al Santo Grial valenciano. -casi en paralelo al eje menor- y con una longitud de 1,5 centímetros. Tiene caracteres cúficos y se transcribe como li-lzahirati o lilzáhira, cuya traducción sería “para el que reluce” o “para el que da la luz”, respectivamente. La filiación arqueológica del grabado es: naveta del pie, con reborde de oro, originaria de taller cordobés o, tal vez fatimita y fechable entre los siglos X al XI” Una inscripción postergada al silencio. Una palabra grabada en la piedra que permanece relegada al olvido por los estudiosos que provoca la reflexión. ¿Y si, porque no, además de que fuera el auténtico vaso que se

utilizó en la Última Cena, de ser el protagonista de un minucioso plan con un fin político-religioso que tras Alfonso I terminó de difundir y expandir Alfonso II, fuera la prueba de las relaciones que existieron entre el lado más heterodoxo del cristianismo y del islam? Aunque nadie repare en ello, las letras árabes li-lzahirati -“para el que reluce”- o lilzáhira -“para el que da la luz”- existentes en el Santo Grial de Valencia serían el aval de la unión que existió entre Oriente y Occidente tal como apuntan eruditos como Wilhelm Schader en su obra Kelch und Stein. Y es que de lo que no hay duda, y así ha quedado refrendado documenÁvalon 17


El Santo Grial de Valencia

Marcelino Olaechea, Arzobispo de Valencia, y responsable del único estudio arqueológico realizado hasta la fecha sobre el grial español. talmente, es que los templarios -junto a otros cruzados- instalados en Jerusalén se impregnaron de corrientes heterodoxas. Más concretamente de los Ashishims -la llamada Orden de los Asesinos comandado por Hassan-I-Sabbah, apodado el Viejo de la Montaña, ubicados en la fortaleza de Alamut y conocidos por ser maestros en el arte del disfraz en la lucha contras sus enemigos y el poder de la palabra- y a quien les unía a los templarios el mutuo odio a los emires y visires turcos. “Las similitudes entre templarios y asesinos son muy sugerentes -escribió La Cruz en su obra La búsqueda del Santo Grial-. Ambas órdenes presentan una organización exotérica y otra esotérica que promueve la iniciación orientada a la iluminación. Todo indica que el ideal templario de una caballería celeste o espiritual, que sirviera de ejercito a un gobierno mundial sinarquía-, fue tomado de los asesinos y de otras corrientes musulmanas heterodoxas” De la misma forma que existieron monjes guerreros pertenecientes a órdenes político-religiosas encargadas de conquistar y defender los Santos Lugares, dentro de estas mismas órdenes se encontraban caballeros ilustrados y espirituales que adquirieron conceptos en tradiciones dualistas, cábalistas, gnósticas, maniqueas, cultos a la diosas madres o arquitectura mágica en pos de una contienda completamente alejada de la belicosa 18 Ávalon

como es la de la realización interior. Más concretamente de la mística sufí. Aquella que practicaba una alquimia interior, cuyo camino se basaba en la observación de sí mismo por parte del buscador para ser consciente e identificar los estados del alma y las moradas espirituales por los que discurría su camino iniciático hacia el conocimiento y el saber. Y surge un nuevo interrogante: ¿Es el Santo Grial de Valencia, la reliquia que materializa la búsqueda de la tradición del Grial Islámico? ¿El Cuenco de la divinidad de Alá que los Ashishims buscaba en el mítico monte Qaf? ¿Son en realidad los poemas caballerescos transformaciones occidentales de los relatos de la poesía sufi que se expandió por Al Andalus en los que se describía la existencia de una caballería espiritual -los llamados Futuawah- caballeros perfectos que alcanzaban la iluminación mística con Dios realizando un camino iniciático al cual sólo podían acceder los hombres perfectos y puros de corazón? “Hay algunas similitudes entre el Grial y el Islam afirma Jorge Blaschke en su obra Jesucristo o la historia falsificada-. Así vemos que es el viernes santo cuando el Grial es celebrado por los caballeros reunidos en el Bourg de Montsalvage, y es en el Islam chií, donde el doceavo Imán, el Imán oculto, se hace visible un viernes a medio mes. Es curioso advertir que hay doce Imanes, como hay doce caballeros alrededor de la Tabla Redonda.. y como hay doce apóstoles elegidos. El Grial de los chiíes y de los persas antiguos se llama “Luz de Gloria”, Ishrqaui, “Luz de Mañana”. Por otra parte toda la tradición Ishraqui iraniana habla del Grial con diferentes nombres. “La Isla Verde”, La Montaña Verde”, “La Ciudad de la Esmeralda”, etc” Y nuevamente surgen las preguntas. ¿Recogió Wólfram en realidad la tradición del Grial Islámico? ¿Encriptó en su obra un mensaje? ¿La señal de un conocimiento secreto que era parte del camino a la sabiduría e iluminación del espíritu? De lo que no cabe duda, tal y como explica Pierre Ponsoye en su obra El Islam y el Graal, es que la Iglesia nunca hizo suyo la leyenda del Grial por que poseía algo anterior de originario. Y sea como fuere, lo cierto es que el Santo Grial de Valencia -además de poder haber sido arqueológicamente la copa con la que se celebró la Última Cena, el objeto que acaparó la atención del movimiento trovadoresco y dio nacimiento a la literatura caballeresca- es la pieza en donde quedó sellada -escondido a ojos de no iniciados- la unión y alianza entre los miembros de órdenes caballerescas cristianas y musulmanas cuya auténtica misión no era defender ideologías y banderas o conquistar territorios sino la contienda en pos del espíritu, de la realización... www.revistadigitalavalon.es


La Firma de Francisco Contreras Gil

Libros de Francisco Contreras Gil Casas encantadas, cuando el misterio cobra forma Puertas que se abren y se cierran solas, muebles que son movidos por fuerzas invisibles, sombras e imágenes que aparecen súbitamente en cualquier habitación, pasos que se escuchan en salas abandonadas, a veces gritos, otras gemidos, golpes fuertes o sordos… Estos son algunos de los fenómenos que ocurren en las llamadas casas encantadas. El resultado es primero el desconcierto y después el miedo cercano al pánico entre las personas que han vivido estas experiencias. Sí, porque la realidad es que son decenas los casos en los que estos fenómenos han sido relatados por numerosos testigos, muchas veces en medio de la incomprensión e incredulidad de los que los rodean. Pero ¿simplemente mienten para alcanzar notoriedad o por algún otro motivo?, ¿sencillamente fantasean o exageran?, ¿es su cerebro el que los engaña?, ¿son solo víctimas de su propio miedo? o ¿es posible que exista otra realidad que se manifiesta de modo y manera que no alcanzamos a comprender? En este libro hallará un compendio de los casos más sorprendentes e insólitos de casas encantadas. De la mano de un periodista especializado, usted conocerá el testimonio de los testigos, sabrá los hechos y los datos, las pruebas y las teorías. Una obra sorprendente, que va más allá de lo cotidiano, de lo que conocemos, que nos lleva a lugares y hechos en los que no estamos seguros de nada, que nos producen desasosiego y a veces miedo. Pero están ahí. Esperando respuestas. ¿Se atreve?

Fantasmas ¿Hay alguien al otro lado? Desde la más remota Antigüedad, y en todas las culturas, se ha descrito la presencia y aparición de entidades que aparentemente no pertenecen a nuestro plano de realidad. Un tipo de fenómenos, vinculados a las Casas Encantadas, que se ha etiquetado bajo el nombre de fantasmas y que la creencia popular relaciona con espíritus de personas fallecidas que se manifiestan desde el más allá. Pero ¿es cierta la existencia misma del fenómeno? ¿hay testimonios y casos que nos permitan pensar que algo de esto es cierto? Fantasmas ¿Hay alguien al otro lado? muestra un veintena de casos en los que numerosas personas fueron testigos de las apariciones fantasmales y la sobrenatural fenomenología que acompañaba dichas manifestaciones. Episodios en los que la angustia, el miedo y el estupor se entremezclan en un tramado en el que muchas veces se repite un determinado tipo de pautas a cual más insólita. Casos como el legendario “Vuelo 401”, y la entrevista a una de las azafatas supervivientes del accidente aéreo y testigo de los fenómenos fantasmales; inquietantes y desestabilizadores expedientes como los Fantasmas del Reina Sofía; desconcertantes y estremecedores como el de los fantasmales rostros pétreos de Bélmez o el incidente Plaza & Janés o el espectro de la Diputación de Granada; malditos y embrujados como el del Castillo de San Martín de Valdeiglesias o Cortijo Jurado; protagonizados por damas blancas como la de La Cañada en Ávila o “La Enlutada de Parla” y Gabia la Grande; incluso encuentros por parte de las fuerzas de seguridad del estado con lo inexplicable como el denominado “Espanto de Capuchinos” en Málaga o los dedicados a las víctimas del misterio, al lado oscuro del más allá, como el “Expediente Vallecas”, componen esta obra. En las páginas de este trabajo de campo -continuación del libro Casas Encantadas. Cuando el misterio cobra forma, también publicado por la editorial Edaf- encontrará testimonios, entrevistas a testigos y protagonistas, documentación grafica, informes policiales, dossieres especiales… Un compendio de los casos más insólitos y espectaculares de los últimos tiempos para que usted pueda sacar alguna conclusión ante un interrogante incomodo y nada fácil para la sociedad en la que vivimos. Una pregunta que continua esperando respuesta… ¿Hay alguien al otro lado? Ávalon 19


Ja e m w a s e t , e l a rq u e ó l o go egipcio

Por Luis González González amenofhis_29@hotmail.com

Egipto siempre ha atraído nuestra mirada, evocándonos un mundo envuelto en un halo de misterio que cautiva nuestros corazones. A la sobra de la Gran Pirámide descansa la siempre infatigable máscara de oro del rey Tutankhamon, maese del nuevo arte del turismo a orillas del Nilo, un museo en vivo al cual acuden anualmente miles visitantes en un constante trasiego de descender y remontar el anciano río-dios, igual que hace tres mil años navegaban los marinos audaces de Su Majestad, el rey del Alto y del Bajo Egipto. Y es que a lo largo del curso del Nilo, el país se halla repleto de tesoros inconmensurables, auténticas enciclopedias abiertas al público, grandes tratados de arquitectura, medicina, literatura… un sin fin de combinaciones posibles que son el fruto del arduo trabajo de los románticos exploradores que recalaron en Egipto desde finales del siglo XIX. Si bien es cierto que el saqueo y el vandalismo actuaba libremente, siempre bajo la tutela del mejor postor, no menos cierto es que las autoridades del país permitieron esa fuga de obras de arte a cambio de una buena suma. Y no menos cierto es que el pensamiento de un nativo egipcio en aquellos años era solo uno: “estos occiden20 Ávalon

www.revistadigitalavalon.es


Jaenwaset, el arqueólogo egipcio

tales pagan muchísimo dinero por estas piedras, y nosotros tenemos muchas”. Desde la llegada de Giovanni Battista Belzoni hasta la creación del primer museo, pasaron muchos años, años en los que el busto de Nefertiti viajó a Berlín, cientos de estatuas de antiguos reyes presiden las mejores salas de los mejores museos europeos, incluso un obelisco de Karnak cruzó el Atlántico rumbo al nuevo continente. Pero esta serie de éxodo masivo es obra tan solo del hombre moderno, porque en la antigüedad, primaba sobre todo el sentido del afecto a la grandeza conseguida y sobre todo al antepasado. Y aquí, sumergidos en pleno corazón el Imperio Nuevo, cuna de grandes reyes y conquistadores, manantial inagotable de riquezas que no cesaban de entrar en Egipto, en este preciso momento encontramos al que muchos no han dudado de calificar como el primer arqueólogo, ó incluso el primer egiptólogo de la historia: Jaemwaset. A todas luces, este fue uno de los hombres importantes de su tiempo, y si acaso de todos los tiempos, ya que gracias a su trabajo, tesón y talento, muchos de los monumentos que en sus años estaban en un estado precario, pudieron sobrevivir durante muchas generaciones más, para el deleite de aquellos que lo sucedieron en vida. Jaemwaset fue el segundo hijo que la princesa Isetneferet dio a su esposo, en aquellos días el príncipe Ramsés. Su madre era la segunda esposa del futuro faraón de Egipto, ya que la esposa principal de Ramsés era la princesa Nefertary. Si embargo, este hecho no

fue un problema, las dos mujeres fueron grandes amigas y nunca rivales. Isetneferet dio a su esposo varios hijos, si bien es cierto que la mayoría de los datos que poseemos al respecto sobre esta mujer son obra de su hijo. Desde niño se convirtió en el favorito de su padre, y las crónicas lo describen como un muchacho avispado, recto y muy aplicado. Fue por todo esto que siempre destacó por encima del resto de los alumnos de la corte real, hasta el punto que muchos egiptólogos opinan que si Jaemwaset hubiera sucedido a su padre, su reinado habría sido mucho más fructífero que el de su hermano Merenptah. El talento del muchacho afloró en su tierna infancia, destacando sobre todo en la escritura. En su corta edad dibujaba hermosos y casi perfectos jeroglíficos, al tiempo que devoraba todos los libros que caían en sus manos. Los antiguos textos eran su gran pasión. Es de suponer que Jaemwaset se deleitó con algunas de las mejores obras literarias del Imperio Medio, como el “Cuento del marinero naufragado” ó “La Historia de Sinuhé”. De seguro que sus libros estarían incluso con notas en los márgenes, para resaltar aquello que más le estimulaba. Su hambre de conocimiento parecía no tener fin, pero no por ello se abandonó en el cumplimiento de sus otros deberes como príncipe real. Si estuvo claro desde un principio que su papel en la vida no sería el de militar, también es cierto que coqueteó brevemente con este estilo de vida tan singular. Así acompañó a su hermano Amónherjopeshef en varias misiones en Asia. Eran zonas conflictivas en las que la influencia egipcia se ponía en duda, y los infantes regresaron victoriosos. Pero el corazón de Jaemwaset volaba muy por encima de las armas, su gran pasión era la devoción a la cultura. Y por aquellos años, todo aquello que el príncipe real deseaba pasaba por el camino del sacerdocio. Sobra decir que esta palabra es totalmente incorrecta, ó mejor dicho, el significado de esta palabra no es el que nosotros utilizamos hoy día a la hora de referirnos al servidor de la divinidad. Ávalon 21


Jaenwaset, el arqueólogo egipcio

Pongamos como ejemplo el primer gran logro de Jaemwaset, el ser Sacerdote Sem en la morada de Ptah en Menfis. Sus propios coetáneos lo describen como “el hijo más grande y querido por los maestros artesanos, el Sacerdote Sem, el hijo del Rey, vida, prosperidad y salud, Jaemwaset”. Y es que este título era de gran importancia, una enorme responsabilidad para un joven que contaba con apenas veinte años de edad. Sus funciones eran muchas y variadas, y todas ellas conectadas a los cultos funerarios y los rituales en servicio del dios Osiris. No nos cabe la menor duda de que sus gestiones fueron buenas, y que con su presencia en los santuarios, las divinidades florecieron con sus corazones henchidos de júbilo, pues tan solo cinco años después de ocupar su cargo como Sacerdote Sem, Jaemwaset se convirtió en el Alto Sacerdote del Santuario de Ptah. Era este un título de gran importancia, y no obstante muy novicio en longevidad ya que había sido creado por el rey Nebmaatre Amenhotep, el tercero de su linaje. Este título es tan importante porque representaba una especie de puente entre la casa real y el pontificado de Amón. Amenhotep III había equilibrado así el alto poder y la creciente acumulación de riquezas de los sacerdotes tebanos. Muchos especialistas opinan que Ramsés II tomó buena nota de todos los movimientos de la época de Amarna, y que el rey decidió no favorecer sobremanera al templo de Karnak. Así que para ello, con el único objetivo de equilibrar Tebas y los otros dos grandes centros religiosos que eran Menfis y Heliópolis, echó mano de su hijo a la hora de gestionar con sensatez y sensibilidad esos

dos grandes poderes. Caeríamos en un error si pensáramos que el Alto Sacerdote del Santuario de Ptah se vio agraviado por la responsabilidad. Todo lo contrario, pues aquel joven de veinticinco años estaba, como diríamos hoy día, en su salsa. Si ya antes dominaba el complejo mundo religioso que compone el panteón egipcio, con estos cargos sus conocimientos se ampliaron por cien. Bajo su mandato cayó la responsabilidad de ejecutar los cultos de Solaris, Osiris, Ra, Apis, Ptah, Bastet y muchas otras divinidades. Y al tiempo, su atención al panteón se veía recompensada en su función administrativa como supervisor de las obras que su padre ejercía en su Santuario de Millones de Años, el Rameseum. Luego llegó la supervisión de todos los artesanos que trabajaban en la Sala Hipóstila de Karnak,, la de la Gran Morada de Ptah de Menfis, hasta que Jaemwaset llegó a hacerse cargo de casi la totalidad de las obras que se ejercían al norte del país, en la nueva capital del reino, la ciudad de Per-Ramsés. Para el emplazamiento de su nueva capital, Ramsés había escogido la antigua capital de los Hicsos, la otrora Avaris. Ramsés, con esta elección, no solo sometía para la eternidad la memoria de los invasores asiáticos, sino que controlaba toda la zona asiática desde un punto geográfico que había visto nacer a su familia, pues Ramsés I era originario de esa ciudad. Jaemwaset diseñó una ciudad que abarcó setenta y cinco mil kilómetros cuadrados. La dotó de numerosos santuarios, edificios administrativos, palacios, jardines, un cementerio y gran cantidad de áreas domésticas. Uno de los más significativos era el establo real,

22 Ávalon

www.revistadigitalavalon.es


Jaenwaset, el arqueólogo egipcio

que con casi diecisiete mil metros, se componía de una serie de seis pasillos conectados a un patio exterior. Cada uno de los pasillos albergaba doce habitáculos. El piso, de tierra batida, escondía un sistema de drenaje que canalizaba toda el agua que allí se acumulase. Se estima que cada establo podía dar cobijo a unos cuatrocientos caballos. Había también gran número de talleres artesanales, desde orfebrerías hasta los que elaboraban carros de combate. Los edificios, tanto administrativos como particulares, son recogidos en los textos como lugares de enorme belleza, por sus tejas barnizadas y por sus lozas decorativas. Y por doquier se encontraban las moradas de los dioses, Amón, Ptah, Seth, Uadjet, Astarté, Bastet, Ra, son solo un pequeño ejemplo de la diversidad religiosa que respiraba esta gran urbe. Tal vez debido a los conocimientos que adquirió como arquitecto, Jaemwaset cayó en la cuenta de que había numerosas edificaciones de sus antepasados que necesitaban una buena reparación. A día de hoy es posible visualizar en Internet numerosos artículos que calzan un cuarenta y ocho de pie sobre la memoria del príncipe real, y se escribe en negrita que el erudito no ensució sus manos reales con el polvo de las obras, y que poco menos se puede resumir esta devoción por sus antepasados como en buscar gloria y fortuna al hacer colocar su nombre en las inscripciones que dejaban constancia de las restauraciones ejecutadas. Todo esto no es sino falta de objetividad, pues Jaemwaset, como hijo de su padre, no tenía más que plas-

mar su nombre y títulos en cualquier lugar sin necesidad de gastar el dinero del Estado ó incluso su preciado tiempo, si ese no fuese su deseo explícito. La realidad, tal y como nos lo indican textos de la época, es que pirámides como la de Unas, grandes necrópolis de períodos pasados, así como numerosos santuarios habían sufrido el tormento del paso de los años. La huella del príncipe real Jaemwaset no solo está en las edificaciones de las primeras dinastías, ni tampoco en la pirámide de Unas, sino que el verdadero espíritu de este hombre culto fue inscrito por orden propia en la base de una estatua, donde se puede leer: “Amo a la antigüedad tanto, y a los antepasados que vivieron esos años…” La verdad es que pocos dudan de su poderío como “anticuario” ó ·”restaurador”, y otros muchos opinan que si esto se llevó a cabo fue gracias a sus numerosos títulos honoríficos, que escondían todo un ser repleto de cultura y de pasión por la historia de su país. Pero detrás de esos títulos honoríficos estaba la gran pasión de Jaemwaset, oculta en un rincón de su afición por la lectura y la escritura. Los textos mágicos. Cuenta la leyenda que el hijo de Ramsés buscó el saber que Thot había entregado al hombre al principio de los tiempos, y su búsqueda quedó reflejada en un papiro ptolemaico, del cual se pueden extraer una serie de enseñanzas y acontecimientos que más tarde adoptaría la religión cristiana. Vemos a la mujer en su papel de seductora (Eva) que lleva a su hombre hasta el abismo. “El Libro de Thot” guarda similitud con el fruto del manzano, el árbol de la sabiduría, que incluso se halla custodiado por una serpiente que acarrea un castigo divino. Pero veamos que es lo que nos dice este curioso papiro: En esos años, Jaemwaset ejercía como gobernador de Menfis, siendo esto un título que ostentaban los príncipes herederos. De aquí suponemos que sus hermanos mayores ya habían fallecido. Cierto día, el gobernador estaba reunido en el palacio real de Per-Ramsés con su padre y hermanos, ministros, visir y altos dignatarios de la corte. En esta reunión, además de los asuntos de estado, Jaemwaset hizo saber a su padre la necesidad del uso de los amuletos para los ciudadanos, y que éstos se pudieran beneficiar de la Ávalon 23


Jaenwaset, el arqueólogo egipcio

energía benéfica que de ellos emana. Esto lo sabía el príncipe porque sus conocimientos en magia eran infinitos, y sabía que la magia bien empleada era un beneficio para la comunidad. Así, uno de los ministros, que era hermanastro de nuestro príncipe, se río y se mofó diciéndole que eso eran patrañas inventadas para asustar a la plebe y a los enemigos de los Nueve Arcos (Egipto). Ramsés, sereno sobre el Trono de las Dos Tierras asiste al reto entre los dos hermanos. Jaemwaset observa a su hermano (en el papiro no se menciona el nombre de éste) y le dice: -¡Mira, vente con migo y te enseñaré el Gran Libro de la Magia, que fue escrito por el propio dios Thot, en el cual comprobarás todo el poder que contiene el Universo. La primera de sus dos partes contiene los secretos y poderes del cielo y de la tierra, del mar, de los más tenebrosos infiernos y de las más altas montañas. Al recitar las fórmulas mágicas, a tus órdenes se pondrán todas las aves de los cielos, todos los reptiles y demás animales terrestres, todos los peces de mares, lagos y ríos saltarán a la tierra y se colocarán como un ejército perfectamente organizado, aguardando tus deseos. Si las usas bien, serás el rey de la tierra. Al recitar las fórmulas de la segunda parte del 24 Ávalon

libro, conseguirás que un muerto resucite a la vida, adaptando su forma original antes de ser envuelto en el reino de Osiris Los presentes, asombrados ante la narración de Jaemwaset, le preguntaron acerca de tan maravilloso libro, y el gobernador de Menfis relató que tan magna maravilla descansaba oculto en la morada para la eternidad de Ptahneferka. Incrédulo, el hermano y ministro aceptó el reto y ambos pidieron permiso a su padre para poder acceder a todo lo necesario para financiar el viaje. Ramsés, envuelto en la curiosidad, dio las órdenes precisas y ordenó a sus hijos partir hacia Menfis en busca del Libro de Thot. Así navegaron por el Nilo durante tres días y tres noches parando en las bibliotecas de los santuarios, donde Jaemwaset buscaba información. Al fin, hallaron la tumba de Ptahneferka, oculta en una de las necrópolis menfitas. Jaemwaset, de pie ante la entrada, recitó una fórmula mágica al tiempo que realizaba un ritual. A los pocos minutos, ante el estupor de su hermano, la tierra se abrió hasta las profundidades y así, con unas antorchas, pudieron acceder a la cámara funeraria de Ptahneferka. Allí hallaron un papiro repleto de fórmulas mágicas, era el Libro de Thot. www.revistadigitalavalon.es


Jaenwaset, el arqueólogo egipcio

Pero ocurrió algo que ni el propio sabio y mago príncipe había previsto, y es que la momia de Ptahneferka se levantó de su sarcófago, se despojó de sus vendas y su máscara funeraria. Desnudo completamente se colocó ante ellos. Jaemwaset, conocedor de los misterios de la vida y de la muerte, no se asustó, pero su hermano estaba aterrorizado. No obstante, el menfita se sobrecogió al comprobar que en el sarcófago también estaba la momia de Anjura y Meru, esposa e hijos de Ptahneferka. Madre e hijo habían sido enterrados en la ciudad de Coptos, a más de seiscientos kilómetros al sur, pero sin embargo, el Ka de la madre y del hijo acudía ante el cabeza de familia para perpetuar así su existencia en el Más Allá. El Ka de Ajura se adelanta, y le ruega a Jaemwaset que no se lleve el libro, pues es el portador de las más terribles desgracias para el que lo posee: -Yo soy Ajura, esposa de Ptahneferka, y te ruego que no te lleves tan preciado objeto. Mi esposo, tras haber tenido conciencia del poder de la magia, se sumió en el estudio de los textos mágicos y del saber, hasta que la locura se apoderó de su corazón. Uno de los sacerdotes del Santuario prometió a Ptahneferka, a cambio de cien piezas de plata y dos sarcófagos labrados y decorados, que le entregaría el Libro de Thot, el que contiene el saber del Universo. Tras el pago efectuado por mi esposo, el sacerdote le dijo donde estaba el libro y le previno de que se hallaba en el interior de una caja de hierro meteórico, que a su vez albergaba otra caja de marfil, que a su vez albergaba una caja de madera de palmera, que a su vez albergaba una caja de madera de acacia, que a su vez, albergaba una caja de

oro puro custodiada por serpientes y reptiles. La caja de oro está abrazada por los mortales anillos que forman una serpiente inmortal. Pero estas advertencias no atemorizaron a mi esposo, y así acudió a la Gran Morada, y pidió audiencia a Su Majestad. Tras haber obtenido su permiso, se dirigió a Coptos, a los santuarios de Isis y Horus. Tras cinco días de ritos y libaciones a las divinidades, realizó unas figuras de barcos, con todos sus tripulantes, con sus remos, con sus bajeles y útiles necesarios para la navegación. Por medio de la magia, les dio vida y partió con la expedición rumbo a la caza del Libro de Thot. Durante tres días con sus tres noches, buscaron el libro. Cuando lo hallaron, tuvo que recitar las palabras de poder para destruir a las serpientes y reptiles. Excepto la serpiente inmortal, que aún siendo cortada en tres pedazos, volvía a recomponerse sobre sus extremidades seccionadas. Pero entonces, al tercer intento, mi esposo la seccionó en múltiples pedazos y los cubrió con arena. Así pudo hacerse con la caja de oro. Tras recitar las fórmulas, los cielos y la tierra se abrieron para él. Los secretos de la vida entraron en su mente. Al recitar la segunda fórmula, vio a Jeper, símbolo eterno de la resurrección y los secretos del Universo entraron en su mente. Yo quise leer el libro, y al hacerlo, comprendí lo que mi esposo había visto. Ptahneferka copió el libro en un papiro, lo purificó con aceites y realizó ritos que tan solo él conocía. Así, lo disolvió en agua y se lo bebió. Ahora, estaba fundido con el libro del Dios. Pero no supimos que el dios Thot, encolerizado desde las alturas, fue a quejarse al dios supremo Re: Mira a estos desvergonzados -dijo Ávalon 25


