Page 1

EstudioRepisa

La lĂ­nea es tridimensional Peter Kroeger Claussen


Peter Kroeger Claussen El hacer artístico 1954 >>

Artista Visual y profesor titular del Instituto de Arte PUCV. Licenciado en artes plásticas mención pintura de la Facultad de Artes de la Universidad de Chile donde ejerció la docencia por más de veinte años, siendo además editor de publicaciones y curador de la Sala Juan Egenau. Participa de innumerables exposiciones y realiza intervenciones en Chile, México, Ecuador, Alemania, Estados Unidos e India. Destaca su intervención en el Muro de Berlín, su participación en la Bienal de Valparaíso, la Bienal del Museo Nacional de Bellas Artes, muestras colectivas en el Museo Contemporáneo de Santiago y la Galería Gabriela Mistral. Fue becario del Goethe Institut y artista en residencia en el Atelier de la Villa Romana Florenz, del Instituto Culturale Tedesco de Florencia (Florencia, 1994). Actualmente forma parte del equipo Estudio Repisa donde trabaja en colaboración con Sandra Marín en destacados proyectos editoriales, vive y labora en Viña del Mar, Chile. “Mi primer contacto artístico [1969 - 1972] fue con Urban Blank en el colegio Suizo de Santiago. Más adelante con Luis Lobo Parga y Adolfo Couve en la Universidad de Chile, principalmente hice pintura y fotografía. Me interesé en las preguntas sobre la imagen, sus capas y su lectura.Veo al lenguaje visual como un campo de aconteceres que está en diálogo estrecho con el espesor de la realidad y el hombre. Realizo obras gráficas con la escritura como imagen, intervenciones y acciones artísticas. Me encuentro como al principio: con entusiasmo por compartir los caminos posibles del pensamiento y del hacer artístico. Pinto y dibujo lo más frecuente que pueda.”


Peter Kroeger Arriba, óleo sobre tela, Desde el lago A la derecha, fotografía digital, en tren

El overall de Peter K Cuando La Bienal de Peter K estuvo en curso, todos los días nos preguntamos sobre su eficiencia. Mientras el autor se preguntaba todos los días por su sentido. Ambas eran preguntas paralelas. Cuando La Bienal de Peter K termine seguramente habrán muchas preguntas pertinentes, no sólo mías y del autor, sino que de todo lo que ocurrió más de alguien tomará nota, mientras otros las escriban.1 Por lo pronto nosotros queremos preguntarnos sobre su eficacia, que no es lo mismo que su eficiencia. Muchos se preguntarán ¿con qué ropa este señor se permite hacer una Bienal? Fácil. Quien haya divisado al autor lo reconocerá por sus overalls, por lo que quiero detenerme en ello como significante metodológico de la pregunta anterior.

04 05 La línea es tridimensional

“Overol” o “mono” -en castizo español-, viene del anglicismo overall, que no es exactamente una jardinera como uno podría pensar, sino más bien un buzo, es decir una pieza de vestir continua que por medio de botones y/o cierres metálicos contiene a la corporalidad del individuo en el esfuerzo de algún trabajo, siendo un significante por excelencia del imaginario que la modernidad impone a la figura del trabajador. De overoles sabemos en la historia del arte chileno, a recordar los “pegoteados” de Brugnoli en su canónica gesta de salida del cuadro, y de ahí un punto de fuga –que no filiación-, ya que aquí estamos lejos del hipoestalinismo del director de museo. Más bien la Escuela de Bellas Artes de ayer, Museo de hoy, es el origen del significado en los fragmentos ruinosos de latas sostenidas en su precario equilibrio de faro.


Peter Kroeger Arriba, óleo sobre tela, Desde el lago A la derecha, fotografía digital, en tren

Peter Kroeger Arriba, óleo sobre tela, Desde el lago A la derecha, fotografía digital, en tren

Que no significante, pues en estricto rigor lo que tenemos aquí son láminas metálicas con una acanaladura pequeña dispuesta en vertical, es decir son latas porteñas, por lo que dan cuenta del retorno desde (la) Chile hasta Valparaíso. Sin embargo en su traducción más literal overall significa global, en el sentido de total, otra manera de entender la totalidad de esta exposición, a la manera de la metáfora de su título como bienal. Es por eso la paradoja de que cuando esta Bienal termine, en realidad comenzará, comienzo que media entre los dos años de su visibilidad prometida y la posteridad de las obras, que es siempre mayor a la posteridad del evento. Esto no es más que un ajuste de cuentas con la memoria y enfrentamiento con el pasado, de los cebos que como fragmentos caleidoscópicos de otras obras que son siempre la misma obra. Así que no sólo sirven como carnada, sino que son la carnada de la pintura.

