Issuu on Google+

1 TD35:Maquetación 1 04/05/11 17:21 Página 1

nº 35 mayo de 2011

Revista oficial de la plaza de toros de Las Ventas

MANILI: “El torero que tiene afición no se aburre nunca” VICENTE DEL BOSQUE: “Para buscar el éxito hay que mejorar las relaciones” CÉSAR RINCÓN: 20 años de un flechazo CUADRI: fidelidad a una línea TOROS Y CULTURA EN LAS VENTAS FERIA DE LA COMUNIDAD


Proyecto1:Maquetaci贸n 1 03/05/11 21:24 P谩gina 1


3 TD35:Maquetación 1 04/05/11 21:18 Página 3

SUMARIO nº 35 • mayo de 2011

6

nº 35 mayo de 2011

Revista oficial de la plaza de toros de Las Ventas

MANILI: “El torero que tiene afición no se aburre nunca” VICENTE DEL BOSQUE: “Para buscar el éxito hay que mejorar las relaciones” CÉSAR RINCÓN: 20 años de un flechazo CUADRI: fidelidad a una línea TOROS Y CULTURA EN LAS VENTAS

14

FERIA DE LA COMUNIDAD

Ilustración de Portada: De Ladrillo y Flores. Obra de Pablo Pámpano, ganadora del Concurso de Carteles Taurodelta 2011. Edita: Taurodelta S.A. - C.I.F. A20620456

18

Dirección: José María Baviano, b+c Comunicación. byc@byc1.com Coordinación y edición: b+c Comunicación. byc@byc1.com Redacción: José Ignacio de la Serna, Juan Pelegrín y Javier Bajo. prensa@taurodelta.es. Tfno: 91.356.22.00. Ext. 241 y 224. Fax: 91.361.43.43.

22

4 6 10

Noticias Taurodelta

14

Reportaje: Toros y Cultura en Las Ventas

18

Entrevista con: Manili

22

Clásicos ganaderos en Las Ventas: Cuadri, fidelidad a una línea

26

Entrevista con: Vicente del Bosque

30

Tauromaquia: Derechazo de César Rincón

Temporada Taurina Reportaje: César Rincón, 20 años de un flechazo

26

Colaboradores en este número: Laura Tenorio, Joaquín López del Ramo, David Plaza, Juan Miguel Sánchez Vigil, Manuel Durán y alumnos del I Curso de Periodismo Taurino de ABC y la Mesa del Toro. Diseño, Producción e Impresión: Imprimex® c/ Urano, 13. 28936 Móstoles. MADRID. Tel.: 91 685 28 65 www.imprimex.es Maquetación: Javier Jiménez de Molina. Publicidad: Taurodelta, S.A.

Plaza de Las Ventas

Visítenos en la web: www.las-ventas.com

Depósito legal: M-10844-2007 Puede acceder a los contenidos de todos los números de la revista en www.las-ventas.com Información sobre actualidad y actividades en la Plaza de Las Ventas: 902 1931 66

3


4-5 TD35:Maquetación 1 05/05/11 22:37 Página 4

NOTICIAS Redacción: Javier Bajo • Fotografía: Muriel Feiner

Francisco Javier Fernández y Soto presentó la baraja taurina Toranzo en Madrid

Gregorio Sánchez, homenajeado por la Escuela Taurina de Madrid La Escuela Taurina de Madrid homenajeó el pasado 29 de abril, a su director artístico, el matador de toros Gregorio Sánchez, con motivo de su jubilación. El acto tuvo lugar en la sala Antonio Bienvenida de la plaza de toros de Las Ventas.

El domingo 17 de abril se inauguró en el Aula Bienvenida de la Plaza de Las Ventas de Madrid una singular exposición de barajas taurinas, obras del gran artista valenciano, Carlos Ruano Llopis. La presentación corrió a cargo de Carlos Abella, el director del Centro de Asuntos Taurinos de la CAM y el editor mexicano Francisco Fernández de Soto. Francisco Javier Fernández y Carlos Abella.

La exposición incluye las dos barajas completas diseñadas por uno de los mejores cartelistas taurinos de todos los tiempos: la Baraja Española, compuesta de 40 naipes, y la Americana o de Póquer, de 52. Carlos Ruano Llopis nació en Orba (Valencia) el 10 de abril de 1878 y murió en México el 2 de septiembre de 1950. Ruano trabajó en exclusiva hasta 1934 para la popular imprenta, Litografía Ortega, y se dice que el gran Joselito El Gallo exclamó al ver una de sus obras: “El que ha pintado esto, sabe torear, aunque no lo haya hecho nunca”. El conocido editor taurino Francisco Javier Fernández y Soto había estado anteriormente en el Aula Bienvenida de Las Ventas para presentar en España el magnífico libro Trazos de Vida y Muerte, sobre el gran pintor Antonio Navarrete, discípulo de Ruano Llopis, en 2005. También presentó otra publicación suya, la importante obra: Silverio Pérez, Diamante del Redondel,en 2007. La exposición estará abierta al público en el siguiente horario: de 10:00 a las 14:00 hrs. y de 17:00 a 19:00 hrs. Se puede disfrutar durante estos días de la esmerada presentación de las dos barajas al

4

Presentó el acto el Director Gerente del Centro de Asuntos Taurinos de la Comunidad de Madrid, Carlos Abella, quien dedicó emotivas y cariñosas palabras al Maestro.

completo, en tamaño espectacular gracias al empleo de una modernísima técnica laser, y, si los aficionados lo desean, pueden adquirir dichas barajas al precio especial de 15 euros cada una.

Al homenaje acudieron multitud de personalidades del mundo del toro, la política y otros representantes de la Escuela Taurina de Madrid.

Clases prácticas y tentaderos en la Escuela Taurina de Madrid

Renovado el cien por cien del abono de San Isidro

La Escuela Taurina de Madrid celebró una clase práctica el pasado 17 de abril, en Villamanrique de Tajo, con añojos de El Estoque, en la que alternaron Víctor Tallón, Jonathan Laserna, Jorge Iglesias, Daniel Menés, César Valencia y Fernando Giménez Ordóñez, que se proclamó triunfador del festejo al cortar las dos orejas.

La renovación de abonos de San Isidro y de adquisición de abonos sobrantes se cerró con la venta del cien por cien de los abonos disponibles.

Unos días antes, el 12 de abril se realizó una tienta de vacas en la plaza de la Venta del Batán, con ganado de Hermanos Quintas, con la participación de todos los alumnos de la Escuela.

Prácticamente la mitad de los abonados de Las Ventas (el 49%) adquirieron también el abono completo de la Feria de Aniversario.

Por otra parte, durante el mes de abril, la Escuela realizó una serie de tentaderos donados por la empresa Taurodelta en ganaderías tan prestigiosas como las de Montealto, Núñez del Cuvillo, Puerto San Lorenzo y San Martín.

Durante el plazo de renovación sobraron 391 abonos que fueron vendidos en su totalidad.

La Plaza de Las Ventas, con un aforo total de 23.727 localidades, cuenta con un total de 19.721 abonados, de los cuales 2.325 son abonos reservados para personas mayores de 65 años y jóvenes. Estos últimos se agotaron durante su proceso de renovación.


4-5 TD35:Maquetación 1 05/05/11 22:37 Página 5

Clausurada la décima edición del Curso de Periodismo Taurino de la Fundación Joselito El pasado 27 de abril se clausuró la décima edición del Curso de periodismo taurino que se imparte en la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid. En esta ocasión fueron treinta el número de alumnos matriculados. El curso se desarrollo entre los meses de noviembre y abril. Durante este tiempo los alumnos asistieron a clases teóricas y prácticas impartidas por periodistas, ganaderos, veterinarios y toreros de relevancia. También tuvieron la oportunidad de conocer el toro en el campo a través de la visitas a las fincas de Victorino Martín, Victoriano del Río y Francisco Medina. La entrega de diplomas contó con la presencia del director académico, Alejandro Pizarroso; el director técnico, Miguel Ángel Moncholi; el director gerente del Centro de Asuntos Taurinos de la CAM, Carlos Abella, y el presidente de la Fundación Joselito, Julio Pacheco, además del matador de toros José Miguel Arroyo Joselito.

Noelia Jiménez presentó su primer libro Tinta y Oro en Las Ventas El pasado martes, 26 de abril, la periodista Noelia Jiménez presentó su libro Tinta y Oro, en el que recoge una serie de entrevistas a figuras del toreo en las que muestra su lado más íntimo y personal.

Al acto acudieron, además de la autora, la escritora Carmen Rigalt, el periodista Israel Cuchillo y el Director Gerente del Centro de Asuntos Taurinos de la Comunidad de Madrid, Carlos Abella, entre otros. También estuvieron presentes algunos de los matadores de toros que aparecen en el libro como César Rincón, Juan Mora, El Fundi, Gómez Escorial, Uceda Leal y Miguel Abellán.


6-9 TD35:Maquetación 1 05/05/11 22:41 Página 6

TEMPORADA 2011

Fotos: Juan Pelegrín

Reseña del 10 de abril

Temporada 2011

Vuelta al ruedo para Angelino de Arriaga FRANCISCO PAJARES: Saludos con un aviso y silencio. ANGELINO DE ARRIAGA: Vuelta al ruedo con un aviso y silencio. JAVIER JIMÉNEZ: Silencio con un aviso y silencio con dos avisos. SE LIDIARON CUATRO NOVILLOS DE SIERRA BORJA Y DOS DE ANA MUÑOZ (1º Y 6º). 1º Nº 4, Canutito, castaño oscuro chorreado, 490, 4/08 • División 2º Nº 1, Peluquero, negro, 451, 5/07 • Palmas 3º Nº 27, Endiosado, negro, 455, 5/07 • Silencio 4º Nº 6, Melonero, negro listón, 496, 5/07 • Silencio 5º Nº 17, Distraído, castaño, 458, 5/07 • Palmas de salida. Pitos 6º Nº 6, Saleroso, negro, 452, 4/08 • Silencio

Reseña del 17 de abril

Angelino de Arriaga destacó en la cuarta novillada de la temporada de Las Ventas. El mexicano cuajó una faena de mucho mérito ante su primero en la que brilló especialmente en el toreo al natural. Dio una vuelta al ruedo. Pajares saludó tras el arrastre del primero y anduvo toda la tarde con mucha voluntad y firmeza. Javier Jiménez a pesar de la ilusión de la presentación en Las Ventas no pudo sacar partido de su lote.

Domingo de Ramos

Interesante tarde de Serafín Marín, que da una vuelta al ruedo VÍCTOR PUERTO: Silencio con dos avisos y silencio con un aviso. SERAFÍN MARÍN: Saludos y vuelta al ruedo. JAVIER CORTÉS: Silencio y silencio con un aviso. SE LIDIARON CINCO TOROS DE MARI CARMEN CAMACHO (UNO MÁS MAURICIO SOLER ESCOBAR (5º). UN SOBRERO DE CANAS VIGOROUX DEVUELTO. 1º Nº 72, Almonteño, 590, negro listón chorreado, 12/06 • Silencio 2º Nº 17, Chuleta, castaño, 522, 3/07 • División 3º Nº 77, Bisoñero, castaño, 528, 1/07 • Pitos 4º Nº 13, Floraciones, negro bragado, 585, 10/06 • Pitos 5º Nº 16, Mendruguito, negro, 682, 11/05 • Silencio 6º Nº 13, Burlón, negro listón bragado, 532, 6/06 • Silencio

DEVUELTO) Y UN SOBRERO DE

Serafín Marín cuajó una tarde muy completa al solventar con éxito las dificultades que le presentaron los dos toros de su lote. A su primero, noble aunque con poco gas, consiguió encelarlo y sacarle una faena que remató con un magnífico espadazo. Con el quinto, un manso bronco de Soler Escobar, se fajó con oficio y firmeza. Dio una vuelta al ruedo a su muerte. Víctor Puerto destacó en el saludo al toro que abrió la corrida y en un quite por chicuelinas. Pasó un mal rato con la espada. Javier Cortés apenas tuvo opciones ante dos enemigos que marcaron el signo de la corrida con su poco fondo en el último tercio.

