Issuu on Google+

Revista digital gratuita

Noviembre de 2010 Año II­Nº 13

Ávalon Origen Estelar de la Sabiduría Egipcia

La ruta de las pirámides perdidas “La firma de”: David Sentinella Las brujas de Zugarramurdi

Grandes crímenes sin resolver

Trenes fantasma


Pobladores de Ávalon Nuria Álvarez Ortega Pedro Amorós Luis Baras Jesús Callejo Emilio Carrillo Alberto Cerezuela José Antonio Colinet Francisco Contreras Gil Scott Corrales Carlos de Antonio Javier Delgado Georgeos Díaz-Montexano Alberto Luis Fernández Jordi Fernández Cabrera Lorenzo Fernández Luis Mariano Fernández José David Flores José Manuel Frías Adolfo Gandín Ocampo Jesús García Jiménez Jose Manuel García Bautista Pedro García Varela Moisés Garrido Vázquez José Gregorio González Mónica González Álvarez Luis González González Ángeles González Rodríguez Josep Guijarro Hermano Francisco Patricia Herviás

Carlos Alberto Iurchuk Antonio Las Heras Mariángeles Leiva Fernández Ginés López Cirera-Benjumea Omar López Mato Cristina Martín Jiménez Jorge Medina Bernabé David Mejías Cascales Juan Manuel Miñarro Rocío Molina Mencía Carlos Montero Rocher David Mulé Carlos Pickman Sánchez Monik Perz Olga Porqueras Janire Rámila Juan José Revenga César Reyes Daniel Rodellas Mirta Cristina Rodríguez Corderí Juanca Romero Juanfra Romero Juan Antonio Romero Gómez Antonio Salinas Rosa Santizo Pareja Felix Schwarze David Sentinella José Luis Tajada Herráiz David Tenorio Germán Tenorio


Director: Jose Manuel García Bautista Redactor Jefe: Alberto Luis Fernández

...Cumplimos un Flwdad Como ya nos contó el bueno de Emilio Carrillo en su segunda “Crónica de Ávalon” aquí en nuestra mágica isla un Flwad es el equivalente a un año en el resto del planeta. Eso, precisamente, es lo que celebramos este mes, nuestro primer ANIVERSARIO. Un par de locos decidimos embarcar en busca de la increíble aventura de crear una revista digital. Aquella barca llena de sueños nos hizo navegar por un lago lleno de amigos a los que fuimos invitando a subir y que junto a nosotros arribaron a este maravilloso y mágico mundo de Ávalon. Así fue como los primeros Pobladores de Ávalon, aquellos doce aventureros, conseguimos colgar en la Red nuestra primera revista. Pero a partir de ahí, se fue corriendo la voz de que en la isla de Ávalon había sitio para nuevos pobladores y tras doce meses la isla alberga ya a un total de 60, que de una forma u otra han colaborado con nosotros. El censo, puedes verlo en la página de la izquierda. El resultado: más de 260.000 visitas, (actualmente ya superamos las 40.000 mensuales), más de 5.150 seguidores en Facebook, tenemos más de 400 suscripciones RSS y casi otros 400 seguidores en Twitter. Es un buen momento para los agradecimientos, a todos y cada uno de los pobladores de Ávalon. Mas, como suele ser habitual, quiero hacer algunas menciones especiales: a mi amigo, compañero y maestro José Manuel García Bautista, por que sin ti no me habría vuelto lo suficientemente loco como para subirme a la barca; a José Antonio Colinet, por creer, apoyar y difundir, más que nadie el proyecto de la revista; a Jesús García, por sus inagotables artículos para la revista; a Luis Baras, por hacer suyo este sueño y divulgarlo a través de las ondas en su programa “La noche más hermosa” de Canal Sur Radio; a Emilio Carrillo, por no cesar de inculcarnos los valores que existen y deben existir en Ávalon; a Luis González González, un amigo al que no conozco, pero que siempre está ahí con sus artículos. Agradecido a las importantes firmas que se han puesto sus nombres a disposición de la revista, con un cariño especial a Georgeos Díaz-Montexano por ser tan humilde, siendo tan grande y haberse convertido en un gran amigo. Desde muy lejos, allende los mares, vinieron amigos como Adolfo Gandín Ocampo, César Reyes y Scott Corrales, gracias por estar tan cerca, siendo de tan lejos...

Redactoras: Nuria Álvarez Ortega Rosa Santizo Pareja Diseño y maquetación: Alberto Luis Fernández Articulistas de este número: Pedro Amorós Jesús Callejo Emilio Carrillo Scott Corrales Georgeos Díaz ­Montexano Alberto Luis Fernández Jose Manuel García Bautista Janire Rámila César Reyes Rosa Santizo Pareja David Sentinella Fotografía de portada: Fotomontaje “Aniversario” (David Mejías Cascales) Revista digital gratuita. Prohibida la reproducción total o parcial de la misma sin la autorización ex­ presa de su director. Los artículos son propiedad de sus autores y responsabilidad de los mismos.

No, no me olvido de mis redactoras, Nuria Álvarez por que siempre está cuando la necesito. Y sobre todo ROSA SANTIZO, si, en mayúsculas, por que Ávalon no es sólo una revista, es además un blog que tiene vida diaria, que se actualiza sin falta y cuyo trabajo realiza de forma extraordinaria Rosa; mi compañera, punto de apoyo y amiga... Sin ti Rosa, Ávalon no podría existir.

Algunos contenidos y fotografías se han obtenido en Internet por entenderse de dominio público. Si consideras que en algún momento se ha vulnerado algún derecho de autor, comunícanoslo y será recti­ ficado.

Por último, decirte querido lector, que sigue habiendo espacio para más pobladores en nuestra isla, para que escriban artículos, faciliten información, den noticias, hagan diseños gráficos..., pero sobre todo, para que formen parte de esta gran familia.

Si quieres colaborar con la revista, mándanos tu artículo a la direc­ ción de correo electrónico:

Alberto Luis Fernández

Redactor jefe de la Revista digital Ávalon

info@revistadigitalavalon.es


www.revistadigitalavalon.es

Sumario

nº 13 - noviembre de 2010

20

56

68

Platino y aluminio en la antigüedad

Las brujas de Zugarramurdi

Grandes crímenes sin resolver

Jesús Callejo

Pedro Amorós

Janire Rámila

34

Secciones Editorial Alberto Luis Fernández

03

La Firma La ruta de las 06 pirámides perdidas David Sentinella

Visto en la Red

Orígen estelar de la Sabiduría Egipcia Georgeos Díaz­Montexano

Por Rosa Santizo Pareja

28

Crónicas de Ávalon El Gran Teatro de la Vida 46 Por Emilio Carrillo

El Rincón del Cine 82

El resplandor 64 Alberto Luis Fernández

Un pasado del futuro... ¿Utilizaban las antiguas deidades aladas dispositivos 76 voladores? César Reyes Trenes fantasma Scott Corrales

La Biblioteca de Alexandría Zecharia Sitchin 92 Por José Manuel García Bautista

Ávalon 5


David E. Sentinella Es periodista especializado en temas heterodoxos. Fue redactor y coordinador de la revista "ENIGMAS" ("Enigmas del Hombre y del Universo"). También fue redactor jefe de la revista "Enigmas Express". A pesar de haber centrado su trabajo en prensa escrita, ha trabajado con anterioridad en medios radiofónicos (Radio Euskadi, Radio País Vasco, Radio Voz) y televisivos (ETB2 y Tele5). Es miembro del comité Internacional de Investigación de la Sociedad Española de Investigaciones Parapsicológicas (SEIP). Entre sus obras destaca "El Enigma de las momias" (Ed.Nowtilus) y es una autoridad en ese tema. También escribió junto a Lorenzo Fernández el libro sobre las Caras de Bélmez titulado "Las Caras de la Discordia".


La Firma de David Sentinella La ruta de las pirámides perdidas Recorrer el país de los faraones y contemplar sus pirámides, es uno de los sueños más hermosos que podamos tener. Durante más de tres milenios en sus tierras se desarrolló una increíble civilización cuya riqueza y magia perduran aún hoy en día. Sin embargo no fue la única. Desde América hasta Asia, pasando por el viejo continente, aparecen estas construcciones relacionadas con la muerte y el más allá…


La firma de: Viajar a Egipto se convierte en una experiencia inolvidable, una peregrinación a las fuentes de la sabiduría y del conocimiento, allí donde grandes filósofos e historiadores procedentes de diferentes culturas ya encaminaron sus pasos desde la remota antigüedad. Al sobrevolar el país, su geografía recuerda a la planta del loto, no sólo por su forma, sino también porque su flor se cierra por la noche y se hunde bajo el agua, un símbolo asociado al renacimiento de Osiris. Al norte, el Bajo Egipto, donde el Nilo se desparrama formando un delta que fecunda las tierras bañadas por sus aguas; al sur dirijo la mirada hacia el Alto Egipto a través de esa columna vertebral que conforma una estrecha pero larga franja fértil cercana al río que separa, al este y al oeste, los desiertos arábico y líbico. En la actualidad, miles de personas del mundo entero acuden cada año a esta tierra amada por los dioses para admirar las famosas pirámides de la meseta de Gizeh. Sin embargo pocos conocen o visitan esas otras más de cien pirámides que salpican el desierto. Muchas de ellas, la mayoría, tan sólo son ruinas; otras pertenecen a enclaves que nos invitan a emprender un recorrido marcado por la trascendente armonía entre cielo y tierra, entre el hombre y los dioses.

raones. Su visita es obligada. Por mucho que antaño nos hubieran contado o hubiésemos quedado impresionados al ver fotografías del lugar, nada es comparable a la magnificencia y sobrecogimiento que es posible sentir al llegar por primera vez a este enclave tan especial, un vértigo que inunda los sentidos. Al igual que hicieran los peregrinos en la Baja Época egipcia, lo primero y casi obligado es presentar nuestros respetos al león de cabeza humana, al custodio de la luz y guardián de la planicie. Quienes conocen alguno de sus muchos secretos y su historia aseguran que sólo con su beneplácito es posible recorrer el lugar sintiendo cómo la energía emana de su arena, de sus piedras y nos embriaga, sobre todo durante dos momentos puntuales del día, al amanecer y al atardecer, el nacimiento y la muerte del sol, para dar paso a la resurrección a otra vida. A continuación, las tres grandes pirámides. Lamentablemente sus accesos no permanecen abiertos a la vez, excusa más que suficiente para volver a visitar la meseta otro día durante nuestra estancia en tie-

rras egipcias. No es ésta ocasión para entrar en datos pormenorizados y curiosidades de las pirámides de Keops, Kefrén y Micerinos, las pirámides satélites o los templos que conforman la zona arqueológica; aún así merece la pena plantear una interesante reflexión sobre la estructura de pasadizos y cámaras de cada una de las tres grandes pirámides, para tenerla en cuenta antes de entrar en ellas. En la de Micerinos el recorrido hasta llegar a la Cámara del Rey o Sanctasanctórum es subterráneo, el de la pirámide de Kefrén es horizontal, y en el caso de la de Keops es vertical; es decir, los tres mundos expresados en los textos egipcios: bajo tierra –el reino subterráneo o inframundo–, sobre la tierra, y más allá de la tierra –el universo solar–. Todavía son muchos los elementos de la meseta de Gizeh que quedan por descifrar. Incluso existen teorías, de notable peso y aún de mayor polémica, que consideran que las tres pirámides… ¡conforman un mapa estelar relacionado con la constelación de Orión!

Las grandes pirámides El punto de partida no podría ser otro que la meseta de Gizeh, con sus pirámides y la majestuosa, enigmática y siempre vigilante Esfinge. Antaño apartada de la gran urbe cairota, la meseta es el paraje por antonomasia del país de los fa-

8 Ávalon

www.revistadigitalavalon.es


Djedefre, la cuarta pirámide A unos 8 km al norte de Gizeh, en Abu Rawash, permanecen los restos de la pirámide de Djedefre, primogénito y sucesor de Keops. Es la pirámide que se halla más al norte de todas las egipcias… y la que más polémica ha suscitado en los últimos años a raíz de la grabación de un documental por parte de la productora Discovery Channel. Según el propio Zahi Hawass, secretario general del Consejo Superior de Antigüedades egipcio, ésta fue la más alta de todas las del complejo de Gizeh –superando incluso en 7,62 metros a la de su padre–, y aunque su ruinoso aspecto actual que no levanta más de 10 metros del suelo parece contradecirlo, la que poseía la piedra de mayor calidad. Apartada de las rutas turísticas y de acceso limitado por el Gobierno ya que se encuentra en una zona militar, son pocas las personas que la han conseguido visitar. De acuerdo a la leyenda, su construcción tuvo lugar hace casi cinco mil años, y representó una carrera contra el tiempo por superar los éxitos de su padre. Los arqueólogos creen que en su levantamiento, que duró ocho años, trabajaron unas 15.000 personas. La base de sus caras medía 122 metros y fue construida, al igual que la de su padre, con caliza y granito rojo traídos de las canteras de Asuán, a unos 800 km al sur. Ya

en Abu Rawash, los Calzada de la pirámide de Sahure especialistas aseguran que los grandes bloques eran partidos en piezas de hasta 25 toneladas con piedra de dolerita, a las que luego se daba forma con una especie de sierra de cobre con el filo de cuarzo. Pero más frecuentada por burros cargaposiblemente lo más impresiodos hasta las orejas, cabras despisnante sería su aspecto: estaba retadas y famélicos perros que por cubierta por una aleación de oro, vehículos a motor. Es la otra faceta plata y cobre que brillaba al sol en de Egipto, tan rural como hospitaseñal de poder. laria, una realidad paralela que no muestran al turismo y que perdura Las pirámides de los Hijos alejada de los abrumadores afanes del Sol comerciales cairotas. Dejando atrás Abu Rawash y la A menos de un kilómetro de caplanicie de Gizeh, nos dirigimos mino están los restos arqueológien dirección sur, hacia la gran necos de la necrópolis. Y digo restos crópolis de Saqqara. Pero antes de porque de las catorce pirámides llegar a ella, un desvío en el caque originariamente se levantaban mino nos da la oportunidad de vien la zona, tan sólo permanecen sitar otras “pirámides perdidas”. distinguibles cuatro de ellas: SaSe trata de Abusir, situada en la rehure, Niuserre, Neferirkare y la ingión de Menfis, en lo que se poacabada, Raneferef. dría definir como la frontera entre A pesar del mal estado de conla tierra cultivable –hasta aquí servación que padece Abusir, tollega unos de los canales de irrigadavía perdura aquel encanto ción del especial que hizo que aventureros Nilo– y el y arqueólogos de medio mundo desierto. vinieran a estudiar sus importantes Para acconstrucciones. En la actualidad el ceder al conjunto piramidal mejor consercomplejo vado es el del faraón Sahure, el funerario es fundador de la necrópolis. Aunque preciso atrael interior de la pirámide está en vesar la petan mal estado que no es posible queña urbe. su entrada, en su templo funerario Abusir es el todavía es posible apreciar el esp o l o plendor de antaño, cuando 10.000 opuesto de la megalópolis de El m2 de representaciones de bajoCairo, caracterizada por su caótico rrelieves cubrían sus paredes. Gratránsito y su ruido constante. Las cias a ellas y a los textos calles de esta población todavía funerarios, el “Hijo de Ra” –todos son de tierra, y su circulación es

En la actualidad el conjunto piramidal mejor conservado es el del faraón Sahure, el fundador de la necrópolis

Ávalon 9


La firma de: Pirámide de Zoser, ¿la más antigua?

los faraones de la V Dinastía tomaron ese título– se aseguraba la victoria de la luz sobre las tinieblas y la derrota de sus enemigos tras la muerte. La pirámide más antigua A unos 2,5 km de la maltratada Abusir, en lo alto de una altiplanicie que domina por su parte oeste al desierto líbico y al valle del Nilo por el este, arribamos a la necrópolis de Saqqara. Aquí yacen algunos faraones pertenecientes de la I hasta la XIII Dinastía. Su descanso está atentamente vigilado por la atenta mirada de Sokaris, el protector de los

10 Ávalon

muertos, el dios de la oscuridad y del mundo inferior. Tal vez sea este el motivo por el cual esta necrópolis no pueda compararse a ninguna otra. Si Gizeh sorprende por las colosales medidas de sus construcciones, Saqqara lo hace por el respeto que impone la gravedad y la solemnidad que se respira en el ambiente. Carente de la anunciada espectacularidad que posee Gizeh o Luxor, recorrer sus aproximadamente 6 km de extensión en una franja situada a la entrada del desierto, bajo un sol justiciero, e incluso aterrador cuando llega a su cenit, hacen que este sitio arqueo-

lógico de gran valor e indudable belleza no sea una zona excesivamente transitada por grandes grupos de turistas, lo que contribuye a que la sensación de soledad y silencio sea, aún si cabe, mayor. En esta zona llegaron a levantarse once pirámides reales, rodeadas por decenas de mastabas ricamente decoradas y centenares de tumbas de nobles, altos dignatarios y funcionarios. Una de ellas, la del faraón Menkauhor, ha sido redescubierta recientemente. Con más de 4.300 años de antigüedad y unos 52 metros de altura, los restos de esta pirámide habían permanecido

www.revistadigitalavalon.es


cubiertos en Saqqara por casi ocho metros de arena desde el siglo XIX. Fue entonces cuando fueron encontrados por primera vez por Karl Richard Lepsius (1810-1884), el fundador de la ciencia de la egiptología, quien, además de esa necrópolis, exploró las zonas de Giza, Abusir y Dahshur, descubriendo un total de 67 pirámides y más de 130 tumbas pertenecientes a nobles. De momento, y a la espera de que se notifiquen nuevos hallazgos, sólo se ha localizado su entrada, los muros y la cámara funeraria, donde se ha encontrado un bloque de caliza blanca que puede ser la pared norte de la cámara. Junto a ésta, los arqueólogos también han hallado la tapa del sarcófago y una fosa que contenía los vasos canopes, donde eran conservados los órganos del difunto. Pero sin lugar a dudas, Saqqara es conocida por poseer la pirámide más antigua, el centro espiritual de toda la necrópolis: el complejo de

Zoser, un recinto de más de 150.000 m2 en cuyo interior se halla, junto a otros edificios, su pirámide escalonada de 60 m de altura. El constructor de este impresionante complejo fue el gran sabio Imhotep, astrónomo, médico, Visir del faraón Zoser, Príncipe heredero, Gran Sacerdote de Heliopolis y Maestro de obras, entre otros muchos títulos. De origen desconocido, Imhotep posee un aura de misterio sin parangón en el antiguo Egipto refrendada por pruebas documentales y arqueológicas, uno de los pocos mortales que fue alzado al panteón de divinidades egipcias. Más tarde, mientras visitamos las interesantes mastabas de Iput, Mere-Ruka y Ti, y recorremos una a una las pirámides de Userkaf, Sekhemkhet, Unas, Pepi I y Teti, disfrutando con la visión de sus famosos “Textos de las Pirámides”, incorporados posteriormente en el Libro de los Muertos, no es posible olvidar que en cualquier rincón

Pirámide romboidal o acodada

de esta altiplanicie debe permanecer, todavía oculta, la tumba del genial constructor, un hombre único, detentor de unas visiones espaciales y unos conocimientos que se adelantaron a su propio tiempo… Y si su sepulcro aún permanece intacto, ¿se imaginan las maravillas de su interior? Tres pirámides para un faraón Tratando de visualizar mentalmente esa fantástica tumba, abandonamos el respetuoso silencio de la necrópolis y volvemos al desvío del camino que nos trajo a Saqqara. Una vez allí, y agradeciendo a los dioses la instalación del aire acondicionado en el vehículo, seguimos por la carretera los apenas 2,5 km que nos separan del próximo y ansiado destino. Dashur, es para muchos una asignatura pendiente ya que durante bastantes años este enclave estaba dentro de una zona militar, y por lo tanto de acceso restringido. En este vasto paraje no había ninguna ciudad, y sigue sin haberla; sólo un desierto rocoso en el que los antiguos egipcios edificaron cinco pirámides. Tres de ellas pertenecen al Imperio Medio y su estado exterior ruinoso, contrasta con unos subterráneos que, en opinión de los expertos, son sumamente interesantes. Aún así el viaje merece la pena para admirar las dos restantes y acceder, al menos, al interior de una de ellas. Son la pirámide roja y la romboidal o acodada. Ambas fueron construidas por el faraón Snefru, fundador de la IV Dinastía y padre de Keops, y sus características las convierten en especiales. Con sus 104 m de altura, la pi-

Ávalon 11


La firma de: Pirámide roja, acualmente la tercera más alta de Egipto

rámide roja es actualmente la tercera más alta de Egipto tras las de Keops y Kefren. Si bien ésta pirámide adquiere su nombre actual por el color de los bloque de piedra con que fue construida su parte interna, antaño era conocida como “la brillante o la que aparece brillando”, debido al ya desaparecido recubrimiento de caliza blanca que, al igual que sucedía con la de Keops, reflejaba los rayos del sol. La segunda pirámide recibe el nombre por su curiosa peculiaridad: el ángulo de sus lados cambia casi en once grados a la mitad de su construcción. Aún así es la cuarta pirámide más alta en suelo egipcio. Según la leyenda, abalada en parte por el hecho de que algunas bóvedas interiores se han desplomado, el arquitecto, temiendo que el ángulo de inclinación elegido era demasiado elevado, optó por disminuirlo. Sin embargo, tras observar de cerca la pirámide, dudo que semejantes constructores erraran en los cálculos y me in-

12 Ávalon

clino más a pensar, como apuntan algunos egiptólogos, en una construcción basada en la dualidad, o lo que es lo mismo, en el número dos: “dos entradas, dos corredores, dos conjuntos de salas y dos cámaras de resurrección”. Ante tanta “casualidad”, ¿por qué no una “doble pendiente” adrede…?