Peter Kroeger Arriba, óleo sobre tela, Desde el lago A la derecha, fotografía digital, en tren

06 07 La línea es tridimensional

Esa “pintura encarnada” de Peter K no indica que no pasó de la pintura a la instalación –como creen algunos2-, ya que las pinturas siguen ahí, en lo básico como nos dice Wollheim3: mancha, superficie y borde. El problema no es estar afuera de la pintura, como si a esta se le hubiera volatilizado. El problema es entender el adentro de la pintura. Su más reconcentrada posibilidad en donde la concurrencia de la materialidad de la mancha, el borde y la superficie es activada desde su inestabilidad como imagen.


Peter Kroeger Arriba, óleo sobre tela, Desde el lago A la derecha, fotografía digital, en tren

Por eso que no podemos confundir la muerte de la pintura con la muerte de un pintor. De ahí el homenaje a Jörg Immendorff (1945-2007), discípulo de Joseph Beuys, referente confeso de nuestro autor. Hace un tiempo Peter K viene trabajando con el muy sugerente título de Monumentos Bloqueados, donde hay una línea de corte fundacional en la idea de borrar la frontera con la pata. Misma constatación de la precariedad que se transmuta en manillas falsas que no pueden abrir puertas, porque estas no existen. O de muros móviles.

Peter Kroeger Arriba, óleo sobre tela, Desde el lago A la derecha, fotografía digital, en tren

Si coincidimos en que todas estas obras son pinturas, la pregunta ahora sería ¿por qué suenan las pinturas de Peter K? Hay una necesidad de ello, porque los sonidos son realidad exacta, viajan con la carga de su tiempo real, por lo que dan a la imagen inestable la posibilidad del atravieso, donde el paisaje se construye cada vez que aparece la pregunta por el lugar. Entremedio de lo cual está la eficacia del arte. José de Nordenflycht Notas: 1MADRID, Alberto “Monumentos Deslocalizados”, El Mercurio de Santiago, domingo 5 de agosto. 2 LASTARRIA, Carlos “Kroeger y Kroeger”, La Estrella de Valparaíso, martes 24 de julio. 3 WOLLHEIM, Richard La pintura como arte,Visor, Madrid, 1997.

08 09 La línea es tridimensional


La memoria del lugar: “El muro portátil” (1987-2007)