Serafín Marín devolvió la esperanza a la afición de Madrid.

Excelente derechazo del torero catalán.

Reseña del 24 de abril

Domingo de Resurrección

Sólo algunos detalles de Curro Díaz CURRO DÍAZ: Silencio y silencio. LEANDRO: Silencio y silencio con un aviso. MORENITO DE ARANDA: Silencio con un aviso en cada uno de sus toros. SE LIDIARON SEIS TOROS DE LOS RECITALES. 1º 2º 3º 4º 5º 6º

6

Nº 82, Dulzarrón, negro, 550, 12/06 • Pitos Nº 36, Primitivo, negro listón, 576, 11/06 • Pitos Nº 57, Navarrico, negro, 570, 11/06 • Pitos Nº 87, Azuquito, negro bragado meano, 559, 11/06 • Silencio Nº 10, Adorado, negro mulato listón, 565, 12/05 • Palmas Nº 18, Observador, negro listón, 543, 2/06 • Silencio

El viento y el poco juego del ganado se aliaron para echar por tierra la tarde del Domingo de Resurrección. Sólo algunos detalles de Curro Díaz se salieron de la monotonía del festejo. Saludó con gusto a su primero con el que hizo una buena faena de muleta mientras aguantó el toro. Estuvo a punto de ser cogido al entrar a matar. Ni Leandro ni Morenito de Aranda tuvieron lotes propicios. Se guardó un minuto de silencio en memoria de Juan Pedro Domecq.


6-9 TD35:Maquetación 1 05/05/11 22:42 Página 7

RESEÑAS

Reseña del 30 de abril

Feria de la Comunidad

Orejas para Escribano y el debutante López Simón CRISTIÁN ESCRIBANO: Silencio con un aviso y una oreja. ADRIÁN DE TORRES: Palmas con un aviso y saludos. LÓPEZ SIMÓN: Una oreja con un aviso y saludos con un aviso. SE LIDIARON 6 NOVILLOS DE ANTONIO PALLA. 1º 2º 3º 4º 5º 6º

Nº 41, Canario, castaño bociblanco, 456, 1/08 • Pitos Nº 27, Gamisleo, castaño bociblanco, 453, 12/07 • Silencio Nº 10, Carcelero, negro, 462, 12/07 • Palmas Nº 23, Aviador, negro bragado, 517, 11/07 • Palmas Nº 5, Gracioso, negro, 520, 11/07 • Pitos Nº 8, Andaluz, negro, 528, 1/08 • Silencio

Cristian Escribano y el debutante López Simón cortaron una oreja por coleta en la entretenida novillada que abrió la miniferia. Adrián de Torres recibió una dura paliza al ser cogido dos veces por cada uno de sus novillos. Escribano consiguió su oreja tras una faena de intensidad creciente a su segundo en la que predominó el toreo al natural. López Simón cortó la oreja del tercero gracias a una labor en la que llegó con facilidad y recursos a un público muy entregado a su actuación. Sufrió una voltereta. La novillada de Antonio Palla salió muy noble aunque algo escasa de fuerzas.

Cogida de Adrián de Torres.

Adrián de Torres, por manoletinas.

Cristian Escribano ofreció una imagen de novillero cuajado.

López Simón mostró muchos recursos para llegar al tendido.

7


6-9 TD35:Maquetación 1 05/05/11 22:42 Página 8

TEMPORADA 2011

Fotos: Juan Pelegrín

Reseña del 1 de mayo

Feria de la Comunidad

Gran esfuerzo de Tomás Sánchez en su confirmación TOMÁS SÁNCHEZ: Saludos y palmas. ALFONSO ROMERO: Silencio en su lote. JOSÉ MANUEL MAS: Silencio y palmas. SE LIDIARON CUATRO TOROS DE FIDEL SAN ROMÁN Y DOS DE EL VENTORRILLO (2º Y 6º). 1º Nº 19, Chabero, negro, 557, 12/05 • Pitos 2º Nº 12, Bailarín, colorado, 525, 12/05 • Pitos 3º Nº 24, Escarchado, negro bragado, 582, 12/05 • Silencio 4º Nº 83, Cortijero, negro bragado meano, 588, 4/06 • Silencio 5º Nº 58. Acusado, negro bragado meano corrido, 589, 12/05 • Pitos 6º Nº 20, Bohemio, castaño listón, 590, 10/06 • Ovación de salida. Palmas Tomás Sánchez, que confirmó la alternativa, destacó por sus ganas y tesón ante un encierro complicado de Fidel San Román y El Ventorrillo del que sobresalió por su codicia y entrega el sexto, un galán de El Ventorrillo. Sánchez se fajó con su lote para no dejar pasar en balde la oportunidad de su primera presencia en Madrid como matador. Sufrió una cogida sin consecuencias. Alfonso Romero no tuvo opciones en ningún momento mientras que José Manuel Mas se esforzó por sacar provecho del sexto y logró algunas tandas de interés.

Tomás Sánchez fue volteado por su primero.

Natural de Alfonso Romero.

Tomás Sánchez recibió el reconocimiento de Madrid.

8

José Manuel Mas logró momentos de interés con el sexto.


6-9 TD35:Maquetación 1 05/05/11 22:42 Página 9

RESEÑAS

Reseña del 2 de mayo

Feria de la Comunidad

Iván Fandiño arranca una oreja de ley EL FUNDI: Silencio con un aviso y palmas. FERNANDO ROBLEÑO: Saludos y palmas. IVÁN FANDIÑO: Saludos y oreja con un aviso. SE LIDIARON SEIS TOROS DE CARRIQUIRI. 1º Nº 4, Letrado I, berrendo en negro, 574, 11/05 • Silencio 2º Nº 5, Corchito, negro chorreado, 543, 11/05 • Palmas 3º Nº 47, Peluquero, colorado, 562, 10/05 • Pitos 4º Nº 24, Letrado II, negro chorreado, 548, 11/05 • División 5º Nº 11, Viñatero, castaño salpicado, 541, 1/06 • Pitos 6º Nº 43, Delicioso, negro chorreado, 535, 10/05 • Ovación de salida y en el arrastre Iván Fandiño cortó una oreja conseguida tras una dura batalla con un toro incierto y con poder de Carriquiri. Fandiño cimentó toda su tarde en el valor y la firmeza. Plantó cara a las dificultades de sus enemigos y demostró su ambición rematando sus dos faenas con dos soberbios estoconazos. Fernando Robleño, tirando de similares argumentos, también tuvo una buena tarde aunque sus fallos con los aceros, acertó tarde con sus dos toros, le cerraron la puerta de los trofeos. El Fundi liquidó su tarde con solvencia aunque sin demasiado brillo. La corrida de Carriquiri, de impecable presentación, fue interesante, variada y, a veces, dura.

Iván Fandiño cortó una oreja de mucho peso.

Estocada de Iván Fandiño.

Derechazo de El Fundi.

Valor y firmeza, argumentos de Fandiño.

Derechazo de Robleño.

Poderoso muletazo de Fandiño.

La espada impidió a Robleño conseguir algún trofeo.

9


10-13 TD35:Maquetación 1 05/05/11 22:43 Página 10

REPORTAJE

El maestro recuerda emocionado la temporada que marcó su carrera

César Rincón: 20 años de un flechazo “Cuando paso por delante de Las Ventas siempre pienso: buenas tardes, mi reina”

Se cumplen 20 años de aquella temporada de 1991 en la que César Rincón logró abrir en cuatro ocasiones la Puerta Grande de la plaza de toros más importante del mundo. Dos tardes consecutivas de mayo en San Isidro, la Beneficencia y la Feria de Otoño fueron las cuatro fechas que permitieron al torero colombiano llegar a lo más alto y coronarse como triunfador absoluto de la temporada. A partir de ese momento se hablaría de él como “el Cesar del toreo” y Rincón pasaría a la historia como torero conocido en todo el mundo pero fundamentalmente como torero de Madrid. Las cuatro salidas a hombros quedaron grabadas en las retinas de muchos aficionados, que a pesar del paso de los años, siguen recordando la euforia con la que se vivió el toreo de aquel colombiano que llegó a Madrid en 1991 demostrando que venía para quedarse. Veinte años después el maestro revive junto a nosotros aquellas cuatro tardes que marcaron su carrera. Para mí todo lo que fuera torear en Madrid era un premio”.

Texto: Herman Pascual, María Cascales y Álvaro de Tomás, alumnos del I Curso de Periodismo Taurino de ABC y la Mesa del Toro Fotos: Annaïs Pascual y Pablo Priego

Los cuadris fueron ovacionados por su imponente presencia. Su juego fue duro, encastado e interesante. El balance fue de silencio en su primero y ovación en el cuarto, precisamente el más complicado de la corrida. Ante un toro “de los de antes” Madrid intuyó la entrega, conocimiento y valor de Rincón: “la verdad, nadie apostaba por mí como figura, pero al menos conseguí que me esperaran”.

J

ulio César Rincón Ramírez, así se llamaba el jovencito que en 1982 llegó a España desde Colombia con la firme intención de convertirse en torero. Sus primeros pasos ya los traía dados desde el otro lado del Atlántico y fue en su ciudad natal donde se vistió por primera vez de luces dos años atrás. La noticia de la muerte de su madre y su hermana en un accidente obligó al joven a volver a su país. A finales de ese mismo año, el 8 de diciembre, César Rincón tomó la alternativa en el coso de la Santamaría de Bogotá con toros de Vistahermosa, le apadrinaba Antonio Chenel “Antoñete” y José María Manzanares era testigo de la ceremonia. Su confirmación en Las Ventas llegó en 1984 y nadie pudo pronosticar en ese momento el prometedor futuro del torero colombiano, al que todavía le quedaban varios años de lucha por hacerse un hueco en los carteles. La falta de grandes oportunidades acompañó al diestro durante casi diez años de su carrera, sin embargo, su suerte dio un giro de 180 grados el año 1991.

10

César Rincón, en la actualidad.

Prueba de fuego que Rincón superó con buena nota, tanto para la prensa como para la afición. Vicente Zabala escribió en ABC: “Puede haber en este colombiano un interesante torero de feria […] César Rincón, oído al parche, va a dar guerra, porque se le ve con valor, con no poco oficio y una afición sin límites”.

EL TOQUE DE ATENCIÓN. FIRME CON LOS CUADRI El domingo 29 de abril la afición madrileña acudió en buen número a la catedral del toreo, al reclamo de una señora corrida de Celestino Cuadri y un cartel de jóvenes matadores: confirmaba doctorado Raúl Zorita, junto al colombiano y a Enrique Ponce: “mi apoderado, Luis Álvarez, había conseguido que me incluyeran en San Isidro, a condición de que matara antes la de Cuadri.