La tercera en discordia Tras ver las dos pirámides del faraón Snefru en Dashur, ¡nos falta una! Y esa es la que vamos a visitar a continuación. Para ello, es necesario desplazarse hacia la ribera del Nilo hasta llegar a Médium. De esta falsa pirámide casi nos queda su esqueleto, es decir, un núcleo de mastabas superpuestas que, posteriormente, fueron cubiertas por hileras de piedra para formar la típica figura piramidal. Hoy en día su base está enterrada en la cálida arena y sólo afloran unos peldaños bien conservados que han quedado expuestos al sol tras la destrucción de su revestimiento. Pero… esto es Egipto. Y ¿cuál es el enigma? Pues está muy claro. Si las pirámides son sólo templos funerarios para albergar el cuerpo del difunto, ¿para qué construir tres pirámides para una sola momia…? Eso, claro está, en el caso de que la hubieran encontrado… Ruinas de la pirámide en Meidum de Seneferu, iniciada por Huni

www.revistadigitalavalon.es


Museo de El Cairo Hay muchos lugares interesantes para ver en El Cairo, la ciudad que nunca duerme: el zoco de Khan el-Khalili, la Ciudadela, las mezquitas, las iglesias coptas… Visitar todos ellos nos puede llevar varios días. Pero si hay una cita ineludible, esa es el Museo Egipcio. Situado en la céntrica plaza el-Tahrir desde su inauguración en 1902, la capacidad de sus salas se ha visto sobrepasada y en la actualidad más parece un caótico almacén de antigüedades que un gran museo donde se expone la más importante colección de piezas y momias egipcias. Sin embargo cabe tener en cuenta que en sus sótanos todavía permanecen ocultas y amontonadas miles de piezas que no pueden ver la luz por falta de espacio. Habrá que esperar a la inauguración del nuevo museo en el 2010 para descubrir nuevas maravillas… Por cierto, su excelente biblioteca es de visita obligada.

Las tumbas vacías del Serapeum Uno de los enclaves más fascinantes de las necrópolis egipcias fue descubierto en Saqqara en 1851 por el egiptólogo francés Auguste Mariette. Y allí, a poco más de un kilómetro al noroeste del complejo arquitectónico de Zoser, nos encontramos con el Serapeum, una misteriosa necrópolis subterránea donde supuestamente enterraron a los sagrados toros Apis. El principal de sus tres túneles cuenta con 24 cámaras laterales talladas en la roca. En cada una de ellas se encuentra un colosal sarcófago de granito negro de unos 4 m de longitud, 2,3 de ancho y 3,3 de alto, y un peso que ronda las 100 toneladas. Sus paredes están perfectamente pulidas. Pero lo más sorprendente es que ¡todos ellos estaban vacíos cuando fueron introducidos en los túneles! ¿Cómo los transportaron? ¿Cuál era su función?

Ávalon 13


La firma de: Caral, la ciudad de las pirámides Hasta fechas muy recientes, la ciudad de Caral se ha considerado la más antigua de América. Ubicada a 182 km de Lima, la mejor ruta para acceder a ella es en vehículo 4x4 a través de la Panamericana Norte, a la altura del kilómetro 159, aunque desgraciadamente la ruta no está en buenas condiciones. Esta antigua ciudad de pirámides ocupa unas 65 hectáreas y fue levantada en la margen izquierda del río Supe sobre una gran terraza que está a 350 metros sobre el nivel del mar. El valle de Supe es una estrecha quebrada fértil que en éste lugar tiene un ancho máximo de 1.5 kilómetros y alberga a lo largo de su recorrido un gran número de otros sitios con pirámides contemporáneos con Caral como: Era de Pando, Lurinhuasi, Miraya, Allpacoto, Aspero, Chupacigarro, entre otros. Sin embargo, las colosales construcciones distinguen a la gente de Caral de los demás pueblos de su tiempo en los Andes. Aquí las pirámides eran usadas por los curacas o gobernantes como el centro de sus actividades, ya fueran religiosas, políticas o económicas. Eran el símbolo y el centro del poder, allí donde se realizaron las ceremonias que garantizarían el orden establecido en fechas señaladas por un calendario ceremonial que emulaba el ritmo de la naturaleza. En la actualidad la ciudad per-

14 Ávalon

manece en periodo de excavación. Aún así, merece la pena desplazarse hasta allí para presenciar los restos de esta civilización con unos 5.000 años de antigüedad. En Caral destacan siete grandes pirámides, que permanecen rodeadas de otras más pequeñas hasta sumar un total de 32. Quienes la construyeron, organizaron la ciudad en dos sectores, divididos por un antiguo cauce seco: uno al norte, el Alto, y el otro al sur, el Bajo. En el primero, se ubican seis pirámides principales –Mayor, Menor, de la Cantera, de la Galería, de la Huanca y la Antigua-, mientras que en el Bajo destaca la Pirámide del Anfiteatro y otros varios edificios alineados, como el Templo del Altar Circular o el de la Banqueta. En cada una de las pirámides de Caral se llevaron a cabo dife-

rentes actividades, cumpliendo cada una de ellas un papel específico, ya fuera a nivel social o religioso. La Mayor es un volumen piramidal escalonado al que se asciende desde una plaza circular a través de una larga escalera de nueve metros de ancho que alcanza los veintiocho de altura hasta llegar a la cima. En ella se hallaba el atrio, el recinto principal y el altar del Fuego Sagrado, típico elemento arquitectónico de Caral.

www.revistadigitalavalon.es


Las ocultadas pirámides chinas Las pirámides chinas constituyen un misterio para la ciencia. Descubiertas accidentalmente por James Gaussman, un aviador de la fuerza aérea norteamericana hacia finales de la Segunda Guerra Mundial, estos monumentos históricos luchan por mantenerse en pie ante el rigor del agua y las tormentas de arena que azotan repetidamente sobre el gran desierto chino. Durante años estas construcciones se mantuvieron como un secreto debido al fuerte control del comunismo sobre el territorio chino. Pero, pese a dichas restricciones, las pirámides chinas fueron nuevamente captadas por una cámara en 1994 cuando el investigador alemán Hartwig Hausdorf osó fotografiar y filmar las construcciones a riesgo de perder su vida a manos de la fuerza aérea militar china que impedía sobrevolar la zona.

Finalmente el régimen chino no tuvo más remedio que reconocer en el año 2000 que no sólo existían unas 400 pirámides en la región de Shanxi, al norte de Xi´an, sino que la mayoría de las pirámides más tardías pertenecientes a la Dinastía Xia del Oeste (1032-1227) se encontraban en un estado sumamente deteriorado por falta de mantenimiento. Hoy en día, mientras la arcilla de las tumbas y mausoleos de la región de Ningxia apenas resiste el paso del tiempo, las pirámides ubicadas en Shanxi parecen más resistentes, y también más desconocidas. Se cree que su gran mayoría fueron construidas durante la dinastía del tiránico emperador Qin Shihuang Ti (259-210 a. C.) con el propósito de albergar para su descanso eterno y cerca de su tumba, a la corte imperial china. La base de la enigmática pirámide cuenta con unos 350 metros de lado y su altura es de 76 metros, aunque se estima que hace 2.200 años llegaba a los 115 metros.

Según antiguos documentos chinos, el tirano acondicionó su pirámide subterránea de modo que fuera una réplica exacta del territorio chino. Así, la gigantesca bóveda de la cámara estaría tapizada de cobre con incrustaciones de joyas que titilarían a la luz de las lámparas, simulando las estrellas del firmamento; la base de la pirámide debía ser una réplica artificial de los ríos del reino, por la que circularían mediante un mecanismo desconocido, ríos de mercurio. De hecho, expediciones científicas confirmaron que la tierra que cubre la superficie de la pirámide tiene concentraciones considerables de este metal líquido. Qin se esmeró en dificultar el acceso a su última morada haciendo cubrir la pirámide con suelo y vegetación y bloqueando todo acceso posible a la cámara principal. Algún día, cuando los dirigentes chinos decidan profundizar en la investigación podremos descubrir los infinitos tesoros arqueológicos que pudiera albergar esta enorme construcción.

Ávalon 15


La firma de: Las polémicas pirámides bosnias En la ciudad de Visoko, en Bosnia, a unos 30 kilómetros de Sarajevo el investigador Semir Osmanagic descubrió las que parecen ser las primeras pirámides del continente europeo. Todo empezó en abril de 2005 durante una vista a Visoko, cuando Osmanagic se dio cuenta de la existencia de dos colinas con forma piramidal con las caras orientadas según los puntos cardinales. Desde ese día viene trabajando intensamente para demostrar que realmente se tratan de construcciones artificiales. La de mayor tamaño es la del Sol. Junto a ésta se han descubierto por lo menos otras dos pirámides, más pequeñas, denominadas Pirámide del Dragón y Pirámide de la Luna. La particular disposición geográfica de estas tres pirámides parece un detalle casi determinante: si se unen con líneas se dibuja un triángulo equilátero perfecto.

Las pirámides de Güímar En el valle de Güímar, en la isla canaria de Tenerife, podemos visitar las controvertidas pirámides de Chacona. Éstas, al igual que en otras tantas edificaciones sagradas del planeta, se encuentran alineadas para que la despedida del astro rey en los días de los solsticios sea espectacular e inolvidable. A pesar de las diversas voces que en la década de los noventa del pasado siglo se alzaron contra el reconocimiento de su construcción en periodo prehispánico conside rando

16 Ávalon

Poco a poco se van acumulando evidencias científicas que demuestran la autenticidad de las pirámides. Imágenes tomadas por satélite que demuestran una geometría perfecta, análisis térmicos, evidencias geológicas, geomorfología fluvial…También se han descubierto grandes bloques de piedra arenisca en las excavaciones, algunos de ellos con inscripciones, que se utilizaron en la terraza y paredes de la pirámide del Sol y de la Luna, y al parecer realizadas en el mismo lugar por los constructores originales. Los bloques pesan entre 5 y 30 toneladas, un peso parecido a las que se encuentran en las pirámides de México y Egipto. Otro importante descubrimiento es el hallazgo en un lugar cercano a las formaciones piramidales, en Banja Luka, cerca de la aldea de Ozimici, de más de veinte esferas de granito de diferentes dimensiones, muy parecidas a las descubiertas en Costa Rica.

Pero el elemento todavía más importante y sensacional es la edad que podrían tener las construcciones. Un equipo multidisciplinar de la Universidad de Tuzla, formado por expertos en arqueología, mineralogía y geología, tras realizar un estudio sobre los fósiles marinos

que eran simples amontonamientos de piedras con fines agrícolas –terrazas hechas de cantos rodados para secar las hojas de tabaco-, hoy en día son pocos los que se atreven a dudar de su origen guanche, que ya fue descrito en 1602 por el historiador Abreu Galindo en su obra Historia de la Conquista de las siete islas canarias. Incluso un informe del Instituto Astrofísico de Canarias fechado en el año 1991, afirmaba que dichas edificaciones podían haberse utilizado para la predicción de fechas claves en los ciclos agrícolas, esta

bleciendo un calendario al igual que hicieron otros pueblos antiguos como los mayas, incas y aztecas. Las estructuras piramidales están construidas con bloques angulares extraídos de flujos de lava. Las piedras fueron colocadas con su cara plana hacia el exterior y agrupadas mediante mampostería en piedra. Unas escaleras conducen a la cima, esas mismas que contribuyen a la visión del curioso fenómeno que se produce durante el solsticio y que fueron cuidadosamente construidas al oeste de cada pirámide. Una vez

www.revistadigitalavalon.es


n

a

a

Y en la gran Roma, también…

hallados en el lugar –antaño toda la zona estaba sumergida bajo el nivel del mar- ha llegado a la conclusión de que los sedimentos depositados en el sustrato que se halla sobre las formaciones piramidales tiene una antigüedad estimada de entre 8.000 y 12.000 años.

La Pirámide Cestia es un enorme monumento sepulcral de estilo egipcio que se encuentra en el Piazzale Ostiense de Roma, junto a la Porta San Paolo y al cementerio protestante de la ciudad. Fue mandada construir como sepulcro hacia el año 12 a. de C. por Cayo Cestio, un rico magistrado y uno de los Septemviri Epulones, comité que organizó banquetes y fiestas religiosas. Su base, cuadrada, tiene alrededor de 30 metros de lado, y alcanza una altura de casi 37 metros. Aunque está recubierta de mármol, su construcción interna está realizada en ladrillo. En los lados este y oeste aparecen sendas inscripciones en latín donde se grabaron el nombre de Cestio, así como los 330 días que duró su construcción.

En la Roma republicana de los Césares, se empezaron a construir tumbas de gran tamaño, incluso algunas de ellas, como la de Cayo Cestio, tomaron su inspiración en el Egipto de los Ptolomeos y de la famosa Cleopatra. Dada su grandiosidad incluso se llegó a pensar que esta pirámide no era sino la tumba de Remo. Ya en el siglo III, la pirámide fue incluida en la muralla Aureliana.

arriba, una plataforma completa mente lisa culmina cada una de las formaciones que, al igual que en otros casos, parece destinada para la ejecución de ceremonias o cultos al Sol o Magec, como aquí era conocido por los guanches, los antiguos pobladores de la isla. Afortunadamente el conjunto de las seis pirámides fue convertido en 1997 en un parque etnográfico privado impulsado por el arqueólogo y explorador ya desaparecido Thor Heyerdahl, lo que las salvó de su destrucción ante un plan de expansión urbanística.

Ávalon 17


La firma de: La pirámide única de El Calón En las marismas de la ciudad de Escuinapa, en la costa oeste del estado mexicano de Sinaloa, podemos encontrar algo único en el mundo. Se trata de El Calón, una pirámide de casi 21 metros de altura y de una base cuadrada de 80 metros por lado, hecha completamente de conchas de moluscos. Se calcula que la forman unos 300 millones de conchas y por el momento se desconoce con seguridad quiénes fueron sus constructores así como en qué fecha fue erigida, aunque los datos obtenidos hacen sospechar a los arqueólogos que dicha cons-trucción, realizada entre los años 750 y 1200 d. C. pertenece a la cultura aztatlán. Pero la extrañeza por esta construcción va más allá. Según las investigaciones que está realizando el Instituto Nacional de Antropología e Historia de México (INAH), las conchas de

18 Ávalon

molusco fueron extraídas específicamente para ser usadas como material de construcción y no se trata de desechos de alimentación. Por las características de la zona, sus constructores carecían de piedras, hecho que hizo que en el levantamiento de tan extraña pirámide se utilizaran casi 300 millones de moluscos. Según afirma el arqueólogo

Alfonso Grave Tirado, la forma fue planeada desde un principio con fines sagrados, funcionando posiblemente como templo. Conforme a las observaciones del arqueólogo Stuart D. Scott, la pirámide muestra una desviación de 15 grados con respecto al eje norte-sur, la misma que curiosamente caracteriza a todos los templos de Mesoamérica.

www.revistadigitalavalon.es


METALURGIA PROHIB PLATINO Y ALUMINIO EN LA ANTIGÜEDAD


BIDA: O

El antropólogo estadounidense John Alden Mason, del Museo de Antigüedades Americanas de la Universidad de Pensilvania, en su obra The Ancient Civilization of Peru, afirmó que se han encontrado varios objetos metálicos ornamentales en algunas tumbas de la altiplanicie peruana. Algunos de ellos pertenecían a la cultura tolita, que extendió sus dominios entre Colombia y Ecuador y que desapareció en el siglo X d.C. Hasta aquí nada que objetar sino fuera porque en análisis posteriores se demostró que algunos de ellos fueron realizados empleando platino. Esto plantea varios interrogantes y una pregunta irritante: ¿cómo pudieron los indios americanos producir un metal cuyo punto de fusión, es decir, la temperatura necesaria para fundirlo, es superior a 1.750 grados centígrados?

Por Jesús Callejo Ávalon 21


METALURGIA PROHIBIDA

Y les doy un dato más. La fusión del platino fue conseguida en Europa hace sólo un par de siglos. Fue el español Antonio de Ulloa el descubridor del platino en el año 1735 en el Choco, en las arenas del río Pinto (Colombia) durante el transcurso de la expedición geodésica organizada por la Academia de Ciencias de París para medir un arco de meridiano. Recibió su nombre por su parecido con la plata con la que inicialmente se confundió. En 1822 fue encontrado también en los montes Urales (Rusia) y más tarde en Canadá y en la República Sudafricana. Eso supuso la renovación de la mi-

22 Ávalon

nerometalurgia. Por tanto, todo lo que se remonte a fechas anteriores es un enigma. El platino era el “oro blanco” de las culturas precolombinas y su origen lo atribuyen a sus dioses. Es un metal que los arqueólogos dicen que no deberían conocer estas culturas. Lo curioso es que los Tolitas sabían trabajar el platino desde al menos el año 300 a.C. elaborando pequeñas piezas de orfebrería, auténticas filigranas como “el pendiente de estilo toliteño”, una espiral de oro formada con un largo y fijo alambre que se insertaba en el pabellón de la oreja a través de una serie de

perforaciones. Surgen dos preguntas: ¿realmente es platino? Y si lo es ¿cómo podían conseguir tan altas temperaturas? Al someter a análisis una aleación procedente de un artefacto prehistórico, el Bureau of Standards de los Estados Unidos descubrió que los primitivos talleres de América poseían hornos capaces de producir una temperatura de 9.000º centígrados. No se ha aportado ninguna explicación satisfactoria de cómo fue posible esta realización técnica en una época tan remota como el año 500 antes de Cristo.

www.revistadigitalavalon.es


Platino y aluminio en la antiguedad

Muchos de los numerosos empleos del platino se basan en su alto punto de fusión (1755oC), su resistencia al ataque químico y su dureza. Hoy en día se utiliza para la fabricación de instrumental médico, equipos electrónicos y como agente catalítico en la producción de ácido sulfúrico. Es el metal más precioso, usado en joyería y en otros menesteres y, por lo que vemos, también la cultura Tolita sabía de su beneficio, un pueblo que conocía la metalurgia como nadie, un pueblo que trabajó el oro, el cobre, plata en aleación con cobre y oro, y hasta el platino casi dos mil años antes de que comenzara a hacerse en Europa, allá por el siglo XVIII. Algo que resulta de lo más admirable. Hoy se considera que los grupos Tumaco-La Tolita fueron los primeros en trabajar intencionalmente el platino, a partir del año 270 a.C. aproximadamente.

Así se recoge de manera oficial en la obra de Paul Rivet Metalurgia del platino en la América precolombina (Instituto Etnológico Nacional, Bogotá, 1943). El danés Paul Bergsoe, experto en metalurgia y tecnología del oro y el platino en los pueblos precolombinos, comentó que en La Tolita un gran número de pobladores debieron haber tenido su propio taller de orfebrería. Es, sin duda, uno de esos enigmas históricos inquietantes y desafiantes. Jacques de Mahieu, director del Instituto de Antropología y Ciencias del Hombre de Buenos Aires, afirma en sus libros Colón llegó después y La agonía del dios Sol que el arte de metalurgia fue introducida en el año 967 de nuestra era por el héroe civilizador blanco Quetzalcóalt (que no es otro que el jarl vikingo Ullman, según sus datos), posteriormente divinizado por las culturas mesoamericanas.

Ávalon 23


METALURGIA PROHIBIDA Sarcófagos de aluminio en el Pacífico Y hay otro remoto lugar, extraño donde los haya, donde se habla también de platino. Andreas Faber-Kaiser, en su obra Sobre el secreto (1985), cuenta sus investigaciones sobre la isla mágica de Pohnpei y las ruinas de Nan Madol y hace referencia a que en 1939 apareció en la prensa alemana una noticia en la que afirmaba que submarinistas japoneses (estas islas pertenecían a Japón desde 1919 hasta que fueron expulsados por las tropas norteamericanas durante la Segunda Guerra Mundial) habían efectuado inmersiones en la isla de Ponape (la antigua Pohnpei) y habían sacado del lecho del mar trozos de platino. No era algo nuevo. Antes de la Primera Guerra Mundial hubo buscadores de perlas y comerciantes japoneses que habían efectuado sondeos clandestinos en el fondo del mar y contaban narraciones fabulosas. Decían que allí abajo habían visto calles recubiertas por moluscos, colonias de corales y otros habitantes marinos, amén de algún que otro vestigio de ruinas. Desconcertante había sido, según ellos, la visión de numerosas bóvedas de piedra, columnas y monolitos. Esta misteriosa ciudad submarina albergaba una especie de panteón de los nobles, “cuyas momias yacían allí y cada una de estas momias estaría encerrada en un sarcófago de platino”. De acuerdo con estos testimonios recogidos por Faber-Kaiser, se habría extraído platino del fondo

24 Ávalon

www.revistadigitalavalon.es


Platino y aluminio en la antiguedad El aluminio chino Y del platino nos vamos a otro material no menos infrecuente en épocas antiguas. Me refiero al aluminio. El 11 de diciembre de 1952 se halló el sepulcro del general chino Zhou Chu. En su interior se encontraron, además del esqueleto con un cinturón alrededor de su cintura, cinco piezas de porcelana, doce de cerámica y “cuatro artículos de oro”. Una inscripción permitió datar el hallazgo en el año 297 de nuestra era. Al ser analizado por el espectroscopio, la hebilla del cinturón de metal mostraba un 10% de cobre, un 5% de manganeso y un 85% de aluminio, según el análisis espectral efectuado por el Departamento de Química de la Universidad de Nanjing en 1958. Es decir, se trataba de aluminio casi puro.

marino hasta que dos submarinistas ya no volvieron a emerger. Jamás nadie volvió a verlos. Sendas expediciones australiana, norteamericana y japonesa confirman que allí, a nueve metros de profundidad, existen los vértices superiores de diez columnas verticales de 20 metros de altura cada una. De acuerdo con las leyendas locales,

debajo de Nan Madol yace Kanimeiso, la “ciudad de nadie”, donde habitaron los Reyes del Sol, con una antigüedad estimada en 10.000 años, datación próxima a la de Yonaguni, en Japón. Como si todo ello fueran vestigios de un gran continente desparecido, tal vez el Kumari Kandan del que hablan las viejas crónicas hindúes.