En ese momento no se pensó con proyección, no se sabía de la nominación de Valparaíso como ciudad patrimonial. En esa ocasión se realizó en el borde costero en un recinto municipal lindante con la maestranza Barón, hoy reconvertido en lugar de almacenaje. La segunda, es la de Kroeger, que transforma la Sala Puntángeles en un depósito de maniobras, en la que cita y recontextualiza materiales de obra. La continuidad entre 1987-2007 en la obra de Kroeger “Muro móvil” cuya materialidad son ladrillos, también estaban presentes en “Con Beuys”. Los ladrillos son la carga pesada de la arqueología de su obra. De ahí el título “La memoria del lugar” en términos de la relación metonímica sobre la obra y el lugar: continente – contenido, es decir, contenida en la ciudad, la cual en las últimas décadas ha experimentado remodelaciones en su caligrafía producto, entre otras actividades, de la modificación en la infraestructura para los procesos de carga y descarga en el Puerto, iniciados con la demolición de los tradicionales sitios de almacenaje. Hoy se construye un ante puerto y un túnel de acceso directo para evitar la circulación de camiones en la ciudad. Dichas operaciones son homologables con las maniobras que ejecuta Kroeger en el espacio de exhibición, releyendo las estratificaciones de las citas acumuladas tras el repintado de los muros. También en el marco de la VIII Bienal Internacional de Arte de Valparaíso, Kroeger puso en circulación un díptico desplegable, en el tiro una panorámica del Puerto de Valparaíso desde el paseo 21 de mayo, en su fondo un rostros fantasmal con sombrero (característico de Beuys). En el retiro, un texto de Kroeger “ha llegado 1 ConBeuys a Valparaíso” y otro “acerca de la instalación ConBeuys de Peter Kroeger y la sustancial colaboración de Rafal Penroz”. A un año de la muerte de Beuys (1986) Kroeger le rendía un homenaje, de algún modo era su escolta. Entre los arcos del recinto que lindan con la línea del tren, se veía el mar y algunas embarcaciones, como un telón de fondo con el que dialogaba la instalación de Kroeger. Cuando está aún no se transformaba en “Academia” y era consignada como género emergente en el capítulo 3 “la trasgresión de los límites en el libro Chile Arte Actual (1988) de Gaspar Galaz y Milan Ivelic. Con posterioridad o para la posteridad la imagen del díptico sería parte de la portada del libro de José de Nordenflycht Patrimonio Local: Ensayo sobre arte, arquitectura y lugar (2004) que introduce en uno de sus ensayos a modo de metáfora del libro la noción de “Glocal”. “Es todo aquel acontecimiento que responde a lo particular e interconecta con lo general; que es un territorio y de muchos –o todos- los territorios al mismo tiempo genérico o específico” 1. Finalmente, otro guiño con el título de la exposición “La Bienal de Peter K” es una alusión indirecta a “Documenta de Kassel” sólo que aquí se asocia con documentación en el sentido que la exposición no sólo es un “Muro portátil” de la temporalidad de la exhibición de la obra sino lugar de documentación de la historia de las memorias locales en asociación con las obras de dos décadas que dispone Kroeger como demarcación de hitos.

Entonces Beuys vino en barco, en tanto Kroeger en camión. En el comienzo la semejanza fonética de la designación “Con Beuys” con convoy, la primera el título de la obra de Peter Kroeger en la VIII Bienal Internacional de Arte Valparaíso 1987, la segunda, la analogía con esta escritura “Conjunto de vehículos terrestres o barcos de transportes acompañados de un escolta”, para referirme al camión con que llega Kroeger a la Sala Puntángeles el 2007 “La Bienal de Peter K”, que no es otra cosa que el traslado de la obra de él en dos décadas, unidas por el “Muro portátil”, que más que separar o levantar barreras es un puente. A dos décadas de las dos bienales, la primera el momento de mayor aceleración –“De la otra avanzada”- de la VIII Bienal; cuya convocatoria correspondía a escultura, montaje e instalaciones. Hoy, a dos décadas, dicha actividad ha sido discontinuada (1994).

Alberto Madrid Peter Kroeger Arriba, óleo sobre tela, Desde el lago A la derecha, fotografía digital, en tren

10 11 La línea es tridimensional

Nota: Nordenflycht, José. Patrimonio Local: Ensayo sobre Arte, Arquitectura y Lugar”. Editorial Puntángeles,Valparaíso 2004, Pág. 13


Territorio / Dibujo / Pintura Texto de Peter Kroeger Claussen

Campos de visibilidades Lenguaje / Expectación / Imagen Nota al pie del cuaderno de dibujo

Por la ventana el paisaje hacia donde escapo / detrás el mundo completo de sí mismo / al frente el paisaje con lo incompleto / lo desconocido / a donde cabríamos de futuro / el mundo pegado a la espalda con lo pasado / el paisaje es una ventana que mira hacia el más allá / hacia donde vamos acercándonos / con esperanza en esos estrellados soplados diurnos / nocturnos / vespertinos / crepusculares / amanecidos / sus colores nos completan y nos recuerdan / en el paisaje que se ve / no hay personas todavía visibles / porque pasan sin quedarse.