21 DE MAYO. EL SUEÑO HECHO REALIDAD Los carteles de San Isidro vieron la luz. Con la de Baltasar Ibán, junto a Armillita y Curro Vázquez, nuestro protagonista. Algunas voces se levantaron protestando su inclusión; a fin de cuentas, era su noveno año de matador y sus méritos en España se resumían en un par de buenas actuaciones en Valencia y su digno papel con la de Cuadri. Pero los hermanos Lozano lo tuvieron claro y finalmente el co-


10-13 TD35:Maquetación 1 05/05/11 22:43 Página 11

sos en sus dos primeros toros. Para el de Espartinas, los pitos y la animadversión del sector más duro. Rincón dejó buen gusto en su primero. Cuando saltó al ruedo el sexto de Murteira, Mengoado, el de Bogotá no dudó. Exprimió la nobleza del toro portugués desde el primer muletazo. La afición bramó al ver su claridad de ideas, la sencillez y el clasicismo de un estilo que les traía recuerdos de Chenel. Su forma de ligar y su honradez en el cite hipnotizaron a la exigente afición: “la verdad es que, admirando al maestro Antoñete, en mis primeros años de novillero apenas le había visto en algún vídeo. Mi forma de torear creo que es totalmente mía, sin espejos”.

lombiano, de verde y oro, se presentó ante la cátedra. La epidemia del toro grande estaba en pleno auge en aquel Madrid de primeros años noventa. Los contreras de Baltasar Ibán tuvieron movilidad, pero también fueron terciados. La tarde transcurrió entre protestas hasta el sexto toro. Eso sí, en su primero Rincón saludó una fuerte ovación tras fajarse con valor. La espada quizá le privó de su primera oreja en Madrid. Pero fue en el sexto, Santanerito, donde el maestro colombiano dio su máxima nota: “me sentía preparado, distinto. Sería la necesidad de triunfar, pero yo sabía que algo iba a pasar. No tenía otra oportunidad”. Sacó sin dudar al toro a los medios y allí citó a larga distancia y esperó al toro sin mover las zapatillas, con la muleta plana y dando el pecho. Aquello fue lo más parecido a una revelación para la afición, la vuelta de lo clásico con la valentía de la sangre nueva: “nada más hermoso que un torero firme citando a distancia a un toro que galopa. La emoción de no saber hasta el último momento qué va a pasar allí y la satisfacción de dominar toda esa fuerza, es incomparable”. Toreó tanto al natural como en redondo con pureza y muy asentado. Madrid había encontrado la novedad que tanto ansiaba. Rincón veía cumplido su sueño: la Puerta Grande con mayúsculas. Cualquiera se hubiera conformado con vivir ese sueño. Él quiso más. Esa misma noche, en una habitación del hotel Foxá: “lo recuerdo perfectamente. Salí de la ducha y Luis Álvarez me dijo que tenía dos noticias. La primera es que Manuel Chopera

Rincón se convirtió en el “César de Madrid”.

nos firmaba treinta corridas para ese mismo año. La segunda, que la empresa de Madrid nos ofrecía sustituir al día siguiente a Fernando Lozano que estaba herido, con la de Murteira Grave. Tú decides, me dijo. Mi contestación fue la que me salió del corazón: yo he venido a torear”. 22 DE MAYO. EL GESTO Y LA GESTA Era un cartel estrella junto a Espartaco, primera figura. Ahí se fraguó parte de la leyenda de Rincón. Dio el paso adelante, tuvo la valentía de decir sí a una apuesta a cara o cruz: poner en juego su triunfo del día anterior. Era el gesto que la afición de Madrid espera siempre de las figuras. El murmullo de la expectación al romper paseíllo junto a Ruiz Miguel y Espartaco ya era un triunfo. Para el veterano torero de San Fernando fueron los aplau-

César Rincón, junto a Juan José Rueda y alumnos del curso de periodismo taurino.

Dos orejas de nuevo y locura colectiva: “todo fue distinto después de esa tarde. La prensa pasó de preguntar qué pinta este aquí, a preguntar cuándo volvía a torear”. El torero desconocido, el inmigrante que no encontraba su sitio, era el nuevo amo del toreo. Por valor ante el toro y ante los retos. 6 DE JUNIO. BENEFICENCIA. ORTEGA Y RINCÓN A HOMBROS. Y VAN TRES Dos salidas a hombros consecutivas le habían puesto en figura. Le contrataron para Beneficencia, mano a mano con Ortega Cano, que llevaba seis años consagrado: “me pagaron una cantidad que para mí era como toda la plata del mundo. Me acordé de mis tres primeros años en España: estuve toreando sólo para pagar la deuda del viaje desde América”. Toros de Samuel Flores que contribuyeron a la apoteosis con su intachable trapío y su buen juego. Seis orejas y los dos a hombros. Plaza en ebullición, el Rey presidiendo, tercios de quites, rivalidad. Toreo de gran clase del cartagenero y entrega y emoción del colombiano: “fue una tarde inolvidable para todos los que la vivimos. Había una electricidad especial. Los dos a hombros, creo que es algo que no se ha vuelto a dar en muchos años”. “¡Esto es la Fiesta¡”, coreaba el Foro cuando los dos maestros cruzaban la Puerta de la calle de Alcalá. Para Madrid, los dos eran los grandes del momento, en espera de que Joselito consiguiera la regularidad en el triunfo que tanto ansiaba Las Ventas. César Rincón se consolidaba ya como el nombre del año. Pero aún habría más.

11


10-13 TD35:Maquetación 1 05/05/11 22:43 Página 12

REPORTAJE

El 29 de mayo de 1995, sale por quinta vez a hombros en Madrid, tras cortar las dos orejas a un sobrero de Hermanos Astolfi. Sus compañeros de cartel fueron Emilio Muñoz y Manolo Sánchez. Entre 1999 y 2002 se mantiene alejado de los ruedos a causa de la hepatitis C. Una impresionante cornada recibida en Palmira (Colombia) en el año 90 hizo necesarias transfusiones de sangre. Fue en ese momento cuando contrajo el virus que tardó varios años en manifestarse. El maestro logró vencer a la enfermedad y reapareció en Olivenza en 2003 manteniendo su cartel de figura.

De Madrid al cielo.

1 DE OCTUBRE. ¡VIVA COLOMBIA! En otro gesto de compromiso con la plaza que le había lanzado a lo máximo, Rincón no rehuyó presentarse en la Feria de Otoño: “fue una buena jugada empresarial, nos convencieron de que iba a salir bien y yo no podía decir no a la plaza que me había dado tanto, que me había dado todo”. Madrid se lo pagó con una entrega absoluta. Él lo agradeció con dos faenas macizas, sobre todo en su segundo, un toro difícil y peligroso: “Luguillano toreó magistralmente, algo inolvidable. El maestro Manzanares había hecho un quite por chicuelinas enorme también. Esperando que saliera el último yo pensaba: estos dos me van a borrar del mapa”. La raza de figura le impedía acabar el año sin ese paso adelante: “estaba obsesionado con cuidar al toro, que no se cayera, rezaba para que llegara al último tercio en condiciones”. Cuando su hermano le cedió la muleta y la espada para comenzar la faena, César le dijo: “Dame la montera, que voy al centro, porque si me aguanta, le corto las orejas”. Fue la confirmación de los valores que habían rendido a esta plaza. Cuarta salida a hombros, insólito e inolvidable. El grito de un aficionado colombiano en los tendidos, “¡Viva Colombia!”, fue respondido al unísono por la plaza con otro ¡Viva!, símbolo de que Madrid había adoptado a este maestro como suyo

12

para siempre: “Cuando llego a Madrid le digo al taxista que se desvíe para pasar delante de Las Ventas. La veo y pienso: buenas tardes, mi reina”. RESPETO MUTUO Y AMOR CORRESPONDIDO, VEINTE AÑOS DESPUÉS. La temporada de 1991 supuso para el torero un antes y un después en su carrera. Rincón había conquistado Madrid y se había ganado el respeto y la admiración de todos los aficionados. A partir de ese momento el maestro de Bogotá se convierte en un fijo de las grandes ferias. En 1993 un toro de Joaquín Núñez del Cuvillo le infiere una grave cornada en la Real Maestranza de Sevilla que le impide actuar en San Isidro. Ya recuperado del percance, vuelve a torear en Las Ventas el 7 de junio del año siguiente. Compartía cartel con Emilio Muñoz y Juan Mora. Esa tarde se cruzó con Bastonito de Baltasar Ibán, un toro que para la afición madrileña supuso un “derroche de casta y bravura” y con el que Rincón cuajó una faena histórica. “Lo interesante es que nos íbamos estudiando juntos a lo largo de la faena, era un pulso”, de esta manera recuerda Rincón al sexto toro de aquella tarde, que a pesar de ser protestado a la salida, fue premiado con la vuelta al ruedo. El torero se la jugó a vida o muerte, y una vez más salió victorioso de Madrid. Una oreja y una profunda herida en la mano izquierda fueron el balance de su actuación.

La sexta salida a hombros de Rincón en Madrid se produce el 18 de mayo de 2005, tras cortar una oreja a cada uno de sus toros de Alcurrucén. “La última tarde que salí a hombros en Las Ventas la recuerdo disfrutando plenamente de con las embestidas y de torear”. Manuel Jesús El Cid y Eduardo Gallo, que confirmaba alternativa, fueron los testigos del nuevo triunfo del colombiano. El 24 de abril de 2007 se despide de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla cortando dos orejas a un toro de Torrestrella, “fue una faena preciosa”, recuerda el torero. El día 23 de septiembre de ese mismo año se retiró de los ruedos españoles en la Monumental de Barcelona, despidiéndose definitivamente del toreo en activo en su Santamaría de Bogotá en febrero de 2008. Tras su retirada Cesar Rincón quiso continuar implicado con el mundo del toro, en este caso en la faceta de ganadero de bravo. Actualmente se encuentra volcado en sus dos ganaderías: El Torreón en España y Las Ventas del Espíritu Santo en Colombia, nombre en honor a la plaza madrileña, ambas de origen Domecq. En una ocasión tuvo la oportunidad de lidiar un toro de su propia ganadería “cuando salió el resultado del sorteo y vi que me había tocado un toro mío saltaba de alegría, torear a un toro al que de alguna forma has criado y visto crecer, sin duda, uno de los momentos más emocionantes de mi vida”. Se cumplen veinte años del idilio entre la plaza de toros de Las Ventas y Cesar Rincón, que a pesar del paso del tiempo, sigue guardando un aroma muy especial.