Jaenwaset, el arqueólogo egipcio

Thot- han querido ser como las divinidades primigenias, y han robado el libro que con tanto amor escribí para la humanidad. Re, obrando como juez y visir, decretó nuestra muerte. Tanto yo como mi hijo hallamos la muerte en Coptos, y mi esposo falleció al llegar a Menfis. ¡Oh gran príncipe Jaemwaset, tú que conoces el alcance del poder y de la sabiduría, tu sierva te ruega que escuches mis palabras y no te lleves el libro, que tanta destrucción ha causado!“ Pero Jaemwaset no hizo caso a la historia de Ajura, y decidió llevarse el libro. Entonces, Ptahneferka le puso como única condición el jugar una partida de senet. Aún con las trampas que el difunto realizó, Jaemwaset ganó la partida y le dio el libro a su hermano, diciéndole que lo llevara hasta la superficie. Entonces, Jaemwaset ejecutó en la tumba unos ritos mágicos, y comprobó como la momia de Ptahneferka se envolvió en llamas desde la cabeza, y éste le profetizaba que en muy poco tiempo volvería a él con un gran cuchillo clavado en su corazón. El caso es que el gobernador de Menfis huye con el libro y de camino a la capital, se encuentra con una mujer de una belleza jamás antes vista en las Dos Tierras. Tubugu, que así se llamaba la mujer, era una poderosa maga. Con sus palabras, cautivó el corazón del príncipe heredero hasta que súbitamente le mostró su verdadero aspecto, que no era sino un aspecto horrendo, era una criatura de origen diabólico oculta tras una hermosa máscara, y que ahora se hallaba en su estado más puro de monstruosidad. Así, Tubugu lanzó a Jaemwaset las más horribles maldiciones. Cuando el príncipe heredero llegó a Per-Ramsés, donde residía con su esposa y sus hijos,

26 Ávalon

cayó víctima de las más horribles alucinaciones y las más horrorosas torturas por parte de demonios nacidos en el seno de los profundos infiernos. El mal alcanzó a la esposa e hijos de Jaemwaset, que cayeron fulminados como por los rayos de la maldición de Tubugu. Al poco tiempo, falleció también el hijo de Ramsés, el que había sido gobernador de Menfis. El rey, absorto en la pena y la tristeza, comprendió el poder destructivo y caótico que hasta él había llegado, e inmediatamente ordenó restituir el libro al lugar de donde había salido. Y así, Jaemwaset pudo comprobar como la profecía de Ptahneferka se veía cumplida, en el plazo que este le había fijado. Leyendas aparte, también cabe destacar el compromiso que Jaemwaset tuvo con los ritos de la Heb-Sed de su padre. Este hecho ocurrió al llegar el trigésimo año del reinado del faraón. Tras este primer festejo, le siguieron otros en intervales de tres años. Jaemwaset completó nueve de las catorce Heb-Sed que Ramsés celebró. Con motivo de la primera celebración, el hijo escribió para su padre: “Año 30 del reinado de las Dos Tierras, Usermaatre Setepenre (que viva eternamente). Su Majestad ordenó que la festividad de su Heb-Sed se proclame en la tierra entera. El hijo del rey, el sacerdote Sem Jaemwaset “ Pero no podemos despedirnos del gran mago Jaemwaset sin visitar su gran empresa, por la también tuvo una pasión desmesurada: el Serapeum. En el antiguo Egipto, los toros Apis, a los que también denominaron “Osirapis”, encarnaban al dios, que tras la muerte se convertían en Osiris-Apis. El culto a estos toros era tal que recibían un trato que ya quisieran para sí muchos seres humanos a la hora de su óbito. El propio Ramsés asistió a varios de estos rituales y efectuó personalmente la búsqueda de sus sustitutos. Éstos debían tener un aspecto y unas marcas determinadas. Durante siglos, los Apis habían sido enterrados de forma individual. Pero el Serapeum, desde los años de Amenhotep III era un complejo de galerías subterráneas con sarcófagos enormes, tan solo comparable en Egipto a la KV 5 del Valle de los Reyes, por su gran número de corredores, cámaras y galerías. Los trabajos de restauración y las diversas obras arquitectónicas que emprendió para su padre, le mantuvieron ocupado durante toda su vida. Cuando acudió a su cita con la muerte, Jaemwaset ya era un hombre muy entrado en su madurez. El trágico desenwww.revistadigitalavalon.es


Jaenwaset, el arqueólogo egipcio

lace ocurrió en el año 54 del reinado de Ramsés. Así fue como ascendió al cielo el hijo del Horus, Jaemwaset Justificado. El enigma reside en saber donde se halla su morada para la eternidad, aunque es más que probable que ésta este en el Serapeum, y fuese encontrada por Auguste Mariette en 1851. Cuando el arqueólogo francés desenterró la necrópolis de los Apis se halló la momia de un hombre anciano. Llevaba una máscara funeraria de oro, collares de piedras preciosas y un gran número de amuletos mágicos. El ajuar funerario era exquisito, y fue catalogado como de carácter real. Alrededor de todo el Serapeum se hallaron un

total de 2.500 bloques de piedra y los títulos y el nombre del príncipe real Jaemwaset están en casi todos ellos. Para los egiptólogos no existe duda alguna, y la sensatez nos inclina a pensar lo mismo. En el interior del Serapeum, donde se honraba a los toros Apis, Jaemwaset dispuso su morada para la eternidad para que su Ka recibiese las ofrendas buenas y puras con las que un dios se complace. Así sucedió en los mil cuatrocientos años siguientes, donde fue honrado y ofrendado como uno de los más grandes y poderosos magos de todos los tiempos, y también como uno de los personajes más sabios y grandes de Egipto. Ávalon 27


Una sección de Rosa Santizo Pareja

zoriazkar@hotmail.com

El Sirrush de Babilonia El sirrush es una criatura que aparece representada en la reconstruida Puerta de Istar de la ciudad de Babilonia. Se parece a un dragón con el cuerpo recubierto de escamas, las patas traseras como garras de águila y las delanteras de felino. También tiene un cuello largo y una cola, cabeza con cuernos, una lengua como de serpiente y una cresta. Puesto que no presenta similitudes con ninguna criatura conocida, algunos investigadores apuntan, que el sirrush podría haber existido en la realidad. El término "sirrush" se deriva de una palabra acadia libremente traducida como "serpiente de esplendor". El arqueólogo alemán Robert Koldewey, que descubrió la puerta de Istar en 1902, se planteó seriamente la hipótesis de que el sirrush fuera real. Argumentaba que su representación en el arte babilónico era consistente a través de los siglos, mientras que las de las criaturas mitológicas cambiaban, a veces drásticamente, con el paso de los años. También se fijó en que los sirrush están representados en la Puerta de Istar entre animales reales, como el león y el rimi (uro), llevándole a especular que el sirrush era una criatura con la que los babilonios estaban familiarizados. En un templo dedicado a Bel (dios de Nabucodonosor), los sacerdotes tenían un "gran dragón o serpiente, adorado por los babilonios". Daniel, el profeta bíblico, se enfrentó a esta criatura por los sacerdotes, quienes le desafiaron a cambiar a su dios invisible por su dios viviente (el de los sacerdotes). Finalmente, Daniel envenenó a la criatura. Las patas delanteras de la criatura, claramente de felino, parecían incongruentes, e hicieron dudar a Koldewey. Sin embargo, en 1918 propuso que el iguanodonte, (un dinosaurio con patas traseras parecidas a las de un pájaro) era lo más parecido al sirrush.

Fuente: http://almogavar.multiply.com/

28 Ávalon

www.revistadigitalavalon.es


Visto en la Red

El origen de la palabra "anfitrión" La palabra “anfitrión” recuerda al rey de Tebas, Anfitrión, hijo de Alceo y de Hipponoma y nieto de Perseo. Este rey tebano estaba casado con una bella mujer llamada Alcmena, de la que se enamoró Zeus. Aprovechando la ausencia del marido por asuntos de guerra, el dios tomó su apariencia y obtuvo los favores de Alcmena. Sobre esta historia escribieron sendas obras dramáticas Plauto (214 a.C.) y Molière (1668). En la versión de este último, al final de la obra, el criado de Anfitrión, llamado Sosia –con cuyo nombre, precisamente, se designa desde entonces a la persona tan parecida a otra que puede pasar por ella-, exclama: “El verdadero anfitrión es el Anfitrión en casa del cual se cena”. Esta frase de la obra de Molière se hizo muy popular y desde entonces el nombre de Anfitrión pasó a designar –primero en Francia y luego en el resto de Europa- al que abre su casa para recibir a unos invitados.

Fuente: http://sabersiocupalugar.blogspot.com/

¿Qué es eso que gira sobre la pirámide de Keops? Que los occidentales tenemos un acusado sentido del negocio y del espectáculo es algo que no debe sorprender al lector. Pero que en 1931, hubo quien se planteara en serio montar una “faraónica” atracción turística sobre la gran pirámide de Keops (la única de las siete maravillas del mundo antiguo que sigue en pie) es algo excesivo incluso para nosotros, ávidos seguidores de la única religión verdadera: el capitalismo. El viejo artículo de Popular Mechanix (año 1931) en el que encontré la imagen, no dice nada del proyecto salvo que esperaban el placet de las autoridades egipcias para iniciar los trabajos. Afortunadamente ese permiso nunca llegó. Como veis el “atentado” consistía en colocar una estructura mecánica giratoria (alimentada con un motor eléctrico) que diera soporte a tres habitáculos – similares a teleféricos – para los turistas. De haberse llevado a cabo tamaña barbaridad, hoy tal vez hablaríamos de la desaparición del total de las citadas siete maravillas. Eso si, no penséis que con el tiempo los humanos nos hemos vuelto más prudentes en nuestras pretensiones megalomaníacas. Ahí está el triste y reciente ejemplo del hotel Algarrobico en pleno Parque Natural Cabo de Gata. ¡Si es que no aprendemos!

Fuente: http://www.maikelnai.es/ Ávalon 29


Visto en la Red

El Domingo Sombrio, “la cancion Hungara del suicidio” “El domingo sombrío” es una canción compuesta por Rezső Seress, en 1933. hay varias versiones de leyendas urbanas acerca de esta canción, la mas lógica y conocida dice que el autor la compuso luego de estar afligido por el rompimiento con su novia, luego de que la canción se volviera un éxito, mando la letra y música de la canción a su ex-novia, dedicándosela… Su ex-novia que en ese momento se sintió afligida también, se tiro de la ventana mas cercana… Y supuestamente también ha sucedido esto con muchos amantes… lo que si se sabe a ciencia cierta es que el mismo Rezső Seress se suicido muchos años después. ahora bien, ¿como una canción puede inducir al suicidio de esta forma? la canción esta hecha en unos tonos de piano muy bajos, tristes y sombríos, así como una melodía repetitiva que se vuelve angustiante, esto sumado a una letra deprimente, la convierten en una canción que, si estas deprimido previamente, no terminaras sintiéndote mejor. ¿pero es esto suficiente como para que una persona se tire del balcón mas cercano? nadie lo sabe a ciencia cierta. ¿te atreves a comprobarlo?

La canción se ha versionado muchas veces por lo cual es posible que se haya perdido la pureza, de todas formas es algo escalofriante.

Fuente: http://midescansoeterno.wordpress.com//

Los exploradores del Polo Sur Finales de 1911, dos grupos de exploradores comienzan su camino para lograr un hito en la historia del hombre: la conquista del Polo Sur. Un británico, Scott, lideraba una expedición y Amundsen, un noruego, la otra. En un primer momento parecía que Scott partía con ventaja, sus trineos disponían de motor y llevaba unos ponis para ayudar en el transporte. En cambio, Amundsen únicamente llevaba trineos, diseñados para que fueran ligeros, tirados por perros Husky.

A los pocos días de viaje, los animales del británico no soportaron el rigor del frío y murieron. Los motores de los trineos tampoco funcionaron debido a las bajas temperaturas. Por ello, Scott y los suyos tuvieron que tirar de sus propios trineos. Esto les agotó. Aún así consiguieron llevar al Polo Sur. Aunque alrededor de un me

Scott y sus cuatro acompañantes, decepcionados, tristes y abatidos iniciaron el viaje de regreso después de conte finalmente murieran todos, arrasados por el frío, las tormentas de nieve, los miembros congelados y la decepción.

Fuente: http://curis 30 Ávalon

www.revistadigitalavalon.es


Visto en la Red

Magia : El Libro de las Sombras El Libro de las Sombras es la lectura primordial de los practicantes del wicca y representa una pieza fundamental del conjunto de elementos que un wiccano utiliza. Dicho libro contiene todo el conocimiento mágico que un wiccano acumula durante su permanencia en este mundo. No existe “un Libro de las Sombras” único o auténtico, ya que la mayor parte de sus conocimiento y/ó secretos se transmiten de manera oral, ó por transcripción de libros más antiguos. Es frecuente que un coven posea un libro común y que además, cada brujo posea un “Libro de Sombras” personal. Es permitido a los miembros del coven agregar rituales o información al libro común, al igual que trascribir párrafos del mismo, a sus libros individuales, pero no está permitido sustraer parte de él. Esta literatura cuenta con cierto poder intrínseco en las palabras escritas ó en sus ilustraciones: es en sí, un instrumento mágico. Hecho de puño y letra por el brujo, se “carga” de Poder. Existen muy pocos “Libros de las Sombras” realmente antiguos (en Perú, sólo sé de la existencia de dos, por ejemplo); los motivos son diversos: en las épocas de persecución, eran convenientemente destruidos (por razones obvias y dolorosas de recordar) Otro motivo ha sido, la tradición: La tradición dicta que, si un brujo ve ya próximo el momento de su muerte, debe legar su libro a su descendiente familiar ó discípulo más querido, y al que ha intruido en la Antigua Religión. Si el brujo ha mantenido sus prácticas en secreto a su familia, deberá legarlo al descendiente familiar del que sabe que ha recibido “la bendición de la Diosa” (heredar la conexión con la Diosa) En caso de no haberse tenido descendencia, discípulos ó herederos espirituales, el brujo debe destruir “El Libro de las Sombras” (el conocimiento en manos inexpertas, a veces es tan peligroso como darle un arma a un niño) Muy rara vez un “Libro de las Sombras” cae en manos equivocadas: cuando eso acontece, el Libro “se vuelve mudo para el profano”; tengo conocimiento de un caso de estos en mi país. El actual propietario, a pesar de “ofrecer el oro y el moro”, no ha logrado que nadie le revele los secretos del Libro,… ni lo logrará. Ya sea que esté escrito en algún alfabeto secreto, o en un idioma reconocible, todo “Libro de las Sombras” comienza de la misma manera: “Guarda El Libro de las Sombras” escrito con tu puño y letra. Da el Conocimiento a tus compañeros, pero sin que El Libro salga de tus manos. Esconde El Libro en lugar secreto y aprende de él lo máximo. Puede darse el caso, de que llegue el momento en que por tu bien, te veas obligado a destruir El Libro,… pero cuando la época de peligro haya pasado, te verán en la necesidad de tener que escribirlo de nuevo con exactitud…”

Fuente: http://asusta2.com.ar/

es después del 14 de diciembre, fecha en la que consiguió completar el viaje el equipo noruego de Amundsen.

emplar que habían sido los segundos. El Polo Sur era noruego. Posiblemente ese estado de ánimo contribuyó a que

storia.blogspot.com/ Ávalon 31


Visto en la Red

Diez maravillas geológicas para descubrir Fuente: http://diariodelviajero.com/

La tierra jamás deja de sorprendernos con sus bellezas, curiosidades y paisajes increíbles. Así, cuando creíamos haberlo visto todo, siempre surge algo nuevo que nos dejará maravillados. Entonces, para aquellos que aún se fascinan con esos paisajes y formaciones naturales que pueden encontrarse y que dan muchas ganas de conocer va este listado de algunas de las más hermosas maravillas geológicas del mundo. Diez de ellas repartidas por diferentes puntos del planeta.

1- The Wave (La Ola), ubicada en el límite de los estados de Arizona y Utah en un paraje denominado Coyote Buttes. Es esta una zona natural conformada por formas rocosas con arenas con depósitos de hierro que le dan el aspecto de un maravilloso aro iris de colores que van desde los tonos de amarillos, rosas y rojos. Sólo accesible a pie luego de una larga caminata por un sector desértico pueden arribar allí unas pocas personas al día. El cupo es limitado.

32 Ávalon

www.revistadigitalavalon.es


Visto en la Red

2- Antelope Canyon (Cañón del Antílope) se encuentra en el estado de Arizona, Estados Unidos y se lo considera uno de los cañones estrechos más visitados y fotografiados de la zona. Ubicado dentro de la reserva indígena de los navajos, ellos le llaman Tse ‘bighanilini, que significa “el lugar donde el agua corre a través de las rocas”. El mismo cuenta con dos formaciones separadas denominadas Upper Antelope Canyon (Cañón del Antílope superior) y Lower Antelope Canyon (Cañón del Antílope inferior). Cabe destacar que este destino sólo puede visitarse con guía debido al peligro que se corre por las inundaciones instantáneas.

3- El Gran Agujero Azul (Great Blue Hole) se alza en el Arrecife Lighthouse ubicado en Belice, a unos 100 kilómetros de sus costas. Se trata de un agujero con forma de círculo casi perfecto, de 305 metros de diámetros y 123 metros de profundidad lo que hace que el agua se vea de un color azul increíble. Dentro un sistema de cuevas lo convierte en un paraíso para el buceo. Ávalon 33


Visto en la Red

4- La Cueva de Cristales Gigantes se ubica en el estado mexicano de Chihuahua y fue descubierta en el año 2000 en una mina que posee importantes depósitos de plata y plomo. La cueva posee unas maravillosas formaciones de cristal que nacieron gracias a la temperatura que ha conservado durante miles de años y al vulcanismo que depositó los sulfuros metálicos. El acceso es totalmente restringido para evitar daños a los cristales más blandos de la formación.

5- El Ojo del Sahara o también llamada la Estructura de Richat se encuentra en la parte sudoeste del desierto del Sahara perteneciente a Mauritania. Visible desde el espacio y de casi 50 kilómetros de diámetro es este un hermoso accidente geográfico formado debido a la erosión de millones de años.

34 Ávalon

www.revistadigitalavalon.es


Visto en la Red

6- La Gruta del Lago Azul se puede visitar en la región brasileña del Mato Grosso, más precisamente en el municipio de Bonito. En su interior pueden apreciarse formaciones geológicas tales como estalactitas y estalagmitas pero sin dudas lo más hermoso de esta gruta es el lago cristalino de 70 metros de profundidad y de un color azul profundo que tiñe las paredes del lugar.

7- La Calzada de los Gigantes (Giant’s Causeway) se encuentra en la costa noreste de Irlanda del Norte. Es esta un área que formada por alrededor de 40.000 columnas de basalto provenientes de una erupción volcánica. La mayor parte de ellas son hexagonales, aunque también hay algunos con cuatro, cinco, siete y ocho lados.

Ávalon 35


Visto en la Red

8- La Puerta del Infierno (Hell Gate) se alza en Uzbekistán, más precisamente en las cercanías de un pequeño pueblo llamado Darvaz. El sitio fue descubierto por un grupo de geólogos que buscaban gas hace ya 35 años. Así, dieron con esta caverna subterránea muy profunda llena de este material. Entonces fue que decidieron encenderla para evitar que gases venenosos llegaran a la superficie. De este modo, durante los últimos 35 años este sitio arde sin parar…

9- La Roca de la Ola (Wave Rock) puede apreciarse al sur de Perth, Australia y se trata de una formación rocosa natural cuyo nombre se le dá, justamente, por el aspecto que presenta. Así, como si de unas olas a punto de romper se tratase, el lugar alcanza unos 15 metros de alto por 110 de largo.

36 Ávalon

www.revistadigitalavalon.es


Visto en la Red

10- Las Colinas de Chocolate se encuentran en Bohol, Filipinas y son alrededor de 1268 colinas en forma de cono casi todas del mismo tamaño repartidas en una superficie de más de 50 kilómetros cuadrados. El nombre se lo han ganado a que durante el invierno ganan un color marrón fuerte. En tanto, las hipótesis sobre su formación son varias.

Si quieres estar al día sobre todo lo que te gusta, síguenos en

http://www.facebook.com/RevistadigitalAvalon Ávalon 37


PSICOIMÁGENES, UNA VENTANA ABIERTA A LA DIMENSIÓN DESCONOCIDA Por: José Luis Tajada Herráiz

D

esde que saltó a la luz el fenómeno de la video-transcomunicación han sido muchos los investigadores que han intentado perfilar el procedimiento que da origen a los rostros y figuras obtenidas por el método que propusiera -en mitad de los años ochenta- el técnico Klaus Schreiber. Para ello se han elaborado todo tipo de hipótesis, la mayoría sin la más mínima relación con la ciencia. Teorías exobiológicas, animistas, espíritas y transcendentales, no han hecho, junto con la difusión de imágenes espectaculares de dudosa procedencia, otra cosa que desprestigiar y entur38 Ávalon

www.revistadigitalavalon.es


biar la credibilidad de un fenómeno -para mí- real, inexplicado, y que seguramente esconde una llave que permitirá abrir la puerta a nuevas formas de comprender el Universo que nos rodea. No es pretensión a lo largo de estas líneas sentar las bases para acercar Ciencia y Conciencia. Mi labor es mucho más humilde: resumir y exponer la experiencia personal que durante años he logrado adquirir en el estudio de un fenómeno que, para deleite de unos y mal que le pese a otros, está ahí. Ávalon 39


Visto desde mis propios ojos

El procedimiento más simple para obtener lo que se denomina psicoimágen es sencillo: consiste en apuntar con una cámara de vídeo a un monitor que, a su vez, está conectado a la propia cámara. De esa manera obtendremos un bucle de retroalimentación luminosa –y en su componente hardware, eléctrica- que mostrará como resultado una mancha en movimiento sobre la pantalla. Este “flameado”, que aparece distorsionado y multiplicando infinitamente su propia imagen es el portador de las imágenes que buscamos. La secuencia en movimiento al ser grabada y analizada fotograma a fotograma, muestra en alguno de los cuadros (frames) que la componen –en mi caso en torno al uno por mil- imágenes que no deberían estar ahí. El procedimiento, rudimentario y –aparentemente- carente de lógica no puede ser más simple. Sin embargo, funciona. Las primeras experiencias que efectué en este campo, allá por la mitad de 1990, despertaron en mí la curiosidad. Dentro del improvisado laboratorio en el que durante horas recopilaba grabaciones por este procedimiento -y que a posteriori me llevarían varios días revisar- comencé a vislumbrar una forma de obtener información de “algo que no debía estar ahí”. Rostros de personas, escenas, formas geométricas e incluso animales, se sucedían en el monitor de vídeo mientras me afanaba por encontrar una explicación al por qué de su aparición. Dediqué varios meses a buscar el error que generaba, durante una fracción de segundo y no más, esas imágenes que no tenían razón de existir. Ahí nació mi necesidad de dar una explicación a este insólito suceso, al no encontrar ningún error en el sistema. A diferencia de otras prácticas y experimentos que se pueden realizar dentro del basto, mal documentado y a veces surrealista “mundo de la parapsicología”, el fenómeno de la psicoimagen –al menos en mi caso- ofrece un porcentaje de resultados positivos que invita al estudio empleando metodología científica. Invito, antes de prejuzgar lo aquí expuesto, que cualquiera que sienta curiosidad por el proceso, lo experimente. Pero para ello deberá tener en cuenta una serie de consideraciones que no muchos investigadores conocen –y si conocen no divulgan- y sin las cuales, se reducirían considerablemente las posibilidades de éxito. Escuetamente expongo los materiales y protocolos empleados en mi caso. 40 Ávalon