Peter Kroeger Arriba, óleo sobre tela, Desde el lago A la derecha, fotografía digital, en tren


Cuaderno de dibujo

Cuadernos y carpetas históricas

Obras y textos Peter Kroeger Concepto y diseño Sandra Marín

Obras y textos Peter Kroeger Concepto y diseño Sandra Marín

Peter Kroeger Arriba, óleo sobre tela, Desde el lago A la derecha, fotografía digital, en tren

Contribuciones a la investigación del dibujo como escritura visual

Peter Kroeger Arriba, óleo sobre tela, Desde el lago A la derecha, fotografía digital, en tren

El cuaderno da cuenta de la importancia del estudio de las imágenes en los territorios y las experiencias directas de observación sensible del mundo. Más que los productos los procesos tales como el acto creativo y la densidad o espesor del mismo son el centro de atención. Aparte de formalismos tales como descripciones de movimientos, manifiestos, recetas y manuales, el arte siempre logra pasar con algo que sorprende y conmueve. Crea un lenguaje que se desarrolla con el trabajo artístico y que opera con una llave o password para entrar en la comprensión y apreciación más plena del arte como portador de sentido. El lenguaje del dibujo transita paralelo al de la escritura. Como si fuera un texto el dibujo se puede leer. A principio del siglo pasado la fotografía ya esta instalada y comenzando a generar preguntas importantes a la pintura, al arte en general y a la imagen en particular. El collage irrumpe con fragmentos, se intenta una abertura en la imagen, la necesidad de entrar en ella y preguntar desde su interior. Una primera deconstrucción. Prontamente las instalaciones y las acciones de arte propondrán entrar físicamente a las obras. Los trabajos in situ así como las intervenciones en el espacio público darán cuenta de una progresión en la versatilidad de los materiales y soportes, junto a un desborde de marcos. La expansión de campos, el concepto ampliado de arte, el concepto de escultura social y la educación por el arte serán entonces los nuevos márgenes. Hasta aquí, la realidad pareciera querer ser expresada como soporte de obra. Los artistas creen hoy que ahí en la vida misma se necesita el arte. Enormes paneles recorren las ciudades y autopistas, interrumpen el paisaje. Imágenes trabajadas gráficamente, con sugestivos textos que dialogan con la fotografía, retocadas digitalmente hasta lograr una definición de foco, de línea, de puntos, de pixeles, que superan la nitidez con que nuestro ojo percibe el mundo circundante incluido uno mismo. Se construyen imágenes tan verosímiles pero no ciertas. La imagen no existe fuera del imaginario desde un punto de vista artístico. No es cosa. Es un tejido compuesto que requiere de una persona como mínimo para activarse. La imagen es en sí permeable.

14 15 La línea es tridimensional

Acercamiento a la variedad de obras Compendio visual

Preferentemente un libro fundamentalmente visual. Que sus textos sean complementarios y no la explicación de los Bilder -cuadros-, o imágenes que se presentan. Que sea visible la eficacia de la aparente precariedad del dibujo más básico, para verlo-leerlo como un texto visual. Entonces intentar usar pocas palabras, y muchas imágenes, visualidades creadas durante 33 años de ejercicio. La creación, la creatividad, y el arte comparten un fino entramado que llega hasta el cotidiano, hasta la realidad cotidiana, a los afectos de toda la humanidad. Sin persona no hay arte. Se encontraron estas obras y mapas de obras, en libretas cuadernos, agendas, trozos de papeles, boletas y en dibujos, o, incluso pinturas. Prima entonces la búsqueda de un lenguaje artístico que me permita articular una visión posible de compartir un alfabeto visual capaz de construir una imagen. Una síntesis, una economía de medios, un calce entre forma y contenido: campos visuales. Una obra visual suficiente, legible desde cualquier idioma en el presente.


El dibujo y la capa cromática Color gráfico, color en dibujo Peter Kroeger Claussen