10-13 TD35:Maquetaci贸n 1 05/05/11 22:43 P谩gina 13


14-16 TD35:Maquetación 1 05/05/11 22:46 Página 14

REPORTAJE

Toros y cultura en Las Ventas Tener cultura taurina hoy es algo casi antitético de la cultura. Se va a los toros, se asiste al espectáculo y se hace muchas veces con el mismo planteamiento que adoptamos cuando vamos al cine, al fútbol, al teatro e incluso a la ópera. Sólo cuando allí ocurre algo excepcional las palomitas del cine, las pipas que comemos en el fútbol o incluso las pantallas del terminal móvil que iluminamos para ver si alguien nos ha llamado en plena obra del teatro o en la ópera, dejan de existir. Dejamos por segundos de estar subyugados a la maldita cotidianidad y perdemos la referencia propia para compartir otra mucho más explosiva. Nos sentimos embriagados, atraídos por esa comunicación tan especial que se produce en la plaza. En esa sublimación el arte, como siempre subjetivo, se eleva y alcanza el hecho cultural. Ha nacido el instante, la ráfaga de la cámara que no cesa de disparar, el objetivo que transmite a 25 fotogramas por segundo, el tic tac toc del teclado o el pelo de marta emponzoñado de óleo que empapa el lienzo. Con esas herramientas fabricarán la otra realidad, la que luego denominaremos creación artística. Textos: David Plaza Fotografías: Juan Pelegrín, Paloma Aguilar y Centro de Asuntos Taurinos de la CAM

T

odo este patrimonio que acabamos de visualizar como los hindúes hacen con sus chakras se convierte en acontecimiento cultural cuando esas obras se dan a conocer. Porque la cultura es algo etéreo para la inmensa mayoría y hay que bajarla a la superficie y poner blanco sobre negro. Por eso es tan necesario divulgar el resultado que produjo la grandeza del momento que ocurrió en la plaza y que han sido inmortalizados para siempre en una secuencia fotográfica, en un ensayo literario, o en un cuadro. EL ARTE Y LOS TOROS Situados en el siglo XXI donde se debate multiculturalidad, la Fiesta reposa criogenizada en una habitación oscura sin saber qué hacer ante un apagón que muchos sitúan en los tiempos de la carta de ajuste. Ese dique ha dejado sin caudal al mensaje “los toros son cultura”. Apenas hay respuesta y se nos hace muy raro ver algo que tenga el sello “taurino”. Nos hemos quedado en el eterno ejemplo: que si Lorca, que si Picasso, Goya, Gutiérrez Solana… y son excelentes pero detrás de ellos, ¿qué tenemos?, ¿hay más?, ¿hay alguien? La respuesta es sí. Miquel Barceló, Paz Vega, Mario Vargas Llosa… Ellos, por citar tres ejemplos de catón, en algún momento han puesto su creatividad y talento a favor de los toros. Pero si lo que buscamos son mitos de hoy para vender el valor de la Fiesta tampoco hace falta correr mucho para encontrarlos. Fijemos la mirada en el deporte profesional que hoy

14

Carlos Abella, Director Gerente del Centro de Asuntos Taurinos de la CAM.

Carlos Abella: “Las Ventas es y tiene que seguir siendo la capital mundial del toreo y de la cultura taurina”. en día goza de tanta difusión y credibilidad para una gran parte del público y los tendremos a patadas. Del fútbol al motoci-

clismo, del tenis al baloncesto. Una relación que vio al momento Carlos Abella (Barcelona, 1947) al plantearse una exposición con fotos de los 100 personajes más significativos que han presenciado un festejo taurino en los 80 años de vida que ha cumplido Las Ventas. “La más antigua es la de Mario Moreno Cantinflas de 1946 y está de pie recibiendo la ovación del público”, indica. “También están Agustín Lara, Gina Lollobrigida, Sofia Loren, Ava Gadner de la que sacamos cuatro fotos ya que entre 1953 y 1963 pisó la plaza al menos en cuatro oca-


14-16 TD35:Maquetación 1 05/05/11 22:46 Página 15

siones”, Ernest Hemingway, Gabriel García Márquez, Agustín Díaz Yanes, Manolo Caracol, Fernando Fernán Gómez, Gregorio Marañón, Audrey Hepburn, el Ché Guevara, Anthony Quinn, Charlton Heston, Di Stefano, Pedro Almodóvar… y así hasta 100. El panel se puede ver en la vitrina que hay en el pasillo de los bajos de Las Ventas a la altura del tendido 1. LAS VENTAS, MUCHO MÁS QUE TOROS Desde hace menos de un año Carlos Abella ocupa el cargo de Director Gerente del Centro de Asuntos Taurinos de la Comunidad de Madrid sucediendo en el puesto a José Pedro Gómez Ballesteros. Desde 2008 Abella era asesor cultural de Ignacio González, Vicepresidente Primero de la Comunidad de Madrid. En toda esta farragosa enumeración de cargos que hacen interminables las frases, hay que señalar que Abella ha sido responsable de las exposiciones dedicadas a Curro Romero, Antonio Ordóñez, Paquirri y Picasso. La del pintor malagueño titulada “Picasso y Arias, pasión por los toros”, y que se pudo ver hace un año, recogía las piezas más taurinas del pintor malagueño que había regalado a su amigo y peluquero Eugenio Arias. Tal vez haya sido la de mayor carga simbólica realizada hasta ese momento por la Comunidad de Madrid porque el nombre de Picasso y su relación con los toros es mundialmente conocida. Decía el gran filósofo Friedrich Nietzsche que “la sencillez y naturalidad son el supremo y último fin de la cultura” y Carlos Abella no para de señalar dos palabras: naturalidad y normalidad. Su obsesión ahora es que Las Ventas sea un hervidero en ac-

Dolores Aguirre, fotografía perteneciente a la exposición sobre la mujer en el mundo del toro.

tividades culturales. El presente e incluso el futuro de lo que se ha visto o se verá pasa por la mesa del despacho de este barcelonés. Cargada de torres de papeles, carpetas, dossiers y algún que otro álbum de fotos produce en el recién llegado una sensación dual. A los cinco minutos de grabación verificamos que es achacable a muchos proyectos y a unas terribles ganas de abarcar casi todo. Acaba de sonar el teléfono mientras Carlos nos avanzaba que cuando la revista esté en la calle ya todo el mundo sabrá sobre la exposición “Una mirada femenina del mundo del toreo” que se inaugura el 6 de mayo en la sede de la Comunidad de Madrid. En ese interregno observamos que a su lado hay un ordenador de sobremesa y otro portátil. A los dos minutos retomamos el hilo. “Estoy muy ilusionado con esta exposición”, dice, “aquí se va a representar el papel de la mujer des-

Cristina Sánchez, fotografía perteneciente a la exposición sobre la mujer en el mundo del toro.

de las que han sido o son toreras, pasando por periodistas, ganaderas, rejoneadoras…”. La fotografía que ilustrará el catálogo y que vemos en estas páginas es de Juanita Cruz en la plaza de Madrid. “Mira aquí, en el panel tres”, es Conchita Cintrón, le digo, “sí”, contesta, “y en el catálogo que se va a editar con la exposición está la entrevista que le hizo Nacho de la Serna (Taurodelta, nº. 13) a Conchita”. Le siguen Ángela, Maribel Atienzar, Cristina Sánchez… “Queremos hacer una exposición”, explica, “que a diferencia de las que hemos hecho otros años tenga un alcance mayor en trascendencia social y ciudadana y por esta razón hemos decidido llevarla al kilómetro cero de España, que es la Puerta del Sol”. La idea con esta exposición es desterrar la idea de que los toros son materia estrictamente masculina y “queremos llevar al ámbito del ciudadano la visión de la Fiesta femenina para resaltar la importancia que las mujeres han tenido y tienen en la historia del toreo. Y la normalización del país ha pasado porque las mujeres pudieran torear a pie porque a caballo siempre han podido hacerlo”. Carlos Abella señala que el material con el que cuenta la exposición ha sido posible gracias a “Ángela, Cristina Sánchez, Maribel Atienzar y a muchísimas ganaderas”. Para este año el Director Gerente del CAT tiene dos proyectos más que se van a dar en distintas fases de la temporada. La primera atañe al Museo Taurino, que el 15 de mayo cumple 60 años. Y lo primero que se va a ver es una nueva vitrina, idéntica a la que hay en el bajo del tendido 1 pero en la parte del sol, a la altura del 6. El primer panel lleva como contenido “un motivo muy especial”. Al cumplirse la efeméride del Mu-

15


14-16 TD35:Maquetación 1 05/05/11 22:46 Página 16

REPORTAJE

seo los aficionados podrán ver una serie de fotografías del Museo. La novedad, precisa Carlos, “es que se van a mostrar otras imágenes antiguas que no se conocían así como artículos y referencias de cuando se inauguró el Museo entre la que destaca una foto del Patronato del Museo con Domingo Ortega y el escritor Ricardo García KHito”. Nada más terminar esta frase me muestra un álbum que ha encontrado y en el que hay fotografías antiquísimas de toreros que pertenecen a Santos Yubero. La primera que me encuentro es una imagen del momento en que Manolete confirma alternativa. Unos meses más tarde, justo cuando el otoño comience e asomar el Centro de Asuntos Taurinos va a terminar la temporada de exposiciones con algo rompedor. Se trata de la muestra Toreador. Hace unas semanas los aficionados pudieron visitarla en la ciudad francesa de Arles, “quizás sea de lo más ambicioso que hayamos acogido en Las Ventas”, dice “porque va a ser la primera vez que una misma exposición ocupe la Sala Antoñete y la Sala Antonio Bienvenida”. Toreador recorre la pintura de 200 autores franceses y españoles. Algunos de ellos por primera vez han utilizado los trastos de pintar para recoger un apunte taurino. Pero también hay otras actividades en la plaza que sin ser organizadas directamente por el CAT sí que cuentan con el aval, con la cesión del espacio e incluso con el respaldo publicitario. Ese es el caso de la exposición que va a realizar la fotoperiodista Anya Bartels-Suermondt, del 23 de mayo al 12 de junio en la Sala Antoñete, titulada: “Torear es vivir” y que patrocina Metro de Madrid. Dicho así no les sonaría a nada pero lo que allí se van a encontrar es por un lado un conjunto de imágenes que figuraban en el libro fotográfico de Anya sobre José Tomás: José Tomás: Serenata de un amanecer (Lunwerg, 2009). “Y por otro lado”, cuenta Anya, “se van a encontrar con imágenes de José Tomás más recientes y hasta ahora nunca publicadas”. “Torear es vivir” es una frase que José Tomás expresó en su día cuando estaba avisando de su vuelta a los ruedos en 2007. “Elegí este título”, cuenta, “porque de nuevo estamos esperando impacientemente su vuelta a las plazas y porque es lo que, a mi juicio, expresa José Tomás cada día cuando hace el paseíllo y coge la muleta”. Para Anya es una manera de tener a José Tomás presente durante esta Feria de San Isidro. La exposición de Anya completa las nueve muestras que hay previstas y que visitarán o ya han visitado Las Ventas. Llama la atención la que el matador de toros Palomo Linares nos enseñará y que va a tratar ex-

16

Juanita Cruz, fotografía que ilustrará el catálogo de la exposición sobre la mujer y el toro.