Sin embargo, según los historiadores de la ciencia, este metal no se sintetizó en Europa hasta principios del siglo XIX. Y hasta 1886 no comienza a utilizarse el procedimiento electrolítico para extraer el aluminio de la bauxita empleando para ello temperaturas superiores a los 1.000 grados. Conclusión: los chinos del siglo III fabricaron un bronce de aluminio y nosotros hemos tenido que esperar hasta el siglo XIX para producirlo industrialmente. En realidad, el aluminio es el elemento metálico más abundante en la corteza terrestre (el 8% de la corteza lo contiene) y fue el químico danés Hans Christian Oersted quien aisló el aluminio por

Ávalon 25


METALURGIA PROHIBIDA primera vez en 1825 por medio de un proceso químico que utilizaba una amalgama de potasio y cloruro de aluminio. Posteriormente, para satisfacer las demandas industriales, se introdujo la electrólisis en el proceso de manufactura. No está de más recordar que consiste en la descomposición de determinadas sustancias químicas (llamadas electrolito) mediante el paso de una corriente eléctrica. Recordemos que la primera pila eléctrica se inventó en 1880 por Alessandro Volta y la electrólisis fue una de las mayores atracciones en la Exposición Universal de París en 1885. Inútil decir que un ornamento hecho de aluminio, tanto si éste era producido químicamente como electrolíticamente, parece fuera de lugar en una sepultura del siglo III en China. Tampoco sería razonable pensar que esa hebilla de aluminio fuera el único artículo manufacturado en la antigua China.

Todas las precauciones son pocas. Esta clase de noticias siempre hay que tratarlas con mucho cuidado y ponerlas en cuarentena y hasta en entredicho, pues suelen darnos “gato por liebre” a la primera de cambio. De hecho, el mismo Erich von Däniken tuvo que confesar en 1986, en su libro ¿En que me he equivocado? que: Cierta vez asumí una noticia interesante relativa a China, concretamente que se habían descubierto varios fragmentos de un cinturón de aluminio en una sepultura próxima a Chou Chou, cuando la realidad del hallazgo fue –como yo mismo supe por fuentes chinas- que se trataba de una aleación de plata endurecida por procedimientos especiales. Pero Däniken tampoco estuvo muy fino en esta ocasión porque, por lo que respecta al aluminio encontrado en la tumba del general chino, los análisis realizados en ese mismo año de 1986 por la Universidad de St. Andrews, de Escocia, confirmaron que se trataba de aluminio de origen antiguo y no de plata endurecida. Ello implica, aunque desazone a más de uno, que los chinos conocían el método de extracción del aluminio de la bauxita por medio de la electrólisis. A principios del siglo XIX era tan caro producir aluminio que se le consideraba un metal semi precioso y por eso era tan apreciado, tanto que Napoleón, emperador de Francia, tenía un servicio de mesa de aluminio para ocasiones muy especiales.

26 Ávalon

Los mellizos del aluminio El aluminio empezó a obtenerse industrialmente en 1886. En ese año se consiguió abaratar el proceso de extracción del aluminio a partir del mineral, lo que permitió que se extendiera su uso hasta hacerse común en multitud de aplicaciones. Los padres del proceso fueron Charles Martin Hall, en Estados Unidos, y Paul L.T. Héroult en Francia. Pero lo que muchos no saben es que hubo un caso sorprendente de serendipia. El 23 de febrero del año 1886, Charles Martín Hall, un inventor de 22 años de edad, que acababa de graduarse en ciencias, experimentaba con el aluminio en su laboratorio de Oberlin, en el estado norteamericano de Ohio. Hall perfeccionó un procedimiento para producir económicamente un compuesto de aluminio que podía utilizarse para la fabricación de baterías de cocina. Fundó su propia

www.revistadigitalavalon.es


Platino y aluminio en la antiguedad empresa y empezó a fabricar utensilios de cocina ligeros, duraderos y fáciles de limpiar, que permitían una distribución equitativa del calor y conservaban su brillo. Su larga duración sugirió un nombre que se convertiría en marca: Wear-Ever. Cuando murió Charles Hall, en el año 1914, su línea de productos Wear-Ever se había convertido en una nueva industria del aluminio, transformando las cocinas americanas y permitiéndole a él atesorar una fortuna personal de treinta millones de dólares, de los de aquel tiempo. A miles de kil��metros otro científico estaba barruntando un procedimiento similar, de manera independiente: Héroult. Fueron dos

Paul L. T. Heróult

individuos de distinta nacionalidad, francés y norteamericano, los que inventaron al mismo tiempo, sin ellos saberlo, el mismo procedimiento electrolítico para la producción en masa de aluminio. Un guiño histórico que sería injusto calificar de mera casualidad. A modo de resumen, veamos las curiosas sincronicidades que se dieron entre estos dos hombres: Sus apellidos empiezan por la letra H: uno era el metalúrgico francés Héroult y el otro el químico estadounidense Hall. Los dos habían nacido el mismo año: 1863.

Los dos tenían la misma edad al realizar el descubrimiento: 23 años. Ocurrió en el mismo año: 1886. Los dos también murieron el mismo año: 1914 y por si fuera poco, Héroult nació y murió ocho meses justos antes que Hall. Ambos experimentaron en laboratorios instalados en la casa de sus padres. Jamás se conocieron personalmente Los llamaron, con razón, “los mellizos del aluminio”.

Charles Martin Hall

Ávalon 27


Una sección de Rosa Santizo Pareja zoriazkar@hotmail.com

La sombra del desierto Existe la creencia en algunas culturas y religiones del mundo de una barca en la que la parca o “muerte” se lleva las almas de los muertos al otro mundo. A éste navío sombrío se lo conoce como “la barca de los muertos”. Esta leyenda tiene su origen en el relato de Rene Barjavel; “La noche de los tiempos“, y se basa en la creencia de que el alma de los muertos solo pueden atravezar las puertas del inframundo en una barca. Segun el argumento de la leyenda, la barca de debe ir de playa en playa y de isla en isla, hasta el final de los tiempos, en busca de los cuerpos de los marineros para devolverlos a la tierra que los vio nacer. La leyenda dice que una especie de diablillos fuerzan a los viajeros a entrar en una barca negra, donde se convierten en fantasmas. Cuando la barca está llena, ésta parte con rapidez a una isla desconocida. La barca se mostrará siempre por los alrededores del sitio en el cual se va a producir un siniestro. Aparece durante el atardecer y es fácil saber que se trata de ella porque viene acompañada de los gritos y gemidos de su tripulación. El relato asegura que es posible divisarla a lo lejos, pero que si intentas acercarte para observarla con mayor detalle, ésta se desvanece como si en realidad no existiera. Algunos, aseguran que esta barca lleva solamente las almas de los muertos ahogados en el mar, y que los lleva a islas desconocidas para el hombre, que nunca nadie ha visto. Durante las tardes de verano, cuando el viento se calla y el mar está en calma, se pueden oír los gemidos de los muertos y el golpe de los remos contra el agua, así cómo ver brumas y sombras desplazarse sobre las aguas sin que haya nada que las proyecte. Si alguien intentara seguirla para descubrir su camino, caerá sobre él la condena de seguirla eternamente, hasta el final de los tiempos.

Fuente: http://asusta2.com.ar/ 28 Ávalon

www.revistadigitalavalon.es


Pangea Última. Tierra espectacular

Descubren la tumba del encargado de los documentos reales hace 3.000 años Los arqueólogos egipcios han descubierto una tumba de la dinastía XIX (1201-1315 a.C.) con el ataúd del encargado de los documentos reales de esta época, en la ciudad de Ismailiya, al este de El Cairo, informó hoy un comunicado oficial. Según una nota del Consejo Supremo de Antigüedades (CSA), otras 35 tumbas del periodo romano (entre los siglos I y IV) han sido halladas en la zona de Tal el Masjuta, en Ismailiya. El ataúd, de piedra caliza, contiene inscripciones por dentro y por fuera sobre su propietario, “Qen Amun”, y su esposa “Isis”, que trabajaba como cantante para el dios Atum.Además, cuenta con dibujos de escenas funerarias y sobre los cargos que ocupaba el fallecido. La tumba que contenía el ataúd fue hallada cuatro metros bajo tierra. Los arqueólogos creen que puede formar parte de un cementerio de más importancia entre un canal de Ismailiya y la carretera que une El Cairo con esta ciudad. Este hallazgo se considera de gran envergadura, porque ofrecerá a los arqueólogos información sobre la historia del Delta del Nilo y de la entrada este de Egipto, añadió el texto. En cuanto a las tumbas romanas, éstas han sido halladas en una etapa de la tierra más reciente de la otra que contenía el ataúd de la dinastía XIX. Los arqueólogos descubrieron, asimismo, una fachada de piedra caliza que tiene inscripciones en egipcio antiguo sobre uno de los reyes de la dinastía XIX, cuyo nombre todavía se desconoce.

La superficie de la Tierra está rota en varias placas grandes que se mueven lentamente. Hace aproximadamente 250 millones de años las placas sobre las cuales descansan los continentes de hoy día estaban situadas muy diferentemente, de modo que todas las masas terrestres estaban apiñadas en un supercontinente, llamado ahora Pangea. Se proyecta que dentro de unos 250 millones de años las placas nuevamente se reposicionen, de manera tal que una sola masa de tierra domine. La simulación, arriba, del Proyecto PALEAOMAP muestra esta gigantesca masa terrestre: Pangea Última. Para entonces, el Océano Atlántico será solamente un recuerdo lejano, y cualesquiera seres habitando la Tierra podrán andar desde América del Norte hasta África .

Fuente: http://www.astromia.com/

Via: EFE

Fuente: http://www.imperioromano.com/blog/

Ávalon 29


La seta nazi Y es la coprinus comatus Existe un hongo cuyas propiedades lo convirtieron en un increíble aliado del Tercer Reich. El Coprinus Comatus fue un involuntario colaborador del nazismo, Científicos alemanes notaron que sus esporas, una vez descompuestas se convierten en una sustancia similar a la tinta . A partir de tal descubrimiento, los nazis comenzaron a mezclar esa sustancia con tinta verdadera en todos sus escritos de alta seguridad, de modo que si al revisar cualquiera de aquellos documentos no encontraban rastros de esporas, significaba que eran falsos. En la foto de arriba podemos ver el hongo recien cogido y en la foto de abajo, la misma seta, 48 horas después. Poco a poco se ha ido degradando hasta convertirse en tinta.

Fuente: http://javipremiosyenlaces.blogspot.com/

¿Quién inventó el piano? La historia está salpicada de tipos que han contribuido con sus inventos e ideas a que hoy seamos lo que somos y disfrutemos de muchas cosas. Uno de esos tipos fue Bartolomeo Cristofori di Francesco. Este italiano nacido en 1655 se dedicó a construir instrumentos musicales, entre los que se le atribuye el primer piano. Entre el año 1695 y el 1700, Cristofori inventó un chisme llamado gravicémbalo col piano e forte, algo así como “clavecín con (sonidos) fuertes y suaves”. Esto es considerado, generalmente, el primer piano de la historia. El nombre del invento es una abreviatura de pianoforte (suave y fuerte) ya que el instrumento puede generar notas de diferentes intensidades en función de la fuerza con la que presionen las teclas. Era una evolución mejorada del clavicordio y nuestro hombre tuvo tiempo en su vida de construir unos 20 de estos instrumentos, de los que se conservan tres.

Fuente: http://curistoria.blogspot.com/

30 Ávalon

www.revistadigitalavalon.es


El Fantasma de la Abadía Combermere En el año 1891, Sybell Corbet tomó ésta fotografía en la biblioteca de la Abadía de Combermere, en Cheshire, Inglaterra. La imágen reveló la extraña imágen de lo que se cree es el mismo Lord Combermere, un comandante de caballería británica de principios del siglo XIX, que se distinguió en varias campañas militares, y murió en 1891. El dato más curioso de éste relato es que la fotografía fue tomada por Corbet durante el funeral de Lord Combermere, que se realizaba a muchos kilómetros de distancia. La Abadia de Combermere, es en la actualidad una atracción turística y hotel.

Fuente: http://asusta2.com.ar/ El Arca era redonda «Hazte un arca» le dijo el Señor a Noé en el libro del Génesis, y desde entonces ésta siempre ha sido representada como una embarcación llena de animales, con una proa y una popa convencionales. Ahora, una tablilla babilónica traducida recientemente (arriba), relacionada con la Epopeya de Gilgameš, ofrece una intrigante alternativa según la cual el arca original era redonda y estaba hecha de cañizo cubierto de alquitrán, muy parecida a un coracle, una nave que aún se usa en el Tigris y el Éufrates. «El arca no tenía que ir a ninguna parte –explica Irving Finkel, conservador auxiliar de inscripciones cuneiformes del Museo Británico y autor de latraducción–. Sólo debía flotar en la superficie hasta que el nivel de las aguas descendiera.» El autor de la tablilla de arcilla de 4.000 años de antigüedad podría haber visto desde su ventana dichas embarcaciones en el río y adaptar su relato. Los mitos del diluvio aparecen en muchas culturas, y éste circuló desde tiempo inmemorial antes de ser incorporado a la Biblia. Finkel cree que la versión babilónica puede haber sido precursora de la hebraica. Aunque la forma del arca puede variar según el narrador, el tema del relato se mantiene constante: el ser humano iba por mal camino. Era necesario hacer un cambio. Lo mejor era hacer borrón y cuenta nueva. —Cathy Newman

Fuente: http://www.nationalgeographic.com.es/

Ávalon 31


El rey que condenó a muerte y ejecutó a un río (540 a.C) La Historia sabe de un extraño caso en que un río fue condenado a muerte, y también de la curiosa forma en que la pena fue ejecutada. Nos lo cuenta Heródoto de Halicarnaso en el primero de sus nueve libros de Historia (apartados CLXXXIX y CXC), considerado por muchos como la fuente griega más fiable sobre Ciro II el Grande de Persia. Alrededor del año 540 a.C, el Rey persa Ciro II el Grande, estaba barriendo con sus ejércitos el este de Europa y muchos territorios del cercano oriente. Ahora avanzaba hacia la ciudad de Babilonia. Un día, él y su ejército llegaron a las orillas del río Gyndes (probablemente el actual río Diyala que fluye entre Irán e Irak y desemboca en el río Tigris), y antes de que se terminaran los preparativos para cruzarlo (lo cual no podía hacerse sino con barcas), uno de sus caballos blancos sagrados se lanzó al agua y trató de cruzar a nado, pero sumergido entre los remolinos, murió ahogado. El gran rey Ciro no estaba acostumbrado a recibir el desafío de nadie - ni siquiera de un río - y enfurecido por la muerte del caballo, le condenó con dejarle tan pobre y desvalido que hasta las mujeres pudiesen atravesarlo sin que les llegase el agua a las rodillas. Ciro aplazó su campaña contra Babilonia y ordenó ejecutar la sentencia. Para ello dividió en dos partes su ejército, cada uno en una orilla del Gyndes, marcando con cordeles 180 acequias a cada lado del río... y les ordenó que comenzasen a cavar... Cerca de tres meses duró la empresa, hasta que al final las acequias se convirtieron en 360 canales que desangraron el río. Al final de la colosal obra, Ciro marchó en señal de triunfo con sus hombres sobre el Gyndes, que quedó reducido a una red de arroyos insignificantes. Por suerte, la Naturaleza quiso que muchos años después el río volviese de nuevo a su cauce.

Fuente: http://aldea-irreductible.blogspot.com/

Los Ocho Inmortales En el taoismo se veneran a ocho inmortales que, a través de la piedad y de la virtud han obtenido la vida eterna. Además de la inmortalidad, estos ocho personajes, nada tienen en común, pero se los suele representar en grupo. Los ocho inmortales viven con los dioses en el centro de la tierra en las montañas de Kun Lun. Allí se divierten en los jardines del Emperador de Jade, el señor supremo de los cielos, donde crece el melocotonero mágico de la inmortalidad. Cada milenio se los invita junto a los dioses, a comer melocotones en una gran celebración que realiza la Emperatriz Wang, esposa del Emperador de Jade. Hsien signfica "inmortal" en chino. El caracter chino para Hsien se yuxtapone a los caracteres de "hombre" y "montaña", lo que literalmente significaría "hombre que vive en la montaña". Los ocho inmortales son los más famosos de los Hsien. Cabe destacarse que la inmortalidad no significa larga vida en la tierra sino vida eterna en los cielos.

Fuente: http://infinitomisterioso.blogspot.com/ 32 Ávalon

www.revistadigitalavalon.es


El círculo Bluestockings Algunos historiadores dicen que las medias azules que vestían sirvieron para que llamaran Bluestockings de forma peyorativa a un grupo de mujeres intelectuales del s XVIII que se reunía en Londres. El círculo Bluestrockings lo formaron un grupo de damas de la alta sociedad cansadas de las reuniones sociales en las que los hombres se apartaban para hablar de política y otros temas importantes, mientras ellas vestidas con sus medias negras de seda se mantienían al margen y se dedicaban a entablar conversaciones más banales. Pero las mujeres de la alta sociedad tienen una buena formación académica y se aburren y es en este contexto es en el que las mujeres deciden realizar sus propias reuniones. Para otros historiadores este nombre se les dio porque Elizabeth Vesey, una de las fundadoras del círculo, invitó al botánico Benjamin Stillingfleet a una de sus reuniones. Stillingfleet le respondió que no iba correctamente vestido puesto que llevaba unas medias azules, pero Vesey insistió diciendo que ellas llevaban las medias de lana que se usaban en las situaciones informales. Desde entonces Benjamin formó parte del grupo. Sus acciones fueron revolucionarias, pero sus ideas eran conservadoras, no hay que olvidar que eran damas de alta alcurnia. Se ocupaban de cuestiones humanitarias conservando un perfecto rigor moral e intelectual manteniéndose al margen de vicios y pasiones, uno de sus objetivos fue ayudar a mujeres que quisieran instruirse a las que por su situación económica y social no les era posible. En sus reuniones estaba prohibido hablar de política, su discusión principal fueron la literatura y el arte y a algunas no les fue tan mal porque consiguieron publicar sus obras literarias, como Elizabeth Carter que publicó sus ensayos y poemas y también tradujo a Epícteto.

Fuente: http://enlacresta2.wordpress.com/

Ávalon 33


Thot: dios de las lenguas, las escrituras, y las ciencias... Dibujo de Monik Perz


Origen estelar de la Sabiduría Egipcia Texto: Georgeos Díaz-Montexano http://www.AtlantidaHistorica.com

Ilustración: Monik Perz http://www.actiweb.es/retratosmonik

Muchos investigadores -generalmente conocidos como piramidólogos, o astroarqueólogos- vienen defendiendo desde hace algunas décadas la teoría de un origen extraterrestre para los principales conocimientos científicos y tecnológicos de los antiguos egipcios. Los investigadores que se han dedicado al estudio de tan heterodoxas especialidades han concentrado principalmente sus esfuerzos en la nada fácil tarea de hallar restos arqueológicos que permitan demostrar los principios en los que se sustentan tales teorías intervensionistas, acerca de otros seres superiores en tecnología, supuestamente procedentes de otros lugares del Universo, o de otras Dimensiones o Mundos Paralelos. Si bien es cierto que la mayoría de las evidencias reunidas hasta la fecha aún no constituyen –en sí mismas- pruebas irrefutables a favor de estas teorías xenogenéticas, igualmente no es menos cierto el hecho de que existen otros tipos de evidencias que sí pueden elevarse, al menos, a la categoría de pruebas indiciarias, con suficiente solidez como para merecer un estudio y demandar a su vez una explicación convincente por parte de la ciencia.


aicpigE aírudibaS al ed raletse negirO Después de tantos libros y artículos publicados sobre las teorías intervencionistas o xenogenéticas, sobre un posible origen extranjero de la civilización egipcia, cualquiera podría pensar que ya no hay nada más que decir, como no sea repetirse sobre lo mismo, pero como demostraremos en este artículo, tal suposición no es del todo cierta. De hecho, existen pruebas o indicios verosímiles que permitirán demostrar que los egipcios mismos pudieron haber considerado esta teoría xenogenética o intervencionista como una realidad ideológica o conceptual, más allá de lo meramente mitológico o mágico-religioso. Si bien ya el estudio de los propios mitos y leyendas revelan la gran importancia que tuvo para los egipcios todo lo referente al espacio estelar, las deducciones que se pueden sacar de tales textos mágico-religiosos siempre están sujetas más a las interpretaciones personales de cada investigador, que a lo que realmente revelan las propias evidencias en si mismas. Es obvio que la interpretación de los mitos no es un ejercicio científico, es siempre un mero ejercicio de especulación subjetiva. Ahora bien, los análisis lingüísticos o filológicos, sí pueden constituir un ejercicio de indagación bastante más objetivo, cuyos resultados pueden llegar a ser tan científicos y sólidos como la mejor de las evidencias arqueológicas, especialmente cuando trabajamos con las propias palabras y pensamientos escritos por los mismos antiguos, en este caso por los propios egipcios. Eviden-

36 Ávalon

El jeroglífico de una estrella también fue usado como logogram egipcios los más antiguos objetos de adoración y culto. Sólo en el jeroglífico usa

Textos jeroglíficos en la Pirámide de Unas, V Dinastía

www.revistadigitalavalon.es


Origen estelar de la Sabiduría Egipcia

ma del concepto de "adoración" (dwAw). Otra evidencia de que las estrellas fueron para los ntre los egipcios hallamos una estrecha relación simbólica entre el concepto de "adoración" y do como denominador genérico de los "astros" cias filológicas de este tipo son las que hemos descubierto, y que vamos a exponer a continuación a la consideración del lector, con la esperanza de que arrojen algo de luz en este oscuro mundo de la interpretación del pasado; especialmente acerca de los orígenes de la sabiduría y el conocimiento tecnológico entre los antiguos egipcios, al menos tal y como ellos mismos lo entendían.