El equipamiento a Emplear El material necesario es muy simple, aunque he de reconocer que no siempre se encuentra al alcance de todos en base a que muchos de los elementos necesarios pueden estar obsoletos en el mercado de consumo. Monitor de Vídeo: Lo ideal es utilizar un monitor de fósforo (CRT), nunca una pantalla LED, TFT o LCD, y si es posible que trabaje con tecnología de válvulas –no por la tecnología en sí, si no porque es buen indicador de que el diseño de dicho monitor muy posiblemente sea anterior a los años ochenta, evitando filtros y ecualizaciones en sus circuitos de barrido que curiosamente dificultan la captura de psicoimágenes- los monitores que emplean estos dispositivos electrónicos de conmutación y amplificación al vacío, trabajan con tensiones muy elevadas, y que en mi caso, han demostrado ser ideales, obteniendo con ellos un mayor índice de capturas. En su defecto, cualquier monitor en B/N –Blanco y Negro- puede servirnos. Maticemos algo. Diferencias entre monitor y televisor. Un error muy difundido es no conocer la diferencia existente entre un televisor y un monitor. Un monitor es una pantalla de Cristal al vacío –en nuestro caso- en la cual queda reflejada la imagen que llega de manera analógica a la entrada del dispositivo. Carece de receptores de señales radio-eléctricas, y la señal que llega a él se encuentra modulada en Baja Frecuencia, es decir, es menos susceptible a captar, mezclar o incluir señales indeseadas. En cambio, un televisor es un monitor al cual se ha colocado un receptor. Es decir, como los televisores que todos conocemos en el salón de casa, tenemos que sintonizar el receptor para poder ver la emisión del “canal” deseado. Un monitor no tiene sintonizadorn que capte una señal modulada con una portadora de radio. El tipo de monitor deseado para nuestras experiencias podremos encontrarlo en distribuidores de sistemas de video-vigilancia o, en su defecto, anulando el circuito receptor en antiguos televisores domésticos, para ello simplemente utilizaremos la entrada de Video Compuesto, no la de antena. En mi caso siempre he utilizado monitores y antiguos aparatos de televisión a válvulas a los cuales suprimía el circuito receptor e inyectaba la señal de vídeo tras el circuito de Frewww.revistadigitalavalon.es


El evento Tunguska

cuencia Intermedia. Cámara de Vídeo: Varias experiencias con videocámaras domésticas del tipo HandyCam me hicieron desistir de su empleo. Este tipo de cámaras suelen poseer todo tipo de sistemas para evitar precisamente lo que intentamos capturar, es decir, imágenes de muy poca duración y que se muestran como una “anomalía” de la secuencia registrada. Para ello, aconsejo cámaras del tipo empleado en los circuitos cerrados de televisión (CCTV), con una óptica manual, diafragma manual y un focal que permita encuadrar la pantalla

del monitor a una distancia no superior a dos metros. Personalmente los mejores resultados lo he obtenido con cámaras en B/N e Infrarrojo. Video-Grabador: Será el dispositivo empleado para almacenar las secuencias de vídeo que grabaremos y que más tarde analizaremos cuadro a cuadro. Puede ser digital o analógico, preferiblemente lo primero, capaz de aceptar la señal que es enviada eléctricamente desde la cámara de vídeo y de entregar una señal inteligible al monitor. Un error muy frecuente es emplear sistemas de grabación que puedan grabar a mucha veloci-

Ávalon 41


Visto desde mis propios ojos

dad. En nuestro caso resulta irrelevante, ya que a velocidad de grabación deberá venir determinada por la cantidad de imágenes capaz de capturar por la cámara y de representar por el monitor de vídeo. En resumen, el sistema debe estar sincronizado y trabajando a la misma resolución en cuadros por segundo, esto, si se emplean elementos de uso común como los aquí propuestos surge por defecto. El video-grabador será empleado, además, para visualizar el vídeo grabado, imagen a imagen, por lo que deberá tener una perfecta pausa, y la posibilidad de avance y retrocesos cuadro a cuadro, es por ello que se aconseje el empleo de equipos analógicos con pausa digital . Una cámara fotográfica: Aunque una vez de42 Ávalon

tectada una imagen sobre la pantalla del monitor podremos contemplarla o almacenarla en la memoria de nuestro vídeo digital, aconsejo el empleo de una cámara fotográfica para poder guardar una imagen del resultado obtenido y como veremos más adelante, para mejorar los resultados, fotografiando la pantalla a alta velocidad. Dos trípodes: Uno para la cámara de vídeo y otro para la cámara fotográfica. Deben ser de buena calidad para evitar movimientos, oscilaciones y desenfoques. Cableado para interconectar los equipos del sistema: Deben ser de buena calidad. Desaconsejo los cables auto-fabricados, la experiencia me ha demostrado que aunque son mucho más ecowww.revistadigitalavalon.es


El evento Tunguska

zar: por lo que una simple grabación de 5 minutos dará como resultado unas 3600 imágenes que habrá que analizar una a una. Pero no se desanime, el intento merece la pena. Una de las dudas que pueden plantearse cuando la impaciencia y el agotamiento llegan al laboratorio es la eterna pregunta: ¿Estaré haciendo algo mal?. Y el peor medio para encontrar la solución a esta puede ser buscar la respuesta dentro de la extensa bibliografía pseudo-técnica existente. Iluminar con luz negra, roja, o infrarroja el laboratorio personalmente no me ha ayudado a obtener mejores resultados. “Encontrarse en paz con uno mismo” o “realizar sesiones espíritas invocando a quién sabe quién”, no sirven de nada. Un buen enfoque, paciencia, y un correcto posicionamiento de los elementos sí.

nómicos a la larga son impredecibles. Falsas conexiones, ruidos, desacoples, etc. serán factores que nos robarán un tiempo precioso y mermaran la calidad de los resultados obtenidos. El montaje del sistema propuesto es el mostrado en la ilustración superior: El procedimiento. Las primeras experiencias que efectué en este campo, allá por la mitad de 1990, despertaron mi curiosidad. Dentro del improvisado laboratorio, en el cual durante horas recopilé grabaciones empleando el procedimiento aquí descrito, llegué a conocer la desesperación. Prevengo al investigador de que cada segundo de grabación le dotará de no menos de 12 fotogramas útiles para anali-

Teniendo la paciencia necesaria y el equipo adecuado el resultado no tardará en plasmarse en el interior de nuestras grabaciones. Eso sí, de manera no tan espectacular como unos creen y muchos divulgan. Obtendremos imágenes difusas, poco perfilada y borrosas pero que rápidamente distinguiremos como difícilmente aleatorias. Ante la pregunta de: “¿no se tratará de un efecto similar al producido al buscar imágenes en las nubes?, mi respuesta es no, y es fácil de comprobar, ,porque cuando obtenemos una grabación con información ésta aparece en múltiples cuadros diferentes, con imágenes diversas, y cuando no obtenemos información en una grabación, no hay ningún cuadro con información alguna. Cuando el proceso es el correcto, la información es capturada, si no lo es no obtendremos nada. Los primeros resultados tardaron en llegar, pero lo hicieron. Tras ajustar, cambiar la distancia y ángulo de inclinación de la cámara, y probar diferentes niveles de brillo y luminosidad, obtuve las primeras imágenes. En una misma grabación de dos minutos de duración aparecieron fotogramas portando información justo cuando ya empezaba a dudar que alguien hubiera podido obtener realmente algo por este método. Las muestras que guardo de esta primera experiencia en el campo de la psicoimagen –término que empleo pero con el que no estoy en absoluto de acuerdo- no son de gran calidad. El equipo empleado para su procesado y grabación sólo me permitía obtener una copia de baja resoÁvalon 43


Visto desde mis propios ojos

lución en disquete y copias gracias a una impresora matricial de papel continuo. Adjunto algunas de estas imágenes para que el lector se pueda hacer una idea de la calidad de las mismas. Aún dentro de su escasa nitidez, y siendo conocedor de la imposibilidad técnica de su hallazgo, me parecieron de valor suficiente como para emprender una larga serie de experiencias, investigaciones y estudios que se prolongarían durante más de una década. Con el paso del tiempo y la experiencia acumulada se obtuvieron imágenes más complejas. Desde las primeras “siluetas poco definidas” aparecidas al inicio de la investigación, poco a poco, se fueron captando umágenes más enrevesadas y con mayor perspectiva. Una cosa parecía estar clara, a mayor complejidad de la imagen éstas parecían tener menor definición. Las primeras, que eran prácticamente visibles a primer golpe de vista, dieron paso a imágenes que requerían de una observación más minuciosa. Era como si la cantidad de detalles mermara la resolución, el efecto era similar a lo que en telecomunicaciones sucede al emplear un mismo ancho de banda y aumentar el ratio de información transmitida. A mayor tráfico de información se requiere un mayor rango de posibles valores para representarla, si éste no es posible, la información se degenera. Quedaba claro –al menos para mí- que con el sistema que estaba empleando no podría lograr imágenes más definidas. El empleo de una cámara fotográfica acoplada a un dispositivo piezoeléctrico con velocidades de obturación superiores a 1/8000segundos, sería la solución para iniciar la obtención de imágenes nítidas y con mucho más detalle.

Muestra de una de las primeras Psicoimágenes obte­ nidas por el autor empleando el método descrito. nivel macroscópico, se fue quedando anticuado. Un universo tridimensional quedaba pequeño para explicar, por ejemplo, desarrollos sencillos como el de las partículas que componían la materia. El hallazgo de nuevas partículas, cada vez más diminutas, requería del empleo de una nueva dimensión. Por ello, pioneros en su día como Heisemberg, Maxwell, Rosen y un largo etcétera fueron añadiendo e intuyendo nuevas dimensiones o formas de interactuar entre estas a sus modelos de universo; Universo que al contrario que sus teorías, siempre ha estado ahí, comportándose según unas pautas que, como dijese Einstein, no se han obtenido “jugando a los dados”. No cambia el Universo, sólo nuestra forma de explicarlo. Sin ir más lejos, para las necesidades de su Teoría de la Relatividad, el propio Einstein definió un espacio de cuatro dimensiones. A las tres clásicas, -alto largo y ancho- añadió una cuarta, el tiempo.

Igualmente el desarrollo de la Física Teórica Pero, cuál es él origen de estas imágeactual está conforme en la necesidad de varias dines?. Teoricemos un poco mensiones más para poder definir un modelo de La física clásica, postulada por Isaac Newton Universo acorde con el conocimiento que teneen el siglo XVII, sirvió al hombre para entender mos de él actualmente. A estas “abstracciones y justificar el funcionamiento del Universo en el matemáticas”, se las ha denominado hipervolúcual se encontraba inmerso. Con el transcurso de menes e hipersuperficies y encuentran su aplicalos años y la aparición de nuevos descubrimien- ción práctica en las modernas teorías relativas a tos, el concepto teórico newtoniano, que servía la mecánica cuántica (base del comportamiento para predecir comportamientos de la materia a de toda partícula elemental que compone la ma44 Ávalon

www.revistadigitalavalon.es


El evento Tunguska

teria) o en las complejas teorías sobre el origen y expansión del Universo conocido, en el que se llegan a relacionar hasta 11 dimensiones.

instrumento de medida son los centímetros, podremos calcular su longitud, pero, ¿Sería la misma longitud si pudiésemos hacerlo a nivel molecular?. Deberíamos en este caso medir todas y cada una de las moléculas que forman la parte El concepto de Fractal y la Teoría de la exterior de nuestro parque, cada uno de los recoFractalización del Tiempo. vecos, cada una de las grietas; y seguramente nos encontraríamos con que el resultado es un núSi seguimos un planteamiento lógico, ante la mero infinitamente más grande. Tal número sin realidad de que incluso cuatro dimensiones no embargo, no puede ser más grande que el resulbasten para describir todo nuestro Universo, apa- tado obtenido de calcular su superficie (ancho rece irremediablemente la siguiente pregunta, por largo). Luego… ¿qué sucede?: nos encontra¿Cómo deberíamos estructurar esas otras su- mos con una medición que no puede describirse puestas dimensiones para llegar a conocerlo?. con una única cifra (un solo número no bastaría Según el concepto de “dimensión generalizada” para definirlo), pero que es menos grande que postulado por el matemático alemán Hausdorf en una superficie: el número de dimensiones es 1919, no se trataría de ir añadiendo una, dos o Mayor que 1, pero es menor que 2. He aquí una más dimensiones suplementarias a las ya cono- dimensión fractal. De ahí viene su nombre: exiscidas, sino de tomar todos los valores posibles – ten cosas cuyo número de dimensiones no tiene incluso fraccionarios e irracionales- dentro de porque ser un número entero, puede ser fracciouna misma. Deberíamos por lo tanto, trabajar nario e incluso complejo. con variables que responden a una estructura matemática hoy conocida como fractal. Esta teoría matemática sobre “monstruos de dimensiones poco definidas” no es nueva. Ya Un simple ejemplo: supongamos que debemos Apolonio de Perga en el S.III A.D.C. hizo referenmedir el perímetro de un parque y que, al ser una cia a ella en sus escritos, al igual que el sueco Helcomprobación lineal tenemos que encontrar el gue Von Koch en 1904, el italiano Giuseppe valor de la medida de una única dimensión. Pa- Peano en 1890, o el polaco Sierpinski en 1916, rece sencillo, basta con una cinta métrica y algo quienes también se toparon con extrañas formas de paciencia. Si suponemos que las divisiones del geométricas de dimensiones no reales. Fue sin embargo el ingeniero francés Mandelbrot quien dio el nombre de fractales a estos espacios “monstruosos” para subrayar bien el carácter Psicoimagen fragmentario de sus dimensiones. Los cursos que mostrando un recibió del también francés Paul Lévy -quien detorso de aparien­ dicó parte de su vida a investigar estos volúmenes cia humanoide. poco definidos-, la ayuda proporcionada por el Centro de Investigaciones IBM de Nueva York y largos años de dedicación y trabajo, dieron como resultado esta nueva rama de la ciencia. Así pues, si introducimos el concepto de fractal en la manera de concebir las dimensiones que conforman un Universo podríamos resolver de alguna forma la comprensión del mismo. Ahora bien, ¿qué variable sería la más idónea a la hora de aplicar la definición de fractal?. ¿Qué ocurriría si en vez de tomar como referencia longitudes, superficies o volúmenes aplicáramos la idea de fractal a la dimensión (t) Tiempo?. Si definimos Tiempo (t), como la medición del transcurso de un mismo suceso periódico para de Ávalon 45


Visto desde mis propios ojos

Imagen de mayor complejidad y menor definición. esta forma, por comparación, marcar una unidad relativa de medida, ¿no podríamos hablar de “fractalización del tiempo”?., ¿no podría esta dimensión ser irracional o compleja como un fractal matemático como sucede con las dimensiones espaciales?. Al principio el hombre midió el tiempo transcurrido por el paso de las estaciones. Más tarde, esta medida se fue sofisticando y ganando en precisión gracias a la observación de las fases de la luna, de la oscilación de péndulos, de las vibraciones de isótopos de atómicos o del giro de púlsares. Pero, ¿es realmente el tiempo algo cuantificable en una única dimensión real?. Teorías como el principio de incertidumbre de Heisemberg parecen demostrar lo contario. Según este postulado, nuestro concepto actual de Tiempo (t) sería incapaz de determinar la posición y la aceleración de una partícula subatómica en un momento determinado. ¿Sucedería lo mismo empleando una visión fractal del Tiempo (t)?. 46 Ávalon

Problemas como éste hacen razonable plantear la necesidad de un cambio en nuestra actual concepción del tiempo como algo lineal por otra variable que disponga de más dimensiones. De esta manera, y si tal concepción fuera verdaderamente factible, nos encontraríamos con la posibilidad de que, paralelas a las que conocemos, o infinitamente próximas, existan infinitas dimensiones relacionadas con cada una de esas porciones fractales del tiempo.

La Fractalización del Tiempo y el Fenómeno de la Psicoimagen. A estas alturas el lector podría preguntarse sobre la aplicación real de esta teoría al campo de la transcomunicación en general y de las psicoimágenes en particular. Pues bien, como mencionamos al principio de este texto, hoy por hoy, es necesario el empleo de sistemas capaces de capturar imágenes en fracciones muy pequeñas de www.revistadigitalavalon.es


El evento Tunguska

tiempo para obtener los mejores resultados. A espacios de tiempo más cortos, mejores resultados. Actualmente trabajando con imágenes obtenidas con grabaciones de 24 cuadros (frames) por segundo, los resultados son buenos, aunque aún les falta nitidez y en muchos casos aparecen desenfocados. Trabajando a velocidades mayores –y hablamos siempre de la velocidad de captura de la imagen y no la de reproducción del bucle vídeo-monitor- los resultados son mejores. Esto parece mostrarnos que, ante nuestros ojos y con una cadencia muy corta, de forma cíclica, van apareciendo retazos de información coherente entre el aparente caos que invade la pantalla, como si fuera fruto de una distribución ordenada de la energía. ¿Qué es entonces lo que podría estar sucediendo en esos precisos instantes en los cuales parece que “abrimos” una ventana a “otra dimensión”?. Si descartamos explicaciones del tipo “captación de imágenes por filtración de señales de televisión” o “remanencia del substrato fotosensible de la pantalla”, podríamos entrever la posibilidad de que las psicoimágenes –y vuelvo a recordad mi discordancia con este nombre- se tratan en realidad de escenas rescatadas de forma –por ahora- inexplicable y aleatoria dentro de un tiempo que coexiste con el nuestro, pero que somos incapaces de percibir. Las escenas captadas tendrían pues como contexto un fractal temporal. Con ello, muchas de las teorías explicativas que hoy a día se dan sobre la fuente emisora de tan inquietantes rostros e imágenes deberían ser revisadas. Ahora bien, aceptando este planteamiento, resulta necesario elaborar ciertas premisas teóricas que nos permitan explicar la forma en que la utilización de un simple monitor de televisión y una cámara de video son capaces de “entrar dentro de esas dimensiones de tiempo fractal y recoger sobre un magnetoscopio o celuloide las formas e imágenes que aparentemente allí se encuentran. Aventuremos, pues, una hipótesis que a buen seguro hará sonreír a los más escépticos. Desde que Einstein dio a conocer su Teoría de la Relatividad especulamos con la posibilidad de que exista una forma de viajar en el tiempo. La quinta esencia de esta teoría se encuentra en que ya no se considera a la Fuerza de la Gravedad como una fuerza, sino como el efecto de que el

tiempo espacial esté retorcido. Probar esto nos llevaría varias hojas y complejos cálculos físicos y matemáticos, pero parece demostrado gracias a experimentos como el llevado a cabo por astrónomo Sir Arthur Edington, quien en 1919 pudo comprobar que durante un eclipse de sol las estrellas fijas situadas en las proximidades del sol no se encontraban exactamente en el lugar calculado: su luz llegaba a la tierra mediante una trayectoria curva. La gravitación sin embargo no solo distorsiona el espacio sino que cambia incluso el ritmo del tiempo. Por ejemplo, en los márgenes de una estrella como el Sol, donde la fuerza de la gravitación es mucho mayor, se observa que la vibración natural de los átomos resulta frenada, lo cual da como resultado un ligero enrojecimiento de la luz solar. Es decir en velocidades próximas a la luz, el tiempo transcurriría muy lentamente. Todos conocemos la paradoja de los dos hermanos gemelos. Uno de ellos se queda en la Tierra mientras el otro parte en dirección al espacio exterior a una velocidad próxima a la de la luz. Mientras para el viajero pasan solo unas fracciones de segundo, para el que ha quedado en tierra esperando han pasado varias decenas de años. ¿Podría suceder esto con las imágenes que nos rodean?. ¿Podría esta información, viajando codificada -de alguna forma que desconocemossobre partículas subatómicas cuya velocidad próxima a la de la luz- esta siendo rescatada por el procedimiento aquí descrito?; ¿TEndríamos así la posibilidad de abrir una ventana para capturar las imágenes de un tiempo fractal?.

¿El tubo de Rayos Catódicos retroalimentado como diminuta máquina del tiempo? La hipótesis hará sonreír –como lo hicieron otras en la antigüedad- a científicos ortodoxos. En el campo que nos ocupa, la obtención de estas “imágenes imposibles”, el proceso básicamente está basado en la captura de partículas de energía que son lanzadas desde el interior del tubo de rayos catódicos sobre la superficie fotosensible del monitor, a su vez estas son despedidas al exterior para ser recapturadas por la cámara de vídeo quien, óptica y electrónicaÁvalon 47


Visto desde mis propios ojos

Psicoimagen obtenida utilizando una cámara fotográfica de alta velocidad y sistemas electrónicos de polarización de la luz.

mente, magnifica su señal para volver a lanzarla de nuevo a la pantalla del monitor. En el proceso la energía que se transmite pasa por diferentes fases y estados, electrones y fotones –recordemos que el fotón es la partícula elemental responsable de las manifestaciones cuánticas del fenómeno electromagnético, y portadora de todas las formas conocidas de radiación electromagnética (rayos gamma, rayos X, luz en todos los espectros, microondas y ondas de radio)- crean un bucle retroalimentado muy complejo en el cual la ganancia del sistema tiende a infinito. Aún siendo el fotón (una de las fases de la energía retroalimentada en nuestro experimento) uno de los pilares básicos de la ciencia y que Albert Einstein denominó “Quanto de Luz”, aún no se conocen todas las propiedades de esta partícula elemental. Según la Ciencia actual no posee 48 Ávalon

masa ni carga eléctrica lo que le permite viajar a la Velocidad de la Luz (de hecho este término recibe su nombre precisamente de la máxima velocidad alcanzable por un fotón en el vacío). Supongamos, y es un mero supuesto -por favor que nadie se lleva las manos a la cabeza, se trata de un ejemplo- que pudiéramos situar una cámara sobre la superficie de un fotón. Tal y como hemos se visto en la paradoja de los hermanos gemelos, esta cámara grabaría el presente mientras fuera de él (fotón) ya sería futuro. Pero… vayamos más allá. ¿Y si la velocidad fuera infinitesimalmente superior a la Luz?. ¿Grabaríamos el pasado?. ¿O estaríamos recuperando imágenes de él?. Al nivel al que hablamos dentro del campo de la psicoimagen –vuelvo a repetir mi desacuerdo con esta denominación del fenómeno- estaríamos obteniendo imágenes del pasado, algo muy www.revistadigitalavalon.es


El evento Tunguska

acorde con la teoría del cronovisor, del que ya postuló su existencia, empleando un método muy similar, el Padre Pellegrino Ernetti. Puedo asegurarles que no todo lo divulgado respecto a sus teorías es fraude, exagerado tal vez, pero no desacertado. La idea en la actualidad resulta descabellada, incluso para teorizar sobre ella y postular un esbozo de explicación científica. La posibilidad de que sobre una partícula subatómica –o conjunto de ellas- se pueda quedar plasmada información –congelada en el tiempo, como nuestro gemelo viajero a ojos de su hermano- susceptible de ser “decodificada” por un procedimiento tan rudo como el aquí propuesto, es difícil de concebir. No obstante recordemos que en las últimas décadas la Ciencia ha descubierto numerosas partículas subatómicas, cada vez más pequeñas, como tauones, quarks, hadrones, y el aún por descubrir bosón de Higgs. ¿Quién sabe si el fotón pueda estar a su vez compuesto de nuevos elementos capaces de portar mayor información?

Conclusión. Sea como fuere, por la opinión que a mí res-

pecta, el fenómeno práctico es real y brinda una serie de posibilidades, éticas, científicas y humanas que van mucho más allá de ser una “simple ventana al más allá” o mera curiosidad en manos de parapsicólogos. El procedimiento aquí descrito es simplemente una “poco evolucionada máquina de vapor” frente a la complejidad que requeriría un buen estudio realizado sobre este fenómeno empleando los recursos técnicos, científicos y económicos que un humilde curioso del mundo que le rodea como yo pueda destinar a este menester. Recordemos por último, que algo que somos capaces de comprobar pero no sabemos explicar, es sólo señal de que no hemos alcanzado el nivel evolutivo suficiente para entenderlo. Espero que algún día contemos con los medios e inteligencia suficientes para poder mejorar esta “poco evolucionada máquina de vapor” por un buen sistema capaz de sintetizar y mostrar unos resultados que, a buen seguro, ni la más portentosa imaginación podría preveer. Quién sabe si algún día no seremos capaces de ver no solo el pasado, sino el origen de nuestro propio Universo, la verdadera cara de Dios.

SOBRE EL AUTOR Jose Luis Tajada es Técnico en Electricidad y Electrónica e Informático. Entre otros logros, ha diseñado una de las mayores instalaciones solares-fotovoltaicas del mundo, ha trabajado en varias empresas de índole internacional dentro del campo de Tecnologías relacionadas con Energías Renovables y en varias Multinacionales dedicadas al diseño y explotación de sistemas digitales para el almacenamiento y procesado de información. De pensamiento escéptico e incrédulo por naturaleza, su curiosidad innata ha encontrado alimento en la investigación de todo tipo de fenómenos a los cuales la ciencia no ha prestado demasiada atención a la hora de buscar explicación. Convencido de que la vanidad del ser humano frena su evolución dentro de mundo científico, docente e incluso divulgativo, sus trabajos de investigación permanecen en gran medida inéditos, a falta de un marco abierto, serio, y crítico donde ser expuestos.