clusivamente de temática taurina. Para los que desconocen el poder pictórico del torero de Linares les recomendamos no se pierdan entre los días 16 y 22 de mayo esta exposición. El fotógrafo mejicano Pablo Esparza o la pintora María Franco, autora este año del cartel de la Feria del Toro de Pamplona, son algunos de los nombres que colgarán sus obras en la plaza. Pero por estas salas también habrá decenas y decenas de actos que pasarán desapercibidos para muchos. Presentaciones de libros, eventos, homenajes. Sólo con ver el cuadrante que reposa encima de la mesa del despacho de Carlos Abella comprendemos que es imposible aproximarnos mínimamente a lo que se cuece en las tripas de la plaza. La hora y media que nos hemos pasado en el despacho del Director Gerente del Centro de Asuntos Taurinos se hace escasa. Quedan preguntas en el tintero. Ha sido un diálogo casi frenético, a toda velocidad porque hay poco tiempo y la temporada hierve. Tras la exposición en homenaje a la mujer, Abella anda preparando un acto en el que César Rincón descubrirá un azulejo en el interior de la plaza con motivo del vigésimo aniversario de la primera puerta grande en el año que traspasó nada menos que cuatro veces consecutivamente ese gran arco neomúdejar. Antes de parar la grabadora, Carlos nos avanza proyectos para 2012. El Consejo ha aprobado a instancia de la peña taurina Los de José y Juan la colocación para 2012 de un azulejo en recuerdo a la figura de Joselito El Gallo y de Juan Belmonte justo en el año en que se cumplirá el centenario de la alternativa del torero de Gelves, José Gómez Ortega. El siguiente y quizás el más ambicioso de todos es abrir un acceso desde la calle al Museo Taurino sin tener que pasar por el patio de caballos. En el Museo se acaban de finalizar obras de me-

jora en iluminación, climatización y electrificación. “Además al jubilarse el conserje de la plaza hemos habilitado la vivienda que tenía para el Museo y va a permitirnos tener una exposición permanente”. Le preguntamos por la videoteca y por la biblioteca, algo que demandan muchas personas y voces tan autorizadas como las del periodista Vicente Zabala de la Serna. Abella no se piensa la respuesta: “hay una sala preparada para videoteca y otra para la biblioteca y ese es uno de los grandes retos de futuro. El Museo debe proyectar las mejores faenas de la plaza y también celebrar actos en los que no prime la palabra sino la imagen”. Asegura que la obra ya está hecha aunque faltan medios “económicos y humanos”. Y en ese contexto cree que la Comunidad de Madrid “tiene que ser el intérprete de una sensibilidad histórica y cultural y llevar a la plaza la trascendencia que tiene al margen de lo que pasa en el ruedo y que la gente cuando venga sepa que va a poder ver exposiciones y diversas actividades culturales”. Un empeño en el que emplea diariamente más de 12 horas activamente. Aquí acaba este embarullado repaso por algunas de las actividades culturales que se desarrollan en la plaza. Antes de terminar, Carlos no se cansa de incidir en la idea que “Las Ventas es y tiene que seguir siendo la capital mundial del toreo y de la cultura taurina”. Y termina lanzando un mensaje a los lectores de Taurodelta: “Me gustaría que los abonados estuvieran orgullosos de la actividad cultural que se desarrolla en toda la temporada y, especialmente, de todo lo que hacemos en San Isidro”. Echamos el cierre.

José Tomás, fotografiado por Anya Bartels.


12-14 TD32:Maquetaci贸n 1 03/11/10 19:06 P谩gina 15


18-21 TD35:Maquetación 1 05/05/11 22:48 Página 18

ENTREVISTA

Manili: “El torero que tiene afición no se aburre nunca”

No había tigres en Cantillana cuando Manili triunfó en Madrid. Pero dos salidas a hombros por la Puerta Grande de Las Ventas rebautizaron al bravo y talentoso torero Manuel Ruiz como El Tigre de Cantillana, al tiempo que se proclamaba máximo triunfador de la Feria de San Isidro de 1988. Luego, una mala administración y sobre todo dos cornadas a destiempo se llevaron por delante la fragilidad de un sueño hecho realidad. No siente rencor por ello. De niño aprendió lo mucho que cuesta conseguir algo en esta vida. “Lo que tengo me lo he ganado a pulso”. Esta es la historia de Manili: el ‘tigre’ que asustó a los leones. Texto: José Ignacio de la Serna Miró Fotos: Archivo de 6toros6

S

oy un hombre de campo. Procedo de una familia de trabajadores, gente humilde, pero honrada. Nunca nos faltó de nada. No pasamos hambre ni necesidad, pero las circunstancias familiares me obligaron a trabajar desde niño, en la finca del empresario y ganadero Martín Berrocal, donde hice de todo. Apenas fui al colegio. Era un niño muy travieso, pero ¡ojo!, de ‘mangante’, nada. Ahora con el paso del tiempo me pesa no haber estudiado, pero había que ayudar en casa, arrimar el hombro. Mi madre se puso enferma y estuvo muchos años ingresada en el antiguo Hospital de la Macarena de Sevilla. Murió joven. Fue una mujer extraordinaria. Al morir, mi hermana, aunque ya era matador de toros, se hizo cargo de mí como si fuera un hijo. Cuando toreaba, mi madre no quería que me preocupase por ella: “No pienses en mí. Tú, pa’lante”, decía. Verla en aquella situación fue muy duro para todos nosotros. Pregunta | ¿Llegó a verle triunfar? Respuesta | Aún vivía cuando triunfé en Sevilla, al principio de mi carrera, pero mi éxito grande en Las Ventas, cuando Zabala padre me apodó ‘El Tigre de Cantillana’, no llegó a disfrutarlo. ¡Qué pena! Ella no quería que fuera torero, decía que estaba loco. La que me apoyó de verdad fue mi abuela, que tenía mucha casta. Yo salí de la nada, de mi pueblo de Cantillana, sin un duro en el bolsillo, sin ayudas de ningún tipo. Para comprarme una muleta o un capote me iba de furtivo a cazar conejos, para luego venderlos en los bares. Mi primer vestido de luces me lo prestó el matador de toros José Luis Parada. Pero estoy muy orgulloso. Todo lo que tengo me lo he ganado a pulso. A pesar de que la periodista Mariví Romero, en mis comienzos, dijo que Manili no tenía futuro como torero.

18


18-21 TD35:Maquetación 1 05/05/11 22:48 Página 19

gas tirones, lo consientes y tienes el valor necesario para esperar el momento de atacar, al final le cortas las orejas con pocos muletazos. Pero no admiten un solo error. Hay que andar listo, despierto y medir bien tus pasos, con pies de plomo. Resulta fundamental que no enganchen. Cuando tropiezan los engaños se descomponen.

¿Toreó su primera becerra en casa de Martín Berrocal? No, la toreé en la finca del ganadero Isaías y Tulio Vázquez, de noche, después de un herradero. ¿Una premonición? Quizás (risas).

¿Le hirió alguno? Oye, pues no… Me han pegado muchos porrazos, pero nunca me han herido.

Su carrera ha sido un camino de espinas, a veces incluso un rosario de penalidades ¿es bueno sufrir o es una frase hecha a la que nos agarramos en busca de consuelo? En los comienzos es bueno sufrir, para saber lo que cuestan las cosas. Te curte como torero y te hace madurar como persona. Pero en esta vida todo tiene un límite. De novillero llegó a torear bastante. Triunfé en Sevilla y eso me abrió las puertas de Andalucía. También toreé mucho en el Valle del Tiétar, o del Terror, como lo llaman, en la provincia de Ávila, donde maté autenticas corridas de toros, y en Francia. En Madrid tuve suerte. Le corté una oreja a un novillo de Flores Albarrán el día de mi presentación, el 10 de mayo de 1975. De novillero tuve ambiente, pero mi carrera se desarrolló muy lentamente. Demasiado. La empresa de Sevilla nunca me trató bien, sobre todo de matador, porque de novillero ponía el cartel de ‘no hay billetes’. Me pagaban mal, y a pesar de que casi siempre triunfaba, cuando llegaba la feria otra vez me echaban a los leones. Fueron injustos conmigo, aunque no le guardo rencor a nadie, ¿para qué? Después de tomar la alternativa en Sevilla, en el 76, de manos de Curro Romero y de cortar tres orejas en la Feria de Abril, seguía sin un duro. Al año siguiente empecé a respirar, y al menos puede pasar el invierno. Convivir con el toro en el campo, observar de cerca sus reacciones, en la finca de Berrocal ¿le ayudó luego en la plaza? Sin duda. El roce diario con el toro es fundamental, te da confianza y cuando sales a la plaza estás familiarizado. Además me gustaba torear vacas, hacía muchísimos tentaderos, incluso ahora. Todo el día tentando. Hace unos días fui a lo de Miura, algo ‘mosca’, porque no toreo desde hace tiempo. Al terminar le pregunté al ganadero ¿Antonio, qué tal? “Ya quisieran muchos de los que están en activo estar como has estado tú esta tarde”, contestó. Su carrera está ligada a la ganadería de Eduardo Miura. La primera vez que maté una corrida de Miura fue en Daimiel. Ni siquiera antes había toreado una becerra en el campo. Salió bonita de cara, pero fuerte. Fue extraordinaria. De seis, embistieron cinco. Cortamos un montón de orejas. Después llegué a Sevilla con otra de

”A

l final de mi carrera ya no estaba dispuesto a bajarme los pantalones con las empresas” Miura, en el 83, y le corté una oreja a cada toro. Algunos años maté la camada entera, en ferias de primera categoría. ¿Se pasa mucho miedo? ¡Se pasa un miedo horroroso! Solo con oír su nombre… Es un toro que nunca consigues definirlo. Pega muchos cambios durante la lidia, es incierto y no lo ves metido en los engaños. He visto a muchos embestir como demonios en el capote y luego ser extraordinarios en la muleta. Pero en general se orientan ‘mu’ pronto. Tienen una viveza especial en la mirada. Poco a poco les fui cogiendo el aire, aunque al principio las pasé canutas. Me costó meterme en el lío. ¿Qué es lo más importante para triunfar con ellos? Ir ‘mentalizao’. Ser consciente de que vas a enfrentarte a un toro duro, que tienes que jugártela y resolver la papeleta. En el toreo todo es mentalización. ¿Es un toro agradecido? Sí. Cuando tiene buena condición, si no le pe-

Desde que toma la alternativa en Sevilla hasta que abre la Puerta Grande de Las Ventas en 1988, en dos ocasiones, transcurren nada menos que doce años: una travesía por el desierto. ¿Cómo mantuvo viva la ilusión, la esperanza? Con fe, teniendo confianza en mí mismo. Sabía que era capaz y que mi momento, tarde o temprano, iba a llegar. Además estaba soltero y no tenía que mantener a nadie. Tampoco he sido un hombre de salir de noche ni de gastar, y gracias a eso puede sobrevivir tantos años. Vivía en torero. Pero hasta que triunfé lo pasé mal. Sin embargo, ni en los peores momentos pensé en hacerme banderillero. ¿Alguna vez contempló la posibilidad de estar equivocado? No, porque triunfaba en Sevilla con corridas muy duras y eso me daba moral. Toreaba unas quince o veinte al año, aunque de dinero siempre andaba cortito. Cuando llegaba el invierno me quedaba lo justo ‘pa’ una pringá. Entonces me apoderaba Victoriano Valencia. Torear sin una recompensa económica acaba aburriendo a los toreros. El que tiene afición no se aburre nunca. ¿Cuándo empezó a verle el color a su profesión? Cuando me apoderó Manolo Lozano, en 1986. Él estaba en America y me dijo que si estaba de acuerdo me daba cuatrocientas mil pesetas por corrida, limpias, pasara lo que pasara. Su oferta era buena porque yo no tenía que pagar hoteles, ni cuadrilla, ni nada. Él se encargaba de ‘to’ los gastos. Y, claro, le dije que sí. Un hombre, Manolo Lozano, con visión de futuro… Manolo me hacía las cosas en America, en España me apoderaba José Molina. Eran socios. Molina era un buen hombre, pero le daba miedo pedirles dinero a los empresarios. Si no me espabilo tras el zambombazo de San Isidro me quedo seco. Sin un duro. Después de Madrid un toro del Marqués de Albayda me pegó una cornada de caballo en Almería, el 25 de agosto. Esa tarde cobré ¡un millón quinientas mil pesetas! Una vergüenza. Y eso

19


18-21 TD35:Maquetación 1 05/05/11 22:48 Página 20

ENTREVISTA

que era el único torero que había salido dos veces a hombros de Las Ventas.

micamente. Por lo que me cuentan, creo que en ese aspecto pocas cosas han cambiado.