Un color es sólo por su presencia, reconocimiento y existencia, un evento, un shock (H. Rorschach). El color es dos. Un color estará siempre determinado por la prescencia de otro. El color entra a un dibujo: a) El dibujo es una cancha donde ya ha comenzado un partido, hay un acontecer, un evento, una red de relaciones, datos, información ligada a la realidad y las personas. b) El color ingresa al dibujo sometiéndose, adaptándose a las circunstancias del dibujo, a su dinámica y actúa sobre este. Ambos son afectados, beneficiándose en esta mezcla que constituye la imagen a la que se le agrega una capa más. Como un indicador de capas superpuestas los dibujos y palabras actúan sobre los campos cromáticos hacia campos de visibilidades complejas. Dibujos y color se entremezclan en un tejido. Para los pueblos originarios el color tenía un valor simbólico que estaba asociado a las figuras cumplían precisas funciones. Esto se complementa con los estudios y definiciones fenomenológicas, experienciales, sobre la percepción y otras observaciones mencionadas como posibles leyes de su comportamiento, dan al color un valor nunca estable (W. Goethe, J. Albers, J. Itten, H. Maturana, C. Martinoya, F. Varela). Se establece que el color está en un rango de frecuencia oscilatoria de luz. En cada obra subyace una estructura como un tejido de sostén en el caso de las plantas: un xilema. Ése entramado es la “partitura” de cada creación y le podríamos llamar a eso también dibujo.Va desde la forma misma de cada soporte hacia su interior y dialogará así mismo con los contextos o entornos donde se encuentre, en una doble perspectiva, dos puntos de vista que según U. Blank tenían los bizantinos por estrategia visual. Una dinámica que nunca excluirá al observador que es quien completa la experiencia estética y confiere sentido real a las obras. Así como el color es 2, el color siempre va a depender o coactuar con su vecino. Las formas y configuraciones son igualemnete uan dinámicaentre Figura y Fondo. La inestabilidad de una imagen responde más a una condición de parpadeo, o un titilar, que a una situación de indefinición. Esta oscilación es importante destacarla por ser su mediación con el observador. El abecedario del color está presente en un continuo, es percibido por cada persona y se puede describir como: el color primario, secundario y sus mezclas, el color pigmento, el color luz, familia de colores, temperamentos o emociones, parientes cromáticos, temperatura del color y transiciones, el gris y el negro color, el color local o color hora. Peter Kroeger Arriba, óleo sobre tela, Desde el lago A la derecha, fotografía digital, en tren


Hoy se habla de alfabetización visual, lo que presume de la existencia de un lenguaje de la visualidad y previo a ello de un abc de la visualidad. ¿Cuál sería el abecedario del dibujo desde nuestra contemporaneidad? Y ¿cómo este lenguaje es posible de ser leído, interpretado, percibido en sus claves más elementales? El punto, la línea, el plano, el volumen, el movimiento, la distancia, la textura, son entre otras claves de visualidades claramente distinguibles y forman parte de la anatomía de la imagen. Esto es ya una parte importante del lenguaje del dibujo las que se articulan como redes formando y conformando, hacien posible que se exprese la voluntad configuradora de las personas. En el campo de la visualidad hay una escena del acontecer, en este marco, encuadre o frame tenemos un espacio de posibilidades donde tomarán forma las relaciones entre representaciones-significaciones las que dialogarán entre sí, junto a la información y la experiencia de realidad que tiene cada persona. El dibujo que hace una persona requiere ser “visto” para completarse, tiene que ocurrir “el acto de ver” (W.Wenders). Sólo en ése momento podemos hablar de dibujo y de imagen.

Peter Kroeger Arriba, óleo sobre tela, Desde el lago A la derecha, fotografía digital, en tren

Peter Kroeger Arriba, óleo sobre tela, Desde el lago A la derecha, fotografía digital, en tren

18 19 La línea es tridimensional


Un croquis, un boceto, o un plan de obra, un esquema de trabajo, un apunte, lleva junto a la diversidad de líneas algunas palabras, medidas, números, letras que luego son interpretadas cual partitura en la ejecución de la obra. Estos dibujos que son verdaderos mapas actualmente están en colecciones particulares, museos, fundaciones y son muy valorados y también considerados “obras de Arte”. Para quien los hizo, más que un producto final son fundamentalmente el paso necesario o conveniente de un proceso de reflexión y ensayo como en los experimentos o pruebas científicas. Esa caligrafía es un lenguaje interno, muy subjetivo, un mix entre dibujos y escritos como neologismos: una palabra, síntesis y lenguaje nuevo-innovador. Cada autor desarrolla sus ideas, visiones y relaciones que encuentra relevantes, donde se incluyen los márgenes de error y dudas, improvisaciones, divagaciones, citas y derivas. Podríamos decir que el dibujo tiene vocales y consonantes, tiene palabras, frases, párrafos con los que opera-combina para afirmar y hacer visible su intención. Peter Kroeger Arriba, óleo sobre tela, Desde el lago A la derecha, fotografía digital, en tren

