Issuu on Google+

TRIBUS  URBANAS   Taller  Madrid  paso  a  paso   Marzo  2012  


¿Qué  son  las  tribus  urbanas?  


¿Qué  son  las  tribus  urbanas?   • 

Las  tribus  urbanas  están  más  de  moda  que   nunca,  a  pesar  de  tener  más  de  tres  siglos  de   historia.  

• 

En  Madrid  se  han  encontrado  indicios  de  que   allá  por  el  siglo  XVIII  ya  exisKan,  como   muestran  algunos  cuadros  de  Goya  o  ANenza.  

• 

Estos  grupos  sociales  se  juntan  en  función  de   sus  ideologías  o  forma  de  vida  bajo  los   mismos  patrones  estéNcos,  señas  de   idenNdad,  jergas,  música,  e  incluso  bajo  las   mismas  reglas.  

• 

Es  más  común  que  se  concentren  en  grandes   capitales  como  Barcelona  o  Madrid,  pero   pueden  encontrarse  en  cualquier  ciudad   española.  


• 

Hay  un  sin6n  de  tribus,  cada  cual  con  un   ideario  disNnto:  anárquicas,  apolíNcas,  de   izquierdas,  de  derechas…  

• 

Todas  Nenen  algo  en  común:  promulgan  una   ideología  propia.  

• 

Sólo  en  Madrid  capital,  hay  más  de  quince   tribus  urbanas.  

• 

Cada  una  de  ellas  Nene  un  territorio  propio,   aunque  la  mayoría  se  mueven  por  el  centro,   en  zonas  comerciales  o  de  ocio  nocturno,   donde  hay  bares  y  Nendas  afines  a  sus   personalidades.  

• 

Muchos  vinculan  a  las  tribus  urbanas  con  la   violencia  callejera,  pero  no  siempre  es  así.  Es   cierto  que  algunas  bandas  son  protagonistas   de  numerosos  incidentes  y  agresiones,  por  lo   que  se  les  atribuye  peligro  social.  

• 

Pero  otras  son  inofensivas,  ya  que  ni  siquiera   están  sujetas  a  una  ideología  políNca,  sino   que  simplemente  comparten  tendencias   estéNcas  o  gustos  por  una  misma  música.  


•  Skin  Heads  


•  GóNcos  


•  Punks  


•  Bakalaeros  


•  Heavies  


•  Emos  


•  Raperos  


•  Poperos  (Mods)  


•  Grunges  


• 

Las  tribus  urbanas  nos  han  acompañado   siempre,  a  pesar  de  su  constante   evolución.  Todas  representan  un  reflejo   de  sí  mismas,  o  quizá  de  la  sociedad  en  las   que  les  ha  tocado  vivir.  


Tribus  urbanas  del  XVIII  en  Madrid  


• 

Así  podemos  idenNficar  a  los  Donlindos,   con  dinero  y  sin  oficio,  miembro  de  lo  que   hoy  sería  el  pijerío  más  recalcitrante.  

• 

VesNdos  a  la  úlNma  moda,  eran  asiduos  en   las  tertulias,  teatros,  paseos,  casas  de   juego  y  mesones.  Inventan  adornos  y   peinados,  que  se  caracteriza  por  una   especie  de  moñito  sobre  el  cuello,   rodeado  de  rizos.    


• 

Junto  a  ellos,  y  ya  en  época  de  los   Borbones,  aparece  el  PeAmetre,  palabra   españolizada  que  en  francés  quiere  decir   algo  así  como  “Directorcillo  de   Salón”  (peNt  maitre).  Este  ya  no   corresponde  a  la  clase  alta  sino  a  la  baja   aristocrácia.  Les  gusta  viajar  y  traen   modas  de  otros  siNos:  calzones  ceñidos,   medias  de  seda,  camisas  de  volantes…  una   maravilla  de  la  horterada.  

• 

Aristócratas  de  lo  popular  y  de  carácter   fanfarrón,  se  dedicaron  a  oficios  que  no   llevaran  implícito  demasiado   someNmiento.  Fueron  aguadores,   caleseros  y  soguillas,  entre  otras   profesiones,  y  cómo  no,  amantes  de  las   algaradas  y  de  los  amoríos  sin   complicaciones.  