¡Caramba con el señor Molina! Insisto en que era buena persona, pero también era secretario de ANOET (Asociación Nacional de Organizadores de Espectáculos Taurinos), y el hombre se encontraba entre la espada y la pared. No quería tener problemas con nadie. “¿Pero cómo le voy a pedir dinero a Manolo Chopera?”, decía angustiado. “¿Entonces qué quieres, ‘ozé’, que se lo pida yo?”, le contestaba. Me tenía frito.

Un año antes del ‘bombazo’ en San Isidro, recibió una llamada de don Manuel Chopera para torear en Madrid que fue clave en el devenir de su carrera. Aunque era el mes de julio, había toreado en Lisboa mi primera corrida de toros de la temporada. Al terminar, Manolo Lozano me convenció para que nos fuésemos juntos a Madrid, a ver el festejo del domingo en Las Ventas. Yo no tenía ganas, la verdad, estaba desmoralizado y solo quería marcharme a Cantillana. Pero fui. Por la noche, después de la corrida Lozano le pidió a Chopera que me diera la sustitución del mexicano David Silveti, que estaba herido. La idea le gustó y decidió ponerme. La corrida era de Murteria Grave. Esa tarde aunque pinché estuve muy bien y me repitió dos semanas más tarde. El 9 de agosto corté una oreja a un toro de Rocío de la Cámara. Luego, Chopera me dio varias corridas en otras plazas. Pasé de no tener un puto duro a terminar la temporada con siete millones de pesetas. ¡Eché un invierno cojonudo! Y lo que aun es más importante: cogí la moral que necesitaba. Por fin empezaba a ver la luz. Al año siguiente me contrató dos tardes en la Feria de San Isidro, con toros de Eduardo Miura y Puerto de San Lorenzo. Había llegado mi momento.

¿Qué tiempo duró con Molina? Lo aguanté varios años… ¿Dónde se dejó las garras El Tigre de Cantillana? Mis honorarios no pasaban de los tres millones y medio de pesetas. Las figuras en aquellos años andaban por los quince o dieciséis, en plazas importantes. Manolo Lozano me decía que le apretara. Ellos ya ni se hablaban. Cuando triunfó en la Feria de San Isidro, ¿estaba Manili en su mejor momento o pudo haber triunfado antes? Yo pude haber triunfado mucho antes, porque estaba cuajado como torero. Pero las cosas, los triunfos en este caso, llegan cuando tienen que llegar, no cuando uno quiere o los necesita. En Las Ventas no falté un solo año desde que confirmé la alternativa, en el 78. Toreé 36 tardes a lo largo de mi carrera. El que se portó bien de verdad fue don Manuel Chopera, que me dio toros y confió en mis posibilidades. Decía que Manili además de buen torero le era simpático. Entendió mi lucha. Luego, cuando cambié de apoderado le pedimos más dinero por torear y no puso ningún problema. Nos pagó justo lo acordado. ¡Solo había que pedirlo! Me lo había ganado delante del toro y él como empresario lo sabía. Curiosamente, hace unas semanas el periodista Álvaro Acevedo escribió un artículo donde hablaba precisamente de la diferencia que existe entre un apoderado y un simple comisionista. “El primero creará enemistades entre el empresariado. El segundo permitirá comisionar más incluso de lo que factura el matador. Lo primero es actuar con honestidad y rectitud. Lo segundo, en el fondo, es ser un golfo”, decía. Un apoderado tiene que defender los intereses del torero, porque ese y no otro es su trabajo, y por hacerlo se lleva una buena comisión. Pero la mayoría quiere estar en esto toda la vida, y para estar tanto tiempo en el toreo no hay que tener enemigos. El problema es que la carrera de un torero, salvo excepciones, es mucho más corta que la del apoderado y en ese tiempo tienes que resolver tu vida econó-

20

Ese año, antes de torear en San Isidro cortó una oreja a un toro de Miura en la Feria de Abril de Sevilla. El triunfo que tanto esperaba no se me podía escapar. La corrida de Miura de Madrid fue televisada y el éxito tuvo una enorme repercusión. Llegué a la plaza totalmente convencido, motivado, pero hasta las trancas. ¡Qué ratos más duros y amargos se pasan en ese túnel de cuadrillas! Tenía miedo al fracaso. Pero en esos momentos uno se sobrepone y tira para adelante. Así es el toreo. Aquella fue una tarde colosal, heroica, y el público rápidamente se identificó con el esfuerzo y las ansias de triunfo de un torero injustamente postergado, casi olvidado… El público de Madrid me ayudó muchísimo. Lo sentía cerca, a mi lado. Los oles sonaron atronadores. Sobre todo cuando a mitad de faena aguanté un parón sin rectificar, al segundo de mi lote. Ahí la gente hizo así y se metió de lleno en la pelea. Fue impresionante. Estaba dando la vida en ese momento. Al día siguiente el crítico taurino Ignacio Álvarez Vara Barquerito dijo en su crónica de Diario 16 algo muy interesante: “Es dificilísimo conseguir que tras una corrida tan complicada como ésta se recuerde más a Manili que a Miura”.

”L

a periodista Mariví Romero dijo en mis comienzos que Manili no tenía futuro” ¡Qué bonito! Es que aquella tarde sucedió algo fundamental para un torero, que además no es habitual que ocurra en Madrid: el público supo esperar, me dejó desarrollar y tuvo paciencia. Los toros sacaron muchas complicaciones, fueron duros y tuve que sobarlos, ‘marinear’ con ellos, antes de meterme en su terreno. Pero una vez dentro disfruté con los que estaba haciendo. Meter a un torazo de Miura en la muleta, verlo entregado, es una sensación que no puede compararse con nada. Pero hasta que llega ese momento las pasas pu-


18-21 TD35:Maquetación 1 05/05/11 22:48 Página 21

la zona inguinal, causando daños en el paquete intestinal, en el recto y en la cavidad abdominal. Por culpa de esa cornada tuve que cortar la temporada. Perdí nada menos que cincuenta corridas de toros. ¡Un dineral! Fue una cornada muy grande. Me llegó hasta aquí arriba. Cuando me quitaron la taleguilla en la enfermería tenía la barriga hinchada como un globo. Lo único que le dije a los médicos, antes de que hiciera efecto la anestesia, fue que la herida era profunda. La que me quitó del toreo fue la cornada en el brazo que años más tarde me pegó un toro en Sevilla. La de Almería, no. ¿Pasó miedo? No. Nunca pensé que me podía matar un toro. Jamás. La muerte llega cuando tiene que llegar. Unos días antes de morir Paquirri cenamos juntos. “Manuel, que injusta es la vida, yo voy a torear una corrida así de bonita en Pozoblanco y tú, con las cualidades tan buenas que tienes, vas a Madrid a matar una ‘dominguera’”. Paco pensaba que en el toreo primero hay que ser yunque y luego martillo. “Pero cuando seas martillo, golpea”, decía.

”L

a cornada de Almería me hizo cortar la temporada y perder cincuenta corridas de toros” tas. Corté una oreja a cada toro, pero al segundo, si lo mato bien, le cortó las dos. Cuando salí por la Puerta Grande me acordé de mi madre y de todo lo que habíamos padecido. El siguiente 5 de junio salí de nuevo a hombros de Madrid, con toros de Puerto de San Lorenzo, y un mes más tarde, con Curro Romero y Antoñete, le corté otra oreja a uno de Torrestrella. Luego me ofrecieron matar seis toros de Victorino Martín en la corrida de la Prensa, pero ya era demasiado. Además lo de Victorino no se me daba bien.

¿Tuvieron un sabor distinto las salidas por la Puerta Grande? Fueron diferentes. Pero en la segunda tarde también salí arreando. Cuando triunfé ya no me daba coba. Aun arrimándote podías quedarte atrás. En cualquier pueblo saltaba uno en el tendido y gritaba: “¡Manili, arrímate como en Madrid!”. Cuando toreaba me daba hasta fiebre. ¿Por qué no se le daba bien lo de Victorino? Principalmente, porque no he tenido suerte con esta ganadería. No terminaba de cogerle el aire, aunque he cuajado algún toro de categoría, como en Bilbao. Cuando embiste por derecho lo hace con una clase extraordinaria. Pero son toros que para que rompan hay que sobarlos mucho, perderles muchos pasos entre pase y pase, y lo mío era quedarme en el sitio y ligar los muletazos desde un principio. Tampoco admiten las cercanías, y yo donde me encontraba a gusto era pisando el terreno del toro. Desgraciadamente, poco después, el 25 de agosto en Almería un toro del Marqués de Albayda le hiere de extrema gravedad en

Al año siguiente suma un buen número de festejos, pero su carrera empieza a declinar… No tuve suerte, la verdad. Y encima seguía con el problema del dinero que antes te he comentado. Así que decidí dejar a Molina y me fui con Pepe Luis Segura. Pero mi momento había pasado. Tenía contratos, vale, pero otra vez sin dinero, y ya no estaba dispuesto a bajarme los pantalones. Prefería irme a casa, pero ¿empezar de cero? Ni hablar. ¿Se retiró amargado? Amargado no he estado nunca, jodido, sí. Ahora soy feliz con lo que tengo. O sea, que de volver a cazar conejos para torear, nada. Según que tipo de conejos (risa maliciosa). ¿Cree usted que los aficionados y la prensa taurina en general ha sabido apreciar que El Tigre de Cantillana, además de tener un valor espartano, ha sido un buen torero y un gran profesional? Me consta que los profesionales y los buenos aficionados piensan eso de mí. No me gusta echarme flores, pero he sido capaz de meter muchos toros en la muleta, de distinta condición, y eso no se consigue solo con valor. A cojones gana el toro. Conozco a fondo mi profesión y he sido un torero templado. Porque Manili ha toreado despacio, a toros duros y correosos que no cabían por esa puerta. La mayoría de los toros tienen un momento en que se dejan meter mano. Y ahí estaba yo, para darles fiesta.

21


22-25 TD35:Maquetación 1 05/05/11 22:51 Página 22

CLÁSICOS GANADEROS EN LAS VENTAS

Un toro de Cuadri bien musculado, hondo y con pitones acapachados, características clásicas de esta ganadería.