El texto como dibujo

El dibujo es aquí interpretado como un compacto de ideas fuerza, como cartografías, planos o guiones. Estos mapas de pensamiento artístico son creados o a veces encontrados como found poetry. Según J. Beuys una vocal en dos variables fonéticas (o-ö) y su pronunciación son una forma escultórica primaria. Una emoción que encuentra su expresión, su lenguaje (H. Maturana). Esta expresión elemental grafica muy bien junto a la denominada preescritura la existencia subyacente y natural del lenguaje y su visibilidad como alfabeto visual. Visualidad y fonética están en la base de la expresión humana. - You start seeing when you start naming - (R. Matta). Ver y nombrar, nombrar es ver, señalar algo. Un texto que da cuenta del mundo construye una imagen y su estrategia basada fuertemente en la visualidad se complementa con el punto de vista. Al igual que un dibujo el texto puede mostrarnos una superposición de capas. Las tipografías, las familias de tipos, su espesor, inclinación, tamaño y color son de por sí parte del alfabeto visual. B. Hübner escribe sobre el horizonte de expectación (Erwartung Horizont) su propia visión de campo. La poesía concreta, los carteles, timbres, graffitis, etc, nos proveen de imágenes a partir de textos visuales, escritos que con una economía de medios logran contener, guardar y expresar visiones de mundo de gran complejidad en un tiempo instantáneo.

20 21 La línea es tridimensional

Peter Kroeger Arriba, óleo sobre tela, Desde el lago A la derecha, fotografía digital, en tren


Cualidades de la visualidad

Para mejor comprender las cualidades de la visualidad ha sido útil observar el dibujo desde una mirada estructural. Entendemos la creatividad como una capacidad de flexibilidad, plasticidad, adaptabilidad y economía de medios disponible para escribir una imagen como la expresión del punto de vista personal más pleno. El dibujo como el primer signo de Arte, aunque sea dibujar en el aire, da cuenta de la visibilidad o existencia o posibilidad de lo invisible. El dibujo es la lectura de la imagen con voz propia. Una acción que traza relaciones entre un aquí y un allá, un punto un cruce mínimo que pueda denotar un lugar como geografía es ya un dibujo. Una condición importante e intransferible es que se necesita de una persona para hacer y para ver, para activar una imagen. El dibujo como gesto significador es un indicador, un informador, así como en la primaria en el primer período de enseñanza de la escritura, tenemos la llamada pre-escritura. Esta opera hoy como un minimalismo que entusiasma por su sencillez y eficacia, por su ausencia de cargas simbólicas tradicionales, por su enorme libertad y acceso a cualquiera. Es una preparatoria, entre kinder y primero básico.

Peter Kroeger Arriba, óleo sobre tela, Desde el lago A la derecha, fotografía digital, en tren

Octubre 1982

(Cruzarte)

Quisiera a veces escribirlo todo a silvar si es posible

Uno es todos los personajes paternostro pintando los bordes

poder llamarse como se quiera cambiar de nombre siempre llamarse noviembre llamarse como piedra china pedro

recorremos el basural recorremos la zona de DESASTRE “Peligro: zona de”

Quien ponga nombres los nombres del origen El mar cubre los nombres

Con SENSIBILIDAD con mucho cuidado con ojo¿qué es un problema de pintura para ud? Hemos sido todos cruciales para la vida del otro.

22 23 La línea es tridimensional


El aula transparente Pintura, dibujo, fotografía, narrativa y video Proyecto de creación artística Pontificia Universidad Católica de Valparaíso