El origen de las palabras Desde el punto de vista de la formación y evolución de un lenguaje cualquiera está bien demostrado que las palabras se van formando

de acuerdo a la experiencia práctica y a las concepciones ideológicas de sus portadores, y en menor grado a los préstamos lingüísticos foráneos. Esta evolución interna que ocurre en todas las lenguas del mundo permite la evolución de las raíces semánticas o voces con significados que sirven a la creación de nuevas palabras por asociación de ideas y formas. Así tenemos, por ejemplo, que algunos de los pueblos que descubrieron el arte de la navegación por sí mismos, denominaron a las embarcaciones con las mismas palabras –ligeramente modificadas mediante la adición de afijos- que usaban para denominar a las vasijas, puesto

que una barca es muy parecida a una vasija. Otro ejemplo revelador, lo hallamos en la primitiva palabra usada para denominar a las cuevas y cobijos, la cual sirvió después para denominar a los cobertizos y a las cabañas, o sea, las primeras casas de madera fabricadas por el hombre -fuera ya de las cuevas- quien, al principio, lógicamente las siguió llamando con la misma palabra que ya usaba desde miles de años antes para denominar a las primeras casas naturales, las cuevas, simplemente añadiendo a la raíz primitiva alguna sílaba, consonante o vocal como prefijo, infijo o sufijo, para así crear una nueva palabra.

Ávalon 37


aicpigE aírudibaS al ed raletse negirO

Este método de investigación en el que he venido trabajando –y desarrollando- durante las últimas décadas, permite establecer de manera bastante fidedigna cuáles civilizaciones fueron las inventoras de determinados logros culturales y tecnológicos, y cuáles, simplemente recibieron tales elementos o ideas desde el exterior, desde otra nación o civilización; es decir, la vieja discusión entre difusionismo y evolución natural independiente. He creído necesario introducir al lector en este método de reconstrucción del pasado, basado en la evolución natural fonético-semántica de las palabras, y los conceptos, que sucede de manera interna en cualquier lenguaje humano, para que el lector pueda valorar -en su justa medida- con cierto conocimiento de causa, el valor y el peso de las pruebas que a continuación mostraremos. Pruebas filológicas, o lingüísticas, que demostrarán –más allá de cualquier duda razonable posibleque los egipcios creían firmemente en el origen estelar y celestial de sus principales doctrinas y enseñanzas, así como de sus conocimientos técnicos y arquitectónicos, y como estas evidencias filológicas constituyen a su vez un fenómeno exclusivo de la civilización egipcia que exige cuanto menos una atención.

38 Ávalon

Los Arquitectos que vinieron del Espacio Exterior

Las raíces egipcias q-d, n-m, H-a-w y s-n-b: ‘Cielo’, ‘Estrellas’ y ‘C trucciones’.

Un ‘Dios-Estrella’, considerado como una de las múltiples forma Dios Sol Râ, recibía el nombre de qAd, y con la misma raíz subyac q-d, se escribían en la antigua lengua egipcia una serie de palabras cionadas con la construcción y la arquitectura. Así tenemos verbo importantes como ‘construir’, ‘fabricar’, ‘moldear’, ‘diseñar’, ‘pla car’, y elementos de la construcción como el ‘mortero’, el ‘bloque ‘ladrillo’, que se escribían con formas y variantes como qd, qd.w, qd.t, qdw.t y qdi. Mientras que qd era el nombre también de un tip ‘Estrella’, y qdw.t se usaba para nombrar a un grupo de Estrellas d 36 Decanes.

La raíz consonántica n-m, igualmente se usaba en las voces egipcia ‘Estrella’, nmw nombre de los Decanes o de un grupo de ‘Dioses-E llas’, y en la palabra nma usada también para expresar la acción de ficar’ o ‘construir’.

Otra raíz, Haw, daba nombre a un conjunto de Estrellas, uno de lo Decanes; y Haws significaba también ‘construir’.

Finalmente, la raíz s-n-b, se usaba en la forma snb.t lo mismo par nombre al ‘espacio celeste’ que como para denominar a los ‘muros’, ficios fortalezas’, y a la acción de ‘construirlos’.

Sin duda alguna, todas estas relaciones fonosemánticas internas, van allá de la mera coincidencia fortuita. A todas luces, denuncian una estrecha relación entre los astros, las estrellas o espacio estelar, y e gen mismo de las técnicas de construcción, es decir, de la propia a tectura egipcia. Al menos, esto es lo que los propios egipcios trasmiten a través de tan peculiar y enigmática lengua.

www.revistadigitalavalon.es


Origen estelar de la Sabiduría Egipcia

Cons-

as del cente, relaos tan anifi’ y el qdd, po de de los

as nm Estre‘edi-

os 36

ra dar ‘edi-

n más muy el oriarquis nos Panel de los Decanes de la tumba de Sennut (c 1500AC), con la parte del Norte debajo y el Sur arriba

Ávalon 39


aicpigE aírudibaS al ed raletse negirO “Estrella” y “Puerta”. El origen estelar de la sabiduría egipcia Existe en la lengua egipcia una raíz consonántica que es una indiscutible prueba a favor del origen estelar de la sabiduría egipcia. Esta raíz se compone de tres consonantes egipcias, s-b-A (la consonante que se translitera como A no es exactamente como nuestra a; es un sonido gutural y áspero, como si intentáramos pronunciar una a corta y con la garganta, como la alef hebrea), y es compartida por una serie de palabras egipcias todas ellas relacionadas mediante conceptos similares- que aluden a los astros, estrellas y cuerpos planetarios y a las nociones del conocimiento y la enseñanza. Así pues, la raíz consonántica sbA, además de usarse para denominar a las estrellas y demás cuerpos astrales, para los egipcios evocaba también conceptos tales como la doctrina, el discipulado, la transmisión del conocimiento, la topografía y la arquitectura. Con esta importante raíz, sbA, los egipcios escribieron palabras muy reveladoras (Ver Tabla 1). Otras voces que observamos en los lexicones y diccionarios autorizados de la antigua lengua egipcia con las mismas raíces, o similares, son: sbAy.w, “Dioses de las Estrellas”; sAb, “Canales”; sAb, “el Chacal” (un nombre de Anubis); sAb, “Juez” (el Sabio); sAby, nombre que recibían los “Canales de Agua del Otro Mundo”; sab, “un nombre de la Luna”, y que también denominaba a un tipo de pan.

40 Ávalon

TABLA 1


Origen estelar de la Sabiduría Egipcia

En recuadro, el nombre de la estrella Sirio, Sopdet, en la Estela de User (Imperio Antiguo) El Faraón como el “Observador de las Estrellas” Uno de los jeroglíficos más antiguos, usado ya desde los tiempos protodinásticos para representar al rey, era una “Flor” de ocho o seis pétalos. Este símbolo de realeza y prestigio aparece en las célebre paleta de Narmer, y también en otra del rey Escorpión II. Al no hallarse con otros jeroglíficos consonánticos o fonéticos asociados, es difícil determinar con cuál pronunciación (o equivalencia consonántica) fue usado -en este caso- tal jeroglífico. Sabemos que

una manera de denominar a la “Flor”, en tiempos posteriores, era sbt.t, forma que también presenta la misma raíz sb, que hemos visto en el genérico más usado para denominar a las estrellas, sbA, y a otras voces derivadas y/o relacionadas con el conocimiento y el saber. De acuerdo, precisamente, al llamado “principio jeroglífico”, un concepto abstracto -difícil de dibujar- se podía expresar mediante la representación de un objeto que se pareciera en su pronunciación a la palabra que definía el concepto abstracto. Este principio escriptológico fue usado por todas las civilizaciones de la humanidad que inventaron su propia escritura jeroglífica, o logográfica. En la civilización sumeria, por ejemplo, el dibujo de una flecha representaba la palabra “Vida”, ya que “flecha” se pronunciaba TI, mientras que “Vida” se pronunciaba como TIU. En la propia lengua egipcia el concepto “Vida” se representaba -desde los tiempos protodinásticos- mediante el dibujo de un “cordel anudado”, puesto que este “cordel anudado” o “lazo” se correspondía –aproximadamente- con una palabra que era escrita como anx (*anaj), y “Vida”, igualmente se pronunciaba (o escribía) como anx (anj). Así pues, de la misma manera que un lazo o cordel anudado (anx) servía como símbolo, jeroglífico o logograma del concepto Vida, igualmente el jeroglífico de una Flor dibujado en las paletas de dos de los más antiguos reyes de las primeras dinastías egipcias como Narmer y Escorpión II, bien pudo haber sido usado como logograma, o sím-

Ávalon 41


aicpigE aírudibaS al ed raletse negirO

Las Estrellas y el Trabajo de los Metales Finalmente, no menos interesante resulta comprobar cómo otra voz usada para denominar a las estrellas, gnX.t, comparte la misma raíz triconsonántica (gnX) con solamente otras cuatro palabras más como “montar” (de montaje o ensamblaje) y “soldar” (unir, empalmar), ambas relacionadas con el trabajo de metales; “ser-

vir” (en relación con rendir servicio); y la más inquietante aún, “alas”. ¿Qué relación lógica o natural puede existir entre estas palabras y las estrellas?, ¿qué tienen en común las estrellas con el trabajo de soldar, ensamblar o montar metales, y con las alas? Podríamos decir que –técnicamente- no tienen nada en común; sin embargo, el hecho cierto es que están relacionadas consonánticamente. ¿Simples coincidencias for-

tuitas sin impo soldadura, mo metales… En sario ir más lej nación human seguro que mu mayoría) ahor jando en sus m cenas, más p Ciencia-Ficció Egiptología ci nocida del Ant

Jeroglíficos de la estrella (sbA) representados dentro del jeroglífico del cielo (p.t) en un sarcó

42 Ávalon

www.revistadigitalavalon.es


Origen estelar de la Sabiduría Egipcia

ortancia alguna? Alas, ontaje o ensamblaje de fin, no creo sea necejos, dado que la imagia es muy fértil, y estoy uchos lectores (sino la a mismo estarán dibumentes unas mismas espropias del cine de ón (Star Gate) que de la ientífica o Historia cotiguo Egipto.

fago pintado del Imperio Nuevo

bolo, de los conceptos de “sabiduría”, “conocimiento”, “doctrina”, o “enseñanza”, los cuales contienen en su raíz primordial las dos mismas consonantes, sb, presente en una palabra usada para denominar a la “Flor” (sbt), con lo que nos estarían diciendo –a través este jeroglífico con forma de florque el rey mismo es un “Sabio”, o portador de la “Sabiduría”. Aunque no descartamos el uso del citado jeroglífico en forma de “Flor” en otro sentido, para indicarnos que el faraón es también el “Observador de las Estrellas”, wnwn.w, o wnwn-nw (Ununnu), puesto que otra manera de denominar a la “Flor” era justamente con la raíz consonántica wn, igualmente presente en otra voz usada para denominar –genéricamente- a las estrellas, wnw.t. De hecho –gráficamente- una flor es

muy similar a cualquier representación de un cuerpo astral refulgiendo, y así vemos en las más antiguas civilizaciones como apenas existe diferencia entre la representación de una estrella con sus variados rayos y una flor con ocho, siete o cinco pétalos. Otra forma (quizás la más antigua) usada como genérico para “Estrella” se escribía como sw, raíz presente en otras voces como sw-A.w, “Viaje”, “Pasajero”, “Viajero”, casi siempre usadas con relación a “demonios”, o seres del otro mundo. La raíz triconsonántica spd, usada en el nombre de la más importante estrella de los antiguos egipcios, la “Estrella Sirio”, la hallamos también en otra voz cuyo significado es nada menos que “Inteligencia” (agudo, inteligente), y cuyo deter-

Ávalon 43


aicpigE aírudibaS al ed raletse negirO Thot y los Divinos Maestros Celestiales de la Sabiduría La raíz DA -se pronunciaba aproximadamente como Dcha, Dya o Ya, como la pronunciación de Yo en el castellano de los argentinos- según los jeroglíficos determinativos y sufijos que le acompañaban, unas veces significaba ‘Cielo’ y otras ‘Barca’, ‘Viaje’, ‘Travesía’. Pero lo más importante aún es que esta raíz DA (Dya) está presente también en la palabra egipcia DA-is, ‘Sabiduría de los tiempos antiguos’. DAis (Dyais) era el nombre que recibía un ‘Dios del Conocimiento’. Mientras que DAis.w (Dyaisu) era el nombre de los ‘Siete Divinos Maestros de Sabiduría’ que ayudaban al Dios Thot o Dyehjuty en la planificación del Universo. ¿Otra simple casualidad, o una prueba más a favor del origen Estelar de la Sabiduría de los egipcios?

El Dios Thot (Dyehjuty), dios de las Lenguas y las Escrituras, y también de la Ciencia y la Sabiduría entre los antiguos egipcios

44 Ávalon

minativo es un triángulo isósceles, o punta. La raíz DA (dya, o dja) la hallamos usada como una forma del “Cielo”, pero también en otras voces con los significados de “Nave” (o un tipo de barco) y “Sabiduría. Las raíces qd, nm, Haw y snb, igualmente aparecen en voces usadas para definir al “Cielo” y las “Estrellas”, y también para las “Construcciones”, en general, o el arte de construir, o sea, la arquitectura misma. La raíz rw.t, “Puerta”, “Pasadizo”, “Pasaje”, y “Ruta” aparece también asociada –semántica y fonéticamente- a las “Estrellas” y al “Espacio Exterior”. En cualquier caso, y como apuntamos al principio, todas estas evidencias filológicas, al menos ponen al descubierto un hecho que no podemos negar ni tampoco ignorar: que los propios egipcios creían firmemente en que su sabiduría, su ciencia y sus doctrinas provenían de las propias estrellas, del espacio estelar; independientemente de que tal creencia tuviera algún fundamento histórico real, o fuera algo meramente imaginario; como tampoco podemos ignorar que tal asociación de ideas y conceptos entres las estrellas o espacio estelar, y los más importantes conceptos relacionados con el conocimiento, la tecnología, la arquitectura, y la sabiduría en general, no pueden ser explicados como un simple proceso natural o lógico inherente a todos los seres humanos, por que tales coincidencias semánticas y fonéticas, solamente las hallamos en el lenguaje del Antiguo Egipcio. En ninguna de las más

www.revistadigitalavalon.es


Origen estelar de la Sabiduría Egipcia A la izquierda: "El Templo de los observadores (guardianes) de las Estrellas del dios Upuat (el que abre los caminos), Señor de Zaut". Detalle de una inscripción de la Tumba I de Zaut (Zauty), Licópolis, "la ciuad del Lobo" (Anubis-Upuaut)

antiguas lenguas de la Humanidad hallamos que las mismas palabras o raíces fonéticas usadas para denominar a las estrellas, o cuerpos astrales, y el espacio estelar, o lo celestial, sean usadas igualmente para nombrar a los conceptos relacionados con el conocimiento, la tecnología, la arquitectura, y la sabiduría en general, y menos aún con palabras más precisas, relacionadas con actividades tecnológicas concretas. Los casos encontrados son

excepcionalmente raros, y muy poco significativos; lo suficientemente raros como para no poder justificar la tan socorrida idea de una causa común a la especie humana. Más allá de cualquier duda razonable, estamos ante una verdadera excepción en la Historia de la evolución del lenguaje humano, y no ante una mera causa natural, común a todos los seres humanos. Sin duda alguna, aquí la cuestión no es tanto el cómo, sino el por qué. Antropológica-

mente, que los egipcios hayan decidido elaborar estas complejas asociaciones lingüísticas entre los más importantes conceptos relacionados con el conocimiento técnico y la sabiduría, y la trasmisión del saber en general, con el cielo, las estrellas, y el espacio estelar, es un caso -sui generis- de difícil explicación, que va más allá de lo meramente natural o común a todos los pueblos y civilizaciones, lo que resulta cuanto menos inquietante.

Jeroglíficos de la estrella, sbA, un símbolo del origen celestial del conocimiento y la sabiduría, coronando una estela del Antiuo Egipto.

Ávalon 45


XÄ ZÜtÇ gxtàÜÉ wxÄ `âÇwÉ VÜ™Ç|vtá wx ˙ätÄÉÇ Una sección de Emilio Carrillo http://emiliocarrillobenito.blogspot.com emcarri@terra.es

Tras la cena con Nimue e Igraine, regresé de inmediato al Castillo de la Reina de las Tempestades y me fui a la cama con ganas de dormir y disfrutar del sueño. Y descansé profundamente. Pero me desperté muy temprano, cuando la noche aún cubría la Isla de Ávalon, empujado por la perentoria necesidad de plasmar en un texto las reflexiones, conclusiones, intuiciones e inspiraciones que bullían en mi mente y, sobre

46 Ávalon

todo, en mi corazón una vez interiorizadas las Dimensionis y comprendido el significado y la significación del Principio Holográfico. Había podido “ver” el Gran Teatro del Mundo, su escenario y su tramoya. Y también la puerta que permitía salir y volver a entrar en él. Me urgía describirlo como manera de afianzar y asentar esa visión. El denso silencio de las horas más hondas de la madrugada y la

fuerte energía que sentía alrededor y fluía por todo el dormitorio provocaron que mis dedos empezaran a bailar sobre el teclado del ordenador casi con autonomía propia, dando pequeños y breves golpes llenos de Amor y entusiasmo. He aquí el resultado, que, ante mi sorpresa, adoptó una forma a medio camino entre lo que son las pautas de un breve ensayo y las propias de un poema.

www.revistadigitalavalon.es


XÄ ZÜtÇ gxtàÜÉ wxÄ `âÇwÉ I La vida física se desarrolla en la Tercera Dimensión, definida por el espacio- tiempo finito, la materialidad y la dualidad en tensión. Inmersos en ella, hombres y mujeres tienden a creer que las Dimensiones de mayor rango, a las que llaman celestiales y angelicales, son más sutiles, abstractas, difusas y difíciles de “ver”. Nada más lejos de la verdad, pues esas Dimensiones son radicalmente reales, mientras que la Tercera es puramente holográfica. La Tercera Dimensión conforma un escenario virtual revestido falazmente de solidez por medio de una materialidad que no es tal, sino energía y vibración de bajo nivel frecuencial. II En el escenario virtual de la Tercera Dimensión, cada cual interpreta un papel y un guión definido en cada momento por el grado de consciencia con el que se identifica y la visión del mundo y de su propia vida a tal grado consciencial asociada. De instante en instante, de momento en momento, cada persona proyecta el grado de consciencia que hace suyo sobre el marco virtual en el que se desenvuelve, configurando lo que denomina realidad, que, no obstante, considera algo objetivo y ajeno a ella misma. Pero esa realidad nada tiene de objetiva, al contrario, es totalmente subjetiva y carece de entidad real, es pura ilusión. Desde su consciencia interior, aunque no se percate de ello, el ser humano moldea y configura el exterior, que, sin embargo, estima algo impuesto, extraño a él mismo. Y al ser multitud las personas que actúan en el escenario virtual, las proyecciones conjuntas de todas ellas conforman una gran Matriz Holográfica-Virtual. La coherencia o proximidad entre las distintas proyecciones es la base la Ley de Atracción. III La Madre Tierra, auténtico ser viviente, cumple la función para la Humanidad de gigantesco Teatro-Matriz Holográfico donde cada persona interpreta el papel ligado al grado de consciencia que en cada momento asume, interactuando con los papeles y guiones desplegados por sus demás congéneres. La adquisición de consciencia individual, primero, la cualificación altruista de ésta, después, y, finalmente, la experiencia del Amor Incondicional y el despliegue de tal Amor en la cotidianeidad constituyen la razón de ser en la Creación de tan espectacular Matriz Holográfica. Ávalon 47


VÜ™Ç|vtá wx ˙ätÄÉÇ IV Confeccionadas con Esencia divina en forma de vibración, como quien teje una red con ondas de energía, y basadas en unos mismos principios emanados del Diseño Inteligente de cuanto Es y Existe, hay múltiples Dimensiones en la Creación y muchos Multiversos, cada uno con multitud de Universos. Todos tienen en tal Esencia su anatomía sutil, por lo que el Amor fluye por la totalidad de las Dimensiones y explica el por qué de cada una de ellas, sea cual sea su rango específico, impregnando la globalidad de modalidades de vida y experiencias conscienciales que en ellas se desarrollan. El Amor es Uno, no admite distinciones interdimensionales, identifica y fusiona la Creación hasta hacer imposible su separación en partes y constituye lo único Real que un ser humano puede proyectar sobre el escenario virtual de la Tercera Dimensión en el que despliega su vida física.

V Muchas personas, desde el grado de consciencia que asumen, quieren cambiar el mundo para adaptarlo a su visión particular del mismo. En la Matriz Holográfica Y se plantean actuaciones y maneras que corresponde al para transforma la realidad material en la que viven. y la visión d Pretenden, con ello, transformar lo exterior desde el exterior, la Experiencia C lo material desde lo material, el océano desde las olas. Ni la identidad person Nada consiguen con ello, salvo continuar enredados en el juego virtual sólo la Exp que es la naturaleza intrínseca de ese mundo, la esencia innata de esa aparente realidad. Por ell no disfruto de la no siento a no experime VI no tengo sentim El ser humano sí puede cambiar el mundo, no noto sensacion pues cuenta con fuerza y energía suficientes no Am para transformar la Matriz Holográfica en la que se desenvuelve. n Pero el poder para ello radica en su interior: Y es desde su interior y desde la metamorfosis profunda pues No Ser es la como las personas pueden cambiar el exterior. Soy La clave para ello es el Amor. Soy p Si proyectas Amor en el escenario virtual, éste mutará fehacientemente. No So Y si proyectas constantemente Amor Incondicional, pues Él, y no yo, y sin excepciones, absoluto y puro, es quien vive en m alcanzarás el Gran Cambio: la Matriz Holográfica empezará a diluirse ante tus ojos y dejarás de interpretar un grado de consciencia para ser Consciencia plena, comprobando que Todo es Perfecto. 48 Ávalon

www.revistadigitalavalon.es


XÄ ZÜtÇ gxtàÜÉ wxÄ `âÇwÉ

VII en la que cada uno representa el papel grado de consciencia que asume del mundo que hace suya, Consciencial es lo único Real. al, ni la idea de ser son verdaderas, periencia Consciencial. o se puede afirmar: a felicidad, Soy la Felicidad; alegría, Soy la Alegría; ento dolor, Soy el Dolor; mientos, Soy el Sentimiento; es, Soy Todas las Sensaciones; mo: Soy el Amor; no existo: Soy. Y Soy sin Ser, manifestación perfecta de Ser. y porque no Soy: porque Cristo Es. y, sino que Soy Él, y el Padre/Madre a través de Él, mi la Experiencia Consciencial.