Cuadri: fidelidad a una línea Durante la postguerra surgió una generación de criadores que asumieron el nuevo concepto de bravura, en el que la nobleza y la duración eran componentes esenciales. Uno de ellos fue don Celestino Cuadri, cuya pasión por el toro se volcó en una ganadería originaria de un cruce entre diversas sangres, a la que fue capaz de imprimir una identidad propia. Sus sucesores se han mantenido fieles a esa misma línea, cuyos atributos definitorios son seriedad e integridad, pero no en el sentido torcido con el que algunos manipulan estos términos. De hecho, ésta nunca fue una divisa terrorífica ni equívoca, sino que posee una bravura con fondo de clase, o sea, apta para el triunfo del torero, pero de embestida vibrante y envuelta con una estampa imponente. Transcurrido más de medio siglo desde que debutó en Las Ventas, hoy es una de las ganaderías predilectas de esta plaza. Texto: Joaquín López del Ramo Fotos: Juan Miguel Sánchez Vigil, Martín y Joaquín López del Ramo

22

C

uadri es el más clásico de los apellidos onubenses vinculados a la cría del toro bravo. Su hierro es una «H» de Huelva acostada que perteneció anteriormente a don José Clemente Rivera, antepasado de la familia. La historia de esta divisa arranca en 1946, cuando don Celestino Cuadri compró la camada de eralas de Esteban González del

Camino, ganadería integrada por reses de Pérez de la Concha, Félix Suárez, Santa Coloma, y Curro Molina, éstas procedentes de Urcola y un toro del conde de la Corte llamado Baturro. Cuadri añadió otras dos partidas de vacas de Esteban González en 1947 y 1948 y empezó a seleccionar asesorado por un antiguo mayoral de don Esteban. Fruto de aquellas tientas fueron


22-25 TD35:Maquetación 1 05/05/11 22:51 Página 23

dos sementales básicos: Pestillero, que era hijo de una vaca de la línea Santa Coloma, y Frescadillo, de la rama Urcola. El ganado adquirido fue trasladado a la finca «Juan Vides», del término de Trigueros, cuyo nombre lo tomó del abuelo de don Celestino Cuadri, Vides de segundo apellido. En el año 1954 el señor Cuadri adquirió la ganadería de José María Lancha, originaria de Gamero Cívico y también conformada con reses de Esteban González del Camino. A partir de ahí cruzó entre sí todas estas sangres, dando origen a un arquetipo con personalidad propia. Los cuadris no se parecen a los toros de ninguna otra ganadería. Son panzudos, cortos de manos, de gran hondura, papada abundante y astas acapachadas y veletas, rasgos que apuntan a lo de Gamero-Cívico y Urcola, si bien un punto bastos. Su piel es lustrosa y se viste de color zaino, aunque también hay toros mulatos, listones, y castaños, capas típicas de las dos sangres citadas. Los cárdenos y berrendos se daban en la época de Esteban González, pero hace mucho que no existen. La embestida de los mejores ejemplares es fuerte, fija, larga y con clase. En su cara negativa, pecan de tardear, ser bruscos y algo mirones. TRIUNFOS INICIALES Por lo ya comentado, la ganadería de Cuadri puede considerarse heredera de

la de Esteban González del Camino, ganadero afincado en Utrera que debutó en la vieja plaza de Madrid el 10 de septiembre de 1933, donde al año siguiente un toro de su hierro llamado Solito fue premiado con la vuelta al ruedo, lo que rápidamente le dio un estimable cartel. La presentación en Las Ventas tuvo lugar el 9 de junio de 1936 con tres toros de excelente clase, que estoquearon Alfredo Corrochano, El Estudiante y Curro Caro. También se saldó con éxito la novillada del 12 de julio de 1936, en la que hubo un astado de bandera, llamado Jareño, que fue ovacionado de forma clamorosa. Tras el paréntesis de la Guerra Civil, don Esteban volvió a Madrid el 13 de agosto de 1939 con una novillada que evidenció bravura y suave embestida. La otra ganadería que sirvió de base a la de Cuadri fue la de José María Lancha, que se presentó en Las Ventas el 8 de junio de 1950 y logró un notable éxito gracias a tres sensacionales novillos, llamados Rompelindes, Notador y Corajudo. Así pues, y aún no siendo vacadas de gran relumbrón, ya las antecedentes de la divisa que nos ocupa contaban con un bien ganado prestigio entre los aficionados de la capital. Victoriano Posada, Mario Carrión y Parrita fueron los encargados de despachar la corrida con la que don Celestino hizo su presentación en Madrid, la tarde del 8 de abril de 1954. Fue un encierro algo

desigual de juego, pero todo él noble, en el que destacaron el segundo, Curioso, y el último, que atendió por Bravío. Cuadri repitió a finales de esa misma temporada con una novillada más temperamental y volvió a nuestra plaza los años 1957, 1958, 1960 y 1961 también con sendos lotes de novillos. El mayor éxito de esta etapa lo obtuvo el 17 de marzo de 1957 gracias a un lote de preciosa lámina, además de bravo y noble, en el que hubo tres astados sobresalientes: Bayunquero, Zapatero y Matancero. La ganadería dio el salto a la fama a mediados de los años sesenta gracias a tres éxitos clave. El primero fue la excelente corrida de feria de Sevilla de 1965, con la que triunfaron Diego Puerta y Paco Camino y en la que el toro Tratante fue premiado como el más bravo del serial. El segundo gran triunfo fue la corrida de las Fallas de Valencia de 1966, donde se lidió el excepcional toro Clavijito, galardonado con la vuelta al ruedo después de que Diego Puerta le cortara las dos orejas y el rabo. El tercero de estos episodios tuvo como nombre propio el del toro Nadadero, que se llevó para Trigueros el premio de la Real Maestranza al más bravo de la feria de Sevilla de 1966. Al ser una vacada más bien corta en número de reses, no en todas las camadas había corridas para plazas de primera y quizás por ello los cuadris sólo se

El Caracol toreando con empaque a un noble toro de Cuadri en la corrida celebrada el 1 de septiembre de 1968.

23


22-25 TD35:Maquetación 1 05/05/11 22:51 Página 24

CLÁSICOS GANADEROS EN LAS VENTAS

El excelente toro Aragonés humilla con clase y codicia en la muleta de Israel Lancho, el 25 de mayo de 2008.

lidiaron una vez en Madrid durante esta década. Fue el 1 de septiembre de 1968, con un mano a mano entre El Caracol y Victor Manuel Martín en el que saltó un quinto toro cuya embestida humillada y con clase permitió al gitano de Alicante hilvanar varios muletazos con gran empaque.

taron varios ejemplares de nota, como también lo fue Miseria, gran toro lidiado por Manuel Amador el 16 de mayo de 1979. De forma gradual la ganadería ganó muchos enteros clase y bondad, lo que motivó el acercamiento de las figu-

ras. Claro exponente de ello fue la gran corrida de la feria de Julio valenciana de 1979, en la que José María Manzanares cortó cuatro orejas y Julio Robles tres. El maestro alicantino y el Capea cortaron una oreja a sendos toros de Cuadri en el

DESPEGUE Y BACHE El 17 de mayo de 1970 se produjo el debut de Cuadri en la feria de San Isidro, que abrió una nueva etapa en la trayectoria del hierro onubense. Aquella corrida, brava y fina en su conjunto, tuvo dos toros más que notables: Colladero, al que cortó una oreja Pedrín Benjumea, y Marinero. La feria de Sevilla de 1971 y las Fallas de Valencia de 1973 fueron el marco de otros grandes triunfos de la ganadería en estos años. Otra de las mejores corridas fue la lidiada en Madrid el 6 de julio de 1975, que contó con varios ejemplares bravos y nobles, en tanto que Curro Fuentes y Frascuelo cortaron sendas orejas. A partir de 1978, los cuadris se hicieron habituales en San Isidro; el encierro de ese año fue estoqueado por Dámaso González, que cortó una oreja, Paco Alcalde y Ortega Cano, y en el mismo sal-

24

Uno de los toros de la corrida de Cuadri lidiada en la feria de San isidro 2010: Frijonero, que dio magnífico juego.


22-25 TD35:Maquetación 1 05/05/11 22:51 Página 25

San Isidro de 1980, y en la feria del año siguiente la corrida del hierro onubense contó de nuevo con un gran cartel de toreros: Ángel Teruel, Manzanares y Emilio Muñoz. La corrida de la feria de San Isidro de 1982, que despacharon Manolo Vázquez, Antoñete y Jorge Gutierrez, tuvo gran importancia por su seriedad, nobleza y motor. El 17 de septiembre de ese mismo año se lidiaron dos toros que aunaron bravura y clase, con uno de los cuales, de nombre Cumbrero, Paco Ojeda realizó su primera gran faena en Madrid. Durante la temporada de 1983 lo cuadris triunfaron en las Fallas de Valencia y en la feria francesa de Dax, pero la corrida de San Isidro fue el principio del terrible bache de fuerza, convertida en invalidez endémica, que en muy poco tiempo desplomó el cartel de la divisa. Ello culminó en la desastrosa corrida de Beneficencia de 1984, que los apóstoles del “torismo”, en un nuevo y difamante ridículo, achacaron a un supuesto drogado de los toros, cuando en realidad se debió a un fallo de selección de los progenitores. Algo debía intuir don Celestino, cuando de forma inmediata sacrificó la mitad de sus vacas y el nuevo semental causante del fiasco. RECUPERANDO EL SITIO Cuadri volvió a Madrid, hasta el 19 de junio de 1988 con una aparatosa corrida cinqueña que dió juego desigual, aunque en la feria del Pilar de 1988 y en los sanfermines de 1990 empezaron a verse los primeros atisbos de recuperación. El retorno a Las Ventas se produjo el 28 de abril de 1991 de la mano de una corrida que mostró las virtudes tradicionales de la casa: toros nobles, de embestida alegre y, por fin, con fuerza. Entre ellos destacaron Talismán, con el que César Rincón dio su primer toque de atención camino del estrellato, y Ciclista. Las magníficas camadas de 1992 y 1993 ratificaron sin lugar a dudas la salida del bache. En el 92 se lidió otro gran encierro en la feria de San Isidro, destacando los toros Colladito y Sorteador, y al año siguiente Cuadri repitió éxito gracias a una excelente lote en el que sobresalieron Cenagoso y Clavellino, éste último galardonado por el Ayuntamiento como el más bravo de la feria. El tenor de juego desde mediados los años 90 ha mantenido un buen tono, aunque con algunas desigualdades, dentro de un estilo con más movilidad o fogosidad pero sin mengua de

Ribete, serio y buen toro castaño de Cuadri lidiado en Las Ventas el 23 de mayo de 2010.

la nobleza. Como en otros muchos casos, los pupilos de Cuadri han aumentado de tamaño respecto al patrón clásico y por ello les caben muchos kilos, lo que aparte de ir contra natura, jamás ha aportado nada positivo en ninguna ganadería. La ganadería onubense se ha convertido en una de las fijas en la feria de San Isidro a lo largo de los últimos veinte años y en casi todas sus citas lidió ejemplares destacados, varios de ellos de premio. Cierto que algunas corridas decepcionaron y otras, aunque muy celebradas por la demagogia “torista”, en realidad sólo fueron espectaculares por su movilidad o complicadas, pero no bravas, aspectos que por ignorancia y/o mala fe se confunden muy a menudo. Durante los postreros años de vida de don Celestino Cuadri, fallecido en febrero de 2001, sus toros lograron importantes éxitos en Madrid. Tuvo mucha resonancia la vuelta al ruedo de Poleo, lidiado por Luis Francisco Esplá el 5 de junio de 1996, dentro de un encierro en el que hubo otros dos toros importantes, que atendieron por Freidor y Despensero. En el San Isidro de 1997 su corrida fue premiada como la más completa de la feria, en especial gracias al extraordinario toro Miseria, al que Pepín Liria cortó una oreja. Otro gran ejemplar de esta etapa por su bravura, transmisión y recorrido fue Lesnero, desorejado por Dávila Miu-

ra el 6 de junio de 1999, y asimismo excelente resultó Cenagoso, jugado el 7 de junio de 2000. La primera corrida lidiada en Las Ventas tras el fallecimiento del fundador de la ganadería se celebró el 7 de junio de 2001 y en conjunto fue la de más clase y nobleza, con tres ejemplares de éxito claro para el torero, llamados Zalamero, Lesnero y Olé-olé. Malo y duro el encierro del año 2003, el 31 de mayo de 2004 volvieron a saltar al ruedo madrileño dos cuadris de gran nota: Taconero y Fogonero, éste último galardonado con un nuevo premio al más bravo de San Isidro. La tónica de desigualdad quedó en evidencia por el mal estilo y aspereza mostrados por las corridas lidiadas en 2005, 2006 y 2007, en contraste con el buen juego del toro Aragonés, un cinqueño humillador y de alegre bravura estoqueado por Israel Lancho el 25 de mayo de 2008, que se llevó el premio al más bravo del serial isidril. Se cierra de momento el recorrido cronológico por la historia de esta ganadería con la buena corrida lidiada el 23 de mayo de 2010, en la que hubo tres astados de alta nota: el castaño Ribete, que correspondió a Salvador Cortés; el muy noble Barbacoa, despachado por López Chaves, y el magnifico Frijonero, al que toreó David Mora y fue galardonado como el más completo de la feria.