• 

Detrás  de  todo  PeAmetre  hay  una   PeAmetra,  que  Nenen  por  costumbre   adornarse  con  joyas  hasta  el  ridículo.   Organizan  fiestas  y  son  muy  dadas  a   pasear.  Hablar  con  ellas  debería  ser  un   primor,  uNlizaban  palabras  tontas  y   neologismos  


• 

El  Majo  madrileño  exagera  su   aspecto  racial  y  odia  todo  lo  que   viene  de  fuera.  Con  sus  calzones   estrechos,  camisas  bordadas,   chaleco,  zapatos  con  hebilla,   redecilla  en  la  cabeza  y  siempre   con  capa  española  sobre  el   hombro,  ,  nada  de  chaqueNllas.  

• 

Nada  de  espadines,  por  supuesto:   una  buena  navaja  en  la  cintura,  no   siempre  de  adorno,  que  Nene  vivo   genio  el  majo:  es  arrogante,   pendenciero,  insolente.                           aborrece  a  Donlindos  y  PeNmetres.  

• 

Por  el  contrario  los  "majos",   habitantes  del  barrio  de  Maravillas,   hoy  más  conocido  por  Malasaña,   eran  más  tranquilos  y  gustaban  de   fiestas  más  sosegadas.  Contaban   con  empleos  de  horas  fijas:   zapateros,  carpinteros,  sacristanes,   etc.  Solían  guardar  las  apariencias   y  sus  amores  muchas  veces  eran   de  “tapadillo”.  


• 

Como  su  compañera  la  maja:  alegre,   deslenguada,  camina  levantando  los   adoquines  con  sus  tacones  y  el  meneo  de   la  falda.  Su  descaro  la  ha  hecho  famosa;  es   el  protoNpo  de  la  mujer  madrileña.    

• 

Por  algo  decimos  hoy  “¡qué  maja  es!”,  que   en  expresión  admiraNva  se  ha  quedado.    

• 

Viven  en  Embajadores,  Lavapiés,  el  Rastro.  

             


• 

los  chisperos,  nombre  que  les  viene   de  su  oficio  de  herreros,  habitantes  de   Barquillo,  Belén,  Jesús  y  María,   Válgame  Dios  y  San  Francisco;  

• 

Los  "chisperos"  o  "herreros"  eran  los   trabajadores  de  las  herrerías  situadas   por  aquel  entonces  en  la  actual  zona   de  las  Salesas  y  alrededores.  

• 

También  fueron  sobresalientes   guardaespaldas  de  políNcos,  chulitos   de  taberna  y  garitos  de  mala  fama,   guaperas  de  mancerias,  dominadores   del  desparpajo  y  la  chulería.  Se   hicieron  querer  por  algunas  de  las   más  hermosas  mujeres  de  la   aristocracia  madrileña.    


• 

los  manolos,  que  suelen  ser   carpinteros  y  torneros;  son  más   duros  y  vulgares  que  los  majos,  y  su   sueño  es  ser  figura  del  toreo  (que   alguno  lo  fue)  o  dueños  de  casas  de   citas.  

• 

Los  "manolos"  -­‐genNlicio  de  Manuel   y  nombre  obligado  del  primogénito   en  las  familias  de  judíos  conversos-­‐    

• 

dominaban  el  barrio  de  Lavapiés  y   expandían  el  casNcismo  de  la   'manolería'  por  todas  sus  calles  y   plazas.  

• 

Se  uNliza  como  sinónimo  de  guapo,   valiente  o  chulo  


Se  disNnguen  en  el  comer:  el   peNmetre  picotea  extravagancias  y   muchos  dulces.  El  majo  se  pone   hasta  arriba  de  cocido,  callos  y   churros.                           •  El  peNmetre  danza  en  los  salones.   El  majo  lo  Nene  a  desdoro  de  su   hombría:  ve  bailar  a  la  maja,  que  lo   hace  divinamente.                           •  El  peNmetre,  si  es  ofendido,  desama   en  duelo…  y  no  acude  las  más  de   las  veces.  El  majo,  por  un  “buenos   días”  con  mal  tono,  saca  la  navaja  y   te  deja  en  el  siNo.                           •  El  peNmetre  degusta  chocolate.  El   majo  se  echa  al  coleto  una  jarra  de   vino  que  acompaña  con  torreznos.                           •  Y  no  se  soportan  unos  a  otros.   Vamos,  como  ahora.  Tribus   urbanas,  modos  de  vivir  y  ver  la   vida,  gentes  que  han  creado  este   Madrid  nuestro  del  siglo  en  siglo.  Y   de  cada  uno  de  los  cuales  queda   algo:  los  pijos,  los  horteras,  las   pandillas…                         • 


• 

Todos  ellos,  los  'gatos'  y  las  'gatas'  madrileñas,  sin  embargo,  son  también  conocidos  popular  y   casNzamente  como  'chulapos'  y  'chulapas'  y  también,  aunque  es  menos  frecuente  pues  suena   más  despecNvo,  como  'chulos'  y  'chulas'.  