VIII La Experiencia Consciencial subyace en la Matriz Holográfica y fluye en ella energética e interactivamente, configurando una Red Consciencial. En el Gran Teatro del Mundo, esta Red Consciencial es lo único Real, lo único que Es. En cambio, nada de lo que la Matriz muestra, con apariencia de solidez material, existe en realidad. Los objetos, cosas y cuerpos físicos que nuestra mente intelectualiza y de los que nuestros sentidos racionales se percatan conforman sólo el escenario virtual de ese Teatro. Son meros hologramas generados por ondas vibratorias con diferentes gradaciones frecuenciales. IX La Red Consciencial produce en sí misma una condición profundamente Inteligente, una Consciencia absoluta, pura y sin límites. En ella se integra la dimensión espiritual del ser humano, aunque su mente y sus sentidos físicos suelan permanecer ajenos a ello y sólo perciban los hologramas virtuales. La llamada racionalidad no da más de sí. X Nada de lo que tu mente pueda intelectualizar existe en la Realidad; nada de lo que tus sentidos puedan racionalizar es Real. Lo que parece ser, no es; lo que aparenta no ser, es. Es una auténtica Paradoja de Consciencia que sólo el Amor puede resolver. XI Falsa es cualquier cosa que surja de una observación donde tú estés por un lado y el mundo por otro; falaz es cualquier idea que emane de un diálogo entre un sujeto, lo que tú piensas que eres, y un objeto, lo que tú crees que no eres. Mientras te mantengas en estas dicotomías, tú y el mundo, sujeto y objeto, todo lo verás en clave de separación y dualidades y permanecerás ciego ante la verdad. Para percatarte de la esencia de la Experiencia Consciencial has de ir más allá de la intelectualización de la mente; para percibir la naturaleza de la Red de Consciencia debes trascender de la racionalidad de tus sentidos. Ávalon 49


VÜ™Ç|vtá wx ˙ätÄÉÇ

XII Cuando no contemples separación alguna, ninguna dicotomía entre sujeto y objeto, alcanzarás otras formas de percepción mucho más genuinas y certeras. En ellas no hay observador ni observado y se expande la Consciencia. Esto se llama No Dualidad: permite que aflore nuestra Sabiduría innata, posibilita que fluya la intuición y la inspiración y hace que rija la Providencia divina. En la práctica, la percepción basada en la No Dualidad se traduce en estar presente, alerta y atento, en experimentar acorde con la intensidad de cada instante, en convertir cada momento en único, en vivir conscientemente la Vida y disfrutar plenamente de ella.

50 Ávalon

www.revistadigitalavalon.es


XÄ ZÜtÇ gxtàÜÉ wxÄ `âÇwÉ XIII La mente genera la separación entre sujeto y objeto, funciona a través de imágenes y actúa siguiendo hábitos. La separación entre tú y lo que no eres tú produce el rechazo a una parte de la Vida y, con ello, a la Vida misma, la Vida Real, que nada sabe de dicotomías y dualidades. Las imágenes hacen que concibas el mundo de manera superficial, por las apariencias, que etiquetes a cosas y personas y efectúes juicios y prejuicios. Los hábitos mentales producen condicionamientos y limitan tu capacidad de comprensión de la Realidad, encasillándote en esa forma habitual de percibir e interpretar los hechos y situaciones.

XIV La separación entre sujeto y objeto, las imágenes y los hábitos no son la Realidad, sino la forma de operar que sigue la mente. Tú no eres ni estás separado de nada que sea, haya existido o existirá. Y la Realidad no es ni las imágenes ni los hábitos que usa la mente en su funcionamiento Tampoco eres tus pensamientos, pues se generan y fluyen por la mente a su antojo, incluso aquellos que no te gustaría tener, sin que tengas control sobre ellos. ¿Quieres sentir la libertad que está en tu Esencia y disfrutar de la Providencia divina? Pues no fragmentes la Vida con dualidades; mira más allá de las imágenes; actúa más allá de los hábitos; no te identifiques con tus pensamientos; y vive sin preocupaciones en el ahora, el único sitio donde la Vida existe.

XV Existo por encima de dualidades, imágenes, hábitos y pensamientos. He superado cualquier identidad personal y he trascendido de la propia idea de ser. Soy manifestación de la Consciencia Perfecta. Yo Soy Consciencia: aquello que siempre permanece, aquello que siempre Es. Con un libro entre tus manos, quedas absorto en su trama, personajes y situaciones. ¿Donde estas tú?, ¿quién eres tú en ese momento de total abstracción?. Pues lo que eres: no una persona, no un ser, sino Consciencia en estado puro más allá del tiempo y del espacio. Contemplas un paisaje o una puesta del sol y te concentras en su belleza. ¿Donde estas tú?, ¿quién eres tú en ese instante de absoluta concentración?. Consciencia fuera del tiempo y del espacio.

Ávalon 51


VÜ™Ç|vtá wx ˙ätÄÉÇ XVI Concentrado en la experiencia, la que sea, y viviendo en el momento presente, te vuelcas en la percepción de la misma y sientes lo que eres y Es: Consciencia. Puedes constatar entonces nítidamente que no hay nada más en tu Vida, ni en el Universo, ni en la Creación. No existe tu pretendida personalidad, ni sujeto ni objetos, ni ser. Fluye la Consciencia y se plasma en Experiencia Consciencial. No hay más; no hay menos. Tu querido yo y cuanto te rodea se desvela como lo que Es: un Gran Teatro, una fabulosa Matriz Holográfica minuciosamente moldeada y configurada en el contexto del Diseño Inteligente del Universo con un único objetivo: que la Consciencia experimente y, experimentando, se expanda.

XVII Concentrado y abstraído en la experiencia, ocurre un hecho mágico y misterioso para la racionalidad: no tienes consciencia de ti; tu mí mismo, se diluye, desaparece. A la par, adquieres plena Consciencia de la Experiencia en sí, que deja de ser algo ajeno a ti, para ser tú mismo, por encima de tu identidad personal y de tu ser. En ese momento presente, no hay dualismos; y decimos que el tiempo pasa volando. Y tanto, pues la Experiencia Consciencial es interdimensional y está más allá del tiempo y del espacio. La Experiencia Consciencial fluye entonces con toda su fuerza, belleza y pureza, mostrando que es lo único que Existe en el Gran Teatro del Mundo, donde todo lo demás es virtual, incluida tu realidad física y el papel que asumes y llamas personalidad.

52 Ávalon

www.revistadigitalavalon.es


XÄ ZÜtÇ gxtàÜÉ wxÄ `âÇwÉ XVIII De tu Voluntad, que es intención plasmada en acción, y sólo de ella depende cómo quieres vivir tu actual encarnación en el plano humano. Puedes instalarte en un grado de consciencia, con la visión de ti mismo y del mundo que conlleva, y subir al escenario virtual para interpretar el papel a tal grado asociado. Asumirás, así, como real lo que sólo es ficción, incluida la falacia de tu propio yo. Y defenderás con vehemencia y entusiasmo meras ilusiones y creencias imaginarias que dimanan de la Matriz Holográfica que conforma el Gran Teatro del Mundo. O puedes optar por la Consciencia Perfecta, no un grado de consciencia, sino todos y ninguno a la vez, sin incorpórate al escenario virtual ni interpretar papel alguno, sólo disfrutando de la Experiencia Consciencial, lo único que verdaderamente Es. XIX ¿Qué te impide disfrutar de la Consciencia Perfecta?. Nada real, sólo tus miedos y autobloqueos conscienciales. En ella y desde ella, puedes caminar o cocinar, sentir, dormir, amar,… De hecho, en Consciencia Perfecta es como mejor harás todas estas cosas, pues es un estado de percepción pura en el que se vive el aquí y ahora y se logra ser plenamente humano. Todo tendrá la misma apariencia, pero todo será absolutamente diferente. La Matriz Holográfica se manifestará ante ti con claridad meridiana, dejando de ser el laberinto en el que enredas tu existencia, la cárcel en la que te encarcelas, y convirtiéndose en un instrumento de tu acción consciente al servicio de la expansión de la Consciencia y de tus congéneres. XX Todo es tan bello y sencillo. Sólo la inmersión en el Gran Teatro del Mundo, dificulta contemplar lo simple y hermoso que es todo. Sí, lo dificulta, pero no lo imposibilita… Los sentidos físicos y la mente están diseñados para moverse por esa Matriz, no para captar la verdad que hay tras ella. Pero la dimensión interior del ser humano sí puede percibirla. Cuando se logra, sólo puede salir de la boca: ¡no vivo yo, es Cristo quien vive en mí!. Y ese mí, enaltecido de Felicidad, se diluye unificado en la energía crística y, a través de ella, en el Padre/Madre. Entonces, los miles de millones de galaxias y de flores, los Universos multidimensionales y las bandadas de pájaro, todo, todo sin excepción se plasma en algo único, lo único que realmente Es, la Esencia del Padre/Madre: Amor. Ávalon 53


VÜ™Ç|vtá wx ˙ätÄÉÇ

Redacté la veintena de “poemas” anteriores de un tirón, sin pausa alguna y lejos de cualquier parámetro temporal. Al terminar, la luz de la mañana inundaba la habitación y era exactamente la hora del desayuno. Me apresuré a imprimir el texto, pues tenía la urgente necesidad de compartirlo y nadie mejor para ello que la Reina de las Tempestades y Merlín, en cuya compañía, como ya sabéis, suelo disfrutar del primer sustento de cada Dywrnad. Cuando entré en la estancia anexa a la gran cocina del castillo, mi anfitriona y el Gran Mago ya estaban a la mesa, ella saboreando el café con canela con el que co-

54 Ávalon

www.revistadigitalavalon.es


XÄ ZÜtÇ gxtàÜÉ wxÄ `âÇwÉ mienza cada jornada y él dando buena cuenta de los huevos con migas de maíz con los que tradicionalmente coge energía para empezar el nuevo día. Tras saludarlos y antes de sentarme, deposité sobre el mantel, a la derecha de cada uno, sendas copias de lo que acababa de escribir. -Cuando podáis, le echáis un vistazo. Me gustaría saber que os parece-, me límite a solicitarles-.Con mucho gusto, Emilio-, contesto rápidamente la Reina de las Tempestades, a la par que Merlín, con gesto risueño, asentía con la cabeza, pues las migas le impedían en ese momento pronunciar palabra-.

Y ante mi sorpresa, nada más concluir el desayuno y aún en la mesa, ambos acometieron la lectura del texto. -No tenéis porque leerlo ahora, les indiqué un tanto apurado. -Y por qué no-, respondió Merlín. –No veo mejor manera de arrancar la mañana-. Tras un buen rato, que se me hizo especialmente largo, la Reina de las Tempestades se incorporó de su silla, me besó en la frente y, antes de despedirse, me miró fijamente a los ojos diciéndome entre en broma y en serio: -Bienvenido al club. Las entradas preferentes del teatro están a tu disposición. Con gusto las com-

partiremos contigo-. En cuanto a Merlín, esperó a que nos hubiéramos quedado solos para hacerme una extraña propuesta: -Dentro de unos Dywrnad visitará Ávalon un buen amigo. Su nombre es Oamas y es un ser intraterreno, mago como yo y con profundos saberes sobre los mal llamados misterios de la Creación, a los que a él y a mí nos gusta denominar Física de la Deidad. ¿Te apetecería conocerlo y departir con él?No hace falta que os diga cual fue mi respuesta. En la próxima Crónica os pondré al tanto del encuentro con este ser proveniente de la Tierra Hueca.

Ávalon 55


L A S

B R U J A S D


“Investigación Abierta” Por Pedro Amorós ( Presidente de la Sociedad Española de Investigaciones Parapsicológicas )

http://www.pedroamoros.com

Año de nuestro Señor Mil Seiscientos y Ocho , la noche cae sobre Navarra y una espesa niebla baja por las montañas cubriendo suavemente la aldea de Zugarramurdi. El silencio cubre el valle y algunos comienzan a escuchar tambores y cánticos extraños, acompañados de risas histéricas que provienen de las cuevas. Los vecinos se apresuran a refugiarse en sus hogares con miedo de ver algo que sus ojos no pudieran olvidar.

DE ZUGARRAMURDI


Investigación Psicofónica en la Cueva de Aquelarre Ahora que estamos en los albores a una época mágica muy especial, como es el solsticio de verano, durante el cual multitud de brujas y de brujos realizan misteriosos rituales, nuestra provincia de Alicante se llena de esplendor con las hogueras, que desde luego me hace recordar un interesante

58 Ávalon

caso que estudié hace algún tiempo y que como no podía ser de otra manera, trata de brujas, rituales y aquelarres. Tras un largo y tortuoso viaje a través de las montañas y pequeños pueblecitos navarros que ocultaban sus leyendas bajo los tejados, por fin una especie de monolito nos daba la bienvenida al valle de Zugarramurdi.

Entusiasmados por estar en aquella “leyenda viva” de uno de los procesos inquisitoriales más importantes de la historia, recorrimos sus calles buscando posada para pasar la noche y preparar una sesión de grabaciones psicofónicas en la cueva, cosa que iba a ser objetivo principal de dicho periplo. Y la sorpresa llegó cuando abri-

www.revistadigitalavalon.es


Las brujas de Zugarramurdi alguna cinta virgen, cosa que fue imposible ya que la mayor parte no sabían de que les hablábamos. En vista de que nuestra investigación iba a estar falta de psicofonías, nos dirigimos hacia las c u e v a s donde según la historia las brujas se reunían para celebrar sus aquelarres con el fin de tomar algunas fotografías y recabar algunos datos. Nada más llegar nos recibió agradablemente el encargado, al cual le comentamos nuestro problema y casi por gracia misteriosa el destino nos solucionó el problema con un radio-cassete que debería tener unos veinte años y que alegraba con algo de música, la lúgubre entrada a las intrigantes cuevas.

El proceso de Auto de Fe de 1610 Según nos cuenta la historia, los procesos inquisitoriales de Logroño tuvieron unas actuaciones directas sobre la brujería, herejía, magia, etc... que se iniciarían hacía el 1487 por los criterios de los inquisidores Krämer y Sprenger en el famoso Compendium Maleficarum . Consecuencia de una serie de cambios impuestas por el Papa Inocencio VIII, se realizó una batida temeraria para la caza de pecadores en toda la zona pirenaica, sur de Francia y concretamente en Labourd, zonas castigadas por el hambre, desolación y enfermedades donde según se contaba, se

Las gentes comenzaron a hablar de prácticas diabólicas y brujas que volaban encima de sus sapos...

mos el maletero del vehículo y comprobamos que uno de los maletines de investigación se había quedado en el laboratorio a casi mil kilómetros de distancia y precisamente era el de los equipos de grabación. Ni cortos ni perezosos y con cierta urgencia comenzamos a buscar entre los escasos habitantes para ver si alguno de ellos podía prestarnos una grabadora y

Ávalon 59


produjeron matanzas de niños a los que les chupaban la sangre obligándoles a realizar extraños rituales, hombres y mujeres que ofrecían su alma al diablo en los aquelarres y practicaban orgías, destrucción de las cosechas, tempestades etc... El núcleo de pánico se extendió hacia Zugarramurdi de manera inmediata, donde las gentes comenzaron a hablar de prácticas diabólicas y brujas que volaban encima de sus sapos. Así pues el tribunal de Logroño, poco tardó en enviar al inquisidor Juan Valle Alvarado, que tras unos meses de investigación y denuncias, inculpó a más de trescientas personas, casi la totalidad de la aldea, de las que cincuenta y tres fueron acusadas de brujería y conducidas a prisión en Logroño. Tras el Acto de Fe realizado el 7 y 8 de Noviembre de 1610 cuarenta y dos hombres y

60 Ávalon

mujeres fueron castigados y reconciliados, seis azotados sin piedad, y relajados en la hoguera y otros cinco quemados después de haber fallecido a causa de los tormentos. Una de las mujeres María de Zozaya, fue confidente por asegurarle la libertad y tras averiguar lo requerido, fue de igual modo relajada en la hoguera por ser maestra en artes oscuras y muy popular. Fenómenos Diabólicos Se decía que las brujas se reunían en la entrada de lo que hoy se llama cueva del aquelarre, y tras realizar sus cánticos y bailes se introducían en el interior de la misma para consumar sus diabólicas ofrendas. Cuando el diablo se aparecía, lo hacía en forma de animal, con ojos brillantes que decían iluminar la estancia y con una voz que “parecía la de un mulo”, con un enorme miembro viril con el que penetraba a hombres y a mu-

www.revistadigitalavalon.es


Las brujas de Zugarramurdi

テ」alon 61


jeres mientras bebían sangre y consumían enteógenos, desde luego entre cánticos, bailes y risas histéricas. En el transcurso del aquelarre, el demonio cumplía las peticiones de sus acólitos tales como tempestades, enfermedades, venganzas e incluso muertes. Y aunque todo parecía cuadrar

62 Ávalon

según la historia, supuestamente los sacrificios se hacían en el interior de la cueva, pero ... ¿dónde? El Altar Después que el último de los visitantes abandonase aquel lugar aquélla tarde lluviosa, entré en el recinto acompañado de un improvisado magnetofón que en la vida había tenido pulsada la tecla

REC, un paraguas, mi cámara de fotos y un trípode. Nada más llegar a la estancia principal busqué una ubicación central par colocar el grabador mientras yo hacía algunas fotos. Y curiosamente una enorme piedra a modo de mesa fue lo que más me llamó la atención. Según mis apreciaciones y tras ubicar por donde aparecía el maligno según la leyenda, esa piedra podría ser perfectamente un altar, un altar satánico origen

www.revistadigitalavalon.es


Las brujas de Zugarramurdi de la leyenda de las brujas de Zugarramurdi. Lamentablemente no tenía indicios ni otras pruebas que pudiesen atestiguarlo y mientras el magnetofón recogía el silencio del lugar comencé a buscar por todos los rincones algo que arrojase algo de luz a tal planteamiento. Tras un tiempo dilucidando y pensando que no había nada, me apoyé sobre el posible “altar negro” y mis ojos se dirigieron hacia la luz, pero ... no la luz del Sol, sino precisamente la

luz de la Luna que entre nubes apareció livianamente para dejar entrar sus rayos a través de un orificio en la pared superior de la cueva que apuntaba directamente hacia esa enorme piedra. Inmediatamente vino a mi mente una cueva en la ciudad azteca de Guerrero en México, donde se celebraban rituales y un orificio tallado en el techo, permitía iluminar la estancia sagrada. Es Impresionante En ese momento escuché unos pasos. Era el encargado que venía para ver como iba la cosa. Tras hacerle partícipe de mi hallazgo, me aseguró que era la primera vez en muchos años que alguien le decía algo similar y desde luego que “era impresionante”. Sus ojos

se llenaron de emoción, entusiasmo y algo de temor, sobre todo cuando subí por el exterior de la cueva hasta localizar el círculo horadado manualmente en la roca, para permitir que la luz de la luna, bañase por unos instantes aquella roca que bien podría ser la demostración de que en la cueva de Zugarramurdi sí se celebraron rituales, pese a las discrepancias de muchos. Cuando llegué al laboratorio comencé a escuchar las cintas grabadas en la cueva, llevándome algunas sorpresas verdaderamente sobrecogedoras, tanto es así, que prefiero dejar este tema para otro momento y así podremos practicar los análisis necesarios para validar las posibles inclusiones psicofóas.