25


26-28 TD35:Maquetación 1 03/05/11 18:24 Página 26

ENTREVISTA

Foto Cedida por el Diario AS.

V

26

“Para buscar el éxito hay que mejorar las relaciones”


26-28 TD35:Maquetación 1 03/05/11 18:24 Página 27

Vicente del Bosque Ya lo dijo Bernabéu, don Santiago: “El fútbol es un espectáculo mediocre dirigido por mentes brillantes”, una frase que ha escuchado no pocas veces don Vicente del Bosque, nuestro interlocutor hoy. Hombre parco en palabras, no fue fácil entrevistarle justamente por esa prudencia que ensayó en cada comentario, lo que no quita que resultara todo un privilegio dialogar con él. Texto: Laura Tenorio

Pregunta | Su biografía, escrita por un periodista taurino –Paco Cañamero– se titula El valor de la dignidad. ¿Qué es la dignidad para usted? Respuesta | Es conducirse por la vida de la forma más recta posible.

¿Le hubiera gustado ser torero? De crío, en mis primeros años, parecía que me iba a gustar. Pero la verdad es que enseguida tuve muy claro que lo mío era el balón.

Usted ha prologado la biografía de El Viti. ¿Qué narró en esas líneas? Me referí a aquellos veranos de una Salamanca con muchas limitaciones, en la que se hablaba, normalmente, de fútbol y de toros. En fútbol no ha cambiado mucho la cosa, porque siguen siendo el Madrid y el Barcelona los temas de conversación. En los toros, sin embargo, sí, porque entonces era la época de El Cordobés y El Viti, toreros que como todo el mundo sabe hoy ya no están en activo.

¿Y los valores? Algo positivo que tienen las personas. Todo el mundo está lleno de imperfecciones, por eso hay que intentar actuar con corrección, con valores, con buenos valores. Dicen que tiene usted un carácter inmejorable. Bueno, de todo un poco. Lo que intento es siempre tratar de mejorar las relaciones, porque es desde ahí desde donde podemos buscar el éxito, que es lo que en mi profesión se espera de mí. Para un entrenador, o para cualquier persona que tiene que conducir grupos humanos, es un factor importantísimo. Para un seleccionador, ¿crear cohesión de equipo es un reto? Es una necesidad. En lo humano y en lo deportivo. De hecho, sin cohesión, no digo que no se pueda ganar, pero el éxito está más lejos. Supongo que sucederá lo mismo en las cuadrillas. ¿Tiene alguna fórmula para inculcar a La Roja ese ánimo? Normalmente depende mucho de quien mande, de su carácter, de su personalidad, de su formación y, cómo no, de su experiencia. Ahí intento aplicar aquello en lo que creo para que el grupo funcione. Don Vicente, ¿usa mucho la muleta? Lo justo, porque tampoco hay que abusar; hay que emplearla en ciertos momentos, al igual que la mano izquierda, que hay que cogerla lo imprescindible. Lo mejor es intentar dar los pases justos al toro, no más.

guno de los de entonces lo logró, francamente. Ahora recuerdo a un tal Flores. Además, yo vivía muy cerca de la plaza. También recuerdo, cómo no, a dos toreros que ya siendo matadores, jugaban al fútbol con nosotros: Andrés Vázquez y Dámaso Gómez. Por cierto, lo hacían muy bien.

El Viti, ¿un espejo en el que mirarse? Bueno, yo le conocí ya de mayor. Y creo que ha sido, es, una persona que representa muy bien los valores de un buen charro, pienso que es un hombre ejemplar.

Foto: Alberto Simón.

”R

ecuerdo aquellos veranos en Salamanca, en los que se hablaba de fútbol y toros” ¿Dónde están sus primeros recuerdos relacionados con el toro? En las novilladas de promoción, de ésas sin caballos, que iba a ver siendo un chaval a La Glorieta, en Salamanca. Eran torerillos desconocidos que intentaban hacer méritos para abrirse camino en el toro. No sé siquiera si al-

Si le digo un cartel con Gento, Di Stefano y Puskas, ¿con qué diestros los emparejaría? Me resulta imposible hacerlo. No me veo capacitado. No sé, no sé, diría un nombre por salir del paso, pero lo mismo no soy justo. ¿Y quién sería el Zarra de los alberos? Zarra es un histórico del fútbol español, pero tampoco me veo capaz de encontrarle un paralelismo en los ruedos. ¿En el fútbol, como en el toro, hay que saber retirarse a tiempo? Sí, y eso no es fácil. Primero, los toreros tienen una vida más longeva que los futbolistas. Además, cada día se tolera menos a aquel que lleva mucho tiempo en la misma plantilla. De hecho cada vez es más raro que un futbolista esté muchos años en el mismo club, cosa que antes era bastante habitual. Y eso en el toro no sucede.

27


26-28 TD35:Maquetación 1 03/05/11 18:24 Página 28

Foto: Carmelo Rubio, RFEF.

ENTREVISTA

”Y

o tuve la suerte de estar en un club en el que las victorias eran muy pasajeras y las derrotas muy duras” Aunque vaya poco a la plaza, ¿díganos un torero de los actuales? La verdad es que me cuesta… Juan Mora es un buen torero… Lo que me gustaría es que alguno de los diestros salmantinos que está despuntando saliera adelante. En la Roja hay disparidad de opiniones para con los toros: Sergio Ramos, jugando el Real Madrid-Valladolid, se fue a Las Ventas a ver una corrida. Tuvo que pedir perdón. Por su parte, Pujol, sin embargo, ha manifestado que prohibiría los toros… En la selección, como en todos sitios, tienen opiniones diversas, es normal. Pero lo mejor es que todos respetan lo que piensan sus compañeros, sin polémica, aunque se hable de toros. ¿Cuál es el secreto del éxito en el Fútbol español? Nosotros, para quedar campeones del mundo, tuvimos esa pizca de suerte que siempre hay que tener, pero no fue un hecho casual, no. En España llevamos haciendo las cosas bien desde hace ya mucho tiempo. Tenemos excelentes campos de juego por todo el país, también tenemos muy buenos entrenadores, muchos se han ido al extranjero a formarse, al igual que jugadores… Creo que hay una serie de factores que explican el que el fútbol español atraviese el momento en el que está.

¿Qué le enseñaron los fracasos? Yo tuve la suerte de estar en un club en el que las victorias eran muy pasajeras y las derrotas muy duras. Y esas experiencias te van endureciendo, vas aprendiendo, porque es cierto que las derrotas te enseñan a apreciar más las victorias. ¿Qué ha aprendido de los éxitos? Un comportamiento correcto, porque ya he dicho que el éxito es siempre muy pasajero. Te enseña a relativizar todo. ¿Su mayor acierto? Crear una familia.

De los que deberíamos aprender el sector del toro, tal vez. Bueno, no. No creo que estemos para dar lecciones. Pero claro, tener una buena base, una buena cantera, es fundamental, claro. Me imagino que en el toro hay escuelas taurinas por muchos sitios.

¿Un error que pueda y quiera confesar? Creo que, no subsanable, ninguno. José Tomás es, hoy por hoy, el diestro más esperado. ¿Qué opinión tiene de él? Es un estilo de toreo que ha marcado una línea, cosa que no es fácil en estos tiempos. Además, también me gusta porque es un hombre muy discreto, por lo menos a mí me lo parece. ¿Y de Ponce, que dicen juega al fútbol con una calidad extraordinaria? Sí, sí. Creo que le he visto más veces jugando al fútbol que toreando. Es un gran torero.

28

Foto: Carmelo Rubio, RFEF.

Sí que las hay, pero le pongo otro ejemplo: en un telediario, para que den una noticia de toros, tiene que ser porque en la plaza se haya rozado el drama. Vivimos una época de extremismo en todos los sectores dentro del periodismo; vende sólo lo extremo, la normalidad no vende.


Proyecto1:Maquetaci贸n 1 25/06/10 10:42 P谩gina 1


30 TD35:Maquetación 1 05/05/11 22:54 Página 30

TAUROMAQUIA

Derechazo para una puerta grande

Foto: Vigil Texto: Manuel Durán y Juan Miguel Sánchez Vigil

Las Ventas, 28 de mayo de 2005

E

ntrega, firmeza, hondura, mando y temple, para la sexta puerta grande en Las Ventas. Entre 1991, aquel 21 de mayo con toros de Baltasar Ibán, y el 2005, en la tarde del 28 de mayo con los de Alcurrucén, César Rincón devolvió a Madrid, a su plaza y a sus aficionados, todo lo que la Monumental puede dar y otorgar cuando un torero se entrega con la verdad por delante. La fotografía, obtenida desde el ángulo bajo que otorga la meseta de la enfermería en terrenos del cuatro, muestra a la perfección la personalidad y el toreo del César colombiano. Esta imagen rememora las puertas gran-

30

des que la precedieron, con fechas señaladas en el calendario: 22 de mayo de 1991 con toros de Murteira Grave, 6 de junio de 1991 en la corrida de la Beneficencia con toros de Samuel Flores, 1 de octubre de 1991 con un toro de Sepúlveda y otro de Romao de Moura, y 29 de mayo de 1995 con un sobrero de Hermanos Astolfi. César Rincón, un torero con nombre de emperador y apellido que sugiere el recogimiento. Un día citó de lejos a la vida y aguantó con los pies pegados a la tierra la embestida del toro negro. Seis veces seis alzó sus brazos para atrapar la silueta de la Monumental y alcanzar la gloria de los toreros.


Proyecto1:Maquetaci贸n 1 04/05/10 17:50 P谩gina 1


Proyecto2:Maquetaci贸n 1 04/05/10 17:53 P谩gina 1


Revista Taurodelta nº35