Ávalon 49


[ÉæÉÑÉÇÉÑÉÇÉ VÜ™Ç|vtá wx ˙ätÄÉÇ Una sección de Emilio Carrillo http://emiliocarrillobenito.blogspot.com emcarri@terra.es

H

acia semanas que no veía a Morgana y me alegró saludarla en la puerta principal del Tor, poco antes de comenzar la tercera jornada del encuentro de hadas jóvenes, en la que ella sería la encargada de ilustrarnos acerca del denominado ho´oponopono. -También yo me alegro de volver a verte-, respondió con cariño a mi saludo, -así como de que asistas a la charla. Seguro que te gustarán sus contenidos. Y como ha ocurrido en Dywrnad precedentes con las intervenciones de la Reina de las Tempestades y sus maestras auxiliares, estás autorizado a grabar mis palabras y transcribirlas para tus amigos-. -Muchas gracias, Morgana-. -En absoluto, Emilio. Soy yo quien te agradezco que difundas mi exposición, que así podrá ser de ayuda para personas que viven en lugares muy lejanos de Ávalon-. Correspondí a su comentario con un ligero gesto de cabeza y, antes de que pudiera decir algo, continuó hablándome: -Como no tendré ayudantes y seré la única ponente, 50 Ávalon

para evitar que las hadas jóvenes se duerman-, se río sonoramente de su propio comentario,-haré un breve descanso en el ecuador de la disertación. Si te parece bien, podemos aprovecharlo para compartir un rato de plática en el Chalice Well-. -¡Magnífico!-, le contesté señalando ligeramente con mi brazo derecho la dirección del referido lugar, un pequeño, bello y muy cuidado jardín, considerado por las hadas cual lugar mágico, anexo a la parte delantera de la edificación del Tor. Sin más preámbulos, nos adentramos en el salón de celebración de la reunión, el mismo que se había usado en las fechas anteriores. La totalidad de las hadas aguardaban ya en sus respectivos asientos. Y casi antes de que hubiera podido acomodarme, Morgana arrancó su discurso. -El denominado ho´oponopono se fundamenta en la consciencia de ser y en la doble dimensión de ésta como “alerta” y “espacio” que ya fue resaltada en las intervenciones de la Maestra de Hadas y sus auxiliares. Como ellas han subrayado, la consciencia se relaciona con “ser” y cuenta con dos esferas www.revistadigitalavalon.es


Ho´oponopono

indisolublemente ligadas: “consciencia de lo que se es” y “consciencia de lo que es”. La primera se refleja en estar “alerta”: sé y siento lo que soy (toma de consciencia de lo que se es, de quien soy). Y la segunda, con el “espacio”: mi ser es el espacio en el que surgen las formas del ahora (toma de consciencia de lo que es, de lo que es la realidad). “Yo soy el que soy” sintetiza esta doble perspectiva. Permanezco en alerta siendo y sintiendo en el ahora mi ser verdadero y subyacente, eterno, inmutable. Y constato cómo mi ser es la forma del momento presente, el espacio, el terreno de juego en el que acontecen y se despliegan los contenidos tan variopintos como cambiantes del ahora. Nada es, por tanto, ajeno a mi Ser: ni mi Yo verdadero, pues es mi Ser mismo; ni las formas mutables del ahora continuo, pues yo soy el espacio en el que existen y se desenvuelven. Al adquirir esta conexión con el Yo verdadero, no utilizo el ahora en otra cosa que no sea para Amar. Y comprendo y acepto que tengo el 100 por 100 de la responsabilidad de todas las cosas que me ocurren y suceden a mi alrededor y de la globalidad de las formas mutables del momento presente, del ahora, de la vida. El pecado no existe, ni nadie nos juzga, pero cada uno tiene la completa responsabilidad de su vida y de los hechos, relaciones, encuentros y eventos que en ella se producen. Este convencimiento estaba presente en antiguas culturas que creían firmemente, utilizando un símil actual, que la vida de cada cual es una película en la que uno mismo es el guionista, director, cámara y protagonista. Y en ese mismo convencimiento se basa precisamente el ho´oponopono, que nos recuerda que la vida es realmente una cadena de vidas físicas y que guardamos en nuestra memoria trascendente, en el “disco duro” sutil de cada uno, todos los pensamientos generados y experiencias acontecidas a lo largo de la citada cadena vital. Son estos pensamientos (los plenos de Amor, pero también los dolorosos y funestos) y experiencias (las llenas de Amor, pero igualmente las carentes de él y que han causado daño a nosotros mismos o a los demás) los que mantenemos en nuestro disco duro y proyectamos hacia la dimensión superfi-

cial (formas y contenidos) del momento presente y del mundo exterior. Así, esa dimensión superficial y ese mundo exterior son moldeados por nosotros mismos a semejanza nuestra-. Gracias a la autoridad y al convencimiento con el que lanzaba sus palabras, Morgana se había ganado pronto al auditorio. Ataviada con una veste negra idéntica a la usada por la Reina de las Tempestades, se paseaba entre el publico a la par que desgranaba sus mensajes. Verla y escucharla eran un autentico placer. -El ho´oponopono proviene de tradiciones indígenas del Pacífico, en general, y de la cultura hawaiana, en particular. Literalmente significa “acertar el paso” o “corregir el error”. De acuerdo con arcaicas creencias, el error proviene de experiencias dañinas y pensamientos frustrantes desplegados en otras vidas y que se acumulan en la memoria donde almacenamos nuestra existencia (cadena de vidas). Esta memoria trascendente, incluida la parte de la misma contaminada por tales experiencias y pensamientos faltos de Amor, aflora y se manifiesta en nuestra vida actual, reflejándose y explicando multitud de actos, sucesos y circunstancias que vivimos y nos rodean. Ante esto, la práctica del ho´oponopono nos enseña a agradecer conscientemente a nuestro Ser profundo las cosas bellas y hermosas que ahora vivimos, cual modo de subrayar y poner en valor la parte (archivos del disco duro) repleta de Amor que la memoria trascendente atesora. Y nos enseña, igualmente, a reconocer y a asumir como responsabilidad propia la totalidad de las vivencias dolorosas del presente, cual forma de eliminar y borrar la parte (archivos del disco duro) carente de Amor que la misma memoria guarda. De esta manera, ho´oponopono ofrece la posibilidad de revalorizar los archivos con Amor y eliminar los sin Amor, liberando la energía de experiencias y pensamientos cargados de daño y error que son causa y origen de desequilibrios, desasosiegos, insatisfacciones, enojos, enemistades y enfermedades. El ser humano es una unidad energética y vibracional en la que conviven tres gamas o modos vibratorios: Espíritu o Yo verdadero (en terminología ho´oponoÁvalon 51


Crónicas de Ávalon

pono, “Aumakua”, “Superconsciente” o Padre); cuerpo físico, con la mente y el intelecto como componentes más desarrollados (“Uhane”, “Consciente” o Madre); y alma, que, junto al ADN sutil (“células del alma”), almacena las experiencias acumuladas durante la cadena de vida (en ho´oponopono se llama “Unihipili”, Subconsciente” o “Niño Interior”). Pues bien, éste último componente es el responsable de todo lo que proyectamos desde nuestro disco duro hacia las formas del mundo exterior. El Unihipili acumula los archivos de memoria, tanto de esta vida como de las restantes de la cadena de vidas que recorremos en nuestra encarnación en el plano humano; y lanza sus contenidos a las formas del momento presente, moldeándolas a nuestra semejanza. Sin embargo, el ser humano consciente está en condiciones de incidir sobre esa memoria y los archivos para afianzar las experiencias y pensamientos plenos de Amor (que se manifiestan en hechos positivos y hermosos de nuestra vida de ahora) y eliminar los llenos de odio, frustración y resentimiento (que se plasman en circunstancias y vivencias negativas y dolorosas de la vida presente). ¿Cómo hacerlo?. Por medio del Uhane o Consciente, que es a quien corresponde decidir que aceptamos al 100 por 100 la responsabilidad de nuestra vida. Esta aceptación posibilita que trabajemos en el archivo que haya generado la situación que nos afecta en la actualidad, en la idea de que todo en nuestra vida nos llega para que borremos energías perniciosas guardadas en la memoria trascendente o afiancemos los archivos llenos de Amor que también atesora-. Morgana interrumpió su exposición y permaneció en silencio varios hanadles. Por fin, dio una pequeña palmada y exclamó: -¡Bueno, llegó el momento de hacer un breve descanso!. Lo necesitáis vosotras y lo preciso yo. Nos tomamos el tiempo justo para resarcirnos con un tentempié y disfrutar tanto del entorno del Tor como de la hermosa climatología con la que se ha engalanado hoy la Naturaleza-. A la par que Morgana se volvía sobre sí misma, pasando a dar la espalda al auditorio, las hadas jóvenes se levantaron de sus sillas y ordenadamente empezaron a abandonar el salón. Yo me fui hacia ella y la felicité por la marcha de la exposición. Sin mediar palabra por su parte, me cogió de la mano y me arrastro con suavidad hacia el exterior, en dirección al Chalice Well, al que nos encaminamos en silencio dando un lento paseo. En cuanto llegamos al coqueto jardín, Morgana se acomodó en el banco más cercano al Pozo del Cáliz y me invitó a hacer lo mismo. El Pozo del Cáliz está siempre rebosante de agua 52 Ávalon

fresca y cristalina gracias a un rico manantial que brota de las profundidades de Ávalon. Acostumbra a estar tapado por una plancha de piedra sobre la que luce uno de los signos más notables de la geometría sagrada: el Vesica Piscis o Símbolo de la Creación, que es también interpretado en la isla cual signo de las almas gemelas, que es lo que todas las hadas consideran que son. Nadie se hallaba por las cercanías, pues las hadas se habían dirigido a la parte trasera del Tor para degustar el tentempié que allí se estaba sirviendo. Imperaba el silencio, sólo salpicado por el canto y el jolgorio de una camada de gorriones. Esperé a que fuera Morgana quien arrancara la conversación, pues supuse que le gustaría aprovechar la pausa para dar reposo a sus cuerdas vocales y relajarse. Sin embargo, no tardó en hablarme:

www.revistadigitalavalon.es


Ho´oponopono

-He observado que interiorizas con facilidad los contenidos de mi intervención. Para que lo añadas a tus propias meditaciones, te invito a que tengas en cuenta que la vida física se desarrolla en lo que la ciencia tilda cual Tercera Dimensión, que está definida por el espacio-tiempo finito, la dualidad y la materialidad. Inmersos en ella, la gente tiende a creer que las Dimensiones de mayor rango que puedan existir, a las que llaman celestiales y angelicales, son más sutiles, abstractas y difusas que la Tercera. Sin embargo, en absoluto es así, pues esas otras Dimensiones son radicalmente reales, mientras que la Tercera es puramente holográfica. Esto es muy importante para comprender como opera el ho´oponopono. La Tercera Dimensión conforma un escenario virtual revestido falazmente de solidez por medio de una materialidad que no es tal, sino energía y vibración de bajo nivel frecuencial-.

-Y en ese escenario cada uno representa su papel-, la interrumpí. -En el escenario virtual de la Tercera Dimensión-, insistió en el concepto, -cada uno y en cada momento interpreta un papel y un guión definido por el grado de consciencia con el que se identifica y la visión del mundo y de su propia vida que a tal grado consciencial va asociada. De instante en instante, de momento en momento, cada persona proyecta el grado de consciencia que hace suyo sobre el marco virtual en el que se desenvuelve, configurando lo que denomina realidad, que, no obstante, considera algo objetivo y ajeno a ella misma. Pero esa realidad nada tiene de objetiva, al contrario, es totalmente subjetiva y carece de entidad real, es pura ilusión. Desde su consciencia interior, aunque no se percate de ello, el ser humano moldea y configura el exterior, que, sin embargo, estima algo impuesto, extraño a él mismo-. -Me recuerda el célebre “la vida es sueño”, de Calderón de la Barca. Pero somos muchas las personas que hacemos lo mismo, que soñamos-. -Exacto. Al ser multitud las personas que actúan en el escenario virtual, las proyecciones conjuntas de todas ellas conforman una gran Matriz HolográficaVirtual. La coherencia o proximidad entre las distintas proyecciones es la base la Ley de Atracción. La Madre Tierra, auténtico ser viviente, cumple la función para la Humanidad de gigantesco Teatro-Matriz Holográfico donde cada persona interpreta el papel ligado al grado de consciencia que en cada momento asume, interactuando con los papeles y guiones desplegados por sus demás congéneres-. -¿Y cuál es el propósito, si es que lo hay, para que exista tamaño Teatro Holográfico?-, le pregunté intuyendo la respuesta. -El propósito es el aprendizaje de algo maravilloso: el Amor. La experiencia del Amor Incondicional y el ejercicio de tal Amor en la cotidianeidad y a menudo “contra resistencia” es la razón de ser en la Creación de tan espectacular Matriz Holográfica. Para aprender a Amar incondicionalmente nos encarnamos en la Tercera Dimensión y “jugamos” en la reiterada Matriz Holográfica, en el Gran Teatro del Mundo-. -Todo lo cual engarza perfectamente con los contenidos del ho´oponopono-, le apunté. -Si señor, ¡perfectamente!. Y hablando del ho´oponopono, es momento de retornar a la sala. Las hadas jóvenes deben estar impacientándose.Efectivamente, cuando regresamos al lugar del encuentro, la totalidad de las hadas ocupaban ya sus asientos. Y Morgana retomó de inmediato su exposición. Ávalon 53


Crónicas de Ávalon

-Ante del descanso os indicaba que el Uhane o Consciente es el responsable de decidir que aceptamos al 100 por 100 la responsabilidad de nuestra vida, lo que posibilita que trabajemos en nuestros archivos en el convencimiento de que todo lo que en ella nos llega y sucede tiene como objetivo que afiancemos los que están llenos de Amor y eliminemos aquellos en los que Amor falta. Pues bien, para la puesta en práctica del Uhane con esta finalidad, debemos dejar a un lado la racionalidad, confiar en nuestra dimensión subyacente (Espíritu, Amor) y trabajar con las herramientas que el ho´oponopono ofrece. Son sencillas y directas. La más fructífera consiste en establecer una comunicación fluida y constante entre el Uhane o Consciente y el Aumakua o Ser profundo. Así, para fijar y potenciar en la memoria trascendente los pensamientos y experiencias de Amor, es suficiente con que desde el Uhane digamos “gracias” o “te quiero” a nuestro Ser interior por las cosas hermosas de nuestra vida cotidiana. Y para borrar los pensamientos y experiencias sin Amor, basta con que digamos “lo siento, perdóname por la parte de mí que ha creado esto y lo ha traído aquí, lo ha puesto en mí o lo ha proyectado hacia ti o los demás”. Y recordando siempre que damos gracias o pedimos perdón a nosotros mismos, no a alguien o algo ajeno a mí. No hay nada fuera que nos traiga nada; no somos pecadores ni culpables; nadie nos juzga. Nuestro Espíritu sólo nos pide que desde el Consciente digamos “gracias” o “lo siento”. Creas lo que crees; y si Yo lo he creado, Yo lo puedo cambiar. Esto es aceptar al 100% la responsabilidad de nuestra vida. Ho´oponopono impulsa, por 54 Ávalon

www.revistadigitalavalon.es


Ho´oponopono

tanto, una comunicación consciente con nuestro Ser interior para que éste tome el mando y afiance o borre, según el caso, partes concretas de nuestra memoria trascendente. Y la respuesta ante tal comunicación es automática, aunque no la proporciona el intelecto, sino nuestra energía divina, a la que conscientemente dejamos fluir y operar para recalcar o eliminar componentes de esa memoria. El intelecto y la mente no tienen capacidad para incidir en la memoria trascendente: ni saben donde está ni conocen el archivo dañado. Por lo mismo, tampoco debemos permitir que forjen expectativas sobre los efectos e impactos de la respuesta que se produzca, pues el intelecto carece de información para ponderar lo que determinada circunstancia realmente nos reporta: hay situaciones negativas que evitan otras peores, acontecimientos dolorosos que nos abren las puertas de la felicidad o de la consciencia, etcétera. Ni siquiera tengo que pensar qué archivos del disco duro son los que deseo afianzar o borrar; sólo dar las gracias o pedir perdón ante los avatares, situaciones y contactos de la vida. Nuestro Espíritu o Aumakua conoce muy bien la parte de nuestra memoria que a continuación se debe poner en valor o limpiar. No hay que saber ni pensar. Ho´oponopono es aceptar que hay una parte de mí que es más sabia. Hay que aprender a confiar en uno mismo, en nuestro Ser interior; mientras mayor sea la confianza, más intensa será la toma de mando por parte del Yo verdadero. Y mejores resultados se obtendrán en el trabajo con nuestra memoria trascendente-. Las hadas jóvenes estaban absortas por la disertación. Sin duda, los contenidos de la exposición estaban llenos de profundidad y luz, pero creo que era sobre todo la extraordinaria personalidad de Morgana, que manifestaba en cada gesto, en cada palabra y en cada silencio, lo que más atraía al auditorio. -Cuando confiamos, algo pasa, algo se transforma. Sólo tenemos que “observar” y potenciar o limpiar constantemente, repitiendo las palabras o frases que sabemos que impulsan el afianzamiento o el borrado. Hay que potenciar o eliminar archivos permanentemente hasta que llegue un momento en el que el Unihipili o Niño Interior lo haga de forma automática. En ese trabajo interior iremos encontrando nuestra verdadera Esencia. Y asumir la responsabilidad íntegra de nuestra vida implica, igualmente, aceptar la responsabilidad por los pensamientos y acciones de las demás personas que aparecen en ella. Lo cual, lejos de ser una rémora agotadora, es una magnífica oportunidad, pues si soy responsable lo puedo cambiar. La gente que llega a

nuestras vidas y con las que nos relacionamos de un modo más o menos familiar y estrecho no lo hace por casualidad, sino porque compartimos archivos con Amor, sin Amor o de ambos tipos. Esto es lo que nos une en la dimensión de las formas, pues en la dimensión subyacente estamos unidos en la Esencia divina. Cuando son archivos dañinos, la otra persona dirá cosas que nos molestan, realizará actuaciones que nos causan dolor o padecerá enfermedades. Ante ello, lejos de contrariarnos y reaccionar defensivamente o con agresividad, seamos conscientes de que no es sino una proyección de mí; y una ocasión para borrar tales archivos. Así que digo “te quiero” o “lo siento, por la parte de mí que ha creado esto y lo ha traído aquí o a ti” para desactivar el archivo contaminado, que se eliminará no sólo para mí, sino también para el otro. Quien toma la responsabilidad es el que borra.

Ávalon 55


A muchos les parecerá increíble, pero el camino más fácil es asumir la responsabilidad completa de nuestra vida, incluidos todos los hechos, circunstancias y personas que nos rodean: los pensamientos y actos propios y los de aquéllos que se relacionan con nosotros. En todo lo que llega y acontece hay que ver una preciosa oportunidad para que el Ser interior coja el mando y potencie o limpie los archivos (pensamientos, actos, experiencias,…) con o sin Amor, respectivamente, guardados en nuestra memoria trascendente. Ho’oponopono apoya la restauración del equilibrio y la armonía en la persona y, a través de ella, en la Creación. Ayuda a que el ser humano sea permanentemente consciente de su Ser profundo, desactivando el piloto automático del ego, generando paz y consiguiendo que nuestros actos se basen en la inspiración. En este orden, hay que diferenciar bien entre intuición e inspiración. La primera procede de la memoria trascendente: algo que ya pasó puede volver a repetirse y se nos avisa de ello (los sueños premonitorios son un 56 Ávalon

exponente de esto). La inspiración, en cambio, es algo nuevo, una guía que emana desde nuestro Yo verdadero y nos ofrece algo novedoso para nosotros y para nuestra vida. Y nunca olvidéis que, en última instancia y por encima de todo, la razón de ser y la esencia del ho´oponopono es el Amor Incondicional. Gracias por vuestra atención. Espero que mi intervención haya respondido a vuestras expectativas y a las que la Maestra de Hadas depositó en mí al solicitarme que compartiera este rato con vosotras. Muchas gracias-. Una atronadora ovación cerró la reunión y la jornada. Cuando salí del Tor, era completamente consciente de que las palabras de Morgana me habían calado muy hondo. Tanto como para saber que nunca volvería a ver y experimentar la vida de la misma manera que antes. Estaba dispuesto a asumir al 100 por 100 la responsabilidad de mi existencia. Y todo había adquirido para mi otro significado. Más profundo, más luminoso, más Real. www.revistadigitalavalon.es


TRANSCOMUNICACIÓN EN ESPAÑA , Diálogos con el más allá Por Jose Manuel García Bautista correo@garciabautista.net

Son pocos, cuentan con escasos medios y apenas llevan diez años experimentando, pero los parapsicólogos españoles, en su intento de establecer contacto con otros niveles de la realidad, han logrado resultados estremecedores. Voces del más allá, rostros de personas fallecidas, paisajes desconocidos e imágenes simbólicas son algunos de ellos.

58 Ávalon

www.revistadigitalavalon.es


Transcomunicación en España

¿Qué es una psicofonía? En “Psicofonías: voces del misterio” (ed.Almuzara, sello Arcopress”) nos preguntábamos: “¿Qué es una psicofonía?” Eso mismo se preguntarán muchos de los lectores y quizás sea una de las preguntas más difíciles de responder de todas las que forman la larga lista de preguntas incontestadas del mundo de lo paranormal, sin embargo a lo largo de esta obra de van a ofrecer muchas respuestas a buen número de esas preguntas incontestadas... Pero serán aquellos que más han investigado y mejor conocen el fenómeno de las psicofonías los que nos respondan en esta ocasión: Germán de Argumosa: “En síntesis podemos decir que se trata de unos sonidos muy especiales (no sólo fonemas, sino también ruidos y música) que se graban en cintas magnetofónicas y cuya naturaleza, en rigor científico, hay que decir que nos es desconocida”.

fenómeno de orden paranormal por el cual se producen sonidos de voces provenientes de otro plano de la realidad”. Ramón Plana: “Psicofonía es recoger en una cinta virgen, mediante casete pues voces, sonidos, palabras, conversaciones, más o menos audibles, en respuesta a preguntas, o bien a micrófono abierto sin preguntar, sin que sepa a ciencia cierta de donde proceden dichas voces”. José Luis Jordán Peña: “Técnica desarrollada por Raudive y divulgada en España por Germán de Argumosa, que permite el registro sobre cinta magnetofónica de voces, ruidos y música, cuyo origen no está aún determinado, por lo que se presume su naturaleza paranormal. A las grabaciones realizadas por este método se las denomina Psicofonemas. De todos modos es preciso discriminar aquellos “pseudo-psicofonemas” generados por emisiones espurias de radiodifusión, captadas por el circuito electrónico del aparato; restos de registros mal borrados en las cintas “vírgenes” que fueran objeto de un control de calidad; emisiones subliminales de voz por parte del operador; transferencias de impresión magnética; y ruidos de la calle imperceptibles para el operador pero no para el micrófono”. De forma escueta una moderna enciclopedia virtual lo define como: “Las psicofonías son sonidos que quedan registrados en grabadoras de audio y son interpretados como voces de los muertos por los investigadores de lo paranormal”.

Sinesio Darnell: “La psicofonía es aquel fenómeno por el cual aparecen registradas sobre cintas magnetofónicas, voces y músicas que están fuera de nuestro abanico auditivo”. Ortega Blanco: “Con la palabra Psicofonía, del griego psiché, alma, y phonos, sonido, se designa a un

Hoy día las cintas se han sustituido por elementos tecnológicamente más avanzados como soportes informáticos y digitales. La capacidad de análisis es infinitamente superior gracias a nuestros modernos ordenadores. Los conocimientos en materia visual o auditiva son mayores gracias al avance del estudio científico y de la tecnología... Pero las pregunÁvalon 59


Diálogos con el más allá

tas siguen siendo las mismas de antaño y que turbaron a los pioneros de este misterio insondable. Conversaciones con el otro lado: pioneros españoles Papá, ¿quieres verme? Al luxemburgués Klaus Schreiber se le hizo un nudo en la garganta, pero supo reaccionar porque al fin y al cabo estaba acostumbrado a aquellas fuertes emociones desde la pérdida de su joven hija Karin. Aseguraba mantener comunicación con ella a través de las psicofonías, pero aquella sugerencia hecha desde el “otro lado” iba mucho más lejos. ¡Podría volver a ver su hija! Ahí comenzó la aventura. Corría el año 1.985. El “espíritu” de Karin ofreció a Klaus todo tipo de 60 Ávalon

indicaciones técnicas para obtener no sólo voces de personas fallecidas, sino imágenes de sus rostros. Y el de su hija y los de otras personas ya muertas fueron surgiendo en el monitor de televisión, que emitía en un circuito cerrado lo que una cámara de vídeo captaba sobre la pantalla. Acababan de nacer las psicoimágenes, la frontera de la transcomunicación instrumental, es decir, el intento de establecer contacto con los presuntos espíritus de los muertos no gracias a los legendarios médiums que los canalizaban bajo trance, sino a través de instrumentos tecnológicos. Desde entonces han cambiado muchas cosas. Casi 15 años después, las psicoimágenes captadas por el investigador español Alfonso Galeano están siendo objeto de profundos análisis en las universidades de Princeton (Estados Unidos) y Sao Paulo (Brasil), que han establecido un convenio de colaboración con la Asociación Mundial www.revistadigitalavalon.es


Transcomunicación en España

para la Transcomunicación Instrumental (GAIT), entidad a la que pertenecen algunos investigadores españoles que han logrado convencer a las autoridades científicas internacionales de la necesidad de estudiar el fenómeno. Entre aquellos primeros resultados obtenidos en 1.985 y los más recientes logrados en nuestro país, las investigaciones parapsicológicas en este terreno han avanzado hasta límites insospechados.

escena que se había producido 50 años atrás y que, a través de mecanismos desconocidos, se repitió en 1.985 de forma insospechada cuando aparentemente el silencio reinaba durante la espectacular grabación.