Trajes  regionales   • 

El  traje  goyescoPersonajes  goyescos.  

• 

Traje  usado  en  Madrid  desde  finales  del  siglo   XVIII  hasta  mediados  del  siglo  XIX  y  que  fue   adoptado  por  las  clases  altas  copiándolo  de   los  trajes  populares,  a  consecuencia  de  la   necesidad  de  aparentar  sobriedad  y   populismo  tras  la  Revolución  Francesa.  

• 

 En  el  caso  de  la  mujer,  el  traje  de  goyesca  se   compone  de  un  corpiño  ajustado  en  tejidos   ricos  (casi  siempre  terciopelos)  muy  escotado   y  un  pañuelo  tapándolo,  mangas  con  farol  en   hombro  y  luego  ajustadas,  redecilla  a  la   cabeza,  también  falda  de  vuelo  desde  la   cintura  con  mandil.  El  traje  suele  ir  bordado,   tanto  la  falda  como  el  corpiño.  


• 

En  el  caso  del  hombre  el  traje  de   goyesco  se  forma  de  camisa  blanca   con  un  fajín,  chaqueNlla  (en  tejidos   ricos)  corta  abotonada  y  adornada  con   bordados  y  pañuelo  al  cuello  haciendo   juego  con  el  fajín.    

• 

El  pantalón  es  ajustado  y  llega  hasta   debajo  de  las  rodillas  viéndose  las   medias  blancas.     Y  redecilla  bordada  negra  a  la  cabeza,   rematada  ésta  por  una  borla  o   "madroño"  en  su  extremo.  

• 


• 

El  otro  Npo  de  traje  regional  de  la   provincia  de  Madrid  es  el  castellano,  el   cual  comparte  con  el  resto  provincias   castellanas.  

• 

En  el  caso  de  la  mujer,  "manteo"  bordado   con  sobrefalda  y  enaguas  bordadas,   medias  caladas,  mantón  bordado  y   alfombrado  o  en  su  defecto  mantón  de   "milflores"  Kpico  de  la  Serranía  madrileña,   zapato  negro  con  lazo,  peinado   consistente  en  un  moño  parNdo,  a  veces   con  "rodetes"  o  "moño  de  picaporte"   según  sea  la  zona  de  la  Serranía  o  de  la   Campiña.  


• 

El  hombre  calza  las  Kpicas  "albarcas"  de   cuero  o  zapato  negro  en  momento  de   fesNvidad,  el  terno  se  compone  de   pantalón  hasta  la  rodilla  de  paño  marrón  o   negro,  chaleco  bordado  con  adornos  de   plata,  camisa  de  punto  bordada,  ya  sea  de   punto  segoviano  o  del  bordado  de   Lagartera,  chaqueta  con  los  vivos  en  seda,   pañuelo  "de  hierbas",  faja  bordada,   generalmente  negra,  roja  o  blanca,   acompañado  de  la  tradicional  capa   castellana  y  el  sombrero  calañés  


• 

No  confundir  nunca  la  vesNmenta  real  y   tradicional  de  Madrid  con  la  que   equivocadamente  se  viene  considerando   como  traje  Kpico  

• 

Fijado  por  las  zarzuelas  de  finales  del  siglo   XIX  y  principios  del  siglo  XX  (La  verbena  de   la  Paloma)  chaqueNlla  o  chaleco  con  clavel   en  la  solapa,  pantalones  oscuros  y   ajustados,  gorra  negra  a  cuadros,  boNnes   y  pañuelo  blanco  al  cuello  y  

• 

Ellas  con  pañuelo  a  la  cabeza  con  clavel   rojo  o  blanco,  blusa  blanca  y  ajustada  con   falda  de  lunares  o  vesNdo  Kpico  de   lunares  hasta  los  pies  y  Mantón  de   Manila.  


tribus urbanas