Page 1

entrevista

Enrique Villegas

Mercado mundial de frutas

COLOMBIA: Gran productor, regular consumidor Enrique Villegas, Juan Camilo Restrepo, Guillermo Alberto González, Francisco Lourido.

N

uestro país tiene varias regiones con tierras potencialmente ricas para la siembra de frutas a gran escala. Son áreas objeto del interés de los inversionistas nacionales e internacionales conocedores de la creciente demanda de frutas tropicales en el mercado mundial. Son industriales -como los de Olmué en Chile- quienes buscan potenciar su capacidad de abastecimiento para responder a una demanda en crecimiento. A partir de aquí, nace la necesidad de crear en la línea de congelados a Olmué Colombia. Renglón en el que los chilenos están posicionados desde hace 22 años, son terceros en su país en ventas y actualmente, exportan 17.000 toneladas desde sus plantas de Chillán, Curicó y Lorcoche, principalmente de fresa, frambuesa, arándanos, kiwi, espárragos y zetas silvestres. La fortaleza agrícola del Valle del Cauca no se hizo esperar y hoy día, está en plena construcción la planta de Olmué Colombia en la Hacienda La Italia, Palmira. “La obra civil estará terminada y será entregada a los vallecaucanos como regalo de navidad en diciembre próximo”, nos

dice Enrique Villegas, gerente general y miembro de una de las familias más reconocidas por su vocación y tradición agrícola en nuestra región. Se trata entonces de una sociedad entre Olmué Chile y el Grupo Oriente, establecido en el Valle del Cauca desde 1912, dedicado a la cañicultura y servicios agrícolas en general, a la producción de panela a través del trapiche San Antonio; y en los últimos años, a desarrollar vivienda de interés social en los terrenos de la hacienda La Italia de su propiedad. Olmué Colombia generará –en su fase inicial- 350 empleos, la mayoría para mujeres cabeza de familia, comenzará producción utilizando sólo un 25% de su capacidad instalada e iniciará exportaciones en marzo de 2012. “Los grandes cultivos que tienen como mira exportar, se están estableciendo en nuestras tierras, esos desarrollos están en el Urabá, norte de Colombia Cundinamarca, Tolima, Huila y obviamente en el Valle del Cauca”, explica el empresario colombiano. 31


PREGUNTA REVISTA PROCAÑA. ¿A qué se debe ese auge por las frutas? RESPONDE ENRIQUE VILLEGAS. Hay que tener en cuenta que en este mercado hay tres nichos. El primero es el fresco, que es muy grande en volúmenes y precios. Son frutas que salen en las mejores condiciones y en su estado natural para compra de los consumidores, donde Colombia es muy fuerte, pese a que no cumple con el consumo estándar de la Organización Mundial de la Salud de 400 gramos por habitante, por día, estamos en 180 gramos . No obstante la fruta que se produce en el país es suficiente para el consumo interno, de hecho hay poca disponibilidad para exportación. R.P:¿Cuáles son los otros dos nichos? E.V: sigue el de las pulpas, que a nivel mundial es un mercado de mucho crecimiento y cuya industrialización es la que más se ha generalizado y desarrollado a nivel

nacional, compra lo que no se vende en el fresco. Son productos listos para macerar y volverlos pulpa que es la base para hacer jugos. Sus compradores son industrias y hogares. El tercero es el de los congelados, donde está Olmué Colombia. Somos la primera empresa que se establece en Colombia para hacer este tipo de negocio. Es un mercado que permite utilizar tanto fruta fresca, como de segunda y tercera. El proceso de industrialización comprende: selección y lavado, retiro de la cascara, corte, congelado, empaque e ingreso a la cava de congelación. En las áreas de almacenamiento la temperatura es de menos 20 grados, donde las frutas se conservan empacadas y luego se pasan a los contenedores que viajan por el mundo. Hay otros dos nichos que podríamos decir son menores, los deshidratados y enlatados. R.P:¿Quiénes son los consumidores de congelados? E.V: este es un renglón concebido para que las frutas se puedan servir tan frescas como recién salidas de los cultivos y con una serie de ventajas que hacen muy práctico y económico su consumo. Al estar congeladas en corte y empacadas en diferentes tamaños, las frutas no tienen riesgo de descomposición o desperdicio, –como efecto de la maduración- se puede disponer exactamente de la cantidad necesitada, ya están lavadas y peladas, amén de la inocuidad porque su manipulación es prácticamente cero. Además, para el caso de Colombia con escasa infraestructura de vías y puertos, es una oportunidad que facilita su exportación R.P: ¿Cómo se sirve la fruta congelada? E.V: por ejemplo en un restaurante u hotel compran presentaciones de 5 o 10 kilos. El proceso de descongelamiento en un corte de 10 x 10 tarda 8 minutos. Un lapso muy corto para operar en cualquier circunstancia y servir frutas con todas sus características organolépticas, color, sabor y aromas naturales. El cambio es mínimo porque las frutas se congelan frescas, y con el sabor ideal, es muy poco el tiempo que dejamos pasar desde que llegan a las plantas. “Conservamos un perecedero”. R.P:¿Hacia qué países salen? E.V: Olmué Colombia llegará a los mismos clientes que tiene Olmué Chile. Inicialmente serán Estados Unidos y Canadá, en un 40%, Europa 40% y el otro 20% –en una mayor proporción- va a Australia, Japón y Corea; y en