El pasado mes de mayo, un equipo de la Sociedad Española de Investigaciones Parapsicológicas (SEIP) quiso repetir la experiencia en aquel mismo enclave. La tragedia no revivió, pero los investigadores sí lograron captar decenas de psicofonías muy estremecedoras. Campanadas, lamentos y voces de otro mundo quedaron impregnadas en las bandas magnéticas de los equipos sonoros de la SEIP. Voces que incluso respondieron a algunas de las cuestiones que los estudioBelchite, un pueblo fantasma sos plantearon al “vacío”, como si alguien, al otro lado de la vida, tuviera posibilidad de manifestarse utiliEn las fechas en las que Klaus zando un soporte tecnológico. Schreiber obtenía las primeras psiLos pioneros españoles coimágenes, un equipo de investigación vinculado al programa IV Dimensión de Radio Heraldo de Los resultados de Schreiber en 1.985 dieron lugar Aragón se desplazó a Belchite (Za- al Grupo de Luxemburgo, la primera de las casi 5.000 ragoza) con objeto de contrastar lo “estaciones receptoras” de mensajes del “más allá”, que muchos ofrecían como una ex- como en el argot se denomina a los laboratorios de plicación plausible para el primer transcomunicación. Aunque España no está a la cabeza método de transcomunicación que en estas experimentaciones, los resultados obtenidos llegó a España, las psicofonías. La aquí merecen un hueco en la vanguardia de la parapnueva hipótesis consideraba que los sicología mundial. sucesos dramáticos que han generado una fuerte carga emotiva queEl intento de obtener imágenes del “más allá” en dan “grabados” en el ambiente y nuestro país se remonta a 1.974. Por aquel entonces, bajo ciertas circunstancias los soni- el investigador Germán de Argumosa ya había condos de aquellos momentos surgen seguido miles de psicofonías que certificaban la realiinaudibles, salvo que se disponga dad de la transcomunicación instrumental. Más lejos del soporte técnico adecuado. fueron el desaparecido estudioso Julio Roca Muntañola y el químico industrial Sinesio Darnell. “Si la El experto de sonido Ricardo Martínez lo dispuso psicofonía es un fenómeno por el cual lo no audible todo para aquella inolvidable noche de noviembre de se hace audible, quizá se podría, a través de los medios 1.985. adecuados, llegar a hacer visible lo no visible”, se plantearon hace 25 años, mucho antes de obtenerse las Micrófonos de alta sensibilidad, cables de 200 me- primeras psicoimágenes. tros completamente aislados y equipos de grabación de indiscutible calidad. A los ojos de los investigadoFruto de aquella proposición y utilizando como sisres, Belchite apareció como lo que realmente es: un tema la fotografía, obtuvieron imágenes de pequeños pueblo fantasma y en ruinas, destrozado por los inten- puntos de luz que parecían desplazarse frente al objesos bombardeos que sufrió durante la Guerra Civil. tivo de la cámara sin que el ojo humano los percibiera. Su estrecha relación posterior con el grupo de Luxemburgo hizo de Sinesio Darnell el primer experimentaPero ante sus “oídos” se presentó también una rea- dor científico en el campo de las psicoimágenes en lidad sobrecogedora: durante media hora los equipos vídeo de nuestro país. Utilizando lámparas de luz de grabación registraron un auténtico bombardeo: gol- negra, un monitor de televisión no sintonizado para pes, gritos, explosiones y el vuelo rasante de bombar- evitar que captara señales de cualquier tipo, un reproderos vaciando sobre aquel pueblo su carga letal. Una ductor de vídeo y una cámara que filmaba la pantalla Ávalon 61


Diálogos con el más allá

para crear un sistema de retroalimentación. Darnell comenzó a obtener imágenes que parecían surgir de la nada y que mostraban rostros humanos y escenas paisajísticas.

tros transcomunicadores: “Un año trabajando durante cinco minutos de grabación diaria equivale a examinar pacientemente una por una un total de 2.737.500 imágenes. De ellas, sólo un 0,5% son psicoimágenes demostrativas”, asegura Darnell (MÁS ALLÁ, 35).

A la par, otros investigadores españoles iniciaron sus experimentos. Hoy, los responsables del GAIT No tan humanos... consideran las imágenes obtenidas en España como “El proyecto de autentificación de nuestras imágelas más significativas del mundo. Paciencia, espíritu crítico y tenacidad son las armas que esgrimen nues- nes puede llevarse a cabo antes de finales de este año”,


Transcomunicación en España

aseguró Alfonso Galeano a MÁS ALLÁ. Científicos de la Universidad de Princeton y Sao Paulo, impresionados por los resultados de este investigador, vendrán a España en breve para estudiar las psicoimágenes. El GAIT cuenta para ello con un presupuesto de dos millones de dólares y abarca las principales “estaciones receptoras” del mundo. El astronauta Edgar Mitchell, la experimentadora brasileña Sonia Rinaldi, de la Universidad de Sao Paulo (Brasil) o Ernst Senkowski, catedrático de Física de la Universidad de

Mainz (Alemania) ya han mostrado su interés por este trabajo. “Las imágenes no tienen su origen, como en una emisión de televisión convencional, a partir del tubo de vacío del cañón de electrones del aparato, sino que parecen formarse sobre el sustrato químico del revestimiento externo de la pantalla del televisor”, razona Galeano al explicar la formación de las imágenes, que adoptan su forma definitiva –cuya duración es muy breve-, moldeándose a partir del granulado y de los efectos luminosos generados por el campo de retroalimentación creado por los experimentadores. “Esos rostros trascienden la tridimensionalidad; parecen la manifestación de una vida inteligente sin soporte físico”, explica Sinesio Darnell. La hipótesis de Galeano, propuesta también por otros investigadores españoles, explica la formación de las imágenes a través de un campo matemáticofractal. Es decir, la energía que se manifiesta en las psicoimágenes utiliza las fluctuaciones luminosas caóticas del circuito de TV-VÍDEO y las modela hasta formar rostros humanos y... no humanos. Quizá este es el aspecto más novedoso aportado por los investigadores españoles. Al margen de aquellas que presentan paisajes, la mayoría de las psicoimágenes muestran rostros humanos que a veces han sido identificados con personas fallecidas. Pero Galeano también ha obtenido imágenes arquetípicas de seres legendarios e, incluso, rostros de morfología asociada al fenómeno OVNI. Si la naturaleza de estas energías tiene orígenes diversos, cabría plantearse que hemos abierto “ventanas” de comunicación con otras formas de realidad no física que han encontrado en la transcomunicación una vía para contactar con nosotros. ¿O acaso es la transcomunicación un sistema para plasmar con imágenes nuestro inconsciente? Deseos que se hacen realidad Los investigadores valencianos Francisco Máñez, José Roselló y Jacques Fetcher llevan más de una década obteniendo resultados espectaculares. Lograron imágenes de rostros de apariencia humana que parecían demostrar que al “otro lado” había alguien tratando de comunicarse con nosotros y descubrieron que, efectivamente, la teoría de los fractales era la que mejor explicaba la formación de los rostros. Pero fueron más lejos. “En una ocasión, de modo casual, apaÁvalon 63


Diálogos con el más allá

reció una estrella de cinco puntas”, explican. A la par que procuraban obtener psicoimágenes, experimentaban con las cartas Zener, empleadas para comprobar las capacidades telepáticas de determinados sujetos. Uno de los símbolos de estas cartas la estrella de cinco puntas, apareció nítidamente reflejado en el monitor cuando los expertos pretendían grabar rostros humanos. ¿Casualidad? Quizá no, porque los estudiosos hallaron similitudes entre las psicoimágenes y las visiones que se generan durante los estados alterados de la conciencia (EAC). Así, el viaje o túnel descrito durante estas visones se asemeja al continuo desplazamiento a través de la luz hacia el fondo de la pantalla, y la reja resulta muy similar a las barras luminosas que acaban formando figuras geométricas descritas en este tipo de visiones. Pues bien, si muchas de estas imágenes, que nacen de lo más profundo de la psique humana, se asemejan a las que aparecen en las psicoimágenes, ¿qué ocurriría si el experimentador proyectara durante un EAC una imagen concreta? Un puente tecnológico Máñez y su equipo lo intentaron. Y muy pronto los resultados les dieron la razón. En un estado de profunda relajación, proyectaron la imagen de un OVNI sobre el mar y la escena apareció reflejada en el monitor. Repitieron el experimento con símbolos y otras imágenes: “Las simples manchas luminosas adoptaron un aspecto similar, aunque no idéntico, al de la figura predeterminada”. Estadísticamente, aquel experimento fue un éxito y expusieron la tesis sobre la disposición regular de formaciones caóticas –la citada propuesta de los fractales- durante la transcomunicación: “Es posible trasladar los potenciales mentales al televisor, dando como resultado una manifestación de ellos en la pantalla”. Además, descubrieron que si durante las sesiones varios sujetos se concentraban en una figura determinada, ésta aparecía reflejada como una psicoimagen en contadas ocasiones. Pero si amén de la concentración mantenían una conversación sobre el particular, los resultados eran más que espectaculares, sobre todo cuando las imágenes proyectadas tenían que ver con el fenómeno OVNI. 64 Ávalon

Si las conclusiones del grupo valenciano se ajustan a la realidad, esto implicaría que nuestra mente es capaz de moldear esos millones de micropuntos luminosos que forman la superficie de la pantalla. A este fenómeno, en parapsicología, se le denomina psicokinesis. Pero, ¿puede explicar todas las variantes de la transcomunicación? No olvidemos que muchos especialistas han llegado a establecer una comunicación directa con las voces y rostros que surgen tras las psicofonías y psicoimágenes, dificultando mucho la aplicación de esta hipótesis. En todo caso, aunque la presencia de un experimentador parece asociada a la generación de estas manifestaciones, los expertos albaceteños José Luis Tajada y Fernando Martínez han obtenido significativos resultados en sus experiencias sin estar presentes en las grabaciones. Manuel Cuenca, especialista en robótica e imagen digital, trabajaba el 16 de abril de 1.998 en su laboratorio alicantino junto a Pedro Amorós, presidente de la SEIP. El primero, escéptico, quería conocer de primera mano las técnicas de trabajo de un transcomuniwww.revistadigitalavalon.es


Transcomunicación en España

cador nato como Amorós. Durante horas, el “flame- una magnífica vía que le conduce hasta nosotros. ado” caótico no dio paso a forma coherente alguna, Llamadas desde el más allá... hasta que una mano surgió sobre la pantalla del ordenador desde el cual se seguía el proceso de retroalimentación usado en este tipo de experiencias. Raro es el medio de transmisión tecnológico que no haya sido empleado por presuntos espíritus de faPosteriores análisis, virando los fondos de color, llecidos para comunicarse con nosotros. El teléfono sirvieron para percibir cómo los millones de pequeños no es una excepción y no son pocos los médiums que puntos luminosos del resto de la imagen también ha- reciben llamadas de supuestos espíritus ya muertos bían dado lugar a rostros que se superponían, demos- que –con la misma voz que tenían en vida- les trasmitrando –tal y como ocurre en manifestaciones ten algo trascendente. paranormales como las caras de Bélmez- el intento de ahorro energético por parte de la energía que se maniEl parapsicólogo Scott Rogo ha estudiado este tipo fiesta. de manifestaciones paranormales, concluyendo que “a pesar de todo, rara vez se establece un diálogo entre “Las psicoimágenes son rebotes de emisoras de TV, ambos”. Pero quién sabe, ¿será ésta la próxima vía de por lo que ver una cara de algún familiar difunto o fa- comunicación con el más allá ahora que las comunimoso conocido entra más en el terreno de la interpre- caciones telefónicas parecen más mágicas que nunca? tación”, asegura –pese a su experiencia- Manuel Cuenca, quien admite la posibilidad de que algunos El laboratorio del Transcomunicador casos sí se correspondan con auténticas manifestaciones paranormales que, como dijo Germán de Argumosa, pueden proceder de entes de “naturaleza Televisor. No debe estar sintonizado para evitar la psíquico-espiritual que intentan construir un puente intrusión de señales erráticas. Se emplean en blanco y entre su esfera y nuestra forma de vida terrenal”. Y es negro, teniendo en cuenta que los modernos monitores que “algo” o “alguien” ha encontrado en la tecnología de pantalla negra no sirven para estas experiencias.

Ávalon 65


Diálogos con el más allá

Cámara. Debe filmar al monitor sujeta por un trípode, tener salida de audio e imagen y enviar el registro al grabador de vídeo. La imagen que se genera es similar a la que observamos cuando colocamos un espejo frente a otro. Reproductor-grabador de vídeo. Debe tener tres cabezales y permitir el visionado fotograma a fotograma. Estará conectado al televisor en una canal de alta frecuencia. Iluminación. La luz negra para iluminar la escena es la más habitual, pero muchos investigadores experimentan con otras frecuencias lumínicas que también ofrecen resultados significativos. Ordenador. Las múltiples posibilidades que brinda el PC hacen su presencia ineludible en un buen laboratorio ya que nos puede servir como reproductor de audio y vídeo. Infinidad de programas disponibles en el mercado ofrecen la posibilidad de analizar todas las particularidades de las psicofonías y psicoimágenes obtenidas. Micrófono y Revox. La llegada de las psicoimágenes han relegado a un segundo plano a las psicofonías, pero muchos aún experimentan con ellas. Al margen de elementos adicionales, un micrófono de alta sensibilidad y un magnetófono de tipo Revox (de pequeño tamaño, que los hay) de cinta abierta son los elementos más imprescindibles y seguros, pero sirven también grabadoras más asequibles y portables.

El color con que se mira “No es gratuita la aplicación de la imaginería popular que asocia a determinados colores arquetipos y símbolos”, asegura el parapsicólogo Alfonso Galeano. A comienzo de la era de la transcomunicación, la mayor parte de los investigadores empleaban la luz negra para iluminar el lugar de la experiencia. Pero los tiempos han cambiado y hoy se emplean otros colores que ofrecen, cada uno, diferentes resultados. Según señala Galeano, con el color azul y el ultravioleta aparecen rostros humanos, pero también imágenes que nos recuerdan a las que tenemos de los “duendes”. Además, usando iluminación verde los rostros que surgen son macrocéfalos y similares a supuestos extraterrestres, mientras que empleando los rojos e infrarrojos Galeano ha llegado a obtener caras de aspecto demoníaco. Saltamos en el tiempo para volver nuestra mirada al lejano año de 1959, como citábamos anteriormente, es una fecha que quedará marca para la pequeña, o 66 Ávalon

gran, historia de los fenómenos paranormales la encontramos pasado el ecuador del siglo XX...Allí destacaría la figura de un personaje clave para entender la moderna transcomunicación instrumental. Corría el año 1959 y de iba a considerar al sueco Friedrich Jürgenson padre de la transcomunicación... A él se le atribuye la primera psicofonía captada y grabada. Debido a sus diferentes ensayos y experiencias tomó el papel de pionero en la grabación del fenómeno de las voces. Dedicado profesionalmente a la producción de documentales y películas Friedrich Jürgenson capturó voces en un audio cassette mientras grababa el canto de los pájaros. No sabía de donde habían surgido aquellas voces de nadie estando en la soledad de la verde campiña... Aquellos registros sonoros lo impresionaron cuando escuchó la grabación y pudo oír una voz masculina diciendo algo similar a: “voces de aves en la noche”. Pero sus descubrimientos no se detuvieron ahí y revisando todas sus grabaciones le sobrecogió y sobresaltó una en la que se escuchaba la voz de su difunta madre diciendo en alemán: “Friedrich, estás www.revistadigitalavalon.es


Transcomunicación en España

siendo observado. Friedel, mi pequeño Friedel, ¿puedes escucharme?”. Un momento dulce y a la vez escalofriante...

Marabini (Italia), Ernst Senkowski (Alemania), François Brune (Francia), Jacques Blanc-Garin (Francia), Monique Simonet (Francia), Nils O. Jacobson (Suecia), Paola Giovetti (Italia), Paolo Presi (Italia) y Ernst Seenkowsky (Alemania), quién con su generosa labor Jürgenson estuvo convencido de están contribuyendo decisivamente al conocimiento y que había hecho un descubrimiento estudio de este fenómeno. importante, sobre todo al grabar inequívocamente la voz de su madre ya En España habría que rendir tributo y destacar las fallecida, en ese momento, supo que importantes investigaciones e impulso inicial que diehabía logrado comunicarse con el ron a toda esta corriente de investigación personajes más allá, con el mundo de los muer- como el profesor Germán de Argumosa, Sinesio Dartos. Su trabajo prosiguió y durante nell o Sebastián Darbó, en épocas más contemporálos siguientes cuatro años continuó neas, el extraordinario trabajo realizado por Pedro grabando cientos de voces paranor- Amorós, José Luis Tajada, Luis de la Fuente y Estrella males. En 1964 publicó un libro en Fernández, Anabela Cardoso, Alfonso Galeano, Joan sueco: “Voces del Universo” y des- Tintó, José Garrido o, no por último menos imporpués otro titulado “Radio Contacto tante, el extraordinario investigador Carlos García Fercon los Muertos”, en ambos dejaba nández. Ellos serán los elegidos, aquellos a los que les constancia de los mensajes que esas corresponda escribir las próximas hojas doradas de la mismas voces habían “dejado” en las investigación y experiencia de la transcomunicación grabaciones de su cassette y las cua- instrumental en nuestro país, a ellos y sobre ellos reles emitió para el público en una con- caerá la misión de arrojar un poco de más luz sobre un ferencia de prensa internacional. fenómeno tan inquietante como apasionante. A partir de ese momento captar “voces del misterio” o psicofonías fue una realidad, pero quedaban muchas preguntar por responder... En la actualidad, a nivel internacional, destacan los trabajos de investigadores como la brasileña Sonia Rinaldi quién desarrolla una intensa actividad en el campo de las TCI. De su trabajo cabría resaltar sus experiencias y contactos vía computadora, contestadores automáticos, teléfono y video cámara. Desarrolla una gran actividad y ofrece conferencias en Brasil y Estados Unidos donde muestra sus resultados y establece contacto con seres fallecidos relacionados con el público asistente.

Para saber más: Psicofonías: Voces del misterio José Manuel García Bautista y Jordi Fernández Arcopress (2009)

La Asociación Nacional de Transcomunicadores o ANT (Associacao Nacional de Transcomunicadores) tiene más de 700 miembros y goza de una gran reputación siendo respaldadas por miembros de la Universidad de Sao Paulo, USP (Universidade de São Paulo). En el campo de la psicofonía y de la transcomunicación debemos de citar las importantes aportaciones y trabajos de Alex Scheneider (Alemania), Nils Olof Jacobson, Adrian Klein, (Israel), Carlo Trajna (Italia), Carlos Luz (Brasil), Cristina Rocha (Brasil), Daniele Gullà (Italia), David Fontana (SPR Londres), Enrico Ávalon 67


El rincón del cine Una sección de Carlos Pickman Sánchez carlospickman@yahoo.es

Fuego en el cielo

Título: Fuego en el cielo Título original: Fire in the sky Dirección: Robert Lieberman País: Estados Unidos Año: 1993 Duración: 109 min. Género: Ciencia Ficción, Drama Reparto: D. B. Sweeney, Robert Patrick, Craig Sheffer, Peter Berg, Henry Thomas, Bradley Gregg, Noble Willingham, Kathleen Wilhoite, James Garner Guión: Libro de Travis Walton, Tracy Tormé (guión) Fotografía: Bill Pope Música: Mark Isham Producción: Todd Black

68 Ávalon

Bueno como prometí el mes pasado y haciendo una excepción voy a comentar una película acorde a la temática de la revista. Lo de hacer una excepción es simplemente porque no suelo ver muchas películas de este género. La película está basada en el libro escrito por Travis Walton quien supuestamente fue abducido por unos extraterrestres en 1975. En la madrugada del cinco de noviembre de 1975 cinco compañeros de trabajo, leñadores de la zona de Snowflake, Arizona, reportan al sheriff local la desaparición de un compañero cuando volvían de los montes al condado. Los interrogados cuentan que al volver del trabajo vieron una especie de luz muy potente al borde de la carretera, a unos metros de altura y parecida al fuego, de ahí el nombre de la cinta. Alertados por lo que creen que es un fuego, se acercan al lugar y uno de ellos, Travis Walton, no haciendo caso de las advertencias de sus compañeros, se baja del coche para ver el fenómeno más de cerca y siempre, según los testimonios de los cinco compañeros, cuando Travis se encuentra debajo del objeto, esté se pone a emitir rayos de luz y sonidos incomprensibles. Los cinco acompañantes que permanecían en el coche huyen aterrados del lugar abandonando a su compañero y aunque uno de ellos vuelve más tarde al lugar no, consigue encontrarlo. Durante el interrogatorio se muestra que las relaciones entre todos los trabajadores no era la idónea, especialmente entre Travis y Allan Davis, un leñador de origen indio. Las autoridades piensan que detrás de la historia tan inverosímil que cuentan puede esconderse el encubrimiento a un asesinato. Los días siguientes a la desaparición se centran en la búsqueda sin éxito de Travis y la división del pueblo entre los que creen la versión de los leñadores y los que creen la versión de las autoridades. Los sospechosos siguen pasando por interrogatorios e incluso se les hace la prueba del detector de mentiras, certificando el experto que no están mintiendo. A los cinco días de la desaparición, uno de los compañeros recibe una llamada desde un teléfono público, el interlocutor se identifica como Travis y acuden al

www.revistadigitalavalon.es


Fuego en el cielo

lugar de la llamada encontrando a Travis desnudo y en un estado físico bastante deplorable. Confirmada la aparición de Travis el pueblo vuelve a la normalidad. Una vez que Travis sale del hospital aparentemente recuperado es cuando la película nos relata a través de flashbacks, lo que le ocurrió a Travis durante esos cinco días. La cinta nos muestra a Travis despertándose en una sala que no es más que una especie de almacén, es conducido a una sala parecida a las salas de los hospitales y nos detalla como unos extraños seres estudian e inspeccionan todo su cuerpo. Lo único que puede recordar a continuación es que se desmayó y apareció en medio de una autopista, desnudo y aturdido. La película deja el interrogante de si realmente ocurrió lo que nos quieren hacer creer los leñadores o si todo fue una invención de los leñadores buscando una motivación económica. La película fue estrenada en EEUU en 1993 recaudando 20 millones de dólares desde su estreno y convirtiéndose en un film muy apreciado por los fans del género. Decir de los actores que Robert Patrick encarnó al terminator en la segunda cinta de la saga, Craig Sheffer ha trabajado a las ordenes de Robert Redford en la cinta “El Rio de la Vida” y Peter Berg ha encauzado su carrera como director de cine filmando cintas como “Fryday Night Lights” una película sobre el futbol americano que tuvo bastante éxito en EEUU e incluso se hizo una seria de televisión a raíz del éxito de la película y la superproducción “Hanckok” protagonizada por Will Smith. Para los amantes del misterio les recomiendo que lean las innumerables páginas de internet que relatan el caso, y como en la película, podrán ver que hay partidarios que creen las afirmaciones de Travis y otros expertos que dudan de la veracidad de los hechos. Travis Walton que por entonces tenía diecinueve años alcanzo cierta notoriedad con el suceso, junto con su mujer escribió un libro y se dedica a dar ponencias sobre su experiencia a lo largo de EEUU.

BANDA SONORA ORIGINAL 1.White Mountains, Arizona 2.Travis Walton 3.Fire in the Sky 4.Return 5.Man on Display 6.Evil Spirits from the Sky 7.Didn't Like Me-A Case Unsolved

Ávalon 69


EL MISTERIO DE LA VIRGEN DE GUADALUPE Por: José David Flores servalabari3@hotmail.com

¿Qué significa Guadalupe y de dónde proviene piente, a preposición y llope: aplastar). su nombre? Tequantlanopeuh: la que tuvo origen en la cumbre de las peñas. Nuestra Señora de Guadalupe es una advocación Tequatlasupe: la que aplasta la cabeza de la sermariana de la religión católica, cuya imagen se venera piente. en la Basílica de Guadalupe, al norte de la Ciudad de Tlecuatlahlope: la que nos salva de ser comido. México. Tlecuauhtlacupeuh: la que viene volando a la luz Muchos son los significados atribuidos a este nom- como el águila de fuego. bre. Según los guadalupanos mexicanos actuales, el Tlecuauhtlapcupeuh: la que procede de la región de nombre de la Virgen de Guadalupe podría ser la de- la luz como el águila de fuego. formación de un nombre original desconocido (proLo cierto es que en España, existían tres advocanunciado en Nahúatl) con el que el indígena Juan ciones previas de la Virgen de Guadalupe, en GuadaDiego habría mencionado a la Virgen que se le había lupe (Cáceres), en Úbeda (Jaén) y en La Gomera aparecido. (Canarias). Varios investigadores han tratado de identificar paLos conquistadores conocían y veneraban a la Virlabras en idioma Náhuatl que suenen parecido a Gua- gen de Guadalupe en la basílica construida en España dalupe y tengan algún significado religioso, para que por Alfonso XI en 1.340. pudieran ser el nombre que dijo de la Virgen: El nombre de Guadalupe (de la estatuilla extremeña Coatlallope: la que aplasta a la serpiente (coatl: ser- cuya copia llevaron los conquistadores a México) pro70 Ávalon

www.revistadigitalavalon.es


El misterio de la Virgen de Guadalupe

viene el río Guadalupejo (nombre que viene de la unión de la palabra árabe “guada”, río, y la contracción latina “lux-speculum”, espejo de luz), supuestamente ocultada allí tras la invasión árabe de Hispania en el siglo VIII donde permaneció hasta su hallazgo por Gil Cordero. El indio Juan Diego y la aparición de la Virgen Corría el año 1.531, concretamente el 9 de Diciembre, cuando un humilde campesino indígena Nahúatl llamado Juan Diego Cuauhtlatoatzin que paseaba por el cerro del Tepeyac, fue testigo de algo que cambiaría la historia de México. Era el mes de Diciembre, diez años después de la conquista de Tenochtitlán, la actual Ciudad de México, cuando la Virgen se le apareció por primera vez, pidiéndole que se le consagrara un templo en aquel cerro. Juan, asustado, corrió a contarle aquella visión a fray Juan de Zumárraga, en aquel entonces, primer obispo de Nueva España, el cual no le creyó, pidiéndole pruebas de aquel hecho. Triste y consternado por aquella reacción del franciscano, se marchó sin dar más explicaciones. Pero pronto volvería a tener contacto con aquel ser que le hiciera tan peculiar petición. Hasta en tres ocasiones más, Juan Diego tuvo contacto con la que le decía ser la Madre de Dios, cuando en la última, el día 12 de Diciembre, ésta le pidió que recogiera flores en su manto, unas rosas de Castilla, las cuales no se encontraban en su época de floración y que habían crecido sin explicación alguna en aquella región tan árida. Con ello, daría una prueba a fray Juan de Zumárraga de que contaba la verdad. Cuando este regresó a casa del obispo para mostrarle las rosas que la Virgen le había pedido que recogiera, al desplegar su ayate, apareció la imagen de la Virgen impresa en el. La misma imagen que, según la tradición, se venera en la basílica guadalupana. A partir de entonces, muchos indígenas dejan de adorar a Tonantzin Coatlicue (cuyo significado en Náhuatl es nuestra venerable madrecita de falda de serpientes), diosa azteca de aquellos primeros habitantes de tan insólitas tierras cuyo centro de devoción se encontraba en la ribera occidental del lago de Texcoco y que fue destruido durante la conquista, construyendo en su lugar una pequeña ermita como señalan los escritos por la década de 1.530, Este hecho, junto con la curación milagrosa del tio de Juan, Juan Bernardino, así como otro hecho milagroso que ocurriera durante una peregrinación que hicieran los indígenas celebrando la aparición de tan

divina señora, hizo que el número de convertidos al cristianismo pasara de 250.000 bautizados a 9 millones en un periodo muy corto de tiempo, tal y como se recoge en el Nicam Mopohua (“aquí se narra”), documento del siglo XVI escrito en el idioma Náhuatl. Este último milagro fue la sanación de un indio al cual se le clavó accidentalmente una flecha en el cuello, seccionándole la yugular. Al desprenderle dicha flecha, el indio se levantó sin señal alguna de la herida causada. Pero no es hasta el año 1.550, cuando se comienza a levantar, en el lugar donde se encontraba aquella pequeña ermita, la antigua basílica por el sucesor de Zumárraga, fray Alonso de Montúfar, a quien muchos detractores de los hechos vividos por el indio Juan Diego, atribuyen también el encargo de la pintura de la imagen de la Virgen de Guadalupe. Posteriormente, ya entre los años 1.974 a 1.977 es edificada a los pies del Tepeyac la nueva Basílica de Guadalupe, con una estructura circular de 330 pies de diámetro y una capacidad para 50.000 personas. Pero, ¿qué genial pintor en el siglo XVI, fue capaz de llegar a realizar unos detalles hallados en este lienzo, que ni con la tecnología actual somos capaces de realizar ahora?, ¿qué genio de aquella época tenía tanto conocimiento astronómico y médico?, ¿Cómo fue capaz un pintor local de aquella época de crear un enigma que ha llegado hasta nuestros días sin ser aclarado?