Peter Kroeger señala que el “El aula transparente” es “una sala de clases abierta, en la que se pueda entrar y salir en cualquier momento”, y en la cual hay charlas, conversación con los asistentes, proyecciones y exhibiciones de obras. “El aula transparente”, que cierra una iniciativa de creación artística del profesor Kroeger realizada con el patrocinio de la Vicerrectoría de Investigación y Estudios Avanzados de la PUCV a través del Concurso Interno de Proyectos, simula físicamente por fuera un tipi, tienda cónica que usaban pueblos indígenas nómades de Norteamérica. En este caso, son grandes palos de madera, dispuestos verticalmente y en diagonal, que se cruzan en su parte superior. PENSAMIENTO ARTÍSTICO El profesor PUCV espera que “El aula transparente” sea un lugar de encuentro que, dentro de un espacio académico, rompa visualmente con lo que tradicionalmente se entiende como tal, y sirva para conversar y abrirse a distintas expresiones y enfoques sobre el arte y el pensamiento artístico. Kroeger, quien suma treinta años de experiencia creativa y docente plasmados en obras visuales, catálogos, exposiciones, instalaciones, videos y otras realizaciones, resalta que le importa mucho “hacer notar el pensamiento artístico dentro de la universidad y en la comunidad en general. No solo hay pensamiento filosófico o científico, sino también desde el arte y en torno al arte. En el caso del dibujo, no podemos soslayar su centralidad tanto para la creación artística misma como para la educación, considerando que los niños dibujan desde muy pequeños y que aprenden a hacer líneas, figuras, las que muchas veces son el primer paso de creaciones más complejas y de gran valor. Pero cabe prestar atención a todo dibujo, pues en cada uno hay algo que nos habla”. “El aula transparente”, para su implementación, ha sido apoyada por Sandra Marín, la Vicerrectoría de Investigación y Estudios Avanzados, en especial a través de las direcciones de Investigación y de Innovación y Emprendimiento, y por la Dirección General de Vinculación con el Medio. Claudio Abarca Vicerrectoría de Investigación y Estudios Avazados PUCV


Peter Kroeger Arriba, óleo sobre tela, Desde el lago A la derecha, fotografía digital, en tren

El Académico Imaginario Esta publicación, de la cual Kroeger es editor junto a Sandra Marín, se erige como una plataforma de vinculación y creación artística, nacida como un dispositivo regional de difusión e integración innovador, que pone en valor diferentes actividades propias del arte, además de su relación con la comunidad. Exposiciones, publicaciones de obra, monografías de artistas y 1 obras no expuestas de carácter autónomo e independiente que se desarrollan en el campo de la cultura local, son algunas de las iniciativas de artes visuales que se exponen en esta nueva plataforma digital. “Hay personas y obras que son muy invisibles en relación a lo que está sobreexpuesto, como artista o como texto. Hemos actuado tratando de decir, en cierto modo, que estas personas y estos pensamientos existen y están relacionados con el arte, son liberadores y hablan de un arte que valora a la persona”. 26 27

http://issuu.com/elacademicoimaginario

Se trata de una publicación donde el diseño artístico es el principal protagonista, pues, a diferencia de otras publicaciones del rubro dirigidas a un público especializado, esta revista busca generar un vínculo fluido y directo con la comunidad a través del lenguaje visual. “Apostamos por una revista que es fundamentalmente visual, en la que la eficiencia de una imagen estuviera puesta en relieve, que no fuera minimizada por los textos”. El académico imaginario es un proyecto de innovación cultural que busca transformarse en un espacio de encuentro e integración entre los diversos actores de la escena artística local y sus audiencias. “Hemos sido sensibles al tema de producir pequeñas publicaciones y también otras que nos permiten tener un diálogo con los pares y con personas que también pueden estar interesadas y sensibles a nuestros escritos, a nuestras imágenes”. Genny Viedma Dirección General de Vinculación con el Medio PUCV


Tan lejos como cuando estábamos empezando Este es el ruido de algo La obra de arte en su proceso de transformación, en su campo de exposición en expansión definida e indefinible. Este catálogo es una proposición de acercamiento a una parte de la obra de Peter Kroeger Claussen, color e impresión sensible de su visualidad, en un primer mapa de visibilidades de su trabajo como artista visual. Sandra Marín EstudioRepisa

Peter Kroeger Arriba, óleo sobre tela, Desde el lago A la derecha, fotografía digital, en tren

Visite www.peterkroeger.cl www.estudiorepisa.com

28 29 La línea es tridimensional


La Linea es Tridimensional / La Linea tiene tres lados. / Tree sides of the Line.  

Writings about my doing in Art. Escritos junto a mis prácticas con la visualidad artistica.

La Linea es Tridimensional / La Linea tiene tres lados. / Tree sides of the Line.  

Writings about my doing in Art. Escritos junto a mis prácticas con la visualidad artistica.

Advertisement