32


Mercado Mundial de Frutas

una menor, a los países de Europa del Este y Rusia. Vamos a venderles, principalmente, piña Oro-miel, mango Kent y Keitt de carne muy suave, fresa, melón, papaya y banano. Y más adelante, una vez se establezcan los cultivos de arándanos y frambuesa. R.P: ¿Y los cultivos de estas frutas están cerca a la planta de Olmué? E.V: la mayoría sí. La fresa por ejemplo se encuentra en Sotará, Silvia, Piendamó, Tenerife, Santa Lucía y Barragán. En el valle geográfico del río Cauca abunda la piña oromiel, en nuestro departamento, municipio de Pradera, está ubicada la finca mejor manejada y más productiva del país en mango y tenemos una generosa área sembrada en melón y papaya. Cuando se mira todo el contexto nacional, realmente logra captarse que el Valle del Cauca y el Cauca tienen todas las condiciones y el potencial para desarrollar estos cultivos. Hay otras zonas importantes como Tolima y Cundinamarca que son fuertes, pero en un solo renglón. R.P: ¿Quiénes son los consumidores finales en los mercados internacionales? E.V: las familias en hogares y los clientes de hoteles, restaurantes y cruceros, quienes comen la fruta en su estado natural una vez es descongelada, o como mezcla en cocteles y culinaria en general. También están quienes consumen productos de pastelerías y las industrias que en general usan en sus compuestos frutas, entre ellas las de yogures, compotas, mermeladas, refrescos, néctares, jugos, etc.. R.P: ¿Y dónde compran? E.V: buenísima pregunta. Nosotros inicialmente vamos a venderle a las grandes compañías, a multinacionales. La operación comercial tiene aspectos tan interesantes como el que ellos nos mandan sus bolsas, nosotros empacamos y se las enviamos y ellos a su vez surten otras industrias, supermercados, cadenas de restaurantes y hoteles. R.P: ¿Cuántos son los grupos de consumidores? E.V: tres, el de hogar, institucional e industrial. En el primero, cuando el producto es llevado a los mostradores de congelados en los supermercados, la ama de casa es quien compra en el segundo, -línea institucional- el producto es adquirido por sectores como el hotelero, panadero, restaurantes y cruceros y por último el grupo de las

industrias que usan las frutas en sus diferentes líneas de alimentos líquidos y sólidos. R.P: ¿Qué influencia en la agricultura puede ejercer una industria como la de las frutas congeladas? E.V: muchas. Saltan a la vista las oportunidades como rotación de cultivos, sustitución de cultivos por baja productividad del existente y en las laderas altas de ilícitos o áreas dedicadas a la ganadería con baja rentabilidad y precaria generación de empleos, y la más importante, cambios en la manera de cultivar. Como se trata de productos que salen para mercados externos, nosotros tenemos que cumplir todas las normas que comprometen una agricultura limpia de precisión y sostenibilidad del planeta, además en planta se debe tener más de una decena de certificados de calidad que en su mayoría se extienden a los cultivos. Así como en el Valle del Cauca se dice que la agricultura era una antes de la llegada de los japoneses y otra después, creo que mañana diremos que la fruticultura del Valle, es otra después de la entrada a operar de Olmué Colombia. 33


correo de la ca単a

34

5__  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you