El indio Juan Diego

Ávalon 71


El misterio de la Virgen de Guadalupe

El enigma de los ojos de la Virgen de Guadalupe 1.531 en la habitación del obispo fray Juan de Zumárraga cuando el indio Juan Diego desplegó su manto Los ojos de la Virgen de Guadalupe constituyen para mostrar las flores que la Virgen le había encaruno de los grandes enigmas de la ciencia en estos mo- gado que recogiera. mentos. Cientos de investigadores, ingenieros, graduaPero el misterio de estos ojos, va más allá. De mados en sistemas ambientales, etc, han estudiado nera sorprendente, las trece personas que se pueden durante años este misterio, al que nadie hasta el mo- observar en la pupila del ojo izquierdo, son las mismas mento ha podido dar explicación. que en el derecho se encuentran con unas proporciones El tejido en el que se encuentra impresa la imagen diferentes, al igual que sucede en los ojos de un ser de la Virgen de Guadalupe, es fibra de maguey. Dicho humano que refleja los objetos que tiene en frente. lienzo tiene unas dimensiones de 175 x 105 cm, siendo Infinidad de métodos y técnicas se han empleado la imagen impresa de un tamaño de 143 cm de altura. en el estudio de estos ojos. Incluso procesos usados El iris y las pupilas de los ojos de la imagen, de pe- por los satélites y por las sondas espaciales para transqueñísimas dimensiones (8 mm), tienen impresas al mitir informaciones visivas. menos la imagen sumamente detallada de trece persoEstos estudios, realizados por el científico Tönsnajes. mann, han llegado a la conclusión, de que “esta imaCuriosamente, la escena con los mismos trece per- gen no ha sido pintada con mano de hombre”. sonajes que se encontraban aquel 12 de Diciembre de Muchos otros, han intentado reproducir lo que en

Detalle del ojo de la Virgen de Guadalupe 72 Ávalon

www.revistadigitalavalon.es


El misterio de la Virgen de Guadalupe

estos ojos podemos contemplar a través de microscopio, fracasando evidentemente en su empeño. Una nueva sorpresa se encontraron los investigadores, cuando al acercar una luz a las pupilas de la Virgen para observar los detalles, pudieron comprobar que estas se contraían, mientras que al retirar dicha luz, estas se volvían a dilatar, tal cual como ocurre en un ojo vivo. Por lo tanto, en los ojos de la imagen impresa en el ayate, se pueden observar varios efectos oftalmológicos que aún hoy en día, son imposibles reproducir con un pincel.

de la Virgen de Guadalupe podemos observa una escena en la que trece personajes observan el momento en el que el indio Juan Diego abre su manto mostrar las rosas recogidas. “La escena es como un revelado fotográfico, el cual ha quedado impreso en los ojos de cualquier persona que se encontrara en esa posición”, comentan algunos investigadores. En dicha escena podemos contemplar:

1.- El perfil de un anciano, con la barba blanca y la cabeza con calvicie avanzada (Juan de Zumárraga) Personajes de la escena 2.- Un indio sentado que mira hacia arriba 3.- Un hombre más joven, con toda probabilidad el ¿Quiénes son los personajes que podemos contem- intérprete Juan González plar en esa escena? 4,- Un indio de rasgos marcados, con barba y biComo hemos comentado anteriormente, en los ojos gote, que abre su propio manto ante el obispo, sin duda Juan Diego 5.- Una mujer de rostro oscuro, una sierva negra que estaba al servicio del obispo 6.- Un hombre de rasgos españoles que mira pensativo acariciándose la barba con la mano Pero diréis, faltan 7 personajes aún para completar la cantidad antes señalada. En el centro de cada una de las pupilas, además de dimensiones mucho más reducida, se puede contemplar una escena totalmente independiente a la primera. Se trata de una familia indígena, compuesta por una mujer, un hombre y tres niños. A diferencia con la primera escena, esta segunda difiere en el ojo derecho con respecto al izquierdo, ya que en el derecho, además de los personajes de esta familia indígena, se puede contemplar otras personas de pie detrás de la mujer. Para poder determinar a todos los personajes, se ha tenido que ampliar la imagen de cada iris hasta alcan-

Detalle del ojo de la Virgen de Guadalupe Ávalon 73


El misterio de la Virgen de Guadalupe

Más detalles etalle del ojo de la Virgen de Guadalupe zar una escala de 2.500 veces el tamaño real, a la misma vez que utilizar métodos matemáticos y ópticos. El tamaño de las imágenes detectadas en los ojos de María de Guadalupe es de una cuarta parte de un millonésimo de milímetro.

la Sagrada Síndone de Turín Por tanto, ¿cómo es posible explicar esta imagen?, ¿cómo explicar su consistencia en el tiempo con un tejido que no ha sido tratado?. La pregunta de algunos científicos llega más allá ¿cómo es posible que, a pesar de que no haya pintura, los colores mantengan su luminosidad y brillantez?

Casi 500 años intacta El códice guadalupano Los indios aztecas, usaban fibra de maguey para confeccionar sus mantos. Esta fibra, de origen vegetal se degrada con el tiempo, teniendo una vida media de unos 20 o 30 años. Sin embargo, el lienzo en el que se encuentra impresa la imagen de la Virgen de Guadalupe desde hace casi 480 años, sigue intacta. Diferentes análisis químicos han podido constatar que la imagen no tiene colorantes naturales, animales o minerales. Por lo tanto, debido a que en aquella época no existían los colorantes sintéticos, la imagen, desde este punto de vista, es inexplicable. En otros estudios realizados con rayos infrarrojos, fue descubierto, que no existía huella alguna de pintura. Además, se comprobó que el tejido no había sido tratado con ningún tipo de técnica para prolongar su vida. Se puede observar en el ayate, que el reverso es áspero como todos los creados con la fibra de maguey, mientras que el anverso, donde se encuentra la imagen de la Virgen, es suave con la seda más pura. Solamente existe un lienzo en el mundo que tiene unas características similares al ayate de la Virgen de Guadalupe y que hasta el momento no tampoco se le ha encontrado una explicación científica de su origen, 74 Ávalon

La imagen de la Virgen de Guadalupe, puede considerarse un códice del Siglo XVI. Si se observa el manto, pueden observarse que en el mismo se hayan impresas las constelaciones que podían observarse precisamente el día 12 de diciembre de 1.531. Algunos de nuestros lectores, estudiosos de las estrellas podrán decir, “estas no coinciden en absoluto”. Para poder comprobar esto, deberíamos invertir la imagen de la Virgen, es decir, ponerla boca abajo. Entonces sí puede comprobarse este fenómeno. ¿Cuál es el motivo de tener que invertir la imagen? Según indican algunos investigadores, esto es debido a que la imagen debería ser vista desde el espacio exterior hacia la tierra, es decir, una imagen impresa desde los cielos. Sea esta la explicación o no, lo cierto es que entre las constelaciones que realmente se encuentran en el manto se puede distinguir, sobre el lado izquierdo (visto de frente, nuestra derecha) la constelaciones del sur. Cuatro estrellas que forman parte de la constelación de Ofiuco. Abajo se observa Libra y a la derecha, aquella que parece una punta de flecha corresponde al inicio de www.revistadigitalavalon.es


El misterio de la Virgen de Guadalupe

Manto de la Virgen

Escorpión. Intermedia con la porción inferior, pueden señalarse dos estrellas de la constelación de Lupus y al extremo de Hydra. Hacia abajo se evidencia la Cruz del Sur sin ninguna duda, y a su izquierda aparece el cuadrado ligeramente inclinado de la constelación de Sagitario. Sobre el lado derecho del manto de la Virgen están las

constelaciones del norte. Sobre la espalda, un fragmento de las estrellas de Boote, abajo a la izquierda la sigue la constelación de Osa Mayor en forma de “carro”. A los lados están, a derecha: la cabellera de Berenice y los Lebreles (Cani Venatici); a izquierda: Thuban que es la estrella más brillante de la constelación del Dragón. Más abajo dos estrellas (también Ávalon 75


El misterio de la Virgen de Guadalupe

Basílica de Guadalupe ellas parte de la Osa Mayor) y entonces otra pareja de estrellas de la constelación de la Auriga y al oeste, hacia abajo, tres estrellas del Toro. El León queda justo en el vientre de la imagen de la Virgen, siendo un nuevo símbolo, ya que a Jesucristo era conocido como “El León de Judá”. En tal modo, se identifican en su totalidad y en su posición, un poco compactas, las 46 estrellas más brillantes que circundan el horizonte del Valle de México. Curiosamente, el hombre tiene 46 cromosomas (23 pares) ¿nueva casualidad? Por otro lado, si observamos la túnica de la Virgen de Guadalupe, podemos observar algo aún más espectacular. 76 Ávalon

Si colocamos la imagen de la Virgen de manera horizontal sobre el mapa de México, podemos observar que las flores que componen dicha túnica, así como las estrellas que componen la imagen, es un mapa geográfico perfecto de los montes más importantes de la zona Central de México, coincidiendo la flor de cuatro pétalos que se encuentra en el vientre de la Virgen con el cerro del Tepeyac, lugar de la aparición a Juan Diego. Además, dicha flor de cuatro pétalos era un símbolo para las tribus indígenas de aquella época (Mayas, Aztecas, Olmecas, …) siendo para ellos símbolo del centro del universo. Finalmente, colocada la imagen en esta misma powww.revistadigitalavalon.es


El misterio de la Virgen de Guadalupe

Tonantzin Coatlicue

sición, se ha podido descifrar una bella composición musical con la posición de dichas estrellas. Otros símbolos que se pueden observar en la imagen de María de Guadalupe es la luna negra que se encuentra a sus pies. ¿Por qué una luna negra?. La explicación que nos dan los investigadores, es que dicha luna simboliza el eclipse del sol anterior de los indígenas, siendo ella misma el nuevo sol o nueva luz que les alumbra. En la base de dicha luna, un ángel con alas de colores aparece con sus brazos abiertos. Hasta hace poco, se pensaba que dichas alas de colores eran los mismos que usaban los mensajeros de los dioses indígenas, los caballeros águilas.

Sin embargo, recientes investigaciones han descubierto que los colores de las alas de los ángeles (negro, verde agua, amarillo y rojo) simbolizaban los cuatro puntos cardinales. El último descubrimiento realizado sobre el ayate, es algo que seguro sorprenderá a todos nuestros lectores. Como se puede observar en la imagen, esta tiene la cabeza ligeramente inclinada hacia su derecha (hacia la izquierda tal y como la vemos). Dicha inclinación es de 23,5º con respecto a la horizontalidad de sus ojos. Pues bien, esos 23,5º coincide exactamente con la inclinación del eje terrestre. Inclinación que permite Ávalon 77


nuestras estaciones, nuestros días y nuestras noches, en definitiva, la vida sobre la tierra.

El 14 de Noviembre 1.921, Luciano Pérez colocó a las 10:30 de la mañana un ramo de flores a los pies de la Virgen de Guadalupe. Nadie podía sospechar que aquella composición florar no iba destinada a exornar el bello altar, sino a destruirlo. ¿Casualidad?, ¿Suerte? El caso es que cuando explotó la bomba que contenía aquel ramo de flores, la basílica estaba completamente llena pero nadie resultó herido y la imagen de la Virgen de Guadalupe quedó completamente intacta. Ni tan siquiera el cristal que la protegía resultó dañado. Sin embargo, todo alrededor de ella quedó completamente destrozado, escuchándose la detonación en 6 km a la redonda. Un crucifijo que se encontraba delante de la imagen, quedó completamente doblado, como si de plástico se tratara. Incluso un cuadro que se encontraba tapado por el ayate de la Virgen de Guadalupe, quedó dañado por la onda expansiva. Leyendas sobre el ayate de María de Guadalupe

Otros datos de interés El misterio de la Virgen de Guadalupe tiene un punto más, no conocido por muchos aunque igualmente estudiado por científicos e investigadores. Si se observa la imagen, esta cambia ligeramente de color según el ángulo de visión de la misma. Este fenómeno, conocido como iridiscencia, es imposible reproducir con manos humanas. Igualmente, a la vez que nos acercamos o alejamos de la imagen, la tonalidad de sus colores varía de tonalidad. Incluso, si nos fijamos bien en el manto de la Virgen, se pueden observar gotas de agua. Esos vestigios de agua, son gotas de rocío de las rosas que recogiera el indio Juan Diego. Además, el ayate de Juan Diego, ha sufrido a lo largo de la historia accidentes y atentados que ha podido destruirlo definitivamente, saliendo completamente “ileso” de todos ellos. En el año 1.791, mientras un operario limpiaba el marco que guarda la imagen con ácido nítrico, este se derramó sobre el ayate. Normalmente, este hubiera quedado completamente destruido debido a la corrosión que este provocaría sobre el ayate. Sin embargo, este ácido recorrió de arriba a abajo la tilma sin que el ácido tocara la imagen de la Virgen. El ayate quedó manchado por el ácido, pero nada más pasó. A día de hoy aún se puede percibir dicha mancha sobre el lado derecho del ayate, aunque según cuentan las personas encargadas del cuidado de la basílica, esta está desapareciendo poco a poco. 78 Ávalon

Muchas otras historias y leyendas se cuentan referentes al ayate guadalupano. Entre estas historias, se encuentra el rumor de que cierto médico acerco un día su estetoscopio a la cintura de la imagen, sintiendo latidos que se repetían rítmicamente a 115 pulsaciones por minuto, los mismos que un niño en vientre materno. Al mismo tiempo, acercó un termómetro y logró comprobar que la fibra de maguey mantenía una temperatura constante de 36,6 grados centígrados, la misma del cuerpo de una persona viva. La verdad es que nada de esto es cierto. Ni existen pulsaciones en el ayate ni la temperatura del mismo es superior a la temperatura ambiente en el que se encuentra. Otra de las historias o leyendas que se cuentan sobre el mismo, es que durante el gran terremoto que asoló la Ciudad de México, el fajín de la Virgen se volvió del color negro que actualmente podemos observar en el ayate. La verdad de todo esto, es que jamás dicho fajín fue de otro color que no fuera el negro, como además se puede comprobar en fotografías de primeros del siglo XX o en copias del ayate que se han realizado durante siglos. El fenómeno está ahí y con él su misterio. Millones de personas pasan cada año a los pies de esta imagen (unos 14 millones anuales) y no son pocos los que se paran a mirar los ojos de esta bella imagen, intentado contemplar, en pleno siglo XXI que sucedió aquel 12 de Diciembre del año 1.531. www.revistadigitalavalon.es


SORTEO Este mes, sorteamos 3 ejemplares del libro “El club Bilderberg la realidad de los amos del mundo”, por gentileza de Absalon ediciones y dedicados a los ganadores por Cristina Martín Jiménez ¿Quieres uno? Participa en nuestro blog www.revistadigitalavalon.es Ávalon 79


un pasado del futuro...

Una sección de César Reyes César estudió abogacía en la Universidad de Buenos Aires (Argentina). Es periodista versado en ciencia y fue coordinador documental de la revista Cuarta Dimensión, jefe de redacción de otras publicaciones especializadas y actualmente es el editor de antiguosastronautas.com. Desde 1980 ha publicado gran número de artículos referidos a la hipótesis de las paleovisitas extraterrestres. 80 Ávalon

L estructura del ADN en una antigua imagen china Numerosas investigaciones han establecido una asombrosa correlación entre el I Ching y el ADN.

www.revistadigitalavalon.es


La estructura del ADN en una imágen china

Abriendo las puertas del cielo Sabemos por antiquísimos relatos que los “dioses” fueron y vinieron por los cielos de China durante unos cuantos miles de años. De hecho, y no como un dato menor precisamente, los más antiguos registros chinos hacen referencia a innumerables artefactos – dragones, raros pájaros y carros celestiales - que los soberanos divinos conocidos como los “Hijos del Cielo” - que gobernaron durante 18.000 años - utilizaban para volar a su antojo entre las nubes del Imperio. Al respecto, la revista “China reconstruye”, editada en Pekín, publicó, en agosto de 1961, un interesante artículo intitulado “Abriendo las puertas del cielo”, cuyo autor, Chih Fei, aludía a una remota leyenda acerca de Chang Ngo, “la apasionada de la luna”, quien junto a su esposo Hou-Yih es mencionada por diversas fuentes literarias como una especie de pareja viajera del espacio, que, al estar de las narraciones, habría recorrido ida y vuelta, varias veces, el trayecto entre la Tierra y la Luna. Se dice ahí que una enorme nave resplandeciente aparecía por la noche en el mar y que su luz se apagaba durante el día. Y también que tal nave tenía la facultad de volar a la Luna y a las estrellas, de modo que se la conocía como “la nave que cuelga entre las estrellas” o bien “la nave para la Luna”, la cual, según se hubo registrado, fue vista por los habitantes de China ascendiendo y descendiendo por el espacio durante doce años. Pero antes de eso, otra pareja celestial hizo lo propio aquí en la Tierra… Fu Hsi y Nüwa: Dioses creadores Según se menciona en el Ban Gu, Baihu tongyi, “No había al principio ningún orden moral o social.

Los hombres sólo conocían a sus madres, no a sus padres. Cuando estaban hambrientos, ellos buscaban comida; cuando estaban satisfechos, tiraban los restos. Devoraban su comida con el cuero y el pelo, bebían sangre, e iban cubiertos de pieles y harapos. Entonces llegó Fu Hsi y miró hacia arriba y contempló las imágenes en los cielos, y miró hacia abajo y contempló los acontecimientos en la Tierra. Él unió al hombre y la esposa, reguló las cinco etapas del cambio, y estableció las leyes de la humanidad. Él inventó los ocho trigramas para adquirir todo el dominio sobre el mundo.” Un tanto confusas a veces, las referencias a Fu Hsi y su esposa/hermana Nüwa permiten sin embargo hablar de una pareja de soberanos o de dioses creadores. En rigor, también se ha escrito que cuando la Tierra fue barrida por un gran diluvio, ambos sobrevivieron y fueron a vivir a la montaña de Kunlun donde oraron al Emperador del Cielo, quien aprobó su unión y a partir de entonces los hermanos se pusieron a procrear la raza humana. Narraciones muy semejantes a éstas condujeron oportunamente hacia la hipótesis de que seres extraterrestres pudieron haber intervenido en la evolución del ser humano, aplicando avanzados conocimientos en ingeniería genética; idea que ha sido sostenida durante décadas, especialmente por Zecharia Sitchin y Erich von Däniken, a partir de una lectura moderna de algunos pasajes de los milenarios textos sumerios de la creación o bien del Antiguo Testamento, y teniendo en cuenta, además, la existencia de ciertas manifestaciones del arte antiguo que representan muy extraños “árboles de la vida” o serpientes curiosamente entrelazadas entre sí – como en el caduceo, por ejemplo -, que recuerdan a primera vista la bien conocida estructura en forma de doble hélice de la molécula del ADN.

Izquierda: Árbol de la vida de los sumerios. Centro: Grabado sobre un vaso de libaciones de Gudea. Derecha: Caduceo griego Ávalon 81


Un pasado del futuro...

Si bien muchos podrían coincidir de buena gana con la opinión de mi amigo, el Dr. Vladimir V. Rubtsov, cuando dice que el concepto de la creación del homo sapiens y/o la civilización humana por astronautas extraterrestres es “…la versión “extrema” de la hipótesis de la paleovisita” (ver Paleovisitología: Todavía en la encrucijada...) resulta sumamente interesante tener en mente algunas curiosas coincidencias que, bien miradas, podrían llegar al rango de las muy llamativas…especialmente si nos atrevemos a conjeturar que Fu Hsi y Nüwa tuvieron algo que ver con esa supuesta manipulación de genes… Analogía entre el I Ching y el ADN Dios o gobernante, o ambas cosas a la vez, lo cierto es que ninguna fuente se contradice al momento de afirmar que Fu Hsi fue un portador de conocimientos y creador del I Ching, lo que, en el marco común que la gente le otorga a los mitos y leyendas, no sería algo relevante, nada digno de ser tenido en cuenta especialmente; pero a la luz de ciertas “comparaciones odiosas” la cuestión puede llegar a convertirse en algo muy diferente. La primera de tales “odiosas comparaciones” se remonta al año 1703, cuando el célebre matemático alemán G. W. Leibnitz publicó su libro Two Letters on the Binary Number System and Chinese Philosophy, donde se manifestaba muy asombrado por la exacta correlación que había encontrado entre el I Ching y su Sistema Numérico Binario. Pero la sorpresa mayúscula vino mucho después, a partir del conocimiento adquirido sobre la importancia fundamental del ADN en la arquitectura molecular de la vida. Su historia, esto es su descubrimiento como portador del mensaje genético – que antes se creía compuesto de proteínas – se remonta a 1944, cuando tres bioquímicos del Instituto Rockefeller, Oswald Avery, Maclyn McCarty y Colin MacLeod, trabajando con bacterias, consiguieron transformar las del tipo R en S (bacteria de cápsula dura en otra de cápsula blanda) utilizando una solución de ácido nucleico, sin ninguna proteína. Hecho revolucionario que, en los años siguientes, otros experimentos con cepas bacterianas confirmaron sin el menor margen de duda, de modo tal que el ácido nucleico pasó a convertirse en el centro de interés con preguntas del tipo ¿cómo estaba compuesto?; ¿cómo codificaba el mensaje genético?; o bien ¿cómo se duplicaba con tanta exactitud algo tan complejo?...Las respuestas por fin llegaron en 1953, cuando el físico inglés Maurice H.F. Wilkins estudió los ácidos nucleicos mediante la técnica de difracción de rayos X y mostró que su estructura era la de una 82 Ávalon

doble hélice, aportación crucial que fue utilizada por dos científicos de la Universidad de Cambridge, el inglés Francis H.C. Crick y el norteamericano James D. Watson, para proponer un modelo que explicaría definitivamente tanto la codificación como la duplicación (por su labor en este campo, los tres compartieron el Premio Nobel de Medicina y Fisiología en 1962). La molécula de ADN es, en efecto, una delgada hélice doble, semejante a una escalera de caracol, formada por dos cadenas - con el aspecto de hilos retorcidos - que son una sucesión de “unidades” denominadas “nucleótidos” Cada nucleótido se caracteriza por un determinado grupo químico que se llama “base”. Tales bases son en total cuatro, a saber: adenina, guanina, timina y citosina (que comúnmente se representan con las letras A, G, T y C respectivamente), y su secuencia determina la información genética, la cual está “codificada” y debe “leerse” en grupos de tres. De manera que, en el “lenguaje de la vida”, tres de estas bases – lo que se conoce como triplete o codón – “significan” un aminoácido particular, y ningún otro, que se incorporará a la cadena de proteína. Esa información genética, codificada, se transmite a través de un “intermediario”: el ácido ribonucleico (ARN), que tiene también cuatro bases, tres de la cuales son las mismas que en el ADN (adenina, citosina y guanina) diferenciándose por lo tanto sólo por la base uracilo que cumple aquí la función de la timina (abreviadas: A, C, G, U). En consecuencia, el código genético consiste en 64 combinaciones de tripletes (codones) y sus aminoácidos respectivos. Ahora bien, el I Ching creado por Fu Hsi, también conocido como el Libro de las Mutaciones, es un sistema simbólico, del que, se sostiene, puede deducirse la diversidad del mundo viviente. Tal sistema se basa en una combinación de relaciones entre dos principios opuestos que son: Yang, masculino y Yin, femenino. Estos dos principios se distribuyen en pares hasta formar cuatro tipos de diagrama. Luego, estas cuatro estructuras se combinan por tres para formar 64 hexagramas que representan, finalmente, los aspectos fundamentales de la vida. ¿Simple casualidad? El asunto no parece ser tan sencillo de etiquetar. Sobre todo si tomamos en consideración que las correlaciones existentes condujeron a numerosas indagaciones “urticantes” - hasta hoy en día - que comenzaron con el biólogo alemán Gunther S. Stent cuando, en 1969, publicó su libro The Coming of the www.revistadigitalavalon.es


La estructura del ADN en una imágen china

Golden Age, donde hablaba sin medias tintas sobre las correspondencias entre el I Ching y el ADN. Leemos: “…la congruencia entre esta obra - el I Ching y el código genético es nada menos que asombrosa. Pues si Yang (el principio masculino o luminoso) está identificado con las bases purinas, y Yin (el principio femenino u oscuro), con las bases pirimidinas, de modo que el Yang y el Yin antiguos corresponden a los pares complementarios adenina (A) y timina (T), y el Yang y el Yin nuevos corresponden a los pares complementarios guanina (G) y citosina (C), cada uno de los 64 hexagramas viene a representar uno de los codones nucleótidos triples. El orden “natural” del I Ching puede ser visto ahora de modo que genera una serie de nucleótidos triples, en los cuales se muestran varias de las relaciones genéticas de los codones...” En idéntico sentido se pronunció François Jacob (Premio Nobel de Medicina en 1965), aludiendo a la sorpresa de los biólogos del siglo XX “…al descubrir una extrema analogía entre el orden “natural” del I Ching y el código genético. Pues si se asimila convenientemente cada uno de los cuatro diagramas chinos a cada uno de los cuatro pares de radicales químicos que componen el ADN., cada hexagrama equivale a uno de los tripletes genéticos...”