Ávalon 63


El rincón del cine Por Alberto Luis Fernández correo@alberto­fernandez.net

Título: El resplandor Título original: The shining Dirección: Stanley Kubrick País: El Reino Unido, Estados Unidos Año: 1980 Duración: 146 min. Género: Thriller, Terror Reparto: Jack Nicholson, Shelley Duvall, Danny Lloyd, Scatman Crothers, Barry Nelson, Philip Stone, Joe Turkel, Anne Jackson, Tony Burton, Lia Beldam, Billie Gibson, Barry Dennen, David Baxt, Manning Redwood, Lisa Burns, Louise Burns, Robin Pappas, Alison Coleridge, Burnell Tucker, Jana Sheldon, Kate Phelps, Norman Gay Guión: Stanley Kubrick, Diane Johnson Novela original: Stephen King Fotografía: John Alcott Música: Rachel Elkind, Wendy Carlos

64 Ávalon

www.revistadigitalavalon.es


the shining Jack Torrance se traslada, junto a su mujer y a su hijo de 7 años, a un impresionante hotel llamado Overlook, ubicado en Colorado, para encargarse de su mantenimiento durante la temporada invernal, en la que el hotel permanece cerrado y aislado por la nieve. Jack acepta el trabajo con la idea de escribir una novela compaginándola con el cuidado de las instalaciones durante esos largos, fríos y solitarios meses de invierno. Pero, desde su llegada al hotel, Jack comienza a padecer inquietantes trastornos de personalidad, al mismo tiempo que en el lugar comienzan a suceder diversos fenómenos paranormales. Su hijo tiene un extraño sentido premonitorio que le hace ver cosas que ya pasaron o que están por suceder. El jefe de cocina del hotel, también tiene esa habilidad a la que llama “el resplandor”. Un hotel incomunicado, un asesino en potencia y un niño enigmático con poderes telepáticos. A priori parecen los elementos ideales para crear una película de terror. Una magnífica interpretación del inconmensurable Jack Nicholson y una no menos impresionante la realizada por el niño Danny Lloyd, en el papel de Danny, hijo de Jack, hacen que el film otorgue al espectador esa sensación de miedo, tensión y escalofrío dignas de una de las mejores, para mi gusto, películas de terror rodadas hasta la fecha. La que no está al nivel es Shelley Duvall, interpretando el papel de esposa de Jack, por más oportunidades que el film le brinda, no es capaz de aprovecharlas. Stanley Kubrick, tras el inmerecido fracaso en taquilla -no así de crítica- de la fantástica “Barry Lyndon”, estudió el mercado y comprendió que en la década de los setenta, si algo había dado dinero era el género de terror. En resumidas cuentas, Kubrick siguió la corriente, algo que no le había caracterizado nunca. Escoge además un escritor best-seller como es Stephen King para asegurarse el éxito en este nuevo proyecto. “El resplandor” es ante todo una película de género, cosa que tampoco es habitual en Kubrick que,

Ávalon 65


El rincón del cine

a lo sumo, se sirve de algún género para contar sus ideas y pensamientos sobre la vida y las vicisitudes que la rodean. Kubrick se propuso rodar la esquizofrenia, y vaya si lo logró. Para ello convirtió el fastuoso hotel y el laberinto que había en su jardín en una metáfora perfecta del cerebro humano. Un entramado complejo y retorcido. Un mundo aparte y encerrado en sí mismo que no sabe distinguir entre lo real y lo onírico. Un lugar donde se dan cita los temores más primarios, la obscenidad, los recuerdos, la paranoia, la agresividad… Jack Torrance va a sacar al monstruo que lleva dentro. Una

66 Ávalon

bestia que habitaba en la mente del escritor y que ha sido liberada, quizás, por la sensación de aislamiento o tal vez por una frustrante crisis creativa. El relato de Stephen King fue trasladado a la pantalla con una forma de narrar el drama muy inquietante y, en muchos momentos, incluso de forma angustiosa. El maestro neoyorquino consiguió, además de una atmósfera opresiva, algunas de las escenas más

impactantes del cine de terror de las últimas décadas. El mérito es aún mayor cuando, a diferencia de lo habitual en el género, el director no se refugia ni un segundo en la oscuridad para provocar miedo o tensión. Pocas veces en la historia del cine una sencilla escena de un niño pedaleando en su triciclo por

www.revistadigitalavalon.es


the shining los pasillos de un hotel, provocó un suspense tan extraño, tan inquietante, tan sobrecogedor… La película está sustentada en una historia atractiva y fácil de asimilar que hace que se gane al espectador desde el principio. Cuenta además con una fotografía magnífica de uno de los más grandes: John Alcott (el fotógrafo de “2001 0disea en el espacio” “La naranja mecánica” o “Barry Lyndon”, entre otras). Una película, en definitiva, para ver hasta el final, literalmente hasta el último fotograma, pues también ahí, nos depara esta película, un instante tan magnífico como inesperado, que nos hará quedarnos unos minutos en nuestra butaca, pensando en qué historia hemos visto después de aproximadamente dos horas de metraje. “El resplandor” está considerada la película maldita de Stanley Kubrick. A la tensión sobrehumana a la que sometió a todos los actores y el incendio del set de de-

corados del hotel Overlook -que pospuso el rodaje varias semanas, se unieron una reducción del metraje de la versión europea, impuesta por el propio Kubrick, tras comprobar el fracaso comercial que estaba sufriendo el film en Estados Unidos, y un pésimo doblaje en España que el tiempo ha hecho famoso. La esquizofrenia es una de las

enfermedades mentales más debilitantes y desconcertantes. Define un grupo de trastornos que producen distorsión en los pensamientos y en la percepción. Los pensamientos parecen estar mezclados o cambian bruscamente de un tema a otro. La percepción puede distorsionarse más allá de la realidad, haciendo que las personas oigan o vean cosas que no están allí.

BANDA SONORA ORIGINAL 01.- Main Title - The Shining 02. Grady's Story 03. Rocky Mountains 04. Lontano 05. New Rules For Wendy 06. Music for Strings, Percussion and celesta 07. A Horrible Nightmare 08. The Awakenning of Jacob 09. Come and Play With Us Danny 10. De Natura Sonoris No.2 11. Danny's Gone Away

12. De Natura Sonoris No.1 13. Jack Takes Control 14. Hair of the Dog / Home 15. Utrenja (Kanon Paschy) 16. Here's Johnny! 17. Utrenja (Ewangelia) 18. Polymorphia 19. Maze Madness 20. Midnight The Stars & You - Ray Noble and His Orchestra 21. Movie Trailer Music 22. Maze Madness (encore)

Ávalon 67


GRANDES CRรMENES SIN RESOL

Po r J a n i r e R รก m i l a


S LV E R

a

BUSCANDO EL CRÍMEN PERFECTO Todos los años se cometen en el mundo miles de asesinatos. De ellos, la gran mayoría son resueltos en menos de un año gracias a una buena investigación. Pero un pequeño porcentaje aún permanece en los archivos policiales con la etiqueta de “sin resolver”. Son los más misteriosos, crímenes perfectos en los que todas las pistas llevaron a un punto muerto. Según un estudio interno de la Interpol, cerca del 90% de los homicidios que se cometen anualmente en Europa son solucionados con éxito. Lo que también significa que uno de cada diez delitos de este tipo queda impune, bien porque la investigación se empantana hasta pararse definitivamente o porque nunca se vislumbra un sospechoso. A ese reducido grupo de casos se les denomina “crímenes perfectos”. El resto sólo son crímenes no resueltos por el azar o porque la investigación está tan mal realizada que impide aportar luz al suceso, dando veracidad al viejo dicho criminológico de “no existen crímenes perfectos, sino investigaciones imperfectas”.


Pero, ¿qué debemos entender realmente por crimen perfecto? Para algunos, son aquellos de los que nunca oiremos hablar. Y si no queremos entrar en discusiones filosóficas, los detectives los describen como los homicidios que, habiendo sido planeados y existiendo una relación entre víctima y agresor, se quedan sin resolver porque el delincuente no ha dejado rastro, se ha deshecho de cualquier prueba que pueda incriminarle y ha cuidado todos los detalles, hasta el punto de que, aunque se sospeche de él, nadie pueda imputarle el delito. Son casos misteriosos, rocambolescos e incomprensibles en apariencia porque no siguen los patrones típicos. Sobre ellos pesa además un problema añadido: el paso del tiempo. Porque cuantos más meses o años transcurran desde los hechos, más difícil se antojará alcanzar la solución correcta. “El tiempo que pasa es la verdad que huye”, suele repetirse en los ambientes criminológicos. Un ejemplo lo encontramos en las muertes producidas por Jack el Destripador en el otoño de 1888, episodio del que ya es casi imposible extraer más datos en claro, al estar todos los testigos y haber, incluso, desaparecido muchos de sus expedientes. Pero no es necesario irse tan lejos. En 1943 tuvo lugar uno de los homicidios más enigmáticos e increíbles del siglo XX, el del industrial sir Harry Oakes, una de las mayores fortunas del mundo, gracias al negocio del oro. Han pa-

70 Ávalon

Harry Oakes

EL REY DEL ORO

sado 66 años del suceso con todos sus misterios por desvelar. En 1943 Harry Oakes vivía en la paradisíaca Nassau, capital de las Bahamas, donde la noche del 7 al 8 de julio su cuerpo inerte fue encontrado en su dormitorio hacia las 07.00 de la mañana. Estaba tendido en la cama, con señales de haber sido torturado y con cuatro heridas muy profundas y triangulares en el parietal derecho que, según el forense, le provocaron la muerte y de las que nunca pudo descubrir el objeto que las había motivado. De la investigación se ocupó la Policía de Miami, que pronto dio muestras de una gran incompetencia y parcialidad. Se habló de ritos de vudú antillano por las plumas de almohada esparcidas sobre la cama o de alguna venganza motivada por los devaneos amorosos de la víctima. Sólo un investigador privado procedente de New York, Raymond Schindler, aportó algo de luz al caso, logrando la libertad del único detenido, Marie Alfred Fouqueraux de Marigny, famoso playboy de las islas y, a todas luces,

cabeza de turco del homicidio. El juicio, iniciado el 18 de octubre de ese año, no aportó nada en claro, más allá de la incompetencia policial, la oscura trama financiera en torno a Oakes, las pruebas falsas para incriminar a Marigny y la participación de personajes tan ilustres como el antiguo rey de Inglaterra Eduardo VIII, en esos instantes gobernador de las Bahamas. Pero lo más extraño de aquel suceso aún estaba por llegar y lo haría en forma de muertes misteriosas. Entre ellas la de dos de los hijos de la víctima, su secretaria, la del investigador privado Schindler o la de algunos de los policías que participaron en la investigación. También fueron asesinados la jurista Bettie Ellen Renner, que llegó a la isla en 1950 dispuesta a esclarecer lo sucedido de una vez por todas, y el nuevo gobernador de las Bahamas en 1952, James Barker, después de anunciar la reapertura del caso. Nadie volvió a intentar reabrirlo.

Harry Oakes, rey del oro asesinado en misteriossas circunstancias

www.revistadigitalavalon.es


Grandes crímenes sin resolver CASOS ESPAÑOLES España no se escapa a esta casuística y sólo en Euskadi se cuentan unos diez grandes casos de homicidio sin resolver. Entre ellos la muerte en 1999 de Laura Orue, la joven que apareció enterrada en un pinar cercano a su caserío de la localidad vizcaína de Zeberio, sin signos externos de violencia; o la de Esther Areitio, profesora descuartizada en su casa de Vitoria el 8 de mayo de 1988. Alarmados por estos crímenes, la Comisaría General de la Policía Judicial creó en 2004 un grupo especial para investigar exclusivamente asesinatos sin resolver. La unidad, compuesta por 20 inspectores experimentados en homicidios y en la resolución de desapariciones con crímenes de por medio, posee competencias en todo el territorio nacional, reabriendo antiguos expedientes ya olvidados. “Nunca es tarde para detener a un asesino”, dice el comisario jefe Ángel Luis Galán, “siempre se encuentra una nueva pista de la que poder tirar”. Todos ellos conocen lo difícil de su cometido, pero como bien comenta el jefe de la unidad, el inspector Ricardo Sánchez, “es en estos casos donde el buen investigador demuestra que realmente sirve”. Y casos no les faltan para comprobarlo. Ahí está, por ejemplo, falto de luz, la explosión de dos bombas en Vigo y Redondela el 5 de noviembre de 2002 y que acabaron con la vida del matrimonio formado por Rosario Gil y Vicente Lemos. También les esperan unos cuantos cadáveres

hallados en el interior de diversos pozos murcianos desde 2005. ¿Asesino en serie, muertes inconexas? No hay pistas. De un caso que seguramente

no se ocuparán es del ocurrido el 22 de julio de 1975 en el cortijo que dio nombre al asunto, Los Galindos, y que ya forma parte de los grandes crímenes sin resolver.

Escudo del cuerpo nacional de policía de España

MÉTODOS CURIOSOS Al ser un problema global, otros países también han adoptado medidas propias para rebajar sus propias listas de casos sin resolver. Una de las más curiosas llega desde Estados Unidos, donde un grupo especial de la Policía de Florida reparte entre diversas cárceles, barajas de cartas con las caras impresas de víctimas de asesinatos, desaparecidos y crímenes sin resolver. La idea surgió tras ver cómo en Irak se editaban barajas con las efigies de los personajes más relevantes del Gobierno de Sadam Hussein. En esta ocasión la idea pasa porque algún recluso reconozca uno de estos rostros y aporte pistas sobre la persona en particular. Concretamente son 104 las caras impresas, acompañadas por datos significativos y un número del teléfono al que llamar. “Usar estos naipes es como entrevistar a cerca de 93.000 criminales”, comenta James McDonough, secretario del Departamento de Prisiones de Florida, aunque también reconoce que no es fácil que un preso quebrante “el código de silencio que impera en las prisiones”.

Ávalon 71


MUERTE EN EL CORTIJO Los Galindos era un cortijo situado cerca del pueblo sevillano de Paradas. El día citado, uno de los trabajadores llamado Antonio Fenet divisó hacia las 16.30 de la tarde una humareda que se levantaba a lo lejos entre los tejados de la hacienda. Al acercarse con varios compañeros se encontraron con un espectáculo terrible: cuatro cuerpos yacían sin vida en diferentes lugares del cortijo. Dos muertos por disparos de escopeta y otros dos por los golpes propinados con una herramienta de maquinaria agrícola. Para eliminar posibles rastros, el, o los asesinos, habían colocado los cuerpos sobre balas de paja a las que prendieron fuego. A partir de ahí los hechos se complican. Tres días más tarde se encuentra un quinto cadáver oculto en un montón de paja que, con toda seguridad, fue peinado

por la Guardia Civil el mismo día de los asesinatos, sin encontrar nada sospechoso. Es el cuerpo del capataz, sobre el que hasta ese instante recaían todas las sospechas por hallarse desaparecido. Con su muerte la Policía pierde todas las pistas. Se descarta el móvil del robo porque en la finca no falta nada de valor y tampoco existen rencillas entre los difuntos y gente de los alrededores. Además, ¿por qué matar a cinco personas, incluso haciendo venir a una de ellas desde su casa hasta el cortijo con una misteriosa llamada? El asunto de Los Galindos ha propiciado libros y folletines, cada cual con una teoría más inverosímil, como ajustes de cuentas o tráfico de drogas. Por el momento, ninguna puede explicar las cinco muertes. Los Galindos es un perfecto ejemplo de crimen sin resolver por falta de móvil. Lo que no se desconoce es si hoy hubiera po-

dido esclarecerse con las modernas técnicas de investigación policial, ya que en esa época apenas se tenían en cuenta procedimientos como el ADN. De hecho, es ahora cuando se está exprimiendo todo su potencial, y a este respecto, apenas hace dos años que España puso en funcionamiento un banco de ADN en el que se almacenaron los datos de 45.000 sospechosos y que, según la Policía Científica, serviría para encontrar respuesta a unos 5.000 casos sin resolver sólo el primer año. Por supuesto, este banco puede intercambiar datos con los guardados en otros 26 países miembros de la Unión Europea. Otro paso más será la confección de un listado con todos los desaparecidos españoles y que, a partir del próximo junio, podrá ser cotejado con el mencionado banco de ADN para, nuevamente, “resolver muchos casos pendientes”, en palabras del propio ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba.

Fachada del Cortijo Los Galindos

72 Ávalon

www.revistadigitalavalon.es


Grandes crímenes sin resolver GRANDES CRÍMENES POLÍTICOS El mundo de los crímenes sin resolver no es exclusivo de los ciudadanos anónimos, y así, numerosos magnicidios aún están pendientes de resolución. El más famoso de ellos sea, quizá, el del presidente norteamericano John F. Kennedy, cuya trama de conspiración política impidió descubrir quién se escondía tras la orden de asesinato. Ya en nuestro país, tampoco han podido resolverse los asesinatos del general Prim en 1870 y del presidente del Gobierno en 1912, José Ca

nalejas. Del primero, nunca se descubrió la identidad de sus asesinos, pese a que la instrucción del sumario duró 15 años, y sobre el segundo, lo que jamás pudo averiguarse fueron los motivos por los que el agresor, Manuel Pardiñas, decidió acabar con su vida. Más cerca en el tiempo, aún queda por esclarecer la identidad de los etarras que colocaron en 1973 la bomba que explotó al paso Carrero Blanco; y tampoco se ha dilucidado aún si el accidente de avión que acabó con la vida del general Emilio Mola, al inicio de la Guerra Civil, fue eso mismo, un accidente, o un sabotaje.

Carrero Blanco saludando a Franco. La identidad de sus asesinos aún está por descubrirse

Ávalon 73


EL FUGITIVO Sin embargo habrá una salvedad en el caso de España, ya que al existir muestras de ADN únicamente desde 1991, casi todos los crímenes anteriores a esa fecha continuarán sin ser esclarecidos. No es un problema exclusivamente nuestro, en otros países ocurre algo semejante. Ese retardo en la recogida y análisis de ADN ha impedido la resolución de crímenes considerados hoy clásicos y que, de otra forma, se hubieran cerrado sin mayor complicación. Quizá el más asombroso y famoso de todos ellos sea el que tuvo por protagonista al doctor Samuel Sheppard. Poca gente lo sabe, pero el suyo fue el episodio real en el que se inspiró la serie y la posterior adaptación cinematográfica de El fugitivo, con Richard Kimble como protagonista. Todo sucedió en la madrugada del 3 al 4 de julio de 1954. El doctor Sheppard duerme en el sofá de la planta baja mientras su mujer descansa en el dormitorio superior. Han tenido una cena con sus vecinos. De pronto, el doctor se despierta alertado por los gritos de la mujer y cuando sube a ayudarla la ve forcejeando con “algo o alguien”. Acto seguido se desmaya al ser golpeado por detrás. Cuando recobra el conocimiento ella yace muerta. Acto seguido escucha unos ruidos en la planta baja y persigue a un hombre corpulento por el campo hasta darle alcance. En el forcejeo vuelve a perder el sentido. Ante tales hechos, la Policía no tarda en declararle principal sospechoso. Sin embargo, no se tie-

74 Ávalon

Dr. Samuel Shepard. En él se inspiró la serie “El fugitivo” y su posterior adaptación cinematográfica nen en cuenta diversas circunstancias extrañas como el hecho de que la puerta de la casa aparezca forzada y algo más importante aún, una mancha de sangre en las escaleras que años más tarde se demostraría no pertenecía a nadie de la casa, Aún así, el doctor es declarado culpable de asesinato en segundo grado y condenado a cadena perpetua. Cuando llevaba diez años en la cárcel, Sheppard consigue la celebración de un nuevo juicio en el que se aportan nuevas pruebas y la trama se complica aún más con acusaciones probadas de infideli-

dad hacia él y su mujer ya difunta. Pero lo consigue, el jurado le declara “no culpable” y Sheppard sale inmediatamente de prisión. Lo que persisten son las dudas. ¿Con quién forcejeó el doctor en dos ocasiones? ¿De quién era la sangre hallada en la escalera? ¿Por qué el asesino sólo mató a la mujer y no al doctor cuando éste se encontraba ya inconsciente? Y más curioso aún, ¿por qué no se despertó el hijo de la pareja que dormía en la habitación contigua a la de su madre, si realmente se levantó tanto escándalo aquella noche?

www.revistadigitalavalon.es


Grandes crímenes sin resolver

Carta con la efigie de una víctima de asesinato. Naipes de este tipo se están repartiendo entre las prisiones de Florida por si algún recluso puede aportar pistas sobre el caso

TRES PREMISAS Como se ha comentado, cuando se pregunte a cualquier investigador sobre si es posible cometer un crimen perfecto, éste responderá que no. Su respuesta se basa en el principio de Lockard, según el cual, el criminal siempre deja algo de él en la escena del crimen, ya sea una huella dactilar, una pisada, gotas de sangre o algún pelo o fibra. Así, partiendo de esas pistas una buena investigación llevaría a la detención de un sospechoso. Pero no todo es tan fácil, porque antes hay que poseer una lista de sospechosos entre los que indagar y con los que cotejar las pruebas recogidas. Por esta razón se suele decir que para intentar cometer el cri-

men perfecto hay que respetar dos premisas básicas. Una, matar a alguien desconocido. Y dos, que no haya ningún tipo de móvil en el crimen. Por supuesto, hay que controlar otros aspectos como procurar no dejar huellas, que nadie nos vea, no comentar jamás con nadie lo ocurrido, continuar con nuestra vida cotidiana sin alterarla, no interesarnos demasiado por las noticias sobre el hecho… Y cumplir todo esto, no es nada sencillo. Quizá la clave resida en la sencillez. En una sencillez tan estremecedora como la que impregnó la muerte de Julia Wallace el 20 de enero de 1931. Ese día, su marido, William Herbert Wallace, había salido para reunirse con un desconocido, que le había llamado el día antes por teléfono al club de aje-

drez del que era socio. Cuando acudió a la cita descubrió que la calle indicada no existía, por lo que decidió regresar a su casa. Y allí, en presencia de sus vecinos, se encontró con su mujer asesinada. La Policía sospechó desde el primer instante del marido, pero ninguna prueba consiguió incriminarle directamente, por lo que fue absuelto. Aún a día de hoy este caso se estudia en las academias de criminología por su sencillez y la aparente falta de motivos en el asesinato. Y es que como Sherlock Holmes solía comentar al doctor Watson, “el más vulgar de los crímenes es, con frecuencia, el más misterioso, porque no ofrece rasgos especiales de los que puedan extraerse deducciones”.

Ávalon 75


un pasado del futuro...

¿UTIlIZABAN LS ANTIGUAs deidades aladas DispositivoS voladorES?

Una sección de César Reyes

76 Ávalon

Un equipo de avanzada tecnología, diseñado para uso militar, permite evocar semejanzas con los dioses alados de nuestros antepasados. www.revistadigitalavalon.es


Los dioses y otros seres sobrenaturales que surcaron los cielos antiguos no siempre lo hicieron montados en raras aves y relucientes carros. Nuestros antepasados se ocuparon muy bien de hacer notar que, a veces, tales personajes celestiales iban y venían entre las nubes desplegando sus propias alas…como pájaros con viento a favor. Genios, ángeles, demonios y dioses alados conforman una larga lista que los más remotos mitos y leyendas, y la abundante iconografía, han conservado en la memoria de la humanidad, como, pongamos por caso, la diosa Ma’at en Egipto, la diosa Ishtar/Inanna o el demonio Pazuzu de los sumerios, o bien el dios Nimrud de los asirios.

como las aves; pero… ¿sosteniéndose en efecto con sus propias alas? Desde luego, las alas de las “deidades” denotan prima facie la cualidad celestial que las identifica, es decir, la pertenencia al cielo de esos seres que eran sobrenaturales para el común de las gentes. Pero, ¿estamos aquí frente a una mera representación simbólica de ideas abstractas (una alegoría, simplemente) o cabe el beneficio de la duda al imaginar un dispositivo de alta tecnología afianzado en los hombros y espaldas de antiguos astronautas? Recuerdo muy bien cuando,

hace unos 30 años o así, vi por vez primera en Acapulco, México, el sobrecogedor espectáculo de los “Voladores de Papantla” que desde la cima de un mástil, de unos 30 metros de altura, descienden hacia el suelo cabeza abajo, atados por sogas y trazando círculos en el aire - reviviendo así un muy antiguo ritual de los totonecas y olmecas para agradar a los “dioses”. Esa es una representación fuerte, que le queda a uno bien grabada en la memoria para siempre; y sin importar cuántas veces vuelva uno a verla sigue maravillando. Y la pregunta que ha rondado desde entonces mi cabeza es: ¿y si acaso fue algo como eso, exactamente, lo que vieron los indígenas?

Ante esto, la pregunta que nos hacemos puede parecer en principio trivial: ¿Qué quisieron expresar en realidad nuestros ancestros al ponerle alas a las espaldas de sus divinidades?