Desde luego, bien podríamos poner en lista a continuación un gran número de trabajos que dejan bien en claro las semejanzas entre los modernos descubrimientos en materia genética y el milenario sistema simbólico chino, pero eso sería como caer en una suerte de repetición innecesaria a los fines aquí perseguidos, esto es, plantear como interrogante ¿por qué un soberano celestial como Fu Hsi fue identificado como procreador de la raza humana -junto a su esposa/hermana Nüwa - y creador a la vez del I Ching, un sistema relacionado por lo visto con “nuestro código genético”? ¿La estructura del ADN en una antigua imagen china? La frase “una imagen vale por mil palabras” es atribuida, precisamente, a los chinos. Nada mal en ningún caso, y mucho menos en éste; ya que si las correlaciones encontradas entre el ADN y el I Ching legado al mundo por Fu Hsi son incontestables, la imagen que de él y su esposa Nüwa ha llegado hasta nosotros es lo suficientemente llamativa como para hacernos meditar acerca de qué cosa puede simbolizar esa especie de doble hélice (muy semejante por cierto a la de la estructura de la molécula de ADN) que uno ve allí mismo donde deberían estar las piernas de la celestial pareja… Intentar explicar una imagen como ésta, que llena nuestros ojos con esa belleza sutil que conduce al llano entendimiento por la vía más directa, sería algo sobreabundante. En todo caso, será usted, amigo lector, el que juzgue apropiadamente si, en definitiva, esas orejas de gato, esos bigotes de gato y esa cola de gato le recuerdan a un gato…Sin embargo, sí, quizá, es oportuno hacer notar que la estructura tridimensional de la doble hélice posee por lo común giro hacia la derecha (ADN dextrógiro), que es la forma más estable que se encuentra en la Naturaleza, ¡lo mismo que en la milenaria imagen china de estos dioses creadores!. Por último, podríamos agregar, sólo a título informativo, que las pequeñísimas esferas unidas entre sí por esos “enlaces” (pequeñas líneas) que se ven al fondo del dibujo, representan, para algunos, “constelaciones”,… lo que viene a resultar, también, de lo más interesante si Fu Hsi y Nüwa fueron acaso antiguos astronautas que vinieron de las estrellas… Ávalon 83


Fraude y superchería en el

espiritismo

“Hay que reconocer que ningún fenómeno se presta más que el espiritista a la duda y al fraude”, aseguraba el criminólogo italiano César Lombroso (18351909), reconocido especialista en temas mediúmnicos e hipnóticos. Y tenía razón. El espiritismo fue, desde sus inicios, un terreno controvertido y resbaladizo que atrajo a numerosos charlatanes con afán de fama y lucro. Sin duda, fue un campo abonado para el fraude. No era demasiado complicado, en ese ambiente de oscuridad y sugestionabilidad propio de los velatorios espiritistas, que los falsos médiums emplearan burdos trucos o sofisticadas técnicas de ilusionismo para engañar a quienes buscaban desesperadamente un contacto con sus familiares fallecidos.

84 Ávalon

Las fotografías solían ser fra

www.revistadigitalavalon.es


Fraude y superchería en el espiritismo

Esperanza en un más allá

El espiritismo se convirtió en una floreciente moda en los albores del siglo XIX. La posibilidad de contactar con los seres queridos que abandonaban el mundo material fue muy tenida en cuenta por personas de cualquier status social y cultural, para quienes la muerte no significaba el fin de la existencia, sino la partida hacia otros planos sutiles que estructuran el mundo astral. Mediante los métodos de contacto, desde las mesas giratorias hasta la mediumnidad, supuestamente se lograba tener hilo directo con el reino de la inmortalidad. Con solo invocar a un determinado familiar desencarnado, solía hacer acto de presencia en pocos minutos. A veces, incluso materializándose en forma de ectoplasma, a través de una exteriorización fluídica del cuerpo del médium. Se entiende pues que, desde el histórico caso de las hermanas Fox ocurrido el 31 de marzo de 1848 en Hydesville (Nueva York), el espiritismo se propagara rápidamente por toda América y Europa. Ni siquiera la retractación pública realizada por las propias Margaret y Kate Fox cuarenta años después de los hechos, confesando que sus experiencias mediúmnicas fueron fraudulentas, evitó que la gente acudiera confiada a las seances para entablar comunicación con el más allá. El doctor Joseph Lapponi, en su obra Hypnotism and Spiritism: A critical and medical study (1907) cifraba en seis millones el número de espiritistas en 1891. El magazine Il Vessillo Spirita, sin embargo, elevaba la cantidad a quince millones. Cierto es que los médiums eran requeridos continuamente, en muchas ocasiones por familias de muy buena posición social y económica (incluso de la realeza), que ansiaban establecer contacto con sus distinguidos difuntos, para así encontrar consuelo a sus penas. Motivo más que suficiente para que los embaucadores hicieran de las suyas ante personas de buena fe, aunque sumamente crédulas. Afortunadamente, muchos falsos médiums fueron desens espiritistas mascarados por prestidigitadores proaudulentas fesionales, científicos e investigadores metapsíquicos. Los médiums bajo lupa Uno de los que más luchó contra el fraude espiritista fue el prestigioso astrónomo catalán José Comas Solá (1868-1937), que empezó a interesarse por el tema en 1897, tras consultar las investigaciones metapsíquicas realizadas por el coronel Albert de Rochas a la célebre médium Eusapia Palladino. “Después de unos quince años de dedicar mis energías intelectuales al estudio de las ciencias físicas, matemáticas y naturales en la Universidad, en mi casa, en Observatorios, etc., hostigado por mi amor a la Verdad, me encontraba súbitamente con una categoría de fenómenos que superaba quizá en importancia, caso de ser cierta, a mis leyes físicas, a mis ecuaciones diferenciales, a mis estudios

del Cielo”. Así de entusiasmado prologaba José Comas su obra El espiritismo ante la ciencia, publicada en 1908, en la que recogía sus experiencias con la médium “Z” (Carmen Domínguez era su verdadero nombre), que tanta impresión le causaron en un principio… ¡hasta que fue pillada in fraganti cometiendo fraude! De esta forma narra Comas una de aquellas sesiones fraudulentas en la que el espíritu de una tal “Leonor” se manifestaba ante los presentes: “Noté con la mayor perfección, dentro del gabinete oscuro y antes de salir el fantasma, el ruido típico del cambio de vestido, es decir, el ruido de rozamiento de ropa. Al cabo de poco rato, salió el fantasma… Recuerdo que al salir éste de entre las cortinas, oí el ruido inconfundible de una horquilla del peinado que caía sobre el pavimento (el fantasma llevaba el cabello suelto y la médium sólo se lo recogía someramente, fijándolo con horquillas). Me parece que fue en aquella misma sesión que el fantasma se sentó a mi lado. Lo pude observar con toda perfección: a pesar de la escasa luz roja, estando su cabeza a unos 40 centímetros de la mía, pude convencerme de que era la propia médium Z. Después de hablar largo y tendido de cuestiones sin interés, de habernos ofrecido flores, etc., se introdujo nuevamente el fantasma en el gabinete oscuro, oí otra vez el cambio de vestidos y luego se dio la luz. Mi primer movimiento fue mirar el suelo, hacia donde había oído el ruido de la horquilla que le había caído al fantasma. En efecto, allí estaba materializado (!) el artefacto, que recogí, que examiné, que no se desmaterializó en mis manos, sino que se mantuvo con los mismos caracteres de cualquier horquilla que venden en las tiendas. En el fondo del gabinete oscuro, cerca de la silla de la médium, encontré otra horquilla en el suelo, que ofrecía los mismos caracteres que la primera”. En otra sesión posterior, tras ser examinada la médium por dos mujeres asistentes -una de ellas, esposa de Comas- hallaron un rollo de ropa blanca fuertemente plegada entre sus muslos, además de que sus manos estaban tiznadas de azul de metileno. Por esa razón, la médium siempre ponía reparos a tantos controles. Desde ese instante, el astrónomo se volvió bastante escéptico, asegurando que el espiritismo no se apoya más que en la fantasía y la ilusión, cuando no en el fraude y la mentira. “El médium y la atmósfera que le envuelve está plagado de mentiras, inventa y falsifica cuanto le conviene, el fraude pseudocientífico es su elemento y no hay uno solo de ellos que en alguna ocasión no se le haya cogido con las manos en la masa”, afirmó, ante el enfado de la comunidad espiritista que siempre intentó que los fraudes no empañaran la imagen seria que querían mostrar frente a la sociedad. Pero hasta los propios médiums, llevados por la megalomanía y la envidia, se acusaban unos a otros de farsantes. Daniel Dunglas Home sostenía que él era el único médium verdadero y que la bella Florence Cook -médium que lograba materializar el fantasma de Katie King como ya explicamos anteriormente- había engañado descaradamente al reputado físico William Crookes. Sin embargo, Home tampoco escapó de ser descubierto cometiendo impostura. En una sesión que realizó en la ciudad francesa de Biarritz ante el emperador Napoleón III y su esposa Eugenia de Montijo, Ávalon 85


Fraude y superchería en el espiritismo

entre otros sorprendentes fenómenos materializó una mano espectral que comenzó a acariciar el rostro de la emperatriz. En ese instante, uno de los ilustres invitados tuvo el atrevimiento de encender la luz. Lo que se descubrió avergonzó a todos los asistentes. La mano ectoplásmica no era sino el pie descalzo del propio médium. “Más de un pretendido médium ha pasado del gabinete oscuro a la prefectura de policía”, advirtió Comas Solá. Home, sin embargo, tuvo suerte y fue invitado a abandonar el país galo, aunque años después acabó entre rejas, acusado de estafar económicamente a una acaudalada anciana que deseaba entablar contacto con su difunto marido, quien a través del médium dijo que éste debía ser el heredero de su fortuna. En su lecho de muerte, Home confesaría: “Me he servido de los espíritus para dar a mis experiencias esta apariencia de misterios que, en todos los tiempos, ha gustado a las masas y, sobre todo, a las mujeres. Pero yo no he creído para nada en su intervención en los fenómenos que producía y que cada uno atribuía a influencias de ultratumba. ¿Cómo podía yo creer? No, un médium no puede creer en los espíritus”… No deja de ser sospechoso que los médiums pidiesen insistentemente que durante las sesiones se apagaran las luces y todos los asistentes formaran una cadena con las manos. Decían que la luz obstaculizaba la manifestación de los fenómenos y que la cadena servía para potenciar la energía mediúmnica. Sin embargo, los fines podrían ser más bien otros. Y es que a oscuras, era más fácil realizar los fraudes sin ser vistos, pudiendo aparecer en el velatorio espiritista un colaborador del médium para llevar a cabo los presuntos fenómenos de raps, movimientos de objetos, levitación, aparición de formas luminosas, materializaciones, etc. “Puesto que las sesiones para obtener fenómenos físicos paranormales casi siempre se celebran a oscuras, con facilidad se da en ellas una alianza terrible de fraude y observación imperfecta”, advertía el desaparecido parapsicólogo Scott Rogo. Por tanto, cuando alguien se atrevía a romper la cadena -que no tenía otro objeto que mantener bajo control al personal- y encendía la lámpara eléctrica, todos se topaban con la patética escena. O bien, se descubría al intruso vestido completamente de negro, tirado en el suelo y tocando una pandereta, haciendo sonar una campanilla o empleando fósforos para reproducir extrañas luminiscencias. Otras veces, subido en una silla, cubierto con una sábana y haciéndose pasar por un tétrico fantasma suspendido en el aire mientras acariciaba a los presentes. ¿Y por qué en muchas ocasiones, el médium, tenía que introducirse en un gabinete oscuro, manteniéndose los congregados a una prudente distancia para que la materialización ectoplásmica tuviera lugar? Las razones aducidas por unos fueron porque podía resultar peligroso hacerlo en presencia de todos, debido a las vibraciones de las miradas (sic), mientras que otros confesaban que era por simple pudor. La cuestión es que los presentes, mientras tanto, aguardaban en penumbra a que el fantasma hiciera acto de presencia. Nadie podía ver directamente y a plena luz del día el delicado instante en que del cuerpo del médium salía la etérica energía que poco a poco iba formando el ectoplasma. Por eso, no deja de ser 86 Ávalon

Houdini demuestra cómo se realizan los trucos de las manos ectoplásmicas

objeto de seria sospecha el tremendo parecido físico entre el fantasma de Katie King y su médium Florence Cook, o que al fantasma de Bien Boa, cuando surgía del gabinete, a veces se le moviera su frondosa barba negra -dando, por tanto, la impresión de ser postiza-, y se remangara continuamente la túnica para que no se cayera al suelo y pudiese así descubrirse que el personaje de ultratumba era realmente de carne y hueso. En parecidas situaciones fueron pillados Slade, Miller, Eglington, Beraud y tantos otros médiums que utilizaron técnicas de prestidigitación, cuando no chapuceros trucos… Si el investigador intentaba examinar exhaustivamente al médium o extremaba las medidas de control durante la experimentación, la fenomenología cesaba de inmediato. “Cuando proponíamos modificaciones destinadas a dar a las experiencias el carácter de claridad y evidencia que hacía falta, la médium declaraba invariablemente que los fenómenos, en semejantes condiciones, se hacían imposibles”, explicó Giovanni Schiaparelli a su amigo Camille Flammarion, tras participar en varias sesiones con Eusapia Palladino, considerada una de las más grandes médiums de todos los tiempos. Dos físicos, G. Lebón y Blaserna, que también asistieron a varias sesiones con dicha médium, concluyeron que los fenómenos que observaron fueron todos fraudulentos. Mientras que M. d’Arsonval, declaró en el nº 1 de Annales des Sciencies Psychiques, de marzo de 1908, que “Eusapia es un sujeto detestable para este género de investigaciones. Se las arregla siempre de manera que resulta imposible todo control serio y permanente”. Así pues, toda prudencia era poca frente a unos fenómenos tan escurridizos y proclives a ser reproducidos fraudulentamente. Los médiums, para realizar el fenómeno ectoplásmico, escondían gasas y sedas en los lugares más insospechados de sus cuerpos. No hace falta dar detalles. En el momento oportuno, extraían la muselina y reproducían el fenómeno. Algunas fotos espiritistas de la época dan buena www.revistadigitalavalon.es


Fraude y superchería en el espiritismo

cuenta de esas supuestas materializaciones. Los trapos envolvían a veces rostros sin volumen. Es fácil apreciar que se trataban de fotos extraídas de revistas o simples dibujos. Uno de los mayores desenmascadores de éste y otro tipo de fenómenos mediúmnicos fue el sacerdote jesuita Carlos María de Heredia. En su magnífica obra Fraudes espiritistas y fenómenos metapsíquicos (1930), detalla numerosos engaños perpetrados en los salones espiritistas, así como las técnicas diseñadas por los médiums farsantes. Este gran investigador metapsíquico, amigo del mago Houdini -otro notable desenmascarador de espiritistas impostores-, se dedicó no sólo a estudiar a los médiums, sino a reproducir minuciosamente sus trucos. Son célebres sus famosas fotografías espiritistas, elaboradas por él mismo, en las que aparece junto a vaporosos fantasmas de ilustres personajes. El periódico neoyorquino The Evening World, del 9 de abril de 1923, hablaba del sacerdote en los siguientes términos: “Es probable que no haya persona alguna en los Estados Unidos que más se haya interesado en el desenmascaramiento y exposición de las fotografías espíritas de Sir Arthur Conan Doyle, desde su llegada a los Estados Unidos la semana pasada, que el R. P. Carlos M. de Heredia, S. J., quien se ha dedicado al estudio de las manifestaciones espiritistas desde su juventud en la Ciudad de México”. Heredia negó ferozmente la autenticidad de las fotografías de espíritus mostradas en los auditorios por el célebre autor de Sherlock Holmes, que parecía no tener tan buen olfato como su personaje de novela… “Las dobles exposiciones son el principal fundamento de la fotografía espírita. Para engañar a la gente sencilla, este procedimiento basta y sobra, pero cuando se trata de gente algo más desconfiada hay que

Materializaciones ectoplásmicas del rey de Bulgaria, por Eva Carriere

recurrir a otros manejos con el fin de obtener la doble exposición de un modo disimulado”, explicaría el sacerdote, quien a pesar de sus actitud crítica, siempre se mantuvo receptivo a la posibilidad de que algunos fenómenos metapsíquicos fuesen auténticos. “No somos de los que afirman que todo es trampa. Bien sabemos que hay ciertos fenómenos que presentan un aspecto tan nuevo como interesante, cuya causa es muy difícil de averiguar”, aclaraba en su libro. Otro sacerdote jesuita que ha seguido una línea muy similar a la del padre Heredia es Oscar González Quevedo, fundador del Centro Latinoamericano de Parapsicología (CLAP), una de las instituciones parapsicológicas más prestigiosas del mundo. También se ha dedicado a desmitificar muchos fenómenos espiritistas, especializándose en técnicas de magia e ilusionismo, para reproducir los trucos de los médiums. En su reconocida obra Las fuerzas físicas de la mente (1971), el veterano parapsicólogo prevenía que “el fraude fue siempre un ‘handicap’ a superar en la investigación parapsicológica. Y especialmente en la investigación de los fenómenos físicos de la Parapsicología. Podríamos incluso decir que el método, la técnica y la preparación especializada para la investigación de los fenómenos de efectos físicos se miden principalmente por la capacidad para evitar los fraudes. El mejor método o técnica será aquel que mejor consiga evitar los fraudes”… Necesidad de pruebas Si bien pudo constatarse en numerosas ocasiones la aparente realidad de ciertos fenómenos que desafiaban las leyes físicas conocidas, lo más correcto hubiese sido no extraer conclusiones definitivas sobre los mismos, hasta no disponer de evidencias suficientemente sólidas. Sin embargo, muchos de aquellos fenómenos fueron inevitablemente interpretados como pruebas irrefutables de la existencia de un más allá, incluso por reputados investigadores que pecaron de escasa imparcialidad, tal vez llevados por la creciente amistad con los médiums a los que estudiaban, por una identificación emocional con la hipótesis espiritista o porque inconscientemente rechazaban la posibilidad de ser víctimas de burdos engaños (confiaban demasiado en su integridad). Arthur Conan Doyle, el ya aludido William Crookes, Charles Richet, Oliver Lodge, Alexandre Aksakof y tantos otros prestigiosos pioneros de la investigación metapsíquica, que hicieron una labor encomiable en el estudio de los fenómenos paranormales, cayeron más veces de la cuenta en las trampas ideadas por muchos médiums desaprensivos. A estas alturas, hemos de reconocer que sus investigaciones no fueron tan infalibles como ellos pretendieron. Y no tuvieron en cuenta, al margen del fraude deliberado, algo tan sutil como el fraude inconsciente (motivado muchas veces por sujetos con ciertos desequilibrios psíquicos). Podemos atribuirlo a una falta de rigor o de metodología, tal vez a la escasez de medios técnicos apropiados para una investigación de tal envergadura, pero sin duda hubiese sido necesaria una postura mucho más crítica entre aquellos aventureros que se dedicaron en cuerpo y alma a verificar los fenómenos Ávalon 87


Fraude y superchería en el espiritismo

Truco empleado por los médiums para simular una levitación

Falso ectoplasma pillado in fraganti mediúmnicos. Cuánta razón tenía el ya citado jesuita Carlos M. de Heredia al decir que “si tomáramos el trabajo de examinar detenidamente los fenómenos espiritistas, encontraríamos una serie admirable de falsedades admitidas como hechos verdaderos y explicados con la mayor seriedad por autores, por otra parte, con mucho seso”. Ciertamente, hubo médicos y científicos de renombre que escribían sobre temas mediúmnicos y, sin embargo, no merecían ser considerados autoridad en la materia. Sus declaraciones no estaban respaldadas por algo tan fundamental como es la investigación. Les faltaba experiencia en el campo metapsíquico y, en cambio, les sobraba credulidad ya que con frecuencia citaban en sus obras casos que resultaron ser falsos o poco verificados. Opinaban apriorísticamente, sin aportar evidencias plausibles tan necesarias en un terreno de tal complejidad. “En el estudio de estos fenómenos, más que mucha ciencia, se necesitaba mucho sentido común y mucho conocimiento del ‘elemento humano’ que entra en la ecuación”, sostenía el padre Heredia. Y es que poseer honorabilidad científica no siempre garantizaba mayor capacitación para analizar los fenómenos espiritistas. Un científico podía ser engañado como cualquier otra persona. Para esos casos, solía ser más eficaz la investigación de un buen profesional de la prestidigitación. En su libro Paradojas psíquicas (1984), el mago y mentalista norteamericano John Booth, se encarga también de desenmascarar a los falsos médiums. Su advertencia es clara: “Nosotros, los que estamos en el mundo de la magia, desaprobamos a los médiums que abusan de la confianza humana y de las normas éticas. Estas personas cultivan la progresión enfermiza que resumo como ilusión-engaño-desilusión. Permanecer callado es justificar el fraude y asociarse a él”. En su opinión, no debemos cometer la estupidez de ver evidencias de fenómenos paranormales en aquello que no podemos explicar. Ya decía el filósofo Demóstenes 88 Ávalon

Eva Carriere y una de sus pre­ suntas materia­ lizaciones ectoplásmica

Sir William Crookes que “lo más fácil es engañarse a sí mismo; porque el hombre generalmente cree que lo que desea se puede hacer realidad”… Por eso, aún hoy está por demostrar que los espíritus guarden alguna relación con tales hechos, por mucho que les pese a los espiritistas, cuyos argumentos se sustentan en creencias más que en evidencias. Cuando repasamos aquellas precursoras obras dedicadas al espiritismo y a la metapsíquica, repletas de sugerentes términos, extensas clasificaciones, fantásticos sucesos e ingenuas explicaciones, observamos la tendencia de la mayoría de estudiosos a calificar como “hechos comprobados” una serie de fenómenos que realmente no lo están y a aceptar un origen trascendental para los mismos. Hubo honrosas excepciones, pero tuvo que pasar mucho tiempo para que la parapsicología, a partir de los años treinta del pasado siglo, delimitara con más concreción su campo de estudio, se desligara totalmente del espiritismo, tomara derroteros más asépticos y aislara a los médiums de su entorno habitual para trasladarlos a los laboratorios. Se iniciaba, de ese modo, una etapa más rigurosa (quedando multitud de fraudes al descubierto). Y fue cuando por fin comenzó a sospecharse que esas fuerzas misteriosas desencadenadas durante los trances mediúmnicos podían estar originadas por el propio inconsciente humano y no por presuntos entes desencarnados. www.revistadigitalavalon.es


Fraude y superchería en el espiritismo

El padre Carlos M. de Heredia, el azote de los médiums El médium Daniel D. Home ALGUNAS OPINIONES CRÍTICAS “El médium, que dice estar en posesión de un espíritu, se pone a hablar en nombre de aquél. Algunas veces, cambia el timbre de su voz, varía de carácter, de modales, de pronunciación en armonía con el espíritu que dice que representa, etc. Las conversaciones son por lo común de una frivolidad e insulsez enervante y muchas veces el espíritu bromea con los concurrentes de la manera menos astral posible (…) Esto de hablar de asuntos que pasan en el seno de otros mundos tiene la gran ventaja, para el médium, de que nadie podrá comprobar la autenticidad. En cambio, no nos cuentan estos individuos nada de lo que pasa en nuestro propio planeta; y que yo sepa, ningún descubrimiento científico es debido a los médiums, muy al contrario, todos los descubrimientos dentro de la Ciencia, han sido debidos a los individuos que no tienen nada de mediumnidad. Precisamente, este punto podría constituir una demostración irrebatible de la doctrina espiritista, su piedra de toque suprema; y precisamente este punto constituye una espantosa derrota para el Espiritismo. Si un médium, hablando posesionado por un espíritu nos revelara siquiera algo científico desconocido para nosotros y que más tarde se comprobara, la religión espiritista recibiría entonces la más solemne consagración de la Verdad. ¿Hay algún caso cierto de tal cosa? Ni uno”. (EL ESPIRITISMO ANTE LA CIENCIA, José Comas Solá, 1908)

Simplemente demuestra que no hemos recibido evidencias que lo sustenten y provengan de estas fuentes y manifestaciones. El fraude, el fenómeno natural malinterpretado, o las anormalidades psicológicas que se crean o se confunden con fenómenos parapsicológicos no deterioran ni destruyen por sí mismos la realidad potencial de una vida después de que el cuerpo físico se convierta en polvo”. (PARADOJAS PSÍQUICAS, John Booth, 1984) “Apenas necesito decir que, si la principal ambición del médium es el dinero, prácticamente no se puede llevar a cabo ningún trabajo experimental verdadero. Es cuestión de experiencia, de mi propia experiencia por lo menos, que desde el momento en que el médium, o los que con él trabajan, son guiados por la avaricia o el lucro, los fenómenos son poco fidedignos y de autenticidad incierta”. (THE REALITY OF PSYCHICAL PHENOMENA, W.U. Crawford, 1919) “Revisando las varias sesiones que he tenido durante 15 años con diferentes médiums públicos y privados, encuentro que la casi totalidad de los resultados obtenidos no tiene valor evidencial alguno a favor del Espiritismo. Por la condición de total oscuridad no he podido sacar conclusiones dignas de fe, y los resultados no han sido más brillantes que los que pueden fácilmente ser obtenidos por un juglar. Pocos casos, sin embargo, pueden considerarse como excepciones”.

“Dejar al descubierto lo inútil que es confiar en las manifestaciones parapsicológicas alegadas tradicional- (ON THE THRESHOLD OF THE UNSEEN, Sir Wimente para probar la supervivencia después de la lliam Barret, 1917) muerte, no confirma que no exista una vida posterior. Ávalon 89


La Biblioteca de Alexandría Una sección de Jose Manuel García Bautista correo@garciabautista.net

Javier Sierra Reconozco que Javier Sierra además de ser un buen amigo es uno de mis autores preferidos, sumergido entre las páginas de sus libros he aprendido a viajar a lugares donde lo imposible dejó su huella en la Historia para asombro y desconcierto de civilizaciones venideras. Javier Sierra es uno de esos autores cuya capacidad de trabajo y narrativa te atrapa indefectiblemente para llevarte a un mundo que cabalga entre la leyenda y la realidad. Es uno de los autores más destacados del nuevo panorama literario y periodístico español. Nacido en agosto de 1971 en Teruel, ya desde muy temprano se sintió fascinado por el mundo de la comunicación. A los doce años conducía su propio programa radiofónico en Radio Heraldo, a los dieciséis colaboraba regularmente en prensa escrita, con dieciocho fue uno de los fundadores de la revista de difusión internacional Año Cero, y con veintisiete accedió a la dirección de la veterana publicación mensual Más Allá de la Ciencia. Su precoz vocación le llevó a estudiar Ciencias de la Información en la Universidad Complutense de Madrid, y a publicar su primer libro en 1995. Hasta la fecha, es autor de tres ensayos sobre enigmas de la historia y de la ciencia y de cuatro novelas de éxito. 90 Ávalon

www.revistadigitalavalon.es


La Biblioteca de Alexandría

En su primera incursión en la narrativa, La dama azul (1998), describió con detalle los procesos de trance y bilocación de la religiosa soriana Sor María Jesús de Ágreda (1602-1665), que él atribuyó a la audición de ciertos tipos de música sacra y oraciones de cadencia musical muy específica, que provocaron aquellos estados místicos en la mente de la “sierva de Dios”. Precisamente ahí nació su vocación por utilizar la literatura como un vehículo para resolver algunos de los grandes misterios del pasado: primero los documenta con rigor, después aísla la incógnita a despejar, para acto seguido orquestar sus tramas con la idea de proponer al lector una respuesta probable al misterio. Por eso sus obras tienen ese “algo más” que ya aplauden miles de lectores de todo el mundo. Como no podía ser de otro modo, a La dama azul pronto le siguieron nuevas “novelas de investigación”: Las puertas templarias (2000), El secreto egipcio de Napoleón (2002) o La cena secreta (2004), que mereció ser finalista del prestigioso Premio de Novela Ciudad de Torrevieja y que de inmediato apareció en las listas de los libros más vendidos del país. Los trabajos de Javier Sierra ya han sido traducidos a once idiomas, demostrando que la pasión por los arcanos del pasado es universal.

Aún así, a nuestro autor muchos le conocen por sus frecuentes intervenciones en radio y televisión. Fue colaborador del célebre late night nocturno de Telecinco Crónicas Marcianas (2000-2004), así como contertulio asiduo en importantes programas radiofónicos como Milenio 3 (Cadena SER), Herrera en la Onda o La rosa de los vientos (ambos de Onda Cero). Pero fue en la primavera de 2004 cuando Sierra presentó y dirigió su propio formato televisivo (El otro lado de la realidad, en Telemadrid), inaugurando un sendero que pronto dará paso a nuevos proyectos. Tenaz, constante y curioso, Sierra ha visitado más de una veintena de países en busca de sus misterios. De todos ellos, el que mejor conoce es Egipto, al que ha viajado en numerosas ocasiones desde 1995. En Turquía, por ejemplo, buscó (y localizó) el mítico mapa de Piri Reis, que demuestra que Colón llegó a América gracias a cartas de navegación anteriores a 1492 que ya situaban el Nuevo Mundo en sus rutas. Perú es, por cierto, otro de sus destinos habituales, donde contribuyó al inicio de las tareas arqueológicas para localizar el oro perdido de los Incas, que Atahualpa escondió al llegar Pizarro a Cuzco. Según Sierra, ese oro sagrado, además de contener información fundamental para comprender el imperio inca, fue esÁvalon 91


Javier Sierra

condido en una red de pasadizos subterráneos creados con una ingeniera que sobrepasa los conocimientos de los sacerdotes andinos del siglo XVI. Su biografía está jalonada de viajes, entrevistas con personajes fascinantes, y de cuadernos de campo en los que anota cuidadosamente cuantas sorpresas va encontrándose. Ahí está la fuente inagotable y el secreto que alimenta sus libros. Sus obras completas son: Roswell, secreto de Estado (Edaf, 1995), La España extraña (Edaf, 1997, con Jesús Callejo), La Dama Azul (Martínez Roca, 1998), Las puertas templarias (Martínez Roca, 2000), En busca de la Edad de Oro (Grijalbo, 2000), El secreto egipcio de Napoleón (La Esfera, 2002) y La Cena Secreta (Plaza & Janés, 2004). Tiene siete libros más en preparación, y su aspiración es poder entregarse en cuerpo y alma sus dos ya no tan secretas pasiones: viajar y escribir. Hoy vive entre Madrid, Málaga y el infinito. Además de sus libros más conocidos, la obra de Javier Sierra se extiende a infinidad de artículos en prensa, pequeños opúsculos u obras para coleccionistas bibliográficos. Un breve repaso por algunas de estas “obras perdidas” de Javier nos dará una idea de la amplitud de sus inquietudes en estos últimos años y ayudará a trazar una cronología de su actividad. 1990: SU PRIMER MONOGRÁFICO El Colegio Mayor Chaminade fue, durante tres años, residencia de Javier Sierra mientras completaba sus estudios de periodismo. Los días 17 al 27 de enero de aquel año organizó un Encuentro Nacional sobre Fenómenos Anómalos que derivó en la creación de una efímera Aula Investigadora de Anomalías Científicas en el seno de esa institución universitaria. Su principal huella fue esta primera monografía de Javier sobre el espinoso asunto de los contactados con supuestos extraterrestres. Desde una óptica antropológica, Sierra analizó lo que consideraba (y aún considera) el germen de los movimientos religiosos del futuro. Años más tarde, esta obra sería traducida en Brasil dentro de una colección de monografías de la revista UFO, de Adhemar Gevaeerd. 1991: SU SEGUNDO MONOGRÁFICO Desde 1987 corrían tiempos extraños para los OVNIs. Aquel año, coincidiendo con el cuadragésimo aniversario del caso Roswell y del inicio de la Era Moderna de los “platillos volantes”, se presentaron a la opinión pública los documentos MJ-12. Un manojo de papeles “top secret” que presuntamente revelaban la participación del gobierno de Harry Truman, en 1947, en la recuperación de una nave extraterrestre en Roswell. “Majestic-12” o MJ-12 era el nombre en clave de la comisión creada para investigar aquellos restos. En este opúsculo de 34 páginas editado por la Sociedad Española de Parapsicología (SEDP) en 1991, se demostraba que aquel memorándum MJ-12 era un fraude elaboradísimo. Tal vez una “cortina de humo” creada por miembros de la inteligencia militar norteamericana para enmascarar otros aspectos del “caso Roswell”. 1991: SU PRIMERA PORTADA DE REVISTA En julio de 1991, junto a Enrique de Vicente, José León Cano y Ángel García, Javier impulsó el lanzamiento de la revista Año Cero. Su aparición rompió la hasta entonces hegemonía de MÁS ALLÁ en los quioscos españoles, y 92 Ávalon

www.revistadigitalavalon.es


La Biblioteca de Alexandría

logró una cuota de mercado de algo más de 100.000 ejemplares. Javier fue el responsable del tema de portada del número 1 de Año Cero. Entrevistó a más de un centenar de pilotos españoles de líneas aéreas (120 exactamente), elaborando la primera macroencuesta entre éstos sobre el misterio OVNI. 1991: SU PRIMER MONOGRÁFICO Su aventura con Año Cero duraría poco. Javier quería viajar, investigar y dedicarse al reporterismo de lo desconocido, y su trabajo como redactor dentro de esa revista no le dejaba hueco para ello. Así que, cuando Antonio Ribera le ofreció que le acompañase a Tucson, Arizona (EE.UU.) al First World UFO Congress organizado por Wendelle Stevens, no fue Año Cero sino MÁS ALLÁ quien le ayudó a pagarse el viaje. Una vez allí, Javier Sierra visitó Roswell y Los Ángeles y regresó a España con siete reportajes. Fue José Antonio Campoy, entonces director de MÁS ALLÁ, el que le invitó a coordinar su primer monográfico en septiembre de 1991. Autores como Andreas Faber-Kaiser, Antonio Ribera, José A. Huneeus, Ignacio Darnaude, Ed Conroy, Shi Bo o Bertrand Méheust colaboraron en un número que vendió 125.000 ejemplares. Javier no abandonaría MÁS ALLÁ en tres años. 1992: SU PRIMERA ENCICLOPEDIA Tras el éxito del monográfico de MÁS ALLÁ sobre los OVNIs, se decidió que Javier Sierra coordinara una enciclopedia internacional sobre este misterio. Viajó a Roma, Londres y Nueva York para cerrar acuerdos con colaboradores y organizó Más Allá de los OVNIs, una obra en cuarenta fascículos, de casi 1.000 páginas y 5.000 ilustraciones, en la que escribieron autores como Zecharia Sitchin, Erich von Däniken, John Spencer, Jean Robin, Loren Gross, Linda Howe, Ann Druffel y los principales expertos en OVNIs de habla hispana. Hoy esta obra es una “pieza de culto”. Totalmente agotada, sus fascículos son difíciles de encontrar y muy valiosos. 1992: SU PRIMER LIBRO EN KIOSKOS Técnicas de contacto extraterrestre fue el libro que acompañó al lanzamiento del primer fascículo de la enciclopedia Más Allá de los OVNIs. Este opúsculo de 64 páginas condensadas tuvo una tirada de 150.000 ejemplares y supuso una nueva revisión crítica del fenómeno del contactismo, pero desde una perspectiva más amplia de la habitual. En Técnicas, Sierra pasa revista a las diferentes tipologías de contactados (desde la psíquica –voces en la cabeza, escritura automática, ouija...– a la física –encuentros con humanoides–, pasando por la “visual” –avistamientos previa cita con OVNIs), y advierte de los graves peligros que rodean a este tipo de prácticas. 1993: COMISIÓN INVESTIGADORA DE FENÓMENOS ANOMALOS Fundada en 1989 en el seno de la Sociedad Española de Parapsicología (SEDP), la Comisión de Fenómenos Anómalos fue un intento de Manuel Berrocal, Isabel Blázquez y Javier Sierra por dinamizar esa institución clásica de la investigación paranormal en España, fundada a principios de los años 70. Berrocal y Sierra editaron 6 boletines bajo el título genérico de Fenómenos Anómalos, en los que se habló de asuntos que, de otra manera, nunca hubieran tenido cabida en las publicaciones oficiales de la SEDP: los aterrizajes OVNI de Voronezh, URSS (1989), los círculos de Gran Bretaña, las crónicas de los principales congresos de su época e incluso propuestas de investigación novedosas para su tiempo. Ávalon 93


Javier Sierra

En una época donde Internet aún no se había puesto al alcance del público, los boletines cumplían una función básica entre los interesados a los misterios: les mantenían informados con datos poco relevantes para las publicaciones comerciales y servían para intercambiarlos con revistas de medio mundo... 1995: PORTADAS POLÉMICAS Los meses de agosto, septiembre y octubre de 1995 fueron de gran actividad para Javier Sierra. Llevaba casi un año trabajando de nuevo para Año Cero como Coordinador Internacional de la revista, con funciones que le daban la libertad que él necesitaba en 1990. A los pocos meses de integrarse en el equipo de Enrique de Vicente, surgieron los rumores sobre la existencia de una filmación militar secreta que recogía las autopsias a los “extraterrestres” de Roswell de 1947. Javier se puso en marcha. Él ya había estado en Roswell (Nuevo México, EE.UU.) en 1991 y conocía el caso a la perfección. Se puso en contacto con los principales investigadores del asunto y en julio de 1995 obtuvo, en exclusiva para España, los primeros fotogramas de aquella filmación. En Año Cero se dudó mucho sobre la conveniencia o no de llevar a la portada una de aquellas imágenes. ¿Y si eran un fraude? O aún peor, ¿y si eran parte de una estrategia calculada para desprestigiar el caso Roswell en particular y los OVNIs en general? Finalmente, conscientes de que tenían un material histórico entre manos, se decidió dar publicidad a los fotogramas y ponerlos en manos de expertos para su análisis. El revuelo en toda España aquel verano fue notable. El forense José Manuel Reverte Coma, patólogos del Ejército del Aire, expertos lingüistas como Jorge Díaz e incluso genetistas del Instituto Dexeus de Barcelona fueron consultados por Sierra en un esfuerzo sin precedentes. Todo aquel trabajo, que ocupó tres portadas consecutivas de Año Cero, sería el germen del posterior y primer libro de Javier Sierra, Roswell: secreto de Estado. 1996: ¿QUÉ SE OCULTA TRAS LOS EXPEDIENTES X? Este fue el año de Expediente X en España. La serie de televisión que emitió Telecinco alcanzó los primeros puestos en los ratings de audiencia y fueron muchos los que se preguntaron qué había de cierto o no tras las abundantes alusiones históricas y ufológicas de la serie. Enrique de Vicente, director de Año Cero, y Javier Sierra, nuevo subdirector de MÁS ALLÁ, trataron de resolver estas dudas en un librito de 122 páginas, publicado por Aguilar, que llegó incluso a traducirse al portugués, en Brasil, por Altos da Gloria. 1996: LOS GUIAS DEL COSMOS Dentro de la misma colección que ¿Qué se oculta tras los Expedientes X?, Javier Sierra publicó una versión actualizada de sus Técnicas de contacto extraterrestre bajo el título de Los guías del Cosmos. En 114 páginas, Sierra revisaba, desde una perspectiva aún más historicista que en su trabajo anterior, la influencia de personajes que creían haber tenido contactos con seres elevados, espirituales, del más allá, o extraterrestres. Su lista de nombres influyentes es interminable: Juana de Arco, George Washington, Mozart... Todos ellos “contactados” por algo o alguien que no sólo cambió sus vidas, sino también el curso de la historia. 1996-1997: CIRCULO DE AMIGOS DE EXPEDIENTE X Gracias al éxito de Expediente X, los fenómenos paranormales regresaron a los grandes medios de comunicación de masas por la puerta grande. Suplementos de periódicos, semanarios, programas de televisión y radio hablaban de ellos casi a diario. 94 Ávalon

www.revistadigitalavalon.es


La Biblioteca de Alexandría

La compañía cinematográfica 20th Century Fox, propietaria de la serie Expediente X, creó un círculo de amigos gratuito al que se afiliaron más de 30.000 españoles. Eran personas que querían saber más sobre la información que inspiró esta serie. Por eso Fox responsabilizó a Javier Sierra de la creación de un boletín para los socios –del que se editaron siete números– y de la coordinación de un Comité de Expertos que examinara la serie al detalle. En ese Comité participaron los entonces directores de MÁS ALLÁ y Año Cero, José Antonio Campoy y Enrique de Vicente, además de Manuel Carballal, Josep Guijarro, Bruno Cardeñosa y Jesús Callejo. En octubre de 1997, junto a varios socios de este círculo de amigos, Javier Sierra viajó a Nuevo México para mostrarles cómo era la ciudad que en el verano de 1947 albergó los restos de un “platillo volante” siniestrado. 2003: RELATO SOBRE RAILES Entre los días 26 de abril y 3 de mayo de 2003, junto a otros veintitrés destacados escritores del panorama literario español, Javier Sierra se embarcó a bordo del “Transcantábrico”, una especie de “Orient Exprés” que recorre la cornisa norte de la península Ibérica desde Santiago de Compostela a León. El propósito era celebrar el 25 aniversario de este tren de lujo y reunir en un volumen relatos de cada uno de los autores invitados, a fin de recoger en ellos historias inspiradas en su recorrido ferroviario. Javier Sierra, fiel a su estilo, desarrolló un cuento inspirado en los vitrales de la Catedral de León. En uno de ellos descubrió un retrato de Simón el Mago, históricamente el más peligroso rival al que se enfrentó Jesús en vida. Una suerte de hechicero capaz, incluso, de resucitar a los muertos. Su duda era obvia: ¿qué hace en un templo gótico una vidriera que homenajea a un personaje de ese cariz? Su relato se recogió en “Sobre raíles”, un volumen de 282 páginas con los escritos de los veinticuatro autores que disfrutaron de aquel memorable viaje: Jesús Ávila Granados, Jesús Callejo, Ángeles Carmona, Martín Casariego, Dulce Chacón, Juan Cobos Wilkins, Luis Conde, Juan Eslava Galán, Javier García Sánchez, Espido Freire, Milagros Frías, Manuel García Rubio, David López, Ignacio Merino, Pedro Páramo, Antonio Pérez Henares, Ramón Pernas, Rafael Reig, Luis Reyes Blanc, Eugenia Rico, Marta Rivera de la Cruz, Carlos la Rosa, Emilio Ruiz Barrachina y Javier Sierra. A mediados de 2003, Círculo de Lectores dio a Javier Sierra la oportunidad de dirigir su primera colección de libros. Le pidieron que seleccionara y prologara nueve libros que representaran de algún modo su “narrativa de investigación”. Esto es, títulos de ficción que abordaran diversos enigmas históricos y que estuvieran fundamentados sobre una documentación sólida. Javier empleó varios meses en la selección de los volúmenes que compondrían la coleccion, eligiendo obras tan difíciles de localizar como Génesis (una novela sobre los orígenes del fenómeno OVNI), o tan ilustrativas como Laberinto (sobre la llamada “guerra paranormal” entre EE.UU. y la extinta URSS). Finalmente “La cámara secreta” fue la etiqueta que agrupó su selección. La colección tuvo una gran acogida entre los socios del Círculo de Lectores de España. Las obras que Javier incluyó fueron: La conjura sixtina, de Philipp Vandenberg; El templo del rey Salomón, de Christian Jacq; Laberinto, de Larry Collins; El don de los deseos, de Judith Merkley Riley; Génesis, de W. A. Harbinson; Calamarí, de Emilio Ruiz Barrachina; El hombre que se convirtió en Dios, de Gerald Messadié; El cuerpo y la sangre de Eymerich, de Valerio Evangelisti y Tela de juicio, de Pedro Jesús Fernández. De su obra literaria hay que destacar y dejarse seducir por su obras:

Ávalon 95


Javier Sierra

“LA CENA SECRETA”

“LA RUTA PROHIBIDA”

Fray Agustín Leyre, inquisidor dominico experto en la interpretación de mensajes cifrados, es enviado a toda prisa a Milán para supervisar los trazos finales que el maestro Leonardo da Vinci está dando a La Última Cena. La culpa la tiene una serie de cartas anónimas recibidas en la corte papal de Alejandro VI, en las que se denuncia que Da Vinci no sólo ha pintado a los Doce sin su preceptivo halo de santidad, sino que el propio artista se ha retratado en la sagrada escena, dando la espalda a Jesucristo.

¿Y si Colón hubiera pisado América por primera vez siete años antes de su «viaje oficial»? ¿Qué sucedería si descubriéramos que Las Meninas de Velázquez ocultan un oscuro secreto astrológico? ¿O que no fue la Virgen quien se apareció en Fátima? Javier Sierra comparte con el lector su investigación, sus fuentes muchas veces inaccesibles y otras desconocidas, y nos describe sus innumerables viajes a lo largo del mundo y cómo a cada paso que da se muestra ante sus ojos un nuevo enigma y con él una nueva aventura que contar.

96 Ávalon

www.revistadigitalavalon.es


La Biblioteca de Alexandría

“EL SECRETO EGIPCIO DE NAPOLEÓN” ¿Y si Colón hubiera pisado América por primera vez siete años antes de su «viaje oficial»? ¿Qué sucedería si descubriéramos que Las Meninas de Velázquez ocultan un oscuro secreto astrológico? ¿O que no fue la Virgen quien se apareció en Fátima? Javier Sierra comparte con el lector su investigación, sus fuentes muchas veces inaccesibles y otras desconocidas, y nos describe sus innumerables viajes a lo largo del mundo y cómo a cada paso que da se muestra ante sus ojos un nuevo enigma y con él una nueva aventura que contar.

“EN BUSCA DE LA EDAD DE ORO” A poco que investiguemos más allá de la estricta ortodoxia, mucho de lo que apreciamos de la vida de nuestros antepasados demuestra que tenían en su poder conocimientos científicos sorprendentes. Tanta habilidad y sabiduría hacen creíble la hipótesis de una Edad de Oro remota de la que hemos perdido toda memoria histórica. Para demostrar la existencia de esta época perdida para la humanidad hace ahora 10.000 años y aportar pruebas convincentes de lo que fue, Javier Sierra ha recorrido más de una decena de países. De sus descubrimientos y de las anécdotas que han animado sus viajes, nos habla En Busca de la Edad de Oro.

Ávalon 97


Javier Sierra

“LAS PUERTAS TEMPLARIAS” Las puertas templarias es la segunda novela de Javier Sierra, quien entremezcla en esta ocasión el relato policíaco con la novela histórica. El protagonista de la obra, Michel Témoin, es el ingeniero jefe de una estación de satélites geoestacionarios en Francia a quien despiden por un supuesto error en una de las pruebas de captación de señales que él dirige. Para demostrar su inocencia y recuperar su puesto de trabajo, Témoin, científico escéptico y poco apasionado por la Historia, se ve envuelto en una serie de persecuciones, secuestros y robos que le llevarán a descubrir un antiguo secreto templario que relaciona la construcción de las catedrales góticas con la astrología.

98 Ávalon

“LA DAMA AZUL” Una novela que navega por las extrañas aguas de los fenómenos místicos, las mal llamadas casualidades y la existencia de una extraña “quinta columna” que controla nuestro mundo desde dentro. Rigurosamente histórico, este misterio nos traslada a la época en que los primeros misioneros españoles en América deciden conquistar para la fe cristiana los territorios que hoy corresponden a Nuevo México, Arizona y Texas. En 1598 -es decir, hace ahora 400 años exactamente-, llegaron las primeras avanzadillas de españoles a esas remotas regiones, aunque no será hasta 1629 que semejantes expediciones se organizarán de forma sistemática, buscando objetivos concretos.

www.revistadigitalavalon.es


La Biblioteca de Alexandría

“ROSWELL: SECRETO DE ESTADO”

“LA ESPAÑA EXTRAÑA” Este libro no es una guía de viaje convencional. En él no hallará rutas que lo conduzcan a magníficos paisajes naturales, ni a vetustos monumentos históricos; sin embargo, sí tendrá un encuentro con una España cargada de extraños rastros, sucesos y escenarios que lo llevarán a tomar contacto con el misterio que pertinazmente a lo largo de la historia, y que presente en todos los rincones de nuestra geografía, permanece vivo al amparo de costumbres, leyendas, tradiciones y milagros. Javier Sierra y Jesús Callejo, han unido sus respectivas experiencias como aventureros de lo insólito para ofrecer al lector un trabajo de investigación que, sin duda, sorprenderá.

En enero de 1995 un ex cámara de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos vendió a un productor de televisión británico 90 minutos de una película “top secret’’. En ella se recogían las imágenes que él rodó en 1947 durante las autopsias practicadas a unos presuntos extraterrestres. Meses después esas imágenes se publicaron y emitieron por los medios de comunicación de todo el mundo, levantando una fuerte polémica. ¿Recogen realmente esas escenas imágenes de extraterrestres?, ¿Pertenecen a la tripulación del OVNI que en julio de 1947 se estrelló en Roswell Nuevo México, y que los militares norteamericanos recuperaron en secreto?

En nuestro próximo viaje por el apasionante mundo de los libros le invito a conocer la vida y la obra de otra de las leyendas del misterio: JUAN JOSÉ BENÍTEZ.

(La información y fotografías de la presente sección proceden de la Web de Javier Sierra © www.javiersierra.com) Ávalon 99


Revista digital Ávalon – Año I nº 9  

Revista digital gratuita de divulgación en general que pretende desvelarte todos los misterios con los que un día soñaste y puede que nunca...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you