Un atributo del vuelo En las obras artísticas, un atributo es, por definición, un “símbolo que denota el carácter y representación de las figuras”. Luego, el ala es un atributo que significa “volar”, es decir “ir o moverse por el aire”. En consecuencia, los seres alados de la antigüedad (los “hombres-pájaro”, para ponerlo de otro modo) eran personajes que, para nuestros ancestros, podían elevarse en el aire y moverse de un punto a otro

Ávalon 77


un pasado del futuro... En el muy interesante artículo de los hermanos Johannes y Peter Fiebag titulado “El pájaro celestial de los mayas o la exégesis de una deidad”, se menciona a esta misma “gente que vuela” de México “…descendiendo a la Tierra desde la cima de un mástil (…), simbolizando el vuelo de seres del cielo parecidos a los humanos, y su arribo a la Tierra.” Y, como parte del acabado análisis que hacen del concepto del “pájaro celestial” y otros seres semejantes, los bien conocidos autores alemanes hacen referencia a una ilustración de Clavijero del siglo 18 donde “…existe un detalle que ya no es más parte de una presentación de hoy en día: junto con los indios, se ven grandes pájaros moviéndose en espiral hacia abajo en dirección a la Tierra…” Y continúan diciendo: “La conexión entre la “gente que vuela” con sus antepasados y la “deidad pájaro” es aun más pronunciada. “Los trajes de los bailarines humanos y los gobernantes – agregan los hermanos Fiebag, citando ahora a Hellmuth, N.: Monster und Menschen in der MayaKunst. Graz. 1987 – así como otras figuras históricas en los monumentos, las pinturas murales y las cerámicas, fueron ideados para significar posiblemente una metamorfosis. El estudio de figuras humanas en trajes y/o máscaras proporcionan tanta información como las deidades reales, porque las realizaciones del culto maya eran una expresión directa de su religión.” (…). Esto es evidente con las representaciones en varias estelas y vasos donde las “deidades” fueron mostradas de esta manera, y – dicen de nuevo con Hellmuth - “el ala parece ser un atributo en vez de una parte funcional del cuerpo.”.

78 Ávalon

¿Por qué no una parte funcional del cuerpo? Desde luego, la idea del ala como atributo del vuelo es bien clara, como vimos recién. Dicho de la manera más sencilla: los dioses tienen alas porque “vienen del cielo”; o bien de “las estrellas”, en un sentido más amplio. Y así, conjeturar en consecuencia y a la luz de la hipótesis de las paleovisitas extraterrestres si tales seres alados fueron astronautas de otro mundo no parece ser algo reñido con lo posible, sino todo lo contrario. Pero el punto que me interesa destacar ahora es si, a lo mejor, esas alas no son tal vez algo más que un símbolo… Y pregunto de nuevo: ¿Cabe el beneficio de la duda al imaginar un dispositivo de alta tecnología afianzado en los hombros y espaldas de antiguos astronautas? Un dispositivo, es decir, un mecanismo dispuesto para producir una acción prevista, no es, por supuesto, una parte natural del cuerpo de ningún ser de carne y hueso, pero no por ello deja de ser eventualmente un aditamento funcional, como lo es una prótesis por ejemplo. O, salvando las distancias, lo mismo que un paracaídas es para el que salta de un avión. Y esto nos lleva ahora al meollo de la posibilidad que plantea mi pregunta sobre si las alas que vemos en las espaldas de ciertas divinidades serían en realidad mecanismos de forma aerodinámica empleados para desplazarse por los cielos, como las aves… La idea se me antojó decididamente plausible cuando contemplé largamente una estatuilla de exquisita calidad artística perteneciente a la colección privada de Terry y Kim Young que actualmente se exhibe en The Young Museum of Ancient Cultural Arts de Texas, EUA. Hallada en Veracruz, México, y datada entre el 600 y 900 A.D., la pieza representa a un individuo con dos grandes alas - identificado como un “jugador de pelota alado” (?) – que están unidas a un espaldar. En su mano derecha lleva un “instrumento” y sobre sus hombros asoman dos cabezas de animales; el ornamento del tocado muestra sobre su frente algo como “gafas de aviador” (ver al respecto mi artículo ¿Dioses con anteojos?). Terry Young tuvo la gentileza de autorizarme la publicación de estas imágenes, que le pertenecen, la cuales me eximen de abundar en más detalles…

www.revistadigitalavalon.es


Personaje alado de la colección privada de Terry y Kim Young The Young Museum of Ancient Arts – Copyright, Terry & Kim Young.

“Gryphon” Admito que puede sonar a una simpleza abrumadora que uno pretenda repensar la exégesis de los seres alados elevando la apuesta en lo que hace a su contenido simbólico. Pero si nos detenemos a considerar que es posible que visitantes extraterrestres hayan recorrido los cielos utilizando dispositivos portátiles de alta tecnología, no muy diferentes, aunque sí, seguramente, más avanzados que los nuestros de hoy, la idea puede resultar, por lo menos, potable. Para hablar en concreto de tales dispositivos no hace falta echar mano de los superhéroes de Marvel Comics que salieron de la rica imaginación de Stan Lee. De hecho, basta con acceder a la información acerca del “Gryphon attack glider”, diseñado recientemente para uso militar por la empresa SPELCO (Special Parachute Equipment and Logistics Consortium), un consorcio formado por dos

compañías muy bien conocidas en sus respectivos campos de tecnologías de última generación, ESG Elektroniksystem- und Logistik-GmbH y DAe Systems GmbH. El “Gryphon”, denominación que alude significativamente a un animal fabuloso (el Grifo, o Griffon) que tenía la mitad superior de su cuerpo de águila y la inferior de león, es en realidad un equipo de avanzado diseño, provisto de un ala delta de 1,5 metros de envergadura, que lleva incorporado un paracaídas, y dos micro-turbojets que pueden propulsar al piloto durante 200 km…saltando desde un avión a 4.000 metros de altura. Las imágenes que vemos a continuación (abajo), cedidas amablemente por la empresa SPELCO para su publicación aquí, son del todo elocuentes si las comparamos acto seguido con, por ejemplo, las del personaje alado de la colección privada de Terry y Kim Young que se exhibe en The Young Museum of Ancient Arts (arriba).

Ávalon 79


un pasado del futuro...

Paracaidista equipado con “Gryphon” – Copyright, SPELCO

¿Pudo ser algo semejante a esto lo que vieron antaño unas personas que ignoraban por completo la existencia de una simple tuerca o tornillo? ¿Qué palabras hubiera utilizado usted en el lugar de ellos para explicarlo? ¿Qué elementos del arte mueble hubiera empleado por aquel entonces cualquiera de nosotros para representarlo de la manera más fiel posible?

En torno a la verdad oculta Cuando el hombre llegó a la Luna, todos entendimos muy bien lo que significaba la frase “Eagle has landed” (el águila ha aterrizado), porque, acostumbrados a la tecnología, no teníamos ninguna duda acerca del contenido figurativo de tal expresión. Y tampoco nos confundiremos ahora si alguien nos dice que hoy un Grifo (Gryphon) surcó los cielos por encima de nuestras cabezas…porque sabremos a ciencia cierta

80 Ávalon

que no se trata de ningún animal mitológico sino de una cosa tecnológica. Pero esas construcciones mentales son propias de nuestra época, y son por lo tanto inmensamente diferentes a las que podrían caber dentro del umbral de comprensión de nuestros prístinos ancestros. Como quiera que este ensayo ha estado signado por el mito que hace referencia a personajes alados que nuestras civilizadas mentes del siglo XXI prefieren, desde luego, poner en el entrepaño donde se apilan las fábulas y otras ficciones, dedico a los que aún se muestran reacios a admitir lo posible del enfoque que he propuesto aquí una cita del emperador Juliano que es, por lo menos, apropiada: “Lo que en los mitos se presenta como inverosímil, es precisamente aquello que nos abre camino a la verdad. Efectivamente, cuando más paradójico y extraordinario es un enigma, tanto más parece advertirnos para no confiar en la palabra desnuda, sino padecer en torno a la verdad oculta.”

www.revistadigitalavalon.es


e n e Tr


a m s a t n a F s e Por Scott Corrales


Trenes Fantasma RIELES HACIA LO DESCONOCIDO: MISTERIOS FERROVIARIOS El maquinista Donald Mc Donald – conocido universalmente como “Mac” por razones obvias – se había criado en el montañoso estado de Virginia Occidental y lo conocía palmo a palmo. Sus estrechos valles y los altos puentes transitados por su ferrocarril de carga eran tan familiares como los pasillos de su propia casa. Pero lo desconocido le tendió una celada en 1975. Mc Donald, un fogonero y un frenero transportaban una carga de once mil toneladas de carbón desde las minas de Virginia Occidental hacia el puerto de Baltimore a lo largo del célebre “17-mile grade” – una pendiente inclinada que representaba un desafío para cualquier tren, y una situación casi heróica para los cien vagones que integraban el convoy carbonero. El viaje estaba tomando lugar sin novedades una noche estrellada hasta que una luz fulgurante apareció de la nada para colocarse en la vertical de la locomotora.

luz permanecía sobre la locomotora. En ningún momento se atascaron los poderosos motores diesel del aparato ni hubo ninguna reducción en su capacidad de tracción. El maquinista y sus ayudantes pasaron los cinco minutos más largos de sus vidas hasta que la luz se apagó y el viaje prosiguió sin interrupciones. “Sospecho que se trataba de alguna especie de ingenio militar secreto, cosa de la Guerra Fría. Por supuesto, pudo haber sido un OVNI, pero sé muy poco sobre ambas cosas.” Curiosamente, ese mismo año otro maquinista tendría un encuentro más escalofriante con lo desconocido: a las tres de la madrugada

el 22 de febrero de 1975, Filippo Simone y su frenero Antonio Milella, desplazándose entre las ciudades italianas de Bari y Nápoles, llegaron a una recta para presenciar con terror que una luz se dirigía directamente hacia su locomotora a lo largo de los rieles: seguramente se trataba o del gran faro de otra locomotora que transitaba en sentido opuesto. Totalmente incapaces de evitar el inminente choque de sus enormes máquinas, Simone y Milella se quedaron totalmente atónitos al ver que la luz se levantaba de la vía para desaparecer sobre sus cabezas. ¿Se trataba de la misma luz en ambos casos? No existe manera de saberlo.

Según el testimonio de “Mac”, obtenido tras una entrevista con el investigador Bob Teets, ni el ni su tripulación pudieron ver la fuente de la potentísima luz que bañaba no sólo la locomotora sino el campo circundante. Pensaron que se trataría de algún helicóptero, pero no tardaron en darse cuenta de la total ausencia de sonido. El convoy prosiguió su ascenso del 17-mile grade mientras que la

84 Ávalon

www.revistadigitalavalon.es


Pero dos décadas antes de cualquiera de estos casos, un incidente involucrando un tren y un OVNI cobrarían fama mundial y pasaría a formar parte de la casuística OVNI de los años ’50. A las tres y veinte de la madrugada el 3 de octubre de 1958, el tren de carga 91, de cincuenta y cinco vagones, se desplazaba entre las ciudades de Monon e Indianápolis en el estado de Indiana (EUA). En la cabina del tren viajaban el maquinista Henry Eckman y sus dos ayudantes, Cecil Bridge y Morris Ott. A esas horas de la madrugada, el convoy había sonado su klaxon al llegar a un cruce nivelado conocido como Wasco – un punto en la oscuridad sin ningún pueblo cercano – cuando la tripulación percibió la presencia de cuatro luces en el cielo que pare-

cían moverse en formación de “V” abierta. El frenero Cecil Bridge informó a sus compañeros sobre el hecho, convirtiéndose en testigos del extraño fenómeno. Las luces cruzaron la vía a cierta distancia del tren, dejándose ver claramente como cuatro grandes luces blancas, y prosiguieron hacia el este, perdiéndose en la oscuridad. Pero regresaron de manera inesperada y súbita, sorprendiendo a los tres ferrocarrileros. Bridge decidió alertar al conductor del tren, que se encontraba en el furgón de cola, sobre lo que estaba pasando. Las cuatro esferas de luz sobrevolaron el tren en fila india, mostrando interés aparente por los vagones que formaban el convoy. Según el testimonio de Bridge, las cuatro luces

parecieron posarse sobre la vía después de sobrevolar el tren. “Nos dimos cuenta también,” dijo Bridge en su entrevista con el legendario periodista Frank Edwards, “que cambiaron de color. Eran de color blanco al encenderse

Ávalon 85


Trenes Fantasma pero al reducir su velocidad mudaron su color a un amarillo y luego a un color anaranjado sucio cuando se desplazaban muy lentamente.” Más interesante aún es el hecho de que Bridge y sus compañeros se valieron de sus grandes linternas para hacer señales a los objetos desconocidos. “Hicimos parpadear nuestras linternas y las sacudimos. Pensamos que eso haría que las luces se acercasen más, y de hecho lo hicieron, aunque no puedo asegurar que el acercamiento haya sido producto de nuestras señales.” El avistamiento tuvo una sorprendente duración de una hora y diez minutos hasta que el convoy llegó a las cercanías de Kirklin, pblacion al noroeste de Indianá-

polis. Las juguetonas luces siguieron al convoy de lejos antes de desaparecer completamente. El incidente de Monon y las descripciones claras y sin ambages de sus protagonistas llevaron a Richard Hall, investigador principal de la organización NICAP, a decir: “Las maniobras coordinadas en formación, la reacción a los haces de luz, y el seguimiento del tren de carga sugieren alguna clase de inteligencia por parte de las extrañas luces.” No hay duda de que misterio parece estar interesado en los trenes – no tanto los de pasajeros, como sería de esperar, sino los de carga. Tenemos historias de trenes perseguidos por OVNIS, trenes fantasma y trenes que se desvanecen en la nada. El escritor C.D.B

Bryan recoge una anécdota estremecedora de la investigadora Linda Moulton-Howe en la que un tren de carga con docenas de vagones repentinamente se elevó en los aires hasta desaparecer. Todas las crónicas de asuntos forteanos y “alta extrañza” incluyen el testimonio de un tal Dr. Humphries quien citaba la experiencia de un testigo que vio a un torbellino levantar una locomotora de la vía y depositarla intacta en otra vía, pero en sentido contrario.... Locomotoras del más allá Una vez terminada la red ferroviaria transcontinental a fines del siglo XIX, los Estados Unidos podían jactarse de tener uno de los sistemas ferroviarios más activos del mundo. Enormes trenes como


el Mikado tiraban un enorme número de carros de carbón para alimentar el apetito industrial de la incipiente superpotencia. Pittsburgh, en particular, necesitaba carbón para nutrir los altos hornos de sus colosales explotaciones siderúrgicas y de fabricación de vidrio. Un número de ferrocarriles entrecruzados rendía servicio a esta zona. La construcción de la red de carreteras interestatales, la decadencia del comercio ferrocarrilero y el advenimiento de la era posmoderna trajeron consigo el desuso y el consiguiente abandono de las ferrovías y los túneles que habían sido perforados a través del corazón de las montañas Apalaches. Uno de estos tramos recorría los túneles al sur de Pittsburgh, cerca de la población de Canonsburg. El tramo aún retiene una memoria fantasmal de sus días de gloria, como lo descubrirían por sí mismos dos jóvenes de Pennsylvania. Una noche, mientras que se encontraban conduciendo a lo largo de los caminos poco transitados que se desprenden de Donaldson Road, se encontraron con los rieles olvidados, ya herrumbrosos y cubiertos de maleza. Un par de túneles localizados rieles abajo llamó la atención de los jóvenes — particularmente el hecho de que uno de los túneles se encontraba obstruido por una reja que se hizo a un lado mientras que se acercaban, extendiéndoles lo que parecía ser una invitación.

Pero más pudo el miedo que la curiosidad: los jóvenes decidieron evitar la dudosa distinción de internarse en las tinieblas de la oquedad. Optaron por regresar al día siguiente, sólo para descubrir que la reja que cubría la entrada había desaparecido, al estilo de las películas de horror, y que el túnel se encontraba tapiado con ladrillos de gran antigüedad, a juzgar por su condición. Esto dejó a los jóvenes más desconcertados todavía. Sintiéndose incapaces de hacer caso omiso del gran atractivo del enigmático lugar, regresaron a los túneles durante una noche de luna llena en mayo de 1993. El plan que habían fraguado para explorar los túneles abandonados se vino abajo debido a la aparición repentina de una locomotora fantasmal, de color blanco perla y de consistencia casi sólida. Esto hizo que los testigos perdiesen su determinación y huyesen del lugar. Los jóvenes dieron el nombre de “Hell” (Infierno) a la extraña región de trasmonte que habían descubierto, y se dedicaron a aprender todo lo más posible sobre ella. Al principio, un cotejo rápido de la biblioteca pública resultó infructuoso, pero los jóvenes paulatinamente reconstruyeron el relato

de un tremendo accidente ferrocarrilero que había tomado lugar aquella zona durante los años ‘30. Más ominoso todavía resultó el descubrimiento de una crónica acerca de un descarrilamiento subsiguiente durante los años ‘60. Dicho siniestro produjo el choque con un tren que transportaba los cadáveres de veteranos de la Guerra de Vietnam. Los jóvenes descubrieron que “Hell” tenía una personalidad propia: permitía la entrada a algunos y no a otros, valiéndose de un auto Chevy Camaro de color amarillo chillón, o una camioneta del mismo color, que perseguía a los visitantes inoportunos hasta la carretera principal, desapareciendo entonces a través de un camino sin pavimentar justo después de haber ahuyentado a los intrusos. Antes de descartar el relato de los adolescentes como una acalorada combinación de películas de Freddy Kruger y novelas de Stephen King, debemos detenernos para reflexionar acerca del hecho que los actos violentos suelen dejar una impresión imborrable sobre las zonas en las que toman lugar. El fallecido psíquico inglés John Pendragon comentó sobre un evento que tomó lugar en Londres durante la Segunda Guerra Mundial. Un hombre que buscaba refugio en una mansión derruida durante un bombardeo se encontró con un “monstruo” — un ser con cuernos, con el aspecto de una cabra y lleno de maldad, sentado

Ávalon 87


Trenes Fantasma en las escaleras que conducían al piso superior de la casona. Según el testigo, la espeluznante criatura subió las escaleras corriendo y se internó en una de las alcobas, donde empezó a hacer ruido. Pendragon especuló que el infeliz refugiado había presenciado a un elemental, una criatura “propensa a frecuentar los lugares en dónde ha ocurrido una tragedia”. Investigaciones hechas a la postre revelaron que un criado se había suicidado en la mansión, ahorcándose desde un pasamanos, y que muchos alegaban haber visto, desde entonces, la aparición bestial sobre la escalera. Se descubrieron enigmáticas huellas de tres dedos cerca de la población de Mars, Pennsylvania, en febrero de 1975, en el lugar donde un túnel ferroviario se había desplomando. Este hecho añade cierto peso a la hipótesis sobre los eventos trágicos. Las llamadas “zonas muertas” han llamado la atención de los investigadores dedicados a desentrañar sus secretos. La existencia de tales sitios ha sido explicada en términos de “saturación psíquica”, concepto que supone que la materia es capaz de registrar impresiones de naturalezas distintas, al igual que una cinta magnetofónica en blanco. Cuando un evento produce un desprendimiento intenso de energía mental o espiritual de un individuo o de un grupo de personas, la materia circundante (en este caso los túneles, rieles, etc.) recogen y almacenan el desprendimiento, que será “reprodu-

88 Ávalon

cido” por una persona o personas capaces de hacerlo. Mientras que ninguno de los dos perceptores del extraño fenómeno que se suscita en “Hell” intentaron comprobar la solidez de la reja en la entrada del túnel o la solidez de la locomotora fantasma, el fenómeno ha entrado en la modalidad de “reproducción” cada vez los jóvenes han regresado al lugar. Puede invocarse una teoría alternativa, la del contagio psíquico, para explicar los sucesos en esta comunidad, localizada cerca de una carretera interestatal de importancia (la ruta 79) y a menos de 40 minutos de Pittsburgh. Los eventos que están tomando lugar en “Hell” son nada más que una alucinación sufrida por alguien en un momento específico —quizás durante el choque de los años ‘30 o el descarrilamiento de los años ‘60 — repitiéndose y expandiéndose hasta convertirse en una especie de disturbio mental localizado, infectando a los que se internan en la zona y transmitida por éstos a otros, alimentando así la existencia del fenómeno. Situaciones parecidas han sido tratadas por los más destacados parasicólogos estadounidenses y europeos, pero su complejidad conduce a optar por la posibilidad de un fenómeno fantasmagórico de buena fe. Debe señalarse con toda imparcialidad que han ocurrido otros accidentes ferroviarios en

Pennsylvania que no han legado crónicas fantasmales para generaciones futuras. En 1856, un tren lleno de niños de escuela dominical que iban de pasadía chocó contra un tren regular, dejando un saldo de 66 muertos. Alegadamente, el maquinista quedó tan traumatizado por el evento que se suicidó al regresar a su hogar. La región que incluye a Canonsburg, Pennsylvania, está incluida en términos generales dentro de la zona conocida como Laurel Highlands, que goza de fama por sus numerosos avistamientos de OVNIS y encuentros con seres peludos (“Bigfoot”). Existen otros misterios en la región que complementan el relato de los adolescentes de forma extraña. Durante la conclusión del trabajo en los rieles que van desde la montaña Pennview, dos equipos de obreros ferroviarios, precipitados por el caluroso clima de verano o por ofensas reales o imaginarias, tuvieron una

www.revistadigitalavalon.es


carrilamiento de un tren de pasajeros desde un puente elevado hacia las aguas de un riachuelo bajo el puente. La oscuridad quedó desgarrada por explosiones, fuego y gritos. Para confundir la situación aún más, Pat descubrió que a su lado estaba un hombre delgado, vestido de uniforme, que le preguntó la hora. Parecía no sentir preocupación alguna por el terrible panorama que se desenvolvía ante ellos.

No hay duda de que el misterio parece estar interesado en los trenes...

reyerta en la cual se utilizaron los tirafondos de los rieles como armas. Dos hombres resultaron muertos durante el encuentro, y se les dio sepultura a ambos en el mismo lugar. De acuerdo con los vecinos, todavía pueden escucharse los gritos enojados durante ciertas noches. La autora Nancy Roberts, en su libro Illustrated Guide to Ghosts (“Guía Ilustrada de Fantasmas”), incluye una situación parecida a los avistamientos de Canonsburg: Pat Hayes y su esposo Larry estaban conduciendo a través de Carolina del Norte en horas de la madrugada cuando su auto sufrió una avería. Mientras que Larry fue a buscar ayuda, Pat pudo escuchar el sonido chirriante de metal en la oscuridad. Decidió bajarse del vehículo para ver lo que había pasado. No tardó en presenciar el des-

Larry se encontró al regresar que Pat estaba aturdida y convencida de que un accidente terrible había sucedido en el bosque. Al día siguiente, visitaron la estación ferroviaria local para preguntar sobre el suceso. Se les informó que no se había producido descarrilamiento alguno la noche anterior — aunque sí había ocurrido uno esa misma noche hacía ya 50 años: el 27 de agosto de 1891, un tren había salido de Sallsbury hacia Ashboro, Carolina del Norte, y había llegado al puente de Bostian a las 3 de la madrugada, descarrilándose y cayendo 28 metros hacia las oscuras aguas del riachuelo. El jefe de la estación pudo enseñarle a la confundida Sra.Hayes un recorte de prensa tomado del periódico Charlotte Chronicle, recordando la fatídica noche: “Arrojados a sus muertes. Mueren 30. Muchos Heridos. A las tres de la madrugada, el puente cerca de Statesville es el lugar del descarri-

lamiento”. El jefe de equipajes, H.K. Linster, figuraba entre los muertos. Sus señas correspondían exactamente con las del hombre uniformado que le había dirigido la palabra en el bosque. Más dramáticos resultan los relatos sobre el “recorredor de vía decapitado” quien desempeña sus deberes cada noche hasta el día de hoy. Según una variante del relato, un recorredor de vía se encontraba de regreso a Derry, Pennsylvania luego de haber revisado ciertos tramos de la ferrovía en las cercanías de Burd’s Crossing cuando fue decapitado por un tren que iba en dirección oeste. El hecho es que se descubrió el cadáver decapitado del hombre al día siguiente. Desde entonces, aquellos que han optado por tomar un atajo a través de los rieles se han encontrado con un hombre sin cabeza que porta una linterna. Si bien es cierto que no debemos permitir que el encanto del folklore, no importa cuán pintoresco, nos distraiga de las verdades que yacen en el fondo del asunto, lugares como “Hell” existen no sólo en los EE.UU. sino en todo el mundo, y muchos de ellos envuelven ferrocarriles.

Ávalon 89


Trenes Fantasma

El tren fantasma ruso Hay casos de trenes paranormales que rayan en la ciencia-ficción, y el extrañísimo caso del poyed-prizrak (“tren fantasma”) de la república rusa es ciertamente uno de ellos. Durante la época imperial, las estepas y desiertos de la Madre Rusia se vieron cruzadas por vías férreas diseñadas para consolidar el control del zar sobre aquellas lejanas tierras. Fue así que surgieron líneas de ferrocarril cuyo eco se conserva en nuestros tiempos: el Transcaucásico entre Batumi en el Mar Negro y Bakú en el Caspio; el Transcáspico, que conectaba las viejas y míticas urbes de centroasia – Merv, Samarcanda, Bujará y Tashkent – con una recta de acero; el Transarálico, para conectar a Tashkent con Samara a las orillas del Volga; el Transmanchuriano, para unir la lejana Vladivostok con el resto del mundo, y por supuesto, el form-

90 Ávalon

diable Transiberiano, en uso hasta nuestros días. El investigador ruso Boris Tarakanov –según nos lo cuenta el cronista rusoamericano Paul Stonehill – se dedicó durante años a investigar un tren fantasma sumamente extraño: un tren de pasajeros con tres vagones, fletado para un viaje de excursión en la actual Ucranía. Uno de los pasajeros – un italiano que transportaba consigo el cráneo del fallecido autor ruso Nikolai Gogol – tuvo la extraña sensasión de que algo le instaba a saltar del tren antes de que se internase en un largo túnel. Jugándose la vida, el joven decidió saltar del tren justo cuando una nube blanquecina y viscosa comenzaba a rodearlo a la entrada del túnel. Según Tarakanov, otro pasajero habría sentido la misma premura que el turista italiano y también saltó antes de que el tren y sus pasajeros se volatilizaran

para nunca jamás ser vistos, como si el caballo de acero y sus vagones nunca hubiesen existido. Había nacido la leyenda del poyed-prizrak – el tren de una locomotora y tres vagones con las ventanillas cerradas, puertas abiertas, y la cúpula del maquinista totalmente vacía, que se materializa una y otra vez en ciertos puntos y cruces del oeste de Rusia. Curiosamente, Tarakanov siguió la pista de “El italiano errante” y se puso en contacto con unos colegas italianos. Estos le informaron que el tren había desaparecido en 1911 y que pertenecía a la línea Sanetti. Pero el dato más alucinante aguardaba al ruso al otro lado de los mares: los archivos de un prestigioso médico mexicano de la década de 1840 hacían mención del extraño caso de cien italianos que habían sido internados en un manicomio de la época por afirmar que habían

www.revistadigitalavalon.es


llegado a tierras mexicanas en tren. ¿Se trataba acaso de los pasajeros del tren de 1911, transportados al pasado y allende el mar por un fenómeno dimensional desconocido? El poyed-prizrak volvió a aparecer en 1991, según lo confirmado por el rotativo Pravda Ukrainy. El 25 de septiembre de ese año, Yelena Chebrets, la encargada de vigilar el paso nivelado, informó que el tren fantasma había hecho acto de presencia en dicho sitio pero que un fenómeno aún más extraño había tomado lugar: el científico V.P. Leschaity de la comisión de investigación de fenómenos anómalos de la Ucranía había se había personado con varios otros para presenciar el evento, y que un impulso le llevó a correr y saltar sobre el último vagón que pasaba, despareciendo junto con el tren.

Stonehill nos cuenta que los avistamientos de este extrañísimo fenomeno se siguen dando en la actualidad. En 2002, Vyacheslav Fomenko, un operario de televisión vecino de la población ucraniana de Zaporozhye, regresaba de pesca un sábado por la mañana cuando llegó a la estación de ferrocarril de Plavni. A unos cincuenta metros de la estación pudo ver como un tren aparecía de la nada – un antiguo tren de pasajeros con seis o siete vagones. Pero su azoro fue mayor aún al escuchar la bocina de un tren de carga que se aproximaba en el sentido opuesto y sobre la misma vía. La antigualla fantasma volvió a desaparecer lentamente antes de producirse el choque que temía Fomenko, quien no tardó en hacer a sus amigos partícipes de la extraña narración. Estos no dudaron en mofarse del operario, quien afirma haber estado sobrio y que

no tiene fama de bromista. ¿Cuál será la causa de estos ferrocarriles evanescentes que se manifiestan en las vías de la antigua Unión Soviética? Stonehill cita la respuesta ofrecida por el matemático Iván Patsey, quien nos ofrece la teoría de que las vías férreas de Eurasia representan la estructura planetaria más grande creada por seres humanos, y que la gigantesca red férrea parece ejercer alguna clase de influencia sobre el tiempo y el espacio. Patsey señala que cualquier transformación del espacio puede producir anomalías temporales y que el tiempo y el espacio están íntimamente vinculados gracias al electromagnetismo. Puesto que un tren se desplaza a lo largo de coordenadas espaciales fijas (vías), sólo puede aparecer en dónde hayan existido rieles en el pasado...o los que existan en el futuro.

Ávalon 91


La Biblioteca de Alexandría Una sección de Jose Manuel García Bautista correo@garciabautista.net

Zecharia Sitchin El pasado 9 de Octubre fallecía uno de los mejores investigadores de astroarqueología, su nombre era Zecharia Sitchin y dejó para la posteridad obras que difícilmente, por su calidad, podrán ser superadas. Sitchin nació un 11 de Julio 1920, fue un autor de libros que promovían la teoría del astronauta antiguo, el supuesto origen extraterrestre de la humanidad, la cual atribuye la creación de la cultura sumeria a los Anunnaki (o Nefilim) que proceden del planeta llamado Nibiru en el sistema solar. En sus libros afirma que la Mitología sumeria refleja este punto de vista; contrariamente sus especulaciones han sido descartadas por bastantes científicos, historiadores y arqueólogos, que están en desacuerdo tanto en su traducción de textos antiguos como en su comprensión de la física. Zacharias Sitchin fue educado en Palestina y licenciado en Historia Económica por la London School of Economics and Political Science, conocía en profundidad el hebreo clásico y el moderno,

92 Ávalon

www.revistadigitalavalon.es


y leía el sumerio así como otros idiomas antiguos de oriente. Tradució y reinterpretó antiguas tablillas e inscripciones de los pueblos donde surgieron las primeras civilizaciones. Vivía en Nueva York, donde participaba en programas de televisión y radio. Actualmente sus libros han sido traducidos a 26 lenguas. A partir de su interpretación de poemas sumerios y acadios, de inscripciones hititas y de tablillas sumerias, acadias, babilónias y cananeas, además de los jeroglíficos egipcios, mezclándolo y relacionándolo todo con los libros del Antiguo Testamento, el Libro de los Jubileos y otras fuentes, llegó a conclusiones que en su opinión, le permitían abordar la historia de la humanidad y del planeta Tierra desde una óptica absolutamente distinta a la establecida oficialmente. Traducciones del sumerio Sitchin tradujo miles de tablillas de arcilla que se encuentran en distintos museos del mundo y en ellas se encuentra escrita la historia según los Sumerios (primera civilización conocida de la historia). En esas traducciones se habla de la creación humana, según la cual seres extraterrestres serían los responsables del inicio y la evolución de la especie humana (mediante intervención con ingeniería genética). Estas traducciones hacen que la comunidad científica choque

frontalmente con lo que Sitchin y otros han investigado por su cuenta, al considerar las traducciones incorrectas. Es el autor de las «Crónicas de la Tierra», una serie de 13 libros en los que expone el resultado de sus investigaciones: «El 12º planeta» fue el primero de ellos. Sus traducciones e interpretaciones han provocado muy diversas reacciones. Según su traducción, existe en el Sistema Solar un planeta llamado Nibiru que se acerca cada 3600 años, provocando cambios positivos o catástrofes en nuestro Sistema Solar. Una vez traducida una parte de las tablillas sumerias asegura que se referían a una raza alienígena, que habían creado a los humanos para que trabajaran como esclavos en sus minas de África (y en otros muchos lugares de la tierra). A esta raza se le llama Anunnaki o Abbennakki, y según su traducción, los de “cabeza negra” de Sumeria fueron creados por esos seres, al mezclar las esencias de vida del hombre y las bestias, dibujando a una criatura parecida al mono como la bestia. La gente de “cabeza oscura” fue considerada como esclavos en la jerarquía sumeria. Las tablillas sumerias se refieren a la gente de cabeza oscura, que fueron creados en una región geográfica llamada ‘AB.ZU.’, la cual dice que corresponde a África del oeste.

Ávalon 93


La Biblioteca de Alexandría Zecharia Sitchin Habla de que la realeza era una combinación de “Dragones” y humanos, o que eran descendientes directos del dios solar, Shamhash. Los Anunnaki son 23 dioses del panteón sumerio, incluyendo a Enlil (señor de los vientos) y Enki (señor de la tierra). A estos dioses solares se les llamaba ‘Sir’, o Dragones, en Babilonio. Así mismo, la palabra, ‘Sir’, aparentemente significa ‘gran serpiente’ que es relativa en Sánscrito con la palabra ‘Sarpa’, que también describe a los “dioses dragones”, quienes crearon y regían a la cultura drávida. Según Sitchin, los annunaki probablemente aún existan en otro plano de existencia, y aún pueden influir en la humanidad. Se especula que esa raza podían ser anfibios, reptiles o semi reptiles es decir reptiles humanoides, según las descripciones antiguas. Anton Parks ha desarrollado una teoría semejante.

94 Ávalon

www.revistadigitalavalon.es


“EL 12º PLANETA” Tejiendo el relato de los orígenes de la humanidad a través de la arqueología, la mitología y los textos antiguos, Zecharia Sitchin nos ofrece en este libro pruebas de la implicación extraterrestre en la historia de nuestro planeta. Concentrándose principalmente en la antigua Sumeria, nos propone, con absoluta precisión, una historia completa del sistema solar tal como la contarían los visitantes de otro planeta cuya órbita se acercara a la de la Tierra cada 3.600 años. El Duodécimo Planeta es un libro de referencia crucial sobre el tema de los antiguos astronautas –cómo llegaron aquí, cuándo lo hicieron y cómo influyeron en la humanidad con su tecnología y su cultura durante cientos de miles de años. “Excitante... creíble... de lo más provocativo y convincente. El Duodécimo Planeta ofrece pruebas documentales para una teoría nueva y radical que, dando respuesta a cuestiones ciertamente antiquísimas, no hace más que agrandar las ondas del estanque. (Tal como dice el autor, “Si los nefilim... crearon al Hombre en la Tierra, ¿quién creó a los nefilim?”)

“VIAJES AL PASADO MITICO” En Viajes al pasado mítico, el famoso investigador de la antigüedad Zecharia Sitchin revela, por vez primera, la existencia de una cámara secreta en la Gran Pirámide de Egipto, y relata su propia historia de infatigable dedicación a la búsqueda de la verdad que casi le cuesta la vida (por accidente, o no), cuando intentaba desvelar los secretos de las pirámides de Giza y de la Esfinge. Exhibiendo objetos ocultos que llegan a contradecir las teorías establecidas, los relatos de primera mano de Sitchin acerca de sus exploraciones llevan al lector hasta los mecanismos de funcionamiento interno del Vaticano, al enigma de un ordenador futurista de hace milenios y a la obra secreta de un Arquitecto Divino en Stonehenge, en Malta y en varios lugares de América. Al examinar escrupulosamente las fuentes antiguas, Sitchin encuentra asombrosas evidencias que enlazan las Líneas de Nazca con la partida de la Tierra por parte de los anunnaki, los dioses sumerios de la antigüedad que, según él afirma, prometieron volver.

Ávalon 95


La Biblioteca de Alexandría Zecharia Sitchin

“EL FINAL DE LOS TIEMPOS” ¿La ciudad de Troya fue un lugar real donde algunos héroes combatieron y murieron, o un ruedo donde unos dioses vengativos utilizaron a los hombres como peones? ¿Hubo una Atlántida, o no fue más que un mito alegórico? ¿Estuvo vinculado el Nuevo Mundo con las civilizaciones del Mundo Antiguo milenios antes de Colón? Con una visita a las ruinas de Troya, Zecharia Sitchin y el lector de este libro comienzan su viaje hacia lugares míticos y legendarios, explorando las evidencias ocultas del verdadero pasado de la humanidad y, por ende, de su futuro. Éste es el décimo best seller de Zecharia Sitchin. Los libros anteriores, bajo el título genérico de «Crónicas de la Tierra», los escribió desde la óptica del informador que observa las hazañas y las historias de otros, sean dioses u hombres. Pero, en este libro, comparte con el lector su propio relato de búsquedas e investigaciones, alcanzando nuevos territorios para observar las cosas por sí mismo, verificar datos y comprobar la viabilidad de antiguas rutas comerciales o vías aéreas. Yendo desde los templos mayas de México hasta objetos ocultos en Estambul, Turquía; desde los túneles bíblicos hasta los misterios del Monte Sinaí, desde la morada de una diosa sumeria hasta las islas griegas, Sitchin desenmascara falacias largo tiempo arraigadas, descubre el destino de objetos provocadores y revela conexiones entre la antigüedad y las modernas instalaciones espaciales, como

96 Ávalon

www.revistadigitalavalon.es


“LOS REINOS PERDIDOS” Cuando los conquistadores españoles llegaron al Nuevo Mundo a la búsqueda de El Dorado, cuál sería su sorpresa cuando se encontraron con edificaciones de piedra de dimensiones verdaderamente descomunales situadas, además, en regiones inhóspitas e inaccesibles. Levantar aquellos gigantescos monumentos debió de requerir, sin lugar a dudas, unos conocimientos técnicos y una maquinaria de los que en aquel entonces carecían las culturas indígenas de aquella parte. En Los Reinos Perdidos, Zecharia Sitchin se vale de pruebas arqueológicas, mitológicas y documentales para revelarnos los lazos existentes entre las antiguas culturas del Próximo Oriente y las civilizaciones prehistóricas americanas. Dichos lazos son los que nos desvelan los misterios de las pirámides y las ciudades de los dioses en México, la astronomía y el calendario de los mayas y la presencia de las más antiguas metrópolis de América a orillas del lago Titicaca. El autor presenta, además, respuestas convincentes como claros indicios de la intervención de los dioses procedentes de un planeta moribundo que convirtieron la Tierra en su hogar.

“HUBO GIGANTES EN LA TIERRA” Según la Biblia, en los días previos al Gran Diluvio y también a partir de entonces, «había gigantes en la tierra», que se casaron con la descendencia de Adán, dando luz a los «héroes de renombre». En su nuevo libro, Sitchin explora las fuentes de ese pasaje bíblico y revela su coincidencia con otras tradiciones. Afirma que las pruebas físicas decisivas sobre la presencia de extraterrestres en la tierra están enterradas en una tumba antigua. De hecho, se trata de una oportunidad científica sin precedentes para localizar el «eslabón perdido» en la evolución de la humanidad, a la vez de ofrecer la llave para descubrir los secretos de las enfermedades, la longevidad e incluso el misterio último de la vida y la muerte.

Ávalon 97


La Biblioteca de Alexandría Zecharia Sitchin “LAGUERRA DE LOS HOMBRES Y LOS DIOSES” En este tercer título de la serie Crónicas de la Tierra, Sitchin aporta sorprendentes pruebas que demuestran que los Dioses que habitaron la Tierra hace ya miles de años, realmente existieron; que procedían de Niburu, y que batallaron para su supremacía. Basándose en un minucioso estudio de las fuentes antiguas (tablillas de arcilla, mitología hindú, Antiguo Testamento...) Sitchin demuestra sus teorías sobre el nacimiento de la Humanidad. Asimismo, este libro desvela el uso antiquísimo de tecnología moderna, como demuestran las fotografías de la Tierra tomadas por la NASA: Sitchin ha demostrado que hace 4.000 años se produjo una enorme explosión nuclear en la Península del Sinaí, lo que sería un indicio de remotísimas batallas entre los dioses primigenios. Acontecimientos como el Diluvio Universal, la Guerra de Troya, la destrucción de Sodoma y Gomorra, y otros muchos acontecimientos apocalípticos de la Humanidad se explican en esta revelación única de antiquísimos misterios. «Sacerdotes, poetas y científicos tratan de explicar la Creación del Hombre desde hace miles de años... Ahora, un reconocido erudito presenta la más asombrosa de las teorías.» UPI Hace 4.000 años se produjo la primera explosión nuclear en Oriente Próximo y su enorme rastro todavía puede oírse en la actualidad en la Península del Sinaí.

Bibliografía: En castellano: Hubo gigantes en la Tierra, Ediciones Obelico. Encuentro divinos, Ediciones Obelico. El Génesis revidado, Ediciones Obelico. El código cósmico, Ediciones Obelico. Las expediciones de crónicas de la Tierra, Ediciones Obelico. La escalera al cielo, Ediciones Obelico. El duodécimo planeta, Ediciones Obelico. Viajes al pasado místico, Ediciones Obelico.

98 Ávalon

www.revistadigitalavalon.es


“EL GENESIS REVISADO” El viaje espacial… la ingeniería genética… la ciencia informática… Asombrosos logros, tan novedosos como el mañana. Sin embargo, recientes y sorprendentes evidencias demuestran que estos avances tan modernos ya eran conocidos por nuestros antepasados hace mucho, mucho tiempo… ¡tanto como 3.000 años antes del nacimiento de Cristo! En este interesante volumen, que acompaña la serie de Crónicas de la Tierra (traducida a 14 idiomas), el autor, Zecharia Sitchin, reexamina las enseñanzas de los antiguos a la luz de los últimos descubrimientos científicos de la humanidad, y desvela hechos impresionantes, nunca antes desvelados, que ponen en tela de juicio las ideas convencionales tanto tiempo sostenidas acerca de nuestro planeta y de nuestra especie. Las apasionantes teorías de Zecharia Sitchin se apoyan en investigaciones basadas en fuentes sumerias, babilónicas, mitología del Cercano Oriente, de la arqueología y de la Biblia, así como de los nuevos descubrimientos en astronomía, geología, lingüística, bioingeniería y tecnología espacial. Según la interpretación de Sitchin de las tablillas de arcilla sumerias, los Anunnaki, una raza avanzada de extraterrestres, se originaron en nuestro sistema solar externo, en un planeta aún sin descubrir.

Originales: The 12th Planet (Earth Chronicles, No. 1), New York: Harper, 1976 The Stairway to Heaven (Earth Chronicles, No. 2), 1980, Avon Books (Bear & Company, 1992; Harper, 2007) The Wars of Gods and Men (Earth Chronicles, No. 3), 1985, Avon Books (Bear & Company, 1992) The Lost Realms (Earth Chronicles, No. 4), 1990, Genesis Revisited: Is Modern Science Catching Up With Ancient Knowledge?, 1991, When Time Began (Earth Chronicles, No. 5), 1993, Divine Encounters: A Guide to Visions, Angels and Other Emissaries, 1995, The Cosmic Code (Earth Chronicles, No. 6), 1998. The Lost Book of Enki: Memoirs and Prophecies of an Extraterrestrial god, Bear & Company, 2002 The Earth Chronicles Expeditions: Journeys to the Mythical Past, Bear & Company, 2004 The End of Days: Armageddon and Prophecies of the Return]] (Earth Chronicles, No 7), William Morrow, 2007

DVD Are We Alone in the Universe? (basada en Genesis Revisited), un documental, 1978 (2003 DVD release)

Ávalon 99



Revista digital Ávalon – Año II nº 13